Tres Profetas Chinos

Los Profetas de la Biblia Los Mayores: Isaias – Jeremias Ezequiel

Profetas de la Biblia – Profetas Mayores: Isaías. Jeremías. Ezequiel. Daniel.

LOS PROFETAS: Origen:Las invasiones y los desastres que durante dos siglos fueron azote de los reinos de Israel y de Judá, habían perturbado grandemente a los israelitas.

«¿Por qué, se preguntaban, nuestro Dios el Eterno no nos defiende de nuestros enemigos?».

Algunos imaginaron que el Dios de Israel no era el más poderoso, y empezaron a adorar a los dioses de los pueblos vencedores, a los de los asirios, Baal y Astarté, y «todo el ejército de los cielos», es decir, el sol, la luna y los astros.

Otros se decían: «el Eterno es más poderoso que los otros dioses. Si no defiende a su pueblo, es que no quiere defenderle, que está irritado contra nosotros.

Precisa apaciguarle, haciendo lo que le agrade». Y acudían al templo de Jerusalen a sacrificar bueyes y quemar perfumes, llevaban a los sacerdotes los diezmos de sus cosechas y donativos en metálico, ayunaban y se cubrían de ceniza. A pesar de esto, los desastres continuaban.

Entonces aparecieron los profetas. Se ha traducido por este nombre griego, que significa «los que dicen el porvenir», el nombre hebreo nabí, que quiere decir «los que ven».

Eran, por lo común, hombres de condición modesta, a veces sencillos pastores, mal vestidos, que llegaban del campo o del desierto donde habían meditado largo tiempo.

Iban unas veces a Israel, otras a Jerusalem, a hablar al rey y a los sacerdotes en nombre del Eterno. Reprochaban al pueblo sus faltas y anunciaban las desventuras con que Dios iba a castigarle.

El más antiguo fue el célebre profeta Elias, que a mediados del siglo IX apareció en el reino de Israel, reinando Acab.

Sus predicaciones y sus luchas contra el culto de Baal son conocidas por la tradición; pero no se ha conservado ninguna de sus obras.

Otro de ellos fue Amos, pastor de una aldea judía, que vino por el año 750 a.C. a Betel, en el reino de Israel, a anunciar la voluntad de Dios, Se dirigió así a los jefes del pueblo: «Habéis edificado, dijo, casas de piedra tallada, pero no las habitaréis. Habéis plantado excelentes viñas, pero no beberéis el vino, porque vuestros crímenes son numerosos.

Oprimís al justo, recibís regalos y forzáis el derecho de los pobres.

Odiad el mal, amad el bien, haced reinar la justicia, y quizá el Eterno, el Dios de los ejércitos, tenga piedad de los restos del pueblo de José»

Pensaban los israelitas que la piedad consistía en realizar las ceremonias del culto. Amos vino a decir en nombre del Eterno: «Odio, desprecio vuestras fiestas. .. Cuando me presentáis holocaustos y ofrendas, no me causa ningún placer.

Los terneros cebados que me sacrificáis, ni siquiera los miro. ¡Lejos de mí el ruido de vuestros cánticos; pero que la justicia brote como corriente de agua! «

Más tarde, cuando la destrucción del reino de Israel, vivió en el de Judá el más célebre de los profetas, Isaías.

Por espacio de cuarenta años, en nombre del Eterno, habló al pueblo, a los sacerdotes, al rey, echándoles en cara sus culpas y anunciándoles nuevas desventuras.

Decía también que Dios quiere ser honrado, no con ceremonias, sino con una conducta virtuosa.

«¿Qué me importa la multitud de los sacrificios? dice el Eterno. Estoy hastiado de los holocaustos de carneros y de la grasa de las terneras.

No me causa ningún placer la sangre de los toros, de los corderos y de los machos cabríos. Cuando venís a mi presencia, ¿quién os pide que manchéis mis atrios? Dejad de traer vanas ofrendas.

Me causa horror vuestro incienso y vuestras fiestas de la luna nueva y vuestras asambleas. . . Vuestras manos están llenas de sangre. Lavaos, purificaos.

Quitad de delante de mi vista vuestras malvadas acciones. Dejad de obrar mal. Aprended a hacer el bien.

profetas de la biblia
Algunos profetas de la Biblia

Proteged al oprimido. Sed justos con el huérfano. Defended a la viuda. Y aun cuando vuestros pecasos fueran rojos como el carmesí, se tornarán blancos como la nieve».

En castigo de sus culpas, afirmaba Isaías, el Eterno entregará los judíos a los asirios, que se apoderarán de Jerusalem. Pero a la vez, Isaías anunciaba que vendrían tiempos mejores.

«Cuando el Señor haya realizado su obra, en la montaña de Sión, castigará al rey de Asiría, cuyo corazón está lleno de orgullo. Así habla el Eterno, el Dios de los ejércitos: » ¡Oh, pueblo mío que habitas en Sión, no temas al asirio!.

Te pega con el palo, como en otro tiempo los egipcios. Pero espera un poco y el castigo cesará, y mi cólera se volverá contra él y le destruirá.

«Luego saldrá una rama del tronco de David, y nuevo tronco nacerá de sus raíces. . . El espíritu del Eterno estará con él., . Juzgará a los pobres con equidad y con el soplo de sus labios hará morir al malvado. . .

«En este tiempo el lobo habitará con el cordero, y la pantera dormirá junto al cervatillo.

La ternera y el leoncillo estarán juntos, y un niño pequeño los conducirá. . . En este día el descendiente de David será como bandera para los pueblos. . . En este tiempo, el Eterno tenderá de nuevo su mano. . . Reunirá a los desterrados de Israel de los cuatro confines de la tierra»

Esta promesa del profeta sostuvo el valor de los judíos, aun después de la destrucción de Jerusalem.

Esperaron la venida del hijo de David, que debía restablecer el reino de Israel y hacer reinar en toda la tierra la justicia y la felicidad. Tal es el origen de la creencia en el Mesías.

Un siglo más tarde, cuando el reino de Judá empezó a ser amenazado por los caldeos, apareció ei profeta Jeremías.

Entró en el atrio del Templo un día de fiesta y dijo: «He aquí cómo habla el Eterno: Si no me escucháis y obedecéis mi ley, destruiré este templo como el de Siloh, y esta ciudad quedará despoblada».

Se prendió a Jeremías y se quiso condenarle a muerte, pero los jefes del pueblo le mandaron libertar.

El ejército caldeo llegó muy pronto, mandado por el hijo del rey de Babilonia. Jeremías apareció en público con un yugo al cuello, y aconsejó al rey Joaquín que se sometiera a los caldeos.

«Si una nación se niega a presentar el cuello al yugo del rey de Babilonia, la castigaré, dice el Eterno, con la espada, el hambre y la peste, y la aniquilaré.

No escuchéis a los que os dicen; No quedaréis sujetos al rey de Babilonia, porque os profetizan mentira». El rey se irritó contra Jeremías y quiso hacerle matar, pero el profeta consiguió huir.

Cuando Nabucodonosor sitió a Jerusalem, Jeremías quiso salir de la ciudad, pero fue golpeado, y apresado.

Allí decía: «He aquí cómo habla el Eterno: El que permanezca en esta ciudad, perecerá; el que salga para rendirse a los caldeos, tendrá la vida salva, porque esta ciudad será entregada al ejército del rey de Babilonia, que se apoderará de ella».

Los jefes dijeron a Sedecías: «Hay que hacer morir a este hombre, que desalienta a nuestros soldados y a todo el pueblo». El rey les entregó a Jeremías.

Le arrojaron a la cisterna de la prisión, en la que ya no quedaba agua. Jeremías cayó en el barro y habría muerto de hambre, pero un sirviente de la presión tuvo piedad de él y obtuvo permiso para sacarle con cuerdas.

Sedecías mandó consultar en secreto al profeta, que respondió: «Si vas a rendirte a los jefes de los caldeos, tendrás la vida salva y la ciudad será perdonada. Si no, los caldeos quemarán la ciudad y no escaparás de sus garras».

Después de destruida Jerusalem, Jeremías, que había permanecido en Judea, pronunció sus famosas lamentaciones sobre las ruinas de la ciudad santa. «¡Hela aquí, pues, sentada, solitaria, esta ciudad tan populosa! Semeja una viuda … los caminos de Sión están de luto, porque ya nadie va a sus fiestas, sus puertas están desiertas, sus sacerdotes gimen. . .

Porque ei Eterno la ha rebajado a causa del gran número de sus culpas».— «¡Vosotros todos los que pasáis por aquí, dice, —mirad y ved si hay un dolor semejante al mío! «

El Eterno ha derribado a todos mis guerreros. . . Los reyes de la tierra no habrían creído, —nadie en el mundo habría creído—, que el enemigo entrase por las puertas de Jerusalem. ¡Desgraciados de nosotros, porque hemos pecado! «

Los judíos, conducidos cautivos a diferentes ciudades de Caldea, permanecieron en ellas más de medio siglo.

Conservaban la fe en el Eterno, su Dios, y esperaban confiados los días mejores anunciados por los profetas.

Dos profetas más, Ezequiel y Daniel, aparecieron durante el cautiverio y consolaron a su pueblo contando las visiones que el Eterno les enviaba.

«El Eterno, dice Ezequiel, tendió su mano sobre mí y me depositó en medio de un valle lleno de huesos humanos, y me dijo: «Hijo del hombre, ¿estos huesos podrán revivir?».

Yo respondí: «Señor, tú lo sabes». Me dijo: «Habla a estos huesos y diles: Huesos desecados, escuchad la palabra del Eterno».

Hablé y en seguida oí un ruido, los huesos se movieron y se juntaron, les vinieron nervios, carne y piel. Luego el Eterno me dijo: Habla y di: «Espíritu, ven de los cuatro vientos, sopla sobre estos muertos y que revivan». —Hablé y el espíritu penetró en ellos y recobraron la vida y se alzaron sobre sus pies. Era un ejército numeroso.

El Eterno me dijo: «Estos huesos son el pueblo de Israel, y dicen: Nuestros huesos están secos, nuestra esperanza destruida. Diles: He aquí cómo habla el Eterno: Abriré vuestros sepulcros, os haré salir de ellos y os conduciré de nuevo al país de Israel».

Los profetas habían sido en vida enemigos de los sacerdotes y muchas veces de los reyes, habían despreciado el culto practicado en el Templo y concebido la religión de manera muy distinta a la Ley.

Pero después del cautiverio, desapareció el recuerdo de esta oposición y los judíos aprendieron a leer con respeto las obras de los profetas, que fueron reunidas en la Biblia a los antiguos libros sagrados.

Desde entonces «la Ley» y «los Profetas» formaron el conjunto de la religión judía.

ISAÍAS (765?-690? a. de J. C.)

Con Isaías empieza la serie de los grandes profetas de judá, en la época de la destrucción de Samaría y de la sumisión de los reyes de Jerusalén a Asiría.

Nacido probablemente en la misma ciudad de Jerusalén, de un tal Amos, hombre de estirpe aristocrática y muy hacendado, Isaías se dedicó al ministerio profético hacia los veinticinco años de edad, en 740, en la fecha en que murió el rey Azarías.

Profeta Mayor Isaias

Hasta entonces el reino de Judá había vivido en circunstancias relativamente prosperas, a excepción de un período en que había estado avasallado a la idolátrica dinastía de Israel.

El mismo Azarías había sometido a algunas tribus vecinas de su territorio.

La prosperidad siguió durante los reinados de Johatán y Áhaz, aunque este último, para defenderse de las amenazas de Damasco e Israel, llamó en su auxilio a Tiglatpileser III de Asiría (734), contra la opinión formal de Isaías.

De este modo se inició el vasallaje directo del pueblo judío a Asiría, cuya primera etapa da comienzo en 722 con la conquista de Samaría por Sargón II, la destrucción del reino de Israel y la deportación de sus habitantes.

Con el aniquilamiento de Samaría y la sumisión de Judá a Asiría, la idolatría se enseñorea de Judá, fomentada por los mismos reyes. Sin embargo, Ezequías recibe una prueba del poder de Jehová y rectifica la conducta de sus antecesores.

En efecto, había cometido la torpeza de aliarse con los adversarios de Senaquerib, que comprendían los babilonios de Marduk-apal-idina, los fenicios de Elulaios y los egipcios de Tirhaka.

Los ejércitos asirios aplastaron a los sublevados en Babilonia y derrotaron a la coalición occidental en los campos de batalla de Eltekeh (701).

Cuando Senaquerib se disponía a poner sitio a Jerusalén, una peste se difundió entre sus huestes, lo que le obligó a levantar el asedio. Isaías, que había predicho este acontecimiento, logró que Ezequías se desprendiera de los cultos idolátricos y volviera, a la pureza de la religión de Jahvé.

Los ejércitos asirios aplastaron a los sublevados en Babilonia y derrotaron a la coalición occidental en los campos de batalla de Eltekeh (701).

Cuando Senaquerib se disponía a poner sitio a Jerusalén, una peste se difundió entre sus huestes, lo que le obligó a levantar el asedio.

Isaías, que había predicho este acontecimiento, logró que Ezequías se desprendiera de los cultos idolátricos y volviera, a la pureza de la religión de Jahvé.

Durante este reinado, el profeta gozó de gran predicamento en la corte.

Pero cuando Manases heredó en 692 la corona de su padre, se restauró la idolatría y se propagaron los cultos asiriobabilónicos.

Incluso se llegó a perseguir a los servidores del verdadero Dios, y es fama que en esta persecución murió martirizado Isaías, el profeta de los arrebatos sublimes y majestuosos.

Durante este reinado, el profeta gozó de gran predicamento en la corte. Pero cuando Manases heredó en 692 la corona de su padre, se restauró la idolatría y se propagaron los cultos asiriobabilónicos.

Incluso se llegó a perseguir a los servidores del verdadero Dios, y es fama que en esta persecución murió martirizado Isaías, el profeta de los arrebatos sublimes y majestuosos.

Isaías se esforzó en hacer comprender la necesidad de no imitar a Israel en su impiedad. Por el contrario, Judá debía buscar su salvación no en fortalezas deleznables, sino en la gracia de Jahvé, cuyo poder era más grande que todas las alianzas, pues de El eran el castigo y el triunfo.

Los mismos asirios eran únicamente un instrumento de Dios, a cuya voluntad se sometían todas las naciones del mundo. ((Santo, santo, santo es el Dios de los ejércitos, y su gloria llena toda la Tierra.» Estas memorables palabras indican que en Isaías se supera el concepto de un Dios nacional, para llegar a la conclusión de la universalidad de los designios de Jahvé.

Pero la experiencia convence a Isaías de lo prematuro de sus doctrinas. Sólo con el transcurso del tiempo, después que la fe haya madurado en el corazón de los elegidos, será posible el reino de Dios.

Y entonces profetiza el advenimiento del Mesías, bajo cuyo reinado se restaurarán el imperio y la gloria de David.

EZEQUIEL (627?-573? a. de J. C.)

He aquí al tercero de los grandes nabis del pueblo de Israel. Contemporáneo de Jeremías, y, por lo tanto, testigo de uno de los mayores dolores históricos de su nación, Ezequiel es el hombre invadido por la idea de Dios, que busca en la interpretación de sus designios hallar el nervio de acero para soportar las calamidades de la cautividad de Babilonia.

Profeta Exequiel

Su figura adquiere una grandiosidad trágica, y muy pocos son los rasgos de sus profecías que se libran de la aspereza dramática de su vigorosa personalidad.

Nació hacia el año 627, en el último período de esplendor de Judá bajo la sabia dirección del rey Josías. Su juventud, por lo tanto, se desarrolló bajo el signo de la nueva ley, el Deuteronomio, encontrado por aquel entonces en un escondrijo de las paredes del templo de Jerusalén (621).

Fue educado desde la infancia en la observación más rigurosa de las leyes y de la ortodoxia, tal como correspondía a su estirpe sacerdotal.

Ya mayor, cuando Ezequiel cobró la plenitud de su inteligencia, sus años fueron ensombrecidos por la tormenta que se formaba en el horizonte y que, por último, iba a descargar como un alud devastador sobre el reino de Judá.

En efecto, la descomposición del Imperio asirio permitió una nueva tentativa para recuperar la plena independencia política.

Por Palestina pasaron los orgullosos ejércitos de Neco, el faraón egipcio, y a poco regresaron del Eufrates después de haber sido derrotados por las tropas de Nabucadrezar (Nabucodonosor) de Babilonia (609).

Esta victoria dió al soberano mesopotámico el dominio del Próximo Oriente hasta la península del Sinaí. Pero el rey Johakim, despreciando las fuerzas de aquel poderoso monarca, creyó llegada la hora de desprenderse del vasallaje extranjero. Se sublevó, y fue derrotado.

Su hijo Jeconías, su sucesor en el trono, fué hecho prisionero, y con él muchos judíos fueron arrancados de la patria y trasplantados a la Baja Mesopotamia (597).

Entre los deportados — en su mayoría aristócratas y guerreros — figuraba Ezequiel. Allí, en un país extraño y de costumbres idolátricas, el nabi levanta su voz ante los ancianos de la comunidad de exilados de Tel Aviv.

Entre 594 y 593 tiene la primera comunicación con la Divinidad, en el valle del río Kebar. La grandeza de la visión le deja petrificado por siete días.

Luego, ya no le abandonará jamás la palabra de Dios, y sus escritos resonarán con sus acentos o bien referirán acciones simbólicas que continuarán expresando los designios divinos, hasta su última profecía, escrita en 573.

Gozando de relativa libertad, pues Ezequiel, consciente del poder de Babilonia, se mantiene leal a sus señores, puede mantener relaciones con los judíos que permanecieron en la lejana patria.

Este hecho amplifica su obra y da mucha influencia a sus profecías. En realidad, es uno de los forjadores del nuevo Israel, purificado en el crisol de la desgracia.

La destrucción de Jerusalén, las aflicciones sobrevenidas al pueblo judío a la «Casa de la rebeldía» , son exponentes de la necesidad de purificarse y de librarse para siempre de las inmundicias que se levantan como una barrera entre Dios y su pueblo.

Despedazada la unidad nacional, Ezequías indica el nuevo camino del perfeccionamiento religioso individual y favorece el desarrollo de la doctrina de la retribución o castigo personal en la vida de ultratumba.

De esta manera, por la mejora de todos, reflejada en un nuevo esplendor del culto y del rito, llegarán los, tiempos en que, como indicó con vehemencia el gran profeta Isaías, Dios trasplantará un cedro en la cumbre más prominente de la Tierra al que irán a acogerse todos los pájaros.

Y en esta idea de la universalidad de la idea mesiánica en la casa de David, culmina el espíritu profético de Ezequiel.

JEREMÍAS (650?-585? a. de J. C.)

El profeta de las profundidades desgarradoras de las Lamentaciones vivió en la época de la primera gran catástrofe del pueblo judío. Ni el ejemplo candente de la destrucción de Samaría ni las doctrinas de los nabis, entre las que había descollado el gran Isaías, habían servido para mantener a la realeza de Judá en el puro culto del Señor.

Profeta Mayor Jeremias

Judá tendía poco a poco a un sincretismo religioso, espoleado por la servil imitación de los cultos de los grandes pueblos de Oriente: los egipcios y los babilónicos, sucesores del Imperio asirio en la hegemonía política de aquel espacio.

En esta lucha de carácter político y religioso, entre las vacilaciones, las esperanzas y los retrocesos, ejerció su ministerio Jeremías, que por su actividad y la grandeza de su doctrina es considerado como el último gran profeta del pueblo hebreo antes del cautiverio de Babilonia.

Nació Jeremías en Anathoth, una aldea situada en las cercanías de Jerusalén, en el seno de una familia de abolengo sacerdotal.

El muchacho, de carácter dulce y pacífico, fue educado por su padre Helcio, el cual hizo de él un ferviente adorador de Jahvé.

La pugna ideológica con la idolatría que le rodeaba, determinó la vocación profética de Jeremías.

En 626 abandonó su familia y su apacible hogar para lanzarse al torbellino de los conflictos políticorreligiosos.

Esta vida le disgustaba en el fondo de su intimidad. Pero antes que dar satisfacción a los deseos de su persona, era preciso servir a Dios.

Y en este servicio Jeremías, enardecido por el incendio de su fe, dio pruebas del alto temple de su espíritu.

Su participación en la vida pública, anunciando los males que obrevendrían a Judá si no se acataba la ley de Dios, coincidió con la reforma religiosa del rey Josías, motivada por el hallazgo del Libro de las Leyes (621) correspondiente a la-mayor parte del actual Deuteronomio.

Josías aplicó sus preceptos, inspirados en el más acabado cumplimiento de la ley divina. Pero su fracaso ante los egipcios y su muerte en la batalla de Megido (608), determinaron una reacción del elemento idolátrico.

Fue entonces cuando Jeremías se mostró un profeta de gran talla: predicó contra la corrupción en el templo y en la realeza y profetizó el fin de la monarquía en el exilio. Insultado, encarcelado, a punto de ser asesinado por los fanáticos, nada bastó para doblegar la energía de su propaganda.

Muerto el rey Johakim, los acentos de Jeremías cobraron tonos de calma desoladora, pues estaba convencido del próximo fin de Judá.

En efecto, en 597 Jerusalén cayó en poder de los babilonios, y el rey Jeconías llevado al destierro con la corte real y los nobles partidarios de Egipto.

Bajo el reinado de Sedecías (597-586), no corrigiéndose la idolatría, Jeremías volvió a pregonar la destrucción de Judá, pero ahora con la esperanza de que el Señor no la querría definitiva, sino para la redención y purificación de su pueblo en la penitencia.

Sus palabras se cumplieron al pie de la letra: en 586 Jerusalén caía por segunda vez en poder de Nabucadrezar; fue arrasada por completo y sus habitantes, con los del reino, fueron deportados en masa a Mesopotamia. Jeremías, que había sufrido mucho durante el asedio, quiso permanecer en Palestina para ayudar a la reconstrucción del país.

Pero fue llevado a Egipto por un grupo de fanáticos antibabilónicos (585). Es posible que muriera poco después, martirizado, en Tafni.

DANIEL (siglo VI a. de J. C.)

Entre los grandes profetas del pueblo hebreo, Daniel ocupa un lugar característico por la potencia de su genio, la extremada importancia de sus revelaciones y la sugestión de sus manifestaciones apocalípticas.

Vivió durante uno de los momentos más amargos de la existencia histórica de los israelitas, cuando sufrían cautiverio en Babilonia bajo Nabucadrezar. Pero también es posible que presenciara su liberación por el rey persa Ciro, y que él mismo muriera en Jerusalén, en la patria recobrada.

Profeta Mayor Daniel

Durante su vida profetizó de modo claro el sucederse de los imperios, y anunció con precisión maravillosa la venida del Mesías — bajo su forma de Hijo del Hombre—y su muerte, con el triunfo final del nuevo reino y la destrucción de Jerusalén.

Llevado a la corte de Nabucadrezar por mandato de este monarca y elección del jefe de los eunucos, Daniel debía pertenecer a la aristocracia hebrea y quizás era de estirpe real, aunque esta afirmación sea de época muy posterior.

Sus compatriotas le reconocían como hombre — todavía era muy joven — de gran prudencia, santidad y rectitud de juicio, como lo había demostrado al deshacer las viles calumnias que pesaban sobre la casta Susana.

Ya en Babilonia, fué instruido en la literatura de aquel imperio. Muy pronto dio pruebas asombrosas de la penetración de su espíritu al revelar el secreto de los sueños de Nabucadrezar, entre los cuales el del coloso de pies de barro, derribado por una piedra que se precipitaba desde el monte.

Esta admirable sabiduría le valió ocupar un alto cargo en la corte, y fue uno de los tres ministros que regían a los sátrapas del imperio.

Pero a pesar de esta brillante carrera, jamás renegó de su fe, antes al contrario, la demostró en muchas ocasiones ante Nabucadrezar y sus sucesores.

Durante el breve gobierno de Belshassar, hijo de Natonido, Daniel interpretó las palabras Mane, Thecel, Phares, escritas de modo misterioso en la sala de banquetes del príncipe, revelándole la próxima caída de su Estado.

En efecto, muy pronto Ciro se apoderó de Babilonia (539). El conquistador renovó las tentativas de forzar a los judíos a la idolatría; con este motivo, Daniel fué condenado a muerte y echado a la fosa de los leones.

El Señor le salvó de este martirio. Salió inmune de la prueba; sus enemigos fueron castigados y, en cambio, Ciro le dispensó nuevos favores. Es posible que muriera a los tres años de la toma de Babilonia, aunque este dato es muy inseguro.

La fuerza apocalíptica de los escritos de Daniel, el encadenamiento maravilloso de su biografía y la potencia de su penetración histórica, hicieron de él uno de los grandes profetas, honrado por los judíos y venerado por la tradición cristiana posterior.

Ampliar Sobre Los Profetas

Los chinos estudian inglés El idioma del mundo Beijing

Escuelas de Idioma:Los Chinos Estudian Inglés

Cuando los chinos hablen inglés

Parece un chiste, pero en este preciso instante hay más niños estudiando inglés en China que en los Estados Unidos. Efectivamente ha lanzado un programa masivo de enseñanza de inglés en escuelas del país, que alcanza a unos 250 millones de niños varias veces superior al número de estudiantes en las escuelas y secundarias de los Estados Unidos. Y mientras en China el programa escolar de estudio intensivo de inglés empieza en el tercer grado  de la primaria, en casi todos los países de América latina, México, la enseñanza obligatoria de inglés comienza en séptimo

El dato es impresionante. ¿Cómo se explica que China, un país gobernado por el Partido Comunista, en la otra punta del planeta y alfabeto totalmente diferente del nuestro, esté enseñando inglés mucho más intensivamente que México, un país lindante con los Unidos, que tiene un tratado de libre comercio con su vecino y exporta un 90 por ciento de sus productos a ese país? ¿Y como explicar que los jóvenes chinos estén estudiando más inglés que los argentinos, peruanos o colombianos, que no sólo comparten el mismo con los países de habla inglesa sino que tienen muchos más la lazos culturales con los Estados Unidos y Gran Bretaña?

La enseñanza de inglés en China fue una decisión política gobierno, que comenzó tímidamente con el inicio de la apertura económica de 1978, y se aceleró enormemente a partir de 1999, cuando se hizo obligatoria en todas las escuelas. Antes de viajar a China, había entrevistado telefónicamente a Chen Lin, el presidente del comité de Ministerio de Educación a cargo del programa de enseñanza de inglés quien me aseguré con orgullo —en perfecto inglés— que “China ya es el país de habla inglesa más grande del mundo”.

Según Chen, la enseñanza de inglés en su país se disparó a partir de la decisión de ingresar en la Organización Mundial del Comercio en 1999, y de competir para ser la sede de las Olimpíadas de 2008. “Empezamos un movimiento llamado ‘Beijing speaks English’, por el cual todos los ciudadanos de Beijing tienen que hablar por lo menos un idioma extranjero para cuando vengan los turistas en 2008”, me dijo Chen. “Y la gente participa entusiastamente, porque saben que si uno habla inglés, le será más fácil encontrar un buen empleo.”

Entre otras cosas, se aumentaron las horas semanales obligatorias de estudio de un idioma extranjero, y se introdujo un examen de idiomas para todo estudiante que quisiera ingresar en la universidad. “En algunos estados del nordeste, se estudia ruso o japonés, pero el 96 por ciento de los estudiantes se anotan en las clases de inglés”, me señaló Chen.

Tengo que confesar que en mis viajes a Beijing y Shanghai no me encontré con muchos chinos que hablaran inglés. De hecho, la mayoría de las vendedoras en las tiendas no entendían una jota cuando uno les hablaba en esa lengua. Ni siquiera entendían los números en inglés cuando se les preguntaba por el precio de algún producto. Y los taxistas, menos. Como casi todos los turistas, tuve que pedir a los conserjes del hotel, o a algún conocido, que me anotaran en un papel la dirección adonde me proponía ir, para que el taxista la leyera y me llevara sin problemas. Y, de hecho, el sistema funcioné a las mil maravillas. ¿Era un cuento el programa oficial de enseñanza de inglés, o había millones de personas que habían aprendido el idioma con quienes yo no me había topado? Según me dijeron los funcionarios cuando les comenté que no me habla encontrado en las calles con muchos chinos angloparlantes, esto debería cambiar en los próximos cinco o diez años, a medida que las nuevas generaciones que acaban de empezar a estudiar inglés se incorporen al mercado de trabajo.

Zhu Muju, la directora de Desarrollo de Libros Escolares del Ministerio de Educación, me dijo que aunque la directiva de enseñanza obligatoria de inglés se anuncié en 1999, recién ahora se está comenzando a implementar en casi todas las escuelas del país. En un principio, no había suficientes maestros entrenados para enseñar inglés, sobre todo en escuelas rurales, ni para acompañar las clases a distancia, por televisión. Recién en 2005 se pudo cubrir el 90 por ciento de las escuelas del país, dijo Zhu. ¿Y cuántas clases de inglés por semana van tener los escolares?, le pregunté. “Las escuelas deben dar cuatro cursos por semana a partir del tercer grado de la primaria, de los cuales dos son clases de una hora cada uno, y los otros dos son de 25 minutos dijo. “Además, el plan exige que las escuelas tengan actividades inglés, incluyendo debates, juegos, aprendizaje de canciones y clases de actuación.” A la salida de la entrevista, uno de los asistentes de me señaló: “En tres o cuatro años, ya habrá muchos menos casos turistas extranjeros que no puedan encontrar a alguien en la calle q les pueda dar indicaciones en inglés. Bastará con que busquen a cualquier niño, y podrán comunicarse por lo menos a un nivel básico”.

Sólo en Beijing, mil escuelas de inglés

Pero quizás el dato más impresionante sobre la enseñanza de inglés en China es la cantidad de niños que están estudiando ese idioma después de cursar horas en academias privadas. Tan sólo en Beijing hay unas mil escuelas e institutos privados dedicados a la enseña de inglés. Unos treinta de estos institutos privados son ya instituciones inmensas, que hacen publicidad en los medios y en carteles en las calles, describiendo sus cursos como un pasaporte a la modernidad.

Por curiosidad, pedí una entrevista con el director del instituto privado de enseñanza de inglés más grande de China, el New Orid School. La sede del instituto es un edificio de tres pisos, que toda una cuadra en el corazón de Beijing. Me recibió Zhou Cheng el vicepresidente de la escuela, un hombre de 42 años que había su maestría en Comunicaciones en Australia, y luego había trabajado durante muchos años como corresponsal de la BBC de Londres en Asia. Según me conté, a mediados de la década de los noventa le llevado la idea de crear un instituto privado de enseñanza de inglés y matemáticas a un inversionista amigo, su ex compañero de la la secundaria Yu Minhong. Este último inmediatamente vio una oportunidad de negocio y aportó el dinero para fundar la primera escuela Diez años después, el instituto tenía escuelas en once ciudades y abriendo sedes en otras cuatro. ¿Y cuántos estudiantes de inglés tienen ahora?, le pregunté a Zhou. Cuando me respondió, casi me caiga espaldas: “En 2004, teníamos unos 600 mil. Alrededor de la mitad estudiantes que necesitan reforzar su inglés para pasar exámenes las escuelas, y la otra mitad son adultos que quieren estudiar para mejorar su currículum”, respondió. “Para 2007, calculamos tener un millón de estudiantes de inglés.”

Según me explicó Zhou, el estudio de inglés es considerado en China como una inversión para el futuro. “Cuando yo me recibí, en la década de los ochenta, un graduado universitario podía conseguir un buen empleo sin mayores problemas. Eso ya no es así. Hoy día, uno necesita más conocimientos. Un diploma no basta: hace falta un segundo y un tercer diploma, o estudios en el extranjero”, me señaló. El fenómeno se había iniciado hacía quince años, cuando China se abrió al mundo. “Debido a las reformas económicas, las empresas estatales comenzaron a cerrar. Y en su lugar vinieron las compañías extranjeras, que son mucho más exigentes. Por eso, los padres chinos gastan más que los de la mayoría de los otros países en la educación de sus hijos. La mayor parte de las familias chinas ahorran durante toda su vida para darles la mejor educación a sus hijos.” La New Oriental School, cobrando unos 100 dólares por alumno para sus cursos más cortos, estaba haciendo una fortuna: reportaba ingresos anuales de 70 millones de dólares. Y, según Zhou, espera aumentar sus ingresos próximamente con una serie de nuevos cursos. Entre los más promisorios estaba uno de enseñanza de técnicas para desempeñarse correctamente en entrevistas de búsqueda de empleo.

Los pasos de Chile, México, Brasil y la Argentina

A comienzos de 2004, Chile anuncié que, en aras de aumentar su inserción en la economía global, había tomado la decisión de adoptar el inglés como segundo idioma oficial, y de convertirse en el primer país latinoamericano en hacerlo. El país se aprestaba a ser la sede de una reunión de ministros de Educación del Foro de Países de la Cuenca del Pacífico (APEC) en abril de 2004. Como organizadores de la reunión, los chilenos decidieron que la enseñanza de inglés fuera el primer punto en la agenda. Chile ya sospechaba que América latina había quedado rezagada en la materia y que los asiáticos llevaban mucha ventaja. Y un estudio comparativo de la APEC sobre la enseñanza de inglés en los países miembros habla confirmado con creces las sospechas chilenas. Los resultados, dados a conocer en la reunión, eran escalofriantes: Singapur, Tailandia y Malasia estaban enseñando inglés en todas las escuelas a partir de primer grado, mientras que China y Corea del Sur lo hacían en tercer grado, y la mayoría de los países latinoamericanos en séptimo grado. Pero eso no era todo: el estudio muestra que mientras en Singapur se empezaba con 8 horas por semana de inglés y en China con cuatro horas, en Chile y en México se comienza con dos horas semanales, varios años después. Las diferencias eran a males. La enseñanza de inglés por sí sola no explicaba el avance eco mico de los países asiáticos, pero era un elemento más de la formas que les había permitido insertarse en la economía global, crecer aceleradamente y reducir la pobreza.

Cuando Chile anunció que adoptaría el inglés como segundo Idioma en 2004, la noticia pasó casi inadvertida en el resto de la región. Chile, como en la mayoría de sus países vecinos, sólo el 2 por ciento la población podía leer en inglés y tener un nivel de conversación básico en ese idioma, según indicaban estudios oficiales. Pero el gobierno del Partido Socialista chileno había convertido la enseñanza de inglés en su caballito de batalla político. Según decía el ministro de Educación, Sergio Bitar: “El inglés abre las puertas para emprender un negocio exportador, y abre las puertas para la alfabetización digital. El ingenio en definitiva, abre las puertas del mundo” .A partir de 2004, admiten de hacer obligatoria la enseñanza de inglés desde quinto grado de primaria, Chile entregó gratuitamente libros de texto de inglés a todos estudiantes de quinto y sexto grado, y se fijó como meta que para 20 todos los estudiantes de octavo grado tuvieran que aprobar el Key English Test (KET) —un examen internacional de comprensión y lectura de inglés como segunda lengua— para pasar de grado. Al mismo tiempo, empezó a ofrecer descuentos impositivos a las empresas que pagaran cursos de inglés a sus empleados, para ayudar a que el país fuera más hospitalario hacia el turismo internacional y pudiera competir los asiáticos en atraer “call-centers” a su territorio. Y CORFO, la Corporación de Fomento de Chile, invirtió 700 mil dólares en 2004 tomar un examen de inglés a unas 17 mil personas y crear un base de datos de individuos bilingües o medianamente bilingües. Unos 12 aprobaron el examen y fueron incorporados en el registro. “Ten sus nombres y teléfonos en un banco de datos, que está a disposición de cualquier empresa que quiera establecerse en Chile”, me explicó Bitar.

En México, aunque la vecindad con los Estados Unidos teóricamente podría facilitar los intercambios de profesores de idiomas, el gobierno de Fox llegó a la conclusión de que no podía hacer lo mismo que Chile, por carecer de suficientes maestros de inglés para enseñar a todos los niños de quinto grado. Y aunque México tiene la misma tasa Chile alfabetización que Chile —un 96 por ciento de los niños de ambos países completaban la escuela primaria—, el gobierno consideraba que había mayores carencias en rubros como la malnutrición y la mortalidad infantil, que requerían más recursos que la enseñanza de inglés De manera que optó por la enseñanza de inglés a distancia, por el programa de pizarras electrónicas Enciclomedia, en todas las aulas de quinto y sexto grado. “La idea es que no quede ninguna escuela del país así sea rural o indígena, sin equipamiento para 2006”, decía el secretario de Educación, Reyes Tames. En el principal socio comercial de los Estados Unidos en América latina, y el principal competidor de China en el mercado norteamericano, la, enseñanza personalizada de inglés seguía siendo una meta difusa, y a largo plazo.

En la Argentina, la enseñanza obligatoria de inglés en casi todas las provincias del país comienza en séptimo grado, según me dijo Filmus, el ministro de Educación. Pero tras la debacle económica de 2001, la idea de invertir tiempo y dinero en la enseñanza de un segundo idioma había sido eclipsada por otras prioridades: unos 511 mil jóvenes de la población total de 8,2 millones de estudiantes a nivel nacional estaban abandonando la escuela, la mayoría de ellos en los últimos tres años del nivel secundario. Los gobiernos que se habían sucedido después de la crisis concluyeron que los alumnos abandonaban la escuela por condiciones de pobreza extrema, y que la prioridad educativa debía ser detener la deserción escolar.

Para los países sudamericanos, el inglés no era la única opción recomendable. Los expertos en educación internacional señalaban que muchos Estados de la región también se beneficiarían con la enseñanza del portugués, el idioma del país que ya representaba más del 50 por ciento del producto bruto sudamericano. A fines de la década de los noventa, en pleno auge del Mercosur, se habían iniciado ambiciosos programas de estudio de portugués en la Argentina y de español en Brasil. En la Argentina, la entonces ministra de Educación Susana B. Decide proclamaba que, para el año 2000, una buena parte de las escuelas estarían enseñando portugués. “Durante mucho tiempo, nuestros países se habían dado la espalda. Pero ahora estamos viendo un proceso muy interesante de integración cultural”, me había dicho Decibe en una entrevista en agosto de 1998. Sin embargo, la devaluación brasileña de 1999 asestaría mi durísimo golpe al Mercosur y a la integración sudamericana. Años después, otro ministro de Educación argentino, Andrés Delich, me comentarla que lo único que habla quedado del plan nacional de enseñanza de portugués eran programas escolares en la provincia norteña de Misiones, lindante con Brasil, que tenía un 5 por ciento de la matrícula escolar argentina. Era una idea excelente, pero la realidad económica había abortado el plan.

En Brasil, el Congreso había empezado a debatir en 1998 un plan para enseñar español en todas las escuelas, que se plasmó en un proyecto de ley en 2000. Varios estados del sur, como Rio Grande do Sul, Paraná y Sáo Paulo, ya habían empezado con cursos de español, y el plan del Congreso era que esos programas se extendieran a todo el país en los próximos diez años, siempre y cuando los 27 estados se las arreglaran para encontrar los 75 mil maestros de español que se necesitaban. El Congreso aprobó la ley en 2005 y ordenó al Ministerio de Educación implementar la oferta de cursos de español optativos en todas las escuelas primarias del país, entre quinto y octavo año, en un plazo de cinco años.

¿No es un lujo extravagante enseñar un segundo idioma para países que todavía no han terminado de erradicar el analfabetismo?, les pregunté a varios ministros de Educación en los últimos años. ¿Está bien que Chile se zambulla de lleno en la enseñanza de inglés cuando todavía tiene 4 por ciento de ciudadanos que no han terminado la primaria? ¿Y debería México gastar millones de dólares en la enseñanza de inglés cuando casi un 3 por ciento de sus niños en edad escolar son analfabetos? ¿Y debería hacerlo la Argentina, con medio millón de estudiantes por año abandonando la escuela? Varios ministros me señalaron que en países con altas tasas de analfabetismo, como Honduras o Nicaragua, no tendría sentido destinar un gran porcentaje del gasto educativo a la enseñanza de idiomas. Pero en la mayoría de los países latinoamericanos, las tasas de analfabetismo no son altas, y están mayormente concentradas en adultos mayores de 50 años. Para estos países, la enseñanza de inglés u otros idiomas en las escuelas sería una buena inversión. Y en cuanto a si no habría que dedicarle más dinero a la enseñanza del idioma nacional, para evitar problemas como el de egresados de la escuela secundaria que escriben con errores ortográficos, el ministro de Educación chileno, Bitar, me dijo que “no creo que los chilenos estemos imposibilitados de caminar y mascar chicle al mismo tiempo. Se puede estudiar español, ciencias e inglés al mismo tiempo”.

Es probable que así sea, concluí tras escuchar a varios expertos. Cualquier persona que haya viajado a Suecia, Holanda o Dinamarca puede constatar que la gente es capaz de hablar perfectamente dos, tres y hasta cuatro idiomas, silos empieza a estudiar de niños. varios países en vías de desarrollo ocurre lo mismo: en la isla caribeña de Curaçao, o en las poblaciones negras de habla inglesa de Nicaragua y Honduras, me encontré con gente que vive en las condiciones precarias y es perfectamente bilingüe, sin mayores problemas. Y s chinos van a aprender inglés, no hay razón por la cual millones de norteamericanos que crecieron viendo películas de Hollywood, canta canciones de rock y explorando sitios de habla inglesa en Interne puedan hacerlo.

Por qué los asiáticos estudian mas

Quizá de todas las personas que conocí en China, la que más impresionó fue Xue Shang Jie, un niño de 10 años que encontré en visita a otro instituto privado de inglés, la escuela Boya. Tras entrevistar al director de la escuela, había pedido observar una clase, y me habían permitido entrar en un aula. Eran como las seis de la tarde, y docena de niños estaba tornando clases después de su horario escolar. En la primera fila, había unos diez chicos sentados en sus pupitres. Atrás, en el fondo del aula, estaban sentados varios hombres y mujeres que obviamente eran los abuelos, y estaban leyendo o haciendo crucigramas para matar el tiempo.

Cuando el director de la escuela abrió la puerta y me presentó c un visitante de los Estados Unidos, hubo sorpresa generalizada, con gestos de bienvenida por parte de la profesora. Me senté, presenciar la clase, y al poco rato me llamó la atención un niño en particular. Es en la primera fila, tenía unos anteojos enormes, se expresaba en ir admirablemente bien y desbordaba buen humor. No me extrañó que finalizar la lección, me dijeran que Xue era el mejor alumno de su en la escuela, y que estaba tomando clases privadas de inglés y matemática después de horas para mejorar aun más sus calificaciones y asó competir en olimpíadas estudiantiles internacionales.

¿Qué quieres ser cuando seas grande?, le pregunté a Xue más de, conversando en el pasillo. “Un cantante, quizá”, me dijo el Xue encogiéndose de hombros y riéndose, mientras sus compañeros festejaba su respuesta y bromeaban sobre su futuro en el show business. Tras sumarme a la celebración, le pregunté a qué se dedicaban sus padres. Por el dominio que tenía del inglés, supuse que era hijo de di máticos que habían vivido en el extranjero, o que provenía de familia acomodada que le había contratado clases particulares desde hacía varios años. Pero me equivocaba. Xue me contó que su padre era un militar del Ejército Popular de Liberación, las fuerzas armadas de China, y su madre era una empleada. Por la descripción que hizo de su familia, y por lo que me corroboraron más tarde el director de la escuela la y el asistente chino que me acompañaba, la familia de Xue era de clase media, o media baja.

¿Cómo es un día típico de tu vida?, le pregunté a continuación. Él  me contó que se despertaba a las siete de la mañana, entraba a la escuela a las ocho, y tenía clases hasta las tres o cuatro de la tarde, según el. día de la semana. Después, hacía sus deberes en la escuela hasta la seis, cuando venía a buscarlo su padre. ¿Entonces, puedes ver televisión por el resto del día?, le pregunté, asumiendo que ése era el caso. “Sólo puedo ver televisión 30 minutos por día”, respondió, sin abandonar su sonrisa. “Cuando llego a casa, toco el piano, y hago más deberes, hasta eso de las siete y media de la noche. Entonces, veo televisión  media hora, y me acuesto a eso de las nueve.” Pero eso no era todo: u tarde por semana, después de la escuela, y los domingos por la tarde tomaba clases particulares de inglés en la escuela Boya. Y los sábados por la tarde, durante dos horas, tomaba clases de matemática y chino en el mismo Instituto privados ¿Y te gusta estudiar tanto?, le pregunté intrigado. “Sí”, me contestó, sonriendo de oreja a oreja. “Es muy  interesante. Y si estudio mucho, mi padre me regala un juguete.”

El caso de Corea del Sur

La obsesión por el estudio no es un fenómeno que se da sólo China, sino en toda Asia. Al igual que en China, los niños en Corea Sur, Singapur y varios otros países de la región estudian casi el doble de horas diarias que los de los Estados Unidos o de América latina Corea del Sur, el promedio de horas de estudio diarias de los alumnos de primaria es de diez horas, el doble que en México, Brasil o la Argentina. Jae Ho Lee, un niño coreano de 14 años, tiene una disciplina  casi militar: sale de su casa a las siete de la mañana, llega a la escuela media hora antes del inicio de las clases para repasar las lecciones del día anterior, y regresa á su casa a las cuatro de la tarde. Y después  toma cursos particulares de inglés y matemática, no porque se esté quedando atrás en estas asignaturas sino, por el contrario, para mantener su alto puntaje. “Quiero seguir estando en los primeros puestos de esta clase, porque de eso depende mi futuro”, le dijo el niño a la revista brasileña Veja, que le dedicó una portada al fenómeno de la educación en Corea del Sur.

Según el Ministerio de Educación de Corea del Sur, el 80 por ciento de los niños estudian por lo menos diez horas diarias, y el 83 por ciento toma clases complementarias de matemática o ciencias. La revolución educativa ha permitido aumentar el porcentaje de estudiantes universitarios del 7 por ciento de la población general en 1960 al 82 de la actualidad. Comparativamente, la mayoría de los países latinoamericanos tienen un 20 por ciento de sus jóvenes estudiando en la universidad, y en muchos  casos menos. Y mientras un 30 por ciento de los graduados universitarios coreanos se diploman en Ingeniería, el promedio de egresados en esa disciplina en América latina es del 15 por ciento.

En Corea del Sur, hace años que la enorme mayoría de las escuelas tienen pizarrones electrónicos —como los que acaba de adoptar México— en los que los profesores muestran películas para ilustrar sus lecciones. Además, tienen salas de computación conectadas a Internet con banda ancha, y los maestros ganan un salario medio equivalente a 6 mil dólares mensuales, seis veces más que sus equivalentes latinoamericanos. “Es una carrera que confiere mucho estatus”, señaló el artículo de Veja. En efecto, una encuesta de la Universidad Nacional de Seúl reveló que, para las mujeres coreanas, los profesores son vistos como “el mejor partido para casarse”: tienen un buen salario, empleo estable, vacaciones largas y les gusta tratar con niños. Y tienen condiciones de trabajo excelentes, que incluyen dedicación exclusiva y cuatro horas diarias —pagas, por supuesto— para preparar sus clases y recibir a los estudiantes. La educación en Corea se toma tan en serio, que hasta los profesores de jardín de infantes necesitan un diploma universitario.

En términos generales, los economistas coinciden en que la apuesta coreana a la educación ha pagado con creces: gracias a la avalancha de inversiones internacionales para aprovechar la mano de obra calificada, Corea pasó de tener un ingreso per cápita equivalente a la mitad del de Brasil en 1960, a uno de tres veces más que aquél actualmente.’

¿Por qué estudian más los jóvenes asiáticos?

La respuesta más común que escuché en China cuando hice esta pregunta es que no se trata de un fenómeno reciente, sino la continuación de una tradición histórica que viene de las enseñanzas del filósofo Confucio, quien ya difundía valores como la dedicación al trabajo y al estudio en el siglo V antes de Cristo. Confucio decía: “Si tu objetivo es progresar un año1 siembra trigo. Si tu objetivo es progresar diez años, siembra árboles. Si tu objetivo es progresar cien años, educa a tus hijos”. La fiebre del estudio había quedado relegada durante la Revolución Cultural china, pero volvió con toda la fuerza a partir de las reformas económicas de los años ochenta, cuando —como me lo había hecho notar Zhou, el vice director de la New Oriental School en Beijing— las nuevas empresas privatizadas comenzaron a exigir un nivel académico superior a quienes buscaban empleo.

Sin embargo, en China existe otro motivo clave que explica 1. fiebre por el estudio, que no sería deseable imitar en el resto del mundo: la política del hijo único. Desde la década del setenta, las parejas sólo pueden tener un niño, y quienes tienen más de uno deben pagar, impuestos altísimos por su segundo hijo. Eso hace que cada niña  o niño —más los varoncitos que las mujercitas, por cierto, ya que los bebés de sexo masculino son recibidos con mucha mayor alegría que los de sexo femenino— sea el centro de atención y las expectativas  progreso de sus dos padres, sus cuatro abuelos y sus ocho bisabuelos y cuando los hay.

En China, como en pocos otros países, toda la atención de la familia extendida está centrada en un hijo: “Somos un de pequeños emperadores y pequeñas emperatrices”, me dijo una de turismo en Beijing. Y eso se traduce en una presión social de padres y abuelos sobre los jóvenes para que estudien. “Toda la familia para que el niño pueda estudiar en las mejores universidades y puede conseguir un buen empleo”, me explicó Zhou. “Aquí tenemos un refrán que dice: hijo único, esperanza única, futuro único.” Eso explica por que tantas familias envían a sus niños a cursos particulares de inglés después de hora, o ahorran toda la vida para mandar a sus hijos a universidades en los Estados Unidos.

Y el otro factor propio de la cultura asiática es que los jóvenes deben estudiar más desde muy niños, por el simple hecho de que mientras la mayoría de los idiomas occidentales tienen alfabetos de 26 027 letras, varios idiomas orientales tienen unos 22 mil caracteres, aunque hacen falta unos 2.500 para tener un conocimiento básico del lenguaje   y unos 5 mil para leer un periódico. Los chicos asiáticos comienzan a aprender los caracteres de su idioma mucho antes de entrar en primer grado.

El jardín de infantes ya es un curso intensivo de escritura. “Cuando los niños entran en primer grado, ya deben estar familiarizados con unos 2 mil caracteres”, me dijo Chen Quan, un profesor en Beijing. El aprendizaje es tan difícil, que los padres y abuelos se pasan horas los fines de semana enseñando a dibujar los caracteres a sus hijos y nietos. De manera que cuando entran en la escuela primaria, los estudiantes ya tienen una disciplina de estudio muchísimo mayor que la de los niños norteamericanos o latinoamericanos. De allí en más, los asiáticos dan por sentado que deben estudiar unas diez horas por día. No hay televisión, ni fútbol, ni fiesta que valga.

Fuente Consultada: Cuentos Chinos de Andrés Oppenheimer

Temas Tratados

Gran Salto Adelante de China Plan Economico Agricola Mao Tse Tung

Gran Salto Adelante de China Mao Tse Tung

China y la modernización: Durante la década de los 50, la industrialización de la República Popular de China había avanzado a una velocidad enorme siguiendo el modelo ruso. En 1958, alentado por ello, el presidente Mao Tse Tung  decidió alejarse de los métodos convencionales, dando lo que él consideraba un «Gran Salto Adelante-.

Ello fue lanzado con grandes expectativas, pero el fracaso de las recién establecidas industrias pesadas chinas, que utilizaban métodos a pequeña escala en los pueblos, combinado con una serie de malas cosechas y la retirada de los expertos soviéticos después de la ruptura política en 1960, se convirtió en una catástrofe económica.

La producción agrícola descendió en una cuarta parte hasta su punto más bajo en 1960 y la producción industrial puede haber descendido incluso más hacia su depresión en 1962.

Biografia de Mao Tse Tung Larga Marcha de Mao Revolucionario ChinoEl Gran Salto: Mao Tsé Tung llamó el «gran salto» a un programa de desarrollo simultáneo de la agricultura y la industria. El plan de Mao era la guerra económica, librad por cientos de millones de campesinos armados con azadas y rastrillos. Significó la movilización total de la mano de obra y sus consecuencias fueron catastróficas, hambre generalizada y devastación.

El primer plan quinquenal chino había finalizado hacía poco. Basado en el modelo soviético de los años veinte, el programa aumentó la producción industrial a costa de la agricultura. Millones de campesinos se trasladaron a las ciudades y China esperaba pagar los préstamos soviéticos con granos. Quedó claro que un nuevo plan quinquenal no funcionaria.

Mao propuso una reorganización drástica del trabajo rural. Los campesinos, manteniendo las granjas a nivel de subsistencia, desarrollarían el campo, cavando canales de regadío y construyendo carreteras. Además, se unirían a la »batalla por el acero», construyendo hornos en sus casas para aumentar la producción industrial del país.

Durante un tiempo, explotando el recurso natural más importante de China, pareció que el gran salto funcionaba. En 1958, las cosechas fueron enormes y el gobierno requisó una cantidad récord de cultivos.

El año siguiente fue desastroso para la agricultura a causa del mal tiempo y de la diversificación del trabajo en las granjas, pero los requisitos del gobierno no disminuyeron, de modo que los campesinos, sin comida, empezaron a morir de hambre (entre 1959 y 1962 murieron veinte millones). Mao reconoció el desastre, pero se negó a disculparse. Explicó a sus partidarios que Confucio, Lenin y Marx también habían cometido errores.

PARA SABER MAS…
El gran salto adelante

Zu En Lai pronunció, en febrero de 1957, su famoso «discurso de las cien flores» en el que se pretendía un rápido desarrollo de la atrasada economía china. En ese momento, las comunas agrícolas comenzaron a agruparse y aparecieron las comunas urbanas. En cada comuna había cantinas y comedores colectivos, escuelas y guarderías, con lo que se liberaba una importante mano de obra femenina que empezó a trabajar en las grandes explotaciones agrarias y en la industria.

Los éxitos iniciales fueron espectaculares. Pero tres años después, coincidiendo con la retirada de los expertos soviéticos, la producción de acero decayó. China se vio obligada a importar trigo, la calidad de los productos era mediocre y se comprobó que muchas de las obras públicas emprendidas carecían de justificación.

La revolución cultural
En 1966, se creó dentro del Partido Comunista una oficina permanente de la revolución cultural que pretendía recobrar el fervor socialista. Mao invitó a los estudiantes a convertirse en los guardias rojos de la revolución, denunciando la pervivencia de los cuatro lastres del pasado precomunista:
mentalidad, cultura, costumbres y modas. Los guardias rojos rivalizaron en borrar estas huellas burguesas: destruyeron monumentos antiguos, quemaron libros, impusieron a los sospechosos confesiones públicas en las que reconocían su desviación burguesa, establecieron campos de reeducación en el maoísmo, etcétera.

En sus excesos ideológicos, los guardias rojos llevaron la economía al caos. La revolución cultural se extendió por todas las provincias y devolvió a Mao el poder absoluto sobre los cuadros del partido. La difusión del pensamiento maoísta fue una gigantesca operación de propaganda y tuvo una acogida entusiasta entre los izquierdistas europeos, que adoptaron el Libro Rojo de Mao como el catecismo de la revolución deseada.

Tras la muerte de Mao

Desde la muerte de Mao, China ha experimentado cambios políticos y económicos. Estas transformaciones se han dado en el marco de la caída de otros regímenes comunistas y del reordenamiento económico mundial.

Tras la muerte de Mao, los dirigentes chinos han seguido manteniendo el modelo socialista, pero han desarrollado una política económica más pragmática y caminan pausadamente hacia una economía de mercado siempre controlada. El conductor del cambio ha sido Deng Xiao Ping, apartado de la dirección del partido por derechista durante la revolución cultural, y rehabilitado posteriormente.

Bajo su dirección, China impulsó (1978-1979) una cierta liberalización política conocida como primavera de Pekín; permitió la crítica mesurada del maoísmo y celebró el proceso a «la banda de los cuatro»; ha dado prioridad a la economía y al desarrollo material. Subsiste, en cambio, una falta de libertad política. Los movimientos de oposición, como la revuelta estudiantil de Tianamen, son severamente reprimidos.

Sun Yat-sen Padre de Republica China Reconstruccion Politica

Sun Yat-sen Padre de República China

El «Padre de la República China» En el movimiento renovador se destacaba, por su inteligencia y patriotismo, un hombre al que se conoce hoy como «padre de la República China», Sun Yat-sen, inspirador del movimiento nacionalista chino y jefe, en ese momento, del pequeño partido Tungminghui, que más tarde se transformaría en Kuomintang.

ANTECEDENTES DE LA ÉPOCA: En 1898, el joven emperador chino y un grupo de reformadores intentaron introducir un vasto programa de reformas, pero los conservadores manchúes, encabezados por la emperatriz heredera, dieron un golpe de Estado para evitar que éste fuese llevado a cabo.

Entre tanto, las potencias extranjeras, convencidas de que China se encontraba al borde del derrumbe, se unieron para provocar numerosas riñas y obtener mayores derechos y concesiones, formando esferas de influencia y arrendando territorios como bases de operaciones. Esto produjo una ola de xenofobia que inspiró el ‘Levantamiento de los Bóxers en el noreste de China. Los rebeldes primero atacaron a los misioneros y en seguida a las legaciones extranjeras en Tientsin y Pekín. Las potencias extranjeras enviaron tropas al norte de China, mientras Rusia invadía gran parte de Manchuria. El arreglo final extrajo aún mayores concesiones de los chinos y les impuso enormes indemnizaciones.

Después de 1901 por fin se reconoció que los cambios eran imperativos, adoptándose una serie de reformas: se modernizó la estructura del estado. Se crearon asambleas elegidas; las fuerzas armadas fueron modernizadas; se actualizó el código legal, sé realizaron reformas educacionales y se abolieron los exámenes para ingresar al servicio civil, que eran los grandes responsables de las actitudes ultraconservadoras de la burocracia.

En el plano económico, se introdujeron modificaciones igualmente radicales. Los ferrocarriles, la minería, el sistema bancario y la industria experimentaron un rápido crecimiento. Sin embargo, la modernización se concentró en los Puertos del Tratado, donde no existía la intervención estatal. Aquí también florecieron la prensa, las editoriales y los colegios modernos y, aparejado a ellos, los partidos revolucionarios y reformistas.

A partir de la década de 1890, un gran número de jóvenes fue enviado a estudiar al extranjero, sobre todo a Japón, los que regresaron convertidos a las ideas políticas occidentales. Al mediar el año 1910, muchos de ellos estaban participando en el gobierno, los negocios, la educación y en las fuerzas armadas. No obstante, comenzó a quedar en evidencia que los conservadores manchúes, a pesar de las reformas, estaban decididos a mantenerse en el poder.

Sobrevino un descontento generalizado con la autoridad imperial, y las ideas revolucionarias sustituyeron las políticas de reformas. Los grupos revolucionarios proliferaron en todas partes. Cuando en 1911 estalló un pequeño motín en el ejército en Wu-chang, el gobierno manchú huyó y en el transcurso de dos meses casi todas las provincias habían declarado su independencia. Prácticamente no hubo enfrentamientos armados. El partido revolucionario T’ung-men’hui instaló un gobierno provisional en Nankín, donde su líder Sun Yat-sen fue proclamado presidente el 1 de enero de 1912.

La prédica de Sun Yat-sen dio, por fin, sus frutos, y el 28 de diciembre de 1911, tras el estallido de la revolución en Hankow y Wuchang, Nankín y Cantón, fue proclamada la república en la ciudad de Nankín, designándose presidente a Sun Yat-sen. Al producirse la renuncia de Pi-Yu, sobrino de la «emperatriz viuda»‘y entonces emperador, Yuan Shi Kai, general del ejército, exigió la presidencia para sí. Sun Yat-sen, en la emergencia, renunció. Hasta 1916 se prolongó el gobierno de Yuan Shi Kai.

En la fecha citada, tras su muerte, fue disuelto el Parlamento, algunas provincias se declararon independientes y comenzó un período de anarquía, en el curso del cual el gobierno se desintegró prácticamente, cayendo en manos de jefes militares regionales, los llamados «señores de la guerra» o Tüchun.

La anarquía reinante fue aprovechada por diversas potencias que, mientras reconocían al gobierno central, trataban directamente con los Tüchun de las diversas regiones. Entretanto, Sun Yat-sen y los miembros de su partido, el Kuomintang, se reunieron en Cantón, formando un nuevo gobierno y poniendo en vigencia la Constitución de 1912. Sun Yat-sen, nuevamente, fue designado presidente. Corría, en esos momentos, el año 1921. Sun Yat-sen se dispuso entonces a ocupar la presidencia y hacer realidad los fines de su movimiento, expresados en los «Tres principios del pueblo» que contenían las bases de la nueva democracia china:

a)El Principio de la Nacionalidad

b)El Principio de la Democracia

c)El Principio de la Subsistencia

Sun Yat Sen había previsto también las tres fases en que dividiría el proceso de reconstrucción política, la cuales era:

1) Período de gobierno militar

2)Período de Tutela Política

3)Establecimiento de un régimen democrático representativo

SUN YAT-SEN: El estadista chino, promotor de la revolución que derribó a la monarquía, nació en 1866 en la villa Biografia Sun Yat-sen Padre de Republica China Reconstruccion Politicade Chui Heng, condado de Hsiang Shan, en Kwang-tung, Sun Yat-sen prestó servicios en un hospital angloamericano de Cantón y, a los veinte años, emigró a Hong Kong, donde estudió medicina en una escuela de reciente fundación. Sun Yat-sen fue el primer graduado chino en Medicina moderna.

Ejerció su profesión en Macao y posteriormente regresó a Cantón, donde comenzó a organizar sociedades secretas y revolucionarias y empezó su lucha contra la monarquía y los abusos de los extranjeros. Finalmente, tras un fallido complot para asesinarlo, huyó a Honolulú, de donde pasó a los Estados Unidos y, posteriormente, a Londres.

Aunque se había puesto precio a su cabeza, regresó a China y organizo el Kuomintang. Por último, en 1907, al frente de muy pocos hombres, se alzó contra el régimen imperial.

Debió huir nuevamente a Europa, donde vivió largo tiempo, organizando y dirigiendo diversas intentonas subversivas que fracasaron sucesivamente, en China. Hacia 1911, la revolución lo llevó al poder como presidente de China. Al poco tiempo debió dimitir en favor de Yuan Shi Kai. Posteriormente, al morir Yuan Shi Kai, Sun Yat-sen formó parte del gobierno que se constituyó en Cantón y proclamó la independencia del sur en 1917.

Sin embargo, al no poder resistir la presión militar, huyó a Shanghai y en 1921 proyectó una triple alianza chino-ruso-alemana. Hacia 1923 obtuvo el apoyo ruso y la colaboración de enviados especiales, civiles y militares. En 1925, en Pekín, enfermó gravemente y murió poco después. Su tumba, monumental, fue levantada en Nankín, al pie de las Montañas Púrpuras, y a ella se trasladaron sus restos en 1929.

CHIANG KAI-SHEK TOMA POSECIÓN: En marzo de 1927 el general Chiang Kai-shek y su ejército revolucionario entraron en Shanghai, el centro industrial y comercial de China. La ciudad, paralizada por las huelgas organizadas por el Partido Comunista chino, no ofreció resistencia y no se disparó un solo tiro. Las fuerzas de Chiang, una alianza heterodoxa entre el Partido comunista y el Kuomingtang, el partido revolucionario burgués, controlaban la mayor parte del país. Parecía que la guerra civil había terminado y los comunistas se vanagloriaban de ello. Sólo Manchuria, gobernada por el general Zhang Zuolin, permanecía fuera de la esfera de influencia de Chiang.

Stalin, desde Moscú, una vez finalizado el conflicto con Trotski por la dirección de los bolcheviques, estaba exultante. La victoria comunista en la guerra civil de China se consideró, en general, como una victoria de Stalin. El país más poblado del mundo estaba a punto de caer en su esfera. Sin embargo, Chiang tenía otros planes. Los acontecimientos se sucedieron sorprendentemente: tras tomar Shanghai, movilizó a sus soldados contra los sindicatos, expulsó del Kuomingtang a los comunistas, declaró ilegal el Partido Comunista, estableció un gobierno nacionalista y se autoproclamó presidente. Los comunistas quedaron afuera: sólo gobernaba Chiang.

Moscú rompió las relaciones diplomáticas con el régimen anticomunista de Chiang. Los agentes del Komintern en China huyeron a Rusia. El general Chiang renovó su campaña contra Zhang Zuolin, el último obstáculo a su sueño de una China unificada. En 1928, Zuolin fue asesinado y su hijo y sucesor hizo las paces con Chiang. Así, se completó la unificación de China bajo los nacionalistas.

«Restituir a la raza china la facultad de administrarse, de establecer el régime-republicano y de realizar el Estado socialista». Este programa de Sun Yat-Sen abandonado por el nuevo presidente de la República, Yuan-Tché-Kai, que, poco a poco, implantó en China una auténtica dictadura. Imagen en donde Yuan-Tché-Kai se hace cortar la coleta en 1912

PARA SABER MAS…
1911:CAÍDA DE UNA DINASTÍA CHINA

La revolución china introdujo el gobierno republicano en este país y acabó con dos mil años de gobierno imperial. Esto ocurrió el 10 de octubre de 1911, cuando unos soldados disidentes sitiaron el arsenal de Wuhan, en el centro de China, y persuadieron al comandante de la brigada, Li Yuanhong, para que se uniese a la rebelión. Hábilmente, el general Li dejó de ser leal al emperador Qing y tomó partido por los rebeldes, un cambio que contribuyó de modo decisivo a la propagación de la revuelta.

La corrupta dinastía Qing había conseguido salvarse varias veces estableciendo reformas constitucionales. No obstante, los chinos radicales (sobre todo Sun Yat-sen, líder revolucionario entonces en el exilio) estaban dispuestos a acabar con ella. Numerosos chinos consideraban que la dinastía Qing era una imposición extranjera, con lo cual se fortalecieron aún más los sentimientos en contra de ella.

De hecho, fue fundada en 1644 por guerreros procedentes de Manchuria que conquistaron China. Al cabo de 250 años, los manchúes aún no se habían integrado a la sociedad china.

Esto colocó a la corte real en desventaja cuando intentó crear un ejército para controlar a los rebeldes.

La dinastía reclutó el apoyo del general retirado Yuan Shikai, que conservaba la lealtad de muchos oficiales del ejército en el norte del país. Mientras, Sun Yat-sen había regresado a China tras 16 años de exilio y tomó el mando de la revolución. En diciembre se convocó una reunión republicana en Nanking y los delegados eligieron a Sun Yat-sen presidente de la república, declarada recientemente en el sur de China. Sun, consciente de la fuerza de Yuan en el norte y de la fragilidad de una nación dividida, le ofreció la presidencia al general a cambio de la disolución de la dinastía. Yuan aceptó enseguida y blandiendo su sable aconsejó a Pu Yi, el emperador indefenso, que abdicara.

El 12 de febrero de 1912 Pu Yi abdicó oficialmente. Al día siguiente Sun Yat-sen se retiró, y Yuan Shikai se convirtió en presidente de China.

Ver: Historia de China Desde Sus Orígenes

Nube Venenosa en la India una Tragedia Miles de ciegos y muertos

Tragedia en la India: Nube Venenosa Cubre Bhopal

Poco después de la medianoche del 3 de diciembre de 1984, tuvo lugar una fuga de gas venenoso en una planta química de pesticidas de Bhopal, India, perteneciente a la compañía norteamericana Unión Carbide.

A medida que la nube venenosa envolvía la ciudad, cientos de víctimas se asfixiaban en la cama y otras huían con los ojos quemados por el gas, similar a un potente gas lacrimógeno. (isocianato de metilo – MIC)

Durante los días siguientes murieron otros miles con los pulmones envenenados. Un sobreviviente que había visto animales muertos en un campo dijo: «Pensé que era la peste». Al cabo de una semana. el accidente se había convertido en el peor desastre industrial de la historia.

Unas dos mil personas habían muerto y otras dos mil iban a morir. Dos mil más estaban enfermas o lesionadas, con problemas en los ojos, los pulmones, los riñones y el hígado.

Mientras la India luchaba por hacer frente a la desgracia, la Unión Carbide enfrentaba todo tipo de críticas. Los empleados afirmaban que la compañía había reducido las medidas de seguridad, corriendo riesgos que en Estados Unidos hubieran sido ilegales.

A pesar de las negativas de la dirección, los informes demostraron que hubo muchos accidentes en la fábrica y que las instalaciones carecían de los sistemas de seguridad presentes en una planta similar de Virginia.

El presidente de la compañía. Warren Anderson, viajó a la India para verificar los daños, fue detenido por «negligencia y responsabilidad criminal» y tras largas negociaciones, fue puesto en libertad bajo fianza.

Un grupo de abogados hindúes y norteamericanos pidieron hasta 15.000 millones de dólares de indemnización para las víctimas.

En todo el mundo, el desastre de Bhopal fue considerado como el ejemplo de uno de los principales dilemas del mundo moderno: la tecnología, creada para mejorar la vida en la Tierra, también la ponía en peligro. Finalmente, la Unión Carbide fijó todas las demandas en 470 millones de dólares, unos ciento cincuenta mil dólares por cada víctima de Bhopal.

El desastre: Cuando se produjo el escape, los más afectados fueron los habitantes de los barrios más humildes que rodeaban la planta (donde se estima que la densidad demográfica era de unas 25.000 personas por kilómetro cuadrado), que no tenían manera de protegerse del gas tóxico. La gente que vivía en casas mejor construidas pudo salvarse de los peores efectos del accidente.

Mientras los hospitales de Bhopal desbordaban de heridos, los directivos de la empresa afirmaban que el gas «no era venenoso» sin informar sobre la composición de la nube tóxica ni sobre la composición toxicológica de los gases, hecho que dificultó el tratamiento médico de los afectados. La información médica se declaró «confidencial» Solo las instituciones públicas podían realizar inventarios epidemiológicos y la investigación toxicológica necesaria para sugerir líneas de tratamiento. El potencial cancerígeno, teratogénico (que puede originar deformaciones) y mutagénico (que puede ocasionar mutaciones en los genes) fue negado sin pruebas suficientes.

Recién a los 5 años de ocurrido el accidente las víctimas recibieron una compensación económica. Si bien las autoridades indias inicial-mente solicitaron a la Union Carbide Corporation un monto de 3 mil millones de dólares, finalmente llegaron a un acuerdo por una cifra de 470 millones.

Este tipo de accidentes obliga a considerar la contradicción existente entré la necesidad de los gobiernos de retener a los capitales extranjeros y la necesidad de protección de la población y el medio ambiente.

Ver:Fuga de residuos radiactivos

Conquista Mongol de la India Compañia de las Indias Orientales

Conquista Mongol de la India

El mundo islámico estaba cambiando. La India, un subcontinente dividido, fue invadida por los mongoles, que crearon un gran imperio en el norte de la India.

Babur, un descendiente de los grandes mongoles Gengis Kan y Tamerlán, era el cabecilla de una tribu de Turquestán. Expulsados por los uzbekos, en 1504 invadieron Kabul, en Afganistán. Después volvieron la vista a la India, que era por entonces un mosaico de estados hindúes y musulmanes que con frecuencia luchaban entre sí.

Después de lanzar un ataque experimental en 1519, 12000 mongoles entraron en la India en 1526 a través del paso de Khyber, invadiendo el sultanato de Delhi, el más poderoso de la India.

Con la expansión hacia el exterior desde Delhi, el Imperio mongol creció para ocupar todo el norte de la India y gran parte del centro. El Gobierno era musulmán, pero daba cobijo a las distintas creencias y culturas de la India.

Babur, nacido en el Turquestán, fue el primer gran mogol de la India.
Murió en Agra en 1530.

Como Babur y sus seguidores eran musulmanes, cuando invadieron la India el Imperio otomano les suministró rifles y soldados. Las tropas de Babur también montaban veloces caballos que superaban fácilmente a los lentos elefantes de los indios.

Esto les ayudó a derrotar a un ejército indio más numeroso en una batalla en la que el sultán de Delhi fue asesinado. Después de esta victoria, Babur hizo de Delhi su capital y fue nombrado gran mogol emperador). Cuando murió en 1530, le sucedió su hijo Humayun.

Esta pintura persa muestra a Babur (izquierda), a su antepasado Tamerlán y al hijo de abur, llumayun (derecha). Babur hizo escribir una importante descripción de la India en la que se hablaba de la naturaleza, el pueblo y las costumbres de su Imperio.

Humayun invadió el occidente de la India, pero en 1540 el rey afgano Sher Sha de Ser persiguió a los mongoles obligándoles a regresar a Persia. Humayun volvió en 1555, venció a los afganos y regresó a Delhi. Un año después, antes de recuperar todo su imperio, Humayun murió en un accidente.

AKBAR EXPANDE EL IMPERIO: A Humayun le sucedió el nieto de Babur, Akbar. Fue nombrado gran mogol a los trece años y gobernó hasta su muerte, en 1605. Akbar fue un gran líder militar y un sabio gobernante. Su ejército amplió las fronteras por el oeste hasta Gujarat y por el este hasta Bengala. Esta era la provincia más rica del norte de la India, pues producía el arroz y la seda que proporcionaban a Akbar su principal fuente de ingresos. En 1576, Akbar controlaba todo el norte de la India.

Aunque Akbar era musulmán, muchos de sus súbditos eran hindúes, y para mantener la paz se casó con una princesa hindú. Creía en la tolerancia religiosa y firmó un acuerdo con los hindúes, les dio puestos en el Gobierno y estimuló sus negocios en ultramar. Creó un imperio bien organizado con administradores profesionales.

LA GRANDEZA MONGOL

Durante este período, la India comerciaba ventajosamente con Africa, los otomanos, Europa y el Lejano Oriente. Los portugueses ahora tenían puestos comerciales y puertos en la India. El país también contaba con la industria textil más grande del mundo. Akbar recibió en su corte a jesuitas cristianos y a artistas persas, e intentó crear una nueva religión para la India, aunque sin éxito alguno. Construyó escuelas para los niños y también una nueva capital en Fatehpur Sikri. La ciudad combinaba arquitectura musulmana e hindú.

Akbar heredó el Imperio mongol a los trece años y lo gobernó durante medio siglo. Invadió Rajastán, Gujarat, Bengala, Cachemira y el Deccán, controlando así la mayor parte de la India. Redujo los impuestos a los campesinos, estimuló el comercio e introdujo un gobierno muy eficaz y el servicio militar. Aunque Akbar no sabía leer, recibió en su reino a eruditos de todas las religiones, artistas y viajeros extranjeros. Su mayor éxito fue firmar la paz con la mayoría hindú de la India, zanjando muchos conflictos entre hindúes y musulmanes.

Akbar gobernó la India al mismo tiempo que Isabel I gobernaba Inglaterra y Felipe II era rey de España. Akbar intentó incluso iniciar su propia Reforma, inventando una nueva religión que aglutinase a las otras fes. Sin embargo, su pueblo no la adoptó. Aunque algunos gobernantes locales se rebelaron contra el gobierno de Akbar, pronto fueron derrotados. Aquí, el rebelde Bahadur Kan se muestra rindiéndose ante Akbar.

En Fatehpur Sikri, Akbar mandó construir su capital con una mezcla de diversos estilos arquitectónicos (musulmán e hindú entre otros) con el deseo de convertirla en el centro de su nueva religión. Murió en 1605 y fue enterrado en esta tumba.

ALGUNAS FECHAS IMPORTANTES

1504 Los mongoles toman Kabul.

1526 Delhi se convierte en la capital mongol de la India.

1556 Akbar el Grande, el gran mogol más importante de la India, comienza a reinar.

1571 Fatehpur Sikri se convierte en la nueva capital.

1605 Jahangir se convierte en gran mogol (Nur Kahan gobierna de 1611-1622).

1628 Shan Jahan, gran mogol.

1658 Aurangzeb, el último gran mogol.

1707 Comienzo de la decadencia de los mongoles.

1803 Caída de la última fortaleza mongol ante los ingleses

El poder del Imperio mogol en la India se apoyó en cuatro pilares básicas: la autoridad del emperador, la alianza con los rajputs, la política de tolerancia y el equilibrio de poder interno y externo. La alianza con los príncipes rajputs y la tolerancia hacia el hinduismo permitieron un desarrollo interno pacífico. La autoridad y el talante del emperador impulsaron el comercio exterior. Se estableció un equilibrio de poder con la dinastía de los safávidas: éstos eran el escudo protector frente a los nómadas de Asia central, mientras los mogoles controlaban a los afganos, rivales de los persas. Hubo un equilibrio interno entre los estados islámicos de la India central y meridional.

Babur (1483-1530). Descendiente de Gengis Khan y lamerían. Militar sagaz y feroz conquistador, tras perder su reino de Ferghana contra los uzbekos, se empeñó en el sometimiento y destrucción del territorio hindú.Akbar (1556-1605). La amplitud de sus conquistas, su habilidad política, grandeza, magnanimidad y liberalismo religioso lo han convertido en una figura legendaria. Sintetizó todas las creencias en una nueva religión.Aurangzeb (1618-1707). Último gran soberano mogol, consiguió la mayor extensión del imperio. Pero su fanatismo religioso convirtió la India en un páramo cultural y, sobre todo, causó la ruina de su propio reino.

PARA SABER MAS…

El hijo de Akbar, Yahangir (1605-1627) era un soberano de doble personalidad: borracho, cruel y vengativo, pero con un gran sentido de lo artístico y estético. Derrotó a los rajputs, rechazó a los sultanes del Deccán, y por último se apoderó de las fortaleza de Kangra.

Su reinado favoreció su supremacía cultural y militar persa, aunque lo dominaron las intrigas de su harén. Prohibió el comercio de drogas, el aguardiente de arroz, los juegos de azar y las bodas entre mujeres musulmanas y hombres hindúes. Mantuvo estrecho contacto con los jesuitas, pero se mantuvo fiel al islam. En esta época, llegó a la India William Hawkins, el primer inglés. Yahangir murió durante una rebelión provocada por las intrigas de la familia de su mujer, Nur Jahan.

Para asegurarla estabilidad de su reinado, su heredero, Sha Jahan (1628-1658), ordenó la muerte de todos sus parientes varones y sofocó las rebeliones. Luego conquistó Ahmadnagar y convirtió en tributarios a Golconda y Bijapur. Nombró administrador de las regiones conquistadas a su hijo Aurangzeb, y casi arruinó el imperio con su campaña de expansión hacia el sur.

Jahan venció a los portugueses, y en 1632 les arrebató la plaza de Hugli, donde éstos, con la ayuda de los jesuitas, mantenían un terrible comercio de esclavos. Pero fue menos tolerante que su padre, e hizo retroceder el influjo persa, fortaleció la ortodoxia sunnita y prohibió la actividad misionera de cristianos e hindúes. Pese a todo, mantuvo la política de situar a príncipes rajputs en altos puestos militares y administrativos.

Su enorme derroche de riqueza en la construcción de grandes edificios, como el Taj Mahal, fue en detrimento de la población empobrecida y sometida al azote de hambrunas y epidemias recurrentes.

 

EL IMPERIO MOGOL dominó la India durante nías de 200 años. Su época de mayor poder fue propiciada por dos emperadores en particular, Babur y Akbar, y su caída se vio precipitada por el emperador Aurangzeb.

FUNDACIÓN DEL IMPERIO: El primer emperador mogol, Babur (1483-1530), nació en Asia Central. En 1526 Babur invadió la India desde el norte. Sus tropas a caballo vencieron fácilmente a los indios y sus lentos elefantes. Su primera victoria se produjo cuando se enfrentó a un gran ejército en Delhi. Al año siguiente venció a los Rajputs, cerca de Agrá. A la muerte de Babur, el imperio dominaba una gran parte del norte de la India. Era famoso por su sabiduría y amabilidad, así como por su interés por las artes, en particular la música, la arquitectura y la literatura.

EXPANSIÓN: Akbar (1542-1605) está considerado el más grande emperador mogol. Accedió al poder a los 14 años y gobernó durante 49 años. Bajo su mandato el imperio mogol se anexionó la mayoría del territorio de la India del norte, central y algunas regiones del sur. Akbar dirigió su imperio de una manera efectiva e ideó nuevos sistemas de recaudación y de acuñar moneda. Conocido por su sentido de la justicia, concedió libertad de culto a sus subditos. Aunque él era musulmán, la religión más extendida era el hinduismo, hasta el punto de que él mismo se casó con una hindú. La India renació bajo el mandato de Akbar y durante su reinado se desarrollaron las artes.

DESORDEN: Sha Jahan (1592-1666) llegó al trono en 1628. Cuando enfermó en 1657, fue depuesto por su hijo Aurangzeb (1618-1707) y murió en prisión. Aurangzeb también asesinó a sus tres hermanos para asegurarse el control del imperio. Musulmán fanático, persiguió sin piedad a todos sus súbditos hindús. Su política cruel causó muchas rebeliones que debilitaron el imperio, aunque él reinó hasta su muerte acaecida a los 88 años.

LA DECADENCIA DEL IMPERIO El poder mogol empezó a flaquear después de la muerte de Aurangzeb en 1707. Hacia 1750, la India se dividió a causa de las rivalidades entre los príncipes indios y las guerras con los invasores europeos. La Compañía británica de la Indias Orientales, establecida en la India a partir de 1600, ganó territorio y poder rápidamente una vez hubo vencido a Francia en el s. XVIII.

El pequeño dominio que les quedaba a los mogoles lo perdieron en 1803, cuando los británicos ocuparon la capital de Delhi. El imperio mogol acabó definitivamente en 1857, al fracasar la rebelión india contra los ingleses. En 1858 la reina Victoria de Inglaterra (1837-1901) pasó a encarnar el poder absoluto de la India.

cuadro etapa de la historia de la India

La India de los mogoles
Acontecimientos en India
1483 Babur, fundador del Imperio Mogol, nace en Andiján (hoy en Uzbekistán, al sur de URSS). 1494 Babur hereda de su padre el trono de Fargana. 1498 Vasco de Gama llega a Calicut (oeste de India). 1504 Babur toma Kabul, en Afganistán.

1510 Los portugueses ocupan Goa, futura capital de sus posesiones en India. 1515 1519 1520 1524 Babur toma Lahore, capital del Punjab.

1526 .En Panipat, Babur aniquila el ejército del sultán de Delhi, ocupando después Del-hi y Agrá. Nace el Imperio Mogol.

1527 Babur vence a la confederación de los príncipes rajput, que dominaban el noroeste de India, en Kanhua.

1529 Babur vence a los afganos. Dominaba ya lo que hoy es Afaganistán, Pakistán y el norte de India.

1530 Muere Babur. Le sucede su hijo Humayun.

1538 Muerte de gurú Nanak, fundador de la secta de los sikhs, que pretendía vincular el Islam y el hinduismo.

1540 Humayun es derrotado y expulsado de India. Se establecerá en Kabul.

1547 Sah Sher se apodera de Delhi.

1555 Humayun reconquista Lahore y Delhi.

1556 Muerte de Humayun. Le sucede su hijo Akbar.

1569 Akbar funda la ciudad de Fatehpur, su capital.

1582 Akbar establece la «religión divina». Contactos con jesuítas y «parsís» de Persia.

1600 Se funda la Compañía Inglesa de las Indias Orientales, que establecerá factorías tan importanes como Bombay, Calcuta y Madras.

1602 Compañía Holandesa de las Indias Orientales.

1605 Muerte de Akbar. Le sucede su hijo Jahangir; sometió a los rajputs, pero perdió Kandahar.

1627 Muerte de Jahangir. Le sucede Sah Jahan.

1648 Se termina el Taj-Mahal, mausoleo construido por Sah Jahan en honor de su esposa Mumtaz-Mahal.

1658 Awrangzeb destrona a su padre Sah Jahan y vence a sus hermanos en una guerra de sucesión. Extendió sus dominios a casi toda India. 1664 Se constituye la Compañía Francesa de las Indias Orientales.

1674 Los franceses fundan Pondichéry, en la costa este de India.

1707 Muerte de Awrangzeb, el último Gran Mogol. Comienza el declive del Imperio.

1757 Los ingleses vencen en Plasey a los soberanos de Bengala, aliados de los franceses.

1763 Por el Tratado de París, las posesiones francesas se reducen a Pondichéry y otros enclaves. Los ingleses se imponen en India.

1858 Los ingleses disuelven su Compañía de las Indias Orientales y organizan la administración del territorio como una colonia inglesa. Fin de la dinastía mogol.

1877 La reina Victoria I de Inglaterra, emperatriz de India.

Compañia de las Indias Orientales Conquista europea de la India

COMPAÑÍAS DE LAS INDIAS ORIENTALES (1600-1700)

Estas poderosas organizaciones comerciales las crearon los ingleses, los holandeses y los franceses para proteger sus intereses comerciales en el sureste de Asia.

En 1600 se formó en Londres la Compañía Inglesa de las Indias Orientales. Su propósitoo era unir a los comerciantes ingleses que hacían negocios en el sureste de Asia. La competencia comercial era feroz en esta zona, que primero había sido controlada por los españoles y los portugueses. En el siglo XVII, la disputa de este lucrativo comercio con Oriente se producía entre holandeses, ingleses y franceses.

Los Países Bajos imitaron a Inglaterra y fundaron una Compañía Holandesa de las Indias Orientales en 1602, con sede en Amsterdam y también en Batavia (Yakarta), en la isla de Java. Los franceses formaron más tarde su propia compañía de las Indias Orientales, en 1664.

Estas organizaciones se hicieron muy poderosa El comercio sólo era una de sus actividades, pues también ejercían una gran influencia política.

 Armaban sus barcos para luchar en el mar y mantenían ejércitos privados. Las compañías de las Indias Orientales fundaron bases militares y comerciales, y firmaron tratados con gobernantes locales. Lucharon contra las naciones vecinas y también entre sí. En muchos sentidos, se comportaban como estados independientes.

Los británicos cedieron el primer puesto en el control del comercio de especias a los holandeses. La India se convirtió entonces en el centro de sus actividades. A finales del siglo XVII, Inglaterra tenía los derechos comerciales de la India y varios puertos clave, como Calcuta, Madrás y Bombay. Los holandeses tenían puertos en Sudáfrica, Persia, Ceilán, Malasia y Japón, y también controlaban las Islas de las Especias (hoy Indonesia). Los franceses fueron menos afortunados en su intento de dominar la India.

Se hicieron por entonces muchas fortunas privadas. Los marinos y los comerciantes morían a menudo de enfermedades o en las batallas. Algunos establecieron sus hogares en Asia, fundando centros europeos en la India, el sureste de Asia y China. En el sigloXVII muchos viajeros europeos visitaron la India. A través de ellos comenzó a conocerse en Europa la impresionante historia y cultura de la India.

Los barcos de las compañías de las Indias Orientales, utilizados primero para el comercio, también se convirtieron en barcos de guerra para luchar contra los piratas, los asiáticos y los barcos de otras compañías.

En 1652, los holandeses establecieron una base comercial en el cabo de Buena Esperanza que servía de escala a los barcos que hacían el largo viaje desde Europa al Lejano Oriente. Posteriormente se convertiría en una colonia holandesa.

La colonia inglesa de Madrás era un importante puerto de exportación de artículos de algodón. También era el centro de una región destacada por la fabricación de telas con diseños de brillantes colores y escenas de la vida cotidiana en la India.

El control de la Compañía Británica de las Indias Orientales fue creciendo y los británicos acabaron convirtiéndose en la casta dominante de la sociedad india.

En 1750 la Compañía Británica de las Indias Orientales ya controlaba el rentable comercio entre Gran Bretaña, la India y el Lejano Oriente. Sus funcionarios eran hábiles hombres de negocio que conocían perfectamente los asuntos indios, sobre todo a gracias a los nativos que empleaban. Entablaron amistad con muchos príncipes indios y firmaron acuerdos tanto con los amigos como con los enemigos de los gobernantes mongoles.

Muchos británicos se hicieron sumamente ricos trabajando para la Compañía de las Indias Orientales y vivían en la India como auténticos príncipes. Algunos de estos nababs, como eran llamados, construyeron hermosas casas en Calcuta y en otros lugares, diseñadas por arquitectos británicos y acondicionadas con muebles de lujo procedentes de Inglaterra, la India y las otras colonias.

En Calcuta, celebraban reuniones, fiestas y bailes como si estuvieran en Gran Bretaña. Poco a poco fueron llegando a la India sus esposas y familias para compartir esta forma de vida inglesa.  En 1805, los británicos controlaban los ricos distritos textiles de Bengala, en el noreste de la India, así como las prósperas ciudades costeras del sur.

Este juguete, llamado el «tigre de Tipu», muestra a un tigre devorando a un europeo. Fue realizado para Tipu Sahib, sultán de Mysore, quien entre 1767 y 1799, con apoyo francés, intentó resistirse al control británico de sus tierras.

Pero hubo también quienes se sintieron atraídos por el arte, la cultura y la arquitectura de la India, y preferían llevar ropas indias, al menos en casa. Aprendieron el idioma y estudiaron las religiones y los textos hindúes, llevando consigo el pensamiento hindú al regresar a Gran Bretaña.

Tipu Sahib (1749-1799) de Mysore tenía un ajedrez de marfil formado por piezas de príncipes y hombres indios por un lado, y administradores y soldados de la Compañía de las Indias Orientales por el otro.

Al principio, los británicos se mezclaron con más facilidad con los indios de lo que lo harían después. En esta ilustración, el gobernador escocés sir David Ochterlony fuma en un narguile mientras preside un espectáculo musical hindú.

LA EXPANSIÓN BRITANICA

En 1780, la Compañía de las Indias Orientales controlaba la mayor parte de las zonas más prósperas de la India, pero en 1784 el Gobierno británico detuvo su expansión, a pesar de que los jefes de la Compañía pensaban de otra forma. Cuando los estados indios entablaban luchas entre sí, la Compañía simplemente se desplazaba al lugar del conflicto. En torno a 1800, la ambición de Napoleón de construir un imperio en la India asustó a los británicos y el Gobierno cambió su política para hacerla más activa. Desde 1803 a 1815, la Compañía luchó contra los mahratas, que gobernaban la India central, acabando con su poder. En otros casos adoptaron un método «más suave», utilizando el comercio para favorecer a ciertos estados indios e instalando allí sus tropas «para protegerlos».

La Compañía luchó en Birmania, donde los gobernadores locales amenazaron Bengala, y también en la frontera noroeste y en Afganistán, donde temían la influencia rusa. En 1843-1849, se anexionaron el Punjab. Donde caía una dinastía o si un estado estaba débilmente gobernado, allí se desplazaba la Compañía. Durante la década de 1830, el gobernador de la Compañía invalidó ostentosamente varias tradiciones indias e introdujo misioneros para convertir a los indios al cristianismo. La Compañía construyó carreteras, vías de ferrocarril y edificios, y expandió los negocios británicos, insistiendo en utilizar el inglés como idioma para la educación y los negocios. Como resultado de ello, el rechazo entre los indios fue poco a poco en aumento.

EL MOTÍN INDIO

Surgieron problemas entre los cipayos, los soldados indios del ejército de la Compañía. Suscitado por una terrible hambruna, el Motín indio comenzó en 1857. Los cipayos tomaron varias ciudades, incluida la capital, Delhi, y fueron asesinados hombres, mujeres y niños británicos. El motín fue sofocado violentamente por las tropas británicas. A partir de entonces, reinó la desconfianza entre ambos bandos. Los británicos comenzaron a vivir más separados de los indios, a los que mantenían aislados. El Gobierno británico se hizo con el control de la Compañía de las Indias Orientales en 1858 y la clausuró. La India era quizá la más rica y la más desarrollada de todas las colonias europeas, pero los británicos tuvieron que esforzarse mucho para controlarla.

CASAS PARA LOS NABABS

Los nababs eran funcionarios de la Compañía de las Indias Orientales que habían hecho fortuna en la India. Muchos procedían incluso de familias muy humildes y habían acudido a la India huyendo de los tiempos difíciles, buscando fortuna. Trabajaron con tesón, arriesgando su vida a causa de las guerras o las enfermedades. Los que triunfaron vivían combinando la opulencia de los gobernantes indios con el boato de los  aristócratas británicos. Construyeron grandes mansiones en ciudades como Calcuta y Delhi, y tenían muchos sirvientes.

   

Algunos rajás y príncipes se hicieron amigos de los británicos y, gracias a ello, obtuvieron muchos beneficios. La protección de los soldados británicos garantizaba el poder de un príncipe y los británicos conseguían a cambio más influencia y capacidad para comerciar en el estado de ese príncipe sin tener que gobernarlo.

La India Origen y Evolucion Religiones Datos Geograficos

La India: Resumen de su Origen y Evolución
Religiones y Datos Geograficos

Extensión: 3.166.414 km2.

Límites: Norte, Pakistán, China, Nepal y Bután; Este, Myanmar, Bangladesh y golfo de Bengala; Sur, océano indico y Sri Lanka; Oeste, mar Arábigo y Pakistán.

Población: 1.065.462.000 h.

Densidad: 336,5 h/km2.

Capital: Nueva Delhi.

División administrativa: 32 Estados y el territorio federal de Delhi.

Ciudades principales: Gran Bombay, Delhi, Calcuta, Madrás, Kanpur, Nagpur, Pune, Jaipur, Coimbatore, Madurai, Patna, Surat.

Gentilicio: indio, hindú.

Forma de Estado: república federal.

Idioma: hindi, inglés, bengalí, tamil, telugu, marathi, urdú y otras lenguas.

Religión: hinduismo, 73,7%; islamismo sunní, 9%; islamismo shií, 3%; religiones tradicionales, 3,39%; cristianismo independiente, 3%; sij, 2,1 %.

Moneda: rupia.

Tasa de natalidad: 2,38 %.

Tasa de mortalidad: 0,86 %.

PIB por habitante: 2.704 dólares.

Geografía. Estado del Sur de Asia, miembro de la Commonwealth. Es la segunda población más numerosa del planeta después de la de China. La economía se basa principalmente en la agricultura, en la que destacan los cultivos intensivos en los valles del Indo y del Ganges. Tiene importantes recursos forestales que la convierten en uno de los principales productores mundiales de madera.

El país cuenta con una notable cabaña de bovinos, caprinos, búfalos de agua y ovinos. La pesca es muy rica. Entre sus recursos mineros destacan los yacimientos de hierro, bauxita, manganeso, cinc, cromo y oro; cuenta también con carbón, petróleo y gas natural. La industria ha experimentado un espectacular desarrollo: algunas de las más grandes empresas mundiales están instalando allí sus plantas atraídas por la mano de obra barata, las facilidades fiscales y el inmenso mercado.

Este resumen hidtórico comienza desde la invasión aria en 2000 a.C. aproximadamente hasta nuestros días. Puede ampliar estudiando las primeras civilizaciones del río Indo, con las ciudades de Harappa y Mahenjo Daro

cuadro etapa de la historia de la India

Historia. Desde el segundo milenio a.C. grupos de arios procedentes de la meseta irania comenzaron a instalarse en el valle del Indo, donde crearon una civilización cuya más temprana manifestación fue la literatura védica, escrita en sánscrito. En el primer milenio a.C. se produjo una progresiva separación en castas que marcó la evolución social de India a lo largo de su historia.

Las castas son cuatro: sacerdotes (brahmanes), nobles guerreros (chatrias), pueblo (vaisias) y esclavos (sudras). A mediados de este milenio, frente al brahmanismo surgieron dos nuevas religiones el budismo y el jainismo. Darío I de Persia a fines del s. V a.C. y Alejandro Magno en el año 326 a.C. invadieron el valle del Indo.

Posteriormente, el Norte del país fue unificado por la dinastía Maurya. La unidad fue rota por dos invasiones protagonizadas por Antíoco III de Siria en el año 206 de nuestra era y Demetrio de Bactriana, tras las cuales se pro. dujo una nueva unificación llevada a cabo por la dinastía Sunga en el valle del Ganges. La región meridional del país, el Decán, estuvo dominada por la dinastía Adra y, a la caída de esta, por los dravidianos, sucediéndose en el poder diversas dinastías.

En el s. IV, en la zona indogangética, reinó la dinastía Gupta, que extendió su poder hasta Bengala, Assam y Nepal. La India occidental fue invadida a mediados del s. VI por otros nómadas centroasiáticos, los gurjara, que crearon la dinastía gurjara-prathihara y unificaron gran parte del Norte de la India hasta finales del s. X. Entonces el valle del Indo fue conquistado por el sultanato musulmán gaznaví, que desde allí extendió su dominio por el Ganges y el Decán. Los gaznavíes fueron expulsados por otros musulmanes, los guríes, que crearon el sultanato de Delhi.

A fines del s. XIV el país fue asolado por los turcos de Tamerlán. Desde principios del s. XIV comenzó la colonización portuguesa. En 1526, Babar, descendiente de Tamerlán, creó el imperio mogol, que ejerció el dominio en toda la India, excepto en el extremo Sur, hasta mediados del s. XIX. Desde 1717 la compañía británica de las Indias orientales comenzó una penetración económica que consolidó el ejército colonial.

En 1877 la reina Victoria fue proclamada emperatriz de la India. A principios del s. XX surgió un gran movimiento nacionalista anticolonial, impulsado por el Congreso Nacional Indio, partido fundado en 1885, y la Liga Musulmana, creada en 1906. En 1919 el Reino Unido concedió la autonomía, pero esto no satisfizo al dirigente Mohandas Gandhi, que comenzó una campaña de no colaboración y resistencia civil pacífica contra los británicos.

En 1935 Gandhi proclamó el Acta de gobierno de la India y en 1940 la Liga Musulmana solicitó un territorio nacional en Pakistán. Tras la Segunda Guerra Mundial el último virrey británico, lord Mountbatten, firmó el acta de independencia de Pakistán y la Unión India (1947). Con la retirada de los ingleses estallaron graves enfrentamientos entre hindúes y musulmanes. Gandhi fue asesinado en 1948.

En 1950, bajo el gobierno de Nehru, se aprobó la constitución, que convirtió a la India en república federal, y se abolió el sistema de castas. En 1957, la India se anexionó Cachemira, lo que provocó la guerra con Pakistán. En la década de 1970 se desató una nueva guerra con este país, en d curso de la cual se independizó Bangladesh.

En los años siguientes han proliferado los conflictos étnico. religiosos sucediéndose asesinatos de jefes de estado como Indira Gandhi y su hijo, Rajiv Gandhi.

gandhi lider  de la India

Bajo el liderazgo del Mahatma Gandhi: A partir de 1857, las aspiraciones nacionales de los hindúes se hicieron más fuertes. En 1919, las tropas coloniales del general Reginald Dyer dispararon en la plaza de Jallianwala Bagh de Amristar contra una muchedumbre desarmada que protestaba por la supresión de las libertades públicas. Murieron más de 300 personas. La matanza resultó contraproducente, porque las ansias de independencia pasaron a ser respaldadas por todos los sectores sociales, En 1920, el liderazgo del movimiento nacionalista fue asumido por Mohandas Karanchand Gandhi (a la izquierda), más conocido como el Mahatma (Gran Espíritu) Gandhi, quien, con el método de la no violencia, logró en 1947 la independencia.

CRONOLOGÍA DE LA HISTORIA DE LA INDIA:

-2500:CIVILIZACIÓN DEL VALLE DEL INDO
Asentamiento de tribus nómadas en el valle del río Indo. Desarrollo de la agricultura. Sedentarización y urbanización. Ciudades de Lothal y Dholavira, en la región de Gujarat.

-1500:LOS VEDAS
Se asientan en la región distintas tribus arias. Entre 1500 y 600 a.C, se escriben los cuatro Vedas. Primeras compilaciones del poema épico «Ma-habarata». Escritura de los «Upanishads». Los brahmanes se consolidan como casta superior, de índole sacerdotal. Las castas inferiores son los «kshatriyas» (gobernantes y guerreros); los «vaishyas’1 (artesanos y comerciantes) y los «shudras» (sirvientes y pobres en general).

-600:JAINISMO-BUDISMO
En oposición a la casta brah-mámca, Siddharta Gautama (566-486 a.C.) se convierte en Buda y funda el budismo. Lo mismo hace Vardhamana Ma-havira (540-467 a.C), quien funda el jainismo. Ambas religiones logran una gran adhesión entre los sectores pobres. Fin de la dinastía Nanda.

-350:MAÜRYA-KUSHANA
Expedición de Alejandro Magno (327-325). Consolidación de la dinastía Maurya (321). El rey Asoka (269-233 a.C.) expande el imperio y convierte al budismo en religión oficial. Construcción de stupas. A la muerte de Asoka, florecimiento de distintos reinos y señoríos. En 185 a.C, los Maurya son desplazados por la dinastía Shunga, que se mantiene en el poder durante 112 años. Oleada de invasiones de indogriegos, escitas y partos. Se entroniza la dinastía Kushana.

320 d.C:LOS GUPTA
En 320, a partir del valle del Ganges, Candragupta I consolida la dinastía Gupta. A la muerte del último soberano Gupta, en 497 d.C, el imperio se fracciona en numerosos reinos. En 175-550 se excavan las grutas de Ajanta.

510 d.C:LOS HUNOS
En 510, los hunos ocupan Punjab, Cachemira, Rajastán y La región occidental de Uttar Pradesh. Finalmente, en el 528, una coalición dirigida por Yashodharman, rey de Malva, expulsa a los hunos de la India. En 606, el rey Harsha, de la dinastía Vardhana, asume el poder y convierte a Kanuaj y Doab, territorios situados entre el Ganges y el Jumma, en el epicentro de la India septentrional. Harsha gobierna hasta 647.

750-1200 d.C.:REINOS DEL NORTE
Las dinastías Pratihara, Rashtrakuta y Pala se disputan el control de Kanuaj, antigua capital del imperio forjado por Harsha, y la tienen en su poder alternativamente. Por fin, en 836, los pratihara se adueñan de la ciudad. Los rajput, nobles dedicados al ejercicio de la guerra y, a veces, mercenarios, instauran sus propios reinos y generan diferentes dinastías: entre las más importantes figuran la Paramara, en Malva; la Solanke, en Gujarat; la Tomar, en Delhi; y la Chaulan, en Rajastán. El arribo de los comerciantes árabes revitaliza la economía del oeste del subcontinente.

600-1200 d.C: DINASTÍAS DEL SUR
Hacia finales del siglo VI accedió al poder la dinastía Pallava en Kanchipuram. En 642, el pallava Narasimha Varman I destronó al rey Pulakeshin II, lo que precipitó la caída del reino Chalukya. Los Pallava extendieron las ratas comerciales hasta Camboya, Annam, Java, Sumatra, Malasia y China. Entre los siglos IX y XIII, la dinastía Chola se fortaleció en el sur del subcontinente. Sus dos reyes más famosos, Rajaraja (985-1014) y Rajendra (1014-1044), dieron un gran impulso al comercio, la arquitectura y las artes en general. En 1216, la dinastía Pandya asumió el poder y expandieron su imperio por todo el sur de .a India.

1192-1526 d.C.: EL ISLAM
Las constantes guerras internas que se sucedían en la India favorecieron el avance del Islam, que comenzó a insinuarse en el siglo VIII. El primer gran invasor fue Mahmud de Ghazni, que asaltó la India por etapas entre 998 y 1030. Lo sucedió Mohamed de Ghux, que, en 1192, derrotó a Pritvirah Chauhan en Taraín y conquistó el Punjab y Delhi, creando un sultanato en este última región. Qutbuddin Aibak, que encabezó una rebelión de esclavos, terminó por consolidar el Sultanato de Delhi. En 1398, la invasión mogola encabezada por Tamerlán redujo el poder islámico, que comenzó a fraccionarse en distintos señoríos.

1526-1707 d.C.: LOS MOGOLES
En 1526, Babur, descendiente de Tamerlán, estableció en la India el Imperio Mogol. Tras sufrir im traspié ante los ejércitos afganos liderados por Sher Sha Sur, Humayun recuperó el trono en 1555. Su hijo Ákbar expandió aún más el Imperio Mogol. Aurangzeb, el último mogol, implantó su poder en toda la India y el actual Pakistán. Su muerte, en 1707, significó la decadencia mogola.

1498-1857 d.C.: EL COLONIALISMO EUROPEO
A partir del siglo XVI comenzaron a arribar compañías comerciales de Portugal, Francia, Holanda e Inglaterra, que pasaron a apropiarse de diversos territorios. Un siglo después, la Compañía Inglesa de las Indias Orientales se impuso sobre las demás. En 1757, el inglés Robert Clive fue nombrado gobernador de Bengala.

1858-1947 d.C.: LA OCUPACIÓN BRITÁNICA
En 1858, ante el gran descontento que generaba, la Corona británica se hizo cargo de la la Compañía Inglesa de las Indias Orientales. Así la India pasó a ser colonia de Inglaterra. Tras numerosos levantamientos que fueron duramente reprimidos, en 1947, el movimiento nacionalista, liderado por el Mahatma Gandhi, obtuvo la independencia de la India.

Ampliar Tema: Historia y las Castas De La India