Árboles Nativos de Argentina

Porque se Caen las Hojas de los Arboles en Otoño Facil Para Niños

Porque se Caen las Hojas de los Arboles en Otoño

Cuando el frío es extremado, la raíz no puede trabajar tan activamente como durante el verano, y, no obstante, las hojas continúan eliminando agua, sin recibir, en cambio, un acopio equivalente; de ahí que, faltas de alimentos, las hojas mueran, lo que resulta un beneficio para la planta, porque no teniendo que alimentar esos órganos, puede conservarse viva con el escaso alimento de que dispone.

Uno de los reproches que se hace al otoño es que durante esa estación las hojas amarillean, secan y caen, dejando las ramas desnudas. Y, sin embargo, es una bendición que esto suceda, pues por cada hoja calda, la planta tendrá en la próxima primavera un ramo de hojas nuevas o una flor que equivale casi siempre a un fruto.

arbol en otoño hojas amarillas

Las hojas tienen a su cargo tareas muy complicadas y varias, de cuyo cumplimiento depende la vida de la planta. Una de ellas es precisamente la de caer en otoño, reconcentrando la vida en la rama que hasta entonces la sustentaba.

¿Por qué caen las hojas?. He aquí una cuestión interesante en la que hay que ver algo más que el simple hecho observado.

Cualquiera que haya cultivado narcisos, jacintos u otra planta de bulbo, habrá observado que después de florecer, las hojas empiezan a marchitarse, amarillean y al fin caen.

Ocurrido esto, si saca las cebollas de la tierra, observará que están frescas y llenas.

Y si las conserva en lugar seco, podrá obtener de ellas nuevas plantas en el otoño siguiente.

Pero si hace la prueba de sacar una cebolla de la tierra cuando las hojas están todavía verdes y la compara con las otras, comprobará un menor desarrollo y un aspecto menos fresco de esta cebolla, que, colocada oportunamente en tierra, dará una planta mezquina, si es que llega a producirla.

Por otra parte, si a una planta cualquiera, en todo su vigor, se le quita las hojas a medida que brotan, es seguro que o morirá o crecerá raquítica.

Quiere, pues, decir que al secarse y caer las hojas, dejan su propia substancia en la planta a que pertenecieron, devolviéndole así lo que de ella tomaron.

arbol caen las hojas

Como si la planta supiera lo que le conviene, cada año, al llegar el otoño, realiza una labor cuyo resultado es desprenderse de sus hojas. Para ello elabora una Substancia muy parecida al corcho, con la que forma uña lámina entre el pecíolo de la hoja y la rama.

De esta manera, los jugos de la planta no pueden pasar de ésta a aquélla.

Privada, así, del alimento, la hoja pierde su color verde, se seca y cae; al herida que deja podría ser perjudicial a los tejidos de la planta, porque las lluvias y el frío obrarán directamente sobre ellos, pero ahí está la lámina de corcho que los proteje, cerrando la entrada a los agentes externos.

No teniendo ya hojas que alimentar, la planta guarda toda su savia, y aunque podría creerse que duerme, no es así: su actividad continúa durante el otoño y el invierno.

Inmediatamente encima de la señal dejada por cada hoja al caer, aparecen las yemas, minúsculos brotes al principio, que crecen poco a poco, protegidos por sus gruesos capotes engomados, bajo los cuales se están desarrollando diminutas hojas y flores.

En las zonas cálidas, los árboles no pierden sus hojas y se comprende por qué, puesto que la diferencia sensible de temperatura en el invierno no es tanta que impida a la raíz trabajar activamente.

Aun en los climas fríos hay árboles llamados siempreverdes, que tampoco pierden sus hojas. Tales son el ciprés, el pino, el eucalipto, la magnolia.

eucalipto

Plantación de eucaliptos

Pero si usted observa estos árboles, verá que las hojas de los primeros son de tamaño reducidísimo y filiformes, mientras que las de los dos últimos están protegidas con barnices impermeables.

En ambos casos, la evaporación es escasa y la planta puede sostenerlas aunque absorba poca agua.

Uselo y Tirelo Ecologia en Latinoamerica Plantar Arboles

“Plantar árboles es siempre un acto de amor a la naturaleza”

El mundo está siendo desollado de su piel vegetal y la tierra ya no puede absorber y almacenar las lluvias. Se multiplican las sequías y las inundaciones mientras sucumben las selvas tropicales, devoradas por las explotaciones ganaderas y los cultivos de exportación que el mercado exige y los banqueros aplauden. Cada hamburguesa cuesta nueve metros cuadrados de selva centroamericana. Y cuando uno se entera de que el mundo estará calvo más temprano que tarde, con algunos restos de selva en Zaire y Brasil, y que los bosques de México se han reducido a la mitad en menos de medio siglo, uno se pregunta:

 ¿Quiénes son peligrosos? ¿Los indígenas que se han alzado en armas en la selva lacandona, o las empresas ganaderas y madereras que están liquidando esa selva y dejan a los indios sin casa y a México sin árboles? ¿Y los banqueros que imponen esta política, identificando progreso con máxima rentabilidad y modernización con devastación?

Pero resulta que los banqueros han abandonado la usura para consagrarse a la ecología, y la prueba está: el Banco Mundial otorga generosos créditos para forestación. El Banco planta árboles y cosecha prestigio en un mundo escandalizado por el arrasamiento de sus bosques. Conmovedora historia, digna de ser llevada a la televisión: el destripador distribuye miembros ortopédicos entre las víctimas de sus mutilaciones.

En estas nuevas plantaciones madereras, no cantan los pájaros. Nada tienen que ver los bosques naturales aniquilados, que eran pueblos de árboles diferentes abrazados a su modo y manera, fuentes de vida diversa que sabiamente se multiplicaba a sí misma, con estos ejércitos de árboles todos iguales, plantados como soldaditos en fila y destinados al servicio industrial.

Las plantaciones madereras de exportación no resuelven problemas ecológicos, sino que los crean, y los crean en los cuatro puntos cardinales del mundo. Un par de ejemplos: en la región de Madhya Pradesh, en el centro de la India, que había sido célebre por la abundancia de sus manantiales, la tala de los bosques naturales y las plantaciones extensivas de eucaliptos han actuado como un implacable papel secante que ha acabado con todas las aguas; en Chile, al sur de Concepción, las plantaciones de pinos proporcionan madera a los japoneses y proporcionan sequía a toda la región.

El presidente del Uruguay hincha el pecho de orgullo: los finlandeses están produciendo madera en nuestro país. Vender árboles a Finlandia, país maderero, es una proeza, como vender hielo a los esquimales. Pero ocurre que los finlandeses plantan en el Uruguay los bosques artificiales que en Finlandia están prohibidos por las leyes de protección a la naturaleza.

Fuente Consultada: Uselo y Tírelo de Eduardo Galeano

plantar arboles

La Industria y el Medio Ambiente Cuidado Ambiental Empresas Argentinas

La Industria y el Medio Ambiente
El Cuidado Ambiental

La conciencia por la preservación del medio ambiente, fue una actitud necesaria llevada a cabo en los últimos años por los países más industrializados, cuestión que se transmite gradualmente al resto. Para el mismo, los países más desarrollados establecieron ciertos controles ya que sostienen que los cuidados no atañen solamente a la contaminación ocasionada por las industrias sino que también hay que evaluar la posible contaminación causada por el producto final.

cuidaddo del ambiente

El propósito de estos controles es evitar el perjuicio que provoca los pasos de la cadena de producción, no sólo durante la fabricación sino también durante el uso y de los remanentes del producto.  Por esto, cada industria deberá respetar la emisión máxima autorizada de elementos contaminantes, pagando impuestos de limpieza y además incentivándolas a invertir en investigación ambiental.  Un paso a seguir para este propósito sería disminuir la energía de consumo, minimizar y prolongar el ciclo de vida de un producto mediante el “reciclaje”.

El calentamiento global es una de las consecuencias relacionadas con las emisiones de compuestos orgánicos volátiles provenientes del uso de solventes en industrias de pinturas o por ejemplo en las industrias automotrices.  Para ello, se trata de que las empresas sustituyan estos materiales contaminantes en el proceso industrial como el DDT., cloro, flúor, CFC., plomo, mercurio, entre otros; o bien modifiquen los procesos de producción de manera que algunos de ellos como los solvente se puedan volver a utilizar.

Este reciclaje de materiales tiene como objetivo, además de reducir el costo de la materia prima, consumir menor cantidad de energía y obviamente, contaminar menos el ambiente en el que vivimos.

En lo que respecta a los países en desarrollo, los mismos también están tomando conciencia de la problemática que significa contaminar al medio.  Sin embargo, en ellas se instalan las industrias altamente contaminantes porque son países débiles que sienten la necesidad económica de recibirlas.

Actualmente los diferentes países cooperan para proteger la capa de ozono y para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.  Tal es el caso que en 1990, los países nórdicos cooperaron  mediante proyectos ambientales de Europa central y Oriental, con el propósito de reducir la lluvia ácida que proviene de estos países y causa daños al medio: acidez de los lagos, suelos, etc., perjudicando la salud de la población, de los seres vivos y las construcciones arquitectónicas de gran valor.

Es así como se obtuvieron resultados positivos en cuanto a la emisión de gases en este continente, mejorando el tratamiento de las aguas residuales y logrando una mejor calidad hídrica de muchos ríos.

El caso de Argentina

Un tema creciente de interés en la población es el del cuidado del ambiente. Por lo cual se considera a las industrias como un factor de gran peso de la contaminación.

En nuestro país el área más poblada es el AMBA (área metropolitana de Buenos Aires), en donde además se localizan numerosas industrias. Cuestión que se debe a que las instalaciones se realizaron al mismo tiempo en que la población se incrementaba y se expandía la mancha urbana.

Por lo que se evidencia, porque muchas de estas industrias se encuentran rodeadas de barrios muy poblados, siendo entonces de interés el cuidado del medio ambiente.

El aire y los cursos de agua, fueron los primeros que resultaron contaminados tras el establecimiento de industrias.  Un ejemplo de ello es el Riachuelo, quien es receptor de los efluentes de numerosas industrias instaladas en sus orillas.  Con el fin de proteger el medio ambiente, la propuesta que más resuena es la de cerrar estas industrias altamente perjudiciales para quienes la rodean.

Sin embargo, es preciso que la solución a estos problemas se piense integrando al ambiente y a la producción por igual; ya que muchas veces sólo se hace hincapié en la importancia que tienen las industrias como productoras de gran cantidad de bienes que utilizamos diariamente, y además como fuente de trabajo y generadoras de otras actividades; en detrimento del estado del medio.

La sanción y aplicación de leyes que controlen el ambiente y la producción son elementos importantes para la protección de las condiciones ambientales en las que vive nuestra población.

Actualmente, en Argentina se desarrollan tecnologías que permiten controlar y disminuir la emisión de gases, líquidos efluentes y residuos sólidos sin la necesidad de disminuir la producción y pensando en un lugar mejor y un medio sin tantos prejuicios para las generaciones futuras.

Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Fuente: Geografía Mundial y los desafíos del SXXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.