Menú

Cultura prehispanica Ciudades de Peru Lineas de Nazca Origen

Cultura Prehispánica

Construcciones en Perú:
Las Líneas de Nazca

Más al sur, sobre la costa meridional de Perú, el pueblo Nazca floreció entre 200 a.C. y 500 d.c. Sus grabados a gran escala en la tierra, diseños que hoy son en su mayoría visibles desde el aire, se mencionan como evidencia de la presencia, tiempo ha, de visitantes interplanetarios. Los arqueólogos que estudian al pueblo Nazca rechazan la teoría de los antiguos astronautas como pura tontería.

Los mochica, nombre de la lengua que hablaban, eran más imperialistas que sus vecinos nazca. Fundaron una grande y vigorosa civilización en los fértiles valles de los ríos del norte de Perú, después del año 1 de nuestra era; cavaron excelentes canales para irrigar la tierra desértica y construyeron ciudades.

Aunque los mayas tenían jeroglíficos, los mochica, al igual que los incas (que les sucedieron más tarde en Suramérica), carecían de escritura. Lo que conocemos hoy sobre los mochica proviene en su mayor parte de los estudios de su arte y arquitectura. Como en la Mesopotamia primitiva,los mochica construían con ladrillos de barro y, al igual que los egipcios, descubrieron la irrigación y enterraban a sus reyes en pirámides (en el capítulo 3 hay más información sobre las antiguas civilizaciones del Cercano Oriente, en Mesopotamia y Egipto).

Los más conocidos ejemplos que nos han llegado son: la Pirámide del Sol, de 160 metros de altura, y su vecina gemela, la Pirámide de la Luna. Se pueden ver los monumentos mochica en el sitio que fue su capital, entre 200 y 550 d.C. aproximadamente, llamadaMoche, localizada cerca de la actual Trujillo, en Perú. Los mochica, que trabajaban el metal — alhajas de oro y plata —, nos legaron hermosos textiles y, en especial, cerámica. Las ilustraciones de sus vasijas muestran una sociedad guerrera con distintas clases sociales, desde el rey hasta los esclavos, y una religión que incluía los sacrificios humanos.

Otra cultura agrícola peruana, la Paracas, tuvo su auge entre 500 y 200 a.C. Como los nazca, los paracas tallaron enormes dibujos en el campo, sobre la costa pacífica, al sur de Lima. Fueron también grandes tejedores y bordadores dejaron en tumbas subterráneas cuerpos cuidadosamente momificados , provistos de vajillas y textiles.

Hoy se piensa que las líneas, algunas de las cuales fueron creadas hace 2400 años, eran trazadas a modo de caminos que eran recorridos durante las ceremonias rituales en las que se pedía lluvia, en esa región en la que la principal amenaza era la sequía. «Allí donde están las líneas era donde se celebraban las ceremonias; eran como grandes templos al aire libre, donde se realizaban las ofrendas a los dioses»

Formacion de Tormentas Explicacion del origen de las lluvias

EXPLICACIÓN SOBRE LA FORMACIÓN DE LAS TORMENTAS

En los días cálidos y sofocantes del verano se producen, con frecuencia, tormentas locales. El retumbar del primer trueno es seguido por unos instantes de silencio, a los que suceden ráfagas de aire frío, sobreviniendo después la tormenta, acompañada, generalmente, por el resplandor de los relámpagos. Junto con la lluvia, puede caer también granizo.

Aunque el mal tiempo general está asociado a una depresión, por lo común las tormentas son efectos locales, con una duración aproximada de una hora; pero pueden agruparse en largas líneas, conocidas con el nombre de líneas de borrasca. Una tormenta típica aislada cubre una zona de 5 a 9 kilómetros, a diferencia de las líneas de borrasca, que pueden extenderse a lo largo de varios cientos de kilómetros.

En algunas zonas, las tormentas se producen entre los 300 y 900 metros de altura sobre el suelo, pero en otras regiones muy secas, las nubes más altas se pueden situar entre los 4 y los 8 kilómetros sobre la superficie, alcanzando en los trópicos alturas de 11 a 15 kilómetros.

En ciertas partes, las tormentas suelen iniciarse al atardecer, y se mantienen hasta bien entrada la noche, lo que es debido al calentamiento y enfriamiento diario de la superficie terrestre. En el mar, las tormentas traen consigo una lluvia abundante, cayendo, a veces, en gotas de 6 milímetros de diámetro. Tales tormentas van acompañadas, con frecuencia, de granizo, que puede alcanzar el tamaño de una pelota de golf o de tenis.

Las piedras de granizo gigantes caen sólo en los trópicos, aunque por ejemplo en la localidad de Sussex (Gran Bretaña), durante septiembre de 1958, se recogieron piedras del tamaño de una pelota de tenis, pesando la mayor 186 gramos. Durante el verano las tormentas son más frecuentes en los trópicos y en países de clima suave. Las peores se desarrollan en el centro de África, Brasil, Madagascar e Indonesia. La mayor parte del agua de lluvia que cae en estas zonas procede de las tormentas.

CÓMO SE PRODUCEN LAS TORMENTAS
Todas las tormentas se originan en condiciones casi idénticas, cuando grandes masas de aire húmedo se elevan a través de capas de aire más frío. Esto es un ejemplo de corriente de convección: el aire caliente se eleva dejando un espacio tras de sí; el aire frío, más denso, se desplaza para llenarlo.

Tales masas de aire se elevan de la misma forma que las burbujas de aire suben del fondo de un recipiente de agua hirviendo, pero, por supuesto, a escala enorme. Las tormentas se desarrollan, en general, durante el verano, cuando el aire caliente y húmedo contiene una cantidad considerable de vapor de agua.

El suelo recalentado eleva la temperatura del aire en contacto con él, y este aire caliente, que es más liviano que la capa que tiene encima, empieza a ascender. A medida que sube, se expansiona y, por lo tanto, se enfría; pero, a pesar de ello, continúa elevándose, ya que las capas que va atravesando son progresivamente más frías y más densas (esto se debe a que la temperatura decrece a medida que aumenta la distancia a la superficie de la Tierra) . Llega un momento en que el aire ascendente se ha enfriado tanto que no puede mantener toda el agua que contiene en forma de vapor, y el exceso de vapor de agua se condensa en millones de diminutas gotas acuosas, formando un cúmulo blanco y con aspecto de algodón, una nube.

A medida que se forman las gotitas de agua, se desprende calor, el cual eleva la temperatura del aire, impulsándolo todavía más hacia arriba. El calor liberado, calor latente, es del mismo tipo que el necesario para que se evapore un charco de agua. Este calor desprendido ayuda a mantener el ascenso de la columna de nubes.

Una condición indispensable para que una tormenta se desarrolle es que, con la altura, la temperatura del exterior de la columna ascendente de nubes decrezca más rápidamente que la temperatura de su interior. De esta forma, la columna se mantiene siempre más ligera que el aire que la rodea, y asciende con más y más rapidez, para formar nubes con aspecto de hongo, que más tarde producirán las tormentas conocidas como tormentas de calor.

A medida que la nube asciende, las gotas de agua se transforman en cristales de hielo, que crecen hasta alcanzar un tamaño suficiente para poder caer. Al caer, se funden, de nuevo, en gotas de lluvia, las cuales se encuentran con las corrientes de aire ascendentes. Estas violentas corrientes ascendentes pueden alcanzar velocidades de 110 kilómetros por hora, siendo más comunes las de 37 kilómetros horarios.

Tales corrientes ascendentes rompen las gotas de lluvia, y la fricción con el aire produce una carga eléctrica en ellas, de la misma forma que, al frotar con un paño un trozo de vidrio, éste queda cargado eléctricamente (electrizado). De hecho, sólo las gotas de lluvia más gruesas son lo suficientemente pesadas para forzar su camino a través de las corrientes ascendentes y alcanzar el suelo.

A ello se debe que el agua de las tormentas caiga en forma de gotas .tan gruesas. Las nubes tormentosas, llamadas nubes de cúmulonimbo, condensan cargas eléctricas, hasta que llega un momento en que no pueden retenerla por más tiempo y se descargan, bien sobre otra nube o sobre el suelo. Estas descargas producen los brillantes resplandores del rayo, característicos de las tormentas de verano.

explicacion grafica de una tormenta

La corriente ascendente de aire y vapor de agua encuentra en su camino gotitas de agua condensada y cristales de hielo que descienden. Lo fricción entre ambas provoca su carga eléctrica. La electricidad puede descargarse, bien entre la parte superior y la base de la nube, o entre la base de ¡a nube y la tierra.

El trueno es el ruido que se produce cuando la chispa cruza el espacio que hay entre dos nubes o entre la nube y la tierra. Al caer, las gotas de lluvia arrastran el aire que asciende con ellas hasta tal punto que inician una corriente de aire frío descendente, por lo que, en la misma nube tormentosa, pueden coexistir una violenta corriente ascendente junto a una fuerte corriente descendente.

La acción de ambas, como unas tijeras gigantescas, puede partir en dos un aeroplano o, en el mejor de los casos, proporcionará un vuelo muy agitado. Las corrientes descendentes se rompen en la base de la nube y giran a ambos lados sobre el suelo. Éste es el origen de las ráfagas de aire fresco que marcan el principio de la tormenta. Estas ráfagas pueden elevar masas de aire húmedo y caliente, iniciando una nueva tormenta.

De este modo, es posible que éstas pasen en olas sucesivas y se descarguen sobre la superficie terrestre. Para mantenerse, las nubes tormentosas precisan de un suministro continuo de aire cálido y húmedo, y si éste se interrumpe bruscamente (por ejemplo, cuando la tormenta atraviesa una cadena de colinas), la inmensa cantidad de gotas de agua mantenida por las violentas corrientes ascendentes, como pelotas de ping-pongsostenidas sobre un manantial, se ve obligada a precipitarse a toda velocidad hacia el suelo, en forma de chaparrón.

DISTANCIA DE LA TORMENTA
El relámpago que acompaña al trueno nos proporciona un medio sencillo de averiguar la distancia a que se encuentra la tormenta. Al mismo tiempo que las chispas luminosas saltan a la tierra o a otra nube, el sonido del trueno se produce a lo largo del camino recorrido por la chispa. Pero el sonido viaja con mayor lentitud que la luz.

Así, la luz viaja a 300.000 kilómetros por segundo, lo que, en la práctica, significa que el relámpago es visto en el mismo momento que se produce. Pero el trueno se traslada a la velocidad del sonido, es decir, a 330 metros por segundo. Por tanto, en una tormenta que se encuentre a 1 kilómetro de distancia, el sonido del trueno se escucha unos tres segundos después de verse el relámpago, a dos kilómetros del intervalo es de seis segundos, y así sucesivamente. Luego, para hallar la distancia a que se encuentra una tormenta, hay que contar los segundos que pasan entre el relámpago y el trueno, sabiendo que tres segundos representan un kilómetro.

Fuente Consultada: Revista TECNIRAMA Nª72

El Origen del Planeta Tierra

Insendios Forestales Por Desequilibrios Ecologicos

LISTA DE LOS TEMAS TRATADOS:

1-Huracanes
2-Olas de Frío
3-Tormenta de Arena
4-Incendios
5-Terremotos
6-Volcanes
7-Sequías
8-Olas de Calor
9-Inundaciones
10-Desastres Naturales

Cada año se queman unos 8 millones de hectáreas, el equivalente a la superficie de Australia, que envían a la atmósfera millones de toneladas de humo y de gases de efecto invernadero. 2005, además, pasará a la historia en Portugal como uno de los más trágicos de su historia.

El país sufre desde hace tres años una ola de incendios forestales devastadores que se llevaron por delante casi un millón de hectáreas.

La Liga de Protección de la Naturaleza en Portugal hizo público algunos datos que dan que pensar: por cada 1.000 hectáreas, hay 7 veces más fuego en Portugal que en España; 20 veces más que en Francia; 7 veces más que en Italia y 22 más que en Grecia. ¿Por qué? Los expertos afirman que tanta superficie quemada se debe, entre otras causas, a la mala distribución de los bosques y a la desintegración del mundo rural acaecido desde mediados de los años 80. La mayor parte del bosque está en manos privadas, por lo que el gobierno poco puede hacer para solucionar este problema.

Más incendios cada año

En España, 2005 también fue considerado un año negro: 11 personas perdieron la vida en un gran incendio que quemó más de 13.000 hectáreas en la provincia de Guadalajara el 19 de julio de ese año.

Otros lugares del mundo son también pasto de las llamas. Australia y California siempre están 1 en la lista de las zonas más afectadas por este fenómeno. Uno de los más dramáticos fue el del Miércoles de Ceniza de 1983, que causó 28 muertos en Australia del Sur y 47 en el estado de Victoria. En el sur de California en septiembre de 2005, como cada año, los grandes incendios forestales quemaron varios miles de hectáreas del Valle de San Fernando. La combinación de fuertes vientos, altas temperaturas y las tradicionales sequías han propiciado el avance de las llamas.

Asimismo, los incendios forestales han aumentado desde la segunda mitad del siglo XX como resultado de la emigración del campo a la ciudad, con el consiguiente abandono de las tierras de pasto.

Tormenta de arena Desastres Ecologicos en el Planeta Tierra

Catástrofes: Tormentas de Arena

La dirección del viento reinante en una región es un factor muy importante del clima. Todas las estaciones meteorológicas poseen instrumentos llamados anemómetros que registran automáticamente la fuerza y la dirección del viento.

El viento no sólo perturba los mares: también corroe la tierra. Lo mismo que transporta la espuma salada del mar lleva la arena de la orilla del mar.

En un día de viento, el de la orilla está lleno de arena, y esta arena es la lima y el papel esmeril de la Naturaleza, con los que pulimenta y alisa las rocas y los riscos de la costa. Pero este papel de lija no sólo pulimenta, sino que también desgasta.

LISTA DE LOS TEMAS TRATADOS:

1-Huracanes
2-Olas de Frío
3-Tormenta de Arena
4-Incendios
5-Terremotos
6-Volcanes
7-Sequías
8-Olas de Calor
9-Inundaciones
10-Desastres Naturales

Suelen producirse en primavera y, aunque poco conocidas, las tormentas de polvo son —en palabras del profesor Andrew Goudie, de la Universidad de Oxford— “un fenómeno que no atrae la atención debida” aunque sean capaces de transportar grandes cantidades de este material a distancias increíbles, por ejemplo desde el Sahara hasta Groenlandia y desde China hasta Europa.

Los datos que proporcionaron los científicos en el Congreso Geográfico Internacional, celebrado en 2004 en la ciudad escocesa de Glasgow hacen pensar que las tormentas de polvo se están volviendo más frecuentes en algunas partes del mundo.

También observaron que la cantidad de este material que viaja por el planeta es de 2.000 a 3.000 millones de toneladas anuales.

Los avances en la monitorización de imágenes por satélite han logrado localizarla mayor fuente de polvo: está situada en la depresión de Bodéle, en Chad. Según señaló Goudie, “el polvo terrestre es uno de los componentes que ha demostrado tener más importancia de la que se pensaba por su naturaleza migratoria”.

Cuando las partículas de polvo o arena se posan en el terreno, salinizan el suelo, transmiten enfermedades, ya que muchos agentes microbianos pueden quedar “ençanchados” en él: contaminan el aire, alteran la luminosidad de los casquetes solares. Además, son sumamente peligrosas debido a la dificultad para ver y respirar. En la península arábiga, por ejemplo, el viento Simún puede llevar tanta arena que no permite ver nada.

El polvo contra los EE.UU.

En los años 30, los vendavales de polvo que asolaron las grandes llanuras estadounidenses forzaron la emigración de millones de personas lejos de sus granjas. Tan potentes pueden llegar a ser estas tormentas que en marzo de 2003 una de ellas frenó el avance de las tropas de EE.UU. y Reino Unido en la guerra contra Iraq. En agosto de 2004, se vivió

en Bagdad la peor luego de aquella que tuvo lugar en 2003 y la ciudad, envuelta en una nube, parecía más fantasmagórica de lo habitual.

China es uno de los países que  más sufre el problema. No en vano el 18,2 por ciento de su superficie se ha desertizado ocasionando una pérdida anual de 6.680 millones de dólares. Por ese motivo, el gobierno de ese país se ha empeñado en emprender acciones que permitan frenar la tendencia.

El polvo ciega a los ojos, a veces son tan fuertes que impide ver lo que hay a nuestro alrededor.

LECTURA COMPLEMENTARIA:
El poder destructor de la arena llevada por el viento sobre las rocas: La dirección del viento reinante es un factor muy importante del clima. Todas las estaciones meteorológicas poseen instrumentos llamados anemómetros que registran automáticamente la fuerza y la dirección del viento. El viento no sólo perturba los mares: también corroe la tierra. Lo mismo que transporta la espuma salada del mar lleva la arena de la orilla del mar.

En un día de viento, el de la orilla está lleno de arena, y esta arena es la lima y el papel esmeril de la Naturaleza, con los que pulimenta y alisa las rocas y los riscos de la costa. Pero este papel de lija no sólo pulimenta, sino que también desgasta.

Los cristales de las ventanas en la costa del cabo Cod, por ejemplo, pierden su transpariencia en pocos días, y algunas veces hasta se cortan en un mes por la arena empujada por la tempestad. Postes de telégrafo en el sur de California han sido cortados por el chorro de arena de la naturaleza, y en muchos sitios llevan duras rocas el autógrafo de los vientos reinantes cargados de arena.

Por la acumulación de arena se forman también lomas de arena, o «dunas». Alrededor del Golfo de Gascuña, en Francia, hay una duna larga, que alcanza en su punta más alta una altura de más de 90 metros, y las dunas del Cabo Bojador, en la costa noroeste de Aírica, y de la isla de Cabo Verde alcanzan una altura de 119 a casi 183 metros.

Las dunas se encuentran generalmente en las orillas arenosas de mares y grandes lagos, valles arenosos y anchas planicies arenosas. Así encontramos dunas en muchos sitios en la costa del Atlántico y a lo largo de las orillas del lago Michigan. Pero no siempre termina la arena en dunas; algunas veces invade regiones fértiles y sumerge, como sucede en las Bermudas, jardines, campos y bosques. En la costa oeste de Ruropa, desde los Pirineos al Báltico, la arena llevada por el viento avanza en la tierra a razón de uno a siete metros al año, sumiendo casas y campos fértiles en su avance.

En las orillas del lago Michigan la arena ha cubierto pantanos y bosques y aun pequeñas colinas.

Las ciudades sepultadas de la antigüedad y su historia oculta: Pero no sólo se nota a lo largo de la costa del mar los efectos de la arena llevada por el viento. Las mismas cosas ocurren en los desiertos del mundo, como en el Sahara, el centro del Asia y el interior de Arabia.

En Mesopotamia y Asia Central yacen sepultadas muchas ciudades antiguas en arena llevada por el viento del desierto, tales como las celebres ciudades Nínive, Babilonia, Ur y Erech, e innumerables ciudades han sido sepultadas en la orilla oeste del Nilo, entre el Templo de Júpiter Ammón y Nubia.

Es probable que los descubrimientos principales del porvenir que den luz sobre la historia interrumpida de los pueblos orientales estén ocultos en este momento debajo de las arenas de los desiertos de Mesopotamia y Arabia.

VIDEO SOBRE UNA TORMENTA DE ARENA

Olas de calor y frio Desequilibrios Ecológicos

Olas de Carlor En el Planeta – Los Desequilibrios Ecológicos

LISTA DE LOS TEMAS TRATADOS:

1-Huracanes
2-Olas de Frío
3-Tormenta de Arena
4-Incendios
5-Terremotos
6-Volcanes
7-Sequías
8-Olas de  Calor
9-Inundaciones
10-Desastres Naturales

El verano de 2003 será recordado como uno de los más calurosos en muchos años y con dramáticas consecuencias. Toda Europa sufrió los rigores de temperaturas más altas de lo habitual y miles de personas —la mayoría ancianos y niños— con patologías respiratorias y coronarías fallecieron a consecuencia del calor.

Las cifras que se barajaron oscilaron entre los casi 23.000 fallecidos de la ONU, a los más de 35.000 de la EPI —Earth Policy Institute—.

“En algunas partes de Europa Central, los termómetros registraron temperaturas de 10 a 12 grados por encima de lo normal”, afirma Antonio Mestre, jefe del Servicio de Aplicaciones Meteorológicas del Instituto Nacional de Meteorología de España.

La Cumbre del Clima, celebrada en Buenos Aires en diciembre de 2004, subrayó que ese año pasaría a la historia como el cuarto más cálido desde 1861. Pero las perspectivas son aún peores: la Organización Mundial de la Salud ha estimado “muy probable un sustancial aumento en la frecuencia de las olas de calor en toda Europa”.

Los científicos, muy preocupados con el cambio climático provocado por el hombre, trabajan en modelos para estudiar el futuro del clima. Así, un grupo de investigadores estadounidenses ha realizado un simulacro por computadora para estudiar el comportamiento del clima en los próximos l00años y llegó a la conclusión de que se sufrirán episodios de calor y de lluvias extremas más intensas que las actuales.

Cada vez más calor

Otro grupo del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica de EE.UU. ha comparado las olas de calor entre 1961 y 1990 con los modelos climáticos previstos entre 2080 y2099 para determinar cómo los gases de efecto invernadero y los aerosoles de sulfato pueden afectar al clima futuro en Europa y Estados Unidos. Chicago y París fueron las ciudades de referencia. En la primera, donde en la actualidad las olas de calor duran entre 5,39 y 8,85 días, se incrementarán entre 8,5 y 9,24.

Los parisinos, por su parte, de 8,33 a 12,69 pasarán en el futuro a tener entre 11,39 y 17,04 días de calor al año. Los expertos de la NASA afirmaron que 2005 fue el más caluroso de todos, siguiendo la tendencia de incremento de temperaturas que se inició hace 25 años. Así que, preparen los ventiladores.

Desde los años 90, más calor. Los especialistas coinciden que en los próximos años aumentará el número de las olas de calor que afectarán especialmente a Europa durante más tiempo.

Terremotos en el Mundo en el Planeta Tierra

Terremotos En el Planeta – Los Desequilibrios Ecológicos

De las fracturas que existen en la masa terrestre, hay una que corre a lo largo de mil kilómetros paralela al océano Pacífico, cerca del estado de California, Estados Unidos: la falla de San Andrés. Estas fallas hacen que dos placas choquen y acumulen energía en forma de tensión y temperatura.

Cuando el proceso supera el límite de acumulación, la energía se libera, estalla violentamente y la tierra tiembla, se divide. En la zona de la falla de San Andrés, exactamente en la ciudad de San Francisco se produjo, hacia 1906, un terremoto de 8,3 puntos en la escala Richter. Allí, la tierra parece amontonarse hasta explotar.

También convergen las leyendas de pueblos antiguos y los terremotos que se corroboran en el Libro de las Profecías de Nostradamus a través del cual, por medio de interpretaciones de videntes modernos, se han delimitado las zonas de la tierra susceptibles de temblar. La costa sudoeste de los Estados Unidos está en rojo peligro. Allí las observaciones científicas coinciden en anunciar la inminencia de casi el peor terremoto de la historia que se prevé para finales del siglo XX.

menu

LISTA DE LOS TEMAS TRATADOS:

1-Huracanes
2-Olas de Frío
3-Tormenta de Arena
4-Incendios
5-Terremotos
6-Volcanes
7-Sequías
8-Olas de  Calor
9-Inundaciones
10-Desastres Naturales

TERREMOTOS: Es un evento físico causado por la liberación repentina de energía, debido a una dislocación o un desplazamiento en la estructura interna de la Tierra», es la definición que los geofísicos y geólogos utilizan para referirse a los terremotos. Pero esta aséptica frase se vuelve absolutamente insuficiente para describir la angustiante sensación que asaltó a los residentes de la ciudad de San Francisco en abril de 1906.

En esa fecha, se desató un movimiento sísmico que alcanzó el punto 8,3 en la escala de Richter. Con una fuerza desencadenada equivalente a una explosión atómica, sus apenas 5 segundos de duración le alcanzaron para matar instantáneamente a 1.000 personas e iniciar miles de incendios que dejaron la ciudad reducida a cenizas, en lo que se recuerda como la primera gran catástrofe del siglo.

Algo similar les ocurrió, décadas más tarde, a los habitantes de la Armenia soviética, cuando -en 1988- un sismo dejó un saldo de 25.000 muertos. O a los iraníes en 1990 con sus 30.000 muertos y a los pobladores de la provincia de Tangshan, en China, cuando en 1976, fallecieron 800.000 personas producto de uno de los peores movimientos sísmicos registrados en la historia del hombre. Y todas estas pocas cifras de la angustia no son más que un botín de muestra.

Al menos eso se desprende de un trabajo publicado -hace ya una década- por la prestigiosa revista «Scientific American«. Allí se estimaba que, en los últimos 500 años de historia humana, más de 3,5 millones de personas han perecido como consecuencia de los sorpresivos temblores convulsivos de la Tierra en que vivimos.

FALLAS Y TERREMOTOS
Prácticamente todas las zonas del planeta adonde la muerte llegó brutalmente en forma de terremoto, tienen algo en común: están ubicadas sobre regiones que los geólogos denominan «fallas». Por ejemplo la populosa ciudad de San Francisco, con su casi 1.000.000 de habitantes, está ubicada sobre uno de los sistemas más tristemente famosos del mundo: la falla de San Andrés, que corre a lo largo de unos mil kilómetros, paralela al océano Pacífico, cercana a la costa del estado de California. También Armenia está ubicada sobre una zona de fallas, lo mismo que Egipto, la frontera norte de la India y parte de China meridional.

A esta altura sería bueno preguntarse: ¿qué es una falla en la Tierra?. Los especialistas suelen definirlas como «una línea de fractura de la tierra, a lo largo de la cual se producen desplazamientos relativos». Pero esta definición técnica no nos aporta demasiado. Para entender realmente qué es una falla y por qué es el punto donde el suelo en que nos    paramos deja de ser firme, es necesario ir muy profundo, más precisamente hacia el interior de nuestro Planeta.

FLOTANDO SOBRE UNA ISLA
A mediados de la década del ’60 una serie de observaciones realizadas sobre rocas sedimentarias extraídas del fondo del océano Atlántico llevaron a varios grupos de científicos a proponer la verdadera piedra basal del actual modelo geológico que explica la estructura morfológica de la corteza terrestre.

La historia comenzó hacia 1964. En ese año varias revistas especializadas publicaron artículos en los que equipos de diversas expediciones oceanógraficas, comentaban resultados similares. Las conclusiones eran extrañas. De acuerdo a la interpretación compartida, el fondo del mar parecía estar en perpetuo movimiento. En otras palabras, a juzgar por las pruebas, los continentes de África y América del Sur estaban alejándose uno de otro.

De manera lenta, eso sí –a razón de no más de entre 1 y 5 centímetros por año– pero constante. Este hecho necesitaba imperiosamente una explicación y para hacerlo surgió la famosa Teoría de la Tectónica de Placas que, en definitiva, también sirvió para explicar por qué distintos puntos de la superficie de la Tierra se sacuden violentamente unas 150 veces cada año y por qué hay hasta 100.000 movimientos débiles -solo perceptibles por los aparatos , sismógrafos más sensibles- cada 365 días.

ISLAS CHOCADORAS
De acuerdo a la teoría de la tectónica de placas, la corteza terrestre está dividida en una docena de grandes «mosaicos» que flotan sobre el manto, un especie de enorme océano formado por rocas fundidas. Estas «islas» que soportan a los mares y continentes, tienen un ancho de decenas de miles de kilómetros y una profundidad estimada de entre 50 y 200 kilómetros. Las «islas» o placas derivan -muy lentamente- sobre el manto de rocas fundidas. Cuando dos placas «chocan», sus diferentes movimientos relativos hacen que una se «monte» sobre la otra.

En este proceso de fricción se genera un esfuerzo y una energía que se acumula tanto en forma de tensión como en temperatura. Ambas se expresan deformando y fundiendo las masas rocosas a profundidades de entre 10 y 20 kilómetros bajo nuestros pies. Cuando el proceso de empuje, deslizamiento y aumento de las temperaturas supera un cierto límite de acumulación, la energía se libera y estalla de manera violenta. Entonces las tensiones se transmiten en forma de ondas hasta la superficie y una vez allí provocan los terremotos.

Con esta teoría también se explica la salida de las enormes temperaturas que -en forma de lava y rocas fundidas- encuentran su camino hacia la superficie a través de las explosiones volcánicas, muchas veces asociadas a los sismos tanto en lugar como en tiempo.

En el caso de la inestable California, la falla de San Andrés constituye la frontera noroeste entre la placa del Pacífico y la placa Americana. Ambas tienen una velocidad de desplazamiento relativo de 0,5 centímetros por año, aunque en algunos lugares el movimiento puede llegar a ser de hasta 5 centímetros en apenas 365 días.

Justo bajo el magnífico puente Golden Gate y sus aledaños, la placa del Pacífico se desplaza hacia el noroeste, en dirección a Japón. Pero en ese mismo sitio, gira la placa norteamericana, disputándole su lugar. Resultado: a cortos intervalos de tiempo California se sacude con sismos de baja escala. Sin embargo la mayoría de los sismólogos coincide en que todos estos movimientos pequeños son manifestaciones que están prea-nunciando algo mayor.

LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN
En agosto de 1992, un terremoto en Egipto provocó 4.500 muertos, 4.000 heridos y grandes daños materiales. Este terremoto puede parecerle a un lego algo tremendo. Sin embargo, para los especialistas no fue un evento importante. Con una magnitud de apenas 5,9 en la escala de Richter está técnicamente considerado como un movimiento de moderada magnitud. ¿Por qué entonces un sismo pequeño causa semejantes estragos?.

Según los expertos, la respuesta hay que buscarla en la ausencia de medidas preventivas. Una manera fácil y barata de evitar víctimas y daños, es obligar a arquitectos e ingenieros a respetar las normas constructivas «antisísmicas» que contemplan este tipo de eventos y que reducen drásticamente sus consecuencias.

Exactamente eso es lo que están haciendo los profesionales de Japón, una nación acostumbrada a sufrir sismos con frecuencia. Además de las normas tradicionales (grandes bases y poca altura edilicia) los ingenieros japoneses han diseñado un revolucionario sistema de contrapesos basculantes para tratar de evitar los daños.

En la terraza de las oficinas del Edificio Kyobashi, piso 11, se instaló un peso de 5 toneladas sobre dos rieles. Esta masa está conectada a dos brazos hidráulicos manejados por una computadora. De esta manera si un sismo sacude la tierra, diversos sensores enterrados en las paredes del edificio miden  las vibraciones,  la computadora las analiza y hace mover el contrapeso de manera tal de contrarrestar las ondas del suelo.

detector de terremotos antiguos de origen chino

Este ingenioso  aparato fue construido por el astrónomo chino Chang Heng en el siglo II, el primer científico que intentó detectar terremotos a distancia. Hoy, en las zonas de alto riesgo como Japón, se vigilan constantemente los movimientos de la tierra con instrumentos de  gran sensibilidad que trazan gráficos  de las ondas sísmicas.


Chile, 1960: mueren 2.000 personas y 2.000.000 pierden su hogar en el mayor terremoto de todos los tiempos, de 9, 5 grados en la escala Ritcher. Los ríos cambiaron su curso; nacieron nuevos lagos, se movieron las montañas y la geografía se modificó.

Luego, un tsunami arrasó lo poco que  quedaba en pie. Menos fuerte, pero muy dramático fue el de Paquistán, de 7,6 grados, en octubre pasado, que, aunque casi pasó inadvertido ante la ola de huracanes que azotó la costa del Atlántico, dejó un saldo de 40.000 muertes y más de 2,5 millones de personas afectadas.

Robert Yeats, geólogo de la Universidad de Oregón, señaló al respecto que el choque constante entre la placa Indica y la Euroasiática hace que este país asiático sea el más perjudicado.

El terremoto se originó a tan sólo 10 kilómetros de profundidad y la sacudida provocó derrumbamientos masivos que enterraron pueblos enteros situados en las laderas de las montañas. En este punto vale la pena aclarar que los temblores de tierra son habituales. La mayoría no son destructivos y sólo unos pocos son percibidos por la población.

Tsunamis en cadena:

Uno de los sucesos que más fresco está en la memoria fue el tsunami del 26 de diciembre de 2004.

Un terremoto a 4.000 metros de profundidad en el océano Índico, a unos 260 kilómetros al oeste de la costa de Aceh, Indonesia, que llegaría a los 9 grados de la escala Richter, ocasionó una cadena de tsunamis que borraron literalmente del mapa islas, playas y poblaciones, que quedaron sumergidas en una densa capa de lodo y agua. Murieron cerca de 300.000 personas.

La onda expansiva de las olas afectó a Indonesia, Tailandia, Sri Lanka, India, Bangladesh, Birmania, Malasia, Islas Maldivas, Somalia, Kenia, Tanzania y las Islas Seychelles.

La cadena de olas se desplazó a más de 500 km/h y tardó sólo 6 horas en llegar al continente africano, a más de 5.000 Km. de distancia. Foto: Indonesia: Momento en que la ola llega a la costanera, la población fue tomada por sorpresa.

QUE HACER ANTE UN TERREMOTO

Antes del terremoto

Se debe tener preparado botiquín de primeros auxilios, linternas, radio con pilas, algunas provisiones en un sitio conocido por todas las personas.

Se debe saber cómo desconectar la luz, e agua y el suministro de gas.

Hay que prever un plan de evacuación en caso de emergencia y asegurar el reagrupamiento de las personas en un lugar seguro.

Confeccionar un directorio telefónico para que en caso de una necesidad, se pueda llamar a las autoridades civiles que ayuden en casos de emergencia: bomberos, defensa civil, policía.

Al máximo se debe evitar colocar objetos pesados encima de muebles altos. Se deben asegurar al suelo.

A las paredes deben estar bien fijas muebles como armarios, estanterías, etc. Se debe sujetar aquellos objetos que pueden provocar daños al caerse, como cuadros, espejos, lámparas, productos tóxicos o inflamables, entre otros.

La estructura de la vivienda, del colegio, o del lugar de trabajo se debe revisar y sobre todo, asegurarse de que las chimeneas, los aleros, los revestimientos, balcones y demás, tengan una buena fijación a los elementos estructurales. Si es necesario, hay que consultar a una persona especializada en la construcción.

Durante el terremoto
Si el terremoto no es fuerte, hay que estar tranquilos, pues acabará pronto,
Si el terremoto es fuerte,
hay que mantener la calma y transmitirla a las demás personas. Se debe agudizar la atención para evitar riesgos y recordar las siguientes instrucciones:
Si se está dentro de un edificio, hay que quedarse dentro; si se está fuerza, se debe permanecer fuera. El entrar o salir de los edificios, solo puede causar accidentes.

Dentro de un edificio se debe buscar las estructuras fuertes: bajo una mesa o una cama, bajo el dintel de una puerta, junto a un pilar, pared maestra o en un rincón y proteger la cabeza.

No utilizar el ascensor y nunca huir en forma precipitada hacia la salida.

Apagar todo fuego. No utilizar ningún tipo de llama (cerilla, encendedor, vela, etc.) durante o inmediatamente después del temblor.

Si se está fuera de un edificio, hay que alejarse de cables eléctricos, cornisas, cristales, pretiles, etc.

No hay que acercarse ni entrar en los edificios para evitar ser alcanzado por la caída de objetos peligrosos (cristales, cornisas, …). Se debe ir hacia lugares abiertos, sin correr y teniendo cuidado con el tráfico.
Si se está en un automóvil, cuando ocurra el temblor se debe parar donde le permita permanecer dentro del mismo, retirado de puentes y tajos.

Después del terremoto
Hay que guardar la calma y hacer que las demás personas la guarden. Se deben impedir situaciones de pánico. Comprobar si alguna persona está herida. Prestar los primeros auxilios. Las personas heridas graves, no deben moverse, salvo que tengan conocimiento de cómo hacerlo; en caso de empeoramiento de la situación (fuego, derrumbamientos, etc.) mover a esa persona con precaución.

Se debe comprobare! estado de los conductos de agua, gas y electricidad. Hacerlo en forma visual y por el olor, nunca se debe poner en funcionamiento algún aparato. Ante cualquier anomalía o duda, cerrar las llaves de paso generales y comunicarlos al personal técnico.

No se debe utilizar e teléfono, Hacerlo sólo en caso de extrema urgencia. Conectar la radio para recibir información o instrucciones de autoridades.

Tener precaución al abrir armarios, algunos objetos pueden caer al quedaren posición inestable.

Utilizar botas o zapatos de suela gruesa para protegerse de objetos punzantes o cortantes.

No retirar de inmediato los desperdicios, excepto si hay vidrio rotos o botellas con sustancias tóxicas o inflamables.

Apagar cualquier incendio; si no se puede dominarlo contactar de inmediato a los bomberos.

Después de una sacudida muy violenta se debe salir en forma ordenada y paulatinamente del lugar que se ocupe, sobre todo si éste tiene daños.

Hay que alejarse de las construcciones dañadas. Se debe ir hacia zonas abiertas.

Después de un terremoto fuerte siguen otros pequeños, réplicas que pueden ser causa de destrozos adicionales, en especial, de construcciones dañadas. Se debe permanecer alejado de éstas.

Si fuera urgente entrar en edificios dañados hacerlo de manera rápida y no permanecer dentro. En construcciones con daños graves no entrar hasta que sea autorizado.

Tener cuidado al utilizar agua de la red ya que puede estar contaminada. Consumir agua embotellada o hervida.
Si el epicentro de un gran terremoto es marino puede producirse un maremoto. Esto puede ser importante en las zonas cercanas al mar Por ello hay que permanecer alejados de la playa.

VIDEO SOBRE LAS CONSECUENCIAS DE UN TERREMOTO

Ver: Terremotos Históricos

Olas de frio y de calor Catastrofes en el planeta tierra Huracanes

Olas de frío y de calor Catástrofes en el Planeta

La atmósfera, que es caprichosa, nos ofrece en algunas ocasiones muestras de su poder. Una de ellas son las olas de frío polar en lugares donde no es habitual que bajen tanto las temperaturas. Un ejemplo son los 32 grados bajo cero que hubo en Estany Genio, Lérida, España, el 2 de febrero de 1956.

Las olas de frío se producen, según la Organización Meteorológica Mundial, por un fuerte enfriamiento motivado por la invasión de una masa de aire frío.

“En diversos lugares, especialmente de Europa, con temperaturas cálidas como las actuales debería haber menos inviernos con olas de frío de tanta intensidad, pero las heladas se siguen produciendo.

Esto se puede explicar porque el incremento actual de las temperaturas —el famoso cambio climático— está acompañado de una tendencia a una mayor variabilidad climática, mayores oscilaciones y picos de temperaturas extremas. Esta teoría se justifica porque es cierto que habrá temperaturas medias más altas que se compensarán con una mayor variabilidad y oscilación de las temperaturas

 El alcohol hizo estragos

Uno de episodios más fríos de que se tiene constancia sucedieron en la Navidad de 1996 en Moscú, donde se alcanzaron los 30 grados bajo cero y que ocasionaron el fallecimiento de 400 personas, muchas de ellas a consecuencia del alcohol que bebían para contrarrestar el frío. Dos años antes, una ola gélida llegó a Estados Unidos. Se registraron temperaturas de 31,7 grados bajo cero, en Akron (Ohio); -37 °C en New Whiteland (Indiana) y —33°C en Concord (New Hampshire).

Sólo existe una zona libre de estos fenómenos, el cinturón intertropical, porque incluso en las zonas subtropicales del sur estadounidense pueden verse afectadas por episodios de frío que terminan con las cosechas en el norte de Florida. 

Los agricultores calcularon que con la ola de frío de 2004 han perdido unos 1.200 millones de dólares. En algunas zonas de Andalucía y Valencia se malograron el ciento por ciento de las cosechas.  En el año 2001, una ola de frío lleqó a Europa Central y afectó incluso a países donde el frío es normal.

El Origen del Planeta Tierra

Huracanes en el Mundo ¿Porque se producen? Concepto

¿POR QUE SE PRODUCEN LOS HURACANES?

Catástrofes Por Los Desequilibrios Ecológicos

LISTA DE LOS TEMAS TRATADOS:

1-Huracanes
2-Olas de Frío
3-Tormenta de Arena
4-Incendios
5-Terremotos
6-Volcanes
7-Sequías
8-Olas de Calor
9-Inundaciones
10-Desastres Naturales

CONCEPTO: Los huracanes son como un gran tubo vertical de aire muy veloz que gira alrededor de un centro de baja presión, conocido como el Ojo del Huracán. Este centro se desarrolla cuando el aire cálido y saturado de las zonas de calmas ecuatoriales se eleva empujado por aire frío más denso.En el borde externo de ese «tubo» la presión atmosférica es muy alta, y cae muy rápidamente hacia el ojo, y la velocidad del aire se incrementa.

Los vientos alcanzan una fuerza máxima cerca de los puntos de baja presión (0,85 atmósferas). El diámetro del área cubierta por vientos destructivos puede superar los 250 km. Los vientos menos fuertes cubren zonas con un diámetro medio de 500 km. La escala de fuerza de un huracán se evalúa con un índice entre 1 y 5. El más suave, con categoría 1, tiene vientos de cuando menos 120 km/h. Los vientos del más fuerte (y menos común), con categoría 5, superan los 250 km/h. En el interior del ojo del huracán, que tiene un diámetro medio de 24 km, los vientos se paran y las nubes se elevan, aunque el mar permanece muy agitado.

DESCRIPCIÓN: Para describir la fuerza del viento se usa la llamada escala de Beaufort. Ideada por el almirante Beaufort en la época de los barcos de vela, ha sido modificada para adecuarla a las condiciones modernas. Consiste en un disco graduado de 0 a 12. El 0 indica absoluta calma; el 12, huracán. A pesar de que las lluvias y vientos más fuertes ocurren principalmente en los trópicos, de vez en cuando asistimos a la furia de tormentas repentinas aun en zonas templadas.

Los huracanes se originan por la entrada violenta de una masa de aire frío en un área de aire húmedo y caliente: se produce un gran movimiento en forma de remolinos, que abarca varios cientos de kilómetros. Los huracanes, que a menudo cruzan los océanos a enorme velocidad, son causa de muchos naufragios y perjuicios para la navegación.

Los tornados ocurren sobre la superficie terrestre y suelen ser aún más terribles que los huracanes. Tienen lugar por el encuentro de masas de aire húmedo y caliente con masas de aire frío y seco; el frío desciende y el cálido se eleva, formando así la espiral. Ésta corre a velocidades de varios cientos de kilómetros por hora, destruyendo a su paso sembrados, casas, toda clase de construcciones, y aun arrastrando animales a distancias bastante considerables.

Las diferencias de temperatura hacen que varíe la presión atmosférica y, como
consecuencia del movimiento del aire, nacen los vientos.

Si el globo estuviera inmóvil, el aire calentado en los trópicos se elevaría para ser reemplazado por el aire más denso de las altas latitudes. El aire caliente ascendería entonces a las capas superiores de la atmósfera para ir hacia los polos, donde descendería para reemplazar al aire que se mueve, a lo largo de la superficie terrestre, hacia los trópicos.

Pero a causa de la rotación de la Tierra, los vientos se desvían hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia la izquierda en el hemisferio sur. De tal modo, en lugar de que los vientos del norte y del sur soplen directamente hacia el ecuador, tenemos vientos del N.E. y del S.E., conocidos como vientos alisios, que tratan de llenar un centro de baja presión a ambos lados del ecuador.

La corriente que retorna hacia los polos se encuentra con una fuerza centrífuga que resulta del movimiento de la Tierra, fuerza que tiende a hacerla retroceder. Entre los 0 o y 40° N. y S., la masa de aire pierde su impulso y así se produce una zona de calmas.

El aire que desciende se desplaza hacia el ecuador para reforzar a los alisios, y también hacia los polos. En cada caso, desviado por la rotación terrestre forma los vientos del oeste.

El movimiento de las corrientes de aire está influido también por la distribución de tierras y mares. Las masas más uniformes de aire se encuentran en zonas relativamente distintas, por ejemplo, la vasta masa de aire frío que se asienta sobre Siberia en invierno, y la masa de aire cálido que se extiende sobre el Atlántico Norte durante todo el año.

A raíz de que el mar tarda más que las tierras en enfriarse o calentarse, se producen vientos característicos de determinadas zonas o regiones, los cuales soplan hacia los continentes en verano y hacia el mar en invierno. Estos vientos periódicos que disponen su dirección de acuerdo con la época del año, se denominan «monzones». Dicha voz proviene de otra árabe que significa «estación». Se producen particularmente en el sur de Asia.

En la India, los monzones están acompañados por tiempo fresco y seco entre los meses de diciembre y febrero; por tiempo cálido y húmedo, entre marzo y mayo. Pero hacia fines de mayo, la India se convierte en una vasta área de baja presión, en tanto que hacia junio, los alisios del sudeste son llevados a través del ecuador y soplan contra los Gates occidentales y los países adyacentes al golfo de Bengala. El arribo del monzón de verano, que trae lluvias —pues ha recogido mucha humedad en su paso por el océano— puede calcularse de antemano con toda exactitud. Su fuerza es de importancia vital para decenas de millones de personas, pues de una lluvia abundante dependen las cosechas que las salvarán del hambre.

EL KATRINA:

Los huracanes de 2005 puede pasar a la historia como la peor temporada de huracanes desde 1933. En un sólo mes, los Katrina, Ophelia, Stan y Wilma —el más peligroso de la historia— asolaron el sur de Estados Unidos y parte de América Central con vientos de hasta 280 kmlh, dejando una huella de destrucción, muertos y millones de damnificados.

De hecho, una investigación en la revista Science confirmó que el número de tormentas tropicales de categoría 4 y 5 se ha duplicado en los últimos 35 años.

¿Está sucediendo algo anormal para que se formen tantos huracanes? Un trabajo de Kerry Emanuel, del Departamento de Ciencias Planetarias Atmosféricas  y Terrestres, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, EE.UU., vincula el aumento de la intensidad de los huracanes al aumento de la temperatura de los océanos.

Si bien es cierto que una de las condiciones de este fenómeno es que el agua superficial del mar esté entre 26,5 y 27 °C, además deben darse otras circunstancias: se debe producir una gran humedad a consecuencia de la evaporación del agua del mar y un viento que haga ascender el aire en forma de espiral, lo que se conoce como ojo del huracán. “Es muy importante, además, que esas nubes tormentosas no las rompa el viento en niveles altos, porque se quebraría su dinámica”, explica el especialista español Ángel Rivera.

No se ponen de acuerdo

Como las condiciones que necesita una tormenta de este tipo para progresar son muchas, existe diversidad de opiniones en cuanto a si el calentamiento global es el culpable del mayor número de episodios. Hay quienes creen que el aumento de la fuerza de los huracanes y de su número forma parte de un ciclo natural de 25 6 30 años en el que estamos ahora. Más cauto se muestra Angel Rivera al decir que “da la impresión de que se están uniendo varias cuestiones.

Por un lado, un ciclo natural de producción de huracanes y, por otro, que las aguas estan un poco más cálidas. ¿Por qué? La respuesta inmediata es que esto último se debe al cambio climático, porque está oficial y científicamente admitido que las temperaturas están aumentando debido a la acción del ser humano. Lo que es muy difícil es unir un fenómeno concreto a este problema. Creo que después de esta temporada de huracanes, los estudios se van a revisar”.

El Katrina devastó el país más rico del planeta Llegó con vientos de 250 km/h al estado de Nueva Orleans donde el 80 por ciento de los habitantes abandonó sus hogares. Las lluvias que acompañan el huracán rompieron los diques de una ciudad que se halla baio el nivel del mar.

LOS HURACANES

esquema de un huracan

Los huracanes y los tifones son ciclones tropicales con vientos persistentes de por lo menos 120 km/hora. La principal fuente de energía de un huracán es el calor latente liberado cuando el vapor de agua condensa. Por eso se forman sobre los océanos tropicales, donde la temperatura del agua es de al menos unos 27 °C y el aire es lo suficientemente cálido y húmedo. Una vez formada la tormenta, tiende a intensificarse si pasa por aguas más cálidas o se debilita si pasa por aguas más frías.

Su estructura se caracteriza por un patrón circular de nubes de tormenta y lluvias torrenciales, acompañadas por vientos con velocidades de 160 a 300 km/h en un radio de 10 a 100 km desde el centro de la tormenta. La intensidad de los vientos va disminuyendo a medida que se incrementa la distancia al centro.
El sistema de nubes de un gran ciclón tropical puede llegar a un diámetro de unos 3.200 km. En el centro de la tormenta, hay una zona circular libre de nubes (porque el aire desciende) llamada «ojo del huracán» que puede tener un diámetro entre 10 y 100 km. En el ojo, la presión alcanza su valor mínimo. Una vez que ha pasado el ojo, vuelven los vientos (auque ahora en dirección opuesta) y las lluvias.

Los huracanes (y tifones) se producen en verano y otoño del hemisferio norte, principalmente entre julio y octubre. Actualmente, gracias a los satélites, se puede monitorear la formación de tormentas tropicales y su desplazamiento. Una tormenta se convierte en huracán cuando los vientos alcanzan 75 km/hora. Desde 1950 se comenzó a asignar nombres a las tormentas tropicales y huracanes/tifones para evitar confusiones cuando se monitorean varias tormentas a la vez.

ALGO MAS…
Lo que el viento se llevó
Uno de los mayores peligros climáticos para los habitantes del trópico es el ciclón tropical: una tormenta giratoria de unos 800 kilómetros de diámetro con un característico ojo libre de turbulencias en su centro -de unos 16 a 40 km de diámetro- alrededor del que soplan vientos de extrema violencia.

En el Atlántico se llaman huracanes, en el Pacífico norte, tifones; en Filipinas baguios y en el océano Indico y la zona australiana, ciclones. En las costas atlánticas se les asigna un nombre de persona a cada uno: se comienza por la letra A -es recordado el huracán Andrés y su devastador paso por Miami- y se continúa hasta la Z.

El proceso de formación de estos fenómenos es en realidad un proceso de transformación: una tormenta normal deviene huracán devastador. Los meteorólogos no están de acuerdo con las causas y sólo pueden esbozar una teoría de lo que creen que sucede. Muchos aseguran que uno de los lugares donde se originan es el llamado doldrams o zona de calmas ecuatoriales.

El término zona calam es, sin embargo, engañoso: es allí donde de vez en cuando se producen tormentas con fuertes vientos que, si se desplazan hacia el polo hasta encontrarse con los vientos alisios, pueden convertirse en el núcleo de un huracán. La causa de esta desmesura podría ser un período de intenso calentamiento de la superficie del océano, cuya temperatura puede llegar a superar los 27 grados centígrados; también puede achacarse a la acción de bombeo ejercida por los vientos de altura bajo los cuales pasa la tormenta.

Sea cual fuera la causa, lo cierto es que los vientos se vuelven sobre sí mismos y comienzan el ciclo giratorio característico del fenómeno. Cada año se originan sólo en el Atlántico más de 100 perturbaciones con este potencial pero unas seis únicamente llegan a transformarse en huracanes.

El movimiento y desarrollo de los ciclones se vigila por radares, satélites y boyas meteorológicas e incluso algunos pilotos se atrevieron a ingresar con sus aviones enel ojo del huracán para medir la velocidad del viento y la presión del aire. Así y todo, predecirlos sigue siendo una tarea ardua.

La energía que impulsa y mantiene el huracán procede del calentamiento del mar: el sol evapora el agua y el vapor asciende y se condensa formando nubes de tormenta. Al condensarse, el vapor desprende una enorme cantidad de energía que empuja los vientos. Hubo intentos, no todos satisfactorios, de controlar el poderío de este fenómeno a través de la utilización de productos químicos. Evaluando las malas y las buenas ex-periencias, los científicos debaten aún la seguridad de estos procedimientos.

Al disminuir la velocidad del huracán, la rotación se divide entre las tormentas que lo componen y pueden producirse tornados. En 1967, el huracán Beulah engendró 141 tornados después de llegar a las costas norteamericanas.

Los tornados no suelen superar unos cuantos cientos de metros de diámetro y por lo general no duran más que unos pocos minutos. Un tornado es un vórtice en forma de embudo que desciende desde la base de una nube espesa de tormenta hasta tocar el suelo. Las trombas marinas, por su parte, son tornados que se forman en el agua pero la escasa fricción superficial de ésta hace que el vórtice se forme con más facilidad sobre el agua que sobre tierra firme.

Tanto uno como otro se desencadena cuando el aire asciende en remolino, por lo general bajo la influencia de otros movimientos de aire dentro de la misma tormenta.

En el mundo, cada año mueren entre 300 y 400 personas por causa de los tornados.

esquema formacion de huracanes

DESARROLLO DE UNA DEPRESIÓN:Las depresiones turbulentas son el origen de vientos y lluvias. En este esquema se resumen los acontecimientos que originan este fenómeno. 1. Cirros, nubes que anuncian una depresión. 2. Formación de altostratos: el frente cálido avanza. 3. Las nubes del frente cálido originan lluvias. 4. Breve calma entre los dos frentes de tormenta. 5. El paso del frente frío, con densos nubarrones. 6. Cúmulos: las tormentas más violentas antes de la calma.

Fuente Consultada: Enciclopedia Popular Magazine N°22 Año 2 Los Desastres Naturales

 

Sequias en el mundo Catastrofes en el Planeta Tierra

Las Sequías En el Planeta – Los Desequilibrios Ecológicos

menu

LISTA DE LOS TEMAS TRATADOS:

1-Huracanes
2-Olas de Frío
3-Tormenta de Arena
4-Incendios
5-Terremotos
6-Volcanes
7-Sequías
8-Olas de Calor
9-Inundaciones
10-Desastres Naturales

Una de las principales causas de pobreza en el mundo, que está empujando a 135 millones de personas a emigrar de sus países, según un informe de la ONU, es la sequía. En la actualidad, Burkina Faso, Níger, Mali y Mauritania son las cuatro naciones sobre las que se cierne especialmente.

En Níger, según las últimas estimaciones de la Cruz Roja Internacional, están en peligro entre 2.500.000 y 3.000.000 de personas; 2.200.000, en Mali; 800.000, en Mauritania y 500.000, en Burkina Faso.

En total, ante la persistente falta de lluvias, al sur de África entre 10 y 12 millones de personas se enfrentan a una grave escasez de alimentos.

hambre en el mundo

Un fenómeno devastador que destruye paulatinamente

La sequía es un fenómeno devastador que, a diferencia de otros desastres, destruye una región de forma paulatina asentándose en ella y afectándola durante largo tiempo. Es, en realidad, un componente normal del clima que acaece casi todos los años en alguna parte del mundo.

“En general, se dice que se trata de un período prolongado de precipitaciones insuficientes en relación con el promedio de varios años en una región”, afirman los especialistas de la Cruz Roja Internacional.

Y agregan: “la carencia de lluvias da lugar a que no haya un caudal suficiente de agua para las plantas, los animales y la población. La sequía provoca otros desastres: inseguridad alimentaria, hambruna, desnutrición, epidemias y desplazamientos de poblaciones de una zona a otra.

En la foto: la desnutrición infantil es consecuencia directa de las sequias.

desnutrucion infantil

Tiene que llover

Durante una sequía desaparece la vegetación y se pierden las cosechas lo que afecta a animales y personas, como la hambruna que asoló Etiopía a mediados de los años 80 y que mató a. un millón de personas.

Según la zona del mundo, la sequía tiene distintos significados, porque, entre otras cuestiones, depende de la demanda de agua que haya. No obstante, lo que está claro es que este desastre no es sólo algo físico, ya que no está en función únicamente de cuánto llueve, sino de cuánta agua es necesaria para cubrir las necesidades básicas.

Las caras de la sequía Ausencia de lluvias y cultivos extensivos fueron los culpables de que, por ejemplo, el mar de Aral sólo tenga el 30 por ciento del volumen de 1960. Izquierda, una imagen de la desnutrición, consecuencia directa de una sequía.

El Mar Aral tiene un volumen de agua de 30% menos de volumen que en 1960,
consecuencia de la falta de lluvias

El Origen del Planeta Tierra

Catastrofes Naturales Inundaciones Sequias Olas de Frio y Calor

Catástrofes Por Los Desequilibrios Ecológicos

menu

LISTA DE LOS TEMAS TRATADOS:

1-Huracanes
2-Olas de Frío
3-Tormenta de Arena
4-Incendios
5-Terremotos
6-Volcanes
7-Sequías
8-Olas de Calor
9-Inundaciones
10-Desastres Naturales

El agua es decisiva. Si hay poca, la vida y la tierra se mueren. Si hay demasiada, el efecto sobre ellas es devastador. Y esto es lo que sucede en algunas partes del mundo donde las inundaciones no dan tregua.

La peor fue la de 1931, cuando el río Amarillo, en China, mató a cerca de 4.000.000 personas. Mucho más cercanas en el tiempo fueron las riadas de Europa Central en 2002, que costaron la vida a más de 100 personas y causaron daños por valor de 1.280 millones de dólares.

En España, son bastante corrientes en Cataluña, Valencia y Baleares. La de Biescas, Huesca, en agosto de 1996, es una de las más recordadas. Hubo 87 muertos y 183 heridos en el camping Las Nieves, donde la cantidad de agua caída en una hora originó una riada de 500 m3.

En Argentina, en 2003, las inundaciones en Santa Fe,(foto arriba)  por el desborde del río Salado, causaron, además, daños por unos 2.878 millones de dólares. La cifra fue estimada por la Comisión Económica para América latina y el Caribe (CEPAL), que indicó que los daños fueron equivalentes a los provocados por el terremoto que sacudió El Salvador en 2001.

En declaraciones a MUY, Daniel Duband, hidrólogo y experto en inundaciones, señaló que, no obstante, “no aparecen por ningún lado datos que demuestren una incidencia del cambio climático en un presunto aumento de las inundaciones; es más, creemos que no tendrá influencia hasta dentro de cincuenta años o más, en el supuesto caso de que la tenga, dado que es un fenómeno muy reciente”.

 ¿Aumentarán las riadas?
Según el Panel Internacional para el Cambio Climático, “es probable que los episodios meteorológicos extremos aumenten en frecuencia y fuerza durante el siglo XXI como resultado de los cambios en la media y/o en la variabilidad del clima”.

Pero la deforestación, la mala urbanización, la emigración, la pobreza, la industrialización y el desarrollo económico global inciden también sustancialmente en los daños ocasionados por este fenómeno.

En la foto de arriba se ve el aspecto del Camping Las Nieves, en Huesca (España), en 90 segundo fue anegado por 13.000 toneladas de sedimentos. Con el agua se va el dinero, además de las pérdidas de vida que ocasionan, crean inmensos perjuicios económicos. En los últimos 10 años éstas costaron unos 235.000 millones de dólares.

VIDEO SOBRE UNA INUNDACIÓN

El Origen del Planeta Tierra

Origen de los Sumerios Ubicacion Religion Arte y Legado

Origen e Historia de los Sumerios Desarrollo de los Pueblos Semitas

LA MESOPOTAMIA:
Su formación:
El derretimiento de los casquetes glaciares conllevó un aumento paulatino del nivel del agua en el mundo, que inundó varias cordilleras terrestres y cambió la faz del planeta.

Gran parte del litoral americano desapareció y, cuando el arco terrestre entre Alaska y Asia quedó sumergido, se formó el estrecho de Bering.

Gran Bretaña quedó escindida de Europa por el Atlántico y nacieron el mar del Norte y el canal de la Mancha.

Alrededor del año 5600 a. c., las aguas del Mediterráneo se abrieron paso entre la tierra que unía Turquía y Bulgaria, originando el Bósforo e inundando y ampliando un pequeño lago de agua dulce para crear el mar Negro, de agua salada.

Este evento catastrófico acarreó el desplazamiento de un gran número de personas que hasta la fecha había vivido a las orillas de aquel lago de agua dulce.

Muchas de ellas se dirigieron hacia Egipto; otras avanzaron hacia el sur, hacia las tierras fértiles situadas entre los ríos Éufrates y Tigris. Fue allí donde se fraguó el primer compendio deciudades-estado.

Esta zona situada entre el Éufrates y el Tigris (actualmente, Iraq) se bautizó con el nombre de Mesopotamia (del griego, meso: “medio”, potomos: “río”, “entre ríos”).

SUMERIOS: Los sumerios, un pueblo agricultor y pescador, estaban afincados en esta región que, con su fértil suelo regado por ambos ríos y sus afluentes, proporcionaba alimento suficiente para sustentar a poblaciones mayores. El deshielo de los montes de Armenio entre mayo y septiembre y el material de aluvión que arrastraban los grandes ríos permitió un enorme rendimiento agrícola.

Fue aquí donde se inventó el primer sistema de escritura del mundo, denominado escritura «cuneiforme», para registrar el flujo de bienes y productos traído por el florecimiento del comercio.

Mesopotamia se considera el primer ejemplo de una verdadera civilización: no es una gran ciudad, sino una región dominada por ciudades-estado unidas por una cultura e intereses comerciales.

La Mesopotamia asiático, con sus trascendentales ríos Tigris y Eufrates, fue el ámbito donde se desarrollaron culturas urbanas que se encuentran entre las civilizaciones humanas más antiguas.

Allí se modelaron nuevas organizaciones de vida, que dejaron su impronta en las sociedades futuras y nos brindaron, junto con Egipto, los primeros testimonios escritos de la historia.

La Mesopotamia, por ser una zona de fácil acceso desde África, Asia o Europa, se convirtió en un lugar de paso de variados pueblos. Esto se debió a que es uno región “abierta”:

Y Por el Oeste, los desiertos de Siria y Arabia, zona recorrida por pueblos seminómadas que luego cruzaron el Eufrates. Y Por el Norte, los montes de Armenia. El Tigris y el Eufrates forman una especie de «embudo” que invita a cualquier pueblo montañés a bajar.

Y Al Este, el Irán, meseta que siempre codició lo riqueza de la Mesopotamia y de la que está separada por los montes Zagros. Y Al Sur, el golfo Pérsico.

Estas condiciones geográficas influyeron en la evolución histórica de la región.

Mientras que Egipto disfrutó de aislamiento y seguridad durante siglos, en la Mesopotamia se presentaron constantes variaciones, incursiones de pueblos, sucediéndose una dominación tras otra.

En su mayoría, estos pueblos eran de origen semita, provenientes del desierto arábigo. En la Mesopotamia podemos distinguir dos zonas con diferencias históricos y geográficas.

Al Sur, la Baja Mesopotamia (más tarde: Caldeo), llanura con tierras fértiles gracias a los inundaciones de los ríos.

En la antigüedad esta zona fue habitado por pueblos diferentes: en un principio, en lo zona Sur de la Baja Mesopotamia, se asentaron los sumerios o súmeros. Esta región tomó entonces el nombre de Súmer.

Luego, en lo zona media de lo Mesopotamia se instalaron los acadios. Su territorio se llamó Akkad.

Posteriormente llegaron otros pueblos, como los amorreos y los caldeos. Y Al Norte, la Alta Mesopotamia o Asiria, zona de montañas, con clima muy riguroso y poca vegetación. En esta región vivieron los asirios.

Organización Política: Templos y Palacios

Ver: Palacio de Nínive y Tablillas de Behistun

En general, los pueblos que ocuparon la Mesopotamia fueron de origen diverso, tuvieron un gobierno: monárquico, teocrático y absoluto.

Con los sumerios, la Mesopotamia estaba dividida en ciudades-estados, (también podríamos llamarlas “cíudades-templos”); cada ciudad con su territorio circundante era un templo, desde allí quien gobernaba se dirigía a la población.

En esta etapa, la política y la religión estaban íntimamente relacionadas. El gobernante era el príncipe-sacerdote. el “sumo sacerdote” o “patesi«, que representaba a la divinidad, aunque no era el dios, como en Egipto, en donde el faraón era «el mismísimo Horus”.

El sacerdote administraba el gobierno de la ciudad, los ingresos del templo, conducía a los soldados, vigilaba el mantenimiento de los canales y organizaba el culto. El templo desempeñaba entonces un papel fundamental.

Era el eje de la vida política, religiosa y también económica

Después, con la expansión de las ciudades sumerias, la administración se hace más completa y se produce un cambio en las atribuciones del patesi, quien se dedicará en adelante exclusivamente al culto. Jefes militares convertidos en reyes desempeñarán el resto de las funciones.

Estos reyes mantendrán la división de la Mesopotamia en pequeños Estados: cada ciudad, por ejemplo Ur o Eridu, era un Estado en sí misma, con sus propios instituciones de gobierno, no dependía de un poder mayor regional ni imperial.

Su único lazo de unión con el resto de ciudades-estados sumerias era la cultura: la escritura, las creencias y el lenguaje. Esto se mantiene hasta la unificación realizada por los acadios.

Los acadios organizaron el primer imperio o Estado unificado de la Mesopotamia. Su poder era reconocido por casi todas las ciudades mesopotámicas.

Su organización política, a diferencia de la sumeria, tendrá como elemento más importante el palacio; el rey posee mayor poder que los sacerdotes.

Hamurabi, rey de Babilonia, completará posteriormente este período, perfeccionando la organización política, militar y administrativa.

Pero los reyes más poderosos de Mesopotamia fueron los asirios. Su imperio fue el más poderoso formado hasta el momento en toda la región. Sus audaces y crueles guerreros organizaron los sistemas de defensa de la zona y un ejército permanente compuesto por la infantería, la caballería y los carros de guerra.

El rey asirio vivía rodeado de cortesanos. Todos los súbditos del imperio eran servidores del monarca y le debían obediencia absoluta, tanto el campesino como los ministros. Todos eran servicio les ante el rey, como si fueran esclavos.

Desde su lujoso palacio gobernaba provincias y reinos con férrea mano. Su poder despótico, sin límites de ninguna clase, está descripto por sus propios relatos de campañas, donde se enumeran las cabezos cortadas, las destrucciones de ciudades, las matanzas y mutilaciones, con orgullo y lactancia.

En síntesis: Hasta la formación de los grandes imperios semíticos (acadios y asirios), la organización político de la Mesopotamia se basaba en “ciudades-estados”, que comprendían un núcleo urbano y el área rural circundante, con un régimen económico y político independiente.

La justicia fue administrada por jueces, en principio arbitrarios, pero luego sujetos a las sabias disposiciones del código de Hammurabi, que estableció la ley del Talión, sintetizada en la frase “ojo por ojo, diente por diente”, es decir que la pena. debía estar en relación con la ofensa.

No obstante su rigor, este código mitigó los castigos y estableció un orden jurídico admirable para su época, que constituyó un modelo para otros pueblos de la antigüedad.

La economía: la lucha por el agua

Las características del medio geográfico favorecieron el desarrollo de la agricultura, que proporcionó durante siglos cosechas abundantes de cereales, siempre con ayuda de riego artificial.

De ahí que existiera un control muy severo de parte de las autoridades, sobre la distribución del vital elemento que era el agua y por lo tanto del mantenimiento de los canales que permitían la irrigación.

La red de canales fueron construidos con tanta perfección que aún sirven como modelos para las autoridades agronómicas de Irak. Estos canales aumentaron la superficie de cultivo y posibilitaron el desarrollo de la civilización.

Los productos de cultivo más importantes que obtuvieron fueron los cereales, como el trigo y la cebado, y los frutos de la palmera (como los dátiles).

En tiempos de los sumerios, el templo era el núcleo de la vida económica, el centro de la administración de tierras, del sistema de riego y del comercio. También era el centro de reunión de los artesanos.

Por lo tanto, el templo tenía una vida animado: allí se almacenaban los granos, se rendían los tributos y reposaban las caravanas comerciales. También allí se radicaban el culto, la administración de justicia y la educación. Además, el templo otorgaba préstamos a personas necesitadas.

Las artesanías estaban más desarrolladas que en Egipto y se producían telas, armas y joyas que los mercaderes cambiaban por otros elementos inexistentes en la Mesopotamia, como el cobre y el estaño.

Trabajaron con especial dedicación el cuero, con el que fabricaron calzado, odres, cascos, corazas, escudos y barcas, llamadaskeleks.

No circulaba moneda, pero conocían el crédito, es decir, el préstamo con interés. Además constituyeron sociedades comerciales de eficiente funcionamiento. Los mercaderes se enriquecían con riesgo y gozaban de consideración social.

La organización económica de la Mesopotamia, a semejanza de lo egipcia, era tributaria. Se exigían impuestos diarios y excepcionales.

Para evitar el fraude, las autoridades llevaban a cabo un cálculo de las cosechas y las controlaban por medio de comisiones especiales, integradas por funcionarios del templo, escribas y vecinos.

Posteriormente, los príncipes se independizaron del templo y erigieron su propio palacio; las funciones económicas pasaron entonces a este último.

Lo Mesopotamia, al igual que Egipto , carecía de materias primas básicas como la madera , la piedra y los metales. Esta carencia se solucionó por intermedio del comercio:

* La madera se importaba de Fenicia

* La piedra desde el Elam

* Los metales provenían de la meseta de Anatolia

Estas transacciones comerciales se hacían mediante el trueque, ya que los mesopotámicos , como se dijo antes, no conocían la moneda. Sí tenían elementos como medidas de valor; por ejemplo: lingotes de metal sellados o cantidad de cereales.

La sociedad: libres y esclavos

Podemos conocer lo estructura social de la Mesopotamia gracias al Código de Hamurabi. La primera distinción importante entre las personas era lo división entre los hombres libres y los esclavos. Los esclavos en la Mesopotamia, a diferencia de Egipto, eran muy numerosos, generalmente llegaban a serlo los prisioneros de guerra.

Entre los hombres libres existían varios grupos sociales:

NOBLES

El rey, los funcionarios importantes, los sacerdotes y, entre los asirios, los grandes jefes militares, formaban la nobleza. Integraban un grupo privilegiado, con grandes extensiones de tierra, y constituían el sector socia1 más encumbrado.

COMERCIANTES

Llegaron a ocupar un papel destacado en la sociedad, ya que se enriquecieron gracias al Intercambio. Se encargaban del gran comercio y recorrían vastos territorios.

ARTESANOS

Trabajaban al servicio del rey o del templo y también en forma particular Muchos de ellos vivían en las ciudades.

AGRICULTORES

Formaban el grupo social más numeroso, ya que el régimen económico de la Mesopotamia era agrícola. En los primeros tiempos sólo trabajaban para el templo. Luego, los reyes fueron otorgando donaciones y los campesinos pudieron trabajar parcelas propias; surgió así la propiedad privada.

El Código de Hamurabi nos permite conocer la vida y las costumbres de la Mesopotamia.

Los delitos eran duramente castigados según la ley del talión (‘ojo por ojo, diente por diente”), principio por el cual el que comete un delito es castigado con una pena semejante al daño que cometió. La pena de muerte era muy frecuente.

La familia era monogámica. El matrimonio sólo podía darse entre hombres y mujeres libres, no con esclavos. Entre los asirios, el matrimonio se realizaba luego de un intercambio de regalos; en caso de adulterio, el marido podía matar a la mujer, luego debía esperar cinco años poro volver a casarse. El esclavo podía fundar una familia entre sus iguales, que no se disolvía por venta.

El ámbito espiritual

Los sentimientos religiosos impregnaban toda la vida de los habitantes de la Mesopotamia antigua. Adoraban a muchos dioses, representados como fenómenos naturales o con característicos antropomórficas.

Además de la devoción oficial, sostenida por los sacerdotes, había un sentimiento muy profundo en el pueblo mismo que se vinculaba fundamentalmente a la naturaleza, a la tierra.

Existía una devoción sobre el brotar, florecer y desaparecer anual que presentaba la naturaleza y que en el Súmer antiguo se vinculaba con la vida y la muerte, con la creencia en el más allá. Por otro parte, se puede relacionar la envergadura de estas creencias con la importancia que tenía la agricultura para la vida de los pueblos sedentarios.

Las ideas sobre el renacer anual se manifestaban en forma de “nupcias sagrados” entre lnana (diosa madre de la tierra, de la fecundidad y del amor) y Dumuzi (el pastor divino, protector de los rebaños y dios de la vegetación): la unión daba fecundidad y nueva vida a los fieles que participaban”.

Esta creencia, y la celebración en primavera de las bodas divinas, fue fundamental en la religión del antiguo Súmer.

Las celebraciones no eran exclusivamente simbólicas, sino que en general las realizaban el sumo sacerdote, en representación de Dumuzi, y la sacerdotisa principal, en representación de lnanna. Más tarde, lshtar y Tammuz representaron la pareja sagrada para los semitas de la Mesopotamia.

Entre los numerosos dioses mesopotámicos, además de los mencionados, cabe señalar:

• Enlil, señor del viento y la tempestad, conductor de destinos y señor de las tablas de la suerte.

• Marduk, dios creador y bienhechor de Babilonia, que llegó a tener mucha importancia y se convirtió en el dios de toda la Mesopotamia.

Los poemas sobre los héroes constituyeron un aspecto original de la religión mesopotámica. Los héroes eran personajes semidívinos, especie de transición entre dioses y hombres. Es famosa la epopeya de Gilgamesh, sabio que luchó por alcanzar la inmortalidad paro lodos los hombres, sin éxito.

Una costumbre muy extendida en la Mesopotamia fue la adivinación. Esta práctica podía realizarse en varías formas. “Predecían el futuro” mediante el examen de las vísceras de un animal sacrificado: el hígado de un cordero o de un cabrío, por ejemplo, era considerado la imagen del dios consultado.

También realizaban presagios observando la forma de las nubes y el movimiento de los astros. Se los considera los inventores del horóscopo: adivinación del porvenir de las personas de acuerdo con la fecha de nacimiento y la posición de las estrellas en el cielo.

Entre las variadas ceremonias rituales encontramos:

Y procesiones (caminando, en embarcaciones o en carruajes) presididas parlas figuras de los dioses;

Y fiestas estacionales, ágapes (con numerosos comensales, bandas musicales poro la interpretación de los himnos religiosos y danzas);

Y consulto a los oráculos.

Los mesopotámicos no tuvieron tumbas monumentales, o pesar de que el culto de los muertos y la creencia en el más allá eran importantes entre sus principios religiosos. Sus difuntos eran enterrados en los Jardines de las casas o debajo de las habitaciones, en donde se les otorgaban ofrendas y sacrificios.

A través del arte, los pueblos expresan sus pensamientos, costumbres y creencias. El conocimiento de los expresiones artísticas nos ayuda a descubrir la esencia de cada cultura.

Según la leyenda, los sumerios recibieron de sus dioses las primeras artes. Sus características generales son la majestuosidad y la religiosidad. La escultura y la pintura estaban, al igual que en Egipto, sujetas a reglas establecidas. En la representación de los animales, el artista tuvo mayor libertad de expresión.

Arquitectura: templos y palacios

La construcción de templos ocupó el papel principal. Un templo no era un solo edificio, sino un conjunto de construcciones.

Las dependencias dedicadas al culto estaban cuidadosamente separadas de los locales destinados a los fines económicos. En la parte superior del templo desarrollaron una construcción característica, el zígurat, especie de torre escalonada con varios pisos de diferentes colores.

Su función no está muy bien definido; los mesopotámicos afirmaban que “albergaba al propio Dios”. Los palacios también fueron construcciones importantes, símbolos del poder de los reyes. Un conjunto de grandiosos edificios rodeados de fortificaciones integraban un palacio.

Las salas y las habitaciones se disponían en torno a un patio central. Como “guardia , se colocaban esculturas de animales en las puertas.

Los palacios asirios eran gigantescos. Sargón II definía el suyo como “un palacio sin rival”. Enfrente del palacio se abría una enorme plaza, donde se reunía a la población para fechas importantes. De allí también partían los ejércitos o la guerra.

El material de construcción esencial en la Mesopotamia ero el ladrillo crudo, en ocasiones el ladrillo vidriado. Para compensar la pobreza constructiva, recubrían las paredes con relieves y esculturas.

La escultura

La esculturo en Mesopotamia no tuvo la monumentalidad de la egipcia. Se trabajaron sobre todo los relieves y las pequeños estatuitas. Los sumerios sobresalieron en el tallado de piedras duras con las que formaban sellos.

Fueron los creadores del ‘sello”. Estos pequeños objetos contenían escenas de la vida cotidiana de la época: pastoreo, caza y ofrendas. También son ejemplos de su creatividad los vasos de mármol, con relieves de hombres y de animales.

Lo esculturo de la Mesopotamia llega con los asirios a su punto culminante. Pero las producciones asirias tienen un carácter diferente de las sumerio-oca-dios.

El asirio es un arte ‘ligado a los campos de batalla”, un arte militarista, que tiene por objeto alabar al rey y a sus conquistas, ilustro la gloria del monarca, las escenas de lucha y de caza, la derrota de sus enemigos. Los artistas asirios fueron muy virtuosos al esculpir animales.

Los realizaban con gran fuerza de expresión y realismo. Sus formas don la sensación de movimiento y precisión.

Las ciencias y la escritura cuneiforme

Los conocimientos científicos de los mesopotámicos eran patrimonio de los sacerdotes. Lo mayor parte de lo población no accedía o ellos.

La ciencia preferida en Babilonia era la astronomía, debido a la importancia que asignaban a los ostros en el destino de los hombres. Crearon un calendario dividido en 12 meses lunares.

En matemática crearon un sistema de pesos y medidas sexagesimal, tenía como base el número 60. Actualmente se conserva este sistema en la manera de medir la división de la hora y de los minutos.

Pero el gran aporte cultural de la Mesopotamia fue la creación de la escritura cuneiforme, uno de las más antiguas de la historia de la humanidad.

Su nombre proviene de la forma de cuña” o prisma triangular que tienen sus caracteres. estos se grababan con un punzón de caña o hueso, sobre tablillas de arcillo blando, que luego se ponían a secar al sol o se cocinaban.

Era un sistema de escritura complejo en el que se utilizaban diferentes tipos de signos.

La escritura cuneiforme fue desarrollada por los sumerios y luego utilizada por los asirios y los babilonios. Es posible que de ella derivaran los primitivos alfabetos europeos.

Este tipo de escritura posibilitó además el desarrollo de la literatura en Mesopotamia. Sus temas eran variados: fábulas de animales que hablan, consejos de padres a hijos, cartas a los dioses pidiendo favores, y poemas.

LEGADO DE LOS SUMERIOS

Arquitectura: primeras construcciones de ladrillos

Vida política: Organización de las primeras ciudades-estados

Vida Econòmica: Adelantos en técnicas agrícolas y riego artificial.

Ciencias: Creación de la escritura cuneiforme, desarrollo de la astrología, horóscopos, semana de siete días, y sistema sexagesimal.

Vida Social; Codificación de la leyes – Código de Hamurabi

Fuente Consultada: Historia I de José M. Ramallo y La Humanidad de Silvia Vázquez de Fernández

Puntos Calientes Formacion de Islas Volcánicas Listofera Geologia

Geología: Puntos Calientes Formación de Islas Volcánicas

El origen de las islas Hawai se explica debido a la existencia de puntos calientes debajo de la litosfera océanica. En estas zonas, como vimos al estudiar el movimiento de las placas, se produce un ascenso de materiales muy calientes, sólidos pero plásticos, procedentes de zonas profundas del manto y calentadas por el núcleo externo, hasta la litosfera.

Qué son los puntos calientes? En coincidencia con los postulados de la teoría de la tectónica de placas, la mayor actividad sísmica y volcánica se concentra en los bordes de las placas litosféricas, tal como ocurre regularmente con los volcanes que forman el Cinturón de Fuego del Pacífico, en la región que corresponde a los bordes convergentes de la placa Pacífica.

Ya a mediados del siglo XIX, Robert Mallet (1810-1881) comenzó a elaborar un mapa de las zonas sísmicas y volcánicas del planeta, y demostró con toda claridad que ambas coincidían y que además se encontraban concentradas a lo largo de los límites entre las placas tectónicas de la corteza. Sin embargo, la existencia de movimientos sísmicos y erupciones volcánicas en zonas alejadas de los bordes activos —como en el caso de las manifestaciones volcánicas ocurridas en Hawaii y en otros tantos ejemplos similares— ha sido un enigma durante mucho tiempo.

Ver Una Animación Sobre El Tema

En el año 1963, el geólogo canadiense J. Tuzo Wilson, de la Universidad de Toronto, postuló la teoría de los puntos calientes, que explica la formación de islas volcánicas en zonas alejadas de los bordes convergentes entre las placas. Los puntos calientes son frentes de calor formadas por material magmático que se encuentra a gran profundidad. Por encima de estos puntos, la litosfera, integrada por la corteza y la parte superior del manto, se desplaza lentamente. Pero a diferencia de lo que ocurre con el desplazamiento de la litosfera, los puntos calientes permanecen fijos, y desde ellos asciende el material fundido y candente del manto, que aflora a la superficie “perforando” la litosfera y formando islas volcánicas.

Como hemos dicho, la litosfera se desplaza ahora con el volcán recién formado, por lo que al cabo de un tiempo un nuevo volcán se formará sobre el punto caliente dando origen a una cadena de volcanes alineados. Finalmente, luego de un millón de años aproximadamente, estos volcanes se extinguirán. Entre estos volcanes insulares se cuenta el Kilauea, en las islas Hawaii, uno de los más activos. Desde 1983 sus coladas de lava cubren casi 100 km2 terreno y dañan una vasta superficie de la isla.

Mapa Anillo de Fuego

Fuente Consultada: Biología y Ciencias de la Tierra -Estructura y Dinámica de la Tierra Santillana

Historia de los Persas Origen Desarrollo Sociedad y Gobierno

Historia de los Persas Origen Desarrollo Sociedad y Gobierno

El Irán es una meseta de Asia, vecina a la Mesopotamia que fue testigo de importantes sucesos históricos. Esta meseta, que ocupa dos millones de kilómetros cuadrados, limita:

Al Oeste: valles del Tigris y el Eufrates (de los que los separan los montes Zagros);

Al Este: valle del río Indo;

Al Norte: mar Caspio y el Turquestán;

Al Sur: golfo Pérsico y océano Índico.

El corazón de su territorio es una zona desértica, rodeada de altas montañas.

La tierras fértiles, aptas para el cultivo y la ganadería, se encuentran en las laderas y los valles de estas montañas. En la actualidad, la región está ocupada por los Estados del Irán, Afganistán y Pakistán.

En la antigüedad, fue el sitio elegido por dos pueblos para instalarse y desarrollar su civilización: los medos y los persas.

Estos pueblos pertenecían a la familia lingüística de los indoeuropeos o arios integrada también por los hititas, los mitanios, los casitas los jonios, los eolios y los aqueos entre otros.

Al comparar las características de sus lenguas, se supuso que formaban un pueblo que alguna vez estuvo unido.

No se puede precisar su lugar de origen: pudo haber sido el Norte de Europa (en la región de la actual Polonia), el centro de Asia o las zonas cercanos a los mares Negro y Caspio.

El primer elemento que los hizo poderosos fue la domesticación del caballo, que constituía un nuevo e importante recurso bélico. Posteriormente, la utilización del hierro y los carros de combate los convirtieron en temibles guerreros.

A medida que se fueron expandiendo, se asentaron en diferentes zonas y conformaron distintos puertos.

Los hititas, por ejemplo, se asentaron en Anatolia; Los jonios, los eolios y los aqueos, en Grecia; los indos, en el valle de Los ríos Indo y Ganges.

A fines del segundo milenio a.C. los medos y los persas llegaron a los valles fértiles de los Montes Zagros.

Y en la zona paralela a Asiria se asentaron los medos; y sobre el golfo Pérsico se instalaron los persas.

Los medos

Pueblo de pastores arios, al asentarse comenzaron a practicar la agricultura.

Su organización era inicialmente tribal es decir, estaban divididos en tribus que se unían, en caso de guerra, contra un enemigo común.

En los siglos IX y VIII a.C. fueron sometidos a tributo por Los poderosos vecinos de la Mesopotamia: los asirios, quienes también dominaron a los persas.

A fines del siglo VIII a.C. los medos organizaron un Estado y sometieron a los persas. Permanecieron igualmente bajo dominio asirio, hasta que su rey Ciaxares se unió con el rey Nabopolasar de Babilonia y untos planearon terminar con la dominación asiria. Esta empresa tuvo éxito.

A su término, Ciaxares y el rey caldeo dividieron los territorios de los asirios; para Los medos quedó la Alta Mesopotamia y el Irán occidental.

Su hegemonía terminó en el siglo VI a.C., cuando surgió un nuevo poder el de sus hermanos los persas.

Los persas:

Este pueblo desarrollará una nueva política expansiva que lo convertirá en el dueño del Cercano Oriente.

En un principio estaban divididos en 10 ó 12 tribus, cuyos jefes tenían el título de rey. Entre ellos no había acuerdo para unificarse en una sola tribu, por lo que sufrieron la dominación meda.

Según la tradición, Aquémenes, quien guió a los persas hacia el Sur, fundó la dinastía de los Aqueménidas, a la cual pertenecerán los grandes reyes posteriores.

Pero fue Ciro quien logró unificar a las distintas tribus en que se dividían los persas, para posteriormente derrotar a los medos y terminar con su supremacía.

Ciro convirtió a la ciudad de Susa en la capital del nuevo Estado en el 550 a C. y decidió comenzar una política de conquistas por los territorios vecinos.

Después de imponerse a los medos, se dirigió contra el reino de Lidio. Este reino, ubicado en las costas del Asia Menor, era famoso por su riqueza y por ser el centro vital de las comunicaciones, dado que por allí pasaban las rutas del comercio con Grecia.

Ciro también incorporó las ciudades griegas del Asia Menor a sus dominios. Se dirigió luego contra el Imperio Neobabilónico, que conquistó rápidamente; anexó así la Mesopotamia y sus dependencias sirias a los dominios persas 1538 a C.). A su muerte, su hijo Cambises continuó la tarea expansiva, dirigiéndose a Egipto y conquistándolo fácilmente(525 a C.)

Durante su ausencia, el mago Gaumata, representante de la casta sacerdotal, provocó una revuelta y se apoderó del trono.

Cambises intentó volver de Egipto, pero murió sorpresivamente en el viaje.

Darío, esposo de una hija de Ciro, organizó una rebelión de nobles contra el usurpador del trono, el mago Gaumata, y lo derrotó. Se convirtió entonces en el nueva rey de los persas.

Será el verdadero organizador del imperio, y con quien éste llega a su mayor esplendor.

Las fronteras alcanzaron entonces su máxima extensión:

Darío conquistó por el Este todos los territorios hasta el valle del río Indo, y por el Oeste, Tracia y Macedonia. Posteriormente, intentó someter a las ciudades griegas, lo que provocó la Primera Guerra Médica.

Esta campaña fue el único fracaso de Darío 490 a.C. Diez años después, su hilo Jerges 480 a.C. intentó nuevamente la conquista de Grecia, dando origen a la Segunda Guerra Médica, pero fracasó al igual que su padre.

El Imperio Persa se sostuvo, de todas formas, 150 años más, hasta que en el 330 a C., fue incorporada por Alejandro de Macedonia a su imperio.

El objetivo primordial de la política persa fue lograr la hegemonía universal: es decir, la conquista de todos los territorios conocidos en la época.

La superioridad de su ejército se debía a la táctica de asalto con arqueros a caballo”. Estaba formado por 10.000 guerreros llamados los inmortales” porque su número no se modificaba a pesar de las bajas, dado que éstas eran inmediatamente repuestas para mantener la cantidad constante.

Síntesis de las conquistas

Ciro: Media, Asia Menor (Lidia), Babilonia, Siria y Palestina. Irán hasta la India.

Cambises: Egipto y expediciones por los alrededores (Etiopía, Libia)

Darío: Territorio hasta el valle del Indo, Tracia y Macedonia (por el oeste)

El Rey Ciro

Organización del Imperio Persa: a unidad en la diversidad:

El gran imperio de los persas tenia una estructura bien organizada a diferencia de otros imperios, como el asirio, que basaba su dominio solamente en el terror.

La organización era una necesidad apremiante para el imperio aqueménida. Manejaron con gran habilidad el mosaico de países de diversas razas, religiones, lenguas, tradiciones y economías, que formaban su Estado.

Generalmente respetaban a la clase dirigente de cada región, a la que sumaban un aparato administrativo persa controlado desde las grandes capitales como Pasargada, Persépolis y Susa.

Toleraron además las costumbres y manifestaciones culturales de los pueblos sometidos. Su principal preocupación era el pago regular del tributo.

Dividieron entonces el imperio en veinte provincias o satrapías. cada una debía entregar anualmente una cantidad determinada de sus productos característicos: metales, piedras preciosas cereales o ganado.

Para facilitar las comunicaciones construyeron el gran camino real, que cruzaba todo el Cercano Oriente desde Anatolia hasta el Irán. En su trozado se colocaron postas y relevos, en razón de lo extenso de su recorrido.

Los persas eran los únicos eximidos del pago de tributos Desempeñaban los cargos de mayor jerarquía, tanto en el nivel administrativo como en el militar.

En la cúspide del imperio se encontraba el monarca. El poder del rey era absoluto nada ni nadie estaba capacitado para competir con su autoridad. Los persas tenían la idea de que el rey recibía la autoridad de su dios (Ahura-Mazda) del que era el elegido.

El monarca además debía ser modelo de todos los guerreros: montar a caballo tirar del arco y ser el melar en los ejercicios físicos. Se lo llamaba gran Rey o Rey de Reyes.

tumba del rey dario

La tumba del Rey Ciro, en Pasargada, guarda los restos del jundador de la dinastía aqueménida

La administración imperial estaba formada por varios funcionarios:

Sátrapas Eran nobles persas que estaban al frente de una provincia o satrapía. Representaban en ella al rey y se consideraban unidos a él por un lazo de fidelidad en la defensa y la administración de los bienes.

Se ocupaban del cobro de tributos, del mantenimiento de ejércitos permanentes y de movilizar a la población para cooperar en las obras públicas. Se los consideraba la máxima autoridad de justicia en los territorios a su cargo.

Secretarios Cumplían funciones de asesores reales del sátrapa. Los nombraba directamente el rey. Entre sus responsabilidades se encontraba la de fiscalizar al gobernador de la provincia.

Inspectores Formaban un cuerpo de auditores que controlaban los intereses del rey, vigilando a los sátrapas. Se los llamaba los ojos y oídos del rey porque le informaban todo lo que pasaba en el imperio y sí se cumplían sus órdenes. Sí las circunstancias lo exigían, podían destituir al sátrapa.

En síntesis: La política imperial seguida por os persas trató de conciliar la unidad en a diversidad, respetando por un lado los regionalismos en cultura y costumbres, e imponiendo por el otro una centralización en el pago de tributos y la prestación de servicios militares, elementos decisivos para su supervivencia.

Economía: el sostén del coloso

Como vimos, la organización económica del coloso Imperio Persa era tributaria. Todas las provincias estaban sujetas al pago de impuestos, ya sea en especie o en lingotes de metales preciosos, de acuerdo con sus producciones.

Egipto enviaba trigo; la región de Media, ganado (oveias, mulas); la satrapía del Indo, perros de caza y arenas auríferas. Otros pueblos, aunque no integraban el imperio, también mandaban obsequios; por ejemplo, Etiopía enviaba oro, maderas de ébano y colmillos de elefantes.

La unidad política y administrativa que impusieron facilitó los intercambios. Los mercados tenían mayor seguridad y mejores sistemas de comunicación para su tarea.

Esto implicó un gran desarrollo del comercio, que se vio favorecido además por una nueva costumbre: la utilización de la moneda. Concebida como una pieza metálica acuñada, fue útil para facilitar los intercambios y como medida común para el precio de os objetos.

Su invento es atribuido a los lidios, que formaron un Estado en las costas del Asia Menor por donde pasaba un importante tráfico comercial.

Los persas, al incorporar el reino lidio a su imperio, tomaron la costumbre monetaria y la impusieron en todo su Estado. Es decir generalizaron el uso de la moneda en todo el Cercano Oriente.

De esta forma realizaron un gran aporte para el desarrollo comercial; las dificultades que producía el trueque para el intercambio de mercaderías disminuyeron y las transacciones cobraron mayor agilidad y rapidez.

Darío I acuñó monedas de oro, los dóricos. Posteriormente también se acuñaron monedas de plata.

La sociedad: La sociedad estaba dividida en diferentes jerarquías, de acuerdo con sus privilegios y ocupaciones.

La clase superior estaba formada por los nobles. Dentro de ella eran muy importantes los sacerdotes y los magos.

Dirigían el culto y eran consejeros políticos de los reyes o de los gobernadores de provincias. También podían administrar justicia, basándose en la ley del talión.

Entre los nobles, eran más importantes los que pertenecían a la familia aqueménida.

El rey estaba obligado a elegir esposa entre las mujeres de esa familia.La capa inferior de la sociedad la formaban los comerciantes, los artesanos y los campesinos.

Para la decoración se utilizaban ladrillos esmaltados de variados colores, que combinados conformaban frisos.

Se representaban, en relieve, desfiles de soldados, figuras de animales y escenas de pagos de tributos.

En cuanto a la arquitectura funeraria, se concibieron sepulturas y monumentos más sencillos que los egipcios.

Algunos de ellos se crearon mediante excavación de las laderas rocosas de las montañas. En su interior se hallaban sólo un vestíbulo y una sala sin pinturas ni esculturas.

La Sociedad y La Vida Cotidiana: Como en todos los pueblos de la época existían siempre desigualdades sociales: la sociedad estaba muy jerarquizada, y las distintas capas sociales se encontraban separadas por barreras muy rigurosas.

En la cima de la pirámide se hallaba, naturalmente, el rey.

Inmediatamente debajo del soberano encontramos a los representantes de las grandes familias de la nobleza persa.

De la aristocracia persa y meda salía el personal de la corte, y en su seno se reclutaban los sátrapas. Algunos de los soberanos de los países conquistados eran elevados, a veces, al rango de sátrapas, sin que fueran asimilados, no obstante, por la nobleza irania.

Esta aristocracia se ocupaba, ante todo, de la guerra y la caza. La gran masa de la población estaba constituida por los campesinos, los cuales eran hombres libres, que podían ser propietarios de tierras, como ya hemos visto.

Entre la nobleza y la masa campesina se encontraban los sacerdotes o magos, que, a pesar de la reforma religiosa realizada por Zaratustra (también Zoroastro), ocupaban un lugar muy importante en el Imperio.

Nunca renunciaron por completo a sus ambiciones políticas, y los reyes intentaron frecuentemente limitar su influencia.

En categorías secundarias se comprendían los artesanos, confundidos, a veces, con los artistas; los arquitectos, los ingenieros, etc.

Al parecer, se encuentran en la sociedad persa elementos de una organización social en castas, lo cual es normal en un pueblo ario, emparentado con los que establecieron el sistema en la India, después de conquistarla.

Los persas no eran hostiles a los extranjeros y los acogían gustosos, pero no los integraban en su sociedad.

Su hospitalidad era proverbial; fueron, muchas veces, el último refugio de los griegos expulsados de su patria y perseguidos por el ansia de venganza de sus compatriotas.

Desde luego, todos los hombres no vivían de una manera idéntica según su rango social.

Estamos informados especialmente sobre las clases altas de la sociedad. Se sabe que los campesinos eran analfabetos, como en la mayoría de las sociedades antiguas, y que estaban sometidos al ritmo de los trabajos agrícolas.

El zoroastrísmo exaltaba la vida campesina, y del trabajo de la tierra decía que era el más grato a Ahura-Mazda.

Los campesinos eran llamados, periódicamente, a servir en los contingentes provinciales del ejército.

En las otras clases sociales se inculcaba a los niños, desde su más tierna infancia, el odio a la mentira, el sentido de la justicia, el honor, el respeto a la palabra dada.

Jenofonte dice que en la escuela los niños aprenden la justicia, como entre nosotros se aprenden las letras.

Además, se les enseñaba el manejo de las armas, como el arco y el venablo; se endurecían sus cuerpos mediante numerosos ejercicios físicos, carreras, etc.

Con ello se procuraba templar, a la vez, los cuerpos y los espíritus. La alimentación de los jóvenes era frugal, y lo seguía siendo siempre, pues los persas, acostumbrados a comer poco durante su juventud, conservaban este hábito a lo largo de toda su vida.

Las comidas consistían en algunas galletas de cereales, carne, según los azares de la caza, y frutas. Sólo bebían, habitualmente, agua.

Los festines suntuosos, cuyo recuerdo obsesionaba a los escritores antiguos, eran poco frecuentes, y en ellos sólo participaba una parte muy reducida de la población: el soberano y sus invitados, algunos sátrapas, sobre todo los de las provincias occidentales, como Lidia; se trataba más de una tradición pre-aqueménida, que de una costumbre introducida por los persas.

Bajo los sucesores de Darío, y sobre todo en el siglo IV, cuando las costumbres se relajaron y las clases altas vivían en el lujo y hasta en el libertinaje, nació la expresión: Llevar una vida de sátrapa.

El traje de la época clásica era sencillo y casi uniforme. Sólo las clases más ricas ponen una nota de variedad, sobre todo por la elección de los tejidos y un mayor lujo en la ornamentación.

También en esto hay que diferenciar los tiempos de Darío, de la decadencia. Los griegos, por otra parte, hablaron mucho de la afición de los persas al oro.

Estos, efectivamente, empleaban el metal precioso, siempre que podían, para adornar sus trajes y también los de los niños. Pero es necesario ver en esta afición no sólo un placer de orden estético, sino un hecho religioso: el oro es el metal que evoca el fuego, elemento sagrado.

Se ha dicho también que los persas eran muy púdicos y que ocultaban la mayor parte de su cuerpo. Llevaban una especie de camisa de tela bastante fina, sobre la cual se colocaban dos túnicas de largas mangas que, a veces, les tapaban las manos.

Estas túnicas eran de colores, diferentes en verano e invierno, y la púrpura constituía el color preferido por los reyes y los grandes. Se ceñían estas túnicas al talle con un cinturón de cuero.

Llevaban, además, un pantalón de tela o, a veces, de cuero. Iban calzados con sandalias, que ocultaban enteramente el pie y que podían subir a lo largo de la pierna.

En invierno añadían a esto un manto. Las mujeres parecen haber llevado un traje muy parecido al de los hombres, pero no se tiene certeza de ello porque existen pocas representaciones de figuras femeninas.

Las más ricas se adornaban con alhajas, collares, brazaletes y pectorales. Los persas, sobre todo después de Darío, y solamente en la alta sociedad, empleaban abundantes afeites, perfumes y pelucas. Estas prácticas afeminadas también les fueron reveladas por los lidios.

El comportamiento cotidiano de los persas estaba impregnado de moderación y de urbanidad, lo cual contrastaba violentamente con la conducta de los griegos, que, sin embargo, les flamaban «bárbaros».

Consideraban el aseo personal como una muestra de cortesía hacia sus vecinos; las relaciones entre las personas estaban regidas por una rigurosa etiqueta. Los saludos eran siempre profundos y respetuosos, tanto entre iguales como entre inferiores y superiores.

Todos los excesos en el comportamiento estaban condenados. Según Herodoto, Jenofonte y Estrabón, los persas no comían en la calle; sonarse o escupir en el suelo era prueba de la peor educación.

Los persas eran polígamos y tenían concubinas, sobre todo los grandes personajes, pues, para los otros, el mantenimiento de muchas mujeres resultaba demasiado caro. La familia era respetada, y la tradición fomentaba la natalidad. Tener un gran número de hijos era considerado como una bendición divina.

Las bodas se celebraban muy pronto; frecuentemente, en la pubertad, y eran concertadas por las familias.

La mujer nunca estuvo en condiciones de inferioridad; circulaba libremente y podía ser una consejera muy tenida en cuenta. Conviene precisar que, en la última época, era de buen tono, entre las familias ricas, encerrar a las mujeres, lo que nunca ocurrió con las de otras clases sociales.

Fueron innovadores en materia religiosa, pero su legado fue pobre en los otros campos de la especulación intelectual. Sólo se conservan algunos fragmentos de su mayor obra escrita, el libro santo del Avesta.

Los persas se contentaron, en este terreno, con limitar a los pueblos que les estaban sometidos; lo mismo sucedió con las ciencias y con la medicina, que copiaron de Babilonia y Egipto.

Los soberanos se rodeaban de médicos griegos. Conocieron, y a veces apreciaron, la literatura y la filosofía griegas. Al parecer, tenían una literatura oral importante, pero no han quedado vestigios de ella.

En el dominio de las artes, las cosas fueron muy diferentes. En el arte de los aqueménidas se aprecian numerosas influencias, pero tan integradas, que acabaron por dar nacimiento a un arte nacional.

Aspecto religioso: “Así hablaba Zaratustra”

A diferencia de otros imperios, los persas fueron tolerantes con las religiones de los dominados. En ningún lugar impusieron por la fuerza su religión o sus dioses.

Esto no se debe a su habilidad política, sino a su concepción religiosa. Esta se encuentra reunida en el Avesta, libro sagrado que recoge las enseñanzas del predicador Zoroastro o Zaratustra.

Zoroastro fue el fundador de la religión llamada zoroastrismo o mazdeísmo. Según la leyenda, éste recibió revelaciones del gran dios Ahura Mazda, dios supremo, inmaterial, creador del universo.

Según Zoroastro, existían dos espíritus en pugna: el del Len, al servicio de Ahura Mazda, y el del mal, que o combate.

El espíritu del bien, llamado Ormuz, representaba la vida, la verdad, la justicia.

Era el mundo del gran dios, con la luz y la felicidad. El espíritu del mal representaba la muerte, la mentira.

Era el mundo de lasmedas, dirigido por Arimán.

El hombre también participa de esa lucha, de acuerdo con su buen o su mal comportamiento. Si de acuerdo con el espíritu del bien, es premiado en a vida ultraterrena.

Esta religión con ciertas características monoteístas de un dios supremo fue aceptada sobretodo por las capas dirigentes del imperio. Si bien la mayor parte de la población mantuvo a Ahura-Mazda en un lugar superior, lo rodeé de otras divinidades inferiores, personificadas por las fuerzas naturales.

Como vemos, esta religión tuvo un marcado contenido moral: el hombre puede y debe optar entre el bien o el mal.

El hombre debe trabajar, colaborar con la comunidad, tener muchos hijos fomentar una tranquila convivencia social y respetar las costumbres de los otros.

El culto era esencialmente el cumplimiento de esos deberes, complementad os con la veneración del fuego.

Zoroastro condenaba las ofrendas y los sacrificios sangrientos, aunque los magos los practicaban igualmente.

La religión mazdeísta se mantuvo como religión nacional hasta el siglo VII d.C., en el que Irán fue conquistado por los musulmanes y éstos impusieron su religión, el Islam.

En lo actualidad esta práctica religiosa se conserva en la zona de Bombay, en la India, gracias a los mazdeístas que huyeron de la persecución musulmana.

Ver: Zoroastro

Cultivo y Ganadería: Como en los otros países del Oriente antiguo, el problema del agua era crucial en el Imperio persa, a excepción de algunas raras regiones privilegiadas.

Por ello, los campesinos pusieron a punto sistemas de irrigación perfeccionados. Fueron excavados canales de conducción de aguas, así como pozos y galerías subterráneas, semejantes a los «qanats» del Irán actual, para evitar, en las regiones más áridas, una evaporación excesiva.

Por este medio, la tierra era revalorizada, y se cultivaban, sobre todo, cereales, cebada y trigo, pero también viñas, pues en las grandes ocasiones, y sobre todo en la época de su decadencia, los persas consumían vino y otras bebidas alcohólicas.

Por otra parte, criaban grandes rebaños de caballos y de bovinos, así como de asnos y de camellos.

Los caballos eran casi todos de silla, mientras que los asnos y los bueyes se utilizaban para los trabajos de los campos: hacer girar las ruedas de las norias, o tirar de unos arados de madera, provistos de una punta de metal, que servían para la labranza.

Las tierras pertenecían, a veces, a campesinos independientes, que trabajaban en común agrupados en cooperativas, las tierras de varias familias.

Las otras tierras pertenecían a la nobleza, que cedía su explotación a colonos, quedándose con parte de la recolección.

A causa de la falta de agua y de vegetación en este p’aís quemado por el sol, los persas concedían gran importancia a los jardines de recreo, cuyo lujo supremo consistía en estar surcados por innumerables arroyuelos, salpicados de fuentes y llenos de flores.

La tradición de los jardines se ha conservado, por otra parte, en esta zona del mundo, no sólo a lo largo de toda la antigüedad, sino durante la Edad Media, en la Persia musulmana, y en los tiempos modernos.

Importantes cotos de caza, deporte favorito de la nobleza, comenzando por el rey, estaban dispuestos, igualmente, en forma de parques: jos llamados «paraísos».

Aunque la agricultura y el arte de los jardines se habían desarrollado mucho en el imperio de Darío, no ocurría lo mismo con el trabajo industrial.

Casi no había artesanos, pues los persas preferían comprar los productos manufacturados a sus vecinos.

No es imposible que factores religiosos originaran esta falta de interés por las actividades que producen la transformación de la materia. Florecía el comercio, sobre todo él interior, gracias al importante sistema de caminos.

Además de la ruta real de Sardes a Susa, numerosas carreteras atravesaban el Imperio en todas direcciones, tanto en Asia anterior como en Afganistán o en las provincias indias.

Desde luego, su trazado había sido hecho, sobre todo, para satisfacer las necesidades políticas, militares y administrativas del Imperio, pero se aprovechaba también para el comercio.

En estas, rutas, cuyas distancias se medían en parasangas (cada parasanga equivalía poco más de cinco kilómetros), habían sido establecidos albergues que, según Hero-doto, impenitente viajero, eran excelentes.

Los caminos tenían, además, la ventaja de ser seguros, cosa muy rara en la antigüedad.

«Los correos reales, que los recorrían continuamente, unían las capitales más alejadas del Imperio, Sardes y Susa (2.500 km.), en un tiempo «record» de una semana, aproximadamente.

Un arte para la monarquía: No podemos afirmar que existió un arte persa propiamente dicho.

En realidad, la producción artística fue una conjunción de elementos pertenecientes a las diferentes culturas sometidas.

Por ejemplo, de los egipcios tomaron la construcción de hipogeos; de la Mesopotamia, la utilización del ladrillo, las figuras de toros alados y la costumbre de erigir palacios sobre plataformas elevadas; de Grecia, la armonía y La esbeltez de ciertos elementos constructivos.

Ejemplo del Arte Persa

En razón de las características de la religión aqueménida, no se construyeron templos dedicados al culto de su dios, ni se lo materializaba en relieves o esculturas. Por este motivo, el arte de los iranios estuvo dedicado exclusivamente a la monarquía.

Arquitectura: Los persas se dedicaron fundamentalmente a la construcción de palacios de características monumentales. Los más importantes fueron los de Susa y Persépolis.

Entre los diversos locales que conformaban estas magníficas construcciones, el más importante era la Sala de Audiencias. Allí se encontraba el trono del rey y era el lugar donde éste se presentaba en público.

Los muros de estos edificios eran de ladrillos, combinados con elementos de piedra tallada (marcos de puertas y ventanas, columnas).

Las columnas, que sostenían las techumbres, eran de gran altura, de forma acanalada, y en su extremo superior se encontraban los capiteles formados por dos cabezas de toros labradas en piedra, donde se apoyaban las vigas.

Ver: Arquitectura Ciudades y Palacios Persas

Escultura: Los persas utilizaron los bajorrelieves a la manera mesopotámica. Se dedicaban al rey inscripciones monumentales, talladas en las paredes de las montañas, donde se relataban los éxitos militares. También se esculpían las fachadas de las tumbas dedicadas a los reyes, asemejándolas a los frentes de los palacios

Su Legado

Política: La idea de un imperio universal, objetivo recreado por muchos pueblos en el curso de la historia de la humanidad.

Economía: Generalización del uso de la moneda en las transacciones comerciales.

Vida Intelectual: La idea de la lucha entre le bien y el mal y la libertad de la elección del hombre para elegir entre ambos.

Ética: Tolerancia con los pueblos vencidos.

Vida y costumbres persas. Por los documentos escritos que nos ha legado la antigüedad, poco se puede deducir acerca de la vida y costumbres, privadas de los persas.

Por referencias de los historiadores hebreos y por el examen de las ruinas y esculturas de Persépolis y otras ciudades, se adquiere una intuición de cómo se desarrollaría la vida oficial y el protocolo cortesano.

El monarca persa se titulaba «rey de reyes», soberbia denominación que demuestra el orgullo desmesurado de que estaban poseídos aquellos déspotas.

Se derrochaban inmensos caudales en fastuosidades que más que a demostrar la gloria y poder del Estado, tendían al regodeo de los monarcas, cuya vanidad se enchía en aquellas manifestaciones de fausto.

Así, Jerjes (el Asuero de las Escrituras) y con el pretexto de «demostrar la riqueza y la gloria de su reino y el lustre y magnificencia de su poder», ofreció una temporada de diversiones y banquetes a todos los príncipes y nobles de sus provincias durante ciento ochenta días y después dio al pueblo de Susa en los jardines de su palacio un banquete público y fiestas que duraron siete días.

El fausto era extraordinario, no sólo en la corte sino en las casas de los nobles y particulares acomodados.

El oro, la plata, la pedrería, el exorno interior de las habitaciones, los valiosos cortinajes y tapices, las vajillas, las alhajas, los vestidos, eran de un lujo extraordinario que llegó a sorprender más tarde a griegos y romanos.

Es de creer que entre las clases menesterosas de las ciudades y entre los campesinos, no sería tan fastuosa la vida.

Las costumbres eran algo disolutas pues estaba autorizada la tenencia de concubinas y la mujer puesta en un plano de inferioridad social.

En cuanto a las costumbres funerarias, los cadáveres, según las normas de Zoroastro, no podían enterrarse, porque impurificaban el suelo con su contacto y sólo se exceptuaban de esta regla los de las personas reales.

Así, apenas ocurrido un óbito, se llevaba el cuerpo del difunto a una de las torres circulares destinadas a ese menester, donde, en unos emparrillados se exponían los cadáveres a la voracidad de las aves rapaces, que comían sus carnes hasta dejar mondos los huesos.

Los despojos que, de su fúnebre banquete, caían a las aves, eran devorados por otras alimañas.Los huesos, descarnados y recubiertos de cera, para que no impurificaran la tierra, los retiraban los allegados del difunto y les daban sepultura.

En resumen, la vida de los persas en aquellos tiempos tendría mucho paralelismo, salvando las circunstancias de rigor, con la que en todos los tiempos han llevado los subditos de poderes despóticos bajo los cuales, minorías opulentas y ensoberbecidas derrochan sus riquezas vanamente, entre multitudes escasas y aún faltas de lo más necesario para un subsistir decoroso.

Fuente Consultada:
Sociedades y Tiempo –
La Humanidad Desde el Origen Hasta el Medioevo
Historia de Medos y Persas
de Silvia Vázquez de Fernández Edit. Kapelusz

Historia de los Hebreos en Palestina Cisma Reyes y Religion

Historia de los Hebreos en Palestina-Cisma, Reyes y Religion  

Hacia mediados del milenio seguido a de C., en una época de incesantes movimientos de pueblos, ciertos grupos semitas, originarlos del desierto arábigo, llegaron al Eúfrates medio. Cerca del 1350 a.C. avanzaron hacia el oeste en dirección a Palestina.

En el siglo XII a C. formaron reinos en zonas cercanas al mar Mediterráneo, Entre estos grupos semitas se destacaron los fenicios y los hebreos.

Aunque con características propias, ambos pueblos, al ser vecinos de civilizaciones tan importantes como las de Mesopotamia y Egipto, recibieron muchos elementos culturales de estas regiones.

Costumbres, artes, ideas, posaron de un lugar a otro y de un pueblo al otro. Sufrieron también el impacto de circunstancias externas amenazantes, pero lograron desarrollarse sin excesivos sobresaltos antes de la formación de los grandes imperios asirlo, neobabilónico y persa.

mapa de israel

El pueblo hebreo no ha aportado elementos de importancia para el progreso de la civilización universal.

Tampoco la entidad de su Estado, inestable politicamente, de extensión limitada y de confines imprecisos, justificaría la atención con que han sido estudiados, si no fuera porque de él salió el cristianismo y también porque sus textos bíblicos son los fundamentos dogmáticos de esta religión, cuyo espíritu caracteriza a la civilización de todos los pueblos occidentales.

HISTORIA DEL PUEBLO HEBREO:

Los hebreos:el pueblo de Yahvé” Los hebreos se asentaron en la zona de Palestina, al Sur de Fenicia.

Esta zona está delimitada: al Oeste: por el mar Mediterráneo; al Este: por el río Jordán y el mar Muerto; al Norte: por las montañas del Líbano; al Sur: por la península del Sinaí.

Es un territorio menos fértil que Egipto y Mesopotamia, pero presenta llanuras aptas para el pastoreo y el cultivo, parlo que será codiciado parlas vecinos del desierto.

También pondrán sus oías allí poderosos renos por estar en una posición estratégica, lugar o punto de contacto, adonde llegaban caravanas de diferentes lugares.

Esta región se llamo primitivamente el país del Canaán debido a que sus primitivos pobladores fueron os cananeos pueblo también de origen semita, que se asentó allí hacia el 3000 a.C..

Posteriormente llegaron tribus de origen ario, los filisteos quienes denominaron a la zona Philístina, nombre del cual derivó la palabra Palestina y los hebreos, singular pueblo, que no formó un poderoso Estado o un imperio, pero que sorteando avatares mantuvo su vigencia hasta la actualidad.

Es el único pueblo de la antigüedad que sobrevivió hasta hoy gracias a los lazos de unión que originó su religión.

Evolución histórica y política de los hebreos

Antecedentes del pueblo hebreo. Los patriarcas: Los antiguos hebreos partieron originariamente desde Arabia y llegaron a la Mesopotamia.

Estaban organizados en pequeños grupos familiares o “clanes”, dirigidos por el más anciano de sus miembros, al que llamaban ‘patriarca’, quien además administraba justicia, dirigía los actos de guerra y realizaba tareas de sacerdote.

mapa palestina antigua

Según la tradición, uno de estos patriarcas, Abraham, fue elegido por su dios, Yahvé o Jehová, para sellar un ‘pacto de alianza”: Yahvé le ordenó dirigirse a Cannán, tierra que prometió a él y a sus sucesores, si cumplían con sus designios. Abraham entonces obedeció, se puso en marcho con su clan y se estableció en Palestina.

Los hebreos salieron de la región que habitaban en Caldea, dirigidos por Abraham, y tomaron posesión de la tierra de Canaán, donde se establecieron y afincaron desplazando a los cananeos. Ha habido sus dudas acerca de si los hebreos y, particularmente, Abraham, procedían de una comarca de la Caldea o de la propia ciudad de Ur.

Las investigaciones dan por cierto que la procedencia de Abraham viene de la ciudad de Ur. También se han disipado las dudas que pudieran suscitarse sobre la ruta seguida en su migración hasta la Cananea.

Abraham saldría de Ur con su clan, dirigiéndose hacia el Norte y franqueando el Eufrates,  usado aún en nuestros días, alcanzarían las rutas que conducían desde la Alta Siria a Palestina. Así, pues, hay que considerar a Abraham como el fundador histórico de la nación hebrea.

Con su nieto, Jacob o Israel, los hebreos comenzaron a llamarse a sí mismos hilos de Israel” o israelitas” nombre que significa los que son fuertes con Dios”. Muchos hebreos emigraron a Egipto cuando ese país estaba en poder de los hicsos.

La dinastía XVIII tebana La expulsión de los hicsos de Egipto, se generó en un clima de fervor nacionalista.

Cambió la situación de los hebreos asentados allí, fueron perseguidos y tratados prácticamente como esclavos. Surgió entonces entre los hebreos la figura de Moisés, quien convenció a su pueblo para huir de Egipto y dirigirse hacia la tierra prometida”.

Se inició así el éxodo de los hebreos.

Según la Biblia, Moisés recibió al cruzar la península del Sinaí, en una revelación de Jehová, las leyes para el gobierno de la comunidad, conocidas como el Decálogo o las Tablas de los Diez Mandamientos.

Aquí la alianza de Dios y Abraham se renovó: Yahvé protegería a los hebreos en su camino a la nueva patria y el pueblo se comprometía a reconocerlo como único dios y cumplir con las «leyes”.

El símbolo de este acuerdo era el Arco de la Alianza que contenía las Tablas. Al llegar a Palestina, Moisés murió a la vista de la tierra prometida”. Esta fue conquistada por Josué, su sucesor. En el curso del siglo XII a C. los hebreos tuvieron algunos enfrentamientos con los cananeos.

En cuanto a la organización política continuaron por mucho tiempo divididos en 12 tribus, sin conformar un solo Estado. El vínculo primordial entre ellos era el religioso.

En momentos difíciles cuando eran atacados por enemigos, las tribus aceptaban eventualmente a un único jefe, llamado juez.

Este era casi siempre un caudillo que unía a varias tribus bajo su autoridad durante el tiempo que durara el peligro. Entre ellos se destacaronGedeon, Sanson y Samuel.

Cuenta el Antiguo Testamento que el pueblo hebreo atravesó diversas etapas en su historia:

Etapa de los patriarcas. En ella Abraham, padre de los hebreos, abandonó por orden de Dios la ciudad de Ur para dirigirse hacia Palestina. Esta etapa comprende también la huida de Egipto de los hebreos guiados por Moisés, a quien Dios entregó los Diez Mandamientos. Por último se narra la instalación en Palestina.

Etapa federativa. Comienza con el patriarcado de Josué (siglo XII a.C). Se relata la federación de las doce tribus de Israel, que se enfrentaron a los filisteos. La lucha finalizó con la implantación del poder unificador de los jueces: Gedeón, Sansón, Samuel.

Etapa monárquica. En este período los judíos formaron un reino unitario con capital en Jerusalén, primero bajo el mando de Saúl y luego de David y Salomón, Después de produjo la división en dos reinos (Judá e Israel), la dominación babilónica y, por último, la diáspora de los judíos, es decir, su dispersión por el mundo.

Los hebreos creen en la existencia de un solo Dios, por tanto su religión es monoteísta. Esto era un rasgo único en su época. Según su concepción religiosa, Dios selló un pacto con los hebreos, a los que escogió como pueblo elegido.

Dentro de las creencias judías figura la esperanza en la venida de un Mesías o redentor. El Antiguo Testamento es el libro sagrado del pueblo hebreo. El libro relata la historia de este pueblo y sus relaciones con las naciones vecinas, principalmente Mesopotamia y Egipto.

Creación del Estado hebreo: Los reyes

Rey Salomónrey salomon

A fines del siglo Xl a C. estas uniones temporales frente al peligro se transformaron en una unión permanente con la creación del reino de Israel.

Los hebreos organizaron un solo Estados nació la monarquía.

Era una circunstancia propicia para ello. En el plano internacional era una época de florecimiento de pequeños reinos independientes los grandes imperios antiguos habían decaído y todavía no había surgido el temible poder de los asirios.

En el plano interno, era un buen momento para unirse y derrotar a los filisteos con quienes se disputaban la zona.

El primer rey de los hebreos fue Saúl. Su sucesor David conquisto Jerusalén (antigua ciudad cananea) y la convirtió en la capital del reino. Posteriormente sometió a los filisteos y extendió los dominios de Israel hasta el mar Rolo.

Los hebreos consideraron a esta época como la más feliz. Su hilo y sucesor Salomón alcanzo fama por darle prestigio e importancia al cumplimiento de la justicia.

También intensificó el comercio aprovechando que el territorio estaba ubicado en un cruce de rutas comerciales.

Fue una época prospero. Saloman, incluso, organizo una flota para comerciar por el mar Rojo. Parte de las riquezas se aplicaron a la construcción del palacio y del templo de Yahvé en Jerusalén.

templo salomon

Templo de Salomón

El Cisma. Los dos reinos

A la muerte de Salomón cerca de 926 a C. se desencadenó una fuerte rivalidad entre las 12 tribus que conformaban el pueblo hebreo lo que determino la división del reino en dos estados diferentes:

a) Las diez tribus del Norte formaron el reino de Israel mas vasto y más fuerte, con capital en Samaria;

b) Las dos tribus del Sur formaron el reino de Judá con capital en Jerusalén.

Como consecuencia de este cisma o esta división hubo una decadencia económica y religiosa. Económica porque ya no tuvieron el monopolio de las rutas de la región, y religiosa porque comenzaron a adorar, sobre todo en el reino del Norte, a otros dioses y asimilaron también costumbres religiosas de otros pueblos como los cananeos.

Como reacción ante esta situación surgieron los profetas, en defensa de la doctrina de Jehová. Según la Sagrada Escritura profeta es aquel que habla por Dios y como intérprete de Dios.

El exilio. La pérdida de la independencia política

La división y las luchas internas provocaron debilidad en los dos reinos justo en el momento en que resurgían nuevamente poderosos imperios en el Cercano

Oriente. Por lo tanto se vieron imposibilitados de mantener su independencia En eL 722 a.C. los asirios invadieron el reino de Israel y lo conquistaron, en el 587 a.C., Judá cayó en poder del imperio neobabilónico de Nabucodonosor II, quien transportó a los israelitas cautivos a Babilonia.

El cautiverio en Babilonia señala la decadencia de la organización política de los hebreos. Como contrapartida constituirá un periodo de elevación religiosa. Los judíos se mantendrán unidos por sus tradiciones yahvistas.

En esta época surgieron con nuevo vigor los profetas, que reavivaron la fe de los israelitas. Entre ellos, Ezequiel y Daniel anunciaban que tras el sufrimiento vendría la recompensa con la llegada del Mesías, el Hilo de Dios” que los libertaría.

El retorno a Palestina. La comunidad religiosa

Cuando Ciro el Grande rey de los persas conquistó el imperio neobabilonico en el 539 a.C. autorizó a los hebreos retornar a Palestina.

Si bien los persas les permitieron reorganizarse como comunidad religiosa, de acuerdo con su política de respeto a las creencias de los sometidos a su poder les prohibieron erigirse, en cambio como un Estado político independiente.

De esta forma sufrieron distintas dominaciones: de la persa pasaran a la griega y luego a la romana.

La diáspora: En el año 70 d.C. LOS romanos destruyeron a ierusalen y expulsaron a os israelitas, quienes se disgregaron por todo el Mediterráneo. Comenzó así la diáspora” es decir la dispersión de os judíos por el mundo.

La historia de los hebreos en Palestina había terminado por el momento, ella dejaría de ser su patria por mucho tiempo Pero la comunidad hebrea sobrevivirá manteniendo intactas sus creencias y costumbres, gracias a su fe y a la alianza con su Dios, Yahvé.

Economía: una tierra puente Establecidos en Palestina, los hebreos se dedicaron a la agricultura y a la ganadería. Los cultivos característicos fueron el olivo y la vid, aunque también obtuvieron legumbres como habas y en telas.

El pastoreo de ovejas, asnos, bueyes, cabras, caballos y camellos acompañaba la actividad agrícola. También trabajaron la cerámica y confeccionaron numerosos tejidos de ano y lino. Pero su más importante actividad económica fue el comercio: esto se debió a que su lugar de asentamiento, Palestina, era una tierra puente; por ejemplo, un lugar de tránsito de mercaderes entre Mesopotamia y Egipto.

Los hebreos: exportaban: aceite y vino; importaban: metales (cobre de Chipre, hierro de Anatolia, oro de Arabia), marfil y especias.

La sociedad La sociedad israelita estaba íntimamente relacionada con su religión. El núcleo de la sociedad hebrea era la familia. Esta ero patriarcal. El padre representaba la máxima autoridad. Existían también los esclavos, que se obtenían por compra o por ser prisioneros de guerra; no se los trataba con crueldad

Letras y artes La religión dominó todos los aspectos de la cultura hebrea. La prohibición de representar a la divinidad desalentó la creatividad en escultura y pintura.

Como contrapartida, la religión estimuló el desarrollo de la literatura: el esfuerzo de generaciones para la redacción y la transmisión de los textos, las creencias y tradiciones religiosas.

El resultado fue la Biblia. La palabra Biblia” deriva del griego (Biblia libros, e indica el libro por excelencia Fenicia”. También se denomino Sagradas Escrituras: Sagradas” porque se creen inspiradas en Dios y contienen la revelación de éste a los hombres, y “Escrituras” porque su origen es variado, de distintas épocas y diferentes autores.

Estos escritos redactados por os hebreos constituyen el Antiguo Testamento o Biblia hebrea. En ellos se habla de la historia, las costumbres, las creencias, los pensamientos éticos y morales del pueblo israelita.

Posteriormente, los cristianos le anexaron el Nuevo Testamento, donde aparece la llegada de Cristo, su vida y los orígenes del cristianismo.

El núcleo original de la Biblia fue el Pentateuco, conjunto de los cinco primeros libros del Antiguo Testamento: el Génesis, el Éxodo, el Levítico, los Números y el Deuteronomio.

El Génesis relata la creación del mundo, los orígenes del pueblo hebreo con Abraham hasta el establecimiento en Egipto.

El resto de los libros se refieren, entre otros temas, a Moisés, comentan la huida de Egipto, el peregrinar por el desierto y la llegada a la tierra prometida.

Los llamados Escritos Históricos de Josué, Jueces, Samuel, Reyes y Crónicas narran los hechos históricos desde el asentamiento en Palestina, relatan la actuación de los jueces, la formación del Estado, los momentos salientes de cada monarquía.

Los Escritos Proféticos comentan la división del reino en Israel y Judá, y su caída en manos de opresores extranjeros. Contienen los presagios de los profetas que anuncian el castigo y la resurrección de las ruinas.

Los Escritos Poéticos contienen salmos o himnos para ser cantados y plegarias.

Los Escritos Sapienciales reúnen consejos de sabiduría y preceptos de carácter moral. La música también fue cultivada por los hebreos. Samuel fundó una escuela de músicos. Durante los gobiernos de David y Salomón, este arte llegó a su esplendor considerándose una profesión de gran prestigio.

(Ver JERUSALEN, LA CIUDAD SANTA)

La religión: un monoteísmo ético

La religión, razón misma de ser del pueblo hebreo, tuvo como característica principal el monoteísmo. Israel tiene un solo dios: Yahvé o Jehová.

Esta es la primera gran diferencia con el resto de las religiones del Cercano Oriente, que eran politeístas. Su dios es justo, sumamente bueno y clemente.

No puede ser representado, es inmaterial. No toma por esto características antropomórficas ni se identifica con las fuerzas de la naturaleza, como los dioses de otras religiones de la antigüedad.

El hombre queda con respecto a Jehová en una posición inferior. Dios lo hizo a su imagen , inmortal, pero ha pecado, por ello ha sido condenado al trabajo y a la muerte. Concepto inverso al de las religiones mesopotámicas, donde el hombre nace mortal.

El anuncio de la llegada de un Mesías en las épocas de crisis es otra particularidad de la religión hebrea. Vislumbro un futuro feliz, en donde el bien y la justicia reinen en la Tierra.

De esta forma, el mesianismo señala un punto de transición a la predicación cristiana. La religión de los israelitas tuvo también un matiz moral o ético. Yahvé le exige a su pueblo el cumplimiento de una moralidad.

Dicto, en primer lugar, Las obligaciones del creyente para con su dios («ser el único dios”, “no representarlo”), y luego, las obligaciones de los hombres entre sí «no cometer asesinato ni adulterio” ,“honrar al padre y a la madre”, etc.).

Por último, debemos citar una característica primordial de la religión hebrea: el profundo vínculo de Dios con la historia de su pueblo. En otras religiones, el accionar de los dioses se realizaba fuera de los tiempos históricos.

En la religión de los hebreos, Dios está presente en la historia de su pueblo y les manifiesta o les revela a sus creyentes el modo correcto de actuar.

Se comunica con ellos a través de sus elegidos como Abraham y Moisés, por intermedio de los cuales los guía” en el transcurso de la historia.

En síntesis: La religión hebrea, monoteísmo de contenido moral y profundo vínculo con la historia de su pueblo, fue la primera religión “sin fronteras”, lo que la convirtió en vínculo permanente entre sus creyentes y en razón de ser para su supervivencia como pueblo.

Su Legado: La primera fe monoteísta, origen de las tres grandes religiones actuales: cristianismo, judaísmo y islamismo. El Antiguo Testamento.

AMPLIACIÓN Y SÍNTESIS DEL TEMA

LAS RAÍCES DEL JUDAÍSMO son extremadamente antiguas, posiblemente anteriores al s. XIII a.C. A diferencia de todas las religiones de la época, los judíos creían en un solo dios. La historia y las leyes del judaismo estaban escritas en un libro, la Biblia hebrea (lo que los cristianos conocen como Antiguo Testamento).

Los cinco primeros libros se conocen como la Tora, que quiere decir «ley» (para los cristianos se trata del Pentateuco). Contiene la historia de Abraham, Isaac y Jacob, llamados los «patriarcas», así como la historia de Moisés. En la Tora se expresan los preceptos básicos del judaismo.

ABRAHAM: El pastor Abraham, el primer patriarca hebreo, era originario de la ciudad caldea de Ur. Dios le ordenó que cogiese a su familia y se trasladase con ella a Canaán, territorio que ocupaba la actual Palestina.

Dios quiso más tarde probar su fe ordenándole el sacrificio de su único hijo Isaac. A punto estaba de celebrar el sacrificio cuando Dios, satisfecho por su devoción, le ordenó sustituir a su hijo por un carnero.

JACOB: Jacob era el primogénito de Abraham y condujo a los hebreos a Egipto cuando el hambre asoló las tierras de Canaán. Jacob recibió asimismo el nombre de Israel, de donde viene el de «israelitas» con que se conoce también a los hebreos.

MOISÉS: El libro bíblico del Éxodo se centra en el período de la esclavitud de los hebreos en Egipto y en su salida conducidos por Moisés hacia la tierra de Canaán, a través del desierto. Durante la peregrinación, Moisés recibió las leyes de Dios, especialmente el Decálogo, en la cima del monte Sinaí.

Como intérprete de la Alianza, Moisés se convirtió en el organizador de la religión y de las tradiciones civiles de los israelitas. El Decálogo (los «diez mandamientos») se convirtió en el código de conducta, no sólo del judaísmo, sino también, más tarde, del cristianismo.

ISRAELITAS Y FILISTEOS: Los filisteos eran un pueblo de marinos provistos de una rígida disciplina y de un buen armamento que invadieron y saquearon varios países del Mediterráneo. Se habían instalado en Canaán poco antes del regreso de los israelitas desde Egipto.

Los filisteos intentaron extenderse al vecino territorio de Israel y a los montes de Judea, lo que condujo a un conflicto entre los dos pueblos; es la historia bíblica de Sansón. Durante el reinado de David, los israelitas se unieron definitivamente ante el enemigo común, los filisteos. Resultaron victoriosos y se establecieron en la tierra de Israel.

EL REINO DIVIDIDO El primer templo de Jerusalén fue construido por Salomón en el 957 a.C. para albergar el Arca de la Alianza, símbolo de la unidad israelita.

Tras la muerte de Salomón (h. 930 a.C.) se intensificaron las luchas entre las tribus del norte y las del sur. El reino se dividió en dos: Israel, al norte, y Judá, al sur.

INFLUENCIA EXTRANJERA: Los asirios conquistaron Israel en el 721 a.C. El área y su religión sufrieron la influencia extranjera durante largo tiempo, en un período en el que transcurrieron desde la caída en manos de Babilonia (s. VI a.C.) hasta la conquista de Alejandro Magno (s. IV a.C.).

Los romanos conquistaron Israel en el 63 a.C. y la incorporaron a sus posesiones con el nombre de Judea. La religión de los israelitas comenzó a ser conocida como judaísmo, mientras que los israelitas se conocieron más como judíos.

En este período surgieron nuevos grupos judíos, principalmente de orden político, cuyo objetivo era la fundación de un estado judío independiente. La comunidad judía se expandió rápidamente por el Mediterráneo y Egipto.

LA VIDA COTÍDIANA El pueblo que observaba la religión judía debía cumplir ciertas leyes. Éstas incluían una cierta forma de matar a los animales y de preparar los alimentos. Un precepto fundamental era la observancia del sabbath, día de la semana consagrado a la plegaria.

Fuente Consultada: La Humanidad de Silvia Vázquez de Fernández

Palacio de Ninive Biblioteca de Behistun En Sumeria

Palacio de Nínive – La Biblioteca de Behistun

La región de Sumeria se sitúa justo en el corazón del moderno Irak, y llega hasta el golfo Pérsico en el sur, donde conecta con el océano Índico. Fue una de las primeras regiones en las que la nueva fiebre del hombre por controlar la naturaleza desembocó en la tarea de construir mundos artificiales en forma de ciudades y estados. Fue también allí donde, según los expertos, surgió la escritura.

Para las primeras comunidades humanas establecidas, Sumeria era un enclave perfecto para vivir. Hace 10.000 años, los niveles del mar habían crecido casi 130 metros desde su punto más bajo y, en esta parte del mundo, el clima era más húmedo y, por consiguiente, mejor para el cultivo de lo que es hoy en día. En los últimos 5.000 años aproximadamente las temperaturas han aumentado y las precipitaciones se han reducido, lo cual ha hecho de este Oriente Medio la tierra arenosa y yerma que hoy conocemos.

Un clima húmedo era ideal para el cultivo de trigo, cebada y uva, que necesitan de las lluvias invernales. Además, en las faldas y laderas de las colinas de la región habitaba el tipo más adecuado de animales salvajes, aquellos que resultaron perfectos para la domesticación, como la cabra, la oveja y el buey. Estos animales podían ser utilizados como fuente de alimentación, como fuerza de tiro para el arado y los carros, y como suministro de materia prima para la fabricación de vestidos, recipientes y productos de cuero.

La antigua región en la que surgieron las primeras ciudades sumerias se llama Mesopotamia, y su nombre da idea de por qué los humanos pudieron construir allí sus primeros estados. En griego significa «entre ríos». El Tigris y el Eufrates eran ideales para el abastecimiento de agua a las regiones colindantes mediante canales de irrigación, diques, presas construidos por el hombre. Con el control del agua podían inundar campos para lograr la germinación de la semilla para su alimentación futura, es decir, tenían agua y comida asegurada para su subsistencia, allí se asentaron las primeras poblaciones y construyeron  importantes ciudades como Ur, Uruk, Akkad, Babilonia y Nínive, entre otras.

Nínive fue una ciudad en la orilla oriental del Tigris, junto a la desembocadura de un pequeño tributario ahora conocido como Khosr (frente a la actual ciudad de Mosul;  fundada por Nimrod. Las excavaciones han mostrado restos que llegan hasta épocas muy antiguas. Sin embargo, su historia temprana es oscura, porque durante el 1er milenio de Asiria parece haber desempeñado sólo un papel secundario, mientras que otras ciudades, como Assur y Cala, fueron importantes como capitales del país.

El período más glorioso de Nínive comenzó con Senaquerib (705-681 a.C.).  Desde ese tiempo fue la indiscutida capital del país hasta su destrucción en el 612 a.C. Construyó una gran plataforma dentro de la ciudad y edificó su palacio sobre ella. Levantó un 2º palacio en otra parte de la misma, reconstruyó el sistema de fortificaciones y hermoseó las 15 puertas de acceso, cuyos nombres conocemos por un texto cuneiforme.

El tamaño de Nínive se conoce fuera de toda duda, porque los muros de la ciudad son claramente visibles todavía. Sus ruinas forman largas y bajas colinas, con depresiones donde una vez estuvieron las puertas . La longitud total de las antiguas murallas era de unos 12 km. La superficie encerrada por ellas, más bien triangular, era de unas 664 ha . Si concedemos unos 42 m2 por persona, la antigua población dentro de los muros se puede estimar en unos 160.000 habitantes; muchos también habrían vivido fuera de la ciudad.

Algunos consideran que el número de 120.000 personas que «no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda» es una referencia a los niños que no podían diferenciar entre ambas manos, y han calculado que la población de la ciudad era de por lo menos 600.000 habitantes. Este número parece demasiado grande para el tamaño de la ciudad que conocemos.

Historia: El 9 de noviembre de 1845, un arqueólogo aficionado llamado Austen Layard, con un equipo de lugareños, inició excavaciones en la zona de la antigua Nínive. Al cabo de unas horas sus cepillos y palas sacaron a la luz las murallas de un antiguo palacio cubierto con losas de piedra, todas ellas repletas de inscripciones de aspecto curioso en una escritura antigua desconocida.

No se trataba sólo de un vistoso palacio real con unos cuantos grafitos antiguos que Layard y su equipo habían encontrado por casualidad. Tras una serie de excavaciones, aparecieron en el yacimiento dos palacios y una enorme biblioteca real, que resultaron ser los restos de la antigua ciudad bíblica de Nínive.

La biblioteca había sido construida por Asurbanipal, el último gran rey de Asiria, que murió en 627 a. C. Fue un monarca erudito y ávido coleccionista. A diferencia de la mayoría de los reyes de su época, Asurbanipal sabía leer y escribir, y era notoria su capacidad para resolver complicados problemas matemáticos. Layard y su equipo descubrieron la asombrosa cantidad de 20.000 tablillas de barro en la biblioteca de Asurbanipal, entre ellas listas de reyes, textos históricos y religiosos, tratados matemáticos y astronómicos, contratos, documentos legales, decretos y cartas reales. Todo ello proporciona una fascinante percepción de la Antigüedad que ha modificado nuestra comprensión de cuándo y dónde emergieron las primeras civilizaciones, y de cómo eran.

Respecto al palacio, este joven investigador dijo: «Deduzco que tan sólo en la sección del palacio que estudiamos, se desenterraron según un calculo aproximado, unos 3000 metros de bajorrelieves con veintisiete pórticos , con enormes figuras de toros alados y esfinges de cabeza de león»

Profundidad de los cimientos        22 m aproximadamente
Altura de las murallas20 m aproximadamente
Dimensiones503 x 242 m
Número de habitaciones excavadas120 aproximadamente
Número de habitaciones por excavarAl menos 100
Número de esculturas colosales en las entradas120 aproximadamente
Peso de las figuras colosales más grandesunas 30 toneladas
Longitud del friso en piedra esculpidoal menos 3 Km.

Construcción: Para ello, tuvo a su disposición una abundantísima mano de obra, compuesta por prisioneros de guerra procedentes de Babilonia, el sur de Turquía, Palestina y otras muchas regiones, y sin los cuales no habría podido materializar su ambicioso proyecto de construcción que habría de dotar a Nínive de nuevas murallas de piedra y espléndidos jardines, para cuyo riego hubo que excavar canales de vahos kilómetros de largo.

De todos modos, la joya de la corona fue el palacio en sí, en cuyos cimientos se han encontrado numerosas inscripciones cuneiformes, tanto en forma de memoriales como en tablillas de arcilla, en las que se describe con todo lujo de detalle cómo se erigió, completando y ampliando así la información proporcionada por los restos desenterrados por los arqueólogos.

Se sabe que en ese mismo emplazamiento hubo otro palacio de fechas anteriores que debía de medir (de acuerdo con los datos aportados por las inscripciones) 200 x 66 m aproximadamente, pero que en tiempos de Senaquerib se encontraba en un estado ruinoso después de que las lluvias hubieran erosionado los cimientos y abierto brechas en los muros. Para ampliarlo, el rey de Asiria no dudó en ganar tierra al río colindante y la construcción se llevó a cabo entre el 702 a. C., cuando el proyecto del nuevo palacio era poco más que una idea, y el 693 a. C., fecha en que concluyeron las obras.

Para solucionar el hecho de que estuviese junto al río, se colocaron unos imponentes cimentos con bloques de piedra caliza, sobre los que se dispuso una plataforma de ladrillos de adobe mezclados con paja y secados al sol. Por sorprendente que pueda parecer, este material posee unas indudables propiedades arquitectónicas, ya que aísla muy bien del frío y del calor. Además, con un correcto mantenimiento dura en pie siglos y siglos, de ahí que se empleara incluso para los muros del palacio. Hacia el año 697 a. C., la plataforma media 385 x 212 m aproximadamente en sus lados más largos, y tenía 22 m. de alto, esto es, 180 hiladas de ladrillos superpuestas, lo que da un total de 107 millones de ladrillos, cifra ésta inexacta, pero que sin duda da una idea de las dimensiones del proyecto. Entre 697 y 693 a. C. el complejo palaciego sufrió todavía alguna que otra ampliación hasta alcanzar los 503 x 242 m. definitivos.

Aspecto y decoración: Senaquerib puso a su palacio el acertado nombre de “Palacio sin Rival», pues ciertamente nunca hasta entonces se había levantado en el mundo una construcción similar.

La vista de la ciudad desde la orilla este del Tigris de resultar sobrecogedora, con sus murallas de 25 altura coronadas a su vez por la fachada del palacio se alzaba a una altura de, como mínimo, otros 20 m. Ésta tenía tres puertas principales y delante de cada una de ellas había un pórtico flanqueado por dos columnas gigantes, cuyas bases, de bronce, reproducían la figura de dos leones dando una zancada, y que ya de por sí constituían una auténtica obra de arte.

Para esculturas de este tamaño no servía el método tradicional de relleno cera, de modo que el propio Senaquerib, en coordinación con uno de sus arquitectos, ideó una nueva técnica que consistía en introducir el metal fundido en un molde para dejarlo enfriar hasta que endurecía. Dos de las columnas eran también de bronce, mientras que el resto era de le madera, obtenida, eso sí, de los cedros más altos de las montañas del Líbano, a 800 Km. de distancia, desde donde se transportaron a Nínive por tierra y por el río. Las columnas estaban decoradas con incrustaciones y baños de oro y plata, y coronadas con unos capiteles de estilo eólico. En lo alto, casi tocando el cielo, las almenas, decoradas con hiladas de ladrillos esmaltados en un azul intenso, relucían con los rayos del sol.

Detrás de las columnas había unas enormes esculturas en en alabastro con forma de toro alado y cabeza humana que miraban en todas direcciones y cuya finalidad era alejar del palacio la mala suerte así como a cualquier enemigo potencial. En la fachada principal había al menos doce de estas esculturas, que medían unos 4 m. de alto y pesaban cerca de 30 toneladas cada una, y a ellas había que sumar las cerca de cien representaciones de toros o esfinges que adornaban las otras entradas del palacio. Senaquerib se vanagloriaba al recordar cómo sus antecesores en el trono habían tenido grandes problemas a la hora de transportar desde las canteras esculturas de similar tamaño a través del Tigris, viéndose obligados a esperar a las crecidas primaverales del río, y aun a costa de numerosos heridos entre los porteadores, cuando él había encontrado una cantera similar junto al río colindante.

No obstante, se han conservado unos cuantos frisos del palacio en los que queda claro lo duro que seguía siendo el traslado del material desde las canteras hasta Nínive. Después de extraer el bloque de piedra a golpe de piqueta, se pulía un poco para restarle algo de peso y se colocaba encima de un patín, en el que se llevaba a través de los 50 Km. de terreno irregular que mediaban entre la cantera y Nínive. Una vez allí, había que elevarlo hasta unos 20 m de altura para situarlo en la fachada del palacio.

Obviamente, el trabajo más duro lo realizaban los prisioneros de guerra, supervisados siempre por oficiales asirios. Mientras unos hacían palanca en la parte trasera del patín, otros intentaban deslizar debajo del bloque unos rodillos, al tiempo que varios cientos más tiraban desde la parte de delante por medio de unas cuerdas. Los oficiales daban las órdenes por un megáfono sentados en lo alto de los toros, y el mismo Senaquerib controlaba las obras.

«Detalle de la colección de relieves que decoraba los muros del palacio Assurbanipal, rey asirio entre los años 669 y 627 a.C. Es considerado el último representante de la dinastía sargónida, estirpe con la que el Imperio Nuevo Asirio alcanzó su máximo apogeo tanto cultural como territorialmente. La última década de su reinado fue catastrófica y con su muerte comenzaron las guerras por el poder, por lo que se señala ese momento como el fin a la historia asiria; aun así, uno de sus hijos también reinó sobre el vasto territorio que dominaba en aquel momento este país.»

Fuente Consultada: Wikipedia
Todo Sobre Nuestro Mundo Christopher Loys
La 70 Maravillas del Mundo Antiguo Chris Scarre
http://siestudiohumanidades.blogspot.com

El Nuevo Orden Mundial Explotacion de Recursos Naturales Objetivos

El Nuevo Orden Mundial y la Explotación de los Recursos

Durante la Guerra Fría, la humanidad vivía con el temor de que en cualquier momento se desataría una conflagración con el uso de las armas nucleares, por parte de cualquiera de las dos potencias: la Unión Soviética o Estados Unidos. Sin embargo, no parecía darse cuenta de que, en los últimos 30 años, nuevos peligros están acechando a la vida de los habitantes del planeta.

Unos de ellos son la utilización y explotación indiscriminada de los recursos naturales y la contaminación del medio ambiente, que se agravan por la condición de no imponer limitaciones al libre comercio. El mensaje de la OMC, durante la reunión ministerial en Doha, fue claro: “No a la protección ambiental si ésta significa restricción comercial.”

Con la expansión de los mercados se ha incrementado el uso de materia prima de origen animal, vegetal y mineral para la elaboración de los productos, sin importar destruir selvas, provocar sequías y hambrunas, desecar y contaminar ríos y lagos, producir nuevas enfermedades a hombres y animales, erosionar la tierra cultivable, sumir en la miseria a incontables poblaciones, ni contaminar el aire con desechos tóxicos.

Manifestaciones contra el Nuevo Orden

El paisaje urbano y rural ha sido cambiado por el hombre a causa del cultivo agrícola organizado. Las montañas han sido cortadas para construir carreteras y vías de ferrocarril. Los bosques y praderas han desaparecido para construir casas. Además se han desviado ríos y construido industrias contaminantes.

Es imposible tratar de conservar la naturaleza como está, porque debido a las necesidades propias del hombre actual se vuelve necesario cambiarla. Para juzgar lo que sucedería en el futuro, debemos basarnos en la experiencia acumulada. La degradación del medio ambiente es un fenómeno global. Los gobiernos no han creado estrategias adecuadas para proteger el medio ambiente, ni se ha educado ni concientizado adecuadamente a la población para solucionar tales problemas.

Existen organismos no gubernamentales, como Greenpeace, que se preocupan por evitar la tala inmoderada de árboles, la contaminación del agua y el aire, el uso de aerosoles e insecticidas, la producción de alimentos transgénicos, la caza inmoderada de animales en peligro de extinción, etc.; sin embargo, no se toma en cuenta con la seriedad que se necesita.

Se trata de un problema prioritario de seguridad nacional que debe atenderse considerando su importancia vital. Por otra parte, los Estados poderosos quieren el control y la explotación de los países ricos en recursos naturales, lo cual ha generado conflictos bélicos, que, a su vez, también aumentan la destrucción del medio ambiente, y la contaminación en tierra, ríos y mares.

Otro de los grandes problemas que forma parte de la vida cotidiana es el narcotráfico. Su presencia corrompe a autoridades civiles y militares, sumiendo en la drogadicción y la dependencia a millones de niños, jóvenes y adultos. Se ha convertido en un gran problema social que destruye física y mentalmente y provoca delincuencia, trastornos en la educación y en la producción, por h inasistencia a los centros de trabajo, así como problemas familiares.

Males de nuestro tiempo son el desempleo, la explosión demográfica y los trastornos psicológicos como el estrés y la depresión, provocados por cuestiones tanto económicas como sociales. El hombre se preocupa más por producir y poseer cosas que por pensar y buscar satisfactores para su crecimiento espiritual y emocional. Vivimos en una sociedad de consumo donde la riqueza está mal repartida; donde se manipula, se controla y se deshumaniza al hombre. Una sociedad que tiene un Big Brother que vigila, que dice lo que se tiene qué hacer.

Éste es el mundo donde nos tocó vivir. Tenemos que convivir en él de la mejor manera. Debemos construir nuestro presente construyendo al mismo tiempo nuestro futuro. Esto debe conducirnos a una reflexión histórica y razonada, con un sentimiento de comunidad y de humanismo, buscando  la preservación de la individualidad, pero sin perder la vista del conjunto.

Asimismo se necesita una orientación racional con principios morales, que construya nuestra propia historia con base en el respeto de otras lenguas, otras culturas, otros pensamientos, otras formas de vida. Busquemos un mundo globalizado en las prácticas humanas, en la justicia, en la responsabilidad, en la dignidad, para encontrar una forma de vivir a la altura de nuestras esperanzas y de nuestras aspiraciones.

Fuente Consultada: Historia Universal de Gómez Navarro y Otros

Leyenda del Minotauro Teseo Adriana Rey Minos de Creta

Leyenda del Minotauro: Teseo y Adriana

En aquella época era costumbre en la isla de Creta convocar a la juventud para que tomara parte en los juegos deportivos, en la lucha, en las carreras y en los torneos de toda clase. Una vez que se proclamaban los vencedores, se otorgaban los premios con la más sincera imparcialidad.

A uno de estos certámenes olímpicos concurrieron los campeones de Creta y de Atenas. Andrógeo, hijo de Minos, llevóse el premio de la lucha, disputado entre los ciudadanos de Atenas, Megara y Creta. Los atenienses no quisieron resignarse a una derrota tan poco honrosa y se vengaron cobardemente asesinando al joven Andrógeo.

El rey de Creta, Minos, reúne a sus guerreros, los embarca, llega a Megara, pone sitio a la ciudad, la toma por asalto y luego se dirige a Atenas con la esperanza de obligarla a capitular sin sacrificar muchos hombres. La ciudad de Minerva resiste bastante más tiempo, pero sus vituallas empiezan a agotarse.

El pueblo presiente que Atenas sufrirá la misma suerte que Megara, y los jefes atenienses, desesperados, consultan al oráculo de Delfos para conocer el medio de conjurar el inminente peligro que les amenaza. —No os queda otro recurso —contesta la pitonisa— que aceptar por anticipado sin restricción de ninguna clase las condiciones de Minos.

Dolorosamente indignado por la muerte de su hijo, el rey de Creta impone como condiciones que, durante un período de treinta años, la ciudad deLeyenda del Minotauro Teseo Adriana Atenas envíe, una vez por año, siete jóvenes varones y siete hembras para servir de pasto al Minotauro.

El Minotauro en cuestión era un toro gigantesco y de inaudita fuerza, que se alimentaba de carne humana. Teseo no sabía una palabra del trágico accidente que había costado la capitulación de su patria, porque había estado ausente de ella durante la guerra.

Llegó a Atenas precisamente en el momento en que estaban ya dispuestos los catorce jóvenes que habían de servir de banquete al Minotauro. Teseo se entera de todo y quiere partir con aquella abnegada juventud.

Su viejo padre, Egeo, le suplica que no lo haga e intenta disuadirlo; las víctimas han sido ya designadas y él no forma parte del grupo. Pero Teseo no escucha sus lamentos; su voluntad es firme y su deber trazado: defender, ayudar a sus compatriotas y amigos. Si así no obrara, ¿ sería realmente digno de sentarse un día en el trono de su padre?

—Tranquilizaos, padre mío —le dijo—.

Voy a donde el honor me reclama, pero pronto tendréis la satisfacción de vernos a todos sanos y salvos en nuestra querida patria. Egeo despide a su hijo, apesarado y triste, y permanece inmóvil en la orilla; el navío, con las velas negras en señal de luto, se aleja llevándose a su idolatrado hijo. La nave va empequeñeciéndose a medida que se aleja y acaba por convertirse en un punto imperceptible que desaparece en el horizonte… Curvado por los años y agobiado por profundo dolor, el rey de Atenas regresa penosamente a su palacio. Sólo le queda una esperanza.

Antes de que la nave se hiciera a la vela hizo una suprema recomendación al piloto: —Cuando regreses con el navío, si llevas a Teseo contigo guarnecerás el barco con velas blancas. Si no es así, ya comprenderé perfectamente la tragedia. Significará que no veré más a mi hijo.

El Minotauro habitaba en una profunda caverna, en la extremidad de una extraña morada llamada el Laberinto. Habíala construido el más hábil y audaz arquitecto de aquellos tiempos, con un plan tan inverosímil como extraordinario. Esta construcción fantástica estaba hecha a base de corredores entrecruzados, circuitos, vestíbulos y pasadizos complicadísimos, de tal forma que, una vez habíase entrado allí, resultaba imposible encontrar la salida. Al final, todos los visitantes eran víctimas del voraz habitante de aquel lugar maldito.

Cuando entre los insulares de Creta anuncióse ruidosamente y con enorme expectación la llegada de la nave ateniense, una gran multitud quiso contemplar el desembarque de los viajeros. Una de las espectadoras que más se impresionaron ante aquel triste desfile de jóvenes que iban hacia la muerte fue la hija de Minos, Ariadna.

La hija del rey descubre entre el grupo de jóvenes la gallarda figura de un mancebo elegante, de porte real. Interesada, se enteró de que se trataba de Teseo, el propio hijo del rey, quien habíase entregado voluntariamente.

Ariadna le conocía ya por su reputación de hombre valeroso; sabía que era un héroe; contemplaba su fuerte complexión masculina; admiraba su belleza. Y su corazón palpitó de angustia al solo pensamiento de que la muerte no respetaría a Teseo.

Ariadna le habla y le comunica sus sentimientos. Incluso se ofrece para salvarle, con peligro de su propia vida; Teseo se siente cautivado por la gracia y el atractivo de la joven princesa.

Tanta abnegación le enternece, y decide formalmente que, si sale indemne del Laberinto, Ariadna será su esposa. La hija de Minos acepta el agradable augurio y entrega a su futuro e intrépido esposo un ovillo, guardando ella la extremidad del hilo. «La mano del héroe guardaría cuidadosamente el ovillo mientras el hilo se desenrollara. Para volver a la luz le bastaría a Teseo seguir la dirección del hilo, guía seguro e infalible para no extraviarse.» El grupo de las víctimas se adelanta, acercándose al Laberinto.

Los atenienses atraviesan la entrada y desaparecen. Emocionada y temblorosa, Ariadna percibe en su mano los movimientos del hilo, que significan los de Teseo en el Laberinto. En seguida resuenan los terribles mugidos del Minotauro. El hilo, entonces, se agita violentamente, traduciendo las peripecias del combate. Avanza, retrocede, se para. Pero súbitamente se produce un gran silencio. El hilo no se mueve. ¿Qué habrá pasado? El corazón de Ariadna muere de angustia… ¿ Será una ilusión? Diríase que el hilo se ha movido.

Parecen percibirse gritos muy lejanos… ¿Pero cómo son? Los ecos pueden modificar los sonidos a través de los numerosos méandros. Esta vez no se ha equivocado: los gritos son de alegría. El ruido se acerca y cada vez se percibe más claro y preciso. Ya no hay duda: el Minotauro ha sido vencido. El hilo se mueve más rápido y firme. Teseo se ha salvado.

Ariadna cae en sus brazos, palpitante de emoción y de felicidad. Ya están juntos. Del brazo de Ariadna, Teseo dirígese con sus compatriotas liberados hacia la orilla del mar. Se izan las velas y el navío parte… El mar, que al principio era de un azul prístino, empieza a murmurar violentamente, presentando un aspecto sombrío y amenazador. El viento cambia y empieza a soplar con gran fuerza. El cielo es de tormenta; unos negros nubarrones se acercan imperiosamente, eclipsando la luz del día. La tempestad se desencadena con terrible furia; es preciso plegar las velas y ponerse al abrigo.

La nave anda en la isla de Naxos. Ariadna, muerta de cansancio, aprovecha aquella forzada escala para descansar; el sueño la vence y se duerme. Pero la tempestad no tarda en disiparse; la calma renace; el sol reaparece en el cielo puro y sereno. Los marineros, impacientes, reanudan rápidamente la maniobra, y al cabo de unos instantes el navío se encuentra nuevamente navegando en alta mar.

Por un olvido inexplicable, Teseo abandona a Ariadna dormida en la isla de Naxos. Cuando despierta, la hija de Minos, la prometida del héroe, abre los ojos con sorpresa. No ve a nadie en la isla ni ninguna nave en el mar. Ariadna cree que sueña. Corriendo enloquecida a lo largo de la costa, llora, se lamenta, dirige al cielo emocionantes súplicas y mira, deshecha en lágrimas, la inmensidad de las aguas.

Por un inesperado azar, Baco, que regresa de su expedición a las Indias, oye los gritos de la infortunada doncella. Corriendo a su lado, intenta consolarla hablándole dulcemente y tratando con amorosa solicitud de calmar su dolor. Ariadna lo escucha sin disgusto. Ambos maldicen al ingrato fugitivo y, finalmente, la hija de Minos, que ha perdido un prometido, encuentra en Baco su esposo.

Durante este tiempo, la nave de Teseo, navegando con viento favorable, se acerca por momentos al fin de su viaje; ya empiezan a percibirse las costas del Ática. Para ser el primero en saludar a su padre, Teseo se yergue intrépido en la proa de su navío. Egeo aparece en la costa. Teseo reconoce en seguida al autor de sus días, pero en cuanto lo ha reconocido ve como Egeo se precipita en el mar y desaparece para siempre.

El piloto, con la alegría de volver a la patria, había olvidado la orden que le había dado el rey de cambiar las velas negras. Ni la muerte del Minotauro ni el triunfo del regreso alegran el corazón de Teseo. Un profundo dolor le amarga el corazón. ¿No sería tal vez todo aquello el efecto de la Justicia inmanente? ¿Al herir al hijo en sus sentimientos filiales, habrán querido castigar los dioses la ingratitud y le infidelidad del guerrero triunfante?

Importancia del los Mitos

Fuentes: Figuras y Leyendas Mitológicas