La Era Científica

Brillantes Científicos, Políticos y Músicos del Siglo XX

Brillantes Científicos, Políticos y Músicos del Siglo XX

Sigmund Freud

Sigmund Freud
1856-1939
Médico neurólogo austríaco, fundador del psicoanálisis. Tres años después de su nacimiento su familia se instala en Viena. Estudio fisiología en el Hospital General de Viena, donde alcanzó el título de médico. Se traslada a París y por un año estudia al lado de Charcot. Junto a este investigador francés especializado en las enfermedades del sistema nervioso, aprende la técnica de la hipnosis en el tratamiento de pacientes histéricos.

A partir de esa experiencia y del tratamiento de un caso de histeria mediante la hipnosis, Freud busca la forma de curar la histeria y los trastornos de la personalidad.

Sin embargo, sustituye la hipnosis por la asociación libre de ideas por parte del paciente. Es éste el cimiento terapéutico del psicoanálisis.

Dicha terapia se sustenta en la idea de que los desórdenes de la personalidad, las neurosis y las psicosis tienen su origen en represiones localizables mediante la reconstrucción de la biografía psíquica del paciente.

Para Freud, las represiones que marcan las perturbaciones mentales se ubican en la infancia y tienen carácter sexual.

Para su curación es necesario que el paciente las descubra por sí mismo, mediante la asociación libre conducida por el psicoanalista. La ruta del análisis la establecen dos formas distintas de estructurar la teoría de la personalidad.

La primera distingue entre inconsciente, preconsciente y consciente.

La segunda estructura un modelo de la personalidad integrado por el ello, el yo y el superyo. Quizás, entre las numerosas obras de Freud, la fundamental es La interpretación de los sueños, donde establece de manera práctica el funcionamiento del método.

También se destaca Tótem y tabú, donde el psicoanalista incursiona en la interpretación etnológica de origen de la cultura. Algunos observadores ubican la insuficiencia del psicoanálisis original de Freud en el hecho de que su teoría fue hecha en el marco sociohistóri-co de la Viena puritana del siglo XIX.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Max Planck Creador Teoría de los Cuantos

Max Karl Planck
1858-1947
Físico alemán, criado en Munich. Su familia se destaca por un acendrado interés por la cultura. En principio se sintió atraído por la música y estuvo a punto de seguir ese camino.

Sin embargo, la intervención de sus profesores, quienes habían advertido sus capacidades matemáticas, fue suficiente para persuadirlo hacia los estudios en física teórica. Pronto alcanza la fama por sus importantes trabajos de investigación.

Pero su contribución fundamental parte de la incapacidad del modelo teórico tradicional de la física para explicar la irregular distribución de la energía entre las longitudes de onda de la radiación. Planck sustituye el presupuesto de la explicación tradicional, que requiere de complejas fórmulas y propone que la radiación se compone de pequeñas partículas que denomina cuantos.

Planck afirma que la energía emitida es proporcional a la longitud de onda de la radiación, relación en la cual actúa una cifra conocida como constante de Planck.

El descubrimiento que hace Planck, mediante desarrollos como su constante, permite hallar relaciones científicas entre el comportamiento de los átomos y otros fenómenos de la naturaleza,.aparentemente lejanos. Planck es conocido como un hombre muy sensible.

Se opone firmemente al régimen de Hitler, protege a sus colegas de origen judío y debe soportar la ejecución de uno de sus hijos por participar en un atentado para asesinar al dictador. Trabaja como profesor de física en la Universidad de Munich, Kiel y Berlín. Recibe el Premio Nobel de física en el año 1918.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Gandhi lider espiritual de la india

Gandhi
1869-1948
Político y pensador hindú. Su nombre completo es Mohandas Karamchand Gandhi, conocido como Mahatma. Graduado en derecho en la Universidad de Oxford en 1891, ejerce en Bombay durante dos años. En Sudáfrica se relaciona con grupos de defensa de los hindúes emigrados que luchan contra los boers.

Es influido por la doctrina jainista de la «no-violencia» y por el pacifismo de León Tolstoi.

Funda el semanario Indian Opinión (1904), que resume su ideología de la fidelidad absoluta a los ideales de la propia conciencia hasta llegar al punto de la desobediencia civil dentro de los límites de la no-violencia. Recibe la influencia del movimiento nacionalista hindú, Iniciado a comienzos del siglo.

Detenido varias veces en Sudáfrica, regresa a la India en 1915. Tras la Primera Guerra Mundial y cuando el gobierno inglés decide continuar su dominio sobre la India, comienza su primera campaña de desobediencia civil en 1919, bajo la ideología del Satyagraha (resistencia pasiva) como un medio de conseguir la aspiración nacionalista del autogobierno. Su boicoteo a los productos importados de Inglaterra fomenta la industria hindú.

Después de la matanza de Amritsar en abril de 1919, incrementa su campaña de resistencia pasiva. Encarcelado en 1921 y liberado tres años más tarde.

En 1924 dirige el Partido del Congreso, que lucha contra los Ingleses; es encarcelado de nuevo en 1930 en una protesta antibritánica, y en 1934 fracasa su segunda campaña.

El Parlamento Inglés reconoce la representatividad institucional de la India, pero niega su independencia.

Es detenido otra vez e inicia sus ayunos de seis días, encaminados a mejorar el trato que le dan las autoridades a la casta de los parias. Apresado en 1935, continúa con su movimiento y se radica en Yardhá en 1936. Durante la Segunda Guerra Mundial rechaza el ofrecimiento del imperio británico de crear un gobierno hindú «semi autónomo».

Cuando lidera el movimiento India Libre en 1942, lo confinan con su esposa, que muere en la prisión. Negocia con los dos últimos virreyes Percival Wavell y Louis Mountabatten un acuerdo que sella la independencia de la India en agosto de 1947.

Su programa fracasa en el Congreso porque no logra el apoyo de los musulmanes.

Gandhi es asesinado por un fanático mientras pasea por los jardines de Birla House en Nueva Delhi. Esto produce la división del territorio en el subcontinente hindú y la zona noroccidental, de mayoría musulmana, que recibe el nombre de Pakistán.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Lenin Lider politico ruso

Lenin
1870-1924
Vladimir llich Uliánov, conocido como Lenin. Revolucionario, teórico marxista y jefe de Estado comunista. Hijo de un inspector de escuelas del distrito, se educa en un ambiente de ideas liberales. Su hermano Alejandro fue ejecutado por conspirar contra el zar Alejandro III.

Lenin estudia derecho en la Universidad de Kazan, de donde es expulsado por sus ideas revolucionarias; viaja a San Petersburgo (hoy Leningrado), reanuda sus estudios y se gradúa.

No ejerce su profesión y se dedica al movimiento revolucionario. Varias veces fue encarcelado, finalmente es recluido en Siberia entre 1897 y 1900, de donde escapa al extranjero.

Forma parte del movimiento socialdemocrático, inspirado en el marxismo, que reconoce el capitalismo como el antecedente obligatorio de la revolución proletaria. Lenin disiente de los socialdemócratas y de su alianza con los intelectuales liberales para derrocar al zarismo, su doctrina se aleja del programa liberal y propone la radicalización de la lucha de clases.

Lenin propone la violencia y el terrorismo como método de acción política y arma de los ideales revolucionarios y llama al pueblo a derribar y a ajusticiar a la monarquía en su obra Dos tácticas (1905).

En 1917 el zarismo cae con la revolución y Rusia tiene un gobierno socialista. Lenin insiste en su doctrina política y busca apoyo en Alemania, regresa a Rusia y funda el diario Pravda.

Intenta derrocarlo y el 7 de noviembre se toman los organismos del Estado, consigue ser nombrado presidente del consejo de los comisarios del pueblo. A principios de 1918 los bolcheviques se han afirmado áh el poder, tras la disolución de la Asamblea constituyente.

El Soviet aprueba el golpe de Estado y en marzo firma el Tratado de paz de Brest-Litovsk. Lenin nacionalizó las tierras, las industrias y restableció la antigua policía de los zares.

Retoma ideas básicas del marxismo para su modelo de gobierno, tales como la prevalencia del Estado, la dictadura del proletariado. Más que establecer el comunismo, entrega la dirección de la economía al Estado y plantea el marxismo-leninismo.

Una parálisis progresiva causada por una vieja herida de bala y el excesivo trabajo, lo obliga a dejar el poder, que delega en Stalin, secretario general del Partido.

Entre sus obras están Desarrollo del capitalismo en Rusia (1899), ¿Qué hacer? (1902), El imperialismo, estado supremo del capitalismo (1916), El Estado y la revolución (1917) y La enfermedad infantil del comunismo, el izquierdismo (1920).

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Churchill Politico Británico

Winston Churchill
1874-1965
Político, estadista, escritor y militar inglés. Corresponsal de guerra en Cuba en 1896, India en 1897, Sudán en 1898.

Elegido diputado por Oldham por el Partido Conservador en 1900. En 1904 ingresa al Partido Liberal, que ocupaba el poder, por diferencias con los conservadores.

Planea la campaña de Gallípoli en 1915, que pretende apartar a Turquía del conflicto, pero por la oposición de los militares y políticos ingleses es destituido de su cargo en el almirantazgo y enviado a Francia como comandante de un regimiento.

En 1924 se reintegra al Partido Conservador y es nombrado lord canciller del Tesoro entre 1924 y 1929, desde donde adopta el patrón oro para Inglaterra. Reprime por la fuerza la huelga de los sindicatos en 1926.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, Arthur Neville Chamberlain lo nombra primer lord del almirantazgo. Es nombrado primer ministro, en reemplazo de Chamberlaln, el 10 de mayo de 1940, día de la invasión alemana a los Países Bajos. Forma un gobierno de concentración nacional con la participación del Partido Laborista y Conservador, y expone su programa de «sangre, trabajo, sudor y lágrimas».

Después del ataque japonés a Pearl Harbour y la invasión alemana a la Unión Soviética, se entrevista con Stalin en junio de 1941 y se compromete a ayudarlo; firma con Theodor Roosevelt la Carta del Atlántico, que consolida el triunvirato que derrota al Eje conformado por Alemania, Japón e Italia. Representa a su país en las conferencias de Teherán en 1943, Yalta y Postdam en 1945.

Al finalizar la guerra y pese a su inmensa popularidad, pierde las elecciones de 1946 frente al candidato Clement Richard Attlee, del Partido Laborista, pero continúa al frente del partido de oposición. Reelegido en 1951 para la primera magistratura, se retira el 5 de abril de 1955 alegando razones de salud. Miembro de la Cámara de los Comunes entre 1959 y 1964. Recibe el Premio Nobel de Literatura en 1953.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Albert Einstein Fisico Aleman

Albert Einstein
1879-1955
Durante su juventud nadie sospechaba que ese escolar común y corriente, con algún buen rendimiento en matemáticas, fuera capaz de transmutar los conceptos de espacio y tiempo que rigen la física desde Isaac Newton.

Lleva a cabo sus estudios en Munich, y marcha con su familia a Italia y Suiza. En Berna, es empleado de la Oficina de Patentes, donde realiza un trabajo rutinario y ligero. Su tiempo libre lo dedica a resolver problemas de física sobre el papel. Sin embargo este trabajo teórico va tan lejos que hace tambalear los postulados básicos de la ciencia.

En 1905 Einstein publica su Teoría Especial de la Relatividad, donde plantea que el valor del tiempo, la masa y el espacio dependen del movimiento relativo entre observador y el objeto de estudio. Diez años después publica la Teoría General de la Relatividad. Sus descubrimientos permiten conocer la gran cantidad de energía que puede liberar una cantidad pequeña de masa, fundamento de la bomba atómica.

Dicho saber, en poder de los Estados Unidos, permite los genocidios de Hiroshima y Nagasaki, durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar del esfuerzo de última hora hecho por el sabio alemán. Con el acceso de Hitler al poder, Einstein se ve forzado a abandonar su patria, y se va hacia Bélgica y, finalmente, a los Estados Unidos. Fue el ganador del Premio Nobel de física en 1921. Enseñó en Zurich, Praga y Leiden. Fue catedrático en la Universidad de Berlín, durante 20 años.

Finalmente, trabajó como investigador del Instituto para Estudios Avanzados de Princeton, hasta el momento de su fallecimiento.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Juan XIII Papa Vaticano II

Juan XXIII
1881-1963
Pontífice romano, nace en el seno de una familia de labriegos pobres. Angelo Guiseppe Roncalli, su verdadero nombre, se dedica desde temprana edad a las labores del campo, y estudia en la escuela de Cervico. Luego va al seminario de Bérgamo pero no puede ordenarse sacerdote al concluir sus estudios debido a su juventud. Entre tanto, estudia en el Ateneo Sant’Apollinare y presta el servicio militar.

En 1904 se ordena sacerdote y al año siguiente el obispo de Bérgamo, Va al frente durante la Primera Guerra Mundial como teniente-capellán.

Al término del enfrenta-miento retoma a Bérgamo y se encarga de la dirección espiritual del seminario. En 1920 se traslada a Roma y allí trabaja para la Congregación de Propaganda Fide. En 1944 lo trasladan a la nunciatura de París y en 1953 lo nombran cardenal y patriarca de Venecia. En 1958 lo eligen Papa e inicia la organización del Concilio Vaticano II que lleva a cabo en 1962. Publica dos encíclicas Mater et Magistra y Pacem en Terris.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Fleming Penicilina

Alexander Fleming
1881-1955
Bacteriólogo británico. Estudia medicina en Londres. Durante la Primera Guerra Mundial sirvió en Francia como capitán de sanidad. Bacteriólogo de la Saint Mary’s Medical School, se interesa en el estudio de las bacterias y en 1922 descubre la lisozima, substancia con efectos antibacterianos, presente en las lágrimas, la saliva y la albúmina de huevo. Sigue investigando la lisozima y descubre la penicilina por accidente en 1928.

En 1939 descubre que el moho penicillium notatum actúa sobre los gérmenes. Sin embargo, no alcaza a entregar el proceso de purificación de la pe-nicillan pues carece de las técnicas, que tienen en Oxford Howard Walter Florey y Ernest Boris Chain. La utilización de la penicilina en un ser humano se realiza por primera vez en 1941.

Fleming expone el proceso en su libro La penicilina y sus aplicaciones prácticas (1946). Es galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1945, compartido con Florey y Chain.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Delano Roosevelt Politico de EE.UU. Presidente

Franklin Delano Roosevett
1882-1945
Político y estadista estadounidense. Estudia derecho en las universidades de Harvard y Columbia. Elegido senador por Nueva York entre 1910 y 1911, trabaja como subsecretario adjunto de marina de 1913 a 1920. Propone su nombre para la vicepresidencia en 1920, pero es derrotado. Regresa a la política y es elegido gobernador de Nueva York en 1928. En 1932 es elegido presidente de su país por el Partido Demócrata.

Realiza reformas en obras públicas para recuperar la industria y apoyar a los agricultores, conocidas como New Deal (Nuevo Pacto), con las que el país supera la gran depresión de 1929. Reelegido en 1936, centra su política en la ayuda a Francia y Gran Bretaña, países a los que vende armas en prevención de la Segunda Guerra Mundial y aprueba empréstitos a naciones estratégicas. Elegido de nuevo en 1940, firma con Wlnston Churchill la Carta del Atlántico en 1941.

Tras el ataque a Pearl Harbour el 7 de diciembre de 1941, declara la guerra a Japón y Alemania, coordina el esfuerzo bélico y la unidad de los aliados en las conferencias de Casablanca, Quebec, El Cairo, Teherán y Yalta e interviene en la conferencia de Dumbarton Oaks en 1944, que acuerda la creación de la ONU, Organización de las Naciones Unidas. Gana las elecciones otra vez en 1944 y se convierte en el único presidente en la historia de los Estados Unidos que ocupa el cargo en cuatro ocasiones consecutivas.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Hitler Adolf Lider aleman de la segunda guerra mundial

Adolf Hitler
1889-1945
Hitler, fue jefe del movimiento nacional-socialista alemán y canciller del Reich. Hijo ilegítimo. En su juventud cree que tiene aptitudes para la pintura, pero sólo logra dibujar postales baratas. Se hace ciudadano alemán en 1932. Participa en la Primera Guerra Mundial como estafeta y gana la Cruz de Hierro en dos ocasiones y es ascendido a cabo.

Ingresa en el partido de los Trabajadores Alemanes en 1919, del cual en 1921 es presidente. Le cambia el nombre por el Partido Nacional Socialista de Trabajadores Alemanes con una Ideología ultranacionalista, antiparlamentaria y de regeneración social, fuera de los lineamientos comunistas. Tras el fracasado, intento de golpe de Estado, en Bürgerbráu de Munich en 1923, es encarcelado en Landsberg.

Durante su permanencia en prisión, escribe la autobiografía Mi lucha. La crisis económica de 1929 hace cambiar de forma radical la dirección ideológica alemana y favorece la tesis del partido nazi en contra de los judíos, a quienes acusaban del descalabro económico, del desempleo y de haberse apoderado del Alemania.

Con la muerte de Híndenburg en 1934 se nombra Führer. Asume el mando de los ejércitos alemanes, anexa Austria en 1938, invade Checoslovaquia en 1939 y desencadena la Segunda Guerra Mundial. En 1940 se apodera de Dinamarca, Bélgica y Holanda, que capitulan poco tiempo después. Ese año, tras la declaración de guerra de Italia contra Francia e Inglaterra, se firma en junio el armisticio franco-alemán y franco-italiano.

Después del ataque japonés a Pearl Harbour el 7 de diciembre de 1941, con Japón e Italia, países con los cuales conforma el Eje, declara la guerra a Estados Unidos, que se había mantenido al margen del conflicto bélico. Aunque en un comienzo invade Polonia, los Países Bajos y Francia, su avance es detenido tras el fracaso de Stalingrado en 1943 y la resistencia de Inglaterra.

Se niega a aceptar la derrota de sus ejércitos y se recluye en un refugio subterráneo de la cancillería. Se suicida con su esposa Eva Braun el 30 de abril y sus cadáveres son quemados por agentes de su guardia de SS, Schutzstaffeln, la policía secreta.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

charles de gaulle presidente de francia

Charles de Gaulle
1890-1970
Estadista y militar francés, primer presidente de la V República francesa. Participa en la Primera Guerra Mundial, en la que es herido varias veces y hecho prisionero por lo alemanes en la batalla de Verdún en 1916. En 1940, como general, recibe el mando de la IV división acorazada. Ante la invasión alemana se niega a firmar el armisticio, sale de Francia el 18 de junio de 1940 y se refugia en Inglaterra. En una dramática alocución desde la BBC de Londres, insta al pueblo francés a combatir a los invasores alemanes por medio de la resistencia civil y se convierte en el jefe del movimiento, que resulta decisivo en la guerra.

Con la liberación de Francia, De Gaulle se consolida como presidente del gobierno provisional. Se retira en 1946 contrariado por no poder realizar algunos planes suyos respecto de la política de su país. Con el apoyo de su partido es elegido presidente el 21 de diciembre de 1958.

En 1960 prueba la bomba atómica sobre el desierto del Sahara. Promulga una nueva Constitución e inaugura la V República, concede la independencia argelina en 1962, promueve el desarrollo económico como puerta única de solución a los problemas de Francia. Reelegido en 1965, enfrenta la crisis de Mayo de 1968, cuando los estudiantes y obreros protagonizan una huelga que paraliza el país. Para el siguiente período es derrotado por un escaso margen y poco antes de morir se retira de la vida política.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Ho Chi Minh lider vietnamita

Ho Chi Minh
1890-1969
Estadista y revolucionario vietnamita. Su verdadero nombre es Nguyen Tat-Thanh y su apodo Ho Chi Minh significa «El que ilumina». Recorre el mundo como ayudante de cocina en un buque francés. Fotógrafo en Londres dessde 1914 y en París desde 1917, cuando se afilia al Partido Socialista. Se incorpora el Partido Comunista francés en 1921, colabora con los periódicos L’Humanité y Le Populare, bajo el seudónimo de Nguyen Al Quoc.

Hecho prisionero en China en 1942, se establece en Tonkín para organizar las guerrillas en 1943. Después de la capitulación japonesa, se apodera de’Hanoi, derroca al emperador Bao Dal y proclama la República Independiente y Democrática de Vietnam el 2 de septiembre de 1945.

Firma el acuerdo Ho Chi Ming-Sainteny, por el cual Francia reconoce viaja a París para ratificar el acuerdo en la Conferencia de Fontainebleau, los franceses intentan restablecer su dominio colonial y declaran la guerra. Mao Tse-tung le envía desde China armamento y le da apoyo táctico y estratégico.

La Conferencia de Ginebra divide al país en 1954. Establece la República Socialista de Vietnam al norte del paralelo 17. Es secretario general del Partido, jefe del gobierno y presidente hasta 1955. Reelegido secretario general del Partido entre 1957 y 1960, mientras apoya las guerrilla comunistas que luchan contra el dictador Ngo Dinh Diem en Vietnam del Sur.

En 1962 crea el FNL, Frente Nacional para la Liberación del Sur que acrecienta la violencia en el territorio vietnamita. Estados Unidos interviene en la guerra el 5 de 1965, aunque desde finales de febrero de 1962, aunque desde finales de 1962 había 8.000 soldados estadounidenses en el Sur y el Gobierno de John F. Kennedy suministraba armas y dinero a la dictadura Diem.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Mao tse Tung Lider chino Larga Marcha

Mao Tse-tung
1893-1976
Político, revolucionario, escritor y poeta chino. Hijo de terratenientes, participa en la revolución de 1911 junto al ejército republicano. Estudia derecho y filosofía. Entra en la Academia de Policía y en la Escuela de Peritaje Industrial. En 1927 organiza la lucha campesina. A pesar de que los nacionalistas intentan reprimir el movimiento, con la primera división del ejército rojo proclama la República Soviética de Kiangsi, siendo elegido presidente en 1931.

Rodeado por las tropas nacionalistas, inicia la «Larga Marcha» con cerca de cíen mil hombres. En 1935 el Politburó lo nombra secretario del Comité Central del Partido y establece la República Soviética de Yenan, tras haber recorrido más de 10.000 kilómetros para expulsar a los japoneses de China. Estalla la guerra civil en 1946, que dura tres años, al final de la cual y tras las campañas de Manchuria y Pekín-Tientsin, proclama el 1 de octubre de 1949 la República Popular de China.

En 1950 firma con Stalin un tratado de ayuda, amistad, alianza y asistencia mutua. Elegido presidente en 1954. Cuando el XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, condena la memoria de Stalin, Mao declara rota la alianza con Moscú en 1956. Lleva a cabo la «Campaña de las Cien Flores» en 1957 e inicia el período de «El gran salto adelante» en 1958. Cede la presidencia a Luí Chaochi.

En 1965 se traslada a Shangai, donde inicia la revolución cultural, contra lo que señala como tendencias y elementos burgueses del sistema político de su país. En 1973 es reelegido en su cargo. Escribe el Libro Rojo, Acerca de la práctica, Nueva democracia, otros ensayos y poemas.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Von Braun Cientifico aleman creador del saturno 5

Wernher von Broun
1912-1974
Ingeniero alemán. Miembro de una familia aristocrática, su padre poseía un título nobiliario. Es enviado a Zurich para iniciar sus estudios. Regresa a Alemania con el fin de seguir su carrera. Estudia ingeniería y ciencias físicas en la Universidad de Berlín. Siendo un estudiante conforma la Sociedad Alemana para los Vuelos Espaciales, al lado de un grupo de entusiastas. Con ellos, lleva acabo una serie de lanzamientos de cohetes experimentales, alcanzando altitudes de 1.500 m.

Durante los años treinta participa en los experimentos sobre aplicaciones militares de los cohetes. Con ocasión de la Segunda Guerra Mundial diseña en el laboratorio de Peenemünde los cohetes V-2, con los que se efectúan mortíferos bombardeos. Al finalizar la guerra se radica en los Estados Unidos, donde su atención por los cohetes vuelve a encaminarse al viejo anhelo de viajes espaciales.

Es vinculado, pues, al programa espacial. A partir del V-2 llega al cohete de cuatro fases. Todos los adelantos de los años cincuenta y sesenta se deben al ingeniero alemán, quien culmina sus aportes con el programa Apolo, del que forma parte el cohete Saturno V, que lleva al hombre a la Luna.

También a él se debe el diseño de las condiciones del alunizaje, mediante el módulo Águila que se desprende de la última fase del cohete y desciende a la superficie. El Saturno V mide 110 m. y sus motores alcanzan un empuje de tres y media toneladas en el momento del lanzamiento. Su siguiente paso es un proyecto para efectuar un viaje tripulado a Marte, suspendido por recortes al presupuesto de la NASA. Sus últimos años los dedica a trabajar para la empresa privada.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Cientificos descubridores de la estructura del adn

Francis Crick
1916-
Jomes Wotson
1928-
Francis Crick se especializa en biofísica, mientras que James Watson, natural de los Estados Unidos, trabaja como biólogo. Emprenden el estudio del ácido desoxirribonu-cleico (ADN). De éste ya se sabía que su molécula era de gran tamaño y que intervenía en los procesos hereditarios. Sin embargo, desconocía su estructura y el proceso exacto mediante el cual incidía en la herencia.

Watson se establece en Inglaterra, para trabajar en el laboratorio Cavendish de Cambridge. Inicia investigaciones sobre la estructura de las proteínas y en compañía de Crick, del ADN. Desde el instituto de California de Tecnología, Linus Pauling afirma que el ADN tiene una estructura helicoidal simple. Crick y Watson intuyen que la estructura es doble e intentan demostrarlo sin éxito, mediante pruebas cristalográficas aportadas por Maurice Wilkins.

Finalmente, descubren que la molécula está formada efectivamente por un doble helicoide de citosina emparejada con guanina y de adenina con timina.

Cada componente se encuentra en proporciones iguales. El descubrimiento implica que los dos cordones son complementarios y cada uno es modelo para la síntesis del otro. El descubrimiento explica cómo se divide una célula en dos copias idénticas de la misma y cómo se almacena la información genética, mediante los genes. Crick y Watson reciben en 1962 el Premio Nobel de Medicina.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Kennedy John Presidente de los EE.UU.

John F. Kennedy
1917-1963
Político estadounidense. Estudia ciencias políticas en Londres y en la Universidad de Harvard. Sirve en la marina y obtiene el grado de teniente. Es herido durante la Segunda Guerra Mundial al sur del Pacífico. En 1945 es corresponsal de la revista News Service en la Conferencia de Postdam. Inicia su carrera política en 1946. En 1952 es elegido senador por Massachusetts. En 1960 gana las elecciones presidenciales sobre el republicano Nixon. Apoya iniciativas como la Alianza para el Progreso y la conquista del espacio exterior.

En 1961 intenta invadir la isla de Cuba y derrocar el gobierno de Fidel Castro, pero es rechazado en Bahía de los Cochinos. Ese mismo año apoya la acción militar de las Naciones Unidas en el Congo y se reúne en Viena con Nikita Kruschov, con quien firma un tratado para el control de la producción y uso de armas nucleares. En los asuntos internos lucha contra el racismo y por la igualdad de los derechos civiles. Muere asesinado por Lee Harvey Oswald.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Fidel Castro lider de la revolucion cubana

Fidel Castro
1926-2016
Político cubano. Estudia derecho en La Habana y se doctora en 1950. En 1947 intenta dar un golpe de Estado al dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. Después de ser candidato en las elecciones anuladas por el golpe de Estado de Fulgencio Batista en 1952 y convencido de que los medios democráticos no funcionan en un régimen dictatorial, el 26 de julio de 1953 organiza el fracasado asalto al cuartel Moneada. Es hecho prisionero con su hermano Raúl y es absuelto en el juicio, pues asume su propia defensa. Indultado por el dictador, se refugia en México en 1955.

El 2 de diciembre de 1956 desembarca en Cuba con un grupo de guerrilleros. El 8 de enero de 1959 entra en La Habana, en medio de la deserción del Ejército de Batista. En un principio recibe ayuda de Estados Unidos, pero rompen relaciones cuando Castro promulga una ley de reforma agraria que lesiona intereses económicos estadounidenses.

En 1961 se produce la frustrada invaclón de Playa Girón, dirigida por la CIA. Tras declarar a Cuba República Democrática Socialista, sufre el bloqueo económico y diplomático de Estados Unidos y la OEA (Organización de Estados Americanos). Se apoya en la Unión Soviética para su comercio e implanta en la isla un régimen comunista. En octubre de 1965 conforma el Partido Comunista Cubano, que asume el poder, al estilo de os países de Europa del Este.

A partir de 1973 realiza en Cuba la Conferencia de Países No Alineados y en 1975 envía tropas cubanas a Angola, África. Desaprueba la política de Mijail Gorbachov, por lo cual sus relaciones con la Unión Soviética se deterioran. A partir de diciembre de 1976 es presidente del Consejo de Estado y jefe de las fuerzas armadas.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Luhter King Pastor defensor de los derechos de los negros en EE.UU.

Martin LutherKing
1929-1968
Líder de la raza negra contra la discriminación racial en Estados Unidos. Estudia teología en la Universidad de Boston. Se ordena pastor de la Iglesia Bautista. Funda la Conferencia de Dirigentes Cristianos del Sur, y la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color. Desde 1954 es diputado de la ciudad de Montgomery.

Contra las afirmaciones de algunos grupos partidarios de la violencia, opta por asumir la protesta pacífica y encabeza varias marchas multitudianarias, que le granjean la animadversión de los grupos de blancos del sur de Estados Unidos.

En 1963 se produce la «Marcha sobre Washington», que congrega protestantes negros y blancos en la capital de la Unión. Ese año recibe el Premio Nobel de la Paz. Muere asesinado por el blanco James E. Ray, cerca de Memphis, donde preparaba una concentración masiva.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Mijael Gorbachov Ruso

Mijail Gorbachov
1931-
Político y estadista soviético. Estudia derecho y agronomía. Ingresa en el Partido Comunista en 1955. En 1967 contrae matrimonio con Raisa Gorbachov. Miembro del Comité Central del Partido Comunista en 1971 y en 1980 forma parte del Polltburó, máximo órgano colegiado del partido. A la muerte de Leonid Brezhnev en 1983, el Kremlin es dirigido por Yuri Andropov, quien muere en 1984 y es sucedido por Konstantin Chemenko.

Chemenko fallece y Gorbachov llega al poder en 1985. Nombrado secretario general del PCUS. Su política de glasnost y perestroika, «reestructuración» y «transparencia», amplía los horizontes políticos de su país. Promulga la necesidad de abrir la economía centralista a la iniciativa privada.

Se reúne en varias ocasiones con el presidente estadounidense Ronald Reagan y los dirigentes de Occidente, y firma importantes acuerdos sobre reducción de armas convencionales y nucleares. Desaparecen la Cortina de Hierro y el muro de Berlín y se reunifican las dos Alemanlas. Afronta la crisis separatista de las repúblicas bálticas de Estonia, Lituania y Letonia, que declaran la soberanía y desafían la retaliación de las fuerzas armadas soviéticas. Reforma la estructura de poder en la Unión Soviética, crea la presidencia del país y un Parlamento elegido con la participación de fuerzas diferentes del Partido Comunista.

Termina la guerra fría y el orden internacional basado en la confrontación Este-Oeste. Tras un fracasado golpe de Estado el 18 de agosto de 1991, se desintegra la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.
Ante la disolución de lo que fuera la URSS, Gorbachov renuncia a su cargo pocos días después.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

los beatles grupo musical años 60

The Beatles
1962- 1970
Agrupación inglesa de música rock, una de las más famosas de todos los tiempos. Como conjunto nace en Liverpool con John Lennon (1940-1980), Paul McCartney (1942), George Harrison (1943) y Ringo Starr (Richard Star Key, 1940). Se inician con el nombre The Quarrymen (1956) con Pete Best y Stu Stucliffe y luego como The Silver Beatles (1960). Con el ingreso de Ringo Starr reemplazando a Best, comienzan tocando en pequeños clubes al estilo de moda.

Gracias a la presencia de Brian Epstein {manager comercial) y a George Martín (asesor musical), en agosto de 1962 hacen su primera grabación, Love me do. Con el segundo disco, en el mismo año, Please, please me, se colocan en el primer lugar en las listas de éxito. De ahí en adelante alcanzan los máximos records en ventas de discos, viajan a lo largo de Europa y América y se convierten en ídolos de multitudes.

Las melodías que crean intuitivamente constituyen una música sin sobresaltos ni armonizaciones confusas. El grupo se disuelve en 1970 por la diversidad de intereses de sus integrantes. Muchas de sus canciones han sido reproducidas en más de cuatro mil versiones y ellos, como personas y músicos, han sido copiados, imitados y estudiados. Tema como Let it be, Now-hereman, Norwegian Wood, A Day in the Ufe, Yesterday, She’s living home, Micele, etc., son verdaderas creaciones en el género de la música pop.

Fuente Consultada: Magazine Enciclopedia Popular Año 3 N°36 Resumen del Libro: «Los Hombres Que Cambiaron El Mundo»

Teorías Políticas y Sociales del Renacimiento Ideas

Ideas y Teorías Políticas y Sociales del Renacimiento

Las ciencias sociales comienzan a aparecer, estimuladas por las explicaciones mecanicisticas y el desarrollo de las matemáticas: concurren los comienzos de la demografía, el establecimiento de los índices de mortalidad, de nacimientos, de probabilidades de sobrevivir.

Los ingleses predicen una duplicación de la población del globo cada veinticinco años, preparando los trabajos de Malthus.

Aparecen las primeras estadísticas económicas y los Estados comienzan a organizar seriamente el empadronamiento de la población; Vauban exigía en su «Diezmo Real» que fuera anual y detallado.

En Inglaterra, los pensadores comienzan a reflexionar sobre las nociones de soberanía, según su origen social, no contentándose ya con la vieja teoría del rey de derecho divino, lugarteniente de Dios, tal como la concebía la Francia de Luis XIV.

En su «Leviathan», Tomás Hobbes (1588-1679), uno de los fundadores de la escuela empirista inglesa, dedujo de su análisis mecanicista de las pasiones, que los hombres tratan de sobrevivir y de engrandecerse a expensas unos de otros, pero que para evitar los conflictos perpetuos que asolaban a la Humanidad, aceptan someterse a una autoridad superior, por medio de una especie de contrato que fundamenta el Estado, en el que ellos delegan una parte de sus poderes naturales.

El Estado es comparado con Leviatán, gigante compuesto de numerosos hombres.

En este terreno, John Locke (1632-1704), conseguiría una influencia capital ya que sus ideas influyeron enormemente en el liberalismo inglés, en la filosofía francesa del siglo XVIII y en los dirigentes de la Revolución americana.

Fue el primer teórico de la burguesía.

De una familia de comerciantes y de juristas, fue amigo de Lord Ashley, conde de Shaftesbury, ministro de Carlos II Estuardo, a quien siguió a Holanda en su desgracia, después del advenimiento de Jacobo II.

Regresó a Inglaterra pasada la revolución de 1688 y publicó sus célebres obras: «Ensayo sobre el entendimiento humano», «Carta sobre la tolerancia», «Dos tratados sobre el gobierno».

Racionalista y empirista, amplió considerablemente la idea del contrato social de Hobbes. Libres, iguales, guiados por la razón, los hombres gozarían de los derechos naturales otorgados por Dios.

Pero deben, para vivir en sociedad, ligarse a un gobierno que proteja sus derechos y propiedades.

El soberano también se encuentra ligado por el contrato. No puede disponer arbitrariamente de las personas y de los bienes.

Las leyes, iguales para todos, deben ser elaboradas por una asamblea. Si el soberano no respeta el contrato, sus subditos deben considerarse desligados de su juramento.

Locke justificaba la rebelión contra Jacobo II y el advenimiento de Guillermo de Orange en 1688, rey legítimo porque lo había refrendado el consentimiento de la nación. Fue el primero en afirmar la necesidad de la separación de poderes, idea en la que profundizará Montesquieu.

Escritor de finales del siglo XVII, Fontenelle es ya un  «hombre del siglo XVIII», por la libertad de su inteligencia, por su curiosidad universal, por su ausencia de espíritu religioso. En sus obras se inclina a someter los espíritus a un método científico,  inculcándoles la fe en el progreso. En su «Historia de la Academia» o en sus «Conversaciones  sobre  la  pluralidad de  los mundos», se esfuerza en convertirse en el profesor de filosofía de la gente mundana.

Del mismo modo, el poder legislativo debe estar por encima del ejecutivo. Así, las fuerzas políticas se equilibran recíprocamente, evitando la injusticia, la arbitrariedad, la tiranía.

Locke preconizaba, igualmente, la separación de la Iglesia y el Estado, la libertad de conciencia y la libertad de cultos; excluía, sin embargo, a los católicos y a los ateos.

Los primeros, porque hacen que la soberanía dependa de una gracia divina, obedecen a Roma y sus sacerdotes quieren dominarlo todo; los segundos, porque sus juramentos no tienen ninguna sanción.

A pesar de estas excepciones, puede juzgarse la «osadía» y la novedad que representaban los escritos de Locke para aquella época, sobre todo con relación a Francia, país en el que triunfaban la arbitrariedad y «el capricho real».

De ahí la extraordinaria «anglomanía» de los filósofos franceses del siglo siguiente, tales como Voltaire, para quien la doctrina de Locke fue un verdadero evangelio.

A finales de siglo, absolutismo de Luis XIV suscitó vivas críticas que, sin embargo, no favorecerían el progreso, porque emanaban de nobles humillados por el papel demasiado importante que el rey había concedido a los burgueses en sus Consejos y su administración.

Como Saint-Simon o Fenelón, los nobles querían limitar el absolutismo, pero en un sentido favorable a la nobleza exclusivamente: casta dominante en los Estados Generales y los Consejos Reales, rigurosamente cerrada, teniendo en todas partes la preferencia sobre los plebeyos, presidida por el rey, que no se olvida nunca de su fuerza.

Esta «reacción nobiliaria», que se desarrollará en el siglo XVIII, va a impedir la evolución de la sociedad francesa y favorecer la arrogancia de los privilegiados hostiles a todas las reformas liberales, lo cual conducirá a las tubulencias sangrientas de la revolución jacobina.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo VII La Gran Aventura del Hombre

La Edad Media Costumbres,Tradiciones,Pecados y Vida Cotidiana

LA VIDA, COSTUMBRES Y TRADICIONES EN LA EDAD MEDIA
la vida en la edad media

bullet edad mediaLos Viajes y Viajeros
bullet edad media Medir El Tiempo
bullet edad media Leyes y Castigos – Los Penitenciales
bullet edad media Casas, Comidas y Alimentación
bullet edad media Vestidos y Aseos
bullet edad media Demografía
bullet edad media Diversiones
bullet edad media La Homosexualidad, ida Conyugal y Extraconyugal
bullet edad media Violencia y Muerte
bullet edad media Paganismo
bullet edad media Pecados y Penitencias
bullet edad media La Familia
bullet edad media Medicina Medieval y Salud
bullet edad media La Muerte
bullet edad media Acontecimientos en  la Edad Media

Los ejércitos bárbaros, al mando de Alarico el Godo, entraron a Roma durante la calurosa noche del 24 de agosto del año 410 d.C. Los guerreros
germánicos saquearon la capital imperial durante tres días, y así pusieron un final simbólico al esplendor romano. «El mundo entero pereció en una sola ciudad», escribió San Jerónimo.

En los turbulentos siglos que siguieron, las tribus germánicas paganas, como las de sajones y francos, devastaron lo que quedó del orgulloso
imperio y se asentaron, sólo para ser devastados, a su vez, por los vikingos escandinavos.

El cataclismo orilló a los celtas a emigrar al oeste, y su cultura sólo perduró en la costa atlántica de Europa: Cornualles, Gales, Bretaña e Irlanda.

Algunos historiadores llaman Edad Oscura a este caótico periodo. Pero las tribus guerreras enriquecieron la cultura europea con su arte y su energía: un espíritu pionero, técnicas agrícolas vigorosas y mitos heroicos que celebraban los triunfos propios.

La caída del Imperio Romano fue acompañada en toda Europa por un enorme flujo de emigrantes; algunos ya convertidos al cristianismo. Hablaban idiomas distintos, sus indumentarias eran diferentes y no comían los mismos alimentos, pero todos dependían de la tierra, los ríos y el mar para su subsistencia.

Se trabajaba duramente para arar la tierra, y la cantidad de cultivos aumentó con la tala de bosques. Hacia el año 1000 d.C., los escandinavos se asentaron, construyendo castillos y fundando reinos.

El orden se restauró lentamente en Europa occidental: la vida se volvió más estable, próspera y refinada. La población aumentó hasta que la escasez de tierras y las epidemias la menguaron en el siglo XIV.

A partir del siglo XII, en Asia y en Europa había aumentado la proporción de habitantes de ciudades y pueblos. Hombres y mujeres escaparon de la dependencia de los señores feudales hacia la libertad de las ciudades.

El comercio de vino y lana cruzó las fronteras de Europa; y la seda y las especias viajaron de Asia a Europa. Donde se cruzaban las rutas comerciales, surgían bulliciosos mercados y ferias.

En el campo, la vida cotidiana se adecuaba a las estaciones; en las ciudades, se enriquecía con las fiestas religiosas.

Arquitectura, pintura, música y literatura captaron el espíritu de estos tiempos vibrantes y a veces violentos. Todavía perdura la magnificencia de las catedrales, que tardaron generaciones en construirse; y las universidades de Boloña, París y Oxford demuestran el interés medieval por el conocimiento.

Este fue valorado aún más en los países del Islam, en el siglo x, y ciudades como El Cairo, Córdoba y Bagdad eran famosas por sus bibliotecas y palacios. Los sabios islámicos sobresalieron en filosofía, ciencia y medicina.

Sin embargo, la mayoría de hombres y mujeres nunca vieron una ciudad, y no sabían leer ni escribir. Las autoridades religiosas normaban todo comportamiento.

La Iglesia construyó monasterios y conventos donde la manera de vivir era sumamente disciplinada. Cristianismo e Islam se enfrentaron, especialmente durante las Cruzadas, pero el cristianismo también sufrió conflictos internos, y Asia y África compartieron la violencia.

El siglo XV en Europa fue de extravagancia, herejía y superstición, pero también se caracterizó por las mejoras materiales que beneficiaron a las mayorías y por el alto nivel de imaginación que las artes alcanzaron.

Tres innovaciones impulsaron una nueva etapa. La imprenta, ya conocida en China, llegó a Europa cuando Gutenberg introdujo el uso de los tipos móviles. La pólvora, otra invención china, hizo que el castillo de la Edad Media pasara de moda.

La brújula posibilitó los viajes de los primeros exploradores europeos. Uno de ellos, Cristóbal Colón, «descubrió» América en 1492.(ver: Grandes Descubrimientos)

VIDA DETRÁS DETRÁS DE LAS MURALLAS: «El aire de las ciudades hace libres a los hombres»; así rezaba un proverbio medieval.

En la época en que casi todos dependían de la tierra, propiedad del señor feudal, las ciudades surgieron como cunas de la libertad. Dentro de estas bulliciosas —y a veces corruptas—colmenas, se vivía bajo normas muy distintas a las del campo. Sus residentes obedecían al alcalde y demás funcionarios electos.

En vez de trabajar para mantener a un noble y su castillo, pagaban impuestos al rey y reunían entre ellos la suma necesaria para defender la ciudad.

La vida urbana resurgió en el siglo XI. Cuando las llamas de los disturbios se apagaron, algo similar a un gobierno organizado se asentó en los reinos europeos. Los príncipes jugaron un importante papel en este resurgimiento.

Siempre escasos de fondos, permitieron que algunos poblados se independizaran y se desligaran del castillo local, a cambio de pagos en efectivo.

El otorgamiento del estatuto del poblado era el gran acontecimiento de este proceso. Una vez otorgado, el concejo municipal se encargaba de la administración. Los poblados eran a veces ciudades romanas que renacían tras la destrucción bárbara, o nuevas comunidades que crecían a las puertas de un castillo medieval.

Muchas emergieron de modo caótico alrededor de los senderos y límites de los conjuntos de parcelas, lo que explica las estrechas y sinuosas callejuelas.

Los constructores también favorecían este estilo: la intrincada retícula de edificios era una protección contra el viento, en una época en que las ventanas de vidrio eran poco conocidas.

De entre las ciudades europeas, París era la única que no tenía alcalde, sino un preboste o superintendente del rey. Era típico de las incipientes ciudades constituirse a partir de una asamblea de aldeas dispersas e interconectadas.

Esto explica la abundancia de iglesias y abadías. Pastizales y pantanos en ambas márgenes del Sena, que eran linderos entre las aldeas, fueron cubiertos gradualmente con construcciones.

Como en otras ciudades medievales, los puentes parisinos tuvieron gran importancia, pues fueron los primeros centros comerciales: en ellos se instalaban tiendas y establos.

Los cambistas ocuparon un puente que, a partir de 1142, fue conocido como Pont-au-Change (Puente del Cambio). Bajo Felipe Augusto II (1180-1223), rodeada por una muralla, la ciudad se convirtió en una unidad.

La gruesa muralla protegía el poblado y sus portones se cerraban al ocaso.

Las calles no tenían alumbrado. Guardias de ciudadanos patrullaban las calles con antorchas  y si alguien deambulaba por la noche sin motivo era encerrado. Los pregoneros daban la voz de alarma.

FERIA, FIESTA Y COMERCIO
Uno de los grandes acontecimientos en las ciudades de la Europa medieval era la feria anual, que tenía lugar en las afueras de la muralla y duraba varios días.

Los monarcas estimulaban estas ferias para promover el comercio y sacar ganancias de los impuestos con que gravaban las mercancías.

Los negocios de la feria transcurrían en una atmósfera de carnaval. Un bufón en zancos se eleva sobre la concurrencia, los malabaristas siguen sus pasos, y trovadores con laúd divierten a los transeúntes. Un mercader muestra sedas que quizá sean chinas, y otro tiene suficientes ollas para abastecer por todo un año a los vinateros.

En otras tiendas, los clientes regatean pieles rusas, vinos franceses y cristal italiano. La feria está vigilada y bajo control. Los guardias montados supervisan todo, y la tienda pintada de colores brillantes aloja una corte especial llamada píedpoudre (pies enlodados), donde se dirimen las disputas de los quejosos que aún no se han aseado.

LAS FIESTAS

Bajo el signo de la religión, se organizaban, sin embargo, numerosas fiestas en las ciudades.

Todo era pretexto para hacer procesiones, tanto la necesidad de conjurar un peligro invocando la protección de los santos, como el deseo de realizar una acción de gracias.

En París no pasaba semana sin que se organizara una de estas procesiones. Además, el pueblo podía divertirse con el castigo de los condenados (¡qué extraña esta complacencia de los miserables en la desgracia de alguien aún más mísero que ellos!).

Las ejecuciones siempre tenían lugar en las plazas más frecuentadas, y la masa no cesaba de dirigir pullas y de gozar ante las diversas torturas con las que se afligía a los reos.

Las calles estaban animadas, además, por diversos saltimbanquis, titiriteros y domadores de animales. Para las grandes ocasiones, se organizaban fiestas públicas: se distribuían víveres, y toda la población podía embriagarse en las fuentes de vino.

Se podía admirar, también, la llegada de los príncipes, y participar en diferentes representaciones teatrales:   farsas y, sobre todo, misterios.

Todos los habitantes aportaban su concurso a la realización de estos espectáculos, como actores o como confeccionadores de trajes.

Estas representaciones eran ofrecidas, generalmente, por señores de la ciudad, por el municipio o por algunos gremios.

Así, los zapateros montaban a su costa el «Misterio de San Crispín», que era su patrono.

Los ciudadanos de la Edad Media tenían, como se ve, muchas ocasiones de abandonar su trabajo, pero sus días festivos no estaban codificados y regularizados como en las sociedades modernas.

El trabajo no se caracterizaba todavía por ese ritmo y esa preocupación por la productividad que nos imponen las máquinas.

Los textos de la Edad Media son, por otra parte, muy discretos en lo que respecta al mundo del trabajo.

Según el orden del mundo, los hombres debían estar agrupados en tres categorías: los que combaten, los que rezan y los que trabajan; estos últimos eran considerados despreciables y poco interesantes, pues se pensaba que eran incapaces de hacer otra cosa.

Características Sociedad Feudal

Desde el menú de opciones superior puedes recorrer las distintas facetas de la vida diaria en la edad media,…solo haz clic!, sobre cada item.

PARA SABER MAS…

EN LA EUROPA MEDIEVAL, el trabajo de una persona, su alimentación, sus vestidos y su vivienda se correspondía estrictamente con el lugar que ocupaba en la sociedad.

LA VIDA DEL CAMPESINO Los campesinos ocupaban el grado más bajo de la escala social. Vivían en aldeas y cultivaban la tierra, propiedad del señor, a quien debían entregar una parte de la cosecha. Vestían ropas de tejidos toscos y zapatos de madera. Su dieta consistía en legumbres, pan y poca cantidad de productos animales (huevos y tocino).

SEÑORES Y DAMAS
Los señores y sus esposas pasaban mientras tanto su vida privilegiada en el castillo. Usaban ropa lujosa procedente de fábricas a veces muy lejanas y hecha de telas preciadas, como la seda y el terciopelo. Comían carne y pan blanco, y bebían vino en lugar de cerveza.

DIETA MEDIEVAL
Sin embargo, la dieta medieval no contenía todos los nutrientes esenciales, ni siquiera en las clases privilegiadas. La leche era muy escasa, y en invierno no había ni frutas ni verduras frescas.

LA FORMACIÓN DEL SEÑOR A los siete años, un niño de noble nacimiento comenzaba a educarse como caballero. Su primer paso consistía en trasladarse al castillo de otro señor feudal en calidad de paje. Allí servía a la mesa y aprendía a manejar la espada y a montar un caballo de batalla, dos tareas indispensables para un caballero. A los 14 años se convertía en escudero. A la edad de 21 años, el señor del castillo lo armaba caballero golpeándole suavemente los hombros con su espada.

LA VIDA DE UNA MUCHACHA Las hijas de familias nobles debían aprender a comportarse como castellanas, es decir, como señoras del castillo. Un cruzado, por ejemplo, podía estar lejos del castillo durante años, dejando éste a cargo de su esposa. Usualmente, las mujeres se casaban entre los 14 y los 16 años. Los matrimonios eran concertados por las familias. La prometida debía entregar a su marido una dote de oro y tierras.

TORNEOS
La guerra era la principal ocupación de un señor feudal. Pero en tiempos de paz, los caballeros la simulaban mediante la celebración de combates deportivos llamados torneos. En 1180, en Lagny-sur-Manie (Francia), 3-000 caballeros armados lucharon contra otros tantos en un torneo multitudinario. Los torneos se regían por reglas estrictas: los participantes debían usar armas sin afilar, y un caballero no podía ser atacado si había perdido su casco. Asimismo, los golpes bajos eran una grave ofensa.

HERÁLDICA
Debido a que los contendientes llevaban el rostro cubierto por el yelmo, cada caballero que competía en un tomeo llevaba un estandarte y un escudo con una insignia particular. Estas divisas se hicieron importantes para identificar a los caballeros durante la batalla. Con el tiempo, estos emblemas sirvieron para identificar a las familias nobles. El sistema de codificación de las enseñas se conoce como «heráldica».

CAZA Y CETRERÍA Los nobles también se entretenían con la caza y la cetrería, actividades que los proveían de carne fresca. Las damas medievales participaban también en las partidas de caza.

MERCADERES MEDIEVALES
El comercio era una actividad próspera. Los principales comerciantes recibieron el nombre de «burgueses», palabra proveniente del alemán Burg (ciudad amurallada). Los comerciantes comenzaron a adquirir casas lujosas y a establecer vínculos con otras naciones.

LA LIGA HANSEÁTICA
En 1241, los comerciantes de Lübeck y Hamburgo, en el norte de Alemania, formaron la Liga H anseática, que estableció vínculos con países tan alejados como Rusia. Los mercaderes de la Liga H anseática se hicieron ricos y poderosos y comenzaron a considerarse iguales a los príncipes.

LA PESTE NEGRA
Durante cuatro años —de 1347 a 1351 — una epidemia de peste acabó con la vida de 25 millones de personas, casi una cuarta parte de la población de Europa. Después de esta plaga hubo una enorme escasez de mano de obra. Las gentes comenzaron a exigir mejores pagas y mejor tratamiento por parte de los señores.

Fuente Consultada:
Civilizaciones de Occidente Tomo A y B Jackson Spielvogel
La Aventura del Hombre en la Historia Tomo 1
Historia del Mundo Grupo Z Multimedia DK
Atlas de la Historia del Mundo Kate Santon y Liz McKay
Gran Enciclopedia de la Historia Todolibro

Antecedentes de la Revolucion Cientifica del Siglo XVI – Los Primeros Cientificos

Antecedentes de la Revolución Científica del Siglo XVI

Entre mediados del siglo XVI y finales del XVII, el pensamiento científico europeo experimentó una enorme sacudida. Se cayó en la cuenta de que había un enorme abismo entre los hechos científicos observables y las ideas medievales sobre la naturaleza, basadas en los axiomas de Aristóteles (384-322 a C.) y sus seguidores, Ptolomeo (siglo II d.c.) en cosmología y Galeno (130-200 d.C.) en medicina.

La conmoción intelectual que tuvo lugar fue más poderosa aún debido al absoluto dominio que las ideas de la antigua Grecia ejercían sobre las merites de los sabios europeos.

Hacia 1450, cuando Europa empezó a recuperar los conocimientos y el saber del mundo antiguo, la vida intelectual había estado sumida en la barbarie de la Edad de las Tinieblas durante mil años.

En estas circunstancias, el saber recobrado de la antigüedad entusiasmó a los eruditos hasta tal punto que Aristóteles, Ptolomeo y Galeno, entre otros, se convirtieron en sus oráculos indiscutibles.

La Iglesia fomentó esta forma de ver las cosas, especialmente en lo relativo al concepto aristotélico del Universo.

Para Aristóteles, la Tierra era plana e inmóvil y ocupaba el centro de un universo perfecto e inmutable, rodeada de ocho esferas cristalinas en las que giraban el Sol, los planetas y las estrellas. Hacia 1500, los filósofos medievales habían añadido dos esferas más, que los ángeles mantenían en movimiento junto con las anteriores. Más allá se abrían las regiones celestiales.

Semejante concepción encajaba perfectamente con la doctrina cristiana: daba importancia capital al hombre, encontraba un lugar para Dios y el cielo, y hacia que los ángeles fueran esenciales para el funcionamiento del Universo. Afortunadamente, no todos los eruditos admitieron esta visión del mundo sin más. A algunos sabios medievales les quedó el suficiente punto de desconfianza como para ofrecer valiosas “pistas” a sus seguidores de los siglos XVI y XVII.

Uno de éstos fue William Haytesbury, de la universidad de Oxford, quien en 1335 definió por primera vez una ley de la aceleración. Tres siglos más tarde, la teoría de Haytesbury fue vital para los trabajos prácticos de Galileo sobre el movimiento y su formulación de la ley de la inercia.

Asimismo existen vínculos evidentes entre la metodología del cardenal alemán Nicolás de Cusa (1401-64), que observó e hizo anotaciones sobre las fases en el crecimiento de las plantas y llevó a cabo el primer experimento científico propiamente dicho, y los meticulosos métodos con los que los científicos del siglo XVII investigaron los fenómenos naturales.

Esta metodología, definida por Francis Bacon, y a la que el filósofo francés René Descartes (1596-1626) dotó de un enfoque matemático, implicaba una minuciosa ordenación del conocimiento. La observación primero y la experimentación después conducían a la deducción de conceptos generales. Experimentos ulteriores confirmaban, a su vez, las deducciones. Las medidas y los resultados se anotaban con la máxima precisión.

A principios del siglo XVII, estos cálculos se expresaban ya en un lenguaje nuevo, más sencillo y preciso.

Los signos que designaban las operaciones matemáticas fundamentales —suma, resta, multiplicación y división— se usaban con regularidad, así corno los símbolos para “mayor que» y “menor que”.

Las fracciones decimales y los logaritmos facilitaron los cálculos astronómicos, más complejos cada vez. A finales del siglo XVI, el álgebra se había convertido en un medio meramente simbólico.

Algunos años más tarde, en su tratado Géométrie (1637) Descartes demostró que los problemas de geometría podian ser expresados en signos algebraicos y resueltos por medio del cálculo aritmético. Sir Isaac Newton (1642.1727) en Inglaterra y Gottfried Leibniz (1646-1716) en Alemania, inventaron, cada uno por separado, el cálculo, la herramienta matemática más importante del siglo XVII, fundamental para las investigaciones de los astrónomos.

Los grandes avances en el campo de los instrumentos proporcionaron nuevas “herramientas” científicas de primer orden. El microscopio compuesto se inventó en 1590; el telescopio, en 1609; el termómetro, antes de 1611; el barómetro, en 1643; la bomba de aire, en 1650, y el reloj de péndulo, en 1647.

La Revolución Científica

Grandes Científicos Pioneros de la Revolución

Hermanos Lumiere Primera Proyeccion de Cine Historia del Cine

Hermanos Lumiere- Historia Primera Proyección de Cine –

Los hermanos Lumiére nacieron en Besancon (Francia). Su padre, Antoinc Lumiére, natural de Haute-Saóne, fue la persona que mayor influencia tuvo en los posteriores descubrimientos de sus hijos, ya que éstos heredaron de aquél una tremenda pasión por la fotografía y todo lo que se relacionara con ella.

Desde pequeños, los Lumiére fueron educados en las posibilidades que ofrecía el nuevo arte, hasta tal punto que cuando sólo contaban doce (Auguste) y diez (Louis) años recibieron como regalo los materiales indispensables para la construcción de una máquina de fotografiar. Ya anteriormente, en 1870, cuando se instalaron en Lyon, Auguste y Louis, acompañados por Jeanne, hija menor de los Lumiére, habían empezado a experimentar con la cámara fotográfica.

Poco imaginaban entonces los Lumiére que con el tiempo (cerca de diez años les costó llevar a término la gran aventura de sus vidas) aquel entusiasmo que sentían por la fotografía iba a plasmarse en el invento del cinematógrafo, invento que por un lado supondría la creación de un nuevo arte de expresión, aunque ellos no lo concibieran como tal en aquel momento, y por otro una inapreciable ayuda , una vez perfeccionado, a todos los campos de la cultura.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS: En las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX surgió y se afianzó un conjunto muy significativo de innovaciones tecnológicas que tuvieron una gran incidencia en la calidad de vida de la población. Una breve enumeración puede dar una idea de su importancia para la vida cotidiana: el teléfono, la iluminación eléctrica, el motor de explosión, el neumático, los sistemas de agua corriente, la máquina de escribir, el ascensor, la bicicleta, la aspiradora, el automóvil, el aeroplano, el frigorífico, el fonógrafo, el cinematógrafo, la aspirina.

los hermanos lumiere

El avance en la investigación médica, con los descubrimientos de las vacunas y los avances en las condiciones y técnicas quirúrgicas, condujo a una mejora en las condiciones de salud de la población. Pero sobre todo fueron los desarrollos de los sistemas de saneamiento e higiene urbanos los que permitieron controlar enfermedades que, hasta esa época, habían tenido consecuencias fatales.

Aparecieron y se difundieron nuevas formas de esparcimiento y entretenimiento. La afición por los deportes se extendió rápidamente, si bien las exigentes condiciones de trabajo que soportaban los obreros limitaban su posibilidad de practicarlos. En 1896, se llevaron a cabo en Atenas los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna. La mejora de las calles y rutas facilitó la difusión de uno de los símbolos populares del progreso de fm de siglo: la bicicleta. La bicicleta comenzó siendo un lujo al alcance de los ricos.

Más tarde su uso se generalizó y se convirtió en un medio de transporte popular. El nuevo lujo de los ricos pasó a ser el automóvil. La producción anual de automóviles era limitada; en 1900 se fabricaron solamente 9.000 autos en todo el mundo. El salto en la fabricación se produjo con el modelo T de Ford: en 1916 se fabricaron 735.000 unidades solamente de este modelo.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

HERMANOS LUMIÈRE
Inventores del séptimo arte

Científicos autodidactas e inventores talentosos, Auguste y Louis Lumière dieron vida a la fotografía al inventar una de las artes más importantes del siglo xx, el cine. A menudo se ignora que también fueron los padres de la fotografía en color.

Sin embargo, el descubrimiento de los Lumiére carecería de toda su dimensión si no citáramos a los grandes aportadores de ideas que a través de muchos años de investigaciones lo precedieron: Peter Mark Roget (1779-1869), sit Challes Wheatstone (1792-1875), Michel Faraday (1791-1867), Joseph Plateau (1791-1883), Edward Muybridge (1830-1904), J. J. César Jannsen (1824-1907), Etienne Jules Marey (1830-1904), Louis-Aimé-August Leprince (1842-1890), William Friese-Greene (1855-1921) y, fundamentalmente, Thomas Alva Edison (1847-1931). Todos ellos contribuyeron en alguna forma y a través de sus experimentos, que luego serían aprovechados por los Lumiére, al descubrimiento del cine.

¿Cómo fueron los inicios de los hermanos? Claude-Antoine Lumiére estaba orgulloso de sus dos hijos. Transmitió a Auguste, nacido en 1862, y a Louis, dos años menor, su pasión por la fotografía.

En el estudio de Lyon de la familia Lumiére, ambos niños se familiarizaron con las técnicas para hacer tomas y los procedimientos para desarrollar negativos, aprendiendo muy pronto todo lo que había que saber sobre la exposición de las placas, el lavado, el barnizado … Alumnos brillantes, ambos hermanos ingresaron en el liceo La Martiniére, donde obtuvieron numerosos premios; sin embargo, debido a sus constantes e intensas jaquecas no pudieron preparar el concurso para ingresar en la Escuela politécnica.

No les fue necesario asistir a este prestigioso establecimiento, ya que muy pronto se convirtieron en distinguidos químicos.

En el estudio de su padre, la pareja de jóvenes se interesó por los experimentos que este último había emprendido para desarrollar emulsiones más eficientes, y en 1881 elaboraron una fórmula sobre base de gelatina y bromuro para recuperar las placas fotográficas. Ese mismo a Auguste tuvo que hacer el servicio militar. Sin embargo, Louis no abandonó investigaciones, y por su cuenta desarrolló una placa seca sobre la base de gelatina y bromuro de plata, que comercializó con un éxito increíble bajo el nombre «Etiquetas azules».

¿Cuáles son los antepasados del cine? El cine tiene tras de sí una larga historia plagada de intentos de reproducir imágenes en movimiento. Los aparatos antiguos que hoy sólo se utilizan como curiosidad y documentos, fueron los primeros pasos de la técnica cinematográfica. Uno de sus antepasados directos es la linterna mágica que construyó el alemán Athanasius Kircher, en 1646. Se trataba de un aparato formado por una sencilla caja con un agujero donde iba fijada una lente. En la caja había una lámpara de aceite.

Entre la lámpara y la lente se colocaba una plancha de vidrio pintada con imágenes, que se proyectaban sobre la pared blanca. Cuando, un siglo más tarde, se conoció el principio de la persistencia de las imágenes en la retina del ojo humano, se dieron nuevos intentos, pero hasta la llegada de la fotografía no se pensó en la posibilidad de crear instrumentos capaces de reproducir una serie continua de fotografías de modo que se crease la ilusión de movimiento.

¿Cuándo nació oficialmente el cine? Los hermanos franceses Louis y Auguste Lumiere consiguieron, tras muchos intentos fallidos, presentar en público su invento, ofreciendo la primera proyección cinematográfica la noche del 28 de diciembre de 1895: se organizó una demostración de pago en los bajos del Grand Café de París, organizada por Clément Maurice. La entrada valía un franco y asisistieron 33 personas. Los hermanos Lumiere llamaron «cinématographe» al instrumento que servía al mismo tiempo para la toma de imágenes en movimiento y su proyección en una pantalla. Hoy en día no quedan rastros del Grand Café, pero en el número 14 de la calle, entre modernas tiendas, puede leerse una lápida de mármol que recuerda el memorable acontecimiento.

¿Cuáles fueron las primeras películas? El primer cortometraje se titulaba La salida de los obreros de los talleres Lumière y recogía una instantánea de la realidad. Otras películas fueron La llegada de un tren a la estación y la divertida El regador regado. ¿Cómo reaccionó el público? La proyección suscitó un gran entusiasmo. El público se sentía fascinado en aquella atmósfera de maravilla creada por el artilugio de los Lumiere, cuando veía el tren que expulsaba humo y a los viajeros bajar y subir como si estuvieran «allí mismo», y se divertía con el gracioso jardinero que en vez de regar las flores se regaba a sí mismo.

¿Cómo reaccionó la crítica? Para los espectadores de aquella velada el cine fue una maravilla de la técnica. Entre el público también había periodistas; uno de ellos comentó que el espectáculo era de una autenticidad increíble, otro escribió: «Este es uno de los momentos más extraordinarios de la historia de la humanidad».

¿Cómo se difundió? El éxito fue inmediato y clamoroso. Las películas de los Lumiere dieron la vuelta al mundo desde 1896, llevando a todos los lugares el conocimiento de su extraordinario invento. Así nació la industria cinematográfica y con ella una nueva forma de expresión artística.

¿Cuál es el mérito de los Lumière? En la velada de la proyección, los hermanos no se encontraban en la sala porque se sentían vencidos por la fatiga y, quizás también por la emoción. Fue su padre quien organizó el histórico acto. El cine era ya una realidad, a ellos les cabe el mérito de haber puesto a punto una cámara más eficaz que las anteriores y de haber iniciado la difusión de este nuevo medio de comunicación en todos los países del mundo, adonde llegaron sus técnicos y sus cámaras portadoras de ciencia, pero también de sueños e ilusiones.

La familia Lumiére instaló en el barrio de Montplaisir una tienda de artículos fotográficos, que al poco tiempo y merced a una fórmula inventada por Louis, se convirtió en una fábrica, en la que se hacían placas secas al gelatino bromuro de plata, gran novedad por aquella época. Debido a la poca atención que el padre de los Lumiére prestaba a la fábrica, ésta estuvo a punto de quebrar, pero gracias a la dedicación de Auguste y Louis se consiguió enderezarla y se convirtió en una empresa importante y saneada, lo que con el devenir de los acontecimientos fue muy importante, pues permitió a los her-‘ manos Lumiére dedicarse plenamente a fines investigadores.

LA EMPRESA LUMIÈRE: La comercialización no estuvo exenta  de dificultades, pero la tenacidad de Lumiére fue tal que evitaron por poco la quiebra. Louis, liberado de sus o obligaciones militares después de un año se reunió con su hermano y juntos, e vencidos del éxito que tendrían sus casas fotográficas, decidieron lanzarse a aventura industrial. Con la ayuda financiera de varios amigos de la familia, Louis y Auguste pudieron formar su empresa cuyo plantel contaba con una decena empleados a fines de 1884.

Cuando estaban ocupados analizando sus fórmulas químicas, ambos inventores perfeccionaban sus habilidades como empresars negociando encarnizadamente la me innovación, patentando sus inventos creando sus propias máquinas herramienta para mejorar la producción. La puesta a punto de las «Etiquetas azules extrarrápidas» resultó un triunfo comercial y la fortuna parecía asegurada, no obstante, ambos hermanos no pretendían sentarse en los laureles, por vía ignoraba su existencia.

Se filmaron pequeñas escenas para una proyección pública que tendría lugar en París. El 28 de diciembre de 1895, en el Grand Café du Boulevard des Capucines se realizó la primera función pública —y pagada— del «Cinematógrafo Lumiere». El programa ofrecía: Salida de los obreros de la fábrica Lu,niére en Lyon, Escena infantil, Los peces roios, La llegada del tren, El regimiento, Herrador, Jugadores de cartas, Destrucción de las malas hierbas, El muro y finalmente Baños en el mar. El entusiasmo fue inmediato y espectacular. La muchedumbre se agolpó en el boulevard e incluso en las calles adyacentes, para poder divisar las famosas «imágenes en movimiento».

Georges Méliés, director del teatro Robert ­Houdin, y muchos otros ofrecieron sumas desorbitadas a los Lumiere para comprar su procedimiento, pero Auguste y Louis rechazaron categóricamente todas las propuestas. No tenían intenciones de despojarse de su invento y se dieron cuenta de la ventaja financiera que podrían sacar.

El cine no estaba a la venta, sería explotado por concesionarios a cambio de una «módica» suma, el 50% de los ingresos. Para lanzar su cinematógrafo, ambos hermanos no dudaron en proporcionar gratuitamente los aparatos, las películas y hasta los operadores. Pronto, en toda Francia, y luego en el mundo entero, todos deseaban tener cines.

Por un tiempo, el cine fue considerado una atracción menor, incluso un número de feria, pero cuando George Méliès usó todos sus recursos para simular experiencias mágicas, creando rudimentarios -pero eficaces- efectos especiales, los noveles realizadores captaron las grandes posibilidades que el invento ofrecía. De esta manera, en la primera década del siglo XX surgieron múltiples pequeños estudios fílmicos, tanto en Estados Unidos como en Europa.

Louis Lumiére poseía una doble faceta: la de investigador y la de inventor. Esta doble faceta, que entraña una gran imaginación, fue sin duda la característica esencial de su trabajo experimentador. Fue él quien realizó prácticamente todos los trabajos que llevaron al descubrimiento del cinematógrafo, aunque Auguste, que estaba mucho más interesado por la biología y la química.

Auguste falleció en Lyón, (1954) y Louis  en Bandol, Francia, (1948), ambos fueron filántropos, es decir apoyaron proyectos de obras para bien social a traves de aoportes económicos. Actualmente su cámara de fotografía color esta en el museo de cine de Paris, con la de George Méliès.

Desde el sábado 28 de diciembre de 1895, en que en el Gran Café de París, Francia, se realizó la primera proyección pública de Ja primera película rodada por los hermanos Lumiére, titulada «Salida de los obreros de las Fábricas Lumiére, en Lyon-Mont-Plaisir», la cinematografía alcanzó los progresos y éxitos ya citados, tanto en el campo de las artes como en el de las ciencias.

En efecto, el cinematógrafo, que únicamente debería emplearse para recrear, es decir, para divertir, alegrar y deleitar, sin caer en faltas de arte, gusto y méritos estimables, se utiliza, además, para ampliar nuestros conocimientos o hacernos adquirir otros que por razones de tiempo, distancia, etc., no los podríamos alcanzar. Así, por ejemplo, nos permite conocer otros pueblos, sus bellezas naturales, monumentos, costumbres y progresos.

También, gracias a él, los estudiantes y profesionales, de medicina por ejemplo, pueden presenciar las operaciones realizadas a miles de kilómetros por un cirujano famoso. Además, aquéllos y otras personas pueden ver por medio de una película cómo se realizan trabajos en un laboratorio, cómo se comportan los animales en sus ambientes naturales, o ver elmovimiento de la sangre y de sus corpúsculos en ciertos tejidos de un animal.

Con los citados fines pedagógicos la toma de vistas se hace, según convenga, con ritmo más lento que el que después se empleará en su proyección. Por ejemplo, para mostrar el desarrollo de una planta se toma una vista por hora durante dos meses, para dar luego, durante la proyección de las  imágenes,que durará alrededor de un minuto, la idea del crecimiento de aquélla. Distinta de esta cinematografía, denominada acelerada o rápida, existe la llamada lenta o ralenti, que consiste en tomar con ritmo rapidísimo imágenes que se proyectarán con ritmo lento. Este sistema se emplea para estudiar, por ejemplo, los efectos de una explosión.

En el aspecto pedagógico y en otros, el cinematógrafo reemplaza con ventaja o eficacia algunos de los asuntos de la enseñanza que se transmiten por medio de los libros, láminas, etc., o del encerado en las escuelas. Ello ha motivado que muchos establecimientos educacionales cuenten con importantes cinetecas o cinematecas, es decir, de depósitos de películas educativas. El uso de los medios audiovisuales proporciona más   conocimientos.

PRINCIPIO BÁSICO DE FUNCIONAMIENTO

La persistencia de las imágenes en la retina durante un lapso comprendido entre 1/10 y 1/16 de segundo fue aprovechada por los técnicos en fotografía, quienes idearon un sistema de proyecciones sucesivas, efectuadas a una velocidad tal que nuestra mente, antes de notar que ha desaparecido un cuadro, ya está viendo el siguiente. De este modo, los ojos «no se dan cuenta» de que la pantalla se ha oscurecido momentáneamente.

Para reflejar el movimiento de un futbolista que está convirtiendo un gol, por ejemplo, se necesitan unas cincuenta fotografías. Se las revelaba luego en tiras de 35 milímetros de formato o ancho  y se las proyecta en forma sucesiva y a la misma velocidad con que fueron sacadas; se logra así la impresión de que «estamos» en un estadio viviendo la emoción del evento deportivo.

El proyector, provisto de un sistema de lentes que concentran una potente luz, hace pasar una cinta de celuloide donde están impresas las diapositivas, cada una de las cuales proyecta un cuadro que es la continuación de otro anterior y a la vez se prolonga con la imagen del siguiente. El «pasado» de la película se realiza mediante un sistema de rollos cuyo movimiento giratorio constante se produce por la acción de un motor eléctrico.

Transcurrieron muchos años desde la experiencia de Edison combinando el proyector con fonógrafo– antes de que el cine sonoro se perfeccionara.

Si observamos detenidamente un trozo de cinta perteneciente a una película comercial, descubriremos que, además de una sucesión de fotos inmóviles hay, en uno de sus costados, una franja continua.

En ella puede detectarse una serie de manchas, oscuras y claras. Esto no es otra cosa que una fotografía del sonido. Allí están impresos, en forma de banda sonora, los diálogos, la música y los efectos especiales que captamos con nuestros órganos auditivos mientras nos encontramos sentados en la butaca.

El sonido se transforma en luz mediante tubos electrónicos especiales. El micrófono es el primer eslabón de la cadena. Por su acción los sonidos se convierten en impulsos eléctricos. Luego estos impulsos son transmitidos, previo paso a través de un amplificador, hacia una bombilla eléctrica cuya intensidad de luz varía de acuerdo con el aumento o disminución de los impulsos recibidos.

Esta sucesión luminosa impresiona una placa de bromuro de plata que se oscurece cuando el sonido es fuerte y se aclaracuando es débil. Este tipo de banda se llama «de densidad variable», y existe otra que es la «de área variable», en la que varía la zona oscura que abarca una línea sinuosa. Ya en la cabina de proyección, el problema fundamental consiste en volver a transformar en sonido los impulsos luminosos.

Una fotocélula o célula fotoeléctrica es la encargada de esta función. Consta de una lámina curva y una varilla, ambas de metal. La lámina está recubierta de cesio, substancia que tiene la propiedad de emitir electrones cuando la hiere la luz. Este impulso fotoeléctrico se transmite por la varilla, generándose una corriente eléctrica que se procesa en un amplificador, similar al que tiene un tocadiscos o una radio. El sonido, ya transformado, se transmite por los parlantes. Todo este proceso se realiza en décimas de segundo.

PARA SABER MAS…
La aparición del cine sonoro

Podemos afirmar que el comienzo del cine se puede fijar con exactitud: el 28 de diciembre de 1895, los hermanos Auguste y Louis Lumiére proyectaron una película sobre una pantalla, ante un público de pago, en el Grand Café de París. En el momento, el acontecimiento suscitó escaso interés, pero marcó el nacimiento de una vasta nueva industria que creció con notable rapidez. En los comienzos, sus principales centros estaban en Francia y Gran Bretaña, pero en 1915 Estados Unidos, y más concretamente Hollywood, había tomado la delantera. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, la industria cinematográfica norteamericana movía más de dos mil quinientos millones de dólares.

Las películas estaban dirigidas a un público masivo (aunque ya en 1925 se habían rodado largometrajes de calidad, como El acorazado Potemkin, dirigido por el ruso Seguei Einsenstein) y el repertorio era amplio, desde los informativos, entre los que destacaban los producidos por el empresario francés Charles Pathé, hasta las más jocosas comedias, como las realizadas en Los Ángeles por la Keystone, los estudios de Max Sennett, donde Charles Chaplin haría su primera película.

Desde el principio resultó evidente que ningún público aceptaba fácilmente la perspectiva de ver en completo silencio una titilante imagen, con la acción explicada brevemente por las leyendas que aparecían en la pantalla.

 Así pues, desde los primeros tiempos, era habitual que los empresarios de las salas de cine contrataran pianistas para ejecutar un acompañamiento improvisado, destinado a seguir con la música los avalares de la acción en la pantalla.

El objetivo último era, sin embargo, conseguir que los propios personajes hablaran durante la proyección de la película. Una solución evidente y que no tardó en ponerse a prueba consistía en grabar los parlamentos en un disco de gramófono y pasarlo junto con la película. Por desgracia, los resultados eran más bien confusos pues era técnicamente imposible sincronizar el sonido y la acción: los personajes decían una cosa y hacían otra.

Fuente Consultada: Hicieron La Historia Larousse- Por que se hicieron famosos? Susaeta – Wikipedia.

Ver:Peliculas Argentinas con Premio Oscar

Ver:Principales Actores de Cine Mudo

Biografia de Niépce Historia de las Primeras Fotografias Daguerrotipo

Biografia de Niépce – Historia de las Primeras Fotografías

Joseph Niépce: La primera imagen real

Aquella descolorida, desgastada e incluso casi ilegible fotografía de un paisaje reducido tomado desde una ventana en Le Gras, que intenta acercarnos a la historia del desarrollo científico que se vivía allá por la década de 1820 no es otra cosa que la primera fotografía que se ha podido captar en la historia de la humanidad, siendo Joseph Nicéphore Niépce el hombre que se ubicó detrás de la precaria máquina que permitió tomar aquella imagen.

Ese es precisamente el motivo por el cual Niépce logró trascender y pasar a ser parte de la historia, gracias al desarrollo y puesta en marcha de un método que había denominado heliografía, con el cual pudo fijar para siempre aquella primera imagen real.

Nacido en la ciudad francesa de Charlon-sur-Saône en 1765, Joseph Niépce, gracias a su talento, logró llegar a ser con sólo treinta años profesor en el colegio Oratorian, oficial en el Ejército francés, y Administrador del distrito de Niza, en Francia. Pero lo cierto es que aquella ocupación no despertaba su pasión, por lo que en 1795 decidió dimitir de su cargo para dedicarse por completo a la investigación científica, en trabajos que llevó a cabo junto con su hermano Claude.

Desde el siglo XVI, la cámara oscura permitía obtener sobre una pared la imagen de objetos proyectados a través de un orificio perforado en la pared opuesta. Las investigaciones sobre la óptica mejoraron el principio con lentes convergentes, espejos y diafragmas que acomodaban la imagen a la percepción humana y a la representación ilusionista.En forma paralela, durante cuatro siglos, físicos y químicos trataron de explicar un fenómeno observado desde la Antigüedad: la modificación de ciertas sustancias (principalmente el nitrato o el cloruro de plata) cuando eran expuestas al calor, a la luz y al aire.

Así fue que para 1807 los hermanos Niépce lograron inventar un motor de combustión interna, denominado Pireolóforo, el cual funcionaba con combustible en polvo. Luego de aquello, Claude se mudó a París y posteriormente a Londres, donde intentó producir el Pireolóforo para su comercialización. Mientras tanto, Joseph continuó abocado a las investigaciones.

Para 1813, Joseph Niépce comenzó a acercarse al arte popular de la litografía, disciplina que lo fascinaba, siendo este su primer acercamiento a los que luego daría lugar al nacimiento de la fotografía. No obstante, encontró que no tenía el talento suficiente para ello, y mientras su hijo Isadore se dedicaba a la litografía impulsado por su padre, Joseph combinó distintas técnicas para crear la Heliografía, es decir la escritura a través del uso de la luz del sol, para lo que utilizó un barniz especial sensible a la luz.

En su búsqueda constante, Niépce decidió hallar una forma de producir imágenes de la naturaleza de forma directa, por lo que comenzó a realizar diversos ensayos en base a diferentes métodos.

Así fue que Niépce concluyó con la combinación de las técnicas empleadas por un lado en la llamada cámara oscura, inventada por el alemán J. H. Schulzeobserved, y por el otro la heliografía, dando como resultado la fotografía.

Se cuenta que la primera imagen captada fue tomada por el propio Niépce desde su taller, el cual poseía una ventana que daba al patio de la finca de su familia. Aquello ocurrió en 1816, y para lograrlo utilizó papel sensibilizado con cloruro de plata, lo que le permitió capturar una vista desde la cámara oscura. Pero lo cierto es que aquella imagen se desvaneció después de poco tiempo, ya que aún no había podido hallar un método que le permitiera que las imágenes tomadas pudieran ser conservadas de forma permanente. 

Niepce patentó, en 1807, un notable motor de combustión interna que construyó con la ayuda de su hermano Claude: el pireolóforo. Verdadero precursor del motor Diesel, este aparato, basado en la combustión instantánea de pólvora de licopodio —pronto remplazada por petróleo—, estaba destinado a propulsar un barco fluvial en el Saona. Pero, a pesar del estímulo recibido de Lazare Carnot de un intento de asociación con Claude Francois Jouffroy d’Abbans, el invento no llegó a ser explotado y su único efecto fue arruinar temporalmente a su creador y encaminarlo a otros experimentos.

Algunas otras investigaciones le permitieron a Niépce incluir una serie de elementos más a su invención, como por ejemplo la utilización de un diafragma de cartón frente a la lente de la cámara oscura, como el que había utilizado Galileo en su Telescopio, y la inclusión de ácido nítrico para fijar la imagen. Aquello permitió que las fotografías tomadas duraran más tiempo, pero era cuestión de horas para que desaparecieran.

Entre 1817 a 1825, Niepce experimentó con la producción de imágenes negativas y positivas grabadas en metal y vidrio con diferentes tipos de ácidos sensibles a la luz, pero nada de aquello le dio resultado.

Finalmente, en 1826 Niepce logró captar por primera vez una fotografía permanente, para lo que utilizó una cámara oscura profesional diseñada por los parisinos Charles y Vincent Chevalier. Era un caluroso día de verano, Niepce volvió a acercarse a la ventana de su taller y retrató la primera imagen de la naturaleza, como lo había soñado. Aquella simple vista del patio de su casa se convirtió en la primera fotografía del mundo, que logró conservarse gracias a haber estado expuesta por más de ocho horas al sol.

A partir de allí, Niépce comenzó una amistad con Louis Jacques Mandé Daguerre con quien firmó un acuerdo en 1829 que posibilitó la asociación de ambos inventores por el lapso de diez años. En el ínterin Niépce murió, precisamente el 5 de julio de 1833, debido a un infarto, por lo que todas las ganancias recibidas por la invención del primer método para tomar fotografías quedaron en manos de su socio, quien por fortuna supo asegurar el futuro de la fotografía.

El día 21 de Septiembre se celebra el día del fotógrafo porque  se cree estaría  relacionado con la fecha donde fue realizado el primer daguerrotipo en América Latina., (que fue el invento precursor de la fotografía moderna) La novedad del invento fue anunciada, el 19 de agosto de de 1839, ante la Academia de Ciencias de París, Daguerre (su “discutible “creador) publicó un manual con la técnica, que fuera traducido en 8 idiomas.

 LA HISTORIA DE LAS PRIMERAS FOTOGRAFÍA:

Una invención permanente
A comienzos del siglo XIX, la asociación de la cámara oscura y de las  investigaciones en química dio origen a las primeras y fugitivas fijaciones de imágenes. Nicéphore Niepce, en 1826, logró fijar una imagen «heliográfica» sobre una placa de cobre plateada recubierta con betún de judea, tras una exposición de ocho horas. Después de su muerte, Daguerre, con quien se había asociado en 1829. redujo el tiempo de exposición, aseguró la permanencia de la imagen mediante un baño de sal y bautizó este procedimiento con el nombre de «daguerrotipo».

El éxito inmediato del daguerrotipo, hecho público por Arago en 1839, opacó otras invenciones contemporáneas, como el calotipo de William Henry Fox Talbot o el positivo directo sobre papel de Hippolyte Bayard. El procedimiento de Daguerre constituyó, en realidad, un momento en la larga historia de esta invención.

Del negativo-vidrio recubierto con albúmina (1848, Abel Niepce) a la impresiónalbumínica sobre papel (Louis-Désiré Blanquart-Evrard) —que se transformó en el principal medio hasta fines de siglo-, del colodión (1851, Frederick Scott Archer), procedimiento rápido que reducía el tiempo de exposición a dos o tres segundos, al gelatinobromuro de plata (1871, Richard Maddox) o a la película flexible en celuloide envasada en bobina (1888, George Eastman), la historia de la invención de la fotografía se extendió por todo el siglo XIX.

Ciencias y bellas artes: el «lápiz de la naturaleza» El procedimiento de Daguerre fue presentado por Arago el 19 de agosto de 1839 ante la Academia de Ciencias y la Academia de Bellas Artes. La presencia de un auditorio científico y la de uno artístico prenunciaría el doble status de la fotografía, motivo de numerosos debates posteriores.

El pintor Paul Delaroche, en un informe preliminar, hablaba de «dibujos fotográficos» y Arago de «cuadros en los que la luz engendra los admirables dibujos del señor Daguerre». Traducía así, sin saberlo, el photogeníc drawing(«dibujo fotogénico») de Talbot, definido como el «proceso mediante el cual objetos naturales se delinean ellos mismos sin ayuda del lápiz del artista».

Este «naturalismo» auguró crisis más agudas: si bien la fotografía, primero considerada como un instrumento de dibujo (al igual que la cámara oscura en su época), revelaba un dibujo natural, ponía en entredicho la concepción misma del disegno, garante de la buena pintura desde el Renacimiento, y despojaba al pintor de su monopolio.

primera fotografia de 1826 de Niepce

Esta fotografía es la más antigua que se conserva. La tomó en 1826 Nicéphore Niepce desde una buhardilla de su casa de la localidad francesa de Saint-Loup-de-Varennes. Su soporte fue una placa de cobre recubierta de betún de Judea y requirió ocho horas de exposición. En 1829, Niepce se asoció con el pintor Louis Daguerre. Eue éste quien, a la muerte de Niepce, en 1833,  perfeccionó  el  revelado (mediante vapores de mercurio) y la fijación (con hiposulfito sódico) de las imágenes fotográficas. Su procedimiento, conocido como daguerrotipia, empleaba como soporte sensible una placa
de plata recubierta de yoduro de plata; el método fue adquirido por el gobierno francés en 1839, y se popularizó rápidamente.

Los orígenes y el desarrollo de la fotografía
En 1900, los principios básicos de la fotografía fija estaban firmemente establecidos. La aparición en 1888 de la primera cámara Kodak producida en masa había convertido a la fotografía en un pasatiempo popular.

En 1900, una persona de cada diez en Estados Unidos y Gran Bretaña poseía una cámara, aunque la afición se extendió más lentamente en el resto de Europa. Pero si bien los principios estaban establecidos, el futuro reservaba grandes cambios tanto para la cámara como para el material sensible. Incluso durante la Segunda Guerra Mundial, los profesionales utilizaban cámaras grandes de madera y bronce.

Para entonces ya no era técnicamente necesario emplearlas y su utilización no era más que un reflejo de la falta de visión de los editores. Hasta 1940, la revista Life se negó a aceptar pruebas de placas de menos de 20X25 cm. En esa época, las manejables cámaras miniaturizadas, cuyo prototipo era la Leica de 1925, podían producir resultados igualmente buenos con película de 35 mm. La mayoría de los fotógrafos aficionados habían adoptado ya los rollos de película, aunque más cortos y de formato mayor que 35 mm.

Uno de los problemas básicos de la fotografía reside en conseguir que la imagen enfocada en la película sea el objeto deseado. Para lograrlo, es preciso disponer de algún dispositivo de enfoque, que puede consistir simplemente en dos marcos, como los visores de un rifle, o en una sencilla serie externa de lentes, que reflejan la imagen sobre una pequeña pantalla de cristal. Este dispositivo introduce a su vez el problema de la paralaje, como consecuencia de que el eje del sistema óptico de la cámara no coincide con el del sistema de enfoque.

El sistema réflex de lentes gemelas, inventado por Rollei en 1929, consistía esencialmente en una cámara doble. La cámara superior reflejaba sobre un visor exactamente la misma imagen que la cámara inferior enfocaba en la película. La réflex de una sola lente, más compacta, en la que la imagen visible es reflejada por un espejo que se desplaza en el momento de la exposición, apareció a principios de los años 30.

También mejoró radicalmente la calidad de las lentes. Ya en 1902, la lente Tessar aceptaba un diafragma de f4,5, pero la Leica de 1925 consiguió reducir esta cifra a f 3,5 y a principios de los años 30 se habían logrado diafragmas de f 1,8. La velocidad de exposición experimentó asimismo grandes adelantos. La popular cámaraCompur, fabricada por la empresa Deckel de Munich, ofrecía una velocidad máxima de 1/250 de segundo cuando se comercializó por primera vez en 1912, pero en 1935, la velocidad máxima era ya de 1/500.

Niepce no se limitó solamente, en el curso de sus investigaciones, a perfeccionar las superficies sensibles. Pensó también en reproducir los colores, aunque tuvo que desistir de tal empresa, que no sería acometida hasta muchos años después. Experimentó diferentes soportes; ideó reducir la abertura de los objetivos primitivos que utilizaba, a fin de aumentar la nitidez de las imágenes; inventó el «diafragma» móvil, que cincuenta años más tarde habría de ser «reinventado»; pensó incluso en la posibilidad de cambiar de óptica a sus cámaras según las necesidades de reproducción que se le presentaran. También fue idea de Niepce el «descentramiento» en la cámara para corregir las perspectivas sobre el cristal esmerilado y el fuelle. Muchas de esas ideas se perdieron para volver a ser descubiertas más tarde cuando la fotografía había dado ya pasos de gigante.

Al morir Niepce en 1833, su hijo siguió intentando comercializar los descubrimintos de su padre, cuyas tierras de Gras y Charlon-sur-Saone habían quedado cargadas de hipotecas.

Sin embargo, un investigador tenaz como era Nicephore Niepce, nunca había perdido la esperanza; cuatro años antes de su muerte había iniciado un acuerdo de colaboración con otro pionero de la fotografía no menos ilustre y conocido: Santiago Mandé Daguerre, con el que se puso en contacto a través de un amigo común, el óptico Chevalier, al cual ambos encargaban cámaras oscuras.

LOS ARTISTAS DE LA IMAGEN
Los primeros profesionales de la fotografía salieron de los círculos de investigadores y científicos y del ambiente bohemio de las artes. especialmente de la pintura, en cuyos talleres se había comenzado pe: criticar la técnica , motejándola de «arte sin alma».

Sin embargo, las necesidades económicas y el afán de probar. fueron más fuertes que las consideraciones estéticas y un gran número de ellos terminó entre lentes y reveladores.

En su fuero interno se consolaron prometiéndose rescatar el «vil juego mecánico» del ¡click!, para convertirlo en expresión artística.

Muchos lo consiguieron.
Entre los clásicos más notables del primer período, cabe destacar a Octavius Hill, Robert Adamson, Julia Margaret Cameron, Robert Felton, Félix Nadar, Mathew Brady, Edward Maybridge, Lewis Carroll (autor de «Alicia en el País de las Maravillas»), Eugene Atget, los hermanos Alinari, Eric Salomón, Man Ray, etc.

De la segunda etapa -la moderna-, son notables los trabajos de Aléxander Rodcenko, Dorothea Lange, Maholy Nagi, Brassai, Lartigue, Ansel Adams, Cecil Beatón, Bill Brandt, Henri Cartier-Bresson, Yousuf Karsh, Paolo Monti, Robert Capa, David Duncan, Irving Penn, David Hamilton, etc.

De estos precursores merecen especial mención Hill, Adamson, Julia Margaret Cameron, Felton, Nadar y Man Ray.

El Primer Reportaje Gráfico.
D.Octavius Hill.(1802-1870) y Robert Adamson. (1821-1848). El pintor paisajista Octavius Hill, escocés y amigo de Sir David Brewster, inventor de la estereoscopia, se dedicó a la fotografía en 1843, cuando debió recurrir a este sistema como apoyo en la ejecución de una pintura monumental de 470 eclesiásticos para la iglesia nacional escocecsa. Hill se puso en contacto con Robert Adamson, que tenía un estudio fotográfico en Edimburgo para realizar este trabajo. Utilizaron la técnica de negativo sobre papel. La actividad de Hill y Adamson no se limitó sólo al retrato, sino que se extendió a la arquitectura escocesa y a la vida de los pescadores de Newhaven .

Este último trabajo constituye el primer «reportaje fotográfico». El alto nivel técnico y artístico de las mil quinientas fotografías que hicieron Hill y Adamson entre 1843 y 1847, convierten a esta colección en las más bellas imágenes del siglo XIX.

Julia Margaret Cameron. (1815-1879). Fue una de las primeras mujeres que se interesó en la fotografía. Se dedicó particularmente al retrato. Nacida en la India, a su regreso a Inglaterra frecuentó el célebre salón de su hermana, que constituía un activo centro de reunión de pintores, literatos, artistas y científicos de la época victoriana. La galería de los retratos de estos hombres son el cimiento de su fama en la fotografía.

Roger Felton (1819-1869). Pintor y abogado inglés, se inició en la fotografía en 1845. Está considerado como el primer cronista, reportero gráfico y corresponsal de guerra del mundo. Es famoso en la historia de la fotografía por sus imágenes tomadas durante la guerra de Crimea, en 1855.

Llevando tras de sí un voluminoso equipo de campaña, que incluía, además de placas y baños, el cuarto obscuro, tomó parte en muchas batallas, captando innumerables escenas bélicas, con la finalidad principal de documentar los acontecimientos.

Félix Nadar (1820-1910). Gaspar Félix Tournachon, más conocido por su pseudónimo de Nadar fue quizás, el más famoso de los fotógrafos de fines de siglo en Europa. Bajo sus múltiples facetas de aeronauta, dramaturgo, fotógrafo, caricaturista y actor ha sido, sin duda, uno de los personajes más atractivos de esa época.

Empezó a dedicarse a la fotografía en 1850 . Fue, sobre todo, un retratista. Por su estudio desfilaron los más célebres hombres de su tiempo. Provenían de todo los campos. Allí posaron Balzac, Baudelaire, Bakunin, George Sand, Daumier, Víctor Hugo, etc.

En sus retratos, fuertes y equilibrados, la imagen se concreta en la búsqueda de una expresividad psicológica del personaje, en la que se revela la experiencia de caricaturista y diseñador de Nadar.

Su galería de retratos se hizo famosa y todavía hoy parece que no ha sido igualada. Nadar realizó también -por primera vez- una serie de fotografías aéreas de París, elevándose en un globo que él mismo ideó y construyó.
Nadar es un personaje que está entre la historia y la leyenda y su fama se debe mucho a su obra de fotógrafo, pero también en gran parte a sus numerosas aventuras.

Murió en 1910, después de haber podido felicitar a Blériot por su travesía en avión sobre el Canal de la Mancha. Michel Braive ha dicho de él que «una de sus aventuras más relevantes fue la de poder vivir hasta los noventa años».

Mathew Brady, (1823-1896) y su equipo. A los dieciséis años pintaba miniaturas bajo la dirección de William Page. Se dedicó posteriormente a la fotografía con Samuel Morse y Draper, que fueron los primeros en introducir el daguerrotipo en los Estados Unidos. En 1844 abrió un gran estudio en Nueva York, que se transformó en una verdadera agencia foto periodística.

Al principio se dedicó al retrato y formó una colección con los personajes más importantes de su país, la que posteriormente le sirvió de base para publicar en 1850 el volumen «Galería de Hombres Ilustres».

En 1856 hizo venir de Escocia a Alexander Gardner, que fue su primer colaborador. Cuando estalló la guerra civil norteamericana, Brady decidió documentar los acontecimientos bélicos al lado de los nordistas. Con la autorización de Lincoln organizó un equipo de fotógrafos gastándose 100 mil dólares de su bolsillo. Veinte grupos se repartieron por todos los frentes para reportear la contienda. Brady se transformó así en «el fotógrafo de la guerra de secesión americana» y creó la primera agencia de distribución fotográfica para los periódicos del interior y exterior del país.

La colección de estas fotografías se conserva hoy en los archivos norteamericanos.

Man Ray (1890 ) Pintor norteamericano, cuya obra la desarrolló en Europa, donde se trasladó muy joven. Fue uno de los sostenedores del «dadaísmo» y formó parte del grupo de la Bauhaus en Dessau.En este grupo se dedicó a la experiencia fotográfica junto a Moholy Nagi. Sus fotogramas, parecidos a los de Nagi, fueron llamados «Rayographs», porque se obtenían por medio de placas impresionadas por Rayos X. Man Ray se dedicó también al cine de vanguardia, entre los años 1920 y 1930.

DEL FOGONAZO DE MAGNESIO AL ¡CLICKI POPULAR
Durante siglos la aristocracia había perpetuado su imagen a través del retrato. Miles de pintores, genios los menos, meros artesanos la mayoría, se habían encargado mediante su talento de fijar los rasgos de la rancia estirpe de su época, que deseaba, por medio de la tela y el óleo trascender a su tiempo dejando pruebas policromadas de su paso por la vida.

Este «celo por la trascendencia existencial» a la postre fue un positivo aporte al desarrollo del arte pictórico, pues permitió que hoy se conozca la obra de muchos creadores que de otra manera hubieran tenido poca o ninguna posibilidad de dedicarse de lleno a desarrollar sus aptitudes. Cuando cayó el viejo orden y la revolución política e industrial puso en el sitio del aristócrata al buen burgués, este heredó gran parte de los gustos de sus antecesores, por lo que también se mandó a hacer un retrato para mostrar, tratando de imitar a la nobleza de viejo cuño -aunque sin su estilo-, la posición que ocupaba en la sociedad.

Al democratizarse aún más el proceso, la clase media de comerciantes, funcionarios e intelectuales vieron con espanto que -debido a la inflación- era muy poco probable que alcanzaran a colgar algo que se pareciera a un retrato sobre la chimenea.

Para llenar esta necesidad nació la «miniatura», arte que no era nuevo pero que sirvió muy bien para satisfacer la creciente demanda, luego de sacrificar bastante la calidad de la obra.

Estos pequeños retratos fueron, durante años, la foto de bolsillo de los que no podían darse el gusto de poseer una panorámica al óleo de su personalidad.

Cuando el daguerrotipo irrumpió en escena el cambio fue instantáneo. Con muy poco dinero hasta un obrero especializado podía procurarse una prueba visible y palpable de su existencia, salida de los estudios y los laboratorios de algunos de los primeros fotógrafos de ese tiempo.

Mientras que los miniaturistas quedaban botados en el camino, ópticos y químicos hacían verdaderos milagros y ya en 1840 el equipo completo había dejado de pesar catorce kilos y bajaba hasta diez. Ese mismo año también se lograban notables progresos tendientes a satisfacer a los impacientes: ya no había que permanecer inmóvil durante quince minutos después del ¡click!, ahora bastaban cinco solamente. Por esos mismo años, Estados Unidos se veía invadido por «Saloons» fotográficos. Allí se podía conseguir una buena reproducción por cinco dólares, mientras que los nuevos aportes técnicos, hacían cada vez más económica la moda.

Sin embargo, no siempre el público quedaba satisfecho con el resultado. Quería algo más. Este problema fue subsanado en parte por el muniqués Hampftangl, quien inventó el «retoque». En la exposición francesa de 1855 se exhibieron, por primera vez, pruebas retocadas. El retoque fue recibido con beneplácito por la clientela que exigía milagros y fue un factor decisivo en el posterior desarrollo de la fotografía. Supuso así mismo el comienzo de una etapa de decadencia, en la cual la ejecución de retratos relamidos eliminaba todo rasgo de fidelidad, despojando a la obra de su valor esencial.

Al poco tiempo no sólo se retocaba, sino que también se coloreaba el retrato. Disdiri fue quien puso de moda el estilo, buscando siempre dar la razón al cliente. El sucedáneo del retrato al óleo de la antigua nobleza ya estaba al alcance de todo el mundo.

CRONOLOGÍA DE LA EVOLUCIÓN:

1490 — Leonardo da Vinci describe por primera vez los principios de la cámara oscura en el Atlantic Codex. En el exterior de la caja oscura se encuentra el universo, dentro, el material fotosensible; si hacemos un agujero, todo el universo entrará y quedará plasmado en una foto.

1825 — El francés Nicéphore Niépce realiza la primera fotografía de la historia de un hombre llevando un potro. El 21 de marzo de 2002 la fotografía fue vendida en Sotheby de París por algo más de cuatrocientos mil euros.

1839 — Primera cámara de Daguerre fabricada en París por Giroux. Costaba unos 45 euros. Los daguerrotipos se hacían sobre una placa cubierta de plata tratada con vapor de yodo para volverla sensible. Luego se revelaban con vapor de mercurio y se fijaban con solución salina.

1880 — Kodak patenta por primera vez una cámara de fotografía. George Eastman acuña una frase que se hizo muy célebre para su venta: «Tú aprietas el botón, nosotros hacemos el resto».

1893 — Primer flash de la historia diseñado por el francés Chauffour para una cámara submarina. Una pequeña cantidad de magnesio debía arder dentro de un bulbo de vidrio con oxígeno.

1924 — Oskar Barnack desarrolla la primera cámara de 35 mm. Leica, presentada en Leipzig, Alemania.

1926 — Kodak presenta la primera cámara de bolsillo, la Kodak 1A Pocket Camera, de la que hacen distintos modelos.

1948 — Edwin Land comercializa la primera cámara Polaroid capaz de realizar una fotografía instantánea.

1957 — Russel A. Kirsch escanea la primera fotografía de la historia en un ordenador, una imagen de su hijo.

1964 — Primera foto de la luna realizada por un satélite.

1969 — Los estadounidenses Willard Boyle y George Smith desarrollan el CCD capaz de registrar la imagen mediante una serie de células fotoeléctricas o píxeles y guardarlas en una tarjeta de memoria.

1971 — Polaroid comercializa la primera cámara completamente automática que toma la foto, la revela y la expulsa sola, la SX70-Land.

1975 — Kodak pone a punto el primer prototipo de cámara digital, desarrollada por el ingeniero Steve Sasson.

1976 — Primera cámara con microprocesador, la Canon AE-1, primera cámara SLR con objetivo de 110 mm, la Minolta Zoom SLR y primera cámara digital con una resolución de 10.000 píxeles, la Fairchild MV-101.

1987 — Kodak fabrica la primera cámara digital con un millón de píxeles, la Videk Megaplus.

1988 — Primera cámara digital con una tarjeta de memoria extraíble, la Fuji DS-1P.

HECHOS, sucesos que estremecieron al siglo N°30  El Triunfo de la Imagen

Evolucion de los Medios de Comunicacion Primeros Sistemas

Evolución de los Medios de Comunicación

evolucion medios de comunicacion

Medio: Radio     Medio: Televisión      Medio:Cine

UN POCO DE HISTORIA…
LOS PRIMEROS PASOS EN LA COMUNICACIÓN, desde el «tam-tam» al transistor

Para un grupo social, es siempre interesante, a veces vital (en casos de guerra, invasión, epidemia o cataclismo), el saber lo que ocurre en otros lugares, en la tribu, en la ciudad o en el país vecino. Durante milenios y hasta la época moderna, jamás pudo realizarse esta aspiración más que parcialmente, con retraso e ignorando casi todo sobre tierras lejanas.

Para comunicarse era necesaria la existencia de un mensajero, corriendo hasta el límite de sus fuerzas, como el de Marathón, o a caballo. Supuso un gran avance la aparición de la escritura en los albores de los tiempos históricos, supliendo los fallos de memoria del portador.

La escritura ensanchó grandemente el campo de la comunicación. Ya fuese jeroglífica, cuneiforme o alfabética (ésta tenía la ventaja de poder expresar un gran número de ideas con pocos signos), permitió al correo—salvo accidente, destrucción de la nota, papiro o libro— transmitir el mensaje íntegro, permaneciendo en el tiempo.

A partir de entonces ya puede hablarse de historia y cultura. En 1440, con la invención de la imprenta, que posibilitó la multiplicación de los ejemplares de un mismo texto, la lectura y por tanto los conocimientos fueron accesibles ya a un mayor número de personas. Y, por fin, a todos con la institución de la escolaridad obligatoria.

Pero si la escritura vence al tiempo, no resuelve los problemas de la comunicación rápida en el espacio. En todos los tiempos, los poetas han soñado con poder trasladarse instantáneamente a otros lugares, y las brujas y videntes han pretendido poder testimoniar lo que ocurrió en aquellos momentos en sitios lejanos. Pero para saber lo que realmente pasaba, había que esperar.

Los mensajeros oficiales o privados, o el correo que comenzó a funcionar regularmente a partir del siglo XVII, dependían de la velocidad de los caballos. Para cuando se enteraban en provincias de la enfermedad del rey, éste o estaba ya sano o había muerto.

El deseo de una rápida comunicación—al menos de las noticias más importantes—y los experimentos para llegar a ello, se remontan a la más lejana antigüedad. Es muy significativo, en todo caso, que se diesen también en los pueblos primitivos.

¿Qué es el tamtam sino un código basado en la repetición, según diversos ritmos, de un mismo sonido?. Es la modulación de este sonido lo que tiene un sentido, un sentido que el destinatario descifra después que varios relevos se lo han transmitido.

Pero en este caso, al igual que sucedió con la llama, que de fanal en fanal, dio a conocer a Argos la capitulación de Troya; o que en los gritos de los vigías galos transmitiendo de puesto en puesto la noticia de la caída de Orleans, la transmisión visual o sonora no puede llegar más que a un reducido número de mensajes, gracias a un signo ya conocido que indique victoria, derrota o muerte.

Más ambiciosos y más complejos fueron los juegos de señales, en los que cada uno representaba una letra del alfabeto, que utilizaron los ejércitos de Felipe de Macedonia, tres siglos antes de Jesucristo, o en el siglo XVI el ingeniero napolitano J. B. Porta.

Pero estos dispositivos, muy sutiles sin duda, necesitaban numerosos relevos. A pesar de ello significaron un gran avance para la época.

Constituyen la prehistoria de la telecomunicación. Su historia comienza en Francia, en 1793, cuando la Convención acepta experimentar el proyecto que les presenta Claude Chappe. Se trata de instalar cada doce o quince kilómetros, sobre las colinas, postes provistos de un regulador orientable, en cuyos extremos se articulan dos brazos: «los indicadores».

El juego de regulador e indicadores permitía 192 figuras, que combinadas de dos en dos, podían proporcionar 36.864 signos.

El nacimiento del telégrafo Chappe tuvo lugar bajo dichosos auspicios. En efecto, el primer mensaje transmitido anunciaba a la Convención, el 1 de septiembre de 1794: «Conde es restituido a la República. La rendición ha tenido lugar esta mañana a las seis».

El telégrafo triunfaba al mismo tiempo que las tropas de la Revolución.

El telégrafo de Chappe, aunque inutilizable por las noches o durante los días de lluvia o bruma, tuvo mucho éxito. En 1844 ya existían cinco líneas en Francia que unían París con otras tantas capitales.

Pero en la misma época, los Estados Unidos inauguraban la primera línea de telégrafo eléctrico entre Washington y Baltimore. Se había dado la señal de partida para la telecomunicación, que pronto conocería un prodigioso desarrollo.

medios de comunicacion

En 1791, Chappe hizo la demostración de su telégrafo óptico
ante los notables de Pareé, en Sarthe .

medios de comunicacion

Tres años después, el telégrafo le permitía a Carnot leer el primer despacho a la tribuna de la Convención, anunciando una victoria. Pero el telégrafo de Chappe seria destronado por el de Morse , anunciado desde el siglo XVIII por las investigaciones de Lemonnier, cuyo extraño aparato experimental. uno de los primeros barcos para el tendido de los cables.

La electricidad, convertida en portadora de mensajes, aseguraba, gracias a su extraordinaria velocidadde 300.000 kilómetros por segundo, su transmisión instantánea.

El telégrafo de Washington se debía a la inteligencia e ingenio de Morse. Como siempre, dado que los progresos técnicos se realizan siempre por etapas, con una confrontación permanente de la teoría y de la experiencia, Morse había aprovechado los trabajos anteriores.

En efecto, en el siglo XVIII, el físico Lemonnier quiso saber hasta dónde podía transportar la electricidad un hilo metálico (electricidad estática, claro está, puesto que era la única conocida). En 1746, sintió así a una legua (alrededor de 4,500 kilómetros) la descarga de una botella de Leyde.

El principio de una señalización eléctrica fue desde entonces concebible.

El escocés Marshall, en 1783; el francés Lomond, en 1787, y el español De Salva, en 1796, propusieron tales sistemas de señalización. El más preciso fue el del ginebrino Lesage, que en 1794 construyó un aparato que constaba de 24 hilos, cada uno de los cuales, que correspondía a una letra, atraía a uno de sus extremos una bolita de saúco (a, b, c, d, etc.), cada vez que el otro recibía una descarga.

Pronto la ciencia dio un paso decisivo. Volta demuestra que la electricidad tiene las propiedades de un fluido y puede circular por un hilo conductor. Casi en seguida, entre 1802 y 1810, se conciben proyectos de telégrafos «electro-químicos».

En 1820, reflexionando sobre el descubrimiento de Oersted relativo a la acción de una corriente sobre una aguja imantada, Ampére entrevé los principios del telégrafo.

El 20 de octubre de 1820, declara en la Academia de Ciencias Este texto de Ampére anuncia ya los «telex» electromecánicos y electrónicos de hoy en día, que permiten comunicar inmediatamente un texto a un corresponsal lejano y recibir la respuesta dactilografiada sobre su propia máquina; esos «telex» en los que los secretarios de redacción de los periódicos ven llegar, de minuto en minuto, las noticias del mundo entero.

Sin embargo, el sistema de Ampére era aún muy complicado. En 1837, el inglés Wheatstone transmite cartas—de Londres a Birmingham— con tan sólo cinco hilos, más, un hilo de vuelta, y, para evitar las pérdidas de intensidad de corriente, inventa los intermedios que permiten reforzarla.

En Alemania, Steinheil, poco después, suprime el hilo de vuelta y corona con éxito sus experiencias, sobre una veintena de kilómetros, con un solo hilo. Todo, en adelante, está preparado para Samuel Morse.

En su «telégrafo», un electroimán de hierro dulce, cuando recibe la corriente, atrae a un vastago montado sobre un resorte. Este se mueve al ritmo impuesto por el corresponsal. Un punzón, gobernado por el electroimán, va trazando señales, en este caso los puntos y rayas del célebre alfabeto Morse, sobre un papel que se desarrolla bajo él.

Mientras que el telégrafo y el código Morse se generalizan, aparecen dos nuevos sistemas, el de Hughes y el de Baudot, que pronto los sustituirán. En el sistema Hughes, la máquina imprime en la llegada las letras que el operador escribió en la salida.

Baudot lo perfecciona permitiendo, con su distribución, la utilización de la línea por varias personas al mismo tiempo. Por fin, quedan reunidos comodidad, eficacia y rentabilidad, las cualidades del telégrafo moderno. Ahora no queda más que esperar los perfeccionamientos.

Desde 1858, con la instalación de la primera línea de cables submarinos entre Estados Unidos y Gran Bretaña, la distancia ya no es un obstáculo para la información. Las palabras escritas traspasan los océanos. Pronto le tocará el turno a la palabra, en espera de las imágenes.

Por medio de tantos hilos conductores y tantas agujas imantadas como letras existen, y con la ayuda de una pila colocada lejos de estas agujas y cuyos dos polos se harían comunicar alternativamente con las extremidades de cada hilo conductor, se podría establecer una especie de telégrafo, propio para escribir todos los detalles que se quisieran transmitir, a través de cualquier obstáculo, a la persona encargada de observar las letras colocadas sobre las agujas. Disponiendo sobre la pila un teclado, cuyas teclas llevasen las mismas letras y estableciesen la comunicación al pulsarlas, se podria conseguir con bastante facilidad este medio de correspondencia, y no exigiría más tiempo que el necesario para tocar la tecla por un lado y leer la letra en el otro extremo.

El cable corresponde al dominio del telégrafo y del teléfono, dominio conocido y perfectamente explotado desde finales del siglo XIX, dominio profundamente renovado desde que las técnicas de la radio han llevado a los ingenieros a reemplazar la corriente continua por corrientes de alta frecuencia, a las que se imprimen variaciones de amplitud reflejo de las variaciones de la voz.

Desde entonces la noción de frecuencia es común a las dos técnicas, a la del teléfono y a la de la radio. Permite las reuniones múltiples.

También debemos considerar aquí el nacimiento y la evolución de la radiodifusión. Esta, como todos los grandes descubrimientos técnicos, tiene su origen en la investigación científica pura.

En el siglo XIX, Fresnel, interrogándose sobre la naturaleza de la luz, descubre en 1818 su carácter ondulatorio; Faraday, en 1845, demuestra la sensibilidad de ésta a un campo magnético y Maxwell, en 1854, propone una ecuación que expresa la naturaleza a la vez magnética y eléctrica de la luz, audaz teoría que había que probar.

En 1887, los experimentos del físico alemán Heinrich Hertz confirman la intuición genial de Maxwell. En efecto, Hertz muestra cómo haciendo saltar bajo alta presión chispas provenientes de la descarga de una bobina de Ruhkorff, es posible detectar este fenómeno a distancia. Parece que hay ondas que nacen de la chispa y propagan sus efectos en todas direcciones.

Estudiando estas ondas, su dirección, su longitud, Hertz prueba que la luz es la propagación de un campo eléctrico y de un campo magnético que se engendran alternativamente, el uno y el otro, en planos perpendiculares.

Estas serán las «ondas hertzianas», que se emplearán para la transmisión de mensajes primero en morse, después extendiéndose a toda la gama de sonidos perceptibles (voz, música, ruido). En efecto, si situamos un hilo conductor en el recorrido de una onda hertziana, nace una corriente en él con la misma frecuencia de la onda, bajo la influencia de la componente magnética de ésta.

Pero, normalmente, en virtud de la oscilación del campo que la produce, esta corriente se invierte inmediatamente. Luego, si la antena es recorrida por microcorrientes de sentido contrario, el resultado es nulo.

Es necesario que no hayan más que corrientes de sentido único. Y así, sólo éstas serán detectables y podrán producir sonidos en los altavoces. Una serie de inventos conducirán progresivamente a la solución definitiva del problema.

En 1890, Branly pone a punto un tubo de limaduras de hierro que permite detectar las oscilaciones eléctricas a treinta metros; en 1894, Lodge, perfeccionando el sistema, aumenta la distancia de percepción a 800 metros; en 1895, el ruso Popoff construye la primera antena; por fin, el inglés Fleming, en 1904, con el diodo y después el americano Lee de Forest con el triodo, que permite amplificar considerablemente la potencia de la corriente, dan a físicos y técnicos la posibilidad de desarrollar y sobre todo industrializar los experimentos realizados por Marconi.

Este, tras haber hecho una transmisión a través de la Mancha, en 1899, enviaba, en 1901, un mensaje de Europa a América. Así, pues, el nacimiento y desarrollo de la radio datan de principios del siglo XX. Pero hasta el fin de la primera guerra mundial seguirán manteniéndose esencialmente la «telegrafía sin hilos», no la «telefonía sin hilos». Lo que transmiten las «radios» de los barcos o las «emisoras» militares de los tiempos heroicos, perdidas entre la maleza, son mensajes en morse.

 La radio es sobre todo útil en aquellos lugares en los que los cables telegráficos o telefónicos no existen. Es la mejor solución para mantener contacto con un navío en alta mar, paquebote, carguero o acorazado, en espera de establecerlo, también, con un avión surcando el cielo.

Faltaba un obstáculo por vencer para poder transmitir la voz a la música. La membrana de un altavoz no puede vibrar más de seis a diez mil veces por segundo (de diez a veinte mil para ciertos aparatos de alta fidelidad).

Pero las ondas de radio de algunos centenares de metros tienen una frecuencia del orden del millón de ciclos/segundo. Si captamos estas ondas con una antena y enviamos esta corriente detectada, amplificándola, a un altavoz, éste no reaccionará.

El camino a seguir consistirá en adaptar estas ondas a las frecuencias sonoras, es decir, imponer variaciones audibles de centenares o miles de ciclos/segundo a ondas de centenares de miles o millones de ciclos/segundo.

Más exactamente, modificar la amplitud—originalmente regular—de la onda escogida, llamada onda portadora, de tal forma que la curva de las variaciones de amplitud represente la evolución del sonido. Al recibirla no se retendrán más que las variaciones de la onda portadora, no la onda portadora misma, las bajas frecuencias de los fenómenos sonoros y no las altas frecuencias de la onda.

La modulación de amplitud (radio AM) ha hecho posible el paso de la telegrafía sin hilos a la radio tal como nosotros la conocemos. Desde el momento en que se pudo transmitir la voz y el sonido y que éstos podían ser recibidos conjuntamente por miles y millones de aparatos, la radio entró en su fase de explotación industrial.

Lo que fue lujo o juguete científico a principios de los años veinte, era ya, en vísperas de la Segunda Guerra Mundial, instrumento popular, y varias emisoras públicas o privadas ofrecían, en cada país, a su auditorio programas variados a lo largo de todo el día.

Informaciones e incluso publicidad y propaganda (ya sabemos cómo se sirvió Hitler de la radio para adoctrinar a las masas y cómo, durante las hostilidades, ésta se convirtió para los beligerantes en verdadera arma sicológica), conciertos, variedades, obras de teatro y juegos mostraban las posibilidades y la riqueza de la transmisión sin hilos.

Por otra parte, ésta no ha dejado de mejorarse. Los radioyentes de los años treinta recordarán las pruebas, a menudo necesarias, para aislar una emisora de aquellas que emitían en una frecuencia próxima (en una longitud de onda como se decía entonces).

Les parecía larga la espera entre el momento de girar el botón y el momento en que se oía el sonido. Sobre todo, recordarán los parásitos que hacían inaudibles ciertas emisiones y contra los cuales poco podían hacer.

En cualquier caso, en lo concerniente a la música, el sonido no tenía esa pureza que posee en las salas de concierto. Ha sido necesaria la adición de nuevos inventos para conseguir la perfección sonora de las cadenas de alta fidelidad, la puesta en marcha instantánea de los receptores de transistores y la calidad, si no intelectual sí al menos técnica, de la mayor parte de las emisiones de hoy en día.

Estos nuevos inventos conciernen a la construcción de los mismos aparatos, pero sobre todo a la mejora de la toma de sonido.

Hace treinta años, un solo estudio de acústica sofocada a fin de dar la impresión de «al aire libre», servía para todas las emisiones. Si el locutor que daba las noticias se encontraba a gusto, no ocurría lo mismo con una orquesta sinfónica, que formaba, al contrario, un extraño montón.

La experiencia demostró que la capacidad de un local—especialmente para música—tenía una gran importancia y debía estar en relación con el número de ejecutantes. Las dimensiones de los estudios modernos varían entre los 200 m3 para los grupos pequeños a los 1.200 m3 para las orquestas sinfónicas.

Por otra parte, el perfeccionamiento de las técnicas de registro (magnetófonos, microsurcos y discos estereofónicos) ha permitido la conservación de las emisiones con vistas a nuevas difusiones, pero sobre todo, gracias a la técnica de montaje, se han podido preparar emisiones impecables desde todos los puntos de vista, no dejando nada al azar o a las improvisaciones «en directo».

Breve Historia de la Comunicación Humana

Fuente Consultada: Maravillas del Siglo XX Tomo I

Daguerrotipo, procedimiento, origen e Historia Santiago Daguerre

Daguerrotipo, procedimiento, origen e historia Santiago Daguerre

SANTIAGO M. DAGUERRE
Santiago Mandé Daguerre era pintor-decorador residente en París, autodidacta, veintidós años más joven que Niepce y con muy escasos conocimientos científicos. Su habilidad para el dibujo le llevó a trabajar con Degotti, decorador de la ópera, especializándose en el dibujo escenográfico.

En 1822, junto con un arquitecto, idea el espectáculo llamado Diorama, en el cual, mediante telones dibujados con la perspectiva adecuada y una buena disposición de la iluminación, se presentaban a gran tamaño escenas grandiosas, tales como el interior de una catedral, un paisaje de los Alpes, etc.

La sensación tridimensional de las imágenes pintadas en muselinas translúcidas y la iluminación efectista hicieron pronto de esos escenarios un espectáculo tan popular que le valió a su creador alcanzar en poco tiempo la celebridad. Daguerre, tipo dotado de gran fortaleza y vitalidad, hábil malabarista que a veces actuaba en sus propios espectáculos, deportista notorio, bailarín, popular entre las gentes de teatro, pintores, grabadores, etc., poseía el sentido de la publicidad y había alcanzado fama en cada uno de los mundillos artísticos y bohemios de la capital de Francia.

Como muchos paisajistas y pintores de la época, Daguerre se servía de la cámara oscura para facilitar la labor del dibujo. En cierto momento pensó en utilizarla para -mediante un procedimiento químico-, imprimir de alguna manera la imagen que la cámara le daba sobre el cristal esmerilado. Hizo tentativas de acuerdo con ideas y experiencias que recogió de terceros. No obtuvo, al parecer, ningún éxito, aunque en algunas ocasiones afirmara lo contrario.

Niepce, entretanto, había conseguido ya imágenes muy aceptables en su retiro provinciano. En el año 1826 envió, por mediación de su sobrino, una serie de estas imágenes al ingeniero óptico Chevalier, del que se servía para fabricar las cámaras que utilizaba. El óptico mostró a Daguerre la imágenes en cuestión, aconsejándole que se pusiera inmediatamente en contacto con el inventor. Pocos días más tarde, Nicephore Niepce recibía una carta de Santiago Mandé Daguerre, un desconocido para él, llena de alabanzas. Puesto a la defensiva ante la curiosidad de su comunicante, respondió al escrito en tono lacónico y prudente.

Daguerre no se dio por vencido ante esa reticencia. Volvió a sus experiencias y nuevamente se puso en contacto con Niepce, un año más tarde, solicitándole una heliografía. Esta vez, y tras informarse sobre el decorador a través de un grabador amigo de ambos, le contesta más ampliamente, aunque sin enviarle la prueba fotográfica solicitada.

Daguerre insiste y obsequia, en prueba de buena voluntad, un dibujo a Niepce. Este dibujo estaba efectuado con un «procedimiento especial» inventado por Daguerre, en el que su maestría de dibujante era mayor que el «misterio» de su invención.

A este intento de romper el hielo contesta Niepce con el envío, por fin, de una plancha de estaño grabada con su sistema heliográfico. En la carta que acompañaba dicho envío se daban más datos artísticos que técnicos; Niepce, siempre prudente, no quiso revelar a fondo detalles sobre sus procedimientos. Con ocasión de un viaje de Nicephore a Londres, al pasar por París, el grabador Lemaitre le presenta a Daguerre. Este agasaja a Niepce, le muestra su diorama y entusiasma al inventor.

Asimismo le enseña sus trabajos obtenidos con la cámara comprada a Chevalier. A la visita de tales resultados. Niepce queda muy sorprendido, hasta el punto de que confesaría a su hermano que el escenógrafo no se hallaba a tanta distancia de sus propias experiencias como él persistía en creer. La pericia de Daguerre como «vendedor» de sus habilidades era innegable. Sin embargo, realmente existía dicha distancia.

Niepce retornó de Londres muy decepcionado de la fría acogida que se le había hecho. Su hermano falleció pocos días después de su regreso, lo que contribuyó a crear en él un estado de ánimo más propicio a la comunicación! Estableció una correspondencia más asidua con Daguerre y con su amigo Lamaitre. Seguía, no obstante, reacio a compartir todos los descubrimientos que tanto sacrificio y dinero le habían costado, esforzándose en obtener una mínima compensación económica de sus hallazgos más recientes. Pensó en la conveniencia de publicar sus hallazgos, asegurándose la colaboración de una persona más dinámica, joven y decidida. Con este fin propuso a Daguerre una asociación, que el escenógrafo aceptó de inmediato.

El contrato fue firmado a finales del año 1829; en él se reconocía que la invención se debía plenamente a Nicephore Niepce, y se definía esta invención como «un nuevo procedimiento de fijar las imágenes que ofrece la naturaleza sin que sea preciso el concurso de un dibujante».
Daguerre aportaba a cambio una pretendida mejora en la cámara oscura y una promesa: perfeccionar las «heliografías».

SOCIEDAD DAGUERRE-NIEPCE
Tras la firma del contrato, ambos socios no mantuvieron un contacto personal, sino que se comunicaban por escrito los respectivos progresos. Fueron, pues cuatro años en que ambos trabajaron separadamente, hasta que la muerte de Niepce dejó solo a Daguerre, aunque provisto ya de unos conocimientos adquiridos por sí mismo y de otros que su socio aportó, perfectamente catalogados, minuciosos y precisos.

De todas formas, el paso estaba dado. Daguerre hacía las cosas con más realismo, y había ya adquirido un bagaje técnico suficiente como para pensar en dar a las realizaciones conseguidas un carácter más práctico. Estudió, sobre todo, nuevos materiales sensibles y nuevas técnicas basadas en los descubrimientos que el inventor aportó a la sociedad.

Ensayaba fórmula tras fórmula, cambiaba de droguero y de productos para despistar a los curiosos y evitar plagios e incluso adquiría productos químicos de los que no tenía necesidad en absoluto.

La escasa educación científica de Daguerre, al decir de un contemporáneo célebre -J.B.Dumas-, le libró de tomar rumbos inciertos y le obligó a ir «directamente al grano». Fue poco a poco abandonando los procedimientos de Niepce y empezó a utilizar una técnica de su antiguo socio en la que comprobó mejores resultados (empleo del yoduro de plata como sustancia sensible).

La lentitud de la impresión le hizo pensar en un «agente revelador» que aclarase la aparición de la imagen. Mediante un ensayo con el vapor de mercurio y una placa sensibilizada con yoduro de plata, observó que el metal líquido sólo se depositaba en los lugares donde había dado la luz. Encontró también que la imagen así obtenida se fijaba con un lavado de agua caliente y sal común.

Daguerre había descubierto un nuevo procedimiento fotográfico del que se sentía satisfecho, por lo que planeó presentarlo a la Academia de Ciencias Francesa.

EL DAGUERROTIPO
A medida que Daguerre se sentía más dueño de su proceso químico de laboratorio y tras la presentación a la Academia -en lo cual le ayudó un científico amigo que desconfiaba de su capacidad para afrontar los interrogatorios que en dicha institución le harían-, pensó en desligar de su invento (al que llamó daguerrotipo y daguerrotipia) el nombre de su antiguo asociado.

Niepce había dejado la sociedad como parte de la herencia a Isidoro, su hijo único, el cual estaba apartado de la actividad científica que había interesado a su padre. Daguerre lo convenció para modificar los términos del contrato establecido entre ambos inventores. Consiguió así figurar como único inventor, aprovechándose de la debilidad de Isidoro Niepce. Tal acción vino a poner un punto oscuro, una mancha, en la historia de un hombre que por ser brillante con luz propia nunca debió sentir la necesidad de apropiarse de méritos ajenos.

Con el procedimiento va totalmente atribuido a él, su reconocimiento por parte de la Academia Francesa y su habilidad comercial, Daguerre pensó en «lanzar» comercialmente el daguerrotipo. La «campaña» no tuvo éxito. Nadie se interesó en comprar el invento, que, por el contrario, sí encontró eco entre los artistas y los científicos. A Isidoro Niepce le fue ofrecida una cantidad por parte de Inglaterra, pero entretanto Daguerre intentaba venderlo al Gobierno francés, valiéndose de la protección del diputado y científico Francisco Arago.

El físico Gay-Lussac reforzó esa influencia interviniendo en favor del daguerrotipo. En 1839, el Gobierno francés adquirió el procedimeinto para cederlo libremente al mundo. Asimismo asignó una pensión vitalicia a Daguerre y al hijo de Niepce, que no había renunciado totalmente a sus derechos.

Daguerre, no obstante, lo había patentado en Inglaterra antes de que fuera divulgado por Francia. El procedimiento fue publicado en un folleto de 66 páginas titulado «Historia y descripción de los procedimientos del daguerrotipo y del diorama». La edición de esta obra fue sufragada por el Gobierno francés, y en ella se trataba de minimizar el trabajo de Niepce, ya que en Inglaterra Bauer había dado fe de que su amigo Nicephore había presentado pruebas de que el procedimiento de conseguir imágenes con la luz era totalmente posible.

Esta publicación acabó de irritar a Isidoro Niepce que -aunque demasiado tarde- se dio cuenta de su error al dejar que su herencia fuera manipulada. Publicó a su vez una contestación en la que rechazaba el nombre de daguerrotipo, aplicado a lo que él consideraba invención de su padre. A pesar de presentar pruebas irrefutables fue vencido por la sagacidad de Daguerre, el cual se alejó de la polémica y las reclamaciones de Isidoro se perdieron en medio del clamor de la popularidad que iba envolviendo al nuevo intento.

Durante muchos años, y aun hoy día, se ha considerado a Daguerre como inventor de la fotografía. No cabe duda que las leyendas hábilmente fabricadas pueden tener una vida durable… Y Daguerre vivió lo suficiente para ver al daguerrotipo tiunfante. Murió el 10 de julio de 1851, casi exactamente dieciocho años más tarde que su antiguo socio.

La historia, sin embargo, hizo justicia. Años más tarde fue reivindicado el derecho de Niepce gracias a estudios profundos de su correspondencia y de sus diarios de trabajo, en virtud de los cuales Nicephore Niepce es considerado hoy como el inventor indiscutible.

Juan Herschel, del que ya se ha hecho mención, fue otro investigador que habiendo tenido conocimiento del descubrimiento de Dague-rre resolvió por su propia cuenta, y en poco tiempo, problemas que a los demás inventores les habían llevado años. Usaba papel sensibilizado con carbonato de plata y fijado con hiposulfito, ¡casi como un fotógrafo actual!. Muchos de los términos utilizados hoy día se deben a este inventor, así como la fotografía con soporte de vidrio -la placa-y la utilización del microfilm para archivar. Su contribución al nuevo arte fue, por tanto, muy estimable:

Coincidiendo con la difusión del daguerrotipo, aparecían otros procedimientos, precursores de los actuales. Aun cuando aparecían como más prácticos, las preferencias del público seguían a favor del invento de Daguerre.

El daguerrotipo no permitía ver la imagen si no era orientándola en determinado sentido; no permitía tampoco copias ni ampliaciones y. por otra parte, resultaba costoso; pero estaba de moda.

Breve Historia de la Comunicación Humana

HECHOS, sucesos que estremecieron al siglo N°30  El Triunfo de la Imagen

La Ciencia en el Siglo XVIII Descubrimientos y Cientificos

La Ciencia en el Siglo XVIII: Descubrimientos y Científicos

El movimiento científico iniciado por Newton y Leibniz en el siglo XVII se incrementó en el que estudiamos ahora, y se vio aumentado y recompensado con espléndidos hallazgos y descubrimientos.

La explotación de las colonias americanas y asiáticas permitió que el nivel de vida y la comodidad aumentaran, por lo menos para las clases media y superior.

Parece extraño reconocer que hasta principios del siglo XVIII no se generalizara el uso del tenedor en la mesa, por ejemplo. Hasta entonces los alimentos sólidos se tomaban con las manos o con el cuchillo.

La sociedad europea gustó del tabaco, el café y el cacao. Es el tiempo del rapé, del té, de las reuniones más o menos cortesanas, más o menos intelectuales, del ingenio y de la sutileza. Habían sido derribadas muchas creencias y se toleraba al hombre descreído e incluso al ateo.

La Ciencia, con mayúscula, era el tema de muchas conversaciones. La Tierra se había empequeñecido un poco, a pesar de ensancharse considerablemente el mundo conocido.

Los grandes viajes de que luego se hablará dieron a conocer Australia, casi todas las islas del Pacífico, y se abrieron los misterios de la India y el Extremo Oriente. Estos hechos produjeron cierta desmoralización y un considerable escepticismo.

La moral y la fe se vieron sustituidas por la Razón y la Ciencia, lo cual no impedía que se viviera una existencia en algunos casos algo frívola.

El refinamiento de las clases altas, debilitado en gran manera el concepto cristiano de caridad, permitió que fuese compatible con la miseria de las clases inferiores.

Los primeros balbuceos de la gran industria habían de aumentar las privaciones de los humildes.

Todos estos hechos preparaban la revolución que tendría lugar en Francia a fines de este siglo.

El marqués de Laplace (1749-1827) expuso su famosa teoría de la formación de los planetas, según la cual éstos se habían originado al desprenderse sucesivamente de la masa solar en ignición y dotada de un movimiento rotatorio.

Edmundo Halley (1656-1742) fue un insigne astrónomo que estudió los cometas y dio nombre al más famoso de los que son periódicos. Bradley llegó a medir el diámetro de Venus. Herschell perfeccionó el telescopio y descubrió el planeta Urano.

Las Matemáticas encontraron en Monge, creador de la Geometría Descriptiva, un gran continuador de Leibniz y Newton. Lagrange estudió la metafísica de las funciones; Euler perfeccionó el cálculo infinitesimal, y D’Alembert aplicó las Matemáticas a la Dinámica.

La Física experimentó un avance considerable. El termómetro se perfeccionó gracias a Farenheit, Réaumur y Celsius, que idearon tres escalas de valoraciones distintas.

En el siglo XVIII se realizan los primeros grandes experimentos para el estudio de la electricidad. Benjamín Franklin, que fue un gran político, filósofo y científico, distinguió la electricidad positiva y la negativa. Son famosos sus experimentos que le llevaron a la invención del pararrayos en 1752.

Volta, siguiendo los experimentos de Galvani ideó la primera pila eléctrica compuesta de círculos de cinc y de cobre, aislados por un paño embebido en ácido sulfúrico diluido. Por el hecho de colocar los sucesivos discos metálicos uno encima de otro vino la denominación de <pila», con que aún se conoce.

Por fin, la Química, liberada completamente de la fase alquimista, encontró las primeras grandes figuras que le dieron una estructura científica. Boyle había explicado los cambios experimentados por los gases gracias a su constitución atómica. Antoine Lavoisier (1743-1794) descubrió y aisló el oxígeno y estudió la combustión.

Según él, en el Universo «nada se crea ni nada se destruye, todo se transforma». Murió guillotinado por la Revolución Francesa, que no supo distinguir su condición de hombre de ciencia por encima de su título de nobleza.

El conocimiento de la Naturaleza tuvo en Linneo y Buffon sus máximas figuras.

Karl von Linneo (1707-1778) era sueco y fue llamado <el Newton de la Botánica». Su aportación a las Ciencias Naturales fue la sistematización y ordenación de una serie de conocimientos inconexos.

En su clasificación botánica se basó en los órganos reproductores de las plantas, en la flor y similares. Luego, tanto a animales como a vegetales les dio un nombre genérico («Canis», por ejemplo) y un nombre especifico («Lupus»), que permiten reconocer cada especie («Canis lupus» sería el lobo).

El conde de Buffon (1707-1788) fue el director del Jardín Botánico de París. El fruto de sus largas observaciones sobre la vida y la clasificación de las plantas las reunió en 44 volúmenes titulados Historia Natural.

En Medicina es notable la aparición de la vacuna. En 1796, Edward Jenner (1749-1823), médico inglés, observó que los muchachos dedicados a ordeñar vacas no sufrían los efectos de la viruela. En cambio, vio que presentaban unas ulceraciones en la mano.

Este hecho le llevó a descubrir la inmunidad, es decir, que las ulceraciones casualmente provocadas en sus manos creaban unas sustancias que una vez en la sangre constituían defensas contra la viruela. De este modo se inició la vacunación que debía abrir grandes perspectivas para la salud de la Humanidad.

PARA SABER MAS…
LAS MATEMÁTICAS

Euler LeonhardEn los comienzos del siglo xvm se extinguió la vida de dos de los más insignes matemáticos que hayan existido: Isaac Newton, (inglés, 1642-1727) y Guillermo Leibniz (alemán, 1646-1716); ellos dejaron considerable número de discípulos, como los suizos Leonardo Euler (1707-1783) y Jacobo y Juan Bernoulli.

Pero el matemático del siglo fue José Luis Lagrange (1736-1813), que nació en Turín y pasó casi toda su vida, hasta su fallecimiento, en París.

El mérito sobresaliente de su mente excepcional consistió en haber creado y perfeccionado nuevos métodos de cálculo (infinitesimal, integral, de probabilidades) necesarios para el desarrollo de las ciencias.

Imagen Derecha: Matemático, Euler Leonard

EL AIRE Y LA COMBUSTIÓN
En el siglo XVIII ya era experiencia confirmada que la combustión, en general, no podía efectuarse sin la presencia de aire, del cual sólo utilizaba una parte. Faltaba, sin embargo, conocer el modo de descomponer el aire y aislar el oxígeno, para comprender perfectamente el proceso de la combustión.

Ante esta incertidumbre, el médico y químico alemán Jorge Ernesto Stahl (1660-1734) emitió su teoría del «flogisto», según la cual las sustancias combustibles contenían un «principio ígneo» llamado flogisto.

Al arder, la sustancia se descomponía, desprendiéndose de ella el flogisto, que quedaba liberado en el aire bajo la forma de fuego. Un cuerpo ardía mejor cuanto mayor cantidad de flogisto tenía.

Como prueba se aducía este caso: si se calentaba plomo, éste perdía flogisto. Y luego, si el residuo de su combustión (litargirio) se volvía a calentar con carbón u otro combustible, se formaba otra vez plomo. Según Stahl, esto era debido a que parte del mucho flogisto desprendido del carbón se combinaba con el litargirio,

Sin embargo, esta teoría, tan verosímil en su época, planteaba insolubles interrogaciones. ¿De qué naturaleza era el flogisto? ¿Por qué la combustión —si sólo consistía en un desprendimiento de flogisto— no podía efectuarse en el vacío? ¿Cómo podía ser que si 100 gramos de plomo «perdían» flogisto con el calor, el litargirio resultante pesara 107 gramos? Problema inesperado, como se ve…

LOS GASES
En 1727 Esteban Hales halló la manera de recoger los gases desprendidos de distintas sustancias; técnica que perfeccionaron Cavendish y Priestley. Enrique Cavendish, en 1776, estudió el «aire fijo» (anhídrido carbónico) y el «aire inflamable» (hidrógeno). Y José Priestley descubrió en 1774 el oxígeno, que por otra parte obtuvo también Carlos Guillermo Scheele.

Estos adelantos en el estudio de los gases no liberaron, sin embargo, a la Química de la falsa teoría del «flogisto». El mismo Priestley creía que el oxígeno era una especie de aire con poco flogisto, que por consiguiente se apoderaba de él, en contacto con sustancias inflamadas, avivando su combustión en ciertas condiciones físicas.

LAVOISIER DESTRUYE EL FLOGISTO Y CREA EL ANÁLISIS QUÍMICO
Desechando principios hipotéticos, Antonio Lorenzo Lavoisier (1743-1794) fundó una nueva química experimental basada en la composición y descomposición de sustancias. Así pudo verificar que el oxígeno es una parte del aire y que las sustancias inflamadas se combinan con el oxígeno, motivo por el cual aumentan de peso (1777).

También descubrió que el agua es un compuesto de hidrógeno y oxígeno. Y restableciendo la tesis de Boy. le, según la cual debían ser consideradas como elementos todas aquellas sustancias que no pudieran descomponerse en otras más simples, compuso en 1789 una tabla de 33 elementos químicos, de los cuales 25 siguen siendo considerados hasta la actualidad como sustancias simples.

Lavoisier fue guillotinado en 1794 por sus vinculaciones con el régimen depuesto por la Revolución Francesa. Pero el análisis químico por él creado siguió progresando. Y por él pudo verificarse la proporción en que se encuentran los elementos en las sustancias compuestas, de donde se derivaría la teoría atómica de Dalton, base del moderno estudio de la Química.

LA FÍSICA
La ciencia que inicialmente obtuvo mayores ventajas de los descubrimientos matemáticos fue la Física. Pero, posiblemente, la gloria mayor de este siglo no consiste tanto en los
Galileo Galiliedescubrimientos realizados, sino en el hecho de que los estudiosos demostraron haber comprendido cuál era el método que debían seguir en sus investigaciones: no pretendieron ya descubrir y explicar las leyes naturales mediante largos razonamientos filosóficos, sino que se dedicaron al estudio de la naturaleza misma, indagando los fenómenos, clasificándolos y tratando de reproducirlos, con experimentos, en sus laboratorios.

Imagen: Galileo Galilie

Con este método se investigaron las leyes de la mecánica (continuando los estudios iniciados por Galileo), de la dinámica y de la óptica (continuando las investigaciones sobre la refracción de la luz realizadas por Newton) En 1738 se midió por vez primera la velocidad del sonido.

En 1742 el sueco Andrés Celsio (1701-1744) estableció el «grado centígrado». Finalmente, en 1790, la Academia de Ciencias de Francia propuso una nueva unidad de medida lineal: el metro. Relación particular merece una nueva rama de la Física, que sólo desde el siglo XVII había comenzado a atraer la atención de los estudiosos: la electricidad

«EL ELECTRICISMO»
Resulta acorde con el siglo XVIII y su ambiente intelectual, que durante su transcurso se comenzaran a observar y estudiar intensamente las manifestaciones de la electricidad.

El interés de todos por los extraños fenómenos del «electricismo», como entonces se lo llamaba, era enorme. Durante todo el siglo, el entretenimiento predilecto de quienes tenían interés en mostrarse al tanto de las maravillas del progreso fueron las experiencias con la electricidad.

Físico, Galvani LuisLa ilustración representa a un muchacho levantado y separado del suelo por medio de cuerdas aislantes y puesto en contacto con un generador de electricidad: se encuentra en condiciones de atraer ligeros trozos de papel y, de sus manos, al contacto con otra persona, brotan chispas, sin que el sujeto de la experimentación sufra molestia alguna.

Imagen: Físico, Galvani Luis

La experimentación permitió deducir que hay sustancias conductoras y no conductoras de la electricidad. Dufay (1689-1739) estudió la electrización por fricción; y Benjamín Franklin (estadounidense, 1706-1790), inventor del pararrayos (1752), distinguió una electrización positiva y otra negativa.

En 1780, el italiano Luis Galvani (1737-1798) observó que si a una pata aislada de rana se le aplica electricidad el músculo se contrae; y que el contacto de varillas metálicas producía un efecto similar. Con estas y otras observaciones propias, Alejandro Volta (italiano, 1745-1827) inició los estudios que culminó con la construcción de la pila eléctrica.

LA TÉCNICA
Al lado de la ciencia pura, también la técnica realizó pasos de gigante durante este siglo. Se suele decir que el siglo XIX fue «el de los grandes inventos»: la locomotora (Stephenson, 1829), la nave de vapor (Fulton, 1807), ¡a fotografía (Daguerre, 1816), el telégrafo (Morse, 1837), el motor de explosión (Barsanti, 1853), el dirigible y muchos otros, sin duda, son inventos realizados durante el siglo XIX.

Pero, tales realizaciones se basaron en una larga serie de estudios y experiencias hechos, en su mayor parte, en el curso del siglo precedente. Si el XIX fue un siglo de invenciones, podemos decir que el XVIII fue un siglo de intensa y activísima investigación.

Si honramos a Stephenson, a Fulton y a otros, como «padres» de tantas creaciones útiles, merecen también ser recordados aquellos que, con todo derecho, podrían ser llamados los «abuelos» de tales invenciones. Tal el caso, por ejemplo, del inglés Tomás Newcomen (1163-1729), inventor de una máquina precursora de las de vapor.

1707. Dionisio Papin, que descubrió la fuerza expansiva del vapor de agua, hace la experiencia de aplicarla a una lancha, con la cual logra navegar en el río Fulda. Lamentablemente, los barqueros, temerosos de la concurrencia, se la destruyeron. En los decenios siguientes se hicieron otras distintas tentativas; finalmente, en 1788, el estadounidense Juan Fitch logró realizar varios viajes con una lancha movida por el vapor; lo hizo entre Filadelfia y Burlington, llevando una treintena d pasajeros. Quedó así confirmado el éxito de la experiencia.

1770. El lorenés Nicolás José Cugnot construyó un ro de tres ruedas con propulsión de vapor. En este vehículo, el movimiento de las ruedas era transmitido medio de pistones. Pero el vehículo resultó tan rudimentario y difícil de gobernar que toda utilización práctica pareció imposible. Una máquina de vapor ante más perfeccionada logró construir, en los últimos años del siglo, el inglés Ricardo Trevithick: es considerado por los técnicos actuales como el primer tractor de una verdadera locomotora.

primer auto antiguo a vapor

1727. J. H. Schultze comprobó que el nitrato de plata, expuesto al aire, se ennegrece por acción de la luz. El francés Alejandro Charles, en 1780, obtuvo, mediante el uso de esta sal, la primera imagen fotográfica.

1753. El escocés Carlos Marshall estudió la posibilidad de usar la corriente eléctrica para transmitir señales a distancia: supuso necesario el uso de un hilo para cada letra del alfabeto. Un aparato basado sobre este principio fue construido, en 1760, por e! suizo Jorge Luis Lesage.

1784. Casi simultáneamente, en Francia e Inglaterra, se llevan a cabo las primeras ascensiones aéreas en globos inflados con hidrógeno. La primera ascensión, en Inglaterra, se debe al italiano Vicente Lunardi; la efectuada en Francia fue hecha por los. hermanos Charles.

globo inflado con hidrógeno

1782. El inglés Jaime Watt (1736-1819) introduce importantísimas mejoras en la máquina de vapor: ella adquiere así tai solidez y eficiencia que, empleada en la industria como productora de fuerza motriz, será la causa principal de la transformación industrial verificada a comienzos del siglo XIX.

Fuente Consultada: Enciclopedia Estudiantil Tomo VI Editorial CODEX

Racionalismo y Empirismo Bases de la revolucion cientifica Pensamiento

Racionalismo y Empirísmo Revolución Científica

Racionalismo y Empirismo Bases de la revolucion cientifica

LISTA DE PENSADORES:

1-Los Presocráticos
2-Los Clásicos
3-San Agustín
4-Santo Tomas
5-Renacentista
6-La Ilustración
7-Los Cientificos Modernos
8-Siglos XIX al XX

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Después de los descubrimientos científicos y geográficos de los siglos XVI y XVII, la concepción medieval del mundo se derrumbó. Sobre sus escombros se construyeron dos visiones, al parecer opuestas, pero a su vez complementarias.

¿Contradictorias? Depende del punto de vista, más bien hablan de cosas distintas: el empirismo y el racionalismo. Los primeros trataron de basar la filosofía en la experiencia, mientras que los segundos en la razón. Tal parece que los filósofos del primer bando, eran científicos de lo que ahora se llaman ciencias suaves (biología, medicina), y los segundos, de las llamadas ciencias duras (física, matemáticas).

Es claro que los primeros se tenían que valer primero en la experiencia y los segundos primero en la razón, pero una no excluye a la otra. De hecho se necesitan mutuamente. (Carlos Gershenson)

La revolución científica comenzó en el siglo XV con la introducción del heliocentrismo como explicación astronómica. Esta teoría puso de manifiesto el hecho de que, si bien los sentidos “observan” determinados fenómenos, es la razón la que aporta la explicación última del fenómeno en cuestión.

Así, el movimiento del Sol en torno a la Tierra, que aparentemente se observa, se explica, sin embargo, por un sistema heliocéntrico (colocando al Sol en el centro y en reposo) más sencillamente que por el sistema geocéntrico.

Como consecuencia, en los siglos XVI y XVII la ciencia, y especialmente la filosofía, se planteó un problema en torno al conocimiento en general y en torno al método científico. Además, en estos siglos se produjo en la ciencia un enorme avance, que culminó en el siglo XVII con dos importantes consecuencias:

a) El cálculo infinitesimal. Obra del gran matemático y filósofo Wilhelm Leibniz y del físico Isaac Newton. Ambos científicos llegaron al mismo descubrimiento y durante su vida se disputaron la paternidad del hallazgo.

b) La geometría analítica de René Descartes. Tanto la geometría analítica como el cálculo infinitesimal constituyeron un enorme avance para la matemática, que se aplicó como auxiliar e instrumento para las otras ciencias, adquiriendo éstas también un gran desarrollo. Así, la matemática se convirtió en esos momentos en ciencia modelo respecto de las demás por sus condiciones de exactitud y rigor.

La filosofía, por lo tanto, se cuestionó en esos momentos el problema del método, es decir, el camino a seguir para alcanzar el rigor al que había llegado la matemática.

EL RACIONALISMO

Se llama así a la postura filosófica que mantiene a la razón humana como el único conocimiento válido; no acepta, en cambio, el conocimiento sensible, el adquirido por la experiencia, como científicamente válido.

Los defensores del racionalismo en aquel entonces fueron, principalmente, Descartes, Spinoza y Leibniz. Descartes se planteó el problema del conocimiento en la filosofía, tomando como modelo las matemáticas, que tan buenos resultados habían aportado a las otras ciencias.

Considerando que la matemática es la ciencia que presenta un método seguro y riguroso al conocimiento, Descartes intentó plantear cuál sería el método propio de la filosofía para alcanzar también un conocimiento seguro, o como él mismo decía “verdades claras y distintas”. Para ello, comenzó por lo que se ha llamado duda metódica cartesiana, que es poner en duda todos los conocimientos adquiridos para llegar a saber si verdaderamente es posible obtener algún conocimiento cierto:

Yo me persuadí de que no había nada en el mundo, que no había ningún cielo, ninguna tierra, ningunos espíritus ni ningún cuerpo. ¿No me persuadí también de que yo no existía? No, puesto que yo existía, sin duda, si yo estaba persuadido, o simplemente si yo había pensado alguna cosa […]. De forma que después de haber pensado bien, y haber examinado cuidadosamente todas las cosas es necesario concluir y tener por constante esta proposición: yo pienso, luego existo, es necesariamente verdadera tantas veces como yo la pronuncie o yo la conciba en mi espíritu.

Por este procedimiento Descartes pretendió arbitrar un método para la filosofía similar al matemático, por el cual, a partir de axiomas, o verdades evidentes, se fueran deduciendo los demás conocimientos, que eran menos evidentes. Spinoza, por su parte, intentó esto mismo con la ética, y escribió precisamente una Etica more geométrico demonstrata.

SpinozaDescartesPascalLeibniz
Spinoza Descartes Pascal Leibniz

EL EMPIRISMO

Una de las ciencias que más avanzó y se desarrolló en estos momentos fue la mecánica, una parte de la física que estudia el movimiento. El científico inglés Isaac Newton fue quien dio el gran impulso a esta ciencia, enunciando las tres leyes de la mecánica que explican el movimiento de los cuerpos.

Sin embargo, no puede decirse que la mecánica sea precisamente una ciencia enteramente racional, a pesar de que recurra al auxilio de las matemáticas. Las nociones en las que se funda la mecánica están recogidas directamente del conocimiento sensible y experimental; no puede, por lo tanto, negarse este tipo de conocimiento como un conocimiento válido para la ciencia, como pretendía el racionalismo.

Así, en los siglos XVII y XVIII hubo también toda una postura de pensamiento, denominada empirismo (de empeiría = experiencia, en griego), que defiende como único conocimiento válido aquel que alcanzan los sentidos, ya que, según ellos, cualquier idea de carácter racional que nos formemos, si se analiza, se comprueba que, o bien, procede de la experiencia, o bien, de otras ideas que, a su vez, tienen su origen en la experiencia. Por lo tanto, es, en última instancia, la experiencia, esto es, el conocimiento sensible, y no la razón, la fuente última de nuestros conocimientos. Esta postura la mantuvieron fundamentalmente los filósofos ingleses John Locke y David Hume.

HobbesLockeHumeFrancis Bacon
Hobbes Locke Hume Francis Bacon