Origen de los Tsunamis

Tsunami de Indonesia Causas y Consecuencias El Anillo de Fuego

Tsunami de Indonesia Asia – Causas y Consecuencias

Uno de los sucesos que más fresco está en la memoria fue el tsunami del 26 de diciembre de 2004. Un terremoto a 4.000 metros de profundidad en el océano Índico, a unos 260 kilómetros al oeste de la costa de Aceh, Indonesia, que llegaría a los 9 grados de la escala Richter, ocasionó una cadena de tsunamis que borraron literalmente del mapa islas, playas y poblaciones, que quedaron sumergidas en una densa capa de lodo y agua. Murieron cerca de 300.000 personas.

El fenómeno, de proporciones increíblemente devastadoras, afectó a m de 5 millones de personas. En marzo de 2005 se calculaba que más de un millón de personas quedaron sin hogar y que unas 300.000 de todas las nacionalidades (numerosos turistas pasaban en la zona sus vacaciones de Navidad) habían perdido la vida en una docena de países, la mayor parte de ellas, un 170.000, en Indonesia, pero también miles en la India, Sri Lanka y Tailandia.  (ver el sexto sentido de los animales)

Cualquier movimiento de suelo en una escala mayor a 7 en la escala de Richter está considerado muy peligroso, por todos los destrozos materiales que puede provocar y la cantidad de victimas mortales. Este terremoto submarino es el segundo mas grande de la historia, casi superando al ocurrido en Valdivia Chile , en 1960, , cuya intensidad fue de 9,6.

El terremoto que generó el gran tsunami del Océano Índico de 2004 se estima que han dado a conocer la energía de 23.000 bombas atómicas de Hiroshima (unos 500 Megatones) y tipo, según el Servicio Geológico de EE.UU. (USGS). Al final del día más de 150.000 personas fueron muertas o desaparecidas y millones más se quedaron sin hogar en 11 países, por lo que es tal vez fue el tsunami más destructivo de la historia.

El epicentro del sismo de magnitud 9,0 se corresponden con el Océano Índico cerca de la costa oeste de la isla Indonesia de Sumatra, según el organismo internacional (USGS) que monitorea terremotos en todo el mundo. El movimiento violento de las secciones de la corteza de la Tierra, conocidos como placas tectónicas, el desplazamiento de gran cantidad de agua, el envío de potentes ondas de choque en todas las direcciones.

El terremoto fue el resultado del deslizamiento de la porción de la corteza terrestre que se conoce como la placa de la India bajo la sección llamada la placa de Birmania. El proceso ha estado ocurriendo durante miles de años, una placa de empuje contra el otro hasta que algo tiene que ceder.

El resultado del 26 de diciembre fue una ruptura de las estimaciones del USGS fue más de 1.000 kilómetros de largo, desplazando el fondo del mar por encima de la ruptura de tal vez 10 metros a varios metros de forma horizontal y vertical. Eso no suena como mucho, pero los billones de toneladas de roca que se movieron a lo largo de cientos de millas del planeta causado a estremecerse con el terremoto de mayor magnitud en 40 años.

Sobre el lecho del mar desplazado o quebrado, el gran volumen del océano se desplaza a lo largo de la línea de la ruptura, iniciando la creación de uno de los fenómenos más letales de la naturaleza: un tsunami. En cuestión de horas las enorme olas asesinas que se irradian en la zona del terremoto golpeó la costa de 11 países del Océano Índico, arrebatando a la gente al mar, otros ahogados en sus casas o en las playas, y la propiedad la demolición de África a Tailandia.

En las zonas más afectadas, en medio del desastre, los supervivientes tuvieron que enfrentarse desde el domingo a nuevos temblores. La noche del miércoles 29 se registraron seis réplicas del terremoto, la mayor de 6,2 grados magnitud, que volvieron a aterrorizaron a miles de damnificados que pasan la noche en tiendas proporcionadas por el Ejército.

Los tsunamis grandes han sido relativamente raros en el Océano Índico, al menos en la memoria humana, pues son más frecuentes en el Pacífico. Pero todos los océanos ha generado los flagelos. Muchos países están en riesgo. De todas maneras Indonesia pertenece a una zona llamada «Anillo de Fuego del Pacífico», un área de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría de baja potencia. El aumento de la actividad sísmica de características severas desde 2004 ha generado preocupación en la comunidad científica.

El tsunami del Océano Índico viajó hasta casi 5.000 kilómetros llegando a África  con fuerza suficiente para matar gente y destruir propiedades.

Un tsunami puede ser inferior a un pie (30 centímetros) de altura sobre la superficie del océano abierto, por lo que no son percibidas por los marineros. Pero el pulso de gran alcance de la energía se desplaza rápidamente a través del océano a cientos de kilómetros por hora. Una vez que un tsunami llega a aguas poco profundas cerca de la costa es más lento. La parte superior de la onda se mueve más rápido que la parte inferior, haciendo que el mar aumentará drásticamente.

El tsunami del Océano Índico provocó olas de hasta 5 metros en algunos lugares, según informes de prensa. Pero en muchos otros lugares testigos describieron una rápida alza de los océanos, más como un río muy poderoso o una inundación que el avance y el retroceso de las olas gigantes.

Los tsunamis son enormes olas generadas, principalmente, a partir de terremotos localizados en el mar y, en algunos casos, a partir de erupciones volcánicas o de deslizamientos de tierra submarinos. Las sacudidas provocadas por estos eventos pueden, en ocasiones, originar grandes olas que arrasan todo lo que encuentran a su llegada a las zonas costeras. Las olas generadas en un tsunami pueden alcanzar velocidades de 800 km/h y recorrer grandes distancias. La prevención de los efectos dañinos de los tsunamis pasa por la construcción de diques y barreras de desvío, como se ha hecho en Japón, pero estas obras son tremendamente costosas y degradan el paisaje. Por otra parte, veintidós países de la región del Pacífico han puesto en marcha un sistema de alarma para desalojar las zonas ante la posible aparición de este fenómeno y reducir los efectos.

Keny E. Sieh (1952)
Kerry SiehGeólogo y sismólogo estadounidense. Fue quien predijo el maremoto de Sumatra que ocurrió en diciembre de 2004 causando la muerte de más de 200.000 personas en varios países de Asia.

Actualmente es el director fundador del Observatorio Tierra de Singapur, que tiene :omo objetivo llevar a cabo investigación básica y aplicada relacionada con terremotos, tsunamis, erupciones y riesgos climáticos  

El geólogo californiano Kerry Edward Sieh lleva varios años estudiando la falla frente a la costa del oeste de Sumatra y ef comportamiento de los corales en busca de información sobre los terremotos. Para este hombre la llegada de un desastre sísmico en el océano índico era sólo cuestión de tiempo.

Ahora Sieh y otros especialistas temen que sea apenas el comienzo de una serie de catástrofes. Según Kerry, lo peor todavía no ocurrió. La posibilidad de un nuevo terremoto de magnitud 8,8 seguido de un tsunami es casi una certeza en el curso de la próxima década, augura Sieh. «Hay auténticas bestias tectónicas en el mundo, pero la falla de subducción paralela a Sumatra es un tigre. Atacará con toda seguridad.»

La Falla de San Andrés
Antes de establecerse en Singapur, Sieh dedicó sus primeros años de investigación al análisis de las capas geológicas y los accidentes geográficos de la falla de San Andrés para comprender la frecuencia y la regularidad con que se producen los grandes terremotos en el sur de California. Para ello, estudió los árboles, los sedimentos y los viejos lechos de corrientes y lagos que se encuentran a lo largo de la falla de San Andrés en Patlett Creek, cerca de Palmcla-le, California.

Gracias a un minucioso trabajo en equipo y al registro de las evidencias de diferentes rupturas encontradas fue posible identificar una docena de terremotos históricos. El trabajo de exploración llevado a cabo en Pallett Creek sirvió también para descifrar que la ruptura se ha venido repitiendo, en promedio, cada 130 años durante los últimos 1.500 años. Sin embargo, los intervalos reales han variado mucho, desde menos de 50 años a más de 300 lo cual hace muy difícil hacer pronósticos certeros. El problema parece estar en la complejidad de la geología de la Tierra.

California abriga docenas de fallas importantes, pera también está llena de otras más pequeñas. Por lo tanto, ante cada terremoto se vuelve a acomodar la deformación en las fallas, aliviando la deformación en una e incrementándola en otra.

El resultado es una historia caótica de terremotos imprevisibles en lugar de un ciclo sísmico perfectamente uniforme que opere con regularidad y precisión. En consecuencia, tos sismólogos deben apoyarse en las probabilidades estadísticas a! hacer afirmaciones acerca del futuro.(Fuente: Revista Gran Atlas de la Ciencia – National Geographic, Terremotos y Tsunamis)

Ver: Terremotos Históricos

Erupcion Volcanica del Nevado Ruiz Tragedia en Colombia

Erupción Volcánica: La Tragedia  del Nevado Ruiz

En ocasiones, los distintos procesos naturales pueden producirse de manera violenta. Las fuerzas naturales se desatan, afectan a los asentamientos humanos y las actividades económicas, produciendo una catástrofe o desastre natural. Se denomina riesgo natural a la posibilidad que tiene un espacio geográfico de sufrir las consecuencias violentas de un proceso natural; por ejemplo, San Juan y Mendoza tienen alto riesgo sísmico.

En América, los complejos procesos de la naturaleza generan diversas catástrofes naturales: Erupciones volcánicas, en particular en el llamado cinturón de fuego del Pacífico, que coincide con las altas cordilleras del oeste.

La erupción volcánica del Nevado del Ruiz

El caso de Nevado del Ruiz debe ser una lección para todos los gobiernos. Los estados tienen que desarrollar tecnologías que permitan enfrentar los riesgos: estudios científicos sobre los fenómenos naturales, mapas de riesgos, instrumental para medir las fuerzas de la naturaleza.

También, tienen la obligación de preparar a la población que vive en áreas de riesgos naturales para enfrentar esos desastres, brindándole información que le permita saber cómo actuar en tales casos, y así disminuir la pérdida de vidas humanas. Las escuelas pueden colaborar con la función informativa en estas situaciones.

ciudad de armero erupción del nevado ruiz

Casi un año antes de la tragedia, la cumbre del volcán había empezado a inquietar a los científicos, a las autoridades y a los habitantes de la zona de influencia. A las emanaciones de gases, vapores de agua y algunos flujos de magma siguieron trepidaciones más frecuentes de la montaña nevada que finalmente rugieron tras una fuerte emisión de cenizas y arenas.

Pero una evacuación era muy costosa. Hubo largos debates teóricos y, algunas horas antes del drama, una interminable reunión de las autoridades regionales, donde al final no fue tomada ninguna decisión. La comunidad de Armero no estaba preparada. Apenas visible cuando el tiempo es claro, el Nevado no era considerado como una amenaza y las destructivas avalanchas de lodo de los siglos pasados habían sido olvidadas.

El 13 de noviembre de 1985 el cráter Arenas de la cadena volcánica Nevado del Ruiz, entró en erupción sepultando a 25.000 pobladores de Armero, un pueblo agrícola de los Andes colombianos. En esa noche  se generó la mayor tragedia natural en toda la historia del país: Armero desapareció y el 90% de sus 25.000 habitantes murieron sepultados 200 kilómetros al oeste de Bogotá.

El volcán se hallaba apagado desde 1845, y su última actividad volcánica de magnitud se había producido cuatro siglos atrás. En los días anteriores, los geólogos habían anunciado que el deshielo que se produciría al entrar en erupción el volcán, podría tener graves consecuencias.

En efecto, el calentamiento provocado por las emanaciones de gases y cenizas del volcán originaron el deshielo de los glaciares que coronaban el cráter del Nevado. Las cenizas del volcán fundidas con el hielo, conformaron torrentes de lodo y rocas que aplastaron al asentamiento ubicado en el valle, por donde se encauzó la corriente. El lodo se solidificó sepultando a los sorprendidos pobladores.

Como una tromba apocalíptica, más de 350.000 metros cúbicos de lodo, rocas, árboles y animales aumentaron paulatinamente el caudal de esa masa que se inició a 5.400 metros de altura sobre el nivel del mar, descendió por la cordillera andina, arrastró todo a su paso y llegó a los llanos del departamento del Tolima.

El gobierno colombiano no pudo rescatar los cadáveres y declaró al área campo santo, es decir, un cementerio común. El problema se agravó cuando los médicos anunciaron la existencia de un alto riesgo de epidemias, por la ausencia de agua potable.
La ciudad blanca, como se conocía a Armero, por estar ubicada en un área de plantaciones de algodón, fue borrada del mapa por el efecto devastador de la catástrofe. La destrucción también alcanzó a las fincas rurales vecinas donde se cultivaba café, maíz y sorgo, y se criaba ganado.

Las cadenas de TV retransmitieron durante tres días la agonía de la pequeña Omayra Sánchez, de 13 años, sumergida hasta el mentón en lodo, atrapada entre los escombros de su casa. Hablaba con los socorristas.
No se quejaba. Agonizó 60 horas en el fango y murió finalmente víctima de la gangrena gaseosa.

FUE INESPERADA LA ERUPCIÓN DEL NEVADO RUIZ?: La amenaza natural representada por la posibilidad de erupción del Nevado del Ruiz (y su efecto secundario, el lahar) no eran desconocidos en Colombia: Armero ya había sido sepultada por otro flujo de lodo en el año 1845,y el 70 % de su población había perecido. Sin embargo, Armero volvió a ser construida sobre el lodo sólido.

Por otra parte, la erupción que destruyó Armero en 1985 tampoco fue imprevista e inesperada. Científicos colombianos y expertos internacionales habían identificado actividad sísmica y anomalías en el volcán desde al menos un año antes de la catástrofe. Más aun, se habían detectado erupciones de mayor intensidad, sin consecuencias para las poblaciones de las laderas.

Esto demuestra el conocimiento que se tenía de la actividad del volcán y el aprendizaje de experiencias previas, inclusive de erupciones ocurridas en otros volcanes cubiertos con nieve (como, el Monte Santa Helena, en EE.UU., que entró en erupción en 1982). La erupción que desencadenó los torrentes de lodo en el Ruiz fue relativamente pequeña: solamente arrojó cerca de 5.000.000 m3 de magma. Sin embargo, esta cantidad de magma generó unos 60.000.000 m3 de lahares, que contenían unos 20.000.000 m3 de agua. Estas cifras señalan el especial cuidado que requiere, para el futuro manejo de esta amenaza, la consideración de erupciones de pequeña y mediana intensidad en volcanes cubiertos de nieve.

El desastre de Armero no fue provocado por una erupción sin precedentes del Nevado del Ruiz, ni por el desconocimiento de la amenaza; tampoco puede atribuirse sencillamente a la fatalidad. En esa oportunidad, se conjugaron factores relacionados con el estado de la sociedad expuesta, sobre todo con la lentitud, la excesiva burocracia y la indecisión de las autoridades; basta decir que se dio la orden de evacuación cuando el lahar ya estaba sobre Armero.

No es posible atribuir la catástrofe a la fatalidad: el Nevado del Ruiz registra actividad volcánica de distinto tipo desde que se tiene noticia. Luego de la erupción de noviembre de 1985, nuevos episodios sucedieron sin que hayan sido afectados bienes o personas. Sin embargo, esto no implica que no sea necesario monitorear constantemente la actividad del volcán, a fin de conocer la amenaza con la mayor precisión posible.

Lago contaminado con Gas Desastre Natural En Camerún Africa

Lago Contaminado en Camerún
con Gas Desastre Natural

Un desastre natural es aquel fenómeno que excede un nivel determinado de normalidad. En ocasiones, los distintos procesos naturales pueden producirse de manera violenta. Las fuerzas naturales se desatan, afectan a los asentamientos humanos y las actividades económicas, produciendo una catástrofe o desastre natural.

Se denomina riesgo natural a la posibilidad que tiene un espacio geográfico de sufrir las consecuencias violentas de un proceso natural; por ejemplo, San Juan y Mendoza tienen alto riesgo sísmico. Sus consecuencias son  trastornos en los patrones normales de vida, ocasiona pérdidas humanas, materiales, y económicas debido a su impacto sobre poblaciones, propiedades, instalaciones y en el medio ambiente.

Para el caso que tratamos en esta nota, decimos que las erupciones de CO2  son una preocupación seria, porque el dióxido de carbono ya ha causado erupciones mortales. En 1986, una de tales erupciones causadas por CO2 en el Lago Nyos de Camerún mató a mas de  1.700 personas, así como animales en el área.

En 1986, el lago Nyos desata una cantidad de un poderoso gas en forma de dióxido de carbono. La nube de gas llega a un pueblo cercano al lago, en el que mató a más de 1700 habitantes asfixiándolos a causa del denso gas. En esta erupción, algunas personas murieron a una distancia de más 25 km del lago.

Se notó un cambio en el color de piel de los cadáveres a causa del contacto el gas, lo que llevó a los científicos a pensar que la poderosa nube pudo haber contenido un ácido disuelto. Dentro de los afectados, también se encontraron animales y la vegetación de los alrededores del lago. Cuando el gas llega a la superficie del lago, causa una enorme explosión dando como resultado un tsunami que alcanza un altura de 5 metros.

Los gases llegan a la superficie de la Tierra al filtrarse a través de los manantiales naturales. Como en la mayoría de los lagos, el dióxido de carbono se libera lentamente a la atmósfera cuando la temperatura del agua y la presión del agua permite que esto suceda. El agua caliente en el fondo de un lago sube a la superficie y esto es lo que se conoce como el volumen de negocios del lago. El aumento en las aguas del fondo provoca una liberación segura de dióxido de carbono.

La liberación de gas en el lago Nyos no sucedió de la forma acostumbrada. El lago tiene un fondo muy profundo y que se mantiene frío. Con la ausencia de agua caliente, el agua en el fondo del lago no se eleva y sin volumen de negocios en el lago Nyos, los gases quedan atrapados en el fondo y se liberan cuando hay una acumulación importante de presión ascendente. Una explosión también puede ocurrir cuando el lago se activa por eventos tales como terremotos, tormentas, o deslizamientos de tierra.

El 21 de agosto de 1986, entre las 9 y las 10 pm., el lago Nyos repentinamente liberó grandes cantidades de dióxido de carbono que resultó ser fatal. El dióxido de carbono es más pesado que el aire y no puede elevarse fácilmente por lo que esta nube de gas venenoso se deslizó por las laderas del cráter y superó por debajo del valle. Como resultado, todos los organismos que viven dentro de los 15 kilómetros de Lago Nyos murió de asfixia.

La  nube de gas liberado del lago Nyos mató a 1.746 personas de Kam-Nyos, Subum, Cha, y otros pueblos. La erupción principal del gas fue acompañado por un tsunami con una altura de ola de unos 20 mt. Más de 3.000 animales murieron y la gente que vivía fuera del radio de 15 millas del lago Nyos se vieron afectados por problemas respiratorios, lesiones y parálisis.

El lago, que una vez fue clara de color azul se convirtió en marrón y lleno de lodo después de la explosión.

Después de una extensa investigación, se propuso que la colocación de columnas de desgasificación en el lago Nyos obligaría a la liberación de gases desde el fondo del lago. En 1995, un equipo francés de científicos e ingenieros demostrado la viabilidad de este proceso mediante la colocación de un plástico de gran pila en el lago Nyos. El experimento fue un éxito porque el gas y el agua echado de la tubería. En 2001, las columnas permanentes se colocaron en el lago Nyos y sigue ayudando a reducir la cantidad de dióxido de carbono en el agua.

En 2008, el lago Nyos fue nombrado el lago más mortal por el Guinness World Records.

Huracan Katrina Consecuencias Desastres en Estados Unidos

Huracán Katrina y sus Consecuencias
Desastres Naturales en Estados Unidos

Fue un desastre natural de magnitud sin precedentes: 1.836 muertos, el 80 por ciento de Nueva Orleans bajo el agua, 1,1 millones de desplazados, y $ 81 mil millones de dólares en daños y perjuicios. Los esfuerzos iniciales de socorro estaban desorganizados, y la policía no pudo controlar la violencia que en los días posteriores, cuando  el cielo se despejó.

Los esfuerzos de recuperación han atraído a nuevos residentes, nuevas industrias a la deriva a la región, y las escuelas charter innovadoras han reemplazado a muchos no las escuelas públicas. Persisten los retos: las partes de la ciudad – incluyendo el Lower 9th Ward – están en su mayor parte vacías, existe una falta de viviendas asequibles, y el riesgo de inundaciones sigue siendo alta. Pero con su nuevo alcalde, la continuación del apoyo financiero, y el espíritu inquebrantable de la gente de Nueva Orleans, esta joya cultural puede brillar algún día aún más brillante que antes.

 

La localidad más devastada fue Nueva Orleáns. Construida en su mayor parte bajo el nivel del mar, el 80 por ciento de la ciudad quedó sumergida en un pantanal de agua sucia, hasta una profundidad de 6 metros en algunos lugares, al reventarse los diques y canales que la surcan y que no pudieron soportar la fuerza del agua que venía del lago Pontchartrain. Las calles se llenaron de cadáveres flotando y miles de personas se vieron obligadas a refugiarse en los tejados de sus casas.

El huracán Katrina fue el más costoso de los ciclones tropicales en el Atlántico, azotó la región de la costa del golfo de los Estados Unidos el 28 de agosto de 2005. Varias personas perdieron la vida y muchos se quedaron sin hogar. El daño ambiental y las amenazas graves para la salud pública fueron los otros resultados del huracán Katrina. Fue registrado como el sexto huracán más fuerte hasta la fecha. Entre las zonas afectadas, la devastación más grave ocurrió en Nueva Orleans, Mississippi y Louisiana. Los graves efectos devastadores del huracán Katrina se debieron  sobre todo a las inundaciones, como podemos ver en la foto arriba.

Huracán Katrina: Efectos económicos:  Según el Bureau of Economic Crisis (BEA), el impacto económico global del huracán Katrina se estimó en unos 150 millones de dólares, y se lo considera el desastre natural más caro en la historia de los Estados Unidos. Los principales factores que contribuyeron a ese impacto económico es debido a la producciónde petróleo, las exportaciones de alimentos, el turismo y otras formas de comercio y los negocios propios de la zona.

La costa del Golfo ha contribuido cerca de un 10 por ciento del suministro de petróleo de la nación, el cual fue alterado por el huracán Katrina. Como resultado, el petróleo y el precio de la gasolina se disparó. Por suerte, ningún daño catastrófico se ha producido en la infraestructura petrolera y por lo tanto, la situación se mantuvo bajo control dentro de los siguientes 9 meses. Además de la perturbación en la economía nacional, un daño a las propiedades públicas y privadas también han contribuido a los efectos globales económico del huracán Katrina.

Huracán Katrina: Efectos Ambientales : Los daños y amenazas ambientales en la salud pública fueron los efectos más duraderos y peligrosos del huracán Katrina. Los residuos industriales, los derrames de petróleo, las aguas residuales del hogar, productos químicos tóxicos y otros contaminantes peligrosos se habían desparramado en las zonas directamente afectadas, así como las regiones vecinas. El agua contaminada que desbordó las zonas residenciales causó efectos en la salud a largo plazo en los seres humanos, animales y otros habitantes de la zona. También dio lugar a la contaminación de las reservas de agua subterránea, que es una importante fuente de agua potable.

Los estudios revelaron que las muestras de agua de las crecidas contienen altas cantidades de la bacteria E. coli, los desechos médicos, las aguas residuales, petróleo, plomo tóxico, cromo hexavalente y el arsénico, junto con las partículas. Como una estrategia para prevenir las complicaciones graves de salud, las tuberías de agua del hogar fueron  reemplazados por nuevas. Aunque se alegó que los derrames de petróleo había sido limpiado por completo, los ecologistas opinan que los efectos del huracán Katrina seguirá afectando a la ecología y la biodiversidad desde hace muchos años.

Huracán Katrina: Efectos sociales: Las consecuencias del huracán Katrina, revelan que más de 1.800 personas perdieron la vida debido a este desastre. Además, cientos de personas quedaron sin hogares, empleos y seguridad social. La mayoría de las personas que residen en la costa del Golfo han tenido una historia diferente que compartir acerca de los efectos del huracán Katrina. La mayoría de ellos habían perdido a familiares y parientes. Hubo falta de alimentos, el agua y la higiene sanitaria y muchos están sufriendo las secuelas  por el estrés emocional y psicológico.

Riegos de Vivir Cerca de Volcanes