El Paleolítico

Historia de los Materiales Naturales Usados Por El Hombre

HISTORIA DE LOS MATERIALES NATURALES MAS USADOS POR EL HOMBRE

La naturaleza siempre ha suministrado al hombre abundancia de materiales, pero rara vez en forma inmediatamente adecuada a sus necesidades.

A los materiales de la naturaleza, el hombre ha tenido que agregar su propio trabajo y su propia inventiva para obtener precisamente lo que necesitaba. Desde tiempos muy remotos, el hombre ha hecho uso no sólo de las plantas y los animales, sino también de elementos no vivientes del mundo que lo rodea: piedras, arcilla y arena de la superficie terrestre; pedernal, carbón y metales de la profundidad de la tierra.

La arcilla es de poca utilidad, a menos que el hombre pueda modelarla y cocerla y transformarla en vasijas duraderas o en ladrillos.

No es mucho lo que el hombre pudo hacer con una piedra, excepto arrojarla para cazar algún pequeño animal, hasta que aprendió a romperla, para hacerle un borde filoso, como el de un cuchillo.

vida del hombre en el neolitico la ceramica

Ni siquiera los miles de plantas y animales diferentes pudieron proveer al hombre cumplidamente de comida hasta que aprendió bastante acerca de ellos: cómo seleccionar las plantas que necesita y cómo cultivarlas precisamente donde las necesita; cómo procurarse y cómo alimentar a los animales que pueden ayudarle, y cómo sacar de ellos un mayor provecho.

tejedor en el neolitico

El hombre utiliza una de los cientos de plantas que cultiva —lino— y uno de las docenas
de animales que ha domesticado —la vaca—.

El hombre ha cultivado el lino y cuidado vacas desde el período neolítico. De lino el hombre saca tres cosas: alimento para el ganado, aceite, que puede mezclar con varios pigmentos para hacer pinturas, e hilo.

Puede no haber sido necesario ingenio alguno para usar la paja del lino como forraje, porque debe suponerse que el ganado hambriento lo consumía espontáneamente.

Pero debe haber demandado gran ingenio descubrir cómo transformar los productos de desecho del lino en duras tortas, que pueden ser conservadas hasta el invierno, cuando los pastos son pobres. Obtener aceite del lino demandó la creación de cierto tipo de prensa, y transformar el lino en una tela, destreza en varias artesanías, incluyendo el hilado y el tejido.

Cuando el hombre por primera vez cuidó vacas es dudoso que haya obtenido leche de ellas, porque el ganado que vive en estado salvaje generalmente produce sólo lo suficiente para alimentar a sus terneros.

De manera que debieron pasar muchos siglos de cuidados hasta que los primitivos granjeros comenzaran a obtener leche en abundancia. Muchos más debieron pasar hasta que aprendieran a hacer y conservar manteca y queso.

Y la leche se ha usado para hacer helados sólo durante los últimos dos o tres siglos, lo que constituyó un lujo, hasta que, en los últimos 50 años años, se divulgaron las heladeras y aquéllos pasaron a ser un alimento habitual.

vaca en antiguo egipto

Ciertamente el hombre usó pieles de animales para hacer su vestimenta y para cubrir sus refugios ya en el Paleolítico, pero el arte de hacer cuero suave, limpio y flexible se ha perfeccionado solamente en tiempos civilizados.

Tal vez el ejemplo más notable de la habilidad del hombre para transformar materias primas es la manera de utilizar las selvas que le ofrece la naturaleza. Los grandes bosques nórdicos, que se extienden a través del Canadá, la Unión Soviética y grandes áreas de Finlandia y Escandinavia cubren casi diez millones de kilometros cuadrados de tierra. Los bosques tropicales cubren enormes áreas del Brasil, África Central e Indonesia.

Durante muchos miles de años el hombre usó la vasta provisión de madera del mundo para combustible, muebles y construcciones. Actualmente, con el carbón, el gas, el petróleo, la electricidad y la energía atómica a su disposición, el hombre quema relativamente poca madera.

Con el transcurso de los siglos, a medida que se ampliaba el número de nuevos materiales, la madera jugaba cada vez un papel menor en la construcción. Aun en la fabricación de muebles la madera, en cierto modo, ha dejado su lugar a los metales y a los materiales plásticos.

uso madera en la antiguedad

Sin embargo, aunque algunos de los antiguos usos de la madera están declinando, el hombre, en realidad, utiliza los bosques actualmente más que lo hizo nunca en el pasado.

Cada año muchos millones de toneladas de pulpa de madera se usan en la industria química, en la producción de varios productos celulósicos, incluyendo celuloide, rayón, plásticos, explosivos, adhesivos y barnices.

Además la madera nos provee de considerables cantidades de azúcar, glicerina, ácidos grasos y alcohol.

Los corchos hechos de corteza de alcornoque; trementina, que es, la resina oleosa de los pinos; madera terciada, chapas y fósforos provenientes de árboles de distintas clases. Todas las otras figuras están dedicadas a la fabricación del papel. El volumen de esta industria se ha multiplicado cientos de veces en el siglo pasado.

El arte de hacer papel comenzó hace casi 2.000 años en la China y el material principal usado entonces eran los trapos, que se empapaban en agua durante un largo período, y luego se convertían en pulpa.

El secreto de la fabricación del papel se extendió a Bagdad, durante el tiempo del gran imperio árabe, y de aquí a España y el resto del mundo occidental.

uso del papel en china antigua

Durante varios siglos los trapos fueron la principal materia prima para su fabricación, pero hoy en su mayor parte nuestro papel, y prácticamente todo el usado en la producción de periódicos y revistas, se hace de pulpa de madera, a menudo mezclada con cantidades relativamente pequeñas de caolín y otras substancias.

Los molinos papeleros generalmente se construyen cerca de corrientes de agua, de modo que la madera de allende los mares pueda traerse por barco directamente hasta sus puertas.

Los países productores de papel más importantes son Canadá y los Estados Unidos, que, juntos, producen las dos terceras partes de la provisión mundial. Luego siguen Finlandia,  y Japón.

Otro material muy utilizado para telas, fue la seda natural, de origen oriental. Según la tradición china, la seda se descubrió en el año 2640 a C., en el jardín del emperador Huang Ti.

De acuerdo con la leyenda. Huang Ti pidió a su esposa Xi L.ingshi que averiguara qué estaba acabando con sus plantas de morera. La mujer descubrió que eran unos gusanos blancos que producían capullos brillantes.

Al dejar caer accidentalmente un capullo en agua tibia, Xi Lingshi advirtió que podía descomponerlo en un Fino filamento y enrollar éste en un carrete.

Había descubierto cómo hacer la seda, secreto que mantuvieron bien guardado los chinos durante los siguientes 2000 años. La ley imperial decretó que todo aquel que lo revelara sería torturado hasta morir.

Hay un producto sumamente importante en las selvas tropicales del cual nada sabían los europeos hasta que Cristóbal Colón regresó de su segundo viaje al Nuevo Mundo: el caucho. Ciertas tribus indígenas de la América ecuatorial hacía mucho que sabían extraer el líquido pegajoso que nosotros llamamos látex de la cauchera o hevea.

Se dice que algunos indios extendían el látex sobre la planta de sus pies y lo dejaban endurecer, fabricando de este modo las» primeras suelas de goma.

Durante casi dos siglos y medio los europeos poco se interesaron por el nuevo material. Luego dos franceses publicaron un tratado acerca del caucho, en el cual le daban el nombre de caoche, de dos palabras peruanas que significan «madera que fluye».

Desde 1750 hasta hace unos 50 años el caucho se recolectaba exclusivamente en Brasil. Los «seringueros» o caucheros penetraban en las selvas en compañía de nativos, hacían incisiones en las plantas de hevea, calentaban el látex sobre el fuego, formaban grandes bolas y las embarcaban en el puerto de Manaos, a orillas del Amazonas.

Durante el siglo XVIII dos franceses, Hérissant y Maquer, hallaron la manera de disolver el caucho en trementina y éter, y un inglés, Samuel Peel, descubrió cómo usar esa solución para impermeabilizar.

En 1823, un escocés, Carlos Mackintosh, fabricó una substancia impermeable mejor con caucho tratado con benzol y empezó a producir abrigos impermeables en gran escala.

Aún más importante es que ideó un proceso por el cual el látex puede ser mantenido en estado líquido durante largos períodos. Así el caucho puede ser convenientemente exportado en tanques adonde se necesite.

Un norteamericano, llamado Carlos Goodyear  descubrió cómo dar más dureza y resistencia a la goma, calentándola con azufre y varios productos químicos, proceso al que llamamos vulcanización.

En esta etapa, se había aprendido muchísimo acerca de la manera de preparar el caucho, pero aún no se había hallado su aplicación en gran escala.

Mas el ciclismo y el automovilismo iban a surgir y los caminos aún eran deficientes. En 1888, un escocés, Juan Boyd Dunlop, patentó la primera cubierta neumática de goma de resultado satisfactorio, y desde entonces la demanda del caucho aumenta sin cesar.

Uso del algodon en la antiguedadLos hombres civilizados usaron el algodón mucho antes de enterarse de la existencia del caucho.

Efectivamente, telas hechas con aquél existieron en la India antes de Cristo. Sin embargo, hasta hace dos siglos estas telas eran un lujo que relativamente poca gente podia permitirse.

Tres cosas fueron necesarias para abaratar el algodón: áreas más extensas de cultivo, métodos más rápidos de separación de las semillas de la borra o pelusa que las rodea y mejores métodos de hilado y tejido.

Hasta florecer, la planta del algodón necesita un clima cálido y gran cantidad de lluvia. Una vez que las flores han caido y sus vainas fibrosas se han formado, necesita calor y tiempo seco.

De modo que las zonas donde se desarrolla bien son limitadas. Pero durante los siglos XVII y XVIII una extensa región ideal para su cultivo se halló en el sudeste de los Estados Unidos.

La inmensa cantidad de mano de obra requerida para separar las semillas de la borra fue suministrada por los esclavos negros traídos a América, desde la costa occidental de África.

Mientras tanto, los refugiados protestantes de Flandes, muchos de los cuales eran hábiles obreros del algodón, se habían establecido en las regiones donde, desde antiguo, se tejía la lana de Inglaterra. Pronto Lancashire se convirtió en el centro manufacturero de algodón más importante del mundo, y allí constantemente se inventaban nuevas técnicas.

Otro material que ha jugado un rol importante en la vida del hombre fue en carbón, un combustible sólido de origen vegetal.

En eras geológicas remotas, y sobre todo en el periodo carbonífero (que comenzó hace 362,5 millones de años), grandes extensiones del planeta estaban cubiertas por una vegetación abundantísima que crecía en pantanos, que mediante un proceso natural de movimientos y presiones durante millones de años se transformó en un combustible vital para la sociedad.

Existen diferentes tipos de carbón que se clasifican según su contenido de carbono fijo: turba, lignito, antracita, grafito, etc. y todos han tenido utilidad. (Ampliar: carbón)

A mediados del siglo XVIII, sir Ricardo Arkwright (imagen abajo) inventó un nuevo aparato de hilar que se podía accionar hidráulicamente, y poco después, Jacobo Hargreaves y Samuel Crompton produjeron aún mejores máquinas de múltiples husos. A los pocos años, Edmundo Cartwright inventó un nuevo telar movido por energía hidráulica.

Richard Arkwright (1732-1792), inventor

De modo que hacia los comienzos del siglo XIX Lancashire estaba en condiciones de elaborar más algodón del que América podía cultivar.

Lo único que detenía la producción era el hecho de que las semillas todavía debían separarse a mano de la borra, y por más intensamente que un esclavo trabajase no podía preparar más que unos pocos kilogramos de algodón en una semana entera.

Más aún, los días de la esclavitud ya estaban contados. En 1833 terminó en todas las partes del Imperio británico y en 1865 cesó en toda América.

Por este tiempo Eli Whitney había inventado su famosa desmotadora. Trabajando con ella un hombre podía preparar más algodón en una hora que antes en varios días.

Desde entonces las plantaciones de algodón crecieron rápidamente en América. Sin embargo, la demanda fue tal, que se convirtieron en regiones algodoneras muchas tierras de la India, Egipto, Nigeria, Sudán y el Congo.

Al tejer, miles de hilos se colocan paralelamente entre sí en un gran marco, para formar la urdimbre de la tela. Un eje, colocado detrás del telar, gira lentamente, dividiendo estos hilos en dos o más capas, que suben y bajan alternadamente.

Una lanzadera que arrastra un hilo pasa entre las capas a cada movimiento y así los nuevos hilos, que constituyen la trama, se entrelazan con los de la urdimbre y queda formada la tela.

Gran Bretaña ya no ocupa el supremo lugar en la manufactura del algodón. Otros países europeos producen, en conjunto, tres veces más tejidos de algodón que Gran Bretaña, mientras que los Estados Unidos y el Japón son también grandes productores de los mismos.

Respecto a los metales, muy pocos metales se encuentran en la naturaleza en estado puro o casi puro. Fue sólo cuando el hombre aprendió a hacer fuego y construir fraguas cuando pudo extraer cobre, estaño y hierro de sus minerales.

De manera que en los primeros tiempos todos los metales eran escasos, y, en sentido muy real, todos los metales eran preciosos.

Pero durante varios miles de años la gente civilizada en todas partes ha considerado dos metales —el oro y la plata— como especialmente preciosos, en parte por su escasez y en parte porque pueden ser labrados y transformados en adornos hermosos. Y precisamente porque se los ha considerado así, el oro y la plata han jugado un papel importante en la historia del hombre.

La forma más primitiva del comercio era por trueque o directo intercambio de mercaderías. Pero el intercambio puede ser muy difícil y hacer perder mucho tiempo.

Si un agricultor primitivo tenía más ganado del que necesitaba y no suficiente trigo para hacer pan, solamente podía resolver su dificultad cuando encontraba a otro hombre con demasiado trigo y muy poco ganado. Aun entonces, probablemente, habría una larga discusión acerca de cuántas vacas eran equivalentes a determinadas bolsas de trigo, puesto que el valor del trigo variaría de año en año y de lugar en lugar, según que la cosecha hubiese sido buena, mala o regular.

Hace tres o cuatro mil años, mercaderes de la Mesopotamia hallaron un método para superar tales dificultades.

Advirtieron que en todas partes la gente quería plata, de manera que antes de emprender sus viajes comerciales cambiaron sus propias mercancías por pequeñas barras de plata, que se transportaban con facilidad. Casi todos los pueblos con los que se encontraban estaban dispuestos a aceptar la plata a cambio de toda clase de mercancías y servicios.

Más tarde, para evitar la molestia de pesar la plata cada vez que compraban cosas, estos mercaderes estamparon el peso y una garantía de pureza en cada barra de plata.

Fueron estas barras estampadas las que sugirieron la idea de las monedas de oro y plata, hace unos dos mil años tales monedas ya se usaban en muchas partes de Europa y Asia, y hasta la fecha el oro, especialmente, continúa siendo uno de los más importantes medios de intercambio.

El oro se encuentra principalmente en las arenas aluviales -—arenas que las aguas de los ríos han desprendido de las rocas en tiempos pretéritos— y en ciertas capas profundas de cuarzo.

Los países más productores de oro en la actualidad son Sudáfrica, Canadá, los EE. UU. y Australia, y muy probablemente la Unión Soviética, que tiene vastas zonas auríferas en los montes Urales y hacia el este del lago Baikal. Los mayores poseedores de oro son Suiza (cuya reserva de oro es igual a la de todos los países de Asia juntos), los EE. UU. y Bélgica.

El oro y la plata siempre han sido considerados como símbolos de riqueza. Pero si por riqueza queremos decir capacidad de vivir una vida más satisfactoria, entonces los metales más comunes, como el plomo, el cobre y el hierro, han hecho más por el bienestar general de la humanidad que lo que jamás hayan hecho el oro o la plata.

Con plomo se hicieron los primeros aljibes higiénicos y sistemas de cañerías de agua; con el cobre y el estaño el hombre avanzó de la Edad de Piedra a la de Bronce; con el hierro se hicieron las máquinas y motores que dan, en nuestro tiempo, preponderancia a las industrias dentro de la civilización. Estos metales llamados comunes, junto al aluminio —el nuevo metal— constituyen todavía el grueso de la riqueza en metales que el hombre extrae de la tierra.

Además de usar metales extraídos de los minerales que se encuentran bajo tierra, el hombre ha explotado los mismos materiales que forman la corteza terrestre.

Durante muchos cientos de años, ha usado granito y piedra arenisca para las construcciones y los caminos; piedra caliza y mármol para la estatuaria; calizas para la producción de cal; arena y cuarzo para la fabricación del vidrio; arcilla para hacer vasijas y ladrillos.

Son los materiales comunes de la naturaleza los que más han contribuido al bienestar y progreso del hombre; pero las piedras raras de la tierra son las que él valora más: los rubíes y diamantes, zafiros y esmeraldas, amatistas y berilos.

Sin embargo, como al oro y la plata, a las piedras preciosas les ha tocado un papel especial en la historia del hombre y un índice de esto se puede ver hoy en los letreros de los comercios: «Joyero y relojero».

La artesanía del joyero ha florecido durante 4.000 años y los joyeros de la antigua Grecia, Egipto y Mesopotamia se contaban entre los más hábiles artesanos de su tiempo.

Realmente debían serlo, porque las diminutas piedras preciosas que manejaban tenían que estar elegante y firmemente engarzadas en oro y plata, de modo tal, que sólo un mínimo de su brillante superficie quedara oculta.

Así, cuando se necesitaron algunas pequeñas herramientas de precisión, los joyeros fueron los hombres más aptos para hacerlas.

Así también, en los siglos XVI y XVII, en Europa, cuando se empezaron a usar los relojes de bolsillo, fue el joyero quien naturalmente debía dedicarse al nuevo oficio de relojero, la primera industria de instrumentos de precisión y la predecesora de toda la ingeniería de precisión del mundo moderno.

Las piedras preciosas deben su valor a su belleza y escasez; y casi todas ellas son formas raras de substancias comunes. La amatista —que en griego significa preventivo de la intoxicación— es una forma cristalina del cuarzo, que contiene ciertas impurezas; el rubí y el zafiro, también formas cristalinas, son óxido de aluminio, el cual forma parte de todas las arcillas; y el diamante, la más cara de todas las piedras preciosas, es un cristal de carbono puro, químicamente casi idéntico al carbón.

El diamante ocupa un lugar muy especial entre las piedras preciosas, porque es el más duro de todos los materiales conocidos y se puede usar para cortar substancias que no cederían a la hoja del mejor acero.

Más de dos tercios de los diamantes que se sacan de las minas de todo el mundo vienen del Congo, donde son extraídos de sedimentos aluviales.

La mayor parte de la producción consiste en diamantes industriales. Sudáfrica, con sus famosas minas de Kimberley, produce principalmente diamantes no industriales de gran calidad, a menudo extraídos de cráteres y galerías de volcanes extinguidos. Brasil, que fue en un tiempo la fuente más importante de tales diamantes, ocupa ahora el segundo lugar, después de Sudáfrica.

Fuente Consultada:
La Técnica en el Mundo Tomo I CODEX – Globerama – Editorial Cuántica

Antiguas Civilizaciones del Mundo Primeras Ciudades de la Mesopotomia

Antiguas Civilizaciones del Mundo

Las primeras civilizaciones de la Historia se desarrollaron en Mesopotamia, Egipto, India y China hace unos 5,000 años. Todas reciben el nombre de civilizaciones fluviales porque se desarrollaron a la orilla de grandes ríos: el Tigris y el Eúfrates en Mesopotamia; el Nilo en Egipto; el Indo en la  civilización india; y el río Amarillo en China. Las orillas de estos ríos estaban ocupadas por tierras muy fértiles y fáciles de regar, lo que provocó un gran desarrollo  de la agricultura. El crecimiento económico produjo grandes cambios; la población aumentó y las hasta entonces pequeñas aldeas crecieron hasta convertirse en grandes ciudades con varios miles de habitantes.»

Hace unos 12.000 años, el modo de vida de los seres humanos que habitaban determinadas zonas geográficas comenzó a transformarse radicalmente. Las ocupaciones depredadoras, como la caza y la recolección, fueron sustituidas poco a poco por otras de carácter productivo, como la domesticación de animales y el cultivo de la tierra y, de esta manera, las sociedades de Homo sapiens abandonaron paulatinamente el nomadismo y la economía de subsistencia para convertirse en sedentarias y productoras de sus propios alimentos.

El complejo proceso que permitió a estos grupos pasar de una economía depredadora a una productora recibe el nombre genérico de neolitización, aunque con frecuencia también se utiliza la expresión «revolución neolítica» . El Neolítico, que no debe entenderse como un período cronológico concreto, sino como una etapa dentro de la evolución de las diferentes sociedades humanas, tuvo una difusión casi universal, aunque no surgió al mismo tiempo ni se desarrolló con un ritmo uniforme en todas las regiones del planeta -en lugares remotos, todavía hoy pueden encontrarse culturas neolíticas-.

Cada núcleo original, que coincide con zonas de la Tierra donde existían animales y plantas susceptibles de ser domesticados -como Oriente Próximo, China, Mesoamérica o la región andina-, evolucionó y se difundió de forma independiente. Así, no se puede hablar de una «cultura neolítica«, sino de infinidad de éstas. Cada cultura surgió y se desarrolló en un entorno natural distinto y, consecuentemente, tuvo que adaptarse a recursos y materiales muy dispares. Una de las principales razones de la transformación económica y cultural vivida por las sociedades humanas se encuentra en el cambio climático que se produjo al finalizar la última glaciación y que inauguró el período Holoceno, el último de la actual era geológica.

Durante éste, las temperaturas aumentaron considerablemente y, paulatinamente, los hielos que cubrían la mayor parte del planeta se fundieron y quedaron relegados a las regiones polares y a las altas montañas. Con el deshielo, además, se inundaron amplias zonas costeras.

La alteración climática comportó la desaparición de muchas plantas y la migración o extinción de las especies animales que habían garantizado la supervivencia del hombre del Paleolítico. Estos cambios en la vegetación y la fauna, unidos al constante aumento de la población, rompieron el equilibrio existente entre las necesidades de las comunidades humanas y los recursos naturales; y, así, el Homo sapiens se vio forzado a modificar sus costumbres alimenticias para no desaparecer.

A finales del Paleolítico, sin embargo, la humanidad ya había adquirido la madurez cultural y el progreso técnico necesarios para afrontar este reto. Así se inició la etapa de transición al Neolítico que los historiadores y arqueólogos denominan Mesolítico , durante la cual, gradualmente, los cazadores y recolectores aprendieron a controlar la producción y el consumo de los alimentos.

PRIMERAS CIVILIZACIONES: La civilización, según parece confirmar la arqueología, empezó en Sumer. En esta pequeña región de la Baja Mesopotamia, anegada hasta finales del Neolítico por las aguas del mar, las avanzadas sociedades agrícolas de la Edad del Cobre encontraron un paisaje inédito en el que crecer y prosperar.

Pero para conseguirlo, primero, tuvieron que organizarse y aprender a controlar las crecidas de los ríos. Así fue cómo apareció la agricultura de regadío y, junto a ella, algunos de los inventos más extraordinarios que ha pergeñado la humanidad, como el arado, el transporte rodado o la escritura.

Las sociedades salidas de este nuevo modelo económico, imbuidas por un profundo espíritu religioso y plenamente jerarquizadas, vieron cómo sus antiguas aldeas se convertían en grandes ciudades y, pronto, se toparon con la necesidad de poner orden a su complejo funcionamiento interno. Esto aumentó el poder de aquellas personas que habían dirigido y coordinado el progreso colectivo y, de tal suerte, aparecieron los primeros líderes políticos y religiosos.

La prosperidad de las ciudades sumerias cimentó luego gobiernos de reyes independientes, que entre 2800 y 2350 a. C. se disputaron el dominio de la región.

El triunfo, sin embargo, fue para un príncipe extranjero. El semita Sargón fundó sobre la civilización sumeria el Imperio acadio, el primero de la Antigüedad, e inauguró un proceso secular por el cual los pueblos de pastores nómadas invadirían las fértiles tierras de Mesopotamia a cambio de asimilar la cultura de los vencidos.

Para seguir estudiando sobre este debes hacer click! en los botones del mapa superior que aparecen a elegir un área de civilización.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

IMPERIOS ORIENTALES

CHINOS: Se distinguen en la historia por su exclusión, debida ya a las circunstancias, ya a su propia voluntad, de toda relación histórica con las demás naciones; alcanzaron en tiempos muy remotos cierto grado de civilización; el sistema filosófico y religioso de Confucio es excelente en teoría; esta nación ha quedado como fosilizada en su cultura; son excelentes y hábiles artesanos; carecen de una verdadera ciencia: han permanecido como replegados sobre sí mismos en voluntario aislamiento; se han mostrado siempre recelosos de toda ingerencia extraña; son un portento de mansa adhesión al lema «Lo que es, debe ser».

INDIOS: Hasta los tiempos recientes permanecieron casi totalmente aislados del mundo occidental; fueron los indios nación poco guerrera y soñadora, perteneciente a la rama aria; alcanzaron muy pronto una gran civilización; han dejado una rico y notable literatura religiosa y poética en sánscrito, uno de los idiomas indoeuropeos más antiguos; entraron por primera voz en la verdadera historia con la invasión llevada a cabo por Alejandro Magno en 327 antes de J. C. todo progreso so hallaba sistemáticamente estancado por el rígido sistema de las castas; el credo de la clase instruida ora el brahmanismo (un deísmo filosófico); desde la más remota antigüedad descollaron como hábiles materna ti ees, manufactureros y arquitectos.

EGIPCIOS: Egipto es una do las más primitivas naciones civilizadas; los egipcios son los grandes representantes de la rama camitica; no era un pueblo conquistador ni agresivo; fueron los egipcios admirables constructores on el estilo ciclópeo, hicieron grandes progresos en las artes mecánicas y algunos adelantos en la ciencia; su gobierno era una monarquía muy restringida on poder y autoridad por la ley, por la costumbre y por lo poderosa casta sacerdotal; su religión era el culto de la naturaleza; no ejerció gran influencia sobre las demás naciones.

BABILONIOS: Casi tan antigua y civilizada raza como la egipcia; en parte, raza tártara., pero principalmente semítica; en tiempos muy remotos progresó grandemente on la ciencia; alcanzó un elevado grado de poderío y de civilización; la conocemos sobro todo por sus ruinas e inscripciones cuneiformes; los babilonios inventaron un sistema permanente do pesas y medidas; fueron muy entendidos en astronomía.

ASIRIOS: Pueblo semítico; raza belicosa y conquistadora; célebre por su arquitectura y escultura; su imperio se extendía sobre el Asia Meror (al este del río Halis), Siria, Fenicia, Palestina, la mayor parte de Egipto, la Media y las regiones del Tigris y del Eufrates hasta el golfo Pérsico; los asirios producían verdaderas obras de arte en vidrio y metales, y eran unos habilísimos grabadores de piedras preciosas.

BABILONIOS O CALDEOS: Pueblo semítico; como poder político gobernó tan sólo durante 57 años, de 625 a 533 antes de J. C., desde el fin del poder de los sirios hasta la conquista realizada por los persas acaudillados por Ciro; era una raza comercial y amante del lujo; su capital. Babilonia, era el emporio de! comercio entre el Asia Oriental y el Asia Occidental, Egipto y Europa; los babilonios del nuevo Imperio eran expertos fabricantes de tejidos y hábiles grabadores de piedras preciosas.

HEBREOS: Raza puramente semítica; ejerció escasa influencia on la historia política de la antigüedad; distinguióse por el conocimiento do un solo Dios y por las Escrituras transmitidas a las futuras edades; con David y Salomón formó una gran morarquía, pero luego decayó; es nación poco científica y poco artística en la historia antigua.

FENICIOS: Pueblo semítico puro; los fenicios fueron los más grandes comerciantes y colonizadores do los tiempo.1; antiguos; célebres como transmisores de civilización del Oriente al Occidente; era un conjunto de varias ciudades libres e independientes, unas veces aliadas y hostiles otras; Tiro y Sidón fueron famosas por sus materias colorantes, su fabricación de vidrio, sus bordados, sus obras de bronce y de cobro, sus tejidos de hilo y de algodón, sus astilleros y su minería; los fenicios son los inventores del alfabeto utilizado aún por las naciones europeas; la mayor de todas las colonias fenicias fue Cártago.

MEDOS Y PERSAS: Pura raza aria; pueblo belicoso y célebre por su caballería y sus arqueros, la monarquía media tuvo fin en 550 antes de J. C, fecha en que se fundó la monarquía persa; los persas era  un pueblo enérgico, valiente y poético; al principio llevaban una vida sencilla, que, después do sus conquistas, degeneró en fastuosas; más que cualquier otro pueblo asiático, se asemejan a los europeos  por su civilización; desde la época de Ciro hasta la conquista de Persia por Alejandro Magno (550-331 antes de J. C.) fueron poderosos dominadores del Asia; son los primeros asiáticos que trataron do conquistar a Europa: su imperio se extendió sobre todo el Asia Occidental y sobro Egipto.

CRONOLOGIA DE LOS PUEBLOS

4000. — Los súmenos.
2000 — Los acadios.
5000? -2200? a. de C. – Período de la Baja Caldea.
2300. — Los amoritas o cananeos occidentales fundan la dinastía de Hammurabi.
? -2528. — Reino sumerio.
Hacia 2650. — Ur-Nina.
Hacia 2580. — Eannatum.
Hacia 2550. — Entemena.
2528. — Fin del reino sumerio.
2528-2350. — Imperio sumero-acadio.
2528-2473. — Sargón el Grande.
2448-2411. — Naram-Sin.
Hacia 2390, — Gudea.
2200-1500. — Imperio de la Primera Babilonia.
1955-1912. — Hammurabi.
1500.— Fin de la Primera Babilonia.
1500-900. — Primer Imperio asirio.
Hacia 1360. — Assur-Uballit.
1305-1277. — Adad-Nirari
1276-1257. — Salmanasar I.
1255-1218. — Tukulti-Ninurta.
1189-1154. — Assurdán I.
1171. — Assurdán I termina con ia dominación cosea en Babilonia.
1140-1127 — Babilonia depende de Assur.
1116-1090. — Asiría se convierte en gran potencia bajo Teglatfalasar.
1090-900. — Decadencia del Primer Imperio asirio.
900-612. — Segundo Imperio asirio o apogeo de Asiria.
911-891. — Reinado de Adad-Nirari.
891-883. — Reinado de Tukulti-Ninurta II.
883-859 — Reinado de Assurnasirpal II.
883-877. — Sumisión de los Estados árameos bajo Assurnasipal III.
858-824. – Reinado de Salmanasar III.
810-806. — La reina Semíramis.
806-782 — Adad-Nirari III.
745-727. —Reinado de Teglatfalasar III.
741 — Conquista de la fortaleza de Arpad.
727-722. — Salmanasar V.
722. — Sumisión de Israel.
721-705 — Sargón II el Grande.
719. — Conquista de Samaría (27.000 deportados a Asiría).
705-681. — Senaquerib. Níníve, capital del Imperio.
689. — Destrucción de Babilonia por Senaquerib.
681 — 669. — Asarhaddon.
676. — Conquista de Sidón por Asarhaddon.
671. — Victoria de Ischuprí. Conquista de Egipto.
669-626. — Reinado- de Assurbanipal. Conquista de Elam.
648. — Assurbanipal conquista Babilonia.
612.— Fin del Imperio asirio. Destrucción de Nínive por los medos y babilonios.
612-539.— Período de la Segunda Babilonia o Nuevo Imperio babilónico. 625-604 – Reinado de Nabopolasar.
604-562. — Reinado de Nabucodonosor.
597. — Nabucodonosor se apodera de Jerusalém por primera vez.
587. — Segunda caída de Jerusalén. Judea es convertida en provincia babilónica.
562-560. — Arvel-Marduk (Evil-Merodaj bíblico).
560-555. — Neriglisar. 554-539. – Nabonid.
539. — Fin del Imperio babilónico Ciro, rey de los persas se apodera de Babilonia.

Los Medos
708-655. — Deyoces.
655-633. – Fraortes.
633-594. – Ciaxares.
606. — Ciaxares con Nabopolasar consuman la ruina de Nínive.
594-559. – Astiajes.
550. — Ciro el Grande, rey de los persas, destrona a Astiajes.

Los Persas
559-529. – Reinado de Ciro el Grande.
547. – Ciro se apodera de Lidia, venciendo al rey Creso.
538. — Toma de Babilonia por Ciro.
529-522. – Reinado de Cambises II.
526. — Preparativos de Cambises contra Egipto.
525-404. – Los persas dominan Egipto (XXVII dinastía).
522-486. – Darío I.
490. — Darío es derrotado por los griegos en Maratón.
486-465. – Reinado de Jerjes I.
480. — Victoria de Jerjes sobre los griegos en las Termopilas y victoria de los griegos sobre Jerjes en Salamina.
465-424 — Arta jerjes I Longimano.
449. — Artajerjes I pone fin a las Guerras Médicas por la Paz de Cimón.
424-404. – Darío II Oco.
404-359. – Artajerjes III Ocos.
401. —Batalla de Cunaxa en la que muere Ciro, hermano de Artajerjes.
386. — Paz de Antálcidas con los griegos.
338-330. – Darío III Cadoman.
334-329. – Persia es conquistada por Alejandro Magno.

Los Hititas
3250-2000? – Período proto-hitita y deutero-hitita.
Hacia 2650 Sargón el Antiguo sostiene luchas con los hititas.
Hacia 2500 un monarca hitita concierta una alianza.
2000. — Invasión indoeuropea y formación de los deutero-hititas. Siglos XIX-XV. – Antiguo Imperio. Siglo XIX. – Reinado de Labarna.
Hacia 1787,-Mursil I.
1758. – Expedición de Mursil I a Babilonia.
Siglos XV-XII. – Nuevo Imperio hitita.
Hacia 1550. – Mursil II.
1400-1355 – Shubiluliuma Hacia
1355. – Mursil III. 1330-1280. – Mutallu. Hacia 1270. – Katusil III.

Fuente Consultada:
Historia Universal de la Civilización  – Editorial Ramón Sopena – Tomo I  – Edades Antigua y Media

El Origen de la Vida Experimento de Miller Resumen Teorias

Resumen del Origen de la Vida – Experimento de Miller – Sistemas Vivientes

ORIGEN DE LA VIDA:

¿Es posible simular el origen de la vida en el laboratorio? En 1952, los químicos norteamericanos Harold Clayton Urey (1893-1981) y Stanley Lloyd Miller (1930-) demostraron en el laboratorio los puntos esenciales de cómo pudieron haberse formado las primeras macromoléculas orgánicas.

Realizaron trabajos experimentales para ver si era posible que, a partir de gases que se hallaran en la atmósfera inicial, las fuentes de energía disponibles en la Tierra primitiva indujeran la síntesis de los compuestos orgánicos.

Dilucidar el misterio del origen de la vida sobre la Tierra es un desafío que atrae a todo el mundo.

Y al no disponer de una máquina que nos permita retroceder en el tiempo unos 3.500 millones de años, una buena parte de las hipótesis que se barajan resultan meramente especulativas. Sin embargo, existe cierto consenso dentro de la comunidad científica en lo que respecta al tema.

Todos los expertos coinciden en que los primeros organismos vivos debieron poseer dos propiedades fundamentales.

En primer lugar, tenían que almacenar información para transmitirla de una generación a otra, para lo cual debían contar necesariamente con algo equivalente a lo que hoy llamamos genes.

Pero además, tenían que producir copias de su propia estructura, es decir, ser capaces de auto-duplicarse (autocatálisis).

Dentro de las moléculas candidatas al puesto del «polímero primordial», como se lo denominó, sobresalían tanto las proteínas como los ácidos nucleicos.

Entre las primeras existen excelentes catalizadores (las enzimas), pero son incapaces de acumular información genética. Los ácidos nucleicos, como el ADN y el ARN, guardan información pero necesitan de enzimas para su duplicación.

La uniformidad en la composición química y las funciones de los componentes esenciales que forman los seres vivos, así como una serie de reacciones básicas metabólicas destinadas a obtener energía de los alimentos, son comunes en la gran mayoría de los organismos. Esta similitud indica que la vida en la Tierra puede haber tenido un origen común.

Los ácidos nucleicos y las proteínas, son las dos sustancias químicas de vital importancia, que todos los seres vivos organizados compartimos en iguales circunstancias, ya sea desde las arcaicas formas de vida hasta el hombre.

Con excepción de algunos virus, el ADN es en los organismos el material, que tiene como función trasmitir las características de cada uno de ellos, de generación en generación.

El origen de la vida Experimento de Miller Es aquí donde nos encontramos con el ARN, quien desempeña un papel importante en la genética al tener como misión el traslado de información de los genes de una parte a otra de la célula.

Sin embargo, pese a que los grados de complejidad son muy heterogéneos entre ellas, la que las iguala son los veinte aminoácidos, cinco bases nitrogenadas y por último el ácido fosfórico que las forman.

Generalmente en sus funciones, es donde presentan similitudes de su composición química, como por ejemplo cuando un organismo necesita obtener energía a partir de los alimentos, las reacciones metabólicas que realizan serán coincidentes.

Tan difícil como definir la vida es fijar su origen.  La cuestión radica a menudo en campos ajenos a los de la biología.

Esta únicamente puede hacerse afirmaciones que se refieran a unos hechos conocidos y aventurar hipótesis y teorías, basándose en todos los datos disponibles hacia esa dirección.

La primera hipótesis y que  se encuentra en sus escritos es la de Aristóteles. La misma afirmaba que la vida había surgido de una manera espontánea y en determinadas condiciones que le fueron favorables para ello.

Sin embargo, hay quienes compartieron estas creencias durante los siglos XVI al SXIII, intentando demostrar mediante ensayos de laboratorio esta generación espontánea de la vida.

Estamos hablando de personajes como Copérnico, Bacon, Galileo, Descartes entre otros.

El debate de la misma siempre estuvo en manos de aquellos que la defendían y de aquellos que se oponían a tal teoría, cuestión que tuvo su aplacamiento hasta la aparición del francés Louis Pasteur (Siglo XIX).

Este científico a través de sus experimentos, demostró que ningún organismo vivo puede existir si no es como descendiente de otros organismos similares.

Pero, sesenta años después, una nueva teoría sobre el origen de la vida sale a la luz.  La teoría de una larga “evolución molecular abiogénica” sobre la tierra.

La misma era sostenida por los científicos A. Oparin y B. Haldane.

Estos postulaban que tras un lapso breve, los océanos se convirtieron en un rico caldo primordial de compuestos orgánicos: el caldo primordial, el cual dio origen a ala vida.

Según las investigaciones, las sustancias simples que abundaban en los mares primitivos se fueron reuniendo y, con el aporte de energía de la radiación ultravioleta del sol y de las tormentas eléctricas, formaron sustancias complejas.

Algunas de ellas eran pocos estables en las condiciones reinantes y por lo tanto se descomponían, mientras que otras más estables permanecían.

Estos compuestos comenzaron a acumularse en el mar primitivo con el paso del tiempo, se asociaron para dar principio a la primera célula.

Estas hipótesis durante los años treinta y cuarenta del siglo XX generaron un centro en torno al cual surgieron infinitos debates.

Sin embargo, años más tarde, en 1953, experiencias realizadas por los investigadores estadounidenses Stanley Miller y Harold Urey apoyaron las suposiciones de Oparin.

Según su hipótesis se podría considerar que hubo un proceso de selección natural en la evolución de las sustancias (es decir, una evolución química), al  igual que en la evolución de los seres vivos que se originaron a partir de ese momento.

Para ello Miller construyó un dispositivo que simulasen las condiciones imperantes en la Tierra primitiva.

En el agua se hacían circular sustancias como metano, hidrógeno y amoníaco, y la energía se daba mediante descargas eléctricas.

Este dispositivo contenía un matraz en donde se depositaba el agua a la cual se mantenía hirviendo constantemente, el cual permitiría la circulación de los gases mencionados.

Por lo tanto los productos que se formaban tras las descargas eléctricas (simulación de los rayos) se condensaban a través de un tubo y otro matraz (simulación de los antiguos océanos existentes en tal época).

Después de unos días de funcionamiento, en tal dispositivo se obtuvieron sustancias complejas las cuales pasaron a analizarse.

Este experimento es un indicio de que los componentes de las células pudieron haberse originado en la Tierra primitiva a partir de las sustancias presentes en el mar, de manera espontánea, a lo largo de millones de años.

  Ya que los resultados arrojaron un total de cuatro aminoácidos, comunes en la mayoría de las proteínas, urea y varios ácidos grasos simples; los cuales se encuentran comúnmente en una molécula en los seres vivos.

Sin embargo, esta evolución química de la que parte esta hipótesis, le resta un paso siguiente es el de la condensación, para la formación de los primeros aminoácidos, purinas, pirimidinas y azúcares, los cuales formaran moléculas de mayor tamaño dando lugar a la aparición de las proteínas y ácidos nucleicos.

Su lado negativo es que la concentración no es sencilla con grandes masas de agua, lo que posibilitaría que posteriormente los mismos hubieran recibido reacciones de deshidratación, lo que sucede por ejemplo si tomamos los grandes océanos.

Esta deshidratación produjo la concentración de microsferas proteínicas, facilitadas por la congelación, dentro de pequeñas gotas en la atmósfera, o por absorción dentro de partículas calizas de la superficie del planeta.

La hipótesis de la condensación fue corroborada por el científico estadounidense Sydney Fox, que demostró cómo, calentando mezclas secas de aminoácidos y luego mezclando los polímeros resultantes con agua, se formaban pequeñas partículas esféricas proteinoides, que presentan ciertos rasgos de un sistema viviente.

Son de tamaño comparable al de ciertas bacterias esféricas y presentan una doble doble capa que las separa del exterior; tienen propiedades osmóticas y de transporte selectivo de moléculas.

Poseen, asimismo, capacidad para proliferar mediante procesos de gemación, como ciertos tipos de bacterias. Aunque nunca podrá ser probado con todas las garantías, estas formaciones proteínicas, creadas en un laboratorio, podrían ser los antepasados de las primeras células.

Dispositivo semejante al ideado por Miller en 1953, gracias al cual el científico estadounidense pudo reproducir en el laboratorio las condiciones de vida primitivas de la Tierra.

El experimento demostró que muchos compuestos que resultan esenciales para la vida se obtienen a partir de gases sencillos, sometidos a la acción de descargas eléctricas y de calor

Dispositivo semejante al ideado por Miller en 1953, gracias al cual el científico estadounidense pudo reproducir en el laboratorio las condiciones de vida primitivas de la Tierra. El experimento demostró que muchos compuestos que resultan esenciales para la vida se obtienen a partir de gases sencillos, sometidos a la acción de descargas eléctricas y de calor. Urey y Miller demostraron que descargas en forma de chispa, emitidas en el seno de mezclas de hidrógeno, metano, amoníaco y agua, daban lugar a aldehidos, ácidos carboxílicos y aminoácidos, iguales que los encontrados en los meteoritos. Pero, ¿quiénes fueron los primeros científicos que postularon los fundamentos teóricos de este modelo experimental?

Origen de los sistemas vivientes

A partir de los estudios de laboratorio y de las leyes de la termodinámica se pueden establecer las etapas necesarias para la aparición de la primera célula:

— Formación de polímeros de ARN capaces de replicarse mediante el a miento de bases complementarias.

— Incorporación de los mecanismos necesarios para que las moléculas de ARN puedan regir la síntesis de moléculas proteicas.

— Formación de una membrana de lípidos que determine el aislamiento mezcla de ARN y nuevas proteínas.

— Sustitución como material que codifica la información para la síntesis d teínas, del ARN por el ADN.

— Aparición de los primeros organismos procariontes, hace aproximadamente 3.500 millones de años.

— Transformación de estas células de estructura y funcionalidad sencillas, como las procariotas, en formas eucariotas más evolucionadas, hace aproximadamente 1.000 o 1 .500 millones de años. Estas células eucariotas son las que están presentes en la mayor parte de los animales y las plantas superiores.

— Aparición de los primeros organismos (celentéreos, protoanélidos y protoartrópodos).

Las células son hoy en día sistemas complejos organizados, que poseen una serie de reacciones mediadas por enzimas. Algunas de estas células son capaces de captar la energía del Sol y transformarla en energía química, que se puede almacenar en forma de glucosa, ATP y otras moléculas.

Otras aprovechan la energía acumulada en estos enlaces, para crecer, dividirse y mantener su integridad.

Todas las características de la vida, como la conversión de energía, la asimilación, la secreción, la excreción, las respuestas a estímulos y la capacidad de reproducción dependen totalmente de las complejas rutas del metabolismo de las células actuales.

Los estudiosos del origen de la vida sostienen que los organismos primitivos eran heterótrofos primarios —de aspecto semejante al género actual de bacterias Clostridium— anaerobios —podían obtener todos sus alimentos directamente del ambiente—.

Estas características se mantuvieron hasta que el aporte de nutrientes disponibles en la Tierra empezó a disminuir.

A partir de este momento, los organismos que desarrollaron la capacidad de sintetizar los compuestos esenciales tomando como base otros compuestos accesibles adquirieron una serie de ventajas fundamentales con respecto a los que no podían hacerlo.

Para la consecución de estas reacciones metabólicas es imprescindible el desarrollo de nuevas enzimas que puedan mediar en las nuevas rutas.

Una vez agotados los nutrientes de la llamada sopa primordial, debido a la proliferación de organismos, el siguiente paso en la evolución de la vida fue la aparición de la fotosíntesis, la capacidad de aprovechar la energía solar para el desarrollo.

De esta manera, los organismos heterótrofos pasaron a estar en desventaja frente a los nuevos autótrofos.

De igual manera, la acumulación de oxígeno en la atmósfera, orno consecuencia de la fotosíntesis, determinó la aparición de un metabolismo aerobio u oxidativo. Los primitivos organismos de aspecto de bacteria —procariotas— parecieron hace 3.000 millones de años, entre ellas las cianobacterias, capaces de desprender oxígeno. Posteriormente aparecieron los primeros eucariotas, organismos con núcleo.

Según las más avanzadas teorías, surgieron como consecuencia de la unión simbiótica de varios procariotas. Entre ellos se encuentran las algas, los hongos, las plantas y los animales.

Su enorme éxito en la evolución puede estar, en gran medida, basado en la variabilidad genética derivada de la reproducción sexual.

cuadro del origen_vida

PASA SABER MAS…

En las últimas décadas se realizaron muchos experimentos para encontrar una teoría sobre el origen de la vida, en los que se imitaron las condiciones de la atmósfera primitiva. Ésta probablemente haya sido reductora: rica en metano, amoníaco, vapor de agua y dióxido de carbono.

En los ensayos se agregaban también descargas eléctricas y luz ultravioleta (UV) como fuente de energía para simular la iluminación original. Así se sintetizaban en forma espontánea distintos compuestos químicos, entre los que se contaban algunos aminoácidos y también purinas y pirimidinas (unidades que forman los ácidos nucleicos).

El panorama pareció despejarse un poco más en 1983, cuando los investigadores Thomas R. Cech y Sidney Altman descubrieron que ciertas moléculas de ARN ribosómico del protozoo Tetrahymena, bautizadas ribozimas, podían actuar como enzimas de ARN. Creíase hasta entonces que las proteínas realizaban todas las posibles reacciones experimentales enzimáticas. Y el término enzima se reservaba para las proteínas.

Pero estas ribozimas podían cortar y unir ARN preexistente, y por este comportamiento «enzimático» se dio apoyo a la idea de que el antiguo ARN pudo también haber sido catalítico.

Sobre esta base, el científico Walter Gilbert propuso que, en los inicios de la vida, el mundo habría estado poblado por moléculas de ARN que catalizaban su propia replicación a la par que desarrollaban una serie de actividades enzimáticas. En una etapa posterior, estas moléculas habrían empezado a sintetizar proteínas, las cuales resultaron catalizadores más eficaces.

Una de las mayores críticas a este modelo efirmaba que era imposible que, en las condiciones primitivas, el ARN se sintetizara a una velocidad may que la de su destrucción por la radiación ultravioleta, la hidrólisis o la reacción con otros compuestos. A partir de allí, los expertos volvieron sus mirada sobre los aciclonucleósidosderivados del glicerol, compuestos similares al ARN, que resultan mucho más estables.

Pero para A. G. Cairns-Smith, esta última opción. tampoco resultaba convincente. Para él, los primeros organismos no tuvieron por qué estar formados pee aminoácidos o nucleótidos, elementos muy elaborados a los que llama de «alta tecnología».

Según Snvc la complejísima bioquímica actual se apoyó prime: en elementos simples, de «baja tecnología». Éstos cabían disponer, obviamente, de algún tipo de genes.

Los primeros seres debieron estar hechos de sustancias geoquímicas, que con el tiempo fueron reemplazadas por otras de tipo orgánico. Para el investigador, las moléculas orgánicas son los materiales óptimos para la vida, por eso no sería incorrecto suponer que son el producto de la evolución y que se comenzó a partir de algo más simple, lo que nos lleva a la arcilla. En este material, las unidades simples pueden auto ensamblarse y formar espontáneamente cristales.

Esto pudo haber ocurrido también en la Tierra primitiva. Las láminas de arcilla se apilan formando capas y, como explica Armin Weiss, de la Universidad de München (Munich), en Alemania, en el caso de esmectita, por ejemplo, «las capas nuevas tomar  información de las preexistentes.» A medida que la  red cristalina crece, pueden generarse algunas variantes en la estructura, con ventajas o desventajas respecto de la forma original.

Para Smith, con el correr del tiempo se habría incorporado en esta formación moléculas orgánicas sencillas. Y, más tarde aún, se habrían sintetiza los primeros aminoácidos y nucleótidos.

Sea que el ARN surgió de modo espontáneo o que fue reemplazando a otro material previo, como las arcillas catalíticas, parece ser que condujo hacia la primera síntesis de las proteínas, a la formad’: del ADN y a la aparición de las protocélulas, primeros ros ancestros de la vida terrestre.

Y éste habría sido sólo el comienzo. Tendrían que pasar todavía miles de millones de años para que los seres humanos pudiéramos preguntarnos cuál fue el origen de la vida sobre la Tierra.

Fuente Consultada:
Texto basado en Enciclopedia Espasa Calpe-Wikipedia-Encarta
Biología y Ciencias de la Tierra Estructura – Ecología – Evolución Polimodal

Etapas del Desarrollo de un Bebe

Ver: Teoría de la Generación Espontánea

Origen y Evolución del Hombre y de la Vida en el Planeta Tierra

Origen y Evolución del Hombre

Durante muchísimo tiempo se creyó que el mundo había sido creado en siett días y que el hombre descendía de Adán y Eva. Es decir, se interpretaba literalmente lo que contaba la Biblia, cuando debía ser entendido en sentido espiritual. Pero en el siglo XIX varios científicos comenzaron a cuestionar esta visión, ya que se contradecía con los hallazgos arqueológicos y con la observación de la naturaleza.

En 1859, el gran naturalista inglés, Charles Darwin, revolucionó a sus contemporáneos cuando presentó su «Teoría de la evolución de las especies«, en la que afirmaba que el hombre no solo no descendía de Adán y Eva, sino que compartía un pasado común con los monos. Darwin generó un escándalo. Sin embargo, los descubrimientos arqueológicos, las técnicas de datación y los avances de la ciencia no hicieron sino confirmar esta teoría.

Según Darwin y sus seguidores hace millones de años el hombre y el mono compartieron un antepasado común, un ser cuyos restos aún no han sido encontrados.

En algún momento de la evolución y tras las numerosas transformaciones que esta conlleva, aquel ser  dio origen a la especie Homo, a la que pertenece el hombre actual.

La especie Homo fue evolucionando hasta llegar al Homo sapiens sapiens, que es aquella a la que todos pertenecemos. Actualmente, esta teoría ha sido cuestionada por algunos científicos, los que continúan investigando acerca del origen del hombre.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

ETAPAS MAS IMPORTANTES EN LA EVOLUCION DEL HOMBRE

etapas evolucion del hombre

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

En los últimos años, las Ciencias Sociales han realizado progresos de importancia pero, a medida que se avanza, se tiene el convencimiento de que aumentan los problemas. Rastrear los orígenes del hombre es la tarea que ocupa sin descanso a cientos de investigadores en todo el planeta. En diferentes lugares aparecen indicios que permiten formular hipótesis y elaborar complejas demostraciones.

Ocurre que quien obtenga la respuesta a este interrogante habrá descubierto también el origen de una característica que nos ha lanzado a una evolución intelectual cuyos límites parecen no existir. La cualidad que mueve a los hombres al logro de todos sus cometidos tiene un nombre: curiosidad.

Nunca como en nuestra época ha dispuesto la humanidad de mas riqueza de informaciones sobre el mundo que le rodea. Jamás como hoy los médios audiovisuales han vertido sobre  los jóvenes semejante cantidad de imágenes y noticias acerca de hechos y hombres, ambientes y actíviddes,  presente y pasado, mundos cércanos remotos. Y, sin embargo, jamás ha sido mayor la curiosidad por entender más y más, por encontrar todas las respuestas.

Los historiadores se dedican al estudio de los acontecimientos y procesos, y analizan tipos de fuentes muy diversas.

•  Tipos de fuentes. Los historiadores estudian vestigios de diverso tipo para conocer el pasado: documentos escritos sobre cualquier material (piedra, papel, pergamino, papiro…), restos artísticos, útiles cotidianos, testimonios orales, etc.

•   Uso de las fuentes. El trabajo con documentos escritos es muy problemático: hay que descifrar el idioma en el que están escritos, completar con otras fuentes los datos que faltan, comparar fuentes contradictorias entre sí, etc.

Los historiadores necesitan ser muy detallistas y, sobre todo, tener un gran espíritu crítico, pues las fuentes históricas pueden estar manipuladas: muchos gobernantes han utilizado la literatura y el arte para su propia propaganda o se han trucado muchas fotografías.

Por ello, los historiadores deben comprobar la autenticidad de la fuente, tomar sus datos relevantes, conocer su origen para poder interpretarla bien y comparar los datos que se extraen de ese documento con los obtenidos de otras fuentes.

Pasar el mouse y hacer clic para ver las caracteristicas Homo

Bibliografía Consultada: Historia de la Antigüedad Alonso/Elisalde/Vázquez

EL ESTUDIO DE LOS RESTOS MATERIALES

Para reconstruir el pasado de los hombres que todavía no habían inventado la escritura sólo es posible apoyarse en técnicas especiales de investigación. Estas técnicas permiten extraer información de los restos materiales dejados por esos hombres, como por ejemplo sus huesos, los instrumentos que fabricaron con piedras, o los restos de alimentos.

La arqueología es la disciplina que estudia esos restos materiales. Pero el arqueólogo no se limita a recoger objetos hermosos como si fuera un coleccionista. Su trabajo consiste en reconstruir la vida de los grupos humanos que dejaron restos materiales: debe deducir su antigüedad, reconstruir las formas de subsistencia, sus costumbres y ritos, su organización social.

La excavación arqueológica:
Luego de realizar investigaciones bibliográficas y sobre el terreno, el arqueólogo llega al sitio donde supone que hallará restos materiales de culturas desaparecidas. Siglos, milenios de vida humana descansan bajo algunos metros de tierra.

«Toda la historia no escrita de la humanidad se encierra en las hojas superpuestas del libro de la tierra, y la técnica de la excavación tiene como primer objetivo asegurar su lectura correcta», dijo un arqueólogo contemporáneo.

Por esto, la tarea del arqueólogo consiste en ir abriendo ese libro, hoja por hoja, cuidando de no dejar que desaparezca una sola palabra, porque se corre el riesgo de hacer quizás incomprensible el texto.

Para lograrlo, se deben registrar con la mayor precisión posible las características de cada hallazgo (medirlo, dibujarlo, fotografiarlo); y establecer con exactitud el orden de sucesión de las distintas capas de tierra que contienen los restos.

Aparición de los mamíferos
Hace 65 millones de años desaparecieron los grandes reptiles dinosaurios y comenzó el desarrollo de los mamíferos. Estos pequeños animales que dejaron el suelo para trepar a los árboles. El salto a la vida sobre los árboles se debió, posiblemente, a la necesidad de sobrevivir.

Podemos decir que al desaparecer los grandes dinosaurios, los mamíferos sobrevivientes ocuparon el lugar predominante en la naturaleza y entre ellos se destacaron los primates que habitaban en las copas de los árboles y que desarrollaron una gran capacidad para sobrevivir: poseían un cerebro superior puesto que podían coordinar la vista y el movimiento de las manos. Sus manos eran prensiles y la posición de los ojos les permitía una visión tridimensional.

Características Básicas de los Primates:
El nombre de «Primates» fue usado por primera vez por Linneo en 1758 en su ordenación taxonómica de los animales; significa «primeros» en latín. Linneo incluyó en su orden Primates a los humanos, monos antropomorfos, monos del Viejo Mundo y monos del Nuevo Mundo, distinguiéndolos del resto de mamíferos, a los que llamó «Secundates» (segundos).

El grupo de los primates tienen características anatómicas que poseen ciertos rasgos que en su conjunto permiten identificarlos.

Como características de los primates se pueden mencionar:

* Manos y pies con cinco dedos
* Pies plantígrados.
* Pulgar oponible en manos y pies (algunas especies, como el hombre, han perdido la capacidad de oponer el pulgar del pie).
* Clavículas presentes.
* Uñas planas en lugar de garras (en la gran mayoría de las especies).
* Visión a color (en la gran mayoría de las especies).
* Articulaciones del hombro y del codo bien desarrolladas.
* Hemisferios cerebrales bien desarrollados.
* Visión binocular (en diferentes grados).
* Órbitas oculares rodeadas de hueso.

El largo período que abarca desde la aparición del hombre hasta la invención de la escritura, es llamado edad de piedra. A su vez la edad de Piedra se divide en dos etapa: el paleolítico, que significa piedra tallada o antigua y el neolítico que quiere decir piedra pulida o nueva. Estas palabras llaman la ataención sobre el tipo de trabajo que los primeros hombres fueron realizando con las piedras, desde piedras apenas trabajadas, casi guijarros, primeros a piedras talladas luego, hasta llegar a pidras pulidas y bellamente adornadas. Este trabajo cada vez mas complejo y con mayores detalles permite suponer que también fueron mas complejas las técnicas empleadas para crear esas herramientas o utensillos, y a la vez mas complejas fueron las necesidades que satisfacían al hombre.

Surgimiento de los primates

Hace 70 millones de años, entre los mamíferos se desarrollaron diferentes tipos de monos llamados primates. Los primeros primates fueron animales pequeños, de hábitos nocturnos, que vivían (casi siempre) en los árboles.

Con el tiempo, algunos de éstos fueron cambiando sus hábitos y características físicas: su cráneo fue mayor, creció su cerebro, podían tomar objetos con las manos, adaptarse al día y alimentarse de frutas y vegetales.

Del tronco común de los primates, surgieron dos ramas de monos:
1) las de los simios: chimpancé, gorila y orangután
2) los homínidos o protohumanos, dando origen del hombre actual

Los homínidos o primeros humanos:
Se llama así a una de las dos familias de monos en que se dividió el grupo de los primates. Mientras que en la familia del orangután, del gorila y del chimpancé no hubo cambios, hace 15 millones de años en la familia de los homínidos comenzó la evolución hasta el hombre actual.

Los primeros homínidos y el largo camino hacia el hombre: Diversas fueron las especies que unieron al hombre actual con los primeros homínido. Las especies que representaron verdaderos saltos evolutivos, es decir, verdaderos momentos de cambio, fueron las siguientes:

Australopithecus: («monos del sur») fue el primer homínido bípedo (caminaba en dos patas y podía correr en terreno llano). Poseía mandíbulas poderosas y fuertes molares. Largos miembros y pasaban gran parte de su vida en los árboles. Su cerebro tenía un volumen inferior a los 400 centímetros cúbicos. De aquí se deduce que el andar erguido se produjo mucho antes que la expansión del cerebro. Su talla no superaría el 1,20 m. de altura y los 30 Kg. de peso. Antigüedad: 3 ó 4 millones de años

Está representado por un grupo de fósiles prehumanos hallados en el sur y el oriente del África. Los más antiguos fósiles tienen aproximadamente 5 millones de años y los más recientes, 1 millón de años. El primer australopithecus fue encontrado en la década de 1960 en África oriental, (Etiopía) y fue llamada Lucy.

Homo habilis: («hombre hábil») esta especie de homínidos, debieron adoptar una posición mas erguida porque las variaciones climáticas hizo crecer los pastizales y obligó a que se paren sobre sus pies para divisar posibles peligros. Tenían un cerebro más grande, alrededor de 750 centímetros cúbicos. Su característica más importante fue el cambio en su forma de alimentación: ya no sólo comían frutas y vegetales sino también animales. De cuerpo velludo. Actualmente los investigadores no están de acuerdo sobre si el homo habilis cazaba intencionalmente y fabricaba utensilios para hacerlo. Se cree que podrían haber hablado. Fueron hallados restos fósiles en la Garganta de Olduvai (Tanzania) junto a los primeros utensillos. Antigüedad: 2 millones de años

Homo erectus: («hombre erguido») Tambien llamado Pithecanthropus Erectus. Algunos lo consideraron el representante directo del hombre, pero hoy se sabe que muchos austratopithecus anteriores poseían rasgos semejantes. Son los primeros homínidos que se distribuyeron ampliamente por la superficie del planeta, llegando hasta el sudeste y este de Asia. Cuerpo alto, espesa cejas y gran musculatura. Poseían un cerebro mayor que el del homo habilis: alrededor de 1.100 centímetros cúbicos. Descubrieron el uso del fuego y fabricaron la primera hacha de mano. El primer homo erectus fue encontrado en Java (Oceanía) a fines del siglo pasado. El hallazgo de restos de homínidos de esta especie en las cavernas de Pekín permitió la reconstrucción de algunos aspectos de su vida. Antigüedad: 1.5 millones de años

Homo sapiens: («hombre racional») vivió en Europa, en África y en Asia. Los hallazgos arqueológicos reflejan cambios importantes en el comportamiento de esta especie: utilización de instrumentos de piedra y hueso más trabajados, cambios en las formas de cazar, uso y dominio del fuego, empleo del vestido, aumento en el tamaño de las poblaciones, manifestaciones rituales y artísticas. El representante del homo sapiens más antiguo es el hombre de Neanderthal (Alemania). Antigüedad: De 150.000 a 200.000 años

Homo sapiens sapiens: («hombre moderno») Sus características físicas son las mismas que las del hombre actual. Su capacidad cerebral es de alrededor de 1.400 centímetros cúbicos. Se cree que apareció en Europa hace alrededor de 40.000 años. El homo sapiens sapiens es el que protagonizó, a partir del año 10.000 a.C., cambios muy importantes en la organización económica y social, como las primeras formas de agricultura y domesticación de animales, y la vida en ciudades. Su representante mas fiel es el hombre de Cromagnon (Francia). Antigüedad: De 80.000 a 40.000 años.

De todas las teorías existentes sobre los orígenes del hombre moderno, la que parece tener más crédito es aquella que propugna el llamado «modelo de la sustitución», es decir, la aparición del Homo sapiens sapiens en el continente africano y su posterior expansión por el resto del planeta.

Los restos fosilizados de diferentes individuos hallados en 1997 cerca del poblado de Herto, en Etiopía, atestiguan que, hace unos 160.000 años, ya existían en África seres humanos muy parecidos a nosotros. Según los datos que manejan los científicos, el Homo sapiens sapiens, la subespecie a la que todos pertenecemos, habría aparecido hace entre 200.000 y 160.000 años.

Y lo hizo con certeza en las mismas regiones en las que los homínidos habían adoptado la marcha bípeda hace más de 4 millones de años, y donde, por primera vez, una especie de apariencia humana aprendió a fabricar herramientas, hace 2,5 millones de años.

En paleontología, las culturas desarrolladas por estas sociedades de hombres genéticamente modernos se encuadran en el llamado Paleolítico Superior, un período de la prehistoria caracterizado por la aparición de las primeras manifestaciones artísticas, por la creación de nuevos instrumentos líticos y óseos especializados, por la fabricación de herramientas compuestas y por el despertar de las creencias religiosas.

La hominización es el conjunto de cambios que, en el transcurso de millones de años de evolución ,
dio origen a la línea humana: bipedismo, desarrollo del cerebro, habilidad manual para construir y utilizar herramientas

El bipedismo: Las nuevas características de la estructura ósea que hicieron posible la postura erguida y el bipedismo habrían representado una ventaja adaptativa particular y habrían colaborado en la evolución de los primates hacia un patrón humano. Existen diferentes hipótesis acerca de las presiones selectivas que podrían haber favorecido el bipedismo:

  • mejor obtención del alimento: la postura erguida habría sido una ventaja para la visualización y la búsqueda de alimento a grandes distancias en un ambiente mixto de selva y sabana, y para el transporte manual del alimento recogido en diferentes sitios;
  • mayor capacidad para evitar a los depredadores: el bipedismo aumenta la altura y, por lo tanto, la capacidad de observar por encima de los pastos c de los obstáculos del terreno, para anticipar la huida o buscar protección frente a los depredadores;
  • aumento del éxito reproductor: los machos bípedos transportaban en sus manos alimentos para sus hembras y crías, que podían permanecer en su. «hogar», establecer un vínculo más estrecho que favoreciera el cuidado, el aprendizaje y, en consecuencia, la supervivencia de la descendencia.

La estructura ósea de los humanos posibilita un andar erguido y con menos gasto energético que el de los simios que se balancean de lado a lado. La curvatura de la columna vertebral humana aporta mayor equilibrio y una mejor distribución del peso del cuerpo; la pelvis es más ancha, lo que favorece la inserción de los músculos que participan en la marcha erguida; el orificio en la base del cráneo, por donde pasa la médula espinal, está centrado y deja la cabeza en posición adecuada para la marcha erguida; el dedo gordo del pie se alinea con el resto de los dedos, lo que aumenta la capacidad de caminar o correr directamente hacia delante.

cuadro evolucion humana

Australopitecus Homo Erectus

Homo Habilis

Homo Sapiens

Homo Sapiens-Sapiens


Charles Darwin Ver Su Biografía

La teoría darwiniana ve a la evolución del hombre como un proceso lineal y continuo. En este proceso cada especie seria el eslabón de una extesa cadena evolutiva. Durante mucho tiempos los investigaron buscaron una especie mitad hombre, mitad mono ubicada en el intermedio entre la evolución de los primates y humanos. Como esa especie jamás fue hallada se la conoce como es eslabón perdido.

EVOLUCIÓN DEL CRÁNEO:

El cráneo humano ha cambiado drásticamente durante los últimos 3 millones de años. La evolución desde el Australopithecus hasta el Homo sapiens, significó el aumento de la capacidad craneana (para ajustarse al crecimiento del cerebro), el achatamiento del rostro, el retroceso de la barbilla y la disminución del tamaño de los dientes. Los científicos piensan que el increíble crecimiento de tamaño del cerebro puede estar relacionado con la mayor sofisticación del comportamiento de los homínidos. Los antropólogos, por su parte, señalan que el cerebro desarrolló su alta capacidad de aprendizaje y razonamiento, después de que la evolución cultural, y no la física, cambiara la forma de vida de los seres humanos.

CRÁNEO GORILA FRENTE A CRÁNEO HUMANO

Los seres humanos modernos son primates, así como los gorilas, los lemures y los chimpancés. En algún punto de la evolución, el desarrollo humano continuó por un camino distinto. A pesar de que existen muchas similitudes entre los seres humanos y los primates (especialmente con gorilas y chimpancés), hay diferencias fundamentales que atestiguan esa evolución independiente en sus respectivos desarrollos. Esta ilustración de los cráneos de un gorila y un ser humano moderno presenta algunas de estas diferencias. El gorila posee largos caninos y su mandíbula es más prominente que la de los miembros de la línea de los homínidos.

Según cree la mayoría de paleontólogos y avalan los genetistas, el hombre moderno surgió en África y, desde allí, se extendió por todo el planeta. A partir del Paleolítico Superior, la evolución humana dejará de ser genética y se convertirá en un fenómeno cultural.

cuadro formas de vida

La Paleoantropología es el campo de conocimiento donde convergen la Paleontología -el estudio de las antiguas formas de vida- y la Antropología -el estudio de los seres humanos. Esta ciencia intenta trazar el árbol evolutivo del hombre y develar el origen de la humanidad estudiando los restos fósiles hallados. Los científicos concuerdan en que entre 5 y 6 millones de años atrás tuvo lugar la divergencia entre la línea que daría origen a la especie humana y la línea que condujo hacia los chimpancés y gorilas. El «linaje humano» comprende una docena de especies, conocida como la familia Hominidae u homínidos. Subsiste gran controversia acerca de las relaciones evolutivas de los fósiles de homínidos descubiertos. Constantemente hay nuevos hallazgos o se comunican estudios que obligan a rescribir la historia evolutiva del hombre.

SOBRE SU POSTURA ERECTA: Si hoy nos parece natural ver al hombre desenvolverse en todos los niveles a partir de una postura erecta, ella es el fruto de una lenta y complicada evolución que ha marcado precisamente la historia biológica del mismo hombre.

A comienzos del Mioceno los homínidos eran fundamentalmente arborícolas, pero la reducción progresiva de los bosques les obligó a abandonar las copas de los árboles que ya no les proporcionaban un cobertizo continuo viéndose a veces obligados a desplazarse por el suelo para salvar la continuidad de los bosques.

Ante esta necesidad la postura adoptada para andar fue a cuatro patas pero poco a poco se inicia la tendencia a andar sobre las extremidades posteriores utilizando los brazos como apoyo y ayuda.

De este modo se adopta una postura más o menos erecta cuyo desenvolvimiento abrió una serie de posibilidades evolutivas totalmente insospechadas. El término actual de esta evolución es el bipedismo que caracteriza de un modo inconfundible al homo erectas.

El tránsito de la posición cuadrúpeda a la bípeda es el origen de la mayor diferenciación entre el hombre y los simios, y comporta una serie de cambios importantes en el esqueleto, como es el acortamiento de la pelvis y la reducción del ángulo de juego del fémur, lo que da estabilidad a La posición erecta del hombre.

La evolución hacia la postura erecta, ágil y apta para la carrera, se vio favorecida por la necesidad de adaptarse al nuevo medio, en donde no estaba protegido, como en los árboles, contra los grandes depredadores que poblaban las extensas sabanas, como el tigre y el león.

La necesidad de defenderse y huir, y la iniciación a la caza como nuevo medio de supervivencia obligó a una selección de los tipos mejor adaptados al bipedismo y a la carrera.

Las particulares condiciones que se dieron en los homínidos posibilitaron la aparición del hombre; recordemos que en otros grupos, como los canguros, hubo un desarrollo de las extremidades posteriores y una posición bípeda al andar, pero ello no llevó consigo la utilización de las extremidades anteriores para la fabricación de herramientas y utensilios.

Big BangOrigen de la Vida – Origen del HombreTeoría de la Evolución

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

CUADRO MAS COMPLETO EVOLUCIÓN DEL SER HUMANO
4.0 ma Ardipithecus ramidus
Primer homínido, aunque muy parecido a las simios.
No es seguro que sea bípedo
3.8 ma Australophitecus anamensis
Cuerpo: varón: 50 kg – hembra: 30 kg
Fue el primero en desplazarse erguido.
Cerebro: similar a los simios.
Alimentación: frutas y hojas
No se hallaron herramientas.
3.6 ma Australophitecus afarensis
Cuerpo: varón: 150 cm. 45 kg – hembra: 100 cm 30 Kg.
Brazos largos y piernas cortas como el chimpancés y bonabo
Caminaba erguido.
Cerebro: 430 ce.
Alimentación: frutas y hojas
No se hallaron herramientas.
3.0 ma Australophitecus africanus
Cuerpo: -varón: 140 cm 40 kg. – hembra: 110 cm 30 kg.
Cerebro: 450 cm3
Alimentación: frutas, hojas, pastos.
No se hallaron herramientas
2.6 ma Australophitecus aethiopicus
También llamado Paranthropus aethiopicus
pues posee una contextura mas robusta que el resto de los australopitecus
2.3 ma Paranthropus boisei
Cuerpo: -masculino: 140 cm. 80 kg. -femenino: 120 cm. 40 kg.
Cerebro: 470 cm3
Alimentación: hojas, semillas, posiblemente carne.
2.1 ma Paranthropus robustus
Cuerpo: -masculino: 130 cm. 80 kg -femenino: 110 cm. 40 Kg.
Cerebro: 530 cm3
Alimentación: hojas, semillas y posiblemente carne
2.0 ma Homo habilis
Cuerpo: -masculino: 130 cm 50 kg. -femenino: 100 cm 40 kg.
Cerebro: 600 a 800 cm3
Alimentación: frutas, hojas, posiblemente carroña. Utilizaba herramientas simples de piedra.
Homo rudolfensis
Cuerpo: -masculino: 150 cm 60 kg. -femenino: 140 cm 50 kg.
Cerebro: 700 cm3
Alimentación: frutas, hojas, posiblemente carroña. Sería la primera especie del género Homo. Utilizaba herramientas simples de piedra
Homo ergaster
Cuerpo: -masculino: 170 cm 70 kg. -femenino: 130 cm 60 kg.
Cerebro: 1.000 cm3
Alimentación: altas cantidades de carne
Sería la primera especie en salir de África.
Homo erectus
Cuerpo: -masculino: 170 cm 70 kg. -femenino: 130 cm 60 kg.
Cerebro: 1000 cm3
Alimentación: omnívoro, altas cantidades de carne. Dominaba el fuego; sucedió a H. ergaster y continuó su expansión en Asia, África y Europa,
250.000
años
Homo sapiens heidelbergensis
Cuerpo: Masculino: 170 cm. 60 kg. -femenino: 160 cm. 50 kg.
Cerebro: 1.200 cm3
Alimentación: raíces, semilla, carne
250.000
años
Homo sapiens neanderthalensis
Cuerpo: -masculino: 160 cm 75 kg. -femenino: 150 cm 65 kg.
Cerebro: 1500 cm3
Alimentación: omnívora, con altas cantidades de carne.
Excelentes cazadores
Enterraban a los muertos.
40.000 años Homo sapiens sapiens (Cro-magnon, el hombre moderno)
Cuerpo: -masculino: 175 cm. 70 Kg. – femenino: 160 cm 50 kg.
Cerebro: 1.350 cm3
Alimentación: omnívoro, con altas cantidades de carne.
ma.=millones de años y los valores indicado son aproximados

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ALGUNAS CURIOSIDADES…

El Homo erectus comía carroña, pero también sabía cazar. Lo hacía en grupo, con lanzas sencillas, y capturaba distintos tipos de animales.El hombre de Neanderthal
enterraba a sus muertos y
es probable que haya hecho
ceremonias mortuorias. Se han encontrado algunas sepulturas con restos de polen, un signo de que se dejaban flores junto con el difunto.
El Homo habilis, «hombre hábil», fabricaba herramientas. Tallaba
guijarros que encontraba
a la orillas de los ríos y así obtenía utensilios para deshuesar, cortar madera y carne, romper frutos
duros y mucho más.
El hombre de Cromañón está considerado como el primer artista. Pintaba las paredes rocosas de las cuevas.Qatal Hóyük, en la actual Turquía, es
la ciudad más antigua hallada hasta
ahora. Fue construida hace unos
6400 años. Albergó posiblemente
a casi 5000 habitantes.
Se sabe que el hombre de
Cromañón construía refugios.
Algunos estaban hechos con
colmillos de mamuts sobre
los que se tensaban pieles.
La aguja de coser se
inventó hace 17.000 años.
Permitió mantener bien
sujetas las pieles para
confeccionar verdaderas
prendas de vestir.
La conquista del fuego fue una de las
revoluciones más grandes de la prehistoria. El hombre sin duda utilizó el fuego mucho antes de saber producirlo. Se cree que el uso del fuego se generalizó entre 500.000 y 400.000 años atrás.
Los restos más antiguos de
construcciones, hallados
en Cercano Oriente, datan de
12.500 a 10.000 años a. C.
Estas primeras casas
eran redondas, estaban
semienterradas y fueron
construidas con arcilla
y piedra.

Vocabulario:
Antropoide: miembro de la familia más elevada dentro del orderi de los primates.

Auriñaciense: cultura del Paleolítico superior, desarrollada por el hombre de Cro-Magnon.

Catastrofismo: teoría defendida por G. Cuvier que afirma que cada época geológica ha terminado con un cataclismo que acabó con todas las formas de vida dando origen a los fósiles. Civilización clasificación de las culturas que poseen la horticultura, agricultura o ganadería y lenguaje escrito.

Coxis: hueso formado por la soldadura de las cinco últimas vértebras, oculto en el hombre y que en los animales forma la cola.

Cromosoma: formaciones filamentosas que se hallan en el núcleo de las células y que contienen los genes.

Cultura: conjunto de los rasgos de conducta adquiridos y característicos de los miembros de una sociedad.

Especie: clasificación taxonómica por debajo de género, con posibilidad de entrecruzamiento y flujo genético entre sus miembros pero no entre miembros de diferentes especies.

Estrato: depósito geológico formado por sedimentos dispuestos en capas sucesivas.

Evolución biológica: desarrollo evolutivo dirigido y controlado por principios biológicos y naturales.

Evolución cultural: influencia del entendimiento humano en la evolución al modificar de un modo consciente los factores que influyen en la evolución biológica.

Evolución divergente: proceso según el cual se originan varias líneas de modificación progresiva a partir de una forma originaria común.

Foramen magnum: agujero situado en la base del cráneo por el que sale la médula espinal.

Fósil: resto orgánico transformado en piedra por un proceso de sustitución natural.

Gen: unidad hereditaria mendeliana, localizada en un cromosoma.

Género: categoría taxonómica entre especie y familia, formada por especies estrechamente emparentadas. Habitat: conjunto de condiciones ambientales en que se desenvuelve la vida de un ser vivo.

Homínido: primate que pertenece a la familia de los seres humanos.

Inmovilismo: teoría que defiende la creación directa por parte de Dios de los géneros y especies que han permanecido invariables desde entonces.

Meiosis: proceso en el ciclo vital de los organismos, por el cual el número de cromosomas queda reducido a la mitad.

Mitosis: forma de división celular con duplicación de los cromosomas.

Musteriense: cultura existente durante el tercer período interglacial y la cuarta glaciación en Europa, asociada al hombre de Neandertal.

Mutación: modificación brusca de la composición genética de un organismo, de modo que esta modificación es heredada por las células descendientes.

Órgano: grupo de distintos tejidos unidos estructuralmente y cooperando funcionalmente para realizar una tarea conjunta.

Paleontología: rama de la Geología que estudia por medio de los fósiles las formas de vida que existieron en los tiempos antiguos.

Pleistoceno: quinto período de la Era Terciaria en el que tuvo lugar la glaciación en la que el hombre predomina sobre los otros animales.

Plioceno: cuarto período de la Era Terciaria en el que tuvo lugar el interglacial en el que el hombre se diferencia de los antropomorfos.

Primate: orden dentro de la clase de los mamíferos. Prognato que tiene la cara prominente.

Restos vestigiales: órganos que han perdido sus funciones fisiológicas.

Sabana: llanura muy dilatada sin vegetación arbórea que suele abundar en buenos pastos.

Taxonomía: clasificación de los organismos basada todo lo posible en las relaciones naturales.

Tiempo cósmico: todo tiempo anterior a la formación de la Tierra.

Uniformismo: teoría defendida por Ch. Lyell según la cual la Tierra ha adquirido su aspecto actual a través de cambios graduales que han actuado constantemente.

Fuente Consultada:
La Tierra y Sus Recursos
Levi Morrero
Biología II Ecología y Evolución Bocalandro-Frid-Socolovsky
Wikipedia – Enciclopedia Encarta
La Aparición del Hombvre Alvarez Perez Colección de Bolsillo Divulgación Científica