Biografía de Antoine Lavoisier

Descubrimiento de Coulomb Charles Vida y Obra Cientifica-Descripcion

Descubrimiento de Coulomb Charles Vida y Obra Cientifica

Un joven científico hace en 1785 un descubrimiento asombroso: las fuerzas electrostáticas están regidas por la misma ley de la gravedad enunciada por Isaac Newton.

El ingeniero militar francés Charles Augustin Coulomb nacido en 1736, fue el descubridor de la ley que lleva su nombre, para lo cual había ideado en 1777 una ingeniosa balanza de torsión, que permitía medir las cargas eléctricas.

Además, descubrió la existencia de fuerzas magnéticas, al comprobar la acción del campo terrestre sobre una aguja imantada, y desarrolló las leyes que las rigen.

COULOMB, Charles Augustin de: (Angulema, 1736-París, 1806.) Físico francés. Fue ingeniero militar y superintendente de Aguas y Fuentes, pero en 1789 se retiró a las actividades científicas privadas.

Durante la Revolución fue miembro del comité de pesas y medidas que estudió la adopción del sistema métrico decimal.

En 1802 desempeñó el cargo de inspector de educación.

Entre las investigaciones de Coulomb destacan sus estudios de la fricción (el rozamiento) en la maquinaria, y la elasticidad y torsión de los materiales, que le sirvieron para inventar balanzas de torsión muy sensibles, utilizándolas en sus experimentos sobre la electricidad y el magnetis mo, que le dieron fama.

Biografia de Coulomb Vida y Obra Cientifica Su Descubrimiento
El físico francés Charles de Coulomb destacó por sus trabajos realizados en el campo de la electricidad. En 1785 confirmó experimentalmente la ley que lleva su nombre, y que permite calcular la fuerza entre las cargas eléctricas.

Partiendo de los descubrimientos de Joseph Priestley sóbrela electricidad, formuló la ley de las fuerzas electrostáticas (hoy llamada ley de Coulomb), que dice que dos cargas eléctricas del mismo signo (de signo contrario) se repelen (se atraen) con una fuerza directamente proporcional al producto de sus cargas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa.

También descubrió que en un conductor cargado la carga está situada en la superficie.

Estudiando el magnetismo, halló la ley de las fuerzas magnéticas (también llamada ley de Coulomb), que dice que dos polos magnéticos de la misma polaridad (de polaridad contraria, uno norte, el otro sur) se repelen (se atraen) con una fuerza directamente proporcional al producto de sus cargas magnéticas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que los separa.

Coulomb fue nombrado en 1781 miembro de la Academia Francesa.

En su honor, la unidad de carga eléctrica ha recibido el nombre de culombio, que se define como la cantidad de carga transportada en un segundo por una corriente de un amperio.

Entre sus obras, destacan las siguientes: Teoría de las máquinas simples (1779) y Sobre la electricidad y el magnetismo.

OBRA CIENTIFICA: LA LEY DE COULOMB

Coulomb comprobó en 1785 que la fuerza eléctrica de atracción o rechazo respondía a los mismos principios mecánicos que las leyes de gravitación descubiertas por Newton y según las cuales la Tierra y todos los planetas y cuerpos celestes se atraen y mueven en el espacio.

Desarrolló entonces su famosa ley, que permitió en el siglo siguiente desarrollar la industria eléctrica.

En honor de Charles Augustin Coulomb, la unidad de medida de la electricidad fue llamada culombio.

Las fuerzas electrostáticas o magnéticas pueden ser positivas (+) o negativas (-), como se observa en las pilas.

Un imán posee una fuerza magnética positiva en un extremo o polo y una fuerza negativa en el otro.

Si se colocan dos imanes juntos, se comprueba que los polos opuestos se atraen y los polos iguales se repelen.

Acá se observan dos cargas electricas opuesta, que se atraen segun una fuerza F.

ley de coulomb sobre la atraccion de las cargas electricas
Ley de Coulomb sobre la atraccion o repulsión de las cargas electricas

La ley de Coulomb afirma que la fuerza con que se atraen o repelen dos cargas eléctricas determinadas es directamente proporcional al producto de las cargas e inversamente proporcional al cuadrado de ¡a distancia que ¡as separa. El tiempo le dió la razón.

ANTECEDENTES DE LA EPOCA:

Entre las nuevas disciplinas físicas que se desarrollan a partir del siglo XVIII encontramos la electricidad, cuyas manifestaciones habían sido observadas por lo griegos.

Al frotar un trozo de ámbar (en griego elektron) se comprobaba que era capaz de atraer pequeños objetos. A esta fuerza misteriosa se la llamó eléctrica.

En 1600, Gilbert observó también las propiedades de la piedra imán, que se encuentra en la Naturaleza, y distinguió entre atracción eléctrica y magnética.

Ya en el siglo XVIII aparecen los primeros instrumentos para producir carga eléctrica, que serán utilizados por Benjamín Franklin para demostrar que el rayo es de naturaleza eléctrica.

En esta idea se basará su invención del pararrayos, tras observar la semejanza entre la chispa eléctrica y los rayos producidos en una tormenta y verificar que la propiedad de ser atraída por las puntas también se da en el rayo.

La cosmovisión newtoniana imperante en este siglo también dejará huella en las ideas de Franklin, quien introducirá el concepto de electricidad «positiva» y «negativa» para explicar la atracción y repulsión de los cuerpos electrizados.

Para entonces los intentos de esclarecer la naturaleza de la electricidad se habían convertido en una cuestión prioritaria.

Galvani y Volta investigaron los efectos de la misma sobre los seres vivos: observaron cómo una pata de rana se contraía al ser conectada a dos metales distintos, y la consideraron como un detector de la electricidad existente entre los dos metales.

Volta observó en sus experimentos que la electricidad puede producirse mediante la acción química de un metal disolviéndose en un ácido. Este sería el principio de la pila voltaica.

El proceso inverso, mediante el cual a partir de la electricidad se puede producir una acción química, se denominará electrólisis y su descubrimiento será fundamental para el desarrollo de la Química.

En 1800 Nicholson y Carlisle fueron los primeros en efectuar este proceso, al hacer pasar electricidad a través del agua mediante dos cables inmersos en ella, hallando así que el agua se descomponía en sus elementos, hidrógeno y oxígeno.

La síntesis química condujo al intento de crear compuestos en el laboratorio: Cavendish logrará la síntesis del agua, y en el siglo XIX se realizará la síntesis de los primeros compuestos orgánicos, como el benceno.

Fuente Consultada:
Grandes Cientificos de la Humanidad Tomo I – Diccionario Biografico de Espasa Manuel Alfonseca
El Jardín de Newton José Manuel Sánchez Ron.
Enciclopedia Electrónica ENCARTA de Microsoft

La Primer Cosechadora Mecánica de McCormick Historia

La Primer Cosechadora Mecánica de McCormick

Historia de la Primera Cosechadora automática: La historia de los inventos está jalonada de obstáculos y éxitos. La marcha hacia el oeste creó un obstáculo: la falta de brazos en la época de la siembra. Los agricultores no se atrevían a sembrar muchas hectáreas de trigo, por cuanto era necesario proceder a la siega en un lapso breve. Los molinos de harina permanecían inactivos porque no había suficiente trigo sembrado.

El éxito tuvo lugar en 1840 con el advenimiento de la segadora de Cyrus McCormick. Los agricultores se animaron a sembrar más hectáreas, pues se las podía segar en poco tiempo con una máquina. De la escasez de trigo se pasó a la abundancia.

La segadora mecánica de McCormick cortaba el trigo con cuchillas movibles colocadas en barras derechas. El movimiento rotativo de la pesada rueda maestra hacía girar las cuchillas mientras los caballo:; avanzaban. Un alambre metálico giratorio colocaba el grano contra la cuchilla y ponía los tallos cortados sobre la plataforma situada detrás de ésta. Hayos en forma de dedos, que se extendían desde la plataforma, evitaban que el grano escapara por los costados al cortarlo.

Más tarde, McCormick perfeccionó dispositivos que enderezaban el cereal para hacer más fácil la siega , formar haces de los tallos cortados.

Dado que cada agricultor podía comprar una segadora con un pago al contado reducido, la venta fue mayor que la fabricación. La producción total de trigo se triplicó con creces.

La historia había cobrado nuevo ritmo. Se carpieron las selvas americanas y se sembró trigo en muchos campos. Un grupo de colonos llevó consigo un molinero que quizo instalar su molino automático Evans a orillas de un río. Estas primeras colonias siempre se desarrollaron alrededor de molinos y se esparcieron las ciudades molineras por toda la campiña.

Cuando las segadoras McCormick comenzaron a segar el grano, los ferrocarriles penetraron en las nuevas zonas agrícolas, a fin de transportar los sobrantes de harina a los puertos del este y de allí a las naciones de Europa.

Los Estados Unidos nunca perdieron esta ventaja en cuanto a su agricultura. Hoy en día, máquinas de autopropulsión siegan automáticamente el grano que se trilla en seguida, desechando los desperdicios inservibles, y luego se llenan bolsas de granos de maíz. El Hombre Mecánico convierte en jardines los desiertos y en canastos de pan las selvas.

Cyrus Hall McCormick inventó la cosechadora mecánica: Cyrus McCormick, el «padre de la agricultura moderna», hizo una de las contribuciones más significativas a la prosperidad de los Estados Unidos, cuando inventó la segadora tirada por caballos en 1831.

1831 Cyrus Hall McCormick hizo una demostración de su cosechadora mecánica en la Taverna Steele, Virginia. La cosechadora podía cortar 10 acres por día el equivalente al trabajo de cinco hombres. Posteriormente, el acrecentó un recurso de auto-recolección que permitía que un hombre cortase 40 acres en un día. El patentó la cosechadora en 1834.

1842 Jerome Increase Case funda Racine Threshing Machine Works en Racine, Wisconsin.

1848 Cyrus Hall McCormick funda McCormick

1842 Jerome Increase Case funda Racine Threshing Machine Works en Racine, Wisconsin.

1848 Cyrus Hall McCormick funda McCormick Harvesting Machine Company en Chicago, Illinois.

1851 La cosechadora mecánica de McCormick gana la Medalha de Oro en la Exposición Real del Palacio de Cristal en Londres, Inglaterra. McCormick ingresa en el mercado europeo.

Fuente Consultada:
Grandes Inventos de la Humanidad Beril Becker