Los Capuchinos La «mumia»

Antiguos Métodos Anticonceptivos

Antiguos Métodos Anticonceptivos

MÉTODO -1-: MERCURIO

antiguo metodo anticonceptivos

Desde los tiempos mas remotos una de las grandes preocupaciones de las mujeres era no quedar embarazadas. Para lograr su acometido recurrían a cualquier método sin importar sus efectos secundarios. En la antiguan China la mujeres tomaban aceite con mercurio , con el tiempo la acumulación del mercurio en la sangre causaba problemas en la médula, insuficiencia renal , y hasta daños cerebrales, pero igual repetían su consumo porque lo escencial era no quedar embarazadas.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

METODO 2: ESTIERCOL DEL ANTIGUO EGIPTO

antiguo metodo anticonceptivos

Este método no mata como el anterior, y además parece que funcionaba, aunque no era muy higiénico. Las egipcias mezclaban escremento de cocodrilo , con miel y obtenían una pasta que se la aplicaban en sus partes íntimas. El secreto es que la acidez del escremento es muy alto, y muy parecido a los espermaticidas actuales, y se supone que esa es la explicación científica actual de su éxito.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

METODO 3: TESTÍCULOS DE COMADREJA

antiguo metodo anticonceptivos

Las mujeres de la edad media creían en este método porque lo suponían infalible y consistía en atarse testículos de ese animal en la parte interior del muslo. Según ellas, se creaba una mágica barrera protectora que anulaba el efecto de los espermas, aunque se supone que funcionaba porque los hombres deben haber salido corriendo ante esta terrible escena. También se pensaba que si la mujer llevaba un hueso de comadreja atado a su cuello, en el momento del coito, quedaría esteril para siempre.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

METODO 4: TÉ DE TESTÍCULO DE CASTOR

antiguo metodo anticonceptivos

Siguiendo con un método similar al anterior, este era común utilizado por las mujeres de Canadá en los siglo XVI y XVII. Tomaban los testículos del castor, lo secaban y trituraban, para luego introducirlos en alcohol, para beberlo como una infusión. Parece que se acostumbraba a a invitar a tomar el té con amigas, pues podía ser un problema….

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

METODO 5: PRESERVATIVOS

antiguo metodo anticonceptivos

Aunque no lo creas esta técnica de protección masculina, tan arraigada y utilizada en la actualidad, es sumamente antigua, y la leyenda cuenta que comenzó con el Rey Minos de Creta, de quien se dice que su semen contenía escorpiones y serpientes, y debía encontrar una manera de protegere a su esposa, pero la verdad es que padecía de fuertes dolores por una tremenda enfermedad venerea y la layenda solo quiere contar esta historia de una manera para cordial y benigna. Para su propósito hizo construir condones con vejigas o intestinos de animales. También los romanos usaban condones con piel de cabra y de cerdos. Se llegó tambien a utilizar vejigas humanas porque eran mas suaves y resistentes, se las obtenía de algún cadaver o bien se mataba un esclavo. El condón mas antiguo en conservación es del siglo XVI, hecho de vejiga de cerdo, y venía con un manual de instrucciones, donde se sugería antes de usarlo intriducirlo en leche tibia, para darle mas suavidad y flexibilidad.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

METODO 6: AGUA DE HERRERO

antiguo metodo anticonceptivos

Parece que un manuscrito del siglo II, de origen griego, recomendaba beber agua de herrero para evitar tener hijos. No debía se cualquier agua, sino la del balde donde se enfriaban las espadas recien forjadas y candentes. Esta loca idea atravesó varios años y hasta en la primera guerra mundial muchas mujeres quería trabajar en fabricas que utilizaran plomo para no quedar embarazadas, en su infidelidades por ausencia del marido. Sin embardo es sumamente tóxico, dá insuficiencia renal, conculsiones y daños cerebral. Un caso muy parecido al primero cuando las chinas injerían mercurio sin importarles consecuencias.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

MÉTODO 7: ORINAR SOBRE OTRA ORINA

antiguo metodo anticonceptivos

Método muy común en la Edad Media, luego del coito no había tiempo para charlas románticas o sexy, pues la mujer salir «volando» hacia el bosque buscando donde alguna loba haya orinado. En caso de encontrar el charco, cosa que suena casi imposible, dama debía orinar sobre la orina del animal, para asegurarse no tener hijos. No solo suena raro y complicado, sino también muy poco efectivo, no?

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

METODO 8: USO DE «LYSOL»

antiguo metodo anticonceptivos

Era un enjuague vaginal que se vendía para no quedar embarazada, como pasa hoy con el aborto, su venta estaba prohibida en EE.UU. y la publicidad salía en lugares casi invisibles, y argumentaban que ayudaba a las mujeres a mantener su higiene intima, en caso de «negligencia» personal. Lo cierto que causba inflamación y quemaduras cutáneas, llegando en 1911 a envenenar vía piel a 193 mujeres y matar a otras 5.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

MÉTODO 9: DUCHAS CON COCA COLA

antiguo metodo anticonceptivos

Obviamente es el mas actual, …el ingenio popular nunca se detiene porque en las décadas 50 y 60 del siglo XX, las mujeres se daban baños vaginales con Coca Cola luego de tener sexo. No se sabe quien fue el o la inventora de este método, pero en 2008 algunos científicos de Harvard descubrieron que esto pudo haber sido efectivo, pues un estudio con la Coca Cola Diet, esta mató al 41% de los espermatozoides de varias muestras. Todos los días aparecen nuevas «propiedades» de esta centenaria y popular gaseosa que llega a todos los lugares del planeta,…solo faltaba su uso en el conrtol de natalidad, aunque solo efectiva en el 41%.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

MÉTODO 10:USO DE UNA ESPONJA ÁCIDA

antiguo metodos anticonceptivos

Antiguamente se aconseja a las mujeres utilizar una espoja remojada en vinagre o limón durante las relaciones sexuales. Se lo debía colocar en su parte íntima y que debido a su alta acidez tendría una gran efectividad en el control natal. Se dice que el famoso mujeriego Cassanova le colocaba a todas su mujeres cáscaras de limón para evitar la responsabilidad futura del mantenimiento de un hijo. La medicina alternativa también habla del consumo de limón en las recién embarazadas, sugiriendo el uso limitado del mismo, porque el exceso de vitamina C puede afectar la vida o salud del bebe.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Tratamientos Medicos Antiguos Dolorosos, Crueles y Raros

Tratamientos Médicos Antiguos Dolorosos, Crueles y Raros

1-UNGUENTO CON RATONES CON RATONES TRITUTADOS Y MACHUCADOS

tratamiento medicos antiguos y crueles

El unguento es un medicamento líquido o pastoso que se unta en una parte del cuerpo y sirve para aliviar o calmar dolores.
Este tipo de tratamiento fue utilizado hasta por Isabel I de Inglaterra para curar verrugas y otros tipos de  lesiones cutáneas, pero en realidad se comenzo a utilizar en el antiguo Egipto debido al problema que causaba la arena en las encias dentales. La arena, tipo de suelo muy común en esa zona, era parte de la vida diaria de los egipcios, y era muy común que se introdujece en las comidas, que al ser triturada con los dientes, no solo  partía partes de ellos  y esmaltes, sino que  lastimaba las encías, dejando expuestos muchas veces los nervios y vasos sanguineos. Para calmar el dolor tomaban un ratón, lo trituraban y los mezclaban con otras hierbas y especias, obteniendo una pasta que se aplicaba en el interior de la boca del paciente.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

2-ENEMAS DE HUMO DE TABACO

tratamiento medicos antiguos y crueles

En el siglo XVII y XVIII se pensaba que el humo del tabaco podía calentar un cuerpo casi muerto y reiniciar la respiración de éste. El tratamiento se popularizó y se utilizaba para tratar resfriados, dolores de cabeza, fiebre tifoidea, cólera e incluso la muerte. Se pensaba que al soplar humo de tabaco por el recto la nicotina estimularía al sistema del paciente, en 1811 descubrieron que le tratamiento tenía efectos secundarios tóxicos y dejaron de utilizarlo.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

3-LOBOTOMMIA

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/tratamiento_3.jpg

En el siglo XIX y principios del XX se usaba este método para curar la ezquizofrenia y los problemas de trastornos obsesivos compulsivos. Consistía en pasar una herramienta delgada y larga, como un pica hielo por el lagrimal del ojo del paciente e ir golpeando hasta perforar el cránea y luego moverlos hacia ambos lados hasta seprarar la corteza prefrontal con el resto del cerebro. Le lograba curar algunos trastorno mentales pero el paciente perdía todo rastro de su identidad y personalidad. También producía inmovilidad de una parte del cuerpo, debilidad física y control de sus efínteres.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

4-POLVO DE LA SIMPATÍA

tratamientos medicos crueles

Este tratamiento fue creado en el siglo XVII por Sir Kenelm Dibgy para aliviar los cortes producidos por espadas.Se trataba de un polvo fabricado con gusanos de tierra, cerebro de cerdo, óxido de hierro y pequeñas pizcas de cadáveres momificados. Debía colocarse este unguento sobre la espara que había causado la lesión, pues creía que la espada sanaba la herida que ella misma había causado por medio de un fenómeno llamado magnetismo simpático.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

5- USO DE LA ORINA HUMANA

tratamientos medicos crueles

Desde los primeros tiempos, algunos curanderos y medicos medievales pedía la orina del paciente para analizarla y obtener conclusiones respecto al estado del mismo. Aunque actualmente se usa un método científico para diagnosticar algunas enfermedades, en aquellas época el «profesional» se limitaba sólo a observarla, olerla y hasta veces a saborearla, y solo con esos datos podía luego prescribir la curación. Mas adelante Thomas Vicary, médico de Enrique VIII, ferviente defensor del diagnostico por orina, también suponía que la misma podía curar heridas de corte en las batallas, por lo que ordenó almacenar todas las orinas de soldados para su posterior utilización. También se creaía que evitaba las infecciones,…este tratamiento llegó tan lejos que hasta en el siglo siguiente se vendían frascos con escencia de orina.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

6-GASES HUMANOS ENLATADOS

tratamientos medicos crueles

En la Edad Media, durante la peste negra, enfermedad producida por los piojos de las ratas que vivían en contacto directo con la  inmundicia de las ciudades de esa etapa histórica, se suponía que dicha enfermedad se transmitía por el aire y tuvieron la gran idea de combatir la pestilencia del aire con mas pestilencia. Entonces para ellos se comenzó a utilizar la técnica de guardar las flatulencias en envases herméticos para que en caso que la peste apareciera se respirara el aire del frasco abierto, combatiendo el progreso de la enfermedad. También se aconsejaba tener apestodos animales para que espanten la peste con sus olores corporales.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

7-HEMIGLOSETOCMIA

tratamientos medicos crueles

Esta ¨técnica» de los siglo XVIII y XIX , la utilizaban los médicos para curar la tartamudez, y consistía en cortar al medio la lengua del paciente. Cirgugía que se hacía casi sin anestesia y con herramientas caseras y sin desinfectar. Actualmente se recurre a un método parecido, pero solo en casos de cáncer oral, y luego se colocan prótesis especiales para dar calidad de vida al paciente. Muchos morían desangrados o por las infecciones generadas, y aún peor los que podía superar esta crueldad, no dejaban de tartamudear.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

8-CORTE DE ENCÍAS

tratamientos medicos crueles

En 1575, Ambroise Paré, médico francés de la corte de varios Reyes, inventó el método de cortar encias para combatir las complicaciones que aparecen en el momento en que crecen los dientes de los niños. No tuvo mejor idea que cortar las encías de los pequeños y se utilizó por mucho tiempo, no solo en Europa, sino también los EE.UU. hasta fines del siglo XIX Igual al caso anterior muchos morían de infecciones o desangrados.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

9-INFLAMACIÓN CALIENTE

tratamientos medicos crueles

Utilizada desde la edad media para curar las hemorroides. Las personas de aquella época con problemas de esta natuleza, ante la incapacidad de una cura segura, rezaban a San Fiacre, un santo irlandés que curaba estos males, pero sino se solucionaba se dirigía a un convento donde el paciente era intervenido por algunos monjes que recurrían a introducir un hierro candente en el ano para desinflamar las hemorroides. Obviamente como casi nunca funcionaba este método, e inclusive lo empeoraba, se volvía a viajar hasta la Roca de San Fiacre y rezar esperando un milagro. Siglos despúes el médico judío Maimónedes descubrió que remojar el trasero con agua ayudaba mucho a paliar esta enfermedad, y se lo considera a este galeno como el precursor de los famosos «baños de asiento».

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

10-TESTÍCULOS DE CABRAS

tratamientos medicos crueles

Dr. John Brinkley

En la década de 1910 un médico llamado John Brinkley, comenzó a implantar en los escrotos de los hombres testículos de cabra para curarlos de impotencia e infertilidad. Sin embargo jamas el cuerpo humano acepto estos nuevos órganos y el método fracasaba. Así y todo tuvo cierta aceptación en los EE.UU., donde varios famosos actores se prestaron para esta cirugía inútil. Inclusive el dueño del medio gráfico Los Ángeles Times lo retó a ponerle testiculos de cabra a unos de sus editores, y di tenía éxito le prometía toda la publicidad posible en su famoso diario. En este caso obtuvo cierto avance y con todo el dinero ganado compró una radio donde publicitaba todos los días su técnica para transformar hombres en verdaderos sementales. Muchos médicos también comenzaron a  usar este método pero con testículos de monos.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

11-LAS SANGRÍAS

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/tratamiento_11.jpg

Antiguamente los médicos creían que uno de los principales problemas de las enfermedades era el exceso de sangre y por lo tanto frente a un síntoma de una dolencia o trastorno había que remover cuanto antes la sangre sobrante, realizando una sangría. Para tal tactica se colocaban sangujuelas sobre la heridad o dolencia para que le chupara la sangre, y sino también el mismo médico hacia un corte con escalpelo en la vena y esperaba que el paciente se desangrara. Este método eran tan aceptado que muchas personas sanas, drenaban su sangre para estar mas saludables.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

12-USO DEL MERCURIO

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/tratamiento_12.jpg

Cápsula para la cura de la sífilis con mercurio.

La historia del mercurio en la farmacología es muy extensa. Con el paso del tiempo el mercurio fue adquiriendo legendarios poderes mágicos que se entendieron a la medicina y se comenzó a usar,como tratamiento para la sífilis. El mercurio fue también utilizado para tratar
enfermedades de los ojos y la sangre. Más tarde se pensó que era peligroso consumir un elemento fan pesado por lo que se recomendó su consumo diluido con vino o leche. En la Edad Media comienzan a identificarse los efectos adversos del uso de mercurio. Muchos de los trabajadores de las minas de mercurio en España se enfermaron gravemente o murieron de intoxicación. Algunas de las personas tratadas con medicamentos a base de mercurio, sufrían de salivación anormal, descontinuándose este tipo de tratamiento. También en el siglo XX fue utilizado como antiséptico y para tratar padecimientos de la piel, estuvo compuesto en productos cosméticos y soluciones salinas. Antes del la penicilina en 1940, también era utilizado para tratar la sífilis. Se prescribían ungüentos y pastillas con mercurio. Posteriormente descubrieron que los compuestos de mercurio traían problemas que iban desde la pérdida de dientes, a daños en los órganos hasta la muerte.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

El Fetichismo Religioso ¿Que es? Culto, Ritos, Hechizeros y Fetiches

El Fetichismo Religioso en África
Culto, Ritos, Brujos, Hechizeros y Fetiches

Fetichismo, en antropología, devoción hacia los objetos; en psicología, devoción hacia el deseo, consistente en desviar o acentuar la atracción por una persona atribuyendo carga erótica a los objetos e imágenes que la representan. El hombre de raza negra (negro)  de África cree en la existencia de fuerzas sobrenaturales que rigen su vida y de las cuales depende totalmente. En este culto, los antepasados ocupan un puesto importante y con frecuencia se les consulta. El hechicero, único miembro de la tribu que tiene contactos con los espíritus, goza de gran consideración y poder.

Sería un error creer que los negros sólo sienten interés por los problemas planteados por la vida cotidiana. Se puede afirmar, por el contrario, que son muy conscientes de su dependencia con respecto a las fuerzas sobrenaturales. Estas fuerzas son numerosas, pues el negro está convencido de que todo lo que vive posee un alma y, por lo tanto, una voluntad propia.

Y esto no sólo lo cree de los seres humanos, sino también de los animales, plantas, ríos y de todos los elementos naturales en general. El negro también cree que el alma puede transmitirse a otros seres e incluso a objetos sin vida.

El negro se siente vinculado, por encima de todo, al alma de los antepasados. Para él, los muertos constituyen una verdadera cadena entre las fuerzas misteriosas que han hecho el mundo y los seres que viven en la tierra.

A esto se debe que los negros esculpan representaciones de sus antecesores. Estas estatuas sirven para el culto de que son objeto. Se ofrecen sacrificios en honor de los difuntos y se organizan ceremonias funerarias en su memoria.

Los antepasados también se hallan presentes, en forma de máscaras danzantes en las ceremonias finales del ciclo de iniciación. Durante estas ceremonias se da simbólica y ritualmente muerte a los jóvenes, que, después, bajo la protección de los antepasados, renacerán para pasar a ser miembros adultos de la tribu.

Los negros hacen todo lo posible para que los espíritus de los muertos les sean siempre favorables. Sacrificios, cantos y danzas no tienen otra finalidad. En el momento de las decisiones importantes no vacilarán en hacerles ofrendas especiales con objeto de beneficiarse de sus consejos. No sólo los espíritus de los muertos son objeto de este culto: también veneran a los espíritus de la selva, al espíritu del agua o a uno u otro animal.

fetichismoPara entrar en contacto con estos elementos extranaturales se requieren medios especiales y también intermediarios.

Los medios son objetos en los que puede estar encerrada por un tiempo la voluntad de un espíritu; en cuanto a los intermediarios, son personas capacitadas para penetrar en el mundo de los espíritus: los hechiceros.

Por lo general, el hechicero negro es adivino, curandero y fetichista.

Por otra parte, la frontera entre todas estas funciones, como asimismo la divisoria entre la religión y la magia, es muy difícil de establecer. Sea como fuere, teóricamente el hechicero es quien posee el conocimiento y poder necesados para interpretar la respuesta de los espíritus.

También tiene el don de entrar en trance: entonces se pone a bailar siguiendo el fascinante ritmo de instrumentos primitivos y acompañado por las melopeas de los miembros de la tribu. Los negros creen que durante este período de trance su alma sale del cuerpo para trasladarse por un tiempo al mundo de los espíritus, quienes le informan sobre sus intenciones y sentimientos.

El hechicero también conoce el medio de granjearse los favores de los espíritus de la selva antes de salir de caza. Es el único que sabe qué clase de ofrenda debe hacerse y cuáles son las prescripciones que deben respetarse antes de un nacimiento, con motivo de una boda, para el pago de una dote, o en cualquier otra circunstancia. Sus conocimientos de magia permiten, asimismo, concillarse las gracias de los buenos espíritus y aplacar las fuerzas del mal.

Para la mentalidad de los negros el hechicero es, por lo tanto, la única persona que puede proteger a los miembros de la tribu y proporcionarles medios protectores.

El fetiche es uno de estos medios. No se trata de un objeto determinado: todo objeto puede ser fetiche. Una ramita que ha crecido en determinada dirección o una piedra encontrada en especiales circunstancias. Aún más, puede ser un objeto al que el hechicero haya conferido fuerza mágica.

La palabra fetiche, derivada del portugués, significa «objeto-hada». Los principales fetiches de los pueblos primitivos son figurillas humanas recortadas en madera. Estos fetiches tienen, en un sitio u otro, una cavidad en la que el hechicero deposita un polvo mágico; por ejemplo, una mezcla de arcilla y sangre. Entonces, esta cavidad, con frecuencia situada en lo alto de la cabeza o en el vientre, se vuelve a cerrar. Entre los songhais la tapa es de cuerno y entre los pueblos del Bajo Congo es un pequeño espejo.

También existen fetiches erizados de clavos. Son objetos en los cuales el hechicero retiene por un tiempo el alma de un enemigo o de un espíritu perseguidor. Si hunde un clavo en el fetiche destruye a ese enemigo o a ese espíritu.

Por lo general, los fetiches son propiedad del hechicero, pero los negros ricos pueden permitirse el lujo de poseer un fetiche grande personal. También se da que un poblado o una familia posean un poderoso fetiche. Frente a estos grandes fetiches, la mayoría de negros de África tienen fetiches pequeños de los que no se separan. Son amuletos o grisgrís.

Todas estas costumbres que llevan el sello de la magia se encuentran muy arraigadas en el alma negra: incluso cuando se ha convertido al cristianismo, el negro difícilmente renuncia a estas prácticas.

En muchos lugares, cuando se constituía o fundaba un pueblo, una de las misiones del hechicero era la de crear el fetiche local, al cual se le confiaba la salud y prosperidad de la comunidad recién constituida. El fetiche velaba por el éxito en la caza, la pesca y la guerra, y si el nuevo pueblo se trasladaba a otros lugares, el fetiche debía acompañarlo.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

Biografia de Francisco Javier Santo Jesuita Misionero Español

Biografía del Santo Francisco Javier

San Francisco Javier (1506-1552), religioso jesuita y misionero español, llamado el Apóstol de las Indias. La figura de San Francisco Javier está considerada por los historiadores como una de las más interesantes y sugestivas de todas las épocas. Es cierto. La vida del santo andariego, desde que inició su gran aventura en plena juventud, resulta apasionante por la extraordinaria fe y el gran espíritu que presidieron todos sus actos.

Nació el 7 de abril de 1506 cerca de Pamplona (Navarra) y estudió en la Universidad de París, donde conoció, en 1529, al asceta español Ignacio de Loyola, al que se unió en 1534 para fundar la Compañía de Jesús. En 1537, año en que se ordenó sacerdote, se convirtió en primer secretario de la Compañía.

Como miembro de la Compañía de Jesús, empleó las lenguas y las costumbres nativas en su labor evangelizadora. Predicó en la India a partir de 1542 y, posteriormente, se trasladó a las islas Molucas, Ceilán y Malaca. Durante su estancia en Japón (1549-51) fundó diversas comunidades. Murió camino de China. Es el patrono de las misiones. Escribió Epístolas.

Francisco Javier

«Español auténtico, navarro de recio temple, jesuíta de la primera hornada, hombre esforzado y tenaz, apóstol de Oriente, vagabundo de todos los caminos, trotamundos infatigable, excepcional evangelizados fecundísimo misionero, titán de hazañas inigualables, aventurero de sublimes ideales, caballero andante de heroicas acciones, voluntad indomable, espíritu activo y arriesgado, hombre impetuoso y apasionado, inteligencia profunda, clara y muy viva, defensor acérrimo de los desamparados, alma de una generosidad ilimitada, ejemplar capitán de milicias espirituales, incansable predicador de la verdad en regiones lejanas e inhóspitas, tesonero luchador, sacerdote de corazón alegre, juvenil y humilde, carácter fuerte como la roca, penitente duro y áspero, místico soñador, y amigo de todos los peligros. Éste fue San Francisco Javier. Un Santo, como dicen muchos, muy a la española.»

Fuente: Celebridades Biblioteca Hispania Ilustrada Editorial Ramón Sopena

El 25 de octubre de 1619, el papa Pablo V beatificó a Francisco Javier. Y el 12 de marzo de 1622, el papa Gregorio XV le elevó a los altares, al mismo tiempo que a San Ignacio de Loyola, el maestro del apóstol, y a otros santos.

castillo donde nació francisco javier

Vista aérea del castillo de Javier, lugar de nacimiento de san Francisco Javier, situado en el extremo oriental de la Comunidad Foral de Navarra, próximo al límite con Aragón. El castillo de Javier, uno de los más pequeños y modestos de los muchos que esmaltaban la superficie de la España de entonces, considerado como un diminuto y casi insignificante guardián del paso hacia los Pirineos, superó en mucho la fama de sus otros hermanos mayores.

Escalera interior del castillo

Escalera interior del castillo en donde vivió Francisco Javier

PASAJES DE SU VIDA Y OBRA:
Francisco Javier comienza sus estudios en la Universidad de París:

En el mes de septiembre de 1525, Francisco de Jassu y de Azpilcueta, llamado Francisco Javier, cruzó la frontera de los Pirineos a lomos de su caballo, camino de la capital francesa. Con aquella marcha daba su adiós definitivo al castillo de Javier y a todos los suyos, pues nunca más volvió a verles. La buena doña María de Azpilcueta murió cuatro años después de la marcha del joven Francisco, y con esta muerte, el estudiante se sintió todavía más desligado de los suyos de lo mucho que ya lo estaba.

A pesar de que el viaje desde Navarra a París debió ser interesante, Francisco no dejó escrita ninguna referencia sobre él. Con ánimo bien dispuesto y ansioso de saber, dejó atrás su patria a la que siempre tuvo muy presente en su corazón, para mirar de frente el nuevo camino que se le abría. Con aquel adiós a Javier se cierra el capítulo más oscuro, menos conocido, de la vida de Francisco.

Francisco Javier inicia una relación con Ignacio de Loyola:

El día 2 de mayo de 1528 llega a la misma Universidad de París un español de treinta seis años, rubio, cojo que había hecho un largo camino desde la ciudad de Barcelona, ese español era Iñigo de Loyola, nombre que mas tarde cambiaría por Ignacio. Desde el mismo momento que conoció a Francisco notó las aptitudes de este como ayudante en sus planes religiosos, pero Francisco no tenía oídos para sus proyectos.

Ciertamente, Francisco no gastaba ningún miramiento con su compatriota, pero éste sabía callar y esperar. Ignacio nunca se enfadaba ni se molestaba, ni siquiera se entristecía por la actitud de Francisco. Estaba seguro de que algún día el incrédulo acabaría por creer, de que algún día se uniría a su causa, y de que juntos harían grandes cosas. Por eso no desmayaba ni cejaba en su empeño, e ignorando las burlas y sarcasmos del compañero, proseguía la tarea de atraérselo. Se dice, aunque no se tiene prueba de ello, que Iñigo disparaba una y otra vez en los oídos de Francisco: «¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma?.» Y se dice también que al cabo ésta fue la máxima que presidió la obra de Francisco Javier.

Francisco Javier es Convertido a Jesuita:

Después de cinco largo años de reuniones, debates y cuestionamientos, Loyola logra convencer a Francisco. Poco después de haber pronunciado el triple voto (castidad, pobreza y peregrinación) , Francisco Javier se dispuso a realizar los «Ejercicios Espirituales». Se retiró a un lugar de las afueras de París, que sólo Ignacio conocía, y allí permaneció aislado del mundo durante cuarenta días, dedicado a las más severas penitencias y a las más profundas meditaciones. Aquellos días en su solitario retiro, solo interrumpido por las consoladoras visitas de Ignacio, fueron días de una lucha agotadora, gigantesca, digna del alma vehemente y apasionada que albergaba el cuerpo de tan gran español. Tan duros llegaron a ser sus martirios, tratando de castigar sus pasadas vanidades como atleta, que sus compañeros temieron que se le tuviera que amputar por lo menos uno de los brazos, pero no fue así.

Cristo en el castillo de Francisco Javier

Santo Cristo de Javier que se encuentra en el castillo. Es del siglo XIII y según la tradición sudó sangre el día de la muerte de Francisco

EL PEREGRINAJE DE SU CADAVER: En un ataúd de madera recubierto de cal, fue enterrado el cuerpo de Francisco Javier y sepultado al otro lado de la isla, frente al mar, en tierra de gentiles. Y allí quedó en su tumba solitaria, marcada sólo por unas piedras que el buen Antonio puso para que el mundo supiese dónde descansaba el cuerpo frágil y fatigado del jesuíta.

Pasado el invierno, a mediados de febrero de 1553, el Santa Cruz se dispuso para regresar a Malaca. Ninguno de sus tripulantes había pensado ni remotamente llevarse el cuerpo del misionero. Pero el chino Antonio, devoto hasta el fin, insistió una y otra vez cerca del capitán, Y consiguió que el ataúd fuese desenterrado de la playa y trasladado al barco, el cual atracó en el puerto de Malaca el 22 de marzo.

El recibimiento dispensado a los restos mortales del apóstol fue conmovedor y unánime. Una inmensa multitud le acompañó hasta la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, donde tantas veces había resonado su voz. Se celebraron solemnes oficios por su alma, y se dio cristiana sepultura a su cuerpo, revestido de ropas sacerdotales, en una fosa cavada en la roca, detrás del altar mayor. Sin ataúd, en contacto directo con la tierra, sólo el rostro protegido por un lienzo blanco.

El 15 de agosto de 1553, cinco meses después de ser sepultado en Malaca, en esa fiesta de la Asunción que tan significativa fue en su vida, el fiel amigo del apóstol, Diego Pereira, y el heroico padre Juan de Beira se llegaron secretamente, por la noche, hasta la tumba de Francisco Javier.

Ayudados por unos hombres leales y a la luz de una linterna, desenterraron el cuerpo querido y comprobaron que estaba intacto, como dormido, con los colores de la vida en su rostro. Los dos amigos, llevando a extremos su devoción por el muerto, decidieron que la tierra pobre de Malaca no era digna de albergar en su seno aquel cuerpo bendito. Tenían que trasladarlo a Goa.

Rellenaron la tumba vacía. Y con el mayor sigilo y todas las precauciones, llevaron el cuerpo del misionero a casa de Pereira, donde lo encerraron en un féretro forrado de rica seda y cubierto de brocado.

El 11 de diciembre, cuando el apóstol ya llevaba más de un año muerto, el féretro con su cuerpo fue embarcado en un viejo barco que se dirigía a la India. Ni después de muerto pudo el eterno viajero librarse de las azarosas navegaciones y las más extrañas aventuras. Porque la travesía desde Malaca hasta Goa, con escala en Cochín, no fue precisamente tranquila. Y porque el hecho de robar su cuerpo de la tumba, guardarlo meses en una casa y embarcarlo hacia otro destino, todo en el mayor secreto, tampoco es una aventura corriente.

Goa recibió al apóstol muerto con una explosión de fervor y amor indescriptibles. El recuerdo del infatigable y andariego misionero sacudió el alma entera de la población, desde el virrey hasta el más pobre de los ciudadanos, y todos los pechos se llenaron de sollozos y los ojos de lágrimas.

Era la medianoche del 15 de marzo, Jueves Santo, cuando llegó a la playa, y era el amanecer del Viernes Santo cuando la multitud le dio su devota bienvenida, con un fondo de campanas al vuelo. Fueron cuatro días de incesante desfile ante el cuerpo incorrupto expuesto a los fieles.

Fueron cuatro días de respetuosa veneración y de escenas conmovedoras. Luego el cuerpo fue encerrado en una urna dispuesta por los jesuítas y sepultado en la iglesia de San Pablo, junto al altar, al lado del Evangelio. Pero tampoco allí el descanso terreno iba a llegarle, aunque él sí disfrutaba ya enteramente del descanso eterno y glorioso.

Sus reliquias fueron trasladadas de uno a otro lugar, en una peregrinación parecida a la que fue su vida. Era preciso examinarlas una y cien veces, para esclarecer los motivos de su incorruptibilidad. Por último, el cuerpo reposó tranquilo en la capilla donde actualmente se venera.

El 25 de octubre de 1619, el papa Pablo V beatificó a Francisco Javier. Y el 12 de marzo de 1622, el papa Gregorio XV le elevó a los altares, al mismo tiempo que a San Ignacio de Loyola, el maestro del apóstol, y a otros santos.

Por último, el papa Benedicto XIV proclamó al gran santo español, navarro de pro, patrón de la India y de todo el Este, y más tarde fue nombrado Santo Patrono de todas las misiones de la Iglesia católica.

Actualmente San Francisco Javier es venerado por todo el mundo, sin distinción de razas ni color ni religión. Él fue amigo de todos los gentiles, fue su apóstol, y todos los gentiles le tienen por un amigo aunque no se hayan decidido a abrazar la fe que él predicó con tanta ilusión Y no digamos de los cristianos, para los que San Francisco Javier es uno de los amigos más queridos, más sinceros, más propios. Es un símbolo, un ejemplo, un mito, una hermosa leyenda, una estrella.

 

Diferencias entre Mito, Superstición y Magia Concepto

CONCEPTO DE MITO, MAGIA Y SUSPERTICIÓN

El Diccionario de la Real Academia Española define, con precisión, la diferencia entre mito, superstición y magia, formas que, a su vez, figuran en la escala de valores a distinto nivel la religión. La superstición  y la  magia son creencias carenaras de un fundamento racional, por ello no resisten el análisis de la ciencia. El mito es también una creación fabulosa, como narración de algo irreal imaginado por el hombre, pero que puede contener un mensaje correspondiente a alguna vivencia humana.

mito, magia y supersticion

La religión, en cambio, tiene una base real, debida a la experiencia y a la razón humana que descubren la existencia de Dios, fundamento de la creencia y adoración religiosa por parte del hombre. En todos los casos, los hechos narrados estarán a cargo de seres con facultades sobrenaturales, que podrán desempeñarse en el escenario de la tierra o del cielo, pero cuyas pasiones son las mismas que las del hombre.

Religión es la actitud que nos inclina a creer en Dios y adorarlo con el culto debido. La religión puede ser natural o sobrenatural, según sea resultado de la razón humana o de una especial revelación de Dios, como en el caso del judaismo y del cristianismo.

El mito, la superstición y la magia, por igual que la religión, apuntan hacia lo metaffeico; van pen busca de esa espiritualidad, intangible y abstracta que está más allá de lo simplemente físico o material, cuyos orígenes, sin embargo, trataron siempre de explicar. Los animales, las plantas y los minerales, los eclipses, el trueno, la lluvia y el rayo, la noche y el día, el sol, la luna, algunas estrellas, los cometas, las constelaciones, la presencia del hombre y de la mujer, son temas permanentes para las supersticiones, la magia y la mitología. Pero al paso que éstos confunden a Dios con algunos objetos de la naturaleza, la religión se dirige a Dios mismo. También otras motivaciones alimentan el rico manantial de festas creencias.

Según el grado de madurez de cada pueblo, aparecen como simples tótemes mi como iconos y personificaciones de genios y demonios; como dioses, en plural, que corresponden al politeísmo o como el dios único, en singular, propio de los cultos monoteístas. Cabe, a este respecto, un matiz especialísimo. Cuando en una religión se superpone un dios a otros, se dice que es «henoteísta».

El tótem, símbolo de unión entre el hombre primitivo y su grupo, representa una fuerza que, según Durkheim, contiene, en potencia, las ideas religiosas superiores. Otros sociólogos trataron de demostrar, en cambio, que las tribus primitivas más elementales, situadas en el primer escalón de la familia humana, carecen de animismo y de totemismo; tienen, ya, la idea de un Ser supremo».

Para algunos científicos contemporáneos ese último escalón, grado elementalísimo de toda civilización y cultura, dispone de atributos notables, ya que fue allí donde la humanidad, contrariamente a lo que se pensaba, comenzó su vida espiritual o superior.

Esta última teoría coincide con la creencia de una primitiva revelación de Dios al hombre. Opondremos dos categorías fundamentales: por un lado, superstición y magia; por el otro, mitología y religión. Aquellas creencias comprenden una serie de acciones y formulismos mediante los cuales el ser humano cree poder dirigir determinadas fuerzas, que estima superiores a su destino. Desea cambiar las normas impuestas por los hados; acomodar a su placerlas leyes de la naturaleza; provocar daños y beneficios.

La superstición y la magia no se someten a ninguna divinidad; simplemente la invocan, para especular con el más allá, en una relación de causa a efecto. Tampoco se interesan por los preceptos morales y no aspiran a exaltar lo bueno o a condenar lo malo.

La mitología y la religión, en cambio, reconocen la existencia de una fuerza espiritual superior, casi siempre personificable, a la que el hombre se somete y a la cual recurre mediante la oración, para suplicar ayuda o rogar, penitente, por la absolución de sus pecados.

Mito: Ficción alegórica,especialmente en materiareligiosa. La Mitología es la historia de los fabulosos dioses   y hé roes de la gentilidad. Superstición: Creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón. Magia: Ciencia o arte que enseña hacer cosas admirables. Pero tam bién encanto, hechizo oatractivo con que una cosa deleita o suspende. La «magiablanca»es la que, por medio de causas naturales, obra efectos extraordinarios que parecen sobrenaturales. La «magia negra» es el arte supersticioso por medio del cual cree e vulgo que pueden hacerse, con ayuda del demonio, cosas extraordinarias.

Fuente Consultada: Enciclopedia Ciencia Joven Tomo II Edit. Cuántica

Ver: Supersticiones Populares

Teoría del Homunculo en la Concepción Humana

Teoría del Homúnculo en la Concepción Humana

Siempre se ha considerado el nacimiento de un nuevo individuo como un acontecimiento muy importante, pero hasta el siglo XIX no llegó a comprenderse con precisión el complejo proceso reproductor.

Todos los mamíferos, incluido el hombre, se multiplican por reproducción sexual. En el siglo XVII, el renombrado microscopista holandés Antón von Leeuwenhoek construyó un microscopio que le permitió ver que el semen (fluido emitido por el macho en la cópula) contenía pequeñas células cabezudas, los espermatozoides o células masculinas.

Las células femeninas correspondientes, los óvulos, no se descubrieron hasta 1827, año en que Karl Ernst von Baer, pionero de la embriología, las observó. En este intervalo se discutió acaloradamente acerca de los papeles respectivos del espermatozoide, llamado también espermio y espermatozoo, y el óvulo: algunos creían que el espermatozoide contenía un homúnculo o ser humano en miniatura y que la función del óvulo se limitaba a proporcionarle alimento a lo largo de la gestación.

La postura contraria postulaba que el papel del espermio era activar el ser humano preformado que se encontraba en el óvulo. En la actualidad sabemos que los homúnculos no existen y que los organismos complejos se forman mediante división celular controlada por los genes que cada célula contiene y que dirigen el desarrollo de la totalidad. Esto explica por qué los niños tienen características tanto del padre como de la madre. El óvulo y el espermatozoide tienen, pues, la misma importancia.

La teoría del homúnculo se aceptó hasta 1827, año en que el pionero de la embriología, Karl Ernst von Baer, descubrió la existencia del óvulo. El descubrimiento de los espermatozoides por el micro scopista holandés Antón von Leeuwenhoek en 1677 llevó a pensar que el espermio humano contenía un hombrecito en miniatura, completamente formado, al que el óvulo sólo le servía como alimento. Las teorías contrarias sostenían que el homúnculo se hallaba en el óvulo, y el espermatozoide se limitaba a activarlo. En 1759, el naturalista Caspar Fríedrich Wolff refutó estas teorías preformacionistas en su obra Theoria generatíonis en la que se anticipaban un siglo los descubrimientos de la embriología.

homunculo

El término homúnculo, según Wikipedia, parece haber sido usado por primera vez por el alquimista Paracelso, quien una vez afirmó haber creado un homúnculo al intentar encontrar la piedra filosofal. La criatura no habría medido más de 30 centímetros de alto y hacía el trabajo normalmente asociado con los golems. Sin embargo, tras poco tiempo, el homúnculo se volvía contra su creador y huía. Actualmente la definción de la RAE es: Ser con características humanas, generalmente deforme y creado artificialmente.

Fuente Consultada:
El Arbol de la Sabiduría Fasc. N°53 La Concepción Humana

Biografía de San Simón (Simeon) El Estilita

Biografía de San Simón (Simeon) – El Estilita

Nace cerca del año 400 en el pueblo de Sisan, en Cilicia, cerca de Tarso, donde nació San Pablo. (Estilita significa: el que vive en una columna). De pequeño se dedicaba a pastorear ovejas por los campos, pero un día, al entrar en una iglesia, oyó al sacerdote leer en el sermón de la Montaña las bienaventuranzas, en el capítulo 5 del evangelio de San Mateo. Se entusiasmó al oír que Jesús anuncia: «Dichosos serán los pobres, porque de ellos es el Reino de los cielos. Dichosos los puros de corazón porque ellos verán a Dios». Se acercó a un anciano y le preguntó qué debería hacer para cumplir esas bienaventuranzas y ser dichoso. El anciano le respondió: «Lo más seguro seria irse de religioso a un monasterio».

san simeon

Se estaba preparando para ingresar a un monasterio, y pedía mucho a Dios que le iluminara qué debía hacer para lograr ser santo e irse al cielo, y tuvo un sueño: vio que empezaba a edificar el edificio de su santidad y que cavaba en el suelo para colocar los cimientos y una voz le recomendaba: «Ahondar más, ahondar más». Y al fin oyó que la voz le decía: «Sólo cuando seas lo suficientemente humilde, serás santo».

A los 15 años entró a un monasterio y como era muy difícil conseguir libros para rezar, se aprendió de memoria los 150 salmos de la S. Biblia, para rezarlos todos cada semana, 21 cada día.

Se le considera el inventor del cilicio, o sea de una cuerda hiriente que algunos penitentes se amarran en la cintura para hacer penitencia. Se ató a la cintura un bejuco espinoso y no se lo quitaba ni de día ni de noche. Esto para lograr dominar sus tentaciones. Un día el superior del monasterio se dio cuenta de que derramaba gotas de sangre y lo mandó a la enfermería, donde encontraron que la cuerda o cilicio se le había incrustado entre la carne. Difícilmente lograron quitarle la cuerda, con paños de agua caliente. Y el abad o superior le pidió que se fuera para otro sitio, porque allí su ejemplo de tan extrema penitencia podía llevar a los hermanos a exagerar en las mortificaciones.

Se fue a vivir en una cisterna seca, abandonada, y después de estar allí cinco días en oración se le ocurrió la idea de pasar los 40 días de cuaresma sin comer ni beber, como Jesús. Le consultó a un anciano y éste le dijo: «Para morirse de hambre hay que pasar 55 días sin comer. Puede hacer el ensayo, pero para no poner en demasiado peligro la vida, dejaré allí cerca de usted diez panes y una jarra de agua, y si ve que va desfallecer, come y bebe.» Así se hizo. Los primeros 14 días de cuaresma rezó de pie. Los siguientes 14 rezó sentado. Los últimos días de la cuaresma era tanta su debilidad que tenía que rezar acostado en el suelo. El domingo de Resurrección llegó el anciano y lo encontró desmayado y el agua y los panes sin probar. Le mojó los labios con un algodón empañado en agua, le dio un poquito de pan, y recobró las fuerzas. Y así paso todas las demás cuaresmas de su larga vida, como penitencia de sus pecados y para obtener la conversión de los pecadores.

Se fue a una cueva del desierto para no dejarse dominar por la tentación de volverse a la ciudad, llamó a un cerrajero y se hizo atar con una cadena de hierro a una roca y mandó soldar la cadena para no podérsela quitar. Pero varias semanas después pasó por allí el Obispo de Antioquía y le dijo: «Las fieras sí hay que atarlas con cadenas, pero al ser humano le basta su razón y la gracia de Dios para no excederse ni irse a donde no debe». Entonces Simeón, que era humilde y obediente, se mandó quita la cadena.

De todos los países vecinos y aun de países lejanos venían a su cueva a consultarlo y a pedirle consejos y las gentes se le acercaban para tocar su cuerpo con objetos para llevarlos en señal de bendición, y hasta le quitaban pedacitos de su manto para llevarlos como reliquias.

Entonces para evitar que tanta gente viniera a distraerlo en su vida de oración, se ideó un modo de vivir totalmente nuevo y raro: se hizo construir una columna de tres metros para vivir allí al sol, al agua, y al viento. Después mandó hacer una columna de 7 metros, y más tarde, como la gente todavía trataba de subirse hasta allá, hizo levantar una columna de 17 metros, y allí pasó sus últimos 37 años de su vida.

Columna se dice «Stilos» en griego, por eso lo llamaron «Simeón el estilita».

No comía sino una vez por semana. La mayor parte del día y la noche la pasaba rezando. Unos ratos de pie, otros arrodillado y otros tocando el piso de su columna con la frente. Cuando oraba de pie, hacía reverencias continuamente con la cabeza, en señal de respeto hacia Dios. En un día le contaron más de mil inclinaciones de cabeza. Un sacerdote le llevaba cada día la Sagrada Comunión.

Para que nadie vaya a creer que estamos narrando cuentos inventados o leyendas, recordamos que la vida de San Simeón Estilita la escribió Teodoreto, quien era monje en aquel tiempo y fue luego Obispo de Ciro, ciudad cercana al sitio de los hechos. Un siglo más tarde, un famoso abogado llamado Evagrio escribió también la historia de San Simeón y dice que las personas que fueron testigos de la vida de este santo afirmaban que todo lo que cuenta Teodoreto es cierto.

Las gentes acudían por montones a pedir consejos. El les predicaba dos veces por día desde su columna y los corregía de sus malas costumbres. Y entre sermón y sermón oía sus súplicas, oraba por ellos y resolvía pleitos entre los que estaban peleados, para amistarlos otra vez. A muchos ricos los convencía para que perdonaran las deudas a los pobres que no les podían pagar.

Convirtió a miles de paganos. Un famoso asesino, al oírlo predicar, empezó a pedir perdón a Dios a gritos y llorando.

Algunos lo insultaban para probar su paciencia y nunca respondió a los insultos ni demostró disgusto por ellos.

Hasta Obispos venían a consultarlo, y el Emperador Marciano de Constantinopla se disfrazó de peregrino y se fue a escucharlo y se quedó admirado del modo tan santo como vivía y hablaba.

Para saber si la vida que llevaba en la columna era santidad y virtud y no sólo un capricho, los monjes vecinos vivieron y le dieron orden a gritos de que se bajara de la columna y se fuera a vivir con los demás. Simeón, que sabía que sin humildad y obediencia no hay santidad, se dispuso inmediatamente a bajarse de allí, pero los monjes al ver su docilidad le gritaron que se quedara otra vez allá arriba porque esa era la voluntad de Dios.

Murió el 5 de enero del año 459. Estaba arrodillado rezando, con la cabeza inclinada, y así se quedó muerto, como si estuviera dormido. El emperador tuvo que mandar un batallón de ejército porque las gentes querían llevarse el cadáver, cada uno para su ciudad. En su sepulcro se obraron muchos milagros y junto al sitio donde estaba su columna se construyó un gran monasterio para monjes que deseaban hacer penitencia.

Señor Jesucristo; haz que como Simeón el Estilita, recordemos todos aquellas palabras tuyas: «Si no hacéis penitencia, todos pereceréis» y que nos dediquemos también a ofrecer penitencias por nuestros pecados y por los pecados del mundo entero. Amén.

Fuente Consultada: Sitio Web hurch Forum

Pancho Ormeño Sanador Espiritual Curandenro Riojano Biografía

Pancho Ormeño Sanador Espiritual

PANCHO ORMEÑO, UN BENEFACTOR Pancho Ormeño aprendió desde chico a conocer los secretos de las plantas, las distintas cualidades que escondían celosamente esos vegetales crecidos en el pedregal o a la vera de los hilos de agua. Más tarde, frecuentando la amistad de curanderos y viejos pobladores hechos a la vida agreste, fue acumulando más conocimientos.

Pancho Ormeño

Pancho Ormeño

Algunos dicen que hasta le transmitieron parte de la sabiduría indígena, conservada por generaciones de comadres y salamanqueras. Lo cierto es que don Pancho terminó siendo un consumado botánico autodidacto, condición que unida a su célebre capacidad curativa lo convirtió en el taumaturgo más famoso de La Rioja.

Miles de testimonios hablan de su infalibilidad. «Su clarividencia era tal —escribe Teófilo Mercado— que muchas veces predecía la muerte de enfermos alejados con pasmosa exactitud…» Para curar recetaba siempre hierbas y yuyos que debían usarse para preparar tés, hacer fomentos, etcétera. Otros males los trataba con pomadas y ungüentos preparados con grasa y pelambre de animales silvestres.

Cierta vez un gobernador de La Rioja —Benjamín Rincón— quiso comprobar si detrás de tanta maravilla no había un vulgar embuste, y lo hizo ir hasta la Casa de Gobierno, donde lo enfrentó a un escéptico tribunal.

Pancho Ormeño sorprendió a todo el mundo. Anunció previamente lo que iba a hacer y ante la estupefacción genera! —utilizando dos yuyos diferentes— le provocó una epistaxis —hemorragia nasal— a un policía y de inmediato se la detuvo, sin ninguna consecuencia.

Antes de retirarse del recinto —repleto de jueces, doctores y altos funcionarios—se dirigió a un abogado presente y le dijo: «Creo que lo vide el año pasado por mis pagos. Vaya a verme otra vez. Y a ver si se me cuida los riñones». El aludido quedó preocupado y confundido; quince días después moría de nefritis aguda.

No faltaron otros escépticos que también quisieron poner a prueba los conocimientos de Ormeño. Este fue el caso de un vecino que llevó al curandero una muestra de sangre para que la analizara, alegando que era de su hermana, cuando en realidad pertenecía a una yegua. La respuesta no se hizo esperar: «Vaya y cuídemela bien a su hermana la yegua…».

El cuartel general del famoso personaje estaba en «La Cuchilla», rincón riojano al que acudían multitudes en busca de alivio y cura. Llegaban desde todos los puntos de la provincia y también de pagos más lejanos, y convertían la residencia y sus aledaños en un tumultuoso hervidero que acataba sin chistar las indicaciones de don Pancho. Ranchos improvisados, refugios levantados de la nochera la mañana, y hasta las cuevas de los cerros vecinos, eran buenos para guarecerse mientras llegaba el momento de la curación.

El benefactor casi siempre recetaba, pero a veces disponía la realización de ejercicios físicos, bailes o fiestas porque según él también la alegría era buen remedio para ciertos males.

Y así durante décadas, hasta que el 17 de octubre de 1939, cuando ya se acercaba a los noventa años de edad, la muerte se llevó al más célebre curandero que tuvo la tierra del Chacho Peñaloza. Los riojanos lo recuerdan con respeto y cariño: don Pancho Ormeño pasó su vida haciendo el bien.

Algo mas sobre Pancho Ormeño

Consejo de Indias Instituciones Españolas Para Gobernar América

Consejo de Indias: Instituciones Españolas Para Gobernar América

INSTITUCIONES DE GOBIERNO QUE FUERON CREADAS EN ESPAÑA PARA EL GOBIERNO DE AMÉRICA

Después del descubrimiento de América y ante la necesidad de legislar y resolver los, asuntos relativos al Nuevo Mundo, se crearon funcionarios y organismos con sede en España (metropolitanos) o en América (locales o residentes).

Consejo de Indias: Después del primer viaje de Colón, la reina Isabel encomendó la organización de las expediciones siguientes y las cuestiones relacionadas con el Nuevo Mundo a Juan de Fonseca, obispo de Burgos. Era miembro del Consejo de Castilla, que ejercía las funciones de consejo privado de la Reina.

Muerta Isabel, Fonseca fue llamado por Fernando para que continuase rigiendo los asuntos de Indias; con este objeto se habilitó una de las las que ocupaba el Consejo de Castilla.

En 1524. Carlos I nombré a fray García de Loaysa presidente del consejo de Indias, organismo separado del Consejo de Castilla, y creado ese año. Subsistió hasta que la Constitución de Cádiz de 1812 lo emplazó por un Consejo de Estado. El Consejo de Indias tuvo jurisdicción suprema  en todos los asuntos relativos al Nuevo Mundo.

consejo de indias

Composición: Tenía su sede en Madrid , estaba compuesto por un presidente (con voz y voto, excepto en asuntos judiciales) cinco ministros, que después se aumentaron progresivamente hasta llegar a catorce; un gran canciller, que poseía el sello real, dos secretarios, un tesorero, cuatro contadores.- Sufrió algunas modificaciones durante los reinados de Felipe V y Carlos III, pertenecientes a la Casa de Borbón.

Los principales asuntos en que entendía el Consejo eran:

a) Funciones legislativas: formulaba las leyes y ordenanzas, examinaba las dictadas por las autoridades residentes en América, aprobaba o rechazaba las medidas eclesiásticas tomadas por el Papa.

b) Funciones administrabas: estudiaba y proponía al rey los nombramientos de funcionarios, cuya carrera administrativa generalmente respetaba.

c) Funciones militares: dentro de su seno se formó una Junta de Guerra. Resolvía los asuntos de guerra, la distribución de raciones, la organización de flotas armamentos para las Indias.

d) Funciones sociales: se preocupó por mejorar la situación de los indios mediante disposiciones que humanizaban su condición, pero que en la práctica muchas veces fueron pasadas por alto.

e) Funciones judiciales: entendía en los juicios de residencia, que se entablaban a toda persona que hubiera desempeñado en América funciones ejecutivas y cesara en ellas, en los asuntos de contrabando que habían sido juzgados en primera instancia por la Casa de Contratación, juzgaba en apelación los asuntos eclesiásticos, era juez en segunda instancia en y los pleitos enviados por las Audiencias americanas, siempre que el valor de los mismos fuera superior a seis mil pesos fuertes.

Legislación — Se legisló para América teniendo en cuenta las necesidades de un momento o de una región, estableciendo nuevas leyes. implantando las que ya regían en el derecho castellano  o adoptando las que poseían los indígenas antes del descubrimiento.

Después fue necesario reunirlas a todas en un solo cuerpo y seleccionadas, desechando las que habían sido derogadas y agrupando las restantes por asuntos. Para cumplir esto, en diferentes ocasiones, se intentó recopilaras. En 1680 fue promulgada por Carlos lila Recopilación de las Leyes de Indias.

Estas funciones variaron con el correr del tiempo. Algunas de ellas fueron luego pasadas a otros organismos (como la Junta de Guerra, creada en el siglo XVII) y en el siglo XVIII la centralización realizada por los Borbones le quitó gran parte de su poder. El Consejo de Indias fue abolido en 1812 y restaurado en 1814. Se lo suprimió definitivamente en 1834.

LA CASA DE CONTRATACIÓN Y EL CONSEJO DE INDIAS: En España, el Consejo de Indias y la Casa de Contratación eran los máximos organismos de la administración política y comercial de América. La Casa de Contratación, creada en 1503, centralizaba el comercio entre las Indias y España, controlaba los pasajeros y las mercaderías que partían hacia América, contabilizaba los tesoros americanos y atendía los pleitos.

También se ocupaba de la confección de mapas y cartas de navegación -sobre la base de los estudios geográficos de las nuevas tierras- y del desarrollo de instrumentos náuticos.

El Consejo de Indias, creado en 1524, atendía todos los aspectos relacionados con la administración colonial: proponía funcionarios al rey y controlaba sus gestiones, elaboraba la legislación destinada a las Indias y actuaba en asuntos de justicia.

Fuente Consultada:
Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –
 La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada

Las Comadronas Medicina Popular Ayuda a Dar a Luz Funcion Social

Las Comadronas – Medicina Popular

LAS «MADAMAS» o «COMADRONAS»
Siempre en el campo correntino, vamos a ocuparnos ahora de las mujeres que ayudan a bien nacer: las parteras empíricas, madamas, o comadronas. Su situación varía. Allí donde se carece totalmente de servicios sanitarios, reinan soberanas.

Donde hay algún tipo de control, esa soberanía está, un tanto coartada por el médico. Así, hay zonas críticas en las que se establece un compromiso entre ambos tipos de medicina: la tradicional y la oficial.

A veces el médico improvisa partera a una enfermera. Otras, a falta de pan … acepta la colaboración de las comadronas empíricas, en ocasiones analfabetas. Se dice entonces que la partera está «accionada» por el médico.

Tal lo que ocurría en Monte Caseros, en julio de 1965. El facultativo procuraba introducir algunas normas de asepsia, como hacer que las mujeres lavasen sus manos con alcohol antes de actuar, pero no podía exigirles el uso de guantes. Se hubieran sentido atadas con ellos. Establecía asimismo que ante ciertas anormalidades lo llamaran. Un pacto cordial para suplir deficiencias de las dos partes.

comadronas

Como de costumbre, vamos a encontrar siempre junto a la simple maniobra o precaución, la recurrencia a la magia, la creencia supersticiosa. Con el embarazo, por ejemplo, que se reconoce por la ausencia de menstruación. Si ésta continúa, señal de que va a nacer una niña, pues «se lava la cara».

Hay otras formas de conocer el sexo del nonato. Si se mueve al segundo mes, varón; si a los cuatro, mujer. La ciencia dice no, pues es justamente después del cuarto mes cuando aparecen movimientos fetales. Los anteriores no existen, son pura sugestión de la mujer ansiosa. Otros signos son la hinchazón (edema generalizado) de la madre, que augura varoncito, lo mismo que el vientre en punta de la embazarada o la ubicación del feto sobre el lado izquierdo.

El vientre redondeado o el feto a la derecha, indican una futura nena. También si el trabajo de parto comienza tres días antes de la fecha calculada o durante la luna nueva o menguante. El varón llega si dicho trabajo ocurre después de la fecha prevista o durante la luna llena creciente.

En los cuidados a que debe someterse la mujer embarazada, se percibe de nuevo ese maridaje entre elementos efectivos y mágicos. Se trababa como siempre, evitando las tareas pesadas en los dos últimos mesas de la gestación. No se puede, eso sí, tejer «crochet» con dos agujas o coser a máquina, ni tampoco pasar por debajo de un alambrado.

Esas precauciones evitarán que el cordón umbilical se enrede en el niño. Por analogía, en la dieta se trata de no comer hígado ni tripa de vaca, que hacen crecer la placenta, ni tampoco embutidos que producen igual efecto en el cordón umbilical. Otro tanto, más el endurecimiento de la bolsa de las aguas, sucede si se come hígado, achuras o mondongo sin desgarras previamente con un tenedor sus membranas. El pan seco o la galleta, secan las aguas, y el exceso de vino produce hemorragias.

Todo encierra cierto peligro para la mujer que va a dar a luz. El huevo hará que el niño nazca pegado a las membranas, el riñon provocará lunares. El hígado asegura hijos rubios, y la morcilla, negros. La ropa de la embarazada debe ser suelta, y la higiene, la normal. En verano se aconseja no exagerar el baño, que —se piensa— debilita a la criatura.

Desde el vientre de su madre, el niño ya pide cosas. Son los antojos, y el no satisfacerlos puede provocar la pérdida del niño o que éste nazca con la boca abierta o la representación, en su lengua, de lo deseado. Es el niño también, el culpable de muchos trastornos de su madre.

Si tiene mucho cabello, le producirá acidez (agries o ardor) a ésta. Cuando no le gusta una comida, la madre se ve obligada a vomitarla. A medida que se aproxima el parto, la comadrona ve aumentar su trabajo. Ante una pérdida de sangre, coloca la mano sobre el vientre de la embarazada y procura frenarla con esta oración:

Sangre, tente en ti como Cristo
se detuvo en sí.
Sangre, tente en las venas, como
Cristo se detuvo en la cena.
Sangre, tente en el cuerpo, como
Cristo se detuvo en el Huerto.

La señal de la Cruz, un Padrenuestro y un Ave María completan el ensalmo.
¿Y si no se detiene la hemorragia?
«Se llama al médico», respondió la partera empírica ante la pregunta de la investigadora.

Diversas maniobras se practican para mejorar la posición del feto, si éste «viene mal». Con sacudidas y las manos, acomodan el útero. Si el feto se presenta de nalgas, se pone a la embarazada con la cabeza hacia abajo, apoyando las manos en el suelo, mientras otra persona la sujeta con una faja por la cintura. Se sacude entonces el cuerpo de la mujer, para que el hijo se dé vuelta.

En ocasiones, el parto se demora, y hay que acelerarlo. Una imagen de San Ramón, protector de la maternidad, sobre el vientre, ayuda. O una vela invertida dedicada al mismo santo, bajo la cama. El chico nacerá antes o al apagarse la vela. Y son muy efectivas, se dice, las «medidas» de imágenes sagradas.

Se las toma sobre una cinta, que se atará luego al vientre de la embarazada, la Virgen de Itatí y la de los Remedios son buscadísimas por quienes quieren tomar sus medidas para utilizarlas mágicamente. La futura madre anda levantada hasta  el momento en que se rompe la bolsa u de las aguas, ya que así el niño nacerá más ligero.

Al rasgarse las membranas, la mujer se acuesta o sienta, para que el niño no se caiga. El parto sentado es el más frecuente y en ese sentido las parteras corre i tinas se han adelantado al sillón obstétrico que en algunas clínicas constituye la última novedad.

Por cierto que la embarazada campesina no tiene asiento tan cómodo, sino u banquito bajo o —mucho mejor— un calavera de caballo. Si no se consigue, es bueno por lo menos un írozi de ésta colocado bajo el asiento. La creencia se basa en la gran facilidad para parir que tienen las yeguas. El dolor es admitido como inevitable Dios así lo dispuso.

Apenas si puede tratarse de paliarlo prodigando un trato cariñoso a la parturienta y satisfaciendo todos sus deseos. Hay que darle todo lo que quiera comer o beber, «aunque sea un poquito». Ubicada en su asiento, la mujer se prepara para pujar. Apoya las rodillas en el suelo y se toma las piernas. Detrás de ella, alguien la sostiene por la cintura. La partera aguarda, lista.

Si la bolsa de aguas no se ha roto, un poco de sal fina caliente en el dedo o un grano de sal gruesa bastan para que, con un simple toque, se rasguen las membranas, tratando de evitar que el líquido amiótico llegue a los ojos de la partera, pues se supone que si esto sucede, quedará ciega. Nunca, eso sí, se realiza esta operación fuera del tiempo que la obstetricia oficial prescribe. No en balde la ciencia mayor es hija de la vieja empina, su a veces despreciada maestra.

El tacto se practica con las manos muy limpias y mojadas en aceite comestible. Este tiene la función de lubricar la -zona por donde saldrá el niño y la cabeza de éste, para que resbale más fácilmente. El cordón umbilical se corta de inmediato, salvo en zonas donde la partera trabaja «accionada» por el médico y su paciente esta acostada, donde se espera la expulsión de la placenta.

La comadrona ata un hilo a unos tres centímetros de distancia del niño, sobre el cordón. En el otro extremo de éste se ata una cinta que se sujeta a la pierna de la madre (la derecha si el recién nacido es varón, la izquierda si es mujer) para evitar que el cordón «vuelva adentro».

Es frecuente que la partera trabaje con su cigarro de hoja en los labios que, después del corte del cordón, usará para quemar su punta. Para lo mismo sirve una cuchara caliente. De esta forma, se practica una primitiva cauterización de la herida. Por cierto que la partera, para poder cortar el cordón, no tiene que haber, tenido relaciones ese día.

En tal caso, se piensa, actuaría como un veneno sobre el niño y a ese motivo se deben muchas infecciones y trastornos. Nuestra profesional tiene ayudantes, por lo general, vecinas. El padre, muy pocas veces, solo en caso extremo, pues el pudor hace que las mujeres nieguen toda participación al marido en el trance.

Berreando ya el crío, se espera o ayuda al «sobreparto», la expulsión de la placenta, o alumbramiento. Masajes en el vientre o los dedos en la garganta para provocar arcadas son algunos recursos para que la mujer contraiga los músculos abdominales y ayude a la expulsión. Para el mismo fin es bueno hacerle soplar en una botella.

También se buscan auxilios mágicos: poner sal en los puños de la puérpera, manteniéndolos a los costados del vientre; colocarle el sombrero del marido al revés; poner a la mujer al revés, con los pies en donde antes estaba su cabeza o recurrir, vela mediante, al auxilio de San Ramón.

La placenta en ocasiones se tira. Otras, se la entierra bajo la gotera del rancho, con el cordón hacia arriba, para que en el próximo parto no haya problemas.

Dos o tres días después, cicatrizados o saturados según los casos los posibles desgarros, la madre reinicia su vida normal. Si bien el cordón umbilical se ha roto, no por ello se ha separado totalmente de su hijo.

Cierta relación mágica los une, y las cosas que haga con su cuerpo pueden afectar al pequeño. Bañarse, por ejemplo. Si tuvo una nena podrá limpiarse sí, pero evitará el baño por treinta días, y por cuarenta si es varón. Los varoncitos, se dice, son mucho más delicados. Llega el momento de amamantar, y hay cocimientos o infusiones que ayudan a tener mucha leche, así como el «peinarse» los pechos, pasando un peine desde la base hacia el pezón. El agua, el alcohol, el aceite y la grasa intervienen en el cuidado de estos últimos, que no deben agrietarse.

¿Y el recién nacido? A veces lo bañan, otras le limpian solo la cabeza y le echan en los ojos una gotita de limón. Se lo entalca, y sobre el ombligo colocan un trozo de tela blanca empapado en alcohol que sujetan con el ombliguero.

En ciertos lugares, en lugar de talco se usa yerba mate tostada que, según mentas, evita que el pequeño sufra de los intestinos o se empache. Para prevenir la hernia, una vez caído el cordón, se sujeta una moneda de cobre envuelta en gasa sobre el ombligo. Si a la caída del cordón el ombligo no cicatrizara, lo mejor es espolvorearlo con … suifatiazol. ¡No solo de ensalmos vive la medicina popularl

Los gurises maman hasta grandes, y cada vez que lloran. A veces hasta con dos o tres años y aun después, pues se cree que la leche materna sienta bien como digestivo, después de las comidas. Su ropa es la corriente, con la infaltable faja para que no desarrollen demasiado vientre o se les arqueen las piernas.

Existen, además, otras precauciones. Llegado al mundo deberá enfrentar eso que todos temen, indios y criollos, argentinos o inmigrantes: el mal de ojo. De ahí el cordoncito rojo, y otra costumbre que tiene, además, la ventaja de asegurar al pequeño éxito con el sexo opuesto cuando llegue a grande.

Es el sahumerio de almohada, colchón y ropa de cama con el humo de un nidito de colibrí quemado al efecto. Las plumas de esa ave en la gorrita o las costuras de la ropa, tienen también efectos protectores.

Publicidades Gráficas Antiguas de Remedios              Vida del Sanador Riojano Pancho Ormeño

Fuente Consultada: La Medicina Popular – Tomo 87 – La Historia Popular