Juegos de Nenas

Juegos Puzzles Para PC Armar Online Rompecabeza Pasatiempo

JUEGO DE PUZZLE PARA ARMAR ONLINE (Ideal PC)
Rompecabeza Pasatiempo

1-Juego Armar Puzzle de Obra de Molina Campos

Florencio Molina Campos (Bs.As. 21 de agosto de 1891 – Bs.As., 16 de noviembre de 1959) fue un dibujante y pintor argentino, conocido por sus típicos dibujos costumbristas de la pampa y de su país.Su familia poseía varios campos, y Florencio alternaba su vida en viajes entre el campo y la ciudad. En 1942, y hasta mediados de los años cincuenta, es contratado como asesor técnico de los estudios de Walt Disney para colaborar el los rodajes de El gaucho volador, Goofy se hace gaucho, Saludos, amigos, El gaucho reidor y Los tres amigos. Colaboró en la realización de la película animada Bambi, de 1942, donde se distingue el estilo de los animales y los árboles, que reproduce la vida silvestre de la isla Victoria, en el lago Nahuel Huapi, ubicado en la Patagonia Argentina.En 1946 edita Vida gaucha, libro de texto para estudiantes de español en Estados Unidos.En 1950 ganó el Premio Clarín, Medalla de Oro del V Salón de Dibujantes Argentinos.

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

2-Juego Armar Puzzle de Obra de Molina Campos

Molina Campos contrajo matrimonoo el 31 de julio de 1920 con María Hortensia Palacios Avellaneda; al año siguiente nace su primera y única hija, el 11 de junio de 1921, llamada Hortensia, la cual tenía por sobrenombre Pelusa. El matrimonio fracasó, y tiempo después se separó de Hortensia Palacios Avellaneda, quedándose ella con la custodia de la hija de ambos.

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

3-Juego Armar Puzzle de Obra de Molina Campos

Su primera exposición, en 1926, fue en la Sociedad Rural Argentina. Marcelo Torcuato de Alvear, presidente de la República Argentina de esa época, lo nombró profesor de arte del Colegio Nacional Nicolás Avellaneda después de presenciar la exposición.En 1956 expuso en la galería Witcomb de Buenos Aires. Su última muestra tuvo carácter de homenaje póstumo, en 1959.

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

4-Juego Puzzle de Bart Simpsons

La familia Simpson es una familia peculiar. Un hijo cuya única aspiración es crear conflictos; una hija pedante con serios problemas emocionales; una esposa con una melena de color azul de más de medio metro y con una sangre tan fría que por muchos problemas que le dé la familia nunca se enfada. Y un marido… excepcional: vago, inculto y alcohólico. La única que parece salvarse es la pequeña Maggie. Pero la verdad es que, en el fondo, se quieren. Son la viva imagen de la familia típica americana… llevada a los máximos extremos. Esta serie creada por Matt Groening disfruta de un éxito rotundo en el mundo entero.

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

5-Juego Puzzle de Obra de Mafalda

El 29 de Setiembre de 1964 debutó oficialmente como tira «Mafalda«, en la revista «Primera Plana»; sin embargo, el personaje en sí había sido creado en 1963. Según Joaquín Salvador Lavado (Quino), autor de «Mafalda», y dueño de una genuina modestia, todo empezó  por casualidad y sin que él se propusiera ninguna grandeza:  «En realidad Mafalda iba a ser una historieta para promocionar una nueva línea de electrodomésticos llamada Mansfield.» En el año 1988 se presentó en el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que intentaba que Mafalda fuera nombrada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

6-Juego Puzzle del Actor Charles Chaplin

Charles Chaplin (Londres, 1889 – Corsier-sur-Vevey, Suiza, 1977). Las tres primeras décadas del siglo XX presenciaron el nacimiento y esplendor del cine mudo y la aparición de talentosos actores y cineastas que gozaron de una inmensa popularidad. De todos ellos, ninguno llegaría a alcanzar un reconocimiento tan unánime entre el público y la crítica como el de este actor británico , considerado uno de los grandes genios de la historia del cine. A lo largo de una trayectoria de 79 películas, combinó de manera prodigiosa lo humorístico, lo dramático y lo satírico. La genial creación del personaje de Charlot, cómico y patético al mismo tiempo, se ha convertido en un mito del siglo XX.

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

8-Juego Puzzle de Gandhi: Líder Espiritual de la India

El líder político y espiritual Mahatma Gandhi, siempre recordado como una figura de paz, que llevó a la independencia a la India. Mohandas Karamchand Gandhi nació el 2 de octubre de 1869 en Porbandar, actual estado de Gujarat. A la edad de 13 años sus padres lo obligaron a casarse. A los 19 años fue enviado a Londres, Inglaterra, a estudiar Derecho.La obra de Gandhi se centró en la religiosidad y el amor entre los hombres, tuvo marcadas influencias del texto sagrado hinduista Bhagavad Gita y de varias obras de León Tolstoi

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

7-Juego Puzzle del Famoso Curly de los Tres Chiflados

Moe, Larry y Curly son los tres personajes mas famosos de las series cómicas de los años 70, conocida como «Los tres chiflados». No es un mérito menor el de este trío de cómicos, sobre todo teniendo en cuenta que continúan vigentes a pesar de haber comenzado su carrera hace nada menos que 80 años.Moe, Larry y Curly protagonizaron 97 cortos entre 1934 y 1946.Curly tuvo problemas de alcoholismo hasta que en 1947 sufrió un ataque de hemiplejia y debió abandonar la serie.

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

9-Juego Puzzle de Madre Teresa de Calcuta

Fue una monja católica de origen albanés naturalizada india, que fundó la congregación de las Misioneras de la Caridad en Calcuta en 1950. Durante más de 45 años atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, al mismo tiempo que guiaba la expansión de su congregación, en un primer momento, en la India y luego en otros países del mundo. Tras su muerte, fue beatificada por el papa Juan Pablo II, otorgándole el título de beata Teresa de Calcuta.

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

10 -Puzzle de Laurel, del «Gordo y Flaco»

Ambos representaban la lucha titánica por desenvolverse en la vida diaria; sus películas y sus apariciones teatrales y televisivas conjuntas les hicieron leyenda encarnada en dos personajes, conocidos como el Gordo y el Flaco en España, de nombre Stan Laurel y Oliver Hardy, que provenían de mundos completamente dispares y triunfaron en todas partes como un sólo símbolo.Eran antagónicos, dispares, habían sido criados en mundos diferentes, vivían cada uno su vida; pero juntos, en pantalla, se fundían en un alma, representaban lo mismo y plasmaban con sus gags y su vena cómica la dura existencia del hombre corriente.

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

11-Juego Armar Puzzle de Clint Eastwood

(San Francisco, California, 31 de mayo de 1930) es un actor, director, productor, músico y compositor estadounidense. Eastwood es famoso por sus películas de western con las que inició su prolífica carrera de actor de cine en la década del ´60.Desde 1967 Eastwood posee su propia productora de cine, Malpaso Productions, que ha producido la mayor parte de sus películas. También fue alcalde de la localidad californiana de Carmel-by-the-Sea desde 1986 a 1988. Según afirmó su hija Alison en 2011, Eastwood tiene ocho hijos de seis mujeres diferentes,4​ aunque solo se ha casado dos veces. Sus mas famosas peliculas fueron «El bueno, el malo y el feo», «El Jintet Pálido»,»La Muerte Tenía Un Precio». También dirigió y actuó en «Los Puentes de Madison» y «En La Línea de Fuego».

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

12-Juego Armar Puzzle de Marilyn Monroe

Norma Jeane Mortenson, posteriormente Norma Jeane Baker y más conocida por su nombre artístico Marilyn Monroe —seudónimo que luego registraría legalmente— (Los Ángeles, 1 de junio de 1926-ibíd., 5 de agosto de 1962), fue una actriz de cine estadounidense y una de las más populares del siglo XX, considerada como un icono pop y un símbolo sexual.Estuvo casada en tres ocasiones –con James Dougherty, Joe DiMaggio y Arthur Miller– y se le atribuyeron relaciones amorosas con los hermanos Robert Francis Kennedy|Bobby y John F. Kennedy. Falleció el 5 de agosto de 1962 a causa de una sobredosis de barbitúricos, en circunstancias nunca esclarecidas. Sus dos médicos personales le suministraban peligrosos barbitúricos cuya paulatina acumulación en su organismo pudo provocar su muerte.

boton recarga

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

Historia de Superman Origenes de Superman Clark Kent

Historia y Origen de Superman:Clark Kent

Superman: El héroe detrás de Clark Kent
Ya se ha convertido en un anciano, y a pesar de sus casi 80 años de vida Superman parece resistirse al paso del tiempo y no precisamente por obra y gracia de las cirugías estéticas, sino por haberse convertido en uno de los personajes más destacados en el mundo de los héroes universales.

Para hablar de Superman no podemos dejar de mencionar aquel excelente análisis sobre el personaje de historieta, que el director y guionista de cine Quentin Tarantino puso en la boca del actor David Carradine en su filme “Kill Bill”.

Allí, en una de las escenas más memorables de la película, Kill le comenta a su vengativa ex: “Como sabes, soy bastante aficionado a los cómics. Especialmente a los de superhéroes. Encuentro fascinante toda la mitología que envuelve a los superhéroes. Elijamos a mi superhéroe favorito, Superman.

No es un gran cómic. No está especialmente bien dibujado. Pero la mitología… la mitología no es solamente grandiosa, es única. Uno de los elementos principales de la mitología del superhéroe es que hay un superhéroe y hay un alter ego. Batman es en realidad Bruce Wayne, Spiderman es en realidad Peter Parker.

Cuando ese personaje se levanta por la mañana, es Peter Parker. Tiene que ponerse un disfraz para convertirse en Spiderman. Y es ahí, en esa característica, donde Superman es único. Superman no se convirtió en Superman. Superman nació Superman. Cuando Superman se levanta por la mañana, él es Superman. Su alter ego es Clark Kent. Su traje con la gran S roja es la manta que le envolvía siendo un bebé cuando los Kent le encontraron.

Ésa es su ropa. Lo que lleva Kent, las gafas, el traje de negocios, es el disfraz. Es el disfraz que Superman lleva para integrarse entre nosotros. Clark Kent es tal como Superman nos ve a nosotros. ¿Y cuáles son las características de Clark Kent? Es débil… es inseguro… es un cobarde. Clark Kent es la crítica de Superman a toda la raza humana”.

Quizás en ello resida el éxito de la historia de Superman, cuya historieta impresa se ha convertido en la más cara de todas, ya que un ejemplar de la primera edición de la tira se ha subastado recientemente por un valor de un millón de dólares.
Es que al parecer, Superman continúa siendo el más famoso y preferido superhéroe universal, que ha logrado traspasar las barreras idiomáticas y culturales de todo el mundo.

La llegada de Superman a la Tierra

La primera vez que Superman llegó al papel no fue en realidad siendo un héroe, sino todo lo contrario. La historia cuenta que sus creadores Jerry Siegel y Joe Shuster utilizaron el nombre de Superman para un villano que apareció por única vez en un cuento titulado “El reino del Super-Hombre”, que fue publicado en 1933 en la revista Science Fiction.

Poco después, Jerry Siegel decidió dotar de otras cualidades al personaje, por lo que lo convirtió en un héroe con poderes sobrehumanos, y junto a su socio Joe Shuster comenzaron a darle forma al verdadero Superman.
Sin embargo, los rechazos de las editoriales a publicar la obra, hicieron que Shuster se desesperara y optara por quemar todo el trabajo realizado, salvo la portada de uno de los bosquejos que logró rescatar de las llamas Siegel.
Después de aquel episodio, la amistad entre los socios ya no volvió a funcionar de la misma manera, por lo que Siegel comenzó a contactarse con otros artistas, entre los que se encontraba Russel Keaton, que realizó una serie de fantásticas ilustraciones para los guiones de Siegel.

Pero aquello duró poco, y finalmente Siegel y Shuster decidieron volver a trabajar juntos en el proyecto.
Después de recorrer diversas editoras y sufrir el desinterés de las mismas durante años, en 1938 Superman logró tener su primera aparición gráfica como parte de la revista Action Comics.

Inmediatamente, el personaje logró conquistar a grandes y chicos, y la historia en torno a él despertó curiosidad en los fanáticos seguidores de comics. Esto hizo posible que un año después de aquella aparición, Superman estrenara su propia revista.

El éxito fue arrollador y las ventas de la historieta superaron con creces las expectativas de sus creadores y de los editores, pero también surgieron algunos inconvenientes que pusieron en peligro la continuidad del personaje.
Por un lado, Joe Shuster comenzó a tener problemas visuales que le impedían llevar adelante el arduo trabajo de entregar el volumen de dibujos que le solicitaba la editora, y por otro el aumento de las apariciones del personaje produjo un incremento en la cantidad de trabajo.

Por ese motivo se estableció la creación de un estudio de arte que colaboraba con Shuster, el cual contó con la ayuda de excelentes dibujantes de la talla de Jack Burnley, Fred Ray, Wayne Boring y Al Plastino, este último considerado el más prolífico de todos, cuya participación tuvo lugar en la llamada edad de oro y de plata de los libros de comics.

La repercusión de Superman dio lugar también a la aparición de nuevos personajes, tales como Superboy , Jimmy Olsen, Lois Lane, entre otros, los cuales quedaron plasmados en una serie de publicaciones especiales tituladas “Superman Family”, la cual se editó entre 1974 hasta 1982.

Después de varios años de su creación inicial, precisamente en 1986, John Byrne relanzó a Superman en la serie titulada “The Man of Steel” y que luego se rebautizó con el nombre de “Las aventuras de Superman”.
Pero además Superman fue un personaje que logró traspasar las barreras del papel y consolidarse también como un personaje de diversos ámbitos, apareciendo en la radio, la televisión, el cine, la música, los videojuegos, entre otros.

Superman tuvo su serie televisiva, tanto de dibujos animados como en los que actores encarnaron los personajes del universo del superhéroe.

También llegó al cine en la década de los setenta con un largometraje en el que el actor Christopher Reeve lució el traje del héroe, y dio lugar a la creación de cuatro películas pertenecientes a la saga. La secuela fue lanzada en 2006, contó con la actuación de Brandon Routh como Superman y llevó por título “Superman Returns”.

A casi ochenta años de su creación, aquel joven extraterrestre, que luego de sobrevivir a la explosión de su planeta, y viajar a la Tierra para refugiarse en la localidad llamada Smallville, un pequeño pueblo ficticio ubicado en Kansas, también logró sobrevivir al olvido, y continuar siendo uno de los superhéroes de fantasía más emblemáticos de la historia de la sociedad humana.

Fuente: Graciela Maker Para Planeta Sedna

La caridad de Superman
Ejemplo de superhéroe, hasta el punto de que él solo alcanza para definir la especie; munido de poderes sobrehumanos con los que podría, a voluntad, cambiar el curso de la humanidad, Superman limita sin embargo el ejercicio de su poderío a acciones pequeñas, de corte caritativo. Aparecido en 1938, Superman posee características conocidas: vuela, no lo afectan las balas ni las armas letales comunes y es capaz de cargar sobre sus hombros todo el peso del Empire State Building.

Vive en una ciudad llamada Metrópolis, y su misión es proteger al ciudadano medio de los ataques a su estabilidad doméstica y civil. Umberto Eco se pregunta, en «Apocalípticos e integrados», por qué, si Superman está dotado de poderes tan absolutos, no libera & millones de chinos de lo que debe considerar el yugo de Mao, o gana la guerra de Vietnam para los Estados Unidos, o soluciona el problema del hambre.

Para sorpresa del lector —señala Eco—, vemos que Superman hace derroches de energía en la organización de espectáculos benéficos para un grupo reducido de huérfanos e indigentes, o se ocupa de castigar duramente a insignificantes delincuentes cuyo peor delito consiste en robar un coche-correo o un banco; mientras aparenta una total ignorancia de lo que sucede más allá del pequeño mundo que lo rodea.

Sucede que la única forma visible que asume el mal, en las historias de Superman, es el atentado contra la propiedad privada. Que el bien se radica, entonces, en aquello que la protege; que el bien se configura únicamente como caridad. Entiende Eco en consecuencia que el relato depende, en Superman, de la posibilidad de adaptarse a un concepto del «orden» que defina al modelo cultural en el que vivimos^ o dentro del cual se nos quiere hacer vivir. Sirviendo a este orden es que se construyen maquetas análogas, con funciones de representación. Superman resulta así un perfecto modelo de conciencia cívica escindida de la conciencia política.

Toda la ideología de Superman pretendería circunscribir el «rol» del bien, en su lucha contra el mal, a actos pequeños y fragmentarios, con total prescindencia de otros actos posibles para los hombres. Nos encontraríamos así frente a la casi directa exposición, en el mundo «establishment» pretende de la conducta real del hombre. Reforzada por la apelación a nuestra creencia en la eficacia, y articulada a través de un mensaje ideológico subordinado, temáticamente, a objetivos de intención aleccionadora.

¿QUE ES EL COMIC?
El comic, en líneas generales, es la sucesión de cuadritos y rectángulos, con dibujos en blanco y negro o color, publicados en revistas, periódicos o por sí solos que pueden leer tanto los niños como los adultos. Se les clasifica como una especial manera de literatura popular o «literatura de imagen». De igual forma, se les ha llegado a considerar como un complemento de la literatura tradicional, a la que se ha añadido el estímulo gráfico.

LOS PRECURSORES DEL COMIC
Si bien Outcault pasó a los anales de la posteridad como el creador de Yellow Kid, su trabajo no se limitó a este personaje de tan singulares características. En el año 1901 consiguió que apareciera, en los diarios. Li’l Mose y al año siguiente Buster Brown, un pequeño revoltoso de angelical aspecto acompañado de un inseparable perro bull-dog que respondía al llamado de Tige y cuyo encanto se complementaba con la capacidad de hablar.

Buster Brown obtuvo inesperada popularidad, la que en un momento superó a la de Yellow Kid. Incluso, los dueños de la marca -la cadena de Hearst- lanzó al mercado numerosos productos comerciales con su nombre, práctica que con el tiempo se haría habitual.

William R. Hearst absolutamente convencido de la veta del comic estaba inexplorada y que las posibilidades y proyecciones que ofrecía eran insospechadas se dio a la tarea de fortalecer su equipo de dibujantes incorporando a la mayor cantidad de talentos de la época, entre ellos a Rudolph Dirks, que se haría famoso con una historieta que hasta el día de hoy se publica en algunos diarios y revistas: The Katzenjammer Kids o The Captain and the kids. Los dos nombres se deben a una controversia judicial.

La historia de las dos nominaciones tiene su origen en una disputa que se ventiló en los tribunales de justicia. Así como Hearst hizo renunciar a Richard Outcault de su cómoda posición en el New York World, por otra mejor, el rival de Hearst, Joseph Pulitzer le devolvió la mano quitándole a Dirks con su exitosa historieta.

El magnate del sensacionalismo no aceptó de buenas a primera que una de sus tiras más leídas se fuera a las páginas de la competencia -el New York World- y entabló pleito en contra de Pulitzer y Dirks que se dirimió en los siguientes términos: la sentencia estableció que Dirks perdía sus derechos sobre el título original -The Katzenjam mer Kids- (Katzenjammer en jerga de inmigrantes significa «Terremotos» o traviesos), pero no sobre los personajes. Así fue que a renglón seguido la historieta comenzó a aparecer en los diarios antagónicos; en uno, dibujado por el creador Rudolph Dirks y bajo el encabezamiento de The captain and the kids y en el otro, bajo la responsabilidad de Harold Knerr y con el título original.

Respecto de esta tira, Osear Masotta escribió lo siguiente en su ensayo «La historieta en un mundo moderno»:
«The Kantzenjemmer, que aparece en la primera sección completa dedicada al comic color del New York Journal (‘un esplendor policromo junto al cual el arco iris semeja un cañón de plomo’) dibujada por Rudoplh Dirks,’ es considerada la primera historieta verdadera. Inspirada seguramente en Max und Moritz de Wilhelm Busch, la tira de Dirks cuenta las hazañas de los dos mellizos Katsenjammer (palabra alemana que Bush había usado ya para designar la malignidad).

El lenguaje, un slang a medias norteamericanas y a medidas alemán, caracterizaba a una familia de inmigrantes: der Captain (viejo marino fracasado), die Mama (la madre adoptiva de los pillos) y der Inspector (representante burocrático de la educación y la escuela). Sobre el fondo de un escenario que cambia de lugar geográfico, Hanz y Fritz (los mellizos) se rebelan contra toda autoridad.

La existencia misma de los mellizos parece imponer un desorden generalizado a un universo donde voluntaria o involuntariamente se destruyen las cosas, y donde el castigo constante de los dos responsables-jamás alcanza para calmarlos ni para reparar los daños. Este mundo violento, donde la ruptura de los objetos y los golpes exigían ser representados por medio de onomatopeyas y signos gráficos nuevos (‘la escuela del Slang, del Bang, del Pow, de la historieta había nacido’), confiere efectivamente a la tira de Dirks el título de primera historieta en el sentido más moderno del término».

Historia y Origen de Patoruzu Tradicionales Caricaturas Argentinas

Historia y Origen de Patoruzú
Tradicionales Caricaturas Argentinas

Patoruzú: ¡Huija, canejo, chei!

Historia y Origen de Patoruzu Con más de 83 años recorridos en esta vida, Patoruzú es considerado desde hace décadas como uno de los pilares del humor gráfico argentino, que surgió el siglo pasado de entre las páginas de un importante diario nacional como personaje secundario de otra tira, y fue forjando una historia única que posteriormente llegaría al libro, a la televisión y al cine.

Si bien el nacimiento de este querido personaje data del año 1928, todo comenzó un tiempo antes, precisamente el 24 de agosto de 1927, cuando el dibujante Dante Quinterno publicó por primera vez la tira titulada “Un porteño crítico”, que aparecía en el diario Crítica.

La historieta retrataba diferentes situaciones a las que se enfrentaba a menudo Don Gil Contento, por lo que un año después se decidió que lo mejor sería titular la tira con el nombre de “Aventuras de Don Gil Contento”.

Poco tiempo después, precisamente en la edición del día 17 de octubre de 1928, se anunciaba en los titulares del diario Crítica la siguiente noticia: «Don Gil Contento adoptará al indio Curugua-Curiguagüigua».

Al día siguiente aparecía otro anuncio, en el que se señalaba: «Mañana debuta el indio Curugua-Curiguagüigua». Por último, el 19 de octubre se asomaba con timidez desde el primer cuadro de la tira perteneciente a Don Gil Contento el nuevo personaje.

La figura de este último indio tehuelche se dibujaba asomada desde la puerta de un tren carguero, en el que había llegado desde la Patagonia, y se podía leer lo que el nuevo personaje gritaba a viva voz: «¡Guaagua Piragua! ¿Vos sos meu tutor, chei? Curugua-Curiguagüigua te saluda». Por su parte, Don Gil le respondía en el siguiente cuadro: «¡Por fin llegaste Patoruzú! te bautizo con ese nombre porque el tuyo me descoyunta las mandíbulas».

Utilizando un apodo que provenía de una famosa golosina de la época llamada Pasta de Orozú, Patoruzú que desembarcó en la tira perteneciente a otro personaje de Quinterno no tuvo en su primera aparición la posibilidad de mostrar por completo sus cualidades, ya que el 21 de octubre de ese mismo año fue retirada del diario Crítica la tira protagonizada por Don Gil.

No obstante, la aparición del último Cacique de los Tehuelches Gigantes, en una serie de escasos episodios fue en realidad un anticipo de lo que vendría de la mano del gran Quinterno.

Tan sólo dos meses después, Quinterno comienza a colaborar en el diario La Razón, en el que debutó en sus páginas con una nueva historieta denominada “Don Julián de Montepío”, que representaba a un parodiado estereotipo del porteño fanfarrón y tramposo.

Muchos se preguntaron qué sucedió con el indio de la Patagonia, el cual finalmente tuvo una nueva aparición el 27 de septiembre de 1930 en la nueva tira de Quinterno.

La trama para la incorporación de Patoruzú fue similar a la que se planteó en la tira de Don Gil Contento, ya que el indio tehuelche en este caso había sido apadrinado por Julián de Montepío.

De esta forma, Patoruzú llegó nuevamente a Buenos Aires, con su bolsa de pepitas de oro a cuestas, herencia de un rico cacique de la Patagonia, y acompañado por su fiel ñandú Lorenzo.

 Las idas y vueltas vividas entre los distintos personajes de la historia, donde por un lado nos encontramos con el indio inocente e ingenuo, y por el otro con el porteño tramposo que lo trata de estafar, logró un gran éxito entre los lectores del diario La Razón.

A pesar de que Julián de Montepío había sido creado para cumplir con el rol protagónico de la tira, lo cierto es que el simpático Patoruzú comenzó a tener cada vez más protagonismo.

De esta forma, el porteño fue relegado a un segundo plano, mientras que el indio se convertía en el personaje principal indiscutido de la tira, motivo por el cual el 11 de diciembre de 1931 la historieta fue rebautizada con el nombre de «Patoruzú». Fue durante aquella época también, que su ñandú Lorenzo perdía la vida, ya que había sido asado accidentalmente en una rotisería.

A finales del año 1935 Patoruzú llegó a las páginas del diario El Mundo, en el que Quinterno ya se había instalado desde hacía tiempo con otra de sus grandes creaciones: Isidoro Batacazo, que luego devendría en Isidoro Cañones.

Nuevamente el indio que había conquistado los corazones de los lectores, reaparece esta vez apadrinado por Isidoro, un hombre que si bien se aprovechaba de la inocencia de Patoruzú siempre le demostró cariño, por lo que con el tiempo se convirtió en el amigo inseparable del indio.

El personaje logró un éxito inesperado en la gente, manteniéndose durante varias décadas en el mismo periódico, e incorporando poco a poco nuevos personajes emblemáticos, tales como el caballo Pampero, la Chacha Mamá, y su hermana Patora, entre otros.

Sin lugar a dudas, uno de los momentos de mayor esplendor del personaje se produjo a partir de su aparición en la revista Mundo Argentino, en la que el indio fue ilustrado a color.

A partir de allí, el 12 de noviembre de 1936 llegó a los kioscos de todo el país la primera publicación de la revista propia del personaje, con el mensuario titulado Patoruzú, que inmediatamente alcanzó una repercusión inigualable a nivel masivo.
Aquella revista mensual gozó de la preferencia del público, hasta que en el 30 de abril de 1977 fue lanzado el último número de la legendaria revista.

Por otra parte, las divertidas aventuras del indio dieron lugar a la publicación de una completa bibliografía, iniciada el 15 de diciembre de 1937 con el llamado «Libro de Oro de Patoruzú», y cuyo último ejemplar se publicó en diciembre de 1984.

El cine también vivió el desembarco del personaje, cuando se realizó el primer dibujo animado en Technicolor en la Argentina, que consistió en un cortometraje de 12 minutos de duración titulado «Upa en Apuros», producido y dirigido por el Sindicato Dante Quinterno, y cuyo principal personaje era encarnado por Patoruzú. El mismo fue estrenado el 20 de noviembre de 1942 en la sal del cine Ambassador de Buenos Aires.

Entre las aventuras de este peculiar personaje del humor gráfico argentino, cabe destacar la fracasada edición norteamericana de “Adventures of Patoruzú”, editada por Green Publishing Co. en 1946.

Pero también no debemos olvidarnos que si bien Patoruzú surgió en sus inicios como un personaje secundario, que a fuerza de carisma e inocencia supo ganarse el corazón de los lectores, llegando incluso a superar en popularidad a aquellos personajes que secundaba, hubo además un desprendimiento de él, cuando en 1945 vio la luz Patoruzito, una versión más infantil de aquel noble e inocente indio.

Una de las últimas apariciones de Patoruzú se produjo en el año 1992, cuando la figura del cacique fue elegida como mascota oficial el homenaje realizado en conmemoración al Quinto Centenario del Descubrimiento de América.

patoruzu y Upa

Aquí observamos a Patoruzú llevando al niño a su paseo de todas las mañanas: una escena que se produce en la primera película de dibujos animados de la Argentina. Un sector del departamento de animadores de la película, en plena actividad.

Argentino de pura cepa y buenazo como el que más, el indio Patoruzú irrumpió en el mundo de la historieta el 17 de octubre de 1928, en el suplemento del porteño diario Crítica. Por entonces su nombre era casi un trabalenguas: Curugua Curugua güigua. Su popularidad no se hizo esperar demasiado y pronto tuvo su propia revista de historietas y también su dibujo animado, el que se estrenó como complemento de La guerra gaucha, el 20 de noviembre de 1942, bajo el título de «Upa en apuros».

El argumento era simple (un gitano secuestraba a Upa y el indio se trenzaba a golpes con él) y había hallazgos de animación: quien quisiera comparar los dibujos de la época con éste no notaría ninguna diferencia. A tal punto llegó la sutileza estilística que los mismísimos estudios Disney estuvieron interesados con trabar alianza comercial con la empresa de Dante Quinterno, productora del dibujo.

Aquellos tiempos no sabían de efectos especiales pero sí de mucha pasión y amor por el trabajo. Sólo así pudo conseguirse este inmejorable resultado, y de ello pueden dar fe los hacedores directos de la obra, como los dibujantes Osear Blotta (padre) y Ferro, quienes junto a Tulio Lovato, al pintor alemán Gustavo Goldschmitdt y a Mirco Repetto se encargaron de dar forma a «Upa en apuros».

Fuente: Graciela Maker Para Planeta Sedna

PARA SABER MAS…
El esquematismo de una historieta latinoamericana: Patoruzú, de D. Quinterno

UpaSu esquematismo psicológico y moral permite ubicar a Patoruzú como bueno, inocente, alegre, confiado, sin segundas intenciones, sin mayor interés en las mujeres. Goza procediendo de acuerdo con una moral tradicional y practicando la caridad. Isidoro —el padrinees egoísta, ávido, fanfarrón, desconfiado, vividor; pero en momentos claves se pone del lado de Patoruzú. Upa era en un principio inocente, amoral, animalesco; después fue adoptando la moral de Patoruzú.

Hay una multitud anónima que siempre aparece, a través de transeúntes o espectadores ocasionales; también tiene buenos sentimientos. A veces esa multitud es cruel pero sin pasar de una crueldad infantil; quiere ver triunfar el bien sobre el mal.

Pero tan importante como la descripción del indio y de sus amigos es la de sus enemigos. Rara vez escapan, sobre todo en los primeros años de aparición de la revista, a los lugares comunes del prejuicio racial y nacional.

El gitano es traicionero y mentiroso (Juaniyo); el judío es ávido, mezquino, sin sentimientos nobles; en cualquier momento aparece un pacto turco-chino-indio para robar una reliquia de la familia Patoruzú. En los primeros años, la figura del judío, especialmente, circulaba por toda la revista, dentro de la historieta o fuera de ella, en chistes aislados.

Por otra parte, la identidad social de Patoruzú aparece como tan intocable y tan inaprenensible como su dinero. Ni uno ni otra pueden ser amenazados por la realidad objetiva; y aun más: ni uno ni otro pueden ser siquiera definidos con exactitud con sus características básicas. En este sentido, la situación social y económica de Patoruzú de parecería al ideal de un estanciero real, que además fuera un hombre de derecha, y que quisiera, no solamente conservar ludirlo y libre de peligros su patrimonio, sino también intacta y libro de peligros su condición social, convirtiendola en algo Indefinible y evanescente.

Biografia de Victoria Ocampo Escritora Argentina Personalidad Autora

Biografía de Victoria Ocampo Escritora Argentina

Victoria Ocampo: Entre las letras y la política

“Mi única ambición es llegar a escribir un día más o menos bien, más o menos mal, pero como una mujer”. Con esta sencilla pero elocuente frase, Victoria Ocampo definió su rol dentro de la literatura argentina, aunque su talento la llevó más allá de sus expectativas.

Con un profundo conocimiento cultural y un amor por las letras que trascendió más allá de su desaparición física, Victoria Ocampo logró en su vida llevar adelante todas las empresas que se había propuesto, convirtiéndose no sólo en escritora, sino también en ensayista, traductora y una de las intelectuales más destacadas de nuestro país.

Muchos la recuerdan sobre todo por haber sido la fundadora de la mítica revista Sur, medio que en poco tiempo se transformó en uno de los de mayor influencia en el ámbito literario, con colaboraciones realizadas por autores tales como Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Ernesto Sábato y Julio Cortázar, por nombrar sólo algunos.

La escritora nació el 7 de abril de 1890 en la ciudad de Buenos Aires, y fue bautizada con el nombre de Ramona Victoria Epifanía Rufina Ocampo.

Tuvo la fortuna se crecer en el seno de una familia argentina acomodada, siendo su padre el ingeniero Manuel Ocampo y su madre Ramona de Aguirre de Ocampo, ambos pertenecientes a la aristocracia porteña.

Por eso motivo seguramente, Victoria tuvo una infancia y adolescencia en las que se pusieron de relieve las tradiciones familiares y las buenas costumbres, además de poder acceder a una excelente educación, y nutrir sus capacidades desde muy pequeña.

Recibió toda su educación de manera particular y domiciliaria, y siempre demostró ser una joven inteligente y capaz, que gustaba sobre todo de la lectura y de la escritura creativa.

Si bien no se conocen demasiados datos de su adolescencia, se sabe que durante su primera juventud debió enfrentarse al fantasma de la muerte, cuando murió su hermana Clara.

Al cumplir su mayoría de edad, Victoria Ocampo comenzó a desarrollar lentamente una personalidad y una ideología feminista, que en definitiva marcaría toda su obra.

Por aquella época, la joven bailaba tango, andaba a caballo, usaba pantalones, maneja autos y solía bañarse en las playas públicas de Mar del Plata, todo esto a pesar de la mirada inquisidora de sus pares y familiares.

Tengamos en cuenta que en esa época, las mujeres que solían realizar ese tipo de actividades no eran bien vista por la sociedad.

En medio de toda la controversia generada por su personalidad y actitudes, llegó el amor a la vida de Victoria, y decide casarse en el año 1912 con Luis Bernardo Mónaco de Estrada, un destacado profesor universitario.

Pero el idilio amoroso no duró demasiado, y durante la luna de miel que la pareja vive en Europa comienzan a surgir fuertes asperezas que darán como resultado el quiebre de la relación, y que posteriormente Victoria comience una relación extramatrimonial con Julián Martínez Estrada, primo de su marido.

Después de ocho años de mantener una relación matrimonial que muchos consideraron ficticia, finalmente Victoria decide independizarse y mudarse sola a un departamento, lugar que también sirvió de encuentro para la relación que mantenía con Julián, que según las propias palabras de la escritora fue el gran amor de su vida.

Paralelamente, en el mes de mayo de 1920, Victoria inicia lo que se convertiría en una carrera brillante, con la publicación de su primera nota para el diario La Nación, titulada “Babel”, donde la escritora ponía de manifiesto las diferencias entre los seres humanos y las desigualdades de género.

Luego llegaría la publicación de su primer libro, titulado “De Francesca a Beatrice” y que fuera publicado en el año 1924 y comentado por su amigo José Ortega y Gasset dentro de una edición de la prestigiosa Revista de Occidente.

Durante sus reiterados viajes al exterior, Victoria Ocampo tuvo la posibilidad de conocer a destacados artistas tales como Hermann Graf Keyserling, Eduardo Mallea, Waldo Frank, Jacques Lacan, Ramón Gómez de la Serna, Leo Ferrero, Sergéi Eisenstein, entre otros.

A su regreso, la escritora comenzó a definir uno de los más significativos proyectos de su vida, la creación de la revista Sur, destinada a difundir todo lo que estuviera relacionado con la cultura, y cuyo primer número fue publicado el 1 de enero de 1931.

Rápidamente la publicación se convirtió en uno de los medios más importantes del país, no sólo influyente en el ámbito de la cultura, sino también en el campo político con una clara tendencia antiperonista, a partir de la llegada al poder del General Juan Domingo Perón. La revista se mantuvo en circulación durante cuatro décadas.

Cabe destacar que su participación política en el país era realmente activa, participando en diferentes movimientos intelectuales y antifascistas y siempre criticando duramente al peronismo, ya que consideraba que el gobierno del General Juan Domingo Perón era antidemocrático.

Gracias a su actividad constante, en el año 1936 Victoria Ocampo fue elegida para ocupar el cargo de Presidente de la Unión de Mujeres Argentinas, cuyo fin era luchar para obtener la reforma de la ley que establecía los derechos de las mujeres casadas.

Tres años antes, precisamente en 1933, Victoria se entera de la muerte de su marido, y a partir de allí decide comenzar a redactar los textos que luego serían publicados en la revista Sur a través de la columna denominada “Testimonios”.

Su militancia política no se detenía, y por supuesto utilizaba su revista para denunciar al peronismo y presentar permanentemente su oposición al gobierno. Esto la llevó a la cárcel en el año 1953, cuando había cumplido 63 años, siendo acusada de almacenar en su casa de Mar del Plata un completo arsenal que sería utilizado por los enemigos del régimen peronista.

La mala situación económica del país para el año 1955, puso a Victoria Ocampo en un momento difícil, y debido a la gran inversión que había realizado para su revista Sur, se encontró ante la obligación de llevar una vida más humilde, sin los lujos a los que estaba acostumbrada, rozando prácticamente con la quiebra.

Mientras tanto, Victoria no sólo se mantuvo al frente de la dirección de la revista Sur, sino que además produjo una gran cantidad de obras, entre las que se encuentran “La laguna de los nenúfares”, “Domingos en Hyde Park”, “Le Vert Paradis”, “Lawrence de Arabia y otros ensayos”, “Tagore en las barrancas de San Isidro”, “La bella y sus enamorados”, “Diálogo con Borges”, “La mujer y su expresión”, entre otros, y por supuesto su autobiografía publicada en distintos tomos a lo largo de casi diez años.

Al cumplir los 88 años de edad, después de haber padecido un cáncer de paladar, el 27 de enero de 1979 Victoria Ocampo exhaló su último respiro en su adorada habitación de la Villa Ocampo.

CRÓNICA DE LA ÉPOCA:

Pocos meses después de que comenzara a publicarse su autobiografía, Victoria Ocampo murió en su casa de San Isidro, el 27 de enero. La obra se está entregando en partes porque consta de seis volúmenes que la ensayista y traductora había comenzado en 1952.

Su origen está en una familia de la élite tradicional argentina. Nació el 7 de abril de 1890 y a los 22 años se casó con Luis Bernardo de Estrada, pero quedó demostrado que no los había unido el amor sino el deseo de Victoria de liberarse de las rígidas reglas familiares. Al año siguiente conoció a Julián Martínez, con quien tuvo una relación intensa, aunque siguió viviendo con su marido ocho años más.

Su primer ensayo publicado fue De Francesca a Beatrice, en 1924, por la editorial Revista de Occidente, dirigida por José Ortega y Gasset. En el 26 publicó La laguna de los nenúfares. En Europa conoció al conde de Keyserling y al escritor Pierre Drieu La Rochelle, con quienes se dice que tuvo relaciones amorosas.

Una de sus máximas obras fue la revista y la editorial Sur, que fundó en el 31 y el 33 respectivamente. La editorial publicó a autores argentinos y tradujo a importantes escritores extranjeros. La revista, por su parte, publicó por ejemplo \ la mayor parte de los cuentos que integrarían Ficciones, de Jorge Luis Borges.

A lo largo de los años, además de su trabajo como traductora, fue publicando sus obras: Habla el algarrobo (1960), Tagore en las barrancas de San Isidro (1961), La bella y sus enamorados (1964), Diálogo con Borges y Diálogo con MaJiea(1969).

A partir de 1970 cambió la periodicidad de Sur y desde el número 326/28, dedicado a la mujer, se anunció que sería bianual. Sin embargo, la realidad es que fue el último número activo, de ahí en adelante la publicación reeditó antologías de trabajos ya publicados. En 1976 se convirtió en la primera mujer designada como miembro de número de la Academia Argentina de Letras. Con respecto a su postura política, fue opositora al peronismo y en los años cincuenta estuvo encarcelada durante 26 días en la cárcel del Buen Pastor.

Fuente: El Bicentenario Fasc.N° 9 Período 1970-1989