La Educación

Características de los Grupos Primarios El Hombre y La Familia

Características de los Grupos Primarios: La Dignidad del Hombre y La Familia

El hombre, desde que nace, vive en compañía de sus semejantes: en la familia, en la escuela, con sus compañeros de juegos, con sus compañeros de trabajo, siempre integrando algún grupo.

Los grupos se clasifican en primarios y secundarios. Primarios son aquellos en los cuales sus integrantes se ven y comunican a diario, en una relación intensa, espontánea y casi permanente, unidos por la «simpatía», palabra esta que significa «sentir lo mismo». (Por ejemplo, la familia o la asociación estudiantil.)

El grupo secundario es, en cambio, la forma compleja de organización que funciona a través de intermediarios y los medios de comu-nicación; es decir, que no requiere ese contacto personal, «cara a cara», que caracteriza al grupo primario. (Por ejemplo, los lectores de un diario, o los televidentes de un determinado programa.)

familia

El hombre y su dignidad humana

El hombre. En sentido amplio la expresión hombre se utiliza para referirse a todos los seres humanos, sin distinción de sexo o edad. El hombre es un ser racional y libre, compuesto por un cuerpo y un alma.

Para interpretar este concepto analizaremos el sentido de sus términos fundamentales.

Ser: es todo lo que existe. Son seres los minerales, los vegetales, los animales y también el hombre. Si bien los minerales carecen de vida en el sentido biológico (es decir, de capacidad de nacer, crecer, reproducirse y morir) es evidente que existen; y no son totalmente inertes, ya que se transforman fatalmente en energía al igual que los seres vivientes. Este fenómeno es lo que ha permitido decir: «Nada perece, todo se transforma».

Razón: es la facultad que permite hallar la relación entre una causa y sus efectos (discernimiento). Los animales irracionales no pueden establecer esa relación. El hombre, por el contrario, debe todo el progreso material y espiritual que ha logrado, a la circunstancia de poseer esa facultad. El discernir le permitió, por ejemplo, descubrir las leyes que rigen la naturaleza y dominar su fuerza para ponerla a su servicio. Estos descubrimientos posibilitaron el progreso, concepto valorativo que se puede definir como la evolución hacia lo mejor. Esta es una característica específica del hombre, derivada de su facultad racional. En cambio, los animales y los vegetales no progresan.

Libertad: es el atributo natural del hombre por el cual puede hacer o dejar de hacer aquello que desea sin perjudicar a los demás. No se limita al aspecto físico o corporal, sino que se extiende a la facultad de pensar y exponer las ideas y descubrimientos que realiza, aplicando su razón y su inteligencia.

Si bien el hombre acepta ciertas limitaciones a su libertad, lo hace precisamente por respeto al derecho igual que poseen sus semejantes y para posibilitar la convivencia.

El atributo de la libertad surge de la razón. Por eso es propio del ser humano. El animal irracional busca su libertad como respuesta al instinto. El hombre a través del discernimiento tiene conciencia de la libertad, que adquiere así, no sólo sentido corporal, sino fundamentalmente espiritual.
Cuerpo: es la parte material organizada del ser humano. El hombre, en este sentido, es un mamífero, vertebrado, bípedo, que posee los órganos, aparatos y sistemas necesarios para cumplir sus funciones vitales en forma completa.

Alma: es la parte inmaterial del ser humano.

El filósofo griego Aristóteles decía que todos los seres vivos poseen alma. Así el alma vegetativa era para él la de los vegetales, los animales y el hombre, y correspondía al proceso de nacimiento, crecimiento, reproducción y muerte de los mismos; el alma sensitiva era propia sólo de los animales y del hombre, manifestándose a través de las sensaciones y los sentimientos; y el alma racional, exclusiva del hombre, único poseedor del discernimiento que le acuerda la máxima jerarquía en la naturaleza.

La dignidad humana. La dignidad es el valor y respeto que el individuo reconoce y consagra sobre sí mismo. Constituye el deber primario y más elemental del hombre consigo mismo y sirve de base a todos los demás deberes que ha de cumplir. Aun dado su carácter de deber individual, el sentimiento de la dignidad debe ser reconocido e igualmente consagrado por la sociedad.

Ese reconocimiento y consagración por la sociedad se traduce en la tendencia constante de la humanidad a poner fin a todo lo que puede rebajar al hombre y humillarlo ante sus propios ojos o ante los de sus semejantes. Por contrariar la dignidad humana, toda conciencia culta rechaza la esclavitud, los castigos corporales, las penas infamantes y toda imposición o admisión de un trato alejado de las normas de convivencia.

Sobre la dignidad humana ha dicho el maestro José Ingenieros, en su obra «El hombre mediocre»:

«El que aspira a parecer renuncia a ser. En pocos hombres súmanse el ingenio y la virtud en un total de dignidad: forman una aristocracia natural, siempre exigua frente al número infinito de espíritus omisos. Credo supremo de todo idealismo, la dignidad es unívoca, intangible, intransmutable. Es síntesis de todas las virtudes que acercan al hombre y borran la sombra: donde ella falta no existe el sentimiento del honor. Y así como los pueblos sin dignidad son rebaños, los individuos sin ella son esclavos».

Relaciones morales, culturales y religiosas

Impulsado por su instinto social o «gregario», el hombre tiende a unirse con sus semejantes, estableciendo con ellos relaciones que, como producen una influencia recíproca, se definen con la palabra «interacción».

Esa tendencia social se subordina al ansia de superación, que también es característica del hombre.

A medida que avanzamos en el camino de la vida, se nos hace más evidente que hay actos que «están bien» y otros que «están mal». Ese entimiento del bien y del mal es analizado por la «Ética», rama de la Filosofía. Esa ciencia sirve de fundamento a la «Moral». La palabra «moral» deriva del latín «mores», que significa «costumbres». La Ética nos explica por qué coinciden las actitudes morales con las buenas costumbres de una sociedad.

La interacción humana se desenvuelve en un medio que ya no es naturaleza pura. Inventando utensilios y herramientas, edificando hogares y ciudades, el hombre ha construído un mundo artificial. Para designar ese mundo artificial existe una palabra de uso universal: «cultura».

La cultura no es obra del hombre aislado. Las creaciones, inventos y descubrimientos trascienden al grupo y para su utilización se organizan actividades en cooperación. La facultad de coordinar esfuerzos y habilidades en torno de una idea es uno de los factores principales del progreso de la especie humana y es base de la vida social. Y por lo amo puede afirmarse que la cultura, más que obra del hombre, es obra de la sociedad. Además, la cultura no es sólo lo creado, sino el conjunto de actos de esa continua creación, que conforman las relaciones culturales del hombre.

Otro sentimiento existente en la humanidad desde sus orígenes es el religioso. Admitiendo su impotencia para explicarse su origen y su destino final, el hombre fue elaborando sistemas de creencias y rituales que reemplazan su angustia por la esperanza.

La vinculación de los que participan de una religión se institucionaliza en las distintas iglesias. En el mundo occidental prevalece el Cristianismo, que, junto con el Judaísmo y el Islamismo, configuran verdaderas culturas coincidentes en la idea de un solo Dios y una adecuada conducta moral como camino hacia la «bienaventuranza».

En las relaciones religiosas amparadas pot la moderna libertad de cultos los feligreses, además de confraternizar con sus compañeros de creencia, tienden cada vez más a una recíproca estima con los de las demás congregaciones.

La familia: sociedad natural, primera y necesaria

La familia es la sociedad natural, integrada por un hombre y una mujer y sus hijos. Constituye la «célula social», porque la sociedad está formada por familias como un tejido orgánico por las células. Y así como el tejido depende de las funciones vitales que tienen lugar en el seno de la célula, en la familia está la base y el sustento de la vida social.

Los integrantes del núcleo familiar habitan la misma casa: el hogar. Esta palabra «hogar», que deriva de «fuego», indica que allí se encuentra el calor y el amparo necesarios al cuerpo y al espíritu para vivir y desarrollarse.

Es sociedad porque resulta de la unión de diversos seres humanos entre los que existe «interacción». Para que exista sociedad deben relacionarse, por lo menos, dos seres humanos. La sociedad de uno no se concibe.

Es natural por cuanto su existencia deriva de la naturaleza; hacia ella nos impulsan los instintos de conservación y crecimiento, al igual que ocurre entre los animales. Y así como el fruto del vegetal le permite propagar sus semillas para que nazcan de ellas seres parecidos, para conservar la especie, los animales y los hombres nacen de padres semejantes y tendrán hijos que heredarán sus características, asegurando la supervivencia de la especie y su tipo de sociedad.

Es primera porque es previa a toda otra institución y configura el grupo primario más evidente. Sobre su base se han ido estableciendo las civilizaciones históricas y paralelamente a sus transformaciones se engrandecieron o decayeron.

Es necesaria porque constituye el núcleo social donde los hombres encuentran la satisfacción de la mayor parte de sus necesidades espirituales y materiales. Dentro de la familia desaparece el rigor de la competencia social, por cuanto sus miembros cooperan estrechamente entre sí para el logro del bien y el progreso común. Ella estimula el sentido de cooperación social, moderando la lucha por la existencia y las ambiciones egoístas. Además, influye fuertemente sobre el desenvolvimiento de la personalidad humana. En particular la de la prole que requiere durante su infancia los cuidados de sus progenitores y siempre su afecto.

Evolución de la familia. Existe una evolución de la institución familiar, acaecida a través de los siglos. Esta evolución se halla relacionada con las variantes culturales en que se desenvuelven sus integrantes. De esa forma, se ha llegado a la actualidad, en la que los instrumentos de la moderna tecnología han transformado aceleradamente muchas de las pautas a que se ajustaba la vida familiar.

Han variado la alimentación, la vivienda, las costumbres, las comunicaciones, la situación social y política de la mujer y de los niños, ia educación, la división del trabajo, la salubridad, etc.

Sin embargo, la permanencia de la institución familiar nos demuestra su fortaleza y nos compele a combatir los factores disolventes que la amenazan actualmente, como la delincuencia infantil y juvenil, las drogas, la obscenidad, típicas de las sociedades muy desarrolladas, y la in-fraeducación, la miseria y el hambre, degradantes de las condiciones morales, típicas de las menos desarrolladas.

El hombre superó la etapa de una vida familiar muy similar a la de las comunidades animales, en que contaba con muy pocos utensilios, habitaba en cavernas y no podía alejarse de los cursos de agua. También dejó atrás las eras signadas por la esclavitud, que sufrieron, por ejemplo, los vencidos en Egipto y los negros de origen africano en América del Norte; por la servidumbre o los servicios personales, como los que debieron cumplir los aborígenes de la América sometida a España, bajo el nombre de mita, yanaconazgo o encomienda; y por la separación en castas, como acaeció en la India.

Finalmente se llegó a la etapa presente, en que la dignificación del hombre y la familia ha hecho plena conciencia en las sociedades democráticas modernas.

Luis Morgan (1818-1881), sociólogo norteamericano, en su estudio sobre los orígenes y evolución de la familia, estableció los siguientes tipos de organización:

1º) Promiscua: no existía verdadera distinción entre padres, madres e hijos. No había noción de parentesco, ni de familia. Esta organización es absolutamente hipotética, pues nunca se ha podido comprobar.

2º) Consanguínea: el matrimonio se establecía entre grupos que llevaban la misma sangre, pero únicamente entre colaterales (hermanos, primos). O sea que la unión conyugal no era permitida entre ascendientes y descendientes.

3º) Punalúa: es una forma más avanzada de matrimonio por grupos de parientes, de los cuales se excluye a los hermanos.

4°) Patriarcal: la filiación matriarcal es reemplazada por la filiación masculina. La mujer pertenece defialtivamente al grupo de su esposo. En los tipos anteriores la madre era el centro de la organización familiar (matriarcado). En cambio, la familia patriarcal se organizaba alrededor de un jefe, que era el hombre mas viejo.

5º) Monogámica: es la actual, sólo admite la unión de un hombre y una mujer.

Según Morgan, entonces, la familia ha ido evolucionando de formas imperfectas a otras más perfectas. Otros, en cambio, consideran que las etapas anteriores a la familia patriarcal no existieron.

Integrantes

Los vínculos familiares generan el parentesco por consanguinidad, por afinidad o por adopción. El parentesco es el nexo o vínculo que une a los miembros de una familia o que tiene su origen en lazos de sangre, en el matrimonio o en la adopción.

El parentesco por consanguinidad (vínculo de la sangre) es el que deriva del nacimiento. Existe entre padres e hijos, hermanos, primos, etcétera.

El parentesco por afinidad (vínculo legal) es el que deriva del matrimonio. Relaciona a cada cónyuge con los parientes consanguíneos del otro.

El parentesco por adopción se produce por la incorporación de una persona al grupo familiar como consecuencia de un acto jurídico.

En sentido amplio o genérico, la familia puede considerarse como el conjunto de personas vinculadas por parentesco, lo que incluye no sólo al padre, la madre y los hijos, sino a todos los parientes consanguíneos, por afinidad y por adopción.

Así fue considerada e institucionalizada antiguamente, incluyendo también los sirvientes y los esclavos. Etimológicamente «familia» deriva de «famulus», que quiere decir «sirviente» (de allí la palabra «fámula», que está vigente en el castellano actual). Constituía, además, una unidad económica fundamental. En nuestra historia colonial vemos que el «vecino» era el patriarca que dirigía un amplio núcleo familiar y económico que convivía en su «casa fundada», y al cual aportaban hasta los esclavos que comerciaban sus artesanías.

Posteriormente, la estructura del grupo familiar se ha ido reduciendo hasta el presente en que, en la práctica, se ve limitado a la llamada «familia tipo», formada por padres e hijos menores y solteros, como consecuencia de las exigencias de la vida moderna.

El Estado paralelamente ha ido adecuando la legislación que institucionaliza y protege a ia agrupación familiar. El conjunto de normas jurídicas que gobiernan la formación, estructura, desarrollo y disolución de la familia se denomina Derecho de Familia.

Raúl A. Orgaz, sociólogo argentino, observa que «históricamente se ofrecen varios tipos de familia:«

a) En sentido amplísimo, la voz ‘familia’ designa el conjunto de personas que descienden de un antepasado común, y llevan su nombre. Ejemplos: el clan totémico, grupo de personas que descienden del mismo tótem (especie animal o vegetal, objeto de culto) y la gens romana, en donde a la mítica procedencia de un animal o vegetal reemplaza la procedencia de un hombre;

b) En un sentido amplio, que se vincula con la etimología de ‘familia’ (famulus), esta palabra designa el núcleo de individuos que tienen una misma morada y colaboran en las mismas tareas. El grupo está constituido por ascendientes, descendientes y servidores.

c) En un sentido estricto, la familia es la suma de consanguíneos (ascendientes, descendientes y colaterales) agrupados alrededor de un mismo jefe, y en un mismo interés y la misma suerte;

d) En sentido estrictísimo, la familia es el grupo circunscripto de la trinidad simpática del padre, la madre y los hijos, especialmente los menores y célibes. Es la forma actual de la institución familiar, a la que Durkheim propuso llamar ‘familia conyugal’, en la que lo único estable son los cónyuges, ya que habitualmente los hijos, más tarde o más temprano, abandonan la casa paterna».

Deberes: La evolución del Derecho de Familia perfecciona y asegura un régimen de protección de la institución familiar, a la vez que la vigencia de los derechos y deberes de sus integrantes.

Esa legislación establece los requisitos de la organización legal del grupo y la existencia de deberes recíprocos. Los padres están obligados a la manutención y educación de los hijos, y éstos deben acatar la «patria potestad» mientras son menores.

El Derecho de Familia reduce a normas lo que surge espontánea y cálidamente de los lazos afectivos.

Éstos se concretan a través de la reciprocidad en el amor:

• Amor conyugal (de los cónyuges entre sí).
• Amor maternal (de la madre hacia los hijos).
• Amor paternal (del padre hacia los hijos).
• Amor filial (de los hijos hacia los padres).
• Amor fraterno (de los hermanos entre sí).

La patria potestad es el conjunto de los deberes y los derechos de los padres hacia los hijos; es una verdadera función social.

Esta institución está legislada en el Código Civil Argentino, el que la considera teniendo en cuenta al hijo, al padre, a la familia y a la sociedad, de ahí que sus normas son de orden público. Por lo tanto el conjunto de deberes y derechos que surgen de la patria potestad no pueden renunciarse ni ser objeto de abandono, porque son de carácter personal e intransferible. Están previstas graves sanciones para el caso de incumplimiento de los deberes de asistencia.

La patria potestad no es perpetua, pues termina, por ejemplo, cuando el hijo alcanza la mayoría de edad.

Pertenece a ambos progenitores, aunque su ejercicio corresponde al padre y, sólo en caso de muerte, o pérdida de su derecho a ejercerla, a la madre. Actualmente, una fuerte tendencia se inclina por la reforma de la legislación civil, de modo de concederla a ambos cónyuges.

Entre los deberes de los padres para con los hijos, podemos mencionar: la guarda, alimentos, educación, asistencia, representación legal y administración y usufructo de sus bienes.

Como ejemplo del deber de educación, podemos mencionar lo estipulado por la Ley 1420, que impone a los padres la obligación de proporcionar instrucción primaria a los hijos de 6 a 14 años.

Para posibilitar el cumplimiento de este obligación, el Estado imparte enseñanza gratuita.

También los cónyuges se deben asistencia-recíprocamente y los hijos la deben a los padres y demás ascendientes.

A este efecto dice el artículo 266 del Código Civil: «Los hijos deben respeto y obediencia a sus padres. Aunque estén emancipados están obligados a cuidarlos en su ancianidad, en el estado de demencia o enfermedad, y a proveer a sus necesidades en todas las circunstancias de la vida, en que les sean indispensables sus auxilios. Tienen derecho a los mismos cuidados y auxilios los demás ascendientes legítimos»

Por último no debemos olvidarnos de los deberes de los hermanos entre sí, quienes están unidos por la misma sangre. Ellos se deben ayuda mutua, respeto y afecto sincero.

El grupo de pares: En sus relaciones con sus semejantes, los seres humanos forman gru-pos caracterizados por usos, costumbres y formas de conducta aceptados por sus miembros y que sirven para diferenciarlos de los demás.

Existen grupos «formales», que tienen una estructura institucional  definida, con autoridades, administración y organización empresarial del trabajo.
Existen también grupos «informales». Son los que surgen por acuerdo espontáneo de varios individuos. Los une la simpatía en torno de intereses comunes, como alguna afición o deporte. Otros factores son la cercanía de los hogares o la edad, como ocurre con el grupo infantil de los compañeros de juegos.

La característica de la relación en estos grupos es la igualdad de trato; por eso se los llama «grupos de pares» (que significa «grupos de iguales»).

Roles: La palabra «rol» se asimila al «papel» que cada uno debe cumplir en una circunstancia dada. Ha pasado del teatro a la vida social.

En el grupo formal existen prescripciones claras acerca del rol de cada uno, según la posición que ocupa. Por ejemplo en la escuela, se diferencian claramente los roles de ios directivos, los docentes y los alumnos. En una empresa comercial, en una fábrica, sucede otro tanto.

En el grupo de pares, pese a su falta de estructura rígida, también los integrantes asumen formas de conducta, costumbres y obligaciones derivadas de la «conciencia de grupo». Algo que está claro para ellos, aunque no lo digan, es que son «todos para uno y uno para todos».

A medida que un grupo de pares se hace estable, más fuerte se va haciendo la unión interna de sus componentes. Entonces se van perfilando los roles con mayor nitidez, e incluso puede surgir la figura del «líder», con una autoridad que el propio grupo le confiere por ser su mejor «representante».

Relaciones autoritarias y democráticas

En el grupo de pares las relaciones son igualitarias. Y si surge una figura directiva (líder, jefe), su autoridad le es conferida por los demás en reconocimiento a sus condiciones personales y porque lo requiere el tipo de actividad que los congrega. Por ejemplo: en un conjunto de aficionados que quiere hacer música, los roles respectivos quedan determinados por el instrumento que cada uno ejecuta o el registro de su voz. Pero, además, hace falta alguien que cumpla el rol de director.

Las relaciones en el grupo de pares deben ser «democráticas». Y aun que haya un jefe, éste tiene que cumplir su rol del modo que establece el grupo.

El liderazgo democrático se caracteriza por promover y aceptar las opiniones y objeciones de los miembros del grupo. No impone sus decisiones; por lo contrario, pone a votación todas las propuestas, propias y ajenas.

El jefe «autoritario», en cambio, da órdenes disponiendo lo que iiene que hacer cada uno. Impone sus decisiones y no acepta objeciones. Su rol pasa a ser el del «caudillo». En un grupo de pares ese tipo de dirección inevitablemente provoca una crisis que puede terminar en la disolución del núcleo y la dispersión de sus integrantes. O bien el grupo se vuelve a consolidar en torno de sus objetivos originales y cambia de dirección.

En realidad, cuando integramos un grupo, lo hacemos porque buscarnos comunicarnos, realizarnos, desarrollar nuestras aspiraciones y nuestra personalidad en él. Y mientras las relaciones y jefaturas autoritarias son contrarias al desarrollo personal de cada uno, las relaciones democráticas lo favorecen y promueven.

Fuente Consultada:
Educación Cívica 1ºAño Delfino-González-Tejerina – Editorial Plus Ultra – Tema Tratado: Los Grupos Primarios

Que Significa Democratización de la Educación Concepto

Concepto:¿Que Significa Democratización de la Educación?

LA EDUCACIÓN PUBLICA SEGUN SARMIENTO

La igualdad de derechos acordada a todos los hombres, aun en los países que se rigen por sistemas tutelares, es en las repúblicas  un hecho que sirve de base a la organización social, cualesquiera que sean las modificaciones que sufra accidentalmente por los antecedentes nacionales u otras causas. De este principio imprescriptible hoy nace la obligación de todo gobierno de proveer de educación a las generaciones venideras, ya que no puede compeler a todos los individuos de la presente a recibir la preparación intelectual que supone el ejercicio de los derechos que le están atribuidos.

La condición social de los hombres depende muchas veces de circunstancias ajenas a la voluntad. Un padre pobre no puede ser responsable de la educación de sus hijos; pero la sociedad en masa tiene interés vital en asegurarse de que todos los individuos que han de venir con el tiempo a formar la nación, hayan, por la educación recibida en su infancia, preparádose suficientemente para desempeñar las mnciones sociales a que serán llamados.

El poder, la riqueza y la fuerza de una nación dependen de la capacidad industrial., moral e intelectual de los individuos que la componen; y la educación pública no debe tener otro fin que el aumentar estas fuerzas de producción, de acción y de dirección, aumentando cada vez más el número de individuos que las posean.

La dignidad del Estado, la gloria de una nación no pueden ya cifrarse, pues, sino en la dignidad de condición de sus subditos; y esta dignidad no puede obtenerse sino elevando el carácter moral, desarrollando la inteligencia y predisponiéndola a la acción ordenada y legítima de todas las facultades del hombre.

Domingo Faustino Sarmiento: «Educación Popular».

Se entiende por democratización de la educación a el conjunto de esfuerzos realizados por la sociedad con el fin de permitir a cada persona cualquiera que sea su medio y condición social, obtener el máximo provecho de los medios de instrucción correspondiente a sus aptitudes. Facilitar el acceso a todos los ciudadanos que deseen alcanzar una formación pertinente, relevante y de calidad, en cualquiera de los niveles educativos.

Nucleamientos estudiantiles y democracia: La democratización de la enseñanza no puede cumplirse sino dentro de una realidad política que tienda a democratizar la sociedad misma.

A ese efecto, la reestructuración de las instituciones y la renovación de los contenidos y de los métodos de enseñanza, deben permitir la apertura hacia un número creciente en la matrícula de los establecimientos de todos los niveles. Pero además del crecimiento cuantitativo que implican las nuevas incorporaciones a la matrícula, se puede observar un avance cualitativo, que significa el destierro de técnicas autoritarias, con la finalidad de una actualización de la escuela, en función de los avances que la sociedad misma ha logrado.

Sin embargo, ello ha de ir acompañado por un estricto sentido de la responsabilidad en el alumnado, que permita sustituir las relaciones de autoridad, por una auténtica voluntad de cooperación y respeto generalizado por la libertad individual.

Si esos presupuestos se cumplen, pueden hacerse efectivas formas de participación estudiantil, teniendo en cuenta, por supuesto, la gradualidad que esa innovación exige, dada la enorme responsabilidad que implica. Paulatinamente, se han de flexibilizar las relaciones de autoridad predominantes en los sistemas educativos tradicionales, así como la rigidez con que algunos docentes suelen desempeñar su función.

Para poder progresar en este aspecto, se requiere que los institutos salgan de su aislamiento en relación con la vida de la comunidad y permitan un mayor interés general por el buen funcionamiento de las unidades escolares.

En este sentido, es interesante mencionar el documento presentado por los estudiantes en la «Tribuna de los jóvenes», organizada por ia UNESCO en Ginebra, en setiembre de 1971, que decía: » La democratización de la educación no es solamente más educación para más gente, sino también más gente en la gestión de la educación. La educación tradicional no se adapta a las necesidades de un número creciente de personas. Hay que volver a crearla. Que la democratización de la educación comience por un acto verdaderamente democrático: la participación del mayor número posible de personas en la recreación de la educación «.

Los países que han creado sistemas participativos en el nivel medio de enseñanza, son aún pocos. Existe un avance notable en este aspecto, en los países escandinavos, donde funcionan centros experimentales, con elevado grado de participación democrática de los estudiantes y de los docentes.

En Dinamarca existen consejos de alumnos con competencia en todos los asuntos de la escuela, pero con carácter sólo consultivo, cuando se trata de problemas qué hacen a la administración o dirección del establecimiento.

En Suecia, los representantes de los consejos de curso forman el consejo de alumnos de la escuela, que se ocupan esencialmente de las actividades de los alumnos fuera de las horas de clase. Además, pueden ocuparse de problemas relacionados con el «bienestar de la comunidad escolar, la cooperación entre los distintos grupos que trabajan en la escuela y el reglamento de la misma».

En Francia, según la reforma impuesta por vía legislativa, en 1968 y 1969, los institutos se gobiernan mediante un Consejo de clase, el Consejo de administración y la Comisión permanente. El primero, que se ocupa de la situación escolar de cada alumno, está integrado por un docente designado por el Director, el asesor de educación, el médico, la asistente social, el consejero de orientación, dos representantes de los padres y dos de los alumnos elegidos por sus compañeros.

El Consejo de administración también incluye en su formación representantes estudiantiles equivalentes a un sexto de sus miembros. Pero la aplicación de sus decisiones dependen de su aprobación por las autoridades de educación.

La Comisión permanente, integrada por 14 miembros, incluye en su seno a dos alumnos. Actúa como consejo de disciplina y en todo asunto que le someta el consejo.

Sin embargo, se observa en estos países que los alumnos que dedican parte de su tiempo a esa actividad constituyen un grupo restringido, que a veces no logra mantener contacto con el alumnado restante, que suele revelar desinterés por la participación. Así surge de encuestas efectuadas entre los estudiantes de Francia, que además concluye en que es también reducido el núcleo de estudiantes secundarios que militan en los partidos políticos.

En Argentina, los ensayos de participación de los alumnos de la enseñanza media son escasos.

En el año 1973, se permitió la organización de Centros de estudiantes, mediante la Resolución No. 19 del Ministerio de Educación que dejó sin efecto la llamada «Resolución De la Torre» de 1936, que impedía su formación. Se impartieron entonces diversas instrucciones para reglamentar su funcionamiento y se crearon las llamadas «Mesas de Trabajo», con el «objeto de proyectar normas a las que deberán ajustar su acción las Agrupaciones estudiantiles».

Sin embargo, el mismo gobierno, con fecha 15 de enero de 1975, dictó la Resolución N° 41, con la firma del Ministro de Educación, Dr. Osear Ivanissevich, suspendiendo la autorización para la formación de nuevos centros de estudiantes en los establecimientos de nivel medio, así como toda actividad de los ya existentes.

Es evidente que los objetivos tenidos en cuenta para su creación, no se cumplieron en la medida de lo previsto, y que los excesos producidos con motivo de su funcionamiento llevaron al gobierno al convencimiento de la necesidad de suspender su actividad.

Actualmente, con el advenimiento del gobierno democrático surgido de las elecciones del 30 de octubre de 1983, se ha reabierto la polémica suscitada en torno del problema de la participación estudiantil y de su derecho, de peticionar a las autoridades.

En cumplimiento de su programa, el gobierno nacional auspició nuevamente la creación de asociaciones estudiantiles.

Por Decreto N° 898 del 23 de marzo de 1984, firmado por el Presidente, Dr. Raúl Alfonsín, se derogó el artículo 173 del Reglamento General y «toda norma reglamentaria que se oponga a la creación o al funcionamiento de asociaciones estudiantiles de nivel medio», y se sustituyó el artículo 174 del mismo Reglamento por el siguiente:

«Los Rectores o Directores autorizarán el funcionamiento de asociaciones de estudiantes, con el fin de procurar la formación integral de los alumnos y su participación cívico-democrática, y posibilitar en el marco jurídico y disciplinario propio de la escuela media, actividades curriculares y extracurriculares de carácter cultural, social o deportivo, que permitan el ejercicio de la solidaridad, la convivencia, el respeto mutuo y el accionar gradual protagónico y responsable para el mejoramiento de las instituciones. Dichas asociaciones funcionarán bajo la atención y responsabilidad directa de los Rectores o Directores».

Simultáneamente, por Resolución de la Subsecretaría de Conducción Educativa se dictó la Resolución N° 3 del 13 de marzo de 1984, por la que se resuelve «propiciar la acción de Asociaciones Estudiantiles en los establecimientos de nivel medio» y se aprueban documentos que las reglamentan, que figuran como Anexos I y II, y que reproducimos como lecturas complementarias al final de esta Unidad.

Anteriormente, con fecha 8 de marzo de 1984, por Resolución 539 el Ministro de Educación y Justicia, Dr. Carlos Aleonada Aramburú, derogó la mencionada Resolución N° 41 del 15 de enero de 1975, según la cual el Ministro Ivanissevich suspendió el funcionamiento de los Centros,

Esta etapa de democratización ofrece a los jóvenes estudiantes una nueva oportunidad para su participación dentro de los carriles del Estado de Derecho y del régimen constitucional de que gozan. Es de esperar que la nueva experiencia, que se encara como proyecto pedagógico, de los frutos que sus inspiradores esperan y que los jóvenes demuestren a través de ella su madurez y capacidad para llevarla a cabo con eficiencia y elevación de miras.

Fuente Consultada:
Educación Cívica 1ºAño Delfino-Gonzalez-Tejerina – Editorial Plus Ultra – Tema Tratado: La Escuela

Ver: Los Jardines de Infante de Froebel

Funcion Social de la Escuela Relación Con La Familia y Sociedad

Función Social de la Escuela – Su Relación Con La Familia y Sociedad

UN POCO DE HISTORIA…. La escuela es el «segundo hogar» donde vivimos una etapa trascendente de nuestra vida y formación. Quedan grabadas para siempre las impresiones de los primeros días de cada grado y de la promoción final, que nos ha permitido «ingresar» ahora en un nuevo tipo de escuela. Y está en nuestra mira tener acceso, al egresar del ciclo secundario, a otra institución escolar de nivel terciario.

Vale decir que el estudiante de primer año sabe, sobre las escuelas, por propia experiencia. Ahora se trata de procesar esos conocimientos y elaborarlos, incorporándoles otros nuevos, para comprender mejor el porqué de la educación y las características de la institución que integra. En primer lugar, con la ayuda de la Historia, recordaremos cómo y por qué surgieron las escuelas.

La sociedad y la educación también mantienen estrechas relaciones y el sistema educativo responde a la manera como son entendidas estas relaciones. Hasta no hace muchos años, el sistema educativo se proponía la construcción de un modelo de sociedad o un «proyecto nacional» por el que la escuela tenía como función consolidar el Estado nacional y la vigencia de un orden político democrático que debía garantizar que todos los habitantes accedieran a los mismos conocimientos.

funcion social escuela

«La educación es el proceso por medio del cual una comunidad trasmite a sus integrantes su cultura y sus aspiraciones, con el objeto de asegurar y renovar su propia existencia y desarrollo.»

La necesidad de la educación surge de la diferencia de nivel entre los miembros maduros y los nuevos integrantes de un grupo social. Los primeros procuran dar a sus continuadores crianza y preparación para que conserven y mejoren las funciones y valores que a su turno recibieron.

En los animales el crecimiento asegura la conservación de los instintos y conductas convenientes a la especie. Pero los hombres crean costumbres, ideales e instituciones que no resultan físicamente hereditarias. En las sociedades más primitivas la diferencia entre maduros e inmaduros no es tan notable como en las más civilizadas. El ensanchamiento de esa diferencia implica un aumento de la necesidad de la educación para la supervivencia de la sociedad y la continuidad de su progreso.

Por ello es que surgió, por lo menos desde la invención de la escritura, la idea de la educación sistemática por medio de la escuela. La humanidad comenzó a escribir grabando o pintando imágenes y símbolos de objetos y acciones. En la antigua Mesopotamia, los jóvenes de familias importantes podían aprender en escuelas anexas a los templos, donde había maestros para formarlos. Dominar el uso de los centenares de signos «cuneiformes» básicos los convertía en «escribanos» de aquel tiempo.

En Egipto, que inmortalizó al «escriba» en una famosa escultura, la corte del faraón instaló escuelas para preparar a los nuevos integrantes del grupo, que se consideraba a sí mismo representante de la divinidad. En Caldea la enseñanza fue también de carácter, religioso, mientras que en Persia abarcó otros propósitos: según Jenofonte, la educación persa incluía «la equitación, las armas y el amor a la verdad».

Pero los antecedentes que cobran más importancia son los de Grecia y Roma, y además se tienen de ellos mayores datos. En Grecia el ideal fue buscar la perfección física y moral del individuo, para bien propio (principalmente en Atenas) y para bien del Estado (en Esparta).

La educación física era importante en Esparta, para la formación de guerreros, y en Atenas, para el logro de la belleza y la armonía. La instrucción y la formación moral, más la gimnasia y la música constituyeron la «paideia», es decir, la incorporación a los ideales de la cultura griega. Roma, con la evolución del poderío del Estado, llegó a organizar un sistema de instrucción oficial, aunque siempre limitado a una parte privilegiada de la sociedad.

El advenimiento del Cristianismo hizo surgir nuevos trascendentes fines educativos: además de cultura y destrezas se quiso dar al espíritu una disposición general hacia la comprensión de las cosas de este mundo en su relación con el Dios creador. La predicación igualitaria de la frugalidad que conduce a una vida más espiritual halló eco entre los pobres y oprimidos y en las comunidades jóvenes y rústicas.

Para formar las almas desde la niñez, las escuelas fueron surgiendo cada vez más numerosas junto a iglesias y monasterios. El emperador Carlomagno alentó la multiplicación de las escuelas y llamó a colaborar a famosos filósofos y maestros. Aunque se quería enseñar toda la ciencia (lo que hoy se llama «enciclopedismo») no faltaba la intención de, además de informar, formar.

En la Edad Moderna se intensificaron los esfuerzos para ampliar y mejorar la enseñanza, buscando seleccionar conocimientos que la imprenta permitía divulgar. Lutero reconvenía a los señores, instándolos a fundar escuelas. Ignacio de Loyola y otros predicadores fundaron congregaciones, incluyendo en sus fines el de consagrarse a la educación. Religiosos, escritores y políticos fueron contribuyendo a la generalización educativa y propusieron nuevas formas más eficientes (métodos) para enseñar.

La Edad Contemporánea es la de la «escuela común». Ella está formada por establecimientos primarios gratuitos, a los que todos los niños tienen acceso. El Estado, en representación de una sociedad y sin diferencias de clases, instala la escuela o apoya las creadas por lo¡ particulares. El ideal actual es no sólo que haya escuelas para todo; sin excepción, sino que la enseñanza favorezca el desarrollo pleno d« la personalidad de cada uno.

Si la escuela primaria está destinada a la niñez, la escuela secundaria tiene como finalidad primordial la formación integral de los adolescentes, mientras la universidad y otras instituciones terciarias posiblitan a los jóvenes y mayores su preparación como educadores, investigadores y profesionales. Existe también un nivel cuaternario, que corresponde a la especialización de los graduados en el nivel terciario (universitario y no universitario).

La universidad surgió de las corporaciones o gremios medievales de maestros y estudiantes. La palabra «universitas» en un principio se aplicó a cualquier gremio reconocido, pero luego se restringió al grupo de sabios y discípulos organizado para la formación de maestros, licenciados y doctores.

Para los jóvenes universitarios meritorios pero pobres hubo benefactores que instalaron «colegios», es decir, hosterías gratuitas donde además de alojarse podían estudiar con la ayuda de preceptores. El colegio más famoso fue el que instaló en París el doctor Roberto de Sorbón; desde entonces decir «La Sorbona» es nombrar la Universidad de París, El éxito de esa idea originó que la mayoría de las universidades creasen su respectivo colegio, que con el tiempo pasaba a ser escuela preuniversitaria.

Ello explica que nuestra Constitución Nacional diga «instrucción general y universitaria», entendiéndose como general, la primaria; y universitaria, lo que hoy abarcan la educación media y la superior. Pero desde hace un siglo la enseñanza media fue apartándose de la idea de una exclusiva preparación para la universidad y, adecuándose a las exigencias de los tiempos modernos, procura además ofrecer formación técnica o profesional.

Ver: Deberes de las Padres e Hijos

Inserción de la escuela en su comunidad

La sociedad es el conjunto de los seres humanos relacionados por sus circunstancias comunes. La principal característica de la sociedad es la «interacción», es decir, la mutua influencia de los actos de sus integrantes.

Una comunidad es una sociedad donde la interacción es más intensa y más evidentes los lazos que unen a sus miembros. Los hombres que tienen muchas cosas en común viven en comunidad.

Para que resguarde e irradie los valores de la comunidad ha surgido la escuela moderna. La sociedad actual es sumamente compleja, y la familia, aunque sigue siendo la primera institución educadora y sociali-zadora, no puede capacitar suficientemente en oficios y profesiones. Por ello, las familias delegan en la escuela la acción educativa sistemática y confían a sus representantes en el gobierno del Estado la realización de la política educacional.

En una sociedad democrática la legislación tiene que organizar la enseñanza sin perder de vista que es por mandato y delegación de la comunidad y a su servicio, que hay que crear y mantener un eficiente sistema educativo.

En su gran libro «Educación popular», Sarmiento proponía allá por el año 1849, un sistema de contribuciones («impuestos»), destinadas directamente al sostén de las escuelas. «Si el objeto a que se destina es inmediato y popular, el pueblo, lejos de negarse a proveer lo satisface con holgura»… «Este sistema deja expedita la acción de los contribuyentes para extender la educación de sus propios hijos y la de sus allegados a más del ‘mínimum’ prescripto».

Muchos estadistas nuestros compartieron ese enfoque comunitario de la educación. Leyes provinciales y la nacional 1420 crearon consejos escolares para asegurar la participación de los vecinos en la tarea de respaldar a la enseñanza pública.

Pero esas legislaciones y hasta esas ideas sufrieron las vicisitudes del advenimiento de tendencias menos democráticas.

Actualmente se procura recomponer la participación comunitaria. Para la escuela primaria, con el resurgimiento de los consejos escolares. En la secundaria, se trata de intensificar la relación del colegio y sus profesores con los padres de los alumnos, y se alienta a los discípulos a colaborar con los centros estudiantiles. En las universidades, estudiantes y egresados volverán a ser parte del. gobierno de las facultades, uno de los principios de la Reforma Universitaria puesta en vigencia en 1918.

Su organización institucional
Impulsados por su instinto social los hombres se organizan en torno de «ideas». Cuando los que comparten una idea se deciden a darle vigencia y permanencia, lo que hacen es institucionalizarla, hacerla «Institución». La escuela es una idea. Veamos cómo se ha institucionalizado entre nosotros.
La acción educadora sistemática está organizada en ciclos que corresponden a las edades del educando. Para la infancia es el «jardín de infantes»; para la niñez, la escuela primaria; para la adolescencia, la educación media; para la juventud, la enseñanza superior.

Con el fin de adecuar la tarea educativa a esos niveles, se dictan los «planes de enseñanza». Un plan de enseñanza está destinado a orientarla, fijando sus objetivos generales y organizando el régimen gradual de asignaturas cuya aprobación permite la promoción de los alumnos y el otorgamiento del certificado correspondiente.

Es función del Estado, y la Constitución Nacional responsabiliza al Parlamento cuando entre los deberes del Congreso incluye el de «proveer lo conducente á la prosperidad del país, al adelanto y bienestar de todas las provincias y al progreso de la» ilustración, dictando planes de instrucción general y universitaria» (Art. 67, inc. 16).

La Constitución Nacional establece también que cada provincia debe asegurar la organización de la enseñanza primaria en la respectiva constitución provincial. Vale decir que en nuestro sistema federal la educación común está entre los «poderes concurrentes» de Nación y provincias, por lo que se ha procurado siempre mantener coordinación entre la acción del gobierno central y los gobiernos locales en ese aspecto.

En la enseñanza media prevalece históricamente la imagen del «colegio nacional». Así se acostumbra llamar al bachillerato, que se organizó en la Capital y algunas provincias tomando como base el «Colegio Nacional de Buenos Aires», inmortalizado por Miguel Cané en «Juvenilia».

Pero modernamente las instituciones de nivel medio han adquirí do una importante aunque no suficiente diversidad. El bachillerato se desglosa en «común», «con orientación agraria», «con orientación docente», etc.

Por otra parte ya son también clásicas y están en expansión las escuelas comerciales y técnicas.

Las provincias y municipios tienden a participar en la acción educativa en este nivel, procurando llegar a convenios entre sí y con el gobierno central para el reconocimiento de los estudios y las respectivas «equivalencias». Esto es necesario para que los estudiantes puedan con tinuar sus carreras en caso de traslado familiar y para que sus títulos mantengan su carácter preuniversitario.

La universidad mantiene casi exclusivamente su carácter «nacional», ya que la sostiene y reconoce el gobierno central. Lo histórico en este nivel es el principio de la «autonomía universitaria», principio que significa que esos establecimientos se dan su propia organización institucional.

Además de las escuelas y universidades creadas por el gobierno, existen las «privadas», las que pueden ser establecidas por personas e instituciones particulares. Para ellas también existe un régimen de reconocimiento de cursos y aportes económicos.

En este punto conviene recordar que cuando decimos «Estado», nos referimos a la institución máxima de la sociedad, en el sentido de que abarca y protege a todas las demás de una Nación.

Al comenzar aclaramos que una institución es una idea a cuya realización concurren los que la comparten. El Estado puede definirse como el conjunto de fa milias que vive en territorio propio y se da un gobierno común. Así es como el Estado tiene tres elementos: pueblo, territorio y gobierno. Por lo tanto, no hay que confundir «Estado» y «Gobierno», ya que éste es sólo una parte de aquél.

A su vez el gobierno se reparte en tres ramas o poderes. El Legislativo hace la ley, el Judicial la interpreta y aplica a los casos particulares y el Ejecutivo (que en realidad debiera llamarse «ejecutivo de la ley»y la pone en ejercicio en general.

El Poder Ejecutivo argentino es «unipersonal». Esto significa que lo ejerce el Presidente en el gobierno central y el Gobernador en cada provincia. Pero éstos designan «ministros» para que lo ayuden como «secretarios de estado». Por eso en la Nación y provincias existen los respectivos «Ministerios de Educación» (aunque las denominaciones cambien un poco).

Las escuelas, desde el punto de vista administrativo, son entidades dependientes de alguna repartición: el Consejo (Nacional o Provincial) de Educación, por ejemplo, a su vez relacionado con el Ministerio respectivo. Pueden depender también de otro sector, como la Municipalidad. Esos organismos se mantienen vinculados con el Ministerio de Educación de la Nación a través de un Consejo Federal, integrado con los representantes de los gobiernos provinciales.

Esas reparticiones designan a los supervisores y a los directivos, docentes y demás colaboradores de cada establecimiento escolar, de acuerdo con las disposiciones de los respectivos estatutos (por ejemplo, el Estatuto del Docente Nacional, Ley 14.473).

El Director de la escuela es el «ejecutivo» de la misma. Interpreta y pene en aplicación las normas dictadas por los organismos superiores, las aplica para orientar la tarea docente y, por encima de todo, lograr el desarroDo eficiente de la vida escolar.

El maestro y el profesor se guían por las directivas y los programas para desarrollar su labor profesional. Para ello cuentan con la preparación en cuanto a conocimientos y práctica metodológica. Los docentes son los que realizan la tarea educativa en su aspecto principal y más delicado: el proceso enseñanza-aprendizaje.

En la relación educador-educando el docente procura orientar la actividad participante del alumno, para que éste logre el conocimiento, en lo posible, por descubrimiento y experiencia personal. Y la enseñanza se gradúa, precisamente, para adecuarla a la evolución creciente de los escolares y estudiantes.

Disciplina y autodisciplina
La disciplina es el orden que requieren la vida comunitaria, el trabajo y el estudio. La palabra «discípulo» es afín a «disciplina», lo que evidencia lo importante que es ésta en la escuela y en cada aula.

Antiguamente predominaba la disciplina impuesta casi como un fin en sí misma, y basada en el temor a los castigos, incluso corporales. Resultaba así algo «externo» a cada uno. La evolución de las ciencias de la educación ha hecho cambiar radicalmente ese enfoque.

Hoy se procura que el alumno desarrolle su propia capacidad de conducción al mismo tiempo que las demás condiciones personales. Por ello se va produciendo un ajuste cada vez más preciso de los objetivos o «conductas deseables» que orientan a la labor escolar según las etapas de crecimiento y maduración de los alumnos.

Entre esas conductas no figuran la sumisión, el temor, ni el conformismo. Por el contrario, se procura que mediante el interés, la participación y la experiencia, cada uno descubra y se incorpore espontáneamente al tipo de actuación que lo hace más eficiente y valioso individual y socialmente.
Esto prepara al educando en el autocontrol físico, psíquico y moral que es indispensable en la vida en sociedad (autodisciplina). Y es precisamente la sociedad democrática aquella en que sus componentes asumen voluntariamente sus responsabilidades y eligen libremente su tipo de participación en la vida del grupo.

Autoridad y autoritarismo

Autoridad es el atributo de quien ejerce un poder legítimo. Al maestro y a quienes cumplen la función directiva en la escuela, la sociedad les ha confiado un rol investido de autoridad. Esa autoridad les es reconocida por sus alumnos en una relación que tiene mucho más de «respeto» que de acatamiento sumiso.

La escuela moderna tiende a una disciplina participativa, donde el educando tome conciencia de que la autoridad del educador es inherente a su condición de guía. La tarea escolar se encauza así en un marco de espontánea y cordial cooperación. Aun en el caso de los «indisciplinados» se procura su incorporación a ese marco de conducta, no separándolos del grupo, sino en los casos gravísimos.

El autoritarismo es el sistema en el que el poder se ejerce con exceso y requiere ser acatado por el miedo y la humillación. No es el que corresponde al ámbito educativo donde se preparan los «ciudadanos de una república».

Relaciones de la escuela con la comunidad y la familia

El interés de las familias por la educación de sus hijos es paralelo al de la comunidad, que desea la capacitación de todos sus integrantes. Ese interés converge en la escuela, que es el centro vital de los esfuerzos educativos de la sociedad.

Por eso la escuela no es una institución cerrada. Por el contrario, mantiene constante relación con las familias y las instituciones comunitarias.

La relación entre la familia y la escuela se realiza principalmente por los contactos entre los padres y los maestros. De ese modo, los edu cadores se sienten apoyados en su labor, conocen más a sus alumnos y pueden evaluar mejor los resultados que van obteniendo. Por su par te, los padres están así más orientados y encuentran alivio en su preocupación por la evolución de sus hijos, porque pueden comprenderlos más ampliamente en su desarrollo psicofísico, y hallan modos concretos de ayudarlos en sus esfuerzos e inquietudes.

También la escuela mantiene un contacto permanente con la comunidad. Ésta es la que crea y sostiene a los establecimientos educativos. Por eso los organismos oficiales que dirigen la enseñanza son por lo general cuerpos colegiados, en los que está representada. La participación del vecindario se manifiesta también en la cada vez más importante acción municipal. Y son muchas las instituciones privadas que fundan escuelas, colegios y cursos superiores.

Las transformaciones socioeconómicas y tecnológicas de la vida actual hacen indispensable la permeabilidad de la educación pública hacia los cambios. Y estos contactos permanentes con la comunidad son un cauce adecuado para que la enseñanza resulte acorde con esos progresos.

La colaboración familia-escuela-comunidad es en beneficio de todos. La sociedad progresará así en su conjunto. Pero no hay que perder de vista que es a través del desarrollo personal de cada alumno, que se hacen realidad los fines ideales de la educación.

Problemas de la escuela

En los últimos tiempos las aspiraciones de la comunidad y de los educadores acerca del progreso de la escuela han tenido un escollo: la escasez de recursos económicos destinados al rubro «Educación» en el presupuesto nacional. Dicho presupuesto en los últimos años no alcanzó al 10 % , cuando los estudios técnicos aconsejan el 25 % .

Por algo Sarmiento dedicó el primer capítulo de su obra «Educación popular» a elaborar un plan de financiación autónoma y permanente de la educación pública.

El adelanto de los métodos, procedimientos y recursos educativos es muy grande entre nosotros, pero en teoría. Falta la posibilidad «material» de su cumplimiento. Esto, lamentablemente, incide para que existan muchos problemas.

Pueden enumerarse como principales:

• Falta de presupuesto suficiente.

• Casi 10 % de analfabetismo y 42 % de semialfabetismo o analfabetismo por desuso. No debemos perder de vista la gravedad de estos índices y la necesidad de reducirlos sustancialmente.

• Deserción escolar de alrededor del 50 % , dato que resulta de comparar el número de los que ingresan en un año determinado y los que egresan del nivel primario, siete años más tarde. No sólo se quiebra el principio de la obligatoriedad escolar, sino que se prepara un triste porvenir para mucha gente.

• Deserción y «repitiencia» excesivas en la enseñanza media, en la que falta una mayor orientación vocacional y diversificación de opciones.

• Desaprovechamiento del progreso científico y tecnológico de la época.

• Insuficiencia de las universidades para dar cabida a numerosos aspirantes.

• Éxodo de técnicos y científicos.

• Deterioro de la estructura edilicia escolar en diversas zonas del
país.

A pesar de esos problemas, la escuela argentina sigue bregando por cumplir dignamente su cometido. En este sentido es de destacar el esfuerzo de docentes, padres y alumnos.

La Asociación Cooperadora

La «Cooperadora» es una asociación que integran y dirigen los padres, tutores o encargados de los alumnos, para colaborar con la escuela. Forma parte de las más antiguas y nobles tradiciones de nuestra comunidad. Cada vez más se evidencia la necesidad e importancia de su cooperación, que en la actualidad ofrece múltiples aspectos y actividades.

El Director de cada establecimiento es, reglamentariamente, el asesor natural de su Asociación Cooperadora.

Los socios, que son los padres de los alumnos, el personal de la escuela y quien quiera contribuir, aportan sumas mensuales para formar el fondo con el que se llevan a cabo las iniciativas. En asamblea eligen de entre ellos la comisión directiva y aprueban los proyectos y las cuentas.

Además de contribuir con elementos de trabajo, ropas, alimentos, etcétera, las Cooperadoras participan en la vida escolar, especialmente en la coordinación con la comunidad, en los actos patrióticos y de extensión cultural.

Es por intermedio de estas modestas y silenciosas entidades que la gente viene «completando lo que falta» en los presupuestos educativos del Estado.

Fuente Consultada:
Educación Cívica 1ºAño Delfino-Gonzalez-Tejerina – Editorial Plus Ultra – Tema Tratado: La Escuela

LECTURA COMPLEMENTARIA:

La sociedad y la educación también mantienen estrechas relaciones y el sistema educativo responde a la manera como son entendidas estas relaciones. Hasta no hace muchos años, el sistema educativo se proponía la construcción de un modelo de sociedad o un «proyecto nacional» por el que la escuela tenía como función consolidar el Estado nacional y la vigencia de un orden político democrático que debía garantizar que todos los habitantes accedieran a los mismos conocimientos. Para ello, la escuela se dirigía a un «alumno medio» e incitaba la memorización de datos y la aplicación mecánica de conceptos.

El objetivo de la escuela ha sido homogeneizar a la población alrededor de ciertos valores básicos y ciertos códigos comunes con el propósito de formar a los ciudadanos. Para lograrlo, el sistema organizó una escuela primaria obligatoria e igual para todos. Una escuela media, que ofrecía alternativas diferentes, pero que tenía como meta fundamental la preparación para la universidad, aspiración de todos los estudiantes.

En este modelo se rechazaban los intentos de impartir conocimientos diferentes dentro del sistema, porque se entendía que de esta manera podría marginarse a ciertos sectores sociales del acceso a los conocimientos socialmente significativos.

El sistema se expandió de los sectores medios de la población a los sectores populares, se logró, en cierta medida, la meta de que la escuela fuera para todos. Sin embargo, no se pudieron obtener niveles altos ; homogéneos de calidad en la educación de todos los ciudadanos. Aparecieron dentro del sistema educativo mecanismos por medio de los cuales no todos accedían a la misma cantidad y calidad de conocimientos, y no se lograba la pretendida «homogeneidad». Los resultados obtenidos no eran iguales en todas las escuelas y en los sectores populares, sobre todo, se producían aprendizajes de baja calidad. Se empezaba a confirmar que una oferta educativa igualitaria en una sociedad en la cual existían profundas diferencias no producía resultados homogéneos.

El debate en educación planteó el conflicto entre homogeneidad, que lleva implícita la idea de igualdad, y diferenciación o diversidad.

Un estudioso de la educación, Germán Rama, decía que, presionados por esta búsqueda de homogeneidad, no se ha podido «apreciar adecuadamente ni las diferencias individuales, que deparan mayor o menor capacidad para aprender o interesarse por ciertos conocimientos, ni las urgencias de ciertos sectores de la sociedad de adquirir conocimientos prácticos para ingresar al mercado de trabajo.»

Hay que admitir que la homogeneidad buscada trajo consigo la heterogeneidad en los resultados. Tal vez, para obtener resultados más homogéneos habría que actuar de manera contraria, es decir, proponiendo procesos de formación diversos y adecuados a los distintos contextos sociales. La escuela homogénea no colaboró, como se esperaba, para alcanzar la igualdad social. Altos porcentajes de población siguen viviendo, en toda América latina, en condiciones de extrema pobreza.

La respuesta del sistema educativo ha sido plantear la necesidad de establecer un acuerdo global, es decir, un consenso educativo nacional, que parta de una estrategia de desarrollo que permita la transformación productiva y la equidad social.

Distintos caminos se pueden seguir para lograr este consenso educativo, que es regional, es decir, para toda América latina.

En la Argentina se optó por el debate y la sanción de la Ley Federal de Educación, (ley 24.195) que pretende no sólo avanzar en educación sino que apunta a elaborar un proyecto de transformación viable de la sociedad. Calidad de educación e igualdad de oportunidades son los pilares en los que se sustenta este proyecto.

Aumentar la descentralización y dar una mayor autonomía a los establecimientos educativos son puntos claves en la propuesta de la ley sobre organización y gestión, coincidente con las líneas implementadas en los demás países de América latina. Descentralizar no significa que la administración central haya perdido sus funciones sino que debe ocuparse de la medición de los resultados, de la eventual ejecución de programas de compensación educativa y extraeducativa, de la formación y capacitación de los docentes de la red nacional, dejando que las unidades locales sean autónomas, es decir, tengan capacidad para hacerse cargo de grados crecientes de responsabilidad por los resultados de sus acciones.

En las escuelas existe una serie de características institucionales, como la historia de la escuela, las características de personalidad del director, las mayores o menores responsabilidades de docentes y padres, la adecuación de los métodos a las necesidades, que explican, en parte, la diferencia en los logros educativos obtenidos en cada una de ellas. En este sentido, se espera obtener mejores resultados cuando cada unidad escolar tenga mayor autonomía para establecer su propio proyecto pedagógico, cuando pueda estimular la identidad de la institución, cuando el equipo escolar en pleno sea más responsable de los resultados.

Si todas las decisiones están en manos de «la cúpula» y sólo queda en manos de la escuela la ejecución de lo decidido en una instancia superior, estando, además, reguladas la mayoría de las acciones, el trabajo de los docentes pierde valor y no se favorece la tarea en equipo ni la satisfacción en el trabajo.

Fuente: Educación Cívica 2 – Editorial Santillana – Secundaria – Casullo, Bordone, Hirschmann y Otros –

La Educación Media Argentina Carreras y Tipos de Formación

El Sistema Educativo Argentino
La Educación Media en el Siglo XX

Es la que se imparte entre la primaria y la superior,  Constituye el segundo ciclo de formación sistemática y comprende instituciones de carácter humanista, científico y técnico. La educación media comprende la educación secundaria (colegios nacionales y liceos ), la técnico industrial, la profesional, la comercial, la agrícola y la artística.

La educación media fundamentalmente prepara para la vida, forma la personalidad del adolescente y capacita a los jóvenes para convertirse en miembros conscientes y decididos de la comunidad a la que pertenecen.

Procura desarrollar el vigor físico de los jóvenes, perfeccionar sus facultades intelectuales, fomentar su patriotismo e inculcarle la necesidad de cultivar integralmente las virtudes personales, familiares y sociales.

La educación media presenta en nuestro país las siguientes características, comunes a todas las orientaciones : es gratuita en los institutos oficiales y en algunos incorporados; los alumnos no rinden examen final de aquellas asignaturas en las que obtienen un promedio mínimo de seis puntos; el año lectivo se aproxima a los doscientos días; no se dictan clases los sábados, los domingos ni fechas importantes de carácter patriótico o religioso; se admiten alumnos libres excepto en los industriales.

escuela secundaria argentina

En cuanto a la educación media privada, sus principales características son: la incorporación  a la enseñanza oficial de los establecimientos particulares, la igualdad en la promoción y el aporte económico del Estado a los institutos incorporados que no pueden pagar a su personal los sueldos mínimos establecidos.

Se entiende por educación secundaria  en sentido estricto, la que tiene un caracter esencialmente humanista y científico. En nuestro país se imparte en los colegios nacionales y liceos. Actualmente la mayor parte de la educación secundaria se brinda en establecimientos dependientes del Gobierno Federal, de Gobiernos Provinciales o de las Universidades nacionales, y también en institutos particulares.  Las provincias sostienen un número reducido de institutos de educación secundaria.

El plan de estudios comprende un ciclo básico de tres años, común a la enseñanza secundaria y un segundo ciclo de dos años. Las asignaturas del bachillerato persiguen seis objetivos : a) la formación lingüístico-literaria (castellano, literatura y lenguas modernas) en la formación científica (matemáticas, física, química, botánica, zoología, anatomía y fisiología, geografía ); c) la formación histórico social (Historia, instrucción cívica ); d) la formación filosófica (Filosofía); e) la formación estética (dibujo, cultura musical ); f) la formación práctica (actividades prácticas, contabilidad ).

La educación media técnico-industrial:tiene por objeto la formación de técnicos para las diversas ramas de la industria. Se imparte en establecimientos dependientes del gobierno federal, de universidades nacionales, de la Municipalidad de la Capital Federal, de autoridades provinciales y de institutos privados.

Los estudios comprenden dos ciclos, uno básico y otro superior, con tres años de duración cada uno. A los egresados del ciclo básico se les otorga el certificado que los acredita como «expertos» en la especialidad cursada, que puede ser una de las siguientes : Mecánica, carpintería, construcciones civiles, construcciones navales, automotores, aviación, ferrocarriles, frío, electricidad, telecomunicaciones, química y petróleo. Al concluir el ciclo superior los alumnos reciben el título de «técnicos industriales» de la correspondiente especialidad.

La educación media profesional está destinada a las mujeres y tiene un amplio desarrollo en nuestro país. Se imparte en establecimientos nacionales, provinciales, municipales y privados.

El gobierno federal sostiene las Escuelas Nacionales Profesionales de Mujeres, donde se enseña : corte y confección, bordado a máquina, radioelectricidad, marroquinería en general, práctica comercial, dactilografía, cocina y repostería.

Los estudios duran de uno a cuatro años, según las especialidades,al cabo de los cuales se otorga un certificado de competencia. La práctica profesional se completa con : educación cívica, estética, doméstica y física para obtener, no sólo el aprendizaje de la técnica de un oficio, sino también la formación integral de la mujer.

La educación media comercial tiene por objeto formar técnicos para las distintas especialidades de la actividad mercantil. Se imparte en establecimientos dependientes del gobierno federal, de las universidades nacionales, de autoridades provincia les y también en establecimientos privados.

El plan de estudios comprende dos ciclos. El ciclo básico dura tres años y el segundo ciclo dos. Los egresados del ciclo básico reciben un certificado que los acredita como «auxiliares de comercio» si son varones, o como «secretarias comerciales» si son mujeres.

Al término del primer año del segundo ciclo se otorga el título de tenedor de libros y al finalizar dicho segundo ciclo egresan con el título de peritos mercantiles que los habilita para ingresar en la Facultad de Ciencias Económicas y para dictar en establecimientos de enseñanza media las cátedras de caligrafía y dibujo lineal, mecanografía y estenografía.

La Educación media agrícola tiene por objeto capacitar a los jóvenes para desempeñarse con eficacia en la producción e industrias agropecuarias. Es impartida en establecimientos dependientes del gobierno federal, de las universidades nacionales, de las autoridades provinciales y también en institutos privados.

En el orden nacional, las escuelas existentes dependen del Ministerio de Agricultura y Ganadería. La enseñanza es gratuita y esencialmente práctica: se funda sobre la explotación agrícola y se complementa con lecciones de aritmética y geometría aplicadas y educación física.

La duración de los estudios varía entre tres y cinco años según las especialidades. Los títulos que se pueden obtener son : fruticultor, y enólogo, agrotécnico, técnico en lechería, técnico avicultor, mecánico rural, práctico en granja y práctico rural.

La Educación media artística tiene por objeto desarrollar aptitudes y formar la cultura general y especializada en la juventud que demuestra vocación.

La educación artística comprende varias ramas: artes plásticas, arte escénico y declamación, música y danza. Se imparte en establecimientos dependientes del gobierno federal, de las universidades nacionales, de autoridades provinciales y municipales y de institutos privados.

La educación media de artes plásticas está a cargo en el orden nacional de la Escuela Nacional de Artes visuales «Manuel Belgrano», de la Escuela Nacional «Prilidiano Pueyrredón» y de la Escuela Nacional de Cerámica.

A la Escuela Nacional «Manuel Belgrano» se ingresa con certificado de séptimo grado, y los cursos duran tres años, al cabo de los cuales se otorga el título de «dibujante profesional». Este título es necesario para ingresar a la Escuela Nacional «Prilidiano Pueyrredón», cuyo plan de estudios comprende cuatro años.

Los egresados obtienen uno de los siguientes títulos según la especialidad cursada: profesor nacional de dibujo, pintor decorador, escultor decorador, grabador e ilustrador, técnico en publicidad artística o dibujante de taller.

La Escuela Nacional de Cerámica comprende un ciclo básico, un ciclo superior y un curso de profesorado. El ciclo básico se desarrolla en cuatro años y cuenta con especialización en cerámica artística y en cerámica industrial. Los egresados reciben un certificado de «experto» en la especialidad cursada.

El ciclo superior dura un año y permite obtener diploma de «mecánico» en la respectiva especialidad. Los egresados del ciclo superior especializados en cerámica artística, pueden seguir el curso de profesorado, cuya duración es también de un año, al cabo del cual se les otorga diploma de «profesor» en cerámica artística.

La Escuela Nacional de Arte Dramático, de la Capital Federal, tiene a su cargo la enseñanza de Arte escénico y Declamación, y otorga los títulos de «actor nacional» y de «profesor nacional de arte dramático».

La enseñanza musical es impartida en el orden nacional por el Conservatorio Nacional de  Música «Carlos López Bucbardo», de la Capital Federal, donde existen las siguientes carreras : composición, profesorado de piano, violfn, viola, violoncelo, con trabajo, arpa, guitarra y canto.  Los estudios comprenden entre cinco y nueve años según las especialidades.

La Escuela Nacional de Danza es la que imparte, en el orden nacional la especialidad de Danza. Allí pueden cursarse las siguientes carreras : profesor de danzas folklóricas argentinas, bailarín, profesor de danza, coreógrafo.

Para ingresar al profesorado de danzas folklóricas se exige poseer el certificado de sexto grado. Los estudios duran tres años.  Los cursos de danza son : elemental y superior. Al curso elemental pueden ingresar quienes tengan ocho años cumplidos y estén en segundo grado de la escuela primaria.

Después de dos años preparatorios y cinco elementales se les otorga el certificado de «bailarín» o «bailarina», siempre que presenten el certificado de séptimo grado. Los que egresan del curso elemental pueden iniciar el curso superior, cuya duración es de tres años y permite obtener el título de «profesor de danza», indispensable para ingresar a los cursos de coreografía. Estos duran dos años y el título que se otorga es el de coreógrafo.

Cambios en el sistema educativo
La nueva Ley Universitaria
Las reformas fueron profundas, pero luego se aplicaron de manera despareja y, en muchos casos, Ineficiente.
el Congreso sancionó una nueva Ley de Educación Superior. Dos años antes, en abril de 1993, se había sancionado la Ley Federal de Educación y, en 1991, se había aprobado la ley de transferencia de los establecimientos educativos que todavía dependían de la Nación a las respectivas administraciones provinciales. Estas tres normas introdujeron profundos cambios en el sistema educativo nacional.

La Ley Federal modificó la estructura académica del sistema educativo. Se eliminaron los tradicionales niveles primario y secundario y, en su reemplazo, se crearon la Enseñanza General Básica o EGB, compuesta de 3 ciclos de 3 años cada uno, y el Polimodal, de tres años, con diferentes orientaciones. También se extendió la obligatoriedad a 10 años, incluyendo la EGB y un año de pre-escolar. Muchas jurisdicciones sólo avanzaron en reformas menores; otras, aplicaron los cambios con más celeridad que planificación. Todo esto, sumado a las diferentes situaciones presupuestarias, contribuyó a profundizar la fragmentación y diferenciación del sistema educativo.

La Ley de Educación Superior estableció una nueva forma de relación entre las universidades y el Estado, que, además de financiarlas, exigía que se cumplieran ciertos requisitos y luego evaluaba los resultados. Ese sentido tuvo la creación de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), que también controló a las universidades privadas.

Algunos criticaron la reducción de la tradicional autonomía universitaria y la constitución de un sistema centralizado de evaluación y control, dependiente del Poder Ejecutivo. Otros, en cambio, encontraron en esos instrumentos una manera de elevar el nivel académico y, sobre todo, equiparar a las distintas casas de estudio.

La Ley Federal de Educación vigente fue remplazada en 2006 a través de la sanción de la Ley Nacional de Educación, que modificó nuevamente la estructura académica establecida, reintroduciendo los niveles primario y secundario.

Fuente Consultada:
Historia Argentina e Historia de la Civilización Manual de Ingreso N°2 Dieguez-Pierini-Laplaza
Ediciones Investigación y Docencia

Bloques de Integracion Economica y Paz de Latinoamerica

Bloques de Integración Económica y Paz de Latinoamérica

Nombre BloqueAño CreaciónMiembros Objetivos
Naciones Unidas1945184 Estados Sus miembros se comprometen a mantener la paz y la seguridad internacionales y a cooperar en el establecimiento de las condiciones políticas, económicas y sociales para lograrlo. Organización de Estados Americanos (OEA)
Organización de Estados Americanos (OEA)1948 35Estados Afianzar la paz y la seguridad en el continente, prevenir y solucionar por la vía pacífica las posibles controversias entre Estados miembros, promover el desarrollo económico, social y cultural de estos por medio de la acción cooperativa.
Asociación Latinoamericana de Integración 1980 R. Argentina, Bolivia, Brasil, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela Establecer una preferencia arancelaria regional  Chile, Colombia, Ecuador, y permitir la concertación de acuerdos de   alcance regional. (ALADI)
Cuenca del Plata 1967 R. Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y UruguayLlevar a cabo el estudio conjunto e integral de  la Cuenca del Plata, con miras a la realización de un programa de obras multinacionales bilaterales y nacionales, a fin de promover el progreso de la región.
MERCOSUR 1991 R. Argentina, Brasil, Uruguay,Paraguay Lograr la libre circulación de bienes, servicios y
factores productivos, eliminar aranceles
aduaneros entre los miembros, fijar un costo aduanero común para los productos provenientes de países no miembros.
Grupo de los 151990  R. Argentina, India,Indonesia, Malasia,Senegal, Zimbabwe,Venezuela, Argelia, Perú, Brasil, Nigeria, Egipto, México, Yugoslavia Se acordó una postura común con respecto a
cuestiones comerciales, monetarias y de deuda,  y sobre la actuación en organismos  internacionales.
Sistema Económico Latinoamericano (SELA) 1975 26 Estados Promover la cooperación regional y hacer posible así el avance económico y social de los; miembros. Financiar y promover iniciativas .; nacionales y multinacionales.

Nombres y Banderas De  Los Países de América

La Salud Mundial Influencia de la Pobreza Higiene Agua Potable

La Salud Mundial Influencia de la Pobreza

La salud mundial: El siglo pasado trajo grandes avances en salud y medicina. Algunas enfermedades infecciosas han sido erradicadas, pero sigue habiendo importantes pandemias, sobre todo, en países en vías de desarrollo.

Durante las primeras décadas del s. XX, la doctora Sara Josephine Baker fue la primera en educar a las mujeres en los hábitos básicos de alimentación e higiene para sus hijos en los suburbios de Nueva York. El programa educativo de higiene de Baker consiguió reducir de forma significativa la tasa de mortalidad infantil y en los años 50 la mayoría de los países industrializados tomaba ya las mismas medidas.

La educación para la higiene, la existencia de unos servicios sanitarios de más calidad y la mejora del nivel de vida en los países industrializados han conseguido mejorar, y mucho, la salud pública. Otros progresos resultaron mucho más espectaculares.

CIENTÍFICO BRITÁNICO (1881-1955)
ALEXANDER FLEMING
El farmacólogo y biólogo Alexander Fleming hizo grandes aportes a los campos de la bacteriología, la inmunología y la quimioterapia. Se lo conoce por haber aislado la sustancia antibiótica llamada penicilina del hongo Penicillum notatum. En 1945 compartió el premio Nobel de Medicina con Ernst Chain y Howard Florey.

Alexander Fleming descubrió en 1928 que una cepa rara de moho inhibía el desarrollo de las bacterias. Este descubrimiento derivó en la penicilina, un antibiótico que combate la infección. La producción en masa de la penicilina comenzó en 1945.

En los años 50, los antibióticos ofrecían ya un tratamiento efectivo contra varias enfermedades, como la sífilis, la gangrena y la tuberculosis. Durante la segunda mitad del s. XX, los programas de vacunación masiva financiados por los gobiernos y por la Organización Mundial de la Salud  (OMS) redujeron aún más la tasa de mortalidad. En 1980, la OMS anunció la erradicación global de la viruela, y la polio ya está a punto de desaparecer. Actualmente, la tendencia general para las enfermedades más infecciosas es a la baja.

Además, la quimioterapia nos ayuda a luchar contra el cáncer, y los trasplantes de órganos están a la orden del día. Quizá lo más sorprendente sea la fertilización in vitro (FIV), que permite formar una familia a parejas  antes estériles.

Ricos y pobres: Sin embargo, los enormes progresos en mediana y salud a veces han pasado de largo para los pobres. Las vacunas contra la difteria, la tos ferina y el tétanos se hallan disponibles desde la década de 1940 en los países desarrollados y han logrado erradicar las enfermedades.

Sin embargo, en África, India y Asia oriental menos del 50% de los niños han sido vacunados. Las estadísticas de la OMS revelan que los niños de los países más pobres tienen una tasa de mortalidad 2,5 veces más alta que los de los países desarrollados.

Las enfermedades más mortíferas de los países en vías de desarrollo son las relacionadas con el agua, como el tifus, el cólera, la disentería y la diarrea. De hecho, casi 40.000 personas mueren al día por beber agua contaminada.

El gran reto de los gobiernos de estos países es implantar un suministro de agua potable y servicios sanitarios. Enfermedades respiratorias como bronquitis, enfisema pulmonar, neumonía y cáncer de pulmón también se cobran muchas vidas. Los esfuerzos sanitarios de los países ricos se centran cada vez más en el consumo excesivo de comida, alcohol y tabaco.

El creciente número de casos de obesidad, diabetes, enfermedades coronarias y cánceres exige cada vez más a los sistemas de salud.

Pandemias: La lucha contra las diferencias sanitarias entre países ricos y pobres no ha librado al mundo del riesgo de pandemia (epidemia a escala mundial). Tras la Primera Guerra Mundial, la gripe española mató a cerca de 20 millones de personas, más que la guerra en sí. Más recientemente, el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) detectado por primera vez en 1981, terminó con unos 25 millones de vidas. Desde el 2000, una cepa muy virulenta del virus de fiebre aviar y el brote de la enfermedad respiratoria SARS han hecho pensar en nuevas pandemias.

En 2009, la gripe A, producida por el virus H1N1, afectó a unas 200.000 personas en varios países y causó alrededor de 2.000 muertes. La mitad de los casos se registró en América.

Los temores a futuras pandemias se han visto alentados por el hecho de que los efectos de los antibióticos comenzaron a debilitarse, mientras que las bacterias quedan inmunes frente a las medicinas. Las «superbacterias», como el SARM, resisten hasta los antibióticos más potentes.

Anticipándose a las nuevas pandemias o combatiendo enfermedades ya existentes, la medicina del s. XXI enfrenta grandes retos.

Tendencia mundial de infección del VIH: Unos 40 millones de personas en todo el mundo (casi dos tercios en África) están infectadas con el virus del sida, el VIH. Sólo en 2006 aparecieron 4 millones de casos nuevos. Los «cócteles» de fármacos antirretrovirales han mejorado la salud y la esperanza de vida de los afectados.

NUEVAS MEDICINAS Y VACUNAS
El auge de las a tos genera la necesidad de nuevas medicinas y tratamientos para combatir la infección bacteriana. De forma experimental se usan los bacteriófagos, virus capaces de atacar bacterias. Otras prioridades incluyen la creación de vacunas el sida y la malaria. En algunas regiones la malaria mata a más de un millón de personas al año, y el parásito que la provoca se está volviendo cada vez más resistente a los fármacos habituales.

La genética estudia los genes y la herencia. Dentro de las células, los cromosomas portan los genes o «instrucciones» que determinan todos los aspectos de un organismo. Los cromosomas son moléculas largas de ADN o ácido desoxirribonudeico.

En el 2000, los científicos presentaron el «borrador» del genoma humano, la secuencia de miles de ácidos nucleicos individuales que forman una molécula de ADN. La decodificación del genoma podría favorecer los tratamientos para enfermedades hereditarias.

3 Muertes  por MINUTO  debida  a la inhalación de humos de cocina.
25 MILLONES Número de niños en el mundo huérfanos a causa del sida.
43 MILLONES Número de obesos en Estados Unidos.

Los descubrimientos científicos y la mejora de la sanidad durante el s. XIX sentaron las bases de la revolución médica del s. XX.

SALUBRIDAD: Hacia 1830, la mortalidad infantil en las ciudades británicas rondaba el 50% (la mitad de los niños moría antes de cumplir cinco años). La mayoría de las muertes se debía al agua contaminada. En la segunda mitad del s. XIX se construyeron redes de alcantarillado y el agua corriente llegó a las ciudades. En 1914, la mortalidad infantil se había reducido al 10%.

HIGIENE HOSPITALARIA: En 1840, el físico húngaro Ignaz Philípp Semmelweis demostró que los casos de fiebre puerperal que mataban  a miles de madrastras al dar a luz, se reducían si enfermeras y médicos se lavaban las manos tras haber tocado a otros pacientes o cadáveres. Su descubrimiento hizo que mejorara la higiene en los hospitales. Desde 1860 se utilizó fenol para esterilizar el instrumental quirúrgico y las heridas.

BACTERIAS Y ENFERMEDADES: Entre 1870 y 1880, el físico alemán Robert Koch aisló las diferentes bacterias que causaban la tuberculosis, el cólera y el ántrax, lo cual permitió crear vacunas 327 más efectivas.

VITAMINAS: A principios del s. XX, se identificaron sustancias clave de los alimentos. En 1912, Casimir Funk las llamó vitaminas («vita», de vida, y «amina», por los compuestos aislados en sus experimentos).

El déficit de agua potable e instalaciones sanitarias: todos es crucial en salud. Las brechas son muy importantes, 900 millones de personas carecen de agua potable y utilizan agua contaminada 2600 millones.

La mitad de las camas de hospitales del mundo están ocupadas por pacientes que tienen enfermedades ligadas a la ingesta de agua en mal estado. Muere más gente por esta carencia que por todas las otras formas de violencia, incluidas las guerras.

La falta de instalaciones sanitarias crea riesgos de gran consideración para la salud en general, y particularmente para los niños. Se estima que mueren 1.800.000 niños al año por estas causas inaceptables.

En América latina, a pesar de ser poseedora de la tercera parte dé las aguas limpias del orbe, hay 50 millones de personas sin agua potable, y 119 millones sin instalaciones apropiadas.

Las elevadas tasas de mortalidad infantil y mortalidad materna: En la Asamblea General de las Naciones Unidas el 2015 nuevas metas que garanticen los derechos fundamentales a todos los habitantes del orbe. Son la» nietas del milenio. En mortalidad infantil están lejos de ser cumplir 5 años de edad debía bajar en 2/3 en el 2015 respecto a 1990. Se debía llegar a que fueran 3 de cada 100, en lugar de 10 de cada 100.

En el 2010, la meta estaba distante. Murieron por causas evitables vinculadas a la pobreza 8,1 millones.

También hubo adelantos, pero hay retraso en fe meta de reducir en 3/4 partes la muerte de madres durante el embarazo o el parto.

Era de 480 muertes cada 100.000 nacidos vivos en 1990. y se fijó reducirla a 120 muertes para el 2015. En el 2005, la tasa se estimaba en 450 muertes.

En el 2010 se calculó en 350.000 las madres que perecieron por esta causa. El 98% de las muertes se produjeron en países en desarrollo.

En América Latina, casi 30 de cada 1000 niños perecen antes de cumplir un año de edad, frente a 3 en Noruega o Suecia. La mortalidad materna supera las 80 madres cada 100.000 nacidos vivos, frente a 6 en el Canadá. Son más de 20.000 madres que perecen por año. Cuando se desagregan las cifras respectivas en poblaciones indígenas, superan las 400 madres cada 100.000 nacidos vivos.

 

 

Fuente Consultada:
Cuadernillo 31 de Enciclopedia Esencial de la Historia del Mundo
Como enfrentar la pobreza y la desigualdad de Bernardo Kliksberg

Marginacion de las Minorias en el Mundo Trafico de Personas

Marginación de las minorías en el mundo
Trafico de personas

LAS MINORÍAS: La problemática de las minorías comienza a plantearse en el mundo occidental a comienzos del siglo XIX. La conformación de los estados nacionales en Europa –a través de la delimitación de sus fronteras– coloca a ciertos grupos étnicos bajo el poder de otros. En otras palabras, estas comunidades que se distinguían por su etnia o su lengua quedan sometidas a una sola comunidad (la que sustenta la legitimidad nacional).

las minorias en el mundo

En la actualidad, un gran número de personas en el mundo está sometido a algún tipo de marginación.

Ahora bien, debido a la diversidad de situaciones que existe en el planeta, es difícil precisar la definición del término minoría. En términos generales, el termino alude al grupo numéricamente inferior al resto de la población de un país, que se organiza en torno a una identidad diferente de la sociedad en su conjunto y que manifiesta públicamente esa diferencia pidiendo que se la reconozca como tal.

Los criterios para definir a un grupo minoritario pueden ser:

*   su lengua;

*   su cultura;

*   sus tradiciones;

*   su religión.

En relación a las minorías étnicas, se pueden diferenciar diferentes tipos:

En primer lugar se encuentran las minorías nacionales, son aquellas que reclaman el reconocimiento de un territorio propio dentro del Estado, es decir, poblaciones que ocupan tradicionalmente una región que constituye para ellas su territorio. Es el caso de los caunes y vascos en España, y de los kurdos en Asia. Los kurdos constituyen una de las mayores minorías étnicas del mundo actual, han sido víctimas de persecuciones y sometimientos. Viven en los territorios actuales de Turquía, Siria, Irán, Irak y Armenia y aspiran a la creación un Estado independiente.

En segundo lugar están las mayoritarias. Son poco frecuentes y corresponden a las poblaciones mayoritarias en número que se encuentran en una situación de discriminación dentro del país en el que viven. Los indios quechuas en Ecuador o negros en Sudáfrica constituyen ejemplos de este tipo de minorías.

En tercer lugar, la situación en Sudáfrica ha sido originada por la política denominada “apartheid” –separación con respecto a los habitantes negros–. Pero la supresión de esta política en las primeras elecciones multirraciales en 1994 permiten advertir avances a favor una convivencia pacífica entre los dos grupos.

En cuarto lugar, podemos distinguir  a las poblaciones aborígenes o tribales que se mantienen aún al margen del mundo contemporáneo. Las mismas se caracterizan por conservar sus costumbres ancestrales, vivir en condiciones muy precarias. A su vez, sus problemas son en muchos aspectos (documentación, titularidad de tierras, educación, etcétera), distintos a los de otros grupos minoritarios. Estos grupos son denominados poblaciones autóctonas por las Naciones Unidas.

Estados Unidos constituye un ejemplo de país que, en su interior, presenta grupos minoritarios. Las minorías más importantes son las de hispanos, asiáticos y negros. El origen de estos últimos se remonta a los esclavos traídos de África para el trabajo en las plantaciones de algodón y tabaco.

Los hispanos conforman el primer grupo minoritario del país; incluyen a los que emplean como lengua común el castellano y proceden de países latinoamericanos, principalmente de México y los países de América Central. Son un grupo heterogéneo, en constante crecimiento, muy difícil de cuantificar. Esto se debe a que la mayoría de los mexicanos ingresa al país en forma clandestina, constituyendo un factor importante de conflicto social.

Asimismo, el proceso internacional de reconocimiento de las minorías y su protección ha sido lento. Así, en 1990 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una Declaración sobre los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas. Este documento sostiene que los Estados están obligados a proteger la existencia y la identidad de las minorías dentro de sus territorios adoptando las medidas necesarias para ello.

En esta misma Declaración se enumeran los derechos de estas personas, a saber:

• derecho a disfrutar de su propia cultura, a profesar y practicar su propia religión y a utilizar su propio idioma, sin ser objeto de ningún tipo de discriminación;

• derecho a participar efectivamente en la vida cultural, religiosa, social, económica y pública;

• derecho a participar en las decisiones que se adopten respecto a la minoría a la que pertenezcan;

• derecho a establecer y mantener sus propias asociaciones;

• derecho a establecer y mantener contactos libres y pacíficos con otros miembros

• derecho a mantener contactos libres y pacíficos con otros miembros de su grupo o con personas pertenecientes a otras minorías.

LOS INDÍGENAS EN EL MUNDO

Es frecuente pensar que la población indígena existente en el mundo es relativamente escasa. Sin embargo, su presencia no es en absoluto desdeñable, ya que constituye aproximadamente un 6 % de la población mundial y algunos grupos son mayoría en muchos países de Latinoamérica, África, Asia y Oceanía. Es más, la población indígena mundial auna unas cinco mil culturas diferentes, lo que equivale a un 90 % de la diversidad cultural de la Tierra. No obstante, constituye casi siempre una minoría en todos los países donde ha logrado sobrevivir y en los que representa escasamente entre un 1 y un 10 % de la población total, por lo que normalmente se halla en peligro de extinción.

INDÍGENAS: Entre las minorías más significativas destacan los indígenas, es decir, los habitantes primigenios de un territorio que se han visto relegados a reservas por causa de la invasión y posterior colonización de la tierra de sus antepasados.

Bajo esta denominación se enmarca a numerosas etnias, como los esquimales de Norteamérica; los bosquimanos, los bereberes y los tuaregs en África; los mayas, los jíbaros y los quechuas de América Central y de-Sur; los ainos del Japón o los aborígenes australianos.

Entre las características comunes a todos los indígenas cabe destacar una cierta tendencia al aislacionismo, debida sin duda a una memoria histórica marcada por los genocidios, la esclavitud y la transmisió-de enfermedades. Esta actitud condiciona su capacidad de integración social. En este sentido, los indígenas renuncian frecuentemente a hacer uso de las instituciones que les son ofrecidas y asocian la llegada del extranjero o de cualquier símbolo de civilización con malos augurios.

La identificación de estos pueblos con los modos de vida de sus antepasados, manteniendo intactas tradiciones y formas de subsistencia ancestrales, hace que su modo de vida contraste fuertemente con el de la socie-;id moderna. Por ello, ante el avance de las técnicas de explotación sistemáticas, ya sean forestales, agropecuarias o mineras, cada vez son más vulnerables.

GITANOS: Los gitanos pertenecen a las denominadas minorías étnicas que, contrariamente a los indígenas autóctonos expoliados por el avance de la colonización, no eran los únicos habitantes originarios de la región. El concepto de minoría étnica alude a un grupo numéricamente inferior contrapuesto a otro mayor y más poderoso.

La minoría defiende su singularidad, su propia cultura, frente a los valores socioculturales impuestos por el grupo dominante.

gitanos

Los gitanos son una etnia de origen remoto, pues hay noticias de su existencia con anterioridad a la era cristiana. Etimológicamente, la palabra gitano parece proceder de la palabra egipcio o egipciano y se les asocia a tribus de origen indoeuropeo que siguieron la estela de Alejandro Magno de regreso al Mediterráneo.

Al igual que otras minorías, como los tuaregs de África, los gitanos son un pueblo marcado por el fenómeno del nomadismo. Entre los gitanos hay diversidad de razas: los calés, propios de la península Ibérica, tienen su réplica centroeuropea en los zíngaros de Hungría, mientras que los tzíganos y los manouch plantan sus asentamientos en los países del norte de Europa. Históricamente se ha asociado, a menudo de forma injusta, a los gitanos con la mendicidad y con la rapiña.

Este sentimiento de rechazo alcanzó su más bárbara expresión en Alemania durante el régimen nazi, época en la que, como los judíos, fueron condenados al exterminio. Actualmente, su integración en la sociedad, que ellos denominan paya, sigue siendo escasa y su forma de vida libre y su nomadismo les ha hecho especialmente vulnerables a los estragos de la droga.

DISMINUIDOS FÍSICOS Y PSÍQUICOS: En sociedades en las que impera la ley del más fuerte y en las que existe un verdadero culto al cuerpo y a la competitividad, no hay lugar para aquellos seres más débiles, para aquellos que presentan diferencias físicas o psíquicas.

La discriminación de los disminuidos físicos y psíquicos no es un fenómeno de nuestro tiempo, sino que está plenamente enraizada en la mayoría de las culturas. Su reconocimiento como colectivo digno de protección social es relativamente reciente, puesto que hasta hace poco un minusválido era considerado y tratado literalmente como un apestado o, en el mejor de los casos, como alguien que sólo podía inspirar lástima. Durante siglos, ha sido moneda corriente la provocación artificial de malformaciones en los niños, con el fin de multiplicar las ganancias procedentes de la mendicidad, práctica que todavía subsiste en algunas regiones del mundo, como la India. Esta concepción peyorativa queda patente en los términos usados para definirlos: disminuidos, minusválidos o deficientes, entre otros.

En los países desarrollados, el avance de la medicina, unido a un cambio de mentalidad del conjunto de la población, ha permitido mejorar la calidad de vida de estas personas. Actualmente, existen múltiples asociaciones benéficas dedicadas a la integración activa

Fuente Consultada:Geografía
El Mundo Contemporáneo Polimodal A-Z M.J. Echeverría y  S.M. Capuz
MARRED Enciclopedia Temática El Universo y la Tierra

Discriminación de la Mujer en el Mundo Indice Desarrollo de Género

Discriminación de la Mujer en el Mundo
Índice de Desarrollo de Género de los Países

A nivel mundial, la mujer ha estado sometida a situaciones de discriminación, ya sea con respecto al hombre –por estar sometidas a condiciones impuestas por él– o por ser considerada un ser inferior. (ver historia de la mujer en el mundo)

Esta cuestión es abordada por la Geografía del Género, cuyo objeto de estudio son las diferencias originadas socialmente entre el hombre y la mujer, en otras palabras, aborda la situación de la mujer en la sociedad y su papel como agente económico.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha propuesto los índices para medir las disparidades entre mujeres y hombres en los distintos países del mundo: el Índice de Desarrollo relativo al Género (IDG) y el Índice de Potenciación del Género (IPG).

ÍNDICE DE DESARROLLO RELATIVO AL GÉNERO

Este índice mide los logros en las mismas dimensiones y variables que el Índice de Desarrollo Humano (IDH), pero toma en cuenta la desigualdad de los adelantos entre mujeres y hombres. Para ello también se incorporan otros datos: la comparación entre el salario medio femenino y masculino, y el porcentaje de hombres y mujeres en la población económicamente activa.

En este sentido, del análisis del IDH se extraen diversas conclusiones: :

♦ ninguna sociedad trata a sus mujeres como a sus hombres, ya que el valor del IDO es inferior en todos los países del mundo al valor del IDH;

♦ la desigualdad de género está fuertemente relacionada con la pobreza y el desarrollo humano.

Asimismo, los países que ocupan los primeros y los últimos lugares en el IDO también son,   en su mayoría, los que ocupan los mismos puestos en el Índice de Pobreza Humana (PH) y en el de Desarrollo Humano (IDH).

La Argentina ocupa el puesto 34 en el mundo según el IDO con un valor de 833. Dentro de América latina se encuentra en el décimo lugar.

Países con las mejores situaciones para la mujer:

Noruega 0.937
Australia 0.935
Canadá 0.934
Suecia 0.931
Bélgica 0.928

Países con las peores situaciones para la mujer:

Etiopía 0.308
Guinea Bissau 0.308
Burkina Faso 0.306
Burundi 0.302
Níger 0.260

ÍNDICE DE POTENCIACIÓN DE GÉNERO

Este índice muestra la participación activa de la mujer en la vida económica y política. Su utilidad estriba en que refleja las desigualdades de género en estos dos aspectos (económico y político) y en la adopción o toma de decisiones.

Para calcularlo se utilizan las siguientes variables:

  • porcentaje de mujeres y hombres con puestos administrativos y ejecutivos;
  • participación en empleos profesionales y técnicos;
  • número de cargos políticos desempeñados.

En muy pocos países del mundo el resultado del IPO es igual o mayor a 0,800. Los que ocupan los primeros lugares en la clasificación son los países del norte de Europa: Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia.  A su vez, la mayoría de los países tienen un IPC entre 0,300 y 0,600. Mauritania, Togo y Pakistán son los peor clasificados.

En este sentido, los bajos valores de este índice demuestran que mucho hay que avanzar en el mundo para ampliar las oportunidades económicas y políticas de las mujeres en general.

En la actualidad, la acción crítica de las mujeres apunta a la igualdad entre los sexos actuando contra los obstáculos sociales, económicos y jurídicos que se oponen a la individualidad femenina. Los objetivos de  la lucha de estas organizaciones son, entre otros:

  • igual remuneración a igual trabajo;
  • eliminación de todas las formas de violencia contra la mujer;
  • igualdad de oportunidades, de derechos y de profesiones entre los hombres y las mujeres.

Ahora bien, la lucha de estas organizaciones muchas veces se torna obstaculizada por la pervivencia de ciertas representaciones simbólicas donde la mujer, como se remarcó al comienzo, no es considerada en igualdad de condiciones y es desvalorizada en su trabajo. Llegó el momento en que la sociedad entera reflexione sobre estas problemáticas, en pos de la obtención de la igualdad de condiciones para todos los seres humanos.

«La mujer motoriza los cambios en la familia»

«En las últimas décadas se verificaron cambios fundamentales en las mujeres. Hubo un aumento explosivo de la matricula secundaria y universitaria (también en carreras como ingeniería, por ejemplo, tradicionalmente destinadas a los hombres). Las mujeres pasamos, en los últimos veinte años, de representar algo menos de! 40% al 52% en la matrícula universitaria. A eso hay que agregar un cambio feroz: el incremento enorme de la participación de la mujer en el mercado de trabajo.

Para el hombre, el trabajo no está tan asociado a los cambios en su vida familiar. Los hombres no ingresan o salen del mercado según tengan o no hijos, según sea su cantidad, según estén casados o solteros. Los varones están destinados «naturalmente» al mercado de trabajo, lo que no quieren decir que estén plenamente ocupados. En las mujeres, lo típico era entrar antes del casamiento, salir ante el nacimiento del primer hijo y volver -o no-cuando los chicos ya estaban criados. Solamente las mujeres con una gran formación profesional se quedaban en el mercado. Lo que está pasando ahora -se tenga poca, mediana o mucha educación- es que todas se están quedando, cualquiera sea su situación familiar. Este cambio tiene que reflejarse a mediano plazo en una nueva dinámica familiar y, específicamente, en la pareja.

Yo creo que esa entrada masiva es solo, parcialmente, una respuesta al quiebre económico. Hubo otros cambios muy fuertes de valores personales y de formas de ver el mundo. E, incluso, esas nuevas pautas culturales fueron más decisivas que los motivos económicos.»

Entrevista a la socióloga Catalina Wainerman. Clarín, 23 de octubre de 1994.

HISTORIA DE LA MUJER EN EL MUNDO
La mujer, ¿en el telar o en el debate?

Es muy conocido el lugar de subordinación de la mujer a lo largo de la historia en una sociedad con valores masculinos. El propósito de este trabajo es comparar cómo era esta situación en las sociedades tradicionales y establecer una comparación con la actual.

Ya desde los comienzos de la historia es evidente el dominio del hombre en las distintas sociedades. Puede suponerse que este se remontaría al Paleolítico y que es el resultado de la valoración de la caza como actividad fundamental. Más tarde, las religiones monoteístas también apoyaron la idea de que la mujer es por naturaleza «más débil» e «inferior» al hombre. En la Biblia, por ejemplo, Dios situó a Eva bajo la autoridad de Adán y San Pablo pedía a las cristianas que obedecieran a sus maridos.

Se comprueba que en la mayor parte de las sociedades tradicionales las mujeres se encuentran en desventaja. Su educación se limita a aprender habilidades domésticas y no tienen acceso a posiciones de poder. El matrimonio es una forma de protección aunque les impone una presión casi constante para que den a luz hijos, especialmente varones. En estas sociedades una mujer casada adquiere el status de su marido, vive con la familia de él y no dispone de ningún recurso en caso de malos tratos o abandono.

Las leyes sumerias, reflejo de una sociedad rigurosamente organizada, otorgaban una posición dominante al marido respecto de la mujer. Así, «en caso de que una esposa diga a su marido, al que odia: Tu no eres mi marido’, se la arrojará al río. En caso de que un marido diga a su mujer: Tú no eres mi esposa, deberá el marido pagar la mitad de una mina de plata». Sin embargo, la mujer gozaba de un considerable respeto por parte de sus hijos y hasta podía venderlos como esclavos si su marido moría. Por otra parte, la esposa del Ensi, tenía a veces a su cargo la administración del templo.

Entre las mujeres egipcias había grandes diferencias de acuerdo con su posición social. Mientras las campesinas trabajaban una jornada de sol a sol cultivando los campos al igual que los hombres, además de cocinar el pan (alimento principal), lavar la ropa y recoger el agua del río, en las casas nobles abundaban las criadas adiestradas para el uso personal y en la ejecución de instrumentos musicales. Si bien por tradición, en Egipto sólo los hombres eran coronados faraones, algunas reinas lograron gobernar por derecho propio y otras se destacaron por su habilidad como esposas de faraones como la bella Nefertiti, retratada por artistas.

En Grecia, la sociedad estaba organizada como un mundo exclusivo de hombres. Las mujeres estaban a cargo de la dirección de la casa y permanecían ocultas en sus aposentos, «el trabajo de la mujer está en el telar y no en el debate»; además, la mujer no podía pasear por la ciudad sin el consentimiento del marido. Pero había ciertas mujeres, las «hetairas«, descriptas por los historiadores como «prostitutas cultas», quienes participaban en las reuniones o banquetes de hombres y gozaban de considerable aprecio intelectual.

En la legislación romana (base de la europea y la americana) el marido y la mujer se consideraban como uno solo, ya que la mujer era «posesión» del marido. En consecuencia no tenía control legal sobre su persona, sus tierras, su dinero o sus hijos. De acuerdo con una doble moralidad, las mujeres respetables debían ser castas y fieles, pero no así los hombres del mismo rango. La mujer romana, una perpetua menor de edad, pasaba de la tutela del padre a la del marido y, sólo cuando tenía hijos, llegaba a generar un espacio de poder privado dentro de la familia. De todos modos, las romanas eran más emancipadas que las mujeres griegas.

En una sociedad que hacía honor a la fuerza física, como en la Edad Media, se veía a la mujer como un ser débil que rezaba y no combatía, que trabajaba en la casa o fuera de ella. Hero también debía ser dominada y encerrada en un espacio asignado pues se la consideraba un ser peligroso, pecaminoso, dotado de poderes misteriosos en una época en que se desconocía el funcionamiento del cuerpo humano. En la nobleza, los matrimonios eran dispuestos por las familias y las mujeres -casadas aún niñas- tenían gran importancia, porque a través de ellas se estrechaban nuevas alianzas.

Sociedad Espacio Cultura Desde al Antigüedad Hasta el Siglo XV – Kapelusz

Otros Temas Polémicos:

El Hombre y La Naturaleza
Desastres Naturales

El Planeta Se Rebela
Los Recursos Naturales
El Acuífero Guaranì

La Desnutricion y Salud en el Mundo

La Desnutrición y Salud en el Mundo

El stock tecnológico básico está siendo totalmente renovado, y la humanidad tiene una excepcional capacidad para producir bienes y servicios de nuevo cuño.

Es posible ampliar fuertemente la esperanza de vida, tener cosechas plurianuales fuera de esración, contar con bibliotecas cuasi universales en internet, interconectar la computadora, el televisor y el teléfono, fabricar autos movidos por electricidad, y muchos otros desarrollos casi no soñables poco tiempo atrás. Sin embargo, los beneficios del progreso tecnológico están llegando solo a un sector del género humano.

Grupos masivos están excluidos y luchando por asegurar sus necesidades básicas de sus familias, como es alimentarse, vestirse y educarse.

niños felices comiendo

El hambre inexplicable: Con la revolución verde, y las nuevas tecnologías disponibles, los niveles de productividad en las actividades generadoras de alimentos han ascendido fuertemente. Las evaluaciones técnicas indican que se pueden producir alimentos suficientes para una población significativamente superior a la actual.

Contrariamente el número de hambrientos supera los 1000 millones. Casi uno de cada seis habitamos del planeta padece de ese problema inadmisible. Los más afectada son los más vulnerables, los niños. Los déficit de desnutrición en las edades tempranas se pagan con daños pata toda la vida.

La Unicef ha establecido que si un niño no se alimenta adecudamente en sus primeros años no se establecen las conexiones interneuronales en su cerebro y quedará con retraso y disminuciones severas o incapcidades.

En el 2008 uno de los efectos de la crisis fue el fuerte aumento de los precios de alimentos.Ese año el  planeta tuvo la mayor cosecha de su historia. Sin embargo, murieron 5 millones de niños por hambre. El gasto en alimentos consume del 50 al 80% del  presupuesto de los casi 3000 millones de personas, que viven por debajo del umbral de pobreza. Por ende los aumentos los afectan gravemente.

La situación generó revueltas sociales en diversos países, y fue un detonante de las que se produjeron en el mundo árabe.

En el 2011, se está registrando una suba de consideración en los valores de los alimentos. El índice global de precios de los alimentos de la FAO creció un 32% entre junio y diciembre del 2010, y sigue subiendo. Ante el aumento, los pobres tratan de enfrentarlo salteando comidas y reduciendo la calidad de los alimentos que ingieren.

Cuanto mas alimentos se produzca mejor será, pero como anota el Nobel Amartya Sen en sus trabajos pioneros sobre el hambre (1981), no es sólo un tema de producción, sino también de acceso a esos alimentos. Las pronunciadas desigualdades limitan el acceso, y factores como entre otros, la especulación en los mercados de alimentos , y la indefensión de los pobres , contribuyen a agravarlo.

América Satina expresa nítidamente la paradoja de potencialidades alimentarias versus realidades. Según estimados de CEPAL-OPS, por sus condiciones naturales favorables la región, una de las mayores productoras de alimentos del planeta, puede generar alimentos para una población tres veces mayor que nutridos, y un 16% de desnutrición crónica infantil.

LA DESNUTRICIÓN

La desnutrición, fenómeno de alcance mundial, está directamente relacionado con más de la mitad de los casos de mortalidad infantil.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la mitad de todas las muertes de niños que ocurrieron en los países en desarrollo durante 1995, se debieron a problemas relacionados con la desnutrición. Incluso, de seguir persistiendo causará graves consecuencias sobre los niños, la sociedad y el futuro de la humanidad.

La Convención sobre los Derechos del Niño establece la obligación de los Estados de afrontar esta problemática, a los fines de reducir la mortalidad infantil. En este sentido, una de las soluciones estaría dada por proporcionar una buena nutrición. Ésta incluye tres componentes: la alimentación, la salud y la atención.

De esta forma, los grupos más vulnerables de sufrir desnutrición son los fetos en desarrollo, los niños menores de tres años y las mujeres (antes y durante el embarazo y en la etapa de amamantamiento).

Entre las consecuencias de la desnutrición se destacan: incapacidades de por vida, mayor propensión a sufrir enfermedades durante el resto de su vida y menor capacidad de aprendizaje. Las causas de este grave fenómeno son múltiples y de distinta índole: social, política, económica y cultural. Por ejemplo, las enfermedades, la alimentación inadecuada, la falta de acceso a una educación de calidad y a una información correcta.

En el mundo nacen anualmente unos 24 millones de niños con peso inferior al normal (menos de 2,5 kg), lo que representa un 17% de la totalidad de nacimientos. La mayoría de esos niños nace en los países en desarrollo y la causa del bajo peso al nacer es el desarrollo fetal deficiente.

Las Mujeres en los Países Pobres

Fuente Consultada:Geografía El Mundo Contemporáneo Polimodal A-Z M.J. Echeverría y  S.M. Capuz

La Educacion Basica Analfabetismo Mundial Causas Resumen

Causas de la Educación Básica y Analfabetismo  Mundial  Resumen

UNA EDUCACIÓN PARA TODOS

En la actualidad, alrededor de 1.000 millones de personas en el mundo son analfabetas, es decir, carecen de los conocimientos necesarios para leer, escribir y desarrollar con eficacia sus actividades normales dentro de la sociedad.

A su vez, se establece en la mayoría de los casos, una correlación entre el analfabetismo y los indicadores del desarrollo (industrialización, urbanización, fecundidad, producto bruto nacional y per cápita, etcétera).

Por lo tanto, el problema de la educación se convierte en una manifestación más el círculo vicioso de la pobreza. Es por eso, que garantizar el derecho a la educación supondría un paso decisivo para limitar la pobreza.

El promedio mundial de la tasa de analfabetismo es de un 24%. La mayoría de los analfabetos se localiza en los países en desarrollo. Los niveles más altos son los de Asia Meridional (51%), África al sur del Sahara (43%) y el Oriente Medio y África Septentrional (40%).

En estas áreas el problema coexiste con otros elementos que agravan la situación: escasos recursos para hacer frente a las necesidades de una población muy numerosa, alto crecimiento vegetativo, mayor proporción de población joven en edad de escolarización.

En los países desarrollados se evidencian una situación diferente, la tasa de analfabetismo es menor al 5%. Japón y los países del norte y del oeste de Europa presentan valores inferiores a 0,5%. Existen otros factores que explican las variaciones del analfabetismo dentro de cada país: el sexo y el tipo de hábitat; pero las disparidades regionales son mayores en los países en desarrollo que en los desarrollados.

A su vez, estas desigualdades también se acentúan en los medios rurales y urbanos: el analfabetismo es mayor en las áreas rurales que en las urbanas, y la proporción de mujeres analfabetas en estas áreas supera a la de los hombres.

Es necesario tener en cuenta, que la denegación del derecho a la educación perjudica la capacidad de los seres humanos para trabajar de forma productiva, mantenerse, protegerse a sí mismos y su familia.

En el mundo en desarrollo, unos 130 millones de niños en edad escolar crecen sin poder recibir una educación básica, a pesar de que la Convención sobre los derechos del Niño (1989) establece ese derecho en su artículo 28.

Entre las causas del analfabetismo de estos millones de niños se pueden mencionar, entre otras:

• se encuentran sometidos a formas explotadoras de trabajo;

• carecen de escuelas donde concurrir y no se respeta el derecho a la educación;

• escasez de recursos para cubrir los gastos de escolaridad;

• falta de medios: profesores calificados, libros y materiales.

Los pobres no terminan la secundaria: El 95% los niños empieza hoy la primaria Pero el 14 por ciento no termina. Ellos pertenecen casi íntegramente al 10 por ciento más pobre de la población. En algunos de los países con menor presupuesto educativo el problema es aún mas agudo. Así, en República Dominicana no terminan la primada el 26 por ciento de las niñas y el 36 por ciento de los varones.

Ello ha llevado a que la tercera parte de toda la población dominicana entre 15 y 49 años no ha terminado la primaria. Sin primaria completa, no hay futuro laboral alguno para una persona.

La deserción en secundaria es todavía mucho más amplia. Según Cepal (2010), el 51 por ciento de los hombres y el 45 por ciento de las mujeres no la completa. En el 20 por ciento más pobre, el 66 por ciento no termina la secundaria.

Tanto el sector público como las empresas privadas piden actualmente diploma de secundaria incluso para trabajos manuales.

Los estudios de la Cepal dicen que si bien la secundaria completa no garantiza conseguir un empleo, las cifras muestran que el que no tenga 12 años de escolaridad, que es lo que se necesita para finalizarla, está virtualmente condenado a ser pobre. El 40% de los matriculado en escuelas de la reglón alcanza solamente 9 años de escolaridad, lo que se considera lo que se considera una situación de «indigencia educativa».

En un país como México, 12° economía del orbe en producto bruto, sólo el 40 por ciento de los jóvenes termina la secundaria. En Colombia es sólo el 31,3 por ciento.

La inequidad funciona a toda máquina en la deserción.

En el 20 por ciento más rico de la población finalizan la secundaria el 86 por ciento de las mujeres y e! 81 por ciento de los hombres. En el 20 por ciento más pobre, las cifras son radicalmente menores. Sólo la termina un 26 por ciento de las mujeres y el 23 por ciento de los hombres.

Hay una transmisión intergeneracional entre estas cifras. Entre  los jóvenes cuyos padres no terminaron la primaria, finalizan la secundaria sólo tres de cada 10. Entre aquellos cuyos padres son graduados universitarios la terminan nueve de cada diez.

Los factores que llevan a los pobres a desertar son muy concretos. Entre ellos, un 16 por ciento de los niños de la región padece de desnutrición crónica: no pueden rendir en la escuela. Un 11 por ciento de los menores de 14 años trabaja: «esclavitud infantil» la llama la OIT, y que lleva a la deserción.

La pobreza tensa y destruye las familias. La desarticulación familiar incide agudamente sobre la deserción, la repitencia y el rendimiento.

Otro factor muy visible es la vivienda: 120 millones de latinoamericanos viven en tugurios (villas miseria, favelas, ranchos). ¿Dónde van a estudiar y a hacer los deberes?. En sus viviendas hay hacinamiento. Cuando llueve se inundan. No existen las condiciones mínimas para estudiar.

Educación pobre para pobres: EL problema no es sólo estar en la escuela, sino con qué conocimientos se sale de ella. Ello va a ser muy diferente según factores como el número de horas de clase anuales efectivas, y la preparación, motivaciones, capacitaciones y tiempos de dedicación de los maestros.

También incidirán los recursos para el aprendizaje, los equipamiento en bibliotecas y en informática. Todo ello varía profundamente en buena parte de la región creando circuitos de calidad  diferenciados como los que que han denunciado los estudiantes chilenos.

Como consecuencia de todo lo anterior, lo que aprenden los alumnos varía totalmente según  concurran a una escuela urbana o a  una rural.

Un análisis de Unesco y OEI (2010) encontró que sus conocimientos de una disciplina base, matemáticas, son muy diversos. Trato de medir la capacidad de niños de tercer grado de primaria para resolver problemas que no se solucionan con métodos rutinarios y requieren interpretación.

En una serie de países, menos del 40 por ciento de los niños contestaron bien. Fueron sólo el 19 por ciento en República Dominicana, el 33 en Guatemala, el 33 en Nicaragua, el 34 en Panamá, el 34 en Perú, el 37 en El Salvador y el 39 por ciento en Colombia.

El porcentaje osciló entre el 40 y el 56 por ciento en la Argentina, Chile, Uruguay, Costa Rica y México.

Los déficit que se tienen en primaria después se van a acentuar, y estimulan la repetición y la deserción.
Las proporciones de capacidad de respuesta bajan totalmente en los sectores pobres, que reciben una educación mucho más limitada.

Así, en el Perú las cifras oficiales sobre alumnos de segundo grado de primaria dicen que: En las escuelas publicas sólo un 11.7 por ciento alcanza los logros previstos en matemáticas. En la escuela privada también son bajos, pero casi los doblan: es el 20,9 por ciento.

En las escuelas rurales que son mayormente estatales, el nivel baja todavía mucho más- Sólo un 5,8 por ciento llega a los objetivos previstos en matemáticas.

Lo mismo que sucede en matemáticas pasa en comprensión lectora. En las escuelas públicas primarias, en segundo grado, sólo un 25,8 por ciento de los estudiantes obtiene los logros previstos. En las privadas, la cifra se duplica.

La brecha entre logros de poblaciones urbanas y rurales en comprensión lectora era de 27.9%. Perú es un país con vasta población rural pobre. Con esos resultados tan precarios en las áreas rurales, (también en otros como Guatemala, Honduras) duramente se están consolidando círculos viciosos de reproducción de la pobreza.

Fuente Consultada: Informe Kliksberg, maestro de la UBA  padre de la Gerencia Social, pionero mundial de la ética para el desarrollo y asesor especial de la ONU.

El Desempleo, la Desocupación Laboral Resumen

Resumen Desempleo y la Desocupación Laboral

EL DESEMPLEO: Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) un desocupado es aquella persona en edad activa que carece de empleo, es decir, no tiene un empleo asalariado o independiente, además posee determinada capacidad laboral y se encuentra en busca de empleo (expresa su voluntad de conseguirlo).

En la actualidad, unos 1.000 millones de trabajadores, es decir, aproximadamente un tercio de la población activa del mundo, están desempleados o subempleados. De ese total, unos 150 millones se encuentran desempleados y otros 850 millones están subempleados. En este sentido, el subempleo implica que un trabajador ve reducida su jornada de trabajo, es decir, es sustancialmente menor que la jornada que desearía tener o su salario es inferior al que necesitaría para vivir.

Esta situación, que se agrava día a día, expresa un fuerte desequilibrio en la fuerza laboral: la oferta de mano de obra supera ampliamente a la demanda. Esta cuestión se materializa en la creación de una masa de personas sin trabajo que funcionan a la manera de “ejército de reserva”.

Esta realidad enmarcada en una economía mundializada, es resultado de múltiples causas. Ahora bien, para analizar sus perspectivas futuras es necesario tener en cuenta los siguientes factores:

  • las secuelas de la crisis financiera asiática producida en 1997;
  • el descenso de los precios de los productos básicos, que afectará a los países exportadores de materias primas;
  • la unión monetaria implementada por la Unión Europea podría producir efectos negativos en los países europeos menos desarrollados;
  • la pérdida del valor de los activos, es decir todos los recursos con los que cuenta un país para desarrollar sus actividades económicas (maquinarias, fábricas, bienes producidos, conocimientos, etcétera), provocaría una disminución del consumo y afectaría la solidez de los sistemas financieros;
  • las nuevas medidas de apertura de mercados (como las facilidades para importar y exportar productos), ampliarían el comercio pero ocasionarían pérdidas le trabajos en los países importadores.

Los países más afectados por el desempleo en los últimos tiempos fueron los asiáticos y los de Europa Central y Oriental, es decir, los que reciben el nombre de países en desarrollo o subdesarrollados.

En primer lugar, en Asia Oriental y Sudoriental, luego de vivir tres décadas de crecimiento sostenido (a una tasa promedio de casi el 8% anual) la crisis financiera provocó una recesión sin precedentes. En este sentido, se produjeron despidos masivos que sumaron 10 millones de nuevos desocupados. Sumado a ello, las tasas de desocupación se duplicaron y en algunos casos se triplicaron.

En segundo lugar, en Europa Central y Oriental, como consecuencia de la reestructuración económica (cambios en las formas de producción, en el sector industrial, etcétera), los salarios reales han disminuido y se observa una mayor desigualdad en los ingresos. Las tasas de desempleo aumentaron rápidamente de casi 0% hasta más del 9%.

En tercer lugar, en América latina, a pesar de que los indicadores de producción han mejorado, también aumentó el desempleo alcanzando un valor de 7,4% en 1997 para toda la región. Este ascenso se puede explicar por la reducción de la protección social al empleo y la mayor competencia de las importaciones, ya que sus precios son más bajos en relación con los productos elaborados en esta región.

A su vez, en África la situación tampoco es alentadora. La mayoría de los nuevos empleos corresponden al sector primario, de escasa productividad. Por otra parte, el crecimiento de la población activa es de un 3% anual aproximadamente, lo que implica la incorporación al mercado de trabajo de alrededor de 9 millones de personas cada año.

Lo que se observa en lo anteriormente expresado es que en los países subdesarrollados, se evidencia una impronta común: desempleo masivo, falta de infraestructura sumado a la retracción del Estado en el área social.

Ahora bien, entre los países desarrollados el desempleo tiene un comportamiento desigual. En los países europeos es mucho mayor que en los Estados Unidos. Esto se debe, entre otros factores, a que las cargas sociales sobre los salarios (seguros de desempleo y médico, etcétera) representan entre el 16% y el 18% en Estados Unidos y un 25% en los principales países de Europa. Por ello, mientras que en Estados Unidos el desempleo es de alrededor del 5%, en los países de la Unión Europea es del 10% promedio.

EL DESEMPLEO EN EL MUNDO (1998)

México3,4%Brasil7,9%Italia12,0%
Japón4,0%Rusia8,3%

Argentina

13,2%

Estados Unidos4,7%Alemania10,7%Colombia15,2%
Chile5,7%Venezuela11,3%España18,9%

Reino Unido

6,2%Francia12,0%

La Creación de la OIT
El problema de la protección de los trabajadores y su no discriminación ha sido centro de atención de los distintos gobiernos durante el siglo XX.

Ya en el siglo XIX, el galés Robert Owen (1771-1853), que como vieron en el capítulo 5 era un «socialista utópico», y el francés Daniel Legrand (1783-1859) propusieron la creación de un sociedad internacional para la protección de los trabajadores. Sus ideas fueron puestas en práctica en la Asociación Internacional para la Protección Legal de los Trabajadores, fundada en Suiza en 1901, que fue un antecedente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), creada en abril de 1919 durante la Conferencia de Paz que se celebrara al término de la Primera Guerra Mundial.

Los motivos que llevaron a la creación de la Organización Internacional del Trabajo fueron tres. En primer lugar, era insostenible la pésima situación de los trabajadores, cuyo número aumentaba constantemente a causa de la creciente industrialización de los países. Esta preocupación humanitaria se reflejó en el Preámbulo de la Constitución de la OIT, en el que se afirma: «Existen condiciones de trabajo que entrañan injusticia, miseria y privaciones para un gran número de seres humanos».

El segundo motivo fue político, ya que a los gobiernos les preocupaban los conflictos sociales que pudieran originarse con las protestas de los trabajadores. El Preámbulo señala que el descontento causado por la injusticia «constituye una amenaza para la paz y la armonía universal».

En tercer lugar, existía un motivo económico; en el Preámbulo se afirma que «si cualquier nación no adoptara un régimen de trabajo realmente humano, esta omisión constituiría un obstáculo para otras naciones que deseen mejorar la suerte de los trabajadores en sus propios países». Es decir, si no se tomaban medidas de carácter internacional, cualquier país que intentara realizar reformas sociales se encontraría en desventaja con respecto a los demás.

La Comisión de Legislación Internacional del Trabajo que redactó la Constitución de la OIT estaba integrada por representantes de nueve países: Bélgica, Cuba, Checoslovaquia, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Polonia y Reino Unido. Durante su reunión se instituyó la Conferencia Internacional del Trabajo, que tendría una periodicidad anual.

Los órganos ejecutivos de la Organización Internacional del Trabajo se componen de representantes de los gobiernos, los empresarios y las organizaciones de trabajadores de los países miembros.

Entre los primeros convenios internacionales que se aprobaron se encuentran los referidos a las horas de trabajo en la industria, al desempleo, a la protección de la maternidad, al trabajo nocturno de las mujeres, a la edad mínima para trabajar y al trabajo nocturno de los menores en la industria.

En 1948, la Conferencia Internacional del Trabajo adoptó el convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación.

Desde entonces, ha continuado con sus actividades de defensa de los trabajadores, que incluyen asistencia técnica en los siguientes campos: formación y rehabilitación profesionales; política de empleo; administración del trabajo; legislación del trabajo y relaciones laborales; condiciones de trabajo; cooperativas; seguridad social; estadísticas laborales, y seguridad y salud en el trabajo.  (Fuente Consultada: Economía Las Ideas y los Grandes Procesos Económicos Rofman-Aronskind-Kulfas-Wainer)

La Poblacion Activa Educacion Desnutricion Resumen

La Población Activa ,Educación y Desnutricion

LA POBLACIÓN ACTIVA

TEMAS PARA CONSULTAR

El mundo del trabajo afecta a todos los habitantes del planeta. Su estudio es de particular relevancia en el marco de la globalización y de los profundos cambios políticos y tecnológicos que afectan a la sociedad actual. Con tal propósito se utiliza ampliamente la clasificación que distingue entre población económicamente activa y económicamente inactiva. 

Desastres Naturales
El Planeta Se Rebela
Los Recursos Naturales
El Acuífero Guaranì
El Hombre y La Naturaleza

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la población económicamente activa incluye a todas las personas de ambos sexos que constituyen la mano de obra disponible para la producción de bienes y servicios (entre 15 y 64 años). Dentro de ella se distinguen los ocupados, que son aquellos que trabajan y reciben algún tipo de pago por sus tareas, y los desocupados, que son los que no tienen un empleo pero lo buscan o están a la expectativa de alguno.

La población económicamente inactiva es la que no recibe regularmente algún tipo de remuneración. Puede tratarse de inactivos, de pasivos transitorios (los jóvenes), o de pasivos definitivos (los ancianos). Entre los inactivos se incluyen, entre otros, las amas de casa, los niños, los religiosos, los presidiarios y los jubilados.

La población activa se puede clasificar teniendo en cuenta varios criterios, como: la rama o sector de actividad, la ocupación, la situación profesional, etcétera. El criterio más utilizado y simple, también como indicador del desarrollo de una determinada sociedad, es el que tiene en cuenta el sector de la economía en el que la población activa realiza sus actividades: primarias, secundarías y terciarias (y eventualmente cuaternarias).

El sector primario, cuya actividad principal es la agricultura, ocupa a la mayoría de la población de los países con escaso desarrollo económico, como los que se encuentran localizados en África Subsahariana, Asia Meridional, parte de América latina y los pequeños Estados insulares de Oceanía:

En los países desarrollados los porcentajes de población ocupada en el sector primario son extremadamente reducidos, pero es una actividad muy productiva. Se trata de una agricultura tecnificada e industrializada. Como ejemplo se pueden mencionar los países de Europa Occidental, América anglosajona, Japón, Australia y Nueva Zelandia.

El sector secundario, representado por la actividad industrial, presenta una situación opuesta a la del sector primario. En términos generales, los países desarrollados cuentan con los porcentajes más elevados (superiores al 30%) y los países en desarrollo valores que se encuentran entre el 10% y el 20%.

Cabe destacar que los países industriales poderosos cuentan con un porcentaje bajo de la población dedicado a la industria (por ejemplo, Estados Unidos, el 21%). Esto se debe a que han trasladado la mayor parte de sus industrias a naciones en desarrollo por la presencia de gran cantidad de mano de obra barata. Los países desarrollados sólo mantienen las tareas de investigación y las industrias que producen tecnología de punta (informática, electrónica, etcétera).

Debe advertirse que las características enunciadas no se cumplen en algunos países por distintas causas. Por ejemplo, Arabia Saudita y Grecia, países con elevado porcentaje de población afectada a la industria o a los servicios, no se encuentran entre los que presentan mayor desarrollo económico y social, que está concentrado en muy pocas personas y no se extiende a toda la población.

El sector terciario, orientado a las actividades comerciales y a los servicios (los que son públicos como la educación y la salud, los profesionales, los transportes, etcétera), ha sufrido un acelerado crecimiento en los últimos años. En los países desarrollados, esta expansión se debe a una mayor demanda de servicios más especializados (en el campo del comercio, el transporte, la recreación, la información, etcétera) por parte de su población, que cuenta con sus necesidades básicas satisfechas.

En los países en desarrollo existe una gran variedad de situaciones. Los valores más bajos se encuentran en África con porcentajes inferiores a 10. Los más altos, similares a los de los países desarrollados, son producto, en parte, del crecimiento de las ciudades por el éxodo rural. Allí se advierte un aumento de empleos urbanos o actividades económicas informales o marginales caracterizadas por condiciones de trabajo precarias e inestables.

Economia Globalizada y los Problemas Sociales del Mundo

Economia Globalizada y los Problemas Sociales
Terrorismo, Narcotrafico Trafico de Personas y Lavado Dinero

El Hambre en los Países Subderrollados
El Hombre y La Naturaleza
Desastres Naturales
El Planeta Se Rebela
Los Recursos Naturales
El Acuífero Guaranì

Problemas globales a comienzos del siglo XXI : La economía globalizada ha dotado de dimensión mundial a algunos viejos problemas y ha hecho aparecer otros nuevos. Terrorismo, narcotráfico, migraciones, contaminación y paraísos fiscales son algunos de los retos que la humanidad deberá afrontar en los próximos años

Las características de la actual economía globalizada plantean una serie de problemas que repercuten en todos los lugares del planeta.

Son problemas globales que no se pueden afrontar de forma unilateral, sino que necesitan un compromiso general y una cooperación internacional a la hora de encontrar soluciones.

Las desigualdades entre los países ricos y los países pobres se siguen incrementando. Asimismo, las desigualdades sociales internas están creciendo en muchos países del mundo, incluidos aquellos más ricos.

• El conflicto entre desarrollo y medio ambiente, que comenzó a denunciarse hace décadas, no solo no ha encontrado soluciones, sino que también se ha globalizado creando problemas planetarios cuya consecuencia más grave es el cambio climático.

• El poder de las multinacionales y de las corporaciones financieras en la economía mundial es tan grande, que tienen una mayor influencia sobre las personas que muchos de los gobiernos elegidos democráticamente.

• La deslocalización industrial y la división mundial del trabajo han supuesto la destrucción de empleos en los países desarrollados. Paralelamente, se está destruyendo el trabajo de muchos campesinos en los países pobres bajo la lógica del mercado, sin considerar el drama social que provoca hambre, éxodo rural masivo, etc

• Por último, la facilidad de las relaciones entre unos puntos y otros del planeta, debido a la mejora y abaratamiento de los transportes y a las nuevas tecnologías de la comunicación, favorece el crecimiento de intercambios ilegales y delictivos.

Según el Informe sobre el Desarrollo Mundial 2003 elaborado por el Banco Mundial, la distancia entre países ricos y pobres sigue en aumento. El ingreso promedio de los 20 países mas ricos es 37 veces el de los 20 países más pobres. Esta diferencia se ha duplicado en los últimos 40 años debido, sobre todo, a la falta de crecimiento de los países mas pobres.

Tráfico de personas

La miseria y la guerra hacen emigrar a muchas personas hacía los países más ricos en busca de un medio de vida. Sin embargo, los países desarrollados mantienen restricciones en las fronteras para controlar la llegada de inmigrantes.

Esto hace que muchos crucen las fronteras de forma ilegal, situación que es aprovechada por las mafias. Existen redes de tráfico de personas dedicadas a transportar a estos emigrantes, muchas veces a riesgo de su vida, a cambio de una importante suma de dinero. En ocasiones, una vez en el país de destino, los emigrantes se ven obligados a trabajar en condiciones de esclavitud para redes delictivas para pagar su viaje.

Medio ambiente

Es la Conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo, celebrada en 1992 en Río de Janeiro, los países participantes suscribieron la Agenda 21, el plan de acción de las Naciones Unidas para armonizar desarrollo económico y protección ambiental.

Las acciones contemplan todos los sectores de la actividad económica y el medio ambiente: los factores que están provocando el cambio climático, como la emisión de gases tóxicos; la conservación de la biodiversidad; la disminución de residuos tóxicos o la reducción del consumo energético, etc.

Pero también aspectos sociales, como la remuneración salarial de los trabajadores o las prestaciones sociales, ya que el objetivo último es el equilibrio económico, social y medio ambiental del planeta.

Una de las medidas de protección ambiental más impactantes ha sido la reducción de las emisiones de CO2 para frenar el cambio climático. Estas medidas, a las que se han comprometido distintos países encabezados por la UE, están recogidas en el llamado Protocolo de Kyoto. Tras años de demora y reticencias, y a pesar de la negativa de EE. UU. a reducir sus emisiones contaminantes, aun siendo el mayor emisor de CO2, la adhesión de Rusia a comienzos de 2005 hizo entrar en vigor dicho protocolo.

Delincuencia internacional

Narcotráfico: El tráfico de drogas es la mayor industria ilegal del mundo; se estima que esta actividad mueve cada año unos 470.000 millones de euros (a precio de venta). De esta cantidad, el agricultor que produce la droga percibe menos del 1%; el resto queda en manos de las organizaciones que se dedican a traficar con la droga.

Estas organizaciones son tan poderosas que corrompen a funcionarios y jueces, tienen sus propios grupos para militares, desestabilizan a gobiernos enteros e, incluso, se alían con movimientos guerrilleros para mantener su actividad y evitar la entrada de los gobiernos en los territorios bajo su control. Colombia es el mejor ejemplo.

Comercio de armas: Existen organizaciones dedicadas al lucrativo comercio de armas con los países menos desarrollados que se encuentran inmersos en conflictos locales regionales.

Se utiliza la vía ilegal para que se armen los ejércitos y las guerrillas de estos Estados porque los países fabricantes, que en general se encuentran en el mundo desarrollado, no están teóricamente a favor de estos regímenes políticos, ni la opinión pública aceptaría negocios con ellos. .os traficantes normalmente cobran unas comisiones sobre el precio de venta.

Blanqueo de dinero: Las actividades económicas ilegales generan cuantiosas sumas de dinero. Dado que los dueños de estas fortunas quieren mantener una imagen pública dentro de la legalidad, necesitan aparentar que este dinero ha sido obtenido de forma legal. Para ello se realizan complicadas operaciones financieras con el objetivo de e «blanquean»  el dinero obtenido ilegalmente.

Muchas de estas operaciones se realizan en los llamados «paraísos fiscales»,territorios que pretenden atraer el patrimonio de personas y empresas mediante la concesión de ventajas fiscales, secreto bancario, etc. Entre ellos encuentran Andorra, Liechtenstein, Bahamas o las islas Caimán.

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante Tomo 8 Geografía General

La Pobreza En Los Paises Desarrollados Desnutricion y Analfabetismo

LA POBREZA EN LOS PAÍSES DESARROLLADOS

La mendicidad es una situación marginal extrema. Los mendigos o «sin techo» suelen pedir limosna para subsistir y viven en cualquier parte de la ciudad.

El «Cuarto Mundo»

En el mundo desarrollado vive aproximadamente un 20% de la población mundial. Ahora bien, no todos los que habitan en él tienen un nivel de vida aceptable. Como ocurre también en los países más pobres, unos pocos concentran la mayor parte de la riqueza.

El crecimiento de la riqueza global en los países desarrollados va acompañado, paradójicamente, de un aumento de los contrastes y, sobre todo, de un incremento de la población pobre.

Así por ejemplo, en Estados Unidos, las 400 mayores fortunas del país concentran un volumen de recursos equivalente al ahorro de todo el resto de ciudadanos estadounidenses, mientras que veinte millones de personas pasan hambre vanos días al mes, según un estudio de la Universidad de Harvard.

La expansión de este fenómeno, asociado en una buena parte de los casos a los problemas de marginalidad en áreas urbanas, ha llevado a acuñar un nuevo término: el «Cuarto Mundo», para denominar al colectivo de población más desfavorecido en espacios desarrollados. Es decir, el «Cuarto Mundo» lo componen los pobres de los países ricos.

Causas de la pobreza en los países ricos: Una de las razones que explican el crecimiento de la pobreza en los países desarrollados es la importancia creciente de los movimientos de inmigración, en una buena parte de los casos, ilegal.

Efectivamente, muchos de estos nuevos pobladores, mayoritariamente en destinos urbanos, se ven rechazados por una sociedad racial y culturalmente diferente, que les asigna casi siempre los trabajos despreciados por su propia población, cuando no les cierra totalmente las puertas del trabajo legal, lo que les obliga a actividades ilegales o de economía sumergida: venta ambulante, mendicidad, prostitución, tráfico de drogas, etc.

El rechazo social y la falta de expectativas marcan a estos colectivos compuestos no solo por población extranjera inmigrante, sino también por grupos diferentes desde el punto de vista étnico, como los gitanos en Europa o los negros en América1 o social, como las personas mayores con pocos recursos.

A esa marginación étnica y social hay que añadir, además, la correspondiente al género, pues se calcula que aproximadamente dos tercios de los pobres del mundo son mujeres.

A finales del siglo XX en la Unión Europea había más de cincuenta y dos millones de pobres. El problema alcanza especial intensidad en los países del sur (Italia, Portugal, España y Grecia) e Irlanda. Los colectivos más afectados son los jóvenes, las mujeres y los ancianos.

pobreza en los paises ricos

El crecimiento económico de los países desarrollados ha dado origen a lo que se conoce como Cuarto Mundo, un término que engloba a todas aquellas personas que residen en los países más avanzados, pero se encuentran excluidas o en riesgo de exclusión social.

Pobreza extrema y pobreza relativa

En los países desarrollados la pobreza extrema es minoritaria, pues los Estados proporcionan a prácticamente la totalidad de sus ciudadanos ciertos servicios imprescindibles que mitigan la situación de necesidad, como la educación básica gratuita, la atención médica y muchas ayudas en situaciones de paro, enfermedad y jubilación. Por ello, suele hablarse de pobreza relativa, es decir, de personas que son más pobres que la media, pero que viven mejor que la mayoría de la población de los países del Tercer Mundo.

Por ejemplo, en la Unión Europea se considera «pobre» a aquella persona o familia cuyos ingresos son inferiores al 50% de la renta media de la población. Por este motivo, el umbral de la pobreza varía de un país a otro. En 2001, mientras en Luxemburgo se situaba en 25.030 dólares anuales, en España esta cifra descendía hasta los 10.160 dólares y en Grecia hasta los 8.250 dólares.

La exclusión social

El concepto de exclusión social se refiere a los procesos y situaciones que impiden la satisfacción de las necesidades básicas de las personas (trabajo, vivienda, educación, acceso a la sanidad…) y su participación en la sociedad.

En esta situación se encuentran todas aquellas personas sin hogar, los inmigrantes que sufren el racismo y la xenofobia; los ancianos que perciben unas pensiones insuficientes como tienen derecho a ellas, carecen de la asistencia médica necesaria y viven en la más completa soledad; los ex reclusos y los ex toxicómanos que ven obstaculizada su reinserción en la sociedad; las personas que a causa del desempleo o de la enfermedad, pierden sus trabajos y se ven sumidas en una situación precaria. etc.

En los últimos años, los avances tecnológicos, la evolución del mercado laboral y el cambio en la estructura familiar han generado nuevas formas de exclusión, como, por ejemplo, la de aquellas personas que no tienen formación adecuada para adaptarse a los actuales procesos productivos; los desempleados de larga duración; los jóvenes que no consiguen su primer empleo

o una estabilidad laboral; las mujeres que son discriminadas en cuanto a oportunidades de empleo y salario; los discapacitados físicos y psíquicos que se encuentran en unas condiciones muy desfavorables para acceder a un puesto de trabajo; las personas que trabajan por un sueldo mísero y sin protección social, dentro de la llamada economía sumergida. y muchas familias monoparentales cuyos ingresos son insuficientes.

Hacia la Declaración del Milenio

“El objetivo del acuerdo trascendental concertado en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo —cuyas medidas fuero aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999—fue mejorar la calidad de vida y el bienestar de los seres humanos y promover el desarrollo humano reconociendo las interrelaciones existentes entre las políticas y los programas de población y desarrollo encaminados a lograr la erradicación de la pobreza, el crecimiento económico en el contexto del desarrollo sostenible, la educación, especialmente de las niñas, la equidad entre los géneros, la reducción de la mortalidad infantil y materna, el acceso universal a los servicios de salud reproductiva, incluida la planificación de la familia y la salud sexual, las modalidades sostenibles de consumo y producción, la seguridad alimentaria el desarrollo de los recursos humanos y la garantía de todos los derechos humanos (…)“

“En el año 2000, 189 Estados Miembros de las Naciones Unidas se reunieron en la Cumbre del Milenio y aprobaron objetivos y metas para combatir la pobreza, el hambre, las enfermedades, la discriminación contra la mujer, la degradación de las tierras y el analfabetismo.”

La primera meta es “reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, el porcentaje de personas cuyos ingresos sean inferiores a un dólar por día”.

La marginación y la pobreza

La marginación suele ir acompañada de tensiones, agresividad y malos tratos en entorno familiar, cuyas principales victimas son las mujeres, los niños y los acianos.

A veces, la salida a esta situación se busca en la evasión, a través del alcohol, las drogas o el abandono familiar. Los Ingresos necesarios para subsistir se obtienen a menudo de la práctica de mendicidad, de actos delictivos o del ejercicio de la prostitución.

Los niños que crecen en este ambiente suelen sufrir carencias afectivas y desarraigo familiar; su rendimiento escolar suele ser muy bajo, faltan a clase con regularidad y la mayoría termina por fracasar en los estudios y abandonar la escuela.

Cuando dejan de ser niños, muchos de ellos siguen los pasos de sus progenitores. Unos malviven de la venta ambulante, la recolección de basuras, la prostitución o la mendicidad, mientras otros caen en la delincuencia o las drogas. La situación de pobreza y exclusión pasa así, en muchas ocasiones, de una generación a otra.

PARA SABER MAS…

¿Qué es la pobreza? En los países prósperos, en Europa, en América del Norte, los hombres y mujeres comunes sin duda enfrentan genuinos problemas económicos: incertidumbre en los negocios, inflación, el temor y a veces el hecho del desempleo. Hay pobres en países ricos, pero rara vez sufren la privación extrema que es la pobreza en los países pobres.

En 1975, como presidente del Banco Mundial, Roben Mc Namara trató de transmitir la profundidad de esa privación al describir en un discurso a la junta de directores del banco los entonces casi mil millones de la población del mundo que subsistían en un ambiente de escualidez, hambre y desesperanza: «Ellos son los pobres absolutos, que viven en situaciones de tal privación que están por debajo de toda definición racional de pobreza. La pobreza absoluta es una condición de vida tan limitada por el analfabetismo, la desnutrición, la enfermedad, la alta mortalidad infantil y las bajas expectativas de vida como para negarles a sus víctimas el potencial mismo de los genes con que han nacido. En efecto, es la vida al margen de la existencia».

En el Informe Brandt emitido a comienzos de 1980 —el inicio de la «década perdida» para el desarrollo— dedicamos mucho espacio a los pro-Dlemas de la pobreza, acentuando el asunto de la supervivencia:

Muchos cientos de personas en los países más pobres están preocupadas únicamente por la supervivencia y las necesidades elementales. Con frecuencia no disponen de trabajo o, cuando lo tienen, la paga es muy baja y las condiciones suelen ser apenas tolerables. Los hogares se construyen con materiales no permanentes y no tienen ni cañerías de agua ni cloacas. La electricidad es un lujo. Los servicios médicos son escasos y en las áreas rurales rara vez se encuentran a una distancia razonable.

Las escuelas primarias, donde existen, pueden ser gratuitas y no demasiado alejadas, pero los niños hacen falta para el trabajo y no es fácil que se los pueda eximir para que hagan su escolaridad. La inseguridad permanente es la condición de los pobres. No hay sistemas públicos de seguridad social en el caso de desempleo, enfermedad o muerte de un asalariado de la familia.

Las inundaciones, las sequías y las enfermedades que afectan a personas o ganado pueden destruir los medios de vida sin esperanza de compensación… La combinación de desnutrición, analfabetismo, enfermedad, altas tasas de nacimiento, subempleo e ingresos bajos cierra las avenidas del escape. Y mientras otros grupos se expresan cada vez más, los pobres y los analfabetos son habitual y convenientemente silenciosos.

El concepto calidad de vida

Algunos investigadores utilizan el concepto calidad de vida para definir el grado de excelencia que una sociedad determinada, localizada en un tiempo y un espacio geográfico, ofrece en la provisión de bienes y servicios destinados a satisfacer toda la gama de necesidades humanas para todos sus miembros.

Para determinar el grado de calidad de vida de una población, los investigadores tienen en cuenta no sólo la existencia de recursos naturales y económicos suficientes sino el acceso real que la población tiene a ellos. Por ejemplo, no todos los miembros de la población acceden al equipamiento comunitario (la escuela, el hospital, el centro de compras diarias, etc.) o a la infraestructura de servicios (el agua potable, la red de gas, los desagües cloacales, la red de energía eléctrica, el alumbrado público, los caminos, el sistema de recolección de basura, etc.). Ya sea por la distancia física hasta ellos, por el egreso monetario que implica poder adquirirlos y utilizarlos, o por el conocimiento necesario sobre su existencia y uso, la accesibilidad no es igual para todos.

C. Abalerón. «Desigualdades espaciales de la calidad de vida objetiva».

Fuente Consultada:
Enciclopedia del Estudiante Tomo 8 Geografía General
Los Derechos de las Personas Alonso-Bachmann-Correale

Las Mujeres en los Países Pobres

La Pobreza en el Mundo Resumen Desnutricion Mundial

Resumen Sobre La Pobreza en el Mundo

LA POBREZA EN EL MUNDO: La pobreza se concibe como la situación que afecta a las personas que carecen de lo necesario para el sustento de sus vidas, es decir, que no pueden satisfacer sus necesidades básicas. Nos encontramos ante un concepto multidimensional; no contempla sólo aspectos económicos sin que además incluye aspectos no materiales y ambientales.

Un tipo de pobreza que está fuertemente arraigada es la pobreza estructural, aquella que se transmite de padres a hijos; es histórica y hereditaria, y los que la padecen son seriamente afectados por no contar con la calificación laboral para salir de ella.

Según las Naciones Unidas, América latina está afectada por la pobreza y la desigualdad social. Las últimas estadísticas señalan que 96 millones de personas viven con menos de un dólar por día, ingreso que no alcanza ni siquiera para comer y atender sus necesidades básicas mínimas, es decir, se encuentran en la «pobreza extrema«.

La cifra aumenta a 222 millones de personas si se considera a los que viven con menos de dos dólares al día. Hay otras regiones del mundo donde también la pobreza es endémica, como el África subsahariana o el sudeste asiático.

En los países desarrollados también hay pobres, pero no son la mayoría. En algunas ciudades estadounidenses, como Los Ángeles, existen los llamados bolsones de pobreza, que son sectores de la ciudad donde viven cientos de personas muy pobres.

La pobreza estructural es sinónimo de carencia en la alimentación. La falta de ingesta de proteínas y minerales necesarios para el organismo lleva a la desnutrición y, en los peores casos, a la muerte.

La desigualdad social está determinada por la brecha entre los ingresos de los ricos y pobres. Esta distancia se ha agravado en las últimas décadas , según informes de los organizamos internacionales , como las Nacionaes Unidas.

Temas Relacionados:

El Hambre en los Países Subderrollados
El Hombre y La Naturaleza
Desastres Naturales

El Planeta Se Rebela
Los Recursos Naturales
El Acuífero Guaranì

La Pobreza En El Mundo

En otras palabras, la pobreza implica no tener la oportunidad de vivir una vida larga, sana, creativa y disfrutar de libertad, dignidad, respeto por sí mismo y de los demás.

Sus causas son múltiples, entre ellas se encuentran los problemas políticos, la crisis de los mercados financieros, los desastres naturales, la gestión inadecuada del medio ambiente –utilización incorrecta de los recursos naturales por parte del hombre–.

Incluso, existen distintas metodologías para medir la pobreza de los habitantes del planeta.

Algunos utilizan indicadores de carácter pecuniario (producto bruto interno, PBI), otros tienen en cuenta cuestiones vitales (esperanza de vida, consumo diario de calorías, entre otros) y otros aspectos educativos (analfabetismo, etcétera). Además, cada uno de estos indicadores ofrece ventajas y desventajas y su aplicación depende del propósito que se persiga.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo presentó en el Informe Mundial de 1997 un índice de la pobreza humana, el IPH, cuyo objetivo fue incluir las diferentes características de privación de la calidad de vida. Este índice toma en cuenta las siguientes variables:

• porcentaje de la población con esperanza de vida menor a 40 años;

• porcentaje de adultos analfabetos;

• porcentaje de personas sin acceso a servicios de salud y a agua potable;

• porcentaje de niños menores de cinco años víctimas de malnutrición.

De acuerdo con este índice, la pobreza humana afecta a una cuarta parte de la población del mundo en desarrollo. Los países que se encuentran en los últimos lugares de la clasificación según el IPH ocupan también los últimos lugares de la :clasificación según el Índice de Desarrollo Humano. El África al sur del Sahara y Asia Meridional son las áreas donde la pobreza humana está más generalizada. Níger, Sierra Leona y Burkina Faso son los países del mundo que presentan los valores más altos, con más del 55% de la población en condiciones de pobreza.

A los fines de establecer una comparación internacional, se ha definido el umbral de pobreza como la línea fijada en un dólar diario por persona, suma considerada suficiente para adquirir los productos necesarios para sobrevivir.

En la actualidad, en el mundo en desarrollo 1.300 millones de personas viven con menos de un dólar diario y cerca de 3.000 millones, casi la mitad de la población mundial, con menos de dos dólares.

Cabria destacar que el hecho de que los países industrializados alcancen los porcentajes más bajos de pobres, no significa que en esos países no los tengan, pues el problema de la pobreza es mundial. Lo que sucede es que en esos países, la mayoría de sus habitantes no son pobres y gran parte tiene acceso a condiciones dignas de vida. En cambio, en los países en desarrollo, existe un predominio de pobres y una minoría de ricos, en otras palabras una marcada polaridad social.

En el mundo, la mayoría de los pobres todavía se localiza en las zonas rurales, pero esta situación está cambiando y probablemente en el siglo XXI la mayor parte viva en ciudades. Este proceso será resultado de la migración a las zonas urbanas, del menor acceso a recursos productivos, del desarrollo insuficiente de la vivienda urbana y la infraestructura física, etcétera.

LA NECESIDAD DE UN FUTURO MEJOR: Los seres humanos somos seres abiertos al futuro. A diferencia de los animales, que parecen estar determinados a vivir ligados a lo inmediato, los humanos no lo hacemos sólo en la inmediatez sino que tenemos la capacidad de proyectarnos, de vernos a nosotros mismos en un tiempo venidero. Y lo necesitamos proyectar y proyectarnos para sentirnos auténticamente humanos.

Somos los únicos seres que nos lanzamos hacia el porvenir y que somos conscientes de prepararnos para el porvenir. Nos preocupamos por lo que habrá de sucedemos, nos preparamos para afrontar posibles situaciones, procuramos que nuestros hijos adquieran las capacidades necesarias para desenvolverse en sus vidas. Cuando nuestras posibilidades de proyectar se reducen, sentimos la ausencia de algo que para nosotros es esencial. La falta de opciones nos empobrece.

Las condiciones sociales de la pobreza y la exclusión no nos permiten proyectar. La falta de trabajo, de dinero, de educación, la enfermedad y las dificultades para acceder a servicios de salud, son aspectos que clara y efectivamente condicionan o imposibilitan nuestro desarrollo y el de nuestra familia.

La falta de oportunidades ataca y vulnera nuestra misma humanidad. Si la capacidad de planear, si la apertura al futuro constituye parte de lo específicamente humano, entonces la negación de esa capacidad y de esa apertura nos deshumaniza, nos obliga a vivir preocupados no por el futuro sino por el presente más inmediato, por la sobrevivencia nuestra y la de nuestros hijos. Esta negación constituye una violencia enorme que se ejerce contra nuestra condición humana.

EN BÚSQUEDA DE SOLUCIONES…

Para los Estados reducir la pobreza mediante estrategias y políticas concretas constituye un objetivo común. Es importante para la consecución de este objetivo la interrelación de tres elementos que deben ser tenidos en cuenta en forma conjunta. Es decir, ninguno por sí sólo, basta para combatir la pobreza:

• El mercado.

• El Estado.

• Los propios pobres, que deben trabajar unidos para encontrar soluciones.

Así, el mercado puede cumplir una función benefactora con los pobres. Si las corrientes financieras y comerciales funcionan bien, las economías prosperarán y la riqueza llegará a los pobres. Pero, actualmente, la globalización económica, los embates especulativos y la fragilidad de los mercados ponen en evidencia la debilidad de esta teoría.

La crisis financiera sufrida en el Sudeste Asiático es un ejemplo de esto. En Indonesia ha provocado grandes estragos, graves tensiones sociales y actos de violencia, luego de 30 años de crecimiento económico y de reducción de la miseria. El impacto fue mayor porque no estaba previsto un sistema de protección social capaz de ayudar a los pobres en caso de recesión. Sólo se han aplicado intervenciones a corto plazo para limitar los perjuicios.

Estas consideraciones nos llevan a concebir nuevas estrategias de desarrollo sostenible que deben atender dos graves problemas del siglo XXI: la desocupación masiva y la acentuación de las desigualdades dentro de las naciones o entre ellas.

Por su lado, el Estado también puede contribuir eficazmente a la lucha contra la pobreza y para ello deberla:

• fomentar las expresiones pacíficas de las demandas de la gente y la participación política;

• garantizar el espacio democrático;

• estimular las asociaciones entre el sector público y el sector privado;

• luchar para una distribución más equitativa;

• velar por la responsabilidad y la transparencia;

• brindar educación y salud básicas para todos.

Incluso, le corresponde al Estado un papel activo y firme para implementar estrategias de erradicación de la pobreza pero, asimismo, debe saber cuándo intervenir y cuándo mantenerse al margen.

Los propios pobres también son importantes para superar la pobreza mediante sus aptitudes y sus valores culturales. Los proyectos para luchar contra la pobreza deben comprender y respetar la cultura local. No obstante, muchas propuestas han fracasado porque se han querido imponer programas realizados en otros lugares a realidades locales que difieren enormemente.

La solución deviene de la organización para la acción colectiva de las comunidades basadas en sus propios sistemas de valores culturales. La movilización popular hacia la erradicación de la pobreza puede asumir muchas formas. Entre ellas se pueden mencionar:

• asociaciones corporativas;

• sindicatos, que han desempeñado un papel fundamental en la promoción de mejores condiciones de vida y de trabajo;

• movimientos populares: es importante que surjan espontáneamente a partir de iniciativas de la propia población afectada y que no sean controlados o manipulados desde el poder;

• organizaciones no gubernamentales (ONU): desempeñan un papel fundamental en el impulso de estrategias de desarrollo humano. Las ONU pueden servir para reforzar y complementar las actividades gubernamentales por ser más flexibles y más aptas para llegar a algunas comunidades de manera efectiva.

Sudáfrica se destaca como ejemplo de país donde se ha producido la interacción entre el pueblo, el mercado y el Estado para erradicar la pobreza. El ímpetu político de la lucha contra el apartheid impulsa ahora la lucha contra la pobreza humana. Este proceso cuenta con el compromiso político, con estrategias basadas en las asociaciones entre el sector público y el privado y con un proceso de desarrollo impulsado por el pueblo

PARA SABER MAS…
EL CONCEPTO DE POBREZA

El concepto de pobreza fue cambiando a través del tiempo. A partir del siglo XIX, ya no se considera pobres a los que tienen algún impedimento para trabajar (enfermos, ancianos, etc.) sino a aquellos que viven en malas condiciones, independientemente de su capacidad para hacerlo.

En la actualidad se consideran pobres a los hogares que no alcanzan a satisfacer algunas de las necesidades definidas como básicas. Los investigadores consideran que la población tiene necesidades básicas insatisfechas (NBI) cuando no tiene acceso a ciertos bienes y servicios, como vivienda, agua potable, educación y salud.

Por lo tanto, cada sociedad debe definir niveles mínimos que indiquen cuáles son los grados de satisfacción de las necesidades consideradas básicas. Con este criterio, se detectan a los llamados «pobres estructurales», es decir, por ejemplo, a aquellas personas que poseen un bajo nivel educativo o una vivienda deficitaria.

Por otro lado, existe, además, una metodología denominada línea de pobreza, que sirve para medir el nivel en que las personas satisfacen sus necesidades básicas.

El método de línea de pobreza (LP) consiste en establecer si un determinado hogar o individuo está por encima o por debajo de un conjunto básico de bienes (alimentación, vestimenta, etc.) y servicios (salud, educación, transporte, etc.) llamado «canasta».

Esta canasta -al igual que en el caso de las NBI- se define según las pautas culturales de consumo de una sociedad en un momento histórico determinado y se concibe como la cantidad de dinero mínimo necesario para que una persona o una familia pueda vivir dignamente. Con este criterio, se detectan a los hogares pobres de acuerdo con el ingreso total percibido. Esto permite el reconocimiento de los que se denominan «hogares pauperizados».

Algunos investigadores sostienen que ambos métodos miden aspectos diferentes de la pobreza: en el caso de las NBI se caracteriza la situación de «pobreza estructural o histórica», mientras que el de la LP hace lo mismo con la situación del grupo pauperiza-do, que incluye a los llamados nuevos pobres. Por otro lado, se consideran indigentes a los grupos cuyos ingresos no alcanzan a cubrir ni siquiera el rubro de los alimentos.

Las Mujeres en los Países Pobres

El Indice de Desarrollo Humano (IDH) en Argentina Esperanza de Vida

El Indice de Desarrollo Humano (IDH)

EL ÍNDICE DE DESARROLLO HUMANO (IDH): El Índice de Desarrollo Humano (IDH) fue creado en 1990 a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El objetivo era poder medir los progresos generales de un país en tres dimensiones básicas del desarrollo humano. Para cada dimensión habían elegido una variable que la representaba.

El Hombre y La Naturaleza
Desastres Naturales
El Planeta Se Rebela
Los Recursos Naturales
El Acuífero Guaraní

El IDH reduce los tres indicadores básicos a un valor que indica la distancia que el país tiene que avanzar hasta llegar al máximo posible. Este índice va de 1 (el mejor) a 0 (el peor).

Los países se clasifican según su IDH en tres grupos:

  • países con desarrollo humano alto: con valores del IDH de 0,800 y superiores;
  • países con desarrollo humano medio: con valores entre 0,500 y 0,799;
  • países con desarrollo humano bajo: con valores inferiores a 0,500.

De esta manera, el promedio mundial del IDH es de 0,716 correspondiente a la categoría de desarrollo humano medio. Generalmente, los problemas más graves en relación con este índice persisten en el mundo en desarrollo, especialmente en África al sur del Sahara y en Asia Meridional, donde se presentan los valores más bajos.

Un balance general demuestra que de los 162 países de los cuales se calculó el IDH, 48 están en la categoría de alto desarrollo humanó, 78 en la categoría mediana y 36 en la categoría baja.

Los países que ofrecen los mejores puntajes en la clasificación del IDH son desarrollados: Noruega (0,939), Australia (0,936) y Canadá (0,936). A partir de allí se ubican los demás países y en los últimos lugares de la lista aparecen Burundi (0,309), Níger (0,274) y Sierra Leona (0,258).

La Argentina ocupa a nivel mundial el lugar 34 con un valor del IDH de 0,842 (antes del 2001).  Dentro de América latina se sitúa:

ContinenteMáximo PuntajeMínimo Puntaje
ÁfricaLibia (0,770)Sierra Leona (0,258)
AméricaCanadá (0,936)Haití (0,467)
AsiaJapón (0,928)Yemen (0,468)
EuropaNoruega (0,939)Re . de Moldava (0,699)
OceaníaAustralia (0,936)Papua Nueva Guinea (0,534)

Índice de Desarrollo Humano en la Argentina
Un indicador de condiciones de vida muy utilizado en los últimos años en distintos países del mundo y en organismos internacionales es, como dijimos mas arriba, el índice de Desarrollo Humano (IDH), elaborado por el PNUD.

Se construye a partir de tres dimensiones que consideran básicas para el desarrollo humano:
• Tener una vida larga y sana. Para dimensionar este indicador se tiene en cuenta la longevidad, cuya estimación incluye la esperanza de vida al nacer (años) y la tasa de mortalidad infantil por causas controlables por el conocimiento médico actual.

  • Poseer conocimientos necesarios para comprender y relacionarse con el entorno social. Se considera el nivel educacional, que incluye la proporción de alfabetización de adultos, la proporción de matriculación en los niveles remano, secundario y terciario, y la proporción de sobre edad, lo cual indica el porcentaje de alumnos con mayor edad de la teóricamente correspondiente al grado en el que están matriculados.
  • Poseer ingresos necesarios para acceder a un nivel de vida digno. Para expresar este indicador se tiene en cuenta el producto interno bruto real por habitante, o sea, e valor de la producción total de un país, dividida por la cantidad de habitantes y la toso de empleo y desempleo, que muestra el porcentaje de personas con y sin trabajo,

EL índice de Desarrollo Humano es un valor que varía del 0 al 1, a medida que la cifra se acerca al 1, el nivel de desarrollo humano se aproxima al óptimo. (Ampliar sobre IDH Argentina)

El Informe del IDHA de 2005
Según el informe de 2005, el promedio de la Argentina fue de 0,788. Este valor es considerado como representativo de un nivel de desarrollo humano favorable: posicionó a la Argentina en e! primer puesto entre los países latinoamericanos y en el número 34 entre 177 países de todo el mundo.

Los valores de IDHA varían si se tienen en cuenta las diversas jurisdicciones del país. Según el informe, se pueden agrupar las jurisdicciones del país en los siguientes grupos:

Jurisdicciones con situaciones más favorables
Ocho provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires superan el nivel promedio del total del país (0,788). Entre ellas se encuentran las patagónicas, con los siguientes valores: Tierra del Fuego con 0,826, Santa Cruz con 0,819, Chubut con 0,816, Neuquén con 0,801, Río Negro con 0,794, además La Pampa con 0,793.
Otras provincias con índice favorable son Mendoza con 0,790, Córdoba con 0,789 y, con el valor más alto, la Ciudad de Buenos Aires, con 0,836.

  • Jurisdicciones con situaciones menos favorables
    Quince provincias presentan valores inferiores al índice nacional: entre ellas, Jujuy, Formosa, Misiones y Chaco se encuentran en la peor situación (con índices de entre 0,741 a 0,755).

El informe también indicó que, si bien se observa una notable mejora en los índices provinciales, respecto a los de 2002, cuando la Argentina se encontraba inmersa en una profunda crisis económica, aún existen diferencias regionales, encontrándose la región del norte en la situación menos favorable.

EL ESTADO ARGENTINO: Desde mediados del siglo  XX, la intervención del Estado en la vida social procuró de los trabajadores, y brindar cierta protección a los sectores las crisis recurrentes y las transformaciones de la economía.

Aunque al promediar la década del 70, estas políticas públicas habían comenzado a perder eficacia frente al deterioro de la economía, los sectores de menores recursos contaban con una red de contención social que los incluía como miembros activos de esa sociedad a través de la ocupación de diferentes puestos de trabajo, la pertenencia a organizaciones sindicales, la cobertura de salud por medio de obras sociales y los sistemas públicos de salud. En educación, este modelo se expresó en el ingreso masivo de la población a las escuelas secundarias y en el aumento del número de estudiantes universitarios.

Más recientemente, en especial durante la década del 90, las políticas de reducción del Estado limitaron sus funciones y sus responsabilidades ante los sectores que más necesitan de su asistencia. De ese modo, las redes de contención que con más o menos eficacia garantizaban cierta integración social, quedaron debilitadas y desarticuladas. Actualmente, un importante sector de la sociedad se encuentra desamparado y padece diversas situaciones de exclusión:

  • Muchas personas desempleadas no tienen acceso a obras sociales y los subsidios por desempleo no alcanzan para cubrir el mínimo de necesidades de una familia.
  • Otras personas que trabajan «en negro» tampoco tienen los beneficios de una obra social y sus salarios también son insuficientes.
  • Relacionado con esto, el alto índice de desocupación genera inseguridad a quienes están empleados, con fuertes limitaciones para las posibilidades de hacer valer sus derechos.
  • La crisis del sistema jubilatorio ha vulnerado seriamente la capacidad de los mayores para abastecerse por sí mismos y los obliga a acudir a la ayuda económica de sus familiares, quienes en muchas ocasiones no están en condiciones de responder a esta situación.

Todo esto llevó a la formación de grupos que sufren marginación en relación con las redes sociales e institucionales, y desafiliación respecto de las instituciones de protección pública y comunitaria. La falta de mecanismos estatales para responder a las necesidades de estos sectores se hace visible en el número cada vez mayor de personas que padecen situaciones de vulnerabilidad social.

EL IDH Y LA POBREZA MUNDIAL

El Banco Mundial ha establecido un umbral de pobreza de 370 dólares por persona por año, aproximadamente un dólar para el consumo diario. En 1990 había 1.200 millones de personas por debajo de esa línea de pobreza en el mundo en desarrollo. Pero el banco ha señalado una categoría aun más privada, aquellos que son «extremadamente pobres» con un nivel de consumo de no más de setenta y cinco centavos por día (275 dólares por cabeza por año). Había unos 630 millones de esa gente luchando por mantenerse en vida en 1990, el 18 por ciento de toda la población del mundo en desarrollo Los números se están elevando: 1.200 millones se convertirán en 1.300 millones para fines de esta década y probablemente en 1.500 millones para oí 2025. La porción de Asia es de poco más del 40 por ciento, pero África rápidamente la está superando.

Entretanto la brecha entre los ricos y los pobres se hace cada vez mayor: el 77 por ciento de la población del mundo gana el 15 por ciento del ingreso total. En el contexto de un país, si el 85 por ciento de su ingreso fuera sólo al 23 por ciento de la población, no nos sorprendería que ese país vacilara al borde de la rebelión contra una distribución en esencia injusta e in sostenible de la riqueza. Entenderíamos una demanda de porciones más justas y apoyaríamos un pedido de reforma de la clase más fundamental. ¿Quinos .impide aplicar estos, mismos valores y juicios a la sociedad mundial?. ¿Cómo podemos tolerar tan fácilmente que se perpetúe una distribución tan sesgada del producto del esfuerzo humano?

Cada indicador individual del desarrollo humano presenta notables disparidades. Mientras todo el mundo tiene acceso a alguna forma de servicio médico en los países industriales, sólo la poseen dos tercios de la población en el Tercer Mundo. La mortalidad materna en los países en desarrollo promedió 290 por cada 100.000 nacimientos vivos en 1980-1987, comparado con sólo 24 en el mundo industrial. La extensión de la vida promedio en los países pobres es once años más corta que en los países ricos. De cada mil niños nacidos en los países en desarrollo, más de cien mueren antes de cumplir los cinco años, mientras que la cifra para los países ricos es de menos de veinte.

Pero lo vergonzoso no es sólo la brecha entre los países ricos y pobres. También las disparidades dentro de algunos países en desarrollo tienen la capacidad de sorprender. En México una persona muy pobre puede esperar vivir cincuenta y tres años, comparado con los setenta y tres años para una persona rica. En la provincia Chocó de la costa colombiana del Pacífico la mortalidad infantil es de 191 por cada 1.000 nacimientos, comparada con 50 por cada 1.000 para el país en su conjunto. En algunas aldeas indias el 90 por ciento de los brahmanes, la casta más alta, son alfabetizados, comparado con el 10 por ciento de las castas más bajas.

En muchos países la situación no ha mejorado sino lo contrario. En África y América Latina, cientos de millones de personas se volvieron más pobres en la década del 80, un período en que los ingresos promedio descendieron en un 10 por ciento en la mayor parte de América Latina y tanto como el 20 por ciento en el África subsahariana. Durante la década del 80 los gustos por persona en servicios médicos se redujeron en más de tres cuartos ?n países africanos y latinoamericanos. Los gastos por persona en escolaridad descendieron en alrededor de un cuarto en las treinta y siete naciones Mías pobres.

tabla de indice desarrollo humano

AMPLIACIÓN DEL TEMA:
El desarrollo, los derechos y la democracia

Los Informes sobre Desarrollo Humano del PNUD plantean que la conquista y expansión de un conjunto de capacidades básicas es un derecho de todas las personas que sufren su privación. Y la satisfacción de ese derecho puede ser legítimamente exigida a los demás, especialmente al Estado.

Algunos autores consideran al Desarrollo Humano y a los derechos humanos como partes de una misma concepción. Tanto los defensores del desarrollo humano como los defensores de los derechos humanos son universalistas, es decir, consideran que algunas condiciones y derechos básicos deben ser aplicables a todos los seres humanos, independientemente de las condiciones sociales, culturales, o biológicas de cada uno.

Por su parte, la democracia también implica el reconocimiento de las personas como agentes. En el terreno de los derechos políticos, la democracia supone la atribución universalista del derecho de elegir, ser electo y ejercer las libertades políticas. La historia nos muestra, sin embrago, que este reconocimiento de las personas como agentes ha sufrido marchas y contramarchas. En distintas épocas y durante mucho tiempo fueron excluidos de los derechos políticos los campesinos, los esclavos africanos, los indígenas, las mujeres. Esto se sostenía, justamente, en la falta de autonomía de los que eran excluidos, es decir, en la negación de su condición de agentes.

Actualmente, en las democracias latinoamericanas, todos tienen, en principio, los derechos políticos que corresponden a la democracia, pero a muchos les son negados los derechos sociales básicos. Y hasta carecen de derechos civiles elementales, como el de gozar de protección contra la violencia policial, o de tener fácil acceso a instituciones del Estado, como ser los tribunales. Por estas razones, persiste la pregunta de cómo lograr que nuestros regímenes democráticos tengan poder para avanzar en la democratización de – la sociedad y del Estado, garantizando derechos políticos, sociales y civiles básicos, para que las personas puedan ejercer plenamente su condición de agentes.

Fuente Consultada:
Nuestro Hogar, el Planeta Shridath Ramphal
Geografía El Mundo Contemporáneo Polimodal A-Z M.J. Echeverría y S.M. Capuz

Politicas de Poblacion Concepto y Objetivos Para El Desarrollo

Concepto y Objetivos de las Políticas de Población

LAS POLÍTICAS DE POBLACIÓN: Se denomina política de población al conjunto de medidas, programas y planificaciones, adoptadas por un gobierno con el fin de producir cambios cuantitativos y cualitativos en los procesos demográficos. Estas políticas tienen como objetivo lograr un desarrollo humano sostenible, llamado por algunos desarrollo con equidad, en otras palabras, que contribuya a mejorar la calidad de vida de las personas y a reducir las desigualdades existentes entre los habitantes.

inmigracion en el mundo

El Hombre y La Naturaleza
Desastres Naturales
El Planeta Se Rebela
Los Recursos Naturales
El Acuífero Guaranì

Toda política de población esta sustentada por un proyecto de desarrollo económico y social más amplio. Para poner en marcha estas políticas son necesarios:

  • la elaboración de un diagnóstico de base territorial, en distintas escalas de análisis (local, regional, nacional, etcétera), para acceder a una interpretación adecuada de la situación presente y así proyectar la situación futura más probable;
  • el apoyo político, que asegura la continuidad (financiera y presupuestaria) de los programas, de otra forma se verían sometidos a interrupciones e irregularidades;
  • la toma de conciencia social y acercamiento a la población: la educación e información de los ciudadanos –a través de la difusión de datos demográficos y su impacto sobre los recursos y el medio– juega un papel fundamental en el éxito de la política implementada;
  • el empleo de métodos y técnicas de control apropiados que permitan el seguimiento de la política de población elegida y el cumplimiento de los objetivos propuestos.

Al respecto, la acción del Estado puede ejercerse sobre cualquiera de las variables demográficas: crecimiento, composición, distribución, migraciones, tamaño.

El factor alrededor del cual se han aplicado las políticas demográficas más importantes es el crecimiento de la población. En tal sentido se han emprendido políticas pronatalistas y antinatalistas.

Por un lado,  los países industrializados (más especialmente los europeos) han adoptado políticas pronatalistas como respuesta al descenso de la fecundidad. Así, las medidas más importantes fueron prohibir o limitar el uso de métodos para controlar la fecundidad y promover la natalidad mediante incentivos económicos. Francia, Alemania y Suecia constituyen ejemplos de la aplica­ción de estos tipos de políticas.

Por otro lado, los países en desarrollo han establecido las políticas antinatalistas, como es el caso de China e India. Entre los países desarrollados se destaca Japón, que también aplicó programas de planificación familiar.

Otro factor sobre el que se aplicaron medidas y políticas importantes a nivel mundial es el de lasmigraciones, sean éstas internas o externas.

En cuanto a las migraciones internas (especialmente rural-urbanas), varios países han establecido políticas para contrarrestar los movimientos espontáneos de población y alcanzar un mayor equilibrio en la distribución poblacional de todo el territorio.

Con respecto a las migraciones internacionales los países de destino, en general, están desarrollando políticas restrictivas hacia los inmigrantes.

Por el contrario, los países que sufren de emigración, ponen en práctica medidas para resolver los siguientes problemas:

  • proteger a sus emigrantes en los países de destino;
  • solucionar los problemas que origina su partida en el propio país de origen;
  • atender el impacto social que origina, por su magnitud, la reincorporación y reinserción social de los emigrantes que retornan al país de origen.

En este sentido, la problemática de los refugiados debe constituir un elemento fundamental en las políticas de población de los países afectados. Es necesario que los países que reciben refugiados elaboren programas de protección social que incluyan servicios como alojamiento, integración socio-laboral, formación educativa, asistencia médica, etcétera.

Estas políticas tienen como objetivo evitar lo que actualmente se conoce como el fenómeno de los guetos, que provocan la marginación de ciertos sectores sociales diferenciados por su procedencia étnica. Estos sectores quedan relegados y son permanentemente discriminados por los habitantes nativos y por toda la sociedad en general

Fuente Consultada:Geografía El Mundo Contemporáneo Polimodal A-Z M.J. Echeverría y S.M. Capuz

Los refugiados en el mundo

Los refugiados en el mundo

LOS REFUGIADOS EN EL MUNDO: Los refugiados constituyen un tipo de migración denominada forzada o migración de carácter involuntario. En la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de las Naciones Unidas de 1951, se definió a los refugiados como “aquellas personas que huyen legalmente de su país debido a un temor bien fundado de ser perseguidos por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas

Actualmente,  el concepto de refugiado se ha ampliado considerablemente, es decir, se han establecido otras causas de destierro, como el progresivo deterioro de las tierras que no permite sostener a sus propios habitantes y los obliga a abandonarlas (refugiados ambientales o ecológicos). Ahora bien, también existen los desplazados internos que son aquellas personas que se trasladan dentro del mismo país.

El ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) fue creado en 1950 con el objetivo de proteger y brindar soluciones duraderas a estas personas. En la actualidad, tiene bajo su amparo alrededor de 22.500.000 personas en todo el mundo.

Los refugiados que regresan a su país de origen y estaban bajo la protección del ACNUR, siguen siendo protegidos por un período limitado después de su regreso. La mayoría volvió a Ruanda (África) y a Bosnia-Herzegovina (ex Yugoslavia). Cabe destacar que en estos territorios se libró una guerra cruenta que enfrentó a distintos grupos basados en distinciones étnicas.

Los solicitantes de asilo constituyen alrededor de un millón de personas en el mundo y son los que han tramitado su solicitud de asilo, pero que hasta el momento no han podido obtener su condición de refugiados.

Los refugiados que solicitan asilo proceden, en gran cantidad, de los países más pobres del planeta; aquellos afectados por el caos político, la violencia generalizada, con bajos niveles de bienestar social y altas tasas de desempleo.

Las mayores solicitudes de asilo se presentan en los países industrializados (Europa, América del Norte) pero éstos, en el último decenio, han adoptado medidas destinadas a impedir o desalentar la llegada de solicitantes a su territorio.

Entre las causas de estos movimientos involuntarios se pueden mencionar:

  • políticas: guerras civiles, conflictos internacionales, división de Estados, conflictos étnicos, etcétera;
  • ambientales: inundaciones, sequías, sobre cultivo, deforestación, etcétera.

Estos desplazamientos de refugiados implican la movilización de comunidades enteras y se realizan, en su mayoría, dentro o desde los países en desarrollo. Tanto las sociedades receptoras como las expulsoras sufren el impacto ejercido por las personas desplazadas.

Estos desplazamientos generan efectos positivos o negativos:

♦ Positivos porque convierten algunos territorios en áreas de crecimiento económico rápido.

♦ Negativos cuando en los países subdesarrollados, los recién llegados agravan la presión sobre los recursos (alimentos, agua, demandas educativas, sanitarias, etcé­tera) y sobre los puestos de trabajo, ya de por sí escasos.

El país con mayor número de refugiados en la actualidad es Irán (con casi dos millones), le sigue Pakistán y Alemania (con alrededor de un millón).

                                                   

RegiónRefugiadosBuscan AsiloHan RetornadoDezplazados
Internos
Total
África3.481.70037.7002.171.7001.694.000 7.385.100
Asia4.730.30015.000 824.1001.889.1007.458.500
Europa2.940.700267.400 459.4002.389.0006.056.500
América Latina83.200 600   17.800 1.700 103.300
América del Norte668.500626.4001.294.900
Oceanía71.1006.90078.000

 Asia y África son los continentes que sobresalen por el volumen de refugiados, el número de países afectados y la pobreza extrema. El sudeste de Asia y los países árabes occidentales concentran el mayor contingente de refugiados, como consecuencia de los conflictos bélicos de Vietnam y Laos, la ocupación rusa de Afganistán (1978-1989) y la separación de Bangladesh de Pakistán (1971).

El sector oriental y meridional de Africa recoge el 80% de los refugiados, en países como Tanzania, Etiopía, Sudán, etcétera, por razones de carácter natural (el deterioro del ambiente impide que sostenga a sus propios moradores) y por problemas tribales y guerras civiles.

En América latina se destacan México y Costa Rica, que han recibido a los refugiados de las guerras civiles de Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

El continente europeo es escenario de desplazamientos en su interior. El ejemplo más reciente y dramático lo constituyen los enfrentamientos desarrollados en la ex Yugoslavia, que produjeron miles de refugiados.

Para el ACNUR existen tres clases de soluciones duraderas para los refugiados:

* repatriación voluntaria: retomo voluntario al país de origen;

* reasentamiento: traslado de los refugiados a un tercer país distinto al de asilo;

* integración local: permanencia en el país que les dio acogida.

Zaire
Zaire acogió en 1997 a 160.000 angoleños, 40.000 burundeses, alrededor de 20.000 ugandeses y 110.000 sudaneses.

Costa de Marfil y Guinea
La guerra civil en Liberta forzó a refugiarse a 420.000 personas en Guinea y 300.000 en Costa de Marfil.

México
Hay 32.000 guatemaltecos, la población de refugiados más numerosa de América latina.

Yugoslavia
Más de 650.000 kosovares escaparon de la guerra hacia Macedonia, Albania, Turquía, Montenegro y Europa Occidental.

Argelia
En el sudoeste argelino hay 165.000 refugiados del Sahara occidental. Además, asiló a 30.000 refugiados palestinos y tuareg de Mali y Níger.

Sudán
En 1997, recibió a 400.000 exiliados, principalmente de Eritrea.

India
Recibió a 100.000 refugiados de Sri Lanka, un número similar de tibetanos, 50.000 chakmas de Bangladesh y miles de afganos.

Nepal
Hay 90.000 refugiados de Bután en los distritos de Jhapa y Morang, además de 20.000 tíbeteanos.

Uganda
Cuenta con una población de 265.000 refugiados, la mayoría del sur de Sudán.

Tailandia
Acogió en 1997 a 115.000 refugiados de Myanmar.

Palestinos
Son los refugiados más antiguos del mundo. 2,5 millones viven en Jordania y dos millones en Israel, Líbano y Siria.

Irán y Pakistán
En 1997 Irán asiló a unos dos millones de afganos y a medio millón de iraquíes. En Pakistán hay 1,2 millón de afganos.

Etiopía
A mediados de 1997 recibió a unos 340.000 refugiados de Yibouti, Kenia, Somalia y Sudán.

Azerbaiján
La lucha en Nagorno-Karabaj, en Azerbaiján, obligó a medio millón de personas a desplazarse.

Angola
Más de un millón de desplazados a causa de la inseguridad, el vandalismo y los campos minados.

Colombia
El desplazamiento de 900.000 colombianos se debe a la violencia que protagonizan las fuerzas armadas, la guerrilla y los carteles de la droga.

Bosnia-Herzegovina
En 1997 cerca de la mitad de la población bosnia -4,4 millones antes de la guerra-, se encontraba desplazada de sus hogares.

Sudán
Tiene una de las poblaciones desplazadas más numerosas del mundo: cerca de cuatro millones.

Afganistán
Las disputas entre los talibanes y otras facciones políticas llevaron a 1,2 millón de personas a desplanarse a Kabul.

Myanmar
Un millón de personas desplazadas, principalmente en el este, donde las fuerzas armadas están en guerra con grupos étnicos.

Liberia y Sierra Leona
Unas 800.000 personas fueron desplazadas de Sierra Leona.

Irak
El millón de desplazados es el resultado de los enfrentamientos entre facciones kurdas, turcos e iraníes.

Turquía
Entre 500.000 y dos millones de campesinos se trasladaron al sudeste después del conflicto con los rebeldes kurdos.

Burundi
En 1997 un millón de personas se concentró en campamentos mientras las dos etnias principales del país estaban en guerra.

Sri Lanka
La larga guerra que enfrenta a las fuerzas armadas y a los separatistas tamiles originó un millón de desplazados.

La movilidad espacial de la poblacion Migraciones Internacionales

La movilidad espacial de la población

LA MOVILIDAD ESPACIAL:Uno de los grandes retos para el próximo siglo lo constituyen las migraciones. Las mismas representan un elemento esencial del proceso de desarrollo e influyen tanto sobre el crecimiento demográfico como sobre las actividades económicas y sociales de los países afectados.

Así, la migración es una de las formas más comunes de movilidad geográfica de la población. Se define como el cambio de lugar de residencia de las personas de forma permanente.

Entre sus causas se pueden mencionar:

• conflictos políticos, bélicos o religiosos;

• problemáticas sociales y culturales;

• adelantos tecnológicos en las actividades económicas;

• desastres naturales como terremotos e inundaciones;

• desastres ambientales como la desertificación.

A su vez, existen múltiples clasificaciones basadas en distintos criterios: la duración, las causas, los deseos del inmigrante, el grado de calificación, etc.

En este apartado se abordará la clasificación basada en los límites de los países, que distingue:

• migraciones internas o nacionales: las cuales implican un cambio de residencia dentro del país;

• migraciones externas o internacionales: que se refieren a cambios de residencia entre países.

Actualmente las migraciones internacionales han aumentado considerablemente de 75 millones en 1965 a 120 millones en 1990, con una tasa anual de crecimiento del 1,9% promedio. A pesar de este aumento progresivo y no explosivo, los migrantes internacionales representan apenas el 2,3% de la población mundial total.

Este aumento encuentra en los cambios internacionales de la década del 90 su principal causa o condicionante: la desestructuración del bloque soviético, la reconfiguracion de los estados nación sometidos a su orbita, los cambios políticos, económicos y sociales de la Europa central y oriental, la disolución de la ex Yugoslavia, los prolongados conflictos étnicos, la crisis del Golfo en 1990, la guerra civil en Ruanda, la configuración de un nuevo orden mundial encabezado por la figura de los EEUU, entre otros.

El actual proceso de mundialización de la economía (predominio del capital financiero) también intensifica la migración internacional por:

• la rápida expansión del comercio y las corrientes de inversión extranjera dando lugar a transformaciones para el movimiento de profesionales y trabajadores muy especializados

• la corriente de integración económica de los países en bloques, como ejemplo la Unión Europea y el Mercosur.

Frente a estos acontecimientos, los países de destino están modificando sus políticas en materia migratoria. Adoptan medidas restrictivas que convergen en un mayor control de la inmigración y desembocan en la exclusión. Al respecto, Wacquant señala la constitución de “nuevas marginalidades” refiriéndose a los guetos como los que existen en EEUU y en Francia.

También los países en desarrollo muestran una mayor tendencia a restringir la migración y atender los problemas causados por la emigración.

Todos los países en el momento de elaborar sus políticas migratorias deben tener en cuenta dos cuestiones:

• la regulación del número y del tipo de migrantes;

• la intervención para incorporarlos a la sociedad.

cuadro de movilidad espacial

CLASIFICACIÓN DE LAS MIGRACIONES INTERNACIONALES  SEGÚN LAS NACIONES UNIDAS

• Migración permanente o a largo plazo: personas que entran a un país para radicarse definitivamente.

• Migración laboral o a corto plazo: incluye la mano de obra extranjera temporal y los que tiene por objeto cubrir puestos de trabajo que requieren conocimientos muy especializados (profesionales).

• Migración indocumentada: migrantes internacionales que no han cumplido los requisitos fijados por el país receptor para acceder a su territorio, residir o ejercer una actividad remunerada dentro de él. Los gobiernos aplican distintas medidas para hacer frente al problema de la migración irregular, entre ellas las patrullas fronterizas, las inspecciones de los lugares de trabajo,. los controles de identidad dentro del país, etcétera. En algunos casos se ha recurrido a la expulsión de estas personas yen otros se llevaron a cabo campañas de regularización de la situación legal de. los migrantes y programas de amnistía;

• Refugiados y personas que buscan asilo: personas que huyen de su país por fundados tetmores de sufrir persecuciones.

LAS PRINCIPALES CORRIENTES MIGRATORIAS

Si se observa el mapa de la página siguiente, se advierte que los países emisores de migrantes se concentran fundamentalmente en las regiones menos desarrolladas del hemisferio Sur. La población que emigra lo hace hacia países vecinos dc la misma región o hacia los países industrializados de Europa, América anglosajona, Australia y Japón en busca de trabajo y mejor calidad de vida.

En Asia y África las corrientes migratorias se producen esencialmente en el interior de esos continentes. Más de un tercio (36%) de los migrantes internacionales en el mundo son asiáticos. Los países productores de petróleo (Oriente Medio) muestran la proporción más fuerte de inmigrantes. Otros países de destino son Japón y los de reciente industrialización del Sudeste Asiático (Hong Kong, Taiwan, Singapur, Indonesia, entre otros) porque requieren mano de obra y conocimientos especializados.

En África, Sudáfrica constituye un foco de atracción para los países localizados al sur del Sahara. En África del Norte las corrientes migratorias se dirigen hacia Europa.

En América, América Central y el Caribe son las principales áreas expulsoras de población, que se desplaza hacia los Estados Unidos. Argentina y Venezuela también conforman focos de atracción, en especial para sus países vecinos.

Europa Occidental constituye otra área de destino de inmigrantes internacionales. Hacia ella se dirigen principalmente emigrantes del norte de África y de Europa Oriental.

Australia y Nueva Zelandia son también países receptores de inmigración. Cuentan con alrededor de 5 millones de extranjeros que representan el 18% de la población de Oceanía, máximo valor del mundo.

EFECTOS DE LA MIGRACIÓN:

La migración de gentes de un lugar a otro produce diversos efectos tanto en las personas que se desplazan como en los grupos y estructuras que se encuentran. Históricamente, el resultado más notable de la migración ha sido la difusión de la cultura. Equivalía a un contacto y comunicación entre gentes que habían estado aisladas cultural y geográficamente. Hubo intercambio de formas de comportamiento, se combinaron nuevas ideas y la cultura se enriqueció y se extendió. Esto no quiere decir que la mezcla de gentes haya sido siempre un proceso pacífico o que haya producido un progreso social inmediato.

Hay difusión y convergencia cultural cuando las personas se desplazan, se casan unas con otras y procrean entre sí. Un linaje que se había mantenido aislado durante siglos se mezcla con otros elementos raciales como resultado de la movilidad geográfica. La noción de «raza pura» en las grandes sociedades contemporáneas ha sido abandonada por los sociólogos. Siempre se han efectuado mezclas biológicas a consecuencia de la migración, ya fuera ésta invasión y conquista o colonización deliberada. En las sociedades importantes y dotadas de mayor movilidad están tan entremezclados los rasgos étnicos, que no se pueden seguir sino a través de pocas generaciones.

El efecto de la migración interna en las grandes sociedades modernas ha sido cierta urbanización de la cultura. Los modos urbanos de pensar y de obrar, las relaciones sociales y las estructuras urbanas, juntamente con la multiplicación de las asociaciones secundarias, todo esto extiende a contingentes cada vez mayores de población cuando las personas se aglomeran en las ciudades. Las familias de ciudad son más reducidas y la natalidad urbana es más baja que la de las áreas rurales. El equilibrio entre los sexos tiende a modificarse en el sentido de que el número de hombres es menor que el de las mujeres al irse urbanizando la población. Los recursos médicos, escolares y recreativos se ponen más al alcance de todos. (José H. Fichter, en «Sociología»).

LA MIGRACIÓN EN AMERICA:

Dos impactos urbanos diferentes
En todos los países de América se advierte una creciente urbanización de sus respectivas poblaciones. Empero, es posible establecer algunas diferencias significativas entre las ciudades de América Anglosajona y las de América Latina:

• El crecimiento de las ciudades americanas anglosajonas es en general más lento —en la actualidad—, que el de .las ciudades latinoamericanas. Sobre las causas de esta diferencia se señala que las ciudades de América Latina crecen —en algunos casos en forma explosiva— porque reciben continuamente importantes contingentes de población rural excedente (mano de obra sobrante) de sus respectivos países e incluso de países vecinos; se trata de personas que efectúan el denominado «éxodo rural». La presencia de estos migrantes internos produce distintas formas de desorganización en las ciudades receptoras y es siempre muestra de una crisis estructural que afecta a todo el país.

En cambio, las ciudades americanas anglosajonas crecen al absorber los pequeños poblados que encuentran en su proceso de expansión y así los habitantes de pequeños centros urbanos pasan a ser integrantes de la gran ciudad sin cambiar de domicilio. Dado que, además, las grandes ciudades han mejorado las condiciones sanitarias con sensibles aumentos en la expectativa de vida de sus respectivos habitantes, resulta que estas ciudades anglosajonas se autoalimentan en su crecimiento demográfico;

• esos desplazamientos de habitantes rurales a las ciudades latinoamericanas — que no están preparadas para recibirlos— producen la instalación de numerosas viviendas precarias, de gran inestabilidad, que ocupan sectores urbanos o periurbanos con condiciones naturales adversas (ejemplos: laderas de los morros en Río de Janeiro, áreas inundables en el Gran Buenos Aires), con lo que se generan graves problemas al resto de los habitantes de la ciudad y se deteriora el paisaje urbano. A estos barrios de viviendas precarias en la literatura internacional se los reconoce como bidonvilles (en francés) y slums (en inglés). En América Latina reciben distintas denominaciones, así en la Argentina antaño se los llamaba «barrios de las latas» y más modernamente «villas de emergencia» y también «villas miseria»;

• merced a la tenencia de medios de transporte individuales por parte de sus habitantes, las ciudades americanas anglosajonas están muy extendidas en superficie y junto con sus respectivas «ciudades-satélites» y con las «ciudades-dormitorios» forman grandes conjuntos híbridos en los que alternan las edificaciones con los espacios verdes (parques, jardines, etc.). Por lo demás, complejos sistemas de autopistas permiten rápidos desplazamientos hacia la ciudad y dentro de ella como ocurre, a título de ejemplo universal, en la ciudad estadounidense de Los Ángeles. En cambio, las ciudades latinoamericanas presentan edificación más continua, con exiguos espacios verdes;

• muchas ciudades latinoamericanas están emplazadas en áreas montañosas o bien de altura considerable (Potosí, Bogotá, Quito, México D.F. = Distrito Federal de México, La Paz, etc.), en relación con antecedentes indígenas en la materia. En cambio, es excepcional encontrar ciudades de la América Anglosajona en tales áreas;

• en las ciudades latinoamericanas aparecen numerosos signos de subempleo y de actividad económica informal, con abundante venta callejera de diferentes productos y presencia de numerosos vendedores ambulantes (es decir, sin lugar fijo de trabajo), todo lo cual no ocurre —o bien ocurre en grado mucho menor— en las ciudades de la América Anglosajona;

• las ciudades latinoamericanas ofrecen por lo general una rígida traza cuadricular o en damero, que incluso se ha mantenido en ciudades de reciente fundación (Chivilcoy, Mar del Plata). Las calles ortogonales tienen un ancho uniforme; siempre existe una gran plaza central (que rememora las «plazas mayores» de España) a cuyo alrededor se encuentran los edificios principales: municipalidad (ayuntamiento o cabildo), correo, escuela y también la iglesia matriz, cuyas cúpulas dominan el paisaje urbano. Esta disposición respondía a las pautas establecidas por Felipe II en 1573, marco legal de la urbanización española en América.

En cambio, las ciudades americanas anglosajonas no presentan plaza central y la cuadrícula o damero es reemplazada por una traza en parrilla, es decir, con mañanas que no son cuadrados perfectos sino rectángulos. Por lo demás, las calles presentan anchos variables según sea su función;

• las capitales latinoamericanas por lo general retienen altos porcentajes de la población del respectivo país y las que le siguen en importancia son mucho menores (es decir, existe una clara primacía). En cambio, en Canadá y en Estados Unidos ninguna ciudad ejerce una primacía tan evidente con respecto a las demás.

Fuente Consultada: Geografía América y Antártida Lorenzini-Balmaceda-Echeverría

Desastres Naturales  –  El Planeta Se Rebela   –  Los Recursos Naturales  –  El Acuífero Guaranì  –  El Hombre y La Naturaleza

El Envejecimiento de la Población Mundial Causas

El Envejecimiento de la Población Mundial

EL ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN: En la última mitad del siglo XX, se evidencia un aumento de la esperanza de vida promedio de la población mundial alrededor de 25 años. Las razones de este incremento se atribuyen a una mejor calidad de vida que trae aparejado una disminución de la mortalidad infantil –producto de la presencia de agua no contaminada, mejor saneamiento y nutrición adecuada–. A su vez, el acceso a servicios de salud y educación constituyen otras causas de peso.

El Hombre y La Naturaleza
Desastres Naturales

El Planeta Se Rebela
Los Recursos Naturales
El Acuífero Guaranì

Se considera que una determinada población está envejecida cuando las personas de más de 65 años superan el 7% del total. Éste es un proceso gradual en el que la población anciana aumenta mientras disminuye la proporción de niños y adolescentes. Esto ocurre cuando desciende la tasa de fecundidad, pero permanece constante o mejora la esperanza de vida a edades más avanzadas.

La esperanza de vida es alta en los países desarrollados, debido a la mejor calidad de vida y el acceso a los servicios de salud. En Europa, Estados Unidos, Canadá, Japón y Australia, la esperanza de vida es de más de 70 años.

En los países subdesarrollados, especialmente en el África negra o subsahariana, la esperanza de vida sigue siendo baja, entre 40 y 49 años. Esto se atribuye a los graves problemas sanitarios y de alimentación que afrontan. Las llamadas «enfermedades hídricas» (relacionadas con el consumo de agua no potable y/o contaminada), como la hepatitis, la diarrea y el cólera, hacen estragos en la población, especialmente entre los menores.

Estas transformaciones en la esperanza de vida generan modificaciones en la composición por edades de la población, ya que progresivamente es mayor el peso demográfico de las personas de edades avanzadas.

Durante el siglo XXI estos cambios serán mucho más espectaculares: las proyecciones medias elaboradas por las Naciones Unidas elevan la esperanza de vida promedio de los 65 años actuales a los 110 ó 120 años.

Sin embargo, se presentan diferencias marcadas entre los países desarrollados y subdesarrollados:

En los países desarrollados las personas de más de 65 años representan alrededor del 15% de la población. La mayor proporción se encuentra en Europa y le siguen América del Norte y Oceanía.

En los países en desarrollo el problema radica en que no cuentan con los medios para atender las necesidades de los ancianos. Existen dos regiones en el mundo donde el envejecimiento todavía no constituye un reto para la sociedad: África Subsahariana y Asia Meridional. Los países de estas dos regiones deben afrontar cuestiones más urgentes como el acelerado crecimiento de la población, la elevada mortalidad de lactantes y niños, el masivo éxodo rural y las enfermedades, como el sida.

LOS DESAFÍOS PARA EL SIGLO XXI

Para los países el envejecimiento poblacional representa un desafío en el orden cultural, político y económico, ya que necesitan promover la participación de esta franja etárea en la sociedad así como satisfacer sus necesidades.

Al respecto, existen múltiples desafíos como la necesidad de establecer un sistema previsional y de seguridad económico-social para los ancianos que les asegure un nivel de vida digno (alta calidad de vida). Por otro lado, se deben mejorar los sistemas de salud y eliminar las formas de violencia y discriminación contra los ancianos, así como también alentar su participación social.

En todo caso, este desafío se relaciona con el modelo cultural que actualmente prima, donde la “eterna juventud” también impone un parámetro que no resulta menor a la hora de reflexionar sobre estas problemáticas.

Cada vez es más frecuente oír hablar de la «revolución de !a longevidad» o del «boom de los abuelitos’.’Así, las Naciones Unidas decidieron conmemoraren 1999,el Año Internacional de las Personas de Edad, bajo el lema de«Una sociedad para todas las edades»

Aunque en los países ricos la proporción de ancianos, con respecto a la población total, es más alta que en los países pobres, en los países pobres el número de ancianos aumenta más rápido en términos absolutos. El mundo rico se hizo rico y después se volvió viejo, pero en el Tercer Mundo no ocurre lo mismo. Mientras que en Francia se necesitaron 140 años para que la proporción de mayores de 65 se duplicara de 9 % a 18 %, en Venezuela este mismo proceso solo demandó 22 años.

Frente a esta situación, los interrogantes que requieren una respuesta más urgente se refieren al modo en que las sociedades envejecidas afrontarán los gastos que demanda la atención de un número creciente de personas ancianas. No es lo mismo ser anciano en una sociedad opulenta que ser anciano en una sociedad pobre.

En el Japón, por ejemplo, ya se habla de industrias «de las cabezas grises» que satisfagan los deseos y las necesidades de los mayores: vivienda, viajes, esparcimiento y también medicamentos, puesto que los mayores de 65 años consumen el 30 % de la producción de la industria farmacéutica.

En los países pobres la situación es más difícil, puesto que muchos ni siquiera cuentan con sistemas de segundad social y en ellos el sostén de los ancianos se basa en la solidaridad familiar.

En las sociedades agrarias tradicionales del Tercer Mundo —como gran parte de las sociedades africanas— donde los ancianos desempeñan un importante papel en la comunidad, para el momento en que comience a haber más personas de edad, el incipiente proceso de urbanización e industrialización habrá destruido gradualmente las estructuras familiares.

Además, los jóvenes africanos que emigran a las ciudades tienen enormes dificultades para cubrir las necesidades de sus parientes de más años, por los bajos salarios que perciben y el carácter precario de sus empleos.

En el Brasil y en la China, el envejecimiento de la población amenaza con acarrear graves problemas, teniendo en cuenta la cantidad de personas que los habitan.

El Brasil, con más de 160 millones de habitantes, ha registrado un brusco descenso en sus tasas de natalidad. En 1960, una mujer brasileña tenía como promedio más de seis hijos, mientras que hoy solo tiene dos.

El sistema jubilatorio afrontará en los próximos años, serios inconvenientes, ante la modificación de la estructura de edades de su población.

Porsu parte,la China, el país más poblado del mundo, con 1240 millones de personas, en los próximos treinta años tendrá 175 millones de ancianos.

La limitación de la natalidad instaurada en los años setenta, bajo el lema «una familia, un niño» dará lugar, en pocos años, a una familia compuesta por un niño, sus dos padres y sus cuatro abuelos.

En el futuro, el hecho de que el planeta se convierta en escenario de la convivencia de cuatro o cinco generaciones alterará necesariamente la identidad y la función social de los ancianos.

Es posible afirmar que ha llegado el momento de poner en primer plano el respeto a las personas de edad avanzada y promover su activa participación social, a través de la instrumentación de políticas públicas pertinentes.

Talley Jeraiean, anciana

Jeraiean Talley hoy la persona reconocida como la más anciana del mundo y la doceava persona más longeva de la historia cuya edad pueda comprobarse. Dice que su secreto se basa en dos cuestiones: evitar la comida rápida y tratar a los demás como quieras ser tratado.

Respecto a este tema, se publica una nota de 2015 de un diario del interior de Argentina:

NACE LA CUARTA EDAD:

En un mundo cambiante, segundo a segundo, ya ni la edad se respeta. Los científicos ya adelantaron que la edad promedio de vida para lo que viene estaría en el orden a ¡os 120 años, para las sociedades de alto nivel de vida como Alemania o iglaterra. Pero Argentina no está lejos y lo que dice el diario «Clarín» es una realidad, que seguramente no se da sólo en la provincia de Buenos Aires.

«Si alguien propone conformar el «Club Mayores de 100 años» en la provincia de Buenos Aires podrá reclutar más de dos mil socios. El número de ancianos que superan el siglo de vida pasó de 542 (en el censo 2001) a 2.060 en la actualidad, según proyecciones del Indec en base al censo de 2010. Y eí crecimiento de esa hipotética institución no tendría techo: para 2040, se proyecta que serían más de 15 mil.

Más cerca en el tiempo, una lista de espera para ingresar al club también sería extensa. Los informes sobre la población bonaerense indican que hay 403.000 personas de entre 80 y 99 años.

El fenómeno es global: ia Organización Mundial de la Salud estimó que la mitad de los chicos nacidos desde 2010 soplarán 100 veiitas o más, ya en el siglo XXII.

«La longevidad de la sociedad moderna es un hecho. Tenemos que promover acciones para que esa prolongación resulte de calidad. Y para eso la fórmula es: proteínas y actividad física», dice el especialista en gerontología y director del Centro de Excelencia para Adultos «Hirch», Moisés Schapira.

El sistema sanitario también debe adaptarse. En Provincia, se inició un proceso de evaluación en 38 hospitales públicos para relevar a ¡os pacientes mayores de 65 años. Participa la Oficina de Alimentos, que estudiará especialmente a los mayores a 75 años que ingresan en la llamada «cuarta edad».

Se realiza un diagnóstico especial, llamado «screening», que detecta enfermedades en individuos sin síntomas, con pruebas simples de medición de la fuerza y función muscular.

«Se busca conocer indicadores significativos como la velocidad de la marcha, el perímetro de ia pantorrilla, la capacidad para ponerse de pie para luego ofrecerles a los adultos mayores recomendaciones nutricionales que mejoren la ingesta de proteínas, leucina, vitamina D y calcio», explicó el ministro, Alejandro Collia. Schapira considera que la clave para llegar en forma a esta etapa consiste en «ahorrar» en la edad productiva lo que vamos a perder más adelante.

«Es necesario hacer ejercicio físico desde joven, porque luego la musculatura y los huesos perderán vitalidad y habrá condicionamientos cuando seamos ancianos», asegura. (Fuente: Diario «El Colono»)

Sé le llama supercentenario o superlongevo a una persona que ha vivido más de 110 años. Se estima que hoy existen en el mundo unos 400 super-centenarios, pero sólo hay 55 que pueden demostrarlo plenamente.

Ver Un Cuadro-Sintesis Sobre Este Tema

Ver: Desafíos del Mundo Actual

Fuente: El Correo de la UNESCO.