Papa Bonifacio III

Biografia Inocencio III Papa Obra de su Pontificado

Biografia Inocencio III
Papa de la Iglesia – Obra de su Pontificado

De nombre Lotario di Conti (1161-1216), conocido como Inocencio III, gran papa y gran político, en cuya persona culmina la influencia histórica del Pontificado medieval.

Lleno de fe y de fervor apostólico, Inocencio III supo aprovechar todas las ocasiones para llevar al terreno de la práctica las viejas ideas de la primacía de San Pedro, la omnipotencia del Papado y la superioridad del poder eclesiástico sobre el laico o emperadores de su época.

Inocencio III realizó su obra pontificia como medio de acción para equilibrar el mundo político medieval, combatir la herejía y agrupar todas las fuerzas de la Cristiandad para la cruzada contra el Islam.

Para esta ingente obra, Inocencio III estuvo excepcionalmente bien dotado. Unía a la fuerza del ideal y de la fe, un sentido práctico poco común, un sagaz conocimiento de los hombres y de las cosas, un oportunismo diestro, gran habilidad diplomática, supremo sentido de la justicia y constancia inquebrantable ante cualquier revés momentáneo.

Nació en un ambiente patricio, y esta finura, vigor y firmeza de su sangre contribuyeron al éxito de su política.

Hijo de Trasmondo, conde de Segni, y de Claricia Scotti, Lotario vio la luz en Anagni en 1160. Como la mayor parte de los nobles romanos destinados a la carrera eclesiástica, estudió teología en París y derecho en Bolonia.

De regreso a Roma hacia 1185, fue nombrado subdiácono en 1187 y cardenal por Clemente III en 1190. La fama adquirida por su virtud, austeridad, ciencia y firmeza política le valieron ser elegido papa por unanimidad el 8 de enero de 1198, a los 37 años de edad.

Llegaba, pues, al máximo cargo pontificio en la cumbre de su hombradía, y hallaba a su disposición los vastos recursos espirituales y materiales acumulados por sus antecesores.

Supo usarlos eficazmente, tanto más cuanto los Estados de Europa, y en particular el Reich, estaban atravesando un período de crisis.

Es sin duda el pontífice más importante de la Edad Media en el orden temporal, era sobrino de Clemente III; nació en Anagni (Italia) y pertenecía a la familia de los Conti, que daría nueve papas a la Iglesia. Recibió la mejor educación posible en la época, con estudios de teología en París y de jurisprudencia en Bolonia, que le convirtieron en uno de los hombres más preparados de su tiempo.

Esta es su historia y obra de su pontificado:

Por aquellos momentos, luego de la muerte de Gregorio VII, la lucha entre el Papa y el emperador continuó durante cerca de dos siglos, pero el Papa se hizo cada vez más fuerte.

biografia de inocencio III Papa de la Iglesia
Inocencio III (Anagni, (hc. 1161) – Perugia, 16 de julio de 1216) fue el papa n.º 176 de la Iglesia católica de 1198 a 1216. Noble de familia italiana, miembro de la familia Conti y Julio, su padre fue el conde Trasimundo de Segni. Por su procedencia estudió Teología en la Universidad de París y luego Derecho Canónico en Bolonia

Al organizar la Cruzada contra los musulmanes, el Papa se condujo como jefe de todos los caballeros cristianos.

Poco a poco los reyes se acostumbraron a obedecer a la Santa Sede. Cuando Federico Barbarroja fue vencido (1176) por los lombardos aliados del Papa , se tuvo la impresión de que el Pontífice era superior al emperador.

Entonces apareció el más poderosos de todos los Papas, Inocencio III (1198). Era un noble romano que había estudiado Teología y Derecho. Se le había elegido Papa a los treinta y siete años (fue el más joven de todos los Pontífices).

Decía «que el Papa en la tierra ocupa el lugar de Dios», que es «el Vicario, es decir, el sustituto de Dios». «El Señor, decía, ha dado a San Pedro, no solamente toda la Iglesia, sino el mundo entero para gobernar».

Decía asimismo: «El poder es dado a los príncipes en la tierra, a los Papas el poder les es dado también en el cielo. A los príncipes no se les da más que sobre los cuerpos, a los Papas sobre las almas.

Por eso, tanto como es superior el alma al cuerpo, tanto el Papa es superior a la realeza». Son suyas también estas palabras: «Dios, creador del mundo, ha puesto en el cielo dos grandes luminarias: una grande, el sol, preside el día; otra pequeña, la luna, brilla en la noche.

De igual modo, en el firmamento de la Iglesia universal ha instituido dos altas dignidades: la más grande, la autoridad pontificia; la más pequeña, el poder real; la más grande, para presidir las almas como el sol los días; la más pequeña, para dirigir los cuerpos como la luna las noches.

Y lo mismo que la luna recibe la luz del sol, así el poder real recibe su esplendor de la autoridad pontificia».

Inocencio III entró en lucha con los reyes más poderosos de su tiempo. Excomulgó al rey de Francia, Felipe Augusto, porque había repudiado a su esposa, una princesa de Dinamarca, Ingeburga.

El divorcio había sido declarado ilegal y nulo por el Papa anterior; pero Felipe, no teniéndolo en cuenta, se había casado con otra princesa. Inocencio III pronunció el entredicho contra el reino de Francia (1198-1200). Felipe repudió a su segunda mujer y volvió a unirse con Ingeburga.

Inocencio luchó contra el monarca inglés Juan Sin Tierra Empezó por poner su reino en entredicho (1208), luego le excomulgó, le declaró depuesto y le amenazó con dar su reino al rey de Francia.

Asustado Juan, se sometió, dio su reino al Papa, el cual se lo devolvió en feudo como a vasallo.

En Alemania, Inocencio reclamó la facultad de de-cidir’entre los dos príncipes que se disputaban el título de rey.

Mandó predicar la cuarta Cruzada. Los cruzados, reunidos pata ir a la liberación de Jerusalén, tomaron Constantinopla (1204) y sometieron a los griegos el poder del Papa.

Organizó la cruzada contra los herejes en el mediodía de Francia. Declaró a los príncipes de esta región desposeídos de sus dominios y los dio a los cruzados.

Inocencio III celebró en el palacio de Letrán un Concilio ecuménico (1215) que fue la Asamblea más grande de la Edad Media.

A él acudieron 412 obispos, 800 abades o priores de convento y varios patriarcas y obispos de Oriente.

Se adoptaron medidas contra los herejes. Todos los príncipes, en el momento de tomar posesión del poder, debían jurar el exterminio de los herejes que hubiera en sus dominios.

Inocencio III murió repentinamente en Perugia, el 16 de julio de 1216, cuando viajaba por Italia en busca de aliados para la Cuarta Cruzada.

concilio de letran
En el IV Concilio de Letrán (1215) participaron dos patriarcas orientales, representantes de casi todas las monarquías europeas y más de mil doscientos obispos y abades. Se condenaron las doctrinas heréticas de los albigenses y los cataros; se definió por primera vez el dogma teológico de la transubstanciación; se obligaba a los fieles a confesarse y comulgar al menos una vez al año, y se preparó una nueva cruzada a Tierra Santa.

En el IV Concilio de Letrán (1215) participaron dos patriarcas orientales, representantes de casi todas las monarquías europeas y más de mil doscientos obispos y abades.

Se condenaron las doctrinas heréticas de los albigenses y los cataros; se definió por primera vez el dogma teológico de la transubstanciación; se obligaba a los fieles a confesarse y comulgar al menos una vez al año, y se preparó una nueva cruzada a Tierra Santa.

No hubo país en Europa que se librara de las injerencias de Inocencio III: excomulgó a Alfonso IX de León por casarse con su sobrina Berengaria, de quien le obligó a separarse; anuló el matrimonio entre Alfonso de Portugal y doña Urraca, hija de Alfonso de Castilla; recibió el reino de Aragón en vasallaje cuando coronó a Pedro II como rey; protegió a los noruegos del tiránico rey Sverri y, a su muerte, actuó como arbitro entre los pretendientes al trono; otro tanto hizo entre los contendientes al trono de Suecia.Y ya en terreno más propio de su misión apostólica, preparó una cruzada contra los musulmanes en España, a los que vio derrotados en la batalla de las Navas de Tolosa; restauró la disciplina eclesiástica en Polonia; trató de conseguir que la Iglesia oriental aceptase la autoridad de Roma; llamó a la Cuarta Cruzada, y excomulgó a los comerciantes venecianos cuando éstos desviaron a los cruzados para que tomasen Constantinopla en vez de dirigirse a Tierra Santa.

Dentro de su misión religiosa, convocó del IV Concilio de Letrán, el más importante del Medievo, y apoyó la fundación de dos grandes órdenes mendicantes —la de los dominicos y la de los franciscanos— como defensa contra los vicios que se estaban adueñando del pueblo, del clero y de la jerarquía eclesiástica.

fuente

Biografia Papa Gregorio VII Obra de su Pontificado

Biografia Papa Gregorio VII-Reformas de la Iglesia Medieval

Desde los lejanos tiempos del papa Gregorio VI, el cardenal Hildebrando Aldobrandeschi, nacido en 1020 en Soano (Toscana italiana), parecía destinado al papado y, lo que es más importante, a ser un gran Papa.

Quien haya leído en estas mismas páginas la historia de quienes le precedieron en la silla de San Pedro habrá podido comprobar que fue la mano fuerte de la Iglesia en todo ese período, una mano fuerte empeñada en reformarla siguiendo las normas de Cluny.

Hildebrando era hijo de un campesino de la Toscana, tierra del dominio papal. Su tío, abad de un convento de Roma, le recogió siendo niño, le educó y le hizo fraile.

biografia de gregorio vii
Gregorio VII , de nombre secular Hildebrando Aldobrandeschi (Sovana, (ha. 1020) – Salerno, 25 de mayo de 1085), fue el papa nº 157 de la Iglesia católica entre 1073 y 1085.

Nació en Toscana, en el seno de una familia de modesta extracción social. Crece en el ámbito de la Iglesia romana al ser confiado a su tío, abad del monasterio de Santa María en el Aventino, donde hizo los votos monásticos.

Desde muy joven fue llevado a Roma por un tío suyo que era superior de uno de los conventos de la ciudad. Le costeó sus estudios y uno de sus profesores, el padre Juan Giovanni Graciano, afirmó que nunca había conocido una inteligencia tan aguda como la suya y cuando fue elevado al pontificado con el nombre de Gregorio VI designó a Hildebrando su secretario.

Tras la muerte de Gregorio VI, Hildebrando ingresó como monje en el monasterio de Cluny, en el que tuvo como maestros espirituales a dos santos: San Odilón y San Hugo, y donde pensaba permanecer el resto de su vida; pero al ser elegido papa San León IX, le llamó y le nombró ecónomo del Vaticano y tesorero del pontífice.

Hildebrando era bajo, enfermizo, de voz apagada, pero enérgico y activo. Se declaró partidario de la reforma y entró en el convento de Cluny.

En aquel momento el emperador había empezado a elegir los Papas. Nombró a su primo Bruno, a la sazón obispo de Toul. Bruno adoptó el nombre de León IX y salió con dirección a Roma,

En el camino pasó por Cluny, vió a Hildebrando y le llevó en su compañía (1049).

Establecido en Roma, Hildebrando vino a ser consejero de los Papas, y durante más de veinte años gobernó la Iglesia en cinco Papados consecutivos.

A la muerte de Alejandro II (1073), se resolvió esperar tres días para elegir nuevo Papa. Pero al día siguiente, en la ceremonia del entierro, la muchedumbre romana, hombres y mujeres, invadió la Iglesia gritando: » ¡Sea Papa Hildebrando! «.

Un cardenal pronunció un discurso. «No podemos encontrar mejor Papa, dijo, elijámosle». La muchedumbre llevó a Hildebrando a la iglesia donde estaba el trono del Papa. Se sentó en el trono, revistió los hábitos pontificales y tomó el nombre de Gregorio VII.

En cuanto fue elegido, escribió a todos los príncipes que le ayudasen a reformar la Iglesia en su país.

Declaró excomulgados a todos los sacerdotes simón íacos, es decir, que habían comprado su nombramiento o que tan sólo lo habían recibido de un seglar. Ahora bien, todos los obispos y los abades de Alemania y de Italia habían sido nombrados por el emperador.

Excomulgó también a todos los sacerdotes casados y declaró nulos todos los sacramentos administrados por ellos. Las gentes que habían recibido la absolución de un sacerdote casado, no estaban ya seguras de encontrarse absueltas de sus pecados y podían temer la condenación.

Gregorio VII tuvo muchos enemigos: el rey de Alemania Enrique IV y sus consejeros, casi todos los obispos y los abades de Alemania y de Lombardía, en Roma misma un poderoso señor, Cencio.

La tumba del emperador Adriano, junto al Tíber, se había convertido en fortaleza (el castillo Sant’Angelo), en la que Cencio había puesto una guardia. Había mandado levantar una torre que interceptaba el puente del Tíber y obligaba a pagar a todos los que por el puente pasaban.

El año 1075, la noche de Navidad, Gregorio fue a decir misa a una iglesia donde se había puesto un Nacimiento.

Llovía a torrentes y tenía poca gente a su alrededor. De pronto Cencio, con una tropa de caballeros armados, entró en la iglesia. Sus hombres se lanzaron sobre Gregorio, le arrastraron tomándole del pelo, le hicieron, le montaron en un caballo y le llevaron a una torre,

Al día siguiente, por la mañana, los romanos supieron que el Papa estaba prisionero; se tocó la trompeta, se cerraron las puertas, la milicia se armó, tomó la torre y libertó al Papa, Gregorio emprendió la lucha contra Enrique IV, rey de Alemania.

Quiso primeramente obligarle a despedir a sus consejeros excomulgados, y acabó por amenazar al mismo Enrique IV con la excomunión.

Irritado Enrique, reunió en Concilio a los obispos de Alemania que le obedecían , y los obispos declararon depuesto a Gregorio.

La sentencia fue llevada a Roma por unos mensajeros, ante un Concilio de obispos presididos por el Papa.

Estuvieron a punto de ser degollados. Entonces, ante la asamblea, el Papa excomulgó al rey, y añadió: «Le quito el gobierno de toda Alemania y de Italia, desligo a todos los cristianos del juramento que le han prestado y prohibo a todos que le obedezcan como rey».

Era cosa que ningún Papa había hecho hasta entonces.

Al excomulgar a un rey se le privaba solamente del derecho de entrar en la iglesia y de recibir los sacramentos; pero no del derecho de mandar a sus subditos. Al arrogarse la facultad de ordenar a los subditos que cesaran en la obediencia, el Papa venía a ser el superior de los reyes.

Muchos príncipes en Alemania estaban descontentos de Enrique, y le manifestaron que iban a elegir otro rey si no obtenía el perdón del Papa.

Enrique partió de pronto, en pleno invierno, con su mujer y su hijo pequeño; pasó por Besancon y bajó el Mont Cenis por caminos cubiertos de nieve. La reina fue llevada a rastras en pieles de buey.

En Italia muchos caballeros querían acompañarle; pero no había ido para pelear, y los despidió. Gregorio VII, al tener noticia de su llegada, se había retirado a un castillo de los Apeninos, Canosa, edificado en lo alto de una roca escarpada y rodeado de tres recintos.

Enrique se presentó a la puerta del castillo y el Papa se negó a permitirle la entrada. Enrique volvió entonces con hábito de penitente y los pies descalzos.

El Papa le hizo esperar a la intemperie todo aquel día y todo el siguiente, mientras los que rodeaban al Pontífice le suplicaban que perdonase. Por último, Gregorio cedió; se abrió la puerta, Enrique se puso de rodillas y, llorando, se confesó. Gregorio le dio la absolución, le levantó y le llevó a la iglesia (1077).

No duró mucho la paz. Los príncipes alemanes eligieron otro rey (1077), luego Enrique hizo elegir otro Papa (1080).

Hubo entonces dos reyes y dos Papas, y se peleó en toda Alemania e Italia. El Papa no tenía ejército que le defendiera. Enrique bajó con el suyo a Italia y entró en Roma sin combatir. Gregorio se refugió al otro lado del Tíber, en el castillo de Sant’Angelo, y fue sitiado (1084).

El rey de los normandos de Nápoles acudió en su auxilio, pero su ejército saqueó Roma y prendió fuego a la ciudad. Gregorio, que había sido llevado al reino de Nápoles, murió pronto (1085), diciendo: «He amado la justicia y odiado la iniquidad, por eso muero en el destierro».

Su pontificado fue uno de los más conflictivos y controvertidos de la historia de la Iglesia católica, ya que la puesta en práctica de sus ideas le valió tan leales admiradores como implacables enemigos; abrió las puertas para la reforma de la Iglesia, pero destruyó el poder del imperio y dio origen a la actitud contraria a Roma que, desde entonces, se vivió en Alemania y otras zonas del Sacro Imperio.

En su momento de mayor desolación le llegó la muerte. Las últimas palabras de San Gregorio VII se han hecho famosas: «He amado la justicia y odiado la iniquidad. Por eso muero en el destierro».

Parecía que sus enemigos habían quedado vencedores cuando él murió, pero sus ideas se fueron imponiendo lentamente y sus reformas, poco a poco, se impusieron en toda la Iglesia católica; ha sido considerado como uno de los papas más digno de admiración de la historia.

Ahora vemos a San Gregorio VII como el gran Papa de la Edad Media, uno de los pontífices más santos de la Iglesia, un Papa que supo liberar a la Iglesia de la esclavitud a que la sometían los gobernantes civiles y de sus propios gobernantes indignos, y aunque no todos ni en todos los tiempos, son muchos, por fortuna para la Iglesia, los papas que han acertado a seguir su ejemplo. Fue canonizado en 1606.

fuente

Biografia del Papa Pio XI Obra de su Pontificado

Biografía del Papa Pio XI

Concluir estas semejanzas históricas con el nombre de Pío XI es la percepción cabal de que la Humanidad, en su ruta hacia el mañana, teniendo como norma las doctrinas de Cristo, superará la crisis espiritual,política y económica del siglo XX.

Pío XI, en efecto, simboliza claramente que la influencia y la hegemonía mundial no se deben a la fuerza y a la imposición materialista, sino que el triunfo sobre los espíritus sólo se logra por la jerarquía moral en la defensa de la bandera de los más altos ideales.

Pio XI Papa
Pío XI, de nombre secular Achille Damiano Ambrogio Ratti, fue el 259.º papa de la Iglesia católica, y primer soberano de la Ciudad del Vaticano entre 1922 y 1939, con lo que su pontificado abarca casi todo el período de entreguerras.
Fecha de nacimiento: 31 de mayo de 1857, Desio, Italia
Fallecimiento: 10 de febrero de 1939, Palacio Apostólico, Ciudad del Vaticano

Ni revoluciones ni guerras, por sangrientas y destructoras que resulten unas y otras, predominarán sobre las fuerzas del bien, de la paz y de la buena voluntad que con tanta firmeza y autoridad defendió siempre Pío XI.

En un mundo muchas veces hostil a estos grandes preceptos, en medio de las persecuciones religiosas en varios países del globo, luchando contra los poderes que pretendían coaccionar la misión de la Iglesia y combatir sus normas imperecederas, la figura de Pío XI se levantó como una fulgurante antorcha, que indicó a los pueblos la ruta segura de su salvación en los días agitados del presente y del porvenir.

Aquiles Ratti, hijo del director de una de las más importantes fábricas de tejidos de seda de Desio, en los alrededores de Milán, nació en aquella localidad el 31 de mayo de 1857.

Cursó sus primeros estudios en Monza y en Milán. Alimentada su vocación religiosa por su tío Rodolfo, cura párroco de Asso, en las estribaciones de los Alpes, se relacionó con el arzobispo de Milán, monseñor Calebiana, quien muy pronto le distinguió entre sus amistades.

Gracias a sus indicaciones, Aquiles Ratti estudió en el Colegio lombardo y en la universidad gregoriana de Roma. El 20 de diciembre de 1879, después de obtener los grados de doctor en filosofía, teología y derecho canónico, recibió la ordenación sacerdotal.

Distinguido por sus profesores hasta el punto de llegar su fama de buen estudiante al papa León XIII, Aquiles Ratti regresó a su tierra natal en 1882, después de doctorarse en el Colegio Angélico, la fundación tomista de aquel papa.

Sirvió algún tiempo en la parroquia de Barni, pero muy pronto fue adscrito al seminario de Milán como profesor de teología dogmática.

En 1888 ingresó en la biblioteca Ambrosiana, en cuyo centro realizó una ímproba labor de investigación y clasificación de fondos, que le valió las felicitaciones del rey de Italia y las simpatías del mundo científico internacional.

En 1907 era nombrado prefecto de la indicada biblioteca. Mientras tanto, no había olvidado sus deberes sacerdotales, que ejerció con singular competencia tanto como capellán de las monjas del Cenáculo que como propagandista del catecismo entre los chiquillos.

Espíritu abierto y comunicativo, simpático y bondadoso, Ratti distribuía su tiempo entre las prácticas de caridad, las obras de erudición, los viajes al extranjero y las excursiones a sus amados Alpes.

En 1912, Pío X le nombró viceprefecto de la librería del Vaticano y al mismo tiempo le confió una canongía en San Pedro. A la muerte de aquel santo papa, fue íntimo de Benedicto XV, a cuyo lado se inició en los secretos de la diplomacia europea.

Finalizada la guerra en 1918, se le envió a Polonia como visitado apostólico. Nuncio en 1919, fue consagrado arzobispo de Lepanto en Varsovia el 3 de julio.

Durante su misión, sumamente difícil, dadas las agresiones de los bol cheviques y las rencillas entre polacos y alemanes, Aquiles Ratti demostró un tacto excepcional, que dejó sumamente satisfechos al papa y a cuantos intervinieron en los problemas del Oriente europeo en aquellos años.

En junio de 1921 fue designado arzobispo de Milán y revestido con la púrpura cardenalicia.

En su nuevo cargo asistió al desencadenamiento de la ola subversiva. Al año siguiente, a la muerte del papa Benedicto XV, era elegido papa por el conclave el 2 de febrero.

Durante los diecisiete años de su pontificado, incluí dos entre una y otra guerra, Pío XI procuró encaminar el mundo hacia la paz. Su obra en este sentido fue inmensa, aunque las naciones, alocadas por su propio destino, prefirieran correr hacia su perdición.

El papa de las misiones resolvió, por otra parte, la candente cuestión de las relaciones entre el Vaticano y el Quirrinal por el tratado de Letrán (11 de febrero de 1929), documento que, probablemente, hará época en la historia de la Iglesia.

Así, apareció el Estado del Vaticano, símbolo real de la independencia espiritual del Papl do en los tiempos modernos. La obra de Pío XI en defensa de la catolicidad en todas las naciones no fue menos importante, combatiendo los principios que infringían la libertad religiosa.

Murió el 10 de febreode 1939, en momentos sumamente angustioso para Europa. Su doctrina está comprendida en la en encíclica Casti connubii (1930), relativa al matrimonio; en la Qaudragésimo anno (1931), complementaria de las encíclicas de León XIII sobre materia social, y en la
Divini Redemptoris (1937), condenando el comunismo.

Su actuación se reflejó en el desarrollo de las misiones y de la Acción Católica.

fuente

OTRAS BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Edouard Manet
Biografia del Papa Pio XI
Biografia de Papa Pio X
Biografia de Benedicto XV
Biografia de Foch Ferdinand
Biografia de Hindenburg Paul Von
Biografia de Guillermo II de Alemania
Biografia de Eduardo VII de Inglaterra

Biografia de Pio X Papa Obra de su Pontificado

Biografia del Papa Pio X

Después de los grandes pontificados de Pío IX y León XIII, cada uno notable en su singular idiosincrasia, ocupa el solio pontificio Pío X, el papa de la devoción, de las excelsas virtudes religiosas y de la Eucaristía.

En la vertiginosa recuperación de la Iglesia católica, un santo varón había de predicar desde el Papado los más elevados valores del hombre entregado al servicio de Dios.

Papa Pio X
Pío X fue el 257.º papa de la Iglesia católica entre agosto de 1903 y agosto de 1914. Pío X es principalmente recordado por su fuerte oposición al modernismo teológico y por dirigir la primera codificación del derecho canónico de la historia de la Iglesia católica, que sería publicada en 1917.
Fecha de nacimiento: 2 de junio de 1835, Riese Pio X, Italia
Fallecimiento: 20 de agosto de 1914, Palacio Apostólico, Ciudad del Vaticano
Nombre completo: Pope Pius

Pío X era el sacerdote más apropiado para ello. Humilde, caritativo, simple, un verdadero pastor de almas, había dedicado toda su vida a procurar el bien de sus semejantes. Y lo mismo continuó haciendo desde el pontificado, legando a las generaciones futuras un ejemplo inmarcesible.

Era de origen humilde. Tose Sarto nació el 2 de junio de 1835 en Riete (Treviso). Educado en la fe de sus mayores, realizó su vocación religiosa estudiando en los seminarios de Treviso y Padua.

En 1858 fue ordenado sacerdote. Como tantos otros clérigos fue destinado a la cura de almas parroquiales. Durante diecisiete años sirvió en varias parroquias de la región de Venecia, hasta que en 1875 fue nombrado canónigo de la catedral de Treviso.

El eco de sus virtudes había llegado a oídos de Roma. El papa León XIII le designó en 1880 para el obispado de Treviso, dignidad que José Sarto rehusó.

Pero en 1884 no tuvo más remedio que acatar la voluntad del papa y aceptar el obispado de Mantua. De aquí fue trasladado al patriarcado jie Venecia el 15 de junio de 1893. Tres días antes le había sido concedida la púrpura cardenalicia.

Su celo, su simpatía personal y su habilidad — habilidad de mansedumbre — en sortear los escollos de las relaciones con el gobierno italiano, le hicieron muy popular.

Por esta causa fue muy bien acogida su elección al trono pontificio el 4 de agosto de 1903, para suceder en él al gran papa de los obreros. El mayor elogio que puede hacerse de Pío X es que la Iglesia no echó de menos a León XIII.

Durante los once años de su pontificado, procuró por todos los medios a su alcance activar la propaganda religiosa, acentuar la devoción del pueblo y obtener una recta gestión eclesiástica.

Entre el sinnúmero de las obras emprendidas por su intervención, figuran, en lugar destacado, la condena del modernismo por la encíclica Pascendí (1907), la prosecución de la unificación de la Iglesia mediante la codificación del derecho canónico (el Codex juris canonici fue publicado en 1917) y los decretos sobre la primera comunión y los Congresos Eucarísticos.

Merecen asimismo nota especial la reforma del breviario romano, la creación del Instituto de investigación bíblica y los trabajos para la edición del texto de la Vulgata.

En materia de disciplina eclesiástica fue sumamente riguroso en beneficio de la Iglesia. Murió el 20 de agosto de 1914, como una de las primeras víctimas provocadas por la guerra que acababa de estallar y que había conmovido hasta lo más hondo su dulce y pacífico corazón.

fuente

OTRAS BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Teodosio I «El Grande»
Biografia de Hieron de Siracusa
Biografia de Emperador Honorio
Biografia de Boecio
Biografia de San Ildefonso
Biografia de Lotario I
Biografia de Carlos II de Francia
Biografia de Luis de Gongora y Argote

Biografia de Benedicto XV Obra de su Papado

Biografía del Papa Benedicto XV

Cuando el mundo se ensangrentaba en los horrores de la primera conflagración bélica general, fue el Vaticano una de las pocas instituciones que se levantaron como faro de paz para los espíritus soliviantados por la tragedia de la guerra y la crisis de los primeros años después del armisticio de 1918.

Papa Benedicto XV
Benedicto XV, nacido como Giacomo della Chiesa fue el 258.º papa de la Iglesia católica, entre el 3 de septiembre de 1914 hasta su muerte. Su pontificado fue eclipsado en gran medida por la Primera Guerra Mundial y las consecuencias de esta, tanto políticas, sociales como humanitarias.
Fecha de nacimiento: 21 de noviembre de 1854, Pegli, Italia
Fallecimiento: 22 de enero de 1922, Palacio Apostólico, Ciudad del Vaticano

Gran parte del prestigio que entonces adquirió la Iglesia católica se debe a la alta figura moral de Benedicto XV, el papa que jamás perdió de vista los supremos intereses de la sociedad y se hizo digno sucesor de aquellos prodigios varones que cimentaron, en la confusión de las primeras persecuciones, la grandeza del Pontificado.

Jamás la Iglesia estuvo tan a la altura de su misión con en aquellos años cruciales, cuando se elevaba por e cima de las pasiones y proclamaba los principios eternos de una paz justa y cristiana.

Hijo de los marqueses Della Chiesa, Jaime Del Chiesa nació en Genova el 21 de noviembre de 185 Se educó en el seminario y en la universidad de ciudad natal, doctorándose en leyes en 1875.

Decidido a cumplir su vocación sacerdotal, estudió en el Colegio Capránica de Roma y en la Academia de los Nobles Eclesiásticos, donde se preparó para ingresar en la c plomada pontificia.

Ordenado sacerdote en 1878, cinco años después acompañaba a monseñor Rampol como secretario de la nunciatura española. Permaneció en Madrid hasta 1884, en cuyo año regresó Roma con el cardenal, a quien León XIII había d signado para ocupar su secretaría de Estado.

Del Chiesa obtuvo entonces una plaza de «minutante» en la referida secretaría, que más tarde cambió por la de «substituto». Sus conocimientos diplomáticos le merecieron no sólo la distinción de Rampolla, sino la de su sucesor, el cardenal Merry del Val.

En 1907 Pío X nombró a Jaime Della Chiesa arzobispo de Bolonia. El nuevo pastor de almas se puso su obligación con el sacro ardor que presidía todos sus actos, de modo que muy pronto se hizo notar por su extraordinaria capacidad para la regencia del arzobispado.

Pocos meses después que le fuera concedida dignidad cardenalicia, en junio de 1914, murió Pío I en medio de las primeras convulsiones de la guerra general.

El conclave que se reunió para designar a su sucesor, eligió al cardenal Della Chiesa (3 de septiembre), probablemente debido a la impresión causada por una carta arzobispal dirigida a los fieles sobre actitud que la Santa Sede había de observar en el conflicto.

Desde el siglo XV no se había registrado otro caso en que mediara tan breve tiempo entre el cardenalato y el pontificado.

No resultaron defraudadas las esperanzas que los fieles del mundo entero depositaron en Benedicto XV pues aunque la Santa Sede jamás dispuso de ejército para imponer su voluntad, en cambio lanzó a la coi tienda sus tropas del bien, de la bondad y de la justicia en Cristo.

El pontífice practicó una política de extricta neutralidad; fomentó las obras de socorro a los prisioneros y a los heridos; condenó la violación de las reglas del derecho de gentes cometidas por los beligrantes, y propuso varias veces la paz, a base de une puntos inspirados en la más estricta realidad.

Su acttitud no obtuvo, de momento, los provechosos resultados que cabía esperar de ella. Pero cuando se hubiero aquietado las pasiones de la guerra, los pueblos con prendieron la elevación moral que representaba la política de Benedicto XV. Francia e Inglaterra, para no hablar de otras naciones, reanudaron sus relación con el Vaticano.

Benedicto XV murió el 22 de enero de 1922, de pues de haber impulsado, en cuanto pudo y le permitieron las circunstancias, las obras de carácter estrictamente religioso o eclesiástico (publicación del Códio de Derecho canónico, 1917, de Pío X, fomento de le seminarios, beatificaciones, etc.).

fuente

OTRAS BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Edouard Manet
Biografia del Papa Pio XI
Biografia de Papa Pio X
Biografia de Benedicto XV
Biografia de Foch Ferdinand
Biografia de Hindenburg Paul Von
Biografia de Guillermo II de Alemania
Biografia de Eduardo VII de Inglaterra

Biografia de Bonifacio VIII Papa Obra de su Pontificado

Biografia de Bonifacio VIII

Durante el siglo XIII, los Papas triunfaron sobre el poder de los emperadores varias veces mas. Quitaron a la familia de su enemigo el emperador Federico II, primeramente el reino de Alemania, luego el de Sicilia (1266).

Hicieron que fuera elegido en Alemania un rey que les era devoto. Establecieron en el reino de Sicilia a un príncipe francés, Carlos de Anjou, hermano de San Luis.

A fines del siglo, el Papa Bonifacio VIII (1294-1303) pareció tan poderoso como Inocencio III. Una familia de señores de los alrededores de Roma, los Colonna, intentó resistirle. Los combatió a muerte, se apoderó de sus castillos, arrasó sus palacios y su ciudad, e hizo pasar el arado por su suelo.

Los excomulgó, confiscó sus bienes, obligó a los dos cardenales de esta familia a presentarse con un cordel al cuello y a entregarse a discreción.

Los demás Colonna huyeron lejos de Roma y vivieron errantes por las selvas.

VEAMOS SU BIOGRAFIA…

Con la descomposición de los valores medievales declinaba de hecho la autoridad temporal del Papado, como se había demostrado a fines del siglo XIII en la lucha librada por los Anjou y los Aragón en el Mediterráneo por Sicilia.

Pero las teorías elaboradas desde Gregorio VII y llevadas a una realización esplendorosa por Inocencio III conservaban aún toda su fuerza como programa de acción. No había muerto la idea de la teocracia. Bastaba que ascendiera al trono de San Pedro una persona de gran energía, para que de nuevo resurgiera de sus aparentes cenizas.

Papa Bonifacio VIII
Bonifacio VIII fue el 193º papa de la Iglesia católica, de 1294 a 1303.
Fecha de nacimiento: 1230, Anagni, Italia
Fallecimiento: 11 de octubre de 1303, Roma, Italia
Nombre completo: Benedetto Caetani
Sucesor: Benedicto XI

Esto fue lo que sucedió cuando fue elevado a la cátedra romana Benedicto Caetani, quien, con el nombre de Bonifacio VIII, encarna el último intento de restablecer la unidad medieval de Occidente bajo la dirección del Papado, en pugna con el naciente nacionalismo político, religioso y cultural.
Benedicto Caetani había nacido en Agnani hacia 1235.

Su padre, Rofredo, pertenecía a una de las familias más ilustres de Agnani, y su madre, Emilia, también de noble estirpe, estaba emparentada con el papa Alejandro IV. Benedicto recibió esmerada educación en Todi, Espoleto, y quizá en París, siempre con vistas a ocupar una posición en el seno de la Iglesia.

Su carrera se deslizó en la corte pontificia, prestando destacados servicios en varias misiones que se le confiaron.

El 23 de marzo de 1281 fue nombrado cardenal por Martín IV, y bajo este pontificado su nombre empezó a adquirir gran relieve por sus excepcionales dotes de energía, su habilidad diplomática y, en particular, por su ciencia canónica, en cuyos principios hallaba los fundamentos para establecer el papel preponderante del Pontificado en los asuntos temporales.

En la época agitadísima que transcurre desde 1281 a fines de siglo, trabajó con éxito a favor de la causa de los Anjou y en contra de los intereses aragoneses.

Parece ser que el cardenal Caetani no fue ajeno a la renuncia de San Celestino V, un bondadoso ermitaño que había sido elegido papa el 5 de julio de 1294 para poner término a los antagonismos que imperaban en la Curia después de un interregno de más de dos años.

En todo caso, cuando Celestino V renunció voluntariamente a su preeminencia eclesiástica el 13 de diciembre siguiente, Caetani fue elegido para sucederle por el conclave de Nápoles el día 23 del mismo mes, y consagrado el 25 de enero de 1295.

Durante nueve años, Bonifacio VIII desplegó una actividad trepidante. Una de sus líneas de actuación correspondió a la resolución del problema siciliano, iniciado con el terrible levantamiento de las Vísperas.

Aunque independiente de Carlos II de Anjou, mantúvose en un plano angevino, tal como correspondía a un papa que defendía los derechos temporales del pontificado en la Italia meridional.

Logró que Jaime II de Aragón renunciara a Sicilia (1296), a trueque de la investidura de Córcega y Cerdeña (1297); Pero no pudo acaban con la resistencia de los sicilianos, quienes habíanse dado un monarca en la persona de Federico (III) de Aragón, pese al apoyo que le prestaron mancomunadamente angevinos y aragoneses.

Pero donde Bonifacio VIII desplegó todo su genio, sin conseguir mayores éxitos, fue en la renovación de la ideología de la teocracia pontificia, en el mantenimiento de la plenitudo potestatis, o sea, la supremacía absoluta de la Iglesia, que se levantaría como un muro de contención en defensa del orden cristiano.

Ya en 1290, como simple legado papal, había expuesto públicamente en París su opinión respecto a la supremacía de los papas sobre todos los príncipes del mundo.

En 1296 intervino para imponer la paz entre los reyes de Francia e Inglaterra. Esta intromisión, conducida quiza con poco espíritu de humildad, enojó a Felipe IV de Francia y Eduardo I de Inglaterra.

Con este asuma mezclóse, al cabo de poco tiempo, el de las contribuciones que ambos monarcas habían arrancado del clero nacional respectivo en flagrante vulneración de las leyes canónicas.

Para restablecer los derechos de la Iglesia, Bonifacio VIII publicó la bula Clericis laicos (25 de febrero de 1296), en que defendía las inmunidades eclesiásticas.

Esta proclamación exasperó a los revé; afectados; Eduardo confiscó los bienes que le plugo Felipe el Bello prohibió la exportación de plata y oro de su reino, lo que mermaba los ingresos de la Santa Sede.

Después de un período crítico, acompañado de una viva propaganda de los principios pontificios o legalistas, se llegó a un acuerdo en agosto de 1297.

En la bula Etsi de statu (31 de julio) Bonifacio VIII reconocía el derecho del rey francés a percibir contribuciones ((consentidas». Esta retirada se debía a la vacilante situación del pontífice en Roma, amenazado por el alzamiento de los cardenales Pedro y Juan Colonna.

En 1300 Bonifacio VIII celebró un jubileo que atrajo a Roma a millares de peregrinos. Desde su solio el papa se considera el señor de reyes y príncipes. Interviene en las sucesiones de Flandes, Alemania y Hungría, mostrando su enojo por la omisión del poder del Papado.

Entonces se perfila claramente su postulado supremo, la teocracia pontifical por voluntad divina, que muy pronto expresará con motivo de un nuevo antagonismo con la corona francesa.

En el transcurso de 1301 revoca las concesiones otorgadas a Felipe IV, quien había hecho detener a Bernardo Saisset, obispo de Pamiers, y proclama su derecho a intervenir en la política francesa (Ausculta fili, 5 de diciembre de 1301).

Esta bula suscita una lluvia de libelos favorables a la autoridad real, que culminan en una resolución de los tres estamentos del reino francés, reunidos en París el 10 de abril de 1302, de defender la corona con su sangre y sus haberes.

Pero Bonifacio VIII ya no retrocede ni se desdice. Afirma su posición inquebrantable en la bula Unam Sanctam (18 de noviembre de 1302), el documento máximo de la teocracia, en que se superan los postulados de Gregorio VII, Gregorio IX e Inocencio IV, de las dos espadas, el Papado se reserva la espiritual, mientras que la temporal la empuñan los reyes según su voluntad; quien afirme la independencia de los dos principios, cae en la herejía de los maniqueos.

El conflicto entre Felipe IV y Bonifacio VIII lo resolvió con un golpe de audacia el jurista Guillermo de Nogaret.

Con el auxilio de los Colonnas y de los gibelinos italianos, Nogaret se apoderó por sorpresa de la persona del papa, tomando por asalto el palacio de Agnani (7 de septiembre de 1303).

El pueblo se sublevó contra los agresores y devolvió la libertad a Bonifacio VIII. Pero el golpe era demasiado rudo.

El papa, trasladado a Roma, no lo pudo sobrellevar. Murió pocos días después (el 11 de octubre), llevándose al sepulcro el último brillo del pontificado medieval.

fuente

OTRAS BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Woodrow Wilson
Biografia de Chamberlain Joseph
Biografia de Cecil Rhodes
Biografia de Enrique III de Inglaterra
Biografia de Bonifacio VIII
Biografia de Boccaccio Giovanni
Biografia de Wyclef John
Biografia de Eduardo III de Inglaterra

Biografia de Julio II Papa -El Terrible-

Biografía de Julio II Papa «El Terrible»

Enérgico, activo, tenaz, infatigable, sinceramente piadoso, muy italiano, Julio II es una de las figuras más sorprendentes del Papado renacentista.

Sus enemigos-—y tuvo muchos a causa de lo tempestuoso de su política — le llamaron «el Terrible» y lanzaron sobre su cabeza numerosas acusaciones, las cuales, en la mayor parte, han resultado infundadas.

Cierto es que Julio II no respondía al tipo de hombre místico y que en realidad hubiera podido ser, en el campo civil, un condottiero afortunado o un creador de estados.

Papa Julio II
Julio II fue el papa Nº 216 de la Iglesia católica, de 1503 a 1513. Se le conoce como el Papa Guerrero por la intensa actividad política y militar de su pontificado.​
Fecha de nacimiento: 5 de diciembre de 1443, Albisola Superiore, Italia
Fallecimiento: 21 de febrero de 1513, Roma, Italia
Nombre completo: Giuliano della Rovere
Entierro: Basílica de San Pedro, Ciudad del Vaticano
Padres: Raffaele della Rovere, Theodora Manerola
Hijos: Felice della Rovere

Pero esta apreciación no es óbice para que la crítica desapasionada ponga de relieve sus méritos como restaurador del Estado Pontificio, gran mecenas de los artistas y defensor inquebrantable de los derechos papales.

Era de humilde familia. Juliano della Róvere nació el 5 de diciembre de 1443 en Albissola, un lugar cercano a Savona. Ingresó bastante joven en la orden franciscana y cursó en 1468 los estudios de derecho en Perugia.

El papa Sixto IV, que era tío suyo, le concedió la púrpura cardenalicia el 16 de diciembre de 1471. Protegido por tan alta dignidad, acumuló bastantes beneficios; en el desempeño de varias comisiones y legaciones en Italia y el extranjero se acreditó como diplomático hábil y gobernante enérgico.

Legado pontificio en Francia en 1476 y 1480, el cardenal della Róvere fué el alma del pontificado de Inocencio VIII, a quien había contribuido a elegir. En esta época díjose que era «más» que el propio papa.

Entonces inicia su política de salvar al Papado de su decadencia material. La entronización de Rodrigo Borja limitó su influencia. Adversario irreductible del nuevo papa, vivió retirado en su sede cardenalicia de Ostia, hasta que en 1494, siendo ya insostenible su posición, huyó a Francia.

En la corte de Carlos VIII- preconizó la expedición que quería emprender este soberano contra Napóles; una vez desencadenado el ataque, acompañó al monarca francés en las vicisitudes de la empresa.

Cuando ésta fracasó, se encerró en Aviñón, de cuya ciudad no salió hasta la muerte de Alejandro VI (1503). Después del breve pontificado de Pío III, fué elegido papa el 1.» de octubre de 1503, apoyado por los españoles.

Los diez años de su pontificado están llenos de sucesos notables. Siguiendo la política de los Borgias, unificó el Estado Pontificio; conquistó «las fortalezas de la Romana fieles al duque Valentino (1504), sometió Perugia (1506) y readquirió Bolonia (1506).

En todas estas acciones tomó parte destacada como político e incluso como guerrero. Al objeto de reconquistar Rímini y Faenza participó en la liga de Cambrai (1508), cuyo resultado, después de la victoria de Agnadelo, fue poner fin a la prepotencia veneciana y dar al Papado las dos ciudades mencionadas.

Sin embargo, Agnadelo podía reputarse como un éxito francés. Julio II se propuso evitar la consolidación de la hegemonía de Francia en el Norte de Italia para lograr un equilibrio duradero en la Península e incluso una posible liberación de Italia de todo influjo extranjero.

Este pensamiento le inspiró, primero, una política de benevolencia respecto a Venecia y, luego, la constitución de la Santa Liga (1511), cuando Luis XII incitó al duque de Ferrara a apoderarse de Bolonia (1510) y amenazó a Julio II con un cisma.

La rota de Rávena fue compensada por la reconquista del Milanesado. A su muerte, ocurrida en Roma el 21 de febrero de 1513, Italia parecía haberse librado del peligro francés.

Además de fomentar los intereses políticos de la Iglesia, Julio II cuidó de los espirituales. Protegió las órdenes religiosas y las misiones, combatió la herejía y convocó al concilio lateranense de 1513, en que reafirmó la anulación de las elecciones simoníacas.

Además, no debemos olvidar que bajo la protección de Julio II trabajaron artistas de tanto renombre como Rafael, el Bramante y Miguel Ángel.

fuente

OTRAS BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Francisco I Sforza
Biografia de Cosme de Medicis
Biografia de Federico de Montefeltro
Biografia de Fra Angelico
Biografia de Ludovico Sforza
Biografia Andrea del Verrocchio
Biografia della Pico de la Mirandola
Biografia de Filipino Lippi

Biografia Papa Clemente VII

Biografia Papa Clemente VII

Las ideas políticas de Clemente VII no fueron de corto alcance, aparte las vinculadas directamente a los intereses de su familia, la de los Médicis. Clemente VII quería llegar a un equilibrio internacional y, en particular, debilitar la hegemonía española en Italia.

Pero para lograr estos ambiciosos propósitos le faltó decisión y actividad. Dejóse arrastrar por los acontecimientos, y en cierta manera contribuyó a crear un confusionismo peligroso entre los intereses políticos y religiosos de la Iglesia.

Papa Clemente VII
Papa Clemente VII:
Cuando Julio de Médicis, fue coronado como Clemente VII , Francisco I de Francia y el emperador Carlos V estaban en guerra. El último había apoyado la candidatura de Clemente VII y se manifestaba amigo de los Médici, pero antes de un año el nuevo Papa firmó un tratado con Francia. En respuesta, los aliados italianos de Carlos V, tomaron Roma , exigiendo al Papa que pagase trescientos mil ducados para evitar el saqueo. Ante la negativa papal, el 6 de mayo se produjo el asalto. Clemente VII se refugió en el castillo de San Angelo, donde permaneció siete meses, pidiendo ayuda a la Liga de Cognac, pero sus aliados no respondieron a su llamamiento: el Papa necesitaba el apoyo de Carlos V para hacer frente a los luteranos en Alemania y reinstalar a los Médici en Florencia. Clemente VII se decidió por el emperador, firmó en Roma un tratado que le favorecía y coronó a Carlos V en Bolonia.

Este hecho se revela con claridad meridiana en su actitud respecto a la reforma protestante, considerandola como un movimiento de tipo político, lo que, junto con los recelos suscitados en Carlos V, no hizo viable la leal colaboración entre la Iglesia y el Imperio para acabar con la herejía en los años de su iniciación.

Julio de Médicis era hijo natural de Juliano, hermano de Lorenzo el Magnífico, y Antonia del Cittadino. Había nacido en Florencia el 26 de mayo de 1478, y desde su más tierna edad fue preparado para abrazar la carrera eclesiástica.

Caballero de Rodas, gran prior de Capua, recibió el capelo cardenalicio de su primo León X el 23 de septiembre de 1513, y durante el pontificado de éste —otro Médicis — ejerció un papel preponderante en la curia papal.

En 1521 presentó su candidatura al pontificado; pero la oposición de los Colonna y la intervención diplomática de Carlos V determinaron la elección de Adriano VI. No obstante, dos años más tarde lograba su propósito (18 de noviembre de 1523).

Ascendía al Pontificado en un momento de tensión entre España y Francia. La victoria de Pavía (1525) y el subsiguiente tratado de Madrid (1526) dieron a Carlos V la hegemonía absoluta en Italia.

Para evitarla, Clemente VII, junto con Venecia, prepararon la confederación o liga de Cognac, que se firmó el 22 de mayo de 1526.

Este acto hacía beligerante al Papado en aquella gran pugna, lo que le acarreó serios contratiempos. Primero, la sublevación de Pompeyo Colonna (1526) y, luego, en mayo de 1527, el asalto y saqueo de Roma por los lasquenetes alemanes; Clemente VII tuvo que refugiarse en el castillo de San Angelo, desde donde capituló ante el emperador. Las negociaciones entabladas en Barcelona (1529) dieron por resultado la aproximación entre Clemente VII y Carlos V, ratificada en la coronación imperial de Bolonia (24 de febrero de 1530).

Esta política valió al papa la erección del ducado de Florencia y su vinculación a los Médicis.

Pero jamás la practicó con lealtad, pues en 1533 el enlace de Catalina de Médicis con el heredero de Francisco I de Francia, Enrique II, hacía presumir una nueva y violenta ruptura.

Durante su pontificado apenas intervino en la cuestión luterana alemana. En cambio, la tenacidad de la Curia provocó el Cisma inglés al oponerse a las veleidades de Enrique VIII.

El 23 de marzo de 1534, poco antes de su muerte, ocurrida en Roma el 25 de septiembre siguiente, Clemente VII ratificaba la legitimidad del matrimonio de Enrique VIII y Catalina de Aragón.

Biografia de Julio III Papa

Biografía del Papa Julio III

JULIO El (1487-1555): El 7 de febrero de 1550, por dos votos de mayoría sobre el cardenal Pole, el conclave cardenalicio elevaba a la silla de San Pedro al cardenal Juan María de Ciocchi del Monte, cuya familia era oriunda del Monte San Sabino.

Papa Julio III
PAPA JULI III
Papa de la Iglesia católica desde
7 de febrero de 1550-23 de marzo de 1555
Predecesor Pablo III
Sucesor Marcelo II
Información religiosa
Ordenación episcopal 12 de noviembre de 1514
por Antonio María Ciocchi del Monte
Información personal
Nombre Giammaria Ciocchi del Monte
Nacimiento 10 de septiembre de 1487, Roma
Fallecimiento 23 de marzo de 1555
(67 años), Roma

Aunque los que apoyaron su candidatura fueron Carafa y el grupo intransigente de la Curia, el nuevo Papa — Julio III — fue partidario de soluciones moderadas y de la defensa de la Iglesia respecto a las pretensiones absorbentes de Francia y España.

Entre Paulo III, que inicia el movimiento de la Reforma católica, y Paulo IV, el papa de la Contrarreforma, Julio III adopta un tono conciliador, a veces algo vacilante, lo que se explica por la escasa firmeza de su carácter y por las presiones a que fue sometido por el emperador Carlos V.

Era romano. Nacido en esta ciudad el 10 de septiembre de 1487, de Vincenzo Ciocchi y Cristobalina Saracini, había efectuado una provechosa carrera eclesiástica. Siempre relacionado con la corte pontificia, a los veinticinco años había obtenido el arzobispado de Manfredonia y el 22 de diciembre de 1536 había sido elevado al cardenalato.

En él se distinguió como jefe de la dirección moderada de los cardenales italianos. Durante el pontificado de Paulo III, había sido miembro de la Comisión de Reforma y uno de los presidentes en la primera reunión del concilio de Trento (1545-1549).

Por tanto, al ser revestido de la suprema dignidad eclesiástica, se hallaba preparado para llevar a término una misión sumamente difícil en aquellos agitados momentos.

Los críticos de Julio III le reputan como un epicúreo toscano, más amante de la vida regalada en los palacios de Roma que de resolver los problemas en que se debatía la Iglesia.

En particular, le hacen responsable de la segunda suspensión del concilio’ de Trento y de la corta duración de la concordia con Irglaterra. Estas inculpaciones tienen escaso apoyo.

Aunque es cierto que recayó en los defectos del nepotismo y que se mezcló en las últimas disputas sobre los estados italianos — lucha por Parma y Plasencia en 1552 —, no se puede negar su celo por los intereses de la Iglesia.

El 1º de marzo de 1551 se abrió la segunda reunión del concilio de Trento, cuya particularidad más notable fué la presencia de algunos enviados de los príncipes reformistas alemanes. En el aspecto dogmático se afirmó la doctrina ortodoxa de los sacramentos, especialmente de la Eucaristía.

El concilio fue suspendido el 28 de abril de 1552, no por voluntad de Julio III, sino por la amenaza de las tropas de Mauricio de Sajonia, rebelde al emperador.

La reconciliación del Papado con Inglaterra tuvo lugar poco después del advenimiento al trono de la reina María Tudor. El 6 de agosto de 1553, Julio III nombraba legado para Inglaterra al cardenal Pole.

Sin embargo, el paso decisivo de la reconciliación no se dio hasta el 3 de enero de 1555, y esto a causa de la política de Carlos V, que no quería provocar una guerra de religión en Inglaterra.

Poco después, el 23 de marzo de 1555, moría Julio III en Roma, dejando el camino expedito al papa de la Contrarreforma, Paulo IV, después del breve, y, por tanto, inmaturo pontificado de Marcelo II.

fuente

Experimentos médicos con soldados en campos japoneses con Humanos

Experimentos médicos con soldados en campos japoneses

SHIRO ISHII , el ángel de la muerte de japonés

Experimentos médicos con soldados en campos japoneses Shior IshiiFinalizada la segunda guerra mundial, en septiembre de 1945, el coronel Sanders descubrió la Unidad 731 y observo que estaba envuelta en horrorosos experimentos con humanos. Dicha unidad era dirigida por el Dr. Shiro Ishii y había sido creada para la investigación bacteriológica, pero también para crear armas biológicas para aplicar en la guerra.

Se la estableció al norte de Manchuria, en donde el ejército de Kuantung podía mantener un suministro ilimitado de prisioneros chinos para realizar toda clase de experimentos humanos.

Shiro Ishhi pudo negociar su indulto y ocultamiento, a cambio de sus servicios como científico.

• Disección de personas vivas para experimentos de laboratorio y en ocasiones asesinados simplemente para documentar la muerte. El número de personas utilizado para este fin iba de las 400 a las 600 cada año.

• A partir de la segunda mitad de 1940, las tropas agresoras japonesas empezaron el uso a gran escala de armas bacteriológicas, y desencadenaron todo tipo de enfermedades infecciosas como el cólera, el tifus, la pestilencia, ántrax, difteria y bacteria de la disentería.

• Congelaban a los prisioneros y los sometían a técnicas de deshidratación severas y documentaban la agonía.

• Los exponían a bombas para aprender a curar a los heridos japoneses. Bombardearon poblados y ciudades chinas con pulgas infectadas y dieron a los niños golosinas con ántrax. Después entraban para comprobar los daños a la población y se llevaban enfermos todavía vivos para abrirlos y perfeccionar el arma.

• Contaminaron las fuentes de agua.

• Algunos de los experimentos llevados a cabo allí incluían inyectar a los sujetos con bacteria causantes de la peste bubónica producidas en moscas infectadas, para luego registrar la evolución de la enfermedad e incluso disecarlos en estado consciente.

• Los japoneses no dejaron nada sin probar: hongos, fiebre amarilla, tularemia, hepatitis, gangrena gaseosa, tétano, cólera, disentería, fiebre escarlata, ántrax, muermo, encefalitis de las garrapatas, fiebre hemorrágica, difteria, neumonía, meningitis cerebroespinal, enfermedades venéreas, peste bubónica, tifus, tuberculosis y otras endémicas de China y Manchuria. Realizaron pruebas con cianuro, arsénico, heroína, con veneno de serpientes y de pez erizo. En este programa murieron más de 10.000 personas.

• Algunos murieron como consecuencia de las investigaciones. Otros fueron ejecutados cuando quedaron tan débiles que no podían continuar en la Unidad 731 y en otros tantos puntos se hicieron tests con insectos, y todo tipo de gérmenes. Se probaba la resistencia humana al botulismo, ántrax, brucelosis, cólera, disentería, fiebre hemorrágica, sífilis y también la resistencia a los rayos X.

Ver en este sitio: Shiro Ishii, El Ángel de la Muerte Japonés

Masacre en Ucrania Gobierno Stalinista Lideres Tiranos de la Historia

SLOBODAN MILOSEVIC, EL CARNICERO DE LOS BALCANES

Slobodan Milosevic nació en 1941 en Pozarevac, la República de Serbia. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Belgrado en 1964. Estaba casado y tuvo dos hijos, uno llamado Marko y Marija su hija. Su esposa, Dr. Mirjana Markovic era una catedrática de la Universidad de Belgrado.

Milosevic, ser cruel

Comenzó su carrera de exitosos negocios  como asesor económico del alcalde de Belgrado. La mayor parte de su vida profesional ha trabajado en los sectores económico y bancario. Durante varios años estuvo al frente de la conocida empresa yugoslava «Tehnogas» como su Gerente General, después de lo cual se convirtió en Presidente del «Beogradska Banka», el banco más grande de Serbia y Yugoslavia.

En el marco de su actividad política profesional, que llegó a ser activa en 1983, ocupó los cargos políticos más importantes, tanto en Belgrado y Serbia. Fue elegido Presidente de la Presidencia de Serbia, por primera vez en 1989.

En diciembre de 1990 la mayoría de los ciudadanos de Serbia, expresaron directamente su voluntad, y lo eligieron primer Presidente de la República.

En las elecciones presidenciales multipartidistas realizadas en Serbia en diciembre de 1992, Slobodan Milosevic, obtuvo una victoria arrolladora y la mayoría de los votos electorales de los ciudadanos de la República de Serbia, fue elegido Presidente de la República.

Fue elegido Presidente de la República Federativa de Yugoslavia el 23 de julio de 1997 y permaneció en el cargo hasta 05 de octubre 2000. Mientras que en la oficina del presidente Milosevic se dedicó a la solución pacífica del problema de Kosovo.

Sus esfuerzos fueron socavados deliberadamente por la OTAN, que los terroristas no sólo armados del ELK y Al-Qaeda que operan en Kosovo, pero también puso en marcha una campaña de bombardeo ilegal causando una catástrofe humanitaria de grandes proporciones en 1999.

Tenía una gran personalidad de liderazgo en la República de Serbia, cuyo nombre se asocia con la creación de su unidad constitucional-legal y el estado más importante y los intereses nacionales de Yugoslavia y sus ciudadanos.

El 1 de abril de 2001 Presidente Milosevic fue arrestado y encarcelado por el Gobierno de Serbia de la llamada «Oposición Democrática de Serbia», sin cargos formales fueron presentadas en su contra.

El 28 de junio de 2001, Día de San Vito, el día más sagrado en el calendario Ortodoxa Serbia, el Gobierno de la República de Serbia, en una exhibición humillante de traición a la patria, secuestrado ilegalmente el Presidente Milosevic y lo entregó al Tribunal de La Haya.

Ver en este sitio: El Carnicero de las Balcanes

Dictador de Camboya Pol Pot Genocida Camboyano Gente Mala

Dictador de Camboya Pol Pot Genocida Camboyano

POL POT, EL GENOCIDA DE CAMBOYA

Pol Pot se llamaba en realidad Saloth Sar y había nacido el 19 de mayo de 1928 en la localidad camboyana de Prek Sbauv, en el seno de una familia de campesinos acomodados.

En 1946, ingresó en el ilegal Partido Comunista Indochino y más tarde realizó estudios en París, donde continuó con sus actividades políticas. Trabajó posteriormente como maestro en Phnom Penh. En 1960, participó en la fundación del Partido Popular RevolucionarioJemer (o Partido Comunista Jemer), del cual fue nombrado secretario general dos años después. En 1963, se desplazó a la selva camboyana, donde organizó el grupo guerrillero denominado Jemer Rojo.

Pol Pot dirigió la evacuación de las ciudades camboyanas, obligando prácticamente a toda la población del país a trabajar como campesinos. Los habitantes de las aldeas y ciudades fueron engañados , simulando un ataque aéreo de los EE.UU. y así fueron desplazados millones de camboyanos al campo o al medio de la selva.

Loa medios de comunicación como el teléfono, la TV, y radios fueron desmantelados, y la violencia se extendió a todo aquel que hablase en un idioma extranjero, que supiera leer o escribir, o que tenga las manos suaves propio de un intelectual.

Una escuela se transformó en la famosa prisión S21, donde pasaron mas de 20.000 camboyanos, 4000 dejaron sus relatos escritos y solo 6 se salvaron. Asesinaron a maestros, estudiantes, sacerdotes, profesionales , ancianos, enfermos y hasta los que llevaban gafas.

Se calcula que, durante los siguientes tres años, murieron entre 2 y 4 millones de personas, por ejecuciones, enfermedades, hambre y agotamiento, debido a los trabajos forzados.

En Camboya tuvo lugar el experimento de ingeniería social más atrevido y radical de todos los tiempos. Fue el comunismo llevado a su consecuencia lógica, a su mayor extremo. Pol Pot partía de una utopía, que resultó sanguinaria, inspirada en el Gran Salto adelante con que Mao Zedong trató de movilizar a la sociedad china, que debía crear un nuevo Estado de campesinos revolucionarios.

El dinero desapareció y la colectivización integral se llevó a cabo en sólo dos meses. El gobierno del Angkar duró tres años y ocho meses y sembró de cadáveres el país: alrededor de dos millones de muertos para una población total de ocho millones.

«Basta un millón de buenos revolucionarios para el país que nosotros construimos», se rezaba en las reuniones de los jemeres rojos. El destino de los demás era evidente. La muerte cotidiana era lo frecuente; curiosamente los casos considerados graves eran los que iban a prisión, donde se obligaba con tortura a la delación y, finalmente, se ejecutaba a los presos.

Un detenido por el crimen de hablar inglés cuenta como fue encadenado con unos grilletes que cortaban la piel y torturado durante meses. El desmayo era su único alivio. Todas las noches los guardias se llevaban a varios prisioneros a los que nunca volvían a ver. Él pudo sobrevivir gracias a las fábulas de Esopo y cuentos jemeres tradicionales que contaba a los adolescentes y niños que eran sus guardianes.
.
La familia era considerada una forma de resistencia natural al poder absoluto del Partido, que debía llevar al individuo a una dependencia total del Estado. Por tanto, las familias eran separadas y la autoridad paterna castigada: la educación era responsabilidad exclusiva del Angkar.

Pol Pot vivió varios años en la selva, junto a su grupo terrorista, los cuales decidieron capturar a su líder por el asesinato de varios de sus colaboradores. En abril de 1998 iba a ser juzgado por el gobierno de EE.UU., pero el 15 de ese mismo mes éste falleció en la choza donde cumplía arresto domiciliario, situada a escasos kilómetros de la frontera camboyana con Tailandia.

Experimentos en los Campos de Concentracion Medicos Salvajes

Experimentos en los Campos de Concentración NAZI
Medicos Salvajes de la Historia

ADOLF HITLER: EL MAS CRUEL DE TODOS

Tiranos Salvajes de la Historia Lideres Politicos Enfermos de Poder

El antisemitismo no era un fenómeno exclusivamente alemán, ideado por Hitler. La idea de la superioridad racial ya había sido defendida por los ingleses para justificar la dominación de pueblos africanos y asiáticos. Sin embargo, el odio racista nunca antes se había llevado a la práctica de manera tan sistemática y brutal.

El exterminio del pueblo judío fue planeado por estado hitleriano. La eliminación de los judíos era parte de la ideología nacionalsocialista y se sustentaba en el supuesto de que entre los hombres existen razas superiores inferiores.

La persecución de los judíos pasó por una serie de fases: en 1933 se inició una campaña de boicot contra los negocios judíos, en 1935 se promulgaron las Leyes de Nuremberg, por las cuales fueron excluidos de la ciudadanía alemana, y en 1938 se obligó a los judíos a llevar un distintivo mientras se hacían más frecuentes los «progroms».

En uno de los peores momentos de Alemania, por allá en 1933, cuando había casi 6.000.000 de desocupados Hitler llegó al poder, siendo nombrado canciller del Reich. Entre sus primeras medidas, luego de abolir el parlamento, promulga las llamadas «Leyes de Nuremberg», para la protección de sangre y el honor alemán. De esta manera los judíos alemanes pasaron a ser ciudadanos de segunda, y como tal fueron perseguidos para deportarlos luego a los campos de concentración.

En 1942, en la Conferencia de Wannsee, se decretó la Solución Final Judía, comenzando el exterminio organizado y sistematizado de todos los judíos que se hallasen en los territorios ocupados, cuyo numero se estimaba en 11.000.000.

Heinrich Himmler, fue el encargado por el Führer de llevar a cabo dicha Solución Final, y las matanzas en masa comenzaron en el campo Belzec y Auschwitz, y para la ejecución del proyecto se usaron cámaras de gas (Zyklon B) y enormes hornos crematorios.

Los «elegidos» llegaban por tren, viajando varios días desde lejanos territorios, confinados de a cientos en vagones, donde apenas podían moverse, y un parte llegaban muertos por el calor, el estrés o la angustia. Ni bien descendían, eran clasificados según su genero, edad y estado de salud. Los más débiles, ancianos , niños y mujeres eran engañados y conducidos a las cámaras de gas, previo despojo de sus ropas, alianzas y hasta sus cabellos. Los restantes eran usados para trabajos forzados durante varias horas al día y con una ración mínima (calculada) de comida para que sobrevivan pocos meses.

En el hospital de Barraca (Edificio 10) de Auschwitz, los médicos dirigidos porJosef Mengele, llevaron a cabo todo tipo de siniestros y crueles experimentos médicos.

Por ejemplo en  Dachau, los médicos de la Fuerza Aérea alemana y de la Institución experimental alemana para la aviación realizaron experimentos sobre altitudes elevadas, utilizando cámaras de baja presión, para determinar la altitud máxima desde la cual la tripulación de un avión dañado podría lanzarse en paracaídas con seguridad.

Los científicos realizaron experimentos sobre la congelación en los que utilizaban a los prisioneros para encontrar un tratamiento efectivo contra la hipotermia. También utilizaban a los prisioneros para probar varios métodos de potabilización del agua de mar.

Otros experimentos estaba dirigida al desarrollo y comprobación de productos farmacéuticos y de métodos de tratamiento para las lesiones y enfermedades a las que el personal militar alemán y el personal de ocupación estaban expuestos en los campos.

En el campo de Ravensbrueck se realizaron experimentos con injertos óseos y experimentos para probar la eficacia de las drogas sulfa de nuevo desarrollo (sulfanilamida).

Los más infames  experimentos eran los de Josef Mengele en Auschwitz. Mengele llevó a cabo experimentos médicos con gemelos. También dirigió experimentos serológicos con romaníes (gitanos),  para determinar cómo las diversas «razas» soportaban las diferentes enfermedades contagiosas.

Ver en este sitio: Adolf Hitler, el mas cruel de todos

Ley Seca en Estados Unidos La Mafia de Chicago Al Capone El Padrino

Ley Seca en Estados Unidos
La Mafia de Chicago

AL CAPONE, EL MAFIOSO MAS GRANDE DE LA HISTORIA: Conocido como Al Capone, su nombre era Alfonso Gabriel Capone. Recordado como un famoso gángster estadounidense de los años 20 y 30. Hombre que vivió al margen de la ley y aprovechando la prohibición de la venta e alcohol en EE.UU. armó un grandioso negocio clandestino que consiguió una fortuna importante. Llegó a ser un autentico rey de las calles de Chicago, durante los años locos.

al capone

All Capone, Rey de las calles de Chicago

Siempre organizando negocio sucios, el FBI trabajó años para encarcelarlo, pero recién en 1931 fue detenido por evadir impuesto, ya que nunca se pudo demostrar su participación en otros hechos delictivos.

A pesar que fue un buen alumno, a los 14 años dejó la escuela, convencido que en la calle iba a aprender mas. Al poco tiempo ya formaba parte de pesadas bandas juveniles y pudo relacionarse con distintos integrantes de la mafia, hasta que conoció a Jonnhy Torrio el mas importante capo de la mafia italiana en New York, quien vió en “caracortada” (había sido tajeado con una navaja en una riña por una chica en un bar), un buen aliado para sus proyectos delictivos.

Torrio confiaba en Al, y lo invitó a trabajar en Chicago, donde comenzó su verdadera carrera criminal y aprovechó el fabuloso negocio de venta ilegal de licores durante la Ley Seca, impuesta por el gobierno de EE.UU.

En 1925 Torrio debió retirarse de la cúpula de la mafia debido a un atentado que pudo sobrevivir, como venganza por la muerte de otro gángster. Al Capone con solo 26 años de edad se convirtió en el hombre mas poderoso Chicago, inclusive sobre el mismo alcalde.

Fue bautizado como el enemigo numero uno, pero nunca hubo prueba fehacientes para incriminarlo por asesinato, corrupción o sabotaje, pero si pudo ser encerrado tras las rejas de la cárcel de Alcatraz por evadir impuestos. Murió en 1947, acompañado de su fiel esposa, estaba enfermo de sífilis.

Ver en este sitio: Vida de Al Capone

PARA SABER MAS…
En 1919, el Congreso de Estados Unidos aprobó lo que se dio en llamar el Acta Volstead, que declaraba ilegal la fabricación, distribución y venta de alcohol. A lo largo de la década de los años veinte y hasta 1933, la ley —más popular en unos estados que en otros— convirtió en criminales a miles de ciudadanos a quienes les gustaba el alcohol.

El prohibicionismo también convirtió al gángster en un criminal respetable, que para muchos era un honesto contrabandista en licores.

Las bandas criminales se habían desarrollado a lo largo del siglo XIX, paralelamente al aumento del número de bares, casas de juego y burdeles. Los gángsters adoptaron nuevas vías de criminalidad en la década de 1890-1900, aprovechándose de los conflictos entre el capital y la mano de obra. Proporcionaban esquiroles a los jefes y se acercaron a los sindicatos castigando a los que desafiaban sus reglas.

El automóvil, la ametralladora y el teléfono transformaron la organización de las bandas criminales en la década de los 20, era considerado influencia para abarcar ciudades enteras e incluso estados. Los ingresos necesarios para equipar a las bandas se obtenían a través del tráfico ilegal de alcohol. El posterior crecimiento del gangsterismo y en particular el surgimiento de los jefes de bandas criminales en la década de los 20, era considerado por muchos jóvenes inmigrantes italianos y eslavos como la realización del sueño americano.

Durante los primeros años del prohibicionismo, hasta 1923, los hombres de negocios alquilaban pequeñas bandas para proteger sus fábricas de cerveza y sus destilerías, y para escoltar los pedidos, mientras los hombres de negocios utilizaban su influencia política para obtener inmunidad frente a la ley.

Después de 1923, empezaron a surgir grandes bandas urbanas que controlaban el comercio ilegal, ya fuera comprando falsas fábricas de desnaturalización a fin de asegurarse una reserva de alcohol crudo, o tomando el control de cervecerías que producían «cerveza sin», el producto legal. Además, controlaban la producción en tugurios de alcohol privado ilícito fabricado con azúcar de maíz. En 1929 se contabilizaron cerca de 3.000 destilerías privadas, por un valor de 50.000 dólares».

La producción y distribución del alcohol, junto con el contrabando desde Canadá, fueron tolerados en el noreste urbano de Estados Unidos, hasta finales de la década de los 20. La reacción surgió con la utilización por parte del crimen organizado del chantaje y los excesos de la guerra entre bandas. La economía del contrabando de licores se vio socavada por la depresión, descendiendo el número de tabernas clandestinas en Nueva York de 32.000 en 1919 a 9.000 en 1933, así como por la producción casera de cerveza y vino. Durante el prohibicionismo, el consumo de vino en Estados Unidos aumentó en un 66 por ciento.

Fuente Consultada: Los Cambios Económicos Tomo 2 Sidney Pollard

Condesa Bathoty Asesina de Mujeres Asesinatos Sanguinarios

Condesa Bathoty Asesina de Mujeres

ERZEBET BATHOTY, LA CONDESA SANGRIENTA
Una de las damas de mas alta nobleza húngara del siglo XVI, asesino y torturo a mas 600 jóvenes con la idea de mantenerse joven y bella, al bañarse con la sangre de sus victimas.

Nació en agosto de 1560, y es considerada la peor mujer de la historia de la humanidad, no solo por la cantidad de asesinatos, sino por la calidad, ya que gozaba con el sufrimiento de sus “doncellas” elegidas.

De joven se crió en un ambiente dominado por el feudalismo, donde los señores feudales tenia un poder absoluto sobre los siervos y campesinos, y aprendió que el valor humano de esa gente era nulo, y que la nobleza podía disponer a su antojo de sus vidas.

Ella también sufrió malos tratos en su niñez, pero recibió una buena educación , por lo que poseía una gran cultura. Se casó con un héroe húngaro de guerra contra los turcos, conocido como el Caballero Negro de Hungría, cuando aun no tenia 12 años.

Vivió muy cómodamente en un enorme castillo, rodeada de sirvientas y nodrizas, que le hacían la vida muy fácil, mientras su esposo se la pasaba luchando en los campos de combate. Organizaba fiestas y orgías, acostándose tanto con hombres como con mujeres.

Cierto vez, cuando la condesa tenia 44 años y sufría al verse envejecer, pudo comprobar que la sangre humana purificaba su piel. Mientras su sirvienta la peinaba reaccionó violentamente, al darle involuntariamente un tirón de pelos y pudo observar que la zona donde le habían salpicado algunas gotas de sangre, la piel estaban mas blanca y pura. Enseguida mando a cortar las venas de su desafortunada sirvienta e inició sus baños de sangre humana, a la vez que buscaba mas señoritas para sus placeres líbicos.

El problema comenzó cuando debió recurrir a jóvenes de la nobleza, porque ya casi no quedaban con vida jóvenes campesinas a quien torturar y matar. Dicha situación hizo que el castillo sea investigado, y grande fue la sorpresa cuando el detective se encontró en diversas salas subterráneas decenas de cuerpos y viseras putrefactos, todo tipos de elementos de torturas y varias chicas sufridas, enfermas y hambrientas, atadas en las mazmorra esperando su turno para ser ejecutadas.

El reino del terror había acabado, los cómplices fueron juzgados a morir en la hoguera, pero antes sus manos fueron cortadas por estas manchadas con sangre. La condesa fue encerrada y su celda totalmente atapialada, dejando solo una abertura para pasarle la comida. Tres años y meses duró sus suplicio y murió en 1614.

Ver en este sitio: La Condesa Asesina de Hungría

VLAD IV el empalador Asesinos Siniestros de la Historia Gente Mala

VLAD IV , «el empalador»
Asesinos Siniestros de la Historia

LA CRUELDAD DE VLAD IV, EL EMPALADOR

VLAD el empalador Asesinos Siniestros de la Historia Gente MalaVlad se sentó en el trono de su país a los 18 años, bien es cierto que, al principio, como soberano títere de los turcos. De su contacto con los otomanos, por cierto, aprendió el horrible suplicio del empalamiento que después, en cuatro años de locura, utilizaría hasta la saciedad. Una vez que se pudo liberar de sus carceleros, volvió a Valaquia y, en 1437, se autoproclamó Cristo Dios, gran voivoda (príncipe) de Hungro-Valaquia.

Insaciable en su necesidad de matar y hacer sufrir, se enemistaba constantemente con todos los que le rodeaban en un afán por incrementar el número de sus futuras víctimas. Una vez éstas adquirían una realidad evidente, Vlad las mataba de mil y una maneras, sobre todo a través del empalamiento. Pero su fértil imaginación y sus instintos sádicos no se tomaban un respiro y ensayaba nuevos sistemas de mandar al mundo de los difuntos a miles de potenciales víctimas.

Así, un día hirvió vivo a un gitano acusado de ladrón, y obligó a su familia a que se lo comiesen después. El número de sus víctimas se contaron por miles que aparecían incluso aumentadas por el boca a boca de los aterrados habitantes del lugar.

En Schylta ordenó matar a 25.000, y en una ciudad cercana, el día de San Bartolomé de 1460, empaló a 30.000. A una concubina que le comunicó su embarazo, ordenó que le abrieran el vientre a ver si era verdad.

Y son muchas más las leyendas de las atrocidades cometidas por Vlad «el Empalador».

En una ocasión invitó a los mendigos de Tirgoviste a una gran cena en la que se sirvió comida y bebida sin freno. Tras los postres, los soldados y el propio Vlad se retiraron, atrancaron las puertas del salón y le prendieron fuego, muriendo abrasados todos los pobres de la ciudad.

En otra ocasión un fraile que paseaba junto a Vlad entre las estacas de un grupo de empalados se quejó del mal olor. El voivoda ordenó entonces que el fraile fuera empalado en una estaca mucho más alta que el resto «para que no tuviera que aguantar el hedor».

Otra leyenda cuenta que Vlad mandó colocar una copa de oro en una fuente de Tirgoviste para que los valacos pudieran beber. Dicha copa permaneció intocable junto la fuente mientras Vlad ocupó el trono. El terror era extremo.

Tampoco se libraron los boyardos de la ira de Vlad. En 1459 invito a toda la nobleza a una gran cena para celebrar la Pascua. En los discursos les recordó que fueron los autores de la muerte de su padre y hermano y ordenó que allí mismo fueran empalados los nobles más ancianos. A los jóvenes los cargó de cadenas y los trasladó al norte, a Poienari, donde se estaba construyendo un castillo. Allí trabajaron los boyardos, con sus ricas ropas hechas jirones, hasta la muerte en la mayoría de los casos.

Ver en este sitio: Vlad IV, el empalador

Terrorista El Chacal Ramirez Sanchez Terrorismo en Venezuela

Terrorista El Chacal Ramírez Sanchez

Ilich Ramírez Sánchez: Un terrorista apodado «El Chacal»

Terrorista El Chacal Ramirez Sanchez Terrorismo en VenezuelaCon sólo conocer el apodo que le fue dado hace años a Ilich Ramírez Sánchez, a quien se lo conoce comúnmente como Carlos El Chacal, podemos llegar a tener una somera idea de que se trata de ser un humano que ha cometido los más crueles delitos contra sus pares, seguramente sin llegar a sentir culpa.

Y es precisamente por ello, y por los documentos policiales que testifican que Ramírez Sánchez cometió alrededor de ochenta asesinatos durante las décadas de los setenta y los ochenta, que actualmente se encuentra cumpliendo condena perpetua en la Prison de la Santé, en París, Francia.

Debido a su larga lista de crímenes, Ilich Ramírez Sánchez es considerado por casi todos los países del mundo un terrorista, mientras que en su Venezuela natal, en algunos estados árabes y algunas organizaciones prefieren considerarlo un héroe de la causa palestina.

El polémico Ramí¬rez Sánchez llegó a este mundo un 12 de octubre de 1949, nacido en la ciudad de Caracas, en Venezuela, y fue bautizado con el nombre Ilich por decisión de su padre, el abogado José Altagracia Ramírez, que debido a su fuerte pasión por la ideología marxista, llamó a sus hijos eligiendo los nombres y apodos de su gran ídolo: Vladimir, Ilich y Lenin.

Desde pequeño, la enseñanza en el hogar se mantuvo orientada en base a los estandartes marxistas, por ello Ilich siempre estuvo atento a cada nuevo conocimiento que se relacionara con el pensamiento revolucionario.

Esto, por supuesto, lo llevó en el año 1964 a afiliarse al Partido Comunista, y a raíz de ello se estima que recibió instrucción militar para convertirse en guerrillero, dentro de los campos cubanos, aunque esto es sólo un rumor.

En el año 1966, Ilich debió afrontar no sólo la separación de sus padres, sino también la realidad del exilio, ya que se trasladó a Londres con su madre. En aquella ciudad no tardó en ser totalmente seducido por la vida nocturna.

Durante su paso por Londres se contactó con algunos revolucionarios que compartían su ideología. Tal es el caso de José Altagracia que lo matriculó en la Universidad de Moscú.

No obstante, Ilich sabía que no estaba hecho para el estudio, por lo que decidió ingresar a un campo de entrenamiento especial del grupo terrorista FPLP (Frente Popular para la Liberación de Palestina) en Jordania, a través del conocimiento de algunos rebeldes palestinos.

Fue precisamente cuando Ramírez Sánchez se hizo miembro del Frente izquierdista Popular para la Liberación de Palestina, que decidió comenzar a utilizar un nombre de guerra, el cual era Carlos, y en su pasaporte falsificado se podía leer Carlos Martínez Torres.

En cuanto al apodo «El Chacal», se dice que fue el periódico británico The Guardian el que le designó dicho alias, que surgió en el momento en que allanaron uno de los escondites del terrorista en Londres, y hallaron entre sus pertenencias la novela «El día del chacal» de Frederick Forsyth.

Ya trabajando para el FPLP, Ilich fue enviando con su nuevo pasaporte a la ciudad de Londres con la misión de infiltrarse y detectar objetivos para atentar entre la comunidad judía.

Cuando el 28 de junio de 1973 fue asesinado Mohamed Boudia, el jefe de operaciones del FPLP en París, pasó a ocupar su puesto Michel Moukharbal, eligiendo a Ilich como su mano derecha.

En los años que siguieron, el terrorista intentó en varias oportunidades vengar la muerte de su líder, teniendo como objetivo asesinar a Joseph Sieff, presidente judío de los almacenes Marks & Spencer. Asimismo, Ilich organizó diversos atentados con bombas, contra intereses judíos en Londres, París y La Haya (Holanda).

A pesar de su confianza, El Chacal debió afrontar la noticia de que Michel Moukharbal se había convertido en un traidor para la organización, por lo que el 20 de junio de 1975 debió asesinar a su líder.

Si observamos la vida de Ilich, seguramente podremos concluir que el máximo golpe del terrorista lo llevó a cabo el 21 de diciembre de 1975, cuando perpetró el asalto a la sede de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en Viena.

Para ello, se realizó una operación delicada pero cuidadosamente estudiada, en la que El Chacal, al mando de un grupo de siete terroristas, logró secuestrar a un total de 73 ministros y delegados de dicha organización, los cuales fueron posteriormente trasladados a Libia y luego a Argelia, donde finalmente los liberó.

En realidad se le había encomendado desde el FPLP que su misión sería asesinar a los delegados de Arabia Saudí e Irán. Pero no sólo desobedeció las órdenes de su partido, sino que además se quedó con los cincuenta millones de dólares del rescate.

Esto produjo que Ilich fuera inmediatamente expulsado de la organización, lo que dio lugar a que dejara su vida de terrorista para convertirse en un mercenario.

Llegado el año 1982, Magda Koop, terrorista alemana que había contraído matrimonio con Ilich, fue detenida en Francia y condenada a prisión, lo que dio como resultado que El Chacal esparciera su odio por todo el país, cometiendo diversos atentados, sobre todo contra las embajadas francesas en Beirut, Viena y Berlín, y los ataques con bombas en París y en el tren de alta velocidad.

Pese a las constantes amenazas de Carlos, que muchas veces llegaban a concretarse, el gobierno francés dejó en libertad a Magda en mayo de 1985, por buena conducta durante su detención.

Una vez reunidos, Carlos y Magda deambularon por distintas zonas, ya que ningún país quería acogerlos, hasta que finalmente llegaron a Siria, donde vivieron cinco años hasta ser expulsados.

De todas formas, Ilich se separó de Magda, y contrajo matrimonio con una joven jordana, viviendo con ella en diferentes regiones como Siria, Jordania, Chipre, Irán y Sudán. En los años que siguieron El Chacal se dedicó a disfrutar de la buena vida, lo que duraría muy poco, ya que el 13 de agosto de 1994 fue detenido a través de un operativo realizado en conjunto por los franceses y el gobierno sudanés.

Luego de la detención fue inmediatamente trasladado a la ciudad de París, donde finalmente fue condenado a cadena perpetua, sin derecho a la libertad condicional.

Para conocer más de la vida de Ilich Ramírez Sánchez te recomendamos la lectura del libro titulado «Jackal» de John Follain, y ver la película Gaza a/terrori.çfa (‘99V, dirigida por Christian Duguay.

Genocidio en los balcanes Exterminacion de Musulmanes Milosevic

Genocidio en los Balcanes
Exterminacion de Musulmanes

SLOBODAN MILOSEVIC, EL CARNICERO DE LOS BALCANES

Genocidio en los balcanes Exterminacion de Musulmanes MilosevicSlobodan Milosevic nació en 1941 en Pozarevac, la República de Serbia. Se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Belgrado en 1964. Estaba casado y tuvo dos hijos, uno llamado Marko y Marija su hija. Su esposa, Dr. Mirjana Markovic era una catedrática de la Universidad de Belgrado.

Comenzó su carrera de exitosos negocios  como asesor económico del alcalde de Belgrado. La mayor parte de su vida profesional ha trabajado en los sectores económico y bancario. Durante varios años estuvo al frente de la conocida empresa yugoslava «Tehnogas» como su Gerente General, después de lo cual se convirtió en Presidente del «Beogradska Banka», el banco más grande de Serbia y Yugoslavia.

En el marco de su actividad política profesional, que llegó a ser activa en 1983, ocupó los cargos políticos más importantes, tanto en Belgrado y Serbia. Fue elegido Presidente de la Presidencia de Serbia, por primera vez en 1989.

Milosevic  se convirtió en el máximo exponente del nacionalismo serbio dirigiendo una campaña violenta y agresiva contra cualquier movimiento separatista. Ya en 1989 siendo presidente de Serbia, estableció la ley marcial en Kosovo, limitó la autonomía de la provincia e inició una limpieza étnica, por lo que se convirtió en un verdadero genocida.

En diciembre de 1990 la mayoría de los ciudadanos de Serbia, expresaron directamente su voluntad, y lo eligieron primer Presidente de la República. En las elecciones presidenciales multipartidistas realizadas en Serbia en diciembre de 1992, Slobodan Milosevic, obtuvo una victoria arrolladora y la mayoría de los votos electorales de los ciudadanos de la República de Serbia, fue elegido Presidente de la República.

Fue elegido Presidente de la República Federativa de Yugoslavia el 23 de julio de 1997 y permaneció en el cargo hasta 05 de octubre 2000.

A principios de 1994, Milosevic se dio cuenta de que la limpieza étnica había llegado a su fin, había exterminado a 250 mil seres humanos reclamando una pureza racial que sólo existía en sus delirios. En 1999, los combates que se reanudaron con intensidad en Kosovo y fracasan porque la limpieza étnica había sido radical y diabólica.

De acuerdo con cálculos de Naciones Unidas, para abril de 1999 la cifra total de bosnios, croatas, eslovenos, montenegrinos, macedonios y albanokosovares asesinados podría llegar a 480 mil personas. La ocupación y limpieza étnica de la «zona protegida» de Srebrenica en presencia de un destacamento de cascos azules holandeses, en julio de 1995, significó el hundimiento definitivo de la misión internacional, y presentó algo insólito: el entendimiento entre los mandos de los cascos azules y los del ejército serbio con mayor crudeza.

En sus salvajes actos, apoyado por criminales que como el, diseñaron campos de concentración para «limpieza étnica» asolando al mundo al puro estilo nazi de los tiempos hitlerianos. Sumió a su país en crisis por la guerra civil librada contra los musulmanes, situación que hasta la fecha mantiene a ese país en manos de mafias organizadas y pobreza.

Los verdugos de Milosevic en Bosnia fueron durante la guerra Radovan Karadzic y el general Ratko Mladic; el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia los busca hoy por genocidas. Milosevic los erigió en los directores generales de «la limpieza étnica» como antes había nombrado a Milan Babic y a Milan Martic en Croacia. Los cuatro verdugos exterminaron -se calcula- a 40 mil personas.

Aún los criminales que participaron en su gobierno son buscados por crímenes contra la humanidad, como Ratko Mladic, Radovan Karadzic, Milan Lukic , Nedo Samardzic, Radovan Stankovic, y otros, nombres que quedaran grabados en la memoria de miles de víctimas del genocida Milosevic.

Genocidio en los balcanes Exterminacion de Musulmanes MilosevicMladic es un hombre robusto con una gran cabeza y cuello de toro. Cuando daba las órdenes con gritos militares, su cara se enrojecía y el sudor cubría su frente. Le gustaba comer y beber muy bien, le encantaban el Cevapcici y la Sarma, los embutidos turcos, especialidades bosnias. Su nombre era para miles de musulmanes sinónimo del terror.

Mladic asedió tres años Sarajevo, una ciudad que conocía de memoria, donde vivían su mamá y sus amigos, donde tenía también una casa y una novia. Cuando sus tropas y sus francotiradores, entre ellos Arkan, se retiraron, habían muerto 14 mil personas.

El 1 de abril de 2001 Presidente Milosevic fue arrestado y encarcelado por el Gobierno de Serbia de la llamada «Oposición Democrática de Serbia», sin cargos formales fueron presentadas en su contra.

Ver en este sitio: El Carnicero de las Balcanes

Biografia Sam DeStefano Asesino de la Mafia Cosa Nostra

Biografía Sam De Stefano
Asesino de la Mafia Cosa Nostra

Sam DeStefano: El despiadado asesino de la Cosa Nostra

Biografia Sam DeStefano Asesino de la Mafia Cosa NostraA lo largo de la historia de la humanidad siempre han existido asesinos despiadados cuyas estrategias y modus operandi han sido aprovechados por diversos líderes de asociaciones ilícitas. En el mundo de la mafia no sólo se han destacado los mayores jefes de los grupos, sino también aquellos hombres con ímpetu de «carniceros», que llevaban adelante las más cruentas misiones en nombre de su hermandad ilegal.

Tal es el caso de Sam DeStefano, conocido mundialmente por haber sido uno de los matones y torturadores más despiadados del grupo mafioso la Cosa Nostra, siendo reconocido también como uno de los más grandes asesinos psicópatas de la historia.

Sam DeStefano, que durante su carrera delictiva fue apodado con el alias de Mad Sam, había nacido el 13 de septiembre de 1909 en el estado norteamericano de Illinois, aunque pasó toda su infancia en la ciudad de Chicago, precisamente en la época de los años veinte, cuando Al Capone era conocido como el rey de la mafia.

Su cercanía al delito hizo que ya desde los 8 años Sam se sintiera atraído y fascinado por el mundo de la mafia y los gansters, ya que tengamos en cuenta que por aquellos años estos criminales imponían libremente su ley en las calles.

En su juventud DeStefano se convirtió en miembro de la legendaria Banda de los 42, que estaba conformada por un gran número de pequeños delincuentes que operaban en lo que se conoce como el crimen organizado, y en la cual se formaron futuros jefes de la Mafia que lograrían su popularidad gracias a sus crímenes, como fue el caso de Sam Giancana.

Como sucede con todos los delincuentes, DeStefano tuvo varias y diversas visitas a la prisión, siendo condenado en reiteradas oportunidades por diferentes delitos, siendo el primero en el año 1927 cuando Sam fue apresado y condenado a tres años de cárcel por declarado culpable de la violación de una niña.

Como dijimos, esa fue la primera vez que DeStefano enfrentó una condena, que a partir de allí se volvió algo cotidiano en su vida, ya que durante su carrera criminal fue apresado en diversas oportunidades por delitos tales como robo de bancos, asaltos variados, secuestros, etc.

Es que en realidad, Sam tan sólo tuvo un trabajo honrado en su vida, cuando en el año 1947 se desenvolvió como basurero municipal en la ciudad de Chicago, labor que no duraría mucho tiempo.

Si bien había sido apodado como “El Loco”, lo cierto es que DeStefano tenía muy en claro cuáles eran sus metas y supo sacar siempre buen provecho de sus trabajos deshonrosos, ya que con el dinero que había logrado ahorrar durante su período como ladrón de bancos junto a la mencionada Banda de los 42 y, invirtió inteligentemente en la compra de diversas propiedades, las cuales les reportaron excelentes beneficios económicos sin esfuerzo.

Pero lo suyo no eran las bienes raíces, sino el asesinato, y era conciente de que su mayor talento y su verdadera especialidad era convertirse en el torturador y homicida que cobraba por sus servicios.

Para ello, Mad Sam tenía dos tipos de armas preferidas, por un lado su pistola y por el otro un picahielos, con el que solía torturar cruelmente a sus víctimas. Se dice que fue precisamente su imparable sed por matar lo que no le permitió ascender en cargos dentro de la Cosa Nostra, mientras varios compañeros suyos de la Banda de los 42 llegaron a ocupar sitios de privilegio en dicha organización criminal.

Hoy se conocen un sinfín de leyendas que relatan los distintos episodios criminales cometidos por DeStefano, y que en definitiva son una verdadera muestra de su incalculable brutalidad. Entre sus víctimas más conocidas figuran nombres como Sam Giancana, Paul Ricca y Joey Aiuppa.

Pero además de asesino, Sam DeStefano fue conocido por ser un monstruo torturador, que sometía a sus víctimas al más inimaginable tormento, llevado a cabo dichas torturas en el sótano de su casa.

Esta cámara de tortura privada había sido forrada de madera para evitar que los sonidos que ocurrían en su interior se escucharan desde afuera, y poseía una gran cantidad de escaparates en los que disponía de un enorme y terrorífico arsenal de cuchillos, mazas y por supuesto sus armas predilectas: su querida colección de picahielos.

Por aquel lugar pasaron innumerables personas, que en mayor o menor medida se habían entrometido con los intereses de los jefes de DeStefano o contra él mismo, como sucediera con su propio hermano Michael DeStefano, que fue asesinado por Sam de tres tiros en la nuca.

Pero la muerte implacable lo alcanzó a él también, después de una serie de hechos que la propia organización la Cosa Nostra consideró demasiado, ordenando la desaparición de Sam.

Según cuenta la historia, a finales de la década de los sesenta, Mad Sam había encontrado un gran rival y competidor dentro del negocio de los préstamos ilícitos, un tal Leo Foreman, que había comenzado a poner en peligro la empresa de DeStefano.

A raíz de ello, Mad Sam mantuvo una reunión con Foreman y después de una acalorada discusión, lo golpeó y lo arrastró hacia el sótano del restaurante de su hermano. Con la colaboración de Tony Spiotro y de Chuckie Crimaldi, Sam torturó despiadadamente a Foreman hasta quitarle la vida.

Pocos días después DeStefano y Spilotro fueron detenidos y acusados del homicidio en primer grado de Leo Foreman, habiendo sido delatados por Chucki Grimaldi, que en realidad trabajaba como informador de la policía.

En aquella época, Sam era conocido por la opinión pública, y su extraño comportamiento despertaron el interés de los espectadores que esperaban ansiosos el juicio al El Loco Sam, quien se representó en la corte él mismo, vestido con pijama, hablando y divagando de manera incoherente a través de un megáfono.

Ante esta realidad, los más altos jefes de la mafia comenzaron a preocuparse por las actitudes de DeStefano, que no sólo ponían en peligro su propia defensa, sino también las de todos los implicados.

Finalmente, luego de una reunión secreta, en la que participó Gianmarca, uno de los máximo jefes de la mafia y antiguo mentor de DeStefano, se ordenó el asesinato de Mad Sam, el cual tuvo lugar el 14 de abril de 1973 en su propio garaje, a manos de Spilotro, quien con una escopeta le disparó dos veces, y de los cuales el primer disparo le desgarró el brazo, mientras que el segundo le partió el pecho.

Para conocer más acerca de la vida de Mad Sam te recomendamos la lectura del libro titulado «The Mob’s Guys» de Antonio Napoli.
Fuente: Graciela Marker Para Planeta Sedna
Sobre la Idea de: Mala Gente de Miguel Ángel Linares

Gente Mala de la Historia Hombres Sádicos y Siniestros de la Humanidad

Gente Mala de la Historia
Hombres Sádicos y Siniestros de la Humanidad

CALÍGULA: UN SER CRUEL Y SALVAJE: Llamado Cayo César Germánico, fue tercer emperador romano, nacido en Anzio, Italia, en 12 y falleció en Roma en 41. Hijo de Germánico y Agripina.

Calígula no tuvo una niñez ni una adolescencia fácil. Vivió con  su padre, el popular Germánico, y su madre Agripina la Mayor, sus dos hermanos mayores Nerón y Druso, y sus tres hermanas pequeñas, Livia, Drusila y Agripina, pasaron la infancia en los campamentos de las legiones de Germanía , donde los soldados le apodaron con el sobrenombre de Calígula en alusión a las caligaeo sandalias militares.

Fue adoptado por su tío-abuelo Tiberio, al cual sucedió como emperador a la temprana edad de 25 años (en el 37).

Parece ser que, afectado por alguna enfermedad mental o simplemente por el delirio de grandeza de un joven caprichoso puesto al mando de un imperio, probó todas las perversiones humanas, fue un cruel asesino, enfermo sexual, torturador, dilapilador y sufría un mal esquizofrénico, que llevó a mandar a matar a todo aquel que lo mirase fijamente en la coronilla de su incipiente pelada, que lo obsesionaba duramente.

Pero a los fines de ser prácticos (en el link de mas abajo puede profundizar este tema) , podríamos hacer la siguiente  lista de sus salvajes actos como emperador romano:

Desterró a Agripina, su madre,  de Roma
Ordenó a su siervo Macrón, el asesinato de su abuelo Tiberio
Se acostaba con su hermana Drusila, de la cual estaba profundamente enamorado, y mandó a matar a sus dos otras hermanas al enterarse de un posible complot contra él.
Se acostaba con las esposas de sus amigos, a las que llevaba obligadas a sus interminables orgías
Cuando su abuela Antonia hizo un comentario de su cabeza desproporcionada, mandó a asesinar también a asesinarla.
Terminó matando a Drusila por los exceso a la que estaba expuesta, y durante el luto castigó a todo aquel que riera, bañase o sentara a comer en familia.
Obligó a las damas mas importantes de Roma a que trabajasen de prostitutas gratuitamente con mendigos y pobres.
Se enamoró de una mujer por adulta, fea y mala, llamada Cesonia y le exigió un hijo, y quería torturarla para saber porque la amaba tanto.
Ejecutó a decenas de jóvenes y obligó la presencia de sus padres.
Siempre acosaba sexualmente a jóvenes de ambos sexos, bajo pena de muerte al negarse.
Organizaba y disfrutaba de lujuriosas y violenta orgía casi diarias.
Cortó la mano de un esclavo y obligó a que la llevase colgada con una cadena al cuello.
Fue un cobarde, y en las batallas jamás tuvo clemencia, ni aun por lo niños.
Antes de casarse el gladiador Próculo, le arrebató su novia y la violó frente a sus ojos. Desnudó luego al novio y lo violó con el anillo. Mas tarde lo asesinó y guardó sus testículos con recuerdo.
Tenía un caballo llamado Incitatus (impetuoso) que vivía en una caballeriza de mármol y marfil. Lo nombró cónsul y muchas veces dormía junto a él.
Tenía soldados expertos en cortar cabezas, los cuales hacían gala de su habilidad en fiestas públicas.

Ver en este sitio: Calígula, la crueldad personificada