Resumen Teoría de la Evolución

Biografia de Cuvier George Vida y Obra del Naturalista

Biografia de Cuvier George-Vida y Obra del Naturalista

Georges Cuvier ( Montbéliard 1769- París 1832), naturalista francés, considerado el creador de la anatomía comparada y la paleontología, especializado en la reconstrucción de fósiles.

Se lo considera el padre de la Paleontología y de la Anatomía comparada. Estudió en Stuttgart, Alemania, y fue profesor en Fécamp, donde se dedicó al estudio de los moluscos.

En la evolución de las Ciencias Naturales, Cuvier ocupa un lugar intermedio entre la obra de catalogación de Linneo y Buffon y las teorías interpretativas de Darwin.

Biografia de Cuvier George, naturalista
Sus observaciones llamaron la atención de Etienne Geoffroy de Saint-Hilaire*, quien le consiguió un puesto en el Museo de Historia Natural de París. Enseñó en el Jardín de Plantas y en el Colegio de Francia, de París.

Abandonando la artificialidad de la clasificación formulada por el gran naturalista escandinavo, Cuvier buscó principios más adecuados a la realidad viva de la Naturaleza.

Al mismo tiempo, le cupo el mérito de haber iniciado los estudios paleontológicos y de haber relacionado los fósiles con la Geología.

Pero ante los problemas que planteaban sus propias deducciones, pretendió resolverlos mediante la teoría de los cataclismos, en la cual hallaba un acuerdo entre la revelación divina y los hechos que registraba en sus exploraciones y obras de sistematización.

Sus primeros estudios fueron en la Karlsschule de Stuttgart con el objeto de obtener una preparación administrativa (1784-1788).

A mediados de este año aceptó el cargo de preceptor de los hijos del conde de Hericy. Se trasladó a Fiquainville, cerca de Fecamp, donde inició sus trabajos sobre los braquiópodos y los moluscos.

Sus estudios le pusieron en contacto con varios hombres de ciencia— Tessier, Saint-Hilaire —, los cuales le incitaron a trasladarse a París y le proporcionaron una cátedra en la Escuela central del Panteón (1796).

Su erudición y sus nuevas ideas sobre la anatomía comparada le dieron muy pronto gran fama científica.

En 1799 sucedió a Daubenton en la cátedra de Historia Natural del Colegio de Francia y desde 1802 explicó Anatomía Comparada en el Jardín de Plantas.

La publicación de sus Lecciones de Anatomía Comparada (1800) acrecentó su reputación en los medios intelectuales e incluso políticos.

Revolucionó las clasificaciones del reino animal, basándolas en la Anatomía comparada y rompiendo con la idea anterior de que todos los animales forman una línea continua desde los más simples hasta el hombre.

Al dividirlos en cuatro tipos independientes (radiados, moluscos, articulados y vertebrados) afirmó la variedad inherente de la Zoología, abriendo paso hacia la teoría de la evolución de Darwin, que no llegó a conocer, aunque se opuso a las ideas evolucionistas de Lamarck.

Uno de los principios básicos que aplicó fue el de la correlación de las partes, que afirma que todas las partes del cuerpo de un animal están relacionadas entre sí y forman un todo coordinado.

Al enfrentarse con los fósiles (restos de animales desaparecidos) la aplicación de su principio le llevó a jactarse de ser capaz de reconstruir el esqueleto entero de un animal desconocido partiendo de un solo hueso, afirmación algo exagerada.

Su estudio de los fósiles fue exhaustivo y le hizo descubrir que la Tierra ha estado poblada por faunas muy diversas a lo largo del tiempo.

Para explicarlo, y puesto que rechazaba la evolución, propuso la teoría de las catástrofes, según la cual cada una de dichas faunas habría sido aniquilada totalmente por una catástrofe universal, seguida por la creación de una fauna nueva.

El diluvio de Noé habría sido la última catástrofe de la historia de la Tierra.

En 1803 fue elegido secretario perpetuo de la sección de ciencias físiconaturales del Instituto de Francia — del que era miembro desde 1796—, y Napoleón le nombró en 1808 miembro del consejo de la Universidad imperial.

Durante la Restauración fue consejero de Estado y recibió nuevas distinciones públicas, entre las cuales la de oficial de la Legión de Honor (1826).

Luis Felipe le creó par de Francia en 1831 y le expidió el nombramiento de ministro del Interior, del que no pudo posesionarse a causa de su muerte (París, 13 de mayo de 1832).

fuente

Biografia de Ohm Simón Obra Científica y Experimentos

Biografia de Ohm Simón
Obra Científica y Experimentos

Una vez Fourier hubo elaborado un sistema matemático que daba cuenta adecuadamente del flujo de calor, parecía que el mismo sistema podía emplearse para describir la corriente eléctrica. Mientras que el flujo de calor de un punto a otro dependía de las temperaturas de ambos puntos y de si el material que los unía era buen conductor del calor, la corriente eléctrica de un punto a otro podía depender del potencial eléctrico de los dos puntos y de la conductividad eléctrica del material intermedio. hm haciendo diversas experiencia de laboratorio, logró al fin determinar la famosa ley que lleva su nombre: «Ley de Ohm»

ley de ohm

Dice así: La magnitud de una corriente I eléctrica que pasa entre dos puntos es igual al cociente entre la tensión (o voltaje V) y la resistencia R del conductor por el que atraviesa dicha corriente. Esta es una ley de fundamental importancia, y una de las primeras que se aprenden al estudiar electricidad.

Hoy es conocida como la ley de Ohm, aunque en 1827, al ser enunciada por Jorge Simón Ohm, pasó inadvertida. De hecho, hubieron de transcurrir 16 años para que dicha ley recibiera 4a consideración que merece. En aquella época se prestaba mayor atención a los científicos jactanciosos y con amigos influyentes que a los de carácter reservado y tranquilo como lo era Ohm. Ohm nació en Erlangen (Alemania), en 1789.

ohm simon

Trabajando con alambres de diversos grosores y longitudes, el físico alemán Georg Simón Ohm (1789-1854) halló que la cantidad de corriente transmitida era inversamente proporcional a la longitud del alambre y directamente proporcional a su sección. De este modo pudo definir la resistencia del alambre y, en 1827, demostró que «la intensidad de la corriente a través de un conductor es directamente proporcional a la diferencia de potencial e inversamente proporcional a la resistencia». Ésta es la llamada ley de Ohm.

Era hijo de un maestro de taller, el cual decidió dedicarlo al estudio de las matemáticas y de la física. Y. el propio padre se puso entonces a estudiar estas disciplinas, para poder enseñar a su hijo lo aprendido, dándole clases cuando el muchacho salía de la escuela.

A la edad de 16 años, Ohm comenzó sus estudios en la Universidad de Erlangen, pero, desgraciadamente, la situación económica de la familia hizo que, al cabo de dos años, tuviera que dejar la universidad para colocarse como profesor en Suiza. Más adelante, pudo completar sus estudios y licenciarse; pero, por segunda vez, la falta de dinero le obligó a abandonar sus investigaciones en la universidad, volviendo, de nuevo, a su puesto de profesor.

Después de pasar 4 años enseñando física en Bamberg, se trasladó al Gimnasio de Colonia, donde llevó a cabo sus más importantes investigaciones.

Cuando Ohm comenzó sus experiencias, la electricidad se describía en términos muy imprecisos. No existía un modo exacto de expresar el comportamiento de una corriente eléctrica, y Ohm resolvió hacer algo en este sentido. Fourier había trabajado ya en la conducción del calor, llegando a la conclusión de que en un material conductor existía un gradiente de temperatura y que la cantidad de calor que conducía dependía de la caída de temperatura a lo largo del conductor.

Ohm se preguntó si la electricidad se comportaría del mismo modo que el calor, y si la diferencia de potencial jugaría aquí el mismo papel que la diferencia de temperatura jugaba en termología.

En sus últimos experimentos, Ohm utilizó como f. e. m. (fuerza electro-motriz) constante la proporcionada por un termopar (termocupla), constituido por cobre y bismuto soldados, una de cuyas uniones iba sumergida en hielo y la otra en agua caliente. Para medir la magnitud de la corriente, utilizó una aguja imantada, suspendida convenientemente. De este modo, Ohm pudo estudiar la magnitud de variación de la intensidad de corriente cuando se introducían en el circuito distintas resistencias.

Ohm era muy meticuloso en la realización de medidas y, a pesar de los instrumentos primitivos que utilizó sus resultados fueron lo suficientemente exactos como para demostrar, de manera concluyente, que la intensidad de corriente es igual al cociente entre la tensión y la resistencia. Ohm comprendió instantáneamente la importancia de su descubrimiento y supuso que le sería concedido un puesto en la universidad; en esta creencia, renunció a su cátedra de profesor en el Gimnasio de Colonia.

Las cosas no sucedieron exactamente así, y Ohm estuvo sin colocación durante 5 años; recién a los 60 de edad fue nombrado catedrático de la Universidad de Munich, cargo que desempeñó hasta su muerte, acaecida 5 años después, en 1854.-

EJEMPLOS PARA EXPLICAR DE LA LEY DE OHM

Fórmula General de Ohm

Un método sencillo de recordar las ecuaciones de la ley de Ohm: tapar: la cantidad buscada y los
dos símbolos restantes darán la fórmula requerida.

A condición de que las manifestaciones Físicas, tales como la temperatura, no varíen, la intensidad de la corriente (la cantidad de electrones en movimiento) que circula por un hilo es directamente proporcional a la diferencia de potencial (es decir, la diferencia de presión eléctrica que origina el movimiento de los electrones) entre las extremidades del hilo.

Este hecho se conoce con el nombre de Ley de Ohm. Veamos un ejemplo de esta ley: supongamos que tenemos un circuito en donde circula una corriente de 4 amperios. Por ejemplo una estufa eléctrica conectada a una red de 240 voltios. ¿Cuál es la intensidad de la corriente, si el voltaje de la red cae a 120 voltios?

La ley de Ohm nos dice que, ya que la diferencia de potencial (voltaje) se reduce a la mitad, la corriente debe reducirse en la misma proporción: se divide por dos. La nueva intensidad es, por lo tanto, de 2 amperios. En cada caso la relación voltaje/intensidad es la misma: 240/4=60 A ó 120/2=60 A

Por lo tanto, la ley de Ohm puede escribirse en forma de ecuación: V/I=constante

Si el voltaje, o diferencia de potencial, se mide en voltios, y la intensidad en amperios, entonces la constante, en vez
de ser simplemente un número, es por definición una medida de la resistencia del hilo; o sea, una medida de la resistencia que opone el hilo al paso de electrones a través de él. La resistencia se mide en unidades que reciben el nombre de ohmios.

Por tanto, diferencia de potencial / intensidad de corriente = resistencia en ohmios

Las resistencias medidas en ohmios se suelen simbolizar por el signo R; la diferencia de potencial en voltios se simboliza, generalmente, por V y la intensidad en amperios por I. Utilizando estos símbolos, la ley de Ohm puede escribirse en forma de ecuación: R=V/I. Que se desprende que V=I . R

En realidad, la corriente I=4 amperios es menor cuando la estufa está fría, ya que la resistencia de la mayoría de los metales aumenta con la temperatura. Por eso la ley de Ohm sólo es exacta cuando no varían las propiedades físicas.

Una resistencia de 60 ohmios presenta una oposición moderadamente alta al paso de la corriente eléctrica; si la estufa tiene una resistencia pequeña, digamos de 2 ohmios, presenta un camino mucho más cómodo y a su través pasa una intensidad mucho mayor.

¿Qué intensidad tiene la corriente que pasa por una estufa (con una resistencia de 2 ohmios) que se conecta a una red de 240 voltios? Como lo que buscamos es una intensidad, que se simboliza con una I, utilizaremos la ecuación:
I =V/R=240/2=120 amperios.

Ésta es una intensidad enorme (que fundiría los fusibles tan pronto como se encendiera la estufa). La mayor intensidad que puede soportar, normalmente, un fusible doméstico es de 15 amperios.

¿Cuál es la resistencia de una estufa eléctrica, que funciona justo a esta intensidad, con un voltaje de red de 240 voltios? Aquí lo que buscamos es la resistencia, simbolizada por una R, así qué lo mejor será utilizar la ecuación que contenga la R=V/I=240/15=16 ohmios (Ω)

También la ley de Ohm proporciona un método cómodo para medir voltajes. Un voltímetro sencillo es, realmente, un medidor de intensidad, o amperímetro. Nos indica la intensidad (I) amperios que el voltaje (V) que se quiere conocer hace pasar por una resistencia conocida (R) ohmios.

La magnitud del voltaje se deduce de la ecuación V=I . R- (No se necesita hacer el cálculo en la práctica, ya que esto se ha tenido en cuenta al calibrar el voltímetro.) Si un amperímetro, cuya resistencia total es de 200 ohmios, registra una corriente de 1/10 amperio, ¿cuál es el voltaje que impulsa a la corriente a través del amperímetro?.

O dicho en otras palabras, ¿cuál es la diferencia de potencial entre los bornes del amperímetro? De la ecuación:
V = I . R (esta ecuación es la preferible, ya que la V aparece en el lado izquierdo), se deduce el voltaje: 1/10 amp. . 200 ohm.=20 voltios.

ANALOGÍA DE LA CORRIENTE CON EL FLUJO DE AGUA

Lo intensidad de la corriente de un río es la cantidad de agua que pasa por debajo del puente en un segundo. La intensidad de una «corriente eléctrica» es la cantidad de electrones que pasa en un segundo por un conductor.

El movimiento del agua está producido por una diferencia de altura entre los extremos del río.
Un movimiento de electrones está producido por una diferencia de potencial entre los extremos de un conductor. La diferencia de potencial recibe el nombre de voltaje.

Cuanto mayor es la diferencia de alturas, mayor es la corriente de agua. Del mismo modo, cuanto mayor es la diferencia de potencial (voltaje), mayor es la corriente eléctrica. Al doblar la diferencia de alturas, dobla el flujo de agua; al doblar la diferencia de potencial (voltaje)/ dobla lo intensidad de la corriente. Ésta es la ley de Ohm.

La «estrechez» del río también controla la cantidad de agua que corre por debajo del puente en un segundo. Si el río es muy estrecho, la corriente es pequeña. Del mismo modo, la «resistencia» de un conductor controla el flujo de electrones. Si la resistencia es muy alta, la corriente eléctrica es débil. Si la resistencia es baja (equivalente a un río ancho), la corriente es intensa.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología – TECNIRAMA N°89 La Ley de Ohm

Que es una especie? Adaptación al Medio Darwin y los Pinzones

¿Que es una especie? Adaptación al Medio
Darwin y los Pinzones

La vida se presenta bajo formas muy diferentes. Esto se observa dando un paseo por el campo. Un olmo es muy distinto de un pino, y un conejo difiere mucho de una oruga. En el siglo XVII, el naturalista sueco Carlos de Linneo intentó hacer una clasificación completa de todos los organismos vivos de su tiempo.

Como resultado de una inspección y estudio cuidadosos llegó al reconocimiento de un gran número de especies diferentes. Cada especie consistía en individuos de parecido aspecto, los cuales se podían cruzar entre sí, y la descendencia era semejante a los padres.

Así, todos los conejos pertenecen a una especie, y todos los osos polares a otra. Hoy sabemos que todas las estructuras de los organismos están controladas genéticamente, es decir, que dependen de la influencia de unas pequeñas estructuras llamadas genes, presentes en los cromosomas de las células vivas.

Los miembros de una especie linneana son todos de aspecto parecido, porque la estructura y la distribución de genes en sus cromosomas son iguales. Cada especie guarda su propia identidad, porque los genes, en sus cromosomas, no se combinan con los genes de los cromosomas de otra especie.

Así, pues, en vez de definir una especie en términos de su aspecto, hoy se puede definir en términos genéticos. Una especie es un grupo cuyos miembros, en estado natural, se cruzan entre sí, pero que no pueden cruzarse con miembros de otro grupo.

LA  EVOLUCIÓN Y LAS  ESPECIES

Linneo era un creacionista. Él consideraba que todos los grupos o individuos diferentes (especies) no sólo están separados hoy, sino que lo estuvieron siempre. Todas las especies fueron creadas al mismo tiempo, y ninguna cambió desde entonces.

DARL VON LINNÉ (LINNEO) (1707-1778):

DARL VON LINNÉ (LINNEO) (1707-1778): Naturalista sueco conocido principalmente por sus trabajos de botánica. Es autor de una clasificación de las plantas en veinticuatro clases, según los carecieres obtenidos del número y la disposición de los estambres. Las subdivisiones de las clases las estableció con arreglo al número y disposición de los carpelos del pistilo. Su sistema de clasificación fue acogido con inusitado entusiasmo y unanimidad. Menos conocida es su clasificación del reino animal, notable para su época.Sin embargo, no debe olvidarse que, originalmente, al dar a conocer sus trabajos acerca de la reprodución de las flores,cuando dijo que las plantas, como los animales, tienen diferencias sexuales a las que se debe su reproducción, fue tachado de degenerado y corruptor. El sistema de Linneo, con todo lo notable que resulta, tenía defectos y el principal de ellos consistía en que suponía las especies fijas e inmutables. Fue Linneo quien inventó la palabra «primates» para los mamíferos erectos.

La teoría de la evolución basada en la selección natural, propuesta en 1859 por Wallace y Darwin, explicaba las cosas de modo distinto. Según ella, los organismos más complicados provienen, por cambios graduales, de los más sencillos. Por tanto, en alguna etapa, una especie evoluciona para convertirse en otra. ¿Cómo ocurre esto?.

Ciertamente, no de manera directa. Cuando dos individuos de la misma especie se cruzan, producen descendencia muy parecida a los padres, y no un individuo que pertenezca a una especie nueva. Los perros siempre procrean cachorros y no gatitos. No se cruzan dos miembros de especies diferentes para producir una tercera especie.

Excepto en casos muy raros, las especies diferentes no pueden cruzarse para tener descendencia. Un gato no se cruza con un perro para procrear un animal que sea mitad perro y mitad gato.

Los procesos evolutivos tienen lugar a lo largo de mucho tiempo. Miembros de la misma especie pueden quedar separados  por  barreras  geográficas,   como ríos, montañas o mares. Se establecen dos o más poblaciones distintas, y cada una, por selección natural, se va adaptando a las condiciones peculiares de la zona que habita.

cangrejos apareandosé

Con frecuencia, los machos de cada especie «cortejan» de manera particular a la hembra. Esta peculiaridad garantiza los cruces sólo entre miembros de la misma especie. Si las especies pudieran mezclarse libremente, la adaptación de cada una a un modo de vida característico desaparecería   rápidamente.

De este modo, se forman las razas. Una raza es ligeramente distinta de otra, aunque los miembros de razas diferentes pueden entrecruzarse y tener descendencia. El hombre —especie Homo sapiens— ilustra muy bien la formación de razas.

En todo el mundo hay poblaciones de hombres que tienen características propias: negros, bosquimanos, mongoles, etc. Cuanto más tiempo permanece una raza separada de otras de la misma especie, es más posible que vaya divergiendo en su aspecto y en su constitución genética. Finalmente, llega a una etapa en la que es tan distinta de las otras razas, que no puede entrecruzarse con ellas. Entonces constituye una nueva especie.

Entre raza y especie puede haber un límite muy estrecho. Se alcanza una situación en la que es factible un grado de entrecruzamiento entre los miembros de las dos poblaciones. El aislamiento total de dos poblaciones que no pueden entrecruzarse no se alcanza por completo; sin embargo, la descendencia es normalmente estéril o tiene debilidades inherentes que le impiden sobrevivir.

Un ejemplo de esto son el caballo y el burro. Aunque estos animales son dos formas evidentemente separadas, todavía logran entrecruzarse. Sus descendientes, los mulos, no pueden reproducirse por cruce entre sí mismos, pues son estériles.

cruza caballo y burro

Tales casos no son raros y, aunque complican la separación entre una raza y una especie, proporcionan, sin embargo, datos que demuestran que todavía operan los procesos evolutivos. Marcan etapas en la formación de especies que aún no se han completado.

Linneo se dio cuenta de que algunas especies eran muy parecidas a otras y sólo se distinguían por pequeñas diferencias estructurales. Por eso clasificó las especies parecidas en grupos mayores, llamados «géneros». Cada individuo, en su clasificación, tenía dos nombres (nomenclatura binaria). El nombre genérico se escribía en latín, con la primera letra mayúscula, e iba seguido del nombre específico, también en latín, pero con minúscula. Así, el ranúnculo dé los prados se llama «Ranunculus acris». El nombre específico es «acris», mientras que el nombre genérico es «Ranunculus», que es compartido por flores parecidas, como, por ejemplo, el ranúnculo trepador: «Ranunculus  repens». El sistema de Linneo para dar nombre a los organismos vivos es el método científico usado en la actualidad. La explicación del parecido de algunas especies es que están muy relacionadas, ya que pueden haber evolucionado una de otra, o quizá tienen un antecesor común.

picos de los pinzones

Darwin descubrió casi una docena de espesies de pinzones que viven en las islas Galápagos, en el Océano Pacífico. Se cree que la especie ancestro del pinzón llegó de Sudamérica, que dista 960 kilómetros, al Este. En distintas partes del archipiélago evolucionaron especies diferentes, que se adaptaron a formas particulares de alimentación.

LOS PINZONES DE DARWIN:

Tal y como lo dejó escrito él mismo, la idea de evolución se presentó en la mente del joven Darwin cuando el naturalista británico, que había embarcado a bordo del Beagle en 1831, arribó al archipiélago de las Galápagos, islas volcánicas situadas en la línea del ecuador.

beagle darwin

La observación de la particular fauna de estas islas condujo a Darwin en la dirección correcta. Advirtió que la población animal estaba formada por ejemplares de especies diferentes, aunque similares, a las que vivían en el continente. A pesar de la presencia destacada de iguanas marinas y tortugas gigantes (denominadas «galápagos»), fueron en realidad unos pájaros los que inspiraron su teoría: los pinzones.

Hasta trece especies de estas aves pueblan aquellas pequeñas tierras emergidas del mar. A pesar de que son muy parecidos en su aspecto general, esos pinzones presentan diferencias sustanciales en una parte del cuerpo: el pico. Tales diferencias no afectan tanto a las dimensiones y al color como a la forma, que se ha modificado según los distintos regímenes alimenticios.

En algunos ejemplares la extremidad tiene forma de gancho, pequeño y delgado; en otros es grueso y grande. En el curso de sus investigaciones, el naturalista intentó formular una explicación racional: la causa de todo ello no era la voluntad creadora divina (como creían con firmeza los investigadores de la época), sino, mucho más sencilla y lógicamente, un pinzón ancestral que vivió en tiempos remotos (hoy se plantea la hipótesis de entre uno y cinco millones de años), una especie de prototipo del que derivaron, a lo largo del tiempo, todos los demás.

En estas islas, auténtico laboratorio a cielo abierto, es posible observar la forma de actuar de la selección natural, y verificar la teoría en la práctica. En una pequeña isla del archipiélago, Gran Dafne, viven dos especies de pinzones, una de pico mediano grueso y la otra de pico largo y delgado. La alternancia de estaciones secas y lluviosas, que produce variaciones en la flora local (con cascaras duras y con cubiertas más tiernas y fáciles de romper) y más precisamente en las plantas de las que se alimentan las aves, provoca cambios en la población de los animales.

En los años de sequía, cuando las semillas son más duras, se observa un aumento en las dimensiones corporales y en el pico, mientras que en los años lluviosos el fenómeno se invierte. Si el clima determinase una subida estable de las temperaturas, sería posible plantear la hipótesis de un cambio gradual de la población de pinzones hacia una «forma nueva» más robusta, una nueva especie.(Fuente: Enciclopedia Temática Espasa)

SOBRE LA EVOLCUCIÓN: La evolución de las distintas especies nos muestra un tiempo en que un determinado grupo de animales señorea el planeta y abundan tanto que es posible encontrarlos prácticamente en todas las regiones del Planeta.

Luego este grupo decae, degenera, cambian las condiciones climáticas y se hace más difícil su vida, hasta que se extingue totalmente o bien deja como supervivientes algunos individuos de talla más reducida, más débiles y escasos, verdadera degeneración de sus antecesores.

Al mismo tiempo, en la mayor parte de los casos, la aparición de un grupo nuevo se realiza a partir de un animal pequeño, diminuto, indefenso, que por sucesivas mutaciones da, a veces, una gran variedad de formas. El caso del caballo es típico.

El eohippus (imagen abajo) era un animal de la talla de un perrito faldero que vivió a principio de la Era Terciaria y por sucesivas transformaciones y cambios ha dado lugar al caballo actual. Cada especie se presenta en el momento propicio, se desarrolla, se estabiliza, declina y tiende a desaparecer. Y una vez extinguida, no vuelve a resurgir nunca más, como si el fenómeno de la evolución fuese irreversible.

La aparición de la hierba permitió la de los ungulados, rumiantes, paquidermos, etc., los cuales elaboraban su propia carne a expensas de los vegetales, pero esta carne era utilizada por otro grupo de animales, los carnívoros, que no podían sintetizar las proteínas directamente de los vegetales. El encadenamiento de intereses primarios, si bien cruel e implacable, se hizo ya perfecto.

La evolución se había acelerado porque los cambios se precipitaron en los últimos centenares de siglos. En efecto, la aparición de los primeros artrópodos, insectos y crustáceos requirió millones de siglos, mientras que la evolución de los peces óseos se realizó en unos 350 millones de años, el desarrollo de los pájaros data de 150 millones de años y la diversificación de los mamíferos necesitó solamente unos 40 millones de años.

La presencia de los primates es reciente. Los lemúridos surgen hace unos 35 millones de años y los grandes monos no cuentan más allá de los 20 millones de años.

A nuestros ojos humanos la evolución está ya detenida, porque se ha llegado, en la escala zoológica, a la máxima perfección con la aparición del homo sapiens, pero si la primera muestra de vida apareció hace más de 500.000.000 de años, ¿qué representa ante esta cifra nuestros 2.000 años de civilización cristiana o los 100.000 que nos separan del hombre de Neanderthal?.

CASOS DE ADAPTACIÓN: Cuando unos ingenuos navegantes dejaron en libertad unas cuantas cabras en la isla de Santa Elena, no podían suponer que estos voraces animales terminarían con toda la vegetación de la isla, por la sencilla razón de que en aquel entonces no existía, en tan apartado lugar del Atlántico, animal alguno que se encargara de exterminar a las cabras que se multiplicaron fabulosamente.

El caso de los conejos australianos es de sobra conocido. Cuando se introdujeron en el quinto continente como animales de importación, no existía nadie que se encargara de frenar su proliferación exorbitante. Durantes muchos años el Gobierno federal de Australia ha de invertir cuantiosas sumas para estimular a los cazadores de conejos.

Muchas especies animales y vegetales han desaparecido por imperativo de la Naturaleza, que establece una ley de selección por la cual tienden a extinguirse los animales de mayor tamaño, pero el gran destructor es el hombre.

Bastaron 30 años de colonización del Oeste americano para que desapareciera el búfalo, que había alimentado durante siglos a todos los pieles rojas de Norteamérica.

Todos los seres vivos están dotados de medios defensivos y ofensivos en esta implacable lucha por la existencia. Si los tigres disponen de uñas y garras, las gacelas poseen piernas ágiles y oído finísimo. Los erizos pueden replegarse hasta convertirse en una bola de púas, mientras ciertas mariposas, gracias a un mimetismo prodigioso, pasan inadvertidas cuando se posan en el tronco de un árbol. Las rosas tienen espinas, las medusas descargan líquidos irritantes, la mofeta excreta sustancias de olor insoportable y las tortugas se esconden en su caparazón.

En las peores circunstancias, cuando desaparece el agua, y no existe alimento alguno, los animales superiores mueren, mientras que algunos situados en la escala inferior subsisten enquistándose. Después de 25 años de haberse reducido a la sequedad casi absoluta, ciertos caracoles del Sahara vuelven a la vida cuando el medio en que se habían aletargado se humidifica.