Historia de la Biología

Vida de una Ameba Alimentación Reproducción y Muerte

LA VIDA DE UNA AMEBA: ALIMENTACIÓN, DESARROLLO Y MUERTE

La ameba es un animal que apenas puede observarse a simple vista. Es una masa gelatinosa irregular muy semejante a la clara de huevo, vive en el agua dulce, se alimenta de diatomeas y otras diminutas plantas de las que se apodera extendiendo pequeñas prolongaciones (seudópodos) que rodean al alimento, el cual queda así en el interior de la célula y es digerido.

 esquema de una ameba

Es unorganismo unicelular que se desplaza mediante unas prolongaciones de su citoplasma
que reciben el nombre de seudópodos.

Los seres vivientes se distinguen de los objetos inanimados de la naturaleza por una serie de características de las cuales citaremos las cuatro principales: el movimiento o traslación, en cualquiera de sus tipos (A); la absorción y la digestión de los alimentos (B); el aumento de volumen o crecimiento (C) y la multiplicación, es decir la continuación de la especie (D).

Estas cuatro características —es importante subrayar el hecho— se pueden observar ya en la ameba, uno de los seres vivos más simples y primitivos, ya que no es más que una pequeña masa gelatinosa compuesta de una célula (ser unicelular) con un núcleo y dos pequeñas cavidades o vacuolas. La ameba no tiene una forma definida y vive en las aguas de los fosos o en los charcos.

Este pequeño ser vivo no posee miembros de forma determinada; sin embargo, puede trasladarse lanzando sus seudópodos en la dirección deseada. La expansión del protoplasma acarrea así la traslación de la materia de que está compuesta la ameba, tal como lo muestra la parte superior de la ilustración. Este movimiento no es tan simple como parecería a simple vista: estímulos o excitantes de todas clases, aun los de origen químico, pueden ejercer su influencia.

Así, si se toca con la punta de una aguja un seudópodo que se mueve hacia adelante, este movimiento se detiene y puede además modificarse en sentido contrario. En otras palabras, el estímulo no sólo provoca la retracción del seudópodo alcanzado, sino que origina la aparición de otro en el costado opuesto. El pequeño cuerpo gelatinoso posee, pues, lo que podríamos llamar un embrión de sensibilidad.

Asimismo, la ameba está en condiciones de alimentarse, aun cuando no posee boca. Toda la superficie de su cuerpo puede absorber una substancia susceptible de ser digerida, por ejemplo una planta unicelular. Esta operación se realiza por intermedio de seudópodos, que rodean rápidamente el alimento y lo incorporan al protoplasma.

Se produce así una abertura o vacuola de nutrición, en la cual las materias absorbidas son digeridas, es decir, convertidas en cuerpos o combinaciones más simples y más fácilmente solubles. Los restos que no pueden ser asimilados son evacuados y la vacuola desaparece.

ameba alimentandose de una paramecio

Se observa una ameba ,carente de órganos internos, que atrapa a un paramecio y comienza a engullirlo, rodeándolo con dos grandes proyecciones de su citoplasma, llamadas pseudópodos. Cuando el paramecio es engullido por completo, se forma alrededor de él una primitiva cavidad digestiva, llamada vacuola. En ésta, los ácidos descomponen el paramecio en nutrientes, que pueden difundirse por el citoplasma de la ameba.

La ameba se alimenta, pues, y asegura su metabolismo; pero las particularidades del mecanismo de transformación escapan todavía al dominio de los conocimientos humanos. Para comprender esto debería estar completamente resuelto el problema de la vida. Numerosas observaciones han permitido comprobar, sin embargo, que la ameba saca de su alimento no solamente la energía necesaria para sus movimientos, sino también los elementos que le permitirán desarrollarse, aumentar de volumen.

CRECIMIENTO DE una ameba ser unicelular

No obstante, el crecimiento no prosigue indefinidamente. Cuando su masa ha alcanzado un cierto tamaño, se produce una forma muy simple de continuación de la especie, por división celular. Una ameba se convierte entonces en dos amebas del mismo tamaño, con la particularidad de que la hija no se distingue en nada de la madre.

reproduccion de una ameba

Las amebas pertenecen a la clase de los rizó-podos. Existen numerosas especies, algunas de las cuales viven como parásitos en el cuerpo de animales multicelulares, entre otros el del hombre, y son causa de ciertas enfermedades.
Entre las amebas no hay individuos de géneros diferentes. No hace falta, pues, la existencia de dos individuos distintos para asegurar la continuación de la especie.

Las dos amebas recién formadas se alimentan, crecen y se dividen a su vez. El fenómeno se repite indefinidamente y de ahí que podamos sacar como conclusión que estos seres poseen la inmortalidad en potencia.

La muerte, consecuencia necesaria de las mismas actividades vitales, luego de un cierto tiempo, no se produce en ellas. Ahora bien, las amebas mueren también; pero se trata siempre de un accidente. Por lo común, son devoradas o comidas por numerosas especies de animales acuáticos.

Fuente Consultada:
Las Maravillas de la Vida Tomo V –  Vida De UnaAmeba – Globerama Edit. CODEX

Condiciones Para La Vida en el Planeta Factores Ambientales Basicos

Condiciones Para La Vida en el Planeta
Los Factores Ambientales

la vida en el planeta

TEMA RELACIONADOS

La Aparición De La Vida
La Teoría De La Evolución De Charles Darwin
La Terapia Genética
La Eutanasia o Muerte Digna
El Origen Del Hombre En El Planeta
El Proyecto Genoma Humano

La Clonación Humana y Animal
La Eugenesia o Reproducción de las Mejores Especies 

LA VIDA EN EL PLANETA TIERRA: Separar el mundo inerte del mundo organizado parecía, hasta nace pocos lustros, una tarea muy sencilla: un elefante es un ser vivo y una roca no. Mas al profundizar en el conocimiento de los seres infinitamente pequeños, se llega a dudar y se ve como algo sumamente confuso la línea divisoria entre los dos mundos. Hay cuerpos que no es posible determinar de un modo claro si son seres vivos o moléculas inorgánicas muy complicadas. Pertenecen al mundo de las proteínas.

Los virus, por ejemplo, son microbios sumamente pequeños. El productor de la poliomielitis, que tantos quebraderos de cabeza ha proporcionado a médicos y biólogos, mide una centésima de miera. Son necesarios, por tanto, 100.000 de ellos puestos en fila para formar un milímetro. Se comprende que sólo el microscopio electrónico haya sido capaz de hacerlos visibles.

Las nucleoproleínas, sustancias químicas formadas por moléculas sumamente complicadas, en algunos casos se comportan exactamente igual que los virus y se ha llegado a dudar si son seres vivos o sólo compuestos químicos. Los doctores Fraenkel y Williams, de los Estados Unidos, afirmaron que hablan obtenido en sus laboratorios nucleoproteínas vivas por síntesis, es decir, hablan creado vida, pero en una forma tan rudimentaria., que sólo podían existir sobre otras materias vivas. Se trataba, por tanto, de algo que está en la borrosa línea que separa lo vivo de lo inerte.

Pero esta imitación o creación de vida simplicísima en el laboratorio se halla a gran distancia de la complejidad de un ser vivo tan sencillo como puede ser una ameba o un hongo.Se conocen las manifestaciones de la vida y se señalan sus notas características, pero los científicos están acordes en no saber qué cosa es en sí la vida.

Porque ésta presupone, además de una cierta organización de los elementos que forman el cuerpo vivo, la unidad de intención, es decir, la tendencia por la que todas las partes contribuyen a una finalidad. En un huevo, por ejemplo, se encuentran uña serie de sustancias (azúcares, grasas, proteínas y agua) que son los compuestos orgánicos indispensables para que exista la vida.

Éstos tienden a transformarse en un polluelo, que es un microcosmos complicadísimo en el que billones de células trabajan ordenadamente para cumplir ese fin o tendencia que da por resultado un pollo adulto. ¿Por qué no se descomponen dichas sustancias y dan lugar a carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y pequeños rastros de fósforo, azufre, calcio, etc.? ¿Por qué tienden a complicarse en lugar de descomponerse?

En esta tendencia, que supone organización, se encuentra oculto el gran secreto de la vida.

Los cuatro grandes elementos del mundo viviente son el Carbono, el Oxígeno, el Hidrógeno, y el Nitrógeno. Sin ellos no puede existir vida alguna y es tan importante el papel que juegan en la Biología, que el 99 % de todo ser vivo está formado por estos cuatro cuerpos simples.

En el mundo impera una ley implacable de cambio, de evolución, que somete a todas las cosas y resulta imposible de evitar y menos prever en cuanto a su duración y término. En los seres inertes, la erosión, los elementos atmosféricos, la gravedad, etc., determinan este desgaste continuo que se da en las montañas, en los monumentos y en cualquier obra humana o de la naturaleza.

Los seres inertes no pueden luchar contra este desmoronamiento constante y fatal, pero los seres vivos sí, y para evitarlo se nutren y asimilan sustancias que les son necesarias. Durante su infancia y juventud, esta asimilación les proporciona energía suficiente no sólo para vivir, sino para crecer. Es en la vejez cuando la nutrición no es suficiente para detener la caída del ser vivo hacia la muerte, donde se precipita por un proceso natural, de desasimilación, pérdida y decadencia.

Los seres vivos necesitan, pues, extraer del ambiente los cuatro elementos antes citados y que permitirán al laboratorio de su cuerpo transformarlos en sustancia propia.

La asimilación del Oxígeno y del Hidrógeno por entrar estos elementos en la formación del agua, no constituyen problema, pero ni el Carbono, ni el Nitrógeno pueden captarse directamente del mundo natural. Los procesos por los cuales los seres vivos se ingenian para apropiarse estos elementos y el ciclo de cambios constantes por los que pasan de unos vivientes a otros, constituye uno de los hechos más admirables de la Biología.

La biosfera es la región de la Tierra que alberga a los seres vivos. En sentido estricto, es la zona comprendida entre los fondos marinos abisales, situados a unos 11.000 m de profundidad y la altura máxima terrestre, que es de casi 9.000 m de altura sobre la superficie del mar. En realidad estos 20 Km. de espesor máximo se reducen enormemente si consideramos, por un lado, que la gran mayoría de los mares y océanos no son tan profundos y por otro, que los seres vivos que habitan el medio terrestre no lo hacen más allá de unos 200 m por encima del suelo.

En cualquier caso la biosfera constituye una capa muy delgada si la comparamos con el resto de capas que forman nuestro planeta y está formada por gran cantidad de ambientes distintos donde los seres vivos desarrollan sus actividades de maneras muy diversas.

La biosfera no es una capa homogénea, debido a que los organismos tienden a acumularse en determinados lugares donde las condiciones para la vida son más adecuadas. Estas condiciones vienen determinadas básicamente por los denominados factores ambientales, de los cuales los más importantes son: la temperatura, la luz, el agua y la presión.

La temperatura
La Tierra posee unas condiciones únicas para el desarrollo de la vida sobre su superficie si la comparamos con otros planetas del sistema solar. Esto se debe entre atrás cosas a que, por su distancia del sol f por la existencia de las capas atmosféricas, disfruta de un régimen de temperaturas adecuado.

El desarrollo y mantenimiento de la vida requiere que la temperatura se mantenga dentro del intervalo comprendido entre la temperatura extrema mínima de 0°C y la temperatura extrema máxima de 50 °C aproximadamente.

A temperaturas inferiores a los 0°C, el agua, cuya proporción es mayoritaria en los organismos, se congela, mientras que por encima de los 50 :C, las estructuras biológicas más importantes que forman la materia viva, como las proteínas, que veremos en caratillos posteriores, sufren un proceso denominado desnaturalización, por el cual pierden tanto su estructura física como las propiedades. Existe una temperatura óptima entre los 5 y los 30 °C, en la que la mayoría de los seres vivos desarrollan sus funciones a la perfección.

Hay que tener en cuenta además que el proceso vital en cualquier organismo se compone de una gran cantidad de reacciones químicas que, como tales, dependen muy directamente de la temperatura a la que se realicen. De esta manera y siempre dentro del intervalo de temperaturas óptimas, a mayor temperatura, mayor velocidad de reacción y viceversa.

la vida en el planeta tierra

Los mamíferos pueden conservar el calor de sus cuerpos con independencia de la temperatura ambiental, pudiendo vivir en lugares muy fríos, como es el caso de los osos polares.

No obstante, es fácil encontrar en el seno de la biosfera zonas donde se sobrepasen, no sólo el rango de temperaturas óptimas, sino también el de temperaturas extremas, por lo que la gran mayoría de los organismos han desarrollado diferentes estrategias para mantener sus funciones vitales de manera adecuada bajo dichas condiciones.

Entre los seres vivos, son los animales por la variedad y complejidad de sus funciones, los que han tenido que desarrollar mecanismos más eficaces para el control de su temperatura interna. Dependiendo de cómo realizan este control, podemos distinguir entre animales poiquilotermos, como los reptiles, y homeotermos, como los mamíferos. A los primeros se les conoce vulgarmente como animales de sangre fría y a los segundos como animales de sangre caliente.

Los poiquilotermos se caracterizan por carecer de mecanismos eficientes para el control de su temperatura interna por lo que su metabolismo depende mucho de la del exterior, viéndose obligados, muchas veces, a pasar períodos de inactividad cuando las condiciones son extremas. En cambio, los homeotermos, consiguen mantener una temperatura interna siempre constante en torno a los 37 °C, lo cual les permite realizar sus funciones con bastante independencia de las condiciones ambientales.

reptil, la vida en el planeta

A Los reptiles, como el yacaré de la fotografía, no pueden mantener su temperatura interna de manera independiente a la del medio, por lo que únicamente pueden vivir en sitios cálidos.

Los vegetales generalmente combaten las temperaturas poco favorables perdiendo, de manera temporal, sus partes más sensibles (hojas, partes aéreas, etc.) y desarrollando estructuras especiales de resistencia (semillas, yemas, zonas leñosas, etc.).

La luz: La luz constituye un factor ambiental muy importante, ya que es la fuente de energía primaria a partir de la cual las plantas pueden desarrollar el complejo proceso de la fotosíntesis. Mediante este proceso se convierte la energía lumínica en energía química, la cual puede ser utilizada posteriormente en otros importantes ciclos metabólicos, bien por la misma planta o bien por otros organismos. La importancia de la fotosíntesis es tan grande que podemos afirmar sin duda alguna que el mantenimiento de la vida sobre la Tierra depende de este proceso.

La luz también influye en el desarrollo de la morfología de las plantas, determinando la dirección en la que deben crecer los tejidos y brotes permitiendo así una disposición óptima para la captación de energía.

Para los organismos no fotosintéticos, la luz es un factor que posibilita la visión y por tanto la facultad de relacionarse con el medio en el que viven. También interpone en los procesos de regulación de la actividad estacional. La distinta duración de los períodos de iluminación diurna a lo largo del año constituye un fenómeno denominado foto período que actúa como reloj biológico y sirve para desencadenar  importantes fases en la vida del organismo como por ejemplo la reproducen, la muda, la migración, la floración, etc.

En el medio acuático la penetración de a luz es menor que en el medio terrestre, le tal manera que a partir de los 200 m le profundidad reina una oscuridad absoluta. La zona comprendida entre la superficie del agua y la profundidad hasta donde llega la luz se denomina zona fótica, y es donde se acumula la mayor parte de los organismos acuáticos distribuyéndose en estratos o capas según las necesidades de luz que tienen.

La presión: El medio que rodea a los seres vivos ejerce una presión sobre ellos que también influye en la estructura y fisiología de los mismos.

En el medio terrestre, en el que los organismos están rodeados de aire, la presión se denomina presión atmosférica. Su valor varía ligeramente con la altura v la temperatura, de tal modo que al nivel del mar y 0°C, es de 760 mm. de Hg ( 1atmósfera), pero disminuye progresivamente a medida que ascendemos y también a medida que la temperatura aumenta. La  presión que se registra en el medio acuático se denomina presión hidrostática y su valor depende sólo de la altura de la capa de agua que hay por encima del organismo. S

u valor aumenta de manera lineal una atmósfera cada 10 m.  profundidad, de tal manera que a unos 10 m. la presión llega a ser de una tonelada por cada cm;. lo cual no impide que puedan vivir algunos organismos especialmente adaptados.

Esta variación de presión, si la comparamos con la que se produce en el medio terrestre, es muy grande, lo que provoca que la mayoría de los organismos acuáticos desarrollen sus actividades únicamente a la profundidad que están preparados para soportar, pudiendo perecer si la abandonan accidentalmente. Esta situación se hace drástica en los organismos que poseen cavidades internas rellenas de aire, como es el caso de muchos peces, mamíferos cetáceos y aves buceadoras. Estos organismos pueden morir aplastados o sufrir trastornos fisiológicos desastrosos si se sumergen a una profundidad excesiva.

El agua: El agua es la sustancia que se encuentra en mayor proporción formando parte de la materia de todos los seres vivos. En algunos casos puede llegar a constituir más del 90% del volumen total del organismo. Su importancia queda patente si consideramos la gran cantidad de funciones que realiza: sirve de disolvente en las reacciones bioquímicas que se producen en el interior de la célula; es el medio de transporte de los nutrientes y desechos en muchos organismos; interviene en la transpiración y fotosíntesis de las plantas; sirve de esqueleto hidrostático en muchos invertebrados; constituye el medio en el que viven los organismos acuáticos y, por último, sirve de controlador de la temperatura ambiental y corporal dada su elevada capacidad calorífica.

Todo organismo mantiene un equilibrio por el que se pierde y se incorpora agua continuamente durante el desarrollo de sus actividades vitales y que recibe el nombre de equilibrio hídrico. Todos los seres vivos, desde los protozoos unicelulares hasta los mamíferos más grandes poseen mecanismos para controlar eficazmente dicho equilibrio. Su mantenimiento es más fácil en los organismos marinos que en los que viven en agua dulce.

En los organismos terrestres es donde se dan los mecanismos de regulación más sofisticados, porque son los que más fácilmente pueden perder el agua que contienen (por transpiración, respiración, etc.) sufriendo, además, mayores dificultades para incorporarla. Es por ello que la disponibilidad de agua constituye un importante factor que condiciona enormemente la distribución de los organismos terrestres.

Fuente Consultada: DIDÁCTICA Enciclopedia Temática Ilustrada Editorial Oriente

Vaca Muerta Explotacion del Yacimiento de Hidrocarburos Shale

Vaca Muerta Explotación del Yacimiento de Hidrocarburos en Neuquén

cigueña petroleoVaca Muerta es un yacimiento de hidrocarburos no convencionales, también conocidos como “shale oil” –cuando se extrae petróleo- y “shale gas” –cuando se extrae gas-.

Se denomina No Convencional porque  para la extracción se recurre a un método especial, totalmente diferente al clásico sistema que conocemos de las torres de perforación que solemos ver el costado de las rutas en el sur argentino, o también las famosas “cigüeñas” que trabajan incasablemente desparramadas por grandes áreas desiertas. (imagen izq.)

Este hidrocarburo, una especie de “maná del suelo” se encuentra a unos 3000 m. de profundidad, distribuido en una superficie de aproximadamente 30.000 Km2.

Como se decía antes, para poder extraerlos se debe aplicar otro método, no standar, llamando extracción  standard al sistema en donde se introduce una tubería vertical hasta el depósito de hidrocarburo y por diferencia de presión (natural o provocada) el petróleo crudo asciende hasta la superficie como ocurre normalmente en los países de medio oriente donde esta riqueza emana casi sin esfuerzo. Pero ese petróleo almacenado no era generado en ese lugar, sino más abajo, en la denominada roca madre.

Dadas ciertas condiciones de presión y de calor que haya tenido la formación rocosa, puede darse el caso de que haya quedado petróleo o gas entre las rocas y que nunca haya llegado a los almacenes. En este caso el método de extracción cambia, lo cual lo hace sumamente costoso y complejo, ya que la técnica de considerablemente distinta.

Hay que aclarar que Vaca Muerta no es un descubrimiento actual, sino que desde cuando se hicieron las primeras perforaciones convencional la tubería ha pasado por esa zona, para llegar a otras profundidades mayores conocida como Sierras Blancas. Inclusive se presentaba cierta dificultad, por que cuando pasaban por esa zona debía sellar con lodo esa parte de la perforación, para poder seguir avanzando hacia abajo.mapa vaca muerta

Por es bueno aclarar que “vaca muerta” no se refiere a la zona geográfica sino que  es una formación rocosa muy profunda que recorre el subsuelo de la mayoría de los yacimientos de la cuenca neuquina. En esa formación rocosa está atrapado el petróleo y por eso se ha convertido en un tesoro oculto del que todos los petroleros hablan.

Se cree que Vaca Muerta podría cambiar el panorama energético argentino para los próximos años y convertir al país en un gran potencial de hidrocarburos. Se llama Vaca Muerta porque en realidad, hay una sierra homónima cerca de Zapala, que fue la que le dio al científico que la descubrió hace ya varias décadas la idea de copiar la denominación.

La   formación geológica tiene un espesor entre 590 y 300m. según la zona que se considere, pues abarca una superficie de 70 mil kilómetros cuadrados, ocupando casi toda la provincia de Neuquén y pedacitos de Mendoza, La Pampa y Río Negro.

muestra roca madre
Cuando se observa una pedazo de muestra se parece es una especie de pizarra negra, que se deshace en finas capas cuando se la manipula con los dedos, como una masa de hojaldre de panadería.
Algunos pedazos de esa roca  guardan aún la forma de los amonites y un dejo de olor a hidrocarburo. (Los amonites, son animales comomoluscos con compartimentos en su concha, comunes durante el jurásico, hace unos 195 millones de años.)

Desde hace unos 20 años, sobre todo en Estados Unidos, se empezó a experimentar con perforaciones horizontales (ver figura) que permiten llegar a formaciones rocosas antes inaccesibles.

Respecto a la reservas shale en gas , se sabe que la primera gran cuenca de hidrocarburos shale está en China, con 38 billones de m3. Y la segunda en EE.UU. con 26 billones de m3 y la tercera en Argentina con 23,5 billones de m3. (en igual orden están las reservas de oil shale). Actualmente  las reservas actuales de gas convencional de Argentina son apenas de 0,5 billones de m3. La reservas convencionales están decayendo y se están haciendo exploraciones costa afuera de algunos países como puede ser Brasil, quien ha encontrado ciertos yacimientos importantes.

En Argentina se están haciendo estudio sobre la factibilidad, debido a los altos costos que implica la extracción, pero en caso que resulte un proyecto positivo podría lograr el autoabastecimiento energético, grave inconveniente hoy, que obliga a importar por una cifra de 15.000 millones de dólares anuales, cifra que tiende a incrementarse de no conseguir nuevas extracciones.

La magnitud de la inversión oscila en los 10.000 millones de dólares. Actualmente hay cerca de 100 pozos no convencionales y la mitad son de YPF, hay planificados unos 100 pozos mas a corto plazo, pero para conseguir el autoabastecimiento se necesitaran mas de 2.500 pozos nuevos, y lógicamente si no se consiguen inversiones externas es imposible afrontar tal desafío, que en tiempo sería de unos 10 años.


El petróleo que se ha acumulado en un yacimiento común ha migrado desde algún otro lugar en las profundidades, donde se ha “producido”. En cambio, los hidrocarburos tipo “shale” se encuentran en su propia cocina. Por algo, VacaMuertaes “la roca madre”. El problema es que esta roca tan prolífica  no tiene porosidad y, por lo tanto, hay que creársela para poder hacer que fluya el hidrocarburo y emerja a la superficie.

El proceso de extracción consiste en realizar una perforación vertical de 15 cm. de diámetro hasta la roca madre (unos 3000 m.) y luego entrar en forma horizontal por la misma roca. Luego se genera un “punzado” con una carga explosiva que produce fundamentalmente una muy alta temperatura que perfora la tubería y funde la roca como una suerte de soplete.

Luego en un primer paso se inyectan a altísima presión entre 500 y 600 metros cúbicos de agua con agentes que reducen la fricción para hacer fracturar la roca. Ese golpe de presión hace que la roca se fracture. Como segundo paso se le vuelve a inyectar agua pero con una arena especial, una especie de bolitas negras, perfectamente esféricas, que se importa de China, Brasil o EE. UU. La finalidad de estas partículas es la evitar que se cierren las fisuras y por ese lugar circulará el hidrocarburo hacia el exterior. Un pozo puede tener entre 3 y 15 fracturas.

En las primeras experiencias hechas en EE.UU. la cantidad de agua utilizada se enviaba nuevamente al río, pero ha creado ciertos problemas ambientales, debido a la contaminación de agua subterránea,  por lo que en Argentina estaría previsto un tratamiento de ese agua, para volver a reutilizarla en nuevos pozos. Se utiliza agua del río Limay (no se usará agua subterránea) y a pesar que se utiliza mucho volumen de agua, se sabe que la industria y la agricultura consume mucho mas.

La experiencia petrolera en esa zona es sumamente importante y de larga data, pero este tipo de extracción no convencional no deja de ser un desafío día a día porque aparecen diversos problemas de orden técnico que  deben solucionarse en el momento y lógicamente va sumando nuevas experiencias a todos los operarios y capataces de la planta. Para muchos es una especie de “escuela” permanente, pues hay variables de presión , temperatura y profundidades que según el día se las debe controlar y regular con las “canillas” de las tuberías.

Por otro lado, hay una polémica respecto a los problemas ambientales y de salud que podría generan en el futuro dicha planta y las opiniones de la gente de la zona se han dividido, generándose por momentos conflictos internos, pues también se sabe que podría traer muchos puestos de trabajo para el área del yacimiento.

La polémica en Europa y en los EE.UU. La explotación de gas y petróleo shale ha sido prohibida en Francia y en Bulgaria. En Estados Unidos, donde la industria realmente estalló desde el 2000 (se hicieron miles y miles de pozos en todo el país), hay una enorme polémica respecto del impacto de la actividad en las fuentes de agua y la salud de las personas. Ha habido casos probados de contaminación en los estados de Wyoming y Colorado, y resistencia popular en Ohio, Pensilvania y Nueva York.  Los pozos de hidrocarburos no convencionales se encuentran en áreas pobladas y rurales. En los hospitales se han denunciado casos de padecimientos infrecuentes, como fuertes dolores de cabeza, tumores, reacciones en la piel. También se han notado malformaciones en fetos de animales de granja.

proceso petroleo

 

CARACTERÍSTICAS
Vaca Muerta tiene 4 propiedades geológicas que la distinguen como una formación de shale única en el mundo: importante cantidad de Carbón Orgánico Total (TOC), alta presión, buena permeabilidad y gran espesor.
A su vez, a diferencia de lo que ocurre con otras formaciones de shale, se encuentra alejada de centros urbanos, lo que facilita notablemente las operaciones.
Otra ventaja es que se encuentra a una profundidad mayor a los 2.500 metros, muy por debajo de los acuíferos de agua dulce, lo cual hace más segura su extracción y disminuye los riesgos ambientales.
Además, en esta región existe una importante actividad de producción de gas y petróleo convencional, por lo que se cuenta con la infraestructura necesaria para el desarrollo del shale.

Fuentes Consultadas: Revista VIVA Mayo de 2012

 

Uselo y Tirelo Frases Mentirosas de la Ecología

PRIMEROS PASOS DE LA ECOLOGÍA
CUANDO LA ECOLOGÍA SE PUSO DE MODA
La moda ecológica


Los temas sobre ecología y la preocupación por la contaminación se puso de moda en los últimos años. Como toda moda siguió los mecanismos propios de ésta en la actual sociedad de consumo. Fue impuesta desde arriba y alentada a nivel mundial por medio de la radio, cine, televisión, revistas, periódicos y todo tipo de escritos. Aunque el centro por excelencia es Estados Unidos; sobre todo después de la campaña iniciada en 1970 desde la misma Casa Blanca a través del presidente Nixon.

El recurso de la moda es una de las tantas maneras de neutralizar un tema crucial como el del deterioro del ambiente humano. Se desplaza de ese modo el eje del problema: la contaminación aparece como una cuestión que no tiene nada que ver con la contaminación de la sociedad. Los medios de difusión masivos son los encargados de lanzar esa imagen. Por otra parte, como moda pronto tiene un efecto saturador, se hace algo cotidiano, cumple su ciclo y muere.

Un perfecto círculo para modelar la opinión colectiva, convertirla en inofensiva y sepultar una realidad que de ser abordada correctamente pone al desnudo todas las imperfecciones del sistema. Tomás Maldonado sostiene, no obstante, que cuando la moda haya entrado en la etapa final, dejará un saldo positivo pues habrá “contribuido a formar una conciencia ecológica“, aunque por el momento inconsistente. Pasada la moda será posible reanudar los esfuerzos que llevarán a una conciencia ecológica esencialmente crítica, respecto de la crisis de la sociedad. Ilustraremos estos conceptos con algunas facetas de la moda ecológica en los Estados Unidos.

En este país es donde se puede observar con mayor magnitud el fenómeno de la moda ecológica. Preocupación que, sin embargo, desde muchos años atrás existía ya en algunos científicos y estudiosos. Unas 360 organizaciones defensoras del ambiente humano existen solamente en la zona de Nueva York y más de miles en todo el país norteamericano. De esta profusa actividad en pos de la protección del medio han resultado términos nuevos como el de ecotáctica y ecoactivista.

Comúnmente se llama ecoactivista a los integrantes de estas organizaciones. La mayoría de ellas pertenecen a núcleos estudiantiles: el tema se ha convertido en una gran preocupación de la juventud. Algunos nombres de las agrupaciones de ecoactivistas son rimbombantes y elegidos con un criterio publicitario. Así encontramos a los “Enemigos de la Contaminación”, “Conspiración de la naturaleza” (Universidad de Oregón), “Supervivencia” (Nueva York), “Amigos de la tierra”, etcétera. Otros conservan nombres más serios como “Comité estudiantil de la Crisis Ambiental”, “Estudiantes en Defensa del Ambiente” (Universidad de Minnesota), “Comité de Acción Ambiental para la Supervivencia” (ENACT, Universidad de Michigan), “ECOS” (Universidad de Carolina del Norte), etc.

Casi todas estas instituciones realizan investigaciones sobre la materia, publican algún periódico, tienen distintivos, venden insignias. Por ejemplo el ENACT, ha vendido miles de calcomanías con la inscripción: “Déle una Oportunidad a la Tierra“. Realizan también conferencias, cursos y movilizaciones públicas. Este vasto movimiento protagonizado generalmente por los jóvenes ha sido usado por el establishment como una manera de distraer la atención sobre otros problemas fundamentales de los norteamericanos.

Se impulsa el estudio de la contaminación, su investigación a través de las universidades que tratan de imponer la conciencia de que la lucha es contra una cuestión que afecta a todos, asunto de vida o muerte, por encima de factores políticos, económicos que consideran secundarios. Muchas veces el problema ha servido para desplazar otros conflictos en universidades donde las causas estudiantiles radicales eran la característica predominante. Sin embargo, hay quienes ven en la lucha contra la contaminación una forma de atacar al sistema económico y social.

Una observación importante es la que aporta el poeta californiano Gary Snyder. “Los estudiantes han adoptado —expresa— la causa del ambiente , por una serie de eventos simultáneos. Hay interés en el pensamiento oriental, en el budismo, en la vida tribal, en la vida en pequeñas comunidades”. Empero—agrega— las universidades que estimulan el activismo ambiental van a tener un tigre sujeto por la cola: “Porque no se puede tomar en serio el ambiente sin ser revolucionario. Hay que estar dispuesto a reestructurar la sociedad”.3 Algunas de las acciones de los ecoactivistas trascienden también fuera del ámbito de las casas de estudio. Un grupo de activistas de la Universidad Minnesota organizaron un simbólico entierro de un motor de combustión interna para protestar contra la contaminación de aire provocada por éstos. Muchos de los integrantes del cortejo fúnebre llevaban pancartas con la leyenda: Entierren el motor, antes de que él nos entierre. Acciones como estas son las que han llevado a caracterizar a sus protagonistas como eco-extravagantes. A veces el humor es también un buen vehículo para la protesta.

Los miembros de Acción Ecológica de Boston organizaron una manifestación para entregar a la empresa Boston Edison una cinta azul como El Contaminador del Año. Algunos grupos más radicalizados han expresado su descontento contra la guerra del Vietnam, realizando investigaciones sobre los efectos de la contaminación provocada por los herbicidas arrojados en el suelo vietnamita.

Un ecoactivista de fama mundial es el joven abogado Ralph Nader. Su último libro en español titulado “El Festín Envenenado”, es el resultado de encuestas realizadas por él y su equipo. La importancia del texto radica en cuanto documento político: critica las bases estructurales del sistema capitalista desarrollado y aporta datos concretos de la gravedad de la polución en su país. Nader contribuyó, entre otras cosas, a descubrir los efectos cancerógenos de los ciclamatos en los cobayos.

A raíz de ese hecho se tuvo que prohibir su venta en los Estados Unidos provocando un serio golpe a la industria del mismo cuyo mercado representaba un millón de dólares por año. Sus críticas apuntan doblemente: a las empresas responsables por un lado, y al poder político, por el otro. Los organismos oficiales creados para combatir la contaminación ambiental (por ejemplo, el National Air Pollution control administratio – NAPCA) están para Nader en el mismo complot con las empresas. De allí que entienda y plantee el problema como una guerra entre el público y los contaminadores (las empresas).

La codicia capitalista de estas últimas confunde además —para Nader— hasta los que adhieren al sistema. Señala también en este libro importantes ejemplos que ilustran sobre el poder monopólico de las empresas estadounidenses: la industria alimentaria representa 125 millones de dólares. Cuatro empresas controlan el 35 por ciento de los desayunos. En fabricación y venta de sopas, “Campbel” controla el 95 por ciento del mercado. Los contaminadores, afirma el ecoactivista, se sostienen entre sí.

Fuente Consultada: Transformaciones N°98 Enciclopedia de los Grandes Fenómenos de Nuestro Tiempo

Uselo y Tirelo Eduardo Galeano Frases Mentirosas de la Ecologia

Úselo y Tirelo de Eduardo Galeano
Frases Mentirosas de la Ecología

Un Poco de Historia por los años 70, primeras preocupaciones y
primeras organzaciones
La moda ecológica:

Los temas sobre ecología y la preocupación por la contaminación se puso de moda en los últimos años. Como toda moda siguió los mecanismos propios de ésta en la actual sociedad de consumo. Fue impuesta desde arriba y alentada a nivel mundial por medio de la radio, cine, televisión, revistas, periódicos y todo tipo de escritos. Aunque el centro por excelencia es Estados Unidos; sobre todo después de la campaña iniciada en 1970 desde la misma Casa Blanca a través del presidente Nixon.

El recurso de la moda es una de las tantas maneras de neutralizar un tema crucial como el del deterioro del ambiente humano. Se desplaza de ese modo el eje del problema: la contaminación aparece como una cuestión que no tiene nada que ver con la contaminación de la sociedad. Los medios de difusión masivos son los encargados de lanzar esa imagen. Por otra parte, como moda pronto tiene un efecto saturador, se hace algo cotidiano, cumple su ciclo y muere.

Un perfecto círculo para modelar la opinión colectiva, convertirla en inofensiva y sepultar una realidad que de ser abordada correctamente pone al desnudo todas las imperfecciones del sistema. Tomás Maldonado sostiene, no obstante, que cuando la moda haya entrado en la etapa final, dejará un saldo positivo pues habrá “contribuido a formar una conciencia ecológica”, aunque por el momento inconsistente. Pasada la moda será posible reanudar los esfuerzos que llevarán a una conciencia ecológica esencialmente crítica, respecto de la crisis de la sociedad. Ilustraremos estos conceptos con algunas facetas de la moda ecológica en los Estados Unidos.

En este país es donde se puede observar con mayor magnitud el fenómeno de la moda ecológica. Preocupación que, sin embargo, desde muchos años atrás existía ya en algunos científicos y estudiosos. Unas 360 organizaciones defensoras del ambiente humano existen solamente en la zona de Nueva York y más de miles en todo el país norteamericano. De esta profusa actividad en pos de la protección del medio han resultado términos nuevos como el de ecotáctica y ecoactivista.

Comúnmente se llama ecoactivista a los integrantes de estas organizaciones. La mayoría de ellas pertenecen a núcleos estudiantiles: el tema se ha convertido en una gran preocupación de la juventud. Algunos nombres de las agrupaciones de ecoactivistas son rimbombantes y elegidos con un criterio publicitario. Así encontramos a los “Enemigos de la Contaminación”, “Conspiración de la naturaleza” (Universidad de Oregón), “Supervivencia” (Nueva York), “Amigos de la tierra”, etcétera. Otros conservan nombres más serios como “Comité estudiantil de la Crisis Ambiental”, “Estudiantes en Defensa del Ambiente” (Universidad de Minnesota), “Comité de Acción Ambiental para la Supervivencia” (ENACT, Universidad de Michigan), “ECOS” (Universidad de Carolina del Norte), etc.

Casi todas estas instituciones realizan investigaciones sobre la materia, publican algún periódico, tienen distintivos, venden insignias. Por ejemplo el ENACT, ha vendido miles de calcomanías con la inscripción: “Déle una Oportunidad a la Tierra”. Realizan también conferencias, cursos y movilizaciones públicas. Este vasto movimiento protagonizado generalmente por los jóvenes ha sido usado por el establishment como una manera de distraer la atención sobre otros problemas fundamentales de los norteamericanos. Se impulsa el estudio de la contaminación, su investigación a través de las universidades que tratan de imponer la conciencia de que la lucha es contra una cuestión que afecta a todos, asunto de vida o muerte, por encima de factores políticos, económicos que consideran secundarios.

Muchas veces el problema ha servido para desplazar otros conflictos en universidades donde las causas estudiantiles radicales eran la característica predominante. Sin embargo, hay quienes ven en la lucha contra la contaminación una forma de atacar al sistema económico y social. Una observación importante es la que aporta el poeta californiano Gary Snyder. “Los estudiantes han adoptado —expresa— la causa del ambiente por una serie de eventos simultáneos.

Hay interés en el pensamiento oriental, en el budismo, en la vida tribal, en la vida en pequeñas comunidades”. Empero—agrega— las universidades que estimulan el activismo ambiental van a tener un tigre sujeto por la cola: “Porque no se puede tomar en serio el ambiente sin ser revolucionario. Hay que estar dispuesto a reestructurar la sociedad”.

Algunas de las acciones de los ecoactivistas trascienden también fuera del ámbito de las casas de estudio. Un grupo de activistas de la Universidad Minnesota organizaron un simbólico entierro de un motor de combustión interna para protestar contra la contaminación de aire provocada por éstos.

Muchos de los integrantes del cortejo fúnebre llevaban pancartas con la leyenda: Entierren el motor, antes de que él nos entierre. Acciones como estas son las que han llevado a caracterizar a sus protagonistas como eco-extravagantes. A veces el humor es también un buen vehículo para la protesta. Los miembros de Acción Ecológica de Boston organizaron una manifestación para entregar a la empresa Boston Edison una cinta azul como El Contaminador del Año.

Algunos grupos más radicalizados han expresado su descontento contra la guerra del Vietnam, realizando investigaciones sobre los efectos de la contaminación provocada por los herbicidas arrojados en el suelo vietnamita.

Un ecoactivista de fama mundial es el joven abogado Ralph Nader. Su último libro en español titulado “El Festín Envenenado”, es el resultado de encuestas realizadas por él y su equipo. La importancia del texto radica en cuanto documento político: critica las bases estructurales del sistema capitalista desarrollado y aporta datos concretos de la gravedad de la polución en su país.

Nader contribuyó, entre otras cosas, a descubrir los efectos cancerógenos de los ciclamatos en los cobayos. A raíz de ese hecho se tuvo que prohibir su venta en los Estados Unidos provocando un serio golpe a la industria del mismo cuyo mercado representaba un millón de dólares por año. Sus críticas apuntan doblemente: a las empresas responsables por un lado, y al poder político, por el otro.

Los organismos oficiales creados para combatir la contaminación ambiental (por ejemplo, el National Air Pollution control administration NAPCA) están para Nader en el mismo complot con las empresas. De allí que entienda y plantee el problema como una guerra entre e! público y los contaminadores (las empresas). La codicia capitalista de estas últimas confunde además —para Nader— hasta los que adhieren al sistema. Señala también en este libro importantes ejemplos que ilustran sobre el poder monopólico de las empresas estadounidenses: la industria alimentaria representa 125 millones de dólares.

Cuatro empresas controlan el 35 por ciento de los desayunos. En fabricación y venta de sopas, “Campbel” controla el 95 por ciento del mercado. Los contaminadores, afirma el ecoactivista, se sostienen entre sí.

Impacto Ambiental de la Sociedad Industrial Causas de la Contaminación

Contaminación: Impacto Ambiental de la Sociedad Industrial

La ideología de la Revolución Industrial iniciada en el siglo XVIII es la del apoderamiento de la naturaleza. No es ya el miedo a fuerzas oscuras e incomprensibles, ni tampoco el júbilo ante la obra de Dios; la naturaleza pasa a ser exclusivamente materia prima, alimento para las máquinas de vapor, objeto de presiones internacionales y de guerras de conquista.

A partir de esa necesidad básica para producir bienes y consecuentemente mayores ganancias, la actitud del hombre ha sido desvastadora para la naturaleza, desviando los ríos, talando los bosques, arrancando minerales de las entrañas de la tierra. El mundo es mercancía, la naturaleza es la herramienta para construir esa mercancía. Para esto, la política y la guerra estarán orientadas hacia el control de los recursos naturales. Las guerras medievales habían estado orientadas al control político, tributario o religioso de los hombres.

Las guerras de la Revolución Industrial se harán para asegurar materias primas para las fábricas. En 1873, Alfred Krupp escribía: “Para asegurar nuestro futuro, es esencial que nuestras plantas obtengan independientemente sus propios recursos de mineral, y puedan extraerlos y procesarlos como ahora obtienen el agua pura, en el interior de sus propios dominios, libre de agentes e intermediarios y bajo su control, ejercido sin influencias externas”.

Actualemente los sistemas de transporte, las comunicaciones globales y la electricidad transformaron la capacidad del hombre de producir y transportar bienes y servicios en todo el mundo. Con ello, se creó una abundancia material y una libertad personal desenfrenada para millones de seres humanos a una escala sin precedentes. Sin embargo, la mayor parte de esos progresos se hicieron sin tener en cuenta la naturaleza ni otras formas de vida.

Igual de significativo fue el descubrimiento hecho por el científico alemán Friedrich Wóhler (1800-1882) de que los productos químicos creados por la propia vida podían obtenerse de forma artificial en un laboratorio. Mientras intentaba preparar el compuesto del cianato amónico en 1828, Wóhler sintetizó por casualidad otra sustancia. Cuando descubrió lo que era, no podía creer lo que veía, y el mundo científico también  quedó estupefacto.

Hasta entonces, se creía que una fundamental fuerza «vital» diferenciaba la materia animada de la inanimada. La creación artificial de un compuesto químico de la naturaleza, como la urea, a partir de sustancias inanimadas en un laboratorio se había considerado imposible hasta entonces. El nacimiento de la química orgánica a raíz del descubrimiento de Wóhler abrió un nuevo frente en la investigación sobre cómo podía utilizar el hombre los mismos materiales que la naturaleza para sus propios fines.

La «arcilla de modelar» de la vida se basa en dos elementos principales -el carbono y el hidrógeno- que pueden combinarse con pequeñas cantidades de otros elementos y oxígeno en un variedad casi infinita de cadenas, rizos y anillos para producir toda la diversidad de los seres vivos del planeta. Una de las fuentes más ricas de esos ingredientes es el crudo. El descubrimiento de Wóhler implicaba que ahora la humanidad también podía aprender a modelar con esa arcilla, no tanto para crear vida como para sintetizar nuevos materiales útiles aunque no naturales.

Casi igual de importante fue el desarrollo de pesticidas y herbicidas. Aunque el dicloro-difenil-tri-cloroetano (DDT) fue sintetizado por el químico alemán Othmar Zeidler en 1874, su poder para provocar un holocausto en el mundo de los insectos no fue descubierto hasta 1939 por el científico suizo Paul Hermann Müller.

Poco después el DDT se convirtió en el insecticida más utilizado del mundo. Entonces, en 1962, la bióloga estadounidense Rachel Carson escribió un libro titulado Primavera Silenciosa en el que sacó a la luz los efectos medioambientales devastadores que tenía ese compuesto químico en la fauna y la flora. El daño a largo plazo que podía infligir el DDT en los seres humanos ahora que se había incorporado a la cadena alimentaria como fumigador de cultivos era una perspectiva demasiado terrible como para que los gobiernos la ignoraran. A pesar de la falta de pruebas concluyentes, la imagen de Carson de una primavera en la que no habría pájaros que cantaran fue lo suficientemente alarmante para iniciar el movimiento ecologista actual y tuvo como resultado una prohibición del uso del DDT en 82 países, aunque después ha sido sustituido por otros compuestos químicos artificiales.

En 1921, Thomas Midgley, un ingeniero de Beaver Falls (Pensilvania), desarrolló un nuevo compuesto orgánico llamado tetraetilplomo (TEP). La compañía automovilística para la que trabajaba, General Motors, descubrió que podía añadirse a la gasolina para mejorar el funcionamiento de los motores. Pero los efectos de la intoxicación por plomo no tardaron en ser evidentes para Midgley, que en 1923 sintió que necesitaba tomarse unas vacaciones. «Tras trabajar un año con plomo orgánico -escribió-, veo que mis pulmones están afectados y que es necesario que deje el trabajo y íespile aire fresco.»

Se ha demostrado que la intoxicación por plomo provoca insomnio, pérdida de peso y dificultades de aprendizaje… o, como descubrieron los romanos, senilidad prematura. Más de cincuenta años después, en 1976, las compañías petrolíferas de Estados Unidos por fin empezaron a retirar paulatinamente la gasolina con plomo, un proyecto que en Estados Unidos y Europa se completó en buena parte en 1986. 

Midgley tal vez sea el inventor menos afortunado de la histotia. Tras el desastre del TEP, se embarcó en la búsqueda, aparentemente inocua, de un nuevo refrigerante para aparatos domésticos. Descubrió cómo sintetizar los clorofluorocarbonos (CFC), que se empezaron a utilizar ampliamente en los frigoríficos domésticos y los aerosoles de todo el mundo. Pero entonces, sin saberlo Midgley -pues en 1944 murió estrangulado por un arnés que se había inventado para poder levantarse de la cama-, se descubrió que esos compuestos químicos elaborados por el hombre causaban estragos en la alta atmósfera de la Tierra.

Las moléculas de CFC destruyen la capa de ozono, lo cual permite que las radiaciones ultravioletas del Sol, potencialmente cancerígenas, desciendan hasta la superficie de la Tierra. Tan grave era el problema que en el Protocolo de Montreal de 1987 la mayor parte de los países acordaron detener la producción de CFC. Ahora la naturaleza puede dedicarse a reparar el agujero de los casquetes polares de la Tierra que hicieron lestos compuestos químicos.

Los plásticos también se sintetizan a partir de la oleaginosa sustancia orgánica. Las radios, las televisiones, los artículos de cocina y la bisutería son algunos de los productos que se fabrican con la baquelita, nombrada así en honor al científico belga Leo Baekeland, que la inventó en 1907. Fuerte, fácilmente moldeable, de producción económica y perfecta pata fabricar aparatos electrónicos por sus propiedades aislantes, la baquelita marcó el inicio de una nueva era de materiales plásticos que tapidamente dominaron el mundo moderno del consumo. Entre la primera y la segunda guerra mundial grandes cantidades de innovaciones se fabricaron a partir del amplio abanico de posibilidades y usos de los plásticos y otros productos sintetizados de for-ma artificial: el poliestireno, el PVC, el nailon, el caucho sintético, los explosivos plásticos… (Fuente: Todo Sobre Nuestro Mundo – Christopher LLoyd)

“La naturaleza está fuera de nosotros”

En sus Diez Mandamientos, Dios olvidó mencionar a la naturaleza. Entre las órdenes que nos envió desde el monte Sinaí, el Señor hubiera podido agregar, pongamos por caso:

“Honrarás a la naturaleza de la que formas parte”.

Pero no se le ocurrió. Hace cinco siglos, cuando América fue apresada por el mercado mundial, la civilización invasora confundió a la ecología con la idolatría. La comunión con la naturaleza era pecado, y merecía castigo. Según las crónicas de la conquista, los indios nómadas que usaban cortezas para vestirse jamás desollaban el tronco entero, para no aniquilar el árbol, y los indios sedentarios plantaban cultivos diversos y con períodos de descanso, para no cansar la tierra. La civilización que venía a imponer los devastadores monocultivos de exportación, no podía entender a las culturas integradas a la naturaleza, y las confundió con la vocación demoníaca o la ignorancia.

Y así siguió siendo. Los indios de Yucatán y los que después se alzaron con Emiliano Zapata, perdieron sus guerras por atender las siembras y las cosechas del maíz. Llamados por la tierra, los soldados se desmovilizaban en los momentos decisivos del combate. Para la cultura dominante, que es militar, así los indios probaban su cobardía o su estupidez.

Para la civilización que dice ser occidental y cristiana, la naturaleza era una bestia feroz que habla que domar y castigar para que funcionara como una máquina, puesta a nuestro servicio desde siempre y para siempre. La naturaleza, que era eterna, nos debía esclavitud.

Muy recientemente nos hemos enterado de que la naturaleza se cansa, como nosotros, sus hijos; y hemos sabido que, como nosotros, puede morir asesinada. Ya no se habla de someter a la naturaleza: ahora hasta sus verdugos dicen que hay que protegerla. Pero en uno u otro caso, naturaleza sometida o naturaleza protegida, ella está fuera de nosotros. La civilización que confunde a los relojes con el tiempo, al crecimiento con el desarrollo y a lo grandote con la grandeza, también confunde a la naturaleza con el paisaje, mientras el mundo, laberinto sin centro, se dedica a romper su propio cielo.

Fuente Consultada: Uselo y Tírelo de Eduardo Galeano

ecologia y capitalismo

PARA SABER MAS…
IMPACTO SOBRE EL MEDIOAMBIENTALES, A PARTIR  DEL SIGLO XX
Contaminación y sociedad, primeros problemas

Es sabido que en los países capitalistas desarrollados es donde el fenómeno se ha hecho sentir con más intensidad. En el seno de esas sociedades el peligro de la peste gris es cosa cotidiana y hasta casi se podría decir —sin temor a exagerar— que forma parte del paisaje. A una encuesta realizada a habitantes de un descomunal rascacielo de Nueva York, respondía irónicamente uno de sus ocupantes que desde su ventana podía contemplar el smog de cuatro estados norteamericanos.

Mucho ilustran también las estadísticas y las observaciones de los hombres de ciencia sobre el estado de los ríos, la tierra, la atmósfera, las radiaciones y los ruidos en los espacios de las metrópolis industriales. En Europa el estado de la atmósfera al juzgar por las cifras es calamitoso: 25 millones de metros cúbicos de gases de automotores se arrojan por año; como así también otros 2 millones de sustancias industriales, 6 millones de monóxido de carbono y 4 millones de anhídrido sulfúrico. La contaminación del aire de las grandes urbes se debe en un 60 % al escape del transporte automotor. La contaminación de las aguas no es para menos.

En USA —señala la revista Scientific American— más de la mitad de la población se ve obligada a consumir agua que se ha utilizado al menos una vez y ha pasado por la red de colectores y luego repurificada. Los ríos y los lagos de este país reciben 200.000 metros cúbicos de agua caliente por año que arrojan las centrales térmicas y atómicas. Se prevé que en pocos años, las centrales de energía consumirán una sexta parte del gasto diario total de agua de ese país. Sin embargo, necesariamente, esta evidencia no debe llevar a entender que el problema es un asunto que atañe con cierta exclusividad a la órbita de estos países.

Hay una órbita mayor que la comprende: el sistema capitalista de producción. Precisamente, si los distintos modos de producción anteriores han tenido un fin utilitario inmediato sin considerar en absoluto —por su misma naturaleza— las consecuencias más remotas en el plano del entorno humano, es en los últimos siglos, dentro de las estructuras capitalistas, donde esa tendencia con mayor violencia se ha acentuado.

A partir de la revolución industrial y su posterior perfeccionamiento técnico-científico, la producción se automatiza, las contradicciones se tensan y se alcanza el nivel más desarrollado y distorsionado de este sistema que ha pasado de una primera etapa de libre competencia a la etapa monopolista imperante en la actualidad. Así es dable observar cómo un “progreso” o desarrollo desigual se ha operado en la realidad circundante.

Por un lado los grandes centros capitalistas, por el otro países capitalistas dependientes. Lógicamente, en estos últimos el proceso de industrialización ha sido más tardío y se opera, a grandes rasgos, como sucede en gran parte de América Latina a partir de los cambios de la estructura mundial capitalista. Apenas alcanzada la liberación colonial los estados latinoamericanos se subordinaron en relación de dependencia a esa estructura. En la fase de libre competencia exportando materias primas e importando productos manufacturados. Durante este período en muchos casos bajo la hegemonía del Imperio Británico. Después de la crisis capitalista mundial de 1930 y la segunda guerra, se reordena este sistema bajo la hegemonía de los Estados Unidos.

Queda así definitivamente operado el paso paulatino de la fase anterior a un estadio de alta concentración, monopolización y expansión del capital financiero e industrial. Es la etapa del auge de los cartels, trusts y corporaciones.- Los países capitalistas dependientes desarrollan por lo tanto una industria liviana en función de los intereses de las grandes metrópolis. Estas además de exportar industrias se reservan el desarrollo de la industria pesada y básica.

 “La revolución tecnológica —señala Gunder Frank— de la automatización, la cibernética y la unificación de todo el proceso industrial del monopolio, con el consiguiente y rápido envejecimiento de la maquinaria, su decreciente eficiencia relativa, y el exceso de equipo industrial conducen a la transferencia de equipo ocioso b recientemente obsoleto de la metrópoli a América Latina a menudo sin cambiar de dueño”.”

Esta breve síntesis explica sin duda el por qué de la preeminencia de los efectos contaminantes en los centros imperialistas, pero también nos permite observar que la industrialización de los países dependientes no está exenta de producir las mismas consecuencias, dado que por lo general son industrias obsoletas instaladas por esos centros.

Además, como se ha reiterado por los efectos mismos del modo de producción capitalista. Otro factor relacionado a los anteriores es que el encarecimiento de la producción ocasionada en las metrópolis por los gastos para atenuar la contaminación de industrias muy “sucias”, ha impulsado a Europa, Japón y Estados Unidos a trasladar sus industrias más contaminantes a los países capitalistas dependientes. En Brasil, por ejemplo, en los últimos años se han instalado numerosas industrias de distintos sectores imperialistas (japonés, europeo y yanqui) de alto poder de polución ambiental.

Si observamos las más importantes ciudades de los países capitalistas europeos y norteamericanos, como así también las principales de los capitalistas dependientes, encontramos un rasgo común: son el resultado de un crecimiento desordenado en función del mismo desarrollo capitalista.

En las últimas encontramos, además, la presencia de un cordón de población marginal que vive miserablemente y en las condiciones más precarias e insalubres. Son las llamadas villas miserias, en Argentina; callampas en Chile; favelas en Brasil o cantegriles en Uruguay. En Argentina, por ejemplo, viven en las villas que bordean al Gran Buenos Aires, según estadísticas oficiales más de 600 mil personas. Esa población está compuesta en su mayoría por obreros no especializados y desocupados.

La falta de servicios cloacales, agua corriente en estas precarias viviendas, y la cercanía, por lo general, de vaciadores de desperdicios o arroyos donde las industrias evacuan sus desechos, no parece preocuparle a muchos especialistas en polución. ¿No es acaso esta realidad también una forma de contaminación? El problema indudablemente no se resuelve mediante proyectos urbanísticos como el de Brasilia.

A pesar de ser una ciudad totalmente nueva, debidamente planificada, se vio al poco tiempo rodeada de villas miserias. Osear Niemeyer, refiriéndose al proyecto de esta ciudad realizado por el arquitecto Lucio Costa, dice que le fue imposible a los obreros habitar las viviendas destinadas a ellos, dado la estructura social y política de Brasil. “Veíamos con pesar, que las condiciones sociales vigentes se chocaban en este punto con el espíritu del Plano Piloto, creando problemas imposibles de resolver en el tablero, aun cuando se apelase, como algunos ingenuos sugirieron, a una arquitectura social, que a nada conduce sin una base socialista”.

Veamos ahora algunas estadísticas sobre la urbanización en los países capitalistas desarrollados. Thant ex secretario de la ONU, apunta: “El ritmo de la urbanización es más rápido en las naciones en desarrollo. En 1920 la población urbana era de 100 millones en esos países. Para el año 2000, podrá muy bien ser veinte veces mayor. En las naciones desarrolladas, la población urbana se cuadruplicará durante el mismo periodo”. Y añade: “Con demasiada frecuencia el desarrollo urbano incontrolado destruye recursos valiosos, paisajes y seres vivientes.

En las regiones desarrolladas, la planificación urbanística va también muy a la zaga del crecimiento urbano. Cuando se han elaborado planes frecuentemente se los ha dejado de lado a causa de presiones de orden político, económico o social”. Señala además, el ex funcionario de la ONU, “que el aumento de la población y la progresiva urbanización van acompañadas de las repercusiones aceleradas de la industrialización, así como de una tecnología avanzada que suele adaptarse mal a las necesidades humanas y a las exigencias del medio (…) Entre 1937 y 1966, el índice anual de producción se sextuplicó. En el mismo período, la producción anual de automóviles, que apenas eran conocidos a comienzo de siglo, aumentó de 5 a 19 millones.

En el decenio último, el valor tota! de la producción industrial se ha duplicado. Casi todos los índices de industrialización se hallan en aumento”. Tales cifras indican con claridad el ritmo del desarrollo capitalista. La contaminación no es como se suele afirmar “el precio que hay que pagar por el progreso”. El problema es mucho más serio. ¿De qué sirve un progreso para unos y la indigencia para otros? . ¿De qué sirven un progreso que amenaza con consumir a la tierra y se basa en la explotación del hombre por el hombre? Estos interrogantes se plantearon, también, algunos científicos jóvenes de la Unesco que pusieron en tela de juicio lo que consideraron “toda una tradición basada en la explotación del hombre y la naturaleza por una tecnología imperialista”. ¿Para qué, además, el crecimiento de un mecanismo industrial y tecnológico que obliga también a consumir sus desperdicios?.

Veamos algunos datos al respecto. “El uso creciente de la tecnología moderna ha originado un aumento importante en la cantidad de desechos que contaminan el medio. Se ha calculado que tan sólo en los Estados Unidos de América tales residuos representan todos los años 142 millones de toneladas de humo y emanaciones nocivas, 7 millones de automóviles, 20 millones de toneladas de papel, 48.000 millones de envases metálicos, 26.000 millones de botellas y frascos, 3.000 millones de toneladas de escorias y desechos fabriles y 200 billones de litros de agua caliente, además de una gran variedad de otros desperdicios”. De mayor gravedad aún, es la forma de deshacerse de algunos desperdicios tóxicos (ácidos, venenos, gases, etc.).

Los Estados Unidos constantemente depositan estas sustancias en profundos pozos. Actualmente unos 130 de estos depósitos subterráneos se encuentra a menos de 600 metros, en superficies de piedra, arenisca, etc., que con los años van a pasar a las aguas que fluyen sobre la misma. No existe tampoco ninguna garantía de que los gases neurotóxicos y otras armas químicas-biológicas producidas por la industria bélica estadounidense y arrojadas por toneladas al mar no vayan a provocar efectos ecológicos insolubles.

La sociedad capitalista a pesar d% su crecimiento desaforado, no ha logrado, ni siquiera mediante el incremento del consumo, modificar las desigualdades propias de sus estructuras productivas. La crisis, el escándalo está contenido en el seno mismo de su desarrollo. Frente a las fabulosas cifras de sus excedentes económicos encontramos los porcentajes de desocupación.

El descontento, la lucha de los sectores sociales antagónicos se han tensado al máximo en estos últimos años. En Estados Unidos, por ejemplo, no es una novedad que los conflictos raciales tienen una raíz social; es la lucha de explotados contra explotadores. El movimiento hippie, el consumo masivo de drogas y estimulantes son también síntomas de esta sociedad en retirada. No sólo en los países dependientes los conflictos están a la orden del día.

En las principales capitales de Estados Unidos y Europa se alzan las voces y la lucha de miles y miles de trabajadores y estudiantes para cuestionar las expresiones más flagrantes del sistema. En ese contexto la contaminación es la expresión a nivel del aire, del agua, del suelo, de la congestión urbana, etc., el marco ambiental de esa crisis general. Crisis, no obstante, intrínseca a la sociedad capitalista, pero que se ha agravado con la aparición de un sistema socialista de producción que lo ha obligado a constreñir su esfera imperialista mundial.

Frente al poderío atómico de las potencias imperialistas la lucha de los pueblos de China, Corea, Cuba, Laos, Camboya y Vietnam ya han demostrado históricamente que es posible frenar la amenaza atómica, mediante el combate sin cuartel. La industria bélica es su más alto refinamiento tecnológico y la ciencia es su servicio, aplicada por los norteamericanos en la guerra en Indochina pone al desnudo una de las formas de contaminación más terroríficas de nuestro tiempo. Pero este tema merece un punto aparte.

Fuente Consultada:
Úselo y Tírelo de Eduardo Galeano
Transformaciones N°98 La Contaminación Ambiental
Centro Editor de América Latina

Relación Naturaleza y Sociedad El Hombre y el Medio Ambiente

Relación Naturaleza y Sociedad
El Hombre y el Medio Ambiente

La creciente valoración de la Ecología en los marcos de las ciencias biológicas y sociales, no es un hecho que deba sorprendernos. En las últimas décadas, los daños infligidos al medio ambiente natural que rodea al hombre se han ido acumulando hasta presentar un panorama deplorable. Si no se les prestó la debida atención, fue quizás porque otros peligros, al parecer más graves, acechaban al género humano.

Desde que el hongo atómico que destruyó a Hiroshima entenebreció el paisaje del mundo, éste ha vivido bajo la amenaza de una hecatombe final. Mientras las ojivas nucleares se reproducían incesantemente, amagando con borrar todo vestigio de vida de la faz de la Tierra, quedaron relegados a segundo plano otros ataques más sutiles, lentos y persistentes que degradan, desgastan y corrompen las condiciones naturales que posibilitan la existencia humana.

No fueron pocos, sin embargo, los que advirtieron que la tala indiscriminada de bosques hacía avanzar pertinazmente el proceso de desertización; que las aguas de los ríos eran contaminadas por los desechos de los establecimientos industríales y los insecticidas y los abonos químicos llegaban hasta las napas subterráneas; que la cantidad de carbono lanzado a la atmósfera (6.000 millones de toneladas en 1990) estaba haciendo irrespirable el aire; que a consecuencia de esto se estaba produciendo el calentamiento global de la Tierra y acrecentando el efecto invernadero; que el azufre y el nitrógeno pululantes acidifican las lluvias, las cuales afectan principalmente a los vegetales, ríos y lagos; que los gases utilizados como propelentes de aerosoles destruyen la capa de ozono que nos protege de las radiaciones ultravioletas; que la quinta parte de las especies vegetales y animales del planeta están en vías de extinción; que millones de personas son víctimas de la pobreza y las enfermedades provocadas, en parte, por el divorcio del hombre con la naturaleza.

Pero a medida que la guerra fría se disipaba y la amenaza bélica era contenida, se pudo prestar mayor atención a estos problemas y el movimiento ecologista mundial fue creciendo y extendiéndose, alentó las investigaciones científicas y demandó soluciones políticas para revertiría situación. Es entonces cuando la Ecología se instala con vigor en la conciencia universal.

Cuando los astronautas nos describieron el espectáculo que brinda la Tierra vista desde el espacio cósmico, el astro que habitamos se mostró como un planeta bello y espléndido. Todos los viajeros del espacio, incluyendo los que llegaron a la Luna, coincidieron en esta apreciación. ¿Era inevitable que ese mundo se desintegrara por negligencia de sus habitantes o por culpa de intereses perversos?.

Hay que salvar a la Tierra“, clamaron las mentes más esclarecidas. El lema se dispersó por los cuatro puntos cardinales y fue hecho suyo por la Conferencia de las Naciones Unidas que en 1992 reunió en Río de Janeiro a los representantes de 114 países.

ecoretos para un planeta feliz

Naturaleza y Sociedad:
Primeras reflexiones sobre  este tema: la crisis del medio ¿acaso no es también una crisis de la sociedad?

El interrogante planteado nos instala, en realidad, en el viejo debate respecto de las relaciones del hombre con la naturaleza. A partir de este eje podemos poner a foco una explicitación más profunda de las causas fundamentales del deterioro del ambiente humano. Sabido es que el hombre a lo largo de la historia ha venido transformando, dominando o sirviéndose de la naturaleza para asegurar su supervivencia. Esa acción la ha ejercido a través del trabajo, y con el transcurso de los siglos fue también perfeccionando los instrumentos de trabajo hasta convertirlos en la moderna tecnología.

Precisamente, el trabajo diferencia al hombre de los animales. Aun así, sabemos que los animales modifican la naturaleza, que en ella, como afirma Engels, nada ocurre en forma aislada. Pero cuando éstos destrozan la vegetación o cualquier otro factor de su entorno lo hacen involuntariamente. En cambio, el hombre transforma, procesa la naturaleza en forma intencionada mediante el trabajo. ¿Por qué, entonces, gran parte de la humanidad vive como si las riquezas naturales fuesen insuficientes para todos, sumidas en la miseria y entregadas a un trabajo alienado?

Una respuesta poco convincente es la que dan los científicos que afirman que las materias primas no alcanzarán en un futuro no muy lejano, que en la tierra los recursos se van empobreciendo debido al exceso de población. Es más viable, en cambio concentrar la atención en los distintos modos que a través de la historia el hombre ha ido realizando el proceso de transformación de las riquezas naturales en alimentos, vestidos, etc. esenciales para su existencia. En torno al trabajo, pues, se ha organizado el ser humano socialmente.

Su lugar en la sociedad va a estar determinado por su lugar en la actividad productiva. Se establecen así lo que se conoce como relaciones de producción. Federico Engels en su clásico libro “El origen de la familia, la propiedad y el Estado”, explica que en la comunidad primitiva la organización de la producción estaba basada en la labor común y en la armonía de las relaciones; todos eran propietarios de los medios de producción y de lo producido. Dado el nivel desarrollado de los instrumentos y técnicas de producción, lo obtenido mediante el trabajo alcanzaba para subsistir y no arrojaba excedentes.

Posteriormente (esquemáticamente expresado), a lo largo de varios siglos, se perfeccionan los instrumentos de trabajo, se accede al uso de algunos metales y en razón del rendimiento del trabajo aparecen excedentes de medios de existencia. Sin embargo no todos van a disfrutar de esos excedentes. Así surge la primera forma de propiedad privada y la sociedad dividida en clases.) Por un lado el sector dominante, propietario de los medio de producción que vive a expensas del trabajo de los demás. Por el otro, los que trabajan para la obtención de los medios necesarios para su subsistencia y para producir medios de vida para los propietarios de los medios de producción. Es así como a la explotación de la naturaleza se une la explotación del hombre por el hombre.

La lucha entre esas dos clases determinadas por el lugar que ocupan en el sistema de producción ha sido y es el motor de la historia. A lo largo de la misma, distintas formas de propiedad de los medios de producción corresponden a distintos modos de producción. Necesariamente en forma esquemática podemos decir que antes de llegar al sistema de producción capitalista de nuestros días, la sociedad humana ha transitado desde la comunidad primitiva por el modo de producción esclavista y feudal.

Pero en este largo y dialéctico tránsito a través de los siglos estos modos de producción “han buscado siempre el efecto útil del trabajo en su forma más directa e inmediata”, sin prever ni importarle en lo más mínimo las consecuencias remotas del mismo. Y esos efectos existen; porque si e! hombre puede servirse de la naturaleza, “después de una de esas victorias —como explica Engels— la naturaleza toma su venganza. Bien es verdad que las primeras consecuencias de estas victorias son las previstas por nosotros, pero en segundo y tercer lugar aparecen unas consecuencias muy distintas, totalmente imprevistas y que a menudo anulan a las primeras.

Los hombres que en Mesopotamia, Grecia, Asia Menor y otras regiones talaban los bosques para obtener tierra de labor, ni siquiera podían imaginarse que, al eliminar con los bosques los centros de acumulación y reserva de humedad, estaban sentando las bases de la actual aridez de esas tierras”.

Pues bien, de todo esto se desprende que el hombre ha venido desde el comienzo de la vida alterando el equilibrio ecológico, y que sus consecuencias como un boomerang recaen sobre sí mismo. Porque, además, el hombre es parte de la naturaleza y no un ser ajeno a ella, ni tampoco antítesis de la misma como lo entiende el dualismo idealista.

Al respecto, dice Engels: “Así a cada paso, los hechos nos recuerdan que nuestro dominio sobre la naturaleza no se parece en nada al dominio de un conquistador sobre el pueblo conquistado, que es el dominio de alguien situado fuera de la naturaleza, sino que nosotros, por nuestra carne, nuestra sangre, nos encontramos en su seno, y todo nuestro dominio sobre ella consiste en que, a diferencia de los demás seres, somos capaces de conocer sus leyes. . .”

Ahora bien, si la experiencia de miles de años y el desarrollo de las ciencias naturales permiten prever las consecuencias naturales provocadas por la producción, esto es más una expresión de deseos que una realidad. Porque como se ha visto, todos los modos de producción han perseguido un efecto útil inmediato del trabajo.

En el modo de producción capitalista esta trayectoria se continúa y perfecciona con los progresos de la ciencia y la tecnología. También por primera vez en este modo los productores son separados de los medios de producción; ya no sólo no son propietarios de los mismos sino que tampoco poseen su uso.

Para poder subsistir deben vender su fuerza de trabajo. El hombre pasa a ser por primera vez en la historia una mercancía más. Los propietarios de los medios de producción, le pagan un salario, que tiene el valor necesario para mantener la fuerza de trabajo en condiciones aptas de seguir produciendo y reproducirse. Pero como lo que necesita para ello es de menor valor que lo que produce, existe un excedente que se apropian los dueños de los medios de producción.

La acumulación de plusvalía, dicho a grandes rasgos explica cómo una clase explota y domina a otra Refiriéndose al período capitalista de libre competencia, señala Engels: “Cuando un industrial o un comerciante vende la mercancía producida o comprada por él y obtiene la ganancia habitual, se da por satisfecho y no le interesa lo más mínimo lo que pueda ocurrir después con esa mercancía y su comprador. Igual ocurre con las consecuencias naturales de esas mismas acciones.

Cuando en Cuba los plantadores españoles quemaban los bosques en las laderas de las montañas para obtener con la ceniza un abono que sólo les alcanzaba para fertilizar una generación de cafetos de alto rendimiento, poco les importaba que las lluvias torrenciales de los trópicos barriesen la capa vegetal del suelo, privada de la protección de los árboles, y no dejasen tras de sí más que rocas desnudas.

Con el actual modo de producción, y por lo que respecta tanto a las consecuencias naturales como a las consecuencias sociales de los actos realizados por los hombres, lo que interesa preferentemente son sólo los primeros resultados, lo más palpable”. Interés primordial por lo tanto de la ciencia, la tecnología y la producción industrial dentro del sistema capitalista.

Observemos, por ejemplo, el uso de la energía nuclear. Evidentemente, como descubrimiento científico es un aporte positivo, pero lo que plantea serias dudas son las consecuencias conocidas y posibles de su utilización en el marco de la sociedad capitalista.

El científico John W. Gofman, colaborador en el proyecto Manhattan que tuvo como resultado la fabricación de la bomba atómica, señala que “la industria nuclear es una industria muy peligrosa. . . los que hoy toman decisiones en la materia comprometen el destino. de la humanidad entera y eso por varios milenios. . . La tasa de radioactividad tolerada según las normas existentes en los EE.UU. puede provocar, cada año, la aparición de 32.000 casos de cánceres suplementarios y de 150.000 a 1.500.000 de muertes suplementarias”. Las afirmaciones de Gofman fueron el resultado de sus investigaciones realizadas para la Comisión de Energía Atómica (CEA) de Estados Unidos.

A raíz de la misma se convirtió, junto con otros científicos, en uno de los principales enemigos de la industria nuclear norteamericana. Gofman hace hincapié en la aparente seguridad de las centrales nucleares y afirma que aun si hubiese una posibilidad sobre diez mil de que una de éstas sufriese un accidente grave por año, ya sería un riesgo inaceptable”. Sus descubrimientos —confiesa el científico— se vieron facilitados por el ataque que recibió de las compañías de electricidad General Electric, Westinghouse y de todos los industriales de la energía nuclear, cuando publicaron sus estudios sobre el uso de explosiones nucleares para abrir puertos canales, arrasar montañas y desviar ríos.

“Nos preocupaba también —dice J. G.— la carrera del armamento nuclear que cada vez aumentaba más. Pero la producción de electricidad utilizando reactores nucleares nos parecía totalmente razonable. Sin embargo, como todos los ataques venían del sector de la electricidad nuclear, empezamos a estudiar todo lo dicho y publicado en la materia. Nos dimos cuenta que la industria nuclear era el más gigantesco fraude y que la humanidad entera era su víctima”.

Para el estudioso norteamericano, sería menos riesgoso ponerse a investigar la posibilidad de utilizar una energía limpia, no contaminante como sería la solar. .Sin embargo, observa que la decisión “no puede ser tomada porque las inversiones de la energía nuclear son enormes y los grupos de presión no la quieren perder”. No es casual tampoco que J. Gofman se formule sobre el problema la siguiente reflexión: “Los gobiernos y las grandes compañías industriales van a enfrentarse cada vez más con problemas de ecología y podrán resolverlos cada vez menos en las estructuras políticas clásicas.

En ese sentido la ecología es una ciencia subversiva”. Si retomamos la pregunta que nos hacíamos sobre la relación entre la crisis de la naturaleza y la crisis de la sociedad, es factible observar que ambas son expresión histórica de un sistema de producción basado en la explotación de una clase por otra y en donde la ciencia, la tecnología sirven para perpetuar ese sistema.

Tomás Maldonado es muy claro en este aspecto. “El escándalo de la sociedad —afirma— culmina hoy en el escándalo de la naturaleza. El cuadro se completa ahora, y sólo ahora, estamos en condiciones de decir que sociedad y naturaleza pertenecen al mismo horizonte problemático. No existen, como se creía antaño dos contabilidades; por un lado, las cuentas con la sociedad y, por el otro, las cuentas con la naturaleza. . .

Obviamente, hay que tener en cuenta también los factores históricos, es decir, los vínculos condicionantes y determinantes de la sociedad. El feroz saqueo de la naturaleza llevado a cabo durante los dos últimos siglos seria incomprensible sin un examen minucioso de las modalidades operativas de tales factores históricos. En la práctica, esto significa que el interrogante sobre el escándalo de la sociedad debe preceder al interrogante sobre el escándalo de la naturaleza”.

(ver: huella ecológica)

Fuente Consultada:
Úselo y Tírelo de Eduardo Galeano
Transformaciones N°98 La Contaminación Ambiental
Centro Editor de América Latina

Uselo y Tirelo Ecologia en Latinoamerica Plantar Arboles

“Plantar árboles es siempre un acto de amor a la naturaleza”

El mundo está siendo desollado de su piel vegetal y la tierra ya no puede absorber y almacenar las lluvias. Se multiplican las sequías y las inundaciones mientras sucumben las selvas tropicales, devoradas por las explotaciones ganaderas y los cultivos de exportación que el mercado exige y los banqueros aplauden. Cada hamburguesa cuesta nueve metros cuadrados de selva centroamericana. Y cuando uno se entera de que el mundo estará calvo más temprano que tarde, con algunos restos de selva en Zaire y Brasil, y que los bosques de México se han reducido a la mitad en menos de medio siglo, uno se pregunta:

 ¿Quiénes son peligrosos? ¿Los indígenas que se han alzado en armas en la selva lacandona, o las empresas ganaderas y madereras que están liquidando esa selva y dejan a los indios sin casa y a México sin árboles? ¿Y los banqueros que imponen esta política, identificando progreso con máxima rentabilidad y modernización con devastación?

Pero resulta que los banqueros han abandonado la usura para consagrarse a la ecología, y la prueba está: el Banco Mundial otorga generosos créditos para forestación. El Banco planta árboles y cosecha prestigio en un mundo escandalizado por el arrasamiento de sus bosques. Conmovedora historia, digna de ser llevada a la televisión: el destripador distribuye miembros ortopédicos entre las víctimas de sus mutilaciones.

En estas nuevas plantaciones madereras, no cantan los pájaros. Nada tienen que ver los bosques naturales aniquilados, que eran pueblos de árboles diferentes abrazados a su modo y manera, fuentes de vida diversa que sabiamente se multiplicaba a sí misma, con estos ejércitos de árboles todos iguales, plantados como soldaditos en fila y destinados al servicio industrial.

Las plantaciones madereras de exportación no resuelven problemas ecológicos, sino que los crean, y los crean en los cuatro puntos cardinales del mundo. Un par de ejemplos: en la región de Madhya Pradesh, en el centro de la India, que había sido célebre por la abundancia de sus manantiales, la tala de los bosques naturales y las plantaciones extensivas de eucaliptos han actuado como un implacable papel secante que ha acabado con todas las aguas; en Chile, al sur de Concepción, las plantaciones de pinos proporcionan madera a los japoneses y proporcionan sequía a toda la región.

El presidente del Uruguay hincha el pecho de orgullo: los finlandeses están produciendo madera en nuestro país. Vender árboles a Finlandia, país maderero, es una proeza, como vender hielo a los esquimales. Pero ocurre que los finlandeses plantan en el Uruguay los bosques artificiales que en Finlandia están prohibidos por las leyes de protección a la naturaleza.

Fuente Consultada: Uselo y Tírelo de Eduardo Galeano

plantar arboles

Cuidado de la Naturaleza y Medio Ambiente Origen de la Ecología

“Es verde lo que se pinta de verde”

Ahora los gigantes de la industria química hacen su publicidad en color verde y el Banco Mundial lava su imagen repitiendo la palabra ecología en cada página de sus informes y tiñendo de verde sus préstamos. “En las condiciones de nuestros préstamos hay normas ambientales estrictas”, aclara el presidente de la suprema banquería del mundo.

Somos todos ecologistas, hasta que alguna medida concreta limita la libertad de contaminación. Cuando se aprobó en el Parlamento del Uruguay una tímida ley de defensa del medio ambiente, las empresas que echan veneno al aire y pudren las aguas se sacaron súbitamente la recién comprada careta verde y gritaron su verdad en términos que podrían ser resumidos así: “Los defensores de la naturaleza son abogados de la pobreza, dedicados a sabotear el desarrollo económico y a espantar la inversión extranjera”.

El Banco Mundial, en cambio, es el principal promotor de la riqueza, el desarrollo y la inversión extranjera. Quizás por reunir tantas virtudes el Banco manejará, junto a las Naciones Unidas, el recién creado Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Este impuesto a la mala conciencia dispondrá de poco dinero, cien veces menos de lo que habían pedido los ecologistas, para financiar proyectos que no destruyan la naturaleza. Intención irreprochable, conclusión inevitable: si esos proyectos requieren un fondo especial, el Banco Mundial está admitiendo, de hecho, que todos sus demás proyectos hacen un flaco favor al medio ambiente.

El Banco se llama Mundial, como el Fondo Monetario se llama Internacional, pero estos hermanos gemelos viven, cobran y deciden en Washington. Quien paga, manda; y la numerosa tecnocracia jamás escupe el plato donde come. Siendo, como es, el principal acreedor del llamado Tercer Mundo, el Banco Mundial gobierna a nuestros países cautivos, que por servicio de deuda pagan a sus acreedores externos 250 mil dólares por minuto; y les impone su política económica en función del dinero que concede o promete. No hay manera de apagar la sed de esa vasija agujereada: cuanto más pagamos, más debemos, y cuanto más debemos, mejor obedecemos. La asfixia financiera obliga al negocio de jugo rápido, que exprime en plan bestia a la naturaleza y a la gente y que al precio de la devastación ofrece divisas inmediatas y ganancias a corto plazo.

Así se yeta el desarrollo hacia adentro y se desprecia al mercado interno y a las tradiciones locales, sinónimas de atraso, mientras pueblos y tierras son sacrificados, en nombre de la modernización, al pie de los altares del mercado internacional. Las materias primas y los alimentos se entregan a precio de regalo, cada vez más a cambio de menos, en una historia de desarrollo hacia afuera que en América Latina lleva cinco siglos de mala vida aunque ahora mienta que es nueva —neoliberalismo, Nuevo Orden Mundial— y que sólo ha servido, a la vista está, para desarrollar colosales mamarrachos.

La divinización del mercado, que compra cada vez menos y paga cada vez peor, permite atiborrar de mágicas chucherías a las grandes ciudades del sur del mundo, drogadas por la religión del consumo, mientras los campos se agotan, se pudren las aguas que los alimentan y una costra seca cubre los desiertos que antes fueron bosques.

Hasta los dragones asiáticos, que tanto sonríen para la propaganda, están sangrando por esas heridas: en Corea del Sur, sólo se puede beber un tercio del agua de los ríos; en Taiwan, un tercio del arroz no se puede comer.

medio ambiente

El auge u orígenes de la ecología
Cuando Ernst Haeckel, registró la palabra ecología, interpretando su raíz griega “oikos” en el sentido de hogar, de relación de vida, es probable que no imaginaba que cien años más tarde se convertiría en la ciencia de más notoriedad en el estudio del medio ambiente. Tal vez el auge de esta disciplina científica, se deba —como explica un ecólogo argentino— no al hecho de que en los últimos diez años se haya logrado un avance metodológico o a una trascendencia tecnológica inmediata, sino a la instrumentación que se hace de la misma.

En tal sentido, para los defensores, de la economía capitalista y por consiguiente para la ideología dominante en la mayoría de los países altamente industrializados, la ecología es la ciencia capaz de resolver las tres crisis que consideran fundamentales: la crisis de recursos, la del aumento de la población y la de la contaminación. Su punto de partida es considerar que la contaminación obedece a que la industria, que ha sido muy eficiente en algunos aspectos, ha sido insuficiente para eliminar los desechos de su propia actividad.

En esencia y resumiendo, la ecología es la ciencia que se ocupa de las relaciones de interdependencia entre los seres vivientes y el espacio vital. Expresado en otras palabras: “es la ciencia que estudia la estructura y el funcionamiento de la naturaleza en cuanto sistema organizado, en su totalidad”. En relación con esta disciplina científica hay dos cuestiones que es importante examinar aquí. Una es el concepto de biosfera que está implícito en la ultima caracterización de la ecología.

La otra es precisamente poner en claro qué se entiende por medio ambiente. En cuanto a la biosfera, como lo indica Bárbara Ward, es la manera de denominar nuestro planeta entendido como un sistema global donde el agua, el aire y la tierra mantienen una relación interdependiente.

El cual es la base de la vida, trasmite toda la energía necesaria y pese a su enorme capacidad de supervivencia está formado por mecanismos infinitamente delicados y vulnerables —hojas, bacterias, plancton, catalizadores, niveles de oxígeno disueltos, equilibrios térmicos— gracias a los cuales la ardiente energía solar puede ser utilizada y la vida continuar.

El término biosfera fue usado por primera vez en 1875 por el geógrafo austríaco Suess, posteriormente el concepto fue esbozado por e! naturalista francés Lamark y finalmente desarrollado e incorporado a la ciencia contemporánea por el científico ruso V. I. Vernadsky.

Con todo, recién en 1968, en la Conferencia sobre la Biosfera celebrada en París con los auspicios de la Unesco, las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales, se tuvieron en cuenta las repercusiones de esa compleja unidad en las relaciones que el hombre mantiene con su medio. Se reiteró allí la importancia de la ecología en el estudio de la relación de las especies con su contorno biofísico. La biología tradicional y en especial su orientación a estudiar las especies aisladamente quedó en este siglo totalmente superada por esta visión integradora del planeta como un todo.

Sin embargo, cabe aclarar que ya en el siglo pasado Federico Engels adelantaba esta concepción: “En la naturaleza —expresa— nada ocurre en forma aislada. Cada fenómeno afecta a otro y es, a su vez, influenciado por éste; y es generalmente el olvido de este movimiento y de esta interacción universal lo que impide a nuestros naturalistas percibir con claridad cosas más simples”. Veamos ahora a qué se ha dado en llamar medio ambiente. De posturas claramente delineadas aparecen cuando se centra la cuestión en la apreciación de lo que es o se entiende por medio ambiente.

Por un lado hay quienes lo ven como el espacio geofísico o la biosfera, donde se desenvuelve el hombre. Esta visión, desde luego con ciertos matices, es la de quienes adhieren a la ecología tradicional. Un exponente de esta corriente lo constituye el núcleo de científicos y dirigentes empresarios vinculados a portentosos consorcios industriales europeos y norteamericanos, autodenominado Club de Roma.

En síntesis, su óptica se sustenta en un pretendido apoliticismo y en la difusión de un modelo futuro del planeta, elaborado mediante el procesamiento por computadoras de datos de la realidad que no contemplan aspectos fundamentales del entorno social y político. Paradoja o no, ese modelo que fue encargado al Instituto de Tecnología de Massachusetts, está incluido en el plan de acción mundial de las Naciones Unidas para la aplicación de la ciencia y de la técnica.

La otra vertiente, en cambio, visualiza el problema del medio ambiente en un marco más amplio. Entiende que forman parte del mismo tanto los factores de orden físico (la biosfera) como los factores económicos y culturales. Por ejemplo, algunos científicos de la Unesco señalan al respecto que “la crisis del medio es en realidad una crisis múltiple o una serie de crisis convergentes”; y manifiestan su convicción de que “la neutralidad política y moral no es buena para ciencia”.

El conocido ensayista Josué de Castro, puntualiza: “Un análisis correcto del medio debe abarcar el impacto total del hombre y de su cultura sobre los restantes elementos del contorno, así como el impacto de los factores ambientales sobre la vida del grupo humano considerado como totalidad. Desde este punto de vista, el medio abarca aspectos biológicos, fisiológicos, económicos y culturales, todos ellos combinados en la misma trama de una dinámica ecológica en transformación permanente”.

Este concepto sin duda aparece con más objetividad que aquel que concibe al medio como un sistema de relaciones mutuas entre los seres vivos considerados ambos como fenómenos aislados. Concepción abolida, por otra parte, por Marx y Engels al ayudar a comprender bajo una nueva luz la relación dialéctica entre conciencia y realidad. En esta perspectiva se sitúa la ecología crítica. Es el punto de vista de muchos científicos e investigadores, entre los cuales encontramos a los que se han dedicado a sacar a luz los verdaderos objetivos de la ecología propugnada por Nixon en su famoso discurso de 1970.

Per otro lado, estas divergencias ecológicas tienen que ver con una cuestión de fondo en torno al carácter del conocimiento científico. Hay quienes sostienen la existencia de una ciencia en estado puro, aislada de todo condicionamiento político e ideológico; y otros que por el contrario afirman que existe una estrecha relación entre la ciencia y esos factores.

En la Primera Reunión Argentina de Ecología y Seminario Latinoamericano de Problemas Ecológicos realizado en abril de 1972, en la Argentina, primó este último criterio, “La mayoría de sus participantes —señala una crónica del evento—, aunque de composición muy heterogénea, compartían casi unánimente la opinión de que los problemas y actividades científicas están profunda y evidentemente condicionados por los factores socioeconómicos y políticos y, por lo tanto, no pueden ser considerados aisladamente”. Ubicado el problema de la contaminación ambiental bajo esta óptica, cabe entonces establecer la siguiente reflexión: la crisis del medio ¿acaso no es también una crisis de la sociedad?

Orígenes del Cuidado del Medio Ambiente Ecologia en Latinoamerica

“Somos todos culpables de la ruina del planeta”

La salud del mundo está hecha un asco. “Somos todos responsables”, claman las voces de la alarma universal, y la generalización absuelve: si somos todos responsables, nadie es.

Como conejos se reproducen los nuevos tecnócratas del medio ambiente. Es la tasa de natalidad más alta del mundo: los expertos generan expertos y más expertos que se ocupan de envolver el tema en el papel celofán de la ambigüedad. Ellos fabrican el brumoso lenguaje de las exhortaciones al “sacrificio de todos” en las declaraciones de los gobiernos y en los solemnes acuerdos internacionales que nadie cumple.

Estas cataratas de palabras, inundación que amenaza convertirse en una catástrofe ecológica comparable al agujero de ozono, no se desencadenan gratuitamente. El lenguaje oficial ahoga la realidad para otorgar impunidad a la sociedad de consumo, a quienes la imponen por modelo en nombre del desarrollo y a las grandes empresas que le sacan el jugo.

Pero las estadísticas confiesan. Los datos ocultos bajo el palabrerío revelan que el veinte por ciento de la humanidad comete el ochenta por ciento de las agresiones contra la naturaleza, crimen que los asesinos llaman suicidio, y es la humanidad entera quien paga las consecuencias de la degradación de la tierra, la intoxicación del aire, el envenenamiento del agua, el enloquecimiento del clima y la dilapidación de los recursos naturales no renovables.

La señora Harlem Bruntland, que encabeza el gobierno de Noruega, comprobó recientemente que “si los siete mil millones de pobladores del planeta consumieran lo mismo que los países desarrollados de Occidente, harían falta diez planetas como el nuestro para satisfacer todas sus necesidades”. Una experiencia imposible. Pero los gobernantes de los países del sur que prometen el ingreso al Primer Mundo, mágico pasaporte que nos hará a todos ricos y felices, no sólo deberían ser procesados por estafa. No sólo nos están tomando el pelo, no: además, esos gobernantes están cometiendo el delito de apología del crimen. (ver: huella ecológica)

Porque este sistema de vida que se ofrece como paraíso, fundado en la explotación del prójimo y en la aniquilación de la naturaleza, es el que nos está enfermando el cuerpo, nos está envenenando el alma y nos está dejando sin mundo. Extirpación del comunismo, implantación del consumismo: la operación ha sido un éxito, pero el paciente se está muriendo.

cuidar el planeta

PARA SABER MAS….
PRIMERO PASOS SOBRE EL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

El espacio escrito, oral y visual que cubren los medios de comunicación de masas se ha visto en la última década teñido con alta frecuencia por una preocupación general: la contaminación del ambiente humano. Debido a la eficacia en sí de estos medios y a la redundancia con que se ha manipuleado la información sobre el tema, se ha logrado difundir ampliamente los principales síntomas de la crisis del habitat humano.

Se sabe así que la atmósfera de las grandes ciudades fundamentalmente norteamericanas y europeas, están compenetradas de pestilentes sustancias tóxicas entre las que sobresalen, por su peligrosidad para la salud, el dióxido de carbono proveniente de los procesos de combustión de la producción de energía, de la industria y de la calefacción doméstica y el monóxido de carbono que arrojan los automotores.

Se conoce, también, que las aguas del planeta están afectadas por los residuos de las grandes industrias, los desagües cloacales, el uso de pesticidas o herbicidas y la radioactividad termonuclear. En torno de éstas y otras facetas del fenómeno se instaló la conciencia de que un nuevo peligro acecha al hombre de este convulsionado y vertiginoso siglo XX: la alteración progresiva del equilibrio ecológico.

Es que más acá de los horrores de la guerra, de las consecuencias trágicas de Hiroshima y Nagasaki, del empleo de napalm en Vietnam o del peligro de la destrucción nuclear, existe una erosión lenta pero persistente del entorno humano que para los más alarmistas amenaza con transformar a la tierra en un planeta muerto, sin vida alguna, como lo es presumiblemente la Luna y tal vez alguno de los otros cuerpos celestes que integran nuestra galaxia. Si bien, como se ha expresado, la contaminación se hace sentir intensamente en las grandes metrópolis industriales, la consideración del problema ha cobrado en los últimos tiempos una importancia general. Científicos, estudiosos y expertos de todas las naciones del mundo asistieron en junio de 1972 a la primera Conferencia de las Naciones Unidas del Medio Ambiente.

En ella se expresaron posiciones diferentes que reflejan en realidad las contradicciones y grandes divisiones económicas, sociales e ideológicas del mundo de hoy. En consecuencia, la declaración emitida al finalizar la Conferencia si bien significó un paso adelante en cuanto amplía la consideración del problema, pues alude a las interrelaciones políticas, económicas y sociales, en esencia es un producto que traduce la dificultad de unificar criterios muy dispares. Dos años antes, en enero de 1970, Richard Nixon había pronunciado un mensaje llamando la atención al pueblo norteamericano sobre la situación crítica en que se encontraban los tres componentes bíóticos fundamentales: el aire, el agua y el suelo.

El texto contenía además medidas para paliar el problema. Quedaba Estados Unidos oficialmente reconocido así de una cuestión que hasta ese momento había sido sólo denunciada por científicos y especialistas, que por tales actitudes desde las esferas oficiales y los sectores dominantes de la industria y la banca, se los había acusado de defectistas o derrotistas con respecto al estilo de vida norteamericano.

El reconocimiento del “establishment” estadounidense como era de esperar dio vía libre para que las empresas periodísticas y editoriales dieran otra vuelta de tuerca a la preocupación por la contaminación del medio ambiente. Tal reconocimiento, en realidad, como bien lo señala Tomás Maldonado , se debía a que las cosas habían llegado a un punto que el gobierno de Nixon no podía ignorarlas. Además, inmediatamente, se tuvo la certeza que se había instrumentado “una operación diversionista para distraer al pueblo de los EE. UU. de los grandes temas que su sociedad tenía que resolver: el racismo, la guerra del Vietnam, la pobreza de amplios sectores de la población”.

En efecto, la polución ambiental se ha convertido hoy en una preocupación pública. Sin embargo, se la conoce más por sus consecuencias o efectos en la salud humana que por sus causas. Es conocido que el smog —palabreja formada por la unión de los vocablos ingleses smoke (humo) y fog (niebla)— de las grandes ciudades industriales es la causa del aumento de los índices de cáncer y otras enfermedades de pulmón, Han contribuido también a ese conocimiento numerosos estudios de especialistas y organizaciones internacionales de la salud.

Por ejemplo, la OSP, señala que “las muertes por bronquitis crónicas, están en aumento constante en las ciudades y países con mayores grados de contaminación atmosférica, llegando actualmente a casi el 10 % del total de las muertes en Inglaterra. En los EE. UU. las muertes por enfisema pulmonar aumentaron del 1,5 por 100.000 habitantes en 1950, a casi el 8 por 100 mil habitantes en 1960”. Se ha puesto, además, el acento en enfoques cientificistas o meramente técnicos, en la idea de que el hombre realiza una indiscriminada explotación de la naturaleza. . . Pero muy poco se ha avanzado sobre las relaciones más profundas del fenómeno.

Inevitablemente, como se verá más adelante, ya sea encubiertamente o por cualquier otro mecanismo, lo ideológico se perfila en cada interpretación o análisis sobre la polución ambiental, lo que genera, por cierto, puntos de vista distintos y controvertidos.

Fuente Consultada:
Úselo y Tírelo
de Eduardo Galeano
Transformaciones N°98 La Contaminación Ambiental
Centro Editor de América Latina

Resumen Historia de la Microbiologia Observacion Primeros Microorganismos

Resumen Historia de la Microbiología
Observación de los Primeros Microorganismos

INTRODUCCIÓN: Ante todo debemos definir la MICROBIOLOGÍA como la rama de la biología que estudia los organismos microscópicos como los protozoos, algas, bacterias, virus , hongos y otros.Todos estos organismos vivos tienen en común su pequeñismo tamaño, por que solo puede observarse con la ayuda del microscopio.

Las primeras células que aparecieron sobre la tierra fueron, probablemente, muy parecidas a las que hoy constituyen un grupo de microorganismos unicelulares que incluye las bacterias y las cianobacterias (o algas azul-verdosas). Estas células, denominadas procariotas, carecen de núcleo celular, lo que el material genético se encuentra libre en el citoplasma.

Las bacterias pueden habitar cualquier lugar de la Tierra, ya sea un lugar frío, como el polo, o cálido, como el trópico. Pueden encontrarse libres en la tierra o en el agua, a veces en el aire, y también vivir dentro de un ser vivo. Se nutren de forma muy variada: hay bacterias descomponedoras –que se alimentan de desechos– y fotosintetizadoras –que sintetizan sus propios nutrientes utilizando la energía solar-. Pueden prescindir del oxígeno del aire o bien utilizarlo, optativa u obligatoriamente.

Basicamente podemos distinguir dos tipos de bacterias, aquellas que “ayudan” al hombre y se las utilizan en los procesos industriales como por ejemplo en la fabricación de la cerveza , vinos , yogur, drogas, hormonas (fermentación) y de quesos; y otras nocivas para el hombre que atacan al sistema inmunológico enfermando al ser humano, ellas son llamadas bacterias patógenas. ¡Hasta hay bacterias que degradan plásticos!

Desde el comienzo de la humanidad hasta mucho después, las epidemias causadas por bacterias fueron devastadoras, por lo menos hasta el descubrimiento de los antibióticos y de las vacunas. Algunos de estos terribles males son: peste bubónica, tuberculosis, cólera, fiebre tifoidea, tos convulsa, escarlatina, gonorrea, sífilis, disentería, muchos tipos de meningitis y neumonías, etc.

• Los hongos son organismos unicelulares o pluricelulares, eucariotas y heterótrofos. Algunos de ellos son parásitos, por lo que causan enfermedades.

• Los protozoos son organismos unicelulares eucariotas que viven principalmente en medios líquidos, como las aguas continentales o marinas. Algunos pueden encontrarse en el medio interno de organismos pluricelulares, causándoles enfermedades.

• Entre los invertebrados que causan enfermedades infecciosas, están algunos organismos pluricelulares macroscópicos, tales como los parásitos intestinales: el áscars y la triquina.

La microbiología , como dijimos inicialmente se encarga de estudiar la vida, desarrollo y efectos que producen todos estos microorganismos.


https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

HISTORIA: Una enfermedad puede aniquilar poblaciones enteras. Desde la Antigüedad se ha intentado entender cómo se propaga y por qué afecta a unas personas y a otras no. Este es el campo de la epidemiología, cuyos hallazgos en los últimos 150 años han tenido un gran impacto en la salud pública.

Las primeras referencias a bacterias y virus aludían a su papel como causantes de enfermedades y de la putrefacción de alimentos. En la Antigüedad ya se conocían los efectos de bacterias y virus, mucho antes de poder verlos: estropeaban la comida, pero también permitían la producción de vinagre y queso.

Eruditos como el árabe Ibn Jatima en el s. XIV y el italiano Fracastoro en el s. XVI, sugirieron que las epidemias eran causadas por partículas invisibles, «parecidas a semillas», pero la verdad de estas afirmaciones no se aceptó hasta el s. XIX.

A pesar de su tamaño microscópico, las bacterias tienen una gran influencia en el resto de la vida en la Tierra. Reciclan recursos y afectan a la atmósfera, pero también provocan enfermedades. Lo mismo hacen los virus al atacar células y sabotear su maquinaria interna.

Antes de que en el s. XIX se supiera que las enfermedades contagiosas se debían a partículas vivas, la creencia popular sostenía que eran causadas por gases nocivos.

ORIGEN DE LA TEORÍA MIASMÁTICA: Es probable que la teoría de que los efluvios o gases nocivos propagaban enfermedades se originara en la antigua Grecia, donde Hipócrates ya distinguía entre las enfermedades que se propagaban libremente y ¡as que se limitaban a una región concreta.

PROPAGACIÓN POR PARTÍCULAS: En su libro Canon de Medicina, el médico persa Avicena recomendaba la cuarentena para evitar la propagación de enfermedades: sospechaba de la contaminación por «secreciones corporales». Sin embargo, el médico andalusi Ibn Jatima atribuyó la difusión de la peste bubónica en el s. xiv a partículas que podían ser transportadas en la ropa.

HIGIENE PERSONAL: En 1546, el médico italiano Girotamo Fracastoro insinuó que las partículas causantes de enfermedad estaban vivas. Sobre esta base, propuso normas de higiene personal.

Transcurría el año 1676 cuando el holandés Anton van Leeuwenhoek (1632-1723), fabricante aficionado de microscopios, descubrió la existencia de las bacterias, a las que describió como “pequeños animálculos”. En esa época comenzó también la discusión sobre el origen de estos gérmenes y su función corno causantes de enfermedades.

Por un lado, científicos de renombre creían en la generación espontánea de los microbios observados.

historia de la microbiologiaPero otros científicos comenzaron a discrepar y demostraron sus objeciones experimentalmente. Lazzaro Spallanzani (foto izq.) (1729-1799), naturalista y fisiólogo italiano, confirmó que las formas microscópicas detectadas porLeeuwenhoek eran seres vivos.

Y realizó una serie de experiencias que demostraron que los organismos observados en la comida provenían realmente del aire. Así, preparaba el camino para las investigaciones de Pasteur.

Spallanzani realizó los primeros estudios sobre la digestión estomacal, sobre la respiración y la reparación de tejidos. Contribuyó a desterrar la errónea idea de que la vida se originaba de la materia orgánica en descomposición. Sus estudios sobre la reproducción en anfibios fueron sorprendentes para la época y se consideran el inicio de la fecundación in vitro. Experimentó colocando diminutos calzoncillos a los sapos y comprobó que impedían la reproducción.

Louis Pasteur (1822-1895v fue quien demostró experimentalmente, en forma irrevocable, por primera vez, que muchos gérmenes de microorganismos son transportados por el aire.

Pudo comprobar en este medio la existencia de seres microscópicos semejantes a los que se observaban en las sustancias en descomposición. (ver mas abajo sobre sus trabajos con microbios)

La conclusión de los experimentos de Pasteur, que asestaba un golpe definitivo a la teoría de la generación espontánea, fue la siguiente: “Los microbios no nacen por generación espontánea en las infusiones corrompidas; por el contrario, son ellos los que producen la corrupción de los líquidos.”

Uno de los científicos más notables en el campo de la salud que aprovechó las observaciones de Pasteur fue Robert Ehrlich (1843-1910), el creador de la “bala magica”.     

Sus estudios lo llevaron a descubrir que muchos microorganismos son causantes de enfermedades que afectan al ser humano y a otras especies.

Sus trabajos se desarrollaron sobre la base del estudio de una enfermedad del ganado, el ántrax o carbunco.

La importancia de estos estudios radicaba sobre todo en el descubrimiento de que las bacterias (Bacillus anthracis) pueden ser cultivadas en sustancias nutritivas fuera del cuerpo del animal. Al transferir las bacterias cultivadas a animales sanos, éstos contraían la enfermedad.

Tanto las bacterias provenientes de un animal enfermo como las de un cultivo provocaban los mismos síntomas.

Luego de varios años de investigación Koch publicó, en 1876, su trabajo sobre el ántrax.

Basándose en los experimentos realizados, este eminente médico alemán formuló sus célebres postulados para reconocer si un microorganismo es agente patógeno:

• El microorganismo debe encontrarse siempre en los animales que padecen la enfermedad, o en las lesiones que dicha enfermedad produce, y no en los individuos sanos.

• El microorganismo debe cultivarse puro, es decir, sin ningún otro microorganismo, y fuera del cuerpo animal.

• El microorganismo proveniente de un cultivo, al ser inoculado en animales susceptibles de contraer la enfermedad, debe iniciar los síntomas de esa enfermedad.

• El microorganismo debe ser aislado nuevamente del animal enfermo y cultivado en laboratorio, para comprobar que fue el que causó la enfermedad.

Los postulados de Koch sirvieron no sólo para demostrar que microorganismos específicos son causantes de enfermedades específicas, sino también permitieron el desarrollo de la microbiología como ciencia, especialmente en el tema concerniente medios de cultivo.

En 1880, tras las experiencias de Louis Pasteur, Robert Koch, se abandonó definitivamente la teoría de la generación espontánea  y comenzó la era de la Bacteriología. Quedó claro, entonces, que las bacterias  eran agentes patógenos.  ¿Pero eran los únicos?.

IGNAZ SEMMELWEIS: Este médico húngaro aplicó con éxito uno de los primeros métodos higiénicos para atajar el contagio de enfermedades.

En 1847, mientras trabajaba en una maternidad de Viena, instruyó al personal para que se lavara las manos con desinfectante antes de atender a las pacientes si antes había realizado una autopsia. El resultado fue un drástico descenso de la mortalidad por fiebre puerperal, causada por infecciones contraídas durante el parto. Pese a ello, la teoría de Semmelweis fue ridiculizada, y él despedido. No se recuperó nunca y murió en un manicomio.

En 1892, el botánico Dimitri Yosifovich Ivanoski  (foto arriba-izq.) (1864-1920) descubrió el primer virus conocido, virus del mosaico del tabaco. Al descubrir nuevas clases de virus y de bacterias y al asociarlos con enfermedades humanas fue posible conocerlos mejor y encontrar el modo de combatirlos.

Otros Científicos Que Aportaron Con Sus Investigaciones
Los microbios y la fermentación
: El químico alemán barón Justus von Liebig (1803-1873) creyó que la conversión del azúcar en alcohol se debía a un cambio puramente químico, puesto que, según decía, las levaduras del vino o de la cerveza se hallan muertas, siendo su propia descomposición lo que provoca la fermentación.

Ésta constituía para él como una especie de movimiento existente entre la levadura descompuesta y el azúcar contenido en eljugo de uva, o grano de cereal, motivando una reacción química cuyo resultado sería la aparición de alcohol.

Sin embargo, en 1837, el francés Cagniard de la Tour (1777-1859), examinando al microscopio el jugo de la vid en fermentación, descubrió en el seno del mismo unas diminutas levaduras, las cuales no estaban muertas como creía Liebig, sino que se hallaban en plena actividad vital y se multiplicaban con extraordinaria rapidez. Este hecho le sugirió que las causantes del fenómeno de la fermentación eran levaduras vivas.

Poco después, el fisiólogo alemán Theodor Schwamm (1810-1882) demostró que el aire no era la causa de la fermentación, sino que, por el contrario, podía emplearse en la conservación de los alimentos, con tal que se hubiera calentado previamente a altas temperaturas.

Si bien nadie prestó mucha atención a aquellos descubrimientos, es probable que ocuparan la mente del químico francés Louis Pasteur (1822-1895) cuando en 1857 examinó al microscopio el poso grisáceo del fondo de un jarro de leche que se había agriado. Pudo ver una gran cantidad de células en forma de bastoneaos, como las bacterias descubiertas por Leeuwenhoek, más pequeñas que las levaduras y sin membranas transparentes de celulosa.

Al introducir Pasteur un paco de aquel limo gris en una disolución azucarada, ésta quedó pronto cubierta de millones de bacterias. Significaba la fermentación activa del azúcar, por lo que parte de él se convirtió en el ácido existente en la leche agria, llamado ácido láctico.

Al echar una gota de este líquido en fermentación en una nueva disolución de azúcar, ésta se agrió también, a la vez que en su interior se multiplicaban las diminutas bacterias. Es posible que tales microorganismos, se dijo Pasteur, sean los causantes de que se agrie la leche, del mismo modo que son las levaduras las que convierten en alcohol el jugo de la vid.

Más adelante, Pasteur inició el estudio de otro tipo de fermentación: la que producía ácido butírico. Éste, que comunica un olor muy desagradable a la sustancia en fermentación, se puede obtener a partir de la manteca, pues su denominación proviene precisamente de la palabra latina butyrum, que significa mantequilla.

También en los forrajes almacenados en silos para alimento invernal del ganado se realiza la fermentación butírica.Pasteur llegó a descubrir las bacterias causantes de la misma, las cuales, introducidas en una solución azucarada, se multiplicaban y producían ácido butírico; y pudo comprobar además que diferían de las del ácido láctico por poseer flagelos con ayuda de los cuales se movían.

En sus observaciones con el microscopio, Pasteur apreció que, en contraste con la gran actividad que desplegaban en el centro de la gota de agua que las contenía, en los bordes de la misma y al contacto con el aire se inmovilizaban; ¿debía buscarse en el aire la causa de tal paralización? Pasteur decidió aclarar esta incógnita con experimentos.

Hizo pasar una corriente de aire a través del frasco en cuyo interior tenía lugar la fermentación del azúcar en ácido butírico, lo que motivó que ésta se redujera hasta detenerse. Un ser viviente que se desarrollaba sin el aire, cesando sus actividades vitales en presencia del mismo, constituía un hecho insólito para Pasteur; decidió llamar anaerobia (sin aire) a esta forma de vida, y denominó al microorganismo «vibrión butírico» por su modo vibratorio de moverse.

Pasteur había descubierto dos especies diferentes de bacterias, cada una de las cuales constituía la causa de un tipo de fermentación, del mismo modo que la conversión del azúcar en alcohol se originaba merced a la acción de las levaduras.

A pesar de tales descubrimientos, Liebig decía que la fermentación no podía atribuirse a las bacterias; era en extremo difícil comprender que unos seres pequeñísimos como las levaduras y las bacterias tuvieran tan enorme poder.

Otra dificultad estribaba en descubrir la procedencia de aquellos microbios. Pasteur sostuvo inacabables controversias con los que postulaban que aquéllos brotaban de la nada, es decir, surgían por generación espontánea.

Procedió a repetir los experimentos efectuados antes por Appert y otros y descubrió que los líquidos que contenían en disolución azúcar y demás sustancias susceptibles de fermentar se conservaban perfectamente con sólo tomar dos precauciones: someterlos a ebullición con el fin de matar todas las bacterias existentes en su interior (esterilizarlos), y encerrarlos herméticamente, de suerte que fuera imposible toda contaminación.

Los trabajos de otros investigadores dieron resultados que parecían contradecir los de Pasteur.

Sometieron a ebullición infusiones de heno y las encerraron herméticamente, pero a pesar de ello se corrompían. Pasteur realizó más experimentos hasta que pudo demostrar que aquellas infusiones contenían unas bacterias de naturaleza tan resistente, que sólo era posible aniquilarlas sometiéndolas a temperaturas superiores a la de ebullición.

Pasteur también demostró que el aire contiene bacterias vivas. Preparó un caldo transparente y llenó con él varios frascos de vidrio de gollete largo y estrecho, y los esterilizó mediante ebullición; aún hirviendo los cerró.

De esta forma se había expulsado casi todo el aire que contenían y en consecuencia, en el interior del frasco la presión era muy inferior a la del ambiente. Por esto al abrir un pequeño agujero en el gollete, utilizando unas pinzas esterilizadas, penetraba aire en el interior.

Pasteur realizó este experimento en varios puntos del país y una vez terminado volvía a tapar los frascos y observaba si el caldo transparente se enturbiaba y fermentaba, demostrando así la presencia de bacterias.

Descubrió que la cantidad de bacterias era distinta según la localidad: de los 20 frascos de caldo estéril abiertos en París, 20 fermentaron; de los 20 abiertos en el campo, fermentaron 8; de los 20 abiertos en una colina, fermentaron 5, y de los 20 abiertos en alta montaña, cerca de un glaciar, fermentó 1. La genial intuición pasteriana llegó a la conclusión de que filtrando el aire con algodón aquél se esterilizaba y que por tanto el caldo del interior del frasco podía conservarse estéril tapando la boca del mismo con un lechino de este material.

Tampoco se contaminaba si el gollete del frasco era estrecho, largo y curvo: el aire circulaba entonces con libertad, pero las partículas de polvo y las bacterias se depositaban en los recodos de las curvas y así no podían alcanzar el caldo.

cientifico frances pasteur

Retrato de Louis Pasteur a. la edad de 62 años. Estudiando la fermentación, Pasteur halló bacterias en forma de bastoncitos (microfotografía superior de la página siguiente) en la leche agria. Una gota de líquido que contenía estas bacterias producía, al introducirla en una solución azucarada, ácido láctico. Más tarde, Pasteur descubrió la existencia de bacterias anaerobias en la fermentación butírica.

Por su parte, la Academia Francesa de las Ciencias, que había decidido conceder un premio a quien trajera alguna nueva luz sobre el problema de la generación espontánea, resolvió otorgarlo a Pasteur por su demostración convincente de que, una vez muertos en el seno de un líquido todos los animálculos que lo habían habitado, era imposible que apareciese ninguno más y reanudase la fermentación de aquél, así como de que todo microbio procedente de la atmósfera podía producir la fermentación de un líquido en cuyo seno no hubiera habido indicio alguno de ellos.

No obstante, muchos no aceptaron las conclusiones de Pasteur y se negaron a admitir que el aire normalmente respirado contuviera tales microorganismos. Por ejemplo, uno de sus antagonistas decía que si fuera cierta la existencia de tal cantidad de organismos vivientes flotando en el aire que nos rodea, tendrían forzosamente que producir una niebla espesa y permanente.

Sin embargo, dos siglos antes, Leeuwenhoek había ya deducido que sus animálculos podían desplazarse fácilmente de un lugar a otro flotando en el aire.A raíz de los experimentos de Pasteur se debatió una cuestión importante. Si la fer* mentación era debida siempre a la acción de unas bacterias, ¿sería posible obtener leche que no se agriara y jugo de uvas que no se convirtiera en vino?.

La respuesta fue afirmativa. Unos investigadores probaron que el zumo de la vid se halla libre de gérmenes en el interior del fruto, y lo mismo sucede con la clara y la yema de los huevos frescos y con la sangre, la leche y la orina de animales sanos; pero sin cuidados especiales dichos líquidos se contaminan al abandonar sus cubiertas protectoras naturales.

La causa de ello es que por lo general en la parte externa de los granos de uva, en la cascara de un huevo o en la piel de un animal hay muchas levaduras, pero los líquidos interiores no las contienen.

Tras la refutación de la teoría de la generación espontánea, Pasteur estudió de nuevo los diversos tipos de fermentaciones, procediendo a investigar las características de una bacteria en bastoncillo a la cual se debe la conversión del alcohol del vino en el ácido acético del vinagre. 

Fuente Consultada: A Traves del Microscopio Editorial Salvat M.D, Anderson

Microscopio Forma de Uso Manejo Nombre de las Partes Instrucciones

Microscopio: Forma de Uso, Partes, Instrucciones

Este aparato nos permite ver los objetos con 100 o 200 aumentos más que la lente, pero su empleo no resulta nada sencillo. En una palabra: enseña más que aquélla, pero es también mucho más exigente. Aun para realizar con él las operaciones menos complicadas, es necesario poseer un auténtico “laboratorio” en miniatura.

Además, el nuevo instrumento es poco manejable y no puede llevarse encima durante las excursiones por el campo. Esto significa que el microscopio, a pesar de ser más potente y perfecto, nunca sustituirá por completo a nuestra vieja, fiel y manejable amiga, la lente, que continuará a nuestro lado y nos será de gran utilidad para echar un primer vistazo de “tanteo” al material que luego examinaremos más cuidadosamente en el “laboratorio”.

EL MICROSCOPIO
Para la observación de la célula y de los tejidos, es imprescindible el uso del microscopio, ya que en su gran mayoría las células no son visibles a simple vista porque miden micrones (1 micrón = milésima parte de un milímetro). Este aparato, insustituible en cualquier investigación científica, fue ideado y construido en el siglo XVII por el holandés Antón van Leeuwenhoek (1632-1723), siendo constantemente perfeccionado por su continua utilidad, hasta llegar al poderoso microscopio electrónico que hoy se utiliza.

Microscopio Forma de Uso Manejo


La construcción de este aparato está basada en un fenómeno físico que es la refracción de la luz. Consta de dos partes: una mecánica y otra óptica.

Parte mecánica
Está formada por un pie o soporte, que sirve para la estabilidad del aparato; por la platina, que es una pieza movible por dos tornillos laterales, donde se coloca la preparación microscópica, que se fija mediante dos pinzas o resortes y que posee un orificio circular en el centro por donde pasa la luz que ilumina la preparación; y por el brazo o columna, que es articulado y sirve para inclinar el microscopio o para trasportarlo.

Parte óptica:

Consta de dos partes principales (ocular y objetivo) y de partes accesorias (espejo, condensador, diafragma, tornillos micrométricos y tornillos micrométricos).

El ocular es el lugar por donde se mira y está formado por dos lentes ubicados en el extremo superior del tubo óptico.

El objetivo es también un sistema de lentes ubicado en el extremo inferior del tubo. Cada microscopio suele tener varios objetivos con lentes de distintos aumentos, que se disponen sobre una pieza giratoria llamada revólver.
Et espejo es móvil y está situado debajo de la platina, tiene una cara cóncava (que se utiliza si se trabaja con luz artificial) y una cara plana (que se utiliza si se trabaja con luz natural). Este espejo se adapta a la luz y la refleja hacia el objeto que se observa.

El diafragma, colocado entre la platina y el espejo, gradúa la cantidad de luz que ilumina el objeto.
El condensador es un lente que concentra la luz sobre el preparado.

Los tornillos micrométricos y micrométricos sirven para acercar o alejar el tubo óptico del preparado, para su perfecto enfoque. El primero es de movimientos más rápidos, y el segundo, más sensible, es de movimientos lentos.

EL LABORATORIO – Si deseamos trabajar de manera tranquila y eficaz, conviene que reservemos un rincón de la casa situado junto a una ventana (de ser posible no orientada al Norte) y cerca de un enchufe.

Para amueblar nuestro laboratorio de investigación necesitaremos una mesa muy estable, con la superficie de cristal (o cubierta, en caso contrario, por una o dos gruesas láminas de plástico), una silla o un taburete de cierta altura, una estantería, una lámpara eléctrica de mesa, protegida por una pantalla de cristal esmerilado, y un cubo de plástico o metal para los desechos.

LA ELECCIÓN DEL MICROSCOPIO – Es muy difícil dar consejos sobre el tipo de microscopio que conviene adquirir. Existen cientos de modelos, desde los que pueden comprarse por relativamente poco dinero, hasta los que cuestan enormes cantidades. El tipo más sencillo tiene un ocular y un objetivo; el más complejo, dos oculares (gracias a lo cual se puede mirar con los dos ojos al mismo tiempo), cinco o seis objetivos rápidamente intercambiables, un espejo para condensar la luz sobre el objeto, varios filtros de colores, un foco de luz incorporado y otros muchos adminículos.

Como regla general podemos afirmar que, sin necesidad de salimos de los límites de nuestras posibilidades económicas, siempre resulta preferible gastar un poco más de lo previsto y adquirir un instrumento de marca con un eficaz juego de lentes.

A igualdad de precio, es mejor comprar un buen microscopio usado que uno nuevo de peor calidad; a condición, naturalmente, de que el usado, sometido al examen de un óptico de confianza, no revele imperfecciones Mecánicas u ópticas que dificulten su empleo.

MANEJO DEL MICROSCOPIO
1° Se coloca la preparación sobre el orificio de la platina y se fija con los resortes.

2″ Se hace girar el espejo hasta que la luz incida sobre la preparación.

3° Se baja el tubo óptico por medio del tornillo macrométrico hasta que toque levemente la preparación.

4° Se mira por el ocular con el ojo izquierdo, tratando de mantener el ojo derecho abierto, y con el tornillo macrométrico se va subiendo poco a poco e! tubo óptico hasta que se observe la preparación lo más clara posible.

5° Con leves movimientos de! tornillo micrométrico se obtiene una imagen nítida del objeto.

OTROS ELEMENTOS NECESARIOS
Lupa. Es un lente de aumento más gruesa en el centro que en los bordes, montada sobre un pie o soporte, o sobre un aro provisto de un mango. Sirve para observar piezas pequeñas pero macroscópicas, es decir, visibles a simple vista, porque posee muy poco aumento.

Portaobjetos (Fig. B). Son laminillas rectangulares de vidrio, de 8 cm de largo por 2 cm de ancho, donde se colocan los preparados.

Cubreobjetos (Fig. C). Son laminillas cuadradas o circulares de vidrio muy delgado, que sirven para cubrir las preparaciones microscópicas.

Tipos de microscopios: Además del microscopio tradicional, que es el descrito anteriormente, existen otros dos más sofisticados que han ido evolucionando en las últimas décadas.

Si bien en los microscopios clásicos la imagen a observar se forma de una vez, en los métodos más modernos la imagen se va obteniendo punto a punto al hacer nadir un delgado haz del iluminante que va explorando poco a poco la preparación. Es lo que se denomina barrido o scanning. La señal que la preparación transmite o refleja se dirige a un detector que la convierte en imagen visible a través de un sistema de vídeo o televisión o, más modernamente, de ordenador. Ejemplos de estos microscopios son el de rayos X y el acústico. Ambos se describen brevemente a continuación.

El microscopio de rayos X se basa en el hecho de que al disminuidla longitud de onda de la radiación incidente aumenta el poder resolutivo del aparato. Existe, sin embargo, una dificultad, y es que la mayor parte de los materiales presentan para los rayos X un índice de refracción ligeramente inferior a la unidad, con lo cual no se puede en fabricar lentes convergentes capaces de focalizarlos.

La solución está en operar por reflexión y por difracción, pero para ello es necesario disponer de una fuente de rayos X lo más puntual, monocromática y intensa posible.

El microscopio acústico funciona como uno óptico pero con ondas ultra-acústicas (se llega a secuencias de 5 GHz). La venta de este equipo radica en que las ondas acústicas penetran fácilmente en materiales opacos a otras radiaciones; por ello es especialmente útil en microelectrónica, por ejemplo, para poder observar en profundidad circuitos electrónicos sin dañarlos. La información que proporciona este tipo de microscopios no la proporciona ningún otro aparato óptico.

ACTUALMENTE SIGLO XXI: En el transcurso del siglo XX, las técnicas microscópicas han evolucionado considerablemente: de la lupa usual, con menos de 10 aumentos, se ha pasado al microscopio de efecto túnel, que permite ver —o, mejor, «palpar»— los átomos (a la escala de la diez mil millonésima de metro), pasando por los microscopios ópticos, los mejores de los cuales no superan los 2.000 aumentos, y los microscopios electrónicos, con 500.000 aumentos.

Microscopio óptico. Consta de un objetivo y un ocular. El primero está formado por un conjunto de pequeñas lentes, de distancia focal muy corta, que da una imagen real aumentada de un pequeño objeto situado muy cerca del foco. El ocular, a menudo constituido por dos lentes convergentes, funciona como una lupa y da una imagen virtual aumentada de la imagen suministrada por el objetivo. La distancia del objetivo al ocular es invariable.

Microscopio electrónico. La imagen aumentada de un objetivo se obtiene utilizando su interacción con los electrones. Los trabajos de L. de Broglie demostraron que, al igual que la luz posee un carácter corpuscular, las partículas como los electrones pueden manifestar propiedades ondulatorias. La longitud de onda asociada a un haz de electrones es del mismo orden de magnitud que la de los rayos X. Además, dado que, a diferencia de estos últimos, los electrones poseen carga eléctrica, es posible desviarlos y focalizarlos por medio de «lentes» magnéticas o electrostáticas.

Microscopio de transmisión. Está formado por un cañón de electrones obtenidos ya sea calentando un filamento ya sea por medio de una fina punta metálica sometida a un campo eléctrico; una vez acelerados con uno o varios ánodos llevados a potenciales adecuados, los electrones atraviesan una serie de «lentes» formadas por electroimanes atravesados por un canal cuyo eje es el del microscopio.

Microscopio de emisión. Este instrumento existe en dos versiones. En la primera, el objeto, situado en el seno de un campo electrostático, recibe un haz de electrones, de iones o de fotones y emite electrones secundarios, que son acelerados. Un objetivo, llamado «de inmersión», da una imagen aumentada de la superficie del objeto. En la segunda versión (microscopiode barrido), se focaliza un fino pincel de electrones sobre una muestra. La corriente de electrones secundarios creada es recogida por un conjunto fotomultiplicador. Se pueden observar así, en un monitor, superficies biológicas, defectos superficiales de metales, etc.

Microscopio de efecto túnel. De micros copio sólo tiene el nombre, ya que su fundamento estriba en controlar, con una precisión de 10 nanómetros, la posición de una micro-sonda que se mueve por encima de la superficie estudiada. A distancias de este orden, los electrones pueden atravesar el intervalo entre la capa atómica superficial y la sonda, pero no pueden ascender desde la capa subyacente. Se obtiene así una imagen de la superficie del objeto a escala atómica.

UN POCO DE HISTORIA…

A finales del siglo XVIII, el diseño de los microscopios había avanzado tanto, que casi se alcanzaron los límites teóricos del poder separador utilizando luz visible.

Sin embargo, se han hecho otros inventos desde entonces. Por ejemplo, en la mayoría de los microscopios la imagen sólo se puede ver con un ojo. Ello está bien para períodos cortos de tiempo, pero es incómodo cuando el microscopio’ se utiliza constantemente. Ahora existen microscopios binoculares, en los que el camino de la luz está dividido de tal forma que la imagen se puede ver con los dos ojos. Otros microscopios proyectan la imagen sobre una pantalla, para que se pueda ver más fácilmente.

En la práctica, los microscopios luminosos son idóneos para la mayoría de los fines, aunque no cuando se quieren observar pequeños detalles. Se pueden lograr mejores resultados en el poder separador, utilizando radiaciones de menor longitud de onda, como en el moderno microscopio de luz ultravioleta. Como su nombre indica, este instrumento utiliza luz ultravioleta (que es similar a la luz visible, pero de menor longitud de onda).

El cristal de las lentes utilizadas con luz visible no es el adecuado para la luz ultravioleta, que no pasaría por ellas. Se las reemplaza por lentes de cristal de cuarzo. Como la luz ultravioleta es invisible, se utilizan dispositivos “especiales para hacer la imagen visible. La imagen se enfoca sobre una pantalla fluorescente, que reluce cuando recibe la radiación.

El microscopio de luz ultravioleta supuso un gran adelanto sobre los anteriores, pero ha sido mejorado por el microscopio electrónico, que es el instrumento más moderno y avanzado, y de mayor poder separador, actualmente en uso. El obstáculo, en este caso, radica en que, aunque en principio es un instrumento muy simple, en la práctica constituye un equipo extremadamente complicado, lo que hace que su precio sea muy elevado. Los microscopios comunes tienen un precio más económico.

Fue posible realizar el microscopio electrónico luego de la invención del tubo de rayos catódicos, a principios del siglo XX. El tubo de rayos catódicos es un tubo revestido con material fluorescente en uno de sus extremos, que constituye la pantalla. En el otro extremo, se encuentra el cátodo, al que se calienta para que libere electrones. Frente al cátodo se encuentra el ánodo. Los electrones surgen del cátodo por la diferencia de potencial entre él y el ánodo. Se aceleran en el espacio entre cátodo y ánodo, y pasan a través de un orificio del ánodo para incidir sobre la pantalla. Un objeto colocado a su paso motiva una sombra sobre la pantalla.

Estos electrones se comportan como si constituyesen un tipo de radiación de longitud de onda muy pequeña y, en consecuencia, se pueden utilizar para obtener grandes aumentos (es decir, con gran poder separador).

El sistema de lentes es parecido al que se utiliza en el microscopio compuesto de luz visible. Los electrones pueden ser desviados de su camino por campos magnéticos. Lentes magnéticas circulares se utilizan para enfocar los haces de electrones, de la misma forma que se emplean las lentes de cristal para enfocar los rayos de luz. Las muestras utilizadas se colocan sobre láminas muy delgadas. Las partes opacas de la muestra proyectan sombra sobre la pantalla o sobre una película fotográfica, con lo que se obtiene la denominada micrografía electrónica. Muchos microscopios electrónicos aumentan los objetos más de 200.000 veces.

Es posible mejorar el poder separador o resolutivo del microscopio electrónico, utilizando electrones de movimiento más rápido y longitud de onda más pequeña. El perfeccionamiento del microscopio electrónico constituye aún materia de investigación. La mayoría de los microscopios luminosos y electrónicos hace pasar un haz de la radiación a través de un objeto, con lo que se puede observar su sombra.

En un nuevo tipo de microscopio, el microscopio de emisión de campo, se hace emitir al objeto su propia radiación: el objeto emite un flujo de electrones, que surgen de él, al aplicar un campo eléctrico muy elevado; tales electrones dan lugar a su imagen. Con esta técnica se pueden observar muchos más detalles. De hecho, se ha conseguido fotografiar grandes moléculas.

Resumen Historia de la Psicología Origen Evolución y Sus Psicologos

Resumen Historia de la Psicología
Origen, Evolución y Psicologos

Hoy, siglo XXI, y partir del siglo pasado la Psicología ha alcanzado una independencia tal que permite hablar de ella como ciencia, es decir como un estudio que tiene perfectamente delimitado su objeto y los métodos que le son propios.

Es por esta razón que nos parece más conveniente empezar por un encuadre histórico de la Psicología, desde el momento en que ella pasa a ser una ciencia independiente.

Los historiadores han dado en establecer como hito o mojón para el nacimiento de la Psicología científica la instalación del Laboratorio de Psicología de Wilhelm Wundt (1832-1920) en Leipzig (Alemania) en 1879.

Si bien éste no fue el primer laboratorio de psicología, sí fue el primero que inició un gran movimiento de agitación.

Lo que este laboratorio puso en práctica con riguroso celo fue la aplicación del método científico a la problemática psicológica. Los métodos de observación y registro de datos que permitieron el constante y exitoso progreso de las ciencias físicas y naturales fueron aplicados a los hechos mentales.

Así surgió la nueva psicología denominada EXPERIMENTALISMO, cuyos seguidores creían que los fenómenos mentales eran susceptibles de medición y tratamiento experimental.

Ellos incorporaron la introspección, que, junto con los recursos de laboratorios fisiológicos, permitía un análisis muy. detallado de la percepción, sensación, atención, emociones, etc. Al mismo tiempo, buscaron una psicología científica,” en contraposición con una psicología especulativa: o sea una psicología que descansara en la observación rigurosa, la experimentación y la medición exacta.

Los investigadores continuadores de Wundt, si bien se apartaron de él, no pudieron abandonar un esquema de trabajo netamente experimental.

No fue privativo de Alemania el enfocar la problemática, psicológica desde otro ángulo. En Inglaterra, Darwin publica en 1859 Origen de las especies, y en consecuencia, el criterio naturalista y evolucionista del sabio ingles” dio lugar a numerosos replanteos de orden psicológico.

El hecho de ser la especie humana no algo de singular importancia, sino un punto más en el proceso de la evolución natural, determinó que la Psicología volviese sus ojos no sólo al hombre en sí mismo, sino también a las circunstancias ambientales, genéticas y a la relación con la vida animal; surgen así la PSICOLOGÍA GENÉTICA, la PSICOLOGÍA COMPARADA y la PSICOLOGÍA DE LOS PUEBLOS.

Pero el punto más importante radica en que el centro de investigación en psicología pasó a ser el concepto de actividades mentales como funciones de adaptación.

Quien mejor interpretó esta psicología fue Sir Francia Galton (1822-1911), quien dirigió la investigación hacia las diferencias individuales. En sus estudios sobre la herencia de los rasgos mentales ideó numerosos-métodos: el biográfico, la historia familiar, el estudio comparativo entre gemelos univitelinos, etc.

La influencia de los conceptos darwinistas en psicología se manifiestan en William Mac Dougall (1871-1938), para quien los instintos, provistos por selección natural, son los fundamentos de la vida social, estableciendo una relación estrecha entre instinto y emoción.

En Francia, la Psicología centró su estudio sobre otro ángulo: la psiquiatría y los fenómenos anormales. Jean M. Charcal (1825-1893) consideró la hipnosis como un fenómeno fisiológico característico de los que sufrían de Histeria.

Discípulo de éste fue Fierre Janet, quien se interesó en la disociación de la. personalidad en los casos de histeria. Quien también estudió con Charcot en París fue Sigmund Freud (1856-1939).

Freud se dedicó al estudio de los trastornos neuróticos, concibiendo la teoría PSICOANALÍTICA, para la cual todos los casos de neurosis pueden ser explicados por una sexualidad reprimida en el inconsciente. En 1900 Freud publica La interpretación de los sueños, en el cual considera a éstos como una consecuencia de deseos reprimidos. El motivo básico del hombre es el deseo sexual. De éste surge la libido, fuerza psíquica dinámica que se manifiesta en todas las etapas del desarrollo humano.

Wilhelm Wundt (1832-1920). Iniciador de la investigación experimental, fundó el primer laboratorio de Psicofísica. Aunque sobre distintos supuestos, la Psicología actual utiliza la experimentación como uno de sus métodos principales.

Sigmund Freud (1856-1939). Célebre psiquiatra austríaco creador del Psicoanálisis. Esta escuela es la más revolucionaria y controvertida de las corrientes contemporáneas. No sólo cambió la Psicología actual, sino que también influyó en otras áreas del pensamiento.

Eduard Spranger (1882-1963). Psicólogo alemán , discípulo de Dilthey. Representante de la Psicología Comprensiva. Sostenedor de la corriente científico-espiritual y estructuralista, hizo aportes a la Psicología de los valores y a la tipología.

John Dewey (1859-1952). Psicólogo norteamericano, representante de la escuela funcionalista, la cual estudia los procesos psíquicos como funciones del organismo. Al analizar el comportamiento de estos procesos en el dominio de la ciencia aplicada, este pensador tuvo notable influencia en el ámbito educativo.

Carl Jung (1875-1961) se interesó en la teoría de Freud, pero disiente con él al sostener que la libido es una fuerza más vasta que el sexo: representa la energía para vivir y crecer.

Otro médico que se unió a Freud fue Alfred Adler (1870-1937), quien desarrolló una “psicología individual”, en donde el impulso básico de cada individuo es la búsqueda de seguridad. En pos de ella, el individuo organiza su vida esforzándose para conseguir dominio y poder para compensar sus inferioridades.

El psicoanálisis se ha modificado mucho en los últimos años. Pensadores como Erich Fromm, Harry Sullivan, A, Kardiner y Karen Horney han destacado la influencia de los factores ambientales en la formación de la personalidad.

Mientras tanto, en Estados Unidos de América, la influencia de Wundt y su experimentalismo se hacía sentir con rigor. Edward Titchner, que había estudiado en Leipzig, luchó por establecer la nueva psicología en el Nuevo Mundo y por mantenerla inalterable.

Su línea de pensamiento, se denominó ESTRUCTURALISMO. Ella sostiene que la mente humana se compone de estados mentales básicos (sensaciones, imágenes, sentimientos), que son todos estructurados susceptibles de ser descompuestos en elementos mentales más simples.

Todo el intento de Titchner consistió en estudiar los fenómenos de la conciencia por medio de la experimentación y observación cuidadosas. Sin embargo, esta psicología, con la pureza que la concibió Titchner, no prosperó en EE. UU. Es significativo qué los nuevos intentos de psicología en dicho país surgieron como reacción a la rigurosidad del experimentalismo. Así en Chicago surge el FUNCIONALISMO, que en vez de hablar de elementos mentales, se refiere a los procesos psíquicos como funciones del organismo. A su vez, lo estudia en su marco ; natural y desde el punto de vista de la utilidad.

Su representante fue John Dewey (1859-1952), a quien le  interesaba saber qué es lo que realizan en el mundo los procesos psíquicos; por eso el funcionalismo entra en el dominio de la ciencia aplicada, incorporándose al campo educativo.

La influencia experimental de Wundt también se hizo sentir en otro pensador norteamericano: William James (1842-1910). No podemos decir de él que haya asimilado por, completo la teoría experimentalista, sino que bien pronto adquirió un punto de vista personal aceptando o rechazando unos puntos u otros.

James se caracterizó siempre por no aislarse ni enceguecerse por una teoría determinada, sino, más bien, por buscar siempre lo positivo y provechoso de todas. Así llega a sostener que, siendo la psicología una ciencia natural, puede observar y aceptar todas las relaciones que encuentre sin tener la obligación de dar razón de su existencia.

Sin duda el aporte más importante de James está en su teoría de las emociones, las cuales no tienen ninguna existencia fuera de los fenómenos fisiológicos que las acompañan. Toda emoción es producto de los cambios fisiológicos del cuerpo.

Otra teoría que surge como reacción al estructuralismo es el CONDUCTISMO, cuyo representante máximo fue John Watson (1878-1958). Su interés principal radicó en el estudio de la conducta infantil. Esta teoría se opone a toda psicología que se refiere a la conciencia, pues sostiene que es un concepto inútil e imperfecto. La psicología debe abandonar este concepto y empezar de nuevo y construir una nueva ciencia. Fundamentalmente propugna extender los métodos de la psicología animal a la psicología humana. Esto significa estudiar al hombre como un organismo de reacción teniendo en cuenta su relación con el medio natural.

El objeto cíe la psicología conductista es la conducta, no los contenidos de conciencia, ni las funciones psíquicas ni los procesos fisiológicos. La conducta es la actividad del organismo en su conjunto.
Los únicos métodos válidos son los objetivos, rechazándose de plano la introspección. El método por excelencia de los conductistas es la técnica del reflejo condicionado.

Pero hablar de reflejo condicionado implica referirnos a la teoría REFLEXOLÓGICA que tiene su origen en Rusia con Ivan Pavlov (1849-1936).Para esta teoría un reflejo es una reacción involuntaria, automática, que se hace posible en función de conexiones establecidas en el sistema nervioso y que se desencadenan ante la estimulación de un nervio sensitivo y se traduce rápidamente en una contracción muscular o una secreción. Así, la respuesta refleja natural de un animal hambriento ante un plato de comida es la secreción de saliva.

El reflejo natural es innato. En cambio, el reflejo condicionado es producto de un aprendizaje. Así, si al mismo perro hambriento, unos segundos antes de presentarle la comida (estímulo absoluto) se lo estimula artificialmente con una campanilla, y se repite la experiencia varias veces, veremos que la sola estimulación de la campanilla produce la respuesta salival. Se dice entonces que se ha instalado un reflejo condicionado.

Watson, volviendo al conductismo, propuso nacer un estudio de la conducta a través de la mecánica de estímulos, señales comportamientos innatos.

Para él, las conductas innatas son mínimas, y las aprendidas través de un proceso de condicionamiento constituyen la gran mayoría. Es célebre el estudio de Watson sobre los condición; mientes emocionales. Puesto que consideraba que la compleja vida emocional era el resultado de un encadenamiento de reflejos, buscó y encontró tres respuestas de tipo emocional innatas o sea no aprendidas: miedo, ira y amor. Sobre ellas se puede condicionar toda la vida emocional del sujeto.

Es innegable el valor del conductismo por todos los aporte que realizó a la fisiología y, por otra parte, la influencia que tuvo para toda teoría del aprendizaje y su importancia en la educación.
Si bien la teoría experimentalista que nace con Wundt en Alemania dio lugar al surgimiento de nuevas corrientes que también llevaban el sello de la experimentación, creó también otras corrientes o teorías que surgieron como una respuesta en contra.

La teoría de la GESTALT surge en Alemania precisamente como una reacción a la psicología tradicional o “atomista” llamada así porque pretendía construir la vida psíquica con elementos cuyas estructuras se formaban según los modelos de la física, la química.

El fundador de la teoría de la Gestalt fue Max Wertheimer (1880-1943) y sus discípulos y colaboradores Wolfgang Kóhlet (1887-1967) y Kurt Koffka (1886-1941). A ellos se debe que los nuevos conceptos aplicados en primera instancia a la percepción exigieran una revisión integral de los principios fundamentales de la ciencia. Ni siquiera se detuvieron en la psicología misma, sino que también extendieron sus principios a la física y la biología. La Gestalt o Forma constituye un todo que no es la mera suma de las partes. Es anterior a las partes y fundamental para ellas. No es una composición de elementos. Las formas son totalidades cuya conducta no se determina por la de sus elementos, sino por la naturaleza interior total.

Al hacer el análisis de la percepción sensorial, llegaron a la conclusión de que nosotros percibimos los objetos como una totalidad, no como una suma de elementos aislados, porque lo percibido posee significación y es ésta lo que otorga carácter de forma a lo percibido. Así elaboraron una serie de leyes de la percepción: de proximidad, de semejanza, de continuidad y, la mas importante, la de la buena forma, es decir, que la organización se realiza en el sentido de la mejor forma posible.

Dentro de la dinámica de la percepción hay un aspecto fundamental, y es que ella se estructura dentro de un marco diferenciado que constituye el fondo, sobre el cual se distingue ton más precisión la figura. Estas relaciones son cambiantes.

La psicología de la forma aplicó sus principios también a:

— el pensamiento: percibimos como unidad una frase muy larga que leemos u oímos. Un diálogo puede parecerme un todo dotado de sentido, etc.

— la conducta: una conducta instintiva alcanza su sentido por la estructuración armónica de las fases de su acción.

— el aprendizaje: la enseñanza de la lecto-escritura a partir de la palabra como un todo estructurado y significativo.

Lo importante de la teoría de la forma es que reacciona tanto contra el estructuralismo como contra el conductismo, porque ambos siempre toman su material de estudio en forma fragmentaria y suponen que las unidades más grandes están constituidas por unidades más pequeñas asociadas a través de combinaciones específicas.

La teoría de la forma, a través de su concepto de Gestalt ha llamado la atención sobre características de la experiencia hasta ahora ignoradas y que no era lícito que continuaran así.  A llevado a muchos psicólogos a rever los supuestos fundamentales sobre los que trabajaban. Ha puesto de manifiesto hipótesis V métodos de experimentación bien definidos, que han dado origen a una enorme cantidad de investigaciones, logrando sustraer a la psicología de un esquema rígido de trabajo y llevándola de esta manera a un examen directo y cuidadoso de la experiencia como tal.

Si bien toda la psicología experimentalista había superado una “psicología del alma” de raíz filosófica, explicando lo psíquico a través de su relación con lo orgánico, con métodos experimentales y de observación rigurosa, había dejado de lado oí estudio psicológico del hombre concreto, o sea el hombre inserto en una realidad histórica y social dada y partícipe de un inundo cultural.

Solamente en el siglo XX, con el avance de las ciencias sociales, la antropología, el psicoanálisis, los estudios históricos, etc., se da lugar a que la psicología buscara analizar al hombre desde otro punto de vista. Esta nueva psicología estudia al hombre en MI ser concreto, su aquí y ahora, el hombre y su circunstancia.

Conocer al hombre por sus acciones, gestos, actitudes; por los valores y normas con que ajusta su conducta al medio en que vive, tal como lo quería una nueva psicología, determinó también el surgimiento de nuevos métodos e instrumentos de interpretación de lo humano.

Así nace la Psicología COMPRENSIVA, cuyos máximos representantes fueron Wilhelm, Dilthey (1833-1911 ), Eduard Spranger (1882-1963) y Karl Jaspers (1883-1969) y cuyo punto de partida está en la comprensión de lo psíquico: “explicamos la Naturaleza, comprendemos la vida psíquica”.

La vida es primordialmente biográfica, humana, en su condición temporal, histórica. El mundo del hombre es la sociedad y no la naturaleza, por eso para Dilthey es ilegítimo seguir construyendo una psicología a imagen y semejanza de la física y de los procedimientos de las ciencias naturales. Es por lo tanto necesario hablar de una psicología comprensiva, porque antes de explicar el nexo entre los fenómenos psíquicos es necesario describirlos y comprenderlos.

La psicología comprensiva quiere captar al hombre en todos sus rasgos diferenciales y típicos que lo definen frente a la naturaleza. Antes que englobarlo como una parte del universo, procura mostrar su autonomía, a través de la búsqueda de las intenciones y fines que el hombre se propone.

Cualquier hecho psíquico es una realidad que se la conoce desde dentro, a diferencia de los fenómenos físicos, que los conocemos desde fuera. Toda manifestación exterior es el punto de apoyo de una posible captación de lo interior que la produce. El camino que se recorre se inicia en lo dado sensiblemente y concluye en lo que no cae nunca bajo los sentidos y que sin embargo se expresa exteriormente.

Comprender quiere decir captar el sentido que cualquier hecho psíquico posee. Comprender no es lo mismo que concebir o explicar. En la comprensión penetramos en el interior de aquello que queremos captar. Al penetrar lo llenamos con nuestra comprensión y nuestra vida.

La psicología comprensiva se mantiene en el terreno de lo realmente existente en la conciencia, de lo que se puede entender en su existencia real, de lo que se puede distinguir y describir. Pero eso le fija sus límites: por un lado el dominio de lo inconsciente, en cuanto no puede aparecer nunca en forma directa en la conciencia, y por otro lo extraconsciente: el cuerpo y sus mecanismos fisiológicos.

Por último, sería imposible comprender los últimos adelantos psicológicos sin tener en cuenta los aportes hechos por la FENOMENOLOGÍA, que pretende la descripción ajustada de los fenómenos psíquicos en su realidad concreta.

Debemos partir así desde F. Brentano (1838-1917), pensador austríaco que puso de manifiesto la importancia de la Intencionalidad de los fenómenos psíquicos. Ellos se caracterizan por su relación hacia un contenido, a diferencia de los físicos que con vacíos, no llenan nada en sí mismos. Para Brentano la conciencia es siempre conciencia de.

A su vez Jean Paul Sartre (1905) ahonda este concepto, puesto que para él la conciencia es siempre conciencia de algo y esto significa que la trascendencia es constitutiva de su propia existencia.
Según E. Husserl (1859-1938),filósofo alemán, la conciencia, que es pura intencionalidad, puede ser interpretada como conciencia pura o psicológica. La conciencia psicológica es la conciencia pura que ha trascendido hacia el mundo; está instalada en un cuerpo.

Sólo a través del método de reducción fenomenológica, que consiste en poner al mundo entre paréntesis, no para afirmar o negar su realidad, sino simplemente suspender el juicio acerca de él, para así poder ocuparnos exclusivamente de todo lo que ingresa en la corriente de nuestras vivencias como real, se nos manifiesta con total verdad. Esto nos permite volcarnos en el interior de nuestras propias viviendas para describirlas en su total pureza.

El objeto de una psicología fenomenológica es la búsqueda del origen del hombre, del mundo y de lo psíquico, o sea la búsqueda de una conciencia trascendental, a la cual sólo se llega por el método de reducción fenomenológica.

La principal crítica que los fenomenólogos han hecho a los psicólogos es que han considerado a los hechos psíquicos despojándolos de significación y es precisamente esa significación lo que es esencial al fenomenólogo, dado que siempre el hombre es un ser concreto, inserto en un medio, es un ser en situación.

Situación significa adoptar una posición frente a los demás hombres y las cosas; establecer relaciones y puntos de vista sobre todo aquello que no es él mismo? Esta situación se refiere tanto a la posición que el ser humano padece desde su ubicación geográfica como a las vinculaciones con el medio social e histórico con el que se relaciona.

El hombre, como ser-en-situación, está siempre en un continuo actuar. Lo psíquico está constituido siempre por actos. El acto expresa la conducta, el hacer, frente al mundo, un modo de situarse en el mundo; y de esta relación el hombre no puede desprenderse, ya que su ser es, esencialmente, ser-en-el-mundo.

Tal como sostenía Martín Heidegger (1889-1976) el ser-en-el mundo es exclusivo del hombre y expresa la constitución fundamental de su existencia. El mundo, miembro solidario de la estructura ser-en-el-mundo, resume un conjunto de proyectos que deben estar en la base de lo existente. El hombre no puede ser sino en cuanto trasciende y proyecta un mundo de posibilidades que a su vez lo definen a él.

A su vez, existir es existir con otros. Los otros son conmigo y la comprensión del prójimo se hace posible en el hecho de se con él dentro de la existencia misma.

Para Jaspers, somos un Yo, por y con otros, y para se nosotros mismos es necesario que intervenga el prójimo, e; necesaria la comunicación. Es en esta relación de comunicación de la vida cotidiana en donde el otro y yo realmente somos, porque la comunicación no es la mera trasmisión de una idea o un mensaje, sino la apertura y la revelación al otro.

La fenomenología, por último, ha de dar cierre al problema del dualismo cuerpo-alma o conciencia-cuerpo desde el momento que cada uno de los términos tomado por sí mismo no tiene validez. Una conciencia desprendida de no tiene sentido y tampoco el cuerpo puede ser resumido a una red de relaciones mecánicas.

A partir de este momento, el dualismo en psicología pasa a tener un carácter histórico. El hombre es una entidad y sólo a través de un análisis fenomenológico se revelan ambos aspectos como dos caras de una misma moneda.
Así, la psicología ha llegado hoy a centrar su estudio en el hombre total, constituyéndose en una ciencia que estudia la conducta del hombre como forma de vínculo entre los seres, y, a partir de ella, la personalidad como resultado de esa relación.

Para estudiar al hombre la psicología tiene en cuenta que éste es:

a) un ser social: el hombre aislado es una abstracción. Desde que nace hasta que muere está en relación con los demás seres.
b) un ser concreto y de hecho perteneciente a un determinado grupo o cultura. Las formas de vida del grupo y las características de la cultura en que se desarrolla modifican sus conductas y a su vez él es modificador de esa misma cultura.
c) un ser histórico que evoluciona a través del tiempo. En el transcurso de los siglos se da la historia de los pueblos o grupos humanos con distintas formas de comportarse según las necesidades de la época. Por otro lado, el hombre en sí mismo evoluciona durante el tiempo de su vida, por lo cual podemos decir que cada persona es el producto de su historia personal.
d) un ser vivo, y, como todo organismo vivo, participa de los procesos de la naturaleza. Se dan en él transformaciones biológicas que inciden en su conducta y, a la inversa, los cambios en su comportamiento producen modificaciones orgánicas.

Desde este punto de vista la psicología estudia la conducta del hombre con el aporte de la antropología, la sociología, la historia y la biología. Como toda ciencia la psicología describe y observa la conducta; controla rigurosamente los datos, experimenta sobre ella, explica los procesos, investiga y formula hipótesis y teorías.

Muchos investigadores, de diferentes escuelas psicológicas, tal como lo hemos visto en esta breve historia de la psicología científica, han logrado importantes adelantos. Intentamos presentar en este libro algunas de sus conclusiones, de manera simple, introductoria y ajustada al objetivo del mismo.

Los métodos en psicología:

La psicología utiliza varios métodos para llevar a cabo sus conocimientos acerca de la conducta. Estos son:

1. El método experimental: consiste en obtener descripciones objetivas de los hechos y de las relaciones entre ellos, controlando muy bien las condiciones bajo las cuales los hechos se dan. Un buen experimento es aquel en el que se mantienen constantes todos los factores que se investigan. Los factores cuyos cambios pueden tolerarse se llaman variables. El aspecto de la conducta que se estudia se denomina variable dependiente. Los factores cambiantes que influyen sobre la conducta se denominan variables independientes. Estas son controladas, medidas y modificadas sistemáticamente. El control y medida de las variables dependientes es tan esencial como el control y medida de las variables independientes, o sea, de las condiciones sujetas a experimentación.

La experimentación psicológica es menos precisa que la experimentación en las ciencias físicas, debido a que la conducta implica una serie de hechos muy complicados que no son tan fáciles de describir. La conducta sufre la influencia de gran cantidad de variables, muchas de ellas sumamente difíciles de manejar y medir.

Lo importante del método experimental es que las comprobaciones se realizan siempre en condiciones controladas y son susceptibles de ser repetidas para su cotejo y verificación.

2. La observación: consiste en atender cuidadosamente a una situación inmediata. Es un método útil para estudiar aquellos aspectos de la conducta que no son accesibles por otros métodos. Para ello se llevan apuntes sistemáticos de lo que se quiere estudiar. Pero estos apuntes no sólo requieren una gran fidelidad al anotar los detalles, sino una gran habilidad para observar.

Es necesario que el observador determine de antemano qué aspectos de la conducta van a ser observados y bajo qué condiciones o en qué situación. La observación debe ser una función . activa en la cual se formulan hipótesis y se piensa mientras se procede a la observación. Sin observación rigurosa no hay conocimiento científico, pero tampoco lo hay con la sola observación sin el pensamiento. Pensar es el eje de la indagación científica y la base para la observación.

A veces la observación se complementa con otros medios o técnicas, como por ejemplo el uso de películas que permiten el estudio posterior de la conducta; o la utilización de cámaras de observación que permiten ver sólo desde afuera hacia dentro, sin que el sujeto se percate de que es observado.

3. La introspección: consiste en la inspección y descripción de los estados mentales experimentados por el individuo. Mediante ella el sujeto logra datos sobre procesos psicológicos que es imposible conseguir por otros procedimientos. Ella es un método útil para obtener información directa de los sentimientos, necesidades, motivos y emociones; así como también acerca de  creencias y opiniones.

Los inconvenientes de la introspección radican en que se limitan a las actividades conscientes del individuo. Por otra parte, es siempre retrospectiva, ya que el sujeto no puede observar un fenómeno psíquico en el momento que acontece, y además los resultados de sus observaciones no pueden ser verificados por otras personas.
Por último, diremos que, cuando se emplea como única técnica, es demasiado subjetiva para ser fidedigna.

4. El método biográfica: es a través de este método que se pretende comprender las causas de ciertas conductas y de la personalidad delineando su evolución respecto de las influencias de diferentes factores ambientales y sociales.

El método biográfico que más se utiliza es el clínico, que procede a un estudio detallado y profundo basado en la observación directa. Se caracteriza por un contacto directo y personal ..entre el sujeto y el investigador y se puede extender a los miembros principales que influyen en el sujeto.

Lo importante en el método clínico es la observación y el estudio directo de la situación y de las reacciones y valoraciones de todos los factores intervinientes en cada momento de la entrevista.

Biografia de Darwin Charles Teoria de Evolucion Por Seleccion Natural

Biografía de Charles Darwin
Teoría de Evolución Por Seleccion Natural

DARWIN CHARLES, nació en 1809 en Shrewsbury (Inglaterra) en una familia de clase media. Estudió medicina en Edimburgo e interrumpió su carrera de pastor protestante en Cambridge.

Entre 1831 y 1836 realizó un viaje como naturalista a bordo del barco científico Beagle. En esa larga expedición recorrió las islas del Pacífico y varios países sudamericanos: Brasil, Uruguay, la Argentina y Chile. 

Las observaciones realizadas  en el transcurso de su periplo americano fueron sintetizadas en pocos argumentos principales, pero tan poderosos, que resultaron ser los cimientos para la formulación de su Teoría de la Evolución Por Selección Natural, obra publicada con el nombre “Origen de las Especies”.

La obra “El origen de las especies”, apareció en 1859, y constituye una de las aportaciones más sensacionales a los estudios naturales y biológicos.

Desde luego, sin parangón posible con cualquier otra del siglo XIX. Alrededor de este trabajo y de la teoría aue contenía, se diferenciaron los naturalistas, y en pos de ellos, los grupos políticos y religiosos, en una polémica que, aun en la actualidad, no se halla ventilada.

darwin charles

El más destacado cientifico-naturalista de todos los tiempos,  Darwin, es autor de una teoría de la evolución aún vigente en la actualidad. Expuesta en su obra principal, El origen de las especies por medio de la selección natural (1859), desencadenó una verdadera convulsión en los ambientes científicos de su época.

La infancia de Darwin coincide con la formulación de las primeras hipótesis que, reemprendidas a mediados de siglo, originaron el nacimiento de la biología científica.

Nacido el 12 de febrero de 1809 en Shrewsbury, en el Shropshire, fue en quinto hijo dek matrimonio del doctor Roben Waring Darwin. Huérfano de madre a los ocho años, y seguramente debido al trastorno que produce la muerte de una madre con seis hijos, se precipitaron sus estudios primarios.

«Durante el tiempo que fui a esta escuela —escribe el propio Darwin — se desarrolló fuertemente en mí la afición a la historia natural y al coleccionismo. Procuraba encontrar los nombres de las plantas y coleccionaba todas las cosas posibles: conchas, sellos, monedas, minerales.

La pasión por el coleccionismo, que lleva al hombre a convertirse en un sistemático investigador de la naturaleza, en un artista, era muy fuerte en mí y debía de ser innata, dado que ni mi hermano ni mis hermanas la tuvieron nunca.»

Cursó sus primeros estudios en un colegio de la ciudad natal, hasta que en 1825 se trasladó a Edimburgo para seguir la carrera de medicina en esta universidad.

Se sabe por la autobiografía sabemos que, salvo la química, halló todas las materias soberanamente aburridas, que trabó conocimiento con la obra de su abuelo y que en la Plinian Society fundada por el profesor Robert Jameson dio a conocer los primeros trabajos sobre historia natural.

Después de dos años de estudios, convencido de que su hijo era inadecuado para ejercer la profesión médica, el padre de Darwin le envió al Christ’s College de Cambridge para prepararse para el sacerdocio.

Estos estudios no le impedían renunciar a sus cada vez más definidos propósitos de conocer los fenómenos naturales y, una vez comprobada «su fe en los dogmas de la Iglesia de Inglaterra», se matriculó a finales del 1831.

Darwin terminó esta carrera en 1831, sin gran aprovechamiento. Lo que le había interesado en Cambridge eran las lecturas de muchos libros y el conocimiento del botánico John Stevens Henslow. Este le propuso para su actividad futura el estudio de la Geología.

El profesor Henslow (imagen abajo) daba por aquel entonces lecciones de botánica en Cambridge, pero no sólo dominaba la botánica y la zoología, sino que abarcaba también todo cuanto se investigaba en química, mineralogía y geología.

henslow profesor

La amistad y entrega de Darwin para el que fue en realidad su primer maestro fueron absolutas y, por otra parte con el geólogo Adam Sedgwick, se dedicó también a otra materia cuyo olvido le hubiera resultado fatal.

Al lado de la Introducción a las Ciencias Naturales, lo que más vivamente le interesó fueron las descripciones de los viajes de Humboldt.

Por esa época el capitán Fitz-Roy se dedicaba a cartografiar y establecer estaciones cronométricas en las costas de la Patagonia, Tierra del Fuego, Chile y Perú.

Ese mismo año, el almirantazgo había solicitado al botánico J. S. Henslow, destacado maestro de Cambridge, que recomendara un naturalista para la expedición, así que propuso de inmediato a Darwin, su discípulo preferido.

Durante los cinco años que duró la travesía, Darwin mantuvo estrecho contacto con Henslow, ocupado entre tanto de hacerle llegar a su alumno las últimas obras del geólogo inglés Lyell (1797-1875), cuyas investigaciones sugerían que el éxito de una especie próspera podía condenar a otras a la extinción.

En 1831 se inició el viaje en un barco a velas, llamado Beagle, viaje que duró cinco años y medio, en cuyo transcurso Darwin adquirió una experiencia científica poco común. Los datos recogidos fueron publicados en el Diario de un naturalista.

De regreso a Inglaterra, Darwin residió en Cambridge, en Londres; y desde 1842, en Down, pequeña aldea de Kent, donde residió, casi sin interrupción, hasta su muerte. Desde 1837 había nacido en su mente la curiosidad de deducir la causa de la transmutación de las especies.

En la lectura de las obras de Malthus sobre la población halló la norma de su futura teoría: «La lucha por la existencia.» En 1842 escribió un esquema, que transformó en ensayo en 1844.

Después de muchas vacilaciones y consultas, el 1.” de junio de 1858 comunicó a la Linnean Society un estudio sobre la selección natural. El 24 de noviembre de 1859 apareció el libro cuyo título encabeza estas líneas.

Obras posteriores de Darwin fueron: La variación de los animales y de las plantas en domesticidad (1868) y la Descendencia del hombre y selección en relación con el sexo (1871).

Autor también de muchísimos trabajos parciales en defensa de su tesis, estuvo en la brecha hasta su muerte, acaecida el 19 de abril de 1882.

mapa viaje de darwin

Darwin tomó parte en una expedición alrededor del mundo, a borde del “Beagle”, capitaneado por Fitzroy. Realizó durante el viaje estudios en las costas de América del Sur, principalmente en Brasil, Chile, Ecuador, e Islas Galápagos, recogiendo materiales que ulteriormente le servirían para su obra Del origen de las especies por vía de selección natural, publicada en 1859. Las ideas contenidas en el Origen de las especies, (aunque no se menciona específicamente al hombre) dio motivo a una controversia, no sólo científica sino también religiosa.

***** 0000 *****

OBSERVACIONES DE DARWIN EN LAS ISLAS GALÁPAGOS

Los pinzones de Darwin son un grupo de pájaros que se encuentran en las islas Galápagos y que contribuyeran grandemente a ¡a formación de la teoría de la evolución. En esas islas existen pocas aves de otra de otra clase y los pinzones han evolucionado en varias direcciones, de modo que ahora los hay granívoros, frugívoros, insectívoros, etc. Sus picos varían de forma, de acuerdo con le función. Se distinguen varias especies y subespecies. La semejanza general entre ellos sugiere que han evolucionado recientemente, a partir de un antepasado común.

EL VIAJE EN EL BEAGLE: Darwin meditó largamente sobre el material recogido en el transcurso de su célebre viaje.

Cuando quedó convencido de la variabilidad de las especies, según se ha apuntado, especialmente en las islas Galápagos, con mucha habilidad mental relacionó esta variabilidad a la que se observa en los animales domésticos y las plantas cultivadas, donde el hombre crea nuevas especies escogiendo él mismo los progenitores, durante muchas generaciones sucesivas, de especies que poseen un carácter determinado.

Naturalmente, como primera etapa le faltaba precisar cómo esta selección se opera en la naturaleza.

Ahora bien, cuando en 1838 trabó conocimiento con la obra de Malthus On the Principie of Population, publicada en 1798, Darwin concatenó las ideas.

Este curioso economista inglés, según es sabido, demostró que toda población de seres vivientes crece más rápidamente que la cantidad de alimento disponible. Pues bien, Darwin a través del concepto de la concurrencia vital entre los individuos y las especies entreviÓ que dicho fenómeno suponía la supervivencia de los más aptos, esto es, de los que mejor se adaptan a la «lucha por la vida», término con el que resume la concurrencia vital.

Darwin formuló que, en esta variabilidad de especies, determinados caracteres morfológicos o fisiológicos confieren a los individuos que los poseen una ventaja para la lucha existencial.

Estos caracteres, así mismo, se transmiten hereditariamente a sus descendientes. Es, por tanto, la selección natural que en el contexto de la naturaleza desempeña el papel de generador de especies domésticas al practicar la selección artificial.

En suma, durante unos veinte años Darwin recogió pacientemente los elementos de una argumentación ajustada y minuciosa, documentándose en los problemas de los ganaderos y horticultores, efectuando él mismo observaciones sobre varias clases de animales domésticos.

En 1858, o sea un año antes de la publicación de esta obra fundamental, Darwin recibió de otro naturalista inglés que entonces exploraba Malasia, Alfred Russell Wallace, el manuscrito de una memoria en la que se resumían sus propias ideas sobre la variación y la evolución.

Wallace también había viajado por América y Asia y conocía la obra de Malthus. Y fue entonces cuando, siguiendo los consejos del geólogo Lyell y del botánico Hooker, Darwin leyó un resumen de su teoría en una sesión —celebrada el día primero de julio de 1858— de la Linnean Society de Londres, sesión en la cual también se presentó la memoria de Wallace.

El origen de las especies apareció, por fin, en noviembre de 1859. La acogida fue extraordinaria, agotándose en una semana la primera edición.

Darwin había logrado la comprobación de unas hipótesis apoyadas sobre ejemplos concretos, producto de lo que en términos experimentales hoy se denomina una observación directa.

****** 00000 ******

La importancia de la idea de la selección natural de Darwin reside en la doble acción del proceso selectivo. Cualquier población de animales o plantas se halla expuesta a dos conjuntos de factores que actúan al unísono: el ambiente físico (clima, suelo, etc.) y el ambiente biológico (recursos alimentarios, depredadores, competidores, etc.).

Según Darwin, la adaptación era la clave a la hora de determinar quién podía evolucionar y quién sería dejado atrás.

Aquellos individuos que tuvieran algún rasgo que les diera una ventaja sobre sus competidores (mejor visión, patas más rápidas, mejor camuflaje frente a los depredadores) serían los más capaces de adaptarse a un nuevo ambiente y producir descendientes que heredarían estos rasgos beneficiosos. Pongamos que un período de sequía prolongado hace que un área previamente rica en vegetación se convierta en una sabana herbácea.

Pues bien, los individuos que fueran capaces de resistir las condiciones más secas tendrían más probabilidades de sobrevivir, alcanzar la madurez y reproducirse.

Lo sorprendente es que Darwin comprendió todo esto sin tener ninguna clase de conocimiento acerca de cómo son transmitidos genéticamente los caracteres de una generación a la siguiente.

EL ERROR DE LAMARCK

lamarck teoria de los caracteres adquiridos

Lamarck, que vivió de 1744 a 1829. De acuerdo con ella, si un hombre hace gimnasia intensamente y desarrolla sus músculos, sus hijos tendrán también músculos potentes. En otras palabras, los caracteres adquiridos durante la vida de un individuo pueden ser heredados. Esta teoría recibe, por ello, el nombre de teoría de la herencia de los caracteres adquiridos. Evidentemente, es cierto que los músculos pueden ser desarrollados mediante ciertos ejercicios, pero lo que no está demostrado en absoluto es que estas modificaciones puedan heredarse.

jirafas comiendo

Lemack suponía que el esfuerzo de las jirafas para alcazar la hojas mas altas, hacía que sus cuellos se estirasen unos centímetros, y que luego ese estiramiento era transmitido a sus descendientes. Las ideas de Lamarck fueron criticadas por Weissman, quien posteriormente demostró que los caracteres adquiridos no pueden heredarse. Las células del cuerpo (o somáticas) están completamente separadas de las reproductoras (gametos: óvulos y espermatozoides) y solamente estas últimas transmiten rasgos hereditarios a la generación siguiente.

En realidad según la teoría de Darwin las que tenían el cuello y las patas algo más largos que las otras, podrían alimentarse de hojas de acacia, (las otras se desnutrían) lo que les ayudaría a sobrevivir mejor en las épocas de sequía. Actuó de esta manera la selección natural, que permitió a los mejor adaptados, los más altos, reproducirse.

****** 00000 ******

SUS ULTIMOS AÑOS: Se ha insinuado que Charles Darwin fue un hipocondriaco. De todos modos, cabe añadir, el trabajo agotador había minado sus fuerzas y la mitad de su obra la llevó a cabo en un estado de salud precario, en ocasiones incluso esperando los intervalos de bienestar.

En enero de 1879 empieza a tener conciencia de una muerte próxima. «Mi trabajo científico —escribe al almirante sir James Sullivan— me fatiga más que de costumbre, pero no tengo otra cosa que hacer y tiene poca importancia el consumirse un año o dos antes.»

Dos años después, la situación es más inquietante: «Ya no puedo salir a pasear —escribe a Wallace— y todo me cansa, hasta el contemplar el paisaje… Qué voy a hacer con los pocos años que me quedan de vida, no lo sé. Lo tengo todo para ser feliz y estar contento, pero la vida se ha hecho muy penosa para mí.»

En efecto, unos meses después, encontrándose en Londres para visitar a su hija, sufrió un desmayo en plena calle. Las lipotimias que se repitieron en los inicios de 1882, en Down, hicieron suponer una angina de pecho.

A partir de este momento empezó a padecer los ataques con mayor frecuencia, siendo inútiles los cuidados que le prodigaron los médicos. Y el día 15 de abril durante la cena sufrió un colapso que volvió a repetirse en el transcurso de la noche del 18 y 19.

Cuando recobró el conocimiento era consciente de la proximidad de su muerte y lo expresó con estas palabras: «No tengo miedo a morir.»

Falleció hacia las cuatro de la tarde del 19 de abril de 1882.

ANTECEDENTES A LA FORMULACIÓN DE LA TEORIA DE DARWIN:

Charles Darwin es el fundador indiscutible de la teoría de la evolución biológica.  El problema del origen de la vida tratado por Huxley y Hacckel, las expediciones por todo el planeta fundamentando la ecología, la aparición de la genética gracias al descubrimiento de las leyes de la herencia formuladas por Mendel y los avances de la paleontología superando las contribuciones de Cuvier, completaron y resumieron la teoría de la evolución biológica sostenida sobre la mera observación de la realidad vegetal y animal.

Con todo, será oportuno recordar como antecedentes a su abuelo Erasmus Darwin, autor de una obra científica, Zoonomía o las leyes de la vida orgánica (entre 1794 y 1796), en la que ya se formulaba la idea de la evolución de la vida, esto es del desarrollo del mundo orgánico.

Asimismo, Buffon, los Natural philosophen y Lamarck lo habían afirmado, desde sus respectivos ángulos, en lo tocante a las especies zoológicas.

El geólogo Charles Lyell, que formó parte del grupo de amigos más íntimos de Darwin, se adelantó concibiendo la geología como una transformación continua de la corteza terrestre y, por tanto, contradiciendo la teoría de las catástrofes de Cuvier hasta entonces admitida.

Y el naturalista viajero Alfred Russell Wallace, publicó en 1858 una monografía titulada Sobre las tendencias de las variedades a separarse indefinidamente del tipo original, que sin duda constituye el antecedente más claro y significativo del evolucionismo; aunque su definitiva instauración, y en consecuencia el núcleo de la morfología biológica, no se produjo hasta 1859 con la publicación de El origen de las especies, la obra capital de Charles Darwin.

Publicación de Darwin: El Origen de las Especies

En 1859 publicó su teoría de la evolución por selección natural. Lo que más molestó de su teoría a muchos profesionales no fue la noción del cambio de las especies, ni la posible descendencia del hombre a partir del mono.

Antes de Darwin la idea de la evolución y los indicios que incluían en ella al hombre ya eran compartidas por filósofos y naturalistas de la época. Pero todos ellos habían considerado la evolución como un proceso dirigido hacia un fin.

Se creía que la “idea” del hombre y de la flora y de la fauna contemporáneas había estado presente, desde la primera creación de la vida, quizá en la mente de Dios.

Así, cada nueva etapa del desarrollo evolutivo era una realización más perfecta de un plan que había existido desde el principio.

En el Origen de las especies, Darwin no reconoció ninguna meta establecida por Dios o por la naturaleza. En lugar de ello, sostuvo que la selección naturaloperando en un medio ambiente dado y con los organismos que tenía a su disposición-, era responsable del surgimiento gradual pero continuo de organismos más complejos y articulados y mucho más especializados.

La creencia en la selección natural, resultado de la competencia entre organismos por la supervivencia (sólo sobreviven “los más aptos”), como productora exclusiva de las plantas, los animales y el hombre, era el aspecto más difícil y molesto de la teoría de Darwin.

Ponía en discusión las convicciones acerca de la Creación y del Plan Divino, y abría un gran interrogante sobre el futuro de la Humanidad.

EL ORIGEN DE LAS ESPECIES: La teoría de la evolución por selección natural de Charles Darwin, presentada en su libro de 1859 titulado El origen de las especies, sustenta el modo como los científicos enfocan, a partir de Darwin, el estudio de los seres vivos. La biología moderna, la antropología y la paleontología se basan todas en la idea de la evolución.

La mayoría de los naturalistas del siglo diecinueve creían que animales y plantas eran inmodificables desde que Dios creó el mundo.

Otros observaban cambios, pero pensaban que un rasgo adquirido en vida podía trasmitirse a la descendencia, como si una yegua con un casco malo diera origen a un potrillo cojo.

A los 20 años, Darwin (1809-1892) emprendió un viaje alrededor del mundo como naturalista a bordo de un barco de reconocimiento inglés. Sus observaciones lo hicieron dudar de ambas teorías.

La idea de que las especies evolucionan por selección natural se llama darwinismo, aunque el propio Darwin reconoció que por los menos otros 20 científicos habían propuesto ideas similares. Al contrario de los otros, Darwin sustentó su teoría con una enorme cantidad de observaciones y datos recopilados en todo el mundo.

Además, el naturalista escribió en un lenguaje sencillo, para que toda la gente pudiera leer El origen de las especies. El libro le trajo fama pero también oposición.

Mucha gente religiosa condenaba cualquier teoría de la vida que no estuviera basada en la intervención divina. Algunos conservadores religiosos se escandalizaron con la noción, sugerida por el darwinismo, de que el hombre evolucionaba como los otros animales.

******* 00000 *******

ALGO MAS…La idea básica de este libro era que todas las plantas y los animales evolucionaron durante un largo período, a partir de formas anteriores y mas sencillas de vida, principio conocido como la evolución orgánica.

Darwin fue decisivo para explicar cómo funcionaba este proceso natural. Dio el primer paso partiendo de la teoría de la población de Malthus: en todas las especies, “nacen mucho más individuos de cada especie de los que es posible que sobrevivan”, lo cual da como resultado una “lucha por la existencia”.

Darwin creía que “puesto que se generan más individuos de los que pueden sobrevivir, tiene que haber en todos los casos una lucha por la existencia, ya sea de un individuo con otro de la misma especie, o con individuos de distinta especie, o con las condiciones físicas de la vida”.

Los que triunfaron en esta lucha por la existencia se habían adaptado mejor a su ambiente, proceso hecho posible por la aparición de “variantes”.

Las variaciones aleatorias que ocurrían en el proceso de la herencia les permitían a algunos organismos ser más adaptables al ambiente que otros, proceso que Darwin llamó selección natural: “Debido a esta lucha [por la existencia], las variaciones, no importa cuan ligeras…, si son en medida alguna provechosas para los individuos de una especie, en sus relaciones infinitamente complejas con otros seres orgánicos y con sus condiciones físicas de vida, tenderán a la preservación de tales individuos y, en general, serán heredadas por la descendencia de éstos.”. 

Los seleccionados naturalmente para la supervivencia (“supervivencia del más apto”) sobrevivían; no así los inadaptados, que se extinguían. Los aptos que sobrevivían, a su vez, propagaban y transmitían en herencia las variaciones que les permitía sobrevivir, hasta que, desde el punto de vista de Darwin, surgía una nueva especie distinta.

Este libro solo trató de especies vegetales y animales. No se aplicó a los seres humanos, hasta un tiempo después cuando habló sobre la teoría de selección natural.

Ver: Darwinismo Social

FOTOSINTESIS de las Plantas Respiración Celular Definicion Proceso

FOTOSINTESIS DE LAS PLANTAS – LA RESPIRACIÓN CELULAR

En la fotosíntesis ocurren importantes transformaciones: la energía lumínica es convertida en energía química y la materia inorgánica en orgánica. Este proceso biosintético es, quizás, el que mantiene la posibilidad de vida en nuestro planeta, pues el desecho metabólico que se libera a la atmósfera es el oxígeno, gas que respira la mayoría de los seres vivos.

INTRODUCCIÓN: Las plantas verdes que embellecen el paisaje son el punto de partida de la historia de la evolución de la vida sobre la Tierra. Su importancia, empero, llega más lejos aún. Si nos faltasen los vegetales no podríamos vivir, ya que son los únicos capaces de producir materia orgánica a partir de la inorgánica.

Esta tarea, aparentemente simple, no ha podido lograrse ni siquiera en los más modernos laboratorios con el auxilio de los últimos adelantos de la ciencia y la técnica. La tarea verdaderamente ciclópea de transformación que cumplen los vegetales supera con creces las necesidades del resto de los seres vivos, por lo que se afirma que se comportan como almacenes vivientes de energía. Solamente en un año, los vegetales transforman 300.000 millones de toneladas de carbono en materia orgánica. El noventa por ciento del total de este proceso ocurre en los océanos, mares y cuencas lacustres.

En el mundo vivo, los vegetales verdes se comportan como productores primarios, por las razones antedichas. Veamos ahora cuáles son las causas de esta propiedad excepcional. Ocurre que la clorofila, un pigmento “casi mágico” que les confiere a las hojas su color típico, combina con maestría la energía radiante que proviene de los rayos solares con el anhídrido carbónico y el agua, substancias que son fáciles de encontrar abundantemente en la naturaleza, para obtener compuestos de alto valor energético, como por ejemplo la glucosa. A todo este delicado mecanismo se lo conoce con el nombre de fotosíntesis y lo podemos detectar, repetido casi sin variantes, en las distintas especies que componen el reino vegetal.

Las únicas excepciones las constituyen algunas bacterias quimiosintéticas y los hongos, que por alimentarse con tejidos orgánicos en descomposición son llamados saprofitos (de sapros: putrefacto, y phyton: planta) en seres vivos como parásitas. Además existen plantas superiores (cuscutaa, ligas, etc.) que dan flores y carecen de clorofila; son plantas parásitas que viven de otras plantas.

Después de la realización de numerosos experimentos se logró establecer que la fotosíntesis es el resultado de la combinación del anhídrido carbónico con agua y con energía luminosa para obtener materia orgánica y oxígeno. Esta reacción se produce en los cloroplastos, corpúsculos que se encuentran en las hojas y tallos verdes de las plantas, y que vistos en el microscopio electrónico presentan unos cuerpos más diminutos aún, llamados grana, donde se aloja la clorofila.

FOTOSÍNTESIS: A diferencia de los animales, la mayoría de las plantas usa la luz para elaborar comida. Células especiales atrapan la luz del sol y la usan para producir azúcares simples y oxígeno a partir de dióxido de carbono y agua. Este proceso se conoce como fotosíntesis: la formación de un compuesto con ayuda de la luz.

Todas las plantas que usan fotosíntesis contienen un pigmentos importante llamado clorofila, que da color a las hojas ver des. La estructura química de la clorofila es similar a la de la hemoglobina de la sangre, excepto que la primera contiene magnesio y la hemoglobina, hierro. En cierta manera, ambas cumplen funciones similares. Por ejemplo, cada una interviene en su sistema propio con bióxido de carbono y oxígeno.

Las hojas absorben 83% de la luz que incide en ellas, pero usan sólo el 4% en la fotosíntesis; el resto se dispersa a través de las hojas en forma de calor. Las plantas que crecen a la sombra con frecuencia tienen hojas de un verde más intenso: sus hojas tienen una mayor concentración de clorofila para capturar más de la poca luz que reciben.

fotosintesis

La fotosíntesis es importante no sólo para las plantas. Sin ella, la vida animal nunca podría haber evolucionado ni podría continuar. Al producir alimento, las plantas absorben el bióxido de carbono de la atmósfera, factor importante para controlar el efecto de invernadero, y liberan oxígeno.

Las plantas de tierra elaboran sólo el 10% del oxígeno de la Tierra. Gran parte de él procede de una enorme gama de algas marinas. Por ello, así como conservamos la tierra, es necesario que conservemos limpios los océanos. Si las plantas marinas mueren, nosotros también lo haremos.

Más de la mitad de toda la fotosíntesis que se produce sobre la Tierra la realizan las algas microscópicas del océano —las diatomeas y los dinoflagelados—ósea, el fitoplancton. La otra contribución importante la realizan las grandes extensiones boscosas y selváticas.

El fitoplancton son los seres vivos de origen vegetal que viven flotando en la columna de agua, y cuya capacidad natatoria no logra nunca superar la inercia de las mareas, las olas, o las corrientes. Son organismos autótrofos capaces de realizar la fotosíntesis. Su importancia es fundamental dado que son los productores primarios más importantes en el océano.

fotosintesis

Explicación Científica de la Fotosíntesis: La fotosíntesis comprende dos fases. Una inicial o primaria, denominada fase fotoquímica, en la cual se realiza la captación energía luminosa y es necesaria la presencia de clorofila y agua. Las reacciones químico que se producen en esta fase dan como productos oxígeno, NADPH(nicotinamida adenina dinucleótido fosfato) y ATP (adenosina trifosfato) . Estos dos últimos compuestos químicos serán utilizados en la fase posterior o secundaria, denominada fase biosintética, para sintetizar materia orgánica, utilizando como fuente carbono al CO2.

Etapa fotoquímica. Es conocida como la etapa clara de la fotosíntesis, ya que en ella la luz solar es captada por los pigmentos fotosintetizadores que, en conjunto, constituyen foto sistemas. Éstos están ubicados en las membranas que forman los tilacoides. La clorofila A es el pigmento indispensable en el funcionamiento de los foto sistemas.

Los pigmentos auxiliares, como los carotenoides, las xantofilas y otros tipos de clorofila, contribuyen en la captación de haces luminosos de distintas longitudes de onda. Las moléculas que los constituyen se excitan con la luz (o sea, los electrones de las últimas capas de sus átomos saltan a un nivel superior de energía) y quedan oxidadas.

Al dejar de excitarse, ceden los electrones a la clorofila A que, ya sea por la luz directa o por este aporte, se excita también. Los electrones excitados de la clorofila A son recibidos por distintos aceptores, como los citocromos, la ferredoxina, la plastocianina, etc.

El último aceptor es el NADP.

La llegada de la luz a los tilacoides también desencadena la fotólisis del agua: H20 —-> O2+2H+ + 2e

Los electrones reducen a la clorofila A, los protones reducen al NADP y el oxígeno se libera como gas.

Como ganancia neta de esta etapa se obtienen moléculas de NADPH; además, en cada traspaso electrónico se libera energía, que es usada para sintetizar ATP a partir de ADP y fosfato inorgánico.

Etapa biosintética. También llamada ciclo de Calvin (por su descubridor) o etapa oscura. aunque esta denominación no es apropiada. ya que se desarrolla de día o de noche.

El ciclo de Calvin consta de una serie de reacciones enzimáticas a través de las cuales el carbono inorgánico del dióxido de carbono pasa a integrar una molécula orgánica, como puede ser la glucosa. Para esta transformación 25 necesaria la presencia de los productos obtenidos en la etapa fotoquímica: un agente reductor, como es el NADPH, y la energía que proviene del desdoblamiento del ATP.

18ATP + 6C02 + 12NADPH = 18 ADP + 18 Pi + 12 NADP + C6H1206

En las células eucariontes, las enzimas necesarias para este ciclo de reacciones están ubicadas en la matriz oestroma del cloroplasto. En las células procariontes, se encuentran disueltas en el citoplasma.

En la fotosíntesis ocurren importantes transformaciones: la energía lumínica es convertida en energía química y la materia inorgánica en orgánica. Este proceso biosintético es, quizás, el que mantiene la posibilidad de vida en nuestro planeta, pues el desecho metabólico que se libera a la atmósfera es el oxígeno, gas que respira la mayoría de los seres vivos.

La reacción permite que la energía lumínica “pueda transformarse en energía química potencial, presente en la molécula de glucosa (primer término después de la igualdad). Por cierto, en este “pase” hay una gran pérdida que, según se calcula, es del orden del 97 por ciento del total; pero, sin embargo, éste sigue siendo el único método que tiene la naturaleza para almacenar energía.

En la ecuación que anotamos, se está consumiendo constantemente anhídrido carbónico (CO2), en tanto que se libera oxígeno (O2). Esto determina la renovación del aire usado por los animales, ya que éstos realizan el acto inverso, es decir, liberan anhídrido carbónico y toman oxígeno.

Dos etapas, la que ocurre en la luz, primero, y la que se produce únicamente en su ausencia, luego, son las que comprende la fotosíntesis. En la etapa luminosa se separan los componentes del agua, resultando oxígeno e hidrógeno. Este último, como es muy inestable, es captado por compuestos intermediarios llamados aceptores, que le permiten combinarse, no sin dificultad, con anhídrido carbónico. Durante la etapa de la oscuridad se origina la molécula orgánica a partir del anhídrido carbónico, en un proceso mucho más lento que el anterior.

Se han efectuado experimentos con trazadores radiactivos, que son como “mensajeros” inyectados en el proceso, y fáciles de individualizar luego, para determinar cuál es el camino recorrido por los distintos elementos.

Procesos de tipo enzimático dan origen, a partir de aquí, a los carbohidratos, grasas y proteínas, constituyentes básicos del protoplasma de las células.

Usos de Bioimpresoras 3D Para Impresion de Organos Humanos

Uso de Bioimpresoras 3D – Impresión de Órganos Humanos

IMPRESORAS DE TECNOLOGÍA 3D: Estas impresoras pueden formar un objeto determinado siguiendo las instrucciones de un plano el cual le indica las tres dimensiones, es decir, largo, ancho y alto. Hacen mucho tiempo que existen pero hoy son una novedad por su maravillosas aplicaciones, su rapidez y precisión, a al vez que los precios la han hecho populares en los países desarrollado. Los críticos dicen que provocarán una nueva revolución industrial.

Fueron pensadas  para los viajes espaciales, en donde se necesita viajar liviano y por lo tanto es imposible llevar una cantidad grande de repuestos. Suponiendo que una pieza quede fuera de servicio, solo debe enviar los datos técnicos o plano de dicha pieza, y la impresora 3D se encarga del resto, pues en poco tiempo moldea otra pieza similar de iguales características.

Actualmente para hacer piezas de revolución como por ejemplo un engranaje, se utiliza un torno mecánico y una fresa, en donde se coloca un trozo de materia virgen y mediante una herramienta se va retirando material (mientras gira) hasta obtener la pieza final. Si se quiere algo mas romántico puede asemejarse con el trabajo de un artista cuando esculpe una roca para lograr su obra final, como dijo Miguel Ángel, solo me dedicado a sacar lo que sobraba, cuando creó La Piedad.

En el caso de estas impresoras el sistema es inverso, se van sumando capas de material hasta obtener el producto requerido según las indicaciones del plano, de ahí que también se llama tecnología de manufactura aditiva.  Han generado tanto expectativas que ya en la Argentina ya hay al menos tres firmas que están fabricando y vendiendo sus propias impresoras 3D.

En realidad por extensión se sigue utilizando el término “impresión”, pero en realidad lo que se obtiene es un objeto de tres dimensiones, es decir que estás máquina crean cuerpos o volúmenes y el término impresión debería se reemplazado por otro mas adecuado, como por ejemplo: generar, crear, fabricar.

En mayo pasado un estudiante estadounidense  presentó Liberator, una pistola con 15 piezas compuestas por capas de plástico ABS, fabricadas en una impresora 3D. La restante pieza de hierro le da sentido al mecanismo, cuyo éxito se puede ver en video en Internet que busca generar conciencia en un país que aun se debate por la legalidad de la tenencia de armas de fuego. Apenas dos semanas después, la NASA anunció un proyecto de 100.000 euros, llamado Anjan Contractor, para profundizar el desarrollo para imprimir comida para sus astronautas.

En Argentina ya hay empresas dedicadas (Kikai Labs), a estudiar la aplicación de esta tecnología en los mas variados campos posibles, pero hay uno en que se tiene especial interés, cuya primera etapa podría decirse que ya está superada y consiste en crear (imprimir) prótesis para colocar en el cuerpo humano.

2.200. U$s es el precio promedio con que se pueden conseguir una impresora de este tipo para uso casero. Más allá del análisis sobre la ética de los derechos de autor, hoy se puede “imprimir” en un hogar una pieza averiada de una cafetera, o cualquier elemento de un artefacto hogareño. Los planos se descargarán desde Internet.

En traumatología ya experimentan con rodilla y caderas de titanio, mientras que entre los dentistas empieza a ser una práctica habitual reemplazar los moldes para las coronas o las placas de ortodoncia por la variante 3D, tanto en plástico como en cerámica. “Imprimir una prótesis no tiene mucha diferencia con imprimir un objeto de diseño, una silla o una mesa. En el fondo, es colocar material en una configuración determinada por el programa digital.

LA IMPRESORAS 3D Y LA “IMPRESIÓN” DE ÓRGANOS: El cirujano peruano Anthony Átala, Director del Instituto Wake Forestde Medicina Regenerativa, sorprendió al mundo científico el 3 de marzo de 2011, cuando presentó el primer riñón humano surgido en una tecnología de impresión 3D. No estamos hablando de un órgano de plástico, resina o aleaciones minerales, sino formado por células vivas.

Lejos de tratarse de una cruzada individual, hay toda una industria en ciernes en torno a la bioimpresión. La empresa estadounidense Organovo fue la primera en comercializar una máquina, laNovo Gen MMX y un gigante del mercado farmacéutico mundial como Pfizer ha confiado en su capacidad para reproducir tejidos, cartílagos y hasta tumores. Similares avances se producen en Inglaterra (tejidos con capacidad para imitar nervios y transmitir señales eléctricas, en la Universidad de Oxford) y en Rusia (buscan la producción en masa de hígados y riñones, en Skolkovo).

La tecnología avanza sin siquiera dejar tiempo al posible debate bioético que se abre. “En el mundo hay una crisis enorme por la falta de órganos. Es un hecho que el hombre ahora vive más. La medicina ha hecho un esfuerzo para lograrlo y así estamos ahora. Pero también es cierto que a medida que envejecemos, lo mismo sucede con nuestros órganos, que empiezan a fallar.

Por lo tanto, no hay suficientes órganos para trasplantar y cubrir las necesidades de la gente. Es por eso que aparece en escena el campo de la medicina regenerativa”, expuso Átala en su mencionada conferencia, sin que surgieran voces para refutarlo.

Actualmente se vive una crisis de órganos para transplantar, pues la demanda se expande día a día, y no se alcanza a cubrir la necesidades de los afectados. Mediante esta tecnología, conocida como medicina regenerativa, se podrá conseguir órganos en corto plazo, creados a partir de una célula madre del paciente.

Las impresoras 3D constituyen uno de los mejores ejemplos de materialización de la revolución tecnológica esperada a partir de las tecnologías de convergencia, resultado de la interacción dinámica entre la nanotecnología, la biotecnología, la informática y la cognotecnología.

En las máquina se colocarán células madres, de origen embrionario, adecuadamente preparadas y se le dará la información necesaria para iniciar el proceso de creación de órgano deseado. Supongamos la necesidad de reparar una zona del cerebro dañada por un ACV.

 En un cartucho podría colocar el preparado de células adultas y los factores necesarios para que luego en el tejido se conviertan en neuronas, en otro cartucho colocaría nanotubos de carbono para integrarlos al tejido de modo de favorecer la conducción nerviosa hasta que en sistema neuronal se consolide.

Además, la impresora 3D ocupará un lugar destacado en un contexto productivo en el cual se pretende reemplazar a las fábricas químicas consumidoras de combustibles fósiles por biofábricas transgénicas celulares, fotosintéticas y catalizadas por enzimas, basadas el la utilización de la ingeniería genética y de los 65 millones de genes conocidos en la actualidad para producir sustancias químicas en general, alimentos y biocombustibles.

“Imprimir un órgano es como construir un enorme rascacielos pero a nivel microscópico,
utilizando diferentes tipos de células y otros materiales, en lugar de vigas de acero, hormigón y vidrio.”
Makoto Nakamyra, bioingeniero de la Universidad de Toyama» Japón.

CÉLULAS MADRES: En muchas ocasiones las enfermedades diezman las células de un tejido (así sucede, por ejemplo, con la enfermedad de Huntington y el Alzheimer).

Y hasta hace poco no se tenían esperanzas de poder recuperar esas vitales células perdidas. Las células madre, de las que tanto se habla últimamente, han cambiado esta triste situación, arrojando un informado rayo de esperanza. Para entender qué son las células madre hay que saber, en primer lugar, que muchas de las células —los «átomos» de la vida, de la humana  ciertamente (se conocen 216 tipos diferentes de células humanas)— del cuerpo sólo son capaces de reproducirse a sí mismas: una célula hepática, por ejemplo, sólo produce células hepáticas, pero nace a partir de una célula madre del embrión.

Por eso actualmente se conserva la placenta del recién nacido a los efectos tener la posibilidad en el futuro de conseguir una célula madre en caso de se necesaria para fabricar un órgano determinado.

 

USO DE LAS IMPRESORA DE TECNOLOGÍA 3D
ObjetosSe pueden crear y reproducir objetos en materiales plásticos con altísima resistencia y máxima precisión. Hay bases de datos privadas, como Thingiverse, con 36.000 diseños originales para descargar de Internet, así como también del otro lado se vislumbra un posible nuevo frente de conflictos por patentes y propiedad intelectual, como ocurre con la música y las películas. Asimismo, se reconfigura la relación del diseñador industrial con su creación, al mismo tiempo que se pueden “imprimir” objetos a gran escala como turbinas y edificios, entre otros.
AlimentosLa empresa estadounidense Modern Meadowya avanzó sus investigaciones para generar una hamburguesa en base a células vivas generadas de manera artificial. De manera paralela, el proyecto de nutrición para astronautas que encara la NASA, mezclando componentes universales, abre un mundo nuevo en cuanto a la geometría de la comida: los sabores ya no tendrán que corresponder con las formas y colores que conocemos.
MedicinaLa impresión en materiales sintéticos abre posibilidades para prótesis traumatológicas y se usa desde hace rato en la odontología en los países avanzados. Hace dos años se presentó en sociedad el primer riñón impreso en base a células vivas, mientras se desarrollan investigaciones similares en EE.UU., Rusia e Inglaterra sobre la reproducción de tejidos y piel humanos.
AgroMás allá de la “facilidad” con la que se podrá generar comida, no se vislumbran cambios dramáticos en el sistema de producción agropecuario. En cambio, la progresiva impresión de objetos en materiales más allá del plástico les dará a pequeños productores la posibilidad de construirse sus propias máquinas y tractores. Un movimiento que se llama “ecología a código abierto”.

Un paradigma: medicina regenerativa o ingeniería de tejidos y el desarrollo de órganos artificiales más que una moda. Es a tendencia biomédica que extiende por el mundo. En Inglaterra, el bioingeniero Martín Wickham, del Instituto de Investigación Alimenta-, creó un estómago artificial capaz de simular la gestión humana: imita tanto las reacciones físicas como ; químicas que tienen lugar durante este proceso. La doctora Hung-Ching Liu de la Universidad de Cornell ultima los detalles del prototipo de un útero artificial donde un embrión humano pueda desarrollarse fuera del cuerpo de su madre. Y el profesor Jake Barralet de la Facultad de Odontología de la Universidad McGill en Montreal, Canadá, en cambio, es conocido por su obsesión por imprimir huesos.

1938: El biólogo francés Alexis Carrel publicó su libro El cultivo de los órganos, en el que ideó algunas de las mismas tecnologías utilizadas hoy para suturar vasos sanguíneos.

Años 90: El estadounidense Robert Langer hizo sus primeros aportes en el nuevo campo de la ingeniería de tejidos: creó piel humana para tratar a las víctimas de quemaduras, médula espinal para combatir parálisis, cartílagos y huesos artificiales.

1999: Se estrenó la película El hombre bicentenario. El protagonista -el robot Andrew (Robin Williams)- diseña prótesis de órganos para robots que también pueden ser utilizadas por seres humanos.

2001: Anthony Átala trasplantó con éxito en seres humanos vejigas sintéticas cultivadas en laboratorio.

2003: Thomas Boland, de la Universidad Clemson, modificó unas impresoras de chorro de tinta para imprimir proteínas con patrones especiales. “Este avance científico podría tener el mismo tipo de impacto que tuvo la imprenta de Gutenberg”, dijo en su momento su colega Vladimir Mironov.

2008: El biofísico Gabor Forgacs logró imprimir venas humanas a partir de células de pollo.

2011: Paolo Macchiarini, del Hospital Universitario Karolinska, en Suecia, implantó una tráquea sintética en un hombre con cáncer traqueal avanzado.

2025: En ese año se sitúa la película Repo Men (2010). Cuenta la historia de dos oficiales encargados de reclamar órganos artificiales que no han sido pagados por sus usuarios. Estas creaciones recuerdan a los artiforgs u órganos artificiales imaginados por Philip Dick en sus novelas Cantata-140 (1964) y Ubik (1969).

Fuente Consultada:
Basada en la Información de Revista “El Federal”
Todo lo que necesita saber sobre ciencia Federico Kurko

Que son Celulas Madres Troncales Tipo de Celulas Etica y Moral

¿Qué son Células Madres? Tipo de Células -Ética y Moral

Llamamos células madre, o células troncales, a un tipo especial de células indiferenciadas que tienen la capacidad de dividirse indefinidamente sin perder sus propiedades y llegar a producir células especializadas.

CÉLULAS MADRES En muchas ocasiones las enfermedades diezman las células de un tejido (así sucede, por ejemplo, con la enfermedad de Huntington y el Alzheimer). Y hasta hace poco no se tenían esperanzas de poder recuperar esas vitales células perdidas. Las células madre, de las que tanto se habla últimamente, han cambiado esta triste situación, arrojando un informado rayo de esperanza.

celula madrePara entender qué son las células madre hay que saber, en primer lugar, que muchas de las células —los «átomos» de la vida, de la humana ciertamente (se conocen 216 tipos diferentes de células humanas)— del cuerpo sólo son capaces de reproducirse a sí mismas: una célula hepática, por ejemplo, sólo produce células hepáticas. Con las denominadas «células madre» es diferente: pueden generar distintos tipos de células.

El razonamiento es sencillo: si a partir de un grupo de células embrionales sin especialización se forma un organismo con más de 200 tipos distintos de células, manipulando la división de esas células originales (llamadas madre) se podrían generar todos los tejidos humanos y hasta producir autotrasplantes con mínimo riesgo. Si bien es una técnica en avance, los resultados están lejos de ser una realidad médica. Científicos de todo el mundo estudian su aplicación.

Una razonable definición de célula madre es la siguiente:  es una célula progenitora de otros tipos celulares, que posee dos propiedades básicas. La primera que cuando se divide, puede dar dos hijas iguales, y la segunda que puede diferenciarse en otros tipos celulares. Y de estas propiedades se sigue el corolario de que las células madre pueden colonizar y regenerar un tejido.

Desde el punto de vista puramente científico, esta clase de células plantea un profundo problema: ¿cómo es que es posible tal «ductibilidad»? ¿cuáles son los «detonadores moleculares» responsables de esa dinámica celular? Para responder a estas preguntas será preciso comprender el «mecanismo» de estas células, lo que constituirá un avance fenomenal. Sucede, sin embargo, que cuando se habla de células madre no se habla sólo, la mayor de las veces, ni siquiera fundamentalmente, de ciencia, sino de valores morales.

Aunque se pueden encontrar células madre en los adultos, parece que éstas suelen carecer de la habilidad que sí poseen las que se encuentran en los embriones: la capacidad de diferenciarse en cualquier tipo de célula. Por eso, a las células madre que se obtienen después de la formación de la mórula (embrión temprano que, durante el periodo de segmentación, tiene forma de una mora) se las denomina «pluripotentes», y a las que son anteriores a esa formación, «totipotentes». Y hay quienes consideran (muchos de ellos animados por creencias religiosas) que utilizar células madre totipotentes es como cometer un crimen, atentar contra la vida.

La célula madre pluripotente no puede formar un organismo completo, pero puede formar cualquiera otro tipo de célula proveniente de los tres linajes embrionarios (endodermo, ectodermo y mesodermo), así como el germinal y el saco vitelino.

Implantación: La idea de médicos y genetistas es poder proveer de células nuevas pluripotenciales a algunos tejidos dañados y provocar su regeneración. A la fecha, se ha logrado introducir células madre hematopoyéticas, obtenidas de cordón umbilical, a pacientes que sufren de disfunciones en la formación de glóbulos rojos. Es el equivalente a un trasplante de médula ósea sin intervención quirúrgica.

Desarrollo embrionario: El cigoto formado tras la fecundación de un óvulo por un espermatozoide es una célula capaz de generar un nuevo individuo completo. Se trata, pues, de una célula totipotente: capaz de producir un espécimen completo con todos sus tejidos.

Entre los días primero al cuarto del desarrollo embrionario, la célula original va dividiéndose en varias células más. Cada una de estas células, si es separada del resto, es capaz de producir un individuo completo. Son también células totipotentes.

A partir del cuarto día del desarrollo embrionario humano se forma el blastocito. El blastocito está formado por dos tipos de células y una gran cavidad interior:

Capa externa: forma la placenta y las envolturas embrionarias. Es el trofoblasto.

Masa celular: formará todos los tejidos del cuerpo humano. Se denomina embrioblasto.

Las células de un blastocisto ya no son totipotentes, puesto que una sola de estas células ya no es capaz de generar un individuo completo. Las células de la masa celular interna del blastocisto son células pluripotentes.

Estas células pluripotentes del interior del blastocisto son las células madre embrionarias, y tienen capacidad de originar cualquier tipo de tejido.Una característica fundamental de las células madre es que pueden mantenerse (en el cuerpo o en una placa de cultivo) de forma indefinida. Puesto que al dividirse siempre forman una célula idéntica a ellas mismas, siempre se mantiene una población estable de células madres.

ÉTICA Y MORAL: Sabemos que los valores morales son muy personales, y que es difícil poner de acuerdo a los que están a favor y a los que están en contra, aunque también todo se puede argumentar racional y compasivamente. Y tanto desde la racionalidad como desde la compasión, mi opinión es que debemos explorar con decisión este mundo científico, con la intención de utilizar lo antes posible (aunque aún transcurrirán algunos años en el mejor de los casos) todas sus posibilidades, para combatir el dolor y las enfermedades.

Una mórula es un agregado de células, sin ninguna característica, sin ningún tipo de sistema nervioso, por ejemplo, que la asimile a un ser humano. No soy el único, como pueden ustedes suponer, que defiende estas investigaciones. Así, James Watson, el codescubridor de la estructura en doble hélice del ADN, ha escrito: «A mi juicio, sería una tragedia para la ciencia y para toda la gente que al final se pueda beneficiar de la terapia con células madre el que las consideraciones religiosas impidan las investigaciones». La naturaleza ha sido generosa con nosotros ofreciéndonos esta posibilidad. Aprovechémosla, eso sí, con sabiduría y precaución.

“En diez años, los órganos trasplantados provendrán de células madre embrionarias.”
Irving Wek, Investigador de la Escuela de Medícina de la Universidad de Stanford.

UNA LLAMADA DE ATENCIÓN: El negocio de las células madre corre más rápido que la investigación científica: pese a que muchos estudiosos dudan de su utilidad, se multiplican las empresas y los charlatanes que ofrecen almacenar en bancos privados desde cordones umbilicales a dientes de leche, fluido menstrual e incluso grasa extraída mediante liposucción para un uso médico incierto en el futuro (el inefable “por las dudas”).

Las células madre incitaron un fenómeno reciente y del que se aprovechan aquellos que las promocionan con los más diversos y curiosos eslóganes como la “mina de oro de la biología”, el “ungüento amarillo” o la “bala mágica” para reparar tejidos dañados: publicidades que siempre terminan por confundir realidad y ficción.

NUEVOS AVANCES DE LA MEDICINA:
CÉLULAS MADRE PARA REPARAR DAÑOS CARDIACOS
“La gente cree que las terapias con células madre están a 10 o 20 años de distancia, pero lo cierto es que se encuentran a la vuelta de la esquina”, dice el doctor Joshua Haré, director del Instituto Interdisciplinario de Estudios sobre Células Madre de la Escuela Miller de Medicina de la Universidad de Miami.

A las células madre también se las llama a veces células generativas. Como tienen la propiedad de diferenciarse en la mayoría de los tipos de células del organismo, en teoría podrían ofrecer un suministro terapéutico ilimitado cuando se dañan los órganos corporales.

En 2009, Haré y sus colegas demostraron que se puede infundir células madre sin ningún riesgo a personas que han sufrido infartos, y hallaron pruebas de que este tratamiento ayuda a reparar los daños cardiacos. “Esta terapia aún es experimental —dice Haré—, pero es sumamente emocionante”.

El equipo de Haré y algunos otros pasaron el año pasado compitiendo por lograr adelantos en este campo. Bob Nellis, vocero de la Clínica Mayo en Rochester, Nueva York, refiere: “En uno de nuestros estudios, 45 pacientes estaban tan enfermos que apenas podían hablar.

Ahora pueden recorrer sin dificultad una distancia equivalente a la extensión de una cancha de fútbol. Uno de ellos incluso empezó a tocar la trompeta. Lo más importante es la velocidad con que está sucediendo todo. Hoy por hoy es el campo de avances más rápidos en la biología humana”. (Fuente: Revista Selecciones Abril 2011)

Turismo celular: Con las primeras noticias sobre las bondades de las células madre surgió también un negocio millonario: el “turismo celular”. Y su principal destino es China, donde más de cien clínicas ofrecen -sobre todo a través de sitios en Internet- terapias de células madre no autorizadas a pacientes que pagan miles de dólares para recuperarse de innumerables trastornos o autismo, esclerosis múltiple, síndrome de Down, diabetes, cirrosis, distrofia muscular, enfermedades autoinmunes, lesiones óseas, disfunción eréctil y muchos etcétera.

Por cada inyección para tratar el mal de Alzheimer -con células que provienen de fetos abortados- cobran entre 3.600 y 6.000 euros. Un artículo recientemente publicado en la revista Nature comparó estos polémicos tratamientos con la práctica de la lobotomía hace casi un siglo. Estas estafas también abundan en Rusia, Tailandia y Japón.

CRONOLOGÍA:

1908 El ruso Alexandr Maksimov propuso el nombre de “células madre”.

1960 Jospeh Altman descubrió la neurogénesis.

1978 Se descubrió que las células madre en la sangre del cordón umbilical humano son trasplantables.

1998 Fue encontrado el modo de obtener stem cells de embriones de ratones. James Thomson, de la Universidad de Wisconsin, EE.UU., consiguió realizar el primer cultivo de células madre embrionarias humanas.

2002 Se formó la Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre.

2003 Se descubrieron nuevas fuentes de células madre maduras en dientes infantiles.

2004 Hubo un anuncio falso de creación de células madre embrionarias: se trató de un fraude del científico coreano Hwang Woosuk.

2007 Un hallazgo casual en la Universidad de Pensilvania, EE.UU., logró devolver pelo a ratones heridos. Algunos laboratorios comenzaron a explorar el uso de células madre para curarla alopecia.

2009 Levantamiento del veto a la investigación con células madre embrionarias en EE.UU. Barack Obama revocó la orden de George W. Bush que prohibía usar fondos federales para ese tipo de investigación.

2012 Canadá se convirtió en el primer país en aprobar un fármaco con células madre, Prochymat, dirigido a tratar la enfermedad de injerto contra huésped (EICH) en niños, la principal causa de mortalidad relacionada con los trasplantes. Se crearon células madre a partir de la sangre. Se otorgó el Premio Nobel de Medicina al británico John Gurdon y al japonés Shinya Yamanaka, que descubrieron por separado cómo se pueden reprogramar las células.

Fuente Consultada:
Diccionario de la Ciencia de José Manuel Sánchez Ron
Todo lo que necesita saber sobre ciencia Federico Kurko

La Celula Humana Teoria Celular Partes y Características Definicion

La Célula Humana: Teoría Celular Partes y Características

PRIMERAS INVESTIGACIONES: ¡Cuántas maravillas pueden encontrarse en la naturaleza con sólo detenernos un minuto y contemplar a nuestro alrededor!. Sin embargo, todas estas manifestaciones observables a simple vista, no no muestra otros seres vivientes muchos más pequeños que nos rodean. Un cabello, una gota de sangre o los animales más diminutos que pueden hallarse en una cucharadita de agua de estanque, constituyen un verdadero espectáculo si sabemos mirarlos.

Obviamente los atributos de nuestra visión no alcanzan para penetrar en ese micro mundo y debemos recurrir a un aparato que aumenta las imágenes, llamado microscopio. Por intermedio de este instrumento tan valioso para los científicos pudo descubrirse que todos los seres vivientes¡ tanto animales como vegetales, están compuestos de unidades muy pequeñitas en forma de células (cuyo significado no es otro que “celda”).

Estas pequeñas estructuras gozan de gran autonomía, aunque, a pesar de ello, se especializan para cumplir distintas misiones e integran diversos tejidos de cada organismo. Hay seres que están compuestos de miles de millones de células mientras que otros, en cambio, son, en sí mismos, una sola de ellas. Si bien existe gran similitud entre las células animales y las vegetales, hay rasgos que las diferencian. Algunos elementos que tienen los vegetales en forma exclusiva son, por ejemplo, la membrana celulósica y los cloroplastos, de los que carecen los animales.

Casi al mismo tiempo que el naturalista inglés Hooke descubría, en el siglo XVII, las primeras células vegetales en un corte de corcho, se hicieron las comprobaciones que concluyeron con la demostración de que también los animales estaban dotados de esas raras “celdillas”.

Algún tiempo después pudo probarse que las mismas no eran huecas, sino que tenían algo adentro. Ese “algo” se bautizó con el nombre de proto-plasma (tomado del griego: protos = primero; plasma = formación) y es reconocido como la sustancia fundamental en el proceso de la vida, pero antes de seguir veamos otros conceptos.

Salvo contadas excepciones, las células son diminutas. Su forma es muy variada: algunas son esféricas, otras son prismáticas y otras tienen forma cilíndrica. Básicamente, encontramos dos tipos de células: las células procariotas, sin núcleo, y las eucariotas, con núcleo. La célula es la unidad mínima de la vida. Para poder estudiarla necesitamos utilizar el microscopio. 

Forma y tamaño de las células: La forma de las células es muy variada: cilíndrica, esférica, estrellada, de disco, etc. Siempre tienen volumen, solo unas pocas son planas. En el ser humano existen aproximadamente 75 billones de células. Sin embargo, no todas poseen la misma forma.

Hay células cilíndricas, cúbicas, aplanadas (las células de la piel), esféricas (los glóbulos blancos), bicóncavas (los glóbulos rojos), fusiformes (las células musculares), estrelladas (las neuronas), etc. El tamaño de las células también es muy variable; una bacteria puede medir 1-2 micras, mientras que una célula nerviosa de ballena mide varios metros.

 La Célula Humana:

• La célula es la unidad mínima de un organismo, capaz de actuar en forma autónoma para mantenerse viva.

• Tiene capacidad de duplicarse por sí solas.

• Todos los organismos vivos están compuestos por células.

• Las bacterias y protozoos son organismo vivos que poseen sólo una célula.

• Los animales y plantas constan de millones de células organizadas en tejidos y órganos.

• Los virus que realizan muchas de las funciones de las células no son considerados seres vivos.

• Tienen formas y tamaños muy variados desde menos de 1 micra (millonésima parte de un metro) hasta de varios metros.

Composición Elemental:

Se compone básicamente de:

1- Un núcleo, que contiene uno o dos nucleolos. El núcleo se halla rodeado de una membrana llamada nuclear.

2- El Citoplasma, que contiene otros organoides y que rodea al núcleo. También contiene gran cantidad de agua. Este citoplasma está rodeado exteriormente por una membrana plasmática o celular, que la separa del ambiente circundante.

LA TEORÍA CELULAR:

Schleiden, en 1838, comunicó sus trabajos sobre la estructura microscópica de las plantas y concluyó que todas estaban formadas por células, y Schwann, en 1839, extendió esta conclusión a los animales. Surgió entonces la teoría celular, que tenía los siguientes principios:

1. Todos los seres vivos están constituidos por una o mas células; es decir, la célula es la unidad morfológica de todos los seres vivos.

2. La célula es capaz de realizar todos los procesos necesarios para permanecer con vida; es decir, la célula es la unidad fisiológica de los organismos.

3. Toda célula proviene de otra célula.

4. La célula contiene toda la información sobre la síntesis de su estructura y el control de su funcionamiento y es capaz de transmitirla a sus descendientes; es decir, la célula es la unidad genética autónoma de los seres vivos.

Esquema Básico de una Célula:

corte de una celula humana

Características del Núcleo:

En el núcleo se encuentra ‘la sala de comando” de la célula, es decir aquí se encuentra toda la información necesaria para su desarrollo y reproducción. Generalmente poseen un solo núcleo, pero pueden existir células con dos o más núcleos, o bien células sin núcleos como es el caso de los glóbulos rojos.

Membrana Nuclear: separa el citoplasma del carioplasma , es porosa y la cantidad y diámetro de los mismos depende de la actividad celular.

Nucleolo: es un cuerpo esférico pequeño que cambia constantemente de forma y tamaño. Puede haber uno o dos y posee grandes cantidades de ARN (ácido ribonucleico).

Carioplasma: es una sustancia viscosa como un gel y contiene sales, aminoácidos, enzimas, ácido nucleico, nucleóticos, etc.

Cromatina: es el material genético (ADN) y se presenta como un ovillo de hilo, y controla la actividad celular.

Citoplasma: El citoplasma es una sustancia rica en agua y posee organoides como: mitocondria, lisosoma, centríolos, vacuolas, etc.

Metabolismo:

En el interior de una célula se producen una serie de combinaciones químicas que les permite:

• Crecer.

• Producir energía.

• Reproducirse.

• Mantener su identidad.

• Eliminar residuos.

Al conjunto de estas reacciones químicas se les denomina: metabolismo.

Reproducción Celular:

Cada célula mantiene su proporción volumen/superficie, y cuando alcanzan un tamaño en que el volumen ha aumentado mucho en comparación a sus superficie, comienza un proceso de división llamado mitosis que crea otra célula con idénticas características de la primera.

El ADN que contiene el núcleo es el responsable de controlar el crecimiento, funcionamiento y reproducción de la célula.

El ARN y ADN son llamado ácido nucleicos porque fueron detectados por primera vez en el núcleo de células vivas.

ARN: ácido ribonucleico

ADN: ácido desoxirribonucleico y se cree que aparecieron sobre el planeta hace 3.000 millones de años, cuando surgieron las primeras formas de vida elementales.

Están en el núcleo y tiene dos funciones principales:

• Trasmiten las características genéticas a la siguiente generación.

• Sintetizan proteínas específicas, o sea producen las proteínas necesarias para su desarrollo. (las proteínas son una combinación de los 20 aminoácidos que existen en la naturaleza)

Estructura del ADN:

Cada molécula de ADN está constituida por dos cadenas o bandas formadas por un elevado número de compuestos químicos llamados nucleótidos. Estas cadenas forman una especie de escalera retorcida que se llama doble hélice. Cada nucleótido está formado por tres unidades:

• Una molécula de azúcar llamada desoxirribosa.

• Un grupo fosfato.

• Y uno de cuatro posibles bases nitrogenadas llamados: adenina (abreviada como A), guanina (G), timina (T) y citosina (C).

Los nucleótidos de cada una de las dos cadenas que forman el ADN establecen una asociación específica con los correspondientes de la otra cadena. Debido a la afinidad química entre las bases, los nucleótidos que contienen adenina se acoplan siempre con los que contienen timina, y los que contienen citosina con los que contienen guanina

La molécula de ADN es la portadora de la información genética, y esta información se halla en segmentos de ADN, llamados Genes.

Gen: es una secuencia de nucleóticos que codifica una proteína determinada.

En el núcleo el ADN se encuentra en hebras enmarañadas, y tiene como misión la de controlar la duplicación durante la mitosis, luego de producida la nueva célula, la cromatina se condensa y forma los cromosomas.

Cromosoma:: nombre que recibe una diminuta estructura filiforme formada por ácidos nucleicos y proteínas presente en todas las células vegetales y animales.

El cromosoma contiene el ácido nucleico, ADN, que se divide en pequeñas unidades llamadas genes. Éstos determinan las características hereditarias de la célula u organismo. Las células de los individuos de una especie determinada suelen tener un número fijo de cromosomas, que en las plantas y animales superiores se presentan por pares. El ser humano tiene 23 pares de cromosomas.

En estos organismos, las células reproductoras tienen por lo general sólo la mitad de los cromosomas presentes en las corporales o somáticas. Durante la fecundación, el espermatozoide y el óvulo se unen y reconstruyen en el nuevo organismo la disposición por pares de los cromosomas; la mitad de estos cromosomas procede de un parental, y la otra mitad del otro. Es posible alterar el número de cromosomas de forma artificial, sobre todo en las plantas, donde se forman múltiplos del número de cromosomas normal mediante tratamiento con colchicina.

Mediante un proceso llamado MEIOSIS, a partir de la célula madre se obtienen 4 nuevas células con la mitad de los cromosomas, de las cuales 3 se degeneran y queda sólo una gameta, denominada óvulo en la hembra y espermatozoide en el hombre.

Ampliación Cromosomas: Hemos dicho que el núcleo es el que controla la célula; no solamente el trabajo, sino también su formación y estructura. El nucleoplasma contiene una cierta cantidad de un material denso, que en ciertos períodos (asociados con la reproducción de la célula) se hace más visible en forma de trazos.

Este material constituye los cromosomas. Con algunas importantes excepciones, todos los núcleos de las células humanas tienen 46 cromosomas. Cada uno puede acoplarse con otro de forma que realmente lo que hay son 23 pares de cromosomas.

Las células de ratón tienen 20 pares, mientras que las de guisante tienen 7 pares. Morgan y otros investigadores encontraron que la mosca de la fruta, Drosophila, tiene en sus glándulas salivares cromosomas gigantes. Descubrieron que estos cromosomas poseen determinadas zonas claras y oscuras, que ahora se saben representan los genes. Éstos son las unidades básicas de la herencia.

Cada gen, o grupo de genes, controla una apariencia del cuerpo; por ejemplo, el color del pelo. Se piensa que cada gen está compuesto de complicados ácidos nucleicos, como el desoxirribonucleico (DNA). Pequeños cambios en la composición o disposición de las moléculas ocasionan variantes en los efectos del gen. La estructura complicada del gen le permite almacenar una gran cantidad de información. Lo que hemos dicho anteriormente es sólo un esbozo de los

FUNCIONES DE NUTRICIÓN: La célula está en constante actividad y en su interior se realizan continuamente complicadas reacciones fisicoquímicas, necesarias para el mantenimiento de la vida. Se da el nombre de metabolismo al conjunto de todas estas reacciones, que comprenden dos procesos contrarios: uno, constructivo de asimilación (anabolismo), y otro, destructivo, o de desasimilación (catabolismo). Para que la asimilación se verifique, es necesario la penetración en la célula, desde el exterior, de determinados materiales que se trasforman después en sustancias propias.

Existen muy pocas células que puedan tomar como alimento cuerpos sólidos; la mayoría se nutren por absorción de sustancias líquidas, o disueltas a través de la membrana.

Estas sustancias son luego sometidas a digestiones intracelulares, para poder entrar a formar parte de la materia viva. El proceso de desasimilación pone después en libertad la energía de que son portadoras estas sustancias. Como consecuencia de estas desintegraciones se producen materiales inservibles para la célula, que ésta expulsa al exterior mediante el proceso de excreción.

Existen células que pueden asimilar el carbono del CO2 a partir del aire, y formar compuestos carbonados; se denominan autótrofas y son todas las que poseen clorofila. Existe un corto número de células autótrofas que no poseen clorofila; entre ellas están las bacterias nitrificantes y sulfídricas. Las células que no pueden asimilar el C02 se ven obligadas a ingerir sustancias carbonadas, y se llaman heterótrofas.

DIVISIÓN DEL TRABAJO FISIOLÓGICO
Los organismos que nos son más conocidos son pluricelulares. En un organismo unicelular como, por ejemplo, la ameba, su única célula realiza todas las funciones necesarias para la vida. En cambio, en un organismo pluricelular, grupos de células asociadas se encargan de realizar una sola función, y esto trae consigo una división del trabajo fisiológico. Así, por ejemplo, en el hombre, para realizar una función hay diversos órganos, y cada uno está constituido por células asociadas y diferenciadas, especialmente aptas para su trabajo respectivo. Las masas de células formadas por la asociación de éstas en un orden constante, con propiedades estructurales, fisiológicas y químicas semejantes, se llaman tejidos.

La especialización de las células
En en cuerpo humano podemos observar muchos tipos de células especializadas. Por ejemplo, los glóbulos rojos de la sangre están especializados en transportar el oxígeno y llevarlo a las demás células del cuerpo. Las células musculares del corazón se han especializado en el movimiento: se contraen y se relajan continuamente, de manera que el latido cardíaco se mantiene durante toda nuestra vida. Las neuronas o células nerviosas se dedican a transmitir y almacenar información

PASAR EL MOUSE SOBRE LAS PARTE DE LA CÉLULA:

CÓMO SE ESTUDIAN LAS CÉLULAS Y LOS TEJIDOS
Existe una serie de técnicas para preparar los materiales a observar; aquí citaremos solamente algunas.

Fijación. La observación se realiza matando las células por medio de líquidos especiales llamados fijadores. Después, en general, se cortan con ayuda de instrumentos especiales, llamados micrótomos.

Coloración. Después de obtenidos los cortes, se tiñen con determinados colorantes. Unos tiñen el núcleo, otros los cromosomas, etc.

Microdisección. Con esta técnica se pueden eliminar determinadas partes de las células y tejidos, mediante aparatos especiales, llamados micromanipuladores. que se colocan en el microscopio y se accionan mediante tornillos.

Microforografíca La fotografía presta también grandes servicios a la investigación, en este campo. Se coloca una cámara adaptada al microscopio, y se la ilumina adecuadamente. Naturalmente, existen otros procedimientos para la observación de células y tejidos; pero sólo hemos descrito los más importantes.