Ventajas Impositivas

Recursos Naturales de Tucuman Mineria Produccion Agropecuaria Ganadera

RECURSOS NATURALES DE TUCUMÁN
Mineria, Producción Agropecuaria-Ganadera

Introducción: El Producto Bruto Geográfico (PBG) de la provincia de Tucumán representa aproximé mente el 2% del PB1 nacional. El sector terciario es el de mayor significación seguida por el sector secundario; mientras que el sector primario tiene una representación menor a los sectores mencionados anteriormente.

La estructura productiva actual, de mayor diversificación, es fruto entre otras cosas de las leyes, y es de promoción industrial nacionales vigentes a fines de los años sesenta, principios de los sesenta y también del régimen de promoción industrial que contenía medidas fiscales a ser aptadas en el ámbito provincial que beneficiaron a estos sectores que contaban con apoyo nacional

Los principales sectores productivos son los complejos agroindustriales del azúcar y el limón, y las industrias automotriz, textil, calzado, golosinas, gaseosas y papel. En el sector agropecuario también tienen importancia cultivos extensivos como soja, maíz, trigo y poroto, la horicultura y el tabaco.

Producción agropecuaria, y agroindustrial
AZÚCAR

La producción de caña de azúcar y su posterior industrialización representa uno de los rubros de mayor importancia económica y de mayor tradición en la provincia. Tucumán produce en quince ingenios, el 60% del azúcar nacional.

En la etapa primaria se observa una estructura agraria heterogénea con una importante  presencia de productores minifundistas cimeros, un estrato de productores independientes medianos a grandes e ingenios integrados verticalmente. En el sector industrial tampoco se evidencia, aunque en las últimas zafras hay cuatro ingenios que han aumentado su participación a la molienda.

Las dificultades surgidas a partir de la sobreproducción de azúcar y de un mercado este no altamente regulado y subsidiado motivaron que, a partir de la década del veinte, el Estado implementara una política intervencionista. A partir de fines de los años sesenta se estableció una política azucarera que limitaba la producción e imponía estrictas pautas en la comercialización y en los precios.

Dicha política continuó, en líneas generales, hasta 1991 cuando comenzó la desregulación de la actividad. A partir de la desregulación se produjeron numerosas transformaciones en todas las etapas del proceso productivo y en las relaciones entre los diversos actores.

Se afianzó  el proceso de concentración de la producción primaria y se produjo un aumento en la productividad de los cañaverales manteniéndose la producción e, incluso, aumentando a pesar de la disminución de la superficie dedicada al cultivo. En el sector industrial se incorporaron nuevas empresas que utilizaban el azúcar o bien el alcohol entre sus insumes.

En los últimos años se ha profundizado el proceso de integración vertical con la adquisición o arriendo de ingenios azucareros por parte de firmas productoras, principalmente de gaseosas, golosinas y químicas. En 2005 se produjo la adquisición del ingenio más grande de la provincia por parte de una agroquímica que usa el alcohol como insumo en la elaboración de productos con mayor valor agregado (soda cáustica y fertilizantes).

En una primera etapa, las inversiones más significativas de los ingenios tuvieron como destino incrementar la productividad en los cañaverales e incorporar la cosecha mecánicamente con el fin de disminuir los costos de producción. Además, una parte de los ingenios realizaron inversiones en las plantas y en los procesos fabriles, con el fin de mejorar su eficiencia productiva.

Las actividades fuertemente eslabonadas con la actividad azucarera son las siguientes: Productos de confitería: en la localidad de La Reducción, está instalada una planta de golosinas perteneciente a una de las principales firmas de productos alimenticios del país.

Luego de haberse integrado verticalmente incorporando la producción de azúcar de caña, su principal insumo, y también fructuosa de maíz, alcanzó importantes niveles de competitividad que permiten su ingreso a los mercados mundiales. Exporta golosinas con marca propia, además de contar con contratos de firmas internacionales para la elaboración de algunas líneas de productos destinados al mercado estadounidense.

Gaseosas: actúan en la provincia embotelladoras de gaseosas correspondientes a las principales firmas del país, además de otras de menor dimensión que abastecen el mercado local y regional. En los últimos años se han producido inversiones en el sector tendientes al incremento y diversificación de la producción, abarcando otras bebidas como jugos concentrados, agua mineralizada y la producción de sus principales insumos y envases.

Papel: el sector papelero recobró dinamismo a partir de la reapertura, en 1995, de una importante empresa que produce pasta a partir del bagazo de caña. El reinicio de las actividades estuvo vinculado con inversiones destinadas a la diversificación de tipos y calidades de papel.

LIMÓN
La Argentina es el primer productor y procesador mundial de limón y el segundo exportador de limón en fresco (después de España). El 90% de la producción nacional se realiza en Tucumán.

El complejo limonero se caracteriza por una elevada integración vertical, con grandes explotaciones primarias de altos rendimientos. Aproximadamente la mitad de las 35.000 has implantadas en la provincia corresponde a cuatro empresas industriales y sus modernas plantas de empaque.

Alrededor del 70% de la producción de limón se destina a la elaboración de jugos concentrados, aceite esencial y cáscara deshidratada. El restante 30% se comercializa en fresco. Tanto en lo que hace a la producción primaria como industrial, la actividad limonera de Tucumán es básicamente exportadora. En efecto, la oferta de limón en fresco de Tucumán está orientada, desde el trabajo agrícola, a la obtención de fruta de alta calidad apta para la exportación y el volumen total de limón no industrializado excede ampliamente los requerimientos de consumo en fresco del mercado interno.

A partir de los años ochenta, se produjeron mejoras tecnológicas en el campo, como por ejemplo el aumento del tamaño de la unidad económica eficiente. Los productos industrializados se destinan casi por completo al mercado externo. El jugo concentrado es el primer derivado del procesamiento del limón y se destina fundamentalmente a la elaboración de gaseosas y otras bebidas sin alcohol.

La Argentina es el principal productor y exportador mundial, y los principales destinos son Estados Unidos y la Unión Europea. El aceite esencial, el producto de mayor valor unitario del complejo, se destina a la industria de bebidas no alcohólicas y en menor medida, a los cosméticos y farmacéuticos. Las exportaciones del complejo representad. 44% del total de exportaciones de la provincia.

GRANOS

La superficie sembrada ha crecido, debido a partir de la expansión de dos de sus principales cultivos: la soja y el trigo. En orden de importancia le sigue el maíz que había incrementado la superficie cultivada hasta la campana 2001/02, registrando después una importante baja. Estos productos computan en los últimos años rendimientos comparables con el resto del país.

La provincia presenta dos zonas dedicadas a la soja bien diferenciadas: la zona Este y la zona Sur, donde la superficie implantada con soja creció más del 150% desde 1990 hasta la campaña del 2002/2003; en cambio, la producción se incrementó cerca del 300% en igual período, llegando a 570.000 toneladas en 2003. La mayor parte del grano de soja se envía para su industrialización a la provincia de Santa Fe y, en pequeñas proporciones, se procesa en una planta productora de leche de soja localizada en el departamento La Cocha.

HORTALIZAS

El sector hortícola presentó un comportamiento dinámico en los últimos años, destinándose más de 34.000 has a su cultivo, con una producción que ha superado las 500.000 toneladas. Los principales cultivos son: papa, pimiento, batata, lechuga, tomate, frutilla, zapallo),poroto, generalmente destinadas al mercado interno como productos frescos y, en menor medida, para la elaboración de conservas, dulces y licores.

TABACO

La zona tabacalera tucumana se concentra en los departamentos de La Cocha y Juan Alberdi, al sur de la provincia. El tabaco sufrió diversas fluctuaciones a lo largo de la década del noventa, llegando a su producción más baja en 1996, para luego incrementarse con un pico máximo de producción en 1999 y luego descender nuevamente, estabilizándose en una producción superior a 9.000 toneladas tu; las campañas siguientes, con la excepción del año 2002 cuando alcanzó las 12.300 tn. ubicándose en el récord histórico. En Tucumán se realiza la primera etapa del proceso de industrialización, destinándose la producción a las plantas de elaboración de cigarrillos y a la exportación.

LOS LIMONES TUCUMANOS: Ya se sabe que, tradicionalmente, la agricultura tucumana ha estado monopolizada por la caña de azúcar. Sin embargo, en 1918, un grupo de inmigrantes españoles decidió probar suerte con la fruticultura, e inició en Tafí Viejo el cultivo de la naranja.

Las plantaciones, realizadas en curvas de nivel para evitar la erosión del suelo, se multiplicaron y hasta creció toda una industria basada en sus derivados, especialmente en la producción de jugos y concentrados. En los años sesenta, una enfermedad que los agricultores sabiamente llaman «tristeza» se ensañó con las raíces de los naranjales y acabó con tantos años de prosperidad. Pero en un momento en que la provincia buscaba precisamente la diversificación de la economía, los agricultores no iban a recurrir a la caña. Es así como orientaron la producción hacia el cultivo del limón, fruto resistente a la «tristeza».

Hoy, la plantación de cítricos se ha extendido de Tafí Viejo a Yerba Buena, Los Nogales y algunas zonas del departamento Burruyacu. En esta franja se agrupa el 82% de los productores, en su mayoría medios y medianos; por el piedemonte del Aconquija, desde Famaillá hacia el sur, han comenzado a instalarse grandes productores, propietarios de extensiones de tierra superiores a las 100 ha que, en gran parte, son también propietarios de las industrias citrícola.

Con el tiempo, Tucumán se ha convertido en la primera provincia argentina procesadora de limones. La primera fábrica que elaboró ácido cítrico a partir del limón se instaló en San Miguel de Tucumán en 1949. Posteriormente, en los años sesenta, comenzaron a funcionar pequeñas procesadoras que recibieron un gran impulso con el llamado «Operativo Tucumán», que les permitió gozar de exenciones impositivas y acceder a préstamos bancarios y otras facilidades crediticias.

En la actualidad, la industria citrícola tucumana opera con nueve establecimientos ubicados en plena área productora y la capacidad provincial de molienda es de 450.000 tn anuales. De abril a noviembre se procesa solamente limón, obteniéndose aceites esenciales, jugos concentrados y cascara deshidratada, productos que están destinados exclusivamente a la exportación. Hoy, las mayores expectativas están puestas en el Mercosur.

Fuente Consultada:
ARGENTINA , una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial
Juan Alberto Roccatagliata
Trabajo de Albina L. Lara.

Recursos Naturales de Salta Mineria Produccion Agropecuaria Ganaderia

RECURSOS NATURALES DE SALTA:

Minería y energía
PETRÓLEO Y GAS NATURAL

Desde 1993 hasta el año 2001 la producción de petróleo registró un incremento del 87%. A partir de 2002 empezó a declinar la producción, debido principalmente a la disminución de las inversiones desde dicha fecha.

El incremento en la extracción de gas en la década del noventa permitió la sustitución de las importaciones de gas desde Bolivia, la puesta en marcha de una central eléctrica en General Güemes, Termoandes, y la exportación de gas a Chile a través de dos gasoductos: Alacama y Norandino, inaugurados en 1999 y 2000 respectivamente.

Por otra parte, en el año 2005 se ha puesto en producción el pozo Macueta 1001, en la zona norte de Salta, con una producción de 2,5 millones de m3 por día, conectado a la planta de tratamiento y separación de gas de Piquircnda por un gasoducto de 60 Km. de extensión, con una inversión de 40 millones de dólares.

Como parle de un plan de ampliación de la red de gasoductos para atenderlas necesidades provinciales, en 1999 se construyó el gasoducto Tabacalero, en el Valle de Lerma, de 180 km de longitud. Esto permitió la reconversión de 2.000 estufas secadoras de tabaco que funcionaban a leña y la incorporación de otros usuarios de esa región provincial que utilizaban gas envasado.

Otra obra de importancia es la construcción, iniciada a mediados de 2005, del gaseoducto de la Puna, localizado en un lugar estratégico del Corredor Bioceánico, Conectará al Gasoducto Atacama en el tramo del río de las Burras, pasará por San Antonio de los Cobres para abastecer a la población y al parque industrial, más al sur vinculará a la estación Salar de Poc.. donde se instalará un parque minero, dada su posición geográfica y que constituye un cetro donde confluyen rutas y vías férrea, y finalizará en el área del Salar del Hombre Muerto.

Allí se localizan importantes yacimientos productores de boratos (Bórax S.A.) y de litio (Mire, del Altiplano, FMC) y en las cercanías varios proyectos mineros metálicos de interés, con por ejemplo el de Diablillos (Au-Ag). La empresa minera Manufactura de los Andes S.A. que posee una planta de producción de ácido bórico en la localidad de Olacapato, se encuentra  conectada al gasoducto. Otro de los beneficios del gasoducto es el acceso al gas natural domiciliario de las comunidades de esta área de la Puna, lo que impedirá parte de la tala de los arbustos del área para ser utilizados como leña.

La refinería de petróleo, localizada en Campo Duran, tiene una capacidad instalada de destilación de 5.400 media, donde se destila la totalidad del petróleo extraído en la provincia. En el año 2004 la empresa procesó 1,16 millones de m3 de petróleo; cerca del 74% de este tuvo su origen en Salta. A partir de 1994, se observó una especialización en nafta virgen para petroquímica, y desde 1998 comenzó a producirse gas de refinería y otros livianos

MINERÍA:

Con respecto a la minería, a principios de 2006 había aproximadamente 1.300.000 has de pedidos de cateos, canteras y minas solicitadas por empresas mineras dedicadas a la exploración  y explotación de minerales. La fuerte política de promoción minera salteña promovió el interés de inversionistas de diversas partes del mundo, por ejemplo, el Grupo Colorobbia, de origen italiano; representantes de diversas empresas inversoras de Londres (Investment Management Limited, Fortis, Arbuthnot, Hamilton Capital, Nicle Orgill, Mirabaud, Rupert Tyler,  Brewin Dolphin Securities, Gold Stock Report, Euromerica Resource Advisors Gmbh), directivos de Uramin inc, con sede en Sudáfrica e Inglaterra, y miembros de la compañía china Anhui Longfa Industry & Trade Development CO y empresas japonesas.

El gobierno salteño ha promovido un programa de minería social, ejecutada por la Secretaría de Minería, dependiente del Ministerio de la Producción y el Empleo, y financiada por la Secretaría de Minería de la Nación; se lograron concretar una gran cantidad de obras destinadas al desarrollo de la pequeña minería y de los pueblos aledaños a los proyectos. Así, se concluyeron diversos caminos o huellas mineras en la localidad de Santa Victoria, lo que permitió la conexión entre poblados que se encontraban totalmente aislados.

Asimismo, «se entregaron herramientas a areneros  del río Arenales, Vaqueros y La Caldera; a ladrilleros de la capital provincial y a la Cooperativa de Trabajo Unión Minera Andina Limitada, de San Antonio de los Cobres, dedicada a la explotación aluvional de oro. A su vez, se entregaron máquinas de corle y pulido de rocas a la municipalidad de Tolar Grande, Cachi y San Antonio de los Cobres.

En las tres localidades se dictaron cursos para el aprendizaje del manejo de las máquinas, íntegramente fabricadas en Salta, con el objeto de enseñar un nuevo oficio y crear nuevas fuentes de trabajo genuinas. (Secretaría de Minería!;: Salta, El Pregón Minero, M° 1683, dic. de 2006, http://www.edilonalrn.com.ar/pminero/pm2006-12/pm2006-12-48).

Es importante destacar que este desarrollo estuvo acompañado por la elaboración i Evaluaciones de Impacto Ambiental (EIAs). Según el sitio de la Secretaría de Minería y Recursos Energéticos de Salta:

Durante el año 2006, se evaluaron 598 informes de impactos ambientales por el área de fiscalización  minera de la Secretaría de Minería y Recursos Energéticos. Los informes desarrollados correspondieron a provéelos de prospección, exploración, explotación, servidumbres y plantas, y se encuadran según lo estipulado por la ley 24.585 de protección del medio ambiente para la actividad minera.

Ricardo Alonso, secretario de Minería dijo: «No solo hemos evaluados  los informes con nuestro equipo técnico calificado, sino que además hemos tenido en el 2006 un récord de monitoreos ambientales al conjunto de las propiedades mineras que se  explotan en la provincia.

De aquel total (598 informes), 187 corresponden a informa de minas en explotación, de los cuales 53 pertenecen a canteras de áridos; otras 53 a mineras de perlitas, travertinos y ónix, y 81 a minas y cateos».

De todas maneras, debido al desarrollo de la minería en la provincia y también en la región se considera necesaria la aplicación de instrumentos de gestión ambiental que permitan devaluación de la estrategia de desarrollo minero como un lodo y no solamente de cada uno de los proyectos en forma puntual. La herramienta apropiada para ello es la Evaluación Estratégica Ambiental, que evalúa los impactos ambientales tic planes, programas, políticas y leyes y permite insertar la variable ambiental en una escala de mayor alcance, evitando la gestación de impactos acumulativos, que no son evaluados en la instancia de evaluación de cada uno de los proyectos individuales.

MINERALES NO METALÍFEROS

Los boratos son la principal producción minera no metalífera de la provincia, con una producción promedio de 200.000 tns/año, lo que représenla aproximadamente el 70% de la producción nacional. Argentina es uno de los tres principales productores mundiales de boratos.

Salta cuenta con importantes yacimientos ubicados en el departamento de Los Andes, de ! donde se extraen minerales de boro de los que se producen diversos derivados como acido bórico, bórax anhidro, bórax pentahidratado, ulexita anhidra. El sector se compone de tres empresas medianas a grandes productoras de bórax, que tienen minas para la extracción del mineral y plantas procesadores.

Además hay un conjunto de PyMES o unipersonales que extraen mineral pero sin procesarlo, son proveedoras de las empresas de mayor tamaño. La mayor parte de la elaboración de los boratos se destina a la exportación, especialmente a Brasil, luego de su industrialización (boratos y ácido bórico) en la provincia, o bien en su forma natural.

MINERALES METALÍFEROS

En 1998 se inició el procesamiento de minerales metalíferos en la provincia. En el departamento de Güemes se comenzó a producir cloruro de litio del mineral procedente del Salar del Hombre Muerto en Catamarca, cuyo principal destino es la exportación hacia Estados Unidos y el Reino Unido. Por otra parte, se están realizando importantes inversiones en prospección y exploración destinadas especialmente a la producción de cobre y oro.

Producción agropecuaria y agroindustrial
TABACO:

Su producción es básicamente de tabaco Virginia, desarrollada por aproximadamente 87% de productores tabacaleros medianos a grandes, que cultivan entre 14.000 y 20.000 has. Saltó Jujuy son las dos principales productoras de tabaco Virginia del país. En la campaña 2003/2004 se produjo un aumento del 36% respecto al año anterior. Las exportaciones de tabaco asendieron a casi cincuenta millones de dólares en el año 2004.

Asimismo, respecto a la producción de tabaco nacional, participa con el 29% del total. En la provincia también se cultiva una superficie menor de tabaco Criollo Salteño. El sector industrial  tabacalero está integrado por acopladores y por industrias de fabricación de cigarrillos.

Un desafío importante que debieron enfrentar los productores tabacaleros de la provincia fue la necesidad de reconvertir las estufas de secado de la hoja de tabaco. Por requerimientos  internacionales, con el fin de disminuir el contenido de nitrosaminas de las hojas de tabaco, las estufas que funcionan con gas natural y quemadores de llama directa debieron ser reemplazadas por intercambiadores de calor.

En relación con la producción de tabaco, es importante analizar el proyecto Pimono, gestionado por el PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo), realizado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (1NTA) que busca eliminar el uso de bromuro de metilo en la producción de almácigos de tabaco y también de hortalizas a campo. El bromuro de metilo es utilizado por miles de productores (80% pequeños) en doce provincias. En el NO las provincias involucradas son Catamarca, Salta, Jujuy y Tucumán.

Este proyecto se ha implementado a nivel local con las cooperativas de productores con el fin de eliminar completamente el uso de casi 300 toneladas de bromuro de metilo en almácigos de tabaco y hortalizas; de campo en 2007, lo que significó el 38% del consumo nacional de este peligroso pesticida en el año 2000.

El bromuro de metilo provoca serias repercusiones sobre el ambiente debido a que, después  de su aplicación, pasa a las capas superiores de la atmósfera, donde daña la capa de ozono, que bloquea la trayectoria de los rayos ultravioleta (UV), impidiéndoles la llegada a la superficie de la tierra.

Si bien es una sustancia que dura menos que los clorofluocarbonos (CFC’s), el bromuro de metilo destruye las moléculas de ozono a un ritmo cincuenta veces superior que los CFC´s. El bromuro de metilo es un fungicida/herbicida/insecticida altamente tóxico y el segundo IB! usado en el mundo. Se emplea principalmente como fumigante de suelos en la producción É: cultivos de «alto valor», tales como tomates, pimientos, frutillas, tabaco y flores, destinados. consumo interno y a la exportación. Ea Argentina, en el marco del Protocolo de Montreal; comprometió a la eliminación del uso del bromuro de metilo para el 1 de enero de 2007.

AZÚCAR

Existen en la provincia algo más de 20.000 has dedicadas a la producción de caña de azúcar bajo riego, localizadas en los departamentos de Oran y General Güemes. Esta actividad tita integrada con la producción industrial, la que se concentra en dos ingenios que en la sep; da mitad de la década del noventa cambiaron a propietarios con capitales extra provincial; que significó un fuerte proceso de reconversión e importantes inversiones, entre ellas alimentó de la superficie implantada. En 2004, la producción fue aproximadamente el \1%k total nacional.

SOJA

Es un cultivo extensivo de verano que se ha expandido en los departamentos del sur y este salteño. Durante la década del noventa la superficie dedicada a este grano ha tenido un incremento marcado y continuo, llegando a un punto máximo en la campaña del año M3/04 con 437.000 hectáreas sembradas y una producción de 821.000 toneladas. Las exportaciones de soja alcanzaron en el año 2004 los 45 millones de dólares.

La producción local de soja tiene como destino la industria aceitera de Santa Fe, o bien se exporta directamente como producto primario. Entre las nuevas inversiones que atrajo el sector, en junio de 2001 se inauguró una planta clasificadora de semillas de soja, con la se se abastece la demanda del noroeste y noreste del país y también se exporta, por ejemplo a Brasil y Solivia.

Vid: Recursos Agricola de Salta

POMELO

La producción provincial se encuentra ubicada en el norte, dependiendo de la zona geográfica cuque se implanten se encuentran cultivos bajo riego o bien en condiciones de secano.

La superficie plantada con cítricos ha tenido una evolución positiva a lo largo de la década del noventa, por lo que pasó de algo más de 7.500 hectáreas a cerca de 15.000 hectáreas. De esta superficie, cerca del 50% está dedicada al pomelo; mientras un 30% se destina a la naranja. El pomelo creció en la década pasada en forma más importante que otros cítricos, duplicando la superficie y la producción que se ubicó como una de las principales regiones productoras del país.

La variedad de pomelo rojo es la que muestra una creciente importancia, ya que en 1987 cs-livariedad ocupaba un 3% de la superficie plantada y en la actualidad su participación es superior al 20%. liste crecimiento fue producto de la sostenida demanda de Europa, que impulsó b plantación de esta variedad y su producción comercial.

El destino de la producción en fresco se divide entre las exportaciones y el mercado interno, mientras que el resto se utiliza para el procesamiento de jugo concentrado. Las exportaciones de cítricos frescos en 2004 alcanzaron los 11,6 millones de dólares.

VID Y VINOS

El cultivo de la vid se realiza en la zona de los Valles Calchaquíes, donde existen cerca de 2.000 hectáreas de viñedos implantadas, el 80% de las cuales corresponde a cepas de varietales finos, especialmente de la variedad «Torrantes», que tiene como destino la vinificación. La provincia aporta aproximadamente el 1% de la producción de uva y vinos del país.

En los últimos años se registraron fuertes inversiones para mejora de la calidad con vistas a una mayor inserción en los mercados internacionales. Asimismo, Salta ha puesto en marcha d proyecto turístico «el camino del vino», con aportes de un proyecto del BID, focalizando esta actividad en la región de los Valles Calchaquíes.

Fuente Consultada:
ARGENTINA , una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial
Juan Alberto Roccatagliata
Trabajo de Albina L. Lara.

Recursos Naturales de Jujuy Mineria Produccion Agropecuaria Ganaderia

Recursos Naturales de Jujuy

Jujuy representa menos del 0,9% del PBI nacional, equivalente a Santiago del Estero,  PBI per cápita del país. Según la composición del PBG de 1993, los principales apiles sectores productivos eran el manufacturero (14%) con una fuerte participación de la agroindustria, el agropecuario con el 8%, mientras que el sector terciario participaba con el 66% del valor.

Jujuy se caracteriza por una estructura económica dual, donde existen simultáneamente algunos grandes emprendimientos altamente productivos con una mayoría de pequeños y mediano reproductores, minifundistas y cuentapropistas informales, muchas veces con economías

Producción agropecuaria, y agroindustrial
ACTIVIDAD TABACALERA

La producción tabacalera se ubica un los departamentos más densamente poblados de la provincia y constituye el principal cultivo de la provincia por el efecto multiplicador que imprime en la economía local. Se trata de una actividad que tiene una alta utilización de mano de obra, desde la siembra en almácigos hasta el procesamiento post-cosecha. Según estimaciones de la SAGP, solo la actividad primaria demanda alrededor de 12.800 puestos de trabajo directos.

La provincia concentra alrededor del 50% de la producción nacional del tabaco tipo Virginia. El procesamiento inicial de la hoja de tabaco se realiza en la provincia y luego se exporta oír envía a plantas elaboradoras de cigarrillos ubicadas en otras zonas del país. Se envía al interior aproximadamente el 40% de la producción, por lo que constituye el principal rubro de exportación de la provincia.

El sector está conformado por aproximadamente 780 tabacaleros medianos a grandes, asociados a la Cámara del Tabaco y a la Cooperativa de Tabacaleros.

Sin embargo, la producción tabacalera en la provincia arrastra una situación estructural de falta de modernización y eficiencia en el uso de los recursos naturales agua de riego y degradación de suelos— que ha conducido al aumento de los costos de producción. Los productos   más chicos, de menos de 20 has de tabaco tienen fuertes problemas productivos.

AZÚCAR: A diferencia de Tucumán, en Jujuy el sector se encuentra muy concentrado e integrado verticalmente, caracterizándose por una mayor tecnificación y con rendimientos superiores al promedio nacional.

La producción jujeña de azúcar se desarrolla en los departamentos de Ledesma, San Pedro y Santa Bárbara, En el año 2005 la zafra fue de 4,33 millones de toneladas, en tanto la producción de azúcar (534,8 mil toneladas) registró aún un mayor crecimiento (7,5%) por aumento «hendimiento azucarero, que tuvo un promedio superior al 11,5%.

Esta producción representa aproximadamente el 25% del total  nacional. En la provincia se localizan tres ingenias: Ledesma, La Esperanza y Río Grande. El primero nene integrada la producción de caña, la de azúcar y una fábrica de papel, que utiliza el bagazo. Es una empresa con una producción diversificada (cítricos y jugos concentrados) y, específicamente en e! sector azucarero, ha realizado fuertes inversiones tanto en el campo comen planta, mejorando la eficiencia productiva. Esto significó la disminución de ocupación de mano de obra.

Además, existen alrededor de 100 cañeros independientes, la mayoría de los cuales son empresarios medianos a grandes, con buen nivel tecnológico y diversificado hacia la producción deciros cultivos como cítricos, porotos y soja.

CÍTRICOS

En los últimos años ha aumentado la importancia de los cítricos. En 2004, Jujuy representó el 8% de la producción nacional de fruta cítrica en fresco, con un predominio di naranjas (aproximadamente la mitad de las casi 9.000 has cultivadas con citrus se destina a naranja).

En cuanto a los productores, existen dos tipologías de productores:

• Grandes establecimientos, con superficies mayores a 500 has, caracterizados por llevar adelante una producción diversificada con legumbres, caña de azúcar y frutas exóticas, con aplicación de modernas técnicas de producción primaria y empaque. Este grupo es el grupo exportador. De las empresas, solo Ledesma industrializa parte de la producción paral) producción de jugos.

• Productores minifundistas, hasta 20 has, con escaso nivel tecnológico y que combinan la producción de citrus con hortalizas.

MINERÍA Y ENERGÍA

La producción minera de Jujuy se localiza especialmente en la Puna y se basa en la extracción de minerales metálicos (66% de la producción mineral de la provincia), no metales (19%) y rocas de aplicación (15%).

Jujuy es la única provincia argentina productora de zinc, plomo y cadmio, en tanto representa el 90% de la producción nacional de plata. Entre los minerales no metálicos se desistí!: los boratos. La producción minera de Jujuy se completa con la extracción de calizas (rocas de aplicación) y sales.

Como se explicó anteriormente, se produjeron inversiones, tanto para la etapa exploratoria como para la explotación. Los principales proyectos reactivados por estas inversiones son Loma Blanca (boratos), Mina Aguilar (zinc, plomo, plata y cadmio), Mina Pirquita (rocas, plata y zinc).

A pesar de que gran parte de la minería se estructura a través de grupos económicos grandes y medianos, también existen pequeños productores, muchos de subsistencia, como da, de las comunidades indígenas de la Puna que se dedican a la manufactura del ónix y la extracción de sal.

El grupo Minero Aguilar es el principal productor de minerales metálicos de la provincia. Los yacimientos de plata, plomo y zinc se encuentran localizados en el departamentos Humahuaca. Otra mina importante es La Esperanza. La minera El Aguilar posee una plante refinación de plomo ubicada en Pálpala, en la que obtiene plomo refinado y plata metálica, que se destina al mercado externo.

En 2005 la exportación de concentrado de plomo y de plata en bruto ascendió a casi diez millones de dólares y algo más de dos millones respectivamente.

La producción de boratos aumentó significativamente a partir de 1995, cuando se reactivó La Blanca (departamento Susques) constituyéndose en el principal salar y planta de preconcentrado.

El grueso de la producción de boratos se exporta, especialmente a Brasil y la Unión Europea  y el resto se destina al mercado interno, una parte para la industria cerámica y otra es enviada a Salta para la obtención de boratos refinados y ácido bórico.

Por último, es importante mencionar que la provincia busca implementar un área de radiación minero-industrial en la Puna jujeña.

GANADERÍA

Esta actividad es marginal en la provincia, por su participación en el valor de producción provincial, su importancia radica en que constituye —junto con la horticultura— el medio de vida de las poblaciones radicadas en la Quebrada y en la Puna. La cría de bovinos y ovinos criollos se realiza dentro de un esquema tradicional y de baja eficiencia. En general, se trata de productores pequeños que crían ganado criollo a campo abierto, en forma extensiva.

En ese mismo marco se lleva a cabo la cría de caprinos y camélidos, producciones potencialmente interesantes. La producción de camélidos se realiza con doble propósito: carne  y fibra.

Desde el año 1973, con la puesta en vigencia de la Ley provincial de Caza N° 3014 y su Decreto Reglamentario, lodos los camélidos silvestres se encuentran protegidos y son Patrimonio Provincial. A partir de ese momento el crecimiento poblacional de la población de vicuñas, especie importante, se ha incrementado significativamente.

En 1970 se censaron 350 animales, mientras que en el año 1994 el número de vicuñas era alrededor de 17.500 distribuidas en nueve centros de protección. De los lugares donde se encuentran camélidos sudamericanos. Jujuy es la provincia argentina con mayor cantidad de cabezas de llamas.

La otra especie, vicuña, si bien pertenece a la fauna silvestre, en la actualidad se encuentra incorporada al proceso productivo en explotaciones en semicautividad en campos apotrerados, con una tecnología de manejo que permite el aprovechamiento de este recurso natural sin riesgo para la especie, «instituyéndose en una fuente de ingreso para los productores de la Puna y la Quebrada de Humahuaca (Secretaría de Producción y Medio Ambiente de la Provincia de Jujuy, htp;//www.jujuy.gov.ar/mproduccion/index, 2007).

Fuente Consultada:
ARGENTINA , una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial
Juan Alberto Roccatagliata
Trabajo de Albina L. Lara.

Recursos Naturales de Santiago del Estero Produccion Agricola Ganadera

RECURSOS NATURALES DE SANTIAGO DEL ESTERO: Produccion Agropecuaria Ganadera

Santiago del Estero: Introducción

El Producto Bruto Geográfico (PBG) provincial representa alrededor del 0,8% del PBl nacional, ya que es una de las provincias de menor desarrollo relativo del país. El PBG provincial está conformado en un 7% por el sector primario, 15% por el secundario y 78% por el terciario.

Dentro de este último, el 24% corresponde al sector público. La contribución del sector público provincial en el valor agregado supera la duplicación del promedio nacional (11 %). La estructura productiva de la provincia se basa en la producción primaria, especialmente en los sectores agria-ganadero y forestal, dentro de los cuales se destacó, durante la última década, la actividad algodonera.

La expansión experimentada en ese periodo, la constituyó en la principal actividad productiva no solo por la magnitud de su valor agregado, sino también por su importancia en el comercio exterior provincial y sus eslabonamientos con el sector industrial. Sin embargo, en los últimos años, dicha actividad está siendo desplazada por la creciente importancia del cultivo de la soja.  El sector manufacturero provincia! tiene escaso desarrollo y la principal actividad industrial es si desmotado de algodón. El valor agregado agropecuario está generado, en su mayor parte, por un reducido número de actividades. Entre estas las de mayor importancia son: algodón, soja, maíz, hortalizas (principalmente la cebolla) y la ganadería.

Producción agropecuaria y agroindustrial

La agricultura de esta región está totalmente condicionada por la disponibilidad del recurso hídrico, ya que gran parte de la provincia es semiárida, lo que implica que la demanda de agua solo es satisfecha por la captación de aguas superficiales o de pozo para riego.

En la provincia se diferencian las siguientes áreas de agricultura bajo riego, de acuerdo con el estudio de Moscuzza et al. (2003):

• El sistema del río Dulce, que abarca casi 300.000 ha, cuya producción se concentra cultivos frutihortícolas de gran importancia dentro del país, especialmente melón, cetolt5; batata, sandía, tomate, zapallo, lechuga, y con menor relevancia, algodón, alfalfa. El maíz, sorgo y pasturas. El área es, desde el punto de vista agrícola, económicamente activa, pero no puede extender su superficie cultivada ya que la cantidad de agua utilizadas para riego es limitada. La unidad económica está determinada en 25 has.

Zona de riego del río Sedado: el área explotada es de casi 20.000 has y se desarrollan cultivos de algodón, alfalfa y maíz.

Zona de riego del ría Horcones y Urueña: los ríos del área se caracterizan por ser estacionarios, por lo que solo tienen caudales aprovechables en periodos cortos que, la mayoría de las veces, favorecen a los cultivos estivales. Los principales cultivos de esta zona son el poroto y el garbanzo y, desde hace algunos años, se ha expandido el cultivo de soja. La superficie con explotación bajo riego se calcula en unas 4.000 has.

Subzona de riego con aguas surgentes que se encuentra entre los 120-450 m de profundidad.  Las unidades de producción ocupan más de 100 has. Los principales cultivos son: soja,  sorgo granífero, girasol, comino y cultivos forrajeros.

El área de agricultura de secano comprende la región sudeste de la provincia (límite con Santa Fe) y parte de la zona norte. Donde se dan precipitaciones estivales, se produce sorgo forrajero y  granífero, además se cultiva maíz, girasol y cultivos forrajeros. En donde las precipitaciones son menores, nos encontramos con cultivos de doble propósito, como el sorgo granífero, que en buenas condiciones climáticas se cosecha y si no se utiliza como pastura para el ganado, ;;

ALGODÓN

La expansión experimentada a mediados de la década del noventa, producto del fuerte aumentó de los precios internacionales, transformó a este cultivo en la principal actividad económica de la provincia de Santiago del Estero es la segunda provincia productora de algodón país, luego del Chaco.

La mayor parte de la producción algodonera se localiza en la zona oriental de la provincia, bajo condiciones de secano. Las nuevas explotaciones radicadas en esta zona tuvieron su  origen en la expansión de los productores chaqueños. En la región central se realiza el cultivo riego con mejores rendimientos en relación con los rendimientos promedio de la provincia.

Las inversiones en nuevas plantas o maquinaria incrementaron la capacidad de desmote provincial en los últimos años en un 30% aproximadamente. Aunque la mayor parte de la producción de algodón sale de la provincia ya sea en bruto o como fibra, en la provincia existen tres líricas de hilados de algodón. En 2004 se exportó fibra de algodón por un valor de casi 3 millones de dólares e hilados de algodón por casi 8,4 millones de dólares.

SOJA

Su cultivo se localiza principalmente en el área de secano y ha experimentado un significativo crecimiento en los últimos años: entre 1993 y 2004 la superficie sembrada se multiplicó casi por nueve, alcanzando casi 710.000 has sembradas, es decir el 57% de la superficie cultivada en la provincia.

La tendencia ha sido la de sustituir algodón por soja, por lo que la soja se transformó en si principal cultivo de la provincia. Los rendimientos promedio se acercan a los 2.000 Kg./ha y están un poco por debajo del promedio nacional. Santiago del Estero no cuenta con plantas procesadores de soja; por lo tanto, la producción se destina a la exportación o a otras provincias para su industrialización, especialmente, Santa Fe. La soja fue el principal producto de exportación de la provincia, que en 2004 alcanzaron a los 67,2 millones de dólares.

CEREALES

El maíz es el tercer cultivo en importancia provincial, con casi el 10% del área sembrada total. Las exportaciones en 2004 fueron de 34,5 millones de dólares, constituyéndose en el segundo producto de exportación de la provincia.

Los rendimientos están en el orden de los 4.000 Kg./ha en la zona de riego y en los 3.000 Kg./ha en secano, siendo el promedio nacional para la presente década de 4.400 Kg./ha.

La superficie sembrada con trigo tuvo un fuerte incremento desde fines de la década de! noventa, pasando de superficies no superiores a las 40.000 has en 1999, hasta llegar a las 184.000 has en 2004. E! trigo es el tercer producto de exportación con 26,5 millones de dólares en 2004.

El cultivo de sorgo en la provincia representó, en el 2004, el 6% del total de la superficie sembrada provincial, alcanzando un volumen de, aproximadamente, 240.000 toneladas. Esta actividad se desarrolla en forma conjunta con la ganadería, debido a su utilización como alimento para ganado. La producción se destina, en su mayor parte, al mercado interno para su uso como forraje y como insumo en la producción de alimentos balanceados y, en menor medida, para la exportación.

HORTALIZAS

Como se explicó, la producción hortícola se desarrolla en el área de riego de! río Dulce, culos departamentos de La Banda, Robles y Capital. Los principales cultivos son, entre otros, cebolla, batata, cucurbitáceas (zapallos, sandía y melón), tomate y maíz dulce. Normalmente, la producción se destina a los mercados locales y al Mercado Central.

La disponibilidad de riego y las condiciones climáticas de la zona permiten que buena parte de estos productos lleguen al Mercado Central como «primicia» (es decir, se comercializa antes que la mayor parte de la oferta, lo que le da una ventaja). La principal hortaliza que se produce en la provincia es la cebolla y la provincia aporta aproximadamente el 17% de la producción nacional.

GANADERÍA

Predomina la ganadería vacuna y, en menor medida, la caprina. La explotación ganadera se concentra principalmente en la franja oriental de la provincia, donde las condiciones climáticas son más favorables para su desarrollo. A principios de la presente década, las existencias bovinas fueron de alrededor de un millón de cabezas, lo que significa el 45% de las existencias vacunas del NOA.

En su gran mayoría, las explotaciones están dedicadas a la cría y su destino principal son las ventas de ganado en pie a otras provincias y, en menor medida, a la exportación.

Mapa Económico de Santiago del Estero

Fuente Consultada:
ARGENTINA , una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial
Juan Alberto Roccatagliata
Trabajo de Albina L. Lara.

La Minería en el Virreinato del Rio de la Plata Politica del Consulado

La Minería en el Virreinato del Río de la Plata

ORGANIZACIÓN  DEL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA:

La minería — Durante la conquista, la búsqueda de oro y plata constituyó uno de los más grandes incentivos de la colonización. La corona se reservó el quinto y después el diezmo de las minas que se explotasen y la gran cantidad de metales preciosos que llegó a España motivó la desvalorización de la moneda y el encarecimiento de los productos.

Una de las regiones menos abundantes en riquezas mineras fue el Río de la Plata. Mientras que en el litoral no existían, salvo azogue en Misiones, se encontró oro en San Luis y La Rioja, plata en Mendoza y cobre en Catamarca y Córdoba.

En cambio las intendencias altiperuanas, que integraban el virreinato del Río de la Plata, eran ricas en minerales especialmente Potosí, donde se instaló una numerosa población en torno al Cerro.

Un problema arduo era el transporte interprovincial, por el mal estado de los caminos, lo que encarecía enormemente los productos. De él se ocupó especialmente el Consulado, a cuya iniciativa se debe la apertura de los caminos en las provincias y en Chile y Perú.

Los virreyes estaban facultados para dictar ordenanzas de minas. Varias fueron las causas que hicieron que el auge de la minería fuese transitorio, entre ellas, la carencia de capacitación técnica, el fracaso de la mita y la mala organización del régimen rentístico.

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –  La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada

La Mineria en Argentina Produccion Tipos Minerales y Beneficios

Minería en Argentina: Su Producción, Minerales y Beneficios

La Argentina cuenta con una variedad de riquezas mineras distribuidas a lo largo de su territorio y ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de recursos mineros. Se considera que estos recursos aún no han sido explotados en todo su potencial.

LA MINERÍA EN LA REPÚBLICA ARGENTINA

La actividad minera se encuentra aún en una etapa de producción incipiente.

Su participación dentro de la producción total de la República Argentina siempre ha sido de poco valor: alrededor del 3%.

Dentro de este guarismo, entre el 80% y el 85% lo componen los combustibles, le siguen en importancia los minerales no metalíferos y por último los metalíferos.

El objetivo que guió siempre a esta actividad fue el de abastecer el mercado interno, por ello su producción ha sido siempre en pequeña escala.

Sin embargo, se estima que la minería se encuentra en condiciones de llevar a cabo proyectos de mayor envergadura debido a que se considera que los principales yacimientos donde se ha detectado riqueza minera se encuentran aún sin explotar.

En los últimos años se han firmado algunos convenios y cartas de intención para la explotación de complejos mineros.

Por ejemplo, se firmó la carta de intención entre la empresa estatal Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD) y una firma privada, radicada en Sudáfrica, para la explotación del complejo minero Bajo de la Alumbrera (Catamarca), cuya producción permitirá sustituir totalmente las importaciones de cobre y exportar oro.

La prolongación de los convenios de cooperación con el gobierno de Japón y los avances en el marco de los tratados con España y con Italia permitirán el aprovechamiento de Alto la Blenda, que junto con Bajo de la Alumbrera pueden llegar a quintuplicar la producción.

Entre las numerosas sustancias minerales que se extraen, algunas abastecen íntegramente las necesidades internas, entre las cuales se pueden mencionar a la casi totalidad de las agrupadas como rocas de aplicación (mármoles, granitos, caliza, etc.) y minerales no metalíferos (arcillas, boratos, feldespato, etc.).

Dentro de los minerales metalíferos sólo cumplen este requisito el plomo, la plata, el cinc y el uranio.

Los productos minerales exportados en los últimos años tuvieron como destino principal Brasil, Bélgica, Japón, Chile y los Estados Unidos.

En resumen podemos decir que la actividad minera ha experimentado en los últimos años una importante expansión, a partir de las inversiones realizadas para la exploración y la explotación, principalmente de grandes empresas extranjeras. La actividad minera comprende la extracción de:

  • Minerales metalíferos, es decir, los que contienen metales, como el hierro, el plomo, el zinc, el estaño, el oro, etc. Esta actividad representa más del 60% de la producción minera.
  • Minerales no metalíferos, los que no contienen metales, como la arcilla, la sal común, el yeso, etc., utilizados como insumo para diversas industrias. Esta actividad representa menos del 10% de la producción.
  • Rocas de aplicación, las que se emplean en la industria de la construcción, como la caliza o la arena Esta actividad representa entre el 25 y el 30% de la producción total.

El lugar donde se realizan las extracciones de productos mineros recibe distintos nombres; en general se llama mina al sitio donde se extraen los minerales; y cantera, al lugar donde se extraen rocas de aplicación.

Los yacimientos más valorizados son los metalíferos, localizados principalmente en la zona andina.

En la actualidad sólo se explota un cuarto del total de las áreas con potencial minero, es decir, cuyas existencias mineras han sido estudiadas y evaluadas.

Si bien la actividad minera está presente en todo el país, el 95% de la actividad se concentra en doce provincias, de las cuales sólo tres representan en conjunto el 77% del producto sectorial:

  • Catamarca: se destaca en la producción de oro, cobre y litio.
  • Buenos Aires: sobresale en la producción de rocas de aplicación (arenas, calizas y triturados pétreos) y minerales no metalíferos (arcillas, yeso).
  • Santa Cruz: predomina por su producción de oro y plata.

Cambios en el marco jurídico: En 1993 fue promulgado un conjunto de leyes que regulan la actividad minera y proporcionan un marco favorable para la inversión extranjera, a través de incentivos fiscales y tributarios.

El actual régimen tributario indica algunos beneficios para las empresas.

Por ejemplo, se las exime de los pagos de ciertos impuestos, como los derechos de importación de bienes de capital, repuestos, accesorios e insumos necesarios para desarrollar la actividad minera.

Otro de los beneficios es la limitación de las regalías, es decir, el pago que las empresas hacen a las provincias por el usufructo de la mina, al 3% del valor en boca de mina de los minerales.

Evolución de la producción minera: Durante mucho tiempo, la minería en la Argentina se caracterizó por la fuerte presencia del Estado nacional en la exploración, la explotación y el consumo de productos mineros, el predominio de pequeñas y medianas empresas que vendían en el mercado interno, y la explotación de rocas de aplicación, seguido en partes iguales por la producción de metales minerales no metalíferos.

A lo largo de la década de 1990, la actividad minera en la Argentina experimentó Importantes transformaciones, entre ellas:

  • Una creciente presencia del capital extranjero en la exploración y la explotación minera. Durante la década de 1990 ingresaron a la actividad grandes empresas extranjeras que realizaron importantes inversiones en la exploración y la explotación de minerales metalíferos fundamentalmente. El ingreso de estas empresas tuvo lugar gracias a los cambios en las leyes argentinas que regulan la actividad minera.
  • La consolidación del sector pequeño y mediano productor que contribuye con alrededor del 35% del valor de la producción.
  • El crecimiento de los volúmenes de producción y exportación de productos mineros, en especial de metales, que desplazó a la producción de rocas de aplicación. Esto se vio favorecido por la mayor demanda de metales en el mercado internacional y por las grandes inversiones que se realizaron en la actividad en nuevas tecnologías.

mapa de proyectos mineros

El crecimiento de las exportaciones:

Desde fines de la década de 1990, la actividad metalífera argentina presenta una fuerte orientación exportadora, que se ha multiplicado más de nueve veces respecto de comienzos de esa década.

La puesta en funcionamiento de los principales proyectos mineros (Bajo de la Alumbrera, en 1997; Salar del Hombre Muerto, en 1998; Cerro Vanguardia, en 1999; y Mina Aguilar, en 2001) explica ese gran crecimiento de las exportaciones.

Los principales minerales exportados son: concentrados de cobre, aleación dorada, aluminio sin alear, cloruro de litio y sulfatos de cromo.

Cerca del 70% de las exportaciones se destina a Japón, Alemania, República de Corea, Brasil y Reino Unido.

Minerales metalíferos La producción total anual de minerales metalíferos y/o concentrado es de alrededor de 280.000 toneladas.

Casi el 60% de esta producción está compuesta por hierro; otros minerales importantes son el cinc y el plomo.

Las principales minas metalíferas privadas son generalmente pequeñas y los metales contenidos son: plomo, cinc, cobre, estaño, plata y oro.

En cambio, en las minas pertenecientes a empresas estatales se explotan minerales con contenidos principales de hierro, y en muy pequeña medida, oro y plata.

Hierro La explotación del hierro comenzó en nuestro país en 1944, en Zapla (Jujuy).

El mineral es transportado por cable carril hacia Palpalá, se procesa en los Altos Hornos Zapla, que cuenta con modernos equipos en las áreas de aceración y de laminados terminados los que permiten cubrir una parte del mercado interno.

El segundo yacimiento de importancia se encuentra en Sierra Grande, (Río Negro).

Existen otros yacimientos, en Mendoza, Catamarca, Misiones, etc. pero de escasa significación.

La producción de hierro en nuestro país siempre fue insuficiente para la demanda interna, que varía de acuerdo con la fluctuación de la actividad siderúrgica.

En consecuencia, las necesidades de este mineral son satisfechas por la importación, la mayor parte proviene de Brasil y el resto de Perú y Chile.

Cinc El país se halla satisfactoriamente provisto en cantidad y calidad de concentrados de cinc.

Desde 1936 esta producción se realiza en yacimientos jujeños, principalmente en el Grupo Minero Aguilar.

En la actualidad una pequeña proporción proviene del yacimiento poli metálico de la mina Angela (Chubut).

La colocación de cinc en los mercados internacionales se incrementó en los últimos años y las exportaciones de cinc refinado tuvieron como destino final a Japón, China, Países Bajos, Singapur, Pakistán, etc.

Además como subproducto de la metalurgia del cinc, se obtiene cadmio metálico.

Plomo Como en el caso del cinc, el país se encuentra bien abastecido de concentrados de plomo y plata. Estos se obtienen en yacimientos jujeños y en menor proporción en Chubut, Mendoza y Salta.

El mineral de los yacimientos jujeños se elabora en la planta situada en Puerto Vilelas, cerca de Barranqueras (Chaco).

A partir de 1978 se comienzan a extraer minerales poli metálicos de la mina Angela, los que a pesar de tener bajo contenido de plomo poseen cantidades apreciables de cobre, plata y oro.

Por carecerse de tecnología adecuada, no son tratados en el país y son exportados como concentrados de plomo cuprífero a Bélgica.

La reducción en la producción de plomo refinado es atribuida, entre otras causas, al reemplazo de los caños de plomo por los de cobre, plásticos, etc.; disminución en la cantidad utilizada en la industria automotriz, etc.

Todo proyecto minero involucra dos etapas: la preinversión y la explotación.

La preinversión incluye:
– prospección: se estudia el suelo y se demarca un área extensa de interés;
– exploración: si el prospecto es favorable, se realiza la exploración geoquímica y perforaciones para delimitar un área más reducida;
– prefactibilidad: se define el tamaño del yacimiento localizado;
– factibilidad: se evalúa la viabilidad del emprendimiento en términos de precios, oferta y demanda del producto y costos de la obra (insumos, infraestructura, etc.).

La explotación incluye la preparación y el desarrollo del yacimiento, la construcción de las plantas y su puesta en marcha. Esta etapa demanda los mayores montos de inversión y la producción está limitada a la cantidad de reservas del yacimiento.

Cuando se están realizando las distintas fases de preinversión se habla de un prospecto minero. Cuando el yacimiento ya está en explotación, se reconoce como proyecto minero. 

Beneficios de la Minería en Argentina

La Argentina cuenta con una variedad de riquezas mineras distribuidas a lo largo de su territorio y ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de recursos mineros. Se considera que estos recursos aún no han sido explotados en todo su potencial.

Hoy como ayer, uno de los bienes más genuinos del que disponen los pueblos para su desarrollo son los recursos naturales de sus territorios, que forman parte del capital de toda la sociedad.

Desde la conquista, esas riquezas fueron sustraídas por los ocupantes y, salvo pocas excepciones, siguen en manos extranjeras.

mineria en argentina

El llamado «boom minero argentino» que atrae a las multinacionales del sector, anunciando grandes beneficios para el país, es una operación que desinforma y encubre el silencioso saqueo de recursos metalíferos no renovables, permitiendo sistemas extractivos depredadores y contaminantes, que están siendo denunciados en todo el mundo.

La nueva «fiebre del oro» se inició durante la década de Carlos Menem y se ha mantenido y profundizado con los sucesivos gobiernos, creándose incluso una suerte de tercer territorio en la Cordillera de los Andes mediante el Tratado de Integración y Complementación Minera Argentino Chileno de 1997.

Pueden sorprender estas afirmaciones, pero el tema de la explotación minera y la legislación que la ampara no han estado presentes en el debate político y menos aún en los medios de comunicación.

Es raro encontrar a un ciudadano periodista, profesor, magistrado o dirigente que sepa que Argentina es el sexto potencial minero del planeta, o que guarda en sus sierras, mesetas y cordilleras, depósitos detectados de oro, cobre, plata, plomo, molibdeno, zinc, estaño, litio, potasio, níquel, cobalto, uranio y otros minerales, que se estiman en la suma de 170.000 millones de dólares.

La Secretaría de Minería de la Nación (SMN) sostiene: «La oportunidad que presenta el potencial geológico de la Argentina radica en que el 75% de la áreas atractivas para la minería permanecen sin explotar.

La totalidad de los prospectos, yacimientos y depósitos fueron ubicados y puestos a disposición de la actividad privada a comienzos de la década del 90, como resultado de varios años de trabajo prospectivo del Estado».

Lo escandaloso del caso argentino es que la legislación vigente evidencia una clara servidumbre colonial.

Establece que la propiedad de las reservas mineras es de los Estados provinciales pero les prohíbe explotarlas: están obligados a cederlas a las empresas privadas, transfiriéndoles las investigaciones geológicas y los descubrimientos realizados por el Estado.

Si a esto se suma la falta de control público sobre los minerales que exportan, las excepcionales desgravaciones impositivas, las bajísimas regalías o los subsidios otorgados, no sería exagerado afirmar que el despojo colonial del cerro de Potosí difiere poco en su esencia del que hoy practica la mentada «gran minería» en nuestro país.

Contrariamente a lo que se hace creer, el oro, la plata, el cobre y sesenta metales más, se van al extranjero sin pagar nada; pero nos dejan pobreza, corrupción, una grave contaminación ambiental y comunidades divididas por la asociación o resistencia a la corporación minera. Sin embargo, semejantes atropellos han atravesado el Congreso Nacional, la Justicia y los organismos del Estado, sin haber provocado una fuerte reacción en los medios de comunicación y las fuerzas políticas.

Ampliar: Explotación de Minerales en Argentina

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante  Geografía de la Argentina Tomo:21
Geografía Económica La Argentina en el Mundo – Wikipedia
Causa Sur de Fernando «Pino» Solanas

Ver: Actividad Minera en el Mundo

La Explotacion Minera en Argentina Ventajas y Desventajas Consecuencias

La Explotación Minera en Argentina

La Argentina cuenta con una variedad de riquezas mineras distribuidas a lo largo de su territorio y ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de recursos mineros. Se considera que estos recursos aún no han sido explotados en todo su potencial.

Hoy como ayer, uno de los bienes más genuinos del que disponen los pueblos para su desarrollo son los recursos naturales de sus territorios, que forman parte del capital de toda la sociedad. Desde la conquista, esas riquezas fueron sustraídas por los ocupantes y, salvo pocas excepciones, siguen en manos extranjeras.

El llamado «boom minero argentino» que atrae a las multinacionales del sector, anunciando grandes beneficios para el país, es una operación que desinforma y encubre el silencioso saqueo de recursos metalíferos no renovables, permitiendo sistemas extractivos depredadores y contaminantes, que están siendo denunciados en todo el mundo.

La información que sigue sobre las ventajas impositiva de las mineras ha sido extractada del libro «Causa Sur» de Fernando «Pino» Solanas, quien ha estudiado el tema y tiene su visión respecto al mismo.

mapa de proyectos de mineria en argentina

UNA EXPLOTACIÓN DEPREDADORA
El boom minero argentino también se relaciona con la falta de restricciones para explotar a cielo abierto o tajo abierto empleando cianuro y mercurio, un sistema extractivo peligroso que se está prohibiendo en muchos países.

Es más económico y más perverso: como el mineral no está concentrado en un sitio preciso como en las viejas galerías y se encuentra diseminado en grandes extensiones junto muchos otros metales, se lo extrae haciendo volar con dinamita le montaña.

Como informa un ingeniero de Minera Alumbrera, el yacimiento «está diseñado para llegar a procesar 120.000 toneladas de roca útil por día. Esto conlleva a una producción de 2.100 tonelada; diarias de mineral concentrado, que se diluye en agua, se lo espesa, se le coloca dispersantes y después se lo impulsa por cañerías hasta Tucumán».

Las minas amanecen con una cadena de explosiones producidas por decenas de toneladas de dinamita. En el yacimiento de Pascua Lama, la Barrick Gold emplea diariamente 82 toneladas de explosivos.

La voladura de las montañas, además de ahuyentar las especies animales, forma nubes de polvo que quedan suspendidas o son llevadas por los vientos hacia los valles donde se cultiva, y están las poblaciones. Ese material pulverizado es una de las mayores fuentes de intoxicación y contaminación ya que lleva importantes volúmenes de minerales liberados por las explosiones —plomo, arsénico, uranio, cromo, zinc, asbesto, mercurio, azufre, cobalto, manganeso que serán inevitablemente respirados por los trabajadores y habitantes de los valles.

La roca es triturada y se deposita en lagunas artificiales o piletones de varios kilómetros de extensión, para ser decantada mediante el proceso de lixiviación, que consiste en separar el oro de los otros metales con una suerte de sopa química donde el cianuro es el componente principal. Para ello se utiliza el agua de los ríos y arroyos de montaña.

Minera la Alumbrera, en Catamarca, utiliza 80 millones de litros de agua fósil al día extraídos a gran profundidad del desierto del Arenal, en Santa María. Son aguas de máxima pureza que la naturaleza necesitó siglos para su formación y se utilizan para producir una suerte de barro metalífero en una región cuyo problema es la falta de agua.

El ingeniero Nievas nos decía en Santa María: «El oeste catamarqueño es una zona semidesértica, el problema del agua es grave. La Alumbrera no paga nada por ella y está provocando una gran desertificación: los agricultores ya no encuentran agua cuando bombean y deben buscarla más abajo. Con el nuevo proyecto minero de Agua Rica, muy cerca de Alumbrera, piensan sacar una cantidad similar y será la ruina de los pueblos del Oeste. Debemos legislar para que no extraigan más las aguas fósiles y sean utilizadas solo para el consumo humano, dejando la recarga de los acuíferos para los emprendimientos industriales (…) El barro que se forma 60% de sólido y un 40 de líquido es sacado por un ‘mineraloducto’ de 318 km hasta Tucumán: se ha roto muchas veces produciendo derrames que contaminaron los ríos de la zona. En Tucumán es semisecado, se lo carga en trenes de la misma empresa, y lo transportan hasta su propio puerto en San Lorenzo Rosario para embarcarlo. El proceso final de fundición y refinado se hace fuera del país, lo que significa una pérdida importante de valor agregado».

San Juan tampoco cuenta con lluvias suficientes y necesitan los cursos de agua que bajan de la cordillera. Estos serán afectados por el método extractivo de las mineras que desvían arroyos y ríos para formar lagunas. «Cuando el agua no les alcance, irán por los glaciares, como está pasando en Veladero y Pascua Lama, a 4.500 m en los Andes sanjuaninos…», decía el ambientalista Javier Rodríguez Pardo. «Hay un espanto en la comunidad científica internacional —continúa—, porque dicen que los glaciares los van a sacar del lugar con palas mecánicas, para llevarlos a un cuarto glaciar que se llama Guanaco.

Los tres glaciares son muy pequeños. Toro 1, Toro 2 y Esperanza. Pero son glaciares, los que podemos ver con el ojo humano. Están los otros, los que no vemos, que no tienen nieve a la vista. Y hay más de 50 glaciares que ellos niegan. Son los glaciares de roca, conocido técnicamente con el nombre de «permafrost«. Los minerales están ahí, y lo que van a hacer es destruirlos (…) Las mineras dicen que el insumo principal que van a usar, es la cal, y el cianuro de sodio después. Eso lo dicen en el informe de impacto ambiental y es una mentira gravísima.

Cuanto más extendidos están los metales, mayor cantidad de agua se necesita para atraparlos. ¿Cómo lo logro? Usando todo el agua que tengo a mi alcance. Y van a usarla toda, lo único que les importa son los bajos costos y no pagan el agua. ¡Es una cachetada! Cuando el mundo anuncia la escasez del agua, esta gente por el oro y por la plata, piensa destruir los glaciares».

La impunidad de las corporaciones no tiene límites: en PascuaLama «una sección de 20 hectáreas de las vetas de oro se encuentra debajo de los glaciares. No importa, aseguró la Barrick, se pueden desprender los hielos y llevarlos en camión hasta otro glaciar, al que terminarán adhiriéndose.» La explicación no convenció.

Bajo presión de los ecologistas y de una parte de los 70.000 habitantes del valle de Huasco, Chile resiste el proyecto. A las puertas del desierto de Atacama, el más árido del mundo, este maravilloso valle forma un colchón verde bañado de ríos. El valle nace en la cordillera y sus recursos hidráulicos dependen en parte de los glaciares que molestan a la firma canadiense. Si el hielo se derrite, el agua bajará al valle. El 13% de la población vive de la agricultura…»

Si bien las tres cuartas partes del planeta se componen de agua, solo el 3% es dulce. A más de mil millones de personas en el mundo les está faltando agua potable y las mineras las derrochan para lavar la roca.

cuadro de explotacion minera en argentina

Minería a Cielo Abierto

LA CONTINUIDAD DE LA POBREZA ARGENTINA: Cabría preguntarse cuál es el progreso y los beneficios que las corporaciones traen a los pueblos, que son los propietarios del recurso minero. Más allá de un cierto incremento en el comercio y los servicios, la situación de las provincias sigue siendo más o menos la misma de siempre.

Basta ver el cuadro de pobreza que hay en San Juan, Catamarca, Salta y La Rioja, las más ricas en minerales del país. El caso más elocuente es el de Catamarca: lejos de haber paliado su miseria y obtener una masa de empleos sustantiva, el 62% de la población es pobre, el 40% está desocupada y la mitad subalimentada.

Una solicitada del Partido Justicialista provincial denunciaba: «La Gran Minería no generó ningún efecto económico regional, Catamarca aumentó su índice de pobreza y desempleo (ver índice del INDEC) a pesar de ser la mayor exportadora de minerales del país. Aumentó la desnutrición y mortandad infantil, la miseria en las comunidades es alarmante (…) Nuestros minerales le dejan a Catamarca en concepto de regalías el 1% y el Estado nacional le reintegra el 2,5% (…) De los 1.632 millones de dólares de exportaciones año 2005 nada regresa al país (…) de los 6.000 millones de dólares previstos en inversión para el período 20062010, serán desgravados íntegramente al momento del pago de Impuesto a las Ganancias».

La situación en La Rioja y San Juan no difiere de la de Catamarca: a los pueblos y viviendas que están al pie de las minas más ricas les faltan servicios sanitarios, aguas corrientes no contaminadas, luz eléctrica y buena atención hospitalaria: ¿puede aceptarse que todos los años haya muertos por picadura de escorpión porque no hay vacunas ni siquiera en la capital provincial?. ¿Y qué pasa en la riquísima Salta, que además de su minería tiene la segunda cuenca gasífera del país y una rica agricultura de exportación? Sufre altas tasas de desnutrición y enfermedades de la pobreza: chagas, infecciones intestinales, disenterías, colitis, tifus, leishmaniasis, cólera, paludismo.

La ciudad de General Mosconi capital petrolera de la provincia con 25.000 habitantes, altísima desocupación y una de las temperaturas más altas del país, solo recibe agua cuatro o cinco horas por día y esas aguas están contaminadas por las petroleras.

El otro mito es la generación de puestos de trabajo que trae la minería: «Los empleos directos en todo el país pasaron de 24.000 a 37.000 entre 2003 y 2006 y se calcula que llegarán a 40.000 este año. Los indirectos treparon de 97.000 a 160.000 en el mismo período».

Esos números son severamente cuestionados en las provincias porque responden más a la proyección de ecuaciones abstractas que a las cifras de la realidad. Aquello tantas veces repetido de «cada empleo directo genera cuatro indirectos» es más teórico que real. Dice un informe de la Red Eco Informativo (22/9/06): «Los puestos de trabajo masivos solo se registran durante la construcción de las plantas de tratamiento del mineral. Estas obras llevan en promedio unos 26 meses. Luego de finalizadas solo quedan en el yacimiento el 17% de los empleados (…) Dentro del esquema de costos, la mano de obra resulta un componente menor al 20% del total de egresos. Y si comparamos los salarios con el monto bruto de facturación, apenas llega al 6% del mismo».

La minería no se procesa ni se industrializa en el país: la mayor parte de los empleos indirectos son en servicios y comercio. Minera Alumbrera la mayor mina de oro y cobre de Catamarca y una de las cinco grandes del país «emplea 1.300 operarios y de ellos, solo 300 son catamarqueños».

La propia empresa declara: «Pagamos por año 67 millones de pesos 22 millones de dólares en salarios directos (…) y en los últimos 12 meses pagamos 75 millones de pesos de regalías —25 millones de dólares—».

Una multinacional que, como hemos visto, factura y exporta a valores de hoy 2.000 millones de dólares por año, más todos los demás metales que no declara ni paga, solo gasta en salarios 22 millones de dólares y en regalías 25 millones. En realidad, estos sueldos y magras regalías los pagamos todos los argentinos: Minera Alumbrera recibe de la Nación el 2,5% de reintegro a sus exportaciones, es decir, cerca de 50 millones de dólares que cubren aquellos gastos…..

Otro de los argumentos que se presentan como aportes al desarrollo y progreso provincial son las obras de infraestructura que dejará la industria minera: caminos, líneas de tensión eléctrica, construcciones o campamentos. Lo que no se dice es que esas obras solo le sirven a las propias empresas que deben realizarlas para funcionar en sus yacimientos. Las minas están en altura o lugares desiertos, lejos de las ciudades e inhóspitos para quien no trabaje en ellas.

Cabe preguntarse qué pasará cuando se agote el mineral dentro de veinte años y la empresa se vaya. ¿Querrá alguien vivir en la inclemencia y soledad a 4.000; metros de altura, sin fuentes de trabajo, mantenimiento, servicios y energía? Los campamentos se convertirán en «fantasmas» muy peligrosos, por décadas de utilización de sustancias tóxicas.

Ampliar: La Minería en Argentina

Fuente Consultada:
Causa Sur de Fernando «Pino» Solanas
Enciclopedia del Estudiante  Geografía de la Argentina Tomo:21
Geografía Económica La Argentina en el Mundo – Wikipedia

Ventajas Impositivas de las Mineras en Argentina Pago de regalias

Ventajas Impositivas de las Mineras en Argentina

La Argentina cuenta con una variedad de riquezas mineras distribuidas a lo largo de su territorio y ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de recursos mineros. Se considera que estos recursos aún no han sido explotados en todo su potencial.

Hoy como ayer, uno de los bienes más genuinos del que disponen los pueblos para su desarrollo son los recursos naturales de sus territorios, que forman parte del capital de toda la sociedad. Desde la conquista, esas riquezas fueron sustraídas por los ocupantes y, salvo pocas excepciones, siguen en manos extranjeras.

El llamado «boom minero argentino» que atrae a las multinacionales del sector, anunciando grandes beneficios para el país, es una operación que desinforma y encubre el silencioso saqueo de recursos metalíferos no renovables, permitiendo sistemas extractivos depredadores y contaminantes, que están siendo denunciados en todo el mundo.

La información que sigue sobre las ventajas impositiva de las mineras ha sido extractada del libro «Causa Sur» de Fernando «Pino» Solanas, quien ha estudiado el tema y tiene su visión respecto al mismo.

LAS VENTAJAS IMPOSITIVAS DE LAS MINERAS
Las empresas mineras gozan de las mayores ventajas del empresariado argentino: no se le aplican retenciones como al agro y a los hidrocarburos y tienen beneficios fiscales de excepción, establecidos en la Ley 24.196/93, artículo 8:

«Los emprendimientos mineros comprendidos en el presente régimen gozarán de estabilidad fiscal por el término de 30 años contados a partir de la fecha de presentación de su estudio de factibilidad. La estabilidad fiscal significa que las empresas que desarrollan actividades mineras en el marco del presente Régimen de Inversiones no podrán ver afectada en más la carga tributaria total, determinada al momento de la presentación, como consecuencia de aumentos en las contribuciones impositivas y tasas, cualquiera fuera su denominación, en los ámbitos nacional, provinciales o municipales (…) será también aplicable a los regímenes cambiario y arancelario, con exclusión de la paridad cambiaría y de los reembolsos, reintegros y/o devolución de tributos con motivo de la exportación».

 Mineria en Argentina

La Mineria en Argentina

En cuanto a las ganancias, su artículo 12 indica que «podrán deducir en el balance impositivo del impuesto a las ganancias, el 100% de los montos invertidos en gastos de prospección, exploración, estudios especiales, ensayos mineralógicos, metalúrgicos, de planta piloto, de investigación aplicada y demás trabajos destinados a determinar la factibilidad técnico-económica de los mismos»; y agrega en el artículo 13:

«Las inversiones de capital que se realicen para la ejecución de nuevos proyectos mineros y para la ampliación de la capacidad productiva de las operaciones mineras existentes (…) tendrán el siguiente régimen de amortización en el Impuesto a las Ganancias: a) Las inversiones que se realicen en equipamiento, obras civiles y construcciones (…) accesos, obras viales, obras de captación y transporte de aguas, tendido de líneas de electricidad, instalaciones para la generación de energía eléctrica campamentos, viviendas para el personal, servicios de salud, educación comunicaciones y otros servicios públicos como policía, correos y aduanas, se amortizarán de la siguiente manera: el 60% del monto total de la unidad de infraestructura, en el ejercicio fiscal en que se produzca la habilitación respectiva y el 40% restante en partes iguales en los dos años siguientes».

En su artículo 14 dice que «las utilidades proveniente; de los aportes de minas y de derechos mineros, como capital social (… estarán exentas del Impuesto a la Ganancias», y en su artículo 21 fija que «Los inscriptos en el presente régimen estarán exentos del pago de le; derechos de importación y de todo otro derecho, impuesto especial (.. por la introducción de bienes de capital, equipos especiales o partes : elementos componentes de dichos bienes…».

El impuesto a las ganancias de las empresas extranjeras residentes en la Argentina, según informa la SMN,«tributan sobre su renta mundial, pudiendo computar como pago a cuenta de este impuesto, las sumas efectivamente abonadas por gravámenes análogos sobre sus actividades en el extranjero».

En cuanto al impuesto a la renta mínima presunta, una tasa del 1% grava los activos mundiales de las empresas argentinas. El pago de este impuesto y el del impuesto a las ganancias, se compensan mutuamente.

A toda esta batería de favores que pagamos los argentinos, deben agregarse los beneficios del Régimen de Inversiones Extranjeras en la Argentina (Ley N° 21.382/93), que estableció el marco legal para las mismas: estas compañías extranjeras pueden invertir sin necesidad de aprobación previa o requisitos de registro; transferir libremente su capital y sus ganancias sin tener que pagar cargas o impuestos sobre dichas transferencias; acceder libremente al mercado cambiario sin restricciones; exención del Impuesto al Cheque (decreto N° 613/2001) cuya tasa es del 6%o y deducción del 100% del impuesto a los combustibles líquidos que todos pagamos al cargar nafta.

Con estos excepcionales beneficios fiscales cabría preguntarse qué porcentaje de la inversión representan. Para dar solo un ejemplo, cuando se habla de una inversión extranjera de U$S 5.000 millones, significa que la mitad de la misma será maquinaria y equipamiento traído del exterior y que no pagará la tasa media del 15% de derechos de importación. ¿Cuánto deberían pagar de impuesto a la ganancia y todos los demás, con las fabulosas utilidades de más del 100% que en dos ejercicios amortizan su inversión? ¿Cuál es el negocio que hace el país con la Gran Minería si se llevan todo y no pagan nada?

Pero esto no es todo: como si todos estos beneficios y prebendas no bastaran para reducir riesgos y asegurar ganancias a las empresas, en lugar de aplicar fuertes retenciones a la exportación, el gobierno las compensa con reintegros. …. la Nación termina subsidiando a corporaciones que se llevan los minerales sin control alguno: para las exportaciones mineras del Noroeste los reintegros son del 2,5% (Resolución de la SMN N° 130/93); y las de puertos patagónicos, tienen reembolsos del 5% al 12% aumentando cuanto más austral sea la ubicación geográfica del puerto. Se encuentran legislados por la Ley N° 23.018 y su modificatoria N° 24.490.28

Fuente Consultada:
Causa Sur de Fernando «Pino» Solanas
Enciclopedia del Estudiante  Geografía de la Argentina Tomo:21
Geografía Económica La Argentina en el Mundo – Wikipedia

Uso del Cianuro en la Mineria Impacto y Efectos en el Medio Ambiente

USO E IMPACTO DEL CIANURO EN LA MINERÍA

Día de la Minería
A partir de 1945 se recuerda la Primera Ley de Fomento Minero, sancionada el 7 de mayo de 1813 por la Asamblea Constituyente.

//historiaybiografias.com/archivos_varios4/ampliar.jpg

LA MINERÍA CIELO ABIERTO (MCA)

¿Que es la MCA? y ¿Como Impacta? La minería a cielo abierto remueve la capa superficial o sobrecarga de la tierra para hacer accesibles los extensos yacimientos de mineral de baja calidad.

Los modernos equipos de excavación, las cintas transportadoras, la gran maquinaria, el uso de nuevos insumos y las tuberías de distribución permiten hoy remover montañas enteras en cuestión de horas, haciendo rentable la extracción de menos de un gramo de oro por tonelada de material removido.

La minería a cielo abierto es una actividad industrial de alto impacto ambiental, social y cultural. Es también una actividad industrial insostenible por definición, en la medida en que la explotación del recurso supone su agotamiento.

Las innovaciones técnicas que ha experimentado la minería a partir de la segunda mitad del presente siglo han modificado radicalmente la actividad, de modo que se ha pasado del aprovechamiento de vetas subterráneas de gran calidad a la explotación —en minas a cielo abierto— de minerales de menor calidad diseminados en grandes yacimientos. Existe consenso en la literatura sobre el tema en el sentido de que ninguna actividad industrial es tan agresiva ambiental, social y culturalmente como la minería a cielo abierto (MCA).

La minería a cielo abierto utiliza, de manera intensiva, grandes cantidades de cianuro, una sustancia muy tóxica, que permite recuperar el oro del resto del material removido.

Para desarrollar todo este proceso, se requiere que el yacimiento abarque grandes extensiones y que se encuentre cerca de la superficie.

Como parte del proceso, se cavan cráteres gigantescos, que pueden llegar a tener más de 150 hectáreas de extensión y más de 500 metros de profundidad.

I) IMPACTOS DE LA MINERÍA A CIELO ABIERTO DURANTE LA EXPLOTACIÓN (MCA)

Los principales impactos ambientales causados por la minería a cielo abierto (MCA) en su fase de explotación son los siguientes:

* Afectación de la superficie: la MCA devasta la superficie, modifica severamente la morfología del terreno, apila y deja al descubierto grandes cantidades de material estéril, produce la destrucción de áreas cultivadas y de otros patrimonios superficiales, puede alterar cursos de aguas y formar grandes lagunas para el material descartado.

* Afectación del entorno en general: la MCA transforma radicalmente el entorno, pierde su posible atracción escénica y se ve afectado por el ruido producido en las distintas operaciones, como por ejemplo en la trituración y en la molienda, en la generación de energía, en el transporte y en la carga y descarga de minerales y de material estéril sobrante de la mina y del ingenio.

* Contaminación del aire: el aire puede contaminarse con impurezas sólidas, por ejemplo polvo y combustibles tóxicos o inertes, capaces de penetrar hasta los pulmones, provenientes de diversas fases del proceso. También puede contaminarse el aire con vapores o gases de cianuros, mercurio, dióxido de azufre contenidos en gases residuales, procesos de combustión incompleta o emanaciones de charcos o lagunas de aguas no circulantes con materia orgánica en descomposición.

* Afectación de las aguas superficiales: los residuos sólidos finos provenientes del área de explotación pueden dar lugar a una elevación de la capa de sedimentos en los ríos de la zona. Diques y lagunas de oxidación mal construidas o mal mantenidos, o inadecuado manejo, almacenamiento o transporte de insumos (como combustibles, lubricantes, reactivos químicos y residuos líquidos) pueden conducir a la contaminación de las aguas superficiales.

* Afectación de las aguas subterráneas o freáticas: aguas contaminadas con aceite usado, con reactivos, con sales minerales provenientes de las pilas o botaderos de productos sólidos residuales de los procesos de tratamiento, así como aguas de lluvia contaminadas con contenidos de dichos botaderos, o aguas provenientes de pilas o diques de colas, o aguas de proceso contaminadas, pueden llegar a las aguas subterráneas. Además, puede haber un descenso en los niveles de estas aguas subterráneas cuando son fuente de abastecimiento de agua fresca para operaciones de tratamiento de minerales.

* Afectación de los suelos: la MCA implica la eliminación del suelo en el área de explotación, y produce un resecamiento del suelo en la zona circundante, así como una disminución del rendimiento agrícola y agropecuario. También suele provocar hundimientos y la formación de pantanos en caso de que el nivel de las aguas subterráneas vuelva a subir. Además, provoca la inhabilitación de suelos por apilamiento de material sobrante.

* Impacto sobre la flora: la MCA implica la eliminación de la vegetación en el área de las operaciones mineras, así como una destrucción parcial o una modificación de la flora en el área circunvecina, debido a la alteración del nivel freático. También puede provocar una presión sobre los bosques existentes en el área, que pueden verse destruidos por el proceso de explotación o por la expectativa de que éste tenga lugar.

* Impacto sobre la fauna: la fauna se ve perturbada y/o ahuyentada por el ruido y la contaminación del aire y del agua, la elevación del nivel de sedimentos en los ríos. Además, la erosión de los amontonamientos de residuos estériles puede afectar particularmente la vida acuática. Puede darse también envenenamiento por reactivos residuales contenidos en aguas provenientes de la zona de explotación.

* Impacto sobre las poblaciones: la MCA puede provocar conflictos por derechos de utilización de la tierra, dar lugar al surgimiento descontrolado de asentamientos humanos ocasionando una problemática social y destruir áreas de potencial turístico. Puede provocar una disminución en el rendimiento de las labores de pescadores y agricultores debido a envenenamiento y cambios en el curso de los ríos debido a la elevación de nivel por sedimentación. Por otra parte, la MCA puede provocar un impacto económico negativo por el desplazamiento de otras actividades económicas locales actuales y /o futuras.

* Cambios en el microclima: la MCA puede causar cambios en el microclima y puede provocar una multiplicación de agentes patógenos en charcos y áreas cubiertas por aguas estancadas.

* Impacto escénico posterior a la explotación: la MCA deja profundos cráteres en el paisaje. Su eliminación puede conllevar costos tan elevados que puedan impedir la explotación misma.

II) La Tecnología de Extracción de Minerales por Lixiviación con Cianuro

El único método económicamente viable para extraer oro de los minerales es el uso de procesos de extracción que utilizan soluciones a base de agua.

El  más comun para la recuperación de oro es el de lixiviación, por el cual el oro se disuelve en un medio acuoso para separar la solución que contiene oro de la que contiene residuos, y la recuperación del oro utilizando carbón activado.

Una vez extraído del carbón activado, el oro es concentrado por precipitación o galvanización.

Como el oro es un metal noble no es soluble en agua. Para disolverlo se necesita de una sustancia como el cianuro, que permite formar complejos y estabilizar el oro en las soluciones, o de un agente oxidante como el oxígeno. Para poder disolver oro se necesitan 350 mg/l o 0.035% (como 100% NaCN) de cianuro.

El mineral triturado es apilado en la plataforma de lixiviación, se le rocía uniformemente con una solución de cianuro. Un sistema de regaderas dispersa la solución de cianuro a 0.005 galones por minuto por pie cuadrado (típicamente).

Para un cúmulo pequeño (de 200 por 200 pies), esta velocidad equivale a 200 galones por minuto. La solución de cianuro contiene entre 0.3 y 5.0 libras de cianuro por tonelada de agua (entre 0.14 y 2.35 kg de cianuro por tonelada de agua), y tiene una concentración promedio de 0,05 por ciento (alrededor de 250 miligramos por litro de cianuro libre).

La solución de cianuro lixivia (lava y amalgama) las partículas microscópicas de oro del mineral mientras se filtra por el cúmulo.

Los ciclos de lixiviación duran desde unos cuantos días hasta unos cuantos meses, dependiendo del tamaño del cúmulo y de la calidad del mineral.

La solución de cianuro que contiene el oro -llamada la solución «encinta»- fluye por gravedad a un embalse de almacenamiento. Desde el embalse de almacenamiento se usan bombas o zanjas con forros para llevar la solución hacia la planta de recuperación de metales.

MUY INTERESANTE: PROCESO MINERO PARA EXTRAER ORO DE LA ROCA

Historia Explotacion Famatina La Rioja Cable Carril Mas Largo

Historia Explotación Famatina en
La Rioja Cable Carril Mas Largo del Mundo

EL CABLE CARRIL MAS LARGO DEL MUNDO
El monstruo está allí, cerca de la estación Chilecito del Ferrocarril Belgrano. Es un largo gigante quieto que sólo se pone en movimiento dos o tres veces al año, para que la parálisis que lo embarga no lo atrape definitivamente. Se trata del cable carril más extenso del mundo: 34 kilómetros erizados de torres unidas entre sí por un largo cable de acero.

famatina carrilEn su trayecto pega un salto de casi 3500 metros, y consta de seis secciones y nueve estaciones; recorrerlo insume por lo menos tres horas y media; construirlo requirió el auxilio de todos los recursos técnicos de que disponía la ingeniería a principios de siglo, pues la obra se inauguró en 1904.

Como tenía por objeto trasladar la riqueza extraída de los socavones del Famatina, los riojanos creyeron que por fin su minería alcanzaría la importancia que le correspondía.

Y así fue, pero por pocos años : en la década del treinta ya la actividad era bastante escasa, y el trajinar minero en la región no tardó en desaparecer del todo.

Los consorcios ingleses y franceses que explotaban los yacimientos fueron a la quiebra y los abandonaron dando una excusa impecable: los costos de producción superaban el precio de comercialización.

Sin embargo, una densa nube de sospechas quedó pesando en el ánimo de muchos riojanos; aún hoy abundan quienes atribuyen esa retirada a maniobras de turbio origen, y señalan con frustración las hondas bocas de las minas.

Más allá de esas polémicas, lo cierto es que la sierra de Famatina fue siempre algo así como el reflejo de la actividad extractiva riojana. De allí sacaban los diaguitas oro y plata antes de la Conquista; más tarde continuaron haciéndolo, esclavizados, en algunos casos bajo el mando de mexicanos y aragoneses; de allí viene el nombre de La Mejicana y La Aragonesa, dos importantes distritos mineros. Después de la Independencia fueron muchas las esperanzas que se depositaron en la célebre sierra, y se llegaron a acuñar monedas de oro y plata con el mineral extraído en decenas de lugares.

En 1816 la corporación de los mineros era tan importante que juró con ese carácter la Declaración de la Independencia. Años después la riqueza del Famatina trascendió las fronteras y encendió el entusiasmo de los capitalistas londinenses: un grupo de ellos, alentado por Rivadavia, fundó una compañía que se estrelló contra la resistencia del líder de la región: Facundo.

Por ahora, la riqueza de episodios históricos de la minería riojana no guarda relación con el panorama que ofrece actualmente esa actividad. En los registros provinciales figura casi un millar de minas, pero son muy pocas las que se encuentran en actividad. Los socavones abandonados son frecuentes en los distritos mineros; algunos hace años que no conocen la presencia humana: así lo demuestran los restos subsistentes de utensilios oxidados, construcciones derruidas y excavaciones inconclusas.

En otros casos es posible encontrar personajes rudos y solitarios empeñados en un esfuerzo individual: son los pirquineros, buscadores independientes con más historias que fortuna; ninguno encontró todavía la veta que lo haga salir de la pobreza, y por lo tanto siguen aferrados a un laboreo sin mayores perspectivas.

Esto no significa que la provincia carezca de potencial minero. La lista de minerales encerrados en las montañas riojanas es variada y extensa: amianto, antimonio, arcillas, cobre, oro, plata, plomo, cinc, uranio y otras valiosas sustancias. No obstante, las cifras de producción son bastante discretas; durante 1969 La Rioja extrajo 9364 toneladas de minerales metalíferos, 18 890 de no metalíferos y 14.973 de rocas de aplicación, principalmente piedra laja y granito negro.

Ello no ha impedido que siga ostentando la exclusividad absoluta en la Argentina con respecto a la pirofilita (6432 tn.), mineral que se utiliza en la elaboración de cemento blanco, porcelana, loza, refractarios, y otros materiales afines. La provincia es también el único productor de ocres del país: de ella salen anualmente unas 310 toneladas de pigmentos minerales rojos y amarillos requeridos por las fábricas de pintura.

De todos modos, la minería no se ha transformado aún en la halagüeña realidad sugerida por las grandes posibilidades del subsuelo provincial. Muchos son los motivos, entre ellos la falta de caminos de acceso a los yacimientos, los altos costos de producción y la desventajosa posición de los minerales extraídos, en un mercado dominado en algunos rubros por la competencia de productos extranjeros.

Muchos riojanos, escépticos a fuerza de desengaños, se toman con humor los avatares de su minería y siguen acumulando anécdotas mientras esperan que de una vez por todas los estudios prospectivos y los planes de reactivación que se anuncian más o menos periódicamente sean el preludio del boom minero que hace décadas ambiciona la provincia.

Los cerros del Famatina, en la provincia de La Rioja, han sido motivo de explotación minera desde tiempos prehispánicos. Pueblos que antecedieron a los Incas ya lo hicieron. Cuando éstos ocuparon esas tierras, el oro y la plata de Famatina viajaron hasta el Cuzco. Luego los jesuitas exploraron la orientación de innumerables vetas. Las explotaron eficazmente a través de socavones y galerías. A su expulsión le sucedieron diversos tipos de compañías mineras y emprendimientos casi personales, que no modificaron –sustancialmente- el modo de extracción. Esto fue así hasta las postrimerías del siglo pasado. Allí, al amparo de nuevas –y lamentables- leyes mineras, vinieron las grandes empresas trasnacionales.

Fuente Consultada:
ARGENTINA, La Rioja II Fasc. N° 24
ARGENTINA , una visión actual y prospectiva desde la dimensión territorial
Juan Alberto Roccatagliata
Trabajo de Albina L. Lara