El Oro y el Hombre

Plataforma Petrolera Funcionamiento Caracteristicas La Vida en el Mar

Plataforma Petrolera Funcionamiento y Características

Existen grande construcciones civiles de acero a las que no se les puede negar valores formales de notable interés y una incidencia excepcional sobre la transformación del paisaje (que por fortuna no siempre es degradación).

En este aspecto, la plataforma de barrenado de la BP en el mar del Norte entra, sin duda,, dentro de la categoría de estas realizaciones.

Plataforma Petrolera Funcionamiento Caracteristicas La Vida en el MarCuando, pocos minutos después de las 7 de la tarde del miércoles 3 de julio de 1974, en aguas de Gran Bretaña, el Graythorp I de la BP fue situado en aguas profundas, a 110 millas de Aberdeen, se asistió a un gran acontecimiento en el campo de la ingeniería marina.

Para los pocos privilegiados que siguieron el acontecimiento, la instalación de esta estructura constituyó una visión verdaderamente espectacular.

La historia de estas plataformas está estrechamente vinculada, como es natural, a la otra historia, relativamente reciente, de la exploración y explotación de los yacimientos petrolíferos existentes en los fondos marinos.

Los hidrocarburos líquidos (petróleo) y gaseosos (metano) constituyen la principal fuente de nuestra civilización industrial.

Pero las reservas de «oro negro» de los yacimientos terrestres hasta ahora conocidos se encuentran en vías de rápido agotamiento.

Y de ello se saca una conclusión a todas luces evidente: si no se encuentran y se explotan nuevos yacimientos, la colosal maquinaria de la civilización industrial se quedará sin «carburante» dentro de cuarenta o cincuenta años como máximo.

Por otra parte, de momento no parece muy probable que la nueva fuente de energía, la nuclear, pueda sustituir totalmente a los hidrocarburos en tan breve espacio de tiempo; de ahí la necesidad absoluta de intensificar las exploraciones de nuevos yacimientos.

Y en este aspecto ya no queda otro recurso que efectuarlos en el fondo de los mares y de los océanos, ya que la superficie terrestre ha sido explorada con tal fin a todo lo largo y a lo ancho de las zonas accesibles.

Así empezó, en la última posguerra, la era de las exploraciones de hidrocarburos llamadas off-shore, término inglés, hoy día de uso internacional, que podría traducirse por «costa afuera».

Las exploraciones off-shore se realizan en franjas de mar costeras, donde los fondos son más idóneos para este fin y las comunicaciones con tierra firme más fáciles.

En la práctica, la técnica actual de las exploraciones off-shore permite la prospección de casi toda el área de las «plataformas continentales», entendiendo con este término el «zócalo», el ligero declive, en el que una tierra emergida se hunde gradualmente en el mar.

Es una zona muy amplia, calculada en 28 millones de km2. Sólo una parte de ella (7 millones de km2) ha sido explorada hasta ahora con tales fines. Sin embargo, ya en 1970, los hidrocarburos extraídos del fondo del mar constituían el 20 % del total mundial.

La primera plataforma de perforación fue instalada en 1947 en el golfo de México.

Pero el acontecimiento más importante de estos últimos años en Europa, respecto a la citada exploración de hidrocarburos en los fondos marinos y que ha llamado la atención de la opinión pública mundial es, sin duda alguna, el realizado en el mar del Norte.

Tras el «boom» del metano de Groninga, Holanda, los geólogos empezaron a sospechar que también bajo las tempestuosas aguas del mar del Norte pudieran ocultarse yacimientos de metano y de petróleo.

Y si el depósito de gas de Groninga estaba considerado como el más importante hasta ahora conocido en el mundo occidental, la certeza de que pudiera ocurrir otro tanto en el mar del Norte dependía de los resultados de las exploraciones de los expertos de todo el mundo que allí se habían reunido.

El mar del Norte cubre casi por entero un banco continental formado por un espesor considerable de roca sedimentaria, y es precisamente en este tipo de roca, que a lo largo de los tiempos llenó las cuencas sedimentarias formadas por depresiones de corteza terrestre de muchos kilómetros de longitud y de profundidad, donde se encuentran los hidrocarburos líquidos y gaseosos.

En Holanda y en la vecina Alemania se ha hallado no sólo metano, sino también yacimientos petrolíferos de pequeña y mediana categoría.

Por lo tanto, la posibilidad de que pudieran encontrarse también bajo el mar del Norte constituía una hipótesis muy bien fundamentada.

La explotación de los eventuales yacimientos del citado mar podría permitir a Gran Bretaña, entre otras ventajas, y relativamente en breve tiempo, una autonomía casi total desde el punto de vista de la producción energética.

Así, pues, se realizaron profundos estudios sobre la concreta estructura geológica de esta cuenca, estudios que permitieron clasificarla como una zona petrolífera en potencia.

Geográficamente, el mar del Norte está dividido en dos zonas: la parte meridional, más bien estrecha, donde las condiciones del mar son menos favorables, y la septentrional, más ancha y abierta sobre el Atlántico.

Vista Aerea de una Plataforma Petrolera en México

La variabilidad extrema de las condiciones atmosféricas hace notablemente difícil, en cualquier parte de dicho mar, establecer las previsiones meteorológicas, a pesar de que en estos últimos años se hayan conseguido notables progresos en las previsiones a largo plazo.

Añádase a esto que, si el medio marino era poco conocido, la naturaleza de los fondos marinos lo era aún mucho menos, lo que forzosamente había de plantear graves problemas a la estabilidad de las instalaciones y a la colocación de las conducciones.

En consecuencia, las instalaciones debían ser proyectadas de modo que hicieran frente a este conjunto de condiciones ambientales negativas.

El término «plataforma», con el cual habitualmente se denominan las susodichas instalaciones da, sin embargo, una idea falsa de estos colosos marinos que de planos no tienen nada.

El aspecto imponente de estas obras, y en particular de la Graythorp I de la BP, es excepcional; la estructura tubular de acero sobre la que se instalan una serie de equipos de gran complejidad, establece un parentesco, también formal, con la tradición de la ingeniería ochocentista; pero, por otra parte, la perfección y novedad técnica de las maquinarias, su diseño y su distribución, que tiene en cuenta la explotación en mayor escala y más funcional del espacio disponible, hacen de ellas unas de las más avanzadas realizaciones de la tecnología y la arquitectura modernas.

Como la perforación de un pozo en el fondo del mar no difiere técnicamente, por lo menos en la operación de excavación propiamente dicha, de lo que se hace con el mismo fin en tierra firme, el problema nuevo, hoy por cierto brillantemente resuelto, consistía en establecer las condiciones técnicas para la perforación partiendo de la superficie del mar y actuando a través del diagrama de decenas o cientos de metros de agua.

Para esto era preciso crear artificialmente sobre la superficie marina una zona que pudiera contener todas las máquinas para la perforación, además del personal empleado en los trabajos.

Se trata, por tanto, de verdaderos pueblos situados en medio del mar.

El equipo completo de estas plataformas comprende: por un lado, perforadoras dirigidas eléctricamente, bombas tubulares, depósitos para materiales químicos, máquinas para la producción primaria, que comprenden divisores de gas-petróleo y bombas de emisión con motor de turbina, instrumentos de refrigeración para la producción condensada y generadores de energía, con un total de 10 MW; por otro, los laboratorios, las cocinas, los locales de descanso, la sala cinematográfica y los depósitos de víveres, piezas todas ellas con aire acondicionado.

También hay una o más estructuras en forma de torre que más tarde serán las torres de perforación, con mesas giratorias, grandes válvulas, la pila para el limo y, finalmente, la zona de aterrizaje para los helicópteros.

Toda esa formidable maquinaria se ha estructurado de forma que ocupe el menor espacio posible.

Por otra parte, era evidentemente necesario que las turbinas no descargasen en la zona de perforación, que la antena de radio estuviera dirigida hacia tierra firme y que la zona ocupada por los aposentos estuviera situada en el lugar más tranquilo posible; al mismo tiempo, la situación de cada parte individual debía tener en cuenta que la distribución de las cargas se realizaría de forma uniforme sobre toda la estructura de sustentación.

La división Menck de la Koehring Co. construyó, para la Graythorp I, el taladro más grande del mundo hasta entonces realizado; pesa 255 toneladas, tiene una potencia de golpe de 87.500 mkg y su golpe máximo es de 1,25 m, con una capacidad de 35 percusiones por minuto.

El proyecto final de toda la plataforma se realizó teniendo en cuenta las circunstancias ambientales, las cargas y las condiciones del subsuelo bajo la superficie del mar y además sufrió, respecto al original, muchos cambios; en efecto, al principio se establecieron 36 pozos y dos taladros, pero consideraciones sucesivas sobre el abastecimiento y los depósitos hicieron que se descartara esta primera hipótesis, ya que, por una parte, la limitación de espacio no permitía tener a bordo suficientes suministros y por otra el mal tiempo en el mar del Norte hacía imposible el aprovisionamiento de materiales de barrenado.

El actual proyecto es de 27 pozos y un solo taladro, ya que hay un depósito suficiente para la estiba del crudo extraído en 30 días de perforación.

La eficacia, tanto de ésta como de las demás plataformas, y, por lo tanto, la posibilidad de desarrollar las funciones esenciales para las cuales han sido realizadas, se ven amenazadas por un enemigo implacable y multiforme, representado por la corrosión a la que se ven sometidas las estructuras de acero.

El agua de mar constituye ya en sí un temible enemigo del acero, como de la mayor parte de los metales, incluso de los más nobles que el hierro; y el hecho de que además esta agua esté casi totalmente contaminada, en distinta medida, por productos más o menos nocivos, contribuye a empeorar en gran manera la situación.

La ejecución de todas las tareas, incluso de las más sencillas, requiere siempre condiciones meteorológicas favorables.

Las inmersiones, en efecto, se ven obstaculizadas a menudo por el estado de la superficie del mar y por la turbulencia de las mareas; no es posible sumergirse cuando la altura de las olas supera los dos metros, y éstas son unas condiciones precisamente muy habituales en el mar del Norte durante la estación invernal, que dura unos siete meses.

La visibilidad del fondo, en verano, varía entre 9 y 12 metros si el tiempo es bueno; en invierno, a causa de la acción de las mareas sobre las arenas y sobre el limo, esta visibilidad puede reducirse a pocos centímetros, determinando una situación que hace casi imposible cualquier actividad.

Por ello no son raros los retrasos notables en el cumplimiento de las distintas tareas y, a menudo, durante el invierno, los hombres rana deben esperar inactivos durante semanas enteras antes de que una pausa en las tempestades les permita reanudar sus habituales trabajos.

Las condiciones en que se ven obligados a trabajar estos hombres rana no son más que un aspecto de la vida que se desarrolla sobre estas plataformas; su tripulación, por completo masculina, está formada por unas 40 ó 70 personas, y está obligada a permanecer en la instalación durante un mes aproximadamente.

Esta permanencia suele verse prolongada a menudo, y a veces durante bastantes días, por las imprevistas condiciones atmosféricas en el mar del Norte, sujetas a cambios tan repentinos que escapan virtualmente a toda previsión meteorológica, haciendo imposible, incluso durante largos períodos, los transportes y los aprovisionamientos regulares. Debido a ello deben utilizarse tipos de buques especiales, capaces de servir a las plataformas en alta mar y de permitir también el intercambio del personal de mantenimiento.

Como vemos, la vida de los servidores de esos monumentales «edificios» anclados en medio del mar es tan admirable como las mismas construcciones.


Hundimiento Plataforma Petrolera-Golfo de México

LOS PAÍSES PETROLEROS La Explotacion Mundial del Petroleo

LOS PAÍSES PETROLEROS
La Explotación Mundial del Petróleo

Aquellos países que posean recursos del combustibles fósiles en sus subsuelos, es decir cuenten en sus territorios con estructuras geológicas favorables para la explotación petrolera, son los denominados países petroleros. Los mismos poseen abundantes recursos lo que hace que su rendimiento sea positivo, debido a los bajos costos de extracción del petróleo y además por la baja proporción de impurezas que tiene.

Estados Unidos y Rusia cuentan con los pozos más antiguos que son explotados, con una producción media y con costos relativamente altos. En cambio, los casos a los que nos referimos, son yacimientos puestos en marcha recientemente y lo que se extrae del mismo día a día es superior a los de los dos países mencionados anteriormente.

El Medio Oriente es el lugar que concentra las mayores reservas del mundo, es por esto que allí se sitúan los principales productores y exportadores del petróleo del mundo. Ellos junto a otros importantes productores constituyeron hacia 1960, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo).

El objetivo principal de esta estructura es proteger los intereses de los países y juntos enfrentar correctamente a aquellos otros que forman parte del mercado del petróleo. Por ejemplo, una de sus primeras decisiones como grupo fue orientarse hacia evitar nuevas bajas en el precio del recurso llevadas a cabo por las empresas que hasta el momento dominaban el mercado mundial.

Actualmente, los países que integran la organización son: Arabia Saudita, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irak, Irán, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar y Venezuela. Los mismos poseen alrededor del 80% de las reservas de petróleo del mundo, realizando el 43% de la producción total y el 51% de las exportaciones de petróleo.

Sin embargo, cabe aclarar que México, Rusia y Noruega no forman parte de la OPEP pero son productores y exportadores de este combustible fósil.

cuadro petroleo en el mundo

Reservas de Petroleo en el Mundo

Los 10 principales productores de petróleo (1978)

1.URSS
Ei gigante soviético era el mayor productor de petróleo del mundo, con casi 12 millones de barriles por día.

2. Estados Unidos
Los 9 millones de barriles diarios convertían la potencia norteamericana en el segundo productor de crudo mundial.

3. Arabia Saudita
El país árabe seguía de muy cerca a EE.UU. y alcanzaba casi su misma producción, a pesar de caer ese año.

4. Irán
Producía más de 5 millones de barriles diarios. La interrupción de la producción en 1979 provocará una crisis energética. Los 3 millones de barriles diarios hacían del rival de Irán otro importante actor en la economía internacional.

6.Venezuela
El país latinoamericano era un productor notable y miembro de la OPEP, con casi 2,5 millones de barriles diarios.

7. Kuwait
Producía más de 2 millones de barriles diarios y oscilaba entre el sexto y el séptimo puesto del ranking mundial.

8. China
La producción de petróleo del país asiático era de alrededor de 2 millones de barriles diarios.

9. Nigeria
Con casi 2 millones de barriles diarios seguía teniendo una producción notable, a pesar de que ésta había disminuido.

10. Emiratos Árabes Unidos
Se acercaba a Nigeria en la cantidad de barriles y estaba siempre entre los mayores productores.

Los países del Golfo Pérsico

A pesar de ser heterogéneo, el mundo árabe posee un rasgo común, y es su cultura modelada por el Islam. Esta junto a la lengua árabe, se desarrollan por el extenso territorio árido y abundante de recursos energéticos como el petróleo y en menor cantidad de gas.

Los países del Golfo presentan características diferentes en cuanto a sus actividades económicas que realizan. Pero lo que se rescata es una modernización económica fundada en la explotación petrolera y los enormes recursos financieros que la misma les proporciona.

Actualmente este “oro Negro”, posee un lugar primordial en la economía mundial, ya que se pueden obtener una gran variedad de productos derivados de el, como ser plásticos, combustibles, productos farmacéuticos, cauchos, sintéticos, entre otros. Generando una revolución en los medios de transporte de mercancías y personas y lo más importantes creando millones de puestos de trabajo.

Hasta el año 1973, el consumo de este recurso había crecido enormemente, hasta que en ese mismo año estalla la “crisis del Petróleo”. A consecuencia del mismo, las diferentes naciones desarrolladas debieron intensificar la búsqueda de nuevos yacimientos y mejorar la utilización de este recurso.

La importancia del petróleo en Medio Oriente, se explica a través de la cantidad de reservas existentes en esta región, algo así como más de la mitad del total de reservas mundiales, con una duración estimada de 100 años. A tal punto que su importancia estratégica es fundamental.

Sin lugar a dudas que se dieron condiciones naturales favorables para la formación de yacimientos de petróleo en esta área del Golfo Pérsico. Por ejemplo una de las condiciones fue una larga y continua sedimentación en las áreas del antiguo mar de Thetis, que originó la formación de petróleo sobre rocas de diferentes edades y naturaleza, entre otras.

Por otra parte, el desarrollo de esta actividad petrolera trajo consecuencias económicas para la región. Por ejemplo, fue necesaria la creación de infraestructura para llevar a cabo dicha actividad, construyéndose oleoductos, estaciones de bombeo, terminales de carga, carreteras, ferrocarriles y puertos.

Pero lo más importante de las consecuencias que se produjeron, fue el gran crecimiento de la riqueza generado por este recurso. Tal es así que las enormes sumas ingresadas en los países árabes fueron destinados a la compra de material militar, ya que la posesión de este recurso produjo numerosos conflictos en la región; se concretaron proyectos nacionales, comos ser refinerías propias; el desarrollo de numerosas ramas industriales y proyectos agrarios, entre otros.

Entre los mayores compradores de petróleo se destaca Europa Occidental, porque consume más de la mitad de la producción mundial. Otro es Japón, que importa un 15% de la producción de todo el mundo. Y lo más curioso es la situación de Estados Unidos, ya que importa petróleo y exporta productos elaborados a partir de él.

Como mencionábamos anteriormente, los países del Golfo cuentan con abundantes recursos financieros, provenientes de la extracción, refinación y posterior exportación del petróleo. Sin embargo, estos capitales no son distribuidos equitativamente entre la población de la región; porque se evidencia en la existencia de miseria en las extensas áreas rurales desérticas, en contraposición de las prosperas y modernas ciudades del Golfo.

Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Fuente: Geografía Mundial y los desafíos del SXXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.

El Uranio en Argentina Reservas de Uranio en el Mundo

El Uranio en Argentina y Las Reservas en el Mundo

La energía nuclear  es la que se obtiene a partir de la transformación de una masa de materia radiactiva por procesos de fisión nuclear (división de núcleos atómicos pesados por bombardeo de neutrones) o de fusión nuclear (unión de núcleos atómicos muy livianos).

Este tipo de energía se obtiene en complejas instalaciones llamadas centrales nucleares o atómicas. Allí hay reactores que generan energía por fisión, utilizando como combustible el uranio. En la Argentina existen importantes reservas de uranio en Salta, Catamarca, La Rioja, Mendoza y Chubut.

Mineral de Uranio

La energía por fisión generada en las centrales atómicas impulsa el funcionamiento de turbinas que generan energía eléctrica. Alrededor del 8% de la generación de electricidad proviene de centrales nucleares. En la Argentina existen tres centrales atómicas: Atucha I , Atucha II (situadas en Zárate, provincia de Buenos Aires); Embalse (a orillas del Embalse de Río Tercero, Córdoba).

Además de electricidad, de la energía nuclear pueden obtenerse otros productos importantes para la medicina y la industria, como el cobalto y los radioisótopos. es la que se obtiene a partir de la transformación de una masa de materia por procesos de fisión nuclear (división de núcleos atómicos pesados por bombardeo de neutrones) o de fusión nuclear (unión de núcleos atómicos muy livianos).

Respecto al uranio en el mundo y en Argentina, el Dr. Domingo García, en el libro «Argentina, Una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial», no informa lo siguiente:

«Las reservas mundiales comprobadas de mineral de uranio (denominadas «recursos razonablemente asegurados» en la terminología nuclear), agregando las reservas adicionales estimadas, permitirían obtener 3.340.000 toneladas de concentrado de óxido de uranio (U308), sustancia básica para elaborar el combustible que utilizan las centrales nucleoeléctricas.

De acuerdo con la tecnología actual, la duración de dichas reservas es de aproximadamente 50 años. Los países con mayores reservas son Australia (27%), Kazakhstan (17%), Canadá (15%) y Sud África (11 %). En cuanto a la producción de uranio, medida en tU (toneladas de uranio recuperable), cabe decir que en el año 2004 se produjeron 40.219 tU en el mundo. Los principales países productores son Canadá, con 11.597 tU (29%); Australia, con 8.982 tU (22%); Kazajstán, con 3.719 tU (9,2%); Níger, con 3.282 tU (8,2%), y Federación Rusa, con 3.200 tU (8%). Con respecto al consumo, las centrales eléctricas demandan alrededor de 66.529 tu. La producción llega a cubrir aproximadamente el 60% de la demanda.

Este desnivel obedece a razones tales como uso de stocks acumulados en años anteriores y transferencia de material que pasó del uso militar al civil. Precisamente esta oferta de material, que en su origen era para uso militar, afectó a los precios en el mercado del uranio, disminuyendo la rentabilidad de los productores, hecho que no estimuló el crecimiento de la producción.

Las centrales eléctricas nucleares fueron vistas desde sus comienzos, en la década de 1950, como una alternativa al uso del carbón, cuyo efecto contaminante sería así evitado. Sin embargo, accidentes ocurridos en varios países y en especial el de la central de Chernobyl, Ucrania, en 1987, generaron fuertes resistencias a la instalación y funcionamiento de estas instalaciones, participando en este movimiento organizaciones ecologistas.

Muchos establecimientos fueron cerrados hasta el presente, en unos casos por razones ambientales pero en muchos otros porque su tecnología fue superada. No obstante, en el mundo hay 30 plantas en construcción. Un caso curioso es el de Italia, que cerró sus cuatro centrales nucleares para protección del medio ambiente, pero importa el 50% de la energía eléctrica que consume desde Francia, país en el que el 78% de la electricidad es de origen nuclear.

A pesar de objeciones y cuestionamientos, las plantas electronucleares han alcanzado un importante desarrollo y suministran el 15% de la electricidad consumida en el mundo. Estos establecimientos están equipados con reactores que utilizan el combustible nuclear y producen calor que a su vez produce vapor de agua, el que hace funcionar la maquinaria que genera la electricidad. A fines del año 2006 había en el mundo 437 reactores en operación, cuya potencia instalada para producir electricidad es de 370 gw(e). Asimismo, había en construcción 30 reactores  con una potencia de 22,4 gw(e).

El país más importante es Estados Unidos, que cuenta con 103 reactores y una capacidad  instalada de 98.254 mw(e), teniendo uno en construcción, con una potencia de 1.200 mw(e). Le siguen: Francia con 59 reactores y 63.473 mw(e) -ninguno en construcción-; Japón con 55 reactores y 47.700 mw(e) -más dos en construcción que totalizan 2.285 mw(e)-; Federación Rusa con 31 reactores y 21.743 mw(e) -más cinco en construcción que suman 2.720 mw(e)-; Alemania con 17 reactores y 20.303 mw( e) -ninguno en construcción-; Corea del Sur con 20 reactores y 17.533 mw(e) -rnás uno en construcción con 950 mw(e)-.

Los principales países participan en la capacidad instalada mundial (de los reactores operativos) con los siguientes porcentajes: Estados Unidos, 26,5%; Francia, 17%; Japón, 13%; Federación Rusa, 6%; Alemania, 5,5%, y Corea del Sur, 4,7%.

Por número de reactores en operación, los principales países son los siguientes:

PAÍS

REACTORES %s/Total
EE.UU.10323.6
Francia5913.5
Japón5512.6
Federación Rusa317.0
Corea del Sur204.6

Con respecto a los reactores en construcción, India tiene seis, Federación Rusa cinco, China cuatro, Ucrania cuatro, Carea del Sur cuatro, Japón dos, República Eslovaca dos y Canadá dos. Siguen otros países con uno cada uno. Entre estos está la República Argentina, por la construcción de Atucha II.

Los países con mayor participación de la energía nuclear en la generación de electricidad 50n los siguientes: Francia, 78,3%; Lituania, 78,3%; República Eslovaca, 55,7%; Bélgica, 55,2%; Ucrania, 48%; Bulgaria, 40%; Carea del Sur, 35,5%, y Hungría, 35,3%. La electricidad generada por centrales nucleares alcanzó en el año 2006 a los 2.658 twh(e). Los países con mayor producción fueron Estados Unidos con 787.200 gwh(e) -30%-, Francia con 428.700 gwh(e) -16%-, Japón con 291.500 gwh(e) -11%-, Alemania con 158.700 gwh(e) -6%-, Federación Rusa con 144.300 gwh(e) -5,4%- y Carea del Sur con 141.200 gwh(e) -5,3%-.

La República Argentina cuenta con depósitos comprobados de mineral de uranio (recursos razonablemente asegurados) que llegan a las 8.800 tU Y recursos adicionales estimados por 4.200 tU. En la actualidad, los principales yacimientos conocidos, con recursos explotables son: Sierra Pintada (provincia de Mendoza), con reservas uraníferas evaluadas en 9.200 tU, Y Cerro Solo (provincia del Chubut), con reservas de 5.200 tU.

El Complejo Minero Fabril San Rafael es de mayor centro de producción del país, pero su actividad se encuentra detenida desde hace unos diez años, habiéndose optado por la importación.

La producción argentina de concentrado de uranio entre 1995 y 2006 fue la siguiente:

199565 tU
199628 tU
199728 tU
19987 tU
19994 tU
2000-20060 tU

En los datos precedentes se observa una gran caída en la producción de concentrado de uranio hasta llegar a ser nula a partir de 2000. Esta situación se debe a razones de costos, pues se ha preferido material importado, con menor precio. Actualmente se importan alrededor de 100 toneladas de concentrado de uranio por año.»

OTRA CARA DE LA EXPLORACIÓN DEL URANIO
CUESTIONAMIENTO DE LA ONG (Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM)) Sigue promocionándose en Argentina la minería de uranio y la energía nuclear sin ningún tipo de consulta previa, e ignorando que organismos de energía atómica como CNEA, NASA y ARN protegen más sus propios intereses que la seguridad y la salud de la población. La mayoría de las minas de uranio cerradas siguen contaminando el ambiente porque no fueron remediadas, y en un barrio densamente poblado de la ciudad de Córdoba una sola empresa vinculada a CNEA, Dioxitek S.A., tiene enterradas sin membranas y sin aislamiento más de 36.000 toneladas de residuos radiactivos de uranio de baja actividad. No se comunica a la población las descargas rutinarias y accidentales de sustancias radiactivas desde las centrales de potencia (Atucha I, Embalse), ni se advierte que los depósitos de combustible radiactivo agotado de esas dos centrales, altamente radiactivos, pueden ser blanco de ataques terroristas y caída accidental de grandes aviones comerciales. Si esto sucediera, se generarían accidentes que equivaldrían a varios Chernobyl simultáneos (accidente nuclear grado 7 en la escala INES)
.

Fuente Consultada: «Argentina, Una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial»  Juan A. Roccatagliata

El Petroleo,su formación y explotacion Caracteristicas Oro Negro

El Petróleo,su formación y explotación

Desde el descubrimiento del fuego por nuestros antecesores, la energía de la combustión se ha estado aprovechando de diferentes maneras. La energía que se ibera en la combustión proviene del cambio químico que se produce cuando el combustible se combina con el oxígeno (bajo ciertas condiciones de temperatura) para formar otros compuestos.

Con la invención de la máquina de vapor , el calor obtenido de la combustión del carbón se pudo aprovechar para generar movimiento,

Desde ese momento hasta ahora las cosas no han cambiado mucho seguimos utilizando el calor de la combustión para generar movimiento, que luego generara electricidad en una red extensa de distribución de energía, para generar finalmente otros movimientos (lavarropas, licuadora, ventilador), o simplemente calor (tostadora, cafetera, calefactor), en nuestros domicilios alejados de donde se produce la combustión.

El Petroleo,su formación y explotacion

Equipo Para Extraer Petroleo

En las centrales térmicas se quema gas o gasoil para calentar el agua y obtener vapor a muy altas temperaturas. El vapor pasa a través de una turbina y, al hacerla girar genera electricidad. Las centrales de combustión de gas son más eficientes, pero tardan alrededor de 24 hs en llegar al régimen de rendimiento adecuado.

Como el consumo diario de energía tiene horas “pico” en las que la red debe recibir más energía, y por otra parte tiene horas de poco consumo, las centrales de gas proveen la energía básica de consumo diario, pero no pueden abastecer las horas de alto consumo. Para ello se encienden las centrales de gasoil, que llegan a un régimen de rendimiento menor que las de gas, pero en pocas horas.

El gas natural se encuentra en algunos yacimientos petrolíferos y el gasoil es un derivado del petróleo. También logramos el movimiento de los automóviles gracias a la energía de la combustión de las naftas, que son otro derivado del petróleo.

En el siglo XVIII, cuando se empezó a utilizar el carbón como fuente de energía para todo tipo de movimiento de máquinas, y en especial la máquina de vapor, se produjo un aumento tan grande en la producción de artículos manufacturados (especialmente en el ramo textil), que se inició lo que se conoce como  “la revolución industrial”.

Más adelante se encontró que el petróleo era mucho más eficaz en la combustión. Poco petróleo era capaz de proveer la misma cantidad de energía que proveía mucho carbón. Esto hizo que el petróleo fuera el combustible más buscado.

El petróleo es material orgánico proveniente de organismos que vivieron en tiempos muy remotos. El material orgánico quedó sepultado por capas de sedimentos de modo que debemos buscarlo en las capas subterráneas. Esas capas pueden incluso estar actualmente cubiertas por el mar. Por eso la prospección petrolífera también incluye las zonas de la plataforma submarina.

El Petróleo, líquido oleoso bituminoso de origen natural compuesto por diferentes sustancias orgánicas. También recibe los nombres de petróleo crudo, crudo petrolífero o simplemente ‘crudo’. Se encuentra en grandes cantidades bajo la superficie terrestre y se emplea como combustible y materia prima para la industria química.

Las sociedades industriales modernas lo utilizan sobre todo para lograr un grado de movilidad por tierra, mar y aire impensable hace sólo 100 años. Además, el petróleo y sus derivados se emplean para fabricar medicinas, fertilizantes, productos alimenticios, objetos de plástico, materiales de construcción, pinturas y textiles, y para generar electricidad.

En la actualidad, los distintos países dependen del petróleo y sus productos; la estructura física y la forma de vida de las aglomeraciones periféricas que rodean las grandes ciudades son posibles gracias a un suministro de petróleo abundante y barato. Sin embargo, en los últimos años ha descendido la disponibilidad mundial de esta materia, y su costo relativo ha aumentado. Es probable que, a mediados del siglo XXI, el petróleo ya no se use comercialmente de forma habitual.

CARACTERÍSTICAS Todos los tipos de petróleo se componen de hidrocarburos, aunque también suelen contener unos pocos compuestos de azufre y de oxígeno; el contenido de azufre varía entre un 0,1 y un 5%. El petróleo contiene elementos gaseosos, líquidos y sólidos. La consistencia del petróleo varía desde un líquido tan poco viscoso como la gasolina hasta un líquido tan espeso que apenas fluye. Por lo general, hay pequeñas cantidades de compuestos gaseosos disueltos en el líquido; cuando las cantidades de estos compuestos son mayores, el yacimiento de petróleo está asociado con un depósito de gas natural.

Existen tres grandes categorías de petróleo crudo: de tipo parafínico, de tipo asfáltico y de base mixta. El petróleo parafínico está compuesto por moléculas en las que el número de átomos de hidrógeno es siempre superior en dos unidades al doble del número de átomos de carbono. Las moléculas características del petróleo asfáltico son los naftenos, que contienen exactamente el doble de átomos de hidrógeno que de carbono. El petróleo de base mixta contiene hidrocarburos de ambos tipos.

SU FORMACIÓN:El petróleo se origina de una materia prima formada principalmente por detritos de organismos vivos acuáticos, vegetales y animales, que vivían en los mares, las lagunas o las desembocaduras de los ríos, o en las cercanías del mar.

Se encuentra únicamente en los medios de origen sedimentario. La materia orgánica se deposita y se va cubriendo por sedimentos; al quedar cada vez a mayor profundidad, se transforma en hidrocarburos, proceso que, según las recientes teorías, es una degradación producida por bacterias aerobias primero y anaerobias después. Estas reacciones desprenden oxígeno, nitrógeno y azufre, que forman parte de los compuestos volátiles de los hidrocarburos.

A medida que los sedimentos se hacen compactos por efectos de la presión, se forma la «roca madre». Posteriormente, por fenómenos de «migración», el petróleo pasa a impregnar arenas o rocas más porosas y más permeables (areniscas, calizas fisuradas, dolomías), llamadas «rocas almacén», y en las cuales el petróleo se concentra y permanece en ellas si encuentra alguna trampa que impida la migración hasta la superficie donde se oxida y volatiliza, perdiendo todo interés como fuente de energía.

Una vez formado el petróleo, éste fluye hacia arriba a través de la corteza terrestre porque su densidad es menor que la de las salmueras que saturan los intersticios de los esquistos, arenas y rocas de carbonato que constituyen dicha corteza. El petróleo y el gas natural ascienden a través de los poros microscópicos de los sedimentos situados por encima. Con frecuencia acaban encontrando un esquisto impermeable o una capa de roca densa: el petróleo queda atrapado, formando un depósito. Sin embargo, una parte significativa del petróleo no se topa con rocas impermeables, sino que brota en la superficie terrestre o en el fondo del océano. Entre los depósitos superficiales también figuran los lagos bituminosos y las filtraciones de gas natural.

Localización de los yacimientos

Paradójicamente, los lugares donde hay petróleo están, por lo general, situados a bastante distancia de las zonas de consumo. Los oleoductos son muy numerosos y el tráfico marítimo muy denso. Las tres zonas con mayor producción mundial son Oriente Medio, la antigua URSS y EE.UU., que producen el 70% del crudo en el mundo.

Oriente Medio: Es el primer productor mundial de petróleo con más del 30% de la producción. En esta zona se dan unas condiciones óptimas para la explotación, por la abundancia de anticlinales, fallas y domos salinos que crean grandes bolsadas de petróleo, además su situación costera y en pleno desierto, facilita la construcción de pipe-lines (éstos pueden ir perfectamente en línea recta durante miles de kilómetros), y puertos para desalojar el crudo. Arabia Saudí es le país de mayor producción en esta zona con el 26% de la producción total.

 EE.UU: Aunque tiene una producción muy alta, no es suficiente para satisfacer su consumo interno, por lo que se ve obligado a importar. La zona de los Apalaches fue la primera en ser explotada y actualmente ya casi no queda petróleo, por lo que ahora las explotaciones se centran en las zonas de California, Kansas, Oklahoma, costa del Golfo de México, Texas, Luisiana y la zona central de las Rocosas.

Antigua URSS: Comenzó a producir petróleo en 1870. Actualmente los países que la formaban extraen suficiente crudo como para cubrir sus necesidades, e incluso para exportar. Los yacimientos más importantes se encuentran en el Cáucaso, Asia central, entre el Volga y los Urales, Siberia y Sajalín.

 China: A pesar de que empezó a extraer su petróleo hace muy poco tiempo -en 1952-, consiguió desde 1970 el suficiente como para autoabastecerse y exportar en pequeñas cantidades. Los yacimientos están muy alejados de los centros de consumo y de los puertos.

 Venezuela: Comenzó su explotación de crudo en 1914 a manos de la compañía Shell. Fue uno de los países más importantes (el 2?) hasta 1960 cuando se vio superado por la antigua URSS y Oriente Medio. Sus yacimientos más importantes se emplazan en la zona del Orinoco.

 El ciclo del petróleo

La tarea de exploración y prospección debe iniciarse por la búsqueda de una roca cuya formación se haya realizado en medio propicio, dicha roca debe ser lo suficientemente porosa para almacenar una cantidad rentable de líquido, el tercer requisito es la localización de las trampas que hayan permitido la concentración de petróleo en puntos determinados de ella. Los procedimiento de investigación se inician con el estudio de bibliografía y cartografía del sector, seguido luego por sondeos geológicos.

Los pozos petrolíferos son perforados por rotación de una herramienta llamada «trépano» que se asemeja a una gran broca, este método ha reemplazado casi completamente al de percusión. En las explotaciones submarinas el método de perforación es el mismo pero éste se instala en grandes barcazas o en plataformas si los fondos no son muy profundos. En cualquier caso aunque es un proceso muy costoso, éste se ve enormemente encarecido cuando la explotación es en el mar. Para obtener productos de características precisas y utilizar de la manera más rentable posible las diversas fracciones presentes en el petróleo necesario efectuar una serie de operaciones de tratamiento y transformación que, en conjunto, constituyen el proceso de refino o refinación de petróleos crudos.

 Primeramente se realiza un análisis en laboratorio del petróleo a refinar -puesto que no todos los petróleos son iguales, ni de todos pueden extraerse las mismas sustancias-, a continuación se realizan una serie de refinaciones «piloto» donde se realizan a pequeña escala todas las operaciones de refino. Después de estudiar convenientemente los pasos a realizar, se inicia el proceso.

La operación fundamental es la destilación fraccionada continua, en la que el petróleo es calentado a 360?C e introducido en unas columnas de platillos, donde se separan los productos ligeros y los residuos. Esta operación sólo suministra productos en bruto, que deberán ser mejorados para su comercialización. Los productos derivados del petróleo alimentan no sólo a otras industrias, sino, sobre todo a los consumidores industriales o privados (butano, fuel-oil para calefacciones, aceites para motores, gasolina y gasóleo, etc.). Las operaciones de almacenamiento, venta y reparto requieren, pues, una potente organización técnica y comercial.

Al principio resultaba más económico situar las refinerías junto a las explotaciones petrolíferas, mientras que ahora, los progresos realizados en la técnica de los oleoductos han dado lugar a una evolución que conduce a instalar las refinerías cerca de los grandes centros de consumo.

LA INDUSTRIA PETROQUÍMICA
El petróleo no es hoy solamente el principal producto energético, sino la materia prima más importante para la industria química, pues del petróleo se obtiene el 90 por ciento de las materias con que dicha industria elabora plásticos, abonos artificiales, caucho sintético, fibras químicas, detergentes, insecticidas y medicinas.

Desde que en 1868 el americano John W. Wyatt inventara el celuloide, indignado por el elevado precio de las bolas de billar de marfil, las cifras de producción de las materias sintéticas han aumentado ininterrumpidamente. Esta revolución técnica apenas tiene paralelo en la historia de la humanidad.

El desarrollo de las técnicas petroquímicas parte del hecho de que las moléculas de hidrocarburos se unen entre sí formando largas cadenas elásticas. Mediante el aprovechamiento de esta reacción química (polimerización) se han creado cada vez más sustancias orgánicas a partir de los hidrocarburos obtenidos del carbón, del gas natural y hoy principalmente del petróleo, sustancias que no solamente resultan más baratas que las inorgánicas (sobre todo los metales), sino que también reúnen todas las propiedades requeridas. Especial importancia tienen los termo-plásticos, materiales moldeables mediante el calor.

Los termoplásticos (dos tercios de la producción mundial de plásticos) han experimentado un desarrollo espectacular, y apenas hay campo en el que no encuentren aplicación. Entre otros muchos productos, el cloruro de polivinilo se utiliza para fabricar revestimientos de suelos, cuero artificial, esponjas sintéticas, discos y juguetes infantiles; el poliestireno, para vajillas, muebles, material de embalaje y de aislamiento; y las poliolefinas (polietileno y polipropileno), para artículos de uso doméstico, piezas de aparatos y máquinas, tubos y hojas. En pocas palabras, no es posible ya concebir un mundo sin plásticos. También desempeñan un importante papel en la fabricación de prótesis, dientes artificiales o válvulas cardíacas. Los aspectos negativos residen principalmente en la difícil eliminación de los residuos.

La industria de los plásticos consume anualmente unos 15 millones de toneladas de petróleo, es decir, sólo un 4 por ciento de la producción de crudos.

Producción mundial  

Si bien algunos yacimientos petrolíferos fueron explotados desde la antigüedad, podemos considerar que el verdadero punto de partida de la industria del crudo fue la perforación de un pozo, realizada en Titusville (Pennsylvania) en 1859.

En 1880, la producción mundial, localizada casi por completo en EE.UU. era inferior al millón de t. y sólo se utilizaba el queroseno, desaprovechándose los demás productos de la destilación.

Entre 1885-1900 se fueron sustituyendo los aceites vegetales por los del petróleo en calidad de lubricantes, a fines de dicho período, la producción mundial era de 20 millones de t. La producción siguió incrementándose hasta los 200 millones de t. y el 20% del consumo energético mundial en 1929 por nuevos descubrimientos en México, Venezuela y Oriente medio. Pero no es hasta la Segunda Guerra Mundial que el petróleo comienza a ser realmente imprescindible en la economía mundial, por el aumento de las necesidades energéticas derivado de una casi constante expansión económica, la importancia del sector automovilístico, y años más tarde del sector petroquímico. Así el petróleo cubría en 1958 el 38% de las necesidades energéticas mundiales y el 45% en 1976.

 Hasta comienzos de la década de los setenta, el abastecimiento del petróleo no pareció constituir un problema, ya que la demanda crecía más o menos paralela al descubrimiento de nuevos pozos, y los precios se mantenían bajos. Pero en esa época, sin embargo, comenzó una lenta pero firme subida de los mismos, que pasó a ser brusca en 1973-1974, volvió a ser suave, y se disparó, nuevamente, en 1979.

Aunque siempre se ha inculpado a los países árabes de esta subida de los precios (que, por otra parte, habían recibido compensaciones muy bajas por su petróleo), hay que tener en cuenta los intereses de las grandes multinacionales del petróleo, y del gobierno de EE.UU. que favoreció esta subida de los precios (al menos hasta que no superaron ciertos límites) para disminuir su dependencia energética y penalizar las economías competidoras.

En estos momentos existe el problema del agotamiento de las reservas de petróleo, pues al ritmo actual de consumo las reservas mundiales conocidas se agotarían en menos de 40 años. Por ello, los países desarrollados buscan nuevas formas de energía más barata y renovable como la energía solar, eólica, hidroeléctrica…, mientras que los países productores de petróleo presionan para que se siga utilizando el petróleo pues si no sus economías se hundirían.

Aún así, a medio plazo, la situación no parece tan alarmante, pues hay que tener en cuenta que los pozos no descubiertos son sustancialmente más numerosos que los conocidos, en zonas no exploradas como el mar de China, Arafura, mar de Bering, o la plataforma continental Argentina podrían encontrarse grandes reservas.

LA BÚSQUEDA CIENTÍFICA DEL PETRÓLEO. Algunas veces los estratos que contienen petróleo están cerca de la superficie terrestre, pero generalmente los depósitos se encuentran a profundidades de un kilómetro o más. Los primeros pozos fueron poco profundos y eran perforados casi al azar, guiándose los buscadores por las manifestaciones espontáneas de petróleo que aparecían en la superficie.

Hoy la búsqueda del petróleo depende de muy cuidadosos estudios científicos, realizados por geólogos, geofísicos y paleontólogos. No es posible asegurar con toda exactitud si existe petróleo en una región, pero los geólogos, estudiando los tipos de rocas y la forma en que se encuentran dispuestos los estratos pueden señalar si hay o no posibilidad de que existan depósitos; igualmente los paleontólogos, estudiando los fósiles extraídos en las perforaciones, pueden señalar si las rocas subyacentes pertenecen a formaciones propensas a contener petróleo.

Los geólogos buscadores de petróleo emplean distintos me dios para conocer la disposición de los estratos de las rocas a grandes profundidades. Uno de estos métodos es el empleo del sismógrafo, o sea, el mismo instrumento que se emplea para registrar los terremotos. El sismógrafo es tan sensible que puede registrar los pasos de una hormiga. Los geólogos perforan un pequeño pozo y depositan una carga explosiva.

Cuando se produce la explosión, las ondas viajan hacia el interior de la litosfera, en la forma en que sugiere el diagrama. Las ondas son reflejadas con mayor violencia por las rocas más duras, y regresan a la superficie en un tiempo más breve desde los estratos menos profundos que desde los situados a mayor profundidad. Igualmente las ondas varían de acuerdo con la naturaleza e inclinación de los estratos. Todas estas variaciones las registra el sismógrafo por medio de los teléfonos que aparecen colocados sobre la superficie.

El sismógrafo revela el tiempo transcurrido entre la explosión y el retorno del eco en los distintos lugares donde se instalaron los teléfonos. Estos datos, que son tomados en distintas áreas de la región estudiada, sirven a los geólogos para determinar si a grandes profundidades existen domos, anticlinales y trampas en las cuales pueda haber petróleo depositado. Si el informe es favorable, indica la posibilidad de que haya petróleo, pero no la seguridad; a veces son perforados numerosos pozos en una región, a enorme costo, sin resultada positivo alguno.

LA PERFORACIÓN DE LOS POZOS:
El petróleo solamente puede ser hallado por medio de un procedimiento bastante costoso: la perforación de pozos. En algunos yacimientos, el petróleo se encuentra relativamente cerca de la superficie; en otros, puede hallarse a bastante profundidad. A medida que la perforación alcanza mayor profundidad, el coste aumenta. La perforación se controla a medida que avanza; pero en tanto el taladro no penetre en una capa petrolífera, nada se sabe. Fuera de los campos petrolíferos muy extensos, solamente un pozo entre siete produce petróleo en cantidad comercial.

La técnica de la perforación de los pozos ha ido evolucionando durante el transcurso de los tiempos. Los primeros pozos petrolíferos eran perforados como si se tratara de pozos corrientes de agua, levantando y dejando caer alternativamente un pesado martillo, que fracturaba el terreno. Antes de comenzar su pozo, Drake levantó una torre de madera, en cuya cúspide colocó una polea que funcionaba por medio de una cuerda.

Esta torre, que en inglés se denomina derrick, se utilizaba para introducir y extraer los martillos de perforación del pozo. La verdadera perforación se realizaba mediante una especie de martillo bastante pesado que era alzado y bajado alternativamente por medio de una palanca formada por una gran viga de madera fijada a un perno.

Actualmente la perforación se realiza por medio de un taladro rotativo, colocado en el extremo de una larga transmisión de acero, compuesta por varias secciones o ejes de perforación que tienen una longitud de 27 a 36 metros, empalmándose uno tras otro a medida que la perforación se hace más profunda.

La extremidad superior de los ejes de perforación está adaptada a un eje cuadrado de acero, que a su vez se hace girar por medio de la rotar y, para transmitir el movimiento a los citados ejes de perforación inferiores y a la broca, que gira en el fondo del pozo. A través de los ejes, se bombea un fluido especial para remover los restos producidos por la broca.

Estos residuos, una vez elevados a la superficie por el mismo barro que sale al exterior, son recogidos para obtener informaciones geológicas. El barro sirve también como refrigerante de la broca, reviste las paredes del pozo y con su peso impide posibles escapes de gas. Cuando el pozo alcanza la capa productiva, se retiran los ejes y la cabeza de perforación del agujero, mientras el peso del barro impide que el petróleo irrumpa en la superficie.

En el mismo terreno se cimenta la columna de tubos de revestimiento y se introduce en el agujero un tubo de pequeño diámetro a través del cual surgirá el petróleo. En la cabeza del tubo se fija, por último, un aparato llamado árbol de Navidad, compuesto por una serie de válvulas que sirven para distribuir el petróleo a las diferentes tuberías que lo conducen a los depósitos. Una vez han sido colocados el tubo y el «árbol de Navidad» en su sitio, se procede, por lo general, a desmontar el derrick.

EL REFINADO Y SUS PROCEDIMIENTOS

Tal como se encuentra en el subsuelo, el petróleo es sencillamente una materia bruta que, antes de utilizarse, ha de ser sometida a varios procedimientos. Estos procedimientos se designan con el nombre genérico de refinado y sirven para transformar el petróleo crudo en un centenar de productos diferentes.

Este apreciado líquido está constituido por una mezcla de diferentes compuestos cuyas moléculas están formadas por carbono e hidrógeno. Por esta razón a estos componentes del petróleo se les denomina hidrocarburos.

Existen diversas clases de petróleo crudo con características físicas variadísimas: algunas veces es pesado y denso; otras, ligero y claro como la gasolina. Hay tipos de petróleo negro, marrón, verde y amarillo.

La primera operación a realizar para el refinado del petróleo crudo, es la destilación, que sirve para separar las moléculas que lo componen en varias categorías, según su forma y peso.

El petróleo crudo, una vez calentado en el horno tubular, pasa a la torre de fraccionamiento, donde se transforma en vapores. Dado que la temperatura decrece del fondo a la parte alta de la torre, los diversos vapores se condensan a diferentes alturas, haciendo así posible la separación del petróleo crudo en sus diversos componentes. Mientras los aceites combustibles se condensan en los receptáculos inferiores, el petróleo de calefacción e iluminación se condensa en lo alto. Los vapores de gasolina se sitúan en la cabeza de la torre y se licuan en un condensador.

Cada componente sale de la torre a un nivel diferente y es conducido a otros aparatos para ser sometido a nuevos procesos de refinamiento que lo preparan para su ulterior uso.

La necesidad de obtener de un solo producto crudo una gran cantidad de productos subsidiarios más apreciados (especialmente la gasolina), ha obligado a los industriales a desarrollar diversos procedimientos: el cracking, que permite obtener gasolina partiendo de fracciones más pesadas; la hidrogenación, con la que se obtiene por otros medios un resultado final análogo al cracking, y la polimerización, que permite obtener gasolina partiendo de los gases o de hidrocarburos ligeros.

La OPEP

La organización de países exportadores de petróleo fue creada en 1960, con sede en Viena. Nació como producto de unas reuniones en Bagdad entre los países árabes productores y exportadores y Venezuela para intentar hacer frente a las maniobras de baja de precios producidas por los grandes trusts. En su fundación participaron Irán, Kuwait, Arabia Saudí, Qatar, Iraq, Venezuela, Libia e Indonesia. Posteriormente han ingresado Argelia, Nigeria, Emiratos Árabes Unidos, Ecuador y Gabón, con lo que esta organización controla el 90% de la exportación mundial de petróleo.

Aunque en sus comienzos no tuvo la fuerza suficiente para hacer frente a la política de las multinacionales, a partir de 1971 decidió nacionalizar las empresas de explotación situadas en su territorio, y en 1973 inició importantes subidas en los precios (Confert La crisis del petróleo). A partir de entonces, la OPEP ocupó el primer plano de la actividad económica mundial, porque sus decisiones en materia de precios afectan directamente a las economías occidentales. Así los países de la OPEP incrementaron de forma importante sus recursos financieros, lo que les permitió desarrollar ambiciosos planes de industrialización (Arabia Saudí, Irán, Venezuela, etc.), entrar en el capital de empresas europeas o americanas e incluso crear un importante fondo de ayuda a países subdesarrollados en dificultades.

Sin embargo, en los últimos años, esta organización a ido perdiendo progresivamente el poder de decisión que tenía antaño.

Los múltiples usos del petróleo
El petróleo es una de las más importantes fuentes de energía, hasta el punto de que con él se cubre casi un tercio de la necesaria en nuestros días.

Los combustibles líquidos presentan particulares ventajas sobre los sólidos, ya que fluyen por los oleoductos y pueden ser fácilmente transportados y utilizados. No existiendo para ellos el problema de la eliminación de residuos, producen una notable cantidad de energía en relación a su peso. Por ejemplo: un kilogramo de gasolina produce un 25 por ciento de energía potencial más que la producida por un kilogramo de carbón y un 250 por ciento más que un kilogramo de leña. Gracias a estas características, el petróleo es el combustible ideal para todos los medios de transporte: impulsa los automóviles, aviones, autobuses, camiones, tractores, buques y cuantos otros puedan darse.

También los ferrocarriles utilizan cada día más las locomotoras provistas de motor «Diesel», que quema petróleo, con lo cual el coste del transporte resulta mucho más económico, la tracción más suave y las reparaciones menos frecuentes.

Hoy día, con la ayuda de las máquinas agrícolas a motor, cualquier agricultor puede dar en una hora treinta veces más rendimiento que hace cien años con el trabajo manual. El petróleo es utilizado también en la agricultura para el tratamiento del tabaco y para secar el heno con la ayuda de una estufa. Algunas sustancias, igualmente derivadas del petróleo, se utilizan para rociar las hortalizas y defenderlas de los insectos nocivos y de los parásitos.

Para alimentar las instalaciones de fuerza motriz que producen la energía destinada a mover las máquinas de las industrias, se utilizan combustibles derivados del petróleo. El aceite pesado, quemado en los hogares de las centrales termoeléctricas, produce el vapor necesario para mover los grandes turboalternadores que generan la electricidad con que se iluminan las casas y las calles de muchas ciudades.

La industria y los modernos medios de transporte utilizan motores, y éstos necesitan lubricante. Sin aceite lubricante y sin grasas, todas las máquinas del mundo se pararían pronto debido al excesivo recalentamiento. Los lubricantes derivados del petróleo son de muchos tipos y cada uno de ellos sirve para un uso especial.

El petróleo se utiliza también para otros muchos usos. Produce el alquitrán para pavimentar las calles, cubrir las terrazas de las casas e impermeabilizar cientos de artículos. Sirve para preparar la cera para la fabricación de velas, el papel encerado y el papel carbón. Con petróleo se fabrican también el caucho artificial y algunas sustancias plásticas sintéticas dotadas de propiedades muy útiles. Las cremas, lociones, barras de labios, perfumes, tónicos para el cabello, etc., contienen algún ingrediente derivado del petróleo.

El petróleo se utiliza igualmente para tratar los tejidos de lana, fabricar barnices, cera para el suelo y para adobar el cuero. Echemos una mirada a nuestra casa: el petróleo forma parte, por ejemplo, del barniz de nuestros muebles; la tinta de los diarios que leemos contiene petróleo, como asimismo las materias plásticas con que están hechos el teléfono, el automóvil y algunos enseres de cocina. Otro tanto puede decirse de los insecticidas que nos libran de moscas y mosquitos. Parte de los alimentos que comemos, seguramente han sido madurados artificialmente o conservados por medio del petróleo. La mayor parte de ellos han crecido con ayuda de máquinas agrícolas y han sido transportados por medio de camiones movidos por petróleo.

Conclusión : El petróleo es una materia prima mineral no renovable que necesita de millones de años para su creación; los yacimientos más importantes se encuentran en Oriente Medio, la antigua URSS y EE.UU. La importancia del petróleo no ha dejado de crecer desde sus primeras aplicaciones industriales a mediados del siglo XIX, y es él el responsable de las dos últimas guerras en Oriente Medio.

 Todo el proceso que envuelve al preciado líquido negro, desde el estudio de los yacimientos hasta el refinamiento pasando por la extracción, es extremadamente costoso y requiere alta tecnología de la que tan sólo disponen las grandes industrias del sector (Shell, British Petroleum, etc.)

 Por último, los países exportadores de petróleo se agruparon en 1960 para defenderse de las grandes multinacionales y para fijar el precio del petróleo, aunque recientemente haya perdido la fuerza que tenía en los años de la crisis.

PARA SABER MAS…
La energía alternativa

Después de la segunda crisis del petróleo de 1979, se emprendieron esfuerzos para encontrar fuentes alternativas de energía en los países avanzados. Pese a los considerables ahorros en el consumo de petróleo en los años entre 1979 y 1982, y el descenso relativo de los precios, el ímpetu siguió hasta finales de la década de los 80. Para complementar las tradicionales fuentes hidráulicas, de combustibles minerales, turba, madera y de energía nuclear, las nuevas alternativas incluían la conversión directa de la energía solar, la biomasa, la energía geotermal y la extracción de calor de los océanos, y el uso de energía de las mareas, así como el regreso a la tradicional energía eólica.

Muchas de éstas implicaban enormes programas de capital. Por tanto, la investigación y el desarrollo de las energías renovables habían sido emprendidos por gobiernos o con el apoyo gubernamental, por la friolera de 7.000 millones de dólares estadounidenses entre los 21 países miembros del Organismo Internacional de la Energía entre 1977 y 1985 inclusive. Los gobiernos también facilitaron subsidios, concesiones tributarias, préstamos baratos y otros incentivos.

La energía solar directa, por ejemplo la procedente del calentamiento del agua y del espacio, es ahora competitiva en cuanto al precio en muchos países y su uso se está ampliando. La energía eólica ha demostrado ser viable, aunque sólo para unidades pequeñas. La biomasa, en dos formas (los desperdicios o las cosechas especialmente cultivadas) se utiliza de modo creciente ya sea a través de la combustión o la conversión en combustibles líquidos o gaseosos.

En esta conversión se han utilizado el azúcar y el maíz. El excedente de azúcar de la CEE podría proporcionar cerca del 2 por ciento de las necesidades de petróleo de los países y existe un amplio potencial en otros excedentes agrícolas, así como en las cosechas especialmente plantadas.

Entre los programas a gran escala se encuentran los proyectos de las mareas en Gran Bretaña y Francia. Para sacar la energía de los océanos o de los estratos más profundos de la Tierra se necesitará mucha investigación costosa, pero finalmente ello puede resultar competitivo.

Por André Estévez Torres

Ampliar Este Tema: Ver Carbón y Petróleo

Fuente Consultada: Enciclopedia Encarta y un Trabajo de  Andrés Estévez Torres

Krill Antartico: riqueza proteica para alimento marino y humano

Krill Antártico: riqueza proteica para alimento marino y humano

Son crustáceos marinos pequeños, similares a quisquillas, que nadan en densas bandadas, en especial en las aguas del Antártico. La mayoría de las cerca de 90 especies que lo forman tienen de 8 a 70 Mm. de longitud y utilizan sus patas plumosas para filtrar las diminutas diatomeas de las que se alimentan; por lo general emiten una poderosa luz azul verdosa que probablemente les ayuda a congregarse para desovar.

El krill vive en el mar abierto y constituye un elemento importante de la red trófica. Sirve de alimento a los peces, las aves y especialmente a las ballenas, que pueden ingerir hasta 2 toneladas de una vez. Los bancos de estos crustáceos tienen densidades de 20 kg/m3; algunas especies permanecen cerca de la superficie y otras descienden hasta los 2.000 m. de profundidad.

El krill se pesca por su enorme importancia como fuente de proteínas. Los trece miembros del Tratado Antártico han creado una oficina con base en Australia que dispone de poderes para limitar las capturas.

Krill Antartico: riqueza proteica para alimento marino y humano

 Ficha: Krill Antártico Sus Predadores Los Productores (Año 2002)
 GrupoArthropoda Ballena Franca Japòn 67.192 ton.
 SubgrupoMandibulata Ballena Azul Polonia 20721 ton.
 ClaseCrustacea Pinguino Adelia Uruguay 9921 ton.
 SubclaseMalacostraca Pinguino Emperador Corea 5444 ton.
 OrdenEuphausiacea Foca Ucrania 985 ton.
 EspecieEuphasia Superba Pulpo Artàrtico Total Mundial  104.263 ton
 Peso Promedio0,9 Gramos Calamares 
 Vida5 a 10 años Pagetopsis 
 Longitud3 a 5 cm. Sepias 

Se alimenta fundamentalmente con algas (fitoplancton) y por ello es un consumidor de primer orden; es consumido por calamares, focas, peces, petreles, pingüinos y ballenas con barbas (consumidores de segundo orden). Todos los años, las ballenas con barbas emigran a las aguas de la Antártida para consumir toneladas de krill.

Se considera que el krill constituye la mayor biomasa del mundo actual pues se calcula que alcanza entre 220 y 440 millones de tn; La renovación natural de esta biomasa se realiza en el término de dos años.

Debido a su enorme importancia como fuente de proteínas, en nuestros días se pesca el krill, sobre todo por parte de las flotas japonesa y polaca. Los trece países miembros del Tratado del Antártico han creado una oficina con base en Australia que dispone de poderes para limitar las capturas.

La abundancia de krill y su posible explotación como fuente alimenticia para la humanidad ha sido un tema de frecuente controversia en la comunidad científica.

Ciertos resultados indicarían que la abundancia de este crustáceo es tal que podría explotarse sin poner en peligro la fauna antártica, pero otros especialistas opinan lo contrario. Uno de los programas de investigación que se realizan es la evaluación de la abundancia del krill y su fauna asociada en los alrededores de las Islas Shetland del Sur, en el marco de un Programa Internacional para evaluar la abundancia del krill en el Océano Antártico.

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante (Lámina de Clarín), Encarta y Wikipedia