Independencia de la India

Biografia de Nehru Jawaharlal Proceso de Independencia de la India

Biografía de Nehru Jawaharlal
Proceso de Independencia de la India

Nehru Jawaharlal (1889-1964) Fue un destacado político indio , educado en Gran Bretaña, desde 1918 se sintió atraído por las ideas nacionalista de Gandhi.  Líder del ala moderada socialista, del Congreso Nacional Indio, desde la lucha por la independencia. Fue primer  ministro de la India  desde la independencia (el 15 de agosto de 1947). Colaborador de Gandhi, en 1929 fue elegido presidente del Partido del Congreso. Desde este puesto se enfrentó a la administración británica y practicó la desobediencia civil, por lo que fue encarcelado.

En 1942 participó en las conversaciones con la administración colonial, y en 1947 fue nombrado primer ministro y ministro de Asuntos Exteriores de la India, cargos que ocupó hasta su muerte. Se convirtió así en una de las grandes figuras del tercer mundo como promotor de la unión de los países no alineados, es decir, independientes de los bloques capitalista y comunista.

nerhu politico de la india

Fue discípulo, protegido y lugarteniente de Gandhi, lo que le valió un importante traspaso de la veneración dedicada al Mahatma por las masas indias. Por otra parte, se convirtió en. el ídolo de los jóvenes más radicales del Congreso durante muchos años. Por último, pasó un total de ocho años en la cárcel, sello de garantía para los hombres prominentes del Congreso. Después de la muerte de Patel, era el único superviviente entre los padres fundadores del movimiento nacional indio. Así, en 1950, era dueño del Congreso y, con él, de la India.

La familia de Nehru procedía de Cachemira, de donde pasó a la India en el siglo XVIII. Eran brahmanes ligados a las tareas administrativas y docentes. Motilal Nehru, padre de Jawaharlal, era un abogado de renombre que se convertiría en uno de los primeros seguidores y hombres de confianza de Gandhi. Su hijo, último de los cuatro que tuvo, nació en Allahabad, en noviembre de 1889.

Una de sus hijas, Vijaya Lakshmi Pandit, sería la primera mujer presidente de la asamblea general de la ONU. Hasta los dieciséis años, Nehru recibió una educación familiar rodeado de tutores; en 1905 pasó a Harrow, una escuela británica de primera línea, donde permanecería dos años. Era a la sazón un muchacho apacible y refinado, poco expansivo y con gran fuerza de carácter.

De Harrow pasó al Trinity College, en Cambridge, donde se graduó en ciencias naturales y luego estudió abogacía en Londres. regresó a la India para descubrir su propio país. En 1916 contrajo matrimonio con Kamala Kaul, que moriría en 1936 dejándole una hija, Indira Priyadarshini, la futura Indira Gandhi.

A principio del siglo XX, el Congreso Indio fue, básicamente, el portavoz de la gran burguesía india y de las capas superiores de las clases medias cultivadas (abogados, médicos, etc.) y aún todavía no se fijaba como objetivo la independencia nacional,inclusive durante la primera guerra mundial el propio Gandhi pidió a los indios que se alistaran en los ejércitos británicos,

A partir de la victoria japonesa en 1905 sobre un estado europeo empienzan una serie de boicots contra el poder británico. En 1906, el programa del partido adoptó, por vez primera, el Swaraj, definido como una forma de gobierno autónoma en el seno del imperio británico, que en defensa de este sistema Nerhu seria encarcelado varias veces.

En 1923, Nehru se convirtió en secretario general del Congreso para un período de dos años, cargo que volvió a ocupar en 1927. Después de la sesión de Lahore del Congreso, en 1929, Nehru emergió como líder de los intelectuales y de la juventud del país. Progresivamente, y de acuerdo con los acontecimientos de los años treinta, Nehru fue perfilándose como el más seguro heredero de Gandhi a la cabeza del Congreso, condición que no le sería reconocida, sin embargo, hasta 1942.

En 1931-1932 fue arrestado por participar en la campaña de desobediencia civil lanzada por el Mahatma, y fue sentenciado a dos años de prisión. Entre 1928 y 1935 se produjeron numerosos acontecimientos que confirmaron la amplia audiencia del Congreso a escala nacional, manifiesta en las numerosas luchas de masas que alentó con una extraordinaria amplitud.

En 1938 se llevaron  a cabo fusiones de los sindicatos socialistas mas grandes del país, como el National Federation of Trade Unions. Este movimiento sindical unificado (excepto la Asociación de los trabajadores del textil de Ahmedabad, fundada por Gandhi) contaba en 1938-1939 con unos cuatrocientos mil afiliados. En el propio seno del Congreso comenzaban a encontrar eco las ideas socialistas. Sus partidarios se agruparon en el Partido Socialista del Congreso, ya creado en 1934.

En 1938-1939 el partido contaba ya con 4.400.000 miembros, frente al medio millón de tres años antes. La acción práctica del Congreso a través de los gobiernos provinciales se encontró doblemente limitada: de un lado, por los poderes restringidos de que disponían los gobiernos locales, y de otro lado por las diferencias políticas que no tardaron en producirse en el seno del partido. El gobierno británico había adoptado todas las medidas necesarias para proteger los intereses del capital metropolitano, tanto del comercial como del invertido en las plantaciones, en la industria o en la banca.

Desde el comienzo de la 2º guerra mundial, el virrey declaró a la India beligerante, y el parlamento británico votó la India Amending Act que suspendía el Act de 1935. El 3 de septiembre fue promulgada una ordenanza de «defensa de la India» que otorgaba al virrey plenos poderes, incluido el derecho a encarcelar sin juicio previo y de sentenciar a muerte.

Respecto a la colaboracion de India en la guerra, luego de acuerdos y desacuerdos en el Congreso, se impuso, finalmente, la política de Gandhi, de acuerdo con la resolución adoptada en agosto de 1942: el Congreso no quería contribuir ni a la «defensa de la URSS y de China» ni a la «capacidad defensiva de la ONU» y decidía «lanzar una lucha de masas en la mayor escala posible» que sería no violenta, con Gandhi al frente de la misma. Nehru, reacio a obstaculizar el esfuerzo bélico, no tuvo más remedio que unirse a las perspectivas gandhistas.

Como respuesta la represión desencadenada por los británicos, poniendo al Congreso en la ilegalidad, duró hasta el final de la guerra, y sólo entre agosto y fines de año de 1942 dio lugar a más de 60 000 arrestos, 940 muertos y 1.630 heridos. Toda la dirección del Congreso fue encarcelada, Nehru incluido, hasta 1945, excepto Gandhi, liberado por razones de salud en 1944.

Finalizada la guerra y luego  de la «Declaración política» de 16 de mayo de 1946 («recomendaciones» respecto a la futura constitución de la India, decisiones respecto a la formación de una «asamblea constituyente» y sugerencias en cuanto a la formación de un gobierno interino), el Congreso aceptó participar en la asamblea constituyente, pero rechazó el plan constitucional británico y la entrada en el gobierno provisional. Por su parte, la Liga musulmana pidió la institución de una asamblea constituyente distinta para las provincias con mayoría musulmana y decidió emprender una campaña de «acción directa» para lograr la formación del Pakistán.

A partir de mediados de agosto de 1946, los enfrentamientos sangrientos entre comunidades religiosas fueron multiplicándose (Bengala, Bihar), y, paralelamente, las huelgas reivindicativas alcanzaban a más de dos millones de trabajadores.

En estas condiciones, el virrey decidió constituir el primer gobierno provisional, que entró en funciones el 2 de septiembre dirigido por Nehru en calidad de primer ministro. Aunque la Liga musulmana decidió boicotear la constituyente, ésta se reunió en diciembre, pero tuvo que posponer sus reuniones hasta abril del siguiente año.

Las luchas y las rivalidades religiosas que el gobierno británico había estimulado a lo largo de los años, le permitía ahora hallar un pretexto en la división del país para declarar que la independencia india era imposible a menos que, siguiendo la línea religiosa divisoria, se procediera a una partición.

El 20 de febrero de 1947, mientras la situación interior de la India no dejaba de deteriorarse, el gobierno británico envió a lord Mountbatten como virrey de la India. Inmediatamente, se preparó el plan de partición entre una Unión India y Pakistán, mientras que los principados conservarían su independencia y se unirían, tras negociaciones, con uno de los dos dominios creados. El Congreso volvió a dividirse: mientras que Gandhi rehusó aceptar la partición, Nehru no vio más salida realista que aceptarla, «si bien con tristeza».

Así, el 18 de julio de 1947, la ley de independencia de la India fue adoptada por el Parlamentó británico, y el 15 de agosto el gobierno provisional se convirtió en el primer gobierno nacional indio.

Hacia 1950 podía decirse que la India había cerrado un capítulo de su larga historia y había abierto otro. Los británicos se habían marchado, el nuevo régimen se había instalado con éxito y el Congreso, a excepción de la pérdida de Pakistán, había completado su programa, de modo que el camino para la India estaba despejado en busca de una nueva situación para su futuro.

En particular es importante tener en cuenta que, entre 1947 y 1964, el país estuvo dotado de una unidad no siempre alcanzada a lo largo de la historia india. Esta unidad se basaba en la figura de Nehru, que, por una combinación de circunstancias, tenía en sus manos la posibilidad de moldear con plena libertad su país.

Nehru era partidario de un gobierno central fuerte, y en ello pareció existir consenso general en el seno de su partido. Bajo su impulso, la nueva constitución otorgó al centro amplios poderes, y los príncipes fueron integrados en la nueva estructura del estado. La democratización fue otro de los aspectos en que el consenso general fue prácticamente alcanzado. El principio tomó cuerpo constitucional con los aspectos de la responsabilidad parlamentaria y el sufragio universal.El sufragio universal tuvo sus efectos en relación con el sistema de castas, pues los desheredados parecían poseer ahora un poder decisivo de cara a la elección de sus candidatos.

El ataque a los privilegios se extendió desde los príncipes hasta los zamindars del norte de la India, que disfrutaban de amplios poderes sobre la tierra a cambio de cobrar impuestos por cuenta del gobierno.

En la esfera industrial, Nehru se mostró algo más radical, amenazando con nacionalizaciones que alarmaron al gran capital extranjero. Pero en la práctica, sus teorías socialistas se limitaron a crear un sistema impositivo al estilo británico y una división del sector industrial en un campo privado y otro público.

Las grandes empresas industriales nuevas pasaron a control estatal, aunque las industrias existentes padecieron un mayor grado de control que antes. Sin embargo, el capital extranjero sólo fue estimulado a fusionarse con el autóctono, y sus intereses no se vieron afectados o restringidos, sino todo lo contrario, pues el capitalismo indio cada vez se tornó más dependiente del británico y del norteamericano.

El gran objetivo de Nehru era la modernización, el bienestar y la instauración de programas sociales. Se trataba de elevar al país ai nivel material propio del mundo occidental, aumentando drásticamente el nivel de vida e introduciendo en el sistema social el principio de los derechos personales e individuales. El proyecto de aumentar el nivel de vida fue gigantesco, pero se vio complicado por el rápido y sostenido incremento de la población, lo cual significaba la necesidad de aumentar el producto agrícola y de proceder a una profunda industrialización.

En la ley social hindú el grupo decide por encima del individuo, y la mujer está subordinada al hombre. Nehru trató de modificar el sistema mediante diversas  actas, en la primera daba a la mujer idénticos derechos que al hombre en materia de sucesión y de acceso a la propiedad; y en otras otorgaba a la monogamia una base legal y preveía el divorcio con alimentación y manutención.

En política exterior, Nehru tuvo tres preocupaciones centrales: Pakistán, las grandes potencias y la posición de la India en Asia.

En 1964, víctima de diversos ataques que habían comenzado en 1963, fallecía en Nueva Dehli. A sus funerales y cremación asistieron unos tres millones de personas.

Fuente Consultada:
Forjadores del Mundo Contemporáneo – Tomo I- Entrada: Nerhu Jawaharlal “estadista de la India independiente” – Editorial Planeta
Enciclopedia Temática Ilustrada – Tomo de Biografías – Editorial GR.U.P.O. S.A.

 

 

El Mundo de la Post Guerra: Fin de la Guerra y El Orden Mundial

El Mundo de la Post Guerra: Fin de la Guerra y El Orden Mundial

LA ERA DE LAS SUPERPOTENCIAS: El fin de la Segunda Guerra Mundial marcó el surgimiento de un nuevo sistema de relaciones internacionales, que se caracterizó por el dominio de las dos grandes potencias vencedoras: los Estados Unidos y la Unión Soviética. El panorama político que siguió a la Segunda Guerra Mundial estuvo condicionado por el papel de Estados Unidos y la Unión Soviética, que no supieron ponerse de acuerdo sobre la manera de reordenación del mundo, ya que representaban dos sistemas políticos, dos modelos económicos y dos formas de organización social opuestas e irreconciliables. Así pues, e objetivo prioritario de los vencedores fue garantizar la existencia de dos bloques, liderados por las dos superpotencias, y asegurar que el resto de países se alineasen en función de los intereses de estos dos Estados.

1945: postguerra mundial

El bloque capitalista y el bloque socialista fueron conformando dos modelos sociales y políticos tan diferenciados que en unas ocasiones estuvieron a punto de enfrentarse y en otras redujeron distancias, convencidos de la imposibilidad de destruirse sin poner en peligro el futuro de la humanidad. Las relaciones internacionales pasaron, pues, de lo que se ha denominado Guerra Fría (conflicto entre los bloques en todos los aspectos menos en el enfrentamiento militar directo) a la coexistencia pacífica (aceptación de la existencia del otro bloque y necesidad de establecer relaciones pacíficas).

Hacia el final de la guerra, las potencias vencedoras comenzaron a delinear un nuevo sistema de relaciones internacionales que ofreciera mayores garantías que el de la primera posguerra. En febrero de 1945, los líderes de los Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Soviética se reunieron en la Conferencia de Yalta. Allí decidieron la creación de un organismo internacional en el que estuvieran representados todos los países-soberanos, cuya misión esencial sería la de resolver los conflictos internacionales de manera pacífica.

Así, en junio de 1945, reunidos en la ciudad de San Francisco (en Estados Unidos), los representantes de cincuenta países redactaron la carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Desde entonces hasta hoy, los principales objetivos de la ONU han sido la defensa de los derechos humanos, el mantenimiento de la paz, la libre determinación de los pueblos y el fomento de la cooperación entre los pueblos. El organismo se compone de una Asamblea, en la que participan todos los países miembros, y de un Consejo de Seguridad, constituido pe: las cinco grandes potencias -los Estados Unidos, la Unión Soviética, Gran  Bretaña, Francia y China- y por otros diez países elegidos en forma rotativa. Los Cinco Grandes se reservan el derecho de veto de cualquier decisión de la Asamblea.

El reordenamiento mundial de la posguerra también se llevó a cabo e: el plano económico. La perspectiva de una repetición de la crisis de 193″ indujo a las potencias occidentales a delinear también las pautas de u: nuevo sistema financiero y comercial internacional en la Conferencia de Bretton Woods en 1944. Se crearon entonces nuevos organismos como e. Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, conocido como Banco Mundial.

El FMI tenía como objetivos principales el fomento del desarrollo equilibrado del comercio internacional, el mantenimiento de altos niveles de empleo, el desarrollo de los recursos productivos en todo el mundo y la eliminación de los controles sobre los intercambios comerciales. El Banco Mundial debía coordinar préstamos e inversiones privadas, para derivarlos hacia proyectos útiles.

Una de las principales consecuencias de la Segunda Guerra Mundial fue que el centro del poder internacional se desplazó fuera de Europa. Emergieron dos nuevas potencias hegemónicas*, que pronto extenderían su dominio sobre amplias zonas del mundo: los Estados Unidos y laUnión Soviética.

Apenas terminada la guerra, comenzaron a surgir profundas diferencias entre los principales componentes del bloque aliado hasta desembocar, finalmente, en una confrontación abierta entre los bloques liderados por las dos grandes potencias.

El avance soviético sobre los países de Europa oriental, llevó al presidente de los Estados Unidos, Harry Truman, a formular la Doctrina Truman. Esta doctrina proponía una política de contención de cualquier iniciativa soviética que perturbara el nuevo orden internacional y justificaba que el gobierno norteamericano interviniera en el exterior. Así, los Estados Unidos apoyarían «a los pueblos libres que están resistiendo los intentos de dominio por parte de minorías armadas o presiones externas», según sostenía esta doctrina.

En 1947, el gobierno de los Estados Unidos lanzó un amplio programa de ayuda económica destinado a los países europeos devastados por la guerra. El Programa para la recuperación europea, más conocido como Plan Marshall, consistía básicamente en el otorgamiento de préstamos a bajo interés y estuvo destinado en su mayor parte a Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia.

Los dirigentes soviéticos advirtieron que el Plan Marshall implicaba una seria amenaza de extender la hegemonía de los Estados Unidos sobre sus áreas de influencia. Por esta razón, exhortaron a los países de Europa oriental a rechazar la ayuda norteamericana y lanzaron su propio plan: el Consejo de Asistencia Económica Mutua (CAME o COMECON). El CAME se proponía promover la plena industrialización de los países miembros -siguiendo el mismo esquema de los planes quinquenales aplicados en la Unión Soviética- y el intercambio comercial entre las naciones del bloque.

El enfrentamiento entre las dos grandes potencias también se manifestó en el terreno militar, a través de la constitución de alianzas. En 1949, los norteamericanos impulsaron la creación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que nucleaba a la mayoría de los países capitalistas noratlánticos, si bien estaba indiscutiblemente liderada por los Estados Unidos. La OTAN era una alianza defensiva que comprometía a sus miembros a prestarse ayuda militar en caso de agresión de terceros. En 1955, los soviéticos respondieron con la creación del Pacto de Varsovia, una organización militar que nucleaba a los países comunistas.

Los cambios en la URSS y en EE. UU.

Es difícil precisar cuándo comenzaron a producirse los cambios, dentro de las grandes potencias, que dieron paso a unas nuevas relaciones internacionales. En cuanto a la URSS, la muerte de Stalin, el 5 de marzo de 1953, abrió nuevas expectativas. Muy pronto los nuevos dirigentes favorecieron transformaciones políticas que fueron acompañadas de reformas de tipo económico y social: control de precios, subida de salarios, mejores condiciones laborales (reducción de los horarios, libertad para buscar empleo), aumento de los precios agrícolas, etc. Fue un intento de poner fin a la arbitrariedad estalinista e iniciar un período de reformas, tanto en el interior como en política exterior.

Todo este proceso tuvo su punto culminante en el XX Congreso del PCUS, en febrero de 1956, cuando el conjunto del Partido y de la sociedad soviética iniciaron el llamado «proceso de desestalinización», es decir, el reconocimiento público de los graves errores cometidos por el régimen: purgas políticas, culto a Stalin, colectivización forzosa. Además, el Congreso del Partido aprobó las directrices que en política exterior propuso el nuevo dirigente soviético, favorecedor de todo este cambio, Nikita Kruschev, que planteaba tres orientaciones fundamentales: la coexistencia pacífica entre los bloques, la no exportación de la revolución y la posibilidad de acceder al socialismo por diversas vías, incluida la parlamentaria.

Los principales obstáculos a todos estos cambios vinieron de las dificultades que encontró Kruschev para controlar a la vieja guardia estalinista, totalmente opuesta a este intento de descentralización y democratización de la vida soviética. En el año 1964 Kruschev fue destituido y reemplazado por una dirección colegiada encabezada por Leónidas Bréznev, secretario general del Partido a partir de 1966. La mayoría de los cambios en materia política, social y económica se paralizaron y se volvió al modelo anterior, si bien se mantuvieron las nuevas directrices en política exterior.

Con respecto a Estados unidos, los cambios no fueron tan espectaculares. En 1956 fue reelegido el presidente D. Eisenhower, que continuó las mismas líneas del período de posguerra, aunque introdujo pequeñas reformas en la Administración que ponían de manifiesto una nueva disposición política de los dirigentes norteamericanos. Así, el presidente decidió apartar a los elementos más derechistas y anticomunistas protagonistas de la Guerra Fría. Se dio por cerrada la etapa de la «caza de brujas», verdadera persecución de los sospechosos de defender la ideología comunista o cualquier ideología de izquierdas, que eran acusados de actividades antinorteamericanas (proceso de los Rosenberg, juicios de Hollywood). El senador Joseph R. McCarthy, verdadero protagonista de esta represión política, fue destituido y se puso fin a esta persecución por motivos ideológicos.

La elección, en el año 1960, de un presidente del Partido Demócrata, J. F. Kennedy, marcó un vuelco mucho más importante de la política interior y exterior norteamericana. La denominada por Kennedy «nueva frontera» significó un cambio fundamental en los objetivos de la Administración de EE.UU. La nueva política defendía que las metas que debía alcanzar EE.UU.  en materia de política interior eran acabar con la miseria, la pobreza y la discriminación racial y, en el exterior, la lucha en favor de la ciencia y de la técnica (conquista del espacio) y de la prosperidad para todo el mundo.

Este programa tuvo que enfrentarse con numerosas contradicciones, la más evidente de ellas, la continuación de la guerra de Vietnam, que levantó numerosas protestas. De todas formas, es indiscutible que marcó una «nueva frontera» en el interior y que en el exterior intentó borrar la visión militarista de los años cincuenta. El asesinato de Kennedy en Dallas en noviembre de 1963 puso de manifiesto la gran oposición que este programa había provocado entre los sectores más conservadores de EE. UU. , aunque su sucesor, L. B. Johnson, mantuvo lo esencial de dicho programa.

Los primeros pasos hacia la distensión internacional los dio la URSS, en concreto Nikita Kruschev, que en 1956 anunció lo que se conoce como «los principios de la coexistencia pacífica». Ésta consistía en basar las relaciones entre las dos potencias en el respeto a la integridad territorial y a la soberanía, la no agresión y no injerencia en los asuntos internos y en la coexistencia pacífica, la cooperación económica y la igualdad y ayuda recíprocas.

SÍNTESIS DE LA ÉPOCA:

A PARTIR DE 1945, la vida en Estados Unidos y otros países desarrollados cambió radicalmente. La población ha aumentado mucho. Cada año hay más coches y más productos de consumo. En la década de 1940 la televisión era un privilegio de los ricos. Veinte años después se hizo prácticamente universal. Lo mismo ha sucedido con el teléfono y los electrodomésticos.

NUEVAS GENERACIONES La vida cambió, especialmente para las generaciones jóvenes, que comenzaron a gozar de mejores condiciones de educación y de más oportunidades de ocio. En la década de 1960, muchos jóvenes se rebelaron contra los valores de sus padres. El modo de peinarse y de vestir se convirtió en señas de identidad. La música rock, nacida en los 50, constituyó un verdadero manifiesto de la juventud, que se vio influenciada por estrellas del rock, como los Beatles.

LOS DERECHOS DE LA MUJER Las mujeres también se rebelaron contra las actitudes tradicionales. En la década de 1950 predominaba la idea de que la mujer debía ser sobre todo esposa y madre. Si la mujer trabajaba fuera del hogar, solía recibir sueldos más bajos que los hombres. Diez años después, miles de mujeres reivindicaron su fuerza de trabajo. Los movimientos feministas exigieron la igualdad de derechos de hombres y mujeres. En los años 70 y 80, las mujeres emprendieron carreras brillantes y lograron la protección legal contra la discriminación y el acoso sexual.

CRIMINALIDAD: Muchos aspectos empeoraron en Estados Unidos y Europa occidental. Las tasas de criminalidad experimentaron un ascenso impresionante. Muchas áreas urbanas se poblaron de todo tipo de delincuentes e individuos marginales, en consonancia con la pauperización
de grandes sectores de la población. La contaminación del medio ambiente se convirtió en una amenaza para la calidad de vida.

OCCIDENTALIZACIÓN A escala mundial, los cambios sociales han sido notables. Las ciudades de Asia, América Latina y África han aumentado su población al doble o el triple. Nuevos países han alcanzado el rango de naciones industrializadas. La economía de Japón ha crecido más que las de Estados Unidos y otras naciones de Europa occidental. Países asiáticos, como Corea del Sur y Taiwan se acercan a la misma situación. El mundo ha adoptado formas de vida occidentales. Se han generalizado la Coca-cola, las películas del Oeste, los téjanos y las camisetas deportivas.

PROBLEMAS GLOBALES: Sin embargo, los problemas globales son gravísimos. Miles de millones de personas viven en condiciones de abyección y miseria, especialmente en el Tercer Mundo. El crecimiento de la población ha puesto los recursos naturales en un nivel crítico. Se han creado muchas organizaciones que se ocupan de elaborar programas de ayuda puesto que la gravedad de estos problemas es creciente. El más relevante es el reparto desigual de los recursos y la riqueza. En un mundo con economías dependientes, los pobres del Tercer Mundo son cada día más pobres y los ricos de los países avanzados cada vez más ricos: el 20% de la población controla el 80% de los recursos mundiales.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

LECTURA COMPLEMENTARIA:
Las transformaciones enla esfera económica:

 Uno de los ámbitos en que los cambios son más notorios es el de la economía mundial. La economía, que durante muchos años funcionó principalmente en el espacio del Estado nación, está sometida actualmente a tres procesos que erosionan el capitalismo «nacional»: la internacionalización, la multinacionalización y la globalización.

■ La internacionalización de la economía se refiere al intercambio de materiales, productos y servicios entre dos o más economías nacionales, que está en continuo aumento. El flujo de importaciones y exportaciones mundiales crece año a año.

■ La multinacionalización de la economía se refiere a la transferencia de recursos sobre todo capital, pero también trabajo) de una economía nacional a otra. Una empresa multinacional es aquella cuyas actividades se han extendido gradualmente a varios países, mediante la creación de filiales, la adquisición de otras empresas, o mecanismos de cooperación. Es por este medio por el que las empresas japonesas han penetrado rápidamente en importantes sectores de la economía europea y norteamericana.

■ La globalización de la economía es un fenómeno más reciente. Implica la posibilidad de producir, distribuir y consumir productos y servicios a escala mundial mediante instrumentos con base mundial (patentes, bases de datos, nuevas tecnologías de información, comunicación y transporte). Los mercados globales son regulados por normas y estándares «universales». Las empresas ya no están ligadas a una territorialidad específica, a causa de los procesos de inter-relación e integración entre ellas.

Uno de los fenómenos desencadenados por estos cambios ha sido la formación de megamercados regionales. Esto implica que se amplían las fronteras de los mercados, que antes eran nacionales, mediante la formación de sistemas económicos multinacionales: Europa, América del Norte y, en menor escala, el Mercosur.

Fuente: Educación Cívica 2 – Editorial Santillana – Secundaria – Casullo, Bordone, Hirschmann y Otros –

Fuente Consultada:
Actual Historia del Mundo Contemporáneo  García – Gatell
Historia El Mundo Contemporáneo Polimodal A-Z de Felipe Pigna y Otros
Enciclopedia Consultora Tomo 7 – Wikipedia – Enciclopedia Encarta
El Mundo Moderno y Contemporáneo Gloria Delgado