Clasificación de las Plantas Características y Nombres



Clasificación de las Plantas
Características y Nombres

LOS VEGETALES: Clasificación y Nombres

Es fácil distinguir las plantas superiores de los animales superiores; en cambio, los límites entre las especies más simples son, a veces, muy imprecisos. Existen seres, como las clamidomonas y el volvox, que los zoólogos consideran animales, pero que los botánicos clasifican entre los vegetales.

La clasificación actual de los seres vivos se apoya aún en la gran obra del sueco Linneo. Pero, en el fondo, su criterio para agrupar las especies era arbitrario, porque se limitaba a buscar algún carácter visible y cómodo, sin preocuparse si era o no fundamental.

En el siglo XVIII , un joven sueco, Carlos Linneo, ideó una sistemática basada en los órganos de reproducción, las flores, lo cual promovió un revuelo de indignación entre los puritanos de aquel país, pero la esencia de esta clasificación se impuso.

DARL VON LINNÉ (LINNEO) (1707-1778):

DARL VON LINNÉ (LINNEO) (1707-1778): Naturalista sueco conocido principalmente por sus trabajos de botánica. Es autor de una clasificación de las plantas en veinticuatro clases, según los carecieres obtenidos del número y la disposición de los estambres. Las subdivisiones de las clases las estableció con arreglo al número y disposición de los carpelos del pistilo. Su sistema de clasificación fue acogido con inusitado entusiasmo y unanimidad. Menos conocida es su clasificación del reino animal, notable para su época.

¿Cuántas especies vegetales existen? ¿Trescientas mil? Es posible que más y entre ellas se dan diferencias tan acusadas como las que puedan observarse entre un baobab y un champiñón.

En el siglo pasado las ciencias biológicas sufren un vuelco. Descartada la posibilidad de la generación espontánea, aparece Darwin, que, con su teoría de la selección de las especies, sugiere un parentesco real entre organismos, aunque esta descendencia hubiera existido sólo en la mente del creador.

La paleontología se apodera del timón de la clasificación zoológica y botánica para decirnos cómo aparecieron realmente las especies, cómo están vinculadas y cuáles especies nacieron de otras. Las formas de transición son siempre poco abundantes y efímeras, lo que dificulta el trabajo; pero se puede considerar que la clasificación botánica está prácticamente concluida (habrá, sin duda, retoques de detalles).

Para ordenar las ideas, definir y clasificar, es muy importante y para llegar a comprender el variadísimo mundo vegetal, pero antes definamos que es un vegetal.



QUÉ ES  UN VEGETAL
No existe un criterio único. De las 350.000 especies conocidas, más de 250.000 tienen un pigmento verde complejo (del grupo de la clorofila) que, en presencia de luz, les permite sintetizar la parte principal de su propio cuerpo. En la mayoría de los vegetales los tejidos embrionarios, es decir, los lugares donde las células se multiplican, son abundantes, persistentes y activos: en principio, el crecimiento del vegetal es ilimitado, mientras el animal se somete a un esquema mucho más rígido. Casi todos los vegetales tienen, también, una armazón de celulosa. Y, por último, es común que las plantas sean inmóviles y los animales esténdotados de locomoción.

Siguiendo con la clasificación hoy se admiten en Botánica, cinco grupos o tipos que son:

Esquizofitas. Seres microscópicos, dotados de una sola célula que se multiplican por escisión, como las bacterias.

Talofitas. Que carecen de raíces, tallo, hojas y frutos. Unas tienen clorofila, como las algas, y otras carecen de ella, como los hongos. La unión de un alga y un hongo da lugar a un liquen.

Briofitas. Con clorofila y por tanto, verdes. Unas laminillas juegan el papel de hojas, pero carecen de aparato reproductor floral propiamente dicho. Son los musgos.

Pteridofitas. Con hojas y raíces, pero sin flores ni semillas. Su aparato reproductor es distinto de la flor. Son los heléchos.

Fanerógamas. Plantas completas con flores, raíz, tallo, etc. Si poseen semillas desnudas sin cubierta, como el pino, se llaman Gimnospermas. Si tienen, como el melocotón, la semilla dentro de un ovario, se denominan Angiospermas. Estas semillas pueden poseer dos cotiledones (Dicotiledóneas), como las judías, o pueden tener uno solo (Monocotiledóneas) a modo del trigo.

Esta clasificación cuajada de nombres técnicos es imprescindible para comprender, siquiera ligeramente, el variado y complejo mundo vegetal.

Luego se advierte que las clasificaciones no son, en la realidad, tan rigurosas y que existen abundantes casos dudosos. Así lo demuestra el mismo hecho de que muchas bacterias clasificadas como plantas, sean seres capaces de movimiento propio, traslaticio o de que los hongos, siendo vegetales, carezcan de clorofila.

Cuando se aprende que el mundo y la ciencia no son cosas demasiado sencillas y simples, se ha avanzado un gran paso en el camino del saber.



AMPLIACIÓN SOBRE  LA CLASIFICACIÓN: (Ver un cuadro o gráfica)
TALOFITAS
Su cuerpo o «talo» es tan rudimentario que no puede dividírselo en raíz, tallo y hojas. Algunos biólogos consideran que las esqui-zofitas (bacterias y algas unicelulares) forman   un  subreino  separado.

Bacterias. — Unicelulares, incoloras o coloreadas. Menos de un centesimo de milímetro de diámetro. Suelen carecer de clorofila. Núcleo mal  definido.

Algas. — Muy numerosas, desde las microscópicas y unicelulares, hasta las gigantescas algas marinas. Generalmente acuáticas, carecen de órganos diferenciados y semillas. Poseen clorofila. Las mixofitas, gelatinosas, viven en el barro y los vegetales en descomposición.

Hongos.—Son parásitos o saprofitos (viven de restos de organismos) porque carecen de clorofila. Se reproducen generalmente por esporos. Los liqúenes, curiosa mezcla de hongo y alga, son terrestres, logran sobrevivir en lugares inhabitables para otros vegetales, como las rocas.

hongos y algas

BRIOFITAS
Sus principales divisiones anatómicas (raíz, tallo, hojas) existen, pero se distinguen difícilmente.

Musgos. — Forman el grupo más importante, con tallo bien definido y hojas pequeñas. Las raíces son delicados pelos o rizoides. Hay musgos verticales y plumosos, y los hay rastreros. Se reproducen por esporos  femeninos y  masculinos.

musgos clasificacion plantas

Hepáticas. — A veces se parecen a los musgos, pero sus hojas carecen de nervadura central. Su ciclo vital, también sexual, es similar al de los musgos. Son pequeñas y sus raíces se componen de pelos o rizoides.

plantas hepáticas



PTERSDOFITAS
Además de los órganos elementales (raíz, tallo, hojas) poseen un sistema circulatorio, o sistema vascular, para el transporte interior de líquidos y alimentos.

Licopodios. — Su sistema vascular es un cilindro en la parte central del tallo, con separaciones para el agua que asciende y los alimentos que descienden. Suelen reproducirse generalmente por esporos masculinos y femeninos.

Helechos. — Forman el grupo más importante. Sus grandes hojas, muy ramificadas, forman los esporos, también sexuales. El tallo suele ser pequeño. Hubo heléchos enormes  en  la era  primaria.

helechos clasificacion

Belchos.—Se distinguen por su tallo nudoso y sus hojas, que emergen de los nudos en forma de ramilletes. La parte del tallo que queda bajo tierra forma un rizoma con raíces.   Reproducción   por   esporos  sexuales.

blechos plantas

FANERÓGAMAS O  ESPERMOFITAS
Son las que habitualmente consideramos «verdaderas plantas». Además de poseer raíz, tallo, hojas y sistema vascular, producen «semillas».  Se dividen en «gimnospermas» y «angiospermas».

GIMNOSPERMAS. — Su semilla está descubierta, desnuda, inserta en unas hojas modificadas que sustituyen al ovario (por ejemplo, el piñón). La plántula joven, o embrión, transcurre la primera etapa de su vida protegida y alimentada por la planta madre; luego queda en libertad.

planta ginosperma semilla desnuda

Son gimnospermas el pino, el alerce, el ciprés y la sequoia. El ginko, de hojas bifurcadas, es el último representante de un grupo otrora floreciente: se lo encuentra en el Japón. Las cicadáceas se asemejan a las palmeras, y en parte a los heléchos, debido a su penacho de hojas en el extremo superior de un tronco cilindrico.

Sus raíces son profundas. Las coniferas son gimnospermas leñosas. Sus hojas son pequeñas, a veces en forma de agujas. En su sistema vascular  suele   haber  tubos  con   resina.   La   misma planta es comúnmente masculina y femenina.

ANGIOSPERMAS. — Constituyen la abrumadora mayoría de las plantas terrestres. Además de los órganos y aparatos de las plantas ya descritas, poseen flores y frutos. Su semilla se oculta en un ovario. Su sistema vascular es muy superior al de las otras plantas. En el grupo de las monocotiledóneas, la semilla consta de una sola hoja modificada o »cotiledón», y la flor se divide, habitualmente, en tres o en múltiplos de tres. Son monocotiledóneas el lirio, el espárrago, el ananá, el plátano, el trigo, el arroz, la avena, etc.

planta angiosperma

En el grupo de las dicotiledóneas, la semilla consta de dos hojuelas modificadas o cotiledones, como se ve en los granos del café o del guisante. Las partes de la flor son cuatro o cinco, o sus múltiplos. Los vasos forman anillos en el tallo. Son dicotiledóneas la col, la rosa, el té, los cítricos, la vid, el castaño, e tomate  y  el  tabaco,   entre  muchas otras  que  responden  a  las característicos  señaladas.

Ver También: Reproducción de las Plantas

CRITERIO DE CLASIFICACIÓN DE LAS PLANTAS:
No hay acuerdo entre ios especialistas poi que la división es en parte artificial. El element natural y fundamental de la clasificación es la especie, que se define por la capacidad de los individuos para reproducirse dentro de ella. En esto se procede como en la clasificación de los animales: por ejemplo, dos gatos de variedades distintas pueden engendrar hijos fecundos, pero ello no es posible entre el tigre y el gato, porque pertenecen a diferentes especies.

Hay dos motivos principales para clasifica las plantas: el primero es reconocerlas fácilmente; el segundo, establecer su parenteso en la evolución. Para el primer objetivo s utilizan claves analíticas, como las características de los pétalos, de las hojas, etc. Este método se parece, en cierta manera, a la identificación policial de los individuos por sus impresiones digitales, y, en principio, ni dice mucho sobre sus semejanzas fisiológicas fundamentales.

Las especies se dividen luego en subespecies, variedades y subvariedades, razas, etc.,  hasta llegar al individúo. En sentido inverso las especies se agrupan en géneros, éstos en subfamilias (terminación oideas), familias (terminación áceas), subórdenes (íneas), órdenes (ales), y luego, en clases, subtipos, tipos, subreinos y reinos. Alguna de estas etapas puede faltar.

PARENTESCO ENTRE LAS ESPECIES
Cuando se estudian los vegetales fósiles se llenan y explican muchos huecos en la clasificación de los actuales. Se comprende, por ejemplo, por qué es difícil trazar una línea divisoria entre ciertos unicelulares animales o vegetales: en efecto, los animales se formaron cuando los seres unicelulares llegaron a tener un núcleo bien definido (euca-riotas); sus predecesores (protocariotas) no eran vegetales ni animales.

La paleontología nos revela, además, las formas de transición efímeras y desaparecidas: por ejemplo, de los peces a los batracios, de éstos a los reptiles, y de los reptiles a las aves o a los mamíferos.

Los factores que provocaron la evolución de los vegetales son los mismos que los que actúan en todos los seres vivos, o sea: las mutaciones, o cambios espontáneos del patrimonio hereditario, fuente de variabilidad de Jas especies; la recombinación genética, principalmente por la unión sexual, que permite lormar individuos con una amplia gama de características diferentes; la selección natural, que eliminó a los menos aptos, y, por último, la aislación, que en algunos casos Australia, islas Galápagos, etc.) permitió la supervivencia de especies aberrantes.

El animal necesita moverse: por eso su forma se ajusta a un patrón estricto y tiene ventaja en ser compacto. En cambio, el vegetal, que absorbe en vez de ingerir, gana al aumentar de volumen; y, como suele ser inmóvil, su crecimiento es más libre y su estructura menos integrada. Estas diferencias explican la mayor parte de las características especiales de la evolución.

NOMBRES COMUNES DE LAS PLANTAS
Desde tiempos inmemoriales las plantas recibieron un nombre común o vernáculo. Palabras como maíz, mandioca, papa, tomate, cacahuete, tabaco, sisal, petunia, yuca, aguacate, ananá, guayaba, quina, cacao, caucho, mate, etc., son de origen americano.

Aunque en las raíces sánscritas figuran muchísimas plantas actuales, una gran parte fue sustituida por términos latinos o germánicos; pero de raíces sánscritas subsisten voces como cáñamo, nabo, arroz (el alimento básico de la mitad de mundo), azúcar, yute, ramio, guisante, naranja, limón, copra, té, cándalo, etc.

De los antiguos iranios perviven vocablos como espinaca, ruibarbo, azafrán, nenúfar, pistacho, nuez moscada, etc. De los antiguos hebreos y fenicios provienen términos como cúrcuma, comino, margarita, mirra, nardo, canela, etc.

Los árabes nos legaron los nombres de algodón,   alcachofa,   sésamo,   áloe,   albarico-que, café, jazmín, lila, aceituna, etc. Los griegos nos transmitieron denominaciones como trébol, espárrago, achicoria, agave.
mijo, dátil, ciprés, rosa, mirto, acacia, azalea, glicina, plátano, etc.

De origen germanocéltico son frambuesa, grosella, pera, mora, «edelweiss», etc. Los aportes del latín son incontables.

En épocas modernas se crearon nombres en base al apellido del descubridor de la especie, se introdujeron palabras africanas (banana), se importaron nombres de distintos países (por ejemplo, del italiano: salsifí, coliflor, belladona, campánula, lavanda, etc.) y también se crearon denominaciones que hacían referencia a episodios o personajes históricos o mitológicos, especialmente en lo que se refiere a flores.

NOMBRE CIENTÍFICO DE UN VEGETAL
El nombre científico de una planta tiene que ser universal: por eso se usa el latín. Por otra parte, desde Linneo (1753) toda especie se designa por dos vocablos, como si se tratara de su nombre y apellido.

Por ejemplo, hay tres especies de trébol, el de los prados, el alpestre y el encarnado, que se denominan Trifolium pratense, Trifolium alpestre y Trifolium incarnatum, respectivamente, es decir, anteponiendo el nombre del género, común a ambos, al de la especie particular. Teofrasto (372-287 a. C), discípulo de Aristóteles, es el padre de la clasificación botánica; su nomenclatura abarcaba unas 500 especies.

BASES DE  LA CLASIFICACIÓN CIENTÍFICA
Los estudiosos procuran agrupar las especies según las características fundamentales de su organización y funcionamiento. Por ejemplo, se llaman talofitas todas aquellas plantas en las que no se distinguen claramente el tallo, la raíz y las hojas en el cuerpo o talo-, todas las demás plantas se agrupan dentro de las cormofitas, en las que tal subdivisión es visible.

Dentro de las talofitas (algas, hongos, liqúenes), algunos biólogos consideran como un verdadero subreino separado a las esquizofitas, organismos unicelulares que incluyen las bacterias y las microscópicas algas azules, llamadas cianofíceas.

Otra característica de algunas plantas es poseer un sistema circulatorio para el transporte de los materiales nutritivos o sintetizados. Se comprende que este sistema vascular, que caracteriza a las traqueofitas, sea más necesario en las plantas terrestres (que absorben por las raíces y sintetizan mediante las hojas).

El otro paso importante es la presencia de semillas, que caracteriza a las espermofitas o fanerógamas, las cuales forman la mayoría de las plantas terrestres superiores. Dentro de las fanerógamas la semilla puede estar oculta; son las gimnospermas, plantas muy antiguas, sin flores.

Si el proceso de reproducción es visible (flores, polinización, fruto), la planta pertenece a las angiospermas, que se dividen a su vez en dicotiledóneas y monocotiledóneas, según la semilla se componga de dos mitades, como el guisante, o forme una sola masa que almacene el albumen, como el arroz.

ALIMENTOS  DE  LAS PLANTAS
Con el anhídrido carbónico y el agua la planta elabora la mayor parte de su cuerpo: celulosa, almidón, ceras, etc. Aunque el nitrógeno abunda en el aire, forma moléculas inertes, y la planta necesita absorberlo del suelo en forma de nitratos, en los que es incomparablemente más activo. Muchos otros elementos son indispensables para la vida del vegetal, aunque a veces sólo requieran cantidades ínfimas (por ejemplo, el boro en la síntesis de los azúcares). Los elementos abundantes se llaman macro-alimentos, y los otros, microalimentos. El contenido seco de una planta superior se compone (exceptuados el carbono, el hidrógeno y el oxígeno) de los siguientes elementos, en millonésimas (valores promedio):

Macroalimentos
Nitrógeno total  …………….   15.000
Potasio y sodio……………..    35.000
Nitrógeno en nitratos (inorgánico)    1.000
Calcio   ……………………     2.500
Magnesio………………….     1.500
Fósforo total……………….  1.100
Azufre total   ………………. 2.000
Fósforo inorgánico  ………   750
Azufre inorgánico  …………. 500

Microalimentos
Cloro  …………………….       100
Boro ……………………..         20
Cinc  ……………………..         20
Hierro   ……………………       10
Manganeso   ………………..  25
Cobre…………………….            5
Molibdeno   ………………..     0,3

UTILIDAD  DE LOS VEGETALES
La vida animal es imposible sin los vegetales, que brindan, en forma de energía química, la energía del sol que sólo ellos son capaces de asimilar. De ahí la gran preocupación de muchos especialistas ante la invasión de los insecticidas, que, al exterminar las especies que favorecen la fecundación de las plantas (abejas, por ejemplo), alteran el equilibrio biológico.

Aunque la síntesis química poco a poco libera a la industria de su rígida dependencia con respecto a ciertas materias primas, aún obtenemos de las plantas la madera, el corcho, muchos materiales textiles, elementos para fabricar cuerdas, aceites vegetales, gomas, resinas, caucho, especias, perfumes, drogas, productos farmacéuticos, bebidas, colorantes, productos curtientes, cera, sustancias para la fabricación del papel, etc.

Ver un cuadro de la clasificación

Fuente Consultada:
La Enciclopedia del Estudiante TomoEnciclopedia Temática Ilustrada CONSULTORA Tomo 2
Revista Científica: TECNIRAMA N°12 Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------