Etica Genética

Francis Galton Teoría de la Eugenesia Historia y Explicacion de su Obra

Francis Galton y Su Teoría de la Eugenesia
Historia y Explicación de su Obra Científica

Los comienzos de una ciencia de las cualidades humanas.

Sir Francis Galton y la eugénesia: Francis Galton (1822-1911), fue un hombre de ciencia británico , dedicado a la antropología, pero tambien se destacó como geógrafo, explorador, inventor, meteorólogo, estadístico, psicólogo y eugenista con un amplio espectro de intereses.​​ Galton produjo más de 3o0 artículos y libros, y por su enorme y prolífico trabajo se le consedió el título de «caballero del reino».

Se considera como el fundador del movimiento moderno para el mejoramiento de la Humanidad, pues fue el precursor en la aplicación de las leyes biológicas de la herencia al perfeccionamiento de la especie humana, que se conoce actualemente como eugenesia.

Era primo de Darwin y como en toda familia de científicos, intento seguir y ampliar sober algunos de los conceptos divulgados por Darwin en su magnánima obra «El Origen de las Especies«. Respecto a su teoría, diremos que le interesaba mucho la inteligencia humana y dedicó su tiempo a aplicar sus conocimientos de psicología y también como novedad la moderna estadística, al estudio de la misma, partiendo que la inteligencia se debía mas a la herencia genética que los factores ambientales. Es decir que las condiciones innatas recibidas de los padres eran un factor fundamental para el éxito en la vida.

Obviamente que debió demostrar su teoría, y para ello comenzó estudiando a gente de su entorno, caracterizados por poseer una formación e inteligencia bastante sobresaliente, y consigue un avance, descubriendo que los hijos de estas eminencias también gozaban de rasgos intelectuales parecidos.

Es evidente, sobretodo para el hombre reflexivo, que todo este avance inicial era muy primitivo y las nuevas conclusiones deben basarse sobre un mayor y mejor conocimiento que aquél que el sentido común sin tutela, y la observación y la especulación sin comprobación puedan proporcionar. Como en tantos otros campos, los avances prácticos se anticipan al progreso científico.

francis galton cientifico

Francis Galton (1822-1911), científico británico famoso por su trabajo en los campos de la antropología y la herencia, considerado el fundador de la ciencia de la eugenesia. Nacido cerca de Birmingham, estudió en el King’s College de la Universidad de Londres y en el Trinity College de Cambridge. Tras viajar por África en 1844 y 1850 escribió Narrativa de un explorador en el sur de África tropical, (1853) y El arte de viajar, (1855). Sus estudios sobre la meteorología le llevaron a escribir Meteorographica (1863), el primer libro sobre los modernos métodos de cartografía meteorológica.

HISTORIA DE SU OBRA: El interés serio del tema, por consiguiente, está y estará, por mucho tiempo, limitado a la acumulación de datos sobre los cuales puede basarse la acción inteligente, y nuestra disertación debe referirse principalmente al aspecto científico del movimiento.

Resumiremos, pues, brevemente, las medidas científicas que han sido adoptadas o que son razonablemente defendidas:

El fundador del movimiento moderno para el mejoramiento de la Humanidad estimulando sus dotes naturales, fue Francisco Galton, quien también le dió el nombre de eugenesia o eugénica. Galton, que fue un hábil biólogo, primo de Darwin, se interesó seriamente en este campo mediante el estudio de la teoría reciente de la selección natural.

Justamente diez años después de la publicación del Origen de las especies publicó Galton su gran obra sobre el Genio Hereditario, que es, esencialmente, un estudio de los grupos familiares de los hombres que han atraído suficientemente la atención para que sus nombres aparezcan en las obras de referencias biográficas.

El gran número de casos de relaciones de sangre entre hombres «notados» y, particularmente, la aparición de tales hombres en generaciones sucesivas de la misma familia, constituyó en su espíritu un fuerte argumento a favor de que la «habilidad es heredada». Galton modificó luego algo su punto de vista y reconoció que la «eminencia» es una prueba demasiado tosca de habilidad.

También substituyó la palabra «valer cívico» por la de «habilidad» para designar la cualidad general que la sociedad procuraría estimular, pero es difícil que esto constituyese una mejora. Si esto está más cerca del «hecho», también es mucho más vago, y todavía poco susceptible de identificación científica y de medida.

Al principio, no tenía sir Francisco Galton un nombre especial para su ciencia; después, la llamó «viricultura», o cultivo del hombre; más tarde, lo substituyó por el de «estirpicultura», o cultivo de los troncos y grupos. En 1883, le dio el nombre de eugénica, que significaba «buen nacimiento». Las investigaciones de Galton sobre las leyes de la herencia.

De la demostración de que las cualidades humanas son hereditarias, partió Galton para inquirir la manera o ley de su transmisión. Para obtener algún resultado en este campo, fue necesario imaginar modos de medir los fenómenos y describir exactamente la distribución de los casos en grupos, y el trabajo estadístico o metodológico de Galton en esta conexión es, probablemente, de más valor científico que sus conclusiones primarias, has medidas de cualidades simples, como la estatura, mostraron que las variaciones son distribuidas aproximadamente a lo largo de una «curva de errores», o según la ley del puro azar.

Esto es, las varias estaturas se centraron alrededor de un «modo», el cual es la estatura más frecuente, y los números mayores y menores que éste, en una cantidad dada, caen uniformemente a ambos lados. Así, en la medida de la altura de 8.586 hombres, ha encontrado que unos 1.300 se hallan entre 1,50 y 1,60 metros, y de un centímetro más y menos de esta medida hay un número pequeño de hombres, aproximadamente igual en ambos casos, y así sucesivamente.

El número de hombres más altos que el «modo» por un cierto número de pulgadas tiene aproximadamente la misma regla que el número de los más bajos por la misma cantidad. Galton ha ideado maneras sencillas de describir la distribución de los casos alrededor del valor típico.

Estudió después la cuestión de la herencia de las cualidades, y formuló la «ley de la regresión filial», es decir, que si los padres divergen por una cantidad dada del grado más frecuente de cualidad, sus hijos divergirán también, pero por una cantidad menor (en el caso de la estatura, dos tercios, próximamente, que los padres, en el promedio de un grupo numeroso). También estudió la herencia en las generaciones sucesivas y alcanzó la conclusión de que el individuo obtiene la mitad de sus rasgos, próximamente, de sus padres; una cuarta parte, de sus abuelos, y así sucesivamente.

La teoría de Galton del mejoramiento de la raza y su programa práctico: La teoría de Galton sobre la variación y la herencia fué, exclusivamente, una ley estadística de promedios. Creyó que refiriéndose a un gran número de generaciones sucesivas de familias, necesariamente mostrarían la misma especie de distribución entre los varios grados de una cualidad.

¿Cómo podría, entonces, asegurarse el mejoramiento progresivo? El argumento fue que si las generaciones sucesivas venían predominantemente de padres que poseían la cualidad en un alto grado, el centro de la distribución o valor típico (lo que nosotros llamamos el «modo» porque es el término que se usa hoy, pero que él llamó el mid-parent—el medio-paternal—se movería elevándose, y con él la línea entera de la variación.

Sus ideas sufrieron algún cambio, pero lo esencial en su espíritu fue siempre promover el número de gentes de habilidades superiores o de «valor», para multiplicarlas más rápidamente que aquellas de habilidad o valor más bajo.

Para asegurar este resultado, Galton proclamó las ventajas del matrimonio temprano. Comparando el promedio del aumento en una estirpe casada de generación en generación a los veintidós años, con otra estirpe casada a los treinta y tres años, se encuentra que, al fin del siglo, si se comenzó con el mismo número de individuos, la primera tendría, respecto de la segunda, una proporción de 10 a 7, y, al final de dos siglos, de 6 a 1.

Para estimular los matrimonios tempranos de los «aptos», Galton ofreció un número de sugestiones concretas. Pensó que las gentes podrían graduarse en una especie de sistema de «puntos», respecto de toda clase de cualidades deseables, y conceder a aquéllas que estuviesen por encima de un cierto nivel de «aptitud» un certificado o diploma eu-génico.

Este les haría ser consortes más deseables, y serían más pronto solicitados, y se casarían más tempranamente. También pidió que se dotase a las gentes de elevadas cualidades para que pudieran casarse más pronto y, una vez casados, ayudarles a criar sus hijos. Una forma de auxilio sugirió que podía ser el de la casa barata. Todo esto suena más bien a medida política artificiosa, y debería agregarse que los recientes estudios sobre la herencia han suscitado graves dudas acerca de la validez teórica de elevar el nivel o la norma de la variación continuamente por selección.

Parece que todo lo cjue puede hacerse es separar las «líneas puras» que tienen la cualidad en cuestión en alto grado y sostener entonces la mejora, a menos de que ocurra una «mutación», o como hoy se diría, una «diversión». Entre tanto, no tenemos conocimiento de los medios de controlar o predecir las mutaciones; parece que son muy libres en su carácter y manera de ocir-rrencia, relativamente raras y, desde luego, mucho más inclinadas a ser indeseables que deseables.

Los sucesores de Galton. Carlos Pearson y la escuela biométrica
Durante muchos años, la propaganda de Galton fue poco más que una voz gritando en el desierto. Se le prestó muy poca atención, salvo unos cuantos vacíos comentarios en pro o en contra, por unos cuantos hombres de ciencia y por simples curiosos. La única notable excepción es la de Carlos Pearson, el reputado estadístico, a quien inspiró un interés activo la cuestión, lo mismo como problema científico que como una proposición práctica. En 1904, sin embargo, sobrevino un cambio.

En aquel año, Galton, en un discurso pronunciado ante la Sociedad Inglesa de Sociología, suscitó un profundo interés por el tema de la eugénica, y hacia el mismo tiempo, fundó el laboratorio eugénico en la Universidad de Londres, con Pearson al frente.

El periódico «Biométrica» se había ya iniciado en 1901. Pearson y sus asociados lograron continuar y desenvolver la obra de Galton, lo mismo mejorando la técnica estadística que intentando alcanzar resultados de valor práctico. Su obra se ha continuado en el sentido de un estudio matemático de promedios y distribución en grandes grupos, ya que la idea era llegar a establecer leyes estadísticas de la herencia.

Los rasgos físicos han sido estudiados por la medida directa, y los mentales mediante cuestionarios que han llenado los maestros, respecto de los niños de la escuela, y también mediante historias de familias. Las publicaciones del laboratorio constituyen los estudios más comprensivos y las más amplias colecciones de datos que tenemos sobre el tema de la eugénica y los problemas de la herencia que le competen.

Hasta ahora, después de todo, lo que se ha hecho realmente es acumular las pruebas de que los rasgos humanos se transmiten en las familias, de lo cual podemos decir que «todo el mundo lo sabía». No puede decirse que esto constituya aquella base científica para la formación positiva de la habilidad y el carácter humanos por métodos biológicos,que todo el mundo aguarda.

Algunas aproximaciones se han logrado para establecer «leyes» de la herencia en términos medios o probabilidades—lo más que el método puede por su naturaleza hacer—, pero no son de un carácter adecuado para pr porcionar una base para la acción, aun cuando se eliminaran otras dificultades.

Una crítica más definida de los trabajos de la escuela consiste en que los escritores se han esforzado poco por separar los efectos de la herencia de aquéllos del medio, y con frecuencia han tratado los datos estadísticos con muy poca crítica.

Claro está que no hemos de presumir que todos los rasgos manifestados por los hijos en común con sus padres, sean heredados. En otro caso, tendríamos que tratar como hereditarias ciertas cosas, como el tener buena ortografía. De hecho, es muy difícil distinguir la habilidad innata de la información y destreza adquiridas, aun bajo condiciones experimentales, en un laboratorio, por investigadores capaces y adiestrados. Bajo el segundo punto, sólo nos referiremos aquí a la incierta confianza que se concede a los datos de los cuestionarios sobre la habilidad y los rasgos mentales proporcionados por los maestros.

Tales datos pueden tener algún valor, pero someterlos a refinadas matemáticas y deducir resultados cuantitativos precisos, no puede permitirse. En una palabra, aun cuando se ha realizado mucho trabajo científico, todavía estamos lejos del conocimiento que forme una conexión digna de confianza entre un programa de acción y resultados deseables.

Fuente Consultada:
Colección Moderna de Conocimientos Universales – Editores W.M Jackson , Inc. – Tomo III  – La Sociedad Humana – La Obra de Galton Francisco –

Etapas en la Digestión de los Alimentos Cuerpo Humano

Etapas en la Digestión de los Alimentos

En 1825, el médico estadounidense William Beaumont (1785-1853), que prestaba servicio en el ejército, tuvo que curar una herida de arma de friego de aproximadamente 2,5 cm de ancho que se encontraba en un costado y dejaba ver el interior del estómago del paciente. Esto permitió a Beaumonr observar las transformaciones que se producían en el interior del estómago y tomat unas muestras de jugo gástrico.

El jugo gástrico es un líquido producido por las glándulas que se encuentran en la mucosa gástrica y elaboran sus secreciones de forma continua en cantidad variable, unos 1500-2500 ml. al día. Se presenta como un líquido límpido, fluido e incoloro, y su importancia reside en su función de descomposición de las proteínas en grupos de aminoácidos más pequeños.

Gracias a esras observaciones Beaumont pudo obtener preciosas informaciones acerca del proceso digestivo, y sus descubri-mienros renovaron el interés hacia los estudios científicos en este ámbito.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

Sabemos que los alimentos realizan en nuestro organismo importantísimas funciones: aportan los elementos necesarios para la formación y desarrollo de los innumerables compuestos orgánicos que lo integran y suministran las calorías necesarias para la vida, en una serie de procesos químicos que se efectúan, muchos de ellos, en la intimidad de las células.

Pero nosotros no ingerimos sustancias simples, capaces de ser asimiladas inmediatamente a nuestros tejidos, sino que, por el contrario, nuestros alimentos son cuerpos compuestos, formados por una serie de elementos agrupados de distinta manera, como sucede con el pan, la carne, etc.

Ahora bien, este pan, esta carne, no se incorporan a nuestro cuerpo según se ven, sino que son desmenuzados, desintegrados paulatinamente hasta sus componentes más simples, que, entonces sí, son absorbidos e incorporados a nuestros propios tejidos, adonde son llevados por la corriente sanguínea.

Todos estos procesos de orden físico-químico, que llevan a la destrucción de la materia constitutiva de los alimentos hasta sus componentes básicos asimilables y su ulterior absorción, constituyen, en resumen, la digestión.

Ésta se lleva a cabo en el aparato digestivo, por medio de un conjunto de compuestos, casi todos ellos fermentos, que forman parte de los jugos digestivos elaborados por una serie de glándulas, que los vuelcan con sus secreciones, a lo largo del citado aparato, desde la boca hasta el intestino. Este proceso es común a los tres principales componentes de los alimentos: grasas, hidratos de carbono y las denominadas proteínas.

¿QUÉ ES  EL ALIMENTO?
Es necesario recordar que los alimentos se componen de tres clases de sustancias fundamentales:
1) hidratos de carbono o glúcidos: azúcares, almidón, celulosa, etc., contenidos sobre todo en los vegetales, en el pan y en las pastas;
2)
grasas o lípidos: contenidos en la manteca, aceites, etc.;
3) proteínas o prótidos: se encuentran en la carne, huevos, quesos, etc. Se hallan, además, sustancias inorgánicas, agua y sales minerales, necesarias a nuestro organismo.

ESQUEMA DEL APARATO DIGESTIVO

Etapas en la Digestión de los Alimentos

ETAPAS DE LA DIGESTIÓN

1) DIGESTIÓN BUCAL. Los dientes trituran los alimentos, mientras las glándulas salivales vuelcan su secreción, la saliva, en la boca. Esta saliva, por medio de un fermento, la tialina, transforma el almidón en un azúcar simple, la maltosa. Además embebe los alimentos y lubrica la mucosa bucal.

2) DE LA BOCA AL ESTÓMAGO. El alimento masticado, que origina la formación del bolo alimenticio, es deglutido y, por medio del esófago, llega hasta el estómago.

3) LA DIGESTIÓN GÁSTRICA. El jugo gástrico segregado por las glándulas de la mucosa del estómago posee dos integrantes fundamentales en la digestión: el ácido clorhídrico y la pepsina.

corte esquematico del estómago

El primero disuelve ciertos elementos (fibras conjuntivas, nucleoproteínas, etc.) y crea un medio cuya acidez favorece la acción de la segunda, que es un poderoso fermento   actuante   sobre   las   proteínas,   desdoblándolas en cuerpos más simples: peptonas y albumosas. La acción de aquéllos resulta favorecida por los movimientos que el estómago imprime a la masa alimenticia permitiendo primero su mezcla y, luego, su progresión hacia el intestino.

 4) DEL ESTÓMAGO AL INTESTINO. Después de un tiempo, que varía entre 1 y 6 horas, según los alimentos, se ha completado la digestión gástrica y el bolo alimenticio ha sido transformado en una papilla blanquecina llamada quimo. El estómago, entonces, contrayéndose, lo envía hacia el intestino, pasando a través de un anillo muscular a modo  de válvula,   llamado píloro   (válvula gastrointestinal).
 5) LA DIGESTIÓN INTESTINAL. Cuando el quimo llega a la primera porción del intestino, el duodeno, se inicia la digestión intestinal, mediante la acción de tres jugos, que son los siguientes:

1) Jugo duodenal o intestinal: es producido por las células de la pared del duodeno y posee varios fermentos: erepsi-na, que actúa sobre las peptonas desdoblándolas en aminoácidos; lipasa, que desdobla las grasas; maltasa, que tranforma la maltosa en glucosa; invertasa, que desdobla la sacarosa en fructosa y glucosa.

2) Jugo pancreático: segregado por el páncreas y llevado al duodeno por los conductos pancreáticos (de Wirsung y de Santorini), este importantísimo jugo digestivo actúa sobre los tres tipos de sustancias que componen los alimentos, por medio de cuatro fermentos que son:
a) tripsina: actúa sobre las peptonas y albumosas, transformándolas en aminoácidos asimilables;
b) lipasa, desdobla las grasas, ayudada por la bilis y las transforma en ácidos grasos y glicerina, fácilmente absorbibles por el intestino;
c) amilasa, completa la acción de la saliva y jugo intestinal, desdoblando el almidón en glucosa;
d) maltasa: desdobla la maltosa en glucosa.

3) Bilis: segregada por el hígado y almacenada en la vesícula biliar, cuando llega al intestino cumple importantes funciones: emulsiona las grasas, favorece la absorción de ciertos ácidos, excita los movimientos del intestino, etcétera.

 6) LA ABSORCIÓN INTESTINAL. Después de ser, como hemos visto, profundamente transformada, el quimo se convierte en una masa muy fluida, a la cual se le da el nombre de quilo. A medida que la digestión se va completando, las sustancias alimenticias, transformadas en otras capaces de ser utilizadas por el organismo, van siendo absorbidas por conducto de las vellosidades intestinales.

En toda la mucosa del intestino delgado, las vellosidades van absorbiendo el quilo, por medio de las células absorbentes que las recubren.

Las grasas pasan en parte a los vasos linfáticos y de éstos al conducto torácico que las conduce al sistema sanguíneo. En cambio, las proteínas, los azúcares y las sales penetran en los capilares; de allí pasan a la vena porta, que los conduce directamente hasta el hígado.

7) LA LABOR DE LAS BACTERIAS. En el intestino grueso es absorbida el agua; por otro lado, millones de bacterias atacan la celulosa de los alimentos vegetales, que no es alterada por los jugos digestivos, y la transforman, aunque en pequeña parte, en glucosa asimilable.
8) LA EXPULSIÓN. Finalmente la masa de sustancia, privada de todos los materiales alimenticios y de buena parte del agua, queda reducida a una pasta formada por desechos no digeribles, moco, sales y productos intestinales no asimilables, que es expulsada formando las materias fecales.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Estudiantil Ilustrada de Lujo Tomo VII – La Digestión-

 

 

La Seleccion Natural Mediante El Uso de un Arma Biologica Natural

La Seleccion Natural Mediante El Uso de un Arma Biológica

Si un parásito matase a todos los huéspedes a los cuales encuentra, entonces también él perecería. Existen al menos dos estrategias que pueden adoptar los parásitos para asegurar su permanencia, y ambas dependen de su propio estilo de vida.

Por un lado, si el parásito es muy rápido para multiplicarse y pasar a otro huésped y si, al mismo tiempo, hay una cantidad infinita de nuevos huéspedes no infectados donde anidar, el parásito puede mantener un estado de alta virulencia generación tras generación. Sin embargo, la realidad es que si este tipo de parásitos tuviera el suficiente éxito, se haría cada vez más difícil encontrar una cantidad ilimitada de nuevos huéspedes no infectados.

Lo lógico en este caso es que la población huésped disminuya, y por lo mismo la “comida” potencial del parásito también disminuirá. Por ello, el mantenimiento de un estado de alta virulencia termina siendo contraproducente para el propio parásito. Así, si cualquiera de los preceptos mencionados no se cumple, al parásito no le queda otro camino que atenuar su virulencia.

En este caso cuenta con la complicación de que el huésped también tendrá tiempo para combatirlo, por lo que los parásitos deberán utilizar este tiempo para cambiar y adaptarse también a las nuevas respuestas del huésped. Por lo mismo, casi todas las relaciones de coevolución, con el tiempo, terminan en la atenuación de las respuestas entre predador y presa. Para ilustrarlo veamos una serie de desventuras ocurridas en Australia.

Los diseñadores de políticas ambientales australianas no les temían a los riesgos y por ello se embarcaron en un proyecto que, para controlar un desbalance grave del equilibrio ecológico, implicó una serie de peligros que no se tuvieron en cuenta y generaron nuevos desequilibrios. No hubo conejos en Australia hasta 1859, cuando un señor inglés importó apenas una docena de estos encantadores animalitos desde Europa, para distraer a su esposa y agraciar su hacienda. Los conejos se reproducen muy rápido, apenas un poco más rápido de lo que tardamos en reconocer el problema que generan. Y ese “apenas” es más que suficiente.

En poco más de un lustro (1865), el mencionado caballero había matado a un total de 20.000 conejos en su propiedad y calculó que quedaban todavía otros 10.000. En 1887, en Nueva Gales del Sur solamente, los australianos mataron 20 millones de conejos. Llegado el siglo XX aparecieron nuevas herramientas de combate contra las plagas. En la década de 1950, la vegetación de Australia estaba siendo consumida por hordas de conejos. En ese año el gobierno trató de hacer algo para detener a los simpáticos animalitos. En Sudamérica, los conejos locales están adaptados a un virus con el que conviven desde hace mucho tiempo. este se transmite cuando los mosquitos que toman la sangre de un conejo infectado lo depositan sobre un conejo sano, ya sea por deposición o por la nueva picadura. Este agente infeccioso, denominado virus de la mixomatosis, provoca sólo una enfermedad leve en los conejos de Sudamérica, que son sus huéspedes normales.

La mixomatosis ha generado una de las mayores catástrofes ecológicas de la historia y el desmantelamiento de las cadenas tróficas en el ámbito mediterráneo, donde el conejo era la base de la alimentación de rapaces y carnívoros. De nuevo el responsable de esta catástrofe fue el ser humano al ser introducida la enfermedad en Francia en 1952, desde donde se extendió por toda Europa. Dicha enfermedad se había llevado a Australia anteriormente para erradicar el conejo allí, que era plaga.

Sin embargo, es mortal para el conejo europeo, que fue el que se implantó en Australia. Así que en Australia se liberaron en el campo una gran cantidad de conejos infectados con el virus de la mixomatosis, esperando que [os mosquitos autóctonos hicieran el trabajo de esparcir el agente infeccioso. En un comienzo, los efectos fueron espectaculares y la población de conejos declinó de manera constante: llegó a ser menos del 10% de la población original, cuando comenzó el tratamiento en gran escala. De esta manera se recuperaron zonas de pastura para los rebaños de ovejas, de los cuales depende en gran medida la economía de Australia.

Sin embargo, en poco tiempo aparecieron evidencias de que algunos conejos eran más resistentes a la enfermedad. Como estos conejos eran los que más se reproducían, sus crías también resultaron resistentes al virus de la mixomatosis. Cuando el fenómeno se estudió en forma global, se observó que no sólo los conejos se volvían más resistentes, sino también que el virus iba atenuando su virulencia generación tras generación. Así, había ocurrido un doble proceso de selección. El virus original había resultado tan rápidamente fatal que el conejo infectado solía morir antes de que tuviese tiempo de ser picado por un mosquito y, por lo tanto, de infectar a otro conejo; la cepa del virus letal, entonces, moría o desaparecía junto con el conejo. Por otra parte, en la preparación original de virus debería de haber algunos más atenuados.

En las condiciones de muy alta mortalidad de los conejos, las cepas virales de efectos más atenuados tenían una mejor probabilidad de sobrevivir, dado que disponían de mejores oportunidades y, fundamentalmente, de más tiempo para encontrar un nuevo huésped. De tal manera, la selección comenzó a operar en favor de una cepa menos virulenta del virus. Por su parte, un conejo que sobrevive a una infección inicial queda “protegido” como si hubiera sido vacunado, por lo que no vuelve a enfermarse fácilmente. Además es probable que los sobrevivientes hayan sido los que más resistencia intrínseca tuvieron al virus original. De esta manera su descendencia también debía ser más resistente, por lo que cuando estos conejos comenzaron a proliferar, todos los conejos australianos fueron adquiriendo resistencia al virus de la mixomatosis. Hace poco tiempo, como resultado de la rápida coevolución, la relación huésped-parásito se estabilizó, por lo que los conejos volvieron a multiplicarse, y regeneraron la población existente antes del comienzo del ataque.

En definitiva, se utilizó un arma biológica tremendamente activa, pero las consecuencias distaron mucho de ser las esperadas. De hecho, no se contuvo la proliferación de los conejos y se mantuvo el riesgo del desequilibrio ambiental comenzado hace 150 años, y; por el contrario, se generó una adaptación de los animales, se los tomó más fuertes para resistir a una plaga como el virus de la mixomatosis A pesar de las enseñanzas que debieron haber quedado después de este tremendo fracaso, hace poco tiempo se intentó nuevamente en Australia repetir la metodología para eliminar Los conejos con un nuevo patógeno cuya dinámica poblacional se desconocía casi por completo. Es obvio que hay gente a la que le encantan los riesgos. El problema es cuando al asumirlos se involucra a demasiadas personas, o, como en este caso, a un ecosistema completo.

satira a darwin
Portada en una revista, publicado con ironía la teoría de Darwin

A lo largo de la evolución, y mediante el proceso de selección natural, los organismos de las distintas especies han ido adquiriendo modificaciones morfológicas, fisiológicas y comportamentales con las cuales han logrado responder y adaptarse a las características Particulares de su medio.

ESTRATEGIA ADAPTATIVA DE PLANTAS Y ANIMALES
FACTOREFECTOSADAPTACIONES DE LAS PLANTASADAPTACIONES DE LOS ANIMALES
Escasez de AguaDeshidratación.
Estrés hídrico.

Reducción de la superficie foliar, por la que las plantas transpiran: espinas.Esclerofilia (hojas duras, coriáceas o revestidas con ceras o quitina, que las protegen de la radiación intensa y de la desecación)

Plantas con metabolismoCAM (los estomas de las hojas sólo se abren de noche para captar el CO2, con lo que se evita la pérdida de agua que se produciría si los estomas se abrieran durante las horas de mayor radiación solar).

• Piel estratificada, con varias capas de células (por ejemplo, en los vertebrados).• Productos de excreción concentrados, como el ácido úrico o le urea en lugar del amoníaco.

• Elevada reabsorción intestinal de agua en las heces.

• Obtención de agua metabólica a partir de la oxidación del hidrógeno de los alimentos.

TemperaturaTemperaturas altas: deshidratación desnaturalización de las enzimas.
Temperaturas bajas: cristalización del agua en los tejidos, retardo del metabolismo.
Las mismas que para la escasez de agua.Al calor y al frío: cambios comportamentales (mayor actividad diurna durante el invierno y mayor actividad nocturna o crepuscular durante períodos cálidos); regulación social de la temperatura: vida en grupos, sobre las ramas de los árboles o en cuevas; vida subterránea.
Escasez de Alimentos, baja disponibilidad de nutrientesCrecimiento y desarrollo deficientes.Inanición.Plantas carnívoras, como respuesta a la escasez de nitrógeno en pantanos, bosques con suelos empobrecidos, etcétera.Asociación con bacterias fijadoras ; de nitrógeno en leguminosas: nódulos radiculares. Asociación con hongos (micorrizas) en distintas plantas.Almacenamiento en cuevas y guaridas, como en las hormigas y otros insectos sociales.Acumulación de reservas en la grasa corporal.
Salinidad•  Efecto osmótico: tendencia de los tejidos a perder agua en ambientes muy salinos (medio hipertónico), y a ganar agua e hincharse en ambientes poco salinos (medio hipotónico).•  Efecto iónico: toxicidad en plantas (especialmente por Cl y Na4).Secreción de iones a través de glándulas especializadas.Suculencia: planta de aspecto globoso; incorporan agua para diluir la concentración de sales.Vida marina (medio hipertónico): beben agua de mar y luego secretan el exceso de sales a través de las branquias y las glándulas de la sal; producen una orina concentrada.Agua dulce (medio hipotónico): no beben agua y absorben sales a través de la piel y las branquias; producen una orina diluida.

Fuente Consultada:
Ahí viene la plaga Colección: «Ciencia que ladra….» Mario Lozano

Selección Artificial Acción del Hombre en las Especies

LA SELECCION ARTIFICIAL: LA ACCIÓN DEL HOMBRE EN LA SELECCIÓN DE LAS MEJORES ESPECIES

En su célebre obra, Darwin hace una serie de consideraciones acerca de las variaciones que aparecen en muchas especies de plantas y animales domésticos. Llegó a la conclusión de que, evidentemente, todas las especies de plantas y animales domésticos proceden de especies silvestres. La explicación era sencilla el hombre no ha sido siempre agricultor y ganadero, ya que sabemos que en tiempos remotos vivía exclusivamente de la caza y de la pesca, o de la recolección de frutos (etapa de cazador-recolector), forma de vida que conservan actualmente algunas tribus remotas de Nueva Guinea o de la Amazonia.

En algún momento en la historia, el ser humano eligió determinadas especies de animales que le eran particularmente útiles como alimento y comenzó a criarlas en cautiverio. Estos primeros intentos constituyeron el comienzo de la ganadería, que más tarde se iría perfeccionando hasta llegar a nuestros días.

Al observar las actuales especies de animales domésticos, inmediatamente se advertirá que la variación que se presenta entre los individuos es mucho mayor que la que aparece en el mismo animal en estado silvestre. Darwin fue un profundo conocedor de muchas especies de animales domésticos, y él mismo, durante una larga etapa de su vida, se dedicó en el campo a la cría de palomas.

En el caso de la paloma, Darwin llegó a la conclusión de que todas las razas domésticas procedían de la paloma de las rocas, Cotumba livia.

Si bien ésta presenta características muy constantes en cuanto al tamaño, el color, la forma de las alas, el pico y la cola, etc., el número de variaciones observado en las razas domésticas es sumamente elevado.

Otro ejemplo examinado por Darwin es el caballo, un animal de gran utilidad para el hombre, que ha sido sometido a un largo proceso de selección artificial desde hace miles de años. Así, mediante cruzas controladas se han obtenido muchísimas razas de caballos que son diferentes tanto por su aspecto como por su capacidad.

Dos ejemplos son los pura sangre y los percherones. Los caballos de pura sangre son altos, de cascos pequeños y patas delgadas y musculosas. Son notablemente veloces y, por eso, son los típicos caballos de carrera. Por otro lado, los percherones son caballos de poca alzada, grandes cascos y patas cortas y fuertes. No pueden tener gran velocidad, pero son caballos muy fuertes y resistentes, lo que los hace muy aptos como animales de tiro.

Las variaciones que se dan en los cereales, las frutas y las hortalizas cultivadas son incluso más notables que las de los animales, si se comparan con las correspondientes especies silvestres.

A pesar de la posible influencia de las condiciones ambientales y de las costumbres, Darwin asignó a la acción humana el papel fundamental en la variabilidad de las especies domésticas de plantas y animales.

Desde la época de los faraones egipcios, el ser humano eligió las semillas de plantas más robustas y los animales mejor dotados para utilizarlos como reproductores en la agricultura y en la ganadería. De esta forma, consiguió mejorar las razas.

Lo que hace el hombre es “seleccionar” aquellos individuos que presentan espontáneamente variaciones interesantes que pueden transmitirse a la descendencia. En los cereales, por ejemplo, elegirá las semillas de mayor tamaño o más robustas, ya que sabe que di-chas semillas normalmente darán origen a plantas jóvenes mejores que las semillas de plantas raquíticas o que han dado menos frutos. Estos mismos ejemplos podrían ampliarse a todos los animales y plantas domésticos.

Evidencias aportadas por la selección artificial
La cruza de animales de cría o de plantas cultivadas para obtener individuos con ciertas características deseables fue una práctica implementada por el hombre desde la época en que abandonó la caza y la recolección como principal forma de subsistencia y se estableció en un sitio por un período más prolongado.

En esta práctica, llamada selección artificial, el criador de animales tales como perros, gatos, vacas, ovejas, caballos, palomas, u otras especies selecciona entre los progenitores a los individuos cuyas características se ajustan a lo que busca, y aparta a los otros posibles progenitores. Como la descendencia puede presentar características no deseadas, el criador vuelve a seleccionar en cada generación los individuos que se ajustan a sus preferencias. De este modo, resulta que las características de los descendientes aparecen fuertemente diferenciadas de las de los ancestros.

Este proceso le ha permitido al hombre obtener una gran variedad de razas de perros, tan diferentes en tamaño y aspecto como un gran danés, un ovejero alemán o un chiguagua. Asimismo, es notable la diversidad de razas de los diferentes tipos de ganados vacuno, ovino, lanar, en muchos casos muy distintos de sus parientes ancestrales que podrían encontrarse en estado salvaje.

De la misma forma, se han obtenido muchas plantas cultivadas, tanto alimenticias como ornamentales, con notables diferencias con respecto a sus estados originales.
Esta práctica llamó poderosamente la atención de Darwin y le aportó una de las evidencias más importantes para sustentar sus hipótesis.

La selección artificial continua era lo suficientemente poderosa como para provocar cambios observables en tiempos relativamente cortos. Dados los largos períodos de la historia evolutiva, la selección natural parecía una explicación adecuada para la aparición de nuevas especies.

Fuente Consultada:
Biología y Ciencias de la Tierra La Selección Natural Capitulo: 15

La Clonacion Humana y Animal Problema Ético y Reflexiones

La Clonación Humana y Animal
Problema Ético y Reflexiones

LA CLONACIÓN: La clonación es el proceso científico mediante el cual se crea, a partir de una célula de un individuo, otro idéntico al anterior.

La clonación reproduce de modo perfecto los aspectos fisiológicos y bioquímica de una célula en todo un individuo. Esto es posible porque mediante un proceso de reproducción artificial se aportan los genes necesarios en la célula. 

Esto genes son los que determinan las características del nuevo individuo, a diferencia lo que ocurre en la reproducción sexual, donde el individuo es resultado de un proceso de fecundación y de la aportación genética de una célula de la madre y una célula del padre.

En el campo de la ingeniería genética, clonar supone realizar, in vitro; es decir, en las condiciones de un laboratorio, el aislamiento y multiplicación de una porción de material genético o ADN.

En griego, klon tiene el significado de rama o brote. Se ha tener en cuenta que la donación existe en la naturaleza de forma paralela a la reproducción sexual.

Los primeros organismos se reproducían de manera asexual, dando lugar a unos descendientes idénticos a sus padres, por tanto, según, la definición anterior, eran en realidad clones de sus progenitores.

La reproducción sexual es un avance que tiene lugar en el curso de la evolución de los seres vivos, con él fin de aportar nuevas soluciones genéticas.

Con estas nuevas combinaciones que se producen como consecuencia del intercambio de material genético del padre y de la madre se consiguen nuevos individuos que presentan una mayor capacidad de adaptación al medio exterior cambiante y que afrontan, de manera más eficaz la selección natural.

La comunidad científica lleva muchos años estudiando la idea de obtener seres viables a partir de la clonación de células somáticas o no sexuales.

Los fracasos miles hicieron pensar, en un primer momento, que el problema radicaba en el tipo células del individuo originario. Una célula de un individuo adulto, si es usada en ese tipo de experimentos, es incapaz de llevar a cabo la secuencia de acciones necesarias para el desarrollo.

Por eso se empezaron a utilizar células embrionarias, que conservan la totipotencia o capacidad de desarrollarse y, posteriormente, diferenciarse en los distintos tipos funcionales de los que consta un ser adulto.

Esto es debido a la diferenciación, si no completa, muy avanzada, en el caso de una célula de un adulto.

El primer experimento de donación en vertebrados lo realizaron los científicos Briggs y King en los primeros años de la década de los cincuenta, en ranas.

En los años setenta, el equipo del científico Gurdon obtuvo colecciones de sapos espuela perfectamente iguales entre sí, mediante la técnica de la inserción de los núcleos de las células de las fases larvarias tempranas en óvulos que previamente habían si despojados de sus núcleos.

Este ensayo, sin embargo, fracasaba si el material genético era aportado por una célula de un individuo adulto.

En los años noventa se obtuvo la clonación de un mamífero. En 1996, el grupo de los científicos Wilmut y Campbell logró donar dos ovejas, llamadas Megan y Mora, por transferencia de núcleos de embriones.

También se ha descrito la producción de monos Rhesus. En estos últimos experimentos se usaron células embrionarias, que permitieron el nacimiento de un individuo de esta especie, que fue llamado Tetra.

De todos los ensayos que se han desarrollado durante la década de los noventa se deduce la utilización de varias técnicas: Una de ellas, para la obtención de terneros ciánicos, constante en la fecundación in vitro de un óvulo de una vaca con el espermatozoide de un toro. En el desarrollo embrionario del óvulo se separan cada una de las células embrionarias, y gracias a su capacidad intacta de diferenciación, dan lugar a un nuevo individuo.

Antes de la especialización funcional de estas células, sus núcleos se transfieren a los óvulos fecundados, privados de núcleos, de otras vacas. Estos óvulos se implantan posteriormente en el útero de varias madres, y si el desarrollo del óvulo y el consiguiente embarazo tienen éxito, se obtienen terneros clónicos iguales entre sí, pero no a la madre.

En la práctica se han utilizado varias madres: las que aportan el material genético, las que proporcionan los óvulos y las madres «de alquiler», donde se desarrolla el nuevo Individuo. En realidad no son iguales a la madre, porque la unión del óvulo con el espermatozoide supone una ciertoveja dolly, clonacion animala combinación de ambos materiales genéticos.

Uno de los mayores éxitos hasta la fecha corresponde al equipo del doctor lan Wilmut del Instituto Roslin de Edimburgo. En este trabajo se obtuvo una oveja por donación a partir de una célula ya diferenciada de un adulto.

El resultado fue la Oveja Dolly: El método consistía en tomar el óvulo de una oveja, eliminar su núcleo, cambiar éste por el núcleo de una célula adulta e implantar este óvulo en una tercera oveja. Por tanto, Dolly tiene un padre y tres madres.

Aunque esta técnica posee aún un elevado porcentaje de fracasos, uno de los datos más interesante que se pueden desprender de estos experimentos es que se ha conseguido, a nivel de laboratorio, reprogramar de alguna manera el material genético de una célula adulta para que, ésta se desarrolle y se diferencie para dar lugar a un nuevo individuo.

Otro hallazgo científico fundamental correspondió, en 1997, a un equipo de la Universidad de Massachusetts y a una empresa de biotecnología. En estos experimentos se obtuvo la donación de un bovino a partir de los clones obtenidos d células del tejido conectivo.

Esta técnica es intermedia entre las dos anteriores, pues las células que se utilizan no son embriones, sino células adultas diferenciadas, pero no con el grado de diferenciación de una célula de un individuo adulto.

En el año 1998, en Francia, nació una vaca de nombre Marguerita, a partir de células musculares fetales, por tanto, células que, si bien presentan la dotación genética necesaria para la mayor parte de las estructuras del organismo, no están totalmente especializadas. En ese mismo año, en Japón, nacieron terneros donados a partir de células de los intestinos de una vaca, en los óvulos, pertenecientes a otras vacas, a las que se les había eliminado el núcleo.

 clonacion 2

Problemas éticos de la clonación

La donación plantea interesantes expectativas, además de problemas éticos, tanto en la sociedad como en la comunidad científica, donde existen sectores a favor de la utilización de estas técnicas y sectores en contra.

En España, los científicos del Comité de expertos sobre Bioética y Clonación, prevén que hasta dentro de unos años no será posible la aplicación de técnicas seguras de donación, y descartan, por el momento, cualquier posibilidad de donación de seres humanos; limitan el uso de estas técnicas al tratamiento y curación de enfermedades genéticas, a la creación de nuevos fármacos —gracias a los animales transgénicos— y a la realización de xenotrasplantes, es decir, trasplantes en el hombre de órganos de animales con una dotación genética muy semejante, como es el caso del cerdo.

En este foro se discute la irresponsabilidad que supondría en la actualidad la aplicación de estos métodos de donación en seres humanos. Se tiene la certeza de que los niños que pudieran desarrollarse gracias a estas técnicas presentarían deformaciones, tales como dos cabezas, dos corazones, ausencia de manos o pies o bien un número anómalo de extremidades.

Los propios «padres» de la oveja Dolly sugieren la serie encadenada de trastornos genéticos que podrían derivarse: códigos genéticos que determinen trastornos muy graves, cómo el, envejecimiento prematuro, cáncer y afecciones neurológicas acerca de las cuales hay, hoy día, conocimientos precisos.

Los problemas éticos surgen en torno a la cuestión de la capacidad de acceso a estas técnicas por parte de personas influyentes y con grandes recursos económicos, que podrían utilizar este instrumento científico como herramienta para su propia perpetuación.

En el caso de los animales, se ha planteado la posibilidad de la creación de poblaciones que, si bien pueden reportar a la humanidad productos de mayor calidad, serían completamente homogéneas y podrían extinguirse muy fácilmente ante una epidemia.

En la actualidad se usan animales transgénicos que, gracias a las técnicas de donación, constituirían una fuente inagotable de órganos para el trasplante en humanos. Por otro lado, aunque es más ficticia su consecución, estas especies podrían ser utilizadas para el tratamiento de múltiples enfermedades en humanos.

clonacion

En octubre de 2000 nada en el departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oregón el mono Rhesus llamado AND cuyo nombre derivaba de inserted DNA (ADN introducido»). ANDi nació tras recibir material genético extra y de esa manera se convertía en el primer primate no humano del mundo genéticamente modificado. El proceso de modificación del ADN puede permitir a los científicos desarrollar nuevos tratamientos médicos para una amplia gama de enfermedades

PRIMEROS PASOS HACIA LA CLONACIÓN:

Ian Wilmut (1944): Es conocido por estar a cargo del equipo que realizó por primera vez la clonación de un  mamífero a partir de células adultas: la oveja Dolly.

Previamente, el profesor Wilmut había sido parte del equipo que logró el primer nacimiento de un ternero a partir de un embrión congelado y más tarde del que llevó a cabo la primera clonación a partir de células embrionarias, los corderos Megan y Morag.

Estos experimentos abrieron las puertas a la clonación terapéutica y al estudio sobre las posibles vías de cura de distintas enfermedades.

Ian Wilmut

La  clonación: A lo largo de la historia de la humanidad existieron descubrimientos científicos, experimentos y teorías, que llegaron a hacer eco más allá de sus límites planteando incluso un debate ético y moral en la sociedad.

Esto ocurrió cuando el científico inglés Ian Wilmut presentó públicamente a la oveja Dolly, con sus siete meses de vida. No se trataba de un animal más, sino del primer clon de un mamífero a partir de células adultas.

El procedimiento, que se realizó en el Instituto Roslin de Edimburgo (Escocia), en 1996, estuvo a cargo de Wilmut, acompañado por Keith Campbell y un equipo compuesto por otras once personas, y consistió en la fusión de un óvulo con la célula mamaria de una oveja adulta, lo que dio como resultado la creación de una réplica genética del animal original: la oveja Dolly.

Este descubrimiento revolucionó tecnologías, investigaciones y hasta maneras de pensar.

Un año antes, el mismo equipo encabezado por Wilmut había sido el responsable del nacimiento de los corderos Megan y Morag, a partir de la clonación de células embrionarias por primera vez en la historia. Si bien no tuvo una gran repercusión en el público en general, este acontecimiento convulsionó a la comunidad científica. Cuando se conoció popularmente la existencia de la oveja Dolly, las reacciones fueron de todo tipo.

Ética y controversia: Mientras muchos consideraban que se trataba de un avance gigante en la historia, otras personas afirmaban que el hombre estaba abusando de la ciencia y comenzaron a creer que se trataba del paso previo a la clonación humana. El profesor Wilmut en todo momento sostuvo que sus experimentos tenían como único objetivo colaborar con la búsqueda de soluciones para enfermedades humanas, especialmente las neurológicas.

En 2002, la Cámara de los Lores británica aprobó la clonación embrionaria de seres humanos para la investigación médica, no así con fines reproductivos. En 2005, el profesor Wilmut recibió por parte de la Autoridad Británica de Fertilidad Humana y Embriología (HFEA, por sus siglas en inglés) una licencia para clonar embriones humanos con el objetivo de estudiar la enfermedad de las neuronas motoras.

Dos años más tarde comunicó su decisión de dejar de emplear esta técnica, para enfocar sus investigaciones en nuevos procedimientos japoneses en los que se crean células madre a partir de fragmentos de piel sin la necesidad de utilizar embriones humanos. (Fuente Consultada: Gran Atlas de la Ciencia- Genética – National Geographic – Clarín)

En muchos aspectos la manipulación genética presenta un dilema sobre lo brillante o lo oscura de la misma. En la sociedad hay muchos grupos que piensan que este tipo de ciencia nunca se debió haber desarrollado y que sus usos se deberían restringir; otros piensan que los beneficios sobrepasan a los inconvenientes y muchos otros no aceptan la manipulación genética, pero tienen opiniones variadas sobre las aplicaciones específicas de ésta. Muchos de los aspectos éticos se representan en los siguientes tres impactos:

REFLEXIONES ÉTICAS SOBRE LA MANIPULACIÓN GENÉTICA
Social

Existen objeciones respecto a que algunos usos pueden ser indeseables desde el punto de vista social; por ejemplo, a finales de la década de los ochenta se comercializó la hormona del crecimiento bovino, creada mediante manipulación genética. Algunas personas se oponen por tres razones.

En primer lugar piensan que la hormona alteraría drásticamente la composición de la leche; se hizo la investigación y se comprobó que los cambios son menores. En segundo lugar, es probable que la alta producción aumente la infección en las ubres de las vacas. Esto no solo sería perjudicial para las vacas, ya que aumentaría el uso de antibióticos y su resistencia por parte de las bacterias. En tercer lugar, ya existe una saturación de leche en el mercado de Europa y América: muchos granjeros se oponen al uso de esta hormona puesto que su uso bajaría el precio de la leche.

Liberación de organismos al ambiente 

 

 

Este caso se puede sintetizar en tres preguntas: ¿Qué pasaría si los organismos liberados se dispersaran más allá del sitio donde fueron esparcidos? ¿Qué pasaría si se establecieran y se reprodujeran? ¿Podrían estos organismos producir cambios masivos en el ambiente? A esto los ingenieros genéticos responden: la humanidad ha practicado la ingeniería genética durante milenios, en la naturaleza todo el tiempo ocurre. La ingeniería genética es simplemente una versión más rápida y precisa.
Identificación
del genoma humano
La compañía Celera Genomics anunció recientemente que ha completado la secuenciación del genoma humano. El estudio muestra que el ser humano tiene 100 000 genes. La manipulación correcta de estos genes, corregirá la malformación de algunos de éstos y por lo tanto la cura de enfermedades genéticas, como podrían ser la diabetes, la obesidad, el cáncer, el alcoholismo, la enfermedad de Alzheimer, la depresión, la arteriesclerosis, el síndrome de Down, la hemofilia, el daltonismo, entre otras.

Ventajas de la clonación: La clonación es una técnica de laboratorio que puede reproducir copias exactas de un tejido, de un órgano o de un organismo completo, a partir de su ADN. Te vamos a contar algunas de sus ventajas:

• La posibilidad de producir un órgano salvando así la vida de un paciente que requiera de dicho órgano.

• La propagación de animales en extinción, manteniendo de esta manera el equilibrio-ecológico.

• La multiplicación de las células nerviosas,, que eventualmente permitirían que los paralíticos que alguna vez sufrieron ruptura de la médula espinal pudieran nuevamente caminar.

• Mantener y explotar, en buena medida, ciertas calidades en determinadas plantas y animales, de acuerdo con la conveniencia de alimentación en el ser humano.

• Producir medicamentos de avanzada en la curación de enfermedades como el cáncer, la diabetes, la hepatitis, etc.

Legislación española

España es uno de los países pioneros en el establecimiento de un conjunto de leyes que delimiten las pautas de actuación en los temas relacionados con la donación. Existen Cuatro artículos en el Código penal cuyo texto es el siguiente:

—Artículo 159: «(…) los que, con finalidad distinta a la eliminación o disminución de taras o enfermedades graves, manipulen genes humanos de manera que se altere el genotipo serán castigados con penas de dos a seis años de prisión».

—Artículo 160: «Entre tres y siete años de prisión es l& pena para aquellos que utilicen la ingeniería genética para producir armas biológicas o exterminadoras de la especie humana».

—Articulo 161: «Serán castigados con la pena de prisión de uno a cinco años quienes fecunden óvulos humanos con cualquier fin distinto de la procreación humana».

—Artículo 162: «(…) será castigado con la pena de prisión de dos a seis años quien Practique la reproducción asistida a una mujer sin su consentimiento».