Mapa Climas del Mundo

El Crecimiento de las Ciudades y la Importancia del Transporte

EL CRECIMIENTO DE LAS CIUDADES Y LA INFLUENCIA DEL TRANSPORTE

EL DESARROLLO DE LAS CIUDADES: Ya se tratase de una cabaña, en la Edad de Piedra, un castillo medieval, o una casa moderna, el hombre invariablemente ha planeado sus edificaciones. Siempre ha sabido de qué tamaño las quería, cuáles eran los propósitos a que estaban destinadas, y qué aspecto tendrían una vez terminadas. Sin embargo, no ha ocurrido lo mismo con respecto a la mayoría de sus ciudades.

Casi siempre han crecido con la libertad de una planta  que surgió de la semilla de su mismo fruto, sin que nadie pudiese predecir qué extensión alcanzarían; sin embargo, también como los robles, muchas han llegado a tener gran belleza, fuerza y utilidad.

Un fruto crecerá y llegará a ser una gran planta sólo si se la planta en favorables condiciones del suelo, temperatura y humedad. Análogamente, un pequeño caserío debe poseer condiciones apropiadas para transformarse en una ciudad.

¿Cuáles son las condiciones que favorecen este desarrollo? Una es que haya abundante provisión de agua a mano, porque los seres humanos siempre han necesitado, y frecuentemente derrochado, mucha agua. Otra es que el caserío originario esté situado en un lugar adonde la gente de las aldeas vecinas pueda llegar con facilidad, o mejor aún, donde simplemente deba encontrarse.

Vemos, por ejemplo, que muchas ciudades se han desarrollado en el último punto donde un puente puede tenderse a través de un río antes de que éste se ensanche en su curso hacia el mar. En esos casos, los habitantes de las aldeas situadas a muchas millas a la redonda, necesariamente tienen que usar ese puente cada vez que deseen cruzar el río. Por ejemplo, Londres, sobre el Támesis, es un ejemplo típico de ciudades cuyos puentes les han concedido enorme importancia.

Pueblos pequeños suelen convertirse en grandes ciudades, cuando están situados cerca del punto de unión de dos regiones de muy diferente carácter, en el límite entre llanura y meseta, o en tierras bajas y montañosas, o donde las estepas se unen a los bosques. Un pueblo en tales lugares tiene una situación ideal para que los habitantes de dos regiones intercambien los diferentes artículos que producen.

En primer lugar, para que una población pueda desarrollarse grandemente en extensión e importancia, debe tener fáciles accesos respecto a los lugares cercanos y distantes. Antes del comienzo de la era de la aviación, esto significaba que debía estar en un sitio donde los caminos, canales o ferrocarriles pudieran comunicarla con pueblos cercanos, y donde a los barcos les fuera posible aproximarse, preferentemente desde el mar abierto.

Grandes e importantes ciudades como París, Londres, Venecia, Buenos Aires, Coblenza y Estocolmo, aunque sus planos  difieren ampliamente en muchos otros aspectos, todos tienen en común esta importante condición de fácil acceso.

Por ejemplo los caminos de París irradian en todas direcciones, desde la vieja ciudad, cuyo núcleo está en una isla del Sena. El laberinto de los caminos de Londres se extiende a lo lejos a ambos lados de los puentes sobre el Támesis. Venecia, construida sobre un grupo de islas sitas en lagunas, se extiende hasta encontrar el mar abierto.

Buenos Aires, en el estuario del río de la Plata, tiene acceso tanto a las ricas pampas como al Atlántico. Coblenza está situada en la confluencia de dos grandes ríos, el Rin y el Mosela, y cuenta también con buenas comunicaciones, por medio de caminos y ferrocarriles, con muchas zonas industriales importantes de Alemania, Francia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo. Estocolmo tiene no sólo acceso directo al mar, sino también, por canales y lagos internos, al corazón de Suecia central.

Sólo en los últimos cincuenta años, el tremendo desarrollo de los viajes por aire ha dado nueva importancia a ciertas ciudades que no tienen comunicaciones particularmente buenas por tierra o por agua. Algunos de los ejemplos más notables son: Nairobi, en Kenya; Kano, en Nigeria, y Bogotá, en Colombia.

vista de una  ciudad super poblada

En un país tan industrializado como Japón, el ferrocarril desempeña un papel esencial: transporta las materias primas importadas y conduce a los puertos los productos industriales de exportación. Esta estación de contenedores en Tokio muestra la Interdependencia del ferrocarril y de la ciudad. Hace unos cien años, las estaciones se construían en la periferia, originando rápidamente una poderosa corriente de intercambios: el barrio de la estación, con sus hoteles, comercios y oficinas de todo tipo se convertía en uno de los polos activos de la ciudad, creciendo y desarrollándose con rapidez. Por ello, en nuestros días el ferrocarril se encuentra totalmente incorporado al entramado urbano. Esta disposición presenta grandes ventajas: los expresos pueden conducir a los viajeros hasta el corazón mismo de la aglomeración urbana, sin especiales retrasos por los obstáculos de la circulación; son más rápidos y más baratos, pero también plantean graves problemas de urbanización que es necesario solucionar.

LA PLANIFICACIÓN DE CIUDADES: Cuando una población ha crecido más que las cercanas, suele mostrar tendencia a desarrollarse mucho más rápidamente aún. Como ya tiene numerosos comercios, los moradores de las aldeas vecinas hacen sus compras allí, y a su tiempo esto provoca la creación de más comercios. Puesto que ya tiene más oficinas y fábricas que sus vecinos, y ofrece mayores posibilidades de empleo, la gente de los pueblos más pequeños comienza a establecerse allí; y pronto los industriales levantan más fábricas, porque la población dispone de gran cantidad de mano de obra. (Ver: Planificación de ciudades)

En tiempos pasados varias circunstancias limitaban la extensión de las ciudades. Primero, la provisión de agua local era suficiente para las necesidades de un cierto número de gente y nada más; después, si una ciudad medía sólo unos pocos kilómetros de largo, una persona podía caminar desde su casa de los suburbios hasta el lugar de su empleo cerca del centro de la ciudad; pero si crecía mucho, ya no le era posible; finalmente, mientras una ciudad permanecía pequeña, los campos circundantes podían proveerla de toda la leche fresca, carne y verduras que necesitase; pero si se desarrollaba demasiado, las provisiones podían resultar escasas.

Hoy esas limitaciones ya no obran. Si la provisión de agua local no es suficiente, el agua es llevada por cañerías desde depósitos situados a muchos kilómetros de distancia (ya lo hacían los romanos en sus acueductos).

Las ciudades han crecido tanto que hoy la mayoría de sus habitantes ya no puede ir y volver de su trabajo a pie todos los días; pero ahora se trasladan fácilmente en taxis, auto personales, en ómnibus o metro. Muchas ciudades crecen tanto que los campos que las rodean no logran abastecerlas; pero transportes rápidos les traen productos y alimentos frescos, desde cientos de kilómetros de distancia, mientras la carne llega en barcos con refrigeración desde lejanos continentes.

Por lo general, las limitaciones al desarrollo de las ciudades en nuestro siglo son las que el hombre mismo impone, a veces porque teme que un mayor desarrollo reduzca demasiado las tierras laborables; a veces porque considera perjudicial que la gente quede tan encerrada entre mortero y ladrillos; a veces por los problemas de tránsito.

Por fin el hombre está comenzando a planear cómo se deben desarrollar las poblaciones. A las viejas ciudades hay que darles forma de manera bastante similar a lo que se haría con un viejo árbol: podando un poco aquí, promoviendo mayor crecimiento por allá. Las ciudades nuevas se pueden planear tal como las casas nuevas.

tren en la ciudad

El ferrocarril se utilizó en primer lugar en las minas . Cuando la fuerza del vapor fue aplicada a la tracción de los primeros vagones, nació un medio de transporte revolucionario por su rapidez y economía. Desde entonces fue posible transportar, sin grandes costos, cargas pesadas a largas distancias. El tendido de las redes ferroviarias fue efecto y causa de la implantación industrial y de la ocupación humana; y al contrario sucedió allí donde no llega. Al colocar sobre raíles las diligencias, nacía el primer medio de transporte popular. Por ejemplo, en una diligencia sólo cabían 10 ó 12 pasajeros; en cambio, ya hacia 1870, los trenes tenían un promedio de 250 plazas. Pero el ferrocarril poseía otras ventajas importantes: ya por aquella fecha (1870), el tiempo invertido en un desplazamiento se había reducido siete veces, la carga que se podía transportar era 300 veces mayor y, además, costaba la mitad que antes.

La circulación de las informaciones y de los bienes: El aldeano de la sabana africana dispone de terrenos de caza, de ríos para pescar, de un espacio reservado a la vivienda y otro dedicado a los cultivos. Entre esos diferentes espacios de utilización específica, se desplaza con total libertad. Lo mismo debería suceder en las sociedades modernas, pero en ellas el espacio está dividido de forma mucho más compleja: barrios residenciales, centros administrativos, áreas industriales, núcleos mineros, países desarrollados y subdesarrollados, etc. Por ello el hombre ha de recurrir a otros sistemas de transporte y circulación que le permitan enlazar esos espacios.

En este campo, nuestra época conoce una verdadera revolución: gracias a los modernos medios de comunicación, el hombre puede unir los espacios más diversos y los más alejados, incluso sin desplazarse. Una gran sociedad industrial, por ejemplo, utiliza todo un sistema de comunicaciones y de transportes: el fax, el teléfono , el email  «conducen» las informaciones y las órdenes de la sede central a todas las filiales del mundo. Por otra parte, las agencias bancarias aseguran las transferencias de dinero.

Oleoductos, líneas de alta tensión o petroleros aportan la energía de fuentes que se encuentran, a veces, a miles de kilómetros de distancia. Los buques de carga llevan las materias primas a las fábricas, mientras que los trenes transportan los productos acabados que los camiones distribuirán finalmente a los consumidores.

Gracias al avión, al barco, al tren y al automóvil la circulación constituye la base de la economía moderna; y gracias a los modernos sistemas que utiliza, podemos hablar de un espacio mundial en el que la comunicación es hoy muy rápida.

Los transportes crean núcleos de intercambios
Si los espacios especializados (pueblos y campos, agua y bosque) originan vías de comunicación, también es cierto que los caminos y carreteras han originado aglomeraciones. Una posta donde se renovaban los caballos en la época de la diligencias atraía hacia ella al posadero, al herrador, al guarnicionero, al carpintero; así aparecía paulatinamente el embrión de lo que llegaría a ser, posteriormente, un poblado.

Son numerosas las ciudades fundadas a partir de una casa de postas: junto a un puente, al lado de un puerto, en un cruce. Algunos países se formaron gracias a una situación geográfica privilegiada en una vía esencial de transportes, es decir, de intercambios. El Líbano, por ejemplo, ha basado su existencia en su situación como puerta del Próximo Oriente; y Suiza se constituyó, en parte, debido al control sobre los pasos de los Alpes.

El ferrocarril abre el camino…
Aproximadamente hasta el año 1850, una fábrica debía situarse al borde de un río, que le proporcionaba la fuerza necesaria para las máquinas, o cerca de un bosque, de una mina e incluso de una cantera, donde encontraba las materias primas necesarias.

Con la aparición del ferrocarril, todo cambió: en adelante, sería posible transportar a largas distancias materiales pesados —por ejemplo, la hulla— para alimentar las nuevas máquinas de vapor. Las fábricas podían, pues, situarse cerca de las ciudades, donde encontraban mano de obra y clientes; desde entonces se pudo enviar a cualquier lugar del país, e incluso a otros países, los productos más diversos y más pesados.

El invento del ferrocarril hizo disminuir las distancias relativas en pocos años: el territorio parecía más pequeño. En la primera mitad del siglo xix, se tardaba una semana en ir de Barcelona a Madrid; en 1870, viajando en ferrocarril, se tardaba siete veces menos: 21 h 30′.

modifica los paisajes…
En Estados Unidos, en la mítica colonización del Oeste, el gobierno se sirvió del ferrocarril, asignando a cada una de las compañías ferroviarias una zona de 15 km a cada lado de la vía; las compañías dividieron sus zonas en grandes lotes que vendieron a los colonos.

A medida que la vía férrea progresaba hacia el Oeste, la agricultura estadounidense surgía y se extendía. Los silos de cereales se alineaban a lo largo de la vía férrea; y los rebaños, conducidos por los cow-boys, eran cargados en los vagones. Asimismo, la aparición del ferrocarril transformó profundamente los paisajes europeos. Las regiones dejaron de vivir aisladas y se especializaron en los cultivos más rentables.

el tren en la costa oeste de ee.uu.

En pocos años, el ferrocarril se convirtió en uno de los principales factores del paisaje. Si la existencia de una vía férrea vitalizaba una región y posibilitaba cambios profundos en su estructura económica, su carencia podía dejar marginadas y en regresión a regiones o ciudades que hasta entonces habían gozado de cierta prosperidad.

Además, la construcción de los ferrocarriles fue una de las actividades que más influyó en la industrialización del siglo pasado. La demanda de material rodante y de infraestructura, el empleo de gran cantidad de mano de obra, la inversión de capitales con saneados beneficios, etc. son aspectos sin los que no se comprendería el despegue y crecimiento económico de los actuales países desarrollados.

 La industria ha sido atraída rápidamente por la gran potencia del ferrocarril. A cada lado de las líneas principales se extienden las instalaciones ferroviarias: apartadero, depósitos, talleres para el material rodante. Cada fábrica importante posee incluso su propia vía férrea, cerca de la cual se han concentrado otras actividades. Al atraer la mano de obra, las fábricas han favorecido así la formación y el crecimiento de ciudades obreras. En nuestras ciudades, el barrio de la estación, con sus hoteles, sus oficinas y a veces con sus casas anticuadas, ha conocido una expansión indudable.

En la actualidad, sin embargo, la importancia del ferrocarril ha disminuido. No todo son ventajas, en efecto. También presenta inconvenientes: trazado rígido, necesidad de un tráfico rentable, construcción demasiado cara…

Poco a poco han surgido competidores que no presentan tales defectos: el automóvil transporta más fácilmente los pequeños grupos; el camión es más adecuado para las mercancías ligeras y de tipo perecedero; y las gabarras, para cargas pesadas de escaso valor añadido.

Un número muy elevado de líneas de ferrocarril es deficitario. Prueba de ello es que desde 1930 se están suprimiendo las líneas menos rentables. En Francia, por ejemplo, se considera que sobran unos 10.000 km. En Estados Unidos han desaparecido más de 70.000 kilómetros.

autos congestionados en una gran ciudad

Los coches, ocupados a menudo por una sola persona, necesitan diez veces más espacio que el ferrocarril para transportar el mismo número de viajeros en una hora. En una época en la que las grandes ciudades conocen graves problemas de circulación y de contaminación, hay que plantearse si se debe restringir la circulación privada y mejorar los transportes públicos o, por el contrario, adaptar las ciudades al coche, remodelando toda la red vial.

El automóvil necesita mucho espacio incluso cuando no circula. Para asegurar el aparcamiento y una circulación fluida, haría falta reconstruir la mayoría de las ciudades, dotándolas de grandes ejes circulatorios, tréboles a varios niveles y abundantes zonas de estacionamiento. A fin de solucionar de algún modo el problema de la circulación automovilística en las ciudades, se han creado en el centro de las aglomeraciones zonas exclusivamente reservadas a los peatones.

Algunos barrios han mejorado mucho con estas medidas, que, por otra parte, evitan los embotellamientos en el corazón de la ciudad. Para un futuro no muy lejano, se prevé la creación de grandes aparcamientos en las entradas o accesos de la ciudad, donde los usuarios dejarían su coche. Desde allí seguirían en metro, tranvía o con una red de pequeños autobuses rápidos. Algunas ciudades han introducido ya el sistema de transportes colectivos gratuitos.

Una nueva estructuración de la ciudad: El atasco creado en las ciudades por el tráfico motorizado origina la huida del centro de la ciudad: los habitantes más pudientes escogen la tranquilidad de los barrios residenciales; otros, menos favorecidos por la fortuna, se ven obligados a vivir en las ciudades-dormitorio de la periferia.

Sin embargo, unos y otros son posibles gracias a la existencia de medios de transporte que permiten rápidos desplazamientos hasta el centro urbano. Cerca de los cruces de autopistas se instalan empresas y supermercados a los que afluyen sus clientes motorizados, satisfechos de encontrar al fin un centro de compras de fácil acceso. También las fábricas se establecen lejos del centro, en lugares donde exista espacio suficiente para su expansión y donde sus camiones puedan evitar los atascos de las carreteras.

Cuando estas zonas que rodean a la ciudad están mal servidas por los transportes públicos, sus habitantes deben desplazarse con su propio vehículo, convirtiéndose así en esclavos del automóvil y contribuyendo a una mayor congestión del tráfico urbano.

Por mar y aire: Pero la característica más acusada de la revolución de los transportes actual es, sin duda, el intento del hombre por tratar de conquistar y dominar todos los medios que le rodean para poder trasladarse por y a través de ellos.

La navegación es un primitivo invento del hombre. Sin ella no hubiese sido posible la expansión del mundo antiguo, ni los descubrimientos de la Edad Moderna. Durante mucho tiempo, las técnicas de navegación no se modificaron o lo hicieron lentamente, pero durante el siglo XIX se produjo una gran transformación cuando se comenzó a construir los barcos con hierro, lo que permitió aumentar su tamaño y capacidad, y se les aplicó como medio de tracción la máquina de vapor. Esto último supuso una mayor potencia y rapidez, además de conseguir la independencia respecto al viento.

En la actualidad, el transporte marítimo y fluvial es el más adecuado para el traslado a grandes distancias de productos pesados, de gran volumen o con escaso valor añadido. La tendencia actual es la especialización del transporte en grandes buques petroleros, butaneros, de áridos, etc.

Del mismo modo, volar ha sido siempre una de las grandes aspiraciones del hombre a lo largo de su historia, que sólo ha conseguido hacer realidad en época relativamente reciente. Por sus exigencias técnicas y económicas, el transporte aéreo se reserva para pasajeros o para trasladar mercancías urgentes, de poco peso y alto precio, ya que de este modo la repercusión del costo del transporte sobre el valor añadido del producto es mucho menor.

transporte en bicicleta en la ciudad

La bicicleta es un medio de transporte a la medida del hombre: no contamina, no consume energía exterior, no despilfarra materias primas y plantea a la ordenación del espacio urbano problemas mucho más sencillos de resolver. En muchas ciudades de los Países Bajos , este modo de locomoción es muy utilizado, al igual que en China.

Datos sobre el transporte que hacen pensar
Evolución del tiempo empleado para ir de Lausana a Milán
En 1640: unos 7 días
En 1850: 61 h en coche de posta
En 1905: 19 h 35′ (en verano)
En 1906: 6 h 26′: al abrir al tráfico el túnel de Simplón
En 1935: 5 h 25′: línea electrificada
Desde 1972: 3 h 11′: TEE Cisalpino

Una vía de circulación de 3 m. de anchura permite transportar en una hora:
En coche particular: 4.000 personas
En autobús de: 80 plazas 6.400 personas
En autobús de: 150 plazas 12.000 personas
En tranvía: 16.000 personas
En metro: 27.000 personas
En ferrocarril expreso: 40.000 personas

Consumo de espacio
Un coche particular    a 50 km/h: 75.0 m²/viajero
Un autobús de 80 plazas  a 30 km/h: 14.0 m²/viajero
Un autobús de 150 plazas  a 30 km/h: 8.0 m²/viajero
Un tranvía de 300 plazas  a 30 km/h: 6.0 m²/viajero
Un tren expreso regional   a 60 km/h : 4.50 m²/viajero
Un tren del metro con 1.000 plazas a 3.3 km/h: 75.0 m²/viajero

Fuente Consultada:
La Técnica en el Mundo el Crecimiento de las Ciudades Tomo III Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Salvat del Estudiante Tomo 6 Transportes y Distancias
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft
Sitio Web Wikipedia

Los Alpes Cadena Montañosa en Europa Descripción General

DESCRIPCIÓN DE LA CORDILLERA DE LOS ALPES EN EUROPA

Es el sistema montañoso más importante de Europa y también uno de los más poblados del mundo entero. Los Alpes conforman una cordillera en forma de arco desde el golfo de Genova (Italia) hasta Viena, la capital austríaca.

La cordillera de los Alpes, con sus 1.200 kilómetros de longitud entre Niza y Viena, y su superficie de 220.000 kilómetros cuadrados, es, sin lugar a dudas, el sistema montañoso más importante de Europa. Moles antiguas como el Cuadrilátero de Bohemia, el Macizo Central Francés, los Maures y el Esterel, han servido de contrafuerte para que los Alpes adquirieran, durante la Era Terciaria, las características con que hoy los reconocemos.

Los Alpes forman la cadena montañosa más importante de Europa. En la imagen se aprecia la belleza del paisaje de la localidad francesa de Combloux y del Mont Blanc, la más elevada de las cumbres alpinas.

vista de los alpes con nieve

Su desarrollo en forma de arco, convexo hacia el norte, es septentrional a la península Itálica y, si bien la mayor altura -el Monte Blanco de 4.807 metros-se encuentra en Francia, la mayor altitud media se registra en Suiza, con 1.800 metros de promedio.

Su anchura varía, de 150 kilómetros, entre el Lago de Ginebra y el Piamonte, a 200 kilómetros en la línea Munich – Innsbruck – Trento – Verona y a 300 kilómetros en el Tirol. Aunque son muchos los métodos que se emplearon para clasificar a los Alpes, la división más útil, que ayuda a conocerlos mejor, es la que los divide en tres secciones: los Alpes Franco-Italianos u Occidentales, los Alpes ítalo-Suizos o Centrales, y los ítalo-Austríacos u Orientales.

Alpes Occidentales. De contextura calcárea al sudoeste y granítica al nordeste, estas montañas comienzan en el Mar de Liguria después del paso de Cadibona que las separa de los Apeninos. De ahí en adelante describen un arco convexo hacia el noroeste que culmina en el Gran San Bernardo, un paso coincidente con el río Dora Baltea, afluente importante del Po.

vista aerea de los alpes europa

En un comienzo encontramos a los Alpes Ligúricos, que continúan a los Apeninos del mismo nombre más allá de Cadibona. Entroncados en las Colinas de Tenda, surgen luego los Alpes Marítimos, donde se encuentran los picos Argentera de 3.297 metros, Tenibres, de 3.031 y Pelat, de 3.052. Por el norte se extienden los Alpes Cotienos, cuyos puntos máximos s’on el Chambeyron de 3.400 metros, y el Viso, de 3.853.

Desde Niza hacia el noroeste se extienden los Alpes de Provenza, encuadrados por cadenas menores como los montes Esterel, Santa Victoria,, Luberon y Lure. Los Alpes del Delfinado, situados al oeste, tienen elevaciones considerables, como los montes Pelvoux, Ailefroide y Ecrins, los tres de aproximadamente 4.000 metros.

Los Alpes Graios, volcados hacia el este, culminan en el macizo de Gran Paradiso, de 4.061 metros. Y finalmente, se llega a los Alpes de Saboya, colmados de glaciares. En este «imperio de las nubes» se yergue el pico más alto de Europa, el Monte Blanco (4.807 m). Alpes Centrales. Se extienden hacia el este hasta la línea formada por el lago Constanza, los ríos III y Adigio, el primero con pendiente hacia el norte y el otro hacia el sur.

Todas sus montañas se desarrollan en líneas que convergen en un punto: el Macizo de San Gotardo. Imaginemos un reloj cuyo eje es San Gotardo. En la hora 1 se hallan los Alpes Glaris, con su pico de Todi (3.623), los cuales se continúan con los Alpes de Saint Gall y los Appenzell. Aproximadamente en la hora3 y media se ubican los Adula y los Alpes Grisones.

Entre las 4 y las 6 y media están los Alpes Lepontinos, y con la misma orientación que si la aguja horaria estuviese en las 7 y media, los Alpes Peninos, donde se destaca el misterioso Cervino, delicia de los alpinistas, con 4.505 metros, y el Rosa, aún mayor, de 4.638. A las 8 y cuarto se encuentran los Alpes Berneses, con las cimas Finsteraahorn (4.275), Jungfrau (4.167) y Aletschhorn (4.198). A las 12 en punto, los Alpes de los Cuatro Cantones, que finalizan en el lago del mismo nombre. Su pico máximo es el Pilatos, de 2.133 metros.

Alpes Orientales. Este último tramo comienza en el macizo Rhaticon, presentando un cordón norte entre 2.500 y 3.000 metros y otro sur, menos elevado, divididos por otro central. En el cordón norte se encuentran los Alpes Algavianos, Ba-viera, Salzburgo y Austria; en el central, el Oetzhal, los Tauern Gross Glockner y Estiria y en el sur, los Alpes Dolomíticos, Cárnicos y Julianos.

Además de la importancia oro-génica de los Alpes, existen otros rasgos que determinan su fama mundial. Sus bellezas panorámicas, realzadas por las laderas cortadas a pico, los glaciares y la flora y la fauna locales, hacen del sistema una de las regiones más atractivas para el turismo. A esto hay que agregar las posibilidades deportivas suscitadas por la caza, la pesca, el esquí y el alpinismo. Los valles interiores encierran ciudades muy pobladas y de gran poderío económico, tales como Marsella. Turín, Ginebra, Zurich, Vaduz, Innsbruck, Trento, Salzburgo y Viena.

ALGO MAS DE INFORMACIÓN…

A partir de un criterio geológico y geográfico se los suele dividir en tres secciones. Los Alpes Occidentales discurren de norte a sur a lo largo de la frontera entre Francia e Italia, desde las primeras elevaciones cerca del mar Mediterráneo hasta encontrarse con los Alpes Centrales.

Estos recorren el norte de Italia y el sur de Suiza y Alemania. Los Alpes Orientales, hacia el este y el sur, abarcan el nordeste de Italia, el norte de Yugoslavia y casi toda Austria, y sus últimas elevaciones llegan hasta las primeras de uno de los otros grandes macizos europeos, los Cárpatos.

El sistema alpino tiene alrededor de 1.200 km de longitud y un ancho de entre 50 km y 300 km. Sus alturas medias se encuentran entre los 1.800 m y los 2.400 m, pero existen varios picos de más de 4.000 m, concentrados sobre todo en los sectores central y occidental: Mont Blanc (4.807 m), en Francia; Monte Rosa o Doufourspitsze (4.634 m), en Suiza y el Matterhorn (4.478 m), también en Suiza.

En sus zonas elevadas nacen ríos importantes como el Ródano o el Rin.Los Alpes se elevaron durante la era terciaria. Los depósitos que se habían acumulado durante la era anterior fueron impulsados hacia arriba, en un proceso que culminó hace más de 10 millones de años. Luego, durante la llamada Era del Hielo, en la época Cuaternaria, los glaciares cubrieron las montañas. Su acción erosiva talló valles en forma de U, lagos e hizo que el relieve se volviera más abrupto y escarpado.

Todavía hoy existen más de un millón de glaciares, aunque se encuentran en retroceso. El mayor es el de Alestch, de más de 25 km de longitud, ubicado en el sudoeste de Suiza. Junto con el Konkordiaplatz forma un conjunto de 130 km2.

Fuente Consultada: Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°39 Los Alpes Edit. Cuántica

Ciudad Mas Al Norte del Mundo Cercana al Polo Norte

CIUDAD MAS CERCA DEL POLO NORTE

VERJOIANSK, LA CIUDAD MAS FRÍA DEL PLANETA

Se conoce como Polo norte, al punto situado en el extremo norte del eje de rotación de la Tierra. El polo norte geográfico terrestre se sitúa en el centro del océano Glacial Ártico, en una región cubierta por hielos marinos que se desplazan a la deriva.

Allá en el confín de Siberia Nordoriental, en la República de Yakutos, perteneciente a la parte asiática de la ex Unión Soviética, se encuentra una ciudad -en realidad se la llama así en honor de sus sacrificados pobladores, porque tiene menos de 1000 habitantes- que posee un raro récord en su haber: es el punto del globo terráqueo en el que se registran las más bajas temperaturas.

verjoiansk

La Ciudad Mas Fría del Planeta

En esta ciudad, llamada Verjoiansk, muchas veces hubo menos de 70 grados bajo cero. Las casas son de madera, y la actividad principal consiste en la cría de caballos y renos. El único medio de comunicación esta representado por la radio, ya que los caminos no tardan en ser bloqueados por el hielo.

Los yakutos, pobladores originarios del lugar, resisten las inclemencias del tiempo debido a la adaptación que lograron luego de siglos de asentamiento. La ciudad fue fundada en 1630, pero los territorios pantanosos de las inmediaciones ya hacía mucho que servían de escenario para la vida de los yakutos. Verjoiansk está edificada a orillas del Yana o lana, río que vierte sus aguas –cuando no están congeladas– en el Océano Glacial Ártico.

Muy cerca se encuentran las cordilleras del mismo nombre. Las cadenas de Verjoiansk constituyen el contrafuerte septentrional de los montes Stanovoi. Miden aproximadamente 800 kilómetros de extensión y tienen una vertiente con perfil suave, la del norte, mientras que la otra es escarpada. Verjoiansk, que constituye el polo del frío del mundo, se halla a 107 metros sobre el nivel del mar y son sus parámetros los 67°33’31» de latitud norte y los 133°51’4″, de longitud este.

Se la llama el polo del frío del mundo debido a las mínimas temperaturas que en ella se registran. Las mismas se deben a la excesiva continentalidad de su clima. Este fenómeno motiva temperaturas extremas que se agravan por la proximidad al polo norte. En el verano, sin embargo, los valores no son tan bajos, hecho que determina que la amplitud térmica anual resulte enorme.

Durante cuarenta días al año no se ve la luz del sol en estas latitudes hiperbóreas, y sólo el paisaje imponente y el clima seco salva de la desesperación a los habitantes de esta desolada población de Verjoiansk, especie de aduar de yurtas e isbas construidas por los primitivos yakutas con maderos de la taiga meridional.

Las rudimentarias viviendas, resistentes al frío exterior, se hallan diseminadas sobre las dos márgenes del lana, helado casi todo el año, en una zona desolada, sembrada de pequeños lagos en cuya superficie han visto reflejarse, la estrella polar y raras veces la luna los condenados al destierro siberiano por la tiranía de los zares blancos y de los zares rojos, con el frío y la distancia por únicos y seguros guardianes, ante la mirada -indescifrable, como su lengua- de los yakutas.

Y bajo la corteza gélida, entre latundra y las taigas, ¡cuántos fósiles gigantescos de reptiles y paquidermos duermen intactos una hibernación de milenios! … Más allá, hacia el Oriente, al otro lado de las estribaciones orográficas de Kular, el suelo desciende en terrazas arenosas sobre capas del devoniano hasta asomarse al mar de Okhotsk, cerrado por la península de Kamchatka y la cadena insular de las Kuriles y Sajalín. Al Oeste, desde el lago Baikal hasta el Ártico, la extensa cuenca del Lena (nueve meses del año una cinta de hielo de 4.500 kilómetros), encierra esta región continental, la más fría del mundo alrededor de Verjoiansk.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Tomo II Ediciones Cuántica N°24

Descripción de las Selvas Tipos, Flora y Fauna Información

LOS TIPOS DE SELVAS – FLORAS Y FAUNA

Un lejano eco de tambores se esparce por el ambiente, delgadas agujas de luz solar se filtran a través de la tupida malla vegetal.

Cientos de murmullos surgen, como por encanto, desde todos lados, sin que podamos identificar a las fuentes de sonido. Esta imagen es laque, probablemente, nos evoque a la selva con más facilidad.

Pero la selva es todo esto y mucho más. Constituye la más exuberante y variada de las agrupaciones de flora y fauna que existen en la Tierra.

Su difusión, ante todo en la zona que queda limitada por ambos trópicos, resulta muy amplia, encontrándose selvas de distintos tipos, en todos los continentes, excepto en Europa y América del Norte.

Selva

De acuerdo con sus características podemos clasificar a las selvas según las condiciones geográficas, que nos indican su mayor o menor proximidad con el Ecuador, o topográficas, que nos establecen el tipo de relieve que subyace en la zona estudiada. Podemos establecer así el siguiente cuadro:

TIPO DE SELVA              CONDICIONES      EJEMPLO
Tropical                       Geográficas          Selva Amazónica
Subtropical                 Geográficas         Selva Australiana
De llanuras                 Topográficas        Selva del Orinoco
De montaña               Topográficas        Selva Argentina

En realidad, el último tipo se origina a raíz de la concentración de la humedad, que precipita en forma de lluvias, en la ladera de la montaña que recibe el viento. En nuestro ejemplo la cadena que origina el fenómeno es la de las Sierras Subandinas.

Debemos agregar que si tenemos en cuenta las condiciones de humedad e impenetrabilidad de una selva, la que tiene rasgos más acentuados se denomina jungla. Su tupido follaje y su suelo pantanoso contrastan con los componentes de la selva espinosa seca, que es la transición con el próximo bioma o zona de vida: la sabana.

Desde un avión, la visión de una selva nos recuerda a un enorme mar verde, paralizado. Sin duda, lo que contemplamos son las copas de los árboles más altos; sin embargo, mucha es la flora que se oculta detrás de esta primera capa. Toda ella conforma una armazón continua. A treinta metros de altura, sobre el nivel del suelo se extiende la capa arbórea de los vegetales de la clase megafanerófita. Estos tienen hojas perennes, troncos tabulares y raíces chicas en comparación con el cuerpo total.

En un nivel menor se desarrollan las palmeras y arboles de poca altura, para llegar al estrato de los arbustos, que no supera los tres metros. Como vegetación intermedia podemos mencionar las epífitas y lianas, que cuelgan de los troncos y ramas dándole un aspecto aun más enmarañado a la selva.

La última capa, la herbácea, es bastante rala, ya que la falta de luz solar hace difícil el desarrollo de la pequeña flora. Pueden mencionarse muchos musgos, helechos, hongos y liquenes, así como algunas plantas de hojas grandes (para captar más luz) lustrosas y escurridizas. Estas dos últimas propiedades les son útiles para evitar el exceso de agua.

Helecho

Musgos

En contra de lo que comúnmente se piensa, en la selva predominan los animales más pequeños: los insectos. Muchos de ellos son temibles como algunas especies de hormigas, avispas u orugas. Aparte de la increíble variedad de peces que habitan los ríos de la jungla, se destacan los reptiles, entre los que podemos encontrar cocodrilos, iguanas, lagartos y serpientes. De estas últimas, en las selvas habitan las de mayor tamaño, que matan a sus presas apretándolas entre sus anillos.

Como ejemplo citaremos a la lampalagua, la boa constrictor, la pitón y la anaconda. Tienen gran difusión también los monos o simios, de hábitos arborícolas. Muchos de ellos, como el chimpancé, el orangután, el gorila y el gibón, han llamado la atención a los biólogos por sus grandes similitudes con el hombre.

Las aves se destacan en el ambiente selvático por su vistoso plumaje. Ejemplos típicos son: los papagayos, el tucán y diversas variedades de colibríes. Los animales mayores, que muchas veces alternan la vida selvática con incursiones a la pradera o la sabana, son, entre otros, el tapir, el venado, félidos como el tigre, y la pantera, y el león, la hiena, el elefante, la cebra, el rinoceronte y el hipopótamo.

Los habitantes humanos de la selva aún conservan costumbres atávicas y viven atrasados varios siglos. Esto ocurre en aquellas zonas donde, por un aislamiento excesivo, los adelantos técnicos no pudieron difundirse en forma adecuada.

En los últimos años, sin embargo, se ha revalorizado el concepto de la selva por razones que en seguida se expondrán. En efecto, a medida que las grandes áreas ciudadanas acusan el alarmante proceso de contaminación ambiental que envilece elementos naturales como el aire, él agua y la tierra, son muchos los que vuelven los ojos hacia los medios vírgenes para juzgarlos como una reserva importante en el porvenir de la humanidad.

Así, por ejemplo, los ecólogos revalorizan la selva, el monte y el bosque, por considerarlos como zonas exentas de los peligros de la industrialización. Es más: se considera que las selvas vírgenes que quedan en el mundo tal el caso de algunas regiones centrales de África, América del Sur, Asia Ecuatorial, islas de Oceanía, ciertas partes del Himalaya y otras cordilleras, son verdaderos reguladores climáticos.

En tal sentido, ecólogos y climatólogos se han pronunciado en contra de la transformación de amplias zonas del Mato Grosso, por considerar que el talado de los árboles alteraría la relación de humedad y, por ende, sobrevendrían cambios importantes en los regímenes pluviales.

Entre la necesidad de nuevas tierras aptas para el cultivo y la preservación de elementos tan importantes como la madera y los espacios verdes, ha de mediar una política de criterioso respeto entre la exigencias del presente y las preocupaciones de un futuro mediato.

Por fortuna, un nuevo enfoque científico ha puesto límites al deslumbramiento del progreso ininterrumpido y ha comenzado a analizar críticamente los logros de todo proceso que renuncie al legado natural de la humanidad.

Etnólogos, sociólogos, ecólogos y etólogos miran hoy Con interés las grandes áreas verdes donde el calor y la vegetación lujuriante muestran una realidad distinta al frío cemento de las cosmópolis donde el hombre pierde contacto con el medio biológico que lo nutrió hereditariamente.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Tomo II Ediciones Cuántica N°24

La Cuenca del Mississippi – Hidrografía de Estados Unidos

IMPORTANCIA Y CARACTERÍSTICAS  DEL RÍO MISSISSIPPI

El Mississipi forma, junto con el Missouri, uno de los ríos más largos del mundo (6.260 km). Es el «agua grande» de los algonquinos, ya que en su lengua mis significa «grande», y sipi, «río». Con sus numerosos afluentes, el Mississipi-Missouri constituye una de las más hermosas redes fluviales que existen. Las aguas de estos ríos riegan un territorio cuya superficie equivale aproximadamente a un tercio de la superficie total de Estados Unidos.

El Mississipi-Missouri, que nace en la región de los grandes lagos, atraviesa de norte a sur la parte central de Estados Unidos. El río ha contribuido, por otra parte, a la formación de la llanura central de Norteamérica, llanura de origen aluvial.

HIDROGRAFÍA DE EE.UU.: Surcan el territorio muchos grandes ríos. El más importante es el Mississipi («Padre de las Aguas», en lengua algonquina), uno de los más caudalosos del mundo. Nace en el lago Itasca (Minnesota) y desemboca en el golfo de México por cuatro  bocas y varios  ramales, formando un delta de 32.000 km2. Su longitud es de 3.975 km, pero con su principal tributario, el Misuri, forma la tercera vía fluvial más larga del mundo, con 6.230 km. Atraviesa los Estados de Minnesota, Iowa, Illinois, Misuri, Kentucky, Tennessee, Arkansas, Misisipi y Luisiana.

Sus afluentes más importantes son el Minnesota (534 km), lowa (480), Des Moines (526), St. Francis (684), White (1.110), Arkansas (2.333), que a su vez recibe afluentes de más de 1.000 km; Ouachita (974) y Washita (805). Del Este: Wisconsin (692 km), Rock (480), Illinois (800) y Ohio (1.579).

El Misuri recibe también afluentes valiosos como el Osage (800 km), Kansas (480), que recibe a su vez al Republican (724) y Smoky Hill (869); Pequeño Misuri (901), Yellowstone (1.080), Milk (1.006) y Dakota (1.143). La cuenca del Misuri es de 1.370.000 km2; la del Ohio, de 523.000, y la del Misisipi y sus afluentes, de 3.206.000 km2.

La red navegable de esta cuenca es de 24.500 km. Los ríos de ¡a vertiente del Atlántico nacen en los Apalaches. Los principales son el Susquehanna (715 km), Delaware (660), Hudson (492), que comunica con los Grandes Lagos y con el San Lorenzo; Connecticut (655 km), Penobscot (480) y Potomac (804), sobre cuya margen izquierda se alza la capital del país.

En estos ríos el mar penetra en sus estuarios y hace posible el fácil acceso de grandes navios. En sus orillas hay muchas ciudades populosas. En el golfo de México desembocan, además del Mississipi, el Ala-bama (565 km). Grande del Norte o Bravo (2.800), que sirve de límite, en parte, con México; el Tombigbee (658 km), PearI (789), Brazos (1.400) y Colorado (1.352), en Texas.

La vertiente del Pacífico incluye como ríos más importantes al San Joaquín (510 km), Columbio (1.950), con su afluente el Snake (1.670); Sacramento (615) y Colorado. Este río, de 2.334 km, corre por la garganta conocida como Cañón del Colorado, en Arizona, cuyo último tramo, llamado Gran Cañón, tiene 1.500 m de profundidad, 347 km de longitud y 6,5 a 28 km de ancho.

En Alaska está el Yukón, de 3.185 km, con importantes afluentes, como el Tanana, Kuyakú, Kuskokwim, navegable en 1.000 km, y  otros.

Lagos. En la frontera con el Canadá hay un   conjunto   notable   de   lagos:   Superior (82.500 km2), el más grande del mundo, exceptuado el Caspio, al que se considera un mar interior; Hurón (59.250 km2), Erie (25.700) y Ontario (19.500).

Entre estos últimos corre el río Niágara, con sus famosas cataratas de 50 m de altura, 427 de ancho máximo, y terceras en el mundo por su caudal. Otros lagos: Michigan (58.000 km2), Gran Salado (4.650), en Utah, cuyas aguas son seis veces más saladas que las del mar; George y Champlain,- en el Estado de Nueva York; Kentucky, Red (Minnesota) y Pont-chartrain (Luisiana). La cantidad de lagos menores que tiene Estados Unidos es inmensa;  en  la  Florida  hay 30.000; en Michigan 11.037.

HISTORIA:

El explorador español Fernando de Soto fue probablemente el primer blanco que vio el Mississipi. La expedición española, que iba en busca de oro, llegó hasta el río en 1541, cerca del lugar en donde hoy se levanta la ciudad de Memphis (Tennessee). De Soto atravesó el río y siguió su camino. Al año siguiente volvió a encontrar el Mississipi, aunque mucho más al sur. Murió a causa de las fiebres y echaron su cuerpo al río. Los españoles no fundaron establecimiento alguno en la región.

En 1662 el francés Cavelier de la Salle descubrió a su vez el Mississipi y tomó posesión de todo el valle en nombre de Francia; bautizó la región con el nombre de Luisiana, Por el Tratado de París de 1763, Luisiana se convirtió en una colonia inglesa. En 1803, finalmente, la región que comprende el curso inferior del Mississipí entró a formar parte de Estados Unidos.

Durante la guerra de Secesión el río representó un importante papel, y en sus orillas se enfrentaron a menudo tropas nordistas y sudistas, combates entre los que cabe destacar la batalla de Vicksurg, ciudad que cayó, en 1863, en-manos de las tropas de la Unión, que se aseguraron de este modo el control del río.

El Missouri, en cambio, fue descubierto por los blancos un siglo después que el Mississipí, y el mérito correspondeponde a dos franceses: Louis Jolliet y Jacques Marquette.

Cerca del lugar en donde el Missouri desemboca en el Mississipí, el comerciante de pieles Pierre Lacléde Liguest fundó la ciudad de San Luis. A principios del siglo XIX (1804-1806), los pioneros norteamericanos Lewis y Clark emprendieron una expedición a lo largo del Missouri que les llevó hasta las montañas Rocosas.

A mediados del siglo XIX, cuando se dirigían a Utah, los mormones siguieron igualmente el curso del Missouri. El Mississipi y el Missouri se unen unos kilómetros al norte de la ciudad de San Luis. Antes de alcanzar la ciudad, los dos ríos fluyen separadamente uno al lado del otro. Cuando, finalmente, ambas corrientes llegan a reunirse, el Mississipi adquiere el color lúteo del Missouri. El primero termina su recorrido en el golfo de México, en un delta de múltiples ramificaciones.

El Missouri y el Mississipí reciben las aguas de numerosos afluentes que descienden de las montañas Rocosas o de los montes Apalaches. Estos afluentes son bástante caudalosos y tienen a menudo carácter torrencial, por lo que en algunas ocasiones el Mississipi-Missouri ve perturbado su plácido fluir y se sale de madre. Estos desbordamientos son causa de inundaciones que causan incontables daños.

La cuenca del Mississippi, una de las zonas agropecuarias más importantes de América y del mundo
Durante la Segunda Guerra Mundial fue una de las primeras abastecedoras de Europa; cuenta además con recursos minerales como carbón y petróleo.

El río Mississippi nace en el lago Itasca y su afluente más importante por la margen derecha, es el Missouri, uno de los ríos más destructores de los Estados Unidos. Nace en las Rocallosas y antes de confluir con el Mississippi recorre la zona árida del Oeste por lo que arrastra un gran volumen sedimentario.

Sus desbordes son muy temidos por los agricultores de la zona, uno de ellos provocó la gran inundación de 1951 que anegó más de 800 000 ha. de tierras cultivadas, produjo numerosos muertos y dejó a más de 200 000 personas sin hogar.

mapa cuencia mississippi

Desde 1944 el gobierno de los Estados Unidos encaró un proyecto de control de crecidas, que consiste en regular el caudal mediante represas, algunas de las cuales figuran entre las más grandes del mundo. Estas presas tienen una capacidad de 93 000 millones de metros cúbicos. Además de evitar las inundaciones, el agua contenida en ellas alcanza para superar tres años de sequías.

En toda la llanura Central se practica una agricultura comercial que por el intenso uso de fertilizantes y plaguicidas tiene alto rendimiento y por el aumento de la mecanización ocupa cada vez menos mano de obra. En 1920, alrededor de 32 000 000 de habitantes eran hacendados o granjeros, en 1960 los rancheros y sus familias sumaban 15 000 000 y en 1980 la población rural había disminuido a 6 200 000 personas.

Imagen del Río Mississippi

El maíz es el más importante de los cultivos de los Estados Unidos, la producción llega al consumidor en forma de leche, quesos, carne de cerdo y aves de corral pues la mayor parte del maíz se destina a forraje. Además este cereal es materia prima de una industria muy versátil, pues por destilación se obtiene gasohol (alcohol combustible) que se utiliza en las maquinarias agrícolas y en otros vehículos. Los científicos extraen de este cereal medicamentos, aceite, vitaminas, edulcorantes y minerales; se ha producido una película de plástico biodegradable que puede sustituir a los plásticos derivados del petróleo.

En el área ocupada por el cinturón maicero, en los últimos años ha tenido gran expansión el cultivo de la soja cuyo destino es similar al del maíz.

Hasta aproximadamente el meridiano de 100° Oeste se extiende el cinturón triguero. Como las temperaturas varían de Norte a Sur se dan distintas variedades de este cereal, desde el trigo de primavera en Canadá hasta el de invierno en los Estados Unidos. El monocultivo triguero se abandonó por la introducción de nuevos cultivos como girasol y remolacha azucarera.

PARA SABER MAS SOBRE EL RÍO MISSISSIPI:

La región que atraviesan los dos ríos en su curso superior, antes de alcanzar la ciudad de San Luis, es la pradera, zona esteparia cubierta de pastos cuya tierra es de excelente calidad. Las tierras de la pradera contienen mucho humus, y bajo la vegetación, incluso en los bosques, se encuentra una capa negra y espesa, rica en elementos fertilizantes y cuya actividad biológica es suficiente para obtener una mezcla ideal de Sustancias orgánicas y minerales: En estas tierras, que forman parte del wheat belt, se cultiva principalmente el trigo de invierno. Más al sur empieza el corn belt, o región del maíz.

El estado de Missouri es un gran productor de ambos cereales. Debido a estos extensos cultivos, la pradera ha perdido su aspecto pintoresco. De su aspecto anterior sólo quedan unos pocos ejemplos en alguna reserva natural.

A partir de la confluencia del Missouri con el MississipI se inicia el curso medio del río, y un poco más abajo encontramos la ciudad de San Luis, que se convirtió rápidamente en un gran centro comercial. Los campesinos llegaban a ella desde muy lejos para vender sus productos y hacer sus compras.

El cotton belt, o región del algodón, empieza a mitad de camino entre San Luis y Memphis. El algodón es el principal cultivo de Mississipí, que es uno de los mayores productores mundiales. Las plantaciones aumentaron considerablemente a partir de 1793 como resultado del invento de una máquina y después de importar una variedad de filamentos largos.

El curso inferior del Mississipí riega Luisiana. En este estado precisamente se construyeron la mayoría de los diques destinados a evitar las inundaciones. El delta produce principalmente caña de azúcar. Este delta se extiende cada año un poco más, a veces hasta 50 ó 70 m., debido a las tierras que arrastra el río

El Mississipi-Missouri no es una vía de comunicación fluvial muy activa; el nivel del agua es tan pronto demasiado bajo como demasiado alto, mientras los bancos de arena constituyen un serio obstáculo para la navegación regular. El río, en cambio, sirve para los desplazamientos de tipo regional.

Desde 1928, y especialmente después de la segunda guerra mundial, se emprendieron importantes trabajos para mejorar su navega-bilidad: esclusas, presas y canales. También se construyeron embarcaciones especiales para reemplazar a los célebres vapores movidos por aquellas enormes ruedas de palas.

Centenares de puentes atraviesan el Mississipí; el más antiguo es probablemente el Stone Arch Bridge, en el estado de Minnesota, y el más conocido, el Eads Bridge, entre San Luis (Missouri) y East Saint Louis (Illinois).

Fuente Consultada:
GEOGRAFÍA América y Antártida Lorenzini-Balmaceda-Echeverría Editora AZ
Enciclopedia Juvenil AZETA Editorial CREDSA Tomo IV – El Mississipi

Como se Estudia el Clima de la Antiguedad o Prehistoria

Como se Estudia el Clima de la Antiguedad o Prehistoria

En las estaciones meteorológicas del mundo entero se realizan constantemente medidas de la cantidad de lluvia, dirección y velocidad del viento, presión atmosférica y variaciones de temperatura. Las medidas que se utilizan para la predicción del tiempo proporcionan un registro diario y preciso de las condiciones climatológicas. Sin embargo, sólo en el siglo XIX se comenzó o diseñar sistemáticamente los mapas del tiempo.

¿Cómo era el clima hace 500 ó 1.000 años? No existen medidas precisas, pero sí descripciones aproximadas. Los fríos excepcionales, las grandes lluvias o las sequías impulsaban a los hombres a escribir sus observaciones. Por otra parte, se obtiene información por el tipo de vestidos empleados, por los edificios que se construían o por las cosechas que se realizaban.

Sin embargo, cabe preguntarse cómo era el clima antes de que el hombre apareciese en la Tierra. Cómo era hace un millón o 500 millones de años. Todo lo que queda de aquellos tiempos antiguos son sedimentos — arenas, arcillas y calizas, depositadas en los mares, en los lagos y en las superficies de la Tierra que existían entonces— Sólo a partir de estos sedimentos y de los fósiles conservados en su interior se puede hacer una descripción del clima de la época.

El estudio de los climas de los tiempos pasados es una rama de la geología, llamada paleoclimatología (del griego paleos = antiguo). Normalmente, sólo se consigue una información muy general. Los climas tropicales, desérticos o glaciales se pueden reconocer, pero no se sabe nada acerca de la cantidad exacta de lluvia caída, de la temperatura o de la presión atmosférica, en comparación con las condiciones parecidas de los tiempos actuales.

Sin embargo, a veces se puede estimar la dirección del viento, y se ha descubierto un método que permite determinar la temperatura de los mares de la antigüedad con una precisión de 0,5° C. Desde luego, la temperatura del mar tiene una influencia directa en el clima de sus proximidades.

CLIMAS CÁLIDOS Y  FRÍOS
Los climas cálidos desérticos y los fríos árticos son los más fáciles de identificar a partir de los sedimentos. La falta de agua en los desiertos implica que el sedimento no es arrastrado por los ríos, sino por el viento, y su efecto sobre las pequeñas partículas de roca erosionada es muy característico.

Las partículas de un mineral duro y resistente, movidas constantemente por el viento sobre el suelo del desierto de arena, desarrollan formas esféricas y sus superficies se hacen lisas. La arena, empujada por el viento, actúa como un abrasivo muy eficaz. Las piedrecitas y los guijarros del suelo se pulen del lado del viento predominante. Las formas rocosas que sobresalen del suelo son cortadas y esculpidas, adquiriendo perfiles fantásticos.

En el desierto, la lluvia es un fenómeno raro, pero, cuando cae, resulta torrencial y el agua corre por las pendientes arrastrando en su camino todos los fragmentos de roca, hasta llegar a los llanos bajos, donde desparrama los sedimentos formando un enorme abanico de aluvión.

La cantidad de agua disminuye rápidamente por evaporación y filtraciones, dejando una pila de variados fragmentos de rocas que pueden conservarse. Los depósitos salinos (evaporitos) también indican condiciones desérticas.

La evaporación del agua es superior a la caída de lluvia, y los mares poco profundos y los lagos se secan, dejando todos los compuestos químicos que estaban disueltos. Estos indicios, tales como los evaporitos, los abanicos  aluviales, las rocas pulidas,  los  guijarros y los granos lisos de arena, indican la existencia de desiertos y las condiciones climáticas que los acompañan. Por el contrario, el frío prolongado produce glaciares, masas de agua congelada que se mueven desde las tierras altas a las bajas.

Los glaciares también dejan detrás sus propias «huellas». Los paisajes adquieren formas especiales, producidas por el hielo en movimiento. Las piedras arrastradas por el hielo tienen marcas y surcos, erosionados al frotarse unos con otros a grandes presiones. Las partículas de roca arrancadas son angulares, con bordes afilados y serrados. Cuando los glaciares se funden, estas rocas quedan formando morrenas.

Todos los tamaños, pesos y formas se identifican fácilmente. Estos sedimentos no sólo pertenecen a la Edad Glacial de hace un millón de años En África, India y Australia se conservan depósitos de glaciares que representan un avance de los hielos hace unos 300 millones de años. Hay indicios de que hubo edades glaciales todavía más antiguas, en tiempos pre-cámbricos,  550  millones  de  años  atrás.

corte de una duna de arena

Las dunas se forman por la acumulación de capas de arena. Un corte hecho en el costado de una de ellas muestra claramente las distintas capas, unas encima de las otras. Durante su formación, la duna se modifica constantemente por los embates del viento. Tiene una ladera empinada por sotavento y una pendiente suave en la ladera de barlovento, de unos 12 grados, aproximadamente. Parte de la arena depositada por el viento en la superficie de la ladera suave es arrastrada sobre la cima de la duna y se deposita, formando un ángulo de 30°. Las dunas se mueven constantemente, empujadas por el viento predominante. La arena de la ladera de barlovento es siempre empujada, hasta caer por el lado de la pendiente abrupta de sotavento. Por esto, las capas de una duna móvil acaban con una pendiente de 30°. El ángulo agudo que forman estas capas con la superficie de la duna señala la dirección en la que soplaba el viento predominante. Por el estudio de antiguas dunas de arena se han averiguado, incluso, cambios estacionales de   la   dirección  del  vienta.

INFORMACIÓN A PARTIR DE ORGANISMOS
Actualmente, casi todos los corales se encuentran en mares tropicales o sub-tropicales. Si la temperatura del agua se hace inferior a 22° C, la mayoría de los corales no sobreviven. Por tanto, la existencia de corales conservados o arrecifes coralinos en sedimentos antiguos sugiere, de modo inmediato, que el clima en la época era cálido. Se puede hacer un cálculo aproximado a partir de otros fósiles cuyos parientes cercanos todavía existen.

Los anfibios y reptiles son animales de temperatura variable, abundantes en los climas húmedos y cálidos. Es muy raro encontrarlos en las partes del mundo que sufren variaciones de temperatura extremas. Cuando se encuentran sus restos en rocas antiguas, se supone que el clima era cálido y húmedo.

Las estructuras que desarrollan los animales también pueden ser significativas. El dinosaurio, con patas palmeadas y pico de pato —del que se sabe que existió hace 100 millones de años—, casi con seguridad vivía en  lagunas  o  zonas pantanosas.

Sólo  una lluvia abundante puede haber producido estas condiciones. La adaptación de aletas a patas y el desarrollo de pulmones entre los peces de agua dulce en los tiempos devónicos, hace 350 millones de años, ocurrieron, probablemente, como respuesta a una disminución del tamaño de los lagos interiores; los peces que quedaban en seco podían arrastrarse hasta encontrar otras charcas.

Las plantas también proporcionan datos para averiguar el clima. Las tropicales son muy características; casi todas ellas tienen tejidos lignificados y cortezas delgadas. Como no hay variaciones estacionales, no se desarrollan anillos de crecimiento. Las plantas acuáticas guardan espacios de aire en sus tejidos (aerénquimas), y sus hojas presentan poros respiratorios (estomas) sólo en la superficie más alta.

En ambientes secos, las plantas tienen hojas pequeñas, correosas o carnosas, con pocos poros. La información procedente de una planta aislada no resulta de gran valor científico, pero una comunidad de plantas parecidas es muy significativa.

LOS FÍSICOS DESCUBREN UN TERMÓMETRO
Existen tres isótopos conocidos del oxígeno. Químicamente, son idénticos, pero tienen masas algo distintas. El isótopo más abundante tiene una masa atómica de 16 (0 – 16), y uno de los más escasos posee una masa atómica de 18 (0-18).

En el agua, el oxígeno se combina con el carbono para dar el radical carbonato —CO2. Se ha comprobado que la cantidad de 0-18 que se incorpora a la formación de carbonates varía apreciablemente según la temperatura del agua.

Algunos animales marinos secretan caparazones de carbonato calcico y absorben el radical carbonato de las aguas que los rodean. La abundancia de 0-18 presente en el caparazón, en relación con la cantidad de normar 0- 16, dará una buena indicación sobre la temperatura del mar. La medida exacta de la proporción de 0 – 18 a 0-16, en los caparazones fósiles, permite calcular la temperatura de los mares de épocas pasadas.

El método es tan preciso que se pueden detectar diferencias tan pequeñas como 0,5° C. En las secreciones de un caparazón se pueden medir, incluso, los leves cambios estacionales de temperatura. Desde luego, es muy importante que la composición del caparazón original no se haya alterado por recristalización.

Ver:Historia de la Evolución del Cambio Climatico

Fuente Consultada:
Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología TECNIRAMA Fasc. N°129 (CODEX) Los Climas Antiguos

Mayores Profundidades en los Océanos Los Mares Mas Grandes

Mayores Profundidades en los Océanos
Los Mares Mas Grandes del Planeta

TABLA DE LOS OCÉANOS DEL PLANETA Y MÁXIMAS PROFUNDIDADES
 Nombre Superficie en Km²

 Porcentaje superficie mundial

 Fosas marinas profundidad máx. en m
Pacífico166.241.00046,0Fosa de las Marianas:      10.915
Atlántico86.557.00023,9Fosa de Puerto Rico:          8.648
Indico73.427.00020,3Fosa de Java:                     7.125
Ártico9.485.0002,6Fosa de Eurasia:                5.122

Ver: Cuadro Sobre Océanos y Mares

TABLA DE LOS MARES MÁS GRANDES DEL PLANETA
Nombre Superficie en Km² Profundidad máx. en m
Mar del Coral4.791.0009.165
Mar Arábigo3.683.0005.800
Mar de China Meridional2.974.6004.572
Mar Caribe o de las Antillas2.515.9007.680
Mar Mediterráneo2.510.0005.020
Mar de Bering2.261.1004.191
Mar de Noruega1.547.0004.020
Mar de Okhotsk1.392.1003.372
Mar de Groenlandia1.205.0004.846
Mar de Arafura1.037.0003.680
Mar de Siberia936.000155
Mar de Kara883.000620
Mar de China Oriental664.6002.720
Mar de Laptev650.0002.980
Mar de Cukci582.000160
Mar del Norte580.000237
Mar de Andamán564.9004.180
Mar Negro507.9002.243
Mar de la Banda470.0007.440
Mar Rojo453.0002.600
Mar de Timor450.0003.200
Mar de Java433.00046
Mar Báltico420.000463
Mar Amarillo417.000105
Mar de Jolo348.0005.580
Mar de las Molucas291.0004.970
Mar de Célebes280.0006.220
Mar de Ceram187.0005.319
Mar de Flores121.0006.960
Mar de Ball119.0001.296
Mar de Sawu105.0003.470
Mar Blanco90.000330
Mar de Azov38.00014
Mar de Mármara11.4711.219

La Pesca en Argentina Pesca Maritima y Fluvial Riqueza Marina

La Pesca en Argentina
Pesca Marítima y Fluvial Riqueza Marina Argentina

Tanto la pesca como la caza son actividades que tienen una participación reducida en la riqueza producida en el país, en comparación con otras del sector primario.

Sin embargo, ambas han crecido en los últimos años.

El Mar argentino es considerado por la FAO, en la división por áreas con fines estadísticos, como la parte del área 41, el Atlántico Sur.

Las condiciones geográficas del área para el desarrollo de una pesquería, se cuentan entre las más ventajosas del mundo.

La plataforma geográfica tiene una superficie aproximada de un millón de kilómetros cuadrados, con un ancho que varía de 300 a 1000 kilómetros; y las costas se extienden a lo largo de 4000 Km.

Esto favorece la abundancia de recursos, ya que la mayor riqueza de los océanos está concentrada en los mares costeros y de plataforma.

pesca en argentina

La pesca marítima

Este tipo de pesca se desarrolla a lo largo del litoral marítimo, desde la provincia de Buenos Aires hasta la de Tierra del Fuego, y representa más del 90% de la producción del sector pesquero argentino.
La pesca marítima se divide en dos tipos:

Pesca costera: se realiza cerca de la costa en embarcaciones con poca capacidad de carga y sin equipamiento de frío. La producción se destina mayormente al consumo en fresco en el mercado interno

Pesca de altura: se realiza mar adentro, en barcos con mayor capacidad de carga y con bodegas refrigeradas para almacenar las capturas. Las empresas generalmente tienen instalaciones industriales en puertos que utilizan como base de operaciones.

Cerca del 70% de las capturas marítimas corresponde a la merluza, a la que le siguen en importancia los moluscos y crustáceos.

La pesca fluvial
Casi la totalidad de la pesca fluvial se desarrolla en los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay y de la Plata Esta producción es mucho menor que la marítima, aunque está en continuo crecimiento.

En general, se practica de forma artesanal, es decir, sin tecnologías complejas y en embarcaciones pequeñas, como lanchas o barcazas. Las especies más extraídas son el sábalo (que representan el 90% de la pesca), el dorado y el surubí. Por lo general, los pescadores vender los pescados a los frigoríficos que los procesan y venden.

La producción pesquera fluvial se destina al mercado interno y crecientemente al externo: entre 60.000 y 80.001 toneladas de pescado se dirigen a Brasil, Colombia, Bolivia Nigeria, Sudáfrica y Chile, entre otros mercados.

Evolución del sector pesquero argentino
Este sector se enfrenta hoy al problema de la disminución la cantidad de capturas, consecuencia de la sobre explotación de algunas de las especies más importantes (entre ellas, la merluza común y el sábalo).

Sin embargo, existen otras especies que pueden ser capturadas en cantidad, que son valoradas por sectores de consumidores y que permitirían crecimiento de la actividad pesquera.

Otro aspecto a destacar es el aumento de las exportaciones, tanto de productos primarios como procesados.

En la actualidad, la producción pesquera se destina en un 80% a la exportación especialmente con destino a la Unión Europea, Estados Unidos de América y Brasil.

Nuestro país posee una gran riqueza ictícola aunque no está explotada convenientemente.

Se calcula que habitan en él casi mil especies distintas entre peces, moluscos y mamíferos y que la captura actual representa sólo el 35% de las disponibilidades marinas.

Sin embargo, la pesca indiscriminada realizada por barcos con bandera extranjera (se estima que más de 100 buques factorías con alta tecnología incorporada operan en forma clandestina diariamente en proximidades del límite de la zona económica exclusiva) y las capturas en torno a las islas Malvinas, han determinado una sensible baja en los recursos marinos, por lo que se considera necesario adecuar las normas vigentes no sólo las de aquí sino también las de organismos internacionales para proteger la riqueza marina y su equilibrio natural.

La mayor parte de la producción se obtiene de la pesca marítima de altura, especialmente de merluza, que se destina al consumo en estado fresco; en cambio las capturas costeras, especialmente de anchoíta y caballa, se destinan en su mayor parte a la industria de conservas y extracción de aceite.

produccion pesquera en argentina

Los recursos que más se explotan son:

La merluza, ubicada principalmente en el norte de la plataforma patagónica y frente a la cuenca del Río de la Plata, es tradicionalmente la especie más importante en valor y monto total capturado. Es una especiedemersal, o sea que se halla en las profundidades del fondo.

Tiene un tamaño promedio de 48 cm., realiza migraciones que abarcan gran parte de la zona económica exclusiva argentina y llegan hasta la zona común de pesca argentino-uruguaya.

Durante el verano se concentra en la parte sur (42º y 44º Sur) donde se produce el desove.

La Argentina ha establecido una zona de veda aquí para preservar el recurso. A fines de verano y durante el otoño realiza una migración hasta llegar a la zona común de pesca donde permanece hasta la primavera.

La merluza austral es una especie típica de la corriente de las Malvinas, al sur del paralelo 40ºS. Se diferencia de la merluza común por el color y su tamaño, ya que llega a los 118 cm, mientras que aquella no pasa los 85. Además las aletas pectorales son mas largas y los ojos y escamas más grandes.

La anchoita pertenece a las especies pelágicas, o sea que vive en aguas superficiales. Tiene el cuerpo alargado, de alrededor de 17 cm. Por su abundancia es la fuente principal de alimento de numerosos peces carnívoros como la merluza, caballa y el bonito.

Se la utiliza especialmente en conservería para elaborar las «sardinas argentinas», las anchoas, el filete de anchoa y productos derivados.

El consumo en fresco también podría ser un buen mercado, pero en la argentina no ha alcanza cifras importantes.

Se encuentra desde la Isla de San Sebastián (24º S), en Brasil, hasta el extremo sur del golfo de San Jorge, en Argentina (47º S) En invierno se la encuentra concentrada en la boca del río de la plata, en cardúmenes que luego van migrando hacia el sur.

Es una de las especies que presenta mayores perspectivas de desarrollo, ya que solo se capturan unas 20 o 30 mil toneladas al año.

La corvina es un pez de aguas templadas, se encuentra en las aguas costeras de Uruguay, el litoral bonaerense y el norte de la Patagonia hasta el golfo de San Matías, siempre cerca de la costa. Habita en fondos arenosos y fangosos, en profundidades menores de 60 metros.

Sus carnes son exquisitas, tienen un gran valor para el consumo en fresco. Se exporta congelada, en forma de filetes o de troncos. (Fuente Consultada:www.alipso.com)

La caza de animales silvestres
Según el objetivo que persiga, esta actividad puede ser:

Caza de subsistencia: para garantizar parte de los alimentos que consume la familia, o para complementar los ingresos a través de su venta.

En distintas zonas rurales de la 1rntina especialmente en la llanura chaqueña, hay comunidades aborígenes que practican la caza con este fin.

Caza comercial: es la que tiene mayor difusión, especialmente de especies que son muy apreciadas por su piel o su carne y que tienen un alto valor económico.

Esta actividad involucra no sólo a los cazadores sino a muchos otros actores que se encargan de la venta y la distribución de los animales o sus pieles y cueros.

La caza comercial está muy regulada en numerosos países del mundo con el fin de preservar las distintas especies de fauna silvestre, especialmente aquellas que están en peligro de extinción.

La caza ilegal: Una importante actividad vinculada a la caza de especies silvestres se desarrolla al margen de las legislaciones que regulan la actividad.

Esto da origen a la caza furtiva y al comercio ilegal: es decir, la caza y el comercio se realizan con especies que están prohibidas o sin respetar las normas establecidas.

Esta actividad moviliza grandes sumas de dinero: se calcula que genera 400 millones de dólares al año en la Argentina y alrededor de 20.000 millones en el mundo.

Marco legal para la caza: La Argentina cuenta con 11 leyes, 4 decretos, 54 resoluciones y 2 disposiciones que conforman el marco legal que regula la caza y el comercio legal de fauna silvestre en el país.

Esta legislación establece, entre otras aspectos, la cantidad de animales de cada especie que pueden cazarse y la temporada en que está permitida la caza, así como cuáles especies pueden cazarse y cuáles no.

Especies permitidas y prohibidas:
Hay muchas especies cuyo comercio está permitido bajo ciertas regulaciones y otras que están prohibidas.
Especies permitidas:
– Animales vivos: cotorra común, loro de los Palos, palomas torcaza, jilguero español.
– Cueros y pieles de: comadreja overa, vizcacha, nutria, iguana, zorro colorado o gris patagónico, visón.

Especies prohibidas:
– Animales vivos: ranas y sapos, tortugas, boas, yacarés, jilgueros, cardenales, tucanes, papagayos, lechuzas, monos.
– Cueros y pieles de: carpincho, yacaré, boa, ñandú, felino, zorro pampeano y de monte.

Video: Geografía Argentina – La Pesca en el Mar

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante  Geografía de la Argentina Tomo:21
Geografía Económica La Argentina en el Mundo – Wikipedia

Ver:Actividad Pesquera en el Mundo

Los Vientos: Pampero Zonda Sudestada Republica Argentina

Vientos Pampero , Zonda y Sudestada en  Argentina

Vientos locales

La circulación de los vientos sobre el territorio argentino esta determinado por un centro ciclónico estacional y dos anticiclones. En primer lugar, el llamado Anticiclón del Atlántico Sur (AAS), cuya influencia es hacia el norte del Río Colorado, emitiendo vientos que llegan a la Argentina desde el Atlántico Sur atravesando Brasil. Estos vientos son cálidos y húmedos, por lo que provocan precipitaciones abundantes en el sector noreste del país, disminuyendo progresivamente a medida que avanzamos hacia la cordillera.

Y en segundo lugar, tenemos el Anticiclón del Pacífico Sur (APS), el cual tiene como finalidad influir sobre la región patagónica. Los vientos cargados de humedad llegan desde el océano Pacífico Sur originando abundantes precipitaciones sobre los Andes Patagónicos – fueguinos. Estos, a su vez actúan como barrera de condensación por lo que los vientos llegan casi secos a las mesetas patagónicas.

En nuestro país, además de la latitud, la disposición del relieve y la circulación de los vientos, existen otros factores que interviene en las características de las variedades climáticas.  Ellos son los llamados vientos locales. Estos afectan a determinadas porciones del territorio de manera estacional, debido a  que son alteraciones circunstanciales en la circulación general de la troposfera. Ellos son: el Pampero, El Zonda y La Sudestada.

El Pampero

Este viento se origina por las bajas presiones que se instalan sobre las llanuras del centro y noroeste de nuestro país, más pronunciadas en verano y que pueden llegar a atraer los vientos del anticiclón del Pacífico Sur.

Debido a esto, podríamos decir que es un viento frío y seco que proviene del sudoeste. Sopla generalmente en verano, luego de varios días de constante aumento  de la temperatura y de la humedad en esta llanura, por el ingreso de los vientos alisios del noroeste.

Así, el Pampero avanza de manera rápida a través de La Pampa, estableciendo un frente de tormenta en la zona de contacto entre ambas masas, ya que estas poseen diferencias en cuanto a la humedad y temperatura.

El Pampero es la masa fría y seca, mientras que la otra es cálida y húmeda, proveniente de los alisios. En el frente de contacto de ambas masas se producen tormentas eléctricas, lluvias abundantes las cuales muchas veces es acompañada de granizo y un brusco descenso de la temperatura. Cuando finaliza este estado del tiempo, se tornará fresco y seco, cuestión contraria a la inicial: cálida y húmeda.

Además este viento, genera otras particularidades consecuencia de su avance. Por ejemplo arrolla las aguas del río de la Plata desde la Costa argentina hasta la uruguaya.

La sudestada

Este tipo de viento, se forma como consecuencia de la instalación en el litoral pampeano de un centro de baja presión atmosférica. Este centro atrae una célula anticiclónica móvil ocasionada en el Pacífico Sur.

Esta célula en su trayectoria atraviesa la patagonia y cuando vuelve al atlántico incorpora nuevamente humedad, la cual es descargada cuando nuevamente ingresa al continente. Esa descarga es en forma de lloviznas o lluvias leves, con una duración de alrededor de tres a cinco días.

Los meses entre abril y octubre, son los que mayor número de sudestadas registran. Pero las más intensas son en Junio generalmente, ya que provocan las máximas inundaciones.

¿Por qué digo inundaciones?

Esto se debe, a que la persistente dirección sudeste del viento, dificulta el normal desagüe del río de la Plata, provocando inundaciones en el delta y en los bajos de la ribera.

Por lo general, una masa de aire frío y seco irrumpe después de la sudestada, provocando fuertes heladas. Esto se debe a que los vientos del oeste son desviados, lo que favorece el ingreso de masas de latitudes subpolares.

El Zonda

Este viento se origina cuando en el sector oriental de la precordillera de La Rioja, San Juan y Mendoza, se establece un centro de baja presión que atrae los vientos del Anticiclón del Pacífico Sur.

Una vez originado, llega a la cordillera, se eleva y progresivamente disminuye su temperatura produciéndose entonces una condensación de su humedad, precipitando finalmente en forma de lluvias o nevadas.

Seguidamente, a una velocidad que puede superar los 50 kilómetros por hora, el viento desciende por la ladera oriental, haciendo que su temperatura aumente por la fricción de las moléculas del aire entre sí al ser comprimido durante la caída. Así finalmente llega al piedemonte como un viento cálido y seco, con temperaturas cercanas a los 40° C.

Cuando este viento levanta grandes nubes de polvo o tierra, de esta región árida, se lo denomina “Zonda sucio”.

Sin embargo, por más que este viento sea molesto para la población, es beneficioso para los mismos, en el sentido de que asegura la disponibilidad de agua para el riego y otros usos, ya que las grandes nevadas en la cordillera muchas veces lo impiden.

Ver: Vientos Monzones

Fuente Consultada:Enciclopedia Temática MARRED COLOR, El Universo y La Tierra.
Geografía La Argentina y el MERCOSUR. A.Z. Editora.
Ciencias Sociales, Geografía EGB. Editorial Santillana
Profesora de Geografía: Claudia Nagel.

Tipos de Climas de Argentina y sus Características Resumen

Tipos de Climas de Argentina y sus Características

Climas de Argentina: Dos elementos fundamentales se tienen en cuenta para definir las variedades climáticas que posee nuestro país: ellos son la temperatura y las precipitaciones.

En cuanto al primer elemento, la temperatura podemos distinguir climas subtropicales, es decir aquellos que poseen temperaturas mediales anuales superiores a 18° C.; también aquellos que posean temperaturas medias que oscilen entre 18 y 12° C., denominándose climas templados; y por últimos los climas fríos, es decir aquellos con promedios inferiores a los 12° C.

Ahora, si tomamos el monto de precipitaciones podemos diferenciar otras variedades. Hacemos referencia a los climas húmedos, cuando el monto supera los 800mm anuales; pero en cambio, cuando son inferiores a 400mm nos referimos a climas áridos.

Sin embargo, no debemos olvidarnos de algo fundamental: la altura del relieve modifica estos valores. Así también vamos a poseer climas de altura, los cuales pueden llamarse serranos o de alta montaña.

Climas Cálidos

Clima Subtropical sin estación seca

Este tipo de clima se localiza preferentemente en la provincia de Misiones, casi la totalidad de Corrientes, el Noreste de la provincia de Santa Fe, extremo este de Chaco y Formosa.

Sus temperaturas medias anuales son superiores a los 20° C., aunque existentes pequeñas variaciones anuales. En cuanto a la amplitud térmica es escasa, ya que esta zona recibe la influencia oceánica del Atlántico.

Los montos de precipitaciones oscilan entre los 1.000mm y 1.700mm, repartidas durante todo el año, por eso esta variedad recibe el nombre de “sin estación seca”. En este sector, además predominan los vientos del noreste y del norte. En cuanto a las heladas son  poco frecuentes, con un máximo de 5 días al año.

Los biomas que están presenten esta variedad climática corresponden son la selva subtropical misionera, el bosque y la sabana subtropical.

Clima Subtropical con estación seca

Este tipo de clima se extiende en el noroeste de la provincia de Santa Fe, Chaco, centro y norte de Formosa y Santiago del Estero, sector este de Salta, Jujuy y Tucumán.

Las temperaturas medias anuales son superiores a los 20° C. pero con marcadas amplitudes térmicas diarias y anuales, progresivamente hacia el oeste.

En cuanto a las precipitaciones, los montos varían entre 600mm y 1.000mm anuales, concentrándose hacia el oeste en verano.  Las heladas en esta zona ocurren con mayor frecuencia que en la variedad anterior, sucediéndose hasta 30 días al año.

El bosque subtropical, es el tipo de bioma que se relaciona con esta variedad climática.

Clima Subtropical serrano

Esta variedad climática se localiza en una estrecha franja que va desde el centro de Salta, pasando por Jujuy, para finalizar en Tucumán.

Las temperaturas medias, debido a la influencia de la altura, se encuentran entre los 12° y 18° C. por lo que las variaciones de la amplitud guardan estrecha relación con la disposición del relieve presente en esta zona.

Las precipitaciones predominan en verano, pero sus montos son superiores a 600mm, aunque por efecto del relieve, en algunos puntos pueden superar los 1.500mm anuales. La distribución de las precipitaciones en este sector depende también de la exposición de los vientos del este. Las heladas en esta región son poco frecuentes.

La selva subtropical, con una variación en la vegetación por la altura, es el tipo de Bioma correspondiente a este clima argentino.

Clima Templado

Este tipo climático se localiza en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Centro y sur de la provincia de Santa Fe, Córdoba, noreste de La Pampa, este de San Luis y sur de Santiago del Estero.

Sus temperaturas medias anuales son inferiores a los 20° C. y su amplitud térmica es moderada, pero aumenta hacia el oeste.

En cuanto a las precipitaciones, se puede afirmar que van desde 1.000mm anuales en su extremo noroeste hasta los 500mm, aproximadamente en su extremo sudoeste, donde la estación seca es muy marcada.

La ocurrencia de heladas en esta zona corresponde a más de 5 días al año. Aumentando hacia el sur y el oeste, ya que coinciden con los avances de los vientos, Pampero y la Sudestada.

El pastizal y la pradera, son los tipos de biomas presentes en este tipo climático característico de la pampa argentina.

Clima Frío

Clima Frío Húmedo

Localizado en el extremo occidental de las siguientes provincias: Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Sur de Tierra del Fuego. Este clima corresponde con los Andes Patagónicos- fueguinos y con la influencia de la masa de aire proveniente del Anticiclón del Pacífico Sur.

Si bien sus temperaturas también están influidas por la altura, las medias anuales se ubican alrededor de los 6 y los 8° C. Por lo que la amplitud térmica aquí es escasa.

En cuanto a las precipitaciones son siempre superiores a 800mm anuales con máximas en invierno generalmente en forma de nieve, y dependen básicamente de la disposición del relieve y la latitud. Por ejemplo, los montos máximos se registran en el Norte de Neuquén, donde alcanzan los 1.500mm anuales. En cuanto a las heladas, aquí se registran más de 60 días al año.

Y finalmente, en cuanto al bioma se corresponde con los bosques patagónicos hasta el nivel de las nieves permanentes.

Climas Áridos

Clima árido Frío

Localizado en la parte centro-sur de Neuquén y Río Negro, Chubut (exceptuando el sector este), Santa Cruz y parte de Tierra del Fuego.

Este tipo climático presenta temperaturas inferiores a los 12° C. y grandes amplitudes térmicas diarias.

Las precipitaciones son muy escasas, ya que no superan los 300mm anuales. En invierno es cuando se registran los mayores montos pluviales. Aquí las heladas son frecuentes, con una totalidad de más de 60 días al año.

Y la estepa es el bioma que domina en esta región sur del país.

Clima árido de Alta montaña

Corresponde con el sector oeste del nuestro país, más precisamente con la cordillera de los Andes. Las provincias involucradas son: Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza y Norte de Neuquén.

Las temperaturas medias anuales no superan los 12° C., con amplitudes térmicas diarias y anuales muy marcadas. Cabe aclarar que en este sector, pasados los 3.000 metros de altura, la temperatura puede ser menor a 0° C.

Las precipitaciones en este sector son nivales y puntuales, ya que varían directamente según la forma, altura y orientación del relieve. Sin embargo, las nevadas en la alta cordillera equivalen a unos 800mm de lluvia, pero se consideran insuficientes porque se mantienen en estado sólido.

La estepa, al igual que la variedad climática anterior se la que domina en este sector del relieve montañoso.

Clima seco serrano

Este clima también se suele reconocer con el nombre de “sierras y campos”, localizado en las provincias de Catamarca, La Rioja, parte de San Juan y Mendoza, San Luis y suroeste de Tucumán.

Las temperaturas media anuales oscilan entre los 14 y los 18° C., con amplitudes térmicas muy marcadas, ya sean diarias o anuales

Las precipitaciones son insuficientes, ya que no superan los 600mm anuales. Estas son de tipo torrencial y se concentran en verano.

Las heladas en esta zona son muy frecuentes, y su el tipo de bioma correspondiente es la estepa.

Clima árido estepario

Localizado en la parte centro-sur de Mendoza, San Luis, La Pampa, parte de Neuquén, Río Negro y este de Chubut.

Presenta características similares al clima seco serrano, aunque sus temperaturas medias anuales, no superan los 10° C. sus amplitudes térmicas son muy grandes.

En cuanto a las precipitaciones, son muy escasas. Las mismas no superan los 200mm anuales y se reparten de manera desigual durante todo el año. Las heladas aquí son frecuentes, y se registran aun en verano. Como su nombre lo dice, el bioma correspondiente es al igual que los demás climas áridos: la estepa.

RELACION ENTRE CLIMA Y VEGETACION:

Orden de lectura:

Tipo de Clima
Temperatura Media Anual
Precipitaciones
Vientos Predominantes
Formación Vegetal

CALIDOS:

• Subtropical sin estación seca – Superior a 20ºC – Más de 1.000 mm (abundantes) – Uniformes – Este y norte –  Selva misionera (al norte) Parque mesopotámico Bosque chaqueño (al oeste)

• Subtropical con estación seca –  Superior a 20º C –  1.000 a 500 mm (suficientes a escasas) – Periódicas Estación seca en invierno – Este y norte –  Parque chaqueño

• Tropical serrano –  17º C –  900 mm (suficientes) – Periódicas. – Estación seca en invierno – Este – Selva tucumano-salteña

TEMPLADOS:

• Templado pampeano húmedo – 17ºC – 1.000 a 500 mm (suficientes a escasas) – Uniformes – Este, noreste, norte pampero y sudestada – Estepa pampeana

• Templado pampeano semiárido – 15º C a 17º C – Menos de 500 mm (escasas) – Uniformes – Este, pampero – Monte

• Templado serrano –  15º C a 17º C – 600 a 400 mm (escasas) – Periódicas. – Estación seca en invierno. – Este – Estepa pampeana y monte

ÁRIDOS

• Árido de sierras y bolsones – 15º C a 17ºC – Menos de 200 mm (insuficientes) – Irregulares (más en verano) – Este y zonda – Monte

• Semiárido – 18º C – Menos de 500 mm (escasas) – Irregulares (más en invierno) – Oeste y zonda – Monte

• Árido patagónico – 13ºC en el norte 7º C en el sur – Menos de 300 mm (insuficientes) – Periódicas (máximo en invierno) – Oeste y sur – Estepa patagónica

• Árido andino-puneño – 10ºC – Menos de 200 mm (insuficientes) Irregulares. – Mayores en verano en el norte y en invierno en el sur – Este (norte) Oeste (sur) – Estepa andino-puneña

FRIOS:

• Frío húmedo – 8ºC en el norte 6ºC en el sur – Más de 1.000 mm (abundantes a suficientes) – Uniformes (con máximo en invierno) – Oeste – Bosque andino-patagónico

• Frío polar o antartico –  -4,5ºC en la costa 800 a 150 mm -20ºC en el interior (disminuyen de la costa al interior) – Irregulares – Del interior hacia la costa – Tundra (en la península antartica) Hielo (en el resto)

mapa de los climas en argentina

Fuente Consultada:
Enciclopedia Temática MARRED COLOR, El Universo y La Tierra. Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Ciencias Sociales EGB 9 Tercr Ciclo Editorial AIQUE -Alonso, Blanco, Fernandez Caso y Otros

(Regiones Secas del Planeta)

(Regiones Polares del Planeta)

Biomas de Argentina Mapa Selva Estepas Bosques Desiertos Pastizal

Biomas de Argentina

Argentina: sus biomas: Argentina, es un país que presenta una gran variedad de Biomas. Sin embargo, estos han sido utilizados como fuentes de recursos naturales, o en muchos caso eliminados para la utilización de diferentes actividades. Se reconocen los siguientes grupos de biomas: selva, bosque, semidesierto y pradera.

Todos ellos están integrados un tipo de vegetación  dominante, por ejemplo árboles, arbusto o hierbas. Pero en nuestro territorio, también tenemos la presencia de biomas de transición, es decir aquellos en donde se reconocen varios tipos de vegetación asociados.

Las selvas y los bosques en Argentina, poseen una distribución discontinua. Estos tipos de biomas son los que presentan el dominio de árboles. En el caso de las selvas, tenemos la presencia de la selva misionera y la selva tucumano-oranense. Ambas tienen la particularidad de desarrollarse en regiones de clima cálido y de precipitaciones abundantes, lo cual es propicio para la diversidad de especies animales y vegetales que en ellas habita.

En cuanto a la vegetación, esta es muy densa y esta distribuida en estratos o pisos. Tal es así que en los estratos superiores, se observan árboles de más de 30 metros de altura. Junto a ellos, y producto de su protección se desarrollan árboles de menor altura, ya sean arbustivos o herbáceos, unidos por lianas o epífitas, y un denso sotobosque. En esta interrelación, las comunidades compiten por la luz y el espacio, lo cual produce que cada uno de ellos desarrolle adaptaciones particulares, ya sean hojas anchas, tallos delgados, raíces aéreas, entre otras.

La fauna, que habita en ellos, debido a la exuberante vegetación no puede desarrollar su desplazamiento por el suelo, lo que hace que tome prácticas arborícolas.

Biomas de Argentina

A diferencia de las selvas, los bosques se desarrollan donde las lluvias son más escasas y propias de alguna estación. Por lo que tendrá una menor variedad de especies, y contará con un solo estrato arbóreo, formado entre los 1.200 y 1.500 metros sobre el nivel del mar. Por ejemplo, el bosque chaqueño en el norte argentino y el bosque austral, en los Andes patagónicos.

El primero de ellos, se localiza en climas secos caracterizados por veranos con montos de precipitaciones escasas, lo que propicia el desarrollo de maderas duras.  En cambio, el segundo se localiza en un clima frío y húmedo. Pese a ello, comparten una particularidad: que la estacionalidad climática es muy marcada, lo que genera que la vegetación tenga que adaptarse, para sobrevivir a la estación adversa.

Entre ambos biomas (selva misionera y bosque chaqueño) se desarrolla un bioma de transición, en donde conviven bosques en terrenos altos, pastizales en las áreas planas y pajonales y esteros en los bajos. Esto se los conoce parques y sabanas subtropicales.

Pero también, encontramos un bioma muy importante, por su predominio y extensión en nuestro país: el semidesierto. En el, los arbustos son los que se presentan con mayor facilidad. Localizado desde la Puna hasta la meseta patagónica, ya coincide con lo que conocemos como Diagonal árida argentina.

Lo que limita el desarrollo vegetal, es la sequedad reinante en el ambiente, pero se diferencia por la temperatura y el relieve, según su posición latitudinal. Aquí, el suelo no está cubierto en su totalidad por vegetación, pero quienes predominan son las plantas xerófilas ya que tienen que adaptarse las condiciones ambientales extremas.

Por otra parte, la pradera o también llamado pastizal pampeano, es otro tipo de bioma existente en nuestro territorio. Aquí la llanura se ve cubierta por hierbas, las cuales son favorecidas por el clima templado. Las mismas son persistentes durante todo el año, gracias a las precipitaciones suficientes que disminuyen de este a oeste. Sin embargo, las prácticas agrícolas- ganaderas, han hecho de este bioma el más modificado por el hombre. La presencia de árboles aquí, responde generalmente a montes implantados que dan sombra y refugio al ganado.

Esta pradera, a su vez, esta rodeada por un bioma de transición, el espinal, donde junto a las hierbas crecen también árboles y arbustos. Como por ejemplo los algarrobos y los caldenes.

Cabe aclarar, que Argentina cuenta con una importante cantidad de áreas naturales protegidas por el sistema de Parques Nacionales, con el objetivo de preservar las especies autóctonas más características en cuanto a flora y fauna.

Fuente Consultada: Enciclopedia Temática MARRED COLOR, El Universo y La Tierra.
Geografía La Argentina y el MERCOSUR. A.Z. Editora.
Ciencias Sociales, Geografía EGB. Editorial Santillana
Profesora de Geografía: Claudia Nagel.

Bioma concepto, transformación y preservación Climas de Argentina

Bioma concepto, Transformación y Preservación

La vida en la tierra ha evolucionado a lo largo de millones de años, producto de un

Esto ocurrió desde el momento mismo en que aparecieron los primeros organismos unicelulares hasta el desarrollo de los más complejos animales, entre ellos el hombre mismo.

A lo largo del tiempo, las condiciones físicas de los distintos lugares han variado, lo que llevó a las múltiples especies a adaptarse a situaciones muy diversas, proceso que tuvo como resultado la enorme cantidad de organismos en la Tierra.

Mapa Bioma de ArgentinaJustamente por esto, es que puede explicarse la desigual distribución de las especies vegetales y animales en la superficie terrestre. Aunque hay factores heterogéneos que ayudan a comprender tal organización. Por ejemplo: la energía del sol, el agua, los suelos, y hasta la misma interrelación entre ellos.

De los factores antes mencionados, quien interviene decisivamente en la distribución de los animales y vegetales, es la energía del sol. Como sabemos la energía solar varía según la latitud, por ello existirán diferentes formaciones vegetales y animales desde el Ecuador hasta los polos. La luz solar es primordial para el proceso de fotosíntesis en los vegetales y para el desarrollo de los demás procesos biológicos.

Sin embargo, no es el único factor indispensable, a ello debemos agregarle el agua que es fundamental para el desarrollo de los seres vivos, ya que estos demuestran distintas formas de adaptación a la cantidad de agua disponible.

A estos dos, debemos sumarle el suelo, importante para la distribución de los seres vivos. Este al ser una delgada capa que cubre la corteza terrestre, se compone de minerales y restos fósiles, cuya transformación esta realizada por microorganismos como los hongos y las bacterias. Proveyéndolos de minerales y elementos químicos fundamentales para la vida.

Pero no debemos olvidarnos la interacción entre los organismos vivos que habitan un mismo lugar, ya los mismos establecen competencias por el alimento o la obtención de energía solar, o también desarrollan distintas formas de adaptación según el espacio que comparten.

Concepto

Los biomas son grandes conjuntos de especies animales y vegetales que se relacionan entre sí, bajo ciertas condiciones similares (agua, suelo, energía solar, etc.). En ellos se distinguen determinadas especies animales y vegetales.

De la interacción y diferentes combinaciones de todos los elementos, resultan los diferentes biomas. Es por esto, que el concepto de bioma hace referencia a una configuración particular de ecosistemas. Pero cabe aclarar, que los biomas por más que incluyan animales y vegetales, se los clasifica de acuerdo a las características dominantes de las plantas que lo forman, ya que los organismos animales tienen la ventaja de desplazarse de un lado a otro.

La variedad de biomas en un territorio, puede considerarse como un indicador de sus potencialidades productivas (diversidad de elementos naturales que la población puede transformar en recursos productivos). Además puede ser un indicador, también de la magnitud de oferta natural que posee por ejemplo un país.

Pese a ello, el resultado de la usurpación de los biomas originales fue siempre la transformación de la naturaleza, por lo tanto podríamos afirmar que actualmente, ningún bioma existe en su estado primitivo.

Su transformación

Como mencionábamos anteriormente, el hombre ha transformado los biomas. A tal punto que en algunas áreas las características originales prácticamente desaparecieron. Como por ejemplo las grandes áreas urbanas.

Pero en otros casos, los biomas se encuentran muy transformados, debido a la expansión de actividades como las agrícolas- ganaderas. Esto ha provocado la desaparición de numerosas especies. Las extensas llanuras son un claro ejemplo de ello, en nuestro país lo observamos en la región pampeana, ya que han sido utilizado los campos para producir grandes cantidades de cereales y oleaginosas, o bien para el pastoreo de ganado vacuno.

Cuando el hombre explotó estos ambientes naturales, con la finalidad de la extracción de sus elementos vegetales más valiosos, provocó el deterioro y desaparición de muchas especies. También lo que ocurrió con la fauna, es que fue perseguida tanto por su valor económico como por su condición de peligrosidad para cultivos y ganados, hasta llegar a su total extinción.

No obstante, muchas veces esta transformación del medio ambiente estuvo vinculada a la introducción por parte del hombre de elementos exógenos, cuya finalidad eran aumentar la utilidad, fragmentando el equilibrio natural y disminuyendo la capacidad productiva de los biomas.

Su preservación

Los parques y reservas naturales existentes a lo largo y ancho del mundo, son el resultado de un acuerdo creado para proteger especies autóctonas y evitar que las características propias de cada bioma desaparezcan.

Estas áreas se las aprovechan para la investigación científica y la actividad turística (aunque de manera limitada), permitiéndonos realizar actividades en ellas pero que no alteren las condiciones naturales y sin la extracción de cualquier especie  tanto animal como vegetal viva.

Actualmente, las personas han tomado conciencia del peligro de extinción en la que se encuentran muchas especies, por lo que preservar los biomas cobra una nueva propulsión.

Esto se refleja en la adopción de posiciones muy activas por parte de las personas, ya muchas de ellas participan en organizaciones que defienden la vida silvestre, como las ONG, entre otras.

Ver: Bioma Semi Desierto

Fuente Consultada: Enciclopedia Temática MARRED COLOR, El Universo y La Tierra.
Geografía La Argentina y el MERCOSUR. A.Z. Editora.
Ciencias Sociales, Geografía EGB. Editorial Santillana
Profesora de Geografía: Claudia Nagel.

Condiciones Climática de Argentina Los Climas en Argentina Geografia

Condiciones Climáticas de Argentina

Para analizar los climas de nuestro país, primero es necesario conocer todas aquellas características que se hacen presente sobre su territorio.

Como ser la influencia que ejercen los vientos, las temperaturas,  la latitud, precipitaciones, distancia al mar, y la disposición natural de su relieve, entre otras. Lo que determinará un clima específico para cada región en particular.

Argentina se extiende entre los 21° y los 55° latitud sur, en su porción americana emergida. Por lo tanto, casi su totalidad queda comprendida en la franja de las zonas templadas del planeta. Solo una pequeña porción, se ubica en la zona cálida, es decir aquella que se encuentra localizada al norte del Trópico de capricornio.

Sin embargo, la radiación que recibe del sol a lo largo de los 33° de latitud, lo disminuye a medida que avanzamos desde su extremo norte hasta el extremo sur. Al mismo tiempo, a medida que nos acercamos al polo sur, la energía incidente se concentra más en el verano, por lo que hace que la estacionalidad aumente. El producto de ello, es que Argentina, de norte a sur, presente una sucesión de zonas cálidas, templadas y frías.

Además, posee una gran diversidad de pisos térmicos, gracias a su variación altitudinal, aproximadamente de 7.000 metros. Porque como ya sabemos, la altura del relieve altera los valores de la temperatura en superficie; así cuanto mayor sea la altura con respecto al nivel del mar, menor será la temperatura. La altura favorece entre otras cosas, la formación de precipitaciones, ya que los vientos al enfrentarse a una cadena montañosa y ascender por su ladera, descargan la humedad en forma de lluvias.

Sin embargo, hay otros factores en nuestro país que influyen sobre la temperatura. Por ejemplo, los tipos de suelos, ya que los que absorben mayor cantidad de de radiación solar y la devuelven a la atmósfera, aumentando la temperatura, son aquellos arenosos o salitrosos.

También lo que provoca la elevación de la temperatura, es la escasa cubierta vegetal, determinando así un mayor grado de insolación.

En cuanto a la distribución de las precipitaciones en nuestro país, se debe a la respuesta de dos factores muy importantes como; la entrada de las masas de aire húmedo provenientes de la circulación general de la atmósfera y por la disposición del relieve.

En cuanto a la circulación atmosférica, existe una división que corresponde con la latitud de la alta Cordillera de los Andes (San Juan y Mendoza) y del río Colorado. En el norte argentino, predominan los vientos cálidos y húmedos del noroeste; mientras que en el sur encontramos los vientos constantes del oeste. Determinando así, dos regímenes pluviales: el atlántico al norte y el pacífico al sur.

En cuanto al régimen atlántico, la distribución de las precipitaciones es el resultado del ingreso de los vientos alisios provenientes del anticiclón del Atlántico Sur. Estos vientos son cálidos y húmedos, por lo que al encontrarse con frentes fríos del sur, condensan su humedad y precipitan. Los mayores montos se dan desde Misiones, disminuyendo de manera progresiva hacia el oeste y sudoeste del territorio, entre los meses de septiembre y abril.

En cambio, el régimen pacífico pertenece al ámbito de las mesetas patagónicas y a la cordillera de los Andes, más precisamente desde San Juan hacia el sur, integrando a su vez la faja continua de bajas presiones donde los vientos son permanentes desde el cuadrante oeste.

Cabe aclarar que desde este régimen, se desprenden células anticiclónicas móviles que se desplazan hacia el noreste provocando modificaciones en el estado del tiempo en las zonas aledañas al río Colorado. De otoño a invierno se registran los mayores montos de precipitaciones, debido a las bajas temperaturas existentes en la Patagonia.

Además de estos vientos, generados por la distribución de las presiones atmosféricas a nivel planetario, existen vientos de alcance regional, como ser el Zonda, el pampero y la Sudestada. Todos ellos responsables de la variabilidad de las condiciones de tiempo en nuestro país.

Así vemos que Argentina, posibilita que los vientos provenientes de ambos regímenes circulen libremente por todo el territorio,  debido a que los cordones montañosos que actuarían como barreras para los mismos, no lo hacen de manera transversal, es decir en el sentido de los paralelos, sino que su orientación en de norte a sur, favoreciendo su paso extensivamente.

Por último, otro factor que modifica el clima en nuestro país es la distancia al mar. Aquellas regiones que poseen mayor continentalidad (mayor distancia al mar), son las del centro y norte, lo cual provoca grandes diferencias de temperatura (amplitud térmica), tanto en el día como durante las distintas estaciones. En cambio, las zonas próximas al mar, muestran estados térmicos más moderados.

Así arribamos, a la noción de que todas estas condiciones de la atmósfera permiten configurar distintas zonas climáticas, sobre el territorio nacional, constituyendo una oferta natural diversificada tanto para las comunidades vegetales y animales, como para los seres humanos.

Fuente Consultada:Enciclopedia Temática MARRED COLOR, El Universo y La Tierra.
Geografía La Argentina y el MERCOSUR. A.Z. Editora.
Ciencias Sociales, Geografía EGB. Editorial Santillana
Profesora de Geografía: Claudia Nagel.

Elementos del Clima Temperatura Presion Atmosferica Humedad Lluvia

Elementos del Clima-Temperatura

Los elementos del clima, son aquellos fenómenos que se emplean para definir el clima característico de un lugar o de una región de la superficie terrestre. Básicamente ellos son: la temperatura, las precipitaciones, los vientos, la presión atmosférica y la humedad. Sin embargo, de todos ellos la temperatura y las precipitaciones son los de gran importancia, ya que invariablemente definen los grandes climas de nuestro planeta.

Temperatura

La cualidad de la atmósfera que indica la cantidad de energía solar retenida por el aire en un momento dado se denomina Temperatura. El termómetro es el instrumento de fiabilidad que se utiliza para medir esa cantidad de energía. Esta medición debe realizarse a 1,5 metros del suelo, siendo un lugar ventilado y protegido de la influencia directa de los rayos del sol. El resultado de ello se expresa en una escala centígrada o en grados Celsius, o bien en la escala de Fahrenheit.

Por lo tanto, se puede afirmar que las temperaturas dependen ante todo de la radiación solar. Es por esto que cuando durante el día las temperaturas son más elevadas que la noche, ya que en este último el sol permanece oculto. Sin lugar a dudas, que por este mismo motivo las regiones tropicales, son las zonas del planeta que tienen insolación más intensa, es decir hace más calor que en aquellas zonas donde esta insolación es menor, por ejemplo las zonas polares.

No obstante, son tres los factores del clima que hacen funcionalmente variar la temperatura. Ellos son: la altitud, la latitud y la proximidad al mar. Pero además hay que agregarle en la influencia de los cambios términos a los movimientos de rotación y traslación de la tierra.

En cuanto al movimiento de rotación, es el responsable de la alternancia del día y la noche, por lo que es causante también de que diariamente se registre una temperatura máxima (en el momento de mayor insolación y siempre corresponde con el mediodía o las primeras horas de la tarde) y por lo tanto también una temperatura mínima, que suele tener lugar en la madrugada, cuando se da el momento de mayor pérdida de calor en la superficie terrestre.

En cambio, si hablamos del movimiento de traslación de la tierra,  este es el responsable de las alternancias de estaciones en el año, desde el verano el cual se registran las temperaturas más altas, hacia el invierno en donde se registran las cotas de temperaturas más bajas.

Sin embargo, para caracterizar con mayor presición los climas del mundo se utilizan todas esas cifras registradas durante un largo período de tiempo, logrando obtener valores medios.

Por otra parte, para analizar la distribución de las temperaturas sobre la superficie terrestre, se utilizan unas líneas imaginarias que unen puntos desde esa superficie donde la temperatura media sea la misma. A esas líneas las denominamos isotermas.

Humedad

Llamaremos humedad, a la cantidad de vapor de agua que contiene la atmósfera. La misma proviene, una parte de la evaporación del agua de la superficie de los océanos, lagos y ríos; y la otra es suministrada por la tierra y la vegetación.

Si embargo, de un lugar a otro de la superficie terrestre, la humedad varía considerablemente y esto depende justamente de la temperatura del aire, ya que cuando mayor es la temperatura, mayor es la evaporación. Por ejemplo, esto sucede en las zonas cálidas, como las cercanas al Ecuador.

La humedad del aire en un momento determinado, se expresa utilizando el término humedad relativa, es decir el cociente entre la cantidad de vapor de agua que contiene la atmósfera y la máxima que puede contener, expresándose así en porcentajes.

 Las Precipitaciones

La cantidad de agua que cae a la superficie terrestre procedente de la atmósfera, se denomina precipitaciones.  Ellas pueden hacerlo en forma de líquida, como la lluvia o llovizna; o sólida, como la nieve o el granizo.

Las precipitaciones junto a la temperatura, son el principal elemento del clima, debido a que estas tienen gran incidencia en el medio natural y en la vida de las personas.

Para caracterizar a los distintos tipos de clima, no sólo se estudia la cantidad de precipitaciones que recibe un lugar determinado, sino que también se tiene en cuenta las características de las mismas. Por ejemplo, si producen preferentemente en forma de lluvia o nieve y además se utiliza un análisis de la distribución de las precipitaciones a lo largo de un año, determinando así las variedades de climas secos o húmedos.

Además se tiene en cuenta, la intensidad con la que se producen las precipitaciones, ya que no es lo mismo que caiga una lluvia fina o normal, o que caiga una torrencial en pocas horas.

Pero cabe preguntarnos ¿Cómo se originan las precipitaciones? Para comprenderlas, hay que tener en cuenta que el aire caliente pesa menos que el frío, por lo que tiende a elevarse, y que el aire, y que el aire al elevarse se enfría, lo que da lugar a una condensación del vapor de agua y por consiguiente a la parición de las nubes y de las lluvias.

Por lo tanto, los mecanismos que obligan al aire a elevarse pueden ser de diversa índole, lo que determinará tres tipos básicos de precipitaciones.

La primer a de ellas se denominan precipitaciones orográficas, y se producen cuando un viento húmedo se enfrenta a una cadena montañosa; y al ascender por la ladera, se enfría, se condensa la humedad y precipita en forma de lluvia o nieve.

Otra de ellas se conoce como precipitaciones ciclónicas o de frente, aparecen cuando se encuentran dos masas de aire, una calida y otra fría, formando un frente de contacto en el que el aire frío se introduce en forma de cuña por debajo del aire caliente, obligándolo a ascender. Esto ocurre por lo general en zonas templadas, próximas al frente polar.

Y finalmente, tenemos las precipitaciones convectivas, propias de las zonas cálidas.  Aquí el aire caliente asciende, al ascender, se enfría y condensa su humedad. Se forman nubes, y el agua precipita en forma de lluvia.

Por otra parte, las precipitaciones se miden con un aparato llamado pluviómetro, y se expresan en litros, o en milímetros, por metro cuadro. Esto determina cifras exactas, para lograr después los valores medios correspondientes.

Presión atmosférica

La atmósfera está constituida por un conjunto de gases que constituyen el aire, este último aunque no es visible, tiene un cierto volumen, peso y por lo tanto ocupa un lugar. Por lo tanto, se denomina presión atmosférica, al peso que ejerce el aire sobre la superficie terrestre.

Esta presión se expresa en milímetros (Mm.) o hectopascales (hpa). Por lo tanto, cuando veamos 760 Mm. O 1.013 hpa. nos está indicando que la presión del aire a nivel de mar es normal. En cambio cuando se habla de valores próximos a los 1.15 hpa. se habla de alta presión, y de baja cuando llega a 1.009 hpa.

Cabe aclarar, que la presión atmosférica no es uniforme en todos los puntos de la superficie terrestre, sino que varía con la altura del lugar y con la temperatura. Por lo tanto a mayor altura y temperatura, menor presión.

Los vientos

Los vientos son masas de aire en movimiento, que se trasladan desde las zonas de baja temperatura y alta presión, denominados centros anticiclónicos, hasta las zonas de alta temperatura y baja presión, llamados centros ciclónicos. Los anticiclones son los centros que emiten vientos, mientras que los ciclones son los centros que los atraen.

El viento es un elemento de menor relevancia a la hora de caracterizar los climas. Tal es así, que en muchas regiones los vientos constituyen algo ocasional, mientras que en otras lo hacen de manera habitual.  Estos últimos, siempre activos si son importantes para la influencia del clima, son los llamados constantes. Ya que son portadores de masas de aire húmedo o seco que ejercen una gran incidencia en la cantidad de precipitaciones que reciben los lugares por sonde pasan. Por ejemplo, los alisios en las latitudes tropicales.

Pero también existen vientos periódicos, es decir que soplan alternativamente e una dirección o en otra, tal es el caso de los monzones en Asia. Pero finalmente también tenemos aquellos vientos denominados locales, ya que soplan en determinadas regiones, como es el pampero o la sudestada.

La dirección y la velocidad son dos rasgos que caracterizan a los vientos. En el caso de la dirección, se expresa a través de los puntos cardinales (norte, sur, etc.); y la velocidad, habitualmente se expresa en kilómetros por hora, midiéndose con un instrumento llamado anemómetro.

CUADRO DE SINTESIS
Los elementos del clima son fenómenos meteorológicos dependientes entre sí: temperatura, presión atmosférica, vientos, precipitaciones. Sobre estos elementos influye una serie de factores que modifican su comportamiento: la altitud, la latitud, la continentalidad, las corrientes marinas, etc., y todos determinan el clima de un lugar específico.
La presión atmosférica es el peso que ejerce la atmósfera sobre la superficie terrestre, y se expresa en milibares o pascales. La presión media al nivel del mar es de 1,015 milibares, lo que equivale al peso de una columna de mercurio de 76 cm de altura a 0 °C, o al peso de 1,033 g de aire por centímetro cuadrado.
Las precipitaciones en forma de agua, nieve o granizo se producen cuando las masas de aire experimentan un descenso continuo de temperatura.

La temperatura es el elemento climático que refleja el estado energético del aire. Indica el grado de  «calor» o «frío» que se percibe en la atmosfera. El  calor es mayor en el Ecuador, donde los rayos del Sol inciden perpendicularmente (90°) en la superficie, y disminuye hacia los polos, donde los rayos inciden rasantes en la superficie y re-corren una distancia mayor.

El aire retiene parte de (a radiación del Sol y parte de la energía que irradia la superficie terrestre, impidiendo su rápido enfriamiento; de esta forma, la atmósfera resulta una eficaz reguladora de la temperatura.

La humedad atmosférica es la cantidad de vapor de agua que contiene la atmósfera. Para una temperatura dada, existe un límite en el contenido de vapor de agua, al que se denomina punto de saturación. A esa cantidad máxima de vapor de agua se la conoce como humedad relativa (expresada en porcentajes).

Para el aire saturado, la humedad relativa es del 100%. Cuando la temperatura desciende y llega al «punto de rocío», el vapor se condensa y forma gotas. La humedad absoluta o específica es lo masa dé vapor de agua expresada en gramos que contiene un kilogramo de aire.

El viento es el aire que se desplaza paralelamente a la superficie terrestre. Cuando los movimientos son verticales, se llaman «corrientes». Los vientos se producen a causa de la variabilidad de ( la densidad del aire, que tiene su origen en
las diferencias horizontales de la presión atmosférica.

Fuente Consultada:Enciclopedia Temática MARRED COLOR, El Universo y La Tierra.
Ciencias Sociales, Geografía EGB. Editorial Santillana
Profesora de Geografía: Claudia Nagel.

LA HUMEDAD AMBIENTAL: Lo humedad excesiva de un recinto depende de diversas causas. Algunas veces se debe a que el local está situado en un sótano o semisótano, lugares propicios a las filtraciones de agua de lluvia, y cuyos suelos conservan mucho la humedad. El problema debe haberse previsto al proyectar y construir el edificio, destinando a estos lugares materiales de construcción especiales.

A este respecto, se suelen utilizar hoy día revestimientos de plástico, que se aplican por pulverización, realizándose la formación de la película continua, en el mismo muro; encima de esta capa se lleva a cabo el enduído y acabado final. Otras veces, la humedad procede del ambiente. La situación geográfica de algunas ciudades, la cercanía de playas o ríos, etc., provoca un alto contenido de humedad en el aire.

En tales casos, el problema se resuelve con acondicionadores de aire, que no sólo proporcionan una temperatura agradable (aproximadamente, 18° C, 20° C), sino también el grado de humedad óptimo (aproximadamente, el 60 % de humedad relativa). En ocasiones, especialmente en algunas fábricas en las que se manejan productos higroscópicos, se necesita una humedad relativa todavía menor; se considera que el ambiente está seco cuando éste es del 20 %, cifra que no es precisamente la óptima para que el ambiente resulte agradable, ya que las mucosas del organismo la requieren más elevada.

Para desecar un recinto pequeño en poco tiempo, se pueden utilizar sustancias desecantes, de las cuales la más eficaz es el pentóxido de fósforo (P2O5,). Estas sustancias se utilizan mucho, a escala de laboratorio y semi-industrial, para conservar en ambiente seco aparatos, productos envasados, etc. A continuación, damos una lista de estas sustancias, junto con su poder desecante.

Sustancia Eficacia de secado, expresadaen vapor de agua residual en el aire seco
Pentóxido de fósforo (PuOr.)Menor de 1 mg. en 40.000 litros
Óxido de bario (BaO)0,0007 mg. en 1 litro
Potasa (KOH)0,002 „ „ „ „
Ácido sulfúrico (SO4H2)0,003 „ „ „ „
Sulfato calcico (SO4Ca)0,008 „ „ „ „
Sosa (NaOH)0,16 „ „ „ „
Óxido de cal (CaO)0,2 „ „ „ „
Cloruro calcico (Cl2Ca)0,3 „ „ „ „

PARA SABER MAS…
LOS VIENTOS:
El viento es el desplazamiento de una masa de aire desde una zona de presión elevada (anticiclónica) hasta otra de presión baja (ciclónica). Es importante conocer los elementos característicos de cada viento, o sea la dirección, la velocidad y la fuerza. Para determinar la dirección basta una bandera o una manga de viento; para conocer la velocidad se emplean los anemómetros, que miden el número de metros recorridos por el viento en un segundo; la fuerza se calcula a base de la velocidad y se expresa en valores de la escala de Beaufort, o escala internacional de los vientos.

Los vientos se dividen en constantes, periódicos y locales. Se llaman constantes los vientos que soplan todo el año en la misma dirección. Tales son los alisios, que soplan en dirección nordeste en el hemisferio boreal y en dirección sudeste en el austral, o los contraalisios, que soplan por encima de los alisios y en dirección opuesta.

Los alisios afectan a una zona situada a caballo del ecuador, de unos 60° de anchura; soplan en dirección del ecuador térmico, llamada también zona de las calmas ecuatoriales, que se caracteriza por su baja presión y gran humedad. En cambio, se llaman vientos periódicos los que soplan en dirección opuesta en las diversas estaciones del año.

Entre los vientos periódicos figuran los monzones y las brisas. Si se comparan las presiones de un continente y de un océano que le sea adyacente, se nota que en invierno las presiones son mayores en el continente y, por el contrario, menores durante el verano. Por tanto, durante el invierno, el viento sopla del continente (alta presión) al océano (baja presión), mientras que en verano ocurre todo lo contrario, dando lugar al monzón estival, portador de humedad y de lluvias frecuentes. Los monzones afectan más o menos a todas las masas continentales, con excepción de la Antártida; son zonas monzónicas típicas la India, las costas orientales de Asia junto con otras.

Análogo fenómeno ocurre tratándose de las brisas; éstas pueden ser de mar (las más importantes), de montaña, de valle, de lago y obedecen a las recíprocas diferencias de presión ligadas a la proximidad del día y de la noche. Por ejemplo, como durante el día la tierra está más caliente que el mar y durante la noche está más fría, en las regiones costeras se levanta una brisa de mar diurna que sopla del mar a la tierra y otra nocturna que sopla en dirección inversa.

En virtud de un mecanismo análogo, los monzones y las brisas difieren únicamente en la duración del ciclo; para los monzones el ciclo se identifica con el cambio de las estaciones (verano e invierno), para las brisas, con el cambio del día y de la noche. Por último, los vientos locales son aquellos que soplan en zonas especiales de la superficie terrestre, debido a causas igualmente especiales, sin sujeción a un ritmo determinado.

Tales son, por ejemplo, el conocido cierzo del Norte, el mistral del Levante, el bochorno, la tramontana. etc., y muchos otros que soplan sin regularidad particular (aunque con dirección fija) en las diversas zonas del Globo.

Son vientos especiales arremolinados los ciclones tropicales, los famosos tifones del Océano Indico y de los Mares de China, y los huracanes de las Indias occidentales; otros vientos reciben el nombre de trombas de airé (marinas o terrestres, según ocurran en el mar o en tierra), aquellos que se elevan en remolino.

CONCEPTO DE MASA DE AIRE: Se denomina masa de aire a una vasta región de AIRE con similares características y con igual clima. Si se hace un análisis del aire en un corte vertical a la Tierra, a menudo se encuentran grandes diferencias en la temperatura, la presión y el contenido de humedad; pero si el análisis se hace horizontalmente, las características de una masa de aire son generalmente las mismas.

En cualquier latitud, las masas de aire son de dos tipos principales: las que se forman sobre la Tierra (masas de aire continentales) y las que se forman sobre el mar (masas de aire marítimas).

Las diferencias entre ambas se originan fundamentalmente en el hecho de que la tierra se calienta más rápidamente que el mar, pero también se enfría más rápido. En las regiones tropicales, durante el invierno la tierra caliente produce una masa de aire continental más caliente y más seca que la masa de aire marítima tropical. En las altas latitudes, la masa de aire continental polar en invierno tiene temperaturas menores que las de la masa de aire marítimo polar.

Las masas de aire continentales pueden moverse sobre el mar y las masas de aire marítimos pueden hacerlo sobre los continentes. Este hecho ocasiona cambios en las masas de aire, especialmente en el índice de caída (índice de descenso de la temperatura con la altura). Normalmente el aire al nivel del suelo está más caliente que el aire de las capas superiores.

En las regiones cálidas el índice de caída es elevado y las capas inferiores que contienen humedad evaporada se elevan en corrientes convectivas. En cambio, en las regiones frías el índice de caída es bajo y hay escaso movimiento vertical del aire.

Concepto de Clima Climas y Relieves Geograficos de Argentina Geografia

Concepto de Clima y Relieves de Argentina

EL CLIMA

“Clima”, es la expresión que generalmente utilizamos para referirnos al conjunto de condiciones meteorológicas que caracterizan un lugar determinado de la superficie terrestre. Ello es producto de la combinación de una serie de circunstancias, denominadas factores y elementos del  clima. Que contribuyen, por ejemplo a en un determinado lugar haga más calor que otro, llueva más o menos, que los vientos soplen fuertes y constantes, entre otras características.

mapa clima del mundoLa importancia de comprender el clima, radica en su conocimiento como tal, ya que a través de este se puede comprender porque de la existencia de distintas formaciones vegetales y su consecuente distribución en la totalidad de la superficie terrestre.

De igual manera nos sirve para entender el comportamiento fisiológico del hombre y de los animales en cada región en particular, así como también entender la diversidad de paisajes existentes y lo que ello implica.

Por lo general, para establecer las características generales de cualquier tipo de clima, se tienen en cuenta las condiciones meteorológicas que se han sucedido durante un lapso de tiempo bastante importante, por lo general más de diez años. Es decir, que entonces los climas no se van a definir con el solo hecho de que si en una semana llueve intensamente todos lo días o haga mucho calor, sino que estos fenómenos se tendrán que repetir de manera constante durante sucesivos años.

No obstante, la ciencia que estudia los climas y se ocupa de su descripción se denomina “Climatología”. Para ello utiliza análisis de datos estadísticos, tomando cifras con la particularidad de no ser aisladas, sino todo lo contrario estas deberán ser valores medios, con características de frecuencia e importancia en los vaivenes, entre otras.

Sin embargo, suele utilizarse el concepto de clima como sinónimo de “Tiempo meteorológico”, cuestión que es errónea ya que este último concepto alude a algo inestable y pasajero que sólo puede durar unas horas o días. Es decir, se refiere al estado de la atmósfera de un lugar en un momento dado. Este es objeto de estudio de los meteorólogos, que toman datos de temperaturas, precipitaciones, vientos y demás de estaciones meteorológicas e imágenes satelitales para describir el estado de la atmósfera en un momento dado. Por ejemplo, nublado y fresco por la mañana y lluvioso y frío por la tarde.

FACTORES DEL CLIMA

Como mencionábamos anteriormente, los diferentes climas que encontramos sobre la superficie terrestre no es producto de la eventualidad. Sino se determina a través de una serie de agentes causales, a los que llamaremos factores del clima. Básicamente estos son: la latitud, la altitud y la proximidad o alejamiento del mar; los cuales a su vez están condicionados por diversas circunstancias como la intensidad de la radiación solar y sus variaciones estacionales, la presencia de una capa atmosférica más o menos densa, la exposición a ciertos vientos y la influencia de determinados hechos geográficos.

Latitud y actuación de las temperaturas

La energía calorífica que recibe la Tierra en su totalidad proviene de los rayos del sol. Por ello, donde estos rayos son más intensos e inciden durante más horas, las temperaturas son más elevadas, y por el contrario en aquellos lugares donde los rayos apenas rozan el suelo, las temperaturas se mantienen siempre bastante bajas.

Además los rayos del sol sólo inciden perpendicularmente en la pequeña franja de nuestro planeta comprendido entre el trópico de Cáncer y el trópico de Capricornio. Por lo que al norte o sur de estos paralelos, los rayos solares incidirán oblicuamente y con mayor inclinación conforme  al avance hacia los polos.

Aquí debido a que los rayos deben atravesar mayor cantidad de atmósfera que cuando se dirigen perpendicularmente al suelo, y por ello, la cantidad de calor que pierden es mucho mayor, por lo que cuando inciden sobre la superficie terrestre su energía calorífica se encuentra muy debilitada.

Es por este motivo, que se dice que la latitud se configura como uno de los factores que influyen de manera directa sobre los climas, por lo que más alejados del Ecuador estemos, menor será la cantidad de radiación solar que recibiremos y por ende serán menores las temperaturas que se registren.

Esta primera afirmación, nos deriva en una primera clasificación de climas. Por ejemplo, climas cálidos (localizados en la zonas tropicales de nuestro planeta, más precisamente entre los 35° latitud norte y sur), climas templados (entre los 35° y 66° latitud norte y sur) y climas fríos (que corresponden con las regiones situadas a las de 66° latitud norte y sur).

Altitud

La altitud, es decir la elevación de un punto concreto sobre el nivel del mar, influye al igual que la latitud en las variaciones de la temperatura en la superficie terrestre. Ello se debe a que en las zonas altas de la atmósfera el aire es menos denso y tiene menos capacidad para retener energía calorífica. Así, cada 150 metros que ascendemos, la temperatura disminuirá aproximadamente 1° C.

Sin embargo, la altitud no solo afecta a las temperaturas, sino que además influye en las precipitaciones, siendo más copiosas cuanto mayor sea la elevación con respecto al nivel del mar.

Las lluvias son más abundantes en las regiones elevadas, ya que las montañas constituyen un obstáculo para el avance de las masas de aire, que se ven obligadas a elevarse para poder seguir su camino al tropezar con una vertiente montañosa. El aire al elevarse se enfría, y al enfriarse provoca la condensación del vapor de agua, que se convierte en gotas cada vez más gruesas que acaban precipitando en forma de lluvia o de nieve.

Este fenómeno tiene lugar hasta cierta altitud, a partir de la cual el aire ha descargado ya toda su humedad y se convierte en aire seco, incapaz de producir precipitaciones. La consecuencia de este fenómeno determina que en una ladera montañosa expuesta a vientos dominantes cuenten con una exuberante cubierta vegetal, mientras que la otra vertiente contraria sea seca y pobre en vegetación. Este fenómeno recibe el nombre de efecto foehn, ya que se estudió por primera vez en la vertiente norte de los Alpes.

El Mar
La Tierra devuelve calor que recibe a la atmósfera por medio de diferentes mecanismos, los cuales contribuyen a mantener la temperatura en cifras relativamente constantes. Pero los océanos y los continentes, no se comportan de la misma manera en cuanto a la recepción y devolución de esta energía calorífica.

Por ejemplo, los continentes absorben el calor más rápida e intensamente y lo devuelven a la atmósfera también con mayor facilidad, mientras que los océanos lo hacen de manera más lenta y moderadamente. El producto de esto, es un mayor contraste de temperaturas en las zonas continentales que en las marinas.

Fuente Consultada: Enciclopedia Temática MARRED COLOR, El Universo y La Tierra. Profesora de Geografía: Claudia Nagel