Stgo. del Estero

Recursos del NOA:Principales Recursos Naturales del Noroeste Argentino

Recursos Naturales del NOA (Noroeste Argentino)

Ver: Información General de la Republica Argentina

El Noroeste Argentino (NOA) comprende un vasto espacio integrado por cinco provincias, Catamarca, Jujuy, Salta, Santiago del Estero y Tucumán. La Rioja, de acuerdo con la nueva división regional, pertenece a la región del Gran Cuyo.

El NOA forma parte del Norte Grande, creado a partir del tratado interprovincial suscripto en la ciudad de Salta el 9 de abril de 1999 entre las provincias de Catamarca, Corrientes, Chaco, Formosa, Jujuy, Misiones, Tucumán, Salta y Santiago del Estero.

El objeto primordial de este tratado es la creación de la región Norte Grande y la concreción de la integración de las  provincias del NOA y el NEA, con el fin de lograr en la realidad un sistema efectivo de censo y acción conjunta entre los estados partes.

El Consejo Regional del Norte Grande es el máximo ente de gobierno regional, integrado por la Asamblea de Gobernadores, la Junta Ejecutiva y el Comité Coordinador, formado por un representante del NOA y otro del NEA, ambos son además miembros de la Junta Ejecutiva.

El NOA, en conjunto, cubre 470.184 km2 de superficie y contiene una gran variedad de amates naturales, sociales, políticos, económicos y culturales.

Históricamente, la región se ha caracteterizado por la existencia de permanentes flujos de emigrantes relacionados sobre todo con pobres logros económicos de las provincias que componen la región, por la inequidad en la distribución de los recursos y por el crecimiento natural elevado que supera los límites sustentables en las áreas rurales, lo que contribuyó a la concentración de la población en las áreas urbanas, con el crecimiento desmedido de las grandes aglomeraciones urbanas de la región

El NOA es una región con diversidades ambientales, sociales, económicas y culturales significativas que posee grandes potencialidades y se encuentra en un momento histórico de su transformación.

Sin embargo, debe resolver cuestiones básicas que operan como obstáculos serios a su desarrollo sustentable, especialmente referidos a la marginalidad, y la pobreza de pus de su sociedad y al manejo insostenible del ambiente y los recursos naturales.

Especialmente urgente es la erradicación de la pobreza extrema de manera de permitir un desarrollo duradero y equitativo.

La educación y la salud pública deben fortalecer su énfasis en la prevención y en la mejora  de la accesibilidad, a través de iniciativas como los municipios saludables, programas y provee tos orientados a comunidades y familias en riesgo social y sanitario.

La conciencia sobre la fragilidad de algunos de los ecosistemas de la región (especialmente la Puna, las áreas de montaña y la selva pedemontana) y sobre la escasez de agua en parte del Chaco árido es clave para reconocer que los impactos de un desarrollo territorial que no sea sustentable; se están produciendo de manera rápida, lo que atenta contra sus posibilidades de recuperación.

El desarrollo productivo, la incorporación de inversiones extrarregionales y los procesos de industrialización deben realizarse dentro de un marco de desarrollo integral y no como cuñas o islas de modernización que ahonden y cristalicen la existencia de una sociedad y una economía a dos velocidades.

La sociedad y la economía de «menor velocidad» es parle de la realidad y necesariamente debe ser incorporada en la estrategia de desarrollo de la región no como lastre , sino como un aporte a esta.

La diversidad de géneros de vida y de culturas, tanto como la biodiversidad (ventajas de la región) deben ser protegidas para generar una comunidad sostenible.

El papel de los municipios y las redes sociales locales deben ser fortalecidos de manen de promover el desarrollo local y la participación germina en la búsqueda de un modelo de desarrollo para toda el Noroeste y no solamente para aquellas áreas y/o subsectores que logren insertarse en la economía global.

Asimismo, se deben fortalecer los vínculos de la región con el NEA, especialmente en relación con las políticas productivas de incorporación de valor agregado e industrialización, trabajando en los obstáculos a la comercialización de los productos de las economías regionales.

En relación con ello, es clave el papel de la infraestructura de transporte con una percepción territorial que además fortalezca la privilegiada posición de la región en relación con los países limítrofes y en la integración biooceánica, según se ha explicado en el capítulo que analiza el transpone.

Temas Relacionados:

Principales Recursos Naturales del Noroeste Argentino
Principales Recursos Naturales del Nordeste Argentino
Recursos Alimentarios: Alimentos Agricolas y Ganaderos:Cereales
Recursos Forestales: La Silvicultura y El Usos de Los Bosques
Usos del Agua Riego Industrial y Consumo Humano
Recursos Naturales Hidricos Reparto del Agua en el Planeta
Recursos Naturales Minerales

Enlace Externo: Región y Recursos NOA

Recursos del NEA:Principales Recursos Naturales del Nordeste Argentino

Principales Recursos del NEA (Nordeste Argentino)

Ver: Información General de la Republica Argentina

MISIONES:

La producción de la provincia representa el 0,6% del PBI nacional. Las actividades principales son la agricultura, la ganadería y la explotación forestal. Se localizan en Formosa algunas industrias que procesan productos obtenidos a partir de actividades primarias.

Principales producciones

Algodón:

Este cultivo es tradicional en la provincia y lo realizan numerosos pequeños productores agrícolas en los departamentos del este y centro provincial.

El principal destino de la fibra cosechada es la elaboración de hilados que se lleva a cabo en otras provincias del país, especialmente en Buenos Aires. Las semillas se utilizan en las aceiteras ubicadas en la provincia de Santa Fe.

Actividad forestal:

Se realiza especialmente sobre el bosque nativo, explotando en particular el algarrobo. Con las maderas obtenidas se elaboran muebles, tablas y carbón. También se procesa la producción para la obtención de tanino, un curtiente natural.

Frutas y hortalizas:

Se producen bananas, pomelos, melones, zapallos, pimientos y tomates. Algunos productores cultivan las hortalizas bajo cubierta y con riego.

Se obtienen productos «primicia», es decir, que llegan al mercado antes que los obtenidos en otras provincias del país. Estas producciones se localizan en los departamentos del este provincial.

Ganadería:

Esta actividad se desarrolla en toda la provincia, aunque en los departamentos del este se cría ganado bovino en mayor cantidad y en los departamentos del oeste predomina el ganado caprino.

La alimentación de animales se realiza sobre los pastos naturales.

La producción más importante se basa en el ganado bovino obtenido por cruza de razas cebú y otras más finas, como Hereford o Shortorn.

Gran parte de los animales se envía a las provincias pampeanas para completar el ciclo de engorde y cría.

Petróleo:

La extracción de petróleo se realiza en el departamento Ramón Lista, al oeste de la provincia. La participación de la producción provincial en el total nacional es muy baja (0,5%).

Casi la mitad de lo obtenido se envía a las refinerías de Salta para su transformación, el resto se exporta como petróleo crudo.

Principales industrias:

La provincia cuenta con muy poco desarrollo industrial, concentrándose en la elaboración de algunos productos primarios como la separación de la fibra y la semilla de algodón en desmotadoras, la transformación de maderas en los aserraderos y fábricas de muebles o la elaboración de tanino.

Fuente: Ministerio de Economía, Agencia de Desarrollo e Inversiones (ADI), Buenos Aires, 2004.

 ►CHACO:

La economía chaqueña se asienta tanto en la producción primaria como en las agroindustrias derivadas,  principalmente la elaboración de fibra de algodón, tanino y frigoríficos.

El Producto Bruto Geográfico (PBG) de la provincia del Chaco representa aproximadamente el 1,25% del PBI nacional.

Principales producciones:

Dentro de los cultivos de mayor importancia, se destacan el algodón (cultivo tradicional) y la soja (un nuevo cultivo).

Complejo algodonero:

La producción de algodón en bruto representa alrededor del 60% de la producción nacional y se destina tanto al mercado interno como al externo.

Es una actividad que suele tener años de expansión y de retracción, muchas veces vinculados con el aumento o descenso de los precios internacionales.

La fibra es obtenida en el proceso de desmote (separación de la fibra de la semilla en plantas desmotadoras); su producción presenta los mismos altibajos que la producción de algodón en bruto.

La producción de hilados (tercera etapa en el complejo) tiene poco desarrollo en la provincia.

Soja:

Además de ocupar tierras nuevas en la frontera agrícola sobre el bosque chaqueño, este cultivo reemplazó en muchas zonas al algodón.

En los últimos años es el cultivo que ocupa mayor superficie, aunque representa sólo el 4% de la producción nacional.

Otros cultivos que han reemplazado zonas tradicionales de algodón son el trigo, el girasol y el maíz.

Ganadería:

La cría de ganado vacuno es tradicional en la provincia (su stock asciende a 2 millones de cabezas). En menor proporción se realiza la explotación de ganado caprino y ovino.

La industria frigorífica destina su producción principalmente al mercado provincial, siendo de escasa relevancia la proporción exportada.

Complejo forestal:

La actividad forestal se basa en la explotación de especies nativas, especialmente de quebracho y en segundo lugar, el algarrobo. Los productos forestales son principalmente rollizos (con destino a la producción de tanino, muebles de algarrobo y durmientes), de menor importancia es la producción de carbón, postes y leña para combustible.

Las fábricas de tanino utilizan quebracho para la extracción de tanino, del cual se obtienen sustancias curtientes, resinas y dispersantes.

Más del 90% se destina a la exportación, mientras el resto se comercializa en el mercado interno. Los principales compradores son Argelia, Australia y Bangladesh.

Fuente: Ministerio de Economía, Agencia de Desarrollo e Inversiones (ADI), Buenos Aires, 2004.

• ►FORMOSA:

La producción de la provincia representa el 0,6% del PBI nacional, Las actividades principales son la agricultura, la ganadería y la explotación forestal. Se localizan en Formosa algunas industrias que procesan productos obtenidos a partir de actividades primarias.

Principales producciones

Algodón: Este cultivo es tradicional en la provincia y lo realizan numerosos pequeños productores agrícolas en los departamentos del este y centro provincial.

El principal destino de la fibra cosechada es la elaboración de hilados que se lleva a cabo en otras provincias del país, especialmente en Buenos Aires.

Las semillas se utilizan en las aceiteras ubicadas en la provincia de Santa Fe.

Actividad forestal:

Se realiza especialmente sobre el bosque nativo, explotando en particular el algarrobo.

Con las maderas obtenidas se elaboran muebles, tablas y carbón. También se procesa la producción para la obtención de tanino, un curtiente natural.

Frutas y hortalizas: Se producen bananas, pomelos, melones, zapallos, pimientos y tomates.

Algunos productores cultivan las hortalizas bajo cubierta y con riego.

Se obtienen productos «primicia», es decir, que llegan al mercado antes que los obtenidos en otras provincias del país. Estas producciones se localizan en los departamentos del este provincial.

Ganadería:

Esta actividad se desarrolla en toda la provincia, aunque en los departamentos del este se cría ganado bovino en mayor cantidad y en los departamentos del oeste predomina el ganado caprino.

La alimentación de animales se realiza sobre los pastos naturales.

La producción más importante se basa en el ganado bovino obtenido por cruza de razas cebú y otras más finas, como Hereford o Shortorn.

Gran parte de los animales se envía a las provincias pampeanas para completar el ciclo de engorde y cría.

Petróleo:

La extracción de petróleo se realiza en el departamento Ramón Lista, al oeste de la provincia. La participación de la producción provincial en el total nacional es muy baja (0,5%).

Casi la mitad de lo obtenido se envía a las refinerías de Salta para su transformación, el resto se exporta como petróleo crudo.

Principales industrias:

La provincia cuenta con muy poco desarrollo industrial, concentrándose en la elaboración de algunos productos primarios como la separación de la fibra y la semilla de algodón en desmotadoras, la transformación de maderas en los aserraderos y fábricas de muebles o la elaboración de tanino.

Fuente: Ministerio de Economía, Agencia de Desarrollo e Inversiones (ADI), Buenos Aires, 2004.

• ►CORRIENTES:

El Producto Bruto Geográfico (PBG) de la provincia de Corrientes es aproximadamente el 1,1 % del PBI nacional.

Se destaca la producción y elaboración de productos primarios como el algodón para hilados y tejidos, yerba mate, frutas y hortalizas, carne bovina, tabaco y cigarrillos.

La cría de ganado vacuno es tradicional en la provincia, ocupa ; alrededor del 80% del territorio provincial.

Principales producciones

Vacunos:

La zona con mayor producción se encuentra al sur del río Corriente, donde las tierras con pasturas son más aptas.

La mayor parte de la producción ganadera se destina al consumo en la provincia. Se producen razas como la cebú, que se adaptan a las condiciones naturales, y razas británicas.

Ovinos:

El stock correntino produce un volumen de 3.800 toneladas de lana sucia (que representa alrededor del 6,3% de la producción nacional). El principal destino de la lana sucia fue, tradicionalmente, el mercado externo.

Complejo algodonero-textil:

Corrientes es la mayor productora textil de la región Nordeste. La producción de algodón de la provincia representa el 1% del total nacional. Hay varias plantas procesadoras que producen fibra, hilados y tejidos, con algodón en bruto que proviene, en su mayoría, de otras provincias.

El sector textil se concentra en los departamentos de Capital, Monte Caseros y Goya.

Cultivos:

Se destacan: tabaco, algodón, té, arroz, yerba mate, soja y cítricos.

Arroz:

Es el cereal de mayor relevancia dentro de la producción agrícola de Corrientes. En 2004 representó el 46% de la producción arrocera del país.

Tabaco:

Lo cultivan pequeños productores, especialmente la variedad de tabaco criollo correntino (tabaco negro). Su producción de tabacos oscuros es el 46% del total nacional y representa el 3,5% de la producción nacional de tabaco.

Yerba Mate:

La producción está concentrada en una empresa de gran magnitud. La participación provincial es de alrededor del 10% (departamentos de Santo Tomé e Ituzaingó).

Forestal-Maderero:

Es un sector que ha recibido inversiones para la implantación de pino y eucaliptos. Su producción es importante a nivel nacional, detrás de Misiones. El principal destino de la madera extraída es el mercado interno.

Cítricos: Su producción de naranja y en segundo lugar de mandarina ha sido destacada, especialmente en Monte Caseros y Bella Vista.

En los últimos años ha tenido problemas sanitarios que malograron su posición como productora de cítricos, tanto para el mercado interno como el externo.

Cuadro Ilustrativo Sobre la Producción

Fuente: Ministerio de Economía, Agencia de Desarrollo e Inversiones (ADI), Buenos Aires, 2004.

Temas Relacionados:

Principales Recursos Naturales del Noroeste Argentino
Principales Recursos Naturales del Nordeste Argentino
Recursos Alimentarios: Alimentos Agricolas y Ganaderos:Cereales
Recursos Forestales: La Silvicultura y El Usos de Los Bosques
Usos del Agua Riego Industrial y Consumo Humano
Recursos Naturales Hidricos Reparto del Agua en el Planeta
Recursos Naturales Minerales

Enlace Externo: INTA:Expone Vuelve al NEA

Recursos Naturales de Tucuman:Mineria, Produccion Agropecuaria Ganadera

RECURSOS NATURALES DE TUCUMÁN
Mineria, Producción Agropecuaria-Ganadera

Introducción: El Producto Bruto Geográfico (PBG) de la provincia de Tucumán representa aproximé mente el 2% del PB1 nacional.

El sector terciario es el de mayor significación seguida por el sector secundario; mientras que el sector primario tiene una representación menor a los sectores mencionados anteriormente.

La estructura productiva actual, de mayor diversificación, es fruto entre otras cosas de las leyes, y es de promoción industrial nacionales vigentes a fines de los años sesenta, principios de los sesenta y también del régimen de promoción industrial que contenía medidas fiscales a ser aptadas en el ámbito provincial que beneficiaron a estos sectores que contaban con apoyo nacional

Los principales sectores productivos son los complejos agroindustriales del azúcar y el limón, y las industrias automotriz, textil, calzado, golosinas, gaseosas y papel.

En el sector agropecuario también tienen importancia cultivos extensivos como soja, maíz, trigo y poroto, la horicultura y el tabaco.

Producción agropecuaria, y agroindustrial
AZÚCAR

La producción de caña de azúcar y su posterior industrialización representa uno de los rubros de mayor importancia económica y de mayor tradición en la provincia.

Tucumán produce en quince ingenios, el 60% del azúcar nacional.

En la etapa primaria se observa una estructura agraria heterogénea con una importante  presencia de productores minifundistas cimeros, un estrato de productores independientes medianos a grandes e ingenios integrados verticalmente.

En el sector industrial tampoco se evidencia, aunque en las últimas zafras hay cuatro ingenios que han aumentado su participación a la molienda.

Las dificultades surgidas a partir de la sobreproducción de azúcar y de un mercado este no altamente regulado y subsidiado motivaron que, a partir de la década del veinte, el Estado implementara una política intervencionista.

A partir de fines de los años sesenta se estableció una política azucarera que limitaba la producción e imponía estrictas pautas en la comercialización y en los precios.

Dicha política continuó, en líneas generales, hasta 1991 cuando comenzó la desregulación de la actividad.

A partir de la desregulación se produjeron numerosas transformaciones en todas las etapas del proceso productivo y en las relaciones entre los diversos actores.

Se afianzó  el proceso de concentración de la producción primaria y se produjo un aumento en la productividad de los cañaverales manteniéndose la producción e, incluso, aumentando a pesar de la disminución de la superficie dedicada al cultivo.

En el sector industrial se incorporaron nuevas empresas que utilizaban el azúcar o bien el alcohol entre sus insumes.

En los últimos años se ha profundizado el proceso de integración vertical con la adquisición o arriendo de ingenios azucareros por parte de firmas productoras, principalmente de gaseosas, golosinas y químicas.

En 2005 se produjo la adquisición del ingenio más grande de la provincia por parte de una agroquímica que usa el alcohol como insumo en la elaboración de productos con mayor valor agregado (soda cáustica y fertilizantes).

En una primera etapa, las inversiones más significativas de los ingenios tuvieron como destino incrementar la productividad en los cañaverales e incorporar la cosecha mecánicamente con el fin de disminuir los costos de producción.

Además, una parte de los ingenios realizaron inversiones en las plantas y en los procesos fabriles, con el fin de mejorar su eficiencia productiva.

Las actividades fuertemente eslabonadas con la actividad azucarera son las siguientes:

Productos de confitería: en la localidad de La Reducción, está instalada una planta de golosinas perteneciente a una de las principales firmas de productos alimenticios del país.

Luego de haberse integrado verticalmente incorporando la producción de azúcar de caña, su principal insumo, y también fructuosa de maíz, alcanzó importantes niveles de competitividad que permiten su ingreso a los mercados mundiales.

Exporta golosinas con marca propia, además de contar con contratos de firmas internacionales para la elaboración de algunas líneas de productos destinados al mercado estadounidense.

Gaseosas:

actúan en la provincia embotelladoras de gaseosas correspondientes a las principales firmas del país, además de otras de menor dimensión que abastecen el mercado local y regional.

En los últimos años se han producido inversiones en el sector tendientes al incremento y diversificación de la producción, abarcando otras bebidas como jugos concentrados, agua mineralizada y la producción de sus principales insumos y envases.

Papel:

el sector papelero recobró dinamismo a partir de la reapertura, en 1995, de una importante empresa que produce pasta a partir del bagazo de caña.

El reinicio de las actividades estuvo vinculado con inversiones destinadas a la diversificación de tipos y calidades de papel.

Limón

La Argentina es el primer productor y procesador mundial de limón y el segundo exportador de limón en fresco (después de España). El 90% de la producción nacional se realiza en Tucumán.

El complejo limonero se caracteriza por una elevada integración vertical, con grandes explotaciones primarias de altos rendimientos.

Aproximadamente la mitad de las 35.000 has implantadas en la provincia corresponde a cuatro empresas industriales y sus modernas plantas de empaque.

Alrededor del 70% de la producción de limón se destina a la elaboración de jugos concentrados, aceite esencial y cáscara deshidratada.

El restante 30% se comercializa en fresco. Tanto en lo que hace a la producción primaria como industrial, la actividad limonera de Tucumán es básicamente exportadora.

En efecto, la oferta de limón en fresco de Tucumán está orientada, desde el trabajo agrícola, a la obtención de fruta de alta calidad apta para la exportación y el volumen total de limón no industrializado excede ampliamente los requerimientos de consumo en fresco del mercado interno.

A partir de los años ochenta, se produjeron mejoras tecnológicas en el campo, como por ejemplo el aumento del tamaño de la unidad económica eficiente.

Los productos industrializados se destinan casi por completo al mercado externo.

El jugo concentrado es el primer derivado del procesamiento del limón y se destina fundamentalmente a la elaboración de gaseosas y otras bebidas sin alcohol.

La Argentina es el principal productor y exportador mundial, y los principales destinos son Estados Unidos y la Unión Europea.

El aceite esencial, el producto de mayor valor unitario del complejo, se destina a la industria de bebidas no alcohólicas y en menor medida, a los cosméticos y farmacéuticos.

Las exportaciones del complejo representad. 44% del total de exportaciones de la provincia.

Granos:

La superficie sembrada ha crecido, debido a partir de la expansión de dos de sus principales cultivos: la soja y el trigo.

En orden de importancia le sigue el maíz que había incrementado la superficie cultivada hasta la campana 2001/02, registrando después una importante baja.

Estos productos computan en los últimos años rendimientos comparables con el resto del país.

La provincia presenta dos zonas dedicadas a la soja bien diferenciadas: la zona Este y la zona Sur, donde la superficie implantada con soja creció más del 150% desde 1990 hasta la campaña del 2002/2003; en cambio, la producción se incrementó cerca del 300% en igual período, llegando a 570.000 toneladas en 2003.

La mayor parte del grano de soja se envía para su industrialización a la provincia de Santa Fe y, en pequeñas proporciones, se procesa en una planta productora de leche de soja localizada en el departamento La Cocha.

Hortaliza

El sector hortícola presentó un comportamiento dinámico en los últimos años, destinándose más de 34.000 has a su cultivo, con una producción que ha superado las 500.000 toneladas.

Los principales cultivos son: papa, pimiento, batata, lechuga, tomate, frutilla, zapallo),poroto, generalmente destinadas al mercado interno como productos frescos y, en menor medida, para la elaboración de conservas, dulces y licores.

Tabaco:

La zona tabacalera tucumana se concentra en los departamentos de La Cocha y Juan Alberdi, al sur de la provincia.

El tabaco sufrió diversas fluctuaciones a lo largo de la década del noventa, llegando a su producción más baja en 1996, para luego incrementarse con un pico máximo de producción en 1999 y luego descender nuevamente, estabilizándose en una producción superior a 9.000 toneladas tu; las campañas siguientes, con la excepción del año 2002 cuando alcanzó las 12.300 tn. ubicándose en el récord histórico.

En Tucumán se realiza la primera etapa del proceso de industrialización, destinándose la producción a las plantas de elaboración de cigarrillos y a la exportación.

LOS LIMONES TUCUMANOS:

Ya se sabe que, tradicionalmente, la agricultura tucumana ha estado monopolizada por la caña de azúcar.

Sin embargo, en 1918, un grupo de inmigrantes españoles decidió probar suerte con la fruticultura, e inició en Tafí Viejo el cultivo de la naranja.

Las plantaciones, realizadas en curvas de nivel para evitar la erosión del suelo, se multiplicaron y hasta creció toda una industria basada en sus derivados, especialmente en la producción de jugos y concentrados.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios6/limones.jpg

En los años sesenta, una enfermedad que los agricultores sabiamente llaman «tristeza» se ensañó con las raíces de los naranjales y acabó con tantos años de prosperidad.

Pero en un momento en que la provincia buscaba precisamente la diversificación de la economía, los agricultores no iban a recurrir a la caña. Es así como orientaron la producción hacia el cultivo del limón, fruto resistente a la «tristeza».

Hoy, la plantación de cítricos se ha extendido de Tafí Viejo a Yerba Buena, Los Nogales y algunas zonas del departamento Burruyacu.

En esta franja se agrupa el 82% de los productores, en su mayoría medios y medianos; por el piedemonte del Aconquija, desde Famaillá hacia el sur, han comenzado a instalarse grandes productores, propietarios de extensiones de tierra superiores a las 100 ha que, en gran parte, son también propietarios de las industrias citrícola.

Con el tiempo, Tucumán se ha convertido en la primera provincia argentina procesadora de limones.

La primera fábrica que elaboró ácido cítrico a partir del limón se instaló en San Miguel de Tucumán en 1949. Posteriormente, en los años sesenta, comenzaron a funcionar pequeñas procesadoras que recibieron un gran impulso con el llamado «Operativo Tucumán», que les permitió gozar de exenciones impositivas y acceder a préstamos bancarios y otras facilidades crediticias.

En la actualidad, la industria citrícola tucumana opera con nueve establecimientos ubicados en plena área productora y la capacidad provincial de molienda es de 450.000 tn anuales.

De abril a noviembre se procesa solamente limón, obteniéndose aceites esenciales, jugos concentrados y cascara deshidratada, productos que están destinados exclusivamente a la exportación. Hoy, las mayores expectativas están puestas en el Mercosur.

Fuente Consultada:
ARGENTINA , una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial
Juan Alberto Roccatagliata
Trabajo de Albina L. Lara.

Recursos Naturales de Santiago del Estero: Produccion Agricola-Ganadera

RECURSOS NATURALES DE SANTIAGO DEL ESTERO: Produccion Agropecuaria y Ganadera

Santiago del Estero:

Introducción

El Producto Bruto Geográfico (PBG) provincial representa alrededor del 0,8% del PBl nacional, ya que es una de las provincias de menor desarrollo relativo del país.

El PBG provincial está conformado en un 7% por el sector primario, 15% por el secundario y 78% por el terciario.

Dentro de este último, el 24% corresponde al sector público.

La contribución del sector público provincial en el valor agregado supera la duplicación del promedio nacional (11 %).

La estructura productiva de la provincia se basa en la producción primaria, especialmente en los sectores agria-ganadero y forestal, dentro de los cuales se destacó, durante la última década, la actividad algodonera.

La expansión experimentada en ese periodo, la constituyó en la principal actividad productiva no solo por la magnitud de su valor agregado, sino también por su importancia en el comercio exterior provincial y sus eslabonamientos con el sector industrial.

Sin embargo, en los últimos años, dicha actividad está siendo desplazada por la creciente importancia del cultivo de la soja.

El sector manufacturero provincial tiene escaso desarrollo y la principal actividad industrial es si desmotado de algodón.

El valor agregado agropecuario está generado, en su mayor parte, por un reducido número de actividades.

Entre estas las de mayor importancia son: algodón, soja, maíz, hortalizas (principalmente la cebolla) y la ganadería.

Producción agropecuaria y agroindustrial

La agricultura de esta región está totalmente condicionada por la disponibilidad del recurso hídrico, ya que gran parte de la provincia es semiárida, lo que implica que la demanda de agua solo es satisfecha por la captación de aguas superficiales o de pozo para riego.

En la provincia se diferencian las siguientes áreas de agricultura bajo riego, de acuerdo con el estudio de Moscuzza (2003):

• El sistema del río Dulce, que abarca casi 300.000 ha, cuya producción se concentra cultivos frutihortícolas de gran importancia dentro del país, especialmente melón, cebolla; batata, sandía, tomate, zapallo, lechuga, y con menor relevancia, algodón, alfalfa.

El maíz, sorgo y pasturas. El área es, desde el punto de vista agrícola, económicamente activa, pero no puede extender su superficie cultivada ya que la cantidad de agua utilizadas para riego es limitada. La unidad económica está determinada en 25 has.

• Zona de riego del río Sedado: el área explotada es de casi 20.000 has y se desarrollan cultivos de algodón, alfalfa y maíz.

Zona de riego del ría Horcones y Urueña: los ríos del área se caracterizan por ser estacionarios, por lo que solo tienen caudales aprovechables en periodos cortos que, la mayoría de las veces, favorecen a los cultivos estivales.

Los principales cultivos de esta zona son el poroto y el garbanzo y, desde hace algunos años, se ha expandido el cultivo de soja. La superficie con explotación bajo riego se calcula en unas 4.000 has.

• Subzona de riego con aguas surgentes que se encuentra entre los 120-450 m de profundidad.  Las unidades de producción ocupan más de 100 has. Los principales cultivos son: soja,  sorgo granífero, girasol, comino y cultivos forrajeros.

El área de agricultura de secano comprende la región sudeste de la provincia (límite con Santa Fe) y parte de la zona norte.

Donde se dan precipitaciones estivales, se produce sorgo forrajero y  granífero, además se cultiva maíz, girasol y cultivos forrajeros.

En donde las precipitaciones son menores, nos encontramos con cultivos de doble propósito, como el sorgo granífero, que en buenas condiciones climáticas se cosecha y si no se utiliza como pastura para el ganado, ;;

ALGODÓN

La expansión experimentada a mediados de la década del noventa, producto del fuerte aumentó de los precios internacionales, transformó a este cultivo en la principal actividad económica de la provincia de Santiago del Estero es la segunda provincia productora de algodón país, luego del Chaco.

La mayor parte de la producción algodonera se localiza en la zona oriental de la provincia, bajo condiciones de secano. Las nuevas explotaciones radicadas en esta zona tuvieron su  origen en la expansión de los productores chaqueños.

En la región central se realiza el cultivo riego con mejores rendimientos en relación con los rendimientos promedio de la provincia.

Las inversiones en nuevas plantas o maquinaria incrementaron la capacidad de desmote provincial en los últimos años en un 30% aproximadamente.

Aunque la mayor parte de la producción de algodón sale de la provincia ya sea en bruto o como fibra, en la provincia existen tres líricas de hilados de algodón.

En 2004 se exportó fibra de algodón por un valor de casi 3 millones de dólares e hilados de algodón por casi 8,4 millones de dólares.

SOJA

Su cultivo se localiza principalmente en el área de secano y ha experimentado un significativo crecimiento en los últimos años: entre 1993 y 2004 la superficie sembrada se multiplicó casi por nueve, alcanzando casi 710.000 has sembradas, es decir el 57% de la superficie cultivada en la provincia.

La tendencia ha sido la de sustituir algodón por soja, por lo que la soja se transformó en si principal cultivo de la provincia. Los rendimientos promedio se acercan a los 2.000 Kg./ha y están un poco por debajo del promedio nacional.

Santiago del Estero no cuenta con plantas procesadores de soja; por lo tanto, la producción se destina a la exportación o a otras provincias para su industrialización, especialmente, Santa Fe.

La soja fue el principal producto de exportación de la provincia, que en 2004 alcanzaron a los 67,2 millones de dólares.

CEREALES

El maíz es el tercer cultivo en importancia provincial, con casi el 10% del área sembrada total.

Las exportaciones en 2004 fueron de 34,5 millones de dólares, constituyéndose en el segundo producto de exportación de la provincia.

Los rendimientos están en el orden de los 4.000 Kg./ha en la zona de riego y en los 3.000 Kg./ha en secano, siendo el promedio nacional para la presente década de 4.400 Kg./ha.

La superficie sembrada con trigo tuvo un fuerte incremento desde fines de la década del noventa, pasando de superficies no superiores a las 40.000 has en 1999, hasta llegar a las 184.000 has en 2004.

El trigo es el tercer producto de exportación con 26,5 millones de dólares en 2004.

El cultivo de sorgo en la provincia representó, en el 2004, el 6% del total de la superficie sembrada provincial, alcanzando un volumen de, aproximadamente, 240.000 toneladas.

Esta actividad se desarrolla en forma conjunta con la ganadería, debido a su utilización como alimento para ganado.

La producción se destina, en su mayor parte, al mercado interno para su uso como forraje y como insumo en la producción de alimentos balanceados y, en menor medida, para la exportación.

HORTALIZAS

Como se explicó, la producción hortícola se desarrolla en el área de riego del río Dulce, culos departamentos de La Banda, Robles y Capital.

Los principales cultivos son, entre otros, cebolla, batata, cucurbitáceas (zapallos, sandía y melón), tomate y maíz dulce.

Normalmente, la producción se destina a los mercados locales y al Mercado Central.

La disponibilidad de riego y las condiciones climáticas de la zona permiten que buena parte de estos productos lleguen al Mercado Central como «primicia» (es decir, se comercializa antes que la mayor parte de la oferta, lo que le da una ventaja).

La principal hortaliza que se produce en la provincia es la cebolla y la provincia aporta aproximadamente el 17% de la producción nacional.

GANADERÍA

Predomina la ganadería vacuna y, en menor medida, la caprina.

La explotación ganadera se concentra principalmente en la franja oriental de la provincia, donde las condiciones climáticas son más favorables para su desarrollo.

A principios de la presente década, las existencias bovinas fueron de alrededor de un millón de cabezas, lo que significa el 45% de las existencias vacunas del NOA.

En su gran mayoría, las explotaciones están dedicadas a la cría y su destino principal son las ventas de ganado en pie a otras provincias y, en menor medida, a la exportación.

Mapa Económico de Santiago del Estero

Fuente Consultada:
ARGENTINA , una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial
Juan Alberto Roccatagliata
Trabajo de Albina L. Lara.

Temas Relacionados:

Principales Recursos Naturales del Noroeste Argentino
Principales Recursos Naturales del Nordeste Argentino
Recursos Alimentarios: Alimentos Agricolas y Ganaderos:Cereales
Recursos Forestales: La Silvicultura y El Usos de Los Bosques
Usos del Agua:Riego Industrial y Consumo Humano
Recursos Naturales Hidricos Reparto del Agua en el Planeta
Recursos Naturales Minerales

Enlace Externo: El Agua En Santiago del Estero

La Mineria en Argentina: Produccion,Tipos,Minerales y Beneficios

Minería en Argentina: Su Producción, Minerales y Beneficios

La Argentina cuenta con una variedad de riquezas mineras distribuidas a lo largo de su territorio y ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de recursos mineros. Se considera que estos recursos aún no han sido explotados en todo su potencial.

LA MINERÍA EN LA REPÚBLICA ARGENTINA

La actividad minera se encuentra aún en una etapa de producción incipiente.

Su participación dentro de la producción total de la República Argentina siempre ha sido de poco valor: alrededor del 3%.

Dentro de este guarismo, entre el 80% y el 85% lo componen los combustibles, le siguen en importancia los minerales no metalíferos y por último los metalíferos.

El objetivo que guió siempre a esta actividad fue el de abastecer el mercado interno, por ello su producción ha sido siempre en pequeña escala.

Sin embargo, se estima que la minería se encuentra en condiciones de llevar a cabo proyectos de mayor envergadura debido a que se considera que los principales yacimientos donde se ha detectado riqueza minera se encuentran aún sin explotar.

En los últimos años se han firmado algunos convenios y cartas de intención para la explotación de complejos mineros.

Por ejemplo, se firmó la carta de intención entre la empresa estatal Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD) y una firma privada, radicada en Sudáfrica, para la explotación del complejo minero Bajo de la Alumbrera (Catamarca), cuya producción permitirá sustituir totalmente las importaciones de cobre y exportar oro.

La prolongación de los convenios de cooperación con el gobierno de Japón y los avances en el marco de los tratados con España y con Italia permitirán el aprovechamiento de Alto la Blenda, que junto con Bajo de la Alumbrera pueden llegar a quintuplicar la producción.

Entre las numerosas sustancias minerales que se extraen, algunas abastecen íntegramente las necesidades internas, entre las cuales se pueden mencionar a la casi totalidad de las agrupadas como rocas de aplicación (mármoles, granitos, caliza, etc.) y minerales no metalíferos (arcillas, boratos, feldespato, etc.).

Dentro de los minerales metalíferos sólo cumplen este requisito el plomo, la plata, el cinc y el uranio.

Los productos minerales exportados en los últimos años tuvieron como destino principal Brasil, Bélgica, Japón, Chile y los Estados Unidos.

En resumen podemos decir que la actividad minera ha experimentado en los últimos años una importante expansión, a partir de las inversiones realizadas para la exploración y la explotación, principalmente de grandes empresas extranjeras.

La actividad minera comprende la extracción de:

  • Minerales metalíferos, es decir, los que contienen metales, como el hierro, el plomo, el zinc, el estaño, el oro, etc. Esta actividad representa más del 60% de la producción minera.
  • Minerales no metalíferos, los que no contienen metales, como la arcilla, la sal común, el yeso, etc., utilizados como insumo para diversas industrias. Esta actividad representa menos del 10% de la producción.
  • Rocas de aplicación, las que se emplean en la industria de la construcción, como la caliza o la arena Esta actividad representa entre el 25 y el 30% de la producción total.

El lugar donde se realizan las extracciones de productos mineros recibe distintos nombres; en general se llama mina al sitio donde se extraen los minerales; y cantera, al lugar donde se extraen rocas de aplicación.

Los yacimientos más valorizados son los metalíferos, localizados principalmente en la zona andina.

En la actualidad sólo se explota un cuarto del total de las áreas con potencial minero, es decir, cuyas existencias mineras han sido estudiadas y evaluadas.

Si bien la actividad minera está presente en todo el país, el 95% de la actividad se concentra en doce provincias, de las cuales sólo tres representan en conjunto el 77% del producto sectorial:

  • Catamarca: se destaca en la producción de oro, cobre y litio.
  • Buenos Aires: sobresale en la producción de rocas de aplicación (arenas, calizas y triturados pétreos) y minerales no metalíferos (arcillas, yeso).
  • Santa Cruz: predomina por su producción de oro y plata.

Cambios en el marco jurídico: En 1993 fue promulgado un conjunto de leyes que regulan la actividad minera y proporcionan un marco favorable para la inversión extranjera, a través de incentivos fiscales y tributarios.

El actual régimen tributario indica algunos beneficios para las empresas.

Por ejemplo, se las exime de los pagos de ciertos impuestos, como los derechos de importación de bienes de capital, repuestos, accesorios e insumos necesarios para desarrollar la actividad minera.

Otro de los beneficios es la limitación de las regalías, es decir, el pago que las empresas hacen a las provincias por el usufructo de la mina, al 3% del valor en boca de mina de los minerales.

Evolución de la producción minera:

Durante mucho tiempo, la minería en la Argentina se caracterizó por la fuerte presencia del Estado nacional en la exploración, la explotación y el consumo de productos mineros, el predominio de pequeñas y medianas empresas que vendían en el mercado interno, y la explotación de rocas de aplicación, seguido en partes iguales por la producción de metales minerales no metalíferos.

A lo largo de la década de 1990, la actividad minera en la Argentina experimentó Importantes transformaciones, entre ellas:

  • Una creciente presencia del capital extranjero en la exploración y la explotación minera. Durante la década de 1990 ingresaron a la actividad grandes empresas extranjeras que realizaron importantes inversiones en la exploración y la explotación de minerales metalíferos fundamentalmente. El ingreso de estas empresas tuvo lugar gracias a los cambios en las leyes argentinas que regulan la actividad minera.
  • La consolidación del sector pequeño y mediano productor que contribuye con alrededor del 35% del valor de la producción.
  • El crecimiento de los volúmenes de producción y exportación de productos mineros, en especial de metales, que desplazó a la producción de rocas de aplicación. Esto se vio favorecido por la mayor demanda de metales en el mercado internacional y por las grandes inversiones que se realizaron en la actividad en nuevas tecnologías.

mapa de proyectos mineros

El crecimiento de las exportaciones:

Desde fines de la década de 1990, la actividad metalífera argentina presenta una fuerte orientación exportadora, que se ha multiplicado más de nueve veces respecto de comienzos de esa década.

La puesta en funcionamiento de los principales proyectos mineros (Bajo de la Alumbrera, en 1997; Salar del Hombre Muerto, en 1998; Cerro Vanguardia, en 1999; y Mina Aguilar, en 2001) explica ese gran crecimiento de las exportaciones.

Los principales minerales exportados son: concentrados de cobre, aleación dorada, aluminio sin alear, cloruro de litio y sulfatos de cromo.

Cerca del 70% de las exportaciones se destina a Japón, Alemania, República de Corea, Brasil y Reino Unido.

Minerales metalíferos

La producción total anual de minerales metalíferos y/o concentrado es de alrededor de 280.000 toneladas.

Casi el 60% de esta producción está compuesta por hierro; otros minerales importantes son el cinc y el plomo.

Las principales minas metalíferas privadas son generalmente pequeñas y los metales contenidos son: plomo, cinc, cobre, estaño, plata y oro.

En cambio, en las minas pertenecientes a empresas estatales se explotan minerales con contenidos principales de hierro, y en muy pequeña medida, oro y plata.

Metal:Hierro

La explotación del hierro comenzó en nuestro país en 1944, en Zapla (Jujuy).

El mineral es transportado por cable carril hacia Palpalá, se procesa en los Altos Hornos Zapla, que cuenta con modernos equipos en las áreas de aceración y de laminados terminados los que permiten cubrir una parte del mercado interno.

El segundo yacimiento de importancia se encuentra en Sierra Grande, (Río Negro).

Existen otros yacimientos, en Mendoza, Catamarca, Misiones, etc. pero de escasa significación.

La producción de hierro en nuestro país siempre fue insuficiente para la demanda interna, que varía de acuerdo con la fluctuación de la actividad siderúrgica.

En consecuencia, las necesidades de este mineral son satisfechas por la importación, la mayor parte proviene de Brasil y el resto de Perú y Chile.

Metal:Cinc

El país se halla satisfactoriamente provisto en cantidad y calidad de concentrados de cinc.

Desde 1936 esta producción se realiza en yacimientos jujeños, principalmente en el Grupo Minero Aguilar.

En la actualidad una pequeña proporción proviene del yacimiento poli metálico de la mina Angela (Chubut).

La colocación de cinc en los mercados internacionales se incrementó en los últimos años y las exportaciones de cinc refinado tuvieron como destino final a Japón, China, Países Bajos, Singapur, Pakistán, etc.

Además como subproducto de la metalurgia del cinc, se obtiene cadmio metálico.

Metal:Plomo:

Como en el caso del cinc, el país se encuentra bien abastecido de concentrados de plomo y plata. Estos se obtienen en yacimientos jujeños y en menor proporción en Chubut, Mendoza y Salta.

El mineral de los yacimientos jujeños se elabora en la planta situada en Puerto Vilelas, cerca de Barranqueras (Chaco).

A partir de 1978 se comienzan a extraer minerales poli metálicos de la mina Angela, los que a pesar de tener bajo contenido de plomo poseen cantidades apreciables de cobre, plata y oro.

Por carecerse de tecnología adecuada, no son tratados en el país y son exportados como concentrados de plomo cuprífero a Bélgica.

La reducción en la producción de plomo refinado es atribuida, entre otras causas, al reemplazo de los caños de plomo por los de cobre, plásticos, etc.; disminución en la cantidad utilizada en la industria automotriz, etc.

Todo proyecto minero involucra dos etapas: la preinversión y la explotación.

La preinversión incluye:

– prospección: se estudia el suelo y se demarca un área extensa de interés;

– exploración: si el prospecto es favorable, se realiza la exploración geoquímica y perforaciones para delimitar un área más reducida;

– prefactibilidad: se define el tamaño del yacimiento localizado;

– factibilidad: se evalúa la viabilidad del emprendimiento en términos de precios, oferta y demanda del producto y costos de la obra (insumos, infraestructura, etc.).

La explotación incluye la preparación y el desarrollo del yacimiento, la construcción de las plantas y su puesta en marcha.

Esta etapa demanda los mayores montos de inversión y la producción está limitada a la cantidad de reservas del yacimiento.

Cuando se están realizando las distintas fases de preinversión se habla de un prospecto minero.

Cuando el yacimiento ya está en explotación, se reconoce como proyecto minero. 

Beneficios de la Minería en Argentina

La Argentina cuenta con una variedad de riquezas mineras distribuidas a lo largo de su territorio y ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de recursos mineros. Se considera que estos recursos aún no han sido explotados en todo su potencial.

Hoy como ayer, uno de los bienes más genuinos del que disponen los pueblos para su desarrollo son los recursos naturales de sus territorios, que forman parte del capital de toda la sociedad.

Desde la conquista, esas riquezas fueron sustraídas por los ocupantes y, salvo pocas excepciones, siguen en manos extranjeras.

mineria en argentina

El llamado «boom minero argentino» que atrae a las multinacionales del sector, anunciando grandes beneficios para el país, es una operación que desinforma y encubre el silencioso saqueo de recursos metalíferos no renovables, permitiendo sistemas extractivos depredadores y contaminantes, que están siendo denunciados en todo el mundo.

La nueva «fiebre del oro» se inició durante la década de Carlos Menem y se ha mantenido y profundizado con los sucesivos gobiernos, creándose incluso una suerte de tercer territorio en la Cordillera de los Andes mediante el Tratado de Integración y Complementación Minera Argentino Chileno de 1997.

Pueden sorprender estas afirmaciones, pero el tema de la explotación minera y la legislación que la ampara no han estado presentes en el debate político y menos aún en los medios de comunicación.

Es raro encontrar a un ciudadano periodista, profesor, magistrado o dirigente que sepa que Argentina es el sexto potencial minero del planeta, o que guarda en sus sierras, mesetas y cordilleras, depósitos detectados de oro, cobre, plata, plomo, molibdeno, zinc, estaño, litio, potasio, níquel, cobalto, uranio y otros minerales, que se estiman en la suma de 170.000 millones de dólares.

La Secretaría de Minería de la Nación (SMN) sostiene:

«La oportunidad que presenta el potencial geológico de la Argentina radica en que el 75% de la áreas atractivas para la minería permanecen sin explotar.

La totalidad de los prospectos, yacimientos y depósitos fueron ubicados y puestos a disposición de la actividad privada a comienzos de la década del 90, como resultado de varios años de trabajo prospectivo del Estado».

Lo escandaloso del caso argentino es que la legislación vigente evidencia una clara servidumbre colonial.

Establece que la propiedad de las reservas mineras es de los Estados provinciales pero les prohíbe explotarlas: están obligados a cederlas a las empresas privadas, transfiriéndoles las investigaciones geológicas y los descubrimientos realizados por el Estado.

Si a esto se suma la falta de control público sobre los minerales que exportan, las excepcionales desgravaciones impositivas, las bajísimas regalías o los subsidios otorgados, no sería exagerado afirmar que el despojo colonial del cerro de Potosí difiere poco en su esencia del que hoy practica la mentada «gran minería» en nuestro país.

Contrariamente a lo que se hace creer, el oro, la plata, el cobre y sesenta metales más, se van al extranjero sin pagar nada; pero nos dejan pobreza, corrupción, una grave contaminación ambiental y comunidades divididas por la asociación o resistencia a la corporación minera.

Sin embargo, semejantes atropellos han atravesado el Congreso Nacional, la Justicia y los organismos del Estado, sin haber provocado una fuerte reacción en los medios de comunicación y las fuerzas políticas.

Ampliar: Explotación de Minerales en Argentina

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante  Geografía de la Argentina Tomo:21
Geografía Económica La Argentina en el Mundo – Wikipedia
Causa Sur de Fernando «Pino» Solanas

Temas Relacionados

• Uso del Cianuro en la Mineria Impacto y Efectos en el Medio Ambiente
• La Minería en el Virreinato del Rio de la Plata Politica del Consulado
• La Mineria en Argentina Produccion Tipos Minerales y Beneficios
• La Explotacion Minera en Argentina Ventajas y Desventajas
• Recursos Naturales de Salta Mineria
• Recursos Naturales de Catamarca Mineria
• Recursos Naturales de Jujuy :Mineria, Produccion Agropecuaria
• Actividad Minera en el Mundo

Enlace Externo: Mineria Argentina, Una Industria Transformadora

Ver: