Los Remedios Mas Populares y Consumidos

Historia de la Farmacologia-Primeros Medicamentos Plantas Utilizadas

Historia de la Farmacologia-Los Primeros Medicamentos Plantas Utilizadas

Fármaco es un producto químico empleado en el tratamiento o prevención de enfermedades. La farmacología es la ciencia que estudia la acción y distribución de los fármacos en el cuerpo humano.

Los fármacos han sido utilizados desde la prehistoria; la primera relación de fármacos con instrucciones para su elaboración, o farmacopea, apareció en Nuremberg (Alemania) en 1546.

Los fármacos pueden elaborarse a partir de plantas, minerales, animales, o mediante síntesis.

Muchos medicamentos tradicionales se extraían de las plantas, como la aspirina, la digitalis, el cornezuelo de centeno, el opio, la quinina o la reserpina.

Entre los productos minerales que se utilizan como medicamentos están el ácido bórico, la sal de epsom y el yodo.

Los primeros balbuceos de la farmacología corrieron parejos con los inicios de la ciencia médica.

La preparación y dosificación de los fármacos era tradicional-mente competencia del profesional en medicina, el cual se servía muchas veces para ello de los conocimientos populares sobre la acción curativa de determinadas sustancias, generalmente de origen vegetal.

El paso hacia la sistematización de este «catálogo» de medicamentos (farmacopea) naturales, de su procedencia, modo de preparación del remedio y dosificaciones, sería un logro de la medicina egipcia —la primera de la que se conservan textos documentados—, pero proseguiría después con la helénica (Hipócrates, sobre todo) y alcanzaría su máxima expresión, ya en el siglo I, en la obra de Pedanio Dioscórides, médico griego alistado en el ejército romano en tiempos del emperador Nerón.

En su De Materia Medica, Dioscórides llegó a recopilar descripciones de cerca de seiscientas plantas con propiedades curativas, algunas inéditas hasta entonces y otras conocidas ya y empleadas en los diferentes países del Imperio romano por los que viajó.

La obra, traducida a otros idiomas, estuvo vigente durante siglos dentro del saber farmacológico, ya que ejerció un influjo decisivo en la botánica médica islámica y en la europea hasta bien entrado el siglo XVIII.

Historia de los Farmacos Pedanio Dioscórides

El médico griego Pedanio Dioscórides (h. 40-h. 90) sirvió en los ejércitos romanos y tuvo oportunidad de estudiar la vida de las plantas en amplias zonas del mundo mediterráneo.

Le interesaban sobre todo sus aplicaciones medicinales, y en su libro De materia medica describió casi seiscientas plantas y casi un millar de drogas.

Fue el primer trabajo importante de farmacología (de las palabras griegas que significan «estudio de las drogas»).

La aplicación médica directa de las sustancias vegetales fue práctica corriente hasta comienzos del siglo XIX, aunque bien es verdad que ya en «colaboración» con algunos minerales incorporados a las farmacopeas como resultado de la concepción química del tratamiento medicamentoso, una innovación de la medicina general introducida en el siglo XVI por el médico suizo Theophrastus Bombast von Hohenheim (1493-1541), más conocido por su sobrenombre de Paracelso. (Ver: Paracelso)

Historia de los Farmacos Paracelso

En realidad, la doctrina paracelsista, contrapuesta en el terreno de la farmacología a la tradicional hasta entonces, supuso el punto de partida remoto de los fármacos modernos, aun cuando su implantación definitiva no llegaría a materializarse hasta que la ciencia química alcanzó un grado de perfección suficiente como para estudiar las estructuras moleculares de las sustancias, y fue capaz de idear procesos para sintetizarlas en los laboratorios.

Mientras tanto, y a caballo del descubrimiento de América y de la exploración sistemática de todos los continentes, el volumen de nuevas sustancias vegetales y minerales con acción farmacológica conocida (opio, emetina, quinina, estricnina, curare, entre otras) se había incrementado extraordinariamente.

Los franceses Pierre Joseph Pelletier y Joseph Bienaimé Caveniou extraen por primera vez la quinina del árbol de la quina.

La quinina es el más fuerte de los cuatro alcaloides que se encuentran en los árboles del género Cinchona, de la familia de las Rubiáceas.

La corteza de la quina se venía usando en Europa desde principios del siglo XVII para curar la malaria.

quinina
Las primeras plantaciones de árbol de la quina las hicieron los holandeses en Java en 1852 o 1865. Los holandeses pagaron una pequeña cantidad por sacar de contrabando una libra de semillas de cinchona de Bolivia. En pocos años consiguieron grandes plantaciones y permitieron que los europeos pudieran colonizar el trópico.

A partir del siglo XIX el desarrollo de los fármacos persiguió el doble objetivo, interdependiente en sus experiencias y logros, de descubrir y aislar los principios químicos activos de las sustancias naturales y explorar, paralelamente, su mecanismo de acción en el organismo humano.

Hitos de este proceso combinado serían la determinación de los principios activos más importantes del opio (narceína, morfina, codeína, papaverina) y las investigaciones experimentales de Rudolf Buchheim (1820-1879) y de su discípulo Oswald Schmiedeberg (1838-1921).

Después, los químicos, preocupados por asegurar al máximo la acción de los remedios naturales y paliar muchos de sus efectos secundarios.

Lograrían obtener sustancias no presentes de forma espontánea en la naturaleza, dando origen así a la denominada quimioterapia sintética, base de la industria actual de los fármacos.

Los primeros de estos preparados químicos farmacológicos, como el ácido sa’licílico (sintetizado en 1894 y empleado como antirreumático) o el acetilsalicílico o aspirina (sintetizado en 1893 y empleado a partir de 1899), buscaban regular trastornos orgánicos funcionales.

En una segunda fase, el imparable desarrollo de los fármacos buscó obtener sustancias capaces de destruir los gérmenes de las enfermedades sin dañar al individuo.

aspirinas historia de los farmacso
Aspirina, compuesto químico sintético, ácido acetilsalicílico. Se elabora a partir del ácido salicílico obtenido de la corteza del sauce, utilizada, entre otros, por los antiguos griegos y los pueblos indígenas americanos para combatir la fiebre y el dolor.

Paul Ehrlich (1854-1915), con sus investigaciones sobre la acción terapéutica de los derivados del arsénico en colaboración con el microbiólogo Sahachiro Hata y el químico Bertheim (juntos lograron sintetizar un preparado —el salvarsán en 1909.

Bacteriólogo Paul Ehrlich (1854-1915)

Después, en 1914, el neosalvarsán— para la terapéutica de la sífilis), la aportación de Gerhard Domagk (1895-1964) con la introducción de las sulfamidas en terapéutica, y los trabajos de Howard W. Florey (1898-1968) y Ernst B. Chain (1906) para transformar en medicamento utilizable la acción bacteriostática del hongo penicilínico descubierto por Alexander Fleming (1881-1955), sentaron las bases definitivas de la moderna quimioterapia, en la que los fármacos son productos fabricados industrialmente conforme a las pautas que marcan los laboratorios químicos.

historia de los farmacos
La industria de los fármacos es actualmente uno de los sectores más activos de la industria química. Vemos el aspecto de un laboratorio de esterilización en una factoría de antibióticos.

La morfina fue identificada por primera vez por el farmacéutico alemán de Hanóver Friedrich Wilhelm Adam Setürner.

Setürner descubrió que lo que se aislaba era por primera vez un alcaloide, y así lo hizo constar en sus publicaciones de 1806, quedando para la historia como el primero en descubrirla, pero los cristales de morfina habían sido aislados anteriormente por los franceses Charles Derosne en 1803 y Armand Séguin en 1804.

morfina historia de la farmacologia
El Opio es un narcótico que procede de la desecación del jugo de las cápsulas verdes de la amapola del opio. Se cultiva en Turquia y la India. La morfina, que durante mucho tiempo ha sido utilizado como el analgésico más importante en la práctica médica, aunque en la actualidad se dispone de sustitutos sintéticos como la petidina.

Este último la llamó morphium en honor de Morfeo, dios griego del sueño.

Bernard Courtois describió sus propiedades soporíferas y calmantes cinco años después.

Hasta 1995, sin embargo, no será aceptada por primera vez en Francia como remedio contra el dolor producido por el cáncer, el sida u otras enfermedades.

LA MEDICINA CIENTÍFICA

La gran revolución en los remedios en materia terapéutica ha sido la descripción del mecanismo de acción de los distintos medicamentos en el organismo, a partir del siglo XIX, cuando comenzaron a aplicarse los progresos de la microbiología a la investigación médica.

En primer lugar, se descubrieron y aislaron los principios químicos activos de los medicamentos naturales y, en un segundo estadio, se pasó a la quimioterapia sintética, es decir, la producción de sustancias químicas no existentes en la naturaleza de forma espontánea, pero muy provechosos en la lucha contra los agentes patógenos que producen la enfermedad.

Así se han conseguido sustancias como el ácido acetilsalicílico, o aspirina (1899), las sulfamidas (1935) —muy eficaces contra las infecciones— y la penicilina (1940), con lo que se abrió el camino de los antibióticos, las mejores armas contra las enfermedades infecciosas.

historia de la farmacologia

Además, se pusieron a punto distintas vacunas, que han permitido un gran desarrollo en la medicina preventiva.

Pero no sólo han sido espectaculares los avances en el campo de la química, sino que los principios de la física han servido para la exploración del organismo y para la curación del enfermo.

Entre los instrumentos diagnósticos, contamos con los Rayos X (1895) —que abrieron además el camino de la radioterapia—,los electrocardiógrafos, los isótopos radioactivos para los tumores, las tomografías torácicas, los scanners, que realizan la tomografías axiales computerizadas, y las ecografías.

Además, contamos con los métodos «quirúrgicos» del cateterismo, o sonda introducida por los vasos sanguíneos, y la endoscopia.

A todo ello debemos añadir los avances en la cirugía y en la asistencia de las funciones vitales, que encontramos en todas las unidades de cuidados intensivos.

Con ello se ha conseguido mejorar notablemente la asistencia sanitaria.

LAS VACUNAS: Una vacuna es un preparado que contiene una dosis de la misma enfermedad que se quiere combatir.

Se dice que los chinos hicieron algo parecido en torno a 200 a.C. con la viruela, aspirando las pústulas que producía esta enfermedad reducidas a polvo.

En 1718, la escritora inglesa Lady Mary Wortley Montagu, esposa del embajador británico en Constantinopla, que sufrió los acosos de la viruela y había perdido a su hermano por esta causa, descubrió que los turcos se la inoculaban para combatirla, e hizo lo mismo con su hijo, pero encontró numerosos prejuicios contra esta práctica en su país y abandonó la idea.

En Europa no quisieron hacerle caso por considerar esta práctica una barbaridad.

Sin embargo, ochenta años después, el médico inglés Edward Jenner realiza la primera inoculación de una vacuna contra la viruela.

Jenner edward  la vacunas
Edward Jenner (1749-1823), médico británico que descubrió la vacuna contra la viruela y allanó el terreno para la aparición de la inmunología.La vacuna suele consistir en dosis muy pequeñas del propio agente (forma inactiva o atenuada) que origina la enfermedad, por lo que provoca la creación de anticuerpos que permanecen en el organismo y lo protegen en el caso de futuros contagios.

Jenner, que llevaba trabajando en los gérmenes de la viruela desde 1771, descubrió que quienes habían sufrido una variante de la enfermedad conocida como viruela vacuna, especialmente las ordeñadoras de vacas, que estaban en contacto con ellas, no sufrían la enfermedad.

El 14 de mayo de 1796 extrajo pus de una pústula de la ordeñadora Sarah Nelmes y se la inoculó a James Phipps, de 8 años.

El niño sufrió una leve acometida de la enfermedad que se curó sin problemas, y cuando se le inoculó la viruela el 1 de julio, ya no le afectó.

Este descubrimiento se extendió rápidamente por toda Europa con tanto éxito que Napoleón hizo vacunar a su ejército en 1805. (VER: Historia de la Vacuna)

Fuentes Consultadas:
El Estallido Cientifico Trevor I. Williams Editorial Aguilar
Historia de los Invetos Tomo I Editorial Salvat
Historia y Cronologia de los Inventos y Descubrimientos de Isaac Asimov Editorial Ariel

Consejos Para Mejorar la Salud ySugerencias la Alimentacion Sana

Consejos Para Mejorar la Salud y Alimentación Sana

Aprender a comer, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Los animales irracionales se alimentan guiados por el instinto. Su dieta se compone de un número de alimentos limitado, y eso les obliga a vivir en áreas o situaciones ecológicas que les permitan obtener esos alimentos.

Sin embargo, se mantienen con una dieta cualitativa y cuantitativamente adecuada y, salvo en raras circunstancias, no sufren problemas nutricionales.

El hombre, en cambio, aunque ha sabido adaptarse a dietas sumamente variadas (es el más omnívoro de los animales) y ha podido así poblar todo el mundo y vivir en situaciones ecológicas muy diversas, no se alimenta bien por instinto, sino que debe aprender a comer.

Este aprendizaje, transmitido de generación a generación en forma de tradición, reemplaza en el hombre al instinto.

Las prácticas y hábitos alimentarios forman así una parte importante de la cultura de los pueblos. Además de las funciones sociales y de identificación cultural que estas prácticas cumplen, transmiten conocimientos y experiencias seculares que permiten a las poblaciones adaptarse a las condiciones ecológicas de su región.

En épocas recientes, sin embargo, los rápidos cambios sociales y económicos han ejercido una fuerte influencia en las costumbres alimentarias.

Esto ha ocurrido tanto en los países industrializados como en los países en vías de desarrollo, aunque no necesariamente en la misma dirección.

Algunos de los cambios resultantes en las prácticas alimentarias son positivos o favorables para la salud, pero otros no lo son.

En todo caso, estas influencias sociales, económicas y culturales debilitan o impiden seguir las prácticas tradicionales y obligan aún más a toda persona a saber cómo alimentarse bien.

TIPS PARA UNA BUENA ALIMENTACIÓN

tips para una buena alimentacion

Entre los principales factores que están modificando las prácticas alimentarias —en particular en los países industrializados— figuran los siguientes:

a) mejora en el nivel de vida de grandes sectores de la población que, unida a una abundante disponibilidad de alimentos, favorece la sobrealimentación;

b) disponibilidad, gracias a mejores sistemas de transporte y conservación, de una variedad mucho mayor de alimentos, incluyendo alimentos foráneos antes no conocidos o alimentos fuera de estación;

c) disponibilidad de una enorme variedad de alimentos procesados, muchos de los cuales son ventajosos desde el punto de vista económico o de la salud en comparación con los productos naturales, pero otros no;

d) desarrollo de los sistemas de comunicación de masas (prensa, radio, televisión) y su uso para propaganda de productos alimenticios, que pueden confundir o desorientar a los consumidores;

e) nuevas estructuras sociales, con menor influencia de la familia y de la tradición en las prácticas de comportamiento, incluyendo las de alimentación;

f) cambios de las formas de vida, con mayor tendencia al sedentarismo, que modifican las necesidades nutricionales.

alimentos sanos verduras y frutas

Los alimentos sanos sugeridos: verduras y frutas

Estos cambios, entre otros, contribuyen a explicar un interesante fenómeno: aunque en los países industrializados se ha logrado en general eliminar los problemas nutricionales asociados a la pobreza, los problemas que han aparecido o que se han agravado no son menos importantes.

En efecto, las prácticas alimentarias figuran entre las causas de los principales problemas de salud que sufren actualmente las poblaciones de los países industrializados, tales como la obesidad, la diabetes, la arteriesclerosis, la hipertensión y ciertas formas de cáncer.

Alimentarse bien es definitivamente la mejor base para una vida sana, placentera y productiva.

La ciencia de la nutrición ha hecho grandes progresos en las últimas décadas, pero su aplicación a la práctica cotidiana de la gente ha sido menos espectacular que la de otras ciencias de la salud.

En parte, esto se debe a que esa aplicación depende del comportamiento individual y presupone conocimientos que frecuentemente la población no posee.

Los alimentos y la salud. OMS. Biblioteca Científica Salvat

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

LISTA DE CONSEJOS

1. Necesidades calóricas diarias

¿Cuánta comida consume por día? : En el ser humano existe un gasto continuo de energía para producir calor y movimiento y se requiere un continuo abastecimiento de combustible. En reposo absoluto (metabolismo basal) el consumo calórico es mínimo, mientras que éste aumenta proporcionalmente a la actividad física (gasto energético).

Las necesidades calóricas son la suma del metabolismo energético basal y del consumo de cualquier otra forma de energía, y quedan satisfechas por la cantidad y calidad de los alimentos ingeridos en 24 horas.

En un mundo perfecto, uno comería sólo lo suficiente para proveer el combustible que requiere nuestro cuerpo. Pero en realidad muchos de nosotros ingerimos entre cien y mil calorías más de las que necesitamos por día.

Una porción extra de queso por allá, un segundo plato de carne, un paquete de papas fritas —sólo por esta vez—, todo aporta al aumento de peso, y tener sobrepeso es una de las peores cosas que uno puede hacer por su corazón.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo de la Fundación Cardiológica Argentina (FAC), por lo menos una de cada dos personas incrementa su riesgo cardiovascular con la alimentación: el 49 por ciento de la población tiene sobre-peso y/u obesidad, el 45 por ciento agrega sal a las comidas, y el 35 por ciento consume pocas frutas y verduras, lo que predispone a afecciones como diabetes, hipertensión arterial y colesterol alto.

La Encuesta brinda también algunos lineamientos que pueden ayudarlo a comprender cuál es el riesgo que una alimentación excesivamente calórica puede ocasionar:

• La ingesta inadecuada de frutas y verduras ocasiona el 31 por ciento de la enfermedad coronaria y 11 por ciento de la enfermedad cerebrovascular.

• La alta ingesta de grasas saturadas y trans se encuentra asociada con un aumento de eventos cardiovasculares, mientras que el aumento de consumo de grasas poliinsaturadas puede prevenirlos.

Pocas personas saben exactamente la cantidad de calorías que necesitan por día, pero usted puede calcular esa cifra multiplicando el número de kilos que pesa por alrededor de 28 a 33, según cuán activo sea.

La mayoría de las mujeres necesita ingerir unas 2.000 calorías por día para mantenerse sanas, y los hombres, unas 2.550. Eso equivale aproximadamente a 300 a 400 calorías para el desayuno, 500 a 600 para el almuerzo, 600 a 700 para la cena, y dos o tres tentempiés de unas 100 a 200 calorías cada uno.

Pero contar obsesivamente las calorías no es la mejor manera de adecuar su consumo de comida a las necesidades energéticas de su cuerpo, porque, además, es realmente difícil saber con exactitud cuántas calorías puede tener un alimento procesado.

Y, según el médico nutricionista Alberto Cormillot, de contarlas sólo sería factible y confiable hacerlo con una balanza en la mano que permita comprobar las calorías de cada uno.

De todas maneras, es mucho mejor cambiar el tipo de alimento que se ingiere.

Es casi imposible consumir demasiadas calorías si se eligen las frutas y verduras, además de incorporar una buena cantidad de vitaminas, minerales, antioxidantes, entre otros nutrientes para la salud coronaria.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

2. El tamaño de la cintura

La obesidad consiste en una acumulación excesiva de grasa en el organismo, incrementándose el riesgo de padecer algunas enfermedades y el riesgo de muerte. Esta grasa se puede acumular preferentemente en el abdomen, como ocurre en el varón (obesidad con forma de manzana), o en las caderas y nalgas (obesidad en forma de pera).

Un nuevo estudio acaba de confirmar la relación entre la medida de la cintura, y la proporción entre ésta y la cadera (una cifra que se obtiene de dividir la primera entre la segunda), y el riesgo de padecer enfermedad coronaria.

Busque un metro, líelo a la cintura y apunte, porque los datos aportados por el trabajo son así de concluyentes: las mujeres que tengan una cintura cuya medida esté en 80 centímetros multiplican por dos el riesgo de padecer del corazón en comparación con las que tienen un talle de avispa.

De todas las formas posibles de medir si su peso está afectando su salud coronaria, el tamaño de su cintura es una de las mejores.

Una medida aún más precisa es la proporción entre el tamaño de su cintura y el de sus caderas (se calcula dividiendo la circunferencia de la cintura en su punto más angosto por la circunferencia de las caderas en su punto más amplio).

Una proporción de más de 90 cm. en los hombres o de 85 cm. en las mujeres indica obesidad y podría ser señal de síndrome metabólico, un grupo de factores de riesgo que puede acompañar la enfermedad coronaria.

e los dos tipos de sobrepeso posibles, el que se advierte en la relación cintura-cadera es el más peligroso.

Es lo que los nutricionistas denominan popularmente como “cuerpo en forma de pera” o “cuerpo en forma de manzana”, el segundo es el más riesgoso. Porque las células grasas no son solamente vehículos de almacenamiento para las calorías que su cuerpo no puede quemar.

Cuando la grasa corporal se acumula en su abdomen, las células grasas liberan químicos inflamatorios y desequilibran los niveles de proteínas encargadas de controlar el apetito.

El resultado es que el riesgo de sufrir un ataque al corazón aumenta en la medida en que esa inflamación empeora la aterosclerosis.

Además, el riesgo de desarrollar resistencia a la insulina y síndrome metabólico crece porque las sustancias inflamatorias interfieren con el funcionamiento de las células del hígado y los músculos.

Mientras tanto, el sistema de supresión natural del apetito se trastoca, lle½ndolo a comer de más y seguir incrementando la grasa abdominal.

Para medir su cintura pase mi metro alrededor de su abdomen, a la altura —o cerca— de su ombligo. Manténgalo ceñido pero no ajustado, y no entre la panza. Para las mujeres, los riesgos para la salud empiezan a volverse más significativos con una cintura de más de 88 centímetros.

Para los hombres, con una medida de más de 102 centímetros. Mídase cada

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

3. El colesterol cuenta

El colesterol no es otra cosa que un tipo de grasa, un lípido que participa en muchos procesos fisiológicos importantes como el celular, el digestivo y en la sintetización de hormonas, entre otras funciones.

Nuestro hígado es capaz de producir el colesterol necesario para el organismo. Sin embargo, a través de la alimentación, podemos recibir una cantidad adicional de esta sustancia que, en muchas ocasiones, es perjudicial para la salud, sobre todo para el corazón.

El origen de su aumento en sangre viene derivado, principalmente, del incremento de las grasas insaturadas en la dieta, procedentes de alimentos con materia grasa.

El colesterol es transportado por lipoproteínas, entre las que se encuentra la lipoproteína de baja densidad (LDL) y la lipoproteína de alta densidad (HDL).

El colesterol compone las membranas celulares, estabiliza las células (en particular las neuronas y los nervios), forma hormonas, como los estrógenos y la testosterona, y es precursor de la vitamina D.

Por encima de 200 mg/dl (sumatoria del colesterol bueno y el malo), se está en riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Las personas con hipercolesterolemia tienen tres veces más riesgo de padecer un infarto que quienes mantienen los valores dentro de los parámetros establecidos. Este factor de riesgo origina el 33 por ciento de las enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte en el mundo.

Es importante conocer su cifra de colesterol total pero también sus niveles de colesterol LDL (el malo) y HDL (se lo llama “bueno” porque éste ayuda a recolectar el colesterol malo y a prevenir infartos).

Cuando visite a su médico con los resultados de sus análisis, en el informe del laboratorio pueden estar discriminados estos dos tipos de colesterol y quizá también le hayan dado la proporción entre su colesterol total y el HDL (TC:HDL).

Der ser así, solicite los resultados de ambos tipos de colesterol, de la proporción, y anótelos en su agenda.

Propóngase tener un colesterol total menor a 200 miligramos por de cilitro, y un nivel de colesterol LDL cercano a los 100 mg/dl. “Estas cantidades dependen de diversas variables —explica Ricardo Iglesias, presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología—.

En el caso de una persona que tuvo un evento cardíaco, la cantidad no debe superar los 70 mg/dl”. Por otro lado, un nivel saludable de colesterol HDL es de 45 mg/dl en una persona sana, y de 50 mg/dl cuando hubo problemas cardíacos.

“Estas cifras tienden a bajar en todo el mundo. El hombre antiguo tenía un colesterol total de 140, mientras que en la sociedad moderna la media ronda los 208”, comenta Iglesias. Es decir que cuanto menos colesterol total, mejor; y cuanto más alto sea el HDL y más bajo sea el LDL, también.

Para prevenir enfermedades cardiovasculares, evite el consumo de grasas animales (contenidas fundamentalmente en las carnes rojas). La grasa saturada, en general, incrementa los niveles de colesterol LDL.

Con el fin de disminuir el colesterol, consuma carnes magras y prefiera los lácteos descremados. También debe limitarse al máximo la ingesta de grasas trans o aceites hidrogenados, que no sólo incrementan el colesterol LDL, sino que además reducen el HDL. Gran cantidad de golosinas, panificados y galletitas en el mercado poseen aún grasas trans.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

4. Presión sanguínea

Es una medición de la fuerza que se aplica sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo. La presión está determinada por la fuerza y el volumen de sangre bombeada, así como por el tamaño y la flexibilidad de las arterias.

La presión arterial cambia continuamente dependiendo de la actividad, la temperatura, la dieta, el estado emocional, la postura, el estado físico y los medicamentos que se administren.

La presión sanguínea (PS) —la fuerza con la que la sangre impacta contra las paredes de las arterias— R2 aumenta y decae naturalmente a lo largo del día. Cuando permanece elevada, se considera que existe hipertensión (PS alta), y esto conlleva un mayor riesgo de ateroesclerosis, enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular.

El consumo de sodio (presente en la sal de mesa y en gran cantidad de alimentos preparados y de conserva) es uno de los principales causantes del aumento de la presión arterial, y se ha relacionado directamente con la ocurrencia de eventos cardiovasculares.

Un valor de 140/90 (mm Hg) o más es considerado presión alta. Si es de entre 120/80 y 139/89 mm Hg, puede estar en situación de riesgo de todos modos y debiera tomar medidas para prevenir la hipertensión. Comer frutas y verduras altas en potasio podría ayudarlo.

Pídale a su médico que le tome la presión arterial en cada visita y pregúntele con qué frecuencia debe medírsela.

Los chequeos de presión arterial frecuentes ayudarán a detectar un problema potencial en forma precoz. También puede comprar un tensiómetro pero los chequeos caseros nunca deben reemplazar los controles médicos.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

5. Niveles de Triglícéridos

Se trata de un tipo de grasas que, del mismo modo que el colesterol, se mueve a través del riego sanguíneo gracias a las lipoproteínas en la sangre. Los triglicéridos nutren de energía a las células de los músculos.

Un nivel alto de triglicéridos se asocia con poca cantidad de colesterol ‘bueno’ en sangre, hipertensión arterial y obesidad.

Tener el colesterol alto suele provocar problemas más graves de salud si además existe hipertensión arterial. Ambas patologías constituyen las principales fuentes del incremento de la arteriosclerosis en el organismo.

Los triglicéridos se forman con las grasas y los carbohidratos que comemos, que se convierten en una sustancia almacenable en las células grasas. Los triglicéridos también son liberados por los tejidos grasos

cuando el cuerpo necesita energía extra en medio de las comidas. Es normal tener algunos triglicéridos en el torrente sanguíneo, pero los niveles altos se han asociado con la enfermedad coronaria, especialmente en las mujeres.

Si usted tiene triglicéridos altos y el colesterol HDL bajo, el riesgo de desarrollar resistencia a la insulina y síndrome metabólico se incrementa. Los niveles normales son cifras menores de 200 mg/dl; mientras que niveles de 200 a 400mg/dl son considerados en el límite superior o border line.

Los que se ubican entre los 400 a 1.000 mg/dl se tienen por “elevados” y más de 1.000 mg/dl, “muy elevados

Un chequeo de triglicéridos normalmente se hace con la misma muestra de sangre que se utiliza para el test de colesterol. Su médico le aconsejará con cuánta frecuencia analizarse el nivel de triglicéridos. Los chequeos frecuentes son un sistema de alerta temprana importante para su corazón.

6-El pulso matutino

La medición del pulso puede proporcionar información importante acerca de su salud y cualquier desviación de la frecuencia cardíaca normal puede ser indicio de una afección médica.

El pulso rápido puede ser un signo de la presencia de una infección o deshidratación. En situaciones de emergencia, la frecuencia del pulso puede ayudar a determinar si el corazón del paciente está bombeando.

La medición del pulso tiene también otros usos. Durante el ejercicio o inmediatamente después, la frecuencia del pulso puede suministrar información sobre el estado atlético y su salud.

El pulso es la cantidad de veces que su corazón bombea en un minuto. Si se toma su pulso en descanso con frecuencia, al momento de despertarse, podrá determinar si su régimen de ejercicios está fortaleciendo su corazón. Por ejemplo, un pulso normal en descanso es de 60 a 90 latidos por minuto.

Para la frecuencia cardíaca en reposo:

* Recién nacidos: de 100 a 160 latidos por minuto
* Niños de 1 a 10 años: de 70 a 120 latidos por minuto
* Niños de más de 10 años y adultos (incluyendo ancianos): de 60 a 100 latidos por minuto
* Atletas bien entrenados: de 40 a 60 latidos por minuto


Las personas en buena condición física tienden a tener ritmos cardíacos en descanso más bajos porque los músculos de su corazón están también en forma. Pero si usted no se ejercita regularmente y su pulso cardíaco es menor de lo normal, avise a su médico: podría ser un síntoma de enfermedad coronaria. Necesitará un reloj con segundero para poder controlarse.

El pulso se mide mejor en la muñeca o en el cuello, donde una arteria corre muy cerca de la superficie de la piel.

Apoye sus dedos índice y medio sobre el dorso de la muñeca opuesta. Presione firmemente con las yemas de los dedos hasta sentir el pulso.

Para encontrar el pulso en el cuello, busque a cualquiera de los dos lados de la nuez de Adán: simplemente presione sus dedos en los espacios cóncavos que se forman a los costados de su esófago.

Una vez que encontró su pulso, cuente los latidos durante 15 segundos y multiplíquelo por cuatro. Esto le dará su pulso en latidos por minuto.

Una vez por mes tome su pulso a la mañana antes de levantarse. Para evaluar si su programa de ejercicios está funcionando, tome su pulso máximo justo después de ejercitarse, y anote cuánto tiempo le lleva volver a su pulso en situación de descanso: ese intervalo de tiempo debiera reducirse a medida que usted se pone en forma.

Sabrá que su programa de ejercicios está fortaleciendo su corazón si su ritmo cardíaco gradualmente se ubica dentro del rango saludable.

Ver: Sugerencias y Tips Para Una Vida Sana y Longeva

Claves Para Cuidar el Cuerpo Mantenerse Sano Cuerpo Joven y Bello

Claves Para Cuidar el Cuerpo y Mantenerse Sano y  Joven

CONSEJOS NATURALES PARA MANTENERSE SANO Y JOVEN

No se trata de jugar a detener el tiempo. Sabemos que eso es imposible. Se trata de cumplir con ciertas rutinas sencillas, que definen un estilo de vida que nos ayudará a vivir mucho mejor y por más tiempo.
naturalmente.

1-Que su dieta sea variada, abunde en vegetales y frutas, no tenga demasiadas calorías ni alimentos producidos industrialmente. Satisfaga a su paladar y al mismo tiempo cuide su figura.

2-Dígale no a los azúcares refinado , a los ritos y al exceso de carne. Mejor aún; vaya a un nutricionista y que le arme una dieta a su medida.

3-Coma en familia, sin mirar la tele, sin discutir, sin apurarse. Piense que cada comida es irrepetible y que es parte esencial de su bienestar.

4-Recuerde, alimentos son el envejecimiento, Los que contienen antioxidantes, como las nueces, el ajo, los cítricos y las uvas.

5-Mantenga su cuerpo en forma, Tanto en su aspecto aeróbico (salga a correr o caminar 3 veces por semana), como en su flexibilidad (pruebe el yoga) y en su tono muscular. Se sentirá más fuerte, se cansará menos. Y lo mirarán más.

6-Elija una actividad o deporte. Seguro hallará alguna que parezca hecha a su medida, No se rinda si la primera que probó le resultó aburrida. Hay que darles tiempo a las endorfinas para que actúen.

7-Cuide su postura: En el trabajo, en casa al mirar la tele, en todo momento. Mírese en el espejo y fíjese cómo se sienta, cómo se para, cómo se acuesta. Con los años, una mala postura pasa facturas carísimas.

8- El y debe ser ejercitado. Aprenda otro idioma, haga meditación, tome un posgrado. Haga crucigramas.

9-Respire El cuerpo lo hace automáticamente, pero cuanta más conciencia tome sobre su propia respiración, más ganará en salud física y mental.

10- Proteja su Piel, Comiendo sano, dejando de fumar, tomando sol en su medida justa, usando productos buenos de belleza. Verse bien también ayuda a sentirse bien. Parece superficial, pero no lo es.

11- Realice los exámenes periódicos de acuerdo  su edad. Vaya al clínico, al cardiólogo, al dentista, al dermatólogo. No sólo para prevenir, sino porque todo lo que sea detectado tempranamente será más fácil de curar.

12- Baje el estrés el Duerma las horas que necesita y merece, hágase problemas sólo por aquello que vale la pena, y concédase gustos. Una vida estresada no es una buena vida.

13-Cuidado con los malos hábitos Ninguno de ellos ayuda a vivir mejor. Ni el  exceso de alcohol, ni el tabaco ni cualquier clase de droga, es la salida a ningún problema. Busque ayuda.

14-Cultive sus Un abrazo y un beso pueden hacer más por su salud que una tonelada de remedios. Sentirse querido es, probablemente, la mejor receta para una vida sana.

15- El sexo es salud. Practicado con los cuidados físicos y emocionales que corresponde, ayuda a la persona a sentirse plena, realizada y acompañada, SI tiene problemas, háblelo con su pareja o con un profesional, pero no tenga vergüenza.

Ver: Sugerencias y Tips Para Una Vida Sana y Longeva

1-REPARE SU GENES

Segun estudios realizados con geme los idénticos, la longevidad depende 25 por ciento de la herencia genética y 75 por ciento de la conducta y el estilO de vida. No se trata de qué genes usted tiene, sino de cómo los regula.

Su función es fabricar proteínas, pero que un gen específico se encuentre activo es algo que está bajo su control, al menos en parte.
¿Cómo puede manipular sus genes?.

Una manera es reconstruir sus cromosomas, cuyos extremos, llamados telómeros, están constituidos por subunidades de nucleótidos; imaginelos como las puntas de plástico de los cordones de las zapatillas.

Cada vez que una célula se divide, los telómeros se acortan un poco, tal como se desgastan las puntas de los cordones con el uso. Al desaparecer esa cubierta protectora, el ADN se vuelve inestable y más difícil de usar.

Es por eso que las células dejan de dividirse y de reponer las que pierde el cuerpo. Cuando ya no es útil, la célula se suicida (apoptosis), lo que contribuye a la aparición de males vinculados a la edad.

Pero el cuerpo produce una proteína llamada telomerasa que rellena y reconstruye las puntas de los cromosomas para mantener sanas a las células y al individuo; sin embargo, muchas células carecen de telomerasa porque su duplicación tiene un límite, lo cual restringe la calidad de la reposición celular en todo el organismo.

Control de daños: La cantidad de telomerasa depende de los genes, pero ahora sabemos que podemos influir en el tamaño de los telómeros.

Según algunos estudios, por ejemplo, las madres de chicos que sufren enfermedades crónicas tienen telómeros cortos, lo que indica que el estrés crónico influye mucho en cómo se dividen o dejan de dividirse las células.

Si reduce el estrés, aumenta las probabilidades de que los telómeros se reconstruyan, y disminuye el riesgo de que las células mueran y surjan trastornos vinculados al envejecimiento.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

2-RENUEVE ENERGÍAS

¿De dónde saca energía el cuerpo?. De los cientos de mitocondrias de las células, que transforman en energía los nutrientes de los alimentos para que el cuerpo realice todas sus tareas.

Estos motores del metabolismo son la base de una de las principales teorías sobre el envejecimiento.

El problema es que cuando las mitocondrias convierten la comida en energía producen radicales libres de oxígeno, moléculas que, al acumularse, causan una inflamación peligrosa en toda la célula, incluidas las mitocondrias.

Éstas son algo así como las fuentes de energía del cuerpo. Al igual que una fábrica antigua, las mitocondrias envejecidas vierten desechos en su entorno, lo que dalia las células y provoca enfermedades.

Cuando el cuerpo consume el oxígeno y la glucosa en forma ineficiente, se producen daños mitocondriales en el corazón.

Estos daños también están relacionados con la diabetes y algunos trastornos cerebrales, y podrían dar origen a ciertos tipos de cáncer, pues a mayor daño por oxidación, mayores estragos en el ADN. Al duplicarse una y otra vez, el ADN dañado puede convertirse en cáncer

Control de daños: Aunque estas batallas ocurren dentro de las células y parecen ser incontrolables, tenemos cierto poder sobre nuestro funciona-intento celular.

Una de las mejores medidas es consumir muchos alimentos que contengan fiavonoides y carotenoides, que son antioxidantes potentes.

Estas sustancias, que se encuentran en alimentos como la uva roja (y el vino tinto), los arándanos, el tomate, la granada y la cebolla, neutralizan los radicales libres y disminuyen la inflamación.

Ingerir menos calorías también puede ayudar, ya que el metabolismo cambia y se producen menos radicales libres.

La aspirina es m útil, pues funciona como una brigada contra incendios que “sofoca’ la inflamación.

Consulte a su médico sobre la conveniencia de tomar este fármaco con frecuencia. Si es hombre y tiene más de 35 años, o mujer de más de 40, quizá le aconseje tomar a diario la mitad de una aspirina para adultos, o dos para niños (162 Miligramos en total)

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

3-LAS CELULAS MADRES

Las células madre reparan los tejidos dañados y cumplen una función clave en la forma en que nos recuperamos del estrés, pero con la edad las vamos perdiendo y nos hacemos vulnerables a los males que éste causa.

En todas las etapas de la vida, el cuerpo reacciona ante los daños activando las células madre. Éstas reparan, por ejemplo, los daños pulmonares de los fumadores, y curan la piel quemada por el sol.

Pero cuantas más células madre se trasladan a los tejidos para hacer arreglos (por inflamación, exceso de grasa saturada, abuso de alcohol, etc.), mayores son las probabilidades de que algo salga mal; en otras palabras, cuanto más se necesitan estas células, más se reproducen, y cuanto más se reproducen, mayor el riesgo de que muten en células tumorales o cancerosas.

Control de daños: Utilizar sus preciosas células madre para reparar daños prevenibles como quemaduras de sol o lesiones pulmonares por fumar es un desperdicio.

Recuerde que el estrés puede causar el acortamiento de los telómeros, y que si las células madre se reproducen con demasiada velocidad, se vuelven menos capaces de acudir a reparar tejidos en la cantidad necesaria.

Un buen control del estrés ayuda a reducir los daños de estas células. Además de practicar la respiración profunda, pruebe estas medidas:

• Humedézcase los labios. Respire, pase la lengua por sus labios y expulse el aire lentamente. El aire fresco lo ayudará a relajarse y a bajar el ritmo.

e ReLájese. En la mandíbula se acumula mucha tensión. Apriete suavemente un corcho con los dientes para relajarla.

• Pase más tiempo con Los amigos. charle, juegue o pase un día al aire libre con sus amigos. Además de divertido, es un remedio para la mente.

• Cuide su cintura. La grasa abdominal se suma al estrés y causa inflamación. El mesenterio, repliegue del peritoneo que une el intestino con la pared abdominal, absorbe hormonas del estrés, de modo que acumula más grasa en esa zona cuando está extenuado.

El grosor de su cintura es indicador de cómo lucha contra el estrés: debe medir menos de la mitad de su estatura (por ejemplo, si mide 1,70, su cintura debe medir menos de 85 centímetros).

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

4-SISTEMA INMUNITARIO

Todos sabemos bien lo destructivo que puede ser un virus informático. Es una pena que no podamos ponernos un antivirus. Interactuamos con toda clase de bacterias, virus, hongos y otros invasores que nos hacen vulnerables a resfríos, infecciones y enfermedades graves.

Con la edad, el sistema inmunitario se debilita y nos hace aún más endebles.

Uno de los secretos para controlar la respuesta inmunitaria es el nervio vago, que funciona como canal de comunicación rápida entre el cerebro y los demás órganos, donde se libra una batalla continua contra los microbios.

Controlar el nervio vago es posible con la fuerza de la voluntad.
Sirva de ejemplo una prueba que deben superar los monjes tibetanos:
dentro de un cuarto helado, tienen que generar suficiente calor corporal con la mente para hacer que se seque una manta húmeda y fría que les ponen sobre los hombros.

Lo logran gracias al nervio vago, que envía mensajes a los órganos y transmite la respuesta al cerebro.

Se trata del principal mecanismo del cerebro para vigilar el funcionamiento del cuerpo. Por medio de la meditación, los monjes convencen a su cuerpo de que siente calor en lugar de frío.

Control de daños: No queremos decir que el poder de la mente puede curar una faringitis, pero manipular la comunicación entre el cerebro y los demás órganos puede ayudarnos a combatir la inflamación y las amenazas inmunitarias que aceleran el envejecimiento.

Hemos empezado a comprender que la meditación (o el control mental del nervio vago, corno preferimos llamarla) puede influir positivamente en el sistema inmunitario y el envejecimiento.

Se piensa que el Chi Kung, técnica china que combina la meditación con el ejercicio físico, activa el nervio vago.

Y consumir ciertas grasas saludables (de alimentos como la palta, las nueces y los aceites de oliva, linaza y pescado) estimula la producción de la hormona colecisto quinina, la cual facilita las funciones de ese nervio.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

5-LA CAIDA DEL CABELLO

La calda de cabello, la flacidez de la piel y el crujir de articulaciones son señales comunes de envejecimiento. Pero ¿sabía que el azúcar tiene que ver con estos signos?

El proceso se llama glucosilación, y ocurre cuando las moléculas de glucosa que flotan en la sangre se adhieren a moléculas proteicas, lo que merma su eficacia y causa inflamación.

Normalmente, la glucosa provee de energía a las células, pero cuando se desarrolla resistencia a la insulina (por diabetes tipo 2 o por sobrepeso), ésta no absorbe con eficacia la glucosa y la deja en la sangre, lo que afecta las proteínas.

La glucosa es como la lluvia ácida: daña todo lo que toca. Así que para reparar los daños causados en la pared interior de las arterias, el organismo las recubre con colesterol malo y triglicéridos. Como consecuencia, se hacen más gruesas, menos elásticas y menos capaces de soportar el bombeo de sangre, lo que aumenta mucho la presión arterial.

La glucosa también provoca que el colágeno de la piel y las articulaciones pierda elasticidad, lo que con el tiempo produce arrugas, trastornos articulares y artritis.
Control de daños: Reducir el consumo de azúcar es un buen principio, y ya sabe lo que eso significa: comer más frutas, verduras y carbohidratos complejos provenientes de cereales enteros, y menos azúcares simples y alimentos procesados.

Mantenga bajo control la presión arterial caminando 30 minutos por día, todos los días, y trate de comer 10 cucharadas de salsa de tomate por semana. El café, el té y la canela también pueden ayudarlo.

Fuente Consultada: Basado un artículo de Selecciones Reader Digest

► NO AL SEDENTARISMO ◄

Existe una estrecha relación entre el sedentarismo y un sinnúmero de perjuicios para la salud.

O dicho de otro modo, un estilo de vida físicamente activo es equivalente y aditivo a otros estilos saludables: no fumar, tener la presión arterial controlada, llevar una dieta equilibrada y controlar el peso.

Las actividades aeróbicas poseen efectos beneficiosos sobre diferentes componentes grasos de la sangre: reducen los triglicéridos y aumentan la cantidad de colesterol bueno (HDL), protector de la salud de las arterias.

Además, la práctica regular de ejercicio recreativo mejora las relaciones interpersonales, la autoestima y la calidad del sueño y preserva las actividades cognitivas.

Si consideramos a la actividad física como un fármaco, veremos que sus beneficios son proporcionales a la cantidad que se realiza, pero la diferencia con una droga es que todos los sistemas del organismo reciben el beneficio.

Usted acaba de hacer un ejercicio para mantener su cerebro activo a través de la lectura: ahora agréguele más salud a todo su cuerpo e inicie, retome o continúe con un plan de ejercicio regular.

Fuente Consultada: Vida Sana #12 Clarín
Nota a cargo de Hernán Delmonte Cardiólogo universitario. Especialista en Medicina del Deporte y profesor nacional de educación física. Miembro titular de la Sociedad Argentina de Cardiología.

Los Dolores Mas Frecuentes Causa de los Dolores Mas Comunes

LOS DOLORES MAS FRECUENTES Y SUS CAUSAS

Aportar en la caja de jubilación es algo perfecto para vivir bien el día de mañana, pero si hablamos de salud no basta con ahorrar. También hay que seguir pautas que aseguren un futuro perfecto, lleno de energía y vitalidad.

1-COMER BIEN , PERO SIN CARENCIAS

Todos sabemos que una dieta equilibrada está compuesta por fruta, verdura, hidratos de carbono, algunas proteínas y pocas grasas y azúcares.

Pero la mayoría tenemos alguna deficiencia nutricional. A veces, por capricho, dejamos de comer algún alimento y no lo sustituimos por otro que tenga propiedades parecidas. Gravísimo error.

Por ejemplo, si «odia» las lentejas, debería comer más espinaca. Según un informe de la Organización Panamericana de la Salud, cerca del 30 por ciento de las mujeres tienen deficiencia de hierro.

Algo parecido sucede con el calcio: la mayoría de las mujeres, para cuidar la línea, dejan de tomar productos lácteos en lugar de decidirse, aunque sea, por las versiones descremadas.

Los suplementos vitamínicos no tienen punto de comparación con los beneficios que reportan los alimentos frescos y naturales.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

2-DEPORTE, AUNQUE SEA POCO

Las mujeres entre 16 y 24 años son dos veces más sedentarias que los chicos de la misma edad.

La mayoría de las chicas de 18 años hacen el mismo ejercicio que sus madres que tienen 50, lo que provoca que los niveles deestamina y energía de ambas sean casi los mismos. Algo imperdonable.

El ejercicio en una persona joven es vital para evitar accidentes coronarios en la edad adulta. Así, es necesario hacer de forma regular algún tipo de deportes, que nos haga respirar de una forma un poco más acelerada que la habitual. 30 minutos, cinco veces a la semana, son suficientes para llenar nuestro organismo de energía para el día de mañana. No es necesario gastar dinero en un gimnasio súper profesionalizado.

Andar en bicicleta, caminar a buen ritmo o hacer cosas que alteren el puso –subir escaleras o una pequeña carrera– es suficiente. Hacer ejercicio debe ser un hábito como lo es alimentarse en forma sana.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

3-DORMIR LO SUFICIENTE

El sistema inmunitario se puede ver afectado si se padece insomnio. Pero no deben tomarse pastillas para dormir porque éstas modifican los períodos del sueño y producen somnolencia cuando se está despierto.

Siete horas son suficientes para descansar y levantarse con vitalidad, para afrontar el nuevo día.

Para combatir el insomnio o mejorar la calidad del sueño hay que seguir estas pautas:
El dormitorio debe estar a una temperatura ideal, ni demasiado frío ni
demasiado caliente.

No se debe trabajar, leer o ver la televisión en la cama.

• No tomar alcohol o bebidas estimulantes como té, café o gaseosas a partir de las siete de la tarde.No ingerir muchos alimentos en la cena.

• Acostarse más o menos a la misma. hora todos los días.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

4-CUIDAR LA DENTADURA

Evitar los alimentos y bebidas azucaradas, cepillar los dientes tres veces al día y hacerse una revisión dental cada año son un seguro de buena dentadura el día de mañana.

Según algunas estadísticas, las mujeres se cepillan los dientes dos veces más que los hombres y de forma más delicada.

Para que el cepillado sea correcto se debe tomar el cepillo como si fuera una lapicera y colocar las cerdas donde se juntan el diente y la encía. Después hay que mover el cepillo de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda.

La limpieza debe ser minuciosa: lo mejor es recorrer «mentalmente» cada diente, por fuera y por dentro.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

5-DEJAR DE FUMAR

El peligro del tabaco está demostrado por médicos de todo el mundo, pero a pesar de ello el vicio no desaparece. Dejar de fumar disminuye el riesgo de padecer enfermedades coronarias y pulmonares.

Entre otros males, las fumadoras adelantan la menopausia en dos o tres años, con relación a las que no fuman. Los fumadores pasivos acaban teniendo casi los mismos riesgos.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

6-UN SENTIDO POSITIVO DE LA VIDA

Tener buena salud física implica tener buena salud mental. Hay que ver las cosas buenas de la vida y no fijarse sólo en las malas.

Entre los 35 y 45 años de edad, más del 30 por ciento de las personas sufren depresiones; esto sucede porque en este periodo empieza el declive físico.

Para tener un sentido positivo de la vida se recomienda reservar un tiempo para hacer las cosas que a uno realmente le gustan: practicar deportes, estar con amigos o perder el tiempo porque sí.

Cuando los síntomas de decaimiento mental no se superan con estas técnicas, lo mejor es acudir a un especialista.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

7-ALCOHOL BAJO CONTROL

Recientes estudios demostraron que el alcohol es bueno para la salud, pero tomado con moderación.

Es cierto que, a partir de los 40 años en el hombre y después de la menopausia en la mujer, el alcohol puede prevenir enfermedades cardiovasculares, pero las integrantes del sexo débil deben ser más cautas debido a que su constitución física es menor.

Esto, unido a que su cuerpo tiene un porcentaje menor de grasa, contribuye a hacer más difícil la eliminación del alcohol, convirtiéndose así en candidatas perfectas para las enfermedades hepáticas, incluso la cirrosis.

Más de tres vasos de alcohol al día puede ser perjudicial para la mujer.

Hay que tener en cuenta que el cuerpo necesita 48 horas de abstención para recuperarse de una borrachera.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

8-CONTROLAR EL SOL

La regla de oro para tener una piel perfecta en la vejez es huir del sol.

El daño solar es irreparable y no se corrige con ningún producto dermatológico o de belleza. Si durante la infancia y hasta los 20 años se toma sol con una buena protección solar, a los 40 años se tendrá una piel brillante y tersa.

A partir de esta edad conviene recurrir a las cremas con alto factor de protección, ya que acechan otros males, como las arrugas y manchas.

Otra medida es limpiarse el cutis suavemente dos veces al día, evitar lavarse demasiado la cara y utilizar cremas hidratantes.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

9-OJO CON LA VISTA

Es uno de los órganos que más sufrió durante este siglo. La lentes de contacto, las pantallas de las computadoras y el trabajo en espacios cerrados -fundamentalmente si hay fumadores-hacen que nuestros ojos se irriten con frecuencia. Además, las mujeres tienen que sumarle un riesgo extra: los maquillajes.

Para evitar infecciones no hay que refregarse, y al menor síntoma de enrojecimiento visitar al oculista, sin emplear colirios caseros que devuelven el color blanco pero que seguramente no atacarán el problema.

Si se trabaja frente a una PC hay que descansar la vista cada 30 minutos. Importante: la consulta al oculista debe ser anual, aunque no se note ningún síntoma de pérdida de visión.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

10-PRACTICAR SEXO SEGURO

Las enfermedades de transmisión sexual son las que más pueden afectar a la salud futura. Algunas de ellas se sufren sin síntomas aparentes, y sin embargo pueden causar esterilidad en la mujer, porque, por ejemplo, bloquean las trompas de Falopio.

Un consejo útil para las mujeres: recordar que las infecciones urinarias se pueden combatir bebiendo dos litros de agua al día.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg