Muerte de Juan Pablo I

Biografia de Lech Walesa Sindicalista y Politico de Polonia

Biografía de Lech Walesa Sindicalista y Politico de Polonia

Lech Walesa nació el 29 de septiembre de 1943 en Popowo,   una pequeña aldea del voivodato de Wrocíaw, un pueblo casi perdido, rodeado de abedules y de sauces. Leszek (Lech es un diminutivo) creció en aquella aldea, en compañía de su padrastro y de su madre. Su padre había muerto al concluir la guerra.

Un vecino de Popowo ha dejado un testimonio estremecedor de aquellos años, los primeros de la Polonia de posguerra, que tal vez sirvan para explicar la voluntad, la tenacidad y la capacidad de resistencia del líder sindical polaco:

«Durante el último año de la guerra —narra el testigo—, los alemanes nos llevaron lejos, cerca de Torun,  a cavar trincheras. Bolech, el padre de Lech, se negó a ir. Vinieron aquí a buscarlo, lo apresaron por el camino, le dieron una paliza y se lo llavaron a Mlynec. A nosotros nos llevaron a Golub a construir un puente; él se quedó. En Golub había estufas en las barracas, en Mlynec no. Estábamos en invierno. Bolech tenía que dormir en un catre tapado con una sola manta. El frío era intenso: su cabello, de puro helado, se le pegaba a la pared. Como consecuencia de aquella paliza y del frío, cayó enfermo y murió. Dejó cuatro hijos.»

Uno de ellos era Lech. Su madre se casó en seguida con un hermano del difunto, Stanislaw.

Biografia de Lech Walesa

En octube de 1983, el comité especial del parlamento noruego otorgó el premio Nobel de la paz a un modesto electricista polaco de 40 años, en torno a cuya figura había crecido en pocos meses, hasta agrupar a 10 millones de trabajadores, un sindicato independiente del gobierno y del partido gobernante. La simple existencia de ese sindicato, Solidaridad, constituía el más radical y audaz desafío al sistema de poder instaurado en el área de influencia soviética en el curso de la última década. A través de la prensa y la televisión, el rostro de Walesa, sus grandes bigotes, sus gestos de apacible hombre de bien, sus plegarias y sus manifestaciones en pro de la justicia, de la libertad y de la igualdad entre los hombres, se convirtieron en un símbolo de esperanza para todos aquellos que, bajo distintos regímenes, en distintas situaciones políticas, se animaban a enfrentarse al poder y luchaban por la democracia.Muchos comenzaron a preguntarse quién era aquel electricista, aquel líder sindical capaz de enfrentarse al rígido sistema inspirado por la U.R.S.S.

La infancia de Lech Walesa estuvo marcada por toda la dureza de la posguerra, en un país que había quedado devastado por la contienda. La familia de los Walesa estaba formada por campesinos, en otro tiempo acomodados, que, a costa de dividir y dividir sus pequeñas tierras entre un gran número de hijos, vivían, al comenzar los años cuarenta, en una situación casi de miseria.

El padrastro y el padre de Lech tenían que ayudarse, para sobrevivir, realizando tareas de carpintería en las granjas más cercanas.

Lech, de niño, ayudaba en trabajos de albañilería para conseguir algunos zlotys. No fue un alumno aventajado en la escuela, sino uno más, revoltoso y pendenciero, pero de buenos sentimientos; así lo define su maestro.

Walesa comenzó trabajando en una estación de servicios de tractores, donde aprendió el oficio de electricista, y muy pronto se trasladó a Gdañsk (antigua Danzig), ciudad famosa por sus importantes astilleros y por el núcleo de población obrera que aglutina. Sus compañeros le recuerdan como un obrero voluntarioso, callado y reticente a participar en cualquier tipo de reivindicación laboral o salarial.

Cuando concluyó la guerra (que se había desencadenado precisamente a consecuencia de las reivindicaciones de Hitler sobre el paso de Danzig),  Polonia, que había sido aplastada en sólo un mes por las tropas alemanas y que había sido liberada por el Ejército rojo, quedó en la zona de influencia rusa.

Las tropas soviéticas instauraron una «democracia popular» controlada por el Partido comunista.

Toda la producción polaca quedó supeditada a las necesidades de la industria pesada soviética, y esta situación tenía que producir, irremediablemente, descontento entre trabajadores y campesinos.

Las clases populares polacas se sentían utilizadas por un sistema que las reducía a condiciones cada vez más penosas de existencia y a una dictadura ideológica controlada por el partido. De hecho, las organizaciones sindicales habían quedado anuladas y reabsorbidas en el seno del partido gobernante, y de este modo los trabajadores se encontraban desarmados para defender sus intereses.

En 1956 se produjeron huelgas generales de gran importancia en Poznañ, que obligaron al Partido obrero unificado polaco (P.O.U.P.) a plantearse una flexibilización de su política, y hubo mejoras, pero sin embargo, con el paso del tiempo, las condiciones de vida y de trabajo de los polacos no mejoraron.

obreros de polonia lech walesa

Huelga en los astilleros navales Lenin de Gdañsk en 1980. Los obreros cesaron de trabajar luego del anuncio de un alza del 60% del precio de la carne. Pronto la huelga tomó un cariz político y desembocó en el primer sindicato libre.

A partir de la década de 1970, se registra en Polonia la aparición de un movimiento opositor, que culmina con la creación de varias organizaciones clandestinas, con el apoyo brindado a la famosa Carta de los 77. De ese proceso surgiría, precisamente, el sindicato Solidaridad, que rompe con las estructuras verticales del partido y establece una organización horizontal, a la manera de los tradicionales sindicatos europeos.

En diciembre de 1970, el gobierno anunció una subida en los precios de los alimentos. La tensión y el descontento que se habían gestado en los últimos años estalló súbitamente, al otro dia ,frente a la dirección de los astilleros de Gdañsk, se congregó una gran masa de trabajadores y desde allí una enorme multitud se dirigió hacia el edificio del P.O.U.P. y después hacia los astilleros del norte, para animar a los otros obreros a unirse a sus filas.

Los obreros marcharon hacia la comisaría municipal y se apoderaron de la planta baja del edificio. Lech Walesa, un obrero hasta ese momento desconocido, estaba ya a la cabeza de la manifestación. De este modo, el oscuro electricista pasaba a convertirse en representante de veinte mil hombres decididos a enfrentarse al poder político de Varsovia, ante el asombro de toda Europa.

Al mes siguiente y en lo que constituía un triunfo logrado por las movilizaciones de Gdañsk, se celebraron en los astilleros las primeras elecciones totalmente democráticas. Walesa pasó a formar parte del nuevo consejo, y al mismo tiempo, fue nombrado inspector social del trabajo. De este modo, disponía de facilidades para visitar los barcos, los talleres y los otros lugares de trabajo. El nuevo dirigente sindical comenzaba a adquirir popularidad en toda Polonia.

Walesa se había casado con la que sería después su mayor sostén, Danuta, el 8 de noviembre de 1971. Un año más tarde, la pareja cambió de domicilio y pasó a vivir a una pequeña urbanización rodeada de bosques y próxima al mar. Durante un cierto tiempo pareció haber olvidado su papel de líder, y se mostraba feliz de haber recuperado la normalidad, pero en 1976  las autoridades le acusaron de crear un ambiente de conflicto entre sus compañeros y sin que mediaran apenas otras razones, fue despedido del astillero.

Ingresó en la ZREM, en la sección de transporte el 3 de mayo de 1976, pero era controlado por las autoridades. El 31 de diciembre de 1978, Walesa volvió a ser despedido; la dirección de la empresa lo acusó de realizar actividades extralegales y adujo además necesidades de reducción de la plantilla.

Walesa consiguió un nuevo empleo, siempre como electricista prestigioso; esta vez en la empresa Elecktromontaz, dedicada a la fabricación de material eléctrico, aunque de nuevo Walesa fue despedido junto con otros compañeros. En la fábrica se constituyó una comisión obrera en defensa de los despedidos. Walesa, que no tenía trabajo, pudo dedicarse más activamente a desarrollar el movimiento sindical de base.

 En julio de 1980 el gobierno subió los precios de la carne, lo que generó una creciente ola de malestar  y una larga huelga , la mayor que se hubiera producido en la Polonia de la posguerra hasta aquel momento.

Durante los largos días de ese mes de agosto de 1980, mientras duró la huelga, los astilleros se convirtieron en un centro de decisiones políticas al margen del aparato gubernamental. De aquella huelga debería nacer una nueva estructura sindical que conectara a todas las fábricas, grandes y pequeñas, pero también a los profesionales, intelectuales y artistas.

Un sindicato que se convirtiera en un organismo de resistencia no sólo para los trabajadores sino para la conciencia nacional polaca. Lech Walesa fue nombrado presidente del comité fundador del nuevo sindicato, que en poco tiempo encuadró a unos diez millones de trabajadores.

Walesa pasó a ser, a partir de 1980, no sólo el «hombre de la esperanza» para el pueblo polaco, sino la demostración viva de que el sistema del llamado «socialismo real» estaba en crisis.

La tensión entre el gobierno y Solidaridad se acentuó de manera dramática: parecía inevitable una nueva huelga nacional. Occidente entero miraba hacia Polonia y Walesa contaba con un apoyo fundamental, el de la Iglesia polaca, fortalecida desde la llegada al papado de un polaco, Juan Pablo II.

La popularidad internacional de Walesa creció cuando, acompañado por una delegación de Solidaridad, consiguió el permiso para trasladarse a Roma, para entrevistarse con el Papa, visita que preocupó a las autoridades del gobierno polaco.

A su regreso Walesa fue detenido, ingresó en la prisión mientras su esposa Danuta esperaba su séptimo hijo. El niño nacería mientras su padre seguía detenido. El 12 de noviembre de 1982 el luchador sindical fue liberado, pero vigilado.

Walesa sabía que la liberación completa de Polonia, teniendo a su lado a la U.R.S.S., resultaba utópica. En cambio, era posible conseguir, pacientemente, cotas cada vez más altas de autoorganización y poder popular.

Esta actitud contribuyó, en parte, a que en 1983 se le concediese el premio Nobel de la paz.

Temeroso de que no lo dejaran entrar al país al regresar, Walesa envió a su mujer a recoger el galardón.

En 1984, el ejército reprimió con gran violencia nuevas manifestaciones de Solidaridad, y la policía asesinó a un gran amigo de Walesa, el sacerdote Popieluszko. La amistad entre estos dos hombres aparecía como un símbolo de la alianza entre los sindicatos clandestinos y la Iglesia.

A mediados de 1985, Walesa trabajaba nuevamente como electricista en una fábrica estatal. Su influencia, y la de Solidaridad, seguían vigentes, a pesar de la represión oficial.

Los cambios radicales que afectaron el bloque del Este a partir de 1985 no omitieron a Polonia. Lech Walesa supo entonces erigirse en moderador, favoreciendo una transición democrática sin derramamiento de sangre.

Entretanto, se acentuáronlas divisiones en el seno de Solidaridad: se le reprochaba a Walesa su ambición; siendo candidato presidencial en la elección de 1990, aplastó a su rival al obtener el 75% de los sufragios. ¡El electricista contestatario encabezó entonces el Estado polaco!.

Como presidente, Walesa fue criticado por su autoritarismo y sus tomas de posición a favor de los «valores morales» defendidos por la Iglesia católica. Polonia, que ingresó muy pronto en la era de la sociedad de consumo, afrontó una difícil adaptación a las leyes del mercado, y dudaba de su antiguo ídolo.

Al volver a presentarse como candidato presidencial en 1995, Walesa fue derrotado. Así, a pesar de una experiencia política con altibajos, sigue perteneciendo a aquellos que, en ausencia de todo signo precursor de la implosión comunista, se atrevieron a ponerse de pie en nombre de la lucha democrática.

CRONOLOGIA DE SU VIDA:

1943 Nacimiento de Lech Walesa en Popowo,  el 29 de septiembre.

1967 Trabaja como obrero electricista en Gdañsk,  en los astilleros Lenin.

1970 Amotinamientos obreros. Walesa integra el comité de huelga de los astilleros navales. Gomulka dimite; es reemplazado por Gierek.

1976 Walesa es despedido y encarcelado.

1978 Participa en la fundación de las comisiones   obreras clandestinas.

1980 Grandes huelgas de Gdañsk.

Acuerdos de Gdaysk. Comités de huelgas se transforman en un sindicato independiente, Solidarnosc.

1981 Prohibición de Solidarnosc.

1981 El general Jaruzelski proclama la ley marcial.  Lech Walesa es encarcelado.

1982 Fin de la ley marcial. Walesa es liberado.  Solidarnosc, declarado al margen de la ley.

1983 Visita de Juan Pablo II a Polonia. Se otorga a  Lech WaLesa el premio Nobel de la paz.

1984 Asesinato del padre Popieluszko.

1985 El general Jaruzelski llega a ser presidente  del Consejo de Estado.

1988 Nueva oleada de huelgas.

1989 Restablecimiento del pluralismo sindical y ; legalización de Solidarnosc. Viaje de Walesa a EE.UU. Abolición del rol dirigente del Partido comunista.

1990 Walesa, presidente del Estado polaco.

1995 Es derrotado en las elecciones presidencialespor Aleksander Kwasniewski, un antiguo I comunista, y anuncia su retiro político.

2000 Walesa opta otra vez a la presidencia; logra  el 1% de los votos.

2004 Aeropuerto de Gdañsk recibe el nombre de Lech Walesa.

Fuente Consultada:
Forjadores del Mundo Contemporáneo Tomo 4 Entrada: Lech Walesa  – Editorial Planeta
Hicieron Historia Tomo II Editorial Larousse – Lech Walesa

Fotos Famosas Históricas Que Han Impactado al Mundo

FAMOSAS FOTOS HISTÓRICAS QUE HAN INPACTADO AL MUNDO

FOTO-1-:

famosas fotos historicas

Miliciano en la Guerra Civil Española, en instante de su muerte. Fotografía tomada por Frank Cappa en 1936. Esta guerra civil fue una de las guerras mas sangrientas de la historia, entre hermanos, que se enfrenraron defendiendo sus idelología en post de un país mejor y mas justo. Tres años de guerra civil sumieron a España, entre 1936 y 1939, en la violencia, el hambre y la angustia. Las secuelas perduraron por muchos años, y por mucho tiempo la división de los españoles entre franquistas y republicanos dejó marcas de sangre y fuego. Las atrocidades se repartieron en los dos bandos. La derecha sublevada contra el gobierno del Frente Popular fusiló a García Lorca y con ayuda hitleriana bombardeó Guernica, pero los republicanos cometieron sus propias masacres como la represión comunista sobre anarquistas y revolucionarios en Barcelona, el asesinato de sacerdotes y monjas o la profanación de sepulturas en numerosas iglesias del país. Hoy España vive otros tiempos, pero todavía hay muchos que no olvidan las angustias de aquellos años, la cotidianeidad con la violencia y el hambre, perfectamente reflejados en la fotografía.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-2-:

famosas fotos historicas

África, en Sudán: Niño Gateando, tomada en 1993 por Kevin Carter cuando visitó un centro de aliementos. El fotógrafo recibió muchas críticas, sobretodo por no ayudar al niño, Carter se suicidó al poco tiempo.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-3-:

Tomada en Vietnam, cuando Estados Unidos hace una ataque aéreo utilizando Napalm, el fotógrafo Nick Ut logró esta toma en 1972, ganando el Premio Pullitzer. La niña se llama Kim Puth, actualmente vive en EE.UU.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-4-:

famosas fotos historicas

El fotógrafo Richard Drew logra esta toma el 11 de Septiembre de 2011, cuando las Torres Gemelas fueron atacadas por terroristas. Este hombre decide saltar antes de morir quemado, nunca fue identificado.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-5-:

famosas fotos historicas

1-2-1968: Eddie Adams toma el momento de una ejecución pública en Saigón por parte del jefe de policía.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-6-:

famosas fotos historicas

Uganda, 4-1968 el fotográfo Mike Wells muestra al mundo con esta desgarradora imagen, la desigualdad social y económica entre dos continentes. La otra mano es la de un misionero, que dedicó su vida a asistir a los desnutridos de ese país.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-7-:

famosas fotos historicas

James  Natctwey, 1994 en Ruada, pleno conflicto tribal entre Hutus y Tucsis. Un hutu torturado en un campo de consentración, logró escapar y sobrevivió.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-8-:

famosas fotos historicas

1963, en Saigón, Malcom Browne, toma el instante justo cuando un monje se inmola ardiendo con fuego como protesta por disturbios entre católico y budistas. No se movió hasta su muerte.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-9-:

famosas fotos historicas

2003: Tortura en Abu Graib de autor desconocido. Mustra las torturas en Abu Graib de la CIA y ejército americano durante la Guerra de Irak, cuando Bush (hijo) era presidente.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-10-:

famosas fotos historicas

1984: Tragedia del Gas de Bophal, tomada por Raghu Rai en la India. Niña muerta a consecuencia del desastre quimico en esa localidad, una clara imagen de la «violencia corporativa de los grandes grupos económicos» que explotan los recursos del planeta y hasta dominan gobiernos.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-11-:

Octubre de 1976, en Bangkok, capital de Tailandia, una de las imagen tomadas por Neal Ulevich, premio Pullitzer en 1977. Pertenece a una serie de fotografías, llamadas «las fotografias del desorden y de la brutalidad» en las calles de Bangkok. La masacre de la universidad de Tahmmasat, fue una ataque muy violentos de los estudiantes contra aquellos estudiantes que se manifestaban en contra del mariscal de campo Thanom Kittikachorn, quien era un dictador que tenía intención de volver a Tailandia. El regreso de la dictadura militar del exilio provocó movilizaciones muy violentas y los manifestantes, estudiantes fueron mutilados, fusilados, colgados o quemados hasta la muerte.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO -12-

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fotos25.jpg

Sobrevivientes en la montaña. Seguramente no hubo en el siglo pasado un caso de supervivencia
colectiva más extraordinario que el protagonizado por 16 jóvenes uruguayos que quedaron atrapados en un avión destrozado en medio
de una montaña cubierta de nieve de la cordillera de los Andes, sin abrigo adecuado, sin alimentos y dados por muertos.
Al cabo de 71 días de penurias inigualables fueron rescatados, porque dos de ellos —Fernando Parrado y Roberto Canessa— caminaron
durante diez días atravesando las montañas, hasta que el 23 de diciembre de 1972 los encontró el arriero Sergio Catalán Martínez.
A los pocos días ofrecieron una conferencia de prensa en la que, entre otras cosas, debieron relatar la dolorosa forma de alimentación a
que tuvieron que recurrir. La tragedia cobró la vida de 29 personas.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-13-:

famosas fotos historicas

El fotografó Patrick Farrel capturó imagenes desgarradoras de las víctimas del huracán Hanna en Haití en 2008. Documentó la tragedia del paso del huracán con una serie de fotografías en blanco y negro, tituladas «Despúes de la Tormenta»

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-14-:

famosas fotos historicas

Tomada en Tamil Nadu, luego del tsunami en el océano Índico, tomada por Arko Datta, fotografo de la agencia Reuters, quien ganó el concurso World Press en 2004, como foto del año. Despúes del tsunami muestra a una mujer indígena tendida en la arena con los brazo extendidos en duelo por la muerte de un familiar. Su pariente fallecido por una de las peores tragedias de la historia el: Tsunami del Océano Índico.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-15-:

famosas fotos historicas

Muestra de segregación racial en EE.UU. en la década del 30, donde los ahorcados fueron acusados de violencia, aunque nunca fueron juzgados legalmente y se sabe que no fueron culpables de nada. La multitud presa del miedo, la ignorancia y la violencia racista decidió tomar justicia por mano propia. Diez mil blancos armado fueron a la cárcel del condado a pedir justicia contra dos negros supuestamente acusados de violar  a una niña blanca. Durante años hubos miles de linchamientos y muchas de esas fotos fueron convertidas en postales para mostrar la supremacía de la raza blanca en algunos estados de los EE.UU.

FOTO -16-

Con un pie en la luna. La conquista espacial dio su paso más importante cuando el 21 de julio de 1969, Neil Armstrong primero y Edwin Aldrin unos minutos después, se convirtieron en los primeros seres humanos en pisar la superficie lunar. Habían partido de Cabo Cañaveral cinco días antes a bordo de la nave «Apolo XI», en la que además viajaba un tercer tripulante, Michael Collins. El alunizaje del módulo de exploración «Eagle» fue perfecto y sólo hubo que utilizar el mando manual cuando la pequeña nave se dirigía al interior de un cráter lleno de rocas y pedruscos que hubieran podido dañarla. El mundo fue testigo de ese primer paso del hombre en la Luna gracias a una cámara colocada sobre el módulo que transmitió la hazaña en directo («este es un pequeño paso para un hombre, pero inmenso para la humanidad», fue la célebre frase que pronunció Armstrong tras dejar la primera huella humana en la superficie lunar).

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-17-:

famosas fotos historicas

Deanne Fitzmaurice, ganadora del premio Pullitzer en 2005, por la fotografía «Operación Corazón de León» , es la historia de un niño irakí de 9 años de edad que resultó gravemente herido por la violencia en el conflicto de la guerra de Irak. El niño fue llevado a un hospital de Oskland (California)  , donde tuvo que someterse a decenas de complicadas cirugías. Por su valor y coraje para enfrentar esta traumática situación hizo que lo llamaran Saleh Kalhaf, «Corazón de León»

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-18-:

famosas fotos historicas

1985, Frank Fournier, tomó la trágica imagen de la niña Omayra Sanchez atrapada en el fango y los escombros de los efificios derrumbados  tras erupción del volcán Nevado Ruiz en Colombia, el cual provocó un gigantesco alud de barro, rocas, ramas, que desvastó a la ciudad y mató a mas de 25.000 personas. Tras tres días de lucha Omayara murió de hipotermia y gangrena, su tragica muerte mostró la incapacidad de los funcionarios colombianos en responder a una tragedia con rapidez y salvar a los danmificados. Su muerte agonizante fue seguida en el mundo a traves de las cadenas televisivas por millones de personas.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-19-:

famosas fotos historicas

Junio de 1989, Plaza de Tianammen, en China: Es un simple mortal desconocido, de pantalón negro, camisa blanca y dos bolsas de plástico, como si viniera de la compra. Una fila de tanques T-59 trata de avanzar por la principal avenida de la ciudad, pero él se antepone y logra frenar su avance. Los tanques tratan de esquivarlo, pero insiste y se desplaza para enfrentarlos, …se sube al tanque y le habla al soldado, dicen que les dijo: «Vuelve de donde vienes y deja de matar a mi gente». Hoy lo recuerdamo como el «Héroe de Tiananmmen«, fue reconocido como uno de los personajes mas influyentes del siglo XX por la prestigiosa revista: «The Times»,…¿el lo sabrá…?…Su acción ha inspirado las revueltas desde Indonesia a Ucrania.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-20-:

famosas fotos historicas

LOS OJOS DE LA GUERRA. En los fascinados ojos de esta muchacha -en una foto que es un emblema de la «National Geographic»- se refleja la angustia de millares de afganos que en 1985, como ella y su familia, se vieron obligados a dejar su país y buscar cobijo en un campo de refugiados en Pakistán. Los afganos huyeron por decenas de miles después que el país fue invadido por los tanques rusos a fines de 1979 para sostener un régimen comunista afín a Moscú, luchando contra la resistencia musulmana. Afganistán se convirtió durante varios años en un campo de batalla de inusual crudeza. La niña de la foto fue buscada durante 17 años por el fotógrafo, hasta dar finalmente con ella. Sharbat Gula padeció primero las penurias de los refugiados en Pakistán y, de vuelta en su país, el oprobio del régimen de los talibanes de Afganistán, que sometía a las mujeres a una condición infrahumana. Esas calamidades se reflejaron en la pérdida de brillo en estos mismos ojos.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO-21-:

famosas fotos historicas

Una imagen que no ha perdido vigencia con el paso de los años y que se mantiene como un ícono es la fotografía ‘V-J Day in Times Square’ de Alfred Eisenstaedt. Una escena que ha sido reproducida innumerables veces en el cine o el teatro y que forma parte de nuestro subsconsciente colectivo. Greta Friedman murió a los 92 años de edad. Quizás su nombre no les diga mucho, pero es la joven de la foto, cuando se novio de despide

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO -22-

fotos historicas

Saqueos en la Argentina. De repente la furia popular estalló en el 2001
en Argentina, encendida por una situación económica de quiebra absoluta, un «corralito» que aprisionó los dineros de la ciudadanía, una inoperancia gubernamental que llevó a Fernando de la Rúa y a su ministro de Economía Cavallo a renunciar precipitadamente y un descontrol social en el que se sucedieron los saqueos a supermercados, las protestas callejeras y los «peajes» de piqueteros. Fue un tiempo de caos, carencias y horror en la vecina nación, donde se registraron escenas como la de la foto: un camión con ganado volcó en los accesos a Rosario y de golpe se arremolinó entre las reses muertas o heridas una turba de pobladores de la villa miseria La Granada, que cuchillo en mano, allí mismo, carneó a los novillos y se llevó los trozos de carne para saciar el hambre que su condición de desocupación y pobreza generaba. Había entre ellos operarios despedidos de los frigoríficos cercanos, razón por la que la «faena» se hizo con criterio: a la noche, las reses habían sido peladas hasta el hueso.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO -23-

fotos historicas

El Papa herido en un atentado. Tres atentados contra prominentes figuras se registraron en 1981: primero, en marzo, el presidente norteamericano Ronald Reagan fue herido por los disparos de un demente; dos meses después otro enajenado hirió al Papa Juan Pablo II de tres balazos y en octubre moría el presidente egipcio Anwar al Sadat, asesinado por un grupo de fanáticos que abrió fuego indiscriminado durante un acto público en El Cairo. El joven turco que hirió gravemente al Pontífice se llamaba Alí Agca y tenía 23 años. Disparó en medio de una multitud de fieles en plena plaza de San Pedro, cuando Juan Pablo II recorría la misma en el «Papamóvü». El agresor fue detenido de inmediato por la policía, resultando ser un enajenado a quien el Pontífice visitó posteriormente en la cárcel para extenderle el perdón.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO -24-

fotos historicas

La muerte del Che Guevara: Era argentino, pero su espíritu revolucionario y aventurero lo llevó a Cuba en tiempos en que Fidel Castro, desde Sierra Maestra, llevaba a cabo la lucha armada contra el gobierno del dictador Fulgencio Batista. Con el triunfo de la revuelta casuista Guevara asumió funciones de ministro, pero como exponente máximo de la praxis «fo-quista» como factor desencadenante de movimientos revolucionarios, «desapareció» de Cuba a mediados de los años 60. Tenía diferencias importantes con la estrategia comunista orientada por Moscú. En 1967 se hallaba en territorio boliviano intentando encender una guerrilla que pretendía abarcar todo el continente. Pero allí fue localizado, cercado y atrapado por los rangers —fuerzas especiales bolivianas- que lo encerraron en una escuela de la localidad de Las Higueritas. Uno de los guardianes que lo vigilaba le dio muerte el 8 de octubre de 1967, por orden superior

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO -25-

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fotos23.jpg

La mujer más buena del siglo XX. La Madre Teresa de Calcuta, una religiosa yugoslava (pero de familia albana) que durante décadas estuvo al frente de una pequeña congregación dedicada a la ayuda de leprosos y desposeídos en medio del infierno de Calcuta, recibió en 1979 el Premio Nobel de la Paz. Fue el más justo premio a una mujer admirada y querida, pero alejada de todo aquello que no fuera la abnegación y entrega al prójimo. Teresa había nacido en 1910, volcándose a la asistencia con una perseverancia, una alegría y una humildad que parecían rasgos propios de las grandes figuras del pasado y no de un tiempo de materialismo y olvido de los valores del espíritu. Murió en 1987, seis días después de Lady Di, recibiendo menos atención mundial que la princesa de Gales. La imagen de la Madre Teresa comenzó a crecer en el mundo en los años 70 y el Nobel permitió que la opinión pública conociera el callado heroísmo de uno de los mayores personajes del siglo XX.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO -26-

fotos historicas

Pinochet se apropia del poder. Poco antes de cumplir tres años de gobierno en Chile, el socialista Salvador Allende fue en 1973 victima de un golpe liderado por el entonces Comandante en Jefe del Ejército, Augusto Pinochet. Allende resistió la acción de los golpistas atrincherado en la Casa de la Moneda, hasta que los atacantes le dieron muerte. El gobierno socialista, que había nacionalizado varias empresas, venía sufriendo contratiempos económicos: la inflación se disparaba, los créditos en el exterior disminuían, se sucedían las huelgas, había desabastecimiento de alimentos básicos y la población manifestaba su descontento con caceroleos. El gobierno golpista de Pinochet mejoró con el tiempo la economía del país, pero arrasó con los derechos humanos: encarceló a miles de ciududadanos e hizo desaparecer a un alto número de ellos.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

FOTO -27-

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fotos26.jpg

Hippies en Woodstock. El festival de «Woodstock» fue la culminación del
movimiento hippie surgido en la década del sesenta en San Francisco, que alentaba el amor libre y no la guerra en tiempos en que Vietnam era una espina en el talón del gobierno norteamericano. Los hippies impusieron la filosofía de la paz; el quiebre con el «american way of Ufe» y la sociedad de consumo; promovieron el uso de marihuana y hashish, los pelos largos y el vestir con vaqueros rotosos, chalecos con flores y túnicas; prefirieron vivir en comunidades y pregonaron la desobediencia a ciertas normas rígidas y la despolitización de todo, entre otros enunciados no escritos de su contracultura. Hicieron del rock un símbolo y tuvieron en el festival de Woodstock, el 15 de agosto de 1969, el mayor y más recordado encuentro, donde en una granja al norte de Nueva York se reunió medio millón de hippies para escuchar a los «popes» del rock (Dylan, Báez, Hendrix, etc.), aunque aquel amontonamiento fue algo más que un concierto al aire libre, donde no faltaron, siquiera, las parejas haciendo el amor.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

El Poder De La Iglesia Catolica Origen La Ambicion de los Papas

EL PODER DE LA IGLESIA Y LA AMBICIÓN DE LOS PAPAS

EL CRISTIANISMO SE PROPAGA. Cuando Jesús fue crucificado, el colegio de los apóstoles se encontraba disperso. Judas había muerto y solamente Juan se hallaba al pie de la cruz. El miedo había impulsado a Pedro a negar al Maestro, y a los demás a esconderse. Sin embargo, poco tiempo antes de su Ascensión, Jesús había dicho a sus apóstoles: «Seréis testigos míos en Jerusalén, en la Judea, en Samaria, y en todos los confines de la tierra.»

Después de su Resurrección los volvió a reunir y después de haber presenciado la Ascensión de Jesús, los apóstoles ya no se volvieron a separar. Pedro, como jefe de la Iglesia, propuso a la asamblea elegir un apóstol que sustituyese al traidor Judas, y fue designado Matías.

Durante el s. I las comunidades cristianas comienzan a extenderse por todo el Imperio romano, y muy especialmente en la capital, Roma, sin que las autoridades se preocupen por ello. Sin embargo Nerón en el año 64, con el fin de apartar de sí la cólera de su pueblo, acusa a los cristianos de haber sido los responsables del incendio de Boma. La multitud se lanza contra ellos, si bien esta persecución pasará pronto. En el s. II, la nueva  religión, en principio prohibida, goza, de hecho de una tolerancia que era mayor o menor según las distintas provincias del Imperio.

Las persecuciones a los cristianos parecían haber producido un efecto contrario al que se esperaba. «Cuanto más males nos hagan sufrir, dice el cristiano Justino, tanto más se multiplica el número de fieles.» Al principio, las conversiones fueron más numerosas en el mundo griego que en el romano, porque la cultura griega disponía mejor los espíritus al idealismo que las costumbres positivas délos romanos. De aquí que el griego fuera, durante largo tiempo, la lengua de los primeros cristianos.

En Roma, la nueva doctrina se propagó principalmente entre la plebe, los libertos y las mujeres de la aristocracia. Esta religión de « tejedores, bataneros y zapateros » fue extendiéndose poco a poco en todas las clases de la sociedad, y, menos de dos siglos después de Jesucristo, Tertuliano podía escribir : « Somos de ayer solamente y ya llenamos cuanto os pertenece, ciudades, islas, guarniciones, municipios, asambleas y hasta los mismos campamentos. ».

Era casi un estado en el estado. El emperador Constantino previendo que en aquella gente tenía una fuerza considerable, quiso servirse de ella, y empezó por reconocer oficialmente la existencia de la religión cristiana; ese emperador fue Constantino.

EL PODER LA IGLESIA Y SU DECADENCIA:

Orígenes del Poder: La Iglesia primitiva, perseguida y martirizada por las autoridades imperiales, trata de llevar a la realidad un estilo de vida basado en las enseñanzas de su Maestro. Sus enseñanzas conmovieron al mundo de tal manera que las terribles persecuciones que e infringieron a sus seguidores, no hacían más que convencer a los escépticos. Sin embargo le ocurre una terrible catástrofe, bajo la apariencia de un beneficio. El emperador Constantino se convierte al cristianismo en el año 313 y dicta su famoso (Edicto de Milán» que consagró la tolerancia religiosa.

Constantino y el Edito de Milán:
«Habiendo advertido hace ya mucho tiempo que no debe ser cohibida la libertad de religión, sino que ha de permitirse al arbitrio y libertad de cada cual se ejercite en las cosas divinas conforme al parecer de su alma, hemos sancionado que, tanto todos los demás, cuanto los cristianos, conserven la le y observancia de su secta y religión […] que a los cristianos y a todos los demás se conceda libre facultad de seguir la religión que a bien tengan; a fin de que quienquiera que fuere el numen divino y celestial pueda ser propicio a nosotros y a todos los que viven bajo nuestro imperio. Así, pues, hemos promulgado con saludable y rectísimo criterio esta nuestra voluntad, para que a ninguno se niegue en absoluto la licencia de seguir o elegir la observancia y religión cristiana. Antes bien sea lícito a cada uno dedicar su alma a aquella religión que estimare convenirle.»

Sin embargo, no era la tolerancia lo que inspiró a Constantino, sino la necesidad de valerse de la autoridad creciente de la Iglesia para sus fines. Lentamente el emperador fue asimilando la religión cristiana e identificándola cada vez más con el imperio. A los jefes de cada comunidad eclesial (ya llamados «Obispos») se les fueron asignando tareas de gobierno del imperio, o en sentido contrario, los funcionarios del imperio se convirtieron en dignatarios eclesiásticos. Poco a poco la Iglesia pasó a estar peligrosamente identificada con el imperio.

La Iglesia primitiva, según se desprende de los escritos más antiguos, era relativamente tolerante. A lo sumo se condenaba la herejía negándole el ingreso a su caso o el saludo. Cuando pasa a formar parte destacada del imperio, adopta en buena medida, el deseo de uniformidad que caracteriza a los romanos. El imperio no admite disidencias. Y el deseo de uniformidad es la madre de la intolerancia. La iglesia empieza a combatir a los «herejes». Se ha dicho que Constantino adoptó el cristianismo porque era la única manera de cristalizar la unidad del imperio. La religión romana, plagada de dioses robados a otras culturas, carecía de una influencia decisiva sobre la conducta de los hombres.

Constantino vio en el cristianismo una fuerza inmensa, como unificadora del pensamiento, para dirigir la acción. La adoptó como lo que hoy denominaríamos una ideología, una manera coherente de pensar que movilice de manera sutil pero enérgica a un basto y decadente imperio.

Si la Iglesia recibió una fuerte «contaminación» de los defectos del imperio, no es menos cierto que las enseñanzas de Jesús también sirvieron para morigerar algunas crueldades habituales de la época.

La llegada de los llamados «bárbaros» a las puertas del imperio decadente, paradójicamente, no hizo mas que aumentar el poder de la Iglesia. Cuando San Agustín, obispo de Hipona, recibe las noticias de los primeros ataques a la ciudad, siente que se trata de un ataque al cristianismo. Ya entonces Roma era la cabeza de la Iglesia que estaba excesivamente vinculada a la suerte del imperio. El imperio nunca había podido establecerse más allá del río Rhin, por la fuerte oposición que ejercían los pueblos germánicos. Al debilitarse el imperio estos pueblos fueron avanzando progresivamente hasta llegar a tomar la misma ciudad de Roma en el 476. Sin embargo los pueblos germánicos no tardaron en convertirse al cristianismo. A la fuerza del mensaje cristiano se sumaba el deseo de estos pueblos, de cultura primitiva, de «romanizarse», ya que al mismo tiempo que invadían su territorio no dejaban de admirar la magnificencia y la cultura romana.

Para los invasores el cristianismo era la religión de los romanos, y su «conversión» era vista como una forma de elevación cultural. La conversión de estos «bárbaros» al cristianismo, y la desaparición de las autoridades imperiales, dejó a la Iglesia en una posición de poder relevante.

Nace así el mundo medieval. Esa encrucijada de la historia que durará más de mil años y cuya potente influencia sigue hoy ejerciéndose de manera notable, no sólo por la religión cristiana que es mayoritaria en el mundo occidental, sino por las concepciones sobre la ética, el poder, la riqueza, la libertad o la justicia.

Nace Una «Competencia»:

La Iglesia afirma su doctrina en toda Europa. El continente europeo, una vez asimilados al cristianismo los pueblos invasores, sufre un segundo y más grave peligro: el surgimiento del Islam. Mahoma, nacido alrededor del año 570, el Profeta sagrado de los musulmanes, funda una nueva religión que se considera la culminación de la tradición judeococristiana. Reconoce a Abraham, a Moisés y a Jesucristo como enviados de Dios pero se proclama como el último y mayor profeta. Hasta ahí su enseñanza no pasaría de ser otra variante religiosa; pero Mahoma no se contenta con predicar una religión, y mucho menos está dispuesto a «poner la otra mejilla».

Mahoma predica la «guerra santa» y no esperó a que un Constantino se convirtiera, él mismo ejerció el poder. Así con los años el Islam se difunde con enorme rapidez por lo que hoy llamamos medio oriente, cuna de las grandes civilizaciones monoteístas y el norte de África, hasta que en 711 toman toda la península Ibérica y cruzan los Pirineos y entran en lo que hoy es Francia, donde finalmente son vencidos por Carlos Martel en la célebre batalla de Poitiers en el año 732. Eso obligó a los árabes a retirarse nuevamente a España.

La dominación de los árabes desde España hasta las puertas de Constantinopla significó un fatal encierro para la civilización europea. Al norte el frío polar, al este el Atlántico desconocido, al oeste y al sur las huestes del Islam.

El Feudalismo: La decadencia del comercio, la falta de especialización o división del trabajo hizo desarticular todas las estructuras del imperio romano. A pesar de intentos fugaces, como el de Carlomagno, la realidad impuso a todo el continente, durante más de diez siglos, una fragmentación política notable.
Miles de pequeños «fundos» autosuficientes, formados por un «señor» y sus «vasallos» formaban la estructura política básica de la Edad Media: el feudalismo.

El sistema feudal era notablemente piramidal. Los señores feudales solían reconocer a un duque como«primus inter pares» (primero entre sus iguales) y éstos a su vez a un rey que era también un primus inter pares ya que tenía su propio feudo y ejercía poca influencia sobre los feudos que supuestamente le estaban subordinados. El mapa europeo está tachonado de pequeños ducados, condados, principados y reinos. Pero entre todos ellos se destaca e1 Papa, el Obispo de Roma que tiene su propio territorio y que frente a los demás reyes, príncipes o duques es también un «primus inter pares» porque aunque no gobierna de manera directa toda Europa ejerce sobre la «cristiandad» una enorme y preponderante influencia.

Se ha dicho que el Papa pasó a ocupar el puesto de los Césares romanos y que heredaron del imperio no sólo su estructura administrativa sino la pompa, los trajes y las ceremonias propias del imperio.

La Iglesia en la Edad Media
La Iglesia define en este período, que todo poder deviene de Dios. Esto significa que la obediencia al monarca es debida por obediencia a Dios. Pero este principio lejos de dar a los monarcas una gran influencia es motivo de un sometimiento de todas las autoridades civiles al obispo de Roma, dado que él era el representante de Dios sobre la tierra. Si un Papa expulsaba de la Iglesia a un monarca (y solían hacerlo con bastante frecuencia) los cristianos, que eran todos los habitantes, quedaban liberados de la obligación de obediencia hacia ese rey «excomulgado». No es exagerado afirmar que estábamos frente a una verdadera «teocracia».

En el año 1076, Enrique IV de Alemania fue excomulgado por un enfrentamiento con el Papa Gregorio VII. Como la excomunión liberaba a los súbditos de la obediencia, al rey y se dice que estuvo tres días y tres noches invernales esperando la absolución del Papa.

Pero la Iglesia, no sólo tenía al Papa, el obispo de Roma. En cada región de Europa existían autoridades eclesiásticas; Obispos y sacerdotes que en sus parroquias o diócesis ejercían un poder enorme, muchas veces superior al de los que detentaban el poder temporal. Pero también había obispos que eran señores feudales, con lo que el entre cruzamiento entre el poder civil y eclesiástico formaba una verdadera trama inexpugnable.

La Iglesia, tolerante y perseguida de la antigüedad, se convirtió con los años, en la institución dogmática e intolerante que fue capaz de impulsar las cruzadas y establecer la inquisición.

El primer signo de intolerancia de la iglesia se percibe en el año 303 cuando el concilio de Elvira prohíbe los matrimonios con personas de diferente religión. Aunque Inocencio III en 1199 había garantizado a los judíos una convivencia pacífica en los reinos cristianos, el Concilio de Letrán (1215) sancionó una serie de prohibiciones sobre la convivencia entre cristianos y judíos, a los que se excluía de los cargos públicos, de las corporaciones, los obligaba a vivir en barrios aislados y a usar un distintivo que nos recuerda el triste panorama instaurado por Hitler en Europa en el siglo pasado. Por otro lado se condenaba a muerte al cristiano que se convertía al judaísmo.

Surgen así los tribunales de la Inquisición. La unidad de doctrina de la Iglesia debía sostenerse aún al precio de cometer las mayores atrocidades. La inquisición no actuaba ni contra los judíos ni los musulmanes que practicaban su religión, sino contra los herejes, o cristianos disidentes, o contra las prácticas «judaizantes», es decir aquellas que consistían en falsas conversiones de judíos al cristianismo.

La tortura como medio para obtener «confesiones» de presuntos herejes no fue un hecho espurio o un «exceso de celo». Fue establecida oficialmente por el Papa Inocencio IV en 1252 en el documento denominado «Ad extirpanda». La Iglesia se limitaba a condenar al reo de herejía y luego se «relajaba» el poder en la autoridad temporal que era la encargada de ejecutar la sentencia.

El «Tribunal del Santo Oficio» fue una versión diferente de la inquisición que tuvo vigencia en España y en las colonias americanas. Esta forma de inquisición, probablemente la más cruel, aunque fue aprobada por el Papa, estaba sometida al poder real.

La inquisición perseguía con especial insistencia a los judíos convertidos ya que se consideraba especialmente peligrosas las prácticas «judaizantes» de los falsos conversos. A veces se mandaba a la hoguera a familias enteras que habían practicado su judaísmo en el seno del hogar a pesar de haber formalizado una simulada conversión al cristianismo. Numerosas testimonios dan cuenta de que detrás de estas acusaciones existían inconfesables móviles económicos ya que los bienes del hereje eran confiscados por las autoridades civiles o eclesiásticas.

Es esencial comprender que este mecanismo no constituyó un accidente, o una acción individual o esporádica. Durante siglos, numerosos Papas y concilios ratificaron estas normas y procedimientos. Fueron casi mil años en los que la Iglesia fundada por Jesús, que se había opuesto á que lapidaran a la adúltera, adhirió a una concepción de intolerancia extrema e inhumana. » Y este proceso no pudo olvidarse rápidamente, porque estuvo en el núcleo de la cultura occidental por casi mil años.

Biografía del Nuevo Papa Americano: Padre Jorge Mario Bergoglio

Fuente Consultada: Las Ideologías en el Siglo XXI Ignacio Massun