Curiosidades sobre las mariposas

Tipos de Nidos de Pajaros y Construcción Ejemplos Graficos

Tipos de Nidos de Pajaros y Construcción

INTRODUCCIÓN: Todos los animales se construyen un refugio en el cual puedan reposar, cuidar sus crías, abrigarse de la intemperie y esconderse en caso de peligro. Pero mientras que la mayoría de los animales se conforma con una gruta, una cavidad en la roca, un escondite entre las piedras o en los árboles, los pájaros son más exigentes cuando eligen el lugar y los materiales que servirán para construir sus moradas.

Los pájaros son oviparos y homotermos (de temperatura constante); por esto el nido en el que depositan sus huevos debe mantener una temperatura igual a la de sus cuerpos. Las dimensiones de los huevos varían de acuerdo con la especie del pájaro: los avestruces ponen los más grandes, de aproximadamente 15 centímetros de largo, y los picaflores los más pequeños, de unos 10 milímetros de largo.

Ver: Curiosidades de las Aves

COMPOSICIÓN DE LOS HUEVOS: En el exterior el huevo presenta una envoltura calcárea, donde se encuentran los poros que permiten respirar al embrión. En el interior se distinguen dos partes: la clara o albúmina, compuesta de agua y de materias albuminosas, y la yema, que constituye el núcleo. La yema es el huevo propiamente dicho; se halla envuelta en una membrana llamada vitelina y ocupada en el centro por una materia clara que comunica, mediante un canal, con la cicatrícula, donde se encuentra el embrión que producirá, por incubación, el nuevo ser.

LOS PÁJAROS MIGRATORIOS

Entre los animales, algunos son llamados migratorios porque acostumbran desplazarse de un lugar a otro; muchos pájaros se cuentan entre ellos. Observemos por ejemplo las golondrinas. Viven en las regiones templadas de Europa durante la primavera y el verano; habitan en nidos que construyen bajo los techos de las casas o en los recuadros de las ventanas. Mientras dura el buen tiempo despliegan gran actividad, pero no bien llegan los primeros fríos su coraje desaparece, y se las ve reunidas en grupos sobre los techos o en los hilos telegráficos.

Esto indica que su partida está próxima. En efecto, a fines de septiembre abandonan Europa y emprenden un largo viaje hasta el África, donde invernan. Se considera que el país de origen de las golondrinas es Europa, y por eso se llama migración a este viaje hacia el sur, y viaje de regreso o también repatriación al que efectúan en sentido inverso.

Además de la familia a que pertenece la golondrina, es decir, aquella que se considera originaria de Europa, existen otras dos categorías de pájaros migratorios: la que inverna en Europa y viaja hacia las regiones del norte en el verano, y la que no tiene país de origen y sobrevuela el continente europeo hacia cielos lejanos. Son llamadas aves de paso.

Aves Mas Populares de Argentina

 

CONSTRUCCIÓN DEL NIDO: Los pájaros saben por instinto fabricar el nido en donde van a poner después sus huevos, empollarlos, alimentar a sus crías y cuidarlas hasta que aprendan a volar y sean capaces de bastarse a sí mismas. Algunos pájaros construyen nidos que, aunque simples, son admirables por la exactitud de sus proporciones. Estos nidos, generalmente de forma circular, están hechos con un entrelazamiento minucioso de ramillas y de briznas de paja, musgo y otros materiales, y forrados por dentro con plumas, copos de lana o vegetales.

Ningún pájaro, ya sea de nuestras comarcas o de regiones exóticas, se contenta con un trabajo simple. Todos tienen razones precisas, de orden biológico, para construir, como verdaderos artistas, moradas que resultan ser obras maestras. Proceden igual que los hombres. Antes de edificar sus habitaciones se preocupan especialmente en elegir el lugar y la posición que mantendrán, teniendo en cuenta lo que más convenga desde el punto de vista de la seguridad, de la alimentación, del abrigo, del viento y de la intemperie; luego buscan el material más sólido y maleable de entre los que la naturaleza pone a su disposición.

nidos de pajaros

Tienen buen cuidado de esconder su obra tanto de los ojos de los animales, que saben hostiles, como de los del hombre, a quien temen por experiencia. El macho despliega a menudo tanta actividad como la hembra durante la construcción del nido, pero es esta última quien se ocupa casi exclusivamente de dar el último toque a la disposición interior, y, dotada de un maravilloso instinto maternal, cumple esta tarea a la perfección.

Los pájaros pueden ser distribuidos por oficios, de acuerdo con el método que empleen para construir sus nidos: cesteros (jilguero, águila, cigüeña, garza real), carpinteros (tucán, pico rojo), albañiles (carpintero, golondrina, fenicóptero, dicocéreo, pingüino imperial, panadero rojo), mineros (faisán, búho de las cavernas, tejedores (tejedor del Cabo, ictéreo de Baltimore), costureros (Orthotomus sutrius), carpinteros de obra (los republicanos, que llevan una vida comunitaria)

Hay también unos pájaros que son llamados carceleros, por su manera extraña de comportarse. En efecto, para impedir que su hembra abandone el nido construido en una cavidad del árbol, no vacilan en encerrarla, con sus huevos, mediante un muro infranqueable que elevan a su alrededor; pero tienen el cuidado de dejar una abertura que le permita respirar y recibir el alimento que el macho le lleva.

Hay aves que ponen huevos en simples depresiones del terreno, sin efectuar construcciones especiales. Los huevos de la mayoría de éstas presentan coloración especial que los disimula a la vista de posibles enemigos. Las crías de muchas de las aves que así anidan son nidifugos o autófagos. Nacen con plumón protector y son capaces, desde que salen del huevo, de correr y alimentarse por sí mismos, pero siempre vigilados y cuidados por sus padres.

 

Fuente Consultada: Lo Se Todo Tomo III – Consultora Tomo IV –

La Vida de las Mariposas Metamorfosis de las orugas Los Mosquitos

VIDA Y METAMORFOSIS DE LA MARIPOSA

Biografia de Mariquita SanchezPara embellecer a las mariposas, la naturaleza las engalanó con sus más preciados tesoros. La extraordinaria variedad de colores, las irisaciones, los reflejos metálicos, la suavidad aterciopelada de estos insectos, hacen resaltar más la elegancia de su vuelo… Las mariposas (en términos científicos: lepidópteros) parecen haber sido creadas para realzar la belleza de las praderas, bosques y jardines. Son seres de vida efímera.

Se reproducen en cantidad considerable y su instinto infalible las guía para elegir los lugares más convenientes donde depositar sus huevos. Pasará un año desde la puesta hasta que aparezca el insecto en forma de mariposa.

Sin embargo, en ciertas especies de mariposas diurnas puede haber dos generaciones de primavera a primavera. Estos insectos sufren metamorfosis completa (transformaciones que sufren los insectos, los batracios y algunos peces, desde que salen del huevo hasta el estado adulto) y pasan por cuatro fases: huevo, larva, crisálida e individuo adulto.

La palabra crisálida indica la forma que toma la larva (oruga) antes de transformarse en mariposa, y a veces también se llama así el capullo que encierra la larva. En ciertas especies, la mariposa sale del capullo después de una o dos semanas de letargo. También existen lepidópteros que se transforman en crisálidas estando a la intemperie, suspendidos de la rama de un árbol por medio de un hilo de seda.

La permanencia de muchas mariposas en la funda que ha tejido la oruga para transformarse, puede durar hasta dos meses. Las hembras ponen sus huevos, nunca mayores que una cabeza de alfiler, en un lugar elegido con tal acierto que la cría, cuando nace, tiene a su alcance los alimentos convenientes. Poco tiempo después de la puesta, la mariposa hembra muere.

Todos hemos visto orugas, pero no todos sabemos que esas larvas que crecen tan rápido cambian cuatro o cinco veces de piel. Su boca es extraordinaria: está provista de dos mandíbulas tan cortantes, que no se le resisten flores, hojas ni frutos, y a veces tampoco la madera.

La oruga termina de alimentarse cuando completa su crecimiento, y busca entonces un lugar para transformarse; allí teje su capullo, que sujeta cuidadosamente a alguna rama. Por la boca, la oruga segrega un hilo resistente con el que fabrica su morada impermeable.

El capullo será su refugio y el laboratorio donde, sin instrumentos quirúrgicos, la naturaleza cumplirá la más maravillosa de las metamorfosis.

Para transformarse en crisálidas (imagen) , ciertas orugas buscan refugio en alguna fisura de la madera o bajo una hoja cuyos bordes unieron previamente. Los lepidópteros están provistos de dos alas y su cabeza está coronada por un par de antenas de largo muy variable.

Tienen dos ojos compuestos, es decir, constituidos por miles de pequeños ojos tubulares. Su boca es una trompa en espiral, extremadamente flexible, que utilizan para bombear de lo más profundo de las flores la materia azucarada (néctar) con que se alimentan.

Las alas, que son la parte más hermosa de su cuerpo, están cubiertas por ambos lados de microscópicas escamas de fantásticos colores y fáciles de separar. Ese polvillo que queda pegado en nuestros dedos cuando tomamos una mariposa, está formado por escamas que, observadas al microscopio, presentan formas inesperadas (dientes de serrucho, conos o pirámides). Sobre las alas del insecto se disponen de tal manera que producen la impresión de un verdadero revestimiento de mosaicos esmaltados.

Los colores de las escamas se deben a distintas capas de células exteriores, más o menos ricas en materias colorantes. Pero las irisaciones se deben a la descomposición de la luz cuando atraviesa películas muy delgadas, tal como ocurre en las pompas de jabón.

La coloración de las mariposas varía según la región de origen, el clima y la alimentación. Las de tonos más deslumbrantes proceden de las zonas tropicales.

La oruga es, con sus poderosas mandíbulas, un animal destructor. En cambio, la mariposa, que posee sólo una trompa, es un insecto exclusivamente chupador y por lo tanto inofensivo. Al volar de flor en flor para alimentarse, las mariposas —así como las abejas y otros insectos— desempeñan un importante papel en la reproducción de las plantas, pues fecundan a la flor que visitan con el polen que se adhirió a su cuerpo al introducirse antes en otras flores.

Para descansar, las mariposas diurnas levantan verticalmente sus alas hasta unirlas; cuando éstas son de un solo color: azules, blancas o amarillas, nos hacen pensar en pequeños veleros sobre un océano verde. Por el contrario, las mariposas nocturnas se abrigan bajo sus alas como si éstas fueran un manto. Existen múltiples variedades de lepidópteros ,y sus costumbres difieren enormemente.

AMPLIACIÓN DEL TEMA:
LA METAMORFOSIA COMPLETA DE UNA MARIPOSA

En primer lugar debe decirse que el término metamorfosis proviene del griego antiguo, en el que “meta” quiere decir cambio, y “morphé”, forma. Esos cambios de forma los vemos muy a menudo en animales como los insectos o los batracios. En la práctica, la que lo sufre es la estructura de los organismos, desde que el animal nace hasta que alcanza el estado adulto.

Se define como metamorfosis a los cambios anatómicos que sufre en su vida algunos animales.
Existen dos tipos la completa y la incompleta.

En la primera fase, metamorfosis completa, un embrión se forma dentro de un huevo. Cuando el huevo eclosiona, el estado animal resultante se llama larva. Durante el siguiente periodo, la larva se convierte en pupa. Al final del estado de pupa nace el ejemplar adulto. Entre los animales que se desarrollan de esta manera, se incluyen muchos peces, moluscos e insectos.

esquema de la metamorfosis completa

En el caso de la metamorfosis incompleta, los jóvenes se parecen a los adultos y su forma se transforma gradualmente mediante mudas. Un ejemplo son los saltamontes que pasan por tres estados sin tener un periodo de pupa.

EXPLICACIÓN METAMORFOSIS COMPLETA DE UNA  MARIPOSA

mariposa monarca

Mariposa Monarca

Para que una falena Poliphemus (mariposa monarca) pueda desplegar sus vistosas alas y volar hacia las nubes, muchas son las situaciones que debe atravesar. Tanto cambia, que sería difícil recordar sus distintos aspectos desde que comienza a tener vida -en estado de huevo- pasando por una oruga hasta que luego de sufrir una serie de modificaciones progresivas se convierte en una pupa, que no se mueve ni se alimenta. Así como antes se parecía muchísimo a un gusano, luego del estado de pupa se operará el milagro. Todo comienza con la rápida destrucción de los órganos que antes poseía en su estado de larva.

Seguidamente se empiezan a formar las patas, ojos, y alas del “nuevo personaje”. Hay un grupo de células minúsculas, que descansaron durante el estado de larva, pero que en ese momento constituyen lo que se conoce como un disco. Este disco da origen a todos los órganos del adulto, que crecen plegados, dentro de la pupa, preparándose para el “gran salto”. Por fuera, el animal ha tejido un capullo, que le sirve de receptáculo protector.

Cuando sale de éste, la sangre penetra en las nuevas formaciones, aún blandas, y les da rigidez. Se despliegan las alas en pocos instantes, y una hermosa mariposa está lista para ascender en el aire con sus antenas. Un último paso, más lento, es el proceso de recubrimiento con quitina. Mediante esta substancia, el cuerpo queda protegido.

esquema de la metamorfosis completa de una mariposa

Ver: Vida de los Insectos Sociales