El Uranio en Argentina Reservas de Uranio en el Mundo



El Uranio en Argentina y Las Reservas en el Mundo

La energía nuclear  es la que se obtiene a partir de la transformación de una masa de materia radiactiva por procesos de fisión nuclear (división de núcleos atómicos pesados por bombardeo de neutrones) o de fusión nuclear (unión de núcleos atómicos muy livianos).

Este tipo de energía se obtiene en complejas instalaciones llamadas centrales nucleares o atómicas. Allí hay reactores que generan energía por fisión, utilizando como combustible el uranio. En la Argentina existen importantes reservas de uranio en Salta, Catamarca, La Rioja, Mendoza y Chubut.

Mineral de Uranio

La energía por fisión generada en las centrales atómicas impulsa el funcionamiento de turbinas que generan energía eléctrica. Alrededor del 8% de la generación de electricidad proviene de centrales nucleares. En la Argentina existen tres centrales atómicas: Atucha I , Atucha II (situadas en Zárate, provincia de Buenos Aires); Embalse (a orillas del Embalse de Río Tercero, Córdoba).

Además de electricidad, de la energía nuclear pueden obtenerse otros productos importantes para la medicina y la industria, como el cobalto y los radioisótopos. es la que se obtiene a partir de la transformación de una masa de materia por procesos de fisión nuclear (división de núcleos atómicos pesados por bombardeo de neutrones) o de fusión nuclear (unión de núcleos atómicos muy livianos).

Respecto al uranio en el mundo y en Argentina, el Dr. Domingo García, en el libro “Argentina, Una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial”, no informa lo siguiente:

“Las reservas mundiales comprobadas de mineral de uranio (denominadas “recursos razonablemente asegurados” en la terminología nuclear), agregando las reservas adicionales estimadas, permitirían obtener 3.340.000 toneladas de concentrado de óxido de uranio (U308), sustancia básica para elaborar el combustible que utilizan las centrales nucleoeléctricas.

De acuerdo con la tecnología actual, la duración de dichas reservas es de aproximadamente 50 años. Los países con mayores reservas son Australia (27%), Kazakhstan (17%), Canadá (15%) y Sud África (11 %). En cuanto a la producción de uranio, medida en tU (toneladas de uranio recuperable), cabe decir que en el año 2004 se produjeron 40.219 tU en el mundo. Los principales países productores son Canadá, con 11.597 tU (29%); Australia, con 8.982 tU (22%); Kazajstán, con 3.719 tU (9,2%); Níger, con 3.282 tU (8,2%), y Federación Rusa, con 3.200 tU (8%). Con respecto al consumo, las centrales eléctricas demandan alrededor de 66.529 tu. La producción llega a cubrir aproximadamente el 60% de la demanda.

Este desnivel obedece a razones tales como uso de stocks acumulados en años anteriores y transferencia de material que pasó del uso militar al civil. Precisamente esta oferta de material, que en su origen era para uso militar, afectó a los precios en el mercado del uranio, disminuyendo la rentabilidad de los productores, hecho que no estimuló el crecimiento de la producción.

Las centrales eléctricas nucleares fueron vistas desde sus comienzos, en la década de 1950, como una alternativa al uso del carbón, cuyo efecto contaminante sería así evitado. Sin embargo, accidentes ocurridos en varios países y en especial el de la central de Chernobyl, Ucrania, en 1987, generaron fuertes resistencias a la instalación y funcionamiento de estas instalaciones, participando en este movimiento organizaciones ecologistas.



Muchos establecimientos fueron cerrados hasta el presente, en unos casos por razones ambientales pero en muchos otros porque su tecnología fue superada. No obstante, en el mundo hay 30 plantas en construcción. Un caso curioso es el de Italia, que cerró sus cuatro centrales nucleares para protección del medio ambiente, pero importa el 50% de la energía eléctrica que consume desde Francia, país en el que el 78% de la electricidad es de origen nuclear.

A pesar de objeciones y cuestionamientos, las plantas electronucleares han alcanzado un importante desarrollo y suministran el 15% de la electricidad consumida en el mundo. Estos establecimientos están equipados con reactores que utilizan el combustible nuclear y producen calor que a su vez produce vapor de agua, el que hace funcionar la maquinaria que genera la electricidad. A fines del año 2006 había en el mundo 437 reactores en operación, cuya potencia instalada para producir electricidad es de 370 gw(e). Asimismo, había en construcción 30 reactores  con una potencia de 22,4 gw(e).

El país más importante es Estados Unidos, que cuenta con 103 reactores y una capacidad  instalada de 98.254 mw(e), teniendo uno en construcción, con una potencia de 1.200 mw(e). Le siguen: Francia con 59 reactores y 63.473 mw(e) -ninguno en construcción-; Japón con 55 reactores y 47.700 mw(e) -más dos en construcción que totalizan 2.285 mw(e)-; Federación Rusa con 31 reactores y 21.743 mw(e) -más cinco en construcción que suman 2.720 mw(e)-; Alemania con 17 reactores y 20.303 mw( e) -ninguno en construcción-; Corea del Sur con 20 reactores y 17.533 mw(e) -rnás uno en construcción con 950 mw(e)-.

Los principales países participan en la capacidad instalada mundial (de los reactores operativos) con los siguientes porcentajes: Estados Unidos, 26,5%; Francia, 17%; Japón, 13%; Federación Rusa, 6%; Alemania, 5,5%, y Corea del Sur, 4,7%.

Por número de reactores en operación, los principales países son los siguientes:

PAÍS

REACTORES %s/Total
EE.UU.10323.6
Francia5913.5
Japón5512.6
Federación Rusa317.0
Corea del Sur204.6

Con respecto a los reactores en construcción, India tiene seis, Federación Rusa cinco, China cuatro, Ucrania cuatro, Carea del Sur cuatro, Japón dos, República Eslovaca dos y Canadá dos. Siguen otros países con uno cada uno. Entre estos está la República Argentina, por la construcción de Atucha II.

Los países con mayor participación de la energía nuclear en la generación de electricidad 50n los siguientes: Francia, 78,3%; Lituania, 78,3%; República Eslovaca, 55,7%; Bélgica, 55,2%; Ucrania, 48%; Bulgaria, 40%; Carea del Sur, 35,5%, y Hungría, 35,3%. La electricidad generada por centrales nucleares alcanzó en el año 2006 a los 2.658 twh(e). Los países con mayor producción fueron Estados Unidos con 787.200 gwh(e) -30%-, Francia con 428.700 gwh(e) -16%-, Japón con 291.500 gwh(e) -11%-, Alemania con 158.700 gwh(e) -6%-, Federación Rusa con 144.300 gwh(e) -5,4%- y Carea del Sur con 141.200 gwh(e) -5,3%-.

La República Argentina cuenta con depósitos comprobados de mineral de uranio (recursos razonablemente asegurados) que llegan a las 8.800 tU Y recursos adicionales estimados por 4.200 tU. En la actualidad, los principales yacimientos conocidos, con recursos explotables son: Sierra Pintada (provincia de Mendoza), con reservas uraníferas evaluadas en 9.200 tU, Y Cerro Solo (provincia del Chubut), con reservas de 5.200 tU.

El Complejo Minero Fabril San Rafael es de mayor centro de producción del país, pero su actividad se encuentra detenida desde hace unos diez años, habiéndose optado por la importación.



La producción argentina de concentrado de uranio entre 1995 y 2006 fue la siguiente:

199565 tU
199628 tU
199728 tU
19987 tU
19994 tU
2000-20060 tU

En los datos precedentes se observa una gran caída en la producción de concentrado de uranio hasta llegar a ser nula a partir de 2000. Esta situación se debe a razones de costos, pues se ha preferido material importado, con menor precio. Actualmente se importan alrededor de 100 toneladas de concentrado de uranio por año.”

OTRA CARA DE LA EXPLORACIÓN DEL URANIO
CUESTIONAMIENTO DE LA ONG (Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM)) Sigue promocionándose en Argentina la minería de uranio y la energía nuclear sin ningún tipo de consulta previa, e ignorando que organismos de energía atómica como CNEA, NASA y ARN protegen más sus propios intereses que la seguridad y la salud de la población. La mayoría de las minas de uranio cerradas siguen contaminando el ambiente porque no fueron remediadas, y en un barrio densamente poblado de la ciudad de Córdoba una sola empresa vinculada a CNEA, Dioxitek S.A., tiene enterradas sin membranas y sin aislamiento más de 36.000 toneladas de residuos radiactivos de uranio de baja actividad. No se comunica a la población las descargas rutinarias y accidentales de sustancias radiactivas desde las centrales de potencia (Atucha I, Embalse), ni se advierte que los depósitos de combustible radiactivo agotado de esas dos centrales, altamente radiactivos, pueden ser blanco de ataques terroristas y caída accidental de grandes aviones comerciales. Si esto sucediera, se generarían accidentes que equivaldrían a varios Chernobyl simultáneos (accidente nuclear grado 7 en la escala INES)
.

Fuente Consultada: “Argentina, Una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial”  Juan A. Roccatagliata

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------