Shiro Ishii

Biografia de Ariel Sharon Gobierno Primer Ministro de Israel

RESUMEN BIOGRÁFICO Y DE SU POLÍTICA DE GOBIERNO EN ISRAEL

Ariel Sharon nació el 26 de febrero 1928 en Kfar Malal, cerca de Jaffa en Palestina (bajo mandato británico) , fue un político israelí y general. Fue primer ministro de Israel del 17 de febrero de 2001 al 14 de abril de 2006. Murió el 11 de enero 2014. Fue uno de los fundadores del partido Likud de orientación derecha y se mostró un gran militar durante las guerras árabe-israelíes de 1948 a 1949, la de Suez en 1956, y en 1967 de los Seis Días y la de Yom Kipur en 1973. La vida de Ariel Sharon forma y arte de la historia del Estado de Israel, pues participó en todas las guerras que contribuyeron a consolidar esa nación como ¡potencia militen frente al mundo árabe.

ariel sharon

Ariel Sharon, líder del Likud, derrotó al candidato laborista, Ehud Barak, en las elecciones para primer ministro celebradas en Israel el 6 de febrero de 2001. Sus correligionarios le aplauden un día después de aquella victoria. El claro triunfo de su partido en los comicios anticipados de enero de 2003 garantizó su continuidad al frente del ejecutivo israelí.

Su familia, de origen judío-ruso, emigró a Palestina en 1922, cuando todavía estaba bajo mandato británico. Su padre, el agrónomo Samuel Sheinerman, y su madre, Vera, estudiante de medicina, de Mogilev en Bielorrusia, se establecieron en el kibutz de Kfar Malal, cerca de Tel Aviv, y cambiaron su apellido por el de Sharon.

Ambos habían experimentado en sus pogromos antijudíos infancia en la Rusia zarista de 1.903 a 1905. Ellos emigraron a Palestina en 1920 y se establecieron en 1922 en el moshav (aldea agrícola), donde nació en Kfar Malal, Ariel Sharon. Tenía una hermana mayor, llamada Judith Yehudit.

A los 14 años se unió a la fuerza de defensa judía Haganá y participó en las guerras árabe-israelíes de 1948, 1956, 1967 y 1973, lo que le significó su ascenso a general de ejército. Participó en la creación de la primera EEIF grupo local en Tel Aviv, la compañía de Edmond de Rothschild.

Durante la Guerra árabe-israelí de 1948, fue jefe del destacamento en la Brigada Alexandroni en la Haganá. Fue herido gravemente durante la Segunda Batalla de Latrun en contra de la Legión Árabe. En 1949, fue ascendido a comandante de la compañía y en 1951 llegó a oficial de los servicios secretos.

Después de estudiar en la Universidad Hebrea de Jerusalén, se le pidió volver al servicio activo al tomar el mando de la unidad 101, primera unidad de las fuerzas especiales israelíes. Según Uzi Benziman, Sharon tuvo un papel destacado en la formación de esta unidad. En 1952, Sharon habría tratado de iniciar su propia unidad de comando especializado en operaciones de represalia, pero sus superiores se habría opuesto a ella. Montó entonces una emboscada en la tierra, sin informar a sus superiores y que mas tarde, debido a sus actuaciones y lobros conseguidos, fue aceptada por  David Ben-Gurion, que le pide que llevar una unidad para actuar más allá de la línea de armisticio con Jordania.

El 14 de octubre de 1953, la Unidad 101  comandada por Ariel Sharon ataca la aldea de Qibya (o Kibia), ubicada en territorio jordano, a raíz de las incursiones palestinas contra Israel donde ocasionaron tres víctimas ( una mujer y dos niños) en Yahud en las afueras de Tel Aviv. Durante esta operación denominada Shoshana, murieron setenta personas  en su mayoría mujeres y niños. Muchos países condenaron la masacre, incluyendo  Estados Unidos y solicitando que los autores sean juzgados por este delito. Sharon escribió en su diario que había recibido órdenes que le pedían dureza en su accionar, pues «Qibya iba a ser un ejemplo para todos.»

La versión israelí fue cuestionada inmediatamente por los Estados Unidos y la ONU, el contraalmirante Vagn Bennike, observador de la ONU, llegó al lugar un día después de la masacre,y  denunció el procedimiento de la Unidad 101 durante su intervención bélica. El 24 de noviembre, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprueba resolución que condena a Israel y Estados Unidos suspender temporalmente la ayuda económica al Estado judío.

En 1956, durante la crisis del Canal de Suez, los israelíes cooperan en el intento de tomar el Canal de Suez por parte de las fuerzas expedicionarias franco-británicos tras su nacionalización por el presidente egipcio Nasser. Ariel Sharon organiza a la Brigada Paracaidista 202a y se distingue entre el personal por la prontitud con que las fuerzas actúan.

La brigada paracaidista Nahal 50, llega al Paso de Mitla en poder de una guarnición compuesta principalmente por funcionarios de aduanas y  guardias de fronteras, en su mayoría sudaneses. Estas  tropas paracaídistas comandadas por Rafael Eytan, bajo el mando de Ariel Sharon, fueron acusados ​​de haber ejecutado más de 200 prisioneros egipcios y sudaneses civiles capturados y  todos enterrados en fosas comunes. No hubo evidencia alguna sobre la responsabilidad de Ariel Sharon.

En 1957, con 29 años, se formó durante un año en la Escuela Militar de Camberley en el Reino Unido, a su regreso, estudió Derecho en la Universidad de Tel Aviv. En 1967, durante la Guerra de los Seis Días, mandó a una de las divisiones para que participan en la toma de Sinaí. Sharon adquiere gran prestigio entre su pueblo y se convierte en un hombre público. El comando lo reconoce como un gran estratega.

En 1971, Ariel Sharon  será responsable de poner fin a las actividades terroristas en la Franja de Gaza. Sus tropas matan a más de 100 civiles palestinos y encarcelan a otros cientos.

En 1973,  Egipto y Siria lanzaron un ataque sorpresa contra Israel en el día de la fiesta judía de Yom Kipur. Ariel Sharon toma la cabeza de una división de tanques y responde con urgencia organizando un contrataque.Esta guerra le aumenta aún mas su prestigio entre el público y confirma su talento como estratega, en particular después de varias maniobras por el cual su división cruzó el Canal de Suez y logra rodear y aislar al Tercer Ejército egipcio, dándole la victoria a los israelíes. Más tarde, en 1977, el presidente egipcio Anwar Sadat visita Jerusalén para  la firma de la paz con Israel.

Ariel Sharon fue elegido miembro de la Knesset (parlamento israelí) en 1973 en la lista del Likud, cargo que abandonó en 1974 después de haber sido llamado por el primer ministro Yitzhak Rabin para convertirse en asesor especial de la seguridad.

En 1974,  dirigió personalmente un grupo de colonos para establecer un puesto de avanzada ilegal cerca de Nablus. Este comporyamiento se repitirá varias veces. El ministro de Agricultura Menachem Begin en 1977, permite  la masiva expansión de los asentamientos agrícolas de judíos en la Ribera Occidental y Gaza. Bajo su liderazgo, entre 1977 y 1981, más de 25.000 judíos se establecieron en los territorios ocupados nombradas en las operaciones Jumbo, Judea y Samaria o Meteor.

Fue reelegido diputado de 1977. En 1982 fue ministro de Defensa. Después de repetidos ataques a las organizaciones palestinas a lo largo de la frontera con el Líbano, el ejército israelí invadió Líbano para expulsar permanentemente a la OLP, (operación «Paz de Galilea«), que causó la muerte de cerca de 20 mil civiles árabes.Autorizó el ataque a los campos de refugiados de Sabra y Shatila, a las afueras de Beirut, donde el ejército israelí masacró a cerca de dos mil niños, mujeres y ancianos palestinos.Más de 500.000 israelíes se manifiestan contra la masacre.

El 8 de febrero de 1983, la comisión oficial de investigación liderado por el presidente de la Corte Suprema, el juez Yitzhak Kahan, publica un informe. donde se refiere a la «responsabilidad personal» de Sharon, por «no haber ordenado que se tomen las medidas adecuadas para prevenir masacres potenciales», por lo que se vio obligado a dimitir ,  ensombrecido su vida política por varios años.

De 1990 a 1992 fue Ministro de Construcción y Desarrollo Regional y Presidente del Comité Ministerial sobre Inmigración y Absorción. Tras la caída de la Unión Soviética y las olas de inmigración procedentes de Rusia, inicia y lleva a cabo un programa que incluye la construcción de 144.000 apartamentos para absorber a los inmigrantes en todo el país.

A partir de 1992-1996, durante el período de los Acuerdos de Oslo, es miembro del Comité de la Knesset de Defensa y Asuntos Exteriores.

LOS ACUERDOS DE OSLO: A partir de 1993, Oslo acogió negociaciones secretas entre los representantes de la OLP y los diplomáticos ¡sraelíes. Estos encuentros, cuando la opinión pública israelí los conoció en el verano de 1993, suscitaron emoción y también escándalo: ¿Al aceptar negociar con una «organización terrorista», el gobierno no acababa de romper un tabú de la política exterior de Israel? Los acuerdos de Oslo preveían la instauración de una administración palestina que gobernase inícialmente la ciudad de Jericó y la zona de Gaza. Al mismo tiempo, la OLP renunciaba al terrorismo y se comprometía a buscar una solución pacífica. Después del encuentro de Washington entre Rabin y Arafát, el 13 de septiembre de 1993, se firmaron los acuerdos de Oslo I, el 4 de mayo de 1994, y los de Oslo II, el 28 de septiembre de 1995. El asesinato de Itzhak Rabin infligió un severo golpe al proceso de paz.

En 1996, Ariel Sharon, fue nombrado Ministro de Infraestructura Nacional y participó en acciones de empresas conjuntas con Jordania, Egipto y los palestinos. También es presidente del Comité Ministerial para el Avance de los beduinos.

En 1998, Ariel Sharon, fue nombrado ministro de Asuntos Exteriores y dirigió las negociaciones con la Autoridad Palestina. Como ministro de Relaciones Exteriores, trabajo con otros líderes de mundo, para organizar un proceso de paz en la región, pero fue en vano. Trabajó un proyecto de agua (Flagship) financiado por la comunidad internacional para encontrar una solución a la crisis del agua en esa zona y que sirvió como base para iniciar  relaciones pacíficas entre Israel, Jordania y los palestinos.

Después de la elección del primer ministro Ehud Barak en mayo de 1999, Ariel Sharon se convierte en líder del partido Likud tras la dimisión de Benjamín Netanyahu, y que permanecerá en ese cargo hasta el año 2005. También es miembro del Comité de Defensa y Relaciones Exteriores Knesset.

El 28 de septiembre de 2000, en medio un clima de pesimismo, Ariel Sharon realizó una visita a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén o Monte del Templo, considerado sagrado por judíos, musulmanes y cristianos. Situado en el casco viejo de Jerusalén, el sitio constituye el nexo entre los barrios judío y musulmán, y ha sido reclamado por ambos pueblos: tercera ciudad santa para musulmanes y sitio del templo de Salomón para los judíos.

El provocativo gesto de Sharon dejaba entrever que Jerusalén sería innegociable para la ortodoxia judía, hecho que dio paso a enfrentamientos en el recinto y en todos los territorios palestinos. Se inició así la Segunda Intifada, con una espiral de violencia caracterizada por represalias y contrarrepresalias, y la polarización entre israelíes y palestinos.

Respecto a su responsabilidad en el estallido de la segunda Intifada se discute hasta hoy. Algunos comentaristas israelíes y otros internacionales creen que sólo fue un pretexto para desencadenar una insurrección preparada por Yasser Arafat tras el fracaso de las negociaciones de Camp David en el verano de 2000 y después de 8 años de convenios infructuosos. Otros analistas excluyen el carácter premeditado de la sublevación y piensan que fue una reacción espontánea del pueblo palestino. El 7 de octubre de 2000, el Consejo de Seguridad de la ONU, en la adopción de la Resolución 1322 (2000), deplora la provocación del líder del Likud y la violencia que se produjo.

El 13 de noviembre de 2000, en preparación para la campaña electoral, dijo en una reunión en el New York Post: «Estoy a favor de una paz duradera», dijo: «Unidos, creo que podemos ganar la batalla por la paz. Pero debe ser una paz diferente, una con el pleno reconocimiento de los derechos de los judíos en su primera y única tierra: paz con seguridad para las generaciones y paz con una Jerusalén unida como capital eterna e indivisible del pueblo judío en el Estado de Israel para siempre».

Después de una larga carrera política, se convirtió en primer ministro en marzo de 2001 después de veintiocho estallidos en la segunda Intifada. Al final de la segunda Intifada, se implementa la retirada unilateral israelí de la Franja de Gaza.

En 2001, Ariel Sharon fue elegido primer ministro del Estado de Israel en un programa sobre todo en materia de seguridad contra el terrorismo palestino. Fue reelegido en marzo de 2003, tras las elecciones anticipadas.

Durante 2002 y en el marco de una política represiva hacia la segunda Intifada, el gobierno de Ariel Sharon inició la construcción de un muro para frenar las incursiones terroristas a territorio israelí. Proyectado en más de 650 km de longitud para separar Israel de Cisjordania, el muro fue declarado ilegal por el Tribunal internacional de justicia de La Haya (2004), pues la barrera en algunos tramos  invade el territorio palestino, separaa familias y también  impide el acceso a las fuentes de trabajo.

El dictamen del Tribunal, afirma que «el muro, tanto por el recorrido elegido como por el régimen asociado, infringe gravemente numerosos derechos de los palestinos que residen en los territorios ocupados por Israel». En la actualidad, el muro o «valla de seguridad», está construído por una mezcla de alambradas, barreras electrónicas, muros de hormigón y torres con equipos de vigilancia cada 300 metros.

Para Israel, el muro constituye una necesidad de seguridad contra el terrorismo, mientras que para los palestinos, éste contribuye a su situación de aislamiento e impide, de facto, la creación de un Estado palestino unitario.

En 2004, poco después de la muerte de Yasser Arafat, comenzaron las conversaciones de paz con el nuevo liderazgo de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas. Mientras tanto, Sharon anunció su determinación de llevar a cabo una retirada unilateral de los asentamientos israelíes de la Franja de Gaza.

El 25 de octubre de 2004 pronunció un discurso en la Knesset, donde afirma: «Como alguien que ha participado de todas las guerras del Estado de Israel, vi los horrores de las guerras. Vi el miedo de las guerras. Vi a mis mejores amigos morir en batallas. Dos veces fui seriamente herido” ¿Fue un genocida? Por supuesto que no. Quienes así lo tachan no pueden explicar convincentemente porqué lo hacen, en qué hechos se apoyan, cuál evidencia reúnen para sus afirmaciones, en cuáles fechas llevó a cabo el supuesto genocidio. Pura propaganda judeofóbica anti-israelí que sirve a los intereses enemigos.»

En medio de las vicisitudes políticas, Sharon, el guerrero mítico de la generación de 1948, sufrió un microinfarto cerebral en diciembre de 2005, del cual se recuperó. Sin embargo, unas semanas después, el 4 de enero de 2006, tuvo una hemorragia cerebral masiva que lo mantuvo en estado vegetal.

El primer ministro israelí, de 77 años, se encuentra nuevamente hospitalizado en Jerusalén con un ataque calificado como «grave» por su médico personal. Es operado en la noche del 4 al 5 de enero de 2006. Sharon entra en un «coma profundo en terapia intensiva» durante varios días «con el fin de mantener una baja presión en el cráneo».Después de casi cinco meses en coma, fue trasladado al 28 de mayo de 2006 a Sheba Medical Center Hospital de Tel Hashomer.

El 14 de abril 2006 debido a su estado de inconciencia, se lo declara inepto para desempeñar su cargo de primer ministro, y lo pierde oficialmente, de acuerdo con la ley israelí que impone como máximo un período transitorio de 100 días. El puesto permanece vacante , hasta que el vice ministro Ehud Olmert lo reemplaza en sus funciones.

Israel Maimon, jefe de personal de la Ariel Sharon anunció rápidamente que sus poderes fueron transferidos al viceprimer ministro Ehud Olmert. El público israelí sigue de cerca la a evolución de la salud de Sharon hora por hora, mientras que su hospitalización se prolonga cada día sin mejoría.

Después de mucho tiempo , el 12 de noviembre de 2010, fue trasladado a su domicilio, sin embargo, el costo de la hospitalización a domicilio (estimada en casi 300.000 euros al año) se considera prohibitivo y es transportado al hospital unos días más tarde.

Este largo período  de estado de coma siguió hasta el año 2014. Pesaba poco mas de 50Kg. , no necesitaba asistencia respiratoria y respondía a ciertos estímulos, incluso en 2013 los especialistas en neurociencia israelíes detectaron una » actividad cerebral significativa» , pero de todas maneras su salud no evolucionaba. En enero de 2014 sufre problemas renales por lo que debió ser sometido a una cirugía de urgencia. Lamentablemente el cuadro clínico se complicó y los médido tenían cada día menos esperanzas.

El sábado, 11 de enero 2014, los medios de comunicación israelíes anunciaron la muerte del ex primer ministro Ariel Sharon, de 85 años de edad. El funeral tendrá lugar en Ariel Sharon el Lunes, 13 de enero, 2014. Los países occidentales, Rusia y las Naciones Unidas rindieron un homenaje a la memoria de Ariel Sharon.

Datos Curiosos de las Guerras Actuales

Datos Curiosos de las Guerras Actuales

guerras actuales

En la actualidad existen más de 40 conflictos armados en el mundo.

A finales del siglo XX el escenario de las guerras ha sido el Sur, así, desde 1945 ha habido 120 conflictos con 20 millones de personas asesinadas, más que en la 2ª guerra mundial.

La segunda industria más importante después del petróleo es el armamentismo.

“Operación tormenta del desierto”:Niños nacidos sin ojos, órganos adheridos al estómago o a la espalda, sin extremidades…incluso sin cabeza son las víctimas de la guerra Desde hace un año hasta hoy, 16 países africanos, con unos 150 millones de personas, se han convertido en escenario de guerras.

En los últimos 10 años la guerra ha provocado en los niños 2 millones de muertos, 6 millones gravemente heridos o permanentemente discapacitados, 1 millón de huérfanos o separados de sus familias, y 15 millones de refugiados y desplazados.

Dos mil niños desaparecidos en Sierra Leona, se les usa como porteadores y las niñas se convierten en esclavas sexuales.

Reclutamiento de menores en las Fuerzas Armadas Paraguayas. Legalmente está prohibido, pero la muerte de seis menores mientras hacían el servicio militar ha sacado a relucir la realidad.

Doce millones de niños en campos de refugiados, trescientos mil enrolados en las guerras,… Niños que aprenden que la violencia es la primordial forma que adoptan las relaciones humanas.

Medio millón de niños son utilizados como soldados en 87 países de todo el mundo.

Soldados de la O.N.U. acusados de “alquilar” niñas en África: Múltiples soldados de la misión humanitaria emplazada entre Eritrea y Etiopía celebraban auténticas orgías en los Hoteles de Asmara y Massaua con niñas de entre 14 y 15 años y, en algunos casos, menores de 12 años, conseguidas por pocos dólares sacadas de los barrios más pobres de estas ciudades.

“Entre un 35% y un 45% de la inversión total en investigación del estado español de los últimos años se destina en realidad a proyectos militares”.

Juan Torres López. Catedrático de Economía Aplicada.

Existen en el mundo 300 000 niños soldados a los que se les entrena para matar. Mientras, España vende armas a 23 países que violan los derechos humanos.

Más de 2 millones de niños han muerto en guerras en los últimos 10 años. EEUU, Rusia, Alemania, Francia, Reino Unido y China, son los principales vendedores de armas del mundo.

Los principales vendedores de armas: EEUU, Rusia, Alemania, Francia, Reino Unido y China, España vende armas a 23 países que violan los derechos humanos Mas de 80 estados tienen legalizada la pena de muerte 153 países practican la tortura.

Más de 2 millones de niños han muerto en las guerras en los últimos 10 años.
El 42% de las armas que vende España van a países en guerra.

Los Catorce Puntos de Wilson Fin de la Primera Guerra Mundial

Los Catorce Puntos de Wilson
Fin de la Primera Guerra Mundial

Los Catorce Puntos de Wilson:

WILSON , presidente de ee.uu.En enero de 1918, el presidente Wilson presentó una propuesta de paz que tuvo un importante papel en el último año del conflicto. Era un llamado a todos los países del mundo para que se sumaran a la causa de los aliados sobre la base de un programa que consistía en Catorce Puntos:

Punto 1. Convenciones de paz realizadas públicamente y sin diplomacia secreta.

Punto 2. Libertad absoluta de navegación en los mares, lo mismo en tiempos de paz que de guerra, excepto en caso que estos se cierren por disposición internacional.

Punto 3. Supresión, hasta donde fuera posible, de todas las barreras económicas.

Punto 4. Garantías oportunas para que los armamentos se reduzcan a los estrictamente necesarios para la seguridad interna.

Punto 5. Solución imparcial de todas las reclamaciones coloniales basadas en el principio de que los intereses de la población deben pesar tanto como las justas reclamaciones del Gobierno cuyos derechos habrán de determinarse.

Punto 6. Evacuación de todo el territorio ruso y determinación independiente de su desarrollo y su política nacional.

Punto 7. Bélgica debe ser evacuada y restaurada.

Punto 8. Liberación de todo el territorio francés, restaurándose las partes invadidas, compensando la injusticia cometida en 1871 en la cuestión de Alsacia-Lorena.

Punto 9. Reajuste de las fronteras italianas sobre líneas claras de nacionalidad.

10. Oportunidad para el desarrollo autónomo de los pueblos de Austria y Hungría.

Punto 11. Rumania, Servia y Montenegro serán evacuadas restaurándose los territorios ocupados. Salida al mar para Servia y relaciones entre los Estados balcánicos que se establecerán sobre las líneas históricas de alianza y nacionalidad.

Punto 12. Las fronteras turcas del Imperio otomano deberán afirmarse por medio de una segura soberanía, con autonomía para las otras nacionalidades que deben recibir garantías; los Dardanelos permanecerán siempre abiertos como vía marítima libre para el comercio y los barcos de todas las naciones, bajo las correspondientes garantías internacionales.

Punto 13. Estado polaco independiente, que incluya todos los territorios habitados por pueblos indiscutiblemente polacos. Salida al mar de Polonia, cuya independencia e integridad territorial será garantizada por un acuerdo internacional.

Punto 14. Formación de una Asociación general de naciones cuyo objeto será conceder iguales garantías para la independencia política y la integridad territorial de todos los Estados, grandes o pequeños.

LA SOCIEDAD DE NACIONES
Resultaba una ironía del destino que el presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson, del cual había partido la idea de la Sociedad de Naciones, y que había luchado por hacerla realidad, encontrara precisamente en su patria la mayor indiferencia. El pueblo norteamericano estaba cansado de las enojosas rencillas europeas y pensaba que los EE. UU. debían mantenerse al margen. Así pues, Washington quedó fuera del nuevo organismo.

Miembros fundadores de la Sociedad de Naciones eran los 32 países vencedores y 13 estados que se habían mantenido neutrales durante la guerra. En 1920 fue admitida Austria, en 1926 Alemania y en 1934 la Unión Soviética. Los acuerdos podían ser aprobados tanto por la Asamblea General, que se reunía con una periodicidad anual, y en la cual cada miembro poseía un voto, como por el Consejo permanente, del cual formaban parte Gran Bretaña, Francia, Italia y Japón, así como cuatro (posteriormente seis) miembros nombrados por la Asamblea General. La Sociedad de Naciones fijó desde 1936 su sede en Ginebra, en el Palacio de la Sociedad de Naciones (fotografía inferior), ocupado en la actualidad por diversos organismos de las Naciones Unidas.

Aunque la Sociedad de Naciones consiguió imponer su mediación en algunos conflictos leves, resultó impotente para detener la penetración japonesa en China (desde 1931) o la incursión italiana en Abisinia. No obstante, representó el primer gran intento de crear un foro internacional. Se disolvió en el año 1946 para dejar paso a la Organización de las Naciones Unidas.

¿QUIEN FUE WILSON THOMAS WOODROW?

Woodrow Thomas Wilson

Wilson, Thomas Woodrow
Político (1856-1924)

Estadista estadounidense, nacido en Virginia; ejerció la profesión de abogado y fue  profesor  de Derecho  y  rector de la Universidad de Princeton. Mientras desempeñaba este cargo decidió entrar en la política, y poco después fue elegido gobernador de Nueva Jersey por el Partido Demócrata.

Sus reformas encontraron una férrea resistencia entre los sectores más poderosos de la población, no obstante lo cual él prosiguió inflexiblemente su lucha contra los grandes bancos y los poderosos financistas de Wall Street, aun desde la primera magistratura de su país para la cual fue elegido en 1912. Dos años después estalló la Primera Guerra Mundial y Wilson, convencidamente pacifista, procuró mantener a su país apartado de la lucha; pero en 1917 debió intervenir a causa de los ataques de Alemania, que hundía los barcos estadounidenses.

Durante todos estos años ya se habían alzado voces que exigían la formación de un organismo que evitase nuevas guerras; en 1918, Wilson condensó los principios de su idea acerca de ésto, en su famosa Declaración de los Catorce Puntos, donde establecía las medidas que debían tomarse para lograr la paz mundial. Durante la conferencia, celebrada al fin de la guerra en Europa, Wilson debió luchar contra la dureza vengadora de Clemenceau, a pesar de lo cual pudo salvar las proposiciones más importantes de sus Catorce Puntos, lo cual constituyó el punto de partida de la Liga de Naciones, organismo que desde su sede en Ginebra resolvió muchos conflictos internacionales.

Su inspirador mereció el Premio Nobel de la Paz, en 1919.

Síntesis de la 2° Guerra Mundial

Unidad 731 en Japon Experimentos Humanos Guerra Mundial Shiro Ishii

Unidad 731 en JapÓn Experimentos Con Humanos
En La Guerra Mundial – Shiro Ishii

UNIDAD 731, JAPÓN – Shiro Ishii se graduó en la Universidad de Kioto en 1920, tras lo cual se enroló en el ejército. En 1924 regresó a la Universidad de Kioto para cursar estudios especializados, contrayendo matrimonio con la hija de Torasaburo Akira, rector de la Universidad. Obtuvo el doctorado en 1927. Un año después fue enviado a Europa como agregado militar, viajando también en diversas ocasiones a Estados Unidos, familiarizándose con las investigaciones biológicas que se llevaban a cabo en los países occidentales.

A su regreso a Japón se consagró a promover entre sus superiores la necesidad de la investigación y fabricación de armas biológicas. Creía firmemente que la guerra moderna solo podía ser ganada a través del uso de la ciencia y su capacidad para producir armas de destrucción masiva. Algo que, paradójicamente para él, vendría a ser demostrado algunos años después en Hiroshima y Nagasaki.

Un hecho fortuito contribuyó decisivamente en que fueran escuchadas finalmente las teorías de Ishii. Tras su regreso de Europa se desató una epidemia de meningitis en Shikoku. Ishii diseñó un filtro de agua especial que ayudó decisivamente a frenar la expansión de la enfermedad. Este éxito hizo que su capacidad como bacteriólogo comenzara a ser reconocida, sobre todo en el ejército, donde supo aprovechar los réditos de su actuación en Shikoku para que fueran escuchadas sus teorías sobre armamento biológico.

Shiro Se doctoró en 1927. Viajó a Europa y en varias ocasiones a América durante dos años, familiarizándose con las investigaciones biológicas de los países Occidentales. A su regreso a Japón se consagró a promover, investigar y fabricar armas biológicas. Su teoría se basaba en que la guerra moderna sólo podría ser ganada con el uso de la ciencia y su capacidad para producir armas de destrucción masiva.  Un hecho fortuito ayudó a implantar las teorías de Ishii: tras su regreso de Europa, un tipo de meningitis hizo su aparición en Shikoku. Ishii diseñó un filtro de agua especial que ayudó a parar la expansión de la enfermedad.  Su capacidad como bacteriólogo comenzó a ser famosa, sobre todo en el ejército, donde presentó la epidemia como una muestra del resultado que podían dar sus armas científicas.

Las armas biológicas industriales resultaban una solución ideal para un país como Japón cuyos recursos naturales son sumamente escasos. En plena carrera armamentística y con una campaña de expansión imperial a la vista, poco importaba la evidente falta de moralidad del proyecto. Ishii se hizo rápidamente con un nutrido grupo de poderosos patrocinadores: el coronel Tetsuzan Nagata, jefe de asuntos militares; el coronel Yoriniichi Suzuki, jefe de la sección táctica del Estado Mayor del Ejército Imperial; el coronel Ryuiji Kajitsuka, jefe del buró médico del ejército, y el coronel Chikahiko Koizumi, cirujano jefe del ejército. El espaldarazo definitivo vino de la mano de Sadao Araki, ministro del ejército y líder de la facción fundamentalista del ejército conocida como «proceder imperial».

La unidad 731: Tras la invasión de Manchuria por parte de Japón, el 18 de septiembre de 1931, Ishii fue destinado a la remota zona de Pingfan, donde fue puesto al mando de la denominada eufemísticamente Unidad Antiepidémica de Suministro de Agua 731, que en realidad no era sino un destacamento de investigación sobre guerra biológica. A finales de 1932 Jshii fue promovido a coronel y recibió un presupuesto de 200.000 yenes. Se estableció una segunda unidad de este tipo al mando de Yujiro Wakamatsu, que tenía su sede en Mengchiatun, cerca de Changchun, bajo el nombre de Sección de Prevención de la Enfermedad Veterinaria del Ejército de Kuantung. En junio de 1938 la base de Pingfang ocupaba un área de 32 kilómetros cuadrados y tenía empleadas a 3.000 personas entre científicos y técnicos.

Pronto la unidad cosechó sus primeros éxitos. En agosto de 1937 el Ejército japonés usó gas venenoso contra las tropas chinas. Antes de la Segunda Guerra Mundial, Japón usó al menos en cinco ocasiones, productos de guerra bacteriológica contra China: el 4 de octubre de 1940 un avión dejó caer bacterias en Chuhsien causando la muerte de 21 personas; el 29 del mismo mes otro avión lanzaba bacterias sobre Ningpo, matando a 99 personas; el 28 de noviembre del mismo año, aviones japoneses llevaron a cabo un ataque biológico sin víctimas sobre Chinhua; en enero 1941 Japón inició sendas epidemias en Suiyuan y Shansi.

En principio, los estadounidenses no tomaron demasiado en serio el programa de armamento biológico japonés. Antes de Pearl Harbor se consideraba que Japón estaba demasiado lejos y no podría lanzar un ataque masivo contra el continente americano. Además, los científicos norteamericanos tendían a mantener una actitud de superioridad respecto a sus colegas nipones. Informes de la época afirman que los japoneses serían incapaces de desarrollar armas biológicas sin la ayuda de «científicos blancos».

Los métodos de la unidad 731 constituyen un crimen de guerra que, en muchos casos, supera con amplitud las mayores atrocidades de los campos de exterminio nazis. Allí se experimentaba con seres humanos, coreanos, chinos y rusos primero y, una vez comenzada la Segunda Guerra Mundial, estadounidenses, británicos y australianos. A su llegada, los
internos de este campamento de los horrores recibían un completo examen médico tras el cual, en función de los experimentos para los que estuvieran destinados, se les rociaba con sustancias desconocidas, se les inyectaban diversos sueros o sufrían exámenes más detallados que incluían la introducción de sondas por todos los orificios de su cuerpo.

Crueldad inhumana: Entre los prisioneros japoneses capturados por los marines norteamericanos en el Pacífico Sur había algunos médicos que habían pasado por la unidad 731. Al ser interrogados revelaron que el programa de armamento biológico japonés se encontraba mucho más avanzado de lo que habían sospechado y, por primera vez, los norteamericanos supieron de la existencia de Shiro Ishii. De pronto, los responsables de la defensa estadounidense se sintieron mucho menos inclinados a tomarse a broma los experimentos nipones.

Mientras, en la siniestra sede de la unidad 731, los prisioneros morían en gran número presa de enfermedades desconocidas. Los cadáveres de los fallecidos eran diseccionados puntualmente por el equipo de Ishii, que esperaba ansioso nuevas remesas de prisioneros.

Estas prácticas constituían el pan nuestro de cada día en la unidad 731, un imperio de terror y enfermedad regido por Ishii con mano de hierro. A su cargo no solo estaban las macabras investigaciones con prisioneros como conejillos de indias, sino también la producción de cantidades ingentes de gérmenes y toxinas, más de ocho toneladas al mes en su época de mayor esplendor. Ishii se encontraba especialmente orgulloso de su granja de pulgas infectadas con la peste bubónica, algunas de las cuales fueron soltadas en varias ciudades chinas iniciando epidemias.

Los prisioneros que tuvieron la desgracia de caer en las garras del equipo de Ishii fueron inoculados con enfermedades como tuberculosis, meningitis, botulismo, ántrax, tétano, peste bubónica y otras aún más exóticas. Muchos de ellos eran obligados en la fase más aguda de su infección a correr sin parar alrededor del campamento hasta que caían muertos a los pies de los científicos que anotaban eficientemente en sus cuadernos la distancia que habían sido capaces de recorrer. Otros eran dejados desnudos a temperaturas de cuarenta grados bajo cero para comprobar el comportamiento del virus en climas fríos. No pocos fueron atados a las mesas de operaciones y diseccionados vivos y sin anestesia.

La atroz cantidad y «calidad» de los crímenes cometidos por la unidad de Ishii les auguraban un trato sumamente severo al finalizar la contienda. Sin embargo, el general Douglas MacArthur pareció no sentirse especialmente conmovido por la horrorosa suerte corrida por muchos de sus hombres y encaró el asunto de un modo que, cuando menos, resulta sorprendente. Y es que MacArthur no veía por qué los Estados Unidos no debían aprovechar los descubrimientos derivados de los trabajos de Ishii.

Experimentos realizados por la unidad 731:

* Disección de personas vivas para experimentos de laboratorio y en ocasiones asesinados simplemente para documentar la muerte. El número de personas utilizado para este fin iba de las 400 a las 600 cada año.

* A partir de la segunda mitad de 1940, las tropas agresoras japonesas empezaron el uso a gran escala de armas bacteriológicas, y desencadenaron todo tipo de enfermedades infecciosas como el cólera, el tifus, la pestilencia, ántrax, difteria y bacteria de la disentería.

* Congelaban a los prisioneros y los sometían a técnicas de deshidratación severas y documentaban la agonía.

* Los exponían a bombas para aprender a curar a los heridos japoneses. Bombardearon poblados y ciudades chinas con pulgas infectadas y dieron a los niños golosinas con ántrax. Después entraban para comprobar los daños a la población y se llevaban enfermos todavía vivos para abrirlos y perfeccionar el arma.

* Contaminaron las fuentes de agua.

* Algunos de los experimentos llevados a cabo allí incluían inyectar a los sujetos con bacteria causantes de la peste bubónica producidas en moscas infectadas, para luego registrar la evolución de la enfermedad e incluso disecarlos en estado consciente.

* Los japoneses no dejaron nada sin probar: hongos, fiebre amarilla, tularemia, hepatitis, gangrena gaseosa, tétano, cólera, disentería, fiebre escarlata, ántrax, muermo, encefalitis de las garrapatas, fiebre hemorrágica, difteria, neumonía, meningitis cerebroespinal, enfermedades venéreas, peste bubónica, tifus, tuberculosis y otras endémicas de China y Manchuria. Realizaron pruebas con cianuro, arsénico, heroína, con veneno de serpientes y de pez erizo. En este programa murieron más de 10.000 personas.

* Algunos murieron como consecuencia de las investigaciones. Otros fueron ejecutados cuando quedaron tan débiles que no podían continuar en la Unidad 731 y en otros tantos puntos se hicieron tests con insectos, y todo tipo de gérmenes. Se probaba la resistencia humana al botulismo, ántrax, brucelosis, cólera, disentería, fiebre hemorrágica, sífilis y también la resistencia a los rayos X.

Fuente Consultada:
Top Secret Lo que los Gobiernos Ocultan  –  Iker Jiménez
http://sgm.casposidad.com/
http://www.avizora.com

Liga Espartaquista Golpe a la Republica de Weimar Rosa de Luxemburgo

Liga Espartaquista – Golpe a la República de Weimar

La insurrección espartaquista. En noviembre de 1918 los ejércitos alemanes se retiraban derrotados de todos los frentes de combate. Un grupo de marineros de Kiel, siguiendo el ejemplo de los revolucionarios rusos, formó un soviet que decidió abandonar la guerra. Desde entonces, se sucedieron levantamientos en diversas regiones de Alemania. El más importante fue organizado el 5 de enero de 1919, por la Liga Espartaquista (por Espartaco). Tuvo como centro la ciudad de Berlín. Durante una semana combatieron grupos de obreros y soldados espartaquistas contra el ejército. Luego de la derrota de los insurrectos, los dirigentes socialistas Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg fueron detenidos y, a las pocas horas, asesinados.

ACONTECIMIENTOS: A principios de 1919, Alemania parecía un estado leninista. El kaiser Guillermo había abdicado, el país estaba gobernado por los seis diputados de la Junta del Pueblo y los Rate (»soviets») de trabajadores ocupaban las fábricas. Pero no era Rusia.

El 19 de febrero se celebraron elecciones para la Asamblea Nacional. No había habido expropiaciones ni purgas de los burócratas del régimen anterior ni de los oficiales militares (que deberían haber sido desacreditados por la reciente derrota del ejército en la Primera Guerra Mundial).

Liga Espartaquista Golpe a la Republica de Weimar Rosa de LuxemburgoEstos oficiales le parecían a Friedrich Ebert, el socialdemócrata moderado que dirigía la junta de gobierno, la mejor defensa contra un golpe de estado de tipo bolchevique. Unos días antes de las elecciones, Ebert les pidió ayuda ante la posibilidad de un golpe de estas características.

La alianza facilitó el camino para el ascenso de los nazis.

La conmoción empezó en diciembre de 1918 cuando la División de la Marina del Pueblo (un millar de marinos y un número similar de partidarios) fue a Berlín para «proteger» al gobierno y apoyar a los tres miembros socialistas independientes de la junta contra sus colegas, más modernos.

Ebert pidió a los marinos que se marcharan; cuando se amotinaron, llamó a las tropas leales. Pero los miles de manifestantes obligaron a los soldados a retirarse y los independientes de la junta dimitieron para protestar. El jefe de policía de Berlín fue fusilado.

El 5 de enero los extremistas llenaron las calles y se apropiaron de los periódicos. El Partido Comunista, con una semana de antigüedad (oficialmente era la Liga Espartaco, de extrema izquierda) depuso al Consejo. El alzamiento fue conocido como la «revuelta de los espartaquistas».

Los comunistas se hallaban menos unidos de lo que parecía. Muchos se oponían a las tácticas bolcheviques, como Rosa Luxemburg (o Luxemburgo), una de los lideres izquierdistas más elocuentes y fundadora del grupo Espartaco. Sin embargo, la facción de Luxemburg fue anulada por la facción favorable al golpe, liderada por Karl Liebknecht (cuyo seudónimo «Espartaco» había dado nombre a la liga). Liga Espartaquista Golpe a la Republica de Weimar Rosa de Luxemburgo

Liga Espartaquista Golpe a la Republica de Weimar Rosa de LuxemburgoPreso del pánico, Ebert autorizó al ministro de Defensa, Gustav Noske, para que llamara al Freikorps, un grupo recién formado de mercenarios dirigido por oficiales del kaiser.

Noske asumió la responsabilidad y dijo: «Supongo que alguien tiene que ser el cerdo». Entre los ejecutados se hallaban Rosa Luxemburg (imagen iqz.) y Liebknecht (imagen der.). El Freikorps mató a otros 1.200 berlineses en los dos meses siguientes. Luego aplastó una rebelión en Baviera.

Las elecciones se realizaron y Ebert se convirtió en presidente. La capital de la nueva república fue Weimar, la ciudad del escritor Goethe. Su constitución era una de las más liberales del mundo, pero la milicia estaba en manos de hombres que despreciaban el liberalismo, el socialismo, el comunismo y la democracia. Los mismos hombres que contribuirían al ascenso de Adolfo Hitler al poder.

Cientificos NAZI Alemanes en Argentina Peron y La Ciencia Alemana

Científicos NAZI Alemanes en Argentina
Perón y La Ciencia Alemana

CIENTÍFICOS ALEMANES MAS POPULARES:

1-Friedrich Bergius

2-Kurt Tank

3-Joseph Mengele

4-Ronald Richter

5-Karl P. Vaernet

El éxito del poder alemán en la Segunda Guerra Mundial fue debido al aporte de destacados científicos alemanes, grandes científicos, reconocidos con distinciones y premios Nobel, que a través de sus ideas y sus logros pudieron seducir a Hitler para conseguir la autarquía nacional y ese “espacio vital” tan ansiado por el líder para sacar a Alemania del estancamiento económico. (La célebre I.G. Farben, un gran conglomerados de 2000 empresas alemanas, era el centro de trabajo de estas eminencias científicas.)

Alemania no consiguió el triunfo buscado, pues perdió la guerra y quedó totalmente desbastada, pero todos estos científicos pudieron investigar durante el conflicto usando la “materia prima” que los campos de concentración, les proveía, pues millones de judíos fueron utilizados para todo tipo de inhumanos y crueles experimentos en “pos de la ciencia y del progreso alemán”. Crearon armas espantosas y perfeccionaron la limpieza étnica, consiguiendo por ejemplo el “mejor” gas para la eliminación sistemática de todos los deportados.

cientificos nazi en argentina

Mas tarde en los juicios de Nuremberg, muchos de ellos se sentaron en el banco de los acusados y fueron procesados, pero los castigos fueron mínimos y a corto plazo liberados. Aún así muchos quedaron libres y otros lograron huir antes de la finalización de la guerra, y una gran mayoría consiguió importantes empleos, pues las potencias aliadas a través de planes secretos (como el Proyecto Paperclip, de EE.UU.) los acogió y protegieron en sus países como los mejores hombres de ciencia.

Un grupo de ellos consiguió un lugar en Argentina, al amparo de Juan D. Perón, y los mas destacados de ellos fueron Friedrich Bergius, Premio Nobel de Química, uno de los responsables de l.G. Farben, que colaboró activamente en la redacción del Primer Plan Quinquenal del peronismo; a Ronald Richter, que prometió llevar al país a la vanguardia de la energía atómica y sólo logró ridiculizarlo y gastar preciosos recursos; a Kurt Tank, que apuntó a lo mismo en el plano de la aviación, con similares resultados; a Joseph Mengele, el médico de la muerte, que simplemente vivió en paz durante más de una década, con la anuencia local pero también del gobierno de Alemania, que lo persiguió tarde y mal, y que pidió su captura justo después de que hubiera escapado.

Dice al respecto Carlos De Nápolis en su libro «Los Cientificos Nazis en Argentina«, lo siguiente:

Las rutas de escape
Son muchos los autores que adjudican a Perón haber traído al país a todo tipo de criminales nazis. Sin embargo, durante el período donde escaparon los nazis más importantes, es decir en 1945, no era Perón el presidente de la República Argentina, sino Edelmiro Julián Farrell. Egresado del Colegio Militar en 1907, con el título de Subteniente de Infantería, Farrell permaneció en un regimiento alpino italiano entre 1924 y 1926.

De regreso a Argentina, y tras ejercer como Ministro de Guerra y Vicepresidente cíe la nación bajo el gobierno del General Pedro Pablo Ramírez, que había derrocado a Arturo Rawson, lo depuso a su vez para ejercer de facto como Presidente de la Nación desde el 25 de febrero de 1944 hasta el 4 de junio de 1946. En julio de 1945 Farrell convocó a elecciones presidenciales para 1946 en las que resultó electo como nuevo jefe de Estado Juan D. Perón. Es decir, en el período más intenso de fugas de jerarcas nazis, Juan Domingo Perón no tenía ni siquiera suficiente ascendencia sobre las Fuerzas Armadas. Estas cuestiones no pueden soslayarse cuando se habla del supuesto «dominio en las sombras» que ejercía Perón sobre sus camaradas.

Llegada de submarinos nazis a la República Argentina
La llegada de submarinos nazis a la Argentina meses después de la rendición de Alemania constituye aún hoy uno de los episodios más controvertidos en la historia del país.

El 10 de julio de 1945, se entregó en la base de submarinos de Mar del Plata el sumergible nazi U-530 al mando de Otto Wermuth, mientras que el 17 de agosto hizo lo propio el U-977 al mando de Heinz Scháffer. La noticia recorrió el mundo dando pie a numerosas versiones oficiales y extraoficiales sobre la fuga de los más altos jerarcas del Reich.

Que la fuga en submarinos se estaba llevando a cabo era un hecho conocido oficialmente tanto por los Estados Unidos como por la Unión Soviética. En ambas naves faltaba tripulación. De tal forma, pudo calcularse que al menos 50 jerarcas arribaron a las costas patagónicas.

En publicación del 18 de agosto de 1945, The New York Times informa que el cónsul nazi en España, Willy Koehn, había descendido del U-530 en la Patagonia argentina.

De todas formas, resulta extraordinario que en el azaroso viaje, cuando la guerra en Europa había finalizado, estos submarinos atacaran a una serie de barcos y aviones Aliados causando centenares de muertes ante el silencio cómplice de los mismos. Cuando el U-977 torpedeó arteramente al crucero brasileño Bahía, causó más de 300 muertes. Derribaron luego un avión estadounidense cerca de las Azores y otro en las cercanías de las islas de San Pedro y San Pablo.

CIENTÍFICOS NAZI EN ARGENTINA (ver su historia en el cuadro de arriba)
bergiustankmengele
Friedrich Bergius
Premio Nobel de Química en 1930. Obtenía petróleo a partir de la hidrogenación del carbón
Kurt Tank
Constructor de aviones a reacción. Experimentó con el PULQUI II. Un fracaso nacional.
Joseph Mengele
Médico famoso por sus crueles experiencias con los prisiones de los campos de concentración.
RichterVaernet Karl
Ronald Richter
Aseguró controlar el método de la fusión nuclear y todos sus experiencias fracasaron.
Karl P. Vaernet
Famoso por sus castraciones masivas de homosexuales a los efectos de cambiar su naturaleza. Fracaso total

Una vez terminada la contienda mundial , los servicios secretos de los países vencedores se disputaron palmo a palmo las fábricas del III Reich y a los hombres que habían trabajado en ellas. Estos eran trasladados a Inglaterra y sometidos a extensos interrogatorios para posteriormente ofrecerles trabajo en sus respectivos países.

Los soviéticos fueron muy activos en la búsqueda; a bordo del inconcluso portaaviones GrafZeppelin trasladaron fábricas enteras y modelos terminados hacia la URSS. En realidad ella era la nación más retrasada entre los vencedores y no tenía mucho tiempo que perder. Los resultados pronto estuvieron a la vista: al comenzar la guerra en 1941 sólo fabricaban aviones mediocres, en 1948 ya eran vanguardia en materia aeronáutica, además pusieron un hombre en el espacio antes que los mismos americanos. El profesor Gunter Bock y el doctor Goettrup fueron, tal vez, los mejores científicos alemanes con los que pudo contar la URSS.

Los EE.UU. eran un país más atractivo que la URSS y con mayores disponibilidades económicas. De esta manera pudo contar con la colaboración de importantísimos científicos, entre los que se destaca el famoso Werner von Braun y su equipo de la isla Peenemunde, quien se convirtió sin dudas en el padre del proyecto espacial americano.

Von Braun

Werner von Braun

Gran Bretaña y Francia también pudieron contar con los servicios de los técnicos alemanes; esta última nación se vio favorecida asimismo por haberle quedado algunas fábricas en su territorio.

Durante su primer gobierno Perón reserva un capítulo muy especial para el desarrollo aeronáutico en el Primer Plan Quinquenal de Gobierno.

Con parte de la inconvertible deuda británica, el gobierno justicialista dota a la nueva Fuerza Aérea Argentina con un poderoso parque aéreo compuesto por 100 cazas a reacción dosier Meteor, 36 bombarderos estratégicos Avro ¡Incoln y una gran cantidad de aeronaves de entrenamiento, transporte y turismo. También promueve la creación, a través de la Secretaría de Aeronáutica, de líneas aéreas comerciales de capital mixto para establecer nuevas rutas de cabotaje a distintos puntos del país.

Si bien desde hacía muchos años existía en la provincia de Córdoba la Fábrica Militar de Aviones (FMA), ésta no contaba con muchos especialistas y durante la guerra había tenido que suspender la construcción bajo licencia del primer modelo totalmente metálico, el caza americano Curtiss Hawk 750 por falta de insumos.

En esos momentos en la FMA se estaba construyendo un entrenador de madera, el IAe-22 DL, con motor de fabricación nacional IAe-16 «El Gaucho» de 9 cilindros radiales y 450 CV de potencia. En otra etapa de desarrollo se encontraba el bimotor de ataque, también de madera, IAe-24 «Calquín».

Con este panorama, la Secretaría de Aeronáutica promueve la creación del Instituto Aerotécnico, con la finalidad de «diseñarlos aviones que el País necesite» y que «con la menor cantidad de aviones, se logre un máximo de propósitos». En sus estatutos fundacionales, el IA reglamenta claramente la contratación de técnicos extranjeros y la especialización de los argentinos fuera del país.

El primer ingeniero aeronáutico llegado a la Argentina fue el francés Emile Dewoitine, Nacido en Crépy en 1897, llegó a poseer una fábrica propia (Avions Dewoitine) en la que llegó a producir aviones de combate y transporte. En la Argentina era conocido, ya que en la década de los treinta nuestra Fábrica Militar de Aviones le había adquirido una licencia para fabricar el caza Dewoitine D-21.

Luego de la invasión alemana a Francia, Emile Dewoitine trabajó para el gobierno de Vichy. Esta determinación trajo como consecuencia que el general De Gaulle, cuando pisó su patria lugo de Normandía, prometiera fusilarlo.

Dewoitine emigró a España, y allí tomó contacto con un viejo amigo argentino, el ingeniero Taravella, a quien conocía desde los tiempos de la adquisición de la licencia. Fue a través del mismo Taravella que el gobierno argentino le ofreció la posibilidad de construir un caza a reacción.

Dewoitine aceptó el ofrecimiento y concretó junto a técnicos argentinos el avión IAe-27 Pulqui en 1947, que equipado con una turbina Rolls Royce «Derwent», convirtió al país en el octavo del mundo en tener un jet propio y el sexto en ese momento (Alemania y Japón tenían prohibición de fabricar aviones). El ingeniero francés trabajó para un ambicioso proyecto hasta la llegada de los técnicos alemanes, quienes traían consigo un proyecto muy superior.

Kurt Tank abre el camino al contingente alemán

A fines de 1946, el gobierno argentino es informado de que existe interés por parte de algunos científicos alemanes de viajar a la Argentina, país que poseía una interesante fábrica de aviones. De inmediato, las autoridades de aeronáutica crean una red de agentes secretos en Europa con la finalidad de sacar a técnicos y científicos que quisieran trabajar en nuestro país.

El primero en recibir y aceptar el ofrecimiento argentino fue el profesor Kurt Tank, quien cansado de soportar a los agentes aliados y rechazar propuestas, logra huir a Dinamarca, no sin antes superar peligrosos contratiempos. En el país nórdico, Tank y otros dos colegas son entregados al cónsul Muret, quien les otorga pasaportes argentinos con nombres supuestos.

Kurt Tank era un excelente director de equipo y piloto de pruebas. Había dirigido durante la guerra la famosa fábrica de aviones Focke Wulf de Breraen, siendo sus productos más destacados el famoso caza FW-190, uno de los pilares del arma de caza alemana, el cuatrimotor Fw-200 Cóndor, teniendo al concluir la guerra el desarrollo del caza jet  con alas en flecha, el Focke Wulf TA 183.

A pocos días de haber llegado a Buenos Aires Tank se reúne con Perón, a quien le entrega un memorándum con los requerimientos que a su juicio necesitábala Argentina en materia de aeronáutica y en particular la FMA. El ingeniero alemán propuso a Perón la construcción de cuatro tipos de aeronaves, un caza a reacción, un entrenador primario, un avión de reconocimiento y un bombardero para la Fuerza Aérea. Además, ante la observación de la geografía argentina y el auge de la aviación comercial, recomendó la construcción de un avión jet de pasajeros.

La concreción más espectacular de este equipo, que incorporaba a los técnicos y obreros argentinos, fue sin duda el caza a reacción con alas en flecha IAe-33 Pulqui II, que colocó a la Argentina en una vanguardia tecnológica que entonces sólo poseían los EE.UU., la URSS y Suecia, aventajando a países como Inglaterra y Francia.

En forma independiente al grupo Tank, llegó al país en 1948 el doctor Reimar Horten, quien, escapando por Suiza, pasó a Italia y allí tomó contacto con autoridades argentinas y viajó a nuestro país con un pasaporte del Vaticano en una aerolínea estatal. Al terminar la guerra, Horten desarrollaba en su fábrica de Gottingen un caza birreactor, el Gotha Ho-222, de revolucionario diseño, ala volante sin cola.

Argentina atómica

Otra figura relevante fue sin dudas el físico nuclear austríaco Ronald Ritcher —famoso por la planta nuclear de la isla Huemul— que trabajó en campos de la ciencia donde el país estaba rezagado. Ritcher fue recomendado a Perón por el mismo Kurt Tank.

Ellos se habían conocido en 1946 en Londres, en las épocas en que los responsables del desarrollo tecnológico alemán eran sometidos a intensos interrogatorios. En aquella oportunidad habían conversado de la factibilidad de realizar un avión a propulsión nuclear. Fue en la Argentina que ambos comprobaron la inviabilidad técnica del proyecto por tener que aislar al reactor con gruesas y pesadas paredes de plomo.

Ritcher comenzó sus tareas en un hangar de la FMA, pero debido a lo riesgoso de sus experimentos solicitó a las autoridades mudar su lugar de trabajo. Luego de recorrer por aire todo el país, eligió para montar su laboratorio la pequeña isla Huemul, frente a la ciudad de Bariloche. En ese lugar, y con un abultado presupuesto, comienza a investigar en campos vírgenes en materia nuclear con la finalidad de obtener energía eléctrica a bajo costo y un motor nuclear para ser utilizado en submarinos.

El 24 de marzo de 1951, el presidente Perón llama a conferencia de prensa en la Casa Rosada y anuncia; «El 16 de marzo de 1951, en la Planta Piloto de Energía Atómica en la isla Huemul, de San Carlos de Bariloche, se llevaron a cabo reacciones termonucleares bajo condiciones de control en escala técnica».

Robald Rirchet

La noticia corrió como un reguero de pólvora por el mundo entero. ¡Un país sudamericano había llegado a la fusión nuclear! Pero tiempo después, se descubrió que Ronald Ritcher había realizado sus conclusiones erróneamente a partir de una lectura defectuosa de un aparato de medición. De cualquier manera, la famosa isla Huemul se convirtió en un símbolo lleno de misterios, millones invertidos y sin dudas un importante envión del desarrollo nuclear argentino futuro.

Perón jamás perdonaría a Ritcher el papelón mundial que pasó con aquella declaración. Ritcher ocupó el lugar que debería haber correspondido al premio Nobel de Física Werner Heisemberg, quien luego de haber aceptado la invitación de las autoridades argentinas finalmente nunca llegó al país.

Puede leer mas sobre estas historia en el cuadro superior en flash

Fuente Consultada:
Los Científicos NAZI en la Argentina Carlos De Nápoli
Revista Mensual Todo Es Historia N°334 Año 1995 Nota de Ricardo Burzaco

Peores Dictadores de la Historia Crueles Lideres Genocidas

Peores Dictadores de la Historia Crueles Líderes Políticos Tiranos Genocidas

menu

TEMAS TRATADOS:

1-Biografia de Adol Hitler
2-Biografia de Josef Stalin
3-Biografia de Pol Pot
4-Los Jóvenes Turcos
5-Junta Militar Agentina

Un dictador es un político cuya mente, enferma de poder, va por un solo carril, y cuyo deseo consiste en imponer su voluntad y sus valores a todos los ciudadanos y eliminar a quienes no los aceptan. La búsqueda y la conservación del poder se convierten en el único objetivo de su existencia.

¿Cuáles serían los rasgos de la personalidad de los dictadores que contribuyen al desarrollo de esas características?. Freud explica que las causas de la desintegración de la personalidad deben buscarse en la infancia y que, en algunos casos, la frustración se origina en experiencias prenatales. La neurosis o la psicosis pueden originarse en una infancia desgraciada. La infancia y la adolescencia son etapas cruciales en el proceso de formación de un psicópata o un sociópata, algunas de cuyas características aparecen en la mayoría de los dictadores.

Un rasgo distintivo de la vida de los gobernantes autoritarios es, justamente, que han tenido una infancia y una adolescencia con grandes carencias, no sólo en el aspecto material sino también en el familiar. Hitler, Mussolini y Stalin tuvieron un pasado desgraciado, una madre abnegada y un padre al que detestaban. La rebeldía juvenil los llevó a tener problemas con las autoridades, que generaron en ellos un fuerte resentimiento. Sin afecto, inseguros, humillados en la etapa adolescente, incapaces de mantener relaciones sexuales satisfactorias, los dictadores buscaron compensar su baja autoestima mediante el uso y el abuso del poder.

Por supuesto, sería absurdo suponer que todos los niños desgraciados serán más adelante dictadores, delincuentes juveniles o psicópatas. Sin embargo, en estos casos la semilla del futuro se plantó en un terreno fértil y aguardó el momento en que la inteligencia y la capacidad de los hombres en cuestión propiciaran su germinación. Más adelante, las cizañas invadieron el sembradío.

Es posible encontrar explicaciones en el plano físico y el psicoanalítico? Stalin tenía la cara picada de viruela y era algo deforme. Mussolini estaba obsesionado con ofrecer una imagen de macho. Hitler tenía una personalidad muy femenina. Se cree que Mussolini y Hitler tuvieron sífilis, aunque no se sabe con certeza. El médico del Führer dijo que en 1942 su paciente padeció una encefalitis que se contagió en Vinnitsa.

El tratamiento al que fue sometido le originó una dependencia de las anfetaminas. Es probable que en los últimos años de la vida de Mussolini su equilibrio mental haya sido afectado por problemas de salud. La mala salud física, como hemos visto, puede ser un elemento importante en el desarrollo de las enfermedades mentales.

La conducta despiadada del dictador turco Kemal Atatürk tiene su origen en el hecho de que sufría de psicosis de Korsakoff, un trastorno cerebral por deficiencia de tiamina que puede atribuirse al alcoholismo y cuyos síntomas son la pérdida de memoria y la tendencia a la fabulación. En ciertos casos, los problemas de salud han sido un factor que incidió en la mente de los dictadores, pero en sí no son motivo suficiente para dar origen a personalidades tan perturbadas.

Así, la clave para comprender a esos tiranos se encuentra en el desarrollo de sus tendencias, en cómo las circunstancias les permitieron abusar del poder y perder la perspectiva. Para ellos, el poder se transformó en una obsesión que estaba por encima de todo lo demás y les ofrecía la oportunidad de dar rienda suelta a la expresión de viejos resentimientos, satisfacer ambiciones personales y liberar impulsos inconscientes. De este modo, los intereses privados se convirtieron en asuntos públicos.

Los resentimientos personales se mostraban como una ideología pensada para perseguir el bienestar del pueblo, y difundida con gran habilidad para ganar la voluntad pública y el entusiasmo por la política instrumentada. Uno de los aspectos más fascinantes de la psicología de masas es que millones de hombres y mujeres comunes hayan sido embaucados al punto que se comprometieron con una causa no sólo privada sino también descabellada.

Para reforzar su imagen, los dictadores necesitaban hacerla aparecer más imponente de lo que era, entonces buscaban la adulación pública, organizaban ceremonias grandilocuentes y fomentaban la construcción de magníficos monumentos.

Además, necesitaban acabar con la oposición, fuera esta real o imaginaria. Pero en medio de todas las cortes de sicofantes y la adulación ilimitada, los dictadores estuvieron siempre aislados de la realidad y conservaron su personalidad trastornada, de modo que dentro del autoengaño en que vivían tomaron decisiones que quizás, en última instancia, bien pueden haber sido suicidas o autodestructivas. Stalin, por ejemplo, falleció en su propia cama, pero, como ocurrió con Tiberio, quizás haya recibido un empujoncito para pasar al más allá.

Hitler se suicidó en el bunker de Berlín. Mussolini fue ejecutado por partisanos italianos. Ceausescu y su esposa fueron enjuiciados y fusilados. Quizá todos ellos no hayan estado locos, pero su personalidad era tan anormal que se tornó peligrosa.

Fuente Consultada: La Locura en el Poder de Vivian Green

Mengele Los Experimentos Medicos en los Campos NAZI Gemelos y Enanos

Mengele, Los Experimentos Médicos con Gemelos y Enanos en Campos Nazi

Doctor Mengele Experimentos en Campos de ConcentracionJosef Rudolf Mengele conocido como “El ángel de la muerte”, (Günzburg, Baviera; 16 de marzo de 1911 — Bertioga, Brasil; 7 de febrero de 1979) fue un médico y criminal de guerra nazi, especialmente conocido por sus experimentos con seres humanos en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz, que ocasionaban la muerte de éstos en la mayoría de los casos.

El nombre de Josef Mengele ha llegado a encapsular el horror del Holocausto en el cual las máquinas nazis de la destrucción trituraron a seis millones de judíos y eliminaron una cantidad incontable de días de otros seres humanos.

Antes de que se supiera de su muerte, Simon Wiesenthal, cazador de criminales de guerra, había dicho: «Es el último de los genocidas de las fábricas de muerte de Hitler y Himmler.»

Cuando el cadáver fue desenterrado, las recompensas por Mengele habían ascendido hasta los tres y cuatro millones de dólares.

Tiranos Salvajes de la Historia Lideres Politicos Enfermos de Poder

El antisemitismo no era un fenómeno exclusivamente alemán, ideado por Hitler.

La idea de la superioridad racial ya había sido defendida por los ingleses para justificar la dominación de pueblos africanos y asiáticos.

Sin embargo, el odio racista nunca antes se había llevado a la práctica de manera tan sistemática y brutal.

El exterminio del pueblo judío fue planeado por estado hitleriano.

La eliminación de los judíos era parte de la ideología nacionalsocialista y se sustentaba en el supuesto de que entre los hombres existen razas superiores inferiores.

La persecución de los judíos pasó por una serie de fases: en 1933 se inició una campaña de boicot contra los negocios judíos, en 1935 se promulgaron las Leyes de Nuremberg, por las cuales fueron excluidos de la ciudadanía alemana, y en 1938 se obligó a los judíos a llevar un distintivo mientras se hacían más frecuentes los «progroms».

En uno de los peores momentos de Alemania, por allá en 1933, cuando había casi 6.000.000 de desocupados Hitler llegó al poder, siendo nombrado canciller del Reich.

Entre sus primeras medidas, luego de abolir el parlamento, promulga las llamadas «Leyes de Nuremberg», para la protección de sangre y el honor alemán.

De esta manera los judíos alemanes pasaron a ser ciudadanos de segunda, y como tal fueron perseguidos para deportarlos luego a los campos de concentración.

En 1942, en la Conferencia de Wannsee, se decretó la Solución Final Judía, comenzando el exterminio organizado y sistematizado de todos los judíos que se hallasen en los territorios ocupados, cuyo numero se estimaba en 11.000.000.

Heinrich Himmler, fue el encargado por el Führer de llevar a cabo dicha Solución Final, y las matanzas en masa comenzaron en el campo Belzec y Auschwitz, y para la ejecución del proyecto se usaron cámaras de gas (Zyklon B) y enormes hornos crematorios.

Los «elegidos» llegaban por tren, viajando varios días desde lejanos territorios, confinados de a cientos en vagones, donde apenas podían moverse, y un parte llegaban muertos por el calor, el estrés o la angustia. Ni bien descendían, eran clasificados según su genero, edad y estado de salud.

Los más débiles, ancianos , niños y mujeres eran engañados y conducidos a las cámaras de gas, previo despojo de sus ropas, alianzas y hasta sus cabellos. Los restantes eran usados para trabajos forzados durante varias horas al día y con una ración mínima (calculada) de comida para que sobrevivan pocos meses.

En el hospital de Barraca (Edificio 10) de Auschwitz, los médicos dirigidos porJosef Mengele, llevaron a cabo todo tipo de siniestros y crueles experimentos médicos.

Por ejemplo en  Dachau, los médicos de la Fuerza Aérea alemana y de la Institución experimental alemana para la aviación realizaron experimentos sobre altitudes elevadas, utilizando cámaras de baja presión, para determinar la altitud máxima desde la cual la tripulación de un avión dañado podría lanzarse en paracaídas con seguridad.

Los científicos realizaron experimentos sobre la congelación en los que utilizaban a los prisioneros para encontrar un tratamiento efectivo contra la hipotermia. También utilizaban a los prisioneros para probar varios métodos de potabilización del agua de mar.

Otros experimentos estaba dirigida al desarrollo y comprobación de productos farmacéuticos y de métodos de tratamiento para las lesiones y enfermedades a las que el personal militar alemán y el personal de ocupación estaban expuestos en los campos.

En el campo de Ravensbrueck se realizaron experimentos con injertos óseos y experimentos para probar la eficacia de las drogas sulfa de nuevo desarrollo (sulfanilamida).

Los más infames  experimentos eran los de Josef Mengele en Auschwitz.

Mengele llevó a cabo experimentos médicos con gemelos. También dirigió experimentos serológicos con romaníes (gitanos),  para determinar cómo las diversas «razas» soportaban las diferentes enfermedades contagiosas.

———– 0000 ———–

LOS EXPERIMENTOS MEDICOS

mengele experimentos nazis

Mengele en Austchwitz: Ciencia al servicio del odio: Como médico, Mengele recibía a los recién llegados a Auschwitz cuando bajaban de los trenes.

Con un gesto del pulgar, un movimiento de su bastón de mando, una sonrisa en el rostro o palabras amables en los labios, dictó la ejecución inmediata en las cámaras de gas de unas doscientas o cuatrocientas mil personas.

La lista de cargos en su contra incluye muertes por disparos, golpes e inyecciones químicas aplicadas por su propia mano, que mataron a unos doce individuos.

Algunos sobrevivieron a los enfrentamientos con él a costa de un cuerpo mutilado e imborrables recuerdos de torturas disfrazadas de experimentos médicos.

Era hombre de cierto ingenio y humor negro. «Llegan aquí siendo judíos —decía , y se van convertidos en humo por la chimenea.», para algunos  «Era un tipo agradable —insiste un antiguo colaborador de Auschwitz—. Tenía horizontes muy amplios; era una persona muy interesante.» Un interno lo calificó, textualmente, de «bella persona». Otro dijo que era «bondadoso». Algunos prisioneros gitanos corrían a saludarlo llamándolo Vater, Vüterchen y Onkel (padre, papi, tío).

Inmaculadamente uniformado con su prístina camisa azul, esparciendo fragancia de jabón perfumado, el «encantador» Josef Mengele inspeccionaba las filas de pobres prisioneros, sucios, con la cabeza afeitada, medio muertos de hambre, y señalaba a algunos para que murieran.

Mengele presentaba un humor variable que desafía cualquier interpretación. Magda Bass, una rumana de diecisiete años, bajó del tren a trompicones en Auschwitz el 6 de junio de 1944, el día en que los Aliados vadearon hasta las costas de Normandía. Por la importancia que allí tenía, los soldados podían haber desembarcado en la luna. Mientras ella y su madre trataban de comprender las ásperas órdenes guturales que surgían de los megáfonos, «alguien me cogió del brazo.

Ví que era un oficial. Con voz suave, preguntó: “Ustedes son hermanas?”No —respondió mi madre—, soy su madre”».

Ese breve encuentro hizo que Magda Bass y su madre no fueran incluidas en la columna de exterminio que iba hacia las cámaras de gas. Más adelante sentiría la punzada de los experimentos de Mengele, y por fin llegó el momento en que «vi reír a Mengele. Estaban forzando a varios grupos de prisioneros a arrodillarse en filas en el suelo, con las manos sobre la cabeza.

Es muy difícil mantener esa posición durante cierto tiempo. Los guardias tenían grandes perros pastores alemanes adiestrados. Ante una palmada, un chasquido de dedos o el grito de “Judío!”, corrían entre las filas de personas arrancando trozos de carne a hombres y mujeres, y haciéndolos pedazos. Mengele reía.

Mengele era el hijo mayor privilegiado de una familia adinerada, cuyos miembros mantenían muy buenas relaciones entre sí. Además de su certificado de médico, tenía el título de doctor en filosofía. Amaba la música, y el garbo musical descrito por Grete Salus le surgía naturalmente. Había leído mucho y admiraba a Dante. La curiosidad intelectual que le hacía tan buen conversador entre sus colegas le impulsó hacia la investigación médica. Los internos de Auschwitz le temían tanto por su poder sobre la vida y la muerte como por sus investigaciones.

El interés de Mengele en el genotipo humano rubio de ojos azules es curioso, pues ni él ni sus superiores respondían a esa descripción. Mengele estaba fascinado por los ojos azules, y se decía que tenía una colección de ellos en las paredes de su oficina, similar a una colección de mariposas. Constantemente trataba de cambiar el color de los ojos de los niños.

¿Por qué podría alguien querer cambiar el color de los ojos? ¿Qué hacía tan especial a los ojos azules? Mengele intentaba responder mediante sus experimentos eugenésicos, ¿Por qué la “raza superior aria” presentaba más cantidad de personas con ojos azules, que con ojos de otros colores característicos de las razas inferiores? Para resolver el intrincado rompecabezas genético Mengele tendría un poder de decisión absoluto: podía hacer lo que quisiera.

Las investigaciones de Mengele tenían un fin claramente demarcado: lograr la absoluta perfección de la raza aria y asegurar su reproducción. Es por ello que intentaba descifrar los secretos de los nacimientos múltiples. Cuando se sabía que tocaba el turno de las rondas de Mengele, la tensión invadía por igual a prisioneros, guardias y doctores de la SS. Todo el mundo se aterrorizaba cuando comenzaba a revisar a los recién llegados, en su frenética búsqueda de gemelos.

«Llevaba a cabo sus experimentos como un aficionado loco», expresa, desdeñosa, la doctora Olga Lengyel. «Pasaba horas enteras inclinado sobre sus microscopios, mientras el aire, afuera, hedía por el denso olor a carne quemada que surgía de las chimeneas de los crematorios», recuerda el doctor Miklos Nyszli, patólogo húngaro, prisionero y colaborador de Mengele

Cuando él llegaba con su terrible voz, los guardias nazis se aterrorizaban, y eso aterrorizaba aún más a los judíos. Mengele siempre se presentaba con su uniforme impecable y sus botas de cuero perfectamente lustradas, muy elegante, como un caballero refinado y aristocrático, caminando como si fuera dueño del universo, absolutamente4 seguro de sí mismo, mirando a los ojos a cada uno de los recién llegados.

El Fantasma: Mengele dejó su uniforme de oficial de la SS, y vistió el de oficial de la Wehrmatch (ejército alemán) y se dirigió a una unidad hospital que iba hacia el sur. Cuando finalmente, en mayo de 1945 Alemania capituló, Mengele terminó en dos campos de prisioneros de los aliados, ignorado por sus captores.

Ello se debió a que él había pasado por alto muchos de los trámites necesarios para ser parte de las SS. Esos trámites, capturados por los oficiales aliados de Estados Unidos, eran utilizados para determinar qué sujeto era arrestado en forma automática. No hay documento que explique por qué Mengele carecía del tatuaje obligatorio de oficial de las SS, que se hacía en la parte interior del brazo izquierdo, dos pulgadas por debajo de la axila.

GEMELOS Y ENANOS:
Relato tomado del libro de Gerald Astor: «Mengele, el último nazi».

Erne Spiegel, quien, a los veintinueve años, fue el mayor de los gemelos que sirvieron de sujetos al médico, vio una bañera llena de un fluido desconocido. En ella ponía Mengele cadáveres de enanos judíos, mongoloides y gemelos, «para que la carne se desprendiera, permitiéndole ver los esqueletos».

El exotismo físico incentivaba especialmente al intrépido investigador genético, decidido a demostrar la superioridad de una raza sobre otra. Por eso Mengele se concentraba en los enanos y en otras anomalías genéticas. Esa concentración llevó a una experiencia particularmente horrible para Miklos Nyiszli. Cierto día de 1944, Mengele recibió un transporte que venía del gueto polaco de Lodz, creado en 1939 y último en ser liquidado.

Tras cinco años de opresión y privaciones, quienes llegaron a Auschwitz estaban ya en actitud de musulmanes o acercándose a ella. Nyiszli calcula que el noventa y cinco por ciento fue inmediatamente a la cámara de gas.

enanos experimentos nazi

Pero mientras Mengele efectuaba su selección, dio con un padre y su hijo: el padre, de unos cincuenta años, parecía jorobado; el vastago, de quince, presentaba, al parecer, una deformación en el pie derecho. Mengele los separó de la fila y los hombres de las SS los llevaron a Nyiszli.

El patólogo recibió instrucciones de efectuar un examen completo. Descubrió que el padre, vendedor mayorista de telas, había viajado extensamente, llevando consigo a su hijo para consultar con especialistas sobre el tratamiento de la pierna deformada. Una hábil operación quirúrgica y un zapato especial permitían que el muchacho caminara sin cojear. La espalda doblada del padre no era un defecto congénito, sino el resultado de una infección por raquitismo.

Nyiszli les dio de comer, sabiendo que estaban condenados. De hecho, un sargento de las SS, llamado Mussfeld, los retiró de su custodia apenas terminado el examen y se los llevó a un cuarto de calderas, desde donde se oyeron dos tiros de pistola. Convocado Nyiszli, halló los cadáveres en el suelo de cemento, chorreando sangre por las dos heridas del cuello.

El patólogo se vio obligado a realizar la autopsia en los cadáveres aún calientes. «La disección no reveló más de lo que yo ya había deducido», dice. Pero Mengele quería esos cadáveres como nueva muestra de la degeneración física entre los judíos, aunque las deformidades no tenían raíces genéticas. En su prisa por enviar los especímenes a Berlín-Dahlem, Mengele rechazó el método habitual de preparar los esqueletos y ordenó a Nyiszli que utilizara el más rápido: hervir los cadáveres en agua hasta que la carne se desprendiera con facilidad.

El sargento Mussfeld consiguió unos barreños grandes y, bajo la dirección de Nyiszli, metió en ellos los cadáveres y encendió fuego debajo. Tras unas cinco horas apagaron las fogatas y se dejó que los restos se enfriaran. Nyiszli estaba ocupado en otra cosa cuando uno de sus colaboradores corrió a decirle: «Apresúrese, doctor, que los polacos se están comiendo la carne de los barreños.»

Un grupo de albañiles polacos que estaba trabajando en el patio acababa de terminar su tarea. En busca de comida, habían dado con los barreños aún hirvientes y supusieron que un grupo de Sonderkommando les había conseguido alguna carne preciosa. Cuando Nyiszli les dijo la verdad del asunto, los polacos quedaron «descompuestos, horripilados, paralizados».

Uno de los pocos documentos existentes que cubren el período pasado por Mengele en Auschwitz es un documento que él firmó y que tenía que acompañar la cabeza de un gitano de doce años. En varias ocasiones se retiró la cabeza de un paciente enfermo de noma para su envío al Instituto Kaiser Wilhelm.

El campamento de los gitanos proporcionaba a Mengele, no sólo sus heterocromos, sino otro artículo favorito: enanos. Quedó extasiado al descubrir una familia de diez miembros que incluía a siete enanos. «Ahora tengo veinte años de material para estudiar», fue su exclamación, citada con frecuencia.

Sarah Nomberg-Przytyk estaba en la enfermería cuando Mengele fue a echar una mirada más minuciosa a esos diminutos seres que habían logrado llevar consigo sus sillas pequeñas y una mesa. Las mujeres se habían empolvado en honor al visitante. Nomberg-Przytyk recuerda que alabaron efusivamente al hombre, a quien consideraban su benefactor. «Qué hermoso es, qué amable. Suerte la nuestra de tenerlo como protector. Qué bondad la suya, venir a ver si nos hace falta algo.»

Todos se pusieron firmes cuando Mengele entró con su cortejo. Una de las enanas se adelantó un paso y se arrodilló para abrazarse a sus relucientes botas. «Usted es tan bueno, tan encantador… Dios debería recompensarlo.»

Mengele sacudió la bota, arrojándola al suelo, y se dirigió a la madre de varios enanos, que era de tamaño normal. «Dígame cómo vivía con su pigmeo.» La anciana se ruborizó, pero cuando se le ordenó hablar, sólo mencionó la carrera de su esposo en el circo.

«No me hable de eso; quiero saber cómo dormía con él.» Nomberg-Przytyk dice que a Mengele «se le estaba haciendo la boca agua».

Al serle negados los detalles íntimos, Mengele abandonó el sitio de mal humor. Pocos días después se llevó a un niño de tres años, hijo de una enana, a su sala de exámenes. Al caer la noche, el niño estaba muerto. Uno de los enanos, engañado por los guardias, se deslizó entre los alambres que separaban los distintos sectores. Un soldado de las SS lo mató de un disparo. El médico no aceptaba una negativa; de un modo u otro, obtuvo su satisfacción.

Los enanos supervivientes sufrieron el dolor y las humillaciones de las pruebas de Mengele. Los dentistas les arrancaron dientes sanos, los ayudantes les extrajeron sangre semanalmente. Invadieron los vientres de las mujeres de medicamentos, exponiendo sus cuerpos a repetidas sesiones de rayos X. Como insulto final y muestra de degradación, se los obligó a hacer su número desnudos ante un público formado por el personal de las SS.

Olga Lengyel resume así la actitud de Mengele como científico: «Sus experimentos se llevaban a cabo de una manera anormal. Cuando hacía transfusiones de sangre, usaba a propósito tipos sanguíneos no correspondientes. Hacía lo que se le antojaba y efectuaba sus experimentos como un vulgar aficionado. Inyectaba sustancias y no prestaba atención a los resultados. No era un sabio: la suya era la manía de un coleccionista.» Un rasgo alemán tradicional, salido de su cauce.

El laico Berkowitz se hace eco de esa apreciación: «Mengele tenía un zoológico, un zoológico privado. El cincuenta por ciento de los sujetos servían para hacer verdaderos estudios sobre las propiedades físicas de los seres humanos, para la genética, el efecto de los productos químicos y farmacéuticos, para ensayar procedimientos quirúrgicos y modos de tratar con la gente bajo determinadas condiciones. Pero el otro cincuenta por ciento era para proporcionar víctimas y asesinarlas.»

Para su subordinado Nyiszli, Mengele parecía ser un devoto de su «trabajo», aunque también él lo clasificaba como «pseudociencia». Recordaba que el doctor de las SS lo regañó por manchar la cubierta de un informe. «¿Cómo puede ser tan descuidado con estos archivos que he reunido con tanto amor?»

Nyiszli describe a Mengele como «obsesionado por la creencia de que había sido elegido para descubrir la causa de los nacimientos múltiples, allí, entre aquellas paredes manchadas de sangre, donde permanecía sentado durante horas enteras, encorvado sobre sus microscopios».
Es una imagen que deja muchas puertas abiertas.

Mengele llega a Argentina: Por lo que se sabe, Mengele huyó de Auschwitz a finales de 1944, luego de los fuertes bombardeos sufridos por el campo de concentración y exterminio, regresando a a Gunzburg, donde su padre, Karl Mengele, lo protegió sin más trámite.

Dueño de una importante empresa fabricante de implementos agropecuarios, Karl Mengele arrendó o compró (no hay certeza al respecto) para su hijo Joseph una finca en las cercanías de la fábrica donde podía pasar desapercibido, hasta que en los avances de los juicios de Nuremberg su nombre se hizo popular. Este hecho hizo que el “Dr. Muerte” organizara su huida hacia Argentina, usando conexiones políticas y un pasaporte falso a nombre de Helmut Gregor, expedido por la Cruz Roja Internacional

Con permiso de desembarco en estricta regla, «el ángel de la muerte” arribó a Buenos Aires el 20 de junio de 1949. Cuando los inspectores de migraciones de la República Argentina revisaron la documentación notaron que el italiano Gregor, hijo de NN y de Berta Gregor, no hablaba el idioma materno,

Según los datos aportados, había nacido en el pueblo de Tarmano, Trento, Italia, el 6 de agosto de 1911, afirmaba ser soltero y técnico mecánico de oficio. Cuando el avispado funcionario de migraciones intentó separarlo del grupo sospechando que algo raro había en el italiano que sólo hablaba alemán, un enviado del SSCarlos Fuldner, funcionario del gobierno de Juan Domingo Perón, lo interrumpió y en menos de un minuto debió disculparse por importunarlo. A media tarde ya se encontraba cómodamente ubicado en lo que sería su primer domicilio transitorio, sito en la calle Arenales Nº 2460 de la localidad de Florida, provincia de Buenos Aires,

En Argentina se sentía seguro, gracias a una organización secreta conocida como ODESSA, encargada de otorgar salvoconductos a antiguos oficiales SS. La presencia de comunidades alemanas ofrecía confianza, y ciertas zonas de Argentina le recordaban las montañas de su Baviera nativa.

Mengele se sentía como en casa, en su residencia en la zona de Florida, en Buenos Aires, viviendo bajo el nombre de Helmut Gregor. Más tarde en la década del 50, consideró que la caza de criminales de guerra había terminado, y comenzó a decir su nombre. Incluso, habría llegado a obtener la nacionalidad argentina. Inició una compañía de implementos agrícolas con su verdadero nombre… Hasta figuró en la guía telefónica!

Su padre lo visitó y le informó que Irenna demandaba el divorcio, a lo que él accedió, ¿Qué otra cosa podría hacer? Era sólo una formalidad. Irenna tendría su libertad y él seguiría adelante con su vida en Argentina. Tiempo después su abogado le informó que el Gobierno alemán había mandado cartas al Gobierno argentino, solicitando la extradición de nazis. Mengele cayó en pánico.

Con la ayuda de ODESSA huyó al Paraguay, donde tramitó su ciudadanía. Bajo las leyes paraguayas ya no podía ser extraditado. En aquellos tiempos, este país era gobernado por el dictador Alfredo Stroessner, descendiente de alemanes y admirador de los nazis. Seguro, aunque intranquilo, Mengele se dejaba ver en las calles de Asunción.

El MOSSAD, servicio secreto israelí y creador intelectual del secuestro de famoso criminal de guerra Eichmann, estaba tras sus huellas. En aquellos días, era un hecho público que perseguían a otros jerarcas nazis, por lo que Mengele debió huir… el juicio de Eichmann hacía eco en sus oídos…

Eichmann fue sentenciado a la horca, y Mengele sintió también la soga en su cuello. Por ello, decidió viajar al Brasil, donde se ocultaría durante el resto de su vida, ya no como el Ángel de la Muerte, sino como un hombre atemorizado, solitario y fugitivo. Cuando llegó a Brasil en la década del ´60, su vida se disuelve.

Su muerte: Según afirmaciones en 1979 fue invitado a pasar un día de playa, a 30 millas de Sao Paulo.

Mengele se introdujo en el mar, hasta que el agua alcanzó sus rodillas. En ese momento desapareció. Sufrió un ataque cardíaco, cayó al agua y se ahogó. Cuando fue llevado a la playa, y a pesar de los esfuerzos, no pudo ser resucitados’.

Geza Bossert propietaria de la finca donde pasó sus últimos días, hizo los arreglos para que Mengele fuera enterrado en el cementerio de Ambu, bajo una lápida que lleva el nombre de Wálfgang Gérhard, y allí permaneció hasta su exhumación en 1985.

Fuente Consultada:
“Cientificos Nazi en Argentina” de Carlos Napoli
Mengele «El Ultimo Nazi» de Gerald Astor
www.avizora.com

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

PARA SABER MAS…

Mengele seleccionaba a los judíos entrantes al campo de concentración, para el trabajo o la exterminación en las cámaras de gas o los reserva para  pseudosexperimentos médicos residentes.

Les interesaba principalmente criaturas, jóvenes gemelos, enanos y si poseían alguna anormalidad genética mejor.

Cuenta también con el respaldo del Instituto Káiser Guillermo de Antropología, Eugenesia y Genética Humana en Dahlem en Berlín y le envía los especímenes y resultados al director del instituto, Dr Otmar Von Verschuer, su anterior supervisor en la Universidad de Salchicha Ahumada y un experto en la genética de gemelos.

Mengele investiga las formas para aumentar fertilidad humana. Trata de encontrar una causa genética para la enfermedad ‘cáncrum oris’ (una rara condición gangrenosa de la cara y boca), estudia anormalidades físicas y enfermedades contagiosas, transmite experimentos con heridas, y trata de cambiar el color de los ojos de residente usando con inyecciones de productos químicos directamente en el globo del ojo. Su interés principal eran los gemelos.

Aproximadamente 1.500 grupos de gemelos son coleccionados en Birkenau para la «investigación» , orientada para desarrollar una teoría de herencia y la relación «entre la enfermedad, tipos raciales, y cruce de razas» (el racial cruzamiento entre un mismo grupo de familia). Mengele espera descubrir la llave genética para crear una «raza maestra» aria.

Los gemelos son supeditados a exámenes clínicos, pruebas de sangre, expuestos a  rayos X, exámenes antropológicos y disección después  de la muerte producida por inyecciones letales de cloroformo en sus corazones.

Los experimentos de Mengele representan sólo unos cuantos de los aproximado 180 métodos transmitidos en humanos en más de 30 «laboratorios» desperdigados por el Tercer Reich.

Experimentos de Congelación: Para investigar la manera más efectiva de tratar a personas que habían sido gravemente enfriadas o congeladas. Las víctimas se vieron forzadas a quedarse en un tanque de agua helada por hasta 3 horas.

Las numerosas víctimas murieron en el curso de estos experimentos, pero aquellos sobrevivientes que habían sido gravemente enfriados, fueron recalentadores  rápidamente por  manera diversas. En otra serie de experimentos, las víctimas fueron al aire libre desnudos mantenidos durante muchas horas con temperaturas bajo cero. Las víctimas gritaban del dolor cuando sus cuerpos se iban congelando.

Experimentos con agua salada: Para estudiar métodos diversos de hacer agua salada bebible. Las víctimas fueron privadas de toda comida y sólo le suministraron agua salada. Tales experimentos causaban mucho dolor y sufrimiento , dando  como resultado una lesión corporal muy grave para las víctimas.

Experimentos con  Malaria: Para investigar inmunización y tratamiento de malaria. Las víctimas eran infectadas por mosquitos o por inyecciones de extractos de las glándulas mucosas de mosquitos.

Después de tener malaria clas víctimas fuera tratadas con drogas diversas para probar su eficacia relativa. La gran mayoría de los «estudiados»  murieron y los otros sufrieron dolores agudos y algún tipo de  incapacidad perpetua.

Experimento con el Gas Mostaza: Investigar el tratamiento más efectivo de heridas causadas por gas mostaza. Las heridas deliberadamente infligidas en las víctimas fueron contagiadas de gas mostaza. Las víctimas murieron como resultado de estos experimentos.

Experimentos con Sulfanilamida: Para investigar la efectividad de sulfanilamida. Las heridas deliberadamente infligidas en las víctimas fueron contagiadas con bacterias como estreptococo, gangrena gaseosa, y tétano.

La circulación de sangre fue interrumpida fuera de vasos sanguíneos a ambos extremos de la herida para crear una condición similar a la de una herida del campo de batalla. La infección fue agravada metiendo virutas de madera y cristal esmerilado a la fuerza en las heridas.

La infección fue tratada con sulfanilamida y otras drogas para determinar su efectividad. Muchas víctimas murieron como resultado de estos experimentos y el restos sufrió incapacidades de por vida.

Experimentos con Tifus: Para investigar la efectividad de tifus exantemático y otras vacunas. Las numerosas víctimas fueron deliberadamente contagiadas de virus de tifus exantemático para mantener vivo el virus.

Experimentos con Veneno: Para investigar el efecto de venenos diversos en seres humanos. Los venenos fueron administrados  en secreto a las víctimas en su comida.

Las víctimas murieron como resultado del veneno o muertas inmediatamente para analizar sus autopsias. Muchas víctimas recibieron un disparo con balas venenosas y sufrieron tortura y la muerte.

 

Biografia Nelson Mandela Vida Politica y Lucha Contra el Racismo

Biografia Nelson Mandela Vida y Su Lucha Politica Contra El Racismo

El 26 de abril de 1994, se celebran por primera vez en Sudáfrica elecciones libres para todos los ciudadanos, blancos y negros. De este modo, se pone fin al régimen racista blanco que desde la constitución del estado impuso el apartheid. Se abre una nueua era de conuiuencia entre los sudajricanos.

Con la elección, el 26 de abril de 1994, de Nelson Mándela como el primer presidente negro de la historia de Sudáfrica, el pueblo reconocía su larga y valiente lucha contra la segregación racial.

Nelson Mándela nació en el distrito de Umtata, en el Transkei, al este del país, el 18 de julio de 1918. Su nombre original era Rolihlahla y pertenecía a la familia real Xhosa.

Veintisiete años en prisión convirtieron a Nelson Mandela en el símbolo carismático de la lucha del pueblo negro por la abolición del apartheid.

Se perfiló como el constructor de una «nación arco iris» en el seno de la cual tanto blancos como personas de color vivirían en paz.

Nelson Mandela

Nació en Mvezo,Sudáfrica, 18 de julio de 1918 Johannesburgo. Fallece en Sudáfrica 5 de diciembre de 2013. Conocido en su país como Madiba, título honorífico otorgado por los ancianos del clan de Mandela

El racismo blanco: El apartheid es el término que designa la doctrina de segregación racial que impuso la minoría blanca en Sudáfrica.

Fue elaborada por el Partido Nacionalista de Sudáfrica que la aplicó como sistema oficial desde 1948, cuando alcanzó el poder.

Desde entonces la mayoría negra quedó excluida de los asuntos públicos en virtud de la llamada «política de desarrollo separado» aplicada por el gobierno sudafricano e inspirada en las teorías de la baaskap o jefatura, que defendían la supremacía blanca y la pureza racial.

El desafío de Mándela: En 1952, al iniciarse la campaña de desafío a las leyes injustas, Mándela se propuso unir a todos los grupos de raza negra. No obstante, la respuesta del régimen fue brutal y Mándela debió pasar a vivir en la clandestinidad, después de la matanza de Shaperville, en 1960.

Viajó al exterior para buscar apoyos para su causa. Al regresar meses más tarde, fue detenido y condenado a cinco años por rebelión y por salir del país sin permiso. Mándela ya no volvió a ser liberado y en un nuevo juicio se lo condenó a cadena perpetua.

BREVE BIOGRAFIA INTRODUCTORIA:

Ingresó al Congreso Nacional Africano en 1944, y en 1967 se convirtió en su dirigente.

En 1956 fue acusado de alta traición y absuelto en 1961. Fundador de la organización secreta Lanza de la Nación, llevó a cabo la lucha armada contra la minoría blanca.

En 1964 fue condenado a cadena perpetua, pero, a raíz de numerosas campañas internacionales que reclamaron su libertad, fue liberado en 1990, tras la llegada a la presidencia de Frederick de Klerk.

Elegido vicepresidente del Congreso Nacional Africano (ANC), emprendió una campaña a favor de la abolición del apartheid e inició negociaciones para acabar con las diferencias entre el grupo nacionalista zulú (INKATFÍA) y el ANC.

En 1991 fue elegido presidente del ANC y en 1993 firmó con De Klerk un acuerdo para celebrar las elecciones de 1994 con participación de los habitantes de raza negra. En dichas elecciones fue elegido presidente, y finalizó su mandato en 1999.

En 1993 le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz, compartido con De Kler: entre los 250 premios y reconocimientos internacionales.

Fue autor de No es fácil el camino hacia la libertad (1965).

Falleció en Sudáfrica 5 de diciembre de 2013

—————- 00000 —————-

BIOGRAFIA Y OBRA POLÍTICA DE MADELA

Nelson Mandela, nacido en 1913 en Mvezo, Transkei, pertenece a la familia real del pueblo tembu, proveniente de la etnia xhosa.

Su verdadero nombre es Rolihlahla Madiba Mandela. Su nombre de pila parecía predestinado, ya que Rolihlahla significa «promotor de disturbios«.

Tuvo una infancia feliz, escuchando a los ancianos relatar la historia de su pueblo, cuando éste era libre, antes de la llegada de los blancos. En ese entonces, la armonía y la paz reinaban entre los tembu.

En 1930, su padre falleció: el rey de los tembu se convirtió en su tutor y lo envió a un colegio metodista.

En 1938 ingresó en la universidad de Fort Hare, exclusivamente reservada a la élite negra. Para él fue el primer impacto cultural: apren­dió inglés y la historia de las civilizaciones occidentales.

Ahí conoció también a Oliver Tambo, futuro compañero de lucha.

En septiembre de 1941, Mandela participó en una huelga de estudiantes que protestaban contra los malos tratos infligidos a una empleada negra. Expulsados durante algunos días, todos los huelguistas se reintegraron a la universidad, salvo Nelson Mandela.

Además, en desacuerdo con su tutor que deseaba casarlo, huyó de Transkei y viajó a Johannesburgo.

Mandela descubrió las realidades de la opresión blanca cuando se instaló en el barrio negro de Alexandra: pobreza, cesantía y violencia eran pan de cada día en el township.

Se inscribió en la universidad de Witwatersrand y comenzó sus estudios de derecho.

Para financiarlos, se desempeñó en una serie de pequeños empleos y fue finalmente contratado por un bufete de abogados blancos. La integración fue difícil.

Estos años reforzaron su odio profundo respecto del apartheid: en adelante, Mandela pretendía luchar por la dignidad de la comunidad negra.

Uno de sus amigos, Walter Sisulu, lo hizo conocer el ANC, organización fundada en 1911 pero que seguía siendo elitista y carecía de un programa de acción. Adhirió a ella en 1944 y fundó junto con Tambo y Sisulu la Liga de la juventud, cuyo objetivo era reformar el ANC acercándolo a las masas.

En esa época, Mandela defendía los principios del nacionalismo africano y rechazaba cualquier alianza con los otros partidos antiapartheid. Convertido en secretario y juego en presidente de la Liga en 1950, se perfilaba como el hombre de la renovación.

En 1949, Mandela y sus camaradas impusieron sus puntos de vista al ANC.

Después de integrarse al comité de dirección, multiplicó las reuniones públicas en os guetos negros.

Movilizó las muchedumbres y su nombre empezó a circular cada vez más: se impuso a la cabeza del movimiento por los derechos civiles. Mandela pretendía presionar al gobierno con actos no violentos como el boicot y las huelgas. Organizó junto con otros dirigentes una campaña de desobediencia civil o 1952, lo que le valió una primera condena.

El mismo año se convirtió en viceresidente del ANC y estableció el «plan que apuntaba a democratizar el movimiento —principalmente por medio de la creación de congresos locales—, evitando al mismo tiempo medidas represivas.

En forma paralela creó junto con Tambo el primer bufete de abogados negros de Sudáfrica.

Trató entonces de ayudar en concreto a las víctimas de la segregación racial: pero ¿qué podía hacer frente a una justicia cómplice del poder blanco?

Su acción en favor de la paz prosiguió: suspendió la lucha armada del ANC e inició las negociaciones con De Klerk. Trabajando en conjunto, pusieron fin al apartheid y obtuvieron el premio Nobel de la paz en 1993.

Tres años después, Mandela se divorcié de su mujer Winnie, conocida por su discurso radical e implicada en un oscuro asunto criminal. Hombre de compromiso, supo defender ardientemente el principio «un hombre, una voz”. Modeló Sudáfrica a su imagen, humana y moderna.

En sus apariciones públicas, Mandela disfrutaba bromeando y bailando al son de las arias tradicionales, vistiendo una remera con los colores de África.

De esta manera, promovía el programa »Masakhana» (»Construyámonos los unos a los otros»), basado en la reconciliación y la confianza mutua entre las distintas comunidades.

Asimismo, inauguró grandes obras económicas y sociales para luchar contra las desigualdades. Mandela sigue siendo el principal garante de una Sudáfrica multirracial. Su retiro de la vida política en 1999 dejó un vacío inmenso: la etapa post-Mandela sigue siendo incierta.

Mandela Neslon presidente africano

El presidente del Congreso Nacional Africano, Nelson Mandela, retratado poco después de su liberación de la prisión de Robin Island en 1990.

Una nueva era en Sudáfrica: Las primeras elecciones multirraciales del 27 de abril de 1994 dieron la victoria al ANC (el Congreso nacional africano) con casi el 63% de los votos.

El 10 de mayo, el Parlamento designó a Nelson Mandela como el primer presidente negro de la historia sudafricana.

El nuevo jefe de Estado, de setenta y seis años, era un hombre de sonrisa traviesa y legendario buen humor.

Había recuperado la libertad tan sólo cuatro años antes, después de dieciocho años en el presidio de Robben Island y nueve años en Pollsmoor y Verster. A lo largo de toda su vida se presentó como un interlocutor ineludible en busca de una transición pacífica.

Mandela ya no era el líder de la comunidad negra, sino el que aunaba la nación sudafricana. Su tarea ya no era luchar contra un gobierno blanco racista, sino promover la reconciliación.

La nueva res­ponsabilidad que asumió no lo amilanó: el combate, cualquiera que fuese, le era familiar.

Los comicios de 1994 marcaron el nacimiento de la democracia en un país donde la injusticia, la violencia y la persecución racial habían dominado durante mucho tiempo.

Asimismo, significaron la culminación de la batalla heroica de un hombre contra el apartheid.

Mandela, líder durante toda su vida de la lucha por la igualdad racial y huésped durante 27 años de las prisiones estatales, ahora era un hombre de 75 años preparado para llevar a la práctica su idea de «una nueva Sudáfrica donde todos fueran iguales, donde todos los sudafricanos trabajaran juntos para conseguir la seguridad, la paz y la democracia de su país».

La histórica elección, que duró cuatro días, provocó colas kilométricas ante las urnas. Unos dieciséis millones de negros y nueve millones y medio de blancos, asiáticos y mestizos ejercieron su derecho al voto.

Tras el recuento devotos, Mandela había obtenido más del 60 por ciento, dejando muy atrás a su rival más próximo, el ex presidente F. W. De Klerk, el hombre que había empezado a abolir el apartheid cinco años antes.

Mandela y Sudáfrica habían recorrido un largo camino, pero décadas de abusos metódicos habían creado problemas de lenta y difícil solución.

La propia campaña electoral había sido violentamente interrumpida tanto por enfrentamientos entre blancos y negros. Milicias traficantes de terror, como el Movimiento de Resistencia Afrikaner, emplearon bombas y balas para apoyar una patria sólo de blancos.

El zulú Mangosuthu Buthelezi, líder del Partido Inkatha, recurrió al terrorismo para imponer un boicot a las elecciones.

Su motivo para apartar a la gente de las urnas era asegurar la autonomía zulú en la Sudáfrica del post segregacionismo.

Una semana antes de los comicios, la esperanza triunfó sobre el odio, y Buthelezidesactivó el boicot.

Mandela asumió el cargo bajo la presión de una expectativa enorme. Muchos negros vivían sin electricidad ni agua corriente, el 50 por ciento era analfabeto a causa de la enseñanza discriminatoria.

Se esperaba que el 87 por ciento de la tierra cultivable, reservada a los blancos, fuera redistribuida «No esperen que hagamos milagros», advirtió Mandela. Pero el hecho de que hablara como presidente de Sudáfrica indicaba que ya había ocurrido uno.

Tutu Premio Nobel

Al conceder el premio Nobel de la paz al obispo anglicano Desmond Tutu en 1984, los jurados de Estocolmo quisieron hacer pública la lucha de Nelson Mándela con el fin de acelerar el triunfo de la democracia en Sudáfrica.

nelson madela

Mandela vencedor de la elecciones de 1994 en Sudáfrica

El 11 de lebrero de 1990, el prisionero político más famoso del mundo quedó libre. Su acción en favor de la paz prosiguió: suspendió la lucha armada del ANC e inició las negociaciones con De Klerk.

Trabajando en conjunto, pusieron fin al apartheid y obtuvieron el premio Nobel de la paz en 1993.

Tres años después, Mándela se divorció de su mujer Winnie, conocida por su discurso radical e implicada en un oscuro asunto criminal. Hombre de compromiso, supo defender ardientemente el principio «un hombre, una voz». Modeló Sudáfrica a su imagen, humana y moderna.

En sus apariciones públicas, Madiba disfrutaba bromeando y bailando al son de las arias tradicionales, vistiendo una remera con los colores de África.

De esta manera, promovía el programa «Masakhana» («Cons-truyámonos los unos a los otros»), basado en la reconciliación y la confianza mutua entre las distintas comunidades.

Asimismo, inauguró grandes obras económicas y sociales para luchar contra las desigualdades. Mándela sigue siendo el principal garante de una Sudáfrica multirracial. Su retiro de la vida política en 1999 dejó un vacío inmenso: la etapa post-Mande-la sigue siendo incierta.

Acerca del camino de la reconciliación
En 1995, las autoridades sudafricanas crearon la comisión Verdad y Reconciliación.

Dirigida por el arzobispo anglicano y premio Nobel de la paz (en 1984) Desmond Tutu, estuvo compuesta por los representantes de los distintos grupos étnicos.

Su objetivo era reconciliar a los sudafricanos, dejando que las víctimas del apartheid y sus verdugos se expresaran libremente. Durante las sesiones de la comisión, transmitidas por radio y televisión, los testigos relataban las represiones sangrientas, las torturas y los asesinatos cometidos por la policía y el ejército al igual que por las milicias antiapartheid.

Las familias escuchaban estos relatos con gran emoción, más aun cuando los responsables confesaban sus crímenes y mostraban remordimiento con la esperanza de una amnistía. El espíritu de la comisión apuntaba a que el país mirara el pasado sin afán de revancha, favoreciendo al mismo tiempo el perdón, el arrepentimiento, la concordia civil y la unidad nacional.

AMPLIACIÓN DEL TEMA: Un nuevo comienzo: Para abrir las puertas al cambio tuvo que asumir un nuevo gobierno.

El presidente Frederick W. de Klerk, elegido en 1989, levantó la proscripción del CNA y otros grupos de la oposición.

El 11 de febrero de 1990, Mándela quedó en libertad.

De Klerk y Mándela dirigieron la transición del país a una democracia plena en circunstancias difíciles.

Además de la resistencia al cambio de una parte de la minoría blanca, tuvieron que hacer frente a los puntos de vista divergentes de distintas facciones políticas y tribales de la comunidad negra.

Optaron por una solución integradora, en virtud de la cual Mándela fue elegido presidente, en 1994, a la cabeza de un gobierno de unidad nacional en el que estaban representadas fuerzas minoritarias como el Partido Nacional del vicepresidente De Klerk.

El nuevo gobierno era consciente de que, para lograr la unión entre las distintas comunidades, debía pasar a la acción.

En un intento histórico por afrontar la violencia y las violaciones de los derechos humanos que habían tenido lugar en la era del apartheid, el arzobispo Desmond Tutu, otro opositor activo del régimen segregacionista, fue nombrado jefe de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación (CVR). Durante tres años, la CVR escuchó el testimonio de víctimas y verdugos.

La CVR no fue concebida como instrumento punitivo y sirvió para dar fe del sufrimiento de las víctimas y garantizar una amnistía para los presuntos culpables.

El resultado de su investigación se publicó en 1998. Denunciaba las atrocidades cometidas por todos los sectores de la sociedad, incluidas las acciones del Club de Fútbol Mándela United, grupo paramilitar negro dirigido por Winnie, la ex esposa de Mándela.

El compromiso de Sudáfrica en el proyecto de la CVR le permitió ganarse el respeto del resto del mundo.

En declaraciones sobre el resultado de estas investigaciones, Mándela hizo un llamamiento al pueblo para «celebrar y consolidar el logro que supone para nuestra nación haber dejado atrás nuestro horrible pasado para siempre».

El héroe en prisión: Aunque prisionero, Nelson Mándela no renunció a su lucha. Desde la cárcel continuó trabajando por la libertad.

Su valentía lo convirtió en un símbolo para sus Hermanos de raza y para todos aquellos que defendían los derechos humanos y la justicia social en cualquier parte del mundo. Cuando en 1986 el gobierno sudafricano le ofreció la libertad condicional, Mándela la rechazó.

Para él, la cárcel donde se hallaba no era distinta al régimen que oprimía a los negros. Mándela siguió reclamando desde su celda la igualdad racial.

Ver: El Tercer Mundo

Biografia de Fidel Castro Lider Revolucionario Cubano Gobierno

Biografia de Fidel Castro el Revolucionario Cubano

Castro, Fidel (1927-2016 ), político cubano, principal dirigente de Cuba desde 1959. Castro nació el 13 de agosto de 1927 en Mayarí; era hijo natural de un inmigrante español, plantador de azúcar. Se afilió al Partido del Pueblo Cubano en 1947, y se doctoró en leyes por la Universidad de La Habana en 1950.

biografia de fidel castro

Provenía de una familia acomodada, ya que su padre era un rico propietario español. Lógico pues que estudiara, primero en un colegio de jesuítas en Santiago de Cuba y finalmente accediera a la Universidad de La Habana, cursando estudios de derecho.

En esta etapa universitaria, Fidel  llevaba una vida política agitada conectando con otros estudiantes y discutiendo sobre la situación general en Latinoamérica. En aquellos momentos en que la gendarmería de los Estados Unidos era patente, parecía que en América sólo pudiera existir o dictadura o un régimen de parlamentarismo burgués, que jalonaban de vez en cuando los intermedios entre los diferentes golpes.

Los intereses americanos eran básicamente los que estaban en cada momento detrás de todos estos pronunciamientos. En esta situación, Fidel decidió marchar a Santo Domingo, donde la dictadura de Trujillo era ya trágicamente famosa. Por entonces en Cuba el régimen parlamentario de Prío Socarras era un claro ejemplo de la opinión democrático-liberal en América Latina.

Acusado en Santo Domingo de conspirar contra Trujillo, Fidel marchó a México, para volver finalmente a Cuba, donde reingresó en la universidad.

Afiliado al partido ortodoxo, cuyo lema «vergüenza contra dinero», explica el tipo de moralismo que propugnaba y que de alguna manera influyó en Fidel.

Su imagen empezó a ser conocida en los medios universitarios, donde era frecuente encontrarle rodeado de múltiples compañeros, en los que, el magnetismo de Fidel empezaba a hacer mella.

Sin embargo el elemento detonador de toda esta actividad política fue, sin duda, el golpe de estado de Fulgencio Batista, que ocupaba un alto cargo militar en el régimen de Prío, el 10 de marzo de 1952.

fidel castro y amigos

Fidel Castro, su hermano Raúl y Juan Manuel Márquez en la época en que preparaban desde Méjico una expedición a Cuba.

La consigna fue inmediata: había que ir a la universidad ya que allí se estaba preparando una respuesta. En efecto se organizaron manifestaciones de protesta, que fueron duramente reprimidas, al tiempo que se denunciaba el claro carácter regresivo de la conspiración.

Fidel («en aquella época andaba siempre con un libro de Lenin bajo el brazo») desplegó una gran actividad, ya había abandonado el partido ortodoxo y se dedicó a crear un núcleo de oposición al régimen.

Con él ya estaban Juan Almeida, José Ponce, Ciro Redondo, Pepe Suárez… Consciente de que la única solución eran las medidas radicales, Fidel organizó sesiones de entrenamiento en el manejo de las armas (del par de pistolas que poseían).

Fidel hablaba entonces de la necesidad de que la juventud diese una respuesta. La juventud era para él las fuerzas vivas que no estaban comprometidas con el pasado. Un pasado, el de Prío, que ni mucho menos había satisfecho las mínimas aspiraciones.

Los entrenamientos y las discusiones fraguaban lo que sería la primera gran acción revolucionaria en esta época cubana: el asalto al cuartel de Moneada. El respeto por esta fecha y lo que representó es enorme en Cuba.

El 26 de julio es fiesta nacional, ya que ese día se conmemora el asalto. En efecto el 26 de julio de 1953 se inicia el ataque cuidadosamente planeado, al cuartel de Moneada en Santiago de Cuba. La idea es provocar la chispa que llevará a la insurrección.

Unos cien jóvenes, dirigidos por Fidel atacan el cuartel, divididos en tres columnas, mandadas por Abel Santamaría, Raúl Castro, hermano de Fidel, y él mismo. «Fidel, antes de salir para allá, les habló a los compañeros del momento histórico… Tú sabes cómo es Fidel hablando. Yo no me acuerdo bien; pero sí recuerdo que uno de los párrafos que dijo fue que aquél era un momento histórico que íbamos a vivir, que la historia siempre recordaría a los compañeros, y que nos íbamos a ganar un lugar bien merecido en el libro de la historia» (Juan Almeida).

El asalto fracasó y causó numerosas bajas, no tanto por los enfrentamientos en sí, como por la bárbara represión que las tropas de Batista ejercieron sobre los responsables y sobre la población civil. De todas formas allí había nacido la forma de lucha y todo el movimiento insurreccional.

fidel castro: asalto cuartel de moncada

Después de que Fulgencio Batista se hiciera con el control del gobierno cubano en 1952 y estableciera una dictadura en el país, Castro se convirtió en el líder del grupo Movimiento, facción antigubernamental clandestina cuyas acciones culminaron con el asalto al cuartel de Moncada (en Santiago) el día 26 de junio de 1953, hecho por el cual fue encarcelado.

Fidel fue encarcelado, en el juicio se hizo cargo de su propia defensa, cuyo alegato se convirtió en un discurso (La historia me absolverá), que más tarde se convertiría en una importante consigna política para los revolucionarios.

Condenado a 15 años de prisión, fue amnistiado en 1955, y se exilió sucesivamente en Estados Unidos y México, donde fundó el Movimiento 26 de Julio. En 1956 regresó a Cuba con una fuerza de 82 hombres, de los cuales 70 murieron en combate nada más al desembarcar. Castro, su hermano Raúl y Ernesto Che Guevara, se encontraban entre los 12 supervivientes.

El Movimiento 26 de Julio fue ganando apoyo popular, principalmente en los ámbitos estudiantiles (Directorio 13 de Marzo), y en diciembre de 1958, con respaldo del Partido Popular Socialista, avanzó hacia La Habana, acto que pondría colofón a la Revolución Cubana.

Castro se declaró a sí mismo primer ministro en febrero de 1959, cargo que ostentó hasta 1976, en que asumió la presidencia del Consejo de Estado, que según la reforma constitucional de ese año englobaba la jefatura del Estado y del gobierno.

Fracasado su intento de establecer relaciones diplomáticas o comerciales con Estados Unidos, negoció acuerdos sobre armamento, créditos y alimentos con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), y llevó a cabo la depuración de sus rivales políticos.

Nacionalizó los recursos cubanos, afrontó una profunda reforma agraria basada en la colectivización de propiedades y estableció un Estado socialista de partido único (el Partido Unido de la Revolución Socialista, que en 1965 pasaría a denominarse Partido Comunista Cubano y cuya secretaría general asumiría Castro), que llevó a un gran número de cubanos ricos al exilio.

Estados Unidos vio con disgusto cómo el nuevo régimen embargaba las empresas de titularidad estadounidense, y en 1960 anuló los acuerdos comerciales que mantenía, a lo que Castro respondió con la primera Declaración de La Habana, reafirmando la soberanía cubana frente al imperialismo estadounidense.

En 1961 Estados Unidos respaldó a un grupo de exiliados cubanos, en un infructuoso intento por derrocarlo, en el conocido como desembarco de bahía de Cochinos.

Desde ese momento Castro se alineó abiertamente con la URSS, dependiendo cada vez más de su ayuda económica y militar. En 1962 estuvo a punto de producirse una guerra nuclear, cuando la URSS situó en Cuba cabezas nucleares de alcance medio, ante la oposición estadounidense.

La llamada crisis de los misiles de Cuba concluyó tras la celebración de negociaciones entre el presidente estadounidense, John Fitzgerald Kennedy, y el máximo dirigente soviético, Nikita Kruschov.

Durante las siguientes décadas, Castro alcanzó gran reconocimiento en el Tercer Mundo, gracias a su liderazgo del Movimiento de Países No Alineados (que presidió entre 1979 y 1981).

A finales de la década de 1980, cuando la URSS inició sus procesos de glasnost (apertura) y perestroika (reestructuración), Castro mantuvo su régimen.

fidel castro derroca a batista

La noticia de la huida de Batista aparece en las primeras planas de los periódicos de La Habana. Poco después Fidel Castro es recibido triunfalmente en la capital de Cuba.

Sin embargo, con el inicio del proceso de desintegración de la URSS y del COMECON (Consejo de Ayuda Mutua Económica) en 1990, los problemas económicos de Cuba empeoraron.

En 1993, en un intento por alcanzar una economía mixta, Castro aprobó reformas económicas limitadas que legalizaron algunas empresas privadas.

Si por algo ha sobresalido Cuba en los últimos años es por subsistir a la enorme presión internacional, anticomunista y a favor de una clara democracia.

El régimen cubano, junto al gobierno de China, Corea del Norte y Vietnam, son los únicos ejemplos de comunismo vivos en el mundo de hoy. Fidel Castro ha seguido siempre fiel a sus ideas y ha tachado más de una vez al sistema capitalista de otros países de hipócritas y extorsionadores.

También ha declarado reiteradamente que en Cuba sí que existe una democracia aunque esta siga un modelo distinto al convencional.

 La sociedad cubana está permanece en completo silencio político, ya que cualquier disidente es encarcelado por el gobierno de Castro.

Entre este problema de libertad de expresión y pensamiento, otro de los mayores problemas de la sociedad cubana de los últimos años, y que ha sido noticia gracias a la aventura internacional del pequeño niño balsero Elián González, es el problema de la emigración de cubanos anticastristas a las costas de Florida, propiciada por leyes como la llamada ley de Ajuste Cubano que permite a todo emigrante cubano recibir derecho de residencia en estados unidos siempre que alcance tierra estadounidense.

Medidas como estas aumentaron el alcance del éxodo de familias cubanas a Estados Unidos de manera precaria e ilegal.

Dando lugar a mayores discusiones entre los gobiernos de ambos países, y altercados fomentados por la oposición al régimen tanto de dentro como de fuera de la isla los cuales son descritos por castro como instrumentos de la política estadounidense contra el pueblo cubano.

Con respecto a su sucesión presidencial, hoy a casi 80 años de edad cuando se le pregunta por este tema el responde así: “Cuando un carácter rebelde me llevó al arriesgado oficio de luchador revolucionario que nadie me impuso, sabía también que era poco probable que sobreviviera mucho tiempo. No era Jefe de Estado y sí un hombre muy común. No heredé cargo alguno ni soy Rey, no necesito por tanto preparar sucesor, (…) nunca sería para evitar el trauma de una transición caótica. (…) La transición de un sistema social a otro se viene haciendo desde hace más de cuarenta años.”

fidel castro con nikita krushev

Fidel Castro, invitado en Moscú para la fiesta del 1º de mayo de 1963, preside un desfile junto con Jruschov y otras personalidades rusas.

ALGO MAS SOBRE FIDEL CASTRO:

Opositor acérrimo a la hegemonía de Estados Unidos en el continente americano, Fidel Castro impulsó y financió muchos movimientos revolucionarios, por su Cuba natal.

LA LUCHA CONTRA LA DICTADURA DE BATISTA: Desde el comienzo, Fidel Castro fue un abierto opositor a Batista, al punto que abandonó su trabajo y formó un grupo clandestino de resistencia junto con su hermano Raúl y Mario Chanes.

Unidos complotaron para derrocar a Batista, acumulando armas y municiones para iniciar una revuelta popular, comenzando por í asalto al Cuartel Moneada el 26 de julio de 1953.

Sin embargo, la intentona fue un desastre y cerca de 35 de los partidarios de Castro murieron en la incursión. Perseguido como enemigo del Estado, fue capturado por la policía y sometido a juicio por sedición.

Haciendo gala de su oratoria y sus conocimientos jurídicos, Castro articuló su propia defensa ante el tribunal y antes de concluí; sus argumentos dijo: «¡Les advierto cu; recién estoy empezando! Si todavía existe en sus corazones un vestigio de amor a la patria, amor por la humanidad, amor por la justicia, escuchen atentamente… Sé bien que el actual régimen intentará esconder la verdad de todas las maneras posibles (…), pero mi voz no ha sido acallada todavía. Condénenme. No importa. La historia me absolverá». Estas frases pasarían a la posteridad y ayudarían a construir la leyenda de Fidel como un rebelde comprometido con la libertad de su país. Sin embargo, el tribunal lo condenó a quince años de prisión en la penitenciaría de la Isla de Pinos, cercana a la costa sudoccidental de Cuba.

BAHÍA DE COCHINOS Y LA CRISIS DE LOS MISILES
Durante meses, la central de inteligencia estadounidense CIA planificó una invasión a Cuba con cerca de 1.500 cubanos exiliados que habían sido entrenados por el ejército norteamericano en Guatemala, Puerto Rico y Nicaragua. Bajo el mando de José San Román y Ernesto Oliva, el 15 de abril de 1962, mediante una operación anfibia y aérea, fueron bombardeados los aeropuertos militares de Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba por aviones norteamericanos camuflados con los colores de la Fuerza Aérea cubana. La invasión comenzó según lo pronosticado, pero la falta de apoyo aéreo por parte de los norteamericanos a las fuerzas de infantería que desembarcaban en la playa, hizo que la invasión fracasara estrepitosamente y permitió que Castro pudiese legitimarse ante la comunidad internacional.

Sin embargo, durante el lapso de ese mismo año, Cuba volvería a estar en la palestra, pero esta vez en medio de una posible conflagración entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. El 16 de octubre de 1962, un avión espía U-2 de la Fuerza Aérea norteamericana identificó una serie de instalaciones militares cubanas que luego resultaron ser plataformas de misiles nucleares soviéticos, instalados en la isla con permiso de Castro.

Frente a una amenaza atómica a 90 kilómetros de la costa estadounidense, el gobierno de John Kennedy decretó un bloqueo marítimo alrededor de la isla, como medida de presión tanto contra los cubanos como los soviéticos.

Durante trece días, el ambiente se tensionó de tal modo que se pensó que en cualquier momento estallaría una guerra nuclear entre Estados Unidos y la U.R.S.S. Sin embargo, el conflicto fue disminuyendo poco a poco y se solucionó mediante el retiro simultáneo de las instalaciones soviéticas en Cuba y las plataformas de misiles de mediano alcance que los norteamericanos tenían en Turquía.

Fuente: Biografía Enviada Como Colaboración a Planeta Sedna (historiaybiografias.com) Por Ruiz Castro

El Fascismo en Italia de Mussolini Características del Régimen

El Fascismo en Italia – Características del Régimen de Benito Mussolini

Introducción a modo de Síntesis:

La Italia fascista: Una vez en el gobierno, Mussolini trabajó activamente para establecer el nuevo régimen en Italia. El parlamento fue suprimido; todos los partidos disueltos menos el oficial, constituido en milicias llamadas «las camisas negras».

Los obreros y los patrones de cada industria se organizaron en sindicatos sometidos a la «Carta del Lavoro ó Trabajo«, que establece el arbritraje obligatorio para todas las cuestiones que puedan surgir. Los sindicatos, bajo el control del partido fascista, designan a los miembros de la representación nacional (régimen corporativo).

En realidad, todo el poder está en manos del Duce (conductor) según la fórmula: «Mussolini siempre tiene razón».

La juventud es sometida desde la más tierna infancia a una educación eminentemente nacionalista y militar.

El Estado debe considerarse como la suprema entidad a la que han de someterse las personas, simples células de su organismo.

El régimen fascista restableció el orden interior, persiguió la delincuencia, exterminó ciertas asociaciones criminales muy poderosas como la mafia; realizó grandes obras públicas, impulsó la producción industrial y agrícola. En cambio, suprimió las libertades políticas y abrumó al pueblo con enormes gastos destinados a aumentar la eficiencia bélica del reino.

El fascismo italiano: El nombre oficial del sistema político y económico de la Italia fascista era el de Estado Corporativo. Italia continuaba siendo una monarquía, pero el rey carecía de poderes. Los organismos vitales eran el Ministerio, el Gran Consejo del Partido Fascista y el Parlamento. El Ministerio ejercía funciones de gabinete. El Gran Consejo asesoraba al primer ministro, aprobaba leyes y designaba a ciertos miembros del Parlamento; estaba compuesto por altos funcionarios y por miembros del partido único. El Parlamento era bicameral, con un Senado vitalicio y una Cámara de Diputados que representaba a las Corporaciones. En la práctica, todo ese andamiaje respondía, pura y exclusivamente, a la voluntad del ejecutivo y ese ejecutivo se llamaba, en último término, Mussolini. Porque éste desempeñaba el doble cargo de primer ministro y de jefe, Duce o Conductor del partido. El propio Duce era el que designaba a sus favoritos como miembros del Gran Consejo. Y el Parlamento, mera fachada carente totalmente de independencia en el ejercicio de sus funciones, era completamente dócil e inservible en la práctica. Debajo de todo ese estamento, sin partidos políticos que representaran una pluralidad de opiniones, languidecía el pueblo, en medio de una uniformidad mortal en el pensamiento y en la acción, tan gris que el propio Duce la calificó, sinceramente, como de «aburrimiento e imbecilidad».

CARACTERÍSTICAS DE LA DOCTRINA FASCISTA:

En los años 20 aparecen en Europa, como reacción contra la marea ascendente de los socialistas, una serie de movimientos ideológicos que con los medios de la revolución de izquierdas hacen una revolución de derechas.El contenido doctrinal pasa a segundo piano, se da más importancia a los hechos; así Hitler se resiste, al principio, a presentar un programa y Mussolini exclama: “Nuestra doctrina es el hecho”.

Aunque el proceso afecta a varios países europeos sus realizaciones modélicas se materializan en Italia y Alemania. Algunas notas pueden resaltarse en unos movimientos que arguyen el valor adjetivo de las ideas frente al sustantivo de los hechos:

  • a) Omnipotencia del Estado. Los individuos están totalmente subordinados al Estado; todo para el Estado, será la fórmula. El Estado totalitario no tolera la separación ni el contrapeso de los poderes, que es en cambio el símbolo de los Estados democráticos. En el campo político se suprime toda oposición, a la que se considera sólo como una perturbac

    mussolini fascismo

    ión para el buen gobierno; en el campo intelectual el Estado monopoliza la verdad y la propaganda, al tiempo que se rechaza cualquier crítica. “Todo en el Estado, nada fuera del Estado”, sentencia Mussolini.

  • b) Protagonismo de las “elites”. Una minoría debe gobernar. Se parte de la desigualdad de los hombres, en contraposición al liberalismo decimonónico, basado en la igualdad, y en consecuencia se rechaza la democracia porque concede los mismos derechos a todos.

    Las elecciones se consideran un espectáculo inútil, una “falacia democrática”; Mussolini niega que el número pueda dirigir las sociedades humanas, y Hitler afirma que “es más fácil ver a un camello pasar por el ojo de una aguja que descubrir un gran hombre por medio de la elección”.

Esta desigualdad esencial de los seres humanos ofrece reflejos diversos. En primer lugar una desvalorización de la mujer. Las mujeres, dirán los ideólogos nazis, deben estar en su lugar, su objeto deben ser las tres K (Kinder, Küche, Kirche: niños, cocina, iglesia).

Argumentando que las mujeres son incapaces de usar las armas se convierten automáticamente en ciudadanos de segunda clase y se procura evitar la mano de obra femenina; el papel de la mujer se centra en el hogar, donde vive subordinada al marido.

Más dramáticas fueron las conclusiones racistas que se dedujeron de la desigualdad de los hombres. Mussolini habla de la superioridad de los gobernantes y de la grandeza del pueblo italiano, llamado a regir y dominar a otros pueblos.

Hitler desarrolla en Mein Kampf su doctrina de la superioridad de la raza aria.La igualdad democrática se basaba en la tradición judeocristiana, que considera a todos los hombres hijos de Dios. Para el fascismo, que rompe con esta tradición, la desigualdad no sólo es un hecho, sino un ideal.

La dicotomía superioresinferiores ha sido bien resumida por Einstein: “En el código fascista, los hombres son superiores a las mujeres, los soldados a los civiles, los miembros del partido a los que no lo son, la propia nación a las demás, los fuertes a los débiles, y (lo que quizás es más importante para el punto de vista fascista), los vencedores en la guerra a los vencidos

  1. c) Exaltación del jefe carismático. Llevando a sus últimas consecuencias el postulado de la desigualdad de los hombres, una nación fuerte necesita encontrar al hombre excepcional, al superhombre, según la doctrina de Nietzsche; cuando la Providencia lo pone al frente de un pueblo debe prestársele obediencia ciega y seguirle sin titubeos. Max Fritsch presenta en una obra de teatro importante en la dramaturgia de nuestra época, La muralla china, al emperador como “el que nunca se equívoca”, “el que siempre tiene razón”; retrata así irónicamente la concepción del jefe carismático, inspirado.
    En escenografías grandiosas Mussolini invoca los estilos de la antigua Roma imperial; es el hombre histórico, indiscutido. Hitler utiliza los mitos del romanticismo alemán y organiza grandes concentraciones de escenografía wagneriana, en las que el centro de todas las atenciones y decisiones es el Führer.

  2. d) Imperialismo. A veces se ha definido el fascismo como un nacionalismo de vencidos, engendrado por la humillación de la derrota. Expresan sus mitos la desorientación de los antiguos combatientes. En Francia los excombatientes se oponían a medidas democráticas, pero su actitud fue menos desafiante que la de los alemanes; los vencidos adoptan posturas de revancha, que la nueva ideología canaliza.
    Del nacionalismo se pasa con facilidad al imperialismo, una gran nación encuentra su verdadero horizonte en la formación de un imperio, y en relación con él se defiende el principio del espacio vital. Un pueblo superior tiene derecho a disponer de espacio para realizarse y a conquistarlo; esta necesidad se coloca por encima del derecho internacional.
  3. e) Desconfianza en la razón. La tradición racionalista es uno de los más decisivos legados de Grecia a Occidente; el fascismo rechaza esta tradición y adopta posturas antirracionalistas, desconfiando de la razón y exaltando los elementos irracionales de la conducta, los sentimientos intensos, el fanatismo. En esta línea irracionalista se desenvuelven los dogmas, las ideas indiscutibles, como la superioridad de la raza o del jefe. En contraposición, la democracia estima que ningún tema debe dejar de ser discutido. El tabú, lo que debe aceptarse sin discusión, lo que no puede ser sometido a análisis, es rasgo peculiar de los regímenes totalitarios.

Mussolini, proclamado Duce (guía o conductor) —al igual que los antiguos gobernantes (dux) de Genova y Venecia— centralizó el poder en manos del Estado en el campo social, económico, político y cultural. Su partido monopolizó el poder. Ejerció un gran control sobre la prensa y la educación con el fin de favorecer una amplia propaganda de adhesión al régimen. Así fue ganando adeptos ya que, por otra parte, la oposición interna había sido desarraigada por métodos violentos. La política interna, durante todo este período, estuvo circunscripta al sistema corporativo. El corporativismo se oponía a la concepción marxista de la lucha de clases y proponía una colaboración entre patronos y obreros. Estos se agruparon en corporaciones sobre las cuales el Estado ejercía un estricto control y regulaba las relaciones laborales entre los dos sectores. Tanto la organización de patronos como la de obreros estaban dirigidas por fascistas. Así, la supremacía del Estado sobre las fuerzas sociales y económicas fue total. Por otra parte, se intentó basar la representación parlamentaria en las actividades y profesiones de los diversos sectores, reemplazando, de tal manera, el sistema igualitario hasta entonces vigente.

LAS RAÍCES DEL FASCISMO ITALIANO 

Otto Bauer ha señalado tres procesos sociales, relacionados entre sí, que confluyen en la génesis del fascismo: la Guerra Mundial, la crisis económica y la pérdida de beneficios de la gran industria.

  1. a) La guerra de clases, es decir, separa de su grupo social, a grandes masas de combatientes. Estos, incapaces de reincorporarse a los modos de vida burgueses, nostálgicos de heroísmo, forman milicias. En Italia se organizan en muchos pueblos tropas de choque, orgullosas de sus condecoraciones y heridas, con hábitos de dar y recibir órdenes, de llevar uniforme y organizar desfiles. Su ideología es militarista, exigen la disciplina de las masas a los jefes. Psicológicamente la guerra crea hábitos definidores del fascismo. Pero lo hemos señalado antes como un nacionalismo de vencidos, e Italia se encuentra en 1918 en el bando de los vencedores. La antinomia es sólo aparente. Se ha hablado, certeramente, de una paz perdida. Italia ha sufrido mucho en la guerra y considera que ha perdido la paz porque no obtiene satisfacción a sus reivindicaciones territoriales.
  2. b) La crisis económica es otra condición indispensable, hasta el punto de que Angelo Tasca afirma que sin crisis económica no hay fascismo. Las destrucciones de la guerra sumen en la miseria a masas de pequeños burgueses y campesinos, que abandonan desengañadas a los partidos parlamentarios; las devaluaciones de la moneda arruinan a los pequeños propietarios. Con las subidas de los precios se producen en cadena reivindicaciones salariales. A los pequeños burgueses les indigna que el proletariado, arrancando constantes subidas de salarios, afronte la crisis mejor, y odia a los obreros insumisos.

La situación económica es complicada. La guerra deja un aparato industrial superior a las necesidades normales, y de esta forma la superproducción coexiste con la escasez. Ha de buscarse culpables de esta coyuntura paradójica; la agresividad empieza a considerarse una virtud.

  1. c) La pérdida de los beneficios de los grandes industriales es considerada por Otto Bauer como una tercera raíz. Ebenstein considera que el desarrollo industrial es una condición esencial para el crecimiento del fascismo; en primer lugar porque pone a disposición de la nueva ideología un aparato técnico indispensable para su propaganda y actividad —radio, transportes—, y en segundo porque su apelación constante a la guerra no puede sino basarse en la posesión de considerables recursos industriales.

En la posguerra los beneficios, muy altos, que algunos empresarios han conseguido disminuyen rápidamente. Para evitarlo es preciso romper la resistencia obrera por medio de milicias; se comienza apoyándolas financieramente y se termina por cederles el poder.

En el campo se producen enfrentamientos de colonos y terratenientes, éstos recurren a los grupos de combate llamados fascios. La clase capitalista había descubierto la forma de romper el impetuoso ataque de la clase obrera.

El dinero con que contó el fascismo le atrajo un infraproletarjado de parados, que así recibían un uniforme y una soldada. Al final, lo mismo en Italia que en Alemania, había que destruir el fascismo y ceder al empuje obrero, o entregarle el poder. Los capitalistas se inclinaron por la segunda alternativa.

LA MARCHA SOBRE ROMA

El desencanto ocasionado por los tratados de paz de Versalles, la depresión económica y el avance de la izquierda revolucionaria que amenazaba con desencadenar una guerra civil en Italia, sirvieron de pretexto a Benito Mussolini para exigir en la última semana de octubre de 1922 la formación de un gobierno fascista para salvar la patria de la amenaza socialista y de la anarquía.

El 29 de octubre, Mussolini, invitado por el rey Víctor Manuel III, viajó por la noche en tren expreso desde Milán a Roma acompañado por su séquito y al día siguiente formó gobierno. Apresuradamente, unos 25.000 camisas negras fueron transportados por el Partido Nacional Fascista desde la ciudad de Nápoles a la de Roma, donde el día 31 desfilaron aparatosamente en honor al Duce.

Por obra de la propaganda y la ampulosidad características del movimiento fascista este desfile pasó a la épicamussoliniana como la Marcha sobre Roma. (ampliar este tema)

EL FASCISMO EN EL PODER 

Carente de un autentico programa de gobierno, sin otro bagaje que su ansia de poder, Mussolini va a demostrar una astucia extraordinaria para hacer evolucionar el sistema parlamentario italiano hacia un modelo de dictadura personal.

La práctica constitucional exigía el voto favorable de la Cámara, pero constituyendo los fascistas una minoría de una treintena de diputados, resultaba imprescindible el apoyo de la derecha. En conjunto se pueden distinguir dos fases en el proceso de sustitución de las estructuras democráticas; hasta enero de 1925 se cubre una etapa de dictadura solapada, desde esta fecha, de dictadura abierta.

El primer paso es la consecución de la ley de plenos poderes, a la que solamente se oponen socialistas y comunistas. Dotado de atribuciones que ningún jefe de gobierno anterior había tenido, mientras se recrudecen las violencias de las bandas fascistas Mussolini se consagra a la creación de órganos paralelos a los del Estado, como el Gran Consejo del Fascismo, que puede tomar decisiones políticas y reduce al gobierno a un simple papel administrativo; de manera similar la Milicia para la seguridad del Estado suplanta a la Guardia Real —disuelta en enero de 1923—, y los comisarios políticos (“prefectos volantes”), reclutados entre los “ras”, restan toda autoridad a los prefectos provinciales.

En un año Mussolini dispone de un Estado fascista paralelo. Aunque populares y liberales se apartan recelosos y sus periódicos comienzan a criticar a Mussolini, votan muchos de sus diputados la nueva ley electoral —ley Acerbo—, que prevé una sobre representación de la lista más votada (los 2/3 de asientos de la Cámara). Se trata de un suicidio parlamentario, solamente explicable por la capacidad de convicción del líder fascista, que ofrece a algunos partidos presentarse con una lista conjunta.

En las elecciones de 1924 los fascistas obtienen cinco de los siete millones de votos, pero la resistencia antifascista aumenta por las irregularidades del proceso electoral.

Al abrirse las sesiones del Parlamento el diputado socialista Matteotti hizo una crítica demoledora del fascismo y de la gestión gubernamental de Mussolini. El eco fue grande en toda Italia; el discurso de Matteotti desató las lenguas. Unos días después el valeroso secretario del partido socialista es raptado y asesinado. La prensa publica artículos indignados contra el fascismo criminal.

Una parte de los diputados no fascistas, que colaboraban con Mussolini, como Orlando y Albertini, se apartan de él. En ese momento Mussolini lo tenía todo contra él; la Iglesia y el partido populista de Dom Sturzo, los liberales, los socialistas, la corte, la diplomacia, los universitarios.

Benedetto Croce niega al fascismo cualquier valor político o histórico y lo califica de “doloroso incidente”. lntelectuales y profesores firman un manifiesto antifascista. Pero Mussolini se queda y sus fieles se dirigen a las provincias para dirigir una campaña de violencia que le afirme en poder.

La oposición abandona el Parlamento; fue un error, no volvería a ocupar sus escaños. Mussolini declara que oposición es inútil. Durante varios meses de 1924 y 19 parece que el rey va a dar el paso de enfrentarse al di dor; los empresarios se muestran recelosos del giro del acontecimientos; un grupo, dirigido por el senador Ett Conti, intenta persuadir al rey para que despida al dictador; pero el monarca teme el regreso a la anarquía anterior, sólo para poder contemplar después otro tipo anarquía.

 Los partidos políticos desaparecen de la vida pública comenzando por los populistas y socialistas; la prensa aherrojada, los libros subversivos quemados en hogueras públicas, por plazas y aldeas se maltrata o asesina alos enemigos del régimen. Muchos abandonan Italia,  llega a haber 300.000 exiliados italianos, que publican periódico en su idioma.

Al mismo tiempo, Mussolini, dando muestras de  extraordinarias dotes políticas, prescinde de los extremis de su partido. Cuando plantea un posible programa de vuelta a la normalidad, los “escuadristas” amenazan con un golpe de Estado y precipitan un estallido de violencia durante el año 1925. Es su final; Mussolini otorga poder excepcionales a los prefectos de las provincias y se de sembaraza de los que no le obedecen dentro del movimiento. Es ya la figura clave.

Uno de sus aciertos estriba en oponer ramas hostiles y disidentes del fascio; contra los escuadristas, sector exaltado y demagógico, se lanzan los sindicalistas, que soñaban con apoyarse en masas obreras, sector que tampoco agrada a Mussolini. Del choque de ambos sale robustecido el sector que encabezan Mussolini y Farinacci.

Con toda la autoridad del Estado y del partido en un solo hombre, el Duce, se declara la ilegalidad de los restantes partidos políticos y la obligatoriedad de su programa para todos los funcionarios del Estado.

La educación se somete a un control riguroso. Se organizan numerosas manifestaciones para demostrar la adhesión de las masas al Duce, en torno al cual se suscita un culto desmedido; se le canta como estadista genial, como la encarnación heroica de la nación. Su palacio de la plaza Venecia se convierte en su cuartel general; de su despacho salen nombramientos, ceses, condenas; algunos funcionarios se suicidan al ser convocados. 

En referéndum y elecciones se refleja una paulatina y creciente docilidad política del pueblo italiano. En 1929, en una consulta al pueblo se recogen 8,5 millones de síes y 136.000 no es; en 1934 diez millones de respuestas afirmativas y sólo 15.000 negativas. En las elecciones hay una sola lista que el elector tiene que aceptar o rechazar. 

LA GESTIÓN DE GOBIERNO

Frente al liberalismo, que propugna el libre juego de las fuerzas del mercado, como había postulado Adam Smith, y frente al socialismo, que supone la absorción de la vida económica por el Estado, el fascismo se presenta como una tercera vía, en la que se apoya a la empresa privada pero con una intervención estatal.

El corporativismo se inspira en los gremios o corporaciones medievales, en los que, se afirmaba, se habían armonizado los intereses de patronos y trabajadores. De la misma manera el Estado corporativo suprimiría la lucha de clases, constituyendo al Estado en árbitro de las disputas dentro de unas instituciones comunes.

El intervencionismo estatal fue una construcción jurídica de Alfredo Rocco, con las leyes laborales de los años 1926 y 1927, disposiciones que se resumen en la Carta del Lavoro (1927), que organiza las profesiones en corporaciones verticales de patronos y obreros. El Estado se reserva la última disposición 

Los planes de aumento de la producción se bautizan con denominación bélica. La “batalla del trigo” se inició en 1925; su objetivo era el autoabastecimiento para frenar la pérdida de divisas que provocaba la importación. Se consiguió con el cultivo de tierras marginales y convenciendo a los campesinos para que abandonaran otros cultivos.

Una activa propaganda, en la que se presentaba a Mussolini con el torso desnudo, trabajando como agricultor, movilizó a millones de italianos en una empresa cuyo resultado feliz se identificaba con el prestigio de la nación.

Pero la batalla del trigo fue antieconómica. Parte de lo que se ahorró en compra de cereales extranjeros se perdió por el descenso en las ventas de otros productos, se abandonaron cultivos de huerta lucrativos, y en el Sur se antepuso el cereal a los pastos y a la ganadería, cuyos fertilizantes hubieran enriquecido el suelo.

La agricultura intensiva, más idónea para una población en aumento rápido, provocado por la “batalla de los nacimientos’, fue olvidada.

 La “batalla de la lira” consistió en establecer una cotización excesivamente alta para la moneda italiana, estableciendo una ecuación entre moneda fuerte y prestigio internacional, pero tal cotización redujo la competitividad de los productos italianos en el mercado exterior y produjo la quiebra de las pequeñas empresas.

Con gran publicidad se acometió la desecación de pantanos y marismas, la irrigación y la repoblación forestal. El ejemplo más famoso es la desecación de los pantanos pontinos, cerca de Roma; tras la recuperación de la tierra se trajeron colonos del Noreste, y se construyeron ciudades como Latina y Sabaudia.

Obsesionado por hacer de esta tarea un escaparate de propaganda para los visitantes extranjeros, el régimen se olvidó de las zonas más alejadas de Roma. Según un estudio de Mario Bandini, de los 2,6 millones de hectáreas en las que se inició alguna tarea de recuperación sólo la décima parte mostró un aumento significativo en la producción y en el número de personas que la tierra podía sostener.  En un clima de falta de libertad muchos intelectuales tuvieron que abandonar Italia.

facismo hitler-mussolini

Saludo entre los líderes Hitler y Mussolini- Firma de un pacto en Munich

PENSAMIENTO DE MUSSOLINI
La Omnipotencia del Estado

Texto de: La Doctrina del Fascismo , 1932

Como antiindividualista, el sistema de vida fascista pone de relieve la importancia del Estado y reconoce al individuo sólo en a medida que sus intereses coinciden con los del Estado, que representa la conciencia y la universalidad del hombre como entidad histórica […]. El liberalismo negó al Estado en nombre del individuo; el fascismo reafirma los derechos del Estado como la expresión de la verdadera esencia de lo individual […]. La concepción •fascista del Estado lo abarca todo; fuera de él no pueden existir valores humanos o espirituales. Entendido de esta forma, el fascismo es totalitarismo y el Estado fascista […] interpreta, desarrolla y otorga poder adicional a toda la vida del pueblo […].

Quien dice liberalismo dice individuo, y quien dice fascismo, dice Estado. El fascismo desea que el Estado sea fuerte y orgánico y que se alce sobre fundamentos sólidos que tengan el apoyo popular. El Estado fascista pretende dirigir también el campo económico. Quiere que su acción se oiga en todo el país mediante sus instituciones corporativas, sociales y educacionales y todas las fuerzas políticas, económicas y espirituales de la nación, organizadas en sus asociaciones respectivas, difundidas por todo el Estado […]. El Estado fascista es una voluntad de potencia y de imperio. La tradición romana es aquí una idea: la fuerza. Según la doctrina fascista, el imperio no es tan solo una expresión territorial, mercantil o militar, sino espiritual»…

Que el fascismo es una doctrina de vida lo demuestra el hecho de que se ha creado una fe y que esta fe ha conquistado las almas; lo prueba el hecho de que ha habido hombres que han muerto por el fascismo y que el fascismo ha tenido sus mártires.

MUSSOLINI LLEGA AL PODER, ITALIA SE ENAMORA….

[Luego de la Marcha sobre Roma de la columnas fascista]…Haciendo uso de su derecho, el Rey, en vez de firmar el decreto, destituyó al débil Primer Ministro De Facta e hizo llamar a Mussolini al despacho real. Horas después, salían juntos. Benito Mussolini era el nuevo Jefe del Gobierno Italiano.

Una muchedumbre lo vitoreó. El paro general llegó a su término rápidamente y Mussolini tuvo su primer encuentro con los parlamentarios. Sus palabras fueron amenazantes. Comenzaría ahora un sistema de gobierno autoritario, de reconstrucción nacional.

En verdad, el gobierno de Mussolini tuvo un sorprendente éxito en sus programas de reconstrucción. El país recobró rápidamente la disciplina y volvió a haber paz social, aunque a costa de sangrientas persecuciones sobre los comunistas y la izquierda en general. Más sorprendente aún fue el aumento de la popularidad de Mussolini y el fascismo así como el portentoso aumento de su prestigio internacional.

Quizás el testimonio más significativo respecto de la personalidad y el gobierno de Mussolini, sea el que proporciona Sir Winston Churchill: «Ya les conté el triste episodio de cómo la política de Baldwin-Chamberlain respecto de Abisinia acarreó sobre nosotros lo peor de dos mundos, cómo se produjo entonces un alejamiento respecto del dictador italiano…» «En los años, a partir de 1924, hice todo cuanto estaba a mi alcance para preservar la tradicional amistad de Gran Bretaña e Italia». «Más aún, en el conflicto entre el fascismo y los bolcheviques, no cabía duda sobre hacia dónde iban mis simpatías y mis convicciones».

El mismo día en que Sir Winston Churchill fue designado Primer Ministro y Ministro de Defensa de Gran Bretaña, la primera carta que escribió, el 16 de mayo de 1940, fue dirigida a Benito Mussolini. Algunas de sus partes dicen:

«… recuerdo nuestras reuniones en Roma y siento el deseo de expresarle a usted, como Jefe del Estado Italiano, mis deseos de buena voluntad por encima de la creciente separación. ¿Es demasiado tarde para impedir que corra un río de sangre entre los pueblos inglés e italiano?» «.. .Yo declaro que nunca he sido adverso a la grandeza de Italia ni, en mi corazón, he sido jamás enemigo del que dicta las leyes de Italia.» … «Escuche mis palabras, se lo requiero con todo honor y respeto, antes de que la señal terrible (de guerra) sea dada. Y no seremos nosotros quienes demos esa señal».

De la ruina total, Italia había vuelto a alzarse como potencia. El mismo Churchill afirma que, si Mussolini hubiera tenido el sentido común que mostró Franco en España, y se hubiese mantenido neutral en la Segunda Guerra Mundial, Italia habría resultado incólume y más poderosa que nunca. Pero la respuesta de Mussolini, referida a la doctrina imperial de Italia, a los rencores de la Primera Guerra y a los pactos de honor que lo unían a Hitler, lanzó a Italia a la vorágine demencial.

Pero esa es otra historia. En 1924, Mussolini había enamorado a Italia y comenzaban los 16 años de luna de miel.

LOS MOVIMIENTOS FASCISTAS:

Además de hacerse con el poder en Italia y Alemania, el fascismo tuvo otras muchas manifestaciones en Europa. En Francia varios partidos se proclamaron fascistas, pero el más importante fue el Partido Popular Francés (PPF), de Jacques Doriot.

En Gran Bretaña, el fascismo se encarnó en la Unión Británica de Fascistas (BUF) de Oswald Mosley. Holanda conoció el Movimiento Nacionalsocialista (NSB) de Antón Mussert, En Bélgica, dividida lingüísticamente, la versión local del fascismo de la Valonia francófona -el rexismo de Léon Degrelle- tuvo un éxito notable, aunque fugaz; en la Flandes neerlandófona, el fascismo caló a fondo en el Movimiento Independentista.

En todos estos casos los movimientos fascistas lograron cierto respaldo, lo que les permitió contar con diputados, concejales, etc. Los únicos países de Europa Occidental donde las estadísticas electorales muestran que el fascismo fue irrelevante son España y Portugal, si bien en ambas se instauraron dictaduras con rasgos corporativistas.

Tampoco tuvo éxito el fascismo en Escandinavia, siendo la Unión Nacional (NS) noruega de Quisling la única muestra de un relativo eco en los países del Norte. Muy distinto fue lo ocurrido en Europa Oriental. En Croacia, la fracción radical del nacionalismo separatista dio origen a un movimiento fascista, los ustachi de Ante Pavelic. La Guardia de Hierro rumana de Corneliu Codreanu y el movimiento de la Cruz Flechada húngara de Ferenc Szalassi encontraron un masivo apoyo popular, sobre todo el primero. Sin embargo, la dictadura establecida en Rumania o el sistema de democracia restringida de Hungría no tenían como objetivo evitar los peligros del comunismo sino el avance del fascismo.

El fascismo también tuvo expresiones en América Latina, con agrupaciones como la Falange Socialista Boliviana o la Liga Patriótica Argentina, entre otras. (Fuente Consultada: Segunda Guerra Mundial Tomo N°1 El Rearme Alemán y el Inicio de la Contienda)

CONCEPTO DE GOBIERNOS TOTALITARIOS O AUTOCRACIAS

Fuente Consultada:
Cromos Historia del Mundo Moderno

HECHOS, Sucesos que estremecieron al mundo Tomo N°14 Mussolini Enamora a Italia

Revoluciones Burguesas Resumen Conquistas de las Burguesia Luchas

Revoluciones Burguesas : Resumen de las Conquistas

La Comuna de ParísRevoluciones LiberalesEl CartismoRevolución de 1830

Después de la Revolución Industrial, que comenzó en Inglaterra a mediados del siglo XVIII, poco a poco la industria se convirtió en la actividad económica más importante no sólo en la sociedad inglesa, sino también en otras regiones de Europa. Este proceso fue la primera fase de la industrialización en el continente europeo, y se extendió hasta aproximadamente 1840, cuando se produjo la primera crisis del capitalismo.

LA ORGANIZACIÓN DE LA ECONOMÍA

La actividad industrial durante esta primera fase se caracterizaba lo siguiente:

  • Si bien la máquina a vapor fue un gran invento y avance como energía para el movimiento de las máquinas, su aplicación no fue en forma inmediata en todos los rubros de la industria, y estaba dedicada prácticamente a la actividad textil y justamente por ello en la primera fase de la Revolución Industrial, los viejos sistemas de trabajo a domicilio o la actividad artesanal convivieron con las fábricas.
  • Se estableció una división internacional del trabajo, debido a que distintas regiones del planeta se especializaron en una actividad ad determinada. En el siglo XIX algunos países de América del Sur, Central y África, se especializaron como productores de materias primas , y otros países como Inglaterra y Francia fueron productores de manufacturas, debido a su industria y tecnología.
  • Dentro de Europa, no todos los países evolucionaron y crecieron de la misma manera y tiempo, es decir el desarrollo industrial fue desigual.

Inglaterra fue la pionera en la industrialización, que comenzó aproximadamente a mediados del siglo XVIII, y luego de varios años le siguió Francia (siglo XIX). Otros países como Alemania e Italia debido a que estaban en otros procesos políticos como la unificación, la industrialización tuvo que esperar hasta los primeros años años del siglo XX. España casi no tuvo desarrollo industrial.

LA ORGANIZACIÓN DE LA SOCIEDAD

La sociedad europea —especialmente la inglesa— también cambió notablemente como consecuencia de la Revolución Industrial.

  • Debido al desplazamiento de la gente del campo, la población urbana superó en número a los campesinos, en cambio en donde no hubo industrialización se mantuvo la mayoría de campesinos sobre la urbana.
  • Debido a que la actividad industrial generaba grandes ganancias, muchos propietarios rurales y gente de la aristocracia comenzó a invertir en la industria y comercio. La riqueza de la burguesía hizo que esta clase social se relacionara con la antigua aristocracia y compartieran negocios.
  • La burguesía se consolidó como una nueva clase social, con mucho poder económico y con grandes intensiones de participar en la actividad política. Este proceso fue más rápido sobre todo en Inglaterra, mientras que el desarrollo de la burguesía industrial fue más lento en los otros países europeos.
  • También nació un nuevo tipo de clase social, conocida como proletariado que creció conjuntamente con el crecimiento de la actividad industrial. A medida que su número aumentaba, también aumentaba su importancia en la sociedad y política.

PRIMERA CRISIS DEL CAPITALISMO

Debido al fuerte crecimiento de la producción, llegó un momento , entre 1830 y 1840, en que se produjo mas artículos textiles de lo que se podía vender, es decir había mas oferta que demanda, por lo que se generó una crisis en la economía capitalista y se reflejó rápidamente en una caída del crecimiento económico.

Al disminuir las ventas, y consecuentemente las ganancias de los industriales, estos disminuyeron las horas laborales, se despidieron obreros o directamente cerraron sus puertas. Para peor de los males , en el campo por esa misma época se perdieron cuantiosas cosechas y los precios de los alimentos se elevaron.

Los mas perjudicados fueron los asalariados que veían como sus sueldos no le alcanzaban para vivir , a veces , ni siquiera miserablemente, creándose un descontento popular que se extendió por toda Europa y originó movimientos de protesta y rebeliones.

LA RESTAURACIÓN DEL ABSOLUTISMO

Luego de la derrota definitiva de Napoleón en 1815, en el Congreso de Viena, mediante el Tratado de la Santa Alianza, los líderes políticos de los países mas fuertes, lograron reestablecer las monarquías absolutas en sus tronos, y además el clero y la aristocracia recuperaron alguno de sus privilegios feudales. La burguesía no aceptó para nada perder las ventajas de vivir bajo la defensa de sus derechos naturales como la libertad, igualdad que habían aprendido y conseguido a partir de la Revolución Francesa, y que las campañas de Napoleón habían difundido por todo el continente Europeo.

LA REACCIÓN DE LA BURGUESÍA LIBERAL

Desde su origen las ideas del liberalismo político había unido fuertemente a la burguesía para luchar contra el autoritarismo del absolutismo y en defensa de sus ideales que tan bien se encajaban en su estilo de vida y trabajo.

Su derechos civiles y políticos serian defendidos hasta las últimas consecuencias, que en el plano político una de las ideas mas importantes fue el establecimiento de una ley de leyes o constitución que obligaran por igual a gobernados y gobernantes, y que protegieran los derechos naturales como la propiedad privada, el derecho a la vida y la igualdad ante la ley, y por otro lado que limitara el poder de rey. Y éste fue el principal objetivo de los movimientos revolucionarios que encabezó la burguesía en diferentes países europeos entre 1820 y 1848.

Por la lucha de implantación definitiva de una Constitución que garantizaran las libertades de expresión, de asociación, de reunión, separaran los poderes de gobierno, para evitar la posibilidad de una tiranía, y el derecho al voto para aquellas personas que cumplieran ciertos requisitos, en 1830, burgueses, estudiantes, guardias nacionales y obreros tomaron la ciudad de Paris al grito de «Libertad, Libertad,…».

LA BURGUESÍA FRENTE A LA POBREZA

La alta burguesía europea, cada día más poderosa y rica, con el poder político ya firmemente asido, veía con inquietud cómo alrededor de las ciudades industriales iba surgiendo una masa proletaria , también cada día más espantosamente pobre. Necesitaba, por tanto, una doctrina que explicase este hecho como inevitable y, en consecuencia, sirviese para tranquilizar su propia inquietud.

Tal doctrina la encontró en dos pensadores ingleses, Adam Smith (1723-1790) y Thomas R. Malthus (1766-1834), que pasaron así a ser los pilares ideológicos del liberalismo económico.

Smith pensaba que todo el sistema económico debía estar basado en la ley de la oferta y la demanda. Para que un país prosperase, los gobiernos debían abstenerse de intervenir en el funcionamiento de esa ley: los precios y los salarios se fijarían por sí solos, sin necesidad de intervención alguna del Estado. Y ello, entendía, no podía ser de otro modo, por cuanto si se dejaba una absoluta libertad económica, cada hombre, al actuar buscando su propio beneficio, provocaba el enriquecimiento de la sociedad.

Malthus partía del supuesto de que, mientras el aumento creciente de población seguía una proporción geométrica, la generación de riquezas y alimentos sólo crecía aritméticamente. Resultaba por ello inevitable que, de no ponerse remedio, el mundo se hundiría en la pobreza. Ese remedio no podía ser otro que el control de natalidad en los obreros, y que estos quedasen abandonados a su suerte, para que así su número disminuyese.

En resumen, tanto Malthus como Smith lo que estaban pidiendo era la inhibición de los gobernantes en cuestiones sociales y económicas. Y eso fue lo que ocurrió: el Estado burgués europeo del siglo XIX se limitó a garantizar el orden público en el interior de sus fronteras, renunciando a cualquier tipo de política social, de justicia redistributiva y de intervención en la economía.

Nada mejor para los grandes capitalistas, que quedaron con las manos libres para enriquecerse al máximo. La riqueza se convirtió en una virtud, y los clérigos, desde el púlpito, presentaban la pobreza como una consecuencia del vicio y el pecado, con lo cual estaban justificando de hecho su existencia.

Frente a este Estado liberal y en esta sociedad burguesa, el proletariado se encontró indefenso. Por ello, su lucha por la vida y por los derechos que se les negaban tenía que convertirse necesariamente en una lucha contra el liberalismo económico y la burguesía capitalista.

Sin embargo, en los años que transcurrieron hasta 1848, los trabajadores fueron aliados de la burguesía en la lucha contra el absolutismo restaurado. Los obreros se sumaron a las luchas de los burgueses que reclamaban la plena vigencia de los principios del liberalismo. Por otra parte, un sector de la burguesía liberal alentaba la alianza porque creía que el capitalismo generaba un progreso que iba a mejorar las condiciones de vida de todos los integrantes de la sociedad. Por eso, llevó adelante acciones políticas radicales con el fin de destruir los obstáculos que se oponían al desarrollo del capitalismo.

la revoluciones burguesas

Los movimientos revolucionarios de 1820. En España, Portugal y el Reino de las Dos Sícilias, los revolucionarios lograron la sanción de Constituciones liberales. Pero la intervención militar de Austria y Francia en ayuda de los monarcas absolutos afectados —de acuerdo con lo establecido en el Tratado de la Santa Alianza—, derrotó estas experiencias revolucionarias. Las luchas por el establecimiento de los principios liberales tuvo características especiales en Grecia. A partir de 1821 comenzó la guerra de liberación griega del imperio turco-otomano, en la que fue decisiva la intervención de las fuerzas de la Santa Alianza. Gran Bretaña, Francia y Rusia vencieron a los turcos, declararon la soberanía nacional de Grecia y, luego de derrotar al movimiento liberal griego, favorecieron el establecimiento de una monarquía absoluta. Como consecuencia de las diferencias entre Rusia y Austria sobre esta “cuestión de oriente “, la Santa Alianza se disolvió.

El objetivo político de los revolucionarios de 1820 fue lograr el establecimiento de monarquías constitucionales —como la inglesa—. También se propusieron asegurar el funcionamiento de los parlamentos, ya que, frente al absolutismo monárquico, el parlamento era la institución que permitía la participación de los burgueses en el gobierno, que cada vez tenían mayor poder económico.

Los movimientos revolucionarios de 1830

Los movimientos revolucionarios de 1830. Las revoluciones de 1830, dividieron Europa en dos regiones. Al oeste del río Rhin, los liberales moderados derrotaron a la alianza de los absolutismos. Al este del Rhin, en cambio, todas las revoluciones fueron reprimidas y la situación se mantuvo como antes de 1830. En estos países, la mayor parte de la población estaba compuesta por campesinos que todavía vivían sometidos a una organización económica de tipo feudal.

En Europa occidental, las revoluciones de 1830 significaron la derrota definitiva del absolutismo. Desde entonces, en los distintos países, el gobierno estuvo a cargo de representantes de la alta burguesía de industriales y banqueros, que desplazaron a los miembros de la aristocracia terrateniente.

El régimen de gobierno que se consolidó en Inglaterra, Francia y Bélgica fue una monarquía constitucional que garantizaba la vigencia de las libertades individuales económicas y políticas. La participación política se abría exclusivamente a una parte de la población mediante el sufragio restringido. Sólo aquellos ciudadanos que eran propietarios, tenían determinado nivel de ingresos o determinado grado de instrucción escolar, tuvieron derecho al voto y a ser elegidos representantes parlamentarios.

La revolución Francia julio de 1830

La revolución que estalló en Francia en julio de 1830 contra el absolutismo del rey Borbón Carlos X, inició la oleada revolucionaria que se extendió por toda Europa. En París, burgueses estudiantes, obreros asaltaron armerías, armaron barricadas y pidieron por la abdicación del rey. El ejèrcito se negó a reprimir a los revolucionarios y el rey abandonó el país. Se le entregó la corona a Luis Felipe de Orleans que adhería a los principios liberales.

1848: Hacia la Democracia Liberal: El movimiento revolucionario de 1848 fue el que más se extendió por Europa, pero el de menos éxito: con la única excepción de Francia. En el resto de los países, los antiguos gobiernos recuperaron el poder en muy poco tiempo, y los revolucionarios fueron encarcelados o exiliados. En Francia se proclamó la República, que duró algo más de 2 años. El único cambio irreversible fue la abolición de la Servidumbre en el Imperio de los Habsburgos.

Las fuerzas sociales y políticas en 1848.

La oleada revolucionaria de 1848 comenzó en Francia y el nuevo estallido estuvo relacionado con los resultados de la revolución de 1830. El régimen de gobierno establecido desde entonces favorecía a la Alta Burguesía, pero negaba el Sufragio Universal a la Baja Burguesía, a los intelectuales y sobre todo a los trabajadores.

La situación se agravó cuando, a partir de 1845, se acentuó la crisis económica. Una serie de malas cosechas provocó un fuerte aumento en los precios de los alimentos básicos de los trabajadores: los cereales y las papas. El cierre de fábricas por causa de la crisis de la industria textil había aumentado el desempleo, y el hambre se generalizó motivando a los trabajadores a protestar.

En toda Europa, casi simultáneamente, miembros de la baja burguesía y estudiantes se unieron a las protestas de los obreros. En Francia, el Ejército y la Policía se negaron a reprimir a los aliados revolucionarios: el rey abdicó y se proclamó la República.

La experiencia de la Segunda República Francesa.

La experiencia de la Segunda República Francesa.

Lo significativo de la revolución que se desarrolló en París en febrero de 1848 fue que, por primera vez, los trabajadores tuvieron demandas específicas diferentes de las de los burgueses.

*POLÍTICO: La Baja Burguesía pedía una reforma del sistema electoral y parlamentario para lograr un mayor grado de participación en el gobierno.
*SOCIOECONÓMICO: Los Obreros pedían soluciones al problema de la desocupación y del hambre. Entre 1846 y 1848 el cierre de los talleres de ferrocarriles había dejado sin empleo, en París, a 500.000 obreros.

El Gobierno Provisional que se organizó luego de proclamada la República, y contó con la participación de un obrero y de un representante de los intereses de los obreros como Ministro de Trabajo: el socialista Louis Blanc. Entre febrero y mayo de 1848, este nuevo gobierno —con el apoyo de los pobres de las ciudades y de burgueses republicanos moderados— realizó las siguientes acciones:

*estableció el sufragio universal
*abolió la esclavitud colonial
*abolió la pena de muerte por delitos políticos
*creó los Talleres Nacionales para solucionar el problema del desempleo en la ciudad de París.

La derrota de los trabajadores.

La primera elección que se realizó en Francia con la vigencia del Sufragio Universal dio por resultado una Asamblea Constituyente integrada en su mayoría por partidarios de la Monarquía y de Reformas moderadas.

La mayor parte de la población, que era todavía rural, no había tomado contacto con las nuevas ideas que impulsaban los burgueses radicales y republicanos, ni con las ideas socialistas que defendían los intereses de los obreros. Por esto, en las ciudades del interior de Francia la población masculina votó por aquellos miembros de la sociedad que conocía: los médicos, los abogados, e incluso por los nobles que ocupaban un lugar destacado en su ciudad.

Esta Asamblea se enfrentó con el Gobierno Provisional y, reafirmando los principios del Liberalismo Económico, decidió el cierre de los Talleres Nacionales.

El balance de 1848: la burguesía “conservadora”.

Cuando la burguesía tomó conciencia de la enorme fuerza que tenía el conjunto de los trabajadores pobres, sintió sus intereses amenazados: la Propiedad Privada. Desde entonces, muchos liberales moderados se fueron convirtiendo en conservadores.

A medida que los burgueses moderados se retiraron de la alianza, los Trabajadores y los Burgueses Radicales quedaron solos frente a la unión de las antiguas fuerzas aristocráticas y la burguesía conservadora. Las revoluciones de 1848 fueron derrotadas porque los Partidos del Orden se impusieron sobre la Revolución Social.

Los trabajadores habían luchado no sólo por el Derecho al Voto para todos los ciudadanos, sino también por reformas en la organización de la economía y la sociedad que mejoraran sus condiciones de vida. Ante las demandas de los obreros, la Baja Burguesía Liberal y Moderada consideraron que la propiedad privada estaba en peligro y se aliaron nuevamente con la Alta Burguesía.

Luego de la experiencia vivida, los Gobiernos Conservadores que retomaron el poder se propusieron poner en práctica muchos de los principios del liberalismo económico, jurídico y cultural.

Entre 1848 y 1849, los conservadores habían comprendido que la Revolución era peligrosa y que las demandas más importantes de los radicales y obreros -especialmente las económicas— podían satisfacerse a través de Reformas. De esta manera, las “reformas económicas” reemplazaron a la “revolución”, y la Burguesía dejó de ser una fuerza revolucionaria.

A pesar de que en 1848, en Francia, la Revolución había terminado con la derrota de los obreros, la gran movilización de trabajadores -entre otras razones- impidió la limitación del Sufragio.

En noviembre de 1848, la elección del nuevo presidente de la República Francesa se hizo por Sufragio Universal. Los franceses no eligieron a un candidato moderado, pero tampoco a un radical. El ganador fue Luis Napoleón Bonaparte.

Para los gobiernos europeos, la elección de Luis Napoleón hizo evidente que la “Democracia de sufragio universal” —la institución que se identificaba con la Revolución— era compatible con el mantenimiento del orden social.

La democracia liberal.

Durante la primera mitad del siglo XIX, muchos pensadores y gobernantes de Europa Occidental estaban convencidos de que, en las sociedades de su época, el desarrollo del Capitalismo y el establecimiento de la Democracia de Sufragio Universal eran objetivos incompatibles.

Y en esta afirmación coincidían, por ejemplo, pensadores liberales que representaban el punto de vista de los burgueses —como el francés Alexis de Tocqueville y el inglés John Stuart Mill— y un pensador socialista que representaba el punto de vista de los trabajadores, el alemán Karl Marx.

El desarrollo del Capitalismo había generado una multitud de trabajadores pobres que, paulatinamente, se iban transformando en la mayoría de las poblaciones de las sociedades europeas.

Sobre la base de diferentes argumentos, tanto para Stuart Mill y para Tocqueville como para Marx, el mayor número de los trabajadores pobres era la razón que hacía inconciliables el Capitalismo y la Democracia. Para los liberales, la extensión del Sufragio Universal y al establecer un voto por persona, la política daba lugar al Gobierno de los Trabajadores Pobres que no tenían conocimientos adecuados debido a su falta de Educación formal.

Desde esta percepción de la situación, al carecer de la preparación necesaria para ejercer el gobierno, gobernarían exclusivamente en función de sus intereses, y la democracia dejaría de estar vigente. No obstante, para los socialistas, el gobierno de los trabajadores terminaría destruyendo al Capitalismo.

Sin embargo, el desarrollo del Capitalismo continúa hasta nuestros días aunque desde la segunda mitad del siglo XIX, progresivamente, cada vez fueron más los individuos reconocidos como ciudadanos con derecho a voto.

En la actualidad, en casi todas las sociedades capitalistas son ciudadanos todos los adultos, cualquiera que sea su nivel de riqueza y de instrucción, su ocupación, su raza y su religión.

La Democracia Liberal, fue y es el sistema político que logró e hizo posible la vigencia y la “convivencia pacífica” del Sufragio Universal junto al mantenimiento del Capitalismo como forma de organización de la economía, y de la legitimidad de los reclamos de la sociedad por parte del Estado de los derechos sociales y humanos

Fuente Consultada: Historia Europa Moderna Alonso/Elisalde/Vázquez – Revoluciones del Mundo Moderno de Alonso Lazo
Profesora de Historia: Adriana Beresvil

 

La burguesia Industrial Nacimiento Origen y Evolución Resumen

La Burguesía Industrial: Origen y Evolución

La Comuna de París

Revoluciones Liberales

El Cartismo

Revolución de 1830

Esta clase social, cuyo origen se remonta a la Europa feudal, se convirtió en germen de un nuevo mundo con el desarrollo del capitalismo. Dicha transformación culminó entre los siglos XVII Y XIX, por medio de las revoluciones burguesas.

En el mundo moderno de los siglos XVII y XVIII fue cada vez más evidente la relación entre los cambios en la organización económica de una sociedad y los cambios en su organización política.

A lo largo de su historia, cada sociedad va realizando diferentes actividades económicas y el trabajo de los hombres se va organizando en forma también distinta. Siempre, en las sociedades antiguas y también —aunque por medios distintos— en las del mundo moderno, fue necesario que la autoridad política asegurase la realización de las actividades económicas, la producción de un excedente y la acumulación de una parte de las riquezas producidas.

Por esto mismo, los grupos sociales que tienen el poder económico en cada sociedad se proponen asegurar que la autoridad política garantice sus intereses.

A partir del siglo XVII, con el desarrollo de las nuevas actividades económicas, como el comercio y la industria, los burgueses adquirieron poder económico y acumularon riquezas. Por primera vez, tuvo poder económico un grupo social —los burgueses— diferente del que durante siglos ejerció el poder político: la aristocracia terrateniente. Desde entonces, para los burgueses quedó planteada la necesidad de producir cambios en la organización política de la sociedad para asegurar sus intereses económicos.

ORIGEN , FORMACIÓN Y CONSOLIDACIÓN DE LA BURGUESÍA EN EL SIGLO XIX

Su Formación

Originalmente, el término burguesía calificaba tan sólo a los habitantes de las ciudades (burgos) de la plena Edad Media, derivando más tarde hasta englobar a una clase social caracterizada por su actividad económica no agrícola. Para los marxistas, esta clase social era la dominante en el modo de producción capitalista, poseedora de los medios de producción, gracias a lo cual podía acumular las plusvalías generadas por el trabajo asalariado de los proletarios.

La teoría sociológica, desde M. Weber y W. Sombart, contempla a la burguesía como la clase social que, animada de un espíritu nuevo, donde priman el individualismo, el esfuerzo personal, la innovación y el afán de lucro, transforma el mundo feudal en el que nace, hasta lograr la plena implantación del capitalismo y el estado liberal.

De todas formas, esta clase social no constituye un grupo homogéneo, sino se dan grandes diferencias entre una alta burguesía, compuesta por los capitalismo dueños de los medios de producción, que rigen la vida política y económica en estados liberales, y una pequeña burguesía de profesionales liberales, funciona empleados medios y pequeños propietarios y comerciantes que, aunque como muchos rasgos ideológicos y culturales con la anterior, se encuentra mas cerca proletariado por su renta y su posición social y política.

El hecho es que el cono de burguesía es muy amplio, y ha tenido distintos significados y matices a lo largo de la historia, y según las perspectivas desde las que se ha analizado.

Nacimiento y consolidación de la burguesía

Aunque ya en la Antigüedad existieron hombres de negocios dedicados a las, actividades mercantiles y manufactureras y vinculados al mundo urbano, el importante papel de los aparatos públicos en las actividades económicas no solía mucho margen para la iniciativa privada, por lo que no podemos hablar de burguesía propiamente dicha. En Europa occidental, el crecimiento económico y demográfico experimentado a partir del siglo XI permite el asentamiento de una población cada vez más numerosa en las ciudades, tanto antiguas como de reciente fundación (burgos).

Estos burgueses se especializan en actividades artesanas y, cantiles, que pronto les proporcionan una fuerza económica suficiente para presionar sobre los señores feudales, de los que obtuvieron libertades jurídicas, autonomía administrativa y protección para sus actividades. Sin embargo, no consiguieron distinguirse jurídicamente de la mayoría campesina de la población, y el esquema social feudal, basado en la división en tres órdenes o estamentos (nobles, eclesiásticos y trabajadores o estado llano) se mantuvo inalterado.

Esto no impidió que dentro del mismo grupo burgués se produjera una creciente estratificación, sobre todo Partir del siglo XIII, diferenciándose las oligarquías de grandes comerciantes y banqueros que normalmente controlaban los gobiernos municipales, del «común», integrado por artesanos, sirvientes y pequeños comerciantes.

La oposición de intereses entre ambos grupos dio lugar a la aparición de conflictos durante la baja Edad Media. Además, esa oligarquía burguesa se asimila progresivamente a la nobleza terrateniente, cuyo estilo de vida copia y cuyo estatus social codicia.

Desde fines de la Edad Media y durante toda la Edad Moderna, muchas familias burguesas entroncan con la nobleza (mediante matrimonios con familias aristocráticas empobrecidas), o acceden a esa condición mediante la compra de cargos o tierras vinculadas a títulos, convirtiéndose en rentistas y asumiendo los valores conservadores de la clase noble.

otra forma de ascender socialmente era mediante el servicio en la creciente burocracia estatal que las monarquías autoritarias de la Edad Moderna estaban desarrollando Los monarcas preferían emplear en su administración a letrados procedentes de la clase media burguesa, en lugar de a los miembros de la alta nobleza, susceptibles de desafiar su poder.

De todas formas, los burgueses no ennoblecidos siguieron perteneciendo estado llano, y normalmente eran ellos los que acaparaban su representación Cortes y otras instituciones representativas de origen medieval, a las que los rey Antiguo Régimen recurrían lo menos posible, sólo cuando estaban necesitados financiación extraordinaria.

La expansión mercantil europea desarrollada a partir del siglo XVI, con el descubrimiento y colonización de nuevos y vastos territorios ultramarinos y la apertura nuevos mercados, proporcionó unas inmensas posibilidades de enriquecimiento burguesía. Pero el mantenimiento de las estructuras tradicionales le impedía un papel social y político acorde con su poder económico.

A partir del siglo XVI sé produjo también un cambio de mentalidad, con la difusión de nuevas ideas: el humanismo, el racionalismo e incluso la ética protestante (especialmente en su versión calvinista), transformaciones ideológicas, filosóficas y culturales que encuentra culminación en la Ilustración, que tuvo en la burguesía a su principal valedora beneficiaria. Se santificó el afán de lucro y el éxito en los negocios, como signo del divino y como contribución a la prosperidad general. El individualismo y la igualdad entre los hombres se elevaron a la categoría de dogmas, contradiciendo el si de privilegios estamentales que impedía a la burguesía desempeñar un pape destacado en la vida pública.

Por último, el apoyo al progreso científico y técnicas a la mentalidad racionalista, también en la economía, se oponían a las viejas estructuras productivas (gremios) y comerciales (mercantilismo), que constituían una para el pleno desarrollo del capitalismo, el nuevo sistema socioeconómico que ido gestando con las actividades de la burguesía.

EL ASCENSO SOCIAL: Uno de los resultados más importantes de la doble revolución de fines del siglo XVIII fue abrir las carreras al talento. Había cuatro caminos (para nada fáciles) para desarrollar estas carreras.

• El estudio universitario permitía iniciar un ascenso en la sociedad de la época. Sin embargo, la educación no era generalizada y, por lo tanto, no estaba al alcance de todos y no generó la sociedad abierta que todos esperaban. Al contrario, surgió una sociedad cerrada en la cual se conformó una élite intelectual y profesional. Pero para aquellos que alcanzaban la educación universitaria -médicos, abogados, ingenieros, arquitectos, profesores, funcionarios de carrera, sacerdotes y pastores religiosos- estaba garantizada cierta reputación social, bienestar económico e incluso la posibilidad de acceder al poder político.

• La carrera de los negocios era el camino de ascenso social por excelencia en una economía abierta y en rápida expansión. Era también la vía más limitada y minoritaria, pues no cualquiera podía acceder al mundo de los negocios: exigía condición mental, sentido de la oportunidad y, por supuesto, recursos económicos, requisitos que la mayoría no poseía. No todos podían seguir el camino de Robert Peel.

• El ejército ofrecía la más vieja de las carreras abiertas al talento. En sus filas habían progresado socialmente muchos hijos de campesinos y pobres urbanos que obtuvieron -cuando sobrevivieron a las guerras- un prestigio social y una posición económica que de otra manera habría sido impensable. Esta vía de ascenso social se había potenciado después de la Revolución Francesa y durante las guerras napoleónicas, pero se redujo sensiblemente durante el período de paz.

• El arte era el cuarto camino de reconocimiento social. Escritores, pintores, actores, músicos y cantantes gozaban -en un mundo de valores burgueses- del prestigio que otorgaba el solo hecho de poseer talento, un atributo que en las sociedades nobiliarias y aristocráticas era escasamente tenido en cuenta.

Las revoluciones burguesas (más en este sitio)

Todas esas estructuras económicas y sociales anticuadas encontraban su mar expresión en el sistema político de las monarquías absolutistas. La burguesía utilizaba, en su beneficio el descontento de gran parte del estado llano, el estamento no privilegiado, que incluía desde los más pobres jornaleros hasta los banqueros o comerciantes más ricos.

La serie de revoluciones iniciada en Inglaterra (1642-48 y 1688) Norteamérica (1773-83) y Francia (1789), y extendida durante el siglo XIX al re Europa, significó la abolición del Antiguo Régimen y la instauración del estado General burgués, la sociedad de clases y el capitalismo industrial.

Esta transformación social, económica y política sirvió especialmente a los intereses de la gran burguesía capitalista, convertida en clase dominante. En efecto, la revolución Industrial iniciada en la segunda mitad del siglo XVIII en Inglaterra había lugar al desarrollo de un nuevo sector económico.

Los capitales acumulados por el comercio fueron invertidos en las nuevas fábricas, donde se empleaba a la mano de obra que una transformación agraria orientada al mercado había dejado sin tierras y si bajo. La nueva economía industrial, cuyos medios de producción están en manos de la burguesía capitalista, se transforma en el motor del desarrollo de los estados occidentales.

El poder económico se convierte en la pauta que marca las divisiones y jerarquías de la nueva sociedad de clases. Se produce entonces la clara separación la burguesía y las clases trabajadoras, que no tienen acceso a los bienes de producción ni al reparto de la riqueza generada por su trabajo. La recompensa que obtiene el proletariado por haber apoyado las revoluciones burguesas es el pago de un salario por su trabajo, privado de voz en los mecanismos económicos y políticos.

El fin de la burguesía revolucionaria

A partir de ese momento, la antigua burguesía revolucionaria se convierte en una clase conservadora. Se priman los valores del orden (además de los de la familia, el trabajo y el ahorro), se defiende a ultranza la propiedad privada, y se intenta restringí acceso de las clases populares al poder político (sufragio censatario).

De vez en cuando, la presión popular en los movimientos revolucionarios (Babeuf en 1797, las revoluciones de 1848, la Comuna de París de 1871), y corrientes como el socialismo intentan despertar la conciencia de clase del proletariado y organizarlo para luchar por mejorar su posición.

Ante esto, la burguesía responde con concesiones que intentan integrar a las clases populares en el sistema, instaurando el sufragio universal, extendiendo su ideología mediante la educación nacional, y creando el mito según el cual, en una sociedad de clases «abierta», cualquier individuo es capaz, por mérito esfuerzo, de mejorar su condición.

En el siglo XX, la evolución económica y social de los países más desarrollados ha dominado la aparición de una amplia clase media o pequeña burguesía, que no está definida tanto por la propiedad de los medios de producción como por su formación cultural y técnica, que le permite desempeñar los puestos intermedios de la administración pública y empresarial. Por otro lado, se ha producido también una elevación del nivel de vida y formación de las clases trabajadoras, cuyos miembros más cualificados se confunden con los estratos inferiores de la clase media («aburguesamiento» de la clase obrera).

Al mismo tiempo, la difusión de unos hábitos culturales y de consumo homogéneos por parte de los medios de comunicación ha propiciado aparición de una «sociedad de masas» o de consumidores, que pretende desdibujar las fronteras entre clases.

El Antiguo Régimen

Crisis del Antiguo Régimen

 

Pacto de Brest Litovsk Tratado de Paz Rusia Guerra Mundial Final

Pacto de Brest Litovsk – Tratado de Paz 

Principales Batallas Gran GuerraBatalla de VerdúnBatalla de MarneLa Guerra en Fotos

La paz de Brest-Litovsk: El tratado de paz firmado en Brest-Litovsk (actualmente en Bielorrusia) entre las potencias centrales y la República de Ucrania (09 de febrero 1918) y la Rusia Soviética (03 de marzo 1918), puso fin a las hostilidades entre dichos países en el contexto de la Primera Guerra Mundial.

Las primeras negociaciones del gobierno bolchevique con los imperios centrales comenzaron el 9 de diciembre. Las reuniones se celebraron en la fortaleza de Brest-Litovsk El problema de la guerra se planteaba para los revolucionarios rusos de la siguiente manera: había que ganar tiempo a toda costa para fortalecer la revolución.

La mirada de los bolcheviques se dirigía a Europa en espera de la crisis revolucionaria que preveían. La primera delegación soviética estuvo representada por Kámenev y Joffé. Los Imperios centrales enviaron a los ministros de relaciones exteriores de Austria-Hungría y Alemania, Csernin y Von Kuhlmann, al jefe del estado mayor del frente oriental, general Hoffmann.

Desde las primeras discusiones, los imperios centrales mostraron sus intenciones: imponer la paz a Rusia y obtener grandes concesiones. El artículo segundo de sus propuestas para la paz decía: «Habiendo reconocido el gobierno ruso, de acuerdo con sus principios, el derecho de todos los pueblos, sin excepción, que forman parte del Estado ruso, a disponer de sus destinos hasta el punto de separarse por completo, se da por enterado de las resoluciones que expresan la voluntad de los pueblos de Polonia, Lituania, Curlandia, una parte de Estonia y de Finlandia, de separarse del Estado ruso y de constituirse en Estados realmente independientes».

O sea, reclamaban la anexión a Alemania de todos esos territorios. La propuesta era monstruosa y evidenciaba claramente la voracidad imperialista de Alemania. La formulaban, por otra parte, contando con que Rusia ya no estaba en condiciones de combatir. Era la tesis de Ludendorff: imponer la paz o rematar a Rusia «rápida y enérgicamente». El temor al bolchevismo aterraba al jefe militar: » Yo sabía que, aún en caso de llegar a la paz, nos serían necesarias numerosas fuerzas contra el bolchevismo».

El 27 de diciembre se reanudaron las negociaciones. La delegación soviética estaba presidida esta vez por Trotski. Las discusiones se hicieron más tensas. La delegación bolchevique seguía ganando tiempo, mientras dirigía una activa campaña propagandística sobre los soldados alema-nes. La situación se mantuvo casi dos meses. El Estado Mayor alemán estaba exasperado. Ludendorff proponía insistentemente iniciar las operaciones contra Rusia.

El 26 de enero, el gobierno soviético culminaba su ruptura con los aliados: un decreto anulaba todas las deudas exteriores de Rusia. Al mismo tiempo, las negociaciones de Brest-Litovsk llegaban a término. En los primeros días de febrero, Alemania y sus aliados reconocieron a Ucrania como Estado independiente y firmaron, con una «delegación» ucraniana inventada, un acuerdo de paz. La delegación bolchevique rompió la negociación: daban la guerra por terminada, pero sin firmar la paz.

El 18 de febrero, apenas unos días después de la ruptura de las negociaciones, Alemania anunció al gobierno ruso la reanudación de las hostilidades. La ofensiva alemana casi no encontró resistencia. En pocos días, del 18 al 24, Ucrania fue invadida. Las posibilidades de resistencia para el gobierno soviético eran muy escasas. No existían fuerzas para mantener una guerra revolucionaria. Se impuso la necesidad de firmar la paz. El 19 de marzo, llegaba a Brest-Litovsk una nueva delegación soviética.

La Rusia soviética había aprovechado bien el tiempo de las negociaciones. La propaganda tuvo enorme efecto sobre Alemania y los pueblos en general. En primer lugar, se hacía evidente la mentira con que la Entente pretendía engañar a los obreros de Europa: que los bolcheviques eran agentes alemanes.

El gobierno soviético firmaba la paz bajo la imposición de los cañones del ejército alemán. El 3 de marzo se firmó el tratado. Un mensaje del gobierno revolucionario, dirigido a los pueblos del mundo, decía: «La paz que firmamos nos es dictada con las armas en la mano. La Rusia revolucionaria se ve constreñida a aceptarla, apretando los dientes…»

La paz de Brest-Litovsk implicó enormes concesiones territoriales en beneficio de Alemania. Las cláusulas principales del tratado, que estaba redactado en trece artículos eran: compromiso recíproco de cesar en toda clase de propaganda contra el estatuto gubernamental o militar de los países interesados; la desmovilización del ejército ruso, incluso la de las nuevas unidades soviéticas; renuncia, por parte de Rusia, a inmiscuirse en los asuntos de los países situados al oeste de las nuevas fronteras (todos los países bálticos, Lituania y Polonia); evacuación de las regiones de Asia Menor, ocupadas por las tropas rusas; reconocimiento, por parte de los Soviets, de la república popular de Ucrania y del tratado firmado por ésta con la Cuádruple; evacuación de Finlandia y de las islas Aaland por los rusos (lo que equivalía al sacrificio de la revolución finlandesa); renuncia recíproca a toda indemnización de guerra.

Sin embargo, Rusia tendría que indemnizar a los Imperios centrales por el sostenimiento de los prisioneros rusos, por los daños causados por la revolución a los subditos austro-alemanes, etcétera (en total, un pago de más de tres mil millones de rublos oro). Se realizaría inmediatamente el intercambio de prisioneros de guerra (Alemania calculaba de esta manera recuperar material humano); se reanudarían las relaciones comerciales y diplomáticas. Una vez firmada la paz, y al amparo del tratado prosiguió el avance de las tropas alemanas en Ucrania, hasta el Don, hasta Crimea, hasta el Cáucaso».

La primera paz de la guerra mundial resultaba favorable para Alemania y sus aliados. Empero, el beneficio de la ocupación de Ucrania fue muy inferior al que había calculado el Estado Mayor alemán. El principal aporte lo constituyó el envío a Alemania de 46.000 caballos y 5.000 cabezas de ganado. En cuanto a cereales, obtuvieron una exigua cantidad, que no alcanzaba a paliar el problema del hambre en Alemania y Austria-Hungría. El costo, por otra parte, fue muy elevado. Tuvieron que mantener un ejército de ocupación (22 divisiones), constantemente hostigado por partidas guerrilleras, que pronto se desmoralizó.

Asimismo, la publicación de la paz alemana de Brest-Litovsk contribuyó a afirmar en la Entente su voluntad de no concluir la guerra antes de aniquilar a Alemania. Además, prestó un buen servicio a la propaganda aliada que agitó por el mundo la «rapiña alemana» en Rusia. . . La paz impuesta se volvió contra Alemania.

La Rusia soviética perdió importantes territorios, pero la revolución de octubre se sostuvo. Cuando la revolución alemana derribó la monarquía de los Hohenzollern, los bolcheviques denunciaron la paz de Brest-Litovsk y se lanzaron a recuperar e! terreno perdido. En tanto, habían comenzado a organizar el Ejército Rojo, bajo la dirección de Trotski. Al mismo tiempo, la propaganda realizada hacia Alemania comenzó a dar sus frutos.

Desde una cárcel de Berlín, Liebknecht, hacía en esos días un excelente comentario sobre la paz de Brest-Litovsk:

«El balance de Brest-Litovsk no es igual a cero, aunque de momento haya de traducirse en una paz brutal de imposición y avasallamiento. Gracias a los delegados rusos, Brest-Litovsk se ha convertido en una tribuna revolucionaria de radio amplísimo. Aquellas negociaciones sirvieron para desenmascarar a los imperios centrales, para desenmascarar el instinto de rapiña, la falsedad, la perfidia y la hipocresía de Alemania. Sirvieron para dictar un veredicto aniquilador contra esa política alemana de las ‘mayorías’ a que, según ella, se ha de ajustar la paz, y que tiene más de cinismo que de gazmoñería. Han servido para desencadenar, en varios países, considerables movimientos de masas. Y su trágico acto final —la intervención decretada contra la revolución— ha sacudido todas las fibras socialistas del mundo. Ya llegará el día en que se demuestre, que van a recoger de esta siembra los triunfadores de hoy. Yo les garantizo que no van a disfrutar a gusto.»

China y la guerra de los boxers Causa de la Rebelion Revolucion Boxers

China y la Guerra de los Boxers – Xenofobia

El siglo XX no pudo haber tenido el peor comienzo en China: en el año 1900, el descontento de la población por la intromisión de los extranjeros en su territorio derivó en un salvaje ataque a las embajadas de los países europeos. La ofensiva fue encabezada por una agrupación denominada «Puños para la Justicia y la Concordia» –o simplemente conocida como los «bóxers» (los boxeadores)– procedente de la sociedad secreta del Loto Blanco.

A pesar de los esfuerzos de los gobernantes manchúes del siglo XIX por aniquilarla, sobrevivió en el norte de China, sobre todo en la provincia de Shantung (Shandong). Los bóxers surgieron después de la derrota china frente a los japoneses en 1895.

guerra boxers

Vestían con el pelo recogido con un paño rojo, llevaban cintas del mismo color en los tobillos y muñecas, y una faja también roja que ajustaba su amplia túnica blanca. Y realizaban demostraciones de un ejercicio gimnástico que les ayudaba a armonizar sus músculos y su mente. Este ejercicio se asemejaba al boxeo y de allí el nombre de «bóxers». En el año 1900 empezaron a matar a todos los misioneros religiosos que se encontraban en China.

Y después siguieron con un ataque feroz contra todos los extranjeros y los diplomáticos. Los funcionarios residentes en Pekín resistieron durante 55 días hasta que soldados de todas las nacionalidades desembarcaron e hicieron frente a la ofensiva, que contaba con el apoyo de la emperatriz china Ci Xi. La derrota de los bóxers adelantó el derrumbe de la dinastía China, que se produciría pocos años después, en 1912, con la fundación de la república y el nombramiento de su primer presidente: Sun Yat-sen.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria1.jpg

HISTORIA: La Rebelión de los boxers (1898-1900) fue el primer estallido del nacionalismo chino y preludio de la revolución posterior. Los boxers constituían una sociedad secreta, cuyo fin era liberar a China del «demonio extranjero». Se exhibían carteles de propaganda en donde las tropas europeas huyen aterradas ante el empuje de los invencibles chinos. Los boxers contaban con el tácito apoyo de la tácito de la emperatriz Dowager Tz’u Hsi En 1911, a los tres años de su muerte, sobrevino la revolución.

China se sentía a merced del apetito imperialista de las potencias extranjeras y sumida en la desesperanza. Ello provocó la rebelión bóxer de 1898 a 1900. Los boxers, constituidos en temible sociedad secreta, desataron una feroz campaña contra los «diablos extranjeros». Mataron a unos 200 misioneros cristianos y a unos 20.000 chinos conversos, asesinaron al embajador japonés en Pekín y cercaron el distrito diplomático de la ciudad. Todo un ejército de tropas inglesas, estadounidenses, alemanas, francesas, rusas y japonesas rompieron el sitio, sometieron a los boxers y les impusieron duras condiciones de paz.

Paulatinamente, los estamentos más emprendedores de la población china comprendieron que su país debía imitar la conducta de Japón y modernizarse al modo occidental para evitar ser de nuevo colonizado económicamente. Los más conspicuos promotores de este resurgir nacional habían estudiado en Inglaterra, Francia, Estados Unidos y, especialmente, en Japón.

Entre sus profetas y portavoces se hallaba el doctor Sun Yat-sen, médico nacido en el sur de China en 1866. Sun tenía 28 años cuando en 1894 creó en Honolulú la Asociación para la Regeneración de China, de signo revolucionario, y al año siguiente promovió en Cantón un levantamiento contra los manchúes que fue abortado.

Los alzamientos sorprendieron a los propios líderes del movimiento revolucionario chino. Hacía mucho tiempo que proclamaban sus objetivos, pero no poseían aún un auténtico programa para el resurgimiento del país. Tampoco tenían un dirigente. Sun Yat-sen, líder idóneo, se hallaba entonces en Estados Unidos. Antes de que Sun desembarcara en China y organizara a los suyos, un ambicioso e intransigente militar, el general Yuan Shih-kai, que mandaba las tropas mejor equipadas del imperio, logró adueñarse de la situación.

Los boxers enfrentan al enemiLos boxers enfrentan al enemigogo

En 1900, la sublevación contra los extranjeros de una secta china llamada Yi He Tuan —«Puños de Justicia y Concordia», o «boxers», como les denominaron los ingleses— culminó en un absoluto desastre para China, lo que perjudicó su precaria soberanía y representó el principio del fin para la dinastía Qing.

China estaba sumergida en una xenofobia profundamente arraigada, resultado de una larga historia de intervenciones extranjeras y, más recientemente, de condiciones sociales y económicas en decadencia.

La sociedad secreta de los boxers reforzaba sus campañas jurando que mataría a todos los extranjeros («hombres peludos primarios») y a sus simpatizantes chinos («hombres peludos secundarios»).

La cruzada fue instigada por Ci Xi, la emperatriz viuda, que ostentaba el poder desde 1898. Siguiendo la iniciativa de la emperatriz, varios gobernadores provinciales apoyaron la violenta resistencia de los boxers en sus jurisdicciones.

Fortalecidos de esta manera, los boxers saquearon el campo, destruyeron las estaciones de ferrocarril y las líneas de telégrafos y, finalmente, mataron a 231 extranjeros y á millares de chinos cristianos. El 21 de junio de 1900, la emperatriz, impulsada por su patriotismo, declaró la guerra a todas las potencias extranjeras que interferían en la vida política china por intereses egoístas. Los boxers iniciaron un asedio de dos meses a las embajadas en Pekín.

Las naciones que sufrieron el ataque, incluyendo Japón, Rusia, Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos, Austria-Hungría e Italia, rápidamente se agruparon en una fuerza internacional con la que llegaron a Pekín el 14 de agosto y vencieron fácilmente a los boxers.

Los términos del protocolo bóxer, el tratado de paz que finalizó con la rebelión, fueron extremadamente duros: China fue condenada a pagar una indemnización de 333 millones de dólares; las tropas extranjeras dejaron guarniciones desde Pekín hasta el mar; los exámenes del servicio civil fueron suspendidos durante cinco años; tres oficiales simpatizantes de los boxers fueron ejecutados, y un cuarto fue empujado al suicidio.

El kaiser Guillermo II, uno de cuyos ministros había sido asesinado por los boxers, proclamó triunfante: «Nunca más, ningún chino se atreverá a mirar con desdén a un alemán».

Internacionalmente el prestigio de China llegó a su punto más bajo. La indemnización consumía la mitad del producto nacional y debilitaba a la dinastía Qing. Además, la ocupación de Manchuria por Rusia había trasladado a miles de soldados a la región durante la rebelión. Tras la firma del protocolo bóxer en 1901, las tropas permanecieron allí. En tres años, su presencia provocó la guerra ruso japonesa.

PARA SABER MAS…

Fuente Consultada: El Gran Libro del Siglo 20 (Clarín)

Guerra Mundial:Japón Bombardea a Califonia Con Globos Aerostáticos

Guerra Mundial: Japón Bombardea Con Globos Aerostáticos

Al desarrollarse el penúltimo año de lucha de la Segunda Guerra Mundial, el 4 de noviembre de 1944, un buque de la Armada de los Estados Unidos halló, flotando en el océano, cerca de las costas americanas del Pacífico, un gran trozo de tela hecha jirones. Cuando se procedió a subirla a bordo se descubrió que llevaba atada una carga de considerable peso. En el momento que ascendían la tela al navío, la misteriosa carga se precipitó hacia el fondo del mar.

Sólo se consiguió la tela que, evidentemente, había pertenecido a un globo. El hecho de que llevara inscripciones en japonés fue suficiente para poner en sobre aviso a los mandos norteamericanos, quienes creyeron que los nipones estarían utilizando nuevas y extrañas formas de agresión. Ese mismo día, el general Wilbur, del ejército de los Estados Unidos, recibió el primer informe sobre el descubrimiento.

Transcurrieron dos semanas hasta que se encontraron, también en el mar, los restos de otro globo. En breve tiempo se descubrió un tercero semi quemado en Montana.

A partir de estos hallazgos, los militares estadounidenses se percataron del peligro que podía representar esta inédita modalidad de guerra puesta en práctica por el enemigo; táctica que consistía en el bombardeo del territorio americano haciendo uso de globos impulsados por el viento. Se calculaba la posibilidad de un ataque japonés a gran escala mediante globos cargados de explosivos. No se equivocaban en sus temores y sospechas los generales norteamericanos.

En breve se encontraron aproximadamente doscientos globos destrozados en el noroeste del Pacífico y en el oeste de Canadá. Trozos de setenta y cinco, fueron hallados en otras regiones o sacados de las aguas del océano. Los fogonazos divisados en el cielo durante la noche evidenciaban que cien, más o menos, habían explotado en el aire.

El viento resultó un inesperado aliado de los nipones pues transportaba los globos desde las islas del archipiélago del Japón hacia Alaska, el oeste americano e, inclusive, a México.

Ante la posibilidad de un ataque de envergadura, el general Wilbur solicitó de inmediato el apoyo de los organismos gubernamentales en su totalidad. Los globos japoneses aún no habían ocasionado ninguna víctima, pues todos los que habían sido arrastrados por los vientos al continente americano habían caído en el mar o en zonas rurales. Sin embargo se pensaba, no sin razón, que tarde o temprano se precipitarían sobre las populosas ciudades.

Se alertó a los guardabosques sobre el peligro y se les requirió que remitiesen a las autoridades militares más cercanas cualquier trozo de globo u otras partes de sus mecanismos que fuesen encontrados.

Antes de continuar, veamos cómo surgió, en el Japón, la idea -tan maquiavélica y a la vez revolucionaria- de cómo agredir a los Estados Unidos, en tiempos en que ningún avión tenía la autonomía suficiente como para volar de Japón al continente americano.

El proyecto en cuestión nació cuando, en 1932, el profesor Nakayama, del Observatorio Meteorológico de Takao, en Formosa, descubrió una corriente atmosférica de gran altitud que circulaba desde las islas del Japón hasta la costa oeste de Canadá y de los Estados Unidos. Nakayama la bautizó: el Jet-Stream.

Una década después, el doctor Fujiwara, que meditaba alguna manera de bombardear a los americanos en su propio suelo, sugirió que se aprovechara la corriente de aire del ]et-Strecim para lanzar globos provistos de bombas.

Luego de estudiar la velocidad del jet-Stream y las características meteorológicas de los Estados Unidos en las diferentes épocas del año, Fujiwara expidió el siguiente memorándum a las autoridades militares: “Durante la estación del verano, en la época en que el jet-Strecim tiene poca intensidad, un globo precisaría entre una semana y diez días para sobrevolar el Pacífico. La cantidad de globos que llegarían a su objetivo no pasarían del 20 por ciento de los lanzados”.

“En el invierno -proseguía el informe- el trayecto no requeriría más que dos o tres días y podría evaluarse en un 60 ó 70 por ciento el número de globos que llegarían a su objetivo. El problema consiste en que durante la estación invernal la nieve no permitiría la propagación de incendios” (…) “Consideramos prácticamente imposible el lanzamiento durante el otoño y la primavera”, finalizaba el informe.

Las sugerencias de Fujiwara tuvieron éxito. El ejército japonés fabricó un modelo de globo que fue denominado “A”, y la Armada otro, llamado “B”. A decir verdad, ambos tipos eran análogos y tan sólo era diferente su fabricación.

Al cabo de poco tiempo comenzó a escasear el hielo y el konnyciku (pasta gelatinosa de la cocina japonesa) en Tokio. Esto sucedía porque dicho elemento culinario se usaba como cola para pegar la envoltura de los globos. En cuanto al hielo, era utilizado para fabricarlos a 55 grados bajo cero, que era la temperatura que soportaría en la alta atmósfera durante su trayecto.

El ejército japonés se interesó por el plan con mucha más decisión que la marina. Cuando finalizó la contienda, el ejército había lanzado 9.000 globos de su tipo “A”, mientras que la Armada Imperial sólo había arrojado 300 de su modelo “B”.

Con un diámetro de diez metros, los globos se desplazaban a una altura que oscilaba entre los 9.000 y los 11 .000 metros, desarrollando una velocidad de 30 a 32 kilómetros por hora. Cada uno llevaba un mecanismo que hacía detonar, de manera automática, una bomba incendiaria y otras de fragmentación.

En diciembre de 1 944, basándose en los escasos restos hallados, los peritos norteamericanos habían diseñado en planos una reconstrucción hipotética del ingenio enviado por los nipones. Se mandaron trozos de globos al Observatorio de Investigaciones Navales, en Washington, como también al Instituto Tecnológico de California.

Los estudios evidenciaron que la envoltura de los globos era fabricada con varias capas de papel pergamino de regular grosor que se pegaban entre sí con cola vegetal. Los técnicos comprobaron que esta aparente fabricación casera resultaba más idónea para retener el hidrógeno en el globo que las mejores telas recauchutadas producidas por la industria en los Estados Unidos.

Los geólogos que estudiaron la arena contenida en las bolsas de lastre señalaron cinco lugares en el Japón, de donde muy probablemente provendría. Se pidió a la Fuerza Aérea que fotografiara dichas áreas. En las fotos de una de estas zonas podía observarse una planta industrial alrededor de la cual se veían esferas de color gris, lo que se interpretó como la presencia de globos. Al poco tiempo se hallaba un globo gris sobrevolando 1 as inmediaciones de una ciudad del oeste de los Estados Unidos.

¡La hipótesis había sido confirmada!

Un piloto norteamericano fue enviado con la misión de capturar ese globo. El aviador decidió empujarlo hacia el campo propulsándolo con las ráfagas de aire que producía su motor a hélice. Los golpes de aire hicieron que el globo perdiera hidrógeno, cayendo lentamente a tierra. Los mecanismos que tenían por fin producir la detonación de los explosivos no funcionaron.

¡Un globo japonés intacto había caído en manos del ejército de los Estados Unidos!

El globo coincidía a grandes rasgos con los diseños que se habían efectuado basándose en deducciones. El ejército descubrió que cada globo estaba provisto de 30 bolsitas que contenían 3 kilogramos de arena cada una. Cumplían la función de lastre. Iban cayendo de a una por un mecanismo guiado por un barómetro, el cual las soltaba cuando el globo volaba por debajo de los 9.300 metros. También estaba provisto de un aparato automático que abría una válvula de escape para el hidrógeno cuando el globo superaba los 11.000 metros.

Cada globo transportaba de 3 a 4 bombas de fragmentación de 15 kilogramos y una incendiaria. Los explosivos estaban controlados por un mecanismo que los arrojaba después de que todas las bolsas de arena hubieran sido lanzadas. Había otro aparato que tenía la función de provocar la explosión del globo, luego de que hubiesen sido arrojadas las cargas mortales. El hecho de que este dispositivo no funcionara en ciertos globos permitió a los americanos incautarse de algunos intactos.

Asimismo, los japoneses lanzaban un globo “guía sin bombas”, provisto de un aparato que emitía señales de radio para indicar a la base en Japón si el itinerario era correcto.

Luego del estudio de los globos capturados y de su contenido, los norteamericanos se dieron cuenta de que eran las bombas incendiarias las que representaban el más grave peligro para la nación. En la época de verano indudablemente producirían incendios forestales. Por consiguiente, se organizaron tropas de paracaidistas para que colaboraran con los guardabosques y bomberos.

Sin embargo, silos ataques hubieran sido en gran escala, esta movilización no hubiera servido de mucho. Además, considerando la posibilidad de que los japoneses lanzaran globos provistos de preparados bacteriológicos con el fin de propagar epidemias, tanto humanas como del ganado o de las cosechas, se tomaron los debidos recaudos movilizando médicos, veterinarios y agrónomos.

Se formaron equipos de descontaminación y se almacenó -en lugares claves- desinfectantes, medicamentos y máscaras antigás. A la vez se requirió a los ganaderos y agricultores que informasen acerca de cualquier síntoma de enfermedades inusuales en el ganado o sembradío.

Para que los japoneses no tuvieran ningún conocimiento de los resultados obtenidos con su ataque mediante globos, los medios de difusión americanos y canadienses fueron persuadidos de que no mencionasen jamás cualquier noticia referente a los globos nipones.

Si bien en el Japón no se enteraban de sus propios éxitos, este silencio de la prensa y la radio impedía que el pueblo americano tomase conocimiento del peligro que lo amenazaba. En cierta oportunidad, un grupo de chicos que iban de excursión encontraron uno de los globos caídos. Sin conocer el mortal peligro al que estaban expuestos, lo arrastraron para llevárselo. Las bombas explotaron muriendo cinco niños y una mujer. La prensa no publicó nada de lo ocurrido. Su silencio fue total.

De pronto -a fines de abril de 1 945- finalizó la caída de globos en Estados Unidos. Transcurrieron días, meses; hasta que por fin terminó la guerra. ¿Por qué razón había cesado el ataque, cuando era evidente que, de continuar, hubiera provocado grandes desastres?

El general Wilbur logró develar el misterio cuando, luego de firmado el armisticio, viajó al Japón. Allí tuvo oportunidad de dialogar con el general Kusabciv quien había estado encargado de dirigir el ataque mediante globos. Kusabciv explicó al militar norteamericano que en total se habían lanzado 9.000 globos, considerando el ejército japonés que al menos el 1 0 por ciento de los mismos llegarían al continente americano. Los primeros globos que atravesaron sin novedad el Pacífico fueron lanzados el 1 de noviembre de 1944. Los mandos japoneses se enteraron del globo que cayó en Montana. Sin embargo constataron con asombro el silencio de los periódicos y de la radio americana.

Al tener noticias únicamente del arribo a los Estados Unidos de un solo globo, el Estado Mayor japonés comenzó a desaprobar el plan de Kusaba. Los superiores le expresaron que la idea había sido buena, pero en la realidad se había revelado un fracaso. El argumento más decisivo que presentaban los mandos consistía en que se estaban despilfarrando las reservas de hidrógeno y de los demás materiales, cuando precisamente el Japón se encontraba exhausto de reservas. Todo este esfuerzo -decían- se desperdiciaba en un ataque que no daba fruto alguno.

Por último, a fines de abril de 1 945, se ordenó al general Kusaba detener definitivamente los lanzamientos. El mando superior le reprochó: “Sus globos no han llegado a los Estados Unidos. Si hubieran llegado, la prensa daría noticias de ello. Los yanquis no pueden estar tanto tiempo callados”.

¡Qué equivocados estaban los altos oficiales del Mikado! Las causas del fracaso no eran atribuibles al general Kusaba sino a que las nevadas de invierno en Norteamérica imposibilitaron el incendio de bosques. Si el ataque con globos hubiera continuado hasta el verano, cuando las zonas boscosas del oeste se encuentran secas, y silos nipones hubieran sostenido la cantidad de 1 00 lanzamientos por día, como lo hicieron en marzo de 1945, quizás hubieran producido una gran catástrofe de destrucción y pánico. Por último, el silencio de la prensa fue la jugada psicológica maestra que cumplió su cometido a la perfección, haciendo fracasar todo el plan japonés.

Fuente Consultada: Los Sucesos Más Insólitos Herry B. Lawfort

Rendición de Japón Guerra Mundial Hirohito Diplomacia Atomica Truman

Rendición de Japón – Guerra Mundial Hirohito – Truman

ANTECEDENTES DE LA ÉPOCA: El Japón, ya virtualmente vencido, había iniciado a comienzos de julio de 1945 negociaciones de rendición. En Tokio, se sabía que toda resistencia era ya inútil y que los ejércitos soviéticos se aprestaban, en cumplimiento de lo convenido en Potsdam, a irrumpir en Manchuria.

El 6 de agosto, hubo una terrible conmoción en el mundo: Hiroshima había sido arrasada con todos sus habitantes por la primera bomba A utilizada como arma de guerra. El 8 de agosto, Moscú declaró la guerra al Japón y lanzó sus ejércitos sobre Manchuria. No hubo apenas resistencia; aquello fue virtualmente un paseo militar y los marinos soviéticos no tardaron mucho en izar la bandera de la hoz y el martillo en el histórico Port Arthur, recuerdo de un no muy distante desastre de la Rusia zarista.

El 9 de agosto, Nagasaki fue «borrada del mapa», también con todos sus habitantes, por la segunda bomba A. Y el 2 de setiembre, el general Mac Arthur recibió en la vasta rada de Tokio, a bordo del acorazado «Missouri» —Truman es oriundo del Estado que había dado su nombre a la nave de guerra—, la rendición incondicional del Japón.

firma acta de rendicion de japon en la segunda guerra mundial

NI aun la rapidez con que se sucedían los dramáticos acontecimientos hacía salir al mundo de su asombro y su espanto. Las imágenes de los hongos atómicos y de las arrasadas Hiroshima y Nagasaki encogían todos los ánimos. ¡Trescientas mil víctimas civiles, hombres, mujeres y niños! ¡Otros mucho miles convertidos en desechos humanos, condenados a largas y dolorosas agonías! ¿Por qué se había hecho aquello?

Se alegó como justificación del brutal proceder que cabía temer cualquier cosa de la fanática tenacidad japonesa, que se acortaba la guerra, que se salvaban a la postre muchas vidas. Fue una justificación muy pobre. Sólo la creyeron quienes deseaban creer en ella. Pronto surgió otra explicación de aquella crueldad que pareció a todas luces innecesaria.

Se había querido prevenir a Moscú que debía contenerse, que se disponía de un arma contra la que todos los victoriosos ejércitos soviéticos nada podrían. Se había querido prevenir a Moscú que, si no había podido impedirse la conquista soviética de Berlín, sería Washington quien impondría su ley al vencido Japón. Se había querido prevenir a Moscú que comenzaba una nueva pugna en la que se vería en inferioridad de condiciones.

Pero, con el paso reí tiempo, muchos vieron en los holocaustos de Hiroshima y Nagasaki los primeros actos de la «guerra fría», implacables y feroces. En adelante, el capitalismo y el socialismo tendrían que velar sus armas.

EL ATAQUE A HIROSHIMA Y NAGASAKI

El emperador Hirohito

El ataque a Japón supone que fue previendo una costosa guerra de desgaste material y humano, por lo que el presidente Truman decide arrojar las dos bombas atómicas sobre Japón.

El 6 de Agosto de 1945 la ciudad de Hiroshima (de 300.000 habitantes) quedó reducida a cenizas y tres días más tarde Nagasaki, forzando así la rendición incondicional del Japón.

El emperador Hirohito informa por radio a su pueblo el compromiso de poner las armas, el ministro de guerra japonés se suicida y se firma oficialmente la rendición sobre el acorazado norteamericano Missouri en septiembre de 1945.

Sin embargo, esto puede entenderse de otro modo Japón al borde del colapso, Estados Unidos quiso probo recientemente desarrollado armamento nuclear, y al mismo tiempo el avance soviético que se estaba iniciando sobre territorio disputado con Japón.

Con la bomba atómica, Estados Unidos pasó a ser el Estado más poderoso.

Lanzamiento de las bombas atómicas
El lanzamiento de las dos bombas atómicas sobre Japón en agosto de 1945 dará lugar a una larga controversia. ¿La decisión norteamericana de aniquilar las ciudades de Hiroshima y Nagasaki respondía a un objetivo exclusivamente militar o tenía también aspectos políticos y diplomáticos?

Para algunos investigadores se podía alcanzar la rendición japonesa por medio de un bloqueo extremo o apelando  a la vía diplomática. La conducta fanática de los aviadores suicidas japoneses era más bien una manifestación de debilidad e impotencia de la resistencia frente a la superioridad de recursos de los Estados submarinos norteamericanos habían cortado los abastecimientos y en marzo de 1945 un raid aéreo demostró eficazmente esta superioridad norteamericana.

El presidente Harry Truman justificó el empleo de la mortífera nueva arma como un medio de acortar la guerra  y reducir las bajas. El arma nuclear fue desarrollada únicamente para ganar la guerra y con este propósito se tomó la terrible resolución de utilizarla.

Pero otros investigadores han señalado que tal demostración de poderío norteamericano no era necesario derrotar al Japón. La “diplomacia atómica” de Truman perseguía la evidente finalidad de intimidar a mentar su poder de negociación en los acuerdos de paz de postguerra en relación a la Unión Soviética. Con la bomba atómica, Estados Unidos restaba importancia a la intervención soviética contra Japón.

Se temía el avance soviético en Manchuria, Corea y otros territorios ocupados por los japoneses durante la guerra. De hecho, Japón estaba negociando la mediación de la U.R.S.S. La “extorsión atómica” tuvo como fin frenar las ambiciones o exigencias post-bélicas soviéticas.

Además Estados Unidos tenía que justificar la costosa inversión que significó el desarrollo del Proyecto Manhatan (nombre que recibió el plan secreto de investigación y construcción de la primera bomba, del que ron físicos, científicos, técnicos y militares, que en la mayoría de los casos ignoraban la finalidad de sus trabajos y medir los resultados del arma atómica.

Consecuencias  Políticas de la Bomba Atómica

Bomba Atomica en Alemania NAZI Historia Investigacion Cientifica

Bomba Atómica en Alemania – Historia

LA BOMBA EN EL CAMPO NAZI
Al terminar la primera gran guerra, el mundo buscó desesperadamente retomar la senda de progreso que se había interrumpido dolorosamente. Las universidades y los centros de estudio volvieron a cobrar impulso, y la cofradía de sabios continuó su labor.

Los términos idílicos de la paz obtenida en Versalles les garantizaba que no se cometerían los mismos errores del pasado, por lo que nuevamente las fronteras parecieron no existir para la ciencia. Así, las experiencias en Londres, en Copenhague, en Roma y en Berlín eran conocidas e incluso intercambiadas entre los matemáticos, químicos y físicos.

Sin embargo, las condiciones impuestas al derrotado imperio alemán propiciaron el surgimiento del nacional socialismo, el que poco a poco comenzó a hacerse más y más fuerte. En 1939 el racismo de los nazis salió a las calles e ingresó a las aulas.

Los jóvenes de camisas pardas, alentados por las proclamas de los científicos adeptos al régimen, que denostaban todo lo que fuera de origen judío, incluso la Teoría de la Relatividad de Einstein, expresando que era un patraña colosal, arrinconaron a hombres de la talla del mismo Einstein, Max Born y Leo Szilard, por lo que el éxodo de sabios no se hizo esperar, recibiéndolos Estados Unidos con los brazos abiertos.

Se cuenta que el Ministro del Reich, Hans Stuckhart, a propósito del verdadero desmantelamiento que se había producido en las universidades alemanas, le habría consultado socarronamente al Profesor Hilbert, Director del Instituto de Física de Gottenborg, si el establecimiento había sufrido mucho con la partida de esos científicos. La respuesta deja en claro el colosal error que ello significó, uno mas de los tantos que cometieron Hitler y sus huestes, ál dejarse llevar por su irracional odio antisemita.

En realidad, no se puede decir que haya sufrido. Simplemente dejó de existir.

En 1939, el químico nuclear Fritz Strassman y el físico Otto Han, trabajando en laboratorios alemanes, plantearon una teoría de la fisión del Uranio, la que fue comunicada al Ministerio de Ciencias, y postularon la posibilidad de construir una máquina para obtener energía. No los guiaba la alternativa de utilizarla como bomba, sino que se orientaban hacia el aprovechamiento de ella para mover motores. La iniciativa contó con el respaldo del jefe de investigaciones del ejército, el que escribió en tal sentido al Ministerio, aconsejando que se le diera prioridad.

Los trabajos se iniciaron bajo el mando de Werner Heisenberg, pero luego se optó por abrirlos en tres proyectos, cada uno a cargo de ministerios distintos y con fines también diferentes. Sólo fue en 1942 que Albert Speer, el Ministro de Guerra, comprendió el alcance bélico que tenía la energía nuclear, y ordenó concentrar los esfuerzos en esa dirección.

Parece evidente que las proyecciones exitistas sobre la marcha inicial de la guerra, cuando las divisiones panzerarrollaban cualquier resistencia a su paso, contribuyó para que los estrategas germanos restaran importancia a esta nueva y decisiva arma, la que advirtieron demasiado tarde, perdiendo la iniciativa que habían obtenido con la labor de Strassman y Han.

Por otra parte, el mismo Hitler desconfiaba de los alcances de una bomba atómica, empecinándose en derivar las investigaciones hacia el uso energético para motores convencionales.

A todos los inconvenientes reseñados, habría que agregar, finalmente, que una vez que se decidió construir la bomba atómica, los científicos optaron por seguir el camino que había mostrado en Italia, Enrico Fermi, o sea, obtener una pila nuclear bombardeando elementos por medio de «agua pesada». Esta experiencia, en términos legos, consistía en «amortiguar» la desintegración obtenida por el bombardeo logrado con los neutrones, reemplazando el hidrógeno común del agua por deuterio, que es el mismo elemento pero más pesado.

El sabio italiano, en realidad, había llegado solamente hasta el umbral de un resultado definitivo en los ensayos efectuados en Roma hacía ya algunos años, cuando vislumbró este fenómeno, para el cual había usado kerosén en la tina del baño de su laboratorio, descargando uranio sobre una esfera de plata, estando ambos metales inmersos en el líquido. El físico Emilio Sagré, que formaba parte del equipo de Fermi, a propósito del ensayo en la tina de baño, diría al recibir el Premio Nobel de su especialidad en 1959:

«Dios, con sus decisiones inescrutables, nos dejó a todos ciegos, en aquella oportunidad, frente a la desintegración».

El «agua pesada», entonces, se constituyó en un factor primordial para el esfuerzo nazi. El Mariscal Goering, a fines de 1942, encomendó un programa destinado a obtener tres mil kilos mensuales, pero esta tarea, como asimismo las toneladas de uranio que era necesario obtener, comenzó a tropezar frente a la devastadora acción de la fuerza aérea aliada, la que bombardeó sistemáticamente esos objetivos.

Sin embargo, los aliados no tenían total certeza de que los nazis no fueran a obtener un artefacto nuclear dentro de un plazo breve. El anuncio del Ministro de Propaganda del Reich, Joseph Goebbels -formulado luego del desastre que aconteciera al ejército germano en el frente ruso, tras las derrotas en Stalingrado y Leningrado- proclamando la guerra total y amenazando que en ella utilizarían poderosas y nuevas armas secretas, aceleró al máximo los trabajos que tenían como escenario los Estados Unidos.

Hitler, en tanto, al comprobar en 1944 que sus otrora imbatibles ejércitos, ahora no eran capaces de contener los avances sobre Berlín, había cambiado sustancialmente su pensamiento acerca de la nueva arma secreta.

Día a día preguntaba sobre los avances de su construcción, pero las respuestas no le daban, ni le dieron, la posibilidad que pudo entrever,quizás, de mantener vigentes sus oníricas visiones de una raza aria dueña del mundo.

Fuente Consultada: HECHOS, Sucesos que estremecieron al siglo Tomo N° 15 La Bomba Atómica

Genocidios en la Historia

Biografia de Onassis Aristóteles Millonario Griego Armador de Barcos

Biografía de Onassis-Millonario Griego

Aristóteles Sócrates Onassis nació el 20 de enero de 1906. Cuando unos cuarenta años más tarde comenzaba a ser famoso en todo el mundo, la historia de que había crecido en una familia pobre y que sin otro legado que su propia astucia se había convertido en señor poderoso fue punto de partida para periodistas más o menos imaginativos. Desconcertado pero convencido de que una buena historia era imprescindible para sustentar sus planes, leyó los primeros artículos y contribuyó, sino con grandes mentiras, al menos con su silencio. No tenía estirpe ni pasado noble y pretendía ser aceptado en la nueva aristocracia formada por estrellas de cine, monarcas venidos a menos, artistas y operadores financieros. Ubicar sus orígenes en el extremo opuesto al de la opulencia calmó su inseguridad. Onassis compró la historia y la dejó correr. Según estas versiones, su padre era un inquieto pero mísero vendedor de artesanías y su madre, una mujer que limpiaba casas de vecinos. El pequeño Aristóteles desde la adolescencia se habría propuesto revertir la fortuna a cualquier precio y habiendo partido de su casa con 250 dólares en el bolsillo había regresado en menos de 5 años con su primer millón.

BIOGRAFÍA DE ARISTÓTELES ONASSIS: En su pasaporte se decía que Aristóteles Sócrates Onassis nació en Salónica, Grecia, el 21 de septiembre de 1900. Pero la verdad es que «Ari» vino al mundo en EsmirAristóteles Sócrates Onassisna, el 20 de enero de 1906, y, para conseguir su primer empleo,- se añadió unos años, logrando la mayoría de edad antes de lo que le correspondía.

A los dieciséis años, con sesenta dólares en el bolsillo, llegó a la Argentina. Un compatriota, también refugiado en Buenos Aires, le buscó trabajo en una importante compañía telefónica anglo-argentina. Era un trabajo seguro, pero monótono, en total desacuerdo con el espíritu inquieto del joven y ambicioso Onassis.

Empezó a trabajar en el servicio nocturno y realizaba su tarea en dos horas; el resto del tiempo lo dedicaba a estudiar con atención todo lo referente a la Bolsa.

En 1925, Onassis empieza a ver realizada su primera meta. Se dedica a la importación de •tabaco brasileño y cubano y, al cabo de un año, tiene ahorrado en un Banco el primer millón de dólares de su vida. Cuatro años después, consiguió el pasaporte argentino, realizando, años más tarde, espaciadas visitas a dicho país para no perder la nacionalidad. Obviamente, Onassis aprendió a expresarse en castellano.

Como buen griego, Onassis sintió la llamada del mar y decidió hacerse naviero. Empezó con la compra de seis barcos. Eran los años de la gran depresión económica mundial y el griego se hizo con toda una flota (sobre todo petroleros) adquiriendo los ejemplares a precio de chatarra. Luego, los modernizó y le dio a su flota un poderío mundial. Por otra parte, se permitió «negocios-juguete», como la participación en el Casino de Montecarlo y la creación de las Líneas Aéreas Griegas. También construyó refinerías de petróleo y fábricas de aluminio y dejó inacabado un ambicioso proyecto turístico para las islas griegas.

Onassis dispuso de una fortuna calculada a grosso modo en unos 15.000 millones de pesetas. Cantidad a la que habría que añadir el valor de un inmenso patrimonio mobiliario (con verdaderas obras de arte).

Hombre caprichoso y amante de juergas, Aristóteles casó en primeras nupcias con Tina Lívanos (Niarchos), que fue madre de sus hijos: Alejandro (nacido en 1949, muerto en accidente de aviación en el 73) y Cristina (nacida en 1951 y muerta en 1988). Luego, mantuvo un tempestuoso idilio con la diva del «bel canto» María Callas (a la que compró con dinero el silencio de sus intimidades). Y, por último, encontró a la independiente y moderna Jackie.

A su fama de amante excepcional, no se le debe restar la de hombre golpeador. Más de una vez golpeó a sus prometidas en público y en muchas ocasiones ellas salieron a justificar su «carácter». El mismo lo hacía: «Todo griego, sin excepción, pega a su mujer. Eso es bueno para ellas. Las mantiene en forma». Una de sus primeras novias, Dedichen, reflexionaba: «Por muy extraño que parezca estos espasmos de violencia sin sentido parecían satisfacerlo… Podía salir de ellos sintiéndose tan relajado y feliz como si acabara de hacer el amor».

Adoraba ostentar. Que la gente creyera que su cama era tránsito obligado de mujeres eminentes. María Callas y Jackie Kennedy fueron, sin dudas, dos buenas muestras para exagerar en la lista. Aristóteles Onassis aplicaba en este rubro la misma lógica que para sus negocios: si mujeres famosas respondían públicamente a sus encantos invisibles, conseguiría que otras tantas sucumbieran sin mirar. Lo que podía lo compraba y lo que no lo inventaba.

Quiso a Eva Perón. Y lo cierto es que promediando la década del 50, no casualmente bajo la autodenominada Revolución Libertadora, Onassis se ocupó de hacer correr la versión de que había pagado 10.000 dólares para pasar una noche con Evita mientras ella se encontraba de visita en Italia, durante la famosa gira que hizo a Europa en 1947, cuando Perón era presidente.

JACKIE, LA ELEGIDA

Capricho, independencia. ¿Se conjugarían estos factores en un matrimonio feliz?

Lee Radziwill (divorciada) pudo haber sido, en 1963, la nueva esposa de Onassis, pero le presentó al armador a su hermana y aquél eligió: Jackie. En el verano de dicho año, ambos hicieron amistad en el transcurso de un crucero por las islas griegas. La señora Kennedy había sido invitada para reponerse de su última maternidad.

Hasta pasados cinco años, la ya viuda Jacqueline no volvió a pisar el yate del armador griego, quien aprovechó el final de un idilio entre Jackie y un lord inglés para proponerle a aquélla una ventajosa boda. Proyecto, al parecer, antiguo, pues en el verano del 63 Onassis se desvivió por atenderla y se rumoreó que la compra de Skorpios se hizo efecto porque a Jackie le gustó la isla.

Antes de dar la campanada casándose con el multimillonario griego, Jacqueline tuvo que salir al paso de diversos rumores sobre su vida sentimental. Unos, falsos, como los referentes a un posible romance con Antonio Garrigues y Díaz Cañábate, embajador español ante la Santa Sede y amigo personal de los Kennedy. Y otros rumores. bien fundados, como en el caso de lord Harlech.

A pesar de todo, el matrimonio se llevó a cabo en la recoleta isla de Skorpios el 20 de octubre de 1968, a las cinco y cuarto de una tarde lluviosa. La boda de Onassis y Jacqueline no tuvo caracteres fastuosos, pero bien pudo resultar la más cara del siglo. Ante todo, por el enorme aparato defensivo que se montó en la isla, destinado a mantener a raya a los miles de fotógrafos y representantes de la Prensa de todo el mundo. Al margen del pequeño ejército de guardaespaldas que habitualmente salvaguardaban las posesiones de Onassis.

El 6 de febrero de 1975, Onassis fue hospitalizado por problemas con su vesícula biliar. Fue operado y tras una larga convalecencia falleció con apenas cuarenta kilos de peso el 15 de marzo de 1975 en París. Fue enterrado en la isla de Skorpios, Grecia, junto a su hijo Alexandre que murió en un accidente de aviación en 1973. Su hija Cristina se convirtió en la mujer más rica del mundo.El casamiento con Jackie

La boda entre Jackie Kennedy y Onassis fue seguida por diarios y revistas con asombro y repulsión. Ella defraudaba a quienes la habían visto como una mujer de luto y de hielo, incorruptible, y él demostraba que era capaz de todo. Ella accedió a dar una conferencia de prensa el día anterior al casamiento para excusarse de no invitar a periodistas ni a grandes personalidades: «Queremos que nuestra boda sea una ceremonia privada rodeada solamente por los cipreses de Skorpios. Comprendan que, aunque las personas puedan ser muy conocidas, siguen teniendo en sus corazones la emoción de una persona sencilla ante cosas tales como el nacimiento, el matrimonio, la muerte», declaró la viuda del ex presidente norteamericano. El 20 de octubre de 1968 se realizó la ceremonia. «Ni se miraron ni se tocaron la mano una sola vez. Aquello se parecía mucho a un trato comercial», dijo uno de los invitados. Si bien Onassis se había cuidado de que la novia no se quedara con su herencia si él llegaba a morir antes, no había estipulado nada sobre los gastos que pudiera hacer en vida. Durante los años que estuvieron juntos, Jackie gastó en ropa, en joyas y en captichos, como si el mundo se fuera a derrumbar pronto. (Fascículo Nº13 de LEGADOS)

Skorpios, la isla de las fantasías: Las islas griegas, modestas, pueblerinas, religiosas se pusieron de moda en los años 70, después de que la pareja de Jacquie Kennedy y Aristóteles Onassis decidiera realizar en Skorpios la ceremonia de la boda. Jackie además adoptó esta isla privada de su esposo como lugar de residencia oficial. Luego, los fotógrafos la eligieron como marco perfecto para las fotos de Jackie desnuda que recorrieron el mundo. Como ya había hecho con su Casa Blanca, Jacqueline contrató a diseñadores y arquitectos para terminarle de dar el toque de distinción que le faltaba. Los turistas pueden pasar en barco y mirarla de lejos: una centena de guardias cuidan sus costas, aún hoy, de los curiosos.

UN PASAJE DE SU VIDA POR ARGENTINA:

Nos cuenta Diego M. Zigiotto, en su libro «Historias Encadenadas de Buenos Aires«, que en la década de 1920 , cuando Aristóteles era muy joven, trabajó de lavacopas en la cafetería La Real, fue también ayudante de tintorero, sereno, electricista, y poco meses como operador telefónico en la United River Plate Telephone Company. Este último trabajo estaba mal pago, pero tenía la ventaja de escuchar las conversaciones telefónicas que a él, le internaban, como eran los negocios que se pactaban o bien operaciones comerciales entre la gente mas pudiente de la ciudad.

Gran parte de su magro sueldo lo utilizaba para vestir la mejor ropa, y poder así relacionarse con la alta sociedad porteña en busca de un futuro mejor, objetivo que consiguió cuando hizo una pequeña inversión y comenzó a fabricar cigarrillos para mujeres, muy de moda por aquella época, importando hojas de tabaco de su Grecia natal, pues eran de mejor calidad que las traídas de Cuba.

Inicialmente las empresa fue un fracaso, pero su suerte cambio cuando pudo relacionarse muy pícaramente con Claudia Muzio una soprano italiana que estaba de visita en Bs.As. Ella comenzó a fumar en público  los cigarrillos de marca «Osman» y «Primeros», los cuales se pusieron de moda con lo que sus ingresos se multiplicaron notablemente. De esta manera Aristóteles hizo su primera fortuna (un millón de dólares) con la cual compró seis cascos viejos de barcos iniciándose en la industria naval, pero trabajando ahora en Grecia. A poco tiempo Onassis se convirtió, en el griego de oro, pues contaba con una de las mayores fortunas del mundo.

EL TESTAMENTO DE ARISTÓTELES ONASSIS:

Sobre Alexander
Si mi muerte se produce antes de que emprenda la creación de una institución cultural en Vaduz, Licchtenstein, o en cualquier otra parte bajo el nombre de Fundación Alexander Onassis, teniendo como propósitos, entre otros, explotar, mantener y promover tareas asistenciales, educativas, obras literarias, religiosas, investigaciones científicas periodísticas y artísticas, convocando concursos internacionales y nacionales, con concesión de premios en metálico, similar al plan de la Institución Nobel en Suecia, confío y ordeno a los ejecutores de mi testamento abajo citados que establezcan tal tipo de institución cultural.

Sobre Jacqueline
Habiéndome cuidado ya de mi esposa Jacqueline Bouvier y habiendo obtenido un acuerdo por escrito ante notario en los Estados Unidos, por el que ella renuncia a sus derechos hereditarios sobre mi herencia, limito la participación de ella y de sus dos hijos John y Caroline, a unos ingresos vitalicios de 150.000 dólares por año. Ordeno a los ejecutores de mi testamento y al resto de mis herederos que se nieguen a admitir tal derecho a través de todos los medios legales, con cargo a la herencia de los costes y gastos que puedan producirse. Si a pesar de estos esfuerzos, la recusación de mi esposa tuviera éxito, sólo podrá quedarse con el 12,5 por ciento de las propiedades totales, el mínimo permitido según las leyes.

Sobre su empresa
Se crearán a partir de mi muerte dos compañías. Una de ellas concentrará todas mis propiedades y la otra que no contendrá más que las acciones que produzca la primera compañía. Christina será la heredera principal de la primera. El control de la segunda queda a cargo de la Fundación Alexander Onassis. El consejo directivo, además de tener su sueldo mensual, tendrá una compensación de 30.000 dólares anuales si y sólo si no renuncia a la organización. (…) Se continuarán los negocios como se han realizado hasta el presente. Se reinvertirá solamente la mitad de las ganancias netas y no se venderá un solo barco capaz de producir un beneficio. Jamás esta empresa deberá fusionarse con una empresa con intereses exteriores.

Sobre el «Christina» y Skorpios
Mi yate, el «Christina», puede ser conservado para su uso personal por mi hija y mi esposa, si así lo desean. Pero si no quieren gastar en su mantenimiento, los 500.000 dólares anuales correspondientes deben sacar de allí todos los objetos que les agraden, sustituirlos por copias y entregar el barco al tesoro griego para uso de todos los líderes del Estado griego.
Si mi esposa y mi hija no llegan a un acuerdo sobre cómo utilizar mi isla de Skorpios deberán entregarla a la Olympic Airlines como «zona residencial de vacaciones». Aunque la zona de doce hectáreas que rodea la tumba de Alexander debe mantenerse inviolada como un monumento.

Boda Real: Grace-Rainiero

Fuente Consultada: Fascículo Nº13 de Pagina 12 – LEGADOS – Aristóteles Onassis – de Liliana Viola

John Kennedy

Jacqueline Bouvier

Aristóteles Onassis

Elvis Presley

El Baron Rojo Heroe de Combate Aereo As del Aire Grandes Pilotos

El Barón Rojo Héroe de Combate Aéreo

A la mayoría de los pilotos exitosos de combate que tomaron parte en las batallas aéreas durante la Primera Guerra Mundial fueron llamados ases de vuelo. El término apareció por primera vez en 1915 usado por los periodistas franceses, para describir a  Adolphe Pegoud (imagen abajo)   como un as de la aviación después de que él se convirtió en el primer piloto en derribar cinco aviones alemán.

Adolphe Pegoud

En 1916 durante la Batalla de Verdún la unidades de combate francés comenzaron a publicar las puntuaciones de cada uno de los pilotos. El Servicio Aéreo alemán siguió el ejemplo de Francia, pero sus pilotos sólo se enumeraban cuando  habían logrado ocho «muertes» confirmada.

En 1916 Oswald Boelcke y Max Immelmann Alemania fueron los dos más exitosos de vuelo ases. Ambos hombres se beneficiaron de la introducción de armas sincronizadas que hizo más fácil para que los pilotos logren el éxito en sus objetivos.

Manfred von Richthofen
El más famoso de aire as de la Primera Guerra Mundial:

 Manfred von Richthofen el “Barón Rojo”

El Real Fuerza Aerea también comenzó a publicar las cifras en 1916. También se decidió que los pilotos británicos que lograron ocho victorias se les adjudique la Cruz Distinguida de Vuelo. Los pilotos que ganaron este premio incluye el Gran Mick Mannock (73 victorias), William Bishop (72), Raymond Collishaw (68) y James McCudden (58).

En Francia los pilotos más exitosos incluyen René Fonck (75), Georges Guynemer (53) y Charles Nungesser (43). Sin embargo, fue el piloto alemán, Manfred von Richthofen, el “Barón Rojo”, con ochenta victorias, que alcanzó la cifra más alta durante la Primera Guerra Mundial.

La publicación de estas cifras ayudaron a construir la moral durante la guerra. También se utilizó para persuadir a los hombres jóvenes a unirse a las fuerzas armadas y alentar a los pilotos experimentados para competir con sus compañeros.

Las cifras publicadas en los periódicos no siempre eran exactas. Inclusive a menudo en un gran número de aeronaves no siempre era claro quién era realmente el responsable de la ‘muerte’. Para obtener un “confirmado” de la victoria se hacían (si era posible)  inspecciones de los restos, y por supuesto  cuando el avión había llegado por detrás del enemigo de primera línea.

Manfred von Richthofen nació en Schweidnitz, Alemania en 1882. Fue originalmente un oficial de caballería en el Ejército alemán, sino transferidos a la alemana Servicio Aéreo del Ejército en mayo de 1915. Inicialmente, un observador en los vuelos de reconocimiento sobre el Frente Oriental, se convirtió en 1916 en un piloto de combate cuando estaba en el frente.

Era hijo del Gran Albrecht von Richthofen, un noble de Prusia y su esposa, Kunigunde, se matriculó en la edad de 11 años en la escuela militar en Wahlstatt y, a continuación, asistió a la Royal Military Academy en Lichterfelde. Fue un gran atleta y un aplicado estudiante. Debido a sus habilidades con el caballo se convirtió en un oficial de caballería. Él se encargó, en abril de 1911 del 10 Regimiento de Uhlans Kaiser Alexander III, y ascendido a teniente en 1912.

Fokker DR-1 Dridecker

Richthofen sirvió brevemente en las trincheras antes de ser transferido a la Fuerza Aérea alemana en mayo de 1915. Fue el alumno estrella de Oswald Boelcke. Richthofen aprendido rápidamente el arte del combate aéreo y logró un éxito inmediato. Tomó su primer vuelo en solitario, después de sólo 24 horas de vuelo, el 10 de octubre de 1915.

Un mes después de recibir su primer Albatros, Richthofen había anotado seis «muertes» a su favor. Un fresco y preciso cazador y lo expresó principalmente en su avión pintado de vivos colores, un Fokker DR-1 Dridecker. Su éxito en el aire hizo que sea rapidamente nombrado der Rote Kampfflieger por los alemanes, le petit rouge por el francés, y el Barón Rojo por los británicos.

Sus aviones, el caza Biplano Albatros y luego el triplano Fokker, le permitía una amplia capacidad de maniobras y piruetas.
Sin embargo la mayoría de sus victorias en combates aéreas las consiguió en un avión tipo Albatros.

Richthofen fue nombrado comandante del circo volador en junio de 1917. Esta nueva dependencia fue muy móvil  y pueden ser enviada rápidamente a cualquier parte del Frente Occidental, donde más se necesitaban. Richthofen y sus pilotos lograron un éxito inmediato durante la guerra aérea sobre Ypres en los meses agosto y septiembre.

Después de anotar 80 confirmó «muertes «, Richthofen fue finalmente derribado cuando voló profundamente en las líneas británicas en la búsqueda de Wilfrid mayo el 21 de abril de 1918. Aunque el piloto canadiense Arthur “Roy” Brown – que volaba a mayor altura -fue oficialmente acreditado con la victoria, sigue siendo hoy polémica sobre quién disparó en realidad a Richthofen abajo, otras pruebas indican que fue alcanzado por una sola bala disparada por artilleros de Australia en el trincheras (William John «Snowy» Evans).

En cualquier caso, Manfred von Richthofen se estrelló en un campo junto a la carretera de Corbie a Bray cerca del río Somme. Fue el 21 de abril de 1918, tenía 25 años.

Por cada «muerte» hacia hacer una copa de cinco centímetros. Llevaban grabada una inscripción, como por ejemplo la siguiente: «1 Vickerse 2 17.9.16». El primer número indicaba el orden del derribo, la palabra el tipo de aeroplano, el siguiente número los tripulantes, y finalmente la fecha de la victoria.

Con el tiempo, y visto que la colección de victorias aumentaba significativamente, pasó a encargar una copa el doble de grande cada decena. La serie de trofeos se interrumpió después de la victoria número 60, cuando el joyero le comunicó que no había más plata disponible y que sólo podría fabricar copas con un material de peor calidad.

La bala que causó su muerte entró por el lado derecho del pecho y le causó heridas en los pulmones, el hígado, el corazón, la arteria aorta y la vena cava antes de salir, y según la opinión de los forenses, apenas contó con un minuto antes de perder la consciencia y un par de ellos en morir. Nada se sabe sobre el soldado Evans, aparte de que murió en 1925, y probablemente falleció sin imaginar que él podía ser el causante de la muerte del piloto más famoso de la historia.

Fue enterrado con todos los honores militares por los mismos británicos, quienes salieron a rendirle tributo. Su ataúd -cubierto de flores como ofrenda – fue llevado a hombros por seis miembros del escuadrón 209. En el momento del entierro, soldados australianos presentaron armas y lanzaron tres salvas en su honor. En su lápida, que se encuentra en el mismo lugar donde cayó, se puede leer en su epitafio:

«Aquí yace un valiente, un noble adversario y un verdadero hombre de honor. Que descanse en paz.»