Grandess Inventos

La Rueda de Falkirk Ascensor de Barcos En Escocia Elevador Giratorio

La Rueda de Falkirk Ascensor Giratorio de Barcos En Escocia

La rueda de Falkirk, es un ascensor para barcos, que se utiliza para salvar un desnivel de 24 m. ( 8 pisos) que tiene el canal en cuestión. En menos de 5 minutos la rueda gira 180º, y eleva las embarcaciones hasta el nivel del canal para continuar su viaje normal hacia destino. Lógicamente fue pensado para elevar barcos de las dimensiones que circulan por la zona, y los límite físicos son: 20 m. de eslora por 4m. de manga.

La Rueda de Falkirk Wheel fue inaugurada por la Reina el 24 mayo de 2002, en el marco de los festejos de su Boda de Oro en la Corona.

Los “ascensores” de barcos, existen desde hace tiempo, y por ejemplo en el Canal de Panamá los mismo son elevados mediante la incorporación de agua en cada compartimento a medida que el buque va avanzando, pero un ascensor rotativo, jamás ha sido visto?.

El resultado es impresionante , maravilloso y funciona a la perfección. Es la única obra de su tipo en todo el mundo.

Antiguamente en el cinturón central de Escocia, hay dos canales principales, el Canal Forth and Clyde que se abrió en 1790 y permitía a los barcos a navegar las 35 millas entre el río Clyde en Glasgow a la Cuarta enGrangemouth.

En el camino se construyeron 40 esclusas y 32 puentes giratorios. El segundo canal principal, elUnion Canal, inaugurado en 1822.

Se inició en Edimburgo, a una altura de 73 m. sobre el nivel del mar, y fue diseñado para atender las necesidades de Falkirk.

Con el tiempo estos canales quedaron en desuso y en 1965 fueron atravesados por carreteras y viviendas, dejándolos inoperantes, pero en 1990 se produjo un resurgimiento del interés en el uso recreativo de estos canales, por lo que nació la idea del «Millenium Link» (Enlace del Milenio) , la renovación completa y unión de ambos canales.

El presupuesto total para el enlace del Milenio fue de £ 84.5 millones , de los cuales £ 32 millones provenían de fondos de la lotería.

La rueda, que tiene un diámetro total de 35 metros, consiste de dos brazos opuestos que se extienden 15 metros a partir del eje y están situados a unos 25 metros uno del otro sobre un eje de 3,5 metros de diámetro. Dos canastas o cajones diametralmente opuestos, con capacidad de 300 metros cúbicos cada uno, llenos de agua, se encuentran en el centro de cada orificio de los brazos. Estos cajones a medida que el gran brazo gira sobre su eje horizontal, siempre se mantienen horizontales, debido a que apoyan sobre un sistema de rodamientos. Lo curioso es que todo este proceso lo hace en pocos minutos y gastando relativa poca energía.

Fue construida por Butterley Engineering, dentro del Plan Milenio para reconectar los ya citados canales, básicamente para uso recreativo. Como dijimos antes, ambos canales ya estaban conectados por una serie de 11 esclusas, pero en los años 1930 cayeron en desuso y se rellenaron de tierra para otros usos.

Ver Un Foto Panorámica

Ver: Historia, Los Hihglands de Escocia

Los Libros Mas Influyentes de la Historia Grandes Intelectuales

ALGUNOS LIBROS RECOMENDADOS SOBRE CIENCIA Y CULTURA GENERAL
Por Dietrich Schwanitz – «La Cultura» –

CIENCIA

Thomas Kuhn, La estructura de las revoluciones científicas, Madrid, FCE, 2000.
Con este libro Kuhn revoluciona la historia de la ciencia y transforma radicalmente nuestra concepción de la ciencia. Ya no concebimos el progreso científico como una constante acumulación de verdades sino como una sucesión de revoluciones científicas, y el paradigma científico que hasta el momento se había situado en la oposición, se hace con el poder y derroca la ciencia oficial. De acuerdo con esta concepción, la ciencia sigue siempre dos estrategias de investigación distintas: confirmar el paradigma vigente y socavarlo.


Alexandre Koyré, Del mundo cerrado al universo infinito, Madrid, Siglo XXI, 2000.
El autor narra el interesante drama de la transición de la concepción medieval a la concepción moderna del mundo y los obstáculos que ésta hubo de superar. Douglas Hofstadter, Godel, Escher, Bach. Un entrelazamiento infinito, Barcelona, Tusquets,1989. Es un libro genial con el que su autor obtuvo el Premio Pulitzer. Traía de matemática, informática, genética, teoría de sistemas, neurología, música, pintura, investigación del cerebro, inteligencia artificial y de una gran cantidad de temas afines. Su composición lo hace tan estimúlame que, aunque el lector no comprenda lodos sus detalles, es capital de hacerse una idea general del misino. Incluso a quienes no son demasiado entendidos en la materia, el libro consigue transmitirles lo interesante y fantástica que es la investigación científica y lo astuto que es el hombre. Todo aquel que esté interesado por el mundo moderno debería leer este libro.

E. Abbott, Un país plano, Stuttgart, 1982.
Esta novela se desarrolla en un mundo bidimensional y sus personajes son figuras geométricas. Su sociedad está estructurada jerárquicamente, soldados y trabajadores son triángulos isósceles con afilados ángulos, la clase media está formada por triángulos equiláteros, y la clase alta consta de distintos rangos sociales, que van desde el cuadrado hasta el polígono. Pero lo verdaderamente interesante es cómo se perciben estas figuras las unas a las otras en su mundo plano, y qué sucede si de repente tienen que vérselas con cuerpos como conos y esferas. La novela permite que el lector se forme una idea de la diferencia existente entre el mundo y la forma de percibirlo.

Kees Boeke, The Universe in 40 Jumps, Nueva York, 1957.
Las cuarenta niveles descriptivos dan una idea de las diferentes dimensiones del universo y de la ciencia. El libro también es apropiado para los niños, siempre que sepan algo de inglés.

AMPLIACIÓN GENERAL DE HORIZONTES

P. Watzlawick, J. H. Beavin, D. D. Jackson, Teoría de la comunicación humana: interacciones, patologías y paradojas, Barcelona, Herder, 1995.
Quien lea este libro, se hará una idea del carácter paradójico de la comunicación. De repente, verá desde fuera lo que hasta el momento sólo había visto desde dentro. Sabrá qué conflictos entre los hombres son irresolubles y por qué. Y comprenderá que, cuando surgen conflictos, éstos no se deben tanto al interlocutor cuanto a la impenetrabilidad de la misma comunicación. Quien haya leído este libro, será una persona más juiciosa que antes y tendrá una mayor comprensión para el fenómeno que llamamos locura.

Peter Berger y Thomas Luckmann, La construcción social de la realidad, Madrid, Martínez de Murguía, 1984.
Los autores son sociólogos que nos muestran cómo construimos nuestra realidad cotidiana, qué papel desempeñan en esta construcción nuestro propio cuerpo, la comunicación con los demás, las costumbres, el lenguaje, las instituciones y los roles sociales; cómo la consolidamos, la elevamos simbólicamente y la convertimos en una realidad legible y creíble para nosotros mismo, con el fin de poder apropiárnosla. Quien haya leído este libro comprenderá hasta qué punto nuestra realidad es una realidad precaria y llena de presupuestos, y qué sucede cuando se viene abajo y ya no la comprendernos o la encontramos absurda.

Erik H. Erikson, Identidad, juventud y crisis, Madrid, Taurus, 1992.
Un clásico que describe las sucesivas fases por las que atraviesa el joven, los rasgos y los problemas propios de cada una de ellas y las condiciones necesarias para alcanzar un sentimiento de autonomía, de independencia y de autoestima que le capaciten para amar, trabajar y encontrar su lugar en la sociedad, un lugar en el que se sienta reconocido y pueda desarrollar sus capacidades e intereses. Y lo que sucede cuando se produce una crisis. Este libro también es aconsejable para los padres.

Helmuth Plessner, Los límites déla sociedad, Bonn, 1924.
El libro muestra de forma convincente cuan funestos son la utopía de la sociedad total, el consenso y la falta de disentimiento en política; y que el ideal de la autenticidad y el rigorismo moral envenenan la sociedad. La resistencia contra las tendencias totalitarias requiere distanciamiento, diplomacia, capacidad para desempeñar un rol y tacto. Plessner arremete así contra las manías de claridad y franqueza de los alemanes y contra su rigorismo moral, mostrando que todo esto es incompatible con una sociedad civilizada. El libro fue escrito mucho tiempo antes de que los nazis subieran al poder, pero dice con claridad todo lo que los alemanes siguen teniendo en común con ellos y que es doloroso reconocer.

Richard Sennett, El declive del hombre público, Barcelona, Península, 2002.
Sennett recoge las tesis de Plessner. Pero, a diferencia de éste, considera que los medios constituyen una amenaza para el espacio público y para la distancia que introducen los roles sociales, pues exigen a los políticos una seudointimidad y una falsa sinceridad. El libro es una fascinante historia de la evolución de nuestras formas de comportamiento desde el siglo XVIII hasta la actualidad, y al mismo tiempo proporciona toda una serie de recursos que nos permiten comprender las formas de representarnos a nosotros mismos.

Niklas Luhmann, Sociedad y sistema, la ambición de la teoría, Barcelona, Paidós Ibérica, 1990.
Según el sociólogo más interesante de la actualidad, la sociedad moderna, a diferencia de la tradicional, ya no se compone de grupos de personas (clases, estratos, capas sociales), sino de tipos de comunicación (economía, política, derecho, educación, arte, etcétera). El individuo ha perdido su puesto en la sociedad y se divide en un yo invisible, que como psique sólo existe ya fuera de la sociedad, y sus múltiples roles sociales. El libro es complejo. No obstante, como presenta una teoría completamente nueva, su lectura no requiere conocimientos previos.

Para PC, Flash

La Vida en los Pueblos Longevos Vilcabamba Ecuador Tipos de Comidas

La Vida en los Pueblos Longevos – Vilcabamba Ecuador

Vilcabamba, Ecuador Localización: Ecuador, que está situado cerca del extremo norte de América del Sur, limita con el Océano Pacífico por el oeste, con Perú por el este y el sur, y con Colombia por el norte. Su capital, Quito, está situada justo debajo del ecuador. Trescientas millas al sur de Quito está la ciudad de Loja, capital de la provincia más meridional de Ecuador. Desde Loja subiendo 50 Km. en dirección sudeste por una serpenteante carretera se llega a Vilcabamba, un valle situado a un Km. y medio de altitud y de unos 800 metros de anchura, y con una población de unas 1.000 personas escasas.

Longevidad: Vilcabamba ha sido estudiada y reestudiada. desde que el censo del año 1940 reveló unos cuantos hechos sorprendentes sobre la larga vida de los habitantes del valle. El 18 % de la población tenía más de 6 5 años, comparado con un 4 % en el resto de Ecuador y un 9 % en los Estados Unidos.

El 11 % tenía más de 70 años y nueve personas habían llegado a tener más de 100 y menos de 130 años. En 1969, el doctor Miguel Salvador, presidente de la sociedad de cardiólogos de Ecuador y un equipo médico fueron a Vilcabamba en misión oficial para examinar cuidadosamente 628 longevos o personas muy ancianas.

El equipo médico encontró hombres de 90 años que todavía labraban el campo codo con codo con hombres mucho más jóvenes, mujeres de cien años y más que aún recogían hebras de lana de oveja o trabajaban en la panadería local y otros viejos pisando el barro para hacer adobe, material con el cual se hacen las casas de Vilcabamba.

Con enorme sorpresa, el equipo del doctor Salvador se encontró con una ausencia casi total de enfermedades serias, especialmente de corazón. Estos descubrimientos han sido recientemente confirmados por el doctor David Davies del University College, Londres, y por el doctor Alexander Leaf de la Universidad de Harvard, ambos gerontólogos notables.

En la actualidad, Vilcabamba es conocida popularmente como «la isla de la inmunidad» o «la isla de la salud y de la longevidad». Vivir allí. En la lengua de los indios shuara, que fueron los primeros habitantes del valle, Vilca significa «sagrado» y bamba «valle».

El valle está rodeado por picos de gran altura como el Mondango, de 2.500 metros de altura, que literalmente significa «altar de los Incas». Dos ríos torrenciales, el Vilcabamba y el Chamba, cruzan el valle de extremo a extremo.

El doctor Davies describe Vilcabamba como un lugar de tranquilidad absoluta. La temperatura no varía nunca de los 35° C, el viento siempre sopla en la misma dirección y cada año el valle recibe la misma cantidad de sol. Debido a su altitud, en Vilcabamba no hay serpientes, ni arañas, ni mosquitos.

Anciano Longevo Vilcabamba Ecuador La Vida en los Pueblos Longevos Prolongada Vida. En su lugar hay, lo que el director de cine Gene Ayers ha descrito así: «una variedad caleidoscópica de flores, frutas, verduras, luciérnagas, animales domésticos y cantos de pajaritos».

Por el tono paradisíaco de los informes sobre Vilcabamba, los extranjeros pueden llevarse un gran susto ante las limitadísimas facilidades sanitarias. Los funcionarios ecuatorianos han ido introduciendo lentamente en la zona la higiene moderna, ya que la gente ha vivido mucho tiempo y muy saludablemente en condiciones primitivas.

En cualquier caso los poderes curativos de Vilcabamba siguen existiendo misteriosamente más allá de las modernas nociones de salud.

Albert Kramer, un americano que sufría trastornos cardiacos, se fue tranquilamente a vivir allí un año en una casa de adobe que alquiló y rápidamente experimentó lo que técnicamente se llama «compensación cardiaca», un restablecimiento espontáneo del corazón.

En algún momento del siglo XVII (la historia era muy turbia en aquella parte del mundo), misioneros agustinos se establecieron en Vilcabamba, y el único pueblo del valle tiene ahora probablemente el mismo aspecto que tenía en aquel entonces.

El centro del pueblo es la plaza, con su iglesia católica, su jardín y su fuente, y desparramadas a su alrededor se hallan las chozas de adobe y madera del pueblo. Sólo los edificios de oficinas del gobierno y unas pocas casas más tienen dos plantas. No obstante la mayor parte de los habitantes de Vilcabamba evitan el pueblo prefiriendo la vida solitaria del campo. De este modo escapan a cualquier forma de tensión urbana.

La vida allí es pobre. Los vilcabambos ingieren solamente 1.200 calorías por día, la mitad de lo que normalmente se consume digamos, por ejemplo, en los Estados Unidos. Comen aproximadamente una onza de carne a la semana.

Sus comidas consisten básicamente en grano, sopa, maíz, raíz de yuca, judías, patatas y todo esto junto con frutas como naranjas y plátanos. La especialidad de la región es el repe, una sopa de plátanos y judías reforzada con queso blanco, sal y manteca de cerdo.

El poco azúcar que se usa no está refinado. Los longevos atribuyen su larga vida a los tés de hierbas que beben, pero los investigadores modernos han descartado esta razón. Lo que con toda seguridad más chocará al extraño que investigue sobre Vilcabamba, hasta los más viejos centenarios beben cada día de dos a cuatro tazones de un ron hecho en el país a partir de caña de azúcar sin refinar.

Fuman de 40 a 60 cigarrillos diarios. El tabaco es local y los cigarrillos se hacen con hojas de maíz, con papel higiénico importado de Loja. Una vieja de 104 años le decía al doctor Leaf que ella ni bebía ron ni fumaba, pero que no podía pasar sin sus 5 tazas de café diarias.

En cambio Miguel Carpió de 123 años dijo a un informador, «antes bebía mucho, pero ahora tomo solamente 2 o 3 vasos diarios. No obstante de vez en cuando siento como una necesidad de empinar el codo un poco más de la cuenta y entonces con un amigo compramos una botella y la vaciamos».

Quizás es mero romanticismo decir que los habitantes de Vilcabamba «se dedican alegremente al oficio de vivir».

El doctor Leaf, con más sentido de la realidad, afirma que sus vidas son «un tedioso círculo de monótono trabajo, roto solamente por las ceremonias religiosas y por alguna fiesta ocasional», otro hombre, el carpintero del pueblo, trabajó con las mismas herramientas hechas a mano desde 1900 hasta su muerte a principio de los setenta (murió de una pulmonía contraída durante un viaje que hizo al «mundo exterior».).

Todos los habitantes viejos de Vilcabamba tiene sus quehaceres diarios, desherbar los campos, alimentar las gallinas, chafar el grano, moler el maíz, fabricar ladrillos, llevar a pastar los rebaños y otros trabajos por el estilo.

En la actualidad, cuando los gerontólogos consideran las labores cotidianas estables, como uno de los factores primordiales de longevidad, los habitantes de Vilcabamba, a diferencia de los longevos de Hunza o Transcaucasia, no están nada contentos con ellas. «¿Quién quiere vivir tantos años?» preguntaba a un enviado de una emisora de radio americana Gabriel Sánchez de 120 años. Miguel Carpió decía en broma que le gustaría poder quitarse 1 5 años de encima, lo que le dejaría en 107.

Hermelinda León, una vieja de 95 años que todavía trabajaba en la panadería, le hablaba con toda franqueza al doctor Leaf, «la vida ha sido muy dura. No volvería a vivirla otra vez».

Diagnóstico. La mayoría de los médicos extranjeros atribuyen la prolongada vida de sus habitantes a la frugalidad de la dieta y a la estabilidad del clima de Vilcabamba así como también a la tranquilidad de sus vidas. Los nativos se levantan y se acuestan con el sol. Están siempre activos, apenas tienen preocupaciones, respiran el purísimo aire de sus montañas y beben el agua cristalina de sus dos ríos sin contaminar.

Cuando sienten algún ligero malestar (en Vilcabamba no hay enfermedades graves) como un poco de asma, un vulgar resfriado o un ataque de artritis se van al curandero que les da un remedio a base de hojas de coca. Además caminan cada día tres kilómetros para llegar a Sunungo, un manantial de aguas medicinales templadas que quita los dolores y alivia los entumecimientos. El músico del pueblo, Agustín Mendieta, de 64 años, decía que él hacía este paseo cada día para poder afinar tranquilamente su mandolina.

La longevidad de Vilcabamba es un secreto encerrado en el pequeño valle sagrado. El doctor Davies propuso que se colocara el valle bajo «protección» hasta que hubiera sido completamente investigado. Actualmente ya se ha notado un ligero descenso en la longevidad y un pequeño aumento en la aparición de enfermedades.

Cada vez menos habitantes nativos de la zona se conforman con las vidas de sus padres y abuelos y muchos jóvenes se van del valle.

Jorge Vivanco, en la actualidad periodista de El Telégrafo, es uno de los que optó por la vida urbana. Atribuye la longevidad de su lugar de nacimiento a una falta de ambición de la gente. «No hay problemas, por tanto no hay tensión. Este es su secreto.»

Guía. Ecuador es un país muy hospitalario, deseoso de turismo y encantado de que Vilcabamba se haya convertido en un lugar de interés para los curiosos y para los que necesitan su saludable y beneficiosa atmósfera.

Existe cierto conflicto entre los médicos que quieren aislar Vilcabamba para así prevenirlo de los abusos de la civilización nociva y de ciertos funcionarios que ven en el valle, a causa del turismo, una auténtica mina de oro. Mientras tanto, un visado para Ecuador se obtiene muy fácilmente.

No es necesario hacer reservas ya que en cualquier casa del campo acogen huéspedes, esto, si es que usted está dispuesto a compartir la austera vida de los habitantes del valle. En el valle todo es baratísimo, pero cualquier lujo que necesite, mejor será que lo lleve con usted ya que el dinero no podrá comprar lo que allí no existe.

Fuente: Almanaque Insólito Tomo 4.

.

Hunza Pueblo Longevo de Pakistan Alimentos Forma de Vida

Hunza Pueblo Longevo de Pakistán-Alimentación y Vida

En Hunza cada doce pueblos, aproximadamente, comparten un trozo de terreno plano que les sirve sólo para sus juegos y eso a pesar de que en Hunza la tierra es rocosa, agreste, árida y está muy solicitada. Estos últimos años, los científicos han tratado muy seriamente de explicar las razones de la salud, longevidad y felicidad de los hunzukuts. Probablemente no hay una sola razón sino una combinación de factores. El sol de Hunza es brillante, el aire puro y las aguas ricas en minerales. La agricultura es totalmente natural orgánica, no se usan fertilizantes ni insecticidas artificiales.

 

Pueblos Longevos Pueblos con alta longevidad Hunza Pakistan Comidas

El último Mir de Hunza, que gobernó desde 1945 hasta 1974 dijo al ser depuesto por el gobierno pakistaní que su pequeño reino era «la tierra del justo lo suficiente» y añadía «que hay lo suficiente de todo para cada uno pero no lo suficiente para que nadie envidie nada y quiera llevárselo». Según los niveles occidentales la dieta de los hunzukuts es pobre. En los EE.UU., por ejemplo, la media diaria es de 3.300 calorías, con 100 gramos de proteínas, 157 de grasas y 380 gramos de hidratos de carbono.

En Hunza, según el bromatólogo pakistaní doctor Maq-sood Ali, la media calórica diaria de un hunzukut son 1.923 calorías, con 50 gramos de proteínas, 36 gramos de grasas y 354 gramos de hidratos de carbono. Los albaricoques (frescos en verano y secados al sol durante el invierno) y los chapatis, unos pastelillos de alforfón, sin blanquear, sin mezclar y sin azúcar, dominan la dieta de los hunzukuts.

El albaricoquero es el alma de Hunza, ya que es el primer árbol en florecer y su fruta la primera en madurar en primavera. Hunza se enorgullece de poseer miles de albaricoqueros y la riqueza de un hombre se mide por el número de albaricoqueros que hay en su huerto. (Como Hunza es un país musulmán las mujeres no pueden poseer tierras, aunque las viudas tienen derecho vitalicio sobre los frutos de los árboles del marido.).

La semilla de ciertos albaricoques da un aceite rico en ácidos grasos no polisaturados y en cobre y hierro orgánicos. Este aceite se usa para cocinar así como cosmético para cuidar la piel. Hunza también es famosa por sus moras que llegan a tener el tamaño de una pulgada y que a pesar de las semillas se funden en la boca como el hielo.

Entre las verduras que se pueden encontrar en Hunza están la lechuga, la cebolla, la col y la zanahoria. Estas verduras acostumbran comerse crudas pero si alguna vez se cuecen es a fuego muy lento y durante poco rato debido a la escasez de combustible. Esto, por su puesto hace que las verduras conserven todas sus sustancias minerales y vitaminas.

La carne se come muy pocas veces al año y se considera como un lujo. Las cabras, las ovejas y los yaks proporcionan la lechuga y la mantequilla que se consumen en cantidades muy moderadas, en general, la dieta de los hunzukuts es mínima (pocas grasas animales, poco colesterol y pocas calorías); muchos científicos consideran su factor como primordial en la consecución de la longevidad y la salud.

Además, los hunzukuts ayunan por necesidad a finales de la primavera hasta que llega la nueva cosecha de frutas, granos y verduras. Hunza es famosa y legendaria por sus delgados, erectos y elegante, pobladores que aparece que se deslizan más que caminan» y «cuyos hombres en edad madura tienen el aspecto de muchachos jóvenes:,.. según la descripción que hace John H. Tobes en su libro Adventures in a Land of Paradise (Aventuras en una tierra paradisíaca).

El Mir señaló en cierta ocasión, que al revés que en Occidente, «en Hunza los jóvenes envidian a los viejos». Cuando los hunzukuts llegaban a los 100 años de edad viajaban desde sus pueblos hasta el palacio de Baltit a rendir homenaje al Mir.

El Mir celebraba audiencia pública cada día a las 10 de la mañana, ayudado por un Consejo de Ancianos de 20 personas, todos ellos de más de 90 años. Sea la dieta, el ejercicio o el ambiente relajado que disfrutan, los hunzukuts son uno de los pueblos más sanos de la Tierra.

El doctor Alexander Leaf atribuye «el elevado grado de salud cardiovascular así como el tono muscular general» al ejercicio físico, los hunzukuts han de caminar subiendo y bajando pendientes cada día para hacer sus labores cotidianas. Pero en Hunza hay algo más mágico y misterioso aún sin resolver ya que los albaricoqueros que en América sólo viven de 25 a 30 años en Hunza llegan también a los 100 años. Además y aún sin insecticidas ni pájaros los frutales de Hunza no sufren los ataques de los gusanos y los insectos.

El mundo exterior está, no obstante, dando buena cuenta de Hunza. Entre los jóvenes ya empieza a aparecer la caries dental, hecho que se puede explicar en parte debido a que por primera vez los hunzukuts están importando azúcar cansados quizás de su edulcorante normal, un puré de albaricoques secos. También ha empezado a aparecer el bocio, ahora que se está importando sal blanca refinada para sustituir la impura sal marrón de Hunza que contiene sustancias minerales naturales entre ellas el iodo y el flúor.

Guía. Aquellos que busquen la fuente de la juventud (o las bendiciones de una larga vida) deberían colocar Hunza en el primer lugar de su lista de lugares a visitar. Aunque en otros tiempos fue un lugar inaccesible debido a su remota situación y a la actitud del gobierno de Pakistán, en la actualidad está preparado para recibir turismo.

El visitante deberá en primer lugar obtener un visado para Pakistán (cosa muy fácil); seguidamente deberá obtener un permiso del agente político en Gilgit (esto sólo lo podrá obtener en Rawalpindi). Un avión moderno lo llevará a Gilgit y una nueva carretera comunica esta ciudad con Baltit donde dispondrá de hoteles o campings a su gusto.

Ver: Sugerencias y Tips Para Una Vida Sana y Longeva

Fuente: Almanaque Insólito Tomo 4.

Pueblos Longevos Pueblos con alta longevidad Hunza Pakistan Comidas

Pueblos Longevos: Hunzas

Hunza Localización: Hunza está situado en un valle remoto que tiene unos 300 Km. de largo por sólo uno y medio de ancho, a una altura de 300 m y completamente rodeado de picos montañosos. Estos picos llegan a los 7.000 m de altura y pertenecen a la cordillera Karakoram, más conocida en occidente por Himalaya o el «techo del mundo». Hunza, que está en el extremo nordeste de Pakistán está en un paso solamente de Cachemira controlado por Pakistán, de la India, de Afganistán, de Rusia y de la China.

El único acceso al valle es a través de Rawalpindi, la nueva capital de Pakistán. Desde ahí, 45 minutos de vuelo le llevarán a Gilgit, 375 millas al norte. Este vuelo es uno de los más peligrosos del mundo ya que la avioneta ha de cruzar por una serie de pasos montañosos muy traicioneros. Aunque Gilgit está sólo a 68 millas de Baltit, que es la capital de Hunza, el viaje solía durar tres días y tenía que hacerse en muía, caminando y el último trozo (la bajada al valle desde 600 m de altura) en jeep. Hoy en día no obstante, este recorrido puede hacerse en tres horas únicamente gracias a la nueva Karakoram Highway (carretera del Himalaya). Longevidad.

Las evaluaciones de longevidad que los visitantes extranjeros atribuyen a los hunzukuts varían considerablemente, siendo la estimación más elevada 150 años.

Renee Taylor escribe en su libro Huntfi Health Secrets for Long Life and Haptness (Los secretos de la felicidad y la larga vida en Hunza): «En Hunza, la gente se las arregla para sobrepasar los cien años de vida en perfecto estado de salud mental y física… hay hombres de 90 años que vuelven a ser padres y mujeres de 50 que aún conciben hijos.»

Betty Lee Morales, presidente de la American Cáncer Society (sociedad americana contra el cáncer) y que ha visitado Hunza dos veces, escribió para el Los Ángeles Times (16 de julio de 1973): «Desde luego es una exageración decir que viven hasta los 150 años, pero no hay ninguna necesidad de dorar la píldora. La edad media de defunción es 90 años.»

El doctor Alexander Leaf, jefe de los servicios médicos del Hospital General de Massachussets y profesor de la Facultad de Medicina de la universidad de Harvard, da cuenta con toda fiabilidad de su encuentro con un hombre de 106 años que seguía trabajando como pastor de cabras durante los meses de verano, mientras que el hunzukut más Viejo era venerado por sus 110 años de vida. El doctor Leal afirma también «más que la edad es su perfecto estado de salud lo que me ha impresionado» y anota además que en aquella época en Hunza no existían registros escritos de nacimientos o defunciones.

Según el Mir de Hunza, de una población actual de 40.000 almas, 6 personas sobrepasan los 100 años de edad y existen muchas éntrelos noventa y cien años. (Antes de que llegara la construcción de la primera carretera había por lo menos 50 personas de más de cien años).

En América por el contrario existen solamente tres personas centenarias por cada 100.000 habitantes. Vivir allí. Los pequeñísimos trozos de tierra cultivable de los hunzukuts a lo largo de la base de la pendiente de las montañas parte en escaleras o terrazas. Estas granjas se riegan por un sistema de conducciones alimentado por el agua de deshielo del enorme glacial Ultar.

Un grupo de 6 o 7 árboles frutales se considera un «huerto», y un campesino puede llegar a bajar y subir varias veces al día hasta 1.000 pies de altura para atender a sus faenas. De lejos, cuantío las nieves de invierno se han fundido, Hunza parece un centón amarillo, marrón y verde. Por el fondo del valle serpentea el no Hunza, de color gris perla y aspecto tenebroso, y cuya riquísima agua mineral los hunzukuts beben asiduamente y llaman «nuestra leche glacial».

En cualquier parte que usted levante la mirada, verá las nevadas dumanis o cumbres elevadas dominadas por el monte Raka-poshi, una de las montañas más estupendas de la cordillera Karakoram. Los hunzukuts creen que son descendientes de los soldados de Alejandro Magno. Cuando la campaña de Alejandro Magno contra la India fracasó algunos de sus soldados desertaron. Llevándose a sus mujeres afganas y turcas y se refugiaron en el protegido valle del Hunza. Ciertamente los hunzukuts con sus facciones y tez mediterráneos, no se parecen a ningún otro pueblo de Asia. Su lengua, el burushaski, también es única.

Hermann Berger, profesor de la universidad de Munich y una autoridad en lenguas himalayas, considera que el burushaki está relacionado con el vasco, que se habla en los Pirineos del sur de Francia y norte de España.

Todos los viajeros al volver de Hunza lo describen invariablemente como un paraíso debido a la vida natural, tranquila y sin prisas que allí se lleva. Todo hunzukut, viejo o joven, trabaja en algún oficio manual labrando los campos, cuidando el ganado, recogiendo la fruta en verano y dejándola secar al sol para el frío y nevado invierno. Todo el mundo se va a dormir al anochecer y se levanta con el sol. Hasta hace muy poco la única electricidad que había en Hunza estaba en el palacio del Mir de Hunza que la usaba moderadamente para beneficio casi exclusivo de los visitantes extranjeros.

El Mir era también el único hunzukut poseedor de reloj, mientras el resto de la población medía el tiempo por la posición del sol, la forma de la luna por la noche y el cambio de estaciones. Incluso en Baltit no había ni tiendas, ni cines, ni hoteles, ni policía, ni impuestos. La gente no hablaba de vejez, sino solamente de «los años jóvenes», «los años medios» y «los años ricos». La nueva carretera está cambiando todo esto muy rápidamente.

Para divertirse los hunzukuts practican una especie de polo sin reglas en el que los dos equipos no paran hasta que uno de los dos consigue marcar nueve goles. También se practica el balonvolea y usted podrá ver a hombres de 70 años jugando al lado de muchachos.

Ver: Sugerencias y Tips Para Una Vida Sana y Longeva

Fuente: Almanaque Insólito Tomo 4.

Ladrones de Cadaveres Robo de cuerpos muertos Profanacion de Tumbas

Historias de Ladrones de Cadáveres Robo de Cuerpos  y Profanación de Tumba

Historia de Ladrones de cadáveres William Burke (1792-1829), un obrero irlandés que emigró a Escocía en 1817, fue uno de los asesinos más conocidos y más imprudentes. Puso un negocio de ropa usada en Edimburgo y, lo que es mas importante, alquiló una habitación a William Hare, un irlandés que era dueño de una pensión con comida para vagabundos y unos.

Esta fue la época de los ladrones de cadáveres aquellos que robaban tumbas por la noche para proveer de cadáveres para disección a los anatomistas. Los ladrones de cadáveres debían pagar fuertes multas o bien eran deportados, pero si dejaban las vestimentas de los cuerpos no podían ser acusados de robo  u ofensa grave.

En aquel tiempo había una gran demanda de cadáveres porque sólo se permitía emplear para disección los cuerpos de aquellos hombres que habían sido ejecutados por asesinato, los que eran relativamente pocos, y porque la anatomía acababa de empezar a ser considerada una ciencia.

En 1827 Burke y su compañero dieron inicio a su carrera. Uno de los  pensionistas de Hare, un anciano llamado Donald, había muerto  debiéndole 4 libras y el dueño de la pensión convenció a Burke de que tenían a su alcance una fuente de ingresos fácil.

La pareja quitó la lapa del ataúd en el que las autoridades de la parroquia había guardado a Donald, escondió el cuerpo en una cama, llenó el ataud con resina, lo volvió a sellar y luego vendió el cadáver por 7 libras con 10 chelines al Dr. Robert Knox, director de una escuela de anatomía en Surgeon’s Square. Burke y Hare pronto aumentaron sus actividades.

Otro pensionista estaba por morir, pero su agonía duraba demasiado y ellos lo ayudaron a pasar la puerta de la muerte asfixiándolo con una almohada. Luego vendieron su cuerpo a Knox por 10 libras.

Ladrones de Cadaveres Robo de cuerpos muertos Profanacion de Tumba

Burke y su socio pensaron que si el cuerpo presentaba algún tipo de herida, no les pagarían por el “producto” e irían inmediatamente a la cárcel donde serían juzgados y ejecutados, por lo que idearon la forma de matar a sus víctimas sin levantar sospecha. Sujetaban el cuerpo de su víctima con fuera, mientras uno de ellos le tapaba la boca y la nariz impidiendo que así pudiera respirar. Las víctimas morían asfixiadas en pocos minutos.

Hare y su esposa y Burke y su amante, Helen Me Dougal, dieron muerte a 14 o 28 infortunados más de forma similar, recibiendo 14 libras por cada cadáver. Al asfixiar a sus víctimas tenían cuidado de no dejar rastros de violencia de modo de aparecer como simples ladrones de tumbas. Cuando las provisiones de la pensión mermaron, comenzaron a atraer nuevas víctimas eligiendo para ello a viejas brujas, borrachos y prostitutas a los que a menudo emborrachaban.

Si un candidato ofrecía demasiada resistencia a una almohada, Burke lo sostenía mientras Haré lo asfixiaba apretando sus manos contra la nariz y la boca de la víctima.

Pero los asesinos se descuidaron. Primero mataron a Mary Paterson, una voluptuosa joven de 18 años tan suelta con su cuerpo que fue rápidamente reconocida por los jóvenes estudiantes de medicina de Knox que hasta la preservaron antes de la disección como un perfecto ejemplo de belleza femenina. Luego mataron a «Daft Jamie» Wilson, un inofensivo idiota que era muy conocido y vivía de hacer recados en las calles de Edimburgo.

Finalmente los vecinos comenzaron a sospechar y la policía los atrapó con el cuerpo de una mujer llamada Mary Dougherty que había desaparecido. Hare delató a sus cómplices en el juicio, el cual comenzó en Navidad. Él y su esposa fueron puestos en libertad y Helen McDougal también, por falta de pruebas.

Burke, por alguna razón, se negó tontamente a prestar declaración.

Fue condenado y ahorcado un mes más tarde, el 28 de enero de 1829, ante una multitud de 30.000 personas. La palabra con la que el asesino contribuyó al lenguaje se oía aún mientras estaba de pie en el cadalso en el Grassmarket; los espectadores exhortaban a los verdugos con gritos de: «¡Burke him! ¡Burke him!» (no lo cuelguen, asfíxienlo o estrangúlenlo hasta que muera).

La muchedumbre también quería «burke» a Haré a pesar de su inmunidad, pero el verdadero cerebro escapó y se cree que murió de muerte natural muchos años después en Inglaterra, donde vivió bajo un nombre falso. Durante el proceso la esposa de Haré había asistido al tribunal con su bebé para ganar la simpatía del jurado a pesar de que el niño sufría de tos convulsa.

Burke, quien firmó una confesión admitiendo unos 16 asesinatos, fue diseccionado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Edimburgo luego de ser ahorcado y sus restos fueron vistos por decenas de miles de personas.

Alguien debe saber dónde se encuentra su esqueleto, en el rincón de algún salón de clases. En cuanto al Dr. Knox, la gente se volvió en contra de él después de la ejecución e intentó destruir su escuela. La policía intervino para salvarle la vida. A pesar de sus protestas de inocencia se vio forzado a abandonar la ciudad.

William Burke no fue el primero que asesinó para lucrarse con los cadáveres ni el primero en asfixiar a sus víctimas por este motivo. Dos enfermeras, Helen Torrence y Jean Valding habían sido ahorradas por el mismo crimen en 1752.

Pero debido a la publicidad del raso el nombre de Burke pasó a significar literalmente el acto de u ahogar o tapar la boca» y quizás el uso se acentuara cincuenta años más tarde en relación con el asesino Thomas Henry Burke, subsecretario de Irlanda.

Es una ironía que el nombre de Burke, en la forma de «to burke», u burke» y «burking», sea tan recordado ya que quizá fue Hare quien tuvo mayor intervención en el momento de asfixiar a las víctimas debido a que su cómplice tenía más fuerza para sujetarlas. Se cree que Burke y Hare fueron los inspiradores de The Body Snatcbers de Robert Louis Stevenson.

Como resultado de sus «asesinatos de anatomía», las leyes de disección existentes fueron modificadas y esto facilitó la tarea de quienes trabajaban en dicha rama de la medicina pues lo que a partir de ese momento no hubo necesidad de recurrir a medios ilegales para obtener cadáveres.

ANDREAS VESALIO: Nacido en 1514 en Bruselas, Bélgica, estudió medicina en París, donde adquirió gran habilidad para practicar la disección. De regreso en su país, su interés por la anatomía lo llevó a robar un cuerpo que colgaba de una horca en las afueras de Lovaina para analizarlo.

En 1537 publicó su primera obra, en la que compara la terapéutica galénica con la árabe, y después se fue a Italia, donde en poco tiempo era profesor de la Universidad de Padua.

Se dice que el juez de la ciudad, Marcantonio Contarini, respaldó sus estudios anatómicos y le suministraba cadáveres de criminales. Inclusive, que planificaba los ajusticiamientos de acuerdo con las clases magistrales de Vesalio, en las cuales realizaba él mismo las disecciones mientras explicaba el significado de lo que iba descubriendo.

En 1543 publicó Sobre la estructura del cuerpo humano, un libro ilustrado por magníficos dibujantes que se considera el origen de la anatomía moderna. Su habilidad con el bisturí hizo que la cirugía fuera tomada en serio en los ámbitos académicos y fue contratado como médico de los reyes españoles Carlos I y Felipe II. Años después regresó a Padua, pero su temprana muerte en 1564 le impidió retomar la actividad académica.

El entierro de una suicida. Quienes se habían quitado la vida eran enterrados bajo una cruz en el cruce de dos caminos. Sólo entonces los vivos podían estar seguros de que el alma atormentada no se levantaría para convertir en vampiros a los restantes miembros de la comunidad.

 

Este esqueleto de una persona enterrada hace unos 400 años apareció fijado en el ataúd con clavos en las articulaciones. El entierro tuvo lugar en Inglaterra en la época en que la gente creía, por una parte, en la existencia de brujas y por otra, en que los muertas podían salir de sus tumbas. El cuerpo, que pertenecía probablemente a una persona sospechosa de brujería fue clavado para que su espíritu inquieto no se moviera o hechizara a alguien.

PROFANADORES DE TUMBAS
En Busca de Vampiros

Existen hechos, tales como las recientes profanaciones de tumbas en Inglaterra, que resultan turbadores. La profanación de sepulturas alcanzó un clímax desagradable con los llamados cazadores de vampiros del cementerio de Highgate, en el norte de Londres. El cementerio de Highgate fue en el pasado un lugar espléndido.

Es obra de los mejores arquitectos y jardineros británicos del siglo XIX y conserva airosas avenidas de árboles por los que pueden pasear las familias desconsoladas. Sin embargo, ha sufrido deterioros y tiene, una vegetación tan espesa que el ambiente resulta siniestro hasta de día. Son muy dignas de crédito informaciones acerca de magia negra, y las tropelías de gentes vandálicas resultan más que evidentes.

El caso de los cazadores de vampiros llegó a conocimiento del público en 1974, cuando tuvo lugar el juicio del joven de 28 años David Farrant, quien se autodenominaba Sacerdote Supremo y Presidente de la Sociedad Oculta. No se dio mucha publicidad al asunto porque los detalles eran demasiado fantásticos para el lector corriente de periódicos. Sin embargo, la prensa despertó cierto interés con titulares como «Cabriolas entre los panteones» y «El brujo Casanova, un fracaso como amante». El jurado supo que jóvenes desnudas bailaban sobre las tumbas profanadas.

Esta es la relación de los hechos. Un centenar de cazadores de vampiros se reunieron en el cementerio de Highgate tras enterarse de que un vampiro de más de dos metros revoloteaba sobre las tumbas. El jurado, sobrecogido, tuvo que escuchar que habían clavado estacas de hierro en cuerpos mutilados después de saquear las tumbas. (Posteriormente el personal del cementerio había devuelto los cadáveres a las sepulturas, con tanta discreción como les fue posible para no herir la susceptibilidad de los parientes.) Un arquitecto que había estacionado su auto junto a la verja del cementerio, se encontró al volver con un cuerpo sin cabeza apoyado sobre el volante.

Clavar una estaca en el cadáver dentro de su ataúd fue uno de los métodos más utilizados para dominar al vampiro. Otros procedimientos consistían en enterrarle boca abajo, decapitarle o colocar ajo en la boca del difunto.

En la casa de Farrant se hallaron fotografías de una muchacha desnuda sobre una tumba, y cuando un inspector de policía visitó a uno de los testigos descubrió que «éste tenía sal en las ventanas del dormitorio y en la puerta de entrada y una gran cruz de madera bajo su almohadón». También se reveló que muñecos de vudú con agujas atravesándoles el pecho habían sido enviados a los testigos que podían declarar contra Farrant.

Acusaron a Farrant de dañar un monumento a los muertos, de entrar en panteones de un recinto sagrado y de llevar a cabo actos indignos sobre los restos de un cuerpo «con gran detrimento de la religión, la decencia y la moralidad». Farrant admitió que había visitado con frecuencia el cementerio, pero negó todas las acusaciones y asumió su propia defensa. Considerando su «terrible actuación», el juez le condenó a casi cinco años de cárcel.

Resulta tentador, y quizá sea correcto, desechar tales casos por considerarlos aberraciones enfermizas. Sin embargo, no muy lejos del cementerio de Highgate vive un hombre que se toma los relatos del vampirismo muy en serio. El reverendo Christopher Neil-Smith es el exorcista número uno de Gran Bretaña, así como escritor sobre temas de exorcismo. Puede citar numerosos ejemplos de gente que ha acudido a él pidiéndole ayuda en casos relacionados con el vampirismo. «Un caso que me impresiona particularmente es el de una mujer que me mostró unas señales en su muñeca que aparecían por la noche, en puntos donde sin lugar a duda se había extraído sangre. Eran unas señales como las que podría hacer un animal. Algo parecido a arañazos.»

Neil-Smith niega que la mujer pueda habérselo hecho por sí misma. Acudió a él cuando advirtió que le chupaban la sangre y, después de que el reverendo efectuara un exorcismo desaparecieron las señales. El clérigo describe al vampiro como «medio animal, medio humano» y refuta con firmeza la sugerencia de que tales seres sólo existan «en la mente».

Fuente Consultada:
Seres Crueles y Siniestros de la Historia de José María López Ruiz
Hombres Lobos, Vampiros y Aparecidos – Enciclopedia: El Mundo de los Oculto.