Test Sobre Tu Seguridad

Historia de la sociologia? Resumen de su Origen y Conceptos Basicos

Historia de la Sociología
Resumen de su Origen y Explicación de los Conceptos Básicos

Entre todas las ciencias sociales, la sociología es la más joven: nació algunos años antes de comenzar nuestro siglo. Si bien es cierto que la preocupación por los fenómenos sociales siempre estuvo presente en la historia de las ideas del hombre, nunca se constituyó en una «ciencia»; es decir, no definió su campo de investigación (objeto) o el modo a través del cual habría que conocerlo (método) hasta fines del siglo XIX.

A partir de entonces, la sociología se desarrolló con increíble rapidez: la Revolución Industrial, surgida en Europa y en los Estados Unidos, hacía de cada fábrica y de cada conglomerado urbano una fuente inagotable de problemas sociales.

Era un período de progreso y de optimismo científico, en cuyo transcurso se formularon las principales corrientes del pensamiento sociológico, encabezadas por Auguste Comte, Herbert Spencer, Emile Durkheim, Vilfredo Pareto y otros. Se reclamaba para la recién nacida sociología un status semejante al de las ciencias naturales (química, física, biología).

Los precursores de esta disciplina creían que los fenómenos sociales debían de estar regidos por leyes «naturales e invariables», cuyo descubrimiento debía ser el objetivo de la investigación sociológica. Algunos de ellos —como Durkheim— llegaban incluso a hablar de la existencia de patrones sociales regulares y autónomos, como si se tratase de fenómenos de la naturaleza (comparables con las leyes de la electricidad), e introdujeron métodos de análisis cuantitativos para estudiarlos.

Comte fue el primero que presentó los hechos sociales como objeto de una ciencia, positiva en la metodología y basada en la observación empírica del fenómeno social, que se desarrolla al compás del desarrollo general del espíritu humano. La misma orientación positivista poseen los estudios de H. Spenser, É. Durkheim —uno de los fundadores de la moderna sociología, a la que dio carácter científico—, que define el hecho social por su exterioridad respecto a las conciencias individuales (conciencia colectiva), y los funcionalistas R. Merton y T. Parsons. Frente al positivismo, autores como W. Pareto, T. Mannheim o M. Weber, elaboraron teorías subjetivistas. Este último, al analizar las diferencias entre ciencias humanas y naturales respetó la singularidad del fenómeno humano. El marxismo aportó una interpretación distinta, llamada dialéctica, al afirmar que el modo de producción de la vida material, la existencia social del hombre, condicionan su conciencia (materialismo histórico), teoría asumida por Lenin, Luxemburg, Gramsci, etc.

Una ciencia social:

En realidad, toda esa euforia y todas esas ansias de lograr que la sociología fuera reconocida como una ciencia legítima encubrían una profunda desconfianza de parte de los propios investigadores frente a cualquier observación no comprobada por el método experimental, como, por ejemplo, en el caso de las reacciones químicas.

Por otra parte, el hecho de dotar a la investigación sociológica con una metodología común a las ciencias «consagradas» puede favorecer la obtención de resultados y facilitar las operaciones, pero no la pone a salvo de las interpretaciones personales del investigador ni confiere a la sociología la tan ansiada neutralidad.

Primero, porque no existen ciencias «neutras»: todas las formas de conocimiento son un producto del intelecto de seres humanos que viven en una determinada época y dentro de una determinada sociedad, con sus valores y aspiraciones característicos. En los tiempos de Galileo, por ejemplo, la ciencia oficial sostenía que el Sol giraba en torno de la Tierra. Cuando dicho científico probó lo contrario, las autoridades científicas repudiaron el descubrimiento, porque éste afectaba las bases del orden social establecido.

Si un conocimiento tan «neutro» como lo es la física choca con ciertos prejuicios (o incluso con valores aceptados de buena fe), ¿qué no se debe esperar de las ciencias humanas, en las que el hombre es, al mismo tiempo, investigador y objeto de estudio? ¿Cómo puede escapar un sociólogo de la red de valores que integran su personalidad, cuando intenta analizar un fenómeno cualquiera?.

Tomemos como ejemplo el prejuicio racial: el investigador puede abrigar o no ese prejuicio, o bien ser o no víctima de él, no hay una quinta posibilidad. Dicho en otras palabras, el científico participa necesariamente en el fenómeno que estudia, y en cualquier caso tiene una opinión formada sobre el asunto (opinión que no es científica). Antes de investigar el fenómeno, ya ha formulado un juicio de valor al respecto, influido por sus propias vivencias.

Esto no invalida en absoluto el conocimiento sociológico, pues éste puede esclarecer una serie de comportamientos irracionales y nocivos para la comunidad, como lo es el racismo, por ejemplo. No cabe duda que el prejuicio creado en torno del color de la piel está lejos de haber sido erradicado, pero la sociología es capaz de probar que las ideas que lo sustentan son falsas. Varias investigaciones sociológicas han demostrado que los prejuicios nacen de tensiones sociales no resueltas y que se los enmascara con argumentos de orden biológico.

A pesar de los inmensos obstáculos con que se enfrenta continuamente, la sociología ha obtenido finalmente su lugar dentro del llamado «mundo de las ciencias», principalmente porque logró obtener conocimientos acumulativos: cuenta con una serie de hipótesis comprobadas que propician el desarrollo de otras tesis. Tal es el caso de las investigaciones acerca de la influencia de los medios de comunicación de masa en el comportamiento del público, y de las motivaciones de los consumidores, en las cuales se basan las técnicas de la publicidad.

El conjunto de conocimientos adquiridos por la sociología revela una faceta de la realidad, pero al mismo tiempo se mantiene abierto para recibir informaciones que permitan dar validez o rechazar las nuevas hipótesis que surjan. el objeto de la sociología Para que una disciplina tenga razón de ser debe investigar la realidad desde un ángulo tal que jamás haya sido abordado por otras ramas del saber.

Un genetista y un físico pueden investigar un mismo fenómeno, pero cada uno de ellos sacará conclusiones diferentes. En las ciencias sociales ocurre lo mismo: economía, política, historia, antropología y sociología son disciplinas que estudian la sociedad, de la cual cada una investiga un sector e intenta explicarlo.

El trabajo del sociólogo consiste en esclarecer cómo y por qué las sociedades se organizan, se mantienen en funcionamiento y se transforman, y al mismo tiempo buscan las causas de esos hechos. En síntesis, la sociología se preocupa por descubrir cómo se estructuran las relaciones sociales.

Se trata de una tarea difícil. La sociedad abarca una gran variedad de fenómenos interrelacionados, que se hallan en constante cambio. Para darse una idea, baste con recordar las alteraciones que experimentaron en los últimos años los conceptos de moral, los sistemas educativos, la estructuración de los partidos políticos, la organización de los gremios, etcétera.

Frente a esta variedad, la sociología ha tenido que especializarse en varias ramas. La sociología general, por ejemplo, se ocupa de los grandes problemas metodológicos y estudia la dinámica de los fenómenos sociales: qué es lo que caracteriza a la sociedad, la acción, la relación y la organización social; la socialización; los tipos de sociedades; las relaciones existentes entre la sociología y las demás ciencias, etcétera.

Dentro del marco de la sociología general, los autores definen las líneas básicas que seguirán en sus investigaciones. Una vez elegido el método, el científico se especializa en el tema de su interés. Hay tantas especialidades como fenómenos y problemas sociales; o sea, todas las formas de comportamiento que tengan un significado grupal.

medios de comunicacion

Los medios de comunicación de masa modelan los patrones sociales y los vuelven deseables para la mayoría de
la población. El lujo, la comodidad y la posesión de objetos significan bienestar, prestigio y felicidad.

Una gran contribución:

La sociología se nutre de las informaciones obtenidas por otras ciencias afines. La historia, la política, la economía y la psicología son indispensables a los investigadores, al igual que la estadística, la cual permite medir la frecuencia, en un grupo humano, del fenómeno estudiado.

El sociólogo Theodor Adorno, por ejemplo, realizó una investigación sobre el autoritarismo en los Estados Unidos, cuyos resultados fueron compilados en el libro La personalidad autoritaria, obra de cerca de mil páginas. El científico partió de la hipótesis que sostiene que las convicciones políticas, sociales y económicas de un individuo forman un patrón coherente, como si estuviesen ligadas por una «mentalidad» o «espíritu». Ese patrón expresaría tendencias latentes en su personalidad. Adorno trataba de detectar los factores sociales y psicológicos que volvían al individuo potencialmente fascista; es decir, sensible a lo antidemocrático.

Con ese objetivo, Adorno y su equipo utilizaron tres métodos básicos: cuestionarios distribuidos entre un cierto número de individuos, con preguntas formuladas a partir de la hipótesis fundamental (la existencia de un patrón de personalidad autoritaria) ; entrevistas individuales, a nivel más profundo, con personas manifiestamente autoritarias; después, con los resultados obtenidos en las dos primeras etapas, se formaron grupos para discutir el problema (grupos integrados por individuos total o parcialmente autoritarios) .

Con los datos logrados mediante la combinación de los tres métodos, Adorno formuló un cuestionario general, respondido por un gran número de personas. Este trabajo, además de confirmar la hipótesis inicial, reveló que la personalidad autoritaria se forja en individuos que recibieron una educación rígida e inflexible, ya sea por pertenecer a familias extremadamente disciplinadas y puritanas o poco afectivas, o bien por haberse educado en escuelas con características semejantes. Tal conclusión resultó muy novedosa en esa época (década de 1940), porque hasta entonces solamente el psicoanálisis había tratado los problemas de carencia afectiva, tomando en consideración sus consecuencias sociales.

violencia
La violencia política generalizada y la tendencia a la burocratización del trabajo son fenómenos típicos de nuestra época. Por esa razón, son estudiados con interés por los sociólogos.

…los precursores de la Sociología

La Sociología nació en medio de las grandes transformaciones económicas, políticas y sociales que dieron lugar al mundo moderno tal como hoy lo conocemos. Frente a esas transformaciones, los fundadores de esta ciencia se preguntaron: ¿en qué se diferencian las sociedades del pasado de las del presente?, ¿cómo y por qué cambia una sociedad?, ¿qué factores crean divisiones o mantienen unida a la sociedad?

Para responder estas preguntas, Karl Marx (1818-1883) se interesó por la economía porque, comprendiendo cómo cambia la producción de los bienes en una sociedad a lo largo de la historia, podría comprender las diferencias entre las sociedades pasadas y presentes, por qué se producen las desigualdades y los conflictos sociales.

Para Max Weber (1864-1920), si bien la economía es importante para explicar estas cuestiones, las ideas vigentes en una sociedad también explicaban cómo y por qué cambian las sociedades a lo largo del tiempo. Por ejemplo, las ideas religiosas tenían una fuerte influencia en el modo en que una sociedad organizaba su vida y el trabajo.

Por su parte, a Emite Durkheim (1868-1917) le preocupaba analizar qué mecanismos producían las divisiones o uniones en una sociedad, es decir, qué hace que ios miembros de una sociedad cooperen unos con otros. Para él, en las sociedades más primitivas los seres humanos se encuentran unidos por lazos comunitarios, mucho más fuertes que en la sociedad industrial.

Esto significa que la comunidad en que vivían era determinante en su vida. Eso lo llevó a pensar que, para explicar la conducta humana, no basta con analizar a los individuos aisladamente porque la sociedad tiene influencia en las acciones y pensamientos de las personas.

Es decir, la sociedad es más que la suma de los individuos que la componen, tiene una existencia propia que se manifiesta en las normas, valores o creencias que se imponen a los individuos que forman parte de ella.

Fuente Consultada: Sociedad en Red EGB 9 A-Z Editora

Ver:Costumbres y forma de vida sociedad argentina

Resumen Historia de la Psicología Origen Evolución y Sus Psicologos

Resumen Historia de la Psicología
Origen, Evolución y Psicologos

Hoy, siglo XXI, y partir del siglo pasado la Psicología ha alcanzado una independencia tal que permite hablar de ella como ciencia, es decir como un estudio que tiene perfectamente delimitado su objeto y los métodos que le son propios.

Es por esta razón que nos parece más conveniente empezar por un encuadre histórico de la Psicología, desde el momento en que ella pasa a ser una ciencia independiente.

Los historiadores han dado en establecer como hito o mojón para el nacimiento de la Psicología científica la instalación del Laboratorio de Psicología de Wilhelm Wundt (1832-1920) en Leipzig (Alemania) en 1879.

Si bien éste no fue el primer laboratorio de psicología, sí fue el primero que inició un gran movimiento de agitación.

Lo que este laboratorio puso en práctica con riguroso celo fue la aplicación del método científico a la problemática psicológica. Los métodos de observación y registro de datos que permitieron el constante y exitoso progreso de las ciencias físicas y naturales fueron aplicados a los hechos mentales.

Así surgió la nueva psicología denominada EXPERIMENTALISMO, cuyos seguidores creían que los fenómenos mentales eran susceptibles de medición y tratamiento experimental.

Ellos incorporaron la introspección, que, junto con los recursos de laboratorios fisiológicos, permitía un análisis muy. detallado de la percepción, sensación, atención, emociones, etc. Al mismo tiempo, buscaron una psicología científica,» en contraposición con una psicología especulativa: o sea una psicología que descansara en la observación rigurosa, la experimentación y la medición exacta.

Los investigadores continuadores de Wundt, si bien se apartaron de él, no pudieron abandonar un esquema de trabajo netamente experimental.

No fue privativo de Alemania el enfocar la problemática, psicológica desde otro ángulo. En Inglaterra, Darwin publica en 1859 Origen de las especies, y en consecuencia, el criterio naturalista y evolucionista del sabio ingles» dio lugar a numerosos replanteos de orden psicológico.

El hecho de ser la especie humana no algo de singular importancia, sino un punto más en el proceso de la evolución natural, determinó que la Psicología volviese sus ojos no sólo al hombre en sí mismo, sino también a las circunstancias ambientales, genéticas y a la relación con la vida animal; surgen así la PSICOLOGÍA GENÉTICA, la PSICOLOGÍA COMPARADA y la PSICOLOGÍA DE LOS PUEBLOS.

Pero el punto más importante radica en que el centro de investigación en psicología pasó a ser el concepto de actividades mentales como funciones de adaptación.

Quien mejor interpretó esta psicología fue Sir Francia Galton (1822-1911), quien dirigió la investigación hacia las diferencias individuales. En sus estudios sobre la herencia de los rasgos mentales ideó numerosos-métodos: el biográfico, la historia familiar, el estudio comparativo entre gemelos univitelinos, etc.

La influencia de los conceptos darwinistas en psicología se manifiestan en William Mac Dougall (1871-1938), para quien los instintos, provistos por selección natural, son los fundamentos de la vida social, estableciendo una relación estrecha entre instinto y emoción.

En Francia, la Psicología centró su estudio sobre otro ángulo: la psiquiatría y los fenómenos anormales. Jean M. Charcal (1825-1893) consideró la hipnosis como un fenómeno fisiológico característico de los que sufrían de Histeria.

Discípulo de éste fue Fierre Janet, quien se interesó en la disociación de la. personalidad en los casos de histeria. Quien también estudió con Charcot en París fue Sigmund Freud (1856-1939).

Freud se dedicó al estudio de los trastornos neuróticos, concibiendo la teoría PSICOANALÍTICA, para la cual todos los casos de neurosis pueden ser explicados por una sexualidad reprimida en el inconsciente. En 1900 Freud publica La interpretación de los sueños, en el cual considera a éstos como una consecuencia de deseos reprimidos. El motivo básico del hombre es el deseo sexual. De éste surge la libido, fuerza psíquica dinámica que se manifiesta en todas las etapas del desarrollo humano.

Wilhelm Wundt (1832-1920). Iniciador de la investigación experimental, fundó el primer laboratorio de Psicofísica. Aunque sobre distintos supuestos, la Psicología actual utiliza la experimentación como uno de sus métodos principales.

Sigmund Freud (1856-1939). Célebre psiquiatra austríaco creador del Psicoanálisis. Esta escuela es la más revolucionaria y controvertida de las corrientes contemporáneas. No sólo cambió la Psicología actual, sino que también influyó en otras áreas del pensamiento.

Eduard Spranger (1882-1963). Psicólogo alemán , discípulo de Dilthey. Representante de la Psicología Comprensiva. Sostenedor de la corriente científico-espiritual y estructuralista, hizo aportes a la Psicología de los valores y a la tipología.

John Dewey (1859-1952). Psicólogo norteamericano, representante de la escuela funcionalista, la cual estudia los procesos psíquicos como funciones del organismo. Al analizar el comportamiento de estos procesos en el dominio de la ciencia aplicada, este pensador tuvo notable influencia en el ámbito educativo.

Carl Jung (1875-1961) se interesó en la teoría de Freud, pero disiente con él al sostener que la libido es una fuerza más vasta que el sexo: representa la energía para vivir y crecer.

Otro médico que se unió a Freud fue Alfred Adler (1870-1937), quien desarrolló una «psicología individual», en donde el impulso básico de cada individuo es la búsqueda de seguridad. En pos de ella, el individuo organiza su vida esforzándose para conseguir dominio y poder para compensar sus inferioridades.

El psicoanálisis se ha modificado mucho en los últimos años. Pensadores como Erich Fromm, Harry Sullivan, A, Kardiner y Karen Horney han destacado la influencia de los factores ambientales en la formación de la personalidad.

Mientras tanto, en Estados Unidos de América, la influencia de Wundt y su experimentalismo se hacía sentir con rigor. Edward Titchner, que había estudiado en Leipzig, luchó por establecer la nueva psicología en el Nuevo Mundo y por mantenerla inalterable.

Su línea de pensamiento, se denominó ESTRUCTURALISMO. Ella sostiene que la mente humana se compone de estados mentales básicos (sensaciones, imágenes, sentimientos), que son todos estructurados susceptibles de ser descompuestos en elementos mentales más simples.

Todo el intento de Titchner consistió en estudiar los fenómenos de la conciencia por medio de la experimentación y observación cuidadosas. Sin embargo, esta psicología, con la pureza que la concibió Titchner, no prosperó en EE. UU. Es significativo qué los nuevos intentos de psicología en dicho país surgieron como reacción a la rigurosidad del experimentalismo. Así en Chicago surge el FUNCIONALISMO, que en vez de hablar de elementos mentales, se refiere a los procesos psíquicos como funciones del organismo. A su vez, lo estudia en su marco ; natural y desde el punto de vista de la utilidad.

Su representante fue John Dewey (1859-1952), a quien le  interesaba saber qué es lo que realizan en el mundo los procesos psíquicos; por eso el funcionalismo entra en el dominio de la ciencia aplicada, incorporándose al campo educativo.

La influencia experimental de Wundt también se hizo sentir en otro pensador norteamericano: William James (1842-1910). No podemos decir de él que haya asimilado por, completo la teoría experimentalista, sino que bien pronto adquirió un punto de vista personal aceptando o rechazando unos puntos u otros.

James se caracterizó siempre por no aislarse ni enceguecerse por una teoría determinada, sino, más bien, por buscar siempre lo positivo y provechoso de todas. Así llega a sostener que, siendo la psicología una ciencia natural, puede observar y aceptar todas las relaciones que encuentre sin tener la obligación de dar razón de su existencia.

Sin duda el aporte más importante de James está en su teoría de las emociones, las cuales no tienen ninguna existencia fuera de los fenómenos fisiológicos que las acompañan. Toda emoción es producto de los cambios fisiológicos del cuerpo.

Otra teoría que surge como reacción al estructuralismo es el CONDUCTISMO, cuyo representante máximo fue John Watson (1878-1958). Su interés principal radicó en el estudio de la conducta infantil. Esta teoría se opone a toda psicología que se refiere a la conciencia, pues sostiene que es un concepto inútil e imperfecto. La psicología debe abandonar este concepto y empezar de nuevo y construir una nueva ciencia. Fundamentalmente propugna extender los métodos de la psicología animal a la psicología humana. Esto significa estudiar al hombre como un organismo de reacción teniendo en cuenta su relación con el medio natural.

El objeto cíe la psicología conductista es la conducta, no los contenidos de conciencia, ni las funciones psíquicas ni los procesos fisiológicos. La conducta es la actividad del organismo en su conjunto.
Los únicos métodos válidos son los objetivos, rechazándose de plano la introspección. El método por excelencia de los conductistas es la técnica del reflejo condicionado.

Pero hablar de reflejo condicionado implica referirnos a la teoría REFLEXOLÓGICA que tiene su origen en Rusia con Ivan Pavlov (1849-1936).Para esta teoría un reflejo es una reacción involuntaria, automática, que se hace posible en función de conexiones establecidas en el sistema nervioso y que se desencadenan ante la estimulación de un nervio sensitivo y se traduce rápidamente en una contracción muscular o una secreción. Así, la respuesta refleja natural de un animal hambriento ante un plato de comida es la secreción de saliva.

El reflejo natural es innato. En cambio, el reflejo condicionado es producto de un aprendizaje. Así, si al mismo perro hambriento, unos segundos antes de presentarle la comida (estímulo absoluto) se lo estimula artificialmente con una campanilla, y se repite la experiencia varias veces, veremos que la sola estimulación de la campanilla produce la respuesta salival. Se dice entonces que se ha instalado un reflejo condicionado.

Watson, volviendo al conductismo, propuso nacer un estudio de la conducta a través de la mecánica de estímulos, señales comportamientos innatos.

Para él, las conductas innatas son mínimas, y las aprendidas través de un proceso de condicionamiento constituyen la gran mayoría. Es célebre el estudio de Watson sobre los condición; mientes emocionales. Puesto que consideraba que la compleja vida emocional era el resultado de un encadenamiento de reflejos, buscó y encontró tres respuestas de tipo emocional innatas o sea no aprendidas: miedo, ira y amor. Sobre ellas se puede condicionar toda la vida emocional del sujeto.

Es innegable el valor del conductismo por todos los aporte que realizó a la fisiología y, por otra parte, la influencia que tuvo para toda teoría del aprendizaje y su importancia en la educación.
Si bien la teoría experimentalista que nace con Wundt en Alemania dio lugar al surgimiento de nuevas corrientes que también llevaban el sello de la experimentación, creó también otras corrientes o teorías que surgieron como una respuesta en contra.

La teoría de la GESTALT surge en Alemania precisamente como una reacción a la psicología tradicional o «atomista» llamada así porque pretendía construir la vida psíquica con elementos cuyas estructuras se formaban según los modelos de la física, la química.

El fundador de la teoría de la Gestalt fue Max Wertheimer (1880-1943) y sus discípulos y colaboradores Wolfgang Kóhlet (1887-1967) y Kurt Koffka (1886-1941). A ellos se debe que los nuevos conceptos aplicados en primera instancia a la percepción exigieran una revisión integral de los principios fundamentales de la ciencia. Ni siquiera se detuvieron en la psicología misma, sino que también extendieron sus principios a la física y la biología. La Gestalt o Forma constituye un todo que no es la mera suma de las partes. Es anterior a las partes y fundamental para ellas. No es una composición de elementos. Las formas son totalidades cuya conducta no se determina por la de sus elementos, sino por la naturaleza interior total.

Al hacer el análisis de la percepción sensorial, llegaron a la conclusión de que nosotros percibimos los objetos como una totalidad, no como una suma de elementos aislados, porque lo percibido posee significación y es ésta lo que otorga carácter de forma a lo percibido. Así elaboraron una serie de leyes de la percepción: de proximidad, de semejanza, de continuidad y, la mas importante, la de la buena forma, es decir, que la organización se realiza en el sentido de la mejor forma posible.

Dentro de la dinámica de la percepción hay un aspecto fundamental, y es que ella se estructura dentro de un marco diferenciado que constituye el fondo, sobre el cual se distingue ton más precisión la figura. Estas relaciones son cambiantes.

La psicología de la forma aplicó sus principios también a:

— el pensamiento: percibimos como unidad una frase muy larga que leemos u oímos. Un diálogo puede parecerme un todo dotado de sentido, etc.

— la conducta: una conducta instintiva alcanza su sentido por la estructuración armónica de las fases de su acción.

— el aprendizaje: la enseñanza de la lecto-escritura a partir de la palabra como un todo estructurado y significativo.

Lo importante de la teoría de la forma es que reacciona tanto contra el estructuralismo como contra el conductismo, porque ambos siempre toman su material de estudio en forma fragmentaria y suponen que las unidades más grandes están constituidas por unidades más pequeñas asociadas a través de combinaciones específicas.

La teoría de la forma, a través de su concepto de Gestalt ha llamado la atención sobre características de la experiencia hasta ahora ignoradas y que no era lícito que continuaran así.  A llevado a muchos psicólogos a rever los supuestos fundamentales sobre los que trabajaban. Ha puesto de manifiesto hipótesis V métodos de experimentación bien definidos, que han dado origen a una enorme cantidad de investigaciones, logrando sustraer a la psicología de un esquema rígido de trabajo y llevándola de esta manera a un examen directo y cuidadoso de la experiencia como tal.

Si bien toda la psicología experimentalista había superado una «psicología del alma» de raíz filosófica, explicando lo psíquico a través de su relación con lo orgánico, con métodos experimentales y de observación rigurosa, había dejado de lado oí estudio psicológico del hombre concreto, o sea el hombre inserto en una realidad histórica y social dada y partícipe de un inundo cultural.

Solamente en el siglo XX, con el avance de las ciencias sociales, la antropología, el psicoanálisis, los estudios históricos, etc., se da lugar a que la psicología buscara analizar al hombre desde otro punto de vista. Esta nueva psicología estudia al hombre en MI ser concreto, su aquí y ahora, el hombre y su circunstancia.

Conocer al hombre por sus acciones, gestos, actitudes; por los valores y normas con que ajusta su conducta al medio en que vive, tal como lo quería una nueva psicología, determinó también el surgimiento de nuevos métodos e instrumentos de interpretación de lo humano.

Así nace la Psicología COMPRENSIVA, cuyos máximos representantes fueron Wilhelm, Dilthey (1833-1911 ), Eduard Spranger (1882-1963) y Karl Jaspers (1883-1969) y cuyo punto de partida está en la comprensión de lo psíquico: «explicamos la Naturaleza, comprendemos la vida psíquica».

La vida es primordialmente biográfica, humana, en su condición temporal, histórica. El mundo del hombre es la sociedad y no la naturaleza, por eso para Dilthey es ilegítimo seguir construyendo una psicología a imagen y semejanza de la física y de los procedimientos de las ciencias naturales. Es por lo tanto necesario hablar de una psicología comprensiva, porque antes de explicar el nexo entre los fenómenos psíquicos es necesario describirlos y comprenderlos.

La psicología comprensiva quiere captar al hombre en todos sus rasgos diferenciales y típicos que lo definen frente a la naturaleza. Antes que englobarlo como una parte del universo, procura mostrar su autonomía, a través de la búsqueda de las intenciones y fines que el hombre se propone.

Cualquier hecho psíquico es una realidad que se la conoce desde dentro, a diferencia de los fenómenos físicos, que los conocemos desde fuera. Toda manifestación exterior es el punto de apoyo de una posible captación de lo interior que la produce. El camino que se recorre se inicia en lo dado sensiblemente y concluye en lo que no cae nunca bajo los sentidos y que sin embargo se expresa exteriormente.

Comprender quiere decir captar el sentido que cualquier hecho psíquico posee. Comprender no es lo mismo que concebir o explicar. En la comprensión penetramos en el interior de aquello que queremos captar. Al penetrar lo llenamos con nuestra comprensión y nuestra vida.

La psicología comprensiva se mantiene en el terreno de lo realmente existente en la conciencia, de lo que se puede entender en su existencia real, de lo que se puede distinguir y describir. Pero eso le fija sus límites: por un lado el dominio de lo inconsciente, en cuanto no puede aparecer nunca en forma directa en la conciencia, y por otro lo extraconsciente: el cuerpo y sus mecanismos fisiológicos.

Por último, sería imposible comprender los últimos adelantos psicológicos sin tener en cuenta los aportes hechos por la FENOMENOLOGÍA, que pretende la descripción ajustada de los fenómenos psíquicos en su realidad concreta.

Debemos partir así desde F. Brentano (1838-1917), pensador austríaco que puso de manifiesto la importancia de la Intencionalidad de los fenómenos psíquicos. Ellos se caracterizan por su relación hacia un contenido, a diferencia de los físicos que con vacíos, no llenan nada en sí mismos. Para Brentano la conciencia es siempre conciencia de.

A su vez Jean Paul Sartre (1905) ahonda este concepto, puesto que para él la conciencia es siempre conciencia de algo y esto significa que la trascendencia es constitutiva de su propia existencia.
Según E. Husserl (1859-1938),filósofo alemán, la conciencia, que es pura intencionalidad, puede ser interpretada como conciencia pura o psicológica. La conciencia psicológica es la conciencia pura que ha trascendido hacia el mundo; está instalada en un cuerpo.

Sólo a través del método de reducción fenomenológica, que consiste en poner al mundo entre paréntesis, no para afirmar o negar su realidad, sino simplemente suspender el juicio acerca de él, para así poder ocuparnos exclusivamente de todo lo que ingresa en la corriente de nuestras vivencias como real, se nos manifiesta con total verdad. Esto nos permite volcarnos en el interior de nuestras propias viviendas para describirlas en su total pureza.

El objeto de una psicología fenomenológica es la búsqueda del origen del hombre, del mundo y de lo psíquico, o sea la búsqueda de una conciencia trascendental, a la cual sólo se llega por el método de reducción fenomenológica.

La principal crítica que los fenomenólogos han hecho a los psicólogos es que han considerado a los hechos psíquicos despojándolos de significación y es precisamente esa significación lo que es esencial al fenomenólogo, dado que siempre el hombre es un ser concreto, inserto en un medio, es un ser en situación.

Situación significa adoptar una posición frente a los demás hombres y las cosas; establecer relaciones y puntos de vista sobre todo aquello que no es él mismo? Esta situación se refiere tanto a la posición que el ser humano padece desde su ubicación geográfica como a las vinculaciones con el medio social e histórico con el que se relaciona.

El hombre, como ser-en-situación, está siempre en un continuo actuar. Lo psíquico está constituido siempre por actos. El acto expresa la conducta, el hacer, frente al mundo, un modo de situarse en el mundo; y de esta relación el hombre no puede desprenderse, ya que su ser es, esencialmente, ser-en-el-mundo.

Tal como sostenía Martín Heidegger (1889-1976) el ser-en-el mundo es exclusivo del hombre y expresa la constitución fundamental de su existencia. El mundo, miembro solidario de la estructura ser-en-el-mundo, resume un conjunto de proyectos que deben estar en la base de lo existente. El hombre no puede ser sino en cuanto trasciende y proyecta un mundo de posibilidades que a su vez lo definen a él.

A su vez, existir es existir con otros. Los otros son conmigo y la comprensión del prójimo se hace posible en el hecho de se con él dentro de la existencia misma.

Para Jaspers, somos un Yo, por y con otros, y para se nosotros mismos es necesario que intervenga el prójimo, e; necesaria la comunicación. Es en esta relación de comunicación de la vida cotidiana en donde el otro y yo realmente somos, porque la comunicación no es la mera trasmisión de una idea o un mensaje, sino la apertura y la revelación al otro.

La fenomenología, por último, ha de dar cierre al problema del dualismo cuerpo-alma o conciencia-cuerpo desde el momento que cada uno de los términos tomado por sí mismo no tiene validez. Una conciencia desprendida de no tiene sentido y tampoco el cuerpo puede ser resumido a una red de relaciones mecánicas.

A partir de este momento, el dualismo en psicología pasa a tener un carácter histórico. El hombre es una entidad y sólo a través de un análisis fenomenológico se revelan ambos aspectos como dos caras de una misma moneda.
Así, la psicología ha llegado hoy a centrar su estudio en el hombre total, constituyéndose en una ciencia que estudia la conducta del hombre como forma de vínculo entre los seres, y, a partir de ella, la personalidad como resultado de esa relación.

Para estudiar al hombre la psicología tiene en cuenta que éste es:

a) un ser social: el hombre aislado es una abstracción. Desde que nace hasta que muere está en relación con los demás seres.
b) un ser concreto y de hecho perteneciente a un determinado grupo o cultura. Las formas de vida del grupo y las características de la cultura en que se desarrolla modifican sus conductas y a su vez él es modificador de esa misma cultura.
c) un ser histórico que evoluciona a través del tiempo. En el transcurso de los siglos se da la historia de los pueblos o grupos humanos con distintas formas de comportarse según las necesidades de la época. Por otro lado, el hombre en sí mismo evoluciona durante el tiempo de su vida, por lo cual podemos decir que cada persona es el producto de su historia personal.
d) un ser vivo, y, como todo organismo vivo, participa de los procesos de la naturaleza. Se dan en él transformaciones biológicas que inciden en su conducta y, a la inversa, los cambios en su comportamiento producen modificaciones orgánicas.

Desde este punto de vista la psicología estudia la conducta del hombre con el aporte de la antropología, la sociología, la historia y la biología. Como toda ciencia la psicología describe y observa la conducta; controla rigurosamente los datos, experimenta sobre ella, explica los procesos, investiga y formula hipótesis y teorías.

Muchos investigadores, de diferentes escuelas psicológicas, tal como lo hemos visto en esta breve historia de la psicología científica, han logrado importantes adelantos. Intentamos presentar en este libro algunas de sus conclusiones, de manera simple, introductoria y ajustada al objetivo del mismo.

Los métodos en psicología:

La psicología utiliza varios métodos para llevar a cabo sus conocimientos acerca de la conducta. Estos son:

1. El método experimental: consiste en obtener descripciones objetivas de los hechos y de las relaciones entre ellos, controlando muy bien las condiciones bajo las cuales los hechos se dan. Un buen experimento es aquel en el que se mantienen constantes todos los factores que se investigan. Los factores cuyos cambios pueden tolerarse se llaman variables. El aspecto de la conducta que se estudia se denomina variable dependiente. Los factores cambiantes que influyen sobre la conducta se denominan variables independientes. Estas son controladas, medidas y modificadas sistemáticamente. El control y medida de las variables dependientes es tan esencial como el control y medida de las variables independientes, o sea, de las condiciones sujetas a experimentación.

La experimentación psicológica es menos precisa que la experimentación en las ciencias físicas, debido a que la conducta implica una serie de hechos muy complicados que no son tan fáciles de describir. La conducta sufre la influencia de gran cantidad de variables, muchas de ellas sumamente difíciles de manejar y medir.

Lo importante del método experimental es que las comprobaciones se realizan siempre en condiciones controladas y son susceptibles de ser repetidas para su cotejo y verificación.

2. La observación: consiste en atender cuidadosamente a una situación inmediata. Es un método útil para estudiar aquellos aspectos de la conducta que no son accesibles por otros métodos. Para ello se llevan apuntes sistemáticos de lo que se quiere estudiar. Pero estos apuntes no sólo requieren una gran fidelidad al anotar los detalles, sino una gran habilidad para observar.

Es necesario que el observador determine de antemano qué aspectos de la conducta van a ser observados y bajo qué condiciones o en qué situación. La observación debe ser una función . activa en la cual se formulan hipótesis y se piensa mientras se procede a la observación. Sin observación rigurosa no hay conocimiento científico, pero tampoco lo hay con la sola observación sin el pensamiento. Pensar es el eje de la indagación científica y la base para la observación.

A veces la observación se complementa con otros medios o técnicas, como por ejemplo el uso de películas que permiten el estudio posterior de la conducta; o la utilización de cámaras de observación que permiten ver sólo desde afuera hacia dentro, sin que el sujeto se percate de que es observado.

3. La introspección: consiste en la inspección y descripción de los estados mentales experimentados por el individuo. Mediante ella el sujeto logra datos sobre procesos psicológicos que es imposible conseguir por otros procedimientos. Ella es un método útil para obtener información directa de los sentimientos, necesidades, motivos y emociones; así como también acerca de  creencias y opiniones.

Los inconvenientes de la introspección radican en que se limitan a las actividades conscientes del individuo. Por otra parte, es siempre retrospectiva, ya que el sujeto no puede observar un fenómeno psíquico en el momento que acontece, y además los resultados de sus observaciones no pueden ser verificados por otras personas.
Por último, diremos que, cuando se emplea como única técnica, es demasiado subjetiva para ser fidedigna.

4. El método biográfica: es a través de este método que se pretende comprender las causas de ciertas conductas y de la personalidad delineando su evolución respecto de las influencias de diferentes factores ambientales y sociales.

El método biográfico que más se utiliza es el clínico, que procede a un estudio detallado y profundo basado en la observación directa. Se caracteriza por un contacto directo y personal ..entre el sujeto y el investigador y se puede extender a los miembros principales que influyen en el sujeto.

Lo importante en el método clínico es la observación y el estudio directo de la situación y de las reacciones y valoraciones de todos los factores intervinientes en cada momento de la entrevista.