Nuevos Estados en Europa

Bayaceto Sultán Otomano Conquistas e Historia

Bayaceto el Sultán Otomano – Conquistas e Historia

Bayaceto I (c. 1360-1403), fue un sultán otomano (1389-1402), que sucedió a su padre, Murat I, y fue el primero de su dinastía que adoptó el título de sultán. En tres años, Bayaceto conquistó Bulgaria, parte de Serbia y Macedonia; también llegó a dominar la mayor parte de Asia Menor. Fue uno de sus más temibles adversarios del líder mongo,Temerlán.

Sitió Constantinopla durante diez años, esperando sojuzgarla por hambre. Bayaceto podría haber destruido el Imperio bizantino si el conquistador mongol Tamerlán no hubiera atacado las posesiones otomanas de Asia Menor y derrotado completamente al sultán en 1402 cerca de Ankara. Bayaceto murió prisionero en un campamento enemigo (1403), mientras sus hijos luchaban por la sucesión.

Bayaceto  sultán de los turcos otomanos y terror del imperio bizantino. Bayaceto atravesó los Dardanelos a la cabeza de sus tropas y avanzó hasta el Danubio. Esta invasión de Europa por los turcos hizo renacer el espíritu de las cruzadas y se puso en pie un gran ejército del que formaba parte Juan Sin Miedo, hijo de Felipe el Atrevido, duque de Borgoña. Este ejército que mandaba Segismundo, rey de Hungría, fue derrotado por Bayaceto, en Nicópoli, en 1396.

La caída de Constantinopla, capital del imperio bizantino, parecía irremediable. Pero, en este momento, Timur Leng invadió el este del imperio de Bayaceto y éste se vio obligado a retirarse de los Balcanes para hacer frente a la amenaza.

El orgulloso Bayaceto, que sólo sentía desprecio por su adversario y que parecía invencible a los ojos de los caballeros de Europa, conoció la derrota, en 1402, en Ancira, la actual Ankara. Hecho prisionero, Bayaceto murió en cautividad ocho meses más tarde.

Tamerlán aprovechó para reanudar sus incursiones y llegó hasta el mar Egeo. En 1404, sin embargo, estaba de regreso en Samarcanda, preparando una campaña contra China. Existen datos fidedignos sobre la vida de la corte de Tamerlán; éste recibió la visita de Clavijo, enviado extraordinario del rey de Castilla, Enrique III.

Clavijo hizo un relato de su estancia en Samarcanda que resultó ser extraordinariamente valioso. Timur Leng se disponía a atacar a China en el momento en que ésta se hallaba en el cénit de su poderío, durante la dinastía Ming, que había echado de sus tierras a los mongoles.

De todos modos, Timur Leng abrigaba el proyecto de conquistar aquel país en el nombre de Alá. De haber triunfado en su empresa, la cultura china se hubiera resentido de ello más que con la dominación mongola que, al fin y al cabo, respetó siempre las tradiciones locales, la religión y la cultura. Tamerlán no pudo realizar su sueño, pues la muerte le sorprendió en Otrar, cerca de Tachkent, en 1405. Sus hijos llevaron su cuerpo a Samarcanda.

El temperamento fanático y cruel de Tamerlán llevó consigo la destrucción de numerosos centros culturales de Oriente Medio.

Con todo, forjó un imponente imperio, dando unidad a elementos tan dispares como son los mongoles, los persas, los árabes y los turcos. Aunque el imperio se encontrase bajo dirección turca, poseía el dinamismo de los imperios mongoles. Después de la muerte de Tamerlán, su imperio conoció inmediatamente la decadencia.

Imagen de Bayaceto

Bayaceto sultan turco

Tamerlán pertenecía a la nobleza turca. Consiguió deshancar a la dinastía de los Jagataidas y hacerse proclamar emir de Transoxiana. Emprendió entonces una serie de sangrientas campañas y fundó un inmenso imperio. Uno de sus más feroces enemigos fue Bayaceto, sultán de los turcos otomanos, que amenazaba el imperio bizantino. Tamerlán venció a Bayaceto, pero su imperio decayó inmediatamente después de su muerte.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

 

La Vida de los Mongoles en la Actualidad Costumbres Religion

La Vida de los Mongoles en la Actualidad

Los mongoles, que en la Edad Media fueron el terror de numerosos pueblos, se encontraban en el siglo XIII al frente de un imperio que se extendía desde Rusia al océano Pacífico. Hoy día son un pueblo que vive en paz con todo el mundo, dedicándose principalmente a la ganadería. Bajo los auspicios de Rusia se implantó en el país un régimen comunista. La industria y los medios de transporte se han organizado sobre bases modernas.

Unos dos millones de mongoles viven todavía en Mongolia exterior, Estado que, tanto desde el punto de vista político como del económico, se organizaron a imagen y semejanza de la ex Unión Soviética. Además de ellos, hay unas decenas de millares de mongoles que viven en Mongolia interior, que forma parte del territorio chino. No hace mucho, los mongoles llevaban todavía una vida nómada en las estepas de Asia central. En este perpetuo errar, el caballo representaba un importante papel.

Al igual que en Tíbet, el lamaísmo budista y la vida monacal gozaban de gran favor entre los mongoles. Cerca de la mitad de la población pertenecía al grupo de los monjes o lamas. Tan sólo en Mongolia exterior hay no menos de dos mil seiscientos monasterios y capillas. En el curso de los dos últimos decenios la situación ha evolucionado. La actitud del régimen comunista ha forzado a los lamas a abandonar muchas de sus prerrogativas; desde entonces su
número ha disminuido notablemente.

Por otra parte, numerosos mongoles han abandonado su nomadismo pastoril para llevar una vida sedentaria. Se aplicaron planes quinquenales que permitieron el desarrollo de la industria y de las comunicaciones. Además, se extendió la enseñanza, a lo que contribuyó la fundación de una universidad en la capital, Ulan Bator. Líneas aéreas y de ferrocarriles unen la ciudad a las otras partes del país y con el extranjero.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/mongoles1.jpg

Hogar del nómada mongol:El pueblo mongol representa el 90% de la población de Mongolia. La imagen representa un gran ger o yurt tradicional levantado en una colectividad de pastores del desierto de Gobi. Las paredes de la tienda consisten en una estructura que forma un armazón sobre el que se atan almohadones de fieltro y lonas blancas. El tejado está sobre palos atados a una pieza redonda y un gran agujero, en la parte superior, propicia la salida del humo.

A despecho de todos los logros de la técnica moderna, la ganadería sigue siendo una de las principales actividades económicas de los mongoles. Dado que las estepas son pobres, los ganaderos se ven obligados a seguir a sus rebaños de unos terrenos de pasto a otros. El ganado se compone de caballos, yaks, camellos, cabras y ovejas.

Los mongoles viven en unas tiendas que llaman yurtas. Estas yurtas tienen una forma especial: son redondas y con el techo cónico. Están montadas con planchas de madera y palos, y cubiertas con fieltros y pieles. En el interior, alfombras de lana cubren el suelo, haciéndolas confortables; hay también numerosos objetos de uso diario confeccionados con cuero artísticamente trabajado. La yurta es, pues, una vivienda agradable que tiene la ventaja de poder desmontarse y ser montada de nuevo con toda facilidad.

Por otra parte, en estas estepas de clima continental pronunciado, ofrece excelente protección contra el frío. Tiene únicamente una entrada muy pequeña. Un fuego de boñigas de camello o de yak proporciona agradable temperatura. El humo escapa por un agujero practicado en la parte superior del techo cónico.

En verano, en cambio, la yurta no deja entrar el calor, y en su interior la temperatura es deliciosamente fresca. Muy sólida, resiste fácilmente las tempestades. Es muy espaciosa; una yurta de 4,5 m. de diámetro puede albergar hasta veinte personas.

Los mongoles, que llevan vida nómada, viven con mucha señf, cillez y se nutren casi exclusivamente de productos derivados del ganado que crían. No es que coman mucha carne, pues, pastores natos, sólo matan a sus bestias en caso de estricta necesidad. En cambio, si una de ellas enferma o muere, la comen. Se hace difícil creer que estos pastores apaciblessean los descendientes de aquellos mongoles que en la Edad Media fueron los dueños de un imperio que se extendía desde Rusia al océano Pacífico y que se había impuesto incluso en Europa central.

UN POCO DE SU HISTORIA… Sabemos, en efecto, que sus ansias de poder eran tales que llegaron a convertirse en el terror del continente eurasiático. Gengis Kan condujo sus tropas al asalto de Europa. En 1221 ordenó a uno de sus generales que marchara hacia el sur del mar Caspio. En la misma época, los mongoles obtenían en Rusia resonantes triunfos. Hay quien afirma que para celebrar sus victorias bailaban sobre unos grandes pisos hechos de tablas, debajo de los cuales sus prisioneros iban siendo aplastados lentamente.

Con sorpresa y alivio por parte de los pueblos sometidos, los mongoles volvieron a tomar la ruta del este, abandonando el sur de Rusia. Años más tarde, sin embargo, los mongoles, a los que también llaman tártaros, regresaron mandados por Batu Kan, nieto de Gengis Kan. Esto sucedía en 1241, y la invasión se parecía más a una emigración en masa que a una operación militar.

Las zonas meridional y central de Rusia fueron sometidas y entraron a formar parte del imperio de la Horda de Oro, cuya capital era Sarai, en el curso inferior del Volga. Este imperio iba a mantenerse hasta 1502.

Durante el siglo xm los mongoles penetraron también en China y la sometieron. Kublai Kan, otro de los nietos de Gengis Kan, convirtió a Pekín en la capital de su imperio. Fue también el fundador de la dinastía Yuan, que reinaría en China durante casi un siglo, de 1276 a 1368. Poco a poco, sin embargo, los mongoles experimentaron el ascendiente de pueblos más numerosos y hubieron de someterse a su vez a los chinos.

En el siglo XIX, los rusos les ayudaron en la acción que habían emprendido contra China. Esta ayuda rusa permitió que el movimiento de independencia mongol ganara en seguridad, pero sin que los chinos abandonasen Mongolia; en 1919 volvieron a ocuparla, ahogando así la voluntad de independencia de los mongoles.

El partido nacional-revolucionario, dirigido por Suje Bator, prosiguió la acción a pesar de todo, y en 1921, siempre con la ayuda de Rusia, Bator consiguió proclamar la independencia de Mongolia exterior. Tres años más tarde organizó a su país según el modelo de una república popular de inspiración comunista. Los diferentes sectores de la economía y los monasterios fueron nacionalizados, y el vasallaje, abolido.

En 1946 China cedió y reconoció a Mongolia exterior como Estado independiente. En cambio, los chinos siguen reivindicando Mongolia interior, situada más al sur. Para subrayar la unidad de este territorio con el resto de China, han derribado parte de la Gran Muralla, que separaba a Mongolia interior del territorio chino.

Mongolia exterior, el verdadero Estado mongol, es un país lleno de contrastes; la nueva capital ha sido concebida según el modelo de las ciudades rusas, con anchas avenidas e inmuebles de aspecto austero destinados a vivienda. Los habitantes de la ciudad parece como si acabaran de llegar del campo.

Verdad es que se implantaron los medios de locomoción más modernos, pero no es menos cierto que la tradición está fuertemente arraigada en el alma de los mongoles, por lo que no es de extrañar que, al igual que antaño, el caballo siga desempeñando un papel importante en la vida diaria de este pueblo. Los jóvenes participan en concursos hípicos para distancias de 30 a 40 km. Son pruebas a escala de las estepas. Mongolia exterior tiene una superficie de 1.500.000 km2 y se halla poco poblada. La mayor parte del país está, pues, sin explotar.

Sin embargo, los trabajos de irrigación han permitido abrir nuevas regiones a la agricultura. El trigo, la cebada y la avena son los más importantes cereales cultivados.

El subsuelo es también muy rico, pero apenas se ha iniciado su explotación. En la actualidad se desvenan unos yacimientos de oro cerca de Kobdo y otros de hulla cerca de Nalaikja. Mongolia posee también hierro, estaño y piedras preciosas.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Origen de los Pueblos Eslavos Los Mongoles

Origen de los Pueblos Eslavos – Mongoles y Normandos

Los eslavos son uno de los tres grandes grupos étnicos que poblaban la antigua Europa. A partir del siglo V se extendieron sobre gran parte de Europa y se mezclaron con los otros pueblos.

La introducción del cristianismo, y posteriormente del Islam, suscitó una escisión entre los diferentes grupos eslavos. Sin embargo, subsisten en ellos fuertes lazos por razón de su lengua y de que todos ellos forman parte del mundo comunista dominado por la Unión Soviética.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

LOS PUEBLOS ESLAVOS: En la llanura inmensa que hay al Este de Europa habitaban los pueblos llamados eslavos, de piel blanca como los germanos y los celtas, ojos azules claros, pelo rubio o castaños, que hablaban lenguas emparentadas con las restantes de Europa (griega, latina, celta, germánica).

Cuando los pueblos de lengua alemana (godos y vándalos), abandonando su país de origen al este del Elba, entraron en el Imperio romano, los eslavos se establecieron en aquellas comarcas que habían quedado desiertas.

Luego, avanzando hacia el sur, pasaron el Danubio, y como encontrasen el territorio devastado por la invasión, se instalaron en él. Entonces ocuparon toda la Europa oriental.

mapa rio elba y los rusos

Estaban divididos los eslavos en gran número de pequeños pueblos que tenían cada uno sus jefes.

Pero varios de ellos constituyeron grupos que hablaban la misma lengua y vinieron a ser más tarde naciones; los rusos en la parte occidental de la actual Rusia; los letos en Polonia; los tchecos en Bohemia, en el Imperio romano al sur del Danubio, los búlgaros y los serbios; en las montañas de detrás, los croatas.

Todo este territorio era pobre, cubierto de selvas o de pantanos. Los eslavos no tenían más que aldeas y fortalezas de madera.

Eran todavía bárbaros, vivían en pequeñas aldeas formadas por grupos de chozas, cultivaban mal el suelo y se alimentaban sobre todo con el producto de sus rebaños.

Peleaban a pie, mal armados, no teniendo para defenderse más que un pequeño escudo redondo, y por armas el arco y jabalinas. No podían resistir a una tropa montada.

Adoraban dioses representados por ídolos.

pueblos eslavos

Desde el siglo IX, estos pueblo comenzaron a convertirse lentamente. Unos, al este, fueron convertidos por monjes llegados de Constantinopla y se hicieron cristianos ortodoxos.

Los otros, al oeste, convertidos por alemanes, se hicieron católicos. Los pueblos eslavos se encontraron entonces divididos por la religión y así han permanecido.

Durante siglos, estos pueblos ,deconocidos llevaban en las estepas una vida primitiva.

Los romanos sólo se enteraron de existencia cuando supieron qué ellos fueron los primeros en ser sometidos por los Hunos a su llegada a Europa.

Después de la muerte de Atila, aproximadamente en el año 453d.C, los eslavos recobraron su  independencia, comenzaron a organizarse y al poco tiempo emigraron siguiendo tres distintas direcciones:

Eslavos Orientales: Algunas tribus eslavas se desplazaron hacia las estepas del este hasta los Montes Urales, constituyendo así los primeros poblados Rusos.

Allí continuaron llevando su vida primitiva hasta caer dominados los Normandos, pueblo germano de cultura muy superior. Éstos, venidos de Escandinavia remontando los grandes ríos, sometieron fácilmente a dichos eslavos, y los agruparon y organizaron políticamente así nacieron los primeros Principados Rusos, entre ellos, el de Kiev y el de Novgorod.

De inmediato se inician los primeros contactos con el Imperio Bizantino: hacia el año 950 el príncipe IGOR y su esposa OLGA se hicieron cristianos, y su nieto, el gran príncipe WLADIMIRO, hacia el a 1000 obligó a todos los rusos a bautizarse en masa.

Bizancio los proveia de maestros y de artesanos, y desde entonces los rusos se apropiar la cultura bizantina. Poco tiempo después había desaparecido tota mente la influencia germánica traída por los Normandos.

Eslavos trabajando la tierra
Eslavos trabajando la tierra

Eslavos Occidentales: Otras tribus eslavas, por el contrario, se dirigieron en dirección opuesta a la de los anteriores, hacia las zonas dejadas libres por los germanos que habían invadido el imperio romano: así originaron los pueblos Polacos, Checos, Eslovacos y Moravos.

Pero el avance eslavo pronto quedó detenido por los germanos. Derrotados y sometidos desde un principio, los recién llegados no aceptaron la cultura germánica que sus vencedores quisieron imponer, y desde entonces buscaron relacionarse con Bizancio.

Hacia el año 85 comenzó a llegar una nutrida corriente de maestros y artistas orientales entre los que se destacaron los dos legados imperiales, los obispo CIRILO y METODIO, creadores del alfabeto eslavo y que fueron lo verdaderos organizadores de estos pueblos.

Eslavos del Sur: La tercera rama eslava se dirigió hacia el sur, y por ello fueron llamados “Yugoslavos” en conjunto, aunque entre ellos se distinguían los Servios, los Croatas y los Montenegrinos. P

ero todas estas tribus débiles y poco organizadas, pronto cayeron bajo el dominio de otro pueblo invasor, de muy distinta raza, pero que también seguía en dirección al Imperio Bizantino.

Arte Eslavo

Arte Eslavo: Un Caballo Fabricado en Plata

Los Búlgaros: originarios del Asia, y también de raza mongólica. Los búlgaros habían llegado a Europa juntamente con los Hunos en calidad de pueblo sometido.

Liberados luego de la muerte de Atila, se dirigieron hacia el sur y al llegar a los Balcanes no tardaron en chocar con los Yugoslavos recientemente llegados.

Más organizados y de costumbres realmente feroces, fácil les fue a los Búlgaros dominar a los eslavos, pero admirados de su cultura superior, se fue fusionaron con ellos formando prácticamente un solo pueblo. Y entre todos se organizaron para luchar contra Bizancio.

En un primer intento, en el año 810 llegaron hasta las murallas de la capital, pero no pudieron rendirla y debieron retirarse con graves pérdidas.

Luego, las relaciones se volvieron más amistosas, y finalmente terminaron también por admitir la cultura bizantina, y desde luego, la religión cristiana.

Hacia el año 900, en el reinado de los zares BORIS I y su hijo SIMEON I, el poderio búlgaro llegó a su apogeo. Todos los Balcanes eran sus dominios, y hasta el Imperio de Oriente debió pagarles tributos.

Pero luego del año 1000, al entrar Bizancio en su período de máximo esplendor, se inició la decadencia de los “eslavos-mongoles”.

El gran emperador BASILIO II sometió duramente los Balcanes masacrando gran número de sus habitantes: por ello fue llamado “el Bulgaróctono” o matador de Búlgaros. Desde entonces estos pueblos quedaron definitivamente sometidos al Imperio Bizantino.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria2.jpg

AMPLIACIÓN DEL TEMA SOBRE LA HISTORIA DE LOS ESLAVOS

Al principio de su historia, gran parte del pueblo eslavo se hallaba sometido al yugo de los avaros, pueblo asiático que invadió Europa allá por el año 550. Pero, a su vez, los eslavos sometieron a otros pueblos; en particular, en el siglo vin, a los búlgaros, que acabaron incluso por renunciar a su propia lengua.

El territorio de su influencia, situado entre el Don y el Danubio, se transformaría más tarde en el primer Estado eslavo que tendría voz y voto en la organización europea del siglo IX.

Entretanto, los diversos grupos que formaban el pueblo eslavo se habían ido alejando más y más, tanto en lo que se refiere al terreno que habitaban como a sus costumbres. Esta disgregación se inició posiblemente ya hacia el año 500.

Esparcido entre muchos otros pueblos, como por ejemplo los germanos, los romanos, los ilirios y los tracios, fue absorbiendo características que le eran extrañas y que favorecieron la posterior formación de nuevos pueblos (polacos, checos, servios y rusos).

Aún después de haber desaparecido el peligro que representaban los avaros, el pueblo eslavo hubo de hacer frente a otros invasores, principalmente a los vikingos.

En el siglo IX se operó un gran cambio en la organización eslava.

Los eslavos trabaron conocimiento con la doctrina cristiana, y a partir de este momento se vieron más íntimamente ligados a la cultura europea, si bien ello contribuyó, a causa de la ruptura que se produjo en el siglo IX entre Roma y Constantinopla, a una mayor separación de los diferentes pueblos eslavos, pues mientras los de los Balcanes y de Rusia se acogieron a la Iglesia ortodoxa griega, otros, como por ejemplo los polacos, se convirtieron en católicos romanos.

Siglos más tarde, los turcos conquistarían los Balcanes, introduciendo allí el islamismo. Resultado de ello fue una nueva escisión entre los eslavos, una parte de los cuales se convirtió a la religión de Mahoma.

Finalmente, también la Reforma, en el siglo XVI, obligó al pueblo eslavo a dividirse de nuevo. Pero, a despecho de todas estas divisiones, gran parte de los eslavos se sentía todavía solidaria de los otros miembros de su grupo étnico, y en el siglo XIX este sentimiento de solidaridad se manifestó en el paneslavismo, movimiento cuyo objetivo era reagru-par a los diversos grupos de origen eslavo.

Rusia tuvo un papel importante en este movimiento, y después de la segunda guerra mundial la Unión Soviética favoreció la unidad política de los eslavos.

Casi todos los Estados eslavos, capitaneados por la Unión Soviética,comparten la ideología comunista; lo que no impide que, en ocasiones, algunos de ellos, como por ejemplo Yugoslavia, adopten una actitud claramente independiente.

Pero volvamos a sumergirnos en su historia antigua. Se sabe muy poco del modo en que vivían los antiguos eslavos. No conocían la escritura, y las excavaciones sólo nos han proporcionado algunas vasijas de barro, tumbas, las ruinas de alguna casa y otras cosas parecidas.

A partir del siglo VI, las referencias son más abundantes, pues en esta época las crónicas empezaron a interesarse por ellos, y mercaderes y viajeros exploraron su territorio.

Aunque bárbaras, las costumbres de los eslavos no parecen haber sido más crueles que las de cualquier otro de los pueblos de la época. El matrimonio se llevaba a cabo mediante el rapto o la compra, costumbre que persiste todavía en el folklore de ciertos pueblos eslavos.

Cuando el esposo moría, a menudo enterraban con él a la esposa. Si era persona importante sacrificaban también a sus esclavos y servidores, que compartían el sepulcro con su amo.

Las fiestas que organizaban con tal motivo duraban a veces varios días, y se celebraban en el lugar de la sepultura.

Según parece, los eslavos desconocían la propiedad personal, y todo, a excepción de los objetos estrictamente personales, pertenecía por igual a cada uno de los miembros del clan.

Un clan agrupaba a varias familias y se distinguía por su fuerte espíritu de solidaridad. La venganza era incluso obligatoria cuando alguien de otro grupo mataba a cualquiera que perteneciese a su clan. En música, y especialmente en artes decorativas, los antiguos eslavos llegaron a ser verdaderos maestros.

Antes de conocer el cristianismo los eslavos adoraban a las fuerzas de la naturaleza. Es muy poco, sin embargo, lo que conocemos de este culto. La mayoría de los grupos tenían sus propios dioses, aunque algunos de éstos eran adorados por varios de ellos.

Entre estos últimos citaremos a Pero, personificación del cielo, al que representaban en forma humana. En Kiev y en Novgorod se han encontrado imágenes suyas talladas en madera, con la cabeza de plata y un bigote de oro.

Carecemos de datos precisos sobre el aspecto físico de los primeros eslavos. Según el testimonio de escritores de principios de la Edad Media, eran de estatura mediana y de cabellos rubios.

Pero en el transcurso del tiempo, y debido a haberse mezclado con los habitantes de las regiones en las que se establecieron, dicho aspecto se modificaría sin duda.

A pesar de las diferencias de religión, existen aún hoy día fuertes lazos entre todos los pueblos eslavos. Todos ellos hablan idiomas derivados de la misma lengua materna y con numerosas características comunes.

Hasta el siglo IX la lengua de los pueblos eslavos fue un medio de expresión relativamente homogéneo.

Pero a partir de esta fecha los diferentes dialectos fueron desarrollándose hasta convertirse, a la larga, en las varias lenguas nacionales que, al igual que las derivadas del latín y del idioma germánico, pertenecen al grupo indoeuropeo.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Erik El Rojo En America Los Vikingos en Norteamerica Expediciones

Los Vikingos: Erik El Rojo En América

El pueblo navegante: Los registros arqueológicos más antiguos que aportan datos acerca de la actividad marítima de los vikingos, son unas pinturas efectuadas en los interiores de las cuevas de Noruega que datan del año 1500 a. C. Asimismo, en aquellos oscuros y húmedos sitios, se han encontrado tumbas de hombres enterrados junto a sus embarcaciones, símbolo indiscutible de prestigio social entre los pueblos navegantes.

Las naves construidas por los vikingos, los drakkars (dragones), se caracterizaban por su velocidad y capacidad de transporte. Estaban provistas de un mástil móvil que podía removerse en caso de necesitar trasladar la embarcación por tierra —por ejemplo, montada sobre troncos—y numerosos remos para navegar en aguas calmas.

La estabilidad y la habilidad para rnaniobrarlas en medios agitados se conseguían mediante la instalación de una pieza de madera en la parte inferior del barco, recurso novedoso en aquella época que luego sería conocido como «quilla». Este invento les permitió avanzar con seguridad en mares de corrientes rápidas y reducir las posibilidades de naufragio.

Entre otros conocimientos destacados de estos navegantes, se encontraban los astronómicos. Pese a no contar con instrumentos de medición ni orientación, los vikingos lograron situarse para atravesar el océano. Por el contrario, la escasa profundidad de las naves les permitía recorrer las costas a pocos kilómetros de distancia, vigilar los acontecimientos de tierra firme y efectuar un eventual desembarco veloz. Para este último fin, las naves contaban con bordas de reducida altura que, durante las tormentas, vulneraban su estabilidad. La inundación de los barcos era una de las principales causas de muerte de los marineros vikingos.

Las expediciones atlánticas: Uno de los componentes culturales que permitieron el avance prematuro hacia territorios desconocidos y alejados, fue la influencia de las tradiciones orales en la toma de decisiones de los colonos, Pues existía una creencia arraigada en este pueblo acerca de los beneficios que la exploración de nuevos y lejanos territorios traería para todos, a diferencia de las poblaciones que relacionaban lo desconocido con lo temido o amenazante.

Desprovistos de prejuicios, los Vikingos se aventuraron a traspasar constantemente los límites marinos y esta vanguardia les permitió descubrir nuevas tierras.

Por ejemplo, en el año 870, los navegantes del Norte rodearon la Península Escandinava y continuaron hacia el Este y traspasaron por más de 200 kilómetros el límite virtual del Círculo Polar Ártico. Hacia fines de esa centuria, lograron colonizar Islandia e instalar asentamientos de colonos. Durante los dos siglos posteriores, se embarcaron con rumbo Norte en el océano Atlántico.

En el año 982 partió desde Islandia una embarcación al mando del explorador Erik Thorvaldsson (950-1001), conocido como «Erik el Rojo», que avanzó hacia el Oeste. Tras varios días de navegar, la expedición divisó una gran isla que denominó Gronland (tierra verde), no por las características de su geografía sino debido a su intención de fomentar el poblamiento del nuevo territorio. Desde este enclave, los navegantes se dirigieron a las tierras americanas, hasta el momento desconocidas para Europa.

Las leyendas del Nuevo Mundo: El primer desembarco dejos vikingos en América ocurrió en la isla de Terranova ubicada en la región oriental del actual territorio canadiense Los navegantes del Norte la denominaron Vinland (tierra de vino), debido a la identificación de plantas de vid en la zona donde se instalaron durante el siglo XI.

El principal registro arqueológico de aquel poblamiento fue descubierto en 1960 por el explorador noruego Helge Marcos Ingstad (1899-2001) y su compatriota y arqueóloga Anne Stine (1918-1997). Estaba compuesto por los vestigios de nueve viviendas y numerosas herramientas de estilo vikingo.

Erik el Rojo en América

Erik el Rojo en América

Así en el año 1000 d.C. Leif Erikson, hijo de Eric el Rojo, junto a 35 hombres en una sola embarcación, emprendió una expedición a unas tierras al oeste de Groenlandia, sobre las que había oído de boca de un comerciante llamado Bjarni Hergolfsson que las había visto pero no había podido desembarcar en el año 985 o 986.La primera tierra que encontraron fue la gran Isla de Baffin, a la cual llamaron Helluland o tierra de la piedra lisa. Al no gustarles este desolado paraje siguieron rumbo al sur y, tras algunas semanas de navegación, hallaron una tierra cubierta de bosques, y desembarcaron en una hermosa playa, con toda probabilidad aquellas tierras eran la península del Labrador, a la que ellos denominaron Marklandia.Siguiendo al sur, la expedición encontró una nueva tierra en la cual se adentraron teniendo contactos cruentos y pacíficos con sus pobladores a los que llamaron skraellings (enanos en nórdico), en esta tierra abundaban las verdes praderas, ríos salmoneros e incluso viñedos a la que llamaron Vinlandia, la actual Terranova. En esta última tierra la expedición levanta las Casas de Leif (Leifbudir).

Según la leyenda, había existido un mercader que recorría con frecuencia la distancia que separaba Islandia de las colonias groenlandesas. En cierta ocasión, una tormenta le hizo perder el rumbo a su embarcación y tras varios días de permanecer a la deriva, alcanzó tierra desconocida. Al regresar a Islandia, el comerciante describió su experiencia al explorador Lief Eriksson (fines siglo X,principios siglo XI), hijo de Erik el Rojo, que llegó a la tierra nueva alrededor del año 1000.

El navegante organizó una expedición que partió de Groenlandia y llegó a la isla de Baffin, cuyo paisaje desoladór y pedregoso lo motivó a continuar navegando hacia el Sur. Semanas más tarde, la costa verde de la península del Labrador recompuso sus perspectivas y pocos días más tarde desembarcaron en Terranova.

Este primer asentamiento europeo en América —denominado Liefbudir: «las casas de Lief»— motivó la llegada de numerosos colonos vikingos atraídos por la abundancia del salmón y la extensión de los pastizales. El campamento —localizado en el extremo norte de la isla de Terranova y posteriormente bautizado como L’Anse aux Meadows: «la ensenada de Meadows»— estuvo en actividad durante algunas décadas.

Las conflictivas relaciones con los nativos americanos provocaron que los vikingos no pudieran sostener su permanencia en el nuevo territorio y decidieron abandonarlo. Su larga tradición como saqueadores y atacantes de otros pueblos no les permitió sustentar la convivencia el hermano de Lief, entre otros, fue una de las víctimas fatales de los encuentros hostiles con los pobladores originarios.

Las relaciones entre los pueblos determinaron que los vikingos abandonaran el proyecto colonizador puesto que tras varios intentos frustrados por el enfrentamiento, dieron por finalizada la empresa expedicionaria.

Hacia el año 1010, un nuevo intento por asentarse en la nueva tierra derivó en un conflicto entre dos facciones vikingas que luchaban por apoderarse de «las casas de Lief», las primeras viviendas europeas en América. Solo una de las dos embarcaciones que habían partido desde Groenlandia regresó colmada de madera y vides al puerto del Atlántico norte.