Los Presocráticos

Biografia de Heraclito de Efeso Filosofo

Biografia de Heraclito Filósofo Griego

El más profundo de los filósofos griegos presocráticos y el iniciador en cierto sentido de la metafísica nació en Efeso, de familia muy ilustre.

Pocos detalles se conocen sobre su vida, excepto que renunció a la posición nominal de basileus (rey) en las magistraturas de la ciudad. Sus aficiones le llamaban por caminos muv distintos a los de la vida política.

heraclito

Heráclito de Éfeso, ​​​ conocido también como El Oscuro de Éfeso, ​ fue un filósofo griego. Era natural de Éfeso, ciudad de Jonia, en la costa occidental del Asia Menor.

Prefería embeberse en la contemplación de la naturaleza para descifrar el enigma del ser de todas las cosas, es decir, el elemento fundamental que las constituía.

Este era el problema básico en el despertar filosófico de la Jonia, desde que Tales de Mileto había maravillado a todos con sus predicciones astronómicas y la afirmación de que en el agua cabía ver el elemento original y constitutivo del mundo.

Sin embargo, aun había otro problema que preocupaba más a Heráclito: el de la posibilidad del cambio, la relación entre el ser y el devenir.

Los filósofos eleáticos, Jenófanes y Parménides, se habían inclinado por la noción del ser eterno e invariable de las cosas. No fué éste el criterio del filósofo de Efeso.

En sus profundas disquisiciones, difíciles de comprender incluso para un hombre como Sócrates, lo que parece ser debido a la concepción aforística de los pensamientos, Heráclito aceptó la teoría de la unidad de la naturaleza, propia de la escuela jónica, pero negó la manera de ser que aquélla le atribuía.

Si todas las cosas eran una, esta unidad estaba integrada por la «tensión opuesta» de los miembros singulares de ella. Calor y frío, noche y día, bueno y malo, etc., eran las mismas cosas en el sentido de ser las mitades inseparables y opuestas de un todo.

Esta materia inicial, el primer elemento, no es el agua de Tales ni el apeiron (lo ilimitado) de Anaxímenes, sino el fuego; fuego eterno, inquieto y dotado de razón, que por eso se llama también logos y diké (la razón y la justicia).

El fuego es uno; pero se halla en continua transfor-mación, en el aire, en el agua y en el cielo. A su vez, estos otros elementos se transforman en fuego, y el ritmo general de los acontecimientos y el orden en el cambio es, precisamente, el logos.

Así, pues, en Heráclito la unidad, la regularidad y el cambio eterno son las cualidades fundamentales de lo existente, reducidas a una invisible armonía.

La comprensión consiste en conocer esa armonía, y la virtud, en subordinar el individuo a las leyes de la misma. Su doctrina práctica de la vida la resume de la siguiente manera: «La ley de las cosas es la ley de la razón universal.»

La filosofía de Heráclito, de carácter aristocrático y dirigida a los núcleos selectos de la intelectualidad jonia, ha sido calificada de «obscura».

Realmente, él no se proponía divulgar sus concepciones entre el vulgo, al que despreciaba. «Diez mil juntos — decía—-no llegan a pesar lo que uno excelente.»

En lucha contra la oleada democrática, de carácter ya degenerado, que invadía las ciudades de la Jonia después del triunfo de Atenas sobre Persia, Heráclito expresa su pesimismo para el futuro de la cultura y se yergue como defensor del valor directivo de las altas personalidades.

fuente

Los Sofistas Origen en Atenas Arte del Discurso Primeros Filosofos

Los Sofistas Origen en Atenas
El Arte del Discurso – Primeros Filósofos

Con la democracia, el esplendor económico y cultural y el predominio político en Grecia, la situación en Atenas genera nuevos problemas: la democracia, la libertad y la ley, y como intento de abordar estos problemas hacen los sofistas, que es un movimiento intelectual del siglo V antes de C., preocupados fundamentalmente por la educación de los ciudadanos.

LOS SOFISTAS:  En la actualidad el término «sofista» (de sophos) tiene un valor semántico esencialmente negativo, debido a la tradición iniciada por los tres grandes clásicos de la filosofía griega, conocidos como Sócrates, Platón y Aristóteles. Se puede decir quesofista es quien está dotado de habilidad para los razonamientos falsos, capciosos.  En realidad, en su origen, el término sofista significaba sabio, hábil, competente, y era en este sentido que lo usaban quienes lo ostentaban.

Fueron atacados por otros filósofos, como Platón, argumentando que eran unos «comerciantes del saber», por los excesos en los cobros de sus enseñanzas, enseñanzas que no eran buenas para iniciarse en el camino del conocimiento y sabiduría, sino que solo servia para ser un «pícaro» con las palabras e inventar argumentos falsos para ganar una disputa oral.

En la época de Sócrates las explicaciones sobre la investigación de la naturaleza había generado cierto «cansancio» entre los pensadores, sin llegar a una conclusión definitiva, por lo que provocó un cambio en el objetivo de la investigación, tendiendo hacia el estudio del hombre y su relación con la vida en sociedad. También podríamos decir que este  movimiento sofístico están estrechamente relacionados con el vasto cambio político y social que, después de vencer a los persas, implantó en Grecia regímenes democráticos (salvo Esparta).

La democracia ateniense era una democracia directa, no representativa (como las actuales); es decir, todos los ciudadanos tenían la posibilidad de participar directamente en las decisiones públicas, a través de las frecuentes asambleas populares y tribunales públicos convocados. En estas intervenciones públicas, la posibilidad de hacer prevalecer las propias tesis dependía única y exclusivamente de la capacidad expresiva, retórica.

Y aquí intervinieron los sofistas: su principal función (función que realizaban en forma de profesores ambulantes y cobrando un sueldo) consistía en enseñar un nuevo arte: laerístico (de cris, lucha), concebida como el arte de persuadir y argumentar en forma dialéctica; la erística era un procedimiento retórico, discursivo, que enseñaba la capacidad de sostener indiferentemente el pro y el contra de cualquier tesis, sin preocuparse de la verdad o la falsedad de lo defendido. Aunque los sofistas explicaban sus técnicas y procedimientos a todo aquel que tuviera dinero para pagarlo, su objetivo pedagógico primario no era tanto formar al pueblo como educar a los que debían ser caudillos de ese pueblo.

Para conseguir sus objetivos, los sofistas se dedicaron a estudiar profundamente toda una serie de cuestiones gramaticales y lingüísticas. El lenguaje adquirió con ellos el carácter de instrumento, Enseñaron a los jóvenes atenienses a considerarlo como si fuese un arma, con un objetivo casi agresivo, que consistía en la mayoría de los casos en convencer a los demás para ocupar uno mismo puestos sociales de responsabilidad.

En política, los sofistas fueron los fundadores de la demagogia (conducción del pueblo) y la psicagogia(conducción de almas); en teoría del conocimiento fueron los fundadores del escepticismo (doctrina que niega la posibilidad del conocimiento).
Con los sofistas, el hombre y las cosas humanas pasaron al primer plano de la problemática filosófica. Eran humanistas; creían que el único saber que merece realmente tal nombre es el saber práctico, útil para el hombre. Desde esta perspectiva, rechazaban la filosofía de la naturaleza de los primeros presocráticos.

A partir de sus críticas, los sofistas fundaron el subjetivismo o relativismo («la verdad de la cosa conocida es relativa al sujeto que la conoce»). Este relativismo subjetivista lo expresó perfectamente Protágoras (480-410 a. de C.): «El hombre es la medida de todas las cosas».

Los sofistas fueron individuos cosmopolitas, apátridas, que viajaron frecuentemente por todo el mundo conocido. En este continuo viajar conocieron grandes cantidades de pueblos, lenguas, costumbres y leyes, lo que los llevó a rechazar de que la idea de que la ley de los hombres era como la ley de la naturaleza, algo eterno, inmutable y universalmente válido.

Resumen Los Estados de la Materia y Sus Propiedades Cuadro Sinóptico

Resumen De Los Estados de la Materia
Sus Propiedades  – Cuadro Sinóptico

¿QUE ES LA MATERIA?

Hace miles de millones de años, el Universo estaba reducido a un pequeño volumen con densidad y temperatura infinitas. Luego de la Gran Explosión (Big Bang) , materia y energía se expandieron, formando poco a poco el Universo tal como lo conocemos. ¿Pero qué es la materia? ¿Y la energía?. Estos dos términos, materia y energía, están incorporados a nuestro lenguaje cotidiano, sin embargo, cuando queremos definirlos las cosas se complican.

La manera más aproximada de definir la materia es decir que es todo aquello que tiene masa, que ocupa un lugar en el espacio y que es perceptible, o sea, que puede impresionar directa o indirectamente nuestros sentidos.»

Si pudieramos introducirnos dentro de la materia demuestraríamos que la misma está constituida por estructuras infinitamente pequeñas, los átomos. En el átomo pueden distinguirse una parte central o núcleo, formada por dos tipos de partículas subatómicas, los neutrones y los protones, y rodeada por una nube de otras partículas subatómicas, los electrones, que se desplazan alrededor del núcleo en regiones del espacio llamadas orbitales.(sobre esto hablaremos mas abajo).

Todo el Universo está formado por materia. Una porción limitada de materia constituye un cuerpo.

La materia está formada, en general, por una mezcla más o menos compleja de diferentes sustancias. El aire que respiramos, el agua que bebemos, prácticamente todo lo que nos rodea en la vida es materia compleja, aunque a veces pueda parecer lo contrario. Existen muy pocos casos en la naturaleza de materia pura, es decir, formada por una única sustancia.

Sustancia pura es aquella clase de materia que no puede descomponerse en otras mas elementales por procedimientos fisicos sencillos y mantienen sus composición y propiedades quimicas y físicas constantes como el color, olor, conductividad, densidad, etc..

Mediante métodos físicos y químicos de purificación (destilación, extracción con disolventes, cristalización, etc.) es posible identificar si una clase de materia es o no una sustancia pura. Si una muestra de materia o una parte de ella no cambia sus propiedades tras someterla a uno o varios procesos de purificación, se puede afirmar que es materia pura.

Las sustancias puras no suelen encontrarse solas, sino formando mezclas:

Una mezcla es la reunión de dos o más sustancias puras que permanecen en contacto, sin que entre ellas ocurra una reacción química.

a) Si los componentes de la mezcla no se pueden distinguir, por ejemplo el aire, el agua de mar, la gasolina, una taza de chocolate, se dice que la mezcla es homogenea.

b) En el caso que en la mezcla se puedan distinguir sus componentes, por ejemplo un guiso de arroz, decimos que la mezcla es heterogenea.

Resumiendo, la materia está formada por sustancias puras o mezclas, las primeras pueden ser elementos químicos como el hierro, plomo, calcio, etc. o bien compuestas como el agua pura (H2O), la sal (ClNa), etc. Las mezclas pueden ser homogeneas u heterogeneas.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/cuadro-materia3.jpg

Materia es todo aquello que tiene masa y ocupa un lugar en el espacio. Un árbol, el aire, una roca, tu libro escolar y un ser humano son cuerpos materiales.

La masa es definida como la cantidad de materia que contiene un cuerpo. La unidad de masa que se usa en química es el gramo (g).

La masa y el peso están relacionados. El peso es la fuerza de atracción que ejerce la gravedad de la Tierra sobre la masa de los cuerpos. Esto significa que el peso y la masa no son iguales.

La masa permanece constante pero el peso varía de acuerdo con la gravedad de los cuerpos.

El volumen de un cuerpo corresponde al espacio tridimensional que ocupa. Las sustancias como los líquidos y los gases tienen la propiedad de escurrirse con facilidad, es decir, de tomar la forma del recipiente que los contiene. Esta propiedad se llama fluir, por lo cual se les ha llamado a los gases y a los líquidos fluidos.

estrella1_bullet

Estados Físicos de la Materia: Sólido, Líquido y Gaseoso

En la naturaleza, la materia puede presentarse en uno de los tres estados fundamentales, conocidos como estados físicos:

• Un cuerpo es sólido cuando tiene forma y volumen definidos.

• Un líquido tiene un volumen definido pero forma indeterminada (pues adopta la forma del recipiente que lo contiene).

• Un cuerpo es gaseoso cuando no tiene ni forma ni volumen definidos (porque adopta la forma y el volumen del recipiente que lo contiene y, si está libre, se expande indefinidamente).

PROPIEDADES DE LOS SÓLIDOS:
• Tienen forma propia y, algunos, regular.
• Prácticamente no se comprimen, por lo cual su volumen es constante.
• Su densidad es bastante próxima a la de los líquidos.
• No fluyen.

PROPIEDADES DE LOS LÍQUIDOS:
• Adoptan la forma del recipiente que los contiene.
• Se comprimen con dificultad, por lo que su volumen es prácticamente constante.
• Son más densos que los gases.
• Pueden fluir.

PROPIEDADES DE LOS GASEOSOS:
• No tienen forma propia.
• Se comprimen con facilidad y se expanden llenando el volumen del recipiente que los contiene.
• Sus densidades son muy bajas comparadas con las de los líquidos y sólidos.
• Pueden fluir.
• Ejercen fuerzas sobre todas las paredes del recipiente que los contiene.

estrella1_bullet

CUADROS SINÓPTICOS SOBRE LOS ESTADOS DE LA MATERIA

cuadro sinoptico estado de la materia

Una misma sustancia y tres estados diferentes: La materia se presenta, según la disposición y el comportamiento de sus moléculas, en tres estados posibles, conocidos como estados de agregación: sólido, líquido y gaseoso.

Estado sólido. Las moléculas de los sólidos se disponen según un ordenamiento regular y se mantienen fuertemente unidas, por lo que sólo pueden vibrar alrededor de posiciones fijas.

Los cuerpos sólidos son incompresibles (no se pueden comprimir, es decir, su volumen no disminuye aunque sobre ellos se apliquen fuerzas muy grandes), tienen forma propia y propiedades específicas. Por ejemplo, la ductilidad (algunos sólidos se pueden estirar hasta formar alambres o hilos); la maleabilidad (algunos metales, al ser extendidos, forman placas o láminas); la tenacidad (oponen resistencia a romperse o deformarse cuando se los golpea) y el punto de fusión (temperatura a la cual pasan al estado liquido).

Estado líquido. Las moléculas de los líquidos se disponen de manera desordenada, y su fuerza de cohesión es menor que la de los sólidos, por lo que se mueven al azar, muy lentamente. Al igual que los sólidos, los cuerpos líquidos son incompresibles. Pero, a diferencia de los sólidos, no tienen forma propia, es decir, adoptan la forma del recipiente que los contiene.

Entre las propiedades específicas de los líquidos cabe mencionar la viscosidad, o capacidad de fluir más o menos lentamente (el aceite, por ejemplo es un líquido más viscoso que el alcohol y fluye más despacio); la volatilidad, o capacidad de evaporarse con mayor o menor facilidad (por ejemplo, al abrir un frasco de éter se percibe el olor, pues es un líquido muy volátil), y el punto de ebullición (temperatura a la cual pasan al estado gaseoso).

Estado gaseoso. La fuerza de cohesión entre las moléculas de los gases es muy débil, y éstas tienden a separarse unas de otras (se mueven al azar, muy rápidamente). Todos los cuerpos gaseosos son compresibles, es decir, su volumen disminuye cuando se aplica alguna fuerza sobre ellos. Además, los gases no tienen forma propia y siempre tienden a ocupar el mayor volumen posible.

Como propiedad específica, se puede definir el punto de licuefacción (temperatura a la cual se condensan, es decir, pasan al estado líquido; este valor coincide con el punto de ebullición).

El estado de agregación se define para una sustancia dada y a una temperatura determinada. Así, podemos decir que el oxígeno es gaseoso a la temperatura ambiente, el agua es sólida a menos de 4 °C, el vidrio es líquido a más de 1.200 °C, etcétera.

 cuadro sinoptico estado de la materia

estrella1_bullet

Cambios de Estado de la Materia:

A la temperatura ambiente, cada sustancia se encuentra en un estado determinado; el agua es líquida, el oxígeno es gaseoso, el hierro es sólido. Pero a otras temperaturas, las sustancias cambian de estado: el agua puede ser sólida; el mercurio, gaseoso, y el oxígeno, líquido, por ejemplo.

Así pues, la materia cambia de estado según la temperatura a la que se encuentra.

A continuación aparecen los nombres de los diferentes cambios de estado:

cuadro cambio de estados de la materia

Los cambios de estado que se producen por absorción de calor se denominan progresivos, y aquellos que al producirse desprenden calor se llaman regresivos.

Los cambios de estado se pueden esquematizar de la siguiente manera:

1. Fusión. Pasaje del estado sólido al líquido.

2. Vaporización. Pasaje del estado líquido al gaseoso. Cuando se verifica a través de la superficie libre.se denomina evaporación; en cambio, cuando tiene lugar en toda la masa de un líquido se llama ebullición.

3. Volatilización. Pasaje del estado sólido al gaseoso, sin pasar por el estado líquido.

4. Sublimación. Pasaje del estado gaseoso al sólido sin pasar por el estado líquido. Algunos autores emplean este término para definir también el camino inverso, es decir, la volatilización.

5. Solidificación. Pasaje del estado líquido al sólido.

6. Licuefacción. Pasaje del estado gaseoso al estado líquido.

Sabemos que es posible encontrar estas sustancias en otro estado distinto del habitual.

¿De qué factores depende el que una sustancia se encuentre en un estado físico determinado?

• En primer lugar depende, evidentemente, del tipo de sustancia que estemos considerando.

• También depende de la temperatura: calentando se puede transformar en vapor toda el agua de una cacerola; enfriando, esa misma agua se puede transformar en hielo.

• La presión es el tercer factor a tener en cuenta. Si se somete una sustancia a grandes presiones, se puede conseguir que cambie de estado, aunque no se modifique la temperatura. El gas butano con el que se cocina se encuentra en estado líquido dentro de la garrafa que lo contiene, y se transforma en gas al salir de ella. Esto es debido a que la presión atmosférica es mucho menor que la presión a la que está envasado el butano.

El estado físico en que se encuentra una cierta sustancia depende de la temperatura y de la presión a las que dicha sustancia se encuentra sometida. Modificando uno de estos dos factores, o los dos, es posible conseguir que la sustancia cambie de estado.

En la figura  se representan en un diagrama los posibles cambios de estado y el nombre característico que recibe cada uno de ellos.

cuadro cambio de estados de la materia

Cuadro cambio de estados de la materia


Es de destacar que el paso de líquido a gas o vaporización puede producirse por dos mecanismos diferentes:

• La evaporación, que tiene lugar a cualquier temperatura y únicamente ocurre en la superficie del líquido.
• La ebullición, que tiene lugar a una temperatura característica de cada sustancia y ocurre en todo el líquido.

estrella1_bullet

PROPIEDADES DE LA MATERIA

Los distintos materiales se diferencian gracias a ciertas cualidades que afectan en forma directa o indirecta nuestros sentidos y que se denominan propiedades físicas. Estas propiedades pueden medirse y observarse sin que se modifique la composición la materia. ¿Cómo se clasifican las propiedades físicas?.

Antes de responder a la pregunta, analicen estas dos situaciones sencillas:

1. Al medir la masa de un terrón de azúcar, se comprobó que era diferente de la masa de una bolsa de azúcar.

2. Al observar un grano de azúcar, se comprobó que su color era igual al de un terrón.

En el primer caso, se dice que la masa es una propiedad extensiva, porque depende de la cantidad de materia analizada. Si la cantidad de materia se modifica, se modifica en forma proporcional la propiedad extensiva. Entre las propiedades extensivas, además de la masa podemos mencionar el volumen (que se define para una presión y una. temperatura determinadas), el calor acumulado por un cuerpo, etc. Las propiedades extensivas son aditivas, es decir que la masa del terrón y la masa de la bolsa se pueden sumar para calcular la masa total de azúcar.

En la segunda situación, se dice que el color del azúcar es una propiedad intensiva, porque no depende de la cantidad de materia analizada, y constituye una característica específica de la materia.

Entre las propiedades intensivas se encuentran:

• La densidad, que es la relación entre masa y volumen en condiciones de presión y temperatura determinadas.

• El índice de refracción, que es el cociente entre la velocidad de propagación de la luz en esa sustancia y la velocidad en un medio de referencia.

• Las temperaturas a las cuales ocurren los cambios de estado (a una presión determinada): el punto de fusión, que es la temperatura a la cual coexisten en equilibrio el estado sólido y el estado líquido, y el punto de ebullición, que es la temperatura a la cual coexisten en equilibrio el estado líquido y el estado gaseoso.

• La dureza de los sólidos, que es la resistencia de un cuerpo a ser rayado o cortado.

• La tensión superficial, referida a los líquidos, que es la cantidad de energía que se requiere para extender o aumentar la superficie de un líquido por unidad de área.

• La elasticidad o capacidad de los cuerpos de deformarse, cuando se aplica una fuerza sobre ellos y de recuperar su forma original al suprimir la fuerza aplicada.

Las propiedades intensivas no son aditivas. Por ejemplo, si registran el punto de ebullición del agua contenida en dos recipientes, y luego juntan el agua de los dos en un solo recipiente y vuelven a registrar el punto de ebullición, éste no cambia.

Por otro lado, las propiedades químicas determinan qué cambios o transformaciones puede experimentar la materia en su composición. Estos cambios ocurren a través le las reacciones químicas.

estrella1_bullet

NATURALEZA DE LA MATERIA

La naturaleza nos muestra una multitud de objetos distintos formados por diferentes materiales y, a la vez, vemos la desintegración de muchos de estos cuerpos: las montañas sufren la erosión del viento y del agua, que convierten en polvo lo que fueron inmensas piedras, la materia orgánica que forma a los seres vivos se degrada en componentes microscópicos por la acción de bacterias y otros organismos. ¿Hasta qué punto puede llegar en la desintegración de un objeto material?

Si tomamos una hoja de papel y la rompemos una y otra vez obteniendo en cada corte trozos más y más pequeños, ¿hasta dónde podrá continuar el proceso? Esta pregunta la formularon los griegos (y probablemente también otras civilizaciones) hace muchos siglos.

Algunos, como Aristóteles, creían que el proceso de división de algo material era infinito, o dicho de otro modo: afirmaban que la materia es continua. El espacio entre los astros estaría ocupado por la materia más sutil y perfecta: el éter. (Teoría Fracasada)

Pero bien, ¿Cómo está constituida la materia? Esta es una pregunta que ha preocupado siempre al hombre y lo ha hecho meditar muchísimo.

En la antigüedad los griegos pensaron acerca de dos posibilidades: o bien sería posible dividir un trozo de materia una y otra vez, indefinidamente; o bien la materia podría dividirse hasta llegara cierto punto; a este límite lo llamaron átomo, precisamente porque «a — tomo» quiere decir «no — cortable» o «no — divisible».

Leucipo, Demócrito y Epicuro especularon con una estructura atómica de la materia, siglos antes de Cristo; pero en aquella época todo era cuestión de opinión, pues no había medios para comprobar experimentalmente la existencia de lo que hoy conocemos como átomo o como molécula. Para ello fue necesario llegar a los tiempos modernos.

El químico inglés John Dalton, en 1806, propuso formalmente la teoría atómica para explicar las relaciones cuantitativas en que se combinan ciertos gases. Posteriormente un químico italiano, Amadeo Avogadro, introdujo la idea de molécula.

Uno de los descubrimientos científicos más notables del siglo XX fue que «los átomos no son tales», en el sentido de que sí se los puede dividir, pues están formados por un núcleo, que contiene protones y neutrones y una corteza que contiene a electrones en capas energéticas que giran a su alrededor.

estrella1_bullet

LOS «LADRILLOS» DE LA MATERIA

Es muy tentadora la idea de que la materia esté constituida por unos pocos elementos. Hace siglos se pensó que éstos podrían ser el agua, el fuego, la tierra y el aire; más adelante, en el siglo XIX, llegó a afirmarse que todas las sustancias tendrían come base una sola, el hidrógeno, pues las masas atómicas de todos los elementos son, aproximadamente, múltiplos enteros de la mase atómica del hidrógeno.

Pero prontamente se desechó esa hipótesis.

Actualmente la situación se ha aclarado mucho; y una descripción sencilla (útil para comenzar a estudiar el tema pero incompleta) se basa en la existencia de tres clases de partículas componentes fundamentales de la materia: el protón, el neutrón, (ambos son llamados nucleones) y el electrón. (actualmente hay también decenas de partículas mas elementales)

COMPONENTES DEL ÁTOMO

Núcleo

Corteza

Protones (+)Neutrones (neutros)Electrones que Giran (-)

El átomo mas simple se llama Hidrógeno, y tiene solo un protón en su núcleo y un electrón girando a su alrededor.

La carga del protón siempre es (+) y la del electrón (-), los neutrones no tienen carga eléctrica. Los protones van aumentando de uno en uno, y el siguiente elemento se llama Helio, dos protones y dos electrones, luego sigue el Litio con tres , y así se van sumando hasta el átomo mas complejo conocido como Uranio que contiene 92 protones en su núcleo, junto a 146 neutrones. Todos los átomo se puede agrupar ordenadamente en una tabla llamada Tabla Periódica de los Elementos Químicos, o bien , tabla de Mendeleiev, quien fue el autor de la misma. Actualmente se ha incrementado de forma artificial el numero de elementos químicos, llegando a 114.

Los átomos son neutros, porque hay tantas cargas positivas en el núcleo como cargas negativas en la «corteza» electrónica. Pero en las cercanías del átomo, una carga eléctrica es atraída en unas zonas y rechazada en otras: el átomo no actúa rigurosamente como neutro.

Por eso, cuando dos átomos están a distancias relativamente cercanas unos de otros (a pocos diámetros atómicos), ejercen atracciones y repulsiones entre ellos, según la estructura de cada átomo en particular.

Esas interacciones tienen como consecuencia que los átomos se reúnan en estructuras, algunas sumamente simples y otras sumamente complejas: las moléculas . Estas son las estructuras más pequeñas en que las sustancias manifiestan sus propiedades químicas características: en que el agua es agua, la sal común es sal común, el oxígeno es oxígeno, el ácido sulfúrico es acido sulfúrico, etc.

LAS SUSTANCIAS PURAS SIMPLES: Son las sustancias cuyas moléculas tienen una sola clase de átomos: sus nombres coinciden con los de los elementos químicos. Estas moléculas pueden estar constituidas por diversos números de átomos: monoatómicas (como la plata, el cobre y los metales en general); diatómicas (como el oxígeno, el hidrógeno, el nitrógeno, y muchos otros gases); triatómicas (como el ozono).

Una molécula se representa con el símbolo químico y un número como subíndice de acuerdo con el número de átomos que forman la molécula: O3, Hz, Ag (en las monoatómicas se omite el subíndice), O3 (ozono), etc. El estado (sólido, líquido o gaseoso) en que se encuentre una sustancia pura simple depende de las condiciones de temperatura y presión; y en condiciones normales hay sólo dos líquidas (mercurio y bromo), once gaseosas y el resto sólidas.

LAS SUSTANCIAS PURAS COMPUESTAS: Cuando reaccionan dos o mas átomos entre sí para formar una sustancia, a dicha unión se la llama: molécula, y por lo tanto dicha molécula tienen varias clases de átomos: el agua, con dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O); la sal de cocina, o sal común, o cloruro de sodio, con un átomo de cloro y uno de sodio (NaCl); el ácido sulfúrico, con un átomo de azufre, cuatro de oxígeno y dos de hidrógeno (H2SO4); y otros innumerables ejemplos.

Como en la naturaleza todas las partículas están en movimiento, cuando dos o más átomos se chocan o se acercan suficientemente, actúan fuerzas eléctricas entre ellos. Y cuando las condiciones son las necesarias y suficientes, los átomos se agrupan formando moléculas.

Una sustancia compuesta estará en estado sólido, líquido o gaseoso según las condiciones de temperatura y presión. Pueden coexistir distintos estados, como en el agua: agua líquida en un arroyo mientras está nevando y hay trozos de- hielo en el suelo y vapor en la atmósfera; pero se están transformando unos estados en otros.

RESUMEN: Si la materia se encuentra en estado puro, se denomina sustancia pura; éstas tienen siempre la misma composición y pueden ser elementos y compuestos.

Los elementos son sustancias que no pueden descomponerse en otras más sencillas por métodos químicos. En la naturaleza existen 92 elementos en estado natural, los restantes han sido creados en el laboratorio. Éstos se encuentran organizados en la tabla periódica donde se han clasificado 114 elementos.

Cada clase de elemento se representa por un símbolo. El oxígeno es O; el hidrógeno es H, por ejemplo.

Los compuestos son sustancias formadas por la combinación de elementos. Los compuestos pueden descomponerse por métodos químicos en sus respectivos elementos. Las propiedades de un compuesto son distintas de las propiedades de los elementos que lo forman.

Una molécula está formada por dos o más átomos. Las moléculas pueden separarse químicamente.
Una molécula de agua está formada por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno.

La división química de una molécula en otras moléculas más pequeñas o en átomos produce cambios en la composición y por lo tanto, cambio en las propiedades.

El agua es un compuesto formado por los elementos hidrógeno y oxígeno. Cuando una corriente eléctrica fluye por el agua, la acción de la electricidad termina descomponiéndola en oxígeno e hidrógeno. Es decir, en sus elementos.

La sal de cocina es un compuesto llamado cloruro de sodio. La molécula de sal está formada por los elementos cloro y sodio.

El oxígeno que respiramos es un compuesto formado por dos átomos del mismo elemento.

Hasta aquí hemos dicho que:

MEZCLAS

SUSTANCIAS PURAS

ELEMENTOS COMPUESTOS

Oxígeno
Hidrógeno
Sodio

Agua
Alcohol
Sal

 Física Moderna: La Materia de Comporta Como Onda?

Fuente Consultada:
Enciclopedia CONSULTORA Tomo V Física – Los Estados de la Materia
QUIMICA I Sistemas Materiales y Estructura de la Materia Editorial Santillana – Alegria, Bosack, Dal Fávero y Otros

La materia y los cuatro elementos tierra agua fuego aire Fundamental

La materia y los Cuatro Elementos
Tierra, Agua ,Fuego, Aire

QUE ES LA MATERIA?

La naturaleza nos muestra una multitud de objetos distintos formados por diferentes materiales y, a la vez, vemos la desintegración de muchos de estos cuerpos: las montañas sufren la erosión del viento y del agua, que convierten en polvo lo que fueron inmensas piedras, la materia orgánica que forma a los seres vivos se degrada en componentes microscópicos por la acción de bacterias y otros organismos. ¿Hasta qué punto puede llegar en la desintegración de un objeto material?

Si tomamos una hoja de papel y la rompemos una y otra vez obteniendo en cada corte trozos más y más pequeños, ¿hasta dónde podrá continuar el proceso? Esta pregunta la formularon los griegos (y probablemente también otras civilizaciones) hace muchos siglos. Algunos, como Aristóteles, creían que el proceso de división de algo material era infinito, o dicho de otro modo: afirmaban que la materia es continua. El espacio entre los astros estaría ocupado por la materia más sutil y perfecta: el éter.

Aristóteles afirmaba que el espacio está completamente lleno de sustancia y, por consiguiente, que el vacío no existe.

La materia y los cuatro elementos tierra agua fuego airePor otro lado, Demócrito, que nació algunos años antes que Aristóteles, postulaba que al dividir un cuerpo material se podría llegar (con instrumentos con los que él no contaba) a obtener una porción mínima de materia que ya no sería divisible. A esta partícula la llamó átomo (palabra que en griego significa precisamente “no divisible”) y a su postura se la llama atomismo. Ciertamente, estas conjeturas no estaban respaldadas por ningún tipo de experimentación y se debatían sólo en el ámbito del pensamiento abstracto al que los griegos eran tan proclives.

Demócrito afirmaba que “lo único que existe son los átomos y el vacío”.

En todos los tiempos, para los que creían en la existencia del átomo fue una cuestión fundamental estimar cual sería, aproximadamente, su tamaño. Los antiguos ya habían notado que con una pequeñísima cantidad de tintura podía teñirse una inmensa cantidad de agua.

Esto les daba la pauta del increíble número de átomos presentes en una pequeña porción de materia Pero hubo que esperar hasta el siglo XVIII para obtener números que aproximaran un orden de magnitud para el tamaño del átomo. Hubo varias experiencias similares, entre ellas, la de Benjamín Franklin (1706-1790), quien en 1773 notó que una cucharada de aceite (unos 4 cm3 de volumen) derramada sobre la superficie tranquila de un lago se extendía abarcando un área de 2.000 m². A partir de esto dedujo que el tamaño de la molécula de agua no podía superar el valor:

4cm3/2.000m² 2.1O-7 cm

El valor promedio que actualmente se acepta para el tamaño del átomo es 10-8 cm.

A lo largo de la historia, el atomismo pasó por largas etapas de olvido y resurgió con fuerza en otros momentos. Inicialmente, mientras las ideas de Aristóteles marcaban el camino del conocimiento, el concepto de átomo fue dejado de lado. Pero a medida que la Física y la Química se fueron afirmando como ciencias, la existencia del átomo salió del ámbito de la especulación filosófica y surgió como necesaria a partir de la investigación de la materia, pero con características diferentes de las que Demócrito le había asignado. El átomo, tal como se lo conoce en la actualidad, ya no es una microscópica esferita sólida, indivisible, eterna e inmutable, sino que tiene una estructura interna cuya complejidad aún no termina de desentrañarse.

De todas maneras, todavía a principios del siglo XX la teoría atómica estaba en discusión y eminentes científicos (entre ellos, el Premio Nobel de Química Wilhelm Ostwald consideraban al átomo como una ficción muy poderosa, pues explicaba muchos de los comportamientos macroscópicos de la materia, a la cual no podían dar crédito.

Ver: El Átomo

Los primeros elementos: Tierra, Aire, Agua y Fuego

Una cuestión que sigue lógicamente a la postulación de la existencia de los átomos es la siguiente: ¿Existe un solo tipo de átomos que forman, según su disposición, todas las sustancias conocidas, o existen muchas variedades diferentes? Y si hay muchas variedades, ¿cuántas son? ¿Y en qué se diferencian los distintos átomos?

Así como la enorme cantidad de palabras de un idioma se arma a partir de unas pocas decenas de letras, todos los objetos que podemos conocer ¿estarán formados a partir de unos pocos constituyentes elementales?

Si prendemos fuego a un trozo de leña verde veremos que, a medida que la combustión avanza, el liquido (savia) en su interior burbujea, emanan vapores y, finalmente, cuando el fuego se extingue, sólo queda un polvo oscuro. Probablemente fue basándose en observaciones de este tipo que muchas de las civilizaciones antiguas, entre las cuales surgió la pregunta por los constituyentes elementales de la materia, llegaron a una respuesta similar: todos los cuerpos están compuestos por sólo cuatro constituyentes elementales: agua, aire, tierra y fuego. De acuerdo con esta concepción, las distintas sustancias que existen se diferencian según la proporción en que está presente cada elemento.

Algunos asociaban distintas formas y tamaños con los átomos de cada elemento: por ejemplo, los átomos de agua serían esferitas perfectas que les permitirían deslizarse unas sobre otras, mientras que los de tierra tendrían formas irregulares que los ayudarían trabarse entre sí dando más rigidez a la sustancia de la que participaran.

Aristóteles, en particular, adhería a esta teoría, pero agregaba un quinto elemento o quinta esencia: el éter, que formaba la esfera celeste.

Es interesante notar que existe un paralelismo entre los cuatro elementos y las formas en que la materia puede presentarse:

FUEGO——>ENERGÍA
AGUA——>LIQUIDO
TIERRA——>SÓLIDO
AIRE——>GASEOSO

El concepto de estos cuatro elementos primordiales fue mantenido durante siglos. Los egipcios y los árabes experimentaban y manipulaban sustancias en busca de combinaciones útiles para ramas tan diversas como la Medicina, los cosméticos, la metalurgia o el embalsamamiento.

En Europa, durante la Edad Media, los alquimistas fueron los herederos de esta tradición. La idea básica que manejaban era la de la transmutación. Esto implicaba la alteración de las proporciones de los cuatro elementos fundamentales presentes en una sustancia para obtener otra diferente.

Si bien la Alquimia, con su dosis de magia y sus métodos primitivos, estaba muy lejos de poder lograr su objetivo, permitió la producción y el reconocimiento de muchas nuevas sustancias (arsénico, cinc, bismuto, fósforo; los ácidos sulfúrico, nítrico y clorhídrico; las sales carbonato de sodio, sulfato de amonio y sulfato de sodio; etc.) y sentó las bases de lo que sería más tarde la experimentación química. Por otro lado, la idea de transmutar una sustancia en otra no era disparatada, y siglos más tarde los científicos modernos pudieron llevarla a cabo en sus laboratorios.

PROPIEDADES: Distintos tipos de materia poseen diferentes propiedades que las vuelven útiles para determinadas aplicaciones. El titanio, por ejemplo, es resistente y liviano al mismo tiempo; el cobre es buen conductor de la electricidad y se puede moldear en hilos para fabricar cables. El plástico no es corroído por los ácidos y se puede utilizar como recipiente. Los ejemplos son innumerables

Propiedades extensivas
Se trata de características relacionadas con i la cantidad de la materia, que permiten clasíficar cuerpos y sistemas materiales.

VOLUMEN:Se refiere aL espacio que ocupa la materia. En el caso de los líquidos, el volumen suele medirse en ütros. Para los sólidos, lo más habitual es utilizar metros cúbicos.

MASA: Se la define corno la cantidad de materia presente en un objeto, aunque para los físicos el concepto es algo más complejo. Para la física clásica es una medida constante y se mide en kilogramos.

PESO: Para definir el peso entra en juego también la fuerza fie gravedad, ya que se trata de la fuerza que ejerce la gravedad sobre un objeto, A mayor masa, mayor será el peso. Del mismo modo, mayor será el peso cuanto mayor sea la fuerza de gravedad.

Propiedades intensivas
No dependen sólo de la cantidad de la materia, sino del tipo de material. En muchos casos, son funciones de dos propiedades extensivas.

DENSIDAD
Surge de relacionar la masa de un cuerpo sobre su volumen. Por definición, se conside que la densidad del agua es de 1.000 kg/m3
Utilidad                                         Densidad (1.000 kg/m3)
Agua……………………………………………………….1.000
Aceite………………………………………………………920
Planeta Tierra…………………………………………. 5.515
Aire …………………… …………………………………. 1.3
Acero……………………………………………………… 7.850

SOLUBILIDAD
Es la capacidad que tienen algunas sustancias de disolverse en otras.

DUREZA
Se define como la resistencia que opone una sustancia a ser rayada por otra. La sustancia con mayor índice de dureza raya a la de menor índice de dureza.

La escala de Mohs
Se utiliza en mineralogía y establece la dureza de un mineral de acuerdo con una tabla:
Talco: El paso de una uña basta para rayarlo
Yeso: Una uña puede rayarlo, pero con mayor dificultad
Calcita: Se la puede rayar con una moneda
Fruorita: Un cuchillo puede provocar el rayón
Apatito: Se raya con un cuchillo y algo de fuerza
Ortoclasa: Se raya con lija de acero
Cuarzo: Raya el Vidiro
Topacio: Raya el  cuarzo
Coridón: Raya el topacio
Diamante: Raya el material mas duro

PUNTO DE FUSIÓN
Vulgarmente se lo define como la temperatura en la que un sólido se vuelve líquido.

PUNTO DE EBULLICIÓN
Generalmente se lo define como la temperatura a partir de la cual una sustancia líquida se vuelve gaseosa.

CONDUCTIVIDAD
Es la capacidad de una sustancia de permitir el paso de una corriente eléctrica, del calor o del sonido, a través de sí misma, Los metales suelen ser buenos conductores eléctricos, como el cobre, muy utilizado para fabricar cables.

OTRAS PROPIEDADES
Además de las citadas, existen otras numerosas propiedades intensivas para clasificar la materia. Algunas de ellas son índice de refracción, tenacidad, viscosidad, maleabilidad, etc.

Ver: El Átomo Para Principiantes