El Jockey Club

Pensamiento de Sábato Sobre la Dictadura Argentina y la Democracia

Pensamiento de Sábato Sobre la Dictadura Argentina y El Regreso de la Democracia

«La esperanza —dice Sábato— nace precisamente de la desventura: en una realidad infinitivamente perfecta la esperanza no se necesita. Por eso el hombre renace invariablemente de entre las ruinas y no se suicida sino en raras ocasiones.

Recuerdo siempre una fotografía tomada en Chile después del pavoroso terremoto de Concepción: una humildísima mujer de una villa miseria arreglaba las cositas entre los escombros, para empezar de nuevo: Así es la humanidad fortuna. Y nosotros vamos a levantar un día la nación de entre sus escombros sangrientos.»

Sabato votando en una escuela año 1983

Ver: Biografía de Sábato Ernesto

Le preguntamos sobre lo que podemos esperar ahora y así responde.

La resistencia a la dictadura
Nuestro país ha vivido muchos años bajo el terror y la muerte. En este período tenebroso hemos resistido a la dictadura con el coraje y con las ideas de nuestros mejores hombres, los que fueron capaces de luchar contra el yugo español y luego construir nuestra nación.

La mentira y el sofisma
La catástrofe vivida por la Argentina es la peor de su entera historia, catástrofe físicamente visible en lo material, pero profundamente moral en su esencia, ya que no se vende un país y se acumulan gigantescas fortunas de aventureros mientras niños mueren de hambre si no se han quebrado los fundamentos espirituales de la comunidad.

La mentira y el sofisma presidieron desde el comienzo este proceso que se llamó de Reconstrucción Nacional y que únicamente trajo la destrucción, que iba a restaurar el patrimonio material y lo dilapidó, que iba a terminar con el terrorismo y lo sustituyó por otro infinitamente más horrendo.

A sus crímenes osaron llamarlos actos de servicio invocando el espíritu sanmartiniano, revolcando en sangriento estiércol las nobles tradiciones de los ejércitos que liberaron medio continente. En este contraste entre las grandes palabras y los hechos podridos hay que buscar la grave desilusión que aquejó al país todo, sobre todo a los adolescentes y jóvenes, que son siempre los que más sienten y sufren esa delincuencia de las palabras.

En todas partes se olía a podredumbre, eran secretos a voces los escándalos financieros, los robos y la corrupción en todos los estratos del gobierno; nadie ya creía en nada que viniese de arriba, lo que a su vez agravaba el desastre económico, porque la confianza es la condición previa de toda economía; ¿no viene fiduciario de fe y crédito de creer?.

Todo era mentira: ni honor era honor, ni patria era patria, ni espíritu cristiano espíritu cristiano. Y los auténticos patriotas sentían ante esta mistificación lo que un auténtico espíritu religioso ante los sermones de ciertos miembros de la Iglesia.

Pero la esperanza, oscura, irracional, loca late siempre en medio del cataclismo y ahora resurge tumultuosamente.

Ojalá seamos capaces de estar a su altura. Tenemos que restaurar las palabras falsificadas. Y necesitamos verdad y justicia: verdad para que el delito quede en descubierto, justicia para discriminar a los culpables de los inocentes, a los funcionarios honrados de los ladrones, a los hombres de armas que destrozaron la nación de los que fueron ajenos a esa delincuencia.

Tribunales sí, venganzas no
Esa discriminación sólo podrá ser hecha mediante los instrumentos que nuestra sabia Carta Magna establece: las comisiones investigadoras del Parlamento y los jueces ordinarios que hayan sido confirmados por el Senado.

Cuidado con esos llamados tribunales del pueblo que en realidad son atroces instrumentos de la venganza, que entre gritos e insultos manda al patíbulo o al paredón a gente que no ha tenido el derecho de una auténtica defensa.

No somos todos culpables
Con frecuencia se suele decir que todo país tiene el gobierno que se merece y que todos somos culpables, de Jas atrocidades cometidas por la dictadura. No es cierto, es una sucia falacia. ¿Si en medio de la noche soy asaltado por un hombre armado soy también culpable del delito? Y aquí hemos sido asaltados durante 37 años en medio siglo por las fuerzas armadas, que son los principales culpables de nuestras desdichas.

Es cierto, sin embargo, que hubo muchas veces civiles que golpearon las puertas de los cuarteles, como se dice. Pero eso nunca más debe suceder. Jamás debemos oermitir que las fuerzas armadas vuelvan a asaltar el poder, y habrá aue defender la democracia con todos los recursos últimos que tiene, incluyendo el fusilamiento por insubordinación de los generales que deben estar a las órdenes del presidente de la República.

La difícil democracia
Nadie, nunca, está perfectamente preparado para eso, como lo prueban las fallas que se advierten en las democracias de los países más avanzados. La democracia es siempre un esfuerzo grandísimo que debemos hacer, tan tremendo como el que tiene que hacer una madre para no matar a cuchilladas al hombre que acaba de violar a su criatura. La democracia es tan difícil como la justicia, ya se sabe.

En todo caso no será viviendo en dictadura como aprenderemos a hacer un día una democracia. De otra manera, habría que suponer que lo mejor para aprender á caminar es permanecer atado a una silla, o lo mejor para aprender a hablar es ejercitando la mudez.

Como decía Hegel, se aprende a nadar nadando. Esto de que no estamos preparados para la democracia es tino de los tantos sofismas que la dictadura erigió en verdades. Ha habido en el país períodos de democracia ejemplar y, a la inversa, ni los países más civilizados han sido capaces de mantenerla inmaeutadamente.

Bastaría recordar los negociados del príncipe Bernardo de Holanda, los escándalos de Giscard con los diamantes regalados por Bokassa, la logia P-2 en Italia y la Banca Ambrosiana. Para no hablar de la democracia norteamericana, cuyas suciedades son denunciadas hasta en sus series de televisión: jueces vendidos a la mafia, alcaldes y gobernadores y hasta presidentes coimeros.

Los enamorados de las tiranías se apresuran a exclamar con alboroso que esa dase de hechos prueba la falla esencial de la democracia. Olvidando, o haciendo que olviden, que todos los regímenes son corrompibles, como consecuencia de la débil condición humana. Lo que pasa es que en los regímenes dictatoriales esos males no pueden denunciarse. Y como en la democracia se pueden denunciar y castigar, y por eso parecen ser propensos a la corrupción. ¿Quién podría denunciarlos en una dictadura?.

Aquí mismo, sin ir más lejos, no sé si treinta o cuarenta miembros de las fuerzas armadas, implicados en un sucio negociado de nafta no sólo no fueron castigados sino que ni siquiera pudimos conocer sus nombres.

En los Estados Unidos, bastó la denuncia de una periodista y el juicio de un modesto juez para que el presidente de la república más poderosa de la tierra tuviese que renunciar deshonrosamente. Un juez, para colmo, que apenas tenía apellido italiano, lo que, como se sabe, en ese país racista, es motivo de desprecio, en virtud de una doctrina según la cual Nixon es superior a Dante y Reagan superior a Leonardo Da Vinci. ¿Se puede imaginar un juicio semejante en la Alemania de Hitler o en la Rusia de Stalin?

Ya lo dijo lord Acton: el poder corrompe, pero el poder absoluto corrompe absolutamente, como se prueba cuando las tiranías se derrumban y aparece toda la podredumbre. Cuando el infame Somoza, que apuntalado por los Estados Unidos y las grandes empresas imperialistas, fue echado abajo, se reveló que había amasado una fortuna de 20 mil millones de dólares, sobre la explotación más horrible del pueblo nicaragüense.

No sé lo que nuestros tribunales podrán revelarnos en los próximos tiempos si tenemos ia firme decisión de limpiar para restaurar la fe de la nación, fe indispensable para levantarla y reconstruirla. Exijamos justicia independiente y prensa libre, los dos pilares de la democracia.

Aceptémosla como es
Es decir, mediocre, falible, pero criticable y superable. No tiene jamás la pompa de las tiranías, pero preserva o puede preservar la dignidad del nombre, suprema aspiración de la comuniad. No  esperemos hechos perfectos, porque entonces incurriremos una vez en la ilusión del poder absoluto. Cuando digo que debemos tener, esperanzas no estoy suponiendo esperanzas locas en un régimen purísimo y perfectísimo.

Nada de eso: soy esperanzado pero no estúpido. Mi esperanza, simplemente, consiste en mantener el régimen democrático. Y para mantenerla debemos hacerla fuerte, capaz de reprimir con fuerza a los siempre posibles-asaltantes. También nos será útil reconsiderar esa tendencia que tenemos, de tan nacionalista que somos, a creer que hasta nuestros defectos son únicos en el mundo.

En situaciones tan parecidas todos los pueblos cometen calamidades semejantes. Tuve que parar hace poco a un periodista alemán que nos echaba en carala dictadura recordándole que ellos habían detentado algo llamado hitlerismo, con millones y millones de asesinados en cámaras de gas. Tuve que recordarle a otro periodista, francés, que no teníamos más antisemitismo que en su país y que, en todo caso, aquí no había habido un proceso Dreyfus.

Tenemos virtudes y defectos, como en todas partes. Y no tenemos que hacer hincapié en nuestros defectos como únicos y en algún pecado original argentino que nos hace propensos a las dictaduras.

Fe para levantar a la Nación
Lo que hace poderosa a una nación es 1a voluntad de nierro para construirla. Esa voluntad se engendra y se fomenta mediante una adecuada educación. Si la generación del ’80 logró que la Argentina llegara un día a ser la sexta potencia del mundo fue gracias a su formidable plan de educación.

Imaginemos lo que es posible hacer hoy, cuando no sólo se dispone además de un instrumento casi mágico, que desde sus pantallas cuasi-radiactivas que actúan hasta en niños que todavía no saben escribir, puede hacerse un pueblo de imbéciles o un pueblo capaz de grandes hazañas.

No le repetiré aquí lo que he dicho largamente en un trabajo que salió hace varios meses en nuestra prensa. Repetiré, sí, para que nuestros legisladores lo mediten, que con la televisión se puede hacer o deshacer un país. Y aquí estamos ahora en el momento de tener que levantar sus pedazos desde el suelo.

Fuente Consultada: Revista La Semana Año VI N°360  – Número Especial Sobre La Vuelta de la Democracia en Argentina-

Los Cuatro Presidentes de Argentina Crisis Política Argentina

2001:HISTORIA DE LOS CUATRO PRESIDENTES ARGENTINOS

A comienzos de diciembre la mayoría de los argentinos estaba de acuerdo en que el 2001 había sido un año para olvidar. La recesión económica se profundizó y la pobreza ensanchó sus márgenes. Todo indicaba que la Navidad no iba ser muy feliz, y sin embargo era difícil que alguien imaginara que ese mes sería lo que finalmente fue: una interminable temporada en el infierno. Decenas de supermercados saqueados, más de veinte muertos por la represión policial, la renuncia de un ministro que había llegado como un salvador y se iba entre amenazas de linchamiento, y de un presidente, elegido y luego repudiado por el pueblo.

La sucesión presidencial grotesca, con cuatro mandatarios en diez días, fue el corolario de un drama que no encontraba su culminación. No obstante, entre el ruido de las cacerolas y una inquietud desesperada que se respiraba en toda la República, quedaban dos certezas contundentes: el país se encontraba finalmente de cara al abismo y los argentinos se habían cansado de su destino.

ANTECEDENTES:  «Aquí no hay crisis.» Creíble o no, esa fue la frase elegida por Fernando de la Rúa, tras un día vertiginoso, que terminó con la renuncia resonante a la vicepresidencia de Carlos «Chacho» Álvarez, a sólo un día de que el Presidente anunciara un nuevo gabinete. La presencia fortalecida en ese gabinete de Alberto Flamarique como secretario general de la Presidencia parece fue el disparador principal de la decisión de Álvarez. Flamarique, fue protagonista en la presunta compra de votos en el Senado para la aprobación de la ley de Flexibilización Laboral, presentada por la Alianza y a la que se opuso el PJ. Flamarique debió dejar su cargo, apenas estrenado, de secretario general de la Presidencia.

En mayo,  José Luis Machinea al frente de la cartera de Economía, dispuso nuevas medidas de ajuste para intentar paliar la crisis económica de ese momento. Las iniciativas de Machinea se alineaban con las pautas impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI). HorstKohler, titular del FMI, se había reunido con De la Rúa, Machinea y la CGT oficial. Según el organismo internacional, la Argentina iba «en la dirección correcta«, pero desde el mismo oficialismo surgieron fuertes cuestionamientos, como la del expresidenteRaúl Alfonsín que declaraba que esas medidas nos llevaría «al desastre». Opinión que también se sumaro  Carlos  «Chacho»     Álvarez y Rodolfo Terragneo.

Como respuesta se inició un paro general contra las nuevas medidas Las centrales de los trabajadores se movilizaron para expresar su disgusto con este nuevo recorte, La CGT oficial de RodolfoDaer, la fracción que lidera Hugo Moyano, la Corriente Clasista y Combativa de Carlos «Perro» Santillán y la CTA de Víctor De Gennaro coincidieron para organizar un paro general el 9 de junio en contra de las medidas de ajuste. Era  la segunda huelga general al gobierno aliancista. Otra de las medidas que se proponen es un llamado a no pagar impuestos, para forzar la anulación del ajuste.

Con tasas de desempleo superiores a los 20 puntos y más de la mitad de la población en situación de pobreza, el proceso de deslgualación que se había iniciado en el país a mediados de los años setenta, y que sólo momentáneamente se había podido revertir en los años ochenta y noventa, llegó a su punto máximo. Esto tuvo muchas manifestaciones: la más angustiante y visible fue el ejército de cartoneros, compuesto de niños y adultos, mujeres y ancianos, que hurgaba por las noches en la basura de las zonas comerciales y los barrios acomodados de las grandes ciudades buscando materiales reciclables para vender, restos de alimentos o cualquier otra cosa que les ayudara a sobrevivir.

De la Rúa emite un discurso nacional donde declaró el estado de sitio y ordenó la represión. Amplios sectores de la sociedad reaccionaron haciendo sonar sus cacerolas y marchando hacia el domicilio del ministro Domingo Cavallo, la Quinta Presidencial y la Plaza de Mayo. Su descontento ya se había manifestado en las elecciones legislativas de octubre con el «voto bronca». La falta de respuestas por parte del gobierno profundizó el descontento de la población y provocó finalmente su caída.

Es importante remarcar como elemento característico de esta crisis el proceso de vaciamiento de poder que se fue produciendo. Este proceso no solo dificultó la aplicación de medidas necesarias para la recuperación del país le quitó al gobierno mecanismos para sostenerse. La posición adoptada por el Partido Justicialista que se negó a conformar un gobierno de coalición, o como se lo denominó de «Salvación Nacional», fue un factor significativo. En esta visión las manifestaciones populares fueron un componente en el proceso de caída del gobierno, pero no el determinante. Lo decisivo fue la debilidad de la coalición oficialista.

El discurso de De La Rúa:

«Despojado de cualquier interés personal por el cargo que tengo el honor de ocupar, me dirijo a cada dirigente, radical, peronista o de otros partidos, para acordar con el Poder Ejecutivo las reformas políticas que son necesarias.

«Los convoco a este acuerdo, con valentía y patriotismo, para reformar la Constitución, nuestro sistema político, y conseguir la unidad nacional.

«Desde luego, no me aferraré a situaciones personales, porque yo mismo, como lo hice toda la vida, estoy dispuesto a las máximas actitudes de grandeza que sean necesarias para el bien de la Patria y la paz de los argentinos.

«Una pronta respuesta deljusticialismo, sin embargo, es necesaria. No puede seguir el cuadro de violencia en la calle, que arriesga situaciones más peligrosas. Vienen planteando modificaciones del sistema monetario, vamos a examinarlas en conjunto para proponer al Parlamento, que es quien debe decidir lo que corresponde.

«Voy a cumplir con mi deber hasta el final. Quiero proteger el presente y el futuro de los argentinos.

«Pido a quienes estén en posiciones de violencia que las depongan. Precisamos que prevalezca la paz entre nosotros, así encontramos el rumbo y el camino».

El licenciado en Ciencias de la Información Jorge Camarasa, en su libro «Días de Furia«, cuenta así la renuncia de Fernando De la Rúa:

Desencajado, encorvado, sin saco y con las mangas de la camisa arremangadas, De la Rúa comenzó a despedirse de los colaboradores que todavía no se habían ido. En la planta baja, sobre la entrada presidencial de la calle Balcarce, la alfombra roja del Salón de los Bustos ya había sido enrollada.

Las secretarias lloraban y vaciaban sus escritorios. A una de ellas, Ana Cernusco, De la Rúa le preguntó si había guardado las cosas del baño. «Sí, señor Presidente», dijo la mujer, con la voz quebrada.

De la Rúa se había sentado ante la pantalla de su computadora y estaba empezando a escribir. «¿Qué haces?» le preguntó su amigo Rodríguez Giavarini. «Voy a redactar mi renuncia…»

El canciller se sorprendió. «Mirá, Fernando… Mal que nos pese, esto será un documento histórico y quedaría mejor escrito de puño y letra».

De la Rúa entendió que tenía razón, y de un escritorio tomó una hoja con membrete de la Presidencia de la Nación. Colombo, Mestre, Delich y Hernán Lombardi estaban demudados. Jorge, el hermano, seguía fumando en un rincón. Leonardo Aiello y Ana Cernusco, los secretarios privados, observaban en silencio. Escribió:

«Buenos Aires, 20 de diciembre de 2001.
Al Sr. Presidente Provisional del H. Senado
Ing. Ramón Puerta
S/D
Me dirijo a Ud. para presentar mi renuncia como Presidente de la Nación.
Mi mensaje de hoy para asegurar la gobernabilidad y constituir un gobierno de unidad fue rechazado por líderes parlamentarios.
Confío que mi decisión contribuirá a la paz social y a la continuidad institucional de la República.
Pido por eso al H. Congreso que tenga a bien aceptarla.
Lo saludo con mi más alta consideración y estima, y pido a Dios por la ventura de mi Patria
(Firmado) Fernando De la Rúa».

Unos minutos más tarde, Víctor Bunge, el fotógrafo oficial de la Casa de Gobierno, salía del baño y se topó con el Presidente que venía de saludar a colaboradores. De la Rúa lo tomó del hombro y lo llevó a su despacho: «Venga, sáqueme la última foto».

Mientras el fotógrafo gatillaba, De la Rúa fingió acomodar papeles sobre el escritorio donde había trabajado 740 días. «Mándeme una copia. La quiero de recuerdo», le pidió al despedirse.

Los partidos lograrían poner en marcha un nuevo programa económico y contener el mal humor social, gobernando a partir de acuerdos entre sus bancadas legislativas. El presidencialismo argentino se «parlamentarizó».

La crisis política: En los últimos días de diciembre de 2001, sucesivas Asambleas Legislativas designaron a cuatro presidentes provisionales, todos ellos pero nistas, pero que no terminaban de reunir el apoyo generalizado de esta fuerza por disensos respecto de la duración de su mandato, la convocatoria o no a nuevas elecciones y las medidas inmediatas a adoptar.

Ramón Puerta

Ramón Puerta

El primero fue Ramón Puerta, presidente provisional del Senado (por lo tanto, primero en la línea sucesoria), que aspiraba a llegar al cargo con la fuerza del voto, por lo que a los pocos días cedió su puesto a Adolfo Rodríguez Saá, gobernador de San Luis, quien en principio aceptó la condición que los caudillos de los distritos más grandes, y en particular Duhalde, le impusieron: que habría elecciones anticipadas y él no podría presentarse; pero enseguida empezó a trabajar para burlarlas. Tras declarar la moratoria unilateral en el pago de la deuda, lo que le granjeó un apoyo entusiasta de los legisladores y la opinión pública, se negó a devaluar y anunció medidas que iban mucho más allá de los noventa días de plazo que sus pares le habían impuesto.

Adolfo Rodriguez Saa

Adolfo Rodriguez Saa

En respuesta, éstos lo dejaron solo y sin protección policial en una reunión organizada en Chapadmalal, residencia veraniega de los presidentes, que fue sitiada por grupos piqueteros. Temiendo terminar como De la Rúa, presentó al día siguiente su renuncia. Lo reemplazó momentáneamente el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño. Y éste le cedió el cargo a Duhalde, respaldado por el grueso de los peronistas, los radicales y lo que quedaba del Frepaso (en su gabinete habría representantes de las tres fuerzas).

Eduardo Camaño

Eduardo Camaño

Este apoyo pluripartidista le permitió extender su mandato hasta fines de 2003, aunque a cambio debió prometer que no pretendería ejercer el poder más allá de esa fecha, descartando una eventual candidatura.

Eduardo Duhalde

Eduardo Duhalde

Ver: Gobierno de Eduardo Duhalde

Fuente Consultada:
Días de Furia de Jorge Caramasa
Historia de Argentina 1955-2010 Jorge Navaro
Cuatro Décadas de Historia Argentina (1966-2001) Dobaño – Lewkowicz

Primer Gobierno Juan Peron Resumen Obra de Gobierno y Características

Primer Gobierno Juan Domingo Perón
Resumen Obra de Gobierno – Características –

Capitulo 8: CARACTERÍSTICAS DEL GOBIERNO DE JUAN DOMINGO PERÓN (1943-1955)

Juan Domingo Peron

  • El 4 de Junio de 1943 el GOU (grupo de oficiales unidos) decidió llegar al poder mediante un golpe de estado, tomando ahora la presidencia Pedro Ramírez, ministro de guerra del gobierno anterior. Como Ministro de Guerra llegaba el Gral. Domingo Perón quien también organizó la Secretaria de Previsión Social.
  • Se volvía a repetir la historia y un gobierno democrático era «volteado» por un golpe militar, que recurriría a prácticas autoritarias como la disolución del Congreso, proscripción de partidos políticos y control de los medios de comunicación e intervención a las universidades.
  • La revolución se hizo muy popular debido  a la gran propaganda ejercida por la radio y los diarios, enfatizando la posición de Perón con respeto a la conciliación entre  obreros y patrones.
  • La oposición conformada por radicales, conservadores, comunistas, confiaban en que Ramírez, seria el encargado de lograr elecciones sin fraude, por lo que apoyaban el golpe.
  • Al poco tiempo se mostró la orientación fascista de los revolucionarios mediante las medidas adoptadas de carácter autoritario, como el estado de sitio, proscripción de los partidos políticos, la intervención de las universidades y el control de los medios de comunicación.
  • La oposición le saca el apoyo
  • Ramírez envía un funcionario a Alemania para negociar por armas, esto fue muy mal visto por las potencia aliadas y lo obligó a romper con los países del eje.
  • Ramírez fue destituido y reemplazado por Edelmiro Farrel y  Perón sería vicepresidente.
  • Farrel toma la decisión de declararle la guerra al eje, pero ya era tarde, Alemania estaba derrotada.
  • Perón tiene doble poder, decide afianzarse dentro del ejército y a su vez manejar esa gran masa de hombre trabajadores que se formó cuando el país inició el proceso productivo, sustituyendo importaciones.
  • Para ello trata de convencer a los militares de iniciar una nueva etapa política en la Argentina, distribuyendo la riqueza, mediante ideas Keynesianas, aplicadas por Roosevelt en el New Deal luego de la crisis de 1929.
  • El estado debía aumentar el poder adquisitivo de sus habitantes, aun así a costa de endeudarse. De esta manera aumentó el sueldo a los obreros y luchó por conciliar a empresario y obreros mediante la intervención del gobierno.
  • Firmó nuevos convenios de trabajo, otorgó vacaciones pagas, el aguinaldo, mejoró las jubilaciones, estableció un salario mínimo y promulgó el estatuto del peón rural.

    Peron Juan Domingo

  • También hizo fuerte a los sindicatos de los trabajadores.
  • Perón decía: “Producir más para vivir mejor”
  • Todas estas medidas lo hicieron muy popular, pero generó el descontento de otros. La oposición pensaba que se iba a perpetuar en el poder y ponía en peligro la democracia.
  • Por otro lados los empresarios no estaban de acuerdo en otorgar tanto poder y beneficios a los obreros.
  • Perón decía  que así se evitaba la guerra de clases, es decir, se combatía el comunismo.
  • La oposición propone una marcha a favor de la Constitución y la Libertad, para el 19 de septiembre de 1945, pide que el gobierno pase a manos del presidente de la corte de justicia.
  • Esto hace que se le sumen los militares disconformes y pidan la renuncia de Perón, y es enviado preso a la isla Martín García
  • La oposición cree que ha triunfando, pero inesperadamente un grupo de obreros de todas las ramas, junto a policía y militares inician una marcha a Plaza de Mayo el día 17 de octubre pidiendo por la liberación de conductor, y para que continué en su cargo.
  • No había opciones, Perón triunfó con el apoyo de una gran masa de trabajadores que venían de todas partes de la capital. Luego de una negociación, donde el General debía alejarse de la actividad pública, vuelve a gobernar, dando su inolvidable discurso a todos los acólitos eufóricos por victoria.
  • Eva Duarte fue la gestora de este inmemorable día conocido como “el día de la lealtad” y siempre recordado.
  • Perón crea el Partido Laborista, constituido por sectores de la CGT, algunos radicales dirigidos por Hortensio Quijano, conservadores, grupos industriales, militares y la iglesia. El apoyo era casi total.
  • La nueva formula se llamo: Perón-Quijano
  • La oposición fue llamó “Unión Democrática” y formada por radicales, comunistas, socialistas y el partido Demócrata Progresista. Se postularon Tamborini-Mosca. Estos suponían un gobierno totalitario de Perón por lo que autoridades estaudinenses  apoyaron a este partido, como el embajador Braden. Los laboristas enfrentaron a la oposición con la consigna: Branden o Perón
  • La iglesia obligó sus fieles a votar por el partido laborista, ya que los comunistas de la oposición no aceptaban a la misma.
  • El 24 de febrero de 1946, mediante elecciones limpias, triunfó la fórmula Perón-Quijano que total mayoría tanto en Diputados como en Senadores. Sólo Corrientes quedó en manos de la oposición.
  • Perón siguió con la línea política de su antecesor Farrell y se fue desprendiendo de funcionarios de ideología contraria, mantuvo la intervención a las universidades y controló los medios de comunicación. Económicamente aplicó las ideas de Keynes  e intervino en la economía, tendiendo a distribuir la riqueza con más equidad. Esto se pudo realizar gracias al buen momento en que estaba pasando la Argentina por las excesivas exportaciones agrícolas.
  • Comenzó una política de nacionalización de empresas como: Ferrocarriles, gas, teléfonos, energía eléctrica. En 1946 crea el IAPI (instituto Argentino de Promoción e Intercambio), a fin de intervenir como regulador de las importaciones y exportaciones. Nacionalizó el Banco Central, las Juntas Reguladoras y creó el Banco de Crédito Industrial y empresa como SOMISA.
  • Con el IAPI compra todas las cosechas de país y las vende al exterior. Las ganancias obtenidas las traduce en créditos blandos para los industriales y estímulos para el consumo.
  • La industria tuvo gran desarrollo gracias al apoyo del estado y de los obreros, que habían establecido un pacto político-social con el peronismo. La mayoría de las industrias se asentaron en el cordón suburbano de Bs.As., allá había suficiente energía, buenos transportes y el puerto.
  • La industrias fueron casi todas fueron de bienes de consumo, para todos estos nuevos consumidores que querían mejorar su condición social. No hubo industrias pesadas o de base.
  • Argentina pasó a ser un país acreedor, por varios meses no se tuvo deuda externa, porque se pagó un saldo pendiente de los gobierno anteriores.
  • En 1949 se inauguró el aeropuerto de Ezeiza, gracias a la política social implementada se construyeron hospitales, viviendas y escuelas. La construcción creció notablemente.
  • Organizó la economía estatal mediante la  implementación dos  planes quinquenales, en 1947 y en 1952
  • El gobierno siempre tomó partido a favor de los trabajadores, por lo que se mantuvieron los salarios altos, pero no importaba, porque los industriales transferían dichos aumentos a los precios generando inflación. Había muy buena actividad comerical interna.
  • Se siguió otorgando beneficios sociales a los obreros como: indemnizaciones por despidos, vacaciones pagas, aguinaldos, seguros por accidentes de trabajo, jubilaciones, salarios familiares, créditos para viviendas, etc.
  • Eva Duarte de Perón creó una fundación que llevó su nombre y tuvo una función trascendental en apoyo de los “descamisados” como ella los llamaba. Se distribuía ropa, alimentos, medicamentos, artículos escolares, juguetes. Se construyeron hospitales de niños, asilos para los ancianos, hogares, centros comunitarios para alimentación, colonias de vacaciones, orfanatos, centros asistenciales, ayuda a madres solteras, campeonatos deportivos, etc. También logró que modificaran la Constitución para que voten las mujeres mayores de 18.
  • Se fomentó el turismo para el sector asalariado. Se construyeron grandes hoteles en la costa de Mar del Plata, Córdoba y Bariloche. Muchas familias tuvieron por primera vez sus vacaciones. Entre 1950 y 1960 fue el apogeo de esta forma de turismo en la ciudad de Mar del Plata.}
  • La oposición no veía con buenos ojos esta política social, porque se hacía con dinero de todos y sólo se destinaba a la masa de asalariados que tenían una postura de lealtad permanente a su conductor.
  • En 1949 se reforma la Constitución de 1949, pues esta era liberal y no se adaptaba a los lineamientos del general.
  • Se logró obtener la reelección de la presidencia, las mujeres podían votar, se establecieron derechos a la ancianidad, a la familia y al trabajador. Se determinó la intervención del estado en la economía estatal, alejándose de las ideas liberales. Se prohibió la venta de recursos energéticos y servicios públicos a particulares y quedando sólo  en manos del estado. Se incorporó el recurso de habeas corpus como garantía constitucional. Se estableció que el capital debía estar al servicio de la economía y que la economía sería para el bienestar del pueblo. Esta Constitución tuvo vigencia hasta 1955.
  • Perón firmó el acta de Chapultepec, donde se establecía con los EE.UU. un pacto de asistencia recíproca entre los países de América. Esto se hizo a los fines de limar asperezas debido a la singular situación frente a los aliados en la segunda guerra mundial. También mejoró las  relaciones con la URSS, aunque siempre mantuvo la postura de tercera posición, ni capitalista ni socialista.
  • Fomentó y difundió el deporte en su máxima expresión. Creó la Confederación Argentina de Deportes y más tarde el Comité Olímpico de Argentina. Fueron famosos los Torneos Evita.
  • Culturalmente, sea en cine, radio y teatro siempre se hizo lo que le gobierno quiso, por lo que no tuvo mayores avances ni relevancia a nivel internacional, la oposición siempre critico esta postura autoritaria y de censura del gobierno.
  • Con el tiempo la política re distributiva de la riqueza fue teniendo dificultades, pues cada día había menos recursos del estado nacional. Los precios de los productos agrícolas fueron bajando debido a la recuperación europea, como así también dejaron de comprar, pues ellos también producían. Muchos países comenzaron a comprar a los EE.UU. por la dependencia creada a través del plan Marshall para la recuperación europea. La tecnología estaudinense siempre fue mejor que la local por la que también se dejó de exportar.
  • El gobierno debió tomar un cambio de rumbo en la política económica. Se debía trabajar más y consumir menos. Se otorgaron concesiones a empresas extranjeras para que exploten el petróleo en la patagonia. Hubo severas sequías que perjudicó las cosechas de granos, lo que complicó aun más la situación nacional.
  • Los sindicatos comenzaron a reclamar y a manifestar oposición. De todas maneras Perón es re elegido nuevamente con un 62.5% de los votos, ganándole  a la fórmula Balbín-Frondizi. En el año 1952. Eva Duarte iba a ser la vicepresidente, pero las Fuerzas Armadas no aceptaron tal candidatura. De todas maneras Eva ya había renunciado por enfermedad de cáncer. Fallece en julio de 1952, provocando un profundo dolor popular, y opacando para siempre el brillo personal del general Perón.
  • La crisis continuaba achicando el “bolsillo” de los trabajadores, a su vez el gobierno se pone más duro y autoritario. La iglesia critica esta postura y toma distancia, apoyando al Partido Demócrata Cristiano, según órdenes del Vaticano. Perón dice que su partido es demócrata y también cristiano. No acepta la separación de la iglesia.
  • Perón legaliza el divorcio, legaliza la prostitución y suprime la obligatoriedad de la religión en los colegios, comienza una guerra. No permite la procesión de Corpus Cristo. Perón es excomulgado, a su vez Perón exonera a tres monseñores de su cargo.
  • Por otro lado se profundiza la disconformidad militar en el seno de las Fuerzas Armadas, que se potencia con el apoyo de los partidos opositores.
  • El 16 de junio se produce uno de los hechos más violentos sufridos en el centro de la capital federal. La Plaza de Mayo es bombardeada por aviones de las FF.AA. Hubo 300 muertos y cientos de heridos. Como represalia (Perón lo pide) se incendiaron Iglesias y centros de operaciones políticas. Era una guerra civil.
  • La CGT quiso organizarse en grupos rebeldes para defenderse pero Perón no los dejó, y trató de seguir gobernando para mejorar una situación que era insostenible, que además había perdido su poder y apoyo político. Sólo los trabajadores le eran fieles.
  • El 16 de septiembre de 1955 se produjo un levantamiento militar en Córdoba dirigido por el General Lonardi, conocido como revolución Libertadora. El ejército no acudió en defensa del gobierno democrático, por lo que no tuvo más remedio que renunciar y exiliarse en una cañonera de nacionalidad Paraguaya.
  • El golpe fue promovido desde los EE.UU. y apoyado por la burguesía, la oligarquía terrateniente, la Iglesia Católica, la UCR, el Partido Socialista y el Partido Comunista, entre otros. Su objetivo era permitir una mayor penetración imperialista, liquidar las conquistas de los obreros y a sus organizaciones de base.
  • Durante los nueves años de este gobierno autoritario, se centró todo el poder en manos de una sola persona, su líder el General Juan D. Perón. El tiempo demostró que el peronismo era un verdadero movimiento social y que podía recuperarse. Su líder volverá  a la historia política argentina en 1973, siendo elegido presidente por tercera vez, como ningún otro político lo fue hasta hoy.

GABINETE PRESIDENCIAL:
Juan Domingo Perón
Vicepresidente: Jazmín Hortensio Quijano
MINISTROS
Aeronáutica: César R. Ojeda y Juan Ignacio San Martín.
Agricultura: Juan Carlos Picazo Elordy y Carlos A. Emery.
Asuntos Políticos: Román S. Subiza.
Asuntos Técnicos: Raúl A. Mendé.
Comunicaciones: Osear Nicolini.
Economía: Roberto A. Ares.
Educación: Osear Ivanissevich y Armando Méndez San Martín.
Ejército: Franklin Lucero.
Finanzas: Alfredo Gómez Morales.
Guerra: José Sosa Molina.
Hacienda: Ramón Antonio Cereijo.
Industria y Comercio: José C. Barro.
Interior: Ángel Gabriel Borlenghi.
Justicia e Instrucción Pública: Belisario Gaché Piran y Natalio Carvajal Palacios.
Marina: Fidel L. Anadón y Enrique B. García. Obras Públicas: Juan Pistarini.
Relaciones Exteriores y Culto: Juan Atilio Bramuglia, Hipólito Jesús Paz y Jerónimo Remorino.
Salud Pública: Ramón S. Carrillo.
Trabajo y Previsión: José María Freiré.
Transportes: Juan E Castro y Juan E. Maggi.

PARA SABER MAS…
BREVE EXPLICACIÓN DE LOS PRIMEROS DOS GOBIERNOS

Perón reunió a sus simpatizantes y fundó el Partido Laborista; captó, asimismo, una parte del electorado radical, constituido en «Unión Cívica Radical – Junta Renovadora». Ambos proclamaron la fórmula: Coronel Juan Domingo Perón, Presidente, Doctor Hortensio J. Quijano, Vice.

Los demás radicales, los demócratas progresistas, socialistas y comunistas se agruparon en la Unión Democrática, presentando como candidatos a los doctores José P. Tamborini, Presidente y Enrique Mosca, Vice. La inclusión de los comunistas les restó un importante caudal de votos, en parte compensado con el apoyo de los conservadores.

PRIMERA PRESIDENCIA DE JUAN DOMINGO PERÓN (1946-1952)
Las elecciones del 24 de febrero de 1946, fiscalizadas por las fuerzas armadas, dieron el triunfo a Perón por 1.500 000 votos frente a 1.220 000 contrarios. Asumieron sus cargos el 4 de junio. El país contaba entonces con una importante reserva de dinero proveniente de ventas de alimentos a los beligerantes durante la Segunda Guerra Mundial.

Fue principalmente utilizado en:
a) La compra de grandes empresas privadas, algunas de capital extranjero: los ferrocarriles, los teléfonos, el suministro de gas combustible y la administración del puerto de Rosario, etcétera.
b) Mejorar el nivel de vida de los obreros sindicalizados.
c) Programas de ayuda social a través de la Fundación que dirigía la esposa de Perón, María Eva Duarte.
ti) El desarrollo de la industria estatal e impulso del crecimiento de la privada.
e) El reequipamiento de las fuerzas armadas.

La gestión de gobierno se caracterizó por:

  1. a) El cambio de la economía liberal existente por el estatismo, que se erigió en propietario y administrador de grandes empresas de servicios y de industrias.Controló siempre más las actividades económicas privadas. Con la creación del IAPI (Instituto Argentino de Promoción del Intercambio), y del Consejo Económico Nacional, fiscalizó el comercio exterior y sectores de la comercialización interna.
  2. b) La promulgación de leyes laborales sobre sueldos y salarios, creación del aguinaldo, higiene y salud del obrero, vacaciones pagas obligatorias, establecimiento de un régimen de jubilaciones y seguros, indemnización por despido, etc.
  3. c) El establecimiento de un régimen centrado en la persona de Perón, que controló la clase obrera. La organización de sindicatos en todas las actividades del trabajo que aún no los tenían. Estos debían ser «reconocidos» por el Ministerio de Trabajo y solamente se autorizaba uno por gremio. El Estado intervino, y en la práctica, decidió las negociaciones obrero-patronales sobre salarios y condiciones de trabajo.
  4. d) Una Convención elegida al efecto sancionó el 11 de marzo de 1949 la reforma a la Constitución Nacional de 1853. El artículo 77 autorizó la reelección inmediata del Presidente por otros seis años.
    Los sectores adictos a Perón: obreros y afiliados a los partidos Laborista y Junta Renovadora Radical, se refundieron en el «Partido. Justicia lista». Toda la estructura gubernativa y partidaria respondió en adelante a las órdenes directas del Presidente.
  5. e) Implantación de medidas orientadas hacia la modernización del país: una ley otorgó el voto a la mujer, otra reglamentó la propiedad horizontal. El Chaco y Formosa fueron declaradas provincias.
  6. f) Tendido de un gasoducto de 1.700 km entre Comodoro Rivadavia y el Gran Buenos Aires; construcción de importantes obras en el aeropuerto de Ezeiza, habilitación del primer canal de televisión (1951). Constitución de la Flota Aérea Mercante (luego Aerolíneas Argentinas) con servicios en el país y al exterior y L A D E —Líneas Aéreas del Estado— que estableció la comunicación con la Patagonia. La flota mercante superó el millón de toneladas.

En el año 1955 fueron extraídos siete millones y medio de metros cúbicos de petróleo.

En 1950, declarado Año del Libertador General San Martín, se le honró con motivo del sesquicentenario de su muerte.

Al promediar el período presidencial quedaron agotadas las reservas monetarias. El gobierno recurrió al endeudamiento y luego apeló a la emisión (impresión de papel moneda para cubrir los déficits sin respaldo ni justificación). Provocó el comienzo de la inflación y la disconformidad general resultante de los consiguientes aumentos de precios. Para favorecer la industria, asiento de su apoyo obrero electoral, y obtener recursos, el gobierno monopolizó el comercio exterior.

El dólar obtenido en las exportaciones fue comprado a los productores agropecuarios con precio muy bajo y vendido a los industriales con otro superior, aunque menor al real.

Esto frenó el desarrollo de las actividades del agro, empeorando la situación económica.
Perón enfrentó las dificultades intensificando su acción política y su personalismo: emprendió grandes campañas de propaganda por la prensa y la radio; se efectuaron multitudinarias concentraciones de apoyo, se fomentó la afiliación al partido Justicialista. La oposición y las críticas fueron combatidas. El diario «La Prensa», vocero de los disidentes, fue expropiado.

SEGUNDA PRESIDENCIA DE PERÓN (1952-1955)
La fórmula Perón-Quijano triunfó por neta mayoría (4.200.000 Votos contra 2.300.000) sobre la, radical: Balbín-Frondizi. Quijano murió en 1954 y fue reemplazado con la elección del contraalmirante Alberto Teissaire.

El 26 de julio de 1952 falleció Eva Perón. Sus funerales adquirieron las dimensiones de una imponente manifestación popular.Siguieron creciendo las dificultades económicas: el gobierno intensificó la severidad de su conducta y terminó por chocar con la posición independiente de la Iglesia Católica, a la que combatió.

El divorcio fue legalizado y suprimidas varias festividades religiosas. En junio de 1955 la procesión de Corpus Christi adquirió el aspecto de una demostración contra el gobierno. El Nuncio Papal fue expulsado. (ampliar segundo gobierno de Juan Perón)

Algo mas: Tercer Gobierno de Juan Perón

La Oligarquia Argentina Julio Roca Obra de Gobierno La Inmigracion

La Oligarquía Argentina: Julio Roca, Obra de Gobierno, Inmigración Europea

Capitulo 7: La Oligarquía y La Formación del País

LATINO AMÉRICA DESDE 1880:

  • En Europa las fábricas necesitaban lanas, cueros, cobre, salitre, carnes, cereales, etc.
  • Latino América para poder adaptarse a la creciente demanda de materia prima debió realizar ajustes internos, terminar con las guerras civiles, establecer leyes y autoridades que sean respetadas.
  • En estos países los dueños del poder económico y político se unieron para pacificar, ordenar y organizar el país. Aprobaron leyes, Constituciones, armaron ejércitos e inculcaron ideas de nacionalismo y respeto por la autoridad. Se crearon estados modernos.
  • En estos estados grandes territorios no explotados estaban en manos de indígenas o de la Iglesia, el estado lucho contra los indios o le expropió las tierras, dejando grandes territorios en manos muy pocos propietarios: los terratenientes
  • Hacia falta mano de obra, ya sea por que había pocos habitantes o por que los indígenas no eran adecuados para el trabajo disciplinado y organizado, por lo tanto alentaron la inmigración. También se abolió la esclavitud.
  • Se construyeron nuevos sistemas de comunicación y transporte, tales como caminos, rutas, puertos, puentes, sistema telegráficos y ferrocarriles, para ello se utilizó el aporte de capitales extranjeros, sobretodo de Inglaterra en este país.
  • De esta manera las economías americanas crecieron aceleradamente, aumentaron las exportaciones, la población de las ciudades, que también estas se modernizaron, aumentó la cantidad y diversidad de negocios y nació la clase media.

LA ARGENTINA A PARTIR DE 1880:

Julio Argentino Roca Presidente de ArgentinaLa Oligarquía Nacional

Gobierno de Roca(1880-1886)

  • Con Roca como presidente de la nación comienza una etapa de estabilidad política y constitucional y de prosperidad económica.
  • “Paz y Progreso” era su lema, pues era necesario cuanto antes un orden interno para conseguir el crecimiento económico del país.
  • Argentina debía ser un país rico y moderno y su capital seria comparable a las grandes capitales europeas.
  • El nuevo régimen político obedecía a ideas alberdianas, conseguir un país donde sus habitantes tenga todo tipo de libertades civiles, como la de comprar, vender, estudiar, enseñar, etc. pero excluidos del sector político, pues quedaría reservado solo para la gente mas culta y capacitada para gobernar.
  • Estos hombres dirigentes, encargados de conducir al país política y económicamente pertenecían en su mayoría a una elite tradicional de unas 400 familias terratenientes criollas, con culturas y vida social muy similares y  con gran poder económico que se vinculaban según sus intereses comunes respecto a la exportación y el comercio exterior de los productos que ellos producían. Se los llamó la generación del 80 y se consideraban los padres de Patria o patricios.
  • El partido político de esta elite se conocía como el PAN, y en realidad no era un partido político con el concepto moderno, sino mas bien un grupo de hombres con poder económico que respondían a una persona con características de líder, ya sea por su carácter o bien por su poder.
  • El PAN (Partido Autonomistas Nacional) artículo sus relaciones políticas entre presidente, diputados, senadores y gobernadores provinciales consolidando su poder político único en todo el país. Un diputado podía ser mas tarde senador y un senador ser gobernador y a su vez este gobernador seria diputado, solo cambiaban sus bancas.
  • Estos políticos usaron todo tipo de  arma a su alcance para controlar el poder y dominar al pueblo, ya sea a través de sobornos, con regalos, recompensas, relaciones familiares, etc., por otro lado los habitantes no se encontraban organizados como para crear una fuerte oposición.
  • En la practica había elecciones, pero siempre ganaba el que ya estaba decidido por esta elite, es decir se recurría al fraude electoral, además el voto era cantado, y se obligaba por medio de matones a votar por el candidato elegido. A estos gobiernos se los llamo electores, también se conoce a esta época como la oligarquía o conservadora, conservadora de su poder político.
  • Este sistema de elección de representantes pudo mantenerse hasta la primera crisis económica de 1890, donde el pueblo ya mas culto y organizado comenzó a cuestionar este tipo de practicas fraudulentas, exigiendo leyes que democraticen la vida política.
  • Todos estos hombres de la clase dirigentes eran positivista, es decir, estaban convencidos que el progreso estaban directamente relacionado con el avance de las ciencias. Pensemos como la tecnología de aquella época cambio la vida de todos los ciudadanos: el teléfono, telégrafo, ferrocarril, frío, molinos de viento, maquina agrícolas, luz eléctrica, etc. Ellos fomentaron la investigación.
  • También defendían el liberalismo económico, pero no el político, en ese aspecto ellos eran conservadores, pues excluía a los sectores populares de las libertades políticas, creían que sólo ellos podían gobernar, sólo ellos eran los aptos para la conducción política de la Argentina.

      (El liberalismo político defiende la libertad e igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, y busca el bienestar de la mayoría de los habitantes.)

 Algunas Reformas de Importancia En El Gobierno de Julio A. Roca:

  • Reforma monetaria, se unifico la moneda nacional y se prohibió el uso de monedas provinciales.(se uso el patrón oro , que era el patrón internacional), ya que hasta ese momento existía una anarquía monetaria nacional.
  • Se creo el Estado Mayor del Ejercito, y se organizó el mismo, culminando en la Ley de Servicio Militar Obligatorio en 1901, o Ley Richiere. (El conflicto con Chile aceleró este proceso)
  • Se promulgo la Ley de Territorios Nacionales, que puso bajo el poder ejecutivo 9 nuevas gobernaciones creadas en los territorios conquistados durante la campana contra los indios. Tierra del Fuego, Chubut, Santa Cruz, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chaco, Formosa, Misiones.
  • La Ley 1420 de Educación Común, de la enseñanza gratuita, obligatoria y laica para todos los habitantes de 6 y 14 años. Desplazando a la Iglesia de esta actividad educativa, que hasta ese momento era la única encargada de esa función. En esa época de cada 100, 90 habitantes eran analfabetos.
  • La Ley de Registro Civil, que también la Iglesia llevada el control de los nacimiento y defunciones, ahora se creó el Registro Civil a cargo del Estado, y mas tarde se estableció la ley de Matrimonio
  • La Reunión de un Congreso Pedagógico y la Ley Universitaria.
  • Crea la Municipalidad de Buenos Aires.
  • Crea el Banco Hipotecario Nacional
  • Aprueba el Código Penal
  • Dictó la  Ley de Residencia, por la cual se deportaría cualquier extranjero rebelde, que altere el orden público

Ampliar: Obras del Gobierno de Julio A. Roca

 LA FORMACIÓN DEL PAÍS: El Plan Agroexportador La Inmigración Europea
  • Para el crecimiento del país era necesario que se integre cuanto antes al mercado internacional como productor de materia prima.
  • Las fabricas de las grandes potencias mundiales necesitaban materiales, tales como cuero, lanas, sebo, carnes , cereales y Argentina podía producir todo eso, pero para ello, hacia falta capitales, tecnología y mano de obra.
  • Se implementa un plan de crecimiento basado en un Modelo Agro-exportador en donde la Pampa Húmeda convenientemente explotada podría cubrir las expectativas de un futuro próspero para la Argentina.
  • La imagen institucional de Argentina en el exterior era buena, y países como Inglaterra apuntó sus capitales para esta región del planeta. Por otra parte el país le aseguraba grandes beneficios, es decir, su capital estaba protegido.
  • Se ofertaron mas de 30 millones de hectáreas que se habían conquistado en la Campaña del Desierto, aunque parte de ellas ya estaban distribuidas entre los mismos patrocinadores de la conquista.
  • En Europa la gente también deseaba buscar oportunidades fuera de su país, los pasajes en barco habían bajado gracias al avances tecnológico, además Argentina subvencionaba parte o la totalidad del costo del mismo.
  • Parte del capital ingles se destino a la promoción de créditos para la compra de tierras, a bajo costo y con grandes facilidades.
  • Se incentivo la agricultura y se crearon los medios necesarios para llegar a zona inhóspitas y a su vez se facilitaba la evacuación de los cereales en tiempo de cosecha.
  • Se construyeron puentes, caminos, puertos, ferrocarriles, telégrafos, teléfonos, depósitos, silos, etc..
  • En la década de 1880 las inversiones extranjeras aumentaron 10 veces con respecto a la década anterior, fundamentalmente capitales ingleses.
  • La red ferroviaria pasó de 2500 Km. en 1880 a 9000 Km. en 1890, fue un periodo conocido como la manía ferroviaria, por la gran cantidad de concesiones entregadas por el gobierno.
  • Las compañías ferroviarias obtenían grandes ganancias y prácticamente no eran controladas por el estado, que a su vez este les aseguraba beneficios mínimos. Se le regalaba 1 Km. de territorio  a cada lado de la vías del tren.
  • Hubo una gran concentración de vías en la zona pampeana, zona netamente fértil y prospera para la agricultura, donde se sacaba de inmediato los productos cosechados hasta su destino final en el puerto.
  • De 100.000 hec. sembradas en 1875 se pasó a 800.000 hec. en 1885, es decir se aumentó 8 veces las zonas sembradas., la mayor parte en Santa Fe que llego a ser el granero del país.
  • Las exportaciones de trigo aumentaron de 1100 ton. a 327.000 ton, lo mismo para el maíz que de 15.000 en 1880 se paso a 700.000 ton.
  • Paralelamente existió un crecimiento en la ganadería, particularmente en Buenos Aires, donde el numero de cabezas se duplico en solo 7 anos de esta década.
  • Se consiguieron mejores carnes, aptas para las exigencias europeas, nuestro ganado tradicional, huesudo, flaco y de carne dura se cruzó con razas como la Shorthon y Heresford.
  • Se cultivaron campos con cultivo forrajeo (alfalfa) lo que introdujo cuidados y cambios en la cría de ganado. No obstante seguía habido un 78% de ganado criollo o salvaje.
  • El ganado ovino de raza merino fue eliminado y reemplazado por el Lincoln por su mejor carne y cantidad de lana y su cría se desplazó hacia la Patagonia.

 La Inmigración:

  • En algunas zonas de Europa había poco trabajo, existía un gran crecimiento demográfico, había persecuciones religiosas, crisis agraria, y la gente más afectada decidió mejorar su calidad de vida migrando a otros países que ofrecían algunas posibilidades de crecimiento económico, tal fue el caso de Argentina.
  • Buscaban crecer económicamente y socialmente, pensaban que podían comprar un lote de tierra y comenzar de nuevo en este gran país, que los favorecía según diversas promociones.
  • Entre 1880-1890 llegaron al país 1.000.000 de europeos de los cuales se establecieron el 85%, sin embargo esa masa de hombre no alcanzaba para satisfacer las demandas externas.
  • Entre 1880-1914 llegaron cerca de 6.000.000 de nuevos habitantes los cuales se radicaron definitivamente cerca de 4.000.000.
  • Argentina pasó de 1.800.000 hab.  en 1869, donde el 12% eran inmigrantes  a 7.800.000 en 1914, siendo el 30% extranjeros.
  • El estado nacional invirtió 5.000.000 de pesos oro para pagar los pasajes de 130.000 personas.
  • El mayo porcentaje de inmigrantes era de españoles e italianos, pues eran los que mejores se adaptaban a las condiciones de este país. En realidad se deseaba atraer la atención de gente mas calificada y con estudios profesionales, por lo que se establecieron oficinas en países como Inglaterra, Alemania y Francia, para fomentar la migración de ese tipo de gente.
  • La mayor parte de los inmigrantes se establecieron en la Pampa Húmeda (Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba), pero las tierras sembradas fueron prácticamente las de Santa Fe, porque en Buenos Aires la tierra ya estaba en manos de grandes terratenientes promotores de la gran campaña contra los indios, años atrás.
  • Aunque muchos de ellos alcanzaron a «hacerse la América» (arrendatarios, propietarios, colonos, comerciantes), sobretodos los que llegaron antes de 1880, porque venían con algún capital para iniciarse laboralmente, la mayor parte de ellos engrosaron las masas de peones rurales y urbanos, es decir, no pudieron llegar a ser propietarios.
  • Para fines de 1890 el 90% de los extranjeros vivía en las ciudades del área pampeana, y la población urbana superó a la rural por primera vez.
  • Viendo que las posibilidades de compra de tierras eran casi nulas, decidieron radicarse en las ciudades que crecían a un ritmo inusual. En Bs.As. y Rosario se construían puertos, silos, redes de luz pública, ferrocarriles, grandes edificios públicos, desagües, etc.
  • Como estas ciudades no estaban preparadas para tal crecimiento, las familias de los recién llegados se hacinaban en caserones del sur de Buenos Aires, que antiguamente pertenecían a familias adineradas, que las habían abandonado en la época de la Fiebre Amarilla, mudándose  a vivir al Barrio Norte. A estos caserones se los llamó: conventillos.
  • En 1890 la cuarta parte de la población vivía en viviendas colectivas.

 Las Clases Sociales

  1. a) La elite porteña formada por las familias mas adineradas, propietarios de todos los grandes territorios de la provincia, y que crecían económicamente gracias a la exportación de los productos agrícolas que eran sembrados en sus propias estancias y dueños de todo el poder político, encargados de la conducción del país.(eran unas 400 familias adineradas)
  2. b) Profesionales, empleados administrativos, maestros, comerciantes medianos, transportistas, cuyo progreso iba de la mano del éxito que pudiese tener el modelo exportador, ellos formaban la clase media.
  3. c) Una gran masa de trabajadores con algún oficio como ser sombrereros, costureros, zapateos, sastres, panaderos, relojeros, ebanistas, carpinteros, albañiles. También estaban los estibadores y changarines del puerto. Los obreros de los frigoríficos y los ferrocarriles, pertenecían a la clase obrera.

Gabinete presidencial
Julio Argentino Roca
Vicepresidente: Norberto Quirno Costa
MINISTROS
Agricultura: Emilio Frers, Martín García Merou, Ezequiel Ramos Mejía y Wenceslao Escalante.
Guerra: Luis María Campos y Pablo Ricchieri.
Hacienda
: José María Rosa, Enrique Berduc y Marco Avellaneda.
Interior
: Felipe Yofré y Joaquín V. González.
Justicia e Instrucción Pública:
Osvaldo Magnasco, Juan E. Serú, Joaquín V.González y Juan N. Fernández.
Marina
: Martín Rivadavia y Onofre Betbeder.
Obras Públicas:
Emilio Civit.
Relaciones Exteriores y Culto:
Amando Alcona, Luis María Drago y José A. Terry.

Ver: Vida de la Oligarquía Argentina