La Hégira de Mahoma Origen del Islamismo El Coran La Meca Medina



La Hégira de Mahoma – Origen del Islamismo – El Corán – La Mecareligion islamica, mahoma

LA HÉGIRA o era de los mahometanos comienza el 16 de julio del año 622 de la era cristiana, año de la huida de Mahoma de La Meca a Medina. Para los musulmanes, el actual es el siglo XV. El año musulmán se divide en 12 meses de 29 o 30 días, por lo que sólo tiene 354 días o, en ocasiones, 355.

En consecuencia, si bien los peregrinos siempre viajan a La Meca en el último mes del año musulmán, dicho mes no siempre corresponde a la misma estación. Si un año la peregrinación se realiza a mediados del invierno, 16 años después se efectuará a mediados del verano.

En sus inicios como profeta, las predicaciones de Mahoma en La Meca, la capital religiosa de Arabia, no tuvieron al principio el éxito deseado. Su esposa había muerto, se encontraba solo y entonces emprendió la hégira, es decir, la huida a Medina donde le acogieron algunos de sus discípulos.

LA HÉGIRA
Los habitantes de Yatrib, convertida más tarde en «la ciudad del Profeta» (Madínat al-Nabí, origen del nombre Medina), les brindaron el asilo necesario. Durante una peregrinación a La Meca en 620, algunos medinenses ofrecieron a Mahoma su protección, a cambio de su arbitraje en los convictos que estaban minando la vida de la ciudad.

La propuesta devino en juramento solemne en Aqaba, un desfiladero rocoso en los alrededores de La Meca donde, en 521, al abrigo de las miradas, 75 medinenes juraron combatir al lado de Mahoma. Días después, los primeros musulmanes tornaron la ruta de Medina. Mahoma fue el último en partir, junto con el fiel Abü Bakr, salvándose por poco de un intento de asesinato.

El 24 de septiembre de 622, cuando Mahoma llegó a Medina después de despistar a los mequinenses que pretendían perseguirlo, marcó el comienzo de una nueva era, la hiyra (Hégira), en otras palabras, la «Emigración». Sin embargo, la tradición fijaría el principio de la era musulmana el 16 de julio de 622, al inicio del año lunar.

Después de establecer su residencia en un terreno baldío de Medina, el Profeta organizó un primer santuario musulmán, llamado masjid (la futura «mezquita»). Los otros emigrados encontraron empleo en los palmerales y junto con los medinenses que se les habían unido -los auxiliares- formaron una comunidad que no rechazaba formalmente a las tribus árabes escépticas ni tampoco a los judíos de la ciudad: las revelaciones del Profeta intentaron además acercar ambas religiones, retomando por ejemplo la idea del ayuno de expiación, al igual que las prohibiciones alimentarias judaicas, y permitiendo el matrimonio con mujeres judías. Mahoma consolidó su autoridad espiritual sobre el grupo, y sus revelaciones apaciguaron las tensiones entre los clanes de la ciudad, limitando por ejemplo la venganza a una vida por una vida.

EL CORÁN
La revelación, cuyo profeta era Mahoma, se expresó primero oralmente: fue una recitación (qur’án). El Corán conserva las características de esta forma de transmisión: las palabras se organizan en frases breves recitadas, llamadas versículos (áyát), y su lenguaje proviene de la poesía oral, que más tarde se convertiría en el crisol del árabe clásico.

Veinticinco años después de la muerte de Mahoma, el califa Utozán ordenó la transcripción de la «Recitación»: sus 114 «suras» (capítulos), cuya extensión varía, traducen claramente la evolución del mensaje del Profeta entre el período mequinense y el período medinense.

Sin embargo, para la mayoría de los musulmanes, el Corán no es la única fuente de la doctrina religiosa: los hadiz, relatos más o menos apócrifos sobre la vida y milagros de Mahoma transcritos a partir del siglo VIII, también forman parte de la tradición (sunna).

Aunque idealizan el período profetice, también reflejan las dudas e interrogantes de los inicios del Islam.





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



One thought on “La Hégira de Mahoma Origen del Islamismo El Coran La Meca Medina

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *