Armas Químicas

Biografia de Agassiz Jean Louis Teoría y Obra Cientifica

Biografia de Agassiz Jean Louis-Teoría y Obra Cientifica

Louis Rodolphe Agassiz (Motier, 1807-Cambridge, Massachusetts, 1873.) , fue un destacado naturalista y geólogo estadounidense nacido en Suiza, uno de los especialistas más preparados y competentes de su tiempo, tenía gran habilidad para despertar el interés del público por las ciencias naturales.

A partir de sus observaciones en los Alpes suizos, planteó la teoría de que en un tiempo la mayor parte de la Tierra estuvo cubierta por glaciares.

Estudió en Zurich, Heidelberg, Erlangen y Munich. Trabajó en París y Neu-chatel.

Louis Agassiz destacó inicialmente por sus estudios sobre la fauna europea de agua dulce y los animales fósiles, especialmente peces, equinodermos y moluscos. Pero su fama se debe, sobre todo, a sus estudios sobre los glaciares.

En 1840 demostró que Suiza estuvo, durante el Pleistoceno, totalmente cubierta por glaciares, y propuso que las rocas erráticas, esparcidas por el norte de Europa y de América, indican que todas esas regiones estuvieron bajo una capa de hielo semejante a la de Groenlandia, iniciando así los estudios de las eras glaciales.

En 1846 fue a los Estados Unidos para dar un ciclo de conferencias, se quedó y se naturalizó en el país.

En 1848 fue nombrado profesor en Harvard, donde fundó el Museo Zoológico.

Siendo profesor en Harvard, organizó varios viajes por América del Norte, los arrecifes coralinos de Florida y Brasil, y luego visitó California rodeando el Cabo de Hornos.

Naturalista, paleontólogo y geólogo suizo, su nombre también pasó a la historia porque fue uno de los grandes zoólogos que se opusieron a la teoría de la evolución de Charles Darwin

Estudioso de los glaciares

Expedicionario incansable, agudo observador y un apasionado científico, Agassiz no le temía a nada y gustaba de observar la naturaleza en contacto directo. Durante ocho veranos recorrió las cumbres de Europa: incluso llegó a construir una cabana en el glaciar de Aar con el fin de analizar la estructura y los movimientos del hielo.

Como fruto de sus investigaciones, llegó a la conclusión de que en otro tiempo las masas de hielo de los glaciares habían cubierto las montañas suizas e invadido las regiones del norte de Europa, América y Asia.

En ese momento, Agassiz, que había estudiado medicina y anatomía comparadas, tenía 35 años y ya era un reconocido naturalista que se había formado bajo la tutela de Alexander von Humboldt y Georges Cuvier, cuando publicó sus descubrimientos geológicos en su famoso libro Estudio de los glaciares.

RECONOCIMIENTO: Jean Louis Agassiz es considerado uno de los fundadores de la moderna tradición científica estadounidense. En 1861 recibió la Medalla Copley, la más alta distinción de la Sociedad Real de Londres, en reconocimiento a su trabajo científico.

Rechazo científico:

En un principio, sus teorías fueron desestimadas por los científicos de la época.

Tuvieron que pasar muchos años de evidencias fósiles, de descubrimientos geológicos, así como la teoría de la evolución de Darwin, para que empezaran a tomarse en serio sus ideas acerca de las
edades glaciales.

Sin embargo, cuando esto ocurrió, contrariamente a lo que se esperaba, Jean Louis empezó a combatir las ideas evolucionistas que sus propios descubrimientos habían ayudado a desarrollar.

¿Por qué Agassiz no pudo reconocer que las especies habían evolucionado a partir de formas diferentes más antiguas?.

Es posible que su visión creacionista de la historia de la Tierra (pese a sus profundos conocimientos paleontológicos y anatómicos) se debiera a sus profundas convicciones religiosas, nutridas por seis generaciones de antepasados que fueron clérigos.

Legado

El mundo le debe varias cosas a este naturalista, que fue el primero en proponer científicamente la existencia de una era glacial en el pasado.

Hoy sabemos que en el último millón de años las variaciones de temperatura han dado lugar a cuatro períodos glaciales, en los que los hielos llegaron a cubrir un tercio de la superficie terrestre, y que un ciclo similar posiblemente se repetirá en el futuro.

Entre sus obras más importantes hay que destacar los 5 volúmenes de Investigaciones sobre los peces fósiles, Historia natural de los Estados Unidos y un catálogo de Zoología y geología.

En su honor, se ha dado su nombre a un gran lago que cubrió parte de los EE. UU. y el Canadá durante la época pleistocena (lago Agassiz). Agassiz realizó numerosos viajes científicos y escribió, entre otras obras: Historia natural de los peces de agua dulce de la Europa central, Investigaciones sobre los peces fósiles, Descripción de los equinodermos fósiles de Suiza y Estudios sobre los glaciares.

CRONOLOGÍA:

1807-NACIMIENTO: Nació en Motier (Suiza), el 28 de mayo. Era hijo de un pastor protestante. Desde joven, junto con su hermano, buscó toda clase de animales vivos y plantas. Asistió a lá escuela secundaria de Bienne y completó sus estudios elementale: en la Academia de Lausana.

1829- ESTUDIOS: A los 22 años se graduó como doctor en filosofía y, en 1830, en medicina. Posteriormente viajó a Viena, donde conoció a Alexander von Humboldt (1769-1859). Un año después trabajó en París junto a Georges Ctivier (1769-1832).

1832- FÓSILES: En 1832 fue nombrado profesor de Historia natural en la Universidad de Neuchatel (Suiza). Sus primeros trabajos científicos se refieren al estudio de los peces fósiles, que había iniciado con el gran maestro de la época, Georges Cuvier.

1840-ALPES: Después de varios viajes a los Alpes, propuso la existencia de una era glacial en el pasado de la Tierra. En 1840, junto con William Buckland (foto), visitó las montañas de Escocia y encontró en diversos lugares señales de una antigua actividad glaciar.

1873- MUERTE: El 14 de diciembre murió en Cambridge, Massachusetts. Desde entonces se lo recuerda por haber sjdo el primero en estudiar los movimientos de los glaciares y su influencia en el desplazamiento y la erosión de las rocas.

Fuentes Consultadas:
Grandes Cientificos de la Humanidad Editorial ESPASA Manuel Alfonseca-Tomo I-
Cuadernillo Semanal de National Gegraphic – Atlas de la Ciencia -Clima-

Historia de la Quimica y sus Etapas Cientificos Precursores

Historia de la Química
Las Etapas Evolutiva y Científicos Precursores

Aunque podemos situar el nacimiento de la química, como un área del conocimiento de intenciones y resultados nítidamente científicos, en los albores de la época decimonónica, la historia de los esfuerzos humanos por la comprensión de los secretos de las transformaciones de las sustancias naturales se remonta a lejanos períodos de la antigüedad.

Las técnicas de la cerámica y el vidrio de las sociedades prehistóricas se sitúan entre los primeros precedentes conocidos de la aplicación de conocimientos químicos.

Procesos de superior sofisticación tecnológica, como el tratamiento metalúrgico del oro, el hierro y otros metales, las técnicas de embalsamamiento practicadas por los egipcios, o la invención de la pólvora y el empleo de la tinta en la antigua civilización china constituyen una muestra de los avances de la química en las sociedades del pasado.

La química moderna, cuyo nacimiento se sitúa tradicionalmente hacia los inicios del siglo XIX, consiguió desembarasarse del lastre seudocientífico que la había acompañado durante milenios e integrarse en el ámbito de la racionalidad sistemática característica de las ciencias contemporánea.

Entendida como la disciplina encargada del estudio de las tansformaciones ocurridas entre los cuerpos, debidas a cambios en su naturaleza o su estructura interna, la química comprende un conjunto de especialidades de las ciencias naturales que tienden un puente entre las cualidades de la materia inanimada y las propiedades más esenciales de los organismos vivos.

Etapa 1-El Fuego y sus aplicaciones:

Prehistoria: Se presenta a partir del manejo y dominio del fuego por las diferentes tribus, lo cual utilizaban no solo para obtener el calor en las noches de frio, sinotambién para protegerse de los animales salvajes del momento, para laelaboración de los alimentos, lo cual sucedió en la época del Homo Erectus, hacemás de 500.000 años. Nacen las técnicas de la cerámica , el vidrio y metales de las sociedades prehistóricas se sitúan entre los primeros precedentes conocidos de la aplicación de conocimientos químicos.

Procesos de superior sofisticación tecnológica, como el tratamiento metalúrgico del oro, el hierro y otros metales, las técnicas de embalsamamiento practicadas por los egipcios, o la invención de la pólvora y el empleo de la tinta en la antigua civilización china constituyen una muestra de los avances de la química en las sociedades del pasado.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

Etapa 2-Grecia el Estudio de la Materia:

Los griegos: con el desarrollo del ser humano en forma integral fueron surgiendo pensamientos acerca de la materia y su  conformación,concretamente en Grecia surgió en el siglo IV a.c. con Empédocles de Agripentoquien esbozo la tesis de que los elementos fundamentales eran la tierra, el aire, el agua y el fuego, considerando que los objetos son precisamente el producto de la combinación de las diferentes proporciones de ellos.

Las hipótesis sobre la constitución de la materia y la causa de sus modificaciones químicas se basaban en normas de inspiración cosmológica sobre la existencia de estos cuatro elementos básicos citados por la mayoría de las escuelas filosóficas helénicas.

De esta forma, acertadas exposiciones sobre la estructura de la materia como las defendidas por la escuela ato-mista de Leucipo y Demócrito no pasaban de ser reflexiones abstractas sin ninguna constatación experimental.

Profundizar en el conocimiento de cómo está constituida la materia ha sido siempre uno de los grandes objetivos del pensamiento humano. La idea de que toda la materia que forma el mundo físico está formada por partículas muy pequeñas, separadas por espacios vacíos data ya de los filósofos griegos, especialmente de Demócrito, que vivieron en el siglo V a. C. Los pensadores helenos se plantearon la siguiente pregunta: si tomamos un trozo de hierro, por ejemplo, y lo cortamos en partes más pequeñas, ¿se podrá seguir cortando indefinidamente o bien llegará un momento en que encontremos una partícula de hierro que sea indivisible y no pueda cortarse más? El filósofo Demócrito opinó que debía existir una última partícula que ya no podía ser dividida en otras más pequeñas y la denominó átomo (en griego átomo quiere decir indivisible).Desgraciadamente, las ideas de Demócrito fueron combatidas por Aristóteles y por este motivo fueron rechazadas durante largo tiempo a causa del prestigio universal del gran filósofo griego.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

Etapa 3-La Química Moderna:

Surge en el siglo XIII, cuando surge lanecesidad de explicar los cambios de cualidad y de sustancia, en las sustancias inanimadas. La tradición alquimista árabe y oriental se perpetuó en el continente europeo con renovada fuerza.

Pese a su notable carga de esoterismo y sus connotaciones místicas, que ligaban las reacciones químicas con las fuerzas ocultas del cosmos, la alquimia medieval fue responsable de un importante empuje en el conocimiento de los compuestos químicos y los mecanismos de su transformación en otros de diferente naturaleza. A través de la alquimia buscaban la piedra filosofal, método hipotético capaz de transformar todos los metales en oro, poniendo en practica su objetivo es que desarrollan nuevos productos y técnicas químicas, lo que a la postre es labase de la química experimental.

Comienza  a desarrollarse la química como ciencia en los siglos XVI y XVII, cuandose empieza analizar el comportamiento y propiedades de los gases, se instaura latécnica de medición, se desarrolla el concepto de elemento, considerando queeste es una sustancia que tiende a descomponerse en otro, se desarrollo la teoría del flogisto.

Podemos asegurar que los primeros síntomas de evolución hacia actitudes más consonantes con las pujantes doctrinas científicas del momento se apreciaron durante la época renacentista.

Los químicos de los siglos XVI y XVII se imbuyeron del espíritu de las nuevas concepciones de las matemáticas, la física y la astronomía y se decantaron gradualmente hacia la adopción de criterios de análisis eminentemente experimentales. Fruto de esta postura, se produjo una ingente sucesión de descubrimientos de sustancias y elementos desconocidos utilizando técnicas de investigación cada vez más perfeccionadas.

El siglo XVIII recogió el espíritu sembrado por sus inmediatos predecesores y emprendió la tarea de enunciar teorías universales sobre la metamorfosis de la naturaleza.

Así, al nacimiento de la química de los gases que había permitido el estudio científico del aire, el aislamiento del hidrógeno y la determinación de la importancia de la combustión en las reacciones metálicas, sucedió la hipótesis del flogisto.

Este supuesto ente, inmanente de toda sustancia natural, se transmitiría de unos cuerpos a otros en el curso de las combinaciones químicas y forzaría los fenómenos de la combustión.

El descubrimiento del oxígeno en los óxidos y sales, unido a la exposición de leyes sobre el comportamiento de los gases, fue recogido en las postrimerías del siglo por Antoine-Laurent de Lavoisier para elaborar su hipótesis sobre la composición del aire y el agua.

El empleo de un instrumental químico perfeccionado le permitió establecer un compendio de las leyes fundamentales de la química. A ellas se unió un estudio pormenorizado de los sistemas de nomenclatura y la adopción de la metodología general de las ciencias naturales, de forma que esta disciplina del saber se alejó de las posturas históricas del pasado y proyectó su actividad hacia el esfuerzo común de la ciencia moderna.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

Etapa 4:-La Química Atómica:

Se inicia con la organización del sistema de clasificaciónde los elementos, agrupándolos Johann Dobereiner en grupos de 3 elementos conocidos como triadas, teniendo en cuenta las propiedades físicas que modificaban de manera ordenada, con su masa atómica. Durante el siglo XIX el número de elementos químicos conocidos fue haciéndose cada vez mayor, y simultáneamente fueron estudiándose sus propiedades tanto físicas como químicas.

Por este motivo se apreció la conveniencia de clasificar los elementos de modo sistemático, atendiendo a las propiedades que tuvieran en común. Ahora bien, la clasificación no resultaba sencilla ya que cada elemento poseía propiedades características que lo diferenciaban de los demás elementos.

Atendiendo a las propiedades de los elementos, el primer intento de clasificación de los elementos se basó en separarlos en dos grupos: los elementos que tenían características metálicas y los que no las tenían, es decir, se separaron los metales de los no metales.

Sin embargo, este primer intento de clasificación no resultó satisfactorio ya que quedaban agrupados elementos muy diferentes y además no podía establecerse una separación clara entre ambos grupos ya que algunos elementos presentaban a la vez características metálicas y no metálicas.

En 1869, trabajando independientemente. Dimitri Mendeleiev y Lothar Meyer clasificaron los elementos atendiendo a sus propiedades químicas y físicas, respectivamente, llegando a una ordenación similar, al clasificar los elementos por masas atómicas crecientes atendiendo a los criterios anteriores.(Ver: Tabla de Mendeleiev)

ESTRUCTURA ATÓMICA DE LA MATERIA: A partir del siglo XIX empezaron a aparecer las primeras teorías científicas sobre la constitución de la materia, que retomaron el concepto de átomo y que posteriormente han ido imponiéndose hasta la actualidad. Así, en 1805, John Dalton expuso sus ideas sobre la constitución atómica de la materia, que pueden resumirse del modo siguiente:

a) La materia está constituida por partículas muy pequeñas e indivisibles, denominadas átomos.

b) Los átomos de un mismo elemento son iguales entre sí.

c) Los compuestos están formados por átomos distintos.

d) Los átomos de distintos elementos tienen distinta masa y distintas propiedades.

e) La masa total de las sustancias que intervienen en las reacciones químicas no varía, ya que los átomos son invariables.

Así pues, de las ideas de Dalton se deduce que un átomo es la parte más pequeña de un elemento que puede intervenir en una reacción química mientras que una molécula es la parte más pequeña de un compuesto que conserva todas las propeidades del mismo. (Ver: La Materia)

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

¿QUE ES LA QUÍMICA?: El nombre de la química moderna viene de la alquimia, que probablemente nació en la región de Khimi, «el país de la tierra negra», en el delta del Nilo. Aquí se descubrió por primera vez, hace más de 4000 años, que la acción del calor sobre los minerales puede aislar metales y cristales con propiedades útiles, que por lo tanto se podían vender con un beneficio.

La práctica de la alquimia se extendió por todo el mundo árabe, hasta Asia, donde se enriqueció con el secreto de la producción de la pólvora, guardado por los chinos.

Uno de los objetivos de la alquimia era la transmutación del metal: los alquimistas buscaban una «piedra filosofal» que pudiera convertir metales como el hierro, el cobre y el plomo en el metal «noble» oro, que ni perdía su brillo ni su valor comercial. También pensaban que la piedra filosofal era el «elixir de la inmortalidad» y que los que lo poseían gozarían de salud eterna.

A continuación se hicieron muchos experimentos que, aunque no dieron los resultados deseados, sí que llevaron al desarrollo de las técnicas que forman la base de la química moderna.

La alquimia llegó a asociarse con ideas y prácticas místicas, pero, con el acceso a los escritos árabes sobre alquimia, a partir del s. XII se introducían poco a poco técnicas e ideas más racionales en el estudio de los procesos químicos, aunque se mantenían muchos de los objetivos originales.

De hecho, incluso sir Isaac Newton experimentó con la transmutación del oro; una actividad muy oportuna, pues era jefe de la Ceca Real.

Los objetivos de la química moderna: En la química moderna, la piedra filosofal ha sido sustituida por una fe fundamental en la importancia del entendimiento de las leyes físicas que gobiernan el movimiento de los átomos y las moléculas.

Esta creencia ha fomentado el desarrollo de métodos para convertir minerales, gases y aceites naturales de bajo coste en sustancias de gran valor comercial o social.

Durante los últimos 150 años este enfoque ha transformado nuestro mundo por completo. El descubrimiento de procedimientos químicos para convertir hierro en acero , ha desempeñado un papel importante en la revolución Industrial.

En el s. XX se ha logrado un aumento espectacular en el rendimiento de cereales por hectárea de tierra de cultivo, gracias al descubrimiento hecho en Alemania en 1908, de que se puede convertir nitrógeno del aire en abono nitrogenado.

De la misma manera la profundización del conocimiento de las estructuras y de las reacciones de los compuestos (orgánicos) del carbono ha hecho posible la producción de medicamentos y fibras sintéticas que afectan la vida de todos.

La evolución de la química, desde la producción de sustancias nuevas en cantidades muy pequeñas en laboratorios también pequeños, a los procesos industriales modernos, que producen millones de toneladas de productos químicos, es problemática.

En un laboratorio de química escolar, el olor a huevo podrido del ácido sulfhídrico puede ser bastante inofensivo, pero el escape de un gas nocivo, a una escala proporcional, en una planta química grande, puede perjudicar seriamente la salud.

Por lo tanto, la industria química moderna tiene una doble responsabilidad: no sólo la de producir los productos químicos que la sociedad del bienestar consume en cantidades cada vez mayores, sino además la de hacerlo sin que esto repercuta demasiado en el entorno local o global.

Todo lo investigado y descubierto hasta nuestro último dias en las distintas área cientficas, como por ejemplo el Teorema de Thales, de Pitágoras, las ecuaciones de Einstein o el modelo atómico de Borh ha sido logrado con el esfuerzo de grandes cientificos que han dedicado miles de horas a la observación, la experimentación y el estudio de los fenómenos naturales que ellos consideraban analizar.

Probablemente nunca se hayan detenido a pensar es que, para llegar a una conclusión, estos hombres y mujeres de ciencia han dedicado muchas horas de trabajo. Y más aún: la gran mayoría permanece en el anonimato. Hipótesis y experimentos, aciertos y errores, observación y estudio son matices de la vida del científico.

La Química es una disciplina que no escapa a estas reglas. A lo largo de la historia, numerosas cuestiones que parecían mágicas se fueron vislumbrando gracias al trabajo de los científicos.

A pesar de realizar notables e inspirados descubrimientos en diversas técnicas de transformación, las nociones químicas de las culturas precristianas de la cuenca mediterránea y las desarrolladas en el medio y extremo oriente eran escasas, y los trabajos desarrollados en este campo tenían un fundamento teórico muy endeble.

Las hipótesis sobre la constitución de la materia y la causa de sus modificaciones químicas se basaban en normas de inspiración cosmológica sobre la existencia de elementos básicos, como el fuego, agua, tierra y aire citados por la mayoría de las escuelas filosóficas helénicas.

De esta forma, acertadas exposiciones sobre la estructura de la materia como las defendidas por la escuela atomista de Leucipo y Demócrito no pasaban de ser reflexiones abstractas sin ninguna constatación experimental.

Los precursores de los modernos químicos aparecieron en el curso de la edad media en la figura de los alquimistas, seguidores de las doctrinas filosóficas del período helenístico griego y del pensamiento órfico y pitagórico del próximo oriente.

Este término, de etimología árabe, designa en la historia de la química a los estudiosos islámicos y cristianos que desde aproximadamente el siglo IX se dedicaron a la obtención de sustancias por procedimientos de transformación química, en busca de los cuerpos nobles cuyo tratamiento les revelara el secreto de los cambios y fluctuaciones del Universo.

A través de procesos como la amalgamación de metales, la sublimación, la destilación y la disolución, aprendieron las técnicas de alteración de los compuestos e idearon métodos para la obtención de numerosas sustancias conocidas y nuevas.

La tradición alquimista árabe y oriental se perpetuó en el continente europeo con renovada fuerza. Pese a su notable carga de esoterismo y sus connotaciones místicas, que ligaban las reacciones químicas con las fuerzas ocultas del cosmos, la alquimia medieval fue responsable de un importante empuje en el conocimiento de los compuestos químicos y los mecanismos de su transformación en otros de diferente naturaleza.

Los primeros síntomas de evolución hacia actitudes más consonantes con las pujantes doctrinas científicas del momento se apreciaron durante la época renacentista. Los químicos de los siglos XVI y XVII se imbuyeron del espíritu de las nuevas concepciones de las matemáticas, la física y la astronomía y se decantaron gradualmente hacia la adopción de criterios de análisis eminentemente experimentales.

Fruto de esta postura, se produjo una ingente sucesión de descubrimientos de sustancias y elementos desconocidos utilizando técnicas de investigación cada vez más perfeccionadas.

El siglo XVIII recogió el espíritu sembrado por sus inmediatos predecesores y emprendió la tarea de enunciar teorías universales sobre la metamorfosis de la naturaleza. Así, al nacimiento de la química de los gases que había permitido el estudio científico del aire, el aislamiento del hidrógeno y la determinación de la importancia de la combustión en las reacciones metálicas, sucedió la hipótesis del flogisto.

Este supuesto ente, inmanente de toda sustancia natural, se transmitiría de unos cuerpos a otros en el curso de las combinaciones químicas y forzaría los fenómenos de la combustión.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

CIENTIFICOS PRECURSORES DE LA CIENCIA QUIMICA:

En el siguiente recorrido, mecionaremos  una sintesis de los los principales acontecimientos o etapas que marcaron este camino.

Las primeras actividades relacionadas con la Química tienen que ver con la forja de metales, con la preparación de barnices y la fabricación de vidrio.

Hacia los años 600 a 400 a. C, Demócrito (460-370 a. C.) postula, por primera vez, la existencia de átomos (con una estructura muy distinta de la conocida actualmente).

En el año 323 a. C. Aristóteles (384-322 a. C.) anuncia la existencia de cuatro elementos: aire, fuego, tierra y agua, cada uno con características particulares. Ya en la era cristiana, en el año 100 d. C, se registran los comienzos de la alquimia, práctica que persigue como objetivo transmutar (convertir) los metales en oro y encontrar el elixir de la larga vida.

Las prácticas alquimistas etan una extraña mezcla de magia y realidad, pero de ellas pueden extraerse muchos procedimientos aún vigentes. Por ejemplo, en el siglo XI aparecen manuscritos de alquimistas que describen técnicas utilizadas en la actualidad como la destilación. Entre los productos obtenidos se mencionan el alcohol y los ácidos minerales.

Un siglo después, en Oriente, los chinos sorprenden con un descubrimiento asombroso: la pólvora.

En el siglo XVI se desarrollan los métodos cuantitativos y surge, de la mano del médico suizo Theophrastus von Hohenheim (1493- 1541), conocido como Paracelso, la iatroquímica (ciencia que utiliza los compuestos químicos en medicina) y, hacia fines del siglo XVI, aparece Alchemia, considerado el primer libro de Química, escrito por Andreas Livabius.

Resultado de imagen para historiaybiografias.com Paracelso

Paracelso

A medida que transcurre el tiempo, la magia deja su lugar a la ciencia, y los «nuevos científicos» intentan explicar la naturaleza de la materia y de las transformaciones.

En el siglo XVII, George Ernst Stahl (1659-1734) postula su teoría del flogisto, Jan Baptista van Helmont (1577-1644) establece las bases de la ley de conservación de la masa y revela la existencia de los gases; finalmente, Robert Boyle (1627-1691) comienza a desarrollar la teoría cinético-molecular de los gases: encuentra cómo se relacionan el volumen y la presión.

En el siglo XVIII se revelan más secretos: Henry Cavendish (1731-1810) aisla el «aire inflamable», hoy conocido como hidrógeno, y realiza varias experiencias con este gas; Joseph Priestley (1733-1804) estudia una docena de nuevos gases, entre ellos el oxígeno, y comprueba que este gas es necesario para la respiración animal y para la combustión.

Resultado de imagen para historiaybiografias.com Joseph Priestley

Joseph Priestley

Con los descubrimientos de Priestley y varios experimentos brillantes. Antoine Lavoisier  (1743-1794) descarta la teoría del flogisto y explica el lavoisier quimica proceso de combustión.

Además, perfecciona los métodos cuantitativos, y es considerado por algunos el padre de la Química moderna.

Hacia fines del siglo comienza a manejarse la nomenclatura química que conocemos hoy: Jons Jakob (1779-1848), barón de 3erzelius, representa los elementos químicos con sus símbolos.

Durante el siglo XIX, la mirada se centra en dilucidar la naturaleza de la materia: Joseph Gay-Lussac (1778-1850) enuncia la ley de proporciones múltiples para los gases, lo que implica la interacción de partículas discontinuas o átomos, hecho que es explicado cor un químico brillante: John Dalton (1766-1844) postula su teoría atómica.

Sin embargo su genialidad no termina allí: Dalton asigna a los distintos átomos un valor de masa atómica relativo.

 John Dalton

John Dalton

Las leyes de la Química Moderna se suceden y Amedeo Avogadro (1776-1856) introduce la distinción entre átomos y moléculas. También establece que a presión y temperatura determinadas, dos volúmenes iguales de gases diferentes tienen el mismo número de partículas.

Por otra parte, se avanza en el área de la Química del carbono y se originan las primeras industrias químicas: en la química inorgánica. Svante Arrhenius (1859-1927) estudia la disociación de sales por métodos electroquímicos.

La necesidad de ordenar los elementos químicos conocidos culmina con una obra genial: Dmitri Mendeleiev (1834-1907) y Lothar Meyer (1830-1895) elaboran en forma independiente la tabla periódica de clasificación.

 Dmitri Mendeleiev

Dmitri Mendeleiev

Restan muchos interrogantes en el camino, pero existe uno que inquieta más que otros, ¿cómo están formados los átomos?.

Varios acontecimientos se suceden en torno de esta pregunta.

Por un lado, Antoine-Henri Becquerel (1852-1908) descubrió que algunos compuestos de uranio emitían una radiación más potente que los rayos X.

 Antoine-Henri Becquerel

Antoine H. Becquerel

Marie Curie (1867-1934) y su esposo Pierre (1859-1906) determinaron que el átomo de uranio era el que producía radiactividad. Por otro lado, mediante el empleo de rayos catódicos, Joseph John Thomson (1856-1940) descubre el electrón.

 Marie Curie

Marie Curie

 Niels BohrYa en el siglo XX. numerosos físico-químicos, entre ellos. Ernest Rutherford (1871-1937). Niels Bohr (1885-1962), James Chadwick (1891-1974) y Linus Pauling (1901-1994)consiguen dilucidar la estructura real del átomo, que permite explicar la afinidad y las uniones de los distintos elementos químicos.

En la Química aplicada surge la bioquímica.

Primero persigue el estudio de los fluidos corporales, pero pronto se desarrollan métodos para determinar la naturaleza y función de los componentes celulares.

Además, se desarrolla de manera sorprendente la industria química, que permite la síntesis artificial de numerosos compuestos.

La disciplina se interrelaciona con otras áreas, como la biotecnología, la ingeniería, el estudio de materiales, etc.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ETAPAS DE LA EVOLUCIÓN DE LA QUÍMICA

Milenio cuarto a.C. a siglo V a.C.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/quimica-1.jpg

Relieve egipcio que muestra herreros usando sopletes para avivar el fuego y así fundir el metal.

Resultado de imagen para historiaybiografias.com aristoteles

Aristóteles postula su teoría de los cuatro elementos.

SIGLOS XVI y XVII

historia quimica

Grabado que aparece en el libro Alchemia.

Resultado de imagen para historiaybiografias.com stahl

George Ernst Stahl enuncia su teoría del flogisto.

SIGLO XVIII

Resultado de imagen para historiaybiografias.com Joseph Priestley

Joseph Priestley experimenta con gases, entre ellos oxígeno.

lavoisier quimica

Antoine Lavoisier enuncia ley de conservación de la teoria.

SIGLO XIX

Resultado de imagen para historiaybiografias.com gay lusaac

Joseph Gay-Lussac enuncia dos importantes leyes sobre los gases.
 John Dalton

John Dalton se destaca por enunciar su célebre teoría atómica.

historia de la quimica

Svante Arrhemius obtiene el premio Nobel por sus trabajos sonre ionización

historia de la quimica

Justus von Liebig (1803-1873) aplicó sus conocimientos de Química inorgánica a la agricultura.

SIGLO XX

historia de la quimica borh

Neil Borh presente un modelo atómico donde los electrones giran alrededor de un nucleo, que contiene protones y neutrones

historia de la quimica watson

James Watson (1928-), junto con Francis Crick, descubre la estructura del ADN.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

APLICACIONES DE LA QUIMICA

En la industria alimentaria, los químicos supervisan los procesos de producción y la calidad de las materias primas y de los productos obtenidos. Los especialistas en alimentos se llaman bromatólogos. Los resultados de su trabajo pueden comprobarse, por ejemplo, leyendo las etiquetas de los alimentos, que incluyen un detalle porcentual de los compuestos químicos.

https://historiaybiografias.com/bullet_tildado.gif

La petroquímica, o química del petróleo y sus derivados, cuenta con químicos dedicados a investigar, desarrollar y aplicar nuevos productos. Se desarrollan aquí combustibles, plásticos y otros materiales novedosos capaces de reemplazar a los tradicionales, mejorando sus propiedades y ampliando el campo de aplicación.

https://historiaybiografias.com/bullet_tildado.gif

El control de calidad se realiza, de manera exhaustiva, en la industria farmacéutica, donde muchos químicos trabajan, también, para desarrollar nuevos medicamentos. Día a día se sintetizan analgésicos, antibióticos y otras drogas.

https://historiaybiografias.com/bullet_tildado.gif

La tarea del químico forense resulta importante para aclarar situaciones legales frente a un hecho concreto. Por ejemplo, la presencia de una droga en un tejido cadavérico, o de alguna sustancia tóxica en aguas o alimentos. Los toxicólogos analizan estos aspectos.

https://historiaybiografias.com/bullet_tildado.gif

-Os agroquímicos trabajan asesorando a agricultores y ganaderos en el mejoramiento de tierras de cultivo y pastoreo; en el uso de fertilizantes, de pestici-:as, de suplementos alimentarios para el ganado, etc.

https://historiaybiografias.com/bullet_tildado.gif

El estudio de las propiedades fisicoquímicas de los materiales usados en la construcción, así como el diseño de plantas industriales, es tarea de los ingenieros químicos.

https://historiaybiografias.com/bullet_tildado.gif

Los químicos industriales se dedican al análisis e investigación de las propiedades de numerosas sustancias, que se utilizan en la fabricación de diversos productos, y al desarrollo de nuevos compuestos.

https://historiaybiografias.com/bullet_tildado.gif

Fuente Consultada:
Enciclopedia Tematica Ilustrada CONSULTORA Tomo IV  – La Química –
QUIMICA I Sistemas Materiales, Estructura de la Materia, Transformaciones Químicas de Alegria, Bosack, Del Fávaero y Otros – Santillana
Enciclopedia Hispanica – Temapedia – Historia de la Quimica

Historia del Revolver Colt y Fusil Remington y Winchester

HISTORIA ARMAS DE FUEGO: COLT, REMINGTON Y WINCHESTER

Durante un tiempo, después de la Batalla de Waterloo, las cosas se presentaron mal para la guerra en Europa. La gente tuvo un largo período de paz aburrida y sin excitaciones. Pero la invención de la pólvora detonante por un clérigo escocés, Alexander Forsyth, que había estado tratando de descubrir el modo de despertar a su congregación adormilada, condujo al arma de disparo a percusión, que a su vez posibilitó la pistola giratoria de Samuel Colt en 1835.

El revólver Colt calibre 44, la bala alargada (que reemplazó al proyectil redondo) y el rifle americano jugaron un gran papel en la Conquista del Oeste. Fue la gran época para matar indios, y acaparar nuevos territorios para los inmigrantes deseosos de «hace la américa» encontrado metales preciosos.

La guerra y las armas, que languidecían en Europa, encontraron un nuevo hogar en América. Aun antes de Waterloo, estalló la guerra entre los Estados Unidos e Inglaterra cuando los británicos no sólo buscaban los barcos norteamericanos en alta mar, sino que además impresionaban a los marinos norteamericanos.

Al comienzo de la guerra de 1812, como al comienzo de la mayoría de sus guerras, los Estados Unidos no estaban preparados. El ejército regular constaba de 6.744 hombres. Pero durante la guerra, por medio de voluntarios y milicia, el total se elevó a 527.000, contra una fuerza invasora británica de 53.000.

Fue una guerra interesante en cuanto a la táctica, una guerra en la que se luchó por la libertad de los mares, que comenzó con una invasión del Canadá y terminó con la victoria del General Andrew Jackson en Nueva Orleáns quince días después de que se firmara el tratado de paz. De hecho, dos días antes de que se declarara la guerra el Gobierno Británico había dado a conocer que revocaría las leyes que eran la excusa principal para luchar. Pero al comienzo de la guerra, así como al final, su palabra no se llevó a cabo. Un historiador ha llamado a la Guerra de 1812, que tuvo lugar en su mayor parte en 1813, 1814 y 1815, «la Guerra de la Comunicación Deficiente».

Siempre ha sido un principio norteamericano que se debe superar al enemigo en número, y esta proporción de diez a uno parecería adecuada. En el mar, sin embargo, los británicos tenían casi mil barcos de guerra contra sólo diecisiete fragatas y corbetas de la Marina de los Estados Unidos. Era evidentemente una injusticia.

HISTORIA DEL COLT:

Cualquier aficionado a las películas del Oeste conocerá la palabreja en cuestión, que incluso ha dado título a algunas de ellas con más o menos complementos: La ley del colt, El colt en mi mano, etc. En estos casos, se trata sin duda del «persea naje» más importante del filme, oscureciendo al actor de fama, llámese Gary Cooper o John Wayne. Pero aún más interés des pierta la figura de su inventor, Samuel Colt. Nació en Martford, en el estado de Connecticut, el 19 de julio de 1814.

samuel colt

Samuel Colt

En este mismo año se había inventado el fulminato de mercurio, que servía para cebo de los cartuchos, y se había construido la primera máquina de vapor. La primera de dichas innovaciones permitiría desarrollar los revólveres de seguro funcionamiento; la segunda, la fabricación en serie de los mismos. Los comienzos de Colt no fueron los de un industrial, sino de un aventurero: en efecto, se embarcó como grumete en un navío que zarpaba rumbo a Calcuta. Según dijo después, ya tenía en mente la idea de un arma qué pudiera disparar repetidas veces sin necesidad de cargarla después de cada disparo.

Primer modelo de Colt

La idea no era nueva: en 1818, Wheeler y Collier, dos norteamericanos, estaban trabajando en ello, partiendo de las armas de repetición que se usaron desde principios del siglo XVIII en Europa. Creo que en el Museo Lázaro Galdiano, de Madrid, puede verse una pistola con una platina de sílex, un depósito de pólvora y un sistema de rotación. Colt, que conocía lo hasta entonces ensayado, se asoció con dos armeros, Aron Chase y John Pearson, y en 1831 fabricó un prototipo basado en las posibilidades del fulminato de mercurio. La patente es de 1835 y 1836 en Inglaterra y Estados Unidos, respectivamente.

También en 1836 inventó el revólver de repetición, lo ofreció al ejército de los Estados Unidos, pero éste lo rechazó. En cambio, el entonces independiente estado de Texas lo compró y lo usó con éxito. Sus víctimas son los indios comanches. Cuando Texas y México entraron en güera, el primero de dichos países compró miles de revólveres Colt para sus hombres. Ya era hora, pues Colt se había declarado en suspensión de pagos y este pedido salvó su fábrica. Un alto mando del ejército texano declaró: «Prefiero enfrentarme a un millón de soldados enemigos con doscientos cincuenta soldados armados con revólveres Colt, que con mil hombres provistos tle armas tradicionales.»

El revólver más célebre, el que aparece en las películas, es el de seis disparos, cañón de 229 milímetros y calibre 11,4 milímetros: se trata del llamado Colt Walker o, en la jerga del Oeste, «el juez Colt y sus seis jurados». Colt murió en 1862. Jesse James, Buffalo Bill, Billy el Niño, John Wayne, Gary Cooper, unos en la realidad y otros en In ficción, hicieron célebre la fórmula de la época: «Dios creó los hombres; Colt los hizo iguales.»

HISTORIA DEL FUSIL REMINGTON

Eliphalet Remington, nacido en Lichfield, Nueva York, en 1793, construyó un fusil para su uso particular, pues era muy aficionado a la caza. Después lo fabricó para el ejército de los Estados Unidos, en cuyas filas el arma se hizo popular. Murió en 1861. Su hijo Philo Remington, nacido en 1816 y fallecido en Silver Springs, Florida, en 1889, hizo célebres en el mundo entero los productos de sus fábricas, que iban desde los fusiles hasta las máquinas de escribir.

fusil remington

Del fusil de repetición de su padre, reproducido mil veces en los filmes del Oeste, hasta la máquina que usa una mecanógrafa en cualquiera de las oficinas del mundo, el nombre de Remington forma parte del vocabulario corriente del hombre de la calle. En 1870 se dedicó a las máquinas de coser. Fueron un éxito. Luego, a las de escribir. Otro éxito. Pero las armas, que ocuparon luego un lugar secundario en sus industrias, son las que han dado a su nombre una resonancia universal. Cosas de las novelas y las películas de aventuras.

HISTORIA DEL FUSIL WINCHESTER

Otro héroe de las películas del Oeste, como Colt. El 10 de noviembre de 1810 nacía en Boston, Estados Unidos, Oliver Fisher Winchester. A los siete años era granjero, a los diez albañil, a los veintitrés tendero y fabricante de camisas, y a los treinta fundó la Winchester and Davies Co., que surtía de camisas a toda Norteamérica. Empleaba a 800 trabajadores en su fábrica ya 5 000 a domicilio. En 1855 dedicaba ya buena parte de su dinero a las acciones de la Volcanic Arms, que no tardó en quebrar. Winchester no se desanimó por ello y fundó la New Haven Arms.

primer winchester

En 1860 creó la carabina que lleva su nombre. La guerra de Secesión, tan explotada por los filmes norteamericanos —¡y pensar que nosotros no hemos sabido hacer otro tanto con nuestras guerras carlistas!— le dio gran empuje, pero otras carabinas, las Spencer, le ganaron la partida. Incitado por esta competencia, en 1866 Winchester lanzó al mercado la carabina definitiva con la que iba a pasar a la historia, espccialnnIntl cuando en Little Big Hora el general Custer y 260 hombres u mados con Spencer fueron derrotados por 200 o 300 indios provistos de fusiles Winchester 66.

Salieron después los Winchester 73, 76, 86 y así sucesivamente, cada vez más perfeccionados. Hoy se da el nombre de Winchester —aunque está registrado— a cualquier fusil de repetición, añadiendo en su caso, claro está, la marca que corresponda. Winchester murió en 1880, pero su fábrica aún existe, y fabricó y sigue fabricando armas para todo el mundo, desde Buffalo Bill hasta algunos presidentes de los Estados Unidos.

Fuente Consultada:
HISTORIAS DE LA HISTORIA de Carlos Fisas Tercera Serie Edición Especial Edit. Planeta

Conferencia de Potsdam Acuerdos Logrados entre las Potencias Aliadas

Conferencia de Potsdam
Acuerdos Logrados entre las Potencias Aliadas

Potsdam: final y comienzo: Al fin la paz se había logrado, pero faltaba delinear un acuerdo para la posguerra. A este fin, Churchill,  Harry S. Truman y Stalin (foto arriba) , sucesor de Roosevelt, se reunieron en Potsdam, ciudad próxima a Berlín, del 17 de julio al 2 de agosto de 1945. (Clement Attlee, nuevo primer ministro británico, sustituyó a Churchill en el transcurso de las conversaciones.) Se trataba de la última conferencia cumbre de la Segunda Guerra Mundial, pero los supremos dirigentes de los países aliados tampoco llegaron a un acuerdo sobre el futuro de Alemania y aplazaron los delicados problemas que planteaban las indemnizaciones y el trazado de la nueva frontera germanopolaca.

Conferencia de Potsdam Acuerdos Logrados entre las Potencias Aliadas

La división de Alemania en zonas de ocupación soviética y occidentales había comenzado, y Polonia se apropió unilateralmente de ciertos territorios de Alemania oriental, después de expulsar a todos los alemanes. Polonia, en realidad, debía limitarse a administrar provisionalmente las zonas al este de la línea Oder-Neisse.

En otras cuestiones, sin embargo, los aliados llegaron a un acuerdo. Se creó un Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores para elaborar tratados de paz con Italia, Rumania, Finlandia, Hungría y Bulgaria. Se decidió eliminar en Alemania todo vestigio de nacionalsocialismo y militarismo y formar un tribunal internacional para juzgar a los responsables nazis por los crímenes cometidos mientras ejercían el poder. Se dispuso también que todos los alemanes residentes en Hungría, Checoslovaquia y Polonia fuesen trasladados a Alemania lo antes posible. Pero la importancia de estas cuestiones era sólo relativa. Problemas mayores quedaron sin resolver o fueron ignorados.

El ambiente de Potsdam no resultaba propicio y Truman estaba decidido a no admitir imposiciones. Mientras fue vicepresidente nunca tuvo completa información de las realidades de la guerra y ahora se propuso llevar a cabo la política de Roosevelt tal como él la entendía. Truman tenía poderes en su mano para adoptar una línea intransigente. La víspera del comienzo de la conferencia, los Estados Unidos experimentaron con éxito la primera bomba atómica y Truman sabía que ya no necesitaba de la URSS para vencer al Japón.

Fue aqui también donde Stalin confirmó su promesa de que, a los tres meses de terminada la guerra en Europa, la Unión Soviética declararía la guerra al Japón y atacaría a los ejércitos japoneses en Manchuria, a fin de acelerar la rendición del ya acorralado Tokio. Y fue también en Postdam donde Truman habló a Stalin, en términos muy vagos y herméticos, de la existencia de una «nueva arma» que en caso necesario se utilizaría. Stalin no pareció darse cuenta del significado de estas palabras. Eran el anuncio de los terribles holocaustos de Hiroshima y Nagasaki. Muchos han visto en ellos los comienzos de la «guerra fría».

Los acuerdo logrados son:

a) Los Aliados desistían de los planes acordados en Yalta para fragmentar a Alemania, pero decidieron despojarla de la cuarta parte de su territorio, que sería cedida a Polonia y a la Unión Soviética.

b) Se estableció un consejo de control aliado con sede en Berlín, autorizado por los Tres Grandes y por Francia para encargarse del desarme definitivo de Alemania, así como de efectuar la “desnazificación” para lo cual se creó un tribunal militar internacional que habría de juzgar a los criminales de guerra.

c) Se firmaron acuerdos sobre las reparaciones de guerra que debería hacer Alemania y sobre los sistemas político y económico que deberían establecerse en este país.

d) Se acordó eximir a Austria de pagar reparaciones, pero quedaría sometida a la autoridad de una comisión aliada con sede en Viena.

e) A instancias de Traman, se acordó enviar un ultimátum al gobierno de Japón para exigirle la rendición incondicional bajo la amenaza de una destrucción rápida y total.

f) Se acordó que se firmarían tratados de paz, tan pronto fuese posible, con los Estados satélites de la Alemania nazi. La tarea de preparar dichos tratados fue encomendada a un Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores que representaban a Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, la Unión Soviética y China.

Potsdam: final y comienzo Al fin la paz se había logrado, pero faltaba delinear un acuerdo para la posguerra. A este fin, Churchill, Stalin y Harry S. Traman, sucesor de Roosevelt, se reunieron en Potsdam, ciudad próxima a Berlín, del 17 de julio al 2 de agosto de 1945. (Clement Attlee, nuevo primer ministro británico, sustituyó a Churchill en el transcurso de las conversaciones.)

Se trataba de la última conferencia cumbre de la Segunda Guerra Mundial, pero los supremos dirigentes de los países aliados tampoco llegaron a un acuerdo sobre el futuro de Alemania y aplazaron los delicados problemas que planteaban las indemnizaciones y el trazado de la nueva frontera germano-polaca. La división de Alemania en zonas de ocupación soviética y occidentales había comenzado, y Polonia se apropió unilateralmente de ciertos territorios de Alemania oriental, después de expulsar a todos los alemanes. Polonia, en realidad, debía limitarse a administrar provisionalmente las zonas al este de la línea Oder-Neisse.

En otras cuestiones, sin embargo, los aliados llegaron a un acuerdo. Se creó un Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores para elaborar tratados de paz con Italia, Rumania, Finlandia, Hungría y Bulgaria. Se decidió eliminar en Alemania todo vestigio de nacionalsocialismo y militarismo y formar un tribunal internacional para juzgar a los responsables nazis por los crímenes cometidos mientras ejercían el poder.

Se dispuso también que todos los alemanes residentes en Hungría, Checoslovaquia y Polonia fuesen trasladados a Alemania lo antes posible. Pero la importancia cíe estas cuestiones era sólo relativa. Problemas mayores quedaron sin resolver o fueron ignorados. El ambiente de Potsdam no resultaba propicio y Traman estaba decidido a no admitir imposiciones. Mientras fue vicepresidente nunca tuvo completa información de las realidades de la guerra y ahora se propuso llevar a cabo la política de Roosevelt tal como él la entendía.

Truman tenía poderes en su mano para adoptar una línea intransigente. La víspera del comienzo de la conferencia, los Estados Unidos experimentaron con éxito la primera bomba atómica y Truman sabía que ya no necesitaba de la URSS para vencer al Japón.

La división de Alemania
CONCLUIDA LA GUERRA, Alemania fue dividida en cuatro zonas de influencia: los rusos se instalaron en el este, los británicos en el noroeste, los norteamericanos en el sur y los franceses En diciembre de 1946, los norteamericanos e ingleses convinieron en fusionar la administración económica de sus dos zonas. La bi-zona fue el núcleo del futuro estado de Alemania Occidental. Dejó de funcionar el Consejo de Control Aliado y las conversaciones entre Este-Oeste prácticamente se paralizaron. La ruptura fue completa y, hacia la primavera de 1948, la partición de Alemania en dos era un hecho consumado. El bloqueo de Berlín por parte de los soviéticos fue la reacción ante la unión de los otros tres estados en una zona. A éste respondieron las potencias occidentales con un puente aéreo que abasteció a la sección occidental de la ciudad.

Esta costosa operación, montada con un fuerte apoyo publicitario tras de sí, fue un claro desafío por parte de Occidente a los países del este, que contaban con una débil economía. Además puso en juicio la capacidad de réplica de los rusos. Por la imposibilidad de mantener la situación, la URSS capituló el 21 de mayo de 1949 levantando el bloqueo, cuando el costo de éste comenzaba a ser también insostenible para los norteamericanos y los países aliados.

De los dos nuevos estados alemanes formados en 1949, la República Federal se unió a la Comunidad Europea del Carbón y el Acero (CECA) en 1951 y a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en 1955, mientras que la República Democrática se asoció a la recién fundada Organización del Pacto de Varsovia. Durante muchos años las potencias occidentales se negaron a reconocer a la República Democrática, pero en 1972 el gobierno de Alemania occidental cambió de política y acordó su reconocimiento.

 

Lawrence de Arabia Asalto a Akaba Contra los Turcos Biografia

Lawrence de Arabia Asalto a Akaba –  Biografía

En mayo de 1917, un oficial británico y una partida de guerreros árabes emprendieron una travesía de 965 km a través del desierto para sorprender a los turcos y capturar el puerto de Akaba en el mar Rojo. Esta victoria fue el mayor logro de un hombre que sería conocido como Lawrence de Arabia.

Biografia Lawrence de Arabia Asalto a Akaba

ANTECEDENTES: El 28 de junio de 1919 se firma en París el tratado de Versalles que pone fin a la Primera Guerra Mundial. Francia y Gran Bretaña se reparten los territorios del imperio otomano. Los pueblos árabes, que han luchado contra los turcos, quedan bajo la órbita de influencia otomana.

Thomas Edward Lawrence, famoso con el nombre de Lawrence de Arabia, fue quien consiguió que las tribus árabes lucharan unidas por su independencia.

T. E. Lawrence nació en Tremadoc, Gales, el 15 de agosto de 1888. En 1916,  Lawrence, que trabajaba para los servicios secretos ingleses en El Cairo, se le encargó convencer al rey Hussein de ampliar la rebelión que habían comenzado tímidamente los árabes contra los turcos.

Fue aceptado como consejero militar y, junto al príncipe Feisal, unificó a las ariscas tribus del desierto. Lawrence, como un árabe más vistió sus túnicas y luchó a su lado.

Fue así como nació la leyenda de Lawrence de Arabia.

En 1917 el príncipe Feisal y Lawrence de Arabia entraron triunfantes en Damasco. Pero Francia y Gran Bretaña ya habían acordado repartirse el imperio otomano dejando de lado a los árabes.

Decepcionado, se retiró, llevando desde entonces una vida anónima.

El 19 de mayo de 1935 murió víctima de un accidente de moto cerca de Dorset. Sólo sus familiares más cercanos y Winston Churchill sabían queel infortunado motorista era el legendario Lawrence de Arabia.

Esta es la historia de Lawence de Arabia…

En mayo de 1917, una partida de unos 50 hombres en camellos, salió de Al Wajh, el cuartel general de Feisal, líder de la revuelta árabe contra los turcos.

Tres hombres compartían el liderazgo de la expedición. Nasir, el sherif exiliado de Medina, era el de mayor rango.

Auda Abu Tayi, veterano de varias batallas, era el jefe de una de las tribus Howeitat, del norte, que la  expedición trataba de reclutar.

El tercero de los líderes era el capitán Thomas Edward Lawrence, un oficial de la inteligencia británica, consejero del agrado de Feisal.

Este era el único miembro no árabe de la partida, pero hablaba la lengua árabe y se había adaptado con facilidad al estilo de vida y la vestimenta de los beduinos del desierto.

A pesar de su poca experiencia militar, Lawrence demostró ser un líder guerrillero ejemplar y un hábil estratega, realizando un plan para capturar Akaba de manos de los turcos (objetivo principal de la expedición).

La idea era impedir que los turcos siguieran mandando refuerzos a Palestina, donde los británicos trataban de expulsarlos de sus posiciones alrededor de Gaza.

Engañar al enemigo

Con el duro viaje que les esperaba, Lawrence y los árabes tenían que viajar ligeros de equipaje.

Estaban armados tan sólo con rifles y pistolas y sus provisiones consistían en cantidades de harina que podían ser transformadas en pan.

También transportaban gelatina explosiva para utilizarla contra las vías férreas bajo control turco, así como 20.000 libras en oro para comprar amistades y pagar reclutas al llegar a su destino.

La expedición se dirieió hacia el noreste, saliendo de Al Wajh, con la intención de cabalgar a lo largo de una amplia curva de 965 km, para impedir ser detectados por los turcos o hacerles creer que la partida se dirigía hacia Siria, más al norte. Después de los primeros días de marcha sin problemas de agua, entraron en un territorio árido y desolado.

Recorrieron senderos estrechos peligrosos alrededor de acantilados, a trabes de campos de lava en la altiplanicie, valles y pilares de arenisca hasta las llanuras abiertas.

Cada día montaban en sus camellos y la partida seguía viaje justo antes del amanecer.

Durante las horas centrales del día se detenían y descansaban lo mejor que podían, utilizando sus mantas para cubrirse del ardiente sol.

En 10 días alcanzaron el ferrocarril cerca de Diraa.

Como no había turcos en la zona, Lawrence y sus ayudantes volaron un tramo de la vía férrea, cortaron los cables del telégrafo y arrastraron los postes antes de seguir viaje.

Lo peor del viaje aún no había comenzado.

El 20 de mayo la partida comenzó a cruzar la árida llanura del El Houl, barrida por un viento caliente y cargado de arena que abrasaba la piel.

Un Riesgo Inutil

A medida que avanzaban, la arena y las llanuras dc lodo blanco que reflejaban el sol sin piedad, se añadían a la incomodidad.

Retenida por las tormentas de arena y los movimientos de las dunas, comenzó a escasearles el agua.

En el cuarto día en este infierno, Lawrence se dio cuenta de que faltaba uno de sus hombres, Gasim.

Su camello caminaba tras el grupo, por lo que Gasim debía ir a pie, sin posibilidad de encontrar a los otros o sobrevivir más de un día en las llanuras de lodo seco que estaban cruzando.

Lawrence pensaba que Gasim era un «proscrito cobarde y falso» y lamentaba haberlo llevado con él, pero se sentía obligado a retroceder para buscarlo.

Auda y los otros que podrían haberle ayudado, habían seguido viaje, por lo que Laxvrence volvió solo, confiando en lecturas detalladas del compás que le permitirían localizar al grupo principal posteriormente.

Después de cabalgar durante hora y media bajo el sol abrasador y cegador, Lawrence encontró a Gasim, balbuceando y medio loco por la sed. Fuera de sí, Lawrence lo hizo callar y se lo llevó.

En el camino encontró a Auda, que había vuelto para buscarlo. Auda se quejaba de que Lawrence hubiera arriesgado su vida por un ser tan despreciable.

En Busca de Reclutas

Cinco días más tarde, la expedición abandonó la zona de Elhoul y entró en Wadi Sirhan, un largo valle con suficientes pozos para proporcionarles el agua necesaria para el resto del viaje.

Tres días después, establecieron contacto con los pastores de Howeitat y la partida continuó hasta alcanzar un lugar seguro.

El oro y los explosivos habían llegado intactos y tan sólo habían perdido dos hombres.

Lawrence, aunque sufría de forúnculos y fiebres, se había portado como un beduino.

La siguiente tarea consistía en contactar con los jefes locales y conseguir reclutar un pequeño ejército entre sus hombres, utilizando el oro de Feisal, con prudencia.

Esta tarea concernía principalmente a Auda, por lo que Lawrence aprovechó esta oportunidad para realizar un largo y arriesgado viaje a Siria para conseguir información.

Asimismo, participó en un ataque al ferrocarril del norte, para hacer creer a los turcos que la expedición se dirigía contra Damasco en lugar de Akaba.

Sin embargo, los turcos no estaban convencidos del todo y los árabes, que formaban ahora un grupo de 500 hombres, se percataron de que el enemigo había tratado de destruir los pozos en la ruta a Akaba.

Afortunadamente el daño fue menor y finalmente consiguieron estar listos para entrar en accion.

Medidas Desesperadas

El plan de Lawrence era capturar los puertos de montaña que conducían hasta Akaha. Mientras los turcos dominaran los puertos, cualquier ataque desde el mar estaba condenado al fracaso ya que los turcos podrían bombardear el puerto de Akaba desde las montañas.

Si los turcos perdían el control de la montaña, serían incapaces de enviar refuerzos al puerto y como la armada británica controlaba el mar Rojo, Akaba quedaría sin alimentos.

Las operaciones comenzaron con un ataque exitoso de las tribus locales contra Aba el Lis-san, el fuerte situado en el primer puerto de montaña. Mientras tanto los últimos explosivos fueron utilizados

en ataques de distracción contra el ferrocarril antes y después del cuartel general turco en Maan.

Estos ataques confundieron a los turcos respecto a la intención de los arabes. Pero entonces un golpe de mala suerte amenazó la empresa.

Llegó un batallón de refuerzo de la infantería turca y si bien los turcos no conocían la importancia del ataque contra Aba el Lissan, enviaron sus tropas a reconquistar el puerto.

Las tribus tuvieron que huir del fuerte y perdieron el control del puerto de montaña.

Viendo que no tenían otra alternativa que atacar al batallón turco, Lawrence y un grupo de árabes, se movilizaron al instante, cabalgando toda la noche hasta Aba el Lissan.

Encontraron a los turcos acampando en el valle y tomaron posiciones en las colinas circundantes.

Siguió un día de calor abrasador, en el cual los árabes dispararon contra los turcos sin conseguir forzarles a realizar una carga suicida montaña arriba.

Finalmente irritado tras una discusión con Lawrence, Auda dirigió un ataque de caballería frontal, con sus hombres disparando continuamente desde sus monturas, y consiguió ahuyentar a los turcos.

Llegada Triunfal

Nasir y Lawrence completaron la derrota, atacando al enemigo en fuga. Lawrence, montado en su camello Naama, se destacó del grupo y entró en las filas turcas, disparando su pistola.

De repente, Naama se derrumbó y Lawrence fue arrojado por los aires (en su entusiasmo, había disparado contra su propio camello).

Recuperó la conciencia y pensando que iba a ser ejecutado o pisoteado por los turcos, se alegró al ver que habían vencido.

Auda, que también resulté ileso, mostraba los resultados de su insólita carga (sus ropas estaban completamente agujereadas por las balas).

Trescientos turcos habían muerto y 160 fueron tomados como prisioneros; unos pocos escaparon. Increíblemente, los árabes sufrieron sólo dos bajas.

El puerto de montaña había vuelto a su poder y la suerte de Akaba estaba echada. Engañados por los misteriosos movimientos de sus enemigos, los turcos no habían reforzado la zona, y mientras las tropas árabes aumentaban continuamente, las guarniciones de defensa estaban desprovistas de soldados.

De hecho, los turcos se habían retirado de gran parte de los puestos establecidos en los puertos de montaña en dirección a Akaba.

Pronto sólo una posición turca, la de Khadra, detenía el avance árabe. Pero, frente a la posibilidad de morir de hambre o masacrados por las tribus, los turcos se rindieron.

La propia Akaba estaba indefensa.

El 6 de julio de 1917, dos meses después del comienzo de su expedición en Alwajh, Lawrence y sus compañeros, luchando contra una terrible tormenta de arena recorrieron los últimos 6 km que los separaban del puerto, donde cabalgaron jubilosos hasta el mar.

mapa

Al estallarla Primera Guerra Mundial, el imperio otomano controlaba casi toda la
península arábiga, cuyo desierto central estaba casi deshabitado.

 EL ATAQUE CONTRA EL FERROCARRIL: Lawrence se deleitaba conduciendo personalmente los ataques contra el ferrocarril turco.

El ferrocarril era la arteria principal del enorme imperio turco en Oriente Medio, recorriendo un amplio territorio desde Medina, en Ambia, hasta Damasco y más allá.

A pesar de su entusiasmo por destruir las líneas férreas y el telégrafo y por volar puentes y trenes, Lawrence limitaba a propósito el daño que infligía a los turcos. Su estrategia consistía en mantenerlos en constantes dificultades, pero no obligarles a retirar sus guarniciones.

Era importante mantener a las tropas turcas en sus puertos para que no fueran enviadas a Palestina, donde los británicos estaban tratando de echar a los turcos de sus posiciones alrededor de Caza.

Debido a la aridez del clima, los resultados de los ataques de Lawrence (locomotoras descarriladas y otros recuerdos de la revuelta árabe), pueden verse aún en el desierto.

PARA SABER MAS…

Su legendaria carrera empezó en 1916 cuando Husayn ibn Ali, emir de la Meca, proclamó una revuelta árabe contra el Imperio Otomano a cambio de garantías británicas para expandir el reino.

Lawrence, oficial de informaciones británico de 28 años, se convirtió en el enlace entre el ejército británico, entonces involucrado en su propia lucha contra el Imperio Otomano, y Faisal, el hijo de Husayn, que encabezaba una fuerza rebelde.

Lawrence había aprendido árabe durante las expediciones arqueológicas que hizo mientras estudiaba en Oxford y sentía una admiración romántica por los árabes. Frágil y de apariencia juvenil, fue un héroe sin comparación.

Después de vestir con ropas beduinas, los rebeldes lo aceptaron como uno de ellos y pronto, según explica en su libro Los siete pilares de la sabiduría (1926), transformó un grupo de hombres pertenecientes a tribus diversas en una fuerza guerrillera eficaz.

Se convirtió en el estratega principal de todo el ejército rebelde.

Durante un tiempo consiguió que los jefes árabes, pendientes de sus propios intereses, compartieran su visión de una nación árabe unificada y persuadió a los comandantes británicos de que lo apoyaran. Las buenas intenciones de Lawrence inspiraron a sus hombres para compartir sus problemas, y él mismo luchó incluso después de ser forzado por soldados turcos.

O eso dijo él. La veracidad de sus memorias, una mezcla extraña y poética de glorificación y degradación personal, sigue siendo dudosa.

Lo que es incuestionable es Arabia. Rechazó una medalla del rey Jorge V, pero durante un breve período prestó sus servicios a Winston Churchill como consejero de asuntos árabes (entonces Churchill era ministro de las colonias).

En los años veinte, tras ejercer presiones en favor de la independencia árabe sin éxito, se alistó como soldado raso, bajo un seudónimo, en la RAF (Fuerza Aérea británica) y en el cuerpo de tanques. Murió en 1935.

Husayn también falleció sin gloria Reinó sobre el Hejaz hasta 1924, cuando Saud conquistó la región y lo obligó a exiliarse en Chipre.

Sin embargo, sus hijos, Faisal y Abdullah, se convirtieron en reyes, Faisal en Iraq y Abdullah en lo que ahora es Jordania, donde la dinastía Husayn todavía gobierna 80 años más tarde.

Fuente Consultada:
True Action Adventures (BBC)

Evolucion Tecnologica de las Armas de Guerra Historia

LA EVOLUCIÓN DE LAS ARMAS EN LA HISTORIA

Quizá la manifestación inteligente inicial del ser humano en su estadio primitivo haya sido precisamente el descubrimiento de la primera arma, Cierto día, ese ser indefenso, atacado y perseguido desde todos los rincones por animales más fuertes que él, habrá visto algún palo o hueso grande y habrá pensado en emplearlo para defenderse de sus atacantes. Este mazo, sin duda, fue su compañero inseparable en las batallas. No tardarían en imitarlo sus compañeros de grupo. Y la transmisión del conocimiento de cómo usar este accesorio habrá sido una pauta cultural en la historia de la civilización a través del sucederse de las generaciones. Por desgracia, junto con las primeras armas nació la guerra.

caracteristicas del mesolitico

Los primeros progresos del incipiente armamento fueron el descubrimiento de la punta y el filo, que pronto se pusieron al servicio de los mazos, transformándolos en lanzas y machetes. La próxima necesidad fue la de arrojar las lanzas con mayor violencia y precisión. Entonces se inventaron los arcos, capaces de mantener una cuerda tensa, la que se empleó para arrojar flechas.

Transcurrieron muchos siglos para que se produjera una evolución a partir de estas armas básicas. Los sucesivos inventos quizás hayan sido la coraza -primero de cuero y, más tarde, de metal- y la honda. Acerca de esta última, aclaremos que se trataba de dos cintas de cuero unidas hacia uno de sus extremos por otra pieza del mismo material pero de mayor superficie. Aquí se colocaba una piedra y el tirador ponía en movimiento circular a todo el sistema. Cuando la piedra había adquirido la velocidad suficiente, soltaba una de las tiras, permitiendo que la fuerza centrífuga actuara sobre el proyectil imprimiéndole gran potencia. También la cerbatana, basada en la presión de aire generada por los pulmones sobre un dardo ubicado dentro de un tubo recto, es un invento de las etapas iniciales de la civilización.

Miles fueron las tretas a las que acudieron los hombres para mejorar sus armamentos. Ya a fines de la Edad Media se habían ideado las catapultas, capaces de lanzar enormes piedras contraías murallas de los castillos, y los arcos se habían perfeccionado al punto de dar lugar a la ballesta, un artefacto capaz de lanzar flechas automáticamente mejorando mucho la posición de tiro, lo que se traducía en un mayor porcentaje de eficacia. Sin embargo, todos estos adelantos en materia bélica quedaron atrás cuando apareció la pólvora como material impulsante. Si bien ya la conocían los chinos, según lo atestiguan los relatos de Marco Polo, la emplearon los occidentales por primera vez durante la guerra entre españoles y moros en la península ibérica, a fines del siglo XIII.

Hasta llegar a nuestros días, la evolución ha sido enorme, y se conocen con la denominación genérica de «armas de fuego» todas aquellas capaces de disparar proyectiles con la fuerza generada por la expansión de los gases producida por una explosión, en una cámara cuya única salida está bloqueada. Por supuesto, es el mismo proyectil o bala el que cubre la salida de escape de los gases.

La guerra ha servido de acicate a la tecnología desde antes de que existiera la lanza. Los ingenieros militares asirios, los inventores macedónicos de armamento y los constructores romanos de fortificaciones fueron los técnicos de sus épocas respectivas.

Es difícil imaginar a alguien inventándose una sustancia tan horrible como el fuego griego, líquido altamente combustible que se anticipó por mucho tiempo al napalm del siglo veinte, excepto como arma. Las necesidades de armeros y fabricantes de armas impulsaron el trabajo de los metales. Sin embargo, las invenciones fomentaron la guerra.

Hace más de un milenio, la pólvora y el estribo, excelentes innovaciones procedentes de Asia, produjeron muchos ajustes en la conducción de la guerra, y cambios en la percepción de la gente acerca de la lucha.

La pólvora: Los chinos produjeron la primera muestra en el siglo noveno d.C., pero no intentaron hacer explotar a alguien con ella hasta poco después.

El estribo: Menos fulgurante que el anterior pero en extremo práctico, el adminículo para poner el pie, subir al animal y cabalgar formaba ya parte de la dotación del soldado chino en el siglo cuarto d.C.

Los árabes también empleaban estribos en sus caballos, que eran animales rápidos y relativamente pequeños. Además de ser excelentes jinetes, la fuerza de su entusiasmo espiritual les ayudó a propagarse hacia el oriente, a través de Oriente Medio hasta la India, y hacia el occidente, hasta el norte de Africa y España No obstante, Constantinopla resistió el ataque de los árabes. La capital bizantina (la actual Estambul, en Turquía) gozaba de una envidiable posición estratégica, por su ubicación en un promontorio que se proyecta sobre el mar. Incapaces de tomar la ciudad por tierra mediante la caballería, los árabes intentaron usar los barcos en el siglo octavo, estableciendo un bloqueo naval, que hubiera tenido éxito de no ser por el fuego griego.

El fuego griego, secreto militar, era probablemente nafta, obtenida por la refinación de aceite de carbón situado en depósitos subterráneos, que se filtraba a la superficie. Dondequiera que estuviera, se prendía al impacto; además flotaba.

Los bizantinos lanzaron con catapultas vasijas de arcilla llenas de fuego griego sobre los puentes de las naves enemigas, incendiándolas. Aun si la vasija fallaba el blanco, su contenido se quemaba en el agua. A veces los bizantinos usaban bombas manuales para arrojarlo. Después de perder demasiados barcos, los árabes levantaron el bloqueo.

El desafío de los moros

Los árabes no tomaron Constantinopla, es cierto, pero su estrategia de caballería ligera, es decir, de unidades de caballería ligeramente armadas en las que se da prioridad a la velocidad, tuvo éxito en casi todas partes. En 711 d.C., los árabes musulmanes conquistaron España, que permaneció bajo control islámico hasta mucho después de que el gran Imperio Árabe se fragmentara en reinos islámicos regionales.

Los musulmanes de España, que procedían del norte de África, rápidamente fueron llamados moros. A los cristianos que vivían más al norte, especialmente a los francos, no les gustaban sus vecinos.

Los francos, que dominaban la Galia (lo que ahora es Francia y gran parte de Alemania), eran luchadores bárbaros de a pie, al viejo estilo, pero tenían disciplina y deseos de adaptarse a las nuevas circunstancias.  Cuando los rápidos jinetes moros incursionaron en las fronteras, el rey franco comprendió que necesitaba mayor velocidad y tomó las medidas del caso para desarrollar su caballería. El estribo se originó en China o en Asia central, entre las tribus y clanes nómadas que solemos llamar bárbaros.

Las incursiones como estilo de vida del jinete

Los soldados chinos comenzaron a utilizar el estribo hacia el siglo cuarto d.C., pero los pueblos nómadas asiáticos llamados ávaros, grandes jinetes, los usaban probablemente desde el siglo primero d.C. Los pies de sus hombres se ajustaban a los estribos cuando se abalanzaron sobre Europa oriental en 568 d.C. y arrebataron el valle del Danubio al Imperio Bizantino.

Los ávaros y otros pueblos bárbaros usaban el estribo al atacar poblaciones y ciudades para obtener lo que deseaban: valiosos productos comerciales, alimento, dinero y, algunas veces, hasta el control de una región o un imperio . Las incursiones rápidas se convirtieron en el modo de vida de algunas tribus nómadas de las estepas del Asia central. Como esos pastores y cazadores tenían poco que ofrecer a cambio a los agricultores establecidos y a la gente de las ciudades, tales como los chinos, resolvieron tomar lo que deseaban por la fuerza.

Las incursiones se realizan mejor con rapidez. Se da el golpe, y luego se pone la mayor cantidad de distancia posible entre los autores y el objetivo. La habilidad de sus jinetes dio ventaja a los invasores, y el estribo la hizo mayor todavía.

Custodia de las fronteras bizantinas

El rico Imperio Bizantino  era un objetivo apetecido para los invasores, razón por la cual era mejor encargar la custodia de las fronteras a rápidas patrullas de jinetes. Los estribos, probablemente copiados de los ávaros, dieron a las patrullas bizantinas una ventaja sobre los europeos occidentales, quienes no poseían todavía esta tecnología. Dicha superioridad, unida al empleo de una intendencia general, organización de apoyo que aseguraba a la infantería y la caballería todo lo necesario para alimentarse, aun durante largos asedios, dificultó en extremo la entrada en el Imperio Bizantino de los intrusos. Constantinopla, capital bizantina, necesitó durante los siglos séptimo y octavo toda su capacidad para enfrentar una nueva y permanente amenaza: los árabes.

Con el legendario rey Arturo, cuya existencia es hipotética Si vivió en realidad, es probable que haya conducido a los bretones celtas contra los invasores sajones en el siglo sexto d.C., pero sin armadura de metal. La armadura de placa metálica se puso de moda 800 años después, en el siglo catorce.

Anillos metálicos entrelazados:

La cota de mallas

Antes de la armadura metálica los caballeros usaban la cota de mallas, y antes de ésta empleaban la armadura de escamas imbricadas, introducida desde la época de los asirios como defensa contra las flechas. Esta armadura, al igual que las escamas del lagarto, empleaba pequeñas piezas metálicas cosidas en filas sobrepuestas sobre el vestido de cuero. La cota de mallas era más ingeniosa: estaba formada de anillos metálicos entrelazados, dispuestos en forma de jubón o chaqueta ajustada. Los cruzados la usaron cuando fueron a Oriente para liberar la Tierra Santa del control musulmán. La cota de mallas se volvió obsoleta cuando hubo mejores arcos, con los cuales se podía lanzar una flecha y penetrar la protección metálica.

Más potencia para la ballesta de los arqueros

La ballesta fue otra invención china, y muy antigua por cierto, pues data del siglo cuarto a.C. Los arqueros europeos redescubrieron su mortífero poder en el siglo décimo d.C.

Se componía de un arco corto y extremadamente rígido montado sobre un madero, con un mecanismo para fijar la cuerda del arco y mantenerla estirada, a mayor tensión que la que un hombre podía lograr al tirar hacia atrás la cuerda manualmente. La flecha se disparaba con una palanca manual, o gatillo.

La ballesta disparaba flechas cortas, o saetas, que solían ser de metal; volaban rápido y penetraban superficies que una flecha lanzada por un arco convencional no podía horadar. Los normandos la usaron en 1066, en su conquista de Inglaterra.

Por ironías del destino, para derrotar a los moros invasores en la batalla de Poitiers, en 732 d.C., el rey franco, Carlos Martel, ordenó desmontar a sus caballeros. Enfrentándose a los jinetes atacantes con lanzas y escudos, los francos resistieron y repelieron con éxito a los moros.

Más aún, a pesar del retorno a las tácticas de la infantería, esta batalla marcó el comienzo de la época caballeresca, edad en que los caballeros con armadura dominaron la guerra europea.

La época caballeresca

Los términos caballerosidad y caballeresco están relacionados con el francés chevaux (caballos), y con otras palabras derivadas del nombre del animal. Estas palabras muestran cómo la gente de la Edad Media asociaba la nobleza, la gentileza y el valor con los guerreros a caballo.

Esta era, como muchas otras anteriores y posteriores, ensalzó la violencia. La gente consideraba la habilidad en el combate como una muestra de civilización. Jean Froissart, cronista e historiador francés del siglo catorce, escribió:

“Los caballeros nobles han nacido para luchar, y la guerra ennoblece a todos aquéllos que combaten sin temor o cobardía”.

Ennoblecedora o no, la guerra costaba dinero, y era extraordinariamente oneroso equipar a un caballero. Carlos Martel ayudó a sus jinetes a pagar sus pertrechos, expropiando tierras de la Iglesia medieval  y entregándolas a los guerreros nobles. Bajo el feudalismo los terratenientes se beneficiaban de las cosechas de sus labriegos arrendatarios.

Carlomagno, quien sería poco después rey de los francos, además de ser el primero en unir gran parte de Europa tras la calda de los romanos, llevó a cabo la unificación con su caballería.

La armadura para detener los golpes a armas mortales

La cultura caballeresca prevaleció durante centenares de años en Europa. Esta cultura de la armadura blindada está asociada en las películas

Arco largo: combinación de precisión y potencia

El arco largo inglés, refinamiento de una antigua tecnología galesa, se convirtió en el último grito de la moda en armamentos durante el siglo catorce. Preciso y potente en manos de un arquero experimentado, el arco largo fue una razón adicional para que los caballeros usaran sólidas armaduras metálicas.

El arco largo era poderoso, pero tanto su precisión como su alcance eran limitados. El modelo inglés podía causar daño a una distancia de 225 metros y se recargaba rápidamente. No obstante, sólo un arquero experimentado podía manejarlo a cabalidad, de modo que Inglaterra exigía a los pequeños propietarios de tierras que se enrolaban como soldados, de ser necesario, como en la antigua Grecia y en Roma, un entrenamiento para adquirir buena puntería.

En la batalla de Crécy, librada en 1346 durante la guerra de los cien años entre Inglaterra y Francia, los arqueros ingleses provistos de arcos largos derribaron las filas francesas una tras otra. Francia perdió ese día más de 1.500 caballeros y 10.000 soldados de infantería. Inglaterra perdió menos de 200 hombres en total, entre ellos solamente dos caballeros.

A corto plazo, Crécy obligó a los franceses y a otras naciones europeas a cubrirse de armaduras más pesadas. Nadie presentía entonces que los caballeros estaban en vías de extinción. Los cañones venían en camino. Un siglo más tarde las armas de fuego superarían en el disparo y la penetración a cualquier arco inventado hasta entonces.

La pólvora aumenta la potencia de fueqo

Entre los siglos doce y dieciocho, los cañones pasaron de China al occidente de Asia, y de allí a Europa. Se desarrollaron a partir de los primeros experimentos hasta alcanzar una tecnología de precisión. Los militares fueron obligados a revisar sus estrategias, adaptando a veces las viejas formaciones de batalla para acoplarlas al nuevo armamento, a la vez que los defensores hallaban nuevas maneras de reforzar puestos fronterizos y ciudades.

El papa Urbano II condenó la ballesta en 1096, como “odiosa a los ojos de Dios”, y la Iglesia prohibió en 1139 su uso contra cristianos. Por supuesto que si se trataba de sarracenos, como llamaban entonces a los turcos y otros musulmanes, su empleo estaba permitido.

ORIGEN DE LA PÓLVORA
Según se cree, ios chinos ya conocían la pólvora y La usaban en fuegos de artificios en el siglo VI de nuestra era, quizás en ceremonias religiosas. Habrían comenzado a utilizarla con. fines bélicos hacia 1161, bajo la dinastía de los Sung. En el siglo siguiente las armas de mego llegaron a alcanzar gran desarrollo bajo el dominio de los mogoles, quienes las emplearon durante la invasión realizada en 1241.

Otros historiadores afirman que, por su parte, los alquimistas árabes del siglo XIII también pulverizaban y mezclaban porciones de salitre, carbón y azufre, y que, poniendo esta mezcla en sus morteros con algunas piedras encima, la encendían y provocaban su explosión, con el consiguiente lanzamiento de los proyectiles. Pero estos no fueron sino ensayos experimentales —como los que se atribuyen al monje Bertoldo Schwartz en el siglo XIV— sobre la fuerza expansiva de la pólvora.

Hacia 1270, Marco el Griego escribió el Libro de fuegos para quemar enemigos, en donde se refiere a la composición de la pólvora. Y en la misma época (1267), el monje inglés Rogelio Bacon, que fue el más famoso científico medieval, escribió lo siguiente en su Opus Majus (Obra Mayor): «Se han descubierto importantes artes contra los enemigos del Estado, de modo que sin espada ni ninguna otra arma que requiera contacto físico, se pueda destruir a todos los que opongan resistencia.

Con la fuerza de la sal llamada salitre, se produce un sonido tan horrible al estallido de una cosa tan pequeña; a saber, un pequeño trozo de pergamino, que excede al retumbar de un gran trueno, y la llama excede al máximo resplandor del rayo que acompaña al trueno». Así señalaba el advenimiento de la era de la pólvora.

A la carga con la lanza

Aunque los cruzados emplearon la ballesta, su uso les pareció poco honorable. Los valores caballerescos se centraban en el combate personal. Cuando no había guerra, los caballeros se enfrentaban unos a otros en feroces y con frecuencia mortales torneos.

La lanza, arma larga y puntiaguda que el caballero llevaba apretada bajo el brazo, liberaba una fuerza inverosímil. Los jinetes, con el tiempo cada vez más recubiertos de metal, se balanceaban sobre los estribos y se apoyaban en las sillas de respaldo alto al usar esta variedad de la antigua pica para tratar de desmontar al contendor de su corcel. Las armaduras, cada vez más pesadas, los protegían de ser traspasados.

Estas batallas simuladas daban a los caballeros renombre y los mantenían preparados para la guerra, pero la lucha en los torneos era real. En uno celebrado en 1241 en Neuss, Alemania, hubo cerca de 80 muertos, entre hombres y niños.

fabricaban campanas de iglesia, fueron los primeros fabricantes europeos de cañones; a veces las fundían para fabricarlos. Los constructores pronto se dieron cuenta de que un tubo funcionaba mejor, y que deberla disparar un proyectil de metal, con el cual se podría echar abajo el portal de un castillo, o destruir una casa.

Aparecen los grandes cañones

El escritor y estadista italiano Nicolás Maquiavelo observó a comienzos del siglo dieciséis:

“No existe muro, por grueso que sea, que no pueda ser destruido en pocos días por la artillería”.

Los cañones ya eran grandes, aunque algunos de los de mayor tamaño no funcionaban bien. A comienzos del siglo quince algunos pesaban 750 kilogramos y disparaban balas de 75 centímetros de diámetro. ¿Cómo podía fabricar alguien un tonel de metal fundido de semejante tamaño? En primer lugar no era fundido, sino armado con piezas de hierro forjado, como las tablas que forman las paredes curvas de los barriles de encurtidos. Varios aros de hierro sostenían las piezas en su lugar, por lo menos temporalmente.

En 1445, los artilleros borgoñones (el ducado de Borgoña era entonces independiente; más tarde se uniría a Francia) estaban disparando una de esas monstruosas bombardas (los primitivos cañones) contra los invasores turcos cuando estalló uno de los aros. Lo curioso es que dispararon de nuevo, y saltaron dos aros más y una de las piezas longitudinales.

En 1440, uno de sus propios cañones explotó, dando muerte a Jacobo 11, rey de Escocia, y a muchos miembros de su séquito.

Se cree que los sarracenos, en Granada, utilizaron armas de fuego hacia el año 1275. En la primera mitad del siglo XIV, su uso se generalizó en Italia, Francia e Inglaterra. Se trataba de ‘bombardas» o cañones que se cargaban por la boca con una porción de pólvora y hasta una docena de piedras. Luego se encendían por un orificio de la recámara.

dice que por el año 1378, un monje alquimista dio a Venecia la fórmula de una aleación de gran resistencia, para fundir cañones de una sola pieza. Con ellos, los venecianos obtuvieron notables victorias, pero encarcelaron al inventor por considerarlo peligroso, debido a su talento.

En el siglo XV se adoptó la costumbre de grabarles nombres terroríficos a los cañones (la leona, el áspid, el terremoto, etc.), e inscripciones que ponderaban sus estragos; tales como ésta: «Llamada soy la fiera serpentina, que allano fuertes con inmensa ruina».

En el sitio de Constantinopla (1453) Mahomet II mandó instalar un gigantesco cañón que fue arrastrado por sesenta bueyes y 200 hombres hasta su emplazamiento. Es fama que arrojaba proyectiles de 200 libras.Dos horas llevaba cargarlo, y entre una y otra descarga se refrescaba con agua y aceite.

Los dos primeros cañonazos parecieron horrísonos terremotos. Pero en el tercero reventó, mutando a su constructor, el húngaro Orban.

Hasta 1420, aproximadamente, los proyectiles consistían en simples piedras. Después empezaron a utilizarse balas de hierro y plomo, que se generalizaron a fin de siglo, y que podían ser rayadas para que siguieran una trayectoria más recta.

En 1500 el cañón ya había adquirido el aspecto definido que se mantendría invariable durante siglos. El caño fue montado sobre dos ruedas para facilitar el trasporte, y balanceado sobre un perno para regular la puntería. El artillero, con un largo cazo, colocaba en el fondo del caño una porción de pólvora y la comprimía contra la culata; luego introducía un disco de madera para separar la pólvora de la bala y, finalmente, siempre por la boca, introducía el proyectil. En esta operación los artilleros arriesgaban seriamente la vida, por las explosiones accidentales y porque se exponían al fuego enemigo.

CAÑONES DE RETROCARGA
A partir de 1380 se empezaron a construir cañones de retrocarga, con culata desmontable, que el artillero cargaba desde atrás, al reparo de una estacada o almena. Pero hasta el siglo pasado, en que se perfeccionó la técnica de su fundición, de modo que el cierre llegó a ser hermético, los cañones siguieron cargándose por la boca.

La artillería destructiva de las murallas de Constantinopla

En algunos casos un gran cañón era lo que hacía falta. Recordemos que los árabes no pudieron vencer la determinación de Constantinopla. Decidido a enfrentar el desafío con grandes cañones, el sultán turcomano Mohamed II contrató a un fabricante húngaro, quien construyó un cañón capaz de lanzar un proyectil a 1,6 kilómetros de distancia.

Se enciende el fuego del descubrimiento

Si se enciende fuego en un montón de basura que contenga azufre, se disparará una reacción sibilante. Alguien cuyo nombre se ha perdido en la historia observó este fenómeno en China hace siglos, y comenzaron entonces los experimentos con mezclas de azufre concentrado y carbón de leña. Hacia el siglo noveno d.C., otro genio agregó cristales de nitrato de potasio (salitre). Si la mezcla se prendía, se obtenían chispas que servían para decorar las ceremonias formales. Los monjes taoístas jugaron con estos compuestos químicos hasta lograr la pólvora para fuegos artificiales.

Los fabricantes de juegos pirotécnicos aprendieron con el paso del tiempo que su mezcla, la pólvora, podía explotar peligrosamente. Los militares también se percataron de ello. Hacia el siglo doce, los ejércitos de la dinastía Sung introdujeron en su arsenal las granadas metálicas; por otra parte, los chinos fueron los primeros en usar bombas de fragmentación, en las que la envoltura se hacía añicos, y se esparcía cual mortal metralla. En el siglo siguiente, las fábricas chinas de armamento construyeron centenares de cohetes militares y bombas, algunas de las cuales contenían sustancias venenosas, como el arsénico, que se liberaban con el impacto; otras, diseñadas para causar incendios, llevaban alquitrán y aceite. Los chinos construyeron también cañones primitivos, simples barricas llenas de pólvora, que disparaban rocas o bolas metálicas.

Se propagan noticias

Las noticias se propagaron hacia Occidente por la ruta de la seda, el antiguo camino comercial. Los árabes ya tenían armas de fuego primitivas hacia finales del siglo trece, pero la receta para la fabricación de la pólvora llegó a Europa en 1267, en las manos del científico inglés Roger Bacon.

Menos de un siglo después, los ejércitos europeos usaban ya toscos cañones; pero no fueron los innovadores soldados que ensayaban pequeñas, ruidosas y apestosas marmitas de fuego quienes decidieron la batalla de Crécy, ya mencionada, sino sus camaradas arqueros armados con el arco largo. Sin embargo, esta especie de cañón primitivo era un síntoma de desarrollos futuros. Los primeros cañones europeos fueron llamados marmitas de fuego porque tenían la forma de una olla; disparaban flechas (sí, flechas) con una fuerza asombrosa, pero con poca confiabilidad y ninguna precisión. Los artesanos, que hasta entonces

Armas de fuego para los soldados

Al principio los cañones fueron considerados el reemplazo de la catapulta y el ariete, armas destructivas pero imprecisas. Con el desarrollo de la artillería, fueron ganando en utilidad y precisión.

Los fabricantes diseñaron pronto modelos para emplear en el propio campo de batalla, como artillería ligera (comúnmente un cañón sobre ruedas tirado por caballos) y armas para los soldados. El cañón manual, como se llamaban los cañones más pequeños, hería los caballos del enemigo (y también el propio, si a ello vamos) y tal vez intimidaba a un par de caballeros, si mucho. No obstante, durante un buen tiempo el cañón manual no parecía un reemplazo práctico de la espada y los arcos. ¿Cómo podía uno llevar el cañoncito, apuntar, y también prender fuego exitosamente a la carga de pólvora?

A mediados del siglo quince, la solución consistía en usar una mecha , empapada en alcohol y cubierta con salitre, sujeta a un disparador. Empujando el disparador, la mecha lenta se ponía en contacto con el oído del cañón y prendía la carga de pólvora.

Esta arma de mecha lenta, liberaba las manos del tirador, que podía apuntar, por ejemplo, un arcabuz (del alemán Hakenbüchse, que significa cañón de gancho). Algunos arcabuces tenían un gancho que solía asegurarse al borde de un muro para disparar sobre él. El gancho recibía parte del golpe producido por el fuerte retroceso del arma.

La palabra mosquete viene de mosquito. Como su nombre lo indica, se suponía que esta arma irritaba al enemigo. Pero los mosquetes no eran en nada parecidos, por su tamaño, al mosquito. Muchos tenían que reposar sobre una horquilla, como una muleta, para que el tirador apuntara y disparara. Así que, además del pesado cañón, el mosquetero tenía que arrastrar su incómodo soporte.

En 1453, el sultán disparó de seguido su cañón, apodado Mahometa, contra las murallas de la capital. Como muchos de esos gigantes, el cañón se rompió al segundo día, y a la semana era inutilizable. Pero Mohamed tenía más, así que, después de 54 días de asedio, el Imperio Bizantino de mil años de antigüedad cayó finalmente.

Refinamiento de las nuevas armas

Aunque las enormes bombardas funcionaban, los jefes militares sabían que debía haber un medio menos engorroso que ganar batallas a cañonazos. Los fabricantes pusieron manos a la obra y diseñaron cañones más ventajosos y versátiles, que vinieron a cubrir necesidades específicas en el arsenal del Renacimiento.

Cañones más livianos  mas fáciles de maniobrar

Andando el tiempo, los expertos en artillería comprendieron que podían fundir algunos cañones en bronce, metal resistente pero más liviano, en lugar de emplear el hierro, de modo que fueran más manejables y menos propensos a estallar, de suerte que pudieran ser colocados más rápidamente en posición y disparados con mayor frecuencia (algunos de los cañones grandes podían disparar sólo un proyectil cada dos horas). Con tales cañones se haría más daño que con los grandes.

La pólvora se mejora con coñac

Había mejores cañones, pero la pólvora requería perfeccionamiento ya que el azufre, el carbón y el salitre tenían pesos distintos. Los cristales de salitre se iban al fondo en tanto que el carbón se quedaba en la superficie.

Mezclar correctamente los ingredientes antes de cargar el cañón, única manera de asegurar la efectividad de la pólvora, era una labor difícil y demorada. Entonces a alguien se le ocurrió mezclar la pólvora con coñac, para que los ingredientes se integraran mejor y de manera homogénea, y dejar secar la pasta resultante en forma de granos.

¡Pero qué desperdicio de coñac! Los soldados ensayaron sustitutos como vinagre, que funcionaba bien, orina humana, que era todavía mejor, en particular si provenía de un soldado que había dado al coñac un uso más placentero (esto no mejoró el olor de la pólvora, por cierto).

Armas de fuego para los soldados

Al principio los cañones fueron considerados el reemplazo de la catapulta y el ariete, armas destructivas pero Imprecisas. Con el desarrollo de la artillería, fueron ganando en utilidad y precisión.

Los fabricantes diseñaron pronto modelos para emplear en el propio campo de batalla, como artillería litera comúnmente un cañón sobre ruedas tirado por caballos con  los soldados) El cañón manual, como se llamaban los cañones más pequeños, hería los caballos del enemigo (y también el propio, si a ello vamos) y esta  vezintimidaba a un par de caballeros, si mucho. No obstante, durante un buen tiempo el cañón manual no parecía un reemplazo práctico de la espada y los arcos. ¿Cómo podía uno llevar el cañoncito, apuntar, y también prender fuego exitosamente a la carga de pólvora?

A mediados del siglo quince, la solución consistía en usar una mecha empapada en alcohol y cubierta con salitre, sujeta a un disparador. Empujando el disparador, la media lenta se ponía en contacto con el oído del cañón y prendía la  carga de pólvora.

Esta arma de mecha lenta, que aparece en la figura, liberaba las manos del tirador, que podía apuntar, por ejemplo, un arcabuz (del alemán Hakenbflchse; que significa cañón dé gancho). Algunos arcabuces tenían un gancho que solía asegurarse al borde de un muro para disparar sobre él. El gancho recibía parte del golpe producido por el fuerte retroceso del arma.

La palabra mosquete viene de mosquito. Como su nombre lo indica, se suponía que esta arma irritaba al enemigo. Pero los mosquetes no eran en nada parecidos, por su tamaño, al mosquito. Muchos tenían que reposar sobre una horquilla como una muleta, para que el tirador apuntara y disparara. Así que, además del pesado cañón, el mosquetero tenía que arrastrar su incómodo soporte.

Producción de la chispa

Como la mecha lenta producía a veces demasiado pronto la chispa que prendía la carga, el mosquete era peligroso para el mosquetero; en consecuencia los armeros inventaron otra manera de prender la carga de pólvora: un trozo de pedernal en contacto con una rueda de acero provista de un resorte. Si examinamos las partes móviles de un encendedor de cigarrillos, comprenderemos cómo salta la chispa. Con el tiempo, un dispositivo más simple, consistente en un martillo provisto de un resorte que golpeaba un trozo de pedernal, se convirtió en la tecnología dominante, que prevaleció desde cerca de 1650 hasta el siglo diecinueve.

Fortalezas flotantes

Después de que la pólvora revolucionara el armamento, las batallas navales se libraron empleando cada vez más artillería, en lugar de remar hasta la nave enemiga, abordarla y combatir cuerpo a cuerpo en el puente. La galera, que había sido una formidable nave de guerra en el Mediterráneo, se fue volviendo obsoleta porque los barcos tenían ahora que erizarse de bocas de fuego; no necesitaban remos ni remeros. Las naves se convirtieron en fortalezas flotantes.

Fortificaciones en forma de estrella

Desde la época de las primeras ciudades amuralladas , una buena barrera defensiva debía ser tan alta como fuera posible, pero ahora el fuego de los cañones podía derribarla, de suerte que los arquitectos inventaron a mediados del siglo quince un nuevo tipo de fortaleza. En Génova, Italia, Leon Battista Alberti diseñó fuertes en forma de estrella, con muros relativamente bajos pero muy gruesos. En la figura vemos el Castillo de San Marcos, construido por los españoles en San Agustín, Florida, durante el siglo dieciséis.

Las salientes en ángulo permitían a los defensores apuntar sus cañones en diagonal a las líneas enemigas, de suerte que un proyectil podía pasar por encima de la línea, destruyendo más hombres, cañones, caballos y pertrechos en general.

Fuente Consultada: Historia del Mundo – Peter Haugen

ALGO MAS…
EL TÚNEL DEL TIEMPO:

AYER: Cuando Caín mató a su hermano usando una quijada de res, las escrituras relatan el momento que puede considerarse como punto de partida de una historia que tiene la misma antigüedad que el hombre sobre el planeta: la del uso de las armas.
El humano primitivo era esencialmente cazador, y usaba para ese fin utensilios de piedra tallada (hachas, mazas y extremos de lanzas). Y fueron estos mismos elementos los que empleó para el ataque entre poblaciones. Luego de estas primeras armas aparecen las correspondientes al Neolítico (10.000- 3000 a.C).

No eran mucho más sofisticadas, pero la piedra pulimentada y el uso de algunos metales permitieron realizar efectivas puntas de flecha, y hachas de sílex tallado. Las primeras armas eran más contundentes que efectivas, y estaban concebidas para el combate a corta distancia. La Edad de Bronce trajo la novedad de los cuchillos y las espadas metálicas, englobadas bajo el término de «armas blancas», esto es, las de hoja de acero. Hasta la aparición de la pólvora, el principio general del armamento era «cortar, machacar y golpear».

El ingenio en la creación de armas nunca se detuvo, y así aparecieron las catapultas, capaces de lanzar grandes y destructivas piedras hacia las fortificaciones enemigas y se desarrolló la arquería, con los más sofisticados tipos de flechas (las había envenenadas e incendiarias).

En el siglo XIII, un invento marcaría el fin de una época: la pólvora. Poco después de su creación se les ocurrió a los hombres la idea de disparar proyectiles por medio de tubos: aparecieron los primeros cañones, cuya primer referencia indiscutible data del año 1326 en Florencia, Italia. Había comenzado el desarrollo de las armas de fuego, que en cientos de formas cada vez más perfeccionadas y eficaces, llegarían hasta nuestros días.

SIGLO XX: A diferencia de otras invenciones humanas, en las que un elemento sustituyó a otro por completo, el fin de siglo muestra cómo coexisten primitivas (pero insustituibles) armas blancas con sofisticados sistemas de exterminio nuclear. Luego de dos guerras mundiales el perfeccionamiento y puesta a punto de diversas armas alcanzó su punto culminante.

Hoy, la «vedette» del armamento contemporáneo son los misiles. Letales cohetes que pueden ser lanzados desde barcos, bases terrestres o aviones. Capaces de recorrer medio planeta hasta dar precisamente con su objetivo, pueden llevar en su extremo explosivos comunes o el increíble poder destructivo de una bomba nuclear. Además de las armas convencionales existen hoy en el mundo las llamadas «armas químicas»: letales elementos de exterminio capaces de diseminar sobre el enemigo diversas sustancias que van desde gases tóxicos hasta venenosos líquidos capaces de matar toda forma de vida en un radio de 40 kilómetros.

cohete teledirigido arma siglo xx

El armamento contemporáneo encuentra en los misiles la expresión más alta de tecnología militar. Estos artefactos pueden recorrer medio mundo hasta dar precisamente en su blanco.

De hecho, su uso y fabricación está expresamente prohibido por numerosos reglamentos internacionales (al igual que las anuas biológicas, con las que se diseminan mortales microbios y virus entre las tropas enemigas).

Con los recientes acuerdos para reducir drásticamente el número de armas nucleares, la moderna industria armamentista apunta, (y aquí vale a expresión) al desarrollo de sistemas estratégicos basados fundamentalmente en detectar un posible ataque mucho antes de que se produzca. Desde tierra, aire y océano, una compleja red de sensores y radares limita al máximo el riesgo de un ataque internacional.

Sin embargo, hoy, frente a la inestable situación política de numerosas naciones, el interés y los planes de fabricación están centrados nuevamente en las armas de mediano alcance y las sofisticadas armas de fuego manuales (fusiles de asalto, morteros y similares).

EL FUTURO: Hasta hace poco tiempo resultaba difícil prever la dirección futura del desarrollo armamentista. Existían numerosos proyectos en diferentes sentidos. Sin embargo, el gran cambio que experimentó el balance político a nivel global clarificó las cosas. El futuro del armamento en el mundo sólo dependerá dé la investigación desarrollada en el mundo occidental y, en particular, los Estados Unidos.

Y este país mira al espacio. La posibilidad de aprovechar el programa del transbordador para poner en órbita dispositivos militares ultrasensibles no será desaprovechada. Se completará un cordón de satélites estratégicos con un increíble poder de detección: serán capaces de medir el calor producido en una fabrica clandestina de armamentos.

La energía nuclear no será usada para la fabricación de armas. De todas maneras, la capacidad de propulsión de los futuros misiles será potenciada hasta dotar a los cohetes de un alcance ilimitado, y el desarrollo de explosivos sintéticos ultracompactos permitirá emplazar en la cabeza de los «Minuteman» estadounidenses un potencial explosivo 30 veces mayor que el actual.

Siguiendo con las grandes armas, los llamados «misiles inteligentes» pasarán a serlo realmente: podrán desviar su ruta a pocos segundos de llegar al objetivo, siguiendo las precisas instrucciones que recibirá su ordenador de dirección asistido por satélite. Si la colisión es inevitable, la carga explosiva será automáticamente anulada desde el centro de lanzamiento, aunque éste se halle a más de 13.000 kilómetros de distancia.

El futuro de la tecnología armamentista mundial estará claramente gobernado por los avances en el terreno aeroespacial pero, aún más, por los acontecimientos políticos que aguarden al comienzo de un nuevo siglo.

Accidentes Por Escapes o Emisiones de Gases y Radiaciones Nucleares

Accidentes Por Escapes o Emisiones de Gases y Radiaciones Nucleares

Accidentes Por Escapes o Emisiones de Gases

TEMAS TRATADOS:

1-1976: Escape de Gas en Seveso
2-1984:NUbe Venenosa en la India
3-1986: Escape Radiactivo en Ucrania
4-Bomba Nuclear en Hiroshima
5-Armas Químicas en Vietnam

AL BORDE UNA CATÁSTROFE NUCLEAR
El accidente de un bombardero con cuatro bombas atómicas:

El 16 de marzo de 1966, un gran bombardero B-52 de la fuerza aérea de los EE.UU. que trasportaba cuatro bombas nucleares de 1,5 Megatones cada una, debía cargar combustible en el aire mediante el apoyo de un avión nodriza sobre la costa española del Mediterráneo. Era un proceso normal, pues se hacía muy a menudo. El avión de apoyo era un K-135 a cargo del mayor Emila Chapla, quien ya había tomando contacto con el B-52 y se colocó en posición de maniobra. El K-135 había partido de Sevilla (una base aérea de EE.UU. en España), y llevaba 110.000 litros de combustible.

El B-52 acortó distancias, tratando de llegar a la manguera que pendía de la panza del K-135. Chapla observaba que el bombardeo se acercaba a una velocidad superior a la permitida y decide avisarle, pero casi al mismo instante el B-52 choca contra la panza del K-135, produciendo graves averías en ambas naves. La estructura y la cabina estaban destruidas y el avión comenzaba a despedazarse. El capitán y los dos tripulantes se arrojaron en paracaídas, justo un momento antes de que se produjera una tremenda explosión, que hizo entrar al gigantesco bombardero en tirabuzón hacia tierra, desparramando miles de fragmentos en su camino.

Las bombas cayeron en las cercanías del pueblo de Palomares. Ninguna de ellas explotó. Lo cual hubiera sido imposible, a no ser que hubiesen sido cebadas primero a bordo del B-52. Pero se temía que las carcasas de las bombas hubieran podido abrirse, al estallar los detonadores de TNT debido al impacto. Y nadie sabía con seguridad qué efectos podría tener un escape de plutonio y uranio radiactivos sobre la desprevenida población civil de Palomares.

Enseguida se formó un equipo especializado de búsqueda y a la prensa se le suministró un escueto informe, diciendo que un avión americano había sufrido un accidente que no había producido víctimas civiles. No se hizo mención alguna a las armas nucleares que llevaba el avión, pero debido a la excesiva seguridad y controles tomados por el equipo los periodista comenzaron a sospechar e investigar, concluyendo que efectivamente el avión accidentando llevada armas de destrucción masiva. Y que esas bombas estaban ahora esparcidas por los campos de España.

Pieza tras Pieza, los periodistas armaron el rompecabezas del desastre, a pesar de que tenían prohibida la entrada en el área. El mundo exterior fue informado con grandes titulares de lo que estaba sucediendo en los alrededores del pueblecito español. Pero en Palomares no se dijo nada a los campesinos. Se les prohibió cosechar sus campos de cultivo y se les ordenó permanecer en el pueblo. A medida que las tropas y los aviones comenzaban a pulular sobre los campos cultivados, los 2.500 habitantes de la comarca de Palomares comenzaron a alarmarse.

Si hubieran sabido en qué clase de peligro se encontraban, se hubiesen sentido aún más inclinados al pánico. Porque las tres bombas que habían caído cerca del pueblo se habían abierto, debido al estallido de los detonadores, y estaban liberando plutonio y uranio hacia la atmósfera. La suave brisa que soplaba ese día estaba esparciendo a través de la polvorienta campiña española un veneno invisible.

La primera bomba que se recuperó fue descubierta en campo abierto mediante reconocimientos aéreos. El estallido del TNT había abierto un pequeño cráter. Había perdido poco contenido. Otra bomba, también astillada, se encontró en una zona montañosa, a unos cinco kilómetros de Palomares.

Una tercera bomba fue encontrada por un lugareño, junto a su casa, en las afueras del pueblo. Estaba en un pequeño cráter y despedía humo. Y no sólo humo, sino algo desconocido para el lugareño: polvo radiactivo. El desorientado español examinó la bomba destrozada, se alzó sobre ella y le dio un puntapié. Luego, fue a buscar a alguien que pudiera saber qué era aquel misterioso objeto. Y fue sólo después de algunas horas cuando la noticia llegó a oídos de los americanos: se había encontrado otra de las bombas.

Se habían recuperado tres bombas, pero ¿dónde estaba la cuarta?. Simó Orts, un pescador, proporcionó la respuesta. Simó estaba en el mar, a bordo de su barca, cuando ocurrió el accidente aéreo, a 10.000 m por encima de su cabeza. Algunos minutos después vio caer lentamente del cielo un largo objeto metálico, sostenido por dos paracaídas.

El objeto cayó al mar a unos metros de su barca, y luego se hundió con rapidez. Orts recorrió el lugar, pero todos los rastros del misterioso objeto habían desaparecido. Siguió pescando y luego navegó hacia su casa. Cuando llegó al puerto, relató a sus amigos el extraño suceso del que había sido testigo. Decidieron informar a la policía local. Pero a causa del manto de secreto que los americanos habían echado sobre lo que llamaban en clave Operación Flecha Rota, ni siquiera la policía española sabía con exactitud qué estaba pasando.

Cuando finalmente los americanos oyeron la historia del pescador, enviaron a los expertos para entrevistar e interrogar al apabullado Orts. Su descripción se ajustaba a los hechos. La bomba había caído al mar suspendida de un paracaídas, proyectado para sostenerla sobre un blanco determinado. El segundo paracaídas era el de seguridad. Orts salió en su barca con un equipo de expertos para mostrarles exactamente dónde se había sumergido la bomba en el mar. El problema consistió en que, una vez en el Mediterráneo, el pescador ya no estaba seguro de poder indicar con precisión el lugar exacto. Todo lo que los investigadores sabían era que la bomba estaba, probablemente, en algún lugar dentro de un área de quince kilómetros cuadrados, a unas seis millas de la costa, donde el escarpado fondo marino varía su profundidad entre los 25 y los 1.500 m. En alguna parte, allí abajo, estaba la cuarta bomba.

Un grupo de búsqueda marina fue convocado en las afueras de Palomares; estaba dotado de 20 barcos, 2.000 marinos y 125 hombres rana. También disponía de un batiscafo y de dos submarinos miniatura. Se ordenó al equipo buscar la bomba y encontrarla a toda costa, antes de que la deposición de arena o de lodo la ocultara de la vista.

Si no se encontraba la bomba, existía el peligro de que sus dispositivos de seguridad se oxidaran, permitiendo que los residuos radiactivos contaminaran el Mediterráneo. O que incluso provocaran una explosión capaz de crear una mortífera nube nuclear sobre la costa de España. También existía la posibilidad de que, si la bomba era abandonada, los rusos pudieran intentar encontrarla y desvelar sus secretos. La bomba debía, pues, ser hallada.

Y fue hallada. El 15 de marzo, dos meses después del accidente aéreo, la tripulación del minisubmarino Alvin descubrió una muesca en el lodo, a 800 metros. Investigaron más atentamente y emergieron. Entonces, con angustia, descubrieron que no podían dar otra vez con el sitio. Al día siguiente hallaron la pista: descubrieron un paracaídas en el fondo marino. Siguieron las cuerdas del paracaídas y allí, en una angosta saliente suspendida sobre un abismo de 150 m, descansaba la bomba.

Llevó más de tres semanas recuperarla, porque existía el peligro de hacerla caer de la saliente. Pero el 7 de abril de 1966, superadas varias amenazas de catástrofe, la bomba de hidrógeno fue izada a la superficie sin que sufriera desperfectos. Mientras tanto, gran parte de la población de Palomares estaba, en gran medida, fuera del peligro de la contaminación, y se acordó una compensación por la pérdida de los cultivos.

Se había evitado una tragedia nuclear a una escala inimaginable.

Fuente Consultada: Grandes Errores de Nigel Blundell

Intento de asesinato a Hitler Plan Matar Hitler Operacion Valkiria

Intento de asesinato a Hitler Plan Matar Hitler
Operación Valkiria

En 20 de julio de 1944 una conspiración con Adolf Hitler fue llevada a cabo por miembros del alto mando Alemán inconformes con el rumbo que estaba llevando la guerra y en desacuerdo con un Hitler que cada vez se veía más fantasioso. El asesinato pudo haber funcionado sin embargo el maletín que llevaba la carga explosiva fue colocada en el lado opuesto a Hitler de la maciza columna de la mesa donde se llevaba a cabo una reunión con sus generales: Hitler sólo obtuvo una lesión en el oído y otra en el brazo.

ANTECEDENTES: El 22 de junio de 1941, Alemania invadió la Unión Soviética, su mayor error. Hitler y los mandos militares pensaban que sería una campaña breve que decidiría la guerra. Los alemanes ocuparon un gran territorio, pero sin ninguna victoria decisiva y con apuros invernales. Después de la primera paralización de Stalin, Rusia organizó un ejército llamando a la “guerra patriótica”, justificada por la brutalidad del invasor.

La guerra, hasta ese momento europea, se mundializó luego del ataque japonés a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941. El país nipón, con un régimen militarista y autoritario, desarrollaba una guerra imperialista en el sudeste asiático. Los japoneses creían que su expansión les exigía el control naval del Pacífico y que esto conduciría a la guerra con Estados Unidos, por lo que atacaron Pearl Harbor para destruir parte de la Armada estadounidense y que ésta no pudiera reaccionar. Fue entonces cuando Estados Unidos se movilizó plenamente.

La situación para Alemania cada día se complicaba mas, y un gran grupo de oficiales de alto rango creía que era necesario terminar la guerra cuanto antes, o bien, reemplazar al conductor de nazismo por otro que represente mas coherentemente sus propios ideales. Adolf Hitler siempre sospecho de un posible atentado contra él, pero lo que nunca pensó es que podía gestarse desde dentro de la misma cúpula de los altos mandos del gobierno alemán.

Klaus Von Stauffenberg fue el elegido por su proximidad a Hitler desde su puesto como Jefe del Estado Mayor, cargo que ocupaba desde que quedara herido en la guerra en África, donde perdió la mano derecha, dos dedos de la izquierda y el ojo izquierdo. Desde entonces lució un parche porque no encontró un ojo de cristal adecuado. Tras pergeñar tres posibles atentados, se decide que serían dos bombas las que, desde el bunker que ocupaba Hitler en Polonia y conocido como la «Guarida del Lobo», le harían volar por los aires.

Von Stauffenberg pretendía que, tras matar a la cúpula dirigente, las fuerzas militares ocupasen los centros de poder y de comunicación, y arrebatasen a los nazis las riendas del estado, neutralizando preferentemente a las SS. El 1 de julio de 1944 fue destinado a la jefatura del Estado Mayor y concreté el plan, en el que estuvieron implicados unos 500 militares y políticos, entre ellos el jefe de la inteligencia alemana, el almirante Wilhelm Canaris.

 

Klaus Shenk Von Stauffenberg, quien fuera el coronel más joven del ejército alemán y en esos momentos Jefe del Estado Mayor para los Ejércitos en la Reserva, iba a ser el encargado de llevar a cabo el atentado que debía asesinar al Führer. En cuarenta y dos ocasiones se pretendió acabar con la vida del dictador, sin que nadie hubiera conseguido si quiera herirle de gravedad.

Este coronel de Estado Mayor había nacido en Baviera en 1907, en el seno de una familia aristocrética —heredó el título de conde- y católica. En 1933 se casó con la baronesa Nina Freiin von Lerchenfeld, con la que tuvo cinco hijos.

Años antes, en 1926, había entrado en el ejército y aunque sus posturas políticas eran conservadoras aceptó de buen grado el ascenso de Hitler, la violenta política antijudía emprendida por el régimen nazi le enajenó pronto sus simpatías, comenzando un lento pero constante distanciamiento del nazismo. Este coronel que participó en diversas invasiones y condecorado con la Cruz de Hierro, había sido herido gravemente en 1943y durante su recuperación maduró la idea de eliminar a Hitler para salvar a Alemania de la destrucción total.

Ya en Berlín, recuperado y en activo servicio, planeó y organizó la conspiración deciendo adoptar el plan Valquiria (Walküre). Este plan había sido diseñado por Heydrich para mantener el control por parte del partido en caso de un intente de golpe de estado.

El Plan Sin duda, el plan era muy complicado y arriesgado. En una reunión con su Estado Mayor, Stauffenberg, acompañado de su asistente personal haría estallar dos bombas de fabricación británica. Él, con una excusa, una simple llamada de teléfono de la que le avisaría su asistente, saldría de la habitación momentos antes de la explosión. Las bombas tenían ciertas particularidades.

operacion valkiria destrozo

Cada una de ellas contaba con un kilogramo aproximado de explosivo, para que explotaran se debía romper una cápsula que contenía un ácido. Dicho ácido, en un plazo de entre 10 y 20 minutos disolvería un alambre de retención para que un percutor activara el detonador. Además, este tipo de bomba una vez armada no se podía desactivar. Un mecanismo complicado y con el que el factor tiempo era toda una incógnita. Así las cosas, con Stauffenberg dentro del complejo llega una mala noticia: la reunión prevista para las 13:00 horas, se adelanta.

El 20 de julio de 1944, von Staufeffenberg hizo estallar en el cuartel general de Hitler la bomba que llevaba. Problemas de última hora ocasionaron que sólo se activase una de las dos bombas que terna. Este hecho junto a que la reunión no se celebrase en un búnker cerrado como estaba previsto, atenué el poder de la onda expansiva. El maletín tampoco acabé junto a Hitler como estaba previsto. Hubo cuatro muertos y el Führer apenas resulté herido.

Stauffenferg fue ejecutado mientras gritaba: “Larga vida a la sagrada Alemania”. Como consecuencia de la intentona se desencadené una feroz represión, en la que las SS ejecutaron, tras terribles torturas; a casi 6,000 acusados. A muchos de ellos, para hacer particularmente cruel y lenta la agonía, se los ahorcó con cuerdas de piano.

El cuerpo de Stauffenberg, que había sido enterrado con honores, fue exhumado por orden de Hitler; sus restos fueron quemados y se aventaron sus cenizas. Toda su familia fue hecha presa y sólo el caos de los últimos días de la guerra evité su ejecución. Uno de sus hijos, Berthold, llegó a mayor general en 1994 en el seno del ejército alemán.

El 20 de julio de 1944, el conde Von Stauffenberg, a la cabeza de un grupo de generales alemanes, hizo estallar una bomba en el cuartel general del Fürher. Erwin Rommel, implicado en la conjura, fue «invitado» a suicidarse. La represión fue atroz.

Fuentes Consultadas: Wikipedia – Segunda Guerra Mundial Tomo 17 «Un Puente Demasiado Lejos»

Minas Enterradas o Terrestres Desminar Convención de Otawa

Minas Enterradas o Terrestres

Minas (armamento), artefacto explosivo empleado en la tierra o el mar para destruir o neutralizar tropas, naves y vehículos, por ejemplo, carros enemigos. Las minas también sirven para impedir o frustrar el avance de tropas y hacer infranqueables ciertos territorios, líneas de suministros o puertos. Un terreno en el que se han depositado cierto número de minas se llama campo de minas.

Durante la Guerra Civil estadounidense y la Primera Guerra Mundial se excavaron redes de túneles subterráneos, bajo las fuerzas enemigas, que se rellenaban con explosivos. Desde entonces, minar un terreno significa colocar artefactos explosivos cubiertos bajo tierra.

Mina Terrestre:minas enterradas
Se trata de un dispositivo explosivo cubierto bajo tierra que se esconde bajo la superficie de un terreno. Se construyen de metal, plástico, vidrio o madera y pueden explotar por diferentes causas: por el contacto con un alambre detonador o por un mecanismo de explosión retardada. El explosivo más empleado es el trinitrotolueno o TNT.

Las minas antipersonas son armas pequeñas pero letales. Se ocultan con facilidad (basta con enterrarlas) pero es difícil detectarlas. Su detonación se produce por contacto, generalmente cuando se pisa el terreno bajo el que se encuentran. La inmediata proximidad de las víctimas con la explosión motiva que las consecuencias de ésta sean siempre trágicas.

En el mundo puede haber unos 100 millones de minas terrestres sin detectar, abandonadas después de conflictos como los de Afganistán, Camboya, Irak o Vietnam. Hay unos dos millones de minas en las zonas arrasadas por la guerra de la antigua Yugoslavia. Grandes áreas de algunos países, en especial en Camboya, no han podido recuperarse por esta causa. En todo el mundo, se estima que 800 personas sufren la explosión de minas cada día, que además matan 10 veces más civiles que soldados.

Las heridas son horribles y por lo común exigen la amputación de los miembros afectados; los refugiados que vuelven a su antiguo hogar devastado por la guerra encuentran muchas veces minas en lo que antes eran cultivos y se ven forzados a quitarlas ellos mismos. La limpieza es muy costosa y peligrosa, se debe hacer por parejas que trabajen en espacios que pueden no llegar a ser de más de un metro de ancho.

En enero de 1997 la princesa Diana de Gales realizó un viaje a Angola. En el transcurso de los cuatro días que permaneció en este país visitó un centro de recuperación situado en las afueras de Luanda, donde pudo entrevistarse con jóvenes que había sufrido mutilaciones corporales por la acción de minas terrestres.

Tras su fallecimiento (acontecido el 31 de agosto de ese mismo año) la Diana Memorial Fund continuó realizando actividades para conseguir la prohibición de las minas antipersonas.

Para poner fin a la era de las minas: remoción de minas

La remoción de minas es un proceso que abarca la detección, la limpieza y la destrucción de todas las minas de una zona determinada de la que se sabe o se sospecha que está minada, con objeto de poder utilizar de nuevo las tierras sin correr peligro. A veces se denomina “desminado” o “desminado humanitario”.

La remoción de minas es la clave para acabar con el flagelo de las minas antipersonal. Es esencial para que las comunidades afectadas puedan volver a llevar una vida normal, sin temor a morir o a sufrir mutilaciones a causa de las minas antipersonal ocultas en los campos, pastizales, senderos y patios de juego.  Una vez diseminadas, las tierras son nuevamente productivas y las familias recuperan sus medios de subsistencia, lo cual contribuye a la reconstrucción tras el conflicto y al desarrollo económico.

Los refugiados y los desplazados internos pueden regresar en seguridad a su lugar de origen. Asimismo, es primordial retirar las minas antipersonal de las zonas fronterizas y las antiguas líneas de combate para promover la seguridad en las zonas que se recuperan de un conflicto armado y fomentar la confianza entre los Estados vecinos.

¿Qué obligaciones dimanan de la Convención de Ottawa por lo que respecta a la remoción de minas?

De conformidad con lo dispuesto en la Convención sobre la prohibición de las minas antipersonal (Convención de Ottawa), cada Estado Parte debe:

  • identificar todas las zonas que estén bajo su jurisdicción o control donde se sepa o se sospeche que haya minas antipersonal;

  • adoptar todas las medidas necesarias, tan pronto como sea posible, para marcar el perímetro de todas esas zonas minadas, vigilarlas, protegerlas con cercas u otros medios, a fin de impedir a los civiles que penetren en ellas y resulten heridos;

  • destruir todas las minas antipersonal colocadas en las zonas minadas, lo antes posible, y a más tardar en un plazo de 10 años, a partir de la entrada en vigor de la Convención para ese Estado. El primero de los plazos establecidos para la remoción de minas vencerá en 2009 (véase el cuadro que figura más abajo para los plazos de remoción de minas de los Estados Partes en la Convención de Ottawa afectados por las minas).

Si bien incumbe principalmente a cada Estado Parte afectado por el problema de las minas limpiar todas las zonas minadas en su territorio, la Convención le concede el derecho a solicitar y recibir asistencia de los otros Estados Partes para cumplir su obligación. Los Estados Partes que estén en condiciones de hacerlo pueden proporcionar asistencia sea directamente al Estado afectado o indirectamente por conducto de las Naciones Unidas u otra organización implicada en las actividades relativas a las minas. La obligación de que los Estados Partes cooperen entre ellos para eliminar las minas antipersonal es una característica única de la Convención de Ottawa.

Conforme a la Convención de Ottawa, en circunstancias excepcionales, un Estado Parte puede presentar una solicitud para que se prorrogue el plazo de 10 años con el fin de completar la remoción de minas. Dado que el primer plazo para la remoción de minas vence en 2009, es demasiado pronto para afirmar si se solicitarán tales prórrogas; actualmente los Estados Partes afectados están elaborando y poniendo en marcha sus planes y programas de desminado.

Para cumplir los plazos establecidos en la Convención, tanto los Estados afectados por las minas como los Estados donantes deberán intensificar sus esfuerzos y aumentar los recursos destinados a la remoción de minas.

La Cumbre de Nairobi para un Mundo Libre de Minas (Primera Conferencia de Examen de la Convención de Ottawa) brindará la oportunidad a los Estados Partes de evaluar los avances logrados hasta el presente, así como las tareas pendientes por lo que atañe a la remoción y otras actividades relacionadas con la Convención.   

¿A qué Estados Partes en la Convención de Ottawa incumben las obligaciones relativas a la remoción de minas?

Nómina de Estados con áreas minadas bajo su jurisdicción o control. Al 1º de agosto de 2004, había 143 Estados Partes en la Convención de Ottawa, de los cuales 50 habían señalado que tienen zonas minadas en el territorio bajo su jurisdicción o control, o se presume que las tienen sobre la base de declaraciones hechas por ellos.
Entre éstos figuran los países más gravemente afectados por las minas, como son Afganistán, Angola, Bosnia y Herzegovina y Camboya.

¿En qué consiste la remoción de minas?

La remoción de minas es un proceso minucioso y que requiere muchos recursos. Para lograr la remoción de minas dentro del plazo establecido por la Convención, es esencial que cada Estado afectado elabore y aplique un plan nacional de “acción contra las minas” y que haga saber a los otros Estados o a las instituciones pertinentes si necesita asistencia para llevar a cabo dicho plan.

La realización de un plan nacional contra las minas comienza, por lo general, con un análisis global de la situación en el país, al que sigue una evaluación de la contaminación por minas consistente en el cartografiado de las zonas peligrosas y el establecimiento de las prioridades de remoción. En estas evaluaciones, se suele graduar cada zona minada según los efectos en la población civil y se dará prioridad al desminado en los lugares donde los efectos sean mayores.

En las operaciones de remoción, los desminadores emplean una o una combinación de las tres técnicas siguientes: (1) el desminado manual para el cual se usa un detector de metal y un punzón u otro utensilio para excavar y desenterrar la mina; (2) el desminado manual combinado con el uso de perros para detectar minas; (3) el desminado mecánico en el que se utilizan máquinas. Antes de entregar formalmente las zonas desminadas a las comunidades locales para su utilización, por lo general esas zonas se someten a un control de calidad para cerciorarse de que el terreno es seguro para el uso previsto.

En la práctica, al limpiar una zona contaminada, los desminadores eliminan todos los posibles tipos de restos explosivos de guerra. Éstos abarcan tanto las municiones sin estallar o abandonadas, como las minas.

¿Cuál es la situación actual con respecto a la remoción de minas?

De los 50 Estados Partes en la Convención de Ottawa que han declarado tener zonas minadas:

 

En enero de 2003, Costa Rica fue el primer Estado Parte en declarar que había limpiado totalmente todas las minas antipersonal de las zonas bajo su jurisdicción y control. Yibuti es el segundo en hacerlo en abril de 2004. Ello implica que ambos Estados han cumplido sus obligaciones de remoción de minas mucho antes de que vencieran los respectivos plazos en 2009.

Se prevé que varios países completen próximamente sus obligaciones de remoción. Honduras declaró que concluirá la labor de remoción a fines de 2004. Guatemala prevé terminarla en 2005 y Nicaragua en 2006.

Muchos Estados Partes afectados, como Afganistán, Bosnia y Herzegovina y Camboya, han elaborado e iniciado planes estratégicos específicos de remoción de minas para cumplir sus respectivos plazos. Otros Estados Partes afectados deben hacerlo con urgencia para cumplir sus plazos. Se solicita a todos los Estados Partes afectados por las minas que presenten sus planes con motivo de la Cumbre de Nairobi en diciembre de 2004.


Es imposible saber con certeza cuántas zonas minas quedan por limpiar en el mundo. Muchos Estados Partes contaminados han hecho considerables progresos por lo que respecta a la inspección y localización de las tierras minadas que deben limpiarse. Sin embargo, en muchos países afectados, aún no se conoce bien la magnitud del problema de las minas terrestres.

Minas Terrestres Segun La Revista La Aventura de la Historia:

Nada hay más barato en el arsenal de la guerra que una mina antipersonal y pocos obstáculos son más eficaces para detener a un ejército que un campo minado. Eso es tan practicado que, según fuentes del Pentágono, existen unos 120 millones de minas antipersonal enterradas en 64 países.

¿Cómo es posible que sigan enterradas tantas minas? Porque son muy difíciles de desenterrar si se sembraron aleatoriamente o si se carece de los planos militares del campo. Por ejemplo, en el Norte de Africa, los británicos minaron a sus defensas de El Alemein ante el avance de Rommel, en 1942; cuando contraatacó Montgomery, los alemanes hicieron lo propio; en total se sembraron tres millones de minas. Hoy, un lateral de la carretera que va desde El Alemein a El Daba, poco más de 40 kilómetros, está cerrado por alambre de espino y cada pocos metros cuelgan letreros descoloridos: “Peligro, minas!” Un oficial egipcio comentó que, de vez en cuando, estalla alguna al paso de alguien. Sesenta años después!

La dificultad del desminado radica en que se trata de objetos pequeños (como una lata de betún), casi indetectables y requiere cuantiosos recursos: casi mil euros por cada mina. Ello se debe ala peligrosidad del trabajo: según las estadísticas, recuperar 5.000 minas cuesta un muerto y dos heridos.

Las peores situaciones se dan en Angola, Camboya, Somalia y Bosnia, países de cojos. La población debe circular por caminos marcados y cualquier desviación puede significar la muerte… Y esta situación proseguirá durante décadas, con su secuela de tragedias humanas y económicas.

Las minas causan 26.000 víctimas al año, de ellas, 12.000 muertos —33 cada día— con un coste sanitario de 10 millones de euros anuales. Al sufrimiento, al miedo permanente, a los costes sanitarios, se añade la improductividad de millones de hectáreas.

Una plaga a la que no se ha podido poner coto, aunque la preocupación mundial es creciente. Al Tratado para la Prohibición de Minas, firmado por 143 países, aun no se han adherido los principales fabricantes y almacenadores de estos artefactos: India y Pakistán —los mayores usuarios en la actualidad— y tres miembros del Consejo de Seguridad: Rusia, China y Estados Unidos. Se supone que en los arsenales de esos cinco países hay 200 millones de minas antipersonal.

Por otro lado, son insuficientes los medios humanitarios para atender a las víctimas, escasas las ayudas a los países que padecen la plaga y lento el desminado. Lo positivo es que el número de minas sembradas no parece avanzar, que el horror hacia estos ingenios aumenta y que en una década se ha logrado que dos tercios de las naciones se adhieran al Tratado, decidiendo destruir sus arsenales en el curso de 2003. DAVID SOLAR

Armas Militares: Mina Magnetica-Bomba de Profundidad-Cohete Ruso

Armas Militares: Mina Magnética-Bomba de Profundidad-Cohete Ruso

MINA MAGNÉTICA:El soldado alemán, acurrucado dentro del foso, vigilaba atentamente el horizonte. No, ya no experimentaba miedo… El miedo (él lo sabía) es una barrera fácil de pasar y que arrastra al hombre a las más descabelladas aventuras.

Y él tuvo miedo cuando le entregaron en el cuartel las minas magnéticas que debía colocar, sin ser visto, en el vientre de los tanques. ‘Minas magnéticas… una intervención muy ingeniosa, sí, pero muy arriesgada. A través de la tierra, le parecía sentir el pulso de sus ocultos compañeros.

De pronto, todo comenzó a temblar: los tanques rusos se acercaban. El soldado, graduó la espoleta y esperó… Al pasar sobre su foso sólo se escuchó una terrible detonación.

Los soldados alemanes pertenecientes a los célebres cuerpos de “Cazadores de Tanques” se vieron muy favorecidos en su arriesgada misión por la aparición de una ingeniosa mina magnética. Se trataba de un implemento muy liviano y manuable, pero de excepcional poder explosivo.

El artefacto poseía cuatro poderosos imanes montados sobre pivotes “locos” y que, por lo tanto, podían articularse y adherirse a cualquier superficie, plana o curva, con rugosidades o sin ellas, angular o aplanada.

Los imanes le permitían adaptarse a la superficie exterior de los tanques, en cualquier posición y desde cualquier ángulo. Entre los cuatro imanes se encontraba el cono de descarga, por el que se proyectaba la mayor parte de la potencia explosiva e incendiaria de la mina.

El artefacto estaba provisto de una espoleta que le permitía regular la acción y, además, dar tiempo suficiente al soldado para ponerse a cubierto del estallido. El empleo de esta mina magnética permitió a los combatientes alemanes realizar acciones de gran audacia.

En efecto, conociendo la proximidad de unidades de tanques rusos y estudiando la conformación del terreno, los jefes de unidades disponían a sus hombres en los lugares más apropiados para el paso de los blindados.

Allí, los soldados cavaban pequeños fosos, en los que apenas cabía uno de ellos, acurrucado. Los fosos eran recubiertos con ramas y tierra, disimulando así su presencia.

En el interior permanecía un hombre provisto de una o varias minas magnéticas. Al aparecer los tanques, los hombres vigilaban disimuladamente sus movimientos y esperaban su llegada.

Después, al pasar los blindados por sobre los escondites, los soldados, rápidamente, aplicaban las minas, por medio de sus imanes, contra la superficie inferior de los tanques.

La espoleta, graduada convenientemente, hacía que éstas estallaran dos, tres o cuatro minutos más tarde, cuando las unidades ya se hallaban lejos de los reductos alemanes. La explosión, por otra parte, se producía en la parte más sensible y menos defendida del tanque: la inferior.

La operación cumplida por los “Cazadores de Tanques” era extremadamente peligrosa. Los riesgos corridos por los soldados eran enormes. Pero, sin duda alguna, la presa valía el riesgo. Y decenas de tanques destruidos por este procedimiento justificaron el riesgo y las bajas sufridas.


BOMBA DE PROFUNDIDAD

Al producirse el estallido de las hostilidades, Alemania contaba con una flota submarina muy reducida: 57 submarinos de los cuales 25 pertenecían al Tipo VII. Doenitz utilizó durante toda la campaña, una táctica de gran éxito: agrupó a estos sumergibles en unidades de ataque.

Cuando la campaña de los submarinos alemanes contra la navegación aliada, principalmente británica, se hizo más y más intensa, los ingleses ensayaron toda clase de elementos destinados a protegerlos del peligro de los sumergibles.

La guerra submarina, en efecto, que había aumentado gradualmente su intensidad hasta convertirse en una verdadera pesadilla para los Altos Mandos aliados, debía ser contrarrestada rápida y eficazmente.

Fue así qua los convoyes aliados zarparon, en toda oportunidad, protegidos por gran cantidad de naves de escolta, torpederos, destructores y aun cruceros. Sin embargo, a pesar de la celosa vigilancia, los submarinos alemanes continuaron haciendo estragos en la navegación aliada.

La represión de las naves inglesas que escoltaban los convoyes no era, por otra parte, todo lo eficaz que debía ser.

En efecto; ante un ataque, los buques escolta dejaban caer en las profundidades grandes cantidades de bombas de profundidad. Pero eso no bastaba. Y no bastaba porque los grandes submarinos alemanes de tipo oceánico, estaban en condiciones de sumergirse a grandes profundidades y permanecer después con sus motores detenidos a la espera del alejamiento de los buques de escolta. De esta manera podían eludir fácilmente la lluvia de bombas de profundidad que los ingleses lanzaban al azar.

Los británicos, enfrentados con esa realidad y para contrarrestar la táctica de los sumergibles germanos, comenzaron a emplear una nueva bomba, de 1.000 kilogramos (en lugar de las comunes de 150 kilos). El nuevo proyectil poseía dos masas explosivas que no explotaban al unísono sino con un intervalo de un segundo, lo que daba a la bomba un mayor efecto explosivo.

La nueva bomba tenía 50 centímetros de diámetro y, dado que era demasiado pesada para ser lanzada por los medios comunes (explosivo o neumático) era despedida por los tubos lanzatorpedos de los destructores.

En sus extremos la bomba tenía dos flotadores que retardaban la velocidad de inmersión. Efectivamente, el explosivo descendía a las profundidades lentamente y daba tiempo a la nave que lo había arrojado para alejarse de allí.


BOMBA COHETE RUSA

La columna alemana, integrada por varios tanques y numerosos camiones cargados con abastecimientos, avanzó lentamente por la polvorienta carretera. A la cabeza, varias motocicletas se adelantaron algunos cientos de metros.

Constituían la avanzada de exploración e iban tripuladas por dos hombres en cada una. Una negra masa de nubes cubría el horizonte lejano.

Sorpresivamente, a lo lejos, como saliendo de las nubes, varios puntos negros fueron visibles. Eran aviones, indudablemente. Los motociclistas detuvieron en -seguida la marcha de sus vehículos.

Echand pie a tierra uno de los soldados levantó una pequeña bandera blanca y negra y la elevó por sobre su cabeza. Después la hizo girar rápidamente. Pero ya era tarde. Los puntos negros, aumentando su tamaño velozmente, ya mostraban caracteres definidos.

Eran cuatro cazas soviéticos que avanzaban hacia ellos. A escasos centenares de metros de la cabeza de la columna, los aviones rusos perdieron altura y se arrojaron sobre la misma. Dos, cuatro, ocho trazos luminosos partieron de sus alas.

Ocho explosiones sucesivas diezmaron a la columna alemana, instantes más tarde.

Los rusos desarrollaron, durante el transcurso de la guerra, un sistema de bombardeo en picada y a baja altura que difería totalmente de todos los empleados hasta ese momento. El sistema de vuelo, lo mismo que la línea de ataque y puntería eran normales, es decir, semejantes a cuanto era conocido hasta ese momento.

Lo novedoso, y muy efectivo, según los informes recogidos, era lo concerniente al disparo de la bomba. Porque la bomba no se arrojaba sino que se disparaba.

El proyectil, en efecto, no caía por gravedad sino que era disparada desde unos rieles que el avión tenía montados debajo de las alas. El disparo y propulsión de los proyectiles se efectuaba merced a un sistema de cohetes múltiples que cada bomba tenía adosados a su parte posterior.

El escape de gas se efectuaba a través de una tobera única. La ignición, por su parte, se efectuaba eléctricamente una a una, o en salvas, o en un disparo total. Las bombas medían 18 centímetros de diámetro por 80 de longitud. Pesaban 45 kilogramos y tenían percutor por contacto o por inercia.

En la parte posterior, la bomba tenía adosadas cuatro aletas direccionales paralelas. Necesariamente, la propulsión propia de estos proyectiles disminuía la parábola y desviación de su trayectoria de la bomba, con lo que favorecía la puntería y el ataque era, en consecuencia, más certero.

Linea Maginot en la segunda guerra mundial Historia y Objetivo

Linea Maginot en la 2° Guerra Mundial
Historia y Objetivo

Linea Maginot en la segunda guerra mundial Historia y Objetivo

1) Superficie de la tierra. 2) Cuarteles para oficiales. 3) Cuarteles para tropa. 4) Motores Diesel para luz y ventilación. 5> Cuarteles para tropa. 6) Depósitos. 7) Alimentos. 8) Municiones. 9) Oficinas. 10) Oficina telefónica. 11) Depósitos de medicamentos. 12) Hospital. 13) Ferrocarril subterráneo. 14) Sala de reuniones. Además, ascensores y montacargas conectaban los diferentes pisos de la Línea Maginot entre sí.

LA LÍNEA MAGINOT

André Maginot nació en Revigny, Francia, en 1877. Hacia 1910 inicia su vida política como diputado por BarleDuc y, pocos años más tarde, en 1913, ocupa la subsecretaría de guerra. Tras el comienzo de la Primera Guerra Mundial, en 1914, no permanece indiferente al llamado de las armas y se incorpora al ejército con el grado de sargento. Gravemente herido, debe alejarse del frente. En plena guerra, en 1917, ocupa el Ministerio de Colonias y, hacia 1921, el de Pensionados.

Desde 1924 hasta 1931, André Maginot fue Ministro de Guerra. Su nombre ha quedado unido a los trabajos defensivos que dieron por resultado la creación de gigantescas fortificaciones en la frontera del este. La llamada Línea Maginot, cuya construcción comenzó en el año 1927, fue una serie de fortificaciones, subterráneas en su mayor parte, que se extendieron a lo largo de la frontera franco – alemana. En la superficie, las defensas estaban constituidas por casamatas de acero y cemento, zanjas antitanque, obstáculos de cemento, alambradas, rieles y campos minados.

En el interior, en profundidad, se extendían varios pisos. En ellos se habían dispuesto alojamientos para oficiales y soldados, hospitales, depósitos de municiones, abastecimientos, motores para proveer de luz y energía a los diversos aparatos, pasillos de comunicación, ascensores que conectaban entre sí los diversos pisos, montacargas destinados a trasportar municiones y abastecimientos a las casamatas de la superficie, etc. Técnicamente la obra era casi inexpugnable frente a las armas existentes en el momento en que fue construida. Sin embargo, en 1940 los alemanes contaban con armas revolucionarias como el tanque y el bombardero en picada, que convirtieron a la Maginot en una fortificación anticuada.

A pesar de ello, no fue la Maginot la que fracasé en la defensa del territorio de Francia. Fue la táctica empleada. Fue la distribución estratégica absurda de las fuerzas defensivas. Fue la carencia de material pesado, blindado, móvil. Fue la falta de hombres preparados en la concepción de la guerra moderna.

El Fuego Griego Historia de las Armas

 El Fuego Griego Historia de las Armas

Los árabes emergieron de su península en 632 y empezaron una sorprendente serie de conquistas que, en el lapso de cincuenta años, parecieron infundir nueva vida al viejo Imperio persa, con la adición de Arabia y el norte de África.

Todo parecía indicar la próxima caída de la ciudad de Constantinopla, a la que seguirían los antiguos dominios europeos del extinto Imperio romano. En 673, al ejército árabe no le separaba de Constantinopla más que el Helesponto, y su flota se concentraba frente a la costa. Parecía que nada iba a poder salvar la ciudad.

El Fuego Griego Historia de las Armas

Pero en la capital vivía un alquimista llamado Calínico (siglo VII), nacido en Egipto o Siria, que había llegado a Constantinopla como refugiado.

Inventó una mezcla que contenía nafta, nitrato potásico y óxido de calcio, que tal vez (pues no se conoce la fórmula exacta) no sólo ardía, sino que continuaba ardiendo en el agua incluso con mayor fuerza. Este fuego griego era expelido mediante tubos contra los barcos de madera de los árabes.  El temor a ser víctimas del fuego y la visión horrible del agua ardiendo forzó a la flota árabe a retirarse, y Constantinopla se salvó.

Fuente Consultada: Lo Se Todo Tomo III

Cronologia del Desarme Nuclear Tratado de Prohibicion de Pruebas

Cronología del Desarme Nuclear
Tratado de Prohibición de Pruebas Nucleares

Antes de la era nuclear, ninguna guerra, por más sangrienta y larga que hubiera sido, había amenazado la existencia de la especie humana.

Con el desarrollo del armamento termonuclear, esta alternativa se volvió posible.

En cierto sentido, la carrera armamentista nuclear encerraba una contradicción: si el objetivo de la guerra es la victoria, una situación de guerra nuclear hacía difícil, si no imposible, distinguir entre vencedores y vencidos.

La justificación del desarrollo y fabricación de armamentos cada vez más potentes y más letales era, entonces, paradójica: se trataba de instaurar un equilibrio del terror, según el cual, la amenaza recíproca de destrucción era la garantía de la paz.

Es decir, la guerra se tornaba imposible por el hecho de que ninguno de los contendientes podía ganarla, y, al mismo tiempo, la amenaza tenía que ser real -y la guerra posible- para que el equilibrio del terror funcionara.

El mundo clama por el DESARME general, pero el resultado pareciera ser el opuesto: multiplicación del armamento, nuevas instalaciones de misiles cada vez más efectivos, en tierra y bajo las aguas, e incluso el proyectó —ya en vías de ejecución— de instalar artefactos nucleares en el Espacio.

El Desarme Nuclear Tratado de Prohibicion de Pruebas Nucleares

EL MUNDO A FAVOR DEL DESARME

Los hombres de ciencia más destacados, advierten enfáticamente los peligros que corre la humanidad. A ellos se suman las más autorizadas voces del mundo, religiosas y civiles, compartiendo la misma preocupación.

Incluso, ciudadanos de los más diversos países publican manifiestos, recogen firmas y llevan a cabo actos de protesta activa contra el armamentismo.

El problema así considerado, parece ser insoluble puesto que ninguna de las potencias se atreve a desarmarse unilateralmente y tampoco confía en que lo haga su adversario.

Con todo, podemos esperar que si bien al presente constituye un ideal, el Desarme deberá convertirse en realidad: lo opuesto sería resignarse a la autodestrucción de la Humanidad.

Dado que en la actualidad el desarme general pareciera ser una utopía, se tiende a alcanzar acuerdos limitados entre las naciones rivales, que progresivamente logren la meta final.

Entre otras propuestas, el esfuerzo mundial, dirigido por las Naciones Unidas tiende a:

Poner fin o por lo menos atemperar la «guerra fría» que desde hace años enfrenta al bloque Capitalista y al Socialista.

Eliminar los focos de tensión actualmente existentes en numerosos lugares del planeta, solucionando las controversias en forma pacífica.

Desalentar la actividad de las empresas traficantes de armas, derivando sus intereses hacia otras producciones.

• Limitar la compra de armas de los países no desarrollados y más necesitados de alimentos que de artefactos bélicos.

Proceder mediante convenios a una gradual reducción de los ejércitos y armas convencionales en forma ajustada a las reales necesidades de defensa del país.

Organizar un sistema efectivo de control de desarme, fiscalizado por las Naciones Unidas.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

CRONOLOGÍA

Agosto de 1942: Proyecto Manhattan para desarrollar la primera arma nuclear. Emplea 130.000 personas y gasta U$s 2.000 millones.

16 de julio de 1945: EE. UU. lleva a cabo la primera prueba nuclear, con una potencia equivalente a 20.000 ton. de TNT.

6 de agosto de 1945: EE. UU. arroja la bomba atómica sobre Hiroshima. Mueren más 140.000 personas en pocos meses.

9 de agosto de 1945: Se arroja una segunda bomba sobre Nagasaki, murieron aproximadamente 74.000 personas.

24 de enero de 1946: La ONU exige la eliminación de armas atómicas.

29 de agosto de 1949: La Unión Soviética prueba su primea bomba nuclear, conocida como «Primer Relámpago».

3 de octubre de 1952: Primera prueba nuclear del Reino Unido en Australia.

1º de noviembre de 1952: EE. UU. prueba la primera bomba de hidrógeno, es 500 veces más poderosa que la bomba de Nagasaki.

9 de julio de 1955: Einstein y otros importantes científicos emiten un manifiesto, advirtiendo acerca de los peligros de la guerra nuclear e instan a todos los gobiernos a resolver sus disputas de manera pacífica.

1 de diciembre de 1959: Firma del Tratado Antártico donde se establece que «queda prohibida cualquier explosión nuclear y eliminación de desechos radioactivos en la Antártida».

13 de febrero de 1960: Francia prueba su primer arma nuclear y la hace explotar su primera bomba atómica en el desierto del Sahara.

30 de octubre de 1961: La Unión Soviética hace explotar la bomba más poderosa,bautizada con el nombre «Bomba del Zar» de 58 Megatones.

16 al 29 de octubre de 1962: Crisis de los misiles en Cuba.

16 de octubre de 1964: China lleva a cabo su primera prueba de armas nucleares China hace explotar su primera bomba atómica.

14 de febrero de 1967: En México, se firma el Tratado de Tlatelolco, que prohíbe las armas nucleares en Latinoamérica y se convierte en una región libre de armas nucleares

1 de julio de 1968: Se firma un Tratado de no Proliferación de armas nucleares donde se estipula que  los estados que no tienen armas nucleares acuerdan no comprarlas y los estados que las tienen se comprometen al desarme.

18 de mayo de 1974: India lleva a cabo su primera prueba nuclear India lleva a cabo una prueba subterránea en Pokharan en el desierto de Rayastán.

12 de junio de 1982: La mayor manifestación antibélica de la historia, se concentran mas de 1.000.000 de personas en Central Park (Nueva York)

6 de agosto de 1985: Se firma Tratado sobre la Zona Libres de Armas Nucleares del Pacífico Sur en Rarotonga, donse se prohíbe la fabricación, el emplazamiento o la prueba de armas nucleares dentro de la zona.

30 de septiembre de 1986: Se descubre el programa nuclear de Israel Israel y se supone que podría tener hasta mas 100 armas nucleares.

Del 11 al 12 de octubre de 1986: las potencias mundiales, Reagan y Gorbachov debaten sobre la abolición de armas nucleares.

8 de diciembre de 1987: Se firma el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio entre EE.UU. y URSS para eliminar todos los misiles terrestres con alcances que van de las 300 a las 3.400 millas.

15 de diciembre de 1995: El sudeste asiático se convierte en un zona libre de armas nucleares.

11 de abril de 1996: África se convierte en una zona libre de armas nucleares y se comprometen a no fabricar, probar o acumular armas nucleares.

8 de julio de 1996: La Corte Internacional de Justicia dice que las armas nucleares son ilegales

24 de septiembre de 1996: El Tratado de Prohibición Completa de las Pruebas Nucleares se abre para la firma El Tratado de Prohibición Completa de Pruebas Nucleares se abre para la firma en las Naciones Unidas. China, Francia, el RU, Rusia y EE. UU. firman el tratado. India dice que no lo firmará.

27 de noviembre de 1996: Bielorrusia retira su último misil nuclear y lo entrega s a Rusia para ser destruido. También hacen los mismo Ucrania y Kazajistán como las ex repúblicas soviéticas que se han deshecho de todas sus armas nucleares.

Mayo de 1998: India y Pakistán llevan a cabo pruebas nucleares. India lleva a cabo tres pruebas nucleares subterráneas en sus primeros 24 años. En un caso, se trata de un arma termonuclear. Más tarde, en mayo, Pakistán prueba seis armas nucleares en respuesta a las pruebas de India.

9 de octubre de 2006: Corea del Norte lleva a cabo una prueba de armas nucleares, convirtiéndose así en el octavo país con armas atómicas y es condenado internacionalemente.

30 de abril de 2007: Una Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares se lanza en Viena, y convoca al inicio inmediato de las negociaciones para una convención que prohíba el uso de armas nucleares de manera comprobable.

La Carrera del Desarme Nuclear

Los misiles de octubre repercutieron hondamente en el ánimo de los gobernantes de las potencias mundiales.

El sopesar las consecuencias de una guerra nuclear llevó casi inmediatamente a los Estados Unidos va la Unión Soviética a firmar en Moscú el Tratado de Prohibición de las Pruebas Nucleares (1963) ya un primer acercamiento en materia de desarme.

Sin embargo, las conversaciones ejecutivas sobre este tópico sólo se inician en 1969 cuando se establecieron las negociaciones para la limitación de armas estratégicas (SALT).

Inicialmente tenía amplias perspectivas, pero el contexto político internacional las limité prontamente a los sistemas balísticos defensivos (AMB) ya un acuerdo interno de duración limitada de cinco años sobre el armamento ofensivo estratégico.

El SALT I, con todas sus limitaciones y aplazamientos de los temas difíciles, fue un buen comienzo, y el acuerdo firmado en Moscú, en mayo de 1972 por Nixon y Brezhnev.

Ese mismo año se iniciaron las negociaciones de SALT II y luego de establecerse una fórmula para el marco general del acuerdo, las conversaciones se estancaron y no fueron reabiertas sino hasta la oportunidad que llegó a la presidencia de los Estados Unidos, Jimmy Carter.

El acuerdo SALT II dio origen a la cumbre de Viena, donde concurrieron Brezhnev y Carter, pero el acuerdo, al no resolver algunos puntos delicados, no fue ratificado por el Senado norteamericano y su aplicación práctica quedó reducida a la buena voluntad de las potencias.

Con la administración Reagan se reafirmó la improcedencia del acuerdo SALT II y se decidió enfrentar el problema reduciendo en forma significativa el número de fuerzas estratégicas.

Las Strategic Arms Reduction Talks (STAR) se iniciaron en Ginebra en 1982, con la propuesta de que ambas superpotencias se contentaran con 5.000 ojivas nucleares montadas en no más de 850 misiles intercontinentales.

Luego en una segunda fase, las conversaciones debían conducir a que ambos países igualaran el peso útil de las cargas nucleares de su arsenal balístico.

Sin embargo, las conversaciones fueron suspendidas en 1983 a consecuencia del retiro de los soviéticos, hecho provocado por el despliegue en Europa de los misiles “Cruiser” y “Pershing II” de origen norteamericano.

Un nuevo intento de reanudación también se empantanó al mezclar en una sola negociación el tema de los misiles de largo alcance con el proyecto de “Iniciativa de Defensa Estratégica” —más conocido como “guerra de las galaxias”— que Reagan propiciaba para Estados Unidos.

Esta situación de impasse entre las superpotencias tendría un cambio positivo por la entrada en escena de un nuevo primer actor: el recién elegido Secretario General del PCUS, Mikhail Gorbachov (1985), quien con un nuevo enfoque para su país y las relaciones internacionales aceleré sustantivamente las conversaciones.

El primer contacto directo entre Reagan y Gorbachov —la cumbre de Islandia— no tuvo el éxito esperado, pero dejó el camino abierto para nuevas negociaciones.

En efecto, al año siguiente se desarrollaron en Ginebra dos conversaciones paralelas sobre control de armas: las START sobre reducción de armas de largo alcance y las FN 1 sobre limitaciones de fuerzas nucleares de mediano y corto alcance.

Los avances fueron notables y a fines del año se produjo la cumbre de Washington, oportunidad que Reagan-Gorbachov firmaron un trascendental Tratado de reducción electiva de las armas nucleares, sometido —lo que era una novedad— a un estricto control de verificación.

El Tratado del 8 de diciembre de 1987 establece la eliminación de más de mil cohetes nucleares emplazados en Europa, y por vez primera —luego de cuarenta años de “guerra fría”— acuerda a las potencias en reducir sus arsenales nucleares en vez de restringir su crecimiento.

Al respecto dijo Gorbachov: “Podemos estar orgullosos de plantar este retoño, que probablemente crecerá hasta llegar a convertirse en un poderoso árbol de paz”.

Una alternativa parcial al equilibrio del terror fueron los acuerdos sobre el desarme.

Sin embargo, predominaba una tendencia hacia el incremento del potencial bélico, tanto de los Estados Unidos como de la Unión Soviética.

Hacia principios de la década de 1980, el presidente Ronald Reagan lanzó la Iniciativa de Defensa Estratégica -popularizada como la «Guerra de las galaxias»-, que consistía en el desarrollo de un sofisticado y muy costoso sistema de misiles y otras armas defensivas.

Este sistema tendría la capacidad de destruir los misiles que hubiera lanzado un enemigo de los Estados Unidos.

La iniciativa norteamericana procuraba romper el equilibrio entre las dos grandes potencias, poniendo a los Estados Unidos a salvo de la amenaza soviética.

El sistema de defensa tenía varios inconvenientes, entre ellos su enorme costo y su dudosa eficacia. Sin embargo, su puesta en marcha tuvo un efecto indirecto: obligar a la Unión Soviética a mantener un enorme gasto militar, que pesaba en su debilitada economía mucho más de lo que pesaba el gasto militar norteamericano sobre la propia.

El gasto militar de los Estados Unidos representaba, a principios de la década de 1980, alrededor del 6% del PB1, mientras que el soviético triplicaba esa proporción.

El sostenimiento de un gasto militar tan elevado contribuyó al estancamiento de la economía soviética y, en última instancia, a la crisis del régimen comunista.

• Igualmente, los gobernantes de los países más desarrollados, incluidas las potencias dueñas del poderío nuclear, multiplican las reuniones y conferencias, de las que resultan en general, expresiones de un mismo anhelo desarmista, que no llega a concretarse.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

ULTIMO ACCIDENTE NUCLEAR PROVOCADO POR UN TSUNAMI EN JAPÓN

accidente nuclear en japon provocado por un tsunami

Explosiones e incendios en la planta nuclear japonesa al fallar el sistema de enfriamiento tras el terremoto y posterior tsunami en Japón.

Este último inutilizó el sistema eléctrico de emergencia.

Se emitió radiactividad a la atmósfera y varios tipos de alimentos y el agua quedaron irradiados en la zona y hasta Tokyo, a más de 200 Km. de la central. Se evacuó a todos los residentes en un área de unos 30 km2 a la redonda.

Se sabe que la contaminación se extendió por el pacífico, alcanzando EE.UU. y más tarde Europa pero en niveles muy bajos.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Kalashnikov fusil de asalto mas utilizado en los conflictos belicos

Kalashnikov fusil de asalto mas utilizado en los conflictos bélicos

Un arma fuera de control

Kalashnikov fusil de asalto mas utilizado en los conflictos belicosLa historia del fusil de asalto que, por el escaso control internacional sobre su comercialización, seguirá siendo en los próximos veinte años el arma más empleada en los conflictos bélicos que azotan el planeta.

No hay guerra que les sea ajena, ni masacre en la que no participen. En un mundo que multiplica sus conflictos, los que matan los llevan encima. Favoritos entre las muchas «máquinas de matar”, los AK47, como se conoce técnicamente a los tristemente célebres Kalashnikov, son el armamento bélico más usado en todo el planeta, con unos cien millones de unidades y sus replicas repartidas en cinco continentes, según un informe de Amnistía Internacional, Oxfam International y la Red Internacional sobre Armas de Pequeño Calibre, entidades que integran la Campaña para el Control de Armas.

En la actualidad, “el Kalashnikov» se fabrica en un mayor número de países y es utilizado para causar mayores dañas que en cualquier otro momento de sus sesenta años de historia, afirman las tres organizaciones en su informe. Miles de personas mueren cada año como consecuencia de los disparos de este arma, utilizada para cometer matanzas indiscriminadas en países tan distintos como Afganistán, ¡a República Democrática del Congo, Sierra Leona y en los Estados Unidos.

Se cree que entre el 50 y 60%  por ciento de las armas utilizadas en el conflicto en el este del territorio congoleño son AK-47 y sus réplicas. El Kalashnikov integra el arsenal público de al menos 82 países, y es producido por al menos catorce naciones, entre ellas Alemania, China, Corea del Norte, Egipto, Hungría, India, Irak, Polonia Rumania y Rusia. Y esta cifra se verá incrementada con la aplicación por parte del gobierno de Venezuela de un acuerdo para el montaje local de esas armas. el primero de ese tipo en el continente americano.

El gran número de centros de producción en todo el mundo, la disponibilidad generalizada de excedentes de fusiles Kalashnikov y la ausencia de leyes que regulen su transferencia facilitan que las armas caigan en manos de traficantes de armas sin escrúpulos, milicias armadas y organizaciones criminales. Aprecios increíbles. En las regiones más convulsionadas del África, puede comprarse un AK-47 por tan sólo 30 dólares.

‘Debido a la falta de control. el AK-47 ha sido utilizado para asesinar y  mutilar, ha alimentado los conflictos y la pobreza en los países mas pobres del mundo’, dice el director de Oxfam lnternational, Jeremy Hobbs.

“NO ES MI CULPA»

El ya legendario fusil fue diseñado tras la Segunda Guerra Mundial por Mijail Timofeyevich Kalashnikov (foto) , a quien debe su nombre, y quien en un reciente comunicado dirigido a las entidades organizadoras de la Campaña para el Control de Armas pidió controles más estrictos sobre los traficantes.

El primer modelo de Kalashnikov soviético fue el AK47, cuyo nombre se refiere al año en que entró en servicio. El más moderno es el AK-100. E1AK-47 puede disparar hasta 600 balas por minuto y tiene un alcance máximo de hasta mil metros.

El creador del instrumento letal más popular del mundo lamentó que este tipo de armas se haya empleado y se emplee en conflictos interétnicos. «Yo creé un arma que ayudara a defender las fronteras de mi patria, y  sigue siendo su objetivo. Lamento que esos fusil es, que llevan mi nombre, no siempre sigan los fines para los que fueron creados», declaró Kalashnikov, quien actualmente tiene 85 años, ha escrito cinco libros sobre armamento y preside la Unión de Armeros de Rusia. “No es mi culpa que sean empleados en conflictos interétnicos y de otro tipo. Son los políticos los culpables.”

Sesenta años después, el inventor defiende las virtudes patrióticas de su feroz criatura, para la guerra entre naciones y critica su utilización en guerras fratricidas, olvidando que, a fin de cuentas, la muerte es la misma para todos. No obstante, el creador del fusil AK-47 aceptó que hubiera sido mejor crear, por ejemplo, un aparato para facilitar las duras labores del campo en la Unión Soviética, pero adujo que la invasión nazi a su país torció el rumbo de su vida hacia la carrera armamentista. «Ver a los nazis quemando aldeas, masacrando a todos, y que nosotros no tuviéramos armas de fuego automáticas, me impulso a crear una eficaz para los nuestros», señaló.

El armero, ruso sostiene que su primer diseño, pese a ser el más conocido y valorado, es el más feo e inservible, porque lo hice en condiciones difíciles». Recuerda que en 1947, siendo un joven sargento de primera, le otorgaron el «Premio Stalin» de primera clase, valuado en 150 mil rublos de la época (equivalentes por entonces a 5.475 dólares) por el ser el inventor del fusil AK, y que con ese dinero se compró un automóvil.

LA MUERTE FÁCIL

Los especialistas en armas consideran que AK-47 es el mejor fúsil automático que se pudo inventar, y destacan la alta confiabilidad, la eficacia y la facilidad de manejo de esta ametralladora. Según sus pronósticos, se mantendrá como principal arma de los conflictos bélicos durante, por lo menos, veinte años más, hasta que un nuevo invento venga a ofrecer una forma más fácil y segura de matar.

Hasta aquí, el Kalashnikov es el fusil preferido, tanto por los ejércitos regulares como por las guerrillas; alcanzó la cumbre de su fama en Vietnam y, en cierto modo se convirtió, en muchos países del Tercer Mundo, en símbolo de la insurrección contra el imperialismo. El Kalashnikov es la única arma de fuego que flamea en una bandera nacional, en la de Mozambique, pues gracias a él logró su independencia.

Tiene, para destruir, muchas cosas a favor: en, primer lugar, su ingenioso sistema de recarga de cartuchos, que utiliza la fuerza de los gases de expulsión producidos por el disparo para facilitar la entrada de un nuevo cartucho y expulsar el casquillo usado, lo cual logra que el fusil tenga un menor retroceso y, en consecuencia, mayor confiabilidad en el disparo.

Otro elemento distintivo del AK-47 es el cargador curvo, que le da mayor capacidad en un espacio reducido (por esa forma, los narcotraficantes mexicanos lo llaman «cuerno de chivo». Y, sobre todo, su increíble fortaleza: antiguos modelos de AK con décadas de guerra encima, continúan funcionando, y siguen disparando aun después de ser sumergidos en agua o barro, o ser pisados por un camión.

Eficaces y baratos, proliferan por el mundo como instrumento predilecto de todos los que hacen la guerra, de un bando y del otro, sembrando una muerte fácil….

Dentro de muy poco los celebre fusiles AK se fabricaran en América Latina. Como parte de un acuerdo complementario a la compra de armas risas, el presidente venezolano Hugo Chávez decidió la instalación de una fabrica de fusiles en la ciudad de Maracay, 80 Km. al oeste de Caracas.

Recientemente Rusia le había vendido a Venezuela (además de 10 helicópteros de transporte y ataque) unos 100 mil fusiles de asalto AK-103, un tercio de los cuales ya fueron distribuidos entre la Fuerzas Armadas de ese país.

Mientras Chávez declara que Venezuela no puede dejar de pertrecharse ante la posibilidad de una invasiones de EE.UU. las compras de material bélico a Rusia se ampliaran en breve con mas helicópteros y aviones caza de origen ruso, para disgusto del Departamento de estado estadoudinense. Pero el anuncio mas sorpresivo fue, hace quince días, el de la fabrica de Maracay que se prevé comenzar a producir fusiles Kalashnikov en el año 2009.

Fuente Consultada: Revista RUMBOS Año 3 Nro. 150

Biografia de Osama Bin Laden Terrorismo de Al Qaeda Talibane

Biografia de Osama Bin Laden

Aunque haya sido un hombre del siglo XX su inspirador, en el futuro el siglo XXI se estudiará abriendo el capítulo del atentado de las Torres Gemelas de Nueva York, en el primer año de este nuevo siglo, exactamente un negrísimo 11 de septiembre de 2001. Pero este hombre, Osama Bin Laden, no sólo será recordado como el inductor de tan sangriento suceso, sino como responsable de toda una vuelta atrás de los, hasta aquella fecha siniestra, continuos avances de libertad y progreso en el llamado primer mundo.

Prácticamente invisible, la primera potencia mundial ha sido incapaz de dar con él y de destruir su organización, por más que machacó a todo un país, Afganistán, con el único objetivo de capturarlo. Los aviones y sus suicidas, a su vez asesinos masivos, al destruir las dos torres de Manhattan, daban oportunidad a las fuerzas regresivas para imponer su mano dura por doquier, además de iniciar una nueva clase de guerra en la que el enemigo es invisible pero no inocuo, ya que su mensaje mortal puede llegar por cualquier medio, a cualquier hora y en cualquier lugar.

Osama Bin Laden

BIOGRAFÍA DE BlN LADEN, OSAMA Activista islámico saudí (Riyadh, 1957). Desde 1979 apoyó financieramente  a los talibanes, el sector más extremista del movimiento guerrillero afgano, en su lucha contra la URSS.

En 1988 fundó el grupoo Al Qaeda («La Base») con el objetivo de emprender la guerra santa. Desde 1991 orientó sus actividades contra los intereses estadounidenses y estableció  bases operativas en Sudán, Pakistán y Afganistán, país que convirtió en su lugar de residencia desde 1995. Implicado en varios atentados desde 1993, se le considera responsable de la organización de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE. UU.

EL HECHO TERRORISTA QUE HACE FAMOSO A BIN LADEN
Uno de los actos terroristas más destructivos tuvo lugar el 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos. Cuatro grupos de terroristas secuestraron igual número de aviones comerciales después de abordarlos en Boston, Newark y Washington, D.C.

Los secuestradores dirigieron dos aviones directamente contra las torres del World Trade Center de la ciudad de Nueva York, causando su derrumbe así como de otros inmuebles colindantes. Un tercer avión fue estrellado en el Pentágono, cerca de Washington, D.C. El cuarto, aparentemente dirigido hacia Washington, se estrelló en un área aislada de Pennsylvania, según parece como resultado de un intento de un grupo de heroicos pasajeros que frustraron a los terroristas. En total, más de tres mil personas murieron, incluyendo todos los pasajeros y la tripulación de los cuatro aviones.

ATAQUE DE BIN LADEN, torres gemelas

El 11 de septiembre fue la consecuencia más trágica de los errores cometidos por soviéticos y norteamericanos en Afganistán. Los atentados cumplieron un sueño que los radicales islámicos nunca pensaron llegar a hacer realidad, y en ese sentido se demostró, después de una investigación cuyo informe abarca más de diez mil folios, que las grandes catástrofes son siempre hijas de pequeñas equivocaciones en cadena.

Estos actos de terror coordinado fueron realizados por secuestradores vinculados con la organización terrorista internacional al-Qaeda, dirigida por Osama Bin Laden. Originario de Arabia Saudita, Bin Laden usó la fortuna que heredó para establecer una serie de campos de entrenamiento terrorista en Afganistán, bajo la protección de los gobernantes fundamentalistas islámicos conocidos como talibanes.

Bin Laden también es sospechoso de haber dirigido los atentados terroristas previos contra Estados Unidos, incluyendo el bombardeo de dos embajadas en África en 1998 y un ataque contra el navío militar USS Colé, en 2001.

De esta manera se inicia un nuevo tipo de guerra, cuyo enemigo ahora es «invisible» porque puede estar en cualquier parte del mundo y puede a la vez recurrir a cualquier arma. Aquella guerra convencional, como la guerra fría, en donde había dos bando bien definidos y con bases distribuidas mundialmente pero de conocida localización, pasó a la historia, ahora este tipo de ataque inesperado, despertando la sorpresa generó una especie de miedo colectivo, que obligó a EE.UU. a aumentar los controles en aeropuertos, carreteras y espacio públicos de una manera jamás conocida.

La democracia estaba en juego, y había sido jaqueada por un pequeño grupo de hombres desconocidos con mínimos recursos. Estos hombres, ahora talibanes habían logrado herir a Estados Unidos en el corazón de su sistema financiero y militar, y esta operación había sido preparada y organizada por un viejo aliado de EE.UU. en la guerra contra Rusia, este hombre era: Osama Bin Laden.

Osama bin Laden nació en 1957, en Arabia Saudí, en el seno de una acaudalada familia de origen yemení y sirio. Su padre levantó un pequeño emporio económico gracias a la construcción y a sus vínculos personales con la familia real saudí, imperio que por extensión incluía muchos negocios en el extranjero, en particular en Estados Unidos.

A diferencia de la mayoría de sus hermanos, el joven Bin Laden demostró desde pequeño un marcado interés por los temas religiosos: soñaba con ser un musulmán digno, y en la universidad se integró en los Hermanos Musulmanes, organización mitad religiosa, mitad terrorista.

Cuando los soviéticos invadieron Afganistán, Bin Laden tenía veintidós años, y su activismo religioso lo llevó como voluntario a ese país para combatir, más que al invasor, al infiel que manchaba las tierras del islam. Desde luego que un hijo de la familia Bin Laden no era un soldado más, sino un importante dirigente, por su apoyo financiero, de los miles de combatientes musulmanes que luchaban contra la presencia comunista en Afganistán.

Según el experto en Oriente Próximo Hazhir Teimourian, Bin Laden fue entrenado por la CIA como otros muchos combatientes en su lucha con los soviéticos, pero esta información no ha sido confirmada por otras fuentes.

Con el dinero de su familia, su natural carisma y su fervor, Bin Laden se convirtió en un líder rebelde importante, con capacidad autónoma para reclutar militantes en la guerra contra los soviéticos. Según muchas de sus biografías, abrió una casa de huéspedes en Peshawar, Pakistán, que fungía como base y primera escala de los muyahidines en su ruta a Afganistán. Pero pronto vio la necesidad, desbordado de voluntarios, de trasladar su base de reclutamiento a campamentos en las montañas afganas. Bautizó a este grupo de reclutas con el nombre árabe de al-Qaeda, que significa «la base».

Después de la retirada soviética, en 1989, los «árabes afganos», como se llamaba a los combatientes movilizados por la red al-Qaeda, regresaron a sus países de origen, entrenados, con experiencia de guerra y listos para pelear contra el infiel en cuanto se les requiriera. Éste es el origen de la estructura horizontal de al-Qaeda y una de las dificultades básicas para su eliminación.

Osma Bin Laden

Su fortuna personal, calculada en más de 300 millones de dólares (328 millones de euros), ha servido para financiar campos de entrenamiento para terroristas en Sudán, Filipinas y Afganistán y, según el Departamento de Estado americano, para enviar tropas de guerreros fundamentalistas al Norte de África, Chechenia, Tayikistán e, incluso, Bosnia.

Osama Bin Laden volvió a su país natal, Arabia Saudí, en 1991, para reintegrarse a los negocios familiares de la construcción como un miembro más, si bien exaltado y excéntrico, del clan Bin Laden. Pero su destino cambió cuando el gobierno saudí permitió a los soldados de la coalición encabezada por Estados Unidos entrar en su territorio y desde allí atacar a Sadam Husein en reprimenda por la invasión de Kuwait. En su lógica fanática, el territorio sagrado del islam, que alberga las ciudades santas de La Meca y Medina, había sido mancillado por el impío Satán estadounidense.

Presionado por los servicios secretos saudíes, huyó de Arabia y se instaló en Sudán, donde viviría durante un lustro, planeando toda clase de acciones terroristas contra los norteamericanos y los israelíes. El gobierno de Sudán resolvió expulsarlo, ante la evidencia flagrante de sus acciones y por la presión del gobierno norteamericano. Fue entonces cuando se trasladó definitivamente a Afganistán y lanzó una fatwa contra Estados Unidos e Israel en la que alentaba a los musulmanes del mundo a lanzarse a la yihad contra estos poderes impíos.

Visto con perspectiva, si bien es verdad que nadie podía saber que el 11 de septiembre sería como fue, resulta evidente que solamente hay una circunstancia más poderosa que la capacidad de entender en los seres humanos: la estupidez crónica basada en la prepotencia.

DATOS DE OSAMA BIN LADEN
Fecha de nacimiento: 10 de marzo de 1957, Riad, Arabia Saudita
Fecha de la muerte: 2 de mayo de 2011, Abbottabad, Pakistán
Cónyuge: Amal al-Sadah (m. 2000–2011),
Hijos: Omar Osama bin Laden, Saad bin Laden
Hermanos: Yeslam bin Ladin, Bakr Bin Laden, Salem Bin Laden, Tarek bin Laden
Padres: Hamida al-Attas, Mohammed bin Awad bin Laden, Muhammad al-Attas

Fuente Consultada: Paren El Mundo Que Me Quiero Enterar Antonio Navalón

AFGANISTÁN

Un país montañoso y sin salida al mar, Afganistán ha sufrido de tanta inestabilidad y conflictos durante su historia moderna, que su economía e infraestructura están en ruinas y muchos afganos viven como refugiados. El país también es afligido por calamidades naturales como terremotos y sequías.

Por su estratégica posición -entre el Medio Oriente, Asia Central y la India, a lo largo de la llamada Ruta de la Seda- Afganistán ha sido históricamente un zona codiciada, pese a su difícil geografía.

El país estuvo en el centro de lo que se en el siglo XIX se conoció como el «Gran Juego», cuando la Rusia imperial, el imperio británico y la India se lo disputaban.

En 1979 se convirtió en un campo de batalla clave en la Guerra Fría, luego de que el ejército soviético lo invadieran para apoyar un régimen que estaba a favor del comunismo.

Los muyahidines (guerreros santos) afganos iniciaron la guerra santa o yihad, contra los invasores, una noción que -según la revista británica The Economist– estaba casi extinta desde el siglo X en la cultura islámica.

En los años siguientes, la yihad fue revivida con la ayuda de la CIA y los servicios de inteligencia de Arabia Saudita, quienes proporcionaron miles de millones de dólares en armas y munición a los muyahidines a través de los servicios de inteligencia pakistaníes.

Sin embargo, luego de la retirada de las tropas soviéticas en 1989, el mundo exterior eventualmente perdió interés en Afganistán, mientras a nivel interno continuaba la prolongada guerra civil, ahora alimentada por facciones muy bien armadas y extremismo religioso.

Un tercio de la población afgana ha abandonado el país. Cerca de un millón de refugiados se encuentran en campamentos en Pakistán, muchos de ellos ubicados a pocos kilómetros de la frontera afgana.

El surgimiento del grupo Talibán -originalmente un grupo de estudiosos del Islam- produjo un poco de estabilidad luego de casi dos décadas de conflicto.

Sin embargo, su interpretación radical del islamismo ha atraído crítica generalizada, incluso dentro del mundo musulmán.

Al grupo Talibán -de mayoría pashto- se oponen una alianza de facciones llamada Frente Unido o la Alianza del Norte, integrada por minorías con asiento en el norte del país.

En la actualidad, aunque el Talibán controla el 90% de Afganistán, sólo tres países lo reconocen como el gobierno legítimo, entre ellos Pakistán.

El grupo Talibán también se encuentra enfrentado con la comunidad internacional por darle refugio al multimillonario Osama bin Laden, de origen saudita.

Bin Laden, a quien se responsabiliza de los atentados contra embajadas estadounidenses en África en 1998, es el principal sospechoso de los atentados contra las Torres Gemelas del World Trade Center, en Nueva York, y del Pentágono, en Washington.

LOS TALIBANES.
La batalla por unificar Afganistán

La milicia talibán controla el 90% de Afganistán, pero sólo Pakistán, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos reconocen su soberanía. En el resto del mundo es unánime la condena de este régimen fundamentalista que se ha hecho famoso por la violación sistemática de los Derechos Humanos, especialmente los de las mujeres.

¿Cuál es el origen de los talibán?
Talibán o talebán es el plural de la palabra persa telebeh, que puede traducirse como buscador de la verdad. Los talibán surgieron en septiembre de 1994 de las escuelas coránicas –madrasas– de Kandahar (Afganistán), Queta, Karachi y Lahore (Pakistán).

Esta milicia estaba formada por jóvenes de etnia pastum y religión suní, mayoritarias en Afganistán. Apoyados por los servicios secretos paquistaníes, se lanzaron a una guerra santa para poner fin al caos étnico y religioso en que había quedado Afganistán tras la retirada de las tropas del Ejército soviético. El objetivo de las milicias talibán era, por lo tanto, unificar y homogeneizar cultural y religiosamente Afganistán.

¿Por qué consiguieron llegar al poder?
Porque su mensaje de paz y estabilidad para superar la división del país cuajó entre una población cansada por 15 años de guerra y sufrimientos. En sus éxitos militares también tuvo gran importancia el apoyo militar y financiero de Pakistán y Arabia Saudí, así como su táctica de convencer a los señores de la guerra locales en base a la necesidad de unir a todos los musulmanes de Afganistán.

Desde que conquistaron Kabul -la capital afgana-, solamente tienen la oposición de las minorías étnicas y religiosas: los uzbecos turcos, que lidera el general Dostum, los tayikos persas dirigidos por el comandante Ahmad Masud, hazaras de religión chií y lengua persa, e ismailíes, también de religión chií.

¿Cuál es su diferencia con estos grupos afganos?
En su afán por unir y estabilizar el país, rechazan las aspiraciones de estas minorías étnicas y religiosas que, aunque también son integristas, exigen un mapa político más plural que el ofertado por los talibán y tienen una interpretación menos rígida del Islam, de la cultura, la educación y sobre la inserción de la mujer en la vida social. Frente a la uniformidad de los pastumes talibán, los otros pueblos aceptarían un modelo de Estado con más autonomía cultural y política.

Osama fallece el 1 de mayo de 2011, cuando una ataque militar organizado junto a las fuerzas de Pakistán , desde cinco meses antes, logran penetrar su mansión y dar con su centro de operaciones.

Importantes Batallas de la Historia Grandes y Decisivas Batallas

Importantes Batallas de la Historia

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL:
LA GUERRA EN EL PACIFICO

Japón basó su estrategia en la destrucción de la flota norteamericana del Pacífico. Mediante el aniquilamiento de las fuerzas navales estadounidenses en Pearl Harbor los nipones esperaban extender fácilmente sus dominios por el sudeste asiático y apoderarse al mismo tiempo de importantes recursos: petróleo, estaño y caucho.

Sin embargo, tres portaaviones escaparon al bombardeo de Pearl Harbor, y proporcionaron a Estados Unidos —que inmediatamente puso en marcha un impresionante programa de construcción naval y fabricación de armas— un medio eficaz de defensa y contraataque. Los primeros meses de guerra los japoneses protagonizaron toda una serie de victorias. Luego cambió el panorama y, a lo largo de tres años de lucha, los aliados arrancaron una isla tras otra a los nipones, quienes opusieron una resistencia suicida.

Los japoneses llevaban ventaja en los primeros meses de la guerra del Pacífico. Como potencia aérea y naval dominante en la región, buscaban expandir sus conquistas y construir sus defensas para la contraofensiva aliada que de seguro vendría. A continuación sigue una lista de las zonas que el Japón quería controlar:

• Las islas Salomón: Cadena de islas situada a unos 1.600 kilómetros de la punta nororiental de Australia. El control de estas islas interrumpiría efectivamente cualquier apoyo estadounidense a Australia, aislándola y colocando a los japoneses en posición de obligar a los australianos a someterse a su control.

• La isla de Midway: Isla situada en el centro del Pacífico y última base estadounidense fuera de Hawai. Con la toma de esta isla los japoneses completarían el anillo de islas que bloqueaba la acción ofensiva estadounidense.


Sin Midway los estadounidenses tendrían que utilizar Pearl Harbor como base de todas las operaciones contra el Japón, porque Hawai estaba demasiado lejos para montar un ataque en gran escala sin que los japoneses se enteraran y atacaran lejos de su principal perímetro defensivo.

• Papua: Posesión australiana situada en el sudeste de Nueva Guinea. El propósito era capturar Port Moresby, ciudad que podía ser utilizada como base naval y aérea.

Con Port Moresby los japoneses controlaban el mar de Coral y prácticamente toda la costa norte de Australia. Combinada con la; bases japonesas de Java y Borneo, Australia sería efectivamente neutralizada, y los estadounidenses no tendrían más alternativa que lanzar sus ofensivas a partir de Hawai.

Se intercepta información secreta decisiva

En abril de 1942 los Aliados parecían completamente incapaces de impedir que los japoneses lograran sus propósitos. El problema par; los estadounidenses era que los japoneses jugaban a unas escondidas gigantes en el vasto Pacífico.

Los portaaviones estadounidenses y sus barcos de apoyo no podían causar daño al enemigo si primero no lo encontraban. Todas las zonas eran vulnerables a un ataque: Australia estaba indefensa y podía ser invadida con facilidad, y Midway podía ser atacada en cualquier momento. El problema para el almirante Nimitz era adivinar qué harían los japoneses a continuación.

Pero la fortuna sonrió de nuevo a los estadounidenses. Los código; navales japoneses interceptados indicaban con claridad que los japoneses pretendían tomar Port Moresby en Nueva Guinea y la isla de Tulagi en las Salomón. Una formidable fuerza compuesta de do; portaaviones con 123 aeroplanos, 4 cruceros y 6 destructores cubriría a las tropas de asalto anfibias (soldados transportados en barcazas a una bahía para atacar). Nimitz envió los dos portaaviones disponibles —el Yorktown y el Lexington con 141 aviones apoyados pe : 5 cruceros y 11 destructores— a encontrar a las fuerzas japonesas.

La batalla de Midway sería la batalla decisiva de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico y finalmente cambiaría el curso de la contienda y el futuro de la guerra naval. (ver: Batalla de Midway)

batalla de midway

Un barco hundido en la batalla de Midway

LOS PILOTOS DE LOS AVIONES: Despegar un avión de la cubierta de un portaaviones es peligroso, y aterrizar en un atemorizante y reducido espacio en cualquier condición climática lo es todavía más. La Marina moderna posee hoy electrónica refinada, navegación de lujo y aviones de gran capacidad que valen millones de dólares, ¡y aun así sigue siendo peligroso! Esos pilotos de 1942 debían tener ojos y mucha esperanza.

Recibían orientación general sobre la ubicación de los blancos y debían escudriñar cuidadosamente el océano en busca del menor signo de presencia de un barco. Una vez ubicado el blanco atacaban y (si sobrevivían a los aviones enemigos y al fuego antiaéreo daban media vuelta para encontrar sus propios barcos antes de que se agotara el combustible.

Atacar un barco desde el aire con un torpedo o una bomba era un arte en sí mismo. El piloto de torpedo tenía que aproximarse al barco tan cerca del agua como fuera posible y soltar el torpedo a una distancia de sólo centenares de metros. Mientras tanto el blanco disparaba todos los cañones que podía contra él y los cazas enemigos trataban de destruirlo.

El piloto de un avión de bombardeo en picada se ubicaba a varios miles de metros directamente sobre el blanco, comenzaba un picado vertical y caía a casi 500 kilómetros por hora hasta encontrarse a un centenar de metros sobre el blanco. Entonces soltaba la bomba —en el momento preciso si quería que la bomba diera en el blanco y explotara—, mientras nivelaba el avión y ascendía de un tirón por el aire. Si tenía suerte los cazas no lo destruirían, el fuego antiaéreo no lo tocaría y sus bombas caerían donde se suponía que debían hacerlo para que no tuviera que repetir de nuevo tan loca maniobra.

Si el piloto volvía del ataque y tenía suerte, el portaaviones estaría más o menos en el mismo lugar en que se hallaba en el momento del decolaje. Si no, tenía dos alternativas: buscarlo hasta que, o bien aterrizaba a salvo sobre el puente de tablas de madera del portaaviones con un choque controlado que hacía vibrar sus huesos, o volaba hasta agotar el combustible y hundía su avión en el océano. Pilotos de esta naturaleza, aptos para librar la guerra de modo tan despiadado—tanto estadounidenses como japoneses—, no  abundaban.

Aspecto que ofrecía el Lexington

Aspecto que ofrecía el Lexington en la primavera de 1942, cuando los norteamericanos reconstruían e incrementaban su flota. Tras hundirse en la batalla del Mar de Coral, su nombre volvió a otorgarse a uno de los nuevos portaaviones de la clase Essex que, entre 1943 y 1945, constituyeron las mejores unidades de la Fuerza de Portaaviones Rápidos.

Cuando los aviones japoneses se lanzaron sobre Pearl Harbor, tres de los siete portaaviones norteamericanos destacados en el Pacífico —el Lexington, el Saratoga y el Enterprise— se hallaban fuera de la base. Esta circunstancia tuvo importancia decisiva durante las primeras fases de la guerra en el Pacífico, ya que para construir un portaaviones y ponerlo en servicio se necesitaba, como mínimo, de uno a dos años.

En 1910 se logró el primer despegue de un avión desde un barco; pero sólo en la Segunda Guerra Mundial los portaaviones, al aumentar el alcance ofensivo de los aparatos, jugaron un papel de primer orden en la guerra naval. Los portaaviones, sin embargo, estaban pobremente armados y eran sumamente vulnerables a
los ataques aéreos y submarinos. Su protección requería toda una escolta de acorazados, cruceros y destructores.

Aun con tales precauciones, los portaaviones no siempre se libraban del desastre. El Saratoga estuvo confinado durante meses en el dique seco, después de haber sido en dos ocasiones blanco de los submarinos. También sufrió considerables daños por parte de los pilotos kamikazes, aunque no fue hundido hasta el año 1946 en unas pruebas atómicas norteamericanas.
El Lexington sucumbió en mayo de 1942, tras la batalla del Mar de Coral. El Enterprise recibió daños en casi todas las grandes batallas del Pacífico, pero fue uno de los escasos supervivientes del océano.

Batalla Tours o Poitiers Breve Descripción

Batalla Tours o Poitiers

La Batalla de Tours (también conocida como batalla de Poitiers) tuvo lugar el 10 de octubre de 732 entre las fuerzas comandadas por el líder franco Carlos Martel y un ejército islámico a las órdenes de Al-Ándalus Abderrahman ibn Abdullah Al Gafiki cerca de la ciudad de Tours, en la actual Francia.

Durante la batalla, los francos derrotaron el ejército islámico y Al Gafiki resultó muerto. Esta batalla frenó la expansión islámica hacia el norte desde la Península Ibérica y es considerada por muchos historiadores como un acontecimiento de importancia macrohistórica, al haber impedido la invasión de Europa por parte de los musulmanes y preservado el cristianismo como la fe dominante durante un periodo en el que el islam estaba sometiendo los restos de los antiguos imperios romano y persa, expansión que comenzó en el 632 tras la muerte de Mahoma.

Batalla de Tours (732)
En 732, un gran ejército árabe cruzó los Pirineos e invadió Francia dirigido por el Yemenite Abd-ar-Rahman. Venció un reino rebelde musulmán que estaba gobernado por Berber Othman y luego, extendiéndose hacia el norte, derrotó a las fuerzas de Eudo, duque de Aquitania, aliado del anterior.

Eudo, derrotado, se vio forzado a solicitar ayuda a su enemigo encarnizado, Charles Martel, quien cooperó con él porque los invasores estaban penetrando más en el norte, dejando detrás de ellos ciudades y monasterios saqueados.

Los árabes avanzaron cerca del corazón de Francia, atraídos por los ricos monasterios deSt. Halaire y St. Martin. Después de destruir el primero, tomaron el camino romano hacia Tours y en alguna parte del sur de la ciudad, se encontraron con Charles y su ejército franco.

Durante siete días los dos ejércitos permanecieron frente a frente sin entrar en acción: los francos esperaban refuerzos y los árabes trataban de transportar su botín a lugar seguro. Luego éstos atacaron. Con un refuerzo de 30.000, Charles dispuso a sus tropas en orden de batalla para rechazar la carga árabe. Eran, en su mayor parte de infantería, estaban armados pesadamente con espadas, hachas, jabalinas y una pequeña hacha arrojadiza que llamaban «la francisca».

El ejército árabe totalizaba alrededor de 80.000 personas y estaba compuesto enteramente por caballería ligera que, como era extremadamente veloz, confiaba en la lanza y en la espada. Tenía dos posibilidades : atacar o plegarse en retirada hacia el sur sin luchar. Rechazaron la idea de huir ante un grupo tan pequeño, y por lo tanto cargaron contra las líneas francas.

Los francos recibieron con resolución a los musulmanes y resistieron a los ataques sucesivos que buscaban su punto débil. Ellos eran como una muralla contra la que los enemigos se rompieron en pedazos.

Cuando las fuerzas de los árabes se desvanecieron, contraatacaron; en tanto, el flanco musulmán era castigado por el vengativo Eudo y sus hombres. Abd-ar-Rhaman fue asesinado mientras trataba de recobrar su desecho grupo y al día siguiente, los francos descubrieron ú campamento enemigo desierto, excepto por su cadáver y el botín abandonado.

Charles ganó el nombre de «Martillo» y Francia nunca más fue nvadida por los árabes. Un fracaso en Tours, aunque los árabes sólo habían llegado a hacer una incursión, hubiera dado comienzo a otras invasiones más importantes.

Como era de esperar, la muerte de Abd-ar-Rahman acarreó una revuelta entre los bereberes que destruyó la unidad árabe.

Batalla de Poitiers Expansion del islamismo en Europa Martel Tours

Batalla de Poitiers Expansión del Islamismo

La Batalla de Tours (también conocida como batalla de Poitiers) tuvo lugar el 10 de octubre de 732 entre las fuerzas comandadas por el líder franco Carlos Martel y un ejército islámico a las órdenes de Al-Ándalus Abderrahman ibn Abdullah Al Gafiki cerca de la ciudad de Tours, en la actual Francia. Durante la batalla, los francos derrotaron el ejército islámico y Al Gafiki resultó muerto.

Esta batalla frenó la expansión islámica hacia el norte desde la Península Ibérica y es considerada por muchos historiadores como un acontecimiento de importancia macrohistórica, al haber impedido la invasión de Europa por parte de los musulmanes y preservado el cristianismo como la fe dominante durante un periodo en el que el islam estaba sometiendo los restos de los antiguos imperios romano y persa, expansión que comenzó en el 632 tras la muerte de Mahoma.

Batalla de Tours (732)

En 732, un gran ejército árabe cruzó los Pirineos e invadió Francia dirigido por el Yemenite Abd-ar-Rahman. Venció un reino rebelde musulmán que estaba gobernado por Berber Othman y luego, extendiéndose hacia el norte, derrotó a las fuerzas de Eudo, duque de Aquitania, aliado del anterior.

Eudo, derrotado, se vio forzado a solicitar ayuda a su enemigo encarnizado, Charles Martel, quien cooperó con él porque los invasores estaban penetrando más en el norte, dejando detrás de ellos ciudades y monasterios saqueados.

Los árabes avanzaron cerca del corazón de Francia, atraídos por los ricos monasterios deSt. Halaire y St. Martin. Después de destruir el primero, tomaron el camino romano hacia Tours y en alguna parte del sur de la ciudad, se encontraron con Charles y su ejército franco.

Durante siete días los dos ejércitos permanecieron frente a frente sin entrar en acción: los francos esperaban refuerzos y los árabes trataban de transportar su botín a lugar seguro. Luego éstos atacaron. Con un refuerzo de 30.000, Charles dispuso a sus tropas en orden de batalla para rechazar la carga árabe. Eran, en su mayor parte de infantería, estaban armados pesadamente con espadas, hachas, jabalinas y una pequeña hacha arrojadiza que llamaban «la francisca».

El ejército árabe totalizaba alrededor de 80.000 personas y estaba compuesto enteramente por caballería ligera que, como era extremadamente veloz, confiaba en la lanza y en la espada. Tenía dos posibilidades : atacar o plegarse en retirada hacia el sur sin luchar. Rechazaron la idea de huir ante un grupo tan pequeño, y por lo tanto cargaron contra las líneas francas.

Los francos recibieron con resolución a los musulmanes y resistieron a los ataques sucesivos que buscaban su punto débil. Ellos eran como una muralla contra la que los enemigos se rompieron en pedazos.

Cuando las fuerzas de los árabes se desvanecieron, contraatacaron; en tanto, el flanco musulmán era castigado por el vengativo Eudo y sus hombres.

Abd-ar-Rhaman fue asesinado mientras trataba de recobrar su desecho grupo y al día siguiente, los francos descubrieron ú campamento enemigo desierto, excepto por su cadáver y el botín abandonado.

Charles ganó el nombre de «Martillo» y Francia nunca más fue nvadida por los árabes. Un fracaso en Tours, aunque los árabes sólo habían llegado a hacer una incursión, hubiera dado comienzo a otras invasiones más importantes.

Como era de esperar, la muerte de Abd-ar-Rahman acarreó una revuelta entre los bereberes que destruyó la unidad árabe.

Batalla de Midway La Guerra en el Pacifico Ataque Japones Yamamoto

Batalla de Midway – La Guerra en el Pacífico

Batalla de Midway La Guerra en el Pacifico

Los almirantes de la Marina japonesa y estadounidense habían crecido con la idea de que la acción decisiva en el Pacífico sería como en los tiempos de los barcos de vela: dos grandes flotas de combate enfrentadas una a la vista de la otra, con los fuertemente blindados y armados acorazados que decidían el resultado de la lucha.

Durante casi una generación los estrategas navales de ambas naciones habían considerado un enfrentamiento de esta naturaleza, razón por la cual el Japón y Estados Unidos habían construido grandes acorazados, y los esfuerzos de desarme en los años 20 se habían concentrado en la reducción del tamaño y número de acorazados de las flotas del planeta.

Sin embargo, el hundimiento del acorazado británico Príncipe de Gales por la aviación japonesa y la batalla del mar de Coral demostraron que el futuro de la guerra naval residía en el aviador naval y no en el capitán de un acorazado. La batalla del mar de Coral dejó una lección: la era de los acorazados había terminado. El bando que primero se diera cuenta de esto ganaría la guerra en el Pacífico.

La trampa japonesa:

Batalla de Midway  Ataque Japones YamamotoEl almirante japonés Yamamoto buscaba tomar Midway, última base estadounidense en el Pacífico fuera de Hawai. La posesión de Midway no solamente ampliaría la zona defensiva japonesa: obligaría además a los estadounidenses a reaccionar pues no podían darse el lujo de perder la isla.

Yamamoto esperaba que el enemigo respondiera sacando a relucir sus portaaviones para detener a los japoneses o intentar recuperar la isla. En consecuencia el almirante japonés reunió la mayor flota de combate jamás vista en el océano Pacífico: 160 barcos (ocho de ellos portaaviones) y 400 aeroplanos.

Esta enorme flota esperaría hasta que los estadounidenses se acercaras a Midway; entonces los portaaviones y grandes acorazados japoneses acabarían con ellos de una vez por todas.

Un asunto riesgoso: Despegar un avión de la cubierta de un portaaviones es peligroso, y aterrizar en un atemorizante y reducido espacio en cualquier condición climática lo es todavía más. La Marina moderna posee hoy electrónica refinada, navegación de lujo y aviones de gran capacidad que valen millones de dólares, ¡y aun así sigue siendo peligroso!

Esos pilotos de 1942 debían tener ojos y mucha esperanza. Recibían orientación general sobre la ubicación de los blancos y debían escudriñar cuidadosamente el océano en busca del menor signo de presencia de un barco. Una vez ubicado el blanco atacaban y (si sobrevivían a los aviones enemigos y al fuego antiaéreo) daban media vuelta para encontrar sus propios barcos antes de que se agotara el combustible.

Atacar un barco desde el aire con un torpedo o una bomba era un arte en sí mismo. El piloto de torpedo tenía que aproximarse al barco tan cerca del agua como fuera posible y soltar el torpedo a una distancia de sólo centenares de metros.

Mientras tanto el blanco disparaba todos los cañones que podía contra él y los cazas enemigos trataban de destruirlo. El piloto de un avión de bombardeo en picada se ubicaba a varios miles de metros directamente sobre el blanco comenzaba un picado vertical y caía casi 500 kilómetros por hora hasta encontrarse a un centenar de metros sobre el blanco.

Entonces soltaba la bomba —en el momento preciso si quería que la bomba diera en el blanco y explotara— mientras nivelaba el avión y ascendía de un tirón por el aire. Si tenía suerte los cazas no lo destruirían, el fuego antiaéreo no lo tocaría y sus bombas caerían donde se suponía que debían hacerlo para que no tuviera que repetir de nuevo tan loca maniobra.

Si el piloto volvía del ataque y tenía suerte, el portaaviones estaría más o menos en el mismo lugar en que se hallaba en el momento del decolaje. Si no, tenía dos alternativas: buscarlo hasta que bien aterrizaba a salvo sobre el puente de tablas de madera del portaaviones con un choque controlado que hacia vibrar sus huesos, o volaba hasta agotar el combustible y hundía su avión en océano. Pilotos de esta naturaleza, aptos para librar la guerra de modo tan despiadado—tanto estadounidenses como japoneses- , no abundaban.

EL PLAN JAPONÉS:
De acuerdo con su plan, Yamamoto dividió la flota en tres fuerzas:

* La primera llevaría a cabo un ataque contra las islas Aleutianas para desviar la atención estadounidense del ataque a Midway.

* El propio Yamamoto comandaría la principal flota de ataque japonesa en la crucial batalla contra la flota estadounidense.

* Una tercera flota llevaría las tropas de desembarco anfibias que debían capturar Midway.

* Una pantalla protectora de submarinos patrullaría las aguas entre Pearl Harbor y Midway en busca de indicios de la flota estadounidense.

EL PLAN AMERICANO:
El plan del almirante japonés Yamamoto era bueno, pero el almirante estadounidense Nimitz llevaba ventaja, al menos inicialmente:

* Nimitz estaba al tanto del plan japonés. La intercepción de los códigos secretos japoneses le había dado nuevamente una comprensión detallada del plan japonés y tiempo de sobra para preparar un plan contrario para Midway.

almirante estadounidense NimitzNimitz decidió que no habría lucha naval gigantesca frente a Midway, según esperaba Yamamoto. Comprendió además que sus acorazados no le serían útiles. La ventaja residía en los portaaviones, que podían atacar blancos a larga distancia, de suerte que confiaba en la sorpresa y en la habilidad de sus aviadores navales para compensar la superioridad numérica japonesa.

Nimitz tenía más portaaviones de los que pensaba el enemigo. Además de los dos portaaviones conocidos por los japoneses había uno adicional —el USS Yorktown —, que éstos creían haber hundido en la batalla del mar de Coral. No obstante las cuantiosas averías sufridas por la nave, las tripulaciones de Pearl Harbor lograron el milagro de dejarla lista para combatir de nuevo en menos de 72 horas, no en los tres meses que habría sido de esperar. Sin embargo, a pesar de todas estas ventajas, los estadounidenses no eran superiores.

Yamamoto disponía de más unidades y de un inmenso océano para ocultarse. Nimitz comprometería en la batalla todos los portaaviones estadounidenses, 12 cruceros, 14 destructores y 19 submarinos, fuerza de un tamaño irrisorio frente a la flota  japonesa desplazada hacia Midway. Para Estados Unidos Midway era una empresa riesgosa y plagada de obstáculos.

La bombas sobre Midway: La de Midway sería la batalla decisiva de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico y, al final, cambiaría el curso de la contienda y el futuro de la guerra naval.

Primera fase:  El 3 de junio de 1942 los japoneses dieron inicio a la primera fase de la batalla con ataques aéreos contra bases estadounidenses en las islas Aleutianas. Las fuerzas japonesas desembarcaron en Kiska el 6 de junio y al día siguiente en Attu. Además, su aviación llevó a cabo incursiones por las islas.

Aunque Nimitz había enviado una fuerza naval para enfrentar la invasión, la aviación de tierra detuvo a la flota japonesa. Para Yamamoto la patraña de las islas Aleutianasparecía haber funcionado. En realidad la flota estadounidense de portaaviones se encaminaba hacia Midway, hecho que Yamamoto desconocía. Informado gracia5 a la intercepción de las claves, Nimitz había despachado su flota días antes de que los submarinos japoneses llegaran a buscarla. Los japoneses ignoraban todo. Las cosas marchaban para ellos de acuerdo con el plan.

Sequnda fase: 4 de junio Yamamoto comenzó el 4 de junio la segunda fase de la batalla con un ataque a Midway El almirante envió la mitad de sus aviones a Midway y retuvo la otra mitad por si aparecía la flota estadounidense. Cuando los aviones regresaron de Midway quedó claro que se requería otro ataque.

En el momento en que los japoneses armaban los aviones para un segundo ataque, el almirante Nagumo recibió noticias alarmantes: uno de los aviones de reconocimiento reportaba la presencia de barcos enemigos, entre los cuales había posiblemente un portaaviones. En el momento en que Nagumo recibía la información sobre las naves estadounidenses, los aviones del USS Hornet, del Enterprise y de Yorktown estaban ya en vías de atacar los portaaviones japoneses.

Nagumo descargó las bombas de sus aviones y los rearmó con torpedos para enfrentar la más peligrosa amenaza. Así, en el momento en que aparecieron los aviones estadounidenses, los portaaviones japoneses tenían más de 100 aviones en los puentes, llenos de combustible, y pirámides de bombas y torpedos dispuestas sobre y debajo del puente de despegue.

Los aviones estadounidenses comenzaron su ataque con torpedos. Los pilotos de los lentos aviones provistos de torpedos mantuvieron el rumbo y fueron derribados uno tras otro por los cazas japoneses que protegían los portaaviones. Los pocos que lograron lanzar sus torpedos erraron el blanco. La destrucción de los aviones con torpedos estadounidenses significaba que sus portaaviones estaban al alcance de los aviones con torpedos de Nagumo.

En pocos minutos Nagumo estaría en capacidad de lanzar su propio ataque contra los estadounidenses, pero no tuvo tiempo. Fuera del sendero conocido: el milagro de McClusky Wade McClusky, teniente y comandante estadounidense, mandaba una escuadrilla de 33 aviones de bombardeo en picada del USS Enterprise, que andaba en busca de los portaaviones japoneses.

Los aviones de McClusky, cortos de combustible, debían regresar pronto. De súbito al comandante se le ocurrió la idea de abandonar la ruta preestablecida y buscar en otra parte. Minutos después los divisó. De hecho, los había ya encontrado precisamente después de que el último avión con torpedo terminara su fatal carrera.

Los cazas japoneses estaban todos cerca del agua, lo cual permitió que los bombarderos de McClusky se acercaran sin interferencia. Entonces aparecieron los aviones de bombardeo en picada del USS Yorktown y McClusky dio la señal de ataque. El resultado fue devastador.

Tomados enteramente por sorpresa, sin protección de sus propios aviones y con los puentes repletos de armas y combustible, los portaaviones japoneses eran presa fácil. Dos portaaviones quedaron envueltos en llamas en minutos y luego le tocó el turno al tercero.

El último tuvo suerte: evitó el ataque aéreo y lanzó sus propios aviones contra el Yorktown, averiándolo con bombas y torpedos hasta dejarlo fuera de combate en medio del mar. Los estadounidenses abandonaron el barco. Sin embargo, los aviones de Estados Unidos, rearmados y reabastecidos de combustible, hallaron el último portaaviones japonés y lo destruyeron.

Yamamoto intentó continuar la lucha con sus acorazados, pero los contendores no estaban interesados en exponer los suyos. La fuerza estadounidense se retiró, dejando a los japoneses sin alternativa distinta de la de abandonar el ataque a Midway.

Un crucero japonés fue destruido en el ataque aéreo y un submarino japonés hundió un destructor estadounidense y la carcaza abandonada del Yorktown. No hubo más pérdidas en la batalla. Los estadounidenses perdieron 137 aviones y 300 hombres, y los japoneses perdieron 330 aviones y 3.500 hombres, muchos de ellos muy diestros y experimentados pilotos de combate. Análisis estratégico de la batalla de Midway.

ANÁLISIS DE ESTA BATALLA: La historia de la batalla de Midway es en esencia la de una confrontación entre métodos nuevos y viejos de librar batallas navales. El almirante japonés Yamamoto representaba el viejo estilo: quería enfrentar la flota estadounidense en una batalla de superficie con el empleo de acorazados.

El almirante estadounidense Nimitz, por su parte, dejó a sus acorazados detrás y confió en un nuevo estilo de guerra naval, en el cual los barcos no combatían a la vista el uno con el otro. En cambio los aviones, lanzados desde los barcos, sería el factor decisivo.

En la batalla de Midway triunfó el nuevo concepto de combate. Los estadounidenses hicieron gala de su fe en el portaaviones, y Yamamoto, con toda su confianza en los portaaviones, concentró casi todo su poder en los acorazados, que en esencia eran inutilizables. La pérdida de cuatro portaaviones, y el hecho de que Estados Unidos construía más portaaviones que los japoneses (en proporción de 13 a 6, respectivamente), acabó con el dominio japonés en el Pacífico.

Síntesis 2° Guerra Mundial

La Batalla de Marne Guerras de Trincheras El Plan Schlieffen

La Batalla de Marne – Guerras de Trincheras

Principales Batallas Gran GuerraBatalla de VerdúnBatalla de MarneLa Guerra en Fotos

Batalla de Marne (1914)

Con este nombre se conoce a cada uno de los dos combates bélicos mantenidos respectivamente en 1914 y 1918, durante la I Guerra Mundial, que tuvieron lugar en las proximidades del río Marne, situado en el noreste de Francia. La primera batalla detuvo el avance alemán en el noreste francés y la segunda inclinó de forma sustancial el desarrollo de la contienda a favor de las fuerzas aliadas y en contra de los Imperios Centrales.

El plan alemán consistía en desatar una ofensiva fulminante sobre el frente occidental, dado que el Estado Mayor consideraba favorable la apertura de dos frentes de lucha. En 1914, el territorio francés soportó el paso de los ejércitos germanosque, previamente, habían invadido Bélgica y ocupado lugares estratégicos. En un sólido avance, los alemanes llegaron a 25 km de París y obligaron al gobierno a refugiarse en Burdeos.

La intención de von Moltke —jefe del Estado Mayor alemán- era encerrar al ejército «francés sobre la frontera suiza; pero el mariscal Joffre —jefe del Estado Mayor francés—, con todas las fuerzas disponibles, repelió al enemigo y lo arrojó tras el río Mame, en el transcurso de una batalla que duró siete días (5 al 12 de setiembre) y que se extendió por un frente de 300 km de largo. Esta batalla detuvo el avance alemán.

Ambos ejércitos, deseosos de obtener el dominio del litoral, iniciaron, entre encarnizados combates, la llamada «carrera hacia el mar». En Bélgica se libró la batalla decisiva del Yser (20 de octubre al 13 de noviembre) cuyo resultado incierto estabilizó, sin embargo, el frente occidental.
Al mismo tiempo, se estabilizaron también las acciones en el frente oriental; los Rusos invadieron la Prusia Oriental —con intención de aliviar a Francia—; pero fueron derrotados en Tannenberg (agosto, 1914) y en los lagos Masurianos (setiembre, 1914) por el general Hindenburg.

DESARROLLO DE LA BATALLA

General Molke Guerra MundialEl plan Schlieffen, proyectado por el predecesor del general Moltke (imagen abajo), que era jefe del Estado Mayor alemán, exigía la conquista de Francia por una acometida rápida, «Guerra relámpago», a través de la Bélgica neutral y burlando las poderosas fortificaciones de frontera francesas.

El golpe era entonces hacia el oeste, después de tomar París, balanceándose de sur a este como una gigantesca guadaña y aplastando las principales fuerzas francesas desde la retaguardia en Alsacia-Lorena.

Von Moltke modificó el proyecto, con resultados desastrosos. Limitó nítidamente el ataque potencial de su 1° y 2° ejército enviando cinco nuevos cuerpos motorizados a los frentes rusos y de Alsacia-Lorena. Esta decisión violaba la estrategia del plan básico, ya que Schlieffen había aconsejado no llevar adelante una guerra con dos frentes simultáneos.

En la acción inicial, Von Kluck, el agresivo e insolente comandante del 1° ejército, había ya movido su fuerza entera al norte del Marne en el río Oureq, atacando al 6.° ejército francés de Maunoury.

Continuó avanzando después que recibió órdenes de Von Moltke de mantener en suspenso el ataque a París, creyendo que el comandante supremo no entendía la situación real. Pero el ataque extendido de Von Kluck abrió una brecha de 25 millas, con el 2.° ejército de Von Bülow en su flanco izquierdo.

Cuando Von Moltke interceptó un mensaje de radio dando estas noticias, envió a su jefe de Inteligencia, teniente coronel Richard Hentsch, el 8 de septiembre para que reviera la situación. Este individuo poseía autoridad oral para actuar en nombre del jefe superior si era necesario, ya que los cuarteles generales estaban en Luxemburgo, a más de 100 millas del frente.

Cuando el enviado llegó al campamento del 2.° ejército, se le informó de un ataque nocturno del 5.° ejército de D’Esperey que había retrocedido el ala derecha de Von Bülow. Temiendo un inmediato envolvimiento, Hentsch ordenó la retirada con la que estuvo de acuerdo un cansado Von Bülow.Batalla de Marne

El retroceso dejó el flanco izquierdo altamente vulnerable, a pesar de que el 1° ejército estaba en buena posición y atacando bien.

El Jefe de Inteligencia llegó a los cuarteles del 1° ejército mientras Von Kluck estaba en el frente, conferenció con el jefe del Estado Mayor del general y aconsejó enérgicamente una retirada similar. Tras el retorno de Hentsch a Luxemburgo con su relato completo, Von Moltke ordenó una retirada general no sólo del 1° y 2.° ejércitos sino también del 3.°, volviendo a Aisne.

Para los franceses había tenido lugar un «milagro» en el Marne: la amenaza alemana a París había concluido. Pero las fuerzas del mariscal Joffre estaban demasiado exhaustas para continuar con su gran victoria moral y los ejércitos alemanes ganaron un tiempo valioso para atrincherarse.

Sus primeras tácticas posteriormente cambiaron de una movilidad rápida a un atrincheramiento estático, iniciando los sangrientos meses de los 3 años siguientes La posición fija de la trinchera, protegida con alambre de púas y el novedoso «tanque» se convirtió en el plan aceptado de batalla.

GUERRA DE TRINCHERAS:

La guerra de trincheras: una pesadilla alucinante (1915-1917):

En el frente occidental, la guerra fue una verdadera pesadilla. La estabilización de los ejércitos transformó la guerra de ofensiva en defensiva. Una enorme línea atrincherada —desde la frontera suiza hasta el mar del Norte, en una extensión de 800 km— surcó el suelo francés.

Las trincheras eran abrigos cavados en la tierra, protegidos por alambradas de púas o con sobrecubiertas de hormigón; en algunos tramos, las trincheras enemigas sólo estaban separadas por algunos escasos metros,Tas’posi-ciones se defendían con nidos de ametralladoras colocados estratégicamente. Los ataques con granadas de mano o con lanzallamas, hacían insoportable la permanencia en los refugios.

Esta clase de combates favorecía la pérdida y la reconquista casi inmediata de las posiciones, dado que lo que se obtenía tras una cruenta lucha podía perderse al día siguiente.

Para quebrar las líneas enemigas ambos adversarios se valieron de la artillería y la aviación. Los alemanes utilizaron, también, gases tóxicos o asfixiantes, un arma mortífera que fue condenada por la opinión internacional. No obstante, los aliados se defendieron con procedimientos similares: los gases verdes o amarillos, que contaminaban una región, envenenaban las ropas y corroían la piel.

En poco tiempo, las trincheras fueron testigos de una lucha atroz que, sumada al estrago ocasionado por la gangrena gaseosa en los heridos y al hacinamiento de los cadávares, las convirtió en un infierno viviente. A partir de 1916, los aliados introdujeron los carros de asalto (tanques u «orugas de acero») empleade^para demoler las posiciones enemigas.

Fueron usados por primera vez en la batalla del Somme (junio o noviembre, 1916).
Sin proponérselo, la guerra de trincheras favoreció la multipücación de las industrias químicas y de artillería pesada.

La alucinante pesadilla de las trincheras se resolvió en la batalla de Verdun, cuando la ofensiva alemana contra esa plaza fuerte resultó ineficaz. Durante tingo meses (febrero a agosto, 1916) los ataques a Verdun se repitieron a diario.

Esta batalla —la más grande de la guerra por su duración y encarnizamiento— fue definida  a favor de Francia por el general Philippe Pétain, quien contó con la decidida resistencia de todos los franceses; no hubo en ella ninguna participación inglesa. Verdun, pues, significó el gran esfuerzo nacional francés para desbaratar el plan germano. Dejó un saldo de 500.000 muertos y 800.000 heridos de ambos bandos, en aras de la salvación del suelo patrio.

TESTIMONIOS:

«VIDA Y MUERTE EN LAS TRINCHERAS».

LA LLEGADA A LA TRINCHERA:
Al recorrer el pasadizo de Haumont los obuses alemanes nos enfilaron y el pasadizo se llenó de cadáveres por todos sitios. Los moribundos, entre el barro, con los estertores de la agonía, nos piden de beber o nos suplican que los matemos. La nieve sigue cayendo y la artillería está causando pérdidas cada instante. Cuando llegamos al mojón B no me quedan más que diecisiete hombres de los treinta y nueve que tenía al salir.

UNA TRINCHERA EN CHAMPAÑA:
Un olor infecto se nos agarra a ja garganta al llegar a nuestra nueva trinchera, a la derecha de los Éparges. Llueve a torrentes y nos encontramos con que hay lonas de tiendas de campaña clavadas en los muros de la trinchera. Al alba del día siguiente constatamos con estupor que nuestras trincheras están hechas sobre un montón de cadáveres y que las lonas que han colocado nuestros precedesores están para ocultar a la vista los cuerpos y restos humanos que allí hay.

LA ESPERA EN LA TRINCHERA:
Nos ha llegado la orden de la brigada: «Tenéis que resistir cueste lo que cueste, no retroceder bajo ningún pretexto y dejaros matar terreno». De ese modo —dicen los hombres- la cosa está clara. Es la segunda noche que vamos a pasar sin dormir. En cuanto oscurece, el frío cae sobre nosotros y nuestros pies son como bloques de hielo.

LA ORDEN DE ATAQUE:
Las horas se deslizan lentas, pero inexorables. Nadie puede tragar nada porque tenemos un nudo en la garganta. Siempre, siempre la angustia de si dentro de unas horas estaré aún en este mundo o no seré ya rñás que ur cadáver horrible despedazado por los obuses. Sin embargo, se aproxima la hora H. No quedan más que treinta minutos, veinte, diez, las aguja del reloj avanzan constantemente sin que nada pueda pararlas; no separo de ellas los ojos cuento… Con el bolsillo abarrotado de cartuchos y el fusil de un muerto en la mano, me levanto lentamente sobre las rodillas. Las 17:51 las 17:59…, las 18, abro la boca para grita-. «¡Adelante!», cuando me ciega un fogonazo rojo que me tira al suelo. Tengo atravesada. rodilla derecha, una herida en el vientre y otra en la mejilla. A mi lado, otros caen heridos, muertos…

Argentina en la Guerra

Batalla de Verdún

Pacto de Brest Litovsk