Los Illuminati

Misteriosa Muerte Papa Juan Pablo Banco Vaticano Logia P2 Asesinato?

Misteriosa Muerte Papa Juan Pablo I
El Banco del Vaticano y La Logia P2

Plaza del VaticanoBasta con echar una mirada a su historia reciente para comprobar que la sede mundial del catolicismo apostólico romano es un hervidero de intereses, intrigas, secretos, conspiraciones y muertes extrañas, así como campo de batalla de distintas sociedades secretas y sectas infiltradas.

No sólo se inmiscuye en asuntos de tipo social, sino que intenta influir en la política interna de los países, ya sean democracias o dictaduras.

Para la jerarquía de este «Gran Reino de Enlil», es necesario imponer las mismas normas morales a las sociedades modernas que a las antiguas, mientras que en ciertos altos cargos de la Iglesia, todo vale para obtener sus fines que no son otros que el poder y el control sobre la gente. (foto:Plaza del Vaticano)

 En Angeles y Demonios, el escritor Dan Brown idea una trama en la cual los Illuminati se infiltran en el Vaticano para vengar la muerte de sus miembros ejecutados por la Inquisición. Aunque estos ficticios Illuminati nada tienen que ver con los tratados en este libro, la infiltración de diferentes sociedades en el Vaticano es un hecho. Por un lado están los masones, los Illuminati y los satánicos y, por otro, sectas ultracatólicas como el Opus Dei y los Legionarios de Cristo.

La sospechosa muerte de Juan Pablo I

juan pablo IEn relación con la masonería es interesante repasar los acontecimientos que rodearon la misteriosa muerte de Juan Pablo 1. Para comprender las fuerzas que estaban en juego en el momento de su muerte, hay que retroceder hasta el siglo XIX, cuando la Iglesia pierde su poder terrenal sobre los Estados Pontificios durante la revolución nacional italiana.

El resultado de este cambio es que, a partir de 1870, los papas se convirtieron en «prisioneros del Vaticano». Gracias a su papel en la entrega de Italia a Mussolini, el papa Pío Xl (1922-1939) recibió el equivalente a 80 millones de dólares y la restauración temporal del papado en el Estado de la Ciudad del Vaticano bajo los términos del tratado de Letrán, de 1929.

Pío XI y sus sucesores explotarían este tratado para crear un banco Vaticano, más allá de todo control por parte de las autoridades civiles.La doctrina totalitaria del Concilio Vaticano 1 estableció que cualquier desviación de las enseñanzas morales del Papa era un error. Durante su estancia

en el Vaticano, Juan XXIII luchó para poner en marcha el Concilio Vaticano II, a pesar de la fuerte oposición de los conservadores, que temían cualquier pérdida de su poder absoluto y como consecuencia, la pérdida de sus privilegios y riquezas terrenales que la Iglesia había amontonado. Al morir Pablo VI, se eligió al cardenal Albino Luccani como sucesor, considerado por el cónclave como un candidato de compromiso, fácilmente controlable por las facciones mas conservadoras.

Pero cuando el Cardenal Luccani fue elegido Papa con el nombre de Juan Pablo I, empezó a mostrar una inteligencia privilegiada y una determinación que había permanecido oculta por su carácter reservado. Desde el primer momento decidió revolucionar el papado y devolverte sus orígenes espirituales. En su coronación, rehusó ser llevado en el papamóvil y no quiso ponerse una tiara incrustada de piedras preciosa; tampoco aceptó seguir el guión de la Curia para sus audiencias y conferencias de prensa. El supremo organismo de control Vaticano quedaba así desafiado, pero no tardó en reaccionar censurando sus comentarios en el diario oficial del Vaticano, sobre todo cuando expresó su opinión favorable al uso de los anticonceptivos.

Michele SindonaSin embargo, su mayor «pecado» fue indagar en los negocios del banco del Vaticano (es decir, el Instituto para las Obras de Religión, IOR), que en 1969 entró en negociaciones de la mano de Pablo VI con Michele Sindona, un financiero siciliano. (foto izquierda)

El desmesurado ascenso de Sindona desde la pobreza hasta el control de un imperio internacional de banca, se debía parcialmente al apoyo de patrocinadores de la mafia y la logia P2 (Propaganda Due), una sociedad secreta masónica controlada por Lucio Gelli. Éste financió su imperio mediante el saqueo sistemático de una cadena de banco adquiridos por su socio, Roberto Calvi.(foto abajo)  Con la ayuda de Gelli y Calvi, Sindona obtuvo el control de uno de los grupos financieros más antiguos y prestigiosos de Italia y Suiza, incluso otras instituciones financieras relacionadas con el Vaticano.

Pablo VI pidió consejo financiero a Sindona en 1968Pablo VI pidió consejo financiero a Sindona en 1968, cuando el Gobierno italiano revocó la exención tributaria que la Santa Sede disfrutaba sobre los ingresos recibidos de inversiones italianas.

Ya que el Vaticano no quería hacer pública la cuantía de su cartera de valores, decidió suprimir muchas de sus inversiones domésticas. Sindona le ofreció una solución, sus patrocinadores de la familia Gambino limpiarían su dinero procedente del comercio de heroína por activos legales. Huelga decir que el Vaticano no iba a negociar directamente con la Mafia y se estableció una compañía tapadera cuya misión era recibir el dinero de los Gambino.

Después de penetrar en este laberinto de corrupción, Juan Pablo 1, llamó a su despacho privado al jefe de la Curia, el Cardenal Villot, la tarde del 28 de septiembre. Quería discutir ciertos cambios que haría públicos al día siguiente. Iba a aceptar las dimisiones del jefe del banco del Vaticano, de varios miembros de la Curia implicados en las actividades de Sindona y del mismo Villot. Además, también iba a declarar su intención de celebrar una reunión el 24 de octubre con una delegación estadounidense para tratar el terna del control de la natalidad.

Cuando el papa Juan Pablo I se retirò a su habitación aquella noche del 28 de septiembre. decidido a tirar de la manta que cubría las negociaciones entre el Vaticano y la Mafia, no podía imaginar que no vería el nuevo amanecer.

A las 04:45 horas del 29 de septiembre, la hermana Vicenza encontró al Papa muerto. Según dice el investigador británico David Yallop, en su libro En nombre de Dios, la hermana Vicenza dio dos versiones ambiguas de cómo encontró al Papa. Según sus primeras y entrecortadas declaraciones a un grupo de sacerdotes franceses aquella misma mañana, le había encontrado sin vida en su cuarto de baño. Sin embargo, la otra versión (sin duda maquillada por Villot), habla de un hombre sentado en la cama con signos de agonía en el rostro cuando la hermana entró en su habitación. Yallop insiste en que esta discrepancia es muy importante: si se determinara que la monja lo encontró muerto en el cuarto de baño, aún con sus vestiduras papales, este hecho apuntaría a que falleció poco después de su «brindis» con el cardenal Villot aquella noche del 28 de septiembre.

 cardenal VillotDavid Yallop reconstruye las acciones del cardenal Villot(foto izquierda) y consigue una trayectoria muy sospechosa. Se dice que este cardenal informó de la muerte a las 05:00horas. Las gafas y zapatillas del Papa desparecieron misteriosamente y se especula que pudiera haber restos de vómitos, que en un hipotético análisis explicarían las causas de su muerte.

Justo a las 05:00, Villot o un ayudante, llamó a los embalsamadores, que a esa misma hora estaban curiosamente preparados para el evento. Lo que ocurrió entre las 05:00 y las 06:00 sigue siendo un misterio, y a esa hora, el doctor Buzzonati (y no el profesor Fontana, jefe del Servicio Médico del Vaticano) llegó para confirmar la muerte, aunque sin emitir el correspondiente certificado de defunción. Según este facultativo, la causa del fallecimiento fue un infarto. Sobre las 06:30, Villot empezó a informar a los cardenales, una hora y media después de la llegada de los embalsamadores. Antes de las 6 de la tarde de ese día, los apartamentos del Papa ya se habían limpiado y cerrado; sus secretarios habían retirado su ropa, incluso sus cartas, apuntes, libros y recuerdos personales. En otras palabras, a las 6 de la tarde, las 19 habitaciones del papa Juan Pablo 1 no guardaban ningún recuerdo de su corto papado de 33 días.

De nuevo el número masónico por excelencia y relacionado a su vez, con los Illuminati; además de un breve mandato que terminó el 29 de septiembre de 1978. Aquí hay otra contraseña de los Illuminati; el numero 29 se reduce a 11, y en la numero logia todos los números que cumplen esta condición se asimilan a él, es decir, 29, 38, 47, 56, 65, 74, 83 y 92.

Siguiendo las órdenes de Villot, el Papa fue embalsamado esa misma tarde, un procedimiento no sólo irregular sino ilegal. Se dice que durante el proceso de embalsamamiento, no se permitió la extracción de órganos ni sangre. Yallop afirma que «una pequeña cantidad de sangre» habría sido suficiente para que un experto forense estableciera la presencia de cualquier sustancia venenosa.

Según el Abad de Nantes, la sentencia de muerte cayó sobre Juan Pablo I el día que abrió los dosieres secretos de Pablo VI, y la forma en que murió tenía todos los visos de una ejecución masónica, planeada ese mismo día por Licio Geelli y Roberto Calvi.

Fuente Consultada:El Gran Complot de Robert Goodman

Documentos de Archivos Secretos del Vaticano Juicio a Galileo Bruno

Documentos de los Archivos Secretos del Vaticano
Juicio a Galileo Bruno y Papisa Juana

LA IGLESIA ENEMIGA: ¿Fueron los Evangelios Apócrifos los únicos textos silenciados por la Iglesia? ¿Es la descendencia de Cristo el único secreto que guarda esta institución y que no quiere que se conozca porque disminuiría enormemente su poder? De ninguna manera. El Vaticano siempre ha siglo lugar de secretos, intrigas, conspiraciones, misterios. …y al igual que los servicios secretos de cualquier estado, ha movido y sigue moviendo hilos que los ciudadanos no tienen posibilidad de conocer.

De todo el enorme abanico al respecto daremos cuenta de dos cuestiones, los archivos secretos del Vaticano (ya que se encuentran vinculados al secreto de Cristo) y el escándalo más sonado en que se vio envuelta la Santa Sede en las últimas décadas: el supuesto asesinato del papa Juan Pablo I a manos de la misma gente del Vaticano, en un escenario donde no estaban ausente ni la mafia, ni la masonería, ni los escándalos financieros.

LOS ARCHIVOS SECRETOS DEL VATICANO: Cincuenta kilómetros de estanterías subterráneas; libros, códices y pergaminos varios, inaccesibles para el público; registros escritos almacenados por dos milenios que nadie sabe a ciencia cierta en qué consisten. ¿Por qué se conserva esa documentación secreta y misteriosa en el Vaticano?. ¿Qué arcanos esconde esta red?. Si bien resulta imposible dar cuenta de ella en su totalidad (ya que la inmensa mayoría de lo allí guardado resulta una incógnita para quien no pueda transitar sus vetustos y misteriosos pasillos), se ofrece a continuación una breve lista del material que, a ciencia cierta, se sabe que se encuentra en los archivos secretos de la Santa Sede.

DOCUMENTOS SECRETOS

• Documentación sobre el cristianismo primitivo, como se originó y que incluye estudios sobre los rollos del Mar Muerto.

El juicio de los Templarios. Volumen de 1309 acerca del proceso a los caballeros de la Orden del Temple. Se trata de una copia, no de la edición original, pero se la considera absolutamente fidedigna y realizada inmediatamente a la redacción del original.

• Cisma de Occidente (1378-1417), con años en los que hubo tres Papas a la vez, cada uno con sus misterios, sus secretos, sus archivos y documentos confidenciales.

• La Bula de Inocencio VII (1484), con la que promovía la caza de brujas.

• Todos los libros prohibidos expresamente por el Vaticano a través de su Índice; libros que, lógicamente, se han leído y archivado. El Índice surgió a raíz de la Institución de la Sagrada Congregación del Santo Oficio (1542), testamento que instauró la Inquisición a semejanza de la ya establecida en España. Sin embargo, es necesario aclarar que la prohibición de impresión, copia y lectura de ciertos libros comenzó con el Concilio de Nicea  donde, por ejemplo, se prohibió y quemó el Thalia de Arrio.

• Toda la documentación sobre la reforma del calendario romano (del que hoy nos servimos) promovida por Gregorio XIII en 1582.

• Gran cantidad de material con temáticas “normales” (eclesiástica, civil y política) y, sin duda, otra buena parte con temas paranormales. Muchos investigadores (entre ellos, Huc de Sant Joan de Mata) coinciden en que los Archivos Secretos con, tienen muchísima documentación sobre la fenomenología para normal y, particularmente, sobre parapsicología. Lógicamente, fenómeno de ese tipo registrado, por ejemplo, en el siglo X, no S expondría como “fenómeno parapsicológico”, sino como anatema, o milagro. En los siglos posteriores, el mismo fenómeno sería vinculado a la brujería.

• Toda la documentación sobre Giordano Bruno (siglo XVI) dominico italiano al que se le enjuició por heterodoxia en un proceso que duró siete años. De éste último hecho, sólo se conserva un sumario de 55 páginas que fue hallado en 1940.

• Dentro del sector catalogado como “Archivo de miscelánea”, se encuentra todo el proceso acerca de la monja de Tercera Orden de Santo Domingo, Cristina de Rovales (llevado a cabo en el siglo XVI), que da cuenta de posesiones diabólicas estigmas, apariciones y fenomenología que hoy se considera puramente parapsicológica, como la levitación y la telepatía.

• Textos procedentes de países no cristianos visitados por misioneros. Por ejemplo, en el siglo XVII, los jesuitas que encontraban misionando en China mandaron una cantidad verdaderamente asombrosa de material.

• Documentos acerca de el Juicio de Galileo (Siglo XVII)

• Cartas de Pío XII que develan datos de la relación Vaticano-Hitler.

Los Archivos secretos fueron abiertos a la investigación, en parte y por primera vez, en 1881. Desde entonces, se han publicado y analizado diferentes libros y documentos. En los últimos años se está procediendo a microfilmar, grabar en video y. por supuesto, archivar en computadoras.

El Vaticano abre sus archivos secretos

El Vaticano anunció que el 15 de febrero abrirá parcialmente sus archivos secretos de la época previa a la Segunda Guerra Mundial. Los documentos, que estarán disponibles para aquellos investigadores que eleven una petición oficial, cubrirán el período 1922- 1939, De esta forma, la Iglesia Católica quiere limpiar el nombre del Papa Pío XII, acusado por organizaciones judías de haber hecho muy poco para denunciar el Holocausto. Durante los años previos a la guerra quien luego sería Pío XII se desempeñó como embajador vaticano ante Berlín.

Documentos destruidos

Los primeros 640 documentos que se pondrán a disposición de las estudiosos el próximo año cubren las relaciones entre la Santa Sede y Alemania desde 1922 hasta 1939. Sin embargo el Vaticano dejó constancia que muchos de los legajos del período 1931 – 1934 fueron prácticamente destruidos o dispersados durante los bombardeos aliados contra Berlín y por un incendio, informa la agencia de noticias Reuters.

Entretanto, los documentos que abarcan el perdido entre 1939y 1949, y que tratan sobre los prisioneros de guerra, saldrán del archivo en una segunda instancia. Los materiales que contienen información sobre las relaciones entre Pío XII y Alemania hasta su muerte en 1958, serán puestos a disposición de los estudiosos en tres años.

Apertura parcial

El Vaticano siempre ha defendido la posición de Pío XII, explicando que su silencio se debió al temor de poner aún más en peligro la vida tanto de católicos como judíos. En un comunicado de inicios de 2002, la Santa Sede informó que espera que los documentos demuestran el enorme trabajo de caridad y asistencia emprendido por el Papa Pío XII, para los prisioneros y las víctimas de guerra, sin distinción de nacionalidad, religión o raza».

Este anuncio llegó tiempo después de que los estudiosos judíos y católico que examinaban los documentos suspendieran sus actividades porque el Vaticano no abría sus archivos de forma completa.

La Santa Sede aceptó que una apertura parcial resultaba verdaderamente frustrante para los estudiosos. Sin embargo, argumentó qUe esto se debió a la necesidad de proteger a las víctimas del Holocausto que aún estaban vivas.

firma de Galileo Galilei

Firma de Galileo Galilei en el acta del proceso en su contra. Se guardó en el Archivo Secreto del Vaticano.
El observatorio guardó sus instrumentos de observación.

AMPLIACIÓN DEL TEMA:
Los tesoros de la Biblioteca

Según informa el sitio oficial del Vaticano, el Scrinium (escritorio) de la Iglesia Romana, que servía a la vez de biblioteca y archivo, data de fines del siglo IV. El primer Bibliothecarius, Teofilatto, aparece mencionado en un documento del año 784. En el siglo XIII se produjo la dispersión de la preciosa colección —aunque se conservan inventarios de aquel tesoro— hasta que Juan XXII, en el siglo XIV, reinició la colección. Esta, habiendo sumado a su patrimonio un enorme caudal de materiales de familias nobles o aristocráticas, fue conservada por la poderosa familia Borghese, y volvió a la Santa Sede en 1891.

El Papa León XIII (1878-1903) abrió la biblioteca a un público más amplio de historiadores e investigadores; el jesuita Franz Ehrle (1895-1914) inició la clasificación y catalogación erudita de los manuscritos que rige todavía hoy; suyo es el mérito del primer laboratorio de restauración y la adquisición de fondos como la Biblioteca Barberini, con más de 36 mil volúmenes, además de una colección de once mil manuscritos griegos, latinos y de lenguas orientales. Desde los años 50, se vienen microfilmando algunos de estos manuscritos.

Por supuesto que los materiales que un investigador puede hallar en la Biblioteca Apostólica Vaticana exceden los límites del pensamiento y la literatura religiosas. Allí ha buceado el erudito Tiziano Dorandi para su flamante edición de Las vidas de los filósofos griegos, de Diógenes Laercio (siglo II d.C). Mientras que el año pasado los investigadores Pina Totaro y Leen Spruit hallaron entre sus tesoros el único manuscrito que ha sobrevivido del texto completo de la. Ética demostrada según el orden geométrico (1677) de Baruch de Spinoza.

Los secretos del Archivo
Por fuera del material «literario», los mil años más recientes de la historia vaticana están condensados en los documentos del Archivo Secreto, «memoria histórica de la actividad milenaria de la Iglesia» poseedora y custodia de los «instrumentos para la investigación de los estudiosos», como señala el sitio oficial (www. vatican.va). En sus 85 kilómetros de estantes no es sólo esto lo que se conserva: Paulo VI afirmó que aquellos «trozos de papel son ecos y vestigios (…) del paso del Señor Jesús por el mundo».

Si es así, entonces este Archivo contiene algo más decisivo que documentación administrativa —por compleja y llena de matices que ésta pudiera ser—; contiene una prueba metafísica, por así decirlo, de la presencia de aquel a quien todos los cristianos consideran Hijo de Dios. Los archivos, decía Paulo VI, son «el reflejo» que permitirá a las generaciones venideras reconocer «el paso, el transitus Domini por el mundo».

Accesible para investigadores acreditados (deben tener título de doctorado, por lo menos) entre octubre y junio de cada año, la documentación que se puede consultar es la que llega hasta febrero de 1939, con el papado de Pío XI. Sin embargo, al margen de las condiciones para los especialistas, el Vaticano organizó el año pasado, durante el pontificado de Benedicto XVI (intelectual de renombre internacional, más allá del Vaticano), una muestra inédita de documentos secretos.

Titulada Lux in arcana, la muestra comprendía cartas, manuscritos, órdenes de condena y diferentes autógrafos de los más curiosos personajes. Desde documentos de los casos Giordano Bruno y Galileo, hasta cartas en las que María Antonieta, la reina de Francia decapitada tras la Revolución, revela la profunda insatisfacción de su matrimonio… Es de esperar que estos eventos se repitan, para dicha de curiosos irredentos. (Fuente: El Diario de National Geographic n°26)

TESOROS DEL VATICANO:

SEPULCRO PAPAL

Sepulcro Papal, la tumba de Pío XI en las grutas vaticanas, situadas en los sótanos de la basílica de San Pedro. donde también descansó san Benedicto XV, Pío X y JUan Pablo II.

tesoros del vaticano documentostesoros del vaticano estatuilla

Documentación: El sello de Napoleón Bonaparte, dispuesto sobre el Concordato de 1801 firmado por el Papa Pío VII.tesoros del vaticano anfora

Arte eterna: Un ánfora del siglo VIa.C, en el Museo Etrusco fundado en 1837 por el Papa Gregorio XVI.

tesoros del vaticano, Pio XII

Pío XII (1938-1958) , obra esculpida en bronce por Francesco Messina, inaugurada en 1964 en la Capilla de San Sebastián.

Fuente Consultada: Más Allá del Código Da Vinci – René Chandelle

Rockefeller John Historia y Biografia Origen de la Dinastia

Rockefeller John D. Historia Biográfica

La familia Rockefeller desde principio del siglo XX y  en muy poco tiempo, se transformó en monopolista de la industria petrolera norteamericana. Llegó a concentrar en sus manos el 95% de la exploración, explotación, distribución y venta minorista de gasolina en EE.UU. Esta familia es famosa por su riqueza y por sus actividades filantrópicas.

Rockefeller John D. Historia BiografiaA mediados del siglo XIX la expansión del comercio de todo tipo de bienes y servicios prolongó la jornada laboral. En tal circunstancia la iluminación artificial se tornó crítica. Sencillas y poco efectivas lámparas que utilizaban aceites vegetales o de origen animal comenzaron a utilizar profusamente.

En esas circunstancias, un tal John D. Rockefeller, por entonces empleado de comercio, comenzó a vislumbrar que los aceites para iluminación y las grasas para la maquinaria a vapor se estaban convirtiendo en un gran negocio.

Pero, en aquel momento, los métodos para obtener petróleo en los Estados Unidos eran más que primitivos. En general se embebían trapos en lugares donde el mismo rezumaba y luego se los retorcía colocando el producto en barriles y para 1853, casi todo el que se obtenía se utilizaba como una medicina milagrosa llamada Aceite Séneca.

Un grupo de emprendedores encabezados por el abogado George Bisell y el banquero James Towsend, dieron a un químico, Benjamin Silliman Jr., un poco del líquido para su análisis. Cuando Bisell tuvo los resultados del análisis percibió que, además de medicina, el líquido negro, es decir, el petróleo, serviría para iluminación. Adelantándose preventivamente a los acontecimientos, Bisell y Silliman Jr. fundaron laPennsylvania Rock Oil Company.

Se perforó en las cercanías de Titusville y en 1859 el petróleo brotó artificialmente por primera vez en los Estados Unidos. La era del petróleo comenzaba sin más trámite. Por la facilidad de su destilado, aparecieron en los alrededores de Titusville cientos de fraccionadores que se dedicaban a la venta de combustible para lámparas sin tener en cuenta la calidad. Si el producto contenía más nafta que kerosene, la lámpara vienesa podía estallar y provocar un incendio.

Aprovechando tal circunstancia, Rockefeller, aquel astuto empleado de comercio, había racionalizado el producto buscando la seguridad y el mayor brillo posible para la lámpara. A tal efecto había creado, como su nombre lo indica, una compañía que vendía kerosene de calidad y características estables, la Standard Oil Company.

Infinidad de emprendedores quedaron arruinados al no poder competir con la Standard, que vendía su producto a pérdidas. Algunos decidieron asociarse al cartel y llegaron a ser importantes directores. Habiendo amasado una inmensa fortuna, hacia 1883, los socios principales de la Standard, Henry Flagler, John Rockefeller y su hermano William decidieron formar la Standard Oil Trust para regularizar y sistematizar la inmensa cantidad de compañías que dominaban como accionistas.

Algunos socios tendrían trascendencia también por otros emprendimientos: Rockefeller, principal sostén económico de la Iglesia Baptista, creó con sus aportes el colegio de altos estudios de la iglesia, la conocida Universidad de Chicago, en tanto que su socio y amigo, Flagler, era hijo de un pastor protestante.

No había pasado demasiado tiempo de la creación del trust cuando los socios —dueños virtuales de todo el kerosén que se producía en Estados Unidos— vieron aparecer a dos enemigos complicados: Thomas Alva Edison y su bombita eléctrica.

Mientras pergeñaban cómo actuar en consecuencia para con el recién llegado a las cuestiones de iluminación, en Alemania dos técnicos inventaban unos motores que revolucionarían el mercado. El primero se llamaba Nicolás Otto y desarrolló la máquina que hoy conocemos como motor naftero. Poco después, Rudolf Diesel lo ponía en funcionamiento, popularizado por su nombre.

Otros precursores agregarían estos motores a carruajes (Gottlieb Daimler, entre otros), dando nacimiento a una nueva Era, la del automóvil, que arrasaría con todo lo conocido.

A diferencia del motor a vapor, el ideado por Otto era liviano, muy potente y funcionaba con nafta, que en Europa era cara pero que en los Estados Unidos la Standard arrojaba a los ríos por las noches, ya que era el elemento que hacía explotar las lámparas a kerosén. Como los motores eran sencillos, se expandieron rápidamente por los Estados Unidos y para 1896, otro protestante, Henry Ford, fabricaba su primer automóvil.

Poco después, los hermanos Orville y Wilbur Wright, el 17 de diciembre de 1903, hacían volar por primera vez en Kitty Hawk el primer avión que ya poseía controles de vuelo. Pronto, en muy pocos años, la Standard Oil dejó de arrojar las naftas al agua y empezó a venderlas a mejor precio que el kerosén para que las utilizaran autos y aviones.

No pasó mucho más tiempo para que la Marina estadounidense le pidiera a la Standard un subproducto del petróleo, el fuel, un aceite pesado para quemarlo en las calderas en lugar del carbón. Ese cambio tecnológico realizado a finales del siglo XIX permitió a la Marina estadounidense superar a la británica en velocidad, capacidad de maniobra y en automatización del manejo de la nave, entre otras ventajas.

Como vemos esta  compañía tuvo un crecimiento meteorico y estuvo enseguida en condiciones de comprar las refinerías de los competidores, adquirir oleoductos, negociar tarifas de transporte baratas con los ferrocarriles y las naviera. Hacia 1881 tenía un virtual monopolio del mercado de derivados del petróleo en Estados Unidos y era el primer grupo en adoptar la forma de trust, tan usual en la época de grandes concentraciones empresariales del capitalismo monopolista que por entonces se iniciaba.

Convertida en símbolo de las prácticas monopolistas, la Standar Oil fue víctima de la legislación de defensa de la competencia que adoptaron muchos Estados americanos y el propio Gobierno federal como reacción. Condenado por el Tribunal Supremo de Ohio en 1892, Rockefeller eludió la normativa antimonopolística disolviendo formalmente el trust y poniendo las acciones a nombre de diferentes empresas controladas por el mismo núcleo de nueve socios.

Las creencias religiosas de Rockefeller (un devoto cristiano protestante de la rama baptista) le inclinaron a poner la fabulosa fortuna que había amasado al servicio de obras sociales, dedicándose casi por entero a la filantropía desde que se retiró a vivir en una granja en 1896: fundó la Universidad de Chicago (1891), el Instituto Rockefeller para la Investigación Médica en Nueva York (1901), el Consejo General de Educación (1902) y la Fundación Rockefeller (1913).

En todas estas tareas estuvo auxiliado por su único hijo, John D. Rockefeller Jr. (1874-1960), que fue quien le sucedió al frente del negocio familiar. Su especialidad como empresario fue la lucha contra los sindicatos obreros, empleándose con fuerza en la represión de las huelgas. En 1899 consiguió recomponer la unidad de sus empresas a través de un holding con sede en Nueva Jersey; pero en 1911 tuvo que disolverlo -como le había ocurrido años antes al trust de Ohio- al declarar el Tribunal Supremo federal que incumplía la Ley Shermann Antitrust de 1890. Por esas mismas fechas también él se retiró para dedicarse a las obras sociales.

Fue el constructor del Centro Rockefeller de Nueva York en los años treinta y uno de los impulsores de aquella ciudad como sede de la Organización de las Naciones Unidas en los cuarenta (Rockefeller regaló a la ONU el solar en donde se edificó su sede). También financió la construcción de viviendas sociales, la conservación del patrimonio histórico y la creación artística. Al frente del negocio y de las 33 fundaciones familiares le sucedió el mayor de sus cinco hijos varones, John D. Rockefeller III (1906-78). Se especializó en formar una colección extraordinaria de arte oriental. Creó el Centro Lincoln para el Desarrollo de las Artes en Nueva York, el Centro Internacional de la India en Nueva Delhi, la Casa Internacional de Japón y la Sociedad de Asia (a la cual donó su colección artística al morir).

En 1952 fundó el Consejo de la Población, un centro de investigación sobre planificación familiar. Su hermano Nelson A. Rockefeller (1908-79) se dedicó a la política, integrándose en el ala liberal del Partido Republicano. Colaboró con las administraciones demócratas de Franklin D. Roosevelt y de Truman en los años cuarenta y cincuenta. Fue elegido cuatro veces gobernador del Estado de Nueva York (1959-73) y vicepresidente de Estados Unidos con Gerald Ford (1974-77); pero nunca consiguió la nominación republicana para la presidencia, que pretendió varias veces. Tanto él como sus restantes hermanos (Laurance, Winthrop y David) se dedicaron simultáneamente a extender los negocios de la familia hacia nuevas ramas de actividad, y a fundar instituciones culturales y filantrópicas. 

El Imperio de Rockefeller en América Latina

Fuente Consultada: Dinastias de David S. Landes – Los Científico Nazis en Argentina Carlos De Nápoli

Logia Propaganda Due P2 Licio Gelli Banco del Vaticano Conspiracion

Logia Propaganda Due P2
Licio Gelli Banco del Vaticano

Roberto Calvi, lejos de ser un simple banquero corrupto al que la mafia asesinó porque le debía dinero, es un nudo donde se entrecruzan los múltiples mecanismos de intervención norteamericanos sobre el viejo continente.Tráfico de influencias, corrupción, complicidad con la extrema derecha y con la Mafia… ¿Y si detrás de la mayoría de los acontecimientos políticos y terroristas ocurridos en Italia desde hace cerca de 20 años estuviera como iniciador o manipulador Licio Gelli y su logia masónica P2?

INTRODUCCIÓN: El Banco Ambrosiano era el nodo italiano de la red financiera internacional controlada por Michele Sin-dona, un ex mañoso de la «familia» Gambino en los Estados Unidos. Este personaje trabó amistad con Licio Gelli, empresario textil y gran maestre de la logia P2. Al relacionarse con la Curia, Sindona y Gelli propusieron al cardenal Paul Marcinkus, titular del Banco Vaticano, que éste participara en el Ambrosiano.

Marcinkus hizo excelentes inversiones a través del Banco de Sindona, y éste y su cómplice utilizaban la estructura del Banco Vaticano para lavar dinero negro y evadir impuestos. La Iglesia, la Mafia y la Logia mantuvieron esta provechosa complicidad hasta que la crisis del petróleo en 1972 y el fallo de algunas grandes inversionesv provocaron la quiebra del Ambrosiano y la huida de Sindona a Estados Unidos. Se descubrió entonces que el Vaticano era uno de los accionistas, y estalló el consecuente escándalo.

Logia Propaganda Due P2 Licio Gelli Banco del Vaticano ConspiracionEl sábado 16 de abril de 1994, el tribunal  de Roma condenaba a 17 años de prisión a Licio Gelli, el antiguo Gran Maestro de la logia masónica Propaganda Due (Propaganda Dos). Así terminaba, tal vez en forma provisional, el folletín de lo que dio en llamarse también la logia P2.

En 1981, el presidente Consejo italiano, Giovanni Spadolini, ha mandado inhabilitar esta logia después de hacer pública la lista de 962 miembros del amento, industriales, militares y agentes servicio secreto que se consideraban sospechosos de haber intentado, desde 1969, desestabilizar las instituciones, suscitando en el país un ambiente de tensión y violencia.

Una comisión investigadora había recopilado serie de documentos con miras a estableas nexos existentes entre la logia secreta, los medios de la extrema derecha y la Mafia.

Hasta 1982 no se pudo confirmar la implicación de la logia P2 en la economía italiana y esto como resultado del escándalo de la quiebra del Banco Ambrosiano, primer banco privado italiano, y de la misteriosa muerte de Roberto Calvi, su director general, quien fue encontrado ahorcado bajo un puente de Londres el 18 de junio de 1982.

Hablar de la P2 es referirse a un auténtico Estado dentro del Estado, con íntimas conexiones con la CIA, y base en Italia de la red Gladio, una estructura secreta a través de la cual EEUU ha intervenido durante décadas los Estados europeos.

Roberto Calvi (imagen), que era miembro de la logia P2, tenía un maestro siciliano, Michele Sindona -también miembro de esa logia-, que resultaría ser también el banquero de la Mafia y gran reciclador del dinero de la droga.

Sindona fue condenado a 25 años de prisión en Estados Unidos, y a cadena perpetua en Italia. Murió el 20 de marzo de 1986, envenenado con cianuro, poco después de que se le condenara en Italia.

El mecanismo de las operaciones fraudulentas de Calvi era muy sencillo: cuando necesitaba dinero para financiar operaciones turbias en Italia o en América Latina, pedía préstamos en el mercado del eurodólar; cuando las sumas eran demasiado importantes, mostraba las garantías del IOR (Instituto para las Obras de Religión), el banco del Vaticano, dirigido entonces por monseñor Marcinkus, lo cual le aseguraba jugosos beneficios. Pero, eso sí, nunca se olvidaba de retribuir a un tal Licio Gelli. Calvi construyó un imperio y, a petición de Gelli, tomó bajo su control al grupo Rizzoli, que era propietario de uno de los principales periódicos de la península, el Corriere della Sera.

En 1978, las acrobacias financieras de Calvi originaron una investigación de la Banca de Italia por exportación ilegal de capitales. En 1982, la quiebra del banco se evaluó en 1.400 millones de dólares. Calvi desapareció de su domicilio de Roma la noche del 9 al 10 de junio, y se le encontró colgado el 18 de junio. La investigación determinó que él no pudo haberse ahorcado solo y que antes había sido estrangulado. Detrás de esta desaparición se perfilan las sombras de la Mafia y de Licio Gelli, como se demostraría.

Hace pocos años nuevas autopsias han demostrado que fue un homicidio, y la justicia italiana reabrió el juicio, acusando del crimen a cuatro miembros de la mafia. Parece que el que fuera uno de los mayores misterios de la historia reciente italiana –donde se cruzaban las turbias finanzas del Vaticano con la presencia de la mafia– podría resolverse.

Hay que notar que, en mayo de 1981, en la lista de los 962 miembros de la logia P2 publicada en la prensa, se encontraban los nombres de Michele Sindona, de Roberto Calvi y de 169 militares de alto rango, así como de todos los dirigentes de los servicios secretos, pero también de directores de periódicos, magistrados y políticos de la democracia cristiana. Todos los escándalos que habían sacudido a Italia durante 10 años conducían, de una manera u otra, a Licio Gelli…

Confianza absoluta…
Pero, a todo esto, ¿quién es Licio Gelli? Es un hombrecillo de. negocios toscano que fabrica y vende colchones, pero que tiene una terrible reputación. Después de servir al fascismo, a los servicios secretos y a los grupos locales de resistencia durante la última guerra, probablemente trabajó para los servicios secretos a partir de 1944. Ingresó en la francmasonería en 1965 y transformó su logia en un nido de conspiradores.

Como responsable de la logia, Gelli practicó sistemáticamente el uso del secreto, obligando a los «hermanos» a demostrarle absoluta confianza. Como ejemplo está esta circular dirigida a los futuros iniciados: «En caso necesario, ponte en contacto conmigo directamente.

Si llegara a hacerse una tentativa de acercamiento en mi nombre, deberás rechazarla sin dudar y prevenirme enseguida.» ¿Qué objetivo perseguía? Hasta 1974, la P2 coqueteaba con la extrema derecha y parecía querer explotar la estrategia de la tensión al insistir en el reclutamiento de militares, que cederían el sitio a los financieros y funcionarios. Pero no sería correcto identificar a Gelli con un militante de extrema derecha; aun si estaba en contacto con los autores de atentados neofascistas -los autores del atentado de la estación ferroviaria de Bolonia pertenecían a la logia P2-, él buscaba más bien una explotación política de esos actos con el fin de alimentar el temor y reforzar los partidos del orden. Al parecer, en ocasiones incluso procuró hacer que fracasaran esos atentados.

Durante los primeros tiempos, los enemigos de la logia P2 estaban representados principalmente por los católicos de izquierda y los comunistas, aliados durante el periodo del «compromiso histórico». Por otra parte, la presidenta de la comisión parlamentaria que había establecido la lista de los 962 miembros de la logia, Tina Anselmi, se había preguntado qué función desempeñaron los hombres de Gelli en los servicios secretos cuando se perpetró el secuestro del ministro demócrata cristiano Aldo Moro, partidario del «compromiso histórico», asesinado en mayo de 1978. ¿Habían contribuido a desencadenar las investigaciones?.La pregunta queda en el aire.

Para Gelli, lo importante no era la orientación del gobierno, sino la posibilidad de obtener allí puestos clave. En la famosa lista de los miembros se encontraban 36 diputados, tanto de derecha como de izquierda. El único partido en el que la logia P2 no estuvo presente parece haber sido el Partido Comunista.

En un «Plan de renacimiento democrático» que surgió de la logia se decía: «Con 10.000 millones se puede comprar la democracia cristiana utilizando el sistema de adhesión actual del partido.» Y si bien la largue;; financiera y la corrupción fueron las principales armas utilizadas por Gelli, le faltaban medios; de ahí su paso al mundo de las ahí; finanzas, primero con el siciliano Sindona -luego con Roberto Calvi. Otra arma de Gelli era el chantaje. En su villa de Toscana se encontraron expedientes comprometedores para los «hermanos», en especial un contrato entre la Oficina Nacional de Petróleos y A-rabia Saudita en donde se mencionaban ? hornos a los saudíes y a grupos políticos.

Un club de amigos…
Tras la divulgación de la lista de los miembros de la logia, Gelli se exilió en Suiza; fue detenido el 13 de septiembre de 1982 y encarcelado en Champ-Dollon, cerca de Ginebra, de donde se fugó el 10 de agosto de 1983 con la ayuda de su guardia de prisión. Cuatro años mas tarde se entregaría a la justicia suiza.

Extraditado a Italia en 1988, obtuvo su libelad provisional después de un mes de cárcel debido a sus problemas cardiacos. En sus Memorias, tituladas Ma vérité (Mi verdad), decía que la logia P2 era un «club de amigos bien intencionados».

Durante el proceso judicial de la logia P2, no tuvo que responder más que por los cargos de «calumnia, tráfico de influencias y propagación de noticias relacionadas con la seguridad del Estado». De los demás inculpados, 11 fueron indultados por falta de pruebas.

Silvio Berlusconi, antiguo miembro de la logia P2, declaró: «Los historiadores decidirán si este caso fue una prolongada noticia sensacionalista o bien algo más sustancial.»

Fuente Consultada:
Los Últimos Misterios del Mundo Reader´s Digest
Crónica Loca de Víctor Sueiro
Almanaque Insólito Tomo 4 Irwing Wallace

Grandes Mestres (o Maestros) del Priorato de Sion Los Templarios

Grandes Mestres del Priorato de Sión

secretos del codigo davinci

María MagdalenaJosé de ArimateaTemplo de SalomónLos Templarios
Leonardo Da VinciPriorato de SiónSección AureaSerie de Fibonacci
El PentragamaSanto GrialEl Opus DeiEnigma Sagrado
Hombre de VitrubioLos CátarosLos GnósticosLa Última Cena

¿Qué sucedió después de la Edad Media con los Templarios y el Priorato de Sion?

Los Templarios, por ser el brazo armado que actuaba a la luz del día, y sin ocultarse, fueron prácticamente exterminados, aunque no del todo. Actualmente, varias organizaciones se adjudican la pertenencia a la Orden, por ejemplo la Ordo Supremus Militaris Templi Hierosolymitani (que reúne caballeros de Argentina, Colombia, Chile, Uruguay y Estados Unidos), los Rovers (de México), la Orden de Jacques de Molay (en Estados Unidos) y la Corte de Chevaliers Templarios de Sul de Minas.

Grandes maestros del Priorato de Sion

Después del juicio del maestre de la orden, Jacques de Molay (imagen) , los templarios intentaron organizar su defensa. El rey reaccionó. El 12 de mayo de 1310, algunos templarios fueron quemados cerca de la puerta de Saint-Antoine. Durante el concilio de Viena, el 22 de marzo de 1312, y cediendo a las presiones de Felipe el Hermoso, Clemente V hizo aprobar la supresión de la orden, cuyos bienes fueron entregados a la del Hospital. Y el siniestro proceso alcanzó su punto culminante el 18 de marzo de 1314

Siempre en la sombra (aunque no tanto a partir de 1956, como se verá un poco más adelante) actualmente el Priorato de Sion tiene la misión de proteger los documentos de Sangreal, hacer otro tanto con la tumba de María Magdalena y proteger el linaje de Jesús, o sea, los miembros de la dinastía merovingia que se encuentran todavía entre nosotros.

Pero… ¿cómo llega La Prieuré de Sion desde sus tiempos de origen hasta los inicios del siglo XXI?.A lo largo de los siglos, y tal como se podrá apreciar más adelante, su subsistencia se hizo de manera secreta, entre bastidores, y con la presencia de un hombre o, eventualmente, una mujer importante ocupando el cargo de Gran Maestre.

En general, tal como se podrá observar en el listado que aparece más abajo, todo Gran Maestre estuvo vinculado al poder político de su época, perteneció a alguna sociedad secreta, participó de misterios alquímicos, fue un artista relevante e, incluso, varias de estas cosas a la vez.

El siguiente listado forma parte de los denominados Les Dossiers Secrets, hallados
en la Biblioteque Nationale de París.

Jean de Gisors   1188- 1220
Marie de Saint-Clair   1220-1266
Guillaume de Gisors   1266-1307
Edouard de Bar   1307-1336
Jeanne de Bar   1336-1351
Jean de Saint-Clair   1351-1366
Blanche d’Evreux   1366-1398
Nicolas Flamel   1398-1418
René de Anjou   1418-1480
Iolande de Bar   1480-1483
Sandro Botticelli   1483-1510
Leonardo Da Vinci   1510-1519
Connétable de Bourbon   1519-1527
Ferdinad de Gonzague   1527-1575
Louis de Nevers   1575-1595
Robert Fludd   1595-1637
Johann Valentin Andrea   1637-1654
Robert Boyle   1654-1691
Isaac Newton   1691-1727
Charles Radclyffe   1727-1746
Charles de Lorena   1746-1780
Maximilian de Lorena   1780-1801
Charles Nodier   1801-1844
Victor Hugo   1844-1885
Claude Debussy   1885-1918
Jean Cocteau   1918-1963

Ver:El Fin de los Templarios Conspiracion Papa Clemente Felipe el Hermoso

Biografia de Lucky Luciano Gangsters Organizaciones Criminales en EE.UU. Mafia

Historia de Gangsters: Biografia de Lucky Luciano 
Organizaciones Criminales en EE.UU.

En enero de 1920, y durante los siguientes 14 años, en Estados Unidos se prohibió la producción y distribución de bebidas alcohólicas.  En esos años surgió un mundo oscuro. Gánsteres como Al Capone y Lucky Luciano aprovecharon para hacer grandes fortunas con el tráfico ilegal de alcohol. Al Capone se convirtió en el rey sin corona de los gánsteres, cuyo negocio era explotar y subvertir la ley seca por medio de la corrupción y de la violencia.

Lucky Luciano y el Sindicato

Salvatore Luciano –mejor conocido como Lucky Luciano– fue un inmigrante siciliano nacido el 24 de noviembre de 1897, que llegó a Nueva York en 1906. Durante su juventud conoció a tres gángsters que le serían siempre fieles: Maier Suchowljansky, que se convirtió en Meyer Lansky, nacido en Grodno (Rusia) en 1902 y contador prodigio que inventó el «banco de engrase» (exacción impuesta a sus asociados para corromper a policías, magistrados y políticos); Benjamín Siegel, alias Bugsy, asesino y apasionado por las estrellas hollywoodenses y que transformó a Las Vegas en la capital del juego), y por último, un calabrés que se convertiría en uno de los jefes de la mafia italo-estadunidense: Frank Castiglia, llamado Frank Costello.

Lucky Luciano

Luciano fue el primer miembro de la Mafia que se relacionó con gángsters que no eran sicilianos o italianos. Él pertenecía a la Cosa Nostra (en Estados Unidos, ese nombre designa a la mafia de origen italiano). Según el sistema de la Mafia, uno no elige entrar en ella, sino que es ella la que escoge a los que solicitan ese honor; pero, en todos los casos, el solicitante debe descender de cuatro generaciones de sicilianos.

Así, en esa organización, todos tienen algún grado de parentesco, y un jefe de familia (aún quedan 12 familias en la Mafia estadounidense, de las cuales cinco están en el estado de Nueva York) puede intentar imponerse como jefe de todas las familias.

Gran afluencia la que hay este día ante el muelle 7 de la Terminal Bush de Brooklyn (Nueva York). Es el 7 de febrero de 1946 y el famoso Lucky Luciano, condenado a 30 años de prisión por proxenetismo en 1936, e indultado por los servicios prestados a la nación estadounidense, va a abordar el barco Laura Keene, con destino a Italia. Sus amigos vienen a despedirse de él, y entre ellos se encuentran Frank Costello, Meyer Lansky y Bugsy Siegel, los gángsters americanos más peligrosos. En 1929 habían fundado, con Luciano, el Sindicato del Crimen, primer ejemplo de una organización que reunía a las bandas judías, irlandesas, alemanas e italianas y sicilianas.

Una de las luchas por el poder más espectaculares, la «guerra Castellamarese«, en Nueva York, costó en 1929 la vida a más de 500 mañosos. Luciano comprendió que esas guerras debilitaban a la organización y dejaban el campo libre a las otras bandas, e  ideó una alianza, asociándose con Lansky y  Siegel, y luego fundando el Sindicato.

Dirigido por nueve miembros, el Sindicato debía repartir las funciones y los sectores de influencia, así como los asesinos de cada banda, para que hubiera los menores vínculos posibles entre un asesinato y su ejecutor; asimismo, nunca habría un jefe único, con el fin de evitar las antiguas luchas sangrientas.

Aplicando este principio a la Mafia italoestadounidense, Luciano mandó asesinar a su jefe, Salvatore Maranzano y a unos 40 de sus aliados, durante la «Noche de las vísperas sicilianas», el 10 de septiembre de 1931.

Cuando se le propuso convertirse en capo di tutti capí re, es decir, el jefe de las familias, Luciano abolió ese título e instauró el Consejo, una especie de instancia suprema que reunía a los principales jefes de las familias de Nueva  York y de Nueva Jersey.

Más tarde, creó la Comisión, encargada de negociar con los otros jefes de bandas no italianas. Lo que se ha llamado Sindicato del crimen, Murder Incorporated Ltd, fue creado durante una reunión en la que se dieron cita los principales jefes, con motivo de la boda de Meyer Lansky, en Atlantic City. Por primera vez, las bandas judías, sicilianas, irlandesas y alemanas establecían un frente común contra los  ataques del gobierno estadounidense.

El Sindicato en Cuba

Luciano fue detenido el 18 de junio de 1936 por proxenetismo, y condenado a una pena de entre 30 y 50 años de cárcel, pero fue indultado gracias a que, desde su prisión, sirvió como intermediario entre la Mafia siciliana y los Aliados durante el desembarco de julio de 1943 en Sicilia. En 1946 fue deportado a Italia, donde se dedicó al tráfico de alcohol y cigarrillos, y luego de droga. Hasta su muerte, en 1962, Luciano permaneció en comunicación con sus amigos del Sindicato. Lansky había permanecido en Estados Unidos, donde se convirtió en el alma de la organización.

La muerte de Lucky

El 27 de enero de 1962, Lucky Luciano se dirigía al aeropuerto de Nápoles para recibir al productor de cine estadounidense Marius Goshsch, quien deseaba rodar una película sobre su vida. Después de intercambiar un apretón de manos, los dos hombres volvían hacia la aduana, cuando Luciano, que anteriormente había sido víctima de ataques cardiacos, tomó de su bolsillo una cajita que contenía sus píldoras y se tomó una. Súbitamente se derrumbó. Un médico se acercó, pero sólo pudo dictaminar que Luciano estaba muerto. Los médicos forenses diagnosticaron un ataque cardiaco. Aunque su muerte no parece sospechosa, jamás se encontró la cajita de medicamentos. Después de sus funerales, efectuados en Italia, Lucky Luciano sería inhumado el 7 de febrero de 1962 en el cementerio de Saint-John, en Nueva York.

El último grande del Sindicato

El poder del «sindicato Lansky» era tal en 1969, que el profesor Donald R. Cressey, miembro de la Comisión nacional de lucha contra las actividades criminales, llegó hasta a proponer al Estado que se negociara un «pacto de caballeros» con el Sindicato del crimen. Sus ingresos, ganancias y beneficios relacionados con juegos, apuestas, carreras y prostitución se reconocerían oficialmente, con la condición de que Lansky aceptara pagar sus impuestos y renunciara a sobornar y corromper al mundo político. Lansky se negó.

A fines de 1970 huyó a Israel, donde había preparado su regreso mandando construir una sinagoga e inundando con donativos diversas instituciones de caridad. Pero el fisco lo perseguía, y el gobierno estadounidense presionó al Primer ministro, Yitzhak Rabin: si Lansky no se presentaba en Estados Unidos, no se le entregarían a Israel los aviones Phantom. A comienzos de noviembre de 1972, Lansky partió de Tel Aviv, pero lo detuvieron en Miami y lo encarcelaron. Pagó en el acto su fianza de 750 millones de dólares y obtuvo la libertad bajo palabra. Falleció el 17 de enero de 1983 de muerte natural, libre, impune y multimillonario en dólares.

La Mafia y la Ley Seca

Fuente Consultada:
Los Últimos Misterios del Mundo Reader´s Digest
Crónica Loca de Víctor Sueiro
Almanaque Insólito Tomo 4 Irwing Wallace

La Mafia y la Ley Seca Ley Volstead Negocio Ilegal con Alcohol

La Mafia y la Ley Seca – Ley Volstead
Negocio Ilegal con Alcohol

LAS BANDAS CRIMINALES  EN AMÉRICA: Durante mucho tiempo, en el continente americano se ha asociado a las organizaciones criminales con la Mafia. Sin embargo, también los cárteles colombianos, tomaron poder y control de negocios ilegales y comenzaron a aventajar a la Cosa Nostra.

Cuando se piensa en las organizaciones criminales de Estados Unidos, lo primero que viene a la mente es la Mafia. Generada a raíz de la inmigración siciliana, apareció oficialmente en los anales estadounidenses el 15 de octubre de 1890, con el asesinato del jefe de la policía de Nueva Orleáns, atribuido a los Matranga, un grupo de sicilianos inmigrantes.

La víctima había hecho deportar a Italia a varios miembros de esta familia que acuñaran moneda falsa y practicaban el homicidio la extorsión. Antes de morir, pudo pronunciar algunas palabras, entre ellas Dagoes, que la jerga significa «siciliano». Meses más tarde, el proceso judicial de los presuntos autores del asesinato determinó la inculpabilidad de la mayoría de los jefes. ¿Habrían sobornado al jurado? Lo cierto es que el 14 de marzo de 1891, la muchedumbre invadió la prisión donde todavía estaban encarcelados los inculpados y linchó a 11 personas.

Este episodio fue muy sonado e incluso provocó un incidente diplomático con el gobierno italiano. Después, la Mafia, que tenía su cuartel general en Nueva Orleáns, empezó a advertir que en el Sur del país estaba declinando su influencia y se instaló en Nueva York, San Francisco y Chicago.

Para 1910 ya estaba presente en la mayoría de las ciudades donde se concentraban italianos y sicilianos. Pero la Mafia no es la única asociación criminal importante en Estados Unidos, y la vertiginosa ascensión de este tipo de actividad en el país se debe a varios factores.

Para empezar, un sistema federal que implica una extrema diversidad de legislaciones para cada Estado; jurisdicciones cuya competencia se limita al Estado; un gobierno nacional con poderes tan restringidos que la única manera en que podría intervenir en los casos criminales –que con frecuencia quedan a cargo de policías locales corruptos– sería utilizar sus competencias sobre el comercio entre los Estados y sus prerrogativas en materia fiscal; la llegada continua de nuevos inmigrados: hombres enérgicos y ambiciosos que pertenecen a religiones y a culturas diferentes, y que ignoran los usos locales; una tradición nacional basada en la creencia de que el éxito está al alcance de todos; una población móvil y una sociedad en la cual el dinero compra el prestigio social; y, por último, leyes moralizantes que a menudo resultan poco realistas.

La Prohibición:

Durante los primeros tiempos, el juego clandestino y la prostitución fueron los ámbitos preferidos por estas empresas ilegales, que tenían su centro en Chicago. Pero en noviembre de 1918, con el voto de la ley Volstead que implantaba la prohibición del alcohol, el Congreso estadounidense, sin siquiera imaginarlo, estaba dando un impulso inesperado a la proliferación de las actividades ilícitas. Y Chicago, cercano a Canadá -donde la Prohibición no existía-, habría de convertirse en la capital del crimen.

La Mafia y la Ley Seca Ley Volstead Negocio Ilegal con Alcohol

El nombre de Al Capone se asociaría con la Prohibición y con el Chicago de la década de los veinte. Nacido en Brooklyn el 17 de enero de 1899 y de origen siciliano, llegó a Chicago en 1920 y se puso a la cabeza de la banda más importante de la ciudad en 1925. Controlando las casas cerradas, los antros y los flujos de bebidas clandestinas, dejaba a otros la propiedad de esos establecimientos, contentándose con recibir sus buenas tajadas del importe de las ventas, a cambio de protección contra los incendios, los operativos policiales y los atentados o asesinatos  por parte de sus propios gángsters o de las bandas rivales.

Esta organización suponía la complicidad de los representantes de la ley, desde el policía del barrio, pasando por los jueces. Se dice que, a finales de la década de los veinte, incluso algunos políticos conocidos a nivel nacional se habían procurado la ayuda de Capone para medrar en las elecciones federales. Y aunque él se cuidaba de no comprometerse -para que la policía no pudiera establecer nexos entre él y los actos de chantaje, homicidio y secuestro cometidos por sus subordinados-, nadie ignoraba sus verdaderas actividades.

Sin embargo, finalmente fue condenado a 11 años de prisión en 1931 por fraude fiscal. Liberado por razones médicas en 1939, murió de sífilis en 1947.

La omerta

Al Capone era miembro de la rama estadounidense de la Mafia siciliana. Sus hombres, vinculados por un código de honor, estaban dispuestos a morir por él. Es cierto que esta sociedad secreta, con su muy estricto código y en especial con la omerta -palabra siciliana que significa sentido de la justicia, del silencio, de la modestia y del honor-, que prohibía a sus miembros hablar de la organización, tuvo y sigue teniendo una enorme importancia en algunas ciudades estadounidenses.

Un siglo antes, algunos inmigrantes irlandeses habían adaptado sus técnicas de lucha contra los grandes terratenientes ingleses a las nuevas condiciones políticas de las ciudades estadounidenses. El rival más poderoso de Al Capone era, por cierto, la banda O’Banion, cuyos jefes eran, además del mismo O’Banion -que era irlandés-, un judío, un italiano y un polaco, entre otros. Aunque este pluralismo étnico le daba más fuerza en una lista electoral, no por eso es menos cierto que la cohesión de su grupo criminal dependía más de sentimientos personales de fidelidad que de la disciplina del grupo, y finalmente esta banda fue eliminada.

Aunque entre los principales cabecillas del crimen organizado en Estados Unidos se encuentran muchísimos italianos recién inmigrados, no existe prueba alguna de que exista una propensión al crimen propia de este grupo de inmigrantes.

De hecho, la mayoría de los italianos que llegaron a América a fines del siglo XIX eran campesinos pobres  y sin preparación, y la comunidad italiana se aventuró en empresas que no exigían ni grandes capitales ni una formación especializada.

En 1933 fue abrogada la ley sobre la Prohibición, de manera que, agotada su principal fuente de ingresos, las bandas se volcaron hacia la extorsión, el control de los tugurios, el juego y, ya hacia mediados del siglo XX, el comercio de la droga.

Fuente Consultada:
Los Últimos Misterios del Mundo Reader´s Digest
Crónica Loca de Víctor Sueiro
Almanaque Insólito Tomo 4 Irwing Wallace

Origen de la Mafia Italiana La Cosa Nostra La Camorra Lucky Luciano

Origen de la Mafia Italiana La Cosa Nostra
La Camorra – Lucky Luciano

La ‘mafia’ es generalmente considerada como una sociedad secreta del crimen italiano, pero los orígenes de su inicio es antes de la aparición de armas automáticas y la cocaína. La mafia  empezó como una forma de vida: una forma de proteger a la propia familia y seres queridos de la injusticia de otros mas poderosos o hasta a veces del mismo  gobierno . Sólo más tarde, con la aparición de los medios de comunicación, la televisión y Hollywood hizo la mafia adquirir un aire de glamour que tiene ahora.

«Quiero advertirle, señor juez, que sin duda usted se convertirá  en una celebridad después de este interrogatorio. Pero tratarán de destruirlo física y profesionalmente. Y a mi me harán lo: mismo. Nunca olvide la cuenta que acaba de abrir con la Cosa Nostra: nunca podrá ¿Sigue usted  a dispuesto a interrogarme?»

Esta frase  escrita por el juez Giovanni Falcone -que fue asesinado por la Mafia en 1992- en el libro Cosa Nostra, fue pronunciada por Tommaso Buscetta, el más conocido de los arrepentidos de la Mafia italiana. Resultó premonitoria, y muestra con justeza el poder del Pulpo, el otro nombre de la sociedad criminal más conocida. Por su parte, Buscetta estaba solo en el mundo: todos sus parientes y allegados, un total de 32 personas, habían sido eliminados por la Cosa NostraNuestra cosa– en italiano-, nombre que le dan sus miembros pues, al parecer, el término Mafia es exclusivo de los no iniciados.

El triángulo de la muerte…
Según la tradición oral, los orígenes de la Cosa Nostra se remontan al siglo XVIII, con los Beati Paoli, una sociedad secreta que luchaba contra los abusos de los nobles. Más adelante a principios del siglo XIX, se organizaron en  Sicilia «fraternidades» compuestas básicamente por campesinos, cuya meta era devolver  la tierra de Sicilia a los campesinos. Pero la Mafia nació realmente en la década de de 1860, después del logro de la unidad italiana, en el «triángulo de la muerte», formado por las ciudades sicilianas de Palermo, Trapani y Agrigento.

mafia italiana, la cosa nostra

Entonces era normal que las bandas de merodeadores robaran el ganado de los grandes propietarios, se entregaran al vandalismo en las granjas y en los poblados y aterrorizaran a la población. En lugar de recurrir a los carabineros, los nobles y los terratenientes habían adquirido la costumbre de dirigirse al jefe de «familia» local –el mafioso-en caso de robo, lo cual resultaba más eficaz. Éste, al corriente de las actividades ilegales en su región, entablaba negociaciones con los bandidos y les recompraba el ganado a bajo precio. El propietario recuperaba sus bienes, y aportaba a la organización una suma que representaba alrededor de un tercio del valor de lo recuperado.

Al principio, la Mafia estaba conformada por pequeñas familias independientes, pero se fue desarrollando con el tiempo en forma de bandas organizadas, dirigidas por un capo (jefe) mañoso. Para entonces, estas bandas ya no estaban constituidas sólo por campesinos, sino también por médicos, abogados y representantes de todos los sectores profesionales.

En 1874, el prefecto Rasponi escribía desde Palermo al ministro del Interior: «El rico se vale del mafioso para protegerse del bandolerismo, o lo utiliza para conservar una preponderancia que está viendo reducirse debido al progreso de la libre empresa.» Poco a poco se amplió el objetivo de la Mafia: desarrollar un aparato capaz de gobernarse y crecer de manera autónoma. Se trataba, ni más ni menos, de resistirse, aunque fuera mediante la violencia, ante una justicia oficial impotente.

Palermo era su plaza fuerte, y ahí vivían las familias burguesas terratenientes. ¿Qué mejor lugar para ejercer la función de intermediario y de arbitro entre campesinos, pequeños propietarios, granjeros o colonos? El Estado italiano no se opuso verdaderamente a ello sino hasta una fecha relativamente reciente: era evidente que algo saldría ganando.

El primer ataque serio del poder central contra la Mafia fue efectuado por el gobierno de Mussolini, con ayuda del prefecto Cesare Morí, y adormeció provisionalmente sus actividades delictivas, basadas en el chantaje, la apropiación de mercados públicos y el robo; habría de reaparecer aprovechando el desembarque aliado que tuvo lugar en 1943: Salvatore Luciano -más conocido como Lucky Luciano, un miembro de la Mafia siciliana inmigrado a Estados Unidos, sirvió de intercesor entre ella y las fuerzas aliadas.

Esto permitió, según las palabras del general Patton, «la Blitzkrieg (guerra relámpago) más rápida que haya conocido la historia».

La nueva Mafia
Con el advenimiento de los gobiernos democratacristianos, después de la guerra la Mafia recuperó todo su poder. Y aunque en los primeros tiempos sus fechorías estuvieron limitadas a su campo de acción habitual extorsión económica, chantaje, tráficos diversos, no atacaba de frente al Estado.

En 1963 estalló una guerra de clanes que terminó con la toma del poder de la Cúpula -el centro de decisiones que regulaba las actividades de las diversas familias- por el clan de los Corleonese (habitantes del pueblo de Corleone, situado a una hora de camino de Palermo). Al mismo tiempo, empezó una terrible ola de atentados contra carabineros, jueces, periodistas -«los cadáveres exquisitos»-, que culminó el 3 de septiembre de 1982 con el asesinato, en Palermo, del general Dalla Chiesa, recién nombrado prefecto de la capital

siciliana. Lo siguieron después el diputado Salvo Lima y los jueces antimafia Paolo Borsellino y Giovanni Falcone. Una nueva Mafia, más sangrienta, había nacido; su mejor representante, Salvatore Runa -apodado Toto Riina o la Bestia-, detenido en 1993, tenía, entre sus trofeos, cinco jueces, dos procuradores, dos directores de la policía, un coronel y un capitán de carabineros, un periodista, los secretarios generales de Sicilia de los dos partidos italianos, el presidente del gobierno regional siciliano y el general Dalla Chiesa…

La aparición de esta nueva forma de la Mafia podría deberse a dos factores: por una parte, la locura de algunos hombres que quisieron -y en muchos casos pudieron- controlar el Estado italiano (se sospechaba formalmente que el antiguo presidente del Consejo, Giulio Andreotti, había pertenecido a la Cosa Nostra); por otra parte, las cuantiosas ganancias que reportaba el tráfico de heroína a partir de las postrimerías de la década de los setenta.

Actualmente, la mayoría de los dirigentes de la Mafia italiana están en prisión, pero en una entrevista que apareció en el periódico romano La República, Buscetta declaraba: «Éste es, o más bien hubiera sido, el momento perfecto para dar el golpe de gracia […] pero nadie quiere darlo […] Tengo la impresión de que ya no existe en el Estado la determinación que se tenía después de la muerte de Falcone y de Borsellino […] Veo a los magistrados atrapados entre amenazas de represalias mafiosas […] y las dificultades , que les plantean los políticos.»

Camorra, Ndrangheta y Sacra Corona Unita

La Mafia no es la única organización criminal italiana. Aunque son menos importantes, pero igualmente peligrosas, otras tres organizaciones con estructuras muy semejantes -la Camorra, de Napóles, la Ndrangheta, de la Calabria, y la Sacra Corona Unita, con sede en la región de Apulia– controlan regiones enteras.

La Camorra apareció en Nápoles a principios del siglo XIX, época en que era una coalición poco sólida de grupos criminales de barrio. Hasta la década de los sesenta, practicaba una delincuencia de nivel modesto: extorsión, robo, contrabando de tabaco. Después de los setenta, con el impulso de su jefe, don Michele Zaza, actualmente en prisión, los camorristas entablaron un acuerdo con las mafias siciliana y estadounidense: ellos les facilitarían, para el transporte de la droga, los medios logísticos necesarios para sus diversos tráficos, especialmente marítimos.

En cuanto a la Ndrangheta, su nombre se origina en la palabra griega andragathos (hombre bravo), y se inició en Calabria a fines del siglo XIX. Es una federación de unas 140 familias, a menudo quebrantadas por venganzas seculares. Su influencia se deja sentir en las provincias de Reggio di Calabria y de Catanzaro. Cada ndrina (partida de malhechores, o familia) procura controlar una situación local. Sus actividades son múltiples: supervisión de las tierras, dominio del comercio del aceite y de los cítricos, tráfico de cigarrillos, extorsión, adjudicaciones públicas y secuestros.

Esta organización, que no tiene ramificaciones internacionales, permanece al margen del tráfico de heroína, y provee material logístico sin intervenir en el «trato»; pero una considerable emigración calabresa hacia el norte de la península ha dado lugar al establecimiento de la Ndrangheta en las orillas de los Balcanes para el tráfico de estupefacientes con Europa.

Más misteriosa aún es la Sacra Corona Unita. que nació a finales de la década de los setenta en Apulia, y más exactamente en los puertos de Tárenlo y Brindis!. Al parecer, este grupo calabrés se formó en respuesta ante una tentativa de colonización de Apulia por la Camorra.

El emplazamiento de la región frente a los Balcanes, es ideal para el tráfico de armas en un sentido y para el de heroína; en el otro. Este caso continuará… El tráfico de estupefacientes es, definitivamente, el rasgo común de todas estas organizaciones.

Las impresionantes ganancias generadas por este tráfico las han impulsado ; extenderse y a invertir en Europa, y lavan el dinero en Francia, en Suiza y en Alemania tomando el control de restaurantes, casinos, hasta de bancos y compañías aseguradoras Fue en Francia, en un «escondite» de Niza donde el camorrista Michele Zaza se había refugiado antes de su detención.

Fuente Consultada:
Los Últimos Misterios del Mundo Reader´s Digest
Crónica Loca de Víctor Sueiro
Almanaque Insólito Tomo 4 Irwing Wallace