Historia del Cafe

Historia del Tejido con Fibras-Primeros Hilados y Tejidos

Historia del Tejido con Fibras: Primeros Hilados y Tejidos

HISTORIA: El arte de entrelazar las fibras textiles animales o vegetales para protegerse de las adve

Se puede afirmar que en esa época se realizaron los primeros entrecruzamientos de fibras; fue ése el remoto principio de la industria textil.

Las leyendas históricas y monumentos de pueblos primitivos se refieren a los vestidos; en las antiguas tumbas de los reyes egipcios se encontraron momias recubiertas de tejidos de lino y algodón.

Se cree que la seda natural se conoció y empezó a emplearse en China 4000 años a.C.

De China se difundió a la India y a Siria desde donde, luego, los mercaderes occidentales la llevaron a Roma en el primer siglo de nuestra era.

Los árabes introdujeron en España y Portugal el arte de cultivar el algodón y el gusano de seda. Las Cruzadas, en el año 1100 d.C, llevaron a Italia el gusano de seda; allí se elaboraron tejidos con hilados propios y, a partir del año 1500, esa región proyectó hacia el mundo la total mecanización de la industria textil.

A principios del neolítico aparecen las técnicas del hilado y del tejido.

Estas técnicas florecieron cuando el hombre no sólo cultivó el lino para hacer lienzos, sino que empezó también a esquilar los animales para aprovechar su lana.

El progreso gradual del hilado y del tejido puede seguirse en los restos de telares y otros implementos encontrados en las excavaciones.

El hilado y el tejido suponen tres grandes inventos.

Ni el lino ni la lana aparecen en condiciones de ser hilados de inmediato.

El lino se arrancaba por las raíces y las semillas tenían que ser descascarilladas o desprendidas de los tallos por medio de un instrumento parecido a un peine.

Después los manojos de lino eran enriados, esto es, la parte leñosa de las fibras se dejaba pudrir para poder separarla fácilmente de las fibras que había dentro del tallo.

Espadiñando el lino —batiéndolo con mazos de madera sobre piedras planas—, se eliminaban las partes leñosas.

En la misma forma se recogía la lana después de esquiladas las ovejas.

El vellón era entonces cuidadosamente lavado para eliminar la suciedad y la grasa. Enseguida se cardaba la lana (se peinaba con cepillos con respaldo de cuero llamados «cardas»).

Las fibras de lana se tendían así paralelamente y se limpiaban para formar una mecha que enseguida se colocaba sobre una horquilla (la rueca) para hilar.

Las largas fibras de lino se unían torciéndolas para formar un hilo flojo, a medio torcer, llamado «primera de torsión».

Los rollos de este hilo o mechas de lana quedaban listos así para la segunda operación de importancia: el hilado.

Su característica fundamental era una combinación de torcido y estiramiento del lino, retorcido inicialmente como ya se indicó, o de la mecha, en una hebra de grosor y resistencia uniformes.

Esto se lograba adhiriendo la mecha a un huso consistente en un palo delgado que llevaba un disco de arcilla o piedra, llamado «volante».

Dejando caer el huso, un buen trozo de la mecha se estiraba y retorcía gracias a la rotación del huso.

La hebra así formada se devanaba en el huso y la operación se repetía.

Así se obtenían carretee; de hebra de lino o de lana.

El producto obtenido se lavaba, blanqueaba o teñía en la forma deseada.

Finalmente venía la tercera operación: el tejido.

La modalidad más sencilla de telar era un marco con una serie de hilos paralelos que pasaban generalmente por encima de la cabeza del tejedor a una vara horizontal y se mantenían tensos atando un peso a cada uno.

Esta serie de hilos, colocada en el telar, se llamaba «la urdimbre».

La experiencia adquirida en la fabricación de cestas y en el tejido de esteras se utilizó para elaborar los tipos primitivos de tela o lienzo.

Entre los hilos tensos en la urdimbre se tejía entonces la trama para formar un tejido.

Esta operación se simplificó muy pronto gracias a alguien que tuvo la brillante idea de hacer correr uno de cada dos hilos de la urdimbre haciéndolo pasar por un pequeño bucle o presilla de hilo sujeto a una vara.

Cuando esta vara se impulsaba hacia adelante, se levantaban los hilos alternativamente y el hilo de relleno podía pasar fácilmente entre las dos series de hilos y, con presión, unirse a los otros hilos de relleno para hacer una tela consistente.

R. J. Forbes: Historia de la técnica, México, Fondo de Cultura Económica, 1958.

Fibras Naturales de tallos: cáñamo, lino y yute

Son fibras que se encuentran entre la corteza exterior y el cilindro leñoso central del tallo de las plantas nombradas.

Algunas de estas fibras, como las del lino, son blandas, flexibles y se hilan para obtener telas empleadas para confeccionar prendas de vestir.

Otras, como el yute y el cáñamo, tienen aplicación industrial y son usadas para fabricar bolsas de arpillera, cuerdas, sogas, etc.

La extracción de las fibras de cáñamo, lino y yute se efectúa por procedimientos muy similares.

Los tallos se cortan y se ponen al sol para que se sequen: luego se atan en manojos para someterlos al «enriado», llamado así por realizarse originariamente a orillas de los ríos.

El enriado es un proceso de fermentación que debilita la sustancia que une la corteza y la fibra con el tallo.

Consiste en colocar los manojos atados en recipientes con agua.

Después de varios días, se termina la fermentación cuando el agua se pone turbia; oprimiendo los tallos entre los dedos, se desprende fácilmente la fibra de la parte leñosa.

Fibras de yute, lino y cañamo

Luego, los manojos se desatan, se lavan y se secan al sol.

La operación siguiente consiste en separar las fibras rompiendo los tallos, proceso llamado agramado.

Finalmente, las fibras se someten a un peinado, que las dispone paralelamente y separa las rotas o enredadas. Quedan las fibras de primera calidad, mientras que los trozos que permanecen en el peine constituyen la estopa.

Terminado el peinado, se efectúa la clasificación y enfardado de las fibras.

La fibra de lino tiene poca elasticidad, pero es muy resistente.

Transmite al cuerpo sensación de frescura, por lo que es usada para confeccionar ropas usadas en países cálidos, sábanas, etc.

En nuestro país, la producción de lino textil es muy escasa: alcanza unas 10.000 toneladas por año.

Las fibras de cáñamo y yute son ásperas y resistentes, y se utilizan para hacer sogas, cordeles, bolsas, etc. Sobresalen como productores la India y la China.

Otras fibras textiles son: el sisal, obtenido de las hojas de una planta originaria de México: el ramio, la rafia y el formio; este último se cultiva en el Delta del Paraná y de sus hojas se extrae una fibra que puede reemplazar al sisal.

Fuente Consultada: Merceologia 2 Editorial Kapelusz – Biasioli-Weitz-Chandias

Historia del Uso del Guante a Través del Tiempo Significado

Historia del Uso del Guante
Significado: «Arrojar el Guante»

Cuenta una leyenda griega que mientras Afrodita, diosa del amor y la belleza, perseguía en los bosques al hermoso mancebo Adonis, se lastimó las manos con unas espinas. Las Gracias, tres divinidades secundarias de quienes los antiguos esperaban toda clase de prosperidad, en cuanto oyeron sus lamentos acudieron presurosas y, para evitar que ese percance se repitiera, tuvieron la idea de unir unas tiras delgadas y livianas que adaptaron a las preciosas manos de la diosa.

Si diéramos fe a esta leyenda, podríamos suponer que las Gracias fueron las inventoras del guante. Sin embargo, se ha comprobado que, mucho antes que los griegos, los habitantes del Norte, expuestos a los grandes fríos, tuvieron necesidad de proteger sus manos contra los rigores de la nieve, el hielo y los vientos polares.

El célebre general e historiador ateniense Jenofonte afirmó que los persas, después de cubrirse durante el invierno la cabeza y los pies, optaron por usar mitones (un guante sin cerrar en los extremos de los dedos) . Estos accesorios estaban muy difundidos entre otros pueblos de Asia Menor, y tanto etruscos como egipcios conocían su uso desde antiguo. Pero entre los habitantes del Nilo, los guantes tenían un carácter especial: se los consideraba atributos del faraón, a quien se suponía de origen divino.

En los pugilatos, los romanos empleaban un tipo de guantes que pueden considerarse, con razón, como los predecesores de los actuales guantes de boxeo. Eran una especie de manoplas armadas con correas llamadas cestos, que tenían en su interior laminillas de plomo para que los golpes resultaran más enérgicos.

En el siglo IV, para los caballeros el guante era un objeto de lujo, un símbolo de elegancia y un distintivo de casta. Durante la Edad Media, la armadura de los hidalgos incluía manoplas de acero; pero con el refinamiento de las costumbres, las manoplas aceradas se transformaron en guantes de terciopelo muy fino, a veces adornados con perlas y piedras preciosas. Sin embargo, la tradición y la etiqueta no permitían el uso de guantes a las damas. Además, eran un símbolo de la investidura feudal, un testimonio de ennoblecimiento otorgado por un emperador o un rey.

historia del guante

Guante metálico de protección en los caballeros medievales

Entregar guantes a un hombre era lo mismo que confiarle una misión, conferirle un poder, ponerlo en posesión de un bien preciado. En el Ciclo de la Mesa Redonda y en algún texto del siglo XII, como La Canción de Rolando, el guante desempeñó un gran papel. Menciona este último documento que, para dispensarle confianza a una persona, le entregaban el guante y el bastón.

Hacia el siglo IX, cuando las mujeres empezaron a llevar guantes, los guanteros emplearon diversos materiales para confeccionarlos y les dieron curiosas formas. Se sabe que en su realización se usaron toda clase de pieles, badanas y telas, tales como gamuza, conejo, cordero, cabritilla, marta, nutria, perro, lobo, zorro, gato, liebre, ciervo y búfalo.

Hasta los engalanaron con encajes, botones y delicadas armas. En algunas cuentas de gastos se hace mención de los guantes. Se lee que los de mujer iban adornados con cintas o trencillas de colores y que algunos llevaban un rosetón en el dorso. Es interesante hacer notar que en la antigüedad los guantes femeninos estaban profusamente adornados con botones se ha tenido notivcia de unos guantes de piel de perro que llevaban veinticuatro botones de oro y se ajustaban a la muñeca con cuatro botones de perlas.

Durante largo tiempo, los guantes fueron prenda de caballeros, y hasta los de terciopelo adornados con piedras preciosas estaban prohibidos a las mujeres.Los nobles y los ricos llevaban guantes que alcanzaban precios fabulosos; a menudo estaban adornados con escudos de armas.

Un solo guante confeccionado con piel de búfalo o de ciervo y con botones de oro, reforzado alrededor de la muñeca con cuero más resistente, era la insignia de los halconeros que acompañaban a los señores durante las grandes cacerías. En los siglos XII y XIII, Italia, Francia y España rivalizaban en la industria del guante. Los guanteros no tardaron en llegar a ser perfumistas y los guantes perfumados estuvieron en boga durante mucho tiempo. En España se perfumaban con aceite de jazmín, ámbar, aceite de cedro, azahar y rosa.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/guante3.jpg

Arrojar el guante al rostro de un hombre era una grave injuria que sólo podía ser lavada con sangre.

Parece que el antecedente de la práctica de “arrojar el guante” como señal de desafío y la de “recoger el guante” como aceptación del reto, entre los hidalgos y caballeros de pasadas épocas, está basado en una leyenda que cuenta que, con el propósito de probar el amor de su pretendiente, una dama dejó caer en aparente descuido su guante en la jaula de los leones, ante la mirada de los caballeros y damas presentes. En osada acción, don Manuel de León recogió el guante y, al entregarlo a su dueña, le dio un bofetón en el rostro para que “otro día, por un guante desastrado, no pongáis en riesgo de honra a tanto buen fijodalgo”. La dama, vencida, le ofreció su mano por su valentía.

         Los guantes venecianos fueron célebres, pero Venecia también los importaba de Oriente y estaban adornados con gemas. Los guantes del Dux deslumhraban con sus zafiros, sus rubíes o sus esmeraldas, y lucían hermosos dibujos inspirados en los encajes venecianos y en la riqueza oriental que había heredado Venecia.

Catalina de Médicis, María Estuardo y la reina Isabel dieron mucha importancia al lujo de sus guantes. Entre los hombres, la idea del reto se asociaba siempre al acto de arrojar el guante, pero ese gesto podía significar también protesta contra una condena injusta. Conrado de Hohenstaufen, al subir al cadalso, arrojó su guante a la muchedumbre. Se cuenta que fue recogido por Juan de Procida, promotor de las Vísperas Sicilianas.

La costumbre de no tender nunca la mano enguantada deriva, tal vez, de que otrora se emplearon guantes como medio para desembarazarse de algún enemigo o rival. Se untaban externamente con un poderoso veneno que, al penetrar en los poros de la mano tendida, producía la muerte a la confiada víctima. Pero, entre auténticos amigos, los guantes no se retiraban nunca.

En la Edad Media no se permitía que una persona permaneciera enguantada en presencia de un superior. Se cuenta que un clérigo penetró en el templo con los guantes puestos y sólo pudo quitárselos después de muchos días de oración, pues parecían pegados a su dedos, como castigo.
En las miniaturas de los siglos XIV y XV se ven personajes con los guantes en la mano.

El uso del guante alcanzó su apogeo a fines de la Edad Media. Los llamados guantes litúrgicos constituían parte de los ornamentos que se entregaban al nuevo obispo en el momento de su consagración. Los guantes litúrgicos comenzaron a usarse antes del siglo XII, y llevaban en el dorso un bordado de oro que representaba una cruz, un cordero pascual, un monograma o cualquier otro símbolo relacionado con el culto.

En la actualidad, los guanteros fabrican algunos guantes extravagantes, pero sin mayor éxito, porque el público prefiere prendas sencillas y elegantes al mismo tiempo. Mas se da mucha importancia a la calidad de las pieles empleadas y al corte, y la fabricación está sometida a normas fijas que son las mismas en el mundo entero.

Las pieles sin curtir se apelambran sometiéndolas a un tratamiento especial con una mezcla de hidrato de calcio. Seguidamente se las deja descansar; luego se procede a seleccionarlas, apartando las más finas para la confección de guantes de mayor precio, tras lo cual las pieles pasan a la tintorería; allí comienza la verdadera elaboración, con sus tres operaciones: curtido, corte y recortado final.

Las pieles, que ya han sido cortadas según los moldes de las diferentes partes de la mano, son unidas y cosidas a máquina o a mano. Luego vienen el planchado y el lustrado. El primero se realiza por medio de un cilindro que se hace rodar sobre el guante o con planchas eléctricas especiales. El lustrado se obtiene con rollos de madera cubiertos de fieltro, que se hacen deslizar velozmente sobre el cuero.

En la actualidad, los guantes no se fabrican solamente con cuero. Las damas elegantes, en reuniones de gran gala, lucen maravillosas creaciones confeccionadas con la misma tela de sus vestidos; estos guantes de fiesta son generalmente largos, cubren el antebrazo y hasta parte del brazo, y lucen recamados con hilos dorados y piedras de fantasía.

En estas ocasiones también se usan guantes de encaje que constituyen, como los anteriores, un accesorio muy importante del atavío femenino. Pero estas prendas no tienen sólo la misión de realzar la elegancia de un traje de fiesta; en los días fríos, o para practicar deportes de invierno, se usan guantes de lana o de cuero forrados con piel.

Fuente Consultada:
LO SE TODO Tomo VI Editorial Larousse – Historia del Guante –

La Polinizacion de las Plantas Agentes y Mecanismos Tipos

La Polinización de las Plantas
Tipos, Agentes y Mecanismos

Las abejas y otros insectos tan comunes en las flores durante los meses de verano, no se dedican solamente a alimentarse del néctar, sino que están realizando un servicio vital para la planta.

Cuando los insectos revolotean de flor en flor, están llevando involuntariamente polen de una parte a otra y realizando la polinización de las flores.

Se llama polinización al paso o tránsito del polen desde el estambre en que se ha producido hasta el pistilo en que ha de germinar.

El trasporte de polen desde los estambres hasta el estigma es un proceso que recibe el nombre de polinización, y es la primera fase del ciclo por el cual las células masculinas llegan a las células femeninas, u óvulos, para formar las semillas.

La segunda fase del proceso (fecundación) se describirá más abajo.

Todas las partes de la flor pueden desempeñar un papel en la polinización, pero los principales órganos que aquí intervienen son los estambres y el estigma.

Cada estambre (órgano masculino) consiste en un filamento y un par de anteras, que son los sacos productores de polen.

Cuando los granos de polen están maduros, las paredes de la antera se abren y los dejan en libertad.

El estigma es la superficie de recepción de la parte femenina de la flor, el carpelo.

El estigma puede estar colocado, o no, sobre una columna, el estilo.

Cuando el polen de la misma especie cae sobre el estilo, el proceso de la fecundación comienza.

polinizacion

Partes de una flor

El trasporte de polen desde los estambres hasta el estigma es un proceso que recibe el nombre de polinización,

Cuando las semillas se producen mediante la trasferencia de polen de una flor a otra (polinización cruzada), las plantas resultantes son, a menudo, más vigorosas que si el polen y el óvulo (célula femenina) procediesen de la misma flor (autopolinización).

No es sorprendente, por lo tanto, que la mayoría de las flores tengan algún método de evitar la autopolinización y de asegurar la polinización cruzada.

Las flores que están adaptadas a la polinización cruzada producirán una descendencia más robusta, y con más posibilidades que las no adaptadas a ella.

Así se va introduciendo la propiedad que sirve para asegurar este tipo de polinización entre las distintas plantas de la especie, o, dicho de otro modo, la planta va evolucionandp hacia la adquisición de esta posibilidad.

La mayoría de las flores contienen a la vez estambres y carpelos (son hermafroditas), pero algunas plantas tienen flores con un solo sexo.

Ciertas especies (por ejemplo, el sauce) tienen incluso las flores  masculinas  y  femeninas  en plantas de morfología distinta.

En estos casos, la autopolinización es imposible.

Cuando en la misma flor existen órganos de los dos sexos, la autopolinización se evita por la separación de las anteras o de los estigmas en el espacio o en el tiempo.

En la antena del estambre se libera el polen y cae en el óvulo de la misma flor

En una flor erecta, las anteras pueden estar debajo de los estigmas, y lo contrario ocurre en una flor colgante, de tal forma que el polen no cae en los estigmas.

El mecanismo más frecuente, es que los estambres maduren antes de que el estigma esté preparado para recibir el polen.

Esto es lo que se conoce con el nombre de protandria.

El proceso inverso (protoginia) se encuentra en algunas flores, cuyos estigmas maduran antes de que los estambres dejen caer el polen.

Cierto número de plantas cuyas flores no están adaptadas estructuralmente para evitar la autopolinización son autoestériles.

El polen cae sobre el estigma, pero no se realiza la fecundación, por existir, al parecer, una barrera química.

En ciertos experimentos de genética, realizados para obtener nuevas variedades de plantas, es necesario evitar la autopolinización, incluso para especies de plantas que la poseen como un mecanismo normal.

El polen es ligero y se produce en grandes cantidades, ya que la polinización por el viento desperdicia una gran cantidad y sólo una pequeña parte llega a su meta.

Para ello, se procede a amputar artificialmente los estambres, y a realizar la polinización frotando el estigma con estambres tomados de otra flor, con la que se quiere realizar el cruzamiento.

Con frecuencia, se cubren las flores con bolsitas o cucuruchos de papel, para impedir el acceso al estigma del polen de otras flores extrañas al experimento.

En otros casos, interesa, por el contrario, favorecer la autopolinización, a fin de obtener líneas o variedades puras.

Los resultados de la polinización cruzada entre dos variedades muy diferentes son, con frecuencia, una descendencia de mayor vigor, lo cual puede tener agrícolamente un gran interés.

Éste es el caso de los maíces «híbridos», en los que se busca obtener este fenómeno por la polinización de dos variedades puras diferentes.

A pesar de que la polinización cruzada es preferible, la autopolinización debe realizarse en el caso de que no haya otra posibilidad.

Con frecuencia, los estambres y los estigmas se doblan unos contra otros antes de que la flor muera, para que se efectúe la autopolinización, si la polinización cruzada ha fallado.

Un grupo de plantas (en las que se incluye la violeta) produce, al final de la estación de crecimiento, flores especiales que se autopolinizan.

Incluso no llegan a abrirse, y el polen pasa directamente desde los estambres hasta el estigma, asegurando, al menos, la producción de algunas semillas.

LOS AGENTES POLINIZANTES: Insectos, viento y agua

Los insectos desempeñan un papel importante en la polinización, pero existen otros agentes, como el viento.

La polinización por el viento (anemofilia) tiene lugar en muchos árboles y gramíneas.

Las flores están, generalmente, en amentos o inflorescencias colgantes en forma de plumeros o borlas que el viento puede sacudir fácilmente.

Algunos tipos de inflorencia de las flores. Son diversos tipos de agrupaciones de flores, pues normalmente las mismas no se encuentran aisladas

Los estambres poseen también largos filamentos, que hacen que las anteras puedan ser sacudidas por el viento con mayor eficacia.

De esta manera, el polen puede soltarse con gran facilidad.

El polen es ligero y se produce en grandes cantidades, ya que la polinización por el viento desperdicia una gran cantidad y sólo una pequeña parte llega a su meta, constituida por el pequeño blanco que presenta la superficie del estigma.

El polen de muchas plantas anemófilas (por ejemplo, en los pinos) presenta unos pequeños «flotadores» o vesículas huecas adosadas que contribuyen a aumentar su superficie, disminuyendo su peso específico aparente.

Así el polen puede ser trasportado a muchos kilómetros de distancia por el viento, e incluso ascender a gran altura en la atmósfera, siguiendo los movimientos turbulentos (de remolino) del aire.

Se ha observado un caso de polinización de una planta de palmera en el sur de Europa por el polen aparentemente procedente del norte de África.

El  agua tambien es un agente que trasporta el polen de algunas plantas acuáticas. Los granos de polen tienen flotadores finos que los llevan sobre la superficie del agua hasta que alcanzan alguna flor que esté en la superficie.

Los pájaros son polinizadores frecuentes en los trópicos (p. ejemplo, colibríes). Las flores, generalmente, son rojas y producen grandes cantidades de néctar.

Los murciélagos pueden ser los polinizadores de algunas flores, especialmente en los trópicos. Otros animales pueden también polinizar durante sus viajes, pero no son polinizadores regulares.

Los estigmas son normalmente muy grandes y plumosos en las plantas polinizadas por el viento, para que pueda ser atrapado más polen.

La polinización por el viento parece ser la forma más primitiva de polinización y es muy poco diferente de la dispersión de las esporas de los hongos y de los heléchos.

Quizá era el único método empleado por las gimnospermas (plantas que no tienen las semillas cubiertas) fósiles, que formaban bosques de árboles enormes en épocas pasadas.

Hoy día es el método de polinización de las gimnospermas vivientes, como las coniferas (pinos, abetos, cedros, etc.), si hay que tomar como criterio la cantidad de polen producido.

En momentos determinados, puede desprenderse el polen en tales cantidades que cubre el suelo, coloreándolo de amarillo y dando origen a lo que popularmente se han llamado «lluvias de azufre».

A veces se ve el polen flotando como una nube sobre los bosques de coniferas.

En las típicas «lluvias de azufre», parece que el polen es realmente arrastrado por las gotas de lluvia, procediendo de las capas relativamente altas de la atmósfera, donde han ido a parar por efecto del aire.

Esta inflorescencia es más bien fea y tiene un olor desagradable, que, sin embargo, atrae a las moscas. Las flores individuales están en una espiga, las femeninas debajo de las masculinas.

Por encima de lis flores hay un anillo de pelos y toda la inflorescencia está envuelta en una vaina. Las moscas, atraídas del exterior, penetran en el tubo y quedan encerradas por los pelos que están dirigidos hacia abajo.

Las flores femeninas maduran primero y se polinizan por los insectos que llevan algo de polen.

Después maduran las flores masculinas y los pelos se marchitan. Cuando los insectos escapan, llevan polen que trasportan a la flor siguiente.

RECOGIDA DE POLEN AÉREO

Para analizar el polen flotante en el aire se disponen portaobjetos de microscopio al aire libre, cubiertos con una capa muy fina de vaselina.

El polen de las plantas anemófilas queda pegado y puede examinarse al microscopio. La determinación se hace por comparación con el polen tomado directamente de las plantas.

Los granos de polen presentan complicados y variables relieves en su superficie que son distintos para cada especie, y se utilizan para la identificación. Los inventarios de polen aéreo se hacen frecuentemente con fines médicos, debido a que el polen puede producir trastornos alérgicos en algunas personas (fiebre del heno), a para conocer las épocas de polinización de las plantas.

Entre las plantas que tienen flores (angiospermas), las flores anemófilas se caracterizan por lo sencillo de su estructura, lo cual parece ser un fenómeno de reducción posterior y no un carácter primitivo.

Los pétalos suelen faltar, las flores no son llamativas, no producen néctar, y no llaman la atención de los insectos.

Producen muchísimo más polen que las flores de plantas relativamente parecidas en cuanto a su estructura, pero que son polinizadas por insectos, y el polen es seco y pulverulento.

Hay una marcada tendencia a la separación de sexos y a la aparición de las flores, muy tempranamente en la primavera, antes que las hojas, lo que ocurre, especialmente, en los árboles y en los arbustos.

Una de las características más interesantes de la anemofilia es que aparece en familias de plantas totalmente distintas, lo que muestra que es una adquisición reciente de tipo evolutivo.

Se encuentra en las gramíneas (hierbas), que se polinizan todas por el viento, a excepción de la avena cultivada y algunas variedades de trigo que se autopolinizan, en los robles, chopos, etc.

En algunas de estas plantas, las anteras pueden «explotar», proyectando el polen en el aire.

El avellano, por ejemplo, produce sus flores en unas borlas colgantes alargadas (amentos).

Las flores femeninas, sin embargo, son unas estructuras delicadas y de pequeño tamaño, con estigmas rojos ramificados. La separación de las flores por sexos asegura la polinización cruzada.

polinizacion

Dispersion de semillas

Las flores de las gramíneas (hierbas) tienen los estambres con largos filamentos, que aseguran que no haya autopolinización por su manera de colgar de la flor, lejos de los estigmas.

Las especies de llantén producen espigas de flores protóginas.

Las flores situadas en la parte más baja de la espiga se abren las primeras, y dejan sus estigmas al descubierto.

Cuando éstos se marchitan, aparecen los estambres colgantes, pero no polinizan a las flores más jóvenes, ya que están siempre situados por debajo de los estigmas que se van abriendo en la parte superior de la espiga.

Algunas flores no están limitadas a un solo método de polinización, y, si no las visitan los insectos, descargan el polen en el aire.

Estos casos sugieren la idea de que, cuando los tipos florales estaban adaptados a la polinización por el viento o por insectos y las condiciones se alteraron, las flores adoptaron un método diferente de polinización, pero la estructura floral se mantiene igual.

LA POLINIZACIÓN POR INSECTOS

La polinización por insectos (entornofilia) es el método más común de trasporte de polen para la fecundación.

Hace mucho tiempo que se sabe que el brillante color, y el aroma de las flores, no se han hecho para la satisfacción estética del hombre, y que su objeto principal es atraer los insectos.

Polinización Cruzada

Hay bastantes flores que no están condicionadas y que pueden polinizarse por casi todos los insectos, pero otras son polinizadas por muy pocas especies.

Las complicadas asociaciones entre flores e insectos no son, en absoluto, una casualidad, sino el resultado de las fuerzas de evolución, que actuaron desde que los primeros insectos empezaron a alimentarse en las flores.

Las primeras flores anemófilas debieron atraer a los insectos de alguna manera, probablemente a causa del alto valor nutritivo del polen.

Las flores visitadas por insectos fueron polinizadas de una manera eficaz, y produjeron una descendencia en mayor número que aquellas que no tuvieron contacto con los insectos.

Esta descendencia fue también atractiva para los insectos, por haber conservado el carácter hereditariamente de sus antecesores.

La Polinización Cruzada

A partir de este momento, debe haberse originado toda la serie de refinados mecanismos de las flores entomófilas.

Se han escrito libros enteros sobre los mecanismos que los insectos, por una parte, y las flores, por otra, han desarrollado para perfeccionar esta cooperación.

Algunos insectos tienen estructuras especiales para almacenar el polen —y por lo tanto para polinizar— de manera más eficaz.

El «cestillo del polen» y la fina pelosidad plumosa de las abejas son un ejemplo.

Las abejas se cubren de polen al penetrar en las flores, después se cepillan (por medio de una estructura especial existente en las patas en forma de brocha) y aglomeran el polen en bolitas, que meten en el cestillo.

Sin embargo, siempre queda polen adherido al cuerpo, y este polen puede ser retenido por el estigma pegajoso de las flores que el insecto visite a continuación.

Las flores entomófilas son, casi siempre, de colores brillantes y olorosas, aunque el olor no siempre es agradable para el hombre.

Normalmente contienen un líquido dulce —el néctar—  además del polen; aunque algunas flores (como, por ejemplo, la rosa silvestre) tienen solamente polen, que producen en mayor cantidad, como alimento de los insectos.

En el néctar dominan compuestos ricos en hidratos de carbono, que son utilizados como fuente de energía por los insectos, mientras que en el polen predominan compuestos nitrogenados, muy importantes para la alimentación de las larvas.

Los flores de este tipo (p. ejemplo, el guisante de olor) están muy especializadas para asegurar la polinización. Las abejas de «lengua» larga, atraídas por las flores, se posan en los pétalos laterales (alas).

El peso de la abeja hace descender los pétalos y deja al descubierto los órganos sexuales, que frotan el cuerpo del insecto.

La polinización tiene lugar cuando la abeja busca el néctar en la base de la flor. Sólo los insectos pesados, como las abejas, pueden polinizar esta clase de flores.

El polen de las flores entomófilas es pegajoso y se adhiere al cuerpo de los insectos.

Dado que la polinización por los insectos es un mecanismo más eficaz que la anemofilia, el polen se produce menos en estas flores.

Las abejas son los insectos polinizadores más importantes.

En sus búsquedas de polen y néctar, visitan un gran número de flores, generalmente de la misma especie, polinizándolas.

Su «lengua» (proboscis), relativamente larga, las capacita para encontrar y recoger el néctar «encerrado» (por ejemplo, en recovecos o en espolones formados por los pétalos).

Las abejas, cuyos ojos no son sensibles a la luz roja, visitan las flores purpúreas, azules, amarillas, algunas veces las blancas y, muy raramente, las de color rojo.

Las líneas oscuras en los pétalos (guías de la miel) parecen guiar a los insectos hacia, el néctar, los estambres y el estigma.

Para la fructificación de los árboles frutales, las abejas tienen una gran importancia, habiéndose comprobado que los árboles frutales plantados a los lados de las carreteras son cada vez menos fértiles, a medida que va uno alejándose de los pueblos donde hay numerosas colmenas.

Para obtener una buena polinización, se aconseja colocar colmenas en las plantaciones de frutales en una densidad de, por lo menos, dos por hectárea.

Las mariposas, tanto diurnas como nocturnas (polillas), son también importantes agentes polinizadores. Las mariposas visitan todo tipo de flores, especialmente las rojas y las blancas.

Sus largas «lenguas» (espiritrompa) les permiten alcanzar el néctar en las flores tubulares.

Las mariposas nocturnas se mantienen en el aire frente a las flores y obtienen el néctar con sus larguísimas espiritrompas.

Las flores son, generalmente, blancas o amarillas (de forma que son visibles fácilmente en la oscuridad) y están perfumadas fuertemente.

Sus estambres y estigmas sobresalen, de forma que tocan el cuerpo de la mariposa cuando ésta se mantiene en el aire vibrando rápidamente sus alas.

Otros insectos que visitan con frecuencia las flores son las moscas y los coleópteros (escarabajos).

Estos insectos no están especializados para llegar al néctar «encerrado», y se encuentran normalmente sobre flores «abiertas», como las de la familia de las umbelíferas.

Las inflorescencias planas suelen estar frecuentemente cubiertas por insectos, que se alimentan del néctar al descubierto.

Las flores son marcadamente protándricas, y los insectos llevan el polen desde las flores jóvenes del centro de la inflorescencia a las del borde que, siendo más viejas, tienen ya maduros los estigmas.

Las flores de la familia de las compuestas son también visitadas por numerosos insectos.

La mayoría de las flores entomófilas emplean alguno de los métodos ya descritos para evitar la autopolinización.

A veces, la cooperación entre planta e insecto llega a traducirse en mecanismos muy complejos.

Las inflorescencias (cabezas) del trébol blanco producen flores erguidas.

Cuando alguna flor ha sido visitada por una abeja, se inclina doblándose por el pedúnculo y quedando en posición colgante bajo la inflorescencia.

Con esto, las abejas que llegan después no «pierden el tiempo» en visitas inútiles, y aumentan las oportunidades de que otras flores reciban su visita.

En algunos casos, la falta del insecto para la polinización ha motivado que las plantas introducidas en una región, donde antes no existían, sigan estériles.

Esto ocurrió con la higuera de Esmirna, cuando se llevaron los primeros árboles de esta clase a California.

Algunos años más tarde (1899) se llevaron de Argelia inflorescencias masculinas de la higuera de Esmirna, que se suspendieron en las ramas altas de los árboles, y la polinización  (y por lo tanto, la formación de higos) fue posible gracias a un pequeño himenóptero (familia de las avispas y las abejas), que llegó involuntariamente con las inflorescencias.

Fuente Consultada:
Revista Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnologia N°46 TECNIRAMA

Fabricación de Fósforos o Cerillos Historia y Composición

LA  FABRICACIÓN  DE CERILLOS/AS O FÓSFOROS

En 1812, se había inventado una especia de cerillos, que consistían en un palito de madera que se introducía en azufre fundido, y la «cabeza» se formaba con una mezcla de azúcar y clorato potásico.

Se inflamaban introduciéndolas en un frasco que contenía asbesto humedecido con ácido sulfúrico.

Como puede observarse, en la composición de aquellos palitos no intervenía el fósforo, y, por tanto, no se podían llamar «fósforos».

En 1827, el químico y boticario inglés John Walker descubrió que si cubría el extremo de un palillo con ciertas sustancias químicas y lo dejaba secar, podía encender un fuego en cualquier lugar, tan sólo frotando el palillo. Estos fueron los primeros cerillos de fricción.

 ► Los Primeros

Las sustancias que utilizó fueron sulfuro de antimonio, clorato de potasio, goma y almidón. Los cerillos se encendían al frotarlos contra un pliegue de papel de lija.

Walker John invnetor del cerillo

Walker no patentó sus cerillos, a los que llamó Congreves, en honor del cohete inventado por Sir William Congreve en 1808 y usado en la guerra contra los Estados Unidos.

Eran también conocidos como «fósforos químicos», proporcionando un gran adelanto en los medios para   producir  fuego.

Los cerillos de Walker prendían al tallarse en cualquier superficie, pero no eran muy confiables.

En 1830, el francés Charles Suria creó un cerillo mucho mejor, con cabeza de fósforo blanco. Al cerillo de este tipo se le llamó «lucifer» (portador de luz), y se usó hasta finales del siglo XIX.

Los luciferes prendían bien, pero eran sumamente peligrosos.

El fósforo blanco produce emanaciones venenosas, y la prolongada exposición a éstas causa una enfermedad que pudre los huesos de la mandíbula y llega a ser mortal.

Los más afectados eran los obreros de las fábricas de cerillos, hasta que, a principios de siglo, se prohibió el uso del fósforo blanco, sustituido luego por el quisulfuro de fósforo.

En los primeros años, los cerillos contenían fósforo blanco, un agente oxidante (bióxido de manganeso, clorato o nitrato potásicos) y goma, en cantidad suficiente para formar una pasta espesa. La goma, además de actuar como adhesivo, protegía al fósforo de la oxidación.

El calor originado por frotamiento sobre arena, o papel esmeril, producía la inflamación, que a veces era explosiva, sobre todo cuando se utilizaba clorato como agente oxidante.

La mezcla inflamable se prepara agitando lentamente el fósforo en una solución caliente de dextrino. o cola; se adicionan entonces les materiales oxidantes, y lo pasto sigue agitándose hasta que se enfrío.

Frecuentemente, se colorea con ultramar, cromato de plomo, negro de humo, etc. Se esparce luego uniformemente en capa delgada sobre uno tabla, y se hacen penetrar en ella, una o dos veces, palitos previamente preparados, con lo que se forman las cabezas.

Cuando están secas las cabezas, suelen introducirse en un barniz o goma, para cubrirlas con una   ligera  capa  que  las protege  de  lo  humedad.

► Los Ultimos…

Desde hace bastantes años está prohibido en algunos pases el empleo del elemento fósforo (que es venenoso) en la fabricación de cerillas y se ha sustituido por el trisulfuro tetrafosforoso P1S3.

En líneas generales, la composición de las cerillas modernas es la siguiente: una sustancia que arde fácilmente por frotamiento, como el PiS3 un agente oxidante, clorato potásico; un agente oxidable, parafina o azufre; un adhesivo, goma; y un material de relleno, para la frotación, tal como vidrio molido. Formada la cabeza, se recubre con un barniz protector.

Existen también los fósforos de seguridad, o cerillas suecas.

La cabeza es, generalmente, de azufre, o trisulfuro de antimonio con clorato potásico, o bicromato como material oxidante.

En algunos casos, se utilizan minio, peróxido de plomo o bióxido de manganeso, formando parte del material oxidante.

Estas cerillas no pueden arder si no se frotan sobre una superficie especia], formada de fósforo rojo, trisulfuro de antimonio y dextrina, o cola, a la que se añade, a veces, vidrio pulverizado o esmeril para aumentar  la  fricción.

Las composiciones de distintas clases de fósforos se mantienen como secreto industrial por las respectivas fábricas. A continuación damos una de ellas:

Composición   de   la   cabeza

Clorato   potásico   (ClO3K)    ….      5   partes
Bicromato potásico (CraO;K2) ….    2     »
Polvo  de   vidrio   ……………………     3     »
Goma     …………………………………     2      «

Superficie   de   fricción

Trisulfuro de antimonio (S3Sb2) ….     5 partes
Fósforo   rojo   ……………………………      3   »
Bióxido  de manganeso  (MnO2) …..    1,5  »
Cola …………………………………………..      4   «

Cerillas modernas

A mediados del siglo XIX, el sueco John Lundstrom inició la fabricación de cerillos de seguridad.

Utilizó el inocuo fósforo rojo en una franja de frotación y mezcló diversos elementos combustibles para formar la cabeza del cerillo.

Las máquinas modernas producen hasta dos millones de cerillos por hora, ya empacados y listos para usarse.

John Lundstrom

 • Curiosidad:

En 1861, la empresa de Bryant & May logró el primer cerillo de seguridad, en su planta de Bow, Londres. Al final de su primer año, la fábrica producía 1 800 000 cerillos a la semana.

Tenían tanta demanda que en 1871 el ministro de Hacienda propuso un «impuesto al cerillo», de un penique por caja.

primera fabrica de cerillos

La propuesta causó gran alboroto en el Parlamento y la prensa, y miles de obreros protestaron por lo que consideraron sería una amenaza a su subsistencia.

Estalló la violencia y se abolió el tributo. Las máquinas modernas producen unas 800 cajas de cerillos por minuto, que sería una cantidad mucho mayor que la que causó el problema.

Fuente Consultada:
TECNIRAMA Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología Fasc. N°57
Como son y como funcionan casi todas las cosas Reades Degeas´t

Sonidos de los Insectos-Como generan su canto?

Sonidos de los Insectos
¿Como generan su canto?

EL CANTO DE LOS INSECTOS: El chirrido de langostas y saltamontes es un sonido familiar para cualquier persona que esté acostumbrada a salir al campo en verano. Pero cada vez se lo escucha con menor frecuencia, debido a que el empleo de los insecticidas sintéticos y al cambio climático está eliminando una gran cantidad de insectos útiles y atractivos. Los saltamontes son, tal vez, los insectos músicos más conocidos, aunque su sonido no puede competir en volumen con el de la cigarra.

Estas últimas son los insectos más ruidosos y pueden mantenerse «cantando» estridentemente durante largo tiempo. Pertenecen al orden de los homópteros, y son comunes en las partes meridionales de Europa y en muchas otras regiones   del   mundo.

A   veces,   se   congregan de a miles en los árboles y en los arbustos, y arman tal ruido que quien está en el bosque se siente aliviado al alejarse. No hay mejor prueba que ellas acerca de que los insectos pueden producir sonidos. Aunque los variados sonidos que los insectos producen no sean exactamente musicales, existen grandes semejanzas de emisión entre la forma como lo hacen los insectos y los instrumentos de música.

Los saltamontes y los grillos producen los sonidos mediante el frotamiento de dos partes de su cuerpo, lo cual da lugar a vibraciones. Esto se llama estridulación o chirrido. Los insectos estridulantes se corresponden con los instrumentos de cuerda de una orquesta, que suenan cuando se pasa el arco por dichas cuerdas o se las tañe. Los insectos tamborileros están representados por las cigarras, que poseen finas membranas capaces de comportarse como la piel de un tambor, vibrando cuando son distendidas por los músculos.

Hay algunos insectos que emiten sonidos haciendo entrar o salir aire de su. cuerpo, y que equivalen a los instrumentos de viento de una orquesta. Además, existen otros sonidos que no son ocasionados por mecanismos especiales, sino que resultan de la consecuencia incidental de otras actividades. Un buen ejemplo de esto es el zumbido producido por las vibraciones rápidas de las alas de los insectos voladores.

INSECTOS ESTRIDULANTES
La mayoría de los sonidos que producen los insectos tienen lugar por frotamiento de una parte del cuerpo (el raspador) contra otra (la lima). Este método es muy común en los ortópteros (saltamontes, langostas y grillos).

La facultad de emitir estos sonidos está generalmente limitada al macho de cada especie, y, probablemente, tiene que ver con la búsqueda de compañera. En los saltamontes de antenas cortas, el canto se produce por frotamiento de las patas traseras contra las alas.

insectos

Saltamontes de Antenas Corta. Es un efecto como cuando pasamos una cartulina sobre las puas de un peine.

insectos

Grillo Común

Hay, en aquéllas, una serie de pequeños salientes que, al frotarlos contra los bordes duros de las alas, dan lugar a unas vibraciones, que se trasmiten como los demás sonidos. Se puede obtener un ruido parecido raspando las púas de un peine contra el borde de un trozo de cartón.

Los grillos y los saltamontes de antenas largas producen sonidos frotando los bordes de las alas anteriores entre sí. Aparte de esta forma de producirlos, hay muchas otras variantes. Las distintas especies emiten, a menudo, sonidos característicos, que difieren en la duración, en la frecuencia de su repetición y en el tono. Los entendidos pueden diferenciar las especies con sólo escuchar su «canto», y las técnicas modernas de registro de sonidos permitieron a los científicos analizarlos, puesto que, a veces, son muy complicados.

Cada chirrido es una emisión de sonido producida por el paso del raspador sobre la lima. Este sonido contiene varias oscilaciones, una por cada diente, o saliente, que pasa por la lima. Las vibraciones producidas se trasmiten a otras partes del cuerpo, y dado que estas partes vibran con distintas frecuencias, el sonido tiene varias frecuencias diferentes. Cuanto más pequeño es el cuerpo vibrante, más agudo es el tono de la nota resultante.

Otra característica interesante es la manera en que la temperatura influye en el sonido. En las tardes de verano, los saltamontes chirrían con mucha rapidez, pero la intensidad de la repetición va decreciendo a medida que el aire se enfría y llega la noche. Hay algunos escarabajos, chinches y hormigas que también chirrían. Los órganos que utilizan para ello son las alas, las patas o el cuerpo. En varios casos, los dos sexos pueden poseer la facultad de «cantar».

INSECTOS TAMBORILEROS
La capacidad de producir sonidos por medio de membranas vibrantes sólo se encuentra en las cigarras y algunos insectos parecidos. A cada lado de la parte delantera del abdomen poseen una membrana circular curvada (el timbal), que se corresponde con la piel de un tambor.

El sonido no se emite por golpeamiento de la membrana, sino por el rápido doblamiento de estay hacia dentro y hacia fuera. Hay un músculo unido internamente a la membrana que, al contraerse, la atrae hacia dentro. Así se produce un sonido, de la misma forma que se hace sonar una tapadera de hojalata con los dedos, abollándola hacia dentro y hacia fuera.

insectos

Saltamontes de Antenas Largas, frota sus alas

Cuando el músculo se relaja, la membrana se curva hacia fuera, produciendo un nuevo sonido. El músculo se contrae y se relaja alternativamente unas 100 o más veces por segundo. Para el oído humano, esta rápida oscilación de la membrana se presenta como un sonido agudo y continuo, parecido al emitido por un aparato de radio mal sintonizado. Sólo en unas pocas especies de cigarra, también las hembras «cantan».

insectos

Cigarra, tiene una membrana que vibra en su cuerpo

La clase de sonido varía según las especies. Otra forma de tamborileo es la producida por insectos que golpean cierta parte de su cuerpo contra algún objeto. El insecto más conocido de esta clase es la carcoma (xestobium), coleóptero llamado reloj de la muerte o carcoma peluda. Los adultos de esta especie golpean, con su cabeza, la madera dentro de la cual viven. Parece ser que este ruido atrae a los individuos del otro sexo.

SONIDOS  EMITIDOS POR OTROS  INSECTOS
Algunas moscas pueden producir sonid haciendo entrar o salir cierta cantidad de aire por sus poros respiratorios (espiráculos). Hay unos flecos de tejido que vibran cuando el aire pasa junto a ellos, dando lugar al sonido. La gran mariposa de la calavera (Acherontia átropos)tiene una rara habilidad:   produce sonidos por medio de la porción delantera del canal alimenticio, la espiritrompa; en ello hay un cierto paralelismo con lo que ocurre en la laringe de los seres humanos.

Muchos insectos producen sonidos al volar, debido a la rápida vibración de sus alas y, en algunos casos, a las vibraciones del esqueleto externo duro, causadas por los movimientos del vuelo. Cuanto mayor es la frecuencia del aleteo, más agudo es el tono producido, pero no existe una relación simple entre ellos, ya que hay otros factores implicados.

Se sabe todavía muy poco acerca de la misión que pueda desempeñar el ruido producido al volar, pero las nuevas técnicas fotográficas están contribuyendo a que los biólogos puedan comprenderla. Parece ser que el producido por la hembra del mosquito, al volar, atrae al macho, que detecta el ruido con sus antenas plumosas.

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnologia N°96

Trufas Negras Y Blancas Cultivo y Recolección de trufas Produccion

Trufas Negras Y Blancas
Cultivo y Recolección de trufas Produccion

Las trufas constituyen un género de hongos que, a pesar de incluir pocas especies, crecen en casi todos los países de temperatura demente.

Prefieren, sobre todo, los suelos arenosos y arcillosos.

Sus más grandes amigos son las encinas y los castaños.

Huyen de la claridad del día y vegetan en la tierra, a una profundidad de 15 a 20 cm., en donde se reproducen, como los demás hongos, por medio del micelio.

La trufa se caracteriza por un receptáculo carnoso, más o menos globuloso, de superficie lisa o con verrugas, compacto en su interior, indehiscente (esto quiere decir que está sólidamente encerrado en sí mismo, que no se abre espontáneamente), y que presenta esporas encerradas en esporangios redondos u ovoides.

Cuando es grande, está recubierta, en general, de verrugas prismáticas más o menos salientes.

Pues este ser tan exquisito no hace gala de ninguna coquetería.

Si se la corta, presenta a la vista una carne jaspeada recorrida por dos minúsculos sistemas de venas blancas, grises o de otro color que puede variar.

La trufa gris (Lycoperdon tuber sibarium peidomontam), llamada también trufa de ajo, es redonda, alargada y de superficie lisa.

Se la emplea a menudo como condimento.

Se la encuentra principalmente en Italia, en las regiones piamontesas de Acqui, de Alba, de Mondovi, de Chieri…

Llegada a su madurez, exhala un exquisito aroma apreciado por todos los olfatos, aun los más delicados.

Se produce su aparición (si es que puede emplearse esta palabra tratándose de un habitante que se esconde en el subsuelo) en el mes de julio (nos referimos a Europa, que es donde abundan), pero solamente el tiempo le conferirá esas preciosas cualidades que la hacen tan cara a los más exigentes “gourmets”.

Pierde, así, toda discreción, pues su aroma se expande fuera de la tierra, delatando su presencia.

————-  00000 ————

https://historiaybiografias.com/archivos_varios6/egipto-antiguo.jpg

Los egipcios ya las conocían y eran muy apreciadas en su cocina. Las comían rebozadas en grasa y cocidas en papillote. Los griegos y los romanos les atribuían virtudes afrodisíacas, más que gastronómicas.

En la Edad Media eran vistas como una manifestación del demonio debido a su color negro y a su aspecto amorfo, al lugar donde se encontraban (bosques de brujas y hechiceros) y al hecho de ser afrodisíacas.

Razones de peso para que cayeran en el olvido, prueba que queda patente en los libros de cocina de la época, donde no aparece como ingrediente de ninguna receta.

————-  00000 ————

La trufa negra (Lycoperdon tuber síbarium nigrum) debe su fama a la exquisitez de su gusto.

Cuando es joven se llama trufa blanca, y hay que respetar su existencia, pues no está en edad de ser comida; pero al lograr su perfecto estado de madurez constituye una de las maravillas de la naturaleza.

Crece entre octubre y febrero (Europa), como la trufa colorada (Lycoperdon tuber sibarium), cuyo aroma agresivo la hace menos apetecible que las otras.

En ciertas regiones se encuentran también trufas pardas de piel lisa, cuyo olor recuerda el almizcle.

En Sicilia crece una trufa globulosa, blanca como la nieve (Niveum), que enriquece muchos platos regionales.

Actualmente se cultiva también en las provincias del Norte de Italia.

El Sudeste de Francia es muy renombrado como gran productor de trufas; se encuentran también en Alsacia y en el Delfinado; pero las trufas que enorgullecen a Francia son las de Quercy o de Périgord.

• Su Búsqueda:

Para buscarlas se emplean comúnmente perros de caza o cerdos, en razón de la sensibilidad de su olfato.

El inconveniente principal es que el cerdo, al percibir el olor de las trufas, se abalanza sobre ellas para devorarlas, siendo necesaria mucha atención para impedírselo.

Después de haber sido recogidas se conservan en tierra o en arena seca.

Busqueda de trufas con cerdos

Otra forma muy conveniente de presentarlas es conservadas en grasa. Los faraones conocían ya las trufas y las servían en sus banquetes, mientras que los romanos las hacían traer de Libia para sus festines.

Los atenienses las comían crudas, o cocinadas bajo la ceniza y envueltas en tocino, pero acompañadas siempre con vino de Chio.

• ►AMPLIACIÓN DEL TEMA:

UN VERRUGOSO y subterráneo honguito es uno de los manjares más caros y de mayor demanda en el mundo.

Es la trufa francesa de Périgord, cuyo exquisito aroma y delicado sabor de almizcle han sido apreciados por los gourmets desde la época de los romanos.

La trufa de Périgord tradicional, que se mezcla en rebanaditas con el paté de hígado de ganso, es negra, pero existe una variedad blanca, aún más rara.

Encontrar trufas es un arte.

Los esquivos hongos crecen a cierta profundidad del subsuelo, entre las raíces del roble.

En la superficie hay muy pocas señales que guíen al buscador de trufas, fuera de una grieta en el suelo producida por un espécimen muy grande, o la nube de las pequeñas y amarillas moscas de la trufa, las cuales depositan sus huevecillos sobre el hongo y le sirven diseminando sus esporas.

Pero es más fácil localizar la trufa por el olfato, y los mejores detectores son los cerdos, si bien les siguen de cerca perros especialmente entrenados.

Los sabuesos de trufas de la provincia de Piamonte, al norte de Italia, donde se halla una fina trufa blanca, son muy hábiles. En Rusia, cabras e incluso oseznos participan en la búsqueda.

Desafortunadamente, los hongos, que requieren de siete años para madurar, sólo resultan comestibles durante una semana.

Se los puede guardar en aceite, o congelar, pero las trufas en conserva pierden mucho de su extraordinario aroma.

Los precios varían desde 880 dólares por kilo de trufas negras de Périgord hasta más de 2330 dólares por kilo de la variedad blanca.

Con estos precios, una rebanada de pastel de trufas de la variedad negra costaría cerca de 44 dólares, y 110 dólares si fuera de la blanca.

Video Sobre El Mundo de las Trufas

(Fuente Consultada: Sabía Ud. Que…? Rearder´d Degest)

Temas Relacionados:

• Historia del Arroz: Consumo ,Cultivo,Producción y Alimentacion
• Cultivo del Tabaco Origen, Producción y Proceso de Secado y Curado
• Seda Natural Fibra Hecha Por Los Gusanos Origen de la seda

Enlace Externo:Trufa Negra de Soria

Historia de la Papa: Origen, Propiedades, Cultivo y Recolección

Historia de la Papa Propiedades, Cultivo y Recolección

En el año 1541, unos oficiales españoles que exploraban el territorio peruano se sorprendieron ante unos sembrados desconocidos para ellos.

En efecto, ante sus ojos se extendían, hasta donde la vista alcanzaba, unas plantas pequeñas, de hojas ligeramente plateadas, con flores blancas y bayas amarillas.

Pensando que estas plantas se cultivaban por sus frutos, probaron las pequeñas bayas (no más grandes que una nuez).

Las encontraron muy amargas, y su jugo viscoso les dejó en la boca una impresión tan desagradable, que no dudaron fueran tóxicas, y creyeron que los indígenas las usaban para emponzoñar sus flechas.

Alarmados por semejante descubrimiento, que les hacía ver a los pacíficos indios del Perú como peligrosos enemigos, decidieron destruir las plantaciones.

Pero cuando días más tarde volvieron al lugar, encontraron a mujeres y niños ocupados en la cosecha, y se asombraron muchísimo al ver que arrancaban las plantas y luego las quemaban, pues no era por las bayas que los indígenas las cultivaban, sino por una especie de tubérculo parduzco próximo a las raíces.

A la hora del almuerzo, algunas mujeres pusieron a cocinar estos misteriosos tubérculos en unas marmitas llenas de agua.

Los españoles se aproximaron y pidieron probar esta extraña comida, que los peruanos llamaban “pappa”.

La papa se cultiva en más de 100 países, en clima templado, subtropical y tropical.

Es esencialmente un «cultivo de clima templado», para cuya producción la temperatura representa el límite principal: las temperaturas inferiores a 10° C y superiores a 30° inhiben decididamente el desarrollo del tubérculo, mientras que la mejor producción ocurre donde la temperatura diaria se mantiene en promedio de 18° a 20° C.

La encontraron mucho más agradable de lo que suponían y comieron hasta quedar satisfechos.

Los españoles llevaron a su país algunos tubérculos; los plantaron y observaron que se aclimataban fácilmente.

Gracias a la papa, el pueblo español, empobrecido por las guerras de Felipe II, pudo luchar contra el hambre.

No fueron necesarios más de veinte años para que el cultivo de esta planta exótica se extendiera por toda la península ibérica.

En el año 1565, el capitán inglés J. Hawkins intentó introducir la papa en Irlanda, pero no tuvo éxito.

En 1568, Inglaterra brindó mejor acogida a estos tubérculos, importados por Francisco Drake a su regreso de América del Norte, y pronto se los cultivó en el sur del territorio.

En 1592, Gaspar Bauhin alentó a unos cuantos agricultores franceses, que lograron un gran éxito con el nuevo cultivo.

Pero pronto se extendió la noticia de que la papa era un alimento peligroso, con lo cual se abandonaron los ensayos.

Parece que el mismo rumor se propago del otro lado de la Mancha, ya que sólo en el siglo XV se cultivó definitivamente la papa en Gran Bretaña, adonde el almirante Walter Raleigh había llevado nuevas variedades.

Según Humboldt, la papa no fue cultivada en gran escala sino a partir de 1717 en Sajonia, de 1728 en Escocia y de 1738 en Prusia.

Respecto a Francia, el precioso tubérculo era aún una rareza en 1763.

Sólo veinte años más tarde su uso se extendió.

Algunos franceses la llamaron “parmentiére”, ya que es al empeño del farmacéutico Parmentier a quien deben su difusión.

Deseoso de popularizar la papa, el rey de Francia Luis XIII pidió a los nobles que ludieran su flor en el ojal y cultivaran esta planta en sus posesiones.

La papa (Solanum tuberosum) pertenece a la familia de las solanáceas.

Se reproduce por semillas o por tubérculos.

Las variedades nuevas se logran por semillas, pero por este procedimiento se demora mucho tiempo en obtener el producto.

El segundo procedimiento se practica plantando el tubérculo entero o trozos de éste, siempre que cada uno tenga el brote correspondiente.

La planta se desarrolla en dos direcciones: por encima de la tierra, las ramas se adornan de pequeñas hojas y más tarde de florecillas blancas, amarillas o violetas, que dan frutos (o bayas) verduscos o amarillentos, llenos de pepitas minúsculas.

Las papas semilla por lo general son el insumo más costoso en la producción de papas, y representa del 30% al 50% de los costos de producción.

En las partes del mundo en desarrollo donde no hay un sistema oficial de suministro de semillas, los agricultores han creado sus propios métodos de selección de los tubérculos semilla: venden las papas más grandes para obtener efectivo, consumen en casa las de tamaño medio y conservan las más pequeñas como futuro material de siembra.

Al mismo tiempo, las raíces se alargan y desarrollan los estolones, que son particularmente ricos mi almidón y en sustancias nitrogenadas.

Existen numerosas variedades de papas: según su forma, son redondas, cilíndricas o achatadas; por su color, son blancas, amarillas, rosadas, rojas o violetas, y según la época de maduración, son precoces, semiprecoces o tardías…

Para la reproducción por tubérculo se emplean en general papas del año anterior, cuidadosamente seleccionadas.

Cuando se practica la siembra, se mezclan semillas de dos tipos diferentes.

La siembra se efectúa en tierras cuidadosamente preparadas, a una profundidad de 25 cm. y en pequeños surcos paralelos que inmediatamente se recubren de tierra.

Protegidas del frío, las yemas crecerán a expensas del tubérculo que las nutre; pronto la plantita emergerá de la tierra, y comenzará a desarrollarse.

Ahora comienzan los peligros: las heladas y los vientos cálidos, que resecan las plantas, son igualmente temibles; un minúsculo hongo parásito amenaza a los tubérculos, los atrae y los transforma en una masa manchada y dura como la piedra, pues les absorbe toda el agua.

Las dóríforas, coleópteros de alas amarillas y rojas, con rayas negras, atacan con encarnizada voracidad las plantas de patata.

Si el agricultor no está atento, puede llegar a perder toda su cosecha.


Imagen de:http://www.potato2008.org/es/lapapa/cultivo

Para arrancar las papas se elige el tiempo seco, con el fin de poder separarlas más cómodamente de la tierra que ]as envuelve.

La papa se aclimata en casi todos los terrenos y se la puede cultivar en todas las regiones donde crecen los cereales.

Esta característica ha hecho posible la siembra de papas hasta en Islandia.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

Los cultivadores de papas tienen que luchar con un gran número de plagas y enfermedades.

Puesto que son un alimento tan importante, hay regulaciones estrictas en relación con estas plagas y enfermedades.

La más grave de todas ellas es lo enfermedad producida por hongos, denominada «mildiu» (también añublo, gangrena, niebla, etc.).

El hambre que padeció Irlanda, en 1846, fue debido o la pérdida de la cosecha, atacada por esta plaga.

Los primeros síntomas son la aparición de puntos pálidos en las hojas.

Estos puntos aumentan de tamaño y número, volviéndose color pardo.

La formación de tubérculos se detiene, cuando está afectada alrededor de las tres cuartas partes de la hoja.

Pocos campos escapan por completo al ataque del mildiu, aunque el grado de ataque depende del clima.

Una estación húmeda favorece el hongo, y puede haber un 75 % de mildiu a mediados de verano.

La mitad de la cosecha se pierde entonces. Si su difusión no alcanza el 75 % en el último mes estival, las pérdidas son menores, ya que el crecimiento se detiene, normalmente, en esta época.

Las hojas afectadas producen gran cantidad de esporas que infectan las plantas próximas y también caen al suelo.

Las esporas pueden infectar los tubérculos y, en este caso, la enfermedad se transmite al año siguiente.

El cortado o quemado de la planta, antes de que progrese demasiado, reduce el riesgo de que se infecten los tubérculos.

También es beneficioso rociar las hojas con un fungicida, cuando, se noten los primeros síntomas de la enfermedad (caldo bórdeles, «zinebe», caldo sulfocúprico).

Es bien sabido que las papas que proceden de la misma simiente durante varios años degeneran y dan pequeños rendimientos.

Los responsables son varios «virus» que, gradualmente, se multiplican en las plantas.

El pulgón esparce los virus de planta en planta.

En regiones septentrionales, las enfermedades debidas a virus se pueden remediar, ya que los áfidos no pueden vivir allí, por lo que dichas enfermedades son raras en esos lugares.

La «sarna verrugosa» o «sarna negra» determina que los tubérculos presenten protuberancias que los hace poco aceptables.

Muchas variedades de papas son inmunes a esta enfermedad, que es producida por un hongo microscópico, y, por tanto, en las regiones donde se ha registrado la plaga sólo se deben sembrar dichas variedades.

La plaga más importante es la «anguilulosis», producida por el nemátodo llamado «gusano de la raíz de la papa», que ataca las raíces y debilita la planta.

Es común que las plantas se agosten en un día.

Las raíces infectadas se cubren de una fina capa blanca o parda de puntitos, que no son más que quistes con muchos huevos.

Los quistes pueden sobrevivir en el suelo durante varios años, y no deben cultivarse papas en la tierra infectada, por lo menos, en seis años.

La desinfección de la tierra y una adecuada rotación de cosechas pueden evitar la proliferación de grandes cantidades de gusanos de la raíz.

El «escarabajo de la papa» es una plaga importante en América, de donde es originario, y en algunas regiones de Europa.

Los escarabajos y sus gorgojos se alimentan de las hojas, por lo que toda la planta puede llegar a ser destruida.

En la Argentina, la papa es atacada, además, por otros insectos, tales como el bicho moro, la vaquita de San Antonio, la «pulguilla», diversas chinches, el alquiche, el gorgojo, el grillotopo, la «polilla de la papa», el gusano blanco (larva del bicho torito), y el «gusano alambre» (larva de diversos elatéridos).

PARA SABER MAS…

FUTURO CERCANO: LA PAPA PODRÍA SALVAR DEL HAMBRE AL MUNDO

En la mayoría de los países, la papa se considera una hortaliza común y corriente, ideal para absorber salsas y llenar el estómago.

Sin embargo, se trata de uno de los alimentos más energéticos que existen y de alto valor nutricional (contiene carbohidratos, proteínas y aminoácidos esenciales).

Es muy rica en potasio y nos protege de enfermedades cardiovasculares.

En promedio, una papa contiene la mitad del requerimiento diario recomendado de vitamina C.

A lo largo de un año y bajo los auspicios de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), expertos de todo el mundo se reunieron para instaurar el Año de la Papa.

Se convencieron entonces de su asombroso potencial: ¡este alimento podría ayudar a evitar el hambre de millones de personas asoladas por la pobreza en los países que cuentan con menos recursos!

Se calcula que para el año 2030 la población mundial crecerá en más de 100 millones de habitantes por año, y el 95 por ciento de esas personas vivirá en naciones pobres.

Una solución sencilla es aumentar la producción de papa.

«La papa es el producto agrícola ideal para zonas con tierras de baja calidad pero con mano de obra abundante», afirma NeBambi Lutaladio, especialista en hortalizas de raíz y tubérculos de la FAO.

«La papa crece rápidamente, tolera climas extremos y necesita muy pocos fertilizantes».

Millones de campesinos ya han duplicado su producción de papas en los últimos 30 años.

La tendencia va en aumento.

Ahora, el desafío es ayudar a los pequeños productores para que lleven sus cosechas a los mercados nacionales e internacionales.

A diferencia de los cereales, la papa no es objeto de especulación en los mercados agrícolas mundiales: su precio depende de la oferta y de la demanda locales.

La papa, pues, podría proveer un suministro alimentario constante para los consumidores más vulnerables.

Perú ha declarado su intención de reducir la cantidad de trigo importado, que es muy caro, y estimula a su población a consumir pan de harina de papa.

La India tiene planes de duplicar su producción de papa en los próximos cinco a 10 años, con el fin de aliviar la pobreza en la región noreste del país.

En China, la hortaliza podría convertirse en el producto agrícola alimenticio dominante en las tierras de cultivo.

Y en Sudáfrica, McCain, el mayor productor del mundo de productos derivados de la papa, prevé la producción futura de éstas en forma deshidratada, y enriquecidas con macro y micronutrientes.

La papa forma parte esencial de una alimentación nutritiva, su comercialización es barata y su precio es accesible para la población más pobre. Más universal que nunca, la papa es el alimento del futuro.

(Fuente Consultada: Revista Selecciones Julio 2009)

AMPLIACIÓN DEL TEMA:

Actualmente, la papa o patata es un alimento importante en la dieta humana.

Oriunda de América del Sur, se cultivó durante centenares de años, en Chile, Bolivia y Perú.

Los españoles la introdujeron en Europa en el siglo XVI.

La papa, solanum tuberosum, está relacionada con la dulcamara y la berenjena de la misma familia de las solanáceas.

La planta suele tener una altura de medio metro, con flores pequeñas de color blanco o violeta pálido y corola en forma de estrella de cinco puntas.

Los tallos subterráneos engruesan y forman tubérculos, que constituyen las verdaderas papas.

Éstos contienen alimentos de reserva, almidón y proteínas.

Y cada uno de ellos presenta yemas que pueden originar nuevas plantas al año siguiente.

Las flores de la papa producen semillas, aunque la cosecha comercial se obtiene de los tubérculos de la temporada anterior.

La semilla se usa solamente cuando se trata de obtener variedades nuevas.

Como medio de propagación de la papa se usan los tubérculos de pequeño tamaño.

Cada uno posee un NÚMERO de yemas u «ojos», que constituye un pequeño brote y puede dar lugar a un vástago completo.

Si se cortase cada «ojo» con una parte del tubérculo y se plantase, podría producir una nueva planta.

Se hacen germinar los tubérculos antes de plantarlos. Se los esparce sobre bandejas y se los coloca a unos 4°C.

Esto favorece el crecimiento de las yemas y pueden ganarse unas dos semanas de tiempo, aumentando, además, el rendimiento.

Existen muchas variedades de papas, divididas por su tamaño, forma, color, época de maduración, etc.

Por la época pueden ser tempranas, semitempranas, semitardías y tardías. Se cultiva en zonas de clima preferentemente templado y algo fresco.

Se plantan casi siempre en surcos hechos con el arado, después de remover bien y rastrillar la tierra.

Los surcos deben estar separados entre sí unos 60-70 cm.

Las papas se plantan en el surco cada 35 cm, según el tamaño.

Teniendo esto en cuenta, se necesitan cerca de dos toneladas de papas por hectárea.

Crecen en cualquier tipo de terreno, aunque se obtienen las mejores calidades en suelos sueltos, profundos, permeables y ricos en materia orgánica.

La cosecha media alcanza unas 20 toneladas por hectárea.

Y llega hasta 35 toneladas en los años buenos.

La época de siembra depende de la estación y del clima.

En América del Sur se extiende de agosto a marzo.

Las cosechas se efectúan desde febrero hasta junio.

Las variedades tempranas pueden sembrarse antes, en regiones abrigadas.

Después de sembrar los tubérculos germinados en los surcos, éstos se tapan haciendo un nuevo surco entre dos de los anteriores.

Dos semanas después, se rastrilla el terreno, para eliminar las malas hierbas.

El cultivo entre surcos impide el brote de nuevas hierbas y cuando las plantas miden unos 30 cm de altura, se remueve el terreno nuevamente con el arado; así quedan eficazmente cubiertos los tubérculos.

Los que asoman en la superficie se tornan verdes y no pueden comerse.

La recolección de las variedades tempranas comienza alrededor de fines de primavera.

Y la de la cosecha normal, hacia el final del verano. Generalmente, las variedades tempranas se recogen a mano.

Éste era el único método de recolección en tiempos pasados.

La cosecha normal se efectúa con máquinas, de las que existen diversos modelos.

En muchos países se utiliza el volteador de papas, una máquina con espigones giratorios que esparcen los tubérculos sobre la superficie de la tierra.

Esta máquina trabaja con rapidez, aunque puede dañar los tubérculos.

Existen cavadoras elevadoras y cosechadoras automáticas, aunque solamente pueden usarse en terrenos sin piedras.

Las variedades tempranas y algunas normales se venden inmediatamente aunque la mayor parte de la cosecha se almacena, para consumirla en otoño e invierno.

El lugar de almacenamiento debe ser seco, bien ventilado, fresco y con poca luz.

En algunos países se conservan en silos, o se embolsan a medida que se van juntando y se guardan en galpones.

El valor principal de la papa reside en su condición de alimento de la población humana.

El arte culinario ha creado diversas maneras de cocinarla y servirla.

En algunos países (por ejemplo, Irlanda), la harina de papa se utiliza para fabricar tipos especiales de pan. Durante la Segunda Guerra Mundial, la harina de papa seca constituyó importante reserva alimenticia.

Los tubérculos pequeños y los dañados se usan para alimentar el ganado.

Existe gran número de plagas y enfermedades contra las que deben luchar los cultivadores.

En la Argentina, la papa sufre el ataque de INSECTOS, tales como el bicho moro, la vaquita de San Antonio, la pulguilia, diversas chinches, el alquiche, el gorgojo, el grillotopo y el «gusano alambre»

Trabajo enviado por el colaborador:
Sergio J. Pellizzi, basado en Enciclopedia ALFATEMATINA N°56

UNA ANÉCDOTA HISTÓRICA DE Carlos Fisa en su libro «Historias de la Historia»:

«Durante la Guerra de los 30 Años , un francés llamado Antonio Agustín Parmentier cayó prisionero y, alojado en casa de un médico o farmacéutico alemán, hubo de alimentarse de patatas como todo el mundo.

Estómago agradecido, a su vuelta a Francia procuró hacer propaganda del tubérculo.

En un principio la patata no interesó más que como producto farmacéutico.

Parmentier explicó que, durante su cautiverio, se le ocurrió hervir las patatas, y una vez hervidas descubrió que eran el mejor sustitutivo del pan.

Como máximo argumento expuso que «si los puercos las comen, también las pueden comer los humanos».

En 1776, siendo farmacéutico de los Inválidos de París, cultivó unas huertas de patata.

El rey Luis XVI, en una de sus visitas, vió unas flores que desconocía y preguntó qué eran.

—Son la locura de Parmentier, que imagina que esta planta puede servir de alimento a los pobres.

Pero 1767, 1768 y 1769 fueron años de hambre.

Parmentier publicó una memoria sobre el consumo de la patata, avalado por Turgot, Condorcet, Buffon e incluso Voltaire.

El 24 de agosto de 1768 fue el día de la consagración real de la patata: Luis XVI visitó el terreno donde estaban plantadas y Parmentier le ofreció algunas flores, que el rey se puso en la casaca.

Todos los cortesanos quisieron hacer lo mismo, y la flor de la patata se puso de moda.

Algunos, incluso, se dedicaron a cultivar patatas en invernadero.

Pero eso era privativo de la nobleza, que rechazaba las patatas para comer, lo mismo que el pueblo bajo, que exigía pan y no aceptaba el nuevo alimento.

Parmentier pidió entonces al rey que unos soldados custodiaran los huertos donde cultivaba sus patatas.

Una noche, los soldados se retiraron y la gente del pueblo se lanzó a robar patatas.

Creía que estaban reservadas á los nobles, y ello, sumado al atractivo de lo prohibido, hizo el resto.

El 21 de octubre de 1787 se sirvió la célebre cena de los Inválidos, en que todos los platos eran a base de patatas.

Incluso el aguardiente era producto de la destilación del tubérculo.

De todos modos, se consideraba como sucedáneo del pan.

Fueron necesarios el advenimiento del Imperio y el bloqueo de Francia a causa de las guerras napoleónicas para que en este país triunfase la hoy popular patata.»

Tipos de Maderas Argentinas Caracteristicas, Propiedades y Usos

TIPOS DE MADERAS ARGENTINAS
USOS Y PROPIEDADES

LISTA DE MADERAS MAS POPULARES:

1-Madera de Roble

2-Madera de Castaño

3-Madera de Fresno

4-Madera de Nogal

5-Madera de Olmo

6-Madera de Arce

7-Madera de Aliso

8-Madera de Alamo

9-Madera de Alerce

10-Madera de Pino Silvestre

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

La madera es la parte sólida de los árboles, planta leñosa que se ramifica a una cierta altura, no siendo así el arbusto; éste se ramifica desde su base y presenta menor altura y grosor.

La naturaleza nos brinda una gran variedad de clases de árboles, diferentes por su estructura, su resistencia y peso específico, según las regiones donde naturalmente se reproducen y crecen.

En las regiones cálidas y tropicales los árboles, en general, son de madera dura y pesada y de una coloración oscura, como ser: el ébano, palo santo, guayacán, quebracho colorado, algarrobo, urunday, etc.

En las regiones templadas,la coloración de la madera es algo más clara y no es tan dura y pesada, como en las regiones cálidas: entre ellos citaremos: el roble, nogal, cedro, fresno, haya, tipa, etc.

En las regiones frías, la madera es, en general, más blanquecina, fibrosa, resinosa y liviana, como ser: pino, abeto, abedul, alerce, raulí, linge, cohigüé, álamo, etc., presentándose excepciones en el color.

La naturaleza del terreno donde crecen los árboles, tiene fundamental importancia en la calidad de la madera.

Cuando el terreno es seco, arenoso y árido, los árboles crecen lentamente y su madera es más dura, compacta y tenaz que la de los árboles que crecen con relativa rapidez en los terrenos bajos y húmedos.

La buena madera de construcción debe ser seca, de tronco sano, sin fibras reviradas, libre de pudriciones y partes deleznables y poco nudosa; además debe dar sonido claro, no tener resquebrajaduras, ni manchas y presentar anillos anuales de aproximada regularidad.

El tronco del árbol está formado por la parte central, compuesta de un tejido fibroso o leñoso que constituye propiamente la madera y que queda envuelta en una capa de albura o falsa madera, que es una una madera en formación.

Esta albura, a su vez, está rodeada por el líber y luego por la corteza. La edad del árbol se conoce por el número de anillos concéntricos.

La madera joven o imperfecta, llamada albura, pasa al estado de madera perfecta, o sea corazón, cerne o duramen.

Esta transición se inicia en algunos árboles, después de alcanzar bastante edad (a los 15 años en el roble; 35 años en el haya; 40 años en el fresno). Existen árboles en los cuales tal transición no se produce, por ejemplo: el boj, abedul, arce – erable, álamo, sauce, cuya madera no es perfecta.

El reconocimiento de la época de corte de la madera, se hace por medio de una solución yodada: la superficie de la madera, impregnada con esta solución, dará un color amarillo, — si el árbol fue cortado en verano, — y color violáceo y luego negro si el árbol fue derribado en invierno.

La savia que la raíz extrae de la tierra sube por el tejido leñoso hasta las hojas, donde es transformada en sustancias azucaradas, y luego baja por el líber, alimentando los tejidos.

Se emplea, como madera de construcción, únicamente el árbol y del mismo se aprovecha solamente el corazón, quitando la albura y la corteza.

Las ramas gruesas también .se aprovechan para aserrar piezas de valor constructivo y lo demás se utiliza como leña o para la fabricación del carbón de leña o la extracción de tanino de ciertas clases de árboles.

Los árboles se cortan cuando llegan a su completo desarrollo, ya que sn este estado su madera es más densa y fuerte. Antes/de iniciarse la explotación del monte, personal entendido y conocedor señala los árboles que deberán ser derribados y que luego son cortados con hacha o sierra.

La época de corte es el invierno, cuando ya no circula la savia, pues la presencia de ésta ocasiona la descomposición de, la .madera por fermentación, destruyéndose pronto.

Para apreciar la estructura de la madera se efectúan en los troncos tres cortes distintos:

1) Corte transversal (de testa), perpendicular al eje mayor del tronco y así se ve la naturaleza del duramen y albura.

2) Corte longitudinal o diametral (madera al corazón) por un plano que pasa por el eje para apreciar así la fibrosidad de la madera.

3) Corte tangencial o según cuerda (madera al hilo) en el sentido longitudinal, pero tangencialmente a alguno de los anillos anuales, para ver el curso de las fibras.

► Composición química de la madera:

La composición básica es:
1) Principios elementales, compuestos de carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.
2) Agua.
3) Combinaciones salinas-minerales, elaboradas por la savia que extraen las raíces de la tierra.
4) Tanino (ciertas especies de maderas).
5) Resinas y óleo-resinas.
6) Aceites.

Clasificación de las maderas:
La dureza de las maderas se clasifican con número; el pino blanco que se toma como tipo de madera blanda, se clasifica con el número 10. Por la constitución física de las maderas, estas pueden dividirse tn cuatro grupos o categorías:
1) Maderas blandas y resinosas.
2) « semiduras.
3) « duras.
4) « finas.

► Maderas blandas y resinosas.

— A este grupo pertenecen:
1) El pino blanco de calidad superior, que en el comercio se denomina «Pino N.° 5» y se usa en carpintería fina, decoraciones murales, mesas de dibujo, jalones, etc. por tener sus fibras Bien derechas, presentar muy escasos nudos (no sueltos) y por no torcerse.

2) El pino tea (Norte América, Canadá. Noruega, Rusia, Finlandia) es la madera más importante de las maderas blandas — resinosas y de mayor y general aplicación en las obras.
3) El pino spruce (abeto, pinoabeto), madera de segundo orden por presentar muchos nudos sueltos; se emplea en carpintería barata, para zócalos, cielo-rasos, contramarcos, encofrados para hormigón armado, listones, cajones y, en general, en construcciones provisorias.

El pino spruce americano es digo inferior en calidad que el noruego, por no ser tan resinoso y pesado; además se alabea con más facilidad.

4) El pino báltico, madera de mejor calidad que el pino spruce; su empleo o uso es igual al pino spruce.

5) Pino califormano, que es’ igual al báltico.

6) El pino rosado de California, igual en calidad al anterior.

7) El pino Paraná, madera buena si está debidamente estacionada; de mucha aplicación en la carpintería barata, para tablas, tablones, estantes, muebles baratos, zócalos, etc.

8) La tipa, madera argentina del norte, es igual en calidad y uso al pino Paraná.

9) Alerce extranjero y del país. En Argentina el alerce crece en las regiones de los lagos del Sud.

Da una madera de color rojizo claro de fibras apretadas y de gran durabilidad y no se pudre aún expuesta a la acción de la intemperie.

En el lugar de su explotación, la usan con preferencia para la fabricación de tejas para cubrir techos y como revestimiento exterior de las casas de madera.

Las tejas son generalmente de 15 cm. de ancho por 90 cm. de largo y de 12 mm. de espesor.

Las tejas se colocan en techos con pendiente mínima de 60 %. 10) Álamo y sauce, madera muy blanda de calidad inferior, que sólo se emplea para la fabricación de cajones, envases para fruta, esqueleto de empaques, juguetería barata, en muebles de mimbre, etc.

También se usa como combustible, directamente o en forma de carbón de leña.

► Maderas semiduras.

A este grupo pertenecen: el nogal y roble (de procedencia extranjera), el cedro, el viraró (Salta), el nogal (Tucumán), Palo blanco (Chaco Arg.), el coligüé o colihüé (Súd de Argentina y Chile), el raulí (Chile) y otras.

El viraró toma el aspecto de caoba cuando recibe el lustre y se usa en la ebanistería y carpintería fina.

El nogal tucumano, cuando está bien estacionado, resulta una madera buena para muebles, frisos y carpintería fina en general.

El coligué es una madera de buena calidad y no «mueve». Se usa en la ebanistería, revestimientos murales, tacos para zapatos de mujer, suelas, etc. El raulí es de calidad inferior, sabe torcerse y se abre.

En el cedro, de mucha aplicación en la ebanistería y en la «carpintería de taller», se debe distinguir dos clases: «cedro fluvial» (Paraguay, Misiones y Chaco Nacional) de calidad superior al cedro «Salteño» de las provincias del norte del país.

► Maderas duras.

A este grupo pertenecen las maderas pesadas (peso específico de 0,95 al 1,3) de estructura muy compacta y homogénea, de coloración generalmente oscura, de gran dureza y resistencia y difíciles para trabajar.

En Argentina existe una gran variación de esta clase de maderas: quebracho colorado, madera excelente por su dureza, resistencia y gran duración, aún en contacto con la humedad, y además posee un gran porcentaje de tanino.

Curupay, urunday, guayacán, algarrobo, todas éstas tan buenas como el quebracho colorado; virapitá, incienso liñero o negro o veteado, arrayán, lapacho, etc.; todas estas maderas de muy buena calidad, m cuanto a su resistencia y duración.

►Maderas finas.

A este grupo pertenecen: el palo santo, ébano, caoba, Jacaranda, abedul, erable gris o sicomoro, etc. y se emplea para ebanistería muy fina, detalles decorativos y de valor.

Las piezas de madera en el obraje y en el comercio, según la forma que se les da, se califican: rollos o rollizos, es decir, el tronco origen o, a veces, descortezado; escuadradas enterizas o de hilo, es decir el tronco labrado en sus cuatro caras sin ser dividido y que conserva, por lo tanto, todo el corazón del árbol: maderas de raja, que se obtienen por hendimiento en el sentido longitudinal de las fibras, por ejemplo la fabricación de las duelas, o de láminas del árbol alerce que se utilizan como tejas para techos; maderas aserradas que provienen de dividir el tronco con sierras en tablones, tablas y piezas escuadradas, como se presentan comúnmente en el mercado.

Ya hemos mencionado más arriba que las maderas  para ser usadas en las construcciones, deben ser sanas, duras, tenaces, secas, elásticas, de fibras rectas, sin corteza ni albura y de una estructura uniforme.

Las maderas no deben ser grasas y esto se comprueba sacando virutas con la garlopa; estas deben ser largas ‘y resistentes y no deben dividirse en pequeñas láminas a medida que salen de la garlopa.

En obras definitivas, la madera a usarse debe ser perfectamente escuadrada, de aristas vivas, sin depresión en sus caras y, si es necesario, deberá ser cepillada.

En obras secundarias o provisorias, se tolerarán en la madera ciertos defectos en las aristas, puede presentar depresiones de 1/8 de ancho de la cara y chanfles.

Las maderas deben ser cortadas en la estación conveniente (invierno) y, por lo menos, un año antes de ser utilizadas, y habiéndolas tener en un lugar seco y aireado para que puedan perder la humedad.

Golpeando con un mazo una pieza de madera sostenida sobre dos apoyos libres, ha de dar un sonido claro; además su olor debe ser fresco y agradable. La madera recalentada o picada (mal secada) da un olor desagradable a humedad

TIPOS DE MADERAS MAS POPULARES

madera robleROBLE. Tiene las fibras rectas y con un veteado singular y característico; es una madera brillante, dura y elástica.
Usos. — óptima madera para trabajos de ebanistería, tallas finas, esculturas, muebles de calidad, decoraciones, tonelería.
madera castañoCASTAÑO. Semejante a la del roble, pero el veteado es más definido; de mediano peso y elasticidad.
Usos. — Resistente. Postes telegráficos y telefónicos, persianas, escaleras, elaboración de chapas y madera terciada.
madera fresnoFRESNO. Muy dura y elástica, tenaz, lisa al tacto, con pequeñas vetas. No se astilla.
Usos. — Más bien costosa y muy buscada. Sirve para esquíes, hélices, culatas de fusil, sillas, mangos de sombrillas y mesas.
madera nogalNOGAL. Madera preciosa, dura, pesada, rígida, con hermoso veteado. Se astilla difícilmente. Poco elástica.
Usos. — Trabajos de ebanistería y decoración, así como para chapas, culatas de fusiles, tacos para jugar al billar.
madera olmoOLMO. Estriado vertical muy marcado. Bastante tenaz, dura, elástica; muy resistente a los golpes y a la fricción.
Usos. — Piezas de maquinarias sometidas a la fricción (cubos de ruedas, tornillos de prensas, etc.), mazas, herramientas diversas.
madera arceARCE. Madera dura y pesada; sin vetas. Pulida, muestra ligeras estrías transversales.
Usos. — Carros y carruajes, culatas para armas de fuego, manceras de arados, mangos de utensilios, trabajos de ebanistería e instrumentos musicales.
madera alisoALISO. Madera de dureza mediana y no muy pesada; es rugosa al tacto y carece de vetas. No es apropiada para construcciones.
Usos. — Resistente a la acción del agua y la humedad; muy utilizada para trabajos hidráulicos y galerías subterráneas. Muebles.
madera platanoPLÁTANO. Fácilmente reconocible por sus manchas oscuras. Poco compacta, liviana, poco durable.
Usos. —Muy utilizada en trabajos económicos de carpintería, chapas y terciado.
madera alamoÁLAMO. Madera blanquísima, muy liviana, poco consistente. Tiene muy pequeñas hendiduras veteadas.
Usos. — Se usa para casillas, pasta para papel, fósforos, carpintería común y, sobre todo, para embalajes económicos.
madera hayaHAYA. Madera recia, tenaz y elástica, de color pardo-rojizo, muy duradera en el agua, algo menos en el aire y bajo techado.
Usos. — Se la emplea para la confección de muebles, carros, y suele usarse para vigas y durmientes.
madera acaciaACACIA ESPINOSA (robinia o acacia blanca). Madera dura, pesada y elástica, veteada. Tiene las fibras no dirigidas.
Usos. — Es muy empleada para escalones, escaleras de mano, mangos de herramientas y rayos de ruedas, muebles, decoraciones, herramientas y plegaderas.
madera abeto blancoABETO BLANCO. Identificable por el veteado muy marcado, advertible hasta por el tacto. Liviana y elástica.
Usos. — Es muy apreciada. Se emplea en vigas y traviesas, construcciones livianas, pasta de papel y lutería (arte de construir instrumentos musicales).
madera alerceALERCE. Reconocible por el veteado paralelo, marcadísimo. Elástica, resistente, hasta bajo el agua.
Usos. — Es una de las mejores maderas para construcciones urbanas, navales e hidráulicas. Pilotes, puertas, ventanas, toneles.
madera pino silvestrePINO SILVESTRE. Veteado paralelo bastante visible. Resistente, pesada, bastante durable.
Usos. — Muy utilizada para postes telegráficos, durmientes, polines, vigas, montantes y listones.
madera cerezoCEREZO. Madera veteada, luciente, pesada y dura, pero propensa a alabearse y encorvarse. Poco resistente.
Usos. — Adornos y ornamentos en el interior de las habitaciones, ebanistería, sillas, instrumentos musicales.
madera peralPERAL. Se la reconoce por tener las vetas muy poco visibles. Pesada, dura, compacta, homogénea.
Usos. — Muy buscada para placas para inscripciones, esculturas, labores de tornería, ebanistería, instrumentos musicales.
madera caobaCAOBA. Es una de las más valiosas y finas de las maderas americanas: el caobo forma inmensos bosques en la América tropical. Es muy resistente.
Usos. — Muebles de lujo, objetos artísticos, decoraciones de gran costo. Muy utilizada, para chapas finísimas.
madera palisandroPALISANDRO. Elástica, compacta, bastante dura. Con leve veteado. La mayor extracción se realiza en el Brasil.
Usos. — Muebles muy finos, pianos, arcos para violines, objetos artísticos.
madera pino teaPINO TEA. Madera muy fuerte, elástica, resinosa y barata. Es muy común en México, donde se la denomina oyamel. Vetas muy marcadas.
Usos. — Muy utilizada en construcciones, viviendas, puentes, carrocerías, vigas y polines, embarcaciones.
madera tiloTILO. La madera de este árbol es ligera, blanda y homogénea; aunque es de poca duración. Muy fácil de trabajar. .
Usos. — Es muy empleada por los ebanistas, escultores, fabricantes de instrumentos musicales, etc.; se la utiliza mucho para la fabricación de zuecos.

******

GRUPO DE MADERAS PESADAS

Maderas con pesos aparentes entre los 1000 a 2000 kg/m

Nombre vulgarPeso aparente, en [Kg./m3]Módulo de elasticidad longitudinal en flexión, paralelo a las fibras (E), en [kgf/cm2]Tensión
al límite de proporcionalidad en flexión, en [kgf/cm2]
Tensión al límite proporcional en compresión paralela, en [kgf/cm2]
Guayacán1.170 1.19590.000  ≈ 97.000700  ≈ 800630
Jacaranda o Itín120.0  ≈ 1350177.400800  ≈1000894 rotura
Lapacho negro992  ≈ 1010157.000880919 rotura
Ñandubay o algarrobillo930  ≈ 110099.700187  ≈ 400495 rotura
Quebracho
colorado
chaqueño
1250  ≈ 1300113.000 ≈154.000690848 rotura
Quebracho
colorado
santiagueño
1137  ≈ 125092.000  ≈ 136.800480755 rotura
Urunday1100  ≈ 1200109.500473  ≈ 700820 rotura

******

GRUPO DE MADERAS PESADAS

Maderas con pesos aparentes entre los 700 a 1000 kg/m3
Nombre vulgarPesoaparente, en [Kg./m3Módulo de elasticidad longitudinal en flexión, paralelo a las fibras (E), en [kgf/cm2]Tensión al límite de proporcionalidad en flexión, en [kgf/cm2]Tensión al límite proporcional en compresión paralela, en [kgf/cm3]
Algarrobo blanco750 ≈ 85062.000 ≈ 102.000304 ≈400320
Algarrobo negro700 ≈ 85060.000  ≈ 97.000277310
Cedro macho, Cancharana o Acayará700  ≈ 74055.000 ≈ 110.000250 ≈ 489350 rotura
Guatambú900  ≈ 92066.000 ≈ 103.000400 ≈570500  ≈ 700 roturas
Guayaibí o Guayubirá800  ≈ 97065.000 ≈ 110.000443 ≈550258
Ibirá cató o palo amarillo895  ≈ 923100.900310692 rotura
Ibirá pitá o Virapitá850  ≈ 100095.000 ≈ 114.000370 ≈500520 rotura
Ibiraró o Viraró800  ≈ 980113.400 ≈ 126.000378559 rotura
Lapacho blanco950 ≈1000153.000-.-900 rotura
Palo santo126087.000 ≈ 98.000890840 rotura

************

GRUPO DE MADERAS SEMI-PESADAS

Maderas con pesos aparentes entre los 450 a 700 kg/m3
Nombre vulgarPeso
aparente, en [Kg./m3
]
Módulo de elasticidad longitudinal en flexión, paralelo a las fibras (E), en [kgf/cm2]Tensión
al límite de proporcionalidad en flexión, en [kgf/cm2]
Tensión al límite proporcional en compresión paralela, en [kgf/cm2]
Cedro misionero o Cedro paraguayo55050.000 ≈  91.000270 ≈ 370210
Cedro salterio450101.900—-200 rotura
Pino Elliotti450  ≈ 50061.750 « 73.500392258
Pino Taeda450 ≈ 50083.800574260
Pino Insigne450 ≈ 50083.200 ≈  95.500459306
Pino Paraná o Pino Brasil450 ≈ 550100.400 ≈ 121.100290 ≈ 694200 (400 a 500 en rotura)
Pino de Neuquén o Pehuén o araucaria de Neuquén600 ≈ 650109.000340400 rotura
Raulí o Cedro del sur580 ≈ 60094.000350—-
Roble del país o Palo trébol500 ≈ 60062.600334413 rotura

**********

PESOS UNITARIOS (Kg./m3)

Pino de Flandes
Pino americano
Pinotea (resinoso)
Pino spruce
Pino blanco
Abeto blanco o rojo
Roble vivo
Roble avellano
Roble rojo o negro
Roble blanco
Álamo
Ciprés
Fresno
Nogal blanco
Nogal negro
Cedro
Rauli
Curupay colorado y negro
Curupay blanco
Incienso amarillo
Incienso colorado
Lapacho amarillo o verde
Lapacho negro o moro
Ñandubay
Quebracho blanco
Quebracho colorado
Urunday
Viraró
Virapitá

700
800
900
550
500
600
950
650
700
750
500
4S0
650
450
650
610
580
1100
950
980
990
980
150
960
920
300
220
970
995

►ALGUNAS DEFINICIONES DE TÉRMINOS UTILIZADOS:

Abarquillado: alabeo en dirección transversal a las fibras.
Agua de imbibición: agua que por absorción molecular impregna las paredes celulares y cuya eliminación produce fenómenos de contracción.
Agua libre: agua contenida en las cavidades celulares por encima del punto de saturación de las fibras y cuya eliminación, durante el secado no produce cambios volumétricos.
Combado: alabeo de las caras en la dirección longitudinal.
Corteza: envoltura natural exterior. Comprende la corteza delgada y viva (liber) y la externa, generalmente dura y muerta.
Ignífugo: incombustible.
Latífoliadas: se denominan así los árboles que tienen hojas anchas, en contraste con las coníferas, independiente de su contextura.
Madera aserrada: pieza cortada longitudinalmente, por medio de sierra manual o mecánica, con el fin de darle caras planas y en escuadra.
Madera cepillada: madera alisada en una o más caras o cantos.
Madera elaborada: pieza que ha sufrido cualquier proceso de maquinado posterior al aserrado, tal como el cepillado, moldurado, etc.
Madera estructural: aquella que, principalmente por sus características mecánicas, resulta apta para ser empleada como elemento resistente.
Madera natural: madera que proviene directamente del árbol y que no ha tenido ningún tratamiento o proceso de fabricación para obtener otro producto.
Madera permeable: madera en que, tanto la albura como el duramen, son susceptibles de ser penetradas por preservantes.
Madera preservada: aquella tratada con sustancias preservantes con el fin de aumentar su resistencia al ataque de los agentes biológicos degradantes.
Madera rolliza: es aquella madera utilizada en forma cilíndrica con o sin corteza.
Nudo: tejido leñoso dejado por el desarrollo de una rama, cuyo aspecto y propiedades son diferentes a los de la madera de las zonas circundantes.
Peso específico aparente: relación entre el peso y el volumen de la madera a un determinado contenido de humedad.
Rollizo: troncos de árboles sin copas, destramados y desprovistos de partes salientes, con corteza o sin ella.
Xilófago: que se alimenta de madera.

Tabla de Exigencias de Calidad

Fuente Consultada:
Maderas Cálculo y Dimensionado de Estructuras Portantes Rothamel – Zomorano

Leyenda China del Gusano de Seda: Origen del Hilo

Leyenda China del Gusano de Seda

leyenda china del gusano de seda

La fuga del gusano chino:

Mucho tiempo después, en las rutas de la seda ya no acechaban tantos enemigos temibles, pero perdía la cabeza quien sacara de China semillas de morera o huevos del gusano hilandero.

En el año 420, Xuanzang, rey de Yutian, pidió la mano de una princesa china.

Él la había visto una sola vez, dijo, pero desde entonces la había seguido viendo noche y día.

La princesa, Lu Shi se llamaba, le fue concedida.

Un embajador viajó a buscarla.

Hubo intercambio de regalos y hubo interminables agasajos y ceremonias.

En cierto momento, cuando pudo hablar a solas, el embajador contó a la princesa las angustias del marido que la esperaba.

Desde siempre Yutian pagaba con jade la seda de China, pero ya poco jade quedaba en el reino.

Lu Shi no dijo nada.

Su cara de luna llena no se movió. Y se puso en marcha.

La caravana que la acompañaba, miles de camellos, miles de tintineantes campanillas, atravesó el vasto desierto y llegó a la frontera en el paso de Yumenguan.

Unos cuantos días llevó la inspección.

Ni la princesa se salvó de ser registradas.

Por fin, después de mucho andar, el cortejo nupcial llegó a destino.

Sin decir palabra, sin gesto alguno, había viajado Lu Shi.

Ella mandó que todos se detuvieran en un monasterio.

Allí fue bañada y perfumada Al son de la música comió, y en silencio durmió.

Cuando su hombre llegó, Lu Shi le entregó las semillas de morera que había traído escondidas en su cofre de medicinas.

Después le presentó a tres doncellas de su servicio, que no eran doncellas ni eran de su servicio.

Eran expertas en artes de sederías. Y después desprendió de su cabeza el gran tocado que la envolvía, hecho de hojas de canelo, y abrió para él su negra cabellera.

Ahí estaban los huevos del gusano de la seda.

Desde el punto de vista de China, Lu Shi fue una traidora a la patria donde nació.

Desde el punto de vista de Yutian, fue una heroína de la patria donde reinó.

Fuente Consultada: Espejos de Eduardo Galeano

Biografía de Coco Chanel: Historia de su Vida,su Trabajo y Amores

Biografía de Coco Chanel

Una joven y desconocida francessta llamada Gabrielle Chanel ha hecho irrupción en la gran moda francesa.

Su diseño de un nuevo tipo de blusa, que imita la de los marineros, ha sido aceptado con entusiasmo por las elegantes aristócratas de la Costa Vasca Francesa.

Se dice que la joven diseñadora se propone acabar con las ropas que acentúan las formas femeninas y en cambio ofrecerá vestidos sueltos que, según ella, resultarán finalmente más sensuales y alegres que los trajes acinturados y los polizones.

¿Tendrá éxito en su loca aventura?.

En todo caso, a la nueva diseñadora sus amigos la llaman «Coco», aludiendo precisamente a la locura, la picardía y cierto descaro que parece estar fascinando al gran mundo europeo.

Gabrielle «Coco» Chanel vivió una larga y muy fructífera vida, pero nadie jamás adivinó en  ella, desde que comenzó, muy jovencita, a ser Coco Chanel, su triste infancia de orfelinato, la pobreza de su origen, la desgracia que la acompañó durante tantos años.

Biografía de Coco Chanel: Historia de su Vida,su Trabajo y Amores

Los primeros años, los años más sensibles, aquellos que dejan huellas imborrables.

Los mitos nacen en torno del Olimpo, no en el monte mismo.

El apuesto y esquivo Albert Chanel se enreda, allá en la provincia, con Jeanne Devolle.

Albert apareció por la campiña como los fantasmas. Las pisadas de su caballo anunciaban su llegada; jamás se las oía cuando partía.

Jeanne se estremeció con sólo verlo.

También él vio a la joven auvernés de grandes ojos negros.

Surgió el idilio, sigilosamente, como eran las llegadas de Albert.

Luego nació Julia.

Cuando Gabrielle comenzó a anunciarse en el vientre de la madre, los amantes formalizaron el matrimonio.

La pequeña Gabrielle fue llamada «Coco» desde el primer día y así se la llamó hasta la hora de su muerte.

De los amoríos de Albert y Jeanne nacieron otros hijos: Alphone, el primer barón.

En seguida, y sin perder el tiempo, Antoinette, Lucien y Agustín, para el nacimiento de Coco el padre no» estuvo presente, esto hizo de sus relaciones posteriores una cuestión pose siva.

Coco adivinaba la llegada del padre aún antes que su madre, y se lo acaparaba tanto como podía.

Era una relación estacionaria, ya que su padre aparecía por el lugar sólo en invierno, cuando no había vinos ni caballos que vender.

La infancia de Coco fue típicamente provinciana.

Suelta como una cabra, la vida era un juego rutinario en el que cada uno tenía deberes que cumplir, inclusive los menores.

Y esta infancia estuvo marcada por el sino de la sangre: su madre tosía. Todos sabían lo que eso significaba.

Luego Coco veía las manchas de sangre en los pañuelos de su madre, que se fue poniendo más delgada y transparente, como se ponen las tísicas.

Coco tenía nueve años cuando su madre murió en un espasmo.

A partir de ese año su padre no regresó regularmente por la campiña.

Coco jamás se lo perdonó, y a la niña le resultaba difícil discernir a cuál de los dos echaba más de menos, a su madre o a su padre.

Y aunque todo el mundo en la provincia sabía que ella tenía padre, comenzaron a llamarla huérfana.

Un día, inesperadamente, su padre apareció.

Las flores del funeral estaban marchitas hacía ya tiempo.

No dijo nada.

No se le vio llorar, pero Coco lo conocía bien y le vio sufrir. Y ese sufrimiento los unió más, porque era un sufrimiento silencioso, verdadero.

Albert Chanel tomó a tres de sus hijas, las mayores, Coco, Julia y Antoinette y las llevo a casa de sus padres. El abuelo puso el grito en el cielo. ¿Qué iba a hacer con tres niños más? Sus magros ahorros se le iban a ir de entre los dedos.

Y concibió una idea:

Su hermana, casada con un Notario, era íntima amiga de la Superiora de la Congregación del Sagrado Corazón de María, que dirigía un orfelinato en el antiguo monasterio de Obazine.

Pese a las lágrimas de la abuela, las niñas ingresaron en el Hospicio y luego, el propio Albert las traslado al orfelinato.

Coco sintió que al cerrarse las puertas del orfelinato, en el viejo monasterio romano, la luz había quedado afuera.

Nunca más volvió a ver a la persona que más amaba en el mundo, su padre.

Ella siempre iba a recordar su vestido blanco de la primera comunión.

Se lo había mandado su padre quién sabe desde donde; ella decía que él se había marchado a América.

Albert hablaba inglés, en la provincia eso era diabólico.

Claude Delay, autora de Coco Chanel: Solitaria, nos entrega una versión destilada de ese recuerdo, del vestido blanco de las comulgantes:

«Coco no se cansó nunca de resucitar su organdí, sus tules, sus encajes, su velo que llegaba hasta el suelo, el rosario de perlas en el bolso, las medias de seda y, suprema elegía, la corona de rosas: todo lo que la separaba de las pequeñas campesinas, sus compañeras, tocadas con un gorrito.

Ya empezaba a verse distinta, sola en su especia, irresistible. En el atardecer de su vida me hablaba todavía de aquel vestido demasiado llamativo, ‘elegido evidentemente por una puta’.

La puta que le robaba a su padre, la mujer que le había arrebatado la mitad vida de su ser».

Coco decía: «¡Mi más tierna infancia!… Esta frase hecha me hace estremecer. Ninguna infancia fue menos tierna».

Aparte del interior del convento, Coco no conocerá otras vacaciones que la estancia en Varennes, en casa de su tía Louise Costier, hermana de su padre.

Louise se llevaba a su hija Marthe e invitaba a las huérfanas.

En la casa de veraneo Coco encontró un desván con libros, y se lanza a la aventura de leerlos todos.

Más tarde recordará: «No sabes los estragos que pueden causar en la imaginación los desvanes de provincias…»

Más tarde hará su primera escapada y viaja a Vichy.

Esa fue una escapada «hacia el exterior», donde conoció extranjeros. Y donde les vio cómo se vestían, en el centro mismo de la extravagancia.

Además, por todas partes se oía hablar «extranjero» y las lenguas extranjeras la fascinaban; le parecía que eran el santo y seña de una gran sociedad secreta.

Coco regresa de Vichy con sus dieciocho años más rebeldes que nunca.

Allí la han fotografiado ya tenía el perfil que la haría famosa y puede verse con los de los demás.

Julia, que la acompaña en la foto, se ve torpe a su lado.

Allí va a conocer a Étienne Balsan, es su destino.

Balsan es caballero de caballos. Es heredero de una gran fortuna y se extasía ante el hecho de que Coco sabe montar en pelo y bajarse deslizándose por la grupa, por atrás, agarrada de la cola.

Y Étienne Balsan será el primer hombre que le dé a Coco el bien que más va a apreciar en el resto de su vida: la libertad.

Étiene tiene un hermano, Jacques, que en lugar de caballos adora los aparatos voladores: globos aerostáticos, aviones.

Cualquier aparato que lo transporte por el aire, se convertirá en su pasión.

Pero este hombre, igual que su hermano Étienne, no tiene preocupaciones de dinero, salvo que sea encontrar una nueva forma de gastarlo.

Durante una temporada en Londres, donde los Balsan también tienen negocios, conoció al gran amor de su vida, la norteamericana Consuelo Vanderbilt, ex duquesa de Marloborough.

Su ex cuñado, Winston Churchill, será íntimo de la joven pareja y por ese lado, Coco traba amistad con el gran político inglés, una amistad que se prolongará por el resto de sus vidas.

La entretela del destino se teje de muchas maneras.

Coco no sólo es huérfana ella teje una novela en torno a la desaparición de su padre, sino muy pobre. Padece de esa enfermedad vergonzante que puede hacerle a algunas personas la vida muy difícil.

Y si se ha cruzado el umbral social, si se ha dado un paso en los grandes salones alfombrados, la pobreza puede ser destructiva.

Étienne Balsan reconoce en Coco a una igual: ambos aman por igual la libertad. El dirá más tarde que «ayudó a Gabrielle a poner un pie en el estribo», y dirá toda la verdad.

En su casa de Royallieu, ella no presume de nada; viste con pantalones.

No va a caer en la torpeza de dárselas de gran dama, pero tampoco es una fregona.

No es una chica sacada del arroyo que algunas veces se viste para estar a tono con sus invitados, y ambos, casi simultáneamente, descubren la razón de ser de cada prenda.

Le tiene un temor animal a los gendarmes, entonces decide escribirle a su joven tía Adrienne para pedirle dinero para un boleto de tren.

Cuál no sería su asombro cuando su tía le responde: «Debes esconderte muy bien, si no te encerrarán en una correccional».

Todavía es menor de edad y de hecho se ha fugado del orfelinato.

Entonces Coco tiene un mejor pretexto para quedarse en Royallieu.

Allí vive y viste a su manera, y visita a un modesto sastre de la localidad para hacerse copiar unos pantalones de montar prestados por un palafrenero inglés.

Ella entiende que no está hecho para lucir sino para servir.

Entretanto, Etienne la deja sola.

Acude a todos los concursos, a los saltos de obstáculo; a ganar la última partida al cronómetro es su deporte favorito y a él se entrega con cuerpo y alma.

En este ambiente Gabrielle Chanel encontrará su primer e inolvidable refugio, y hará el aprendizaje de la libertad.

Las necesidades materiales han desaparecido como por encanto.

La nobleza de Royaillieu la rodea.

Y la generosidad de Etienne, que es su propio dueño, la sitúa de pronto en la categoría de invitada permanente.

El viene de los brazos de una mujer que le hacía temblar las cuentas bancadas; la espontaneidad de Coco, su modestia bien mesurada, le entusiasma.

Pero Coco tiene mucho que aprender de la ex amante de Etienne, Emilienne d’Alencon.

Ella llega en calesa, haciendo crujir la grava de Royallieu, y los potros sacaban la cabeza de los boxes para saludarla.

Pero, por sobre todo, Coco se da cuenta que Emilienne huele maravillosamente.

El olfato de Coco se impregna para siempre de la gran lección de la mujer galante. Su olfato cambia por completo su código de la seducción. Un jabón con olor a aguas de rosas regalado por un primo hacía años, la había embriagado.

Coco descubre que Etienne tiene una casa en París, en el bulevar Malesherbes.

Vence la resitencia de Etienne cuando éste se entera que ella piensa instalarse allí para convertirse entre sus bellas amigas se le ha subido a la cabeza.

Ella sólo cuenta con su coquetería, y si se piensa que es todo lo que tiene, resulta trágico.

Ella, en cambio, confía en que con su coquetería hará fortuna, porque descubrirá bastante más que una manera de vestir: descubrirá un estilo.

En París descubre verdaderamente al mundo.

En Royallieu no era más que una muestra que lo llegaba hasta allí, y disminuida en su ímpetu porque «se iba a la campiña».

En los paseos de los caballos en París, descubre ese horror que haría exclamar a Sem el célebre caricaturista: «¡Ah, las locas! ¡Ah, qué sombreros!

Todo se admite, transformado apenas: cubretiestos, pantallas, cacerolas, tapaderas a grabel.

Lo han intentado todo y se han atrevido a todo».

El verdadero atrevimiento es la sencillez y Coco la adopta.

Pero con la partida de Coco a París, Etienne descubre que la ama y trata de disuadirla.

Ella tiene los argumentos del demonio; podrán continuar viéndose, ¿Acaso no podría venir de visita?.

Etienne sospecha que otro hombre se ha cruzado por su camino, un amigo, pero eso vendrá más tarde.

Coco defiende, antes que nada, su libertad.

Finalmente se instala en el bulevar Malesherbes con sus exiguos medios. Pide la ayuda de su hermana más pequeña, Antoinette, que tiene la belleza y la prestancia Chanel.

Julia, la mayor de las pensionistas de Obazine, está casada y tiene un niño.

Coco aún no conoce los trucos del oficio, pero no se deja abatir.

Conquista, sobornándola, , a una modista muy bien dotada, Lucienne Rabaté.

Ella viene de la casa Lewis, lo que también es importante.

Por curiosidad o por instinto, las bellas amigas de los caballeros desfilan por el taller.

El éxito está a la vuelta de la esquina.

Modas Chanel inaugura la célebre calle de la que Coco hará su feudo.

Es el número 21 de la rué Cambon. No lo abandonará hasta la noche de su muerte.

Para armar el taller no tiene reparos ni vergüenza en recurrir a dos amigos, dos amantes, uno que se retira de la escena y otro que recién entra a escena: Étienne Balsan y Boy Capel, que será el gran amor de su vida.

Coco Chanel se hace dibujar un monograma en que las dos C se encuentran entrelazadas.

Será su marca de fábrica. Ningún otro símbolo competirá jamás con ella en este siglo XX. Cuando apareció Christian Dior, hubo gente que se alarmó.

Amigos de Coco estaban más asustados que ella.

Coco permaneció impasible: «Cuando veamos la colección, sabré qué hay que hacer».

Cuando apareció la colección de Dior, Gabrielle Chanel ni se inmutó y apenas hizo un comentario: «Recorta la falda, alarga la falda.

¡Esas son tonterías!.

El cuerpo humano no tiene un punto más feo que el reverso de la rodilla.

Ninguna mujer inteligente querrá mostrarlo.

Además, la gente se viste para trabajar, no para estar parada en una vitrina».

Dior no fue el único que le salió al camino.

La tecnología que producía el prétaporter en cadena, no podía competir con la alta costura, como no pudieron competir los jeans.

El mundo que Coco Chanel crea para la mujer elegante es sencillo, en cierta forma.

Debe ser una mujer elegante e inteligente, que el vestido no es más que una pieza de ropa que cubre el cuerpo, pero que debe «verse» en él el cuerpo de quien la lleva.

La prenda que lleva su nombre hasta hoy es un simple traje de dos piezas, con una blusa como complemento.

La falda es sencilla, la chaqueta no tiene vueltas en el cuello y es lo que en el lenguaje de la moda se llama «una chaqueta de tope».

No tienen botones ni ojales y no los debe tener.

La mujer que use esa chaqueta se sentirá libre en sus movimientos; como la prenda está bien ajustada a su cuerpo, podrá exhibir lo que su cuerpo tenga para exhibir.

Después de tantos años de desaparecida Coco Chanel, cualquier buen modisto o modista puede «hacer un Chanel», que se lleva hasta nuestros días con mucha elegancia.

Coco Chanel pensó en la mujer elegante, de mundo, no en una princesita china, sentada en su trono.

Esa mujer no trabaja para ganarse la vida aunque también puede hacerlo, pero está en continuo movimiento, se desplaza de una fiesta a otra, concurre a las exposiciones, al hipódromo, a los conciertos, y no puede desplazarse con gracia si lleva en los pies unos tacones enormes de alto, terminados en punta, casi como una aguja.

Y contra todo lo que decían los zapateros, Coco Chanel logró imponer un zapato de taco medio, elegante, pero que no exige esfuerzos para equilibrarse en ellos, ni cansa.

Con el transcurso de muy pocos años, y gracias a las amistades personales que iba haciendo en el gran mundo, ya le bastaba llevar un pañuelo anudado a la garganta, para que ello fuese «chic», de buen gusto, y ella sé lo había puesto porque le dolía la garganta.

Muchas de las famosas prendas Chanel surgieron de la espontaneidad, de la necesidad de agregar un «toque de distinción», jamás de la extravagancia.

Como modista Chanel fue más bien conservadora.

Quería que la mujer de mundo se distinguiera perfectamente de la amante envuelta en ropas caras.

Se la llamó «la solitaria» pese a que se le conocieron amores, la mayoría de los cuales le duraban años.

Pero no tuvo hijos.

Tal vez el único hombre con quiense hubiera casado, Boy Capel, no pensó nunca en el matrimonio.

Después vinieron importantes personalidades, el Príncipe Dimitri, de la Rusia zarista; el duque de Westminster; el magnate del cine Cecil B. de Mille, el vasco Paul Iribe, que era pelotari.

En fin, no tiene sentido enumerar los hombres que pasaron por su vida, tan rica en vivencias y emociones.

Ella es un mito en vida, un mito en el cual el amor tiene un lugar secundario.

El primer lugar lo representa la propia Coco, que nunca se dio cuenta que era un fenómeno pocas veces visto, aunque si tenía consciencia de que era observada por sus semejantes, así no fuera más que para imitarla.

¡Que va! Imitarla era imposible; hay un problema de personalidad entre medio, además de mucha, muchísima sensibilidad.

Porque Coco Chanel no sabía coser. Trabajaba con modelos, con maniquíes vivas y con una tijera, iba cortando aquí y allí, dándole forma a sus creaciones.

Su tijera fue un instrumento infaltable; siempre la tenía a su lado, en todas partes.

No sólo en el taller, también en su casa.

Y la utilizó hasta para su muerte.

Gabrielle Coco Chanel tuvo un reinado sin competencia y tan largo como lo hubiese deseado cualquiera.

Esta niña provinciana, pobrísima, llegó a amasar una enorme fortuna. Sólo los derechos para la fabricación del perfume Chanel N° 5 en los Estados Unidos le producía dos millones de dólares al año.

El éxito del perfume estuvo garantizado desde que apareció bajo la marca Chanel.

Marilyn Monroe lo puso en órbita universal cuando declaró que para dormir sólo «usaba Chanel N° 5», lo que constituyó una ayuda, no cabe duda.

Coco Chanel murió sola, rodeada de misterio.

Ella lo quiso así; pero su muerte no ha dado lugar a especulaciones políticas ni de ninguna otra especie.

Se marchó de este mundo dejando una herencia de gran personalidad y un mensaje a sus amigas mujeres:

«El cuerpo hay que vestirlo, jamás envolverlo. Y cuando una prenda te limite en tus movimientos, cambiarla por otra. Los movimientos de la mujer son una de las cosas bellas de la vida».

Fuente Consultada: HECHO N°37 Sucesos que Estremecen Al Siglo

Enlace Externo:• El mundo de Coco Chanel

Historia de la Cerveza: Resumen, Origen Fabricacion Con Cebada y Malta

Historia de la Cerveza
Resumen  de su Origen y Fabricación

“Sube, sube, sube la espumita (…) fresquita, fresquita, fresquita”, era el leitmotiv de una de las cervezas más conocidas de la Argentina en la década del sesenta, esa misma marca de cerveza que hoy se ha convertido en la referente principal de la bebida alcohólica en el país.

Lo cierto es que la historia de esta sabrosa y refrescante bebida etílica, caracterizada por su aspecto espumante, no comienza allí, sino que se retrotrae a varios siglos atrás.

Según los documentos históricos, es preciso asegurar que el primer intento de crear una bebida similar a la cerveza se remonta a alrededor de 6000 años, cuando las antiguas civilizaciones chinas comenzaron a elaborar una sustancia denominada kyui, de características similares a la cerveza.

Pero lo cierto es que la primera cultura civilizada que se dedicó a la fabricación de cerveza fue la de los samaritanos asentados en la Mesopotamia.

Ellos la llamaban la “bebida divina”, por lo que comúnmente la utilizaban durante rituales y como ofrendas para los dioses.

Posteriormente, la cultura de los babilonios, derivada de los samaritanos, como consecuencia de su herencia comenzaron a fabricar cerveza, e incluso se perfeccionaron de tal manera en ello que lograron desarrollar más de 20 tipos diferentes de dicha bebida.

Existen también diversas representaciones en arcilla de la antigua Babilonia que demuestra la presencia de la cerveza hace más de 4000 años, en las que aparecen hombres y mujeres respetados por la sociedad bebiendo esta refrescante bebida.

Incluso se ha llegado a saber que en la época existían ciertos tipos de cervezas que eran exclusivamente reservadas para las ceremonias religiosas que tenían lugar en los templos.

En el año 2100 AC, el sexto rey de babilonia, llamado Hammurabi, decretó las primeras leyes escritas, entre las que se incluía la norma legal que establecía que los individuos de buena posición social debían ser recompensados con una ración diaria de cerveza.

A partir de aquello, la cerveza comenzó a ser un producto comercial.

Por otra parte, existen documentos que aseguran que en Israel ya se producía cerveza hace más de 3000 años, en la época de los reyes Saúl y David.

Según uno de estos documentos históricos, la cerveza fue una de las bebidas transportadas a bordo del Arca de Noé.

Mientras tanto, los egipcios solían reunirse en las llamadas “casas de la cerveza” durante la noche, y allí tanto la realeza como los campesinos disfrutaban de la bebida, que al mismo tiempo era utilizada como medicamento.

Asimismo, la cerveza también era ofrecida como un obsequio para los dioses, incluso la diosa de la naturaleza, llamada Isis, era la patrona de fabricación de la cerveza.

Según se cree, fueron los egipcios quienes les enseñaron a elaborar cerveza a los griegos.

Para ellos también era sumamente importante esta bebida, y la enseñanza que recibieron de los egipcios se la transmitieron a los romanos, quienes a su vez le enseñaron a elaborar cerveza a las tribus salvajes en Gran Bretaña.

Pero lo cierto es que cuando el vino se convirtió en la bebida preferida de los romanos, la cerveza comenzó a fabricarse y distribuirse sólo en la periferia más lejana del imperio, por lo que pasó a ser conocida como la bebida de los salvajes.

Tiempo después la cerveza recuperó su estatus en la sociedad gracias a que comenzó a ser fabricada y mejorada por los monjes de los monasterios cristianos.

En este sentido, cabe destacar que existen tres santos cristianos que se consideran los patrones de elaboración de cerveza: San Agustín de Hipona, San Lucas Evangelista y San Nicolás de Myra.

Ya durante la época medieval la cerveza comenzó a ser elaborada por las mujeres, y se la solía considerar una bebida-comida.

Pero más allá de los lejanos tiempos de su creación, lo cierto es que la cerveza se convirtió en lo que es en la actualidad gracias a la revolución industrial y la evolución en la historia de la humanidad.

Es que después de las notables mejoras incorporadas por la máquina de vapor en 1765, la industrialización de la cerveza se convirtió en una realidad.

Debido a la gran historia que existe detrás de esta bebida, suele ser la impronta de muchos países, como Bélgica, Alemania, Austria, Irlanda y el Reino Unido, entre otros.

Y por supuesto en Argentina, disfrutamos del sabor que nos brinda la cerveza para nuestros encuentros.

• ►FABRICACIÓN DE LA CERVEZA:

La cebada ocupa el sexto lugar como cultivo alimentario en el mundo… pero casi no se come; sólo la caña de azúcar, el trigo, el arroz, el maíz y la papa se producen en mayor cantidad.

¿Qué se hace entonces con los 220 millones de toneladas de cebada que en promedio se cosechan cada año?

Se destinan a elaborar bebidas.

La cebada es el ingrediente principal de la cerveza, de la cual se ingieren 70 000 millones de litros anuales.

Alemania Occidental encabeza la lista mundial de consumidores de cerveza, pues allí cada habitante consume en promedio 150 litros anuales.

Para convertir la cebada en cerveza los granos del cereal se humedecen con agua y se dejan germinar; la cebada germinada, llamada malta, se pone a secar para ser usada después.

Las cervecerías modernas compran la malta preparada: primero la remojan en agua caliente y luego extraen el líquido, que se llama mosto; éste se hierve entonces con brotes de lúpulo, que le dan a la cerveza su sabor, y luego se deja enfriar y se le añaden cepas selectas de levadura.

La levadura crece más deprisa a ciertas temperaturas.

Para elaborar la cerveza inglesa, por ejemplo, el mosto se fermenta a una temperatura de entre 20 y 27°C durante dos a seis días, y para la cerveza tipo lager, entre 10 y 15°C durante ocho a diez días.

barril de cervezaDespués de la fermentación la cerveza se filtra o se agita en una máquina centrifugadora para eliminar la levadura; luego se pasteuriza para que dure más sin descomponerse y se deposita en barriles, se embotella o se enlata.

Antes de distribuirla se deja madurar un tiempo.

Barriles de metal: Además de embotellarse y enlatarse, la cerveza se distribuye en barriles metálicos como los que se muestra arriba.

La cerveza contiene de 85 a 93 % de agua, una pequeña cantidad de azúcar, entre 2 y 10 % de alcohol, algunos minerales y ciertas vitaminas del grupo B.

Las cervezas turbias, sin filtrar, como las que se elaboran con otros cereales, contienen una concentración más alta de vitaminas y pueden prevenir enfermedades causadas por deficiencia de nutrientes, como la pelagra.

PARA SABER MAS…

La Cerveza, ws una bebida conocida desde épocas remotas.

Los primeros datos concretos sobre ella tienen estrecha vinculación con los egipcios, pueblo en el que era considerada bebida nacional.

En aquellos tiempos se preparaba con cebada;, trigo germinado y se aromatizaba con especias.

A partir del siglo IX se la aromatizó con lúpulo.

La cerveza es una bebida que se obtiene por fermentación de un mosto preparado con agua, cebada y lúpulo.

El microorganismo que produce la fermentación es la levadura de cerveza o «saccharomyces cerevisie».

La cebada cervecera contiene como sustancias principales agua, proteínas y almidón.

En su cultivo se requiere un especial cuidado para evitar la transformación de estas sustancias.

La cebada germinada y tostada se llama malta.

Las flores femeninas no fecundadas de lúpulo le comunican a la cerveza el arroz y sabor amargos característicos.

La levadura de cerveza es un hongo: unicelular que puede transformar la maltasa y las dextrinas, produciendo alcohol etílico y dióxido de carbono.

• Elaboración

Podemos dividir este proceso en tres partes:

a) obtención de la malta;

b) elaboración de la cerveza propiamente dicha;

c) envasado.

a) Obtención de la malta.

Los granos de «cebada bien maduros se pasan primero por máquinas limpiadoras para separar los granos rotos, cáscaras sueltas y semillas extrañas.

Luego se remojan en agua durante 2 a 4 días; así se impregnan de agua, se hinchan y las sales que contienen se solubilizan; se preparan asilos granos para la germinación.

En las malterías, los granos son llevados a vasijas o cajones de germinación. En condiciones adecuadas de temperatura y de aireación, comienza la germinación, que dura aproximadamente 10 días.

Esta etapa es de fundamental importancia porque de ella depende la calidad de la malta.

Al desarrollarse el germen, origina en el albumen del grano transformaciones químicas que dan origen a enzimas, tales como las amilasas, las dextrinasas y las maltasas, capaces de transformar la estructura compleja del almidón en glucosa

Almidón

Amilasas->DextrinasDextrinasas ->MaltosasMaltasas ->

Glucosa

Cuando la germinación ha alcanzado el grado necesario, que se puede apreciar por la longitud de las radículas, el proceso se detiene y se someten los granos a una tostación, que consiste en calentarlos con aire seco.

La interrupción de la germinación por medio del aire caliente tiene por finalidad evitar la hidrólisis total del almidón, es decir, su transformación completa en glucosa; deben persistir cantidades adecuadas de dextrinas y maltosa.

De acuerdo con las condiciones de temperatura a que se trabaje durante la tostación, se puede obtener la malta pálida (tipo Pilsen), usada en la elaboración de cerveza blanca, o la malta oscura (tipo Munich), para preparar la cerveza negra.

 Cebada 
 Limpieza 
 Remojado 
 Germinación 
 Tostación 
Malta Pálida
(Tipo Pilsen)
 Malta Oscura
(Tipo Munich)

• Resumen:

OPERACIÓNOPERACIÓN
TrituraciónEliminación de elementos extraños de los granos de cebada.
MaceraciónAbsorción de agua.
FiltraciónFormación de enzimas para transformar el almidón.
CocciónInterrupción de la germinación.

b) Elaboración de la cerveza.

La malta es llevada a molinos, donde se procede a la trituración de los granos.

El producto se empasta, en recipientes especiales, con agua tibia para formar una masa homogénea.

Esta operación se llama maceración o braceado.

Las enzimas que se encuentran en la malta transforman el almidón en glucosa, como ya indicamos.

Además, las proteínas presentes son descompuestas también en sustancias más simples y más fácilmente asimilables, y las sales minerales se solubilizan.

El producto que se obtiene es llamado mosto.

Para separar del mosto las sustancias insolubles, .llamadas «heces de malta», se procede a la filtración por medio de «filtros prensas» formados por una sucesión de marcos que sostienen paños capaces de retener dichas heces.

Éstos se utilizan como alimento del ganado.

A través de los filtros sale el mosto ya clarificado, que es llevado a calderas de cocción, en las que se le agregan las flores de lúpulo y donde se lo hierve durante dos horas.

El lúpulo le confiere al mosto propiedades estimulantes, al mismo tiempo que le comunica un sabor amargo característico.

Por otra parte, el tanino que contiene contribuye a hacer precipitar las proteínas que quedaran; en caso contrario, ellas enturbiarían luego la cerveza.

Terminada esta operación de lupulado, se retiran las flores de lúpulo y las borras que hubieran precipitado.

El mosto clarificado se enfría haciéndolo circular a través de refrigerantes y, en estas condiciones, se lo somete a una primera fermentación alcohólica, incorporándole la levadura de cerveza.

En condiciones adecuadas, a una temperatura controlada entre 6°C y 8°C y en un medio nutritivo propicio, la levadura se desarrolla al tiempo que produce la enzima zimasa, que transforma la glucosa en alcohol etílico y dióxido de carbono:

Esta primera fermentación dura de 8-a 14 días. Durante este tiempo, la levadura, en forma de una masa sólida, se va depositando en el fondo de las tinas de fermentación.

Se la separa, se la lava, y una parte se destina a nuevas fermentaciones otra se vende para la industria alimentaria y para la elaboración de productos farmacéuticos.

Después de la primera fermentación, le cerveza pasa a cubas de reposo, cerradas, donde a una temperatura de 1 °C sufre una segunda fermentación (secundaria) que dura aproximadamente 60 días

Durante esta etapa, llamada también maduración, se regula la presión del CO2 gaseoso, de manera que la cerveza quede saturada de dicho gas.

Terminado el proceso de elaboración de esta bebida, se filtra y, así clarificada queda lista para su comercialización.

c) Envasado:

Si la cerveza se destina a un consumo inmediato, se la suele envasar en barriles; éstos deben estar perfectamente limpios y recubiertos interiormente por una capa de resinas de tal manera que formen una película impermeable.

De esa manera se evita la pérdida de CO2 el contacto con el aire.

Como la cerveza se altera fácilmente por la acción de microorganismos, cuando no se la consume inmediatamente se la envasa en botellas o en latas.

Para asegurar su conservación, se la somete a un proceso de «pasteurización» que elimina restos de levadura y otros agentes que pueden producir fermentaciones.

Esta operación consiste en calentar gradualmente las botellas bien cerradas hasta una temperatura de 68°C durante 90 minutos.

Tipos de cerveza y productos de cervecería

Según como se hayan conducido los procesos de germinación y testación, se obtiene malta para elaborar cerveza blanca o cerveza negra.

Esta última es de producción más limitada; tiene menor contenido alcohólico y más proporción de dextrinas.

Cuando la cerveza se elabora exclusivamente con mosto de cebada germinada, se denomina cerveza genuina.

Si se la fabrica con mosto de cebada germinada y hasta un 30% de otros cereales, se llamará simplemente cerveza.

Además de las cervezas, las fábricas preparan otros productos, como los que se indican a continuación.

Cerveza sin alcohol.

Es la que se fabrica según el procedimiento ya visto, siempre que su contenido alcohólico no exceda del 0,5%.

Malta líquida.

Es elaborada exclusivamente con malta de cebada poco fermentada o no fermentada, aromatizada con lúpulo. No debe contener más del 1 % de alcohol.

Extracto de malta.

Es un producto de consistencia de jarabe o pastoso, obtenido a partir de malta de cebada sometida a tratamientos especiales de maceración, digestión, concentración, etc.

Composición Química de la Cerveza

La cerveza es una bebida en la que se encuentran diversos componentes, como glúcidos, proteínas, vitaminas y minerales.

Su proporción de alcohol es baja; contiene 4 g por cada litro, aproximadamente: la tercera parte de lo que contiene el vino.

Las vitaminas que contiene son las que se encuentran en la levadura de cerveza y corresponden a las que forman el complejo vitamínico B.

La composición química de un litro de cerveza es la siguiente:

alcohol: 4 g
extracto
seco: 48,5 g
glúcidos: 42,8 g
proteínas: 3,8 g
sustancias
acidas: 1,8 g

Es débilmente acida (pH = 4,7). Contiene también elementos minerales y vitaminas en muy baja proporción.

• CRONOLOGÍA

6000 a.C. — Primeros residuos de vino encontrados en vasijas de cerámica encontradas en el yacimiento neolítico de Shulaveri, en la actual Georgia.

5000 a.C. — Residuos de vino en una vasija encontrada el las montañas Zagros de Irán.

4000 a.C. — Primera mención de la cerveza en una tabla sumeria. No tardarán en fabricarla los egipcios.

3500 a.C. — Residuos de vino encontrados en vasijas en Uruk, Sumeria, en Mesopotamia.

3200 a.C. — Primeros indicios de la fabricación de la cerveza en China e India a partir de arroz.

Siglo III — Papiro de Zósimo de Panópolis egipcio con la receta más antigua conocida de fabricación de cerveza a partir de cebada fermentada.

822 — Se introduce el uso del lúpulo para la fabricación de cerveza en el imperio carolingio, constatado por la abadesa Hildegard de Bingen en 1067, que recomienda su uso si se quiere hacer cerveza con avena.

Siglo XIII — En Alemania, se perfecciona la fabricación de la cerveza con lúpulo, que pasa de hacerse en casa a hacerse en lugares especializados.

Siglo XIV — Los métodos alemanes llegan a Holanda, de donde pasarán a Inglaterra en el siglo siguiente.

1516 — Primera ley en la que se establecen los ingredientes de la cerveza redactada por Guillermo IV de Baviera a partir de agua, malta y lúpulo. En esta época y durante el gobierno de Carlos I de España y V de Alemania, cerveceros alemanes introducen en España los métodos centroeuropeos de fabricación de cerveza.

1855 — Primera fábrica de cerveza en Asia, Dryers Breweries, en Kasauli, India, actualmente Mohán Meakin.

1864 — Abre la primera fábrica de cerveza de gran tamaño en España, fundada por Louis Moritz en Barcelona.

1996 — La empresa inglesa Courage comercializa una réplica de la cerveza encontrada en la tumba de Tutankamón.

Fuente Consultada:
Graciela Marker Para Planeta Sedna
Merceología 2 Biasioli-Weitz-Chandías

Temas Relacionados:

• Ver: ¿Porque Nos Duele La Cabeza al Tomar Alcohol?
• Historia del Fernet
• Historia del Whisky Resumen de su Elaboración
• Sintesis de las Etapas en la Elaboracion de Vinos
• La Limitada Tolerancia al Alcohol de los Asiaticos
sSintomas de Problemas del Higado Por Alcohol

Enlace Externo: Los Tipos de Cervezas

historia del vino

La Vida de los Insectos Sociales: Caracteristicas y Organizacion

VIDA DE LOS INSECTOS SOCIALES – Características y Organización
Abejas, Hormigas, Mariposas y Arañas

vida de los insectos abeja

Ver: Clasificacion de los Insectos

LA VIDA DE LOS INSECTOS: Es tan extenso, variado y al mismo tiempo interesante el mundo de los seres vivos provistos de tres pares de patas, pues ésta es la definición concisa y concreta de los insectos, que por sí solo ha dado vida a una ciencia: la Entomología.

Entre una mosca, un escarabajo, un grillo y una mariposa existen diferencias enormes no sólo en cuanto a género de vida, sino también en su forma de reproducirse, su anatomía y su aspecto. Sin embargo, todos los insectos poseen ciertas características comunes, siendo las más destacadas la presencia de tres pares de patas y el hecho de que no viven en el mar. Todos llevan vida terrestre aunque algunos sean parásitos de otros animales y bastantes permanezcan casi toda su vida enterrados en el suelo.

Cerca de un millón de especies distintas han sido clasificadas en esta clase de artrópodos y es muy posible que existan muchas desconocidas aún. Su tamaño es muy variado. Mientras unos son tan diminutos que no llegan a medir un cuarto de milímetro, hay coleópteros que miden hasta cerca de 30 cm de longitud, y en algunas mariposas la envergadura de sus alas supera esta cifra.

El cuerpo de los insectos está diferenciado claramente en tres regiones: una cabeza en la que se hallan las antenas y la boca masticadora o chupadora, un tronco en el que se insertan las alas y las patas y un abdomen. El tegumento del cuerpo es quitinoso; en algunas especies sumamente blando, mientras en otras, en algunos escarabajos por ejemplo, es más duro. Algunos insectos tienen el cuerpo recubierto de cerdas, semejantes a pelos como en el caso de la mosca.

Las antenas san muy variadas. En ciertas mariposas adoptan formas que recuerdan penachos de plumas. La boca de estos artrópodos es muy interesante, pues adopta dos formas distintas. O bien el animal se alimenta masticando y triturando la comida o bien chupa sustancias, generalmente líquidas, gracias a una trompa.

En el primer caso la boca masticadora ofrece una especie de trampilla o piececita llamada «labro» o labio superior y debajo un labio inferior que abre o cierra, el orificio bucal, el cual está rodeado de un par de «maxilas con palpos» y un par de «maxilas trituradoras», sin palpos o piezas de protección.

Las bocas chupadoras, en esencia, están constituidas por una trompa arrollable en el caso de las mariposas o un pico alargado capaz de succionar como en los piojos o bien una trompa no arrollable provista de pelillos como en las moscas.

El tórax se compone de tres segmentos, de cada uno de los cuales brota un par de patas formadas por cinco artejos o piezas articuladas. Las alas son independientes de las patas en el sentido de que no deben su origen a una pata transformada, sino a una formación tegumentaria sostenida por nerviaciones. No todos los insectos tienen alas, pero los insectos alados son los únicos artrópodos provistos de este elemento de locomoción.

Las patas sirven para múltiples funciones. En algunos escarabajos se hallan diferenciadas y adoptan la forma de palas que les permiten acarrear y amasar diversas sustancias. En otros, como la pulga, son resortes capaces de proyectar al animal a una altura 30 veces superior a su talla.

Si el hombre tuviera la facilidad de dar saltos como este insecto, podría salvar edificios de doce pisos con suma facilidad. Para el grillo cebollero las patas delanteras son verdaderas excavadoras, y para los zapateros o sastres, que con ambos nombres se les conoce, las patas son puntos que les permiten sostenerse sobre el agua gracias a la tensión superficial de los líquidos.

Los insectos suelen caminar moviendo tres patas a la vez, pero no todas de un lado, sino la primera y posterior de un lado, al mismo tiempo que la segunda del lado opuesto, cambiando el orden al siguiente movimiento. Algunos insectos poseen millares de músculos y su fuerza es considerable, por lo que no es raro advertir a una hormiga arrastrando objetos 50 veces más pesados que ella.

La velocidad de vuelo, proporcionalmente a su tamaño, es considerable ya que una libélula puede cubrir 30 km en una hora. Estableciendo una comparación a escala humana es como si una persona de talla normal corriera a 70 km por hora. El abejorro es el insecto que aletea con mayor rapidez, dando unas 240 oscilaciones por segundo mientras que la mosca sólo alcanza las 200.

En relación con el vuelo hay mariposas que se conducen exactamente como un avión y necesitan calentarse antes de emprender la marcha por el espacio y cuando están lanzadas, alcanzan hasta 40° de temperatura. Sobre la resistencia del vuelo de los insectos, se dan hechos asombrosos como el de cierta mariposa que, saliendo de Alaska y sin tener ningún punto sólido donde posarse, emprende cada año una emigración en masa hacia las islas Hawai, en pleno Pacífico, realizando unos 6.000 km de vuelo sin escalas.

La sangre de los insectos no se parece en nada a la humana, pero en algunos este líquido vital es tan abundante que representa la quinta parte del peso del animal. Aunque el sistema circulatorio esté reducido a un vaso central a modo de corazón, numerosos tubos irrigan todos los tejidos del insecto.

Los sentidos de los insectos están muy aguzados. El hombre, por ejemplo, necesita un excitante 200 veces más intenso del que precisa una mosca para percibir una sustancia azucarada. Los ojos son variadísimos en número y forma, pues mientras las hormigas poseen menos de 10, la mariposa denominada «esfinge del convulvo» tiene nada menos que 27.000 ojos.

Esto no significa que posea ojos independientes en tan elevado número, sino que sus ojos compuestos se hallan constituidos por la agrupación de 27.000 facetas, cada una de las cuales capta una imagen distinta. Hay insectos que son ciegos para algunos colores como la abeja que no distingue el rojo; otros son miopes y algunos, como la mosca, poseen sus ojos tan bien distribuidos que pueden ver en una zona de 360°. Por esto no se puede atrapar una mosca atacándola «por detrás». En cambio, hay insectos que viven en lo más profundo de algunas cavernas y son ciegos.

Los insectos, naturalmente, no hablan, pero pueden producir multitud de ruidos y sonidos. El grillo, las chicharras y las cigarras, parecen incansables durante las noches de verano. Estos ruidos se deben a enérgicas fricciones de los élitros que son las alas córneas de coleópteros y ortópteros o bien por la acción de otros órganos. Ningún insecto emite sonidos de origen bucal. El zumbido, por ejemplo, se debe a la vibración de las alas.

La producción de luz es debida a la presencia de ciertas bacterias o bien a la oxidación de una sustancia llamada «luciferina», pero en ningún caso se produce desprendimiento de calor se trata de una luz fría.

Todos los insectos, pese a su gran variedad, respiran por medio de tráqueas, tubos muy ramificados que comunican con el exterior por medio de unos orificios llamados «estigmas».

Ciertas glándulas, en algunas especies, producen seda, cera o venenos que, inyectados en un animal o en el hombre, pueden ocasionar agudos dolores. El llamado escarabajo escopetero lanza un chorrito de líquido maloliente al mismo tiempo que se produce una pequeña explosión, perfectamente audible debida a la rápida volatilización de aquella sustancia. La chinche vulgar segrega un producto en extremo maloliente que constituye su mejor defensa cuando la atacan.

La reproducción de los insectos presenta una gran variedad y riqueza. Se dan casos de elementos estériles como las abejas obreras, pero también se dan casos de partogénesis, es decir, la reproducción de una hembra sin participación del macho.

Los pulgones nacen durante la primavera y el verano solamente de la madre, pero en otoño, cuando ya existen machos, la reproducción es sexual quizá porque las nuevas crías tendrán que afrontar la dureza del invierno y precisan una constitución más fuerte.

Aunque los insectos nacen de un huevo, éste no se convierte directamente en animal adulto como ocurre en una gallina, sino que sufre una metamorfosis.

La metamorfosis complicada o compleja se desarrolla según estas fases:
Las larvas nacen del huevo y se parecen mucho a un gusano. En el caso de la mariposa de la seda se denominan así, gusanos de seda, aunque no lo son. Entonces comen con una voracidad insaciable y aumentan rápidamente de tamaño. Al término de este crecimiento experimentan una muda.

El resultado es una ninfa, un insecto adulto, pero simplificado, con las alas y patas arrugadas, plegadas y todo el cuerpo reducido. Pero no son insectos acabados porque no comen ni se mueven. Viven en perfecta quietud y semejan tanto una momia que en algunas especies incluso se hallan envueltas en sustancias protectoras como en el capullo, y entonces se denominan crisálidas.

Esta quietud es sólo externa porque en su interior se operan profundas transformaciones hasta dar lugar a la última fase. El insecto adulto aparece rasgando la envoltura que le resguardaba y protegía. La metamorfosis sencilla consiste en la carencia de ninfosis. La larva se convierte en insecto adulto directamente.

La palabra insecto, exceptuando quizás las abejas y las mariposas, sugiere una idea de destrucción, molestia o lucha cuando no la de repugnancia. En efecto, hay muchísimos insectos molestos y perjudiciales. Algunos constituyen verdaderas plagas de la agricultura y no son escasos los que viven parásitos de animales domésticos y del hombre, mientras otros producen enfermedades gravísimas.

La langosta de los sembrados puede sumir en la miseria regiones enteras. Pero también hay muchos cuya labor es altamente beneficiosa por estar entregados a una guerra implacable y cruel, como los insectos que se alimentan de huevos o de larvas de otros. La enorme destrucción que se produce en sus filas mantiene en la naturaleza un equilibrio que el tiempo demuestra ser perfecto.

Una termita hembra puede poner loo millones de huevos, pero los pájaros, los animales insectívoros y otras causas se encargan de eliminarlos, de lo contrario acabarían por invadir el mundo.

El peligro no reside sólo en los insectos propiamente dichos cuya voracidad es proverbial, sino en los gérmenes que pueden propagar. Se calcula que una sola mosca puede llevar 500 millones de bacterias capaces, cada una de ellas, de transmitir una enfermedad a un ser humano.

Sin embargo, no se puede tomar una posición negativa frente al mundo maravilloso y variado que estudia la Entomología. Si el mosquito, tan desagradable, es un insecto, también lo es la mariposa de la seda.

Para clasificar y estudiar un mundo tan diverso se atienden principalmente estos datos anatómicos y fisiológicos:
El tipo de metamorfosis.
La forma de alimentación (masticadora o chupadora).
‘ El número y forma de las alas.
Una rápida ojeada a las principales especies permitirá que nos demos cuenta de la riqueza que ofrece esta clase de artrópodos, prescindiendo, en este breve estudio de las denominaciones excesivamente científicas.

SIN METAMORFOSIS Y SIN ALAS. Los apterigógenos constituyen un grupo muy poco numeroso. Alguna vez nos habrá sorprendido, al tomar un libro viejo de una estantería, ver un pequeño insecto blanco, provisto de finísimas antenas y seis patitas. Si lo tocamos, deja en los dedos un polvillo parecido a escamas. Es un lepisma.

LAS LIBÉLULAS. Son insectos muy elegantes. Cuando se posan en un tallo o una flor, la cabeza y el tórax forman una masa redondeada, brillante, su abdomen se prolonga como la carlinga de un avión y sus alas membranosas, casi transparentes, aletean con viveza. Su cabeza posee gran movilidad y durante el vuelo mastican rápidamente los insectos que han podido aprisionar.

Las libélulas no andan, sus patas le sirven sólo para apoyarse y si desean mantenerse casi inmóviles en el aire, lo consiguen gracias a movimientos rapidísimos de sus alas.

Quien haya contemplado el revoloteo de las libélulas sobre las aguas de un río quizás se habrá extrañado al ver que, en un momento determinado^ curvan el extremo del prolongado abdomen y lo introducen por un instante en el agua. Se trata de la puesta de huevecillos.

Es una paradoja que este insecto predominantemente aéreo y volador, surja de larvas acuáticas que viven siempre dentro del líquido. Como su metamorfosis es sencilla, llega un momento en que la larva crecida sale del agua, trepa hasta el tallo de una planta y deja que el sol seque su tegumento, apareciendo al cabo de poco con unas alas frágiles, casi siempre cabeza abajo y sale de su piel realizando de este modo la primera muda y con ella su entrada en el mundo animado.

LOS TERMITAS. De vez en cuando se pueden leer en la prensa noticias alarmantes acerca del daño causado en edificios y construcciones por cierta especie de hormigas. No hay exageración en el peligro que suponen estos insectos. En Italia se calcula que más de 100.000 libros y unos 200 monumentos han sido atacados por ellas en el transcurso de pocos años.

En España se localizaron, en 1956, más de 4.500 focos de termes. Cuando alguien advierte la existencia de estos voraces insectos en su domicilio, debe dar cuenta a las autoridades para atajar el mal sin perder tiempo si es que ello resulta posible.

En Hamburgo fue preciso incendiar un barrio entero para librarlo de termitas y, en Francia, el palacio de Versalles ha sido objeto de grandes reparaciones para salvarlo de la invasión de estas hormigas blancas, las cuales nada tienen que ver con las hormigas vulgares.

Como éstas, los termitas viven en comunidad, en número exorbitante. La mayoría de individuos son obreras, estériles y sin alas. La hembra, al ser fecundada, desarrolla en forma tan desmesurada su abdomen repleto de huevos que alcanza hasta 10 cm de longitud.

Las obreras excavan la tierra si la colonia se halla en el campo o bien construyen sus canales en el interior de la madera si se hallan en edificios. Su actividad es prodigiosa porque son a millones y su boca masticadora tritura la madera más resistente.

Una hembra puede poner más de 4.000 huevos al día, cifra que supone más de 1 millón al año y aún existen especies que superan estas cantidades. Las obreras son las encargadas de alimentar las larvas en su primera fase de vida, con su propia saliva. Se calcula que 1 millón de termitas consumen cada día 30 Kg. de madera y en un termitero pueden vivir varios millones de insectos.

En África existen termiteros enormes, que se elevan varios metros sobre el suelo a modo de monolitos de impresionante aspecto. Bajo la superficie se extienden también las galerías abiertas por las obreras. Son, pues, innumerables los corredores y pasadizos.

¿Dónde se halla la cámara real en la que vive la reina, el insecto único y poderoso, culpable de la proliferación masiva de la colonia? Si se diera con esta cámara real sería muy fácil exterminar el termitero, pero esto es muy difícil. Los corredores son tan complicados que en algunas ocasiones se extienden a gran distancia del montículo de tierra.

En los edificios las hormigas blancas pueden trazar un corredor perfectamente disimulado en las junturas de puertas, marcos o paredes empleando sus propios excrementos y las obreras discurren por su interior. De este modo se comunican y atacan las partes de madera de un edificio separadas por grandes distancias.

La lucha contra estos voraces animalitos adquiere perfiles cómicos cuando se ven brigadas de trabajadores abriendo una profunda zanja alrededor de un edificio atacado, como si se tratara de ponerle sitio y una vez construido el foso, lo llenan de sustancias, desinfectantes, gasolina, etc. Esta medida ha sido a veces necesaria para cortar el paso a los termitas que serán atacados en el interior del edificio por medio de toda clase de sustancias tóxicas.

Si estos datos pueden parecer exagerados, téngase en cuenta que Italia gastó en 1956 más de 750 millones de liras en su lucha antitermes. Nada menos que la Biblioteca del Vaticano había sido amenazada por las implacables hormigas blancas.

SALTAMONTES Y GRILLOS. Como un caballero medieval provisto de coraza, yelmo y cota, el saltamontes o langosta es un insecto alargado y vistoso. Contemplando su cabeza con una lupa ofrece un aspecto impresionante: grandes ojos múltiples y antenas delicadas.

Las patas anteriores son cortas y las posteriores alargadas y dispuestas como un resorte a punto de saltar. De ahí su nombre vulgar de saltamontes. Las alas membranosas se doblan bajo el primer par de alas endurecidas que constituyen una protección para aquéllas, delicadas, largas y finas.

A través de la Historia, las plagas de langostas, ya citadas en la Biblia, han constituido un motivo de terror para los pueblos. Su aparición viene precedida de un ruido inconfundible, se nubla el sol y como una nube que se ensancha y cubre el firmamento, se abaten sobre los poblados, los bosques, los campos y los cultivos devorando en poco tiempo todas las plantas.

A veces es inútil intentar ahuyentarlas con fumigaciones o destruirlas a golpes o con ayuda de las llamas. A miles de millones llueven del cielo y cuando vuelven a levantar el vuelo, la tierra se ha convertido en un lugar desértico en el que los arbustos y los árboles muestran la desolación de sus ramas completamente desnudas.

Las tropas de Carlos XII de Suecia se vieron detenidas en un desfiladero que resultó obstruido por una lluvia de langostas. En épocas más modernas, estas plagas incluso han detenido trenes al obstruir las vías. El inglés Carruthers, a fines del siglo pasado, fue testigo de la invasión de una zona del Mar Rojo y calculó que la nube de langostas estaría formada por unos 20.000 billones de insectos, cifra exorbitante, pero que el viajero dedujo del área ocupada por la plaga que era de unos 4.000 Km².

Lo cierto es que tanto España, Marruecos, China, Arabia como América (igual la septentrional que la meridional) se han visto afectadas por esta plaga. En los Estados Unidos, por ejemplo, una sola invasión de este insecto en Missouri ocasionó pérdidas por más de 2 millones de dólares.

En África del Sur un viajero vio una nube de langostas que empezó a pasar sobre su cabeza a la una de la tarde a una velocidad de 20 Km por hora cubriendo un frente de 16 km. Al ponerse el Sol aún seguían pasando langostas, pero si bien durante la noche se detuvieron, la invasión prosiguió a primeras horas del día hasta que el sol estuvo bastante alto. La cifra dada por Carruthers en la zona del Mar Rojo no es exagerada si se tiene en cuenta la información de este testigo del África del Sur.

Resulta un misterio saber de dónde proceden, por qué emigran, por qué realizan viajes tan largos y cuál es la causa que les impulsa a abatirse sobre un determinado país. En muchos casos las bandadas dejan atrás regiones ricas en vegetación y, en cambio, se posan sobre tierras más pobres, refutando de este modo la hipótesis de que sea el hambre la causa de estas migraciones masivas.Al parecer, se dan dos formas de langosta, una sedentaria que no se mueve del país de origen y se reproduce en cantidades moderadas, y otra emigrante de reproducción más rápida y numerosa.

Los hebreos, los indios y otros pueblos utilizaron las langostas como alimento, pero en general es tal la aversión que produce este insecto, particularmente perjudicial, que contra él se han intentado toda clase de medios de exterminio incluso el empleo de lanzallamas, trincheras, barreras de redes, cremación con gasolina, tóxicos, etc.

El canto típico lo producen frotando los fémures, las patas, contra unas nerviaciones de los élitros o alas anteriores endurecidas. En la base de estas alas se halla una formación circular, a modo de membrana vibrátil capaz de ampliar el sonido producido por el roce anteriormente citado.

El grillo, que algunos llegan a enjaular sólo para escuchar su monótono «ric-ric», es un insecto emparentado con el saltamontes, pues como él pertenece al orden de los ortópteros. Es notable constatar que estos animales cantores, aunque la palabra esté mal empleada ya que no está en la boca el origen del ruido que producen, son amantes del silencio.

El grillo sólo canta cuando no se oye el menor ruido. Basta el producido por una ramita al troncharse para que enmudezca y se meta de nuevo en el interior de su madriguera, pues este insecto suele situarse frente a la entrada de la misma cuando quiere entonar su monótono canto.

En España, a principios del verano, la hembra pone unos cuantos huevos en un agujero practicado en el suelo y antes de un mes aparecen las larvas desprovistas de alas, pero en todo semejantes a un grillo adulto, ya que su metamorfosis es sencilla. Al llegar el otoño se hunden en el suelo y en la primavera siguiente son grillos ya adultos.

El grillo cebollero es un cavador consumado. Sus patas anteriores son auténticas zarpas excavadoras con las cuales abre profundas galerías en las que vive, como si fuese el topo de los insectos. Aunque los agricultores suelen exterminarlo, es un buen auxiliar, pues se alimenta de insectos perjudiciales y, si rompe o desgarra raíces, sólo lo hace por su afán de abrir galerías pues se trata de un insecto masticador.

LAS MANTIS Y EL MIMETISMO. La mantis religiosa o insecto de Santa Teresa es un animal sumamente delgado. Dobla sus patas delanteras como si rezara, por lo cual el vulgo le ha dado esta denominación mística. Sin embargo, es un insecto cruel. Después del aparejamiento la hembra atrapa al macho y se lo come. Sus patas anteriores se hallan transformadas en dos poderosas pinzas capaces de aprisionar a su pareja, mucho más débil.

Es difícil distinguir una mantis cuando se halla posada sobre un tallo porque su delgado y verde cuerpo se confunde con aquél y sus patitas semejan nerviaciones.

El «mimetismo» o facultad de enmascararse, es muy grande en los insectos. Existe un grupo denominado insectos-palo, insectos-hoja, etc., cuyo cuerpo es tan parecido a una de estas formaciones vegetales que pasan completamente inadvertidos.

En la lucha por la vida estos animales no tienen fuerza, ni velocidad y su única defensa está en el disimulo, en el camouflage que el hombre utilizó en las artes de la guerra y que para ellos la naturaleza lo dispuso en su cuerpo, especialmente formado. Insectos de esta clase llegan a medir hasta 10 cm de longitud con un grosor inferior a los 2 mm. Una especie que vive en Malaya alcanza los 27 cm de longitud y’ su grueso apenas es superior al centímetro.

La mantis, con su actitud orante, inmóvil, no es sino un cazador que aguarda su presa, sobre la que se lanza con presteza sorprendente. En cambio, la tijereta, que ha sido calumniada por atribuírsele nada menos que la facultad de penetrar en el oído humano y con sus apéndices llamados tijeras poder cortar la membrana del tímpano, es un insecto maternal, uno de los pocos que ponen sus huevos, los incuban y vigilan hasta que de ellos nacen las larvas. Estas injusticias abundan en el conocimiento, muchas veces falso, que el hombre tiene de los animales, pero uno de los casos más curiosos lo da sin duda la célebre fábula de La Fontaine mundial-mente conocida.

LA CIGARRA Y LA HORMIGA. Se pasó la cigarra el verano cantando, y luego, cuando llegó el invierno, tuvo que pedirle a la hormiga un poco de alimento. Ésta, avara y sin buen corazón, se lo negó. Se pueden deducir muchas enseñanzas morales de esta narración, pero el zoólogo se rebela contra ella en toda su integridad.

En primer lugar, el enemigo más terrible que tiene la cigarra es la propia hormiga, la devoradora de todo insecto muerto y que tantos destrozos causa a la agricultura. Pero es que además la cigarra no necesitaba pedirle alimento a la hormiga porque no existe una sola cigarra adulta que pueda sobrevivir un invierno. Al llegar los primeros fríos mueren todas, tengan o no comida.

vida de los insectos hormiga

Por otra parte, ¿qué haría la cigarra del grano almacenado por la hormiga si aquélla se alimenta sólo de líquidos? La cigarra tiene boca chupadora, no masticadora, por tanto su alimento son los jugos, la savia de las plantas. Durante el verano canta y succiona incansable. ¿Canto amoroso para atraerse a la pareja? No, porque si bien el único que canta es el macho, se ha demostrado que la hembra es sorda y muda. O, por lo menos, casi sorda al estridor de los élitros del macho.

Los huevos puestos por las cigarras en verano, darán paso a larvas antes de llegar el otoño, pero éstas permanecerán aletargadas durante el invierno siguiente y el otro y quizás otro. Las cigarras nacidas este año en España, los ejemplares adultos, corresponden a huevos puestos 4 años antes y en América existe una especie de cigarra que necesita 20 años para que el huevo adquiera el estado de pleno desarrollo, el de cigarra capaz de reproducirse y la cual sólo vive un verano y, por tanto, es inútil prestarle comida para un invierno que no ha de conocer. Sus últimos cantos, en el mes de septiembre, anuncian su próximo fin.

INSECTOS REPULSIVOS. Los hemípteros son insectos chupadores, de metamorfosis sencilla, provistos de un pico articulado y distribuidos en una serie de especies la mayor parte de las cuales resultan molestas, parásitas o repulsivas.

En los jardines es posible encontrar un insecto de forma casi pentagonal de aspecto no muy desagradable parecido a un escudo pero que produce un hedor insoportable. Es la chinche de jardín o de campo. Una especie semejante puede habitar en casas poco limpias constituyendo lo que se denomina chinche de las camas. En las épocas frías se esccen cualquier intersticio y aparece en verano, Su picadura ocasiona fuerte escozor.

Parásitos de distintos vegetales son el pulgón . trigo, de la col, del rosal, de los manzanos, etc. Parientes de ellos es la temible filoxera, que en épocas no muy lejanas destruyó enormes extensiones de viñedos europeos. Como las vides americanas son inmunes a este parásito, fue preciso repoblar las plantaciones del Viejo Continente con cepas procedentes del Nuevo Mundo a fin de salvar la riqueza vinícola de España, Francia, Italia y Grecia.

Sin alas, redondeados y voraces, los piojos son uno de los parásitos más molestos tanto para el hombre como para gran número de mamíferos. Se agarran a los pelos por medio de sus patas cortas fuertes y se alimentan de su sangre gracias a su boca chupadora. Durante las épocas de miseria o de guerra, la propagación de los piojos puede abrir el camino al tifus exantemático.

Sin embargo, incluso en este orden de insectos, es posible encontrar un grupo simpático. Los zapateros o sastres, que se deslizan con rapidez sobre aguas de los ríos apacibles o de los estanques. Sui patas son largas y finas y su peso es tan liviano que la tensión superficial del líquido puede sostenerles A muchas millas de la costa, en la superficie de. mar, es posible encontrar insectos semejantes ¿ nuestros zapateros que «andan» sobre las aguas.

En ciertos árboles es posible advertir como una; plaquitas blancuzcas, grisáceas, desecadas. Se trata de cochinillas hembras, las cuales, una vez fecundadas por el macho, que es alado y de vida muy corta, permanecen fijas en el tronco o la rama hasta que mueren. Antes de que esto ocurra ponen los huevos, los cuales se hallan resguardados por el cuerpo de la madre.

Una vez muerta, ésta sigue protegiéndolos al desecarse, pues constituye de este modo un escudo contra las inclemencias del invierno. Al llegar la primavera, innumerables cochinillas recién nacidas brotan de estas escamas al parecer inofensivas. El enemigo más implacable de las cochinillas es un coleóptero muy conocido: la mariquita.

Antiguamente de las cochinillas se obtenía una laca de color encarnado vivo, que se utilizaba en la industria de colorantes.

LOS ESCARABAJOS. Los coleópteros constituyen el orden más numeroso de los insectos. Comprende más de 250.000 especies distintas; algunas tan diminutas que no llegan a medir 0,25 mm, mientras otras sobrepasan los 10 cm.

Si poseen alas (hay especies ápteras), las dos anteriores son duras, consistentes y se denominan «élitros» y forman una especie de estuche dentro del cual se dobla el otro par que es membranoso. Un coleóptero es un animal generalmente de color negro, brillante, acorazado, con antenas muy variables, pues las hay en forma de largos cuernos y otros las ofrecen delicadas y finas. Todos son masticado-res, pero mientras unos se alimentan de vegetales y son, por tanto, fitófagos, los hay implacables carnívoros, necrófagos y también omnívoros, o sea, que comen lo que se les pone a su alcance.

Todos ellos presentan metamorfosis complicadas. Existen algunas especies acuáticas, pero por lo general suelen vivir en hendiduras, bajo las piedras, más o menos ocultos. Aunque existen algunas especies útiles a la agricultura, la mayoría suelen constituir una pesadilla para el campesino.

Los cárabos, son implacables exterminadores de larvas y orugas, especialmente las que dan origen a la mariposa de los pinos y abetos. Los escopeteros de los que se habló al citar los ruidos producidos por los insectos, son cárabos también. Los ditiscos, son escarabajos capaces de nadar con gran rapidez zambulléndose y volviendo a la superficie para hacer nuevo acopio de aire.

¿Qué es de los cadáveres de los pajarillos, reptiles y otros animales que mueren en el bosque o en los montes?

Existe un escarabajo enterrador que cava una auténtica sepultura a estos animales, mucho mayores que él. Este trabajo tan noble lo realizan estos coleópteros con un fin egoísta, porque al enterrar al pajarillo, por ejemplo, depositan sus huevos con él, a fin de que al nacer las larvas encuentren alimento.

Existen muchos escarabajos cavernícolas, los cuales carecen de ojos y desenvuelven su vida en la más completa oscuridad.
Los niños conocen la mariquita, cuyo caparazón muestra varios puntitos y ofrece hermosas coloraciones. Es un gran amigo del campesino, pues extermina las cochinillas y los pulgones y da muestras de una muy loable voracidad.

El gusano de luz no es tal gusano, sino un coleóptero cuya hembra ofrece durante toda su vida el aspecto de larva con el abdomen fosforescente y se alimenta de babosas y caracoles, a los cuales baña con su saliva y efectúa así una digestión previa antes de comérselos.

De noche, si se duerme en una habitación donde haya muebles antiguos se oyen unos ruidos secos que el silencio amplifica. Se deben a un pequeño escarabajo, el anobio, que los produce al excavar galerías en el interior de la madera. ¡Y se deben a simples y contundentes cabezazos de este coleóptero!

Hasta aquí los coleópteros zoófagos. Ahora citaremos aquellos que se alimentan de vegetales y que, por tanto, en su mayoría, son una plaga para la agricultura.

Es posible encontrarles en todas partes. Unos atacan las raíces, otros las hojas, los frutos, el tallo… nada se libra a su voracidad. Así, el escarabajo de la patata, de rayas amarillas y negras, lo mismo ataca este tubérculo que los tomates y las berenjenas. Antes no era conocido en Europa, pero en los últimos años se ha extendido, después de su desembarco, procedente de América, hasta la misma Rusia.

La galénica de los olmos ataca las hojas de estos árboles y no deja sino las nerviaciones. Lo mismo podría decirse del gorgojo del trigo o del arroz, el picudo del algodón o el escarabajo del abedul, cuyas hojas enrolla para verificar dentro de este embudo improvisado la puesta de huevos. Unos atacan las hojas, otros abren galerías en los troncos, muchos se introducen en los frutos, etc.

A veces, en un camino vecinal poco frecuentado se puede ver un escarabajo atareado en la confección de una bola de estiércol que empuja con grandes dificultades hasta la entrada de su madriguera. Es el escarabajo pelotero. En ella depositará sus huevos, que al dar paso a las pequeñas larvas, encontrarán en el estiércol alimento suficiente para conseguir su transformación.

Este trabajo y esta previsión hizo que los, antiguos egipcios llegaran a reverenciarlo, pues decían que simbolizaba la rotación de los planetas, el curso de los años, etc., y de ahí que en jeroglíficos y monumentos de la época faraónica se encuentre el «escarabajo sagrado» representado con tanta profusión como respeto.

En países tropicales es posible encontrar bellísimos escarabajos de elegantes cuernos, formas muy desarrolladas y algunos de aspecto francamente amenazador a pesar de su tamaño, que no suele exceder los 10 cm, como en el caso de los Goliat y Hércules.

Fuente Consultada
Enciclopedia Temática Ilustrada CONSULTORA Tomo II Los Seres Vivos – Los Insectos –