La Caza de Brujas

El Caso Watergate Causas del Espionaje en la Presidencia de Nixon

Causas del Caso Watergate en la Presidencia de Nixon

EL CASO WATERGATE: El candidato republicano Richard Nixon derrotó al demócrata Hubert Humphrey en los comicios de 1968, que tuvieron una participación del 60,7 % de los electores, por una diferencia de medio millón de votos. El nuevo presidente procedió a recortar los programas de la Guerra contra la Pobreza de su antecesor y a reducir el gasto federal para equilibrar el presupuesto. Del 3,3 % de desempleo de finales de 1968 se pasó al 5,8% en 1970, y se abrió un rápido proceso inflacionario que hizo devaluar el dólar en más del 8 % en dos años.

Fue reelecto en 1972 y durante el segundo mandato de Nixon, en octubre de 1973, se produjo la guerra del Yom Kippur, que enfrentó a Israel con Egipto y Siria. Más allá del plano militar y político, la decisión del 17 de octubre de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de no vender crudo a las potencias que apoyaron a Israel obligó a los países afectados, Estados Unidos y Holanda en especial, a adoptar medidas alternativas para reducir su enorme dependencia del petróleo.

La OPEP cuadruplicó el precio del crudo provocando un fuerte efecto inflacionario y una desestabilización de la economía internacional.

En este contexto de crisis del petróleo y crisis monetaria, con la segunda devaluación del dólar, saltó a la prensa el caso Watergate.

El extraño asunto de un presunto robo de documentos en las oficinas de la presidencia del Partido Demócrata en el edificio Watergate de Washington durante la noche del 17 de junio de 1972 se convirtió, gracias a la tenacidad de dos periodistas de The Washington Post, Cari Bernstein y Bob Woodward, en el mayor escándalo político de la historia de Estados Unidos.

investigadores periodistas del caso watergate

El caso Watergate terminó con la dimisión en agosto de 1974 del republicano Richard Nixon y con más de treinta colaboradores de la Casa Blanca implicados en una compleja trama de espionaje político, sobornos y uso ilegal de fondos. Los dos periodistas contaron con la ayuda de una enigmática fuente de información llamada Garganta Profunda, el seudónimo tras el que se escondía el número dos del FBI, Mark Felt, como reveló él mismo en 2005.

El hasta entonces vicepresidente Gerald Ford asumió el cargo tras la dimisión de Richard Nixon y le concedió el perdón para que no siguiera adelante el caso Watergate. Así evitó que el ex mandatario fuera procesado y encarcelado. En su toma de posesión, prometió honestidad y transparencia, y llegó a asegurar que «la larga pesadilla nacional» estaba superada. Apenas permaneció dos años en la presidencia.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

ANTECEDENTES EN LA ÉPOCA DE NIXON: A lo largo de los años setenta hubo una situación económica, política y social complicada bajo el mandato de dos presidentes republicanos y uno demócrata. El republicano Richard Nixon, que inició la distensión Este-Oeste viajando a Moscú y Beijing en 1972, sufrió el embargo de petróleo de los países árabes por su apoyo a Israel, preludio de una crisis energética mundial.

En 1973 puso fin a la intervención norteamericana en Vietnam y se vio envuelto en un caso de espionaje al Partido Demócrata, conocido como el escándalo Watergate, por lo que debió presentar su dimisión en 1974.

El vicepresidente Gerald Ford sustituyó a Nixon y pasó a la historia por exonerarlo públicamente, una medida impopular que le hizo perder las elecciones en 1976, ganadas por el demócrata Jimmy Cárter.

La pesadilla nacional parecía haber terminado, aunque Vietnam y Watergate no iban a ser fáciles de olvidar. Cárter abogó por una política exterior de respeto a los derechos humanos.

No obstante, la crisis económica, heredada de etapas anteriores, y los problemas internacionales tampoco encontraron soluciones satisfactorias. El 4 de noviembre de 1979 cientos de estudiantes iraníes, con el beneplácito del nuevo gobierno islámico, asaltaron la embajada de Estados Unidos en Teherán, y tomaron como rehenes a 52 estadounidenses durante 444 días.

Fue la llamada Crisis de los Rehenes, que acabó con la salida de Cárter de la Casa Blanca, que fue ocupada por el republicano Ronald Reagan en 1980.

Richard Nixon (imagen abajo) realizaba su campaña electoral para un segundo mandato presidencial en junio de 1972 cuando un guardia de seguridad del Watergate, complejo de hoteles y oficinas de Washington, advirtió que se estaba cometiendo un robo en la sede nacional del Partido Demócrata.

La policía detuvo a cinco hombres (que portaban micrófonos) en el lugar y poco después a dos más, el antiguo agente del FBI, Gordon Liddy, y el antiguo agente de la CIA, Howard Hunt.

Pronto se descubrió que Liddy, Hunt y el  ladrón James McCord estaban relacionados con la Casa Blanca y el comité para la reelección del presidente, llamado CREEP. El torbellino de escándalos que siguió terminó en 1974 con la primera renuncia de presidente estadounidense.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

Gobierno de Richard Nixon: Crisis política: el caso Watergate. Richard Milhous Nixon, del Partido Republicano, llegó a la presidencia en 1969 y se reeligió en 1972.

Durante su primer periodo presidencial adoptó en política interior una conducta centralista e incluso personalista; reorganizó el sistema de modo que pudiera reforzar su control personal sobre el gabinete, a fin de que los ministros no pudieran oponerse a los proyectos de ley que elaboraba sin consultarlos siquiera.

Además, Nixon llegó a oponerse al poder legislativo, compuesto en su mayoría por demócratas, con lo que dio lugar a un enfrentamiento entre el Congreso y la presidencia revestida por él de plenos poderes, al grado de que fue considerado por la crítica como imperial presidency.

Pero con todo lo personalista que fuera el gobierno de Nixon durante su primer periodo, lo verdaderamente grave para la democracia estadounidense fueron las tácticas ilegales que se valió para reelegirse

Poco antes de que se iniciara la campaña para las elecciones presidenciales de 1972, la policía sorprendió a personas que extraían instrumentos electrónicos de las oficina del Partido Demócrata ubicadas en el hotel Watergate de la ciudad de Washington.

Dichos instrumentos habían sido colocados evidentemente para escuchar las conversaciones y llamadas telefónicas celebradas en ese lugar; aquellas personas resultaron ser antiguos agentes de la CIA y del FBI que colaboraban en el comité para la reelección de Nixon.

Sin embargo, el asunto trascendió por el momento debido a que el presidente se encargó personalmente de encubrirlo. En noviembre, Nixon reelecto mientras que el ministerio público acusaba de meros asaltantes a las cinco personas implicadas.

Pero una investigación llevada a cabo por dos reporteros del Washington Post llevó al descubrimiento de que el asalto de las oficinas demócratas en el Watergate había formado parte de un sabotaje bien planeado contra la campaña electoral de Partido Demócrata y de que Nixon y sus colaboradores más cercanos se habían conjurado para encubrir el delito.

A pesar de que Nixon creyó poder negar su participación en el delito dejando que sus colaboradores fueran acusados y enjuiciados, en julio de 1973 se supo que el propio presidente había mandado a grabar todas las conversaciones en cintas magnetofónicas.

En marzo de 1974, el Gran Jurado federal consideró al presidente coparticipe sin cargos formales, en una conspiración para obstruir la acción de la justicia en la investigación del escándalo Watergate.

El procurador general ejerció presión legal para obtener las grabaciones de la Casa Blanca, en tanto que comenzaba la investigación con la posibilidad de proceder a un impeachment (juicio político formal contra el presidente o algún alto funcionario del gobierno).

El 5 de agosto, se obligó a Nixon a entregar otro grupo de cintas, que lo vinculó directamente con el encubrimiento de actividades ilegales que involucraban a la Casa Blanca. El 8 de agosto, Nixon renunció…

«Nunca he sido un desertor; abandonar mi cargo antes de terminar el mandato es totalmente contrario a todos los instintos de mi cuerpo. Pero como presidente debo pensar en las necesidades de mi país antes que en las mías», dijo Nixon. Un mes después de convertirse en presidente, Gerald Ford indultó a su antiguo jefe, y le ahorró un proceso criminal.

Durante el verano de ese año, Nixon intentó restablecer su prestigio con viaje. al Oriente Próximo y a la URSS. Pero a su regreso encontró que las investigaciones del caso habían avanzado.

El 24 de julio, el Tribunal Supremo determinó, de forma unánime, la obligación del presidente de entregar las últimas grabaciones. Una de éstas, que recogía la orden dada por Nixon al FBI para que detuviera su investigación sobre las cinco personas descubiertas en el Watergate, constituyó la prueba concluyente del papel del presidente en el encubrimiento del caso.

En la tarde del 8 de agosto, ante la inminencia de ser sometido a juicio político, Nixon anunció por televisión a todo el país su decisión de dimitir. Fue reemplazado por Gerald Ford, nombrado vicepresidente el año anterior en sustitución de Spiro Agnew, obligado éste a renunciar al cargo por resultar culpable de soborno.

La dimisión de Nixon constituyó un precedente en la historia de Estados Unidos, ya que sólo uno de sus antecesores, Andrew Johnson (sucesor de Lincoln), había sido sometido a un proceso de impeachment en 1868, pera fue absuelto y pudo terminar su mandato.

Con el caso Watergate, la clase política estadounidense —demócrata o republicana— sufría una nueva crisis de credibilidad ante el pueblo, no obstante que en política exterior Nixon había logrado poner fin a la Guerra de Vietnam y entablar relaciones con la China comunista. Gerald Ford gobernó hasta 1976, cuando, en las elecciones presidenciales de ese año, fue derrotado por el demócrata James Carter.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

Nixon y Kissinger
Con Richard Nixon en la Casa Blanca y Henry Kissinger como su principal consejero áulico en política exterior, interesa mucho conocer algunos de los antecedentes de ambos personajes en relación con la «guerra fría».

Son antecedentes muy significativos, Nixon adquirió fama de belicoso «halcón» desde los comienzos de su carrera política. En 1948, como legislador novel, se erigió en el principal inquisidor que tuvo Alger Hiss en las audiencias de la Comisión sobre Actividades Antinorteamericanas de la Cámara de Representantes, unas dramáticas audiencias que llevaron al procesamiento y la condena del desdichado profesor adscrito al Departamento de Estado y procuraron un enorme impulso al maccarthysmo en todo Estados Unidos.

Con tales méritos, Nixon pronto ascendió, en el ambiente de la «guerra fría», a senador por California y luego a vicepresidente de su país, como segundo de Eisenhower.

Como vicepresidente, en 1958, en un prólogo a unos informes que publicó la Comisión de Desarrollo Económico para conmemorar el decimoquinto aniversario de su fundación, Nixon escribió: «Con la misma certidumbre con que entonces (1942) estábamos en guerra, estamos también en guerra ahora».

Y con referencia al doctor Edward Teller, el «padre de la bomba H», el hombre que sostenía que «cualquier plan de desarme efectivo estaba condenado al fracaso», Nixon manifestó: «Ninguna de las personas con las que he hablado ha mostrado una comprensión más clara de la lucha mundial presente».

Este mismo Nixon, en 1960, cuando el malhadado vuelo del avión espía U-2 echó por por tierra la conferencia cuatripartita de París, declaró, en discurso difundido por la televisión norteamericana, poniendo imprudentemente en evidencia al turbado Eisenhower, que las incursiones de los U-2 sobre territorio soviético eran muy útiles y continuarían a pesar de los pesares.

En cuanto a Kissinger, judío de origen alemán que llegó de niño a Estados Unidos, cuando su familia huyó de los furores antisemitas hitlerianos, pronto se destacó como una «lumbrera de Harvard», la universidad norteamericana donde se forman numerosos hombres públicos.

Director del Instituto de Estudios Internacionales de Harvard, Kissinger público muchos artículos y varios libros sobre política exterior que fueron muy leídos en determinados círculos. Siempre como un campeón, no solamente de la «guerra fría», sino también de las «guerras limitadas», inclusive nucleares.

Porque entendía que «cualquier acuerdo sobre desarme era casi imposible» y que las armas nucleares «debían ser la base de la estrategia norteamericana».

En un ensayo publicado en el número de marzo de 1955 de la «Yale Revieu», Kissinger sostuvo que la estrategia norteamericana «debía fijarse dos objetivos: el inmediato de impedir cualquier nueva expansión soviética y el mediato de «reducir el bloque soviético hasta que no pueda triunfar en una guerra agresiva de tipo convencional y que quede disuadido de una guerra nuclear por la superioridad tecnológica norteamericana».

Y llegó a la siguiente conclusión: «Todo será inútil, sin embargo, … a menos que aumentemos nuestra fuerza militar; es imperativo que aumentemos nuestro ejército, nuestra defensa aérea, nuestra capacidad nuclear táctica y nuestros gastos militares, por la sencilla razón de que ninguna diplomacia es más fuerte que el poder que tiene detrás».

Fuente Consultada: El Mundo Moderno y Contemporáneo de Gloria Delgado

 

BIOGRAFIA WALT DISNEY Resumen Vida Creador del Cine Animado

BIOGRAFIA WALT DISNEY Creador del Cine Animado

walt disneyWalter Elias Disney (Chicago 5/12/1901- California 15/12/1966), dibujante, productor, y director de dibujos animados nacido en Chicago, Estados Unidos, el 5 de diciembre de 1901.

Había nacido Walt Disney en Chicago, en 1901.

Su primera juventud fue agitada,  desempeñando diversos oficios y frecuentando con aplicación la Chicago Academy of Art.

Sus primeras armas en el arte las hizo como dibujante de publicidad; le atrajo desde el primer momento el campo cinematográfico de los dibujos animados, pero sus primeros ensayos no lograron éxito alguno.

Firme en su empeño, sin embargo, reunió, con su trabajo publicitario, el dinero preciso, y en unión de su hermano Roy, que había de ser su socio y colaborador, se trasladó a Hollywood, para fundar un modestísimo Disney Studio, andando el tiempo transformado en la poderosa empresa Walt Disney Productions.

Estudió primero en la escuela de Bellas Artes y, más tarde, aprendió en una agencia de publicidad todos los trucos técnicos del dibujo. Cuando tuvo un dinero ahorrado, montó un estudio con otros dibujantes en el que realizó las primeras versiones cinematográficas de cuentos famosos.

Mientras tanto, buscaba algo nuevo que causara un impacto especial en el público, un personaje destinado a ser conocido en todo el mundo.

Después de algunos intentos infructuosos con el personaje Osvaldo el conejo (1926) y una rata llamada Mortimer (1928), Walt Disney buscó un animal susceptible de convertirse en un héroe de dibujos animados, ese género antiguo, como la propia cinematografía, en el cual el dibujante había adquirido cierta notoriedad a mediados de la década de 1920. Ya era 1928.

Tras enrolarse a la edad de dieciséis años como enfermero de ambulancia en la Cruz Roja durante la Primera Guerra mundial y realizar algunas películas publicitarias para una fábrica de máquinas agrícolas en Kansas City, el joven captó astutamente la importancia que tendría en los años venideros la industria del cine.

A sus primeros personajes les faltaba algo de desenfado y picardía.

El éxito vino con Mickey, cuya tercera aparición en una comedia musical (eran los comienzos del cine sonoro), intitulada Steamboat Willie (Willie, el buque de vapor), atrajo multitudes considerables a Broadway en noviembre de 1928. (imagen abajo)

Mickey

Además de un notable manejo trazo, Disney dio prueba de una fantasía que encantó a sus primeros espectadores  recurrió al imaginario de los cuentos tradicionales estadounidenses y europeos al mundo de la granja, y luego imaginó un guión rítmico que incorporaba los chascarros y los disparates (gags), como aquel donde Mickey toca el xilofón en los dientes de una vaca en Steamboat Willie.

Esta sensibilidad poética alcanzaba su plenitud a medida que nacían nuevos personaje Minnie (1928), la compañera de Mickey, a la que la censura impuso llevar puesta una pollera; Pluto y luego Goofy (Tribilin) 1932, finalmente Donald (1934), el irascible, acompañado por sus propias comparsas (Daisy, sus tres sobrinos Uncle Scrooge, alias el Tío McPato), que terminó compitiendo con el propio Mickey llegando incluso a suplantarlo a fin la década de 1930.

En sus primeras producciones, Walt Disney sigue — así en la serie Alice in Cartoonland — las huellas del «Tintero Mágico», de Fleisher, intentando la unión, en un mismo film, de personajes de carne y hueso, y dibujos.

Este no será, sin embargo, su camino. Más adelante, Walt Disney se adentra rápidamente en el favor de las empresas y del público, divirtiendo a grandes y chicos con las aventuras de su gato Félix, de su ratón Mickey, de su pato Donald, creaciones que superará en las Sihy Simphonies, o sinfonías locas, cuando a la gracia del dibujo se añadan los atractivos de la música y el color.

¿Quién de entre nosotros no ha admirado la perfección de Primavera o La danza macabra?

MickeyPlutoTribilin
Minnie (1928)Pluto (1932)Gooby (1932)
 Pato DonaldTío de Donald Mc Pato
Donald (1934)Tío Mc Pato (1934)

¿Cómo nació su famoso ratón? Pensó que debía crear algún tipo de animarillo divertido para el público y se le ocurrió la idea del ratoncito.

Siempre le habían gustado los ratones y solía observar a uno que escarbaba entre el cesto de los papeles, mientas él trabajaba.

En 1920 había concluido el dibujo definitivo y en seguida le dio animación. Lo llamó Mickey Mouse (ratón Mickey, en inglés).

Le siguieron los dibujos de su novia Minnie, Gooffy, Pluto y todo un mundo de fantásticos personajes, cuyas historias iban destinadas tanto a los niños como a los adultos.

WALT DISNEY, UN HOMBRE DE NEGOCIOS:

Para Disney, la Segunda Guerra mundial marcó un claro viraje. Su obra, realizada en cadena, perdía la originalidad inicial.

Con el fracaso de Fantasía (1940), el cineasta comenzó a cuestionarse acerca costo creciente de los largometrajes, y poco a poco el creador pareció desvanecerse ante el hombre de negocios.

Por cierto los estudios Disney continuaron rodando y produciendo numerosas películas con personajes cada vez más antropomórficos (La cenicienta, 1950; Peter Pan, ;La bella durmiente del bosque, 1959…), y filmes que no fueron todos de dibujos animados, como La isla del tesoro (1950), Veinte Mil Leguas de Viaje submarino (1954) o la comedia musical Mary Poppins (1964).

El propio Walt Disney dedicó la mayor de su tiempo a administrar su fortuna y a inventar productos derivados de sus obras, especialmente el célebre parque de atracciones Disneylandia, inaugurado en California en 1955.

Además, durante la «caza de brujas» de la década de 1950, Disney informó al FBI acerca de actores sospechosos de actividades comunistas, lo que no contribuyó a mejorar una reputación ya empañada.

Cuando Disney murió en 1966, dejó más bien un imperio financiero que una verdadera escuela de creadores, capaces de producir otra cosa que escapara al estilo ya por entonces muy estereotipado.

Blancanieves y los 7 enanitos

El proceso de producción de Blancanieves y los Siete Enanitos («Snow White and the Seven Dwarfs») se prolongó desde 1935 hasta mediados de 1937, cuando al estudio se le terminó el dinero.

Para conseguir los fondos necesarios para completar Blancanieves, Disney tuvo que mostrar un montaje previo de la película a los directivos del Bank of America, quienes le prestaron el dinero para terminar el proyecto.

El presupuesto inicial de la película era de 250.000 dólares, pero acabó costando 1.488.000. La película terminada se preestrenó en el Carthay Circle Theater el 21 de diciembre de 1937, y, a su término, recibió una sonora ovación.

Blancanieves, fue el primer largometraje animado de lengua inglesa, y el primero en utilizar el Technicolor, fue distribuido en febrero de 1938 por RKO.

Fue la película con mayor éxito de taquilla de 1938, y obtuvo unos ingresos de 8 millones de dólares (equivalentes a unos 98 millones actuales) en su estreno.

El éxito de Blancanieves permitió a Disney construir unos nuevos estudios en Burbank, que se inauguraron el 24 de diciembre de 1939.

 VIDEO SOBRE LA VIDA DE WALT DISNEY

En año 1955, Walt Disney inaguro Disneyland, el primer parque temático de la factoría Disney basado en el mundo de sus películas.

Con los años se han creado parques temáticos en Florida, Paris y Japón.

Sus reconstrucciones de carácter histórico y sus espectaculares atracciones lo convirtieron en un foco turístico de primer orden.

Después, en la misma línea, abrió sus puertas DisneyWorld, cerca de Orlando, Florida, en 1971, y más recientemente, Eurodisney, en las proximidades de París. (imagen arriba)

Entretanto la compañía abordó la producción de documentales como El desierto vivo (1953), o Los secretos de la vida (1956), y también a comienzos de los cincuenta películas de aventuras con actores reales, como La isla del tesoro (1950), Robin Hood (1951), El extraño caso de Wilby (1959), Un sabio en las nubes (1961), y Mary Poppins (1964).

Las películas de dibujos animados más destacadas de este periodo fueron Peter Pan (1953), Merlín el encantador (1963) y más recientemente Aladdin (1992), El rey león (1994), Pocahontas (1995) Toy Story (1995) , El Jorobado de Notre Dame (1996), Hércules (1997), Mulan (1998), Bichos (1998),Tarzan (1999) y Dinosaurios (2000).

También han producido para televisión las series «Davy Crockett», «El club Mickey» y «El Maravilloso mundo de Walt Disney».

Mickey celebra el centenario Disney recordando al hombre y su sueño El ratón Mickey está de cumpleaños, ya que hoy se celebra el primer centenario del nacimiento de Walt Disney, su creador y el genio que está detrás de un mundo de fantasías animadas que han hecho historia.

ALGO MAS…A MODO DE SINTESIS: Nacido en 1901, Walt Disney tuvo desde niño aptitudes para el dibujo.

Después de realizar varias tareas para subsistir empezó a trabajar como cartoonist en un pequeño estudio publicitario.

En 1923 funda una compañía con su hermano Roy en Hollywood. Pero fue en 1928 cuando produjeron juntos el primer filme sonoro en el que además, aparecía un nuevo personaje, Mickey Mouse, que entonces se llamaba Mortimer.

La década de oro de Disney fue la del 40, pues significó el período de perfeccionamiento del característico estilo que convirtió a su empresa en una fábrica multifunción.

Pero mientras Pluto, Tribilín, el pato Donald y el ratón Mickey eran personajes nacidos del technicolor y de la cómica inventiva, los personajes realizados a partir de Blancanieves fueron naturalistas y concebidos desde un punto de vista más blando y sentimental.

Sus movimientos adquirieron la típica característica dada por una técnica llamada rotoscopio, que consistía en filmar primero a la figura humana en movimiento, para luego reproducir de forma gráfica las imágenes resultantes utilizándolas como modelo para el proceso de animación.

Así, Disney se fue volcando a favor de los largometrajes y a un estilo cada vez más definido que se nota en la fuerza dramática de sus primeras realizaciones: Blanca Nieves se vio sometida a limitaciones en algunos países porque las autoridades consideraban que la bruja aterrorizaba a los niños.

La vivacidad y los movimientos de los cortos de Disney de los años 30 fueron remplazados por movimientos más suaves.

Así surgió el diseño de figuras humanizadas como Dumbo (1941) y Bambi (1942).

Aunque el éxito total fue obtenido por Disney con Fantasía (1940) aquella película protagonizada por Mickey donde las escobas bailaban al ritmo de la música clásica compuesta especialmente por Leopold Stokowsky.

Fantasía, sin embargo, fue apreciada primero por la crítica adulta y recién unos años más tarde por los niños, cuando se relanzó.

Mientras tanto, la creciente producción de películas qué reunían a dibujos con personajes reales, la televisión, Disneylandia y la ampliación y di versificación del estudio, redujeron la producción de películas de dibujos animados.

La dama y el vagabundo, de 1955 fue la primera realizada en cinemascope.

La bella durmiente, de 1959, costó seis millones de dólares y fue un desastre financiero.

Esta película marcó el fin de otra era de los estudios Disney pues fue la última dibujada totalmente a mano, un proceso enormemente costoso sustituido en La noche de las narices frías (1961) por otro sistema más barato, aunque menos creativo: el llamado Xeroxed.

Al éxito de La noche de las narices frías, le siguió el de El libro de la selva (1967) que significó un claro triunfo para la empresa. Pero su creador no lo pudo disfrutar. Walt Disney  falleció el 15 de diciembre de 1967.

Fuente Consultada:
Hicieron Historia Tomo II La Nación –  Wikipedia – adisney.com
Magazine Enciclopedia Popular N°27 Año 3 – La Historia del Dibujo Animado

 

Tragedia Nuclear en Chernobyl Explosión de una Usina Atómica

 Tragedia Nuclear en Chernobyl
La Explosión de una Usina Atómica

El pasado 26 de abril se han cumplido 30 años de la explosión e incendio del reactor número 4 de la central nuclear de Chernobyl. El accidente, ocurrido a las 1:23 horas de la mañana, produjo la liberación de enormes cantidades de material radiactivo a la atmósfera, contaminando significativamente grandes extensiones de Bielorrusia, la Federación Rusa y Ucrania, afectando seriamente a la población local.

El accidente se inició al disparar los operadores la turbina para llevar a cabo el experimento que pretendían. El estado del reactor en ese momento, con un caudal de refrigeración superior al normal y los venenos neutrónicos extraídos en mucha mayor proporción a lo permitido, hicieron que el reactor estuviera en régimen de supermoderación, con lo que el transitorio originado provocó un brusco aumento de reactividad que no pudo ser compensada.

Victima de Chernobyl

Una vez producido el transitorio, debería haber funcionado el sistema automático de protección del reactor, parte del cual estaba desconectado. La explosión que siguió a continuación provocó la destrucción física del reactor y la cubierta.

Para dar idea de la gran liberación de energía, se dirá que partículas de plutonio alcanzaron los 2 km de altitud.

En los diez años transcurridos se han realizado considerables esfuerzos para evaluar y mitigar los efectos de un accidente que tuvo su origen en una serie de fallos humanos, de diseño y políticos, que nunca debieron haber ocurrido.

Se resumen a continuación los principales acontecimientos previos y posteriores al accidente, recopilados de investigaciones recién concluidas

Niño victima de Chernobyl

¿Qué sucedió exactamente en Chernobyl?
¿Por qué ocurrió?
¿Qué impacto ecológico causó?

El accidente ocurrido en la madrugada del 26 de abril de 1986 consistió, básicamente, en una conjunción de fallas humanas y de diseño de la planta. Se originó en una serie de pruebas que, con el fin de mejorar la seguridad, se iniciaron en el reactor.

La idea era verificar que la inercia de una turbina era suficiente, si se producía una interrupción abrupta de la alimentación eléctrica, para que los generadores mantuvieran en funcionamiento al sistema de refrigeración hasta que arrancasen los generadores diesel de emergencia.

En los reactores «occidentales» esta eventualidad está prevista en el diseño del reactor, admitiéndose una demora de hasta 30 segundos de los diesel que deben cubrir la falla. Por aquí, este tipo de pruebas está prohibido o se encuentra estrictamente reglamentado.

En la unidad 4 de la Central de Chernobyl, se intentó ese experimento después de haberlo realizado, con éxito, en la unidad número 3. Para llevarlo a cabo, era necesario llevar el reactor a un 30 % de su potencia de funcionamiento (3200 MW térmicos).

El 25 de abril, a la 01:00 se comenzó a bajar potencia y a las 13:00 hs el reactor ya estaba funcionando a un 50 % de potencia, cuando se desconectó una de las dos turbinas. En ese punto, las autoridades del sistema pidieron que se lo mantuviera por necesidades de la red eléctrica. La central quedó esperando la autorización para iniciar la experiencia, cosa que ocurrió a las 23:00.

A las 23:10 se bajó la potencia del reactor. Por un error de operación (PRIMER ERROR) la potencia se bajó a un 1 %, provocando la condensación del vapor presente en el núcleo. Como el agua absorbe más neutrones que el vapor, esto introdujo reactividad negativa.

Si la «reactividad» es cero la reacción en el núcleo se autosostiene y la población neutrónica se mantiene constante; entonces, se dice que el reactor está crítico. Si es positiva la población neutrónica crece y, por lo tanto, la potencia del núcleo aumenta. Si es negativa la población neutrónica disminuye y el reactor tiende a apagarse.

Adicionalmente – al bajar la potencia del reactor – la concentración de Xe131 subió, introduciendo un fuerte aporte negativo adicional de reactividad. Es un «producto de fisión» que actúa como gran absorbente de neutrones. Esta situación produjo preocupación en los operadores, ya que el reactor se apagaba inexorablemente. Entonces, decidieron extraer todas las barras de control del núcleo, algo que no estaba permitido por los manuales de operación (SEGUNDO ERROR). Fue posible porque el diseño no contemplaba el enclavamiento del mecanismo.

Con el reactor operando prácticamente sin barras, se alcanzó un 7 % de potencia, en un estado de alta inestabilidad. (Las barras de control absorben los neutrones excedentes, manteniendo al reactor estable o crítico. Su remoción introduce reactividad positiva).

El reactor poseía un sistema automático de control de caudal por los canales. Al trabajar a tan baja potencia, el sistema hubiese tendido a la parada. Para evitarlo, los operadores desconectaron el sistema de parada por caudal e iniciaron el control manual del mismo (TERCER ERROR). Nuevamente, la falta de enclavamientos permitió esta maniobra.

En ese momento, todo el refrigerante estaba condensado en el núcleo. A las 1:23:04 del 26 de abril de 1986, se decidió desconectar la turbina de la línea de vapor, para iniciar la prueba. Para poder hacerlo, los operadores tuvieron que hacer lo propio con otros sistemas de emergencia (CUARTO ERROR).

Al desconectar la turbina, las bombas comenzaron a alimentarse por la tensión provista por el generador durante su frenado inercial. La tensión fue menor y las bombas trabajaron a menor velocidad. Entonces, se formaron burbujas de vapor en el núcleo, insertando una altísima reactividad y, por lo tanto, un brusco incremento de potencia.

A la 1:23:40 el operador quiso introducir las barras de corte. Pero, ya era tarde! Para ese entonces, el reactor ya estaba a varias veces su potencia nominal.

La presión en los tubos subió rápidamente, provocando su ruptura. Estallaron!!!, levantando el blindaje de la parte superior del núcleo.

Algunos fragmentos de combustible y grafito en llamas fueron lanzados hacia afuera, cayendo sobre el techo de turbinas adyacentes, causando una treintena de incendios. Para las 5:00, los bomberos habían apagado a la mayoría de ellos, con un terrible costo en vidas por la sobreexposición.

Luego de fracasar en su intento de inundar al núcleo, los soviéticos decidieron cubrirlo con materiales absorbentes de neutrones y rayos gamma (plomo, sustancias boradas, arena, arcilla, dolomita). Del 28 de abril al 2 de mayo, se dedicaron a hacerlo desde helicópteros. Cavaron un túnel por debajo de la central, para introducir un piso de hormigón y evitar la contaminación de las napas de agua subterránea. Así consiguieron que cesaran las grandes emisiones de material radiactivo.

El reactor fue finalmente recubierto con un «sarcófago» de hormigón, que provee un blindaje suficiente como para trabajar en los alrededores. Para evacuar el calor residual, se instalaron ventiladores y filtros.

La consecuencia inmediata del accidentes fue la muerte de 31 personas, 2 por la explosión y 29 a causa de la radiación. Todas formaban parte del personal de la planta.

Muchas hectáreas de campo quedaron inutilizadas por la deposición de material radiactivo. Teniendo en cuenta las dosis recibidas por los 135.000 habitantes de los alrededores, los modelos matemáticos predicen un incremento de menos del uno por ciento sobre la tasa normal de cáncer (20 %) en el área.

CONCLUSION

En este siglo el hombre ha descubierto una nueva fuente de energía: la nuclear.

Todos los países se han esforzado en contribuir a su aplicación pacífica y, como consecuencia de este trabajo conjunto, se han desarrollado las centrales nucleares para la producción de energía eléctrica.

Gracias a este esfuerzo de colaboración que se inició en los años cincuenta, la humanidad se ha encontrado con que dispone ahora de una nueva fuente de energía prácticamente ilimitada que le permite hacer frente a los problemas que están planteando los combustibles convencionales, reduciendo su utilización a los fines para los que resultan insustituibles y evitando su consumo en la producción de energía eléctrica.

Durante este tiempo, se ha podido demostrar que las centrales nucleares producen energía eléctrica de una forma fiable, segura y económica.

Las investigaciones para lograr la energía de fusión se vienen realizando en los países más avanzados del mundo, pero aún no se la puede considerar una solución inmediata para el problema energético.

Con lo expuesto anteriormente, podemos decir que la producción de energía atómica ha «madurado» técnica, científicamente y en lo que se refiere a la seguridad para los operarios de estas centrales, para el resto de las personas y para el medio ambiente, lo suficiente como para que sea posible usarla en reemplazo de las energías generadas por la quema de combustibles fósiles. Esto seria una gran ayuda para nuestro planeta.

También creemos que hemos despejado la mayoría de las dudas con respecto a los «temibles» residuos producidos por las centrales nucleares, aunque no dejan de ser un problema hasta que estemos técnicamente avanzados como para poder reaprovecharlos o librarnos definitivamente de ellos.

El peligro atómico: La alerta definitiva sobrevino el 26 de abril de 1986, cuando en Ucrania una fuga en un reactor de la central nuclear de Chernobyl, a unos 100 Km. de Kiev, provocó la expulsión al exterior de ocho toneladas de combustible radiactivo. Se calcula que, por contaminación directa o por consecuencias indirectas de la catástrofe, murieron 20.000 personas y cerca de 300.000 quedaron aquejadas por diversos tipos de cáncer. Después de Chernobyl cobró fuerza la necesidad de desarrollar fuentes de energía «limpias» (hidroeléctrica, solar, geotérmica y eólica).

La búsqueda de fuentes energéticas alternativas también parte de las críticas al uso irracional del carbón, el gas y el petróleo, que no son recursos renovables. En efecto, enormes cantidades de esos recursos, que han tardado en formarse miles de años, se consumen en pocos minutos. Así se liberan a la atmósfera ingentes cantidades de carbono, que a la naturaleza le llevó centenares de millones de años almacenar en la corteza terrestre. Por otra parte, las emisiones de gases generan el «efecto invernadero», que ocasiona cambios climáticos catastróficos.

PARA SABER MAS…
En el libro de Adriana Patricia Cabrera, llamado «Calentamiento Global», explica lo siguiente respecto a Chernobyl y los cuidados de los recatores nucleares:

«…Después de treinta años de servicio, las centrales nucleares deben ser desmanteladas por completo; los elementos que pudieran volver a utilizarse tienen que ser descontaminados, y es preciso enterrar la obra bajo una gruesa capa de concreto.

Prolongar este plazo implica tener latente una peligrosa bomba atómica, como la que explotó en Chernobyl (Ucrania) el 26 de abril de 1986, causando la peor catástrofe nuclear conocida hasta la fecha.

Según Zhores Medvedev, investigador primario del Instituto Nacional para Investigaciones Médicas en Londres y autor de El legado de Chernobyl, hay casi ochocientos sitios temporales y primitivos de desechos nucleares alrededor de Chernobyl.

La radiactividad allí continúa contaminando el agua subterránea. El reactor nuclear, ahora cubierto por un «sarcófago» de concreto, contiene todavía 700 kilos de plutonio, 201 toneladas de uranio y altos niveles de cesio, estroncio y otros radionucleidos letales en una condición muy inestable.

No se espera que el sarcófago dure treinta años. Se acepta que será necesario construir una estructura nueva y más pesada para encapsularlo, o que habrá que eliminar y desmantelar el reactor destruido, pieza por pieza, utilizando robots especiales, para luego enterrar apropiadamente los restos. Nadie sabe cómo hacerlo, cuánto se tardará ni cuánto costará.

El otro problema, aún sin solución, es qué hacer con los desechos radiactivos. Por su alta temperatura y peligrosidad, los residuos nucleares deben permanecer entre veinte y treinta años enfriándose en piletas de agua en las centrales nucleares.

Existe la posibilidad de procesar los residuos y convertirlos en plutonio, el elemento más peligroso conocido y generado por el hombre. Pero una vez reprocesados, enfriados o vitrificados, la radiactividad de estos materiales se sigue liberando, y todavía no se ha encontrado un lugar de almacenamiento que sea lo suficientemente seguro.

Si se tiene en cuenta que a los treinta años de uso, una planta desmantelada genera la misma cantidad de residuos radiactivos que produjo durante toda su vida, la central misma es una montaña de basura, con destino incierto.

Los residuos nucleares se clasifican según su peligrosidad en de baja, mediana y alta actividad. Los de baja actividad son los que se producen en las etapas en las que el uranio se convierte en combustible apto para una central nuclear. De este proceso se desprende el fatal iodo 131.

Los de mediana actividad se producen en el tratamiento del combustible nuclear y generan radiación alfa. Esta basura es casi eterna: el americio 243 vive ocho mil años; el plutonio, veiticua-tro mil cuatrocientos años; y el neptunio 237 llega a vivir dos millones de años.»

Fuente Consultada:
Calentamiento Global de Adriana P. Cabrera Edit. longseller

Biografia Charles Chaplin Resumen Primeras Peliculas del Cine Mudo

Resumen Biografía Charles Chaplin y las Primeras Películas del Cine Mudo

Al crear el personaje de Charlot, Chaplin dotó a la comedia burlesca de una calidad expresiva que pocos actores alcanzarían en el futuro.

Así nació uno de los mayores mitos del cine y uno de los héroes más populares y a la vez reservados del mundo.

En el catálogo de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos figura la obra Charles Chaplin Own Story (La historia de Charles Chaplin contada por él mismo), publicada en Indianápolis el año 1916.

Es éste el único ejemplar que existe en el mundo, pues los demás fueron destruídos por orden del autor.

Tal actitud es muestra de la reserva con que Chaplin se enfrenta con el público, de tal modo que aun siendo la figura cinematográfica sobre .la que más se ha escrito en el mundo, nadie ha conseguido descifrar totalmente su compleja personalidad.

El personaje de «Charlot» fue, y es, universal en el espacio y en el tiempo, e incluso puede tener cualquier edad. En él halló Chaplin una vena de comicidad y sentimiento con la que expresó su concepto del «hombre corriente, de cualquier hombre, de mí mismo».

biografia de chaplin charles

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

BREVE FICHA BIOGRAFICA DE CHAPLIN

•  Nació en Londres en 1889, en una familia de artistas.

• Cinco años después murió su padre y, al poco tiempo, su madre fue internada en un asilo.

• Se unió a un grupo de bailarines callejeros y empezó a recorrer Londres.

• En 1912 realizó una gira a los Estados Unidos, en donde fue descubierto por un productor de cine.

• Dos años después realizó la primera película donde aparece su personaje: «Carlitas».

• Por la película «El circo» se le concedió en 1928 un Oscar.

• En 1940 filmó «El gran dictador», su primer película hablada.

• En 1943, luego del fracaso de tres matrimonios, se casó con Oona O’Neill.
Un cómico distinguido

• En 1952 viajó a Londres para el estreno de «Candilejas». Allí se enteró de que había sido declarado persona no grata para los Estados Unidos y se estableció en Europa.

• En 1954 recibió el Premio Internacional le la Paz, en Berlín.

• En 1967 estrenó su única película en color, «La condesa de Hong Kong».
En 1972 regresó a los Estados Unidos para recibir un Oscar.

• En 1975 la reina de Inglaterra le otorgó el título de sir.

• Murió en Corsier-sur-Vevey (Suiza), en 1977.

«Más que máquinas, necesitamos humanidad; más que inteligencia, tener bondad y dulzura; sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo.»

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

AMPLIA BIOGRAFIA DE CHARLES CHAPLIN

Charles Chaplin (1889-1977), actor, compositor, productor y director inglés, alcanzó fama internacional con sus películas mudas y es considerado uno de los grandes creadores de la historia del cine. Su nombre completo era sir Charles Spencer Chaplin.

Charles ChaplinNació en Londres, en una familia de artistas de variedades, y comenzó a actuar ya de niño en musicales y pantomimas.

En 1910 viajó a Estados Unidos en una gira con la compañía para la que trabajaba, y se estableció allí definitivamente dos años después.

Chaplin apareció por primera vez en el cine en 1913, en las películas de la Keystone, de Mack Sennett.

En Carreras de autos para niños (o Carreras sofocantes, 1914) hizo por vez primera el personaje del vagabundo Charlot, con unos anchísimos pantalones, enormes zapatos, bombín y bastón de bambú, papel que interpretaría luego en más de 60 películas, incluida El vagabundo (o Charlot vagabundo, en 1915).

En este año se asoció con la compañía Essanay, después con la Mutual y con la First National, hasta tener sus propios estudios en Hollywood en 1918.

SU FAMA: Dos giras a Estados Unidos le cambia el curso de su vida.

En diciembre de tras dejar su Inglaterra natal, Chaplin ingresó en la Mack

Sennetts Keystone Company. Al mismo tiempo reemplaza el teatro por el cine.

Sólo durante 1914 rodó 35 cortometrajes, que hicieron famoso Charlot, su personaje de vagabundo.

Entonces Chaplin reclamó su independencia y se alejó de Mack Sennett e ingresó Mutual Film Corporation, que le ofreció medios técnicos y financieros considerables.

Sin embargo, ésta no era totalmente de su agrado, y en 1917 escogió la First National por una retribución que superaba el millón de dólares.

Rompiendo las tradiciones de Hollywood, Chaplin quería controlar la totalidad de sus películas, desde la escritura del guión la distribución. Con este fin creó la dad independiente United Artists, con Douglas Fairbanks y Mary Pickford.

Desde entonces tuvo sus propios estudios y produjo sus películas. (imagen abajo)

La Primera Guerra mundial, en la cual participó Estados Unidos desde 1917, le ofreció a Chaplin un gran público, los soldados aliados, y un tema, el esfuerzo de guerra.

Algunos cortometrajes del cineasta constituían explícitamente propaganda.

Sus apariciones públicas atraían grandes multitudes. El 8 de abril de 1918, 30.000 personas asistieron al mitin organizado en Wall Street, Nueva York, con Chaplin, Mary Fickford y Douglas Fairbanks.

«En este mismo momento, los alemanes nos han tomado la delantera y necesitamos dólares.

Deberíamos hacer la travesía para expulsar de Francia a ese viejo demonio de Kaiser», declaraba Charlie Chaplin.

Sin duda, uno de los mayores éxitos del cine de guerra fue ¡Armas al hombro!, que se estreno, el 30 de octubre de 1918, poco antes del armisticio del 11 de noviembre.

Durante estos años de películas cortas, desarrolló paulatinamente el personaje del vagabundo, pasando del estereotipo del payaso travieso a la figura humana y compasiva que calaría en los espectadores de todo el mundo.

En 1919 fundó, junto con Mary Pickford, Douglas Fairbanks y D.W. Griffith la United Artists Corporation, en la que seguiría hasta el año 1952.

Sus películas más importantes como actor, director y productor fueron las mudas: El chico (1921), El peregrino (1924), La quimera del oro (1925), El circo (1928), Luces de la ciudad (1931) y Tiempos modernos (1936), todas ellas récords sucesivos de taquilla, pese a realizarse ya durante la época del cine sonoro.

A éstas siguieron El gran dictador (1940), Monsieur Verdoux (1947), donde aparece por última vez su personaje de Charlot, Candilejas (1952) y Un rey en Nueva York (1957).

Aparte dirigió, sin protagonizarlas, Una mujer de París (1923) y La condesa de Hong Kong (1967), donde hace un pequeño papel. También compuso la música de la mayoría de sus películas.

Chaplin rechazó de plano al cine sonoro , pensaba que «el sonido estropea el arte más antiguo del mundo, la pantomima,y anula la gran belleza del silencio».

Su obra maestra, Tiempos modernos, una sátira sobre la civilización de las máquinas, fue todavía muda

Chaplin perfeccionó un estilo personal de interpretación, derivado del payaso de circo y del mimo, combinando la elegancia acrobática, la expresividad del gesto y la elocuencia facial, con un sentido del ritmo impecable.

Su creación del pequeño vagabundo Charlot, un símbolo universal de la individualidad indestructible, triunfante contra la adversidad y la persecución, tanto humana como mecánica, le dio fama mundial como comediante y actor dramático.

La llegada del sonoro a finales de la década de 1920 no perjudicó la efectividad de su pantomima, de la que dependía en gran parte su creación.

Al mismo tiempo, comenzó a manifestar su preocupación por los problemas sociales de su época.

Más tarde abandonó el papel del vagabundo para hacer personajes específicos, en una transición que marca El gran dictador, donde ya utiliza plenamente los recursos del sonoro.

El enfoque chapliniano combina la sátira y el patetismo melodramático, bajo los que late el amor a la humanidad y a la libertad individual. Escribió dos libros Mi autobiografía (1964) y Mi vida en el cine (1975).

A finales de la década de 1940 y principios de la de 1950, Chaplin sufrió la persecución del Comité de Actividades Antiamericanas, por su pensamiento político de izquierdas; abandonó Estados Unidos en 195.

Ya en 1947 Chaplin había sido agredido por un centenar de periodistas en una conferencia de prensa, acusado de mantener actividades antinorteamericanas.

Fue imputado de ser comunista. Su defensa siempre fue la de ser un luchador por la paz, por la democracia y por los derechos humanos.

Fue, al igual que otros hombres vinculados a las letras y al arte cinematográfico, una de las víctimas más destacadas del maccarthysmo.

Escogió Suiza, realizó dos películas más, Un rey en Nueva York (1957) y La condesa de Hong Kong (1967), y escribió su autobiografía.

Ni siquiera el Oscar especial que le concedieron en 1972 por el conjunto de su obra logró disipar totalmente el rencor que Chaplin mantenía contra el sistema de Hollywood.

Ennoblecido por la reina de Inglaterra, Sir Charles Spencer Chaplin prefirió sus orígenes europeos a los Estados Unidos.

Charles Chaplin vivió todavía una década en su refugio de Vevey, rodeado de sus hijos y acompañado por la leal Oona. En 1972 aceptó un breve retorno triunfal a Hollywood, para recibir un Oscar por la totalidad de su obra.

En los últimos años de su vida se mantuvo alejado del mundo en su mansión de Corsiersur-Vevey (Suiza), donde falleció mientras dormía.

SUS ULTIMOS AÑOS: Desde su finca de Vevey (Suiza), donde reparte su tiempo entre el trabajo y la vida familiar con Oona y sus seis hijos, Chaplin hizo un viaje a Londres a principios de 1959 para tratar, junto con sus banqueros, un arreglo con el fisco norteamericano, y ambas partes llegaron al acuerdo de fijar en cuatrocientos veinticinco mil dólares la cantidad que pagará el actor como liquidación definitiva de su deuda. Interrumpida, al parecer, su producción cinematográfica,

Chaplin ha reeditado en 1960 Vida de perro, Armas al hombro y El peregrino, reuniéndolas bajo el título general de La Revista de Charlot.

Una editorial inglesa publicó en 1965 su autobiografía Historia de mi vida, que pronto ha sido traducida en todas las lenguas importantes.

La importancia de la obra de Charles Chaplin en la cultura del siglo XX ha sido extraordinaria.

En su época dorada —entre 1915 y 1940— constituyó un caso único de admiración y reconocimiento universal. El personaje que creó, el vagabundo trashumante y melancólico, es una figura inmortal que ocupa ya un puesto propio dentro de la historia del mundo.

Actores como Jean-Louis Barrault, directores como De Sica y Rene Clair, han declarado abiertamente la influencia chapliniana en su obra, y la unánime aclamación popular permitió a Chaplin una independencia económica gracias a la cual pudo conservar su autonomía creativa libre de los compromisos comerciales de Hollywood.

Y las recientes reposiciones de sus cintas le han ganado igualmente el aplauso de las nuevas generaciones, lo que demuestra el valor de una producción que puede admirarse veinte —o más— años después sin haber perdido nada de su atractivo. No se conoce un caso semejante, aparte de Walt Disney, desde la aparición del cine.

Respecto a la ideología política de Chaplin, no se sabe nada con seguridad. En 1947 declaró en una conferencia de prensa: «No soy comunista. Durante la guerra simpaticé con los rusos que luchaban en el frente. Creo que les debemos agradecimiento, y en ese sentido simpaticé con ellos.»

En otra ocasión se ha definido a sí mismo como «anarquista social». Se negó siempre a nacionalizarse americano, afirmando: «No creo en los sistemas políticos; nunca he votado ni nunca me adherí a ningún partido.»

Su ideología: «La defensa del pobre hombre, y de su derecho a un hogar, un trabajo y una familia.» Unida esta benevolencia social a una carencia casi absoluta de formación intelectual y a una gran ingenuidad en las declaraciones públicas, su nombre ha sido fácilmente utilizable por la propaganda soviética oficial y sus simpatizantes.

Su vanidad ante la fama y la riqueza, que le inundaron en plena juventud, se juntó a lo que definió un amigo suyo como «su intolerancia de artista para todo cuanto represente estupidez, hipocresía o estrechez mental».

Su defensiva reserva ha sido impenetrable para cuantos han convivido con él, que con frecuencia han hallado difícil aceptar sus inesperados y caprichosos cambios de humor y de planes. Nadie ha conseguido llegar al fondo de su carácter, y nadie podrá sacar una consecuencia clara del examen de sus contradictorias declaraciones y actividades.

Indudablemente el peso de los años y las responsabilidades de la fortuna han hecho más conservador al antiguo «revolucionario de salón», pero en cuanto se refiere a una comprensión total de esta compleja personalidad, Charles Chaplin, como casi todos los hombres geniales, es por ahora un enigma.

LA FIEBRE DEL ORO

La más famoa fue La fiebre del oro (1925). Pero, antes había estrenado ya, El chico —en la que Charlot adopta un niño al que no puede ofrecer otra cosa que su amor y su visión del mundo, expresadas con una mímica entre el estupor y la sonrisa, incluso ante la más terrible adversidad— y también Día de paga y El peregrino.

Les siguieron El circo y Luces de la ciudad. Pero, mientras se sucedían sus éxitos, el cine comenzaba a introducir el sonido.

Cuando rodó El gran dictador, Chaplin estaba en la cima de la fama. La película, realizada en 1940, marcó un giro en su obra, puesto que se trataba de su primera película hablada. El personaje se apartó un poco del estereotipo del vagabundo representado por Charlot.

En efecto, Chaplin puso en escena a dos protagonistas: Adenoid Hynkel; el dictador, que es la copia fiel de Adolf Hitler, y un pequeño barbero judío un doble, que se cambia por Hynkel y lo ridiculiza.

Por su fuerza evocadora, el momento en que el dictador hace malabarismos con el globo terráqueo permaneció como escena de antología.

Chaplin denunció el nazismo y el fascismo; también aludió a Benito Mussolini, presentado como Benzino Napaloni. El gran dictador es un vibrante alegato contra las ideologías totalitarias. «En este mundo hay lugar para todos», suelta el barbero judío como un último mensaje de fraternidad universal contra la barbarie.

EL CINE DE LA ÉPOCA: Tres de las mayores estrellas de Hollywood, Charles Chaplin, Douglas Fairbanks y Mary Pickford, y su director más prestigioso, D. W. Griffith, unieron sus fuerzas en 1919 para crear la United Artists, el primer estudio que pertenecía a talentos creativos y estaba dirigido por ellos.

En aquella época, los cuatro eran los reyes indiscutibles del negocio. Si anunciaban que Chaplin actuaba, inmediatamente se formaban colas frente a las boleterías de los teatros. Griffith era venerado por haber creado El nacimiento de una nación.

Fairbanks, el ídolo de las funciones de la tarde, protagonizaba sátiras ligeras de éxito espectacular. Su futura mujer Mary Pickford (se casaron al año siguiente) era «la novia de América», el mayor éxito de boletería de la industria, así como una sagaz mujer de negocios.

En contraste con su imagen de mujer-niña dulce y empalagosa, Pickford se enfrentó a los hombres más fuertes de Hollywood dirigiendo las batallas de los actores para conseguir más dinero y más control artístico.

La United Artists tuvo un inicio inestable y perdió dinero durante los años 20. Griffith pronto abandonaría. Pero las bravuconadas de Fairbanks y las comedias de Chaplin tuvieron éxito y gracias a una administración apropiada, la compañía se mantuvo a flote.

UN HÉROE DIPLOMÁTICO
La personalidad y el genio de Charles Chaplin habían trascendido el ámbito del cine. En 1948, la Asociación Francesa de la Crítica Cinematográfica se dirigió a la Fundación Nobel en Suecia pidiendo el Premio Nobel de la Paz para Chaplin.

Tras su difícil salida de los Estados Unidos, preparó nuevas películas, siendo «Un rey en Nueva York» (una mordaz sátira en contra del macartysmo) la más afortunada. No sucedió lo mismo con su última película «La condesa de Hong Kong» en donde tuvo como protagonista a Sophia Loren.

Convertido en personaje y mito universal, Chaplin tuvo la oportunidad de relacionarse con figuras destacadas de la política mundial. En uno de sus viajes a Londres, los Chaplin recibieron una nota diciendo que Jruschov y Bulganin querían invitarlos a una recepción dada por la Embajada soviética en el Hotel Claridge.

De la misma forma, sostuvo encuentros amistosos con Sir Winston Churchill, quien, en una ocasión, le solicitó «Candilejas» para proyectarla en su casa. En otra ocasión, la Embajada china en Ginebra le solicitó una copia de «Luces de la ciudad» para proyectarla ante Chu En-lai. Eran los años de la crisis coreana y en torno a Chu En-lai giraba la decisión de paz o guerra.

El líder chino invitó a comer a Chaplin y según señala el artista en sus Memorias: «Aquella noche Chu En-lai nos contó una historia emocionante sobre la entrada triunfal de Mao Tsé-tung en Pekín.

Había un millón de chinos presentes para darle la bienvenida.

Habían levantado una gran tribuna, de quince pies de altura, en un extremo de la gran plaza, y cuando iba subiendo los escalones, por la parte de atrás apareció la parte superior de su cabeza, y un rugido de bienvenida brotó de las gargantas de un millón de personas, creciendo y creciendo a medida que la figura solitaria se hacía totalmente visible.

Y cuando Mao Tsé-tung, el conquistador de China. vio aquella enorme multitud, permaneció en pie durante un momento y luego, de repente, se cubrió la cara con las manos y lloró».

A través de su instinto creativo, redimiendo a personajes de su solemnidad, Charles Chaplin se convirtió en un símbolo común para cualquier país y cualquier ideología libertaria.

En materia cinematográfica podría decirse que nada se ha ideado después de él. «Notoria es, por ejemplo, su influencia sobre Fellini -señala el crítico Mariano Silva- Gelsomina de ‘La Strada’ es Charlot. También hay descubrimientos en su técnica fílmica, en su lenguaje, concebido en función de lo que quería mostrar de la acción y de los personajes (plano secuencia).

Vio que la colocación de la cámara (distancia y ángulo) no era sólo una cuestión psicológica, sino que constituía la articulación de la escena, era la base del estilo cinematográfico. Si la cámara está demasiado cerca o demasiado lejos, puede resaltar un defecto o estropear un efecto.

El actor no debe caminar innecesariamente. En suma -decía—, la colocación de la cámara es como el acento del lenguaje del cine».

Al cumplir los 80 años, tres estudiosos franceses de su obra le escriben una Carta Abierta pidiéndole que reedite los filmes que están bajo su control, permitiendo así que su magnífica obra sea conocida en años posteriores por las nuevas generaciones. Charles Chaplin respondió asegurando que no guardaría su obra…
Por eso, Garlitos romántico, vagabundo, anticonformista, seguirá viviendo, amando y luchando mientras haya algo que transformar en esta sociedad.

EL FAMOSO FILM: TIEMPOS MODERNOS: Charles Chaplin quiso hacer en Modern Times una crítica de la deshumanización que comporta la ultratecnificación del trabajo industrial y de la barbarie del capitalismo.

carteleta de Tiempos Modernos de Chaplin

Según el historiador del cine R. Gubem, Modera Times es «un retablo trágico-cómico social de los años de la depresión, que no es tanto una crítica contra el maquinismo industrial como una crítica de la explotación inhumana del hombre por el hombre».

El filme se rodó en 1936, cuando los efectos de la depresión económica iniciada en 1929 estaban en su momento álgido y EE. UU. conocía las peores secuelas del capitalismo: crisis, cierre de empresas, paro y miseria.

La película no tiene un argumento lineal, sino que más bien es un encadenamiento de sketchs en torno a la figura del protagonista y de su enfrentamiento con la máquina y con la sociedad en general. Rodada en unos momentos en los que se imponía el cine sonoro, Chaplin quiso señalar, con el mutismo del personaje, la impotencia del hombre ante la compleja maquinaria social.

La película se sitúa a caballo entre el cine mudo y el sonoro, ya que sigue todas las directrices de la estética muda y la pantomima, pero introduce una banda musical, numerosos efectos sonoros e incluso algunas palabras.

A pesar de que el filme sea cronológicamente posterior al período que acabamos de estudiar, Modern Times constituye un documento de trabajo perfectamente útil para reflexionar sobre los efectos del maquinismo (taylorismo) y sobre la era del gran capitalismo.

pasaje de Tiempos Modernos de Chaplin

Fuente Consultada:
HECHOS Sucesos que estremecieron al siglo «La Vida de Chaplin»