Producción Forestal en Argentina

Recursos Naturales Combustibles Gas, Carbon y Petroleo

frente index9

Recursos Naturales Combustibles: Gas ,Carbón, Petróleo

El término energía posee diferentes connotaciones, pero desde los términos más generales, hace referencia a la capacidad para producir trabajo o para estimular cambios físicos.

Sin embargo, lo que nos interesa es su significado desde la geografía económica; en donde podemos dar tres puntos de vistas heterogéneos. 

El primero de ellos es entender a la energía como la materia prima indispensable para las actividades industriales. 

La segunda como parte instrumental económico, ya que se la requiere para activar todo tipo de maquinarias y herramientas.

Y finalmente se la entiende como un bien de consumo final, utilizada para el confort humano, desde la electricidad que poseemos hasta el enfriamiento de cualquier equipo en nuestro hogar.

Lo más importante y lo que debemos destacar en la historia del hombre, es que este ha logrado controlar, producir, usar y almacenar diferentes formas de energía, las cuales muchas veces han sido más complejas y de mayor eficacia para sus progresos.

recurso energetico natural, carbón

Como mencionamos anteriormente, encontramos diferentes fuentes de energía, es así como podemos clasificarlas, y en este caso lo haremos desde el punto de vista de su permanencia:

  • Autorenovables: hidráulica (ríos, mareas, etc.),  eólica, solar, geotérmica.
  • Renovables con la acción del hombre: biomasa (materia total de los seres vivos), utilizada para leña y carbón de leña.
  • No renovables: combustibles fósiles, gas natural, minerales radiactivos.

Por otra parte, los combustibles son de gran importancia para el mundo actual.

Esto se debe a que son utilizados para el funcionamiento de maquinarias y de los medios de transporte, así como también como materias primas en las industrias: siderurgia, petroquímica, etc., y para la calefacción entre otros usos.

A los combustibles también los podemos clasificar. Por ejemplo: encontramos los sólidos como el carbón mineral o fósil; los líquidos como el petróleo; y los gaseosos como el gas natural.

Su importancia

Para el normal desarrollo de nuestra vida cotidiana y de las actividades económicas que emprendamos, es importante el desarrollo de los diferentes productos energéticos que conocemos. 

Por ejemplo, el 80% de de la energía que es producida y consumida en el mundo, proviene de los combustibles fósiles como el petróleo, el gas natural y el carbón

Esto nos daría la idea de que la economía mundial depende en gran medida del uso de fuentes de energía no renovables. 

Es por esto que surge la incógnita del futuro abastecimiento energético, ya que el consumo y las proyecciones que los científicos realizan sobre esta tendencia son cada vez más preocupantes.

Si analizamos los distintos sectores de la economía implicados en el consumo de energía,  el industrial es el que consume y demanda más rápidamente de el. Seguido por el sector residencial, el de transporte, el comercial y sin lugar a dudas nuestro consumo diario de energía.

Gas y carbón

El carbón es un combustible fósil sólido.  Su origen es vegetal. Su producción es destinada en su mayor parte (67%) a la generación de energía eléctrica y el resto (30%) se utiliza para las industrias.

En cambio, el gas natural es una mezcla de gases, cuyo origen esta íntimamente relacionado con otro combustible: el petróleo. ¿Por qué? Porque en el proceso de formación de este último, se almacena una capa de gases, que se libera al perforarse los pozos para la extracción del mismo.

Esta fuente de energía (el gas) tiene diferentes aplicaciones, por ejemplo, se utiliza para la calefacción, para generar agua caliente y alimentos, para aires acondicionados y fundamentalmente para el sector industrial y la generación de energía.

Petróleo

A partir de la descomposición de restos orgánicos acumulados en las cuencas marinas se forma un hidrocarburo líquido denominado: petróleo.  

Sin embargo tal como se lo extrae de los yacimientos no puede ser utilizado, es por eso que a través de distintos procesos industriales se refina el mismo, obteniendo diversos productos que hoy utilizamos diariamente. Por ejemplo, se logran productos y combustibles en bruto, que luego son sometidos a otros procesos de mejoramiento hasta llegar a condiciones que puedan ser comercializables.

Este combustible constituye además la base de la industria petroquímica, con una variedad de cinco tipos de productos con finalidades disímiles.  Los plásticos (juguetes, bolsas, muebles, envases, etc.), fibras sintéticas, cauchos sintéticos, detergentes y abonos nitrogenados.

Es en el siglo XIX, con la expansión industrial y con la necesidad de utilizar nuevos combustibles, que comienza a explotarse auténticamente el petróleo como recurso.

Y se comienza a hacer a gran escala a partir de la invención del automóvil y ante las necesidades energéticas propias de la Primera Guerra Mundial.

Sumado a ello, el carbón que hasta el momento era la principal fuente de energía, se vio desplazado por el petróleo debido a su bajo precio.  Lo que permitió a los países europeos y fundamentalmente a Estados Unidos importando petróleo del Golfo Pérsico, expandir sus economías.

De todos los combustibles fósiles, actualmente es el más utilizado. Además es un recurso “estratégico” para los países que lo poseen, ya que varios sectores económicos dependen de el, como por ejemplo la industria y el transporte. Por lo que influyen en el abastecimiento y en los precios de los mismos.

Los mayores consumidores son los países altamente industrializados, tal es el caso de Estados Unidos con un 25% del total de petróleo consumido en el mundo, junto con Canadá, Alemania, Japón, Francia y Gran Bretaña, con algo más del 40% del consumo total.

Pese a la importancia de este recurso, debemos tener en cuenta que el mismo es una fuente no renovable, porque sus reservas se van agotando con el tiempo y su fuerte dependencia en la economía mundial, genera una situación de crisis energética permanente en constante crecimiento.

Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Fuente: Geografía Mundial y los desafíos del SXXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.  

Recursos Energeticos de Argentina Riqueza Natural

Recursos Energéticos de Argentina

  • Combustibles fósiles.
  • Energía Hidroeléctrica.

Recursos Energéticos: Pese a que es un bien de consumo final utilizado para el confort humano, la energía es de vital importancia para el desarrollo económico y para la satisfacción de las necesidades de la población de un país.

Y aunque no se la incorpora materialmente a los bienes o servicios producidos, forma parte del instrumental que se necesita para activar las maquinarias y herramientas en cualquier producción.

En Argentina, encontramos diversos recursos energéticos.  Por ejemplo, las cuencas petrolíferas y gasíferas; los ríos caudalosos como el Paraná y el Uruguay y otros que son importantes por su pendiente y no por su caudal, como los ríos del Desaguadero descendientes de la Cordillera de los Andes y los ríos de las Sierras Pampeanas, todos ellos empleados para la producción de energía hidroeléctrica.

También contamos con grandes superficies áridas y semiáridas con alta heliofanía, es decir, con mayor intensidad de la luz solar, para la utilización de la energía del sol. 

Tal es el caso de la región de Cuyo, las Sierras Pampeanas, la Puna y la cordillera Oriental.

Otro recurso energético es la acción del viento, llamada energía eólica, propio de áreas como la Patagonia, en donde los vientos son constantes e intensos. 

En este lugar, junto al litoral marítimo, encontramos la amplitud de las mareas que se podría utilizar para la energía mareomotriz.

Y por último, nos encontramos con áreas con actividad volcánica, como en Neuquén, en los volcanes Copahue y Domuyo, y otras localidades cercanas a la cordillera donde se aprovecha en reducidas proporciones la energía geotérmica, es decir, el calor interno de la Tierra.

Actualmente, nuestro país desea superar un gran desafío, el de reemplazar las fuentes tradicionales como el carbón, petróleo y gas natural (combustibles Fósiles), por aquellas energías alternativas que tienen las ventajas de ser inagotables y no contaminantes para el medio ambiente, ya que las primeras y de las que dependemos para cualquier actividad diaria, son recursos no renovables o dicho de otra manera, son fuentes de energía difíciles de recuperar.

Sin embargo, no son muy utilizadas estas alternativas ya que su inconveniente mayor es la alta inversión inicial necesaria para la construcción de dicha infraestructura de producción de energía. 

Como es el caso de los paneles solares utilizados en San Juan y Mendoza, o los Molinos de vientos como los del Parque Eólico Antonio Morán, en Comodoro Rivadavia.

A partir de la década de 1990 y en el marco de la Reforma del Estado, el sector de la energía eléctrica en la República Argentina, también sufrió un cambio. 

Impulsado su transformación mediante el paso del sector privado de las empresas públicas y la privatización de las etapas de exploración, extracción y exportación de los recursos energéticos, en su mayoría  fueron tomadas por empresas que no eran pertenecientes a nuestro país.

esquema matriz energetica de argentina

Esquema Matriz Energética de Argentina (2010)

Combustibles fósiles: El gas natural, el carbón y el petróleo, son combustibles fósiles.  Estos dos últimos, son utilizados en mayor parte para la producción de energía térmica.

En nuestro país contamos con cuencas sedimentarias de recursos petrolíferos y gasíferos. Actualmente son cinco las que se explotan, la Cuenca del Noroeste, la Cuyana, Neuquina, el Golfo de san Jorge y la Cuenca Austral.

El sector privado de nuestro país, el cual en su mayor parte está compuesto por capitales extranjeros, es el que se encarga de la explotación y el transporte del gas natural y del petróleo, así como también de las refinerías.

Sin embargo, desde su privatización, la extracción de petróleo crudo y gas natural creció enormemente. 

Por ejemplo, observemos lo siguiente, en 1990 la extracción de gas natural era algo menos de 30 millones de centímetros cúbicos, mientras que unos años después (1998), logró ser de 50 millones de centímetros cúbicos. 

Tal es así que con el petróleo crudo sucede lo mismo, pasa de 20.000 millones a alrededor de 37.000 millones de centímetros cúbicos en el mismo periodo.

Desde la integración del MERCOSUR se han acrecentado las exportaciones de combustibles a los países limítrofes.

Tal es el caso de Chile, el cual demandó más gas natural como consecuencia de la construcción de gasoductos, que permitieron su transporte más fácil y accesible; por ejemplo el construido en el norte del país, llamado Nor Andino.

Energía Hidroeléctrica: En Argentina, las mayores obras de infraestructura para utilizar este tipo de recurso y obtener energía, se encuentran en la cuenca del Plata y son de carácter binacional: ya que la represa de Yaciretá se encuentra sobre el río Paraná, compartida con nuestro país limítrofe, Paraguay; y la represa de Salto Grande, compartida con Uruguay sobre el río del mismo nombre.

Sin embargo, no son las únicas, también tenemos otras represas importantes situadas en áreas montañosas y otras sobre los ríos que se alimentan de deshielo como ser el caso de los Reyunos en Cuyo y el Chocón, Alicurá, Arroyito y Futaleufú en la Patagonia, entre otros.

Pese a contar con estas obras, nuestro país aprovecha reducidamente este tipo de energía con respecto a la magnitud del recurso.  Siendo además el mismo, autorrenovable y no contaminante al medio ambiente.

La energía eólica en la Argentina y América del Sur

La energía eólica (de Bolos, dios griego del viento) es la forma de energía que se relaciona con el aire en movimiento.

Ha experimentado un grado de desarrollo y de aceptación mundial muy significativos entre las nuevas tecnologías de aprovechamiento de las energías renovables: ya hay en todo el mundo alrededor de 3.500 megavatios de potencia instalada.

Esto es un claro ejemplo del aprovechamiento de energía sana para el ambiente, renovable y no contaminante, que permite evitar el uso de combustibles no renovables y la emisión de contaminantes a la atmósfera.

Además, colabora con el Programa Internacional de Cambio Climático Global, y con ella es posible controlar el efecto invernadero, según la prescripción del Tratado del Clima, en la Reunión Cumbre de la Tierra, que tuvo lugar en 1992 en Río de Janeiro.

El 12 de septiembre de 1992 se inauguró el Parque Eólico Antonio Moran Sociedad Cooperativa Popular Ltda., de Comodoro Rivadavia, en el Chubut, Argentina.

Esta central representa, por sí sola, el 46% de la potencia total de energía eólica instalada en Sudamérica. Si se consideran las centrales de toda la provincia del Chubut, representa un 49% de la potencia total, y si se considera la Patagonia, el 59%. La Argentina, a su vez, representa el 81% de la potencia instalada total.

Con la producción anual de energía del Parque Eólico Antonio Moran se evita la combustión de 6,5 millones de metros cúbicos de gas natural y de 5.520 toneladas equivalentes de petróleo.

Fuente: Documentación del Parque Eólico Antonio Moran Sociedad Cooperativa Popular Ltda. de Comodoro Rivadavia, Chubut.

Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Fuente: Geografía Mundial y los desafíos del SXXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.  

La Produccion Forestal Explotacion Riqueza Forestales Mundial

La Producción Forestal – Explotación – Riqueza Forestales

A diferencia de los productos que se obtienen de la producción agrícola y ganadera, los cuales no están disponibles naturalmente sino que el hombre debe producirlo a través de la mano de obra; hay otros productos primarios que las personas pueden utilizarlos a partir de su extracción directa de la naturaleza.

Tal es el caso de la actividad forestal, la minería, la extracción de combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón -, y la pesca. A partir de estas actividades se obtienen distintos tipos de materias primarias, que pueden ser de origen animal, vegetal o mineral, que luego sufrirán un proceso de transformación y posteriormente serán utilizados para elaborar otros productos en el sector industrial.

produccion forestal

En este caso, la actividad forestal, es la producción primaria que genera un poco más del 1% del PBI mundial. Sin embargo, son fundamentales para el desarrollo de nuestras actividades cotidianas y económicas, todos los productos elaborados con esa materia prima, por ejemplo los derivados de la industria de madera o las del papel.

El 30% de la superficie de la Tierra está cubierta por esa masa vegetal que conocemos como bosques, de los cuales se extraen los productos forestales.  El 96% del total corresponden a los bosques nativos, es decir a las formaciones naturales de árboles y el resto corresponde a aquellas plantaciones forestales o lo que se conoce como silvicultura (masas forestales implantadas).

En lo que respecta a la distribución de los bosques nativos, esta es muy desigual ya que el 60% de estos recursos naturales lo poseen sólo diez países.  La actividad forestal que se practica allí es de tipo extractiva, obteniéndose productos madereros y no madereros.

En lo que respecta a los primeros, la madera es el recurso forestal más importante destinándose en su mayoría a la industria de productos de madera y papel, y el reto para producir leña.  Esta producción de madera esta íntimamente relacionada a las condiciones climáticas de los países.  Por ejemplo en donde las especies crecen más rápidamente es en los bosques tropicales húmedos y bosques templados, ya que en los bosques fríos se explotan especies arbóreas de crecimiento más lento.

En cambio, cuando hablamos de productos no madereros, hacemos referencia a aquellos productos que se extraen del árbol- como los frutos, hojas, raíces- utilizadas para distintos fines –alimenticios, medicinales, aromáticos ornamentación, etc.-. Pero la función principal de estos productos, hoy en día nos es el comercio a nivel mundial, sino todo lo contrario su función sirve para satisfacer las necesidades de subsistencia de muchas familias rurales que dependen de ellas.

Formaciones forestales

Creemos necesario diferenciar las áreas con riqueza florística de aquellas con riqueza forestal, es decir conocer la cantidad de ejemplares de la misma especie por hectárea ocupada, todo ello para comprender en que se funda la actividad forestal.

Cuando hablamos de que tiene gran cantidad y variedad de árboles, estamos en presencia de un espacio rico florísticamente; sin embargo no siempre se aprovecha el mismo económicamente, ya que tiene poca cantidad de individuos de una misma especie. Por el contrario los que si se aprovechan económicamente, son aquellos que tienen cantidades suficientes de árboles de cada especie, es decir tienen riqueza forestal.

Es así como a nivel planetario, podemos distinguir tres grandes formaciones forestales. Cada una de ellas proveerá maderas de diferentes características, otorgándole a su vez un uso distinto.

Formación intertropical

En esta formación encontramos árboles de madera muy dura, apreciadas generalmente  para carpintería, lo que le otorga una gran importancia económica. Ejemplos de esta formación es la Amazonia, de donde se explota la caoba, el castaño de Pará y la Hevea brasiliensis. En África ecuatorial, se explota el ébano (madera negra y muy fina); en el sudeste asiático, se explota la teca y el sándalo. Otras áreas son importantes pero en menor medida que las anteriores, tal es el caso de la India, Indonesia, Nigeria, Zaire, Brasil, entre otros.

Bosque templado

Aquí se concentra la mayor parte de la producción y el consumo de madera industrial.  Desarrollándose una vegetación mixta, con especies de coníferas y de hojas caducas.  Por ejemplo hayas, abedules, álamos, robles, tilos y alisos.  Este tipo de formación hoy en día es el más perjudicado por el hombre, debido a que allí se han destruido por completo y contaminado en su mayoría las especies.

Bosque frío

La explotación de este tipo de bosque no es tan simple como el resto, ya que está formado por gran cantidad de árboles de pocas especies y un escaso sotobosque.  Es por esto que para su talado se utilizan distintos tipos de medios mecánicos.

Su localización también es una condicionante para su explotación, situado en el hemisferio norte entre los 50° y 70° de latitud y en las laderas de las altas montañas.

Esta formación esta compuesta por árboles de maderas blandas, como las coníferas – pinos, abetos, hayas y cedros- utilizadas para la construcción y la industria.

Estados Unidos, Canadá, Rusia, los países escandinavos, son algunos de los mayores productores madereros de esta formación.

Estado de los recursos

Actualmente, los bosques plantados son los que están creciendo, situación contraria a los nativos los cuales ocupan cada vez menor superficie.  Las causas de esto último se deben a la sobreexplotación de algunas especies y a la deforestación incontrolable en manos del hombre. Tal es así que cada año se pierden 13 millones de hectáreas de bosque nativo en el mundo.  La causa de esta deforestación es la explotación maderera y en algunos casos las tierras se destinan a la agricultura.

Esta deforestación masiva de la que somos conscientes genera serios problemas ya sea ambientales y además sociales; afectando sobre todo a aquellas miles de personas que viven y dependen de los bosques para subsistir. Si bien a nivel de cada país existen regulaciones para evitar este problema de devastación de un recurso natural como es el árbol, muchas empresas que con el fin único de obtener riqueza, no cumplen las normas impidiendo así la regeneración muchas veces de los mismos.

Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Fuente: Geografía Mundial y los desafíos del SXXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.