Vida de una Ameba Alimentación Reproducción y Muerte



LA VIDA DE UNA AMEBA: ALIMENTACIÓN, DESARROLLO Y MUERTE

La ameba es un animal que apenas puede observarse a simple vista. Es una masa gelatinosa irregular muy semejante a la clara de huevo, vive en el agua dulce, se alimenta de diatomeas y otras diminutas plantas de las que se apodera extendiendo pequeñas prolongaciones (seudópodos) que rodean al alimento, el cual queda así en el interior de la célula y es digerido.

 esquema de una ameba

Es unorganismo unicelular que se desplaza mediante unas prolongaciones de su citoplasma
que reciben el nombre de seudópodos.

Los seres vivientes se distinguen de los objetos inanimados de la naturaleza por una serie de características de las cuales citaremos las cuatro principales: el movimiento o traslación, en cualquiera de sus tipos (A); la absorción y la digestión de los alimentos (B); el aumento de volumen o crecimiento (C) y la multiplicación, es decir la continuación de la especie (D).

Estas cuatro características —es importante subrayar el hecho— se pueden observar ya en la ameba, uno de los seres vivos más simples y primitivos, ya que no es más que una pequeña masa gelatinosa compuesta de una célula (ser unicelular) con un núcleo y dos pequeñas cavidades o vacuolas. La ameba no tiene una forma definida y vive en las aguas de los fosos o en los charcos.

Este pequeño ser vivo no posee miembros de forma determinada; sin embargo, puede trasladarse lanzando sus seudópodos en la dirección deseada. La expansión del protoplasma acarrea así la traslación de la materia de que está compuesta la ameba, tal como lo muestra la parte superior de la ilustración. Este movimiento no es tan simple como parecería a simple vista: estímulos o excitantes de todas clases, aun los de origen químico, pueden ejercer su influencia.

Así, si se toca con la punta de una aguja un seudópodo que se mueve hacia adelante, este movimiento se detiene y puede además modificarse en sentido contrario. En otras palabras, el estímulo no sólo provoca la retracción del seudópodo alcanzado, sino que origina la aparición de otro en el costado opuesto. El pequeño cuerpo gelatinoso posee, pues, lo que podríamos llamar un embrión de sensibilidad.

Asimismo, la ameba está en condiciones de alimentarse, aun cuando no posee boca. Toda la superficie de su cuerpo puede absorber una substancia susceptible de ser digerida, por ejemplo una planta unicelular. Esta operación se realiza por intermedio de seudópodos, que rodean rápidamente el alimento y lo incorporan al protoplasma.

Se produce así una abertura o vacuola de nutrición, en la cual las materias absorbidas son digeridas, es decir, convertidas en cuerpos o combinaciones más simples y más fácilmente solubles. Los restos que no pueden ser asimilados son evacuados y la vacuola desaparece.

ameba alimentandose de una paramecio



Se observa una ameba ,carente de órganos internos, que atrapa a un paramecio y comienza a engullirlo, rodeándolo con dos grandes proyecciones de su citoplasma, llamadas pseudópodos. Cuando el paramecio es engullido por completo, se forma alrededor de él una primitiva cavidad digestiva, llamada vacuola. En ésta, los ácidos descomponen el paramecio en nutrientes, que pueden difundirse por el citoplasma de la ameba.

La ameba se alimenta, pues, y asegura su metabolismo; pero las particularidades del mecanismo de transformación escapan todavía al dominio de los conocimientos humanos. Para comprender esto debería estar completamente resuelto el problema de la vida. Numerosas observaciones han permitido comprobar, sin embargo, que la ameba saca de su alimento no solamente la energía necesaria para sus movimientos, sino también los elementos que le permitirán desarrollarse, aumentar de volumen.

CRECIMIENTO DE una ameba ser unicelular

No obstante, el crecimiento no prosigue indefinidamente. Cuando su masa ha alcanzado un cierto tamaño, se produce una forma muy simple de continuación de la especie, por división celular. Una ameba se convierte entonces en dos amebas del mismo tamaño, con la particularidad de que la hija no se distingue en nada de la madre.

reproduccion de una ameba

Las amebas pertenecen a la clase de los rizó-podos. Existen numerosas especies, algunas de las cuales viven como parásitos en el cuerpo de animales multicelulares, entre otros el del hombre, y son causa de ciertas enfermedades.
Entre las amebas no hay individuos de géneros diferentes. No hace falta, pues, la existencia de dos individuos distintos para asegurar la continuación de la especie.

Las dos amebas recién formadas se alimentan, crecen y se dividen a su vez. El fenómeno se repite indefinidamente y de ahí que podamos sacar como conclusión que estos seres poseen la inmortalidad en potencia.

La muerte, consecuencia necesaria de las mismas actividades vitales, luego de un cierto tiempo, no se produce en ellas. Ahora bien, las amebas mueren también; pero se trata siempre de un accidente. Por lo común, son devoradas o comidas por numerosas especies de animales acuáticos.

Fuente Consultada:
Las Maravillas de la Vida Tomo V –  Vida De UnaAmeba – Globerama Edit. CODEX



https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------