Terremoto San Francisco

Caracteristicas de la Tundra Flora, Fauna , Ubicación

Características de la Tundra Flora, Fauna , Ubicación

Las tundras son praderas desnudas e incultas que comprenden las regiones más septentrionales de Europa, Siberia, Canadá y Alaska, así como el límite meridional de Groenlandia. Constituyen en total más de la vigésima parte de la superficie de la tierra. El subsuelo está perpetuamente helado en las regiones árticas: se trata, en cierto modo, de una capa de cemento de diez a cien metros de espesor. Los rusos la llaman merzlota y los noruegos tjale. Durante el corto verano ártico, el deshielo sólo afecta a una capa superficial y el agua no puede infiltrarse en el suelo.

Tundra artico

La tundra es un  terreno abierto y llano en  la zona comprendida entre la costa del océano glacial Ártico y el límite septentrional de los bosques de coniferas. A pesar del frío y la nieve, las plantas y las flores, para desarrollarse, aprovechan unas semanas de temperaturas más benignas. Algunas incluso logran dar cierto atractivo a la tundra con el cambiante reflejo  de  sus  colores. La superficie presenta un aspecto pedregoso o pantanoso, y la vegetación dominante se compone de ciperáceas, ericáceas, musgos y líquenes, así como, en algunas zonas más restringidas, sauces del Ártico. En las montañas de la zona templada aparece un tipo de planicie parecida, por encima del límite altitudinal de los árboles, a la que se denomina tundra alpina. En la región antártica también existen algunas zonas de tundra.

Ver: Fauna de la Tundra

En la llanura se forman, pues, tolladares y charcas cenagosas a través de los cuales se hace difícil el paso de las aguas. Esta tundra temblorosa está, además, constantemente sometida a grandes variaciones de temperatura. Así, la superficie se seca y fragmenta en bloques de forma poligonal. Allí donde el suelo es desigual, las capas afectadas por el deshielo se deslizan lentamente sobre las masas heladas hasta formar accidentes de terreno —llamados pingóos— que pueden alcanzar una altura de cien metros.

La tundra no presenta en todas partes un carácter uniforme. Su aspecto varía según su situación y bajo la influencia de numerosos factores. Las nieves no desaparecen nunca por completo en las regiones más septentrionales de Canadá y Groenlandia y allí la tundra no es sino un árido desierto. Son los barren grounds.

En otros lugares, este desierto helado se transforma durante algunas semanas en un jardín tornasolado en el que un número increíble de plantas se ríen del clima.  Las investigaciones han demostrado que ciertas especies que se encuentran en el sudoeste de Groenlandia han sobrevivido a la época glacial. Una delgada capa de suelo blando sobre un escudo de hielo les basta para seguir con vida.

Durante el transcurso del mes de mayo, musgos y liqúenes se abren camino a través de la nieve y el hielo. El débil calor del sol de medianoche y muy poca humedad les bastan. En junio se produce un milagro: por todas partes surgen flores. Las zaragatonas o pulicarias, los cálices sobrios y delicados del brezo de las nieves, la cinco en rama y tantas otras más.

En Alaska florecen miles de miosotis; en Spitzberg, ranúnculos y adormideras amarillas o azules. Allí donde la humedad es favorable, por entre las rocas aparecen liqúenes amarillos, anaranjados, rosados o blancos en forma de aceituna. Estos liqúenes son unos extraordinarios vegetales. Parecen planos, pero, en realidad, están constituidos por dos organismos totalmente distintos: un alga y un hongo.

tundra flora

De todos los vegetales polares, son los más resistentes, y cualquier cosa asegura su supervivencia: una neblina de junio, un hilo de sol, una rendija un poco resguardada en una roca. Tienen el mérito de que visten a la tundra con un manto multicolor. El más bello de todos es, sin duda, el Caloplaca elegans, de un rojo poco acentuado.

La vida brota en todas partes, incluso en los sitios más inesperados. Entre las morrenas, en el límite del casquete glacial, por espacio de unos días, florecen adormideras, jacintos y heléchos. Las frambuesas silvestres, las moras y los arándanos crecen hasta 160 km. más allá del círculo polar; ¡golosinas con las que se deleitan esquímales y lapones. Extrañas herbáceas completan la riqueza vegetal de la tundra.

Naturalmente, las regiones polares no tienen árboles, salvo en su límite meridional donde la tundra está ligeramente poblada de ellos y forma la transición con la taiga, región natural subártica cubierta de coniferas, que comprende Siberia y Canadá.

liquenes tundra

Es fácil comprender por qué los árboles no pueden crecer en el Gran Norte: las tempestades son allí tan violentas que arrancan todo lo que encuentran a su paso. Además, está la capa de tjale siempre helada en la que no pueden agarrar las raíces. Pese a estas condiciones climáticas excepcionales, se encuentran, no obstante, algunos abedules y sauces enanos cuyas hojas aparecen en el mes de junio. El descubrimiento de la vida en estas regiones es una experiencia apasionante.

Hasta ahora se han enumerado unas 480 especies de musgos, hierbas y flores. Su corto período de crecimiento y floración ha sido estudiado, así como su resistencia a las bajas temperaturas, la producción de semillas, etc. De este modo, la ciencia ha llegado a comprobar que las enfermedades de los vegetales se desconocen prácticamente en las regiones árticas y que el suelo es a veces relativamente fértil e incluso apto para el cultivo. En efecto, carece de bacterias y se encuentra lejos de estar agotado.

¿Sería, pues, posible practicar cierta forma de agricultura en las regiones polares árticas?. Los sabios opinan que en ciertos lugares se pueden obtener dos o tres cosechas por estación. Sobre este punto, los rusos parecen haber dejado ya de hacer ensayos: han cultivado una variedad de té capaz de resistir una temperatura de 15° bajo cero.

Unas expediciones han recogido patatas silvestres en la cordillera de los Andes (América del Sur) y las han cruzado con variedades de uso corriente: la estación experimental de Kirovsk cultiva más de 1.200 hectáreas de patatas que resisten sin dificultad heladas de 18° bajo cero. Gracias a un nuevo tipo de invernaderos, los rusos han logrado producir hortalizas, espárragos y tomates en las cercanías del polo Norte. En Alaska se pueden comer fresas de bosque y frambuesas. La explotación de las regiones polares ¿aportará la solución al problema de la alimentación humana?.

Los pueblos eurasiáticos, principalmente los lapones, han domesticado el reno, del que depende toda su economía. Se ven obligados a seguir los rebaños durante sus emigraciones y se esfuerzan en encontrarles los mejores pastos. Las tiendas se instalan en los lugares donde los animales se detienen para apacentarse. Todo procede del reno: la carne, la leche y las pieles que permiten la fabricación de vestidos, tiendas, calzados y patines para los trineos. Además, el reno es un excelente animal de tiro. Durante el corto verano ártico, el aire retiene mil ruidos. ¡Qué contraste con el silencio helado del invierno!… Centenares de pájaros marinos, patos y gaviotas, llenan el aire con sus gritos. Las golondrinas de mar tienen la particularidad de que crían a su progenitura en Groenlandia y en el norte de Canadá,  pero  en cuanto  se acerca el invierno emigran hacia el Sur para dirigirse al Antartico, vía América o Europa, donde pasan sus vacaciones de verano… De todos los huéspedes marinos, la foca es, sin duda, el más simpático.

fauna tundra

El corto verano ártico basta para asegurar posibilidades de vida a numerosas especies animales. La tundra está habitada por los caribúes y los bueyes almizcleros. Los primeros son emigrantes que se desplazan a largas distancias. Los segundos son mucho más sedentarios. Los lapones han hecho del reno un animal doméstico. En las aguas, la foca es el animal más simpático

Ver: Ampliar Fauna de la Tundra

Fuente Consultada:
Enciclopedia Juvenil Edit. Credsa AZETA – La Tundra
Microsoft ® Encarta ® 2009. © 1993-2008 Microsoft Corporation.

Tuareg y Bereberes Vida y Costumbres Poblaciones de Africa

Tuareg y Bereberes Poblaciones de África
Vida ,Costumbres y Ubicación

África, tercer continente más grande de la Tierra, con islas adyacentes, que ocupa una superficie de unos 30.243.910 km², alrededor del 20% del total de la masa terrestre. Bañado por las aguas del océano Atlántico al oeste y del Índico al este, está separado de Europa y Asia por el estrecho de Gibraltar y el mar Mediterráneo, al norte, y por el canal de Suez y el mar Rojo, al noreste.

La población del continente en 2010 superaba  los 1000 millones de habitantes. A finales del siglo XIX se produjo el reparto de África, hecho determinante en la evolución económica y social del continente a lo largo de la pasada centuria.

Tres veces mayor que Europa, África sólo cuenta con 1.000 millones de habitantes. Sin embargo, debido a su favorable situación en relación con Europa y Asia, este continente parecía estar predestinado a albergar una población numerosa. África tiene grandes ríos (el Nilo, el Congo, el Níger, el Zambeze).

Dispone de enormes riquezas minerales y considerables reservas de energía hidráulica. Pero África es también el continente más caluroso y su clima no está hecho para atraer poblaciones. El desierto tropical y la selva ecuatorial debilitan mucho.

El Sahara divide África en dos mundos totalmente distintos: el norte blanco y la zona ecuatorial negra. Por tanto, es impropio llamar a África el «continente negro». El Sahara sufre una perpetua falta de agua, y no es de extrañar que, a pesar de su superficie, cuente con sólo dos millones de habitantes. Por otra parte,  las poblaciones se agrupan en las proximidades de los oasis y que si ciertos territorios están prácticamente deshabitados, la densidad de la población es, a veces, de 1.000. personas por km² en los oasis.

Las tribus tienen pocos contactos entre sí, y el sistema de vida, la lengua y las costumbres difieren notablemente. En África el elemento blanco está bastante bien representado. Así, los bereberes, los tuareg y los tibbu pueden ser considerados miembros del tronco blanco que han sufrido una transformación y se han cruzado con otras poblaciones para llegar a estar más o menos arabizados.

Actualmente se tiende a considerar bereberes todas esas poblaciones del norte de África, porque hablan beréber y tienen ciertas costumbres comunes. Por ejemplo, el privilegio del matriarcado. El término es, quizás, algo abusivo, pues literalmente significa mando de la madre.

mapa ubicacion tuareg y bereberes

En realidad, este matriarcado es una disposición familiar en virtud de la cual los parientes de la parte materna tienen una importancia preponderante. El hijo lleva el nombre de la madre, y a un soberano no le sucede su hijo, sino su sobrino, es decir, el hijo de su hermana.

En semejante sociedad, la mujer está considerada como la igual del hombre, cosa que no ocurre entre los árabes. A juzgar por el nivel general de civilización, las mujeres bereberes gozan de cierta cultura. Tocan con gran sensibilidad instrumentos de cuerda muy sencillos.

Puede decirse que existe un arte beréber, especialmente característico en alfarería, esteras, alfombras y joyas a las que no se puede negar cierto valor artístico.

Los tuareg constituyen el grupo beréber más importante y también el de más interés. Se diferencian de los demás grupos por su vida nómada. Su número se calcula en 350.000. Se han extendido por la mayor parte del Sahara, pero de un modo especial en el macizo de Ahaggar, en el Tassili del Norte, en Air y hacia el Sudoeste hasta el Níger.

Los tuareg se llaman a sí mismos imouhagh. Crían camellos, asnos blancos y cabras. Éstas, que se consideran propiedad de las mujeres, no se apartan de las proximidades de las tiendas. Algunos tuareg incluso llegan a criar búfalos, pero el dromedario sigue siendo el recurso principal. No sólo es un excelente animal de carga, sino un buen productor de leche, carne y cuero.

Las mujeres, contrariamente a los hombres, no llevan velos. ¿ Acaso éstos creyeron necesario protegerse la cara del ardiente viento del desierto, o quisieron simplemente ocultar sus rostros a los extranjeros?.

Los tuareg se opusieron durante mucho tiempo a la presencia francesa en el Sahara y eran temidos por sus saqueos. Los franceses habían reprimido con violencia la trata de esclavos y arrumado el comercio caravanero con la instalación de la línea de ferrocarril que une el Senegal con el Sudán.

Bereber, es también el nombre que reciben la lengua y algunos pueblos no árabes que habitan grandes zonas del norte de África. A lo largo de los siglos, los bereberes se han mezclado con numerosos grupos étnicos, sobre todo árabes; por ello, actualmente se les distingue más por los rasgos lingüísticos que por los raciales. La lengua bereber es una rama de la familia lingüística afroasiática y comprende unos 300 dialectos estrechamente emparentados. Se trata principalmente de una lengua hablada; su forma escrita apenas se conoce y rara vez se utiliza

Estas medidas hicieron que los tuareg se sintieran amenazados. Algunos entraron al servicio de Francia como meharistas y así contribuyeron a la policía del desierto. Otros centraron sus actividades en la agricultura, animados por los franceses. No obstante, la mayoría permaneció el al nomadismo, llevando a sus dromedarios a los mercados de mayor importancia. Tamanrasset es un centro importante que cuenta con unos 2.000 habitantes.

Entre los tuareg la mujer goza de gran consideración. De niña recibe cierta instrucción. No se le elige marido, como en muchas tribus, y después de su matrimonio sigue siendo la propietaria de todas sus posesiones. Es contraria a la poligamia, a pesar de que el Corán la permite, pero debemos decir que los tuareg no siguen sus mandamientos con un fervor ejemplar.

Otro grupo beréber digno de interés es el constituido por los re-guibat, los hombres azules de Mauritania en el Sahara occidental.-Su piel es azul porque no se quitan nunca sus vestidos de algodón teñidos de este color. Los reguibat también se han cruzado con otras tribus, si bien puede decirse que han conservado cierta independencia con respecto a los árabes, como también la mayoría de los pueblos del norte de África.

A pesar de que la influencia del Islam ha sido importante y duradera, por lo general los nómadas no son musulmanes muy ortodoxos.

casa de bereber en marruecos
Casas bereberes en Marruecos:Los bereberes han vivido en la cordillera del Atlas de Marruecos durante más de 3.000 años, muchos de ellos en casas hechas de ladrillos de barro, madera o piedra. Las casas bereberes consisten típicamente en un gran aposento que sirve como cocina, cuarto de estar, alcoba y granero. La mayoría de los bereberes se gana la vida cultivando la tierra o criando ganado

El nomadismo se encuentra en constante regresión, no sólo porque los franceses han introducido la técnica moderna en el corazón del Sahara, sino también porque han hecho desaparecer la estructura feudal que dominaba las relaciones humanas. Naturalmente, semejante evolución no se realiza sin riesgo, sobre todo si el proceso de modernización se ve interrumpido en un momento dado.

En primer lugar pensemos en la agricultura: el Sahara tiene muy pocas tierras de labrantío y el rendimiento es siempre muy débil. La transformación de las zonas incultas en tierras de labor exige que se pongan en práctica considerables medios técnicos, ya que el problema de la irrigación es el más difícil de resolver.

Numerosos habitantes de los oasis abandonaron los territorios que siempre han ocupado. Han entrado en contacto con un mundo exterior que ofrece mayor atractivo. El fin de su aislamiento ha hecho que estos hombres y estas mujeres se sintieran conscientes de una vida mejor. ¿Significa esto que, en un plazo  más o menos corto, el Sahara será un territorio absolutamente vacío de habitantes? No, porque el descubrimiento de campos petrolíferos ha abierto insospechadas posibilidades.

Ver: Vida en el Desierto

Fuente Consultada: Enciclopedia Juvenil Editorial Credsa AZETA Entrada: Bereberes y Tuareg

 

Predecir Terremotos Tsunamis Detectar a Tiempo Movimiento Terrestre

Así como hoy se puede predecir el tiempo, se cree también que será posible que un día puedan predecirse los terremotos con cierto grado de fiabilidad. Se han realizado intensos esfuerzos en muchos países para detectar síntomas precursores de los terremotos, pero no se ha conseguido establecer un esquema coherente, y los resultados prácticos en la predicción de terremotos son, por el momento, muy limitados. Muchos de los fenómenos que se consideran como precursores de terremotos están relacionados con la dilatancia, esponjamiento que se produce en las rocas como consecuencia del incremento de las tensiones internas a que se ven sometidas. Otros síntomas, no relacionados probablemente con la dilatancia, pueden ser las sacudidas previas, la fluencia del terreno e incluso el comportamiento inhabitual de los animales. Actualmente desconocemos si existe una serie de síntomas que invariablemente deban preceder a un terremoto; son necesarias, por tanto, más pruebas.

El 24 de enero de 1556, un terremoto sacudió la provincia china de Shansi. El enorme número de víctimas que ocasionó —alrededor de ochocientos mil— lo convirtió en el sismo más mortífero que registra la historia.

Casi 1.500 años antes de este terrible hecho, el 24 de agosto del año 79, la erupción inesperada del volcán Vesubio, en el sur de Italia, enterró bajo un manto de lava y de cenizas las ciudades de Pompeya y Herculano, que permanecieron escondidas durante quince siglos. Los terremotos y las erupciones volcánicas tienen muchas cosas en común.

Pueden resultar tremendamente destructivos, violentos y aterradores, pero, ante todo, son inevitables. Sin embargo, a pesar de no poder impedir su ocurrencia, se los puede predecir Tanto en el caso de los sismos como de las erupciones volcánicas, existen varias señales claras que anticipan el desastre.

Predicción de terremotos: En otros tiempos, los chinos, como muchos otros pueblos, creían que los terremotos podían augurarse por medio de la astrología. En la actualidad, en cambio, los intentos por predecir un sismo se basan fundamentalmente en la observación de los diversos cambios que experimenta la corteza terrestre antes de un fenómeno de esta magnitud.

Hoy se trabaja con la predicción a largo y a corto plazo. Para la primera, resulta imprescindible disponer de registros históricos que certifiquen la ocurrencia de anteriores terremotos en la región, y realizar un análisis estadístico del patrón futuro de estas mismas ocurrencias.

Otro análisis similar incluye el concepto de vacío o laguna sísmica (seismic gap) es decir, la no ocurrencia de terremotos durante un lapso más o menos prolongado, en zonas tectónicamente activas, puede indicar un período de acumulación de energía que finalmente se liberará en la forma de un gran terremoto. Una de las pistas principales son los temblores de baja intensidad o sacudidas precursoras, que preceden a los terremotos y que pueden adelantárseles incluso varios años.

Estos pequeños movimientos anteceden la liberación brusca, en forma de vibraciones sísmicas intensas, de la tensión acumulada durante años en el interior de la Tierra Para algunos sismólogos, estas variaciones menores provocan una alteración en la velocidad de propagación de las ondas sísmicas. Por lo tanto, las fluctuaciones en el patrón de ondas podrían interpretarse como una advertencia. La predicción a corto plazo es la más importante y difícil.

Los sismólogos estudian los datos acumulados de otros terremotos, como movimientos lentos del terreno, emanaciones de gases, variaciones del nivel freático, etcétera Muchos especialistas sostienen que en el lugar donde va a originarse un sismo, y en sus alrededores, los materiales sólidos que componen las rocas se dilatan y deforman. Esta dilatación, que se manifiesta, entre otras cosas, como un aumento de volumen, produce variaciones medibles, en la corteza terrestre, de diversos parámetros, como la velocidad de las ondas sísmicas, la resistividad eléctrica y los niveles del suelo y del agua. Si estas alteraciones llegaran a comprobarse, podrían resultar sumamente útiles para predecir la ocurrencia de un terremoto.

En la misma línea de pensamiento, los científicos analizan también la modificación en la concentración de ciertos gases, como el radón, un gas inerte y radiactivo, que aumenta a medida que las rocas acumulan esfuerzos. Predicción de erupciones volcánicas Aparentemente, existiría una relación entre los terremotos y la erupción de los volcanes. Si esta relación se continuara, los observatorios podrían monitorear los movimientos sísmicos para confeccionar un pronóstico de erupciones medianamente confiable. Por otro lado, una teoría propone que las mareas solares y lunares, que poseen un ciclo definido, y el acercamiento a la Tierra de un planeta de gran masa también favorecerían de alguna manera la actividad volcánica. Una vez más, de comprobarse este hecho. se podrían prever con antelación las grandes erupciones, además de los cambios climáticos ligados a ellas, por ejemplo, las sequías y las inundaciones.

Pero otros signos de posible erupción parecen más frecuentes y seguros. La emisión de gases que cambian de composición química a medida que ésta se acerca (por ejemplo, pocas semanas antes de la gran erupción del volcán Pinatubo, en 1991, se detectaron grandes cantidades de gases sulfurosos, que incluso contaminaron lagos cercanos y acabaron con todo signo de vida). Otro fenómeno asociado al “prevulcanismo” es el abultamiento, inclinación y levantamiento de la superficie del edificio volcánico, por la actividad de los gases y el ascenso del magma, lo que a su vez eleva la temperatura del suelo.

Como podemos ver no existe una “bola de cristal” que nos permita predecir con certeza el despertar de un volcán dormido o las sacudidas violentas del planeta Pero todos los especialistas están de acuerdo en algo: la Tierra nos da muchas señales. Sólo es cuestión de saber descifrarlas.

ALGUNAS EXPERIENCIAS: El primer paso, esencial, por otra parte, para avanzar en el estudio de predicción de terremotos, consiste en identificar una región en la que su historia sísmica sugiera la posibilidad de que un terremoto pueda tener lugar en un plazo corto, para poder instalar convenientemente todos los instrumentos necesarios . En China se han obtenido notables éxitos en la predicción de terremotos; indudablemente el incentivo es alto en ese país que tiene una larga historia de desastres producidos por este fenómeno, por lo que se han dedicado a este trabajo enormes recursos de mano de obra, tanto profesional como amateur.

Antes de ocurrir el terremoto de Haicheng …”en 1975, se habían estudiado una serie de terremotos de la zona a partir del que tuvo lugar en Bo Hai en 1969 y otros anteriores a él , y se había localizado una especie de trayectoria progresiva en dirección noreste. Mediante trabajos de campo para determinar las deformaciones del terreno, y otra serie de síntomas, se llegó a establecer en junio de 1974 que un terremoto de magnitud 5 a 6 tendría lugar en la zona norte de Bo Hai en un plazo de uno o dos años.

En febrero de 1975 una serie de pequeños temblores fueron correctamente identificados corno una secuencia de sacudidas previas; este hecho provocó la decisión de evacuar a la población, instalándola en tiendas de campaña a pesar de las crudas condiciones meteorológicas invernales. A lo largo de ese día más de un millón de personas acamparon en las afueras de la ciudad, y al principio de la tarde tuvo lugar la primera gran sacudida de magnitud 7,3 y con un foco a 12 Km. de profundidad.

Trágicamente, el terremoto que tuvo lugar en Tangshan el año siguiente, y en el que murieron 240.000 personas, no pudo ser predicho, en parte debido a la aparente ausencia de sacudidas previas y de otros síntomas precursores. Fuertes temblores se sintieron también en Beijing (Pekín) que hicieron que los residentes de esa zona se trasladaran temporalmente a campamentos provisionales durante el período posterior al terremoto .

INTENTOS DE CONTROL SATELITAL: Lanzado en 1976, el Satélite Geodinámico Láser (LA-GEOS) está concebido para proporcionar información sobre los desplazamientos de la corteza terrestre, y puede conducir al desarrollo de técnicas que permitan predecir los terremotos.

Para ello se hacen rebotar en el satélite rayos láser y se cronometra su retorno a la Tierra, con lo que se mide la distancia que separa el satélite de distintas estaciones terrestres de seguimiento. Este valioso procedimiento para la predicción de seísmos sería posible gracias a la reciente puesta a punto de todo un sistema para comunicar estaciones terrestres y lunares con satélites por medio de láseres. La capacidad de un sistema láser es 100 veces mayor que la de un sistema convencional de mícroondas y extiende su eficacia más allá del sistema solar.

Las técnicas de medición láser-satélite se han propuesto también como un posible medio de detectar las ondas de gravedad, es decir, el hipotético equivalente gravitatorio a la radiación electromagnética. En teoría, las manifestaciones violentas de energía gravitatoria agitarían los satélites en sus órbitas.

Sin embargo, tales efectos pueden resultar demasiado tenues para que sean registrados por las actuales técnicas de láser y, hasta la fecha, la labor más convincente para verificar la existencia de las ondas gravitatorias la ha realizado el profesor Joseph Weber, de la Universidad de Maryland. Empleando dos cilindros de aluminio sólido y tres toneladas y media de peía, situados a mil kilómetros de distancia entre sí y totalmente aislados de vibraciones locales, Weber logró detectar (con un equipo tan sensible que era capaz de registrar movimientos de una centésima del diámetro del núcleo atómico) vibraciones simultáneas en los cilindros que no podían atribuirse a ningún fenómeno conocido.

Una causa de las vibraciones pudieran ser explosiones de energía gravitatoria. Si posteriores experimentos lo confirman, podemos estar a las puertas de una revolución en el campo de la física tan grande como la preludiada en el siglo XIX por el descubrimiento de la radiación electromagnética.

En lo que respecta al conocimiento de la gravedad, nos encontramos tan sólo un poco más avanzados que los antiguos griegos en lo concerniente a la electricidad: les resultaba familiar la electricidad estática y la magnética, pero no sabían nada de su tercera manifestación, las invisibles ondulaciones que hacen posible la radio, la televisión y muchos otros fenómenos que hoy ya no nos sorprenden. Si la sociedad ha de experimentar una nueva revolución, sus raíces tecnológicas bien pudieran afirmarse en las actuales investigaciones para detectar las ondas gravitatorias.

ALGO MAS…
La señal producida por un terremoto típico (suponiendo que no sea suficientemente potente para causar daños al aparato) presenta tres tipos de ondas. Las primeras ondas que llegan al observatorio son las ondas longitudinales, que se propagan de la misma forma que las sonoras (es decir, vibran en la dirección de la propagación).

Después, llegan las ondas transversales, que vibran en ángulo recto, respecto a la dirección de propagación. Estas últimas son las menos potentes y el tiempo que transcurre entre ambas, determina la distancia del foco al observatorio.

Este tipo de ondas se denomina ondas principales. Los terremotos fuertes se pueden observar en forma de ondulaciones “visibles” que se propagan por sobre la superficie terrestre.

Estas ondas se propagan por la vía más larga, alrededor de la capa más exterior de la corteza terrestre, y llegan al observatorio algún tiempo después que las otras ondas, que pasan a través de la Tierra. Las ondas principales son las que producen mayores daños. La velocidad de las ondas sísmicas es distinta en las diferentes clases de ellas; las longitudinales recorren 12.000 metros por segundo; las transversales 6.500, y las superficiales 3.800.

La velocidad de todas ellas decrece con la distancia al epicentro hasta llegar a un valor mínimo, a partir del cual aumenta con dicha distancia hasta hacerse constante. Llama la atención la extraordinaria velocidad de las ondas longitudinales, tres veces superior a la de las superficiales y más del doble de la velocidad de propagación del movimiento en las rocas más elásticas conocidas.

Lo primero se explica porque las longitudinales viajan por el interior de la Tierra, desde el hipocentro (foco) a los distintos puntos de su superficie, y esto explica también que aumente, con la distancia del epicentro, a partir de un cierto punto, puesto que entonces la línea, según se propaga la onda sísmica, atraviesa mayor longitud de rocas de profundidad, que son más densas y elásticas.

Lo segundo nos obliga a admitir la existencia, en el interior de la Tierra, de una sustancia muy densa y de una rigidez mayor que la de todas las rocas conocidas; es decir, el núcleo terrestre no puede ser fluido ni pastoso, pues, en este caso, las ondas caminarían con mayor velocidad en el núcleo que en la corteza terrestre, y la experiencia demuestra, precisamente, lo contrario.

 Ver: Terremotos Históricos

Terremotos Mas Importantes de Argentina

Fuente Consultada:
Biología y Ciencias de la Tierra -Estructura y Dinámica de la Tierra Santillana
Los Terremotos Akal Geological Museum

Tragedias y accidentes en el siglo XX Grandes Catastrofes Accidentes

historicas tragedias

LISTA DE LAS TRAGEDIAS MAS IMPORTANTES DE LA HISTORIA

(1912) Hundimiento del Titanic  1403 Víctimas
(1937) Incendio en el Hindenburg 36 Víctimas
(1945) Hundimiento del Gustloff (8000 Víctimas)
(1977) Accidente Aéreo en Tenerife 582 Víctimas
(1912)Accidente Aéreo en el Río Potomac 78 Víctimas
(1976) Contaminación Química en Seveso
(1986) Explosión Radiactiva en Chernobyl
(1986) La Tragedia del Transbordador Challenger
(2000) La Tragedia del Submarino Ruso Kursk
(2001) Ataque a las Torres Gemelas

GRANDES TRAGEDIAS DE LA HISTORIA:
TRAGEDIA NATURAL: EL TERREMOTO DE PERÚ EN 1970:
En aquellas partes del mundo que, por fallas en la corteza terrestre, son especialmente susceptibles a los terremotos, la gente aprende a vivir con el riesgo y a aceptarlo como parte de sus vidas, de la misma forma en que la gente que vive en el hemisferio norte acepta la posibilidad de que haya nieve en invierno. Los peruanos han estado conscientes de la probabilidad de terremotos durante siglos (la historia registrada de terremotos en Perú data de los cronistas españoles en 1619) y han aprendido a aceptarlo filosóficamente. Pocos, sin embargo, imaginaron un terremoto tan devastador como el que ocurrió el domingo 1 de mayo de 1970, que afectó 960 kilómetros de la costa peruana y una vasta parte del interior, dejando docenas de poblaciones en ruinas o totalmente arrasadas, y matando un asombroso total de por lo menos 50,000 personas.

Los peruanos son ardientes aficionados al fútbol, y a las tres de la tarde de aquel día la mayoría se había instalado en casa para ver por televisión el primer partido de la Copa del Mundo. Veintitrés minutos más tarde, en alta mar, a 92 kilómetros al oeste de la próspera ciudad de Chimbote con una población de 200,000 habitantes, el lecho del océano se rompió y se combó. La tierra, torturada por la tensión, buscó una posición más cómoda, como un anciano que se diera vuelta en el lecho, y a lo largo de la faja de 400 kilómetros de costa, limitada al norte por Trujillo y al sur por Lima, la capital, la tierra se combó y se sacudió en un poderoso terremoto que alcanzó una intensidad de entre siete y ocho grados en la escala de Richter. Por cientos de kilómetros al norte, sur y este se sintió la sacudida en la tierra.

Al principio la magnitud del desastre no fue apreciada. En Lima, la gente se precipitó a las calles, pero la capital fue afortunada y escapó al daño. Durante algunas horas, pues todas las comunicaciones habían sido cortadas, no se supo que la fuerza total de este “acto de Dios” se había sentido en Chimbote, que estaba situada en una angosta planicie costera, y en las ciudades y aldeas del interior, en las faldas de la cordillera de los Andes.

Los primeros informes desestimaron la magnitud del desastre. Hablaban de “250 muertos en Chimbote” y “140 en Huaraz”. Lentamente, la espantosa verdad emergió: Chimbote estaba en ruinas y se calculaba que 2,700 personas habían muerto. Casma, Huanmey y las poblaciones a lo largo de la costa habían sufrido en mayor o menor grado, y un número desconocido de personas había muerto. Era imposible descubrir lo que había pasado tierra adentro, en el distrito de Callejón de Huaylas, un área turística popular conocida como “la Suiza de Perú”, donde había cientos de pequeñas aldeas de montaña y pequeños villorrios.

La comunicación por radio se interrumpió como resultado del daño a la estación hidroeléctrica de Huallanca; los caminos estaban intransitables por los deslizamientos de tierra y hundimientos, y cuando al día siguiente los helicópteros intentaron hacer un reconocimiento, la visibilidad de los pilotos era opacada por la niebla y las enormes nubes de polvo que se elevaban a miles de metros en el aire. Nadie sabía lo que había ocurrido en un área del tamaño de Escocia, dominada por el pico del monte Huascarán de 6,883 metros de altura.

Una hora después del temblor era evidente que la magnitud del desastre era mucho mayor de lo que las autoridades de Lima habían imaginado originalmente. El presidente de Perú, el general Velasco, se embarcó en un navío hacia Chimbote y encontró una ciudad en ruinas; sesenta a setenta por ciento de las construcciones estaban destruidas. La parte antigua de la ciudad, donde muchos edificios estaban en malas condiciones, había sido la más afectada.

Durante dos días y medio ningún helicóptero pudo aterrizar en la región de los Andes debido a que continuaba la mala visibilidad. Hasta que cientos de paracaidistas lograron aterrizar, el único contacto con estas regiones aisladas fue la voz desesperada y suplicante del radioaficionado.

La mera extensión del área de devastación significaba que gran parte de ella era inaccesible, y pasaron muchos días antes de que los socorristas (con sus recursos forzados al máximo) lograran llegar a las partes más remotas. Uno de los problemas era saber precisamente qué provisiones se necesitaban. En las poblaciones de la montaña cientos de miles de campesinos indígenas quedaron sin calefacción y refugio durante casi una semana. Por toda el área los sobrevivientes afluían a los caminos transitables a pie, en carretas y carros de plataforma, buscando desesperadamente auxilio y refugio.

El temor continuó. De vez en cuando podían sentirse pequeños temblores de tierra, y cuando un par de días después del temblor, la tierra volvió a estremecerse, la gente se precipitó a las calles con ropa de dormir, cubriéndose la cabeza con las manos. Muchos preferían dormir a la intemperie y las nuevas “casas”, construidas sobre los escombros de las viejas, estaban hechas de juncos inofensivos.

No obstante, la caída de rocas y las avalanchas habían causado un grave daño. La mayor y más catastrófica fue la que destruyó Yungay y Ranrahirca y mató casi 30,000 personas en éstos y en otros pueblos y aldeas.

Muchas lecciones fueron aprendidas del desastre de Perú. Es evidente que la destrucción habría sido menor si las construcciones hubieran estado mejor situadas o mejor construidas. En el área afectada por lo peor del terremoto, el daño fue causado principalmente a construcciones de mala calidad, inadecuadas para el tipo de suelo en el que fueron construidas, y erigidas sobre cimientos mal colocados. El terremoto abrió grietas en los suelos saturados de arena y arcilla y elevó el nivel del agua del subsuelo, mientras que los cimientos colocados sobre roca no fueron gravemente afectados. En Huaraz, por ejemplo, las partes más viejas de la ciudad, construidas sobre el terreno aluvial del río, sufrieron el mayor daño; la parte nueva, sin embargo, construida sobre roca traída por un deslizamiento de tierra en 1941, fue menos dañada.

Las construcciones de adobe resultaron ser menos sensibles a la tensión que el ladrillo o el concreto, pero en algunos casos los edificios de concreto se derrumbaron debido a los malos materiales utilizados en su construcción. Estas lecciones son aprendidas a un costo espantoso. Al final, los débiles esfuerzos del hombre resultan inútiles cuando la naturaleza decide desatar la furia total de sus poderes.

Fuente Consultada: Los peores Desastres del Mundo en el Siglo XX

Otros temas relacionados

Malas Noticias
en el M
undo
Desastres
Naturales
Injusticias
de la Vida
La Tierra
Se Rebela
La Tragedia
de los Andes

Desierto Australiano Caracteristicas Fauna Clima Geografia Mundo

Desiertos: Cuando hablamos de desiertos hacemos referencia a las tierras áridas y deshabitadas de nuestra planeta, las cuales abarcan una quinta parte de la superficie total. Generalmente se localizan entre los 23 y los 35° de latitud norte y sur, estas franjas están sometidas a la acción constante de las altas presiones, lo que hace imposible la formación de nubes y por ende de lluvias.

Los desiertos se caracterizan  por su sequedad reinante. Esta aridez se debe entonces a esta escasez de precipitaciones que por lo general no superan los 100 milímetros al año. Además las temperaturas sufren un cambio muy brusco, ya que los días se caracterizan por ser muy calurosos y las noches muy frías, por lo que el resultado es una amplitud térmica muy marcada. En cuanto a la vida en este ecosistema parece ser muy difícil, sin embargo su flora y fauna es muy variada, las cuales desarrollan adaptaciones particulares para su supervivencia.

Desiertos de Australia

Situados en el hemisferio sur de nuestro planeta y con una extensión de 2.300.000 kilómetros, encontramos los desiertos de Australia, los cuales constituyen gran parte de los que se conoce “como el interior de Australia”. Es decir, el centro de este país es una gran región desértica. Desde los tiempos remotos estas áreas han sido inhóspitas y de difícil acceso. Sin embargo, en la actualidad esto ha cambiado, ya que son lugares muy visitados por turistas por que son considerados como algo diferente. Aquí ellos recorren los paisajes imponentes, sus rocas, quebradas, arenas de colores, su flora y fauna tan variada.

Uno de los desafíos preferidos de los viajeros más aventureros es el cruce del Desierto Simpson en el corazón australiano.
Si bien no hay caminos o rutas propiamente dichas, la travesía de los exploradores se hace únicamente en 4×4
por sendas que atraviesan sus 176.500 kilómetros cuadrados.

Cuando hablamos de desiertos, significa que no hay una única área particular en este país, sino que son variados en cuando a tamaño y ubicación. Por ejemplo:

  • Gran Desierto de Victoria, con una superficie de 424.400 kilómetros cuadrados.
  • Gran desierto Arenoso, su superficie total es de 284.993 kilómetros cuadrados.
  • Desierto de Tanami, con una superficie de 184.500 kilómetros cuadrados.
  • Desierto de Simpson, su superficie total es de 176.500 kilómetros cuadrados.
  • Desierto de Gibson,  con una superficie de 156.000 kilómetros cuadrados.
  • Pequeño Desierto arenoso, su superficie total es de 111.500 kilómetros cuadrados.
  • Strzelecki Desierto, con una superficie total de 80.250 kilómetros cuadrados.
  • Sturt pedregoso desierto, su superficie total es de 29.750 kilómetros cuadrados.
  • Tirari Desierto (South Australia), con una superficie total de 15.250 kilómetros cuadrados.
  • Pedirka Desierto (South Australia), su superficie total es de 1.250 kilómetros cuadrados.

Características en general

La mayoría de los desiertos antes mencionados poseen características muy similares. Estos representan el 18% del continente, sin embargo es

 fundamental aquí que tan sólo el 36% recibe escasas precipitaciones, por lo que se debe considerar estas áreas como desierto. Por ejemplo, el 70% de Australia esta considerado como árido o semiárido por recibir montos de precipitaciones inferiores a los 500 milímetros por año.

No obstante, de ese porcentaje sólo el 3 % de la población reside allí, y el resto se concentra sobre las costas.

Ahora deberíamos preguntarnos cual es la razón principal de la formación de de estos desiertos. Rotundamente la respuesta es su “ubicación”. Los desiertos de Australia, al igual que la mayoría de los desiertos del mundo, se localizan a los 30° latitud sur del Ecuador, en donde el fenómeno climático crea un clima seco. Tal es así, que al aire húmedo se eleva en el Ecuador, se enfría a medida que avanza hacia el sur, la humedad posteriormente se condensa y precipita en las regiones tropicales. Seguidamente, este aire desciende seco hacia las regiones subtropicales, el calentamiento anima a una mayor evaporación, lo que determinará la formación de características propicias para la formación de los desiertos.

La fauna de los desiertos australianos  

Los mayores desiertos de Australia se encuentran en el centro y noroeste del país. Como ser el Gran desierto de Victoria (centro- oeste del país). En ellos, los animales, así como también la vegetación, tienen la capacidad de vivir sin la presencia de agua que tan vital para cualquier ser vivo de nuestro planeta. Sumado a ello, la escasez de precipitaciones y las altas temperaturas hacen de una combinación más que desalentadora para habitar estas áreas.

En cuanto a los animales nativos de esta región, la mayoría ha sido extinta. Esto se debe a que se han introducido animales como el camello, conejos, y gatos asilvestrados que comenzaron a competir por el alimento de origen animal nativo de Australia, resultando victoriosos de detrimento de los primeros.

Actualmente, dentro de los animales que encontramos en los desiertos australianos esta una serpiente blanca y negra, llamada “Bandy bandy Snake”, esta vive generalmente bajo tierra, pero sale por las noches. Por lo general se alimentan de otras serpientes y no atacan a los seres humanos. Se encuentra en los desiertos del centro de Australia.

Otra especie característica son los lagartos, como por ejemplo geckos. Tienden a alimentarse de arañas, cucarachas u otros geckos y durante el día descansan bajo la corteza terrestre o las grietas de las rocas.

Además encontramos marsupiales, otros tipos de reptiles, zorros y camellos.

La vegetación

En los desiertos de Australia, encontramos una variedad de árboles y arbustos, como ser los hermosos “espíritus de encías” (sp Corymbia), ; mulga “(Acacia aneura), el sándalo (Santalum spicatum); Norte Cypress Pino (glaucophylla Callitris); Sandhill Wattle (ligulata Acacia) y occidental Myall (papyrocarpa Acacia). Some of the shrubs found in Australian deserts are Narrow-leafed Hop Bush ( Dodonaea viscosa ), Emu Bush (Eremophila glabra ), Low Bluebush ( Maireana artstrotricha ), Bladder Saltbush ( Atriplex vesicaria ) and Bullock Bush ( Alectryon oleifolium ). Algunos de los arbustos como el Hop Bush (Dodonaea viscosa), Emu Bush(Eremophila glabra), Bajo bluebush (artstrotricha Maireana), la vejiga saltbush (vesicaria Atriplex) y Bullock Bush (oleifolium Alectryon).

También encontramos ciertos montículos de pastos, denominados hierba Spinifex. Junto a flores silvestressturtianum Gossypium y la Anigozanthos sp (pata de canguro), entre otras.

Cabe aclarar, que todos estos tipos de vegetación presentan ciertas adaptaciones como los animales para sobrevivir a la escasez de agua y a las altas temperaturas reinantes en la región.

Fuente Consultada: The introduction of the fox has dramatically reduced the number of Bilbies.http://www.realaustraliatravel.com/australian-desert-animals

http://www.gondwananet.com/australian-desert-plants

Desierto De Sahara Desiertos de Africa Flora y Fauna Mayor Desierto

Desiertos: Cuando hablamos de desiertos hacemos referencia a las tierras áridas y deshabitadas de nuestra planeta, las cuales abarcan una quinta parte de la superficie total. Generalmente se localizan entre los 23 y los 35° de latitud norte y sur, estas franjas están sometidas a la acción constante de las altas presiones, lo que hace imposible la formación de nubes y por ende de lluvias.

Los desiertos se caracterizan  por su sequedad reinante. Esta aridez se debe entonces a esta escasez de precipitaciones que por lo general no superan los 100 milímetros al año. Además las temperaturas sufren un cambio muy brusco, ya que los días se caracterizan por ser muy calurosos y las noches muy frías, por lo que el resultado es una amplitud térmica muy marcada. En cuanto a la vida en este ecosistema parece ser muy difícil, sin embargo su flora y fauna es muy variada, las cuales desarrollan adaptaciones particulares para su supervivencia.

Desierto del Sahara

Situado al norte de África, encontramos el desierto cálido más grande del mundo: el desierto de Sahara. Este se introduce al continente en 1.610 Kilómetros y posee una amplitud de 5.150 kilómetros en lo que va desde el océano Atlántico hasta el Mar Rojo. Por lo que su superficie total es de superior a 9.000.000 de kilómetros cuadrados. Sin embargo, de ese total solamente una pequeña porción comprende oasis parcialmente fértiles (más precisamente 207.200  Km²). Su nombre proviene de la palabra arábiga “sahra”, que significa “desierto”.

Este desierto separa a África en dos zonas: al norte, el África Mediterránea y al sur, el África Subsahariana. Además se extiende por el territorio de numerosos países, como ser Egipto, Sudán, Chad, Libia, Níger, Malí, Mauritania, Sahara Occidental, Marruecos, Túnez y Argelia. Cabe aclarar, que este desierto en ciclos regulares se expande y contraen, lo que hace que las fronteras y límites con los mencionados países sean de carácter constante.

Si observáramos el paisaje del Sahara encontraríamos gravas, arenas y dunas. No obstante no es como todos suponemos imaginarnos. Sólo el 30% de él es solamente arena y el resto son planicies compuestas de diferentes materiales.

En cuanto a las dunas tan características de este paisaje, las podemos encontrar cerca del Alto Atlas y llegan hasta las zonas tropicales que se encuentran más al sur. Contrastando con las arenas, y dando un matiz verdoso al paisaje, encontramos las palmeras datileras; y a intervalos también no enfrentamos a oasis con agua. Por lo que muchas veces estos últimos se encuentran canalizados para asegurar el agua en zonas de siembra.

En cuanto a las condiciones climáticas de la región, podríamos decir que se destaca por su calor sofocante, cuyas temperaturas fueron corroboradas: de hasta 76° C y 58° C a la sombra; en cambio por la noche la temperatura desciende abruptamente y de una manera muy rápida; provocando así una marcada amplitud térmica diaria.

En cuanto a las precipitaciones, el Sahara recibe menos de 7,6 Cm. al año, incluso en las áreas más húmedas podría llegar a llover dos veces en una semana y luego no recibir lluvias durante varios años. Por lo que nos demuestra que su humedad relativa es inferior al 10%.

En este desierto hay datos que reflejan que sólo ha nevado una vez, y fue el 18 de febrero de 1979, a la mitad de una noche, más precisamente al sur de Argelia.

Los vientos, son principalmente alisios del nordeste y del oeste, en las zonas más próximas al océano Atlántico. Por lo general estos son muy violentos y cargados de polvo y arenas, provocando un barrido sobre la superficie arrastrando todo aquello que no esta sujeto al suelo y secando la vegetación. Sin embargo, estos vientos son seguidos de largos períodos de calmas absolutas.

Flora y Fauna

En cuanto a la vegetación, y a causa de la escasez de agua en dicha región, este desierto esta casi privado de la misma. Tal es así, que de la vegetación mediterránea que cubría las montañas del Sahara (antes de ser desierto), sólo quedan una adelfa y ciprés del tassili, cerca del gueltas.

Las plantas deben adaptarse al medioambiente, por lo que tratan de reducir la evaporación y aumentar la absorción de agua. Para ello poseen hojas muy pequeñas, raíces muy largas como las acacias o tamariscos, acumulación de agua en los tejidos y las hojas recubiertas en cera (suculentos), perder sus raíces y dejarse transportar para absorber la humedad de la atmósfera como las rosas de Jericó, chupar la linfa de las raíces de otras como el Cystanche, perder sus hojas en caso de la aridez y dejarlas crecer en tiempos húmedos como la zilla, y convertir sus hojas en hojas incomibles como el manzano de Sodoma.

Pero, la palmera datilera es la protagonista de este desierto. La misma fue introducida por los árabes, y es fuente de alimento para los hombres en los oasis, sus trocos son utilizados para vigas, protege del sol, su follaje tiene distintas aplicaciones en este ambiente.

En cuanto a la fauna, estos también deben desarrollar adaptaciones para sobrevivir a las altas temperaturas, como ser aumentar la temperatura interna para no perder tanta transpiración, el pelaje, la retención y concentración de orina, entre otros.

Es así como los animales más característicos de este desierto, son el addax, la gacela doncas, el zorro del Sahara y fundamentalmente el dromedario, el cual sin su existencia el hombre no podría vivir. Este puede soportar el calor y la sed, transportando además hasta 250kg de un lado a otro del desierto.

LOS DESIERTOS MAS EXTENSOS (Km2)

Sahara … Norte de África  ….9.100.000

Libia …. Noreste del Sahara …. 1.680.000

Australiano …. Australia  …. 1.550.000

Arábigo  Arabia …. 1.300.000

Gobi Mongolia  1.040.000

Rub’al-Jali  Arabia …. 770.000

Kalahari …. Botswana …. 520.000

Sirio  Norte de Arabia …. 310.000

Takla-Makan … Sinkiang (China) …. 310.000

Karakum … Turquestán (Turkmenistán)…. 260.000

Nubia… Este del Sahara …. 260 000

Thar  ….Noroeste de la India y oeste del Pakistán …. 250.000

Kizil Kum …. Turquestán (Uzbekistán, Kazakistán)… 225.000

Atacama …. Chile…180.000

Colorado … California (EEUU) … 78.000

Negev .. Sur de Israel … 12.800

Sechura …. Perú …12.000

 Fuente Consultada: http://viajeafrica.com/el-gran-desierto-del-sahara/

http://www.exitegipto.com.ar/desierto_sahara_oasis_egipto.php

http://www.abcpedia.com/mundo/desierto

http://www.sahara-online.net/esp/Geograf%C3%ADa/Faunayflora/tabid/619/Default.aspx

PARA SABER MAS…
UN POCO DE HISTORIA

LAS RUTAS COMERCIALES del desierto del Sahara existían desde las épocas de la antigua Grecia. La introducción de los camellos en el norte de África (alrededor del 100 d.C.) facilitó su recorrido.

CARAVANAS
Gracias a su capacidad de sobrevivir largos períodos sin beber agua y a sus dedos flexibles que se adaptan a la marcha sobre terrenos arenosos, los camellos son los animales más adecuados para el desierto. Cargados con armas y mercancías lujosas, cruzaban el Sahara en largas caravanas. En los centros comerciales, los mercaderes árabes cambiaban sus mercancías por oro, marfil, esclavos y nueces de cola procedentes de África Occidental.

SITUACIÓN ESTRATÉGICA
Los pueblos que controlaban este comercio se hicieron con grandes fortunas. El reino de Ghana fue el primero en prosperar gracias al comercio. Tras la conquista de Ghana, en 1203, Malí se convirtió en el imperio más poderoso. Se mantuvieron vínculos estrechos entre Tombuctú, la capital de Malí, y otros centros comerciales como el oasis de \Valata y la ciudad de Djeimé.

EXPORTACIÓN
El oro de África occidental servía para acuñar moneda en diversos centros de Europa y Asia. A través del desierto del Sahara viajaban mercancías e ideas. Debido a la aceptación del Islam por las clases cultas de Malí, penetraron también muchos libros árabes.

IBN BATTUTA
La mejor descripción de un viaje por el desierto la realizó el viajero marroquí Ibn Battuta (1304-68), quien en 1352 atravesó el Sahara con una caravana de comerciantes. Después de 25 días de viaje, la caravana llegó a la ciudad de Taghaza, famosa por su producción de sal. Allí, donde incluso las casas estaban construidas con bloques de sal, los comerciantes la compraban a precio de oro. Provisto de agua para algo más de una semana, viajó por la noche para evitar el intenso calor. Dos meses después de dejar Marruecos, Ibn Battuta llegó a la ciudad meridional de Walata. Desde allí atravesó la llanura de Sudán hasta llegar a las ricas ciudades de Malí.

Desierto De Kalahari Fauna Población Vida en el desierto Geografia

Desiertos: Cuando hablamos de desiertos hacemos referencia a las tierras áridas y deshabitadas de nuestra planeta, las cuales abarcan una quinta parte de la superficie total. Generalmente se localizan entre los 23 y los 35° de latitud norte y sur, estas franjas están sometidas a la acción constante de las altas presiones, lo que hace imposible la formación de nubes y por ende de lluvias.

Los desiertos se caracterizan  por su sequedad reinante. Esta aridez se debe entonces a esta escasez de precipitaciones que por lo general no superan los 100 milímetros al año. Además las temperaturas sufren un cambio muy brusco, ya que los días se caracterizan por ser muy calurosos y las noches muy frías, por lo que el resultado es una amplitud térmica muy marcada. En cuanto a la vida en este ecosistema parece ser muy difícil, sin embargo su flora y fauna es muy variada, las cuales desarrollan adaptaciones particulares para su supervivencia.

Desierto de Kalahari

Este desierto tan particular, se extiende por parte de varios países: Bostwana, Namibia, Sudáfrica; ocupando aproximadamente 700.000 kilómetros cuadrados de superficie. Este ecosistema ubicado al sur del continente africano, es también llamado “desierto rojo”, ya que esta conformado por inmensas extensiones de arena rojiza y marrón.

Justamente esta característica nos da para pensar que el Kalahari se trata de un desierto sofocado por las elevadas temperaturas a lo largo de las diferentes estaciones del año. Ya que su nombre traducido significa “gran sed”. Sin embargo, esto no es totalmente así, ya que existen zonas que reciben precipitaciones constantes, favoreciendo el crecimiento de la vegetación. Así como también la existencia de una variedad climática, con temperaturas que oscilan entre los cero grados a los 40° C.

En 1849, el primer explorador extranjero logra atravesarlo en toda su extensión. Este se llamaba David Livingston. No obstante, muchas caravanas posteriores quisieron repetir su hazaña pero no lograron, muriendo en su trayecto y a causa de la sed. Además otra característica particular de este desierto, es que aquí reside un pueblo nómada único: los khoisans o bosquimanos (denominación aplicada por la población blanca).

Clima

Este desierto, de extensas arenas rojas y sin ningún depósito de agua superficial, forma parte de la sabana de clima templado o praderas de África, y puede tener una precipitación anual cercana a los 500 milímetros en la parte húmeda del ciclo (es decir, de 13 a 15 años). En cambio, en el ciclo seco, las precipitaciones medias anuales pueden llegar a ser inferiores a 100 milímetros.

En cuanto a las temperaturas estas son extremas durante el día y la noche; y por lo tanto en invierno y verano. Tal es así, que la temperatura a arenas abiertas puede llegar a 70° C. y a unos pocos centímetros por debajo de este, la misma puede llegar a tener 20 o 30 grados Celsius menos.

A pesar de ello, las temperaturas promedios en verano son de 40° C, y en invierno un promedio de 28° C.

Flora y Fauna

Pese a sus condiciones extremas, el Kalahari posee una sorprendente conjunción de flora y fauna. Una de las plantas que más capta la curiosidad de las personas es la Hoodia Gordonii, una especie muy similar al cactus, y la cual fue muy utilizada por las tribus nómadas para saciar su sed y como alimento. Actualmente esta planta, sigue siendo muy utilizado para elaborar productos adelgazantes y de control de peso.

Sumado a ello, como alfombra a ambos lados de caminos y que sirven como base para la alimentación de los bosquimanos, encontramos algo muy inusual para la zona: y nos referimos a la presencia de melones.

Además no debemos dejar de mencionar al Delta del Okavango, ya que es un punto muy resaltante en cuanto a los aspectos de la flora y fauna de esta región. Este delta es una zona de pantano dentro del gran desierto árido, el cual suele considerarse como un gran oasis. Reuniendo en su interior una gran variedad de animales; entre ellos leones, elefantes, rinocerontes, guepardos, cocodrilos, cebras, jabalíes, búfalos y una gran variedad de aves (estas, solamente se hacen presentes durante algunos meses del año).

Población

Como mencionábamos anteriormente, en este incivil desierto habita una población nómada muy particular; los bosquimanos. Estos fueron uno de los primeros grupos étnicos del Kalahari, y actualmente son los últimos que tratan de mantener fielmente sus costumbres; como ser la caza, la pesca y su forma de vida, la cual es apreciada por los turistas que visitan el lugar.

Su idioma es algo muy distintivo, ya que esta compuesto por cuatro o cinco lenguas, en donde los sonidos de cada una de estas son producidos por los labios, la lengua, y también los dientes.

Desierto De Gobi Flora y Fauna de los desiertos Temperaturas Maximas

Desierto De Gobi Flora y Fauna
Temperaturas Máximas

Desiertos: Cuando hablamos de desiertos hacemos referencia a las tierras áridas y deshabitadas de nuestra planeta, las cuales abarcan una quinta parte de la superficie total. Generalmente se localizan entre los 23 y los 35° de latitud norte y sur, estas franjas están sometidas a la acción constante de las altas presiones, lo que hace imposible la formación de nubes y por ende de lluvias.

Los desiertos se caracterizan  por su sequedad reinante. Esta aridez se debe entonces a esta escasez de precipitaciones que por lo general no superan los 100 milímetros al año. Además las temperaturas sufren un cambio muy brusco, ya que los días se caracterizan por ser muy calurosos y las noches muy frías, por lo que el resultado es una amplitud térmica muy marcada. En cuanto a la vida en este ecosistema parece ser muy difícil, sin embargo su flora y fauna es muy variada, las cuales desarrollan adaptaciones particulares para su supervivencia.

Desierto de Gobi

Este desierto se extiende sobre una de las zonas templadas de nuestro planeta, considerado además uno

 de los más grandes que existen sobre su superficie. Su ubicación es precisamente desde el norte de China hasta, aproximadamente el sur de Mongolia. Además este desierto se encuentra rodeado por montañas como las de Altai, al norte las estepas de Mongolia y la meseta del Tíbet, y la planicie del norte de China por el sudoeste.

“Gobi”, es una palabra mongol que hace referencia a “desierto”. En este caso esta región se caracteriza por poseer temperaturas muy cálidas en verano y un extenso y frío invierno. Sus maravillas naturales no son los únicos motivos de visita hacia esta región, sino que es valorada por paleontólogos como una de las reservas prehistóricas más ricas que datan de cientos de millones de años. Estos especialistas trabajan arduamente sobre sus espesas arenas en busca de restos fósiles, propios del tiempo de los dinosaurios, tal es así que ya se han encontrado 30 cráneos de lagartos y de pequeños mamíferos, esqueletos de dinosaurios, y hasta nidos; que evidencian esta caracterización del Gobi.

Condiciones Climáticas

El clima del desierto de Gobi es muy extremo. A lo largo del año, o también en cuestión de horas manifiesta cambios bruscos en su temperatura. Tal es así que la máxima de esta en verano puede llegar a ser de 45° C, considerándolo como un clima moderado a caliente; mientras que en invierno las temperaturas poseen un promedio de -40° C.  Esto refleja las condiciones del desierto, su extrema aridez (principalmente en invierno), mientras que en primavera y verano se desarrollan asombrosas tormentas de hielo y nieve.

Este desierto presenta ambientes o regiones muy diferentes, basadas principalmente en las variaciones climáticas y de su relieve. Por ejemplo; en la región más al este del  desierto y con una superficie de 281.800 kilómetros cuadrados, encontramos la estepa oriental. Se extiende desde China (en la meseta central de Mongolia) hacia, valga la redundancia Mongolia. Esta región comprende las montañas de Yin y otras áreas rodeadas depósitos de sal y charcas muy pequeñas.

Otra zona muy característica, es la que se encuentra al oeste al suroeste de la estepa oriental, se encuentra lameseta semiárida de Ala Shan. Esta comprende las montañas ubicadas  entre la cordillera de Gobi Altai, al norte las montañas de Helan, al sureste, y las montañas de Filian y la porción nororiental de la meseta tibetana, al sudoeste. Si continuamos por el norte de este ambiente, encontramos otra región: la estepa desértica del valle de los lagos del Gobi, más precisamente entre la cordillera de Gobi Altai (al sur), y la cordillera de Kanghai (norte). Finalmente otra zona es la denominada región desértica de Taklamakan, la cual incluye el desierto de Lop Nor.

Flora y Fauna

La cruenta realidad, es que en este desierto es que la naturaleza es muy escasa. En cuanto a su flora, gran parte de la superficie esta cubierta por una fina vegetación de hierbas, arbustos y espinillos; los cuales deben adecuarse a las condiciones de aridez reinantes. Tal es el caso de algunos arbustos como la artemisia cana o la Salsola passerina. La superficie esta cubierta por gran cantidad de rocas y arena, salpicado por algunos aguazales (depresiones en donde se concentra el agua de lluvia), propicios para que los animales la consuman.

En cuanto a la fauna, encontramos el camello utilizado principalmente como animal de carga, leopardos de nieve, osos pardos y lobos. Otros más curiosos pero existentes en esta región son: el águila dorada, la gacela de cola negra y el ratón más pequeño del mundo (sólo diez centímetros).

La inmensa naturaleza presente en este desierto, plasmada sobre clima riguroso y su rústico paisaje, no son obstáculos para que esta región del planeta no presente personas que recorran su superficie admirando este árido paisaje. Ello se refleja en las numerosas rutas comerciales que atraviesan su extensión la cuales son empleadas desde hace miles de años.

ALGO MAS SOBRE EL TEMA…

EL CLIMA
El Gobi se halla casi completamente rodeado por montañas; por eso los vientos de todos los puntos cardinales pierden considerable parte de su humedad al atravesar las extensas cordilleras. Con más frecuencia, los vientos del interior del desierto tienden a “exportar” la pobre humedad existente en el territorio, más bien que a traerla desde los territorios y mares ultramontanos. Durante muchas horas del día el horizonte parece hallarse muy cercano, y se viaja durante horas para alcanzar una minúscula escabrosidad del terreno que aparece como muy próxima, y cuyos detalles se perciben con absoluta nitidez sobre las cumbres de las colinas. Esta terrible transparencia se debe a la absoluta falta de vapor de agua. La sequedad del aire es tremenda y suele hacer morir en pocas horas a los animales que no logran encontrar el precioso líquido.

También por el mismo motivo (la sequedad del aire, pues la humedad actúa como un regulador) las diferencias de temperatura suelen ser enormes: el Gobi es un desierto frío, sea por la altitud, sea por hallarse situado en una zona muy continental, sea porque está muy hacia el norte y demasiado alejado del ecuador. En invierno son frecuentes las marcas termométricas de 26°, 30° y hasta 40° bajo cero. Pero especialmente durante el verano, cuando el Sol abate sus rayos directamente sobre las rocas, la temperatura suele ascender hasta los 39 grados centígrados. Las lluvias son muy escasas: oscilan entre los 100 milímetros anuales en las zonas más bajas hasta los 200 milímetros en las áreas periféricas más elevadas.

LOS ANIMALES


Ciertamente, no se puede pretender que en el Gobi exista una abundante vegetación y gran cantidad de animales; pero en un ambiente tan desagradable e inhospitalario ¡es ya un verdadero milagro que aparezca cualquier forma de vida!-Los viajeros de las caravanas que atraviesan el desierto examinan atentamente ~el suelo antes de plantar en él sus tiendas, con el fin de eludir un vecino sumamente desagradable: la víbora amarilla, que tiene el hábito de esconderse en los surcos dejados por las ruedas de los pesados carromatos del desierto.

Dos animales típicos del desierto de Gobi

Otros valerosos habitantes del Gobi son el hemíono, una especie de asno, y el caballo de Przewalski, un descendiente directo de las ‘más antiguas razas equinas, llamado así en homenaje al explorador Nicolás Przewalski, que señaló su presencia en 1879. Existen también las gacelas, cabras y ovejas salvajes, algunos roedores y lagartijas.

FUE UN MAR: La historia del desierto de Gobi es fascinante. Probablemente, hace millones de años, la cuenca inmensa donde ahora se extiende el desierto se hallaba ocupada, por lo menos parcialmente, por un mar. A lo largo de las que fueron sus orillas corre hoy, todavía, una larga ribera escarpada, un alto murallón rocoso, con sus cabos, sus ensenadas, sus golfos y sus penínsulas. Más tarde se desecó y sobre su extensión disminuyó la vida. Zonas íntegras se cubrieron de plantas, cuyos restos se encuentran a veces en la actualidad. Entre los bosques y las hierbas pasaba, haciendo temblar el suelo, el “baluqurterio”, una bestia prehistórica de una altura de más de cinco metros, con forma similar a la de un rinoceronte de larguísimo cuello. En nuestros días suelen encontrarse, sepultados en las arenas, los huesos de aquel monstruo, huevos de dinosaurio y cráneos de pequeños mamíferos antiquísimos.

Con el transcurrir de los milenios, el inmenso territorio se volvió árido, se fue despojando de su antes lujuriosa vegetación. Algunos millares de años antes de Cristo aparecieron en el Gobi seres humanos: un misterioso pueblo de habitantes de las dunas, de cuyos pobladores las expediciones científicas modernas suelen exhumar cada tanto los rastros: trozos de cacharros de primitiva alfarería, piedras pulidas, armas rudimentarias y otros restos de esa antiquísima cultura.

LAS COMUNICACIONES
Hoy, además de las milenarias rutas de las caravanas, el desierto de Gobi dispone de caminos para el tránsito de automotores. Por su región oriental corre también una línea ferroviaria que une Pekín con la línea transiberiana, con la cual empalma en la estación de Ulan Ude y que pasa por la capital de Mogolia, Ulan Bator, población situada a una altitud que excede los 1.300 metros.

Fuente: http://www.revistadini.com/noticia.php?idnoticia=55

              http://asiaviaje.com/gobi-un-curioso-desierto-en-asia/

Desierto Arábigo Ubicacion Clima Flora y Fauna Geografia Mundial

Desiertos: Cuando hablamos de desiertos hacemos referencia a las tierras áridas y deshabitadas de nuestra planeta, las cuales abarcan una quinta parte de la superficie total. Generalmente se localizan entre los 23 y los 35° de latitud norte y sur, estas franjas están sometidas a la acción constante de las altas presiones, lo que hace imposible la formación de nubes y por ende de lluvias.

Los desiertos se caracterizan  por su sequedad reinante. Esta aridez se debe entonces a esta escasez de precipitaciones que por lo general no superan los 100 milímetros al año. Además las temperaturas sufren un cambio muy brusco, ya que los días se caracterizan por ser muy calurosos y las noches muy frías, por lo que el resultado es una amplitud térmica muy marcada. En cuanto a la vida en este ecosistema parece ser muy difícil, sin embargo su flora y fauna es muy variada, las cuales desarrollan adaptaciones particulares para su supervivencia.

Desierto Arábigo

Este desierto de gran importancia en el mundo, se extiende al este del Nilo hasta el Mar Rojo y la península de Sinaí; es decir por casi toda la península arábiga (1.300.000 kilómetros). Además abarca a varios países como ser: Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Arabia Saudí, Yemen y Qatar. Esta región ecológica cubre su zona aledaña de arenas y vientos estacionales. Además contiene en su interior al Rub al-Khali (cuarto vacío). Es decir, una gran cuenca sedimentaria o cuerpo de arena en el mundo.

A lo largo de la historia, este desierto, pese a ser intransitable, por su aridez y escasez de vegetación visibles, ha servido como una gran vía de comunicación y camino comercial entre Oriente Medio y África del Norte.

Atrapado debajo de estas arenas del Pleistoceno, encontramos una inmensa reserva de aguas subterráneas, las cuales en los últimos años ha sido empleada con gran ímpetu para el riego artificial de dicha zona. A simple vista, este desierto parece inhóspito y yermo, pero sin embargo se ha comprobado que es una gran fuente de recursos naturales, en donde podemos encontrar: petróleo, gras natural, fosfatos y azufre.

Los primeros habitantes de esta agreste región, datan de hace 3.000 años, y se los conoció como beduinos, es decir una civilización nómada que aprovechaba las tierras del desierto como un caldo de cultivos para los camellos.

Clima

El desierto arábigo, como al igual de los grandes desiertos del mundo, se clasifica como un clima árido hiper. Estos se distinguen por poseer escasa humedad y precipitaciones durante las distintas estaciones del año. Tal es así, que en cuanto a la humedad podemos afirmar que solo llega a un 15% en verano. Mientras que las precipitaciones anuales son inferiores a 33 milímetros.

Si bien la sequedad es un obstáculo relevante para el asentamiento de la población, lo más importante son las temperaturas extremas de la región. Tal es así que en verano y durante el día, la temperatura puede llegar a ser hasta de 50° C; mientras que durante la noche el frío es extremo. En cambio, durante el invierno las temperaturas no son raras si llegan a ser bajo cero.

Flora y Fauna

En esta región una de las formas de vida silvestre que más se ha desarrollado son los insectos, los cuales son capaces de soportar los sofocantes días de verano en las dunas de arena. Estos, además han desarrollado diversos mecanismos de defensa para poder sobrevivir en este ambiente protegiéndose de sus depredadores. Los insectos más comunes en el desierto arábigo son las langostas, escarabajos, escorpiones y arañas.

Sin embargo, no son los únicos. También podemos encontrar diferentes variedades de lagartos, como por ejemplo: el dabb y el varano. Pero sin dudas, las serpientes son los animales más amenazantes para la población de la región.

Dentro de los mamíferos más comunes en el desierto, esta la cabra, quien hoy ha sufrido una considerable disminución.

Ahora bien, en cuanto a la flora estas deben ajustarse a la escasez de agua y a las duras condiciones reinantes. Solo sus adaptaciones le permiten florecer tras las precipitaciones de primavera. Por ejemplo; la mostaza, el iris y las plantas alcaparradas.

En cambio, en los oasis del desierto podemos encontrar palmeras datileras con gran abundancia. Estas son utilizadas como sustento alimentario para la población y los animales de la región desértica. También aquí solemos encontrar Juniper árboles (un material de construcción prominente de la zona), cebollas, alfalfa, cebada y trigo.

Fuente:

http://www.easyviajar.com/egipto/el-desierto-arabigo-912

http://www.mahalo.com/arabian-desert

http://www.newworldencyclopedia.org/entry/Arabian_Desert

La Falla de San Andres Origen y Ubicacion

Importantes ciudades occidentales se alzan sobre una de las fallas geológicas más peligrosas de la Tierra. Los californianos que habitan a lo largo de la falla de San Andrés viven amenazados por la posibilidad de un sismo devastador.

A primera vista, las calles de Taft, en el centro de California, no se diferencian de las de cualquier otra ciudad estadounidense. En las amplías avenidas, flanqueadas por casas y jardines, hay automóviles estacionados y faroles situados a intervalos regulares. Una mirada más atenta revela que los faroles no están alineados, y que hay calles que se retuercen como si sus extremos fueran atraídos en sentidos contrarios.

Estas extrañas distorsiones se deben a que, como muchas urbes de California y una parte de la vía rápida de la bahía de San Francisco, Taft se erige sobre la falla de San Andrés, fractura de la corteza terrestre que atraviesa 1.050 km del territorio continental de EE.UU.

Una faja que se extiende de la costa norte de San Francisco al Golfo de California y que se hunde 16 km en la tierra marca el punto de encuentro de dos de las 12 placas tectónicas en las que se asientan océanos y continentes. Con un grosor promedio de 100 km, estas placas están en constante movimiento, pues flotan en la capa fluida del manto interno de la Tierra, empujándose una a la otra con enorme fuerza al cambiar de posición y deslizarse. Cuando chocan directamente, el impacto produce gigantescas cadenas montañosas, como los Alpes y los Himalaya. Pero las circunstancias que rigen la falla de San Andrés son muy diferentes.

Tierra torturada

Tierra torturada La línea de la falla de San Andrés es claramente visible en zonas desérticas como el Llano Carrizo, 160 km al norte de Los Ángeles. Ahí, los movimientos terrestres son casi impredecibles, y ríos que por décadas han seguido cierto curso son súbitamente desviados por sismos sucesivos, con desplazamientos de hasta 120 metros.

Allí confluyen los bordes de la placa Norteamericana (sobre la que se asienta buena parte del continente) y los de la placa del Pacífico (que sostiene casi todo el litoral de California), pero se enfrentan como engranajes mal alineados, pues ni topan de frente ni se entrelazan suavemente. Dado que sus cortes se superponen, la energíafriccional que se forma en sus márgenes no tiene manera de escapar, lo que da como resultado un leve temblor o un gran sismo, según la parte de la falla donde se genere esta energía.

En las “zonas de deslizamiento”, donde las placas se cruzan más fácilmente, la energía acumulada se disipa en miles de suaves temblores de efecto menor, sólo detectables por los instrumentos sismográficos más sensibles. En contraste, algunos tramos de la falla parecerían del todo inmóviles, fijos en “zonas trabadas”; las placas están tan estrechamente unidas que nada se agita en dirección alguna durante periodos de hasta cientos de años.

Esta presión desarrolla grandes tensiones geológicas hasta que, finalmente, las dos placas se abren paso en una violenta liberación de energía contenida, bajo la forma habitual de terremotos de por lo menos 7° Richter, como el que devastó San Francisco en 1906.

La escala, llamada así en memoria del geólogo estadounidense Charles Richter (1900-1985), mide la intensidad de los sismos de 1 a 10: los de 2° son los de la graduación más baja percibida por el hombre, y los de 5 en adelante, los potencialmente destructivos.

Aunque no tan arrolladura como la de las zonas trabadas, la actividad de las áreas ubicadas entre éstas y las de . deslizamiento, conocidas como “zonas intermedias”, es también espectacular. En la ciudad de Parkfield, situada en una zona intermedia entre San Francisco y Los Ángeles, pueden registrarse sismos de hasta 6° Richter cada 20 o 30 años; el más reciente tuvo lugar en 1966. Los ciclos sísmicos de ocurrencia regular en un sector determinado son propios de esta región.

FALLA TERRESTRE
FALLA TERRESTRELa falla de San Andrés es el punto de encuentro de las placas del Pacífico y norteamericana; la primera se desliza hacia el noreste, y la otra hacia el suroeste a un promedio de 13 mm al año.

La fricción entre ellas retrasa temporalmente su movimiento en direcciones opuestas. Se genera así energía de tensión, que deforma la materia subterránea en torno a la falla. En un sismo, esta energía se libera violentamente y as placas se mueven.

Los geólogos calculan que desde el año 200 d.C. se han producido en California 12 grandes sismos, pero fue la devastación de 1906 la que alertó al mundo sobre la falla de San Andrés. Con epicentro en San Francisco, este temblor causó daños en un sector de 640 km de norte a sur. A lo largo de la línea de la falla, el suelo se desplazó hasta 6 m en escasos minutos, cayeron árboles y cercas y cedieron caminos y tuberías (lo que provocó la pérdida de agua causante de que el incendio posterior al sismo se extendiera sin control por la ciudad).

A medida que avanza el conocimiento geológico y se dispone de técnicas más sofisticadas, los aparatos de medición registran con mayor exactitud los movimientos y presiones hidráulicas bajo la superficie terrestre. Los científicos creen que antes de un gran terremoto la actividad sísmica aumenta ligeramente durante varios años, de modo que es posible prever futuras catástrofes y contar con horas y aun días de advertencia. Asimismo, actualmente los arquitectos e ingenieros de estructuras consideran la posibilidad de temblores en sus proyectos, y diseñan puentes y edificios capaces de resistir hasta cierto punto los movimientos de la superficie de la Tierra. Por eso, gran parte de los daños materiales del sismo de San Francisco de 1989 los sufrieron las estructuras antiguas, no los rascacielos modernos.

Este sismo, que costó 63 vidas, sobre todo por el derrumbe de una sección del Bay Bridge, puente de dos niveles que pende sobre la bahía, no fue el “gran terremoto” que se piensa habrá de sacudir a California en algún momento de los próximos 50 años.

Se estima que un temblor de 7° Richter en la región de Los Ángeles causaría daños de miles de millones de dólares y la muerte de entre 17.000 y 20.000 personas, mientras que 11,5 millones más se verían afectadas por emanaciones e incendios. Y, como la energía friccional que se produce a lo largo de la falla es acumulativa, cada año que pasa sin que el sismo ocurra incrementa su probable magnitud.

grietas y cuarteaduras de las calles

Puntos de presión Las grietas y cuarteaduras de las calles son las señales más obvias de que una zona se encuentra sobre la falla. En la región de las montañas de San Gabriel, al norte de Los Ángeles, las calles se resienten por la compresión de las colinas producto de las presiones generadas en la falla. Así, el costado poniente de las montañas se desintegra, depositando unas 71 de desechos al año. Este material se desliza cada vez más cerca de Los Ángeles, como para recordar que, al menos en esta parte de California, “la civilización sobrevive por consentimiento geológico”.

Desierto de Atacama Ubicacion Flora y Fauna Riqueza Minerales

Desierto de Atacama: Ubicación Flora y Fauna Riqueza Minerales

El desierto de Atacama, ubicado en el norte de Chile, está flanqueado por las frías aguas del Pacífico sur y las portentosas cumbres de los Andes. Ésta es la región más árida de la Tierra y una de las más ricas en yacimientos minerales.

El sorprendente desierto de Atacama, formado por amplias extensiones pedregosas, es a un tiempo árido y templado. En los trópicos, los frentes occidentales de los continentes suelen presentar fajas desérticas. El desierto de Atacama es parte de un sistema árido que inicia en Perú, al norte, con el desierto de Sechura y que baja siguiendo la costa hasta la mitad de Chile.

Dos factores básicos explican la aridez extrema del Atacama: primero, la alta presión atmosférica de esa zona del Pacífico sur, que genera un anticiclón, masa de aire homogénea, estable y reseca que inhibe toda precipitación; y en segundo término, la corriente marítima fría de Perú, o corriente de Humboldt, con aguas muy frías traídas de la Antártida, que chocan contra los acantilados.

Ello causa un doble efecto: la temperatura desciende —esta región tropical debería ser calurosa, pero oscila entre los 13 y los 21°C de día y los 0° de noche— y aparecen nieblas y nubes bajas conocidas como “camanchacas”, que en vez de soltar lluvias desecan el ambiente, pues al entrar a tierra se calientan y su humedad desciende. Los vientos húmedos de la cuenca amazónica, al este, nunca llegan al Atacama, ya que son detenidos por los Andes. Todo contribuye a conformar “la región más árida del planeta”.

Se han dado en el Atacama periodos de hasta 20 años sin registrarse una sola gota de lluvia; la ciudad de Galanía padeció una sequía de 400 años, hasta 1971, y en los puertos de Iquique y Antofagasta sólo caen lluvias fuertes de dos a cuatro veces por siglo. Como la sequedad del aire permite que la intensidad de la luz solar sea mayor, la zona también recibe la radiación solar más alta del mundo.

El desierto se extiende 1.100 Km. desde el puerto de Arica, en el norte de Chile, hasta la ciudad de Copiapó, en el centro-norte; tiene una cuarta parte de la longitud del país y ocupa una superficie de 140.000 km2 de las provincias de Atacama, Antofagasta y Tarapacá. Al oeste lo bordea la cordillera de la costa y al este la de Domeyko, derivación septentrional chilena de los Andes.

De esta manera, el Atacama forma una depresión intermontañosa de terrenos quebrados y monótonos, con 900 m de altitud media, que se constituyó en receptáculo natural de materiales minerales procedentes de los Andes. Sus cuencas interiores y numerosos salares acumularon importantes yacimientos tanto de nitratos como de cobre, yodo y bórax.

El río Loa, atacama

El río Loa el único que cruza el Atacama, corre de este a oeste rumbo al Pacífico. Su paso milenario ha abierto un cañón en el horizonte del desierto; mientras que arriba no hay vegetación alguna, abajo se encuentra la preciosa humedad que permite su desarrollo.

El control de esta riqueza mineral, de estratégica importancia económica, motivó en su momento la Guerra del Pacífico (1879-1883), por la cual la región pasó de manos bolivianas a chilenas. Conocida también como el Norte Grande, se comenzó a poblar en forma masiva a mediados del siglo XIX, a raíz de la creciente explotación de sus depósitos naturales.

La exportación de minerales motivó la construcción de puertos, como los de Pisagua, Iquique, Antofagasta, Taltal, Tocopilla, Mejillones y Caldera, y trajo la prosperidad a ciudades del interior unidas a la costa por nuevas vías férreas, entre ellas Copiapó (el centro minero más activo del siglo pasado) y Calama (junto a las minas de cobre de Chuquicamata, la mina de pozo abierto más grande del mundo).

Por largo tiempo, Chile tuvo el monopolio mundial de la producción de nitratos, de los que llegaron a extraerse hasta 3 millones de t al año, y cuya exportación generaba al gobierno, en impuestos, la mitad de sus ingresos. Hacia la Primera Guerra Mundial, EE.UU. y Alemania desarrollaron nitratos sintéticos, lo que afectó la extracción chilena; esto, sin embargo, provocó el florecimiento de la explotación de cobre, del que Chile posee las mayores reservas mundiales. Ocupa también, después de Bolivia, el segundo puesto en reservas de litio, posee yacimientos
significativos de hierro, oro y plata, y contiene una quinta parte del molibdeno terrestre.

La única corriente que cruza el desierto de Atacama es el río Loa, el más largo de Chile. Su trazo, límite entre las regiones de Tarapacá y Antofagasta, con una extraña forma curvada, aloja varios oasis, centros mineros importantes y otros agrícolas menores. Las aguas del Loa y la mínima humedad llegada del océano sustentan la pampa del Tamarugal, llanura que ofrece un bosque de tamarugos (acacias espinosas) en medio de una zona que difícilmente permite el desarrollo de plantas desérticas.

En ocasiones florecen especies de árboles resistentes, como la llareta y el algarrobo, o hierbas, como las llamadas icho y tola. La fauna también es escasa, pero los límites del desierto son recorridos por roedores (chinchilla, degú y vizcacha montes), pumas, zorras de cola larga, llamas, alpacas, vicuñas y guanacos, así como por dos especies de venados (el huemul, representado en el escudo de la nación, y el pudú, el más pequeño que se conoce). Hay también aves, como el imponente cóndor de los Andes, el buitre, los buhos y las palomas torcaces.

El desierto, aunque inhóspito, atrae al turismo gracias a la magnificencia de sus vastos paisajes, a los antiguos asentamientos indígenas, a la cercanía de monumentales picos andinos como el Llullaillaco y Ojos del Salado y a la celebración de coloridas festividades religiosas estivales en algunas pequeñas poblaciones.

GUERRA DEL PACIFICO:  En abril  de 1879, Chile ocupó e puerto de Antofagasta, entonces en territorio boliviano, y declaró la guerra a Bolivia en represalia por los impuestos fijados por este país a la exportación de salitre. Sin embargo, lo que estaba en juego era el  dominio sobre la región de Atacama, rica en minerales. Perú intervino en e conflicto en favor del gobierno boliviano, con el que seis años antes había firmado un acuerdo secreto de protección mutua.

guerra del pacifico

La primera etapa de la guerra fue marítima, y destacó el capitán Miguel Grau, a mando de la nave peruana Huáscar; su derrota ante las poderosas fuerzas del general Erasmo Escala dio a Chile el control del océano y los territorios del litoral. Tras sucesivas batallas que no decidían a guerra, Chile emprendió en 1881 el golpe definitivo con e! ataque a Lima, aunque su ‘ victoria decisiva hubo de esperar a julio de 1883, en la batalla de Huamacucho.

Se firmó, con mediación estadounidense, el tratado de Ancón, por el que Bolivia perdía su salida a! mar y Perú parte de su territorio; Chile amplió sus fronteras, y las empresas inglesas involucradas en a explotación del salitre obtuvieron grandes beneficios. El acuerdo, refrendado con el tratado de Valparaíso, tenía previsto que Chile ocupara por diez años las provincias peruanas de Tacna y Arica.

Concluido este plazo se habría de realizar un plebiscito para determinar la nacionalidad de las regiones. Sin embargo, durante décadas Chile y Perú no llegaron a un acuerdo sobre las condiciones para la consulta, conflicto diplomático al que no se puso fin hasta 1929. Perú recuperó Tacna y Chile conservó Arica. En su afanosa búsqueda de un acceso directo al mar, esta vez al océano Atlántico, Bolivia sostuvo con Paraguay la Guerra del Chaco (1932-1935); finalmente, logró su objetivo.

En medio del desierto La ciudad de Calama prosperó gracias a la explotación del cobre en la cercana mina de Chuquicamata, la mina de fosa abierta más grande del mundo. Su emplazamiento en sitio tan árido se ve en algo aliviada por el paso del río Loa, única fuente de agua en muy vastos territorios.

En esta zona prosperó en tiempos prehispánicos el pueblo atacamita, del que, gracias a la sequedad del ambiente, se han conservado en magnífico estado, además de cerámica y construcciones, objetos textiles momias. (Fuente: Diario EL Bicentenario Construyendo Patria 1810-2010)

LOS DESIERTOS MAS EXTENSOS (Km2)

Sahara … Norte de África  ….9.100.000

Libia …. Noreste del Sahara …. 1.680.000

Australiano …. Australia  …. 1.550.000

Arábigo  Arabia …. 1.300.000

Gobi Mongolia  1.040.000

Rub’al-Jali  Arabia …. 770.000

Kalahari …. Botswana …. 520.000

Sirio  Norte de Arabia …. 310.000

Takla-Makan … Sinkiang (China) …. 310.000

Karakum … Turquestán (Turkmenistán)…. 260.000

Nubia… Este del Sahara …. 260 000

Thar  ….Noroeste de la India y oeste del Pakistán …. 250.000

Kizil Kum …. Turquestán (Uzbekistán, Kazakistán)… 225.000

Atacama …. Chile…180.000

Colorado … California (EEUU) … 78.000

Negev .. Sur de Israel … 12.800

Sechura …. Perú …12.000

Fuente Consultadas:
Enciclopedia del Estudiante Edición de Lujo Edit. CODEX Tomo III
Enciclopedia Electrónica Microsoft ENCARTA
MUNDORAMA Geografía General Editorial Quevedo