Las Líneas de Nazca

Cultura prehispanica Ciudades de Peru Lineas de Nazca Origen

Cultura Prehispánica

Construcciones en Perú:
Las Líneas de Nazca

Más al sur, sobre la costa meridional de Perú, el pueblo Nazca floreció entre 200 a.C. y 500 d.c. Sus grabados a gran escala en la tierra, diseños que hoy son en su mayoría visibles desde el aire, se mencionan como evidencia de la presencia, tiempo ha, de visitantes interplanetarios. Los arqueólogos que estudian al pueblo Nazca rechazan la teoría de los antiguos astronautas como pura tontería.

Los mochica, nombre de la lengua que hablaban, eran más imperialistas que sus vecinos nazca. Fundaron una grande y vigorosa civilización en los fértiles valles de los ríos del norte de Perú, después del año 1 de nuestra era; cavaron excelentes canales para irrigar la tierra desértica y construyeron ciudades.

Aunque los mayas tenían jeroglíficos, los mochica, al igual que los incas (que les sucedieron más tarde en Suramérica), carecían de escritura. Lo que conocemos hoy sobre los mochica proviene en su mayor parte de los estudios de su arte y arquitectura. Como en la Mesopotamia primitiva,los mochica construían con ladrillos de barro y, al igual que los egipcios, descubrieron la irrigación y enterraban a sus reyes en pirámides (en el capítulo 3 hay más información sobre las antiguas civilizaciones del Cercano Oriente, en Mesopotamia y Egipto).

Los más conocidos ejemplos que nos han llegado son: la Pirámide del Sol, de 160 metros de altura, y su vecina gemela, la Pirámide de la Luna. Se pueden ver los monumentos mochica en el sitio que fue su capital, entre 200 y 550 d.C. aproximadamente, llamadaMoche, localizada cerca de la actual Trujillo, en Perú. Los mochica, que trabajaban el metal — alhajas de oro y plata —, nos legaron hermosos textiles y, en especial, cerámica. Las ilustraciones de sus vasijas muestran una sociedad guerrera con distintas clases sociales, desde el rey hasta los esclavos, y una religión que incluía los sacrificios humanos.

Otra cultura agrícola peruana, la Paracas, tuvo su auge entre 500 y 200 a.C. Como los nazca, los paracas tallaron enormes dibujos en el campo, sobre la costa pacífica, al sur de Lima. Fueron también grandes tejedores y bordadores dejaron en tumbas subterráneas cuerpos cuidadosamente momificados , provistos de vajillas y textiles.

Hoy se piensa que las líneas, algunas de las cuales fueron creadas hace 2400 años, eran trazadas a modo de caminos que eran recorridos durante las ceremonias rituales en las que se pedía lluvia, en esa región en la que la principal amenaza era la sequía. “Allí donde están las líneas era donde se celebraban las ceremonias; eran como grandes templos al aire libre, donde se realizaban las ofrendas a los dioses”

Oraculo de Cumas Leyenda de la Sibila Profecias de la Sibila de Cumas

Oráculo de Cumas
Leyenda de la Sibila y Sus Profecías

CUMAS: LA CAVERNA DE LA ANTIGUA PROFETISA
Los colonos griegos que llegaron a Italia en el siglo VIII a.C eligieron un emplazamiento espectacular para su colonia de Cumas. En el extremo noroeste de la bahía de Nápoles, una montaña volcánica que dominaba un amplio panorama ofrecía una situación perfecta para el emplazamiento de la acrópolis, defendida en sus alrededores por el mar, los lagos, los bosques y las montañas.

Aún pueden verse restos de los muros de esta acrópolis en su punto más elevado, el templo de Júpiter, antiguo enclave referencial para los navegantes. Estas ruinas corresponden a un templo del siglo V a.C, reconstruido bajo el mandato del emperador romano Augusto (27 a.C-14 a.C), que en el VI fue convertido en iglesia cristiana. En el descenso se aprecian la base y los contornos del templo de Apolo, de origen más incierto. Y aún más abajo es dable hallar la cueva de un oráculo sumamente famoso, la sibila de Cumas.

Oráculos del mundo antiguo
Mujeres capaces de predecir el futuro aparecen en las tradiciones de muchos pueblos, pero pocas gozaron de tanta fama en la antigüedad como la sibila de Cumas. Desde tiempos muy remotos, los habitantes de Asia occidental recitaban versos considerados como declaraciones oraculares de profetisas llamadas Sibyllai.

Se desconoce el significado original de la palabra sibila, aunque según la leyenda se cree que fue el nombre de una vidente de Marpeso, cerca de Troya, que enunciaba sus oráculos en forma de acertijos, escribiéndolos en hojas de plantas. Lo cierto es que la tradición de las sibilas fue trasmitida a los griegos, y de ellos a los romanos, localizándose en lugares concretos. Con el tiempo, sibila se convirtió en un término genérico, aplicado a muy distintas profetisas. El autor romano Varrón (116-27 aC) cita diez, repartidas por todo el mundo, entre las que destacaba la de Cumas.

Se ignora si existió realmente en Cumas una persona concreta que fuera la sibila, pero en tiempos del Imperio romano se mostraba su tumba a los visitantes del templo de Apolo.

Según la tradición griega, a las sibilas se las consideraba relacionadas con Apolo, dios de la profecía: en el oráculo de Delfos, en Grecia, la profetisa, llamada pitia o pitonisa, era sacerdotisa de Apolo. Masticaba hojas de laurel —el árbol de Apolo— para sumirse en trance profético, o bien se sentaba en Un trípode sobre una grieta del terreno con el propósito de inhalar vapores volcánicos tóxicos. Sea cual fuere el método empleado, se creía que el dios era su inspiración directa, enunciando a través de ella sus ambiguos oráculos.

Al igual que Delfos, Cumas ocupa una zona de actividad volcánica, los Campi Flegri, al oeste de Nápoles, donde acudían los romanos patricios atraídos por las caldas construidas alrededor de los manantiales termales deBaia. Y al igual que el oráculo de Delfos, la sibila de Cumas guardaba relación con Apolo. Según los poetas romanos, procedía de Oriente, y Apolo le ofreció lo que deseara si accedía a ser su amante.

Ella pidió tantos años de vida como granos hubiera en un puñado de tierra, que resultaron ser mil. Pero olvidó reclamar la juventud eterna, de modo que fue envejeciendo y aminorándose hasta que, agobiada por la edad, se encerró en una vasija que hizo colgar en Cumas. Cuando los niños le preguntaban en griego cuál era su mayor deseo, su única respuesta era «Quiero morir».

Las ruinas de Cumas, la más antigua colonia griega en Italia, se hallan a unos 20 Km. al noroeste de Nápoles. Protegida por defensas naturales, Cumas llegó a controlar una de las zonas más fértiles de Campania.La sibila de Cumas era el oráculo más famoso del mundo antiguo, pero no el único. Los había en Libia, Delfos y otros lugares.


La sibila de Cumas, empuñando una rama de muérdago en la mano izquierda, guía a Eneas a la entrada del más allá (Eneas y la sibila, pintura de J. M. W. Turner). El muérdago o Rama Dorada estaba consagrado a Proserpina, diosa romana del mundo de ultratumba. El poeta romano Virgilio describió tal entrada como «una caverna profunda, de boca amplia y muy grande, de suelo rugoso, defendida por un oscuro lago y bosques sombríos».

El ingreso al más allá
El culto de Apolo era nigromántico, dedicado a los difuntos y al otro mundo. En el sexto libro de La Eneida, de Virgilio, escrita entre el 29 y el 19 aC, la sibila de Cumas aparece como guía al más allá. Eneas, el héroe troyano, acude en consulta a su santuario, «una caverna enorme y oscura» situada bajo el templo de Apolo. Ella le entrega la Rama Dorada, credencial mágica para el más allá, y luego les guía, a él y a sus hombres, a las puertas del mismo, en el lago Averno.

Este enigmático lago, a sólo 4 Km. de Pozzuoli, se sigue llamando Averno. Rodeado en otros tiempos de bosques sombríos, que plasmó con mágico estilo el pintor Turner, en la actualidad presenta un aspecto diferente debido a las erupciones volcánicas y a las urbanizaciones. A pesar de ello, sigue siendo un paraje cautivador, un lago profundo y sulfuroso que llena el cráter de un volcán, y cuyos vapores letales, según la tradición, impiden que los pájaros lo sobrevuelen. Al parecer, a este fenómeno debe su nombre, que podría derivarse del griego adornos, «carente de pájaros».

¿Qué lugar ocupa la cueva de la sibila?
En la acrópolis de Cumas existía una cueva considerada tradicionalmente como la de la sibila. Sin embargo, al realizarse excavaciones (en los años 20) se descubrió que su tamaño era mayor de lo que se pensaba, una enorme galería de 183 m, con aberturas para iluminación y cisternas de agua adosadas. Esta galería atravesaba la colina hasta el otro extremo, identificándosela de inmediato con unas instalaciones militares construidas por orden del general romano Agripa (c 63-12 a.C).

En 1932 se descubrió en las cercanías otra caverna, que los arqueólogos identificaron como la de la sibila. Se accede a ella a través de una galería de 107 m de longitud; Hay, además, otras 12 galerías laterales más cortas, que se abren en la ladera de la colina y que sirven de iluminación.

La galería principal termina en un vestíbulo con un par de bancos de piedra. Le sigue una cámara abovedada. Quizá los visitantes aguardaran sentados en aquellos bancos para consultar a la sibila, oculta al otro lado de la puerta que separaba el vestíbulo del santuario interior. O probablemente se encontraran en un estado de exaltación anticipada, pues durante el día las franjas alternas de luz y oscuridad producidas por las galerías laterales hacían que la persona que acudía desde el interior hiciera su aparición y se ocultase sucesivamente.

Las galerías de iluminación podían también impresionar de otro modo a los visitantes del santuario. Al igual que otras aberturas encontradas en oráculos como el de Malta, éstas podían producir el estudiado «efecto especial» que describe Virgilio: «Una gran ladera taladrada y perforada cien veces, con cien bocas de voces susurrantes que trasmiten las respuestas de la sibila.»

Hacia 1932 se suponía que este hallazgo era definitivo; más aún, se sigue exhibiendo como «la cueva de la sibila». Pero ¿lo es realmente? El santuario de la sibila de Cumas fue venerado en todo el mundo griego desde los siglos VI o V a.C, pero la mayor parte de lo que puede visitarse en la actualidad corresponde a un periodo algo posterior.

Prácticamente no hubo hallazgos paralelos, que confirmaran o negasen el carácter religioso de la caverna, y algunos arqueólogos opinan que deben ampliarse las investigaciones. Sin embargo, próximos a la entrada de esta caverna, resulta fácil imaginar a Eneas, temeroso cuando la sibila, «desde su santuario, entonó sus enigmas, provocando ecos en la caverna…»

La Escritura Cuneiforme Escritura de los Sumerios Mesopotamia

La Escritura Cuneiforme Escritura de los Sumerios

LO QUE COMENZÓ COMO UN SIMPLE RECURSO PARA CONTABILIZAR LOS PRODUCTOS ALMACENADOS SE CONVIRTIÓ, TRAS UNA LENTA PERO CONSTANTE EVOLUCIÓN , EN EL HALLAZGO MAS TRASCENDENTAL DE LA HUMANIDAD. LOS SUMERIOS SIN SABERLO, HABÍAN ABIERTO LA PUERTA DE LA HISTORIA

En la Mesopotamia (entre los ríos Tigris e Eufrate) fue el primer lugar donde se desarrolló la escritura, hace más de 5,000 años, como resultado del crecimiento de las ciudades. Fue entonces cuando se hizo necesario crear un sistema de control para conservar los datos que interesaban al rey y a su gobierno: los impuestos, las transacciones comerciales, etc.

La escritura sumeria es la más antigua, y hoy se cree que se trata de una lengua emparentada con e! grupo turanio, de donde vienen el turco, el finlandés y el mongol. Poco después, comenzaron a registrarse por escrito también otros asuntos. Aparecieron así los libros sagrados, los libros de ciencia y las primeras obras literarias. La importancia del descubrimiento de la escritura fue tan grande que es a partir de ese acontecimiento cuando los historiadores sitúan el nacimiento de la historia.

Los más antiguos textos escritos mesopotámicos datan de alrededor del año 3000 a. de C. los sumerios utilizaron un sistema cuneiforme (“en forma de cuña”) de escritura. Mediante el empleo de un estilizado punzón marcaron impresiones (en forma de cuña) sobre tablillas de arcilla fresca, las cuales eran introducidas en hornos o secadas al sol. Una vez secas, estas tablillas eran prácticamente indestructibles.

El uso de estas herramientas también supuso cambiar la forma en que se venían trazando los signos. De los dibujos geométricos de la etapa ideográfica se pasó a signos que, formados por pequeñas cuñas y marcas lineales, se parecían cada vez menos al objeto que en un principio representaron. Este tipo de escritura sería bautizada, miles de años más tarde, con el nombre de “cuneiforme” -del latín cunne (cuña)-

La escritura sumeria evolucionó de pinturas de objetos concretos a signos simplificados y estilizados, lo cual finalmente condujo a un sistema fonético que hizo posible la expresión escrita de ideas abstractas. En el tercer milenio, el sumerio fue el principal lenguaje hablado y escrito de Mesopotamia y de las áreas circunvecinas; sin embargo, en el segundo milenio el acadio lo reemplazó.

Después del año 2500 a. de C., los pueblos de lengua semítica adaptaron el sumerio cuneiforme para utilizarlo en sus propios lenguajes escritos (como se observa en el Acadio Antiguo). Al final, en Mesopotamia se utilizaron dos dialectos del antiguo acadio: el asirio en el norte y el babilonio en el sur.

Los pueblos mesopotámicos utilizaron la escritura, sobre todo, para llevar registros. Las tablillas cuneiformes más comunes registran transacciones de la vida cotidiana: marcas del ganado que conservaban los pastores para los propietarios, cifras de producción, listas de impuestos y pagos de salarios, cuentas, contratos y decisiones judiciales relacionadas con asuntos de negocios. También existen textos monumentales, documentos destinados a durar para siempre, como las inscripciones labradas en la piedra de las estatuas y de los edificios reales.

El sistema de escritura cuneiforme, pese a su progresiva simplificación, nunca resultó fácil de utilizar. Memorizar y aprender a combinar cientos de signos y usar la punta de caña con soltura requería mucho tiempo y dedicación. Por esto, desde la invención de la escritura, la figura del escriba dentro de la sociedad sumeria fue respetada e incluso venerada.

Los palacios y sobre todo los templos, núcleos de poder en las primeras ciudades, fueron el hogar y principal centro de trabajo de esta élite ilustrada. Como leer y escribir se convirtieron en una necesidad para prosperar en une sociedad cada vez más compleja se crearon talleres especiales para que los hijos de las familias influyentes pudieran aprender a grabar e interpretar el lenguaje escrito Así aparecieron las primeras escuelas de la historia.

Los documentos escritos pertenecientes a la civilización sumerio-acadia que han llegado hasta nuestros días muestran cómo los primeros habitantes de Mesopotamia supieron aplicar la escritura cuneiforme en todos los ámbitos de la vida cotidiana. De manera gradual, las escuelas se convirtieron en importantes centros culturales, puesto que la literatura mesopotámica se utilizaba con fines pedagógicos. Es más, de las escuelas de escribas surgieron nuevas producciones.

Otro cambio significativo que sufrió la escritura sumeria tras siglos de desarrollo fue el de la orientación de los textos. En los primeros documentos, los signos aparecen escritos en columnas de arriba a abajo, comenzando por el extremo superior derecho de la tabla. Posteriormente, a medida que los escritos se hicieron más extensos y las tablillas más grandes, se optó por comenzar a escribir líneas de signos de izquierda a derecha ,es decir, como se hace todavía en el mundo occidental.

Aunque la discusión sobre la invención de la escritura sigue abierta, los más modernos métodos de datación han confirmado que, si bien por pocos siglos de diferencia, las tablillas sumerias son realmente más antiguas que los jeroglíficos egipcios.

Imagen: Ejemplo de escritura sumeria, el Cono de Uruinimgina, informando de la reducción de impuestos

La escritura de la civilización del Nilo, que data del 3100 a. C. aproximadamente, evolucionaría paralelamente a la escritura cuneiforme pero, según algunas hipótesis, sólo habría comenzado a desarrollarse cuando ambas culturas entraron en contacto.

Más allá del debate que ha enfrentado secularmente a egiptólogos y orientalistas, lo que resulta evidente es que ambos sistemas compartieron durante milenios el honor de ser la principal forma de comunicación escrita de la Antigüedad.

En la inestable Mesopotamia, el uso de la escritura cuneiforme se prolongó en el tiempo gracias a que todos los pueblos que ocuparon la región -o fueron vecinos de ésta- pudieron adaptarla fácilmente a su propio lenguaje.

Los primeros que adecuaron la escritura cuneiforme a su fonética fueron los semitas acadios y los elamitas -a finales del III milenio a. C.- Posteriormente, durante el II y el I milenio a. C., la lengua acadia sería utilizada por los babilonios y los asirios. También los hurritas, del norte de Mesopotamia, los hititas, de Asia Menor, y el pueblo de Urartu, en Anatolia, transcribirían su lengua a la escritura cuneiforme.

El uso de los signos fonográficos se abandonó cuando, fruto de un proceso de simplificación del sistema de escritura egipcio, se inventó y desarrolló el alfabeto. Cada signo, desde entonces, pase a representar un único sonido.

Este sistema de escritura, creado por los fenicios -una civilización semita de la costa oriental mediterránea-, fue la base del griego y es el que todavía se utiliza en la cultura occidental.

En 1835 Henry Rawlinson, fue el primer investigador en conocer la escritura cuneiforme. Lograron avanzar en el descifrado gracias al descubrimiento de miles de tablillas en el Palacio de Nínive las que le permitían comparar.

En 1857, ambos estudiosos se sometieron a una curiosa prueba en la Real Sociedad Asiática de Londres. Consistía en realizar, por separado, una traducción de una tablilla determinada.

Si la traducción de ambos venía a coincidir en su mayor parte, el jurado consideraría que se había realizado con éxito el descifrado de la escritura cuneiforme. Y, por fortuna, ambos realizaron traducciones prácticamente idénticas. Así que, desde ese año, se considera logrado el difícil objetivo de comprender una lengua antigua escrita con unos caracteres desconocidos hasta entonces.

PARA SABER MAS…
EL SELLO CILÍNDRICO

Observemos el palo de amasar, ese utensilio que se usa para estirar la masa. Imaginemos que alguien se hubiera entretenido en grabar caracteres sobre toda la superficie curva del palote. Si lo hiciéramos pasar ahora sobre la masa, ésta quedaría marcada con caracteres en relieve.

En la antigua Babilonia, dos mil años antes de Jesucristo, todos iban con un pequeño rodillo similar al palote de amasar, colgado del cuello con una cuerda. Cuando tenían que poner una firma (y en esa ciudad todos eran grandes comerciantes y muy frecuentemente tenían ocasión de suscribir cartas, cuentas, préstamos, contratos, inventarios y hasta… letras de cambio) descolgaban el singular “sello” y con una sola pasada el autógrafo estaba hecho.

El utensilio tenía, lógicamente, dimensiones proporcionadas al uso: un diámetro de diez a quince milímetros y una longitud de un dedo. Los había de cristal, alabastro, ónix, ágata o mármol.

¿Cómo podían, los grabadores babilonios, hacer un trabajo tan pequeño en materiales tan duros? En los primeros tiempos empleaban un taladro de arco; pero hacia el siglo VIII a. de J. C, un ignorado “ingeniero mecánico” inventó el torno.

Con esta máquina, la tarea se simplificó, lográndose al mismo tiempo una mayor precisión. El trabajo era favorecido por el empleo de polvos abrasivos extraídos de piedras durísimas como el corindón. De este modo pudieron grabarse sellos que son pequeñas obras maestras, con dibujos de leones alados, águilas y árboles.
LA ESCRITURA CUNEIFORME

En la antigua Mesopotamia se escribía mediante incisiones hechas con un agudo estilo triangular sobre una tableta de arcilla blanda. Inmediatamente después de hecha la inscripción, la tableta era endurecida al sol, juntó al fuego o en un horno, y se convertía en un manuscrito indeleble. El estilo imprimía a cada rasgo de esta escritura una forma de cuña (“cuneus”), motivo por el cual ha dado en llamársele escritura cuneiforme.

Este tipo de signo —como los sellos que antes citamos— ya lo utilizaban los sumerios (Baja Mesopotamia) hacia el 3200 a. de J. C. Sin duda alguna derivó de una escritura figurativa más remota, que éstos pintaban en su cerámica (¿3600 a. de J. C.?), cuyos dibujos se simplificaron, convirtiéndose, sobre la arcilla blanda, en signos convencionales. Y estos signos ya no representaron figuras, sino sonidos silábicos (escritura fonética).

Cuando se necesitaba guardar o remitir alguna carta o documento, como lo hacemos hoy bajo sobre, se cubría la tableta escrita con otra, pegando sus bordes, y encima de esta última se inscribía el nombre del destinatario. Luego iba al horno. Para leer semejante carta, el recibidor rompía la tablilla de cubierta —como nosotros rasgamos el sobre— y quedaba a su vista el manuscrito. Los sumerios leían de derecha a izquierda, y los babilonios lo hacían al revés.

Hacia el 2700 a. de J. C. ya había en el Sumer grandes bibliotecas. En las de Babilonia las tablillas estaban clasificadas en tinajas colocadas en anaqueles. Cada tablilla tenía indicado en el borde a qué tratado pertenecía. De las ruinas de Nínive se exhumaron, en 1872, más de 30.000 tablillas, de las que todavía no se ha descifrado la mitad. Son obras de medicina, astronomía, matemáticas, historia, diccionarios, poemas, etc., que integraron la biblioteca de Asurbanipal (669 – 626 a. de J. C.

Fuente Consultada:
La Historia del Mundo DK Grupo Z
Enciclopedia Estudiantil Tomo VII Editorial CODEX

La Montaña Sagrada de China TaiShan Montes Sagrados Taoismo

La Montaña Sagrada de China Taishan

TAISHAN: MONTAÑA SAGRADA DE CHINA
La montaña sagrada de T’ai-shan se alza sobre la amplia llanura aluvial del río Amarillo, cuna de la civilización china. En los comienzos del Imperio chino, la montaña marcaba la frontera entre lo conocido y lo desconocido, entre el mundo de los impuestos, las obras públicas, el trabajo y la muerte, y el mundo bárbaro de Shantong, más al este.

En Shantong vivían magos que estudiaban los secretos de la vida eterna y que visitaban a los inmortales que habitaban las islas del mar oriental. Los antiguos pueblos han adoraban la naturaleza, honrando entre sus muchos dioses a ríos y montañas. T’ai-shan es lugar venerado desde aquellos tiempos. Según la tradición, el legendario emperador Shun celebraba en T’ai-shan los grandes sacrificios al Cielo y la Tierra dos mil años aC.

El primer emperador ch’in, que conquistó y unificó los estados guerreros, acudió a los oficios de T’ai-shan el año 219 aC. El emperador Wu Ti fue en peregrinación a la montaña, para prestar sus sacrificios, en 110 aC. Y a lo largo de los siglos, el patrocinio imperial continuó: un emperador sung del siglo XI concedió a T’ai-shan el título de Igual al Cielo, y en 1736 el emperador Chien Lung ofrendó una magnífica lápida de jade con poderes mágicos.

Pero T’ai-shan jamás se vio relacionada con la fe de la China oficial, las enseñanzas de Confucio; de hecho, constituye la más sagrada de las cinco montañas del taoísmo, de la fe del mago y el alquimista, del marginado y el rebelde.

Fundamentos de la doctrina taoísta
El taoísmo es, a la vez, la más austera y la más mundana de las religiones. En el siglo IV aC, las tierras de los pueblos han se veían sacudidas por continuas guerras. Según los primeros taoístas, la paz sólo podía alcanzarse si se renunciaba a las ambiciones materiales para entregarse a la observación y la comprensión de los mundos interior y exterior.

El padre del taoísmo, Lao-tsé, describió la Vía (Tao) del siguiente modo: «Quienes saben, no hablan; quienes hablan, no saben.» La ética taoísta era individualista y democrática, basada en el retorno a comunidades pequeñas y autogobernadas de individuos libres, tal como los taoístas creían que habían existido en otros tiempos. Los enfrentamientos se consideraban consecuencia de la incapacidad de actuar en sintonía con la verdadera naturaleza de la realidad, el Tao.

El taoísmo insiste en el aspecto receptivo, pasivo y observador de la naturaleza humana. Para la filosofía china, éste es el yin o fuerza femenina. Los primeros taoístas rechazaban la distinción entre los conceptos de «superior» e «inferior» en los mundos humano y animal, prefiriendo observar y procurar la unidad y la armonía esenciales de todas las cosas.

Como resultado de ello, se convirtieron en maestros en alquimia y adivinación. Con el paso del tiempo, el taoísmo se fue identificando paulatinamente con los cultos populares misteriosos y mágicos. Para muchos, el panteón taoísta se confundía con los dioses y los demonios asociados a la nueva doctrina budista.

Desde tiempos muy antiguos, los peregrinos suben los miles de escalones que llevan al Templo del Emperador de Jade, en la cima de T’ai-shan, la montaña más sagrada de China, venerada desde hace siglos por budistas y taoístas. Las numerosas deidades que habitan sus laderas rocosas controlan el destino del hombre. Los peregrinos inician la ascensión, que dura seis o siete horas, por la noche, y pasan por la Puerta Sur del Cielo de madrugada, con el propósito de contemplar un objetivo especial de su viaje: la espectacular salida del sol sobre las montañas.En la tierra natal de Confucio, la sagrada montaña taoísta de T’ai-shan se eleva a una altura de 1.524 m sobre la llanura del río Amarillo, en la provincia oriental de Shan-tong. Una vez tras otra, los rebeldes taoístas han bajado de las colinas de Shan-tong; al pie de T’ai-shan los bóxers mataron en 1899 a un misionero europeo, dando pie a un levantamiento que conmovió al mundo.

Una multitud de dioses
A medida que sube los 7.000 escalones de T’ai-shan —desde el pueblo de T’ai-an al Templo del Emperador de Jade, situado en la cima—, el visitante va encontrando templos, arboledas de cipreses y pinos, estanques y cascadas. En la década de 1930, un viajero occidental informó que en la época de la peregrinación anual, entre febrero y mayo, subían a T’ai-shan diez mil personas por día, y algunas de ellas efectuaban de rodillas el ascenso de seis horas.

Al pie de T’ai-shan se halla el Templo de la Cumbre, dedicado al dios de la montaña, con magníficas pinturas en la sala central que representan una procesión en su honor. Tras la introducción del budismo en el siglo IV, este dios resultó identificado con el Juez de los Muertos.

Los templos que se dejan a un lado durante el ascenso están dedicados a divinidades femeninas: la Emperatriz del Oeste, Wang Mu Chi, y la Diosa de la Estrella del Norte, Tai Mu. Tai Mu posee un tercer ojo, muchos brazos y un probable origen indio. Su palacio es la constelación de la Osa Mayor, que gira eternamente alrededor de la Estrella Polar. Otra prueba de las relaciones de este centro esencialmente taoísta con el budismo es la gran roca plana que tiene tallada la Sutra del diamante, que para los chinos es la más respetada de todas las escrituras budistas, y que enseña que todo es ilusión.

Según la leyenda, Lao-tsé fue el fundador del taoísmo y autor del texto sagrado Tao Té-king, cuya traducción seria Libro de la Vía y de la Virtud. No se sabe mucho de este maestro místico, que nació hacia el 604 aC y que, con el nombre de Li Po-yang fue bibliotecario de la corte de los Cheu.

 Contemporáneo de Confucio, enseñaba a actuar con el mínimo esfuerzo, siguiendo las tendencias de los hechos naturales sin luchar contra ellas. En el siglo V el taoísmo era ya una religión elaborada, y el budismo mahayana adoptó muchas de sus características.

En el último tramo de escaleras, el peregrino pasa por la Puerta Sur del Cielo, entrando en el templo dedicado a la Hija de la Montaña, Pi Hsia Yuan Chun, Diosa del Amanecer y primera señora de T’ai-shan. El templo más importante de la cima es el del Emperador de Jade, Yu Huang, ensalzado como divinidad suprema por el emperador Chen Tsung, de la dinastía sung, hace unos mil años. Desde entonces, el Emperador de Jade ha mantenido su posición privilegiada en el panteón taoísta y es Señor del Tiempo Presente.

Centro de energía vital
Desde la cima de T’ai-shan se disfruta de una vista espectacular: al norte, el curso del río Amarillo, y al sur, la provincia donde nació el gran filósofo Confucio, el año 551 aC. Junto con su discípulo Mencio, nacido también en la misma provincia. Confucio difundió la filosofía que habría de servir de guía al gobierno de China durante dos mil años. Quizá la ética del taoísmo no resultara muy útil en cuanto a temas de gobierno, pero se acostumbraba solicitar los servicios de expertos taoístas para dar cumplimiento a las obligaciones con los antepasados.

Con el fin de determinar la localización más favorable de una sepultura se necesitaba Feng-Shui, la «comprensión del viento y el agua», y los taoístas, que consideraban la Tierra como organismo vivo, lleno de energía vital, eran diestros en estas materias.

Los lugares sagrados del taoísmo fueron elegidos en su totalidad como centros de energía vital, y T’ai-shan, el más excepcional y misterioso de ellos, captó prácticamente todos los poderes para sí. Docenas de otros templos, donde se puede ofrecer oraciones para obtener fertilidad, suerte en los negocios, larga vida o el conocimiento del futuro, están situados en la ladera que conduce a T’ai-shan.

Los dioses venerados en estos templos representan todas las religiones tradicionales chinas, incluida la más primitiva del Dios de la Montaña. Pero para el taoísmo esto no resulta extraño, sino natural. Ninguna respuesta simple a las interrogantes más profundas será la verdadera, porque la verdad debe ser hallada en la variedad de la naturaleza y la experiencia humanas.

Hoy, los dioses se han marchado de T’ai-shan. Hay pocos peregrinos. Y los turistas sólo acuden a admirar la gran escalinata, las puertas, los templos. las cuevas, los murales, el jade y el bronce, la madera, el agua y la piedra, así como los propios vientos volcados hacia las oscuras intenciones de los hombres.

En santuarios laterales de las laderas de T’ai-shan, algunos peregrinos siguen observando el antiguo ritual de quemar «dinero» especial de papel. Tradicionalmente, el festival de Qing Ming en primavera es la mejor época para estos sacrificios, destinados a aplacar o sobornar a los funcionarios que administran el más allá. Dada la perenne obsesión china por la burocracia, se considera prudente efectuar tales ofrendas para facilitarse el viaje final.

Misterios Sin Resolver Sobre La Historia de la Humanidad y la Tierra

Misterios Sin Resolver Sobre La Historia de la Humanidad y de la Tierra

1-¿Que ocurrió antes del Big Bang?

BIG BANG

Es nuestro universo apenas el ultimo en una larga serie explosiones y colapsos? ¿Es acaso uno entre muchos universos paralelos, cada uno de los cuales habría surgido de su propio Big Bang con sus propias leyes físicas fundamentales, en una especie de multi-universo?

¿O existe alguna forma del inteligencia superior que creó nuestro universo y la vida en la tierra?

2-¿Que dió origen a la vida en la Tierra?

BIG BANG

¿Aminoácidos a bordo de meteoritos llegados del espacio exterior? ¿Una sopa química cocinada en la boca de les respiraderos volcánicos del lecho marino? ¿Una chispa de vida accidental consecuencia de una tormenta eléctrica primigenia? ¿Un arquitecto divino o alienígena?.

3-¿Que hizo que las primeras flores florecieran?

BIG BANG

Charles Darwin  se refirió a  él como un misterio abominable, y todavía los expertos siguen sin tener una idea clara al respecto. Fue la presencia de polinizadores como las abejas lo que hizo que las flores florecieran? o por el contrario; ésta solo aparecieron después de que las flores vinieran a proporcionar una dieta de polen y nectar.

4-¿Cuál fue el ancestro común de los humanos?

BIG BANG

La genética moderna demuestra que la separación entre los humanos y los chimpancés se produjo entre cuatro y siete millones de años atrás. Sin embargo, desconocemos cómo era ese ancestro común.

5- ¿Que hizo que el Australophitecus caminara sobre dos pies?

BIG BANG

El caminar sobre los pies tuvo tantas ventajas como desventajas para los simios  que descendieron da árboles para vivir en las praderas de las sabanas Dado que su cerebro no era mes grande que el de un chimpancé hemos de concluir que no fue sencillamente a inteligencia lo que hizo que los ancestros de la humanidad se irguieran sobre sus pies, pero que fue entonces?

6-¿Cuándo aprendieron a hablar los humanos?

BIG BANG

Se calcula que lo hicieron entre cincuenta mil y ciento diez mil años otras pero nadie puede saberlo con certeza El lenguaje dio a los seres humanos una ventaja gigantesca al permitirles organizarse para cazar con mayor eficacia.

7-¿Que causó la extinción del Pleistoceno en la Américas y Australia?

BIG BANG

Los grandes animales (la llamado megafauna) desaparecieron con rapidez una vez que el Homo sapiens pobló Australia, hace cuarenta mil años, y luego las Américas, hace doce mil años. ¿Cuál fue la causa de semejante devastación? ¿La raza excesiva, el cambio climático, una mezcla de ambas cosas o algo diferente, una enfermedad, por ejemplo?.

8-¿Que pasó con la tumba de Alejandro Magno?

alejandro magno la tumba

Todos los testimonios sobre la ubicación de la tumba de oro de Alejandro, en so momento la atracción turística más popular del mondo romano, desaparecieron del registro histórico, y los arqueólogos siguen sin poder recuperar ninguno.

9-¿Cómo realizaron los Nazcas sus enorme jeroglíficos?

misterio de la tierra

En algún momento entre -300 y 800 d.C. los Nazcas realizaron más de setenta figuras geométricas y naturales, algunas de hasta 270 metros de longitud barriendo la arena del  árido desierto y juntándolas a  un lado  para formar líneas. ¿Como consiguieron crear formas tan intrincados cuando   la única forma de de ver lo que estaban haciendo era elevándose centenares de metros sobre el aire?

10-¿Hay vida después de la muerte?

BIG BANG

Desde las creencias animistas de los grupos de cazadores recolectores hasta las tos monoteístas del judaísmo, el cristianismo y el Islam y desde la reencarnación hindú hasta el nirvana budista la historia humana es un extenso historial de creencias en una fuerza mas alba de la existencia terrenal Ahora bien 0es esa fuerza algo real o, perol contrario, se trata sólo dono engato como aseguran algunos científicos modernos?

 

Difusión del Cristianismo en los Primeros Años Muerte de Jesus

Difusión del Cristianismo en los Primeros Años – Muerte de Jesúsel cristianismo

Con su muerte, Cristo había expiado los pecados de la humanidad y había hecho posible que todos los hombres y mujeres experimentaran un nuevo comienzo con la posibilidad de la salvación personal. Aceptando a Cristo como salvador, ellos también podrían ser salvados.

Al principio, el cristianismo se diseminó con lentitud. Aunque las enseñanzas del primitivo cristianismo se difundían mayormente por la prédica de los cristianos proselitistas, también hicieron su aparición materiales escritos.

Pablo escribió una serie de cartas, o epístolas, que delineaban las creencias cristianas en diferentes comunidades. Asimismo, algunos de los discípulos de Cristo bien pudieron conservar algunos de los dichos del maestro en forma escrita, y los transmitieron como memorias personales, que más tarde llegaron a constituir las bases de los evangelios escritos —la buena nueva respecto a Cristo— los cuales trataron de formular un registro de la vida y de las enseñanzas de Cristo, y establecieron el núcleo del Nuevo Testamento.

Aunque Jerusalén fue el primer centro del cristianismo, su destrucción por los romanos en el año 70 de nuestra era dejó a las iglesias cristianas con una considerable independencia. Alrededor del año 100 se habían fundado iglesias cristianas en muchas de las ciudades principales del oriente, así como en algunos lugares de la parte occidental del imperio. Muchos de los primeros cristianos provenían de las filas de los judíos helenizados y de las poblaciones del oriente de habla griega.

Pero en los siglos III y IV, un creciente número de seguidores hablaban latín. Una traducción latina del Nuevo Testamento, escrito originalmente en griego, aparecida poco después del año 200, ayudó a este proceso.

La persecución romana de los cristianos durante el primer y segundo siglos de nuestra era nunca fue sistemática, sino sólo esporádica y local. La persecución comenzó durante el reinado de Nerón. Habiendo destruido el fuego gran parte de Roma, el emperador utilizó a los cristianos como chivos expiatorios, los acusó de incendio premeditado y de odio a la raza humana, y los sometió a atroces muertes en Roma.

Primer Hominido Bipedo Toumai Camino en Dos Patas Evolucion Humanos

Primer Hominido Bipedo Toumai
Caminó en Dos Patas Evolución Humanos

En 2001 un equipo de investigadores franceses dio con el cráneo de lo que podría ser el ancestro de todos los seres humanos. Estos huesos pertenecieron a una criatura antropoide apodada Toumai —que significa «esperanza de vida» en la lengua local— que vivió hace unos siete millones de años. Los científicos creen que, poco tiempo después, la rama humana de los simios (el género Homo) se separaría de la rama de la que proceden los actuales chimpancés.

Los restos óseos nos muestran a una criatura —su nombre científico es Sahelanthropus tchadensis— de arcos supraciliares prominentes, dientes cortos y un rostro que recuerda al de los humanos modernos. Tiene una cabeza de pequeño tamaño, de unos 350 centímetros cúbicos de capacidad, muy similar a la de un chimpancé, mientras que el cráneo de un humano moderno mide 1.350 centímetros cúbicos.

Desgraciadamente, ha sido imposible saber si este ancestro nuestro caminaba sobre dos de sus extremidades o sobre cuatro. Algunos científicos creen que se trata del eslabón perdido entre los simios y los humanos, una especie de transición, una Eva de la que descendería toda la humanidad.

Otros sin embargo consideran que los restos pertenecerían a una especie primitiva de gorila. El hallazgo en Chad se produjo sólo unos meses después de otro descubrimiento también espectacular, esta vez en Kenia, y datado en hace unos seis millones de años. Se trataba de los huesos de una pierna, un brazo y algunos fragmentos craneales, así como de piezas dentales.

Al parecer esta criatura (Orrorin tugenensis) habría sido lo suficientemente fuerte como para trepar a los árboles, pero ¿caminaría sobre dos o sobre cuatro patas?

Ambos descubrimientos generaron una larga controversia científica, ya que parecen implicar un desafío para los análisis genéticos más recientes. Según el denominado «reloj molecular», la separación entre el hombre y el chimpancé no puede haber tenido lugar hace mucho más de cinco o seis millones de años, ya que, de lo contrario, si tal separación se hubiera producido antes, no seriamos tan similares.

El reciente examen de ciertos huesos encontrados en 1974 ha proporcionado a los genetistas la prueba fósil que necesitaban para apoyar su teoría de que la separación entre humanos y chimpancés tuvo lugar hace menos de siete millones de años.

evolucion del hombre

La evolución de los humanos modernos se remonta a millones de años. No es fácil rastrearla, ya que las evidencias proceden de hallazgos dispersos sin relación entre si lo que dificulta trazar un cuadro cohesionado. El predominio del Homo sapiens es un hecho relativamente reciente.

Fuente Consultada:Todo Sobre Nuestro Mundo Christopher Loyd

Historia de la Rueda Cuando se invento la rueda? Origen Invencion

Historia de la Rueda: ¿Cuándo se invento la rueda? 

Somos Homo sapiens sapiens, los «sabios», capaces de hablar con fluidez, de prevenir los acontecimientos y de razonar. Durante más de 50.000 años, aunque la fecha exacta es objeto de discusión, hemos disfrutado de habilidades cognitivas muy superiores a las de cualquier animal. Tenemos una insaciable curiosidad y somos brillantes inventores que aprovechan bien sus oportunidades y rara vez se sienten satisfechos con el estado de las cosas.

Nuestros antecesores primitivos lograron sobrevivir con la más simple tecnología derivada de la piedra y la madera, que poco a poco refinaron a base de inventos; entre ellos, el endurecimiento con fuego de sus afiladas lanzas de madera, la extracción de lascas de piedra que cortaban como cuchillas y el dominio del fuego.

Todos sentimos cierta fascinación por los inventos, en parte debido a nuestra preocupación actual por todo tipo de tecnología.

Respecto a la invención de la rueda, al parecer, la rueda se inventó en el cuarto milenio a. C, y los primeros vehículos que la usaron debieron de aparecer en Mesopotamia.

Al principio las ruedas eran sólidas, ya fueran talladas de un solo bloque o bien hechas con tres piezas de madera. Este modelo de carro con dos ruedas tirado por bueyes es de Mohenjo-Daro, en el actual Pakistán, y data del tercer milenio a. C.

la rueda invencion

En Egipto y Mesopotamia surgieron hace unos 5.000 años las primeras civilizaciones complejas que marcaron el inicio de la Historia. En Extremo Oriente, poco más tarde, también se desarrollaron grandes civilizaciones en China e India.

Hace unos 5.000 años se produjeron en Oriente Próximo tres inventos muy importantes: la rueda, la vela y el arado.

Los carros y los barcos de vela permitieron entablar relaciones comerciales entre regiones cada vez más alejadas. El arado mejoró las cosechas y la alimentación, lo que produjo un aumento de la población.

Otros avances muy importantes fueron la invención del regadío y la construcción de canales para transportar el agua a las ciudades y a los campos de cultivo.

la rueda, invento

La rueda tuvo pronto muchas aplicaciones, como los carros tirados por bueyes para el transporte de personas y mercancías y los tornos para trabajar la cerámica con mayor rapidez y precisión.
La vela se aplicó a los barcos y permitió aprovechar la fuerza del viento para la navegación y el transporte, con lo que aumentó el tamaño de las embarcaciones. Así se podían transportar más mercancías y más personas. El arado, tirado por bueyes, permitía arar más cantidad de tierra y más rápidamente que con la azada
.

La Invención de la Rueda:  Las primeras ruedas que se conocen son las de alfarero.

La artesanía fue la primera en utilizar la rueda: la usa el alfarero para producir «mecánicamente» el mismo recipiente que antes, hecho a mano, le obligaba a invertir en él mucho tiempo y esfuerzo, siendo, aun así, mucho más basto.

Con el uso de un perno colocado sobre una rueda en movimiento y ayudándose con la palma de la mano, el artesano era capaz de moldear recipientes muy pulimentados y perfectamente simétricos, difundiendo así aquel gusto «clásico» del objeto armónico, que tiene su raíz estética en la perfección de la esfera, pero, y esto es lo más importante, también en el empleo de un tiempo muy inferior al que se necesitaba anteriormente para la producción.

Las que luego se utilizaron aplicadas al transporte derivan de aquel artefacto. Las ruedas de carro más antiguas se han hallado entre los restos de la ciudad de Ur, en la Media Luna de las Tierras Fértiles —región de la antigua Mesopotamia—, y datan del 3000 ó 3500 a. C.

Son piezas de madera maciza fijadas al eje mediante cuñas, demasiado pesadas como para ser muy eficientes, aunque no dejan de ser funcionales. Hasta ese entonces, el transporte de cargas terrestre se había realizado en brazos, y con posterioridad, hasta que se pudieron utilizar animales de carga, en cestas o angarillas que permitían repartir el peso entre varios hombres.

La aparición de la rueda facilitó algo tan sencillo como que el animal, en lugar de llevar sobre el lomo o en alforjas una cantidad limitada de carga, pudiera tirar de un carro y multiplicar la cantidad de material transportado.

Por su dureza y ductilidad, y en función de las posibilidades técnicas de la época, la madera fue el material idóneo para la construcción de ruedas, y siguió utilizándose hasta la llegada de la llanta de goma maciza. En este sentido, cabe destacar la lenta evolución que tuvo este invento, ya que si bien se fue perfeccionando, lo cierto es que no sufrió modificaciones sustanciales hasta mediados del siglo XIX, con el advenimiento del neumático.

La pesada rueda de Ur se mantendría vigente, pues, durante unos 5000 años. Estaba unida, mediante piezas de madera, a un eje móvil, es decir, que la rueda y el eje cilíndrico giraban juntos; con posterioridad surgiría el modelo de eje fijo, al que la rueda se unía mediante un pasador, permitiéndole girar con independencia. Para reforzar el disco de madera, que podía partirse, se lo rodeó de un aro de cobre. Todo el conjunto era macizo, sumamente pesado y demoraba la circulación de animales y personas.

La solución fue hallada en Persia Oriental, entre el 2000 y 1500 a. C., cuando eliminaron paulatinamente secciones del disco, logrando reducir su peso, hasta desembocar en los que hoy conocemos como “radios”. Los egipcios también conocían esta tecnología.

Hacia el año 1000 a. C. ya se habían difundido por la península itálica los carros de dos ruedas sobre los que el conductor se mantenía de pie. Las llantas de goma no aparecerán hasta la segunda mitad del siglo XIX y pronto serían superadas: el veterinario escocés John Boyd Dunlop (1840-1921), inventó en 1887 la primera cubierta con cámara de aire, lo que suavizaba considerablemente la marcha.

En la actualidad, los neumáticos se fabrican con caucho y refuerzos de hilo, y están especialmente diseñados para brindar la mayor eficiencia en el arranque, el frenado y la guía de los vehículos automotores.

origen de la rueda

Para superar las dificultades que el abrupto terreno oponía al transporte de los animales cazados, que se cargaban sobre plataformas construidas a base de unas cuantas traviesas fuertemente ligadas entre sí y arrastradas por caballos, los hombres prehistóricos aprendieron a servirse de troncos que, rodando bajo este tipo de trineo, facilitaban considerablemente el transporte. Quizá fuera a partir de esta experiencia inicial cuando nació la primera idea de la rueda y se empezaron a comprender las posibilidades dinámicas del movimiento rotatorio.

 ALGO MAS SOBRE EL TEMA... En Mesopotamia, en la ciudad de Ur más concretamente, aparece en un bajorrelieve la primera representación artística de un nuevo medio de transporte, bajorrelieve que se conoce con el nombre de «Carro de los felinos».

carro de los felinos

“Carro de los felinos”, hallado en la ciudad de Ur (Mesopotamia), se remonta a mediados del siglo XXV a. de J. C. y es el más antiguo bajorrelieve de cuantos representan la rueda. Según algunos dibujos contenidos en documentos prehistóricos, los carros deben su origen a la aplicación de la rueda a los trineos. En un principio fueron utilizados con fines bélicos.

Las primeras ruedas están formadas esencialmente por tres sectores circulares de madera, unidos entre sí por unos refuerzos generalmente metálicos; aún estaban fijados al eje y giraban con él.

La uniformidad de este sistema, comprobada por todos los hallazgos arqueológicos, desde el Indo hasta Rusia, desde las estepas del Turquestán hasta Italia y Britania, parece atestiguar que el uso de la rueda se hubiera difundido a partir de una fuente única; mientras la singularidad y la originalidad de la construcción constituirían, según algunos especialistas, una prueba a favor de quien sostiene que la rueda deriva del rulo, con el cual, por el contrario, según otra opinión, no tiene ninguna relación.

Muy pronto, después del año 2000 a. de J.C, el  trineo primitivo fue evolucionando y, siempre en Mesopotamia, aparecieron los primeros carros de dos o cuatro ruedas y con el arcón montado sobre el borde. Es un medio todavía muy rudimentario, cuya única función estriba en sustituir la albarda, el cuévano y la canasta, favoreciendo en gran manera el desarrollo de los intercambios comerciales que ya entonces tenían lugar, aunque en forma muy primitiva y simple. (ver: Ruedas y Carros)

primeras ruedasprimeras ruedasprimeras ruedas
Rueda de Mercurago, del siglo XV a. de J.C., la más antigua de cuantas se han hallado en Europa rueda egipcia del
siglo XVI a. de J.C
rueda etrusca del
siglo V a. de J.C.

ALGO SOBRE EL ARADO, OTRO IMPORTANTE INVENTO

Muchos  pueblos mesopotámicos eran buenos pastores lograban dos cosechas al año de trigo y cebada, por lo que tenían un arduo trabajo manual en sus campos. La verdadera prosperidad en la producción de cereales se produjo al momento de inventarse el arado como instrumento de cultivo. Posiblemente se desarrolló a partir de varas de excavación con contrapesos, similares a remos, que eran jalados por hombres, mujeres e incluso niños.

Pero en 4000 a.C. se introdujo un instrumento más eficiente, arrastrado por dos bueyes, delante de un conductor, que era quien guiaba el arado y enterraba la hoja de madera en la tierra.

Al principio, el travesaño del arado se amarraba a los cuernos de los bueyes; después se introdujo la yunta, y con el tiempo la hoja de madera fue reemplazada por la reja de bronce. A pesar de las inundaciones, caía poca lluvia en Mesopotamia, y el suelo se endurecía en verano. Gracias al arado se abrieron nuevas zonas de cultivo, aumentando el abastecimiento de grano.

Se inventó una sembradora remolcada por bueyes. Era un instrumento para plantar semillas en hileras, en vez de “sembrar al voleo”, es decir, esparcirlas a mano. Este instrumento, parecido a un arado, cavaba un surco en el suelo, y las semillas caían desde un embudo. Este instrumento agrícola aparece claramente en un sello de piedra tallada de Sumeria, la región sur de Mesopotamia, cuyas 12 o más ciudades-Estado formaron el núcleo de la civilización del Medio Oriente.

Metalúrgica Primitiva Uso de Metales Cobre Hierro Bronce

Metalúrgica Primitiva – Metales: Cobre, Hierro, Bronce la edad de los metales

Hace unos 7.000 años los seres humanos comenzaron a producir objetos de metal. Los historiadores denominan Edad de los Metales a la última etapa de la Prehistoria, por la importancia que tuvo la invención de la metalurgia.

La metalurgia: El descubrimiento de que se podía extraer metal de la roca supuso un desarrollo tecnológico vital. Los primeros humanos sin duda vieron los depósitos de oro y cobre en las rocas, pero extraerlos era más complejo. En Asia, en torno al año 9000 a. C., se usaba cobre para fabricar herramientas, lo cual indica que se había alcanzado ya cierto conocimiento del proceso de fundición.

Este conocimiento permitió trabajar grandes volúmenes de metal con ayuda del martillo y, hacia el año 4000 a. el trabajo con el cobre se había extendido ya al norte de África y Europa. La extracción de minerales metalíferos superficiales como la malaquita estaba ampliamente difundida en Oriente Próximo, donde se empleó por vez primera de forma eficaz la técnica de la fundición.

El primer metal que se utilizó fue el cobre y lo trabajaban de manera muy sencilla, golpeándolo con piedras. El cobre no era un metal muy resistente y se utilizaba sobre todo para hacer joyas y objetos de adorno.

En un principio, esta se aplicó básicamente con fines decorativos. El oro y el cobre se consolidaron como artículos comerciales vitales y contribuyeron al desarrollo de las culturas económicamente fuertes que empezaron a surgir en la época. Pese a ser minerales preciados, el cobre y el oro eran demasiado blandos para aplicarse a la fabricación de armas. Sin embargo, la experiencia de trabajar el cobre conllevó una mayor comprensión de las propiedades de los metales en general y, en última instancia, propició la amalgama del cobre con el estaño para producir una aleación más resistente: el bronce.

Más tarde los seres humanos utilizaron otros dos metales: el bronce, una aleación de cobre y estaño, y el hierro. Ambos metales eran muy resistentes y con ellos se podía fabricar todo tipo de utensilios: herramientas de trabajo, armas y armaduras, recipientes, joyas, estatuas. Para fabricar objetos de bronce y hierro los hombres fundían el mineral en hornos cerrados y después colocaban el metal fundido en moldes con la forma del objeto que querían realizar.

Puesto que las existencias de estaño se limitaban a Oriente Próximo, China y el noroeste de Europa, la Edad de Bronce solo se dio en estas zonas. En el resto del mundo, como en África, América y Australia, la piedra siguió siendo el medio más eficaz para fabricar herramientas hasta la llegada del hierro.

La eficacia del bronce generó un excedente de útiles, armas y objetos ceremoniales, así como artículos de lujo, que llevó la riqueza a determinadas comunidades.

FORMAS DE TRABAJAR EL METAL:

IIIIII
La primera forma de trabajar el metal consistió en golpear el cobre con un martillo de piedra para darle forma. Así se realizaban adornos y herramientas. Más tarde se utilizó el método de forja, es decir, calentar el metal mientras era martilleado, lo que facilitaba el moldeado de los instrumentos.El descubrimiento de la fundición generalizó el uso de los metales. Los metales se calentaban a elevadas temperaturas hasta volverse líquidos y se introducían en moldes con la forma de los instrumentos que se deseaba fabricar.
El fundido permitió mezclar varios metales; este procedimiento se llama aleación. Fue así como se descubrió el bronce, una aleación de cobre y estaño, que era más resistente y más fácil de modelar que el cobre.

AMPLIACIÓN DEL TEMA: Era necesario armar ejércitos enteros y los yacimientos explotados de la zona comenzaron a resultar insuficientes. De pronto, un descubrimiento, inicialmente conocido sólo por algunos que lo guardaban como un secreto de Estado, vino a modificar todo el sistema comercial-industrial de la Edad del Bronce.

El descubrimiento del hierro “libera” a las ciudades de los abusivos acaparadores de cobre y estaño. Una nueva edad se inicia con la rápida difusión de este metal, que desplazó en forma total a los utensilios de piedra. Con el hierro todo se hace más rápido y barato: herramientas de labranza, cascos, corazas, armas, útiles para oficios en general, etc.

Este cambio perjudicó a las regiones antes enriquecidas por el comercio de los metales, nivelando prácticamente a todos los pueblos. Toda Europa Central fue un yacimiento, aprovechándose también la madera de sus bosques como combustible.

Muchas veces en la historia los bosques fueron talados sin piedad, siendo éste uno de los períodos en que el fenómeno se produjo con mayor intensidad. Los príncipes desarrollaron pequeñas unidades de población dedicadas a las actividades ganaderas y metalúrgicas. Así fueron acumulando riquezas importantes. Al finalizar esta gran edad, en el siglo VII a. de C, surge en Austria y a orillas del río Rin una avanzada cultura llamada civilización de Hallstatt, que mantiene contactos comerciales con Grecia y Asia Menor, donde existían ya los elementos que hacían prever el florecimiento de la clásica Edad Antigua.

El perfeccionamiento en todas las ramas, iniciado en el II milenio a. de C. por los pueblos orientales de la Mesopotamia, sus vecinos los guerreros hititas y, especialmente, por los egipcios en el valle del Nilo, se expandió durante la Edad del Hierro -que fue también el comienzo de la Historia- gracias a los fenicios, los cartagineses y los griegos.

Los dos primeros formaron un “puente de navegación” entre Oriente y Occidente; los griegos asimilaron conocimientos y, dándoles forma actualizada, los proyectaron hacia el mundo conocido. Ya antes del siglo 30 a. de C. comenzó a hacerse carne en algunos pueblos del este la idea de comunicarse por medio de otro artificio que no fuera la palabra hablada.

En realidad, ya en el Paleolítico algunos hombres habían alcanzado este objetivo. No se necesita ser un arqueólogo experto para comprender el “mensaje” dejado en las cavernas por el “homo sapiens” primitivo. Por las pinturas rupestres sabemos cómo eran entonces las expediciones de caza, qué armas se utilizaban y cómo eran las costumbres. Sin embargo, faltaba muchísimo aún para que la escritura permitiese una fiel “traducción” del lenguaje oral. Y esto se produjo casi al mismo tiempo para los babilonios y los egipcios. Como estas escrituras eran sagradas y a ellas sólo tenían acceso los sacerdotes, se las llamó jeroglíficos (es decir: escritura sagrada).

La Vida en el Neolitico Catal Huyuk Primeras Viviendas en el Neolitico

La Vida en el Neolítico – Catal Huyuk – Primeras Viviendas Primeros asentamientos humanos

CONSECUENCIAS DE LA REVOLUCIÓN DEL NEOLÍTICO: El cultivo continuo de los granos dio ocasión a asentamientos más permanentes, a los que los historiadores se refieren como las villas o ciudades agrícolas del Neolítico. Una de las comunidades agrícolas más antigua y extensa fue Çatal Hüyük, localizada en la actual Turquía.

Sus muros circundaban treinta y dos acres, y tal vez la población llegara a los seis mil habitantes en su mejor momento (entre 6700 y 5700 a. de C.). La gente vivía en casas modestas de adobe, edificadas tan próximamente unas de otras, que sólo formaron unas pocas calles. Para llegar a sus casas, sus habitantes tenían que caminar por las azoteas y luego entrar en sus casas a través de un orificio en el techo.

La Vida en el Neolitico Catal Huyuk Primeras Viviendas en el NeoliticoLos arqueólogos han descubierto que se cultivaban hasta doce productos en Çatal Hüyük, incluyendo frutas, nueces y tres variedades de trigo.

La gente cultivaba sus propios alimentos y los guardaba en los almacenes de sus casas. Los animales domesticados —en especial, el ganado— proporcionaban carne, leche y pieles. La excedencia de alimentos también hizo posible que sus pobladores se dedicaran a otras actividades distintas de las agrícolas.

Determinadas personas se convirtieron en artesanos y fabricaron armas y joyería, que comerciaban con los vecinos, dando acceso de esta forma a los habitantes de Çatal Hüyük a un mundo más amplio alrededor de ellos.

En Çatal Hüyük se han encontrado lugares de culto religioso con figuras de dioses y diosas domésticos, así como diversas estatuillas de figuras femeninas. Dotadas de senos y asentaderas muy prominentes, estas “madres tierra” tal vez representaban de manera simbólica la fertilidad de “nuestra madre” tierra y la de las madres humanas. Tanto los relicarios como las estatuillas son indicadores del creciente papel que desempeñaba la religión en las vidas de estas personas del Neolítico.

La revolución agrícola del Neolítico tuvo consecuencias de largo alcance. Una vez que la gente se hubo asentado en villas o ciudades, construyeron casas para protegerse, así como otro tipo de estructuras dedicadas al almacenamiento de bienes. Como comunidades organizadas, almacenaron alimentos, acumularon bienes materiales y comenzaron a practicar el comercio. La gente comenzó también a especializarse en ciertos oficios, por lo que se desarrolló la división del trabajo.

La alfarería se fabricó con arcilla y se endureció al fuego. Las vasijas se utilizaron para cocinar y para almacenar granos. Las cestas tejidas también se usaron para almacenamiento. Las herramientas de piedra se refinaron, conforme se utilizaban cuchillos de pedernal en la fabricación de hoces y azadones para su uso en la labranza. En el transcurso de la Era Neolítica, gran parte de las plantas alimenticias que están todavía hoy en uso se comenzaron a cultivar. Más aún, fibras vegetales provenientes de plantas como el lino y el algodón se usaron para producir los hilos con que se tejía la ropa.

El cambio hacia una agricultura sistemática experimentado en la Era Neolítica también tuvo c

onsecuencias en la relación entre el hombre y la mujer. El tomó la responsabilidad de trabajar en los campos y domesticar los animales, actividades que lo mantenía lejos de su casa. La mujer permanecía en su hogar cuidando a los niños, tejiendo ropa, elaborando queso a partir de leche, y llevando a cabo todos las tareas que requería la organización de la casa y familia.

Estatuas de Ain Ghazal.

Arte: Estatuas de Ain Ghazal. Estas estatuas de tamaño natural hechas de yeso y betún datan del año 6500 a. de C. y fueron descubiertas en 1984 en Ain Ghazal, un sitio arqueológico cercano a Amman, Jordania. Son unas de las estatuas más antiguas alguna vez encontradas de la figura humana. Los arqueólogos están estudiando las esculturas para tratar de entender su propósito y significado.

Primeros Asentamientos Humanos Domesticación de Plantas y Animales

Primeros Asentamientos Humanos – Domesticación de Plantas y Animalesnace la agricultura

La Revolución Neolítica: El descubrimiento de la agricultura y la ganadería supuso un cambio radical en las formas de vida y en la organizado de los seres humanos. La caza y la recolección permanecieron, pero dejaron de ser las únicas formas de subsistencia, y los seres humanos comenzaron a elaborar sus propios alimentos.

Los pueblos agrícolas se hicieron sedentarios, lo que significa que se asentaron de forma permanente en un lugar y dejaron de trasladarse de un sitio a otro en busca de alimento. Levantaron poblados junto a los ríos y allí establecieron sus campos de cultivo y los corrales de los animales domésticos. Los pueblos pastores vivían junto a sus rebaños en chozas y se trasladaban de unos lugares a otros en busca de mejores pastos y de agua para el ganado. Gracias al descubrimiento de la agricultura y la ganadería, y a la vida sedentaria, los grupos humanos aumentaron su tamaño, por lo que los poblados neolíticos tenían más miembros que las tribus paleolíticas.

Revolución del Neolítico (aproximadamente 10000-4000 a. de C.)
La Agricultura:
Tras la última glaciación (alrededor del año 10.000 a. de C.) tuvo lugar lo que se ha dado en llamar la Revolución Neolítica, esto es, la revolución ocurrida en la Nueva Edad de Piedra (neolítica es una palabra griega que quiere decir “piedra nueva”). Sin embargo, el término Nueva Edad de Piedra provoca confusiones. Aunque la gente del neolítico confeccionó un nuevo tipo de hachas de piedra pulida, éste no fue el cambio más importante experimentado después del año 10.000 a. de C.

REVOLUCIÓN AGRÍCOLA: El verdadero cambio fue que la caza de animales y la recolección de plantas —actividades que se realizaban para ganarse el sustento— dieron paso a la producción de alimentos mediante la práctica sistemática de la agricultura.

La siembra de granos y vegetales proporcionó una oferta regular de comida, y la domesticación de animales (como cabras, ganado, puercos y ovejas) añadió una fuente continua de carne, leche y fibras para vestir (como la lana). También se pudieron emplear grandes animales como bestias de carga.

El aumento de cosechas y la domesticación de animales productores de alimentos establecieron una nueva relación entre los hombres y la naturaleza. A los historiadores les gusta referirse a esto como una revolución agrícola. El cambio revolucionario es drástico y requiere un gran esfuerzo, pero la capacidad de adquirir con regularidad alimentos dio a los seres humanos un mayor contitdbre su ambiente. También les permitió abandonar sus hábitos de vida nómada, y comenzar a vivir en comunidades asentadas.

La agricultura sistemática quizá se desarrolló de manera independiente en cuatro distintas áreas del mundo entre los años y7000 a. de C. En cada una de estas zonas se cultivaron plantas diferentes: trigo, cebada y lentejas en el Cercano Oriente; arroz y mijo en el sur de Asia; mijo y camote en África occidental; y frijoles, papas y maíz en Mesoamérica.

En el Cercano Oriente, como en cualquier otra parte, la revolución agrícola del Neolítico requirió la presencia de un ambiente favorable. Al principio, las áreas elevadas que se ubican arriba del Fértil Creciente (que en la actualidad corresponden al norte de Iraq y al sur de Turquía) fueron más propicias para un cultivo sistemático que las zonas de los valles ribereños. Aquella región recibía la precipitación pluvial necesaria y era el lugar de origen de dos plantas silvestres (el trigo y la cebada) y de cuatro especies de animales salvajes (el puerco, las vacas, las cabras y las ovejas), que habrían de ser domesticadas para beneficio del ser humano.

Durante el Neolítico, los poblados estaban situados generalmente junto a un río, a fin de tener agua para regar los campos y abastecer con alimentos a la población y al ganado, tanto para criarlo como para alimento del pueblo

PRIMEROS ASENTAMIENTOS HUMANOS:
LA ALDEAS:
Los poblados neolíticos eran pequeños y estaban formados por chozas de forma circular o rectangular hechas de adobe. Cada poblado se componía de varias viviendas, establos para los animales, almacenes para los granos, etc. Producían todo lo que necesitaban para subsistir, aunque también comerciaban con algunos productos, como adornos, sílex, conchas y ciertos minerales.
Todos los habitantes de la aldea participaban en la preparación de los campos de cultivo, en la siembra y en la recogida de la cosecha. En los meses que transcurrían entre una cosecha y otra se alimentaban de lo que habían almacenado de la anterior. También cazaban y recolectaban frutos silvestres.

A pesar de que todos los habitantes del poblado colaboraban en las tareas agrícolas, también se desarrolló la propiedad privada y algunos miembros del poblado alcanzaron mayor poder gracias a la acumulación de ganado y tierras. De esta forma se fue creando una desigualdad social entre los miembros del grupo.

En los poblados se produjo una especialización del trabajo; unas personas cultivaban los campos, otras cuidaban el ganado y las demás fabricaban tejidos, cerámicas, cestas o armas. El jefe de la aldea dirigía el poblado y negociaba con los jefes de las aldeas vecinas.

Fuente Consultada: La Enciclopedia del Estudiante Historia Universal Tomo 02

Garganta de Olduvai Descubrimientos de Restos Homo Habilis Cuna Africa

Garganta de Olduvai: Descubrimientos de Restos Homo Habilis garganta de olduvai

La evolución de los humanos modernos se remonta a millones de años. No es fácil rastrearla, ya que las evidencias proceden de hallazgos dispersos sin relación entre si lo que dificulta trazar un cuadro cohesionado. El predominio del Homo sapiens es un hecho relativamente reciente.

En el siglo XIX, Charles Darwin, padre de la teoría de la evolución por selección natural, identificó África tropical como cuna de la humanidad. Los paleontólogos Louis y Mary Leakey hallaron pruebas de ello en la década de 1950 en la garganta de Olduvai, un profundo tajo en las llanuras orientales del Serengeti, en Tanzania.

Fue allí, en África oriental, donde nuestros antepasados evolucionaron hace al menos 4,5 millones de años (ma.). Una gran variedad de hallazgos fósiles muestra la notable diversidad de homínidos primitivos que floreció en la zona.

El origen del ser humano: la meca de la arqueología en la garganta de Olduvai. Se trata de una zona de barrancos considerada como la cuna de la humanidad ya que aquí se cree empezó la vida, empezó todo. La famosa garganta de Olduvai en Tanzania fue descubierta para la Arqueología por la familia Leakey y la mayor parte de la investigación en la década de los 60 fue financiada por la National Geographic. Espectaculares descubrimientos de fósiles de homínidos y los que por entonces eran los yacimientos prehistóricos arqueológicos más antiguos de la Humanidad convirtieron a esta garganta en el Grial de los estudios de evolución humana. Aún hoy no existen en ningún otro lugar yacimientos de 2 millones de años con el grado de preservación tan excepcional como los yacimientos de Olduvai.

LA AVENTURA HUMANA: Los cambios climáticos producidos por la colisión de las placas tectónicas provocaron la formación de toda una serie de casquetes de hielo que sumieron el planeta en un invierno de miles de años de duración. A medida que las temperaturas y los índices de pluviosidad descendieron, los bosques fueron reemplazados por praderas5 los pájaros desarrollaron nuevos patrones migratorios y los animales se vieron obligados a adaptarse o morir.

Hace unos cuatro millones de años, cierta rama de primates arborícolas comenzó a experimentar un nuevo modo de vida: se aventuró por las praderas, donde algunos de ellos llegarían a ser bípedos. Su capacidad cerebral se incrementé gracias a la novedosa experiencia de utilizar las manos (ahora libres) para fabricar herramientas que les ayudaran a sobrevivir en las más duras condiciones climáticas. Aquellos chimpancés bípedos evolucionaron rápidamente hasta con vertirse en criaturas como tú y como yo, simios que aprendieron a hablar, a cantar, a hacer fuego. Incluso aprendieron a pintar.

Varias especies de humanos poblaron los continentes durante al menos dos millones de años y viajaron de un lugar a otro, llevando con ellos a sus hijos y compartiendo todo lo que tenían, sin propiedad pri vada —cuantas menos cosas.hubiera que transportar, tanto mejor—. No había leyes, ni lugares a los que estuviera prohibido ir. Vivir en armonía con la naturaleza significaba mudarse periódicamente y así dar a la tierra tiempo para recuperarse. La población alcanzó los cinco millones de individuos.

Primero Australia y después las Américas se vieron sacudidas por el desastre, ya que hace entre 40.000 y 10.000 años, la mayoría de los grandes mamíferos se extinguieron, lo que privaba a aquellos ecosistemas de los beneficios de algunas de las criaturas más poderosas del reino animal, tales como bóvidos, caballos y camellos. Entonces, hace unos 12.700 años, se produjo un repentino cambio climático; la última Edad de Hielo llegó a su fin y, tras ella, los habitantes del Mediterráneo y Oriente Medio, en un intento por sobrevivir, se aventuraron en el desarrollo de una forma de vida experimental. Descubrieron cómo manipular la naturaleza por medio de la selección artificial, aprendieron a cultivar la tierra y a domesticar a los animales.

Una vez que el clima se hubo estabilizado, algunos grupos desarrollaron una forma de vida nómada, pero ahora podían llevar consigo a sus rebaños domesticados de vacas, ovejas, cerdos y cabras. Otros grupos construyeron asentamientos más permanentes, pueblos y ciudades, donde la práctica de la agricultura proporcionaba excedentes que servían para alimentar a una población que había dejado de estar ligada a la tierra.

Aparecieron los primeros sacerdotes, reyes, artesanos, comerciantes y esclavos. En la incansable marcha hacia el nuevo mundo de las civilizaciones, la tradicional relación entre el ser humano y el resto del reino natural comenzó a alterarse, hasta alcanzar límites insospechados.

Homo Habilis Caracteristica Cerebro Huesos Altura La Evolución Humana

Homo Habilis – La Evolución Humanahomo habilis

El Homo habilis: La evidencia más clara de los primeros fabricantes de herramientas y de sus descendientes se hallaron en el lecho de un antiguo lago situado en la garganta de Olduvai (Tanzania).

Estas herramientas se han datado en unos 1,8 ma. Y fueron construidas por Homo habilis, el «hombre hábil», que dejó lo que podrían ser restos de un campamento junto a un lago, incluida una pequeña cantidad de útiles de piedra y huesos rotos de animales. Probablemente dormía en los árboles, a resguardo de leones y otros animales peligrosos. En su entorno, rico en depredadores, los humanos eran tanto cazadores como presas. Los indicios de Olduvai sugieren que Homo habilis ya despedazaba parte de los restos de los animales que carroñeaba.

Homo habilis usó la tecnología lítica más simple, perfeccionada por H. erectus para crear hachas y herramientas cortantes de piedra para tareas como el desolle de animales. Los neanderthales fueron los primeros en montar raspadores, puntas de lanza y cuchillos en mangos de madera. Los humanos modernos desarrollaron  tecnologías más sofisticadas al perforar las caras de lajas de piedra trabajadas cuidadosamente y convirtieron esas hojas en raspadores, buriles y taladros para trabajar cuerno, hueso y cuero. Tras la última glaciación , los cazadores añadieron a sus flechas pequeñas barbas.

Homo Habilis tenía un cerebro unas cuatro veces más grande de lo que correspondería a su tamaño y peso. Pero un cerebro mayor conlleva un mayor consumo de energía. Para poner en marcha nuestros cerebros necesitamos unos veinte vatios, o 400 calorías por día —o, lo que es lo mismo, un 20 por 100 de nuestro consumo total de energía sólo para poder pensar.

Esto nos lleva a una verdadera espiral evolutiva. Los cerebros de mayor tamaño necesitan una buena cantidad de energía, y el mejor modo de hacerse con ella es comiendo carne. El medio más productivo de conseguir carne es cazando, y para ello qué mejor que hacer uso de útiles y armas. Aquellas criaturas mejor adaptadas para la fabricación de tales herramientas eran las dotadas con cerebros de mayor tamaño.

Fue sobre esa época cuando apareció el que podría considerarse el primer humano auténtico: Homo ergaster, dotado de un gran cerebro, con la frente inclinada, arcos superciliares prominentes y unas extremidades robustas similares a las de los humanos modernos. Este recién llegado era más cazador que carroñero.

Homo ergaster estaba estrechamente relacionado con Homo erectus, el primer humano que se extendió de África tropical a Europa y Asia como parte de una expansión general de mamíferos y sus depredadores ocurrida hace unos 1,8 ma.

Homo Erectus Caracteristicas Peso Cerebro Altura Huevos Hominidos

Homo Erectus – Características – Hominidoshomo erectus caracteristicas

Homo erectus era un cazador experto y un brillante oportunista que aprovechaba con rapidez entornos diferentes, un factor clave de su éxito. Estos primeros humanos no tardaron en asentarse en el sur y en el sudeste de Asia, y llegaron hasta Dmanmsm, en Georgia, hace 1.7 m a.

En Europa ya estaban establecidos hace al menos 800.000 años. Hace 400.000. unas condiciones más cálidas que las actuales pudieron atraer a H. heidelberqensis al norte de Europa.

Aproximadamente al mismo tiempo, pequeñas bandas de humanos utilizaban largas lanzas arrojadizas de madera para cazar caballos salvajes y presas mayores en Boxgrove (sur de Inglaterra) y Schóningen (Alemania),

Los notables hallazgos de Schoningen son las herramientas de madera más antiguas descubiertas hasta hoy. H. heidelberqensis vivía en grupos itinerantes. Es probable que cada grupo regresara a los mismos territorios de caza y recolección en distintas épocas del año. Sin embargo. sus capacidades de comunicación y de raciocinio eran limitadas  lo que afectaba su capacidad de adaptación y pudo ser una de las razones por las que ni parecen haberse establecido en zonas de frío intenso ni haber alcanzado América y Australia.

¿Podía el Homo erectus hablar? Los científicos creen que los huesos del muchacho de Turkana sugieren que no, ya que los conductos nerviosos de sus vértebras no eran lo suficientemente grandes como para contener los complejos sistemas precisos para controlar la respiración, algo imprescindible a la hora de hablar.

Quizá desarrolló algún tipo de lengua de signos, o quizá algo similar a los gruñidos de los adolescentes de hoy en día, un equivalente verbal a los actuales mensajes de texto por móvil. Con sus útiles portátiles, la protección de sus comunidades y la magia del fuego, aquellos individuos estaban listos para partir hacia cualquier lugar donde pudieran encontrar alimento. El Homo erectus fue la primera especie de homínido que se embarcó en un viaje exploratorio fuera de África —los primeros emigrantes de la humanidad, los antiguos Marco Polo africanos.

La distribución de las placas continentales era por aquel entonces muy similar a la que hoy conocemos, por tanto era posible, como lo es ahora, viajar por tierra desde África a través del Próximo Oriente hasta el sur de Asia, India y China. ¿Realmente fue el hombre de la Edad de Piedra capaz de tal aventura sin contar con carreteras y, mucho menos, con coches, barcos o aviones? A diferencia de muchos de nosotros, aquellos erectas tenían una gran ventaja, y es que no tenían prisa.

Homo Sapiens Sapiens Características Peso Cerebro Altura Hominidos

Homo Sapiens Sapiens – Características Homínidos

El Homo sapiens sapiens es una subespecie del Homo sapiens, la única que aún sobrevive de todo el género Homo y de los homínidos. También llamado hombre de Cro-Magnon, el antecedente directo del hombre actual. Homo sapiens sapiens significa “hombre que piensa”. El Homo sapiens sapiens es una subespecie de origen africano, aparecida hace unos 45.000 – 100.000 años, que se ha extendido por todo el mundo, incluyendo la Antártida.

El primer Homo sapiens que llegó a Europa lo hizo desde África, y caminando, hace unos 50.000 años, primero hacia el este, y después hacia el norte vía Oriente Medio.

El apelativo que con frecuencia reciben estas poblaciones es el de cromañón —nombre que proviene de un yacimiento de la Dordoña francesa en el que se encontraron restos de Homo sapiens en el año 1868. Con ellos el estilo de vida, la cultura y la tecnología se transformaron completamente (es precisamente ahora cuando aparecen las primeras lanzas diseñadas para ser arrojadas).

También se cuentan entre sus inventos el arco y la flecha, innovación que pudo tener lugar en algún punto del norte de África o del Oriente Medio, territorios de exuberante vegetación habitados por animales salvajes de gran tamaño a los que era más seguro matar guardando las distancias.

escultura venus de Willendorf, madreHace 50.000 años  materiales como huesos, colmillos, cornamentas…, fueron la materia prima utilizadas en la fabricación de los primeros adornos, agujas y lámparas en forma de cuchara en las que se quemaba grasa animal.

En las cuevas de la época de los cromañones se han encontrado gargantillas y pendientes, y los primeros recipientes cerámicos datan asimismo de este periodo, al igual que las primeras esculturas conocidas; es el caso de la Venus de Willendorf, una figurilla femenina de la fertilidad encontrada en Austria en el año 1908 y cuya datación se remonta a los 24.000 años.

No sabemos si, efectivamente, aquellas poblaciones aprendieron a tocar música y a hablar, pero las flautas son parte del registro arqueológico de las cuevas de los cromañones.

Su gusto por la música y la escultura era comparable a su interés artístico: algunas de las primeras cuevas con arte rupestre tienen un origen cromañón y se fechan en 25.000 años en Lascaux, en la Dordoña francesa.

El clima volvió a recrudecerse. Las últimas capas de hielo descendieron desde el polo Norte haz unos 22.000 años, para desaparecer 12.000 años después. Durante este tiempo, las poblaciones de cromañones se adaptaron a los cambios climáticos gracias a una piel más clara capaz de producir cantidades suficientes de vitamina D para los huesos, a pesar de la escasez de luz solar.

hombre de cromagnon

Ver: Caracteristicas del Homo Sapiens

Características del Homo Sapiens Cerebro y Postura Erecta

Características de Homo Sapiens
Su Cerebro y Postura

Homo Sapiens: Con el surgimiento del Homo sapiens (“ser humano sabio”) —hace unos 250.000 años— comenzó una tercera, y crucial, etapa del desarrollo humano. Hacia el año 100.000 a. de C. se habían desarrollado tres sub grupos de Homo sapiens.

El Homo sapiens steinheimensis, o arcaico, el Homo sapiens neanderthalensis (de Neanderthal) y el Homo sapiens sapiens. (Nosotros pertenecemos a esta última subespecie.)

Por lo tanto, todas las “razas” modernas del hombre pertenecen a una única especie y subespecie.

• H. s. steinheimensis vivió entre hace 500 mil y 200 mil años. Era cazador, recolectaba frutos y manejaba utensilios de piedra.

• H. s. neanderthalensis, u hombre de Neanderthal, ocupó Europa y el oeste asiático hace unos 300 mil años, y desapareció 150 mil años después. Eran macizos y musculosos, cazaban mamuts y rinocerontes lanudos y utilizaban utensilios más sofisticados que H. erectus (los cuales se han vinculado con la tecnología musteriense de utensilios de piedra). Además, se supone que creían en la vida después de la muerte, porque enterraban a sus muertos con armas y alimentos.

• H. s. sapiens es la única subespecie que sobrevive luego de la desaparición de los Neanderthales. Los ejemplares más antiguos del también llamado hombre de Cro-Magnon se encontraron en Israel, y datan de hace 100.000 años (aunque, sin embargo, sólo prosperó hace 25.000 años). Eran altos y tenían una potente musculatura, pero sus huesos carecían del grosor de los de los Neanderthales. Estos primeros H. s. sapiens fabricaban herramientas y utensilios muy elaborados y ya realizaban pinturas rupestres, poseían una organización social compleja y fueron nómades.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

Los primeros vestigios del hombre de Neanderthal se encontraron en el valle de Neander, en Alemania. Desde entonces, se han descubierto otros más en Europa y el Cercano Oriente, de los cuales se ha establecido su fecha entre el 100.000 y el 30.000 a. de C. Los neandertales dependían de una variedad de herramientas de piedra y fueron los primeros seres primitivos en sepultar a sus muertos.

homo sapiens

Los primeros seres humanos anatómicamente modernos —conocidos como Homo sapiens sapiens (“ser humano sabio sabio”)— surgieron en África entre hace unos 200.000 y 150.000 años.

Una evidencia reciente señala que comenzaron a diseminarse fuera de ese continente hace 100.000 años, más o menos. Las distintas migraciones; sin embargo, la mayor parte de ellas todavía causa controversia. Hacia el año 30.000 a. de C., el Homo sapiens sapiens había tomado el lugar de los neandertales, que hacía mucho tiempo se habían extinguido.

La migración de los primeros humanos modernos rara vez se hizo de manera deliberada. Los grupos de personas se alejaban de sus áreas de caza conocidas a una velocidad de sólo 2 o 3 millas por generación. Sin embargo, esto bastó para poblar el mundo en un periodo que se extendió durante algunas decenas de miles de años.

Con base en recientes evidencias, algunos académicos han sugerido que esas criaturas humanas desplazadas tal vez se hayan movilizado de manera independiente en diversas partes del mundo, y no solamente en África.

Sea como fuere, alrededor del año 10.000 a. de C., podrían haberse localizado en cualquier parte del mundo miembros de la especie Horno sapiens sapiens. Durante esa época, era la única especie humana que quedaba.

Todos los seres humanos de la actualidad —europeos, aborígenes australianos o africanos— pertenecen a la misma subespecie del ser humano.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

CARACTERISTICAS DE HOMO SAPIENS: El hombre se separó definitivamente del resto de los monos antropomorfos, y en especial de los restantes homínidos, en el momento en que fue capaz de desplazarse erguido, construir herramientas de piedra y alcanzar un desarrollo muy importante de la capacidad craneana, junto con algunas otras características específicas del esqueleto.

Características anatómicas: En el hombre actual existen nueve características que han ido apareciendo a lo largo de la evolución. El rasgo más antiguo es la oclusión postorbital.

caracteristicas anatomicas del homo sapiens

Características anatómicas distintivas del hombre actual. Teniendo en cuenta las características anatómicas indicadas y la historia geológica de los primates antropomorfos, ¿cuáles son propias del hombre, cuáles de los homínidos y cuáles de los restantes homlnoideos?

El cerebro: A medida que los homínidos evolucionaron, el tamaño de su cerebro aumentó considerablemente. Lo mismo ocurrió con la forma de su cráneo, puesto que debía acomodar un cerebro que crecía hacia adelante.

Al tiempo que aumentaba el volumen craneano se produjo otra asombrosa transformación de la anatomía humana: una remodelación total de la pelvis. Seguramente, esta adaptación facilitó el parto de la generación de individuos dotados de un cerebro más grande.

craneo del genero homo

La postura erecta: Una de las características distintivas de la especie humana es la postura erecta, es decir la capacidad de caminar y mantenerse erguidos. Los simios también se paran sobre sus patas traseras, pero sólo lo hacen en situaciones especiales.

Muchas teorías intentan explicar el origen de la postura erecta. Una de las primeras planteaba que dicha postura era favorable porque dejaba las manos libres, por ejemplo para fabricar herramientas. Pero hoy se sabe que el hombre caminaba erguido mucho antes de que aprendiera a fabricarlas. Otra teoría postula que el bipedismo les habría facilitado a los homínidos el acarreo de los alimentos.

postura simios

A: Esqueletos del babuino, el gorila, el chimpancé y el ser humano en los que se muestra el centro de gravedad.

postura homo sapiens

B: Comparación de los esqueletos de las dos líneas de aus-tralopitecinos y del hombre.

Al igual que lo que sucede con el tamaño de nuestro cerebro, la postura erecta supone algunas desventajas. ¿Cuáles pueden ser éstas? El bipedismo, ¿es anterior o posterior al desarrollo del cerebro? ¿Cuál fue el aporte del descubrimiento de Lucy para desentrañar este problema?

Fuente Consultada:
Biologia y Ciencias de la Tierra Editorial Santillana Polimodal Cuniglio, Barderi, Bilenca, Granieri y Otros

El Dominio del Fuego por el Hombre Las Ventajas del Fuego

Historia del Dominio del Fuego por el Hombre – Ventajas del Fuego 

Los períodos geológicos en los que se ubica a los homínidos, y posteriormente a los distintos representantes del género Homo, se caracterizan por sucesiones de períodos glaciales, o glaciacionesel frío intenso hacía que los mares descendieran notablemente su nivel y retrocedieran, dejando al descubierto tierras antes sumergidas– e interglaciaciones –volvía el calor y subía el nivel del mar-.

Las glaciaciones e inter-glaciaciones supusieron, además, cambios climáticos importantes, como períodos de sequía en zonas tropicales o la transformación de un bosque templado en una tundra o en una estepa. Al hacer frente a estos cambios, los primeros hombres pusieron a prueba su inteligencia.

La modificación del entorno exige, siempre, que los organismos se adapten. Así, el entorno pudo haber obligado a los hombres a expandirse o a desplazarse hacia regiones desconocidas y a dar nuevas respuestas culturales y sociales, con el fin de adaptarse al nuevo ambiente y de explotar de una manera eficaz los recursos que se les ofrecían.

Uno de los aspectos más significativos en la exitosa adaptación de la evolución humana fue el dominio del fuego.

Los primeros registros del uso del fuego datan de hace unos 750.000 años y corresponden a hogares de Homo erectus hallados en grutas de Francia. Éstos fueron los primeros homínidos que se dispersaron hacia regiones frías. La posesión del fuego les permitió, asimismo, cocinar la carne y los vegetales, los cuales les resultaron así más tiernos y sabrosos, amén de que destruían una buena cantidad de bacterias y parásitos.

Pero, fundamentalmente, el fuego les brindó a los homínidos una herramienta de protección contra los depredadores, ya que no hay nada que atemorice tanto a los animales como las llamas.

En efecto, cuando el investigador Bob Brain analizó los restos provenientes de la caverna de Swartkrans, en Sudáfrica, encontró que por debajo del nivel del fuego, el 20% de los huesos correspondía a homínidos, mientras que por encima de ese nivel, los restos humanos disminuían hasta un 5%.

Esto indicaría que, gracias al fuego, los homínidos dejaron de ser una presa fácil de los depredadores.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

Para que se produzca la combustión , deben coincidir cuatro factores que conforman el “tetraedro del fuego”:

-Combustible: un compuesto orgánico como la madera , el carbón vegetal, gases de hidrocarburos o la gasolina.

-Comburente: el más común de los cuales es el oxígeno del aire.

-Temperatura: llamada también “energía de activación”. Puede tratarse de una chispa, otra llama, o darse espontáneamente, si hay una temperatura alta. Cuando la temperatura se eleva, la velocidad de oxidación aumenta hasta alcanzar el nivel en que se mantiene a sí misma por el calor que genera.

Los tres factores hasta aquí definidos son imprescindibles. Sin ellos, no hay combustión.

el fuego en la historia

Por último, para que el fuego se mantenga es necesario que haya una reacción en cadena. Vale decir, debe sostenerse una vez suprimida la fuente de la ignición. Durante la combustión, se libera energía calórica a partir de la energía que mantenía unidos los átomos del combustible.

Las llamas son gases incandescentes que resultan de la emisión de gases y vapores despedidos por la oxidación —vapor de agua, dióxido de carbono—, así como luz visible e infrarroja; y también son fuentes de calor.

Como se ve, son tantos los factores que deben concurrir para originar fuego, que resulta comprensible que sus descubridores no supieran al principio cómo iniciarlo. Hace más de 400.000 años, durante la glaciación de Mindelen el Paleolítico—, el Horno erectus se limitaba a recogerlo de la naturaleza, por ejemplo de un incendio forestal, y a conservarlo tanto como pudiera.

Se han encontrado restos de hogueras cuya antigüedad fluctúa entre los 300.000 años de Chou Kou Tien, al sudoeste de Beijing, China, donde también se conservan los restos del hombre de Pekín, y los 400.000 años del hallazgo de Vértesszollós

en Hungría y la caverna de L’ Escale, cerca de Marsella, Francia, en los que se aprecia que los combustibles utilizados eran la madera y, a veces, los huesos de las presas cazadas, que tenían la ventaja de arder durante un período más prolongado.

Este dominio limitado sobre el fuego tuvo, no obstante, profundas repercusiones en la vida del hombre primitivo.

El fuego aseguró protección contra los animales y frente al frío y también se utilizó para endurecer los mangos de las lanzas, lo que en conjunto operó una profunda transformación en la organización social del Homo erectus.

La hoguera se transformó en el lugar de reunión por excelencia, ya que la actividad no se limitó a las horas de luz solar; las llamas permitieron la vida nocturna, y a su luz se intercambiaron conocimientos, se planificaron cacerías, se difundieron técnicas.

Por supuesto, la necesidad continua de mantener el fuego encendido trajo aparejado un nuevo reparto de tareas en el grupo: vigilar las llamas, conseguir combustible, cocinar los alimentos, eran tareas que insumían un tiempo valioso.

Se presume que esta responsabilidad recayó, en un principio, sobre las mujeres, que permanecían en los enclaves junto con los niños, mientras los hombres salían a cazar.
La cocción de los alimentos implicó una mejora inmensa de la calidad de vida. Por aquel entonces, el principal sustento provenía de las presas. El fuego eliminó parásitos y microorganismos de la carne cruda que no sólo son perjudiciales para la salud sino que, en combinación con las enzimas propias de la carne, desencadenan una rápida descomposición.

A través de la cocción, la carne se conservó durante más tiempo y tuvo, a largo plazo, consecuencias aún más profundas: los alimentos cocidos resultaron más blandos para el Horno erectus, que al tener que masticar menos ya no necesitó disponer de una dentadura tan grande. Sus dientes, entonces, disminuyeron de tamaño, lo que implicó la reducción de las mandíbulas y el consiguiente aumento del cráneo, que dispuso de espacio para albergar un cerebro mayor.

El nivel de técnica requerido para encender un fuego no se alcanzó hasta el 40.000 ó 50.000 a. C. Fue entonces cuando se obtuvo dominio sobre la ignición, ya fuera generando chispas por la percusión de dos piedras, o una pequeña llama frotando dos piezas de madera de diferente dureza. En ambos casos, el calentamiento producido se alimentaba con materiales que se inflamaban rápidamente como, por ejemplo, pasto seco.

El hombre del Paleolítico disponía de varios métodos de cocción. Si bien en un principio asaba su carne directamente sobre la llama, no tardó en utilizar una especie de parrilla primitiva, disponiendo la carne sobre piedras calentadas.

La cocción por hervor también era conocida, antes incluso de que la alfarería facilitara recipientes de barro cocido, introduciendo, en huecos con agua, piedras al rojo que debían renovadas con regularidad.

Así, el fuego se convirtió en un instrumento cotidiano en el quehacer de la humanidad, influyendo de manera radical no sólo en el desarrollo de las culturas, sino en la evolución de la especie.

Anterior a la escritura, a las primeras ciudades e instituciones, el fuego mantuvo fascinado al hombre durante milenios. Sobre él se elaboraron incontables mitos y leyendas. Según los griegos, fue un regalo del dios Prometeo.

En la Torah, Yahveh se aparece a Moisés con la forma de una zarza ardiente que no se consume. El “lago de fuego” cumple un rol destacado en el Apocalipsis; recordemos que Dios se comprometió ante Noé a no destruir el mundo por el agua, pero se reservó con prudencia el derecho de recurrir a las llamas.

Esqueleto Lucy Primer Humano Caminaba Erguido en Dos Patas Hominido

Esqueleto Lucy – Primer Humano – Caminaba Erguido en Dos Patas

esqueleto de Lucy

Según el denominado «reloj molecular«, la separación entre el hombre y el chimpancé no puede haber tenido lugar hace mucho más de cinco o seis millones de años, ya que, de lo contrario, si tal separación se hubiera producido antes, no seríamos tan similares.

El reciente examen de ciertos huesos encontrados en 1974 ha proporcionado a los genetistas la prueba fósil que necesitaban para apoyar su teoría de que la separación entre humanos y chimpancés tuvo lugar hace menos de siete millones de años.

Lucy vivió en Etiopía hace unos 3,2 millones de años. Fue descubierta por un equipo internacional liderado por Donald Johanson, un experto norteamericano. El 30 de noviembre de 1974, junto al río Awash, Johanson y uno de sus estudiantes, Tom Cray, estaban afanados en la búsqueda de fósiles humanos cuando encontraron una serie de fragmentos óseos de un brazo. Y después de éstos, una mandíbula, más fragmentos de brazo, un fémur y algunas costillas. Pieza a pieza, consiguieron desenterrar más del 40% de un esqueleto.

La llamaron «Lucy«, ya que se trataba de una hembra y, durante el desarrollo de la excavación sonaba el tema de los Beatles «Lucy in the sky with diamonds«.

Medía aproximadamente 1,1 metros de altura, y pesaba en torno a los veintinueve kilos. Cuando publicaron su descubrimiento, Lucy causó verdadera sensación, dado que los científicos pudieron afirmar a partir de la forma de su pelvis que se trataba del simio más antiguo conocido que habría caminado sobre dos pies.

Hasta el descubrimiento de Lucy, los científicos habían asumido que la inteligencia superior de los humanos era lo que les habría inducido a considerar como una buena idea el caminar sobre sus dos extremidades traseras. El bipedismo significaba poder utilizar las manos para fabricar útiles y armas que les ayudaran a sobrevivir.

Lo más sorprendente no era que Lucy pudiera caminar sobre dos de sus extremidades (y ser por tanto una perfecta candidata a antecesora humana), sino que su cabeza no era mucho más grande que la de un chimpancé.

En términos generales, una cabeza de menor tamaño significa un cerebro también menor y, por tanto, menor inteligencia. Lo que Lucy nos estaba diciendo era que la capacidad para caminar erguidos era anterior al desarrollo cerebral de los , posiblemente mucho antes de que tuvieran la posibilidad de considerar las ventajas de ser bípedo. ¿Qué llevó a Lucy a caminar erguida cuando era perfectamente lógico ser cuadrúpeda? ¿Cuál es la ventaja? Los dos pies son igual de rápidos que los cuatro a la hora de escapar de un peligro o perseguir a una presa (piensa en la huida de un ciervo o en la carrera de un guepardo), y es igual de sencillo trepar a los árboles en ambos casos (observa a una ardilla o a un mono). Pero ser bípedo presenta ciertos inconvenientes.

Las hembras tendrían que tener una pelvis mucho más estrecha para poder caminar con comodidad sobre sus extremidades traseras, lo que hace mucho más doloroso y peligroso el parto.
Hasta hoy todavía no estamos seguros de la razón por la que las criaturas similares a Lucy se pusieron de pie y caminaron erguidos.

En este sitio: Proceso de Hominización

La Hégira de Mahoma Origen del Islamismo El Coran La Meca Medina

La Hégira de Mahoma – Origen del Islamismo – El Corán – La Mecareligion islamica, mahoma

LA HÉGIRA o era de los mahometanos comienza el 16 de julio del año 622 de la era cristiana, año de la huida de Mahoma de La Meca a Medina. Para los musulmanes, el actual es el siglo XV. El año musulmán se divide en 12 meses de 29 o 30 días, por lo que sólo tiene 354 días o, en ocasiones, 355.

En consecuencia, si bien los peregrinos siempre viajan a La Meca en el último mes del año musulmán, dicho mes no siempre corresponde a la misma estación. Si un año la peregrinación se realiza a mediados del invierno, 16 años después se efectuará a mediados del verano.

En sus inicios como profeta, las predicaciones de Mahoma en La Meca, la capital religiosa de Arabia, no tuvieron al principio el éxito deseado. Su esposa había muerto, se encontraba solo y entonces emprendió la hégira, es decir, la huida a Medina donde le acogieron algunos de sus discípulos.

LA HÉGIRA
Los habitantes de Yatrib, convertida más tarde en «la ciudad del Profeta» (Madínat al-Nabí, origen del nombre Medina), les brindaron el asilo necesario. Durante una peregrinación a La Meca en 620, algunos medinenses ofrecieron a Mahoma su protección, a cambio de su arbitraje en los convictos que estaban minando la vida de la ciudad.

La propuesta devino en juramento solemne en Aqaba, un desfiladero rocoso en los alrededores de La Meca donde, en 521, al abrigo de las miradas, 75 medinenes juraron combatir al lado de Mahoma. Días después, los primeros musulmanes tornaron la ruta de Medina. Mahoma fue el último en partir, junto con el fiel Abü Bakr, salvándose por poco de un intento de asesinato.

El 24 de septiembre de 622, cuando Mahoma llegó a Medina después de despistar a los mequinenses que pretendían perseguirlo, marcó el comienzo de una nueva era, la hiyra (Hégira), en otras palabras, la «Emigración». Sin embargo, la tradición fijaría el principio de la era musulmana el 16 de julio de 622, al inicio del año lunar.

Después de establecer su residencia en un terreno baldío de Medina, el Profeta organizó un primer santuario musulmán, llamado masjid (la futura «mezquita»). Los otros emigrados encontraron empleo en los palmerales y junto con los medinenses que se les habían unido -los auxiliares- formaron una comunidad que no rechazaba formalmente a las tribus árabes escépticas ni tampoco a los judíos de la ciudad: las revelaciones del Profeta intentaron además acercar ambas religiones, retomando por ejemplo la idea del ayuno de expiación, al igual que las prohibiciones alimentarias judaicas, y permitiendo el matrimonio con mujeres judías. Mahoma consolidó su autoridad espiritual sobre el grupo, y sus revelaciones apaciguaron las tensiones entre los clanes de la ciudad, limitando por ejemplo la venganza a una vida por una vida.

EL CORÁN
La revelación, cuyo profeta era Mahoma, se expresó primero oralmente: fue una recitación (qur’án). El Corán conserva las características de esta forma de transmisión: las palabras se organizan en frases breves recitadas, llamadas versículos (áyát), y su lenguaje proviene de la poesía oral, que más tarde se convertiría en el crisol del árabe clásico.

Veinticinco años después de la muerte de Mahoma, el califa Utozán ordenó la transcripción de la «Recitación»: sus 114 «suras» (capítulos), cuya extensión varía, traducen claramente la evolución del mensaje del Profeta entre el período mequinense y el período medinense.

Sin embargo, para la mayoría de los musulmanes, el Corán no es la única fuente de la doctrina religiosa: los hadiz, relatos más o menos apócrifos sobre la vida y milagros de Mahoma transcritos a partir del siglo VIII, también forman parte de la tradición (sunna).

Aunque idealizan el período profetice, también reflejan las dudas e interrogantes de los inicios del Islam.

Carlomagno emperador de los francos Lucha contra los musulmanes

Carlo Magno Emperador de los Francos Lucha contra los MusulmanesRey Carlomagno

El Imperio Árabe surgió en Oriente Medio en el siglo séptimo, conquistó la mayoría del norte de África, y se extendió hacia el norte, hasta España .

En España los árabes, de religión musulmana (seguidores de la fe islámica), y sus compañeros norafricanos, llamados moros o beréberes, derrotaron a los reyes visigodos en 711 d.C., apoderándose de casi toda la península ibérica. (Los visigodos eran uno de los muchos grupos de bárbaros que destruyeron el Imperio Romano, de los cuales hablamos más arriba.)

A partir de sus plazas fuertes de España, estos moros (como pronto serían llamados todos los musulmanes de España) ejercieron presión sobre el sur de Galia y lograron establecer posiciones firmes hasta el advenimiento al poder de los carolingios en el siglo octavo.

En 732 d.C. las fuerzas islámicas intentaron conquistar Galia. El rey carolingio, Carlos Martel, las enfrentó resueltamente y las rechazó. Los historiadores opinan que si no lo hubiera hecho Europa occidental sería musulmana.

Esto hubiera enfadado al nieto de Carlos Martel, Carlomagno, devoto cristiano. Carlomagno (o sea Carlos el Grande) se convirtió en rey de los francos occidentales en 768 y luego, después de la muerte de su hermano Carloman en 771 d.C., gobernó todo el pueblo franco.

Carlomagno no era de esos cristianos que piensan que los mansos de corazón heredarán la tierra. Para que los sajones alemanes (parientes de los sajones de Inglaterra) se convirtieran los combatió y venció; y en lugar de esperar que los moros intentaran una nueva invasión, entró en España y atacó al emir de Córdoba. Asimismo, hizo añicos el reino de Lombardía en el norte de Italia, entre otras muchas conquistas que pusieron bajo su dominio la mayoría del occidente europeo.

El papa León III estaba encantado, sobre todo por haberse desembarazado de los fastidiosos lombardos. Coronó a Carlomagno, dándole el título de Carolus Augustus, Emperador de los Romanos (o sea Sacro Emperador Romano), en 800 d.C., iniciando así la extraña pero duradera entidad europea llamada Sacro Imperio Romano.

CARLOMAGNO: ¿FRANCÉS O ALEMÁN?
Si bien el emperador Federico Barbarroja canonizó a Carlomagno, sólo en 1475 Luis XII oficializó su culto en Francia. Con los humanistas del siglo XVI, la «nacionalidad» del emperador carolingio se convirtió en objeto de debate político, principalmente en Alsacia, región limítrofe entre el Sacro Imperio romano germánico y el reino de Francia.

Mientras Jacob Wimpfeling afirmaba que Carlomagno era alemán y que los germanos habitaban desde siempre en la ribera oriental del Rin, negándole así a Francia toda reivindicación sobre AIsacia.Thomas Murner replicaba que el emperador carolingio era francés como lo había sido antaño la ribera oriental del Rin.

El debate resurgió durante la década de 1930, con la llegada de los nazis al poder: las publicaciones alemanas de la época utilizaron la figura de Carlomagno para promover la expansión germánica hacia el este, mientras el historiador Ferdinand Lot lo presentaba como «¡nuestro [es decir, francés], porque nosotros lo adoptamos!