Biogreafia de Nikola Tesla

Vida y Obra Thomas Edison Biografia y Sus Inventos Resumen

Biografía Thomas Edison y Sus Inventos

Thomas Edison (1847-1931), fue un inventor estadounidense cuyo desarrollo de una práctica bombilla o foco eléctrico, un sistema generador de electricidad, un aparato para grabar sonidos y un proyector de películas, ha tenido profundos efectos en la configuración de la sociedad moderna.

edison alva thomas inventor

«Nuestra época debería llamarse la era de Edison. Este hombre extraordinario realizó más de dos mil inventos. No existe ningún gran descubrimiento moderno que no deba algo a su genio…» Henry Ford.

Biografía de Tomás Alva Edison:

Inventor estadounidense.

Thomas Alva Edison nace el 11 de febrero de 1847 en Milán, pueblecito situado al oeste de los Estados Unidos de América.

Su padre, Samuel, de ascendencia holandesa, se había instalado hacía tiempo en este lugar, al tener que huir de la justicia del Canadá por haber tomado parte en un desafortunado intento revolucionario, y teniendo que marchar de allí, se decide por Milán, que reúne la ventaja de ser un importante centro comercial de granos y madera.

Cuando Edison cumple siete años, su padre comprende que ha llegado el momento de dejar Milán, pues la empresa constructora del Lake Shore Railroad considera más conveniente que la nueva línea férrea pase por Norwalk y Wakeman.

Con ello disminuye la importancia de la villa, y su padre, hombre práctico como es, considera que el destino de Milán como centro industrial está seriamente comprometido, y una vez discutidos los pros y los contras, se decide por Port Hurón, en Michigan, a causa de su gran movimiento y prosperidad.

En una tarde soleada del otoño de 1854, llega la familia a la nueva residencia.

En 1854 Samuel Edison, padre de Thomas,  hombre muy preocupado por el mañana, se trasladó con toda su familia a Port Hurón. Allí, Thomas, realizó progresos extraordinarios en matemáticas y ciencias; se «tragó» con regusto la Enciclopedia de Penny, la Historia del mundo de Sears, la Historia de Inglaterra de Hume, la Historia de Roma de Gibbons, la Historia de la Reforma de Browne.

Pero Samuel Edison no logra ganarse la posición económica que busca con tesón. Por ello consiente en que su hijo Thomas venda dulces, libros, revistas y diarios en los trenes de la Compañía Grand Trunk, cuyo recorrido era de Port Hurón a Detroit, capital del Estado.

Gracias a la simpatía que irradiaba su personalidad, se ganó la voluntad de los empleados del ferrocarril, quienes le consintieron estableciera un pequeño laboratorio en uno de los vagones para las mercancías.

Y en su pequeña imprenta imprimió un periódico en una sola hoja, Weekly Herald, del que fue redactor, editor, impresor y vendedor exclusivo. El primer número apareció el 3 de febrero de 1862 y llegó a tirar setecientos ejemplares, de los cuales quinientos eran suscripciones pagadas por los empleados y obreros de la Compañía, y los doscientos restantes eran vendidos entre los viajeros.

El Weekly Herald (Heraldo Semanal) se nutría con las noticias que a Thomas le iban dando los jefes de estación, y que éstos recibían a través del telégrafo.

Una imprevista explosión durante uno de sus experimentos — que a punto estuvo de provocar una catástrofe ferroviaria— determinó que Thomas fuera enviado a su casa.

No pudiendo continuar su amado semanario, fundó otro con el título de Paúl Pry , en el que atacaba duramente a los magnates de Port Hurón, uno de los cuales, como se encontrara a Thomas mientras daba un paseo, le tomó por los fondillos y le arrojó al canal… sin más explicaciones.

El mozo, buen nadador, no sacó del agua otra consecuencia que un resfriado. Poco después, habiendo salvado de morir atropellado por el tren a un hijo pequeño del jefe de la estación de Mons Clemens, J. U. Mackenzie, éste, agradecido al heroico muchacho, se comprometió a enseñarle el manejo de la telegrafía así como sus secretos.

edison

Thomas Edison Con Un Nuevo Invento

Rápidamente Thomas se impuso en el manejo del telégrafo en muy poco tiempo y encontró pronto colocación en la estación de Stradford Junction, en el Canadá, como telegrafista de noche, con el sueldo mensual de veintiún dólares.

Durante cinco años, recorrió de punta a punta los Estados Unidos y residió en incontables ciudades: Michigan, Ohio, Indianapolis, Cincinati, Memphis, Boston, San Luis…

Ahora bien, para llegarlo a ser Edison comprendió que en ninguna parte mejor que en Nueva York podría desarrollar «aquellas cosas estupendas» que le bullían en su fantasía.

Estando Thomas descansando en la sala de baterías de la Gold Indicator ECompany, dedicada a proporcionar a sus abonados las cotizaciones de Bolsa por medio de indicadores automáticos eléctricos, una avería determinó la paralización total de los indicadores.

Alarma grande entre los directores, técnicos, empleados y abonados de la Compañía.  Edison, sencillamente, sin dar gran importancia a la cosa reparó la avería «en menos de media hora».

Todos quedaron sorprendidos. El director de la Compañía, míster Law, se llevó a Tomás a su despacho y le ofreció el cargo de director técnico de los servicios eléctricos con el sueldo de trescientos dólares al mes.

AI oír esta cantidad, Tomás estuvo a punto de desmayarse; pudo sobreponerse, y aceptó la oferta con la misma sencillez, con la misma gravedad con que había reparado la avería.

Con tan fabuloso sueldo — tres mil seiscientos dólares al año — Edison alquiló un pequeño taller en la parte comercial de la ciudad, y en él instaló sus aparatos telegráficos y eléctricos, sus botellas de reactivos y de otros productos químicos, y… ¡a inventar!

edison en su laboratorio

Edison en su laboratorio. —Aun cuando no consiguiera la patente de su invento hasta 1880, el año anterior, Edison, a quien ya se le llamaba el «mago de Menlo Park», ya había conseguido la lámpara incandescente. En esta fotografia de época posterior, Edison parece evocar la satisfacción que le produjo tal hecho. Acababa de «cargarse» el arco voltaico de Barker con esas lámparas incandescentes que nos muestra, en las que queda «cortada en partes iguales» la luminosidad y perfectamente «empaquetada» para ser vendida en los comercios.

Mas tarde garcias a sus investigaciones, inventó otra máquina que reemplazó al anticuado indicador telegráfico de las cotizaciones de valores. Esto le produjo 40.000 dólares de ganancia que le permitieron abandonar su empleo y abrir un laboratorio en Newark.

Desde 1870 hasta 1876, Edison hizo patentar 120 inventos distintos, algunos muy importantes.

Entre ellos estaba el multicopista (mimeógrafo), destinado a la copia de escritos y dibujos que se reproducen mediante un papel especial cubierto de parafina, y un aparato con sirena para alertar policías y bomberos.

Pero el más notable fue el sistema de telégrafo automático, que consistía en una cinta perforada que permitía la impresión de un mensaje en letras, en vez del antiguo sistema de puntos y líneas.

Este nuevo aparato, ensayado con enorme éxito, realizaba la anhelada posibilidad de permitir la transmisión simultánea de varios mensajes con el mismo cable.

Entre sus inventos tenemos una mejora introducida en el telefono de Bell, sabe que el diafragma del peqieño micrófono instalado en el teléfono transmi te las emisiones del sonido.

Por otro lado, sus experiencias con el telégrafo automático le revelan que los mensajes podrían ser reproducidos en un disco de papel colocado sobre una placa giratoria con una ranura en espiral en su superficie.

Después de algunas modificaciones, Edison reproduce con su máquina parlante, ante las miradas atónitas de sus obreros, aquella cancioncilla popular que anteriormente impresionó en un disco.

El asombro que logra al ser capaz de captar y conservar la palabra con un sencillo aparato, es enorme. El decreto de patente de fabricación del fonógrafo para los Estados Unidos de América es de 1878. Se dice que ya en 1838 dos escritores habían profetizado su aparición: el poeta Hood y la señorita Jean Igelow.

Edison se ha convertido en el «mago de Menlo Park», el «mago de la electricidad», el hombre que asombra al mundo con sus portentosas maravillas, y el inmenso territorio de Norteamérica, la patria que le vio nacer, se asombra con sus fabulosos prodigios.

En 1878, comienza a interesarse por la luz y observa el arco voltaico de Barker, pero la iluminación y el resplandor que produce es demasiado brillante, y piensa en la forma de subdividir su luminosidad y dar uso comercial, igual que se hace con el gas, a la corriente eléctrica.

Tras afanosas búsquedas logra la lámpara incandescente, y en enero de 1880 consigue la patente ansiada. Viene después de la dinamo el kinetoscopio, que será para la vista lo que el fonógrafo para el oído, y su preocupación por el cine le lleva a investigar una nueva rama de la ciencia que él ignoraba completamente hasta entonces: la fotografía; a ella se dedica con su fogosidad habitual descubriendo una gran cantidad de útiles conocimientos para actualizar el cinema.

La primera dinamo la construye en Menlo Park, para alumbrar setecientas bombillas, y en 1881 construye otra nueva verdaderamente grandiosa, que pesa veintisiete toneladas.

Otro experimento a que se dedica posteriormente es un aparato que sirve para separar las sustancias magnéticas de las minerales, y así hasta quince mil patentes obtenidas por Edison después de sesenta años de incesantes esfuerzos, cuya descripción queda anotada minuciosamente en los «libros de notas», que se encuentran junto a numerosas obras científicas sobre astronomía, arquitectura, historia, en su magnífica y nueva residencia de Orange, lugar donde últimamente trabajaba.

En 1884, muere su primera esposa, Mary Stilwell, dejándole de su matrimonio tres hijos. Dos años más tarde se casa con Mina Miller, hija del inventor de una máquina agrícola, y se convierte en su más conspicua y activa colaboradora.

En 1889, aprovecha la corriente eléctrica para ser aplicada como instrumento destinado a cumplir la última pena, por encargo expreso del gobernador de Nueva York. Las ventajas que reúne son expuestas por Edison en un interrogatorio a que se le somete antes de su aceptación. Consisten éstas en producir una muerte más rápida y no causar quemaduras, sino la evaporación del cuerpo en cinco o seis minutos.

croquis lampara incandescente

Se ha dicho de Thomas Alva que no fue más que un perfeccionado!- de inventos, y por otros se afirma que es un instrumento del que se vale la Naturaleza para revelar sus secretos al Universo. Ni una cosa ni otra.

Edison fue un trabajador infatigable que llegó a alcanzar el éxito basándose en una extraordinaria fuerza de voluntad, inteligentemente aplicada. Él mismo fue quien jocosamente dijo que en el genio hay un veinte por ciento de inspiración y un ochenta por ciento de transpiración.

Tenía además una ingeniosidad o intuición especial para descubrir si un resultado era ciertamente útil, y la energía física y la paciencia sin la cual la búsqueda de la aplicación sería imposible.

Recordemos que cuando no era más que un simple telegrafista en Boston, acudió orgulloso y triunfante a Washington para ofrecer su nueva máquina para registrar y controlar los votos emitidos por el Congreso.

El presidente la encontró perfecta, pero la desdeñó por la poca utilidad.

Fue una lección que el «Mago» no olvidaría jamás, comprometiéndose en lo sucesivo a no emprender invento alguno que no llevase aparejada su utilidad inmediata.

Actividad, energía y curiosidad son las palancas d e que se sirve para escalar la gloria. Multitud de honores y distinciones cayeron sobre él, que siempre fue modesto; entre ellas, Caballero, Oficial y Comendador de la Legión de Honor, y el público homenaje de admiración en la Exposición de París, de 1889… Pero pasan los años; el inventor necesita descansar, y el día 18 de octubre de 1931 le sorprende la muerte después de una larga enfermedad, a los ochenta y cuatro años de edad.

Ésta es la vida de un hombre genial que por su perseverancia y fuerza de voluntad llegó a ser la admiración de todos y a quien se deben muchos de los estupendos descubrimientos habidos en el siglo XIX, de cuyos beneficios todavía gozamos, si bien no debemos olvidarnos de sus más íntimos colaboradores, sus operarios, ya que fue también su ayuda y entusiasmo, su labor callada y silenciosa, la que hizo posible en gran parte el triunfo del «Mago de Menlo Park».

LÁMPARAS DE ARCO

UNA LÁMPARA DE ARCO DE LLAMA Tanto el electrodo superior como el interior, son carbones impregnados de substancias que dan a la lámpara un gran rendimiento. El floruro de calcio, muy frecuentemente empleado, hace que la lámpara dé una luz amarilla; el cloruro de cerio la produce blanca, y el cloruro de estroncio, rojiza. Es la mejor lámpara para anuncios y alumbrado de plazas públicas.

UNA LÁMPARA LUMINOSA DE ARCO El arco se forma entre el grueso electrodo de cobre superior al inferior, que consiste en un tubo delgado de acero lleno de una mezcla de magnetita, titanio y óxido de hierro y cromo, la lámpara se adapta perfectamente para el alumbrado le las calles de cualquier ciudad, -pues la luz se esparce muy bien en una gran extensión

Mas de la vida e Inventos de Edison….

A las 3 de la tarde del 4 de septiembre de 1882, el inventor Thomas Alva Edison, de 35 años de edad, se embarcó en lo que llamó “la aventura más  grande de mi vida».

Se puso en funcionamiento la primera central eléctrica de Nueva York, en la calle Pearl, y 85 hogares, tiendas y oficinas se iluminaron súbitamente con 400 bombillas incandescentes. Edison y sus colegas, directores de la Edison Electric Light Company, se habían reunido en Wall Street, en la oficina de uno de sus principales patrocinadores, el millonario J. Pierpont Morgan. La oficina de éste era una de las iluminadas en esa tarde.

A las 7 de la noche, al crepúsculo, la luz eléctrica hizo su impacto en las cercanas oficinales del diario The New York Times.

Con meses de anticipación, Edison había supervisado el inicio de la transición del gas a la electricidad en Nueva York.

Eligió la margen del estrecho de East River por estar allí la zona financiera, en la que deseaba impresionar a posibles patrocinadores.

Organizó entonces una encuesta casa por casa y dispuso la instalación de líneas troncales, cajas de conexiones, interruptores, medidores, fusibles y portalámparas.

Once meses después, en agosto de 1883, más de 430 edificios de la ciudad contaban con iluminación eléctrica, con unos 10.000 focos. Los trabajos de Edison con la electricidad confirmaron su idea de inventar sólo cosas que llenaran una necesidad.

Puso en práctica este principio en mayo de 1876, cuando junto con “colegas y amigos” abrió un laboratorio o “fábrica de inventos”  en el poblado de Menlo Park, Nueva Jersey.

El local era un edificio de madera de dos pisos, erigido en ricas tierras de cultivo y, de hecho, pasó a ser el primer laboratorio de investigación industrial del mundo.

Contaba con una máquina de vapor, un horno de fundición, acumuladores, equipo fotográfico, alambre de cobre, bobinas de inducción e instrumentos de medición, entre éstos un electrómetro y un galvanómetro.

En ese tiempo, el inventor y sus colaboradores intentaban perfeccionar la lámpara incandescente, en la que desde la década de 1830 habían trabajado varios científicos.

En 1878 Edison fundó la Edison Electric Light Company, pero no fue sino hasta fines del año siguiente cuando, paso tras paso, finalmente produjo una bombilla eléctrica, práctica. (Por ese mismo tiempo, el físico y químico Joseph Swan inventó en Inglaterra una bombilla similar.

bombilla electrica

Edison mostró su invento en público en la noche de fin de año de 1879, al iluminar la carretera de Menlo Park, el laboratorio y la biblioteca con un dínamo y cerca de ‘10 luces. Unos 3.000 espectadores presenciaron esa genialidad de llamado “Mago de Menlo Park.

Nacido en Milán, Ohio, el 11 de febrero de 1847, Thomas Alva Edison tenía siete años de edad cuando su familia se mudó a Port Huron, Michigan. Su formación escolar terminó después de tres meses, cuando el maestro de la escuela local lo expulsó por ser de lento aprendizaje. La verdad es que Edison sufría d sordera parcial, a causa de un ataque de escarlatina.

Tocó a su madre fomentar en él un creciente interés por la ciencia, sobre todo por las máquinas de vapor y la fuerza mecánica. El joven Edison instaló un pe dueño laboratorio químico en el sótano de la casa paterna. Allí producía su propia corriente eléctrica con pilas voltaicas y construyó e hizo funcionar un rústico aparato telefónico. Poco tiempo después, cuando vendía periódicos y dulces en el ferrocarril que iba dé Port Huron a Detroit, construyó un modesto laboratorio en el vagón de equipaje. También instaló una imprenta de segunda mano en la que editaba un semanario, el Grand Trunk Herald, que vendía en el tren.

Telegrafista vagabundo: De los 16 a los 21 años, Edison trabajo corno lo que él llamó “telegrafista vagabundo”, en los estados del sur y el oeste medio de la Unión Americana. En 1869 vivía en Nueva York, en un sótano de Wall Street. En cierta ocasión, mientras visitaba por casualidad las oficinas de Gold lndicator Company, se descompuso el indicador telegráfico de los precios del oro.

El lo reparó allí mismo y fue contratado como ayudante del ingeniero principal te la compañía. Después creó la impresora de acciones Edison Universal, vendida a la Western Unión en 40 000 dólares. Edison utilizó el dinero para establecer y equipar su primer taller en Newark, Nueva Jersey, donde fabricó el receptor telegráfico de cotizaciones bursátiles, a principios de la década de 1870.

En 1876 se mudó a Menlo Park, para dedicarse a la invención. Al año siguiente mejoró el micrófono del teléfono de Alexander Graham Bell.

Cinco días sin dormir Edison afirmó haber dejado de dormir cinco días par a perfeccionar su fonógrafo cuando poso para una foto  en su taller de West Orange el 16 de jur4o de 18118. Más tarde, ese mismo día, se fotografió con algunos de sus colaboradores , ya menos desaliñado y mas normal.

En el transmisor de Bell, las vibraciones sonoras de la voz se convertían directamente en impulsos eléctricos; pero la reproducción del sonido era débil, sobre todo a grandes distancias, en las que prácticamente se desvanecía casi de inmediato.

El micrófono de Edison utilizaba trocitos de carbón para lograr un contacto cuya resistencia variara según la presión de las ondas acústicas. Esto controlaba la corriente de una batería y podían enviarse señales eléctricas mucho mas potentes que con el aparato de Bell. Así se transmitía a mayor distancia.

En el teléfono de Bell, la bocina también servia de auricular, por lo que el usuario tenía que hablar y oír alternada mente en el mismo lado del aparato. Edison separó el transmisor y el receptor, facilitando así la comunicación. Después de perfeccionar el teléfono, Edison se concentró en la invención del fonógrafo, antecedente del gramófono y del moderno tocadiscos.

En diciembre de 1877 hizo una demostración a sus empleados de Menlo Park. Al girar lentamente el cilindro del fonógrafo, se oyó una débil voz que recitaba el poema infantil María tenía un corderito.

Patentó el fonógrafo en febrero de 1878 y nueve años después se mudó a una nueva casa y a un laboratorio másespacioso, en West Orange, Nueva Jersey.

Para entonces había ganado ya alrededor de un millón de dólares con A sus inventos (en total patentó 1.093, desde una pluma eléctrica hasta casas baratas de hormigón armado). Llegó a tener hasta 5.000 empleados.

En alguna ocasión Edison esbozó su método de trabajo a un reportera de Scientific American, quien escribió: “Los bocetos preliminares se envían a los fabricantes de modelos, que revisan las enormes listas de material para conseguir las partes necesarias, o quizá piezas terminadas para el aparato; de inmediato se destinan al trabajo tantos obreros como puedan emplearse, para adelantarse, y así el modelo funcional estará listo en muy poco tiempo.”

Después se hacían mejoras, se preparaban diagramas de trabajo y se creaban los patrones y moldes necesarios. Luego se construía y se probaba el aparato, de tamaño real.

El siguiente paso, en caso de que el invento satisficiera las exigencias y expectativas de Edison, era llevarlo a otro taller y reproducirlo. “Los inventos de magnitud suficiente.., se lanzarán como base de una industria separada”, concluía el artículo. Entre esos inventos figuró, en 1889, el cinetoscopio, del que Edison declaró que llevaría la política, el arte y el deporte al hombre común.

El cinetoscopio de Edison daba la ilusión del movimiento, al pasar en rápida sucesión una serie de fotos en la pantalla de la máquina-. De producir documentales de bailarinas y boxeadores, Edison pasó a realizar películas con argumento, entre ellas El gran asalto al tren, filmada en 1903.

Con una duración de 10 minutos, ésta fue una de las filmaciones más largas de su tiempo. Edison murió el 18 de octubre de 1931 a la edad de 84 años. Tres días después fue sepultado cerca de su casa de West Orange (Ver: Nuevas Técnicas Industriales en el Siglo XIX    )

Los inventos de Edison

El listado de los inventos e innovaciones que concretó Thomas Alva Edison —y que patentó oficialmente— es cercano al millar, sin contar registros asentados en Europa. Pero sólo unos pocos inventos son importantes y trascendentes. Es decir, que implicaron cambios y se continuaron en el tiempo. Por esto, algunos son recordados en manuales de estudio o enciclopedias.

Muchos de sus inventos sólo son retoques, incorporaciones, mejoras o innovaciones que se asientan sobre otros inventos importantes. Por ejemplo, el invento del fonógrafo se patentó, pero luego Edison, tramitó unos dos centenares de patentes que implicaron agregados o perfeccionamientos o nuevas piezas y mecanismos.

Así definidas las cosas, el siguiente es un sintético recordatorio de los principales pasos dados en el camino de las invenciones por Edison, los cuales están detallados en el texto principal de esta biografía. Es un recorrido por todas aquellas áreas donde paseó su talento creativo.

Telégrafo
Empezó siendo operario y terminó generando innovaciones en este aparato de comunicaciones.

Su primer paso a los 16 años — transgresor y tramposo— fue crear una aplicación que mandaba —automáticamente y a intervalos regulares— una señal fija a la central de telégrafos, para que no se notara que el operador dormía.

Posteriormente, en 1864, ideó un repetidor automático de mensajes sin la intervención de un operario, que perfeccionó en 1866.

Desarrolló asimismo un sistema de caligrafía sencilla, de rápida escritura, para tomar más aceleradamente los mensajes. Las letras eran de buen diseño y simples. Hizo otros aportes que permitieron hacer más eficientes los telégrafos manipulados.

Edison logró también enviar dos mensajes en el mismo sentido por un solo hilo; pero otro colega creó el dúplex (un mensaje en cada dirección). Luego inventó el telégrafo cuádruple que transmitía cuatro mensajes, dos hacia cada destino.

Mimeógrafo
O matriz mimeográfica (stencil). Una hoja metálica era perforada por un punzón, obteniendo un modelo o patrón. Se utilizó para hacer copias de un texto o imagen original.

Papel parafinado
Fueron varios los ensayos para lograrlo. Hasta su novia Mary trabajó en ello. El papel tuvo entre otros destinos, el de servir para el fonógrafo y, tiempo después, para envolver alimentos.

Máquina de escribir
No fue Edison el inventor, pero sí colaboró con Christopher Latham Sholes en la invención de la máquina de escribir, en 1873. Remington la industrializó.

Registradora de votos
Ayudado por otro aprendiz de inventor, Edison creó la máquina de registro de votos. Objetivo: acelerar los trámites parlamentarios. Error y fracaso. Los congresistas usan la dilación del voto como herramienta política. Fue en 1868.

Registradora de cotizaciones
En medio de la vorágine financiera de Wall Street, en 1869, Edison trabajó en el perfeccionamiento de los indicadores de cotizaciones, como el tope simultáneo —los indicadores podían ser llevados a punto cero de una central— y una registradora universal de cotizaciones. Registró 46 patentes relacionadas con estos instrumentos.

Teléfono
En 1876, Alexander Graham Bell patentó el teléfono, pero fue Edison quien inventó el micrófono de carbono, fundamental para que el teléfono fuera útil.

El Relay no magnético
Se trató de un mecanismo censor —utilizando una tiza húmeda— que accionaba una palanca tras el paso de electricidad. Esto surgió de un desarrollo de 1875.

Fonógrafo
Se trata de las grandes hazañas de Edison, su invento más original. Le permitió grabar y reproducir sonidos. Solicitó la patente el 24 de diciembre de 1877 y fue concedida el 13 de febrero de 1878. Con el correr de los años le hizo modificaciones.

Lámpara incandescente
En 1879 consiguió desarrollar su lámpara de iluminación con una bombilla al vacío y un filamento de algodón. Luego concretó otras innovaciones. Fue uno de los inventos que lo hicieron famoso en el mundo.

Electricidad
Tras la lámpara, Edison desenvolvió una intensa actividad creando instrumental, piezas, dínamos y otros elementos vinculados con la conducción de la electricidad.

Central energética
En 1881 se puso en marcha la primera central eléctrica, instalada en Pearl Street, en el distrito financiero de Nueva York. La electricidad se convirtió en un servicio comerciable.

Cinematografía
El kinetoscopio fue el aparato creado y patentado por Edison en 1891, con unos 15 metros de película. Las escenas se observaban por medio de una pantalla de aumento. También le corresponde el mérito del primer estudio de filmación, el teatro kinetoscópico —más famoso por sunombre Black María—, en 1893. En 1913 habría filmado una cinta hablada, pero la industria del cine no le prestó la debida atención.

Fluoroscopio
Un invento destinado a realizar estudios médicos. Permitía obtener imágenes de rayos X en movimiento.

Efecto Edison
Fue su mayor descubrimiento científico. Se le llama también efecto termoiónico. Descubrió, en 1884, el efecto de la emisión electrónica en los mentales incandescentes. Vio que una lámpara incandescente podía actuar como una válvula que permitía el paso de i electricidad negativa, pero no positiva. Se utilizó en las válvulas.

Radiotelegrafía
Dio algunos pasos en este sentido. Detectó descargas eléctricas entre objetos metálicos distantes de un contacto eléctrico. Logró controlar y emitir esas ondas. Vendió sus avances a Guglielmo Marco-ni.

Taxímetro
Registraba alteraciones de temperatura del orden de una millonésima de grado Fahrenheit.

Megáfono
La idea le pertenece, al llevar a cabo comunicaciones a cierta distancia, empleando grandes embudos que terminaban en pequeñas aberturas donde apoyaba el oído el receptor del mensaje.

Separador de hierro
En los años 90 desarrolló un aparato para separar el hierro de la roca. Funcionaba con un electroimán que dividía el recorrido de ambos materiales.

Cemento
Además de ocuparse de producir cemento, buscó nuevas aplicaciones y concibió el sistema de placas modulares de cemento para la i construcción rápida de viviendas.

Mecánica
Cuando se abocó a producir cemento ideó un método de auto engrase de las maquinarias, garantizando la lubricación. Asimismo, montó un sistema de comunicación dentro de su fábrica.

 Acumulador
A partir del año 1900, obtuvo importantes avances en el perfeccionamiento de los acumuladores de las baterías para motores. Tenían una vida útil de 10 años.

Ayuda en guerra
Durante la Primera Guerra Mundial montó una planta de ácido fénico, otra de benceno y una tercera de anilina. Colaboró con la marina en emprendimientos defensivos.

Música
En 1927 fabricó un disco que permitía escuchar música durante cuarenta minutos. Un anticipo del long play.
u Biotecnología. Realizó cruzas de distintas cepas de árboles para lograr obtener caucho. Cuando estaba al borde de concretarlo, se consiguió producir caucho sintético.

Fuente Consultada: Como funcionan las mayoría de las cosas Readers Digest – Wikipedia – Encarta – Grandes Inventores del Siglo XIX

Historia del Primer Vuelo Con Motor Los Hermanos Wright

Historia del Primer Vuelo Con Motor Los Hermanos Wright

UN POCO DE HISTORIA: Desde los tiempo mas remotos volar siempre ha sido el gran sueño del hombre, e impulsados por ese deseo de transformarse en pájaros ha hecho que muchos valerosos intrépidos hayan ideado todo tipo de artilugio para luego lanzarse desde lo mas alto de su zona, y muchas veces estrellarse contra el duro piso.

Pero debemos agradecer infinitamente a ese grupo de soñadores porque fueron ellos lo que pusieron la semilla inicial para que luego otros mas osados probaran nuevos artefactos voladores.

Como casi todos sabemos, el gran genio del Renacimiento europeo, llamado Leonardo Da Vinci comenzó a esbozar en su cuaderno de anotaciones diarias, las primeras formas de esos artefactos, pero sin llegar a realizar experiencia alguna, pues él estaba mas ocupado con otras prioridades que le daban grandes satisfacciones sin arriesgar su pellejo, como fue el arte y la comida.

Se sabe que los primeros intentos fueron en Francia por el siglo XVIII, los hermanos Montgolfier hicieron las primeras pruebas con globos aerostáticos y otros menos conocidos se han lanzado desde grandes alturas.

En 1785, un francés y un americano cruzan el Canal de la Mancha en globo, y no tardarán en realizarse los primeros intentos de volar en avión.

Un inglés de apellido Cagley en 1849 construye un planeador de tres alas, y hace sus pruebas usando como piloto a un niños de solo 10 años y se convierte en el primer aparato en flotar un mínimo tiempo en el aire.

Deberán pasar unos 40  años para que en 1890, otro francés,  Clément Ader realice un  primer vuelo de la historia en un aparato propulsado por vapor.

Pero despacio estamos entrando al siglo XX, pero sin olvidarnos de otros grandes inventores, como Lawrence Hardgrave que construye un modelo impulsado por paletas movidas por un motor de aire comprimido que vuela 95 metros, Otto Lilienthal que en 1877 inventa un planeador con alas curvadas. Samuel Pierpont Langley también se anima y ahora consigue elevar durante un minuto de aeroplano impulsado por vapor y que bajaba lentamente planeando.

Y ahora si llegamos a 1903, Orville Wright realiza el primer vuelo de la historia en un aeroplano propulsado y bajo control humano, durante 12 larguísimos segundos. Trabajando junto a su hermano Wilbur, desarrolla los primeros aviones propulsados por un pequeño motor.

Los Wright eran fabricantes de bicicletas y empezaron diseñando planeadores, con los que realizaron cientosde pruebas; incluso diseñaron su propio túnel de viento.

Según sus experiencias a ellos les faltaba una fuerza poderosa que trate de impulsar con potencia el aeroplano hacia adelante y oro colega llamado Charlie Taylor, les fabricara un motor de gasolina de doce caballos que pesa poco más de ochenta kilos, mas o menos el peso de una persona.

Después de varias pruebas y de estrellarse  varias veces en la arena con su planeador motorizado, consiguieron recorrer unos 31 metros el día 17 de diciembre de 1903 con el Flyer.

El brasilero Alberto Santos Dumon, en Francia logrará tres años después un vuelo de 220 metros en 22 segundo.

 Los hermanos Wright eran hijos del obispo estadounidense Milton Wright, ministro de la Iglesia United Brethren (Hermanos unidos), y de Susan Koerner Wright.

Wilbur, el mayor, nació en Millville, Indiana, el 16 de abril de 1867 en tanto Orville, en Dayton, Ohio, el  19de agosto de 1871.

Desde niños se interesaron por los juguetes, cometas y objetos mecánicos, y uno de sus preferidos era una hélice que se cargaba con unas gomas elásticas  y lograba elevarse mientras la hélice giraba.

Si bien muy tenían personalidades muy distintas, a los hermanos los unía el mimo espíritu inquieto e ingenioso, pues por curiosidad los hacía desarmar, explorar construir nuevos objetos mecánicos.

 En 1889 instalaron su propia imprenta e Dayton, donde editaron y publicaron el diario West Side News, y tres años más tarde, entusiasmados con la aparición de Ir bicicletas, dejaron la imprenta para instalar un taller de reparación que se transformaría en la Wright Cycle Co., que vendía su propio modelo de bicicleta.

Los ingresos ayudaban a su manutención mientras ellos investigaban sobre aeroplanos.

Wilbur se interesó en el vuelo cuando se enteró del fatal accidente de Otto Lilienthal mientras investigaba el planeo en 1896. Por aquel entonces, la investigación sobre el vuelo se orientaba a emular el movimiento de las alas de las aves. Mientras observaba el vuelo de un águila, Wilbur comprendió que además de utilizar el planeo, movían las alas para girar.

El control del vuelo era vital además de la propulsión. Un aeroplano tenía que poder ladear, subir o bajar, y girar a derecha e izquierda, y dos o tres de estas actividades debían realizarse simultáneamente.

Los hermanos Wright decidieron enfrentarse a los problemas del control del vuelo antes de pensar en la fuerza propulsora.

Escribieron a la Smithsonian Institution pidiendo material sobre investigación aeronáutica y leyeron todo lo que pudieron encontrar sobre el tema. En 1899 ya habían diseñado una cometa de dos alas que podían moverse mecánicamente de forma que una tenía más sustentación y la otra menos.

Entre 1900 y 1902 diseñaron tres planeadores biplanos, utilizando un túnel de viento en Dayton para ayudarse en la investigación. Llegaron a diseñar mecanismos fiables que les permitían tener el dominio de los movimientos de los aparatos en el aire, como por ejemplo en los virajes mediante una técnica denominada alabeo.

Eso los ayudó luego a conseguir un avión controlable, que comenzaron a construir en 1902.

Los vuelos se iniciaron en una playa llamada Kitty Hawk, en Carolina del Norte, que eligieron después de que el Weather Bureau les proporcionara una lista de lugares ventosos. La arena protegería los planeadores y la soledad del lugar les daría privacidad.

La versión final de los planeadores tenía timón trasero para girar a izquierda y derecha, alerones para ascender o descender, y las alas podían plegarse. Una vez que estuvieron satisfechos con los planeadores, diseñaron el motor, una máquina de cuatro cilindros y doce caballos de potencia.

Al primer aparato experimental lo llamaron Flyer. Realizaron su primer vuelo exitoso de prueba el 17 de diciembre de 1903, en Kitty Hawk, estado de Carolina del Norte, en EE.UU. Lo piloteó, acostado sobre la máquina, Orville Wright.

Su hermano Wilbur corrió a su lado para mantenerlo equilibrado. Pese a que disponía de motor, emplearon una catapulta para impulsarlo y rieles para que carreteara derecho.

Unavez en el aire, el biplano voló unos 40 metros durante 12 segundos, a un metro del suelo. Lo hizo llevado por su planta impulsora de cuatro cilindros, alimentada a nafta y con un sistema de transmisión por cadena que trasladaba su empuje a las hélices.

Ese mismo día realizaron otros tres vuelos, presenciados por cuatro socorristas y un niño de la zona, siendo los primeros de su tipo hechos en público y documentados.

En la última prueba, Wilbur Wright consiguió volar 260 metros en 59 segundos.

Al día siguiente, diarios como el Cincinnati Enquirer y el Dayton Daily News publicaron la noticia.

Según algunos biógrafos Orville, ganó la prioridad de manejo con  el lanzamiento de una moneda, el 17 de diciembre de 1903.

portada de una revista sobre los hermanos wright

El Flyer realizó su primer vuelo exitoso en 1903, en Carolina del Norte. Lo piloteó, acostado sobre la máquina, Orville Wright. Su hermano Wilbur corrió a su lado para mantenerla equilibrada.

Esa mañana un fuerte viento de más de 40 kilómetros por hora,  soplaba sobre la franja de dunas que interrumpen el mar. A las nueve de la mañana  los hermanos Wilbur y Orville Wright, inventores y constructores del aparato, ayudados por cinco hombres, arrastraron la mole de 275 kilogramos desde su cobertizo hasta la llanura de arena, al pie de Kill Devil Hill, una elevada duna de 30 metros de altitud.

El viento consigue levantar el planeador número 3 de los hermanos Wright en Kitty Hawk (Carolina del Norte). Ambos fueron excelentes pilotos de planeadores, y el año 1902 sometieron a prueba en Kitty Hawk las teorías aeronáuticas que desarrollaron en Dayton. En esta foto tomada por Orville, su hermano Wilbur (al fondo) y Dan Tate, de Kitty Hawk, hacen volar el planeador como una cometa.

17 DE DICIEMBRE DE 1903, LA PRIMERA EXPERIENCIA:

Para conseguir suficiente velocidad para ese primer despegue, habían encendido la máquina en una duna arenosa. Hoy, el viento haría todo el trabajo. Se llevaría el aparato hacia arriba como una cometa: una cometa sin pita, empujada hacia delante por un motor, lista a retar la gravedad y a volar hasta donde quisiera.

Los dos hombres habían diseñado el motor ellos mismos. Habían fabricado cada parte del avión que esperaba por ellos en el cobertizo -experimentando, investigando y probando sus descubrimientos. Ahora sólo faltaba la gran prueba.

El viento no era el único hambriento en esa costa desolada. Wilbur y Orville Wright también lo estaban, pero por el trabajo. El viento sería su amigo, no su enemigo. Les ayudaría en el despegue y suavizaría el aterrizaje.

Los dos hermanos sonrieron. Yahabían esperado suficiente tiempo. Era el momento de empezar.

Tomada la decisión, los Wright salieron de su pequeño campo rápidamente. Verificaron el viento otra vez. Colgaron una señal para llamar a los salvavidas desde su base, a una milla de distancia a través de la arena. Los salvavidas habían estado informados del plan desde el principio; no podían quedarse por fuera ahora.

Era tiempo de revisar la aeronave.

Los fabricantes la sacaron del cobertizo y la chequearon por todas partes. Las alas, los puntales, los cables que unían los controles: todos estaban en su sitio, como deberían estar. Las hélices se movían fácilmente.

También el control que accionaba el estabilizador frontal que salía por delante de las alas. Los patines con forma de trineo que sostenían la máquina no mostraban ningún signo del accidente que había tenido días antes. La aeronave estaba lista.

Los hermanos Wright la colocaron en la carrilera de lanzamiento y la amarraron con algunos trozos de alambre para mantenerla quieta. Wilbur puso unacuña debajo del ala derecha.

A unos pocos pies de distancia, Orville organizó su cámara.

Mientras fijaba los trípodes firmemente en la arena, los salvavidas llegaron al campo sonriendo y hablando a gritos para que los oyeran.Miraban fijamente mientras los dos hermanos prendían el motor de la nave.

Funcionó muy suavemente, con vibraciones regulares, calentándose para el momento en que tuviera que correr por la rampa de lanzamiento hacia el vacío.

«Dale Orville», dijo Wilbur. «Yo ya tuve mi turno, ahora te toca a ti».

Cautelosamente, Orville se acomodó en la nave, y se extendió cuan largo era en el ala baja. El viento le daba de frente en sus ojos y la arena le pegaba en los párpados. Miró hacia abajo a las pequeñas piedras en el piso bajo su cara.

Era el último chequeo a los controles, moviendo sus caderas de un lado al otro. Sí, el receptáculo donde él estaba se movía con él, torciendo las estructuras de las alas hacia los lados.

En la punta del ala derecha estaba Wilbur, esperando para sostener el ala nivelada, a medida que se fuera moviendo por la carrilera. Realmente, ya era el momento de despegar. Orville, con su mano, soltó los alambres que le servían de ancla a la nave.

 Se estaba moviendo hacia delante a una velocidad de caminante.

No, más rápido que eso. Con el rabillo de su ojo, Orville podía ver que su hermano tenía que ir corriendo a su lado. Corriendo más rápido. Acelerando la carrera… y, de repente, Wilbur ya no estaba allí. La nave había despegado. ¡Estaba subiendo muy alto ¡Rápidamente, Orville movió la palanca que controlaba el estabilizador frontal.

De repente, ahí estaba el piso, solamente a diez pies debajo de él y subiendo rápidamente Desesperado, Orville haló la palanca hacia atrás.Fue como si le hubieran pegado en el estómago. Con un golpe y un vacío, la nave frenó su caída alocada. La tierra empezó a quedarse lejos, al tiempo que la máquina apuntaba hacia arriba; el paisaje se llenó de cielo. Un ventarrón cogió sus alas con un golpe y las hizo subir todavía más.

Orville movió de nuevo la palanca. Con velocidad acelerada, la máquina se inclinó en el aire. Luego se fue hacia el piso como una golondrina en picada. Otra corrección, y volvió a apuntar hacia el cielo. Y hacia abajo.

Y hacia arriba… Y para abajo. Y con un crujido, una sacudida de choque y un montón de arena que volaba, la máquina se estrelló contra el suelo. Y se quedó allí. Medio mareado y sin aliento, Orville salió arrastrándose fuera de la estructura y miró hacia atrás, al punto desde donde había despegado.

La distancia recorrida en aquel primer vuelo con motor dirigido fue de sólo 37 metros, menos que la longitud de la cabina de un jumbo.  Quizá parezca insignificante, pero supuso el inicio de una nueva era.  En menos de setenta años, el hombre llegó a la luna.  Los hermanos Wright habían abierto un camino que otros pronto seguirían. 

La conquista del aire
Solamente había volado ciento veinte pies, y durante doce segundos. Pero esa distancia corta y ese pequeño tiempo, se sumaban a nada menos que a una victoria. Orville y su hermano habían logrado lo que nadie había hecho hasta ese momento.

Habían construido una máquina más pesada que el aire, que podía llevar una persona en vuelo libre. Se mantuvo suspendida por su propia fuerza y sus movimientos se podían controlar difícil, pero definitivamente por su piloto.

Entre los dos habían diseñado y creado el primer aeroplano de tamaño completo, con éxito.

En las arenas al sur de Kitty Hawk, Carolina del Norte, Orville y Wilbur Wright habían conquistado el aire.

Lo ocurrido en aquella jornada quedó señalado para el común de la gente como el inicio de la aviación moderna y así lo registra la mayoría de las páginas históricas. Sin embargo, hay quienes sostienen que no es así.

Argumentan que durante las pruebas el Flyer no se elevó por sus propios medios, sino ayudado por rieles y una catapulta. Más allá de las polémicas, los Wright patentaron su avión y siguieron mejorándolo.

Durante 1904, efectuaron un centenar de vuelos. En uno de ellos recorrieron casi 40 kilómetros en 38 minutos.

En los años siguientes, realizaron infinidad de pruebas y exhibiciones tanto en su país como en Europa y batieron numerosos récords. A partir de 1908, los aviones de los hermanos Wright ya no necesitaron más de una catapulta para alzar vuelo.

El 17 de septiembre de ese año, mostrando un modelo biplaza a militares de su país, Orvalle Wright se accidentó y quedó malherido. Desafortunadamente, su ocasional acompañante, el teniente Thomas Selfridge (1882-1908), se transformó en la primera víctima fatal de la aviación con motores tal cual la conocemos en la actualidad.

A continuación, intentaron vender su aeroplano a los ejércitos francés, británico y americano. Pedían grandes cantidades de dinero pero no ofrecieron ninguna exhibición y se encontraron con la incredulidad de los responsables.

No empezaron los vuelos de demostración hasta 1908, ya que antes temían el espionaje, y el mundo empezó a creer en la posibilidad del vuelo tripulado. A los pocos años la aviación europea había superado sus esfuerzos. Wilbur murió en 1812 y Orville en 1948. Ambos permanecieron solteros: el vuelo era su única pasión.

Luego de esa histórica primer experiencia, el piloto Orville comentó «Después  de calentar el motor durante unos minutos, tiré del cable que sujetaba el aparato a la guía, y comenzó a moverse. Wilbur corría (…) sujetando un ala para que mantuviese el equilibrio en la guía (…) El manejo del aparato durante el vuelo fue desastroso, subiendo y bajando continuamente (…) El vuelo duró sólo 20 segundos, pero a pesar de todo fue la primera vez que un artilugio manejado por un hombre había conseguido elevarse por sí mismo gracias a su propia potencia y volar una distancia sin reducir su velocidad y aterrizar poco después en un punto alejado de donde había empezado (…)».

Con estas palabras, publicadas en 1913 en el semanario American Aviation Journal, Orville Wright recordaba el primer vuelo con motor en el biplano Flyer 1,  realizado en diciembre de 1903, iniciando así la historia de la aviación moderna.

Un diario italiano La Domenica ilustra en 1908 el fracaso de Orville Wright y de Thomas Selfridge en unos de sus experimentos que termina con una caída desde unos 30 metros.

SANTOS DUMONT: El brasileño a bordo de la nave 14 bis, de 1906. Muchos consideran que el suyo fue el vuelo inaugural de la aviación, tal como la entendemos hoy.


Cerca de Chicago, EE.UU., se realiza una prueba del planeador de alas múltiples ideado por Octave Chanute (1832-1910). Este ingeniero estadounidense, de origen francés, está considerado entre los pioneros de la aviación, que además contribuyó al éxito de los legendarios hermanos Wright.

CRONOLOGÍA DE LOS PRIMEROS INTENTOS

852 — El hispano musulmán Abas Ibn Firnas se lanza desde una torre de Córdoba con lo que se considera el primer paracaídas de la historia.

875 — El mismo Firnas se hizo unas alas de madera recubiertas de seda y se lanzó desde una torre en Córdoba. Permaneció en el aire unos minutos y al caer se rompió las piernas, pero fue el primer intento conocido científico de realizar un vuelo.

1010 — El inglés Eilmer de Malesbury, monje benedictino, matemático y astrólogo, se lanza con un planeador de madera y plumas desde una torre y vuela 200 metros, pero al caer se rompe las piernas.

1250 — El inglés Roger Bacon hace una descripción del ornitóptero en su libro Secretos del arte y de la naturaleza. El ornitóptero es un artilugio parecido a un planeador, cuyas alas se mueven como las de un pájaro.

1500 — Leonardo da Vinci realiza los primeros diseños de un autogiro que habría de elevarse haciendo girar las aspas impulsado por los brazos. También diseña un ornitóptero como el de Roger Bacon y un planeador.

I709 — El jesuita brasileño Bartolomeo de Gusmao, también conocido como «el padre volador», describe, y probablemente construye, el primer globo de la historia, y se lo enseña y hace una demostración, con el ingenio de papel, en el patio de la Casa de Indias, en Lisboa, al rey Juan V de Portugal.

1783 — El francés Jean Frangois Pilátre de Rozier es el primer hombre en ascender, en un globo de aire caliente, diseñado por Joseph y Etienne Montgolfier. • En diciembre, los franceses Jacques Alexandre-César Charles y Marie-Noél Robert realizan el primer vuelo en un globo aerostático de hidrógeno, hasta una altura de 550 metros.

1785 — El francés Jean Pierre Blanchard y el estadounidense John Jeffries cruzan por primera vez el canal de la Mancha en globo. • Los franceses Frangois Pilátre y Jules Román se convierten en los primeros hombres en morir en un accidente aeronáutico al estrellarse su globo, dos años después de aquel primer ascenso de Pilátre.

1794 — El Servicio de Artillería Francesa crea la primera fuerza aérea del mundo en la forma de una compañía de globos bajo el mando del capitán Coutelle, que entrará en combate ese mismo año en Fleurus, Bélgica. Hasta 1908 no se creará una fuerza aérea dotada de aeroplanos.

1797 — El francés André-Jacques Garnerin realiza el primer descenso en paracaídas desde una aeronave al lanzarse desde un globo a 680 m de altura sobre el parque Mongeau, en París.

1836 — El Gran Globo de Nassau vuela desde Londres hasta Weilburg en Alemania, a 800 Km., en 18 horas.

1849 — El británico George Cayley construye un planeador de tres alas que vuela con un niño de diez años a bordo y se convierte en el primer aparato en volar más pesado que el aire.

Fuente Consultada:
El Diario de National Geographic N°39
Genios de la Humanidad Los Hermanos Wright
PIONEROS Teo Gómez

Evolución y funcionamiento del teléfono Biografía de Graham Bell

Evolución y Funcionamiento del Teléfono
Biografía de Graham Bell

El término teléfono se refiere al conjunto de aparatos e hilos conductores con los cuales es posible transmitir a distancia la palabra y toda clase de sonidos, por la acción de la electricidad. En la actualidad, los avances en el campo de la telefonía permiten establecer conexiones con determinados dispositivos capaces de cifrar y traducir otro tipo de mensajes complejos, utilizando las líneas telefónicas.

BIOGRAFÍA: Algunos datos sobre la vida Alexander Bell

Nombre del personaje: Alexander Graham Bell
Fecha de nacimiento: 3 de marzo de 1847
Fecha de fallecimiento: 2 de agosto de 1922
Origen: Edimburgo, Escocia
Actividad:
Científico e inventor

Nacido Alexander Bell, adoptó el nombre Graham por su admiración por Alexander Graham, un amigo de la familia Bell. Alexander fue educado en la Royal High School de Edimburgo, de la cual se graduó a la edad de trece años. A los 16 años, obtuvo una plaza como maestro adjunto de locución y música en el Weston House Academy en Elgin Moray, en Escocia.

El año siguiente lo pasó en la Universidad de Edimburgo. En 1866 y 1867 fue instructor en el Somersetshire College en Bath, Inglaterra. Cuando estaba aún en Escocia, se dice que Bell se interesó por la acústica; interés originado por la sordera de su madre. El 7 de marzo de 1876, fue concedida una patente en Estados Unidos por el teléfono.

Había dedicado mucho tiempo a la investigación de los sistemas de comunicación existentes, pero aún no había logrado su objetivo: enviar mensajes, con voz humana, por medio de métodos similares a los que se utilizaban en el telégrafo. Estaba agotado, pero no se conformaba.

Luego de varios intentos, algo milagroso ocurrió; realizaba uno de sus curiosos experimentos, cuando escuchó algo similar a la vibración de la voz que emanaba de uno de los alambres que empleaba. No podía creerlo, su sueño se empezaba a convertir en realidad.

El 10 de marzo de 1876, luego de años de lucha por una patente, Alexander Graham Bell envió el primer mensaje telefónico. De esta manera, comprobaba que ya no era necesario que los jinetes entregaran la correspondencia urgente con días de retraso, aunque cabalgaran durante noches y días enteros, ni era imperativo esperar pacientemente un turno en la oficina del telégrafo; desde ese momento la voz empezó a viajar por miles de kilómetros, dando lugar a la más significativa revolución en las comunicaciones.

Sin embargo, aparentemente Bell no fue el primero en crear este aparato, sino solamente el primero en patentarlo, pues el 11 de junio de 2002, el Congreso de Estados Unidos aprobó la resolución 269 por la que reconoció que el inventor del teléfono había sido Antonio Meucci y no Alexander Graham Bell.

Bell también investigó el vuelo de raros artefactos, como experimento preliminar de aerodinámica, para la construcción de aviones, Alexander Graham Bell diseñó y voló cometas de diferentes formas. Los armazones estaban construidos con triángulos tridimensionales tetraédricos, capaces de soportar un peso considerable.

«Me he pasado la vida entera haciendo experimentos con cometas. Desconozco la razón, aunque quizás obedezca a la íntima conexión existente con el problema de las máquinas voladoras», explicó el investigador en un discurso de 1903, en la Academia de Ciencias de Washington.

«Todos estamos interesados en la locomoción aérea —escribió en National Geographic—, y estoy seguro de que cualquiera que haya observado con atención el vuelo de los pájaros no dudará ni por un momento de la posibilidad de volar que tienen los cuerpos específicamente más pesados que el aire. Para decirlo en palabras de un viejo escritor, ‘no podemos considerar imposible lo que ya se ha hecho'».

bell

Los comienzos

La aplicación de la electricidad al ámbito de las comunicaciones —los primeros experimentos en este sentido se remontan a la etapa final del siglo XVIII— supuso un avance decisivo.

Si el telégrafo había logrado asociar impulsos eléctricos y letras, sistema que, tras un adecuado procedimiento de descodificación, permitía la transmisión de mensajes a larga distancia, el siguiente paso vendría con la unión de la señal eléctrica y la voz humana.

No obstante, en el caso del teléfono, se hacía necesario un elemento intermedio que tradujera ondas sonoras en señales eléctricas y viceversa, un segundo dispositivo capaz de convertir la señal eléctrica en onda de sonido. (foto: primer aparato ideado por Graham Bell)

En 1857, Antonio Meucci (1808-89) (foto) habla inventado una máquina cuyo componente esencial era un elemento vibrador unido a un imán; era el primer aparato telefónico: Aunque Meucci patenté su hallazgo en 1871, el escaso interés mostrado por la compañía a la que le ofreció y las dificultades económicas le hicieron abandonar el proyecto.

Por este motivo, sería Graham Bell (1847-1922) quien, finalmente, tras patentar un aparato semejante en 1876, pasaría a la historia como el verdadero padre del teléfono, y ello a pesar de que surgió inmediatamente una disputa legal que no finalizó hasta 1886 y con resultado favorable para Meucci.

A partir de entonces, los avances más señalados derivaron de la incorporación de bobinas (1913) y de diversas técnicas que hicieron posible mantener más de una conexión sobre la misma línea (1916). Los nombres de Thomas A. Edison, Elisha Gray o Edward Hughes sé encuentran estrechamente vinculados al desarrollo del teléfono.

En una etapa posterior, en los años treinta, se aplicaron cables coaxiales y, ya en la segunda mitad de la centuria, se verificaron las primeras comunicaciones entre continentes y comenzaron las transmisiones vía satélite.

«Una conversación de cinco minutos es tanto como una carta de treinta páginas en papel y muchísimo más inteligente. De todo lo que la civilización del siglo XIX se enorgullecía, nada remotamente comparable a una charla mientras se fuma una pipa tranquilamente».
Científico escocés anónimo, en 1871.

Miedo del teléfono

Las preocupaciones anunciadas en los periódicos (y tal vez por la Western, que quería mantenerse con su negocio de telegrafía) estaban de moda. ¿Tener un teléfono sería como dejar entrar un espía en su casa? ¿Podría oír la gente que estuviera en la línea, lo que uno conversara? Si la electricidad llevaba las voces por una línea, ¿también podría llevar enfermedades? ¿Podría el teléfono hacerle algún daño? ¿Podría la gente volverse sorda o enloquecer? ¿Qué pensaría Dios de todo esto? Había gente que encontraba versos en la Biblia que parecieran prohibir el uso del teléfono dos años antes de que se hubiera inventado.

Ninguno de los científicos, ni gente de negocios, tomó estas preocupaciones seriamente, pero era importante que fueran explicadas si quería que se estableciera un sistema nacional de teléfono. Entonces Alexander le añadió a su trabajo una campaña de publicidad diseñada para que el teléfono fuera aceptado públicamente. Sabía que era importante para él que su nombre apareciera en los periódicos y sus ideas, ahora que estaban registradas, fueran discutidas y comentadas; era un hombre experimentado, agresivo de palabras y, como muchos buenos profesores, tenía ese toque de personalidad y de convicción.

Uno de sus «trucos», diseñado especialmente para poner a la gente a hablar, fue puesto en práctica, en mayo de 1876, en una reunión de la Academia Americana de Artes y Ciencias.

En la reunión, Alexander oprimió un botón en su escritorio y la audiencia quedó sorprendida al oír de una caja, sobre la mesa, la melodía de un himno.

En un edificio de la misma calle, el primo de Mabel, William, tocaba un «órgano telegráfico». Sus teclas estaban unidas a la línea del telégrafo  en el salón de conferencias. El órgano transmitía cada nota en su frecuencia particular a lengüetas afinadas en la caja y éstas respondían a las señales.

La audiencia académica casi enloquece de admiración. Bell consiguió que su nombre apareciera bastan te destacado en la prensa. Pero, realmente lo que había demostrado no era el teléfono pero sí una aplicación ingeniosa del principio de su telégrafo armónico.

«Entre todos los inventos, había uno que no solo dio más fama a la exposición, sino que colocó el nombre de los Estados Unidos como el de la nación de inventores brillantes. Era un aparato bastante simple el que su inventor, Alexander Graham Bell, presentó públicamente por primera vez allí, bajo el nombre de «teléfono»… Cuando se conoció que el teléfono podría hablar casi tan perfectamente como la boca humana, repitiendo las palabras de una manera audible e inclusive a una distancia bastante considerable, su fama se regó como pólvora», En la revista científica holandesa De Natuur, de 1876.

Visitantes muy distinguidos se agrupan alrededor de la exhibición de Graham Bell en Filadelfia. Su aparición en la exhibición fue muy importante por dos razones. Primero, ganó publicidad. La exhibición recibió páginas enteras de prensa y revistas. Segundo, fue una oportunidad para presentar el invento a todos los científicos visitantes y a los industriales que tenían suficiente arrojo y cuyo apoyo era vital para hacer que el teléfono fuera una interesante aventura de negocios.

En un exposición internacional sobre la comunicación telefónica, el siguiente en ensayar la nueva maravilla fue el emperador de Brasil. Bell le recitó el famoso Ser o no ser de la obra Hamlet de Shakespeare. El emperador brincó sorprendido: «¡Yo oigo, yo oigo!», gritó.

Entonces, como ahora, la prensa estaba ansiosa de informar todos los pasos de su visitante real, la sorpresa del emperador fue la gran historia, al día siguiente, en la prensa de Filadelfia. Pero lo que más llamó la atención de Bell fue la reacción de su compañero escocés y científico Sir William Thomson. Sir William pidió permiso para regresar luego con su esposa para otra demostración. El resultado fue que Sir William Thomson vendría a ser el embajador del teléfono de Bell en Inglaterra.

Larga distancia

Sin embargo, la verdadera prueba de la utilidad del teléfono era la posibilidad para llevar las voces por largas distancias, usando las líneas del telégrafo. Bell decidió ampliar su distancia por pequeños pasos. Él y Watson intercambiaron conversaciones a una distancia de dos millas, cinco millas, dieciséis millas.

A pesar de que no era un comerciante consumado, Alexander Bell estaba consciente de las utilidades comerciales que se podían hacer si el teléfono se volviera un medio serio y práctico de comunicación y estaba muy ansioso de llegar a esa meta. Existían dos razones para este Primero, quería hacer suficiente dinero para poder casarse con Mabel. Segundo, como le escribió a ella, «quiero conseguir suficiente para quitarle las partes duras a la vida y que me deje libre para seguir trabajando en las ideas que mas me interesan». Muchas de estas ideas tenían que ver con la enseñanza a los sordos a la que él estaba dedicando gran parte de su tiempo.

Noticias por teléfono

Verdaderamente, los norteamericanos se despertaron a las posibilidades del teléfono en febrero de 1877 cuando Bell, casi con treinta años de edad, lo demostró a una audiencia en Salem. Massachusetts. Watson estaba en Boston, a catorce millas de distancia; cantaron, conversaron y se enviaron las primeras noticias por teléfono. Esto apareció en el periódico Globe de Boston al día siguiente con este titular: «ENVIADA POR TELÉFONO la primera información para el periódico, por una voz humana, a través de alambres». La historia fue copiada por todos los periódicos de América del Norte y se reportó en los diarios científicos de Europa.

No todo el mundo estaba entusiasmado. El derrotado Elisha Gray rechazó el teléfono de Alexander. «Solamente crea interés en círculos científicos», escribió, «como juguete científico es muy bonito pero nosotros, en cierto tiempo, podemos hacer más que hablar con un alambre». El teléfono, pensaba él, nunca desalojaría al telégrafo. Tampoco había quedado impresionado por la demostración en la exhibición de Filadelfia. Todo lo que había oído y se había dicho era «un débil fantasmagórico sonido timbrado».

El teléfono también levantó sospechas de los supersticiosos. Se debe recordar que el oír una voz sin cuerpo era una novedad completa; el sonido grabado aún no se había inventado. Las voces sin cuerpo que la gente había escuchado, siempre estaban relacionadas con historias de fantasmas. Para algunos, las voces que venían de un teléfono eran sobrenaturales, de demonios e infernales. Un periódico americano llegó a sugerir que el teléfono era un instrumento del diablo. No fue la primera ni última ve/, que una invención llegó a tener la oposición de mentes obtusas.

Mejoras

Otro problema que debía resolverse era el diseño de un instrumento telefónico más «amigable». Los modelos que Bell había exhibido incluían una caja grande donde se hablaba, que se colocaba sobre una mesa para luego inclinar la cabeza y poner el oído en la caja para poder oír la respuesta. Bell diseñó modelos mejorados, pero fue el diseño de otro inventor, William Channind, que llegó a ser el primer instrumento de uso general. Era de una sola pieza, que se usaba alternadamente para oír y para hablar. Esto demoraba las conversaciones considerablemente y llevaba a muchas confusiones.

En abril 4 de 1877, un electricista para quien Watson trabajó, Charles Williams, llegó a ser la primera persona en estar «en el teléfono» permanentemente. Se conectó una línea desde su almacén, en Boston, hasta su casa. Pronto más gente quería tener el nuevo invento en sus casas y esto empezó a volverse un problema comercial: ¿deberían los usuarios alquilar los teléfonos o comprarlos de una vez? La decisión, finalmente, fue alquilarlos, a pesar de que quería decir que entraría menos dinero inmediatamente a Bell y a sus asociados.

Pero para lograr que el sistema de teléfono despegara, Bell y sus asociados necesitaban tener un sistema de líneas. Las negociaciones con la Western Union no llegaron a ninguna parte. E! gigante de la industria telegráfica aún estaba ansioso por mantener su negocio de telegrafía y a no demorar sus telegramas al no compartir sus líneas con el teléfono. De todas maneras, como se conoció más adelante, los alambres gruesos de telegrafía no eran adaptables al teléfono. En julio de 1877, Alexander Bell con Gardiner Greene Hubbard y Thomas Sanders, que habían dado la financiación en principio a Bell y a Watson, fundaron la Compañía Bell Telephone.

Otro contrato que afectaría la vida de Alexander se firmaba el mismo mes. En julio 11, Alexander Graham Bell contrajo nupcias con Mabel Gardiner Hubbard. Ellos salieron para Europa en viaje de luna de miel tan extenso que incluiría demostración del teléfono a la reina Victoria por una petición especial del palacio.


La primera centra! telefónica dependía de un operador humano que conectaba la línea de quien llamaba con la línea de su interlocutor. Esto se hacía con unos enchufes sencillos y unas tomas en un tablero de controles. Este tablero podía tener hasta cincuenta líneas. Hecho en Cincinnati, se usó en Drammen, Noruega, de 1880 a 1889.

Funcionamiento del teléfono

En un sistema telefónico, la transmisión se basa en el paso, a través de un circuito, de un flujo de corriente cuyas variaciones de intensidad vienen marcadas por las propias variaciones de resistencia de dicho circuito. El aparato encargado de modificar la resistencia de éste, y, por tanto, la intensidad de la corriente, es el micrófono.

El micrófono lleva incorporado un dispositivo de forma cilíndrica, con pequeños granos de carbón —el carbón altera su grado de conductividad de la electricidad en función del factor presión—.

En uno de sus extremos, el micrófono presenta una pequeña membrana móvil que, como si de un tímpano se tratara, varía su presión sobre los granos de carbón, por efecto de las ondas sonoras. La variación de las ondas sonoras genera variaciones de presión en la membrana, de las que se derivan, a su vez, variaciones de intensidad en la corriente que atraviesa el circuito. La intensidad cambia, por tanto, al tiempo que lo hacen las ondas sonoras.

En el funcionamiento del teléfono entra en juego, asimismo, el principio del electroimán —recordemos que se trata de un núcleo de hierro dulce al que el paso de una corriente eléctrica confiere propiedades magnéticas—.

La disposición de una lámina metálica vibrante junto al electroimán del circuito emisor —donde, según se ha indicado, la intensidad de la corriente eléctrica viene determinada por las variaciones de las ondas sonoras en el micrófono—, permite que aquélla se mueva libremente, en función de la corriente y, por tanto, de las ondas sonoras responsables de dicha alteración. La laminilla metálica actúa como cuerpo vibrante emisor de sonido, el mismo que registra el micrófono.

En la central telefónica existe un generador encargado de suministrar la corriente eléctrica de baja tensión que llega al micrófono, conectado en serie dentro de la línea.

Por su parte, el receptor está conectado en circuito local; la corriente procede del transformador que alimenta la propia línea telefónica. Al unir dos aparatos a través de la central queda constituido un circuito de línea, donde aparecen los dos micrófonos intercalados, no así los receptores, que se activan a partir de las variaciones creadas por aquéllos.

Conexiones telefónicas

La primera conexión telefónica pública se verificó en Estados Unidos en 1878, gracias a la instalación de una centralita de funcionamiento manual, que hacía posible la distribución de las llamadas entre los usuarios de la red. Desde la centralita manual —sistema que, en determinadas áreas de España permaneció en uso hasta hace apenas veinte años—, se establecía la conexión a través de una red de clavijas que se introducían en sus correspondientes tomas. La conmutación automática empezó a popularizarse en los años noventa del siglo XIX, con la introducción del disco marcador, sustituido en épocas recientes por los denominados «generadores de impulsos».

En un principio, la interconexión de teléfonos se realizaba exclusivamente recurriendo al tendido de cables; hoy, este sistema se mantiene a nivel local. Sin embargo, para las comunicaciones a larga distancia se emplean actualmente la radio o satélites artificiales.

En el caso de los cables, la experimentación con nuevas tecnologías está destinada a sustituir los tradicionales hilos eléctricos por otros de fibra óptica; en ellos, la señal no es consecuencia de la corriente eléctrica, sino que se genera a partir de una onda luminosa, lo que se traduce en el incremento de la rapidez y la calidad de la transmisión de impulsos.

Estas ventajas en cuanto a velocidad y calidad se complementan gracias al desarrollo de dispositivos digitales, que funcionan a partir de señales que se generan y se representan mediante secuencias de ceros y unos. La transformación de cualquier señal en una serie de ceros y unos amplía notablemente las posibilidades de la transmisión a través de redes telefónicas; únicamente es preciso que existan aparatos específicos destinados a codificar y descodificar la información inicial y final.

Comunicaciones a larga distancia

En las comunicaciones a larga distancia, la señal eléctrica se transforma en la central de conmutación en ondas de radio ultracortas, que pueden ser enviadas y recogidas por antenas parabólicas para su nueva codificación en señales eléctricas, éstas ya destinadas al aparato receptor. Las señales viajan, como la luz, en línea recta.

Telefonía electromagnética

La principal evolución que en los últimos tiempos ha experimentado el campo de la telefonía se relaciona estrechamente con la creación de aparatos autónomos, provistos de baterías que pueden emitir señales electromagnéticas, no eléctricas. Popularmente, se conocen como teléfonos móviles, portátiles o celulares.

Para hacer frente a la espectacular proliferación de teléfonos móviles producida en los últimos tiempos se ha puesto en marcha una compleja red de antenas retransmisoras, lógicamente ubicadas en lugares altos.

La mejora del proceso de captación y reenvío de las señales electromagnéticas marca, sin duda, el  camino de futuros avances. En este sentido, la colocación de las antenas en satélites artificiales en órbita alrededor de la Tierra ofrece múltiples posibilidades.

La transmisión del sonido a través del teléfono

El proceso de transmisión del sonido a través del teléfono se produce del siguiente modo:

1. Al hablar emitimos ondas sonoras que inciden sobre el micrófono instalado en el teléfono.

2. Estas ondas sonoras hacen vibrar una membrana o diafragma.

3. Al producirse esta vibración, el diafragma empuja unos gránulos de carbón por los que pasa la corriente eléctrica.

4. La compresión que ejerce el diafragma sobre los gránulos de carbón modifica la resistencia eléctrica de estos, variando la intensidad de la corriente eléctrica que los atraviesa. El resultado es una señal eléctrica variable, que contiene el mensaje. En los teléfonos modernos, los gránulos de carbón se han sustituido por transductores piezoeléctricos que realizan la misma función.

5. La señal eléctrica se transmite a través del cable de la línea telefónica hasta el aparato receptor, en el que vuelve a convertirse en sonido. Este proceso tiene lugar en el auricular, donde la corriente eléctrica recibida activa un electroimán, que a su vez atrae a una membrana.

Como la señal recibida es variable, el electroimán se activará y desactivará siguiendo las variaciones de la misma, haciendo vibrar la membrana.

6. Estas vibraciones reproducen el sonido original y el mensaje es recibido por la persona que se encuentra a la escucha.

Para que tenga lugar la conversación telefónica es necesario que los aparatos emisor y receptor se encuentren conectados entre sí. Dicha conexión se realiza a través de centrales telefónicas, que conectan a los distintos ruanos a través de un conjunto de líneas.

En un principio, la conexión se realizaba manualmente en as centrales telefónicas, a las que llegaban los cables que provenían de todos los aparatos de una determinada zona.

La persona encargada de ese trabajo se llamaba operadora , al descolgar el teléfono, esta atendía la llamada y conectaba con el teléfono que se solicitaba.

Hoy en día, las conexiones se encuentran automatizadas, las centrales se hallan conectadas a su vez con otras centrales telefónicas similares, constituyendo el conjunto una red telefónica global.

Esta red conecta prácticamente todos los puntos del planeta, de forma que es posible mantener una conversación telefónica con cualquier lugar de manera casi Instantánea.

¿Cómo tiene lugar una conversación telefónica?

Al establecer una comunicación telefónica, lo primero que recibimos es una señal desde la central telefónica a! descolgar el teléfono, que nos indica que nuestra línea está libre y dispuesta para realizar la llamada, A continuación marcamos el número del aparato receptor con el que queremos establecer comunicación.

Este número es un código que permite a la central telefónica identificar al aparato receptor. Una vez identificado el receptor, la central telefónica envía una señal de aviso al mismo. Esta señal alerta a la persona de que se está produciendo una llamada, de forma que el receptor descuelga el teléfono y se establece así la comunicación entre ambos interlocutores.

Si, por el contrario, la línea está ocupada y no es posible establecer la comunicación en ese momento, la central envía al emisor una señal que le informa de tal situación.

El proceso de establecimiento de la llamada telefónica tiene lugar de forma casi instantánea, puesto que las centrales telefónicas se encuentran totalmente automatizadas.

En los comienzos de la telefonía hemos visto que la conexión era realizada por operadores de forma manual. Más tarde se sustituyó esta labor manual por conmutadores automáticos de tipo electromagnético (relés).

En la actualidad se utilizan elementos de conmutación electrónicos capaces de realizar gran cantidad de conexiones de forma automática y simultánea.

PARA SABER MAS…

El 25 de enero de 1915 funcionarios, ejecutivos y directores de la American Telephone and Telegraph Company (AT&T) rodeaban a Alexander Graham Bell, sentado junto a su invento, el teléfono, en el decimoquinto piso del Telephone Building de Nueva York. Al otro lado del país, en San Francisco, Thomas A. Watson también se hallaba a la espera, flanqueado de modo similar por políticos y ejecutivos.

A las 16.30, hora del este, el Dr. Bell levantó el teléfono que tenía delante y dijo: «Mr. Watson, ¿está usted ahí?». Watson presionó el receptor contra su oreja y aseguró a su antiguo jefe que sí, que había oído su pregunta con claridad.

Luego Bell repitió las palabras que había dicho en 1876, cuando Watson y él habían tenido la primera conversación telefónica, entre dos pisos de una pensión de Boston.

Repitió: «Mr. Watson, venga aquí. Quiero verle». La respuesta de Watson llegó desde 4.115 km de distancia: «Tardaría una semana en poder verle». De este modo se estableció la primera comunicación telefónica transcontinental.

La línea telefónica que permitió a Watson y Bell hablar a través del continente pesaba cerca de tres mil toneladas y se aguantaba por unos 130.000 postes de teléfono. La línea principal tenía ramales en Jekyll Island, Georgia y Washington, y operaba como una amplia «party Une», ya que permitía que centenares de personas escucharan una conversación que mantuvieran otras dos en alguna de las cuatro ciudades. Mientras Bell y Watson conversaban, Theodore Vail, presidente de la AT&T, los interrumpió desde Jekyll Island para felicitarlos. Más tarde, el presidente Woodrow Wilson habló desde Washington y declaró: «Parece cosa de fantasía hablar a través del continente».

En marzo, la operación comercial de la línea transcontinental había empezado. Una llamada desde Nueva York a San Francisco costaba 20,70 dólares, por tres minutos, y casi siete dólares por cada minuto adicional.

ALEXANDER BELL Y SU APORTE A LA SORDERA:

La familia Hubbard: En 1870 cuando Bell se traslada a Boston conoció un ahogado bastante adinerado y hombre de negocios que lo iba a respaldar en los próximos años.

Gardiner Greene Hubbard había hecho una fortuna con la instalación y crecimiento de las redes de ferrocarril y con el suministro de agua y gas. Era un abogado prestigioso, un senador de Massachusetts, y un líder típico de negocios de los años de auge en Norteamérica. Había solamente una cosa que empañaba su vida. Uno de sus tres hijos, solamente uno, Mabel, sobrevivió la infancia y cuando tenía cinco años se quedó totalmente sorda por la escarlatina. Las escasas palabras que ella podía pronunciar, eran las pocas que había aprendido cuando gateaba y ya estaban grotescamente distorsionadas.

Hubbard utilizó sus considerables medios e influencia para conseguir la mejor educación posible para Mabel. Estaba decidido a que ella aprendiera a hablar normalmente. Contrató a una institutriz, la envió a una escuela especial en Alemania e inclusive abrió una escuela cerca a su casa para ella. Mabel era muy inteligente. Sobresalía en sus trabajos escolares y se volvió rápidamente una experta leedora de labios. Sin embargo, su lenguaje continuaba muy deficiente.

En 1873, Alexander Graham Bell fue nombrado profesor de lenguaje y elocución de la Escuela de Oratoria de la Universidad de Boston. Esto era un cumplido muy grande a la labor exitosa que hizo en la escuela de Sarah Fuller y a los resultados que había tenido en sus conferencias sobre la ciencia del lenguaje. Entre las personas que fueron a escucharlo a la universidad, estaba Mabel Hubbard ahora de quince años. Alexander la aceptó como una alumna para tratar de mejorar su lenguaje.

Las enseñanzas de Alexander lograron conseguir un éxito que ni ella ni sus padres esperaban.

Señas versus lenguaje

Tanto el nombramiento de Bell para la Escuela de Oratoria y la elección de Hubbard como profesor de Mabel, eran un tributo al método especial de enseñanza que había desarrollado para los sordos. Había y todavía hay, los métodos básicos. Uno es el lenguaje por manos deletreando palabras e ideas con los dedos en una clase de código. Hay muchas versiones del lenguaje de manos, pero la versión más utilizada fue desarrollada en Francia, en el siglo XVIII, del lenguaje que los sordos de París habían desarrollado para ellos mismos. Los signos les permiten a los sordos comunicarse entre ellos y con otros que lo hayan aprendido. Sin embargo, los críticos aducen que esto solamente limita al mundo de los sordos.

Mabel Gardiner Hubbard a la edad de seis años. Un año antes, había sufrido escarlatina. Hoy es una enfermedad que se trata fácilmente pero que en el siglo XIX era muy peligrosa y podía tener complicaciones permanentes: una de éstas era la inflamación que podía esparcirse de la piel hasta el tímpano, produciendo una sordera incurable como lo que le pasó a Mabel.

Éste era el punto de vista de Bell. El lenguaje visible de su padre trataba de mejorar los signos enseñándoles a los sordos vocales y consonantes y así pudieran comunicarse más libremente con gente que tuviera oído y lenguaje normales. Ésta era sólo una entre las muchas técnicas que se estaban usando para enseñar a los niños sordos a hablar y que se conocía como el método ‘oral’. Las discusiones entre quienes preferían el signo y los que preferían el método oral, dividían a los profesores de los sordos.

Los profesores del método oral alegaban que a los niños sordos debía enseñárseles a vivir tan cerca de la normalidad como fuera posible, en un mundo de gente que hablara y oyera y que si ellos tenían inteligencia normal, aprenderían a hablar; además decían que los signos condenaban a los niños sordos a vivir como unos ciudadanos de segunda en una prisión de silencio. No era así, alegaban los profesores que preferían los signos. Éstos permitían a quienes los habían aprendido comunicarse mucho mejor y más honestamente, debido a que el deseo de aprender de los métodos orales limitaban al alumno en los vocabularios y en la habilidad para expresar las ideas.

Había otro ángulo para el argumento. Muchos niños sordos aprendieron a hablar pero su lenguaje sonaba tan diferente que parecían mentalmente impedidos. En el siglo XIX mucha gente pensaba que era mejor para un niño ser mudo a que pensaran que era defectuoso mentalmente.

Los métodos de Alexander Graham Bell trajeron un cambio, al mostrarles a los niños cómo se hacían los amigos y mejorando la calidad del lenguaje de sus alumnos. Pero el alegato de ‘señas o sonidos continuaba y muchos terapistas que creían en las señales, todavía culpan a Alexander Graham Bell por haber popularizado el método oral’.

Bell envía en 1876 el primer mensaje telefónico

CRONOLOGÍA DE LA EVOLUCIÓN

1667 — Robert Hook descubre que los sonidos pueden transmitirse a través de un hilo muy tenso, siempre que se puedan transportar a su través las vibraciones.

1821 — El danés Hans Christian Oersted descubre en 1819 que una aguja imantada se desvía al colocarla cerca de una corriente eléctrica, es decir, que todo campo eléctrico está asociado a un campo magnético.
1844 — Se emite el primer telegrama público con un aparato Morse.

1860 — El alemán Johann Philip Reis hace la primera demostración pública de que se pueden transmitir sonidos a través de un cable mediante un diafragma (una lamina fina de tela o metal) que al vibrar activa una corriente eléctrica.

1876 — Alexander Graham Bell patenta el primer teléfono capaz de transmitir la voz humana usando una corriente continua y un diafragma de metal que tiembla con el sonido y es capaz de interferir en un campo magnético y crear una pequeñísima y suficiente corriente eléctrica que se reproducirá al otro extremo del hilo. El 10 de marzo hace su primera llamada: «Mr Watson, venga, le necesito».

1878 — Se pone en marcha la primera centralita telefónica del mundo, en New Haven, Connecticut.

1973 — En abril, Martin Cooper, empleado de Motorola, hace la primera llamada con un prototipo de móvil Motorola DynaTac, que se puede llevar en la mano, mientras camina por una calle de Nueva York.

Fuente Consultada:
Genios de la Humanidad Graham Bell
Enciclopedia del Estudiante
Tomo 4 Tecnología de la Informática

El Gran Libro del Siglo XX de Clarín
PIONEROS, Inventos y descubrimientos claves de la Historia – Teodoro Gómez.

Biografia de Volta Inventor de la Pila Electrica

Biografia de Volta Inventó la Pila Electrica

BIOGRAFIA: Entre los grandes nombres que Italia ha dado a la ciencia europea, ocupa un lugar destacado el de Alejandro Volta, uno de los padres de los estudios sobre la electricidad.

Nacido en Como, el 18 de febrero de 1745, en el seno de una familia de buena consideración social, Alejandro demostró desde su adolescencia una gran vocación por las ciencias naturales.

Muerto su padre arruinado, fue recogido por su tío paterno, el cual pretendió dedicarle a la carrera de Derecho.

alejandro volta biografia

Pero el muchacho no siguió esta voluntad ni la de otros que le aconsejaban abrazar el estado eclesiástico. Desde los dieciocho años empezó a trabajar en el campo de la física y la química, ciencias que entonces se hallaban en un estado incipiente. En particular se dedicó a las experiencias sobre la electricidad.

Fue profesor de Física y rector del Liceo de su ciudad natal y profesor de la Universidad de Pavía (1779 a 1819). Fue el inventor del electróforo, del electrómetro, del eudiómetro, de la lámpara de gas y de la famosa pila eléctrica que lleva su nombre.

Sostuvo polémicas con Galvani cuando el famoso experimento de aquél, sosteniendo la inexistencia de la electricidad animal y que su producción se debía al contacto de dos cuerpos metálicos distintos. Se le considera el fundador de la ciencia eléctrica.

Su actividad científica fue recompensada con el nombramiento de profesor del instituto de Como (1774), y, más tarde, con el de catedrático de física experimental de la universidad de Pavía (1779).

Después de un viaje muy provechoso por el extranjero (1782), en 1785 fue elegido rector de la universidad. Por aquel entonces, Galvani había descubierto el fenómeno de los movimientos de las extremidades inferiores de una rana mediante una excitación eléctrica (1780).

Volta, que en un principio había sido partidario de la interpretación dada a este efecto por su descubridor, combatió luego a Galvani, y sostuvo que la causa del fenómeno se debía al desequilibrio eléctrico producido por el contacto de dos metales distintos.

Esta convicción le llevó al descubrimiento del «órgano eléctrico artificial», denominado luego con el nombre genérico de pila, a causa de su forma (1799).

A partir de 1800 el mundo científico tuvo conocimiento del gran invento de Volta, pues éste lo comunicó a la Real Sociedad de Londres el 20 de marzo.

En febrero de 1801, Bonaparte, entonces primer cónsul, le recibió en París y le otorgó la medalla de oro del Instituto de Francia.

Poco después era nombrado senador del reino de Italia. Desde esta época su actividad científica fué en decadencia, aunque siempre intervino en las polémicas y discusiones de su época.

En 1815, el emperador de Austria le nombró director de la facultad de Filosofía de Padua. Pero Volta, que en su intimidad era un gran patriota, no se enorgulleció por esta designación.

Ya septuagenario, poco a poco se fueron debilitando sus resortes vitales, hasta que en 1819 se retiró a su ciudad natal. Aquí murió el 5 de marzo de 1827.

PRIMERA EXPERIENCIAS: Hacia fines del siglo XVIII no se conocía prácticamente nada acerca de la electricidad.

Sin embargo, sólo veinticinco años más tarde Faraday descubrió dos de los efectos eléctricos más importantes: el electromagnetismo y la electrólisis. En el ínterin apareció Alejandro Volta (1745-1827), inventor de la pila eléctrica.

Volta era un sabio italiano, profesor, primero en su nativa ciudad de Como, y posteriormente en Pavía. La mayoría de sus primeros experimentos fue llevada a cabo con las minúsculas cantidades de electricidad que podía proveer la fricción (electricidad estática).

Consiguió mejorar los métodos de obtener electricidad por fricción ion un dispositivo denominadoelectróforo. Pero el electróforo no podía hacer mucho más que producir chispas —movimientos repentinos de cargas eléctricas—.

Era un juguete entretenido sin aplicaciones prácticas, porque las «corrientes» que producía sólo duraban una fracción de segundo y eran millones de veces más débiles que las que hoy usamos nosotros para iluminación y calefacción. Muy poco podía hacerse con estos elementos.

Uno de los escasos campos posibles de estudio era el de la electricidad anima!, que atraía con mucho interés.

Consistía en hacer pasar corrientes eléctricas a través de tejidos animales, por lo general patas de rana.

Otro científico italiano, Galvani, había conectado una varilla de cobre al nervio de una pata de rana y una varilla de otro metal (hierro) al músculo. Cuando se ponían en contacto los extremos de ambos trozos de metal, el músculo se contraía del mismo modo que cuando se le hacía pasar una descarga eléctrica.

En 1769 publicó varios trabajos sobre los fenómenos eléctricos que le valieron una merecida reputación. En contacto personal con los sabios franceses más renombrados de la época, un Laplace y un Lavoisier, Volta fué enriqueciendo el campo de la ciencia con el descubrimiento del metano, del electróforo y del condensador eléctrico.

Galvani pensaba que, de alguna manera misteriosa, la contracción del músculo generaba electricidad. Volta, en cambio, se dio cuenta de que nervio y músculo no estaban sino respondiendo a un shock eléctrico.

Lo realmente importante era que dos metales distintos habían entrado en contacto por un extremo, mientras que por el otro estaban separados por una solución conductora (el fluido débilmente electrolítico de la pata de la rana). El tejido animal no era necesario en absoluto.

volta demostracion pila electrica

ALEJANDRO VOLTA (1745-1827), profesor en Pavia, reprodujo luego los experimentos de GALVANI y encontró que los nervios de las ranas no son necesarios para provocar fenómenos eléctricos: dos metales y el músculo bastan para producir el efecto.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS: En marzo de 1800, Volta envió una carta a sir Joseph Banks, presidente de la Royal Society, con un boceto de su nuevo invento.

Las noticias de esa carta llegaron a oídos de un ingeniero, reconvertido en escritor científico popular, llamado William Nicholson, que rápidamente se puso a construir una pila voltaica propia.

En uno de los primeros experimentos con su nuevo aparato, sumergió los cables en agua y descubrió que, mientras fluyera la corriente, del líquido se desprendían burbujas de gas. Se trataba de burbujas de dos gases, hidrógeno y oxígeno, y Nicholson comprendió que había invertido el proceso demostrado por Cavendish diecisiete años antes, en el que produjo agua quemando hidrógeno en presencia de oxígeno.

En lenguaje moderno hizo «agua electrolizada»: se trató de la primera demostración de que una corriente eléctrica podía provocar una reacción química.

Nicholson era editor de una revista sobre química y no perdió tiempo en publicar un resumen de su descubrimiento, que fue conocido por el mundo antes de que Volta anunciase siquiera su propio invento.

La demostración de Nicholson de la posibilidad de la posibilidad de generar electricidad mediante reacciones químicas.

LA PILA DE VOLTALa sospecha que VOLTA albergaba acerca de la realidad de la electricidad animal, lo condujo por último a reemplazar con trapos mojados el contacto de músculos de ranas en la experiencia de GALVANI.

En ese momento su gran invención estaba virtualmente hecha. Con dos metales y el trapo húmedo, la pila eléctrica está creada. Así —acontecimiento de inmensas consecuencias— la electricidad dinámica hace su aparición.

VOLTA extiende sus investigaciones a los líquidos y establece cuáles combinaciones entre metales y líquidos resultan eléctricamente activas, y mejora, en ulteriores modelos, el rendimiento de aparato.

Una carta de VOLTA, documento memorable para la historia dirigida en marzo de 1800 a la Sociedad Real de Londres, pronto difundida en todos los países de Europa, pone con descripción de la pila voltaica pone un poderoso medio en manos de los investigadores.

Se inician entonces con esmero las las búsquedas que revelarán una tras otra las propiedades electrónicas, térmicas y magnéticas de la corriente. Los ingleses WILLIAM NICHOLSON y ANTHONY CARLISLE descomponen el agua con la corriente de la pila y observan formación del oxígeno y del hidrógeno liberados por eh THOMAS SEEBECK (1770-1831) tropieza con el fenómeno de b corrientes térmicas: pone de manifiesto que en un circuito compuesto por dos metales diferentes se produce corriente cuando las dos soldaduras no están a la misma temperatura.

El relojero parisiense JEAN ATHANASE PELTIER (1785-1845) descubre un fenómeno recíproco, el cambio de temperatura que el pasaje de la corriente provoca en un circuito bimetálico.

AMPLIACIÓN DEL TEMA: Alejandro Volta nació en Como , ciudad de Italia, el 18 de febrero de 1745. Después de ser maestro de física en la Escuela Superior de su ciudad natal, Volta ocupó la cátedra de física de la Universidad de Pavia durante un tiempo verdaderamente asombroso, casi cuarenta años.

pila de volta

Al comienzo de su carrera Volta inventó un electróforo, aparato que en las clases de física sirve para producir pequeñas descargas electroestáticas mediante inducción y para explicar la carga de los objetos con electricidad estática.

Su electróforo se ha mantenido prácticamente sin haber necesitado mejoras en más de dos siglos.

Un ingenioso electroscopio de condensación, que aumentó en más de cien veces la sensibilidad del aparato que entonces se usaba, le permitió demostrar la existencia de electricidad en el vapor de agua y en el humo producido por la combustión del carbón.

Su mayor aportación a la ciencia eléctrica, la que le ha merecido la inmortalidad a su nombre, es la llamada pila voltaica.

Volta ideó una pila de discos de cobre y de cinc separados por papel secante empapado en agua con sal, con la siguiente secuencia: disco de cobre, papel mojado, disco de cinc; disco de cobre, papel mojado, disco de cinc, etc. Según se aumenta el número de discos de cobre y cinc separados por el papel mojado en agua con sal, se aumentaba la fuerza de su pila o batería.

Fue en 1800 que Volta escribió una carta a la Sociedad Real de Londres comunicando su invención de la pila química y de otra batería a la que denominó «corona de copas», pues consistía en un par de electrodos de cobre y de cinc sumergidos en copas a medio llenar de agua salada.

Con la descomposición del agua en hidrógeno y oxígeno, poco después de la creación de la pila voltaica, se inicia la gran ciencia de la electroquímica.

Los efectos luminosos de la pila voltaica condujeron a la creación de la lámpara de arco de carbón.

Empleando la pila de Volta, Humphrey Davy descubrió el sodio y el potasio.

En 1881 el congreso Internacional de los Ingenieros Eléctricos denominó «voltio» la unidad de la fuerza electromotriz.

Revolucion cientifica Trabajo de Galvani

Grabado mostrando diferentes experimentos de Luigi Galvani (Viribus Electricitatis in Motu Musculari Commentarius [Comentarios relativos a los efectos de la electricidad sobre el movimiento muscular] 1791) acerca de los efectos de la electricidad en ranas y pollos.

ALGO MAS…

En 1799, el sabio fabricó la primera célula electrolítica simple, sumergiendo varillas de cobre y cinc en salmuera y uniéndolas.

Por el circuito que las unía circulaba una corriente eléctrica, más grande y de duración mucho mayor que ninguna conocida hasta entonces. Podían obtenerse mayores presiones eléctricas (voltajes) conectando en serie las células electrolíticas.

Esta idea condujo a la pila voltaica (Pila de Volta) que se componía de discos de cobre y cinc, formando un par, separados de otro parpor discos de franela embebidos en salmuera o ácido.

A pesar de que la carga era débil, el aparato demostró ser un manantial de continua acción eléctrica, aparentemente de capacidad inextinguible.

Lo que más sorprendió a Volta y a sus contemporáneos fue que la pila estaba compuesta en su totalidad por conductores.

No se utilizaba vidrio ni cualquier otro aislante, como en las botellas de Leyden, para separar las cargas opuestas, no obstante lo cual ambos extremos de la columna de conductores adquirían cargas opuestas por su propio poder, y las mantenían.

Tocando la base de la pila con una mano, y, con la otra, distintas alturas de la misma, Volta encontró que el toque, y por lo tanto la descarga, aumentaba en intensidad conforme se acercaba a la cúspide.

Era necesario que entre las dos manos hubiera varios pares de discos, a efecto de que el toque fuera perceptible. Éste era el único medio de que él disponía para medir lo que ahora llamamos tensión.

Se da a Volta el mérito de haber hecho la primera célula electrolítica simple, pero él nunca encontró la explicación correcta de su funcionamiento.

Erróneamente atribuía las corrientes al contacto entre los dos metales, mientras que en realidad proviene de la acción química del electrólito sobre el electrodo del cinc.

El descubrimiento fue aclamado de inmediato y en 1801 Volta fue a París a mostrar su electricidad por contacto al emperador Napoleón. Posteriormente, la unidad de presión eléctrica, el voltio, fue denominado así en su honor.

Aunque el propio Volta estaba más interesado en desarrollar sus pilas que en encentrarles aplicación, la pila voltaica rápidamente fue empleada por otros científicos como una poderosa herramienta de investigación. Las corrientes producidas con ayuda de la pila voltaica condujeron al descubrimiento de los efectos magnéticos, térmicos y químicos de ¡a electricidad.

PILA DE VOLTA
Los pilas de Volta eran simples células electrolíticas acopiadas una encima de la otra. Al cerrar el circuito la corriente que circulaba de nervio e músculo estimulaba las patas de rana, que se contraían.

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°23

Descubrimiento de Oro en Transvaal Sudafrica Guerra boers inglese

Descubrimiento de Oro en Transvaal Sudáfrica

El descubrimiento de oro y de diamantes en el extremo austral del África, que en 1899 despertó la codicia británica, que reclamó todo el territorio de lo que hoy es República de Sudáfrica como suyo. Quienes habían hecho el hallazgo, en su mayoría campesinos (eso significa boers), descendientes de holandeses, se consideraban dueños de los territorios de Transvaal y Orange. Inclusive, Inglaterra había reconocido su independencia, y ademásfueron ellos y no los ingleses quienes habían luchado contra zulúes y matabeles para civilizar la región.

El control del África meridional era de sumo gran interés para Gran Bretaña, en primer momento para proteger la ruta marítima hacia la India y China. Los colonos holandeses, los llamados bóers, habían llegado ahí por primera vez en 1652, donde fundaron una colonia para reabastecer sus barcos con rumbo a Extremo Oriente.

En 1806, a raíz de la batalla de Blaauwberg, los británicos arrebataron el control de la Colonia del Cabo (actualmente, Sudáfrica) a los holandeses, para asegurarse de que no caía en manos de los franceses durante las Guerras Napoleónicas. Los bóers no estaban demasiado contentos con sus nuevos amos, en especial cuando en 1833 se abolió la esclavitud en todo el Imperio británico, ya que para los bóers la esclavización de los indígenas era tanto un modo de vida como una tradición.

En el espacio de dos años, doce mil bóers iniciaron el llamado Gran Trek, una emigración masiva hacia el interior para crear sus propios estados (Natal, Estado Libre de Orange y Transvaal) independientes del control británico y donde la esclavitud era legal, aunque tuvieron que derramar mucha sangre en varias guerras contra los indígenas africanos. En la batalla del Río Sangriento de 1838, las armas de los bóers mataron a tres mil zulúes. Según los testigos, la sangre de los muertos tino de rojo el agua del río.

Los colonos británicos empezaron a llegar a millares durante la década de 1820, muchos con la esperanza de enriquecerse fundando sus propias plantaciones de azúcar. Ellos también se enfrentaron a las poblaciones autóctonas. Tan eficaces eran los zulúes como fuerza de lucha que en 1879 infligieron sin recurrir a las armas de fuego una humillante derrota a los británicos en la batalla de Isandlwana: los zulúes rodearon y masacraron a más de 1.400 soldados del ejército británico. Pero en menos de seis meses se restauró la supremacía británica (en la batalla de Ulundi) gracias al empleo de las ametralladoras Gatling, unas de las primeras armas de repetición, inventadas en Estados Unidos, que podían disparar una ráfaga casi infinita de balas.

El poder colectivo de cincuenta mil guerreros zulúes con sus lanzas cortas y sus escudos de cuero no pudo rivalizar con esa potencia de fuego.

Cuando en 1886 se descubrió oro en el Transvaal, las tensiones entre los bóers y los británicos se volvieron explosivas. Casi de la noche a la mañana, apareció en el árido monte surafricano una nueva ciudad: Johannesburgo. El país se inundó con una avalancha de buscadores de oro, como Cecil Rhodes, cuya empresa, la Compañía Británica de Sudáfrica, fundó el imperio minero más rico de todos los tiempos.

Con el apoyo del gobierno británico, en 1895 Rhodes se construyó su propio país, Rodesia, que abarcaba lo que en la actualidad es Zimbabue y Zambia. Su ambición seguía el impulso inquebrantable e inmisericorde de sacar provecho de África:

Los enfrentamientos —que tuvieron un corresponsal de guerra de lujo, enviado por el Times de Londres: Winston Churchill— fue inevitable; el resultado de la contienda, también: mientras los boers, aunque eran excelentes tiradores y conocían bien la zona, carecían de instrucción militar, los ingleses, con mejor armamento y mayor cantidad de tropas, dirigidos por Horatio Kitchener, quien ordenó la matanza de niños y mujeres (asesinaron a 25 mil) y la quema de las granjas, derrotaron a los campesinos, de los cuales 18 mil murieron en los campos de batalla en 1902.

Johannesburgo es la capital de la provincia de Gauteng, que antaño fue conocida como territorio del Transvaal. Desde mitad del siglo XIX se había asentado un numeroso grupo de familias holandesas en lo que se llamó ‘la gran migración’. Eran granjeros que vivieron una aventura similar a los colonizadores del medio oeste norteamericano, carromatos incluidos.

En una de esas familias nació Paul Kruger, héroe de la resistencia de los bóers frente al imperialismo británico. Vencedor de los ingleses en Majuba fue elegido presidente del Transvaal.

Paul Kruger, como  presidente bóer del Transvaal, que en sus minas de oro y diamantes impuso un tributo a la dinamita —esencial para los buscadores de oro- y que negaba a los extranjeros el derecho a voto en los asuntos locales. Cuando los oficiales británicos protestaron en 1899, los bóers declararon la guerra a Gran Bretaña.

La guerra de los Bóers duró hasta abril de 1902 y los británicos se vieron obligados a desplegar 250.000 soldados. Más de 22.000 murieron en actos de servicio, junto a 7.000 bóers y unos 20.000 africanos.

Además, se calcula que 28.000 civiles bóers murieron por las terribles condiciones de los campos de concentración en los que los británicos los recluyeron; en la mayoría de los casos por culpa del hambre, la malnutrición y las enfermedades.

Guerra del Pacífico Chile Bolivia Causas y Consecuencias

RESUMEN GUERRA DEL PACÍFICO CHILE-BOLIVIA POR EL SALITRE

La Guerra del Pacífico, que algunos historiadores la llaman Guerra del Guano y del Salitre fue el evento el mas amargo de la historia de Bolivia.

Esta guerra comenzó en 1879, y enfrentó a Chile contra una alianza entre Bolivia y Perú, y se inicia cuando en 1878 el general boliviano Hilarión Daza, que conducía una dictadura, decide aumentar los impuestos a las exportaciones de dos empresas chilenas (FFCC y Compañia de Salitre) que explotaban los recursos en la zona boliviana de Antofagasta.

Para Chile ese aumento contradecía con lo pactado en un Tratado de Paz y Amistad en el año 1874, por lo que lo considera una violación a sus derechos, negándose a cumplir con la nueva disposición.

Como respuesta Daza confisca los yacimientos explotados, rompiendo las relaciones diplomáticas, por lo que Chile decide ocupar los territorios militarmente, declarándole la guerra a Bolivia el 5 de abril de 1879.

La guerra se desarrolló en el océano Pacífico, en el desierto de Atacama y en los valles y serranías del Perú.

Bolivia pierde el conflicto frente a un poderoso Chile, que se anexa un territorio territorio, que era su único punto de acceso al océano Pacifico y enormes riquezas minerales.

Privada para siempre de esta región capital, Bolivia no ha logrado jamás a arrancar económicamente y hasta estos días trata de conseguir acuerdos con otros países limítrofes como Perú para poder intergrarse al comercio internacional mediante un puerto que le abra las puertas al mundo.

Luego de cinco años de guerra, los países de Bolivia y Chile firman, el 4 de abril de 1884, un pacto de tregua donde convienen en un cese de fuego y la reapertura de las relaciones comerciales.

Chile como gesto de cordialidad ofrece a Bolivia unas ventajas fiscales en la ciudad de Antofagasta y se compromete a construir una línea de ferrocarril uniendo la costa del océano Pacífico a La Paz.

Guerra del Pacífico: Bolivia-Perú y Chile

Guerra del Pacífico: Bolivia-Perú y Chile

Los ejércitos de la alianza Bolivia-Perú llegaron a 12.000 soldados, mientras que Chile tenía
menos de 400o, pero bien preparados y con equipamientos modernos.

Las batallas mas importantes fueron la de Angamos, en octubre 1879 donde Chile logra controlar la zona del océano. Ese mismo año bolivia tuvo dos derrotas la de Pisagua y Tarapacá y la última de Tacna en 1880.

La siguiente estapa fue contra las tropas de Perú, donde caen derrotada en Arica el 7 de Junio de 1880, para luego tomar la capital Lima en 1881. La guerra finaliza con firma del Tratado de Ancón en 1883.

CRÓNICA DE LA ÉPOCA I

El 14 de febrero la nave de guerra chilena Blanco Encalada apareció frente a Antofagasta. Su presencia en ese lugar significa el comienzo de la guerra. La presencia chilena es la respuesta al intento de Bolivia de cobrar 10 centavos por quintal de salitre explotado por una compañía británico-chilena.

El aumento del impuesto a los exportadores de salitre, adoptado unilateralmente por el gobierno boliviano, desconociendo convenios anteriores, empujó a Chile a declarar la guerra. Perú, por el pacto secreto de 1873 , interviene como aliada de Bolivia. En noviembre los chilenos han desembarcado en Pisagua lo que les ha permitido capturar la provincia de Tarapacá y sus yacimientos salitreros.

CRÓNICA DE LA ÉPOCA II

La Guerra del Pacífico llegó a su fin con la firma de un tratado. La resistencia militar peruana, bajo el mando del coronel Andrés A. Cáceres Dorregaray en la región sur y centro andina venía obteniendo varias victorias contra lasfuerzasinvasoras chilenas. Pero en la batalla de Buamachuco, el 10 de julio, sufrió una decisiva derrota militar. Luego, un grupo de dirigentes peruanos del que se sospecha que actuaron de acuerdo a directivas del mando militar enemigo, determinó con una serie de medidas el final del conflicto, impusieron al general de brigada Miguel Iglesias como nuevo presidente y firmaron un tratado de paz con Chile.

La guerra finalizó oficialmente el 20 de octubre con la firma del lutado de Ancón. Éste dispone que el departamento de Tararira pasa a manos chilenas, y las provincias de Arica y Tacna quedan bajo administración chilena por un lapso de 10 años. Después de ese período un plebiscito decidiría si quedan bajo soberanía de Chile o vuelven a ser peruanas. Chile además obtuvo la Puna de Atacama, por la que tenía una permanente disputa con Bolivia. El Chile boliviano no pierde solamente 120 mil metros cuadrados de territorio, sino que se queda sin los 400 kilómetros de costa y sin salida al mar, una pérdida que sin dudas redundará en muchas otras.

PARA ENTENDER MEJOR:
Antecedentes de la Época:
Hacia 1825 las guerra por la independencia de las colonias españolas americanas habían finalizado y los antiguos virreinatos desaparecieron y surgieron nuevos países que debían organizarse políticamente y económicamente para comenzar el nuevo camino hacia el progreso.

Como consecuencia de tantos años de batallas, los militares fueron ocupando un lugar más importante en las sociedades latinoamericanas y, una vez finalizada la guerra con España, intervinieron activamente en la política.

En comparación con la etapa colonial, las décadas posteriores a la independencia estuvieron teñidas por la violencia, pues abundaron las luchas civiles y los conflictos entre los nuevos países, cuyas fronteras todavía no estaban bien definidas.

En las luchas civiles latinoamericanas se enfrentaron a menudo sectores conservadores y liberales.

Los conservadores pretendían mantener una rígida jerarquía social, eran poco favorables a los cambios, no veían con buenos ojos la llegada de ideas innovadoras de Europa y, por lo general, defendían los intereses de las zonas rurales, donde estaban sus propiedades.

Por el contrario, los liberales eran partidarios de abrir un poco más la participación ía grupos no tan adinerados pero instruidos, admiraban los avances de las sociedades europeas que esperaban imitar en sus países, y representaban mejor los intereses de los habitantes de las ciudades.

La guerra había empobrecido a América latina y destruído su riqueza.

Hacia 1850, algunos países como Venezuela, Chile o la región del Río de la Plata habían logrado recuperarse y mejorar su economía con respecto a los tiempos de la colonia, gracias a la exportación de productos agropecuarios.

Las discusión de las fronteras de los nuevos países de América del sur, que inicialmente se respetaron los antiguos límites de la Capitanía General de Chile, comenzó a ser un tema espinoso cuando la demanda mundial de los recursos naturales de esas zonas, como fueron los minerales comenzó a incrementarse, y esas exportaciones se convirtieron en importantes fuentes de ingresos para esos estados, necesitados de recursos económicos.

Perú y Bolivia también tenían discusiones con algunos límites en la región del guano de Tarapacá.

Como se ve, en estos países como Bolivia, Perú y México la minería, que era la actividad económica más importante, se encontraba en declinación, porque faltaba dinero para invertir en las minas y aumentar su producción, por lo que muchas veces se permitía la explotación de esos recursos a empresas extranjeras, que eran quienes poseían el capital necesario para dichas inversiones.

Bolivia era el caso, en donde se permitía extraer el nitrato de Antofagasta por empresas chilenas, que lamentablemente terminaron en una guerra, que la ha perjudicado a hasta hoy.

A los fines de no obstaculizar el desarrollo de los países en vía de crecimiento, se pactaron tratados para la explotación de los minerales en distintas regiones, como por ejemplo el de 1874, donde Chile cedía sus derechos entre los paralelos 23 y 25, a cambio de que Bolivia no aumentara los impuestos a las empresas chiles por 25 años, acuerdo que generó la Guerra del Pacífico

LA REALIDAD DEL COMERCIO: Mientras la independencia política trajo independencia económica a América Latina, los viejos patrones fueron restablecidos rápidamente. En lugar de España y Portugal, Gran Bretaña dominaba la economía del continente.

Los comerciantes británicos se trasladaban en gran número, mientras los inversionistas ingleses vertían su capital generosamente, especialmente en la minería. Muy pronto los viejos esquemas comerciales volvieron a ponerse en práctica.

Dado que América Latina había servido como una fuente de materia prima y suministro alimenticio a las naciones industrializadas de Europa y Estados Unidos, muy pronto las exportaciones hacia el Atlántico Norte se incrementaron notablemente, en particular las de rigo, tabaco, lana, azúcar, café y pieles.

Al mismo tiempo, los bienes de consumo terminados, especialmente los textiles, fueron importados en notables cantidades, lo que provocó el declive de la producción industrial en América Latina.

La sobreexportación de materias primas e importación de productos manufacturados aseguraba la prolongada dominación de la economía latinoamericana por parte de extranjeros.

Eduardo Galeano, en su famoso libro: «La venas abiertas de América Latina» explica:

«Poco después del lanzamiento internacional del guano (que se usaba como fertlizante en Europa) , la química agrícola descubrió que eran aún mayores las propiedades nutritivas del salitre, y en 1850 ya se había hecho muy intenso su empleo como abono en los campos europeos.

Las tierras del viejo continente dedicadas al cultivo del trigo, empobrecidas por la erosión, recibían ávidamente los cargamentos de nitrato de soda provenientes de las salitreras peruanas de Tarapacá y, luego, de la provincia boliviana de Antofagasta. Gracias al salitre y al guano, que yacían en las costas del Pacífico «casi al alcance de los barcos que venían a buscarlos», el fantasma del hambre se alejó de Europa.

La explotación del salitre rápidamente se extendió hasta la provincia boliviana de Antofagasta, aunque el negocio no era boliviano sino chileno. Cuando el gobierno de Bolivia pretendió aplicar un impuesto a las salitreras que operaban en su suelo, los batallones del ejército de Chile invadieron la provincia para no abandonarla jamás.

Hasta aquella época, el desierto había oficiado de zona de amortiguación para los conflictos latentes entre Chile, Perú y Bolivia. El salitre desencadenó la pelea. La guerra del Pacífico estalló en 1879 y duró hasta 1883. Las fuerzas armadas chilenas, que ya en 1879 habían ocupado también los puertos peruanos de la región del salitre, Patillos, Iquique, Pisagua, Junín, entraron por fin victoriosas en Lima, y al día siguiente la fortaleza del Callao se rindió.

La derrota provocó la mutilación y la sangría de Perú. La economía nacional perdió sus dos principales recursos, se paralizaron las fuerzas productivas, cayó la moneda, se cerró el crédito exterior. Bolivia, por su parte, no se dio cuenta de lo que había perdido con la guerra: la mina de cobre más importante del mundo actual, Chuquicamata, se encuentra precisamente en la provincia, ahora chilena, de Antofagasta.»

Los problemas fronterizos heredados de la época colonial provocaron en 1879 el estallido de la guerra del Pacífico contra Perú y Solivia por el control de la zona salitrera de Atacama. La victoria final chilena en 1883 extendió la soberanía del país sobre el territorio de Tarapacá, Tacna y Arica (el tratado de Lima, de 3 de junio de 1929, estableció la soberanía de Perú sobre Tacna y la de Chile sobre Arica).

CRÓNICA DE LA EPOCA III:

La economía boliviana desde hace tiempo se encuentra administrada en sus sectores más sensibles por intereses extranjeros. Al crearse en 1871 el Banco Nacional de Bolivia, su dirección recayó en manos de familias prominentes de la política chilena, como los Edwards y los Concha y Toro, más tarde aliados con la oligarquía de la plata boliviana representada por los sucesores de Aniceto Arce y Pacheco.

En este sentido, cuando en 1873 se formó la Compañía de Huanchanca para la explotación de plata, se hizo con el aporte de capitalistas chilenos que suscribieron las dos terceras partes de las acciones y controlaron cuatro de los cinco puestos del directorio de la empresa. Un año después, el canciller de Bolivia, Mariano Baptista, firmó el tratado con Chile que exoneraba a éste del pago de impuestos por 25 años en Atacama. Es precisamente la violación de esta cláusula por el actual presidente boliviano, Hilarión Daza, lo que acaba de encender la mecha bélica.

En contrapartida, la estrategia de alianzas de la élite minera de la plata con Chile resulta perjudicial para los intereses peruanos y argentinos ya que, al aplicar una política de comercialización exclusiva por el puerto de Antofagasta, Bolivia atenta contra el comercio de los otros países de la región.

Por ello, en el caso del Perú el problema se centra en las relaciones comerciales, en particular por la rivalidad entre los puertos del Pacífico: Callao y Valparaíso. El Tratado de Alianza defensiva por el cual Perú está aliado a Bolivia es de 1873 y el interés peruano de comprometerse en una defensa mutua ante un ataque externo no es tanto el temor a Chile -país con el que no tiene frontera- sino la preocupación frente a la actitud de Bolivia.

En más de seis oportunidades, según afirman políticos peruanos, se discutió en la agenda boliviana la alternativa de promover una alianza entre Bolivia y Chile en contra de Perú. Para este último la alianza con Bolivia tiene sentido dentro de una estrategia más amplia que contemple la participación de la Argentina ya que la unión de la armada peruana y la argentina pueden llegar a neutralizar efectivamente los propósitos agresivos chilenos.

Por su parte en la Argentina la situación de la frontera indígena, las pretensiones chilenas sobre la Patagonia y la demarcación de límites territoriales en la Cordillera de los Andes concentran la preocupación del gobierno.

Asimismo, la disputa en el norte por el territorio de Tarija no es menor. Frente a este panorama, y en una evaluación de los resultados de un posible conflicto bélico con Chile, el Senado argentino ha visto con buenos ojos la posibilidad de firmar una alianza con Perú y con ello frenar las aspiraciones de Chile. Sin embargo, el clima hostil que se vive no colabora en dirección a una salida negociada ya que la diplomacia boliviana parece boicotear tal desenlace.

Los argumentos esgrimidos actualmente por Bolivia resultan incoherentes: por un lado reconoce el «utis posidetis», es decir, las fronteras establecidas a fines de la época colonial, reclamando a Chile Atacama; pero por el otro desconoce el mismo principio al momento de reconocer Tarija para la Argentina. No es tanto la localidad norteña lo que preocupa a la cancillería argentina, sino el desconocimiento del «utis posidetis» ya que es la base sobre la cual se sustentan los derechos argentinos en la querella con Chile por la Patagonia.

En definitiva, ningún pronóstico es optimista respecto de la coyuntura y estamos frente al estallido de una guerra en el Pacífico. Bolivia y Chile así lo han manifestado. Perú se encuentra atado a un compromiso al que no puede renunciar, y la Argentina ante un posible conflicto se mantendrá neutral mientras se garantice la integridad territorial conservando la Patagonia y los límites cordilleranos preestablecidos.

Fuente Consultada:
Diario Bicentenario Fasc. N°4 Período 1870-1879

Inventos de Edison Bombilla Eletrica Fonografo Historia y Evolución

Inventos de Edison

Thomas Alva Edison es uno de los más famosos inventores de América: perfeccionó el telégrafo, el teléfono, inventó el mimeógrafo, aportó al cine y la fotografía, para, finalmente, gravar su nombre en el primer fonógrafo. Fue responsable de importantes cambios en la ciencia.

Sus inventos creados han contribuido a las modernas luces nocturnas, películas, teléfonos, grabaciones y CD’s. Edison fue realmente un genio. Edison es famoso por su desarrollo de la primera ampolleta eléctrica.

El fonógrafo de tinfoil fue la invención favorita de Edison. Hacia 1877, inventó la «máquina que habla» por accidente, mientras trabajaba en telegrafía y telefonía; pero el fonógrafo no salió a la venta sino hasta 10 años después. También trabajó en una máquina para grabar mensajes telegráficos automáticamente.

La primera demostración práctica, coronada con un éxito completo, tuvo lugar en Menlo Park, el 21 de octubre de 1879, y dio paso a la inauguración del primer suministro de luz eléctrica de la historia, instalado en la ciudad de Nueva York en 1882, y que inicialmente contaba con 85 abonados.

Para poder atender este servicio, Edison perfeccionó la lámpara de vacío con filamento de incandescencia, conocida popularmente con el nombre de bombilla, construyó la primera central eléctrica de la historia (la de Pearl Street, Nueva York) y desarrolló la conexión en paralelo de las bombillas, gracias a la cual, aunque una de las lámparas deje de funcionar, el resto de la instalación continúa dando luz.

Primera Llamada Telefonica de la Historia

Primera Llamada Telefónica de la Historia
Inventor Alexander Bell

La Revolución Industrial popularizó tanto los avances científicos como sus aplicaciones técnicas; el ferrocarril, la electricidad, el teléfono o las vacunas consiguieron que en la mentalidad de las sociedades europea y americana se estableciese el ideal de progreso continuado y una fe ciega en las posibilidades de la ciencia y la técnica: las exposiciones universales fueron un ejemplo de esta actitud.

Los propios científicos se convirtieron en propagandistas del progreso con la creación de instituciones y sociedades dedicadas a esta tarea, como la Royal Institution, fundada por Rumford en Londres (1799) y animada por científicos como Davy y Faraday.

Pronto se iniciará también una colaboración internacional plasmada en la celebración de congresos como los de estadística (1853), química (1860), botánica (1864) y medicina (1867).

Primera Llamada Telefónica de la Historia

Otro hecho interesante que hay que destacar es el de la conversión de la actividad científica en un acontecimiento de amplias repercusiones sociales, es decir, en un fenómeno sociológico.

Las aplicaciones de la física en la industria, o de la biología en la medicina, provocaron el cambio de actitud de la sociedad frente a los avances científicos.

Los gobiernos que desde el siglo XVI impulsaron la fundación de universidades y academias, iniciarán, a partir del despotismo ilustrado y por influencia de los enciclopedistas, una actuación que se podría calificar de «política científica».

Estas acciones supondrán la extensión de la enseñanza superior, cambios en los planes de estudio y realización de tareas científico-técnicas fomentadas y financiadas por las monarquías del Antiguo Régimen. Academias, observatorios y expediciones científicas se prodigarán en Europa durante el siglo de las Luces.

Una derivación del telégrafo que finalmente tuvo un efecto igual de grande fue el teléfono.

Patentado en Estados Unidos en 1876 por Alexander Graham Bell, y perfeccionado por el inventor Tomás Alva Edison, el teléfono pronto se asentó.

En 1884, la compañía de Bell puso en funcionamiento la primera línea de larga distancia entre Boston y Nueva York.

Las redes de cables, parte vital para las comunicaciones, fueron desarrolladas en varias naciones. Marcar los números sin recurrir a la operadora aceleró el proceso telefónico y, poco después, la mayoría de las grandes ciudades contaron con sus propias redes.

El teléfono en una exposición: Es casi seguro que Bell no se diese cuenta de la inmensa trascendencia de su invento, pero lo cierto es que en el mes de julio de 1876, se celebró en Filadelfia una gran exposición con motivo de la conmemoración de la independencia de Estados Unidos.

Es muy posible que Bell no pensara llevar su invento a dicha exposición, puesto que tal vez consideraba que el aparato, compuesto por un receptor harto rudimentario, un transmisor y un hilo que hacía vibrar la membrana metálica, que Bell ya había patentado con el nombre de teléfono, no era digno de figurar en una exposición de tanto prestigio.

Pero intervino el amor. Efectivamente, Bell fue a la estación de Boston a despedir a su amada que, junio con su padre, se marchaba a Filadelfia.

El joven subió a un vagón, incapaz de contener los impulsos de su enamorado corazón, y así llegó a la capital de Pennsylvania. Luego, pidió por carta a Watson que le enviase el aparato, y logró exponerlo en un rincón

Durante varios días nadie se acercó a conocer su invento. Pero de pronto se produjo el milagro. El mismo  día en que la Comisión se disponía a conceder los diversos premios establecidos, un personaje con gran séquito, nada menos que el emperador Pedro, del Brasil, se acercó a la mesa de Bell.

Lo cierto era que el emperador había conocido al joven Bell cuando éste enseñaba a los sordomudos en su país. Tan pronto como el Emperador reconoció a Bell, lo abrazó, con gran asombro de todos los presentes y, como es natural, todos se interesaron por el inventor y su invento.

El propio Emperador, después de oír unas palabras a través del receptor, exclamo:
—Este aparato habla!

Estas palabras cambiaron por completo la vida y la fortuna de Alexander Graham Bell.

La aludida Comisión estudió el aparato, y de aquella exposición surgieron dos cosas importantísimas en la vida de Bell: su boda con su amada y la intervención de su suegro en las patentes del joven, todo lo cual tuvo como epílogo la producción del teléfono en serie, su perfeccionamiento y su propagación por todo el mundo.

Sólo hubo una amargura en medio de su triunfo:
Bell, que había dedicado gran parte de su juventud a enseñar a vocalizar y hablar a los sordomudos, jamás consiguió que su linda esposa, sordomuda también, llegase a hablar y a oír a su marido, ni por teléfono ni de viva voz.

ANTECEDENTES DE LA ÉPOCA: Las ventajas materiales constantemente crecientes y a menudo espectaculares, generadas por la ciencia y la tecnología, dieron lugar a un aumento de la fe en los beneficios de esta rama del saber y el hacer humanos. Aun la gente ordinaria que no entendía los conceptos teóricos de la ciencia estaba impresionada por sus logros.

La popularidad de los logros científicos y tecnológicos condujo a la extendida aceptación del método científico, basado en la observación, el experimento y el análisis lógico, como único camino a la verdad y a la realidad objetivas. Esto, a su vez, minó la fe de mucha gente en la revelación y la verdad religiosas.

No es por accidente que el siglo XIX llegó a ser una época de creciente secularización, que de manera particular se manifiesta en el crecimiento del materialismo o la creencia de que todo lo mental, espiritual o sentimental era, sencillamente, una excrecencia de las fuerzas físicas.

La verdad había de encontrarse en la existencia material concreta de los seres humanos, no como la imaginaban los románticos, en las revelaciones obtenidas por destellos del sentimiento o de la intuición.

La importancia del materialismo fue asombrosamente evidente en el acontecimiento científico más importante del siglo XIX, el desarrollo de la teoría de la evolución orgánica mediante la selección natural. Sobre las teorías de Charles Darwin podría construirse un cuadro de los seres humanos como seres materiales, que eran parte sencillamente del mundo natural.

Nacimiento de la Parapsicologia Telepatia Percepcion Extrasensorial

Nacimiento de la Parapsicología, Telepatia o Percepción Extrasensorial

Se atribuye a Joseph Banks Rhine (1895-1980)el mérito de haber convertido en temas respetables de investigación científica a la clarividencia y la telepatía, gracias a sus cuidadosos experimentos de percepción extrasensorial (ESP), durante un período de casi medio siglo. Aunque sólo hay unos cuantos especialistas más que consideren demostrado la existencia de la ESP, actualmente se acepta de modo general que el tema, al que Rhine dio el nombre de «parapsicología» merece un estudio científico.

Rhine nació en Pennsylvania, obtuvo su doctorado en la Universidad de Chicago en 1925, realizó un trabajo postdoctoral en Harvard y luego empezó a enseñar psicología en la Universidad de Durham, Carolina del Norte. El eminente psicólogo William McDougall estimuló su interés en la parapsicología.

Rhine anunció los primeros resultados de sus investigaciones sobre ESP en 1934, año en que se le concedió un laboratorio propio de parapsicología. Consiguió atraerse colaboradores serios y ayudas para la investigación.

Entre las instituciones que han contribuido a sus investigaciones sobre la ESP están la Fundación Rockefeller y la Marina de los EE.UU., junto a muchas más. Tras retirarse de la Universidad Duke, Rhine fundó su propia organización sin fines lucrativos, la Fundación para investigar la naturaleza del hombre (Foundation for Research on the Nature of Man), cuyas actividades incluyen el Instituto de Parapsicología y una rama editora.

El primer trabajo de J. B. Rhine consistió en el estudio de la clarividencia mediante registros escritos de la llamada “comunicación con los espíritus” y por medio de tests pasados a médiums. Esperaba poder confirmar la existencia de espíritus incorpóreos.

Los métodos, materiales y terminología utilizados por Rhine, fueron adoptados de modo general en el estudio de la percepción extrasensorial (nombre que él dio a los temas de clarividencia, telepatía y precognición). Por ejemplo, su mazo normal de cartas ESP comprende 25 cartas en total, cinco cartas con cinco dibujos distintos: una estrella, un círculo, un cuadrado, una cruz y unas líneas ondulantes. Incluso recomendó el modo de barajar las cartas: por lo menos cuatro barajaduras invertidas seguidas por un corte con un cuchillo o con una uña.

Tras barajar las cartas el experimentador las coge mientras el «sujeto» anuncia —o conjetura, dirían otros— el dibujo de cada carta (que como es lógico no puede ver). Si la persona tiene la cualidad que Rhine llama psi, acertará más cartas —es decir, nombrará más a menudo el dibujo acertado— de lo que podría esperarse en una persona que conjeturara al azar.

Los experimentos con cartas son lo más conocido del trabajo de Rhine, pero también inició la investigación en la psicocinética, que es la capacidad de influir sobre el movimiento de objetos físicos utilizando la fuerza mental o la simple voluntad. Los experimentos de Rhine, en el campo de la psicocinética, solían consistir en echar los dados y «desear» que salieran ciertos números: actividad no insólita fuera de los círculos científicos. Sus resultados le convencieron de que algunas personas poseen una cierta capacidad psíquica en algunos momentos. Adultos, niños, incluso animales demostraron tener psi, pero falla la capacidad de repetir puntuaciones elevadas mientras alguien les observa.

La labor de Rhine no ha dejado de ser ridiculizada por personas que asocian la ESP con la magia y la adivinanza, aunque la calidad de su trabajo ha convencido a la mayoría de que es un científico íntegro. En vez de admitir la posible existencia de la ESP, los críticos decididos aseguran que los resultados sorprendentes de algunas personas, inexplicables por las simples leyes del azar, pueden explicarse por trucos o por pistas reveladoras que da el experimentador sin querer.

Rhine insiste en que para que aparezca la capacidad psi es imprescindible una fuerte motivación y gran entusiasmo. Habla de casos en que personas animadas a tope acertaron 25 dibujos en una baraja invisible para ellos de 25 cartas. Como sucede con otros fenómenos ocultos, la presencia de personas incrédulas durante el experimento parece reducir la probabilidad de conseguir resultados favorables.

Tampoco es probable que aparezca un psi en sesiones largas y agotadoras, tanto si se trata de nombrar cartas como de controlar el movímiento de los dados. Los críticos aseguran que los resultados notables que consiguió Rhine en los primeros años de sus experimentos, se debieron a una motivación excesiva por parte de sus ayudantes.  Cuando se aplicaron controles más perfectos se dieron menos actuaciones psíquicas sorprendentes.

Tanto Rhine como su esposa Louisa han escrito numerosos libros y artículos sobre la percepción extrasensorial y sus trabajos se aceptan como investigaciones psicológicas  perfectamente legítimas, aunque Rhine ha señalado que esta rama de la psicología es la única en que se exige la adopción de medidas elaboradas para impedir los fraudes durante los experimentos.

Puesto que en los trabajos de Rhine la presencia de psi en una persona (a la que se llama sensitiva en caso afirmativo) se mide siempre en relación a las leyes del azar, las investigaciones sobre psi obligaron a los incrédulos a reflexionar sobre el uso que se hace de la estadística para sacar conclusiones.

Se acusa a Rhine de confundir, con un episodio psíquico, los acontecimientos casuales raros que se dan ocasionalmente —predecidos por la leyes del azar. Sin embargo, su inalterable disposición en este sentido le ha convertido en la primera autoridad en percepción extrasensorial.

Cuando el publico interesado en telepatía, clarividencia, precognición y psicocinetica experimentó el aumento provocado por la llamada «explosión del ocultismo», iniciada a partir de los años sesenta, la labor de Rhrine había señalado ya el tipo de pruebas necesario para demostrar la existencia de tales fenómenos.

Ver: El Lavado de Cerebro

Enfermedades Mentales Psicopatia Los Trastornos de la Personalidad

Enfermedades Mentales – Trastornos de la Personalidad

Introducción: Todos experimentamos la «locura» en algún momento en nuestras vidas.

El hecho de beber demasiado en alguna fiesta puede hacer que nos conduzcamos de manera «tan extraña», que preferimos olvidarnos de lo hecho o le echamos la culpa al alcohol, en lugar de admitir ante nosotros mismos que el alcohol meramente eliminó las inhibiciones normales e hizo que algo nuestro, algo que habitualmente preferimos mantener oculto, se manifestara.

Puede tratarse de autocompasión, agresividad o lujuria.

enfermedades mentalesTal vez hizo que habláramos tonteras, o que tropezáramos y nos cayéramos, o que pusiéramos incómodos a todos los que nos rodeaban.

Sin embargo, una vez que los efectos del alcohol pasan, recuperamos el autocontrol.

El alcohol produce un cambio en el equilibrio bioquímico del cerebro y del cuerpo.

La visión se nubla y el habla se vuelve torpe, perdemos capacidad de coordinación, nuestros reflejos se retardan, nuestra conducta se ve afectada.

Pero en la medida en que no nos pongamos demasiado incómodos y no dañemos a otras personas o cosas, la pérdida del control debida al alcohol es aceptada y hasta alentada por quienes nos rodean.

Sin embargo, si algo afecta nuestro cuerpo, nuestro cerebro o nuestra mente y ello provoca una conducta excéntrica incomprensible para los demás, cuyas causas son desconocidas, entonces la tolerancia es mucho menor.

Hacemos que intervenga la autoridad. Necesitamos que los «locos» sean encerrados.

La pérdida del control, sea en la forma de una psicosis espectacular o de una depresión gradual y creciente, es considerada algo indeseable.

En algunos casos la pérdida del control es algo muy serio y muy angustiante, tanto para quien la sufre como para los demás.

Oír voces de personas que dicen cosas malas acerca de uno cuando no hay nadie alrededor (alucinaciones auditivas), o sentir que nuestra mente está siendo controlada son cosas que ninguno de nosotros querría experimentar, pero para algunas personas eso es una realidad.

No entendemos por qué, pero tampoco entendemos cómo funcionan muchos medicamentos, aunque sabemos que son efectivos y lo aceptamos así cada vez que decidimos tomarlos porque estamos enfermos.

Algunas personas aprenden a vivir con sus síntomas y solamente con apoyo o con apoyo y medicación logran vivir sus vidas como desean.

Sin embargo, para muchas otras, el inicio o la repetición de esos síntomas significa que son menos capaces de enfrentarse a muchas de las exigencias de la vida cotidiana, y el miedo y el prejuicio que provoca el desorden que las aqueja se traduce en una pérdida de apoyo.

Un poco de comprensión acerca de las diferentes maneras en las que las afecciones mentales se manifiestan puede ayudar al paciente y reducir una gran cantidad de prejuicios.

Cómo se clasifican las afecciones mentales
Las principales manifestaciones de afecciones mentales reciben rótulos clínicos dentro de una clasificación. Se pueden dividir en tres grandes grupos: neurosis, psicosis y desórdenes de personalidad.

Neurosis: Los problemas de salud mental de naturaleza neurótica son aquellos caracterizados por excesiva infelicidad, niveles no saludables de ansiedad y modos de conducta poco eficientes y tal vez hasta destructivos (se los suele llamar conductas inadecuadas).

No hay pérdida de contacto con la realidad y las personas por lo general se dan cuenta de que algo anda mal.

La neurosis se manifiesta principalmente a través de la ansiedad, la depresión y las conductas obsesivas o compulsivas, si bien esto en sí mismo es por lo general una expresión de un nivel de ansiedad intolerablemente alto.

Las enfermedades psicosomáticas o histéricas (como por ejemplo la ceguera histérica) también entran en esta categoría.

Tal como lo muestran las definiciones de las diferentes categorías de enfermedad menta! más adelante en este capítulo, los problemas de salud mental de naturaleza neurótica son vividos como exageraciones de pensamientos y de reacciones normales.

Psicosis: Una psicosis se caracteriza por una pérdida de contacto con la realidad, aunque los pacientes pueden con frecuencia gozar de mayor discernimiento del que se les atribuye.

El individuo puede muy bien no saber que le está ocurriendo algo malo. Es probable que tenga ideas fijas falsas al considerarse rico o poderoso, o incluso creer ser otra persona. Puede padecer de alucinaciones.

Con frecuencia la pérdida de contacto con la realidad (usualmente temporaria), más la percepción distorsionada (por ejemplo, oír voces o creer que su mente está controlada por otra persona), es lo que más asusta a la mayoría de la gente.

Un episodio psicótico puede ser desatado por drogas, alcohol o la presencia de otros elementos tóxicos en el organismo. También por falta de sueño, por algún desorden metabólico o por una infección.

Esto se conoce como psicosis orgánica, estado confusional tóxico, falla cerebral aguda y también como reacción de delirio aguda. Sin embargo, una experiencia psicótica puede con frecuencia ocurrir sin que se conozca la causa (si bien siempre está involucrado el estrés) y, según la naturaleza de la manifestación, el diagnóstico puede ser esquizofrenia, depresión maníaca o depresión endógena psicótica.

Desorden de personalidad: La palabra común para designar a aquellas personas que tienen un desorden de personalidad es «psicópata», aunque, por el énfasis puesto en el hecho de que las afecciones mentales se originan en la sociedad, el término «sociópata» se difunde cada vez más.

Un sociópata o psicópata es una persona que no experimenta culpa o remordimiento por acciones suyas que pueden ocasionar dolor en los demás. Con frecuencia son impermeables al castigo. No aprenden de la experiencia.

Es su personalidad la que parece estar dañada o en desorden, y no sus pensamientos o estados de ánimo. Con gran frecuencia (pero no siempre) han tenido una crianza dolorosa o perturbada.

Son las personas pertenecientes a esta pequeña categoría de desórdenes mentales quienes originan muchos de los prejuicios contra otras que pueden haber estado internadas en un hospicio con algún problema de salud menta!, pero que serían incapaces de herir a alguien, aun en caso de ser provocadas. Las personas con desórdenes de personalidad pueden padecer otras formas de afecciones mentales, pero no necesariamente.

Posibles causas de las afecciones mentales
En realidad, cuando la gente sufre de una afección mental hasta el punto de necesitar atención, es con frecuencia muy difícil llegar a la raíz de su experiencia.

Por lo tanto, lo que en los papeles parece ser una bien definida categoría es algo mucho más complicado en la experiencia, a pesar de lo que pueden decir expertos como los psiquiatras.

Las causas de las afecciones mentales son complejas, y la explicación más probable es la de que varios factores (físicos, psicológicos y sociales) se combinan para constituirse en el motivo de los problemas.

A través de los años ha habido diversas opiniones, algunas con el énfasis puesto en las explicaciones físicas (particularmente la herencia) y otras en los efectos del ambiente.

Existe la creencia de que, si bien la mayoría de las neurosis están determinadas por el ambiente (por ejemplo, las influencias culturales en las mujeres), las afecciones mentales de naturaleza psicótica surgen cuando un potencial heredado es desatado por tensiones ambientales. Sin embargo, no hay razón para suponer que una tendencia neurótica no sea heredada de la misma manera.

Con frecuencia se sugiere que los factores genéticos hacen que ciertas personas sean más susceptibles a padecer problemas de salud mental. Sin embargo, lo que se transmite es la susceptibilidad y no el problema mismo. El estrés es considerado el factor clave en el desarrollo de los problemas de salud mental.

La opinión psiquiátrica con «modelo médico» destaca las causas y los tratamientos físicos (por ejemplo, la herencia y su expresión bioquímica), mientras que aquélla con «modelo social» enfatiza los determinantes ambientales y prefiere los tratamientos psicológicos.

Los problemas de salud mental de cualquier clase pueden afectar seriamente la capacidad de una persona de llevar una vida satisfactoria, en particular dentro de una sociedad que valora los logros, el éxito, las ganancias, el status y la riqueza.

«Los psicópatas carecen de consciencia y son incapaces de manifestar sentimientos de empatía, culpa o lealtad respecto a nadie, excepto en lo que se refiere a ellos mismos.» Robert Haré, 2006

Diferencias sutiles El concepto de psicopatía (los términos «personalidad psicopática» y «sociopatía» se utilizan en ocasiones de manera indistinta) está rodeado por la controversia.

La psicopatía es un trastorno de la personalidad en el que las personas que lo sufren carecen de consciencia y son incapaces de presentar sentimientos de empatía, culpa o lealtad respecto a nadie, excepto en lo que se refiere a ellos mismos.

La sociopatía no es una enfermedad psiquiátrica y se refiere a las personas que tienen un carácter antisocial y delictivo, y que siguen las normas de una subcultura concreta. El «trastorno de la personalidad antisocial» es una categoría amplia que recoge ambos problemas.

Algunas personas consideran que el diagnóstico de psicopatía tiene un carácter vago y contradictorio, y que es utilizado por los psiquiatras como una especie de diagnóstico «cajón de sastre» en el que incluyen a las personas en las que el establecimiento del diagnóstico verdadero es demasiado difícil o peligroso.

Sin embargo, este problema se conoce bien desde que H. Cleckley (1941) publicó su libro La máscara de la cordura (The Mask of Sanity).

Egocentrismo y mentiras Padecer alguna psicopatía influye en todos los aspectos de la vida del paciente. En conjunto, los psicópatas llegan a ser impulsivos e irresponsables, y poseen pocos objetivos vitales claros.

Por lo general, tienen antecedentes de problemas con la autoridad y con el control de su comportamiento. No muestran sentimientos de empatía ni de remordimiento, y nunca aceptan la responsabilidad por sus actos.

Podemos decir que tienen un carácter «hueco» en el sentido de que sus relaciones son superficiales y de que no muestran lealtad hacia nadie, excepto hacia sí mismos. Su percepción de quiénes son es escasa y carecen de un sistema de valores y de objetivos a largo plazo.

Llama la atención el hecho de que nunca pueden «esperar al momento oportuno». Les encanta el aquí y el ahora, siempre con cosas emocionantes. Evitan en lo posible la estabilidad y la rutina. Por otra parte, a menudo parecen no presentar ansiedad social ni física.

Los psicópatas tienen casi siempre problemas con la ley y con las figuras de autoridad. Lo que les causa problemas es su impulsividad.

No planifican nada y tienen muy poco en cuenta a las víctimas de sus actos delictivos, además de que pie no consideran las consecuencias que puedan tener para ellos mismos. Sus delitos tienen en muchas ocasiones un carácter mezquino, como los robos con engaño; en muchas ocasiones llevan a cabo fraudes y falsificaciones y no  pagan sus deudas.

Criterios de Diagnósticos
1Los psicópatas muestran una despreocupación clara por los derechos de los demás y por la posible violación de los mismos. A menudo tienen antecedentes de dificultades con la ley, delincuencia o peligrosidad social.
2Los psicópatas no se adaptan a las normas sociales en lo que se refiere a los comportamientos de carácter legal y realizan repetidamente actos que conllevan la detención, el encarcelamiento y el castigo, entre ellos, mentiras, robos y estafas.
3Engañan siempre con mentirasrepetidas, uso de nombres distintos o estafas con el objetivo de conseguir placer o provecho personal. Son peligrosos, agresivos y estafadores, el tipo de persona que se representa con frecuencia en las películas que tratan sobre delitos económicos.
4Muestran una gran impulsividad y son incapaces de planificar el futuro.
Viven exclusivamente por y para el presente.
5Muestran irritabilidad y agresividad, manifestadas a través de peleas físicas o ataques repetidos. Parece que no pueden quedarse quietos nunca.
6Son imprudentes con independencia de los niveles de segundad física y psicológica de los demás.
7Manifiestan de manera constante una actitud irresponsable. Fracasan de forma reiterada en el mantenimiento de un comportamiento laboral constante y en el reconocimiento de sus obligaciones económicas.
8No muestran ningún tipo de remordimiento. Son indiferentes a las consecuencias que tienen para los demás sus robos o engaños. Nunca aprenden de sus errores. Es posible que etiquetarlos como antisociales

LAS PATOLOGÍA DE LA SALUD MENTAL

1

Depresión. Este trastorno del estado de ánimo afecta a más de 350 millones de personas en el mundo. Según la OMS, en ocasiones se debe a problemas de salud física, pero también a circunstancias que aumentan el riesgo de padecerla, como las presiones económicas o los conflictos. Además, una de cada cinco mujeres embarazadas sufre depresión luego del parto.

2Fobias. De acuerdo con la Asociación Americana de Psicología, cerca de 19 millones de adultos padecen algún tipo de fobia, es decir, un tipo de trastorno de ansiedad que consiste en un miedo irracional y exagerado ante objetos, situaciones o actividades.
3Trastornos de la conducta alimentaria. Las dos enfermedades más habituales son la anorexia y la bulimia nerviosa.
4Alzhéimer. Considerado una pandemia, se trata de un tipo de demencia irreversible que destruye el cerebro progresivamente causando pérdida de la memoria, deterioro cognitivo y comportamiento impredecible, entre otros síntomas. De acuerdo a la OMS, surge un nuevo caso cada cuatro segundos.
5Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad. Afecta a niños y adolescentes y se caracteriza por una escasa capacidad de concentración, comportamiento impulsivo y dificultad para seguir instrucciones y completar tareas.

Las psicoterapias
Según H. Ey «La Psiquiatría ha encontrado su verdadero semblante e! día en que lo esencia de su terapéutica se ha impuesto como técnicas psicoterapéuticas, y esto fue y será cierto, sea cual fuese la importancia y e! interés de los métodos biológicos que se han expuesto».

La historia de la psicoterapia es reciente, a pesar de los precursores que en todas las épocas auxiliaron al enfermo con la palabra y las ideas.

Como ejercicio médico nace en el siglo XIX, a raíz del interés científico por el hipnotismo (Braid, Charcot, Breuer, Bernheim) de estos estudios provienen directamente los trabajos de P. Janet, y de Freud y sus discípulos.

Las escuelas de psicoterapia son múltiples, debiendo aquí elegirse algunas a modo de ejemplo: El Psicoanálisis: Un capítulo especial se dedicará a este tema; mencionaremos muy brevemente entonces, que el psicoanálisis aspira a que el paciente pueda desarrollar su personalidad cuya maduración aparece detenida parcialmente.

No se parte de ningún programa previo, utilizando la libre asociación de ideas para sacar a luz la dinámica psicológica inconsciente.

El psicoanalista mostrará al paciente mediante la interpretación (única intervención que se permite) el sentido de lo que dice. En el tratamiento se establece la reproducción en la situación vivida con el analista, de modelos de conducta, sensaciones, etc. pertenecientes a la infancia del sujeto.

Es la llamada transferencia y es la herramienta clave del tratamiento, pues permite hacer conscientes en lo inmediato los viejos conflictos del paciente. Es un tratamiento prolongado, dado que prácticamente busca «reemprender» la historia del paciente.

Su principal indicación son las neurosis, pero se necesita del paciente un nivel mental normal y una edad máxima de 50 años.

Las psicoterapias analíticas: Las necesidades de acelerar el tratamiento y de hacerlo accesible a mayores indicaciones han introducido variantes en el tratamiento clásico esbozado por Freud: nacen así el psicoanálisis de niños, y el psicoanálisis de psicóticos, que tomados primero como modificaciones para muchas escuelas se integran pronto al psicoanálisis propiamente dicho.

Otras modificaciones de la técnica, basadas siempre en la teoría analítica, han llevado a formular terapias de objetivo limitado, en que se propone zanjar el problema actual, antes que reestructurar la personalidad. Nacidas de necesidades prácticas y teóricas, mencionaremos dos: La Psicoterapia de Grupo y el Psicodrama.

Psicoterapias de Grupo: Son métodos que utilizan para el tratamiento los fenómenos psicológicos interpersonales en grupos restringidos creados para este fin. No deben confundirse con las terapéuticas institucionales, socioterapia, que veremos después.

A diferencia del psicodrama, son métodos verbales o sea de intercambio verbal en el seno del grupo.
Varios pacientes (generalmente de 5 a 8) se reúnen con un terapeuta a discutir sus problemas; el terapeuta interpreta el contenido de lo dicho, así como las relaciones interpersonales que se forman. Variedades de esta técnica se aplican a tratar a grupos familiares o parejas.

Psicodrama: Se utiliza no sólo la expresión verbal, sino también las actividades psicomotrices (juegos, escenas representadas, gestos, etc.). En el psicodrama clásico (Moreno) se utiliza un escenario, auxiliares^ etc. Se discute antes y después lo que se representa.

FUENTES CONSULTADAS:
Enciclopedia Universal de Ciencias Sociales
Trabajo de
monografías.com sobre psicología social
Salud Mental Una Guía Para La Supervivencia de Elaine Farrell

El Comportamiento Humano La Conformidad Psicologia Social

El Comportamiento Humano:La Conformidad

Psicología SocialLa Normalización
La ConformidadLa Obediencia

LA CONFORMIDAD 

La conformidad consiste en la modificación de una posición ya asumida por el sujeto en una dirección aceptada por otro o por un grupo. En este proceso, el sujeto ya tiene un juicio o norma establecido y lo modifica, adaptándolo a los juicios de otro (generalmente, un grupo) corno consecuencia de la presión real o simbólica ejercida por éste.

Solomon Asch es un psicólogo social iniciador de los trabajos experimentales sobre conformidad.

En la década de 1950 estudió la influencia de la presión grupal en la modificación de juicios establecidos. Para ello realizó, entre otros, el siguiente estudio.

Se le propone al participante una prueba sobre percepción visual.

El participante ignora que, en realidad, se trata de un estudio sobre conformidad. Otros ocho sujetos, cómplices del investigador, participan de la prueba simulando ser también sujetos experimentales.

Se muestran a los participantes dieciocho pares de tarjetas similares a las de la figura  de mas abajo.

Ellos deben responder cuál de las tres líneas de la tarjeta B es igual a la de la tarjeta A. Los turnos se organizan de manera tal que el sujeto experimental siempre es el último o el penúltimo en responder. Cada participante va respondiendo en voz alta a su turno. De manera deliberada, la tarea es fácil y la respuesta es obvia.

Ante las primeras presentaciones de los pares de tarjetas, las respuestas de los cómplices son correctas.

Pero, hacia la tercera presentación aproximadamente, el sujeto que responde primero (un cómplice del experimentador) emite una respuesta evidentemente errónea. También lo hacen el segundo sujeto, el tercero (también cómplices) y así sucesivamente.

Se evalúan los juicios del sujeto experimental cuando los ocho cómplices del experimentador emiten respuestas incorrectas en doce de los dieciocho ítems.

El estudio de Asch mostró un alto porcentaje de conformidad en las respuestas de los participantes: aproximadamente, un tercio de las personas daban respuestas incorrectas a pesar de que sabían la respuesta adecuada.

Los participantes daban respuestas conformes a las emitidas por los ocho cómplices en la tercera parte de los ejercicios cuando éstos mostraban unanimidad en la respuesta incorrecta. Uno de cada tres participantes se conformaron, es decir, modificaron su respuesta como consecuencia de la presión que ejercieron las respuestas del grupo sobre su propia convicción.

Para estar en sintonía con el resto del grupo, el sujeto modifica su respuesta aunque la considere correcta.

Como puede observarse, la tarea es tan sencilla y la respuesta tan obvia que deja en evidencia la conformidad de los sujetos. Si se tratara de un problema más ambiguo, posiblemente el acuerdo en las respuestas incorrectas podría atribuirse a otros factores.

Por ejemplo, a que el sujeto dude o se confunda debido a la dificultad de la respuesta. Ahora bien, si esto ocurre en situaciones cuya respuesta es tan clara, ¿qué ocurre cuando los problemas son menos claros, menos obvios, más difíciles?

La conformidad en la vida real: cuestiones importantes

Los problemas que las personas enfrentan en la vida cotidiana son mucho más complejos que el planteado en el experimento original de Asch.

Diferentes trabajos continuaron en esa dirección introduciendo variaciones. Esos primeros trabajos fueron realizados en el contexto de la posguerra, una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

La preocupación de muchos científicos, consecuentes con ese momento histórico, se dirigía al estudio de los fenómenos sociales y a las formas que adopta la presión social sobre el comportamiento, los valores y las creencias de los individuos.

Si la finalidad de Asch era, en su momento, mostrar cómo los sujetos actúan de manera autónoma y son capaces de defender sus puntos de vista, sus valores y sus convicciones, su investigación reveló que no siempre es así. Muchos estudios posteriores confirmaron estos resultados.

De los estudios se puede inferir que, si bien la cantidad de participantes incrementa la influencia ejercida, existe otro factor importante: la unanimidad.

Es decir que si los participantes están de acuerdo, el consenso ente ellos —más que la cantidad— es lo que determina la conformidad. Por ejemplo, si la persona percibe que otro sujeto se opone a la mayoría, es más probable que esta persona no actúe conforme a la mayoría que si encuentra una opinión adoptada por todo el grupo en forma unánime.

La conformidad se incrementa de acuerdo con la dificultad de la tarea, y también cuando los participantes consideran que existe una respuesta objetivamente correcta. Al contrario, cuando lo que se pide es una opinión o una preferencia, la conformidad disminuye.

El psicólogo estadounidense Richard Crutchfield se apoyó en el experimento de Asch para estudiar la conformidad. Sin utilizar cómplices, analizó situaciones en las que los participantes no tenían contacto cara a cara.

Pudo observar que la conformidad disminuye en las comunicaciones indirectas y anónimas, porque en ellas la presión sobre los sujetos es menor.

LO QUE DICEN HACEN? “En 1969, los investigadores Milgram, Bickman y Berkowitz colocaron uno, dos, tres, cinco, diez o quince cómplices ante un edificio de una calle muy concurrida de Nueva York. Cuando el experimentador daba una señal, ellos se paraban a mirar durante un minuto hacia una ventana de un sexto piso de un edificio. Se filmó el comportamiento de imitación de 1.424 transeúntes. Se observó que sólo el 4% de esos transeúntes se detenía y miraba, aunque el 40% miraba hacia lo alto sin detenerse. Esta tasa de imitación aumentaba siempre al aumentar el número de cómplices.” J. E Morales: Psicologío social, Madrid, McGraw Hill, 1994.

 Influencia pública e influencia privada 

Algunas justificaciones que dieron los sujetos después de participar de la experiencia de Asch, fueron las siguientes:

  • No querían “arruinar” el experimento dando una respuesta diferente de la de los demás.
  • Querían agradar al experimentador, dando una buena imagen y cumpliendo con sus expectativas.
  • Algunos dudaban de su percepción adecuada, creyendo que, tal vez, desde su posición se veía distinto o su vista podía estar cansada.
  • Querían ser iguales a los demás, no querían parecer “distintos”, “inferiores” o “que los tomaran por tontos”.

En algunos casos, los sujetos dudaron realmente de la respuesta; en otros admitían que había una diferencia entre las respuestas que dieron en público y lo que realmente creían en privado. En general, en los trabajos sobre conformidad se pueden observar cuatro grandes patrones de influencia:

  1. Interiorización. El sujeto realiza un cambio tanto en el plano público como en el privado (“Creía que Z pero creo que X, como dicen todos”).
  2. Complacencia. El cambio se produce en el plano público pero no en el privado (“Dije X como dijeron todos, pero pienso Z”).
  3. Conversión. El sujeto realiza un cambio en el plano privado y no se manifiesta en el plano público (“Manifiesto Z pero pienso X como todos”).
  4. Independencia. No se produce un cambio en ninguno de los dos planos

¿Por qué nos conformamos?

En algunas circunstancias, las personas tienden a adoptar una posición conformista. Existen determinadas condiciones que facilitan la conformidad, y que se agrupan en dos grandes tipos:

  • Conformidad normativa. La necesidad de ser aceptado o aprobado por los otros está en la base de la conformidad normativa. La búsqueda de confirmación o aprobación social indica una preocupación por causar una buena impresión en los otros y evitar su rechazo. En ese caso, se identifica a los otros como fuentes de recompensa, castigo, aceptación o rechazo.
  • Conformidad informativa. La necesidad de estar en lo cierto, de no equivocarse constituye la base de la conformidad informativa. La búsqueda de certeza señala una preocupación por las fuentes de información que pueden reducir la incertidumbre. Así, los otros son percibidos como modelos de comparación que ayudan a resolver el conflicto frente a una situación de ambigüedad o incertidumbre.

Ambos tipos de influencia, normativa e informativa, pueden presentarse de manera conjunta o complementaria.

En definitiva, manifiestan una misma condición: la dependencia respecto del juicio de los otros.

Por ejemplo, muchas veces las personas necesitan estar en lo correcto para cumplir con las expectativas de su grupo y no ser rechazados. En ese caso, ambas necesidades confluyen para dar como resultado una conducta o actitud conformista.

La conformidad no es en sí misma una conducta negativa o positiva, ya que depende de las circunstancias de que se trate.

Es importante acordar con las normas sociales que regulan las actividades de las personas en una sociedad; por ejemplo, hacer una fila para entrar a un cine o respetar las luces del semáforo para avanzar en concordancia con lo que hacen los otros transeúntes.

Esto hace que las conductas propias y ajenas no resulten imprevisibles y caóticas. Para ello, es necesario conformarse a las normas grupales. También nos brinda seguridad saber que los otros se manejan de igual manera y respetan los acuerdos para conducirse en una sociedad.

FUENTES: Enciclopedia Universal de Ciencias Sociales  – Trabajo de monografías.com sobre psicología social

Biografia del Padre Grassi Vida y Obra Fundacion Felices son los Niños

BIOGRAFÍA DEL PADRE GRASSI

BIOGRAFIA PADRE GRASSIPadre Grassi: Escándalos y fe

Quizás la Justicia de los hombres tenga razones suficientes para haber decidido finalmente que la mejor opción era el sobreseimiento del Padre Grassi. No obstante, son muchos aun los que consideran que el cura párroco es culpable del delito que se le adjudicó en el año 2002, cuando se inició la causa por presunta corrupción de menores en la provincia de Santa Cruz.

Mientras tanto, el Tribunal Oral de Morón no fue tan benévolo con el acusado, ya que luego de una investigación que duró más de ocho años, lo encontraron culpable por el abuso de un menor de edad, condenándolo a 15 años de prisión, aunque hasta el momento el Padre Grassi continúa en libertad, debido a que dicha resolución no se encuentra firme.

A pesar de las idas y vueltas de la justicia, las diferencias entre los distintos tribunales, y las investigaciones que se realizaron tanto en base a la psicología del acusado como de las víctimas, lo cierto es que el Padre Grassi ha sido condenado por la sociedad, y debe enfrentar diariamente el repudio de miles de personas que lo consideran culpable, y sobre todo de uno de los delitos más aberrantes.

En este contexto, el cura párroco hace oídos sordos a lo que él considera como calumnias hacia su persona, y continua encomendándose a Dios, en una fe que se convirtió en la misión de su vida, pero que seguramente lo abandonó en varias oportunidades.

Nacido el 14 de agosto de 1956 en Lomas de Zamora, fue bautizado bajo el nombre de Julio César Grassi y criado en el seno de una familia estricta y religiosa. Quizás ello o tal vez su devoción en la fe católica fue lo que hizo que a sus 14 años decidiera comenzar a participar de manera activa en la iglesia, siendo primero catequista, y posteriormente sumándose a los grupos que llevaban a cabo trabajos comunitarios en las villas del Partido de Lanús.

Cuando cumplió 16 años su pasión por la fe y amor hacia Dios habían crecido considerablemente, por lo que decidió viajar a El Calafate para llevar a cabo labores de misionero, y de esta forma comenzar a interiorizarse con la verdadera misión de la iglesia en lugares realmente alejados.

Una vez que finalizó sus estudios secundarios, y ya estando totalmente decidido por cuál sería el rumbo que debía seguir su vida, ingresó a un noviciado salesiano en la provincia de Santa Fe, donde en principio se graduó como Profesor de Filosofía y Ciencias de la Educación y de las Ciencias Sagradas, y en 1987 fue finalmente ordenado sacerdote.

Fue precisamente en El Calafate donde comenzó su tarea religiosa, ya ocupando el lugar de cura párroco. Mientras tanto, atesoraba un sueño que puedo concretar en el año 1993, cuando creó la fundación Felices los Niños, la cual se inició en su actual sede central de Hurlingham.

Aquella fundación buscaba ser la respuesta para los niños que necesitan un hogar, cariño y contención, al igual que sucede con centenares de organizaciones similares, y que según las propias palabras del cura párroco, tiene el objetivo de “rescatar a los chicos de la calle y formarlos como honrados ciudadanos y buenos cristianos, al estilo de Don Bosco”. Pero a diferencia de otras organizaciones, la fundación de Grassi logró alcanzar una repercusión tal, que en poco tiempo hizo posible que la misma se extendiera por todo el país.

Muchos aseguran que aquello fue posible gracias a los contactos que el Padre Grassi logró sembrar dentro del mundo del poder, de la política y de la farándula, que le sirvieron como medio de difusión. Recordemos por ejemplo el escándalo que se disparó cuando en el programa televisivo de Susana Giménez se realizó un concurso telefónico cuyo fin era recaudar fondos para la fundación Felices los Niños, y tiempo después Grassi denunció que el trato no había sido cumplido.

Lo cierto es que todo se desmoronó, cuando en el año 2002 se emitió una investigación televisiva en Canal 13, en la que un grupo de personas acusaron al sacerdote de abuso sexual contra menores, que finalmente terminó en juicio y en una investigación que se extendió por casi una década.

Hoy todavía continúan las repercusiones del caso, y mientras Grassi asegura que ha vuelto a creer en la Justicia, luego del sobreseimiento de Santa Fe, la opinión pública no cesa de preguntar en búsqueda de la verdad.

Actualmente está cumpliendo su condena de 15 años de presión en la Cárcel de Campana (a 100 Km. de Capital Federal), desde mediados de 2013. Hace pocas horas se publicó un nuevo escándalo porque aparentemente por su poder, tiene ciertos privilegios en la cárcel, como baño privado, frigo bar, teléfonos celulares, que utiliza diariamente para ordenar y dirigir  a sus seguidores de la fundación «Felices Los Niños». Dos de sus fieles acólitos proveen al presidio semanalmente alimentos y hasta muebles que la gente dona y que deberían ser destinados a los niños de la fundación que él mismo había creado. Obviamente, hoy 28 de julio de 2014 estamos al borde del inicio de otro gran alboroto inmoral que complicará aún mas al polémico padre.

Fuente Consultada: Graciela Marker Para Planeta Sedna

La Piedra Filosofal Propiedades y El Elixir de la Vida

La Piedra Filosofal – Propiedades

ALQUIMIA Y LA PIEDRA FILOSOFAL:

La Piedra Filosofal es el término de una larga y laboriosa operación en la que el alquimista pone todos sus esfuerzos, pero, al mismo tiempo y paradójicamente, su consecución también resulta muy accesible porque, como afirman muchos textos, se encuentra en todas partes.

Esta Piedra tiene una simbología muy amplia y constituye uno de los temas más fundamentales de toda la literatura alquímica. Como queda dicho, los nombres con que se la designa son tan vanados, que en una obra aparecida en Londres a mediados del siglo XVII, y que lleva por titulo Los nombres de la Piedra de los Filósofos, se incluyen casi doscientos, entre los que figuran «leche de la virgen», «sombra del sol», «agua seca», «saliva de la luna» y otros igualmente peregrinos. Por su parte, Pemety, en su Diccionario, aparecido en París en 1787, hace figurar casi seiscientos nombres de la Piedra.

Fulcanelli —de quien se afirma que llegó a conseguirla—, dice que según la lengua sagrada, la Piedra filosofal significa «piedra que lleva el signo del sol»; y que este signo solar viene caracterizado por su coloración roja, que puede variar de intensidad.

Como, al parecer, su fusibilidad es muy grande, algunos alquimistas la denominan «gran cera roja». A estas características hay que agregar, según el mismo Fulcanelli, otras propiedades químicas tales como el poder de penetración, a absoluta fijeza, la inoxidabilidad que la hace incalcinable, una extrema resistencia al fuego, y su total indiferencia ante la acción de los agentes químicos.

La piedra filosofal, cuya exacta naturaleza jamás se menciona, tiene, como se puede apreciar, propiedades muy variadas. No obstante, su primera virtud es la capacidad que posee para trasmutar los metales en oro; si bien, a tal poder hay que darle una significación real y otra, no menos importante, figurada.

Arnau de Vilaiova decía: «… Existe en la naturaleza una cierta materia pura que, descubierta y llevada a la perfección por el arte, convierte en sí misma a cuantos cuerpos imperfectos toca»; y en otra ocasión afirma que a Piedra filosofal cura todas las enfermedades.

Ramón Llull le otorga una serie de propiedades benéficas, y Mircea Eliade al referirse a ella, dice que era el compendio de todas las viejas creencias mágicas.

En todo caso, la consecución de la Piedra, dejando a un lado las tal vez inadecuadas propiedades que, en algunos casos le son atribuidas, representa para el alquimista no sólo la consecución de un preciadísimo tesoro, sino también la mayor de las dichas, en tanto que todo su persona queda trasformada al poseerla.

PARA SABER MAS….ALQUIMIA. Fue la primera forma de la química y floreció en la Edad Media. Se desarrolló a partir de las ideas de los viejos filósofos griegos como Aristóteles y los adelantos tecnológicos de los árabes.

Los alquimistas creían que la materia inorgánica podía vivir y desarrollarse en forma similar a los seres orgánicos. Como los seres vivientes tenían varios grados de perfección, lo mismo ocurría con las materias orgánicas.

Por ejemplo, se creía que los metales eran más perfectos y que tenían más vida que los minerales; y el más perfecto y más noble de los metales era el oro. Los alquimistas pensaron que podían hallar un camino para fabricar sustancias que se desarrollaran cada vez más perfectas, hasta convertirse en oro.

Trataron de descubrir la «piedra filosofal» que les permitiría alcanzar la trasmutación de los metales ordinarios en oro. La alquimia se unió con la religión, la magia y la Astrología.

El Sol, la Luna y los planetas se vinculaban con los metales. Los alquimistas pensaban que el Sol producía el oro, la Luna la plata, Marte el hierro y así sucesivamente. Otro de los objetivos de los alquimistas era producir el «elixir de la vida», una poción que haría vivir eternamente a la gente.

La alquimia se extendió hasta el siglo XVII, en que la ciencia moderna comienza su desarrollo, basándose en mediciones y en los hechos. Los alquimistas no lograron sus objetivos, pero llevaron a cabo trabajos precursores en química, especialmente en la extracción de los metales, la obtención de aleaciones y en la destilación.

Actualmente, los científicos pueden trasmutar metales en los aceleradores de partículas, pero el proceso es tan caro que no resulta económico producir oro de este modo. Aunque no se descubrió el «elixir de la vida«, los buenos cuidados médicos pueden prolongar nuestra vida.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

miselaneas de la historia

Miscelánea: según la definición del diccionario de la lengua española, «es una mezcla de cosas de distinto origen o tipo», y justamente este concepto es el que se aplica hoy esta página, en donde podrá encontrar explicaciones de los mas variados e inconexos temas ,pero interesantes como para ampliar nuestra cultura general.

Fuente Consultadas:
Crónica Loca de Víctor Sueiro

Enciclopedia del Estudiantes – Tomos 12 y 20 Santillana
Los Santos Que Nos Protegen Ángel Bornos-Eva Prim
COSMOS – Carl Sagan
El Espacio Asombroso – Ann Jeanette Campbell
20 Grandes Conspiraciones de la Historia – Santiago Camacho
Revista Muy Interesante La Vida en la Edad Media (Edición Especial Nº 5)
Historia del Mundo -Serie Para Dummies
Actual Historia del Mundo Contemporáneo- Vicens Vives
Almanaque Mundial 2008 -Televisa
El Prójimo – Pacho O’Donnell
La Revolución de las Ideas de – Roberto CooK
Enciclopedia NATURCIENCIA Tomo 1

Definicion Metro Patron de Longitud Sistema Internacional de Medidas

Definición Metro Patrón de Longitud
Sistema Internacional de Medidas

UN POCO DE HISTORIA: Las unidades de medida son las cantidades que se toman como patrón para poder expresar la medida de una magnitud por comparación. Actualmente, para evitar incongruencias entre diferentes unidades de medida para una misma magnitud, se han definido unas unidades estándar para cada magnitud conocida, conocidas como Sistema Internacional de Unidades.

Una medida es el resultado de comparar el objeto medido con una cantidad que se toma como referencia: la unidad. Si decimos que una mesa mide 7 palmos, estamos indicando que hemos comparado la longitud de la mesa con la longitud de nuestro palmo.

Ciertamente, las primeras unidades de medida adoptadas por el ser humano hacían referencia a su propio cuerpo. De esta manera, aparecieron unidades de medida como el palmo, la pulgada, el pie, el codo, etc.

Sin embargo, estas unidades de medida no resultaban demasiado adecuadas porque dependían de la persona. Por ejemplo, un pie, dependiendo del lugar geográfico, ha tenido equivalencias que van desde los 0,259 hasta los 0,302 metros; una libra (unidad de masa) ha tenido equivalencias desde los 372 hasta los 579 gramos; y una pinta (unidad de capacidad) ha tenido equivalencias desde los 0,735 hasta los 0,808 litros.

Para resolver las diferencias entre las equivalencias de las diferentes unidades, a finales del siglo XIX  se creó la Sociedad Internacional de Pesas y Medidas, que tiene como principal objetivo asegurar la unificación internacional de las mediciones físicas.

A mediados del siglo XX, esta Sociedad estableció unos criterios exactos para la definición de un sistema práctico de unidades de medida que se conoce en la actualidad como el sistema métrico decimal.

Sin embargo, el sistema métrico decimal ya se había empezado a definir mucho tiempo antes, hacia finales del siglo XVIII, con la primera definición de metro como unidad de longitud (la diezmillonésima parte del cuadrante del meridiano terrestre), del kilogramo como unidad de masa (la cantidad de agua destilada a 4 °C contenida en un cubo de un decímetro de arista), y de la construcción de dos patrones de platino puro para el metro y el kilogramo en 1799.

Cien años más tarde, los patrones fueron construidos otra vez en platino iridiado para que resultaran resistentes a las flexiones.

En España, el sistema métrico decimal fue adoptado en 1892.

A excepción de EE.UU. y otros países de occidente con fuerte influencia anglosajona, como Jamaica, Puerto Rico, Panamá, y otros, que utilizan unidades no métricas, como la pulgada, la yarda y la milla, el resto del mundo trabaja casi exclusivamente con una unidad de longitud llamado metro y con sus múltiplos y submúltiplos; con una unidad de masa definida métrica mente a saber, el gramo y con sus múltiplos y submúltiplos; y con unidades de temperatura que siguen la escala Celsius (llamada antes la escala centígrada) en la cual el punto triple corresponde a 0° C y el punto de vapor a 100° C.

El metro a su vez se definió originariamente como 1/10.000.000 de la distancia en la superficie de la Tierra desde el ecuador al polo, y se midió como tal sobre una barra de platino-iridio conservada en la Oficina internacional de pesos y medidas, cerca de París.

Sistema Internacional de Medidas

Metro Patrón de Platino – Iridio

Cuando se dispuso de métodos de prueba más perfectos que demostraron que la barra estaba sujeta a cambios de longitud mínimos pero detectables, se redefinió el metro como 1.650.763,73 longitudes de onda en el vacío de la línea rojo-anaranjada del espectro del elemento criptón 86, que se supone invariable.

Las unidades para medir la masa y el volumen se relacionan con las unidades de longitud métricas. Así, el gramo se define como el equivalente al peso de un centímetro cúbico de agua en su máxima densidad; es decir, de agua en un recipiente de una centésima parte del metro en longitud, ancho y altura.

El sistema métrico, como la moneda de los EE.UU., es un sistema decimal; todas las unidades se relacionan entre sí por el factor 10. Los hombres han usado sus diez dedos para contar desde los albores de la Historia, por lo que la manipulación de las unidades de 10 constituye casi una segunda naturaleza.

Para pasar de una unidad métrica a otra basta con que uno sume prefijos fáciles de recordar y desplace el punto decimal. Por ejemplo, el prefijo «Centi» significa una centésima: C= 1/100=10-2=0,01. «Mili» significa una milésima; m=1/1.000=10-3=0,001. Un milímetro es 1/1.000 de metro y 1/10 de centímetro. «Kilo» significa un millar: K=1000=103. Mil gramos es un kilogramo, que equivale aproximadamente a 2,2 libras; mil gramos es también un litro en medida líquida de agua destilada.

Sigue una lista que da todos los prefijos aceptados y sus valores equivalentes en unidades no métricas; están indicados no sólo para pesos y medidas sino también para otras cantidades físicas.

El sistema no métrico y sus limitaciones derivan de hechos históricos que tuvieron lugar antes de que pudieran establecerse patrones uniformes de referencia.

El sistema métrico fue una de las muchas reformas aparecidas durante el periodo de la Revolución Francesa. Entre 1789 y 1799. Ningún otro aspecto de la ciencia aplicada afecta al curso de la actividad humana tan directa y universalmente. Antes del sistema métrico, existió en Francia una variedad de medidas de longitud, volumen o masa que eran arbitrarias en tamaño y variables de una ciudad a la vecina. La definición del metro reflejaba el gran interés de los científicos Franceses en la figura de la Tierra. Planimetrías hechas en Laponia por Pierre Louis Maupertuis en 1736 y en Francia por Nicolas Lacaille en 1740 habían refinado el valor del radio terrestre y establecido definitivamente que la forma de la tierra era achatada. Otros arcos de meridiano fueron medidos en Perú en 1735-1743 y en el Cabo de Buena Esperanza en 1751.

Por ejemplo, un gobernante medieval británico cambió la milla romana de 5.000 pies por 5.280 pies para que correspondiera a la longitud de ocho estadios. Otro rey británico proclamó que tres granos de cereal —trigo o cebada— puestos uno tras otro equivalían a una pulgada, que a su vez era una doceava parte de un pie humano.

De este modo quedó establecido un sistema complicado de unidades que no tienen relación entre sí.

Hay onzas troy y onzas avoirdupois y onzas líquidas. Un cuarto de agua tiene 57,75 pulgadas cúbicas, pero un cuarto de medida árida equivale a 67,20 pulgadas cúbicas.

La determinación del precio o del coste para unidades tan irregulares a base del sistema monetario decimal, constituye un proceso inevitablemente laborioso. La única razón para continuar usando el sistema no métrico es la inercia humana y la oposición al cambio.

EL METRO-PATRÓN EN LOS AÑOS 70: Pero a pesar de lo que se cree, el sistema métrico está ya tan bien establecido en los EE.UU., que su adopción no constituye la introducción de un sistema radicalmente nuevo, sino el reconocimiento de un sistema ; que ya se utiliza en muchos campos.

Por ejemplo, estamos acostumbrados a las películas de 8, 16 y 35 milímetros; los doctores recetan, los farmacéuticos proporcionan y los enfermeros administran las medicinas en centímetros cúbicos. El consumo de electricidad se mide en Watios y Kilowatios, y el cubicaje del motor de los automóviles se suele dar ya en centímetros cúbicos.

Los subcontratistas, abastecedores y fabricantes de máquinas herramientas, estimulados por la General Motors, la Ford, la IBM, la Honeywell y muchas otras grandes compañías que han anunciado su conversión ordenada al sistema métrico, trabajarán cada vez más con normas métricas.

Es probable que continúen produciendo en dimensiones no métricas, también, durante un cierto tiempo, para satisfacer el mercado de los recambios.

Pero este mercado irá desapareciendo y llegará un momento en que la producción estará calibrada exclusivamente con normas métricas. No hay duda que la metrificación se extenderá por todo el país —tanto si el Congreso se decide en relación a las propuestas de conversión de medidas presentadas, como si no—.

El precio que pagamos por el sistema doble es demasiado elevado. Se ha calculado que los EE.UU. pierden anualmente entre 10.000 y 25.000 millones de dólares porque los clientes extranjeros se niegan a comprar bienes sin dimensiones métricas o por los gastos de trabajo, costes, almacenamiento, inventarios, etcétera, derivados de la existencia de dos líneas de producción: la no métrica para el mercado interior y la métrica para el mercado de exportación.

Es inevitable que se produzcan algunas molestias en el período de transición; pero como ha demostrado la experiencia británica, una planificación adecuada puede eliminar, o por lo menos mitigar, los efectos perturbadores del cambio.

Se tendrán que imprimir señalizaciones e indicadores con escalas en términos métricos y no métricos. Como les sucede a los turistas en un país extranjero que no están acostumbrados a las unidades monetarias locales, las personas no iniciadas se referirán al principio con frecuencia a las tablas de conversión para poder traducir en los acostumbrados términos no métricos.

Algunos estados, especialmente Florida y California, tienen previstos programas para la formación de profesores y la revisión de los libros de textos para que las nuevas generaciones de niños aprendan el sistema métrico en la escuela primaria.

Los norteamericanos que han crecido dentro del sistema no métrico, tendrán que acostumbrarse a las distancias y velocidades medidas en kilómetros o en kilómetros por hora en lugar de millas, a comprar gasolina por litros en lugar de galones, y a comprar por kilos en lugar de libras.

La revista Newsweek. escribió: «Es difícil conjeturar la desorientación que experimenta una persona cuando cambian las dimensiones de su vida. ¿Se sentirá temporalmente rebajada una mujer cuyas caderas crezcan de 36 a 91, y se sentirá engañado el automovilista al tener que llenar su depósito con 80 litros de gasolina?.

Quienes han estudiado la cuestión en otros países, dicen que los niños se acostumbran inmediatamente, porque un sistema basado universalmente en múltiplos de 10 es mucho más fácil y más rápido de aprender. Pero es probable que las personas mayores se vean muy afectadas por la desorientación que reinará en sus dimensiones familiares.

Cuando la temperatura del cuerpo es de 37,C° (centígrados), ¿hay que preocuparse o no? Basta multiplicar por 9, dividir por 5, sumar 32 y lo sabrán». Cuando el coste del cambio es demasiado elevado, o si afecta sólo a materiales triviales, probablemente sobrevivirán las antiguas unidades. Por ejemplo, se cree que la medición de fincas continuará siendo no métrica, porque sería prohibitivamente caro y de infinitas complicaciones redactar de nuevo los viejos documentos o desplazar los límites de las fincas para que correspondan a las dimensiones métricas, y no es probable que el tornillo de pulgada pase a ser el tornillo de 2,54 cm.

DEFINICIÓN DEL  METRO como Patrón de longitud:
El primer patrón de longitud verdaderamente internacional fue una barra de aleación de platino-iridio que se llamó el metro patrón que se conserva en la Oficina Internacional de Pesas y Medidas cerca de París, Francia. Se definió como un metro la distancia entre dos rayas delgadas trazadas en unos botones de oro cerca de los extremos de la barra (cuando la barra estaba a la temperatura de 0.00°C y apoyada mecánicamente en determinada forma).

Históricamente, se trató de que el metro fuera una fracción conveniente (un diezmillonésimo) de la distancia del polo al ecuador a lo largo de la línea del meridiano que pasa por París. Sin embargo, mediciones precisas efectuadas después de que se hizo la barra del metro patrón pusieron de manifiesto que difiere ligeramente (aproximadamente 0.023% ) del valor que se había pensado.

Como el metro patrón no era muy accesible, se hicieron copias maestras exactas de él y se mandaron a los laboratorios de normas en todo el mundo civilizado. Estos patrones secundarios se usaron para comparar otras barras de medir todavía más accesibles. En esta forma, hasta época reciente, toda regla, micrómetro o calibrador de vernier, derivaba su autoridad legal del metro patrón a través de una cadena complicada de comparaciones usando microscopios y máquinas trazadoras.

Lo mismo se puede decir de la yarda que se utiliza en los países de habla inglesa. Desde 1959, por convenio internacional, se define una yarda como sigue:

1 yarda = 0.9144 m, exactamente,

lo cual es equivalente a

1 plg = 2.54 cm, exactamente.


Se presentan diversas objeciones al metro patrón como patrón fundamental de longitud: Es posible su destrucción, por ejemplo, por incendio o por guerra; no se puede reproducir exactamente; no es muy accesible.

Lo más importante de todo es que la exactitud con que se pueden efectuar las intercomparaciones de longitud necesarias por la técnica de comparar rayas finas, empleando un microscopio, ya no es lo suficientemente grande para cumplir con los requisitos modernos de la ciencia y de la tecnología.

La máxima precisión que se puede obtener con el metro patrón como término de comparación es aproximadamente de una parte en 107; un error de esta categoría en la calibración del orificio de un giroscopio de guía podría hacer que un tiro espacial dirigido a la Luna se desviara aproximadamente dos mil kilómetros.

El primero que sugirió (en 1864) que se usara la longitud de onda de la luz como patrón de longitud fue Hippolyte Louis Fizeau (1819-1896). Posteriormente el desarrollo del interferómetro  proveyó a los hombres de ciencia de un dispositivo óptico de precisión con el cual se pueden usar las ondas luminosas como término de comparación. Las ondas luminosas tienen una longitud de onda de aproximadamente 5 X 10-5 m. y las mediciones de longitud de barras de unos cuantos centímetros de largo se pueden hacer con una aproximación de una fracción muy pequeña de longitud de onda.

Un método fundado en el uso de longitudes de onda se presta a obtener una precisión de una parte en 109 al ínter comparar longitudes. Cuando se suscitó la necesidad de obtener este grado de precisión en la comparación de longitudes, se hicieron esfuerzos para determinar la mejor fuente luminosa.

En 1961 se adoptó por convenio internacional un patrón atómico de longitud. Se escogió la longitud de onda, en el vacío, de una cierta radiación anaranjada (identificada por la notación espectroscópica 2p10 — 5d5) emitida por los átomos de un cierto isótopo del kriptón (Kr86) en una descarga eléctrica. Específicamente, un metro se define actualmente como equivalente a 1650.763.73 longitudes de onda de esa luz. Se llegó a este número de longitudes de onda midiendo cuidadosamente la longitud del metro patrón en función de esas ondas luminosas.

Esta comparación se efectuó de tal manera que el nuevo patrón, basado en la longitud de onda de la luz, se ajustara hasta donde fuera posible al antiguo patrón definido mediante la barra del metro patrón.

La elección de un patrón atómico ofrece otras ventajas además de la mayor precisión en la medición de longitudes. Los átomos que generan la luz se encuentran en todas partes y todos los átomos de una especie dada son idénticos y emiten luz de la misma longitud de onda. Por consiguiente, un patrón atómico de esta naturaleza es accesible y es invariable.

La longitud de onda que se escogió es precisamente característica del kriptón-86 y está definida con una gran precisión. Este isótopo se puede obtener con gran pureza, con relativa facilidad y hasta cierto punto a bajo costo.

Ver: Historia del Sistema Metrico Decimal y Sus Unidades

Fuente Consultada:
Almanaque Insólito Tomo 2 Irwing Wallace-David Wallechinsky
Fisica I – Resnik-Halliday Parte I

Experimento con Lombrices Planarias y Gusanos McConnell James

Experimento con Lombrices
Planarias y Gusanos

James V. McConnell (1925-1990)
Tras haber cautivado la atención de los científicos con sus experimentos con gusanos, James Vernon McConnell aumentó su reputación como profesor inconformista al emprender la edición de una revista que publicaba parodias de artículos científicos junto con informes auténticos sobre las investigaciones en curso.

Algunos consideraban más divertidas las investigaciones serias que los artículos voluntariamente jocosos de la revista de McConnell, a la que puso de nombre The Worm Runner’s Digest (Resúmenes del corredor de gusanos).

Los descubrimientos de McConnell sobre la naturaleza de la memoria los realizó en la Universidad de Michigan, donde ingresó en la facultad de psicología en 1956. Otros psicólogos experimentales hacían pasar ratones por laberintos para estudiar el modo de aprender y recordar de los animales, pero McConnell prefirió hacer «correr» una especie de lombriz llamada Planaria.

Las planarias pueden multiplicarse por escisión; es decir, que si corta en dos un gusano, la parte anterior sobrevive y regenera una nueva cola. Por su parte, la porción posterior sobrevive también y regenera una nueva cabeza, incluyendo el órgano que actúa de cerebro.

La especialidad de McConnell, en toda una serie de notables experimentos, consistió en cortar planarias. Anunció primero que estos gusanos sencillos eran capaces de aprender un reflejo condicionado, lo mismo que los perros en el experimento de Pavlov. Se ponía a un gusano sano en presencia de una fuerte iluminación seguida inmediatamente por una sacudida eléctrica. La sacudida obligaba al gusano a retorcerse.

Tras un número suficiente de tratamientos con luz y sacudidas, la mayoría de los gusanos se contraían, se levantaban o reaccionaban de cualquier modo con la simple exposición a la luz, sin sacudida consiguiente. Según la evaluación psicológica, cuanto más listo era el gusano menos intentos precisaba para dar la respuesta condicionada cada vez que tenía lugar el estímulo correcto: la luz brillante. El número de sacudidas necesarias para conseguir la respuesta a la luz sin sacudida medía el conocimiento que los gusanos tenían del significado de la luz.

Una planada completamente inocente necesitaba pasar por muchas sacudidas para aprender a retorcerse con la luz sola. Un gusano entrenado anteriormente necesitaba sólo unos intentos; McConnell decía que la memoria volvía rápidamente. Algunos gusanos nunca se acostumbraron.

Luego el Dr. McConnell aseguró que si cortaban algunos gusanos entrenados y éstos regeneraban nuevos cuerpos, los gusanos «nuevos» recordaban su entrenamiento y aprendían rápidamente a retorcerse ante una luz brillante. Esto parecía comprensible cuando se trataba de gusanos cuyos extremos capitales habían tomado parte en el entrenamiento con sacudidas, porque si existía algún tipo de memoria tenía que residir en la parte con más cerebro del gusano. Pero los nuevos gusanos —aquellos que únicamente tuvieron presentes s partes posteriores en el primer programa de entrenamiento— presentaban también las mismas memorias: ¿dónde estaba, pues, la sede la memoria?

McConnell cortó de nuevo los gusanos y dejó que las parle que no habían sufrido un entrenamiento condicionador regeneraran los extremos que faltaban. Se descubrió entonces que la nueva o cosecha de gusanos estaba ya condicionada a la luz brillante, aunque ninguna parte de su cuerpo había sufrido ningún «entrenamiento». Esto podía ser una prueba en favor de la herencia de un comportamiento aprendido, lo cual era del todo contrario a la biología respetable de los EE.UU., y además tenía implicaciones políticas, porque los biólogos rusos habían sostenido antes que este aprendizaje heredado era posible.

McConnell continuó adelante —quizás demasiado adelante Las planarias son caníbales: cortó a trozos algunos de los ejemplares «entrenados» y les dio a comer a un grupo inocente de gusanos que no habían sufrido nunca la serie de condicionamientos luz-sacudida. Tras este banquete, los gusanos no entrenados perdieron la inocencia.

El profesor McConnell informó que reaccionaban a la luz como si hubiesen recibido el condicionamiento habitual, retorciéndose ante la luz en espera de una sacudida eléctrica. Esta fue su conclusión: las planarias habían ingerido una memoria o una respuesta condicionada al comerse a sus hermanas mejor educadas.

Entre 1962 y 1969, unas cuantas revistas científicas y revistas de gran público dieron muestras de dificultades para tragar esta conclusión. Otros experimentadores empezaron a informar luego que no habían conseguido confirmar los resultados de McConnell, con lo que se iniciaron ajetreados experimentos con gusanos.

El Worm Runner’s Digest de McConnell atrajo tantas colaboraciones humorísticas que pudo publicar dos libros sobre ellas: The Worm Re-Turns (El gusano regresa) (1965) y Science, Sex and Saccred Cous (Ciencia, sexo y vacas sagradas) (1971). Ha publicado  libros de texto sobre psicología social y psicología general, pero su fama se debe a que no cree que sea necesaria la solemnidad para ser serio. McConnell nació en Oklahoma, fue a la universidad en Louisiana y Texas y vivió en  Arbor, Michigan.

Los experimentos con gusanos demostraron que no se tiene todavía una comprensión adecuada de los procesos de aprendizaje y memoria, en función de los hechos precisos, químicos y psicológicos, que tienen lugar en ellos.

La propuesta modesta de McConnell de que el traspaso de memoria podía darse mediante el canibalismo, fue recibida, sin embargo, con desprecio, y los experimentadores propusieron rápidamente otras explicaciones para la conducta de los gusanos. Pero si se tiene en cuenta la naturaleza de la cuestión, la controversia en realidad no hizo nunca furor, chisporroteó un cierto tiempo y luego se calmó en una mezcla de risas y sutilezas estadísticas.

Biografia Dr. Carrillo Ramon Medico sanitarista argentino Hospital

Biografia Dr. Carrillo Ramón Médico Sanitarista

Biografia Dr. Carrillo Ramon Medico sanitaristaRamón Carrillo: El médico de Perón 

Ramón Carrillo no fue sólo un simple médico, sino que ocupó uno de los lugares más preponderantes en la historia argentina, impulsando durante el gobierno del General Juan Domingo Perón una política de salud que buscaba igualar las oportunidades de todos los hombres en lo concerniente al ámbito de la medicina.

En los libros de historia aparece como el primer ministro de Salud Pública que tuvo el país, impulsado a ocupar aquel cargo por el propio Perón, quien desde hacía algunos años se había convertido en su paciente y amigo.

El General había compartido largas charlas con Ramón Carrillo, y en ellas pudo acercarse a las innovadoras ideas que el médico acumulaba en su mente y que soñaba con poner en alguno momento en práctica.

Así fue que cuando Juan Domingo Perón asumió la presidencia del país en 1946, el Dr. Carrillo aceptó la propuesta del mandatario, con el objetivo de dedicarse a atacar las causas de las enfermedades desde el poder público, con políticas acordes a la sociedad argentina de aquel momento.

De esta manera, Ramón Carrillo que había nacido en la provincia de Santiago del Estero el 7 de marzo de 1906, y que desde siempre había mantenido una pasión por la medicina, se convirtió en Ministro de Salud Pública de la Nación.

Una vez en el cargo, estableció una política sanitaria basada en tres pilares: en principio, todos los hombres tienen igual derecho a la vida y a la sanidad; en segundo lugar, no puede haber política sanitaria sin política social; y por último, de nada sirven las conquistas de la técnica médica si ésta no puede llegar al pueblo por medio de dispositivos adecuados.

Aquellos parámetros fueron los que delinearon el sistema sanitario en el que se basó la política de salud justicialista.

Es que en definitiva, sus postulados apuntaban hacia la misma dirección que había comenzado a tomar el país bajo el mando del Gral. Perón.

En este contexto, Carrillo expresaba ideas tales como: “Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causas de enfermedad, son unas pobres causas”.

Seguramente sus ideas en cuanto a la política de salud pública que deseaba implementar lo llevaron a dar un importante primer paso, ya que su primera labor como Ministro fue realizar un estudio integral de los problemas de salud en la Argentina.

Aquella investigación, que no tenía precedentes en el país, dio lugar al surgimiento del denominado Plan Analítico de Salud Pública, un compendio de más de cuatro mil páginas en las que se explicaban las acciones que debían desarrollarse a través de la Secretaría de Salud Pública.

A lo largo de su vida su contribución a los ámbitos científicos y sociales fue permanente, tanto durante los años que vivió en el país, como en aquellos que se mantuvo alejado por el inevitable exilio.

Aún hoy son reconocidas y utilizadas sus innovadoras técnicas de diagnóstico neurológico, consideradas como precursoras de la actual tomografía computada.

Asimismo fue el descubridor de la enfermedad que lleva su nombre y que se conoce también con el término médico de papilitis aguda epidémica.

Abocado al estudio constante del campo neurológico, realizó profundas investigaciones de las enfermedades que atacan al cerebro, formulando una clasificación de las mismas que hoy continúa utilizándose.

Pero no se detuvo allí, ya que incluso experimentó con el trasplante cerebral, en pruebas realizadas entre conejos vivos que resultaban exitosas.

No obstante, uno de los méritos más frecuentemente mencionados del Dr. Carrillo fue el desarrollo de la medicina social, también denominado sanitarismo, la cual pudo concretar desde su posición como Ministro de Salud.

Fueron ocho años que se mantuvo en dicho cargo, y a través del cual desarrolló una valiosa labor que aportó al país un sistema de salud pública basada en la necesidad de todo el pueblo.

No obstante, antes de finalizada la segunda presidencia del Gral. Perón, Carrillo se convirtió en un exiliado, perseguido por sus ideales, pobre, enfermo y olvidado por aquella sociedad que tanto le debía.

Así murió el 20 de diciembre de 1956 en la ciudad de Belem do Pará, Brasil.

Hoy lleva su nombre una calle del barrio porteño de Barracas, y algunos hospitales diseminados por el Gran Buenos Aires, quizás intenta de esa manera remediar la injusta respuesta que recibió un hombre de una sociedad por la que dio su vida, y que debió morir en el exilio repudiado por quienes intentó sanar.

Fuente: Graciela Marker Para Planeta Sedna

HIGIENISMO Y SANITARISMO EN ARGENTINA: Hubo una época en la que el programa técnico-médico concentró su quehacer, casi con exclusividad, en la ciudad de Buenos Aires. Allí funcionaba la Facultad de Medicina, el Departamento Nacional de Higiene, la Dirección de Obras de Salubridad de la Nación y la Oficina Química Nacional; más la Asistencia Pública y el Patronato de la Infancia, la sede central de la Sociedad de Beneficencia, la mayoría de los hospitales y un número importantes de entidades que estaban muy vinculadas, cuanto menos, al cuidado y difusión de las prácticas de la higiene.

En concordancia las investigaciones y el asistencialismo se entrelazaban, en general, con los desafíos que presentaban las dolencias de los habitantes del Gran Buenos Aires y zonas de influencia.

Situación que viró, de alguna manera, cuando se advirtió la necesidad de atender a otras patologías de alta incidencia en el hinterland.

La instalación de la Sociedad Argentina de Patología Regional del Norte (Jujuy, 1926), con sus subsedes en varias provincias, es un primer paso de descentralización (afirmación que no ignora la existencia previa de la Dirección Regional del Paludismo, que dependía del Departamento Nacional de Higiene).

Luego llegaron la Misión de Estudio de Patología Regional Argentina (MEPRA, 1928, responsabilidad de la FM/UBA), la Dirección General del Paludismo (1937, Tucumán) y el Instituto de Medicina Regional (1942, de la Universidad de Tucumán) y la investigación se abocó a otras enfermedades.

Allí estaban los mosquitos, las vinchucas y demás artrópodos que los científicos habían detectado como causantes de algunas de éstas, sobre las que se sabía poco, excepto por la bibliografía que llegaba de los países centrales que hacían cobertura en las colonias africanas y asiáticas y la que aportaban algunos americanos, donde se afianzaba el interés por hacer ciencia-autóctona, a través, por ejemplo, de las contribuciones originales de Carlos Finlay, Juan Guiteras, Roberto Franco, Luis D. Beauperthuy, Oswaldo Cruz, Carlos Chagas, Cesar Moscoso Carrasco y otros más que se desempeñaban en el Caribe, Colombia, Brasil, Solivia, De esta manera se confirmó la presunción de que las supuestas verdades científicas no se dan necesariamente iguales en toda la latitud del planeta y que no pueden traspolarse acráticamente, cuando hay evidencias imposibles de ocultar.

Fuente Consultada: Todo el Historia N°501-2009

Nuevas Aleaciones y Metales del Siglo XX Lista de Aleaciones

Nuevas Aleaciones y Metales Del  Siglo XX

Nuevos metales y aleaciones: En buena medida, el desarrollo de la industria ha estado estrechamente vinculado con los avances conseguidos en la tecnología de los metales. La primera revolución industrial del mundo, que tuvo lugar en Inglaterra, comenzó cuando Abraham Darby utilizó coque para producir hierro de primera calidad en grandes cantidades (a partir de 1709).

Hacia 1850, la introducción del proceso Bessemer (bautizado en honor a su inventor, el británico sir Henry Bessemer) hizo posible la producción masiva de acero (una forma más dura y resistente de hierro por el agregado de Carbono). (Ver: Nuevas Fuentes de Energía en el Siglo XIX)

En poco tiempo, en Estados Unidos y Gran Bretaña el acero sustituyó al hierro en sectores tan diversos como las construcciones navales, las vías de ferrocarril y la ingeniería civil. (La Torre Eiffel de París, erigida en 1889 para conmemorar el centenario de la Revolución Francesa, fue el último edificio importante del mundo construido con hierro.)

Sin embargo, el inicio de la era del acero no significó la ampliación del repertorio metalúrgico de los ingenieros; sencillamente, aumentó la eficacia de un metal antiguo. Los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX serían testigos de la introducción de nuevos metales y de una explosión en el número de aleaciones disponibles.

El primero de los nuevos metales importantes fue el aluminio. Se utilizó por primera vez en la industria en los años 80 del siglo pasado, pero al principio la ventaja de su ligereza se veía contrarrestada por su blandura.

E] punto de inflexión se produjo en Alemania, en 1909, cuando se descubrió que la dureza del aluminio en aleación con pequeñas cantidades de cobre y magnesio aumentaba radicalmente con el tiempo (librado al endurecimiento espontáneo). La aleación resultante recibió el nombre de duraluminio.

El nuevo material, que fue rápidamente adoptado por el conde alemán Ferdinand von Zeppelin para sus dirigibles, en lugar del aluminio, estaba destinado a convertirse en el principal material de construcción en la industria de la aviación.

En Gran Bretaña se desarrollaron aleaciones similares con níquel. Los sectores no relacionados con la construcción necesitaban también cantidades sustanciales de otros metales. Así pues, la producción mundial de cinc en 1900 rondaba el medio millón de toneladas. La mayor parte de este material se utilizaba para galvanizar y proteger de la corrosión el hierro que se empleaba en placas para los tejados o como alambre para separar parcelas en el campo.

Otros metales, como el níquel o el cromo, se empleaban para mejorar el aspecto de metales menos atractivos por el procedimiento de galvanoplastia. Algunos metales se utilizaban por derecho propio, aunque en muy pequeñas cantidades, para fines especiales. Las primeras bombillas eléctricas, por ejemplo, tenían filamentos incandescentes de carbono, que eran sin embargo muy quebradizos y teñían el vidrio de la bombilla por evaporación.

A fines de siglo se realizaron intentos de utilizar en cambio metales raros, como osmio, tantalio y tungsteno, pero su elevadísimo punto de fusión (el del tungsteno, por ejemplo, es de 3.380 °C), que era precisamente lo que los hacía atractivos para la producción de bombillas, dificultaba enormemente su utilización en la industria.

Sin embargo, en 1906, el norteamericano W.D. Coolidge inventó una técnica metalúrgica para la fabricación de barras de tugnsteno, que se podían reducir a alambre del calibre de un cabello. Otro metal costoso y poco corriente, el platino, encontró nuevas aplicaciones como catalizador de una amplia gama de procesos químicos industriales.

La demanda de aceros de mayor rendimiento para herramientas de máquinas-herramientas de creciente complejidad fue atendida por primera vez en 1861, cuando el industrial británico Robert Mushet comenzó a utilizar aceros duros en aleación con metales poco corrientes, como vanadio, tungsteno y molibdeno: un gran adelanto en comparación con los aceros carbónicos empleados hasta entonces.

Pero el mayor avance fue tal vez el conseguido a fines del siglo por los norteamericanos F.W. Taylor y M. White, cuyo acero, que contenía vanadio, tungsteno y cromo, ofrecía un corte dos veces más rápido que el de Mushet. El nuevo acero fue la sensación de la Exposición Universal de Paris de 1900.

Hasta finales del siglo XIX, el desarrollo de nuevas aleaciones era en gran medida un proceso empírico. Se variaban las mezclas, se añadían nuevos ingredientes y se comprobaban los efectos.

También se reconocían como importantes las condiciones del proceso. Pero en 1900, precursores como los británicos H.C. Sorby, geólogo, y WC. Roberts-Austen, experto en la producción de metales, sentaron las bases de una nueva ciencia de la metalurgia que relacionaba las propiedades de los metales con su composición y su estructura física, especialmente en el nivel microscópico, y con el tratamiento físico, como el martilleo y la exposición al calor.

Con el transcurso del siglo XX, la creciente importancia de las aleaciones tuvo repercusiones políticas. Aunque de ciertos metales componentes se requerían cantidades muy pequeñas, resultaban de todos modos esenciales. Surgió entonces la necesidad de asegurar su disponibilidad en todo momento, ya fuera mediante la formación de reservas o la protección militar de las fuentes. (Ver: Nuevas Fuentes de Energía en el Siglo XIX)

ALGO MAS SOBRE EL TEMA…

También pueden obtenerse aleaciones agregando un metal a un no metal como el carbono y el silicio. La aleación más útil de todas, el acero, es una aleación de hierro con pequeñas cantidades de otros metales. El hierro es débil y relativamente blando; en cambio el acero es una aleación dura y fuerte. Sólo se necesitan pequeñas cantidades de carbono para lograr esta modificación de sus propiedades.

El acero común tiene menos de 0,25% de carbono. La resistencia y la dureza no son las únicas cualidades que agrega un metal a otro. Un elemento de aleación puede agregarse a un metal «madre» para conferirle cantidad de otras propiedades deseables como la dureza, la durabilidad, la elasticidad y la resistencia a la corrosión. Cuando se agrega cromo y níquel, se obtiene un acero mucho más resistente a la corrosión que el hierro dulce, que se oxida con la humedad del aire. Se lo denomina acero inoxidable.

Por la adecuada selección de los elementos de la aleación, éstos pueden obtenerse prácticamente a medida para una determinada aplicación. El acero inoxidable es una de las muchas aleaciones posibles de acero.

Las aleaciones se producen por mezcla de los metales fundidos. La mayoría de los metales se disuelve en alguna medida en otro. El cobre y el níquel pueden mezclarse en cualquier proporción; otros metales sólo son parcialmente miscibles mientras otros, como el plomo y el aluminio, no pueden mezclarse. Al enfriarse, las aleaciones suelen comportarse de manera algo diferente a los metales puros. Los metales puros tienen un punto de solidificación (o de fusión) único. Por encima de esa temperatura son líquidos y por debajo son sólidos. Pero el punto de fusión o de solidificación en la mayoría de las aleaciones se extiende por varios grados.

En el caso de una aleación del 50% de cobre y níquel el nivel se encuentra entre los 1312°C y los 1248°C. Entre estas temperaturas la aleación forma una masa pastosa. Son pocas las aleaciones que se comportan en forma similar a la de los metales puros con un único grado o punto de fusión. La aleación de estaño y plomo, con el 62% de estaño, funde a baja temperatura (sólo a 70°C) y se denomina metal de Wood.

En cada una de estas aleaciones, las proporciones de los componentes metálicos son tales que se obtiene el punto de fusión más bajo posible. Estas aleaciones y sus temperaturas de fusión se denominan eutécticas.

ALGUNAS DE LAS IMPORTANTES ALEACIONES

Aleaciones ferrosas (principalmente hierro)Propiedades
Principales
Usos
Principales
Cantidades corrientes de los elementos que se agregan a la aleación con el hierro
Aceros aceros
especiales y inoxidables.
Aceros muy duros y fuertes y a menudo resistentes a la corrosiónSe usa para fabricar herramientas que corten, taladren o graben otros metalesCantidades corrientes de los elementos que se agregan a la aleación con el hierro
De 0,1 a 2,0 % de carbono, hasta 27 % de cromo, 20 % de tungsteno, 15 % de níquel y cantidades menores de vanadio, cobalto, molibdeno, circonio o tántalo
Aceros dúctiles
Aceros duros, fuertes y maleables; más resistentes a la corrosión que el hierro puroUsados para las construcciones de acero. Muy usados para automóviles y barcoDe 0,1 a 1,5 % de carbono y muy pequeñas cantidades de otros elementos
Hierro coladoDuro pero quebradizoSe usó mucho en los comienzos de la era industrialDe 2 a 3 % de carbono y escasa proporción de silicio y otros elementos
Aleaciones no ferrosas (poco o nada de hierro)Propiedades
Principales
Usos
Principales
Cantidades corrientes de los elementos de la aleación
Aleaciones de aluminio
Bastante dura, fuerte; aleaciones muy livianas, a menudo con buenas resistencia a la corrosión y buenas conductoras de electricidadAmpliamente usadas donde se necesita ligereza y fuerza. Utilizadas cada vez mas en conductos para calderas, carrocerías de automóvil, construcciones, equipamientos para alimentación, chapa, baterías de cocina y cables eléctricosDel 85 % al 95 % de aluminio con pequeñas cantidades de cromo, cobre, manganeso, silicio y hasta un 4 % de magnesio
Bronce al aluminio
Duro pero maleable, y resistente a la corrosión del agua de marTornillos, tuercas, conductos para barcos y laminados
77,5 % de cobre, 2 % de aluminio y 20,5 % de cinc
Bronce al manganesoMuy buena resistencia al desgasteDiscos para embrague de automóviles, válvulas y bombas58,5 % de cobre, 39 % de cinc, 1,5 % de hierro y 1,0 % de estaño
Bronce fosforado
Fuerte, bastante resistente a la corrosión y buen conductor de electricidadEquipamiento químico; escobillas para motores eléctricos85% de cobre, 13% de estaño y 0,25-2,5 de fósforo
BronceResistente a la corrosión del agua de marSuperestructura y otras partes de los
barcos
90% de cobre, 10% de estaño
Latón naval
Bastante fuerte y maleable. De atractivo color amarilloTroneras y otras partes de los barcos60 % de cobre, 39 % de cinc y 1 % de estaño
Latón rojo
Maleable, bastante resistente a la corrosiónPlomería para las casas (pero los plásticos lo reemplazan a menudo)
85 % de cobre, 15 % de cinc
Aleaciones de cobre y níquel
Duro, resistente a la corrosión y al calorEquipamientos químicos
Del 69 al 88,5 % de cobre, del 10 al 30 % de níquel, algo de hierro y de manganeso
Aleaciones de níquel y cobre
Duro, resistente a muchos ácidos y a elementos alcalinosEquipamiento químico
Alrededor del 31 % de cobre, 64 % de níquel, pequeñas cantidades de carbono, hierro, manganeso y sílice
Aleaciones de níquel y cromo
Muy resistente al calor. Buena resistencia a la corrosiónEscapes de aeroplanos, equipos alimenticios y para lechería Alrededor del 68 % de níquel, 15 % de cromo, 9 % de hierro, pequeñas cantidades de carbono, cobre, manganeso, silicio y telurio
Aleaciones de níquel y molibdeno
Extremadamente buena, resistencia al calor. Buena resistencia a la corrosiónMáquinas de aviones de chorro, misiles y hornos

Alrededor del 55 % de níquel, del 30 % de molibdeno, 5 % de cinc’, 4 % de hierro, 2,5 % de cobre, algo de carbono, cromo, manganeso, silicio y plata
Aleaciones de plomo
Blanda, pero la aleación
antimonio-plomo es más
dura. Buena resistencia a
los ácidos (no se oxidan)
Techados de casas y equipamientos para ácidos. La aleación de antimonio-plomo se usa para cargar baterías.
Del 94 al 97,5 % de plomo, hasta 6 % de antimonio
PeltreAtractivo color gris
brillante
Cubiletes para bebidas y objetos de adorno91 % de plomo, 7 % de antimonio y
2 % de cobre
Metal blanco
Una aleación bastante
blanda
Cojinetes para motores92 % de estaño, 8 % de antimonio
Aleaciones de magnesio
Muy liviano, bastante
duro; poco resistente a la
corrosión
Para pequeñas piezas y partes de máquinas, donde el escaso peso es muy importanteAlrededor del 90 % de magnesio, 7 % de aluminio, 1,5 % de cinc, y un poco de manganeso
Aleaciones del titanio
(aunque se usa desde hace poco tiempo, es uno de los nueve elementos más comunes de la corteza terrestre)
Poco peso, muy fuerteAviones de chorro, misiles, maquinarias para barcos y equipamientos químicosMayoría de titanio, con hasta 13 % de vanadio, 11 % de cromo, 8 % de manganeso, 6 % de aluminio y otros metales
Aleaciones de metales noblesGeneralmente, más bien blandas y maleables. Resisten bien a la corrosión. A menudo muy resistentes al calor. Resistentes al deslustreLas aleaciones costosas se usan en joyería. Los tipos más duros de aleaciones, como elosmiridio, se usan para las puntas de las lapiceras fuentesLas aleaciones contienen platino, radio, osmio, iridio, rutenio, paladio, oro y plata

Fuente Consultada: Enciclopedia NATURCIENCIA Tomo 1

Primer Automovil Ford D Henry Ford

Primer Automóvil Ford D
Henry Ford Grandes Inventos Siglo XX

Henry Ford y la revolución del automóvil: La mayor revolución tecnológica de principios del siglo XX fue quizás la del transporte. Es interesante señalar que esta revolución no fue tanto el resultado de los avances tecnológicos como de unos procesos de fabricación especialmente eficaces.

En 1900 el automóvil había alcanzado ya la mayoría de edad, en el sentido de que los elementos básicos de la tecnología automotriz del siglo XX estaban ya establecidos.

Sin embargo, en todo el mundo había apenas unos pocos miles de automóviles. El caballo seguía dominando los caminos. El espectacular cambio se produjo en 1908, cuando el fabricante norteamericano de automóviles Henry Ford lanzó su famoso «modelo T».

Al principio las ventas fueron modestas, apenas 1.700 unidades en los primeros 15 meses, pero en 1916 habían alcanzado un ritmo anual de 250.000 unidades vendidas y el precio original, de 850 dólares, había descendido sustancialmente. En 1927, cuando se abandonó su producción, se habían vendido por lo menos 15 millones de estos notables coches. En diez años, el automóvil había llegado a las masas, aunque más en Estados Unidos que en el resto del mundo.

Henry Ford nació en Dearborn, en el estado norteamericano de Michigan, en 1863, y en su juventud se dedicó a la reparación e instalación de maquinaria agrícola. En una época estuvo interesado en fabricar un tractor barato. Sin embargo, en 1890 abandonó este proyecto para dedicarse a los automóviles y aceptó un empleo como ingeniero jefe de laDetroit Automobile Company, uno de cuyos éxitos era el modelo «999», de cuatro cilindros y 80 caballos de fuerza.

En 1903 estableció su propia empresa, ya no con la idea de fabricar un tractor barato, sino un automóvil económico, sencillo y sólido. Aunque la adopción del acero de vanadio como material de construcción fue un importante factor técnico, la principal razón de su éxito fue la aplicación de la línea de producción en cadena y la estandarización de las piezas.

Su famoso comentario de que «los clientes pueden pedir el color que quieran, siempre que sea negro» no refleja de hecho una inflexible actitud de «tómelo o déjelo», sino que es la consecuencia de su método de producción. Hasta 1914 sus automóviles se fabricaron en diferentes colores pero, para entonces, la única pintura que se secaba con rapidez suficiente para mantener las líneas de producción en movimiento era la de color negro.

El sistema de utilizar piezas estandarizadas intercambiables no era una novedad en la industria norteamericana. Samuel Colt, por ejemplo, lo había utilizado desde mediados del siglo XIX para fabricar revólveres. Tampoco era nuevo el concepto de la línea de producción en cadena, ya que Sears Roebuck (el precursor de las ventas por correspondencia) lo utilizaba en sus vastos almacenes de Chicago.

El genio de Henry Ford reside en haber sabido combinar lo mejor y más apropiado de las técnicas disponibles en ese momento y, tal vez incluso más, en reconocer que el automóvil no era un artículo exclusivo de la clase acaudalada, sino que tenía un gran futuro entre el público en general, siempre que fuera posible reducir los costes. Pero ni siquiera él podía prever que en un plazo de 30 años Estados Unidos estaría fabricando alrededor de 4 millones de vehículos al año (más que el total de Europa) y que el 20 % de esa producción procedería de la fábrica Ford y asociados.

Primeros Descubrimientos Sobre el Calor Historia de los Estudios

Primeros Descubrimientos Sobre el Calor Historia de las Investigaciones

INTRODUCCIÓN:PRIMEROS CIENTÍFICOS Y PRIMERAS EXPERIENCIAS

E1 estudio científico del calor, basado en la observación y experiencia más que en la teoría, no podía iniciarse antes de que se inventaran los instrumentos que permitirían realizar cierta clase de mediciones. Tal vez el más importante de los dispositivos aislados es el termómetro, usado para medir la temperatura. El genial italiano Galileo Galilei (1564-1642) fabricó uno de los primeros termómetros, generalmente conocido como su «termoscopio neumático». Dicho instrumento se compone de una esfera de vidrio unida a un tubo estrecho.

El otro extremo del tubo se halla sumergido en un balón que contiene líquido coloreado. Cuando la esfera entra en contacto con una sustancia caliente, el aire que contiene se dilata, lo que determina el ascenso del líquido por el tubo. El instrumento de Galileo era de tipo primitivo. Como el volumen del aire existente en el termoscopio está sometido a la presión atmosférica y a las variaciones de temperatura, no ofrece mayor exactitud. Más tarde lo perfeccionó el físico británico Roberto Boyle.

ESCALAS DE TEMPERATURA
A mediados del siglo XVII, se usaban los termómetros tipo líquido en vidrio, precursores de los que hoy existen. Por lo general, el líquido empleado era el alcohol, si bien tenía sus inconvenientes. Uno de estos últimos consistía en su bajo punto de ebullición. Hierve aproximadamente a los 80° C. para convertirse en gas, por lo cual no puede emplearse para registrar temperaturas por arriba de la citada.

escala de temperaturas Daniel Fahrenheit (1686-1736) fabricó un termómetro de mercurio (líquido que hierve a unos 357°C), en reemplazo del de alcohol, con lo que extendía considerablemente la escala de medición. Dicho físico es conocido por la escala termométrica que lleva su nombre.

Resulta difícil al principio comprender por qué esta escala va desde los —32° F., punto de fusión del hielo puro, a los 212° F., punto de ebullición del agua a la presión atmosférica normal. Originariamente tomó como límite inferior la temperatura de una mezcla de hielo y sal —la sustancia más fría que podía obtenerse entonces— que denominó 0° F.

Para fijar el punto superior, se valió de la temperatura que registraba el cuerpo de su ayudante y la llamó 96°. (En la versión moderna de dicha escala, la temperatura del organismo humano es aproximadamente 98.4°.) Alrededor de la misma época, un astrónomo sueco, Anders Ceisius, introdujo la escala centígrado que va desde el punto de fusión del hielo (0°C.) al de  ebullición del agua (100° C). Existen además otras escalas, pero la última citada es la que generalmente se emplea en los trabajos científicos.

¿QUÉ ES EL CALOR?
Los hombres de ciencia de otros tiempos, vivían intrigados acerca de la naturaleza del calor. Una idea ampliamente difundida (la teoría «calórica») decía que se trataba de una verdadera sustancia química. (Lavoisier llegó a incluirlo en su lista de elementos.) El hecho que aventó esta teoría fue obra del conde Rumford a fines del siglo XVIII: en la experiencia de taladrar cañones, dicho físico demostró que el calor producido por la fricción durante dicha operación, era casi inagotable y que por lo tanto no podía tratarse en realidad de una sustancia material.

CALORIMETRÍA
Algunos años antes, uno de los grandes investigadores de física térmica, José Black (1728-1799), inició estudios acerca de la medición de cantidades de calor. Se le considera como el fundador de la calorimetría (medición del calor), cuya unidad fundamental es ahora la caloría. Se denomina así la cantidad de calor necesaria para elevar a 1 grado C. la temperatura de un gramo de agua. Black estableció que el calor se absorbe o se emite cuando una sustancia cambia de un estado a otro sin que cambie la temperatura.

A este fenómeno lo denominó calor latente, término todavía en uso. José Black inventó un importante aparato de medición denominado calorímetro de hielo. Se coloca un cuerpo caliente en hielo a 0º C. y midiendo la cantidad de este último que se derrite puede calcularse aproximadamente el calor latente de la fusión. Este instrumento fue perfeccionado un siglo después por Roberto Guillermo Bunsen, cuyo apellido está ligado al del mechero de gas de dicho nombre.

EQUIVALENTE MECÁNICO DEL CALOR
A mediados del siglo XIX se hicieron grandes progresos en la investigación del calor. En 1840, Julio Roberto Mayer, médico alemán, anunció una serie de descubrimientos acerca del equivalente mecánico del calor, la conservación de la energía (esta última no puede crearse ni destruirse), etcétera.

En 1847 Hermán von Helmholtz estableció la ley de conservación de la energía en forma más clara. Por la misma época, el hombre de ciencia británico Jaime Prescott Joule, emprendió una serie de experimentos sobre el equivalente mecánico del calor. (La energía mecánica puede transformarse en energía térmica y viceversa. Se denomina equivalente mecánico la cantidad de energía mecánica equivalente a una unidad de calor.) Es decir, ideó un aparato mediante el cual las pesas colganteo de un par de poleas hacían girar las ruedas de paletas sumergidas en agua.

Al producirse un ligero aumentó en la temperatura del agua, podía calcularse, valiéndose de este ascenso, la cantidad de calor producida por la caída de las pesas. En otras experiencias, Joule comparó la temperatura de una cascada y comprobó que el agua estaba más caliente en el fondo que en la parte superior, debido a la producción de energía liberada durante la caída. Examinó asimismo los efectos térmicos de la corriente eléctrica.

TEMPERATURAS MUY BAJAS
Entre la extensa cantidad de estudios realizados acerca del calor, desde los tiempos de Joule, algunos de los más importantes se relacionan con las temperaturas muy bajas. Estas últimas se obtenían originariamente cuando se trataba de licuar los gases.

Algunos de estos últimos, como el aire, debían someterse a presión y enfriarse antes de convertirse en líquidos. Cuando la presión cesa, el líquido hierve. Un recipiente de aire líquido hervirá aun cuando lo coloquemos sobre un trozo de hielo a 0º C. El aire hirviente está tan frío que se condensa en la atmósfera y da la ilusión de ser vapor.

Charles comprobó en 1780 la existencia teórica de la temperatura cero absoluta, a la cual desaparece el volumen de todo gas. El químico británico Kelvin fijó esta temperatura (—273° C.) como el cero de su escala absoluta (a veces denominada Kelvin).

Se idearon nuevos métodos de refrigeración, a medida que los físicos trataban de alcanzar el 0º K. Kamerlingh Onnes logró en 1908 1º K., y en estos últimos tiempos se han obtenido temperaturas dentro de un milésimo de grado del cero absoluto. Las sustancias se comportan en forma muy diversa al ser sometidas a tan bajas temperaturas.

Por ejemplo, el gas helio líquido a unos 2ºK. se desplaza difícilmente (hay otras sustancias que se congelan y solidifican a esta temperatura). Algunos metales pierden su resistencia eléctrica casi por completo y se transforman en superconductoras. En la actualidad se realizan importantes investigaciones acerca de este interesante efecto (descubierto por Kamerlingh Onnes en 1911) y ya se le han encontrado diversos usos prácticos.

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°33
Encarta – Grandes Inventores del Siglo XIX