Fecundación y Embarazo

Descripcion de como funciona el pulmon Experimento

Descripción de como Funciona el Pulmón

EXPERIMENTO: CÓMO FUNCIONA EL PULMÓN:  La respiración es un proceso muy simple. El tórax constituye una caja en cuyo interior se encuentran los pulmones, sacos de un delicado tejido que presentan una gran superficie y que están en comunicación con el exterior por la nariz y la boca.Lo base inferior de la caja torácica se cierra por medio del diafragma, una lámina elástica de tejido muscular. Cuando se inspira, aumenta el volumen de la caja torácica, porque baja el diafragma y suben las costillas, movidas por la contracción de los músculos intercostales.

pulmón humano

El aumento de volumen se traduce en una disminución de la presión en el interior de la caja torácica, es decir, de la presión sobre los pulmones; al ser menor la presión exterior de los pulmones que la interna (que es la atmosférica), los sacos se dilatan y entra aire en ellos. Esta dilatación continúa hasta que su incremento de volumen iguala al que experimentó anteriormente la caja torácica; en dicho momento, vuelven a igualarse las presiones en ésta y en el interior de los pulmones, y cesa la dilatación.

Lo espiración es un proceso pasivo; el diafragma y las costillas vuelven a su posición inicial, se presiona sobre los sacos pulmonares y ello determina la expulsión del aire. Se puede realizar un sencillo experimento que demuestra bastante fielmente este mecanismo de la respiración.

Se prepara un recipiente de cristal sin fondo (véase la figura abajo); en la boca se ajusta un tapón perforado por un tubo de vidrio, que termina, por el interior del recipiente, en dos salidos, como una Y invertida; en los extremos de ambas salidps se sujetan dos globos desinflados (los pulmones;, como los que utilizan los niños para sus juegos, y en la base del recipiente se sujeta también una membrana de goma (el diafragma) con una argolla, para poder tirar de ella.

experimento pulmon

Cuando se aumenta el volumen del recipiente al estirar hacia abajo la argolla, los globos se inflan (figura de la derecha, o inspiración); si se la suelta, vuelve a su posición primitiva y los globos se desinflan (figura  de  la   izquierda,  o  espiración).

Fuente Consultada:
Enciclopedia TECNIRAMA De La Ciencia y la Tecnología N°127

Medir la Capacidad Pulmonar Espirómetro Como se Mide?

¿COMO SE MIDE LA CAPACIDAD PULMONAR?
USO DEL ESPIRÓMETRO

LA CAPACIDAD PULMONAR
El aire es vital para nuestro organismo; en esto mezcla de gases, junto con nitrógeno, anhídrido carbónico, vapor de agua y pequeñas cantidades de gases nobles, se encuentra el oxígeno, en una proporción del 21 %, aproximadamente.

El oxígeno es, en realidad, el elemento indispensable para lo vida anima¡l; sin él no se puede verificar la combustión celular y, por tanto, todas las complicadas reacciones orgánicas que constituyen el metabolismo de los seres animados.

El hombre, como la mayoría de los animales terrestres y aéreos, dispone de pulmones para inspirar el aire y ponerlo en contacto con el sistema circulatorio, donde la sangre incorpora a su hemoglobina el oxígeno que el organismo requiere.

medicion capacidad pulmonar espirometro

Las necesidades respiratorias del hombre adulto pueden variar bastante y dependen del tipo de actividad que realice o del estado patológico en que se encuentre. Así, un hombre que realiza un trabajo físico intenso (o un atleta en plena competición) está quemando sus reservas alimen^ ticias masivamente y, por tanto, consumiendo oxígeno en igual   proporción.

Si estos esfuerzos los realiza un hombre normal, que no está acostumbrado a ellos, su respiración se hace jadeante, inspira y espira el aire a un ritmo muy superior al ordinario, porque su capacidad pulmonar no está desarrollada para llevar a cabo tales esfuerzos.

Por otra parte, cuando una persona tiene fiebre, su metabolismo, acelerado por causas patológicas, es intenso; el cuerpo no puede disipar la energía calorífica que produce y, en consecuencia, se eleva su temperatura; en tales condiciones, su respiración tiene que suplir también el incremento del oxígeno que su activo metabolismo requiere y aquélla llega, entonces, a ser jadeante, si no se toman ciertas precauciones —como guardar cama, es decir, permanecer en reposo—, para que el cuerpo tenga las menores exigencias energéticas posibles.

¿Y cuál es la capacidad pulmonar del hombre? Este término es un poco ambiguo y necesitamos aclararlo, porque existen, diversas capacidades pulmonares, que dependen de la forma en que se realice la respiración. Para explicarlo mejor, vamos a referirnos a los valores medios de un hombre  corriente.

La capacidad pulmonar de nuestro organismo se puede determinar, experimentalmente, con un aparato que se denomina espirómetro. En la figura se ha representado un esquema de dicho aparato; consta de un recipiente lleno de agua, que dispone de una campana invertida, como las utilizadas para recoger gases, equilibrada cuidadosamente, a través de una polea, por un peso determinado.

El hombre que quiere averiguar su capacidad pulmonar espira el aire por un tubo de. goma y, de esta forma, lo introduce en el interior de lá campana, provocando su ascensión; un índice, situado en la parte superior de aquélla, recorre una escala graduada y registra directamente el volumen de aire espirado por el individuo. Si el hombre inspira y espira normalmente en el aparato, el íhdice señalará 0,5 litros; es decir, el volumen de aire normal respirado por el hombre es de medio litro.

Si ahora inspira a fondo y espira normalmente, el índice señalará 2 litros; si o estos 2 litros le restamos el medio litro del aire normal, tenemos 1,5 litros, que constituyen el denominado aire complementario, que puede conseguir el hombre forzando la inspiración.

El individuo también puede realizar una inspiración normal y una espiración forzada; en. tal caso, el índice señala también. 2 litros; si de estos 2 litros restamos el medio litro del aire normal, tenemos 1,5 litros del llamado aire de reserva, otro volumen extra, del que puede disponer el hombre forzando la. espiración.

Por último, si se esfuerza tanto la inspiración, como la espiración, el espirómetro señalará 3,5 litros, volumen que constituye la capacidad vital del hombre, que, evidentemente, se compone de los siguientes términos:

Aire   normal   (0,5   l.) + Aire   complementario   (1,5   l.) + Aire   de reserva  (1,5   l.) = 3,5   litros

Pero, a pesar de todos los esfuerzos que el hombre haga, en la espiración, no puede desalojar por completo todo el aire que guarda en sus pulmones.

Quedan, otros 1,5 litros en su interior, que constituyen el volumen dé aire residual. Ere consecuencia, la capacidad total de los pulmones del hombre normal es de 5 litros, sumo de los volúmenes de aire normal, complementario, de reserva y residual. Ahora cabe preguntarse: ¿por qué muchos atletas, aun en plena, competición, están frescos y tienen el ritmo de respiración normal, según se observa?

Ello es consecuencia de la gimnasia y del entrenamiento que realizan sistemáticamente; con ejercicios respiratorios bien dirigidos y practicados, la capacidad vital de sus pulmones puede llegar a incrementarse notablemente y pasar, del valor normal (3,5 litros), a un valor de 7 litros.

Es fácil imaginar que tal capacidad respiratoria puede suministrar adecuadamente el incremento de oxígeno que exige un esfuerzo deportivo. Por ello, un buen deportista (o un hombre que quisiera mantenerse en excelente forma física) no debe abandonar los ejercicios gimnásticos.

Experimento con la Respiracion Anhídrico Carbonico

RESPIRACIÓN HUMANA: DEMOSTRACIÓN DE EXHALACIÓN DE ANHÍDRIDO CARBÓNICO

Es sabido que todos los organismos vivos superiores absorben el oxígeno del aire y expulsan anhídrido carbónico.

Así, en los mamíferos, por ejemplo, el aire entra en los pulmones y allí se verifica un cambio notable; la carboxihemoglobina de la sangre procedente de los diversos tejidos cede anhídrido carbónico (producido en la combustión celular) y capta el oxígeno del aire respirado, transformándose en oxhihemaglobina, con destino a los tejidos. Este hecho se puede poner de manifiesto fácilmente con un sencillo experimento.

Se trata de demostrar con este experimento que en el aire expelido existe anhídrido carbónico.

Se podrá argumentar «a priori» que en el aire normal (el que se aspira) ya existe esta sustancia, y que¿ por tanto, no tiene nada de extraño que se encuentre en el que se expulsa. El experimento permitirá determinar qué cantidad de CO2 tiene el aire normal, y cuál es la que se produce en la respiración.

experiencia de respiracion humana

Para detectar el anhídrido carbónico se utilizará una reacción característica. En efecto, esta sustancia reacciona con el hidróxido calcico (agua de cal), y se produce carbonato cálcico:

C02 + Ca (OH)2 —–>* CO3Ca + H2O

Como el carbonato calcico es insoluble, puede observarse la manera en que precipita de la solución, a medida que se   forma.

Se preparan dos frascos, como se indica en la figura; en cada uno de ellos se pone cierto volumen de una solución límpida de Ca(OH)2 (agua de cal filtrada). Para iniciar el experimento se aspira aire por la embocadura A, presionando con los dedos el empalme flexible 2; con ello, el aire penetra en el aparato por él tubo B, burbujea a través de la solución del primer frasco, y se separa de CO2 al reaccionar con el hidróxido calcico correspondiente; se puede observar cómo precipita el carbonato calcico formado.

Por tanto, este aire que se respira penetra en los pulmones, exento de CO2. A continuación, y presionando previamente el empalme 1, se expulsa el aire de los pulmones, también a través de la embocadura A. De este modo, el aire expulsado burbujea por la solución del segundo frasco, para salir por el tubo C.

La precipitación de carbonato calcico que tiene lugar en el segundo frasco demuestra que el aire procedente de los pulmones va cargado de anhídrido carbónico, y de la abundancia del precipitado se deduce que su concentración en esta sustancia es muy superior a la que tiene el aire atmosférico.

Cifras concretas de estas concentraciones se pueden obtener, tras una serie de aspiraciones, filtrando las soluciones recogidas en cada frasco y pasando el CO3Ca sólido que queda   en   los   filtros.

Por ejemplo, si se conoce la capacidad pulmonar dé la persona que realiza el experimento, se deducirá que, después de las respiraciones necesarias para que pase un volumen determinado de aire por los pulmones, el precipitado recogido en el primer frasco corresponde a una concentración, en anhídrido carbónico, del 0,03 % y en el segundo, de un 4 %.

Por consiguiente, el aire expulsado por los pulmones tiene unas 130 veces más anhídrido carbónico que el aire atmosférico normal.

De hecho, el aire que se respira tiene 21 % de oxigene y 0,03 % de anhídrido carbónico; el aire que se expele tiene   16′ %   de  oxígeno y 4 %   de anhídrido carbónico.

Fuente Consultada:
TECNIRAMA Enciclopedia de la Ciencia y La Tecnología Fasc. N°96

Función del Cordon Umbilical Placenta y Liquido Amniotico

FUNCION DE LA PLACENTA-CORDÓN UMBILICAL-LIQUIDO AMNIOTICO

LOS ANEXOS EMBRIONARIOS: Ya se ha visto q

El resto constituye los anexos embrionarios, es decir, los órganos destinados a proteger, alimentar y oxigenar al embrión, más tarde feto, durante toda su vida intrauterina. Estos anexos son la placenta, el cordón umbilical, las membranas y el líquido amniótico.

LA PLACENTA: La placenta es el órgano de intercambio entre la madre y el embrión, más tarde feto. Durante la anidación, el huevo se recubre de vellosidades, las vellosidades coriales, parecidas a las pequeñas raicillas de las plantitas.

Pronto, el huevo, hundido en la mucosa, comienza a engrosar, a formar una protuberancia en el útero, y las vellosidades desaparecen, salvo en la zona de contacto del huevo con la mucosa.

placenta

Esta zona de contacto, de forma circular, constituirá la placenta. Las vellosidades se hunden en los lagos sanguíneos, los vasos sanguíneos de la madre, que se comunican entre sí y son alimentados por las arterias maternas.

Las mismas vellosidades se hallan recorridas por arterias y venas. La sangre de la madre circula por los lagos sanguíneos, la del feto por las vellosidades que lo alimentan.

Entre ambas sangres hay una membrana que hace las veces de filtro. Así, a pesar de la interdependencia íntima entre los elementos maternos y los fetales, las dos circulaciones no se comunican directamente.

Ambos sistemas son cerrados. Por esta razón, el hijo podrá tener un grupo sanguíneo diferente de la madre, e incluso antagónico, cuando, por ejemplo, tienen sangres con factores Ah contrarios.

El embrión, que tras ocho semanas de vida intrauterina toma el nombre de feto, recibe sus recursos a través del cordón umbilical que le une a la placenta, que a su vez se halla adherida al útero por las vellosidades.

Al principio del embarazo, la placenta desempeña a la vez los papeles de pulmones, riñones, estómago, hígado, intestinos y glándulas hormonales, asegurando así todas las funciones vitales. Pero, a medida que va creciendo, las vísceras del feto van adquiriendo una cierta autonomía, con lo que la función de la placenta disminuye.

Cordón Umbilical, Membranas y Líquido Amniótico El cordón umbilical, que va alargándose progresivamente hasta alcanzar los 50 cm. en el momento del nacimiento, une al feto con la placenta.

Es un conducto de alrededor de 1,5 cm. de diámetro, retorcido en espiral, recorrido por dos arterias y una vena que aseguran la circulación del oxígeno, de los alimentos y la evacuación de los desechos.

El feto se encuentra en una bolsa hermética formada por dos membranas de protección transparentes y muy resistentes: por el exterior el cordón, por el interior el amnio, que cubre la cara interna de la placenta, envuelve el cordón y continua en el ombligo.

En esta bolsa hay un líquido claro, transparente, rico en sales minerales, el líquido amniótico, cuyo origen es aún mal conocido, que asegura la hidratación del feto, al tiempo que le permite agitarse y le protege contra las infecciones y los traumatismos.

EL FETO Y LAS EMOCIONES MATERNAS : A partir del sexto mes el feto es sensible a los estímulos externos.

En este período se han constatado en el feto reflejos condicionados al ruido. Un prematuro de seis a siete meses es capaz de reaccionar de forma diferente ante alimentos salados o dulces y ante ciertos olores.

El feto distingue la luz a los siete meses. Percibe también las sensaciones de calor o de frío y es sensible a la presión. Así pues, antes de nacer, el niño ya ha experimentado determinadas sensaciones con la ayuda de sus cinco sentidos.

Entre las primeras de estas sensaciones que experimenta se hallan sin duda aquellas de lo que es agradable y desagradable.

Estas primeras actividades psíquicas del feto son, según el profesor Minkowski, “la base indeleble sobre la que se insertan todas las impresiones ulteriores”. La creencia popular dice que las envidias, las esperanzas o los temores de la madre influyen sobre el niño que pronto nacerá.

Es cierto que, al alimentar la circulación sanguínea de la madre la del hijo, las modificaciones químicas ocasionadas por el estado psicológico de la madre repercuten de una manera sensible en el feto.

Así, cuando la madre se encuentra en un estado nervioso deficiente, cuando está agotada o cuando experimenta sensaciones demasiado fuertes, su equilibrio hormonal se modifica y, a través de ella, el del feto.

Es por esto por lo que es deseable que una mujer encinta lleve, en la medida de lo posible, una vida tranquila y regular, tanto física como psíquicamente. Es difícil medir con exactitud los efectos que pueden producir los estados psicológicos y las emociones de una futura madre sobre el hijo que lleva.

Sin embargo, se ha constatado un nexo de unión entre el psiquismo de la madre y las reacciones del feto. Esta vida intrauterina y las impresiones que deja sobre un ser aun virgen apasionan actualmente a los investigadores.

¿SE PUEDE DETECTAR LA PRESENCIA DE GEMELOS? : Teóricamente se puede saber a finales del cuarto mes si es previsible un nacimiento de gemelos, es decir desde que se pueden oír los latidos del corazón.

Al final del quinto mes, el ginecólogo puede notar al tacto dos cabezas. Pero este examen es difícil ya que en el caso de gemelos el líquido amniótico es más abundante; el útero es más grueso, está más tenso, y su contenido es difícilmente controlable.

Un embarazo de gemelos, desde el momento que se supone o se diagnostica, requiere una vigilancia extremadamente atenta y unos cuidados físicos en la madre para evitar un parto prematuro.

¿GEMELOS VERDADEROS O FALSOS?: En ocasiones, el ovario libera dos óvulos a la vez o. que los dos ovarios actúen simultáneamente. En estos casos, pueden quedar fecundados los dos óvulos, dando lugar a gemelosbivitelinos o falsos gemelos.

Estos gemelos son en realidad niños concebidos al mismo tiempo, pero que tienen cada uno un patrimonio hereditario propio; pueden ser, por consiguiente, de sexos diferentes. Los verdaderos gemelos, por el contrario, se originan a partir de un único óvulo fecundado por un solo espermatozoide. siendo la escisión del huevo en dos partes idénticas la que da lugar a dos embriones que tienen el mismo patrimonio hereditario. Los verdaderos gemelos son pues siempre del mismo sexo y se parecen hasta en los más mínimos detalles.

LA DETECCIÓN DE LAS ANOMALÍAS CROMOSÓMICAS Los trabajos realizados por un pediatra de Chicago,Henry Nadler, hechos públicos en el congreso médico de la Haya de 1969, han puesto a punto un método que permite detectar ciertas anomalías hereditarias desde el comienzo del embarazo.

Hacia el tercero o cuarto mes del embarazo, se toma una pequeña cantidad de líquido amniótico por simple aspiración a través de la pared abdominal. En este líquido flotan células provenientes del feto, que se ponen en cultivo en un medio adecuado y se multiplican.

Un estudio profundo permite identificar, si las hubiese, ciertas taras cromosómicas o ciertas enfermedades del metabolismo, es decir deficiencias en las transformaciones que se operan en el organismo.

En efecto, en el momento de la fecundación puede ocurrir un accidente cromosómico. Un cromosoma de menos o, por el contrario, un cromosoma suplementario, será causa de un desequilibrio que impida el normal desarrollo del embrión.

La primera célula estará al principio desvirtuada y todas las otras, nacidas de ella, llevarán la misma anomalía, con lo que el niño nacerá “diferente”. Uno de los ejemplos más típicos de estos accidentes cromosómicos es el del mongolismo o trisomia 21.

En 1959, los profesores Turpin. Lejeune y Gautier descubrieron que los pequeños retrasados mentales, a los que corrientemente se les llama mongólicos, poseían 47 cromosomas en lugar de 46.

La medicina se encuentra todavía impotente ante los casos de aberración cromosómica y ciertos médicos son partidarios del aborto terapéutico. En los casos de enfermedades del metabolismo, es a menudo posible prescribir un tratamiento precoz de la madre.

 

Claves Para Cuidar el Cuerpo Mantenerse Sano Cuerpo Joven y Bello

Claves Para Cuidar el Cuerpo y Mantenerse Sano y  Joven

CONSEJOS NATURALES PARA MANTENERSE SANO Y JOVEN

No se trata de jugar a detener el tiempo. Sabemos que eso es imposible. Se trata de cumplir con ciertas rutinas sencillas, que definen un estilo de vida que nos ayudará a vivir mucho mejor y por más tiempo.
naturalmente.

1-Que su dieta sea variada, abunde en vegetales y frutas, no tenga demasiadas calorías ni alimentos producidos industrialmente. Satisfaga a su paladar y al mismo tiempo cuide su figura.

2-Dígale no a los azúcares refinado , a los ritos y al exceso de carne. Mejor aún; vaya a un nutricionista y que le arme una dieta a su medida.

3-Coma en familia, sin mirar la tele, sin discutir, sin apurarse. Piense que cada comida es irrepetible y que es parte esencial de su bienestar.

4-Recuerde, alimentos son el envejecimiento, Los que contienen antioxidantes, como las nueces, el ajo, los cítricos y las uvas.

5-Mantenga su cuerpo en forma, Tanto en su aspecto aeróbico (salga a correr o caminar 3 veces por semana), como en su flexibilidad (pruebe el yoga) y en su tono muscular. Se sentirá más fuerte, se cansará menos. Y lo mirarán más.

6-Elija una actividad o deporte. Seguro hallará alguna que parezca hecha a su medida, No se rinda si la primera que probó le resultó aburrida. Hay que darles tiempo a las endorfinas para que actúen.

7-Cuide su postura: En el trabajo, en casa al mirar la tele, en todo momento. Mírese en el espejo y fíjese cómo se sienta, cómo se para, cómo se acuesta. Con los años, una mala postura pasa facturas carísimas.

8- El y debe ser ejercitado. Aprenda otro idioma, haga meditación, tome un posgrado. Haga crucigramas.

9-Respire El cuerpo lo hace automáticamente, pero cuanta más conciencia tome sobre su propia respiración, más ganará en salud física y mental.

10- Proteja su Piel, Comiendo sano, dejando de fumar, tomando sol en su medida justa, usando productos buenos de belleza. Verse bien también ayuda a sentirse bien. Parece superficial, pero no lo es.

11- Realice los exámenes periódicos de acuerdo  su edad. Vaya al clínico, al cardiólogo, al dentista, al dermatólogo. No sólo para prevenir, sino porque todo lo que sea detectado tempranamente será más fácil de curar.

12- Baje el estrés el Duerma las horas que necesita y merece, hágase problemas sólo por aquello que vale la pena, y concédase gustos. Una vida estresada no es una buena vida.

13-Cuidado con los malos hábitos Ninguno de ellos ayuda a vivir mejor. Ni el  exceso de alcohol, ni el tabaco ni cualquier clase de droga, es la salida a ningún problema. Busque ayuda.

14-Cultive sus Un abrazo y un beso pueden hacer más por su salud que una tonelada de remedios. Sentirse querido es, probablemente, la mejor receta para una vida sana.

15- El sexo es salud. Practicado con los cuidados físicos y emocionales que corresponde, ayuda a la persona a sentirse plena, realizada y acompañada, SI tiene problemas, háblelo con su pareja o con un profesional, pero no tenga vergüenza.


NO AL SEDENTARISMO: Existe una estrecha relación entre el sedentarismo y un sinnúmero de perjuicios para la salud. O dicho de otro modo, un estilo de vida físicamente activo es equivalente y aditivo a otros estilos saludables: no fumar, tener la presión arterial controlada, llevar una dieta equilibrada y controlar el peso. Las actividades aeróbicas poseen efectos beneficiosos sobre diferentes componentes grasos de la sangre: reducen los triglicéridos y aumentan la cantidad de colesterol bueno (HDL), protector de la salud de las arterias. Además, la práctica regular de ejercicio recreativo mejora las relaciones interpersonales, la autoestima y la calidad del sueño y preserva las actividades cognitivas.

Si consideramos a la actividad física como un fármaco, veremos que sus beneficios son proporcionales a la cantidad que se realiza, pero la diferencia con una droga es que todos los sistemas del organismo reciben el beneficio. Usted acaba de hacer un ejercicio para mantener su cerebro activo a través de la lectura: ahora agréguele más salud a todo su cuerpo e inicie, retome o continúe con un plan de ejercicio regular.

Fuente Consultada: Vida Sana #12 Clarín
Nota a cargo de Hernán Delmonte Cardiólogo universitario. Especialista en Medicina del Deporte y profesor nacional de educación física. Miembro titular de la Sociedad Argentina de Cardiología.

Ver: Sugerencias y Tips Para Una Vida Sana y Longeva

Fuente Consultada: Basado un artículo de Selecciones Reader Digest

La eugenesia las especies y la reproduccion de los mejores Darwinismo

La Eugenesia Las especies y La reproducción

ESPECIE: Conjunto de individuos capaces de dar origen a hijos que puedan tener descendencia fértil. Definiciones algo más concretas, hablan de «especie evolutiva», entendida como —siguiendo la definición del naturalista George G. Simpson (1902-1984)— una estirpe (o secuencia de poblaciones de ancestros-descendientes) que evoluciona separadamente de otras y que tiene un papel y unas tendencias de evolución propias y de carácter unitario.

Éste es el concepto más ampliamente aceptado y de mayor consenso, al menos entre los zoólogos. El asumir una especie como biológica, implica evolutivamente asumir que es una población reproductivamente aislada, por lo que constituye un linaje evolutivo separado y que es reforzado por una serie de barreras que pueden ser de carácter geográfico o biológico

En realidad, el concepto de especie tiene mucho de ambiguo. Generalmente, las poblaciones vecinas de un determinado animal pueden cruzarse, pero entre poblaciones de áreas geográficas más alejadas puede producirse una disminución de la fertilidad si intentan el cruzamiento, hasta llegar a la imposibilidad entre poblaciones muy distantes.

Se puede entender esta reducción progresiva de la fertilidad como debida a la posesión de dotaciones cromosómicas que se van diversificando a medida que aumenta la distancia.

Eugenasia

Ahora bien, los miembros de esas poblaciones distantes e infértiles por cruzamiento, ¿pertenecen a la misma especie o a especies diferentes?. Como no pueden cruzarse, habría que asignarlos a especies diferentes. Pero como están conectados por una serie continua de poblaciones cruzables, se podría considerar que, a fin de cuentas, pertenecen a la misma especie. Desde este punto de vista, el concepto de especie tiene algo de relativo, aunque, por otra parte, no deja de ser consecuente con el gradualismo histórico darwiniano.

Además, el concepto moderno de especie, basado en el aislamiento reproductivo, no es fácil de aplicar a aquellos organismos eucariotas (dotados, recuerden, de núcleos) que se reproducen sin apareamiento, de modo que cada miembro de la especie está aislado reproductivamente.

Problemas parecidos los plantean aquellas especies que se reproducen de forma vegetativa (por fisión del progenitor), por partenogénesis (desarrollo a partir de óvulos no fertilizados) o por auto fertilización de un hermafrodita.

En esos casos hay que recurrir a otros criterios de clasificación.

La verdad, no encuentro ningún placer en estos tipos de diferenciación que con más frecuencia de la deseada han conducido —aunque sea indirectamente— a la discriminación, a contemplar a «los otros» como enemigos, o como esclavos (esto es patente con los «otros animales», los no humanos, que nuestra especie maltrata a menudo innecesariamente).

Encuentro un mayor consuelo en los análisis de parentesco  entre especies diferentes que se realizan analizando las cadenas de aminoácidos de algunas de sus proteínas, y que nos hablan de la cercanía que nos une a, por ejemplo, los caballos.

Me doy cuenta de que estos argumentos míos son, en este punto, poco científicos, pero, lo repito una vez mas: no doy la espalda a encontrar en los resultados de la investigación científica algún que otro apoyo para causas morales.

EUGENESIA: Movimiento iniciado en las últimas décadas del siglo XIX, que sostenía que la mayoría de las características humanas eran estrictamente hereditarias y que había que mejorar la especie humana, favoreciendo la reproducción de los mejores especimenes y dificultando la de aquellos con deficiencias.

Los eugenesistas mantenían que no sólo los rasgos físicos, como el color de los ojos y la altura, sino también los atributos de la personalidad estaban determinados genéticamente (en un sentido mendeliano) y que para elevar el nivel de la población había que proceder poco más o menos como los ganaderos: favorecer la reproducción de los «buenos» sujetos y aminorar, o incluso detener, la reproducción de los «malos». A finales del siglo XIX y comienzos del XX, ayudado por la credibilidad que le otorgaba una presunta base científica, el programa eugenésico se extendió ampliamente, en especial en Estados Unidos y en algunos países de Europa.

Fue en Estados Unidos donde la fe en la genética mendeliana aplicada a los seres humanos se llevó a la práctica por vez primera: en 1907 el estado de Indiana aprobó las primeras leyes. que permitían la esterilización de los enfermos mentales y criminales patológicos; a finales de la década de 1929 veintiocho estados y una provincia canadiense habían introducido legislaciones parecidas.

Detrás de las ideas eugenésicas, se encuentra la convicción de que la vida humana puede reducirse a la biología y que las instituciones humanas se conducirán mejor teniendo en cuenta las «realidades» del determinismo biológico.

Ahora bien, semejante idea es cuestionable, y ello independientemente de que el punto de partida científico sea correcto o no (ya señalaba esto a propósito del determinismo biológico), de que, por ejemplo, las ideas eugenésicas hubieran resultado ser correctas desde el punto de vista científico. El problema es que el universo en el que se mueven los seres humanos no coincide exacta, ni siquiera necesariamente, con el universo del conocimiento científico. Aldous Huxley (1894-1963) expresó de manera magnífica tal diferencia cuando escribió:

El mundo al que se refiere la literatura es el mundo en el que los hombres son engendrados, en el que viven y en el que, al fin, mueren. El mundo en el que aman y odian, en el que triunfan o se los humilla, en el que se desesperan o dan vuelos a sus esperanzas. El mundo de las penas y las alegrías, de la locura y del sentido común, de la estupidez, la hipocresía y la sabiduría. El mundo de toda suerte de presión social y de pulsión individual, de la discordia entre la pasión y la razón, del instinto y de las convenciones, del lenguaje común y de los sentimientos y sensaciones para los que no tenemos palabras… [Por el contrario], el químico, el físico, el fisiólogo son habitantes de un mundo radicalmente diverso —no del mundo de los fenómenos dados, sino de un mundo de estructuras averiguadas y extremadamente sutiles; no del mundo experiencial y de los fenómenos únicos y de las propiedades múltiples, sino del mundo de las regularidades cuantificadas

Fuente Consultada: Diccionario de la Ciencia Jose M. Sanchez Ron

Etapas del Desarrollo del Bebe Evolucion del Feto en el Embarazo

Etapas del Feto Mes a Mes
Desarrollo Mes a Mes y Sus Características

LA REPRODUCCIÓN: La vida de todos los seres humanos comienza por una célula no más grande que el punto de la letra «i», y crece hasta convertirse en un individuo compuesto de seis billones de células.

En esa primera célula, y en todas las que le siguen, se encuentra el ADN, el material que crea el plano exacto de lo que será cada individuo, desde el color de los ojos hasta el tamaño de los pies.

Los seres humanos se desarrollan a partir de la unión de uno de los óvulos de la madre con un espermatozoide del padre. Cada una de estas células aporta 23 cromosomas, estructuras en forma de hebras que contienen los genes donde se encuentra el ADN. Cada una de las células que crecen a partir de la fusión del óvulo y el espermatozoide contiene 46 cromosomas.

El espermatozoide y los óvulos: Antes del nacimiento, un feto hembra ya posee la cantidad total de óvulos (o huevos) que se desarrollarán en los folículos ováricos. Estos se encuentran almacenados en los ovarios, dos glándulas que en las mujeres adultas tienen el tamaño de un huevo de paloma. Sólo unos pocos óvulos llegarán a madurar y tendrán el potencial suficiente para ser fertilizados por los espermatozoides.

El hombre también nace con células que producirán espermatozoides en la vida adulta. Los espermatozoides se producen al ritmo de mil por segundo en los túbulos seminíferos, que están situados en los testículos, y se almacenan en el epidídimo.

Al comienzo, todos los espermatozoides tienen 46 cromosomas, pero se desprenden de la mitad al madurar (un proceso que tarda 74 días). Si pierde su cromosoma Y. y fertiliza un óvulo, el ser resultante será femenino. Si pierde el cromosoma X, será masculino. Un espermatozoide maduro mide menos de 0,05 mm de longitud.

La ovulación y la menstruación: En las mujeres, todos los meses madura un óvulo, se desprende de su folículo protector y es recogido por las extremidades pilosas (las fimbrias) de una de las trompas de Falopio. Su viaje por la trompa de Falopio hasta el útero tarda cuatro días. Durante unas pocas horas, se encuentra preparado para ser fertilizado por un espermatozoide.

Si no es fertilizado, seguirá su camino y abandonará el organismo de la mujer. La reserva de sangre enriquecida que recubre el útero como preparación para recibir el óvulo fertilizado desaparece pocos días después. Esta pérdida de sangre se denomina menstruación, y es más comúnmente llamada «período» o «regla».

El coito y la fertilización: Durante el acto sexual, o coito, el pene en erección penetra en la vagina, y los movimientos rítmicos terminan en el orgasmo y en la eyaculación del semen, constituido por espermatozoides inmersos en un líquido nutritivo.

Los espermatozoides nadan y se desplazan mediante los movimientos de sus largas colas (flagelos), y sus cabezas tienen reservas de glucosa para proporcionar energía durante la larga travesía hasta el óvulo. Si es el primero —de los 2 a 3 millones de espermatozoides que libera una eyaculación— en llegar al huevo, su material genético se mezclará con los cromosomas del óvulo.

La división celular y la implantación: Pocas horas después de la concepción, un óvulo fertilizado, llamado zigoto, comienza a dividirse. Para esto, necesita una hormona llamada progesterona, que le proporcionarán las células que se desarrollan por rotura de los folículos del óvulo, constituyendo el cuerpo lúteo.

La progesterona también impide que haya más ovulaciones. Tres días después de la fertilización, el zigoto se ha dividido tres veces y ha producido ocho células. Cuatro días más tarde, cuando cuenta con 16 células, el cigoto llega al útero.

Tres días más tarde, el zigoto se implanta en la pared uterina. Ahora pasa a denominarse blastocito y mide 0,1 mm. Sus células se diferencian en dos tipos: las células embrionarias, que en su momento formarán el cuerpo de la persona, y las células trofoblasticas, que formarán la placenta que nutrirá al feto que crece. Las propias células del embrión no tardan en cambiar y constituir una capa interior y otra exterior.

El desarrollo del embrión: Hacia el comienzo de la tercera semana, la capa interior ha adoptado la forma de una pera, y la capa exterior desarrolla una hendidura que permite el desarrollo de una tercera capa entre las dos.

Cada capa formará en su momento partes específicas de la estructura del organismo.

Al final de la tercera semana, dos tubos delgados recubiertos por células musculares se funden en uno y forman el corazón.

Hacia la cuarta semana, el corazón ya bombea la sangre a través de diminutas arterias y venas para llegar a las células interiores que comienzan a formar los órganos internos.

Durante el primer mes, el embrión ha crecido hasta alcanzar un tamaño de 4 mm, más grande en uno de sus extremos. Los grupos de células se han reunido hasta convertirse en órganos o miembros específicos. La capa media ha comenzado a crear lo que conformará la médula espinal, el sistema nervioso, el corazón y los vasos sanguíneos.

Hacia la quinta semana, las células de los ojos, las orejas, la nariz, y las células nerviosas que conectan la vista, el olfato, el gusto y el tacto con el cerebro han comenzado a aparecer. Crecen brazos y piernas, con unos tejidos en forma de aletas que señalan la aparición de los dedos de pies y manos.

Una semana más tarde, el embrión —de 10 mm de longitud— ya comienza a doblar los codos y a mover las manos que tienen dedos claramente definidos. En la cara se pueden reconocer los ojos, la boca y las orejas.

El cerebro se ha dividido en sus diversas partes, que se ocupan del pensamiento, la memoria, los reflejos y las emociones. En todo el embrión, el cartílago comienza a transformarse en huesos.

Hacia la semana 14, el feto está completamente formado, y desde entonces hasta la semana 40, cuando esté preparado para nacer, crecerá más en tamaño que en complejidad.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/etapa-feto-chico.jpg

Haz «clic» para ampliar la imagen superior

aparato reproductor femenino y masculino

EMBARAZO, las etapas de desarrollo:

Primer mes: organización del embrión

Ya hemos visto que, tras la fecundación, las células comienzan a multiplicarse y que el huevo, a su llegada al útero, es un pequeño amasijo de células. Algunas de ellas constituirán el núcleo embrionario, que al principio es un fino disco de células, el cual va alargándose y adoptando una forma ovoide.

Al cabo de dieciocho días, se imbrican las diferentes hojas para formar un disco embrionario en el que se hallan representadas todas las futuras regiones del cuerpo, pero situadas en un mismo plano horizontal.

bebe un mes de gestacion

Este disco embrionario mide 1,17 mm. de longitud. Las tres primeras semanas son inciertas para el embrión: uno de cada dos huevos muere antes de la anidación; un tercio de los supervivientes es evacuado antes del final de la tercera semana. La naturaleza efectúa así una especie de selección que pasa desapercibida. Hacia el treintavo día, el embrión mide de 2 a 6 mm.

Tiene el aspecto de una larva sin patas, enrollada sobre ella misma, con un extremo hinchado, la futura cabeza, dotada de una aberturas branquiales, como las de un pez. Por el mismo tiempo se forma un pequeño riñón primitivo, destinado a desaparecer algunos días más tarde, y que se parece a una porción de riñón de pescado (del tipo del de la lamprea). Más tarde aparece un nuevo riñón, también efímero, comparable al de una rana: son circunstancias pasajeras.

En la cara ventral del embrión se distingue también el saliente del corazón. Las primeras contracciones cardíacas aparecen hacia el veinteavo día y suponen el comienzo de la circulación sanguínea embrionaria.

Al final del primer mes, se esboza el sistema nervioso. Ya se adivinan los futuros miembros a los lados. El embrión tiene, en el lugar en el que estará el coxis, un apéndice caudal, que más tarde desaparecerá.

Segundo mes: el embrión toma forma.

Las transformaciones en el curso de este periodo son importantes tanto en lo concerniente al aspecto exterior como en la organización interna. Hacia el cincuentavo día, el embrión crece, mide 3 cm. La cabeza ha aumentado considerablemente de tamaño; se encuentra todavía en continuación directa con el cuerpo, pero ya se levanta un poco.

bebe en el segundo mes de gestacion

Se distingue un esbozo de los ojos, de las orejas y de la boca: el labio superior está ya formado, pero la cavidad nasal no se halla separada todavía de la cavidad bucal; las ventanas de la nariz están obturadas por un tapón de piel.

Los brotes de los miembros se han alargado: se dividen en dos y después en tres segmentos; en la primera parte aparecen cuatro surcos que, al hacerse más profundos, separarán los cinco dedos de cada extremidad.

El esbozo de cola ya casi ha desaparecido. Se dibujan los órganos genitales, pero es todavía necesario un profundo estudio de los tejidos glandulares para distinguir los dos sexos.

Comienzan a formarse la mayor parte de los órganos. El corazón se estructura de una forma más completa.

Se coloca en su sitio el segundo sistema circulatorio, el sistema pulmonar, que comenzará a funcionar en el momento del nacimiento. El hígado se halla muy desarrollado en comparación con los restantes órganos.

Aparecen las primeras trazas de osificación. Los músculos del tronco, de los miembros y de la cabeza comienzan a entrar en acción, pero sus movimientos son todavía muy débiles para poder percibirse a través de las membranas y del útero.

Tercer mes: el embrión se convierte en feto

Al comienzo del tercer mes, el embrión toma el nombre de feto. En el curso del periodo fetal, los órganos, ya esbozados, se afirmarán y sufrirán un aumento de tamaño: sólo el sistema nervioso y el aparato genital seguirán estando sometidos a importantes modificaciones y continuaran sin completar incluso después del nacimiento.

A los tres meses, el feto alcanza una longitud total de 10 cm. Tiene todavía una cabeza muy gruesa en relación con el resto del cuerpo.

bebe en gestacion feto de tres meses

Pero se dibuja el cuello, b nariz toma forma, aparecen los párpados que se suelen entre sí y el sexo es fácilmente identificable.

Se distinguen las uñas. Se precisan las articulaciones del feto, permitiéndole ejecutar ya débiles movimientos.

El desarrollo de los órganos es cada vez más complejo y algunos comienzan a funcionar: el hígado segrega bilis y la médula espinal forma ya algunos glóbulos.

El feto puede beber: traga líquido amniótico, provocando así el funcionamiento de su aparato digestivo. Algunos huesos, están ya bien esbozados y aparecen otros puntos de osificación. El cerebro y los pulmones tienen ya su estructura general definitiva.

Cuarto mes: movimientos perceptibles

Las relaciones de proporción entre la cabeza y el cuerpo se modifican, ya que el cuerpo se desarrolla más rápidamente. Cada día se modelan con más nitidez los rasgos del rostro y aparecen los cabellos.

Es también el momento en que la madre siente moverse a su hijo por vez primera, ya que es capaz de hacer funcionar sus músculos con la fuerza suficiente para que sus movimientos puedan notarse a través de las paredes del útero. El feto puede abrir y cerrar las manos, estornuda y traga.

bebe cuarto 4º mes de gestacion

Sin embargo, no mide más que de 18 a 20 cm. de longitud total, aunque en realidad son sólo 13 cm. ya que tiene las piernas replegadas sobre el vientre, y no pesa más que 150 g..

La piel se cubre con una capa blanquecina, el vermix caseoso, y con un fino vello, el lanugo, especialmente abundante sobre los hombros, las ingles y las axilas.

Quinto mes: crece más aprisa

En este momento, el feto mide alrededor de 27 cm. y pesa unos 400 g. Su crecimiento se hace cada vez más rápido. El cuerpo sigue siendo delgado, pero alcanza las proporciones del de un recién nacido.

Los dientes de leche se recubren de esmalte y de marfil, mientras se forman los esbozos de los dientes definitivos: es pues en este momento cuando se determina la calidad de los dientes del futuro adulto.

5º mes de gestacion feto

Por ello es por lo que se recomienda a las mujeres encinta que vigilen que su régimen alimenticio contenga el calcio y el flúor necesario para la formación de la dentición del feto.

La nariz comienza a osificarse y las aletas están ya abiertas. A partir del quinto mes, el crecimiento del feto y el incremento de sus necesidades obligan a la placenta a aumentar de tamaño y de peso: el disco placentario alcanzará a los nueve meses un diámetro de 20 cm., con un espesor de 3 cm. y un peso de 500 g.

A los cinco meses, el feto goza aún de mucho espacio y no se priva de moverse. Puede que comience en esta época a chuparse el pulgar.

Sexto mes: ve la luz

A los seis meses, el feto mide 34 cm. y pesa 1 kg. Los órganos genitales sufren todavía una evolución importante: aparecen las glándulas uterinas y bajan los sacos vaginales y los testículos. Se fisura el cerebro y se dibujan las circunvoluciones.

Las capas de la retina están ya todas y en el fondo del ojo.

bebe 6º mes de gestacion

Es probable que el feto sea capaz de percibir la luz en esta época. Sus párpados, herméticamente soldados al principio, se hallan ahora completamente abiertos.

El feto percibe sonidos, oye el ruido regular del corazón materno y puede sentirse molestado por los borborigmos intempestivos de los intestinos o por los ruidos procedentes del exterior. Ciertos médicos afirman incluso que es sensible a la música.

Séptimo mes: ya está dispuesto el aparato respiratorio

El tercer trimestre del embarazo es esencialmente un período de crecimiento, de aumento muy rápido de peso y de tamaño, y de maduración. 

Las últimas transformaciones que preparan al feto para la vida extra-uterina se producen hacia los comienzos del séptimo mes. A partir de este momento, el niño nacido antes de tiempo, es un prematuro con posibilidades de supervivencia.

bebe 7º mes

Mide 39 cm. y pesa 1.600 gramos. Hacia el sexto mes, el árbol respiratorio, con sus ramificaciones de bronquios, se coloca en su sitio. En e séptimo mes comienza el estadio alveolario, con los alvéolos, que constituyen la zona de intercambios respiratorios.

El conjunto muscular y esquelético del tórax alcanza el grado de desarrollo necesario para la función respiratoria, al mismo tiempo que los centros nerviosos que lo dirigen. Desde este momento, el nacido prematuramente es capaz de utilizar el oxígeno atmosférico y puede vivir.

Sin embargo, en el séptimo mes, el feto se parece a un conejo despellejado: delgado, con una piel lisa y roja, está preparado para vivir, pero aún no ha alcanzado la madurez.

Octavo mes: engorda

En el transcurso de los dos últimos meses, doblará su peso, engordando tanto como durante los siete meses precedentes.

Proporcionalmente, crece menos. Sus formas pues se redondean, su piel se hace mas tensa sobre una delgada capa de grasa. Sus uñas y sus cabellos siguen creciendo. En contrapartida, le caerá un poco de lanugo, esa fina pelusilla que cubría casi todo su cuerpo hacia el sexto mes.

bebe 8º mes de gestacion

Por ello, el niño nacido a término tiene una pilosidad menos desarrollada que el prematuro. Los huesos se solidifican, aunque el esqueleto no estará aún terminado en el momento del nacimiento. Los huesos de los pies, de las manos y el esternón son todavía cartilaginosos.

Finalmente, habrá que esperar todavía de quince a dieciocho meses para que se suelden las fontanelas, que son los puntos de unión de los diferentes huesos del cráneo. Ello explica a la vez la fragilidad de la cabeza del recién nacido, cuyo cerebro no está todavía bien protegido, pero también su flexibilidad, lo que puede facilitar el parto. Al final del octavo mes, el feto mide 45 cm. y pesa 2.200 gramos.

Noveno mes: preparado para nacer

En el noveno mes, el feto mide 50 cm., y pesa alrededor de 3 kilos. Ha adquirido fuerza y comienza a sentirse muy estrecho en su receptáculo, hecho que manifiesta dando patadas, pudiendo alcanzar en ocasiones las costillas de la madre, cuando consigue estirar las piernas.

9º mes de gestacion bebe

Algunas de sus reacciones son muy evidentes y ya individualizadas: algunos se agitan cuando la madre toma un baño demasiado caliente; otros cuando se acuesta sobre la espalda, puesto que entonces se apoya sobre la columna vertebral, en una postura bastante incómoda.

En contrapartida, el ritmo de un paseo realizado con paso regular les acuna y les calma. Cuarenta semanas después de su concepción, ya casi preparado para nacer, el bebé es 2.500 veces mayor que el huevo del que proviene y 800 millones de veces más pesado.

Está compuesto por alrededor de 26 billones de células… y todo ello no es más que un comienzo, un nacimiento.

Estas fotos fueron tomadas del libro: “A Child Is Born“, por Lennart Nilsson (Autor).

Enfermedades del sistema respiratorio Bronquitis Sinusitis Vias

Enfermedades del Sistema Respiratorio
Bronquitis y Sinusitis

EL APARATO RESPIRATORIO ENFERMO: NARIZ Y LARINGE. Posiblemente la enfermedad más frecuente entre las que puede padecer un ser humano sea el resfriado. Se trata de una inflamación de la mucosa que recubre la superficie interna de la nariz y sus fosas.

Es bien sabido que el enfriamiento posee mucha importancia en el desencadenamiento de esta enfermedad, sin embargo, no lo ocasiona el frío por sí solo, sino un virus cuya transmisión de una persona a otra se efectúa con suma facilidad. Las molestias en la garganta, el discreto picor en la nariz, y, sobre todo, los estornudos, constituyen la señal de que ha comenzado el resfriado.

La secreción nasal aumenta progresivamente, las fosas nasales se obstruyen y la respiración debe efectuarse por la boca, con todos sus inconvenientes. La voz cambia y es suficiente, a veces, oír hablar a una persona para reconocer que está resfriada. Los olores no se perciben bien y las comidas tampoco saben normalmente. A todo ello se añade cierta debilidad general, con muy pocos ánimos de moverse y trabajar.

Al cabo de pocos días, las manifestaciones del resfriado disminuyen y pronto aparece el restablecimiento total. Para la Medicina resulta molesto que la más común de las enfermedades carezca de un remedio seguro. En el interior de los huesos de la cara, existen una serie de cavidades subdivididas en múltiples celdillas y tapizadas por una mucosa.

Estas cavidades se denominan «senos accesorios» y su inflamación, sinusitis. Se da a consecuencia de un resfriado mal cuidado y, a la salida de moco y pus por la secreción nasal, aparecen intensos dolores de cabeza. Para curarla es necesario recurrir a los antibióticos y, en ocasiones, incluso a ciertas operaciones quirúrgicas. La hemorragia nasal, denominada también epistaxis, puede ser consecutiva a enfermedades caracterizadas por una anormal coagulación de la sangre, a golpes recibidos sobre dicha región o, simplemente, porque en la mucosa afectada exista una zona muy rica en vasos capilares, con gran tendencia a sangrar.

Las hemorragias nasales suelen detenerse haciendo que el enfermo se eche en cama y aplicándole una bolsa de hielo bajo la nuca. Sin embargo, en ciertos casos es necesario recurrir a una destrucción eléctrica de la mucosa afectada. Una de las dolencias más frecuentes del órgano de la fonación es la inflamación de su mucosa, es decir, la laringitis o catarro de la laringe.

A veces es simultánea o consecutiva a un resfriado que ha descendido hasta ella. La voz se vuelve ronca, incluso del todo afónica, existe tos muy escandalosa, que a pesar de su intensidad, apenas se acompaña de expectoración, las cuerdas vocales están muy irritadas, etcétera. Es necesario evitar el aire frío, el humo o cualquier otro irritante que pueda entrar en las vías respiratorias.

Las bebidas calientes sientan muy bien, así como los fomentos aplicados sobre el cuello. La laringitis, cuya aparición es casi siempre aguda, puede repetirse varias veces y llegar a convertirse en más o menos permanente. Algunos individuos que se ven obligados, por su profesión, a forzar la voz (cantantes, oradores, vendedores de periódicos, etc.), la sufren con frecuencia.

La laringe también puede verse afectada por el proceso de la tuberculosis. Casi siempre la sufren enfermos cuyos pulmones ya han sido durante mucho tiempo atacados por dicha dolencia. Con los medicamentos antituberculosos modernos suelen lograrse notables mejorías y hasta curaciones absolutas de la misma. Otras veces se asienta en dicho órgano un tumor, por cuya causa debe extirparse toda la laringe.

A pesar de perder su aparato de fonación, estos pacientes no se convierten en mudos, puesto que les quedan varios recursos para poder relacionarse con sus semejantes por medio de la palabra. Uno de ellos consiste en hablar en voz cuchicheada y otro, recurrir a un dispositivo especial que, adaptado al cuello, les permita emitir nuevamente diversos ruidos y sonidos.

cuadro enfermedades respiratorias

ENFERMEDADES DE LA TRAQUEA Y LOS BRONQUIOS.

Su inflamación se denomina bronquitis o traqueobronquitis. Entre sus causas destaca la acción de los microbios exacerbados durante un resfriado y también la acción de múltiples sustancias irritantes, tales como el tabaco, humo, diversos gases, etc. Además del cansancio general y de los signos catarrales de nariz y garganta, el paciente tose mucho y experimenta una sensación de carraspera en todo el trayecto de la tráquea y los bronquios. Los esputos son al principio muy difíciles de arrancar y sólo más tarde se hace fluidos.

Con gran frecuencia se producen en el interior de los «bronquios acatarrados» diversos ruidos. Los pacientes dicen: «El pecho me silba». Los catarros bronquiales pueden repetirse muy a menudo, sobre todo si persisten sus causas; en dicho caso la bronquitis se convierte en crónica.

Aunque existen muchos individuos afectados de esta enfermedad, en especial los que trabajan en ambientes enrarecidos, con mucho polvo y sustancias irritantes, sin embargo entre todas las causas posibles, el tabaco posee tal vez la primacía, puesto que, entre los individuos no fumadores, la bronquitis crónica es cuatro veces menos frecuente que en los grandes fumadores y entre éstos, los aficionados a la pipa o a los puros, enferman con mayor frecuencia.

enfermedad de los bronquios

Para aliviar la bronquitis durante el período agudo, se aconseja el reposo en cama e intensa sudoración provocada por diversos procedimientos. El aire de la habitación ha de ser húmedo (lo que se consigue colocando en la misma un recipiente con agua hirviendo, a la cual se añaden, en ocasiones, diversas esencias que facilitan la respiración) y no excesivamente caliente (no superior a 20°). En presencia de una tos muy pertinaz y tan molesta que incluso impida el sueño, hay que calmarla con algún jarabe adecuado.

En las bronquitis crónicas, cuya curación definitiva es muy difícil de conseguir, es necesario eliminar todas las causas irritantes. Los pacientes muy fumadores deben dejar el tabaco radicalmente. Dicha medida es indispensable, ya que de no aplicarla rigurosamente no vale la pena ni siquiera intentar el tratamiento. Algunos antibióticos especiales para combatir los diversos microbios cuya invasión del árbol respiratorio dificulta el proceso de la curación, logran también efectos beneficiosos. Los climas benignos coadyuvan a la curación.

Otra enfermedad bronquial más seria que la anterior es la dilatación anormal de los mismos, llamada bronquiectasia. Esta deformación es a veces congénita, pero a menudo es consecuencia de diversas enfermedades bronquiales previas. La tos con que se manifiesta es muy intensa y, lo que es más característico, se acompaña de abundante expectoración, pues las dilataciones bronquiales llegan a almacenar grandes cantidades de secreciones cuyo vaciado es causa de que los esputos sean tan abundantes.

Su tratamiento es muy parecido al de las bronquitis crónicas, si bien a veces debe recurrirse a extirpar, por medios operatorios, las porciones del pulmón que contienen los bronquios deformados. Para confirmar la existencia de estas dilataciones, debe practicarse una radiografía, previa instilación en los bronquios de una sustancia opaca (broncografía), con lo cual se dibujan perfectamente sus límites, paredes y deformaciones.

El asma bronquial es una enfermedad de los bronquios, caracterizada por una serie de ataques, especialmente nocturnos que producen una gran dificultad respiratoria. Su causa es, en ocasiones, la «alergia», es decir, sensibilidad exagerada a algunas flores, polvo de determinadas habitaciones, ciertos alimentos, etc.

El paciente se despierta por la noche y tras sentir cierta opresión torácica, comienza a estornudar y a toser, para verse obligado finalmente, a sentarse en la cama, a fin de lograr que su respiración se haga más fácil. A pesar de ello sigue respirando mal y tiene la sensación de que le falta aire.

El mecanismo íntimo del asma consiste en que los bronquios estrechan su luz, es decir, que se contraen, a consecuencia de lo cual la cantidad de aire que logra pasar por ellos es menor. Todas las curas, pues, tendrán que ir dirigidas a ensanchar el calibre bronquial para que pueda conducir toda la corriente aérea que sea necesaria. Si su causa es una sensibilidad excesiva a una determinada sustancia (polen, alimentos, polvo, etc.), el organismo debe desacostumbrarse de la misma, lo cual se logra a veces practicando inyecciones de dicha materia, en cantidades muy pequeñas al comienzo y luego progresivamente crecientes.

El cambio de clima suele sentar muy bien a los pacientes asmáticos. Un tipo de tratamiento muy de moda en estos últimos tiempos es la aplicación de los llamados «aerosoles», aparatos que poseen un dispositivo para «nebulizar», es decir, convertir en partículas finísimas (de 6 milésimas de mm.) las diversas sustancias curativas, con el fin de que al respirarlas juntamente con el aire, puedan penetrar hasta las ramas bronquiales más finas.

Una de las enfermedades broncopulmonares acerca de la cual se ha escrito mucho, debido a su posible relación con el consumo de tabaco, es el cáncer de pulmón. Es sabido ya que los cánceres constituyen un tipo especial de tumores malignos. Mucho mejor que llamarlo de pulmón, es asignarle la denominación de cáncer de los bronquios, porque es en ellos donde nace y a partir de donde progresa.

Es más frecuente en el sexo masculino, y son propensas a sufrirlo las personas que fuman mucho. Su comienzo es, por regla general, difícil de advertir, puesto que empieza con discreta tos, que si ya existía, a lo sumo se hace más intensa; otras veces, con el esputo se expulsa algo de sangre.

Existe desnutrición y adelgazamiento, fatiga fácil y, a veces, disminución de apetito. Más que a todas estas manifestaciones, debe prestarse atención a las revisiones periódicas del pulmón, que son las únicas que podrán descubrir el cáncer precozmente, es decir, en una fase todavía curable.

Ver: Enfermedades del Pulmón

La respiracion humana Funcionamiento del proceso de respiracion

La Respiración Humana
Funcionamiento del Proceso de Respiración

COMO FUNCIONA EL APARATO RESPIRATORIO. El aire atmosférico debe penetrar en el organismo por la nariz y no por la boca, ya que las fosas nasales, en primer lugar, lo calientan hasta alcanzar una temperatura de unos 34° al llegar a la faringe.

Una vez en ella, adquiere bastante humedad, hecho que asimismo tiene mucha importancia, porque el epitelio que la recubre posee unas pestañas o cilios vibrátiles que al moverse limpian el aire de impurezas, tales como el polvo y hacen progresar el moco segregado hacia el exterior y, en presencia de una exagerada sequedad, los movimientos de las pestañas se paralizan para mantener húmeda la faringe.

El movimiento destinado a proporcionar el ingreso del aire en los pulmones, se denomina inspiración y al que lo expulsa, espiración. La primera se consigue gracias a la contracción de diversos músculos, especialmente los intercostales (situados en los espacios entre las costillas) y el diafragma, que expanden la cavidad torácica en todo su diámetro. Dicha expansión ejerce sobre los pulmones una especie de succión de efecto análogo al de una ventosa, y éstos, al ensancharse, aspiran aire hacia su interior, de un modo parecido a como ocurre con un acordeón.

Después de la inspiración se produce la espiración. Ésta se logra gracias a que el pulmón es un órgano elástico que, una vez distendido, vuelve de nuevo a la posición de reposo. Los movimientos respiratorios no son automáticos como los del corazón, puesto que los músculos encargados de ello dependen de una serie de nervios a su vez gobernados por un centro nervioso, llamado respiratorio, el cual está subordinado a la composición de la sangre.

El anhídrido carbónico contenido en la sangre venosa debe ser descargado y sustituido por oxígeno. Pues, bien, si la masa sanguínea contiene excesiva cantidad de anhídrido carbónico, indica que la aireación no es suficiente. En este caso es necesaria una respiración más profunda y rápida.

Esta aceleración se logra gracias a que el propio anhídrido carbónico en exceso estimula el centro respiratorio. La cantidad de aire que penetra, durante una inspiración tranquila, en los pulmones de un hombre adulto es de unos 500 cm. cúbicos. En cambio, si la inspiración es lo más profunda posible, aquella cantidad se amplía hasta 2 litros. En total, pues, se movilizan durante una inspiración y espiración, ambas forzadas al máximo, unos 4 litros de aire, cantidad que varía mucho con el sexo, la edad, la talla y el peso del individuo.

En el pulmón permanece siempre 1 litro ó 1,50 litros de aire residual, incluso tras una espiración forzada. En condiciones de reposo, la frecuencia respiratoria oscila entre 16 y 20 por minuto y en los niños es más rápida. Los cambios gaseosos entre el aire y la sangre se efectúan en los alvéolos pulmonares y como la sangre debe ponerse en contacto con todos ellos, necesita distribuirse por los capilares, cuyo número supera los 1.000 millones.

La cantidad de oxígeno que contiene la sangre venosa es sólo de 14 volúmenes por ciento, porcentaje que se eleva después al convertirse en arterial, hasta un 20%. En cambio, el anhídrido carbónico contenido en la sangre venosa de un 3,5%, desciende durante la arterialización a un 2,5%. El aire procedente de la atmósfera, o sea el inspirado, posee 21% de oxígeno y 0,03 de carbónico. Al que sale del pulmón, por el contrario, sólo le queda un 15 a 17% de oxígeno, mientras que se ha cargado de carbónico hasta el 3-4%.

cuadro proceso de respiracion

AUSCULTACIÓN, PERCUSIÓN: La corriente de aire producida en los conductos pulmonares ocasiona un ruido característico. En los alvéolos se origina otro tipo de ruido distinto al anterior, causado por el despliegue inspiratorio de los mismos.

La utilidad de la percepción de estos ruidos era más apreciada antes del descubrimiento de los rayos X, pero, de todos modos, la auscultación, como así se la llama, conserva gran parte de su enorme valor. La percusión consiste en golpear de modo intermitente con la punta de un dedo sobre otro que se coloca encima del tórax del enfermo y producir así diversos ruidos.

Todos sabemos que la calidad de los sonidos obtenidos al golpear, por ejemplo, un tambor (sonido hueco), es muy diferente de la que se consigue al hacerlo sobre un bloque de madera (sonido macizo). Aplicando dichos principios a la percusión, se localizan algunas alteraciones pulmonares. Otro medio de percibir las anomalías de los pulmones, es la palpación de las llamadas vibraciones vocales.

Consiste en invitar al paciente a que pronuncie una palabra en cuya formación interviene alguna «erre» (treinta y tres, carretera), al propio tiempo que se apoya una mano sobre alguna de las paredes del tórax. Las palabras emitidas producen una vibración muy intensa en la columna de aire contenida en los bronquios, que llega a transmitirse a través de la pared torácica y se capta en forma de cosquilleo en la mano apoyada sobre la espalda o el pecho del enfermo. Si el pulmón se encuentra alterado, suele cambiar la intensidad de dichas vibraciones, que pueden aumentar, disminuir o incluso desaparecer, según los casos.

El mejor método de exploración del tórax es, sin embargo, su revisión por los rayos X. En casos especiales se ha de proceder a la observación directa de las paredes de los bronquios (broncoscopía), lo que se consigue introduciendo a través de la boca, hasta el interior de los mismos, un tubo provisto de iluminación especial, dispuesta de tal modo que, por medio de un juego de espejos, permite observar perfectamente cualquier alteración de dichos conductos.

También es importante en las enfermedades del aparato respiratorio, examinar a simple vista y también al microscopio, las materias procedentes del mismo en forma de esputos. En ellos se encuentran, a veces, determinados microbios, tales como bacilos de Koch, cuando el paciente sufre tuberculosis y algunas células desprendidas del árbol respiratorio, cuya presencia puede coadyuvar al esclarecimiento y determinación de las diversas dolencias.

inspiracion y espiración

Enfermedades del Pulmón

Vías Respiratorias: Sinusitis y Bronquitis