Tiahuanaco (Bolivia)

Monte Rushmore Washington jefferson Lincoln Historia Caras Esculpidas

Historia del Monte Rushmore Washington jefferson Lincoln

Cómo fueron esculpidas las efigies del monte Rushmore: Cuatro caras gigantescas miran al horizonte desde la ladera de una montaña de granito situada en Dakota del Sur, Estados Unidos. Si también fueran esculpidos los cuerpos, cada figura mediría unos 140 m de altura.

Son los rostros de cuatro ex presidentes de ese país, labrados en la cima del monte Rushmore con taladros neumáticos y dinamita por hombres encaramados en los bordes de la ladera. La imponente obra tardó 14 años en realizarse, y fue dirigida por John Gutzon Borglum,(imagen abajo) un afamado escultor estadounidense de origen danés.

La montaña esculpida es un monumento nacional, y los cuatro personajes, elegidos para representar los ideales de la nación, son George Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln y Theodore Roosevelt.

La idea de erigir el monumento surgió del historiador Doane Robinson en 1923, que propuso que se esculpieran efigies de héroes como Kit Carson y Buffalo Bill en unas columnas de granito llamadas las Agujas ubicadas en la misma zona que el monte Rushmore. Pero Borglum consideró que ni las columnas ni el proyecto eran adecuados, pues tenía la convicción de que la obra debía tener importancia nacional.

El escultor John Gutzon Borglum construyó sus modelos de trabajo en una escala de 1:12 (una pulgada en éstos equivaldría a un pie en la roca). Su hijo Lincoln Borglum mide el modelo de Jefferson para hacer la transferencia al monte Rushmore. Una vez en la cima de éste ayuda a operar una máquina para medir y marcar los puntos de perforación.

El monumento fue esculpido entre 1927 y 1941 con un costo de 990 000 dólares, la mayor parte fondos federales. La escultura en sí tardó 6.5 años en realizarse, pero el trabajo fue lento debido a problemas financieros en los primeros años, así como por factores climáticos. La mayoría de quienes esculpieron las caras eran mineros o canteros de la región, y durante esos 14 años trabajaron unos 360 empleados en equipos de 30 personas en promedio.

Planeación de las cabezas: Borglum eligió el monte Rushmore, de 1.745 m de altura, por el grano fino de su granito, pero aun así fue necesario quitar toneladas de piedra para dejar al descubierto la roca adecuada; para la cabeza de Washington se desbastaron unos 9 m, y para la de Roosevelt unos 37 m. A lo largo de la obra se quitaron unas 450 000 toneladas de roca, que todavía están al pie de la montaña.

Borglum decidió esculpir cabeza por cabeza, empezando por la de Washington; hizo de ella un modelo de yeso de 1.5 m de altura (1/12 del tamaño que tendría la real), en cuya parte superior fijó una placa plana marcada en grados. En el centro de ésta y sobre un pivote montó después una barra horizontal de acero de 76 cm. de largo graduada en pulgadas, y de la barra suspendió una plomada también marcada en pulgadas. Al hacer girar la barra y mover la plomada a cualquier punto de la cara, como una fosa nasal, podían efectuarse las mediciones necesarias.

Para transferir las mediciones del modelo a la montaña, se instaló un mecanismo similar 12 veces más grande en lo alto de ésta, en el punto escogido para la parte superior de la cabeza de Washington. Borglum llamó al artefacto máquina indicadora, y a los hombres encargados de medir, indicadores.

Labrado de la roca: Después de elegir los puntos, la roca se perforaba hasta la profundidad marcada por el indicador para colocar dinamita en los agujeros y hacer volar unos 15 cm. de la roca. La perforación debía ser muy precisa, pues un corte demasiado profundo quitaría piedra de más y no sería posible restituirla. Cada perforador trabajaba atado a un asiento de cuero que colgaba de un cable conectado a un malacate, con un taladro de 39 Kg. de peso pendiente del mismo cable. El operador del malacate estaba situado en un punto desde el cual no podía ver al perforador, así que se colocó a un muchacho sujeto con un dispositivo de seguridad en el borde del peñasco para que retransmitiera mensajes entre ellos.

Trabajar estando colgado a unos 76 m de la cima no era fácil, así que para hacer presión suficiente al taladrar, los perforadores antes debían alcanzar un tramo de cadena y pasarlo por detrás del asiento; luego fijaban la cadena con clavos de acero en la roca.

Jefes de estado Las caras de cuatro ex presidentes de Estados Unidos fueron labradas en el monte Rushmore: (de izq. a der.) George Washington, Thomas Jefferson. Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln.

Las brocas se embotaban cada 15 minutos, y todos los días un herrero tenía que afilar centenares de ellas. Conforme los perforadores se desplazaban de un punto a otro del monte, los dinamiteros metían las cargas en los agujeros; las detonaciones ocurrían dos veces al día: a la hora del almuerzo y al término de la jornada de trabajo.

Para cortar y labrar la piedra hasta darle las dimensiones finales, los perforadores hicieron hileras muy juntas de agujeros pequeños para poder quitar la capa final con cuñas y martillos de acero, y después alisaron” la superficie con taladros especiales.

Borglum decidió esculpir cabeza por cabeza, empezando por la de Washington; hizo de ella un modelo de yeso de 1.5 m de altura (1/12 del tamaño que tendría la real), en cuya parte superior fijó una placa plana marcada en grados.

Contratiempos: La cabeza de Washington fue terminada en 1930, y en seguida comenzó el trabajo con la de Jefferson. Se inició a la izquierda de la primera (desde la perspectiva del observador), pero en 1934 apareció un estrato de roca de mala calidad que obligó a destruir la cabeza incompleta y reubicar la escultura a la derecha de la de Washington.

Como la roca del otro lado tenía grandes fisuras, hubo que desbastar 18 m para alcanzar la capa adecuada, dejando apenas el espesor suficiente entre el peñasco y el profundo cañón situado detrás de él. Pero una fractura en el lugar donde iría la nariz obligó a Borglum a alterar el ángulo de la cabeza, y otras grietas menores fueron rellenadas con una mezcla de aceite de linaza, albayalde y granito pulverizado.

La cabeza de Jefferson tiene también el único parche que se necesitó en toda la obra: al esculpir el labio superior apareció un filón de feldespato que no pudo ser labrado, así que fue eliminado y quedó un hueco de unos 60 cm. de largo y 25 cm. de hondo.

En la base de dicha cavidad se colocaron dos clavos de acero para sostener un tapón de granito fijado con azufre fundido.

El toque maestro: Cada cabeza mide 18 m de altura y, en promedio, la nariz de cada una mide 6 m de largo, la boca 5.5 m de ancho y los ojos 3.4 m de un extremo al otro. Para dar carácter y expresión a los rostros en esa escala fue necesario un toque maestro: Borglum dio a los ojos un destello de vida dejando una columna de granito de unos 56 cm. de largo a modo de pupila, que la luz del sol hace resaltar contra la sombra que ésta forma.

Borglum murió el 6 de marzo de 1941 a la edad de 73 años, poco antes de que el monumento quedara terminado. Los toques finales fueron supervisados por su hijo Lincoln,(imagen izq.) que siendo apenas un adolescente había laborado como indicador al inicio del proyecto.

Fuente Consultada:
Como Funcionan Las Mayoría de las Cosas de Reader`s Digest – Wikipedia – Enciclopedia Encarta – Enciclopedia Consultora

Las Lineas de Nazca Dibujos Jeroglificos Peru Significado Ubicacion

Las Líneas de Nazca – Dibujos Jeroglíficos – Perú Significado Ubicación

La cultura Nazca
El nombre de Nazca responde en la actualidad a una provincia del departamento peruano de lea, en los valles de Chincha, en la costa meridional del Perú, donde se desarrolló una cultura que mantuvo una estrecha relación con la de Paracas. Pero la evolución de una cultura a otra, de la Paracas a la Nazca, no fue brusca sino que fue un proceso lento. De ahí que se mantengan en la cultura Nazca muchos hábitos y costumbres de Paracas, entre otros su actividad guerrera.

Al estudiar la sociedad nazca, se debe tener en consideración que sus integrantes vivían en pueblos organizados, donde la cúspide del poder era ocupada por los sacerdotes, a quienes se atribuían conocimientos especializados de astronomía, matemáticas y geometría. En las piezas de cerámica fueron representados de manera bien diferenciada, transportados en literas y acompañados de un nutrido séquito. Gran parte de su poder provenía de sus conocimientos astrológicos, lo que les permitía predecir el futuro. Llegaron a establecer un calendario de 360 días.

La cultura Nazca destacó de manera especial en el arte de la cerámica. Enriquecida por el uso del color, en sus piezas aparecen reproducidas las plantas y la fauna que les rodeaba así como seres mitológicos. Era una cultura en la que la representación de los personajes pone de manifiesto la habilidad de los artesanos. Para muchos arqueólogos, fueron los mejores ceramistas, dibujantes y pintores de la América precolombina. Los alfareros y tejedores, estos últimos de manera muy significativa, dejaron cumplida información sobre la vida del pueblo nazca. Sus interpretaciones estéticas se distinguen por su gran sentido filosófico, que huye del realismo. En sus dibujos plasmaron figuras antropomorfas, siempre idealizadas.

Los nazcas situaron sus centros de población en la parte alta de los valles, debido al escaso caudal de los ríos, que no suelen llegar con agua a su desembocadura en el océano Pacífico. Desarrollaron las técnicas agrícolas, que, como todas las grandes culturas costeras preincaicas, han dejado restos de magníficos acueductos, vestigios que ponen de manifiesto sus profundos conocimientos hidráulicos.

En 1927, el equipo de reconocimiento aéreo de Perú no podía dar crédito a sus ojos. Debajo de ellos, cubriendo el desierto hasta donde alcanzaba la vista, se extendía un enorme zoológico bidimensional: las líneas de Nazca.

LINEAS DE NAZCA EN PERU

Imagen Una de la Líneas de Nazca

NINGUNO DE LOS INNUMERABLES misterios arqueológicos de Sudamérica supera los extraordinarios dibujos del desierto de Nazca, en Peni. Las enormes dimensiones, la belleza y el misterio de esas líneas, han fascinado tanto a arqueólogos como a científicos y aventureros durante el medio siglo que ha pasado desde su descubrimiento. Aunque son tan antiguas como Stonehenge, las líneas de Nazca fueron ignoradas por el mundo hasta que Toribio Mexta Xesspe, integrante del equipo de reconocimiento aéreo de Perú, voló sobre ellas en 1927.

Las líneas de Nazca tuvieron que aguardar hasta la era de la aviación para ser descubiertas, porque sólo pueden verse desde el aire. Incluso hoy, cuando las líneas ya se conocen en todo el mundo, su visión desde el aire es imponente y asombrosa. La meseta desierta de Nazca —unos 500 km2— está cubierta por estilizados dibujos de pájaros y otros animales; colibríes que tienen 60 m de una punta de ala a la otra, enormes arañas, un zorro, un tiburón ballena. Junto a ellos, más de 100 espirales, grupos de líneas formando estrellas, triángulos ahusados y más de 13 000 líneas totalmente rectas. Sin embargo, todo esto es invisible desde el suelo.

La carretera Panamericana se construyó cruzando estas líneas y nadie se dio cuenta de que estaban allí. Al nivel del terreno, lo único que se ve, si se mira con detenimiento, son unas depresiones poco profundas donde la superficie ha sido rascada para poner al descubierto la tierra amarilla que hay debajo. Pero desde el aire aparecen como un llamativo «zoológico» del desierto, pintado de amarillo.

Efectivamente, no hay ninguna duda que quien realizó estas líneas pretendió que se vieran desde el aire: en conjunto da la impresión de que quieren expresar alguna clase de código o mensaje. Algunas de las personas que las han sobrevolado han visto en ellas gigantescas flechas, líneas y espacios despejados que parecen pistas de aterrizaje.., pero, en todo caso, ¿pistas de aterrizaje prehistóricas?

El polémico arqueólogo Erich von Dániken (imagen) afirma que las líneas de Nazca eran «carriles de aceleración» de los antiguos astronautas, pero muchas críticas han señalado, en primer lugar, que como las naves, presumiblemente, aterrizarían y despegarían verticalmente, no necesitarían de estas larguísimas «pistas de aterrizaje»; además, el terreno es demasiado blando para que aterrice ningún vehículo de gran tamaño; finalmente, como muchas flechas señalan hacia las laderas de las colinas, las naves espaciales se habrían estrellado si hubieran seguido aquella dirección.

De modo que, si las líneas de Nazca no se proponían guiar el aterrizaje de naves espaciales, ¿cuál era su objetivo? Los dos investigadores que más han contribuido a descubrir estas pistas son el difunto Paul Kosok, de la Universidad de Long Island, y la astrónoma Maria Reiche, cuya dedicación exclusiva a Nazca y sus misterios, durante 40 años, le ha ganado el afectuoso título de «arqueóloga residente de Nazca».

El profesor Kosok fue el primero que hizo un estudio sistemático de las líneas, 12 años después de su descubrimiento en 1927. Una tarde, durante los años 40, Paul Kosok vio ponerse el sol precisamente en el lugar en que terminaba una de las líneas. Era el 22 de junio, solsticio de invierno en el hemisferio sur. Esto confirmó su teoría de que las líneas marcaban alineaciones astronómicas: de que era, en palabras textuales, «el libro de astronomía más grande del mundo».

Para Maria Reiche, (imagen) la idea de la existencia de una astronomía prehistórica no era nueva. En la época en que era institutriz en Cuzco (la antigua capital inca del Perú), antes de la segunda guerra mundial, había conocido la obra de su contemporáneo, el astrónomo alemán Rolf Müller. Este había analizado la posible alineación de la catedral de Cuzco, construida sobre el emplazamiento de un templo secundario, y el Coricancha o templo de Sol, sobre el cual se construyó la iglesia de Santo Domingo.

Llegó a la conclusión de que, sin duda, los incas habían alineado los ejes de sus edificios según el solsticio. Después de la segunda guerra mundial, Maña Reiche volvió a Sudamérica para trabajar con Paul Kosok en Nazca.

Buena parte de su trabajo tuvo un carácter eminentemente práctico: llegó a «limpiar» las línea arrastrando los pies calzados con botas a lo largo de ellas, o bien con grandes piedras atadas con sogas. Cuando el profesor Kosok abandonó sus trabajos sobre el misterio de Nazca —murió en 1959—, Maria Reiche continuó sus estudios en el desierto. Primero vivió en el modesto y único hotel de Nazca y después, cuando empezó a ser conocida, le proporcionaron un alojamiento en los edificios de una granja en Ingenio, un pueblecito cercano a la zona de máxima concentración de líneas y dibujos. Durante casi 40 años, esta alemana solitaria ha vivido cerca del «misterio del desierto» (éste es el título de su libro sobre Nazca).

Y aunque muchas de sus ideas originales se han modificado, sigue creyendo, básicamente, que las líneas representan un gigantesco calendario.

Los nazcas, afirma, eran en primer lugar y por encima de todo, agricultores que necesitaban calcular el momento adecuado para plantar y cosechar sus alimentos. Una línea dirigida al lugar donde aparecía una estrella o un planeta brillante podía funcionar como una marca muy clara. Algunas líneas podrían indicar en un extremo el punto donde se levantaba una estrella y en el otro el lugar donde se ponía otra.

Fraulein Reiche ha observado que muchas de esas líneas, algunas de las cuales miden más de 40 Km., son extraordinariamente rectas: las hay que presentan únicamente una desviación de dos grados. Esto parece indicar que fueron trazadas para señalar al Sol, a la Luna o a las estrellas. Los críticos han indicado que sólo unas cuantas líneas muestran ese tipo de alineación, pero las que lo hacen son, sin duda, importantes. Algunos investigadores creen que la disposición que presentan puede tener otra explicación desconocida. Sin embargo, sea cual sea su propósito, la precisión y belleza de las líneas prueba que fueron trazadas en el contexto de una sociedad culta y con gran sentido de la estética.

Maria Reiche cita otros elementos que lo confirman: hermosos objetos de oro finamente labrados, tejidos muy perfeccionados, vasijas de cerámica; todos estos objetos, hallados en el interior de las tumbas verticales que salpican el desierto de Nazca, revelan una cultura artísticamente sofisticada. Pero Nazca no es un lugar único, ni siquiera en América del Sur. Hay otros lugares que presentan un claro parecido con Nazca. Se han hallado líneas, claros y figuras hasta a 950 Km. de distancia. Y más

lejos aún, en las zonas más remotas del continente, se dice que hay enormes líneas grabadas en la superficie del desierto… Estos lugares donde se trazaban líneas, ¿estarán conectados entre sí de alguna forma? Quizá, como creen algunos investigadores, estén unidos por una especie de canales invisibles de fuerza electromagnética que recorren la Tierra, sobre los que los hombres de la antigüedad construyeron las pirámides, Stonehenge y otros monumentos «mágicos». Pero se pueden encontrar otros vínculos más concretos.

Cuando en 1976 se pidió a Maria Reiche que clasificara las líneas de Nazca por orden de importancia, colocó las líneas rectas a la cabeza de la lista. Aunque la mayoría de la gente queda más impresionada por las representaciones de animales, ella insiste en que la rectitud misma de las líneas —que atraviesan sin desviarse terrenos difíciles, a veces vegetación espesa, colinas y barrancos secos de cientos de metros de ancho— resulta, en sí misma, fascinante.

Pero si sólo algunas señalan puntos de referencia astronómicos, ¿por qué fueron trazadas con tanto cuidado? Una y otra vez, el porqué de las líneas de Nazca parece estar al alcance de la mano y vuelve a alejarse. Pero quizás el cómo no sea tan misterioso gracias a Maria Reiche.

Cuando llegó por primera vez a Nazca, en 1946, le contaron que aún se recordaba un tiempo en que había postes de madera que se levantaban a intervalos regulares a lo largo de las líneas. Esto sugería un sistema de construcción adecuado a los medios limitados de que se disponía en aquella zona.

Fraulein Reiche llegó a la conclusión de que quienes dibujaron en Nazca trabajaban con pequeños modelos a escala, trasladando los dibujos a la superficie del desierto, sección por sección, marcando cada una de las mismas con un poste. María Reiche afirma que ha localizado las secciones originales de las líneas y que las ha marcado con pequeñas estacas de madera. Y atribuye la exactitud de la escala al empleo de alguna unidad de medida basada quizá, como el codo bíblico, en las proporciones del cuerpo humano.

En 1976, María Reiche visitó Gran Bretaña, para intentar averiguar en los enclaves arqueológicos los métodos empleados por los constructores prehistóricos y los sistemas de medición que usaban La unidad empleada en Stonehenge, por ejemplo, bien podría ser la yarda megalítica, descubierta por el doctor A. Thom. Tiene una longitud de 83 cm., y parece haber sido la unidad básica de medida en muchos sitios prehistóricos de Gran Bretaña y Francia.

Si, como cree María Reiche, la yarda megalítica fue usada por los constructores de las líneas de Nazca, ¿cómo puede haber sido tan conocida en tiempos tan «primitivos»? ¿Y por qué las comunidades prehistóricas decidieron construir monolitos tan duraderos a un lado del Atlántico, y al otro esos gigantescos dibujos que sólo se ven desde el aire?

¿Cómo se trazaron las líneas y las figuras?
El gran tamaño de las figuras, sus perfectas proporciones y la increíble rectitud de las líneas han dado lugar a múltiples especulaciones acerca del modo en que los nazca lograron tal precisión. Es bastante sencillo trazar líneas rectas con ayuda de tres postes de madera alineados a ojo: el primero es la referencia inicial, el segundo se coloca a unos 100 metros y se mueve a un lado y a otro hasta que queda alineado con un tercer poste más alejado. El misterio reside en cómo se logró mantener tal precisión a lo largo de grandes distancias; algunas líneas se desvían menos de dos metros por kilómetro.

Una fascinante, aunque muy atrevida, especulación es que los nazca eran capaces de remontarse por el aire en alguna especie de globo. Si los supervisores nazca pudieron hacerlo así, les habría sido fácil comprobar que los operarios del suelo mantenían las líneas rectas sin desviarse. El gran tamaño de las figuras incita a pensar que, con el propósito de apreciar los diseños, era necesario verlos desde el aire, al menos en algunas ocasiones.

La creencia de que los nazca eran aptos para el vuelo se basa en dos tipos de evidencias. La primera resulta de las decoraciones pintadas en las piezas de cerámica halladas en la zona, que muestran imágenes semejantes a globos y cometas. La segunda es el hallazgo de «pozos crematorios» circulares, que contienen rocas ennegrecidas y que podrían haber constituido lugares sumamente aptos para el lanzamiento de globos de aire caliente.

Con el fin de comprobar la teoría de que los nazca pudieron haber practicado el vuelo, Bill Spohrer, un estadounidense residente en Perú, construyó un globo utilizando únicamente materiales y tecnología que, a su entender, eran asequibles para aquel pueblo. Por cierto, en las tumbas nazca se han encontrado telas que poseen una textura más fina que la empleada en la confección de los paracaídas modernos, a la vez que son más impermeables que las que se suelen utilizar en la construcción de globos de aire caliente.

En noviembre de 1975 se hizo despegar el globo Cóndor I encendiéndose fuego debajo del mismo en uno de aquellos pozos. El globo voló llevando en su barquilla roja a dos experimentados aeronautas. Jim Woodman yJulián Knott, que cayeron imprevisiblemente pero sin riesgos físicos en el momento en el que una ráfaga de viento acercó demasiado el globo al suelo. El Cóndor I realizó un vuelo de 5 Km., alcanzando una altura de 350 m. Por lo tanto, parece factible que los ingenieros y supervisores nazca estudiaran desde el aire el trazado de las líneas y las figuras. Tales demostraciones constituyen en la actualidad un enigma.

Hay quien opina que pueden ser caminos rituales
No obstante, ésta no es la última palabra. Los arqueólogos del siglo XXI siguen trabajando intensamente en una zona castigada por los elementos.

El italiano Guiseppe Orefici insiste en la posibilidad de que las líneas sean caminos rituales que recorrían los habitantes de la zona para celebrar las fiestas. El alemán Markus Reindel cree que sólo analizando la vida cotidiana de los habitantes de la zona podremos saber la verdad, y por eso excava los alrededores en busca de restos, como cerámica, collares, huesos, momias… Reindel cree que la civilización nazca vivía en grandes ciudades con hermosos edificios, y que enterraban a sus muertos siguiendo complejos rituales.

El agua era uno de los bienes más preciados para esta cultura del desierto, y trabajaron mucho para lograr un reparto justo de la misma. Reindel opina que lo consiguieron, y que curiosamente fue el agua, en forma de lluvias torrenciales provocadas por un fenómeno climatológico -El Niño- quien terminó con su civilización.

«Disfrute del vuelo y no busque demasiadas explicaciones a esta maravilla», dice el piloto poco antes de iniciar el descenso, «porque jamás sabremos la verdad: Nazca es un milagro».

Los enterramientos nazcas
A juzgar por los enterramientos hallados, el arte funerario tuvo gran importancia entre los nazcas, cuyas momias se hallan bien conservadas, gracias, sobre todo a la climatología desértica. Uno de los apartados más singulares de esta cultura son las famosas pistas, especie de grandes caminos trazados en la pampa del Ingenio al norte de Nazca, que, según algunos autores, reproducen los signos del zodíaco, copiándolos directamente del firmamento y relacionándolos con el movimiento de los astros y la predicción de los acontecimientos vinculados al ciclo anual de las estaciones.

Las interpretaciones sobre el significado de estas pistas van desde un gigantesco calendario astronómico hasta pistas de entrenamiento para los chasquis. Lo cierto, sin embargo, es que aún en la actualidad siguen siendo un misterio.

De la observación de los vestigios de enterramientos que se han hallado, se deduce la enorme importancia que tuvo el arte funerario, al tiempo que la climatología desértica de la costa ha contribuido a la buena conservación de las momias, hecho que facilita el proceso de estudio.

Los distintos tipos de enterramientos muestran las diferencias sociales de los personajes que los ocupan, reflejando la complejidad social de los señoríos, basados en los linajes familiares. Las tumbas más importantes tenían forma rectangular y fueron excavadas a escasa profundidad (alrededor de un metro), midiendo de largo poco más de un metro y de ancho unos ochenta centímetros. Se ha encontrado conjuntos de tumbas donde el difunto más importante estaba colocado en el centro, acompañado de un rico ajuar funerario compuesto por ofrendas guardadas en vasijas de cerámica, tejidos, trabajos de orfebrería y tocados con plumería. A su alrededor se enterraban también personas, posiblemente sacrificadas para que les acompañasen, y se han hallado así mismo restos óseos de enterramientos infantiles.

Las tumbas destinadas a los hombres comunes de este pueblo eran excavaciones hechas también en la tierra, en las que el difunto se colocaba en posición sedente, pero sin ajuar funerario o con uno mucho más pobre. De ahí se deduce que, al igual que ocurre en la mayoría de las culturas preincaicas, en la cultura Nazca la consideración social iba más allá de la muerte.

Fuente Consultada:
Lo Inexplicado – Espasa Calpe – Wikipedia – Historia del Mundo
El Mundo Precolombino Editorial Océano

Lugares Sagrados y de Culto Grandes Monumentos de Piedra Antiguos

LUGARES SAGRADOS Y DE CULTO DEL MUNDO ANTIGUO  MONUMENTOS HISTÓRICOS

¿Cual es el mensaje de los monumentos?: En muchos casos, la respuesta instintiva del espectador ante dichos monumentos suele ser la correcta en tanto que coincide con lo que sus creadores pretendían provocar desde un principio ante su destinatario original, ya fuera éste el pueblo, una potencia enemiga o, simplemente, la posteridad.

No en vano, tanto las dimensiones como la solidez y el método de construcción de cada uno de estos monumentos, llevados a su máxima expresión, constituían una garantía a la hora de dejar una impronta indeleble en las generaciones futuras del soberano o la sociedad que los vio nacer.

De hecho, incluso aquellos monumentos concebidos más para los muertos que para los vivos, como los lugares de reposo eterno de los soberanos khmer, los emperadores chinos o los caudillos mayas, se concebían como imponentes estructuras perfectamente visibles.

Este afán por la gloria póstuma no afecta por igual a los diferentes monumentos que hemos seleccionado. De hecho, cabría preguntarse si las calzadas romanas o los canales chinos no respondían a una voluntad puramente luncional.

En ese sentido, no está de más señalar que en los mojones de las calzadas romanas aparecía siempre el nombre del emperador que había encargado la construcción de tal o cual vía, o que fueron los propios reyes de la dinastía Sui quienes asumieron la construcción de los canales como objetivo dinástico, a pesar del enorme gasto que ello suponía para las arcas reales.

Y es que, en el fondo, cualquier proyecto de tal envergadura lleva implícito un mensaje de poder, autoridad y legitimidad. Así, nadie osaría poner en duda la legitimidad de Hatshcpsut al contemplar los imponentes obeliscos que mandó erigir la célebre faraona egipcia, aunque se tratase de una mujer.

Por otro lado, muchas de estas obras magnas suelen marcar el tránsito de una dinastía a otra, como es el caso de las pirámides egipcias, construidas en los albores del Imperio antiguo, o del Coliseo de Roma, que marcó la ascensión al trono de la dinastía flavia, o de la Gran Muralla China, iniciada en tiempos del primer emperador Shi Huang Di.

Es evidente que las dificultades técnicas de cualquier proyecto de esta envergadura refuerzan el halo de poder de quienes las construyeron, y el modo en que se llegaron a hacer realidad debió de ser todo un misterio para los pueblos del mundo antiguo, tanto como lo son hoy para el visitante moderno. Las enormes dimensiones y el consiguiente peso de los monolitos más grandes de Stonhenge han sido caldo de cultivo de todo tipo de teorías, tantas como piedras contiene el complejo.

¿Cómo se transportaron hasta el emplazamiento definitivo? ¿Cómo se enderezaron? ¿Cómo se colocaron las lajas horizontales? Ya en el siglo XII, Geoffrey de Monmouth, atormentado por estos mismos interrogantes, propuso una explicación mágica: Stonchenge era la obra de Merlín, que había transportado las enormes lascas de piedra desde Irlanda con ayuda de sus poderes mágicos.

Esta predisposición a maravillarse, que tan pródiga se ha mostrado en tantas y tan variadas leyendas en torno a la construcción de Stonehenge, se remonta hasta los albores de la historia, más allá incluso de los primeros testimonios escritos.

Tal vez nunca llegaremos a hacernos una idea exacta de la percepción que tenían de estos monumentos las sociedades que los vieron nacer, si bien en ese sentido los textos coetáneos que nos han llegado constituyen una fuente de conocimiento de incalculable valor. A falta de dichos textos, los arqueólogos deben basarse en los restos que se han conservado, testimonio mudo de unas estructuras creadas por unas sociedades que, en muchos aspectos, no distaban tanto de la nuestra. (Fuente: Las Setenta Maravillas del Mundo Antiguo de Chris Scarre)

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

A LA HORA DE causar impresión entre los propios súbditos, los enemigos potenciales o simplemente las generaciones futuras, los pueblos han recurrido de manera insistente a lo largo de los siglos a la creación de estatuas y otros monumentos de enormes dimensiones, muchos de los cuales han generado incluso todo tipo de leyendas acerca de su supuesto origen divino o mágico.

No cabe duda de que el tamaño ha dado siempre excelentes resultados siempre que ha ido asociado con el más poderoso de todos los símbolos, el propio rostro o cuerpo humano.

Cualquier busto o escultura de cuerpo entero de unas dimensiones superiores a lo normal es portadora de un mensaje tan sugerente como espectacular en quien la contempla.

En ese sentido, las célebres efigies esculpidas de  Mount Rushmore (Estados Unidos) se inscriben en la antiquísima tradición a la que pertenecen el buda gigante de Bamiyan (Afganistán), la gran esfinge de Guiza, y los Colosos de Memnón, en Egipto, o las cabezas gigantes de los olmecas, en México, esculturas todas ellas de gigantescas dimensiones a las que, con independencia de que representen una figura histórica o ficticia, les une un mismo sentimiento de poder y misterio.

La contundencia de la imagen descansa en gran parte en el hecho de que se pueda ver desde lejos, y en ello influyen tanto el tamaño como la ubicación. Los Colosos de Memnón, al igual que el buda de Bamiyan, constituyeron en su momento reafirmaciones del poder político o religioso visibles a gran distancia.

En muchos casos, el monumento se levanta en lo alto de una colina para así aumentar todavía más su visibilidad. Tal es el caso de La Turbie, situada en lo alto de una colina desde la que se tiene una espléndida vista del Mediterráneo, subrayando así ese inequívoco mensaje de poder del ejército romano y el mismo Augusto que subyace en este monumento conmemorativo.

Fila de estatuas de la isla de Pascua dispuestas sobre una plataforma ritual. Estas estatuas, que en su origen llevaban ojos engastados, ilustran a la perfección el poder evocador de la forma humana. Se cree que los habitantes de la isla las erigieron en memoria de sus antepasados.

Además de su estudiada visibilidad y sus enormes dimensiones, algunos de estos monumentos presentan un tercer rasgo característico no menos estudiado: son monolíticos. Con ello, se refuerza todavía más la impresión de poder sobrehumano ante la dificultad extrema de dar forma y mover un bloque de piedra o un objeto de metal de tamañas dimensiones. En este aspecto, el coloso de Rodas, una de las siete maravillas del mundo, constituye un excelente ejemplo, pues no en vano su condición de maravilla radicaba precisamente en el reto técnico que representaba fundir a pie de obra las diferentes secciones de la estatua.

No menos intenso es el sentimiento de admiración que provocan aún hoy en día los grandes monumentos monolíticos de la antigüedad, como el Gran Menhir partido de la Bretaña, con un total de 280 toneladas de peso, o la imponente estela de Aksum, en Etiopía, que con sus cerca de 500 toneladas de peso es la más grande jamás construida.

Monumentos ambos que sin embargo quedan empequeñecidos al lado del impresionante obelisco de granito que se ha conservado, inconcluso, en las canteras de Asuán, al sur de Egipto, que una vez erguido habría alcanzado el increíble peso de 1.150 toneladas. Así, se puede decir que, de igual modo que la estela de Aksum es el mayor monolito jamás erguido, el obelisco de Asuán es el mayor jamás concebido.

En cada uno de los casos, los artífices de dichos monumentos debían ser capaces no sólo de tallar el monolito de la cantera, sino también de transportarlo hasta el emplazamiento definitivo, cubriendo en ocasiones distancias más que notables, a veces incluso por barco. El tamaño de estos bloques de piedra llega a ser tan descomunal que los arqueólogos no acaban de entender cómo se pudieron erigir en su momento sin la ayuda de la tecnología moderna. No cabe duda de que también provocaron sensación entre las gentes que los vieron erigir, para quienes estos monumentos eran símbolos, no exentos de cierto halo de misterio, del poder y el profundo conocimiento de sus artífices. A su manera, fueron vehículos de propaganda tan costosos como efectivos.

El poder de las imágenes colosales suele asociarse en muchas ocasiones con lo sagrado, y de hecho muchos de estos monumentos eran profesiones de fe a la par que de poder. Tal era el caso del buda de Bamiyan, el coloso de Rodas o la Gran Esfinge de Guiza, monumentos todos ellos con un claro trasfondo religioso.

Lo mismo ocurre con las estatuas de la isla de Pascua, representaciones de unos antepasados cuya intercesión era indispensable a la  hora de garantizar el bienestar de sus respectivos descendientes, así como con las célebres líneas de Nazca, en la región desértica del sur de Perú, que representan desde simples vías procesionales a pájaros, peces o monos, y que sin duda debían de tener algún tipo de significado para aquellos destinados a contemplarlas desde lejos, dioses o chamanes, en ningún caso simples mortales.

MUCHOS MONUMENTOS megalíticos son un misterio para el hombre moderno. Arqueólogos de todas las épocas intentaron determinar el objetivo con que se construían. Era una dura tarea mover piedras tan enormes, lo que hace pensar que el trabajo perseguía un fin significativo.

Podía tratarse de moradas, templos, tumbas o incluso de enormes calendarios. Siguiendo el movimiento de los planetas, los hombres podían comprender el curso de las estaciones. Como los pueblos primitivos eran tan dependientes de las cosechas, las celebraban con rituales y ceremonias. Es muy probable, pues, que estos lugares fueran sagrados.

INTERPRETAR STONEHENGE
Muchos expertos consideran que el vasto monumento de piedra de Stonehenge era a la vez un observatorio y un templo. El motivo es la posición que ocupa una gran piedra, conocida como Talón de Piedra, de ó m de altura y 30 toneladas de peso. Cuando se levanta el sol del solsticio de verano (aproximadamente el 22 de junio), el día más largo del año, incide sobre el Talón de Piedra y proyecta una larga sombra que se desplaza lentamente hacia el centro del monumento. Esto sugiere que Stonehenge fue construido según pautas astronómicas y que tenía una finalidad religiosa.

DATACIÓN DE STONEHENGE
La leyenda cuenta que el mago Merlín trajo las piedras de Stonehenge desde Irlanda en los tiempos legendarios del Rey Arturo (h. s. V a.C.). Los expertos saben que el monumento es más antiguo. Fue construido en tres etapas y comenzado alrededor del 3100 a.C. Stonehenge, pues, es más antiguo que las pirámides de Egipto.

LAS DOS PRIMERAS ETAPAS La primera etapa fue la excavación de una especie de zanja circular. Unos miles de años después, durante la segunda etapa, se erigieron dos círculos concéntricos de piedra en medio del monumento principal. Allí habrían más de 80 gruesos bloques de una piedra volcánica llamada «piedra azul». Se trata de una especie de diorita cristalina que, al parecer, procede de los montes Preseli (Gales), a 217 km de Stonehenge. Probablemente las casi cinco toneladas de piedra fueron traídas en embarcaciones.

TERCERA ETAPA
La tercera etapa de la construcción comenzó alrededor del 2000 a.C. Las piedras azules fueron reemplazadas por 80 enormes bloques centrales. Son las piedras aún visibles en nuestros días. Provienen de las colinas de Marlborough, y sin duda fueron mucho más difíciles de transportar que las piedras azules, ya que cada una de ellas pesa unas 50 toneladas y tuvieron que ser enteramente trasladadas por tierra. Muchas de ellas están dispuestas en anillo. Había cinco «trilitos», formados por dos piedras verticales con una horizontal encima, situados en el interior del anillo. En la actualidad sólo quedan tres «trilitos».

OTROS MONUMENTOS U OBRAS DE PIEDRA
Monumento a Caballo Loco. Custer, Da-kotadel Sur, EEUU.

Situado a 27 kilómetros del monte Rushmore. Se trata de un homenaje a los indios norteamericanos, tallado en el granito del monte Thunderhead. Este colosal proyecto, que una vez terminado será la estatua más grande del mundo, lo inició en 1947 el escultor Korczak Ziolkowski, que trabajó como ayudante de Gutzon Borglum en el monte Rushmore.

El emplazamiento fue elegido en 1940 por el propio Ziolkowski y por el hijo del personaje homenajeado, el jefe Caballo Loco, que derrotó al general Custer en Little Big Horn en 1876, y fue asesinado al año siguiente por un soldado norteamericano, durante una tregua.La escultura representa a Caballo Loco montado en un poni, y cuando esté terminada medirá 170 metros de altura y 195 de longitud.

Gateway Arch, San Luis, Missouri, EE UU.
Este gigantesco arco catenario, construido en 1966 a orillas del río Mississippi, simboliza la situación de San Luis, como puerta de paso al Oeste. Se trata de un arco de doble pared de acero, diseñado por Eero Satinen y de 200 metros de altura.

La pared exterior es de acero inoxidable, de 6 mm de grosor; la interior, de acero dulce, de casi 1 cm de grosor. El hueco entre ambas está relleno de hormigón por la parte inferior y de material celular por la superior. La sección transversal del arco es un triángulo equilátero hueco, en cuyo interior funcionan ascensores que conducen a una plataforma de observación instalada en lo alto.

Columna de San Jacinto, cerca de Houston, Texas, EEUU.
Esta columna de 173 metros es la más alta del mundo. Se construyó entre 1936 y 1939, a orillas del río San Jacinto, para conmemorar la batalla que tuvo lugar allí en 1836 entre los téjanos mandados por Sam Houston y las tropas mexicanas.

La columna es de hormigón, revestido de mármol color crema. Su base es un cuadrado de 14 metros de lado, pero se va adelgazando hasta medir sólo 9 metros de lado en la plataforma de observación. En lo alto de la columna hay una gigantesca estrella que pesa casi 197 toneladas.

Muralla de Adriano, Cumbria y Northumberland, Inglaterra.
La principal defensa con que contaban los romanos establecidos en Gran Bretaña para resistir las invasiones de los belicosos pictos y escoceses del norte era la muralla construida entre 122 y 130 por orden del emperador Adriano, que va desde el estuario del Solway, al oeste, donde está hecha de tierra, hasta el del Tyne, en el este, donde es ya una estructura de piedra gris de hasta 4 metros de altura. A lo largo de sus 118 kilómetros de longitud había fuertes, castillos y atalayas, atendidos por unos 18.000 soldados.

Por el lado norte, la muralla estaba reforzada por un foso de 8 metros de altura y casi 3 de profundidad. Por el lado sur había un vallum, o zanja de fondo llano, de 6 metros de anchura, flanqueada por paredes de tierra de 3 metros de altura, que servía como carretera. Los romanos abandonaron la muralla en 383, cuando Roma fue atacada por los godos, pero aún se conserva una parte considerable, así como 17 fortificaciones, entre ellas el fuerte de Vercovium, cerca de Housesteads, que se mantiene en muy buenas condiciones.

Stonehenge, llanura de Salisbury, Wiltshire, Inglaterra.
La construcción de este monumento megalítico comenzó hacia el año 3500 a.C, antes que las pirámides de Egipto, y se prolongó durante unos 1.500 años. Probablemente, sirvió siempre como lugar de culto, para celebrar rituales religiosos de algún tipo, pero también es posible que se utilizara como observatorio astronómico.

La estructura definitiva, cuyas ruinas podemos contemplar hoy día, constaba de un círculo de monolitos de casi 5 metros de altura y hasta 26 toneladas de peso, conectados por un dintel continuo. Dentro de este círculo había otro formado por piedras de azurita de 4 toneladas de peso, traídas desde las montañas de Preseli, en Gales, a 320 kilómetros de distancia; y en el interior de este segundo círculo, 5 dólmenes dispuestos en forma de herradura y otra herradura de piedras azules.

En el centro del conjunto se encontraba la «Piedra del Altar», de arenisca verde-azulada, procedente también de Gales. Los dólmenes están formados por dos piedras verticales y una tercera a modo de dintel sobre las dos primeras, encajadas mediante entrantes y salientes tallados con gran precisión.

Fuente Consultada:
Las Setentas Maravillas del Mundo Antiguo Chris Scarre
La Historia del Mundo DK Grupo Z
El Atlas de lo Extraordinario Construcciones Fabulosas Tomo II

Descubrimientos Arqueológicos Mas Importantes de la Historia

DESCUBRIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS MÁS DESTACADOS DE LA HISTORIA

Descubrimiento Arqueológico 1:EJERCITO DE TERRACOTA
Descubrimiento Arqueológico 2:MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO
Descubrimiento Arqueológico 3:BIBLIOTECA DE ASURBANIPAL
Descubrimiento Arqueológico 4:TUMBA DE TUTANKAMON
Descubrimiento Arqueológico 5:RESTOS DE POMPEYA
Descubrimiento Arqueológico 6:LAS CUEVAS DE LASCAUX
Descubrimiento Arqueológico 7:HOMBRE DE BEIJING
Descubrimiento Arqueológico 8:LA PIEDRA ROSETTA
Descubrimiento Arqueológico 9:MANUSCRITOS DE BEHISTÚN
Descubrimiento Arqueológico 10:RESTOS DE OLDUVAI

El documento histórico, que permite a través de sus diversas formas de escritura conocer la evolución de las sociedades, es de muy corta data si se le compara con la remota aparición de la especie humana sobre la Tierra. Para intentar entender la historia humana desde su génesis, debe recurrirse a las investigaciones de los antropólogos, prehistoriadores y arqueólogos, ya que estos estudios permiten descubrir la transformación del hombre (o, más exactamente, la de determinados grupos humanos en ciertas áreas) a través de miles y miles de años.

La evolución del hombre desde una economía basada en la caza y la recolección a una de tipo agrícola es considerada como la revolución más decisiva de la historia de la humanidad. El paso del nomadismo a la sedentarizaciónfue propiciado por cambios climáticos y ecológicos que han quedado registrados hasta nuestros días.

El desarrollo de la agricultura no sólo hizo posible el crecimiento de la población humana (que se calcula aumentó 16 veces entre el año 8000 y el 4000 a. C), sino que sentó las bases de las comunidades rurales que fueron características de Europa, incluso a mediados del siglo XIX, y que prevalecen aún en la mayor parte del mundo. La aparición, importancia y permanencia de las comunidades agrícolas debe ser considerada un cambio profundo, más de fondo que deforma, y en ningún otro caso son más patentes las continuidades de la historia.

Las estructuras perdurables de la sociedad humana, que trascienden y sobreviven al cambio político, nos transportan al pasado hasta el final de la era glacial, a los cambios que se iniciaron cuando la regresión de los hielos dejó al descubierto un nuevo mundo para el dominio y conquista del hombre, desafío que éste debió enfrentar desarrollando sus habilidades potenciales.

El trabajo del historiador y las fuentes históricas:

Los arqueólogos y los historiadores son los encargados de investigar el pasado del ser humano. Los arqueólogos analizan sobre todo los restos materiales de la vida cotidiana (cerámicas, herramientas, enterramientos, etc.) y, por ello, son los encargados de investigar las primeras etapas históricas en las que los documentos escritos son más escasos. Los historiadores se dedican al estudio de los acontecimientos y procesos, y analizan tipos de fuentes muy diversas.

• Tipos de fuentes. Los historiadores estudian vestigios de diverso tipo para conocer el pasado: documentos escritos sobre cualquier material (piedra, papel, pergamino, papiro…), restos artísticos, útiles cotidianos, testimonios orales, etc.

• Uso de las fuentes. El trabajo con documentos escritos es muy problemático: hay que descifrar el idioma en el que están escritos, completar con otras fuentes los datos que faltan, comparar fuentes contradictorias entre sí, etc. Los historiadores necesitan ser muy detaíüstas y, sobre todo, tener un gran espíritu crítico, pues las fuentes históricas pueden estar manipuladas: muchos gobernantes han utilizado la literatura y el arte para su propia propaganda o se han trucado muchas fotografías. Por ello, los historiadores deben comprobar la autenticidad de la fuente, tomar sus datos relevantes, conocer su origen para poder interpretarla bien y comparar los datos que se extraen de ese documento con los obtenidos de otras fuentes.

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO -1-

importantes descubrimientos arqueologicos

Ejército de terracota del emperador Qin Shi Huang datado sobre el 210 a.C. El ejército consiste en más de 7.000 figuras de guerreros y caballos de terracota a tamaño real, enterrando estas estatuas se creía que el Emperador seguiría teniendo tropas bajo su mando. El ejército de terracota fue enterrado en formación de batalla en tres fosos, un kilómetro y medio al este de la tumba del Emperador, que a su vez dista 33 km al este de Xi’an.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO -2-

importantes descubrimientos arqueologicos

Los Manuscritos del Mar Muerto o Rollos de Qumrán (llamados así por hallarse los primeros rollos en una gruta situada en Qumrán, a orillas del mar Muerto) son una colección de alrededor de 800 escritos de origen judío, escritos en hebreo y arameo por integrantes de la congregación judía de los esenios, y encontrados en once grutas en los escarpados alrededores del mar Muerto. La mayoría de los manuscritos se encuentran hoy en el Museo de Israel en Jerusalén.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO -3-

importantes descubrimientos arqueologicos

 La biblioteca de Asurbanipal fue una gran biblioteca en la ciudad asiria de Nínive, iniciada por el rey Sargón II, que reinó desde el 722 al 705 a. C. y ampliada por el rey Asurbanipal (669-627 a. C.). Se encontraba situada en el recinto del palacio. La biblioteca consistía en una colección de tablas hechas de arcilla, cubiertas de una escritura fina y apretada por ambos lados. Se llegaron a reunir hasta 22.000 tablillas, encontradas bajo los escombros del palacio real en Nínive.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO -4-

importantes descubrimientos arqueologicos

  La exploración de la tumba, cuyo acceso fue descubierto el 24 de noviembre de 1922 se prolonga durante los próximos 4 años y los lleva hasta la cámara sepulcral del faraón Tutankamon, quien ha reinado hacia el 1350 A.JC. El descubrimiento representa uno de los mayores sucesos arqueológicos del siglo atrayendo la atención de la prensa del mundo entero y convocando la visita de representantes de mas de un centenar de sociedades cientificas.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO -5-

importantes descubrimientos arqueologicos

  La ciudad de Pompeya ha pasado a la historia porque fue totalmente destruida y enterrada por la violenta erupción del volcán Vesubio el 24 de agosto del año 79 después de Cristo, y redescubierta muchos siglos después. Pompeya fue un importante puerto comercial del Imperio Romano, aunque actualmente se encuentra a varios kilómetros del mar, debido a las tierras que añadió la erupción del Vesubio. Tras la erupción del 79 d.C. la ciudad permaneció enterrada y olvidada hasta el siglo XVI.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO -6-

importantes descubrimientos arqueologicos

   Lascaux es un complejo de cuevas en el sudoeste de Francia, famoso por las pinturas rupestres que contiene, pues son parte del arte más antiguo conocido, datado entre 13.000 y 15.000 años a.C. o tan antiguo como 25.000 años a.C. Lascaux ha sido incluido por la UNESCO entre los bienes declarados Patrimonio de la Humanidad en 1979.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO -7-

importantes descubrimientos arqueologicos

   En los años 1920, los arqueólogos encontraron un esqueleto completo de un homínido que data de 600.000 años y que después fue denominado Hombre de Beijing. Las herramientas de piedra y la evidencia del uso del fuego fueron halladas en la montaña más tarde. Los estudios muestran que el Hombre de Beijing caminaba sobre sus pies y vivió hace 690.000 años atrás. Esta comunidad humana vivían en grupos y en cuevas y su supervivencia dependía de la caza. Sabían fabricar y usar fuego para calentar y preparar alimentos.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO -8-

importantes descubrimientos arqueologicos

  La Piedra Rosetta es una piedra de color oscuro, que fue encontrada en 1799 cerca de Rashid (Egipto) durante la ocupación francesa y que daría la clave a los científicos para interpretar la escritura jeroglífica egipcia.  El texto grabado  proveyó la clave para el entendimiento moderno de los jeroglíficos egipcios. La inscripción registra un decreto que fue expedido en Menfis en el año 196 antes de Cristo, en favor del rey Ptolomeo V.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO -9-

importantes descubrimientos arqueologicos

La inscripción de Behistún  es a la escritura cuneiforme lo que la piedra Rosetta a los jeroglíficos egipcios: el documento clave para el desciframiento de una escritura perdida, que muestra el mismo texto en otro idioma conocido. Se encuentra en la provincia de Kermanshah, al oeste de Irán.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO -10-

importantes descubrimientos arqueologicos   Espectaculares descubrimientos de fósiles de homínidos y los que por entonces eran los yacimientos arqueológicos más antiguos de la Humanidad convirtieron a esta garganta, llamada de Olduvai, una especia de  Grial de los estudios de evolución humana. En la decada del 60 se descubrieron cráneos fósiles de aproximadamente millón y medio de años de antigüedad, por lo cual representan una etapa en la evolución humana anterior al Homo sapiens. Aparte de restos óseos se han hallado también materiales líticos de piedra y huesos.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

(Tecnología Flash, mejora la visualización)

PRINCIPALES DESCUBRIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS

1763  Excavaciones para descubrir la ciudad romana de Pompeya (Italia).

1799 Hallazgo casual de la «piedra de Rosetta», clave de la escritura jeroglífica.

1812 Descubrimiento de las ruinas de Petra (Palestina), ciudad nombrada en el Antiguo Testamento.

1820 Hallazgo de la famosa estatua de la Venus de Milo (Grecia).

1829 Excavaciones para poder descubrir el Templo de Zeus, en Olimpia (Grecia).

1835 Descubrimiento de la inscripción de Behistún (Irán), grabada en la roca viva y que relata las hazañas de Darío I, rey de los persas. Fue la clave para descifrar la escritura cuneiforme.

1845 Descubrimiento de los palacios de los reyes Asurbanipal y Senaquerib (Babilonia).

1850/80 Excavaciones para descubrir el Templo de la Esfinge (Egipto).

1863 Hallazgo de la famosa estatua de la Victoria alada de Samotracia (Grecia).

1868 Descubrimiento de la llamada «piedra moabita», con escrituras del antiguo pueblo hebreo.

1870/90 Excavaciones que descubren nueve ciudades superpuestas en Troya (Turquía). La sexta ciudad descubierta correspondía a la legendaria Troya homérica.

1875/78 Descubrimiento de las cuevas de Altamira (España), con pinturas del hombre prehistórico.

1875/71877 Hallazgo de los archivos de Tell el Amarna (Egipto), con centenares de tablillas de arcilla y papiros griegos y romanos.

1900/08  Descubrimiento de la rica y antigua ciudad de Cnossos (isla de Creta).

1900/02 Descubrimiento del famoso código del rey Hammurabi, en Susa (Babilonia).

1909 Descubrimiento de las ruinas de la ciudad de Samaría (Palestina), donde, según la Biblia, estuvo Jesús.

1911   Descubrimiento de las ruinas y fortaleza de la ciudad preincaica de Machu-Picchu (Perú).

1916 Descubrimiento de la ciudad maya de Uaxactum (Guatemala).

1921   Descubrimiento de las antiguas ruinas de Teotihuacán (México).

1922   Hallazgo de la tumba del faraón Tutankamon (Egipto).

1928 Descubrimiento de la ciudad maya de Chichén Itzá (México).

1931   Descubrimiento de la ciudad de Persépolis, cuna de Persia (Irán).

1952  Hallazgo de los famosos pergaminos del mar Muerto, con copias de textos bíblicos (Palestina).

ruinas en perú: machu picchu

LOS ENIGMAS DE LA HISTORIA: Un hecho se transforma en enigma cuando sus primeras explicaciones resultaron incorrectas o equivocadas para la época o con posterioridad. Los enigmas más sorprendentes para investigar son aquellos que versan sobre expediciones por regiones remotas —como la búsqueda de nuevas rutas marítimas o la exploración del cauce de un río legendario— porque convocan a los sentidos del lector para experimentar las percepciones de aquellos pioneros que se aventuraron a la travesía.

Extranjeros de otras latitudes que compartieron prácticas rituales, empecinados viajeros que no se detuvieron ante la adversidad e incansables emprendedores que regresaron a la ruta para continuar haciendo camino son los expedicionarios que más colaboraron con el conocimiento de las zonas inaccesibles.

Las historias de vida, por su parte, ofrecen una visión muy particular, puesto que relacionan los actos o los emprendimientos de un sujeto con las características de la sociedad o la región en la que estos se llevan a cabo. A medida que se logran precisar los detalles que hacen de un ser humano un individuo, único, se accede a los motivos que se gestaron en su interior y que derivaron en la realización de largos viajes o de travesías extraordinarias. En cada relato, se vislumbran procesos sociales, conflictos políticos y condiciones económicas que favorecen o perjudican los objetivos individuales.

En algunos casos, los méritos corresponden al conjunto de la población que, al apelar a sus orígenes, tradiciones y costumbres resuelve problemas o situaciones de manera original. Esta capacidad de inventiva ha permitido que todos los territorios, desde los más paradisíacos hasta los más hostiles, hayan sido habitados y transformados por grupos humanos. Canoas provistas de fogatas, caravanas intercontinentales y embarcaciones transatlánticas fueron algunas de las respuestas a los obstáculos geográficos, climáticos y económicos que desafiaron al hombre en diferentes épocas y lugares.

La idea acerca del control de una población sobre el territorio, a veces fue representada mediante expresiones arquitectónicas majestuosas. Las sociedades antiguas se caracterizaron por desarrollar técnicas de tallado sobre piedra que les permitieron construir enormes ejemplares estilizados que perduraron durante varios milenios.

La mayoría estuvo vinculada con el culto a sus antepasados, práctica cultural que reforzaba su sentimiento de pertenencia al lugar. Otras tuvieron significados defensivos o fueron provistas de complicados sistemas de sellado para prevenir el ingreso de extraños. Todas demandaron enormes esfuerzos físicos, así como la búsqueda de materiales apropiados y el perfeccionamiento de los sistemas de construcción.

Finalmente, los descubrimientos científicos son los que siempre van a mantener vigente el interés por el conocimiento de lo que nos rodea. Cada hallazgo, teoría y explicación motiva la continuidad de los procesos de investigación porque plantea nuevas preguntas, propone relaciones antes insospechadas y arriba a conclusiones asombrosas. Los descubrimientos más importantes para la humanidad fueron aquellos que, por ejemplo, pudieron explicar de manera racional el origen de los seres vivos, identificar las fuentes potencialmente destructivas para la Tierra y explorar los ignotos confines del sistema solar.

Desde esta páginas Ud. podrá conocer los hallazgos científicos mas destacados de la historia, aquellos hallazgos que fueron una bisagra en la comprensión humana del proceso históricos del hombre, aquellos descubrimientos que  permitieron avanzar e ir un escalón mas alto en el camino de la gran aventura del hombre en su deseo por entender cada día un poco mejor la evolución humana en nuestro querido planeta.