Solidaridad Social

Historia de la Asistencia Social Resumen y Conceptos Basicos

Conceptos Elementales de la Solidaridad Social

Solidaridad Social
Solidaridad social es la adhesión recíproca entre las personas que integran la sociedad.

Se manifiesta, principalmente, por la ayuda mutua.

Las principales formas de solidaridad social, son: la previsión y asistencia
social, el cooperativismo y el mutualism
o.

Ampliar: La Solidaridad Social

la asisnetcia social

Previsión social: Previsión social es el cuidado que pone el Estado, mediante leyes e instituciones adecuadas, para conjurar los riesgos de la vida humana. Se basa en el gran respeto que merece la persona humana.

Las principales formas de previsión social, son: ahorro, jubilaciones,
pensiones, seguros y asistencia moral.

a) El ahorro consiste en separar y guardar algo de lo destinado al gasto ordinario. El ahorro social es el que está organizado por instituciones bancarias o postales, y es estimulado por el Estado.

b) Jubilación designa tanto a una institución como a la suma que el beneficiario percibe. Como institución consiste en organizar cajas de retiro en favor de empleados y funcionarios. Jubilado es la persona que se ha retirado de la actividad y percibe la remuneración mensual que le acuerda la ley. Para gozar de este beneficio, es necesario haberse inscripto en la Caja de Jubilaciones correspondiente.

c) Pensión es la cantidad de dinero que se entrega mensualmente a una persona por méritos y servicios propios o extraños, o por causa de invalidez o de accidente del trabajo. Existen diversas clases de pensiones.

Cooperativismo: consiste en la difusión de sociedades cooperativas.

a) Cooperativas de producción son aquellas en las cuales los asociados aportan capital y trabajo, para obtener una mayor producción. No hay distinción entre patronos y obreros.
b) Cooperativas de consumo son las que abaratan los productos comprándolos al por mayor, y vendiéndolos directamente a los socios.
c) Cooperativas de crédito son las que facilitan capitales a los socios, para que no tengan necesidad de recurrir a los Bancos.

Ver: Historia del Cooperativismo

Mutualismo: La mutualidad es una sociedad que se propone por medio de un fondo común remediar los males o daños que puedan ocurrir a los socios.

El fondo común se forma con el dinero de las cuotas de los socios. Repartiendo los riesgos entre el mayor número posible de socioi, rm efectos son casi insensibles.

Las mutualidades suelen establecer seguros individuales o colectivos. Suelen resarcir de los siguientes riesgos: accidentes del trabajo, enfermedad, invalidez, desocupación, muerte, etc.

Asistencia social: Asistencia social es el cuidado que la comunidad tiene de sus miembros necesitados de ayuda, por medio de organismos especiales.Se basa en la solidaridad humana, en la convivencia social y en el deber que tiene la sociedad de velar por sus miembros más débiles. La asistencia social puede considerarse como ciencia, como acción y como régimen legal.

La asistencia social establece los llamados servicios sociales destinados a solucionar los distintos problemas. La asistencia social puede ser de carácter oficial y de carácter privado.

Seguridad social: Se entiende por seguridad social el conjunto de medidas que el Estado y otros organismos adoptan, para la protección biológica y económica de las personas, frente a los riesgos sociales y profesionales.

La seguridad social es un derecho de la persona respecto al Estado. Una forma de seguridad social es el seguro social. Son diversos los riesgos cubiertos por los seguros sociales: enfermedad, invalidez, accidentes del trabajo, vejez, muerte, etc.

Las leyes de previsión: Las Constituciones redactadas bajo la influencia del liberalismo, nada dicen de la protección del trabajador y de su familia.

En la reforma de 1957 a la Constitución Argentina, se incluyó el artículo 14 bis, que reconoce los derechos del trabajador, y lo protege.

Desde principios del presente siglo, fueron sancionándose algunas leyes sociales, hasta que el interés estatal por la previsión social tomó vigor con diversas leyes de ese tipo, y con la creación de instituciones, como fue el Instituto Nacional de Previsión Social.

linea divisoria

LA ASISTENCIA SOCIAL
… El advenimiento del cristianismo marcó una etapa’ trascendental en la evolución de la asistencia, y más aún en los fundamentos y móviles que la inspiraban.

La nueva doctrina proclamaba la igualdad, la dignidad y la perfectibilidad de los hombres, sin distinción de razas ni condiciones sociales; el derecho a la vida, inalienable y común para todo ser humano, cualquiera fuese su edad, sexo, estado o condición física o mental; la misericordia hacia los pobres, los esclavos, los niños, los débiles y los vencidos.

Estas tendencias, insólitas en el mundo antiguo, nacían de las enseñanzas evangélicas, del precepto fundamental del amor al prójimo, que Jesús identificó con el amor a Dios, recapitulando así todos ios Mandamientos: «…Amarás al Señor Dios tuyo con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con todas tus fuerzas. Este es el primer mandamiento. El segundo, semejante al primero, es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento que sea mayor que estos» (San Marcos, XII, 30-31).

La caridad, en su auténtico sentido de amor al prójimo, fue el elemento vital que introdujo el cristianismo en las relaciones de los hombres; y el prójimo —que significa próximo— mereció tal nombre, sin limitaciones territoriales ni barreras sociales, sin diferencias de amigos o enemigos, de propios o extraños.

Los cristianos, impulsados por el precepto de la caridad, empezaron muy pronto su acción en favor de los necesitados. Pero hacían una distinción muy señalada entre la limosna y la virtud de la caridad, sin la cual todas las demás carecen de valor y eficacia.

EN LA EDAD MEDIA:
En los primeros siglos de la Edad Media —período cuya iniciación se hace coincidir con la caída del Imperio Romano—, la asistencia al necesitado se ejerció bajo los auspicios de la Iglesia por medio de asilos, hospitales y hospederías, y, asimismo, con el sistema de distribuir a domicilio limosnas, alimentos y ropas.

Las órdenes monásticas que surgieron en Occidente a partir de la que fundó San Benito hacia el año 529, realizaban una intensa labor social, quo se orientó en tres aspectos principales: el trabajo intelectual, con obligación de horas de estudio y de lectura; el trabajo manual de cultivar eriales, desmontar selvas, secar pantanos, construir caminos y puentes; y las obras caritativas qus se abrían anexas a los conventos, y que consistían en refugios, hospederías y escuelas monásticas.

Cada abadía se convirtió en un centro de acción social, y en tomo a los conventos se agruparon las poblaciones. Pero la asistencia era insuficiente para atender a las necesidades de la época.

Las guerras y las epidemias asolaban a los pueblos, y la beneficencia adolecía de escasez e irregularidad de recursos, y de falta de coordinación. Intervino entonces el poder civil.

Carlomagno, al que se ha llamado con justicia emperador social, trató de que todos estuviesen a cubierto de la miseria; se proclamó legislador de la caridad pública, y el año 808 creó un plan de asistencia eclesiástico-civil, que extendía a los nobles la obligación de socorrer a los indigentes.

Establecía también que toda persona tiene el deber de sostener a los miembros de su familia, a los que habiten bajo su mismo techo o vivan en sus tierras. Fijó la tasa que debían aportar para ayuda de los pobres, los obispos, los abades, las abadesas, los nobles y los vasallos, y dispuso que los mendigos capaces fueran puestos a trabajar.

De esta manera se inició en Europa la reglamentación de la asistencia, estableciendo asimismo las obligaciones de los laicos hacia los necesitados.

LA ASISTENCIA SOCIAL EN AMERICA EN EL PERIODO HISPANO
En las Leyes de Indias se encuentran conceptos modernos para aquella época [de la colonización española en América], y precursores de la justicia social. Entre ellos cabe señalar los siguientes: la previsión social, la dignificación del trabajo, los sistemas cooperativos, la asistencia social, los seguros por accidentes, el control de industrias insalubres, la protección de la madre trabajadora, la reglamentación del trabajo de la mujer y del niño, y la limitación de la jornada de trabajo.

De acuerdo con las disposiciones de las Leyes de Indias, existía la obligación de trabajar tanto para los indios como para los españoles.

El holgazán, el vago, se consideraba un delincuente social, fuese español, criollo o mestizo. Con el indio, en estos casos, había mayor blandura, y para ellos no existía la pena de galeras.

El trabajo se declaraba voluntario, cuando se intentaba salvar al indio de los abusos de los conquistadores; pero cuando sobrevenían períodos de hambre, se establecía la obligatoriedad; más nunca con sanción penal. Diversos autores opinan que el indio trabajó durante la colonia menos de lo que antes lo hiciera, y que se vio amparado efectivamente por una legislación de verdadera justicia social.

En distintas épocas y países se efectuaron demoliciones de obrajes textiles, de fábricas de tejas y otras, por considerarlas insalubres, porque, según decía la ley, «importa menos que cese la fábrica de paños que el menor agravio que puedan recibir [los indios]».

Desde el año 1512 se prohibió emplear al indio como bestia de carga, y tampoco se lo podía emplear en la conducción de vehículos o sillas de mano. Por esta causa se introdujeron el caballo y el mulo en grandes cantidades.

La ley permitía que se los empleara como estibadores en los puertos; pero el peso que cargaran no podía pasar de los veintitrés kilos, y este trabajo estaba prohibido para los menores de dieciocho años.

Las autoridades virreinales tenían que vigilar el cumplimiento de estas disposiciones, cuya transgresión era una de las acusaciones más graves que podían formularse, y que acarreaban la pérdida de beneficios, de encomiendas, etc.

Estas disposiciones de protección al indio dieron origen a la introducción de los negros en América y al problema de la esclavitud. En los ingenios de azúcar, las labores livianas estaban a cargo del indio, y las pesadas se encomendaban a los esclavos negros. ..

La ayuda al necesitado la otorgaban, con fines caritativos, el Gobierno, la Iglesia y los particulares. En las disposiciones de aquella época se advierte el acuerdo que existía entre los cabildos y las obras de iniciativa eclesiástica o privada.

Valentina de Maidagán de Ugarte:
«Manual de servicios sociales», Buenos Aires

Fuente Consultada: Educación Democratica -Ciclo II, Escuelas Técnicas – Mario Alexander – Editorial Troquel

Formas Injustas de Organizar La Sociedad Discriminación e Inmoralidad

Formas Injustas de Organizar La Sociedad

1-ESCLAVITUD
2-SERVIDUMBRE
3-CASTAS
4-SUMISION DE LA MUJER
5-EXPLOTACIÓN INHUMANA DE PERSONAS

Ver: Concepto de Organización Social

esclavitud«La finalidad de toda organización social es el acrecentamiento más grande posible, para cada uno, de los bienes del cuerpo, o del espíritu y de la familia».

Para alcanzar ese bienestar general que redundará en beneficio de todos y cada uno se requiere la cooperación y la coordinación de los esfuerzos individuales. «La unión hace la fuerza«, dice un conocido refrán.

Cooperar es un deber correlativo al concepto de sociedad. En toda asociación sus miembros deben actuar para la obtención del bien social común.

Lo que no puede uno solo, lo pueden muchos. Pero no es suficiente sumar los esfuerzos individuales, es necesario coordinarlos para que no resulten ineficaces.

Ejemplo: En una diligencia tirada por ocho caballos, es indispensable que la fuerza de cada uno, no se oponga a la de los otros.

Formas Sociales Injustas

Es injusta toda organización social que no se base en la justicia y rebaja la dignidad de la persona humana.

Son formas sociales injustas las que:

1° Consideran a los hombres jurídicamente desiguales;
2″ Hacen prevalecer una clase social para oprimir a las otras;
3° Exaltan a una raza y denigran y persiguen a las otras.

Las principales formas sociales injustas son, históricamente consideradas, la esclavitud, la servidumbre, las castas, la sumisión de la mujer y la explotación inhumana de grupos c individuos.

A. – Esclavitud:

1.Concepto: Esclavitud es el estado de las personas sometidas totalmente a ctras sin libertad ni derecho alguno. Más que seres humanos se los considera bestias de trabajo y de carga. Es una institución contraria a la naturaleza humana. La esclavitud fue general en el mundo antiguo y base esencial de la organización de los pueblos.

2.Origen: El origen de la esclavitud fue la guerra. El vencedor se creía con derecho a quitar la vida al enemigo vencido. Después pensó si en lugar de matarlo no era más provechoso conservarlo para hacerlo trabajar, sin perjuicio de matarlo cuan lo conviniera. Esa actitud fue debida a la repugnancia que el hombre sentía hacia el trabajo que exigía esfuerzos físicos. Los trabajos cor porales fueron confiados a los esclavos.

Del desprecio por el trabajo manual se pasó al desprecio por los esclavos a quienes se consideraba seres carentes de todo derecho y más como bestias de carga que como hombres.

3.Esclavitud Por Nacimiento: Si el vencedor tenía derecho absoluto sobre el enemigo ven cido, también lo tenía sobre los hombres que de él nacieran Así se fue estableciendo la esclavitud por generación.

4. Condición de los esclavos: Los esclavos no tenían derecho a la dignidad personal; por consiguiente, no tenían derecho a la vida, ni a la libertad, ni a la independencia, ni a ninguno de los otros derechos que de estos se derivan. El dueño se consideraba con derecho de vida o muerte sobre el esclavo.

Lo más degradante de la esclavitud radicaba, quizás, en el sometimiento del alma del esclavo. Según Menandro, el dueño era para el esclavo, su ley, su ciudad, su patria, el fin de su vida, la norma de lo justo y de lo injusto.

5. Impacto a la esclavitud: La aparición y difusión del cristianismo fue demoliendo las bases sobre las que se asentaba la esclavitud. Era opinión general que los esclavos constituían una raza vil, inferior a los hombres libres; que el trabajo manual era algo degradante e indigno de un hombre libre.

a) El cristianismo enseñó que todos los hombres son iguales, porque tienen la misma naturaleza, el mismo origen, todos han sido igualmente redimidos, y tienen idéntico fin. Ya no hay distinción de siervo ni de libre, sino que todos son una misma cosa en Jesucristo. Todos los miembros de la sociedad forman un solo cuerpo, de manera que si un miembro padece un mal, todos los miembros padecen con él, y si alguno es honrado, todos son honrados y se regocijan con él. (Ver: Cristianismo)

b) El cristianismo dignificó el trabajo manual. Su fundador era conocido como el hijo del carpintero. Pablo de Tarso se ganaba la vida como tejedor, y exhortaba a sus discípulos a trabajar, hasta el punto de decir: el que no quiere trabajar, que no coma. No pudo, el cristianismo, suprimir de golpe la esclavitud. Dada la organización social de entonces no era posible ni práctico. Pero el esclavo podía ser elevado al sacerdocio, y un esclavo, San Calixto ocupó el Pontificado Romano en el 218.

6. Desaparición de la esclavitud: Las mentalidades habituadas a ese estado de cosas y los intereses fueron retardando la desaparición de la esclavitud en el mundo. España, aceptó la abolición de la esclavitud como principio el 23 de octubre de 1817 y, prácticamente quedó abolida en todo el imperio español en 1820.

Gran Bretaña, la abolió en 1834, en las colonias francesas se abolió en 1848. En Estados Unidos de Norte América quedó abolida en la guerra de secesión librada de 1861 a 1865; Brasil la abolió en 1888 como homenaje al Papa León XIII que en ese año celebraba su jubileo sacerdotal.

Respecto al problema de la esclavitud, la República Argentina tiene una noble historia. La Asamblea del año XIII decretó la libertad de los hijos de los esclavos que nacieran en el territorio de las Provincias Unidas del Río de la Plata, y la Constitución Nacional sancionada en 1853 establece en su artículo 15: «En la Nación Argentina no hay esclavos: los pocos que hoy existen quedan libres desde la jura de esta Constitución, y una ley especial reglará las indemnizaciones a que dé lugar esta declaración. Todo contrato de compra y venta de personas es un crimen de que serán responsables los que lo celebrasen y el escribano o funcionario que lo autorice. Y los esclavos que de cualquier modo se introduzcan, quedan libres por el solo hecho de pisar el territorio de la República».

B. – Servidumbre

1.Concepto: Era el estado en que un hombre estaba sometido en todo a otro, menos en sus derechos esenciales como hombre. De manera que podía contraer matrimonio, poseer una familia y una especie de propiedad denominada servil. Al sometido a servidumbre llamábasele siervo. El señor ya no tenía poder sobre la vida ni sobre la persona del siervo, solamente sobre su trabajo.

2.Carácter: La servidumbre era la esclavitud modificada o atenuada, podía ser perpetua y temporal. En la perpetua había enajenación de obras por toda la vida; en la temporal, solo por cierto tiempo. La servidumbre es un estado inferior de la persona humana. Aunque no hay en ella un completo desconocimiento de los derechos innatos, con todo, no puede ser admitida, pues hay una lesión a los derechos, principalmente de libertad e independencia.

3. El siervo de la gleba: Entre las diversas clases de servidumbre merece mencionarse el siervo de la gleba, al que se consideraba adscripto a determinada superficie de tierra.El siervo de la gleba cultivaba esa tierra. Cuando se vendía el campo, el siervo pasaba al nuevo señor, pues se lo consideraba vinculado y unido a la tierra que trabajaba.

4. La servidumbre en la América Española: En la América española, durante la conquista existió la servidumbre de los indios bajo diversas formas.
Se denominaba «encomienda» al repartimiento de indios entre ciertos colonos a quienes se encomendaba su tutela y asistencia.

Encomienda: La encomienda comprendía un núcleo de indios, que se entregaban a un particular por el término de la vida de este con el compromiso de suministrarles víveres, ropa y habitación y de inculcarles los principios de la civilización cristiana, beneficiándose en cambio con su trabajo o el pago de un tributo.

Mita: Proviene de la palabra quichua, que significa turno. Era un repartimiento de indios a los cuales se los utilizaba en diversas ocupaciones principalmente en la extracción de minerales. Existía el trabajo obligatorio, pero no era gratuito como en la encomienda. El turno duraba una semana; luego el indio disponía de dos semanas de intervalo para volver a su aldea.

Yanaconazgo: Llámase yanaconazgo al sistema de castigar a los indios alzados o fugitivos que las autoridades entregaban a los dueños de establecimientos rurales para que los utilizaran en los trabajos del campo o en los quehaceres domésticos.

5. En la sociedad moderna: Actualmente no se considera lícita ninguna clase de servidumbre, porque los derechos que se enajenan se consideran inheJ rentes a la persona humana.

C. – Castas

1.Concepto: Son clases o grupos sociales que se caracterizan por su extrema rigidez, separación y hermetismo. La organización social por castas mantiene la separación y desigualdad de los miembros de la sociedad. La India ha sido la tierra típica de las castas. Esta palabra fue aplicada por los portugueses a las diferencias sociales que encontraron en la India, al desembarcar allí por vez primera.

2. Diversidad de castas: Las cuatro clases principales de la India son:

a) Brahmanes, formada por los sacerdotes y maestros.
b) Chatrias, formada por los guerreros y funcionarios de la administración.
c) Vaisias, integrada por los pastores, industriales, propietarios y comerciantes.
el) Sudras, formada por artesanos y sirvientes.

Los parias son los hijos de padres pertenecientes a distintas castas. No forman parte de ninguna casta, ni pueden ingresar a la del padre ni a la de la madre. Llevan una existencia miserable, despreciados y humillados, deben vivir aislados, considerados como impuros o intocables.

3. Característica de las castas: Característica de las castas es la absoluta separación que hay entre ellas y el conservatismo que contrae y las aisla forman dose un ambiente herméticamente cerrado. No es posible el paso de una casta a otra. Las numerosas castas escalonadas por dignidad establecen una extensa escala social. En cada casta se debe observar un minucioso código reférente al matrimonio, a los alimentos, a la muerte, a las relaciones sociales, a la religión. Está vedado el matrimonio con persona de otra casta. Está prohibido a los miembros de una casta recibir alimentos de individuos de casta inferior y deben tirar sus propios alimentos por el solo hecho de haberse proyectado sobre ellos la sombra de uno de casta inferior.

4. Mitigación del espíritu de casta: Los indios se hallan muy aferrados al espíritu de casta. Con todo, la influencia británica, la difusión de los medios de Irans porte modernos, la disminución del ascendiente de los hruli manes, la introducción de la maquinaria en las industrias, los espectáculos y las novedades que presenta la vida, influyen favorablemente a la destrucción del espíritu de castas. Ya se permite a la mujer salir con la cara descubierta e ¡ni ciarse en la actividad política.

D. – Sumisión de la Mujer

1. Concepto: Sumisión significa estado de inferioridad por el que una persona está sometida a otra.

2. Condición de la mujer: Durante muchos siglos la mujer vivió en estado de sumisión, considerada como un ser inferior, convertida en propiedad o esclava de su esposo. Según la ley brahmánica la independencia de la mujer es un absurdo, y la servidumbre una cosa natural. Antes del cristianismo la mujer era considerada frecuentemente la sierva del hombre y con frecuencia se le daba un trato degradante. La historia, la filosofía y la literatura del paganismo «constituyen el insulto más procaz que se ha lanzado contra la dignidad de la mujer».

Con la poligamia y el divorcio la mujer era tenida como una esclava del capricho del hombre. Con todo había excepciones. Entre los egipcios antiguos la mujer, si bien sometida al hombre, era tenida en gran honor. También, aunque en menor medida, sucedía lo mismo entre los griegos y romanos.

3. Dignificación de la mujer: Con el advenimiento del cristianismo se dignificó la mujer. Su personalidad fue colocada como era justo, en el mismo plano espiritual del hombre. Aun predicando que en la familia el marido es el jefe y ejercita por lo tanto la autoridad también sobre la esposa, la mujer es, y debe ser considerada compañera del hombre, igualada a él en la unidad de origen y destino y en la participación de los dones celestiales.

La unidad e indisolubilidad del matrimonio dignifica la misión de la mujer y la substrae a las veleidades y caprichos del varón. El honor otorgado al estado de virginidad condujo desde hace siglos a la fundación de comunidades femeninas de gran importancia donde la mujer ejerce funciones delicadas de mando y autoridad. La vida moderna ha incorporado a la mujer a las diversas funciones y actividades.

4. Derechos civiles y políticos de la mujer: La equiparación legal de la mujer con el varón demandó mucho tiempo. Aunque la Constitución Nacional, salvo pocas excepciones, reconocía iguales derechos tanto a los varones como a las mujeres, recién en 1926 el Congreso Nacional reconoció los derechos civiles de la mujer. En 1947 se le concedieron los derechos de participar en la vida política pudiendo ejercer el sufragio tanto activo como pasivo.

5. Respetar el orden natural: Para mantener y perfeccionar su igual dignidad, tanto el varón como la mujer deben respetar y ejercitar las cualidades par ticulares que la naturaleza ha dado a uno y otra. Si no se res peta ese orden y el varón se afemina y la mujer pretende ha cerse cada vez más varonil, piérdese el hermoso carácter dis tintivo de cada uno y se tiene como resultado un producto neutro y se provoca la alteración del orden natural.

E. – Explotación Inhumana de Grupos e Individuos

Desgraciadamente la explotación inhumana do grupos o indi viduos no ha desaparecido.

1. Explotación comunista: Un triste ejemplo (ya superado)  lo constituyeron los grupos humanos en la ex URSS y China, situados detrás de la «cortina de hierro» o de la «cortina de bambú» respectivamente, donde se desconocían hasta los derechos más sagrados de la persona humana y las libertades más esenciales. Allí donde el marxismo logra dar el zarpazo impone un régimen de opresión y esclavitud.

2. Explotación capitalista: Aun en las sociedades que se precian de más civilizadas y refinadas hay consorcios que explotan el hambre, la miseria y la necesidad de la gente, en su propio provecho: salarios de hambre; jornadas de excesivas horas de trabajo; faenas en lugares insalubres, etc.

3. Explotación por el vicio: No faltan individuos, y hasta organizaciones, que pretenderían patente legal para negociar con la debilidad y el envilecimiento de pobres seres humanos a quienes han engañado y degradado: drogas, etc. Contra cualquier forma de explotación del hombre por el hombre debe rebelarse toda conciencia humana y toda persona sanamente democrática.

Fuente Consultada:Educación Democrática de Argentino Moyano Coudert – Texto Para 3º Año – Tercera Edición-Editorial Guadalupe

 

La Solidaridad Social Concepto La Asistencia y El Estado Nacional

La Solidaridad Social Concepto
La Asistencia y El Estado Nacional

La solidaridad social: Los hombres no pueden vivir solos. Todos hemos nacido dentro de una familia, vivimos en un pueblo o una ciudad, tenemos amigos y compañeros. Sin la compañía y la ayuda de los demás no podríamos vivir. Robinson Crusoe, solo, en una Isla desierta, es solamente el fruto de la imaginación de un novelista.

Siempre, en todos los lugares del mundo, el hombre ha vivido en sociedad porque necesita de los demás para alcanzar su perfección. La sociedad humana es, pues, el conjunto de hombres que viven sobre la Tierra en estrecha interdependencia, y cuanto más avanza la civilización y progresan las comunicaciones mayor es la interdependencia entre los hombres.

No podemos prescindir de los demás. Basta reflexionar, cuando nos sentamos a la mesa, la cantidad de personas que han intervenido para que esos alimentos lleguen a nuestro plato.-agricultor, ganadero, granjero, comerciante, etc.

Nos sentimos más alegres cuando podemos hacer algo por los que nos rodean. Prestar un lápiz o una revista, explicar una lección que nuestro compañero no entiende, etc., son actos que nos llenan de satisfacción, pero en realidad son obligaciones que cumplimos. A esto se llama solidaridad social.

Cuando una catástrofe, por ejemplo una inundación, asóla una región aunque no nos afecte en forma directa tenemos la obligación de ayudar; pensamos que alguna vez esa catástrofe nos puede afectar de cerca y necesitaremos ayuda de otro.

Pero por encima de esta razón, un poco egoísta, hay una razón superior. Dios nos pide que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos por amor a Él.

Este deber de solidaridad social es más inexcusable para aquellos que por su cultura, inteligencia o bienes de fortuna, están en mejores condiciones de poder ayudar. Por eso los jóvenes deben capacitarse lo mejor posible para ayudar mejor a sus semejantes.

En sintesis, podemos decir, que  la convivencia ordenada y fecunda, plenamente humana, no se logra sin verdad, justicia, amor y libertad.

— La verdad como fundamento.
— La justicia como norma.
— El amor como motor.
— La libertad como ambiente.

Lo que es el amor en las relaciones individuales es la solidaridad en las relaciones sociales. La solidaridad es la manifestación social del amor y la fraternidad.  El objeto de este post es estudiar algunas de las formas en que la solidaridad se expresa y se organiza en la sociedad.

LA SOLIDARIDAD SOCIAL

la solidarida de la sociedad

La Solidaridad Social es la adhesión voluntaria de causas de otros, busca el bien común. Se trata de unir esfuerzos y recursos y conseguir un bienestar que favorezca a todos. En cambio la caridad es solo dar bienes materiales a los mas necesitados. La solidaridad muchas veces se hace mas visibles cuando tiempos dificiles o de crisis, cuando la acción individual no alcanza para enfrentar las necesidades sociales.

Cada hombre es responsable de su propio destino. Lo debe realizar, bajo su propia responsabilidad, por obra de su libertad e iniciativa.

Cada padre de familia es el principal responsable del sustento y educación de sus hijos y de la seguridad de su hogar.

La sociedad tiene por objeto ofrecer,, mediante el esfuerzo y la ayuda solidaria de todos, la posibilidad de cubrir las necesidades económicas, educacionales, sanitarias, asistenciales, etc., de individuos y familias.

Al estado, como gestor del bien común le corresponde organizar, alentar, armonizar, ayudar, dirigir las actividades e iniciativas de individuos y grupos para que a todos los miembros de la comunidad les lleguen los beneficios del bienestar y la seguridad social.

Las sociedades modernas procuran brindar a sus miembros todos la posibilidad de satisfacer las necesidades de trabajo, salario, educación, vivienda, asistencia médica, recreación y descanso.

Procuran, asimismo, cubrir los riesgos provenientes de enfermedades, vejez, muerte, orfandad, carencia involuntaria de trabajo, accidentes fortuitos y situaciones de desamparo.

Al estado, es decir, a las autoridades políticas, le corresponde velar para que todos tengan un nivel de vida digna, en el más alto grado que permitan los recursos de cada comunidad. Para lo cual debe tener una eficiente y adecuada política social.

La política social está constituida por el conjunto de leyes y disposiciones gubernamentales para organizar y conducir el esfuerzo y la actividad comunitaria en orden a lograr los beneficios del bienestar, la asistencia y la seguridad social.

El estado liberal, llamado también estado gendarme, se limitaba a cuidar el orden y se despreocupaba de los problemas sociales y asistenciales. Suponía que la sola iniciativa y la libre competencia de los individuos y grupos subsanaría a la larga todos los males sociales. La experiencia histórica demostró que los males, en vez de disminuir, aumentaron.

El estado totalitario, llamado también estado nodriza, tomó como función a su exclusivo cargo la educación, asistencia, previsión, etc. El resultado fue que si a corto plazo pudo remediar muchos males e injusticias sociales, a largo plazo anuló el desarrollo de las fuerzas creadoras. Además, lo hizo sacrificando la libertad de individuos y grupos.

El estado democrático personalista se reconoce responsable del bien común y se preocupa de los problemas sociales. Para todos procura bienestar y seguridad y a todos garantiza los beneficios de la previsión y asistencia sociales. Pero cree que esto debe lograrse por solidaridad mediante el esfuerzo y la cooperación de los distintos grupos (regionales, provinciales, municipales, profesionales, empresarios, sindicales, religiosos, cooperativistas, mutualistas, etc.).

Su misión es alentarlos, ayudarlos, coordinarlos, obligarlos a cumplir sus obligaciones sociales. Incluso sancionarlos cuando no lo hacen.

Cuando los grupos sociales, por una u otra causa son insuficientes o no están capacitados para cumplir con sus responsabilidades, toma a su cargo aspectos de la previsión, asistencia y seguridad.

Al estado personalista le corresponde ocuparse especialmente de los grupos económica o culturalmente más débiles y lograr que a ellos lleguen los beneficios sociales.

cuadro solidaridad social

Un ejemplo práctico nos ayudará a entender las tres concepciones.

— El estado liberal no se preocupa de si el padre de familia puede atender a las necesidades alimenticias, educacionales, médicas, etc., de sus hijos. Estima que el problema pertenece a la iniciativa privada.

— El estado totalitario toma a su cargo casi exclusivo la educación y asistencia, disminuyendo la responsabilidad del padre.

— El estado personalista reconoce al padre la obligación y el derecho a ser el principal responsable de sus hijos, pero al mismo tiempo se preocupa, mediante una política salarial, educacional, asistencial, etc., de que estén a su alcance los medios necesarios.

La sociedad democrática necesita más que otras, desarrollar en sus miembros un fuerte sentido de solidaridad.

Lo que es el amor entre las personas es la solidaridad entre los miembros de una comunidad.

formas de expresar la solidaridad social

Formas de Expresar la Solidaridad Social

PREVISIÓN Y ASISTENCIA SOCIAL

La sociedad y el estado deben ofrecer a sus miembros un nivel de vida digno y deben brindarle seguridades en los riesgos y contingencias que tiene la vida humana.

La previsión y la asistencia son dos formas en que se manifiesta la solidaridad social, el apoyo mutuo entre los miembros de la sociedad.

La Previsión Social

Previsión, significa la acción y efecto de prever, ver con anticipación.

Existen situaciones y hechos que pueden ser previstos:

— un hombre puede prever que en un momento de su vida él o sus familiares estarán sujetos a enfermedades;
— que todos envejecemos y que con la vejez disminuye la capacidad de trabajo;
— que todos podemos ser víctimas de accidentes fortuitos;
— que la muerte puede sobrevenirnos en cualquier momento y dejar en desamparo a los que dependen de nosotros, etc.

La previsión tiene por objeto prevenir estos males para evitarlos, y si no pueden ser evitados, aliviar sus consecuencias.

Puede ser:

— Individual, p. ej., los cuidados que tiene un hombre para conservar su salud, el ahorro, etc.
— Social, p. ej., la vacunación masiva de la población para evitar ciertas enfermedades; las cajas de jubilaciones, etc.

La previsión social está constituida por el conjunto de leyes, disposiciones, instituciones y organismos mediante los cuales la sociedad procura prever los males y necesidades que pueden afectar a sus miembros para evitarlos o aliviar sus consecuencias.

Corresponde al estado la armonización y dirección del esfuerzo social en orden a la previsión. Es obligación suya velar para que sus beneficios lleguen a todos los miembros de la comunidad.

La previsión suele costearse con el aporte de sus posibles beneficiarios. Las jubilaciones se costean con los aportes que a este objeto hacen empleados y empleadores; el seguro de maternidad para madres que trabajan por el aporte de todas las mujeres empleadas y el de los empleadores, etc.

La Asistencia Social

Asistir significa prestar socorro, ayuda y servicio al que necesita de ellos.

Existen circunstancias en que los hombres necesitamos la ayuda y el socorro de otro u otros necesitan nuestra ayuda y socorro. Por ejemplo:

— casos de accidentes,
— enfermedades cuya curación no podemos costear,
— situaciones de invalidez,
— situaciones de desamparo socio-económico, etc.

La asistencia social está constituida por el conjunto de leyes, medidas, instituciones y organismos con que una sociedad acude a la ayuda de los que padecen necesidad o protege a sus miembros más débiles.

Es enorme la variedad de problemas que abarca la asistencia social: biológicos, patológicos, socio-económicos y socio-culturales; enfermos físicos y mentales, situaciones de miseria material o moral.

Corresponde, entre otras situaciones, a la asistencia social llevar auxilio y, si es posible, solución a los enfermos carentes de medios, a los débiles mentales y anormales, a los ancianos desamparados, a la niñez sin familia o en ambientes peligrosos, a las víctimas de enfermedades o vicios sociales, como el alcoholismo, etc.

Se preocupa de los desocupados y carentes de recursos; de los problemas de la vivienda insalubre o insuficiente, de la readaptación de los delincuentes, de la inconducta social de los adolescentes, etc.

El brindar asistencia social a toda la comunidad es obra que requiere el aporte de todos sus miembros. En ella colaboran entidades privadas y públicas. Como en otras actividades sociales al estado corresponde alentar, ayudar, coordinar y dirigir los esfuerzos de todas las asociaciones que se preocupan de la asistencia social y cuando éstas son insuficientes tomar directamente a su cargo tales actividades.

Los enormes gastos que demanda la asistencia social es costeada por el aporte de entidades y grupos privados y sobre todo por el estado nacional, las provincias y municipalidades. El grado de madurez social de un pueblo puede medirse por el porcentaje de sus ingresos que dedica normalmente a educación y asistencia social.

LA SEGURIDAD SOCIAL

La Declaración Universal de los Derechos Humanos dice:

— «Toda persona tiene derecho a la seguridad social y a obtener mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional… la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad» (art. 22).

— «Toda persona tiene derecho al trabajo… y a la protección contra el desempleo» (art. 23,1).

— «Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria… que será complementada en caso necesario por cualesquiera otros medios de protección social» (art. 23,3).

— «Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez, u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad» (art. 25).

La encíclica Pacem in Terris declara en términos similares:

— Todo ser humano tiene derecho a la existencia, a la integridad física, a los medios indispensables y suficientes para un nivel de vida digno, especialmente en cuanto se refiere a la alimentación, al vestido, a la habitación, al descanso, a la atención médica, a los servicios sociales necesarios.
De aquí el derecho a la seguridad en caso de enfermedad, de invalidez, de viudez, de vejez, de paro y de cualquier otra eventualidad de pérdida de medios de subsistencia por circunstancias ajenas a su voluntad».

Los estados modernos se preocupan de ofrecer bienestar y seguridad social. Está superada la concepción liberal del estado, que se despreocupaba de los problemas sociales.

La seguridad social tiene por objeto garantizar y hacer efectiva la protección de la sociedad en los riesgos y contingencias que ofrece toda vida humana, satisfacción de las necesidades presentes y previsión de las futuras.

Alemania fue el primer país que implantó con carácter obligatorio el seguro de enfermedad en 1883.

Después de la Primera Guerra Mundial los movimientos sociales tuvieron como principal objetivo lograr mejores retribuciones y condiciones de trabajo. En muchos países se lograron seguros contra los riesgos profesionales.

En 1935 en los Estados Unidos se sancionó la ley de seguridad social cuyo objeto es llevar seguridad y asistencia a los sectores social y económicamente más débiles.

Después de la Segunda Guerra Mundial  casi todos los países se esfuerzan en establecer sistemas de seguridad social integral.

Una adecuada política social, destinada a brindar a todos los beneficios de la seguridad, requiere que además de los problemas de previsión y asistencia y de la protección de los sectores más débiles, se encare la solución de dos problemas fundamentales para el recto orden social:

1. una eficiente política de vivienda.
2. el establecimiento de justos salarios familiares.

Alcanzar los objetivos de la seguridad social integral exige grandes recursos humanos y económicos. Existe una relación estrecha entre el grado de desarrollo de un país y el aprovechamiento de sus fuerzas productivas y sus posibilidades de brindar bienestar y seguridad social.

Los gastos sociales se solventan en gran parte mediante los impuestos. Los impuestos en los estados modernos se han convertido en una forma de redistribución de la riqueza nacional. De aquí la importancia de un justo y eficiente sistema impositivo y la gravedad social del delito de evasión de los impuestos.

Fuente Consultada:
Educación Democrática de Argentino Moyano Coudert – Texto Para 3º Año – Tercera Edición-Editorial Guadalupe