Los Antibióticos

La Medicina en el Renacimiento Investigaciones Cientificas Medicas

Médicos del Renacimiento
Investigaciones Científicas de Medicina

La medicina alcanzó gran desarrollo durante el Renacimiento, sobre todo en Europa occidental. Los tratamientos médicos, tan primitivos en la Edad Media, se convirtieron en verdadera ciencia. Gracias a sus infatigables investigaciones y a su lucha contra métodos anticuados, sabjos como Andrés Vesalio, Ambrosio Paré y Miguel Servet fueron figuras cumbres de este poderoso desarrollo. Sin embargo, todavía se ponían en práctica tratamientos ridículos, dolorosos, e incluso criminales

La Edad Media había menospreciado la cultura de la Antigüedad, pero el Renacimiento trató de restablecer el contacto con la Roma clásica y con Grecia. Al principio, este retorno al espíritu clásico se limitó al arte y a la literatura. Pero al cabo de un tiempo se extendió también a las ciencias. En efecto, éstas experimentaron gran desarrollo en los siglos XV y XVI. Su florecimiento fue tan evidente que se puede decir que para las ciencias nació una nueva era, que contrastaba con la paralización e incluso el retroceso característicos de la Edad Media.

Italia fue el país del renacimiento de las artes y las letras, mas no del de las ciencias, que en esta época alcanzaron su máximo desarrollo en naciones situadas más al norte: Países Bajos, Francia y el Sacro Romano Imperio. La medicina también cobró gran incremento en estos países.

Es indudable que Leonardo de Vinci ya se había interesado vivamente por la anatomía, pero este interés sólo era una de las facetas de su genio universal. En el terreno de la medicina fue mucho más importante la aportación de su más joven contemporáneo, el alemán Paracelso (1493-1541), cuyo verdadero nombre era Felipe Aurelio Teofrasto Bombast de Hohenheim.

Fue uno de los más grandes viajeros de su época. Además de sus vastos conocimientos médicos, era versado en filosofía, alquimia, magia, etc. Leibniz (siglo XVIII), el más grande filósofo alemán, dijo de él: «Es el más grande loco de los médicos, pero también el más médico de todos los locos.»

medico edad media

Paracelso dio poca importancia a la anatomía. Se dedicó, sobre todo, al estudio de la patología y la bioquímica (química de las materias vivas).

El bruselense Andrés Vesalio (1514-1564) lo superó en popularidad. Instauró el estudio de la anatomía humana. Antes de cumplir treinta años publicó un atlas anatómico con ilustraciones dibujadas por John Stefan de Calcar. En 1543 publicó su obra maestra De humani corporis fábrica, que abrió nuevas perspectivas a la medicina. En esta obra, Vesalio emite observaciones críticas sobre ciertas opiniones en materia de anatomía. Estas opiniones habían sido profesadas por Galeno en la Antigüedad y comúnmente aceptadas desde entonces.

En su obra, el joven sabio bruselense insistió, entre otros, en los detalles concretos que diferencian el cuerpo humano del de los monos y perros. Esta diferencia no se había establecido hasta entonces porque no se conocía suficientemente la anatomía humana. Vesalio fundó sus teorías en experiencias personales y pudo concluir que, con frecuencia, Galeno se había equivocado.

Éste sostenía, por ejemplo, que el maxilar inferior del hombre constaba de dos partes, unidas por una articulación. Esta teoría se había admitido durante siglos. Vesalio demostró, por el contrario, la ausencia de toda articulación. A diferencia de sus colegas, Vesalio siempre disecaba él mismo los cuerpos humanos.

medicina edad media

De este modo podía realizar un concienzudo examen. El gran mérito de Vesalio no sólo estriba en no haber estado de acuerdo con conceptos caducos ni en elaborar una anatomía renovada sino, sobre todo, en haber encauzado la medicina por caminos distintos, gracias a nuevos métodos de pensamiento y trabajo.

A pesar de las críticas de algunos medios conservadores, Carlos I tuvo en gran estima las notables cualidades de Vesalio, que fue el médico personal del emperador. En la corte de Felipe II siguió desempeñando sus funciones, pero las intrigas de palacio se convirtieron en una carga para él. Además, deseaba regresar a su cátedra de profesor en la universidad de Padua. Pero antes hubo de ir a Jerusalén, y en el viaje de regreso murió.

Cuando le sobrevino la muerte, en la isla de Zante, apenas tenía cincuenta años, su coetáneo, el francés Ambrosio Paré (hacia 1510-1590), también adquirió gran reputación, sobre todo en lo concerniente a la cirugía. Tras haber perfeccionado sus conocimientos prácticos como alumno cirujano en el Hótel-Dieu de París, obtuvo el título de barbero-cirujano, y en calidad de tal acompañó al ejército francés que marchó a Italia, lo que le permitió adquirir gran experiencia cuidando a los heridos.

Basándose en estos conocimientos, elaboró nuevas teorías en materia de cirugía y las consignó en un manual. Se oponía a los brutales tratamientos practicados por sus antecesores y se esforzaba en cuidar a los enfermos con la mayor delicadeza posible.

También inventó numerosos instrumentos ingeniosos, no sólo para uso de la cirugía, sino también con otros fines, como por ejemplo el baño de vapor  fue uno de sus múltiples inventos. Se trata de una bañera cerrada que se comunica con una estufa llena de agua. Cuando el agua se calienta llena la bañera de vapor.

Durante mucho tiempo Paré ejerció gran influencia. A él se debe la fundación de la escuela de cirugía de Francia.

Al lado de estas dos grandes figuras hubo muchas más que encauzaron la medicina por caminos nuevos. En primer lugar debemos citar al médico y teólogo español Miguel Servet (1511-1553), descubridor de la circulación sanguínea pulmonar, de lo que dio cuenta en su obra Christianismi Restitutio (1553), pero anatematizado por Roma y perseguido por Calvino, éste logró que el Gran Consejo de Ginebra lo condenase a morir en la hoguera, en la que ardió también su libro. Su descubrimiento fue olvidado hasta los trabajos del médico inglés William Harvey (1578-1657).

Otro español, Francisco Valles (1524-1592), a quien se denominó el Divino, se destacó como clínico en esa época. Es, pues, indudable que el Renacimiento aportó, principalmente fuera de Italia, una profunda renovación en el campo de la medicina. Sin embargo, todavía subsistían algunos viejos conceptos, unas veces cómicos y otras criminales.

Así, por ejemplo, las ropas especiales que en el siglo XVIII usaban los médicos que cuidaban de los apestados habrían sido más adecuadas para una procesión de carnaval que para un hospital. Llevaban un traje largo y una máscara puntiaguda que llenaban con toda clase de ingredientes destinados, según creían, a purificar el aire que respiraban. Incluso en esa época, las personas de quienes se sospechaba que podían propagar la peste eran martirizadas hasta la muerte.

En sus métodos terapéuticos aún se aplicaban algunos sistemas dolorosos. Por ejemplo, cuando un miembro encogido no se dejaba extender, se colocaba al paciente en una especie de banco de tortura en el que se estiraba el miembro deformado hasta que se distendía.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios4/fuente_tomo2.jpg

Transmision de la Enfermedad del Sueño Mosca Tse Tse

Transmisión de la Enfermedad del Sueño-Mosca Tse Tse

La enfermedad del sueño es uno de los más terribles morbos tropicales, y se da en una amplia zona que cruza el continente africano. Es una de las numerosas enfermedades —que afectan tanto al hombre como a los animales— causadas por diminutos parásitos protozoarios, llamados tripanosomas. A la infección que producen dichos parásitos se la llama, técnicamente, tripanosomiasis.

Gran parte de la pobreza y el atraso existentes en África se atribuye al azote de esta enfermedad, pues hace que hombres y animales estén muy lejos de expansionarse en la que podría ser, de otro modo, una buena tierra. Hay diversas especies de tripanosomas, pero no todas son dañinas.

Ratas, ovejas y otros animales que, a menudo, están infectados no muestran signos de la enfermedad. La mayoría de las tripanosomiasis se da sólo en áreas tropicales o subtropicales. Tenemos ejemplos como la enfermedad del sueño (África), la enfermedad de Chagas-Mazza (América tropical), la nagana (una enfermedad africana que afecta a los animales) y la surra, grave enfermedad de animales ungulados, que ataca en las regiones tropicales y subtropicales. Casi todos los tripanosomas son trasmitidos por insectos.

EL PARÁSITO

 Enfermedad del Sueño parasito

Trypanosoma gambiense

Los trinanosomas son minúsculos protozoos de la clase flagelados o mastigóforos. Su forma típica se muestra en la figura, pero durante su vida sufre distintas variaciones. Mediante un flagelo y su membrana ondulante, los tripanosomas se mueven libremente en la sangre del vertebrado que los recibe. El alimento y el % oxígeno son absor’ idos a través de su capa exterior (película), y los productos de desecho siguen la misma ruta. La reproducción se efectúa por simple división en dos o más individuos, con lo que consiguen formar una  gran  población   muy  rápidamente.

LA ENFERMEDAD DEL SUEÑO
Existen dos modalidades de esta enfermedad: la gambiense (causada por el Trypanosoma gambiense) y la rhodesiense (causada por el Trypanosoma rhodesiense). La forma gambiense es la más común en el norte y el oeste de la región, así como laf rhodesiense se da en el sur y en el este, pero alcanzando más extensión. Se cree que el hombre es la única víctima del T. gambiense.

La forma gambiense de la enfermedad del sueño es la menos peligrosa, y los individuos afectados pueden continuar su trabajo durante algún tiempo. Estos individuos son una fuente importante de reinfección. La enfermedad del sueño rhodesiense es mucho más rápida y aguda.

Generalmente, los individuos afectados se recluyen en sus viviendas —alejados, por tanto, de las moscas tsetse trasmisoras de la enfermedad—, y no constituyen focos importantes de reinfección. Los parásitos residen (en apariencia, sin causar daño alguno) en distintos animales domésticos, y pasan al hombre a través de las moscas.

Transmisión de la Enfermedad del Sueño-Mosca Tse Tse

Área de Distribución de la enfermedad del sueño

La enfermedad se propaga principalmente por diversas especies de la mosca tsetse  (Glospina palpalis.  G. morsitans). Los parásitos entran en el torrente sanguíneo del mamífero cuando la mosca los inocula. La región donde la mosca pica se inflama, y la víctima sufre un proceso febril a medida que los parásitos se multiplican en la sangre. La enfermedad ocasiona una pérdida de peso considerable, especialmente cuando se debe a la variedad rhodesiense.

Después, los tripanosomas alcanzan el cerebro y la médula, produciendo temblores y letargía, síntomas característicos de los que se deriva el nombre de enfermedad del sueño. Si no se trata rápidamente, esta enfermedad es mortal.

Las distintas etapas pueden durar algunos meses (años incluso, en la variedad gambiense) antes de que se produzca la muerte. Fármacos de distintos tipos (incluyendo compuestos de arsénico) han resultado eficaces en algunos casos; probablemente, todas las infecciones pueden curarse si se tratan con suficiente rapidez.

Como hemos dicho, la enfermedad es trasmitida por las moscas tsetse del género Glossina. Estos insectos se alimentan de sangre (hematófagos); si pican a una persona o a un animal infectados, adquieren el parásito y lo trasmiten a individuos sanos. Otros insectos chupadores de sangre pueden trasmitir también, de este modo, la tripanosomiasis. Sin embargo, en general, los tripanosomas no se trasmiten directamente, sino que sufren una serie de cambios dentro del cuerpo de la mosca tsetse, antes de infectar una nueva víctima.

Los tripanosomas de la enfermedad del sueño pasan a lo largo del esófago del insecto junto con la sangre que constituye su alimento. Muchos de estos parásitos son destruidos en el proceso digestivo. Algunos sobreviven y se establecen en el intestino. Allí se multiplican rápidamente y, al cabo de dos o tres semanas (según la temperatura), los tripanosomas aparecen en las glándulas salivales del insecto.

Es entonces cuando la mosca puede trasmitir los parásitos en el momento de alimentarse. Durante su permanencia en el insecto, los tripanosomas experimentan varias etapas. En el intestino presentan, generalmente, una forma alargada; los que alcanzan las glándulas salivales son más cortos y anchos. Estas son las formas que rein-fectan al hombre.

No todos los tripanosomas siguen el mismo proceso que los de la enfermedad del sueño. El T. brucei es bastante similar a los de ésta, pero el T. vivax no se desarrolla en el intestino. Para completar el ciclo, los parásitos deben finalizar adheridos en el interior de la trompa (proboscis). Allí se reproducen, para pasar al conducto salival (hipofaringe), a través del cual se introducen en la sangre de la nueva víctima.

El T. congolense se desarrolla en el intestino antes de pasar a la proboscis y al conducto salival. La enfermedad de Chagas-Mazza es causada por el T. cruzi, pero no la trasmite la mosca tsetse, sino otros insectos también chupadores de sangre.

En este caso, la vinchuca (Triatoma infestans). Los parásitos se desarrollan en el intestino del insecto y pasan al exterior con las heces. Entran en el cuerpo humano por cortes o rozaduras en la piel. A veces, otros tripanosomas trasportados por Ja mosca tsetse también siguen este camino.

Una mosca tsetse se alimenta de la sangre de un animal infectado. Los parásitos procedentes de la sangre del animal entran en el cuerpo de la mosca. Al mismo tiempo, nuevos parásitos pasan de la  mosca al animal, a través de sus glándulas salivales.

LA MOSCA TSETSE
Las moscas tsetse pertenecen al género Glossina. Aparecen sólo en África, más frecuentemente en el sur del Sahara. Sus zonas de dispersión están restringidas, sin embargo, a ciertas localidades, tales como bosques rodeados por agua. No es frecuente encontrarlas en poblados o espacios abiertos.

Mosca Tse Tse

La Glossina palpalis es la principal portadora de la enfermedad gambiense del sueño. La variedad de Rhodesia es trasmitida, principalmente, por la G. morsitans. Esta especie también es portadora del T. brucei, que causa la nagana en el ganado. Las moscas tsetse son un poco mayores que las vulgares, y tienen color marrón.

Biológicamente, presentan ciertas peculiaridades, como la de no poner huevos. Cada diez días, la hembra da a luz una larva, ya crecida, que ha sido alimentada por secreciones internas. Al abandonar el cuerpo de la madre, la recién nacida comienza inmediatamente a escarbar en el suelo, donde forma un abultamiento.

La mosca adulta emerge al cabo de algunas semanas, y emprende una vida en la que se alimenta diariamente de sangre. La erradicación de la enfermedad del sueño está directamente relacionada con el exterminio de la mosca tsetse, que trasporta la enfermedad. Hay varios tipos  de moscas, que presentan hábitos ligeramente distintos.

Por tanto, el exterminio se hace difícil, y con ninguno de los métodos intentados hasta el momento se consiguió un éxito completo. Los insecticidas han reducido el número de moscas tsetse en algunas áreas, pero este método resulta caro y, por sí mismo, no del todo satisfactorio.

Se consiguieron éxitos combinándolo con la eliminación de matorrales. La limpieza de los alrededores de lagos y ríos suprime las umbrías propicias a la mosca tsetse. La Glossina morsitans ha sido exterminada en algunas regiones sacrificando antílopes y otros animales de los que el insecto dependía, en gran medida, en cuanto a su alimentación. La limpieza de la vegetación y de las viviendas parece ser el medio más satisfactorio para el control de la mosca.

Fuente Consultada
Revista TECNIRAMA N°128  Encilopedia de la Ciencia y la Tecnología – Enfermedad del Sueño –

Palomas Mas Utiles al Hombre Costumbres y Características

COSTUMBRE DE VIDA: Muchas veces cuando paseamos por el campo o parques de la ciudad escuchamos un sonido raro , como una especie de rumor, como de una sierra,un sonido que viene de lo alto, normalmente de algún arbol o poste de luz. Cuando miramos observamos que son palomas, mejor dicho, los palomos, que arrullan.

Éste  es su modo de cortejo y galanteo. Estos animales tan gentiles no se contentan con mimar a su compañera con la voz; cada uno de ellos da vueltas a sU alrededor haciendo profundas inclinaciones y abre la cola en forma de abanico arrastrándola por el suelo, mientras levanta muy orondo la cabeza.

Sin embargo, el hambre las obliga a salir pronto del nido. Generalmente en parejas, las palomas se elevan velozmente en busca de alimento. Algunas se detienen en las plantas, de las que comen los verdes brotes; otras se posan sobre la tierra, en un campo sembrado, para picotear semillas de toda clase y otros alimentos.

Caminan ágilmente, moviendo a cada paso la cabeza a causa de sus patas demasiado cortas. Con su vista penetrante ven las semillas más pequeñas y, hasta si son afortunadas, un granito de sal, qwe enseguida tragan. Pero, ¡ay!, si el bocado es insto simultáneamente por dos o tres, levantan las alas e hinchando el buche se arrojan una contra otra. La voracidad las hace, prepotentes y malas. Después de haber comido necesitan beber.

Esto les es indispensable, porque las palomas ingieren muchas semillas sin  descortezar y para poder digerirlas deben ablandarlas. Se dirigen entonces a un curso de agua y, con un modo de beber distinto al de todos los otros pájaros, hunden el pico en el líquido y  lo  aspiran  a  largos sorbos.

Después, en bandadas, regresan a  los nidos y allí  descansan durante las horas más cálidas del día. Par la tarde salen de nuevo en busca de alimento, vuelven a dirigirse al abrevadero y se retiran al cobijo para pasar la noche. Así todos los días. Su modo de vida es muy regular y no les gusta cambiarlo. Esta característica las hace fácilmente domesticables. Se aficionan a su, nido en tal forma que siempre tratan de regresar cuando se han alijado de él.

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS

paloma caracteristicas

Longitud:    30 a 50 cm.
Peso:  400 a 900 g.
Velocidad de vuelo: 50 a 100 Km. por hora
Duración de vida:  15 a 20 años

CLASIFICACIÓN DE LA PALOMA SILVESTRE
Especie:    Lívia
Género:    Columba
Familia:    Colúmbídos
Suborden:    Columbos
Orden: Columbiformes
Clase:  Aves
(La familia de los colúmbídos
incluye a las tórtolas.)

LOS PICHONES
Las palomas ponen cas: s:e:-pre dos huevos. Las puestas comprenden un mínimo de tres y un máximo de diez por año, según la raza. La tarea de empollar es dividida entre ambos genitores: comúnmente, el macho empolla de noche, la hembra de día.

A veces sucede que uno de los dos permanece demasiado tiempo fuera del nido; entonces el “cónyuge” va en busca del compañero y parece invitarlo a tomar su sitio. Si se niega, lo obliga a picotazos y aletazos.

Después de 17 ó 18 días de incubación, los pichones rompen la cascara del huevo y salen de la estrecha prisión. Generalmente son macho y hembra, y nacen ciegos y cubiertos solamente por un suave plumón amarillento.

Durante muchos días son mantenidos al abrigo del frío bajo las plumas de sus padres, que les prodigan solícitos cuidados. Al principio son alimentados con una especie de papilla láctea que se forma en el buche de los padres (leche de palomo) y que les vierten directamente en la garganta.

Después de los primeros ocho días, a esa papilla se mezcla algún grano semidigerido y ablandado. Poco a poco los pequeños son acostumbrados a ingerir las semillas enteras.

Bien pronto los polluelos engordan y se cubren de plumas. Al mes comienzan a efectuar pequeños vuelos y a seguir a sus padres.

USO DE PALOMAS MENSAJERAS: Casi todas las razas de palomas son capaces de orientarse y regresar a su nido. La paloma viajera, o mensajera, no constituye yna raza propiamente dicha. Puede volverse tal toda paloma que tenga grandes cualidades de voladora y  haya sido paciente y largamente adiestrada.

paloma mensajera

Paloma Mensajera

A menudo se realizan careras de palomas mensajeras, durante las cuales los inteligentes animales son llevados lejos de su nido, hasta 700 y también 1.000 kilómetros. Apenas puestos en libertad, levantan vuelo velozmente y durante un momento vuelan en círculo. Luego, decididamente, se dirigen hacia una determinada dirección, aquella en la cual se halla su nido. Su velocidad de vuelo puede alcanzar los 100 kilómetros por hora.

Durante horas y horas vuelan a una altura de 200 a 300 metros. Se detienen raramente; sólo el tiempo necesario para tomar unos sorbos de agua. Por su capacidad, la paloma mensajera ha sido empleada como “cartero alado”. Se le coloca en una pata o sobre di dorso, de modo que quede bien asegurado, un tubito pequeño y liviano en el cual se halla el mensaje arrollado.

Se sabe que los antiguos egipcios se servían de las palomas mensajeras para enviar mensajes. Retrocediendo en el tiempo, nos enteramos por la Biblia que Noé, cuando flotaba con su arca sobre las aguas del diluvio, liberó a una paloma, que regresó trayendo ejfe pico una ramita de olivo.

Los griegos comunicaban á todas partes los nombres de los vencedores olímpicos, aprovechando también este singular instinto que la naturaleza dio a las palomas viajeras.

Los antiguos romanos fueron los primeros en utilizar estos animales para intercambiar mensajes en tiempo de guerra. Este empleo de la paloma mensajera se ha hecho aún durante la última Guerra Mundial.

LAS RAZAS:
Las especies de palomas son numerosas, y más las razas. Se hallan distribuidas en casi todas partes del mundo, particularmente en las zonas cálidas y templadas.

La mayor parte de las razas domésticas derivan de la paloma saxícola o paloma silvestre (Columba livia), que actualmente vive todavía en algunas zonas de la costa atlántica y en Asia.

Una raza curiosa es la buchona. Especialmente el machó perteneciente a esta raza ingiere aire con el cual llena su esófago. Entonces la cabeza desaparece detrás de la enorme pelota que ostenta en el pecho.

paloma buchon

Paloma Buchón

paloma domestica

Paloma Doméstica

Características: Coloración general gris azulada, con reflejos verde violáceos en el cuello y en el pecho. Dos bandas negras en el ala. Existe una gran variación en los colores.
Costumbres:Andan en grupos o en bandadas. Muy conocida y abundante en todo el país.
Nidificación: Construye el nido en construcciones, casilleros, huecos en paredes o en árboles, recipientes, sobre techos o en plataformas diversas. Emplea palitos, tallos, pajas.
La postura es de 2 huevos, elípticos, blancos.
Habita en todo Argentina, y se la encuentra en parques, edificios, plazas y praderas.

LAS PALOMAS MÁS ÚTILES AL HOMBRE:

paloma gigante paloma gigante
paloma gigante paloma gigante
paloma gigante  paloma gigante
paloma gigante paloma gigante

UNA ANECDOTA SOBRE PALOMAS MENSAJERAS
Extraída del libro: “Historias Asombrosas de la 2° Guerra Mundial” de Jesús Hernández, quien nos relata:

La paloma Mary vence a los halcones nazis
Es posible que la paloma mensajera más destacada de la Segunda Guerra Mundial haya sido Mary. Sus inestimables servicios a los aliados llegaron a serle merecedores de una condecoración, en recompensa por las arriesgadas misiones que llevó con éxito.

A principios de 1945, a Mary se le encomendó un mensaje que debía trasladar desde el sector de Alemania tomado por le Aliados a la ciudad británica de Exeter. La paloma llegó a su destino con varias heridas provocadas por las garras de otra ave. Se trataba de los halcones que los alemanes entrenaban para matar las palomas mensajeras.

El empleo de halcones para yugular este canal de comunicación se inició cuando los alemanes descubrieron que la Resistencia francesa utilizaba palomas para enviar mensajes a Londres. Los aviones británicos lanzaban sobre suelo francés cajas con palomas mensajeras, en puntos previamente acordados, y los resistentes galos las soltaban una vez que habían introducido sus mensajes en los pequeños cilindros que llevaban adheridos a sus patas.

Los alemanes advirtieron esta práctica y dieron órdenes a sus guarniciones en la costa francesa de abatir a toda aquella paloma que dirigiera su vuelo hacia el mar. No obstante, los soldados teutones no mostraron demasiada puntería y se optó por combatirlas con halcones entrenados para ello. Pero, en el caso que nos ocupa, los halcones nazis no consiguieron su objetivo y Mar logró regresar a suelo inglés, con gran alegría de su propietario ; entrenador, Robert Tregovan.

Cuando sus lesiones quedaron restañadas, Maiy fue enviada de nuevo a Alemania. Allí se le volvió a confiar un importante mensaje que debía llegar urgentemente a Inglaterra. Al llegar a Exeter, su dueño la recogió en sus manos y pudo comprobar las heridas producidas por los halcones, pero además mostraba el impacto de varios perdigones y un ala rota. Pese a regresar en ese lamentable estado, había cumpido su misión y, poco después, ya estaba preparada para seguir sirviendo a la causa aliada.

Mary sufriría de nuevo las consecuencias de la guerra cuando una bomba destruyó su palomar. Aún así, la indestructible paloma logró sobrevivir, lo que le permitió recibir la Dickin Medal el 26 de febrero de 1945.

RIEGOS:

Nuestros tiempos se caracterizan, entre otras cosas, por un aprecio extraordinario de los animales; parece que, a medida que la civilización progresa y reduce los “habitat” naturales de las especies salvajes, poniendo a éstas en trance de extinción, el hombre intenta reparar la íalta y no sólo tolera a las que se instalan en su medio urbano, sino que les prodiga toda clase de solicitudes y cuidados. Un buen ejemplo de ello son las bandadas de palomas que sirven de ornato en célebres monumentos artísticos de plazas y parques de las ciudades.

Pero todo tiene un límite, porque cuando el número de las aves crece exageradamente, empiezan a surgir proble-.nas tanto económicos como sanitarios. Los daños de tipo económico se derivan del destrozo que ocasionan en las instalaciones eléctricas, en los almacenes de alimentos y, sobre todo, en los propios monumentos artísticos, que ensucian y corroen con sus deyecciones; a este respecto, hay que .señalar que, mientras en los mamíferos una serie de productos de desecho se expulsan disueltos por la orina (por ejemplo, la urea), en las aves, el nitrógeno sobrante se expulsa en forma de ácido úrico ¡nsoluble y de color blanco, que se acumula irregularmente en los relieves y esculturas, dándoles un desagradable  aspecto.

Pero  aun  siendo  estos  daños  importantes,   lo   son   mucho más los sanitarios.    En efecto, la paloma común (Columba livio) puede trasmitir a  los hombres ciertas enfermedades, como la ornitosis,  la histoplasmosis y la criptococosis. Por ello,  las autoridades sanitarias de casi todas las grandes  ciudades   del   mundo   procuran   limitar   el   número  de palomas que se alojan en los edificios de la urbe. Hay  una serie  de  drásticos  recursos que  permiten   la  eliminación rápida de las palomas; son, en gran parte, cebos, envenenados  que  provocan   la   muerte  de   las  aves.    Pero estas  medidas  no son  del  agrado de  los  ciudadanos,  que las  consideran  crueles;   en   más  de   una   ocasión,   airadas campañas   de   prensa   han   paralizado   las   matanzas   de palomas.

Existen  también  repelentes  para   las aves, que  se aplican en forma de pasta en aquellos lugares donde anidan o se posan. Pero su eficacia es muy discutible. Las tendencias actuales procuran disminuir, mediante previsiones de construcción, de eliminación de basuras, etc., las facilidades para anidar y alimentarse las palomas. Por ejemplo, los edificios funcionales ofrecen a las aves menos protección que los que ostentan cornisas, adornos, etc.; la recolección pronta y sistemática de basuras, papeles, ramas y otros materiales priva a las palomas de elementos para construir sus nidos y de alimentos para su nutrición.

En los edificios con motivos ornamentales se pueden poner en práctica otros recursos; por ejemplo, la disposición de los anuncios luminosos tiene la mayor importancia, pues, si están cerca de cornisas y adornos, proporcionan una excelente calefacción nocturna para las palomas en el invierno. Durante el día, las aves no suelen tener problemas de frío, porque su propia actividad muscular y su intenso metabolismo les proporcionan la energía calórica necesaria; pero es sabido que la mayoría de las aves se recoge antes del crepúsculo, y el frío de la noche representa una grave limitación para su desarrollo y supervivencia.

Todas estas medidas sanitarias suelen exagerarse, precisamente, durante los meses invernales, porque es cuando menor número de palomas hay y resulta más fácil la tarea. La disminución del número de parejas disponibles para anidar en primavera determinará una merma considerable en la proliferación de las palomas; es interesante señalar que, durante la primavera, nace el 30 % de los pichones; en el verano, el 35 %; en el otoño, el 20 %, y, en el’ invierno, sólo el  15 %.

El recurso más moderno para limitar las “comodidades” de las palomas en ciertas construcciones consiste en el choque eléctrico; en los lugares estratégicos de los edificios se instala un circuito de alambres por el que circula, intermitentemente, una corriente eléctrica de 3.000 a 10.000 voltios, pero de muy poca intensidad; cuando la paloma está desprevenida, sobreviene la descarga eléctrica, que la ahuyenta rápidamente; dos o tres sacudidas de este tipo determinan que la paloma evite posarse en lo sucesivo. La instalación resulta totalmente inofensiva para el hombre, e incluso para la paloma, a la que no causa ninguna lesión; únicamente, el susto.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Estudiantil Edición de Lujo Ed. CODEX
Historias Asombrosas de la 2° Guerra Mundial Jesús Hernández

 

Clasificación de las Plantas Características y Nombres

LOS VEGETALES: Clasificación y Nombres

Es fácil distinguir las plantas superiores de los animales superiores; en cambio, los límites entre las especies más simples son, a veces, muy imprecisos. Existen seres, como las clamidomonas y el volvox, que los zoólogos consideran animales, pero que los botánicos clasifican entre los vegetales.

La clasificación actual de los seres vivos se apoya aún en la gran obra del sueco Linneo. Pero, en el fondo, su criterio para agrupar las especies era arbitrario, porque se limitaba a buscar algún carácter visible y cómodo, sin preocuparse si era o no fundamental.

En el siglo XVIII , un joven sueco, Carlos Linneo, ideó una sistemática basada en los órganos de reproducción, las flores, lo cual promovió un revuelo de indignación entre los puritanos de aquel país, pero la esencia de esta clasificación se impuso.

DARL VON LINNÉ (LINNEO) (1707-1778):

DARL VON LINNÉ (LINNEO) (1707-1778): Naturalista sueco conocido principalmente por sus trabajos de botánica. Es autor de una clasificación de las plantas en veinticuatro clases, según los carecieres obtenidos del número y la disposición de los estambres. Las subdivisiones de las clases las estableció con arreglo al número y disposición de los carpelos del pistilo. Su sistema de clasificación fue acogido con inusitado entusiasmo y unanimidad. Menos conocida es su clasificación del reino animal, notable para su época.

¿Cuántas especies vegetales existen? ¿Trescientas mil? Es posible que más y entre ellas se dan diferencias tan acusadas como las que puedan observarse entre un baobab y un champiñón.

En el siglo pasado las ciencias biológicas sufren un vuelco. Descartada la posibilidad de la generación espontánea, aparece Darwin, que, con su teoría de la selección de las especies, sugiere un parentesco real entre organismos, aunque esta descendencia hubiera existido sólo en la mente del creador.

La paleontología se apodera del timón de la clasificación zoológica y botánica para decirnos cómo aparecieron realmente las especies, cómo están vinculadas y cuáles especies nacieron de otras. Las formas de transición son siempre poco abundantes y efímeras, lo que dificulta el trabajo; pero se puede considerar que la clasificación botánica está prácticamente concluida (habrá, sin duda, retoques de detalles).

Para ordenar las ideas, definir y clasificar, es muy importante y para llegar a comprender el variadísimo mundo vegetal, pero antes definamos que es un vegetal.

QUÉ ES  UN VEGETAL
No existe un criterio único. De las 350.000 especies conocidas, más de 250.000 tienen un pigmento verde complejo (del grupo de la clorofila) que, en presencia de luz, les permite sintetizar la parte principal de su propio cuerpo. En la mayoría de los vegetales los tejidos embrionarios, es decir, los lugares donde las células se multiplican, son abundantes, persistentes y activos: en principio, el crecimiento del vegetal es ilimitado, mientras el animal se somete a un esquema mucho más rígido. Casi todos los vegetales tienen, también, una armazón de celulosa. Y, por último, es común que las plantas sean inmóviles y los animales esténdotados de locomoción.

Siguiendo con la clasificación hoy se admiten en Botánica, cinco grupos o tipos que son:

Esquizofitas. Seres microscópicos, dotados de una sola célula que se multiplican por escisión, como las bacterias.

Talofitas. Que carecen de raíces, tallo, hojas y frutos. Unas tienen clorofila, como las algas, y otras carecen de ella, como los hongos. La unión de un alga y un hongo da lugar a un liquen.

Briofitas. Con clorofila y por tanto, verdes. Unas laminillas juegan el papel de hojas, pero carecen de aparato reproductor floral propiamente dicho. Son los musgos.

Pteridofitas. Con hojas y raíces, pero sin flores ni semillas. Su aparato reproductor es distinto de la flor. Son los heléchos.

Fanerógamas. Plantas completas con flores, raíz, tallo, etc. Si poseen semillas desnudas sin cubierta, como el pino, se llaman Gimnospermas. Si tienen, como el melocotón, la semilla dentro de un ovario, se denominan Angiospermas. Estas semillas pueden poseer dos cotiledones (Dicotiledóneas), como las judías, o pueden tener uno solo (Monocotiledóneas) a modo del trigo.

Esta clasificación cuajada de nombres técnicos es imprescindible para comprender, siquiera ligeramente, el variado y complejo mundo vegetal.

Luego se advierte que las clasificaciones no son, en la realidad, tan rigurosas y que existen abundantes casos dudosos. Así lo demuestra el mismo hecho de que muchas bacterias clasificadas como plantas, sean seres capaces de movimiento propio, traslaticio o de que los hongos, siendo vegetales, carezcan de clorofila.

Cuando se aprende que el mundo y la ciencia no son cosas demasiado sencillas y simples, se ha avanzado un gran paso en el camino del saber.

AMPLIACIÓN SOBRE  LA CLASIFICACIÓN: (Ver un cuadro o gráfica)
TALOFITAS
Su cuerpo o “talo” es tan rudimentario que no puede dividírselo en raíz, tallo y hojas. Algunos biólogos consideran que las esqui-zofitas (bacterias y algas unicelulares) forman   un  subreino  separado.

Bacterias. — Unicelulares, incoloras o coloreadas. Menos de un centesimo de milímetro de diámetro. Suelen carecer de clorofila. Núcleo mal  definido.

Algas. — Muy numerosas, desde las microscópicas y unicelulares, hasta las gigantescas algas marinas. Generalmente acuáticas, carecen de órganos diferenciados y semillas. Poseen clorofila. Las mixofitas, gelatinosas, viven en el barro y los vegetales en descomposición.

Hongos.—Son parásitos o saprofitos (viven de restos de organismos) porque carecen de clorofila. Se reproducen generalmente por esporos. Los liqúenes, curiosa mezcla de hongo y alga, son terrestres, logran sobrevivir en lugares inhabitables para otros vegetales, como las rocas.

hongos y algas

BRIOFITAS
Sus principales divisiones anatómicas (raíz, tallo, hojas) existen, pero se distinguen difícilmente.

Musgos. — Forman el grupo más importante, con tallo bien definido y hojas pequeñas. Las raíces son delicados pelos o rizoides. Hay musgos verticales y plumosos, y los hay rastreros. Se reproducen por esporos  femeninos y  masculinos.

musgos clasificacion plantas

Hepáticas. — A veces se parecen a los musgos, pero sus hojas carecen de nervadura central. Su ciclo vital, también sexual, es similar al de los musgos. Son pequeñas y sus raíces se componen de pelos o rizoides.

plantas hepáticas

PTERSDOFITAS
Además de los órganos elementales (raíz, tallo, hojas) poseen un sistema circulatorio, o sistema vascular, para el transporte interior de líquidos y alimentos.

Licopodios. — Su sistema vascular es un cilindro en la parte central del tallo, con separaciones para el agua que asciende y los alimentos que descienden. Suelen reproducirse generalmente por esporos masculinos y femeninos.

Helechos. — Forman el grupo más importante. Sus grandes hojas, muy ramificadas, forman los esporos, también sexuales. El tallo suele ser pequeño. Hubo heléchos enormes  en  la era  primaria.

helechos clasificacion

Belchos.—Se distinguen por su tallo nudoso y sus hojas, que emergen de los nudos en forma de ramilletes. La parte del tallo que queda bajo tierra forma un rizoma con raíces.   Reproducción   por   esporos  sexuales.

blechos plantas

FANERÓGAMAS O  ESPERMOFITAS
Son las que habitualmente consideramos “verdaderas plantas”. Además de poseer raíz, tallo, hojas y sistema vascular, producen “semillas”.  Se dividen en “gimnospermas” y “angiospermas”.

GIMNOSPERMAS. — Su semilla está descubierta, desnuda, inserta en unas hojas modificadas que sustituyen al ovario (por ejemplo, el piñón). La plántula joven, o embrión, transcurre la primera etapa de su vida protegida y alimentada por la planta madre; luego queda en libertad.

planta ginosperma semilla desnuda

Son gimnospermas el pino, el alerce, el ciprés y la sequoia. El ginko, de hojas bifurcadas, es el último representante de un grupo otrora floreciente: se lo encuentra en el Japón. Las cicadáceas se asemejan a las palmeras, y en parte a los heléchos, debido a su penacho de hojas en el extremo superior de un tronco cilindrico.

Sus raíces son profundas. Las coniferas son gimnospermas leñosas. Sus hojas son pequeñas, a veces en forma de agujas. En su sistema vascular  suele   haber  tubos  con   resina.   La   misma planta es comúnmente masculina y femenina.

ANGIOSPERMAS. — Constituyen la abrumadora mayoría de las plantas terrestres. Además de los órganos y aparatos de las plantas ya descritas, poseen flores y frutos. Su semilla se oculta en un ovario. Su sistema vascular es muy superior al de las otras plantas. En el grupo de las monocotiledóneas, la semilla consta de una sola hoja modificada o ”cotiledón”, y la flor se divide, habitualmente, en tres o en múltiplos de tres. Son monocotiledóneas el lirio, el espárrago, el ananá, el plátano, el trigo, el arroz, la avena, etc.

planta angiosperma

En el grupo de las dicotiledóneas, la semilla consta de dos hojuelas modificadas o cotiledones, como se ve en los granos del café o del guisante. Las partes de la flor son cuatro o cinco, o sus múltiplos. Los vasos forman anillos en el tallo. Son dicotiledóneas la col, la rosa, el té, los cítricos, la vid, el castaño, e tomate  y  el  tabaco,   entre  muchas otras  que  responden  a  las característicos  señaladas.

Ver También: Reproducción de las Plantas

CRITERIO DE CLASIFICACIÓN DE LAS PLANTAS:
No hay acuerdo entre ios especialistas poi que la división es en parte artificial. El element natural y fundamental de la clasificación es la especie, que se define por la capacidad de los individuos para reproducirse dentro de ella. En esto se procede como en la clasificación de los animales: por ejemplo, dos gatos de variedades distintas pueden engendrar hijos fecundos, pero ello no es posible entre el tigre y el gato, porque pertenecen a diferentes especies.

Hay dos motivos principales para clasifica las plantas: el primero es reconocerlas fácilmente; el segundo, establecer su parenteso en la evolución. Para el primer objetivo s utilizan claves analíticas, como las características de los pétalos, de las hojas, etc. Este método se parece, en cierta manera, a la identificación policial de los individuos por sus impresiones digitales, y, en principio, ni dice mucho sobre sus semejanzas fisiológicas fundamentales.

Las especies se dividen luego en subespecies, variedades y subvariedades, razas, etc.,  hasta llegar al individúo. En sentido inverso las especies se agrupan en géneros, éstos en subfamilias (terminación oideas), familias (terminación áceas), subórdenes (íneas), órdenes (ales), y luego, en clases, subtipos, tipos, subreinos y reinos. Alguna de estas etapas puede faltar.

PARENTESCO ENTRE LAS ESPECIES
Cuando se estudian los vegetales fósiles se llenan y explican muchos huecos en la clasificación de los actuales. Se comprende, por ejemplo, por qué es difícil trazar una línea divisoria entre ciertos unicelulares animales o vegetales: en efecto, los animales se formaron cuando los seres unicelulares llegaron a tener un núcleo bien definido (euca-riotas); sus predecesores (protocariotas) no eran vegetales ni animales.

La paleontología nos revela, además, las formas de transición efímeras y desaparecidas: por ejemplo, de los peces a los batracios, de éstos a los reptiles, y de los reptiles a las aves o a los mamíferos.

Los factores que provocaron la evolución de los vegetales son los mismos que los que actúan en todos los seres vivos, o sea: las mutaciones, o cambios espontáneos del patrimonio hereditario, fuente de variabilidad de Jas especies; la recombinación genética, principalmente por la unión sexual, que permite lormar individuos con una amplia gama de características diferentes; la selección natural, que eliminó a los menos aptos, y, por último, la aislación, que en algunos casos Australia, islas Galápagos, etc.) permitió la supervivencia de especies aberrantes.

El animal necesita moverse: por eso su forma se ajusta a un patrón estricto y tiene ventaja en ser compacto. En cambio, el vegetal, que absorbe en vez de ingerir, gana al aumentar de volumen; y, como suele ser inmóvil, su crecimiento es más libre y su estructura menos integrada. Estas diferencias explican la mayor parte de las características especiales de la evolución.

NOMBRES COMUNES DE LAS PLANTAS
Desde tiempos inmemoriales las plantas recibieron un nombre común o vernáculo. Palabras como maíz, mandioca, papa, tomate, cacahuete, tabaco, sisal, petunia, yuca, aguacate, ananá, guayaba, quina, cacao, caucho, mate, etc., son de origen americano.

Aunque en las raíces sánscritas figuran muchísimas plantas actuales, una gran parte fue sustituida por términos latinos o germánicos; pero de raíces sánscritas subsisten voces como cáñamo, nabo, arroz (el alimento básico de la mitad de mundo), azúcar, yute, ramio, guisante, naranja, limón, copra, té, cándalo, etc.

De los antiguos iranios perviven vocablos como espinaca, ruibarbo, azafrán, nenúfar, pistacho, nuez moscada, etc. De los antiguos hebreos y fenicios provienen términos como cúrcuma, comino, margarita, mirra, nardo, canela, etc.

Los árabes nos legaron los nombres de algodón,   alcachofa,   sésamo,   áloe,   albarico-que, café, jazmín, lila, aceituna, etc. Los griegos nos transmitieron denominaciones como trébol, espárrago, achicoria, agave.
mijo, dátil, ciprés, rosa, mirto, acacia, azalea, glicina, plátano, etc.

De origen germanocéltico son frambuesa, grosella, pera, mora, “edelweiss”, etc. Los aportes del latín son incontables.

En épocas modernas se crearon nombres en base al apellido del descubridor de la especie, se introdujeron palabras africanas (banana), se importaron nombres de distintos países (por ejemplo, del italiano: salsifí, coliflor, belladona, campánula, lavanda, etc.) y también se crearon denominaciones que hacían referencia a episodios o personajes históricos o mitológicos, especialmente en lo que se refiere a flores.

NOMBRE CIENTÍFICO DE UN VEGETAL
El nombre científico de una planta tiene que ser universal: por eso se usa el latín. Por otra parte, desde Linneo (1753) toda especie se designa por dos vocablos, como si se tratara de su nombre y apellido.

Por ejemplo, hay tres especies de trébol, el de los prados, el alpestre y el encarnado, que se denominan Trifolium pratense, Trifolium alpestre y Trifolium incarnatum, respectivamente, es decir, anteponiendo el nombre del género, común a ambos, al de la especie particular. Teofrasto (372-287 a. C), discípulo de Aristóteles, es el padre de la clasificación botánica; su nomenclatura abarcaba unas 500 especies.

BASES DE  LA CLASIFICACIÓN CIENTÍFICA
Los estudiosos procuran agrupar las especies según las características fundamentales de su organización y funcionamiento. Por ejemplo, se llaman talofitas todas aquellas plantas en las que no se distinguen claramente el tallo, la raíz y las hojas en el cuerpo o talo-, todas las demás plantas se agrupan dentro de las cormofitas, en las que tal subdivisión es visible.

Dentro de las talofitas (algas, hongos, liqúenes), algunos biólogos consideran como un verdadero subreino separado a las esquizofitas, organismos unicelulares que incluyen las bacterias y las microscópicas algas azules, llamadas cianofíceas.

Otra característica de algunas plantas es poseer un sistema circulatorio para el transporte de los materiales nutritivos o sintetizados. Se comprende que este sistema vascular, que caracteriza a las traqueofitas, sea más necesario en las plantas terrestres (que absorben por las raíces y sintetizan mediante las hojas).

El otro paso importante es la presencia de semillas, que caracteriza a las espermofitas o fanerógamas, las cuales forman la mayoría de las plantas terrestres superiores. Dentro de las fanerógamas la semilla puede estar oculta; son las gimnospermas, plantas muy antiguas, sin flores.

Si el proceso de reproducción es visible (flores, polinización, fruto), la planta pertenece a las angiospermas, que se dividen a su vez en dicotiledóneas y monocotiledóneas, según la semilla se componga de dos mitades, como el guisante, o forme una sola masa que almacene el albumen, como el arroz.

ALIMENTOS  DE  LAS PLANTAS
Con el anhídrido carbónico y el agua la planta elabora la mayor parte de su cuerpo: celulosa, almidón, ceras, etc. Aunque el nitrógeno abunda en el aire, forma moléculas inertes, y la planta necesita absorberlo del suelo en forma de nitratos, en los que es incomparablemente más activo. Muchos otros elementos son indispensables para la vida del vegetal, aunque a veces sólo requieran cantidades ínfimas (por ejemplo, el boro en la síntesis de los azúcares). Los elementos abundantes se llaman macro-alimentos, y los otros, microalimentos. El contenido seco de una planta superior se compone (exceptuados el carbono, el hidrógeno y el oxígeno) de los siguientes elementos, en millonésimas (valores promedio):

Macroalimentos
Nitrógeno total  …………….   15.000
Potasio y sodio……………..    35.000
Nitrógeno en nitratos (inorgánico)    1.000
Calcio   ……………………     2.500
Magnesio………………….     1.500
Fósforo total……………….  1.100
Azufre total   ………………. 2.000
Fósforo inorgánico  ………   750
Azufre inorgánico  …………. 500

Microalimentos
Cloro  …………………….       100
Boro ……………………..         20
Cinc  ……………………..         20
Hierro   ……………………       10
Manganeso   ………………..  25
Cobre…………………….            5
Molibdeno   ………………..     0,3

UTILIDAD  DE LOS VEGETALES
La vida animal es imposible sin los vegetales, que brindan, en forma de energía química, la energía del sol que sólo ellos son capaces de asimilar. De ahí la gran preocupación de muchos especialistas ante la invasión de los insecticidas, que, al exterminar las especies que favorecen la fecundación de las plantas (abejas, por ejemplo), alteran el equilibrio biológico.

Aunque la síntesis química poco a poco libera a la industria de su rígida dependencia con respecto a ciertas materias primas, aún obtenemos de las plantas la madera, el corcho, muchos materiales textiles, elementos para fabricar cuerdas, aceites vegetales, gomas, resinas, caucho, especias, perfumes, drogas, productos farmacéuticos, bebidas, colorantes, productos curtientes, cera, sustancias para la fabricación del papel, etc.

Ver un cuadro de la clasificación

Fuente Consultada:
La Enciclopedia del Estudiante TomoEnciclopedia Temática Ilustrada CONSULTORA Tomo 2
Revista Científica: TECNIRAMA N°12 Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología

La Vida de los Microbios Reproducción, Tamaño y Lucha

LA VIDA DE LOS MICROORGANISMOS

Los seres vivos más difundidos por la faz del planeta son los microbios, pues incluso en la Antártida se han observado colonias de diferentes especies. La enojosa mosca de las casas de campo se encuentra lo mismo en China que en África. Su enorme capacidad de proliferación no parece influir demasiado en el equilibrio que existe en el mundo. Sin pensamos que un infusorio, reproduciéndose sin trabas, al cabo de unos días podría dar lugar al billón de individuos, es fácil suponer que si éstos no murieran en cantidades enormes, invadirían el mundo en menos de un año.

microbios

Imagen de un microorganismo

Sólo una matanza continua y masiva permite que el equilibrio de la naturaleza no se desplace nunca en un sentido fatal. Hay animales que se reproducen de un modo tan fantástico que podrían poner diariamente 100.000 huevos, como ciertas tenias, mientras otros, como los mamíferos superiores, necesitan el transcurso de casi un año para dar a luz un solo ejemplar. Pero también en éstos la mortalidad es menor, mientras en los primeros (recordemos los huevos de esturión que se convierten en caviar diariamente) es impresionante.

Todos los cuerpos están formados por agrupaciones de átomos. Una molécula de agua, la mínima cantidad de agua posible, es en realidad la unión de 1 átomo de oxígeno y 2 de hidrógeno. La penicilina es más compleja. Sus 41 átomos, combinados de una manera especial, son: 18 de hidrógeno, 4 de oxígeno, 2 de nitrógeno y 1 de azufre.

Cuando se llega a estudiar la composición de la materia viviente, se entra en un campo complejísimo. He aquí los átomos que forman una molécula de un compuesto llamado lactoglobulina:

Carbono………..    1.864
Hidrógeno………. 3.012
Oxígeno………..       576
Nitrógeno……..      468
Azufre…………           21
Total……..           5.941

Ahora bien, cualquier mezcla de estos 5.000 y pico de átomos no da lactoglobulina. Para que se dé esta molécula es preciso que los 5.000 y pico de átomos se combinen según una forma o un cañamazo único. Pues bien, la química del mundo vivo es aún más compleja.

Colocando en el portaobjetos de un microscopio una gota de agua tomada de una charca, es maravilloso ver la cantidad de seres vivos que se agitan en tan diminuto espacio. Seres vivos con su nutrición, su movimiento, su reproducción y una finalidad determinada.

El primero que tuvo la suerte de poder examinar los microbios en un aparato de su propia construcción fue el holandés Leenwenhock, quien al darse cuenta de su reducido tamaño les llamó «animálculos». La pequeñez de los microbios es proverbial, pero es difícil darse cuenta de su exacta dimensión.

Si se colocaran 110 millones de bacterias productoras del tifus una al lado de otra, no llegarían a cubrir el grueso de una cerilla, y el microbio que produce el cólera es 25.000 veces más pequeño que el agente del tifus.

Supongamos que un hombre normal empieza a crecer y rebasando a todos los edificios conocidos, llega a alcanzar unos 2.000 m de alto, como una montaña cuya cúspide estuviese cubierta de nieve. Sería un hombre gigantesco, inconcebible. Entonces una bacteria corriente tendría el tamaño de un punto tipográfico. Para que una bacteria llegara a ser visible, debería aumentar de tamaño tanto como una pequeña mosca a la que viéramos convertirse en un elefante.

Si se tiene en cuenta el peso normal de los microbios, las cifras impresionan de un modo sorprendente. Un miligramo es la milésima parte de un gramo; un peso tan pequeño que es difícil de concebir en la vida corriente.

Pues bien, 500 millones de bacterias serían necesarias para equilibrar en una balanza el peso de un miligramo.

De todos es conocido el terrible insecto llamado «termita» devorador de madera y destructor implacable de edificios. Sin embargo, la hormiga que se come la madera no puede digerirla. Para convertir la celulosa en sustancia asimilable, es preciso que un protozoo que vive en su estómago, y que en relación con el insecto es muy pequeño, digiera la pasta que la termita arranca de la madera. Es fácil imaginar el tamaño de dicho protozoo.

Hasta que el científico no ha dispuesto de un microscopio electrónico, cuyo aumento permite convertir un cabello en un mástil de 6 m de grosor, no ha sido posible ver el virus de la poliomielitis, por ejemplo.

Sin embargo, el mundo de los microbios es muy diverso porque existen entre ellos tantas diferencias de tamaño como pueden darse entre una ballena y una almeja. Una miera es una milésima de milímetro, una medida un millón de veces más pequeña que un metro.

Un micrococus mide exactamente una miera de diámetro, pero el virus productor de la polio es cien veces más pequeño aún. El sentido de «cien mil veces más pequeño que un milímetro» se pierde completamente. Sólo una comparación puede aclarar algo esta idea de tamaño infinitamente pequeño al decir, por ejemplo, que si este virus aumentara hasta convertirse en la cabeza de un alfiler, la cabeza del alfiler, proporcionalmente, sería una pieza de 100 m de anchura.

MULTIPLICACIÓN: Si el tamaño sorprende, mucho más asombra la facilidad que tienen estos seres tan diminutos para reproducirse. Un hombre, para dar paso a la generación siguiente, necesita 25 años, y desde Cristo hasta hoy podemos calcular que en el mundo han existido unas 80 generaciones.

En condiciones apropiadas hay bacterias que se multiplican cada 15 minutos. En una jornada nacen, pues, 96 generaciones. Así una primera bacteria produce:
A los 15 minutos…..      2 trillones
A los 30 minutos…..      4     »
A los 45 minutos…..      8      »
A las 16 horas……         18     »

Para contar los microbios producidos a las 24 horas sería precisa una cifra equivalente al número de segundos que hay en un millón de años.

Hemos hablado del peso de las bacterias. Pues bien, aquella bacteria primitiva habría lanzado al mundo en 3 días tantos microbios que, colocados en una hipotética balanza, equilibrarían el peso de 5 locomotoras. ¿Cómo sería posible tal cosa si los microbios no estudiesen dotados de un apetito y de una voracidad increíbles? Algunos de ellos, sumergidos en un caldo nutritivo, devoran el doble de su peso en azúcar, en una hora.

Gracias a esta vitalidad extraordinaria se reproducen de un modo vertiginoso. Es indudable que las bacterias, los fermentos, los protozoos, etc., llenarían el mundo si no murieran con la misma o mayor rapidez con que se multiplican. La lucha por la vida en este sentido es implacable.

Numerosos venenos y microbicidas inventados por el hombre se encargan de matar miles de millones de microbios para contrarrestar una reproducción escandalosa. Los pequeñísimos seres vivos se defienden, sin embargo. Algunos de ellos se enquistan formando esporas que pueden ser tan resistentes que son capaces de sobrevivir hasta 6o horas de cocción, pasadas las cuales aún hay vida en el diminuto envoltorio. Otras han permanecido enterradas durante 14 siglos, al cabo de los cuales surgen otra vez a la vida.

Esta resistencia a morir obligó a buscar otros medios para destruir algunos microbios nocivos y nacieron los antibióticos los cuales no matan, pero impiden la proliferación. El peligro para un enfermo, no es la invasión microbiana en sí. Más terrible es el incremento, la multiplicación de atacantes, que los leucocitos y los anticuerpos no pueden eliminar. La penicilina, en el caso de muchos cocus, obra en este sentido: impide la multiplicación de los microbios y, por tanto, los atacantes son fácilmente aniquilados por las defensas del organismo.

Se ha dicho que si un día nuestra civilización y la vida humana perecieran en un gigantesco conflicto atómico, la Tierra seria un planeta habitado exclusivamente por microbios, únicos seres capaces de sobrevivir a tan grandes calamidades. Incluso en la Antártida se han encontrado microorganismos, pues los microbios se hallan en todas partes.

Bacilos de la tuberculosis atacan a los esquimales de Groenlandia, gérmenes productores de la malaria infectan los países tropicales y en nuestras ciudades, se encuentran en grandes cantidades y variedad, desde los productores de enfermedades infecciosas hasta los que ocasionan la fermentación de la cerveza, la leche, el vinagre, etc.

tipos de microbios

Las rocas que la erosión desgasta y el hielo resquebraja habían sido primitivamente atacadas por invisibles microbios los cuales segregaron los ácidos que iniciaron la primera erosión. Esas lucecitas que se divisan en el agua del mar, durante las noches sin luna, son producidas por animales fluorescentes, por microbios que transforman en energía luminosa sus procesos vitales.

Las bacterias que descomponen los cuerpos muertos e inician la putrefacción de todas las sustancias orgánicas son microbios y, lo mismo en este caso que en las fermentaciones lácticas o vínicas, siempre y en todas partes surge el microbio, el ser vivo infinitamente pequeño, autor de una obra maravillosa.

Es preciso desechar la idea de que los microbios son siempre nocivos. En algunos casos, es cierto que producen terribles enfermedades. Casi todas las infecciones son debidas a microbios, es decir, bacterias o protozoos que penetran en el organismo y si pueden vencer el contraataque del cuerpo que se defiende, llevan a la muerte con facilidad. Los científicos, ayudados por las técnicas del laboratorio y, en especial, por el microscopio, han emprendido, desde hace años, la lucha contra estos enemigos invisibles e implacables.

Los peores y más difíciles de dominar han sido los virus llamados, hasta hace algunos años, «filtrantes», porque ningún microscopio podía localizarlos. La aparición del microscopio electrónico ha permitido fotografiar incluso al productor de la poliomielitis, cuyo diámetro de una centésima de miera (cien mil alineados ocuparían un milímetro), le hacía inaccesible a los microscopios ópticos.

Pero no todos los microbios son nocivos y no es desacertado afirmar que los benignos son más y tienen mayor utilidad y poder de la que ofrecen los malignos. En efecto, todas las fermentaciones gracias a las cuales obtenemos las levaduras, el alcohol, la cerveza, el queso, etc., son debidas a los microbios denominados fermentos, los cuales transforman el medio ambiente en que viven en otro, como producto de su actividad.

Muchas bacterias contribuyen a la putrefacción. La leche, los alimentos, la carne se vuelven agrios y se estropean debido a la acción de las citadas bacterias.

Cabe pensar qué ocurriría en el mundo animal, donde la muerte es la ley de cada día, si no existieran estas bacterias que por bosques, desiertos y sabanas, devuelven a la madre tierra las sustancias que un día fueron seres vivos. Estos desechos suelen ser tan pestilentes que sirven de aviso al hombre. Un pescado que huele mal, gracias a las bacterias de la putrefacción que se han desarrollado en él, sirve de aviso para el ama de casa que se disponía a adquirirlo.

Sin los microbios no sufriríamos la difteria ni la escarlatina ni forúnculos, ciertamente. Pero sin ellos tampoco tendríamos queso, mantequilla, pan ni pasteles. Incluso desconoceríamos el cacao y el café cuya elaboración requiere la presencia de microbios que transforman estos frutos insípidos en algo delicioso.

El hombre, finalmente, parece en camino de dominar este mundo vastísimo cuyo estudio, la Microbiología, es hoy una ciencia de gran porvenir. Dominar para provecho de la Humanidad, pues este avance ha permitido que, a mediados del siglo XX, la vida media de un obrero americano alcanzara los 70 años de edad, cuando 500 años antes el hombre se consideraba ya viejo a los 40, porque no sabía defenderse de sus más ínfimos enemigos.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Temática Ilustrada CONSULTORA  Tomo 2

Terrorismo mundial drogas esclavitud Enfermedades Suicidios

BULLET Temas Polémicos Por que nos enamoramos?
Que vemos en el sexo opuesto?
BULLET Temas Polémicos Contaminación Ambiental en el Mundo
Las 10 ciudades mas contaminadas del mundo
BULLET Temas Polémicos La Minería a Cielo Abierto
Uso de Cianuro Para La Explotación del Oro en Argentina
BULLET Temas Polémicos Que causa la agresividad?
Porque nos descontrolamos con violencia?
BULLET Temas Polémicos Quien nos forma?
La Naturaleza o El Entorno?
BULLET Temas Polémicos René Favaloro, Un ídolo abandonado
Un país en deuda moral
BULLET Temas Polémicos Las Drogas
Clasificación, Tipos, Consecuencias
BULLET Temas Polémicos El SIDA
La Enfermedad del siglo XX
BULLET Temas Polémicos Bulimia y Anorexia
Porque la padecemos
BULLET Temas Polémicos El Cáncer
Porque cuesta tanto abatirlo?
BULLET Temas Polémicos El Mayo Francés de 1968
Un Golpe Bajo Para El Mundo
BULLET Temas Polémicos Efectos de una Explosión Nuclear
Cual es su poder destructivo
BULLET Temas Polémicos El Milagro Asiático
El crecimiento económico de oriente
BULLET Temas Polémicos La Mujer Vs. El Hombre
Comparación a diversos niveles de actividades
BULLET Temas Polémicos Los Valores Humanos
Honestidad-Puntualidad-Responsabilidad
BULLET Temas Polémicos Los Derechos Humanos
Cuales son?
BULLET Temas Polémicos La Deuda Externa Argentina
Porque nos endeudamos?
BULLET Temas Polémicos Capitalismo y Liberalismo
Dos conceptos para analizar
BULLET Temas Polémicos Síntesis Historia Económica de América Latina
Historia del desarrollo económico
BULLET Temas Polémicos La Evolución de los Medios de Comunicación
La Radio, La TV y el Cine
BULLET Temas Polémicos El Che Guevara
El Comandante que quiso llevar la revolución a toda América Latina
BULLET Temas Polémicos

Los Cinco Sucesos Más Importantes del Siglo XX
Cuales fueron para vos?

BULLET Temas Polémicos 8 de Marzo – Día Internacional de la Mujer
Porque el 8 de marzo?
BULLET Temas Polémicos Las Revoluciones en la Historia
Resumen de las mas importantes revoluciones
BULLET Temas Polémicos Tres Movimientos Culturales en la Historia
Humanismo-Renacimiento-Ilustración
BULLET Temas Polémicos La Cultura Humana
Un Paseo por las diversas manifestaciones humanas en la historia
BULLET Temas Polémicos El Terrorismo en el Mundo-ETA-IRA-Hamas y otros
Porque nacieron estos grupos extremistas?
BULLET Temas Polémicos Remoción de Minas Terrestres en el Mundo
Hasta Cuando Seguirán Enterradas?
BULLET Temas Polémicos Consideraciones Para Combatir el Terrorismo
Opinión
BULLET Temas Polémicos Bibliocausto: Los Libros Prohibidos en la Historia
Un Crimen Cultural
BULLET Temas Polémicos Las Cinco Frases Que Hacen Crecer La Nariz de Pinocho
Eduardo Galeano – Uselo y Tírelo
BULLET Temas Polémicos
BULLET Temas Polémicos Consejos de Bill Gates Para Los Padres
Algunas Reflexiones de Vida
BULLET Temas Polémicos Cuando Fracasa La Política
La Caída del Imperio Americano
BULLET Temas Polémicos La Invasión Que Se Viene A Corto Plazo
EE.UU.-Irán
BULLET Temas Polémicos Armas Químicas y Biológicas en el Terrorismo
Una Nueva Modalidad de Ataque?
BULLET Temas Polémicos El Nuevo Eje del Mal Está en Sudamérica
Según Bush, es Cuba-Venezuela-Irán
BULLET Temas Polémicos Sobre La Crueldad del Príncipe
Así pensaba Maquiavelo…
BULLET Temas Polémicos La Deforestación
Cuidemos el planeta!
BULLET Temas Polémicos El Dopaje o Doping Deportivo
Una Competencia Desleal
BULLET Temas Polémicos La Masacre de Srebrenica
A 10 años de este triste acontecimiento en Bosnia
BULLET Temas Polémicos El Feminismo
Una Lucha Interminable Por Los Derechos de las Mujeres
BULLET Temas Polémicos El Estrés
Cada Día Más Gente Los Padece
BULLET Temas Polémicos La Ética
Las Reglas Morales de la Convivencia Humana
BULLET Temas Polémicos Teoría de la Evolución
La Teoría del Origen del Hombre
BULLET Temas Polémicos La Esclavitud
La Triste Explotación del Hombre Por El Hombre
BULLET Temas Polémicos La Eutanasia
Sólo Dios Puede Quitar La Vida?
BULLET Temas Polémicos La “Solución Verde” y el cambio climático
Plantar Arboles Puede Ser Bueno, Pero no Tanto….
BULLET Temas Polémicos El Concepto Moderno de Imperialismo
La Expansión Capitalista
BULLET Temas Polémicos Pedofilia en la Iglesia
Nuevos Escándalos de Abuso Sexual en la Iglesia Católica
BULLET Temas Polémicos El “Mal de la Vaca Loca” y La Gripe Aviar
Que es, como se propaga y su erradicación
BULLET Temas Polémicos El Infierno
El lugar de perdición de los pecadores?
BULLET Temas Polémicos La Terapia Genética
La Manipulación de Genes Con Fines Curativos
BULLET Temas Polémicos El Periodismo
Su rol en la sociedad, historia y evolución
BULLET Temas Polémicos Paro o Desempleo
Por que no hay oferta de trabajo?
BULLET Temas Polémicos Alimentos Transgénicos
A que se debe esta denominación
BULLET Temas Polémicos El Pacifismo
Los Movimientos Pacifistas en el Mundo
BULLET Temas Polémicos La Pobreza en América Latina
Visión de Andrés Oppenheimer sobre este tema
BULLET Temas Polémicos El Racismo
Un Complejo Fenómeno Cultural que Perdura
BULLET Temas Polémicos La Psicología
Entre la ciencia y la filosofía
BULLET Temas Polémicos“” La Evolución Económica de China
La Próxima Potencia Mundial
BULLET Temas Polémicos Los Instrumentos y Métodos de Torturas
Descripción de los diversos métodos utilizados en la antigüedad
BULLET Temas Polémicos La Resiliencia
Por que se la llama el Arte de Revivir?
BULLET Temas Polémicos El Nacionalismo y Terrorismo
Dos Poderosa Fuerzas Que Cambiaron La Historia
BULLET Temas Polémicos Organismos Genéticamente Transformados
Diez Razones Para No Utilizarlos
BULLET Temas Polémicos Generocidio en el Mundo
Existen entre 113 y 200 Millones de Mujeres Desaparecidas
BULLET Temas Polémicos El origen de la Vida
El Experimento de Miller
BULLET Temas Polémicos Los Hijos Del Odio
Miles de Mujeres Violadas en la Guerra de Milosevic
BULLET Temas Polémicos El Holocausto Judío
Relato Real de Una Sobreviviente: Olga Lengyel
BULLET Temas Polémicos La Vejez
A que nos enfrentamos cuando envejecemos?
BULLET Temas Polémicos La Autoestima
Hasta que punto es la responsable de nuestra felicidad?
BULLET Temas Polémicos Las Multinacionales
Su Origen, Evolución y Poder en el Mundo
BULLET Temas Polémicos Países Desarrollados y Subdesarrollados
Causas de la pobreza y marginalidad mundial
BULLET Temas Polémicos La Misteriosa Muerte de Juan Pablo I
Los Negocios “Oscuros” del Banco del Vaticano
BULLET Temas Polémicos La Iglesia Ortoxoda Rusa y la Apostólica Romana Occidental
Origen y diferencia entre ambas religiones
BULLET Temas Polémicos El Eterno Conflicto Árabe-Israelí
Historia de Israel-Líbano y la OLP
BULLET Temas Polémicos El Poder De Hezbollah en el Líbano, hasta cuando?
Opinión Para Detener la Guerra
BULLET Temas Polémicos Las Religiones en la Actualidad
Cuando los conflictos políticos son disimulados con ideas religiosas
BULLET Temas Polémicos Religión y Secta
Sus diferencias….
BULLET Temas Polémicos Reglas y Sanciones en la Familia
El Castigo No Pasa de Moda
BULLET Temas Polémicos Religiones del Mundo
Descripción de los diversos cultos practicados en el Mundo
BULLET Temas Polémicos Nuevos Medicamentos y los Países Pobres
Experimentan Nuevas Drogas con Millones de Humanos
(India)
BULLET Temas Polémicos Agua Dulce: El Oro Azul
Muertes y enfermedades por la escasez y contaminación del agua
BULLET Temas Polémicos El Hambre y la Pobreza en el Mundo
850 Millones de personas sufren hambre
BULLET Temas Polémicos El Agua: Fuente de Conflicto
La Lucha Por El Control de Este Valioso Recursos Natural
BULLET Temas Polémicos Los Judíos y el Antisemitismo
Las Persecuciones Judías en la Historia
BULLET Temas Polémicos Informe Oficial de la ONU Sobre el Calentamiento Global
El Infierno Tan Temido
BULLET Temas Polémicos El Lavado de Dinero en el Mundo
Lavado de Dinero, Mafias y Paraísos Fiscales
BULLET Temas Polémicos El Poder Político y El Control del Petróleo
El Control Mundial de Esta Fuente de Energía
BULLET Temas Polémicos La Masonería: Principios Masónicos
Los Illuminati: Asociaciones
Secretas Que Buscan Un Orden Mundial
BULLET Temas Polémicos La Lucha Mundial Por El Gas Natural
Un Recurso Energético Abundante y Económico
BULLET Temas Polémicos Base Militar de EE.UU. de Guantánamo en Cuba
El Horror de la Cárcel Mas Dura
del Siglo “”
BULLET Temas Polémicos Grandes Ideologías de la Historia
Liberalismo-Marxismo-Fascismo-Nazismo
BULLET Temas Polémicos Historia del Uso de las Armas Químicas y Biológicas
Historia, Ciencia, Negocios e Intereses
de la Guerra Química“”
BULLET Temas Polémicos El Sacramento de la Caridad
Cambios en la Liturgia – Nuevo Protagonismo de la Iglesia
BULLET Temas Polémicos El Envejecimiento Global
Para el 2050 seremos 9000 millones, pero con pocos jóvenes
BULLET Temas Polémicos Las Ordenes Jesuíticas en América
Historia de los Jesuitas en América del Sur
BULLET Temas Polémicos El Biocombustible
Riesgos y Ventajas de Este Nuevo Combustible
BULLET Temas Polémicos
BULLET Temas Polémicos Las Pandillas Maras en Centroamérica
Ponen en peligro las democracias futuras
BULLET Temas Polémicos Errores En Las Entrevistas Laborales
Si deseas ser aceptado trata de seguir las siguientes reglas
BULLET Temas Polémicos El Aborto Inducido
La Interrupción Provocada de un Embarazo
– Video
BULLET Temas Polémicos
BULLET Temas Polémicos Miserias Humanas del Siglo XX
La Desidia y Ambición del Hombre y Sus Consecuencias
BULLET Temas Polémicos El hombre y la Vida en Sociedad
Derechos, obligaciones y libertades del hombre frente a la sociedad
BULLET Temas Polémicos Ladrones de Identidades
Consejos Para Evitar Ser La Próxima Víctima
BULLET Temas Polémicos Mitos y Falsas Creencias Sobre El Tabaco
Creencias Populares Sobre El Hábito de Fumar
BULLET Temas Polémicos Sociedades Misteriosas de la Iglesia
Los Templarios-Compañía de Jesús-Opus Dei
BULLET Temas Polémicos La Selección Natural Mediante Un Arma Biológica
Cuando la Naturaleza se Rebela
BULLET Temas Polémicos Nuevos Modelos Culturales del Siglo XX
Hackers-Ravers-Hiipies-Punks y Otros
BULLET Temas Polémicos El Atentado a las Torres Gemelas
S11: El Día Que Cambió El Mundo
BULLET Temas Polémicos La Doce Plagas Por El Cambio Climático
Consecuencias del Calentamiento Global
BULLET Temas Polémicos La Pena de Muerte
Historia de la Pena Capital y los Métodos de Ejecución
BULLET Temas Polémicos Los Diez Libros Más Influyentes de la Historia
Obras de Grandes Pensadores
BULLET Temas Polémicos La Vida en China y Rusia Hoy
Como viven hoy los dos gigantes socialistas del siglo XX
BULLET Temas Polémicos Los Ensayos Nucleares
Las experiencia atómicas de EE.UU. y Rusia durante la Guerra Fría
BULLET Temas Polémicos La Opinión Pública: Publicidad y Propaganda
Formación de la Opinión Pública
BULLET Temas Polémicos Las Mentiras de los Gobiernos
El arte de engañar al pueblo para gobernar
BULLET Temas Polémicos Violación de los Derechos Humanos
BULLET Temas Polémicos La Creación del Estado de Israel
Historia del Pueblo Judío
BULLET Temas Polémicos Crear Órganos
Mediante Tecnología de Impresoras 3D
BULLET Temas Polémicos La Vaca “Rosita”
Primera Vaca Clonada Que Dá Leche Maternizada

Frases o Expresiones Famosas de Personajes Argentinos Famosos

Haaaaaaaaaaaaaay
que caminar chicas, hay que caminaaaaaaaaaaaaaaaaaaaar!!!

Lita de  Lazzari

Puede fallar…puede fallar.”

Tu Sam

“Síganme, no los voy a defraudar.”
“Estamos mal pero vamos bien.”
“Perdón me equivoque de discurso.”

Carlos Menem

Después de que vi a Dios, no tome mas vino. Yo creia
que era verso:no es verso. Está chabon.”

Pappo

Me gusta tanto la noche que al dia le pondría un
toldo.”
“Pusimos un micro en el arco y entro por la ventanilla”

Bambino Veira

Con las manos limpias.”

Corzo Gomez

De Acaaaaa!

Alberto Olmedo

Por lo menos asi lo veo yo!”

Guillermo Nimo

En la altura la pelota no dobla.”

Daniel Passarella

Se equivocó señorita. No tiene bebida alcohólica. Tiene Gatorade.” Pisalo, pisalo, que carajo me importa el adversario, los nuestros son lo de colorado.”

Carlos Bilardo

Se ha formado una pareja!”

Roberto Galan

Me estoy probando los pantaloncitos para bañarme en
el Pacifico

Gral. Luciano Benjamín Menéndez

Que pretende Ud. De mi?

Isabel Sarli

Esta crazy, Macaya?”

Marcelo Araujo

En este país tenemos que dejar de robar por dos años

Luis Barrionuevo

“Che!, Pedro, mira quien vino!

“No va andar”

El Contra, Juan Carlos Calabro

Vermouth con papas fritas y… good show

Tato Bores

Si te gusta el durazno, bancate la pelusa

Florencia de la V

Vos fuma!…

Carlin Calvo

Para eso tengo la Banelco!

Flamarique a Hugo Moyano

Billetera Mata Galàn

Jacobo Winogrand

La Argentina es un país condenado al éxito
“El que deposito dólares recibirá dolares”

Eduardo Duhalde

Soy lo mejor que le puede pasar al país y a la política

“Que lindo que es dar buenas noticias”

Fernando de la Rua

Conmigo o sinmigo

Herminio Iglesias

Yo no me gane la lotería: si hice plata la hice
laburando. Me entendes?, Me llaman el Pibe Cantina Cual es el problema?…El Pibe Cantina es el masdesacatado que curte todas….

Pablo Lescano, de Damas Gratis

Cuando le clave la mirada estaba pensando: Esta noche te voy a matar”

Carlos Monzón, antes de pelear contra Benvenutti

Yo me borro!

Casildo Herrera, frente al golpe del 76

Que gusto tiene la sal?…

Carlos Bala

No me peguen soy Giordano

Roberto Giordano

El otro día jugué un rato al fútbol y me di cuenta que tengo menos  piernas que una foto carnet
“Yo vivo la realidad de mi país, aunque otros digan
que porque me si un saque, no puedo hacerlo… ojo, yo me di un saque pero no
me morí, eh?…”

Diego Maradona en 1999

Muchacha… , hacete el papanicolao

Tita Merello

La experiencia es un peine que te regalan cuando te
quedas pelado
“Todos son muy amigos pero cuando subís al ring hasta
el banquito te sacan”

Oscar Ringo Bonavena

Estoy comprometido con mi tierra, casado con los
problemas y divorciado de sus riquezas

Inodoro Pereyra (Fontanarrosa)

“Que país generoso”

Jorge Rial

“Hacia 1997 la deuda externa comenzará a reducirse , y hacia fin de siglo será insignificante”

Domingo Cavallo (1999)

“La Casa Está en Orden”

Ricardo Alfonsin (1985)

“Si querès llorar,…llorà”

Moria Casan

 

Biografia de Juan Manuel Fangio Campeon Formula 1

Juan Manuel Fangio (1911-1995)

Nacido el día 24 de junio de 1911 en Buenos Aires, Argentina. Fue un gran piloto de F1 logrando ganar cinco campeonatos mundiales. Pese a la oposición de sus padres, puso de manifiesto una gran pasión y enorme entrega por el mundo del automovilismo, en 1939, los vecinos de su localidad hicieron una colecta y consiguieron dinero suficiente para comprarle un Chevrolet, con el cual compitió en una carrera nacional.

Juan Manuel Fangio

Ganó una etapa y luego se impuso en los 1.000 kilómetros de la Republica Argentina. Se corono campeón argentino dos años consecutivos. A la edad de 38 años compró su primer Maserati.

En el año 1950 entró en la escudería Alfa Romeo; y en el primer mundial disputado quedó en el primer puesto en tres grandes premios y acabó segundo en la competición. Un año después se proclamó por vez primera campeón del Mundo. En los dos años posteriores corrió con Ferrari, BRM, y Maserati.

La desgracia le jugo una mala pasada y en el año 1953 sufrió un grave accidente en Monza, lo que lo obligo a abandonar toda la temporada. De regreso a la actividad en el año 1954, corriendo para Maserati y Mercedes, Juan Manuel Fangio logró su segundo campeonato del mundo. El tercero llegó a con Mercedes, y el cuarto, con Ferrari. En 1957, regreso a la escudería Maserati, y con esta consiguió su quinto y último título, forjando todo un record y convirtiendose en leyenda del automovilismo internacional.

Luego abandono la actividad a la edad de 47 años. En el año 1995 dejo de vivir pero continua vigente su enorme trayectoria como deportista y calidad de persona.

maserati de Fangio

Entre 1951 y 1957, obtuvo cinco títulos mundiales de Fórmula 1, conduciendo con Mercedes Benz, Maserati, Alfa Romeo y Ferrari. Retirado en 1958, luego de su secuestro, mantuvo durante un extenso período el récord de más títulos en Fórmula 1, hasta que fue desplazado por Michael Schumacher en 2003.

Los números lo dicen todo: 7 temporadas, 2 subcampeonatos y 5 títulos, un récord que permaneció durante 46 años hasta la aparición del alemán Michael Schumacher. Disputó 51 carreras, de las cuales largó 48 desde la primera fila (29 pole positions). Se subió 35 veces al podio, de las cuales 24 fueron en el escalón más alto. Todo esto con cuatro escuderías diferentes y ante rivales mucho más jóvenes –se retiró a los 46 años– y teóricamente mejor preparados que él.

Cronología de Juan Manuel Fangio
24 de Junio de 1911: En la casa de la calle 13, en Balcarce, nace Juan Manuel Fangio. Sus padres son Loreto Fangio y Herminia D´Eramo.

1923: Deja la escuela para trabajar como mecánico en el taller de la Agencia Studebaker de Balcarce, de Manuel Viggiano.

1929: Disputa su primera carrera, como acompañante de Manuel Ayerza, sobre un Chevrolet ´28 cuatro cilindros. La competencia se disputa entre Coronel Vidal y Maipú.

24 de Octubre de 1936: Debuta como piloto en una carrera no oficial, en Benito Juárez, a bordo de un Ford A ´29 modificado. Abandona

27 de Marzo de 1939: Su primera carrera oficial. En Necochea con un Ford ´34, finaliza quinto.

18 de Octubre de 1938: Debuta en Turismo de Carretera, en el Gran Premio Argentino. Manejando un Ford cupé ´37, con Luis Finochietti. Arriba séptimo

12 de Octubre de 1940: Gana el Gran Premio Internacional del Norte, una carrera entre Buenos Aires y Lima, de 4.765 Km. de recorrido, con un Chevrolet. Es su primer triunfo en el automovilismo.

14 de Diciembre de 1940: Al calsificarse octavo en las Mil Millas Argentinas, obtiene el primer título de Campeón Argentino de Carreteras.

2 de Abril de 1942: Gana la carrera Mar y Sierras de Turismo de Carretera: será su última intervención hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

15 de Febrero de 1947: Vuelve a la actividad, con un tercer lugar en una prueba de Mecánica Nacional (monoplazas) en el circuito de Retiro, en Buenos Aires.

17 de Enero de 1948: Debuta en Máquinas Especiales (antecedente de la Fórmula 1) con un Maserati 1500 en Palermo. Abandona.

16 de Abril de 1950: Debuta en el equipo Alfa Romeo de F1 con una victoria en el circuito de Ospedaletti, en San Remo.

13 de Mayo de 1950: Debuta en el Primer Campeonato Mundial de Fórmula 1, integrando la escuadra Alfa Romeo, pero abandona por problemas de motor. La carrera se lleva a cabo en el circuito de Silverstone, Inglaterra.

21 de Mayo de 1950: Logra su primer triunfo en el Campeonato Mundial. Es el Grand Prix de Mónaco, en Montecarlo, con un Alfa Romeo 158, luego de esquivar una múltiple colisión en la primera vuelta que dejó afuera a nueve autos.

3 de Septiembre de 1950: Al abandonar el Gran Prix de Italia, pierde el título mundial a manos de su coequiper Ninno Farina

28 de Octubre de 1951: Se consagra por primera vez Campeón Mundial de Conductores al ganar el Gran Prix de España, en Pedralbes, con un Alfa Romeo 159. Es también, la última carrera de la escudería.

1 de Junio de 1952: Debuta con la ensordecedora BRM inglesa de 4500 cm3 en el Gran Premio de Albi, en Francia, pero abandona.

8 de Junio de 1952: Se despista en la primera vuelta del Gran Premio de Monza, cuando corría con una Maserati A6GCM de Fórmula 2. Había corrido el día anterior en Irlanda. “A las dos de la tarde llegué, a las dos y media largué y a las tres estaba en el hospital”, recordó después. En el accidente sufre lesiones en las vértebras cervicales, que lo mantienen fuera de la actividad durante siete meses.

18 de Enero de 1953: Reaparece disputando el 1º Gran Premio de la República Argentina de Fórmula 1, pero abandona.

13 de Septiembre de 1953: Vuelve al triunfo en Fórmula 1, venciendo en el Grand Prix de Italia, obteniendo así el subcampeonato mundial.

19 de Noviembre de 1953: Sobre un Lancia D24 gana la Carrera Panamericana, 3.070 Km. de rutas desde la frontera norte a la sur de México

17 de Enero de 1954: Bajo una lluvia torrencial, gana por primera vez el Grand Prix de la Argentina de F1, con una Maserati 250F.

4 de Julio de 1954: Debuta en el equipo Mercedes Benz, en Francia. Marca la pole-position y consigue la victoria.

24 de Octubre de 1954: Con un tercer puesto en Pedralbes, consigue su segundo título del mundo. Ha ganado en seis de las ocho carreras.

16 de Enero de 1955: Con temperaturas que alcanzan los 50 grados, vence otra vez en el Grand Prix de Argentina: Es el único piloto que no es reemplazado durante las tres horas de carrera.

11 de Junio de 1955: Cuando lidera las 24 horas de Le Mans, sobre un Mercedes 300 SLR, se produce el tremendo accidente que le cuesta la vida a 83 personas.

11 de Septiembre de 1955: Con un triunfo en Italia, obtiene su tercer corona en la F1. Se despide del equipo Mercedes, que abandona las carreras, cerrando un ciclo brillante: nueve triunfos en doce carreras, de las cuales ocho pertenecen a Fangio.

22 de Enero de 1956: Debuta en el equipo Ferrari y obtiene el Gran Premio de la Republica Argentina.

28 de Abril de 1956: Con una Ferrari Sport, pena para clasificarse cuarto en las Mille Miglias italianas. “Fue la peor carrera de mi vida” dirá más tarde.

2 de septiembre de 1956: Su coequiper, Peter Collins, le cede su auto durante el Gran Premio de Italia para obtener su cuarto título mundial.

13 de Enero de 1957: De vuelta con Maserati, obtiene el Gran Premio de la Argentina.

23 de Marzo de 1957: Logra la victoria en las 12 horas de Sebring. Treinta y Cinco años después, su sobrino Juan obtiene esta carrera.

4 de Agosto de 1957: Vence en estupenda forma en el Grand Prix de Alemania, en Nurburgring, y logra su quinto título mundial. Es su mejor triunfo: luego de haber acumulado una diferencia de 28 segundos sobre las Ferraris de Hawthorn y Collins, se detiene en boxes para cambiar sus cuatro cubiertas, y no solo pierde la ventaja, sino otros 48 segundos. Faltando diez de las 22 vueltas previstas, inicia una impresionante recuperación, batiendo nueve veces el record de la pista. En la penúltima vuelta supera sucesivamente a Collins, en la recta detrás de los boxes, y a Hawthorn, en la zona de curvas de Fuchsrorhe, para vencer con 3.6 segundos de ventaja. Es su último triunfo en la F1.

2 de febrero de 1958: La victoria en el Gran Premio de la Republica Argentina sin puntos para el Mundial, es la última de su gloriosa campaña. Sólo volvería a correr dos pruebas más.

26 de febrero de 1958: Es secuestrado en Cuba. Liberado al día siguiente, no participa en la carrera de La Habana.

6 de Julio de 1958: Finaliza en el cuarto lugar del Gran Premio de Francia, después de haber largado, por primera vez, desde la tercera fila. Durante la competencia decide dejar de competir.

13 de Agosto de 1969: Es la cabeza visible de la Misión Argentina, un operativo con tres Torinos 380W y nueve pilotos, compitió en las 84 horas de Nürburgring, logrando un cuarto puesto.

15 de Febrero de 1972: Se inaugura el autódromo “Juan Manuel Fangio” de Balcarce, en su honor, en una carrera de Sport-Prototipo internacional.

25 de Mayo de 1973: Junto a otros grandes del automovilismo nacional, entre los que se destaca Oscar Alfredo Gálvez, disputa una prueba-exhibición en el Autódromo de Buenos Aires, la “Carrera del Recuerdo”.

1974: Es nombrado presidente honorario de Mercedes-Benz Argentina, cargo que desempeña hasta su muerte.

4 de Diciembre de 1981: Sufre un grave ataque cardíaco, en Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

8 de Diciembre de 1982: Es sometido a una operación de quíntuple By-Pass, realizada por René Favaloro.

22 de Noviembre de 1986: Se inaugura el Centro Tecnológico y Cultural Museo del Automovilismo “Juan Manuel Fangio” en Balcarce, hoy el más visitado de Sudamérica, con cerca de 100.000 visitantes al año.

11 de Junio de 1991: Cumple 80 años y se lo celebra con una magnífica fiesta: una cena en Buenos Aires y una carrera de Turismo de Carretera, ganada por Oscar Castellano, en Balcarce, coronada con una paella para 400 personas-

29 de Diciembre de 1993: Es internado a causa de una hipercalcemia en la sangre, provocada por una complicación en el tratamiento de diálisis.

17 de Julio de 1995: A la edad de 84 años, fallece en Buenos Aires. A su funeral asisten los mas grandes corredores de la historia.

Así corría Fangio

Todas las Carreras y Triunfos

Fangio Salva Su Vida

 

La tuberculosis en Argentina Historia de las Epidemia en Buenos Aires

HISTORIA DE LA TUBERCULOSIS EN ARGENTINA:
Desde fines del siglo XIX hasta la terminación de la Segunda Guerra Mundial, a medida que se esfumaban en el recuerdo las aterradoras epidemias de fiebre amarilla, cólera y viruela, pasaron al centro de la escena sanitarias otras enfermedades. No aparecían por espectaculares estallidos. Eran endémicas. Esto significa que estaban uno y otro mes y año tras año presentes. Sin dar tregua. Segaron cientos de miles de vidas jóvenes. En forma solapada, sin hecatombes catastróficas.

Por esto mismo no provocaban terror, sino un definido temor. Un blanco temor, valga la expresión, si se piensa que la más difundida de entre ellas, la tuberculosis, fue conocida mucho tiempo como la muerte blanca. Puede afirmarse con poco margen de error que ninguna otra enfermedad ha matado tantos seres en la historia de la humanidad, como la tuberculosis.

Es producida por el bacilo de Koch, microbio del que existen dos variedades, la humana y la bovina. La variedad humana ataca generalmente los pulmones, en tanto el bacilo vacuno se localiza en huesos, articulaciones y ganglios.

control de tuberculosisEl bacilo bovino está en la leche cruda de vacas tuberculosas. En nuestro país la tuberculosis bovina es frecuente. Hay dos procedimientos para terminar con las invalideces (deformaciones de columna, rengueras) provocadas por esta forma de tuberculosis. Sacrificar al ganado tuberculoso, método caro.

O bien hervir la leche de vaca, alternativa barata. Hasta 1950 la tuberculosis ocupaba el primer o segundo lugar como causa de muerte en prácticamente todos los países del mundo. Su solo nombre inspiraba profundo temor. Ni hablar de su siniestro seudónimo, tisis, que etimológicamente significa consunción.

Uno y otro, nombre y seudónimo, tenían además connotaciones peyorativas de implicancias clasistas. Tuberculoso y tísico, como sustantivos genéricos, se usaban como insultos. Porque tanto el pueblo como sesudos tratadistas asociaban —y asocian aun— la tuberculosis con la miseria. Este hecho psicosocial, así como la inevitable segregación que imponían las características de la enfermedad, hacían de la tuberculosis una enfermedad inconfesable, o poco menos.

Tiene capital importancia desvirtuar el equívoco. En ninguna época las clases acomodadas fueron inmunes a la tuberculosis. Esta es, antes que nada y mal que les pese a muchos sociólogos candorosos, una enfermedad transmisible. Ocasionada por un microbio para el que es susceptible todo el género humano, sin excepciones.

Que antes o ahora el número de enfermos observado entre el pobrerío fuera treinta o veinte veces mayor que el encontrado en estratos sociales más altos, no demuestra nada. Es decir, demuestra algo totalmente distinto a lo que siempre se dio por demostrado.

Traduce con elocuencia que el estrato social que disfruta de la mitad o más del producto nacional constituye numéricamente, según los tiempos, de un 3 a un 5 % del total de la población.

Las diferencias selectivas entre las clases sociales se daban en un campo distinto al de la susceptibilidad al bacilo.

Se observaba en lo que hacía a la difusión de la enfermedad y las posibilidades de un diagnóstico y un tratamiento oportunos. La probabilidad de contagió, dada la forma en que la afección se transmite, es mucho mayor cuando una familia de ocho miembros vive en uno o dos cuartuchos. Es altamente probable que se contagien todos, sin excepción.

Lo contrario ocurre si en un núcleo familiar se cuenta con dos cuartos, término medio —o uno— por cada conviviente.

La medicina de buena calidad ha sido y es un lujo. Estuvo y está reservada para quienes tengan no solo medios materiales sirio también un nivel de instrucción que les permita obtenerla. En el marco de los precarios recursos terapéuticos de la época, las posibilidades de supervivencia dependían más del diagnóstico temprano que de ninguna otra variable. El tratamiento, por !o demás, tenía por base el reposo.

Es obviamente claro que los menesterosos, los obreros no calificados con corto salario y larga prole, carecían de conocimientos y recursos para salir en busca del diagnóstico oportuno y no podían permitirse otro reposo que el de la muerte. De manera que ahí radicaba la real diferencia.

Con iguales posibilidades de enfermar, la mortalidad era más alta en los sectores de menores ingresos. La explicación radica en las diferentes condiciones de vivienda, instrucción, alimentación e ingresos. Piénsese en las consecuencias negativas de las actitudes más arriba expuestas.

Desde el punto de vista de la educación sanitaria la lucha antituberculosa en las primeras décadas de este siglo se centró en: “la tuberculosis puede ser curable si se diagnostica a tiempo”. Mal podrían requerir ese diagnóstico oportuno los convencidos que esa enfermedad no acaecía a “gente como uno”.

Y menos aun aquellos para quienes la tuberculosis era un baldón que hacía más negra su miseria. El tratamiento en los albores del siglo XX se asentaba en el trípode que constituían reposo, aumentación y clima.

El reposo era absoluto. En cama, al principio. En raposeras si se advertía mejoría. En los enfermos que curaban, el retorno a la actividad anterior a la enfermedad se hacía muy gradualmente. En ocasiones, en granjas y talleres para convalecientes se les readaptaba para tareas más, livianas que su ocupación anterior.

La alimentación tendía más a eventuales engordes que a cubrir racionalmente las necesidades vitales. Se sobrealimentaba, se cebaba a los enfermos en procura de aumentos de peso. Se preconizaban “alimentos” de mágicas propiedades reconstituyentes, como el jugo de carne. Este, en rigor, carece prácticamente de proteínas y su valor en calorías es ínfimo.

En materia de curas climáticas, se daba preferencia a la alta montaña y al mar para la atención de las tuberculosis de huesos, articulaciones y ganglios. Estas formas, ocasionadas por el bacilo bovino, curaban a costa de algún grado de invalidez motora —si estaban afectadas cadera o rodilla— y antiestéticas cicatrices cutáneas que sucedían a las supuraciones ganglionares. los fundamentos científicos eran: aire libre de polvos e impurezas e irradiación solar rica en rayos ultravioletas.

Para las localizaciones pulmonares se consideraban más indicados los aires mas serrano o de llanura. Funcionan todavía hoy el complejo senatorial oficial del Valle de Punilla, en Córdoba, y el sanatorio de Llanura Vicente López y Planes en Gral. Rodríguez, provincia de Buenos Aires. Los hospitales y sanatorios de cualquier tipo y ubicación geográfica perseguían, amén del tratamiento del enfermo, un objetivo epidemiológico.

Proveían la necesaria separación del enfermo de su medio familiar y laboral, para impedir que sembrase el contagio a su alrededor. Durante muchos años la meta inalcanzable de salud pública era habilitar el número de camas que permitiese tratar a todos los tuberculosos hospitalizándolos.

En el rubro medicamentos, se utilizaba una extensa variedad, de entre la que no había uno solo que tuviese real acción sobre el bacilo. La mortalidad era elevadísima. Morían niños, adolescentes y jóvenes, sobre todo. Algunas formas clínicas —la bronconeumónica, por ejemplo— y alguna localización —la meníngea— eran invariablemente mortales. Hasta las vecindades de 1950 no se conocía en el mundo un solo caso de meningitis .tuberculosa que hubiese curado o, meramente, sobrevivido.
Muchas mujeres jóvenes con tuberculosis a veces no muy avanzadas morían como consecuencia de la agravación que sufrían por efectos del embarazo y del parto. Una acción de la medicina de ayer era que la tuberculosa no debía casarse.

Si lo hacía, no debía embarazarse. Y si se embarazaba, debía interrumpirse ese embarazo. Si la infortunada daba a luz, el niño era separado de inmediato de la madre. Lo corriente era que la separación temprana ocasionase la muerte de la criatura, en tanto la madre también sucumbía.
Se moría por consunción o hemorragia, alternativamente. La tisis afilaba siniestramente los rasgos faciales del enfermo y reducía su tronco y miembros a una osamenta cubierta por un fláccido pellejo blanco amarillento.

Los vómitos de sangre, que a veces empeoraban un enfermo y otras terminaban con él, creaban en los sanatorios una angustiosa expectativa en cuanto la primavera sé reanunciaba. Era cosa sabida, todo tuberculoso hospitalizado lo sabía, que las temibles hemoptisis —término médico que designa al vómito de sangre proveniente del aparato respiratorio— arreciaban en primavera,

E! enfermo ingresaba al hospital convencido de tener muy pocas posibilidades de salir con vida. El pesimismo fatalista, la decepción y el descontento con respecto a la terapéutica, creaban un clima propicio para anhelar soluciones mágicas. Periódicamente surgía algún charlatán que pregonaba las excelencias de tal o cual recurso curativo milagroso. De inmediato se suscitaban verdaderos motines hospitalarios para exigir ser tratados con la panacea de turno.

El derecho a la esperanza era defendido fieramente, tanto más cuanto que los autoungidos genios se exhibían invariablemente en un papel de perseguidos por la camarilla académica y .de esforzados cruzados en lucha contra el statu quo. El último de estos falsos profetas en nuestro país, fue un tal Jesús Pueyo, que en los primeros años de la década del 40 anunció haber encontrado una vacuna curativa de la tuberculosis.

La circunstancia de haberse desempeñado durante años como peón en la cátedra de Bacteriología de la Facultad de Medicina de Buenos Aires, le dio —en la mentalidad popular— aires de verosimilitud a su afirmación.

Medió, además, una formidable campaña de promoción periodística, realizada por un vespertino muy popular entonces.

El resultado puede imaginarse. Los hospitales fisiológicos se convirtieron en verdaderos pandemonios. El clima de rebelión y la enloquecida euforia iban de la mano, en un crescendo alimentado por las presuntas curaciones que el diario —en cuyo local se inyectaba la vacuna— publicaba día por día. Después, muchos meses después, llegaron la decepción y el rencoroso silencio. La pretendida vacuna no había sido sino un espejismo más.

tuberculosis en argentina

Tuberculosis: Una Enfermedad Curable

Fuente Consultada: La Salud Pública – Historia Popular Cuaderno N°:82 Antonio Bellore

La sifilis en la historia: Ivan El Terrible, Enrique VIII y Pedro de Mendoza

UN POCO DE HISTORIA SOBRE LA SÍFILIS

sifilis en la historia

La Enfermedad                  Iván El Terrible                 Enrique VIII                Pedro de Mendoza

El contagio microbiano

En el siglo XVI, hace su la aparición una enfermedad nueva, tan temible como temida: la «gran viruela», a la que el médico poeta italiano Fracastor dará en el año 1530 el nombre que lleva desde entonces, la «sífilis».

¿Esta enfermedad llegó en la tripulación, cuando Cristóbal Colón llegó de regreso de la Española por primera vez a Palos, el 15 de marzo de 1493, o la segunda vez a Cádiz, el 11 de junio de 1496? Esto parece hoy poco probable, tan rápida fue la difusión de la sífilis en el último decenio del siglo XV y el primero del XVI. Veamos como autores de finales del siglo XV y de principios del xvi describen las primeras manifestaciones.

El primer texto que hace alusión a la sífilis es un corto poema de 124 versos, De scorra pestilentiali, compuesto antes de 1496 por un profesor de derecho de Estrasburgo, Maria Sebastian Brandt, y publicado en 1498 en sus Carmina.

El segundo es igualmente un poema, de Joseph Grümbeck (o Grümpeck), nacido en Burhausen (Baviera), secretario del emperador Maximiliano de Austria: De la Mentulagre, enfermedad pestilente desconocida durante los siglos precedentes, escrito entre 1496 y 1506 (Mentulagre es una palabra formada por el autor partiendo de méntula = miembro viril y del griego agreó =yo tomo).

Grümbeck escribió también en la misma época un Tratado de la scorre prestilentiae o mal francés, conteniendo su origen y tratamiento (aquí adopta el término scorre, partiendo del griego Skb = impureza, basura). Hallándose en Augsburgo le llama poderosamente la atención el poema de Brandt y decide reunir a su vez todo lo que se sabe sobre esta extraña enfermedad y los remedios que conviene utilizar.

 En realidad la astrología tiene un papel importante en las concepciones nosológicas de Grümbeck (como en las de Brandt, por otra parte). Y, como es de esperar, el mejor auxilio llega todavía Je Dios.

Sin embargo, la primera afirmación del posible origen americano de la sífilis se encuentra en una obra de un médico sevillano, Rodrigo Díaz de la Isla, escrito entre 1504 y 1506: Tratado llamado Fruto de todos los santos, contra la enfermedad serpentina, venida de la isla Española. Asegura que a lo largo del viaje de regreso de la Española, uno de los hermanos Pinzón, piloto de Cristóbal Colón, habría sufrido una extraña enfermedad de la piel; él mismo habría curado en Barcelona a marineros afectados por esta enfermedad.

En 1497, Nicola Neoniceno publica en Venecia un libelo titulado Libellus de epidemia quam vulgo morbum gallicum vocant (Libro sobre la epidemia llamada comúnmente mal francés).

En fin, en 1498, el español Francisco López de Villalobos (nacido en 1474 en Villalobos, en la diócesis de León) publica en Salamanca un poema titulado Sumario de la Medicina, en romance trovado, con un tratado sobre las pestíferas bubas. Todavía, en este caso, se trata de un poema. En 76 estrofas de 10 versos, el autor expone todo el saber de su época concerniente a la sífilis, muy reciente puesto que había aparecido cinco años antes en el Viejo Continente.

López Villalobos observó la sífilis con un espíritu muy médico, y la describió perfectamente. Se trata sin duda de una enfermedad cutánea nueva. Es contagiosa y comienza siempre en el órgano con el cual se comete el pecado de lujuria: es una pequeña llaga dura, indolora, negruzca, a la que acompañan ganglios inguinales. Algún tiempo después aparecen síntomas generales: fatiga, abatimiento, dolores de cabeza, trastornos del sueño; después erupciones cutáneas: manchas, pápulas, vesículas, tubérculos, escamas; dolores articulares; en fin, lesiones óseas, sobre todo en la cresta de las tibias; y úlceras gomosas. Se trata, pues, de una enfermedad general, rebelde a todas las medicaciones.

Hay que citar todavía un autor, el caballero Ulrich von Hutten, que publica en 1519 un opúsculo titulado De guaiaci medicina et morbo gálico, que alcanza en su momento un gran éxito. El autor no es médico, ya que se trata de un truculento hombre de guerra, por suerte humanista. Pero conoce bien la sífilis, pues ha sido cruelmente atacado por ella. Escribe su obra para divulgar mejor el tratamiento por medio de madera de Guayaco, que al parecer a él le dio buen resultado.

Señalemos también los pasajes dedicados a esta enfermedad en la Practica in arte chirurgica, de Juan de Vigo (1460-después de 1517), médico del papa Julio II, aparecida en 1514. Las páginas que consagra a la sífilis figuran entre las más interesantes de su tratado (constituyen el libro V):

«En el mes de diciembre del año 1494 (año en que el rey Carlos Vil pasó los Alpes con el ejército francés para reconquistar el reino de Nápoles), se extendió por casi toda Italia una enfermedad de naturaleza hasta entonces desconocida. Los franceses le llamaron entonces mal de Ñapóles, pues pretendían haberla contraído en Ñapóles y llevado a su país. Los napolitanos, por su parte, le dieron el nombre de mal francés, porque se había manifestado y extendido por primera vez en Italia en la época de la expedición francesa. Los genoveses la llamaron por su parte lo male de le tavelle, los toscanos lo male de le bulle, los lombardos lo male de le brosule y los españoles las búas. Cada pueblo, en una palabra, le asignaba una denominación según su conveniencia. Poco importa, por lo demás, tal o cual denominación, lo esencial, para nosotros, es saber tratar y curar esta enfermedad.

«El contagio del que ella deriva se realiza sobre todo por el coito,es decir, por el comercio sexual de un hombre sano con una mujer

enferma o inversamente de un hombre enfermo con una mujer sana.» Los primeros síntomas de esta enfermedad se daban casi invariablemente en los órganos genitales, es decir, en la verga o en la bulva. Consistían en pequeños granos ulcerosos, de una coloración marronácea y lívida, a veces incluso negra, otras ligeramente blanquinosa. Estos granos estaban delimitados por un anillo de una dureza callosa.

»Por más que se combatieran estos primeros granos con toda suerte de remedios interiores, raramente se lograba impedir que su veneno se extendiera por todo el organismo. Se producían entonces sobre las partes genitales nuevas ulceraciones, tan difíciles de curar como prontas a reproducirse después de su curación. Después la piel se cubría de granos encostrados y de pápulas salientes parecidas a pequeñas verrugas. Estas erupciones llenaban sobre todo la frente, el cráneo, el cuello, el rostro, los brazos, las piernas y a veces incluso se extendían por toda la superficie del cuerpo…»

El primer autor francés que escribió sobre la sífilis fue el médico de Rouen Jacques de Béthencourt, autor de una Nueva cuaresma de penitencia y purgatorio de expiación para uso de los enfermos afectados del mal francés, o mal venéreo…, aparecida en 1527. Él es el primero en haber sustituido por el nombre de «mal venéreo» (morbus venereus) las expresiones utilizadas hasta el momento para designar la enfermedad:

«Se hace la injuria a algunos santos de atribuirles esta enfermedad. De ahí que se le llame «mal de San Sementé», o «mal del santo varón Job», etc. Es una indignidad, es una profanación imputar a tales santos un mal vergonzoso que deriva de las pasiones culpables, y que tiene su origen primero en un coito impuro… Rechacemos, pues, estas denominaciones sacrilegas y, considerándolo todo bien, demos a este mal el nombre que mejor le conviene, el de «mal venéreo».

Pero será sobre todo el gran poema de Girolamo Fracastoro (nacido en Verona en 1478 y muerto en 1553) Syphilis, sive morbus gallicus, el que alcanzará un gran éxito incluso cuando no aporta gran cosa nueva respecto al conocimiento semiológico de la enfermedad.

Girolamo Fracastoro nació en Verona en 1478 en el seno de una familia donde se hallan médicos ilustres. Su infancia ya fue objeto de leyendas. Se dice que había nacido con la boca cerrada y que fue necesaria una operación para abrírsela. Algunos meses más tarde su madre es herida por el rayo con el niño en brazos y el bebé resulta indemne. Dotado de una memoria prodigiosa se aplica al estudio de la filosofía, luego de las ciencias, lo que le merece una distinción por parte del cardenal Bembo, uno de los más célebres humanistas del siglo XVI.

Fuente Consultada: Historia Cultural de la Enfermedad Marcel Sendrail El Siglo de la Enfermedad Contagiosa

Condiciones Para La Vida en el Planeta Factores Ambientales Basicos

la vida en el planeta

TEMA RELACIONADOS

La Aparición De La Vida
La Teoría De La Evolución De Charles Darwin
La Terapia Genética
La Eutanasia o Muerte Digna
El Origen Del Hombre En El Planeta
El Proyecto Genoma Humano

La Clonación Humana y Animal
La Eugenesia o Reproducción de las Mejores Especies 

LA VIDA EN EL PLANETA TIERRA: Separar el mundo inerte del mundo organizado parecía, hasta nace pocos lustros, una tarea muy sencilla: un elefante es un ser vivo y una roca no. Mas al profundizar en el conocimiento de los seres infinitamente pequeños, se llega a dudar y se ve como algo sumamente confuso la línea divisoria entre los dos mundos. Hay cuerpos que no es posible determinar de un modo claro si son seres vivos o moléculas inorgánicas muy complicadas. Pertenecen al mundo de las proteínas.

Los virus, por ejemplo, son microbios sumamente pequeños. El productor de la poliomielitis, que tantos quebraderos de cabeza ha proporcionado a médicos y biólogos, mide una centésima de miera. Son necesarios, por tanto, 100.000 de ellos puestos en fila para formar un milímetro. Se comprende que sólo el microscopio electrónico haya sido capaz de hacerlos visibles.

Las nucleoproleínas, sustancias químicas formadas por moléculas sumamente complicadas, en algunos casos se comportan exactamente igual que los virus y se ha llegado a dudar si son seres vivos o sólo compuestos químicos. Los doctores Fraenkel y Williams, de los Estados Unidos, afirmaron que hablan obtenido en sus laboratorios nucleoproteínas vivas por síntesis, es decir, hablan creado vida, pero en una forma tan rudimentaria., que sólo podían existir sobre otras materias vivas. Se trataba, por tanto, de algo que está en la borrosa línea que separa lo vivo de lo inerte.

Pero esta imitación o creación de vida simplicísima en el laboratorio se halla a gran distancia de la complejidad de un ser vivo tan sencillo como puede ser una ameba o un hongo.
Se conocen las manifestaciones de la vida y se señalan sus notas características, pero los científicos están acordes en no saber qué cosa es en sí la vida.

Porque ésta presupone, además de una cierta organización de los elementos que forman el cuerpo vivo, la unidad de intención, es decir, la tendencia por la que todas las partes contribuyen a una finalidad. En un huevo, por ejemplo, se encuentran uña serie de sustancias (azúcares, grasas, proteínas y agua) que son los compuestos orgánicos indispensables para que exista la vida.

Éstos tienden a transformarse en un polluelo, que es un microcosmos complicadísimo en el que billones de células trabajan ordenadamente para cumplir ese fin o tendencia que da por resultado un pollo adulto. ¿Por qué no se descomponen dichas sustancias y dan lugar a carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y pequeños rastros de fósforo, azufre, calcio, etc.? ¿Por qué tienden a complicarse en lugar de descomponerse?

En esta tendencia, que supone organización, se encuentra oculto el gran secreto de la vida.

Los cuatro grandes elementos del mundo viviente son el Carbono, el Oxígeno, el Hidrógeno, y el Nitrógeno. Sin ellos no puede existir vida alguna y es tan importante el papel que juegan en la Biología, que el 99 % de todo ser vivo está formado por estos cuatro cuerpos simples.

En el mundo impera una ley implacable de cambio, de evolución, que somete a todas las cosas y resulta imposible de evitar y menos prever en cuanto a su duración y término. En los seres inertes, la erosión, los elementos atmosféricos, la gravedad, etc., determinan este desgaste continuo que se da en las montañas, en los monumentos y en cualquier obra humana o de la naturaleza.

Los seres inertes no pueden luchar contra este desmoronamiento constante y fatal, pero los seres vivos sí, y para evitarlo se nutren y asimilan sustancias que les son necesarias. Durante su infancia y juventud, esta asimilación les proporciona energía suficiente no sólo para vivir, sino para crecer. Es en la vejez cuando la nutrición no es suficiente para detener la caída del ser vivo hacia la muerte, donde se precipita por un proceso natural, de desasimilación, pérdida y decadencia.

Los seres vivos necesitan, pues, extraer del ambiente los cuatro elementos antes citados y que permitirán al laboratorio de su cuerpo transformarlos en sustancia propia.

La asimilación del Oxígeno y del Hidrógeno por entrar estos elementos en la formación del agua, no constituyen problema, pero ni el Carbono, ni el Nitrógeno pueden captarse directamente del mundo natural. Los procesos por los cuales los seres vivos se ingenian para apropiarse estos elementos y el ciclo de cambios constantes por los que pasan de unos vivientes a otros, constituye uno de los hechos más admirables de la Biología.

La biosfera es la región de la Tierra que alberga a los seres vivos. En sentido estricto, es la zona comprendida entre los fondos marinos abisales, situados a unos 11.000 m de profundidad y la altura máxima terrestre, que es de casi 9.000 m de altura sobre la superficie del mar. En realidad estos 20 Km. de espesor máximo se reducen enormemente si consideramos, por un lado, que la gran mayoría de los mares y océanos no son tan profundos y por otro, que los seres vivos que habitan el medio terrestre no lo hacen más allá de unos 200 m por encima del suelo.

En cualquier caso la biosfera constituye una capa muy delgada si la comparamos con el resto de capas que forman nuestro planeta y está formada por gran cantidad de ambientes distintos donde los seres vivos desarrollan sus actividades de maneras muy diversas.

La biosfera no es una capa homogénea, debido a que los organismos tienden a acumularse en determinados lugares donde las condiciones para la vida son más adecuadas. Estas condiciones vienen determinadas básicamente por los denominados factores ambientales, de los cuales los más importantes son: la temperatura, la luz, el agua y la presión.

La temperatura
La Tierra posee unas condiciones únicas para el desarrollo de la vida sobre su superficie si la comparamos con otros planetas del sistema solar. Esto se debe entre atrás cosas a que, por su distancia del sol f por la existencia de las capas atmosféricas, disfruta de un régimen de temperaturas adecuado.

El desarrollo y mantenimiento de la vida requiere que la temperatura se mantenga centro del intervalo comprendido entre a temperatura extrema mínima de O °C f la temperatura extrema máxima de 50 °C aproximadamente.

A temperaturas inferiores a los O °C, el agua, cuya proporción es mayoritaria en los organismos, se congela, mientras que por encima de los 50 :C, las estructuras biológicas más importantes que forman la materia viva, como las proteínas, que veremos en caratillos posteriores, sufren un proceso denominado desnaturalización, por el cual pierden tanto su estructura física como las propiedades. Existe una temperatura óptima entre los 5 y los 30 °C, en la que la mayoría de los seres vivos desarrollan sus funciones a la perfección.

Hay que tener en cuenta además que el proceso vital en cualquier organismo se compone de una gran cantidad de reacciones químicas que, como tales, dependen muy directamente de la temperatura a la que se realicen. De esta manera y siempre dentro del intervalo de temperaturas óptimas, a mayor temperatura, mayor velocidad de reacción y viceversa.

la vida en el planeta tierra

Los mamíferos pueden conservar el calor de sus cuerpos con independencia de la temperatura ambiental, pudiendo vivir en lugares muy fríos, como es el caso de los osos polares.

No obstante, es fácil encontrar en el seno de la biosfera zonas donde se sobrepasen, no sólo el rango de temperaturas óptimas, sino también el de temperaturas extremas, por lo que la gran mayoría de los organismos han desarrollado diferentes estrategias para mantener sus funciones vitales de manera adecuada bajo dichas condiciones.

Entre los seres vivos, son los animales por la variedad y complejidad de sus funciones, los que han tenido que desarrollar mecanismos más eficaces para el control de su temperatura interna. Dependiendo de cómo realizan este control, podemos distinguir entre animales poiquilotermos, como los reptiles, y homeotermos, como los mamíferos. A los primeros se les conoce vulgarmente como animales de sangre fría y a los segundos como animales de sangre caliente.

Los poiquilotermos se caracterizan por carecer de mecanismos eficientes para el control de su temperatura interna por lo que su metabolismo depende mucho de la del exterior, viéndose obligados, muchas veces, a pasar períodos de inactividad cuando las condiciones son extremas. En cambio, los homeotermos, consiguen mantener una temperatura interna siempre constante en torno a los 37 °C, lo cual les permite realizar sus funciones con bastante independencia de las condiciones ambientales.

reptil, la vida en el planeta

A Los reptiles, como el yacaré de la fotografía, no pueden mantener su temperatura interna de manera independiente a la del medio, por lo que únicamente pueden vivir en sitios cálidos.

Los vegetales generalmente combaten las temperaturas poco favorables perdiendo, de manera temporal, sus partes más sensibles (hojas, partes aéreas, etc.) y desarrollando estructuras especiales de resistencia (semillas, yemas, zonas leñosas, etc.).

La luz: La luz constituye un factor ambiental muy importante, ya que es la fuente de energía primaria a partir de la cual las plantas pueden desarrollar el complejo proceso de la fotosíntesis. Mediante este proceso se convierte la energía lumínica en energía química, la cual puede ser utilizada posteriormente en otros importantes ciclos metabólicos, bien por la misma planta o bien por otros organismos. La importancia de la fotosíntesis es tan grande que podemos afirmar sin duda alguna que el mantenimiento de la vida sobre la Tierra depende de este proceso.

La luz también influye en el desarrollo de la morfología de las plantas, determinando la dirección en la que deben crecer los tejidos y brotes permitiendo así una disposición óptima para la captación de energía.

Para los organismos no fotosintéticos, la luz es un factor que posibilita la visión y por tanto la facultad de relacionarse con el medio en el que viven. También interpone en los procesos de regulación de la actividad estacional. La distinta duración de los períodos de iluminación diurna a lo largo del año constituye un fenómeno denominado foto período que actúa como reloj biológico y sirve para desencadenar  importantes fases en la vida del organismo como por ejemplo la reproducen, la muda, la migración, la floración, etc.

En el medio acuático la penetración de a luz es menor que en el medio terrestre, le tal manera que a partir de los 200 m le profundidad reina una oscuridad absoluta. La zona comprendida entre la superficie del agua y la profundidad hasta donde llega la luz se denomina zona fótica, y es donde se acumula la mayor parte de los organismos acuáticos distribuyéndose en estratos o capas según las necesidades de luz que tienen.

La presión: El medio que rodea a los seres vivos ejerce una presión sobre ellos que también influye en la estructura y fisiología de los mismos.

En el medio terrestre, en el que los organismos están rodeados de aire, la presión se denomina presión atmosférica. Su valor varía ligeramente con la altura v la temperatura, de tal modo que al nivel del mar y 0°C, es de 760 mm. de Hg ( 1atmósfera), pero disminuye progresivamente a medida que ascendemos y también a medida que la temperatura aumenta. La  presión que se registra en el medio acuático se denomina presión hidrostática y su valor depende sólo de la altura de la capa de agua que hay por encima del organismo. S

u valor aumenta de manera lineal una atmósfera cada 10 m.  profundidad, de tal manera que a unos 10 m. la presión llega a ser de una tonelada por cada cm;. lo cual no impide que puedan vivir algunos organismos especialmente adaptados.

Esta variación de presión, si la comparamos con la que se produce en el medio terrestre, es muy grande, lo que provoca que la mayoría de los organismos acuáticos desarrollen sus actividades únicamente a la profundidad que están preparados para soportar, pudiendo perecer si la abandonan accidentalmente. Esta situación se hace drástica en los organismos que poseen cavidades internas rellenas de aire, como es el caso de muchos peces, mamíferos cetáceos y aves buceadoras. Estos organismos pueden morir aplastados o sufrir trastornos fisiológicos desastrosos si se sumergen a una profundidad excesiva.

El agua: El agua es la sustancia que se encuentra en mayor proporción formando parte de la materia de todos los seres vivos. En algunos casos puede llegar a constituir más del 90% del volumen total del organismo. Su importancia queda patente si consideramos la gran cantidad de funciones que realiza: sirve de disolvente en las reacciones bioquímicas que se producen en el interior de la célula; es el medio de transporte de los nutrientes y desechos en muchos organismos; interviene en la transpiración y fotosíntesis de las plantas; sirve de esqueleto hidrostático en muchos invertebrados; constituye el medio en el que viven los organismos acuáticos y, por último, sirve de controlador de la temperatura ambiental y corporal dada su elevada capacidad calorífica.

Todo organismo mantiene un equilibrio por el que se pierde y se incorpora agua continuamente durante el desarrollo de sus actividades vitales y que recibe el nombre de equilibrio hídrico. Todos los seres vivos, desde los protozoos unicelulares hasta los mamíferos más grandes poseen mecanismos para controlar eficazmente dicho equilibrio. Su mantenimiento es más fácil en los organismos marinos que en los que viven en agua dulce.

En los organismos terrestres es donde se dan los mecanismos de regulación más sofisticados, porque son los que más fácilmente pueden perder el agua que contienen (por transpiración, respiración, etc.) sufriendo, además, mayores dificultades para incorporarla. Es por ello que la disponibilidad de agua constituye un importante factor que condiciona enormemente la distribución de los organismos terrestres.

Fuente Consultada: DIDÁCTICA Enciclopedia Temática Ilustrada Editorial Oriente

Psicologia Social Pichon Riviere Integrar Neuroticos a la Sociedad

ENRIQUE PICHÓN RIVIÉRE
PSIQUIATRA Y PSICOANALISTA

Fue un extraordinario protagonista de la cultura y de la ciencia argentina. Nacido en Suiza, vino muy chico a la Argentina: su infancia transcurrió en el Chaco y en Corrientes, donde aprendió “el guaraní antes que el castellano”, como él mismo explicaba.

Emprendió estudios superiores de medicina, antropología (luego abandonados) y psiquiatría, a partir de los cuales se gestó una personalidad multifacética y, en ocasiones, controvertida. Decidió su carrera por el lado de la psiquiatría y el psicoanálisis, convirtiéndose en uno de los introductores del psicoanálisis en la Argentina.

A principios de los ‘40, Enrique Pichon Riviére fue uno de los fundadores de la Asociación Psicoanalítica Argentina, de la que luego tomó distancia, interesado más en el aspecto social y la actividad de los grupos en la sociedad.

En este marco fundó la Escuela de Psicología Social. Responsable de una renovación general de la psiquiatría, Pichon Riviére introdujo la psicoterapia grupal en el país (servicio que incorporó al Hospital Psiquiátrico cuando fue su director) y los test en la práctica de esa disciplina e impulsó la psiquiatría infantil y de la adolescencia.

También incursionó en la política, la economía y el deporte, ensayando hipótesis sobre la vida de Buenos Aires, su gente, sus mitos y sus costumbres.

Interesado por la creación artística, Pichon Riviére reflexionó y escribió sobre arte y literatura, estableciendo un territorio común entre la crítica literaria y la interpretación psicoanalítica de la obra como manifestación de las patologías del autor.

En el contexto de este territorio común, supo decir acerca de la indagación sobre el objeto estético: “Parto de entender que un objeto de arte es aquel que nos crea la vivencia de lo estético, la vivencia de lo maravilloso, con ese sentido subyacente de angustia, de temor a lo siniestro y a la muerte. Y que, por ello mismo, sirve para recrear la vida.”

Líder y maestro, desde la cátedra y las conferencias dirigidas al público más amplio y diverso se convirtió en referente obligado para más de uña generación de psicoterapeutas, y formó a decenas de investigadores en el campo de una teoría social que interpreta al individuo como la resultante de la relación entre él y los objetos internos y externos.

Fuente Consultada: Graciela Maker

Biografia de Perez Esquivel Argentino Premio Nobel de la Paz

ADOLFO PEREZ ESQUIVEL: El 26 de noviembre de 1931 nació Adolfo Pérez Esquivel en la ciudad de Buenos Aires. Su padre, Cándido Pérez González, un pescador gallego. Su madre, Mercedes Petrona Esquivel, correntina, hija de una india guaraní. De la rama española heredó el gusto por el mar y la navegación. De la indígena, tal vez, esa paciencia que muchas veces tuvo que tener para poder navegar contra corriente a lo largo de su vida. Su madre murió cuando él tenía tres años de edad. Su padre, al no poder mantener reunida la familia, decidió buscar ubicación para sus cuatro hijos.

Argentino Perez Esquivel, premio Nobel de la Paz

Adolfo fue a dar al Patronato Español. Allí comenzó su amor hacia la escultura cuando Josefa, la portera, le enseñó a tallar la madera, labor en que ocupaba las horas muertas dentro del asilo. Al tiempo volvió a reunirse con su familia. Fueron a vivir a una casa de inquilinato del barrio de San Telmo, zona de carpinterías y tambos. Allí transcurrió el resto de su infancia y su adolescencia. Repartía su tiempo entre el estudio y la

calle, donde jugaba con los pibes de la barriada a la bolita, el balero, la pelota de trapo, los barriletes. Ya en la adolescencia trabajaba de día haciendo changas como vendedor de diarios o flores y estudiaba Bellas Artes con Benito Quinquela Martín en el taller que éste tenía en La Boca.

Por las noches acudía al colegio secundario. En algunas ocasiones, con sus amigos, se acercaban al café La Tranquera, en Avenida de Mayo, para escuchar desde afuera a Azucena Maizani. El joven Pérez Esquivel era un gran lector. Con frecuencia retiraba libros de una biblioteca popular y se pasaba horas leyendo bajo un árbol del Parque Lezama.

Cuando podía, los compraba usados, en un puesto detrás del Cabildo. Allí una tarde un vendedor le ofreció dos libros que lo marcarían hasta la actualidad: La Autobiografía, de Mahatma Gandhi y Las montañas de los siete círculos, del monje trapense Tomas Merton. Poco después otro acontecimiento fue importante en su formación. Victoria Ocampo invitó a Lanza del Vasto a dar una conferencia en la Facultad de Derecho y Pérez Esquivel asistió a ella. “Ahí fui comprendiendo la otra dimensión, más profunda, la dimensión espiritual del compromiso que uno había asumido, lo que me ayudó a profundizarlo y llevarlo adelante. Mi compromiso parte de lo espiritual más que de lo social y lo político, estos dos órdenes se integran a todo el sentido espiritual como una necesidad del compromiso concreto.”

MILITANTE DE LA NO VIOLENCIA: Los años sesenta lo encontraron militando en los grupos cristianos de base. Para entonces la militancia cristiana se radicalizó hasta el punto, en muchos casos, de asumir la violencia como forma de resolución de los conflictos. Claro ejemplo fue Camilo Torres, él cura guerrillero colombiano. En la Argentina el Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo, asumió la postura de acompañar la lucha de los oprimidos.

Otros grupos cristianos, si bien compartían los ideales propuestos por los sectores radicalizados, (ambos bebían de las aguas de la Teología de la Liberación) , no compartían el camino de la violencia y planteaban una resistencia diferente, más pacífica. En estos últimos militaba Pérez Esquivel. “Son formas distintas de encarar los caminos. Creo que cada uno en la vida tiene que optar y asumir el compromiso. Yo opté por la no violencia porque creo en eso. Esto no significa para nada pasividad, sino una resistencia y una lucha permanente contra todo tipo de injusticia.

La búsqueda constante de los valores de la dignidad de la persona humana, como o hicieron Dom Helder Cámara, el Mahatma Gandhi, Martin Luther King, y todos los movimientos de Derechos Humanos que trabajan en una dimensión no violenta. En 1974 se fundó el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), una organización social laica de inspiración cristiana-ecuménica. Sus orígenes se remontan a fines de los años sesenta. Allí confluyeron diversos grupos comprometidos en promover los valores cristianos y la metodología de la acción no violenta a partir de los procesos de liberación latinoamericanos. Adolfo Pérez Esquivel fue uno de sus fundadores y el primer Coordinador General Latinoamericano.

Un año después, en 1975, el gobierno de Isabel Martínez de Perón se convirtió en el gabinete de ensayo del accionar represivo, que se amplificaría durante el gobierno militar. Las Tres A funcionaban a pleno, los asesinatos y las primeras desapariciones pasaron a se una realidad cotidiana. En ese momento un grupo de personas, entre las que figuraba el futuro premio Nobel de la Paz, dieron forma a dos organismos humanitarios: La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos. Al comenzaron a recibir distintas denuncias sobre los abusos policiales, parapoliciales y estatales.

LA DICTADURA Y LA CÁRCEL: El 29 de marzo de 1976 parte hacia Europa para realizar una gira programada un año antes. Dos semanas más tarde los integrantes del Serpaj, entre ellos su hijo Leonardo, fueron detenidos y llevados a la Superintendencia de Seguridad de la Policía Federal, para se interrogados sobre el paradero su coordinador. Un día después fueron dejados en libertad. A fines del mismo año regresó al país.

El 4 de abril de 1977, al presentarse en el Departamento Central de Policía para retirar su pasaporte, a fin de realizar un viaje a Colombia, quedó detenido. Desde allí lo trasladaron a la Superintendencia de Seguridad donde permaneció treinta y dos días sin ser interrogado ni informado sobre la causa de su detención. En la madrugada del 5 de mayo lo “trasladaron. Lo llevaron a lo que luego se conocería como los vuelos de la muerte”. Una contraorden lo salvó. Lo enviaron a la Unidad 9 de La Plata, donde permaneció hasta julio de 1978 a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, sin proceso alguno en su contra. Su arresto fue prolongado, bajo la forma de libertad vigilada, durante 14 meses más.

“Me torturaron cinco días en la prisión de La Plata. Nunca me preguntaron nada… Una vez el Subjefe del Penal de La Plata me lleva a una oficina y comienza a insultarme. Me dice: “A vos no te va a salvar ni De Nevares, ni Aramburu. Ni la Virgen te va a salvar…’” Jamás, a pesar de la presentación de hábeas corpus, de la insistencia internacional, que era muchísima, dieron explicación alguna… “Hubo también otras presiones físicas y psíquicas… a veces abrían la puerta del calabozo y recibía una trompada, amenazas de muerte… mucha presión psicológica, porque me aplicaron el régimen de máxima peligrosidad.“ Una situación denigrante.

Estando en prisión fue cuando recibí el Memorial Juan XXIII de la Paz, dado por Pax Christi Internacional, que aquí se ocultó totalmente. Si bien en Argentina se ocultaba la figura de Pérez Esquivel, internacionalmente se desató una gran campaña por su libertad. La Conferencia Episcopal de los Estados Unidos y distintas Iglesias y Organizaciones Sociales de Europa, presionaron sobre el gobierno militar. Los Movimientos de Paz y No Violencia tomaron el consulado argentino en Barcelona, pidiendo su liberación.

En 1978, Mairead Corrigan Maquair y Betty Williams, dos mujeres de Irlanda del Norte, quienes habían recibido el Premio Nobel de la Paz en 1976, realizaron la primera presentación de Adolfo Pérez Esquivel ante el Comité Nobel, presentación que se reiteró dos veces más, hasta su designación en 1980.

El 10 de diciembre de 1980, ningún diplomático argentino se encontraba en el Aula Magna de la Universidad de Oslo. Tan solo un periodista, Luis Mario Bello, del diario La Nación, viajó para estar presente en la entrega del Premio. Nuevamente los medios oficiales ignoraron a Pérez Esquivel. Desde los medios oficialistas el mensaje era que “se le había otorgado el Premio Nobel de la Paz a un terrorista que había estado preso”.

Ver: Discurso en Oslo

Actualmente Adolfo Pérez Esquivel sigue trabajando en el Serpaj, organismo que preside en Argentina. Realiza el mismo trabajo que desarrolló desde los años 70. Cotidianamente recibe denuncias sobre violaciones a los derechos humanos en el continente. El Serpaj colabora con los juicios a los militares de la dictadura que se llevan a cabo en España, Francia, Italia y Alemania. Da apoyo jurídico y mantiene una aldea en General Rodríguez para los “chicos de la calle”. En ese lugar más de 220 pibes reciben capacitación profesional.

CRÓNICA DE LA EPOCA: (Por Pérez Esquivel)

“El 13 de octubre, el embajador de Noruega me informó que me otorgaban el Nobel de la Paz; no lo esperaba, tuve que serenarme frente al impacto de la noticia y ie dije al embajador que mi trabajo no era la lucha de una persona, sino la lucha compartida en todo el continente y por lo tanto lo asumía en nombre de los pueblos de América latina, de todos aquellos que trabajan por construir la paz. Para la dictadura militar fue un duro golpe, acusando al comité Nobel de acción política en contra del Gobierno.

Los medios censuraron la noticia, salvo Ariel Delgado, de Radio Colonia del Uruguay; trataron de ocultar el hecho y decir que era brasileño, paraguayo, uruguayo. El 15 de octubre intentaron asesinarme en la esquina de la sede del Serpaj, en México y Bolívar, pero un taxi se cruzó y logramos salvar nuestras vidas.

La dictadura tardó 36 horas en reaccionar de la peor forma, los medios periodísticos adictos buscaron desacreditar al Comité Nobel y nuestro trabajo, pero se abrieron puertas de la resistenciay las acciones se multiplicaron en marchas, ayunos y denuncias sobre las violaciones de los derechos humanos. El 10 de diciembre en Oslo, Noruega, recibí el Premio Nobel y reafirmé el compromiso con los pueblos latinoamericanos. No asistió el embajador argentino, que tenía prohibida su presencia por la dictadura militar, ytuve serias dificultades para salir del país.

La dictadura comenzó una persecución y censura sistemática frente a la situación de que el mundo conoce las atrocidades cometidas contra el pueblo y la solidaridad internacional aumentó significativamente. Esos cambios nos dan oxígeno para continuar la lucha interna en defensa de la viday derechos de nuestro pueblo.”

Biografía de Adolfo Perez Esquivel- Fuente Consultada: Revista Todo Es Historia Nro. 400 (Biografías)

Esqueleto Humano Los huesos del cuerpo humano Lamina Descargar

LOS HUESOS DEL ESQUELTO HUMANO

La gran mayoría de los animales posee un armazón sólido que les dá sostén y a la vez de protección de partes delicadas; esta estructura, generalmente dura y mineralizada, recibe el nombre de esqueleto. La función más importante del esqueleto es sostener la totalidad del cuerpo y darle forma. Hace posible la locomoción al brindar al organismo material duro y consistente que sostiene los tejidos blandos contra la fuerza de gravedad y donde se insertan los músculos que le permiten erguirse del suelo y moverse sobre su superficie. El sistema óseo también protege los órganos internos (cerebro, pulmones, corazón) de los traumatismos del exterior.

El esqueleto de las aves es muy ligero y de gran resistencia, debido so todo, a que los huesos son huecos y porosos, características que facilita tarea de volar; como contrapartida, esta ligera estructura está expuesto a  frecuentes fracturas. Por este motivo, en el interior de algunos huesos, sobre todo en los más largos, existen una serie de trabéculas o proyecciones del tejido que aumentan la resistencia. En el esqueleto de las aves se pueden observar una de cambios evolutivos respecto a otros vertebrados.

De esta manera los huesos que forman la mano de un mamífero o un reptil se han fusionado, formando una estructura llamada carpo-metacarpo, en la cual se insertan las plumas del y Los huesos de la cola se han reducido a una pequeña formación llamada pitillo. La cola vertebral, que en los anfibios, los reptiles y los mamíferos cumple la función de equilibrio, en las aves está representada por una serie de plumas que actúan a modo de timón, tanto en el vuelo como en los desplazamientos terretres. Otra peculiaridad en las aves es la llamada quilla, una especie de cresta que sobresale del esternón y que sirve de punto de anclaje de los músculos torales, parte fundamental para el desarrollo del vuelo.

En los peces, el esqueleto puede estar formado por huesos —así suceda los casos de la merluza y el pejerrey, denominados peces óseos— o por cartilagos —el tiburón y la raya son peces cartilaginosos.

El esqueleto humano: En el hombre, el esqueleto está formado por cartílago, tejido esponjoso, médula, tejido compacto y perióstico. Las articulaciones se dividen en móviles (permiten amplios movimientos), semimóviles (de movimientos poco extensos) o inmóviles. Los huesos pueden ser largos, planos y cortos. El tejido celular que ocupa su cavidad interna se denomina médula ósea. La médula roja es la que presenta el hueso crecimiento; la amarilla, el tipo normal, está compuesta fundamentalmente por células grasas. El endostio es el tejido que recubre la cavidad medular de un hueso. El periostio es el tejido conjuntivo que rodea todos los huesos.

El esqueleto no es un tejido muerto; por el contrario, vive y se renueva a una velocidad considerable, aunque imperceptible. Constituye una estructura duradera, que permanece después de la muerte, debido a que los compuestos de calcio y fósforo son difíciles de degradar. Como el resto de los tejidos, contiene nervios y vasos sanguíneos.

Hueso: En todo hueso largo, el cuerpo, generalmente cilíndrico, recibe el nombre de diáfisis, y los extremos, el de epífisis. La diáfisis está hueca, y su interior es ocupado por el tuétano o médula amarilla.  También en la epífisis hay gran número de cavidades formadas por el entrecruzamiento de los delgados tabiques óseos, los cuales contienen la médula roja, formadora de glóbulos sanguíneos. El periostio, que es una membrana muy tenaz y sumamente vascularizada, envuelve los huesos y permite que éstos crezcan en espesor; esta membrana es de gran importancia, pues por medio de sus vasos sanguíneos llegan a las células óseas la sustancias nutritivas.

A las dos semanas de gestación el esbozo de la columna vertebral aparece en el embrión del ser humano, que posee ya pequeñas vértebras cartilaginosas cuya osificación se inicia dos semanas más tarde. En el momento del nacimiento, el esqueleto, aún blando y flexible —de hecho, los huesos del cráneo y de la pelvis no se han soldado—, está constituido por 350 huesos, número que en el adulto se reduce a 206, ya que muchos huesos se fusionan.

El cráneo está formado por 29 huesos: ocho craneales y catorce faciales. El oído medio contiene tres pequeños huesos (martillo, yunque y estribo), encargados de la transmisión del sonido hasta el oído interno. En la base de la lengua se encuentra el hueso hioides, que no se articula con ningún otro del esqueleto. Los ojos están protegidos por las cavidades óseas del cráneo. Cuando masticamos movemos el único hueso móvil de la cabeza: el maxilar inferior o mandíbula.

El tronco está constituido por 51 huesos, la mitad de los cuales forman parte de la columna vertebral, así como de la pelvis, mientras que los restantes integran el tórax. Los huesos de la columna vertebral y de la pelvis son fuertes y rígidos; soportan la mayor parte del peso del cuerpo. Son los responsables de que podamos caminar y permanecer de pie. Además tienen una función de protección: los del tórax protegen los órganos y vísceras, mientras que las vértebras protegen los nervios y vasos que forman parte de la columna vertebral.

Las extremidades superiores e inferiores del hombre están unidas al tronco por las cinturas. La cintura escapular para los miembros superiores y la llamada cintura pélvica para las extremidades inferiores. La primera está formada por el omóplato y la clavícula; la segunda, por un solo hueso, el iliaco, resultado de la fusión de otros tres más pequeños. Los brazos están compuestos por húmero, cubito y radio; las piernas se componen de fémur, tibia y peroné.

En cuanto a las articulaciones, las móviles presentan los siguientes elementos: una superficie articular, lisa, generalmente entre dos epífisis de huesos largos; un cartílago articular—que ocupa el espacio entre un hueso y otro— blanco, liso y brillante, que facilita el deslizamiento de una superficie sobre otra; un cápsula fibrosa, que se inserta en los extremos de cada uno de los huesos que forman la articulación y es semejante a un cilindro hueco; la membrana sinovial, una capa delgada que segrega el líquido que lubrica todas las articulaciones, y los ligamentos articulares, sólidos cordones de tejido conjuntivo que impiden la separación de los huesos que integran la articulación. Las articulaciones determinan la dirección y grado de movilidad de los huesos del organismo.

Esqueleto Humano Los huesos del cuerpo humano Lamina Descargar

En las rodillas, codos y dedos son de encaje recíproco. En la rodilla, la de mayor tamaño, el fémur —el hueso más largo del esqueleto— y la tibia forman una articulación de encaje recíproco, reforzada por ligamentos que conectan en forma cruzada ambos huesos y una fuerte cápsula articular. Los extremos femorales, redondeados, se hallan situados por detrás de la rótula. La articulación del hombro está compuesta por una esfera y una cavidad, lo que permite una mayor variedad de movimientos. La de la cadera, sobre la que descansa el peso del cuerpo, está formada por la cavidad coxal, en la que se inserta la cabeza del fémur. Por otro lado, un tendón que cruza desde el fémur hasta el coxal mantiene la articulación en la posición adecuada.

Las articulaciones semimóviles son las que aparecen entre dos vértebras; las dos caras que se unen son ligeramente cóncavas y están revestidas por una fina membrana de tejido cartilaginoso.. Los ligamentos interóseos permiten la flexión y expansión de la columna vertebral.

Las articulaciones inmóviles se encuentran en la cabeza; como ejemplo puede citarse la que existe entre los huesos parietal y frontal del cráneo, unidos mediante una serie de salientes, a modo de dientes, que coinciden a la perfección.

Estructura del tejido óseo: El tejido óseo, es decir los huesos que forman parte del esqueleto, se compone de células y de una matriz orgánica calcificada -constituida por fibras y por, sustancia fundamental impregnada por sales de calcio-. Los huesos están dados por una densa capa de tejido conectivo muy vascularizada, llamada periostio.

Las células que constituyen los huesos son de tres tipos: los osteoblastos responsables de la formación del tejido óseo, son de forma cúbica o prismática  de núcleo redondeado, su citoplasma es rico en orgánulos responsables de la síntesis de proteínas (ribosomas, mitocondrias, aparato de Golgi y retículo endoplasmático) los osteocitos son las células que forman principalmente el tejido óseo adulto, con forma de huso, núcleo ovalado y, al igual que los osteoblastos aunque en menor cantidad, con orgánulos responsables de la síntesis de proteínas; los osteoclastos, responsables de la resorción de tejido óseo, presentan forma redondeada y varios núcleos.

La matriz está formada por fibras de colágeno -sustancia fundamental, compuesta en su mayor parte de mucopolisacárido -y sales minerales -cristales minerales en forma de agujas muy finas y tablillas hexagonales- unidas a las fibras de colágeno.

Funciones de los huesos: Los huesos llevan a cabo tres funciones fundamentales. Sirven como sostén del cuereo —son los puntos de inserción de los músculos y los tendones implicados en la locomoción— y protegen el contenido de las cavidades cráneoraquidea y torácica (función mecánica). Por otra parte, desempeñan una función hematopoyética o formadora de sangre, debido a la presencia de las células de la médula ósea contenida en la cavidad medular y entre las trabéculas del tejido óseo esponjoso.

Finalmente, hay que mencionar una función metabólica. Los huesos esqueléticos actúan como depósito de minerales. Existe un depósito de calcio y fósforo en el interior de los huesos, movílizable, que se puede liberar para mantener normales los niveles sanguíneos y suministrar estos materiales cuando sea preciso, dependiendo de las necesidades de otros tejidos.

HUESOS DEL CRANEO

Huesos del Cráneo Humano

¿PARA QUE SIRVE EL ESQUELETO?

La respuesta a la pregunta del título es evidentemente afirmativa. Hay dos tipos de esqueleto:  los invertebrados poseen un esqueleto exterior o exoesqueleto constituido por un caparazón rígido. Los vertebrados —llamados así por sus vértebras— utilizan un esqueleto interno o endoesqueleto.

FUNCIÓN  DE SOSTÉN
En primer lugar, el esqueleto sostiene las partes blandas y evita que se conviertan en una masa informe. El tamaño del esqueleto está en relación con el peso del animal y con el medio en que vive. En efecto, los animales terrestres poseen esqueletos mucho más fuertes que los marinos, porque el agua equilibra gran parte del peso de estos últimos. Es posible darse una idea del tamaño de los huesos necesarios para sostener un animal realmente grande si se observan los fósiles.

Los huesos de las patas del brontosaurio tenían más de treinta centímetros de espesor y sin embargo es casi seguro que este animal vivió en zonas pantanosas donde las aguas sostenían en parte su enorme peso, pues aun huesos de ese tamaño no habrían podido sostenerlo.

Los grandes animales corredores terrestres, como el tiranosaurio, poseían también esqueletos imponentes. En cambio, la ballena, en relación a su tamaño, posee un esqueleto muy liviano. Si ese animal “encalla” en la costa, su enorme peso comprime sus pulmones y le impide respirar, ahogándola (la ballena se distingue de los animales terrestres en que no tiene caja torácica).

FUNCIÓN  DE MOVILIDAD
El esqueleto es un juego de palancas que facilita la movilidad. Salvo en los animales más simples, el movimiento se consigue mediante la contracción y alargamiento de músculos, que se insertan en los huesos. El esqueleto comprende las articulaciones necesarias para convertir esas contracciones o alargamientos en movimientos aprovechables. No debe olvidarse que la movilidad no es sólo traslación. Por ejemplo, el aparato muscular que mueve las mandíbulas y la robustez de éstas son a veces considerables. Las articulaciones se adaptan exactamente para la eficacia del movimiento; los dientes de los carnívoros “engranan” perfectamente, mientras los maxilares de los rumiantes tienen movimientos laterales.

FUNCIÓN  DE PROTECCIÓN
Como el esqueleto es por naturaleza duro, puede servir también para proteger órganos vitales. Ejemplos: la caja craneana; la columna vertebral, que protege la médula; las costillas y el esternón, que protegen el corazón y los pulmones; y, sobre todo la pelvis.

Nótese que el peso del cráneo pasa a la columna; ésta suma el del tronco y lo transmite a la pelvis por el sacro. De la pelvis, el peso total pasa, por las cabezas de ambos fémures, a las piernas.

Como el volumen y el peso aumentan en proporción al cubo de las dimensiones lineales, mientras la fuerza de las estructuras que soportan al animal, como las piernas, sólo aumenta en proporción al cuadrado, la fuerza mecánica y la estabilidad tienden a decrecer al aumentar el tamaño. La corpulencia no es una ventaja absoluta en tierra firme, y de hecho los animales demasiadc grandes tienden a desaparecer.

AMPLIACIÓN DEL TEMA…
¿PARA QUÉ SIRVEN LOS HUESOS?
Parece casi infantil enunciar esta pregunta. Todo el mundo sabe que los huesos, constituidos por materiales sumamente resistentes, proporcionan una trama rígida, donde se insertan los músculos, que sirve de sostén al conjunto general del organismo y de protección para ciertos órganos vitales.

Pero no es esto todo. Los huesos constituyen un importante depósito de minerales como el calcio y el fósforo, que son esenciales para el desarrollo del organismo y, en particular, para ciertos procesos metabólicos. Se estima que el 99 % del material óseo se destina a la función mecánica de sostén, y sólo el 1 % interviene en la función metabólica; pero este pequeño porcentaje desarrolla una función vital. Tan importante es esta función que por ella fue posible una de las más subyugantes etapas de la evolución animal: el paso de animal marino a animal de agua dulce y, de éste, a organismo terrestre.

El hueso se compone, esencialmente, de fosfato càlcico. El calcio promueve el desarrollo, hace posible la coagulación sanguínea, reduce la irritabilidad neuromuscular y es el “disparador” de la contracción del músculo. El fósforo interviene en innumerables combinaciones químicas con grasas, carbohidratos y proteínas (la base de las células vivas); es esencial para la síntesis y transformación del glucógeno y, por tanto, para la liberación de energía.

El organismo toma el fósforo y el calcio que necesita del que está disuelto en los fluidos extracelulares, los que, a su vez, lo obtienen del almacenado en los huesos. Por tanto, el esqueleto actúa simultáneamente como depósito de reserva de estos productos y como regulador de la concentración de ellos en los fluidos orgánicos. Es curioso el hecho de que los animales que no disponen de huesos tengan en sus fluidos una concentración de calcio igual a la del medio en que viven (el mar).

Los peces óseos y los animales terrestres tienen un contenido mucho menor de calcio. Es decir, parece claro que la independencia del mar está ligada a la formación del tejido óseo, y el bajo contenido de fósforo y calcio en sus líquidos puede ser la consecuencia de haber adquirido un mecanismo fino de almacenamiento y regulación de las necesidades de estos productos. Según las últimas investigaciones, la supervivencia en el agua dulce de un animal marino depende de su aptitud para mantener el calcio a su nivel normal en los fluidos corporales, cualquiera que sea la concentración de este elemento en el agua que lo rodea.

Los organismos consiguen esta independencia por alguno (o todos) de los siguientes mecanismos que están relacionados con el tejido óseo: permeabilidad a través de las membranas branquiales, presencia de vitamina D y existencia de hormona paratiroidea.

As!, las lampreas glutinosas, que no tienen esqueleto óseo, sólo pueden vivir en el agua del mar. Las lampreas propiamente dichas ya pueden emigrar temporalmente o los ríos, pues disponen de innumerables membranas branquiales que pueden extraer el calcio del agua dulce a pesar de su pequeña concentración, e incluso disponer de un minúsculo depósito de calcio y fósforo, los estatolitos, constituidos de fosfato càlcico; pero su mecanismo es muy imperfecto, pues necesitan “bombear” ingentes cantidades de agua dulce para obtener el calcio necesario. Los tiburones tienen un esqueleto cartilaginoso, poco osificado, pero las placas óseas de la piel y sus dentículos lo suplen, a los efectos de almacenar el calcio. Por eso se adentran perfectamente por ríos y lagos de agua dulce. En los peces óseos existe una ventaja más, la vitamina D, que ayuda a fijar el calcio en los huesos.

Por último, en los anfibios, que pueden abandonar el medio acuático, aparecen las glándulas paratiroideas, cuya hormona regula perfectamente la concentración adecuada e indispensable de calcio y fósforo en la sangre.

Lamina Ampliada del Esqueleto

Cuidados de Bebes Enfermos Compañia de la madre Florencio Escardó

El Cuidado de Bebes Enfermos Importancia de la Compañia de la Madre

LAS IDEAS DEL DR. FLORENCIO ESCARDÓ SOBRE LA IMPORTANCIA DEL “CALOR MATERNAL” EN EL ACOMPAÑAMIENTO DE SUS HIJOS DURANTE LOS PERIODOS DE ENFERMEDAD, RESPECTO A LA POSITIVA EVOLUCIÓN DE LOS NIÑOS FUE INVESTIGADA Y COMPROBADA EN UN ESTUDIO EN NEW YORK

Investigaciones revelan que la caricia y la generosa ofrenda de calor maternal contribuyen al mejor desarrollo del bebé y a su saludable ingreso en la vida.

Florencio Escardó - Pediatra

Florencio Escardó – Pediatra Argentino

NUEVA YORK (The New York Times).— La experiencia de ser acariciado —revelan nuevas investigaciones— tiene efectos directos y cruciales tanto en el crecimiento del cuerpo como en el desarrollo de la mente.

El contacto físico es un medio de comunicación decisivo: su ausencia retarda el crecimiento del bebe, según apreciaciones de especialistas que procuran establecer, por primera vez, los efectos neuroquímicos del contacto de piel a piel. Se sabe que los bebes desprovistos del contacto humano directo crecen lentamente e incluso llegan a morir, aun cuando dispongan de alimentación y cuidados adecuados.

Las investigaciones sugieren que ciertas sustancias químicas cerebrales liberadas por carencia de contacto físico podrían ser responsables déla incapacidad de esos bebes para crecer. Pudo comprobarse que los bebés prematuros que fueron masajeados durante 15 minutos tres veces por día aumentaron de peso más rápidamente que los dejados solos en su incubadora: un 47 por ciento más rápido.

Estos niños demostraron también que su sistema nervioso maduraba más velozmente: se volvían más activos y tenían mayor capacidad de reacción. “Los bebes que recibieron contacto manual no comían más que los otros —afirmó Tiffany Field, psicóloga de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami y responsable del estudio—. Su aumento de peso podría obedecer al efecto que tiene el contacto físico sobre su metabolismo”.

Los bebes que recibieron caricias fueron dados de alta del hospital seis días antes que los niños prematuros que no recibieron ese trato”, indicó la doctora Field.

Sin embargo, la doctora Field comprobó que un leve masaje en la espalda, las piernas y el cuello de los bebes, más un suave movimiento de sus brazos y piernas, demostraron tener un efecto tonificante que les permitía acelerar su desarrollo. La mayor evidencia proviene de estudios realizados con otros mamíferos, pero parece aplicable a los seres humanos.

El doctor Saúl Schanberg, jefe del Departamento de Farmacología de la Universidad de Duke, Carolina del Norte, analizó el comportamiento de roedores recién nacidos: a\l partir de cierto contacto físico por parte de la madre quedaba inhibida su producción de beta-endorfina, una sustancia química que afecta los niveles de insulina y la hormona del crecimiento. El efecto pernicioso de la beta-endorfina se volvía grave y las ratitas sufrían alteraciones del crecimiento cuando la ausencia de la madre se prolongaba. Por el contrario, no bien reanudaba la madre sus mimos, se reducían nuevamente los niveles de beta-endorfina y se aceleraba el crecimiento.

El doctor Schanberg sostuvo, a modo de hipótesis, que el sistema táctil forma parte de un primitivo mecanismo de supervivencia que tienen los mamíferos.

La indispensable mamá: Debido a que los mamíferos dependen del cuidado maternal para sobrevivir en las primeras semanas de vida, la ausencia persistente del contacto físico de la madre perturba el metabolismo del hijo y, por lo tanto, disminuye su necesidad de alimentarse.

“Por otra parte, el abrazo de ia madre parece esencial para reducir la liberación de hormonas en el caso de un bebe que está sometido a cierta tensión”, expresó la psicóloga Seymour Levine, del Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. Cuando, en su más tierna infancia, las ratas o monos son separados de su progenitora, al poco tiempo aumenta la actividad del sistema pituitario-suprarrenal, reacción típica de los seres humanos que soportan situaciones de tensión. De acuerdo con los estudios de la doctora Levine, el encuentro con la madre reduce esa tensión.

Otras investigaciones revelan que no sólo los bebes prematuros sino todos los recién nacidos se benefician por vía de contacto físico. Un estudio elaborado por TheodoreWacks, un psicólogo de la Universidad de Purdue, Indiana, demostró que los bebes que habían mantenido más contacto físico con sus padres experimentaban un mayor desarrollo mental al cabo de los primeros seis meses de vida.

Los descubrimientos alentaron la creación de algunos grupos de enseñanza de masajes infantiles para padres, fuera de los hospitales. Al respecto vale la pena saber que el contacto debe ser suave, firme y lento. Cuando es muy leve, puede incluso tener un efecto contrario e irritar al bebé. Cada parte del cuerpo reacciona de manera diferente ante el estímulo. Si un padre quiere aliviarlo, con un suave masaje en la espalda y en las piernas logrará su propósito. En cambio, un masaje en la cara,, en el abdomen o en los pies operará un efecto contrario.

El contacto físico en la infancia resulta vital porque el tacto es el sistema sensitivo más maduro durante los primeros meses de vida. “Se trata de la primera forma por la que un bebe comienza a conocer el medio que lo rodea— manifestó Kathryn Barnard, profesora de enfermería de la Universidad de Washington— . Aproximadamente un 80 por ciento de la comunicación del bebe se manifiesta a través de los movimientos de su cuerpo y es más fácil interpretar lo que quiere mediante el vínculo piel a piel.”

Los bebes se ponen a llorar cuando sus necesidades se vuelven urgentes y, de acuerdo con las investigaciones de la doctora Barnard, “cuanto más contacto físico mantienen los padres con él, tanto más conocen sus necesidades”. A su vez, la doctora Barnard comprobó que los que pasaban más tiempo en brazos de su familia tenían un desarrollo cognoscitivo superior, evidente hasta ocho años más tarde.

Diferencias individuales
Es diferente, sin embargo, la actitud de la gente adulta respecto de la intensidad de la relación física que encuentran placentera. Esa diferencia podría responder a la experiencia individual de haber sido objeto —o no— de permanentes contactos físicos.

La gente que toca muy poco a los demás, en contraste con aquellas personas siempre dispuestas a acariciar, abrazar y mimar —reflexionó la doctora Mario Diamond, profesora de anatomía de la Universidad de California—, probablemente experimente igual efecto. Los que a través de los años recibieron muy pocas expresiones físicas ce afecto podrían volverse hipersensibles y, de ese modo, sentir que, biológicamente, les molesta e incomoda.”

Musculos del Cuerpo Humano

LOS MÚSCULOS. Los músculos lisos obedecen a la voluntad, sin que apenas nos demos cuenta de sus efectos, y están destinados a los movimientos de diversas vísceras (estómago, intestino, etcétera), mientras que los estriados son los de acción voluntaria, como todos los que forman el sistema locomotor. El hombre cuenta con 501 músculos, y en un adulto de 70 Kg. su conjunto llega a pesar unos 30.

El típico músculo estriado, o sea, voluntario; está compuesto de innumerables células o fibras musculares, unidas entre sí por tejido conjuntivo. Se encuentra envuelto en una membrana lisa y bastante resistente (fascia), que sirve para que los movimientos puedan efectuarse del modo más simple y sin rozamientos ni fricciones entorpecedoras. Los músculos están fijos, por regla general, a dos huesos diferentes.

Para conseguir una buena fijación, poseen en sus partes terminales formaciones de tejido mucho más resistente, denominadas tendones. Algunos de ellos son fácilmente palpables a través de la piel, como el llamado tendón de Aquiles, que sobresale en la parte posterior del tobillo. Mucha gente los denomina “nervios”, si bien nada tienen que ver con ellos. Dicha confusión constituye un ejemplo de cómo algunos errores pueden conservarse durante muchos siglos.

Aristóteles no distinguía entre nervios y tendones, y por dicha razón los profanos confunden aún hoy estas dos estructuras. Pero no sólo son antiguos los errores, sino también algunas denominaciones, por ejemplo la de este tendón que recibió el nombre de Aquiles, debido a que este personaje mitológico sólo podía ser herido en el talón. Los músculos casi nunca se contraen aisladamente, sino que lo hacen por grupos. Así, podemos distinguir múltiples conjuntos musculares: hablamos de músculos masticadores, al referirnos a los que hacen mover la mandíbula y le permiten masticar los alimentos, mientras otros se encargan de abrir y cerrar los párpados, proporcionar movilidad a los labios y la boca, arrugar la frente y fruncir el entrecejo, etc.

El músculo cuyo nombre ha alcanzado mayor popularidad es el bíceps, que se hace prominente en el brazo. Por estar fijado al húmero y hombro por una parte, y al radio del antebrazo por otra, produce, al contraerse y por tanto al acortarse, la flexión del antebrazo sobre el brazo, es decir, el movimiento de doblar el codo. Por dicha razón forma parte de los llamados músculos flexores. En cambio, el situado en la parte posterior del brazo y denominado tríceps, produce, al contraerse, un movimiento de extensión (rectificación del codo). Pertenece, pues, al conjunto de los músculos extensores.

De este modo se distribuyen por todo el cuerpo grupos de músculos antagonistas, pues sus efectos se contrarrestan. Grupos parecidos al mencionado se hallan en la muñeca, la rodilla, el tobillo, etc. Siempre que se contraigan los flexores, deben relajarse los extensores para que pueda efectuarse el movimiento, lo cual presupone una perfecta coordinación a cargo de sistema nervioso. En el músculo siempre persiste cierto grado de contracción, o sea de “tono muscular”. Su finalidad es que podamos persistir en diversas posturas, ya que si nos mantenemos en pie, tanto los músculos flexores como los extensores de la rodilla deben experimentar cierta contracción; de lo contrario, el cuerpo se doblaría a causa de su peso.

POR QUÉ NOS MOVEMOS. Mientras la máquina de vapor de un barco convierte en energía sólo un 10 % de su combustible y se pierde el resto en forma de calor, los músculos son capaces de utilizar entre el 20 y el 40 % de la obtenida a partir de las sustancias nutritivas, por medio de diversas reacciones químicas.

El resto se transforma en calor, el cual tampoco es desperdiciado por completo, pues sirve para el mantenimiento de la temperatura corporal. En la contracción del músculo se gasta gran parte del azúcar que almacena en forma de un compuesto denominado glucógeno. Por dicha razón, a los atletas sometidos a grandes esfuerzos se les alimenta con grandes cantidades de azúcar. En la obtención de la energía necesaria para la contracción, se utiliza también gran proporción de oxígeno, mientras que uno de los materiales de desecho más importantes, es el ácido láctico.

Cuanto menor sea la cantidad de oxígeno de que dispone el organismo, tanto mayor es la formación de dicho ácido. Si el esfuerzo corporal es efectuado de una manera masiva y rápida, la cantidad de oxígeno aportada a los músculos es casi siempre insuficiente, acelerándose, en consecuencia, la producción de ácido láctico. La acumulación del mismo en el interior de las masas musculares es lo que se exterioriza en forma de fatiga o “agujetas”.

FRACTURAS Y LUXACIONES. Cada músculo posee una terminación nerviosa que le excita y le obliga a contraerse o relajarse. Sin esta “corriente nerviosa” el músculo, por sí solo, no puede crear movimiento. El accidente más vulgar que puede sufrir un hueso es que se rompa, produciéndose una fractura. A veces se percibe un chasquido seguido de intenso dolor, tanto espontáneo como por presión, imposibilidad de mover el miembro lesionado y aparición de varias manchas de color azul en la piel. No obstante, para asegurar la existencia de una fractura es necesario recurrir a los rayos X, excepto en el caso de que los fragmentos presenten grandes desviaciones.

Para curarlas, en primer lugar hay que reducirlas, es decir, volver sus partes a la posición primitiva, y luego inmovilizarlas por medio de vendajes de yeso, a fin de impedir que puedan volver a separarse, hasta que el propio organismo se encargue de soldarlas nuevamente. Esto se logra con la formación de un nuevo tejido, el conocido con el nombre de “callo óseo”.

La luxación consiste en que un extremo óseo se sale de una determinada articulación. Así, cuando la cabeza del húmero salta de la cavidad en que la escápula lo retiene y a la cual está fijado por diversos ligamentos, hablamos de luxación del hombro. Su curación se consigue reponiendo el miembro en su sitio exacto, mediante maniobras adecuadas y, si es necesario, por medios quirúrgicos.

ENFERMEDADES DE ARTICULACIONES Y MÚSCULOS. Las articulaciones están sometidas a un intenso trabajo, pues sus superficies se rozan continuamente durante los movimientos, y algunas, como la de las rodillas, soportan de un modo casi permanente un peso muy grande en proporción a su tamaño. Este trabajo prolongado llega a desgastar el cartílago que recubre sus extremos y lo mismo puede sucederles a los huesos cercanos. Entonces la articulación degenera y se presenta una enfermedad llamada artrosis, que se produce con mayor frecuencia en las grandes articulaciones de la rodilla, la cadera o la columna vertebral. Los movimientos se hacen algo dolorosos, sobre todo al principio de la jornada hasta que las junturas se “calientan”. Esta enfermedad transcurre durante años.

Lo más urgente es descargar en lo posible la gravitación sobre la articulación afectada. Así, se ha de procurar el adelgazamiento de las personas muy gruesas, cuyas rodillas artrósicas no pueden mejorar si soporta tanto peso. Los masajes, la administración de yodo, azufre y otros medicamentos, proporcionan mejorías notables. Desde hace muchos años se reconoce la gran eficacia que tienen algunos baños, sobre todo los de aguas azucaradas, para el alivio de dicha enfermedad. Y en último término se recurre a la cirugía, sustituyendo, por ejemplo, una cabeza de fémur artrósica por otra de material plástico. Los meniscos de las rodillas envejecen pronto, a partir de los 30 años. Su enfermedad más corriente es la ruptura, que se observa, sobre todo, en futbolistas y mineros, cuya profesión exige grandes esfuerzos de la rodilla, mayormente en el sentido de rotación. Sus manifestaciones son un dolor variable en intensidad, inmediato al accidente en que se ha producido, y aparece un derrame sinovial en el interior de la rodilla, que se traduce en la hinchazón de la misma.

La curación de las lesiones meniscales se consigue, a veces, con el reposo y masajes adecuados, aunque en ocasiones es forzoso operar y extraer quirúrgicamente el menisco enfermo o roto. Los llamados pies planos es una dolencia que se presenta con más frecuencia en hombres que en mujeres, sobre todo en aquellos cuyas ocupaciones les obligan a estar mucho tiempo de pie. Los ligamentos que unen los diversos huesos del pie no son bastante resistentes para sostener la carga casi continua del cuerpo y ceden con facilidad. Entonces las diversas curvaturas del pie se aplanan y surge la deformidad mencionada.

Sus manifestaciones son un dolor difuso de todo el pie, especialmente de su planta, que se hace más intenso al subir las escaleras que al bajarlas. Se puede conseguir su curación o mejoría mediante reposo, ejercicios gimnásticos adecuados, utilización de plantillas e, incluso, operaciones quirúrgicas que recuperan la posición correcta del miembro. Los músculos enferman con menor frecuencia que los huesos y las articulaciones, pero a veces presentan reumatismo muscular, caracterizado por la aparición de una serie de dolores y molestias, sin que en el músculo afectado se encuentre nada anormal.

Los cambios de tiempo, el frío, el golpe de aire, etc., se consideran como causantes de dichos dolores. Si se localizan en un solo lado del cuello, los músculos afectados suelen quedar rígidos y se produce la tortícolis. Con mayor frecuencia estos dolores aparecen en los músculos que sostienen la columna vertebral, especialmente en su porción lumbar y dan lugar al denominado lumbago.

Se trata de un intenso dolor en esta región, calificado a menudo de “dolor de riñones”, el cual mantiene al paciente rígido, sin poder efectuar casi ningún movimiento con el tronco, como es, por ejemplo, agacharse, y menos aún, erguirse después. El calor aplicado sobre la zona dolorosa, junto a la administración de algún medicamento antirreumático, suelen aliviar pronto el sufrimiento.

culos que sostienen la columna vertebral, especialmente en su porción lumbar y dan lugar al denominado lumbago. Se trata de un intenso dolor en esta región, calificado a menudo de »

MANOS Y PIES ENFERMOS. Los panadizos consisten en la formación de pus, circunscrita a una determinada región de un dedo; su profundidad varía bastante y sus manifestaciones son, por regla general, hinchazón, aparición de una vesícula de pus, intenso dolor que suele presentarse en forma de latidos, y a veces de fiebre. Es esencial no menospreciar la importancia de esta afección, ya que a veces profundiza con gran rapidez hasta los huesos del dedo enfermo y los inflama también. Por ello es importante que todos los panadizos se abran antes de darles tiempo a que se extiendan, sobre todo si el dolor ha llegado a ser lo suficiente intenso para impedir el sueño nocturno. Sólo de este modo se evitará la necesidad de extraer una porción ósea, o incluso cortar todo el dedo enfermo. Los antibióticos, concretamente la penicilina, si bien ayudan cuando el proceso se ha extendido, no son capaces, por sí solos, de curar un panadizo bien desarrollado. Los tejidos aprisionados entre dos superficies duras, el hueso por una parte y los zapatos por otra, reaccionan mediante un aumento de espesor y de consistencia.

El endurecimiento que al principio es muy superficial, va creciendo, si sus causas persisten, hacia el interior y, en casos extremos, puede llegar incluso a perjudicar el hueso subyacente. Con mucha frecuencia, estos callos tan profundos presentan en su porción inferior una bolsa de pus que causa bastante dolor y, lo que es peor, provocan en el interior del hueso una inflamación que puede conducir a la pérdida del mismo. Hay que evitar su formación utilizando calzado cómodo, y si a pesar de ello aparecen, es necesario extirparlos antes de que profundicen. En ocasiones la punta de una uña, casi siempre la del dedo gordo del pie, se introduce en la piel y en la carne, es decir, se “encarna”.

Ello da lugar a una especie de herida que se infecta fácilmente y presenta, además, mucha resistencia a curar, llamada uñero. Para lograrlo es necesario desprender la punta de la uña que se introduce en el reborde del lecho de la misma. Si la dolencia ha progresado y la infección es profunda, hay que extirpar una porción importante de la uña y tejidos afectados.

Minerales Utilizados en la Industria Propiedades

Minerales Utilizados en la Industria

Ciertos minerales que desempeñan un papel vital en la producción de varios tipos de acero. Pero ellos, de ninguna manera, completan la lista de minerales metálicos que son importantes para la industria. El presente artículo trata otros minerales metalíferos importantes junto con unos pocos minerales que, aunque comercialmente carentes de importancia, son por sí mismos interesantes. Debe recordarse que la lista de minerales comercialmente significativos representa sólo una fracción del total de la lista de minerales metálicos.

ORO
El oro, el “rey de los metales” y la base del comercio en casi todos los lugares, es uno de los pocos metales que se encuentra frecuentemente en estado nativo, esto es, sin combinar con otros elementos (aunque en la práctica otros metales, particularmente la plata, están presentes). El oro se encuentra en vetas cuarcíferas; pero, como los depósitos son desgastados, el oro grueso (pepitas) se concentra en el lecho de los arroyos (placeres) y puede ser rescatado mediante el lavado de las arenas claras (arenas auríferas).

Oro nativo (dureza o D. 2,5 según la escala de Mohs: Peso específico o p. e. 19,3): es blando, pesado y de color amarillo. En las rocas, el oro se encuentra en listas o láminas: son raros los cristales isométricos. Otra fuente del metal es la calaverita (telururo de oro), un mineral quebradizo cuyo color fluctúa del amarillo al plateado (D. 2,5 a 3; p. e. alrededor de 9). El oro se recupera también de otros minerales.

PLATA
La plata es un metal que ha desempeñado en el comercio un papel mucho más importante, en el pasado que en el presente. La cantidad utilizada con el propósito de acuñar moneda ha descendido drásticamente en los últimos años. En la actualidad, las tres cuartas partes de la producción de plata es usada en la industria. Uno de los usos más importantes es en la manufactura de películas fotográficas. Más de la mitad de la plata del mundo se obtiene como subproducto de la producción de plomo, cinc y cobre, mientras que los yacimientos de oro producen una apreciable cantidad.

Como el oro, la plata se encuentra en estado nativo (D. 2,5 a 3; p. e. 10,5), pero la principal fuente del metal es la argentita (sulfuro de plata). uñ mineral brillante, gris plomo a menudo asociado a la piafa nativa y a los minerales de plomo, cinc y cobre. Cristaliza en un sistema isométrico pero, comúnmente, se encuentra en estado nativo. (D. 2,5; p. e. 7,3).

PLOMO
A menudo asociado con la plata, es el más humilde de los metales. Alrededor de un tercio de la producción mundial de este meta! es usado en acumuladores, por ejemplo baterías de automóviles. Otros usos importantes son la manufactura de pinturas y cubiertas de cables, y en la construcción.

El plomo se encuentra en estado nativo, pero la más importante fuente del metal es la galena (sulfuro de plomo). Ésta es un mineral quebradizo, de color gris plata que, comúnmente, forma cristales cúbicos. La galena se- caracteriza por su quebradura cúbica (D. 2,5; p. e. 7,5). Menos importantes minerales de plomo, son la cerusita (carbonato de plomo) y la anglesita (sulfato de plomo). Algunas veces, la cerusita forma manojos de grandes cristales blancos en forma de agujas, pero por lo común se la encuentra en forma masiva (D. 3,5; p. e. 6,5). La anglesita, formada por la oxidación de la galena, comúnmente se presenta coloreada de gris y con un lustre diamantina (D. 3; p. e. 6,3).

CINC
El cinc es un metal que sigue naturalmente al plomo porque los dos están íntimamente relacionados. No hay depósito importante de cinc que no contenga mineral de plomo, y por lo común cantidades explotables de ambos están presentes 011 la misma mina. El principal uso del cinc es de proveer al hierro de una capa protectora contra la oxidación. El latón es una aleación de cobre y cinc.

La principal fuente de cinc es (a esfalerita, conocida también como blenda (sulfuro de cinc). Esfalerita, que quiere decir engañoso, es un buen nombre porque su color fluctúa del negro al rojo, marrón, verde y amarillo. Los cristales (isométricos) son comunes y las quebraduras en seis direcciones son perfectas (D. 3,5 a 4; o. e. 4). Otros minerales de cine incluyen: la cincita (óxido de cinc), smithsonita (carbonato de cinc), hemimorfita (silicato hidratado de cinc), willemita (silicato de cinc) y franklinita (una variedad de magnetita). La cincita (D. 4 a 4,5; p. e. 5,5), un mineral rojo anaranjado y la franklinita están circunscriptas a una sola localidad. (Depósitos de Franklin, Nueva Jersey.) La smithsonita varía en color y a menudo se la encuentra en masas en forma de panales o estalactitas (D. 5; p. e. 4,4). Willemita (D. 5 a 6; p. e. alrededor de 4) es de color variable, pero casi siempre será de un verde brillante fluorescente bajo la luz ultravioleta. La hemimorfita (D. 4,5 a 5; p. e. alrededor de 3,5) puede ser marrón, amarilla, azul o blanca. La hemimorfita y la smithsonita se conocen también por el nombre de calamina.

TORIO
El torio es un metal que probablemente tenga un importante futuro en el campo de la energía atómica, pero en el presente su principal uso está en la industria química y en la manufactura de mecheros Auer.

Las dos fuentes más importantes de torio son la monazita (un mineral compuesto que contiene torio) y la thorita (silicato de torio). La monazita se encuentra como cristales monoclínicos y como granos en las arenas “pesadas”. De color entre moreno y amarillo, es quebradiza y altamente radiactiva (D. 5 a 5,5; p. e. 5). La thorita, cuyo color fluctúa del rojo a! negro, se la encuentra comúnmente en grandes bloques (D. 5; p. e. 5 a 6).

URANIO
El uranio ha llegado, en la actualidad, a ser una valiosa fuente de energía atómica. Sumamente raro, este elemento altamente apreciado se encuentra esparcido ampliamente en las rocas ígneas de la corteza terrestre. Pero los depósitos explotables son pocos y se encuentran separados por grandes distancias y las búsquedas de uranio rivalizan hoy con las “fiebres del oro” de los primeros días.

Hoy muchos minerales uraníferos, pero pocos son de importancia comercial. La uraninita (un óxido impuro de uranio) es un mineral duro, pesado y negro, que se encuentra en cristales isométricos . (D. 5,5; p. e. 9 a 9,7). La pechblenda es una variedad difundida de uranita. La carnotita, descrita como mineral de vanadio, es otro importante minera!. El urofano (un mineral complejo uranífero) se encuentra a menudo con la uraninita como cristales ortorrómbicos en forma de aguja, pequeños y de color paja (D. 2 a 3; p. e. 3,8). Todos los minerales de uranio son radiactivos.

COBRE
El cobre fue probablemente el primer metal fundido desde su mineral, en un proceso que es bastante simple. Una aleación, el bronce (cobre y estaño), fue descubierta probablemente en forma accidental, ya que en muchos lugares los dos metales se encuentran juntos. Debido a su baja resistencia eléctrica, el principal uso del cobre es en la industria eléctrica.

El cobre forma más minerales que cualquier otro metal, pero sólo unos pocos son importantes. La fuente principal son los sulfures de calcopirita (sulfuro de cobre y hierro), calcocita (sulfuro cuproso) y bornita (sulfuro de hierro y cobre). La calcopirita (D. 3,5 a 4; p. e. 4,2), es un mineral de latón con vetas negro-verdosas. Se encuentra comúnmente en forma masiva. La calcocita (D. 2,5; p. e. 5,5), es de color gris plomo y tiene una fractura concoidea. Sus cristales ortorrómbicos son raros. La bornita (D. 3; p. e. 5), algunas veces llamada mineral empavonado debido a su frecuente despulido azul o púrpura, es color bronce cuando acaba de extraerse y tiene una veta negra. Una vez más, los cristales (isométricos) son raros. Otros nombres de la bornita son erubescita y cobre veteado. El desgaste de los minerales de cobre en la superficie, origina los vistosos carbonatas malaquita y azurita (verde y azul, respectivamente). La diferencia entre los dos radica simplemente en su contenido de agua —8,2 % para el primero y 5,2 % para el último— (D. 4; p. e. 3,8 a 4 para los dos).

ALUMINIO
El aluminio es uno de los metales más versátiles. Por ser muy liviano (cerca de un tercio de la densidad del hierro), no corrosivo y, en aleación, mecánicamente fuerte, es un metal ideal para la construcción aérea.

A pesar de ser el aluminio el más común de los metales en la corteza terrestre, casi toda la producción mundial proviene de un solo mineral, la bauxita (una mezcla de óxidos de aluminio hidratados). Ésta se forma por el desgaste de las rocas aluminíferas en el clima tropical (meteorización prolongada de rocas alumínica). Aunque blanco o pulido por naturaleza, la presencia de hierro lo mancha de color marrón rojizo (D. 3 o menos; p. e. 2,5).

Otros minerales de aluminio, aunque no son fuentes del metal, son comercialmente importantes. La caolinita (silicato de aluminio hidratado), conocida también como caolín o tierra de porcelana, se presenta comúnmente como blancas masas terrosas. Este mineral es de importancia vital para la industria de la cerámica (D. 2 a 2,5; p. e. 2,6). La criolita (un fluoruro de sodio y aluminio) es un mineral raro, que tenía importancia vital en el refinamiento del aluminio. Hoy en día se usa una criolita artificial. El corindón (óxido de aluminio), es un mineral de color gris a marrón que forma frecuentemente, cristales hexagonales. Cuando está ricamente coloreado, e! corindón es una joya altamente apreciada; rubíes, zafiros (D. 9, más dura que cualquier otro mineral común; p. e. 4).

PLATINO
El platino es el más común dé los miembros de un grupo de metales formado por el paladio, osmio, iridio, rutenio y rodio. Es ampliamente usado en joyería, pero también tiene usos en electricidad, odontología y química.

El platino se encuentra como meta! nativo, comúnmente en forma de escamas o como granos o pepitas (a veces de gran tamaño) en depósitos (placeres) próximos a rocas ígneas platiníferas. Es muy pesado, maleable y de color gris (D. 4 a 4,5; p. e. 21,5 cuando es puro). La esperrillita (arseniuro de platino) es un valioso mineral de platino. Es duro, pesado, de color blanco y tiene una veta negra. La esperrillita forma a veces grandes cristales isométricos (D. 6 a 7; p. e. 10,5).

ARSÉNICO
El arsénico metálico tiene pocos usos, siendo el principal el endurecimiento de las balas de plomo. Pero el trióxido de arsénico se usa en grandes cantidades en insecticidas y herbicidas. El arseniato de plomo es vastamente usado contra el gorgojo del algodón, y el arseniato de cobre o plomo contra el escarabajo de la papa.

El principal mineral de arsénico es la arsenopirita (sulfarseniuro de hierro). Este mineral de color gris acerado se encuentra por lo común en forma de masas cristalinas. Los cristales individuales son pequeños y en forma de cuña (D. 5,5 a 6: p. e. 6). Mucho más espectaculares son los minerales oro-pimente (trisulfuro de arsénico) y rejalgar (sulfuro de arsénico). El primero es de color amarillo y el último rojo vivo (D. 1,5 a 2; p. e. 3,5 para ambos). Los dos han sido usados como pigmentos en la preparación de pinturas.

ESTAÑO
El uso más común del estaño es para revestir el hierro de las cajas de “lata” con una capa extremadamente fina para protegerlo de la herrumbre. El 40 % de la producción mundial de estaño es utilizado para estos fines, a pesar de que la capa de estaño alcanza sólo al 1 % del peso de las latas. Grandes cantidades de estaño se usan también en aleaciones y soldaduras.

Como el aluminio, el estaño tiene solamente un mineral: la casiterita (óxido de estaño). Ésta forma cristales tetragonales (prismáticos y piramidales) pero, comúnmente, se encuentra como masas granulares o fibrosas (madera de estaño). Es muy quebradizo v tiene un lustre brillante (D. 6 a 7; p. e. 7).

MERCURIO
El mercurio es el único metal liquido a la temperatura ordinaria. Es ampliamente usado en la preparación de drogas y productos químicos y en instrumentos científicos. Él uso más conocido, en los termómetros, representa tan sólo una pequeña fracción del consumo total.

La única fuente de mercurio es el cinabrio (sulfuro mercúrico), un mineral rojo brillante que forma cristales hexagonales, aunque se encuentra comúnmente en estado nativo o como copos esparcidos. Tiene una veta rojo escarlata (D. 2,5; p. e. 8,1). Algunas veces se encuentra mercurio nativo en el cinabrio.

TITANIO
Debido a la ligereza de su peso y a su alto punto de fusión, el titanio está usándose en cantidades siempre crecientes en un gran número de diferentes campos, la construcción de cohetes voladores, por ejemplo. Es usado también en la fabricación de pinturas.

Los principales minerales de titanio son el rutilio (dióxido de titanio) y la iimenita (óxido de hierro y titanio). El rutilio cristaliza a menudo como prismas tetragonales, de color negro o marrón rojizo. Se encuentra en rocas ígneas o metamórficas (D. 6; p. e. 4,2). La iimenita, de color negro, puede encontrarse en forma masiva o como granos o copos. Los cristales son raros. A menudo está asociada con la magnetita (D. 5 a 6; p. e. 4,5).

MAGNESIO
Debido a su escaso peso, el magnesio se usa vastamente en aleaciones con el aluminio y otros metales para la construcción liviana.

Los principales minerales de magnesio son la magnesita (carbonato de magnesio) y la dolomita (un carbonato de calcio y magnesio). La magnesita es, por lo común, cristalina o granular y los cristales individuales son raros. Su color fluctúa del blanco al amarillo y al castaño (D. 4; p. e. 3). La dolomita (un carbonato de calcio y magnesio) se incluye, en realidad, entre los minerales no metálicos y será descrita en un artículo posterior, pero es un mineral menor del magnesio.

ANTIMONIO
El antimonio es usado ampliamente para endurecer el plomo y hacerlo resistente a la corrosión en la forma de planchas de baterías, hojas de plomo y caños de plomo. El metal de los tipos de imprenta es una aleación de plomo y antimonio, con pequeñas cantidades de estaño y, algunas veces, cobre.

La principal fuente de antimonio es la estibina, llamada a veces antimonita o antimonio lustroso (trisulfuro de antimonio). Este mineral quebradizo, color gris plomo, forma algunas veces pequeños cristales prismáticos característicos (sistema ortorrómbico), pero más comúnmente, se lo encuentra en masas columnares (D. 2; p. e. 4,6).

COLUMBIO – TANTALIO
El columbio (o niobio) y el tantalio, son metales raros de considerable importancia. Se los usa, por ejemplo, en aleaciones a alta temperatura, adecuadas para los motores de cohetes y reactores nucleares.

La columbita y la tantalita son minerales compuestos de columbio y tantalio. El nombre dado al mineral depende de la mayor cantidad de columbio o tantalio que se encuentren presentes (D. 6; p. e. 5,5 a 8).

EL CUARZO
Como el silicio y el oxígeno (27 % y 46 %, respectivamente, combinados, se entiende) son los elementos más abundantes de la corteza terrestre, no es de extrañarse que la sílice o cuarzo (Si02 óxido de silicio), que es una combinación de los dos, sea el mineral más común. Pero aunque el cuarzo es tan común como la arena (la mayoría de los granos de arena son fragmentos de cuarzo) no todas las formas de este mineral carecen de valor.

El cuarzo puro y cristalino como el agua, llamado cristal de roca, límpido e incoloro, se corta para utilizar como piedra de adorno y posee variados usos en la industria óptica y eléctrica. Cuando contiene ciertas impurezas es aún más valioso. Un vestigio de manganeso le imparte un hermoso tinte violeta, produciéndose el amatista. Otras formas del cuarzo clasificadas como piedras semipreciosas incluyen al ágata, sardónice, ónix,  jaspe y  ópalo.

GEMAS
Probablemente la gema más preciada de todas sea el diamante, que es simplemente carbono puro cristalizado en sistema cúbico. La popularidad del diamante se debe a su dureza (es el más duro de todos los minerales), brillo y a la forma como dispersa la luz. Puede ser incoloro o tener tinte amarillento, azul, rosa, etc. Durante cientos de años la India era la única fuente de estas piedras, pero hoy el principal productor de diamantes de alta calidad es la República Sudafricana.

El alto precio de los diamantes, y de cualquier otra gema, se debe a su rareza, aunque es interesante saber que, en los últimos tiempos, se han encontrado depósitos tan grandes de diamantes que su venta ha debido ser restringida para mantener su valor comercial. Debido a su excepcional dureza los diamantes también tienen un gran valor industrial, principalmente para herramientas de corte, perforación y pulido.

Aunque parezca extraña, no es el diamante el que obtiene los precios más altos. Los rubíes rojos son más caros aún. Los rubíes, como los zafiros, son formas del corindón (óxido de aluminio, Al203), y su única diferencia reside en el color. El término zafiro comprende todos los otros colores del corindón, aunque el color tradicional es el azul. La esmeralda (6SÍO.,. A1203.3BeO) es una combinación del berilio, un silicicato del berilio y aluminio.

HIERRO
Los minerales metalíferos son de un valor práctico mucho mayor que el de las piedras preciosas. En realidad, el progreso de la civilización está ligado al aumento del conocimiento de los metales y de los minerales de los cuales provienen.

Los metales de mayor utilidad para el hombre, se extraen de los siguientes minerales: el aluminio, de la bauxita (óxido de aluminio hidratado); el cobre, de la calcopirita (sulfuro de cobre y hierro); el hierro, de la hematita (óxido de hierro); el plomo, de la galena (sulfuro de plomo); el magnesio, de la magnesita (carbonato de magnesio) y de la dolomita (carbonato de magnesio y calcio); el mercurio, del cinabrio (sulfuro de mercurio); el níquel, de la pentlandita (sulfuro de níquel y hierro); la plata, de la argirita (sulfuro de plata); el estaño, de la casiterita (óxido de estaño), y el cinc, de la blenda (sulfuro de cinc) o de la calamina (carbonato de cinc).

El metal que probablemente ha tenido el papel más útil en la historia es el hierro. El hierro no aparece libre en la naturaleza y el mineral más importante para su obtención es la hematita (Fe203) un óxido de hierro. La hematita es por lo general gris o negra, pero al ser pulverizada adquiere un color rojo brillante. La magnetita (Fe203.FeO), otro importante mineral, es también un óxido de hierro y el único mineral fuertemente magnético. Una forma de la magnetita, la piedra imán, constituye de por sí un imán natural.

Los mayores yacimientos de hematita se encuentran en la vecindad del lago Superior (EE. UU.), mientras que en Suecia hay enormes depósitos de magnetita. Otros minerales férricos menos importantes son la limonita (óxido de hierro hidratado) y la siderita (CO3Fe) —carbonato férrico—.

La mayor parte del hierro producido en la actualidad constituye aleaciones (las mismas se forman cuando se agregan al metal básico uno o más elementos, generalmente metales). El acero es básicamente una mezcla de hierro y carbono (contiene entre el 0,1 y el 1,6 % de este último).

Pero se hacen varios tipos de acero, para satisfacer muchas exigencias distintas, adicionándole pequeñas cantidades de otros metales, como tungsteno, cobalto, níquel, mclibdeno, vanadio, cromo y manganeso. Los aceros al tungsteno, por ejemplo, pueden soportar altas temperaturas y se utilizan para herramientas de corte de alta velocidad (aceros rápidos).

TUNGSTENO
Los principales minerales del tungsteno son la scheelita y la volframita. La scheelita (WO3.CaO) (tungstato de calcio) es un mineral vitreo, normalmente incoloro (blanco amarillento o verdusco), que emite luz muy fluorescente bajo la luz ultravioleta. Se la obtiene en grandes cantidades en California y Nevada (EE. UU.). La volframita (WO3[FeMn]O) (tungstato de hierro y manganeso) es un mineral oscuro, frágil, de poco brillo metálico, generalmente presente en las vetas cuarcíferas, que se encuentra en grandes cantidades en China y Birmania.

Minerales que el Cuerpo Necesita Calcio Yodo Hierro Magnesio Humano

Minerales Que el Cuerpo Necesita

Se conocen unos veinte minerales que forman parte de la composición de nuestro organismo. Los minerales constituyen el 5% del peso del cuerpo, es decir unos 3,5 kilos para un adulto de 70 kilos (154 libras). En nuestro organismo, los minerales están renovándose continuamente. Cada día se eliminan con la orino, las heces, el sudor y otras secreciones, unos 30 gramos de minerales? los cuales tienen que ser necesariamente reemplazados por medio de los alimentos.

La fuente más importante de minerales son los alimentos de origen vegetal en su estado natural, especialmente si proceden de cultivos biológicos. Por ello, las dietas cárnicas, y las basadas en productos refinados tienden a ser deficitarias en minerales. Esto se agrava por el hecho de que los suelos de cultivo se empobrecen en minerales, debido el uso intensivo de abonos inorgánicos. En realidad, es posible que los productos que adquirimos en el mercado contengan menos minerales de los que deberían tener según las tablas de composición de los alimentos. Por ello debemos prestar especial atención a los minerales de la dieta, sobre todo al calcio y al hierro.

Los Minerales: calcio, yodo

Los Minerales que el cuerpo necesita

Calcio: Es al mineral más abundante del organismo, cuyas sales forman la sustancio que confiere dureza al esqueleto y a la dentadura. El cuerpo de un adulto contiene entre 1 y 1,5 kilos de calcio la mayor parte del cual (el 99%) se encuentra en los huesos y en los dientes, y una pequeña parte (el 1%) en la sangre y en el resto del organismo.  Además de formar parte del esqueleto, el calcio realiza otras interesantes funciones en el organismo.

  • Interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos, especialmente en el corazón, manteniendo de esta forma el ritmo cardíaco.
  • Es necesario para que la sangre coagule con normalidad.
  • Regula el equilibro ácido-básico de la sangre, evitando que esta se vuelva demasiado ácida. De esta forma, neutraliza la acidez que normalmente se produce en el metabolismo de las proteínas.

El calcio necesita de la vitamina D para poder ser absorbido en el intestino, y pasar así a la sangre. Una deficiencia de vitamina D produce los mismos síntomas que la falta de calcio.

La deficiencia de calcio se manifiesta en primer lugar por un cuadro clínico llamado tetania, que se caracteriza por calambres musculares, que pueden lLgar a verdaderos espasmos. Cuando persiste, se producen alteraciones del ritmo cardíaco (palpitacionesY irritabilidad nerviosa, pérdida de la dureza normal de los huesos (raquitismo en los niños, osteoporosis y osteomalacia en los adultos), dolores en las arLiculaciones y pérdida de piezas dentarias.

Necesidades diarias de calcio
Niños 800
Jóvenes 11-24 1200
Hombres Adultos 800
Mujeres Adultas 800
Embarazadas 1200
Madres que Lactan 1200

El calcio en la alimentación vegetariana: El calcio es un mineral muy abundante en los alimentos vegetales, especialmente en las nueces o frutos secos y en las leguminosas. Una alimentación a base de fruta, cereales y hortalizas aporta sobradamente el calcio que necesita el organismo, con notables ventajas sobre la alimentación cárnica. Entre los alimentos animales, solo la leche y sus derivados contienen cantidades importantes de calcio, pero es muy escaso en la carne y en el pescado.

Hay que tener presente que el ácido oxálico contenido en algunos alimentos puede dificultar la absorción del calcio, al formar con él sales insolubles (oxalato cálcico). Aunque los alimentos ricos en ácido oxálico, como el cacao, las espinacas y las acelgas, también contienen abundante calcio, es prudente tomarlos en pequeñas cantidades cuando se requiere una dieta alta en calcio.

Fósforo: La práctica totalidad del fósforo que contiene el organismo se halla en los huesos y en los dientas, combinado con el calcio. La cantidad de fósforo que se ingiere con la dieta, debe estar en relación con la de calcio. El fósforo se halla ampliamente distribuido entra todos los alimentos, tanto vegetales como animales, por lo que su aporte no supone ningún riesgo.

La leche y sus derivados son la mejor fuente de calcio entre los productos de origen animal. Sin embargo, la leche de vaca contiene abundante grasa, necesaria para el desarrollo del ternero, pero no para los seres humanos, especialmente si son adultos. El sésamo y los frutos secos oleaginosos proporcionan tanto o más calcio que la leche, con la ventaja de no contener grasas saturadas ni colesterol.

Por el contrario, el principal problema del fósforo es su exceso en relación al aporte de calcio. Esto ocurre especialmente en las dietas ricas en carne, pues esta contiene mucho fósforo y muy poco calcio (hasta diez veces más en la carne de cerdo). Este exceso de fósforo en la dieta cárnica hace que el calcio sea peor aprovechado, y es otro factor más que explica la mayor frecuencia de osteoporosis entre las mujeres que consumen mucha carne.

En los alimentos vegetales, así como en la leche y en los huevos, la cantidad de fósforo guarda una relación mucho más equilibrada con la de calcio, de forma que con una alimentación ovolactovegetariana no existe riesgo de ingerir un exceso de fósforo.

Hierro: El organismo de un adulto contiene entre 3 y 4 gramos de hierro. Esta es ciertamente una cantidad muy pequeña, pero realiza funciones de importancia vital. La mayor parte del hierro se encuentra en la sangre formando parte de la hemoglobina, que da el típico color rojo y permite el transporte del oxígeno desde los pulmones hasta todas las células.

En el organismo el hierro no existe como elemento químico aislado, que se comporta como un auténtico veneno, sino unido a proteínas, especialmente la llamada ferritina

Necesidades diarias de hierro: La mayor parte del hierro que hay en el organismo se recicla, por lo que en condiciones normales las pérdidas de este mineral son muy pequeñas. El hiervo se pierde con las células que se descarnan de la piel y de las mucosas que revisten el tubo digestivo y las vías urinarias. Esto supone 0,91 miligramos diarios para un adulto.

Las almendras son uno de los alimentos más ricos en calcio (266 mg. por 100 gr. Su contenido en fósforo (454 mg. por 100 gr. guarda una proporción bastante equilibrada con el de calcio.

Necesidades diarias de hierro
Niños 10
Hombres 11-24 12
Hombres Adultos 10
Mujeres 11-50 15
Mujeres 51+ 10
Embarazadas 30
Madres que Lactan 15

En ciertas situaciones, aumentan las necesidades de hierro:

  • Las mujeres que menstrúan pierden 2 miligramos diarios con la sangre menstrual, por lo que una mujer pierde durante los días de la regla tres veces más hierro que normalmente.
  • Durante el embarazo y la lactancia aumentan las necesidades de hierro, pero esto queda compensado con el hecho de no haber pérdidas menstruales. Por ello, las necesidades son las mismas en una muc_r que regla, que en una embarazada o lactante.
  • En la adolescencia se intensifica la demanda de hierro como consecuencia del crecimiento y de la aparición de la menstruación en las muchachas.
  • Cualquier hemorragia anormal produce pérdidas importantes de hierro, que pueden provocar fácilmente un estado anémico.

El hierro de los vegetales se encuentra en forma de sales férricas, mientras que el de los alimentos animales, llamado también hierro hem, aparece en forma de sales ferrosas. Ambos tipos de hierro se absorben con dificultad en el intestino, hasta el punto de que solo de un 10% al 20% del hierro de procedencia vegetal es absorbido, y un 30% del hierro que se encuentra en la carne o en los alimentos animales. Por ello, al calcular las necesidades diarias, se debe pensar en ingerir, como medida de seguridad, diez veces más del hierro que realmente necesitamos.

El hierro en la alimentación vegetariana: El hierro se halla ampliamente distribuido en todos los alimentos animales y vegetales, y una dieta variada aporta sobradamente las necesidades diarias, incluso para las mujeres. La menor absorción del hierro procedente de los vegetales, se compensa sobradamente por dos hechos:

  • La concentración de hierro en la mayoría de los alimentos vegetales es más alta que en las carnes, excepto en el hígado. La leche apenas contiene hierro.
  • Se ha comprobado que la vitamina C, mucho más abundante en la dieta vegetal, aumenta considerablemente la absorción de hierro, llegando a duplicarla. Esta es una importante razón para tomar en cada comida hortalizas y/o fruta fresca, ricas en vitamina C.

Las dietas vegetales no tienen por qué ser pobres en hierro, sino todo lo contrario. De hecho, la anemia por causas alimentarias es bastante frecuente, afectando por igual tanto a los que comen carne como a los vegetarianos. Durante una época se pensó que la carne era necesaria por su contenido en hierro, y que quienes no la tomaban, corrían el riesgo de anemia. Pero hoy sabemos que la dieta vegetal es superior en cuanto a contenido de hierro, y que su absorción no plantea problemas si se consumen abundantes alimentos frescos ricos en vitamina C.

Los frutos secos (nueces), las legumbres y los cereales poseen más hierro que la carne, excepción hecha del hígado. La harina de soja, con la cual se fabrica la carne vegetal, tiene tres veces más hierro que la carne de vaca (la de mayor contenido en hierro). La OMS recomienda el consumo abundante de melocotones (duraznos), albaricoques, ciruelas, uvas y pasas, como excelentes fuentes de hierro, por su fácil digestión y absorción. El alga espirulina, la levadura de cerveza y el polen son, junto con la soja, los alimentos vegetales más ricos en hierro.

En personas que presentan una absorción baja de hierro, o cuando aumentan las necesidades diarias, puede resultar recomendable tomar suplementos de este mineral. Además de los preparados farmacéuticos clásicos, los hay también procedentes de extractos vegetales.

Yodo: El organismo necesita el yodo para sintetizar con él las hormonas producidas en la glándula tiroides. Estas hormonas cumplen importantes funciones mnetabólicas:

  • Aceleran la combustión de los nutrientes que nos proveen de energía (hidratos de carbono, grasas y proteínas).
  • Son imprescindibles para el desarrollo normal del sistema nervioso en los niños, de forma que cuando escasean por falta de yodo, se produce una forma dc retraso mental (cretinismo).

Cuando un adulto sufre carencia de yodo, el tiroides se hipertrofia (aumenta de tamaño), para intentar compensar la carencia y producir así la suficiente hormona tiroidea. A este aumento de tamaño se lo llama bocio simple (hay otras causas de bocio).

Las necesidades de yodo son muy pequeñas: 0,14 miligramos diarios. Normalmente la fruta y las hortalizas pueden aportar suficiente cantidad de yodo, si el suelo en el que se han cultivado lo contiene. Pero hay terrenos pobres en yodo (generalmente los alejados de las costas), y otros que se han empobrecido de este mineral por causa de la agricultura intensiva, que agota las reservas minerales de los terrenos. Por ello no son raras las deficiencias. Para prevenirlas, conviene:

  • Usar sal marina, o que haya sido enriquecida con yodo
  • Consumir algas alimentarias.

Los pescados también contienen abundante yodo, aunque su consumo no resulta imprescindible para satisfacer las necesidades diarias.

Magnesio: El cuerpo de un adulto contiene de 20 a 25 gramos de magnesio. Forma parte de la estructura de los huesos, junto con el calcio y el fósforo, aunque en mucha menor proporción. El magnesio es un componente esencial del principal pigmento del mundo vegetal, la clorofila, al igual que el hierro lo es de la hemoglobina de la sangre.

El magnesio ha cobrado importancia en los últimos años, debido a que se han descubierto numerosas funciones fisiológicas en las que desempeña un papel decisivo.

Ocurre con frecuencia que la alimentación habitual aporta cantidades insuficientes de este importante mineral. Ello es debido a un consumo escaso de cereales integrales, frutos secos (nueces, almendras, etc.), ricos en magnesio, así como al empobrecimiento de los suelos en este minera!. El abuso permanente de los abonos nitrogenados en la agricultura intensiva causa desequilibrios bioquímicos en los suelos, y, como consecuencia, en los vegetales que crecen en ellos. Las plantas ya no contienen la cantidad de minerales que deberían tener, especialmente de magnesio, que es uno de los más sensibles al empobrecimiento del suelo.

Esta es la razón por la cual se debe prestar una atención especial al magnesio, y recurrir, en determinados casos de carencia, al uso de suplementos minerales como el cloruro de magnesio.

Necesidades diarias de magnesio
Niños 80-170
Hombres 15-18 400
Hombres Adultos 350
Mujeres 15-18 300
Mujeres Adultas 280
Embarazadas 320
Madres que Lactan 355

Las fresas <frutillas) contienen una amplia gama de sales minerales, entre ellas el magnesio. que las hace diuréticas y muy apreciadas en las enfermedades de los riñones.

Hay que tener presente que las necesidades diarias de magnesio, establecidas por el U.S. National Research Council es de 350 mg. para hombres adultos y 280 mg. para mujeres adultas al dia. Aunque es cierto que el consumo de grandes dosis de sales de magnesio no tiene efectos indeseables, tampoco está probado que tenga una acción terapéutica especial. El exceso de magnesio se elimino con las heces, provocando además un efecto laxante.

El uso de suplementos de magnesio en forma de soles, está indicado en los casos siguientes:

  • Cuando existe el riesgo de que el aporte alimentario sea insuficiente, por consumir pocos vegetales frescos, o porque estos procedan de tierras de cultivo empobrecidas por el uso intensivo de abonos químicos –
  • En épocas de la vida en las que hay un aumento de las necesidades diarias (crecimiento, embarazo, lactancia).
  • Cuando la absorción intestinal está alterada por diversas afecciones digestivas, como por ejemplo colitis o intervenciones quirúrgicas.

Funciones

Actúa como catalizador de numerosas reacciones químicas que se llevan a cabo en el organismo, relacionadas con la combustión de los nutrientes y la producción de energía. Realiza una función especialmente importante en el sistema nervioso, regulando la transmisión de sus impulsos a lo largo de los nervios periféricos

La carencia de magnesio se manifiesta de formas muy variadas:

  • Cansancio general y sensación de fatiga.
  • Calambres musculares, contracturas, temblores en los párpados o en otros músculos (fenómeno conocido como fasciculaciones musculares).
  • Alteraciones neurovegetativas con tendencia al espasmo en diversos órganos, que se manifiestan por: dolores de estómago, colon irritable, dolor o espasmo uterino durante la regla (dismenorrea), sensación de opresión en el pecho y palpitaciones cardiacas entre otros.

Los frutos secos, los cereales, las legumbres y las verduras, son la fuente más importante de magnesio. Una dieta vegetariana variada puede satisfacer sobradamente las necesidades de magnesio, especialmente si procede de cultivos biológicos en los que se usan abonos orgánicos que contienen una amplia gama de minerales.

Biografia de César Milstein Premio Nobel de Medicina Argentino

Biografia de César Milstein Premio Nobel de Medicina

Biografia de César Milstein Premio Nobel de MedicinaNació en Bahía Blanca (Buenos Aires) el 8 de octubre de 1927 y es considerado uno de los científicos argentinos de mayor prestigio a nivel internacional. En 1984 obtuvo el Premio Nobel de Medicina y Farmacología por sus trabajos para perfeccionar el sistema de defensa inmunológica con el que naturalmente cuentan los seres humanos.

Milstein  permaneció en Bahía Blanca hasta 1945, cuando se trasladó a la Capital Federal para estudiar en la Universidad de Buenos Aires y cuatro años más tarde, en 1956, recibir su doctorado en Química y un premio especial por parte de la Sociedad Bioquímica Argentina.

En 1957 se presentó y fue seleccionado por concurso para desempeñarse como investigador en el Instituto Nacional de Microbiología Carlos Malbrán, que atravesaba por entonces una época de esplendor de la mano de su director, Ignacio Pirosky. Al poco tiempo de haber ingresado a dicho Instituto, Milstein partió rumbo a Cambridge,

Inglaterra, beneficiado por una beca. El lugar elegido era nada menos que el Medical Center Research, uno de los centros científicos mundialmente reconocidos por su excelencia, y donde trabajaba Frederick Sanger – Premio Nobel de física catorce años más tarde-, que fue su director de investigaciones. Una vez concluida la beca, las autoridades de aquel centro de investigaciones solicitaron a Buenos Aires una prórroga por dos años más, que fue aceptada de inmediato por las autoridades del Malbrán.

Al volver a la Argentina, en 1961, Milstein fue nombrado jefe del recientemente creado Departamento de Biología Molecular del Instituto Malbrán. En el desempeño de este cargo, además de dedicarse al trabajo propiamente científico, quiso servir al mantenimiento físico del propio Instituto Malbrán, fabricando él mismo parte del mobiliario que se necesitaba para llevar a cabo las distintas prácticas, o reciclando muebles viejos y ya inservibles; obviamente, las dificultades presupuestarias se relacionaban en forma directa con este hecho.

Tras el golpe militar de 1962, el instituto Malbrán fue intervenido y el trabajo de Milstein, perjudicado: diversos inconvenientes político-institucionales, que incluyeron numerosas cesantías, perturbaron a su equipo en la etapa crucial de un programa de estudios muy avanzados para el contexto de entonces, incluso a nivel mundial. Milstein era uno de los que no había sido directamente damnificado, aunque ya estaba cansado de las gestiones y las estratagemas, de las intrigas y de los comentarios a hurtadillas: todo esto le sacaba la energía que deseaba dedicar a sus actividades científicas. Y así, Milstein y su esposa hicieron las valijas y partieron, otra vez, rumbo a Gran Bretaña. En 1964 estaba nuevamente en el Medical Research Council de Cambridge, y fue durante ese mismo año que consiguió los primeros resultados que dos décadas más tarde lo harían merecedor del Premio Nobel de Medicina.

Hacia fines del siglo XIX, se logró establecer que los principales causantes de las enfermedades son microorganismos (virus y bacterias). Poco después se lograron identificar una serie de elementos minúsculos que viajaban por el torrente sanguíneo persiguiendo a las bacterias, a los virus -ambos agentes infecciosos provenientes del ambiente exterior-, e incluso a pequeñas porciones celulares pertenecientes al propio organismo. Esta resistencia natural que todos los seres humanos llevan consigo sería muchos años más tarde rebautizada con el nombre de respuesta inmunitaria del organismo.

Los principales protagonistas de la lucha son, por el lado del organismo humano, las células macrófagas, los comúnmente conocidos como anticuerpos, denominadas “T helper” o cooperadoras, y las “T killer” o asesinas. Estas clases de conformaciones celulares deberán vérselas con el antígeno (el agente extraño que se introduce en el cuerpo y desata la respuesta inmune). No siempre el sistema inmune triunfa, y hay veces en que los microorganismos se salen con la suya, burlando al sistema inmunológico y ocasionándole al individuo una serie de trastornos orgánicos que pueden llevarlo a la muerte.

Al cabo de siglos, los microorganismos han demostrado ser buenos conocedores de las grietas que ofrece este sistema defensivo, y lo suficientemente sagaces como para desaprovecharlas.

Las células T llamadas T helper o cooperadoras, se encargan de reconocer y codificar las propiedades del invasor y luego dejan el campo a otro tipo de células, las “T killer” (asesinas), que serán las encargadas de destruir al virus o bacteria. Esta operación se repite cuantas veces sea necesario, hasta vencer al último de los microorganismos.

Una vez destruido el antígeno, o agente invasor, la información correspondiente queda archivada en el sistema inmunológico, de modo que el organismo quede bien pertrechado para una posible segunda incursión. Las especialistas en este trabajo son las llamadas “T memoria”, otra variedad que se encarga de acumular, procesar y clasificar información de modo que el organismo pueda responder de inmediato a un nuevo ataque sin necesidad de tener que atravesar todas y cada una de las etapas del proceso anterior.

Aunque estos procesos se producen todos los días, a toda hora y en cualquier lugar sin que nadie tome debida nota, en más de una ocasión provocan malestares de índole variada, dolores, debilidad repentina, e incluso pueden dejar de por vida huellas visibles sobre la propia conformación de la piel. Esto es, ni más ni menos, lo que ocurre cuando las personas enferman.

El período que corresponde al desarrollo de las hostilidades entre el antígeno invasor y el sistema inmune, coincide con el tiempo que transcurre desde el momento en que se incuba la enfermedad, hasta que ésta se rinde ante las defensas inmunológicas. Cuando la primacía entre los bandos no está bien definida, es el momento en que las vacunas y los antibióticos empiezan a jugar un rol decisivo dentro del organismo.

En la mayoría de los casos, la función que cumplen las vacunas es la de incentivar al sistema inmunológico para que fabrique con un margen de tiempo razonable los anticuerpos necesarios para posibilitar que las posibles invasiones sean detenidas en la frontera que separa el cuerpo humano del mundo externo.

A pesar de que el mecanismo de respuesta inmunitaria no ha sido totalmente aclarado por la ciencia, en 1940 Pauling sugirió una teoría según la cual el organismo poseería una proteína capaz de amoldarse a cualquier agente invasor. Si esta suposición es correcta, los anticuerpos específicos que naturalmente fabrica el cuerpo humano serían algo así como trajes especialmente diseñados para determinadas ocasiones, aunque sin una medida uniforme, cuyos talles, sizas y anchos de manga habrán de confeccionarse en el momento de la acción. Como las poblaciones de células defensoras están integradas por una clase variada de anticuerpos que se hallan naturalmente capacitadas para atacar distintos puntos del antígeno invasor, han sido denominados policlonales.

El sistema tiene sus bemoles, tal como sucede habitualmente con cualquier sistema, y particularmente con los sistemas defensivos. Su flanco débil está dado precisamente por su gran capacidad de adaptación: esto constituye una limitación para el sistema inmunológico, puesto que por esa misma razón carecen de la afinidad necesaria como para enfrentarse con los agentes invasores de una forma contundente. En determinados casos, la falta de especificidad de los anticuerpos policlonales es comparable a la supuesta virtud de aquellos jugadores de fútbol que tienen la capacidad de amoldarse a cualquier puesto, pero que en realidad terminan por no jugar del todo bien en ninguno. Claro que esto sólo queda evidenciado cuando el rival que tienen enfrente resulta superior.

Hace varias décadas que la ciencia aplicada viene intentando con diferente fortuna fabricar líneas de anticuerpos puros en forma artificial, es decir, inmunosueros capaces de detectar y enfrentarse a una parte específica del antígeno con la esperanza de poder vencerlo. Para Milstein, esta posibilidad se fue convirtiendo de a poco en una obsesión que llevó consigo durante años, hasta que finalmente pudo convertirla en hipótesis, primero, y en un logro concreto, después, en los laboratorios de Cambridge y en colaboración con su colega George Köehler.

Milstein y Köhler debieron ingeniárselas entre 1973 y 1975 para lograr configurar los llamados anticuerpos monoclonales, de una pureza máxima, y por lo tanto mayor eficacia en cuanto a la detección y posible curación de enfermedades.

El gran hallazgo que le valió a Milstein el Premio Nobel produjo una revolución en el proceso de reconocimiento y lectura de las células y de moléculas extrañas al sistema inmunológico. Los anticuerpos monoclonales pueden dirigirse contra un blanco específico y tienen por lo tanto una enorme diversidad de aplicaciones en diagnósticos, tratamientos oncológicos, en la producción de vacunas y en campos de la industria y la biotecnología.

Imagen: Milstein a los 10 años en la puerta de su casa en Bahía Blanca

En cuanto a sus posibilidades de diagnosis para la realización de trasplantes, el uso de los monoclonales permitiría establecer el grado de afinidad entre los órganos y el organismo receptor, de tal modo de diagnosticar de antemano si el órgano trasplantado sufrirá o no rechazo.

En 1983, Cesar Milstein se convirtió en Jefe y Director de la División de Química de Proteínas y Ácidos Nucleicos de la Universidad de Cambridge.

Para entonces, Inglaterra lo había adoptado como ciudadano y científico, por lo que iba a compartir con la Argentina el honor del Premio Nobel que Milstein obtuvo en 1984 – compartido con Köhler– , por el desarrollo de los anticuerpos monoclonales.

En la actualidad, Cesar Milstein continúa trabajando en el Laboratorio de Biología Molecular de Cambridge, aunque con visita la Argentina con bastante frecuencia. En 1987 fue declarado ciudadano ilustre de la Ciudad de Bahía Blanca y recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional del Sur.

El 24 de marzo de 2002, falleció los 74 años de una afección cardiaca en Cambridge.

MITOS Y SECRETOS:

LA DISCULPA DE LELOIR
Cuando Milstein tuvo que preparar su tesis doctoral, decidió hacerlo en la Fundación Campomar. El doctor Luis F. Leloir, director del Instituto, no lo admitió entre los becarios y le sugirió que probara suerte con el doctor Andrés Stoppani, profesor de Química Biológica. Años más tarde, cuando a Leloir le correspondió presentarlo como miembro honorario de la Academia Nacional de Ciencias Exactas y Naturales se disculpó por su desacierto y argumentó que, en ese momento, su laboratorio contaba con pocos recursos.

“EL PULPITO”
Cerca del antiguo edificio de la Facultad de Ingeniería y Química, en Perú 922, había un librero al que los estudiantes llamaban “el pulpo imperialista”. El mote tenía su origen en el elevado precio que cobraba por los materiales de . estudio. Milstein, con su empuje habitual, pensó en romper el monopolio y organizó, en un pequeño rincón dentro de la misma facultad, la venta de apuntes y libros a bajo costo. Entonces, sus compañeros empezaron a llamarlo “pulpito”.

SU “BANCO DE TRABAJO”
La beca de Cambridge comprendía un “banco de trabajo”. Es decir, un lugar en el laboratorio. Por entonces hizo amistad con el doctor Frederick Sanger (dos veces premio Nobel). Como disponía de tiempo libre, encararon otro estudio que pronto dio buenos resultados. Pero, antes de concluirlo, se extinguió la beca y el “banco de trabajo” de Milstein pasaba a otro becario. Afortunadamente, Sanger asumió el papel de “fellow” (tutor) y gestionó un nuevo lugar para su flamante discípulo.

EN LAS MONTAÑAS
Milstein iba a Bariloche a practicar andinismo y, durante el ascenso, se separaba del grupo y no subía por la senda marcada. De una manera similar, también descubrió caminos para la ciencia.

COMPROMISO
Celia y César se recibieron el mismo año. Y él bromeó sobre compartir un largo viaje por Europa, a dedo. Le preguntó si sabía cocinar y limpiar la casa. Ante la respuesta negativa, la sorprendió diciendo que no importaba, porque él se encargaría de todo eso, pero durante toda la vida.

Metabolismo y Obesidad Resumen Causas de la Obsesidad Consecuencias

Metabolismo y Obesidad – Causas de la Obsesidad

Al organismo hay que suministrarle constantemente energía en forma de alimento si queremos que funcione debidamente. El calor así producido se mide en julios (J), aunque en lenguaje corriente todavía se sigue utilizando el término familiar de calorías (cal). El metabolismo es un conjunto de reacciones químicas que tienen lugar en las células del cuerpo.

El metabolismo transforma la energía que contienen los alimentos que ingerimos en el combustible que necesitamos para todo lo que hacemos, desde movernos hasta pensar o crecer. Proteínas específicas del cuerpo controlan las reacciones químicas del metabolismo, y todas esas reacciones químicas están coordinadas con otras funciones corporales. De hecho, en nuestros cuerpos tienen lugar miles de reacciones metabólicas simultáneamente, todas ellas reguladas por el organismo, que hacen posible que nuestras células estén sanas y funcionen correctamente.

Metabolismo y Obesidad Causas de la Obsesidad

OBESIDAD Y DELGADEZ. En el caso de que las ganancias ponderales de un determinado organismo rebasen en un 15 % su término medio normal, hablamos de obesidad, mientras que si una persona pesa un 10 % menos de lo que le corresponde, estamos en presencia de delgadez.
La obesidad representa siempre un depósito excesivo de grasas, distribuido por todo el cuerpo.

Si bien sus causas pueden ser muy diversas, tales como trastornos de las glándulas endocrinas y otros, en gran numero de casos la obesidad se produce por una sobrealimentación exagerada. Cualquier exceso de peso predispone a diversas dolencias. Así, por ejemplo, es fácil que en la obesidad aparezca diabetes, aumento de la presión arterial, insuficiencia cardíaca, bronquitis crónica, etc. Es importante, pues, evitar su aparición y, si se instaura, combatirla. La prevención consiste, sobre todo, en una alimentación no excesiva y en el ejercicio constante.

Cuando la obesidad ya se ha establecido conviene combatirla, sobre todo, con el ejercicio y la dieta, ayudados por diversos medicamentos. Las curas por iniciativa propia, motivadas generalmente por cuestiones estéticas, suelen incurrir en exageraciones perjudiciales. Ingerir grandes cantidades de pastillas para adelgazar y al mismo tiempo saciarse de toda clase de golosinas, es un absurdo que se practica con gran frecuencia. Las curas de adelgazamiento deben ser dirigidas por una persona experimentada.

La delgadez surge cuando el ingreso calórico es menor que las necesidades y el organismo ha de utilizar los materiales almacenados y, por tanto, pierde peso. En dicha situación consume, en primer lugar, hidratos de carbono (azúcares) depositados en el hígado y músculos; dichas existencias suelen terminarse en 24 horas, al cabo de las cuales ya debe empezar a emplear sus reservas de grasas. Con ello el funcionamiento del organismo no se altera, pues únicamente menguan sus acúmulos grasosos, situados en las mejillas, en tejidos subyacentes a la piel, etc. Una vez consumidos (al cabo de unas 5 a 7 semanas) todos sus depósitos de grasa, que, por término medio, se calculan en 9 Kg. en un hombre adulto, y persistiendo las condiciones de hipo alimentación, deben gastarse finalmente las proteínas. Como quiera que éstas constituyen la materia prima de todas las estructuras y órganos, aparecería entonces la destrucción del propio cuerpo, proceso incompatible con la vida.

Las causas de la delgadez son varias. A veces aparece porque el individuo se mueve mucho aunque consuma gran cantidad de calorías. Tal ocurre en una serie de deportes violentos: un partido de fútbol o una carrera ciclista. Otras causas son una alimentación deficiente, hecho observado sobre todo en gente pobre o en épocas de guerra y por la presencia de diversas enfermedades (tuberculosis), sin que deba olvidarse a aquellos individuos que lo son por constitución y qué por mucho que coman —pues suelen tener un excelente apetito— no hay manera de que engorden.
La curación de diversas delgadeces-enfermedades se conseguirá eliminando su causa, además de administrar a dichos pacientes una dieta rica en calorías y medicamentos adecuados. En la delgadez constitucional, mientras no dé lugar a manifestaciones molestas, mejor es no hacer nada.

LOS ALIMENTOS ENERGÉTICOS. Los hidratos de carbono se encuentran, sobre todo, en el azúcar, el almidón, las harinas, los cereales, las féculas, las frutas, las hortalizas, etc. Desde el punto de vista químico contienen grupos de oxigeno e hidrógeno, fijados en diversos átomos de carbono y, finalmente, se transforman en azúcares. Una vez en la sangre intestinal son llevados al hígado, donde se almacenan en forma de otro azúcar complejo, denominado glucógeno, constituido por numerosas moléculas de glucosa.

La sangre contiene una cantidad siempre constante de azúcar, pues si tiende a aumentar su concentración, se almacena mayor cantidad del mismo en el hígado, mientras que si mengua, dicha víscera convierte otra vez el glucógeno en glucosa (azúcar) y la envía al torrente circulatorio. Pero el hígado es un órgano de tal perfección que si le falta glucógeno produce glucosa a partir de otros materiales, tales como proteínas.
Dicho azúcar (la glucosa) es tan importante en el funcionamiento del cuerpo porque, mediante diversas reacciones químicas, libera energía.

El azúcar puede convertirse también en grasa, transformación que efectúa igualmente el hígado. Es muy sabido que si se ingieren cantidades excesivas de azúcar o cualquier hidrato de carbono, aparece la obesidad.

Las grasas constituyen otro tipo de sustancias nutritivas, totalmente distintas de las precedentes. Se hallan en toda clase de alimentos, en ciertas semillas vegetales y en algunos frutos.

Las grasas sirven de almohadilla a diversos órganos, de capa protectora para que no se pierda el calor y también para la combustión. Su metabolismo está gobernado por diversos agentes y lo efectúa el hígado.

El tercer grupo de principios inmediatos lo constituyen las proteínas. Están contenidas en diversas clases de alimentos, tales como carnes, huevos, pescado, etc. Su presencia en la dieta es imprescindible y no pueden ser sustituidas, por lo menos en cuanto a una pequeña cantidad se refiere. Se calcula que un hombre adulto debe recibir diariamente, como mínimo, unos 70 g de proteínas.

Una vez en el interior de la circulación sanguínea, son conducidas al hígado, donde se almacenan transitoriamente. Más tarde algunas vuelven a la sangre para ser llevadas hasta las células de diversos tejidos, e incorporadas en el protoplasma de las mismas. Representan, pues, la materia prima principal para la construcción del cuerpo. Las que no son aprovechadas para estos fines son convertidas por el hígado en glucosa o glucógeno, dispuestas a liberar energía, o bien las almacena en forma de grasa.

En el plasma sanguíneo existe una cantidad constante de proteínas que desempeñan múltiples funciones. Algunas intervienen activamente en el proceso de la coagulación; otras, forman los llamados anticuerpos destinados a combatir los gérmenes infecciosos, o constituyen una especie de vehículo para ciertas sustancias. Así, el hierro nunca circula aisladamente por la sangre, sino que lo hace transportado por una determinada proteína.

Una clase especial de proteínas son las que intervienen en la formación del núcleo celular. Su alteración metabólica más conocida es la enfermedad llamada gota, que se origina porque el ácido úrico (producto de desecho de dichas proteínas) en vez de eliminarse con la orina, se deposita en diversas articulaciones y da lugar a la inflamación de las mismas. Se manifiesta en forma de accesos de dolor intenso que afecta frecuentemente la raíz del dedo gordo. Sobreviene con preferencia en hombres y de noche. Su curación se consigue merced a la acción de diversos medicamentos y, sobre todo, de un régimen exento de proteínas.

Se podría afirmar entonces que, en el caso ideal de un nivel de energía equilibrado (es decir, cuando la ingestión y consumo de energía son más o menos iguales), el peso corporal se mantiene fundamentalmente constante. Pero aquí entran en juego también las particularidades personales antes mencionadas. En efecto, si se registra un superávit en el balance energético, es decir, un exceso en energía alimenticia, éste es almacenado por las células del tejido adiposo en forma de “grasa de reserva”; ésta equivale, en cierto modo, a la corteza de tocino que se guarda para los tiempos flacos, para que en caso de necesidad el cuerpo puede recurrir a sí mismo para alimentarse. Pero, a corto plazo (o largo, según se mire), una excesiva reserva de grasa conduce a un aumento de peso superfluo, si bien recientes experimentos han demostrado que un constante exceso de alimentación en distintas personas puede tener efectos muy distintos

AGUA Y SALES MINERALES. El agua es el componente principal de la dieta. Además de la que se ingiere en forma líquida, y otra buena porción ingresa contenida en los alimentos sólidos, tales como frutas (algunas de las cuales contienen un 95 % de agua), verduras y otros. Un hombre, de 70 Kg., alberga en su cuerpo unos 50 1 de agua. Su aporte diario, así como su eliminación —pues el metabolismo debe estar equilibrado— alcanzan unos dos litros y medio. Las pérdidas excesivas de la misma (deshidratación), deben ser reemplazadas rápidamente, pues de lo contrario pronto aparece la muerte. Sin alimento alguno es posible vivir varias semanas e incluso meses, pero sin agua, sólo algunos días.

Las sales minerales son asimismo muy importantes para la perfecta marcha del organismo. Existen unos elementos considerados como esenciales.
El mineral más importante para el hombre es el cloruro sódico, es decir, la sal común, pues interviene decisivamente en diversos procesos del organismo, tales como la retención de líquidos en su interior, la secreción de los jugos digestivos, etc. Con el sudor se pierde gran cantidad de cloruro sódico y es necesario reemplazarlo. Así, por ejemplo, los individuos que desempeñan trabajos muy duros en recintos calurosos, deben ingerir agua salada, pues de no hacerlo así, al no compensar las intensas pérdidas de dicho mineral, les sobreviene gran debilidad y calambres.
El
calcio y el fósforo son necesarios, principalmente, por intervenir en la formación de los huesos y de los dientes.

El potasio y el magnesio influyen sobre las contracciones musculares y, por tanto, también en el corazón. Una intensa disminución del primero, conduce a una gran debilidad e incluso parálisis de los músculos.

El hierro, además de intervenir en la formación de la hemoglobina de los glóbulos rojos, participa en la composición de algunos fermentos muy importantes para la respiración de las células.

El iodo es el componente principal de una hormona llamada tiroidea y su carencia origina el bocio, enfermedad muy difundida en determinadas regiones, donde las aguas son pobres en dicho elemento.
Como elementos necesarios para la perfecta marcha del organismo, podemos citar todavía el cinc, el cobre, el cobalto y el manganeso.

VITAMINAS. Es sabido que el cuerpo puede formar muchas sustancias; nos llena de asombro, por ejemplo, la capacidad que posee el hígado de efectuar transformaciones químicas. Sin embargo, las vitaminas no pueden ser producidas en ninguna parte del organismo y, por tanto, al ser indispensables, deben ser aportadas, ya sea con los alimentos —modo más natural—, o bien mediante administración artificial en forma de productos farmacéuticos ingeridos o inyectados.

Las vitaminas no son materias combustibles, energéticas ni liberadoras de calorías; tampoco forman parte de ningún territorio del cuerpo, ni intervienen en estructura celular alguna. Simplemente se precisa su presencia en diversas reacciones químicas o procesos orgánicos.
Cuando falta el aporte de una determinada vitamina, aparecen trastornos que sólo pueden ser corregidos mediante la administración de la misma. Es imposible curar, por ejemplo, la carencia de vitamina A, aplicando la B.

Estas sustancias nada tienen que ver con la «debilidad general» del cuerpo. Hoy se abusa de ellas y es muy frecuente que un enfermo exija al médico que «recete unas vitaminas». Es imposible que una alimentación corriente y bien proporcionada engendre un déficit vitamínico y no es necesario, por tanto, ingerir suplementos de dichas sustancias a menos que aparezcan alteraciones características de dicha deficiencia, enfermedades que en su conjunto denominamos hipovitaminosis.

Consejos para mejorar los hábitos alimentarios en los niños
• No saltear el desayuno, ya que brinda la energía necesaria para la concentración, el aprendizaje y las actividades lúdicas.

• Desayunar con alimentos nutritivos como leerte y yogur descremados, cereales sin azúcar, panes integrales.

• En los recreos, en lugar de gastar dinero en los quioscos de golosinas, llevar fruta cortada, vainillas, cereales integrales o barras de cereal.

• No usar la comida como premio/castigo.

• Limitar el uso de la computadora y/o televisión a no más de una hora perdía.

• Hacer actividades recreativas en familia para establecer el hábito del ejercicio: paseos en bicicleta, caminatas, patines, etc.

• Dejar los alimentos ricos en azúcares y grasas como golosinas, helados y snacks y alimentos ocasionales para ser consumidos en ocasiones especiales: festejos o “comilonas” los fines de semana.

• La bebida por excelencia debe ser el agua. Que las gaseosas y jugos comerciales sean consumidos esporádicamente. « Comer carne roja, blanca y pescados una vez al día, elegir cortes magros.

• Consumir al menos una taza de leche, un yogur y una porción de queso descremado por día, para incorporar calcio.

• Las verduras y frutas son las grandes amigas; cuanto más variedad, más cantidad de vitaminas y minerales. Esto mejora el sistema inmune y las energías.

• Las galletitas son ricas en azúcares y grasas, su consumo debe ser ocasional. Es preferible el pan, los cereales e incluso las vainillas o “baby scuits”.

• Incluir cereales integrales y legumbres al menos cuatro veces a la semana. Son fuente de fibra y minerales.

• Practicar ejercicio diariamente, cualquier actividad que el niño disfrute. Recuerde siempre que los chicos copian el modelo de los padres, por lo tanto, estos deben dar el ejemplo con sus hábitos.

Algunas de las consecuencias que trae, a corto plazo, la obesidad infantil, si no se previene o se trata:
• Problemas psicológicos como aislamiento, acoso escolar y depresión.
• Aumento de los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.
• Asma.
• Diabetes tipo 1 y 2, en especial, esta última.
• Anormalidades ortopédicas.
• Enfermedad del hígado.