Biografía de «Che» Guevara

El Arte de China Antigua Cerámica, Porcelana, Jade, Bronce

El Arte de China Antigua
Cerámica, Porcelana, Jade, Bronce

Desde la más lejana Antigüedad, los chinos han dado pruebas de gran talento en los diversos dominios del arte. Ya de los siglos X al XII, la pintura llegó al apogeo de su prosperidad, lo que no impide que más adelante hubiera también grandes maestros, si bien nunca llegaron a la anterior perfección. La escultura y la música produjeron también notables obras maestras. De sus producciones, lo que mejor conocen los occidentales son las porcelanas con sus delicados motivos en azul, verde o rosa. Los chinos practicaron también las artes menores con gran  maestría.

El arte chino parece a menudo extraño a los ojos occidentales, por no decir enigmático. Nada hay en ello que deba sorprendernos si pensamos que los artistas chinos eran generalmente sabios que destinaban sus obras a otros sabios y no a cualquier mortal común y corriente. Por ello es fácil de entender que sus obras resultan difíciles de interpretar para cualquiera que no esté familiarizado con China.

La tradición artística de los chinos se remonta a tiempos muy antiguos. A pesar de la fragilidad de los materiales sobre los que trabajaban los pintores, se han conservado hasta nuestros días cuadros importantes que datan de la dinastía Han (206 a. de J. C-220 d. de J. C). Sin embargo, la pintura china no llegó a su época de oro hasta mucho más tarde, durante el reinado de los Song (960-1276), que precedieron a la dominación mongola.

Durante este período, el budismo influyó fuertemente en los pintores, que intentaron definir en sus obras no solamente la realidad visible, sino incluso la esencia de las cosas. Motivos sutiles como flores y tallos de bambú fueron representados con algunos magistrales toques del pincel.

La pintura china se resintió de la dominación mongola (1276-1368). Los motivos a los que se acudió con más frecuencia fueron entonces escenas hípicas. Sin embargo, los pintores de esta época debían inclinarse, por lo que se refiere a la inspiración y al dominio de la técnica, ante sus predecesores. Se despertó una oposición sistemática a toda innovación, que se haría más perceptible todavía durante el período siguiente, el de los Ming (1368-1644).

El periodo Ming es famoso por sus artes decorativas. La producción de cerámica aumentó de forma considerable y se produjo una gran expansión del mercado debido a la gran demanda de porcelana vidriada en azul-y-blanco y roja para la exportación. Mas tarde se inventó el esmaltado.

Aunque el arte pictórico chino haya tenido hasta nuestros días indiscutibles maestros del pincel, jamás volvió a encontrar el vigor y la fecundidad que le caracterizaron durante la época de los Song.

Pero la pintura no es la única rama del arte en la que sobresalieron los chinos. ¿Quién no ha oído hablar de los jarros de porcelana de China? La fabricación de la porcelana de China deriva de una antiquísima tradición cerámica. Pero el arte de la cerámica no alcanzó su pleno desarrollo hasta el momento en que las otras artes hubieron dejado atrás su época brillante, y especialmente durante la dinastía Ming, pues entonces dispusieron de nuevos medios técnicos.

LACA, JADE Y BRONCE: muchos de los objetos antiguos que se conocen estaban realizados en laca tallada, una antigua modalidad artística  que alcanzó nuevas cotas de ornamentación en el periodo Ming. Las bandejas y otros accesorios domésticos estaban primorosamente decorados con dragones, figuras y motivos florales. La misma profusión se observa en el arte, igualmente antiguo, de la talla en jade, procedimiento utilizado para realizar preciosos objetos, como jarrones, figuras de deidades y réplicas de antiguas vasijas de bronce, que eran muy solicitados tanto en China como en el extranjero. En la fabricación de recipientes de bronce, que solían ser braseros o pebeteros, se imitaban de forma deliberada los estilos del pasado.

La porcelana de esta época está decorada con delicados motivos de un tinte azul. Kingtochen era en aquel tiempo el principal centro de la cerámica. La edad de oro de la porcelana se sitúa durante la dinastía Tsing (1644-1912), o sea, en el último período del régimen imperial de China. A partir de este momento surge la preferencia por otros colores en la ornamentación: el verde y, a continuación, el rosa.

La escultura china data también de tiempos muy antiguos, y con la expansión del budismo conoció una época de gran prosperidad. Templos excavados en la roca (santuarios rupestres) como el de Longmen, que se remonta al siglo V, dan testimonio de la maestría de los artistas chinos de los primeros siglos de nuestra era.

Como la pintura, la arquitectura alcanzó muy pronto el pináculo de la gloria. Pero, después del período de los Song, durante el cual se esculpieron aún preciosas estatuillas de madera de motivos relacionados con el credo budista, sobrevino una progresiva decadencia.

Todavía es más difícil, para un occidental, apreciar en su justo valor la música china. Es muy importante, sin embargo, y apropiada al empleo de numerosos instrumentos. Los chinos conocen unos doscientos instrumentos diferentes, de los cuales unos cuarenta son tambores y timbales.

Los chinos han dado muestras de excepcional maestría en lo que llamamos hoy día «artes menores». Al decir esto tenemos presente la fabricación de joyas. En este dominio los chinos han empleado el jade, piedra muy dura y bastante translúcida, con preferencia a otros materiales.

También eran muy diestros en la confección de tejidos y en el bordado. En la confección de tapices, y con gran habilidad y notable perfección, utilizaban igual técnica que la del taller de los Gobelinos.

El chino posee excelentes facultades artísticas, que ha ido desarrollando con mucha paciencia y perseverancia.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

 

 

Hombres Revolucionarios de la Historia Grandes Lideres de Movimientos

Hombres Revolucionarios de la Historia

GRANDES HOMBRES REVOLUCIONARIOS DE LA HISTORIA: El objetivo de cualquier revolución política es expulsar a la gente que detenta el poder para reemplazarla por otra. Los líderes de una revolución suelen convertirse en los gobernantes del nuevo orden político. Pero formar un gobierno y restablecer el orden es cosa muy distinta de derrocar el viejo régimen.

La gente de esta sección luchó por suplantar a los opresores, y luego se enfrentó a nuevos desafíos como líder de la nación. La influencia de la transición sobre cada uno de ellos ilustra lo complicado que resulta ser el manejo sabio y elegante del poder. (ver: Concepto de Revolución)

Revueltas, rebeliones y revoluciones constituyen tipos de movimientos colectivos desarrollados por los sectores subalternos en una sociedad. Las primeras poseen escasa organización, son esporádicas, espontáneas y de corta duración, ocupan un área reducida del territorio y se extinguen cuando los reclamos puntuales que efectúan sus líderes son satisfechos, o bien, cuando las fuerzas del orden proceden a la represión violenta.

Las rebeliones, en cambio, poseen un nivel mayor de organización y se prolongan en el tiempo, pudiendo integrar los reclamos y demandas de diferentes sectores. En éstas, el ejercicio de la violencia por parte de los rebeldes es mucho más amplio, al igual que los alcances de la represión. Cuando logran triunfar, obtienen algunas modificaciones parciales en el orden sedal, que satisfacen las demandas, aunque no significan cambios en sus aspectos centrales. En otras ocasiones, el objetivo de las acciones es ir cambio de los elementos esenciales que hacen posible que el orden se mantenga y se reproduzca, es decir, se propone un cambio «de» orden.

Se cuestiona quién domina y por qué o qué se produce, cómo y para el beneficio de quién, etc. En este caso, si las acciones son exitosas llevan a la destrucción del orden social vigente y al comienzo de la construcción de une nuevo, sobre otras bases. Éstas son las que los investigadores denominan revoluciones.

Algunos personajes destacados en la historia por su actitud y pasión para tomar los pedidos sociales de los pueblos e iniciar grandes cambios políticos, económicos y sociales.

Oliver Cromwell (1599-1658). Cromwell era puritano leal, disciplinado oficial de la milicia y miembro persuasivo del parlamento inglés durante el reinado de Carlos I (1600-1649). Las políticas religiosas y económicas del rey condujeron a la guerra civil. Al principio Cromwell defendió al monarca, pero luego llevó a Carlos a juicio y firmó su sentencia de muerte en 1649. De pie ante el cuerpo sin vida del rey, Cromwell murmuró: «¡Qué cruel necesidad!»

Cromwell reemplazó la monarquía por un protectorado gobernado por el parlamento. Como Lord Protector del protectorado, Cromwell detentaba un poder enorme, razón por la cual el parlamento le ofreció la corona, que sin embargo él rechazó. Pero no dudó en ejercer el poder como un rey, reprimiendo a los opositores, reorganizando la iglesia de Inglaterra según una línea más protestante y dando representación parlamentaria a Escocia e Irlanda (una vez que sus tropas aplastaran sin miramiento la resistencia irlandesa). Después de su muerte los opositores restauraron la monarquía.

Vladimir Ilich Lenin (1870-1924). Lenin llevó a la práctica la filosofía económica marxista en Rusia. Siendo estudiante de leyes en San Petersburgo, sus actividades izquierdistas clandestinas lo condujeron a Siberia. De vuelta de la cárcel lideró la facción de extrema izquierda del partido social demócrata de los trabajadores rusos. Durante casi toda la primera guerra estuvo en el exilio. Al desintegrarse en 1917 el gobierno ruso, Alemania, enemiga del régimen zarista, lo ayudó a volver a su país natal.

 Lenin se unió a los rusos agitando las consignas «Paz y pan» y «Todo el poder a los soviets» (un soviet es una asamblea de obreros, campesinos y soldados). En octubre de 1917 condujo la Revolución Bolchevique para convertirse en cabeza del primer gobierno de los soviets.

Las fuerzas contrarrevolucionarias trataron de anular lo que Lenin había hecho y esto generó la guerra civil rusa de 1918a 1921. Los comunistas de Lenin, así llamados por el comunismo, estado ideal de la teoría económica marxista que anhelaban construir, ganaron la guerra, después de nacionalizar la banca y las grandes industrias y y tomar el control de las granjas. Estas medidas ayudaron a Lenin í derrotar a los contrarrevolucionarios, pero condujeron a la biseca Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) al colapso económico y la hambruna.

Lenin reaccionó lanzando la Nueva Política Económica, que permitía producción privada. Este retroceso del socialismo extremo disgustó a algunos de sus colegas comunistas de la línea dura, pero con el agravante de que la nueva política llegó demasiado tarde porque la agricultura se recuperó lentamente, y muchos miles de rusos murieron en la hambruna de los años 1922 y 1923.

Ho Chi Ming (1892-1968). Con el nombre de Nguyen That Tranh era un joven bien educado de la Indochina francesa (así se llamaba e! Vietnam dominado por los franceses), que viajó mucho, y vivió en Inglaterra, Estados Unidos, Francia y China.

En Paris fue activista del recién fundado partido comunista francés. Fue a la novísima Unión Soviética , en donde el gobierno lo reclutó como agente extranjero y lo envió a Guanzhou, en el sur de China. Allí Ho Chi Ming, cuyo nombre significa «el que ilustra», organizó a los exiliados vietnamitas que habían huido del régimen colonial francés para fundar el partido comunista de Indochina.

Tras los primeros intentos de su partido contra el gobierno francés de Indochina, que fracasaron en 1940, Ho se refugió en China, sólo para ser enviado a la cárcel por el gobierno nacionalista y anticomunista de la gran nación asiática. Los japoneses ocuparon Indochina durante la segunda guerra mundial; entonces él volvió a casa en 1945, para organizar las fuerzas guerrilleras del Vietminh y contraatacar.

El Vietminh tuvo éxito y Ho proclamó en 1945 la República Democrática de Vietnam, pero las fuerzas francesas volvieron y derrocaron al nuevo gobierno. Ho volvió a la carga contra los franceses y los expulsó en 1954, pero su lucha no estaba ganada. Líderes rivales vietnamitas tomaron el control de la parte sur del país.

La Conferencia de Ginebra de 1954, con la que terminó oficialmente la guerra franco-indochina, dividió la nación a lo largo del paralelo 17. dejando a Ho encargado de Vietnam del Norte. Pero el líder siguió comprometido con la causa de la reunificación de su país. Después de un golpe de estado militar ocurrido en 1963 en Vietnam del Sur, la región quedó a merced de una invasión de las tropas nordvietnamitas; entonces Estados Unidos (como parte de su política exterior anticomunista) envió asistencia militar a Vietnam del Sur.

La guerra resultante, marcada por una escalada militar de Estados Unidos durante los años 60 y 70, estaba en su furor a la muerte de Ho, pero con el tiempo su bando logró la victoria, con el retiro de las fuerzas estadounidenses del sur en los años 70. La anterior capital sudvietnamita, fue rebautizada Ciudad Ho Chi Ming, en memoria del tenaz líder.

Robert Mugabe (nacido en 1924). Cuando era un joven maestro. Mugabe ayudó a formar organizaciones políticas democráticas en Rhodesia, colonia británica de África meridional con independencia restringida y gobierno de los blancos. En compañía de Ndabaning Sithole (nacido en 1920), Mugabe fundó la Unión Nacional Africana de Zimbabue para luchar por la liberación de los negros. Las actividades de esta unión lo llevaron varias veces a la cárcel, a medida que aumentaba la presión en demanda de cambios políticos.

El gobierno blanco de Rhodesia rompió con Inglaterra en 1965, pero continuó subyugando a los negros. Mugabe, detenido en Rhodesia entre 1964 y 1974, se desplazó luego a Mozambique para preparar invasión de su país.

Aunque aliados por temporadas, Mugabe y Joshua Nkomo (1917-1999), fundador de la Unión del Pueblo Africano de Zimbabwe, compartieron también una historia de rivalidades por el poder. A fines de la década del 70 sus fuerzas se fusionaron en el Frente Patriótico de Zimbabue para establecer en 1980 la nueva nación de Zimbabue Mugabe fue primer ministro, pero su rivalidad con Nkomo se intensificó hasta desembocar casi en una guerra civil. Tras años  de frecuente violencia entre las dos facciones, los dos hombres se reconciliaron en 1987 con un pacto formal entre sus organizaciones.

Mugabe se convirtió en presidente después de una reorganización gubernamental, abandonando en 1991 su insistencia en un estado de partido único, al desintegrarse el gobierno de la Unión Soviética; y con ello la ayuda a los países alineados con el comunismo. Sobrevivió a las cruciales elecciones del año 2000, pero los partidos de oposición salieron reforzados.

Fuente consultada: Historia del Mundo Peter Haugen.

Resumen de La Revolucion Cubana Causas y Desarrollo

Resumen de La Revolución Cubana – Causas y Desarrollo –
Fidel Castro y Che Guevara

Temas Tratados:

1-Resumen de la Revolución Cubana

2-Antecedentes de la Época Prerevolucionaria

3-EE.UU. Interviene en Cuba

4-Fulgencio Batista y Fidel Castro

5-Inicio de las Acciones Guerrilleras

6-Revolución Cubana y Los Cambios

7-Gobierno de Castro Fidel, el Comunismo

8-Período de Inicio y Fin de Aislamiento

9-La Revolución Cubana en Africa

10-Ultimos años y Cronología de la Revolución

RESUMEN DE LA  REVOLUCIÓN CUBANA: El régimen militar de Fulgencio Balista, que había gobernado Cuba desde 1933, sufrió una presión creciente en la década de 1950.

En 1955 liberó a un grupo de disidentes políticos que habían atacado unos barracones militares en 1953; esto resultó un error de cálculo desastroso: entre ellos estaba Fidel Castro, un joven activista revolucionario.

El 2 de diciembre de 1956, Castro, que había dejado Cuba, regresó a bordo del Granma con un grupo de unos 80 compañeros revolucionarios. Tres días después fueron atacados por soldados de Batista y murieron casi todos, pero Castro y unos pocos, entre ellos Ernesto «Che» Guevara, escaparon a las colinas.

Unido por la determinación de Castro, el grupo fue creciendo. En 1958, el Partido Comunista cubano daba su respaldo a los revolucionarios castristas, y ante la incapacidad de las fuerzas de Batista para desalojarlos, en agosto de 1958 Castro decidió pasar a la ofensiva.

Frente a una resistencia sorprendentemente escasa, el día 31 de diciembre había tomado la céntrica y estratégica ciudad de Santa Clara.

Presa del pánico, Batista huyó de Cuba, y el 8 de enero del año 1959 Castro entraba en La Habana. Con su peculiar forma de comunismo, dominaría la vida política del país durante 50 años.

———— 00000 ————

COMENCEMOS A ESTUDIAR CON DETALLE LA REVOLUCION CUBANA

Antecedentes de la Época: La era de las superpotencias (1945-1973): El panorama político que siguió a la Segunda Guerra Mundial estuvo condicionado por el papel de Estados Unidos y la Unión Soviética, que no supieron ponerse de acuerdo sobre la manera de reordenación del mundo, ya que representaban dos sistemas políticos, dos modelos económicos y dos formas de organización social opuestas e irreconciliables.

Así pues, el objetivo prioritario de los vencedores fue garantizar la existencia de dos bloques, liderados por las dos superpotencias, y asegurar que el resto de países se alineasen en función de los intereses de estos dos Estados.

El bloque capitalista y el bloque socialista fueron conformando dos modelos sociales y políticos tan diferenciados que en unas ocasiones estuvieron a punto de enfrentarse y en otras redujeron distancias, convencidos de la imposibilidad de destruirse sin poner en peligro el futuro de la humanidad.

Las relaciones internacionales pasaron, pues, de lo que se ha denominado Guerra Fría (conflicto entre los bloques en todos los aspectos menos en el enfrentamiento militar directo) a la coexistencia pacífica (aceptación de la existencia del otro bloque y necesidad de establecer relaciones pacíficas).

———— 00000 ————

EE.UU. EN CUBA: ENTRE EL CONTROL TOTAL DE LA ECONOMÍA Y EL BLOQUEO  : Desde que se independizara de España, la vida política de Cuba había estado condicionada por la relación que mantenía con Estados Unidos.

Hasta 1933, en la constitución cubana existía una cláusula, conocida como la ‘Enmienda Platt’, que permitía la intervención norteamericana en la isla, «para proteger la vida, la libertad y los bienes’ de los ciudadanos de ese país, residentes en Cuba.

FIDEL CASTRO EN LA REVOLUCIÓN

La Estación Naval en la Bahía de Guantánamo se estableció en 1898, cuando Estados Unidos obtuvo el control de Cuba por parte de España al término de la Guerra hispano-estadounidense, siguiendo con la invasión de la Bahía de Guantánamo en 1898. El gobierno de Estados Unidos obtuvo una concesión perpetua que comenzó el 23 de febrero de 1903, otorgada por Tomás Estrada Palma, primer presidente de la República de Cuba.

El recién formado protectorado estadounidense incorporó la Enmienda Platt en la Constitución cubana. El tratado cubano-estadounidense establecía, entre otras cosas, que Estados Unidos tendría completo control y jurisdicción sobre la bahía de Guantánamo, con propósitos de operar estaciones navales y de embarque, mientras que reconocía que la República de Cuba mantenía su soberanía.

Hacia 1952, las empresas norteamericanas controlaban el 47,4% de la producción azucarera, el 90% de la producción de electricidad y de las redes telefónicas, el 70% de las refinerías de petróleo, el 100% de la producción de níquel y el 25% de las casas comerciales, los hoteles y la industria de productos alimenticios.

Desde que comenzó la revolución, Cuba fue hostigada por Estados Unidos.

En 1960, el gobierno norteamericano dejó de comprar azúcar.  Esto condujo a un acercamiento de los cubanos con la U.R.S.S., que se comprometió a comprar medio millón de toneladas anuales de azúcar durante cuatro años.  Estados Unidos decidió entonces no enviar más petróleo a Cuba, que comenzó a proveerse de la U.R.S.S.

Las compañías norteamericanas en la isla se negaron a trabajar y el gobierno respondió expropiando y nacionalizando todas las empresas petroleras de ese origen y, luego, las compañías de electricidad y teléfonos.

La economía cubana y la dictadura de Batista: La economía de Cuba dependía de las exportaciones de azúcar, cuya producción y comercialización estaba controlada por compañías extranjeras.  Once empresas estadounidenses controlaban casi 1.200.000 hectáreas, que representaban el 47,4% de las tierras dedicadas al cultivo de caña de azúcar.

Fuerzas revolucionarias cubanas lideradas por Camilo Cienfuegos, avanzan hacia el latifundio de United Fruit Company para realizar en nombre del pueblo cubano la intervención y nacionalización de las tierras según dispuesto por la reforma agraria de Castro en 1959.

Como en otros países de América Latina, existían, además, grandes latifundios.  Según un censo de 1945, 4 mil personas eran dueñas de más de la mitad del territorio.

 A partir de 1944, por primera vez la mayoría de la población pudo participar en elecciones.  Sin embargo, los gobiernos electos continuaron bajo la influencia de Estados Unidos.

En los primeros años de la década de 1950 se incrementaron las acusaciones de corrupción y, ante las movilizaciones de protesta, un sector del ejército apoyado por compañías norteamericanas y empresarios cubanos, dio un golpe de Estado.  El nuevo dictador fue Fulgencio Batista.

La dictadura sólo se sostuvo mediante una violenta represión.  En poco tiempo, comenzó la resistencia, que unía en sus reclamos la lucha contra las injusticias y desigualdades del orden social con los planteos de independencia económica y autonomía y, por lo tanto, contrarios a la injerencia de Estados Unidos en el país y en la región.

En la universidad se colgaron banderas negras como señal de luto por la «muerte de la democracia» y se conformaron las primeras organizaciones de oposición.

Los estudiantes reclamaban el retorno a las formas democráticas de gobierno, y propiciaban, para ello, como método de lucha válido, incluso la violencia acompañando las protestas masivas de la oblación.

———— 00000 ————

FULGENCIO BATISTA

fulgencio batista en cuba

Durante su primer gobierno introdujo reformas financieras y sociales que mejoraron la situación económica, legalizó el partido comunista y cooperó con los aliados en la Segunda Guerra Mundial al declarar la guerra a Italia, Japón y Alemania. Al término de su mandato viaja a Florida donde escribe Sombras de América. De regreso a Cuba (1948), es elegido senador. Nuevamente, en 1952 es candidato a presidente, pero poco antes de las elecciones, participa de otro golpe militar que esta vez derroca al presidente Prío Socarras, e implanta una dictadura durante la cual la corrupción y la violencia se instalan en Cuba. Disuelve el Congreso, suspende la Constitución de 1940 y declara ilegales todos los partidos políticos.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

Castro, Fidel (1927- ), político cubano, principal dirigente de Cuba desde 1959. Castro nació el 13 de agosto de 1927 en Mayarí; era hijo natural de un inmigrante español, plantador de azúcar. Se afilió al Partido del Pueblo Cubano en 1947, y se doctoró en leyes por la Universidad de La Habana en 1950.

———— 00000 ————

De las Acciones Guerrilleras
a la Revolución Cubana

Como parte de las acciones rebeldes, el 26 de julio de 1953, un centenar de jóvenes pertenecientes a los sectores medios y obreros, adorados por Fidel Castro, intentaron tomar el cuartel de Moncada, la segunda base militar del país.

Buscaban con esta acción dar comienzo a un proceso que llevara al derrocamiento del dictador.

El asalto fracasó, pero permitió al grupo revolucionario hacer un llamamiento a la insurrección y a la unión del «pueblo» cubano: obreros rurales e industriales, pequeños agricultores, maestros, comerciantes, profesionales, desocupados, en definitiva, todos los sectores excluidos de la sociedad.

En 1956, los integrantes del Movimiento 26 de Julio -denominado así por los revolucionarios luego del acontecimiento de Moncada- organizaron desde México una expedición para ingresar clandestinamente en Cuba.

A bordo de un pequeño barco de nombre «Gramma», desembarcaron en las playas de la Isla y se establecieron en Sierra Maestra, donde crearon un foco guerrillero.  Con el tiempo, el grupo inicial terminó convirtiéndose en el «ejército rebelde».

 Los guerrilleros dieron a conocer un manifiesto en el cual se expresaba la necesidad de que todas las organizaciones opositoras cubanas se unieran y formaran un gran frente revolucionario.

Éste debía nombrar un gobierno provisional que exigiera la renuncia del dictador y convocara inmediatamente a elecciones libres.

El ejército rebelde comenzó así a salir de su aislamiento y a encontrar nuevas adhesiones.

Se sumaron importantes contingentes de jóvenes que fueron conducidos por líderes como Camilo Cienfuegos y el argentino Ernesto «Che» Guevara.

Durante los primeros meses de 1958, los guerrilleros intentaron, sin éxito, organizar una huelga general.

A partir de este fracaso, decidieron continuar fortaleciendo las guerrillas rurales para resistir la ofensiva del ejército de Batista y, posteriormente, invadir los llanos, tomar las provincias centrales y, por fin, derrocar a la dictadura.

En pocos meses fueron conquistando estos objetivos y, con el apoyo de amplios sectores de la población, en enero de 1959, tomaron La Habana, capital de Cuba.

La lucha antidictatorial por el retorno a las formas democráticas de gobierno, pronto se transformó en una verdadera revolución social.

Una vez en el poder, se adoptaron un conjunto de medidas que modificaron de raíz el orden social en Cuba.

El ejército de la dictadura fue reemplazado por el «ejército rebelde», los cargos de gobierno fueron asumidos por los jefes revolucionarios y, a partir de allí, se inició la tarea de transformar a la sociedad cubana.

Los Cambios Revolucionarios

Para modificar las enormes desigualdades económicas que caracterizaban a la sociedad cubana, el gobierno revolucionario comenzó a aplicar la Reforma Agraria. 

Una primera ley de 1959 estableció que serían expropiadas todas aquellas tierras que excedieran las 400 hectáreas, por lo cual se respetarla la propiedad de pequeños y medianos productores.

No obstante, en 1963 otra ley decidió la expropiación de todas las parcelas mayores de 63 hectáreas.

La mayor parte de las tierras fueron distribuidas entre los campesinos que carecían de éstas y el resto pasó a formar parte de las haciendas estatales, las cuales ofrecieron trabajo a los desocupados de las zonas rurales.

Con la revolución la formación integral de los estudiantes empezó a combinar el estudio con el trabajo. Aquí se ve a un estudiante secundario trabajando la siembra de tomates en 1962.

A pesar de haber iniciado una política industrializadora, los fracasos de la misma llevaron al gobierno revolucionario a reforzar la producción de bienes primarios, fundamentalmente níquel y azúcar.

La política económica llevada adelante por el gobierno revolucionario afectó, desde un primer momento, los intereses de Estados Unidos en Cuba.

En 1961 Cuba rompió relaciones con Washington y proclamó el carácter socialista de su gobierno y estrechó sus lazos comerciales con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.R.S.S.) y el resto de los paises socialistas.

Frente a esta decisión, Estados Unidos presionó a los demás países de América Latina y logró que expulsaran a Cuba de la Organización de Estados Americanos y rompieran relaciones con su gobierno.  Cuba sólo logró mantener relaciones con México.

Los cambios en la economía fueron acompañados por reformas en otras áreas, que buscaban transformar a la sociedad cubana.

En ese sentido, el gobierno estableció dos áreas de prioridad: la educación y la salud.  Se iniciaron campañas masivas de alfabetización, se crearon nuevas escuelas y universidades, creciendo notablemente el número de alumnos y maestros.

En cuanto a la salud, se implementó una red sanitaria para garantizar en forma gratuita la asistencia a toda la población, se crearon nuevos hospitales y clínicas, así como también, institutos de investigaciones médicas.

Una nueva ley de alquileres redujo su valor en un 50%.  Además, se otorgaron créditos a largo plazo para que los inquilinos pudieran comprar sus casas.

Se estableció la gratuidad de todos los servicios (agua, luz, gas, teléfonos, etc.) y el establecimiento de una ración de alimentos y vestimenta para cada uno de los cubanos.  También se intentó reducir las diferencias salariales entre los trabajadores.

La adopción de todas estas medidas, que eliminaban el sistema capitalista en Cuba, sus buenas relaciones diplomáticas y comerciales con los demás países socialistas y el apoyo brindado a las luchas sociales en diversos sitios del planeta, llevaron a que Estados Unidos buscara por todos los medios aislar a Cuba de los demás países latinoamericanos y ahogarla mediante un bloqueo económico y marítimo que afecta al pueblo cubano desde hace décadas.

EL GOBIERNO DE CASTRO: LA IMPLANTACIÓN DEL COMUNISMO

El régimen de Castro pronto mostró su tendencia izquierdista. La reforma agraria promulgada en los primeros años afectó principalmente a los intereses estadounidenses en la industria del azúcar; Castro prohibió el establecimiento de plantaciones controladas por compañías de accionistas no cubanas y disminuyó el apoyo a la producción de azúcar en favor de otros cultivos alimenticios.

RUPTURA CON ESTADOS UNIDOS

En 1960 el gobierno cubano nacionalizó todas las compañías estadounidenses de la isla, medida a la que Washington respondió con la imposición de un embargo comercial.

En enero de 1961 se rompieron totalmente las relaciones diplomáticas entre ambos países y el 17 de abril 1.300 exiliados anticastristas, apoyados y entrenados por Estados Unidos, llevaron a cabo en el sur de Cuba el desembarco de bahía de Cochinos.

En otoño de 1962 las relaciones entre ambos países se volvieron aún más tensas, cuando Estados Unidos comprobó que Cuba había instalado en su territorio misiles de origen soviético.

El presidente estadounidense John F. Kennedy anunció entonces el bloqueo naval de la isla para evitar la llegada de más barcos soviéticos con armas.

Después de varios días de negociaciones, durante los cuales la guerra nuclear parecía inminente, el presidente soviético Nikita S. Jruschov aceptó el 28 de octubre desmantelar y eliminar las bases de misiles, a cambio de la promesa del presidente Kennedy de no invadir la isla.

Durante la década de 1960 las relaciones con Estados Unidos siguieron siendo hostiles; en 1962 Cuba fue expulsada de la Organización de Estados Americanos (OEA) debido a la presión que el gobierno estadounidense ejerció en contra del régimen de Castro.

En 1965, por mediación de la Embajada de Suiza en Cuba, los gobiernos de ambos países acordaron permitir a los cubanos emigrar a Estados Unidos: más de 260.000 salieron del país antes de que el puente aéreo se diera por terminado de manera oficial en abril de 1973.

PERIODO DE AISLAMIENTO

Muchas de las actuaciones políticas de Castro distanciaron a Cuba de algunos países de Latinoamérica, aunque fueron aplaudidas por muchos sectores populares del continente.

Después de ser expulsado de la OEA, el gobierno de Castro fue acusado de intentar fomentar la revolución en Venezuela, Guatemala y Bolivia, país donde el Che, que dirigía un grupo guerrillero, fue capturado y asesinado en 1967.

Mientras tanto, Cuba continuó dependiendo de la ayuda económica de la Unión Soviética y de los países del bloque socialista.

En 1972 se firmaron varios pactos con la URSS que garantizaban la asistencia financiera soviética, el desarrollo comercial entre ambos países y la prórroga de los pagos de la deuda cubana; además, Cuba se convirtió en miembro del COMECON, Consejo de Ayuda Mutua Económica.

El I Congreso del Partido Comunista Cubano se realizó a finales de 1975 y un año después se adoptó una nueva Constitución nacional que incrementó el número de provincias de 6 a 14 y creó la Asamblea Nacional, la cual celebró su primera sesión en diciembre de 1976 y eligió a Fidel Castro como jefe de Estado y de gobierno.

FIN DEL AISLAMIENTO

A mediados de la década de 1970 Cuba emergió del aislamiento diplomático.

En julio de 1975, durante una reunión realizada en la capital costarricense de San José, la OEA aprobó una resolución de libertad de acción con la que se modificaba el embargo comercial a Cuba y otras sanciones impuestas en 1964 por esta organización.

Las relaciones con Estados Unidos también comenzaron a mejorar; las restricciones en los viajes a Estados Unidos se hicieron más flexibles y, en septiembre de 1977, los dos países abrieron delegaciones en las capitales respectivas.

No obstante, Estados Unidos advirtió a Cuba que las relaciones no podrían normalizarse hasta que sus demandas respecto a las propiedades estadounidenses nacionalizadas fueran satisfechas y Cuba limitara o pusiera fin a sus actividades en África.

PRESENCIA CUBANA EN ÁFRICA Y AMÉRICA

A mediados de la década de 1960 habían comenzado a llegar asesores militares cubanos al continente africano, principalmente a Angola y Etiopía. Castro envió militares que formaron parte de la guardia personal de figuras como el presidente congoleño Alphonse Massamba-Débat.

No obstante, no fue sino hasta 1975 cuando las fuerzas de combate cubanas entraron en plena acción en el continente, apoyando al gobierno marxista de Angola.

Posteriormente, las tropas cubanas reforzaron al régimen marxista de Etiopía, que resultó vencedor en su guerra contra Somalia en la región de Ogadén. En 1980 las actividades cubanas se habían extendido hasta el Oriente Próximo, concretamente a Yemen del Sur.

Por lo general, la presencia cubana en el continente africano fue interpretada por Occidente como la punta de lanza de un creciente dominio soviético en la región.

Como recompensa, Cuba recibió del gobierno soviético ayuda económica por valor de cerca de 3 millones de dólares diarios. En 1979, y a pesar de su estrecha relación con la URSS, Cuba fue la sede de la VI Cumbre de la Organización de Países No-Alineados, en la cual Fidel Castro fue elegido presidente para los siguientes tres años.

En 1980 Castro modificó temporalmente las restricciones de salida del país; cerca de 125.000 cubanos huyeron a Estados Unidos antes de que el flujo volviera a ser detenido, en lo que se conoce como “éxodo del Mariel”.

Nuevamente las relaciones con este país se deterioraron, cuando el gobierno estadounidense acusó a Cuba de ayudar a los rebeldes izquierdistas de El Salvador; otro punto sensible en las relaciones entre ambos países fue la ayuda brindada por asesores cubanos al gobierno sandinista de Nicaragua.

Además, en octubre de 1983 cientos de trabajadores de la construcción y personal militar cubanos fueron obligados a abandonar Granada después de la invasión de la isla por las tropas de Estados Unidos.

FIN DE LA AYUDA SOVIÉTICA

En abril de 1989, con motivo de la visita del presidente soviético Mijaíl Gorbachov a La Habana, ambos países firmaron un tratado de amistad por 25 años,

aunque Fidel Castro rechazó abiertamente la aplicación de las reformas políticas y económicas que Gorbachov había establecido en la URSS.

En julio de ese año cuatro oficiales del Ejército fueron ejecutados y otros diez sentenciados a prisión acusados de contrabando y tráfico de drogas, el peor escándalo desde que Castro había llegado al poder.

Con el colapso de la URSS a principios de la década de 1990, las ayudas y subsidios comerciales del bloque soviético a Cuba llegaron a su fin y las fuerzas soviéticas fueron gradualmente retiradas del país.

Posteriormente, Estados Unidos endureció aún más las sanciones en contra de las relaciones comerciales con Cuba y en noviembre de 1992 la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución pidiendo el cese del embargo estadounidense.

Estas resoluciones condenatorias de la ONU se repitieron de forma consecutiva en los años posteriores. En 1993 todas las tropas soviéticas enviadas a Cuba durante la crisis de los misiles ya habían sido retiradas.

LOS ÚLTIMOS AÑOS

Durante 1993 y 1994 se produjo la denominada “crisis de los balseros”: miles de cubanos cruzaron el estrecho de Florida después de que fueran levantadas las restricciones de salida; sin embargo, las continuas limitaciones impuestas por Estados Unidos a la entrada de ciudadanos cubanos en ese país incumplían los acuerdos migratorios a los que se había comprometido después del “éxodo del Mariel”.

Esta situación llevó a los gobiernos cubano y estadounidense a mantener conversaciones bilaterales, cuyo resultado fue un nuevo acuerdo que normalizó la situación.

En 1996 el Congreso de Estados Unidos aprobó la ley Helms-Burton, que profundizó en el boicot económico ya existente al pretender penalizar a las empresas que mantuvieran relaciones comerciales con otras (filiales o no) radicadas en la isla.

La Unión Europea, en clara oposición, presentó una serie de medidas aprobadas por los ministros de Asuntos Exteriores de los países miembros para neutralizar los efectos de esta ley. Esta normativa no ha sancionado todavía a ninguna de las empresas que comercian con Cuba, pero sí ha disuadido a aquellas que desean tener relaciones comerciales con la isla.

En enero de 1998 el papa Juan Pablo II realizó una histórica visita a la isla de Cuba, durante la cual se mostró a favor de un cambio de la política de Estados Unidos hacia la isla por “lesionar a los más necesitados”.

Fidel Castro criticó el embargo estadounidense, al que calificó como “genocidio con el que se intenta rendir por hambre al pueblo cubano”.

El Papa celebró varias misas multitudinarias, pidió la reconciliación de todos los cubanos y destacó la importancia capital del catolicismo en la formación última de la nación.

Asimismo, solicitó la liberación de los presos políticos que llevaran más tiempo en las cárceles cubanas, petición que fue llevada a efecto de manera parcial semanas después por el régimen castrista.

Entre los meses de julio, septiembre y octubre de ese año la isla caribeña se vio sacudida por una serie de desastres naturales: así, cerca de un millón de personas se vieron afectadas por la devastadora sequía que afectó durante los meses estivales a las provincias del Oriente insular (Holguín, Las Tunas, Guantánamo, Granma y Santiago de Cuba). Buena parte de las cosechas se perdieron y la escasez de agua potable obligó al abastecimiento de la población y de la cabaña ganadera mediante de camiones cisterna.

Poco después, el huracán Georges alcanzó, procedente de la República Dominicana y Haití, el territorio cubano, concretamente las ya damnificadas provincias orientales, dejando a su paso grandes inundaciones y destrozos, lo que provocó graves pérdidas en la economía cubana, que vinieron a añadirse a los dañinos efectos de la prolongada sequía.

La ciudad de La Habana fue la sede de la IX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en noviembre de 1999. Tan sólo acudieron a ella 21 mandatarios, entre los que se encontraba el rey Juan Carlos I, el primer monarca español que visitó la isla, y por diversas razones faltaron cinco presidentes americanos (los de Chile, Argentina, Nicaragua, Costa Rica y El Salvador).

Al término de la Cumbre, los asistentes firmaron la llamada Declaración de La Habana, que entre otras afirmaciones instaba al gobierno estadounidense a poner fin a la aplicación de la ley Helms-Burton.

VIDEO RESUMEN REVOLUCION CUBANA

CRONOLOGIA HISTÓRICA:

1961 – 3 de enero.        Ruptura de relaciones diplomáticas con Estados Unidos

17 de abril.                 Desembarco en Bahía Cochinos.

25 de abril.                 Comienza el embargo.

1962                             Crisis de los misiles.

1965                             El Partido comunista de Cuba, único partido político legal.

1967                             Muere Ernesto Che Guevara.

1970                             Campaña de la zafra.

1975                             Primer congreso del Partido Comunista de Cuba.

1980                             125.000 cubanos emigran desde el puerto de Mariel.

1989                             Caída del Muro de Berlín.

1990                             Comienza el Período Especial.

1991                             Retirada de los técnicos y tropas soviéticas.

1996                             La Ley Helms-Burton agudiza el embargo.

                                       Visita de Castro al papa Juan Pablo II en el Vaticano.

1998                             Histórica visita de Juan Pablo II a Cuba.

2000                             Cuba recibe a 1.774.000 turistas

Ver: Reportaje a la Hija de Fidel Castro