Humanos en el Fondo del Mar

Interesantes Temas de Historia Curiosidades del Mundo

LAS PÁGINAS MAS VISITADAS DE HISTORIA Y BIOGRAFÍAS

imagen imagen imagen
Grandes TragediasGrandes MasacresGrandes Errores
imagen imagen imagen
Los Desastres NaturalesMalas Noticias en el MundoCuando la Vidas Pega Duro
imagen imagen imagen
Grandes EnigmasVidas EjemplaresGrandes Descubrimientos
imagen imagen imagen
Grandes Ideas de la Ciencia Grandes Mujeres Grandes Inventos
imagen imagen imagen
Grandes Obras de IngenieríaAsesinos en SerieHistoria de los Barcos
imagen imagen imagen
Inventos AccidentalesCiudades MaravillosasLugares Fantásticos
imagen imagen imagen
Horrores del MundoLas Guerras MundialesCrueles Emperadores
imagen imagen imagen
Curiosidades del MundoEl Triángulo de las BermudasPatrimonios de la Humanidad
imagen imagen imagen
Grandes HambrunasPrincipales EpidemiasGrandes Ideologías
imagen imagen imagen
Vida en la Edad MediaReligiones del MundoLos Monasterios
imagen imagen imagen
Aventuras, Viajes y Hazañas Nuestra Identidad Argentina Las Sociedades Secretas
imagen imagen imagen
Países y Regiones del MundoGeografía del MundoGeografía Argentina
imagen imagen imagen
Un Paseo Por El Siglo XIXLas Dinastías ChinasJuegos Online
imagen imagen imagen
Grandes Matemáticos-FísicosBellos PaisajesLos Dioses Griegos
imagen LAS PREGUNTAS
DE LOS NAVEGANTES
Y CURIOSIDADES
imagen
Conceptos De Internet Sufridas y Famosas

 

Fuerza de rozamiento Importancia Fuerza Concepto Definicion

CONCEPTO E IMPORTANCIA DE LA FUERZA DE ROZAMIENTO

Si no existiera rozamiento: Ya hemos visto lo diversas e inesperadas que son las formas en que se manifiesta el rozamiento a nuestro alrededor. El rozamiento toma parte muy importante incluso allí donde nosotros ni lo sospechamos. Si el rozamiento desapareciera repentinamente, muchos de los fenómenos ordinarios se desarrollarían de formas completamente distintas.

El papel del rozamiento fue descrito de una manera muy pintoresca por el físico francés Guillaume: «Todos hemos tenido ocasión de salir a la calle cuando ha helado. !Cuánto trabajo nos ha costado evitar las caídas! ¡Cuántos movimientos cómicos tuvimos que hacer para poder seguir en pie! Esto nos obliga a reconocer que, de ordinario, la tierra por que andamos posee una propiedad muy estimable, gracias a la cual podemos conservar el equilibrio sin gran esfuerzo.

vida en condicones extremas

Esta misma idea se nos ocurre cuando vamos en bicicleta por un pavimento resbaladizo o cuando un caballo se escurre en el asfalto y se cae. Estudiando estos fenómenos llegamos a descubrir las consecuencias a que nos conduce el rozamiento.

Los ingenieros procuran evitar el rozamiento en las máquinas, y hacen bien. En la Mecánica aplicada se habla del rozamiento como de un fenómeno muy pernicioso, y esto es cierto, pero solamente dentro de los límites de un estrecho campo especial. En todos los demás casos debemos estar agradecidos al rozamiento.

El nos da la posibilidad de andar, de estar sentados y de trabajar sin temor a que los libros o el tintero se caigan al suelo o de que la mesa resbale hasta toparse con algún rincón o la pluma se nos escurra de entre los dedos.

El rozamiento es un fenómeno tan difundido que, salvo raras excepciones, no hay que pedirle ayuda; él mismo nos la ofrece.

El rozamiento da estabilidad. Los albañiles nivelan el suelo de manera que las mesas y las sillas se quedan allí donde las ponemos. Si sobre una mesa colocamos platos, vasos, etc., podemos estar tranquilos de que no se moverán de sus sitios, a no ser que esto ocurra en un barco cuando hay oleaje.

Imaginémonos que el rozamiento se puede eliminar por completo. En estas condiciones, los cuerpos, tengan las dimensiones de una peña o las de un pequeño granito de arena, no podrán apoyarse unos en otros: todos empezarán a resbalar o rodar y así continuarán hasta que se encuentren a un mismo nivel. Si no hubiera rozamiento, la Tierra sería una esfera sin rugosidades, lo mismo que una gota de agua.»

A esto podemos añadir, que si no existiera el rozamiento los clavos y los tornillos se saldrían de las paredes, no podríamos sujetar nada con las manos, los torbellinos no cesarían nunca, los sonidos no dejarían de oírse jamás y producirían ecos sin fin, que se reflejarían en las paredes sin debilitarse.

Arriba, un trineo cargado sobre un camino de hielo; dos caballos arrastran una carga de 70 toneladas. Abajo, el camino de hielo; A, carril; B, deslizaderas del trineo; C, nieve apisonada; D, fundamento de tierra de la carretera

Las heladas nos dan siempre buenas lecciones de la gran importancia que tiene el rozamiento. En cuanto nos sorprenden en la calle nos sentimos incapaces de dar un paso sin temor a caernos. Como muestra instructiva reproducimos las noticias que publicaba un periódico en una ocasión (en diciembre de 1927):

«Londres, 21. Debido a la fuerte helada, el tráfico urbano y tranviario se ha hecho muy difícil en Londres. Cerca de 1 400 personas han ingresado en los hospitales con fracturas de brazos y piernas».
«Cerca del Hyde Park chocaron tres automóviles y dos vagones del tranvía. Los automóviles resultaron totalmente destruidos por la explosión de la gasolina …»

«París, 21. La helada ha ocasionado en París y sus alrededores numerosos accidentes …»

Y sin embargo, el hecho de que el hielo ofrezca poco rozamiento puede ser útil para fines técnicos. Un ejemplo son los trineos ordinarios. Otra demostración aun más convincente son los llamados caminos de hielo, que se hacían para transportar los leños desde el lugar de la tala hasta el ferrocarril o hasta el punto de lanzamiento a un río para su transporte por flotación. Por estos caminos , que tienen una especie de raíles lisos helados, un par de caballos puede arrastrar un trineo cargado con 70 toneladas de troncos.

Fuente Yakov Perelman
Física Recreativa

Ir al Menú de Cuestiones Físicas

La Fuerza de Gravedad, es Grande? Valor de la Fuerza de Atraccion

LA FUERZA DE GRAVEDAD, ¿CUÁN GRANDE ES?…

¿Es grande la fuerza de la atracción?: «Si la caída de los cuerpos no fuera una cosa que vemos a cada instante, sería para nosotros el fenómeno más asombroso», escribía el célebre astrónomo francés Arago. La costumbre hace que el hecho de que la Tierra atraiga a todos los cuerpos nos parezca un fenómeno natural y ordinario. Pero cuando se nos dice que los cuerpos también se atraen entre sí nos resistimos a creerlo, porque en las condiciones normales de nuestra vida no vemos nada semejante.

Efectivamente, ¿por qué en torno nuestro no se manifiesta constantemente, en las circunstancias normales, la ley de la atracción universal? ¿Por qué no vemos cómo se atraen entre sí las mesas, las sandías, las personas?.

Porque cuando los objetos son pequeños la fuerza de atracción que ejercen es muy pequeña.

Citaré un ejemplo ilustrativo. Dos personas que se encuentren a dos metros de distancia entre sí se atraen mutuamente, pero la fuerza de esta atracción es insignificante. Suponiendo que estas dos personas tienen un peso medio, la atracción será de 1/100 de miligramo.

Esto quiere decir que estas dos personas se atraen mutuamente con la misma fuerza con que una pesita de 1/100.000 de gramo presiona sobre el platillo de una balanza.

Solamente las balanzas de extraordinaria sensibilidad de los laboratorios de investigación pueden apreciar un peso tan insignificante.  


La atracción del Sol hace que se curve la trayectoria de la Tierra E. La inercia hace que el planeta tienda a seguir la línea tangente ER

Claro está que esta fuerza no puede hacer que nos movamos del sitio, puesto que lo impide el rozamiento entre las suelas de nuestros zapatos y el suelo. Para que nos movamos, estando sobre un suelo de madera, por ejemplo (la fuerza de rozamiento entre las suelas de los zapatos y el suelo será en este caso igual al 30% del peso de nuestro cuerpo) hace falta que sobre nosotros actúe una fuerza mínima de 20 kg.

Resulta cómico comparar esta fuerza con la de una centésima de miligramo, que es la que ejerce la atracción. Un miligramo es la milésima parte de un gramo, y un gramo es la milésima parte de un kilogramo; por lo tanto, 0,01 mg. será… ¡la mitad de la mil millonésima parte de la fuerza necesaria para hacer que nos movamos del sitio! Siendo así, ¿qué tiene de particular que, en condiciones normales, no nos demos ni la más leve cuenta de la atracción entre los cuerpos terrestres?

Si no existiera el rozamiento sería otra cosa; entonces nada impediría que hasta la más leve atracción provocara la aproximación de los cuerpos entre sí. Pero en este caso la aproximación mutua de dos personas producida por una fuerza de atracción de 0,01 mg sería también muy lenta, es decir, se realizaría con unavelocidad insignificante.

Por medio de cálculos se puede demostrar que, si no existiera rozamiento, dos personas situadas a 2 m de distancia se aproximarían entre sí (por influjo de la atracción mutua) 3 cm durante la primera hora, 9 cm durante la segunda y 15 cm durante la tercera. El movimiento de aproximación se iría acelerando, pero las dos personas no llegarían a juntarse antes de cinco horas.

La atracción entre los cuerpos terrestres se puede notar en aquellos casos en que la fuerza de rozamiento no es un obstáculo, es decir, cuando los cuerpos no se mueven. Un peso colgado de un hilo se halla sometido a la atracción de la Tierra (por eso el hilo está dirigido verticalmente), pero si cerca de este peso se encuentra un cuerpo cuya masa sea grande, aquél será atraído por éste y el hilo se desviará ligeramente de su posición vertical y tomará la dirección de la resultante entre la atracción de la Tierra y la del cuerpo, que será relativamente muy pequeña.

La desviación de una plomada en las proximidades de una gran montaña fue observada por vez primera en el año 1775 en Escocia, por Maskelyne, quien comparó la dirección de dicha plomada con la del polo celeste, por los dos lados de una misma montaña. Posteriormente se realizaron otros experimentos más perfectos, utilizando balanzas especiales, que permitieron determinar exactamente la fuerza de la atracción.

Como hemos visto, la fuerza de la atracción entre masas pequeñas es insignificante. A medida que aumenten las masas crece la atracción proporcionalmente al producto de éstas. Pero hay algunas personas propensas a exagerar esta fuerza. Hasta un científico, aunque no físico, sino zoólogo, intentó demostrarme en una ocasión que la atracción que suele observarse entre los barcos se debe a la atracción universal.

Por medio de cálculos no es difícil demostrar que la atracción universal no tiene nada que ver con esto. Dos navíos de línea de 25.000 t cada uno que se encuentren a 100 m de distancia entre sí se atraerán mutuamente con una fuerza total de… 1400 g. Lógicamente esta fuerza es incapaz de producir el más mínimo acercamiento entre dichos barcos. La causa verdadera de la misteriosa atracción que existe entre los barcos es otra, que explicaremos en el capítulo dedicado a las propiedades de los líquidos.

Pero la fuerza de atracción, que es tan insignificante entre masas pequeñas, se hace muy sensible cuando se trata de masas tan colosales como las de los cuerpos celestes. Baste decir que incluso un planeta tan alejado de nosotros como Neptuno, que gira casi en el límite del sistema solar, nos manda su «saludo» atrayendo a la Tierra con una fuerza de… ¡18 millones de toneladas! A pesar de la enorme distancia que nos separa del Sol, la Tierra se mantiene en su órbita gracias a su atracción.

Si la atracción que ejerce el Sol desapareciera por cualquier causa, la Tierra, siguiendo una dirección tangencial a su órbita actual, se lanzaría a recorrer eternamente la profundidad insondable del espacio cósmico.  

Fuente Yakov Perelman
Física Recreativa

Ir al Menú de Cuestiones Fisicas

vida en condicones extremas

Variacion de la Presion Con La Altura Formula y Ejemplo

Variacion de la Presion Con La Altura Formula y Ejemplo

atmosfera


En los artículos anteriores hemos viajado mentalmente por las entrañas de la Tierra.

Nos ha ayudado a realizar estos viajes la fórmula que relaciona la presión del aire con la profundidad.

Ahora vamos a tener el valor de remontarnos a las alturas y aplicando esta misma fórmula veremos como varía la presión del aire en ellas.

En este caso la fórmula toma el aspecto siguiente:

p= 0,999 h/8


donde p es la presión en atmósferas y h es la altura en metros.

El número decimal 0,999 ha sustituido al 1,001, porque cuando nos trasladamos hacia arriba 8 m la presión no aumenta en 0,001, sino que disminuye en 0,001.

Para empezar resolvamos el problema siguiente: ¿A qué altura hay que elevarse para que la presión del aire se reduzca a la mitad?.

Para esto haremos p =0,5 en nuestra fórmula y buscaremos la altura h .

Tendremos la ecuación:

0,5 = 0,999 h/8


cuya resolución no presenta dificultades para los lectores que sepan manejar los logaritmos.

La respuesta h =5,6 km determina la altura a la cual la presión del aire debe reducirse a la mitad.

Sigamos subiendo tras los valerosos aeronautas soviéticos que en los estratostatos «URSS» y «OAX – 1» establecieron en 1933 y 1934 respectivamente los records del mundo de altura, el primero con una marca de 19 km y el segundo con la de 22 km. Estas altas regiones de la atmósfera se hallan ya en la llamada «estratosfera».

Por esto, los globos en que se realizaron estas ascensiones no se llaman aeróstatos, sino estratostatos.

Calculemos cuál es la presión atmosférica a esas alturas.

Para la altura de 19 km hallamos que la presión del aire debe ser : 

0,999 19.000/8 = 0,095 atm = 72 mm.


Para los 22 km de altura

0,999 22.000/8 = 0,066 atm = 50 mm.


Pero si leemos las notas de los «estratonautas» veremos que a las alturas antedichas se indican otras presiones. A 19 km de altura la presión era de 50 mm y a la de 22 km, de 45 mm.

¿Por qué no se cumplen los cálculos? ¿En qué consiste nuestro error?

La ley de Mariotte para los gases es perfectamente aplicable a estas presiones tan bajas. Pero cometimos un error al considerar que la temperatura del aire es igual en todo el espesor de los 20 km, cuando en realidad desciende notablemente al aumentar la altura.

Se considera que, por término medio, la temperatura desciende 6,5° por cada kilómetro de elevación.

Así ocurre hasta los 11 km de altura, donde es igual a 56° bajo cero. Después, durante un espacio considerable permanece invariable. Si tenemos en cuenta esta circunstancia (para esto no son suficientes los procedimientos de las matemáticas elementales), se obtiene un resultado que concuerda mucho mejor con la realidad.

Por esta misma razón, los resultados de los cálculos que antes hicimos, relativos a la presión del aire a grandes profundidades, también deben considerarse solamente como aproximados.

Para terminar debemos decir que el «techo» alcanzado por el hombre ahora es mucho más alto. Muchos aviones fabricados en serie vuelan ya a 25-30 kilómetros de altura. Ya en el año 1961 los aviadores soviéticos establecieron el récord del mundo de altura con una marca de 34,7 km.  

Fuente Yakov Perelman Física Recreativa

Ir al Menú de Cuestiones Físicas

 

Como es la vida adentro de una mina profunda Presión y Temperatura

La Vida Adentro de una Mina Profunda-Presión y Temperatura

mina profunda

Ver: Descarga de los Libros de Física y Matemática Curiosa de Perelman

¿Quién ha llegado más cerca del centro de la Tierra? (En realidad, no en las novelas.) Los mineros, naturalmente. Ya sabemos  que la mina más profunda se encuentra en Africa del Sur. Su profundidad es mayor de 3 km.

Al decir esto tenemos en cuenta no la penetración de los taladros de perforación de pozos, que han alcanzado hasta 7,5 km, sino las profundidades a que han penetrado los propios hombres. El escritor francés, doctor Luc Durtain que visitó un pozo de la mina Morro Velho, cuya profundidad es de cerca de 2.300 m, escribía:

«Los célebres yacimientos auríferos de Morro Velho se encuentran a 400 Km. de Río de Janeiro. Después de 16 horas de viaje en tren por sitios montañosos, descendemos a un valle profundo rodeado por la selva. Una compañía inglesa explota aquí filones auríferos a una profundidad a la que antes nunca había descendido el hombre.»

El filón va oblicuamente hacia abajo. La mina lo sigue formando seis pisos. Pozos verticales y galerías horizontales. Un hecho que caracteriza extraordinariamente a la sociedad contemporánea es que la mina más profunda que se ha abierto en la corteza terrestre, el intento más intrépido hecho por el hombre para penetrar en las entrañas de la Tierra, es para buscar oro.
Póngase la ropa de trabajo de lona y la cazadora de cuero. Tenga cuidado; cualquier piedrecita que caiga por el pozo puede herirle. Nos va a acompañar uno de los «capitanes» de la mina. Entra usted en la primera galería. Está bien iluminada. Un viento helado a 4° le hace temblar; es la ventilación para refrigerar las profundidades de la mina.

Después de descender en una estrecha jaula metálica por el primer pozo hasta una profundidad de 700 m, llega usted a la segunda galería. Baja usted por el segundo pozo. El aire está caliente. Ya está usted más bajo que el nivel del mar.

A partir del pozo siguiente el aire quema la cara. Sudando a chorros y agachado, porque el techo es bajo, avanza usted en dirección al ruido de las máquinas perforadoras. Envueltos en un polvo denso trabajan unos hombres semidesnudos; el sudor chorrea por sus cuerpos; las botellas de agua pasan de mano en mano. No toque usted los trozos de mineral recién desprendidos, están a 57° de temperatura.

¿Y para qué esta realidad tan espantosa y abominable?… Cerca de 10 kilogramos de oro al día …»

Al describir las condiciones físicas que existían en el fondo de la mina y el grado de explotación a que estaban sometidos los mineros, el autor francés menciona la alta temperatura pero nada dice de que la presión del aire fuera grande.

Calculemos cuál será esta presión a 2.300 m de profundidad. Si la temperatura fuera la misma que en la superficie de la tierra, de acuerdo con la fórmula que conocemos, la densidad del aire aumentaría en

(1,001) 2.300/8 = 1,33 veces.

Pero en realidad la temperatura no permanece invariable, sino que se eleva. Por esto la densidad del aire no aumenta tanto, sino menos.

En definitiva, tenemos que la diferencia entre la presión del aire en el fondo de la mina y en la superficie de la tierra no es más que un poco mayor que la que existe entre la del aire caliente del verano y la del aire frío del invierno.

Por esto se comprende que esta circunstancia no llamase la atención del visitante de la mina.

En cambio tiene mucha importancia la notable humedad del aire a estas mismas profundidades, que hace que la permanencia en ellas sea insoportable cuando la temperatura es alta.

En una de las minas de Africa del Sur (Johannesburg), de una profundidad de 2.553 m, a 50° de temperatura la humedad llega al 100%; en esta mina se instaló lo que se llama «clima artificial». La acción refrigerante de esta instalación equivale a 2.000 t de hielo.  

Fuente Consultada:
Física Recreativa de Yakov Perelman

Ir al Menú de Cuestiones Físicas

 

El Mar Muerto, donde nadie de ahoga Porque? Caracteristicas

EL MAR MUERTO, DONDE NADIE SE AHOGA,…¿POR QUE?

El Agua Salada del Mar Impide Sumergirse y  No Es Posible Ahogarse
Este mar existe y se encuentra en un país que conoce la humanidad desde los tiempos más remotos. Se trata del célebre Mar Muerto de Palestina. Sus aguas son extraordinariamente saladas, hasta tal punto que en él no puede existir ningún ser vivo. El clima caluroso y seco de Israel hace que se produzca una evaporación muy intensa en la superficie del mar. Pero se evapora agua pura, mientras que la sal se queda en el mar y va aumentando la salinidad de sus aguas.

vida en condicones extremas

Ver: Descarga de los Libros de Física y Matemática Curiosa de Perelman

Esta es la razón de que las aguas del Mar Muerto contengan no un 2 ó 3 por ciento (en peso) de sal, como la mayoría de los mares y océanos, sino un 27 o más por ciento. Esta salinidad aumenta con la profundidad. Por lo tanto, una cuarta parte del contenido del Mar Muerto está formada por la sal que hay disuelta en el agua.

La cantidad total de sal que hay en este mar se calcula en 40 millones de toneladas.

La gran salinidad del Mar Muerto determina una de sus peculiaridades, que consiste en que sus aguas son mucho más pesadas que el agua de mar ordinaria. Hundirse en estas aguas es imposible.

El cuerpo humano es más liviano que ellas.
El peso de nuestro cuerpo es sensiblemente menor que el de un volumen igual de agua muy salada y, por consiguiente, de acuerdo con la ley de la flotación, el hombre no se puede hundir en el Mar Muerto, al contrario, flota en su superficie lo mismo que un huevo en agua salada (aunque en el agua dulce se hunde).

Mark Twain estuvo en este lago-mar y después escribió humorísticamente las extrañas sensaciones que él y sus compañeros experimentaron bañándose en sus aguas:

«Fue un baño muy divertido. No nos podíamos hundir. Se podía uno tumbar a lo largo sobre la espalda y cruzar los brazos sobre el pecho y la mayor parte del cuerpo seguía sobre el agua. En estas condiciones se podía levantar la cabeza por completo.

Se puede estar tumbado cómodamente sobre la espalda, levantar las rodillas hasta el mentón y abrazarlas con las manos. Pero en este caso se da la vuelta, porque la cabeza resulta más pesada. Si se pone uno con la cabeza hundida y los pies para arriba, desde la mitad del pecho hasta la punta de los pies sobresale del agua; claro que en esta posición no se puede estar mucho tiempo.

Si se intenta nadar de espaldas no se avanza casi nada, ya que las piernas no se hunden en el agua y sólo los talones encuentran apoyo en ella. Si se nada boca abajo no se va hacia adelante, sino hacia atrás.

En el Mar Muerto el equilibrio del caballo es muy inestable, no puede ni nadar ni estar derecho, inmediatamente se tumba de costado».

En la figura de abajo se puede ver un bañista que descansa comodísimamente sobre las aguas del Mar Muerto. El gran peso específico del agua le permite estar en esta posición, leer el libro y protegerse con la sombrilla de los ardientes rayos del Sol.

El agua de Kara-Bogas-Gol (golfo del Mar Caspio) tiene estas mismas propiedades y las del lago Eltón no son menos saladas, puesto que contienen un 27% de sal.

Un bañista en el Mar Muerto.  Mar Muerto, lago salino situado entre Israel, Cisjordania y Jordania. Con una profundidad oficial que alcanza los 408 m bajo el nivel del mar (según unas mediciones realizadas en 2006, alcanzaría los 418 m), se considera el lugar más bajo de la tierra emergida, sin tener en cuenta la sima antártica Bentley, cubierta hoy día por hielo.

Algo parecido sienten los enfermos que toman baños salinos. Cuando la salinidad del agua es muy grande, como ocurre, por ejemplo, con las aguas minerales de Staraia Russa, los enfermos tienen que hacer no pocos esfuerzos para mantenerse en el fondo del baño.

Yo he oído como una señora que tomó los baños de Staraia Russa se quejaba de que el agua «la echaba materialmente fuera del baño». Según ella la culpa de esto la tenía … la administración del balneario.

El grado de salinidad de las aguas de los distintos mares oscila un poco y a esto se debe que los barcos no se sumerjan en ellas hasta un mismo sitio. Algunos de nuestros lectores habrán visto el signo que llevan los barcos cerca de la línea de flotación, llamado «marca de Lloyd», que sirve para indicar el nivel límite de la línea de flotación en aguas de distinta densidad.

Por ejemplo, la marca representada en la fig. 52 indica los niveles límite de la línea de flotación siguientes:  

en agua dulce (Fresh Water)

FW

en el Océano Indico (India Summer)

IS

en agua salada en verano (Summer)

S

en agua salada en invierno (Winter)

W

en el Atlántico del norte en invierno (Winter North Atlantik)

WNA

Antes de terminar este artículo quiero advertir que existe una variedad de agua que aún estando pura, es decir, sin contener otros cuerpos, es sensiblemente más pesada que la ordinaria. Este agua tiene un peso específico de 1,1, es decir, es un 10% más pesada que la común, por consiguiente, en una piscina con agua de este tipo lo más probable es que no se ahogue nadie, aunque los que se bañen no sepan nadar.

Este agua se llama agua «pesada» y su fórmula química es D 2 0 (el hidrógeno que entra en su composición está formado por átomos dos veces más pesados que los del hidrógeno ordinario. Este hidrógeno se designa con la letra D). El agua «pesada» se encuentra disuelta en el agua común en cantidades muy pequeñas. Un cubo de agua potable contiene cerca de 8 g de agua «pesada».  

Disco de carga máxima en el costado de un buque. Las marcas se hacen al nivel de la línea de flotación. Para que se vean mejor se muestran aparte aumentadas. El significado de las letras se explica en el texto.

El agua pesada de fórmula D 2 O (hay 17 tipos de agua pesada, cuyas composiciones son distintas) se obtiene actualmente casi pura, puesto que la cantidad de agua ordinaria que hay en ella constituye aproximadamente un 0,05%. Este agua se emplea mucho en la técnica atómica, especialmente en los reactores atómicos. Se obtiene en grandes cantidades del agua ordinaria por procedimientos industriales

Fuente Yakov Perelman
Física Recreativa

Ir al Menú de Cuestiones Físicas

 

Curiosa Situacion Física-Vuelo en Globo-Yakov Perelman

CURIOSA SITUACIÓN FÍSICA PARA VOLAR ECONÓMICO

vida en condicones extremas

El procedimiento mas barato de viajar:
El ingenioso escritor francés del siglo XVII, Cyrano de Bergerac cuenta en su «Historia Cómica de los Estados e Imperios de la Luna» (1652), entre otras cosas, un caso sorprendente que, según dice, le ocurrió a él mismo.

Un día, cuando estaba haciendo experimentos de Física, fue elevado por el aire de una forma incomprensible con sus frascos y todo. Cuando al cabo de varias horas consiguió volver a tierra quedó sorprendido al ver que no estaba ni en Francia, ni en Europa, sino en América del Norte, ¡en el Canadá!

¿Se puede ver desde un aeróstato cómo gira la Tierra? (El dibujo no se atiene a escala)

No obstante, el escritor francés consideró que este vuelo transatlántico era completamente natural. Para explicarlo dice que mientras el «viajero a la fuerza» estuvo separado de la superficie terrestre, nuestro planeta siguió girando, como siempre, hacia oriente, y que por eso al descender sentó sus pies no en Francia, sino en América.

¡Que medio de viajar más fácil y económico! No hay más que elevarse sobre la superficie de la Tierra y mantenerse en el aire unos cuantos minutos para que al descender nos encontremos en otro lugar, lejos hacia occidente.

¿Para qué emprender pesados viajes por tierra o por mar, cuando podemos esperar colgando en el aire hasta que la misma Tierra nos ponga debajo el sitio a donde queremos ir?.

Desgraciadamente este magnífico procedimiento es pura fantasía.

En primer lugar, porque al elevarnos en el aire seguimos sin separarnos de la esfera terrestre; continuamos ligados a su capa gaseosa, es decir, estaremos como colgados en la atmósfera, la cual también toma parte en el movimiento de rotación de la Tierra alrededor de su eje.

El aire (o mejor dicho, su capa inferior y más densa) gira junto con la Tierra y arrastra consigo todo lo que en él se encuentra: las nubes, los aeroplanos, los pájaros en vuelo, los insectos, etc., etc.

Si el aire no tomara parte en el movimiento de rotación de la Tierra sentiríamos siempre un viento tan fuerte, que los huracanes más terribles parecerían ligeras brisas comparadas con él (La velocidad del huracán es de 40 m por segundo o 144 km por hora.

Pero la Tierra, en una latitud como la de Leningrado, por ejemplo, nos arrastraría a través del aire con una velocidad de 240 m por segundo, es decir, de 828 km por hora, y en la región ecuatorial, por ejemplo, en Ecuador, esta velocidad sería de 465 m por segundo, o de 1.674 km por hora).

Porque lo mismo da que estemos nosotros fijos en un sitio y que el aire pase junto a nosotros o que, por el contrario, sea el aire el que está quieto y nosotros los que nos movemos dentro de él; en ambos casos el viento será igual de fuerte. Por ejemplo, un motociclista que avance a una velocidad de 100 km por hora sentirá un viento fuerte de frente aunque el aire esté en calma.

En segundo lugar, aunque pudiéramos remontarnos hasta las capas superiores de la atmósfera o la Tierra no estuviera rodeada de aire, el procedimiento de viajar económicamente ideado por el satírico francés sería también irrealizable.

Efectivamente, al separarnos de la superficie de la Tierra en rotación continua seguiríamos, por inercia, moviéndonos con la misma velocidad que antes, es decir, con la misma velocidad a que se movería la Tierra debajo de nosotros.

En estas condiciones, al volver a la Tierra nos encontraríamos en el mismo sitio de donde partimos, de igual manera que cuando damos saltos dentro de un vagón de ferrocarril en marcha caemos en el mismo sitio. Es verdad que por inercia nos moveremos en línea recta (tangencialmente a la superficie terrestre), mientras que la Tierra seguiría un arco debajo de nosotros, pero tratándose de lapsos de tiempo pequeños esta diferencia no se nota.

Fuente Yakov Perelman Física Recreativa

Ir al Menú de Cuestiones Físicas

Ver: Descarga de los Libros de Física y Matemática Curiosa de Perelman

 

Los Esquimales Vida del Hombre en los Polos

VIDA EN EL FRÍO EXTREMO –
HUMANOS EN EL POLO – LOS ESQUIMALES

vida en condicones extremas

LOS ESQUIMALES:
La vida en los polos

El Ártico ha estado siempre habitado por los esquimales, pueblo cuyos orígenes no se conocen con exactitud. La existencia de estos «comedores de carne cruda» dependía únicamente de los animales que vivían en los alrededores, principalmente la foca y el caribú. El kayak, el trineo, el arpón, el arco, las flechas y, sobre todo, el iglú, demuestran el espíritu inventivo y práctico del esquimal.

La vida de los esquimales y de otros pueblos árticos, como los lapones, se ha visto afectada por el avance de la civilización y de los hombres blancos llegados desde otras regiones. La instalación de factorías para la industria del pescado, el descubrimiento de petróleo y de riquezas minerales, han favorecido el paulatino abandono de las costumbres tradicionales.

En la actualidad, pocos son los grupos de pobladores que conserva intactos sus hábitos primitivos. La introducción de armas de fuego para la caza y de buques pesqueros, que facilitan la tarea de abastecerse de alimentos, pone en peligro la existencia de las especies animales naturales de la región. En el otro extremo del planeta, en el polo Sur, las condiciones climáticas son aún más adversas para la vida del hombre y no existen poblaciones nativas en la zona.

El noruego Roald Amundsen (187 1928) comandó la expedición que pisó por primera vez el polo Sur, 14 de diciembre de 1911, luego de superar incontables dificultad Casi al mismo tiempo que Amundsen preparaba su viaje, otro explorador, el inglés Robert Scott (1868-1912), se proponía alcanzar mismo objetivo.

Desafortunadamente, Scott llegó al polo Sur un m más tarde que Amundsen, muriendo con sus compañeros de excepción en el viaje de regreso. Scott dejó escrito un diario en el que relatan los angustiosos momentos que le tocó vivir junto a sus compañeros. Las diferencias en los equipos seleccionados por cada u de las expediciones determinaron el éxito de Amundsen y el fracase muerte de Scott.

Amundsen se encargó, antes de partir, de apostar; viveres a lo largo del camino haciendo varias expediciones cortas, cosa que no hizo Scott. Además, mientras Amundsen decidió llevar perros para la travesía, Scott decidió hacerla con ponis. Los perros pudieron adaptarse a las rigurosas condiciones del viaje, pero los ponis, a pesar de poseer más fuerza, no fueron capaces de resistir.

LOS ESQUIMALES….

A los pobladores autóctonos de las regiones del Ártico se los conoce con el nombre de esquimales. Los esquimales habitan las tierras heladas del Norte del Canadá y de Groenlandia, viviendo casi únicamente de la caza y la pesca. Sus prendas de vestir están hechas de pieles cosidas con fibras.

Este término proviene de eskimo, que en la lengua de los aborígenes canadienses significa «comedores de peces». Pero en realidad, los esquimales se llaman entre ellos innuit, que significa «hombre grande”, en el sentido de hombre importante.

La vida de los esquimales está determinada esencialmente por la necesidad de conseguir alimentos.

Cuando e invierno, cada jefe de familia, provisto de su cuchillo, su arpón, sus anzuelos y sus lámparas de aceite de foca, enganche los perros al trineo y parte con su familia hacia la costa, donde la temperatura es más alta.

Para encender nuevos fuegos, utilizan al antiquísimo método de frotar palos. Las culturas mesolíticas —o de la Edad de Piedra Media— se encuentran entre los esquimales y distintos tipos de indios de la costa noroeste de América.

El hombre no podría habitar estas regiones frías sin haber inventado antes una aguja para coser los vestidos. Los esquimales usan agujas o punzones de hueso para este fin. Pasan el invierno cazando focas o pescandoen el mar. Durante el corto invierno cazan el reno americano, o caribú, y recogen todo el alimento vegetal que pueden de la escasa vegetación. No desperdician nada de los animales que cazan. La madera no existe, o es rarísima, y el hueso sirve para hacer canoas, arcos, flechas, y la mayor parte de sus utensilios.

El cobre metálico se encuentra con frecuencia en esta región en forma pura. Los esquimales no tienen ningún conocimiento de la fundición, limitándose a golpear el cobre en frío hasta darle la forma de raspadores para rascar las pieles y cuchillos para desollar y cortar.

El combustible utilizado es, fundamentalmente, grasa de animales marinos, y se utiliza para la iluminación y para la calefacción durante los largos inviernos. En la alimentación entran también grandes cantidades de grasa que, por su alto contenido energético, contribuyen a adaptar al hombre a la vida en las bajas temperaturas.

Los esquimales utilizan en gran escala los arpones de hueso o deasta, de varias puntas, para la pesca y la caza de mamíferos marinos, de los que dependen esencialmente para su alimentación, vestido, calefacción, etc. Aparte de la aplicación de las pieles como vestido, se usan para cubrir las tiendas y forrar las canoas.

Estas últimas son de un tipo ingenioso especial, poseyendo también una cubierta de piel que se adapta alrededor de la cintura del remero, haciendo que toda la embarcación forme un conjunto con él. Los bloques de hielo y la nieve se usan, con frecuencia, para la construcción de las habitaciones de invierno, época en que las tribus permanecen estacionarias.

Los esquimales forman grupos mayores que los de los cazadores-recogedores ya descritos, y su organización excede a la familiar, pudiéndose ver en ellos el comienzo de la vida social. No obstante, su falta de conocimientos técnicos, fundamentalmente la ignorancia de la fundición,permite clasificar su cultura como perteneciente a la Edad de Piedra.

La primera actividad, cuando llegan a destino, es la construcción de su vivienda, el iglú. Los esquimales se han ingeniado para protegerse del intenso frío, de los vientos y de las tormentas de nieve a partir del elemento que tienen al alcance de la Mano. Así, con sus cuchillos cortan bloques de hielo que disponen a modo de ladrillos.

La misma presión que ejerce un bloque contra otro. los une sin necesidad de ningún pegamento. La caza de focas es esencial en la vida de estos pueblo que utilizan su carne como alimento, el aceite como combustible para iluminarse y la piel para el vestida Con sus arpones dispuestos para la caza, esperan pacientemente hasta que alguna foca se asome a la superficie en busca de aire para respirar.

En el verano, cuando los mares se deshielan, se hace posible el uso de los kayaks, con los que salen a pesca al mar. Los esquimales se tornan luego hacia el norte a tierra firme, y allí construyen sus viviendas con listones de madera que recubren con cueros y pieles.

esquimal encendiendo fuego con palos

El equipo de ios esquimales está hecho enteramente de asta de reno, hueso y marfil. El arco es de asta y de fibra de tendón. La perforadora de arco es de hueso con punta de metal o de piedra. Moviendo el arco hacia uno y otro lado, el punzón gira, sirviendo para tallar los objetos de marfil mostrados o para hacer fuego (con una., punta de madera).

esquimal cazando con lanza

En invierno, los esquimales pescan focas y peces en el agua libre de hielo,
o a través de agujeros en el mismo, usando arpones especiales.

El verano es el período de caza más intenso. En cuanto se anuncia el deshielo, el esquimal limpia sus armas: arpón, arco y flechas. A lo largo de las costas empiezan a resquebrajarse los hielos. Entonces es cuando abundan las focas en las pequeñas caletas adonde van a respirar y también a holgazanear al sol. Al llegar el verano, el esquimal escoge la alta mar: con su kayak y su arpón, se siente verdaderamente   en   su   elemento.   Ni siquiera vacila en atacar a las morsas y las ballenas, a pesar del peligro que esto representa, ya que está considerado como un mal nadador.

La temperatura, generalmente glacial, del agua impide que los jóvenes aprendan a nadar. Se estima que, en ciertas zonas de Groenlandia, una quinta parte de las muertes registradas entre los cazadores se debe a ahogamiento. Pero ¿por qué una actividad tan febril? El esquimal debe recoger sus provisiones antes de que empiece el terrible invierno ártico. Esto no impide que a veces se vea obligado a salir de caza con temperaturas de 30° bajo cero. Entonces engancha sus perros a un trineo y parte a la aventura, buscando los agujeros por los que salen a respirar las focas, o la pista de los zorros, lobos, osos o morsas.

El trineo de los esquimales es un sistema de transporte ideal. No supongáis que un bonito coche les sería de mayor utilidad. El trineo está hecho de huesos y carne helada. Cada mañana frotan los patines con ayuda de agua tibia que se hiela inmediatamente y los deja totalmente lisos.

El perro esquimal forma un todo con el trineo. Se ha hecho célebre en el mundo entero, pues Laika, la primera perra enviada al espacio, descendía de esta notable raza canina. El perro esquimal soporta alegremente una temperatura de 30 a 40° bajo cero y puede arrastrar con facilidad una carga de 40 kilos. La época de verano es para él la más penosa. Tiene la comida contada y a veces se vuelve tan peligroso como el lobo.

PARA SABER MAS….

Los esquimales conservan un tipo étnico definido, costumbres, tradiciones , una lengua propia. En el contacto con americanos y europeos, algunas costumbres o hábitos bar cambiado, sobre todo al transformar sus actividades, y se han convertido en verdaderos comerciantes.

Los esquimales cazan las focas y las morsas, que les proporcionan su alimento, su combustible, sus materiales de construcción, sus herramientas y también sus leyendas. Son pueblos que todavía viven en armonía con el mar, del que extraen su subsistencia y al que respetan.

Por extraño que parezca, los esquimales se han transformado en fanáticos consumidores, ávidos de productos de todo tipo. Sus trajes tradicionales de piel de foca o de morsa han sido abandonados, y sólo se utilizan durante las fiestas. Los arpones también han sido olvidados, sustituidos por armas de fuego. Los esquimales pasan horas enteras hojeando catálogos de venta contra reembolso, discutiendo la mejor elección o encargando mercancías que esperan impacientemente.

Otra adquisición habitual es el motor fuera de borda. Colocado sobre una canoa de piel de morsa, el fuera de borda ha simplificado la vida de los cazadores y ha aumentado su radio de acción.

¿Cómo consiguen los esquimales el dinero necesario para estos despilfarras? En primer lugar, las morsas se venden a buen precio, al igual que los objetos de marfil esculpidos, especialidad esquimal que enloquece a los turistas. Además, el trabajo de guía de caza es muy lucrativo: muchos occidentales descubren actualmente «los placeres» de los safaris árticos. Los diversos suministros, el derecho de caza, el alojamiento y los víveres vendidos por el guía cuestan caros; estas ganancias se destinan a la comunidad.

Los estados de los que forman parte las minorías esquimales han adoptado hacia ellos políticas diferentes. Los daneses intentan en Groenlandia salvar las tradiciones locales, a la vez que introducen la enseñanza y la civilización moderna. Estados Unidos y Canadá han desarrollado una especie de modernización a toda velocidad, que conlleva la desaparición del lenguaje primitivo, bello y rico, pero sin tradiciones escritas, y el abandono de las costumbres tradicionales, que las nuevas generaciones desprecian y consideran caducas.

La cultura sufre una regresión, pero todavía no está realmente en peligro de extinción. Las costumbres del bienestar moderno no han destruido su capacidad para orientarse en el mar sembrado de bloques de hielo.


Aunque esté atravesando un período crucial de su historia, la característica del pueblo inuit que más llama la atención es la alegría. Los esquimales son propensos a la felicidad. Es muy difícil decir por qué razón.

Extraído de Los secretos del mar, de Cousteau.

Fuente Consultada:
La Tierra y Sus Recursos Levi Morrero
Ciencias Biológicas de Santillana
Biología II Ecología y Evolución Bocalandro-Frid-Socolovsky

Vida del Hombre en el Desierto Vivir con Altas Temperaturas

LA VIDA EN CLIMAS EXTREMOS: EL DESIERTO

vida en condicones extremas

La vida en los desiertos Restos fósiles encontrados en el desierto del Sahara indican que hace más de 4.000 años, animales de hábitos acuáticos, como los hipopótamos y los elefantes, habitaban esas regiones. Estos hallazgos indican que estas regiones no fueron desiertos en otras épocas. En la actualidad, unos 30 millones de km2 de la superficie terrestre corresponden a zonas desérticas.

Además del desierto del Sahara y el de Kalahari, en África, existen grandes desiertos en regiones de vientos cálidos y secos muy alejados del mar, como en el Asia, o vecinos a cadenas montañosas que no permiten el paso de las nubes, como en el caso de la Puna argentina, vecina a los Andes.

La explotación de los recursos naturales del desierto —petróleo, metales y minerales— ha promovido un proceso de población y de desarrollo económico en estas regiones. Especialmente en el desierto arábigo, la explotación del petróleo permitió que algunos países crecieran industrialmente y levantaran ciudades en medio del desierto.

La preocupación del hombre del desierto sigue siendo el aprovisionamiento de agua. El agua de las ocasionales lluvias se canaliza para acercarla a los campos próximos. Se construyen embalses, como el del río Colorado en los Estados Unidos, El agua se transporta por canales subterráneos, tal como lo hacían los antiguos persas- Estos canales recogen el agua subterránea de las regiones montañosas y la transportan hasta tierras más bajas gracias a un suave declive del terreno.

En Israel, para aprovechar al máximo el agua de riego, se cubren las plantaciones con plástico transparente. El plástico protege los sembrados del calor excesivo y disminuye la evaporación del agua. De esta manera, se ha conseguido transformar un antiguo desierto en una floreciente zona de cultivo.

LOS TUAREG:

la vida en el desiertoSahara es el desierto más grande del mundo. A pesar las adversas condiciones, los tuareg se atreven a hallar las zonas menos áridas de este desierto. Deben llevar una vida nómada, trasladándose de un lugar a otro n el fin de proveer de pastos a sus rebaños y de agua para su gente y sus animales.

Construyen sus tiendas estacas de madera cubiertas con pieles de cabra. En un campamento, todos pertenecen a la misma familia. cada tienda viven el hombre con su mujer y sus hijos, aunque los hijos varones ya crecidos duermen al aire libre.

El gran problema en el desierto es conseguir agua. Las mujeres son las encargadas de partir, todas las mañanas, hacia los pozos de agua, distantes algunos kilómetros del campamento. Del mismo pozo se abastecen varios grupos de pobladores, de manera que es necesario esperar turno hasta el momento de poder sumergir los grandes bolsos de cuero con los que levantan hasta 40 litros de agua.

Las diferencias de temperatura en el desierto son muy marcadas. Durante el día, el termómetro puede llegar a los 50 °C, pero al atardecer desciende bruscamente a los 0 °C. Los tuareg se visten con largas túnicas que apenas los defienden del frío. Por las noches se cubren con mantas y beben mucho té para calentarse.

Para desplazase a través del desierto utilizan dromedarios. Estos animales resultan irremplazables en el desierto, ya que pueden recorrer hasta 50 kilómetros en un día y permanecer varios días sin tomar agua, con sólo alimentarse de comidas jugosas. Las hembras de los dromedarios dan leche, que sirve de alimento, y los excrementos se utilizan como combustible.

Los tuareg comercializan en el desierto. Venden la sal que recogen en las zonas en las que la evaporación del agua salobre deja la preciada sal corno residuo, y a cambio obtienen maíz, mijo y telas. La sal ayuda a retener el agua del cuerpo y a soportar el calor en mejores condiciones.

PARA SABER MAS…
EL HOMBRE Y EL DESIERTO:
Sólo el cuatro por ciento de la superficie de los desiertos, prescindiendo de los oasis, está habitada. Desde tiempo inmemorial, sobre todo en Asia y África, ha existido el hombre del desierto, por ejemplo, el beduino, en grupos tribales o familiares que arrastran una existencia miserable. Con una tienda de pieles por casa, y por todo capital algunas armas, pocas herramientas y un camello, unos asnos o quizás un caballo.

Los hombres del desierto sólo han podido dedicarse a tres empresas. Han sido ganaderos, conductores de caravanas o bien ladrones. Todos ellos han considerado, pues, el desierto como un lugar de paso y su meta ha sido el oasis, donde hay agua, sombra y una temperatura soportable. Pero el oasis no fue nunca lugar adecuado para establecer un cultivo agrícola, una industria o un trabajo sedentario.

El oasis ha sido siempre un albergue, un lugar de reposo, para hacer acopio de nuevas energías o bien para preparar un largo viaje. El hombre del desierto ha sido en todo momento de la historia un hombre desarraigado, silencioso, extremadamente austero, leal a la tierra seca donde vive, hospitalario, a veces cruel, pero dispuesto a todos los sacrificios porque no hay vida más dura que la del desierto.

En el Sahara, ya se atraviese una «hamada» o meseta, ya un «erg» o llanura, puede andarse durante días enteros sin avistar el menor rastro de vegetación, ni un árbol, ni un edificio que rompa la tediosa monotonía de las dunas y las arenas.
Los nómadas del desierto han ejercido un papel muy importante en la política, desde los tiempos che Mahoma, cuando contribuyeron a que las tribuí dispersas adoptaran la fe del Profeta. En la actualidad, tanto en Irán, Irak, Egipto, como en Marruecos, suelen ser siempre las tribus semisalvajes, indómitas, valerosas y fieles a sus jefes nativos, las que han inclinado la balanza de las decisiones políticas en un sentido determinado.

Es posible vivir en las orillas del desierto o bien en los oasis, islas de vegetación, de tierra acogedora. perdidas en la inmensa soledad, pero solamente los nómadas, conductores de caravanas o pastores de rebaños, han podido hacer del desierto su patria. puesto que en él pasan la mayor parte de su vida aunque no se detengan jamás en su constante peregrinar.

El oasis es un vestigio de otros tiempos en los que el agua y la vegetación eran abundantes. Como un mar cuyas aguas se retiran y va dejando charcos en el lugar que ocupó, así el oasis suele ser un recuerdo, un núcleo de vida alrededor de un pozo, de un pequeño lago o de un río. Allí crecen los árboles, la vegetación atenúa el calor del sol y permite alimentar a los animales y a los hombres que en él buscan refugio.

Muchas veces se ha hablado de inundar el Sahara, cuyo nivel, en grandes extensiones, es inferior al del mar Mediterráneo para convertirlo en un oasis inmenso.

Egipto sería un desierto si el Nilo no lo convirtiera, siquiera en parte, en un espléndido oasis. Ya los antiguos egipcios intentaron regular las crecidas del Nilo y guardar parte del agua como reserva para afrontar los tiempos de sequía. En 1902 se levantó la presa de Assuán, bajo dirección británica, una obra de ingeniería de grandes proporciones que hoy se intenta modernizar y ampliar. La transformación de la presa de Assuán permitiría regular el suministro de aguas y ampliar la extensión de los oasis del valle del Nilo.

Grandes obras de irrigación de desiertos se han emprendido en Norteamérica, especialmente en los ríos Grande, Columbia y Colorado. Numerosas presas escalonadas como las de Hoover, Imperial y Parker en este río, la de Coolidge en el Río Grande y el Grand Coulee en el Columbia han transformado lo que antes eran zonas desérticas en prósperos valles donde las huertas y los naranjales se extienden hasta perderse de vista.

Fuente Consultada:
Enciclopedia CONSULTORA Tomo I El Hombre en el Desierto
Ciencias Biológicas de Santillana

Efectos de la presion en el fondo de mar Vivir en el Fondo del Mar

EL EFECTO DE LA PRESIÓN DEL MAR EN LAS PROFUNDIDADES

El peso del aire nos pasa inadvertido porque, como cualquier otro fluido, el aire ejerce su presión en todas direcciones. La sangre en nuestras venas, el aire en nuestros pulmones, los fluidos de nuestros cuerpos están a presión atmosférica. Ejercen una presión hacia afuera igual a la que la atmósfera ejerce hacia adentro.

Es decir, estamos en equilibrio con nuestro ambiente. Si nos sumergimos en agua, la presión externa crece rápidamente con la profundidad y no puede ser equiparada desde adentro sin dañar nuestros tejidos.

Por esta razón, un hombre sin protección alguna tiene limitada su inmersión, aunque esté equipado con un tanque de oxígeno. Por otro lado, existen formas de vida adaptadas a los más profundos abismos del océano, donde la presión hidrostática es de más de 1.000 atmósferas.

Esos seres están balanceados con su entorno y se mueven con la misma indiferencia con que nosotros “buceamos” en el océano del aire.

Cuando el buzo se sumerge sin protección rígida, debe respirar aire a la misma presión que la del entorno. El tanque de aire comprimido que carga en la espalda tiene un regulador que permlle que el aire inhalado cumpla con este requisito.

Desde que se ha empezado a utilizar el aire comprimido se sabe que la exposición a grandes presiones puede dañar o matar; gradualmente se ha comenzado a entender los mecanismos subyacentes en tales afecciones.

A fines del siglo XIX comenzaron a usarse unas cabinas especiales presurizadas durante la construcción de los cimientos de los puentes, bajo agua. Cuando los obreros eran sometidos a descompresión, desarrollaban una serie de afecciones que iban desde dolores en las articulaciones, entumecimientos, parálisis, hasta incluso la muerte.

En este siglo, el grupo de riesgo se ha extendido a buzos, obreros en cabinas pilotos de aviones volando a grandes alturas y astronautas. Cuando un buzo novato retiene el aire mientras sube muy ligero, puede sufrir embolia gaseosa. Se produce porque la presión del entorno disminuye rápidamente, entonces el gas sin escape de los pulmones se expande.

El pulmón se rasga y el aire escapa a la sangre.

Por los circuitos arteriales las burbujas pueden llegar al cerebro y provocar parálisis o muerte. La enfermedad de la descompresión propiamente dicha es la consecuencia de formación de burbujas en los tejidos. El gas que lo provoca (nitrógeno, por lo general) entra al cuerpo por los pulmones en una inmersión, y la alta presión hace que se disuelva en la sangre.

La circulación lo lleva hasta los capilares donde se difunde en los tejidos. Esta difusión es más rápida en la médula espinal y en el cerebro (porque están más irrigados), yen los músculos calientes y activos.

Una manera de prevenir la enfermedad consiste en un ascenso lento, a razón de 9 metros por minuto, o con paradas de seguridad regulares. Otra, es la aspiración de mayor concentración de oxígeno; se venden tubos con aire con una concentración de 32% de oxígeno (en lugar del 21% normal).

Los buzos aficionados pueden bucear hasta una profundidad de 39 metros con un tubo de aire comprimido común y sin necesitar de una descompresión por etapas mientras suben. Pero son muchos los buzos que mejorando su equipo, y aumentando el riesgo, prefieren incursionar en lo más profundo para poder encontrarse con restos de naufragios, túneles y oscuras cavernas, entre otras maravillas.

Últimamente se han experimentado diferentes mezclas de gases para evitar que las altas presiones resulten nocivas para el organismo. En 1993, una inmersión simulada (en una cabina presurizada especial) alcanzó el récord de 701 metros de profundidad. Estas experiencias límite requieren de siete días de compresión progresiva y de treinta días de descompresión.

El conocimiento de la fisiología de la enfermedad puede incorporarse a modelos matemáticos que indican probabilísticamente los riesgos de las inmersiones acuáticas. Para desarrollar dichos modelos se ha recogido información de cientos de inmersiones por medio de computadoras que llevan los buzos entre su equipo.

Estas computadoras registran la profundidad de manera precisa y continuamente actualizas cálculos de nitrógeno en los tejidos, transfiriendo la información a computadoras en la superficie.

El desafío de las próximas décadas es el perfeccionamiento de los modelos para que extiendan su cobertura y minimicen los riesgos. Ya se ha pagado bastante caro la información de cómo el cuerpo del hombre responde a las fuerzas para las que no está diseñado cuando traspasa sus limites hacia el espacio exterior o hacia las profundidades oceánicas.

Grandes Matemáticos Que Aportaron Ideas A La Fisica:

Grandes Matemáticos Que Aportaron Ideas A La Física:

matematicos famosos

B. PascalE.TorricelliC. HuygensD.BernoulliI. Newton

 Un hombre de ciencia destina una buena parte de su tiempo en pensar «qué pasaría si …» ¿ … si alguien inventara algo para bloquear nuestra gravedad? ¿ … si la luz fuera a la vez una partícula y una onda? ¿ … si hubiera un mundo de antimateria? ¿ … si el Universo que ahora parece expandirse, se contrajera en el futuro?.

El investigador científico plantea la pregunta fundamental: ¿Qué clase de Universo es éste donde yo vivo? Es muy improbable que alguna vez llegue el tiempo en que los humanos agoten sus preguntas respecto a la naturaleza del Universo. Recordemos que Newton se comparaba a sí mismo con un niño jugando con guijarros y conchas en una playa, mientras el «gran océano de la verdad estaba sin ser descubierto» delante de él. El científico siempre trabaja en las orillas del «gran océano de la verdad», esforzándose en descubrirle cada vez más.

A principios del siglo XX, algunos de los que se preguntaban «qué pasaría si . . .» expusieron ideas que, al principio, se veían tan imposibles como la afirmación de que la gente viviría felizmente en el centro de la Tierra. Al investigar estas ideas aprendieron mucho sobre la orilla del océano de la verdad. Una de las preguntas más importantes fue estimulada por el estudio de la luz, en particular, de los espectros: ¿Es posible que la luz sea a la vez una onda y una partícula? Las consecuencias de esta pregunta han mantenido ocupados a los científicos por más de cincuenta años. Otras preguntas, relacionadas algunas con el problema de la onda-partícula y otras muy diferentes, han surgido en la actualidad.

La Física no está completa. El hombre está aún en la playa de Newton, tratando de comprender el océano que está delante de él. En este capítulo estudiaremos lo relativo a la onda-partícula y también introduciremos algunas otras preguntas para las que están buscando respuestas los científicos actuales.

Científicos, Ciencia y Física
1-Los científicos buscan explicaciones para los fenómenos naturales.
Sobre todo para satisfacer su propia vehemente curiosidad, el Profesor Roentgen investigó la causa del inesperado brillo de las substancias químicas de su laboratorio. Fahrenheit, al estudiar el punto de ebullición del agua, llegó a conocer mejor el proceso de la ebullición. Torricelli, al intentar comprender el funcionamiento de las bombas, pudo mejorarlas. Cada uno de estos físicos fue inquietado por preguntas y problemas de los que no tenía una inmediata respuesta. Cada uno de ellos trató de encontrar explicaciones para lo que había observado.

Estos tres como todos los científicos, tienen algo en común: buscan explicaciones para los fenómenos naturales.
Si esto hacen los hombres de ciencia, ¿todo el que busca explicaciones es un científico? No necesariamente. Muchas personas buscan explicaciones por los que podríamos llamar caminos «no científicos». Puede ser que traten de adivinar la respuesta o tomen para ello alguna palabra de otro, pero sin pensar por sí mismos. Esta clase de actividad no es ciencia. Hay veces, sin embargo, cuando se busca tesonera y cuidadosamente la explicación de un fenómeno natural. Entonces se está participando en la Ciencia, al menos por algún tiempo.

2-Lo ciencia tiene dos aspectos.
Acaso el lector se sorprenda de que la Ciencia es actividad, como muchos otros, el lector, habrá pensado que la Ciencia es un conjunto de conocimientos difíciles de comprender. Es superfluo decirlo, la Ciencia debe incluir conocimiento y actividad. El conocimiento lo produce la actividad investigadora. Muchos estudiantes estudian sólo el conocimiento y prestan poca o ninguna atención a los medios para descubrirlo. Aprenden en realidad sólo una parte de la Ciencia y desprecian la parte que debería ayudarles más, si desean convertirse ellos mismos en científicos. Omiten la parte que más puede ayudarles a resolver sus propios problemas personales diarios. ¡Sobre todo se pierden la parte más atractiva de la Ciencia!

3- La investigación científica incluye muchas actividades.
Roentgen
, Pascal, Torricelli y otros mencionados en este sitio estuvieron envueltos en muchas y diferentes clases de actividades. Torricelli resolvió su problema de bombeo incluyendo el comportamiento de la atmósfera. Roentgen estuvo suficientemente alerta como para notar un hecho que para muchos otros hubiera pasado inadvertido. Fahrenheit tuvo el valor de dudar lo que algún otro afirmaba y la persistencia de investigar por sí mismo. Pascal y su cuñado, dedicaron mucho esfuerzo a hacer medidas con el barómetro de mercurio. Torricelli fue notablemente hábil para encontrar el modo de explorar el espacio vacío en la parte superior de su barómetro. Todos estos hombres eran curiosos y todos ellos tomaron esmeradas notas de sus cuidadosas observaciones. Como todos los científicos formularon hipótesis para guiar su trabajo, inventaron modos de probar sus hipótesis y, si fue necesario, cambiaron sus ideas para ajustarías a las nuevas observaciones.

Algunas personas piensan que los hombres de ciencia siguen una serie de pasos determinados para llevar a cabo su investigación. Pero la mayoría de los científicos no piensan así. En realidad, siguen procedimientos que dependen del problema a resolver, de los materiales disponibles y también del científico mismo. Si se pusieran cinco científicos a trabajar en siete problemas, ¡llegarían a tratarlos de 35 modos diferentes ! Muchos de estos procedimientos serán útiles y algunos pueden ser excelentes. Si el lector está buscando e¡ método científico para tratar un problema, ¡cese en su búsqueda! Del mismo modo, como puede haber muchas maneras de solucionar un rompecabezas o de componer un grifo o de conseguir el automóvil familiar para usarlo por la tarde, así hay muchos modos para plantear y resolver los problemas científicos.

4- La ciencia es un proceso intelectual.
¿Está incómodo el lector porque hasta aquí no hemos hecho mucho énfasis en las herramientas de la Ciencia? ¿Qué hay de los microscopios, los reactores nucleares, los aparatos de medida, la vidriería química y cosas semejantes? ¿Dónde está su lugar? Naturalmente, gran parte de la Ciencia incluye el uso de dicho equipo, y al principio, parece que una gran parte de la Ciencia surge en el laboratorio. Pero cuando uno se detiene a pensarlo, probablemente, esté de acuerdo que, en último análisis, la Ciencia se desarrolla en la mente de las gentes. La Ciencia es una actividad que incluye inteligencia, es un proceso intelectual. Mucha ciencia se crea en nuestro cerebro. ¡Los laboratorios sin gente que piense están realmente vacíos!

5- La ciencia está relacionada con la tecnología.
Mucha gente confunde los términos Ciencia y Tecnología. Piensan que la Ciencia es un asunto de puentes de kilómetros de largo, de drogas maravillosas, televisión a colores y cohetes a la Luna. Por supuesto la Ciencia está ahora incluida en estas realizaciones, pero hay una diferencia. Mientras la Ciencia es una búsqueda de explicaciones, la Tecnología es una búsqueda para mejorar ciertos productos y de los métodos para prepararlos. Mientras que la Ciencia trata, principalmente, del establecimiento de los principios fundamentales, la Tecnología se ocupa, en primer lugar, de la aplicación de estos principios.La Ciencia y la Tecnología están estrechamente relacionadas. Los científicos están casi inermes sin aparatos científicos. Por otro lado, la Tecnología depende, evidentemente, de la Ciencia para la formulación de los principios científicos que aplica.

6-La ciencia tiene profundo efecto sobre la gente.
Los avances científicos y tecnológicos cambian de hecho el modo de pensar del hombre. Si el hombre se contempla a sí mismo, no viviendo en una Tierra que es el centro del Universo, sino habitando un planeta mediano a alguna distancia de una estrella de segunda magnitud, debe verse con una perspectiva muy diferente (contribución debida, entre otros, a Copérnico). Cuando la ilimitada energía nuclear de los reactores se acerque cada vez más a ser una realidad, habrá cambios decisivos en el valor de la propiedad, en las formas de trabajo, transporte y fabricación y en las relaciones internacionales. Quizá lo más importante es que el hombre aprendiera —o está aprendiendo— que puede aplicar su inteligencia para la resolución del gran número de problemas a los que se enfrente.

7-La Física es una ciencia básica.
La Física es la rama de la Ciencia que estudia la energía y sus transformaciones. En la práctica, sin embargo, también trata de la naturaleza de la materia, especialmente de su estructura íntima, pues sabemos ahora que los ordenamientos moleculares, atómicos y subatómicos también incluyen energía. Así la Física podría definirse como el estudio de la energía, la materia y sus cambios, con énfasis en la energía. La Física es una ciencia básica, que sirve de fundamento y está íntimamente relacionada con las demás ciencias teniendo, por supuesto, muchas áreas comunes con ellas. La Química, por ejemplo, puede definirse como el estudio de la materia, la energía y sus cambios, con énfasis en la materia.

Fuente Consultada: FÍSICA Fundamentos y Fronteras Stollberg-Hill

 

Experimento de Michelson Morley Resumen Explicación Buscando el Eter

Resumen del Experimento de Michelson Morley
Explicación de la Búsqueda del Éter

Todos oímos hablar alguna vez de Einstein y su teoría de la relatividad, que E=mc², que la velocidad de la luz es constante, y un montón de otras cosas que suenan lindo pero no significan nada. Para poder entender por qué estos términos siguen vigentes luego de casi 100 años de inventados, primero hay que hacer un poco de historia.

El año 1905 quedará como el annus mirabilis (año prodigioso) de Einstein, el año en que este físico de 26 años irrumpió en el mundo de la física, literalmente desde la nada, publicando cuatro importantísimos artículos científicos, cada uno de los cuales podría considerarse como un gran descubrimiento científico.

Estos artículos, de los que el más significativo fue el que exponía la teoría especial de la relatividad, aparecieron todos en Annalen der Physik, la principal revista de física de Alemania.

Todos los artículos que se enviaban debían ser evaluados antes de publicarse; puesto que las credenciales de Einstein como físico estaban en orden y como utilizaba el lenguaje de las matemáticas y la física para expresar sus ideas, los físicos que evaluaron su trabajo lo consideraron adecuado para su publicación, aunque algunos de ellos tuvieran dificultades para comprenderlo, y realmente creyeron que la teoría de la relatividad no era correcta.

Ver Biografía de Albert Einstein

Introducción Histórica:

La física clásica comenzó allá por el año 1688 con un libro publicado por el británico Isaac Newton (llamado Principia Mathematica o algo así), en el cual especificaba 3 leyes de movimiento (todo cuerpo se mueve en línea recta y a velocidad constante cuando no es afectado por ninguna fuerza, cuando se aplica una fuerza sobre un cuerpo este ejerce la misma fuerza pero en dirección contraria, y que la aceleración producida por una fuerza neta en un objeto es directamente proporcional a la magnitud de la fuerza e inversamente proporcional a la masa) y que también contenía la ley de gravitación de Newton (dos cuerpos son atraídos entre sí en proporción inversa al cuadrado de la distancia).

Esto que puede sonar complicado en realidad se puede resumir en unas pocas ecuaciones.

Con estas cuatro simples leyes se pudo explicar por primera vez hechos aparentemente tan variados como el por qué las manzanas se caen de los árboles y por qué la Luna gira alrededor de la Tierra.

Newton también realizó observaciones sobre la naturaleza de la luz, alegando que la misma estaba compuesta de partículas («corpúsculos») y rechazando la idea de que la luz estaba compuesta de ondas, ya que las ondas necesitan un medio por el cual desplazarse (por ejemplo, el sonido se desplaza por el aire, o cuando tiramos una piedra al agua se ve que se generan ondas en el agua justo en el lugar donde tiramos una piedra) y la luz se desplaza por el vacío del espacio.

Si deseas puedes continuar hacia abajo con las conclusiones de la teoría  

El experimento Michelson-Morley

Pero la ciencia fue avanzando, y los instrumentos de medición fueron mejorando. Los datos obtenidos por los científicos demostraban que la luz se comportaba como una onda, ero si esto ocurría, entonces debería haber una «cosa» no detectada hasta el momento, que cubre todo el universo, por la cual se desplaza la luz.

A esta cosa indetectable hasta entonces se la denominó éter lumínico. La tierra y todos los objetos, incluyendo la luz, se deberían desplazar a través del éter.

Un día de 1881, un señor llamado Michelson realizó un experimento con el fin de calcular la velocidad de la tierra cuando se mueve a través del éter (experimento de Michelson-Morley).

Para calcular esto, disparó varios rayos de luz en varias direcciones y calculó el tiempo que tardaban en regresar con un aparato inventado por él llamado interferómetro.

Teóricamente, los rayos de luz que menos tardaran en regresar indicarían la dirección en la que se mueve la tierra dentro del éter (o sea, indicarían el «adelante»), mientras que los que más tardaran en llegar indicarían el «arriba».

Grande fue la sorpresa de este tipo cuando no descubrió ninguna diferencia en los tiempos de recorrido de la luz: la velocidad de la luz era constante midiera como se la midiera.

Esto significaba una cosa: la luz se movía a una velocidad constante… ¿pero con respecto a qué? Según la teoría de newton, si yo voy corriendo a 20 km/h, la velocidad de la luz que yo emito sería 20km/h mayor de la luz que emitiría si estoy quieto. Pero no, la luz parecía tener siempre la velocidad de 299.792,458 km/s, independientemente de la velocidad de la tierra.

ESQUEMA DEL EXPERIMENTO: Demostrada ya la existencia de las ondas, quedaba pendiente el delicado problema del éter: el medio en el que, según Maxwell, se propagaban dichas ondas.

Como, por definición, era un medio inmaterial, no había forma de observarlo directamente. Fue entonces cuando se le ocurrió al físico norteamericano Albert Abraham Michelson (1852-1931) una idea realmente «cósmica»: puesto que la Tierra se halla en movimiento con relación a las estrellas (su velocidad orbital es de 30 km/s), este desplazamiento debería traducirse en la existencia de un «viento de éter», esto es, en

esquema experimento de michelson morley

Esquema del Experimento de Michelson-Morley.
Un rayo luminoso incide sobre un espejo semitransparente. El rayo reflejado va a parar a un segundo espejo; el que lo atraviesa sigue su trayecto rectilíneo y va a reflejarse en un tercer espejo. Ambos rayos, superpuestos, alcanzan el ojo del observador. Éste ve, en general, unas franjas de interferencias, alternativamente claras y oscuras. Como los dos brazos del dispositivo tienen la misma longitud, se puede utilizar el eventual desplazamiento de las franjas para detectar diferencias entre las velocidades de la luz en las dos direcciones. Michelson y Morley confiaban en que podrían medir alguna diferencia entre la velocidad de la luz propagándose en dirección norte-sur y la de la luz propagándose en dirección este-oeste. Pero no hallaron ninguna diferencia.

Teoría de la relatividad

Acá apareció un simple profesor alemán que trabajaba en una oficina de patentes en Suiza. En el año 1905 publicó un ensayo titulado «Sobre la electrodinámica de los cuerpos en movimiento» en el cual suponía que la velocidad de la luz es la misma desde donde se la mida: la velocidad de la luz es igual si la mido cuando estoy parado o cuando estoy yendo a una velocidad de 100.000 km/seg o a cualquier otra velocidad, un hecho que puede parecer antinatural. Decir esto contradecía las leyes de Newton, que estaban vigentes desde hacía más de doscientos años.

Esta es la base de la teoría de la relatividad: todos los fenómenos físicos se producen del mismo modo en un marco de referencia inerte (por «inerte» se quiere decir «a velocidad constante»). O sea, suponiendo que esté en una habitación sin ventanas ni otro contacto con el exterior, sería imposible determinar si estoy en movimiento o no, ya que cualquier experimento que realice dará el mismo resultado independientemente del movimiento. Obviamente asumir esto les costó a los científicos, la mayoría hasta se rehusaba a aceptar la teoría.

Pero Einsten no se inmutó, y en 1915 publicó una extensión a su teoría de la relatividad (conocida como la teoría general de la relatividad) en la que tomaba en cuenta los efectos de la gravedad y otras yerbas. Hasta ahí las teorías de Einstein eran sólo eso: teorías.

Las manzanas se seguían cayendo de los árboles, la luna seguía girando sobre la Tierra, lo demás poco importaba. Pero en 1919 un eclipse solar permitió comprobar que la luz era desviada por campos gravitatorios fuertes (en este caso el del Sol), justo como la teoría de Einstein y no la de Newton había predicho. El nombre Albert Einstein se volvió famoso de la noche a la mañana. Su teoría había logrado explicar la realidad mejor que la teoría de Newton.

Algunas consecuencias de la teoría de la relatividad

Para aceptar que la velocidad de la luz es constante desde donde se la mida, Einstein se vio obligado a aceptar algunas otras cosas raras, como por ejemplo:

     Nada puede viajar más rápido que la luz: La velocidad de la luz es el límite de velocidad del Universo.

A mayor velocidad, el tiempo pasa más lento: Si, esto suena muy extraño. Si tengo dos relojes perfectamente sincronizados, y pongo uno en un cohete supersónico, cuando el reloj vuelva a mis manos se notará que la hora que marca este reloj será inferior a la hora que marca el reloj que no se movió. Pero este paso más lento del tiempo es sólo aparente, si una persona viajara junto con el reloj no le sería posible percibir ninguna alteración en el paso del tiempo (el paso del tiempo en este caso es «relativo» al observador). El paso del tiempo se hace cada vez más lento a medida que uno se acerca a la velocidad de la luz, hasta hacerse 0 justo cuando se alcanza dicha velocidad. Por esto, se puede decir que la luz no envejeció ni un segundo desde el Big Bang.

A mayor velocidad, se produce un encogimiento en la dirección del movimiento: Por ej., si yo tengo una regla de 30 cm y de algún modo logro que viaje a 260.000 km/s (0,866 veces la velocidad de la luz) veré que la regla tiene ahora una longitud de… ¡15 cm!. De nuevo, este cambio es aparente: si yo pudiera propulsarme hasta alcanzar la misma velocidad de la regla, vería que vuelve a tener 30 cm.

e=mc2: Probablemente la ecuación más famosa de la física moderna. Esto quiere decir nada más y nada menos que la materia es una forma de energía y viceversa, donde e = energía, m = masa, c = velocidad de la luz. La masa y la energía se pueden transformar libremente. Este fue el principio de la reacción nuclear y la bomba atómica. Por ejemplo, si se convierte un gramo de masa en energía de acuerdo a la famosa ecuación, se estaría obteniendo suficiente energía como para darle a una familia entera electricidad suficiente por 10 años.   

Bueno, esta es una introducción a este interesante tema. Si algunas partes suenan confusas, entiéndanme, algunas cosas son realmente difíciles de explicar :

 Si quieren más información, acá les tiro un par de lugares donde pueden consultar:

– El libro «Nueva Guía para la Ciencia» de Isaac Asimov tiene una demostración de  e=mc2 que se entiende con conocimientos básicos de álgebra.

Esta es sola una de las miles que se encuentran explicando el tema, una gran mayoría son     muy buenas  y hacen que estos revolucionarios conceptos sean «digeridos» por los más profanos.

albert einstein

1905:Año Maravilloso El Efecto Fotoeléctrico El Movimiento Browiano Antecedentes de la Física – Implicancias de la Teoría  –  Explicación de la Teoría

Biografia de Euler Leonhard Vida y Obra Cientifica del Matematico

Biografía de Euler Leonhard  – Historia de su Vida y Obra Científica

Euler  Leonhard Matematico Suizo

Leonhard Euler, fue un matemático, físico y filósofo suizo. Se trata del principal matemático del siglo XVIII y uno de los más grandes y prolíficos de todos los tiempos, muy conocido por el número de Euler, número que aparece en muchas fórmulas de cálculo y física.
Fecha de nacimiento: 15 de abril de 1707, Basilea, Suiza
Fallecimiento: 18 de septiembre de 1783, San Petersburgo, Rusia
Conocido por: Número e; Identidad de Euler; Característica de Euler; Fórmula de Euler
Estudiantes doctorales: Johann Friedrich Hennert; Nicolas Fuss; Stepán Rumovski
Educación: Universidad de Basilea (1720–1723), Universidad Estatal de San Petersburgo

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

VEAMOS AHORA SU BIOGRAFIA Y OBRA CIENTIFICA....

EulerLeonhard Euler, fue hijo de un clérigo, que vivía en los alrededores de Basilea.

Su talento natural para las matemáticas se evidenció pronto por el afán y la facilidad con que dominaba los elementos, bajo la tutela de su padre .

A una edad temprana fue enviado a la Universidad de Basilea, donde atrajo la atención de Jean Bernoulli.

Inspirado por un maestro así, maduró rápidamente, a los 17 años de edad, cuando se graduó Doctor, provocó grandes aplausos con un discurso probatorio, el tema del cual era una comparación entre los sistemas cartesiano y newtoniano.

Su padre deseaba que ingresara en el sagrado ministerio, y orientó a su hijo hacia el estudio de la teología. Pero , al contrario del padre de Bernoulli, abandonó sus ideas cuando vio que el talento de su hijo iba en otra dirección.

Leonhard fue autorizado a reanudar sus estudios favoritos y, a la edad de diecinueve años, envió dos disertaciones a la Academia de París, una sobre arboladura de barcos, y la otra sobre la filosofía del sonido. Estos ensayos marcan el comienzo de su espléndida carrera.

Por esta época decidió dejar su país nativo, a consecuencia de una aguda decepción, al no lograr un profesorado vacante en Basilea.

Así, Euler partió en 1727, año de la muerte de Newton, a San Petersburgo, para reunirse con sus amigos, los jóvenes Bernoulli, que le habían precedido allí algunos años antes .

En el camino hacia Rusia, se enteró de que Nicolás Bernoulli había caído víctima del duro clima nórdico; y el mismo día que puso pie sobre suelo ruso murió la emperatriz Catalina, acontecimiento que amenazó con la disolución de la Academia, cuya fundación ella había dirigido. Euler, desanimado, estuvo a punto de abandonar toda esperanza de una carrera intelectual y alistarse en la marina rusa.

Pero, felizmente para las matemáticas, Euler obtuvo la cátedra de filosofía natural en 1730, cuando tuvo lugar un cambio en el sesgo de los asuntos públicos. En 1733 sucedió a su amigo Daniel

Bernoulli, que deseaba retirarse, y el mismo año se casó con Mademoiselle Gsell, una dama suiza, hija de un pintor que había sido llevado a Rusia por Pedro el Grande.

Dos años más tarde, Euler dio una muestra insigne de su talento, cuando efectuó en tres días la resolución de un problema que la Academia necesitaba urgentemente, pese a que se le juzgaba insoluble en menos de varios meses de labor.

Pero el esfuerzo realizado tuvo por consecuencia la pérdida de la vista de un ojo.

Pese a esta calamidad, prosperó en sus estudios y descubrimientos; parecía que cada paso no hacía más que darle fuerzas para esfuerzos futuros.

Hacia los treinta años de edad, fue honrado por la Academia de París, recibiendo un nombramiento; asimismo Daniel Bernoulli y Collin Maclaurin, por sus disertaciones sobre el flujo y el reflujo de las mareas.

La obra de Maclaurin contenía un célebre teorema sobre el equilibrio de esferoides elípticos; la de Euler acercaba bastante la esperanza de resolver problemas relevantes sobre los movimientos de los cuerpos celestes.

En el verano de 1741, el rey Federico el Grande invitó a Euler a residir en Berlín. Esta invitación fue aceptada, y Euler vivió en Alemania hasta 1766.

Cuando acababa de llegar, recibió una carta real, escrita desde el campamento de Reichenbach, y poco después fue presentado a la reina madre, que siempre había tenido un gran interés en conversar con hombres ilustres. Aunque intentó que Euler estuviera a sus anchas, nunca logró llevarle a una conversación que no fuera en monosílabos.

Un día, cuando le preguntó el motivo de esto, Euler replicó: «Señora, es porque acabo de llegar de un país donde se ahorca a todas las personas que hablan».

Durante su residencia en Berlín, Euler escribió un notable conjunto de cartas, o lecciones, sobre filosofía natural, para la princesa de Anhalt Dessau, que anhelaba la instrucción de un tan gran maestro.

Estas cartas son un modelo de enseñanza clara e interesante, y es notable que Euler pudiera encontrar el tiempo para un trabajo elemental tan minucioso como éste, en medio de todos sus demás intereses literarios.

Su madre viuda vivió también en Berlín durante once años, recibiendo asiduas atenciones de su hijo y disfrutando del placer de verle universalmente estimado y admirado.

En Berlín, Euler intimó con M. de Maupertuis, presidente de la Academia, un francés de Bretaña, que favorecía especialmente a la filosofía newtoniana, de preferencia a la cartesiana .

Su influencia fue importante, puesto que la ejerció en una época en que la opinión continental aún dudaba en aceptar las opiniones de Newton.

Maupertuis impresionó mucho a Euler con su principio favorito del mínimo esfuerzo, que Euler empleaba con buenos resultados en sus problemas mecánicos.

Un hecho que habla mucho en favor de la estima en que tenía a Euler, es que cuando el ejército ruso invadió Alemania en 1760 y saqueó una granja perteneciente a Euler, y el acto llegó al conocimiento del general, la pérdida fue inmediatamente remediada, y a ello se añadió un obsequio de cuatro mil florines, hecho por la emperatriz Isabel cuando se enteró del suceso.

En 1766 Euler volvió a San Petersburgo, para pasar allí el resto de sus días, pero poco después de su llegada perdió la vista del otro ojo. Durante algún tiempo, se vio obligado a utilizar una pizarra, sobre la cual realizaba sus cálculos, en grandes caracteres.

No obstante, sus discípulos e hijos copiaron luego su obra, escribiendo las memorias exactamente como se la dictaba Euler. Una obra magnífica, que era en extremo sorprendente, tanto por su esfuerzo como por su originalidad.

Euler poseyó una asombrosa facilidad para los números y el raro don de realizar mentalmente cálculos de largo alcance.

Se recuerda que en una ocasión, cuando dos de sus discípulos, al realizar la suma de unas series de diecisiete términos, no estaban de acuerdo con los resultados en una unidad de la quincuagésima cifra significativa, se recurrió a Euler.

Este repasó el cálculo mentalmente, y su decisión resultó ser correcta.

En 1771, cuando estalló un gran fuego en la ciudad, llegando hasta la casa de Euler, un compatriota de Basilea, Peter Grimm, se arrojó a las llamas, descubrió al hombre ciego, y lo salvó llevándolo sobre sus hombros.

Si bien se perdieron los libros y el mobiliario, se salvaron sus preciosos escritos. Euler continuó su profuso trabajo durante doce años, hasta el día de su muerte, a los setenta y seis años de edad.

Euler era como Newton y muchos otros, un hombre capacitado, que había estudiado anatomía, química y botánica. Como se dice de Leibniz, podría repetir la Eneida, del principio hasta el fin, e incluso podría recordar las primeras y las últimas líneas de cada página de la edición que solía utilizar.

Esta capacidad parece haber sido el resultado de su maravillosa concentración, aquel gran elemento del poder inventivo, del que el mismo Newton ha dado testimonio, cuando los sentidos se encierran en intensa meditación y ninguna idea externa puede introducirse.

La apacibilidad de ánimo, la moderación y la sencillez de las costumbres fueron sus características.

Su hogar era su alegría, y le gustaban los niños. Pese a su desgracia, fue animoso y alegre, poseyó abundante energía; como ha atestiguado su discípulo M. Fuss, «su piedad era racional y sincera; su devoción, ferviente»

———————— 000 ———————–

(Ver: Fórmula Divina de Euler)

Peligro de las Ondas Ionizantes Radiaciones Electromagneticas

Peligro de las Radiaciones Ionizantes

Cuando hablamos de radiación podemos referirnos tanto a flujos de partículas subatómicas (electrones, protones, neutrones, neutrinos, etc.) como a ondas electromagnéticas (rayos x, rayos gamma, etc.).

Cuando la energía que transportan las radiaciones es muy grande, al atravesar la materia producen la ionización (pérdida o ganancia de cargas) de los átomos a su paso.

La existencia de átomos ionizados (cargados) puede producir graves perturbaciones en los tejidos vivos y en otros sistemas delicados, como los circuitos electrónicos.

Las radiaciones nucleares (las que emiten los núcleos de elementos pesados: rayos alfa, beta y gamma) y los rayos x y rayos cósmicos son algunas de las radiaciones ionizantes más comunes.

Los flujos de partículas menos energéticas o las ondas de menor frecuencia (corno la luz visible, las microondas, la radiación de los tendidos eléctricos, las emisiones de radio y televisión, etc.) no producen ionización apreciable, aunque comienza a ser materia de investigación qué otro tipo de efectos biológicos podrían originar.

El amplio tema de las radiaciones ionizantes ha sido y es profundamente estudiado no sólo por la Física, sino también por la Biología y la Medicina debido tanto a los posibles usos benéficos como a los daños que podrían ocasionar.

La radiación resulta tan letal para los tejidos vivos porque no reparte uniformemente la energía que suministra al tejido (en cuyo caso cada porción no recibiría una cantidad muy grande de energía) sino que la concentra en algunos átomos aleatoriamente repartidos, y esto produce el rompimiento o la alteración de moléculas biológicamente imprescindibles.

Esto puede acarrear el mal funcionamiento transitorio o permanente de la célula, la mutación de su material genético y hasta la muerte de la célula (en casos extremos, de todo el organismo).

Corno medida de la dosis de radiación absorbida por un material se utiliza habitualmente la cantidad de energía que suministra la radiación a una unidad de masa del material (por ejemplo, un tejido de un ser vivo).

La unidad utilizada para la dosis absorbida, en el Sistema Internacional, es el Gray (Gy). Una dosis absorbida de 1 Gy indica que se ha suministrado 1 Joule de energía a 1 kg de materia.

1 Gy= 1J/Kg

Los efectos de la radiación no dependen exclusivamente de la cantidad de energía que se transfiera al material donde incide.

También dependen del tipo específico de radiación ya que cada una tiene dife­rente poder de penetración y, por consiguiente, una forma distinta de afectar a los organismos.

Por eso fue necesario definir un nuevo concepto: la eficacia biológica relativa (EBR) de la radiación.

Esta magnitud sirve para conocer el efecto que produce una determinada radiación en comparación con una radiación elegida como estándar (habitualmente los rayos x de 200 keV).

En general es importante conocer la EBR de una radiación determinada para un tipo particular de lesión, por ejemplo: los neutrones de energía mayor que 0,1 MeV tienen una valor de EBR de 10 en la producción de cataratas en la vista.

Esto significa que para producir la misma lesión en la vista se ne­cesita una dosis diez veces mayor de rayos x (de 200 keV) que de este tipo de neutrones.

Tabla 01 – Ondas Ionizantes

Cuando se quiere comparar por ejemplo el daño ocasionado por una dosis de 1 Gy de protones (EBR 2) con el de una dosis de 3 Gy de rayos gamma emitidos por núcleos de cobalto (EBR = 0,6), conviene defmir una nueva magnitud, llamada dosis equiva­lente (d.e.), en función de la dosis absorbida (d.a.) y la EBR de la radiación:

d.e.=100.(d.a.). ERB

El resultado, expresado en una nueva unidad: el rem, mide la magnitud del daño ocasionado.

Por consiguiente, los protones producen una dosis equivalente de 200 rem. mientras que los rayos gamma producen una dosis equivalente de 180 rem. Con lo cual, la primera radiación ha sido más dañina.

Todos los organismos en nuestro planeta están sometidos a radiaciones de manera constante a lo largo de su vida.

En parte debido a los rayos cósmicos y en parte por las emisiones de los elementos radiactivos naturales contenidos en el suelo (con frecuencia en porciones mínimas).

En las sociedades modernas debe agregarse a estas fuentes naturales de radiación, las radiaciones provenientes de fuentes artificiales, siendo la más extendida la irradiación con rayos x para el diagnóstico médico.

Algunas personas se hallan en mayor riesgo de recibir radiaciones ionizantes debido a la índole de su actividad (radiólogos o trabajadores de industrias nucleares) o a que la zona en que viven tiene mayor proporción de elementos radiactivos en el suelo y en las aguas.

Los ensayos nucleares que algunos países realizan en zonas relativamente aisladas también son responsables de una parte de la irradiación a la que estamos expuestos.

Tabla 2 – Ondas Ionizantes

Las células que se están multiplicando son más sen­sibles a las radiaciones, por ello los niños y los fetos resultan más vulnerables que los adultos.

Y como las células de un tumor están en crecimiento acelerado y pueden ser más afectadas por las radiaciones, se ha desarrollado la radioterapia para el cáncer.

Los daños ocasionados por la radiación también dependen del intervalo de tiempo a lo largo del cual fueron recibidas: los efectos que aparecen tras una irradiación rápida se deben a la muerte de las células y pueden hacerse evidentes pasadas algunas horas o días.

Una exposición más prolongada puede tolerarse mejor e incluso repararse. Aunque si la dosis es capaz de producir transtornos graves, la recuperación puede ser muy lenta o imposible.

El conocimiento de los efectos inmediatos de grandes dosis de radiación sobre los seres humanos surge de estudios de las víctimas de explosiones atómicas (Hiroshima, Nagasaki) y de accidentes nucleares (Chernobyl).

Diversos organismos nacionales e internacionales han establecido, en distintos momentos, cuáles son las dosis máximas permitidas tanto para personas dedicadas a tareas relacionadas con radiaciones como para la población común.

Estos valores máximos han ido descendiendo y en la actualidad se acepta hasta algunas décimas de rem por año.

Hasta 25 rem: repartidos en todo el cuerpo: no hay efectos observables. Pero dosis que no son letales a corto plazo o dosis adquiridas gradualmente en un lapso prolongado de tiempo, pueden producir cáncer después de un período de latencia de muchos años.

Estos efectos retardados pueden incluir lesiones en los pulmones, en el cristalino del ojo, en los riñones y en el sistema vascular en general.

Más de 100 rem: hay lesiones en la médula ósea (donde se forma la sangre). Se duplica el riesgo de padecer cáncer.

Más de 500 rern: hay graves trastornos gastrointestinales, se destruye la médula ósea y se produce la muerte en días o semanas.

La irradiación sobre zonas limitadas del cuerpo produce daños locales en los tejidos por la lesión de los va­sos sanguíneos: puede llegarse a necrosis y gangrena.

Fuente Consultada: Fisica II de Rosana Aristegui y Otros.

Vuelos Tripulados Principales Vuelos de la Carrera Espacial

CRONOLOGÍA DE LOS VUELOS ESPACIALES TRIPULADOS

MISIÓNPAÍSFECHAOBJETIVOS CONSEGUIDOS
VOSTOK 1URSS12-4-1961Yury A. Gagarin. Primer hombre en el espacio dando una vuelta alrededor de la Tierra.
VOSTOK 2URSS6-8-1961Gherman 5. Titov. Segundo astronauta ruso que estuvo en órbita durante 25 horas.
FRIENDSHIP 7EE.UU20-2-1962John H. Glenn Jr. Primer astronauta americano en órbita alrededor de la Tierra.
VOSTOK 3URSS11-8-1962Andrian G. Nikolayev. En órbita simultáneamente con el Vostok 4.
VOSTOK 4URSS12-8-1962Pavel R. Popovich. En órbita simultáneamente con el Vostok 3.
VOSTOK 6URSS16-6-1962Valentina V. Tereshkova. Primera mujer en el espacio.
VQSKHOD 1URSS12-10-1964Vladimir M. Komarov, Konstantin P. Feoktistov y Boris B. Yegorov. Primera cápsula espacial con más de un astronauta a bordo.
GEMINI 4URSS18-3-1965Pavel Belyayev y Aleksey Leonov que realizó el primer paseo espacial.
VOSKHOD 2EE.UU3-6-1965 James A. McDivitt y Edward H. White II. Primer paseo espacial realizado por los norteamericanos.
GEMINI 7EE.UU4-12-1965Frank Borman y James A. Lowell Jr. Establecen un nuevo record de permanencia en el espacio al efectuar 206 vueltas alrededor de nuestro Planeta.
SOYUZ 1URSS23-4-1967Vladimir M. Komarov, sufre el primer accidente mortal en la carrera del espacio.
APOLLO 8EE.UU21-12-1968Frank Borman, James Lowell Jr. y William Anders. Primer vuelo de una nave tripulada alrededor de la Luna.
APOLLO 11EE.UU16-7-1969Neil A. Armstrong, Edwin E. Aldrin Jr. y Michael Collins. Llegada del hombre a la Luna.

Viajeros en el espacio
El mundo quedó boquiabierto la mañana del 4 de octubre de 1957, cuando el Sputnik. 1 señaló el inicio de una nueva era. En USA el asombro fue angustioso al mismo tiempo que empezaba la lucha para poner en órbita un satélite norteamericano. De la noche a la mañana, los expertos en cohetes, ignorados desde los días de Robert Goddard, tornáronse respetables y sus servicios muy demandados.

Vuelos espaciales tripulados

Vuelos espaciales tripulados

Con anterioridad a este día de otoño, el programa espacial norteamericano había consistido en una investigación esporádica, inicial-mente usando los cohetes del alemán Von Braun, después su propio arsenal defensivo con el fin de registrar datos a grandes altitudes. Ninguno de estos cohetes había entrado en órbita ni escapado a la gravedad terrestre.

El Sputnik 2, llevando a la pequeña perra Laika, lanzado un mes después del Sputnik I, aumentó el interés en USA. Finalmente, el Explorer I despegó de Cabo Cañaveral el 31 de enero de 1958, y pronto descubrió unas inesperadas capas de partículas cargadas alrededor de la Tierra. Se les llamó los cinturones de Van Alien, en honor del hombre que interpretó correctamente los datos.

Vuelos espaciales tripulados
En unos meses, la recién creada NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) se hizo cargo de las operaciones ya iniciadas de un programa en tres etapas cuyo objetivo, establecido antes por el Presidente Kennedy, era colocar un hombre en la Luna y devolverlo sano y salvo a la Tierra en el plazo de diez años. La primera fase, el programa Mercurio, recibió mayor atención cuando el ruso Yuri Gagarin completó una órbita entera alrededor de la Tierra en el Vostok 1, el 12 de abril de 1961.

Pero el 5 de mayo de 1961, el interés mundial se dirigió hacia Alan Shepard que en el primer vuelo norteamericano, amerizó en el Atlántico después de un viaje de 486 Km. en el Freedom 7. Los cinco siguientes vuelos Mercurio, cada uno intentando una nueva maniobra o un período de órbita más largo, incluyeron el primer vuelo orbital de John Glenn el 20 de febrero de 1962, y la misión final Mercurio, un vuelo de 22 órbitas realizado por Cordón Cooper los días 15 y 16 de mayo de 1963. Por aquel entonces, el cosmonauta ruso Nikolayev había recorrido 64 órbitas en el Vostok 3 la única mujer cosmonauta, Valentina Tereshkova, se estaba preparando para su misión de 48 órbitas en junio.

Los vuelos Mercurio y Vostok convencieron a los científicos de que los seres humanos podían manejar sus naves en un medio ingrávido, podían llevar a cabo útiles observaciones en el espacio y regresar para contarlo.

Los siguientes programas tripulados, el norteamericano Geminis y los vuelos rusos Voskhod, demostraron que los humanos podían conducir una nave espacial y ensamblarla con otro vehículo y que las personas podían andar y trabajar en el vacío del espacio. Tales tareas serían necesarias para aterrizar en la superficie lunar, volver a despegar y regresar a la nave principal.

Por entonces, en las Navidades de 1968; un vehículo tripulado circunvaló la Luna. La tripulación del primer Apolo expresó su sentimiento de respeto al volver la vista atrás hacia la belleza de la Tierra desde el espacio profundo. Por primera vez los hombres vieron el planeta como un todo y se dieron cuenta de lo que habían dejado: lo bella, frágil y solitaria que es la Tierra colgando en el vacío. Sus limitadas palabras nos decepcionaron, pero su emoción fue transmitida.

Siete meses más tarde, el 20 de julio de 1969, después de unos instantes de suspenso, aterrizando por control manual cuando quedaban sólo unos pocos segundos de combustible, una voz tranquilamente jubilosa anunció a través de 380.000 Km., «Houston, aquí base, tranquilidad. El Eagle (Águila) ha aterrizado». El hombre estaba en la Luna.

Algunas horas más tarde veían en la TV este cauteloso «gigantesco salto para la humanidad» y todos nosotros estuvimos con Neil Amstrong en un nuevo mundo. Con una excepción, el resto de los vuelos Apolo parecieron prosaicos para todo el mundo excepto para los astronautas, los científicos y el resto de personal involucrado.

El Apolo 13 fue la excepción. Una explosión a bordo lanzó la nave hacia el espacio. Después de un viaje desesperado alrededor de la Luna y de vuelta hacia la Tierra en su módulo lunar, Aquarius, los hombres volvieron a la cápsula Apolo para realizar un espeluznante, pero afortunado, regreso.

El Apolo 17 fue el último vuelo lunar tripulado, el último capítulo de la epopeya lunar —originariamente inspirado en razones políticas— que se convirtió en la mayor proeza tecnológica de la historia de la humanidad.

Se volvió la atención entonces hacia la estación espacial en órbita terrestre, Skylab, lanzada en 1973. El Skylab demuestra de nuevo la adaptabilidad del hombre donde quiera que se encuentre, probando que el hombre puede trabajar, comer, dormir, pasar meses en un laboratorio ingrávido muy por encima de la protectora atmósfera terrestre, y no sufrir ningún efecto nocivo permanente conocido. Las tires tripulaciones del Skylab repararon las averías del equipo y reeemplazaron los filmes de las cámaras situadas en el exterior de su nave.

Probaron técnicas de fabricación por crecimiento de cristales semiconductores para transistores con una perfección inalcanzable cu la Tierra e hicieron aleaciones que no se pueden realizar aquí debido a la gravedad. Usaron el vacío espacial, imposible de conseguir en nuestro mundo rodeado de aire.

Estudiaron el cometa Kohoutek y el Sol, acerca del cual sabemos tan poco. Sus imágenes del Sol fueron estudios fotográficos de valor inestimable a largo plazo, obtenidos por encima del océano del aire, el cual absorbe gran parte de la radiación. Después regresó a la Tierra mostrándonos que el espacio no es tan hostil, únicamente nuevo e inexplorado y con mucho que ofrecer a aquellos que acepten su reto.

Vuelos No Tripulados Al Espacio Historia de la Astronautica

Historia Cronológica de los Vuelos No Tripulados

MISIONPAÍSFECHAOBJETIVOS
SPUTNIK 1URSS4-10-1957Lanzamiento del primer satélite artificial.
SPUTNIK 2URSS3-11-1957Primera cápsula habitada (Perra «Laika»)
EXPLORER 1EE.UU.31-1-1958Descubrimiento del cinturón interior de radiación Van Allen.
VANGUARD 1EE.UU.17-3-1958Primera prueba de la forma achatada de la Tierra; primera utilización de la energía solar por acumulación.
LUNA 3URSS4-10-1959Primera navegación alrededor de la Luna. Primeras fotografías de la cara oculta de la Luna
TIROS 1EE.UU.1-4-1960Primer satélite climatológico. Envió por TV imágenes de la cubierta de nubes. Un total de 22.952 fotografías transmitidas.
TELSTAR 1EE.UU.10-7-1962Primer relais trasatlántico de señales televisivas. Primer relais de TV en color.
MARINER 4EE.UU.28-11-1964Fotografías de la superficie de Marte, estudios sobre la atmósfera de. Marte y datos microme teóricos, 2.300 pies cuadrados de paneles detectores.
LUNA 9URSS31-1-1966Logra alunizar por primera vez, transmitió fo­tos de la superficie lunar por primera vez.
SURVEYOR 1EE.UU.30-5-1966Primer alunizaje americano; transmitió imáge­nes de TV de sí mismo y de la superficie lunar.
SURVEYOR 3EE.UU.17-4-1967Alunizaje: extrajo muestras de la superficie mediante una pata excavadora, transmitió datos de las tensiones superficiales
MARINER 9EE.UU.30-10-1971Entró en órbita de Marte el 13 de Noviembre, transmitió cientos de fotografías y consiguió gran cantidad de datos.
PIONEER 10EE.UU.2-3-1972Primer vehículo para explorar el cinturón de asteroides, voló hasta Júpiter y más allá del sistema solar.
PIONEER 11EE.UU.6-4-1973Enviado hacia Júpiter y Saturno en una trayectoria parecida a la del Pioneer 10.
SKYLAB 1EE.UU.14-5-1973Puesta en órbita del laboratorio espacial que SEría ocupado por tres tripulaciones de astronautas posteriormente.
VIKING IEE.UU.20-8-1975Desciende en el planeta Marte el 20 de Julio de 1976 y envió fotografías de la superficie del planeta. Análisis del terreno mediante una excavadora.
VIKING IIEE.UU.9-9-1975Segundo descenso en Marte y análisis del terreno.
VOYAGER IIEE.UU.20-8-1977Nave espacial no tripulada lanzada, hacia Júpi­ter y Saturno. siguiendo después hacía Urano y Neptuno.
VOYAGER 1EE.UU.5-9-1977nave gemela de la anterior y que aunque fue lanzada más tarde debe llegar a Júpiter antes que la Voyager II. El 3 de Marzo de 1979 enviaba una serie de importantes fotografías sobre Júpiter y sus satélites.

Sondas no tripuladas en el espacio exterior
La mayor parte de las sondas no tripuladas en el espacio exterior, revelando informaciones sorprendentes e insospechadas de no haber sido directamente obtenidas. La URSS envió la primera en 1959 la cual entró en órbita alrededor del Sol. Desde 1958 a 1960, cuatro intentos norteamericanos fracasaron, hasta que finalmente el Pioneer V entró en órbita solar en marzo de 1960. Los Lunik II y III rusos habían chocado ya contra la Luna y el último había tomado la primera fotografía de su cara oculta.

El Programa Ranger (1961-1962), el ingenio espacial Surveyor que se posó sobre la Luna y los satélites lunares enviaron información y fotografías para su uso en los siguientes vuelos tripulados y proporcionaron a los científicos norteamericanos detalles sobre la radiación en el espacio exterior y la densidad de los meteoros.

Los Mariner fueron lanzados en dirección a Venus y Marte y, junto a sus homólogos soviéticos (los primeros, de nuevo), enviaron torrentes de información invalidando mucho de lo que previamente se había creído acerca de estos planetas. Marte tiene tormentas de arena en su delgada atmósfera y presenta señales inequívocas de erosión por el agua.

El Mariner 10 fotografió Venus de camino hacia Mercurio, al que sobrevoló el 29 de marzo de 1974, enviando las primeras fotografías del planeta más cercano al Sol. Las sondas soviéticas Venera penetraron las nubes de Venus y obtuvieron datos que muestran una atmósfera muy parecida a la descripción de un huracán en el infierno.

El Pioneer 10 atravesó el cinturón de asteroides rocosos entre Júpiter y Marte, para volar cerca de Júpiter el 3 de diciembre de 1973. De nuevo sorpresas —el cinturón de asteroides resultó casi vacío, en absoluto arriesgado para la navegación, y el campo magnético de Júpiter era distinto y diez veces más fuerte de lo esperado.

A bordo del Pioner 10, en la actualidad dirigiéndose hacia fuera del sistema solar, hay una pequeña placa grabada con símbolos del siglo XX. Se trata de nuestro primer mensaje intencionado enviado a alguien situado ahí fuera desde que Tesla puso en marcha su generador de descargas de alta frecuencia a principios de siglo. ¿Será más descifrable que los mensajes «no intencionados» enviados hasta ahora? Las señales de televisión escapan a través de la misma ionosfera que refleja las ondas de radio, por lo que el «Top 10» de Nielsen está viajando también por el espacio.

A finales de 1974, el Helios partió hacia sus estudios solares en órbita alrededor del Sol y el Mariner 10 pasó cerca de Mercurio por segunda vez, conectó sus cámaras de televisión y envió más imágenes.

El 16 de marzo de 1975, el Mariner 10 hizo su tercera y ultima pasada sobre Mercurio, acercándose hasta una distancia de 320 Km. y enviando imágenes televisivas desde muy cerca. En esta misión la NASA obtuvo el resultado de tres vuelos por el precio de uno.

El Pioner 11 dio una pasada sobre Júpiter el 2 de diciembre de 1974. enviando las primeras imágenes de su polo y nuevos datos sobre su composición interior y sobre el remolino magnético que rodea al más grande de los planetas.

Vida en el Espacio Los Astronautas en las Estaciones Espaciales

LA VIDA EN EL ESPACIO DE LOS ASTRONAUTAS

Detrás del trabajo de un astronauta hay meses de entrenamiento, pero también miedos, posibles secuelas y un salario exiguo. Así es su vida íntima en el espacio

Meses de entrenamiento, bajón emocional, preparación psicológica para cualquier adversidad, aislamiento del resto del mundo, falta de reconocimiento económico, emociones fuertes, miedo… Así son la vida y las emociones de un astronauta antes de dejar la Tierra y después de volver a ella. El viaje al espacio es una experiencia tan cargada de adrenalina como de temores.

Todos sabemos cuál es la misión de un astronauta cuando deja este planeta, ¿pero cómo vive una experiencia por la que pocas personas en el mundo han pasado? ¿Cuál es la carga emocional y económica para su familia? ¿Sufren los astronautas secuelas físicas o psicológicas después de las misiones espaciales? ¿Reciben sueldos millonarios?

Al regresar a la Tierra, muchos tardan semanas en recuperarse. La labor que desarrollaron en el espacio es hasta tal punto estresante que volver a casa trae consigo una sensación de relajación que puede llegar a desembocar en una enfermedad.

Durante el viaje espacial, estos científicos son mas que nunca dueños de cada uno de sus movimientos.

Si algo sale mal, desde aquí abajo sólo pueden recibir consejos; las decisiones finales son exclusivamente de ellos. Por eso, muchos dicen que la vuelta a casa trae consigo una desorientación total en el plano fisiológico y una sensación de cansancio y abatimiento absolutos. (Foto estación espacial rusa Salyut, lanzada en 1971)

 • Científicos hechos de una materia especial

Embarcarse en un vuelo espacial, sobre todo los de larga duración a bordo de la Estación Espacial Internacional, no es algo sencillo, aunque sí muy demandado por los científicos. Hay que estar hecho de una pasta especial para que el cuerpo soporte semejante impacto. En el “automóvil” en el que se viaja no se pueden abrir las ventanillas.

A veces hay muy malos olores por la desgasificación de algunos objetos con los cambios de temperaturas y presión; puede hacer mucho frío o mucho calor, y el ruido es muy alto y constante, ocasionado por el zumbido de los ventiladores, el aire acondicionado, los filtros y el timbre de los teléfonos.

Hay un nuevo amanecer cada 90 minutos, lo cual es maravilloso, pero 16 de ellos por día son capaces de enloquecer cualquier biorritmo. Así es este viaje, sin duda fantástico, pero también lleno de inconvenientes. Las náuseas son una constante, especialmente al ponerse en órbita, y el sencillo acto de ir al baño en casa se convierte en toda una odisea en la nave.

El procedimiento funciona como un acoplamiento en órbita entre dos vehículos espaciales, dentro de los cuales debe haber un encaje perfecto. “El baño es muy bueno —escribió el astronauta Michael Foale refiriéndose a la difunta estación espacial rusa Mir—, pero me lleva entre 15 y 20 minutos de principio a fin. Es mucho tiempo”.

Dentro de la nave no hay arriba ni abajo. Todo flota, hasta los seres humanos, así que hay que tener mucho cuidado de no chocar contra partes vitales del aparato o contra los propios experimentos científicos.

Por todo esto, es necesario estar preparado para el viaje al espacio. Meses de entrenamiento y algunos días de incomunicación con el exterior para evitar enfermedades son clave antes de lanzarse al vacío, y a un viaje que, para muchos, ha sido sin retorno. Y eso pesa en las mentes de los astronautas.

• Se seleccionan personas que no tengan claustrofobia

Los ejercicios preparatorios son muy intensos y la salud debe ser de hierro. Por eso, para el viaje espacial se seleccionan personas que no sean propensas a sufrir enfermedades ni tengan claustrofobia. Por tal motivo, el círculo de candidatos se reduce bastante con estas condiciones.

El gran sueño de muchos astronautas es que algún científico llegue a inventar un sistema o medicina que impida los mareos y la sensación de desorientación durante las primeras seis u ocho horas de vuelo, las más peligrosas del viaje, y a las que acompaña una insoportable tensión ante un riesgo de explosión.

¿Pero qué ocurriría si uno de los tripulantes contrajera una enfermedad durante el tiempo que está en el espacio? Unos ocho días previos de aislamiento ponen a los tripulantes a salvo de cualquier enfermedad contagiosa.

El acercamiento a ellos sólo está permitido tomando ciertas medidas de seguridad, como vestirse con unos trajes apropiados y cubrirse la boca con una mascarilla. Las revisiones médicas son frecuentes. No obstante, hay todo tipo de medicinas a bordo, además de un desfibrilador, un aparato para medir la presión y conexión directa con un médico, disponible las 24 horas, que está en la Tierra.

• La convivencia prolongada puede ocasionar tensiones

“No importa con quién esté volando, podría ser su mejor amigo, pero va a haber momentos en que estarán a punto de ahorcarse el uno al otro”, dijo el astronauta Daniel Bursch en 2002 al terminar su estancia de 194 días en el espacio. “Cuando eso sucede, uno tiene que irse a hacer ejercicio, dedicarse a un hobby o ponerse a trabajar». La convivencia es otro de los problemas. Espacio reducido suele ser sinónimo de tensión con el compañero; por eso, los estudios psicológicos sobre la personalidad y la cultura de los tripulantes son de gran ayuda en la convivencia.

Tanto la NASA como la ESA tienen mucho cuidado de que sus astronautas sean personas de carácter afable. Durante los meses de entrenamiento se van conociendo y estrechando el espacio que los separa. De hecho, uno de los grandes problemas de los asiáticos es que necesitan mucho espacio entre ellos y su interlocutor algo que en un vuelo espacial es imposible. Por eso, la convivencia previa es imprescindible.

Pero lo que es especialmente duro para la mayoría de los pioneros del espacio son las semanas o meses que viven alejados de los seres queridos. “Dile a la pequeña Jenna que la amo y que lloré cuando leí que ella creyó que me había convertido en una estrella» escribió Michael Foale a su esposa en un correo electrónico desde la Mir. “Cada vez que recibo un correo tuyo es como si fuera un regalo o un trozo de chocolate que me moría por comer. A propósito de chocolate, aquí tenemos, pero no nos dura nada, y el vehículo de carga Progress aún tardará un mes en llegar… Siempre que miro por la ventana trato de pensar en lo que está haciendo la gente sobre los lugares por los que pasamos».

• Hoy han mejorado las comunicaciones con la Tierra

Las comunicaciones con el espacio han sido tradicionalmente difíciles. Antes había que esperar a que la estación pasara sobre una serie de antenas terrestres y satélites para enviar o recibir información.

Hoy es posible hablar virtualmente con Control de Misiones a cualquier hora, y también es posible usar el sistema de radioaficionado, que ahora es muy popular entre los astronautas. De todas maneras, como en la Tierra, a veces las comunicaciones fallan, y es entonces cuando sobrevienen las mayores frustraciones.

Por si fuera poco, cuando es posible hablar en tiempo real hay que hacerlo ante los oídos de la gente de Control de Misiones, una falta de privacidad que ha sido criticada duramente por los astronautas. Otro tema que está siendo evaluado es el hecho de comunicar o no malas noticias familiares. El consenso parece ser no hacerlo si se trata de un vuelo corto en el transbordador, pero sí si se encuentran en una misión de larga duración.

El correo electrónico parece ser el sistema más aceptado por los astronautas para comunicarse. Y es que hasta la inmensidad del espacio es capaz de llegar uno de ellos con la fotografía de un hijo, una esposa o un mensaje de alegría. Y todo sin que -al menos en teoría— nadie sea testigo de sus conversaciones.

Por correo electrónico un astronauta puede recibir, por ejemplo, noticias sobre la tarea encomendada a un amigo para que cuide de su familia. Porque tanto la NASA como la ESA encargan a un compañero muy allegado al astronauta su atención durante su ausencia. Esa persona tiene asignado un trabajo con horario mientras su amigo está en el espacio: ocuparse de todo lo que su familia pueda necesitar, desde apoyo moral hasta mediar con los doctores del colegio de los chicos o arreglar un enchufe que no funciona.

• No se pueden demostrar públicamente debilidades

La psicología y el comportamiento humano en órbita es un asunto espinoso, sobre todo para la NASA. La herencia del piloto de pruebas “macho y duro» con la que nacieron los primeros astronautas dificulta que éstos puedan mostrar alguna debilidad públicamente. Hacerlo sería admitir que no están preparados convenientemente. “Yo vivía aterrado todo el tiempo con la idea de que me iba a dar un ataque de apendicitis o que me iban a doler los dientes. Una noche lo soñé tan vivamente que amanecí con dolor de muelas por apretar las mandíbulas», dice el cosmonauta Valery Ryumin.

Otro problema poco estudiado es el de los efectos del profundo aislamiento. Algunos estudios de la Annada estadounidense demostraron las reacciones psicológicas de los científicos y personal desplegado durante el invierno en posiciones aisladas, como las bases en la Antártida. Son situaciones emocionalmente parecidas a las de un vuelo espacial de larga duración. Muchos sufrieron problemas nerviosos. Otros se volvieron esquizofrénicos.

Estar separado del resto del mundo dentro de un ambiente difícil es complicado. No siempre hay ayuda inmediata y tampoco noticias frescas. Las cosas se rompen. Los compañeros se hacen antipáticos. La comida deshidratada se vuelve aburrida. La motivación comienza a flaquear.

En efecto, la palabra comida, por ejemplo, se asocia con algo muy poco placentero en el espacio. Durante los primeros años de la carrera espacial, los médicos no se ponían de acuerdo sobre si se podía o no tragar comida en ingravidez. Rusia empezó a fabricar alimentos y a envasar-los en algo parecido a un tubo de pasta de dientes, mientras que en EE.UU. se utilizaba algo similar a una pastilla de caldo que se tragaba después de mojarla en agua. Los astronautas protestaron y la comida cambió un poco.

Ahora se utilizan, sobre todo, latas de comida —se abren con abrelatas normales— que previamente se han metido en cámaras de baja presión para evitar que revienten. También se recurre mucho a los alimentos deshidratados y la bebida siempre se ingiere desde una bolsa y por un sorbete. Pero aunque la comida no es muy suculenta, se trata del aspecto menos desagradable. De hecho, en la nave hay otros muchos detalles que pueden llevar a la depresión.

HAGO UN TESTAMENTO ANTES DE VIAJAR: Durante muchos meses, ya estás mentalmente allí” señala el astronauta español Pedro Duque. “Sabes que amba nadie te va a ayudar, así que te preparas con todo. Luego llega el día del despegue, y la sensación de mareo es terrible y te das cuenta de que eso no lo has podido controlar. Te han puesto una inyección para el mareo y eso te quita reflejos.

A eso le sumas la tensión porque son los momentos de más peligro”. Después de su experiencia en el espacio -en 1998 durante 9 días en el vuelo STS-95 del transbordador espacial y en 2003 durante 10 días en la misión Cervantes de la ESA-, Pedro Duque tiene las sensaciones muy vivas. El hoy director de Operaciones del Centro Español de Apoyo a Usuarios y Centro de Operaciones no olvida ni uno sólo de los momentos vividos antes y después de cada misión.

“Yo hice un pequeño testamento en ambas ocasiones. Hay que ser precavido. En cuanto a los seguros de vida, la verdad es que es la agencia quien lo organiza. Uno tiene la cabeza en otras cosas”. Quizá la gran demanda hace que las condiciones no sean las mejores. “A mí no me pagaron plus de peligrosidad, pero después del segundo viaje me dieron un mes extra de vacaciones”. Unas vacaciones que lo ayudaron a superarla vuelta a la gravedad:  ‘Tardas mucho tiempo en recuperarte”.
El éxito a veces puede más que los momentos desagradables. “Cuando ves que sacas adelante algo que durante meses has estado preparando, no quieres volver a tierra. Mientras tanto, te vas comunicando con tu familia por e-mail y lo llevas adelante mucho mejor, a pesar de que no te sueltas en los mensajes por si alguien los lee”.

•Siempre existe el riesgo de sufrir una depresión

El veterano astronauta retirado John Blaha, uno de los primeros en convivir en la Mir con dos cosmonautas, admitió cómo sucumbió a ella. Para empezar, poco antes de comenzar la misión cambiaron la tripulación rusa con la que había estado entrenando. Blaha llegó a la Mir sin conocer a sus compañeros.

La estación, una maravilla tecnológica, no obstante estaba plagada de problemas: las ventanas estaban llenas de hongos, la ducha no funcionaba y no había espacio para nada. Pero lo peor fue cómo perdió su confianza en los controladores de Houston, un problema que ha estado presente históricamente en casi todas las agencias espaciales. Los controladores le asignaban tareas constantemente y muy pronto Blaha se encontró durmiendo menos de tres horas por día.

• En el espacio también se producen huelgas

Por este y otros motivos, en el espacio también hubo huelgas. La primera tuvo lugar en la antigua estación Skylab, donde los tres astronautas se negaron a trabajar durante 24 horas, según ellos por el control al que fueron sometidos.

Ante este cúmulo de tensiones, riesgos y dificultades sería lógico pensar que los astronautas reciben un plus económico por peligrosidad. Nada más lejos de la realidad. Su salario es el mismo en la Tierra que en el espacio. El astronauta español Pedro Duque aún recuerda los 25 dólares de dietas que le dieron por el viaje de Houston a Florida desde donde despegaría en su primer vuelo espacial. “Todos nos quedamos con el tiquet de recuerdo por lo anecdótico del asunto. Eso da una idea de todo lo demás”.

En la NASA el salario oscila entre los 60.000 y los 85.000 dólares anuales, según la antigüedad. Comparado, por ejemplo, con el salario de un ejecutivo en la industria privada en EE.UU. es muy poco. De hecho, el sueldo del antiguo director de la agencia espacial, Sean O’Keefe, era de 158.000 dólares anuales. En su nuevo cargo como rector de la Universidad de Louisiana, O’Keefe gana más del triple.

Al comienzo de la era espacial, los astronautas sí recibían casas y automóviles. Eran parte de una elite de héroes y se los quería honrar. Ahora no. Ser seleccionado para una misión es considerado como un premio en sí mismo por tener las cualidades que se busca para ese vuelo específico. El dinero pierde importancia cuando a uno lo seleccionan para una misión. Entonces hay que pensar en los preparativos. ‘Susan Helms, la primera mujer en vivir en la Estación Espacial Internacional, en 2001, decidió cortar con todo. “Me dije: Susan vas a estar fuera del planeta durante meses. Tienes que tomar medidas radicales’. Cancelé mis tarjetas de crédito, cerré mi departamento, dejé mis cosas en un depósito e hice remitir el correo a casa de mi madre. No quería tener problemas con el alquiler, las goteras o la cuenta de la luz”.

• Los astronautas cancelan  sus celulares antes de partir

Hacer un pequeño testamento es una opción a la que todos los astronautas recurren antes de viajar al espacio. Hay un 98 por ciento de posibilidades de supervivencia, pero el 2 por ciento restante es muy real. Muchos anulan su correo electrónico para no tener que contestar cientos de mensajes a su regreso y otros cancelan sus teléfonos celulares.

Otra cosa con la que los astronautas no tienen que lidiar es con los seguros de vida. Primero, porque no existen beneficios especiales para los familiares de astronautas que mueren durante una misión espacial. De hecho, el seguro de vida a través de la Asociación de Beneficios a Empleados de la NASA contiene una cláusula específica de “no pago” si la “muerte resulta o es causada al volar como tripulante o pasajero en un transbordador espacial”.

 Estos son términos que todo astronauta acepta desde el comienzo. Por otro lado, ninguna compañía aseguradora haría un contrato con un astronauta por un precio razonable. Según Sean O’Keefe, ellos reciben los mismos beneficios por muerte que cualquier otro estadounidense que arriesga su vida en zonas de guerra o en el desempeño de otros servicios al Gobierno, esto es, aproximadamente unos 200.000 dólares.

No obstante, cuando llega la oportunidad de una misión, es el momento de máxima alegría. Para ellos viene a ser como ganar la lotería, especialmente si se trata del primer vuelo de un astronauta. Y es que resulta toda una satisfacción después de años de duro entrenamiento y con frecuencia viendo pasar por delante a varios de sus compañeros. En ese momento, los científicos se olvidan de los problemas y se someten a cuantas pruebas sean necesarias. Haber pasado esa especie de casting ya es suerte suficiente. Se trata, desde luego, de un sueño hecho realidad, ese que tantos niños imaginan en algún momento de su infancia: llegar a ser algún día un astronauta.

Lola Delgado / Ángela Posada-Swafford
Fuente Consultada: Revista Muy Interesante Abril 2006

La Divina Proporcion y Da Vinci Hombre de Vitruvio Cuadratura Humana

La Divina Proporcion y Da Vinci Hombre de Vitruvio

secretos del codigo davinci

María MagdalenaJosé de ArimateaTemplo de SalomónLos Templarios
Leonardo Da VinciPriorato de SiónSección AureaSerie de Fibonacci
El PentragamaSanto GrialEl Opus DeiEnigma Sagrado
Hombre de VitrubioLos CátarosLos GnósticosLa Última Cena

EL HOMBRE DE VITRUVIO   

En su Studio (Real Academia de Venecia), también conocido como El hombre de Vitruvio, Leonardo da Vinci realiza una visión del hombre como centro del Universo al quedar inscrito en un círculo y un cuadrado. El cuadrado es la base de lo clásico: el módulo del cuadrado se emplea en toda la arquitectura clásica, el uso del ángulo de 90º y la simetría son bases grecolatinas de la arquitectura. En él se realiza un estudio anatómico buscando la proporcionalidad del cuerpo humano, el canon clásico o ideal de belleza.

Sigue los estudios del arquitecto Vitruvio (Marcus Vitruvius Pollio) arquitecto romano del siglo I a.c. a quien Julio Cesar encarga la construcción de máquinas de guerra. En época de Augusto escribió los diez tomos de su obra De architectura, que trata de la construcción hidráulica, de cuadrantes solares, de mecánica y de sus aplicaciones en arquitectura civil e ingeniería militar. Vitrubio tuvo escasa influencia en su época pero no así en el renacimiento ya que fue el punto de partida de sus intentos y la justificación de sus teorías.

Su obra fue publicada en Roma en 1486 realizándose numerosas ediciones como la de Fra Giocondo en 1511, Venecia o la de Cesare Cesarino en 1521, Milán, dedicada a Francisco I. Parece indudable que Leonardo se inspiró en el arquitecto romano.

La Proporciones del Hombre de Vitruvio

“Vitrubio el arquitecto, dice en su obra sobre arquitectura que la naturaleza distribuye las medidas del cuerpo humano como sigue: que 4 dedos hacen 1 palma, y 4 palmas hacen 1 pie, 6 palmas hacen 1 codo, 4 codos hacen la altura del hombre. Y 4 codos hacen 1 paso, y que 24 palmas hacen un hombre; y estas medidas son las que él usaba en sus edilicios. Si separas la piernas lo suficiente como para que tu altura disminuya 1/14 y estiras y subes los hombros hasta que los dedos  estén al nivel del borde superior de tu cabeza, has de saber que el centro geométrico de tus extremidades separadas estará situado en tu ombligo y que el espacio entre las piernas será un triángulo equilátero. La longitud de los brazos extendidos de un hombre es igual a su altura.

Desde el nacimiento del pelo hasta la punta de la barbilla es la décima parte de la altura de un hombre; desde la punta de la barbilla a la parte superior de la cabeza es un octavo de su estatura; desde la parte superior del pecho al extremo de su cabeza será un sexto de un hombre. Desde la parte superior del pecho al nacimiento del pelo será la séptima parte del hombre completo. Desde los pezones a la parte de arriba de la cabeza será la cuarta parte del hombre. La anchura mayor de los hombros contiene en sí misma la cuarta parte de un hombre. Desde el codo a la punta de la mano será la quinta parte del hombre; y desde el codo al ángulo de la axila será la octava parte del hombre. La mano completa será la décima parte del hombre; el comienzo de los genitales marca la mitad del hombre.

El pie es la séptima parte del hombre. Desde la planta del pie hasta debajo de la rodilla será la cuarta parte del hombre. Desde debajo de la rodilla al comienzo de los genitales será la cuarta parte del hombre. La distancia desde la parte inferior de la barbilla a la nariz y desde el nacimiento del pelo a las cejas es, en cada caso, la misma, y, como la oreja, una tercera parte del rostro». 

La anterior es la traducción completa del texto que acompaña al Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci. En realidad es una traducción de las palabras de Vitrubio pues  el dibujo de Leonardo fue originalmente una ilustración para un libro sobre las obras de Vitrubio. El Hombre de Vitruvio es probablemente una de las imágenes más famosas  y reconocibles de Leonardo. (En El Código Da Vinci  es también la obra de Da Vinci favorita de Sophie Neveu y es asimismo la postura en la que su abuelo. Jacques Sauniére. colocó su cuerpo antes de morir).

Carteles con la imagen del hombre con dos pares de brazos extendidos y dos pares de piernas también extendidas han adornado muchas paredes durante al menos un par de generaciones. Vitruvio fue un escritor, ingeniero y arquitecto romano de finales del siglo 1 a. de C. y principios del siglo 1 de nuestra era. Su único libro existente, De Architectura, contiene diez enormes capítulos enciclopédicos en los cuales trata distintos aspectos de la planificación, ingeniería y arquitectura de la ciudad romana, pero también una sección acerca de las proporciones humanas.

Su redescubrimiento y su renovado auge durante el Renacimiento alimentaron el crecimiento del clasicismo durante aquel periodo, e incluso en los posteriores.

La composición del Hombre de Vitruvio, tal y como fue ilustrada por Leonardo da Vinci, se basa por entero en el tratado del propio Vitruvio citado anteriormente sobre las dimensiones del cuerpo humano, que ha probado ser en buena parte conecto. El énfasis se pone, al construir la composición, en la racionalización de la geometría, por medio de la aplicación de números enteros pequeños.

 El hombre de Vitrubio es un claro ejemplo del enfoque globalizador de Leonardo que se desarrolló muy rápidamente durante la segunda mitad de la década de 1480. Trataba de vincular la arquitectura y el cuerpo humano, un aspecto de su interpretación de la naturaleza y del lugar de la humanidad en el «plan global de las cosas». En este dibujo representa las proporciones que podían establecerse en el cuerpo humano (por ejemplo, la proporción áurea). Para Leonardo, el hombre era el modelo del universo y lo más importante era vincular lo que descubría en el interior del cuerpo humano con lo que observaba en la naturaleza.

LA DIVINA PROPORCIÓN              

Durante los últimos siglos, creció el mito de que los antiguos griegos estaban sujetos a una proporción numérica específica, esencial para sus ideales de belleza y geometría. Dicha proporción es conocida con los nombres de razón áurea ó divina proporción. Aunque recientes investigaciones revelan que no hay ninguna prueba que conecte esta proporción con la estética griega, esta sigue manteniendo un cierto atractivo como modelo de belleza.

Matemáticamente nace de plantear la siguiente proporcionalidad entre dos segmentos y que dice así: «Buscar dos segmentos tales que el cociente entre el segmento mayor y el menor sea igual al cociente que resulta entre la suma de los dos segmentos y el mayor»

Sean los segmentos:
A: el mayor y B el menor, entoces planteando la ecuación es:

A/B =(A+B)/A

Cuando se resuelve se llega a una ecuación de 2do. grado que para obtener la solución hay que aplicar la resolvente cuadrática.

El valor numérico de esta razón, que se simboliza normalmente con la letra griega «fi» es:

     LA SECCIÓN ÁUREA    

Los griegos de la antigüedad clásica creían que la proporción conducía a la salud y a la belleza. En su libro Los Elementos (300 a. C.), Euclides demostró la proporción que Platón había denominado «la sección», y que más tarde se conocería como «sección áurea». Ésta constituía la base en la que se fundaba el arte y la arquitectura griegos; el diseño del Partenón de Atenas está basado en esta proporción. En la Edad Media, la sección áurea era considerada de origen divino: se creía que encarnaba la perfección de la creación divina. Los artistas del Renacimiento la empleaban como encarnación de la lógica divina. Jan Vermeer (1632-1675) la usó en Holanda; pero, años después, el interés por ella decreció hasta que, en 1920, Piet Mondrian (1872-1944) estructuró sus pinturas abstractas según las reglas de la sección áurea.

También conocido como la Divina Proporción, la Media Áurea o la Proporción Áurea, este ratio se encuentra con sorprendente frecuencia en las estructuras naturales así como en el arte y la arquitectura hechos por el hombre, en los que se considera agradable la proporción entre longitud y anchura de aproximadamente 1,618. Sus extrañas propiedades son la causa de que la Sección Áurea haya sido considerada históricamente como divina en sus composiciones e infinita en sus significados. Los antiguos griegos, por ejemplo, creyeron que el entendimiento de la proporción podría ayudar a acercarse a Dios: Dios «estaba» en el número.

Sin duda alguna. es cierto que la armonía se puede expresar mediante cifras, tanto en espacios pictóricos o arquitectónicos, como en el reino de la música o, cómo no, en la naturaleza. La armonía de la Sección Áurea o Divina Proporción se revela de forma natural en muchos lugares. En el cuerpo humano, los ventrículos del corazón recuperan su posición de partida en el punto del ciclo rítmico cardiaco equivalente a la Sección Áurea. El rostro humano incorpora este ratio a sus proporciones.

Si se divide el grado de inclinación de una espiral de ADN o de la concha de un molusco por sus respectivos diámetros, se obtiene la Sección Áurea. Y si se mira la forma en que crecen las hojas de la rama de una planta, se puede ver que cada una crece en un ángulo diferente respecto a la de debajo. El ángulo más común entre hojas sucesivas está directamente relacionado con la Sección Áurea.

En arte y la arquitectura también se han usado con extraordinarios resultados las famosas propiedades armoniosas de a Sección Áurea. 1 las dimensiones  de la Cámara Real de la Gan Pirámide se basan en la Sección Áurea; el arquitecto Le Corhusier diseño su sistema Modulor basándose en la utilización de  la proporción áurea, el pintor Mondrian basó la mayoría de sus obras en la Sección Áurea: Leonardo la incluyó en muchas de sus pinturas y Claude Dehussy se sirvió de sus propiedades en la música. La Sección Áurea también surge en algunos lugares inverosímiles: los televisores de pantalla  ancha, las postales, las tarjetas de crédito y las fotografías se ajustan por lo común a sus proporciones. Y se han llevado a cabo muchos experimentos para probar que las proporciones de los rostros de las top models se adecuan más estrechamente a la Sección Áurea que las del resto de la población. lo cual supuestamente explica por qué las encontramos bellas.

Luca Pacioli, un amigo de Leonardo da Vinci al que conoció mientras trabajaba en la corte de Ludovico Sforza, duque de Milán, escribió un tratado crucial sobre la Sección Áurea, titulado De divina proportione. En este libro, Pacioli intenta explicar el significado de la Divina Proporción de una forma lógica y científica, aunque lo que él creía era que su esquiva cualidad reflejaba el misterio de Dios. Esta y otras obras de Pacioli parece que influyeron profundamente a Leonardo, y ambos se convirtieron en amigos inquebrantables, trabajando incluso juntos sobre problemas matemáticos. El uso de la Sección Áurea es evidente en las obras principales de Leonardo, quien mostró durante mucho tiempo un gran interés por las matemáticas del arte y de la naturaleza. Como el brillante Pitágoras antes que él, Leonardo hizo un estudio en profundidad de la figura humana, demostrando que todas las partes fundamentales guardaban relación con la Sección Áurea. Se ha dicho que la gran pintura inacabada de Leonardo, San Jerónimo, que muestra al santo con un león a sus pies, fue pintada en un intencionado estilo para asegurarse de que un rectángulo dorado (véase entrada) encajara perfectamente alrededor de la figura central. Dada la afición de Leonardo por la «geometría recreativa», esto parece una suposición razonable También el rostro de la Mona Lisa encierra un rectángulo dorado pertecto.

Después de Leonardo, artistas como Ralaei y Miguel ángel hicieron un eran uso de la Sección Áurea para construir sus obras. La impresionante escultura de Miguel Ángel El David se ajusta en varios sentidos a la Sección Áurea, desde la situación del ombligo con respecto a la altura, hasta la colocación de las articulaciones de los dedos.

Los constructores de las iglesias medievales y góticas y de las catedrales europeas también erigieron estas asombrosas estructuras para adaptarse a la Sección Aurea. En este sentido, Dios realmente estaba en los números.

LA SECUENCIA DE FIBONACCI     

En el suelo del lugar donde se encuentra el cuerpo de Jacques Sauniére al comienzo del libro hay escritos algunos números. Sophie, su nieta, reconoce la secuencia numérica y la interpreta como una señal de su abuelo, aunque lleva su tiempo que emerja su completa significación. Una vez que ella tiene la llave de la caja de depósitos del banco y comprende que necesita un número de cuenta para tener acceso a ella, las cifras seordenan ascendentemente para darle la solución.

La secuencia de Fibonacci es una secuencia infinita de número que comienza por: 1, 1, 2, 3, 5,8,13…, en la que cada uno de ellos es la suma de los dos anteriores.

Así: 2=1+1, 3=2+1, 5=3+2, 13=8+5 . Para cualquier valor mayor que 3 contenido en la secuencia, la proporción entre cualesquiera dos números consecutivos es 1,618, o Sección Áurea.

La secuencia de Fibonacci se puede encontrar en la naturaleza, en la que la flor del girasol, por ejemplo, tiene veintiuna espirales que van en una dirección y treinta y cuatro que van en la otra; ambos son números consecutivos de Fibonacci. La parte externa de una piña piñonera tiene espirales que van en sentido de las manecillas del reloj y otras que lo hacen en sentido contrario, y la proporción entre el número de unas y otras espirales tiene valores secuenciales de Fibonacci. En las elegantes curvas de una concha de nautilus, cada nueva circunvolución completa cumplirá una proporción de 1: 1,618, si se compara con la distancia desde el centro de la espiral precedente.

Leonardo Fihonacci nació en Pisa. Italia, en 1170. Creció y fue educado en Bugia, norte de África (hoy llamada Bejaia, en Argelia), desde donde regresó a Pisa alrededor del año 1200. Fibonacci fue sin duda influido y posiblemente enseñado por matemáticos árabes durante este su periodo más formativo. Escribió muchos textos matemáticos e hizo algunos descubrimientos matemáticos significativos, lo que ayudó a que sus trabajos fueran muy populares en Italia y a que le prestara atención el Sacro Emperador Romano del momento  Federico II.quien lo invito a su corte de Pisa. Fibonacci murió en 1250.

Historia de la Belleza del Cuerpo Humano

Seres humanos en el espacio, vivir con ingravidez Efectos Ingravidez

HUMANOS EN EL ESPACIO-VIVIR CON INGRAVIDEZ

vida en condicones extremas

La confirmación de que el hombre puede vivir y trabajar lejos de la Tierra se obtuvo ya con los primeros vuelos espaciales de los años sesenta. ¿Pero cuánto tiempo se puede vivir en condiciones de ingravidez sin que el organismo sufra daños irreversibles? Esta pregunta permanece todavía sin respuesta.

Puede un ser humano vivir y trabajar en el espacio? La respuesta, clara y simple, la dieron ya los primeros vuelos espaciales y es indudablemente «sí».

Los primeros vuelos Soyuz y Mercury, en efecto, demostraron que el hombre puede moverse libremente por el espacio realizando maniobras muy complejas. Luego, con la misión estadounidense Skylab y las rusas Salyut y MIR, se comprobó que el hombre puede vivir en el espacio durante meses y años.

Las actuales misiones espaciales, y más aún las futuras, continúan necesitando al hombre para descubrir los grandes misterios del universo. Pero ¿cuánto tiempo puede permanecer el hombre en el espacio sin que su organismo sufra daños? Y después de largos períodos de ingravidez, ¿podrá el hombre regresar a la Tierra y vivir en ella normalmente?.

Estas preguntas no han recibido todavía una respuesta, ya que son necesarios largos y complejos experimentos para comprender cómo se comporta el organismo humano en el espacio. Tal será el objeto de las investigaciones de muchos vuelos espaciales.

Seres humanos en el espacio: El espacio es un lugar muy hostil para el ser humano. La falta de aire y de presión atmosférica puede matar a una persona en cuestión de segundos. Las temperaturas son impresionantes: cerca del cero absoluto a la sombra de un planeta, y de varios cientos de grados bajo la acción solar directa. Al no existir protección atmosférica, las radiaciones cósmicas pueden resultar mortales.

Los avances científicos y tecnológicos logrados en las últimas décadas han permitido desarrollar una gran cantidad de elementos que protegen al ser humano durante los vuelos más allá de la atmósfera. Biólogos, médicos, físicos, ingenieros y meteorólogos trabajaron y trabajan en forma permanente para mejorar la calidad de vida de los astronautas y evitar riesgos durante la permanencia en el espacio.

Aunque siempre se supuso que la gravedad es necesaria para el desarrollo normal de la vida humana, los efectos producidos por la ingravidez fueron mucho más nocivos que los esperados. Osteoporosis, atrofia muscular con fuertes incidencias en el sistema cardiovascular, disminución del número de glóbulos rojos en sangre, entre otras alteraciones, obligaron a los especialistas a diseñar actividades para las tripulaciones. Asimismo, las estaciones espaciales permanentes incluyen reemplazos periódicos de sus tripulantes, con el objeto de evitar someterlos a situaciones de ingravidez prolongadas en exceso.

La ausencia de la fuerza de gravedad, cuya magnitud está relacionada con la masa de los cuerpos, implica una situación atípica que produce infinidad de trastornos en el organismo de los astronautas.

Veamos algunos de ellos:

Irrigación sanguínea. Por la gravedad, los fluidos se ven atraídos hacia las piernas y se reparten correctamente por todo el organismo. En el espacio, en cambio, la sangre que debería irrigar las extremidades inferiores se redistribuye en la cabeza y en el tórax y provoca, al inicio del vuelo, la característica hinchazón del rostro de los astronautas. Se produce una respuesta del organismo a la redistribución de líquidos. Para adaptarse a la nueva situación, se elimina agua, con la consiguiente disminución del volumen corporal.

Una vez de regreso, tiene lugar la situación inversa; en consecuencia, al disminuir la irrigación en la parte superior del cuerpo, los astronautas pueden sufrir mareos y desmayos. 

Músculos. En el espacio carece de sentido la relación peso-masa. Una balanza resultaría completamente inútil a bordo de una nave espacial. Se puede apreciar si una persona es corpulenta o delgada, pero es imposible establecer su peso.

Como los astronautas flotan dentro de la nave, a la larga se produce la atrofia muscular. Con el fin de contrarrestar este efecto, los tripulantes deben realizar diariamente ejercicios y vestir trajes espaciales con fuertes elásticos en la zona de las articulaciones, para forzar los movimientos.

Equilibrio. Durante los primeros días de viaje, cerca de la mitad de la tripulación sufre del “mal del espacio”, que se manifiesta con vómitos, dolores de cabeza y sudoración. Éstos son los efectos de la confusión que provoca la ingravidez sobre el sistema vestibular, el órgano del equilibrio ubicado en el oído interno.

Alimentación. Al contrario de lo que se podría pensar, los astronautas necesitan muchas calorías diarias, ya que consumen muchísima energía al realizar las cosas más simples. Pero además de incluir gran cantidad de calorías, la dieta espacial está balanceada en forma diferente de la terrestre. Por ejemplo, es fundamental que contenga un alto porcentaje de calcio, ya que este elemento que forma los huesos se pierde progresivamente en el espacio. Lo mismo sucede con los glóbulos rojos de la sangre, lo cual se contrarresta parcialmente con una alimentación rica en hierro.

La mecánica de comer y beber también es diferente. Los alimentos tienen que ser introducidos en la boca con mucho cuidado; una vez allí, la ingravidez ya no importa. Beber puede resultar más complicado. No se puede servir las bebidas en vasos, porque la tensión superficial de los líquidos hace que permanezcan dentro de su envase y, si se los agitara, flotarían como globos. De cualquier modo, todo se soluciona utilizando una pajita.

 Otros problemas fisiológicos importantes, que deben tenerse en cuenta en la colonización espacial, tienen que ver con el reabastecimiento de oxígeno y de otros nutrientes que, de alguna forma, deben conservar durante meses o años en la nave espacial (una solución serían los cultivos hidropónicos a partir de excreciones humanas o métodos electroquímicos); con los peligros de la radiación, y, finalmente, con el calor o el frío, así como con la presión barométrica, que puede producir la descompresión espacial.

Peso e ingravidez. Digámoslo así: Una cosa es la fuerza peso (P), y otra es la sensación de peso.

La fuerza de atracción que ejerce la Tierra sobre la nave y sus tripulantes, el peso, proporciona la fuerza centrípeta necesaria para mantenerlos en movimiento orbital.

Al no existir una fuerza que los sostenga, los astronautas no tienen sensación de peso y se encuentran en un estado de ingravidez aparente, exactamente igual que la que se experimenta en una caída libre (como si se encontraran en el interior de un ascensor que se está cayendo).

Ejercicio y reposo
Los astronautas permanecen inmóviles gran parte del tiempo. En las astronaves más grandes, como la Skylab estadounidense y la Salyut soviética, el problema es menor pues los astronautas tienen espacio suficiente para moverse y para ejercitar sus músculos.

Ausente la gravedad, el cuerpo flota en la cabina, y cada movimiento exige muy poco esfuerzo, lo que ahorra energías, pero al mismo tiempo impide hacer los ejercicios físicos indispensables. Uno de los equipos creados para resolver este problema, para ejercitar los brazos, es similar a los extensores de resortes. Los astronautas utilizan también bicicletas eléctricas, que exigen un esfuerzo comparable al que hace un ciclista en la Tierra.

Además de la actividad, es necesario garantizar el reposo. Para descansar, el astronauta se cubre los ojos con una máscara, con lo que evita la molestia de la luz, natural o artificial.

Durante el vuelo, se transmiten a la Tierra informaciones sobre las condiciones físicas de los astronautas; el médico analiza los datos y les indica el tratamiento.

Si la excitación provocada por el vuelo le impide dormir, el astronauta puede utilizar somníferos. La astronave cuenta con una farmacia bien equipada para cualquier emergencia y para las indisposiciones más comunes.

Los astronautas son adiestrados para cumplir turnos de reposo breves y largos, según las necesidades del vuelo.

Un sueño que se hace realidad

Con la tenaz intención de habitar el espacio, los soviéticos y, más tarde los norteamericanos, construyeron naves diseñadas especialmente para permanecer largos períodos en órbita terrestre, mientras las tripulaciones se iban renovando en forma periódica. Las primeras estaciones espaciales fueron la soviética Salyut 1 (lanzada el 19 de abril de 1971) y la estadounidense Skylab (lanzada el 25 de mayo de 1973).

En junio de 1998, comenzó la concreción del proyecto más espectacular de la historia espacial: la Estación Internacional Alfa (más conocida como la ISS, International Space Station). “La ISS representa el mayor proyecto tecnológico internacional de toda la historia pacífica de este planeta”, señaló con entusiasmo Daniel Goldin, director de la NASA. Y no es para menos: 16 países aportan sus recursos y su experiencia científica para realizar un sueño que costará 18.000 millones de dólares.

La construcción en el espacio de la ISS demandará 44 lanzamientos de cohetes europeos, rusos y estadounidenses, que pondrán en órbita una plataforma que pesará unas 500 toneladas. Tendrá alrededor de 110 m de largo y 90 m de ancho. El espacio presurizado para vivir y trabajar adentro de la estación será equivalente a dos cabinas de un avión 747. La estación orbitará a una “altura” media de 350 kilómetros, inclinada respecto del ecuador unos 50 grados.

Los catorce astronautas que han sido seleccionados para montar la estación espacial, que estaría concluida en el año 2005, realizan en la actualidad un riguroso entrenamiento para efectuar la complicada tarea. Desde enero de 1999, una tripulación “internacional”, integrada por tres personas, vive a bordo de la ISS, simbolizando de esta forma la presencia permanente de seres humanos en el espacio.

  “Durante siete horas y 55 minutos Tamara Jernigán y Daniel Barry salieron a caminar Mas alla de lo prolongado1 no fue un paseo común porque ambos son astronautas del Discovery y la caminata fue realizada a 386 mil metros de altura.

El objetivo fue colocar dos pequeñas grúas en la Estación Espacial Internacional, a la que está acoplado el Discovery desde el sábado pasado. Jernigán y Barry se encontraron apoyados por otros cinco compañeros, tres norteamericanos, un canadiense y un ruso, desde el interior de la nave.

La misión STS-96 es el primer vuelo dirigido a la construcción de la estación espacial científica que se concluirá en el 2005.

Durante la caminata ocurrieron algunos problemitas, como demorar una hora más de lo calculado en desensamblar una de las grúas, atornillada demasiado firmemente al costado del Discovery. Aunque no hubo consecuencias negativas, una cadena suelta pasó “volando” por delante de la cabina del piloto. Tras el montaje de las grúas, la tripulación tenía previsto pisar por primera vez el interior de la Estación Espacial”

La ingravidez es una experiencia que puede causar molestias al organismo humano.
Pero superado el primer impacto, también se producen situaciones muy divertidas.

Una Agenda Muy Especial:

Concebida como un verdadero laboratorio, el programa de la ISS propone investigaciones muy interesantes y novedosas, que se han agrupado según las siguientes áreas: Micro gravedad, Ciencias de la vida, Ciencias de la Tierra, Ciencias del espacio, Desarrollo de productos y Biotecnología. 

Microgravedad

La ISS ofrecerá una oportunidad única para estudiar y controlar procesos de ingravidez, verificar las teorías existentes e, incluso, formular otras nuevas. Observar cómo se forman las estructuras atómicas o moleculares en distintos materiales, cómo se comportan los fluidos o cómo se altera la combustión en un medio ingrávido, son sólo algunos de los temas de esta nutrida agenda.

 Ciencias de la vida

Fundamentalmente, el programa pone especial énfasis en estudiar los problemas asociados con permanecer períodos prolongados en ingravidez y comprender los efectos que provoca la gravedad en la evolución, desarrollo, morfología y funcionamiento de los seres vivos. El programa de estudio involucra a animales (incluyendo seres humanos), plantas, tejidos, microorganismos y células.

 Ciencias de la Tierra

El itinerario de la estación espacial permitirá observar el 75% de la superficie terrestre, donde habita el 95% de la población mundial. Convirtiéndose en una verdadera “ventana al mundo”, la ISS podrá predecir cambios climáticos, orientar políticas que mejoren el uso de la vegetación y la tierra, ubicar fuentes minerales o de alimentos, y controlar la “salud” del aire y los océanos, entre otras cosas. Según los especialistas, “permitirá mejorar la calidad de vida de todos los humanos y de las futuras generaciones”.

 Ciencias del espacio

Los investigadores esperan incrementar sus conocimientos del Sistema Solar y valorar sus efectos actuales y futuros sobre nuestro planeta.

Luchando “codo a codo” con las novelas de ciencia-ficción, la SS será la primera estación diseñada para que los tripulantes participen en las tareas de mantenimiento y operación de los sistemas. “La naturaleza dinámica del espacio demanda que seamos capaces de responder rápidamente —señalaron los diseñadores—. Los tripulantes estarán en condiciones de observar, filmar, caracterizar y valorar el impacto de los eventos cósmicos, en el preciso momento en que ocurren.” 

Desarrollo de productos

Los especialistas señalan que las condiciones de ingravidez y ultra-vacío del espacio permitirán desarrollar productos “más perfectos” que los que se pueden desarrollar en las condiciones terrestres. Muchas empresas “de punta” confían (léase aportan grandes sumas de dinero) en que las investigaciones que se realizarán a bordo de la SS posibilitarán el acceso a nuevas tecnologías y mercados no explotados hasta el presente.

 Biotecnología

La Biotecnología es la aplicación de la Ingeniería y la Tecnología a las Ciencias de la vida. La SS se propone investigar en dos áreas fundamentales: la estructura y funcionamiento de las proteínas y el cultivo de células y tejidos. Los científicos aspiran a que sus estudios contribuyan al desarrollo de medicamentos más efectivos y, por lo tanto, a mejorar la calidad de vida. A más largo plazo, consideran que el espacio será un medio ideal para “fabricar” tejidos y órganos útiles para trasplantes en humanos.

Un sueño que se hace realidad

Con la tenaz intención de habitar el espacio, los soviéticos y, más tarde los norteamericanos, construyeron naves diseñadas especialmente para permanecer largos períodos en órbita terrestre, mientras las tripulaciones se iban renovando en forma periódica. Las primeras estaciones espaciales fueron la soviética Salyut 1 (lanzada el 19 de abril de 1971) y la estadounidense Skylab (lanzada el 25 de mayo de 1973).

En junio de 1998, comenzó la concreción del proyecto más espectacular de la historia espacial: la Estación Internacional Alfa (más conocida como la ISS, International Space Station). “La ISS representa el mayor proyecto tecnológico internacional de toda la historia pacífica de este planeta”, señaló con entusiasmo Daniel Goldin, director de la NASA. Y no es para menos: 16 países aportan sus recursos y su experiencia científica para realizar un sueño que costará 18.000 millones de dólares.

La construcción en el espacio de la ISS demandará 44 lanzamientos de cohetes europeos, rusos y estadounidenses, que pondrán en órbita una plataforma que pesará unas 500 toneladas. Tendrá alrededor de 110 m de largo y 90 m de ancho. El espacio presurizado para vivir y trabajar adentro de la estación será equivalente a dos cabinas de un avión 747. La estación orbitará a una “altura” media de 350 kilómetros, inclinada respecto del ecuador unos 50 grados.

Los catorce astronautas que han sido seleccionados para montar la estación espacial, que estaría concluida en el año 2005, realizan en la actualidad un riguroso entrenamiento para efectuar la complicada tarea. Desde enero de 1999, una tripulación “internacional”, integrada por tres personas, vive a bordo de la ISS, simbolizando de esta forma la presencia permanente de seres humanos en el espacio.

 “Durante siete horas y 55 minutos Tamara Jernigán y Daniel Barry salieron a caminar Mas al/a de lo prolongado1 no fue un paseo común porque ambos son astronautas del Discovery y la caminata fue realizada a 386 mil metros de altura.

El objetivo fue colocar dos pequeñas grúas en la Estación Espacial Internacional, a la que está acoplado el Discovery desde el sábado pasado. Jernigán y Barry se encontraron apoyados por otros cinco compañeros, tres norteamericanos, un canadiense y un ruso, desde el interior de la nave. La misión STS-96 es el primer vuelo dirigido a la construcción de la estación espacial científica que se concluirá en el 2005.

Durante la caminata ocurrieron algunos problemitas, como demorar una hora más de lo calculado en desensamblar una de las grúas, atornillada demasiado firmemente al costado del Discovery. Aunque no hubo consecuencias negativas, una cadena suelta pasó “volando” por delante de la cabina del piloto. Tras el montaje de las grúas, la tripulación tenía previsto pisar por primera vez el interior de la Estación Espacial”

Curiosas Cuestiones Físicas explicadas por Yakov Perelman Ciencia

CURIOSAS SITUACIONES FÍSICAS PARA PENSAR

IMPORTANCIA DE LA CIENCIA: Hubo un tiempo en que se tenían por absolutamente ciertos los datos que nuestros sentidos nos suministraban. El mundo exterior era idéntico al que veíamos. El Sol daba vueltas alrededor de la Tierra, el color rojo era rojo para todos y los vientos eran empujados por los Dioses de la tempestad.

La diferente interpretación que cada hombre daba a ciertos fenómenos, la introducción de la superstición y la magia en la explicación de las cosas, llevó a la aparición de un deseo de conocer la realidad del mundo. Y predominó el frío pensamiento porque se creyó que la razón era infalible y el mundo se regía por unas leyes regulares, perfectas, posibles de determinar y dotadas de ciego fatalismo. Fue la era del pensamiento mecanicista y determinista, que implicaba una gran fe en la posibilidad del conocimiento humano.

La Relatividad vino a destruir gran parte de aquellas creencias demostrando que el mundo no responde exactamente ni a la aportación de nuestros sentidos ni a una causalidad rígida y fatal. En la disputa sobre si la luz es onda o corpúsculo, la Ciencia actual viene a decir, con evidente posibilidad de asombro, que es ambas cosas al mismo tiempo.
Decíamos que la tendencia predominante de hoy es anotar y estudiar hechos. La realidad es número y medida más que fenómeno, fuerza, cuerpo, etc.

El determinismo y la ciega causalidad han sido sustituidos, en gran parte, por la estadística y la probabilidad. Sobre la preferencia por las manzanas como postre no podremos hablar con gran certeza si nos limitamos a interrogar a media docena de personas, pero una encuesta realizada sobre 20 millones de seres humanos nos dará una impresión muy real sobre el aprecio de las manzanas. Las leyes de los grandes números pesan profundamente en el ánimo del científico.

Cuando un cuerpo determinado hierve a tal temperatura y nunca ha dejado de hervir siempre que ha llegado a ella, es forzoso admitir que éste es su punto de ebullición. Ésta es una verdad indiscutible porque, en cierto sentido, es una verdad limitada. Pero no todas son tan sencillas de controlar y estudiar.

Los fenómenos, que son los hechos que se producen a nuestro alrededor, se encierran en coordenadas de tiempo y espacio y se convierten en funciones matemáticas en las que una o varias variables pueden expresarse por una fórmula y una línea. Mientras para los antiguos las cosas poseían un gran valor, hoy se tiende más a comprender el mundo físico como una multitud de sucesos, de acaeceres que conviene estudiar en su desarrollo y evolución.