Leyenda China Sobre La Seda

Difusión del Cristianismo en los Primeros Años Muerte de Jesus

Difusión del Cristianismo en los Primeros Años – Muerte de Jesúsel cristianismo

Con su muerte, Cristo había expiado los pecados de la humanidad y había hecho posible que todos los hombres y mujeres experimentaran un nuevo comienzo con la posibilidad de la salvación personal. Aceptando a Cristo como salvador, ellos también podrían ser salvados.

Al principio, el cristianismo se diseminó con lentitud. Aunque las enseñanzas del primitivo cristianismo se difundían mayormente por la prédica de los cristianos proselitistas, también hicieron su aparición materiales escritos.

Pablo escribió una serie de cartas, o epístolas, que delineaban las creencias cristianas en diferentes comunidades. Asimismo, algunos de los discípulos de Cristo bien pudieron conservar algunos de los dichos del maestro en forma escrita, y los transmitieron como memorias personales, que más tarde llegaron a constituir las bases de los evangelios escritos —la buena nueva respecto a Cristo— los cuales trataron de formular un registro de la vida y de las enseñanzas de Cristo, y establecieron el núcleo del Nuevo Testamento.

Aunque Jerusalén fue el primer centro del cristianismo, su destrucción por los romanos en el año 70 de nuestra era dejó a las iglesias cristianas con una considerable independencia. Alrededor del año 100 se habían fundado iglesias cristianas en muchas de las ciudades principales del oriente, así como en algunos lugares de la parte occidental del imperio. Muchos de los primeros cristianos provenían de las filas de los judíos helenizados y de las poblaciones del oriente de habla griega.

Pero en los siglos III y IV, un creciente número de seguidores hablaban latín. Una traducción latina del Nuevo Testamento, escrito originalmente en griego, aparecida poco después del año 200, ayudó a este proceso.

La persecución romana de los cristianos durante el primer y segundo siglos de nuestra era nunca fue sistemática, sino sólo esporádica y local. La persecución comenzó durante el reinado de Nerón. Habiendo destruido el fuego gran parte de Roma, el emperador utilizó a los cristianos como chivos expiatorios, los acusó de incendio premeditado y de odio a la raza humana, y los sometió a atroces muertes en Roma.

Primer Hominido Bipedo Toumai Camino en Dos Patas Evolucion Humanos

Primer Hominido Bipedo Toumai
Caminó en Dos Patas Evolución Humanos

En 2001 un equipo de investigadores franceses dio con el cráneo de lo que podría ser el ancestro de todos los seres humanos. Estos huesos pertenecieron a una criatura antropoide apodada Toumai —que significa «esperanza de vida» en la lengua local— que vivió hace unos siete millones de años. Los científicos creen que, poco tiempo después, la rama humana de los simios (el género Homo) se separaría de la rama de la que proceden los actuales chimpancés.

Los restos óseos nos muestran a una criatura —su nombre científico es Sahelanthropus tchadensis— de arcos supraciliares prominentes, dientes cortos y un rostro que recuerda al de los humanos modernos. Tiene una cabeza de pequeño tamaño, de unos 350 centímetros cúbicos de capacidad, muy similar a la de un chimpancé, mientras que el cráneo de un humano moderno mide 1.350 centímetros cúbicos.

Desgraciadamente, ha sido imposible saber si este ancestro nuestro caminaba sobre dos de sus extremidades o sobre cuatro. Algunos científicos creen que se trata del eslabón perdido entre los simios y los humanos, una especie de transición, una Eva de la que descendería toda la humanidad.

Otros sin embargo consideran que los restos pertenecerían a una especie primitiva de gorila. El hallazgo en Chad se produjo sólo unos meses después de otro descubrimiento también espectacular, esta vez en Kenia, y datado en hace unos seis millones de años. Se trataba de los huesos de una pierna, un brazo y algunos fragmentos craneales, así como de piezas dentales.

Al parecer esta criatura (Orrorin tugenensis) habría sido lo suficientemente fuerte como para trepar a los árboles, pero ¿caminaría sobre dos o sobre cuatro patas?

Ambos descubrimientos generaron una larga controversia científica, ya que parecen implicar un desafío para los análisis genéticos más recientes. Según el denominado «reloj molecular», la separación entre el hombre y el chimpancé no puede haber tenido lugar hace mucho más de cinco o seis millones de años, ya que, de lo contrario, si tal separación se hubiera producido antes, no seriamos tan similares.

El reciente examen de ciertos huesos encontrados en 1974 ha proporcionado a los genetistas la prueba fósil que necesitaban para apoyar su teoría de que la separación entre humanos y chimpancés tuvo lugar hace menos de siete millones de años.

evolucion del hombre

La evolución de los humanos modernos se remonta a millones de años. No es fácil rastrearla, ya que las evidencias proceden de hallazgos dispersos sin relación entre si lo que dificulta trazar un cuadro cohesionado. El predominio del Homo sapiens es un hecho relativamente reciente.

Fuente Consultada:Todo Sobre Nuestro Mundo Christopher Loyd

Historia de la Rueda Cuando se invento la rueda? Origen y Evolucion

Historia y Evolución de la Rueda: ¿Cuándo se invento la rueda? 

La invención de la rueda tuvo gran repercusión en los pueblos del mundo. Su resultado inmediato fue facilitar y dar mayor rapidez al transporte de bienes.

A su vez, esta mejora en el transporte convirtió pequeñas localidades, en las que los alimentos y suministros de primera necesidad estaban al alcance de la mano, en pueblos más importantes, donde tales bienes podían ser comercializados.

Este cambio en el sistema de vida de pequeñas localidades que pasaron a constituirse en pueblos y ciudades ha sido una de las fuerzas más importantes a la hora de que las personas se organizasen en comunidades civilizadas.

Los arqueólogos desconocen que se inventó primero, si la rueda del alfarero o la rueda del vehículo.

Ambas se construían con madera, y por eso precisamente se deterioraron tanto con el paso del tiempo que no quedan pruebas directas. Sin embargo, se puede saber cuándo la rueda de alfarero llegó a una cultura determinada gracias a los fragmentos de cerámica torneados que se han hallado en las excavaciones.

De la rueda de vehículo no quedan huellas; la prueba más antigua de su existencia es un burdo esbozo de un carro en un fragmento de arcilla hallado en Sumeria (Mesopotamia) y que puede fecharse sobre el 3500 a. de C. Las más antiguas cerámicas conocidas hechas con torno proceden de la misma área y son casi de la misma época.

También allí se ha encontrado parte de una rueda de alfarero que puede ser unos 250 años posterior.

Existe la creencia popular de que la rueda de vehículo evolucionó a partir de troncos de árboles habilitados por el hombre como deslizadores, pero no hay pinturas prehistóricas que sostengan esta teoría.

Las ruedas más viejas que han llegado hasta nosotros, halladas en tumbas de Mesopotamia del 3000 al 2000 a. de C, estaban hechas con tres tablones unidos mediante tirantes transversales de madera y con un agujero, oracticado al sacar un nudo natural de la madera, en el tablón del centro que servía de pivote.

La madera que rodea al nudo es muy resistente al desgaste, lo que permite suponer que la rueda giraba sobre un eje fijo, pero no quedan restos del carro para demostrarlo.

primeras ruedas de la historia

TIPOS DE RUEDAS PRIMITIVAS

primeras ruedas
Rueda de Mercurago, del siglo XV a. de J.C., la más antigua de cuantas se han hallado en Europa
primeras ruedas
  Rueda egipcia del
siglo XVI a. de J.C
primeras ruedas
Rueda etrusca del
siglo V a. de J.C.

Veamos ahora la historia de la evolución de la rueda…

HISTORIA DE LA RUEDA

Somos Homo sapiens sapiens, los «sabios», capaces de hablar con fluidez, de prevenir los acontecimientos y de razonar.

Durante más de 50.000 años, aunque la fecha exacta es objeto de discusión, hemos disfrutado de habilidades cognitivas muy superiores a las de cualquier animal.

Tenemos una insaciable curiosidad y somos brillantes inventores que aprovechan bien sus oportunidades y rara vez se sienten satisfechos con el estado de las cosas.

Nuestros antecesores primitivos lograron sobrevivir con la más simple tecnología derivada de la piedra y la madera, que poco a poco refinaron a base de inventos; entre ellos, el endurecimiento con fuego de sus afiladas lanzas de madera, la extracción de lascas de piedra que cortaban como cuchillas y el dominio del fuego.

Todos sentimos cierta fascinación por los inventos, en parte debido a nuestra preocupación actual por todo tipo de tecnología.

Respecto a la invención de la rueda, al parecer, la rueda se inventó en el cuarto milenio a. C, y los primeros vehículos que la usaron debieron de aparecer en Mesopotamia.

Al principio las ruedas eran sólidas, ya fueran talladas de un solo bloque o bien hechas con tres piezas de madera, como vimos al inicio de este post.

Este modelo de carro con dos ruedas tirado por bueyes es de Mohenjo-Daro, en el actual Pakistán, y data del tercer milenio a. C.

la rueda invencion

En Egipto y Mesopotamia surgieron hace unos 5.000 años las primeras civilizaciones complejas que marcaron el inicio de la Historia. En Extremo Oriente, poco más tarde, también se desarrollaron grandes civilizaciones en China e India.

Hace unos 5.000 años se produjeron en Oriente Próximo tres inventos muy importantes: la rueda, la vela y el arado.

Los carros y los barcos de vela permitieron entablar relaciones comerciales entre regiones cada vez más alejadas.

El arado mejoró las cosechas y la alimentación, lo que produjo un aumento de la población.

Otros avances muy importantes fueron la invención del regadío y la construcción de canales para transportar el agua a las ciudades y a los campos de cultivo.

la rueda, invento

La rueda tuvo pronto muchas aplicaciones, como los carros tirados por bueyes para el transporte de personas y mercancías y los tornos para trabajar la cerámica con mayor rapidez y precisión.
La vela se aplicó a los barcos y permitió aprovechar la fuerza del viento para la navegación y el transporte, con lo que aumentó el tamaño de las embarcaciones. Así se podían transportar más mercancías y más personas.

El arado, tirado por bueyes, permitía arar más cantidad de tierra y más rápidamente que con la azada.

La Invención de la Rueda:

Las primeras ruedas que se conocen son las de alfarero.

La artesanía fue la primera en utilizar la rueda: la usa el alfarero para producir «mecánicamente» el mismo recipiente que antes, hecho a mano, le obligaba a invertir en él mucho tiempo y esfuerzo, siendo, aun así, mucho más basto.

Con el uso de un perno colocado sobre una rueda en movimiento y ayudándose con la palma de la mano, el artesano era capaz de moldear recipientes muy pulimentados y perfectamente simétricos, difundiendo así aquel gusto «clásico» del objeto armónico, que tiene su raíz estética en la perfección de la esfera, pero, y esto es lo más importante, también en el empleo de un tiempo muy inferior al que se necesitaba anteriormente para la producción.

Las que luego se utilizaron aplicadas al transporte derivan de aquel artefacto. Las ruedas de carro más antiguas se han hallado entre los restos de la ciudad de Ur, en la Media Luna de las Tierras Fértiles —región de la antigua Mesopotamia—, y datan del 3000 ó 3500 a. C.

Son piezas de madera maciza fijadas al eje mediante cuñas, demasiado pesadas como para ser muy eficientes, aunque no dejan de ser funcionales.

tipo de rueda usada en carros primitivos

Hasta ese entonces, el transporte de cargas terrestre se había realizado en brazos, y con posterioridad, hasta que se pudieron utilizar animales de carga, en cestas o angarillas que permitían repartir el peso entre varios hombres.

La aparición de la rueda facilitó algo tan sencillo como que el animal, en lugar de llevar sobre el lomo o en alforjas una cantidad limitada de carga, pudiera tirar de un carro y multiplicar la cantidad de material transportado.

Por su dureza y ductilidad, y en función de las posibilidades técnicas de la época, la madera fue el material idóneo para la construcción de ruedas, y siguió utilizándose hasta la llegada de la llanta de goma maciza.

En este sentido, cabe destacar la lenta evolución que tuvo este invento, ya que si bien se fue perfeccionando, lo cierto es que no sufrió modificaciones sustanciales hasta mediados del siglo XIX, con el advenimiento del neumático.

La pesada rueda de Ur se mantendría vigente, pues, durante unos 5000 años. Estaba unida, mediante piezas de madera, a un eje móvil, es decir, que la rueda y el eje cilíndrico giraban juntos; con posterioridad surgiría el modelo de eje fijo, al que la rueda se unía mediante un pasador, permitiéndole girar con independencia.

Para reforzar el disco de madera, que podía partirse, se lo rodeó de un aro de cobre. Todo el conjunto era macizo, sumamente pesado y demoraba la circulación de animales y personas.

La solución fue hallada en Persia Oriental, entre el 2000 y 1500 a. C., cuando eliminaron paulatinamente secciones del disco, logrando reducir su peso, hasta desembocar en los que hoy conocemos como “radios”. Los egipcios también conocían esta tecnología.

Hacia el año 1000 a. C. ya se habían difundido por la península itálica los carros de dos ruedas sobre los que el conductor se mantenía de pie.

Las llantas de goma no aparecerán hasta la segunda mitad del siglo XIX y pronto serían superadas: el veterinario escocés John Boyd Dunlop (1840-1921), inventó en 1887 la primera cubierta con cámara de aire, lo que suavizaba considerablemente la marcha.

En la actualidad, los neumáticos se fabrican con caucho y refuerzos de hilo, y están especialmente diseñados para brindar la mayor eficiencia en el arranque, el frenado y la guía de los vehículos automotores.

origen de la rueda

Para superar las dificultades que el abrupto terreno oponía al transporte de los animales cazados, que se cargaban sobre plataformas construidas a base de unas cuantas traviesas fuertemente ligadas entre sí y arrastradas por caballos, los hombres prehistóricos aprendieron a servirse de troncos que, rodando bajo este tipo de trineo, facilitaban considerablemente el transporte. Quizá fuera a partir de esta experiencia inicial cuando nació la primera idea de la rueda y se empezaron a comprender las posibilidades dinámicas del movimiento rotatorio.

 ALGO MAS SOBRE EL TEMA... En Mesopotamia, en la ciudad de Ur más concretamente, aparece en un bajorrelieve la primera representación artística de un nuevo medio de transporte, bajorrelieve que se conoce con el nombre de «Carro de los felinos».

carro de los felinos

«Carro de los felinos», hallado en la ciudad de Ur (Mesopotamia), se remonta a mediados del siglo XXV a. de J. C. y es el más antiguo bajorrelieve de cuantos representan la rueda. Según algunos dibujos contenidos en documentos prehistóricos, los carros deben su origen a la aplicación de la rueda a los trineos. En un principio fueron utilizados con fines bélicos.

Las primeras ruedas están formadas esencialmente por tres sectores circulares de madera, unidos entre sí por unos refuerzos generalmente metálicos; aún estaban fijados al eje y giraban con él.

La uniformidad de este sistema, comprobada por todos los hallazgos arqueológicos, desde el Indo hasta Rusia, desde las estepas del Turquestán hasta Italia y Britania, parece atestiguar que el uso de la rueda se hubiera difundido a partir de una fuente única; mientras la singularidad y la originalidad de la construcción constituirían, según algunos especialistas, una prueba a favor de quien sostiene que la rueda deriva del rulo, con el cual, por el contrario, según otra opinión, no tiene ninguna relación.

Muy pronto, después del año 2000 a. de J.C, el  trineo primitivo fue evolucionando y, siempre en Mesopotamia, aparecieron los primeros carros de dos o cuatro ruedas y con el arcón montado sobre el borde.

Es un medio todavía muy rudimentario, cuya única función estriba en sustituir la albarda, el cuévano y la canasta, favoreciendo en gran manera el desarrollo de los intercambios comerciales que ya entonces tenían lugar, aunque en forma muy primitiva y simple. (ver: Ruedas y Carros)

ALGO SOBRE EL ARADO, OTRO IMPORTANTE INVENTO

Muchos  pueblos mesopotámicos eran buenos pastores lograban dos cosechas al año de trigo y cebada, por lo que tenían un arduo trabajo manual en sus campos. La verdadera prosperidad en la producción de cereales se produjo al momento de inventarse el arado como instrumento de cultivo.

Posiblemente se desarrolló a partir de varas de excavación con contrapesos, similares a remos, que eran jalados por hombres, mujeres e incluso niños.

Pero en 4000 a.C. se introdujo un instrumento más eficiente, arrastrado por dos bueyes, delante de un conductor, que era quien guiaba el arado y enterraba la hoja de madera en la tierra.

Al principio, el travesaño del arado se amarraba a los cuernos de los bueyes; después se introdujo la yunta, y con el tiempo la hoja de madera fue reemplazada por la reja de bronce.

A pesar de las inundaciones, caía poca lluvia en Mesopotamia, y el suelo se endurecía en verano. Gracias al arado se abrieron nuevas zonas de cultivo, aumentando el abastecimiento de grano.

Se inventó una sembradora remolcada por bueyes. Era un instrumento para plantar semillas en hileras, en vez de «sembrar al voleo», es decir, esparcirlas a mano. Este instrumento, parecido a un arado, cavaba un surco en el suelo, y las semillas caían desde un embudo.

Este instrumento agrícola aparece claramente en un sello de piedra tallada de Sumeria, la región sur de Mesopotamia, cuyas 12 o más ciudades-Estado formaron el núcleo de la civilización del Medio Oriente.

Metalúrgia Primitiva Fundicion de Metales Uso del Cobre Hierro Bronce

Historia de Metalúrgia Primitiva – Fundicion de Metales: Cobre, Hierro, Bronce la edad de los metales

Hace unos 7.000 años los seres humanos comenzaron a producir objetos de metal. Los historiadores denominan Edad de los Metales a la última etapa de la Prehistoria, por la importancia que tuvo la invención de la metalurgia.

La metalurgia: El descubrimiento de que se podía extraer metal de la roca supuso un desarrollo tecnológico vital. Los primeros humanos sin duda vieron los depósitos de oro y cobre (conocido  como»cobre nativo») en las rocas, pero extraerlos era más complejo.

Este cobre fue utilizado en diversos lugares del Próximo Oriente para hacer dijes, en los últimos momentos del período neolítico, allá por el año 5000 a. de C. Se daba forma a los dijes mediante el único sistema entonces conocido: golpeando y doblando el metal.

Por esta época se empezaron a trabajar del mismo modo pequeñas piezas de oro. Posteriormente se descubrió que el cobre se volvía quebradizo como resultado de los golpes, pero podía ser templado nuevamente calentándolo hasta ponerlo al rojo vivo.

En Asia, en torno al año 9000 a. C., se usaba cobre para fabricar herramientas, lo cual indica que se había alcanzado ya cierto conocimiento del proceso de fundición.

Este conocimiento permitió trabajar grandes volúmenes de metal con ayuda del martillo y, hacia el año 4000 a. el trabajo con el cobre se había extendido ya al norte de África y Europa.

La extracción de minerales metalíferos superficiales como la malaquita estaba ampliamente difundida en Oriente Próximo, donde se empleó por vez primera de forma eficaz la técnica de la fundición.

El primer metal que se utilizó fue el cobre y lo trabajaban de manera muy sencilla, golpeándolo con piedras. El cobre no era un metal muy resistente y se utilizaba sobre todo para hacer joyas y objetos de adorno. Se desconoce cómo, cuándo y dónde se descubrió que podía extraerse cobre del mineral. Debido a que el proceso exige temperaturas bastante altas, puede suponerse que la fundición evolucionó como un subproducto de la producción de cerámica. El proceso, tal como se conoció en un primer estadio, comprendía el calentar una mezcla de carbón de leña y mena de cobre en una pequeña cavidad practicada en el suelo. Unos hombres, soplando el fuego mediante unas bodoqueras, elevaban la temperatura del conjunto. Este sistema está claramente descrito en una serie de pinturas halladas en tumbas egipcias que datan del 2500 a. de C.

En un principio, esta se aplicó básicamente con fines decorativos. El oro y el cobre se consolidaron como artículos comerciales vitales y contribuyeron al desarrollo de las culturas económicamente fuertes que empezaron a surgir en la época.

Pese a ser minerales preciados, el cobre y el oro eran demasiado blandos para aplicarse a la fabricación de armas.

Sin embargo, la experiencia de trabajar el cobre conllevó una mayor comprensión de las propiedades de los metales en general y, en última instancia, propició la amalgama del cobre con el estaño para producir una aleación más resistente: el bronce.

Más tarde los seres humanos utilizaron otros dos metales: el bronce, una aleación de cobre y estaño, y el hierro. Ambos metales eran muy resistentes y con ellos se podía fabricar todo tipo de utensilios: herramientas de trabajo, armas y armaduras, recipientes, joyas, estatuas. Para fabricar objetos de bronce y hierro los hombres fundían el mineral en hornos cerrados y después colocaban el metal fundido en moldes con la forma del objeto que querían realizar.

Puesto que las existencias de estaño se limitaban a Oriente Próximo, China y el noroeste de Europa, la Edad de Bronce solo se dio en estas zonas.

En el resto del mundo, como en África, América y Australia, la piedra siguió siendo el medio más eficaz para fabricar herramientas hasta la llegada del hierro.

La eficacia del bronce generó un excedente de útiles, armas y objetos ceremoniales, así como artículos de lujo, que llevó la riqueza a determinadas comunidades.

HISTORIA FUNDICION DE METALES:

Con el descubrimiento de la fundición se observó que el cobre se licuaba a altas temperaturas y que, por tanto, podía verterse en moldes preparados previamente.

Esto significaba que las masas informes de fundición podían ser fragmentadas y, colocándolas en crisoles, calentadas de nuevo para obtener copias, por vaciado.

Este proceso básico iba a mantenerse sin cambios sustanciales durante los mil años siguientes.

Sin embargo, poco a poco fue aumentando la capacidad de los hornos al construir una estructura en forma de chimenea con piedras y arcilla, y aparecieron varios tipos simples de fuelles que reemplazaron el trabajo de los pulmones humanos.

Estos fuelles consistían en un saco de piel con dos estrechas aberturas para aspirar y expulsar el aire, que se hacía funcionar manualmente, o en una especie de tambor con una cubierta de piel relajada que podía estirarse y apretarse para crear una corriente de aire. Hasta el 500 a. de C. no aparecieron los verdaderos fuelles.

Poco tiempo después del descubrimiento de la fundición y el moldeado del cobre empezó a extraerse plata, a fundirse oro y a obtenerse reproducciones.

Posiblemente como resultado de mezclar algunos de estos metales en un crisol, se descubrió que las mezclas de metales (aleaciones) resultaban, por lo general, más duras que algunos de los metales, por separado, que intervenían en el proceso. A partir del año 2500 a. de C. se emplearon en joyería diversas aleaciones de plata y cobre, o de oro y plata, sobre todo en Mesopotamia y Egipto.

Aunque abundante, el principal defecto del cobre como material para fabricar herramientas, era su fragilidad.

En teoría, era más resistente si se le añadía oro o plata, tal como se hizo en el Perú precolombino, pero esto resultaba muy costoso.

En vez de ello se buscaron metales menos caros para alearlos con el cobre.

En un principio, se emplearon estaño, antimonio y arsénico, que forman menas muy pesadas y parecidas por su aspecto, para fundirlos con cobre. Pero hacia el 3000 a. de C, el estaño, el más abundante de ellos, fue el que se utilizó con mayor frecuencia; de este modo se formó la aleación que conocemos como bronce.

Junto con la elaboración del bronce, empezó a extraerse el plomo. Este es un metal blando y oscuro, por lo que en un principio no se le vieron muchas aplicaciones.

Pero hacia el 1500 a. de C. se descubrió que mezclando plomo con bronce se obtenía una aleación mucho más manejable. Desde entonces se hizo posible obtener vaciados de mayor volumen y más complejos. Esta aleación de cobre, estaño y plomo todavía se emplea para moldear estatuas.

Los romanos fueron quienes primero se sirvieron de grandes cantidades de plomo para construir sus acueductos y conducciones de agua en general. También fueron quienes introdujeron la aleación de plomo y estaño (peltre), para fabrricar platos y vasijas, como un suce-;áneo barato de la plata. Esta misma aleación se hacía servir como elemento soldador para unir piezas de bronce y cobre.

El estaño nunca fue demasiado abundante, y posiblemente a causa de esto hacia el 500 a. de C. los artesanos oersas empezaron a sustituirlo por el cinc. De este modo crearon la aleación que hoy denominamos latón.

La producción de éste en gran escala empezó una vez que los romanos conquistaron gran oarte de Europa; hacia el año 100 de nuestra era explotaban los depósitos de mena de cinc (calamina) de la Europa Central, por lo que muchos de los ornamentos y monedas romanas se hicieron de latón antes que de bronce. De este modo, el latón se convirtió en la aleación de cobre más común durante la Edad Media, si bien el procedimiento para obtenerla era diferente del actual.

El cinc se vaporiza con mucha facilidad en el horno, por lo que con el’fin de conseguir el latón se arrojaba la mena de cinc al cobre fundido y se removía la masa.

En tiempos primitivos era difícil producir hierro debido a que el punto de fusión de éste es demasiado elevado para las temperaturas que podían alcanzar ¡os simples hornos de entonces.

El metal permanecía en ellos como una masa esponjosa que después había que sacar y golpear con fuerza, hasta formar una barra de metal, a la que sólo se podía dar forma con un posterior calentamiento y martilleo.

Hacia el 2000 a. de C. se conseguía obtener pequeñas cantidades de hierro, pero habrían de transcurrir otros mil años antes de que se dominara por completo su obtención.

Desde entonces, y dada su abundancia, el hierro se convirtió en el metal común con el que se fabrican armas y herramientas, reemplazando al bronce en tales usos.

Debido a que el hierro no se fundía en ninguna de sus etapas, tampoco podía alearse con otros metales, tal como se hacía con el cobre.

Para superar esta dificultad, se calentaban las barras de hierro con carbón vegetal durante mucho tiempo, hasta que absorbían algo de carbón; esto dio origen al acero, hecho que se descubrió en los primeros momentos del período romano.

Cuando César invadió Bretaña se asombró al descubrir que las tribus locales todavía utilizaban espadas de hierro que se torcían durante la batalla; sus propias tropas manejaban armas de acero que eran más resistentes y menos flexibles,

FORMAS DE TRABAJAR EL METAL:

IIIIII
La primera forma de trabajar el metal consistió en golpear el cobre con un martillo de piedra para darle forma. Así se realizaban adornos y herramientas. Más tarde se utilizó el método de forja, es decir, calentar el metal mientras era martilleado, lo que facilitaba el moldeado de los instrumentos.El descubrimiento de la fundición generalizó el uso de los metales. Los metales se calentaban a elevadas temperaturas hasta volverse líquidos y se introducían en moldes con la forma de los instrumentos que se deseaba fabricar.
El fundido permitió mezclar varios metales; este procedimiento se llama aleación. Fue así como se descubrió el bronce, una aleación de cobre y estaño, que era más resistente y más fácil de modelar que el cobre.

AMPLIACIÓN DEL TEMA: Era necesario armar ejércitos enteros y los yacimientos explotados de la zona comenzaron a resultar insuficientes.

De pronto, un descubrimiento, inicialmente conocido sólo por algunos que lo guardaban como un secreto de Estado, vino a modificar todo el sistema comercial-industrial de la Edad del Bronce.

El descubrimiento del hierro «libera» a las ciudades de los abusivos acaparadores de cobre y estaño. Una nueva edad se inicia con la rápida difusión de este metal, que desplazó en forma total a los utensilios de piedra.

Con el hierro todo se hace más rápido y barato: herramientas de labranza, cascos, corazas, armas, útiles para oficios en general, etc.

Este cambio perjudicó a las regiones antes enriquecidas por el comercio de los metales, nivelando prácticamente a todos los pueblos. Toda Europa Central fue un yacimiento, aprovechándose también la madera de sus bosques como combustible.

Muchas veces en la historia los bosques fueron talados sin piedad, siendo éste uno de los períodos en que el fenómeno se produjo con mayor intensidad. Los príncipes desarrollaron pequeñas unidades de población dedicadas a las actividades ganaderas y metalúrgicas. Así fueron acumulando riquezas importantes.

Al finalizar esta gran edad, en el siglo VII a. de C, surge en Austria y a orillas del río Rin una avanzada cultura llamada civilización de Hallstatt, que mantiene contactos comerciales con Grecia y Asia Menor, donde existían ya los elementos que hacían prever el florecimiento de la clásica Edad Antigua.

El perfeccionamiento en todas las ramas, iniciado en el II milenio a. de C. por los pueblos orientales de la Mesopotamia, sus vecinos los guerreros hititas y, especialmente, por los egipcios en el valle del Nilo, se expandió durante la Edad del Hierro -que fue también el comienzo de la Historia- gracias a los fenicios, los cartagineses y los griegos.

Los dos primeros formaron un «puente de navegación» entre Oriente y Occidente; los griegos asimilaron conocimientos y, dándoles forma actualizada, los proyectaron hacia el mundo conocido. Ya antes del siglo 30 a. de C. comenzó a hacerse carne en algunos pueblos del este la idea de comunicarse por medio de otro artificio que no fuera la palabra hablada.

En realidad, ya en el Paleolítico algunos hombres habían alcanzado este objetivo. No se necesita ser un arqueólogo experto para comprender el «mensaje» dejado en las cavernas por el «homo sapiens» primitivo.

Por las pinturas rupestres sabemos cómo eran entonces las expediciones de caza, qué armas se utilizaban y cómo eran las costumbres. Sin embargo, faltaba muchísimo aún para que la escritura permitiese una fiel «traducción» del lenguaje oral.

Y esto se produjo casi al mismo tiempo para los babilonios y los egipcios. Como estas escrituras eran sagradas y a ellas sólo tenían acceso los sacerdotes, se las llamó jeroglíficos (es decir: escritura sagrada).

La Vida en el Neolitico Catal Huyuk Primeras Viviendas en el Neolitico

La Vida en el Neolítico – Catal Huyuk – Primeras Viviendas Primeros asentamientos humanos

CONSECUENCIAS DE LA REVOLUCIÓN DEL NEOLÍTICO: El cultivo continuo de los granos dio ocasión a asentamientos más permanentes, a los que los historiadores se refieren como las villas o ciudades agrícolas del Neolítico. Una de las comunidades agrícolas más antigua y extensa fue Çatal Hüyük, localizada en la actual Turquía.

Sus muros circundaban treinta y dos acres, y tal vez la población llegara a los seis mil habitantes en su mejor momento (entre 6700 y 5700 a. de C.). La gente vivía en casas modestas de adobe, edificadas tan próximamente unas de otras, que sólo formaron unas pocas calles. Para llegar a sus casas, sus habitantes tenían que caminar por las azoteas y luego entrar en sus casas a través de un orificio en el techo.

La Vida en el Neolitico Catal Huyuk Primeras Viviendas en el NeoliticoLos arqueólogos han descubierto que se cultivaban hasta doce productos en Çatal Hüyük, incluyendo frutas, nueces y tres variedades de trigo.

La gente cultivaba sus propios alimentos y los guardaba en los almacenes de sus casas. Los animales domesticados —en especial, el ganado— proporcionaban carne, leche y pieles. La excedencia de alimentos también hizo posible que sus pobladores se dedicaran a otras actividades distintas de las agrícolas.

Determinadas personas se convirtieron en artesanos y fabricaron armas y joyería, que comerciaban con los vecinos, dando acceso de esta forma a los habitantes de Çatal Hüyük a un mundo más amplio alrededor de ellos.

En Çatal Hüyük se han encontrado lugares de culto religioso con figuras de dioses y diosas domésticos, así como diversas estatuillas de figuras femeninas. Dotadas de senos y asentaderas muy prominentes, estas “madres tierra” tal vez representaban de manera simbólica la fertilidad de “nuestra madre” tierra y la de las madres humanas. Tanto los relicarios como las estatuillas son indicadores del creciente papel que desempeñaba la religión en las vidas de estas personas del Neolítico.

La revolución agrícola del Neolítico tuvo consecuencias de largo alcance. Una vez que la gente se hubo asentado en villas o ciudades, construyeron casas para protegerse, así como otro tipo de estructuras dedicadas al almacenamiento de bienes. Como comunidades organizadas, almacenaron alimentos, acumularon bienes materiales y comenzaron a practicar el comercio. La gente comenzó también a especializarse en ciertos oficios, por lo que se desarrolló la división del trabajo.

La alfarería se fabricó con arcilla y se endureció al fuego. Las vasijas se utilizaron para cocinar y para almacenar granos. Las cestas tejidas también se usaron para almacenamiento. Las herramientas de piedra se refinaron, conforme se utilizaban cuchillos de pedernal en la fabricación de hoces y azadones para su uso en la labranza. En el transcurso de la Era Neolítica, gran parte de las plantas alimenticias que están todavía hoy en uso se comenzaron a cultivar. Más aún, fibras vegetales provenientes de plantas como el lino y el algodón se usaron para producir los hilos con que se tejía la ropa.

El cambio hacia una agricultura sistemática experimentado en la Era Neolítica también tuvo c

onsecuencias en la relación entre el hombre y la mujer. El tomó la responsabilidad de trabajar en los campos y domesticar los animales, actividades que lo mantenía lejos de su casa. La mujer permanecía en su hogar cuidando a los niños, tejiendo ropa, elaborando queso a partir de leche, y llevando a cabo todos las tareas que requería la organización de la casa y familia.

Estatuas de Ain Ghazal.

Arte: Estatuas de Ain Ghazal. Estas estatuas de tamaño natural hechas de yeso y betún datan del año 6500 a. de C. y fueron descubiertas en 1984 en Ain Ghazal, un sitio arqueológico cercano a Amman, Jordania. Son unas de las estatuas más antiguas alguna vez encontradas de la figura humana. Los arqueólogos están estudiando las esculturas para tratar de entender su propósito y significado.

Primeros Asentamientos Humanos Domesticación de Plantas y Animales

Primeros Asentamientos Humanos – Domesticación de Plantas y Animalesnace la agricultura

La Revolución Neolítica: El descubrimiento de la agricultura y la ganadería supuso un cambio radical en las formas de vida y en la organizado de los seres humanos. La caza y la recolección permanecieron, pero dejaron de ser las únicas formas de subsistencia, y los seres humanos comenzaron a elaborar sus propios alimentos.

Los pueblos agrícolas se hicieron sedentarios, lo que significa que se asentaron de forma permanente en un lugar y dejaron de trasladarse de un sitio a otro en busca de alimento. Levantaron poblados junto a los ríos y allí establecieron sus campos de cultivo y los corrales de los animales domésticos. Los pueblos pastores vivían junto a sus rebaños en chozas y se trasladaban de unos lugares a otros en busca de mejores pastos y de agua para el ganado. Gracias al descubrimiento de la agricultura y la ganadería, y a la vida sedentaria, los grupos humanos aumentaron su tamaño, por lo que los poblados neolíticos tenían más miembros que las tribus paleolíticas.

Revolución del Neolítico (aproximadamente 10000-4000 a. de C.)
La Agricultura:
Tras la última glaciación (alrededor del año 10.000 a. de C.) tuvo lugar lo que se ha dado en llamar la Revolución Neolítica, esto es, la revolución ocurrida en la Nueva Edad de Piedra (neolítica es una palabra griega que quiere decir “piedra nueva”). Sin embargo, el término Nueva Edad de Piedra provoca confusiones. Aunque la gente del neolítico confeccionó un nuevo tipo de hachas de piedra pulida, éste no fue el cambio más importante experimentado después del año 10.000 a. de C.

REVOLUCIÓN AGRÍCOLA: El verdadero cambio fue que la caza de animales y la recolección de plantas —actividades que se realizaban para ganarse el sustento— dieron paso a la producción de alimentos mediante la práctica sistemática de la agricultura.

La siembra de granos y vegetales proporcionó una oferta regular de comida, y la domesticación de animales (como cabras, ganado, puercos y ovejas) añadió una fuente continua de carne, leche y fibras para vestir (como la lana). También se pudieron emplear grandes animales como bestias de carga.

El aumento de cosechas y la domesticación de animales productores de alimentos establecieron una nueva relación entre los hombres y la naturaleza. A los historiadores les gusta referirse a esto como una revolución agrícola. El cambio revolucionario es drástico y requiere un gran esfuerzo, pero la capacidad de adquirir con regularidad alimentos dio a los seres humanos un mayor contitdbre su ambiente. También les permitió abandonar sus hábitos de vida nómada, y comenzar a vivir en comunidades asentadas.

La agricultura sistemática quizá se desarrolló de manera independiente en cuatro distintas áreas del mundo entre los años y7000 a. de C. En cada una de estas zonas se cultivaron plantas diferentes: trigo, cebada y lentejas en el Cercano Oriente; arroz y mijo en el sur de Asia; mijo y camote en África occidental; y frijoles, papas y maíz en Mesoamérica.

En el Cercano Oriente, como en cualquier otra parte, la revolución agrícola del Neolítico requirió la presencia de un ambiente favorable. Al principio, las áreas elevadas que se ubican arriba del Fértil Creciente (que en la actualidad corresponden al norte de Iraq y al sur de Turquía) fueron más propicias para un cultivo sistemático que las zonas de los valles ribereños. Aquella región recibía la precipitación pluvial necesaria y era el lugar de origen de dos plantas silvestres (el trigo y la cebada) y de cuatro especies de animales salvajes (el puerco, las vacas, las cabras y las ovejas), que habrían de ser domesticadas para beneficio del ser humano.

Durante el Neolítico, los poblados estaban situados generalmente junto a un río, a fin de tener agua para regar los campos y abastecer con alimentos a la población y al ganado, tanto para criarlo como para alimento del pueblo

PRIMEROS ASENTAMIENTOS HUMANOS:
LA ALDEAS:
Los poblados neolíticos eran pequeños y estaban formados por chozas de forma circular o rectangular hechas de adobe. Cada poblado se componía de varias viviendas, establos para los animales, almacenes para los granos, etc. Producían todo lo que necesitaban para subsistir, aunque también comerciaban con algunos productos, como adornos, sílex, conchas y ciertos minerales.
Todos los habitantes de la aldea participaban en la preparación de los campos de cultivo, en la siembra y en la recogida de la cosecha. En los meses que transcurrían entre una cosecha y otra se alimentaban de lo que habían almacenado de la anterior. También cazaban y recolectaban frutos silvestres.

A pesar de que todos los habitantes del poblado colaboraban en las tareas agrícolas, también se desarrolló la propiedad privada y algunos miembros del poblado alcanzaron mayor poder gracias a la acumulación de ganado y tierras. De esta forma se fue creando una desigualdad social entre los miembros del grupo.

En los poblados se produjo una especialización del trabajo; unas personas cultivaban los campos, otras cuidaban el ganado y las demás fabricaban tejidos, cerámicas, cestas o armas. El jefe de la aldea dirigía el poblado y negociaba con los jefes de las aldeas vecinas.

Fuente Consultada: La Enciclopedia del Estudiante Historia Universal Tomo 02

Garganta de Olduvai Descubrimientos de Restos Homo Habilis Cuna Africa

Garganta de Olduvai: Descubrimientos de Restos Homo Habilis garganta de olduvai

La evolución de los humanos modernos se remonta a millones de años. No es fácil rastrearla, ya que las evidencias proceden de hallazgos dispersos sin relación entre si lo que dificulta trazar un cuadro cohesionado. El predominio del Homo sapiens es un hecho relativamente reciente.

En el siglo XIX, Charles Darwin, padre de la teoría de la evolución por selección natural, identificó África tropical como cuna de la humanidad. Los paleontólogos Louis y Mary Leakey hallaron pruebas de ello en la década de 1950 en la garganta de Olduvai, un profundo tajo en las llanuras orientales del Serengeti, en Tanzania.

Fue allí, en África oriental, donde nuestros antepasados evolucionaron hace al menos 4,5 millones de años (ma.). Una gran variedad de hallazgos fósiles muestra la notable diversidad de homínidos primitivos que floreció en la zona.

El origen del ser humano: la meca de la arqueología en la garganta de Olduvai. Se trata de una zona de barrancos considerada como la cuna de la humanidad ya que aquí se cree empezó la vida, empezó todo. La famosa garganta de Olduvai en Tanzania fue descubierta para la Arqueología por la familia Leakey y la mayor parte de la investigación en la década de los 60 fue financiada por la National Geographic. Espectaculares descubrimientos de fósiles de homínidos y los que por entonces eran los yacimientos prehistóricos arqueológicos más antiguos de la Humanidad convirtieron a esta garganta en el Grial de los estudios de evolución humana. Aún hoy no existen en ningún otro lugar yacimientos de 2 millones de años con el grado de preservación tan excepcional como los yacimientos de Olduvai.

LA AVENTURA HUMANA: Los cambios climáticos producidos por la colisión de las placas tectónicas provocaron la formación de toda una serie de casquetes de hielo que sumieron el planeta en un invierno de miles de años de duración. A medida que las temperaturas y los índices de pluviosidad descendieron, los bosques fueron reemplazados por praderas5 los pájaros desarrollaron nuevos patrones migratorios y los animales se vieron obligados a adaptarse o morir.

Hace unos cuatro millones de años, cierta rama de primates arborícolas comenzó a experimentar un nuevo modo de vida: se aventuró por las praderas, donde algunos de ellos llegarían a ser bípedos. Su capacidad cerebral se incrementé gracias a la novedosa experiencia de utilizar las manos (ahora libres) para fabricar herramientas que les ayudaran a sobrevivir en las más duras condiciones climáticas. Aquellos chimpancés bípedos evolucionaron rápidamente hasta con vertirse en criaturas como tú y como yo, simios que aprendieron a hablar, a cantar, a hacer fuego. Incluso aprendieron a pintar.

Varias especies de humanos poblaron los continentes durante al menos dos millones de años y viajaron de un lugar a otro, llevando con ellos a sus hijos y compartiendo todo lo que tenían, sin propiedad pri vada —cuantas menos cosas.hubiera que transportar, tanto mejor—. No había leyes, ni lugares a los que estuviera prohibido ir. Vivir en armonía con la naturaleza significaba mudarse periódicamente y así dar a la tierra tiempo para recuperarse. La población alcanzó los cinco millones de individuos.

Primero Australia y después las Américas se vieron sacudidas por el desastre, ya que hace entre 40.000 y 10.000 años, la mayoría de los grandes mamíferos se extinguieron, lo que privaba a aquellos ecosistemas de los beneficios de algunas de las criaturas más poderosas del reino animal, tales como bóvidos, caballos y camellos. Entonces, hace unos 12.700 años, se produjo un repentino cambio climático; la última Edad de Hielo llegó a su fin y, tras ella, los habitantes del Mediterráneo y Oriente Medio, en un intento por sobrevivir, se aventuraron en el desarrollo de una forma de vida experimental. Descubrieron cómo manipular la naturaleza por medio de la selección artificial, aprendieron a cultivar la tierra y a domesticar a los animales.

Una vez que el clima se hubo estabilizado, algunos grupos desarrollaron una forma de vida nómada, pero ahora podían llevar consigo a sus rebaños domesticados de vacas, ovejas, cerdos y cabras. Otros grupos construyeron asentamientos más permanentes, pueblos y ciudades, donde la práctica de la agricultura proporcionaba excedentes que servían para alimentar a una población que había dejado de estar ligada a la tierra.

Aparecieron los primeros sacerdotes, reyes, artesanos, comerciantes y esclavos. En la incansable marcha hacia el nuevo mundo de las civilizaciones, la tradicional relación entre el ser humano y el resto del reino natural comenzó a alterarse, hasta alcanzar límites insospechados.

Homo Habilis Caracteristica Cerebro Huesos Altura La Evolución Humana

Homo Habilis – La Evolución Humanahomo habilis

El Homo habilis: La evidencia más clara de los primeros fabricantes de herramientas y de sus descendientes se hallaron en el lecho de un antiguo lago situado en la garganta de Olduvai (Tanzania).

Estas herramientas se han datado en unos 1,8 ma. Y fueron construidas por Homo habilis, el «hombre hábil», que dejó lo que podrían ser restos de un campamento junto a un lago, incluida una pequeña cantidad de útiles de piedra y huesos rotos de animales. Probablemente dormía en los árboles, a resguardo de leones y otros animales peligrosos. En su entorno, rico en depredadores, los humanos eran tanto cazadores como presas. Los indicios de Olduvai sugieren que Homo habilis ya despedazaba parte de los restos de los animales que carroñeaba.

Homo habilis usó la tecnología lítica más simple, perfeccionada por H. erectus para crear hachas y herramientas cortantes de piedra para tareas como el desolle de animales. Los neanderthales fueron los primeros en montar raspadores, puntas de lanza y cuchillos en mangos de madera. Los humanos modernos desarrollaron  tecnologías más sofisticadas al perforar las caras de lajas de piedra trabajadas cuidadosamente y convirtieron esas hojas en raspadores, buriles y taladros para trabajar cuerno, hueso y cuero. Tras la última glaciación , los cazadores añadieron a sus flechas pequeñas barbas.

Homo Habilis tenía un cerebro unas cuatro veces más grande de lo que correspondería a su tamaño y peso. Pero un cerebro mayor conlleva un mayor consumo de energía. Para poner en marcha nuestros cerebros necesitamos unos veinte vatios, o 400 calorías por día —o, lo que es lo mismo, un 20 por 100 de nuestro consumo total de energía sólo para poder pensar.

Esto nos lleva a una verdadera espiral evolutiva. Los cerebros de mayor tamaño necesitan una buena cantidad de energía, y el mejor modo de hacerse con ella es comiendo carne. El medio más productivo de conseguir carne es cazando, y para ello qué mejor que hacer uso de útiles y armas. Aquellas criaturas mejor adaptadas para la fabricación de tales herramientas eran las dotadas con cerebros de mayor tamaño.

Fue sobre esa época cuando apareció el que podría considerarse el primer humano auténtico: Homo ergaster, dotado de un gran cerebro, con la frente inclinada, arcos superciliares prominentes y unas extremidades robustas similares a las de los humanos modernos. Este recién llegado era más cazador que carroñero.

Homo ergaster estaba estrechamente relacionado con Homo erectus, el primer humano que se extendió de África tropical a Europa y Asia como parte de una expansión general de mamíferos y sus depredadores ocurrida hace unos 1,8 ma.

Homo Erectus Caracteristicas Peso Cerebro Altura Huevos Hominidos

Homo Erectus – Características – Hominidoshomo erectus caracteristicas

Homo erectus era un cazador experto y un brillante oportunista que aprovechaba con rapidez entornos diferentes, un factor clave de su éxito. Estos primeros humanos no tardaron en asentarse en el sur y en el sudeste de Asia, y llegaron hasta Dmanmsm, en Georgia, hace 1.7 m a.

En Europa ya estaban establecidos hace al menos 800.000 años. Hace 400.000. unas condiciones más cálidas que las actuales pudieron atraer a H. heidelberqensis al norte de Europa.

Aproximadamente al mismo tiempo, pequeñas bandas de humanos utilizaban largas lanzas arrojadizas de madera para cazar caballos salvajes y presas mayores en Boxgrove (sur de Inglaterra) y Schóningen (Alemania),

Los notables hallazgos de Schoningen son las herramientas de madera más antiguas descubiertas hasta hoy. H. heidelberqensis vivía en grupos itinerantes. Es probable que cada grupo regresara a los mismos territorios de caza y recolección en distintas épocas del año. Sin embargo. sus capacidades de comunicación y de raciocinio eran limitadas  lo que afectaba su capacidad de adaptación y pudo ser una de las razones por las que ni parecen haberse establecido en zonas de frío intenso ni haber alcanzado América y Australia.

¿Podía el Homo erectus hablar? Los científicos creen que los huesos del muchacho de Turkana sugieren que no, ya que los conductos nerviosos de sus vértebras no eran lo suficientemente grandes como para contener los complejos sistemas precisos para controlar la respiración, algo imprescindible a la hora de hablar.

Quizá desarrolló algún tipo de lengua de signos, o quizá algo similar a los gruñidos de los adolescentes de hoy en día, un equivalente verbal a los actuales mensajes de texto por móvil. Con sus útiles portátiles, la protección de sus comunidades y la magia del fuego, aquellos individuos estaban listos para partir hacia cualquier lugar donde pudieran encontrar alimento. El Homo erectus fue la primera especie de homínido que se embarcó en un viaje exploratorio fuera de África —los primeros emigrantes de la humanidad, los antiguos Marco Polo africanos.

La distribución de las placas continentales era por aquel entonces muy similar a la que hoy conocemos, por tanto era posible, como lo es ahora, viajar por tierra desde África a través del Próximo Oriente hasta el sur de Asia, India y China. ¿Realmente fue el hombre de la Edad de Piedra capaz de tal aventura sin contar con carreteras y, mucho menos, con coches, barcos o aviones? A diferencia de muchos de nosotros, aquellos erectas tenían una gran ventaja, y es que no tenían prisa.

Homo Sapiens Sapiens Características Peso Cerebro Altura Hominidos

Homo Sapiens Sapiens – Características Homínidos

El Homo sapiens sapiens es una subespecie del Homo sapiens, la única que aún sobrevive de todo el género Homo y de los homínidos. También llamado hombre de Cro-Magnon, el antecedente directo del hombre actual. Homo sapiens sapiens significa “hombre que piensa”. El Homo sapiens sapiens es una subespecie de origen africano, aparecida hace unos 45.000 – 100.000 años, que se ha extendido por todo el mundo, incluyendo la Antártida.

El primer Homo sapiens que llegó a Europa lo hizo desde África, y caminando, hace unos 50.000 años, primero hacia el este, y después hacia el norte vía Oriente Medio.

El apelativo que con frecuencia reciben estas poblaciones es el de cromañón —nombre que proviene de un yacimiento de la Dordoña francesa en el que se encontraron restos de Homo sapiens en el año 1868. Con ellos el estilo de vida, la cultura y la tecnología se transformaron completamente (es precisamente ahora cuando aparecen las primeras lanzas diseñadas para ser arrojadas).

También se cuentan entre sus inventos el arco y la flecha, innovación que pudo tener lugar en algún punto del norte de África o del Oriente Medio, territorios de exuberante vegetación habitados por animales salvajes de gran tamaño a los que era más seguro matar guardando las distancias.

escultura venus de Willendorf, madreHace 50.000 años  materiales como huesos, colmillos, cornamentas…, fueron la materia prima utilizadas en la fabricación de los primeros adornos, agujas y lámparas en forma de cuchara en las que se quemaba grasa animal.

En las cuevas de la época de los cromañones se han encontrado gargantillas y pendientes, y los primeros recipientes cerámicos datan asimismo de este periodo, al igual que las primeras esculturas conocidas; es el caso de la Venus de Willendorf, una figurilla femenina de la fertilidad encontrada en Austria en el año 1908 y cuya datación se remonta a los 24.000 años.

No sabemos si, efectivamente, aquellas poblaciones aprendieron a tocar música y a hablar, pero las flautas son parte del registro arqueológico de las cuevas de los cromañones.

Su gusto por la música y la escultura era comparable a su interés artístico: algunas de las primeras cuevas con arte rupestre tienen un origen cromañón y se fechan en 25.000 años en Lascaux, en la Dordoña francesa.

El clima volvió a recrudecerse. Las últimas capas de hielo descendieron desde el polo Norte haz unos 22.000 años, para desaparecer 12.000 años después. Durante este tiempo, las poblaciones de cromañones se adaptaron a los cambios climáticos gracias a una piel más clara capaz de producir cantidades suficientes de vitamina D para los huesos, a pesar de la escasez de luz solar.

hombre de cromagnon

Ver: Caracteristicas del Homo Sapiens

Características del Homo Sapiens Cerebro y Postura Erecta

Características de Homo Sapiens
Su Cerebro y Postura

Homo Sapiens: Con el surgimiento del Homo sapiens (“ser humano sabio”) —hace unos 250.000 años— comenzó una tercera, y crucial, etapa del desarrollo humano. Hacia el año 100.000 a. de C. se habían desarrollado tres sub grupos de Homo sapiens.

El Homo sapiens steinheimensis, o arcaico, el Homo sapiens neanderthalensis (de Neanderthal) y el Homo sapiens sapiens. (Nosotros pertenecemos a esta última subespecie.)

Por lo tanto, todas las «razas» modernas del hombre pertenecen a una única especie y subespecie.

• H. s. steinheimensis vivió entre hace 500 mil y 200 mil años. Era cazador, recolectaba frutos y manejaba utensilios de piedra.

• H. s. neanderthalensis, u hombre de Neanderthal, ocupó Europa y el oeste asiático hace unos 300 mil años, y desapareció 150 mil años después. Eran macizos y musculosos, cazaban mamuts y rinocerontes lanudos y utilizaban utensilios más sofisticados que H. erectus (los cuales se han vinculado con la tecnología musteriense de utensilios de piedra). Además, se supone que creían en la vida después de la muerte, porque enterraban a sus muertos con armas y alimentos.

• H. s. sapiens es la única subespecie que sobrevive luego de la desaparición de los Neanderthales. Los ejemplares más antiguos del también llamado hombre de Cro-Magnon se encontraron en Israel, y datan de hace 100.000 años (aunque, sin embargo, sólo prosperó hace 25.000 años). Eran altos y tenían una potente musculatura, pero sus huesos carecían del grosor de los de los Neanderthales. Estos primeros H. s. sapiens fabricaban herramientas y utensilios muy elaborados y ya realizaban pinturas rupestres, poseían una organización social compleja y fueron nómades.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

Los primeros vestigios del hombre de Neanderthal se encontraron en el valle de Neander, en Alemania. Desde entonces, se han descubierto otros más en Europa y el Cercano Oriente, de los cuales se ha establecido su fecha entre el 100.000 y el 30.000 a. de C. Los neandertales dependían de una variedad de herramientas de piedra y fueron los primeros seres primitivos en sepultar a sus muertos.

homo sapiens

Los primeros seres humanos anatómicamente modernos —conocidos como Homo sapiens sapiens (“ser humano sabio sabio”)— surgieron en África entre hace unos 200.000 y 150.000 años.

Una evidencia reciente señala que comenzaron a diseminarse fuera de ese continente hace 100.000 años, más o menos. Las distintas migraciones; sin embargo, la mayor parte de ellas todavía causa controversia. Hacia el año 30.000 a. de C., el Homo sapiens sapiens había tomado el lugar de los neandertales, que hacía mucho tiempo se habían extinguido.

La migración de los primeros humanos modernos rara vez se hizo de manera deliberada. Los grupos de personas se alejaban de sus áreas de caza conocidas a una velocidad de sólo 2 o 3 millas por generación. Sin embargo, esto bastó para poblar el mundo en un periodo que se extendió durante algunas decenas de miles de años.

Con base en recientes evidencias, algunos académicos han sugerido que esas criaturas humanas desplazadas tal vez se hayan movilizado de manera independiente en diversas partes del mundo, y no solamente en África.

Sea como fuere, alrededor del año 10.000 a. de C., podrían haberse localizado en cualquier parte del mundo miembros de la especie Horno sapiens sapiens. Durante esa época, era la única especie humana que quedaba.

Todos los seres humanos de la actualidad —europeos, aborígenes australianos o africanos— pertenecen a la misma subespecie del ser humano.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

CARACTERISTICAS DE HOMO SAPIENS: El hombre se separó definitivamente del resto de los monos antropomorfos, y en especial de los restantes homínidos, en el momento en que fue capaz de desplazarse erguido, construir herramientas de piedra y alcanzar un desarrollo muy importante de la capacidad craneana, junto con algunas otras características específicas del esqueleto.

Características anatómicas: En el hombre actual existen nueve características que han ido apareciendo a lo largo de la evolución. El rasgo más antiguo es la oclusión postorbital.

caracteristicas anatomicas del homo sapiens

Características anatómicas distintivas del hombre actual. Teniendo en cuenta las características anatómicas indicadas y la historia geológica de los primates antropomorfos, ¿cuáles son propias del hombre, cuáles de los homínidos y cuáles de los restantes homlnoideos?

El cerebro: A medida que los homínidos evolucionaron, el tamaño de su cerebro aumentó considerablemente. Lo mismo ocurrió con la forma de su cráneo, puesto que debía acomodar un cerebro que crecía hacia adelante.

Al tiempo que aumentaba el volumen craneano se produjo otra asombrosa transformación de la anatomía humana: una remodelación total de la pelvis. Seguramente, esta adaptación facilitó el parto de la generación de individuos dotados de un cerebro más grande.

craneo del genero homo

La postura erecta: Una de las características distintivas de la especie humana es la postura erecta, es decir la capacidad de caminar y mantenerse erguidos. Los simios también se paran sobre sus patas traseras, pero sólo lo hacen en situaciones especiales.

Muchas teorías intentan explicar el origen de la postura erecta. Una de las primeras planteaba que dicha postura era favorable porque dejaba las manos libres, por ejemplo para fabricar herramientas. Pero hoy se sabe que el hombre caminaba erguido mucho antes de que aprendiera a fabricarlas. Otra teoría postula que el bipedismo les habría facilitado a los homínidos el acarreo de los alimentos.

postura simios

A: Esqueletos del babuino, el gorila, el chimpancé y el ser humano en los que se muestra el centro de gravedad.

postura homo sapiens

B: Comparación de los esqueletos de las dos líneas de aus-tralopitecinos y del hombre.

Al igual que lo que sucede con el tamaño de nuestro cerebro, la postura erecta supone algunas desventajas. ¿Cuáles pueden ser éstas? El bipedismo, ¿es anterior o posterior al desarrollo del cerebro? ¿Cuál fue el aporte del descubrimiento de Lucy para desentrañar este problema?

Fuente Consultada:
Biologia y Ciencias de la Tierra Editorial Santillana Polimodal Cuniglio, Barderi, Bilenca, Granieri y Otros

El Dominio del Fuego por el Hombre Las Ventajas del Fuego

Historia del Dominio del Fuego por el Hombre – Ventajas del Fuego 

Los períodos geológicos en los que se ubica a los homínidos, y posteriormente a los distintos representantes del género Homo, se caracterizan por sucesiones de períodos glaciales, o glaciacionesel frío intenso hacía que los mares descendieran notablemente su nivel y retrocedieran, dejando al descubierto tierras antes sumergidas– e interglaciaciones –volvía el calor y subía el nivel del mar-.

Las glaciaciones e inter-glaciaciones supusieron, además, cambios climáticos importantes, como períodos de sequía en zonas tropicales o la transformación de un bosque templado en una tundra o en una estepa. Al hacer frente a estos cambios, los primeros hombres pusieron a prueba su inteligencia.

La modificación del entorno exige, siempre, que los organismos se adapten. Así, el entorno pudo haber obligado a los hombres a expandirse o a desplazarse hacia regiones desconocidas y a dar nuevas respuestas culturales y sociales, con el fin de adaptarse al nuevo ambiente y de explotar de una manera eficaz los recursos que se les ofrecían.

Uno de los aspectos más significativos en la exitosa adaptación de la evolución humana fue el dominio del fuego.

Los primeros registros del uso del fuego datan de hace unos 750.000 años y corresponden a hogares de Homo erectus hallados en grutas de Francia. Éstos fueron los primeros homínidos que se dispersaron hacia regiones frías. La posesión del fuego les permitió, asimismo, cocinar la carne y los vegetales, los cuales les resultaron así más tiernos y sabrosos, amén de que destruían una buena cantidad de bacterias y parásitos.

Pero, fundamentalmente, el fuego les brindó a los homínidos una herramienta de protección contra los depredadores, ya que no hay nada que atemorice tanto a los animales como las llamas.

En efecto, cuando el investigador Bob Brain analizó los restos provenientes de la caverna de Swartkrans, en Sudáfrica, encontró que por debajo del nivel del fuego, el 20% de los huesos correspondía a homínidos, mientras que por encima de ese nivel, los restos humanos disminuían hasta un 5%.

Esto indicaría que, gracias al fuego, los homínidos dejaron de ser una presa fácil de los depredadores.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

Para que se produzca la combustión , deben coincidir cuatro factores que conforman el “tetraedro del fuego”:

-Combustible: un compuesto orgánico como la madera , el carbón vegetal, gases de hidrocarburos o la gasolina.

-Comburente: el más común de los cuales es el oxígeno del aire.

-Temperatura: llamada también “energía de activación”. Puede tratarse de una chispa, otra llama, o darse espontáneamente, si hay una temperatura alta. Cuando la temperatura se eleva, la velocidad de oxidación aumenta hasta alcanzar el nivel en que se mantiene a sí misma por el calor que genera.

Los tres factores hasta aquí definidos son imprescindibles. Sin ellos, no hay combustión.

el fuego en la historia

Por último, para que el fuego se mantenga es necesario que haya una reacción en cadena. Vale decir, debe sostenerse una vez suprimida la fuente de la ignición. Durante la combustión, se libera energía calórica a partir de la energía que mantenía unidos los átomos del combustible.

Las llamas son gases incandescentes que resultan de la emisión de gases y vapores despedidos por la oxidación —vapor de agua, dióxido de carbono—, así como luz visible e infrarroja; y también son fuentes de calor.

Como se ve, son tantos los factores que deben concurrir para originar fuego, que resulta comprensible que sus descubridores no supieran al principio cómo iniciarlo. Hace más de 400.000 años, durante la glaciación de Mindelen el Paleolítico—, el Horno erectus se limitaba a recogerlo de la naturaleza, por ejemplo de un incendio forestal, y a conservarlo tanto como pudiera.

Se han encontrado restos de hogueras cuya antigüedad fluctúa entre los 300.000 años de Chou Kou Tien, al sudoeste de Beijing, China, donde también se conservan los restos del hombre de Pekín, y los 400.000 años del hallazgo de Vértesszollós

en Hungría y la caverna de L’ Escale, cerca de Marsella, Francia, en los que se aprecia que los combustibles utilizados eran la madera y, a veces, los huesos de las presas cazadas, que tenían la ventaja de arder durante un período más prolongado.

Este dominio limitado sobre el fuego tuvo, no obstante, profundas repercusiones en la vida del hombre primitivo.

El fuego aseguró protección contra los animales y frente al frío y también se utilizó para endurecer los mangos de las lanzas, lo que en conjunto operó una profunda transformación en la organización social del Homo erectus.

La hoguera se transformó en el lugar de reunión por excelencia, ya que la actividad no se limitó a las horas de luz solar; las llamas permitieron la vida nocturna, y a su luz se intercambiaron conocimientos, se planificaron cacerías, se difundieron técnicas.

Por supuesto, la necesidad continua de mantener el fuego encendido trajo aparejado un nuevo reparto de tareas en el grupo: vigilar las llamas, conseguir combustible, cocinar los alimentos, eran tareas que insumían un tiempo valioso.

Se presume que esta responsabilidad recayó, en un principio, sobre las mujeres, que permanecían en los enclaves junto con los niños, mientras los hombres salían a cazar.
La cocción de los alimentos implicó una mejora inmensa de la calidad de vida. Por aquel entonces, el principal sustento provenía de las presas. El fuego eliminó parásitos y microorganismos de la carne cruda que no sólo son perjudiciales para la salud sino que, en combinación con las enzimas propias de la carne, desencadenan una rápida descomposición.

A través de la cocción, la carne se conservó durante más tiempo y tuvo, a largo plazo, consecuencias aún más profundas: los alimentos cocidos resultaron más blandos para el Horno erectus, que al tener que masticar menos ya no necesitó disponer de una dentadura tan grande. Sus dientes, entonces, disminuyeron de tamaño, lo que implicó la reducción de las mandíbulas y el consiguiente aumento del cráneo, que dispuso de espacio para albergar un cerebro mayor.

El nivel de técnica requerido para encender un fuego no se alcanzó hasta el 40.000 ó 50.000 a. C. Fue entonces cuando se obtuvo dominio sobre la ignición, ya fuera generando chispas por la percusión de dos piedras, o una pequeña llama frotando dos piezas de madera de diferente dureza. En ambos casos, el calentamiento producido se alimentaba con materiales que se inflamaban rápidamente como, por ejemplo, pasto seco.

El hombre del Paleolítico disponía de varios métodos de cocción. Si bien en un principio asaba su carne directamente sobre la llama, no tardó en utilizar una especie de parrilla primitiva, disponiendo la carne sobre piedras calentadas.

La cocción por hervor también era conocida, antes incluso de que la alfarería facilitara recipientes de barro cocido, introduciendo, en huecos con agua, piedras al rojo que debían renovadas con regularidad.

Así, el fuego se convirtió en un instrumento cotidiano en el quehacer de la humanidad, influyendo de manera radical no sólo en el desarrollo de las culturas, sino en la evolución de la especie.

Anterior a la escritura, a las primeras ciudades e instituciones, el fuego mantuvo fascinado al hombre durante milenios. Sobre él se elaboraron incontables mitos y leyendas. Según los griegos, fue un regalo del dios Prometeo.

En la Torah, Yahveh se aparece a Moisés con la forma de una zarza ardiente que no se consume. El “lago de fuego” cumple un rol destacado en el Apocalipsis; recordemos que Dios se comprometió ante Noé a no destruir el mundo por el agua, pero se reservó con prudencia el derecho de recurrir a las llamas.

Esqueleto Lucy Primer Humano Caminaba Erguido en Dos Patas Hominido

Esqueleto Lucy – Primer Humano – Caminaba Erguido en Dos Patas

esqueleto de Lucy

Según el denominado «reloj molecular«, la separación entre el hombre y el chimpancé no puede haber tenido lugar hace mucho más de cinco o seis millones de años, ya que, de lo contrario, si tal separación se hubiera producido antes, no seríamos tan similares.

El reciente examen de ciertos huesos encontrados en 1974 ha proporcionado a los genetistas la prueba fósil que necesitaban para apoyar su teoría de que la separación entre humanos y chimpancés tuvo lugar hace menos de siete millones de años.

Lucy vivió en Etiopía hace unos 3,2 millones de años. Fue descubierta por un equipo internacional liderado por Donald Johanson, un experto norteamericano. El 30 de noviembre de 1974, junto al río Awash, Johanson y uno de sus estudiantes, Tom Cray, estaban afanados en la búsqueda de fósiles humanos cuando encontraron una serie de fragmentos óseos de un brazo. Y después de éstos, una mandíbula, más fragmentos de brazo, un fémur y algunas costillas. Pieza a pieza, consiguieron desenterrar más del 40% de un esqueleto.

La llamaron «Lucy«, ya que se trataba de una hembra y, durante el desarrollo de la excavación sonaba el tema de los Beatles «Lucy in the sky with diamonds«.

Medía aproximadamente 1,1 metros de altura, y pesaba en torno a los veintinueve kilos. Cuando publicaron su descubrimiento, Lucy causó verdadera sensación, dado que los científicos pudieron afirmar a partir de la forma de su pelvis que se trataba del simio más antiguo conocido que habría caminado sobre dos pies.

Hasta el descubrimiento de Lucy, los científicos habían asumido que la inteligencia superior de los humanos era lo que les habría inducido a considerar como una buena idea el caminar sobre sus dos extremidades traseras. El bipedismo significaba poder utilizar las manos para fabricar útiles y armas que les ayudaran a sobrevivir.

Lo más sorprendente no era que Lucy pudiera caminar sobre dos de sus extremidades (y ser por tanto una perfecta candidata a antecesora humana), sino que su cabeza no era mucho más grande que la de un chimpancé.

En términos generales, una cabeza de menor tamaño significa un cerebro también menor y, por tanto, menor inteligencia. Lo que Lucy nos estaba diciendo era que la capacidad para caminar erguidos era anterior al desarrollo cerebral de los , posiblemente mucho antes de que tuvieran la posibilidad de considerar las ventajas de ser bípedo. ¿Qué llevó a Lucy a caminar erguida cuando era perfectamente lógico ser cuadrúpeda? ¿Cuál es la ventaja? Los dos pies son igual de rápidos que los cuatro a la hora de escapar de un peligro o perseguir a una presa (piensa en la huida de un ciervo o en la carrera de un guepardo), y es igual de sencillo trepar a los árboles en ambos casos (observa a una ardilla o a un mono). Pero ser bípedo presenta ciertos inconvenientes.

Las hembras tendrían que tener una pelvis mucho más estrecha para poder caminar con comodidad sobre sus extremidades traseras, lo que hace mucho más doloroso y peligroso el parto.
Hasta hoy todavía no estamos seguros de la razón por la que las criaturas similares a Lucy se pusieron de pie y caminaron erguidos.

En este sitio: Proceso de Hominización

La Hégira de Mahoma Causas Fecha Inicio del Islamismo

La Hégira de Mahoma – Fecha Inicio del Islamismo

LA HÉGIRA o era de los mahometanos comienza el 16 de julio del año 622 de la era cristiana, año de la huida de Mahoma de La Meca a Medina. Para los musulmanes, el actual es el siglo XV. El año musulmán se divide en 12 meses de 29 o 30 días, por lo que sólo tiene 354 días o, en ocasiones, 355.

En consecuencia, si bien los peregrinos siempre viajan a La Meca en el último mes del año musulmán, dicho mes no siempre corresponde a la misma estación. Si un año la peregrinación se realiza a mediados del invierno, 16 años después se efectuará a mediados del verano.

religion islamica, mahoma

En sus inicios como profeta, las predicaciones de Mahoma en La Meca, la capital religiosa de Arabia, no tuvieron al principio el éxito deseado. Su esposa había muerto, se encontraba solo y entonces emprendió la hégira, es decir, la huida a Medina donde le acogieron algunos de sus discípulos.

A este acontecimiento se le llama en árabe la hegira (la huida). Los muslmanes cuentan los’años a partir de la hegira (622), como los cristianos a partir del nacimiento de Cristo.

LA HÉGIRA

Los habitantes de Yatrib, convertida más tarde en «la ciudad del Profeta» (Madínat al-Nabí, origen del nombre Medina), les brindaron el asilo necesario.

Durante una peregrinación a La Meca en 620, algunos medinenses ofrecieron a Mahoma su protección, a cambio de su arbitraje en los convictos que estaban minando la vida de la ciudad.

La propuesta devino en juramento solemne en Aqaba, un desfiladero rocoso en los alrededores de La Meca donde, en 521, al abrigo de las miradas, 75 medinenes juraron combatir al lado de Mahoma.

Días después, los primeros musulmanes tornaron la ruta de Medina. Mahoma fue el último en partir, junto con el fiel Abü Bakr, salvándose por poco de un intento de asesinato.

la hegira

El 24 de septiembre de 622, cuando Mahoma llegó a Medina después de despistar a los mequinenses que pretendían perseguirlo, marcó el comienzo de una nueva era, la hiyra (Hégira), en otras palabras, la «Emigración».

Sin embargo, la tradición fijaría el principio de la era musulmana el 16 de julio de 622, al inicio del año lunar.

Después de establecer su residencia en un terreno baldío de Medina, el Profeta organizó un primer santuario musulmán, llamado masjid (la futura «mezquita»).

Los otros emigrados encontraron empleo en los palmerales y junto con los medinenses que se les habían unido –los auxiliares– formaron una comunidad que no rechazaba formalmente a las tribus árabes escépticas ni tampoco a los judíos de la ciudad: las revelaciones del Profeta intentaron además acercar ambas religiones, retomando por ejemplo la idea del ayuno de expiación, al igual que las prohibiciones alimentarias judaicas, y permitiendo el matrimonio con mujeres judías.

Mahoma consolidó su autoridad espiritual sobre el grupo, y sus revelaciones apaciguaron las tensiones entre los clanes de la ciudad, limitando por ejemplo la venganza a una vida por una vida.

EL CORÁN

La revelación, cuyo profeta era Mahoma, se expresó primero oralmente: fue una recitación (qur’án).

El Corán conserva las características de esta forma de transmisión: las palabras se organizan en frases breves recitadas, llamadas versículos (áyát), y su lenguaje proviene de la poesía oral, que más tarde se convertiría en el crisol del árabe clásico.

Veinticinco años después de la muerte de Mahoma, el califa Utozán ordenó la transcripción de la «Recitación»: sus 114 «suras» (capítulos), cuya extensión varía, traducen claramente la evolución del mensaje del Profeta entre el período mequinense y el período medinense.

Sin embargo, para la mayoría de los musulmanes, el Corán no es la única fuente de la doctrina religiosa: los hadiz, relatos más o menos apócrifos sobre la vida y milagros de Mahoma transcritos a partir del siglo VIII, también forman parte de la tradición (sunna).

Aunque idealizan el período profetice, también reflejan las dudas e interrogantes de los inicios del Islam.

Carlomagno emperador de los francos Lucha contra los musulmanes(301)

Carlo Magno Emperador de los Francos Lucha contra los MusulmanesRey Carlomagno

El Imperio Árabe surgió en Oriente Medio en el siglo séptimo, conquistó la mayoría del norte de África, y se extendió hacia el norte, hasta España .

En España los árabes, de religión musulmana (seguidores de la fe islámica), y sus compañeros norafricanos, llamados moros o beréberes, derrotaron a los reyes visigodos en 711 d.C., apoderándose de casi toda la península ibérica. (Los visigodos eran uno de los muchos grupos de bárbaros que destruyeron el Imperio Romano, de los cuales hablamos más arriba.)

A partir de sus plazas fuertes de España, estos moros (como pronto serían llamados todos los musulmanes de España) ejercieron presión sobre el sur de Galia y lograron establecer posiciones firmes hasta el advenimiento al poder de los carolingios en el siglo octavo.

En 732 d.C. las fuerzas islámicas intentaron conquistar Galia. El rey carolingio, Carlos Martel, las enfrentó resueltamente y las rechazó. Los historiadores opinan que si no lo hubiera hecho Europa occidental sería musulmana.

Esto hubiera enfadado al nieto de Carlos Martel, Carlomagno, devoto cristiano. Carlomagno (o sea Carlos el Grande) se convirtió en rey de los francos occidentales en 768 y luego, después de la muerte de su hermano Carloman en 771 d.C., gobernó todo el pueblo franco.

Carlomagno no era de esos cristianos que piensan que los mansos de corazón heredarán la tierra. Para que los sajones alemanes (parientes de los sajones de Inglaterra) se convirtieran los combatió y venció; y en lugar de esperar que los moros intentaran una nueva invasión, entró en España y atacó al emir de Córdoba. Asimismo, hizo añicos el reino de Lombardía en el norte de Italia, entre otras muchas conquistas que pusieron bajo su dominio la mayoría del occidente europeo.

El papa León III estaba encantado, sobre todo por haberse desembarazado de los fastidiosos lombardos. Coronó a Carlomagno, dándole el título de Carolus Augustus, Emperador de los Romanos (o sea Sacro Emperador Romano), en 800 d.C., iniciando así la extraña pero duradera entidad europea llamada Sacro Imperio Romano.

CARLOMAGNO: ¿FRANCÉS O ALEMÁN?
Si bien el emperador Federico Barbarroja canonizó a Carlomagno, sólo en 1475 Luis XII oficializó su culto en Francia. Con los humanistas del siglo XVI, la «nacionalidad» del emperador carolingio se convirtió en objeto de debate político, principalmente en Alsacia, región limítrofe entre el Sacro Imperio romano germánico y el reino de Francia.

Mientras Jacob Wimpfeling afirmaba que Carlomagno era alemán y que los germanos habitaban desde siempre en la ribera oriental del Rin, negándole así a Francia toda reivindicación sobre AIsacia.Thomas Murner replicaba que el emperador carolingio era francés como lo había sido antaño la ribera oriental del Rin.

El debate resurgió durante la década de 1930, con la llegada de los nazis al poder: las publicaciones alemanas de la época utilizaron la figura de Carlomagno para promover la expansión germánica hacia el este, mientras el historiador Ferdinand Lot lo presentaba como «¡nuestro [es decir, francés], porque nosotros lo adoptamos!

Legado de Alejandro Magno Influencia de los griegos en occidente

Legado de Alejandro Magno Influencia de los Griegos en OccidenteALEJANDRO MAGNO

El legado de Alejandro
El poder de Alejandro no desapareció con su muerte. Sus seguidores duraron más de un año fabricando un carro funerario de una ornamentación asombrosa. Mientras trabajaban, el cuerpo de Alejandro permaneció cubierto de miel (que se usaba como preservativo,, porque cualquier cosa sumergida en ella quedaba sin oxígeno, impidiendo así la descomposición o el mal olor).

Los dolientes cargaron en el carro el ataúd imperial y comenzaron una lenta y tediosa procesión fúnebre hacia Macedonia, distante 2.400 kilómetros hacia el este, para enterrarlo allí. Nunca llegaron, sin embargo.

Tolomeo, uno de los generales de Alejandro, nombrado gobernador de Egipto, desvió la procesión hacia Alejandría, una de las ciudades bautizadas con su nombre por el conquistador. Allí, la mera posesión del cuerpo de Alejandro le bastó a Tolomeo para proclamarse gobernante por derecho propio. Fundó así la dinastía tolemaica de Egipto, que continuó hasta que su descendiente Cleopatra VII se suicidará con una serpiente en el año 30 d.C.

Alejandro bien puede haber sido la primera superestrella del mundo. Todos lo conocían, por lo menos según el historiador griego Arriano, quien escribió una biografía de Alejandro cerca de 200 años después de su muerte, en la que declara:

“Porque creo que no había en ese tiempo ninguna raza humana, ningún individuo, a quienes no hubiera llegado el nombre de Alejandro”.

Uno de los logros de Alejandro reside en la difusión de esa peculiar y contagiosa manera griega de interrogarse y de pensar sobre el mundo. Los orgullosos macedonios, dicho sea de paso, objetan la ligereza con que se suele dar a Alejandro el calificativo de griego. Con todo, Alejandro diseminó las actitudes griegas. Alejandría era, en Egipto, un centro de la cultura helenística, término que se refiere a la difusión de las ideas y el idioma griegos, más allá de las ciudades-estado, y a su vigencia en épocas muy posteriores.

Las ideas griegas — racionalismo, democracia, individualismo, ciudadanía, libre discusión, y la curiosidad nacida de la filosofía — se infiltraron para siempre en otras culturas. La filosofía se convirtió en piedra angular de la ciencia, y el enfoque científico llegaría a ser en el mundo moderno la herramienta primaria para interpretar la realidad. De esta suerte, los griegos del periodo clásico ejercen todavía una vigorosa influencia en la vida del siglo XXI

LOS DIÁDOCOS
A su muerte, Alejandro dejó una mujer encinta, que dio a luz a un hijo, Alejandro IV. El gobierno del imperio quedó en manos de sus generales, los diádocos («sucesores»). Pertenecientes a la nobleza macedónica, integraban la caballería de élite de los hetairoi («compañeros»), a la vez grupo de camaradas, estado mayor militar y candidatos a altos cargos. Se repartieron las satrapías, aunque no tardaron en enemistarse. En principio, los conflictos fueron causados por aquellos que deseaban restablecer la unidad en su provecho.

El regente Pérdicas (321 a.C.) y luego el sátrapa de Frigia, Antígono Monoftalmos (301 a.C.), intentaron esta empresa, pero fracasaron.

Las guerras ocurrieron tras el reparto de las zonas de influencia. Tolomeo I en Egipto y Seleuco en Asia fueron los grandes vencedores de esta lucha (301 a.C.), seguidos por Antígono Gonatas, nieto de Monoftalmos, en Macedonia (276 a.C.). Después de la muerte de Alejandro IV, los diádocos se apoderaron del título de rey (305 a.C.).

PARA SABER MAS...

DESEOSO DE conseguir una fama perdurable, Alejandro (356 a.C.-323 a.C.) forjó el mayor imperio del mundo antiguo. Pero cuando sólo contaba 33 años de edad, después de un gran banquete, cayó enfermo y murió. Las leyendas sobre sus proezas se cuentan en casi todas las lenguas, pero el legado de Alejandro va más allá de sus victorias militares.

LA EXPANSIÓN DE LA CULTURA GRIEGA De niño, Alejandro Magno fue alumno del filósofo griego Aristóteles (384 a.C. -322 a.C.) y estaba tan orgulloso de su propia herencia cultural que decidió extender las ideas griegas por todo su imperio. Alejandría, fundada por Alejandro en el 332 a.C., se convirtió en la capital de la civilización griega durante el gobierno de los tolomeos.

EXPLORACIÓN Y EXPANSIÓN
Conforme avanzaba en sus conquistas, Alejandro Magno trazó mapas de territorios desconocidos para el mundo occidental, fundó más de 70 ciudades y abrió nuevas rutas comerciales. Aquel imperio tan rápidamente conquistado se mantuvo unido hasta su muerte, porque él era la principal fuerza que lo mantenía unido. Sus exploraciones hicieron progresar notablemente los conocimientos de geografía e historia natural que se tenían hasta entonces.

MATRIMONIO MIXTO
Alejandro quiso unir lo mejor de la cultura asiática con lo más sobresaliente de su herencia griega. Sus planes eran establecer asiáticos en Europa y europeos en Asia y animó a sus soldados para que se casaran con mujeres nativas. Unió en matrimonio a sus dos mejores amigos con dos hijas del vencido príncipe persa Darío III (muerto en el 330 a.C.) y 80 de sus oficiales se casaron con mujeres nobles. Los 10.000 soldados de Alejandro que se casaron con mujeres nativas recibieron generosas dotes. El propio Alejandro se unió en matrimonio con la hija del rey de Bactra, la princesa Roxana.

EL INCENDIO DE PERSÉPOLIS Pero a pesar de la tolerancia demostrada con las otras culturas, todavía no está claro por qué Alejandro decidió incendiar Persépolis, la capital de la monarquía persa. Se dice que quería vengarse por la destrucción de Atenas realizada por los persas en el 480 a.C., pero también se dice que cuando dio la orden estaba borracho. Cualquiera de las dos posibilidades es verosímil porque, a pesar de todas sus nobles intenciones, Alejandro, el noble griego, también era Alejandro, el duro militar.

Las Primeras Ciudades de la Humanidad Caracteristicas y Causas

Las Primeras Ciudades de la Humanidad
Causas y Características

La gente vivió por muchos miles de años sin que a nadie se le ocurriera construir una ciudad. Los seres humanos no tenían ciudades, ni nada parecido a lo que hoy se llama civilización. Así vivieron durante más tiempo del que llevan establecidos en ciudades y con la civilización.

El hombre cabalmente moderno surgió hace cerca de 40.000 años, pero los arqueólogos sólo tienen evidencia de la existencia de algo remotamente parecido a una ciudad desde hace 11.000 años, como máximo (lo cual equivale a casi 30.000 años de humanidad preurbana).

La gente de entonces, igual a nosotros en cada detalle genético, llevó un estilo de vida basado en la caza y la recolección, de generación en generación, y nunca pensó que podía haber otro modo de vida. De habérsele ocurrido a alguien, la gente de hace 20.000 años puede haber considerado irrealizable la idea crear grandes asentamientos permanentes.

La obtención confiable de comida implicaba movilidad. Si quería comer, el hombre iba donde había plantas maduras, donde los moluscos se adherían a las rocas de los ríos o hacia donde migraban las manadas y los rebaños.

Dependiendo de la latitud en que viviera, debía seguir todos los años una o todas esas fuentes de comida, cada una en la estación apropiada. Y a medida que se desplazara debía evitar que su grupo de nómadas se mezclara con otros grupos. No era buena idea tener que alimentar muchas bocas.

Las primeras ciudades de la historia siempre estuvieron asociadas a algún río; de allí que algunos historiadores denominen como sociedades hidráulicas a los primeros pueblos de la historia humana. Los egipcios dependieron del río Nilo; los pueblos mesopotámicos, del Eufrates y del Tigris; y en la antigua China, de los ríos Hoang-Ho (Amarillo) y Yang-tse (Azul).

primera ciudad de la humanidad, jerico

En la América antigua, en las altas culturas, aztecas, mayas e incas, cuya base de alimentación fue también la agrícola, la presencia de lagos, agua de deshielo y ríos también desempeñó importantes roles en su seno.

La agricultura fue la base de su alimentación y subsistencia, y dado que los climas en los cuales se asentaron fueron hostiles, la presencia del agua resultó decisiva en el desarrollo de sus culturas y del establecimiento en un cierto espacio.

Otros elementos a tener en cuenta al analizar los primeros asentamientos humanos son los lugares de culto a sus dioses, a sus antepasados o los espacios considerados sagrados.

Muchos de los pueblos originarios rindieron culto a la tierra, a los elementos del mundo natural, ya sean árboles, animales, fenómenos meteorológicos, formas del relieve y rocas, entre otros.

A medida que la población humana fue en aumento, el intercambio comercial y la circulación de rutas comerciales produjeron nuevos asentamientos estables en esos corredores.

Dentro de estas características están los puertos fluviales y marítimos.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

Características que definen el concepto de civilización:

1. Una sociedad urbanizada con existencia de nuevas instituciones y pautas sociales que hagan posibles esta forma de vida . Aparece la estratificación social.

2. Un estado con una base territorial (en contraposición a las unidades tribales basadas en el parentesco) que ejerza una autoridad política y militar mediante instituciones apropiadas y mediante un código jurídico impuesto desde arriba.

3. El aprovechamiento del excedente agrario en el pago de tributos que permitan mantener una serie de cargos dedicados a la organización de la sociedad.

4. Aparición de una amplia división del trabajo con la aparición de numerosos artesanos que convertirán a la ciudad en un centro mercantil y manufacturero para el territorio que la rodea. Esto implica la aparición de un mercado de largo alcance en artículos de lujo (podía existir anteriormente).

5. Progresos hacia las ciencias exactas y de predicción que implican generalmente un calendario, las matemáticas y la escritura.

6. Obras públicas de grandes dimensiones y arquitectura monumental.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

Las primeras ciudades organizadas aparecieron cuando la práctica de la agricultura obligó a gente a establecerse en un lugar. El pueblo de Jericó, hace unos 10.000 años, o bien acogía a los viajeros que andaban por ese oasis del desierto de Oriente Medio, o bien los expulsaba con piedras y lanzas arrojadas desde lo alto de sus murallas y torre protectoras.

Aunque continúan acumulando registros sobre cuándo y dónde surgieron las primitivas civilizaciones urbanas los arqueólogos saben algo acerca de las primeras ciudades, en especial aquéllas que nacieron a lo largo de los grandes ríos en Iraq y Egipto.

Cualquiera que desee conocer las civilizaciones primitivas debe saber también que en Iraq y Egipto la gente inventó la escritura. Cuando apareció el registro escrito , la prehistoria se transformó en historia.

No sólo se formaron ciudades en el Oriente Medio; también las hubo e Pakistán, la India y China, en donde grandes civilizaciones han surgido caído, durante tres o cuatro mil años, por la interacción con el resto del mundo.

Asimismo en América, en donde los invasores europeos destruyeron grandes civilizaciones nativas en el siglo dieciséis d.C.

Las civilizaciones primitivas, tan diversas como la humanidad misma, experimentaron todo tipo de necesidades comunes: el raciocinio, el orden y la justicia. Las leyes, la religión y la filosofía tomaron formas que condujeron, por un largo y tortuoso camino hasta el pensamiento y el modo de gobierno actuales.

El mundo civilizado que conocemos comenzó a formarse en esas primeras sociedades urbanas.

Después del período neolítico en el cual el hombre se consolida como un experto agricultor y la población en las zonas agrícolas crece rápidamente, produciéndose una concentración en grandes poblados como es el caso de Jericó en Palestina y Çatal Hüyük en Anatolia, la gran polémica existente es el considerar cuando se inicia el proceso hacia una civilización urbana.

Fuente Consultada: Historia del Mundo-Serie Para Dummies

Otzi Hallan cuerpo humano congelado de 5300 años de antiguedad

Otzi: Hallan cuerpo humano congelado de 5300 años de antigüedadOTZI, hombre helado encontrado en la nieve

«OTZI» CONGELADO:

Dos caminantes que disfrutaban de los Alpes de Otzal, en la región limítrofe entre Italia y Austria, hallaron de casualidad el un cuerpo congelado, que pensaron se trataba de  algún esquiador desaparecido.

El cuerpo, que parecía haberse deshidratado de modo natural por congelación, estaba tan firmemente adherido a la roca que, para poder saca los miembros del equipo forense consiguieron prestados un bastón de esquiar y un hacha.

Empleando tales herramientas para remover el hielo constataron que eran los restos de un hombre barbado, con una vestimenta de cuero. De quien se trataba? Entre otras cosas curiosas que salieron a la luz a medida que el trabajo avanzaba, como cuchillo de hoja de pedernal hecho a mano. Además, las masas de peine de animal que tenía alrededor del cuerpo mostraban que sus vestidos eran de piel.

En lugar de remitir el cuerpo al depósito de cadáveres, las autoridades locales lo enviaron a la Universidad de Insbruck, Austria, en donde los estimativos iniciales dieron una edad de 4.000 años.

Investigaciones posteriores desplazaron hacia atrás 1.300 años la fecha de la muerte, lo que significaba que “Otzi”, nombre que le dieron los científicos, viajaba por el paso de montaña cuando se acostó o cayó en la nieve y murió por congelación, cerca del año 3300 a.C.

Otzi — que ahora reposa con los debidos cuidados en el Museo Arqueológico del Alto Adige, en Bolzano, Italia — es una momia natural, un cuerpo conservado por la naturaleza.

A partir del estudio de las momias, en especial de aquéllas que se han preservado completas, los científicos encuentran toda suerte de datos sobre la manera como la gente vivía y moría. Otzi sufría de varias enfermedades crónicas, y su bolsa medicinal contenía hierbas adecuadas para tratarlas.

Los investigadores incluso tomaron pruebas de su estómago para averiguar cuál fue su última comida y encontraron que había ingerido principalmente granos.

El cuerpo momificado de Otzi y los datos hallados incitaron a los científicos a revisar las hipótesis sobre los orígenes de la civilización europea.

Por una parte, Otzi llevaba consigo un hacha con cabeza de cobre, lo cual muestra que la transición de la tecnología de la piedra al metal ocurrió mucho antes que lo que los arqueólogos creían. Además, los granos de trigo procesado, adheridos a sus ropas, prueban que estaba en contacto con la agricultura; si no era agricultor, estaba en contacto con agricultores.

El resto de su equipo, un arco largo, un carcaj, una capa impermeable tejida en yerbas, y aun el armazón de su liviano morral de madera, demuestran que Otzi, cuya edad frisaba entre los 40 y los 50 años cuando murió, iba bien provisto para su viaje por las montañas.

Las señales de esfuerzo en los huesos de sus piernas sugieren que emprendía esas jornadas a menudo. Si una tormenta súbita no lo hubiera sorprendido, probablemente Otzi habría culminado el viaje, y, llegado el momento, habría sido sepultado entre los suyos, en lugar de momificarse en un banco de nieve alpina, convirtiéndose en embajador de un pasado olvidado.

Fuente Consultada: Historia del Mundo-Serie Para Dummies

Curiosidades de la Historia y Mitos Inventos Chinos

Curiosidades de la Historia y Mitos Inventos Chinos

¿Qué no Inventaron los Chinos? : Allá en la infancia, supe que China era un país que estaba al otro lado del Uruguay y se podía llegar allí si uno tenía la paciencia de cavar un pozo bien hondo. Después, algo aprendí de historia universal, pero la historia universal era, y sigue siendo, la historia de Europa.

El resto del mundo yacía, yace, en tinieblas. China también. Poco o nada sabemos del Pasado de una nación que inventó casi todo. La seda nació allí, hace cinco mil años. Antes que nadie, los chinos descubrieron, nombraron y cultivaron el té. Fueron los primeros en extraer sal de pozos profundos y fueron los primeros en usar gas y petróleo en sus cocinas y en sus lámparas.

inventos chinos

Crearon arados de hierro de porte liviano y máquinas sembradoras, trilladoras y cosechadoras, dos mil años antes de que los ingleses mecanizaran su agricultura. Inventaron la brújula mil cien años antes de que los barcos europeos empezaran a usarla. Mil años antes que los alemanes, descubrieron que los molinos de agua podían dar energía a sus hornos de hierro y de acero.

Hace mil novecientos años, inventaron el papel. Imprimieron libros seis siglos antes que Gutenberg, y dos siglos antes que él usaron tipos móviles de metal en sus imprentas. Hace mil doscientos años inventaron la pólvora, y un siglo después el cañón.

Hace novecientos años, crearon máquinas de hilar seda con bobinas movidas a pedal, que los italianos copiaron con dos siglos de atraso. También inventaron el timón, la rueca, la acupuntura, la porcelana, el fútbol, los naipes, la linterna mágica, la pirotecnia, la cometa, el papel moneda, el reloj mecánico, el sismógrafo, la laca, la pintura fosforescente, los carretes de pescar, el puente colgante, la carretilla, el paraguas, el abanico, el estribo, la herradura, la llave, el cepillo de dientes y otras menudencias.

Ciro El Grande Rey de los Persas Vida y Conquista a los Medos

Ciro El Grande Rey de los Persas Vida y Conquista a los Medos

Ciro II el Grande (c. 600-529 a.C.), rey de Persia (550-529 a.C.). Era hijo de Cambises I, descendiente de Aquemenes (siglo VII a.C.) y miembro de la dinastía Aqueménida. Cuando en el 558 a.C.

Ciro se convirtió en gobernante de Anzán, ésta estaba sometida a Media; cinco años después Ciro encabezó una rebelión contra los medos que dio como resultado la captura del rey Astiages y el final del Imperio de los Medos (550 a.C.).

Posteriormente, Ciro se nombró rey de Persia y rigió un gran territorio.

Ciro llegó a dominar» en todo el territorio del Asia entonces conocido y se extendió a lejanas tierras, probablemente hasta el río Indo.

En el año 529 a.C. se dirigió al Norte del Irán para enfrentar a, los masagetas, pueblo escita vecino del mar Aral, que hostilizaba a la Mesopotamia.

En ese lugar pereció durante el transcurso de la guerra; su cadáver cayó en poder del enemigo y fue profanado.Babilonia también cayó en manos de Ciro.

ciro, rey de persa

BREVE INTRODUCCIÓN
CIRO REY DE LOS PERSAS:
Antes de surgir y fortalecerse, los persas fueron gobernados por
otros conquistadores: los medos.

Célebres por sus arqueros, hábiles para disparar intempestivamente, los medos procedían de Media, región del norte del actual Irán. Los arqueros medos ayudaron a los babilonios a derrotar a los crueles asirios en 612 a.C.

En 512 a.C. un joven rey persa de la familia aqueménida, Ciro, se cansó de pagar tributo al rey de los medos, abuelo suyo.

Ciro reunió su ejército, venció a su abuelo y fundó el Imperio Persa Aqueménida, que dominaría durante dos siglos el occidente de Asia y llegaría a extenderse desde la India occidental hasta el norte de África y aun Europa oriental.

Darío 1, es uno de los más importantes reyes persas, construyó hacia 500 a.C. un camino entre Susa, en Irán, y Efeso, en Turquía, de 2.400 kilómetros de longitud, con paradas provistas de cabalgaduras frescas para los mensajeros, como habría de hacerlo Pony Express en Estados Unidos durante el siglo diecinueve de nuestra era.

La gente de mentalidad independiente de las ciudades-estado costeras de Turquía resistió a los persas. Estos eran los griegos jonios. Oriundos de Grecia y establecidos al otro lado del mar Egeo, los jonios de habla griega organizaron su sociedad al estilo griego y consideraron a Grecia, no a Persia, como su tierra natal.

Con el apoyo de algunas ciudades griegas del continente, Atenas entre ellas, se rebelaron contra el dominio persa en 499 a.C. Darío envió un ejército para castigar a Atenas por ayudar a la revuelta y comenzaron las guerras médicas.

Aunque al final ganaron los griegos, el resentimiento quedó y estalló 150 años después, cuando un líder de nombre Alejandro tomó el mando del ejército griego.

EL MEDIO GEOGRÁFICO
Entre el mar Caspio y el golfo Pérsico, y los ríos Tigris e Indo, al Este de la Mesopotamia, se extiende una dilatada planicie de más de mil metros de altura, que conserva el nombre de los primitivos habitantes que la ocuparon y se la conoce como la meseta de Irán o tierra de los arios.

El centro de la meseta es desértico y prácticamente inhabitable por la rigurosidad de su clima y la aridez de su suelo: pero los bordes montañosos, por el contrario, surcados por afluentes del Tigris y favorecidos por los deshielos del estío, son fértiles y húmedos, aptos para la agricultura, y abundantes en pastos naturales que permiten la crianza de los animales.

MAPA ubicacion de los persas y los medos

LOS PUEBLOS QUE LO HABITARON
Hacia el año 2000 a.C, con el desplazamiento de los pueblos arios hacia la media luna de las tierras fértiles, comenzaron a llegar a la meseta del Irán los primeros ocupantes, quienes se establecieron al Sur del mar Caspio, en una zona a la que se llamaba Mada, fueron los medos; y quienes lo hicieron en las proximidades del golfo Pérsico, fueron los persas.

De origen nómade, al llegar a la meseta del Irán, estos pueblos se convirtieron en sedentarios y con la valiosa ayuda de los nuevos elementos que introdujeron, como el hierro y el caballo, comenzaron la explotación del suelo al que trabajosamente le arrancaron» sus frutos.

Si bien no fueron belicosos, la hostilidad del medio los hizo fuertes y vigorosos, predispuestos para la lucha y la defensa del territorio. Con el curso del tiempo, hacia el siglo VIII a.C. se organizaron políticamente y fundaron un gran imperio que, alternativamente, estuvo conducido por los medos y los persas.

Los Medos
En un principio, los medos estuvieron sometidos a los pueblos de la Mesopotamia y durante el apogeo de los asirios se convirtieron en una provincia tributaria. Recién hacia el año 700 a.C. se produjo el proceso de unidad nacional, merced a los esfuerzos de un jefe llamado Dajoces, quien se proclamó rey y estableció la capital en la ciudad de Ecbatana.

Ciajares, hijo y sucesor de Dajoces, completó su obra y sometió a los príncipes persas que todavía mantenían su independencia. Una vez consolidado su poder, según lo hemos visto, concertó una alianza con Nabopolasar y sitió la ciudad de Nínive, que cayó en el año 612 a.C. y fue destruida. Con ello terminó la hegemonía que habían ejercido los asirios y la Mesopotamia quedó a merced de los medos.

Sin embargo, su sucesor, Astiages, careció de las condiciones necesarias para continuar la obra emprendida, y comenzó un período de decadencia, durante el cual los persas superaron a los medos.

SOBRE EL ORIGEN DE CIRO EL GRANDE: Numerosas leyendas corrían en la antigüedad sobre el origen del gran Ciro. Parece ser hijo de un noble persa y de una hija de Astiages, Mandana.

Habiendo predicho un oráculo que el hijo de Mandana reinaría sobre toda Asia, Astiages, horrorizado, daría orden a su hombre de confianza, Harpago, de matar al niño, su nieto. Harpago, enternecido, se limita a entregárselo a un pastor.

Salvado de esta manera, el joven Ciro manifiesta pronto su regia condición. Advertido de su existencia, Astiages se venga, haciendo comer a Harpago el cuerpo de su propio hijo, durante un festín.

Para vengarse, a su vez, Harpago incita a Ciro a destronar al tirano.

En resumen: como consecuencia de acontecimientos mal conocidos, un noble persa, del clan de los Aqueménidas, desafía a los medos y, destronando a su soberano, se hace proclamar rey hacia el año 550 antes de J. C, bajo el nombre de Ciro II.

Como dice Herodoto: «Los medos, de señores, se convierten en esclavos, y los persas, de esclavos, se convierten en señores.» De hecho, los dos pueblos se unifican, en adelante, para formar el Imperio Persa.

EL GRAN CIRO

Algunos años antes, Nabónido, hijo de una sacerdotisa, había llegado a ser rey de Babilonia. Le encantaba coleccionar en su capital estatuas de dioses, atrayéndose la hostilidad de las ciudades privadas de sus divinidades protectoras.

Poco dotado para gobernar, dejaba los asuntos en manos de su hijo Belsharusur (el Baltasar de la Biblia).

Uno de los primeros actos de Ciro, es fundar una capital, Pasargada; el rey de Lidia, Creso, le da pronto otras oportunidades para distinguirse. Considerándose ofendido por la deposición de Astiages, invade Capadocia.

Antes había consultado al oráculo de Delfos, que le había respondido: «Cuando un mulo sea rey de los medos, ¿oh Lidio!, huye y no te avergüences de ser cobarde.»

El mulo era Ciro, nacido del cruce de un persa y de una meda, pero Creso no comprendió la advertencia.

En una campaña fulgurante, el ejército persa invadió Lidia, saqueó Sardes, y se anexionó el reino de Creso, convirtiéndose así en el vecino y «protector» de las ciudades griegas de la costa de Asia.

Magnánimo, Ciro trata a Creso con miramientos y lo retiene, incluso, en su corte, como consejero, en un tiempo en el que un asirio habría hecho desollar vivo a un vencido; primer ejemplo de la generosidad persa, que lo es también, sin duda, de habilidad política (548 a. de J. C). Ciro se vuelve en seguida hacia el Este de su imperio, amenazado por los arios nómadas, y pacifica la Bactriana (Turkestán actual), empujándolos, quizá, hacia las fronteras de la India.

En adelante, Babilonia, con su débil rey, detestado por haber arrebatado sus dioses a las ciudades y suprimido la fiesta popular del Año Nuevo, parece una presa fácil.

El pequeño soberano persa, ayer desconocido, sabe que puede llegar a ser el dueño del mundo.

LAS MISTERIOSAS PALABRAS:MANE, THECEL, PHARES

La reputación de Ciro es la de un liberador; devuelve sus dioses a los pueblos, dejándoles la mayor parte de sus libertades, con tal que acepten convertirse en subditos suyos.

Los mismos profetas de Israel, Ezequiel, sobre todo, anunciaron que Ciro era el enviado del Eterno para castigar a los babilonios y liberar al pueblo elegido.

Demasiado tarde, Nabónido tratará de reconciliarse con su pueblo, restableciendo la fiesta del Año Nuevo (539 a. de J. C); y cuando el gobierno de Babilonia es confiado a su hijo Baltasar, Ciro ataca la ciudad. Baltasar, en lugar de defenderla, no piensa más que en celebrar orgías.

Y que, en el transcurso de una de ellas, el profeta Daniel nos relata que una mano misteriosa escribió con letras de fuego, sobre los muros de la sala del festín, las tres palabras: Mane, Tbecel, Pbares (medido, pesado, dividido).

Las interpretaciones son numerosas. Según la más corrientemente aceptada, estas palabras significaban que el Eterno había condenado a Babilonia y decidido entregársela a los persas.

En efecto, Ciro entra triunfante en la prestigiosa ciudad. Entre las primeras decisiones del vencedor, está la de devolver todos los dioses que habían sido sustraídos por Nabónido y, sobre todo, la liberación de los judíos, acompañada de la autorización de volver a Jerusalén y reconstruir el Templo.

Para ayudarles en esta tarea, Ciro ordena que se devuelva a los hebreos lo que pudiera quedar en Babilonia del tesoro sustraído por Nabucodonosor.

Parece, sin embargo, que cierto número de jóvenes judíos vacilaron en partir: tenían que abandonar ricos establecimientos, para entregarse a la pesada tarea de volver a levantar una ciudad en ruinas.

En todo caso, han de transcurrir casi dos años después de la liberación hasta que se efectúen las primeras salidas hacia Jerusalén.

Ciro se hace proclamar rey de Babilonia, y se muestra tan magnánimo con Nabónido como lo había sido con Creso: el viejo rey será, incluso, nombrado gobernador de una provincia. Por el contrario, Baltasar había sido asesinado por los babilonios, que quisieron así vengarse de sus crímenes.

Una vez derrocado Astiages, Ciro fundó la ciudad de Pasargada, organizó cuidadosamente su reino y luego emprendió la conquista de los pueblos contiguos.

Primero atacó a uno de los soberanos más ricos de Asia Menor, Creso, rey de Lidia, a quien venció en Timbrea, tras lo cual ocupó Sardes, que era su capital, en el año 554 a.C. La corte de Creso era punto de reunión de los griegos más ilustres.

Luego de sometida la Lidia, los persas conquistaron además las colonias griegas diseminadas en el Asia Menor.

Ciro pensó después dirigirse a Egipto, pero reflexionó y prefirió cubrir primero sus espaldas y destruir el imperio asirio, para lo cual se encaminó a Babilonia, la que, según vimos, a pesar de sus defensas, cayó en su poder en el año 538 a.C. Ciro permitió a los judíos cautivos que regresaron a Palestina y reedificaran las murallas y el templo de Jerusalén.

HACIA EL IMPERIO UNIVERSAL

El fin de Ciro está rodeado de leyenda: quizá preparaba la conquista de Egipto.

Organiza una nueva expedición hacia el Este, contra las tribus insumisas mandadas por la reina Tomiris, y muere en uño de los combates (530 a. de J. C). Su cuerpo es inhumado en Pasargada, en un mausoleo de piedra.

Se ha dicho de Ciro que era un soberano nato. Ha venido a ser una especie de arquetipo del fundador de imperios.

Los territorios sometidos a su dominio constituyen, de hecho, el más vasto conjunto conocido por la antigüedad, antes de Alejandro.

Fue también el fundador de una prestigiosa monarquía que había de reinar sobre el Irán hasta la conquista macedónica, y que dejaría profunda huella sobre aquella tierra, en la que iba a favorecer la expansión de una de las más bellas civilizaciones antiguas, a la que se referirán, en consecuencia, todos los otros Estados iranís y que, todavía hoy, aparece, sin duda, como la más auténticamente persa: la civilización de los Aqueménidas.

Tenía que ser excepcional el hombre que había dado origen a, todo aquello, para que su obra, realizada en veinte años solamente, resistiera a la locura de su sucesor. Por ello, es de lamentar que no se le conozca mejor.

ciudad de persépolis

Ruinas del Imperio Persa: El imperio persa fue fundado por Ciro el Grande en -550, con capital Persepolis, ubicada en la región montañosa del suroeste de Irán. El clima seco de esta zona preservó gran parte de las construcciones, y los arqueólogos han descubierto y restaurado numerosas edificaciones persas.

Dos autores griegos parecen haberse sentido fascinados por esta personalidad extraordinaria: Herodoto, más sensible a la leyenda que a la historia, y Jenofonte, que, en la Ciropedia, hace de Ciro un símbolo, más que un retrato fiel. Nosotros, pues, debemos tratar de comprenderlo, sobre todo por sus actos.

Gran conquistador, ciertamente, pero también profundo político, Ciro estableció su Imperio sobre las más sólidas bases.

Lo organizó en provincias o satrapías, dependientes del poder central, pero suficientemente autónomas para que no tuvieran deseos de separarse del Imperio.

Este último debe ser, para sus subditos, garantía del orden y de la paz, y casi nos sentimos inclinados a hablar dé una «paz persa». Ciro no se impone a sus subditos, sino que se hace amar y aceptar por ellos. Sus enemigos son los primeros en reconocer su bondad y su tolerancia.

Satrapía, provincia gobernada por un sátrapa (‘protector del reino’) en la antigua Persia, es decir, por un representante de los poderes administrativos, judiciales y militares del rey, con la finalidad de controlar y administrarlas con mas eficiencia.

Quizá todo esto no era más que indiferencia en materia religiosa. Pero, incluso en este caso, tuvo la habilidad de dejar a cada pueblo honrar a sus dioses y hacer sacrificios en su nombre, de tal manera que todos se sentían solidarios de su soberano y del imperio.

Por esto, Ciro es considerado, con justo título, como el creador del primer imperio universal. Un hecho nuevo debe también registrarse a su favor por primera vez, no se mata a los vencidos, y las ciudades no son saqueadas ni incendiadas Ciro supo comprender que éste era el único medio de no suscitar el espíritu de venganza sino, por el contrario, el de atraerse, por un sentimiento de gratitud, a aquellos a quiene: la suerte de las armas había entregado a si merced. Su obra fue tan sólida que las ex travagancias de Cambises no bastaron a destruírla.

El hijo de Ciro había sido hasta entonces un buen organizador, representando a su padre en Babilonia. Prepara metódicamente la conquista de Egipto, último obstáculo para el dominio total de Oriente.

Fuente Consultada:
HISTORAMA Tomo I Editorial CODEX Entrada: Los Persas
HISTORIA Para 1° Año Jorge María Ramallo Ediciones Braga