Jacqueline Bouvier

Explicacion de la Globalización: Características y Causas,Resumen

Resumen: Explicación de la Globalización: Características y Causas

LA GLOBALIZACIÓN: Hacia fines del siglo XX, y en estos primeros años del siglo XXI, los avances de la ciencia y de la tecnología, sobre todo referidos a los medios de comunicación y transporte, permitieron que  las relaciones entre los diferentes lugares del mundo se hicieran más cercanas. 

Este proceso de vinculación intercontinental, se conoce como globalización o mundialización, y en él se internacionaliza la economía, la información y la cultura.

Por otro lado el desmoronamiento del régimen político, económico y social vigente en la Unión Soviética y los demás países del bloque socialista real, a fines de la década de los ochenta y principios de los noventa, coincidió con la consolidación de este proceso global que había comenzado a gestarse en los años setenta.

Explicacion de la Globalización: Características y Causas,Resumen

• ►Concepto

Si bien no existe una definición única y precisa sobre este fenómeno, se puede decir, «que todo lo que sucede en algún lugar del mundo tiene consecuencias en los acontecimientos [que se producen] en muchos lugares del mundo«.

En otras palabras, los procesos económicos, sociales, políticos, culturales, etc., cada vez alcanzan mayor interconexión, traspasando las fronteras nacionales con creciente facilidad, por lo que pierden su importancia las distancias temporales y geográficas.

globalizacion

 • ►Centros y periferias

•  CAUSAS:

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo quedó dividido por el dominio de dos potencias hegemónicas: Los Estados Unidos y la Unión Soviética.

Alrededor de las mismas, los demás países del planeta se fueron «alineando», situación que dio lugar a la formación de dos bloques, el bloque occidental o capitalista, liderado por los Estados Unidos y el bloque oriental o socialista, liderado por la Unión Soviética.

Las tensiones entre estos bloques, originaron la Guerra Fría.

Pero, tras la caída de la Unión Soviética y la disolución del bloque socialista, los Estados Unidos se convirtieron en la única superpotencia mundial, sin que nadie pudiese disputarle su liderazgo.

Económicamente, el mundo se organizó alrededor de los grandes centros del capitalismo, que son los Estados Unidos, Japón y Europa Occidental, en los que se toman las decisiones que marcan el rumbo de la economía y la política mundiales.

El comercio se expandió y se hizo mundial.

En la actualidad no circulan solo mercaderías, sino también capitales, seguros, licencias, patentes, productos culturales y artísticos, servicios bancarios, etc.

Los medios de comunicación ofrecen una información «al instante» de todo lo que pasa en cada lugar del planeta, lo que permite conocer las necesidades de cualquier región y, por ende, producir para ese mercado, por lejano que se encuentre, utilizando, según la conveniencia, materias primas de un país y mano de obra de otro.

Este proceso se ve facilitado por el desarrollo de los transportes, ya que los fletes se tornaron más seguros, más rápidos y más baratos.

Las empresas multinacionales ubican sus fábricas en cualquier lugar, teniendo siempre como objetivo la obtención de la mayor cantidad posible de ganancias.

El accionar de las mismas está más allá de cualquier localismo, pues al crearse nuevos lazos o relaciones comerciales basadas en movimientos de dinero, de tecnología o de personas, es muy difícil establecer con precisión de que nacionalidad son las empresas y los productos que éstas fabrican.

La interdependencia comercial, no significa de ninguna manera que todos los pueblos del planeta estén en una situación de igualdad, sino que por el contrario, los países centrales ejercen un dominio económico, financiero, científico y cultural sobre los demás.

Se constituyen así, zonas centrales de gran desarrollo industrial y condiciones de vida adecuadas, contrapuestas a regiones periféricas o subdesarrolladas, con gran atraso económico.

La Globalizacion del Mundo Moderno,la Tecnologia y las Comunicaciones

• ►El tercer mundo

Se llamó así, por analogía con el Tercer Estado antes de la Revolución Francesa, al conjunto de países de Asia, Africa y América Latina, que intentaron, a partir de la segunda mitad del siglo XX, salir del dominio que sobre ellos ejercía otro país más poderoso, ya fuese socialista o capitalista.

Actualmente, esta expresión designa a los, países subdesarrollados en general, en los que vive el 75% de la población mundial pero, como muchos países pobres se encuentran en el Hemisferio Sur, y la mayor parte de los países ricos están en el Hemisferio Norte, el problema se plantea en la existencia de un mundo bipolar: norte desarrollado – sur subdesarrollado.

Si bien existen diferencias importantes en cuanto a los niveles de desarrollo de los países del Tercer Mundo, podemos decir que las características principales de los países subdesarrollados son su dependencia económica (también llamada neocolonialismo), de los grandes centros capitalistas mundiales; la coexistencia de un sector industrial dinámico, generalmente controlado por capitales extranjeros, junto con un sector artesanol y agrícola en el que predomina una economía tradicional; además de una desigual distribución de la renta.

De esta manera, la mayoría de la población vive en la pobreza, mientras que un pequeño grupo privilegiado vive en la excesiva riqueza, y los sectores medios, son escasos o inexistentes.

Las necesidades alimentarías no están suficientemente satisfechas, como tampoco esta garantizado el acceso a la salud, a una vivienda digna, a la educación, al trabajo, a la participación política ya la paz.

Esta separación entre las zonas ricas y pobres del mundo, es en la actualidad, una importante causa de conflictos, ya que los intent alízado para reducir la brecha no han dado

• ►La aldea global

El escritor canadiense Marshall McLuhan, llamó «aldea global», al fenómeno de interrelación de los habitantes del planeta, por la cual, la población mundial forma una sola comunidad.

Todas las novedades, incluidos los valores, las ideas y los adelantos científicos y culturales, trascienden las fronteras a través de los medios de comunicación, los libros, la música y el cine.

El turismo intercontinental está en auge y el inglés se convirtió en un idioma casi universal.

El fin de la guerra fría terminó con la perspectiva de una tercera guerra mundial de carácter atómico, pero esto no significó que el mundo estuviese libre de guerras en los años venideros.

El tráfico de armas se hizo cada vez más común y permitió que pequeños grupos de rebeldes de diferentes ideologías, pudiesen crear problemas en cualquier parte del mundo, como por ejemplo el IRA, en Irlanda del Norte, o la ETA, en el País Vasco.

Los presupuestos para controlar el accionar de estos grupos aumentaron en los últimos años del siglo XX.

El fracaso del comunismo soviético, tampoco significó que los países debían entrar en un «laissez- faire» total, dejando aspectos fundamentales de las sociedades librados al juego del mercado.

El desempleo ocasionado por la expansión de la tecnología y por el desplazamiento de industrias que cambian de lugar en busca de mano de obra más barata, y la implementación de planes sociales que reduzcan las consecuencias de esta economía globalizada, solo podrán resolverse mediante la adopción de medidas políticas adecuadas.

Para complementar las economías en las diferentes regiones del mundo, se han formado grandes bloques económicos que tienen como objetivo la eliminación de impuestos o barreras aduaneras, aumentar la competitividad de las empresas, y sumar mercados internacionales en forma conjunta.

A veces, estos bloques regionales se proponen también una mayor integración de las sociedades y la cultura de los diferentes pueblos que los componen.

Estos bloques regionales pueden organizarse como una unión aduanera, en la cual se eliminan todos los impuestos aduaneros entre los diversos países miembros; un mercado común, que tiene las características de una unión aduanera pero incluye, además, el intercambio de todos los factores de producción (salarios, rentas, beneficios, intereses); o una unión económica, en la cual, a las características del mercado común se agregan la toma de decisiones en forma conjunta, con respecto a políticas fiscales, monetarias y socioeconómicas.

Los principales bloques económicos en la actualidad son la Unión Europea, (UE), formada por Francia, Italia, Bélgica, Luxemburgo, Holanda, Alemania, Inglaterra, Irlanda, Dinamarca, Grecia, España, Portugal, Austria, Finlandia y Suecia.

Este bloque no tiene sólo intereses económicos, sino también culturales, sociales, sanitarios, científicos y ambientales que beneficien a toda la región.

Lo conforman casi 400 millones de personas y tiene una moneda (Euro), que aspira a ser la única de uso legal para todos los países de esta Unión.

En América del Norte, los Estados Unidos, Canadá y México, organizaron el Acuerdo de Libre Comercio deNorteamérica (NAFTA), en el cual, los países que lo integran se propusieron liberar poco a poco, a partir de 1992, y en un lapso de 15 años, el comercio entre estos tres países.

En América Latina, existen más de cuarenta organismos, de los cuales los más importantes son:

el Mercado Común Centroamericano (MCCA), laComunidad del Caribe (CARICOM), el Pacto Andino, la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), éste último configurado en el año 1991, a través del Tratado de Asunción, por los países de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, a los cuales se uniría en 1996 Chile.

Tiene como objetivo, lograr la libre circulación de bienes y servicios, coordinar las políticas comerciales, las actividades agrícolas, económicas y científicas, para lograr mejores condiciones de vida de los habitantes de la región

 • ►El debilitamiento del Estado-Nación

Esta institución, en los últimos años del siglo XX, fue perdiendo poder, entre otras causas porque grandes estados se desintegraron formando estados más pequeños, o porque transfirieron parte de su poder a los organismos supranacionales de la región, poniéndose de manifiesto su incapacidad para lograr imponer la ley y conservar el orden público.

Sin embargo, su papel es más necesario que nunca en estos años de la globalización, pues su función especifica en el gobierno de los diferentes países , aun no ha sido reemplazada por nadie.

• ►La desregulación del Estado

La desregulación del Estado implantada durante la década de 1990, es decir, su paulatina retirada de la actividad productiva y de la intervención en los mercados, es funcional a la creciente unificación de las relaciones económicas y financieras de todo el planeta.

Esto es así por cuanto la reducción creciente del peso del Estado en las decisiones del mercado posibilita que los flujos de mercancías y de recursos financieros se muevan cada vez con mayor libertad.

A la vez, la privatización de los servicios públicos se orienta en la misma dirección que las otras transformaciones.

El Estado más pequeño y menos comprometido con las acciones relacionadas con los sectores sociales de bajos ingresos requiere -al menos en teoría- ingresos menores.

Esta situación repercute en la estructura tributaria, ya que debido a la necesidad de bajar costos y tornar competitiva la actividad productiva, esta estructura está en condiciones de revertirse, de modo tal que la presión impositiva sobre las empresas se reduzca.

¿Acaso la globalización y la liberación de los mercados condenan a los estados nacionales a ser desplazados definitivamente del papel que desempeñaban como reguladores del ciclo económico, de modo que no perturben y gasten cada vez menos? .

¿Hay algún espacio posible de acción para quienes diseñan políticas nacionales desde el Estado o estamos condenados, por la globalización, a renunciar de modo irreversible a tales políticas?

• ►Globalización y derechos humanos

Sin duda, el hecho de que el Estado se haya desprendido de algunas de sus funciones se puede vincular a los requisitos y prácticas de la globalización.

La globalizadón parecería ofrecer más desventajas que ventajas a los habitantes de los Estados menos favorecidos en el reparto de la riqueza, pero en la actualidad aparece una nueva dimensión por explorar: los derechos humanos.

El carácter universal de ciertos derechos inherentes a la dignidad del ser humano —derechos que no se le pueden negar a nadie por motivos de religión, etnia, nacionalidad, sexo o cualquier otra condición— como el de residir en la tierra de sus padres sin sufrir persecución ni discriminación alguna, el de vivir con dignidad donde se encuentre, el de elegir libremente su vida, sus creencias —respetando la libertad del prójimo— el de acceder sin obstáculos al saber, a la salud, a una vida digna y honorable es la base del reclamo de algunas instituciones internacionales y organismos no gubernamentales, que exigen su respeto, por encima de las divisiones estatales.

Pero este reclamo choca con los derechos de los Estados que arguyen que no solo ejercen poder sobre una determinada comunidad y un determinado territorio, sino que también deben defenderse de la intervención de los agentes externos.

Así, la defensa en escala internacional de los derechos humanos puede ser considerada —por algunos gobiernos— como una intervención no autorizada en los asuntos internos del Estado.

• ►La ciudad global

La globalización de la economía determinó el surgimiento de nuevos tipos de ciudades: las ciudades globales, que conforman los centros de comando de la nueva economía global.

Allí se concentran las sedes de los principales bancos y los principales mercados financieros, así como los centros de producción de servicios avanzados en escala mundial.

Las tres ciudades globales típicas son Nueva York, Londres y Tokio. Otros centros importantes de servicios financieros y empresariales en escala internacional son Hong Kong, Osaka, Frankfurt, Zurich, París, Los Ángeles, San Francisco, Amsterdam y Milán.

Otras ciudades, sin ser «ciudades globales» propiamente dichas son importantes en escala regional, a medida que surgen «mercados emergentes» en distintos países del mundo; por ejemplo, Madrid, Sao Paulo, Buenos Aires, México, Taipei, Moscú y Budapest.

El hecho de convertirse en un centro de la economía global ha implicado fuertes transformaciones en las ciudades que se han convertido en sedes de estos procesos.

En general, estas ciudades han experimentado una fuerte suba de los valores de los terrenos y de los edificios.

Además, han requerido cuantiosas inversiones, tanto públicas como privadas, para adaptarse a las exigencias de estas nuevas funciones.

Infraestructura de transporte (aeropuertos, autopistas, ferrocarriles urbanos); telecomunicaciones; edificios de oficinas «inteligentes», hoteles cinco estrellas, centros de convenciones, centros culturales, centros comerciales, etc., son algunos de los elementos que forman parte de estas adaptaciones que expresan la conexión con la economía global.

• ►Globalización y consumo

Hasta hace algunos años, muchos de los bienes destinados al consumo se producían en el propio país, había aduanas estrictas y barreras arancelarias que cada uno de los países imponían para priorizar las producciones nacionales por sobre los bienes importados.

A partir de la consolidación de la economía globalizada, las formas de consumo se han difundido por el mundo y resulta habitual que determinados objetos o costumbres que estaban asociadas a determinadas áreas del mundo, hoy se manifiesten en países muy distintos de aquellos en los cuales tuvieron origen: las casas de comidas rápidas (fastfood) o el consumo de bebidas gaseosas constituyen dos ejemplos de costumbres culinarias estadounidenses actualmente extendidas a todo el mundo.

Sin embargo, especialmente en los países más pobres, gran parte de la población queda fuera de este circuito y solo accede al mensaje publicitario de espacios y productos elaborados para las personas que pueden adquirirlos en el mercado.

El nivel de ingreso, que es desigual entre diferentes sectores de la población, se interpone entre el deseo y el consumo real.

————-  00000 ————

Dentro de la globalización de los mercados, las hamburguesas y las bebidas colas lleva la delantera. Niños y adolescentes son sus principales consumidores.

No hay duda que para los adolescentes de entre 10 y 16 años la hamburguesa ejerce un mágico poder de seducción.

A veces los padres también la eligen.

La hamburguesa nació a orillas del estuario del río Elba, en Hamburgo, Alemania.

Se la encontraba en todos los bares de Hamburgo con el nombre de Frikadelle.

Pero su fama comenzó cerca de otro río, el Mississippi, en la ciudad de St. Louis, en los Estados Unidos.

Ahí la llevaron unos comerciantes alemanes, a una exposición mundial, en 1904, a los que se les ocurrió darle una forma más aplanada que su original alemán y colocarla entre dos mitades de pan.

Rápidamente los americanos del norte se convirtieron en adictos a estos panecillos rellenos a los que llamaron con el nombre de los comerciantes que los llevaron.

Había nacido la hamburguer, es decir, la hamburguesa y sus variedades.

Si en el medio del pan se le pone jamón ahumado o panceta se llama Bacon-burguer; con queso, Cheeseburger; con lomo, Beefburguer, con salchichitas de Frankfurt, Franfburguer.

En 1955 se creó en Los Angeles el primer «limpio y rapidísimo» restaurante de hamburguesas, acompañadas de papas fritas en bolsitas y una bebida cola.

El éxito hizo que en los próximos años se crearan cadenas de estos restaurantes a lo largo y ancho de muchos países del mundo, todos con características semejantes: muy limpios y donde se puede comer muy rápido este menú que siempre tiene el mismo esquema: la hamburguesa, las papas fritas y la bebida «cola».

Fuente: Educación Cívica 2 – Editorial Santillana – Secundaria – Casullo, Bordone, Hirschmann y Otros –

————-  00000 ————

¿De Que Nacionalidad Es El Pontiac?:

«En estas redes mundiales, los productos son combinaciones internacionales. Lo que se intercambia entre las naciones es con menos frecuencia el producto terminado que la especialización para resolver los problemas (investigación, diseño del producto, fabricación), para identificarlos (marketing, publicidad, encuestas al consumidor), y para coordinar los servicios (financiamiento, búsqueda, contrataciones), así como ciertos servicios y componentes de rutina, todo lo cual se combina para crear valor.

Por ejemplo, cuando un norteamericano compra un Pontiac Le Mans a General Motors, inconscientemente está realizando una transacción internacional.

De los 10.000 dólares que paga a General Motors, cerca de 3.000 van a Corea del Sur, donde se efectuaron los trabajos de rutina y las operaciones de montaje; 1.750 dólares van a Japón por la fabricación de los componentes de vanguardia (motores, eje de dirección e instrumentos electrónicos); 750 dólares a Alemania por el diseño y el proyecto del prototipo; 400 dólares a Taiwan, Singapur y Japón por los pequeños componentes; 250 dólares a Gran Bretaña por los servicios de marketing y publicidad; y cerca de 4.000 dólares pasan a los intermediarios estratégicos de Detroit, a los abogados y banqueros de Nueva York, a los ‘lobbistas’ de Washington, a las aseguradoras de todo el país, y a los accionistas de General Motors -la mayoría de los cuales son norteamericanos, aunque hay un número creciente de extranjeros-.»

ROBERT REICH.
El trabajo de las naciones. Hacia el capitalismo del siglo XXI.
Javier Vergara Editor, Buenos Aires, 1993.

• ►LOS PROBLEMAS:

Las tendencias a la globalización están dejando también al descubierto nuevos problemas.

En lo cultural la universalización unificadora. tiene el peligro de hacer perder la identidad, la personalidad de individuos y pueblos.

Esto lleva a la sensación de «pérdida de lugar en el mundo» y, para contrarrestarla, está resurgiendo en muchos casos la tendencia contraria: un nacionalismo agresivo y un renacimiento del racismo que está desatando conflictos de un alto grado de violencia.

En lo social, la idea de que el mercado por sí sólo puede regular la vida de una sociedad ha debilitado o ha hecho desaparecer el rol que cumplía el Estado en los servicios sociales, en la educación, en la salud y en la protección de los más necesitados.

Amplios sectores están quedando desguarnecidos y marginados, como consecuencia de la aplicación de estas políticas globaliza-doras en América latina.

En lo político, la consecuencia es la de un creciente descreimiento del papel de las instituciones públicas para resolver los asuntos públicos, lo que puede debilitar las recientemente recuperadas democracias latinoamericanas.

El dilema del futuro próximo pasa alrededor del papel que deberá cumplir en esta etapa el Estado, su relación con el mercado y el conjunto de los problemas sociales y culturales.

De no resolverse, las consecuencias de la pobreza, la violencia, la exclusión social, el racismo, crearán un marco apropiado para nuevos autoritarismos y pérdida de las libertades.

Fuente Consultada:
Economía Las Ideas y los Grandes Procesos Económicos Rofman-Aronskind-Kulfas-Wainer
Educación Cívica 2 – Editorial Santillana – Secundaria – Casullo, Bordone, Hirschmann y Otros –

Temas Relacionados:

Influencia Nuevas Tecnologías de Comunicación en la Globalizacion
La Economia de los Tigres Asiaticos
Bloque Economico: El Mercosur Integracion de Argentina
El Imperialismo Moderno:La Expansión Capitalista Mundial
La Burguesia Industrial: Nacimiento Origen y Evolución

Enlace Externo:Qué es la Globalización? | Videos Educativos

Guerra Estado Unidos-Irák: La Invasion en la Administracion Bush

Estado Unidos-Irán: La Invasion en la Administracion Bush

Cuando la Política Fracasa

Estados Unidos está descubriendo nuevamente los límites del poder militar.

En Irak mantiene un control aéreo absoluto, pero no deja de perder terreno.

Su mera presencia incita a la violencia.

Aunque el presidente George W Bush cree que ha protegido a los estadounidenses “llevando la guerra al enemigo”, más de 1.700 estadounidenses han muerto en el conflicto con Irak, que también ha provocado atentados terroristas contra los aliados de EE.UU., como las terribles explosiones de Londres.

 Naturalmente, el error del gobierno de Bush es descuidar la política en sus cálculos bélicos, o seguir ciegamente el dicho de que la guerra es la política por otros medios.

De hecho, la mayoría de las guerras son un fracaso de la política, un fracaso de la imaginación política.

Con su fariseísmo y su falta de conocimientos históricos o culturales, Bush y sus asesores creyeron que invadir Irak sería fácil, que el ejército de Saddam Hussein se desmoronaría, y que Estados Unidos sería recibido como un libertador.

No comprendieron que Irak ha sido durante mucho tiempo un país ocupado y manipulado desde el exterior.

En consecuencia, es lógico que a los iraquíes la ocupación les parezca tan sólo un episodio más de explotación extranjera.

En general, se entiende que el petróleo, no el terrorismo, fue el motivo inicial de la guerra; una guerra planeada por los principales asesores de Bush durante la década de 1990 y posibilitada por su acceso al poder en 2001.

Los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 proporcionaron la luz verde, no la motivación básica.

Los iraquíes se percatan de todo esto.

No ven la negativa de Bush a establecer una fecha tope para la retirada de las tropas como un signo de resolución, sino como una declaración de la intención estadounidense de permanecer en Irak, establecer un régimen títere, controlar el petróleo del país e instalar bases militares permanentes.

Pero no va a funcionar.

Hay, sencillamente, demasiadas fuerzas políticas reales sobre el terreno en Irak como para que Estados Unidos pueda manejarlas, y estas fuerzas exigen cada vez más un calendario para la retirada estadounidense, al igual que hacen legiones de iraquíes en las manifestaciones públicas y en las oraciones en las mezquitas.

Sólo la política, y no las armas, puede calmar la situación. Vietnam es un verdadero precedente.

El número de muertos y heridos vietnamitas fue quizá veinte veces superior al de estadounidenses, pero aun así Estados Unidos no consiguió someter al adversario al que se enfrentaba.

Podía bombardear ciudades de Vietnam hasta convertirlas en escombros, como puede hacer en Irak, pero esto no resuelve nada, se cobra enormes cantidades de vidas inocentes y confirma la opinión de que los estadounidenses son ocupantes.

Todo esto tiene también un aspecto económico.

La doctrina de política exterior estadounidense establece que la seguridad nacional del país descansa sobre tres pilares: defensa, diplomacia y desarrollo.

La ayuda económica a los países pobres es crucial, porque la pobreza proporciona el combustible para la violencia, el conflicto e incluso el terrorismo.

Pero la diplomacia y el desarrollo ocupan el segundo y el tercer lugar tras los planteamientos defensivos —y más precisamente militares— en el gasto estadounidense en política exterior.

Si Estados Unidos se basara en la política y no en la guerra, entendería que el aumento del gasto en desarrollo, y un enfoque comercial en Asia, Africa y Medio Oriente, en lugar del actual método militar, serían más útiles para los intereses estadounidenses.

Lo que sacó a Muammar Kaddafi de su aislamiento no fue el bombardeo de Libia sino la diplomacia pacífica.

El mismo método habría sido mucho menos costoso y más prometedor con respecto a Saddam Hussein.

El ejército puede proteger a Estados Unidos de un ataque militar convencional, pero no puede protegerlo de la política.

Para eso, los estadounidenses tienen que ser más listos e invertir en desarrollo pacífico en lugar de construir bases militares en territorios que durante mucho tiempo han sido objeto de abusos.


LA DECADENCIA DEL IMPERIO AMERICANO EL TITÁN TAMBALEANTE

Por TIMOTHY GARTON ASH

*Historiados británico, profesor de Estudios Europeos en la Universidad de Oxford

Si quieren saber cómo era Londres en 1905, vean cómo está Washington en 2005. Gravitas imperial y tremendamente convencido de su importancia.

Esa sensación de ser el centro del mundo y necesitar saber lo que ocurre en todos los rincones porque es posible que le pidan —o, al menos, que se sienta llamado— a intervenir. La hiperpotencia.

El perro más fiero. Y, sin embargo, royendo bajo la superficie, el miedo persistente a que la supremacía mundial que posee no esté, ni mucho menos, tan segura como le gustaría. Como dijo en 1902 el ministro británico de las Colonias, Joseph Chamberlain:

“El titán cansado se tambalea bajo la esfera desmesurada de su destino”.

 george bushAhora, Estados Unidos es ese titán cansado.

En el caso británico, la angustia nació de un conflicto inesperadamente prolongado, sangriento y costoso, la guerra de los boers —en la que un pequeño grupo de rebeldes extranjeros desafió al ejército más poderoso que había visto el mundo—, la preocupación por el creciente poder económico de Alemania y Estados Unidos y una combinación de agotamiento imperial y problemas socioeconómicos en casa.

En el caso de Estados Unidos, la angustia es resultado de un conflicto inesperadamente prolongado, sangriento y costoso: la guerra de Irak, en la que un pequeño grupo de rebeldes extranjeros desafía al ejército más poderoso que ha visto el mundo; la preocupación por el creciente poder económico de China e India, y una combinación de agotamiento imperial y problemas socioeconómicos en casa.

Irak es la guerra de los boers de Estados Unidos.

Recordemos que, cuando Gran Bretaña declaró el fin de las grandes operaciones de combate, en el verano de 1900, los boers emprendieron una campaña guerrillera que mantuvo en vilo a los soldados británicos durante dos años más.

Si estos consiguieron vencer fue sólo gracias a una actitud despiadada que —me alegra decir— un país democrático, escrupuloso y esencialmente anticolonialista como Estados Unidos parece incapaz de tener.

Al final, Londres contaba con 450.000 soldados británicos y coloniales en la zona (frente a los 150.000 soldados estadounidenses en Irak) que encerraron aproximadamente a la cuarta parte de la población boer en campos de concentración, donde muchos murieron.

En un reciente sondeo de CNN/Gallup, el 54% de los entrevistados pensaba que fue un error enviar tropas estadounidenses a Irak, y el 57% decía que la guerra de Irak ha hecho que Estados Unidos esté menos a salvo del terrorismo.

El campamento de los que protestan ante el rancho del presidente Bush en Crawford, surgido alrededor de la madre de un soldado muerto en Irak, es un símbolo del sufrimiento.

La CNN emitió un documental, realizado a partir de fuentes de primera categoría, que explicaba con detalle que las informaciones sobre las armas de destrucción masiva de Saddam se tergiversaron, manipularon y adornaron, y que estaban, como el título del programa, completamente vocadas.

Para los lectores británicos europeos no es ninguna novedad, pero en Estados Unidos no se han difundido tanto datos.

En otro sondeo, el número de la consideraban sincero al presidente pero por primera vez, inferior al 50%.

Esta serna vuelto a tratar de obtener más apoyo p administración y para la guerra, pero fi rece que lo esté logrando.

EL COSTO DE LA GUERRA.

Una reciente de The New York Times calculó los costo posible y verosímil de la guerra de largo plazo: más de un billón de dólares que los políticos iraquíes hayan llegado consenso sobre el proyecto de Constitución hay que ser muy optimistas para pensar que vaya a servir para que Irak se convierta en república federal democrática, pacífica y estable. Irán está adquiriendo discretamente cada vez más poder en la zona chiita del sur de Irak.

En Washington se cuenta un chiste: se; la guerra, y ganaron los iraníes.

Mientras tanto, los precios del Petróleo —más de 60 dólares el barril— hacen que surtidores estadounidenses, la gasolina normal sin plomo cueste casi tres dólares el galón.

Si se mantienen los altos precios de la energía se pondrán en peligro no sólo una economía todavía llena de fuerza, sino todo un estilo de vida, simbolizado por el Hummer en  sus versiones  civil y militar.

Además de la inestabilidad  en Oriente Próximo, la causa principal de que  suban los precios del petróleo es constante demanda  de energía de los nuevos gigantes económicos de Asia.

Los chinos van por mundo firmando calladamente grandes contratos de suministro de petróleo con todos países productores que encuentran, sin tener en cuenta si son políticamente rechazables, como en el caso de Sudán e Irán.

Una empresa china intentó comprar una gran compañía energética de California, pero eso fue demasiado.

Los políticos estadounidenses impidieron el trato.

China e India son para Estados Unidos lo que Alemania y Estados Unidos eran para Gran Bretaña hace cien años.

China es en estos momentos la segunda economía consumidora de energía del mundo, después de Estados Unidos.

Además posee la segunda reserva de divisas extranjeras, después de Japón y por delante de Taiwán, Corea del Sur e India.

En esta lista, Estados Unidos está en noveno lugar, detrás de Singapur y justo delante de Malasia.

Según algunos economistas, el índice de ahorro neto real —teniendo en cuenta toda la deuda y el gasto público— de Estados Unidos es cero. Nada. Es un país que no ahorra; es un país que gasta.

Todo esto no quiere decir que Estados Unidos vaya a derrumbarse mañana. Ni mucho menos.

Al fin y al cabo, el imperio británico duró 40 años más después de 1905.

Es más, alcanzó su máxima dimensión después de 1918, antes de que firmara su sentencia de muerte al invertir su sangre y su dinero en derrotar a Adolf Hitler (hay otras maneras peores de morir).

Ahora es de imaginar que el imperio informal de Estados Unidos, su red de bases militares y semi protectorados, va a seguir creciendo.

Estados Unidos, como la Gran Bretaña eduardiana, posee todavía tremendos recursos económicos, tecnológicos y militares, atractivo cultural y, cosa importante, el deseo de seguir en la cima. Como proclamaba una cancioncilla en una revista musical inglesa de la época:

Tenemos intención de seguir siendo el perro más fiero. Guau, guau.

Sí, señor, tenemos intención de seguir siendo el perro más fiero.

Hoy no hace falta buscar mucho para oír ese estribillo en Washington.

La estrategia de seguridad nacional del gobierno de Bush no oculta su objetivo de conservar la supremacía militar.

Ahora bien, no se sabe si el siglo americano, que comenzó en 1945, durará hasta 2045, 2035 o sólo 2025; pero su final se vislumbra ya en el horizonte.

Si resulta que ustedes son de los que, de forma instintiva, consideran que eso es motivo para alegrarse, párense un momento a pensar y tengan en cuenta dos cosas: la primera, que las oscilaciones de poder entre las grandes potencias en ascenso y en decadencia han ido tradicionalmente acompañadas de guerras terribles, y, segunda, que el próximo perro más fiero puede ser mucho peor.

Así pues, no es momento para alegrarse del mal ajeno.

Es hora de una solidaridad fundamental. Algunas personas con visión de futuro en Washington están empezando a formular una estrategia a largo plazo para tratar de crear un orden internacional que proteja los intereses de las democracias liberales incluso después de que entre en declive la hiperpotencia estadounidense, y para intentar que las nuevas potencias, como China e India, se comprometan a mantener dicho orden.

Eso es lo que tiene que hacer el titán cansado de hoy, y todos debemos ayudarle.

Por Jeffrey S. Sachs (*)Catedrátjco de la Universidad de Columbia. Project Syndicate

Biografia de George Bush Hijo:Gobierno del Presidente EE.UU.

Biografía de George Bush Hijo Gobierno del Presidente Republicano de EE.UU.

El 11 de septiembre de 2001 dos aviones de pasajeros se estrellan uno tras otro contra cada una de las Torres Gemelas de Nueva York.

Los emblemáticos edificios se incendian y derrumban causando varios miles de víctimas. Se trata de un atentado terrorista, que produce una gran conmoción mundial.

George W. Bush, hijo de Barbara y George Bush, presidía Estados Unidos cuando se produjeron los atentados terroristas a las Torres Gemelas de Nueva York y al Pentágono, en Washington.

Su gobierno fue signado por una de las mayores tragedias que experimentaron los habitantes de los Estados Unidos: el atentado y derrumbe de las Torres Gemelas en Wall Street, que se produjo el 11 de septiembre de 2001, y que le costó la vida a más de 3000 personas.

Por otra parte, su visión política y su fría y dura personalidad lo convirtieron en el blanco ideal no sólo de los críticos más avezados, sino también de la opinión pública de su país, que asimismo atravesó las barreras del idioma para ubicarse en boca de los habitantes de todo el planeta.

BIOGRAFIA DE GEORGE W. BUSH PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS DE AMERICA

Hablamos, por supuesto de George W. Bush, el cuadragésimo tercer presidente de los Estados Unidos, cuyo mandato se extendió desde enero de 2001 hasta el año 2009, y el cual se caracterizó por responder a raja tabla las pautas establecidas por su corriente política: el Partido Republicano.

Podemos exponer su trayectoria y carrera haciendo alusión a sus méritos como así también a los momentos más importantes de su presidencia, entre las que se haya la tragedia conocida como 9/11.

Sin embargo, deseamos destacar un aspecto particular que nos brinda una breve descripción de su paso por la presidencia de los Estados Unidos.

George W. Bush ha sido un hombre criticado por sus pares y sus contemporáneos, e incluso ha sido y continúa siendo un político burlado en reiteradas ocasiones, debido a ciertos defectos de su persona y a los errores habituales que solía cometer durante sus discursos como presidente.

LA GUERRA ANTITERRORISTA:

Nacido en New Haven, Connecticut, el 6 de julio de 1946, George Bush accedió a la presidencia del país el 20 de enero de 2001, tras ganar ¡as elecciones con un polémico recuento de votos en Florida, estado gobernado por su hermano Jeb.

Una vez en la Casa Blanca, el presidente Bush impulsó una política ultraconservadora dentro de su propio país y en el extranjero. Los atentados terroristas del 11 de septiembre de ese mismo año en Nueva York y Washington, que dejaron miles de muertos, causaron una gran conmoción en el país y el mundo entero.

EE UU invadió entonces Afganistán, con el propósito de apresar a Bin Laden, jefe de la organización terrorista, y de derribar al gobierno talibán que le había prestado su apoyo.

Bajo el gobierno de Bush, que poco después invadió Iraq, se acuñó y se hizo realidad el concepto de «guerra preventiva», que continuó al ser reelegido en 2004.

Estos dieron lugar al nacimiento de un nuevo neologismo en el idioma inglés estadounidense: el Bushspeak o Bushtalk, conocido en español como Bushismo, que se utiliza para aludir a los errores lingüísticos o de pronunciación que suele cometer el ex presidente en sus discursos públicos.

Si bien una gran cantidad de gente puede llegar a incurrir en algún tipo de error durante una disertación debido a diferentes motivos, lo cierto es que en el caso de Bush las equivocaciones se elevan a un rango superior, ya que en reiteradas oportunidades ha dado lugar a la pronunciación de construcciones gramaticales que rozan con lo insólito y lo humorístico.

Es por ello y también a su personalidad, que George W. Bush ha sido caricaturizado y parodiado en diversas oportunidades, tanto en cine y televisión, como así también en libros, diarios y revistas, especializadas en política o no.

Nacido en la ciudad de New Haven, en Connecticut, un 6 de junio de 1946, el pequeño Georgie fue el primogénito del matrimonio compuesto por George H. W. Bush y su esposa Barbara, y criado desde pequeño en el condado de Texas, donde seguramente forjó una personalidad plagada de intolerancia y frialdad.

Su educación fue signada por la tradición familiar, por lo que esperaron del pequeño que continuara los pasos de su padre.

Así fue que realizó sus estudios en la Phillips Academy en Andover, Massachusetts, y posteriormente cursó la Licenciatura en Letras en la prestigiosa Universidad Yale.

La dureza de la guerra golpeó a su puerta, y como siempre orgulloso por su patria George participó en la Guerra de Vietnam a partir del año 1968, como soldado de la Guardia Nacional Aérea de Texas, convirtiéndose en piloto de unidades F-102 Delta Dagger, puesto en el cual se mantuvo hasta el año 1972.

Una vez que abandonó la fuerza, se dedicó a lograr alcanzar su título de Master de Administración de Empresas en Harvard Business School, ya que su intención en ese momento había sido dedicarse a los negocios, por lo que una vez recibido regreso a Texas y se involucró en el comercio de petróleo.

A pesar de que su vida en general marchaba bien, tanto en lo referente a lo laboral como a lo sentimental, ya que había contraído matrimonio con Laura Welch, con quien tuvo a las gemelas Barbara y Jenna, lo cierto es que George parecía insatisfecho.

Esto fue probablemente lo que lo condujo a consumir su primer trago de bebida de forma compulsiva, que en poco tiempo lo convirtió en un alcohólico.

Su lucha por dejar la bebida fue ardua, según sus propias declaraciones, y logró llegar a su meta en el año 1986, luego de mantener una larga charla con el reverendo Billy Graham, a quien el propio Bush considera como la mayor guía espiritual que lo ayudó a sobrellevar el proceso de lucha contra la adicción por el alcohol.

Si bien George había decidido dedicarse a los negocios, y sobre todo en el terreno del petróleo, lo cierto es que siempre mantuvo una fuerte tendencia por la política, vocación que seguramente descubrió durante sus trabajos como asistente de su padre, tanto para las campañas para el Senado de los Estados Unidos, como para la campaña hacia la Presidencia, que llevaría a Bush padre a convertirse en el cuadragésimo primer presidente de los Estados Unidos en el año 1981.

Ese fue el punto de partida para que George decidiera en 1994 presentarse como candidato a la Gobernación de Texas, elección que ganó contra la demócrata Ann Richards, siendo elegido por el 53% de la población de la región.

En este cargo fue reelecto en el año 1998.

Su dura política en lo que se refiere a leyes civiles y justicia criminal fueron los principales aspectos que hicieron que George W. Bush se convirtiera en poco tiempo en el hombre más amado y a la vez más odiado de su época, no sólo por políticos y críticos, sino también por los propios ciudadanos de los Estados Unidos.

George W. Bush llegó a la presidencia de los Estados Unidos el 20 de enero de 2001 en medio de críticas y opiniones adversas, ya que cuando inicio su mandato muchos sectores dudaron de la legitimidad de la elección, y su triunfo al cargo presidencial fue puesto en tela de juicio en varias oportunidades, por lo que recayó sobre él diversas acusaciones de supresión de votos y fraude electoral.

Más allá de la política interna y exterior que impuso su gobierno, el hecho más relevante de su mandato es sin dudas el incidente producido el 11 de septiembre de 2001, cuando un grupo de miembros pertenecientes a la organización terrorista Al Qaeda, hicieron colisionar dos aviones de pasajeros contra las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York, provocando la muerte de más de 3000 ciudadanos estadounidenses y extranjeros, además de alrededor de 6000 heridos.

Dos días después de aquel atentado, el presidente George W. Bush emitió un discurso en el que amenazó directamente a los responsables del hecho, asegurando: «Puedo oírlos. El resto del mundo los oye. Y la gente que ha derribado estos edificios muy pronto nos oirá a todos nosotros».

Así fue que el 7 de octubre de 2001, Bush inició la llamada Guerra contra el terrorismo, contando con todo el apoyo internacional, en una lucha que aún mantiene las mentes ocupadas de los mandatarios actuales y que ha cambiado para siempre el sentimiento norteamericano de invulnerabilidad.

Temas Relacionados

• Todos los Presidentes de Estados Unidos
• Presidentes de EE.UU Asesinados: Lincoln, Garfield y Kennedy
• Biografia de Harry Truman -Historia de su Gobierno
• Biografia de Woodrow Wilson:Politico Presidente
• Factor Cero: Curiosa Muerte de Presidentes Americanos
• Factor Cero: Curiosa Muerte de Presidentes Americanos

Enlace Externo:•  Quien es quien en el clan Bush?

Gobierno Socialista de Brezhnev Leonidas Resumen de su Biografia

Biografía y Gobierno Socialista de Leonidas Brézhnev 

Datos Biográficos de Leonid Ilich Brézhnev nació el 19 de diciembre de 1906 en Kámenskoie, una pequeña ciudad industrial a orillas del Dniéper.

Su padre, Iliá, era un inmigrante de la región de Kursk que se había establecido en Kámenskoie para trabajar en la «factoría del Dniéper», nombre que se daba a una fábrica metalúrgica propiedad de capitales polacos, franceses y belgas.

Natalia, la madre, era a su vez hija de otro operario de la empresa.

Leonid Ilich Brézhnev

Biografía y Gobierno Socialista de Leonidas Brézhnev 

Brézhnev sentía un particular orgullo por este origen obrero, y en su libro Recuerdos se autodefine como «un metalúrgico de pura cepa, un auténtico proletario.»

Testigo inquieto y sufriente de los graves acontecimientos que sacudieron a Rusia durante la segunda década del siglo (primera guerra mundial, revolución de octubre), aunque extremadamente joven como para tener una participación directa e importante en ellos, el primogénito de la familia Brézhnev fue un brillante estudiante y un profundo conocedor de la grave situación que vivía su región y de los problemas de sus vecinos y amigos.

Especializado en temas agrarios, al tiempo que desarrollaba una intensa carrera política, este ucraniano de espesas cejas, de apariencia adusta pero enormemente divertido en sus momentos de esparcimiento, terminó por convertirse en uno de los hombres más poderosos de la Tierra y, después de Stalin, en el que más tiempo ha tenido entre sus manos el gobierno de una potencia como la U.R.S.S.

Leonid Ilich creció en el callejón Axionov del barrio obrero de Kámenskoie, llamado «Colonia baja», donde el humo de las fábricas se extendía sobre el arrabal.

A los obreros les estaba prohibido el acceso a la «Colonia alta» que habitaban los ingenieros y contramaestres.

Durante su infancia empezaron a aparecer los primeros panfletos bolcheviques convocando a los obreros a la insurrección contra las precarias condiciones de vida a las que estaban sometidos.

Biografía y Gobierno Socialista de Leonidas Brézhnev

La Era de Brezhnev.

El nuevo gobierno, dirigido desde 1964 por Leonid Brezhnev en su calidad de secretario general del Partido Comunista, dio un cambio de giro en política interna volviendo a restringir la libertad en vista del fracaso experimentado por el gobierno anterior en sus intentos de democratización social.

En este contexto se encuentra la nueva política hacia los países satélites de Europa central y oriental, conocida como Doctrina Brezhnev o “Doctrina de soberanía limitada”, vigente hasta mediados de la década de 1980.

Sin embargo, en política exterior, Brezhnev anunció el propósito de continuar la coexistencia pacífica con Occidente y restaurar la unidad comunista que se había roto con China en tiempos de Kruschev.

Las primeras medidas adoptadas por el nuevo gobierno dieron como resultado algunas mejoras económicas en conjunto, pero no se logró aliviar la situación de la agricultura, sector que en 1972 entró en una nueva crisis, más grave todavía que la de 1963, y obligó a las autoridades a realizar importaciones de alimentos cada vez más cuantiosas y más perjudiciales para la economía soviética.

Por otra parte, la aceleración desmedida de la industrialización provocó el efecto contrario del estancamiento de la industria ligera, al grado que resultaba imposible satisfacer el consumo de la creciente población.

Leonid Brezhnev

Se hacía evidente entonces que la economía soviética estaba muy lejos de alcanzar, y mucho menos superar, la de Estados Unidos como Kruschev había prometido años atrás, sino por el contrario, acentuaba aún más su retraso.

Esta tendencia persistía a pesar de la crisis económica que experimentaron los países del bloque occidental en la década de 1970; así pues, lejos de avanzar hacia el comunismo, es decir, hacia la igualdad de clases, en la sociedad soviética se acentuaban las desigualdades.

Otra característica de la URSS en este periodo fue el inmovilismo del sistema, manifiesto en la escasa renovación de los cargos, de modo que se fue produciendo un progresivo envejecimiento de la clase política.

Brezhnev se propuso fortalecer el sistema y dotar a la burocracia —la llamada nomenklatura—, integrada por unos dos millones de personas, de una mayor estabilidad para mejorar su prestigio.

En la Constitución creada en 1977, se fortaleció el papel centralizador del Partido Comunista, y se dio una mayor concentración del poder en los altos dirigentes del Estado.

————-  00000 ————

AMPLIACIÓN SOBRE LA HISTORIA DE SU BIOGRAFÍA Y  GOBIERNO:

En octubre de 1964 el pleno del comité central del P.C.U.S. relevó a Nikita Kruschev de sus funciones y eligió a Leonid Brézhnev nuevo primer secretario.

En el momento de su ascenso a la cumbre del poder soviético, Brézhnev se vio flanqueado por Alexéi Kosiguin que fue nombrado jefe del gobierno de la nación.

Aunque las diferencias entre el antiguo primer secretario y sus sucesores fueron más de estilo que de esencia, los nuevos líderes soviéticos impulsaron cambios importantes sobre todo en cuestiones económicas.

Disminuyeron las restricciones a las granjas privadas, aumentaron las ganancias de los agricultores y acabaron con la división entre trabajadores industriales y trabajadores agrícolas dentro del partido.

Como consecuencia de todo esto subieron los salarios, mejoraron las medidas de bienestar social y los bienes de consumo se hicieron más asequibles.

En las cuestiones culturales se verificó un giro hacia posturas más conservadoras y los intelectuales rusos fueron advertidos de que cualquier desviación de los principios que alentaron la Revolución de Octubre sería duramente reprimida.

A principios de 1966 fueron condenados a largas penas de prisión los escritores contestatarios Andréi Siniavsky y Yuri Daniel, comenzando así una larga batalla por la libertad de expresión en la U.R.S.S. que tuvo su mayor eco internacional con la expulsión del premio Nobel A. Solzhenitsin en 1974.

Su política exterior estuvo orientada hacia la aplicación de la doctrina de la «soberanía limitada» con respecto a los demás países socialistas, extendiendo el concepto de «internacionalismo proletario» hasta la misma intervención militar cuando se creía advertir una violación de los principos marxistas-leninistas y cuando se corría el riesgo de que uno de estos países escapara a la influencia soviética.

Nikolái Podgorny ascendió en diciembre de 1965 al cargo de presidente del presidium del soviet supremo, formando con Brézhnev y Kosiguin la «troika» que dirigió los destinos del país durante más de una década.

Durante el desarrollo del XXIII congreso del P.C.U.S., Leonid Brézhnev fue por primera vez denominado «secretario general», título que hasta el momento sólo había recibido Stalin.

En diciembre, celebró su sesenta aniversario con gran solemnidad, rodeado por sus más fieles colaboradores entre los que cabe señalar a Andréi Gromiko, ministro de exteriores, a Yuri Andrópov, jefe de la K.G.B., al mariscal Gretchko, ministro de defensa y a Konstantín Chernenko, su antiguo camarada de armas, que ocupaba el ministerio de la presidencia.

Tras la «guerra de los seis días» que enfrentó a Israel con los países árabes aliados de la U.R.S.S., el año 1968 estuvo dominado por la crisis de antisemitismo en Polonia y por la «primavera de Praga» que concluyó el 20 de agosto con la invasión de la capital checa por las tropas de los países del pacto de Varsovia, excepto Rumania.

El mes anterior Brézhnev había advertido al dirigente húngaro, J. Kádar que «la U.R.S.S. no podía permanecer indiferente a la construcción del socialismo en los demás países.».

Junto a esta aplicación estricta del principio de la «soberanía limitada», el primer mandatario soviético extendió su política de distensión con las potencias occidentales al firmar los acuerdos de Helsinki, establecer las negociaciones preliminares para la limitación de armas estratégicas (S.A.L.T.) y estrechar las relaciones con el gobierno alemán federal de Willy Brandt.

Pero al mismo tiempo que se abrían vías de comunicación con Occidente, su política interior tenía un claro carácter continuista.

En el centenario del nacimiento de Lenin, celebrado en la plaza Roja, Brézhnev recordó las dificultades económicas que padecía el país y convocó a la militancia a defender la ortodoxia comunista.

Por otra parte, el Leonid Brézhnev que a principios de los años sesenta buscaba afianzar su autoridad había dejado paso a un Brézhnev completamente al mando de la situación, que redujo o eliminó a todos sus opositores dentro del «aparato» y que delegaba en Kosiguin la recepción de autoridades extranjeras y en sus subordinados del comité central las relaciones con las instituciones de la U.R.S.S.

En octubre de 1970, Richard Nixon anunció desde la tribuna de la O.N.U. que el futuro del planeta dependía de las relaciones entre las dos superpotencias y en noviembre Washington confirmó que se había logrado un acuerdo tácito con Moscú para la utilización de la base militar de Cienfuegos, en el Antartico.

Sin embargo, tanto estos acuerdos como los de cooperación espacial y para la pesca en el Pacífico no evitaron las tensiones a uno y otro lado del muro de Berlín, ni la ruptura de las negociaciones para el desarme en enero de 1971, en Nueva York, por la intervención de extremistas judíos.

Las conversaciones sobre la limitación de armas estratégicas se reemprendieron durante el mes de julio, y Washington y Moscú sustituyeron el «teléfono rojo» que les relacionaba hasta entonces por un sofisticado sistema de comunicación vía satélite para evitar los riesgos de una guerra nuclear.

Mientras, en el frente interno, se celebró el XXIV congreso del P.C.U.S., con un año de retraso a causa de las diferencias entre reformistas y centralizadores en lo referente a la manera de abordar los problemas económicos que atravesaba el país.

La crisis estalló en noviembre cuando se produjo la entrada en el buró político de Y. Andrópov y A. Gromiko sustituyendo a los «dogmáticos» Vóronov y Chelest.

El momento álgido de la distensión Este-Oeste se produjo en mayo de 1972, cuando el presidente estadounidense Richard Nixon visitó oficialmente Moscú y, tras una semana de reuniones al más alto nivel, se emitió una declaración conjunta que incluía los «doce puntos básicos de las relaciones bilaterales».

Fruto de estos acuerdos llegaron las primeras reuniones para tratar temas comerciales entre delegaciones de los dos países.

En 1973, en pleno escándalo Watergate, Brézhnev devolvió la visita a Nixon.

Con el sucesor de Nixon, Gerald Ford, las dos superpotencias intentaron mantener el clima de entendimiento con la firma, en noviembre de 1974, en Vladivostok, de un acuerdo de limitación de armas estratégicas ultimado durante la visita del secretario de estado H. Kissinger a Moscú en el mes de marzo.

Pero las relaciones se enfriaron tras la derrota estadounidense en la guerra del Vietnam y las transacciones comerciales se vieron interrumpidas por la intervención del congreso de E.U.A. en contra de las restricciones impuestas por la U.R.S.S. a la emigración de ciudadanos judíos.

Ni siquiera la firma, en julio de 1975, del acta final de la conferencia sobre la seguridad y la cooperación en Europa celebrada en Helsinki consiguió mejorar sustancialmente las relaciones entre ambos bloques y recuperar el clima de los años anteriores.

Junto a los acuerdos de principios que nunca fueron llevados a la práctica, Brézhnev consiguió ver ratificada la anexión de vastos territorios ocupados por la U.R.S.S. durante la segunda guerra mundial.

El incumplimiento de las cláusulas del acta de Helsinki relativas a los derechos humanos contribuyó a empeorar las relaciones entre los dos países.

Ante las acusaciones de Cárter sobre la represión de la disidencia, Brézhnev respondió que «las pretensiones de Washington de enseñar a vivir a otros países no pueden ser toleradas por ningún estado soberano.»

En mayo de 1976, Leonid Brézhnev fue promovido a mariscal de la Unión Soviética y le fue dedicado un busto en su ciudad natal. Poco después sufrió un infarto que estuvo a punto de costarle la vida.

En el pleno del comité central del P.C.U.S. de mayo de 1977 se inició la concentración de poderes en las manos de Brézhnev.

Nikolái Podgorny fue excluido del buró político y, pocos días después, se presentó en el parlamento soviético un proyecto de reforma constitucional destinado a sustituir la constitución promulgada por Stalin en 1936.

Desde ese momento, Leonid Brézhnev reunió en su persona las jefaturas del partido y del estado.

Si la práctica totalidad de su mandato se vio marcada de forma especial por los logros alcanzados en el terreno político internacional, la última parte de la era Brézhnev se caracterizó por los problemas de la U.R.S.S. con algunos países próximos.

La crisis de Polonia que provocó una intervención casi directa de la U.R.S.S. en la reorientación política del país y la invasión de Afganistán, hipotecaron muchos de los logros que se habían alcanzado en el terreno de la distensión.

Aparte del extraordinario papel político jugado por Brézhnev, cabe destacar también su faceta literaria que le llevó a publicar varios libros, entre ellos Pequeña tierra, sobre la batalla de Novorossiisk, Recuerdos, un libro autobiográfico, y En las tierras vírgenes, sobre sus experiencias agrarias en el Kazajstán.

Entre las aficiones de Brézhnev, se sitúan en un lugar preferente los coches lujosos.

También se dijo que prefería los westerns a las representaciones del ballet Bolchoi.

Gran fumador, nunca dejó los cigarrillos americanos aun después de su infarto de 1976.

Bebedor empedernido y mujeriego incorregible pero profundamente ligado a su familia, Henry Kissinger dijo de él que representaba mejor que nadie al pueblo ruso.

Después de 18 años de liderazgo al frente de la U.R.S.S., falleció de forma inesperada el 11 de noviembre de 1982, sucediéndole en el cargo Yuri Andrópov.

Fuente Consultada:
El Gran Libro del Siglo XX de Clarín – El Mundo Moderno y Contemporáneo de Gloria Delgado

Biografía de Elvis Presley :Cantante de Rock-Resumen de su Vida

Biografía de Elvis Presley

BIOGRAFÍA DE ELVIS PRESLEY: (Tupelo, EE. UU., 1935 – Memphis,  1977)

Elvis Aaron Presley, el niñito rubio nacido el 8 de enero de 1935 en el pueblecito sureño de Túpelo (Mississippi), no se imaginaba el impacto que su figura llegaría a alcanzar en la música y en la sociedad.

Aunque ya sentía dentro de él unimpulso: destacar.

Hijo único de una familia pobre (su hermano gemelo murió al nacer), no tuvo la educación burguesa de Priscilla y sus hermanos.

En busca de mejor situación económica, emigró con sus padres a Memphis y allí tuvo que hacer diversos trabajos (cortar césped, repartir paquetes, conducir un camión) para conseguir unos centavos y codearse con su pandilla.

Unos chicos de pantalones grasientos y ajustados y cazadora de cuero negro que holgazaneaban desafiantes en los barrios más ricos de su ciudad. Ellos no cumplirían el «sueño americano» («de bayetas a ricos»), ¿y qué?

Pero Elvis sí lo conseguiría.

Biografía de Elvis Presley

Tenía en sus manos un arma: la guitarra; en su garganta, otra, y su cuerpo, también era un arma.

El poseía lo que los magos-productores del «rythm’ n’ blues» buscaban: una voz, un estilo de negro, pero «pasados por blanco».

El imprimía un dramatismo especial a las canciones populares e innovaría, una vez lanzado a la vorágine musical, el recién nacido «rock and roll»: haría algo más que cantar, interpretaría, contorsionándose sobre el escenario, moviéndose provocativamente delante y atrás («Elvis, the Pelvis») y acariciando la guitarra (= baby) con los ojos entornados.

En sólo dos años, su fama creció vertiginosamente hasta convertirse en el «rey del rock».

Había otros más auténticos que él, más no tan bien dirigidos y «comercializados».

En 1954 grabó su primer disco para una firma local.

Se llamaba «That’s aü right, mamma» y era realmente un regalo para su madre (mejor que un imperfecto disco de cuatro dólares grabado para su cumpleaños).

Y, a finales de 1956, era ya casi un ídolo mundial y estaba en manos de una gran empresa discográfica.

Aunque «la mano» por antonomasia del joven Presley era el «coronel» Parker, su «manager», el creador del mito, su dueño.

El hombre que invirtió en un ídolo cuya caída también supuso una millonada de dólares.

Porque Elvis era totalmente «aprovechable», hasta para lanzar camisetas, llaveros, cromos, slips e infinidad de objetos con su figura.

————-  00000 ————

El fenómeno Elvis no se acababa en sus canciones exitosas («Love me tender», «Zapatos de gamuza azul», «Rock de la cárcel», «Don’t be cruel», «Crying in the Chapel», «In the ghetto», «Suspicious minds»…), en sus ¡200 millones! de discos vendidos (73 discos de oro), ni en su cincuentena de películas («King Creóle», «Wild in the country», «Blue Hawaii»…), ni en la maravillosa y excéntrica bola de cristal, producto de sus fabulosas ganancias (330 millones de pesetas sólo en 1965), en la que vivía.

————-  00000 ————

ELVIS PRESLEYEl mito Elvis ni siquiera se acabó con su muerte.

Ya en la era de los setenta, su triunfal aureola perdía fuerza, otros «rockers» más innovadores amenazaban su trono.

Su rock se volvió más edulcorado (lejos ya de las rabiosas canciones que levantaban las iras de los censores y los puritanos de su país), aunque no por ello dejó de estremecer al público, como lo demostraría en Las Vegas (1969, 1972). Pero esas espectadoras que gritaban y arrojaban sus prendas íntimas al escenario habían cumplido los veinte años tiempo ha y sus maridos sonreían a su lado.

Ellos no envidiaban a Elvis. Porque a Elvis ya no se le podía envidiar.

Elvis era una millonaria «pieza de museo» para diversión de otros millonarios. Un traje con casaca de lentejuelas cubría su descomunal figura (antaño erótica).

Su natural tendencia a engordar era contrarrestada con drogas, que no cambiaban —muy al contrario— esa imagen deforme que reflejaban diariamente los ocho espejos de la habitación del ídolo.

Las pesadillas y el temor a ser atacado eran los agudos signos del carácter paranoico que forjó en su adolescencia.

Y su constante búsqueda de la felicidad era ya un túnel sin salida.

Ni la modelo Linda Thompson (su amante durante cinco años) ni la exuberante Ginger Alden (con la que pensaba casarse en la Navidad de 1977) habían podido llenar el hueco dejado por Priscilla.

Su hijita Lisa Marie tampoco vivía con él y su madre faltaba ya hacía mucho…

————-  00000 ————

La ceremonia nupcial tuvo lugar en el apartamento privado del dueño del hotel «Aladdin», de Las Vegas, y fue presenciada únicamente por 14 personas.

Fieles guardaespaldas y amigos del cantante tenían por misión alejar de aquel lugar a curiosos y periodistas.

Elvis no quería un espectáculo.

Pero no pudo evitar las fotos: aunque pocas, hubo. Aquel instante en el que, mirando tiernamente a Priscilla, Elvis le colocaba un anillo de oro, con unELVIS PLESLEY diamante de tres quilates y brillantinos más pequeños, tenía que ser registrado para la posteridad.

También se registró el corte de la monumental tarta de boda (seis pisos), al término de la comida que siguió a la ceremonia.

Y los periodistas allí presentes (al final, el ídolo tuvo un detalle con la prensa) fueron testigos de la felicidad que parecía embargar a la pareja: miraditas en semiéxtasis, las manos entrelazadas de continuo… Alguien podría comentar maliciosamente que estaban muy en su papel, muy de novios. Y era verdad.

————-  00000 ————

En agosto de 1977, las agencias de todo el mundo recibieron un teletipo: «el día 16, Elvis Presley ha fallecido, a la edad de cuarenta y dos años, en un hospital de Memphis (Tennessee). víctima de un fallo cardíaco».

Eívís no murió en el hospital; estaba tirado en el cuarto de baño cuando lo encontró Ginger Alden.

Elvis había muerto víctima de sí mismo.

Y el espectáculo —«el rey ha muerto, ¡viva el rock!»— debía continuar: más de ochenta mil personas en su entierro, para darle el último adiós (y más de 300 desmayadas).

Cientos de coronas de flores (algunas en forma de guitarra). Gritos, lloros, sirenas de ambulancias y de coches de bomberos… Los hoteles de Memphis abarrotados, el aeropuerto colapsado (Europa había fletado 10 vuelos charter para los asistentes al funeral)…

Emisoras de radio interrumpieron su emisión: un minuto de silencio por el ídolo caído.

Otras, programaron musicales «especial Elvis». Hasta el presidente Cárter dio un mensaje: «ha muerto el símbolo de la vitalidad, el espíritu de rebeldía y el buen humor de los Estados Unidos».

Pero, a los pocos meses, el dolor popular se trocó en chisme: «intentan saquear la tumba de Elvis», «sus 12 guardaespaldas vigilan, fuertemente armados…»

«Las mujeres de Elvis se disputan la herencia…» «Priscilla huye a Europa por temor al secuestro de su hija…»

«Un hijo secreto de Elvis: Renne Lee nació en 1960, en Alemania. Su madre era cantante…»

Por mucho tiempo, el show debe continuar.

LOS ÚLTIMOS AÑOS DE ELVIS….

La sucesión de acontecimientos que acompañan sus últimos años de vida, años de relativa escasa actividad debido a su gordura: pesaba 115 kilos, nos cuentan la historia de un hombre que parece haber estado sufriendo dos males simultáneos: la crisis de los 40 años y un estado casi permanente de extrema soledad, acompañado sólo por el coronel Parker, su médico de cabecera y sus guardaespaldas.

La administración de drogas energizantes para poder soportar el esfuerzo de un recital en vivo ante miles de personas, termina por convertirse en drogadicción.

Su enorme gordura hace pensar que también se le habrían administrado corticoides.

En cualquier caso, es una persona que es tratada como un espectáculo y no como un ser humano.

Drogas para que actúe, porque sus actuaciones dejan mucho dinero. Y para que se suma al torturante ritmo de sesiones de grabación, en el momento en que tiene montado un show espectacular, con un coro de acompañantes y una orquesta que lo anuncia, cuando sube al escenario, con la música de:Así habló Zaratustra, de Richard Strauss.

En ese momento ya Elvis Presley no es un cantante cualquiera.

Es un semidiós.

La música de la introducción, que es espectacular, apenas se escucha sobre el mar de chillidos de sus admiradoras, ahora ya no sólo chiquillas quinceañeras, sino también dueñas de casa, madres de varios niños, y no pocos varones.

Elvis era una suerte de aparición extraterrestre que transportaba a las multitudes a un estado próximo al nirvana. Es un semidiós. No era el momento para que muriese.

Al parecer una sobredosis de drogas, mezcladas con el alcochol -nunca se ha sabido a ciencia cierta cómo y de qué falleció-, cuando él menos se lo esperaba, le provocaron un paro cardíaco mientras se encontraba dándose un baño.

Tenía apenas 42 años; toda una vida por delante.

El mismo día, 16 de agosto de 1977, en que se dio a conocer la noticia, la RCA recibió pedidos por 10 millones de discos LP, de larga duración.

Todo lo que rodeaba a Elvis Presley se convirtió en motivo de devoción: se fabrican setenta y tantos productos que llevan su nombre, desde tarjetas postales que lo muestran en sus mejores años, hasta un finísimo vino que se anuncia:

«Este es el vino que Elvis tomaría si estuviese vivo». También se anunció un producto para perros: Se llamaba «Ámame tiernamente» (título de una de sus canciones favoritas), y la frase publicitaria decía: «Quizás la comida para perro que Elvis hubiera preferido, de haber sido perro».

La parafernalia desplegada después de la muerte del cantante se reúne en la actualidad en un sitio llamado Graceland, (La tierra de la gracia), en 3764 Highway 51 South, Memphis, Tennessee. Allí se venden toda clase de «recuerdos» y se exhiben las piezas originales, usadas por Elvis; es un verdadero Museo del mal gusto.

Sus pantalones con flecos, al estilo del oeste medio, con brillos y otros exactamente iguales, de todas las tallas y medidas, para quienes deseen llevarse un par igual al que llevaba Elvis.

Sus camisas, también recargadas de brillos; sus bufandas de seda, sus colleras para las camisas, un supuesto par de pistolas estilo cowboy que no se sabe cuándo usó el artista, excepto en un filme del Oeste en que hace un papel secundario.

Graceland es visitada hasta hoy, 10 años después de su muerte, por unos cuatrocientos mil peregrinos anualmente.

Pero con Elvis Presley ha ocurrido un fenómeno singular.

Otros ídolos de la canción van perdiendo, poco a poco, el fervor de sus seguidores.

En el caso de Los Beatles, es una generación enteramente nueva la que los está descubriendo y fanatizándose con ellos.

Elvis Presley, después de muerto, es casi el mismo fenómeno musical que en vida, y ya han transcurrido diez años del trágico suceso.

Sus discos se venden igual si no más que antes, porque nuevos pueblos se incorporan a la lista de sus admiradores.

Ahora los tiene inclusive en la República Popular China, como en Japón desde hace años ya, y en muchos otros sitios en el Lejano Oriente.

En cuanto a la música, tanto en las baladas que cantaba como en el rock, surgen nuevas tendencias, nuevos estilos, pero el estilo Elvis no desaparece.

Y no se trata simplemente de un fenómeno de voz.

Elvis tenía efectivamente una voz de una calidez especial, que marcaba con su sello las canciones que él cantaba. Se trata del espíritu, del énfasis que él sabía -y sólo él- poner en los versos.

James Dean pasó sin pena ni gloria, después de un primer furor y la ebullición que provocó en vida. John Lennon es para gente que entiende música.

Fue un innovador, un personaje excéntrico y un ídolo. Los Beatles, como conjunto, continúan penando en los estudios de grabación.

Pero Elvis Presley -y no es una exageración- es venerado como si estuviese vivo.

Sus discos se escuchan no con reminiscencias del pasado, sino como un fenómeno del presente.

En cualquier momento se le verá descender de la nube que hizo moverse, y regresará delgado, esbelto, simpático, fresco y transparente, como un buen hijo de Norteamérica.

Fuente Consultada:
Vidas de los Famosos – Elvis Presley y Priscilla
HECHOS, Sucesos que estremecieron al mundo Tomo N°38 Arabia, el violento despertar

Biografia de Onassis Aristóteles: El Millonario Griego Armador de Barcos

Biografía de Onassis-Millonario Griego

Aristóteles Sócrates Onassis nació el 20 de enero de 1906.

Cuando unos cuarenta años más tarde comenzaba a ser famoso en todo el mundo, la historia de que había crecido en una familia pobre y que sin otro legado que su propia astucia se había convertido en señor poderoso fue punto de partida para periodistas más o menos imaginativos.

Desconcertado pero convencido de que una buena historia era imprescindible para sustentar sus planes, leyó los primeros artículos y contribuyó, sino con grandes mentiras, al menos con su silencio.

No tenía estirpe ni pasado noble y pretendía ser aceptado en la nueva aristocracia formada por estrellas de cine, monarcas venidos a menos, artistas y operadores financieros.

Ubicar sus orígenes en el extremo opuesto al de la opulencia calmó su inseguridad.

Onassis compró la historia y la dejó correr.

Según estas versiones, su padre era un inquieto pero mísero vendedor de artesanías y su madre, una mujer que limpiaba casas de vecinos.

El pequeño Aristóteles desde la adolescencia se habría propuesto revertir la fortuna a cualquier precio y habiendo partido de su casa con 250 dólares en el bolsillo había regresado en menos de 5 años con su primer millón.

BIOGRAFÍA DE ARISTÓTELES ONASSIS:

En su pasaporte se decía que Aristóteles Sócrates Onassis nació en Salónica, Grecia, el 21 de septiembre de 1900.

Pero la verdad es que «Ari» vino al mundo en EsmirAristóteles Sócrates Onassisna, el 20 de enero de 1906, y, para conseguir su primer empleo,- se añadió unos años, logrando la mayoría de edad antes de lo que le correspondía.

A los dieciséis años, con sesenta dólares en el bolsillo, llegó a la Argentina.

Un compatriota, también refugiado en Buenos Aires, le buscó trabajo en una importante compañía telefónica anglo-argentina. Era un trabajo seguro, pero monótono, en total desacuerdo con el espíritu inquieto del joven y ambicioso Onassis.

Empezó a trabajar en el servicio nocturno y realizaba su tarea en dos horas; el resto del tiempo lo dedicaba a estudiar con atención todo lo referente a la Bolsa.

En 1925, Onassis empieza a ver realizada su primera meta.

Se dedica a la importación de tabaco brasileño y cubano y, al cabo de un año, tiene ahorrado en un Banco el primer millón de dólares de su vida.

Cuatro años después, consiguió el pasaporte argentino, realizando, años más tarde, espaciadas visitas a dicho país para no perder la nacionalidad. Obviamente, Onassis aprendió a expresarse en castellano.

Como buen griego, Onassis sintió la llamada del mar y decidió hacerse naviero. Empezó con la compra de seis barcos.

Eran los años de la gran depresión económica mundial y el griego se hizo con toda una flota (sobre todo petroleros) adquiriendo los ejemplares a precio de chatarra. Luego, los modernizó y le dio a su flota un poderío mundial.

Por otra parte, se permitió «negocios-juguete», como la participación en el Casino de Montecarlo y la creación de las Líneas Aéreas Griegas.

También construyó refinerías de petróleo y fábricas de aluminio y dejó inacabado un ambicioso proyecto turístico para las islas griegas.

Onassis dispuso de una fortuna calculada a grosso modo en unos 15.000 millones de pesetas.

Cantidad a la que habría que añadir el valor de un inmenso patrimonio mobiliario (con verdaderas obras de arte).

Hombre caprichoso y amante de juergas, Aristóteles casó en primeras nupcias con Tina Lívanos (Niarchos), que fue madre de sus hijos: Alejandro (nacido en 1949, muerto en accidente de aviación en el 73) y Cristina (nacida en 1951 y muerta en 1988).

Luego, mantuvo un tempestuoso idilio con la diva del «bel canto» María Callas (a la que compró con dinero el silencio de sus intimidades).

Y, por último, encontró a la independiente y moderna Jackie.

A su fama de amante excepcional, no se le debe restar la de hombre golpeador. Más de una vez golpeó a sus prometidas en público y en muchas ocasiones ellas salieron a justificar su «carácter».

El mismo lo hacía: «Todo griego, sin excepción, pega a su mujer. Eso es bueno para ellas. Las mantiene en forma». Una de sus primeras novias, Dedichen, reflexionaba: «Por muy extraño que parezca estos espasmos de violencia sin sentido parecían satisfacerlo… Podía salir de ellos sintiéndose tan relajado y feliz como si acabara de hacer el amor».

Adoraba ostentar.

Que la gente creyera que su cama era tránsito obligado de mujeres eminentes. María Callas y Jackie Kennedy fueron, sin dudas, dos buenas muestras para exagerar en la lista.

Aristóteles Onassis aplicaba en este rubro la misma lógica que para sus negocios: si mujeres famosas respondían públicamente a sus encantos invisibles, conseguiría que otras tantas sucumbieran sin mirar.

Lo que podía lo compraba y lo que no lo inventaba.

Quiso a Eva Perón. Y lo cierto es que promediando la década del 50, no casualmente bajo la autodenominada Revolución Libertadora, Onassis se ocupó de hacer correr la versión de que había pagado 10.000 dólares para pasar una noche con Evita mientras ella se encontraba de visita en Italia, durante la famosa gira que hizo a Europa en 1947, cuando Perón era presidente.

JACKIE, LA ELEGIDA

Capricho, independencia. ¿Se conjugarían estos factores en un matrimonio feliz?

Lee Radziwill (divorciada) pudo haber sido, en 1963, la nueva esposa de Onassis, pero le presentó al armador a su hermana y aquél eligió: Jackie.

En el verano de dicho año, ambos hicieron amistad en el transcurso de un crucero por las islas griegas.

La señora Kennedy había sido invitada para reponerse de su última maternidad.

Hasta pasados cinco años, la ya viuda Jacqueline no volvió a pisar el yate del armador griego, quien aprovechó el final de un idilio entre Jackie y un lord inglés para proponerle a aquélla una ventajosa boda.

Proyecto, al parecer, antiguo, pues en el verano del 63 Onassis se desvivió por atenderla y se rumoreó que la compra de Skorpios se hizo efecto porque a Jackie le gustó la isla.

Antes de dar la campanada casándose con el multimillonario griego, Jacqueline tuvo que salir al paso de diversos rumores sobre su vida sentimental. Unos, falsos, como los referentes a un posible romance con Antonio Garrigues y Díaz Cañábate, embajador español ante la Santa Sede y amigo personal de los Kennedy.

Y otros rumores. bien fundados, como en el caso de lord Harlech.

A pesar de todo, el matrimonio se llevó a cabo en la recoleta isla de Skorpios el 20 de octubre de 1968, a las cinco y cuarto de una tarde lluviosa.

La boda de Onassis y Jacqueline no tuvo caracteres fastuosos, pero bien pudo resultar la más cara del siglo.

Ante todo, por el enorme aparato defensivo que se montó en la isla, destinado a mantener a raya a los miles de fotógrafos y representantes de la Prensa de todo el mundo.

Al margen del pequeño ejército de guardaespaldas que habitualmente salvaguardaban las posesiones de Onassis.

El 6 de febrero de 1975, Onassis fue hospitalizado por problemas con su vesícula biliar.

Fue operado y tras una larga convalecencia falleció con apenas cuarenta kilos de peso el 15 de marzo de 1975 en París.

Fue enterrado en la isla de Skorpios, Grecia, junto a su hijo Alexandre que murió en un accidente de aviación en 1973. Su hija Cristina se convirtió en la mujer más rica del mundo.

El casamiento con Jackie

La boda entre Jackie Kennedy y Onassis fue seguida por diarios y revistas con asombro y repulsión.

Ella defraudaba a quienes la habían visto como una mujer de luto y de hielo, incorruptible, y él demostraba que era capaz de todo.

Ella accedió a dar una conferencia de prensa el día anterior al casamiento para excusarse de no invitar a periodistas ni a grandes personalidades: «Queremos que nuestra boda sea una ceremonia privada rodeada solamente por los cipreses de Skorpios.

Comprendan que, aunque las personas puedan ser muy conocidas, siguen teniendo en sus corazones la emoción de una persona sencilla ante cosas tales como el nacimiento, el matrimonio, la muerte», declaró la viuda del ex presidente norteamericano.

El 20 de octubre de 1968 se realizó la ceremonia. «Ni se miraron ni se tocaron la mano una sola vez. Aquello se parecía mucho a un trato comercial», dijo uno de los invitados.

Si bien Onassis se había cuidado de que la novia no se quedara con su herencia si él llegaba a morir antes, no había estipulado nada sobre los gastos que pudiera hacer en vida.

Durante los años que estuvieron juntos, Jackie gastó en ropa, en joyas y en captichos, como si el mundo se fuera a derrumbar pronto. (Fascículo Nº13 de LEGADOS)

Skorpios, la isla de las fantasías:

Las islas griegas, modestas, pueblerinas, religiosas se pusieron de moda en los años 70, después de que la pareja de Jacquie Kennedy y Aristóteles Onassis decidiera realizar en Skorpios la ceremonia de la boda. Jackie además adoptó esta isla privada de su esposo como lugar de residencia oficial.

Luego, los fotógrafos la eligieron como marco perfecto para las fotos de Jackie desnuda que recorrieron el mundo.

Como ya había hecho con su Casa Blanca, Jacqueline contrató a diseñadores y arquitectos para terminarle de dar el toque de distinción que le faltaba.

Los turistas pueden pasar en barco y mirarla de lejos: una centena de guardias cuidan sus costas, aún hoy, de los curiosos.

UN PASAJE DE SU VIDA POR ARGENTINA:

Nos cuenta Diego M. Zigiotto, en su libro «Historias Encadenadas de Buenos Aires«, que en la década de 1920 , cuando Aristóteles era muy joven, trabajó de lavacopas en la cafetería La Real, fue también ayudante de tintorero, sereno, electricista, y poco meses como operador telefónico en la United River Plate Telephone Company.

Este último trabajo estaba mal pago, pero tenía la ventaja de escuchar las conversaciones telefónicas que a él, le internaban, como eran los negocios que se pactaban o bien operaciones comerciales entre la gente mas pudiente de la ciudad.

Gran parte de su magro sueldo lo utilizaba para vestir la mejor ropa, y poder así relacionarse con la alta sociedad porteña en busca de un futuro mejor, objetivo que consiguió cuando hizo una pequeña inversión y comenzó a fabricar cigarrillos para mujeres, muy de moda por aquella época, importando hojas de tabaco de su Grecia natal, pues eran de mejor calidad que las traídas de Cuba.

Inicialmente las empresa fue un fracaso, pero su suerte cambio cuando pudo relacionarse muy pícaramente con Claudia Muzio una soprano italiana que estaba de visita en Bs.As.

Ella comenzó a fumar en público  los cigarrillos de marca «Osman» y «Primeros», los cuales se pusieron de moda con lo que sus ingresos se multiplicaron notablemente.

De esta manera Aristóteles hizo su primera fortuna (un millón de dólares) con la cual compró seis cascos viejos de barcos iniciándose en la industria naval, pero trabajando ahora en Grecia.

A poco tiempo Onassis se convirtió, en el griego de oro, pues contaba con una de las mayores fortunas del mundo.

EL TESTAMENTO DE ARISTÓTELES ONASSIS:

• Sobre Alexander

Si mi muerte se produce antes de que emprenda la creación de una institución cultural en Vaduz, Licchtenstein, o en cualquier otra parte bajo el nombre de Fundación Alexander Onassis, teniendo como propósitos, entre otros, explotar, mantener y promover tareas asistenciales, educativas, obras literarias, religiosas, investigaciones científicas periodísticas y artísticas, convocando concursos internacionales y nacionales, con concesión de premios en metálico, similar al plan de la Institución Nobel en Suecia, confío y ordeno a los ejecutores de mi testamento abajo citados que establezcan tal tipo de institución cultural.

• Sobre Jacqueline

Habiéndome cuidado ya de mi esposa Jacqueline Bouvier y habiendo obtenido un acuerdo por escrito ante notario en los Estados Unidos, por el que ella renuncia a sus derechos hereditarios sobre mi herencia, limito la participación de ella y de sus dos hijos John y Caroline, a unos ingresos vitalicios de 150.000 dólares por año.

Ordeno a los ejecutores de mi testamento y al resto de mis herederos que se nieguen a admitir tal derecho a través de todos los medios legales, con cargo a la herencia de los costes y gastos que puedan producirse.

Si a pesar de estos esfuerzos, la recusación de mi esposa tuviera éxito, sólo podrá quedarse con el 12,5 por ciento de las propiedades totales, el mínimo permitido según las leyes.

• Sobre su empresa

Se crearán a partir de mi muerte dos compañías. Una de ellas concentrará todas mis propiedades y la otra que no contendrá más que las acciones que produzca la primera compañía. Christina será la heredera principal de la primera.

El control de la segunda queda a cargo de la Fundación Alexander Onassis.

El consejo directivo, además de tener su sueldo mensual, tendrá una compensación de 30.000 dólares anuales si y sólo si no renuncia a la organización. (…)

Se continuarán los negocios como se han realizado hasta el presente.

Se reinvertirá solamente la mitad de las ganancias netas y no se venderá un solo barco capaz de producir un beneficio.

Jamás esta empresa deberá fusionarse con una empresa con intereses exteriores.

• Sobre el «Christina» y Skorpios

Mi yate, el «Christina», puede ser conservado para su uso personal por mi hija y mi esposa, si así lo desean.

Pero si no quieren gastar en su mantenimiento, los 500.000 dólares anuales correspondientes deben sacar de allí todos los objetos que les agraden, sustituirlos por copias y entregar el barco al tesoro griego para uso de todos los líderes del Estado griego.

Si mi esposa y mi hija no llegan a un acuerdo sobre cómo utilizar mi isla de Skorpios deberán entregarla a la Olympic Airlines como «zona residencial de vacaciones».

Aunque la zona de doce hectáreas que rodea la tumba de Alexander debe mantenerse inviolada como un monumento.

Boda Real: Grace-Rainiero

Fuente Consultada: Fascículo Nº13 de Pagina 12 – LEGADOS – Aristóteles Onassis – de Liliana Viola

John Kennedy

Jacqueline Bouvier

Aristóteles Onassis

Elvis Presley