Historia de la Cerveza Resumen Origen Fabricacion Con cebada y Malta



Historia de la Cerveza
Resumen  de su Origen y Fabricación

“Sube, sube, sube la espumita (…) fresquita, fresquita, fresquita”, era el leitmotiv de una de las cervezas más conocidas de la Argentina en la década del sesenta, esa misma marca de cerveza que hoy se ha convertido en la Historia de la cervezareferente principal de la bebida alcohólica en el país.

Lo cierto es que la historia de esta sabrosa y refrescante bebida etílica, caracterizada por su aspecto espumante, no comienza allí, sino que se retrotrae a varios siglos atrás.

Según los documentos históricos, es preciso asegurar que el primer intento de crear una bebida similar a la cerveza se remonta a alrededor de 6000 años, cuando las antiguas civilizaciones chinas comenzaron a elaborar una sustancia denominada kyui, de características similares a la cerveza.

Pero lo cierto es que la primera cultura civilizada que se dedicó a la fabricación de cerveza fue la de los samaritanos asentados en la Mesopotamia.

Ellos la llamaban la “bebida divina”, por lo que comúnmente la utilizaban durante rituales y como ofrendas para los dioses.

Posteriormente, la cultura de los babilonios, derivada de los samaritanos, como consecuencia de su herencia comenzaron a fabricar cerveza, e incluso se perfeccionaron de tal manera en ello que lograron desarrollar más de 20 tipos diferentes de dicha bebida.

Existen también diversas representaciones en arcilla de la antigua Babilonia que demuestra la presencia de la cerveza hace más de 4000 años, en las que aparecen hombres y mujeres respetados por la sociedad bebiendo esta refrescante bebida.

Incluso se ha llegado a saber que en la época existían ciertos tipos de cervezas que eran exclusivamente reservadas para las ceremonias religiosas que tenían lugar en los templos.

En el año 2100 AC, el sexto rey de babilonia, llamado Hammurabi, decretó las primeras leyes escritas, entre las que se incluía la norma legal que establecía que los individuos de buena posición social debían ser recompensados con una ración diaria de cerveza. A partir de aquello, la cerveza comenzó a ser un producto comercial.

Por otra parte, existen documentos que aseguran que en Israel ya se producía cerveza hace más de 3000 años, en la época de los reyes Saúl y David.



Según uno de estos documentos históricos, la cerveza fue una de las bebidas transportadas a bordo del Arca de Noé.

Mientras tanto, los egipcios solían reunirse en las llamadas “casas de la cerveza” durante la noche, y allí tanto la realeza como los campesinos disfrutaban de la bebida, que al mismo tiempo era utilizada como medicamento.

Asimismo, la cerveza también era ofrecida como un obsequio para los dioses, incluso la diosa de la naturaleza, llamada Isis, era la patrona de fabricación de la cerveza.

Según se cree, fueron los egipcios quienes les enseñaron a elaborar cerveza a los griegos.

Para ellos también era sumamente importante esta bebida, y la enseñanza que recibieron de los egipcios se la transmitieron a los romanos, quienes a su vez le enseñaron a elaborar cerveza a las tribus salvajes en Gran Bretaña.

Pero lo cierto es que cuando el vino se convirtió en la bebida preferida de los romanos, la cerveza comenzó a fabricarse y distribuirse sólo en la periferia más lejana del imperio, por lo que pasó a ser conocida como la bebida de los salvajes.

Tiempo después la cerveza recuperó su estatus en la sociedad gracias a que comenzó a ser fabricada y mejorada por los monjes de los monasterios cristianos.

En este sentido, cabe destacar que existen tres santos cristianos que se consideran los patrones de elaboración de cerveza: San Agustín de Hipona, San Lucas Evangelista y San Nicolás de Myra.

Ya durante la época medieval la cerveza comenzó a ser elaborada por las mujeres, y se la solía considerar una bebida-comida.

Pero más allá de los lejanos tiempos de su creación, lo cierto es que la cerveza se convirtió en lo que es en la actualidad gracias a la revolución industrial y la evolución en la historia de la humanidad.



Es que después de las notables mejoras incorporadas por la máquina de vapor en 1765, la industrialización de la cerveza se convirtió en una realidad.

Debido a la gran historia que existe detrás de esta bebida, suele ser la impronta de muchos países, como Bélgica, Alemania, Austria, Irlanda y el Reino Unido, entre otros.

Y por supuesto en Argentina, disfrutamos del sabor que nos brinda la cerveza para nuestros encuentros.

FABRICACIÓN DE LA CERVEZA:

La cebada ocupa el sexto lugar como cultivo alimentario en el mundo… pero casi no se come; sólo la caña de azúcar, el trigo, el arroz, el maíz y la papa se producen en mayor cantidad.

¿Qué se hace entonces con los 220 millones de toneladas de cebada que en promedio se cosechan cada año?

Se destinan a elaborar bebidas.

La cebada es el ingrediente principal de la cerveza, de la cual se ingieren 70 000 millones de litros anuales.

Alemania Occidental encabeza la lista mundial de consumidores de cerveza, pues allí cada habitante consume en promedio 150 litros anuales.

Para convertir la cebada en cerveza los granos del cereal se humedecen con agua y se dejan germinar; la cebada germinada, llamada malta, se pone a secar para ser usada después.

Las cervecerías modernas compran la malta preparada: primero la remojan en agua caliente y luego extraen el líquido, que se llama mosto; éste se hierve entonces con brotes de lúpulo, que le dan a la cerveza su sabor, y luego se deja enfriar y se le añaden cepas selectas de levadura.



La levadura crece más deprisa a ciertas temperaturas. Para elaborar la cerveza inglesa, por ejemplo, el mosto se fermenta a una temperatura de entre 20 y 27°C durante dos a seis días, y para la cerveza tipo lager, entre 10 y 15°C durante ocho a diez días.

barril de cervezaDespués de la fermentación la cerveza se filtra o se agita en una máquina centrifugadora para eliminar la levadura; luego se pasteuriza para que dure más sin descomponerse y se deposita en barriles, se embotella o se enlata. Antes de distribuirla se deja madurar un tiempo.

Barriles de metal Además de embotellarse y enlatarse, la cerveza se distribuye en barriles metálicos como los que se muestra arriba.

La cerveza contiene de 85 a 93 % de agua, una pequeña cantidad de azúcar, entre 2 y 10 % de alcohol, algunos minerales y ciertas vitaminas del grupo B.

elogios importantes para la mujer

Las cervezas turbias, sin filtrar, como las que se elaboran con otros cereales, contienen una concentración más alta de vitaminas y pueden prevenir enfermedades causadas por deficiencia de nutrientes, como la pelagra.

PARA SABER MAS…

Cerveza´Es una bebida conocida desde épocas remotas. Los primeros datos concretos sobre ella tienen estrecha vinculación con los egipcios, pueblo en el que era considerada bebida nacional.

En aquellos tiempos se preparaba con cebada;, trigo germinado y se aromatizaba con especias. A partir del siglo IX se la aromatizó con lúpulo. La cerveza es una bebida que se obtiene por fermentación de un mosto preparado con agua, cebada y lúpulo. El microorganismo que produce la fermentación es la levadura de cerveza o «saccharomyces cerevisie».

La cebada cervecera contiene como sustancias principales agua, proteínas y almidón. En su cultivo se requiere un especial cuidado para evitar la transformación de estas sustancias. La cebada germinada y tostada se llama malta.

Las flores femeninas no fecundadas ce lúpulo le comunican a la cerveza el arroz y sabor amargos característicos.

La levadura de cerveza es un hongo: unicelular que puede transformar la maltasa y las dextrinas, produciendo alcohol etílico y dióxido de carbono.

Fabricación de la cerveza:

Podemos dividir este proceso en tres partes:

a) obtención de la malta;

b) elaboración de la cerveza propiamente dicha;

c) envasado.

a) Obtención de la malta. Los granos de «cebada bien maduros se pasan primero por máquinas limpiadoras para separar los granos rotos, cáscaras sueltas y semillas extrañas. Luego se remojan en agua durante 2 a 4 días; así se impregnan de agua, se hinchan y las sales que contienen se solubilizan; se preparan asilos granos para la germinación.

En las malterías, los granos son llevados a vasijas o cajones de germinación. En condiciones adecuadas de temperatura y de aireación, comienza la germinación, que dura aproximadamente 10 días. Esta etapa es de fundamental importancia porque de ella depende la calidad de la malta.

Al desarrollarse el germen, origina en el albumen del grano transformaciones químicas que dan origen a enzimas, tales como las amilasas, las dextrinasas y las maltasas, capaces de transformar la estructura compleja del almidón en glucosa:

Almidón

Amilasas-> Dextrinas Dextrinasas -> MaltosasMaltasas ->

Glucosa

Cuando la germinación ha alcanzado el grado necesario, que se puede apreciar por la longitud de las radículas, el proceso se detiene y se someten los granos a una tostación, que consiste en calentarlos con aire seco.

La interrupción de la germinación por medio del aire caliente tiene por finalidad evitar la hidrólisis total del almidón, es decir, su transformación completa en glucosa; deben persistir cantidades adecuadas de dextrinas y maltosa.

De acuerdo con las condiciones de temperatura a que se trabaje durante la tostación, se puede obtener la malta pálida (tipo Pilsen), usada en la elaboración de cerveza blanca, o la malta oscura (tipo Munich), para preparar la cerveza negra.

 Cebada 
 Limpieza 
 Remojado 
  Germinación 
 Tostación 
Malta Pálida
(Tipo Pilsen)
 Malta Oscura
(Tipo Munich)

Resumen:

OPERACIÓN OPERACIÓN
Trituración Eliminación de elementos extraños de los granos de cebada.
Maceración Absorción de agua.
Filtración Formación de enzimas para transformar el almidón.
Cocción Interrupción de la germinación.

b) Elaboración de la cerveza. La malta es llevada a molinos, donde se procede a la trituración de los granos. El producto se empasta, en recipientes especiales, con agua tibia para formar una masa homogénea. Esta operación se llama maceración o braceado.

Las enzimas que se encuentran en la malta transforman el almidón en glucosa, como ya indicamos. Además, las proteínas presentes son descompuestas también en sustancias más simples y más fácilmente asimilables, y las sales minerales se solubilizan. El producto que se obtiene es llamado mosto.

Para separar del mosto las sustancias insolubles, .llamadas «heces de malta», se procede a la filtración por medio de «filtros prensas» formados por una sucesión de marcos que sostienen paños capaces de retener dichas heces. Éstos se utilizan como alimento del ganado.

A través de los filtros sale el mosto ya clarificado, que es llevado a calderas de cocción, en las que se le agregan las flores de lúpulo y donde se lo hierve durante dos horas.

El lúpulo le confiere al mosto propiedades estimulantes, al mismo tiempo que le comunica un sabor amargo característico. Por otra parte, el tanino que contiene contribuye a hacer precipitar las proteínas que quedaran; en caso contrario, ellas enturbiarían luego la cerveza.

Terminada esta operación de lupulado, se retiran las flores de lúpulo y las borras que hubieran precipitado. El mosto clarificado se enfría haciéndolo circular a través de refrigerantes y, en estas condiciones, se lo somete a una primera fermentación alcohólica, incorporándole la levadura de cerveza.

En condiciones adecuadas, a una temperatura controlada entre 6°C y 8°C y en un medio nutritivo propicio, la levadura se desarrolla al tiempo que produce la enzima zimasa, que transforma la glucosa en alcohol etílico y dióxido de carbono:

Esta primera fermentación dura de 8-a 14 días. Durante este tiempo, la levadura, en forma de una masa sólida, se va depositando en el fondo de las tinas de fermentación. Se la separa, se la lava, y una parte se destina a nuevas fermentaciones otra se vende para la industria alimentaria y para la elaboración de productos farmacéuticos.

Después de la primera fermentación, le cerveza pasa a cubas de reposo, cerradas, donde a una temperatura de 1 °C sufre una segunda fermentación (secundaria) que dura aproximadamente 60 días Durante esta etapa, llamada también maduración, se regula la presión del CO2 gaseoso, de manera que la cerveza quede saturada de dicho gas.Terminado el proceso de elaboración de esta bebida, se filtra y, así clarificada queda lista para su comercialización.

c) Envasado: Si la cerveza se destina a un consumo inmediato, se la suele envasar en barriles; éstos deben estar perfectamente limpios y recubiertos interiormente por una capa de resinas de tal manera que formen una película impermeable. De esa manera se evita la pérdida de CO2 el contacto con el aire.

Como la cerveza se altera fácilmente por la acción de microorganismos, cuando no se la consume inmediatamente se la envasa en botellas o en latas. Para asegurar su conservación, se la somete a un proceso de «pasteurización» que elimina restos de levadura y otros agentes que pueden producir fermentaciones. Esta operación consiste en calentar gradualmente las botellas bien cerradas hasta una temperatura de 68°C durante 90 minutos.

Tipos de cerveza y productos de cervecería

Según como se hayan conducido los procesos de germinación y testación, se obtiene malta para elaborar cerveza blanca o cerveza negra. Esta última es de producción más limitada; tiene menor contenido alcohólico y más proporción de dextrinas.

Cuando la cerveza se elabora exclusivamente con mosto de cebada germinada, se denomina cerveza genuina. Si se la fabrica con mosto de cebada germinada y hasta un 30% de otros cereales, se llamará simplemente cerveza.

Además de las cervezas, las fábricas preparan otros productos, como los que se indican a continuación.
Cerveza sin alcohol. Es la que se fabrica según el procedimiento ya visto, siempre que su contenido alcohólico no exceda del 0,5%.

Malta líquida. Es elaborada exclusivamente con malta de cebada poco fermentada o no fermentada, aromatizada con lúpulo. No debe contener más del 1 % de alcohol.

Extracto de malta. Es un producto de consistencia de jarabe o pastoso, obtenido a partir de malta de cebada sometida a tratamientos especiales de maceración, digestión, concentración, etc.

Composición química de la cerveza

La cerveza es una bebida en la que se encuentran diversos componentes, como glúcidos, proteínas, vitaminas y minerales.

Su proporción de alcohol es baja; contiene 4 g por cada litro, aproximadamente: la tercera parte de lo que contiene el vino.

Las vitaminas que contiene son las que se encuentran en la levadura de cerveza y corresponden a las que forman el complejo vitamínico B.

La composición química de un litro de cerveza es la siguiente:
alcohol: 4 g
extracto
seco: 48,5 g
glúcidos: 42,8 g
proteínas: 3,8 g
sustancias
acidas: 1,8 g

Es débilmente acida (pH = 4,7). Contiene también elementos minerales y vitaminas en muy baja proporción.

CRONOLOGÍA

6000 a.C. — Primeros residuos de vino encontrados en vasijas de cerámica encontradas en el yacimiento neolítico de Shulaveri, en la actual Georgia.

5000 a.C. — Residuos de vino en una vasija encontrada el las montañas Zagros de Irán.

4000 a.C. — Primera mención de la cerveza en una tabla sumeria. No tardarán en fabricarla los egipcios.

3500 a.C. — Residuos de vino encontrados en vasijas en Uruk, Sumeria, en Mesopotamia.

3200 a.C. — Primeros indicios de la fabricación de la cerveza en China e India a partir de arroz.

Siglo III — Papiro de Zósimo de Panópolis egipcio con la receta más antigua conocida de fabricación de cerveza a partir de cebada fermentada.

822 — Se introduce el uso del lúpulo para la fabricación de cerveza en el imperio carolingio, constatado por la abadesa Hildegard de Bingen en 1067, que recomienda su uso si se quiere hacer cerveza con avena.

Siglo XIII — En Alemania, se perfecciona la fabricación de la cerveza con lúpulo, que pasa de hacerse en casa a hacerse en lugares especializados.

Siglo XIV — Los métodos alemanes llegan a Holanda, de donde pasarán a Inglaterra en el siglo siguiente.

1516 — Primera ley en la que se establecen los ingredientes de la cerveza redactada por Guillermo IV de Baviera a partir de agua, malta y lúpulo. En esta época y durante el gobierno de Carlos I de España y V de Alemania, cerveceros alemanes introducen en España los métodos centroeuropeos de fabricación de cerveza.

1855 — Primera fábrica de cerveza en Asia, Dryers Breweries, en Kasauli, India, actualmente Mohán Meakin.

1864 — Abre la primera fábrica de cerveza de gran tamaño en España, fundada por Louis Moritz en Barcelona.

1996 — La empresa inglesa Courage comercializa una réplica de la cerveza encontrada en la tumba de Tutankamón.


Ver: ¿Porque Nos Duele La Cabeza al Tomar Alcohol?

Ver: Historia del Fernet

Fuente Consultada:
Graciela Marker Para Planeta Sedna
Merceología 2 Biasioli-Weitz-Chandías

historia del vino

 

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------