Caracteristicas de la Tundra Flora y Fauna Ubicación Geografica



Características de la Tundra Flora y Fauna, Ubicación Geográfica

La delgada capa donde se desarrolla la vida en la Tierra se denomina biosfera. Esta capa está formada por el suelo, el aire y las aguas marinas y continentales, formando diferentes ecosistemas. Dentro de estos ecosistemas podemos encontrar biomas terrestres, aéreos y acuáticos.

La mayoría de los seres vivos existentes en cada uno de los biomas de nuestro planeta se desarrolla en una delgada capa que se extiende hasta los 200 m de profundidad en los océanos, porque hasta allí llega la luz solar. En el ambiente terrestre y aéreo, los límites de la vida están fijados por las temperaturas y el acceso al oxígeno, aunque algunos seres vivos están adaptados a la vida en condiciones extremas.

Las TUNDRAS son praderas desnudas e incultas que comprenden las regiones más septentrionales de Europa, Siberia, Canadá y Alaska, así como el límite meridional de Groenlandia. Constituyen en total más de la vigésima parte de la superficie de la tierra.

El subsuelo está perpetuamente helado en las regiones árticas: se trata, en cierto modo, de una capa de cemento de diez a cien metros de espesor. Los rusos la llaman merzlota y los noruegos tjale. Durante el corto verano ártico, el deshielo sólo afecta a una capa superficial y el agua no puede infiltrarse en el suelo.

Caracteristicas:

1-En la tundra, la superficie del suelo se encuentra permanentemente congelada, el promedio de temperatura es de -28ºC.

2-Las plantas más numerosas en la tundra son los arbustos, el musgo y los líquenes.

3-Las especies de animales que viven en la tundra han tenido que adaptarse a las frías condiciones climáticas. Por ejemplo gruesas capas de grasa debajo de la piel, construcción de túneles para vivir.

4-Contienen la mayor concentración de carbono atrapado en el suelo,  y mientras se mantenga congelada nos protegerá de ese posible escape de dioxido carbónico a la atmósfera.
5-Por su posición geográfica, muy cercano a los polos el Sol tiene posiciones muy particulares, ya sea verano o invierno. En verano permanece en el horizonte y en invierno está oculto durante días o meses. Debido a este ocultamiento el suelo se congela.
6-La gran amenaza de la tundra es el calentamiento global que podría descongela la superficie y liberar gran cantidad de dioxido de carbono.

Tundra artico

La tundra es un  terreno abierto y llano en  la zona comprendida entre la costa del océano glacial Ártico y el límite septentrional de los bosques de coniferas. A pesar del frío y la nieve, las plantas y las flores, para desarrollarse, aprovechan unas semanas de temperaturas más benignas. Algunas incluso logran dar cierto atractivo a la tundra con el cambiante reflejo  de  sus  colores. La superficie presenta un aspecto pedregoso o pantanoso, y la vegetación dominante se compone de ciperáceas, ericáceas, musgos y líquenes, así como, en algunas zonas más restringidas, sauces del Ártico. En las montañas de la zona templada aparece un tipo de planicie parecida, por encima del límite altitudinal de los árboles, a la que se denomina tundra alpina. En la región antártica también existen algunas zonas de tundra.

Ver: Fauna en el Ártico



En la llanura se forman, pues, tolladares y charcas cenagosas a través de los cuales se hace difícil el paso de las aguas. Esta tundra temblorosa está, además, constantemente sometida a grandes variaciones de temperatura.

Así, la superficie se seca y fragmenta en bloques de forma poligonal. Allí donde el suelo es desigual, las capas afectadas por el deshielo se deslizan lentamente sobre las masas heladas hasta formar accidentes de terreno —llamados pingóos— que pueden alcanzar una altura de cien metros.

La tundra no presenta en todas partes un carácter uniforme. Su aspecto varía según su situación y bajo la influencia de numerosos factores. Las nieves no desaparecen nunca por completo en las regiones más septentrionales de Canadá y Groenlandia y allí la tundra no es sino un árido desierto. Son los barren grounds.

En otros lugares, este desierto helado se transforma durante algunas semanas en un jardín tornasolado en el que un número increíble de plantas se ríen del clima.  Las investigaciones han demostrado que ciertas especies que se encuentran en el sudoeste de Groenlandia han sobrevivido a la época glacial. Una delgada capa de suelo blando sobre un escudo de hielo les basta para seguir con vida.

Durante el transcurso del mes de mayo, musgos y liqúenes se abren camino a través de la nieve y el hielo. El débil calor del sol de medianoche y muy poca humedad les bastan. En junio se produce un milagro: por todas partes surgen flores. Las zaragatonas o pulicarias, los cálices sobrios y delicados del brezo de las nieves, la cinco en rama y tantas otras más.

En Alaska florecen miles de miosotis; en Spitzberg, ranúnculos y adormideras amarillas o azules. Allí donde la humedad es favorable, por entre las rocas aparecen liqúenes amarillos, anaranjados, rosados o blancos en forma de aceituna. Estos liqúenes son unos extraordinarios vegetales. Parecen planos, pero, en realidad, están constituidos por dos organismos totalmente distintos: un alga y un hongo.

tundra flora

De todos los vegetales polares, son los más resistentes, y cualquier cosa asegura su supervivencia: una neblina de junio, un hilo de sol, una rendija un poco resguardada en una roca. Tienen el mérito de que visten a la tundra con un manto multicolor. El más bello de todos es, sin duda, el Caloplaca elegans, de un rojo poco acentuado.

La vida brota en todas partes, incluso en los sitios más inesperados. Entre las morrenas, en el límite del casquete glacial, por espacio de unos días, florecen adormideras, jacintos y heléchos. Las frambuesas silvestres, las moras y los arándanos crecen hasta 160 km. más allá del círculo polar; ¡golosinas con las que se deleitan esquímales y lapones. Extrañas herbáceas completan la riqueza vegetal de la tundra.

Naturalmente, las regiones polares no tienen árboles, salvo en su límite meridional donde la tundra está ligeramente poblada de ellos y forma la transición con la taiga, región natural subártica cubierta de coniferas, que comprende Siberia y Canadá.



liquenes tundra

Es fácil comprender por qué los árboles no pueden crecer en el Gran Norte: las tempestades son allí tan violentas que arrancan todo lo que encuentran a su paso. Además, está la capa de tjale siempre helada en la que no pueden agarrar las raíces. Pese a estas condiciones climáticas excepcionales, se encuentran, no obstante, algunos abedules y sauces enanos cuyas hojas aparecen en el mes de junio. El descubrimiento de la vida en estas regiones es una experiencia apasionante.

Hasta ahora se han enumerado unas 480 especies de musgos, hierbas y flores. Su corto período de crecimiento y floración ha sido estudiado, así como su resistencia a las bajas temperaturas, la producción de semillas, etc. De este modo, la ciencia ha llegado a comprobar que las enfermedades de los vegetales se desconocen prácticamente en las regiones árticas y que el suelo es a veces relativamente fértil e incluso apto para el cultivo. En efecto, carece de bacterias y se encuentra lejos de estar agotado.

¿Sería, pues, posible practicar cierta forma de agricultura en las regiones polares árticas?. Los sabios opinan que en ciertos lugares se pueden obtener dos o tres cosechas por estación. Sobre este punto, los rusos parecen haber dejado ya de hacer ensayos: han cultivado una variedad de té capaz de resistir una temperatura de 15° bajo cero.

Unas expediciones han recogido patatas silvestres en la cordillera de los Andes (América del Sur) y las han cruzado con variedades de uso corriente: la estación experimental de Kirovsk cultiva más de 1.200 hectáreas de patatas que resisten sin dificultad heladas de 18° bajo cero. Gracias a un nuevo tipo de invernaderos, los rusos han logrado producir hortalizas, espárragos y tomates en las cercanías del polo Norte. En Alaska se pueden comer fresas de bosque y frambuesas. La explotación de las regiones polares ¿aportará la solución al problema de la alimentación humana?.

Los pueblos eurasiáticos, principalmente los lapones, han domesticado el reno, del que depende toda su economía. Se ven obligados a seguir los rebaños durante sus emigraciones y se esfuerzan en encontrarles los mejores pastos. Las tiendas se instalan en los lugares donde los animales se detienen para apacentarse. Todo procede del reno: la carne, la leche y las pieles que permiten la fabricación de vestidos, tiendas, calzados y patines para los trineos. Además, el reno es un excelente animal de tiro. Durante el corto verano ártico, el aire retiene mil ruidos. ¡Qué contraste con el silencio helado del invierno!… Centenares de pájaros marinos, patos y gaviotas, llenan el aire con sus gritos. Las golondrinas de mar tienen la particularidad de que crían a su progenitura en Groenlandia y en el norte de Canadá,  pero  en cuanto  se acerca el invierno emigran hacia el Sur para dirigirse al Antartico, vía América o Europa, donde pasan sus vacaciones de verano… De todos los huéspedes marinos, la foca es, sin duda, el más simpático.

fauna tundra

El corto verano ártico basta para asegurar posibilidades de vida a numerosas especies animales. La tundra está habitada por los caribúes y los bueyes almizcleros. Los primeros son emigrantes que se desplazan a largas distancias. Los segundos son mucho más sedentarios. Los lapones han hecho del reno un animal doméstico. En las aguas, la foca es el animal más simpático

Ver: Ampliar Fauna de la Tundra

Fuente Consultada:
Enciclopedia Juvenil Edit. Credsa AZETA – La Tundra
Microsoft ® Encarta ® 2009. © 1993-2008 Microsoft Corporation.



https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------